jarandino

Diccionario histórico del español de Canarias

jarabandino, na, jarandino

 

jarabandino, na, jarandino. (Posibl. de jacarandino, perteneciente a la jacarandina, por el modo de hablar el español). m. y f. Árabe.

                21-vi-1943 Jable (La Provincia, p.6): El chófer alarga la mano y empieza a andar con la manilla de la radio; al primer golpe se oye un cristiano hablando en jarandino. Maestro Chano se vuelve para atrás y dice: «Escuchen, los moros en la costa». 1944 (2000) García de Vegueta Islas (p.81): En Triana, los establecimientos bancarios y las tiendas exóticas de indios y jarabandinos. Vegueta guarda las reliquias aborígenes en el Museo Canario. 14-i-1946 (1976) Guerra Cuentos i (p.362): Al lado vivían los «jarandinos», que todo lo que ganaban vendiendo se lo comían en guisos. 1948 (1969) Guerra Cuentos ii (p.28): Pa mí que este animalito estraña. Quiere desirse que no le ha cojío la embocaúra al país nuevo onde ha venío. Seguramente sabe su lengua de ée ayá; pero, está claro, ¿pa qué va a jabláa asquí, si asquí, quitante algún jarandino de esa parte, que haiga perdío por ay, no hay quien sepa papas de su lengua de ée ayá...? ¡Y es loro viejo, don Grasiliano! Tengo oío que loro viejo no apriende lenguas... 13-vi-1952 Jable (Falange, p.3): Y no es que con esto vayamos contra esos nuevos comerciantes, dignos sucesores de aquellos otros antiguos procedentes de Tirón y Sidón, que en el argot isleño canario llamamos familiarmente jarabandinos. (Sebastián Jiménez Sánchez). 14-iv-1953 Jable (Falange, p.4): El persa, el turco, el árabe es «jarandino». (Servando Morales). 1955 Perdomo El puerto de la Luz (p.42): Arturito dejó ya la «mujer araña» y otros fenómenos y, al fin, como tantos «jarandinos» y demás mercaderes, en la Plaza ha encontrado la manera de un existir tranquilo, placentero. 1956-57 (1977) Guerra Memorias (p.159): Entonces no había novena, quinario, ni triduo que él no se gozara, transfigurada la expresión, calientes, de una calentura que nada tenía que ver con médicos, los ojos, todo él respirando la compuesta y gozosa humildad de uno de esos padritos franciscanos que misionan por tierra de jarandinos y que parecen arcángeles vestidos de estameña. 1957-59 (2004) Álamo Crónica (p.210, n.82): En cierta ocasión aparecieron por aquí unos «jarandinos» de turbante vendiendo alfombras persas [...]. 5-viii-1959 Hoz Lanzarote (xxxvii, p.6): Fué en San Bartolomé donde el tristemente célebre jarandino le partió la cabeza a Rocío, porque éste se opuso a la felonía del «turco» cuando trataba de quitarle la virginidad a una moza sonrosada, engodándola con telitas de regalo y pulseras de a perra gorda. 20-iv-1960 (1976) Guerra Cuentos iii (p.15): Costansilla le dijo, mañana por la mañana te vas a dir pa dentro y me vas a comprar ca algún jarandino que venda barato una cortinilla ramiada, así como vara y media de algún telejo que no esté mal. Pero sin botarte, ¿eh?

¨Es esta una voz que se aplicó especialmente a los palestinos, sirios o libaneses que recorrían las islas vendiendo telas y vestidos. Todavía puede oírse, especialmente en la generación de mayor edad, con diversas variantes fonéticas (vid. el decan ii). A propósito de «jarabandino y jaramandín "árabe"», Corriente Arabismos canarios (p.201), escribe que «esta voz y sus var[iante]s, típicas de Gran Canaria, parecen reproducir alguna expresión del dialecto sirolibanés utilizado por la colonia local de comerciantes de este origen, aunque no es fácil decidir si se trata de xarib iddin "arruinado en su religión", con que se describe a menudo al que adopta los usos y la moral de los occidentales, o haram fiddin "anatema en la religión", que se dice de toda cosa, acción o incluso persona que falta a los principios de ésta. Cualquiera de ellas pudo usarse para describir a los correligionarios demasiado adaptados al entorno, y ha podido tomarse por los nativos en relación con esta colonia como designación despectiva del conjunto de la comunidad».

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

jarandino

 

jarandino. V. jarabandino.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

Tesoro de los diccionarios históricos de la lengua española 2021
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex

Sobre el TDHLE

Rueda de palabras

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas