José de Bucareli

Imagen José de Bucareli

letra B

Fallecimiento

15 de Junio de 1830

José de Bucareli

Académico de número

Sevilla, 2 de noviembre de 1765-Valencia, 15 de junio de 1830

Sucede a Agustín de Silva, duque de Híjar, en la silla B, un militar: José de Bucareli. Fue elegido miembro honorario y supernumerario de la Real Academia Española el mismo año (1815) y en 1817 lo fue de número.

Respecto a su estancia en la institución, se puede decir que «no deja huellas en la Academia. Debió seguir sus destinos, envueltos en los azares de los cambios políticos» (Zamora Vicente, La Real Academia Española).

Segundo hijo de la familia de los duques de Vallehermoso, mariscal de campo de los Reales Ejércitos (caballería) y comendador de Fradel, en la Orden de Santiago, José de Bucareli nació en Sevilla el 2 de noviembre de 1765, año en el que fue bautizado en la Iglesia de San Lorenzo. Llevó a cabo sus estudios en el Real Colegio de Caballería de Ocaña (Toledo), donde ingresó, como cadete, el 5 de octubre de 1781. Muy pronto, fue destinado a Gibraltar y sirvió en el Cuerpo de Granaderos Desmontados de Caballería. Ahí permaneció desde su formación hasta su disolución.

Dos años después, el 16 de julio, fue nombrado alférez de Caballería de Farnesio y, el 5 de julio de 1787, fue trasladado a la Real Brigada de Carabineros, donde se le nombró capitán (14 de enero de 1789) y, más tarde, teniente (19 de noviembre del mismo año).

En 1793, destinado ya en el ejército de Rosellón, luchó en la batalla de Masdeu y en las acciones de Rives Altes, Bonet y Peyrestortes, así como en la batalla de Truillas, la defensa del Boulou y las acciones de St. Elme y Collioure. El 6 de febrero de 1974 ascendió al grado de teniente coronel y el 12 de abril fue anexo al Regimiento de Santiago. El 3 de junio del mismo año recibió el grado a teniente coronel del Regimiento de Calatrava, con el que fue a la batalla de San Lorenzo de la Muga y a la defensa de las líneas de Figueras. Al finalizar la guerra, recibió el grado de coronel en la promoción del 4 de septiembre de 1795 y el empleo de coronel del Regimiento de Calatrava el 20 de septiembre.

A principios del siglo xix, es nombrado caballero de la Orden de Santiago y, en 1801, está nuevamente en el campo de batalla, esta vez al frente de su regimiento en la campaña de Portugal.

En 1808 se niega a asistir a un Te deum en honor de la Junta de Bayona y termina siendo arrestado por el mariscal Bessieres. A finales de julio consigue escaparse y se incorpora a la división asturiana con Llano Ponte al mando. Luego marchó al Ejército del Centro; sirvió a la vanguardia a las órdenes del brigadier Senra; batalló en la acción de Tarancón, y en la de Uclés el 13 de enero de 1809. Asimismo, peleó a las órdenes del conde Cartaojal en Los Yébenes, Malagón y en Santa Cruz de Mudela. En 1809, se le asciende al grado de brigadier, tras la batalla de Talavera de la Reina y la acción de Puente del Arzobispo, en las que peleó con el Ejército de Extremadura. Termina formando parte de la división del duque de Alburquerque, con el que participó en la defensa de Cádiz contra las tropas del mariscal Victor.

El 1 de mayo de 1812 asumió el puesto de subinspector interino de la Caballería del 4.º Ejército y, en junio de 1813, le vemos combatir en contra de las tropas francesas en retirada, tras las cuales marchó al norte y terminó entrando en Francia en abril de 1814. Con la guerra finalizada es nombrado mariscal de campo el 13 de octubre del mismo año.

Posteriormente, durante los Cien Días, fue ascendido a 2.º jefe de la Caballería del Ejército de Observación del Centro y, una vez disuelto este ejército, fue vocal de la Junta de Revalidación, el 18 de marzo de 1816.

También fue miembro de la Academia de San Luis (Zaragoza) y «parece que auxilió muy eficazmente a Juan Nicasio Gallego en el destierro», según afirma Zamora Vicente. Poco más sabemos sobre José de Bucareli. La muerte le asaltó en Valencia, el 15 de junio de 1830.

«Le sucedió otro militar, personalidad muy contradictoria, muy representativa de las desazones políticas del siglo, que en este nuevo académico se dan, además, en contradicción con su condición natural de aristócrata tradicional: Eugenio Eulalio Guzmán Palafox Portocarrero, conde de Teba», cuenta Zamora Vicente.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE