Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

mientras. 1. Puede funcionar como adverbio de tiempo o como conjunción, expresando simultaneidad entre dos acciones. Como adverbio, es palabra tónica y se escribe aislada por comas del resto del enunciado: «Desarmaron los instrumentos y los secaron. Ronald, mientras, se acariciaba la mejilla con el reverso de los dedos» (Consiglio Bien [Arg. 2002]); idéntico sentido tiene la locución adverbial mientras tanto: «La señora, mientras tanto, permanecía impávida y con cara de pocos amigos» (López Gorila [Esp. 2001]). Como conjunción, en cambio, mientras es palabra átona y no se separa con coma del verbo que introduce: «Todo esto lo revive Andrés mientras mezcla colores y aceites» (Mendoza Satanás [Col. 2002]). Cuando introduce un verbo en subjuntivo, adquiere a menudo un matiz condicional: «La polémica no se extinguirá mientras persista la palabra escrita» (Liendo Platos [Ven. 1985]). Con valor temporal, no es recomendable en el habla culta posponer a mientras la conjunción que: «Mientras que estaba en el Cusco, pasó de todo en Lima» (Expreso [Perú] 4.6.97); es preferible Mientras estaba en el Cusco... También se usa mientras para contraponer dos acciones simultáneas, aunque en este caso es más frecuente y recomendable el uso de la locución conjuntiva mientras que ( 3).

2. mientras más, mientras menos. más, 1.8a y menos, 7a.

3. mientras que. Locución conjuntiva que se usa para contraponer dos acciones simultáneas, con sentido equivalente a ‘en cambio’: «Muchos deplorarán esta revolución, mientras que otros la celebrarán» (Varela Conocer [Chile 1988]). Con este mismo valor de contraposición puede usarse también la conjunción simple mientras: «¿Por qué muchos se veían obligados a hacer cola para mal comer, mientras otros [...] comían en sus casas lo que les venía en gana?» (Laín Descargo [Esp. 1976]); pero en este caso es más frecuente y recomendable el uso de la locución conjuntiva mientras que.

4. mientras tanto. 1.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE