chuchayna

Diccionario histórico del español de Canarias

chuchango, ga, chuchaina, chuchayna

 

chuchango, ga, chuchaina, chuchayna. (Voz onomat.). m. y f. Caracol de tierra (Otala lactea).

                1799-1812 (1982) Viera y Clavijo Diccionario (p.104): Caracol (Cochlea). Que en Canaria llaman chuchango, especie de gusano hermafrodita, ovíparo, sin pies, ni huesos, con cabeza de cuatro cuernecillos flexibles, en dos de los cuales se cree que tienen los ojos; boca larga; cuerpo y espalda plegados; vientre viscoso; metido el animal en una concha de cinco espiras, sólida y liviana, por la cual se asoma, y con cuya carga sabe arrastrarse y trepar a los altos árboles, dejando por donde pasa el rastro de una baba plateada.

                1846 (1920) Lugo Coleczión (p.334): Chuchango, s.m. Caracol de tierra. c1860 Pérez Galdós Voces (p.102): Chuchango. c1865 (1996) Álvarez Rixo Voces (tlec i, p.839): Chuchayna, s.f. voz indígena. La babosa en su caracolillo. Úsase esta palabra en Canaria donde la gente pobre las prepara y las come. 8-x-1880 Maffiotte Cuatro generalidades (p.303): [...] y además algunos moluscos terrestres, á saber, tres especies de Helix (vulgo caracoles, babosas ó chuchangas) [...]. 1880 Pizarroso Vocabulario guanchinesco (p.157): Chuchaina ó Chuchango, caracol terrestre. a1887 (1993) Maffiotte Glosario (p.66): Chuchanga. s.f. Caracol terrestre comestible. Los más pequeños se llaman chuchangos. 1895 (1991) Navarro Recuerdos (p.87): Para los tabardillos no había otra que la señá Leonarda que ordenaba caldo de chuchangos, sinapismos de afrecho, ajos machacados y vinagre [...].

                1924 Millares Léxico de GC (pp.95-96): Chuchango. La palabra «caracol» nunca se usa en Gran Canaria para designar al baboso molusco, huésped habitual de la viña. «Caracol» es otra cosa, es la concha marina que se toca a modo de trompa. Usada al parecer por los indígenas, forma hoy la base de las llamadas «caracoliadas», o cencerradas, con que en los campos se solemniza, por ejemplo, un matrimonio desigual (viejo con muchacha o viceversa). El chuchango es el caracol molusco. En otros tiempos, había ínfimos comerciantes que ganaban algunos cuartos, exportando chuchangos a la Isla de Cuba. 1944 Armas Ayala Pequeño vocabulario (p.66): Chuchango.- Caracoles de los árboles frutales. ([Gran] Can[aria]). 19-vii-1945 (1976) Guerra Cuentos i (p.410): Hicieron un papel con sus firmas correspondientes y abrieron el timbeque. Fermín despachaba, al tiempo que le daba sus vueltas a la cocinilla y a la sartén y al cacharro de los chuchangos; y picaba los ajos y jincaba pimienta atómica «pa que el enyesque llamara». 1948 (1969) Guerra Cuentos ii (p.67): Otra vez se puso unos cuernos de goma, se encasquetó a la espalda un caparazón imitando el de un caracol, y se empaquetó luego con traje de etiqueta, sombrero de siete pisos y corbata de ceremonia. Se había disfrazado de «chuchango compuesto». c1950 (1991) Benítez Notas (p.160, n.99): Chuchango se denomina en Canarias al caracol terrestre que se alimenta nocturnamente de las hojas tiernas de las plantas, llegando cuando son abundantes a constituir una verdadera plaga. Hay en nuestras islas bastantes aficionados a comer este molusco, no dejando de ser curiosas las operaciones a que se les somete antes de guisarlos. Sin embargo de los elogios que se hacen de tal manjar hay un adagio que dice que «su salsa suele valer más». 1954 Rohlfs Guanchismos (p.91): Mis informadores en Güímar (Ten[erife]) y de La Gomera me dan, en la misma acepción, chuchanga. 1955-56 (1977) Guerra Memorias (p.83): [...] una empelotada insalla de bagañetes, que como chuchangos al solito habían salido hasta de debajo de las piedras. 1956 Steffen Lexicología v (pp.68-69): Chuchango 'caracol'. En Ten[erife] he oído exclusivamente chuchanga; chuchango es forma grancanaria; es verdad, sin embargo, que mi amigo y compañero Sebastián Sosa Barroso me da chuchanga también para Agaete (Gran Canaria). ¿Está la voz en alguna relación con chucha «almeja», que encontramos en Pedro Cieza de León, La crónica del Perú, «Col[ección] Austral», p. 37, cap.ii: «por la costa, junto a las casas de la ciudad [Panamá], hallan entre la arena unas almejas muy menudas que llaman chucha, de la cual hay gran cantidad»? 1959 Alvar Tenerife (p.163): chuchanga 'caracol' (Tag[anana]); 'babosa' ([La] Lag[una]).

¨Mientras que la forma masculina fue incluida como canarismo por el drae desde su edición de 1936-39 (tomando los datos de la Coleczión de Lugo), el femenino solamente se ha registrado a partir de la de 1992 (seguramente de la información de Guerra Navarro y del aleican). También se ha documentado en las islas, al menos con cierta vitalidad en Lanzarote, la forma chuchaina (vid. la distribución de variantes que presenta el mapa 938 «Caracol» del aleican iii). Sobre su etimología, Wölfel (pp.659-660) señaló que «Si bien esta palabra pudiera proceder de la lengua aborigen, no hemos encontrado ningún tipo de conexión con las lenguas comparadas». De ahí que parezca más razonable la propuesta que realiza Alvar Tenerife (p.163), de considerarla como un derivado más de la raíz onomatopéyica chuch-

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

chuchayna

 

chuchayna. V. chuchango.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

Tesoro de los diccionarios históricos de la lengua española 2021
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex

Sobre el TDHLE

Rueda de palabras

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas