anepa

Diccionario histórico del español de Canarias

anepa

 

anepa. V. añepa.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

añepa, anepa, anzpa

 

añepa, anepa, anzpa. (De orig. prehispánico). f. Entre los aborígenes canarios: Lanza o vara de tea que se usaba como insignia de la dignidad real.

                1590 (1959) Torriani Descrittione (p.164): et caminando gli era portato innanzi una pertica sottile detta Anzpa ben lauorata, laquale era il segno Reale. [(cap. li, p.178): Cuando caminaban, les llevaban adelante una vara delgada, llamada anzpa, bien labrada, que era la insignia real]. h1590-1602 (1977) Abreu Galindo Historia (lib. 3º, cap. xii, p.296): Las armas que usaban eran unas varas tostadas de tea y sebinas muy agudas, que llamaban añepa. 1594 (1980) Espinosa Historia (lib. 1º, cap. 8º, p.42): La asta que el Rey llevaba delante de sí llamaban anepa.

                1676 Núñez de la Peña Conqvista (lib. i, cap. v, p.37): [...] acompañauanle los nobles, y vno lleuaua delante vna lança, que llamauan Anepa apartado vn largo trecho del Rey, para que viendola los que caminauan, ò estauan en sus cueuas, supiessen que alli iba el Rey, y saliessen al camino à recibirle.

                1737 Castillo Descripcion historica (fol.57): Quando el Rey salia le acompañaban los mas lustrosos vasallos llevando delante uno, una lanza (como guión de la Real persona) que llamaban Anepa con que a su vista se paraban y arrodillaban a su persona, y besaban la delantera falda de su tamarco, y los pies limpiandoselos con el suyo. 1772 Viera y Clavijo Historia i (lib. ii, cap. xx, p.187): Añepa: Una Lanza de Tea, que usaban las personas Reales, y que marchaba delante de ellas quando viajaban &c.

                1803 Bory Essais (cap.ii, p.111): On animait le roi durant sa vie, on respectait sa mémoire après sa mort; il ne sortait jamais sans être entouré des grands ou des officiers de ses troupes, et précédé d'un petit étendard de nattes mis au bout d'une longue pique, et appelé anepa. [(p.71): Se quería al rey durante su vida y se respetaba su memoria después de la muerte; nunca salía sin estar acompañado por los nobles o los oficiales de su ejército y siempre iba precedido por un pequeño estandarte de esteras puesto en el extremo de una larga pica, llamada añepa]. 1842 Berthelot Ethnographie (p.185): De l'ancien langage des habitans de l'Archipel Canarien. Armes. Anepa (Añepa), bâton de commandement ou bannière. T[enerife] V[ie]r[a]. [(p.121): Del antiguo lenguaje de los habitantes del Archipiélago Canario. Armas. Anepa (añepa), bastón de mando o bandera. T[enerife] V[ie]r[a]]. Ibídem (p.221): L'examen comparatif que nous avons fait nous-mêmes de notre catalogue des dialectes canariens avec les vocabulaires berbères dressés par différens auteurs, nous a fourni de nouveaux rapports. Ce sont les suivans: [...] Anepa (agnepa), bannière ou bâton de commandement. T[enerife] Agnès, bâton (a Syouàh). [(pp.152-153): El examen comparativo que nosotros mismos hemos realizado de nuestro catálogo, de los dialectos canarios con los vocabularios bereberes, hechos por diferentes autores, nos ha suministrado nuevas comparaciones. Estas son las siguientes: [...] Anepa (agnepa), palo de bandera o bastón de mando. T[enerife]. Agnés, bastón (a Syouáh)]. 8-xi-1881 Manrique Lenguaje (nº 71, p.332): Anepa (Cast[illo]) Añepa (Ab[reu] Gal[indo]). Cuando el Mencey recorría sus dominios, era precedido del Sigoñe, llevando la añepa, especie de bastón de mando, adornado en su extremidad de una banderola de junco.

                1912 (1991) Bethencourt Alfonso Historia i (p.249): Vocabulario guanche. Añepa, Anepa, Tenerife, Gran Canaria. «El guión real». Espinosa, Abreu Galindo. Esto no es exacto. Era el nombre genérico de las enseñas, no ya de los soberanos sino de los dignatarios [...]. 1931 Romero Guadafra (pp.91-92): Que no falten los «Tezezes»,/ ni tampoco las «Tabonas»./ Con que... corre... vete...!/ que Guadafra su... «Añepa»/ Verás que la entrega ahora. 1945 (1959) Álamo Thenesoya (p.66): Apenas si rompe el alba. Por el camino que viene a las cuevas reales de Taufia aparece la anepa del reino feudatario de Telde.

¨Es una de las varias palabras que han sido rescatadas del desaparecido léxico aborigen, es decir, que siendo conocida por los diversos textos aquí recogidos, en un momento determinado tardío se introduce en el español canario con un cambio de designación, para denominar el palo utilizado en el juego del palo. Abercromby (p.63) la clasifica entre las «palabras que parecen inexplicables a través del beréber». Por su parte, Wölfel (p.553) piensa que «A excepción del error de grafía en la anotación de Torriani, la única dificultad que desde el punto de vista fonético nos presenta esta palabra es la de dilucidar si la n era o no palatalizada». Y concluye, como en otras ocasiones, que la solución más segura pasa por encontrar un paralelo en el beréber. Vid.t. Reyes García Voces (p.97).

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

Tesoro de los diccionarios históricos de la lengua española 2021
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex

Sobre el TDHLE

Rueda de palabras

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas