Manuel Cañete

Manuel Cañete

letra S

Toma de Posesión

8 de Diciembre de 1858

Fallecimiento

4 de Noviembre de 1891

Cargo

Censor

Manuel Cañete

Académico de número

Sevilla, 1822-Madrid, 1891

El 8 de diciembre de 1858 ocupaba su asiento en la RAE el crítico teatral y periodista Manuel Cañete con el discurso titulado El sentimiento de la naturaleza en Garcilaso, fray Luis de León y Francisco de Rioja. El académico Antonio María Segovia fue el encargado de darle la bienvenida a la institución.

Nacido en Sevilla el 6 de agosto de 1822, Cañete trabajó como apuntador del Teatro Principal de Sevilla en 1836 y comenzó sus primeras colaboraciones como articulista en los periódicos locales La Platea, El Paraíso o El Boletín de Teatros. En 1839 fue redactor de La Aureola, en Cádiz, y en 1840 codirec­tor de Declamación en el Liceo Artístico de Granada y colaborador de La Alhambra El Genil, donde publicó da­tos y juicios sobre las obras y autores del momento Zo­rrilla, el duque de Rivas, las Doloras de Campoamor,Tamayo y Baus, Rodríguez Rubí, Ventura de la Vega y Bretón de los Herreros.

En 1844 se estableció en Madrid y participó activamente en la vida social y cultural de la capital; impartió numerosas conferencias en El Ateneo y asistió a recitales en el Liceo, donde también actuó como actor en representacio­nes dramáticas. En Madrid continuó trabajando como crítico literario en El Heraldo (1848-1854), en la revista valenciana El Fénix y en las revistas El Laberinto, Revista Literaria El Español, Revista de Europa y El Faro. En 1855 volvió a Sevilla, donde fundó la Revista de Ciencias, Literatura y Artes; un año después, en 1856, se trasladó de nuevo a Madrid, donde obtuvo un cargo en el Minis­terio de Fomento y colaboró en las revistas y periódicos El Parlamento, La Gaceta de Madrid, de la que fue di­rector, La América, Ilustración Española y Americana, La Época, La Academia y en la Revista de Madrid. En 1875 fue nombrado preceptor de la infanta María Isabel y en 1880 ocupó el puesto de director de la Sociedad de Autores Dramáticos.

La obra de Cañete se caracteriza por su valiosa documentación sobre escritores con­temporáneos, con quienes mantuvo una extensa correspondencia, así como por sus múltiples re­señas sobre los estrenos teatrales de su época y por las intrigas y chascarrillos del mundo teatral. Parte de sus cartas fueron publicadas en revistas especializadas. Sin embargo, más allá de su labor como periodista y crítico literario, Cañete fue poeta y dramaturgo; publicó y vio representadas algunas de sus comedias, como Lo que alcanza una pasión (1841), el drama histórico El Duque de Alba (1845), Un relato de Granada (1845), Los dos Foscaris (1846), etc. Su poesía se agrupó en el tomo Poesías (1859).

Además de a la RAE, Cañete perteneció a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, desde 1880, y a la Real Academia de la Historia, desde 1883. En la RAE fue elegido censor el 4 de diciembre de 1879 y se encargó, entre otros cometidos académicos, de la edición de las obras Farsas y églogas (1867) de Lucas Fernández y del Teatro completo (1893) de Juan del Encina.

Manuel Cañete murió en Madrid el 4 de noviembre de 1891. Su biografía y su obra fueron estudiadas en profundidad por el hispanista Donald Allen Randolph en el libro Don Manuel Cañete, cronista literario del romanticismo y del postromanticismo en España (1972).

 

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas