Pedro Scotti de Agóiz

Imagen Pedro Scotti de Agóiz

letra Z

Toma de Posesión

19 de Septiembre de 1715

Fallecimiento

21 de Octubre de 1728

Pedro Scotti de Agóiz

Académico de número

Pamplona, 1676-Baza (Granada), 1728

El 19 de septiembre de 1715, el poeta y dramaturgo Pedro Scotti de Agóiz fue elegido para ocupar, por vez primera, el sillón Z de la Academia. Con él quedó cerrada la lista inicial de fundadores que, debido a la urgencia de elaborar el primer Diccionario (el de autoridades), fue abriéndose a nombres destacados de la erudición, la jurisprudencia, la iglesia y la creación literaria.

Nacido el 5 de enero de 1676 en Pamplona, Pedro Scotti ocupó, entre otros cargos, el de corregidor en Almagro (1716), Logroño (1722), Calahorra, Guadix y Baza. Fue también señor de las villas de Somontín y Finés (Almería) y cronista general de los reinos de Castilla.

Pedro Scotti —pariente del marqués de Scotti, superintendente de teatros y principal introductor en España de la ópera italiana­— cultivó la poesía y el teatro; en sus Obras poéticas aparecen editadas las piezas Los juicios del cielo, no examinarlos y obedecerlos y El primer blasón de Israel, así como las zarzuelas Filis y Demofonte Apolo y Leucotea. Algunas de sus piezas inéditas, como El suceso del Campo de Montiel, fechado en 1699, se conservan en la Biblioteca Nacional de Madrid. En el archivo de la Real Academia de la Historia se hallan, también, un memorial manuscrito de 1711 y una oración fúnebre por el fallecimiento de Carlos II.

En la Academia, Pedro Scotti se encargó de la preparación de la letra M y de las combinaciones Bl, Di y Du del Diccionario de autoridades. Pero su muerte en 1728 hizo que sus materiales pasaran, entre otras, a las manos de Diego de Villegas. Se le encomendó, también, el vaciado y la papeletización de la General estoria de Alfonso X el Sabio (1276), cuyos textos servirían para autorizar las voces del primer diccionario; sin embargo, no llegó a realizar la tarea solicitada, que terminaría asumiendo el académico Fernando de Bustillos, a quien el propio Scotti incluyó en las filas de la RAE en 1721.

Pedro Scotti murió en Baza (Granada) el 21 de octubre de 1728. El académico Tomás Pascual de Azpeitia fue el encargado de pronunciar, tras su muerte, su correspondiente elogio en la RAE.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas