Real Academia Española

   

Francisco Ayala García-Duarte

Francisco Ayala ingresó en la RAE el 25 de noviembre de 1984. Foto: © ABC

Francisco Ayala ingresó en la RAE el 25 de noviembre de 1984. Foto: © ABC

Ayala ocupó la silla «Z» desde 1984 hasta 2009.

Ayala ocupó la silla «Z» desde 1984 hasta 2009.

Francisco Ayala García-Duarte

Granada, 1906-Madrid, 2009
Silla Z

Tomó posesión el 25 de noviembre de 1984 con el discurso titulado La retórica del periodismo. Le respondió, en nombre de la corporación, Rafael Lapesa Melgar.

Comenzó sus estudios en la Universidad de Madrid, en donde se licenció y obtuvo el doctorado en Derecho. Mientras preparaba su tesis doctoral, consiguió una beca para continuar su formación en Berlín. «Pese a su juventud participó en la tertulia de Ortega y Gasset y colaboró en la Revista de Occidente», escribe Antonio Chicharro Chamorro en el Diccionario biográfico español (2011).

En 1932 opositó al Cuerpo de Oficiales Letrados del Congreso de los Diputados y obtuvo la cátedra de Derecho Político en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

Durante la Guerra Civil «sirvió como funcionario de la República, entre otros desempeños, en tareas diplomáticas desde la legación de España en Praga», según se recuerda en la biografía publicada en el portal de la Fundación Francisco Ayala.

EXILIO AMERICANO 

Al terminar la guerra, Ayala tuvo que abandonar España y estableció su residencia en Buenos Aires. Dio comienzo así, como señala Antonio Chicharro Chamorro, «su larga etapa de exilio americano que va a suponer un reinicio de su actividad literaria, amén del ejercicio de la docencia, de la traducción y de otras actividades». En Buenos Aires fundó en 1947 la revista Realidad y, poco después, ya en Puerto Rico, dirigió la Editorial Universitaria y creó la revista La Torre. Durante esos años, Ayala impartió clases de sociología y literatura en las universidades del Litoral, Río de Janeiro, Puerto Rico, Rutgers, Princeton, Chicago y Nueva York, entre otras, hasta su regreso definitivo a España, ya jubilado, en 1976.

Autor de una extensa obra, su bibliografía incluye ensayos, estudios literarios, relatos y novelas. Entre sus títulos destacan Tragicomedia de un hombre sin espíritu (1925), Historia de un amanecer (1926), El boxeador y un ángel (1929), Cazador en el alba (1930), El hechizado (1944), Los usurpadores (1949), Historia de macacos (1955), Muertes de perro (1958), El fondo del vaso (1962), El as de bastos (1963), El rapto (1965), De raptos, violaciones y otras inconveniencias (1966), La estructura narrativa (1970), El jardín de las delicias (1971), Novela española actual (1977), De triunfos y penas (1982) y El jardín de las malicias (1988).

Colaboró, además, en distintas publicaciones periódicas, como Revista de Occidente (España), La Gaceta Literaria (España), Sur (Argentina), La Nación (Argentina), Realidad (Argentina) —cofundador— y La Torre (Puerto Rico) —fundador—.

ANALISTA RIGUROSO

Como recuerda Darío Villanueva en la necrológica publicada en el Boletín de la Real Academia Española (2011), «Francisco Ayala siempre nos sorprendía por la rigurosa actualidad de sus enfoques cuando trataba cualquier asunto político, social o cultural del día a día. Su sólida formación profesional, reforzada por sus estudios, se compadecía perfectamente con una escritura precisa y ajustada a las expectativas del público al que se dirigía».

Recibió diversas distinciones, entre ellas el Premio de la Crítica (1972), el Premio Nacional de Narrativa (1983), la Medalla de Oro de Granada (1987), el Premio Nacional de las Letras Españolas (1988), el Premio de las Letras Andaluzas (1989), el Premio Cervantes (1991), el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1998), la Medalla de Oro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (1999), la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de Granada (2002) y el Premio Antonio de Sancha (2005).

Fue nombrado doctor honoris causa por las universidades de Northwestern, Complutense de Madrid, de Sevilla, de Granada, de Toulouse-Le Mirail, Nacional de Educación a Distancia y Carlos III. Fue nombrado miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes y académico honorario de la Academia de Buenas Letras de Granada.

En su labor como académico, a lo largo de veinticinco años, «nos dejó también el ejemplo inmarcesible de una conciencia siempre viva».

En 2014, con motivo del III centenario de la corporación, la Real Academia Española publicó una edición especial de Muertes de perro, con estudios del novelista y académico José María Merino y de la crítica literaria y viuda de Francisco Ayala, Carolyn Richmond.

El 16 de marzo de 2016, en el transcurso del VII Congreso Internacional de la Lengua Española, celebrado en Puerto Rico, se presentó una edición facsimilar de Historia de macacos.

Más información
Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.

Consultas lingüísticas

El Departamento de «Español al día» resuelve aquí las dudas de los hablantes sobre el uso correcto del español.

Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda