Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
punto y coma

1. Signo de puntuación (;) que se utiliza para delimitar unidades lingüísticas inferiores al enunciado, como la oración (No sabía nada con seguridad; lo intuía) o el grupo sintáctico (Habló muy claro; demasiado). Su empleo implica mayor vinculación entre los miembros del enunciado que la indicada por el punto, y menor que la sugerida por la coma. Se escribe pegado a la palabra o el signo que lo precede, y separado por un espacio de la palabra o el signo que lo sigue. La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse siempre con minúscula (la única excepción se da en obras de contenido lingüístico, en las que es práctica común separar con este signo de puntuación los diferentes ejemplos que se ofrecen, cada uno de los cuales, cuando se trata de enunciados independientes, comienza, como es natural, con mayúscula; de este uso excepcional y contrario a la norma que rige en la lengua general hay abundantes ejemplos en esta misma obra).

2. El punto y coma es, de todos los signos de puntuación, el que presenta un mayor grado de subjetividad en su empleo, pues, en muchos casos, es posible optar, en su lugar, por otro signo de puntuación, como el punto y seguido, los dos puntos o la coma; pero esto no significa que el punto y coma sea un signo prescindible.

3. Usos

a) Para separar oraciones sintácticamente independientes entre las que existe una estrecha relación semántica:

Era necesario que el hospital permaneciese abierto toda la noche; hubo que establecer turnos.

Todo el mundo a casa; ya no hay nada más que hacer.

En la mayor parte de estos casos, se podría utilizar el punto y seguido. La elección de uno u otro signo depende de la vinculación semántica que quien escribe considera que existe entre los enunciados. Si el vínculo se estima débil, se prefiere usar el punto y seguido; si se juzga más sólido, es conveniente optar por el punto y coma. También se podrían usar los dos puntos, puesto que casi siempre subyacen las mismas relaciones que expresan estos cuando conectan oraciones (→ dos puntos, 2.5).

b) Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas:

Cada grupo irá por un lado diferente: el primero, por la izquierda; el segundo, por la derecha; el tercero, de frente.

Cuando el último elemento de la relación va precedido por una conjunción, delante de esta se recomienda escribir coma (→ coma2, 2.4.4.a), aunque puede usarse también el punto y coma:

Se dieron cita el presidente ejecutivo, Francisco Ruiz; el consejero delegado, Pedro García; el vocal, Antonio Sánchez; y el secretario general, Juan González.

c) Se escribe punto y coma delante de las conjunciones adversativas pero, mas y aunque cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud:

No vivió mucho tiempo en aquella ciudad tan lejana; pero, mientras estuvo allí, disfrutó de todo lo que le ofrecía..

Si el periodo encabezado por la conjunción es corto, se usa la coma (→ coma2, 2.4.6); si tiene una extensión considerable, es mejor utilizar el punto y seguido:

Vendrá, pero tarde.

«Las dos amigas se entienden muy bien; se ponen de acuerdo sin necesidad de muchas palabras. Pero una voz que les es conocida irrumpe en la mágica plenitud solar que las rodea» (FdzLeandro Caribe [C. Rica 2003]).

d) Se pone punto y coma detrás de cada uno de los elementos de una lista o relación escrita en líneas independientes cuando estos presentan cierta complejidad y se inician con minúscula. El último miembro de la enumeración se cierra con punto:

Conjugaciones en español:
― verbos terminados en -ar (primera conjugación);
― verbos terminados en -er (segunda conjugación);
― verbos terminados en -ir (tercera conjugación).

4. Combinación con otros signos

a) El punto y coma puede concurrir con cualquier signo de puntuación, excepto con el punto, la coma o los dos puntos. Cuando se combina con puntos suspensivos o con signos de cierre de paréntesis, rayas, comillas, interrogación o exclamación, se escribe siempre detrás de ellos y seguido de minúscula:

Dijo que no lo haría «ni loco»; pero al final nos ayudó.

Mañana traerán la mesa, las sillas, los cuadros…; entonces sí parecerá una casa.

b) Cuando el punto y coma sigue a una abreviatura, debe mantenerse el punto abreviativo: Trabajó durante un tiempo en Byte S. A.; años después, fundó su propia compañía.

c) Sobre la colocación de las llamadas de nota cuando concurren con signos de puntuación, → llamada de nota, 3.

5. El plural del nombre punto y coma es puntos y coma, aunque es frecuente, y también válida, la forma invariable: los punto y coma.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/punto y coma, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 23/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE