Sintaxis

45 Construcciones comparativas, superlativas y consecutivas

45.13 Las construcciones superlativas

45.13a Se llama tradicionalmente superlativo absoluto al adjetivo que denota el grado máximo en que se expresa alguna propiedad. Estos adjetivos se denominan también elativos o adjetivos de grado extremo. Suelen dividirse en dos grupos: los constituidos mediante sufijos (elativos morfológicos) y los marcados como tales por su propio significado. Los primeros están formados con los sufijos -ísimo (altísimo, eficientísimo, carísimo) y -érrimo (celebérrimo, libérrimo, pulquérrimo); se estudian en los § 7.4 y 13.3a, b. Los segundos (elativos léxicos) denotan léxicamente el grado máximo de alguna propiedad: espléndido, excepcional, inconmensurable, maravilloso, terrible. Se dedica a ellos el § 13.3. Los adverbios en -mente pueden expresar también grado extremo tanto si toman como base los elativos morfológicos (estrechísimamente, clarísimamente), como si se construyen a partir de los elativos léxicos (terriblemente, espléndidamente). Se usa tradicionalmente el término superlativo relativo para designar el grado máximo de alguna propiedad cuando se restringe a un conjunto delimitado de seres. El término hace referencia, por extensión, a la construcción nominal que lo pone de manifiesto, como en el más simpático de mis amigos. Los superlativos relativos se han llamado también, por esta razón, superlativos partitivos.

45.13b Entre los gramáticos contemporáneos es frecuente restringir el concepto de superlativo a los superlativos relativos, que siempre forman grupos nominales y admiten complementos con de. Así, la expresión el celebérrimo periodista constituye un superlativo absoluto, pero no tanto porque designe una persona a la que se aplica una propiedad extrema, sino porque no admite complementos restrictivos (no se dice *el celebérrimo periodista de todos). Por el contrario, la expresión el más célebre periodista también designa una propiedad extrema, pero admite complementos con de, y se considera un superlativo relativo o partitivo. El superlativo absoluto acepta además varios artículos y cuantificadores en lugar del artículo determinado (un celebérrimo periodista), pero la expresión el más célebre periodista (de todos) los rechaza. Tampoco constituyen propiamente superlativos absolutos las expresiones el más valiente de todos los hombres o la mejor novela de la historia de la literatura, a pesar de que en esos grupos nominales se designan seres a los que se aplican propiedades en su grado más elevado.

45.13c Los superlativos relativos son siempre definidos. Constan de tres componentes: el primer término de la construcción superlativa es la expresión nominal con la que se denota la persona o la cosa de la que se predica la propiedad extrema. Puede identificarlo un artículo (el árbol más alto) o un posesivo (su más preciado tesoro). Este componente nominal puede estar envuelto en un relativo sin antecedente: quien (‘la persona que’), como en quien mejor podría atenderte; cuando (‘el tiempo en que’), como en cuando más feliz fue, etc. Así pues, esta última oración es una relativa sin antecedente expreso que constituye una expresión superlativa, al igual que el grupo nominal equivalente ‘el tiempo en el que más feliz fue’. El primer término de la construcción superlativa puede estar asimismo representado por un interrogativo, como en ¿Quién estudia más de todos?, o bien únicamente por el pronombre lo, como en lo mejor del mundo o lo más pronto que puedas. Estas construcciones están sujetas a las varias interpretaciones del artículo lo14.9). Así, lo más que alterna con todo lo que, pero lo más significa ‘la mayor cantidad de tiempo’ en Dos horas es lo más que voy a tardar.

45.13d El segundo componente de la construcción es el grupo cuantificativo (más feliz en el ejemplo citado cuando más feliz fue). Este componente denota la noción que se predica en el grado más alto o que participa de manera esencial en su constitución. Se construye con los cuantificadores más y menos, que —como en las construcciones comparativas— pueden estar incorporados léxicamente en algunos adjetivos: el mejor de sus amigos; el mayor barco de todos. Se subraya el grupo cuantificativo en los siguientes superlativos relativos:

La subasta más interesante de este mes tiene lugar en París (Cultural 7/4/2003); Con mucho, ha sido la mejor sesión de mi vida (Reina, Seducción); El peor accidente de este año se registró a mediados de octubre (Nación [C. Rica] 7/11/2000); A Lesmes le había correspondido el peor papel de todos (Salazar, Selva); Los campesinos son los mejores guardianes de la naturaleza (García Enterría, Montañas).

El cuantificador de las construcciones superlativas puede incidir sobre un adjetivo graduable (el más rico), pero también sobre un sustantivo (el que tiene más dinero). Las diferencias entre estas dos construcciones se analizarán más adelante. Los grupos cuantificativos de las construcciones superlativas pueden ser también adverbiales, como en el trabajo más brillantemente expuesto o en […] la más ricamente vestida que ser pudiere (Cervantes, Casa).

45.13e El adverbio antes puede desempeñar asimismo este papel, ya que incorpora léxicamente un cuantificador: lo antes que puedas. En la lengua antigua se usó la variante lo más antes, que se registra en la lengua culta hasta mediados del siglo xix, incluso en textos normativos, acaso porque antes se empleaba en el sentido de pronto. La construcción se desprestigió después, ya que antes incorporó el significado del adverbio más, y hoy se considera marcadamente incorrecta:

Partiosse de la huest et fuess’ende a Granada lo mas antes que pudo (Fernández Heredia, Crónica III); […] y eufonizados a la usanza de climas y de órganos que no son precisamente los nuestros, y por esto pasan lo mas antes posible al panteón da los arcaísmos (Monlau, Arcaísmo).

45.13f El tercer componente de las construcciones superlativas es el complemento restrictivo. Se denomina también a veces coda del superlativo o coda superlativa. El complemento restrictivo admite varias interpretaciones: designa el conjunto de seres de entre los que se extrae la persona o cosa de la que se predica la propiedad extrema (el mejor libro de estos veinte), el ámbito en el que se la sitúa (el mejor libro de este siglo, el partido más aburrido del campeonato) u otras nociones que restringen o acotan de forma análoga la relación predicativa que se introduce (el automóvil más veloz que yo haya visto; el atleta que ha cosechado más victorias en la historia del atletismo). Se subrayan los complementos restrictivos en los textos siguientes:

Está considerado como el mejor jugador de su época (Serrano Pareja, Coleccionismo); Desde niño ha sido el mejor alumno de su curso (Herrera Luque, Casa); Pronto conocerá las calles más tranquilas de la ciudad (Ribeyro, Santiago); La vida es el don más maravilloso que tenemos (Salisachs, Gangrena); Es el ramo más hermoso que haya recibido jamás (Gironella, Hombres); Su sección, “Los chismes de la comadre”, en el vespertino France-Soir, fue una de las que tenía más lectores en toda la prensa francesa (País [Esp.] 2/8/1980).

Frente a los dos componentes anteriores, este tercero suele ser potestativo: En aquella distancia infinita que hay entre lo que uno ve y lo que adivina pude situar las más grandes aventuras (Cruz, J., Foto), donde se puede sobrentender una coda como ‘de todas las que he leído’ u otra similar. La coda superlativa es incompatible con el posesivo (como en *mi mejor amigo de todos los que tengo), lo que da a entender que el posesivo contiene en su significado información restrictiva, además de la que corresponde a su significación como modificador definido.

45.13g No es frecuente que los cuantificadores de las construcciones superlativas incidan en la lengua actual sobre los elativos morfológicos, pero la construcción se documenta ocasionalmente:

Porque sobre la lápida de esa sublevación, nadie borronearía el más pobrísimo epitafio (Scorza, Tumba); Es el más gravísimo pecado…, de ahí que no me maraville de tu pesadumbre (Alviz, Son); Josefa dice que besarse es lo más importantísimo de todo (Pombo, Héroe).

Es más frecuente, en cambio, que lo hagan sobre los elativos léxicos, como en Sólo dejaba pasar a la biblioteca a los ejemplares más excepcionales (Donoso, Pájaro), en Cuando se tiene hambre se es insensible al más maravilloso de los espectáculos (Fabelo, Valores) y en otras construcciones similares que se citan en el § 13.3e. Rechazan los cuantificadores más y menos los adjetivos óptimo y pésimo, pero los aceptan, sin embargo, mínimo e ínfimo. Alternan, pues, el mínimo error y el más mínimo error:

Están esperando el mínimo error para caerle encima, pero son las reglas del juego, lamentablemente. (Nueva Provincia 28/7/1997); Había un compromiso publicitario que cumplir y el más mínimo error me podía marginar de la competencia (Nueva Provincia 27/2/1997).

Se registra en Cervantes, y de manera esporádica en el español de distintas épocas, sus más mínimos, como en No solo escribían sus hechos, sino que pintaban sus más mínimos pensamientos (Cervantes, Quijote I).

45.13h Como se ve, el grupo cuantificativo de los superlativos relativos presenta un conjunto de formas muy limitado. Son más las opciones que admite el complemento restrictivo, entre las que destacan especialmente las tres siguientes:

1. Un grupo preposicional

2. Un adjetivo

3. Una oración de relativo

45.13i El grupo preposicional al que se refiere la opción 1 puede ser estrictamente partitivo (… de todos), pero puede designar también un ámbito locativo o temporal de otras muchas formas: … en el mundo, … en todo el país, … de la ciudad, … desde que tengo uso de razón, … en toda la historia. Se ilustran a continuación algunas construcciones superlativas que contienen complementos restrictivos de este tipo:

[…] que la historia lo recuerde como uno de los más deplorables desde que Colombia tiene uso de razón republicana (Bonilla Vélez, Violencia); Luego corrió a hacer la cena, que fue la más sabrosa que se comió en el comedor de los Velázquez en toda la historia del pueblo (Santos Febres, Pez); Se convirtió en el autor alemán más leído en todo el mundo (Vanguardia [Esp.] 30/8/1995); El ciclista lituano Raimondas Rumsas, cuya esposa Edita está acusada de ayuda al dopaje […], ha recibido la más alta distinción deportiva de Lituania (Mundo [Esp.] 20/11/2002).

Se crea una variante de esta construcción con la pauta «de entre + grupo nominal»:

De las ciudades se ha dicho que son los artilugios más complicados de entre los creados por el hombre (Vinuesa / Vidal, Procesos); Tengo a muchos franceses en mi corte y no eres tú el más bobo de entre los que conozco (Torbado, Peregrino); Alemania posee la legislación más generosa de entre los países europeos en materia de refugio y asilo (Atienza, Justicia).

Se forman asimismo complementos superlativos con grupos preposicionales semilexicalizados que repiten el primer término de la construcción, como en Pero el colmo de los colmos ha sido la difusión, por un canal de televisión y algunos diarios, de […] (Expreso [Perú] 1/10/1992). Las variantes con de entre se extienden a veces a esta pauta, como en Pero el que hallaría en aquella ocasión era el más extraño de entre los extraños (Cardeñosa, Código).

45.13j La opción 245.13h) es característica de los adjetivos vivo (el mejor escritor vivo), posible (la mejor defensa posible), así como concebible, imaginable y otros similares (el mayor desprecio imaginable). Estos adjetivos concuerdan en género y número con el primer término de la construcción si este está representado por un grupo nominal, como en la mejor escritora viva, las entradas más baratas posibles, los mayores desprecios imaginables. Es frecuente en la lengua oral realizar erróneamente esta concordancia, como en Las películas que se proyecten deben ser lo más variadas posibles (por … lo más variadas posible). Nótese que en este ejemplo el primer término de la construcción superlativa es el grupo nominal que encabeza lo, no las películas, por lo que el adjetivo debe concordar en género (masculino) y en número (singular) con aquel. Así pues, la construcción lo más variadas posible contiene los tres componentes de la construcción comparativa que se han descrito: el primer término (lo), el grupo cuantificativo (más variadas) y el complemento restrictivo o coda (posible). La alternancia que se observa en ropa de lo más {variado ~ variada} se analiza en los § 14.19v-x.

45.13k La opción 345.13h) está representada por una oración de relativo especificativa. En ella se hace referencia igualmente a algún ámbito amplio: que yo recuerde, del que se tenga noticia, que se haya visto por aquí u otras expresiones semejantes:

[…] llegando a ser descrita por el New Yorker como “el peor libro del que se tenga memoria” (López Navarro, Clásicos); Le metí al brasileño Emerson Leao uno de los goles más lindos que yo recuerde (Maradona, Diego); Se trata del testimonio más antiguo del que se tenga noticia (Guarisco, Indios); Será la mejor boda que se haya visto jamás (Pedrero, Besos).

En relación con las alternancias modales a las que estas oraciones dan lugar, como en el mejor que {he ~ haya} conocido, véase el § 25.11u. Estos ejemplos muestran, por otra parte, que el relativo que encabeza la coda de estas construcciones puede tener como antecedente el primer término de la construcción superlativa. El pronombre relativo que es, en el último ejemplo, el complemento directo de he (o haya) conocido. Se percibe una marcada tendencia, al menos en la lengua escrita, a evitar la construcción cuando el relativo ejerce la función de sujeto. Resultan naturales, en efecto, oraciones como el profesor más interesante que hemos tenido, pero se sienten más forzadas variantes como el profesor más interesante que ha dado clase en este departamento (donde el relativo que es sujeto). Se obtiene un contraste aún más marcado en la novela más apasionante que {he disfrutado ~ *me ha gustado} en mi vida. La restricción no se plantea en las construcciones del tipo 1: el profesor más interesante de los que han dado clase en este departamento.

45.13l Los superlativos absolutos del español denotan, como se ha explicado, el grado máximo de alguna cualidad, pero no admiten complementos restrictivos (no se dice, en efecto, *el rapidísimo de todos los corredores). Los superlativos absolutos latinos los admitían y podían restringir su denotación a un conjunto de entidades, que podía expresarse con algún complemento preposicional (nobilissĭmus inter imperatōres). Algunos escritores clásicos mantuvieron en español este uso latinizante. Así, fray Luis de León usa en la Oda a Felipe Ruiz la expresión el pesadísimo elemento para referirse a la tierra (esto es, ‘el más pesado de los elementos’), y el Marqués de Santillana utiliza la expresión los valentísimos poetas con el sentido de ‘los más valientes entre los poetas’, en lugar de con el de ‘los poetas extraordinariamente valientes’, que es el único sentido que permite el español actual. Así pues, en los llamados superlativos absolutos del español no se reconoce ya el significado que corresponde a más, sino solo el que corresponde a muy, en extremo o sobremanera.

45.13m Las construcciones superlativas se asemejan en varios puntos a las comparativas. Así, la coda de las primeras es similar al complemento comparativo de las segundas: uno y otro se pueden dejar sobrentendidos, pero ninguno de los dos complementos se repite en sus construcciones respectivas. La irregularidad de oraciones como *Esta es la mejor película de la historia que yo he visto nunca radica en que la construcción superlativa contiene dos codas. También coinciden comparativas y superlativas en que admiten varios grupos cuantificativos en una misma construcción. Los comparativos de grupo cuantificativo múltiple se ilustraron en el § 45.3o. Los superlativos corresponden a secuencias como El escalador que ha subido más montañas con menos equipo o como El que ha donado sumas más importantes a más organizaciones humanitarias.

45.13n En los apartados precedentes se analizan las principales características de los tres componentes de las construcciones superlativas. Desde el punto de vista sintáctico estas construcciones admiten dos variedades:

1. Simples

2. Complejas o de relativo

Las construcciones superlativas simples no contienen oraciones subordinadas. Se forman con grupos cuantificativos adjetivales (la película más interesante, el árbol más alto, nuestros mejores alumnos, los más terribles sucesos). Pueden ser asimismo adverbiales, sobre todo si se cuantifican los modificadores de los participios (el partido más brillantemente jugado, los equipos mejor clasificados). Como se ve, el significado superlativo no es aportado solo por los cuantificadores más o menos, sino también por la estructura sintáctica que estos forman con los componentes que se introdujeron en el § 45.13c.

45.13ñ Las construcciones superlativas complejas (tipo 2) contienen grupos cuantificados situados dentro de una oración de relativo, mientras que el primer término y el complemento restrictivo se encuentran fuera de dicha oración. El grupo cuantificativo de estas construcciones puede ser adjetival:

Obligados a reducirlo a límites muy restringidos, nos conformaremos con aludir a los puntos que nos parecen más coherentes (Pinillos, Psicología); Yo estaba en la sala que nos corresponde a las esposas de los obreros. Entonces el director me mandó llevar a la sala de los empleados que es más chica y más segura (Viezzer, Hablar),

nominal:

Vamos a la cocina, es el sitio de la casa que tiene más luz a estas horas. Allí estaremos tranquilas (Vázquez, Á., Juanita Narboni); La seguridad la ofrece el hombre que gana más dinero, tiene una mejor profesión, aquel que ha conseguido triunfar en sociedad (Giménez Bartlett, Deuda),

o adverbial:

Consideramos que la heterologación es un complemento de la homologación y que se dará a aquellos profesores que rindan más (Universal [Ven.] 15/4/1997); Me dirijo, sobre todo, a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la obrera que trabajó más (Verdugo, Casa).

45.13o Tanto las construcciones superlativas simples como las complejas son grupos nominales. Como se ha explicado, las segundas se caracterizan por que el grupo cuantificativo se encuentra en ellas dentro de una oración de relativo, y el primer término de la construcción está fuera de ella. Así pues, en los superlativos complejos se interpone un relativo entre el primer término y el grupo cuantificativo, de acuerdo con la pauta «grupo nominal definido + … + relativo + … + grupo cuantificativo». No son construcciones superlativas complejas, por tanto, aquellas que contienen superlativas simples en oraciones subordinadas. Los términos que aparecen a continuación entre paréntesis se aplican únicamente a los segmentos que se subrayan:

El actor de cine que nos parecía el más atractivo (superlativo simple); El actor de cine que nos parecía más atractivo (superlativo complejo); Un libro sobre el director que ha rodado las mejores películas en la historia del cine (superlativo simple); Un libro sobre el director que ha rodado mejores películas en la historia del cine (superlativo complejo).

Así pues, un grupo nominal superlativo contiene los tres componentes que se han descrito, pero los superlativos complejos se caracterizan por que el rasgo que aporta el artículo definido (esencial en la construcción superlativa) aparece fuera de la oración de relativo, por tanto a distancia del grupo cuantificativo. Los superlativos complejos son característicos de las lenguas que poseen sujetos tácitos: español, italiano, portugués, etc.

45.13p Al igual que en las demás lenguas románicas (y a diferencia de las germánicas y de las de otras familias), no existen en español diferencias morfológicas entre los cuantificadores comparativos y los superlativos (más y menos en ambos casos). Tampoco existen diferencias léxicas, aunque sí semánticas, entre el comparativo mejor (Juan canta mejor que Pedro; un vino mejor que este) y el superlativo mejor (Juan es el que mejor canta; el mejor vino que he probado). Nótese que la secuencia el alumno que ha estudiado más podría ir seguida de un complemento comparativo (… que el resto de la clase) y, en tal caso, no formaría una construcción superlativa, sino comparativa. También podría ir seguida de un complemento superlativo (… de toda la clase). Esta diferencia muestra que el segundo término de la construcción comparativa resulta esencial para interpretarla como tal. Como se verá en los apartados siguientes, son varios los factores sintácticos y semánticos que deshacen la ambigüedad entre estas dos interpretaciones en varios contextos.

45.13q Como se ha explicado, el complemento restrictivo se omite con mucha frecuencia en las construcciones superlativas. Cuando no aparece, se sobrentiende a menudo la totalidad de los elementos que componen algún grupo (Eres el mejor ‘Eres el mejor de todos’). De hecho, generalmente se suple el significado de un cuantificador universal en los grupos nominales que aparecen en los complementos restrictivos (lo mejor de la película ‘lo mejor de toda la película’). El significado del complemento restrictivo omitido se suele recuperar con facilidad en las construcciones superlativas simples, puesto que lo proporciona el primer término de la construcción. Así, en la película más interesante se entiende ‘… de todas las películas’ o ‘… del grupo de películas mencionado’. La interpretación del complemento restrictivo es igualmente sencilla en las superlativas complejas o de relativo: el dramaturgo del Siglo de Oro que escribió más comedias (‘… de todos los dramaturgos’).

45.13r Resulta menos evidente, en cambio, la interpretación del complemento restrictivo omitido en las superlativas simples cuando están subordinadas. Unas veces se obtiene este sentido de la oración en la que ejerce su función sintáctica el grupo nominal superlativo (el cantante que ha grabado el mejor disco ‘… de todos los discos’), pero otras veces se obtiene del núcleo del grupo nominal (el cantante que ha grabado el mejor disco ‘… de todos los cantantes’). Repárese en que los significados que se expresan son diferentes en uno y otro caso, puesto que es distinto el conjunto de seres de entre los que se extrae aquel del que se predica alguna propiedad en su grado extremo. Aun sin estar subordinados, los superlativos simples permiten obtener a veces del discurso precedente la noción que se omite en su complemento restrictivo. Cabe, pues, decir la que escribió el mejor relato de todas (las niñas) y también la que escribió el mejor relato de todos (los relatos). En las construcciones superlativas complejas se interpreta el complemento restrictivo omitido a partir del primer término de la construcción.

45.13s El grupo cuantificativo superlativo no se diferencia del comparativo en su forma, como se ha señalado arriba, pero puede distinguirse de él en su posición. De hecho, la lengua española se caracteriza por su gran facilidad para permitir que este grupo se anteponga al verbo en las construcciones superlativas complejas, como en el atleta que más victorias ha cosechado, el novelista que mejor escribe de todos, las personas que más años viven, cuando más tranquila estaba yo, o en los textos siguientes:

Ese es precisamente el secreto para aprender bien la parte de la anatomía que más memoria requiere (Olivera Figueroa, Enfermera); El personaje que más datos aportaba y que más ejercía el veto era una de las siluetas de la sombra (Edwards, Anfitrión); Es la época que mejor conocemos de la historia de la vida (Piñero, Bacterias); Aquí cuando más tranquilo está uno, le pasan un recibo atrasado (Martínez Mediero, Bragas); Cuando más juntos estaban, oyeron golpes en la puerta (Ferrero, Opium).

Los grupos comparativos carecen de esa facilidad para anteponerse. No se dice, por tanto, *el niño que mejores notas sacaba que los demás (comparativa), a diferencia de el niño que mejores notas sacaba de todos (superlativa). Aun así, la anteposición del grupo cuantificativo puede darse en las construcciones focalizadas que se analizan en el § 40.4i. Al igual que se dice Muy fuerte gritas tú, también se registra Más fuerte voy a gritar, como en el texto siguiente: —Gritas por gusto, no somos sordas. —Más fuerte voy a gritar (Parrado, Bembeta). He aquí otros ejemplos de esta pauta:

Es un género que interesa poco, pero menos da una piedra (Martín Gaite, Nubosidad); Mejor suerte tuvo otro programa que también emitió su temporada final en 2004 (Mercurio [Chile] 16/7/2004); —¡Ivonne! Has vuelto. Pero ya es tarde. Estamos viejos. —¡Más vieja será tu madre! (Cossa, Criado).

45.13t El tipo de anteposición que se acaba de ilustrar es raro en el interior de las oraciones de relativo. Se explica, por tanto, que junto a secuencias comunes como cuando mejor me encontraba o como más te guste, no resulten igualmente naturales otras cercanas como porque mejor me encontraba (frente a porque me encontraba mejor) o aunque más te guste (frente a aunque te guste más). La explicación de esas diferencias radica en que cuando y como son adverbios relativos, por lo que permiten la formación de construcciones superlativas complejas. En cambio, porque y aunque son conjunciones subordinantes y no aparecen entre las unidades que permiten formar el primer término de la construcción superlativa. Es posible, aunque poco frecuente, anteponer al verbo dos grupos cuantificativos en una misma construcción superlativa, como en el que a más gente en más ocasiones ha prestado ayuda.

45.13u En el español hablado en Canarias (España), las Antillas y algunas partes de Venezuela, entre otras zonas del área caribeña, el grupo cuantificativo de las superlativas complejas aparece en ocasiones fuera de la oración subordinada: lo más que me gusta por lo que más me gusta; el más que le favorezca por el que más le favorezca; el más que ha sufrido por el que más ha sufrido. He aquí algunos ejemplos de esta estructura:

Tengo mi nene, cuando llego lo primero que hago es chequearlo, preguntarle a mi esposa cómo está, cómo se ha pasado el día, porque eso es lo más que yo quiero (Picó, Caimito); ¡Váyase, viejo, por lo más que usté quiera, váyase! (Paz Hernández, Paraíso); Esa tarde pensé en varias maneras de matar a Micaela; la más que me gustaba era la de que se me cayera un martillo del segundo piso cuando ella fuera pasando (García Ramis, Días).

Esta construcción se forma también con grupos nominales, aunque con menos frecuencia: el más fama que tenía por el que más fama tenía. Ni esta construcción ni las variantes que se citan han pasado a los registros formales.

45.13v Constituyen superlativos sincréticos los adjetivos primero (el primero en aparecer), último (el último vagón del tren) y único (la única que acertó). Véase, en relación con estas voces, el § 21.5. También funcionan como superlativos sincréticos los adverbios antes —en expresiones como el que llegó antes de todos— o primero —en quien termine primero el ejercicio—, en ambos casos con superlativos complejos (§ 45.13o). El verbo predominar contiene implícitamente el significado que corresponde al cuantificador más, por lo que se considera incorrecto construirlo con él: el que predomina (no el que predomina más). Lo mismo cabe decir de prevalecer o preponderar, pero no de sobresalir: Resulta más oscuro lo que más sobresale (Anzorena, Ver).

45.13w Los superlativos llamados generalizadores o de indistinción son a veces semiidiomáticos. Como se explicó en los § 19.4t y ss., admiten una interpretación literal, en la que se designa —como en los demás superlativos— un ser al que se atribuye alguna propiedad extrema, pero también aceptan una interpretación cuantificativa en la que se designa la totalidad de los individuos que componen alguna clase. Así, en Fallaba en las pruebas más simples cabe entender ‘Fallaba solo en esas’, pero también (e incluso preferentemente) ‘Fallaba en todas las pruebas’ (interpretación generalizadora). En los apartados a los que se remite se analizan otras de sus propiedades.

Información adicional

En relación con este capítulo, las siguientes entradas del Glosario de términos gramaticales podrían ser de su interés:
construcción superlativa, elativo, grado superlativo

 

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Nueva gramática de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/gramática/sintaxis/las-construcciones-superlativas. [Consulta: 15/07/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas