Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
dios -sa

1. 'Deidad de una religión politeísta' y 'ser supremo de las religiones monoteístas'. Se escribe con minúscula y precedido de determinante cuando se emplea con el primer significado o para referirse al ser supremo de modo genérico, como nombre común, no propio: «La figura representa la cabeza del dios Tlaloc, dios del trueno y de los rayos» (Ospina Legado [Col. 2001]); «La diosa Fortuna le daba definitivamente la espalda» (Stella Familia [Arg. 2001]); «Un ídolo popular. Casi un dios para toda esa gente» (Galeas Mago [El Salv. 2003]); «Alá es un dios personal que reclama el amor del creyente» (Zaragoza Religiones II [Esp. 1993]). Cuando la forma masculina se usa sin artículo como nombre propio antonomástico del ser supremo de una religión monoteísta, se escribe con mayúscula inicial: «La ingratitud es un pecado ante los ojos de Dios» (Hernáez Levadura [Par. 2001]); «Sin dejar de ser cristiano, reconozco que el islam marca un camino puro a Dios» (Universal [Ven.] 3.10.2001). Esta mayúscula se mantiene en las locuciones, refranes y frases hechas en las que se menciona:«Bajo el abrigote estaba como Dios la trajo al mundo» (Bryce Huerto [Perú 2002]); «Tú eres un hombre de bien. Un abogado laboralista como Dios manda» (AMillán Parejas [Esp. 1993]); «Hará un buen día, gracias a Dios» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/dios, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 15/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE