13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
diamantista s., adj. (1785-)
diamantista
Etim. Derivado de diamante e -ista.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'persona que labra o vende diamantes, piedras preciosas u otras joyas', en 1785, en un artículo publicado en el diario Gazeta de Madrid y, a partir de entonces, su uso es constante hasta mediados del siglo XX; los testimonios posteriores, más esporádicos, se atestiguan mayoritariamente en obras de recreación histórica. Se consigna por vez primera en DRAE (1822). Como 'perteneciente o relativo al diamante', en 1905, en El primo, de J. Cardona.

  1. s. m. y f. Persona que labra o vende diamantes, piedras preciosas u otras joyas.
    docs. (1785-2018) 34 ejemplos:
    • 1785 Anónimo "Amsterdam 26 Agosto" [13-09-1785] Gazeta de Madrid (Madrid) (HD)
      El joyero de la Corona Bohmer mostró algunas semanas hace á la Reyna un preciosísimo collar de diamantes por el qual pedia 1,600,000 pesetas. Díxole S. M no estaba para gastar semejante cantidad en una joya tan costosa como superflua. Con esta respuesta pensó desde luego el diamantista venderla para fuera de Francia.
    • 2018 Benavides, J. E. Collar Balbases p. 27 Pe (BD)
      El caballero inquiere por el precio de la perla, Sánchez Pescador dice una cifra y los dos jóvenes y los dos calaveras parecen también interesados de pronto en las perlas, quizá sólo para seguir con su maldito juego, piensa el diamantista, y piden ver algunas, que él muestra con evidente desgano —se acaban de ir los que entraron hace un momento— y le hace un gesto casi imperceptible al hijo para que vaya recogiendo las demás y las ponga en sus taleguillos de terciopelo..., y entonces ocurre. —Falta una perla— dice Damián.
    • 1785 Anónimo "Amsterdam 26 Agosto" [13-09-1785] Gazeta de Madrid (Madrid) (HD)
      El joyero de la Corona Bohmer mostró algunas semanas hace á la Reyna un preciosísimo collar de diamantes por el qual pedia 1,600,000 pesetas. Díxole S. M no estaba para gastar semejante cantidad en una joya tan costosa como superflua. Con esta respuesta pensó desde luego el diamantista venderla para fuera de Francia.
    • 1788 Anónimo "Noticias Particulares Madrid. Pérdidas" [30-07-1788] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      El 26 se perdió un macho negro aparejado con basta y saca, se entregará en el mesón del Peyne. El mismo día se perdió una sortija guarecida con 8 brillantes y una esmeralda en medio, se entregará al diamantista Mr. Butte frente de la Imprenta Real.
    • 1794 Alonso Ortiz, J. Trad Investigación Naturaleza Causas Smith p. 300 Esp (BD)
      Quando el celebre Diamantista Tavernier visitó las minas diamantinas de Golconda, y Visiapour, se informó de que el soberano de aquel país, a cuya utilidad se beneficiaban […].
    • 1805 Anónimo "Noticias Particulares Madrid. Pérdidas" [08-01-1805] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Quien hubiese encontrado un corazón y un quadro chiquitos de oro envueltos juntos en un papel, que se perdieron el día 3 del corriente, los entregará al diamantista que está en la calle del Olivo Baxo, esquina a la de la Abada, quien dará mas señas y un buen hallazgo.
    • 1826 Gil y Zarate, A. Año Después Boda p. 17 Esp (BD)
      Pues entonces ya puedes mandar que te hagan tu uniforme. A la una en punto debe venir hoy a mi casa: os espero a dicha hora. No faltéis porque vendrá también aquel diamantista italiano a quien tengo encargado el aderezo de brillantes.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )
      No contenta la altiva hebrea con los suntuosos ropajes que llenaban su recámara y poco satisfecha de los innumerables aderezos que atesoraba en sus joyeros, hizo que Adhel, su esclavo berberisco, fuese en busca de los mas acreditados diamantistas y de todos los mercaderes que habian llegado á Toledo en aquellos días.
    • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] Esp (CDH )
      Spinelli, diamantista cuya tienda estaba en la plaza de la Bolsa, recurría a los periódicos para negar la noticia de que el gran tribuno hubiera comprado 30.000 francos de alhajas en su casa. En los mismos días en que el ministro Cremieux conjuraba a los fiscales de las Asambleas para que dejasen libre la prensa, en esos mismos días la prensa monárquica contaba la patraña de que el ministro acababa de comprar un bosque del Estado.
    • 1899 Pz Galdós, B. Estafeta romántica [2002] 70 Esp (CDH )
      A ratos se aparta Fernando conmigo y me cuenta su triste historia: el conocimiento de esa buena pieza en la casa de una diamantista; los amores, como incendio repentino o estallido de un volcán; las mil peripecias y contrariedades que sobrevinieron; sus estudios de raptos y lances amatorios, que no sirvieron para nada; la poesía de sus entrevistas secretas con la niña, y la prosa de su encierro en la cárcel por intriga tuya.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] Esp (CDH )
      Sirvió Martínez una tortillita para los tres, y una chuleta por barba, y bebieron de un Borgoña superior, resto de un obsequio que les había hecho el diamantista Samper... Llegó para Santiago el momento de tocar a retirada. Despidiose con estas razones: «Es muy grato estar aquí; pero yo tengo que hacer, y ustedes también». Sagasta, indolente y festivo, obsequió al riojano con un insípido cigarro de la Régie, diciéndole: «Nuestros quehaceres no son muy grandes que digamos. En cuanto despachemos la correspondencia, fregaré la vajilla, y luego nos iremos a pasar un rato en el café del pasaje Choiseul ...».
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Esta talla es el brillante cuadrado o recortado de los diamantistas, que se considera como la más perfecta, pero además se tallan, para aprovechar las piedras brutas de mala forma, brillantes elípticos, triangulares, acorazonados, ovales, etc., según la figura que recuerda la tabla.
    • 1955 Castañeda y Alcover, V. Ensayo Bibliografía Comentada Manuales Esp (BD)
      Manual del diamantista, o Tratado de las piedras preciosas, de los metales, su fabricación, aligación, esmalte, soldaduras y demás concerniente a este ramo. Adornado con láminas que representan las piedras preciosas al natural […].
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] Cuba (CDH )
      Su forma dependerá de los artistas geniales que sepan ordenar sus átomos estéticos, y de los diamantistas que trabajen por tallarlo y pulirlo para que sea brillante. Esa notabilísima faena de subir la música afrocubana a los supremos rangos corresponde a todos los compositores de Cuba que tengan genio y libertad. Ciertamente, esa música es cubana "nada más que cubana", es tesoro común de todo el pueblo de Cuba. Pero quizás debieran empeñarse más en esa obra los músicos "de color".
    • 1977 Guinea, J. L. Sindicatos Europa [1977] Esp (CDH )
      En 1866 se organizaron también los diamantistas, y este ejemplo fue seguido por los empleados de otros ramos industriales. La Confederación General Holandesa de Trabajadores, el primer sindicato de empleados, pasó a ocupar el primer plano confiando entablar un diálogo con los empresarios para fijar definitivamente los límites y bases de actuación.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      diamantista. com. Persona que labra o engasta diamantes y otras piedras preciosas. [...] Persona que los vende.
    • 2007 Escoto, J. Génesis en Santa Cariba Ho (CORPES)
      Los aparatos aéreos se herrumbraban en los hangares esperando se diseñara el metrónomo, para lo cual se ofrecía golosas recompensas y por lo que había sido creada la academia militar, único espacio científico de Cariba donde joyeros, astrónomos, diamantistas y argenteros revolvíanse fabulando relojes perpetuos, clepsidras matemáticas, máquinas esmeraldadas de espejos de refracción que apresaran la magia solar conteniéndola para gobernarla, seleniuros de bronce, ampolletas para vaciar arenas, péndulos siderales y cajas gnomónicas de doble fondo en que el tiempo se entrampara y se le obstaculizara escapar.
    • 2018 Benavides, J. E. Collar Balbases p. 27 Pe (BD)
      El caballero inquiere por el precio de la perla, Sánchez Pescador dice una cifra y los dos jóvenes y los dos calaveras parecen también interesados de pronto en las perlas, quizá sólo para seguir con su maldito juego, piensa el diamantista, y piden ver algunas, que él muestra con evidente desgano —se acaban de ir los que entraron hace un momento— y le hace un gesto casi imperceptible al hijo para que vaya recogiendo las demás y las ponga en sus taleguillos de terciopelo..., y entonces ocurre. —Falta una perla— dice Damián.
    • 1785 Anónimo "Amsterdam 26 Agosto" [13-09-1785] Gazeta de Madrid (Madrid) (HD)
      El joyero de la Corona Bohmer mostró algunas semanas hace á la Reyna un preciosísimo collar de diamantes por el qual pedia 1,600,000 pesetas. Díxole S. M no estaba para gastar semejante cantidad en una joya tan costosa como superflua. Con esta respuesta pensó desde luego el diamantista venderla para fuera de Francia.
    • 1788 Anónimo "Noticias Particulares Madrid. Pérdidas" [30-07-1788] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      El 26 se perdió un macho negro aparejado con basta y saca, se entregará en el mesón del Peyne. El mismo día se perdió una sortija guarecida con 8 brillantes y una esmeralda en medio, se entregará al diamantista Mr. Butte frente de la Imprenta Real.
    • 1794 Alonso Ortiz, J. Trad Investigación Naturaleza Causas Smith p. 300 Esp (BD)
      Quando el celebre Diamantista Tavernier visitó las minas diamantinas de Golconda, y Visiapour, se informó de que el soberano de aquel país, a cuya utilidad se beneficiaban […].
    • 1805 Anónimo "Noticias Particulares Madrid. Pérdidas" [08-01-1805] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Quien hubiese encontrado un corazón y un quadro chiquitos de oro envueltos juntos en un papel, que se perdieron el día 3 del corriente, los entregará al diamantista que está en la calle del Olivo Baxo, esquina a la de la Abada, quien dará mas señas y un buen hallazgo.
    • 1812 Anónimo "Cortes. Susodicho Convoy" [30-04-1812] El Conciso (Cádiz) Esp (HD)
      Al momento descargaron un carro que contenía alhajas de grande valor, con especialidad un baul de un diamantista (cuyo dueño va también prisionero), del qual sacaron joyas inapreciables; entre ellas tuvimos en las manos 46 repeticiones de oro, esmaltadas unas, y otras guarnecidas de granos de aljófar.
    • 1822 RAE DRAE 6.ª ed. (NTLLE)
      DIAMANTISTA. s. m. El que labra diamantes y otras piedras preciosas.
    • 1826 Gil y Zarate, A. Año Después Boda p. 17 Esp (BD)
      Pues entonces ya puedes mandar que te hagan tu uniforme. A la una en punto debe venir hoy a mi casa: os espero a dicha hora. No faltéis porque vendrá también aquel diamantista italiano a quien tengo encargado el aderezo de brillantes.
    • 1837 RAE DRAE 8.ª ed. (NTLLE)
      DIAMANTISTA. m. El que labra o engasta diamantes y otras piezas preciosas.
    • 1843 Gómez, B. "El presidiario" p. 321 Los españoles pintados por sí mismos, I (BD)
      Solo si, repara que en el breve rato que ha tenido al inocente en su presencia, le ha faltado un boton de brillantes que acostumbra traer en la pechera; por cuya marcada muestra de afición, no debiera vacilar en aplicarle á diamantista: pero cabalmente ese gremio no ha cundido todavía hasta el fondo de los presidios.
    • 1852 Bretón Herreros, M. Escuela del matrimonio [1975] Esp (CDH )
      Luisa . Con mucho gusto. Por cierto / que un broche se ha despegado / y lo llevaré esta tarde / al diamantista...

      (Siguen hablando en voz baja.)

    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DIAMANTISTA: adj. s.: el que engasta diamantes y otras piedras preciosas, hace joyas o las vende.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )
      No contenta la altiva hebrea con los suntuosos ropajes que llenaban su recámara y poco satisfecha de los innumerables aderezos que atesoraba en sus joyeros, hizo que Adhel, su esclavo berberisco, fuese en busca de los mas acreditados diamantistas y de todos los mercaderes que habian llegado á Toledo en aquellos días.
    • 1867 Ibarlucea, D. "ADIVINANZA. Señorita" [10-07-1867] p. 248 El Amante de la Infancia (Pamplona) Esp (HD)
      Yendo cierto día a misa con su rosario en la mano, se desprendió la cruz al entrar en el suelo, sin que ella lo advirtiese. Se la encontró casualmente un diamantista, el que conociendo el mucho precio de la cruz, hizo diligencias por averiguar quien seria su dueño. A los tres días presentose la señorita reclamando su cruz en el taller del diamantista, quien naturalmente le pidió las señas, antes de entregársela.
    • 1867 Eguilaz, L. Quiero Puedo p. 5 Esp (BD)
      PEDRO. Bien, bien. (¡Prudencia!) Ah, señora…ahí ha traído el diamantista una cuenta. Mas como yo no tenia orden de satisfacerla le he dicho que usted no estaba.
    • 1876 Pz Galdós, B. De Oñate a Granja [2003] Esp (CDH )

      — Vuecencia me tiene a su disposición para todo.

      — ¿Conoce usted a ese Maturana, diamantista que fue de Palacio?...

      — Es grande amigo mío.

    • 1880-1881 Mesonero Romanos, R. Memorias setentón [1994] 99 Esp (CDH )

      [...] el afamado grabador don Esteban Boix, émulo de los Esteves y Atmeller; el diamantista don Vicente Goldoni; el agente don Tadeo Sánchez Escandón, y el presbítero don Manuel Gil de la Cuesta, vecinos o inquilinos de mi padre en su propia casa.

    • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] Esp (CDH )
      Spinelli, diamantista cuya tienda estaba en la plaza de la Bolsa, recurría a los periódicos para negar la noticia de que el gran tribuno hubiera comprado 30.000 francos de alhajas en su casa. En los mismos días en que el ministro Cremieux conjuraba a los fiscales de las Asambleas para que dejasen libre la prensa, en esos mismos días la prensa monárquica contaba la patraña de que el ministro acababa de comprar un bosque del Estado.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 104 Esp (CDH )
      Repentinamente acordóse de que debía pagar la compostura y reforma de un alfiler en casa del diamantista... ¡Qué diablura! Se le había olvidado el portamonedas, y en aquella casa ni le daban crédito ni quería solicitarlo, por cierta cuestión desabrida que tuvo en otro tiempo con el dueño de ella... No había que apurarse por tan poca cosa. Rosalía llevaba dinero.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Diamantista. com. Persona labra o engasta diamantes y otras piedras. || Persona que los vende.
    • 1898 Pz Galdós, B. Mendizábal [2002] Esp (CDH )
      — Este juguete, y cuanto yo quiera —afirmó el diamantista con seguridad burlona, casi insolente—, me lo comprará la Reina, y me lo pagará como a mí me convenga.
    • 1899 Pz Galdós, B. Estafeta romántica [2002] 70 Esp (CDH )
      A ratos se aparta Fernando conmigo y me cuenta su triste historia: el conocimiento de esa buena pieza en la casa de una diamantista; los amores, como incendio repentino o estallido de un volcán; las mil peripecias y contrariedades que sobrevinieron; sus estudios de raptos y lances amatorios, que no sirvieron para nada; la poesía de sus entrevistas secretas con la niña, y la prosa de su encierro en la cárcel por intriga tuya.
    • 1900 Pz Galdós, B. Ayacuchos [2002] 160 Esp (CDH )
      — ¿Y te parece que aún no he penado yo bastante para merecer la gloria terrestre, que eres tú? / — Cállate la boca y déjame acabar. Pasemos revista a tus trabajos, a ver cómo están tus cuentas con la gloria terrestre. El primer trabajo fue cuando te lanzaste al Norte, en plena guerra, con aquel pillo de Rapella, en busca de tu novia, la diamantista; tenemos Uno . /
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Diamantista, m. Que labra y engasta diamantes y otras piedras personas.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] Esp (CDH )
      Sirvió Martínez una tortillita para los tres, y una chuleta por barba, y bebieron de un Borgoña superior, resto de un obsequio que les había hecho el diamantista Samper... Llegó para Santiago el momento de tocar a retirada. Despidiose con estas razones: «Es muy grato estar aquí; pero yo tengo que hacer, y ustedes también». Sagasta, indolente y festivo, obsequió al riojano con un insípido cigarro de la Régie, diciéndole: «Nuestros quehaceres no son muy grandes que digamos. En cuanto despachemos la correspondencia, fregaré la vajilla, y luego nos iremos a pasar un rato en el café del pasaje Choiseul ...».
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Esta talla es el brillante cuadrado o recortado de los diamantistas, que se considera como la más perfecta, pero además se tallan, para aprovechar las piedras brutas de mala forma, brillantes elípticos, triangulares, acorazonados, ovales, etc., según la figura que recuerda la tabla.
    • 1927 RAE DMILE 1.ª ed. (NTLLE)
      DIAMANTISTA. com. Persona que labra o vende diamantes y otras piedras preciosas.
    • 1955 Castañeda y Alcover, V. Ensayo Bibliografía Comentada Manuales Esp (BD)
      Manual del diamantista, o Tratado de las piedras preciosas, de los metales, su fabricación, aligación, esmalte, soldaduras y demás concerniente a este ramo. Adornado con láminas que representan las piedras preciosas al natural […].
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] Cuba (CDH )
      Su forma dependerá de los artistas geniales que sepan ordenar sus átomos estéticos, y de los diamantistas que trabajen por tallarlo y pulirlo para que sea brillante. Esa notabilísima faena de subir la música afrocubana a los supremos rangos corresponde a todos los compositores de Cuba que tengan genio y libertad. Ciertamente, esa música es cubana "nada más que cubana", es tesoro común de todo el pueblo de Cuba. Pero quizás debieran empeñarse más en esa obra los músicos "de color".
    • 1977 Guinea, J. L. Sindicatos Europa [1977] Esp (CDH )
      En 1866 se organizaron también los diamantistas, y este ejemplo fue seguido por los empleados de otros ramos industriales. La Confederación General Holandesa de Trabajadores, el primer sindicato de empleados, pasó a ocupar el primer plano confiando entablar un diálogo con los empresarios para fijar definitivamente los límites y bases de actuación.
    • 1995 León, C. Ernesto Lecuona [1995] Cuba (CDH )

      Al decir de don Fernando Ortiz: "La música afroide, como el carbono, puede cristalizar en diversas formas alotrópicas, o con la negrura modesta del carbono y grafito o en la transparencia resplendorosa del diamante. Su forma dependerá de los artistas geniales que sepan ordenar sus átomos estéticos y de los diamantistas que trabajen por tallarlo y pulirlo para que sea brillante".

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      diamantista. com. Persona que labra o engasta diamantes y otras piedras preciosas. [...] Persona que los vende.
    • 2007 Escoto, J. Génesis en Santa Cariba Ho (CORPES)
      Los aparatos aéreos se herrumbraban en los hangares esperando se diseñara el metrónomo, para lo cual se ofrecía golosas recompensas y por lo que había sido creada la academia militar, único espacio científico de Cariba donde joyeros, astrónomos, diamantistas y argenteros revolvíanse fabulando relojes perpetuos, clepsidras matemáticas, máquinas esmeraldadas de espejos de refracción que apresaran la magia solar conteniéndola para gobernarla, seleniuros de bronce, ampolletas para vaciar arenas, péndulos siderales y cajas gnomónicas de doble fondo en que el tiempo se entrampara y se le obstaculizara escapar.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      diamantista. m. y f. Persona que labra, engasta o vende diamantes y otras piedras preciosas.
    • 2018 Benavides, J. E. Collar Balbases p. 27 Pe (BD)
      El caballero inquiere por el precio de la perla, Sánchez Pescador dice una cifra y los dos jóvenes y los dos calaveras parecen también interesados de pronto en las perlas, quizá sólo para seguir con su maldito juego, piensa el diamantista, y piden ver algunas, que él muestra con evidente desgano —se acaban de ir los que entraron hace un momento— y le hace un gesto casi imperceptible al hijo para que vaya recogiendo las demás y las ponga en sus taleguillos de terciopelo..., y entonces ocurre. —Falta una perla— dice Damián.
  2. adj. Perteneciente o relativo al diamante.
    docs. (1905) Ejemplo:
    • 1905 Cardona, J. Primo [2001] CR (BD)
      Es alhaja, venida más bien como reclamo, para ser mostrada a gentes acaudaladas, estaba en una de las mejores joyerías de San José, e iba a ser devuelta a su destino, una casa diamantista, judía, del boylevard Sebastopol en París, por la dificultad de encontrar aquí un comprador.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE