Sintaxis

21. Los numerales

21.7 Numerales multiplicativos

21.7a Como se explicó en el § 21.1a, se llaman multiplicativos los numerales que expresan los resultados obtenidos de una multiplicación. La cifra que interviene en esta operación aritmética puede ser 2 (doble), 3 (triple), 4 (cuádruple, que alterna con cuadruple en parte de Centroamérica y las Antillas), 5 (quíntuple), 6 (séxtuple), etc., como en Ganó el doble de dinero o Esperaba tardar dos meses, pero tardó el cuádruple. Se usan escasamente los numerales multiplicativos séptuple y óctuple. Para los numerales 9, 10 y sucesivos existen los multiplicativos, igualmente poco usados, nónuplo, décuplo, undécuplo, etc. El numeral multiplicativo correspondiente a 100 es céntuplo. Existen también las variantes en -plo de las formas citadas en -ble o -ple: duplo, triplo, cuádruplo, quíntuplo, séxtuplo. Estas formas, frecuentes en el español antiguo, tienen un uso muy reducido en el español contemporáneo. Aun así, se documentan en textos del siglo xx, más en los de carácter técnico que en los literarios:

Las condenas a Navarro, Sala y Oliveró quedan reducidas a nueve años de cumplimiento, límite del triplo de la pena más grave, que es de tres años (País [Esp.] 29/10/1997); La antena vibrará en semionda y la longitud de onda propia habrá pasado del cuádruplo al doble de la longitud de la antena (Palacios, Radiodifusión); Total: que el rústico adquiría una bestia sin regateo por el duplo de su valor (Blasco Ibáñez, Naranjos); […] todo sin perjuicio de sancionar al infractor con multa hasta del quíntuplo de la suma cobrada indebidamente (Medina, J. R., Doctrina).

Las formas en -e se emplean como adjetivos (una ración doble) y como sustantivos (el doble de la ración). Las variante en -o solo admiten el segundo uso.

21.7b En el § 45.3h se explica que los numerales multiplicativos se construyen en fórmulas comparativas. Son solo indirectamente elementos cuantificativos los adjetivos multiplicativos (un parto quíntuple), que se examinarán en los § 21.7d-f. Los complementos comparativos pueden aparecer explicitos, como en Tienen el doble de posibilidades que sus padres y el triple que sus abuelos de sufrir depresiones en algún momento de sus vidas (Vanguardia [Esp.] 1/7/1994), pero a menudo se omiten y se recuperan a partir del contexto, como en Tienen el doble de posibilidades. Los numerales multiplicativos corresponden, en las construcciones comparativas, a la variante sintética de la fórmula analítica que se obtiene con los grupos nominales que en el § 45.2f se llaman diferenciales, seguidos del cuantificador más. Así pues, el doble equivale a ‘dos veces más’; el triple, a ‘tres veces más’, etc. Para la elección de las partículas de o que en estos contextos (el doble de lo que esperaba ~ el doble que los demás), véanse los § 45.6 y 45.7.

21.7c La cuantificación puede realizarse sobre individuos, materias y grados (§ 45.1a). Los numerales multiplicativos admiten las tres opciones: el doble de asistentes (individuos), el doble de aire (materias), el doble de bueno (grados). Como en otros cuantificadores, la interpretación de las nociones cuantificadas viene determinada por el predicado al que modifican los grupos cuantificativos: Ahora viajas el doble que antes (frecuencia); Me gusta el doble que a ella (intensidad), etc. Sobre estas diferencias interpretativas, véanse los § 20.5, 30.4 y 39.7a.

21.7d Los sustantivos numerales mencionados en los apartados precedentes son propiamente cuantificadores. En cambio, los adjetivos multiplicativos solo lo son de manera indirecta. Estos adjetivos pueden designar la propiedad de constar algo de un cierto número de partes, o la de ir acompañado de otra cosa semejante, como en Allí comentó, señalándomelo, el doble carril que había apostado el Ayuntamiento y que, a su entender, más entorpecía que favorecía el tráfico (Portal, Pago). Los adjetivos doble, triple, etc., designan también la propiedad de estar algo destinado a cierto número de personas (como en una habitación triple), entre otros usos similares. Se usan muy frecuentemente estos numerales para designar platos, bebidas, raciones, servicios y otras nociones análogas que se componen de varias partes.

21.7e Con los sustantivos que designan sucesos, estos adjetivos suelen expresar la multiplicación del evento. Así, en […] el quíntuple asesinato del despacho laboralista de la calle Atocha (País [Esp.] 5/6/1980), se habla del asesinato de cinco personas, por tanto, de cinco asesinatos. Existen, sin embargo, excepciones, puesto que no es obvio que la expresión un parto cuádruple se refiera exactamente a cuatro partos. Cuando estos adjetivos multiplicativos modifican a sustantivos que designan líneas, capas y otras nociones similares, suelen dar lugar a la misma interpretación multiplicativa que se ha descrito: Algunos tiburones tienen una doble fila de dientes (es decir, ‘tienen dos filas de dientes’); La fortaleza estaba defendida por una triple muralla (es decir, ‘estaba defendida por tres murallas’); El material se protege con una doble capa aislante (es decir, ‘por dos capas’). Corresponde a esta misma pauta el uso de cuádruple en Hakim, profeta del Jorasán, usó un cuádruple velo de seda blanca para no cegar a los hombres (Borges, Historia). La multiplicación de eventos o de cosas materiales a la que se hace referencia depende en buena medida de la configuración espacial a la que la entidad designada pueda dar lugar. En […] el primer cuádruple salto mortal en competición (País [Esp.] 2/2/1986) no se habla, en efecto, de cuatro saltos mortales. Con ciertos nombres de persona que se asocian con acciones, los adjetivos multiplicativos formados sobre el esquema «numeral (n) + -ple» admiten la paráfrasis ‘que lo ha sido n veces’:

El quíntuple campeón de la ronda francesa, el español Miguel Induráin, terminó junto al pelotón (Universal [Ven.] 16/7/1996); El cuádruple homicida, de 60 años, ya rindió y aprobó con buenas calificaciones tres materias del primer año de la carrera (Nueva Provincia 1/3/1997).

21.7f Son raros, fuera de algunas variedades de la lengua literaria muy culta, los adjetivos numerales multiplicativos dúplice: Vivían en la casa aledaña de su monasterio dúplice (Torbado, Peregrino) y tríplice: El tríplice hechizo le duró al canónigo hasta la edad senil (Roa Bastos, Vigilia). Existieron adjetivos y sustantivos multiplicativos terminados en -pla, ya perdidos en su mayor parte, con la excepción del sustantivo dupla, que se usa en América en el sentido de ‘pareja’, ‘equipo de dos’, como en Este equipo deportivo es manejado por una dupla técnica. Se usa tándem con este sentido en el español europeo y en el de algunos países americanos, a veces en concurrencia con dupla. El sustantivo dupla tiene también el sentido de ‘dualidad, dicotomía’:

Tampoco puedo ponerme de acuerdo con esa formulación que sostiene que hay una dupla “mente-cuerpo” que a veces se presenta en la situación clínica psicopatológica como una disociación (Rolla, Familia); Aunque a estas alturas sería inconsecuente discutir teóricamente la dupla objetividad/subjetividad, lo cierto es que ella ha ocupado mucho debate sobre el género documental (Ruffinelli, Guzmán); La última semana de noviembre le bajaron la bandera al programa de la dupla de presentadores con los gastos de producción más caros que se hayan inventado (Freire, Tevedécada).

21.7g Los sustantivos tripla, quíntupla, séxtupla y otros similares solo se documentan en la lengua antigua:

Diremos, por tanto, que la proporción de 6 para 1 es compuesta de la de 6 para 3, que es dupla, y de la de 3 para 1, que es tripla (Núñez, P., Álgebra); Con la distancia cuádrupla puede tenerse la séxtupla por el mismo procedimiento (Cortés, C., Astronomía); Pareció un cometa, que solo tenía trece minutos de paralaxe, lo que muestra que su altura era casi quíntupla respecto de la Luna, cuya paralaxe es de un grado (Feijoo, Suplemento).

En el español europeo y en el rioplatense se registran testimonios de duple con valor adjetival procedentes de textos de los siglos xix y xx:

Dominaba todo su conjunto como a vista de pájaro, experimentando en esta duple sensación un gran placer (Soriano, E., Caza); Es la duple agonía / De Cristo en el Calvario, del Corso en Santa Elena! (Agustini, Poesías).

Como sustantivo, duple designa cierto tipo de cable eléctrico en las áreas centroamericana y caribeña, si bien es más frecuente usar con esta interpretación la variante dúplex.

 

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Nueva gramática de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/gramática/sintaxis/numerales-multiplicativos. [Consulta: 29/05/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas