Real Academia Española

   

Presentación

«Diccionario de autoridades» (1726-1739).

«Diccionario de autoridades» (1726-1739).

Presentación

La primera tarea que se impuso en 1713 la recién creada Real Academia Española fue la redacción de un diccionario de nuestra lengua. Resultado de ese esfuerzo fue el que hoy se conoce como Diccionario de autoridades por incluir, tras la definición, citas reales de diversos autores que ilustran su empleo. Se publicó, en seis volúmenes, entre 1726 y 1739. Su contenido está disponible tanto en la Red como en edición impresa facsimilar.

En 1780 se editó una nueva versión de ese primer diccionario académico, con el título de Diccionario de la lengua castellana reducido a un tomo para su más fácil uso, ya sin las citas de los autores. Será la primera edición de lo que hoy conocemos como el Diccionario de la lengua española o Diccionario de la Real Academia Española. Comienza así la serie de diccionarios usuales que llega hasta la actualidad.

Desde entonces, han aparecido veintitrés ediciones del Diccionario —la más reciente, la 23.ª, en 2014—, que lo han convertido, a través del tiempo, en el  diccionario de referencia y consulta del español.

Las sucesivas ediciones de la obra fueron publicándose a un ritmo variable, acorde con las necesidades de cada época y de los trabajos de la institución: las tres primeras aparecen en el siglo xviii —1780, 1783 y 1791—; se editan diez en el siglo xix —1803, 1817, 1822, 1832, 1837, 1843, 1852, 1869, 1884 y 1899—, ocho verán la luz en el siglo xx —1914, 1925, 1936, 1947, 1956, 1970, 1984 y 1992— y dos —2001 y 2014— en el siglo xxi. De todas ellas, son especialmente significativas las siguientes:
 

  • 1780. El primer diccionario de la serie registra 46 000 artículos. Se suprimen las citas de autoridades y se amplía y consolida el sistema de marcas y abreviaturas del Diccionario. Prólogo [PDF].

  • 1803. La 4.ª edición, la primera del siglo xix, contiene aproximadamente 59 000 lemas. Se caracteriza por la admisión de numerosos neologismos científicos y supone la mayor ampliación del Diccionario en su historia. Por primera vez, además, el Diccionario presenta incorporaciones y correcciones en todas las letras. Se ven consolidando los usos gráficos actuales, como la sustitución de los dígrafos latinizantes ph, rh, th  o ch (con valor de /k/) por las grafías simples f, r, t y c o qu. Prólogo [PDF].

  • 1869. La 11.ª edición registra 47 000 lemas. En ella se suprimen las correspondencias latinas  de las voces, que el Diccionario había mantenido como herencia tradicional de la lexicografía bilingüe, y se anuncia la intención académica de ocuparse de las etimologías. Prólogo [PDF].

  • 1884. La 12.ª edición recoge aproximadamente 51 000 lemas y marca  una apertura en lo referente a la admisión de voces técnicas, así como a palabras, acepciones y frases  del habla popular. Comienzan a incluirse las etimologías. Por primera vez se pide opinión a autores americanos y a las academias surgidas tras los procesos de independencia —Colombia, México y Venezuela— para la inclusión del léxico procedente de otros países hispanohablantes. Prólogo [PDF].

  • 1925. La 15.ª edición contiene aproximadamente 67 000 lemas. La obra pasa a llamarse Diccionario de la lengua española, precisamente debido a una mayor atención a las múltiples zonas que integran el ámbito hispanohablante. La edición registra un considerable aumento de dialectalismos y especialmente de  americanismos. Además, hay una clara intención de adaptar al lenguaje de la época las definiciones para hacerlas claras, concisas y llanas. Prólogo [PDF].

  • 1992. La 21.ª edición registra 83 000 lemas. Se eliminan como entradas  los adverbios en -mente y los participios cuando su significado corresponde totalmente al de los adjetivos y verbos respectivos. Se incluye en el cuerpo del Diccionario una lista de prefijos, sufijos y elementos compositivos y se moderniza el lenguaje de muchas definiciones. Prólogo [PDF].
  • 2001. Recoge más de 88 000 lemas. La 22.ª edición es objeto de una profunda renovación a partir de la Nueva planta aprobada en 1997. Por primera, vez, además, se utiliza el banco de datos académico para llevar a cabo la revisión. Se incluyen un gran número de voces y acepciones del español de América. Prólogo [PDF]
  • 2014. La 23.ª edición registra más de 93 000 lemas. Presenta novedades en la estructura de los artículos con el fin de facilitar la consulta de la información. Se ha llevado a cabo un proceso de armonización con otras obras académicas (Nueva gramáticaOrtografía y Diccionario de americanismos). Destaca además la revisión del tratamiento de las marcas geográficas americanas y la de los extranjerismos. Preámbulo [PDF].

El Diccionario tiene una versión de consulta en línea de la 22.ª edición, a la que se han ido incorporando, en bloques periódicos, una parte de las modificaciones aprobadas por las academias de la lengua para la 23.ª edición. Esta última, cuya publicación forma parte de los actos conmemorativos del tercer centenario de la RAE, ha llegado a las librerías el 16 de octubre de 2014.

Con el patrocinio de

Diccionarios

Diccionario de la lengua española

El Diccionario de la lengua española es la obra de referencia de la Academia. La última edición es la 23.ª, publicada en octubre de 2014.

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.

Consultas lingüísticas

El Departamento de «Español al día» resuelve aquí las dudas de los hablantes sobre el uso correcto del español.

Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda