10.ª Entrega (marzo de 2021)
Versión del 31/03/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
siluriano s. (1850-)
siluriano
También en esta página: siluriano, a (1838-)
Etim. De siluriano, a.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'tercer período geológico de la era paleozoica, predecesor del devónico y caracterizado por el nivel elevado de los océanos, la aparición de los placodermos, de los tiburones de piel espinosa y de los peces cartilaginosos, por la restricción de las plantas terrestres a ambientes palustres, y por la formación de yacimientos de petróleo y gas', en 1850, en la Monografía de las aguas termales acídulo alcalino nitrogenadas de Caldas de Oviedo de J. Salgado y Guillermo; a partir de este momento se registra principalmente en obras de carácter científico, aunque con menor frecuencia que su sinónimo silúrico. Como 'terreno formado en el siluriano' se atestigua por primera vez en 1859, en un artículo publicado por J. Ezquerra Bato en La América (Madrid), en que se presenta un estudio geológico de los Alpes; al igual que la acepción anterior, se registra después en obras especializadas.

  1. ac. etim.
    s. m. Geol. Tercer período geológico de la era paleozoica, predecesor del devónico y caracterizado por el nivel elevado de los océanos, la aparición de los placodermos, de los tiburones de piel espinosa y de los peces cartilaginosos, por la restricción de las plantas terrestres a ambientes palustres, y por la formación de yacimientos de petróleo y gas.
    Sinónimos: silúrico; silurio
    docs. (1850-2012) 11 ejemplos:
    • 1850 Salgado Guillermo, J. Aguas termales Caldas p. 59 Esp (BD)
      La uniformidad, paralelismo y carácter petrográfico de los estratos conmovidos y sublevados corresponden mas bien á este periodo, ó sea al siluriano, que al de la arenisca antigua; aparentando allí las rocas citadas la parte superior de la grawacka mucho mejor que un grupo distinto.
    • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
      Ambos conjuntos fueron referidos más tarde al Siluriano superior, equivalente a las formaciones Wenlock y Ludlow de Murchison, según hizo constar el propio autor en unas notas a la traducción española de la primera edición de los Elementos de Geología de Charles Lyell (Ezquerra del Bayo, 1847)
    • 1850 Salgado Guillermo, J. Aguas termales Caldas p. 59 Esp (BD)
      La uniformidad, paralelismo y carácter petrográfico de los estratos conmovidos y sublevados corresponden mas bien á este periodo, ó sea al siluriano, que al de la arenisca antigua; aparentando allí las rocas citadas la parte superior de la grawacka mucho mejor que un grupo distinto.
    • 1858 Galdo, M. M. J. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, IX p. 409 Esp (BD)
      [...]: Sedwick y Muchinson habian considerado una parte de estas rocas del Rhin y algunas de las comarcas adyacentes como pertenecientes al Siluriano Superior, pero su verdadera edad ha sido luego rectificada.
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )

      Los resultados de estos cálculos harán resaltar desde luego las relaciones que siguen:

      Para el eje del Siluriano. Direccion E. 31º 30' N. su concordancia con el sistema del Hundsrück.

    • 1883 Anónimo "Paleontología" [01-01-1883] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
      [...]; y asimismo la caliza carbonífera no es pobre en individuos que principalmente corresponden también á los fenestélidos, familia que, considerada en general, aparece en el siluriano inferior de Inglaterra, con algunas especies curiosas por sus analogías con los graprolitos, adquiere gran desarrollo en los mares devonianos de ese país y de Francia, y alcanza su apogeo en los carboníferos.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] 111 Esp (CDH )
      En muchas plantas permianas se encuentran restos al parecer de Mucoráceos y de Peronosporáceos, parásitos y sobre corales y conchas del siluriano, devoniano y permiano otros que se creen de Saprolegniáceos.
    • 1942 Marín, Agustín "Recursos minerales España" [01-01-1942] Boletín de la Real Sociedad Geográfica (Madrid) Esp (HD)
      Masas lenticulares en el Siluriano se encuentran también en la Sierra de Guadalupe en Cáceres. Cubicó Sánchez Lozano, con su habitual prudencia, un millón de toneladas.
    • 1976 Anónimo (Fuyma) "Biografía rio medio muerto II" [13-09-1976] Hoja del Lunes: Órgano de la Asociación de la Prensa de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Aquí se señaló a finales del pasado siglo, una mancha de hulla, perteneciente al siluriano, compartida con Alarcia y Uzquiza, que no fue explotada.
    • 1983 Topham, G. "Cangrejos jameos" [02-06-1983] La Provincia: Diario de la Mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Serían pues de los rarísimos —sigue diciendo la revista— de los únicos supervivientes de épocas anteriores al Permiano y al Carbonífero, y tal vez remonten su estirpe hasta el Devoniano y el Siluriano.
    • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
      Ambos conjuntos fueron referidos más tarde al Siluriano superior, equivalente a las formaciones Wenlock y Ludlow de Murchison, según hizo constar el propio autor en unas notas a la traducción española de la primera edición de los Elementos de Geología de Charles Lyell (Ezquerra del Bayo, 1847)
    • 1850 Salgado Guillermo, J. Aguas termales Caldas p. 59 Esp (BD)
      La uniformidad, paralelismo y carácter petrográfico de los estratos conmovidos y sublevados corresponden mas bien á este periodo, ó sea al siluriano, que al de la arenisca antigua; aparentando allí las rocas citadas la parte superior de la grawacka mucho mejor que un grupo distinto.
    • 1858 Galdo, M. M. J. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, IX p. 409 Esp (BD)
      [...]: Sedwick y Muchinson habian considerado una parte de estas rocas del Rhin y algunas de las comarcas adyacentes como pertenecientes al Siluriano Superior, pero su verdadera edad ha sido luego rectificada.
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )

      Los resultados de estos cálculos harán resaltar desde luego las relaciones que siguen:

      Para el eje del Siluriano. Direccion E. 31º 30' N. su concordancia con el sistema del Hundsrück.

    • 1883 Anónimo "Paleontología" [01-01-1883] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
      [...]; y asimismo la caliza carbonífera no es pobre en individuos que principalmente corresponden también á los fenestélidos, familia que, considerada en general, aparece en el siluriano inferior de Inglaterra, con algunas especies curiosas por sus analogías con los graprolitos, adquiere gran desarrollo en los mares devonianos de ese país y de Francia, y alcanza su apogeo en los carboníferos.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] 111 Esp (CDH )
      En muchas plantas permianas se encuentran restos al parecer de Mucoráceos y de Peronosporáceos, parásitos y sobre corales y conchas del siluriano, devoniano y permiano otros que se creen de Saprolegniáceos.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
      En los terrenos siluriano y devoniano se han encontrado fragmentos y ejes hasta de 1 metro, que recuerdan por su estructura los Macrocystis actuales, y con diversas especies se han formado el género Nematophycus, propio del siluriano, devoniano y eriano superior.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
      Las Clorofíceas sifonadas y verticiladas, son muy comunes y están representadas desde el siluriano al terciario, por más de cincuenta géneros fósiles, pudiéndose algunas de ellas comparar con las actuales; así el género Polytrypa del terciario no parece diverso del Cymopolia hoy existente.
    • 1942 Marín, Agustín "Recursos minerales España" [01-01-1942] Boletín de la Real Sociedad Geográfica (Madrid) Esp (HD)
      Masas lenticulares en el Siluriano se encuentran también en la Sierra de Guadalupe en Cáceres. Cubicó Sánchez Lozano, con su habitual prudencia, un millón de toneladas.
    • 1976 Anónimo (Fuyma) "Biografía rio medio muerto II" [13-09-1976] Hoja del Lunes: Órgano de la Asociación de la Prensa de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Aquí se señaló a finales del pasado siglo, una mancha de hulla, perteneciente al siluriano, compartida con Alarcia y Uzquiza, que no fue explotada.
    • 1983 Topham, G. "Cangrejos jameos" [02-06-1983] La Provincia: Diario de la Mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Serían pues de los rarísimos —sigue diciendo la revista— de los únicos supervivientes de épocas anteriores al Permiano y al Carbonífero, y tal vez remonten su estirpe hasta el Devoniano y el Siluriano.
    • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
      Ambos conjuntos fueron referidos más tarde al Siluriano superior, equivalente a las formaciones Wenlock y Ludlow de Murchison, según hizo constar el propio autor en unas notas a la traducción española de la primera edición de los Elementos de Geología de Charles Lyell (Ezquerra del Bayo, 1847)
  2. s. m. Geol. Terreno formado en el siluriano.
    Sinónimos: silúrico; silurio
    docs. (1859-1960) 13 ejemplos:
    • 1859 Ezquerra Bato, J. "Alpes IV" [24-05-1859] La América (Madrid) Esp (HD)
      Entre los muchos ríos procedentes de las nieves del Himalaya son varios los que corren por la parte del Mediodía fertilizando todo el territorio de las Indias, cuyo suelo, geológicamente considerado, es ademas muy propicio para la cultura, porque en él se encuentran todas las formaciones de sedimiento, desde el plíoceno hasta el siluriano.
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 48 Esp (CDH )
      En términos generales se pueden distinguir en el Sistema Cantábrico dos secciones consecutivas conforme al carácter litogénico del suelo: al Occidente (montes astúricos y leoneses) se continúan las duras rocas paleozoicas, estrato-cristalinas, del macizo galaico (cambriano, siluriano, devoniano); al Oriente, y comenzando por la ingente mole caliza de los Picos de Europa (caliza de montaña del carbonífero inferior), se suceden en orden de antigüedad materiales más modernos (areniscas del Trías y del jurásico) hasta alcanzar las rocas del cretáceo inferior, dominante en Vizcaya.
    • 1859 Ezquerra Bato, J. "Alpes IV" [24-05-1859] La América (Madrid) Esp (HD)
      Entre los muchos ríos procedentes de las nieves del Himalaya son varios los que corren por la parte del Mediodía fertilizando todo el territorio de las Indias, cuyo suelo, geológicamente considerado, es ademas muy propicio para la cultura, porque en él se encuentran todas las formaciones de sedimiento, desde el plíoceno hasta el siluriano.
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
      Pruebas que hacen distinguir dos formaciones en el paleozóico de estas comarcas: el siluriano y el permeano.– Hasta ahora, y á pesar de algunas aseveraciones no comprobadas por los hechos, no se han encontrado fósiles en toda la parte del Mediodia; únicamente en la del Norte Mr. de Verneuil señala la Calymena Tristani, la Calymena Arago y la Placoparia Tourneminei, y determina así el sistema siluriano como constituyendo la Sierra-Morena.– No es sola esta la diferencia que distingue las formaciones del Norte y Mediodia; algunas otras existen tanto en la direccion de los ejes de levantamiento como en la naturaleza y facies de las rocas.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 29 Esp (CDH )
      Al propio Sr. Barrois se deben observaciones del mayor interés respecto al devoniano de Cataluña, de Navarra y de León, á la edad del mármol amigdalóideo de los Pirineos, al cretáceo de Oviedo, y al siluriano de los alrededores de Barcelona.
    • 1902 Gmz Torres, R. Memoria aguas minero-medicinales Aliseda p. 18 Esp (BD)
      El célebre geólogo Veneuil no encontró en España las formaciones que caracterizan el piso superior del silurio, que son las de los sitemeas Ludlow y Werlok, hallando en cambio un gran desarrollo del sistema de Caradoc y de Llandeilo, en los cuales han encontrado, tanto Prado como Malladás, bilobites y crucianas, plantas que en Francia se encuentran ene el piso llamado en otros tiempo inferior, y que ahora debe considerarse, según Vilanova, como siluriano medio.
    • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 600 Esp (BD)
      Al N. O. de Escocia (antigua Caledonia), se ve el gneis invertido sobre el siluriano, apareciendo á su pie muy poco trastornados los conglomerados y areniscas rojas devonianas, cuya naturaleza detrítica revela la inmediación de costas.
    • 1942 Marín, Agustín "Recursos minerales España" [01-01-1942] Boletín de la Real Sociedad Geográfica (Madrid) Esp (HD)
      Se apoya el carbonífero sobre unas capas de poca potencia que parecen devonianas, y a su vez éstas lo hacen sobre el siluriano, que se presenta con toda claridad alrededor de la cuenca de Puertollano.
    • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-01-1950] Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Afirman algunos autores que entre Poveda de la Sierra y Peralejos de las Truchas, en la falda occidental de la Sierra de los almeriques (etimología que proviene del primer Señor de Molina, Conde Almerch o Manrique), descansan las areniscas sobre estratos jurásicos. También hay bancos calizos muy potentes en El Pobo, jurásico; el triásico de Piqueras y el siluriano de Checa.
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 47 Esp (CDH )
      Está constituída en su basamento por rocas muy antiguas, cristalinas (gneis, pizarras cristalinas, serpentinas, granitos, cuarzos), que se dejan ver en los alzamientos del Sistema Central Divisorio, en los Montes de Toledo (siluriano), en el macizo galaico-lusitano y, en general, en toda la mitad occidental de la submeseta sur (fajas extremeñas del cámbrico y silúrico, atravesadas por potentes erupciones graníticas).
    • 1859 Ezquerra Bato, J. "Alpes IV" [24-05-1859] La América (Madrid) Esp (HD)
      Entre los muchos ríos procedentes de las nieves del Himalaya son varios los que corren por la parte del Mediodía fertilizando todo el territorio de las Indias, cuyo suelo, geológicamente considerado, es ademas muy propicio para la cultura, porque en él se encuentran todas las formaciones de sedimiento, desde el plíoceno hasta el siluriano.
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
      Pruebas que hacen distinguir dos formaciones en el paleozóico de estas comarcas: el siluriano y el permeano.– Hasta ahora, y á pesar de algunas aseveraciones no comprobadas por los hechos, no se han encontrado fósiles en toda la parte del Mediodia; únicamente en la del Norte Mr. de Verneuil señala la Calymena Tristani, la Calymena Arago y la Placoparia Tourneminei, y determina así el sistema siluriano como constituyendo la Sierra-Morena.– No es sola esta la diferencia que distingue las formaciones del Norte y Mediodia; algunas otras existen tanto en la direccion de los ejes de levantamiento como en la naturaleza y facies de las rocas.
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
      El corte del terreno, (fig. 18) dibujado mas adelante al tratar del criadero de S. Juan de Alcaráz, indicará la disposicion de las capas, que descansan sobre el siluriano o el trias y raras veces sobre el jurásico; pero lo mas frecuente es que el punto de contacto con los terrenos antiguos se esconda bajo considerables capas horizontales, ya terciarias, ya de aluvion, de modo que los montes cretáceos sobresalen á manera de islotes independientes en medio de las planicies.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 29 Esp (CDH )
      Al propio Sr. Barrois se deben observaciones del mayor interés respecto al devoniano de Cataluña, de Navarra y de León, á la edad del mármol amigdalóideo de los Pirineos, al cretáceo de Oviedo, y al siluriano de los alrededores de Barcelona.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )
      El Sr. Vidal añadió 50 especies nuevas cretáceas en sus Datos para el conocimiento del terreno garumnense, en su Nota acerca del sistema cretáceo de los Pirineos de Cataluña y en la Memoria de Guipúzcoa del Sr. Adán de Yarza; el Sr. Cortázar representó y describió cinco, entre éstas un equinodermo nuevo, en su Memoria de Cuenca, y otras siete del terciario de Valladolid; Donayre figuró, aunque sin darlas nombre, varias cruzianas del siluriano de Zarayoza; el señor Palacios agrego importantes descubrimientos concernientes al wealdense de Soria, repitiendo la descripción de los Unios nuevos que antes publicó en el Boletín , asociado al Sr. Sánchez, quien á su vez los reprodujo en la suya de Logroño, juntamente con otros restos animales y vegetales; en la Memoria de Huelva del Sr. Gonzalo y Tarín se incluyen y representan 11 especies del Culm; y en la nuestra de Huesca, aunque sin figurarlas, otras 11 numulíticas.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )
      Bayan acusó la presencia del género Spirophyton en el siluriano de Almadén; Leith-Adams hizo importantes observaciones sobre restos de elefantes del Norte de España; Munier-Chalmas sobre fósiles de las Baleares recogidos por Hermitte; el Sr. Sauvage, en sus notas sobre peces, describió y figuró dos muy curiosos del mioceno de Lorca; Roemer examinó y dió nombre al Archaeocyathus vel Etmophylum descubierto por el Sr. Macpherson en el cambriano de Sierra Morena; Barrande incluyó la descripción de dos krawlonas nuevas del siluriano de Cataluña en su obra monumental del sistema siluriano del centro de Bohemia; Lycett agregó á las de Inglaterra dos trigonias nuevas del liásico de Asturias; Mojsisovics de Mojsvar cuatro cefalópodos nuevos del trías de Mora de Ebro, recogidos por Verneuil hacía tiempo; los Sres. Etheridge y Carpentier cinco blastoides nuevos del devoniano de León y Asturias; Loriol un austinocrinus de Alicante; Saporta el taoriurus mioceno de esta últinia provincia; Pomel un equinido de Alicante; Douvillé los rudistos de los Pirineos de Cataluña; Schrodt y Tenne resumieron la fauna pliocena del S. de la Península.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )
      Barrande incluyó la descripción de dos krawlonas nuevas del siluriano de Cataluña en su obra monumental del sistema siluriano del centro de Bohemia; Lycett agregó á las de Inglaterra dos trigonias nuevas del liásico de Asturias; Mojsisovics de Mojsvar cuatro cefalópodos nuevos del trías de Mora de Ebro, recogidos por Verneuil hacía tiempo; los Sres. Etheridge y Carpentier cinco blastoides nuevos del devoniano de León y Asturias; Loriol un austinocrinus de Alicante; Saporta el taoriurus mioceno de esta últinia provincia; Pomel un equinido de Alicante; Douvillé los rudistos de los Pirineos de Cataluña; Schrodt y Tenne resumieron la fauna pliocena del S. de la Península.
    • 1902 Gmz Torres, R. Memoria aguas minero-medicinales Aliseda p. 18 Esp (BD)
      El célebre geólogo Veneuil no encontró en España las formaciones que caracterizan el piso superior del silurio, que son las de los sitemeas Ludlow y Werlok, hallando en cambio un gran desarrollo del sistema de Caradoc y de Llandeilo, en los cuales han encontrado, tanto Prado como Malladás, bilobites y crucianas, plantas que en Francia se encuentran ene el piso llamado en otros tiempo inferior, y que ahora debe considerarse, según Vilanova, como siluriano medio.
    • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 600 Esp (BD)
      Al N. O. de Escocia (antigua Caledonia), se ve el gneis invertido sobre el siluriano, apareciendo á su pie muy poco trastornados los conglomerados y areniscas rojas devonianas, cuya naturaleza detrítica revela la inmediación de costas.
    • 1942 Marín, Agustín "Recursos minerales España" [01-01-1942] Boletín de la Real Sociedad Geográfica (Madrid) Esp (HD)
      Se apoya el carbonífero sobre unas capas de poca potencia que parecen devonianas, y a su vez éstas lo hacen sobre el siluriano, que se presenta con toda claridad alrededor de la cuenca de Puertollano.
    • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-01-1950] Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Afirman algunos autores que entre Poveda de la Sierra y Peralejos de las Truchas, en la falda occidental de la Sierra de los almeriques (etimología que proviene del primer Señor de Molina, Conde Almerch o Manrique), descansan las areniscas sobre estratos jurásicos. También hay bancos calizos muy potentes en El Pobo, jurásico; el triásico de Piqueras y el siluriano de Checa.
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 47 Esp (CDH )
      Está constituída en su basamento por rocas muy antiguas, cristalinas (gneis, pizarras cristalinas, serpentinas, granitos, cuarzos), que se dejan ver en los alzamientos del Sistema Central Divisorio, en los Montes de Toledo (siluriano), en el macizo galaico-lusitano y, en general, en toda la mitad occidental de la submeseta sur (fajas extremeñas del cámbrico y silúrico, atravesadas por potentes erupciones graníticas).
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 48 Esp (CDH )
      En términos generales se pueden distinguir en el Sistema Cantábrico dos secciones consecutivas conforme al carácter litogénico del suelo: al Occidente (montes astúricos y leoneses) se continúan las duras rocas paleozoicas, estrato-cristalinas, del macizo galaico (cambriano, siluriano, devoniano); al Oriente, y comenzando por la ingente mole caliza de los Picos de Europa (caliza de montaña del carbonífero inferior), se suceden en orden de antigüedad materiales más modernos (areniscas del Trías y del jurásico) hasta alcanzar las rocas del cretáceo inferior, dominante en Vizcaya.
10.ª Entrega (marzo de 2021)
Versión del 31/03/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
siluriano, a adj. (1838-)
siluriano
También en esta página: siluriano (1850-)
Etim. Calco del inglés silurian, voz atestiguada en esta lengua al menos desde 1835 con la acepción 'perteneciente o relativo a un sistema o serie de rocas paleozoicas situadas bajo el devónico, o al período en que se depositaron', en "On the Silurian System of Rocks", de R. I. Murchison, artículo publicado en The London and Edinburgh Philosophical Magazine and Journal of Science (vol. 7, p. 47: "I venture to suggest that as the great mass of rocks in question, trending from south-west to north-east, traverses the kingdom of our ancestors the Silures, the term "Silurian System" should be adopted as expressive of the deposits which lie between the old red sandstone and the slaty rocks of Wales [...]") y como sustantivo sinónimo de silúrico al menos desde 1876 (véase OED, s. v. silurian). Cf., no obstante, francés silurien, -ienne (TLF, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'perteneciente o relativo a siluriano,' en 1838, en la Reseña geognóstica del Principado de Asturias del ingeniero de minas hispano-alemán G. Schulz. Se atestigua frecuentemente como modificador de los sustantivos terreno, época, era, período o sistema y se consigna, en 1855, en el Diccionario enciclopédico de la editorial Gaspar y Roig con la definición "dícese de un grupo o sistema de rocas neptunianas". 

Como indica R. Gozalo Gutiérrez ("El inicio de la polémica sobre los sufijos utilizados para denominar los terrenos: -ano versus -ico o Casiano de Prado versus Juan Vilanova", Geogaceta, 23, 1998, pp. 71-74), en la segunda mitad del siglo XIX se vivió una intensa polémica, en el ámbito de la terminología geológica, sobre el modo adecuado de designar "series o periodos del Paleozoico" (bien con el sufijo -ano o bien con -ico). Mientras que autores como Ezquerra del Bayo, en su traducción del Tratado de geología de Lyell, opta por siluriano, Vilanova, en su Manual de geología, prefiere silurio y, en el Compendio de geología de 1872 elige silúrico. Gozalo Gutiérrez señala que en "el Congreso Geológico Internacional de Bolonia, la Comisión Hispano Portuguesa para la normalización de la nomenclatura geológica (presidida por Vilanova) proponen unificar las terminaciones para la Series, Terrenos, Pisos y Zonas", de tal modo que para la serie se proponen las formaciones en -ario, para los terrenos en -ico y para los pisos en -ano (1998, p. 73). 

  1. ac. etim.
    adj. Geol. Perteneciente o relativo al siluriano.
    Sinónimo: siluriénico, a
    docs. (1838-2020) 17 ejemplos:
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 595 Esp (BD)
      Debe reconocerse, que los depósitos silurianos ó cambrianos ofrecen una gran analogia, y se habian confundido hasta que se han señalado las discordancias de estralificacion. La caliza es mas abundante en los depósitos silurianos, en donde los esquistos son muchas veces carbonosos.
    • 2020 Anónimo "Hünicken pionero minero" [28-06-2020] Nueva Rioja (La Rioja) Ar (HD)
      "Los primeros geocientíficos alemanes que se incorporaron a la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba a partir de 1871, estuvieron estrechamente vinculados con Emilio Hünicken, según lo manifestaron Alfredo Stelzner y Luis Brackebush. En la obra clásica de Stelzner (1923-1924) traducida del original alemán por Bodenbender encontramos mencionado a Emilio Hünicken como "un paisano que me ayudó eficazmente a los fines de mi viaje, acompañándome a las minas de La Mejicana y a La Caldera y proveyéndome de un baquiano para visitar los puntos Silurianos fosilíferos (Ordovicico) del Potreto de los Angulos y la localidad carbonífera de Tambillos en la pendiente occidental del Famatina." "Hice mis excursiones desde Las Escaleras y Chilecito ayudado muy eficazmente por Emilio Hünicken", establece uno de los capítulos de este ensayo
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 595 Esp (BD)
      Debe reconocerse, que los depósitos silurianos ó cambrianos ofrecen una gran analogia, y se habian confundido hasta que se han señalado las discordancias de estralificacion. La caliza es mas abundante en los depósitos silurianos, en donde los esquistos son muchas veces carbonosos.
    • 1860 Vilanova Piera, J. Manual geología aplicada p. IX Esp (BD)
      Lo mismo puede decirse respecto á la terminación de los adjetivos que expresan los diferentes terrenos que, como se han tomado casi siempre del francés, que hace ien , como silurien , devonien , peneen &:c. , no se ha tenido ningún escrúpulo en convertirla en ano , como siluriano, devoniano, peneano, et sic de caeteris. Verdad es que la mayor parte de los que cultivan hoy la ciencia en España admiten este modismo, sin darse razón del por qué lo usan; pero, por un lado , este proceder negligente no se halla autorizado por acuerdo alguno de la Academia de la Lengua ni de la de Ciencias; [...].
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
      Y es de notar que allí donde su fuerza se encuentra muy amenguada, resulta una concordancia casi completa entre los depósitos terciarios y otros mucho mas antiguos, debiendo citarse por tal concepto las capas terciarias y triásicas, que en las cercanías de Riopar y Alcaráz se muestran casi horizontales, contrastando no poco con la verticalidad de las quarzitas silurianas sobre las cuales se eleva el castillo del último pueblo.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Esp (CDH )
      Aquel hombre tan preocupado de si esta piedra era más o menos siluriana que aquella, y de si otra cristalizaba en romboedros o en prismas, estaba desde su temprana juventud encariñado con un ideal para la vida, y era este una existencia sosegada, virtuosa, formada del amor y del estudio, las dos alas del espíritu, como en su jerga figurada decía.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )

      En sus excelentes Investigaciones de los terrenos antiguos de Asturias y Galicia se describen y figuran minuciosamente 342 especies paleozoicas, de las cuales 45 son nuevas: vivos destellos que arrojan brillante luz sobre nuestras faunas cambrianas, silurianas, devonianas y carboníferas, pues no se limita el autor á señalar el sistema á que corresponden, sino que fija el tramo o los tramos en que se encuentran. Con los materiales recogidos en Asturias por el mismo Sr. Barrois pudieron hacer los Sres. Grand'Eury y Zeiller una esmerada revisión de la flora hullera de esa provincia, aumentando con 11 especies la lista general que doce años antes publicó Areitio en los Anales de la Sociedad Española de Historia Natural .

    • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 600 Esp (BD)
      El mar siluriano invadió toda España, excepto tal vez algo de la región extrema del N.O., y parte de la actual Sierra Nevada
    • 1918 Palacio Valdés, A. Años juventud Angélico p. 59 Esp (BD)
      Además había encontrado en las afueras de la villa, cerca de la Moncloa, algunas capas de lava porosa que en su opinión eran de origen ígneo. Esto le hacía presumir que en Madrid había existido un volcán en los tiempos siluriano o devoniano. Nada tendría de extraño, porque los periódicos conservadores decían todos los días que vivíamos sobre un volcán.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )

      Desde la Patagonia avanza el desierto, pasa a espaldas de Tucumán en un Sahara enclaustrado en la piedra, y por otro brazo muere en la hosca Puna de Atacama. Esa Puna está despoblada, con un habitante por cada treinta kilómetros cuadrados, y es posible que concluya por deshabitarse totalmente. El hombre es un ser muy nuevo, aun el indígena, para habitar esos lugares que se conservan tales como cuando no había sobre la tierra animales ni vegetales. Tampoco hay agua allí: la altura produce males endémicos que se conjuran con hierbas tóxicas, ocluyendo en la idiotez al habitante. Solamente el nativo, hijo del suelo, soporta adormecido las fuerzas telúricas ambientes. Grandes salares, arenales y páramos empujan hacia abajo al que intenta residir allí. Y sin embargo, allá están las más grandes riquezas metalíferas: oro, cobre, plata. Pero esa riqueza está defendida por la soledad. Vegetan sobre esas minas rebaños de cabras y pastores paupérrimos, en promiscuidad. Las mujeres se superponen los vestidos, desde el primero que usaron. Con el último se llevan a la tumba esa mortaja acumulada que vistieron siempre. El hombre no resistiría el trabajo de las minas de oro, cobre, wolfram, borato, de no ser un animal siluriano; y el transporte vale más que el metal.

    • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-07-1950] t. 86, n.º 7, p. 454 Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Al extremo SE. de la Sierra de los Castillos, de Zagra, en el cerro que lleva a la ermita de San Segundo, término de Hombrados, comienza un manchón siluriano, cuyo limite penetra en la provincia de Teruel.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      «Describiré brevemente y por su orden estos ríos, empezando por Jarama: sus primeras fuentes se encuentran en el gneis de la vertiente Sur de Somosierra, entre el Cerro de la Cebollera y el de Excomunión. Corre tocando la Provincia de Madrid, por La Hiruela y por los molinos de Montejo de la Sierra y de Prádena del Rincón. Entra luego en Guadalajara, atravesando pizarras silurianas, hasta el Convento que fue de Bonaval. Penetra por grandes estrechuras en la faja caliza del cretáceo —prolongación de la del Pontón de la Oliva, que se dirige por Tamajón a Congostrina hacia Sigüenza. Se une al Lozoya un poco más abajo del Pontón de la Oliva. Tuerce después al Sur y hace la vega de Torrelaguna, dejando Uceda a la izquierda, ochenta metros más alta, donde hay un puente de madera. Desde su unión con el Lozoya sirve de límite a las dos provincias. Se interna en la de Madrid, pocos kilómetros arriba del Espartal, ya en la faja de arenas diluviales del tiempo cuaternario, y sus aguas divagan por un cauce indeciso, sin dejar provecho a la agricultura. En Talamanca, tan sólo, se pudo hacer con ellas una acequia muy corta, para dar movimiento a un molino de dos piedras. Tiene un puente en el mismo Talamanca, hoy ya inútil, porque el río lo rehusó hace largos años y se abrió otro camino. De Talamanca a Paracuellos se pasa el río por diferentes barcas, hasta el Puente Viveros, por donde cruza la carretera de Aragón-Cataluña, en el kilómetro diez y seis desde Madrid...»
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] Esp (CDH )
      Cerrando al Oriente la fosa del Ebro, la región costero-catalana muestra en la variedad de sus terrenos lo accidentado de su historia geológica, pues en ella están representadas desde las rocas graníticas que en la sección septentrional de la costa son vestigios de un antiguo macizo paleozoico, hasta los mantos diluviales cuaternarios, pasando por los cuarzos silurianos (cadena costera), los estratos mesozoicos y especialmente los depósitos terciarios sedimentados en fase marina o lacustre por efectos de la desecación operada en la cuenca central desde comienzos del mioceno.
    • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
      El segundo es el de Malaise (1897), quien creyó ser el primero en registrar graptolitos silurianos en la mina de Almadén. Finalmente, Oehlert (1895) propuso la nueva especie Trinucleus malladai para los trilobites ilustrados y descritos erróneamente como T. goldfussi por Verneuil y Barrande (1855).
    • 2020 Anónimo "Hünicken pionero minero" [28-06-2020] Nueva Rioja (La Rioja) Ar (HD)
      "Los primeros geocientíficos alemanes que se incorporaron a la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba a partir de 1871, estuvieron estrechamente vinculados con Emilio Hünicken, según lo manifestaron Alfredo Stelzner y Luis Brackebush. En la obra clásica de Stelzner (1923-1924) traducida del original alemán por Bodenbender encontramos mencionado a Emilio Hünicken como "un paisano que me ayudó eficazmente a los fines de mi viaje, acompañándome a las minas de La Mejicana y a La Caldera y proveyéndome de un baquiano para visitar los puntos Silurianos fosilíferos (Ordovicico) del Potreto de los Angulos y la localidad carbonífera de Tambillos en la pendiente occidental del Famatina." "Hice mis excursiones desde Las Escaleras y Chilecito ayudado muy eficazmente por Emilio Hünicken", establece uno de los capítulos de este ensayo
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 595 Esp (BD)
      Debe reconocerse, que los depósitos silurianos ó cambrianos ofrecen una gran analogia, y se habian confundido hasta que se han señalado las discordancias de estralificacion. La caliza es mas abundante en los depósitos silurianos, en donde los esquistos son muchas veces carbonosos.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      SILURIANO: adj. Geol.: dícese de un grupo o sistema de rocas neptunianas.
    • 1860 Vilanova Piera, J. Manual geología aplicada p. IX Esp (BD)
      Lo mismo puede decirse respecto á la terminación de los adjetivos que expresan los diferentes terrenos que, como se han tomado casi siempre del francés, que hace ien , como silurien , devonien , peneen &:c. , no se ha tenido ningún escrúpulo en convertirla en ano , como siluriano, devoniano, peneano, et sic de caeteris. Verdad es que la mayor parte de los que cultivan hoy la ciencia en España admiten este modismo, sin darse razón del por qué lo usan; pero, por un lado , este proceder negligente no se halla autorizado por acuerdo alguno de la Academia de la Lengua ni de la de Ciencias; [...].
    • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
      Y es de notar que allí donde su fuerza se encuentra muy amenguada, resulta una concordancia casi completa entre los depósitos terciarios y otros mucho mas antiguos, debiendo citarse por tal concepto las capas terciarias y triásicas, que en las cercanías de Riopar y Alcaráz se muestran casi horizontales, contrastando no poco con la verticalidad de las quarzitas silurianas sobre las cuales se eleva el castillo del último pueblo.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Esp (CDH )
      Aquel hombre tan preocupado de si esta piedra era más o menos siluriana que aquella, y de si otra cristalizaba en romboedros o en prismas, estaba desde su temprana juventud encariñado con un ideal para la vida, y era este una existencia sosegada, virtuosa, formada del amor y del estudio, las dos alas del espíritu, como en su jerga figurada decía.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 36 Esp (CDH )
      Asociado á d'Archiac describió 31 especies devonianas de Asturias; con Collomb unas cuantas secundarias, agregando un complemento de P. Gervais de los mamiferos miocenos de Madrid, Alcoy y Teruel; a su trabajo sobre una parte de las Provincias Vascongadas acompaña otro suplemento, en que Cotteau explicó 10 equinodermos; auxiliado de Barrande trató de 24 silurianas y devonianas de Almadén, y 17 del cambriano de León; con Lartet da á conocer tres nuevas garunnenses de Segura de Aragón; con Lorière 34 urgoaptenses de Utrillas, 26 de ellas nuevas, y procura á Deslongchamps los ejemplares para añadir otras 14 liásicas.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 37 Esp (CDH )
      J. Halme estudió los fósiles de Mallorca, y agregó la sucinta descripción de cinco especies nuevas; Vezian recogió 74 del terciario de Cataluña, á ocho de las cuales apunta con nombres nuevos; Vilanova señaló 73 en sus Memorias de Castellón y 400 en la de Teruel, figurando más de 60 liásicas, jurásicas, cretáceas y terciarias como representadas por primera vez; Prado, en la suya de Madrid, añade 28 silurianas, cretáceas y terciarias, de las cuales ocho son nuevas también; Coquand, en su excelente Monografía de la edad aptense de España, explica 231 de las provincias de Teruel y Castellón, 120 de las cuales son nuevas; el Sr. Botella, en su descripción geológico-minera de Murcia y Albacete, incluye una lámina con seis peces de la Serrata de Lorca, tres de ellos nuevos; y por fin publicó el Sr. Landerer la Monografía paleontológica del piso áptico de Tortosa, Chert y Benifaza, en la cual describe 67, de ellas 31 nuevas.
    • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )

      En sus excelentes Investigaciones de los terrenos antiguos de Asturias y Galicia se describen y figuran minuciosamente 342 especies paleozoicas, de las cuales 45 son nuevas: vivos destellos que arrojan brillante luz sobre nuestras faunas cambrianas, silurianas, devonianas y carboníferas, pues no se limita el autor á señalar el sistema á que corresponden, sino que fija el tramo o los tramos en que se encuentran. Con los materiales recogidos en Asturias por el mismo Sr. Barrois pudieron hacer los Sres. Grand'Eury y Zeiller una esmerada revisión de la flora hullera de esa provincia, aumentando con 11 especies la lista general que doce años antes publicó Areitio en los Anales de la Sociedad Española de Historia Natural .

    • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 600 Esp (BD)
      El mar siluriano invadió toda España, excepto tal vez algo de la región extrema del N.O., y parte de la actual Sierra Nevada
    • 1918 Palacio Valdés, A. Años juventud Angélico p. 59 Esp (BD)
      Además había encontrado en las afueras de la villa, cerca de la Moncloa, algunas capas de lava porosa que en su opinión eran de origen ígneo. Esto le hacía presumir que en Madrid había existido un volcán en los tiempos siluriano o devoniano. Nada tendría de extraño, porque los periódicos conservadores decían todos los días que vivíamos sobre un volcán.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )

      Desde la Patagonia avanza el desierto, pasa a espaldas de Tucumán en un Sahara enclaustrado en la piedra, y por otro brazo muere en la hosca Puna de Atacama. Esa Puna está despoblada, con un habitante por cada treinta kilómetros cuadrados, y es posible que concluya por deshabitarse totalmente. El hombre es un ser muy nuevo, aun el indígena, para habitar esos lugares que se conservan tales como cuando no había sobre la tierra animales ni vegetales. Tampoco hay agua allí: la altura produce males endémicos que se conjuran con hierbas tóxicas, ocluyendo en la idiotez al habitante. Solamente el nativo, hijo del suelo, soporta adormecido las fuerzas telúricas ambientes. Grandes salares, arenales y páramos empujan hacia abajo al que intenta residir allí. Y sin embargo, allá están las más grandes riquezas metalíferas: oro, cobre, plata. Pero esa riqueza está defendida por la soledad. Vegetan sobre esas minas rebaños de cabras y pastores paupérrimos, en promiscuidad. Las mujeres se superponen los vestidos, desde el primero que usaron. Con el último se llevan a la tumba esa mortaja acumulada que vistieron siempre. El hombre no resistiría el trabajo de las minas de oro, cobre, wolfram, borato, de no ser un animal siluriano; y el transporte vale más que el metal.

    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Esta mitad del agua es la más antigua del planeta, el mundo siluriano.
    • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-07-1950] t. 86, n.º 7, p. 454 Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Al extremo SE. de la Sierra de los Castillos, de Zagra, en el cerro que lleva a la ermita de San Segundo, término de Hombrados, comienza un manchón siluriano, cuyo limite penetra en la provincia de Teruel.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      «Describiré brevemente y por su orden estos ríos, empezando por Jarama: sus primeras fuentes se encuentran en el gneis de la vertiente Sur de Somosierra, entre el Cerro de la Cebollera y el de Excomunión. Corre tocando la Provincia de Madrid, por La Hiruela y por los molinos de Montejo de la Sierra y de Prádena del Rincón. Entra luego en Guadalajara, atravesando pizarras silurianas, hasta el Convento que fue de Bonaval. Penetra por grandes estrechuras en la faja caliza del cretáceo —prolongación de la del Pontón de la Oliva, que se dirige por Tamajón a Congostrina hacia Sigüenza. Se une al Lozoya un poco más abajo del Pontón de la Oliva. Tuerce después al Sur y hace la vega de Torrelaguna, dejando Uceda a la izquierda, ochenta metros más alta, donde hay un puente de madera. Desde su unión con el Lozoya sirve de límite a las dos provincias. Se interna en la de Madrid, pocos kilómetros arriba del Espartal, ya en la faja de arenas diluviales del tiempo cuaternario, y sus aguas divagan por un cauce indeciso, sin dejar provecho a la agricultura. En Talamanca, tan sólo, se pudo hacer con ellas una acequia muy corta, para dar movimiento a un molino de dos piedras. Tiene un puente en el mismo Talamanca, hoy ya inútil, porque el río lo rehusó hace largos años y se abrió otro camino. De Talamanca a Paracuellos se pasa el río por diferentes barcas, hasta el Puente Viveros, por donde cruza la carretera de Aragón-Cataluña, en el kilómetro diez y seis desde Madrid...»
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] Esp (CDH )
      Cerrando al Oriente la fosa del Ebro, la región costero-catalana muestra en la variedad de sus terrenos lo accidentado de su historia geológica, pues en ella están representadas desde las rocas graníticas que en la sección septentrional de la costa son vestigios de un antiguo macizo paleozoico, hasta los mantos diluviales cuaternarios, pasando por los cuarzos silurianos (cadena costera), los estratos mesozoicos y especialmente los depósitos terciarios sedimentados en fase marina o lacustre por efectos de la desecación operada en la cuenca central desde comienzos del mioceno.
    • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
      El segundo es el de Malaise (1897), quien creyó ser el primero en registrar graptolitos silurianos en la mina de Almadén. Finalmente, Oehlert (1895) propuso la nueva especie Trinucleus malladai para los trilobites ilustrados y descritos erróneamente como T. goldfussi por Verneuil y Barrande (1855).
    • 2020 Anónimo "Hünicken pionero minero" [28-06-2020] Nueva Rioja (La Rioja) Ar (HD)
      "Los primeros geocientíficos alemanes que se incorporaron a la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba a partir de 1871, estuvieron estrechamente vinculados con Emilio Hünicken, según lo manifestaron Alfredo Stelzner y Luis Brackebush. En la obra clásica de Stelzner (1923-1924) traducida del original alemán por Bodenbender encontramos mencionado a Emilio Hünicken como "un paisano que me ayudó eficazmente a los fines de mi viaje, acompañándome a las minas de La Mejicana y a La Caldera y proveyéndome de un baquiano para visitar los puntos Silurianos fosilíferos (Ordovicico) del Potreto de los Angulos y la localidad carbonífera de Tambillos en la pendiente occidental del Famatina." "Hice mis excursiones desde Las Escaleras y Chilecito ayudado muy eficazmente por Emilio Hünicken", establece uno de los capítulos de este ensayo
    1. adj. Frecuentemente, como modificador de terreno.
      docs. (1838-2012) 19 ejemplos:
      • 1838 Schulz, G. Reseña geognóstica Asturias p. 3 Esp (BD)
        2.º La segunda formacion geológica de Asturias, es decir, el terreno encrinero ó siluriano, (3) se compone mayormente de roca caliza, pizarrilla y cuarcita, y ocupa la parte oriental del principado, inclusa la cordillera principal desde Leitariegos hasta Potes con todos los cordales que de ella arrancan para el interior de Asturias [...]. [3) Entiéndase el terreno siluriano y el devoniano.
      • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
        El deslinde estratigráfico de los terrenos silurianos y devonianos, con criterios esencialmente paleontológicos, le permitió a Prado reunir gran cantidad de fósiles. Parte de ellos se los envió para su estudio a Verneuil, quien ya contaba con una colección propia, derivada de su viaje de 1850.
      • 1838 Schulz, G. Reseña geognóstica Asturias p. 3 Esp (BD)
        2.º La segunda formacion geológica de Asturias, es decir, el terreno encrinero ó siluriano, (3) se compone mayormente de roca caliza, pizarrilla y cuarcita, y ocupa la parte oriental del principado, inclusa la cordillera principal desde Leitariegos hasta Potes con todos los cordales que de ella arrancan para el interior de Asturias [...]. [3) Entiéndase el terreno siluriano y el devoniano.
      • 1845 Luxán, F. Tratado elemental mineralogía I p. 93 Esp (BD)
        En el Harze está en filones en terrenos silurianos. En la mina de Pazey es el plomo mas moderno, puesto que se halla en el Lias, y la de Bleiberg en un calizo análogo á la creta, de manera que el hecho sumamente importante, porque ha destruido la opinion que encerraba el criadero de los metales en los terrenos cristalinos antiguos, hasta los silurianos ó de transicion.
      • 1855 Schulz, G. Memoria trabajos 1853 p. 24 Esp (BD)
        En este terreno siluriano no se han visto calizas en la provincia de Segovia, ni en la vertiente opuesta en las de Guadalajara y Madrid, ni tampoco en la de Avila. En la de Salamanca las contiene, pero sin fósiles. La cal que se consume en el Barco de Avila y en Béjar procede de calizas silurianas, y va de Linares y de Tamames, pueblos situados en la Sierra de Francia. Tambien es de notar que en él no se ha visto ningun conglomerado, y sin duda alguna, si no fuese por los fósiles, aunque pocos, que en él se hallan, no faltarian geólogos que le considerasen como azóico.
      • 1876 Egozcue Cía, J. / Mallada Puello, L. Mapa geológico Cáceres p. 126 Esp (BD)
        Después de Boblaye examinó Dufrenoy la constitución geológica del oeste de Francia, donde estableció cuatro terrenos, á saber: terreno cambriano, compuesto de pizarras y filadios talcosos ó lustrosos, con arenisca fina y grauwascka pizarreña; terreno siluriano, formado por pudinga de Cleey, areniscas blancas silíceas, pizarras negras de Angers, areniscas de May, pizarra con Cardiola interrupta y grauwascka de color heces de vino; [...].
      • 1885 Anónimo "Descripción geológica" [01-01-1885] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        El terreno siluriano asoma dentro de la provincia en tres regiones distinas, constituyendo siete manchas, cuya superficie total es de 565 quilómetros cuadrados.
      • 1901 Artigas, P. "Trabajos hidrológico-forestales" [01-01-1901] Revista Contemporánea (Madrid) Esp (HD)
        En esta parte del Lozoya vierten sus aguas algunos arroyos de carácter torrencial que, socavando en la arcilla cuaternaria, procedente de la descomposición de las rocas del terreno siluriano (formado principalmente de pizarras arcillosas y cuarcitas), llevan en las aguas de lluvia grandes cantidades de dicha arcilla, y de ahí las turbias del Lozoya en esta capital.
      • 1915 Schz Navarro Neumann, M. M. "Aguas Madrid" [15-07-1915] La Construcción Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El vaso es menos amplio, tanto, que para almacenar 40 milones [sic] de metros cúbicos, es preciso dar á la presa 55 metros de altura, pero en cambio, el suelo y las laderas están todos en terrenos silurianos, que son excelentes para conservar las aguas de un gran depósito, como sucede en los embalses del río Lozoya.
      • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
        En los terrenos siluriano y devoniano se han encontrado fragmentos y ejes hasta de 1 metro, que recuerdan por su estructura los Macrocystis actuales, y con diversas especies se han formado el género Nematophycus, propio del siluriano, devoniano y eriano superior.
      • 1921-1944 Glz Vázquez, E. Alimentación ganadería [1944] 367 Esp (CDH )
        Según la competente opinión del Ingeniero Agrónomo E. Alcaraz (Los problemas de colonización interior de España), las dehesas que producen pastos abundantes para mantener cinco o más reses menores o su equivalente en ganado mayor, abarcan unos tres millones de hectáreas, y ocupan las riberas de los ríos de la vertiente atlántica y en general gran parte de la zona de terreno siluriano que se extiende a lo largo de la frontera portuguesa, es decir, de un modo aproximado, la mitad de las provincias de Cáceres y Badajoz, un tercio de las de Zamora y Salamanca y un décimo de las de Sevilla, Cádiz, Huelva y Ciudad Real.
      • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
        El deslinde estratigráfico de los terrenos silurianos y devonianos, con criterios esencialmente paleontológicos, le permitió a Prado reunir gran cantidad de fósiles. Parte de ellos se los envió para su estudio a Verneuil, quien ya contaba con una colección propia, derivada de su viaje de 1850.
      • 1838 Schulz, G. Reseña geognóstica Asturias p. 3 Esp (BD)
        2.º La segunda formacion geológica de Asturias, es decir, el terreno encrinero ó siluriano, (3) se compone mayormente de roca caliza, pizarrilla y cuarcita, y ocupa la parte oriental del principado, inclusa la cordillera principal desde Leitariegos hasta Potes con todos los cordales que de ella arrancan para el interior de Asturias [...]. [3) Entiéndase el terreno siluriano y el devoniano.
      • 1845 Luxán, F. Tratado elemental mineralogía I p. 93 Esp (BD)
        En el Harze está en filones en terrenos silurianos. En la mina de Pazey es el plomo mas moderno, puesto que se halla en el Lias, y la de Bleiberg en un calizo análogo á la creta, de manera que el hecho sumamente importante, porque ha destruido la opinion que encerraba el criadero de los metales en los terrenos cristalinos antiguos, hasta los silurianos ó de transicion.
      • 1847 Ezquerra Bayo, J. Trad Elementos geología Lyell p. 119 Esp (BD)
        Un depósito situado en las cercanías del lago Werner, en el mediodia de Suecia, y de la clase de terrenos que los geólogos han llamado silurianos ó de transicion, presenta un bello ejemplo de esta estratificacion [...].
      • 1855 Schulz, G. Memoria trabajos 1853 p. 24 Esp (BD)
        En este terreno siluriano no se han visto calizas en la provincia de Segovia, ni en la vertiente opuesta en las de Guadalajara y Madrid, ni tampoco en la de Avila. En la de Salamanca las contiene, pero sin fósiles. La cal que se consume en el Barco de Avila y en Béjar procede de calizas silurianas, y va de Linares y de Tamames, pueblos situados en la Sierra de Francia. Tambien es de notar que en él no se ha visto ningun conglomerado, y sin duda alguna, si no fuese por los fósiles, aunque pocos, que en él se hallan, no faltarian geólogos que le considerasen como azóico.
      • 1862 Anónimo "Minería" [26-02-1862] Diario de Córdoba de Comercio, Industria, Administración, Noticias y Avisos (Córdoba) Esp (HD)
        La formacion hullera de esta cuenca tiene por límite el terreno siluriano tanto al Norte como al Sur, tan completamente visible que cualquiera lo encuentra, y todo el terreno comprendido en los referidos límites forma el criadero.
      • 1876 Egozcue Cía, J. / Mallada Puello, L. Mapa geológico Cáceres p. 126 Esp (BD)
        Después de Boblaye examinó Dufrenoy la constitución geológica del oeste de Francia, donde estableció cuatro terrenos, á saber: terreno cambriano, compuesto de pizarras y filadios talcosos ó lustrosos, con arenisca fina y grauwascka pizarreña; terreno siluriano, formado por pudinga de Cleey, areniscas blancas silíceas, pizarras negras de Angers, areniscas de May, pizarra con Cardiola interrupta y grauwascka de color heces de vino; [...].
      • 1885 Anónimo "Descripción geológica" [01-01-1885] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        El terreno siluriano asoma dentro de la provincia en tres regiones distinas, constituyendo siete manchas, cuya superficie total es de 565 quilómetros cuadrados.
      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (S) (NTLLE)
        Siluriano, na. [...] adj. Geol. Dícese de cierto terreno sedimentario considerado como uno de los más antiguos.
      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (S) (NTLLE)
        Siluriano [...] Geol. Perteneciente á este terreno.
      • 1901 Artigas, P. "Trabajos hidrológico-forestales" [01-01-1901] Revista Contemporánea (Madrid) Esp (HD)
        En esta parte del Lozoya vierten sus aguas algunos arroyos de carácter torrencial que, socavando en la arcilla cuaternaria, procedente de la descomposición de las rocas del terreno siluriano (formado principalmente de pizarras arcillosas y cuarcitas), llevan en las aguas de lluvia grandes cantidades de dicha arcilla, y de ahí las turbias del Lozoya en esta capital.
      • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
        Siluriano, na, adj. y s. geol. Dícese de un terreno sedimentario muy antiguo.
      • 1915 Schz Navarro Neumann, M. M. "Aguas Madrid" [15-07-1915] La Construcción Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El vaso es menos amplio, tanto, que para almacenar 40 milones [sic] de metros cúbicos, es preciso dar á la presa 55 metros de altura, pero en cambio, el suelo y las laderas están todos en terrenos silurianos, que son excelentes para conservar las aguas de un gran depósito, como sucede en los embalses del río Lozoya.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        SILURIANO, NA. [...]. adj. Geol. Dícese de cierto terreno sedimentario considerado como uno de los más antiguos.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        SILURIANO, NA. [...] Geol. Perteneciente a este terreno.
      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (S) (NTLLE)
        SILURIANO, NA. adj. Silúrico. [|adj. Geol. Dícese de cierto terreno sedimentario, que se considera como uno de los más antiguos].
      • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
        En los terrenos siluriano y devoniano se han encontrado fragmentos y ejes hasta de 1 metro, que recuerdan por su estructura los Macrocystis actuales, y con diversas especies se han formado el género Nematophycus, propio del siluriano, devoniano y eriano superior.
      • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
        SILURIANO, NA: adj. Silúrico. [|adj. Geol. Dícese de cierto terreno sedimentario, que se considera como uno de los más antiguos].
      • 1921-1944 Glz Vázquez, E. Alimentación ganadería [1944] 367 Esp (CDH )
        Según la competente opinión del Ingeniero Agrónomo E. Alcaraz (Los problemas de colonización interior de España), las dehesas que producen pastos abundantes para mantener cinco o más reses menores o su equivalente en ganado mayor, abarcan unos tres millones de hectáreas, y ocupan las riberas de los ríos de la vertiente atlántica y en general gran parte de la zona de terreno siluriano que se extiende a lo largo de la frontera portuguesa, es decir, de un modo aproximado, la mitad de las provincias de Cáceres y Badajoz, un tercio de las de Zamora y Salamanca y un décimo de las de Sevilla, Cádiz, Huelva y Ciudad Real.
      • 2012 Gtz-Marco, J. C. / Rábano, I. / Lorenzo Álvz S. "Patrimonio paleontológico paleozoico" [01-01-2012] De Re Metálica (Madrid) Esp (HD)
        El deslinde estratigráfico de los terrenos silurianos y devonianos, con criterios esencialmente paleontológicos, le permitió a Prado reunir gran cantidad de fósiles. Parte de ellos se los envió para su estudio a Verneuil, quien ya contaba con una colección propia, derivada de su viaje de 1850.
    2. adj. Frecuentemente, como modificador de sistema.
      docs. (1847-1983) 10 ejemplos:
      • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 588 Esp (BD)
        SISTEMA SILURIANO. Las rocas silurianas están inmediatamente sobrepuestas al sistema cambriano; se distinguen las rocas silurianas inferiores constituidas por la formacion de Caradoc y la formacion de Llandeilo, y las rocas silurianas superiores por la formación de Ludlow y la de Wenlock.
      • 1983 Cerdeño, M. L. / García Huerta, R. "Estratigrafía protohistórica" [01-01-1983] Noticiario Arqueológico Hispánico (Madrid) Esp (HD)
        Al estudiar estas cerámicas es interesante constatar la presencia de yacimientos de grafito en un lugar relativamente próximo a La Coronilla, concretamente cerca de los pueblos de Checa y Alcorohces distantes no más de 40 Kms. en línea recta. Efectivamente, en el sureste del partido de Molina existen grandes afloramientos del sistema siluriano en que las rocas más comunes son las pizarras, cuarcitas y areniscas, enumeradas en orden de importancia de la superficie que ocupan.
      • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 588 Esp (BD)
        SISTEMA SILURIANO. Las rocas silurianas están inmediatamente sobrepuestas al sistema cambriano; se distinguen las rocas silurianas inferiores constituidas por la formacion de Caradoc y la formacion de Llandeilo, y las rocas silurianas superiores por la formación de Ludlow y la de Wenlock.
      • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] 29 Esp (CDH )
        únicamente en la del Norte Mr. de Verneuil señala la Calymena Tristani, la Calymena Arago y la Placoparia Tourneminei, y determina así el sistema siluriano como constituyendo la Sierra-Morena.– No es sola esta la diferencia que distingue las formaciones del Norte y Mediodia; algunas otras existen tanto en la direccion de los ejes de levantamiento como en la naturaleza y facies de las rocas.
      • 1876 Egozcue Cía, J. / Mallada Puello, L. Mapa geológico Cáceres p. 106 Esp (BD)
        Pero á no ser por rara rara excepcion, por mas que la misma silice endurezca muchas veces las rocas de este sistema, y aun teniendo en cuenta que algunas veces puede recibir el nombre de grauvacka, no se encuentran alternando real ni aparentemente con ellas las areniscas y cuarcitas que caracterizan en la provincia el sistema siluriano.
      • 1885 Anónimo "Criaderos metalíferos" [01-01-1885] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        Prescindiendo del hierro colitico que hemos señalado (pág. 51) en la Hoya de la Caridad, á las inmediaciones de Sarrión, como formando parte integrante de las rocas del sistema jurásico, y de los óxidos del mismo metal que con frecuencia acompañan á diversas capas de diferentes sistemas, las verdaderas menas de hierro existen principalmente en el sistema siluriano de las sierras Menera, del Tremedal, Alta y de Albarracin [...].
      • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 25 Esp (CDH )
        En la de Barcelona, los Sres. Maureta y Thos compaginan las clasificaciones de los terrenos de la región pirenaica indicadas por los geólogos que les precedieron; en la de Huesca se discuten las edades de los diferentes sistemas de la misma región y las cuestiones interminables del origen y de la edad de las ofitas; y, por fin, el Sr. Egozcue y yo disertamos en la de Cáceres sobre la creación y descomposición del granito, y confrontamos los sistemas cambriano y siluriano de Extremadura con los de otras localidades extranjeras.
      • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 599 Esp (BD)
        SISTEMA SILURIANO. Caracteres generales.—Toma el nombre de los siluros, antigua tribu bretona, que habitó el Shropshire (Inglaterra), donde se estudió por Murchison (1835) este sistema.
      • 1922 Azpeitia Moros, F. Discurso Florentino Azpeitia p. 37 Esp (BD)
        Mac Leay al estudiar el Sistema Siluriano de Murchison, reservaba el nombre de Nereites a las formas grandes que presentaban apéndices laterales claramente separados. Es el caso de la Scolicia. Conviene llamar la atención sobre la gran semejanza que tiene el precitado Nereites, con la huella que dejan ciertos gasterópodos al arrastrarse sobre un fondo de lodo muy blando, y para este caso se cita muy particularmente la Púrpura lapillus Linneo, aunque es especie que habitualmente se la encuentra adherida a las rocas y muy frecuentemente en sus grietas.
      • 1983 Cerdeño, M. L. / García Huerta, R. "Estratigrafía protohistórica" [01-01-1983] Noticiario Arqueológico Hispánico (Madrid) Esp (HD)
        Al estudiar estas cerámicas es interesante constatar la presencia de yacimientos de grafito en un lugar relativamente próximo a La Coronilla, concretamente cerca de los pueblos de Checa y Alcorohces distantes no más de 40 Kms. en línea recta. Efectivamente, en el sureste del partido de Molina existen grandes afloramientos del sistema siluriano en que las rocas más comunes son las pizarras, cuarcitas y areniscas, enumeradas en orden de importancia de la superficie que ocupan.
      • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 588 Esp (BD)
        SISTEMA SILURIANO. Las rocas silurianas están inmediatamente sobrepuestas al sistema cambriano; se distinguen las rocas silurianas inferiores constituidas por la formacion de Caradoc y la formacion de Llandeilo, y las rocas silurianas superiores por la formación de Ludlow y la de Wenlock.
      • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] 29 Esp (CDH )
        únicamente en la del Norte Mr. de Verneuil señala la Calymena Tristani, la Calymena Arago y la Placoparia Tourneminei, y determina así el sistema siluriano como constituyendo la Sierra-Morena.– No es sola esta la diferencia que distingue las formaciones del Norte y Mediodia; algunas otras existen tanto en la direccion de los ejes de levantamiento como en la naturaleza y facies de las rocas.
      • 1876 Egozcue Cía, J. / Mallada Puello, L. Mapa geológico Cáceres p. 106 Esp (BD)
        Pero á no ser por rara rara excepcion, por mas que la misma silice endurezca muchas veces las rocas de este sistema, y aun teniendo en cuenta que algunas veces puede recibir el nombre de grauvacka, no se encuentran alternando real ni aparentemente con ellas las areniscas y cuarcitas que caracterizan en la provincia el sistema siluriano.
      • 1885 Anónimo "Criaderos metalíferos" [01-01-1885] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        Prescindiendo del hierro colitico que hemos señalado (pág. 51) en la Hoya de la Caridad, á las inmediaciones de Sarrión, como formando parte integrante de las rocas del sistema jurásico, y de los óxidos del mismo metal que con frecuencia acompañan á diversas capas de diferentes sistemas, las verdaderas menas de hierro existen principalmente en el sistema siluriano de las sierras Menera, del Tremedal, Alta y de Albarracin [...].
      • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] 25 Esp (CDH )
        En la de Barcelona, los Sres. Maureta y Thos compaginan las clasificaciones de los terrenos de la región pirenaica indicadas por los geólogos que les precedieron; en la de Huesca se discuten las edades de los diferentes sistemas de la misma región y las cuestiones interminables del origen y de la edad de las ofitas; y, por fin, el Sr. Egozcue y yo disertamos en la de Cáceres sobre la creación y descomposición del granito, y confrontamos los sistemas cambriano y siluriano de Extremadura con los de otras localidades extranjeras.
      • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )
        En lo relativo á los adelantos de la Paleontología española, fuerza es reconocer que Verneuil asentó los primeros fundamentos, sobre todo para los sistemas cambriano, siluriano, devoniano y cretáceo, en los que se fijó con especial esmero.
      • 1897 Mallada Puello, L. Discurso [1897] Esp (CDH )
        Barrande incluyó la descripción de dos krawlonas nuevas del siluriano de Cataluña en su obra monumental del sistema siluriano del centro de Bohemia; Lycett agregó á las de Inglaterra dos trigonias nuevas del liásico de Asturias; Mojsisovics de Mojsvar cuatro cefalópodos nuevos del trías de Mora de Ebro, recogidos por Verneuil hacía tiempo; los Sres. Etheridge y Carpentier cinco blastoides nuevos del devoniano de León y Asturias; Loriol un austinocrinus de Alicante; Saporta el taoriurus mioceno de esta últinia provincia; Pomel un equinido de Alicante; Douvillé los rudistos de los Pirineos de Cataluña; Schrodt y Tenne resumieron la fauna pliocena del S. de la Península.
      • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 599 Esp (BD)
        SISTEMA SILURIANO. Caracteres generales.—Toma el nombre de los siluros, antigua tribu bretona, que habitó el Shropshire (Inglaterra), donde se estudió por Murchison (1835) este sistema.
      • 1922 Azpeitia Moros, F. Discurso Florentino Azpeitia p. 37 Esp (BD)
        Mac Leay al estudiar el Sistema Siluriano de Murchison, reservaba el nombre de Nereites a las formas grandes que presentaban apéndices laterales claramente separados. Es el caso de la Scolicia. Conviene llamar la atención sobre la gran semejanza que tiene el precitado Nereites, con la huella que dejan ciertos gasterópodos al arrastrarse sobre un fondo de lodo muy blando, y para este caso se cita muy particularmente la Púrpura lapillus Linneo, aunque es especie que habitualmente se la encuentra adherida a las rocas y muy frecuentemente en sus grietas.
      • 1983 Cerdeño, M. L. / García Huerta, R. "Estratigrafía protohistórica" [01-01-1983] Noticiario Arqueológico Hispánico (Madrid) Esp (HD)
        Al estudiar estas cerámicas es interesante constatar la presencia de yacimientos de grafito en un lugar relativamente próximo a La Coronilla, concretamente cerca de los pueblos de Checa y Alcorohces distantes no más de 40 Kms. en línea recta. Efectivamente, en el sureste del partido de Molina existen grandes afloramientos del sistema siluriano en que las rocas más comunes son las pizarras, cuarcitas y areniscas, enumeradas en orden de importancia de la superficie que ocupan.
    3. adj. Frecuentemente, como modificador de época, era o periodo.
      docs. (1850-2016) 15 ejemplos:
      • 1850 Anónimo "Industria minera de Cartagena" [30-08-1850] La Nación (Madrid) Esp (HD)
        El terreno en que están abiertas las minas, pertenece al periodo siluriano superior, siendo sus elementos el esquisto arcilloso y la caliza en capas alternantes; lo notable es que los carbonatos han elevado esta última para depositarse, penetrando unas veces su masa, estando otras en simple contacto con la roca: forman tambien el núcleo de grandes crestones y cantos rodados de hierro siliceo, que de un modo caprichoso tienen repartido el contenido de plomo.
      • 2016 Anónimo (Xinhua) "Origen mandíbulas pez prehistórico" [21-10-2016] Bohemia (La Habana) Cu (HD)
        La más simple interpretación del patrón observado, según los investigadores, es que los huesos de nuestras mandíbulas evolucionaron de estos viejos planos gnathales de los placodermos.”Parece que parte significativa de nuestra anatomía puede rastrearse no sólo a los primeros peces con huesos, sino más allá hacia los placodermos acorazados desgarbados del período siluriano (de 443 a 419 millones de años de antigüedad)”, dijo Zhu.”Los placodermos, un grupo de peces acorazados extintos, no son de interés para los biólogos evolucionistas”, escribió Long.
      • 1850 Anónimo "Industria minera de Cartagena" [30-08-1850] La Nación (Madrid) Esp (HD)
        El terreno en que están abiertas las minas, pertenece al periodo siluriano superior, siendo sus elementos el esquisto arcilloso y la caliza en capas alternantes; lo notable es que los carbonatos han elevado esta última para depositarse, penetrando unas veces su masa, estando otras en simple contacto con la roca: forman tambien el núcleo de grandes crestones y cantos rodados de hierro siliceo, que de un modo caprichoso tienen repartido el contenido de plomo.
      • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] 29 Esp (CDH )
        De tal importancia considero todas estas diferencias, que en tanto que nuevos hechos no vengan á modificar mi opinion, creo que aunque ambas formaciones se hallan indudablemente comprendidas en la série de los terrenos paleozóicos, el período siluriano, caracterizado por sus fósiles, ha de referirse únicamente á las del Norte, y que las del Mediodia deben asimilarse al período permeano, representando sus diversos estratos el zeichtein, los esquistos metalíferos y aluníferos y el new red sandstone de esta formacion.
      • 1874 Anónimo "Datos geológico-mineros Jaén" [01-01-1874] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        La minería de este término se halla concentrada en su parte N. E., confinando con el término de Carolina, y en las estribaciones meridionales de Sierra-Morena. El suelo en que radican los criaderos corresponde al período siluriano, constituido por pizarras filadiformes y algunas capas de cuarcitas y calizas.
      • 1883 Anónimo "Paleontología" [01-01-1883] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        [...]; la fauna de los tramos de El Horno y de Luarca es la misma que la de las Sierras Morena y de Bussaco (Portugal), en el periodo siluriano medio, y la cambriana superior presenta, comparada con la de León, caracteres acaso más francamente primordiales, pues faltan en la de Asturias los Leperdilia y Capulus, que establecen el enlace con las faunas siguientes, faltan asimismo por completo en ella los braquiópodos y en ninguna se hace tan patente el predominio de los Irilobites.
      • 1895 Jordana Morera, J. "Repoblación forestal" [01-01-1895] Revista Contemporánea (Madrid) Esp (HD)
        Así sucede en la provincia de Ciudad Real, donde los árboles vegetan mal á causa de la pobreza del terreno y escaso espesor de la capa penetrable por las raíces, en cuanto se encuentran luego las pizarras talcosas y silíceas del período siluriano, á cuya formación pertenecen las sierras de aquel lado.
      • 1901 Echegaray, E. Discurso leído [1901] Esp (CDH )
        Tras de esta época, con sus períodos laurentino, cambriano y siluriano, vino la edad paleolítica, con sus divisiones devoniana, hullera y permiana.
      • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 599 Esp (BD)
        En la primera época el mar invadió Rusia, dejando subsistente la Finlandia, y en la segunda, en que puede divirse [sic] el período siluriano, se retiró de aquellas regiones, ocupando, en cambio, otras de Europa. El mar siluriano invadió toda España, excepto tal vez algo de la región extrema del N.O., y parte de la actual Sierra Nevada.
      • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-07-1950] Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Tres kilómetros al sudeste de Rata se levanta el Cerro del Otero, perteneciente al período siluriano, que se extiende algo por el Sur y el Este, no llegando a alcanzar ninguno de los pueblos limítrofes.
      • 1955 Signo, J. M. "Si Europa hundiera" [04-03-1955] Imperio (Zamora) Esp (HD)
        La mayor de estas islas estaba formada por parte de Galicia y el norte de Portugal. Después, al terminar el periodo siluriano la tierra primitiva de la península fue emergiendo de las aguas hacia el nordeste.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        siluriano, na. [...] adj. Geol. silúrico [|adj. Geol. Se dice del tercer período de la era paleozoica, que abarca desde hace 440 millones de años hasta hace 408 millones de años, caracterizado por los primeros terrenos sedimentarios y la formación de los mares continentales. U. t. c. s. m.].
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        siluriano, na. [...] adj. Geol. silúrico [|adj. Geol. Dicho de un período: Tercero de la era paleozoica, que abarca desde hace 440 millones de años hasta hace 408 millones de años, caracterizado por los primeros terrenos sedimentarios y la formación de los mares continentales].
      • 2016 Anónimo (Xinhua) "Origen mandíbulas pez prehistórico" [21-10-2016] Bohemia (La Habana) Cu (HD)
        La más simple interpretación del patrón observado, según los investigadores, es que los huesos de nuestras mandíbulas evolucionaron de estos viejos planos gnathales de los placodermos.”Parece que parte significativa de nuestra anatomía puede rastrearse no sólo a los primeros peces con huesos, sino más allá hacia los placodermos acorazados desgarbados del período siluriano (de 443 a 419 millones de años de antigüedad)”, dijo Zhu.”Los placodermos, un grupo de peces acorazados extintos, no son de interés para los biólogos evolucionistas”, escribió Long.
      • 1850 Anónimo "Industria minera de Cartagena" [30-08-1850] La Nación (Madrid) Esp (HD)
        El terreno en que están abiertas las minas, pertenece al periodo siluriano superior, siendo sus elementos el esquisto arcilloso y la caliza en capas alternantes; lo notable es que los carbonatos han elevado esta última para depositarse, penetrando unas veces su masa, estando otras en simple contacto con la roca: forman tambien el núcleo de grandes crestones y cantos rodados de hierro siliceo, que de un modo caprichoso tienen repartido el contenido de plomo.
      • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] 29 Esp (CDH )
        De tal importancia considero todas estas diferencias, que en tanto que nuevos hechos no vengan á modificar mi opinion, creo que aunque ambas formaciones se hallan indudablemente comprendidas en la série de los terrenos paleozóicos, el período siluriano, caracterizado por sus fósiles, ha de referirse únicamente á las del Norte, y que las del Mediodia deben asimilarse al período permeano, representando sus diversos estratos el zeichtein, los esquistos metalíferos y aluníferos y el new red sandstone de esta formacion.
      • 1868 Botella Hornos, F. Descrip geol-miner Murcia y Albacete [1868] Esp (CDH )
        A los terrenos paleozóicos en sus dos períodos probables siluriano y permeano, sigue por órden de antigüedad la formacion triásica, de gran importancia en estas comarcas.
      • 1874 Anónimo "Datos geológico-mineros Jaén" [01-01-1874] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        La minería de este término se halla concentrada en su parte N. E., confinando con el término de Carolina, y en las estribaciones meridionales de Sierra-Morena. El suelo en que radican los criaderos corresponde al período siluriano, constituido por pizarras filadiformes y algunas capas de cuarcitas y calizas.
      • 1883 Anónimo "Paleontología" [01-01-1883] Boletín de la Comisión del Mapa Geológico de España (Madrid) Esp (HD)
        [...]; la fauna de los tramos de El Horno y de Luarca es la misma que la de las Sierras Morena y de Bussaco (Portugal), en el periodo siluriano medio, y la cambriana superior presenta, comparada con la de León, caracteres acaso más francamente primordiales, pues faltan en la de Asturias los Leperdilia y Capulus, que establecen el enlace con las faunas siguientes, faltan asimismo por completo en ella los braquiópodos y en ninguna se hace tan patente el predominio de los Irilobites.
      • 1895 Jordana Morera, J. "Repoblación forestal" [01-01-1895] Revista Contemporánea (Madrid) Esp (HD)
        Así sucede en la provincia de Ciudad Real, donde los árboles vegetan mal á causa de la pobreza del terreno y escaso espesor de la capa penetrable por las raíces, en cuanto se encuentran luego las pizarras talcosas y silíceas del período siluriano, á cuya formación pertenecen las sierras de aquel lado.
      • 1901 Echegaray, E. Discurso leído [1901] Esp (CDH )
        Tras de esta época, con sus períodos laurentino, cambriano y siluriano, vino la edad paleolítica, con sus divisiones devoniana, hullera y permiana.
      • 1915 Puig Bellacasa, N. Apuntes Geología p. 599 Esp (BD)
        En la primera época el mar invadió Rusia, dejando subsistente la Finlandia, y en la segunda, en que puede divirse [sic] el período siluriano, se retiró de aquellas regiones, ocupando, en cambio, otras de Europa. El mar siluriano invadió toda España, excepto tal vez algo de la región extrema del N.O., y parte de la actual Sierra Nevada.
      • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
        De las Rodimeniales se han conservado muy bien los restos de las que se incrustan de caliza; así en la época siluriana aparece el género Solenospora algo semejante a las Coralináceas actuales.
      • 1950 Sanz Díaz, J. "Características fisiográfico-geológicas" [01-07-1950] Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Tres kilómetros al sudeste de Rata se levanta el Cerro del Otero, perteneciente al período siluriano, que se extiende algo por el Sur y el Este, no llegando a alcanzar ninguno de los pueblos limítrofes.
      • 1955 Signo, J. M. "Si Europa hundiera" [04-03-1955] Imperio (Zamora) Esp (HD)
        La mayor de estas islas estaba formada por parte de Galicia y el norte de Portugal. Después, al terminar el periodo siluriano la tierra primitiva de la península fue emergiendo de las aguas hacia el nordeste.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        siluriano, na. [...] adj. Geol. silúrico [|adj. Geol. Se dice del tercer período de la era paleozoica, que abarca desde hace 440 millones de años hasta hace 408 millones de años, caracterizado por los primeros terrenos sedimentarios y la formación de los mares continentales. U. t. c. s. m.].
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        siluriano, na. [...] adj. Geol. silúrico [|adj. Geol. Perteneciente o relativo a dicha era].
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        siluriano, na. [...] adj. Geol. silúrico [|adj. Geol. Dicho de un período: Tercero de la era paleozoica, que abarca desde hace 440 millones de años hasta hace 408 millones de años, caracterizado por los primeros terrenos sedimentarios y la formación de los mares continentales].
      • 2016 Anónimo (Xinhua) "Origen mandíbulas pez prehistórico" [21-10-2016] Bohemia (La Habana) Cu (HD)
        La más simple interpretación del patrón observado, según los investigadores, es que los huesos de nuestras mandíbulas evolucionaron de estos viejos planos gnathales de los placodermos.”Parece que parte significativa de nuestra anatomía puede rastrearse no sólo a los primeros peces con huesos, sino más allá hacia los placodermos acorazados desgarbados del período siluriano (de 443 a 419 millones de años de antigüedad)”, dijo Zhu.”Los placodermos, un grupo de peces acorazados extintos, no son de interés para los biólogos evolucionistas”, escribió Long.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas