Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

Sáhara o Sahara. 1. ‘Desierto del norte de África’. Ambas grafías son igualmente válidas, si bien a cada una le corresponde una pronunciación. La grafía más tradicional en español es Sahara, que corresponde a la pronunciación llana [saára]: «En esta parte del Sahara abundan los pozos» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). La grafía Sáhara, que se va imponiendo en el español actual, corresponde a la pronunciación esdrújula [sáhara], con aspiración de la h por influjo de la pronunciación de este nombre en árabe ( h, 2): «Cruzaría el estrecho de Gibraltar y tal vez el desierto del Sáhara» (Marsé Embrujo [Esp. 1993]). El artículo que antecede a este topónimo debe escribirse con minúscula.

2. Son tres los adjetivos derivados de este topónimo: sahárico, sahariano y saharaui, que pueden pronunciarse indistintamente con aspiración de la h o sin ella. Los dos primeros, sahárico y sahariano, se refieren, en general, a todo el territorio del Sáhara, mientras que saharaui se refiere solo al Sáhara Occidental, nombre con el que se designa hoy habitualmente el territorio de la antigua colonia española en el Sáhara, y donde los saharauis pretenden crear un país independiente bajo la denominación de República Árabe Saharaui Democrática. El adjetivo sahárico (‘del Sáhara’) es el menos frecuente de los tres y solo se usa en referencia a cosas (polvo sahárico, clima sahárico). Por su parte, sahariano (‘del Sáhara’) y saharaui (‘del Sáhara Occidental’) pueden usarse tanto en referencia a cosas (viento sahariano, campamento saharaui) como a personas (nómadas saharianos, niños saharauis). Cuando se refieren a persona, se usan también como sustantivos: los saharianos, los saharauis.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE