Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

pie. 1. a contra pie. contrapié.

2. a pie(s) juntillas. ‘Con los pies juntos’ y, más frecuentemente, casi siempre con el verbo creer, ‘sin la menor duda’. La forma a pie juntillas (no a pie juntilla) es la usada normalmente en el español de América, mientras que en España es más frecuente a pies juntillas: «¿Debemos creerle a pie juntillas?» (VLlosa Verdad [Perú 2002]); «No es que crea a pies juntillas lo que me dice» (TBallester Filomeno [Esp. 1988]). La variante a pie juntillo ha caído en desuso.

3. de a pie. ‘Que realiza su cometido sin utilizar ningún vehículo’: «Jinetes y soldados de a pie huyen a través de un camino escarpado» (Quintero Danza [Ven. 1991]); y, por extensión, dicho de persona, ‘normal y corriente’: «Soy solamente un ciudadano de a pie» (Vanguardia [Esp.] 16.3.95). Es locución adjetiva; debe evitarse su uso con el sentido de ‘andando’, que corresponde a la locución adverbial a pie: «Que se vayan de a pie, esos turros» (Siglo [Pan.] 2.7.97).

4. de pie. ‘Erguido y sosteniéndose sobre los pies’: «Aplaudían de pie gritando bravo» (Observador [Ur.] 21.6.96). La forma de pies, normal en etapas anteriores del español, se siente hoy como vulgar y debe evitarse en el habla culta.

5. Para el diminutivo, en España se usa siempre la forma piececito (o piececillo, piececico, etc.), mientras que en América es normal y frecuente la forma piecito.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE