Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
demasiado -da

1. Como adjetivo significa 'que excede de lo necesario o conveniente' y se antepone siempre al sustantivo, con el que debe concordar en género y número: «Me pregunto si no habrás leído demasiadas novelas» (Ferré Batalla [P. Rico 1993]). Como adverbio, la forma demasiado es invariable y significa 'excesivamente': «Tu tío Genaro fuma y habla demasiado» (Díaz Neruda [Chile 1991]); «Las orcas son demasiado inteligentes para caer en la trampa» (Geo [Esp.] 6.95). Cuando, como adverbio, se antepone a un adjetivo, no debe concordar con este, puesto que los adverbios son invariables: ⊗‍«Hay personas que tienen síntomas, pero estos no son demasiados incómodos» (Mundo [Esp.] 13.2.1997); debió decirse demasiado incómodos. Hay contextos en que delante de un adjetivo puede darse un uso concordado (como adjetivo) y no concordado (como adverbio) de demasiado; pero en cada caso el sentido del enunciado es diferente: Tiene demasiadas malas costumbres [= tiene un número excesivo de malas costumbres]; aquí demasiado modifica en bloque a malas costumbres y debe concordar, como adjetivo que es, con el sustantivo costumbres; frente a Tiene demasiado malas costumbres [= tiene costumbres excesivamente malas]; aquí demasiado modifica únicamente al adjetivo malas y, como adverbio que es, debe permanecer invariable.

2. Hoy no es propio del habla culta y debe evitarse interponer la preposición de entre demasiado y el adjetivo o adverbio al que modifica: ⊗‍«En la moto se viene demasiado de bien» (SchzFerlosio Jarama [Esp. 1956]).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/demasiado, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 15/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE