Real Academia Española

   

El académico Miguel Sáenz nos invita a viajar con las palabras con sus recomendaciones literarias

El académico Miguel Sáenz (foto: RAE)

El académico Miguel Sáenz (foto: RAE)

8.5.2020

El académico Miguel Sáenz nos invita a viajar con las palabras con sus recomendaciones literarias

La lectura puede convertirse en el mejor de los refugios. Por ese motivo, la RAE ha lanzado la campaña para redes sociales #ViajarConLasPalabras, una iniciativa que busca fomentar la evasión literaria y que puede ayudar a trasladarnos a cualquier tiempo y lugar sin movernos de nuestras casas.

Varios de los académicos comparten, cada uno a su estilo y en diferentes formatos, los libros que les ayudan en estos momentos. En esta ocasión, es el traductor, abogado y filósofo, Miguel Sáenz, el encargado de ofrecernos alternativas culturales para el confinamiento. El académico y vicesecretario de la Junta de Gobierno desde el 5 de diciembre de 2019 comparte un texto en el que detalla sus opciones favoritas:

«No sé si lo que voy a decir tiene mucho que ver con esta iniciativa, pero, de todas formas, quisiera escribir un par de cosas.

En primer lugar, que la lectura obligada en estos tiempos de reclusión es el Viaje alrededor de mi habitación, de Xavier de Maistre (1794). Sigue manteniendo su interés y me siento muy identificado, salvo porque, aunque tengo perro, no tengo criado.

Y luego, solo quiero mencionar algunos libros que han sido importantes en mi vida, por distintas razones, y a los que he vuelto muchas veces.

En primer lugar, el que, en su primera traducción al español, se llamó El libro de las tierras vírgenes de Rudyard Kipling. La traducción de Ramón D. Perés, académico correspondiente de la Academia Española, quizá no fuera perfecta, pero sí eficaz.

Luego, ya que estamos en la India, Hijos de la medianoche, de Salman Rushdie. Una obra maestra sin paliativos.

Después, Colmillo Blanco, de Jack London. Por favor, no menosprecien a Jack London, uno de los grandes escritores de la literatura universal.

A continuación, La muerte de Iván Ilich, de Tolstoi. Su vida cambiará después de haberla leído. Mejor es leerla en ruso si se puede, pero cualquier idioma vale.

Y, para terminar, La historia interminable, de Michael Ende, un libro falsamente ingenuo, pero repleto de ideas y sugerencias.

Por último, no me avergüenza recomendar un poema de Juan Ramón Jiménez que la mayoría de ustedes conocerán, pero a mí me encanta:

"Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.
Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.
Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará nostáljico...
Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
Y se quedarán los pájaros cantando"».

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda