Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

preferir. 1. ‘Anteponer [una persona o cosa] a otra’. Verbo irregular: sigue el modelo de sentir ( apéndice 1, n.º 53).

2. Este verbo, al expresar preferencia, exige la comparación entre dos términos. El primer término, el que expresa el objeto de la preferencia, es el complemento directo del verbo preferir (Hoy prefiero descansar). El segundo término se expresa normalmente mediante un complemento introducido por la preposición a, pero en ciertos casos es también admisible y, a veces, obligado, el uso de la conjunción comparativa que. A este respecto, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Cuando el segundo término de comparación es un grupo nominal, va introducido por la preposición a, y no por la conjunción que: Prefiero la montaña a la playa (no que la playa); Prefiero lo malo conocido a lo bueno por conocer (no que lo bueno por conocer). Este comportamiento se extiende a aquellos casos en los que en el grupo nominal correspondiente hay una oración de relativo: Prefiero esto a lo que tú me propones (no que lo que tú me propones). En el caso de que el complemento directo sea de persona, y para evitar la anfibología resultante de la presencia de dos complementos con a —*Prefiero a Marcos a Luis—, el complemento directo de persona prescinde de la preposición ( a2, 1.2d): Prefiero Marcos a Luis; o se emplean otras fórmulas, del tipo Prefiero a Marcos antes que a Luis; Prefiero a Marcos y no a Luis.

b) Si el segundo término es una oración de infinitivo, puede usarse la preposición a o la conjunción que, aunque en la lengua culta suele preferirse la preposición: «Prefiero morir a continuar a tu lado» (Salisachs Gangrena [Esp. 1975]); «Prefiero perder un poco de guita con el perfume que llenarme los bolsillos con el olor a bosta» (Redondos [Arg. 1997]).

c) Si el segundo término es una oración introducida por la conjunción que, solo es válido el uso de la preposición a: «Preferimos que estén ellos a que haya un gobierno de derechas» (Cambio 16 [Esp.] 16.7.90).

d) Si el segundo término implica algún tipo de elipsis y va precedido de preposición, es obligado el uso de la conjunción comparativa que: Prefiero ir contigo que con ella (no a con ella).

e) Si el segundo término es un adverbio, se prefiere la conjunción que, aunque no es incorrecto el uso de a: Prefiero antes que después (también a después); Prefiero tarde que nunca (también a nunca).

f) Si el primer término no es el complemento directo de preferir, sino de un verbo subordinado, es opcional el uso de a o de que en el segundo término de comparación, siempre que este no sea un sintagma preposicional: Prefiero tomar vino que/a cerveza; Prefería leer poesía que/a novela.

g) En la mayoría de los casos, el segundo término de comparación puede ir introducido por la locución antes que: Prefiere el vino antes que la cerveza; Prefiero ir contigo antes que con ella; Prefería leer poesía antes que novela.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE