Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
del

1. La preposición de, seguida del artículo el, se contrae en la forma del: Ha venido a verte el hijo del vecino. Cuando el forma parte de un nombre propio y, por consiguiente, se escribe con mayúscula, no se realiza la contracción en la escritura, aunque sí suele hacerse en la lengua oral: Mi nuevo vecino es de El Paso [delpáso]. Tampoco se realiza la contracción en la escritura si el artículo inicia el título de una obra: La lectura de El Aleph me fascinó. El artículo que antecede normalmente a los sobrenombres o apodos se escribe con minúscula y no forma parte del nombre propio, de ahí que se realice la contracción cuando va precedido de la preposición: «Un imbécil terco y acomplejado que no entendió al Greco y que se regodeaba […] con las fantasías del Bosco» (Ortiz Manos [Esp. 2006]); no es correcto escribir ⊗‍de El Bosco.

2. Si en un enunciado coinciden dos secuencias consecutivas de la preposición de y el artículo el, no existe inconveniente alguno en escribir las dos contracciones seguidas: «En el 75 España era un país muy diferente del del año 39» (RdgzAdrados Historia [Esp. 2011]). Fuera de la lengua oral, no obstante, tiende a evitarse esta confluencia.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/del, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 15/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE