4.ª Entrega (julio de 2016)
Versión del 10/12/2020
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
leproma s. (1890-)
leproma
Etim. Voz tomada probablemente del francés léprôme, atestiguada en esta lengua al menos desde 1885, en "Etudes comparées sur la lèpre (anatomie pathologique de la lèpre). Note de M. Henri Leloir, presentée para M. Paul Bert", publicado en Comptes rendus hebdomadaires des séances de l'Academie des Sciences (t. 101, p. 398: "Le léprôme siège dans le derme [...]"); cf. inglés leproma, documentada en esta lengua al menos desde 1881; alemán Leprome (registrado desde 1887) y sueco leprom (desde 1879) (véase OED, s. v. leproma).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'lesión nodular de la piel característico de la lepra lepromatosa', en 1890, en Lecciones sobre dermatología y nociones de sifilografía de E. Slocker de la Pola; el término, circunscrito a textos médicos, se documenta hasta la actualidad.

  1. ac. etim.
    s. m. Med. Lesión nodular de la piel característico de la lepra lepromatosa.
    Sinónimo: leprón
    docs. (1890-2020) 25 ejemplos:
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía p. 292 Esp (BD)
      Por eso dicen que la sífilis, por ejemplo, tiene los caracteres de enfermedad constitucional, por haber encontrado en ella la lesión constante y universal, el sifiloma, como en la lepra el leproma (aparte de los caracteres bacteriológicos) [...].
    • 2020 Yepes Pérez, A. "Pandemias" [25-07-2020] El Espectador (Bogotá) Co (HD)
      En 1.856, en Noruega, se detectaron 2.858 casos, lo que representaba una prevalencia de 2 casos por cada 1.000 habitantes, y no fue sino hasta 1.873 cuando Gerhard Henrik Armauer Hansen, médico noruego, identificó el organismo causante de la enfermedad, Mycobacterium leprae, también conocido como bacilo de Hansen, el cual aisló de muestras tomadas de lepromas, trabajo que publicó en 1.875 como “On the etiology of leprosy”.
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía p. 292 Esp (BD)
      Por eso dicen que la sífilis, por ejemplo, tiene los caracteres de enfermedad constitucional, por haber encontrado en ella la lesión constante y universal, el sifiloma, como en la lepra el leproma (aparte de los caracteres bacteriológicos) [...].
    • 1892 Ulecia Cardona, R. (dir.) Trad Trat Medicina Charcot, Bouchard y Brissaud, II p. 355 Esp (BD)
      El leproma, sea cual fuere su asiento, está constituído por una acumulación de células embrionarias con gran tendencia á agruparse, formando vainas alrededor de los vasos, los cuales están varicosos y tienen las paredes engrosadas [...]. El leproma difiere del tubérculo y del sifiloma por su marcha más lenta, su menor tendencia á la necrosis, su limitación menos clara y la mayor intensidad de las lesiones vasculares y nerviosas.
    • 1893 Anónimo "Miscelánea" [16-05-1893] La Justicia (Madrid) Esp (HD)
      Tratamiento de la lepra por el clorato de potasa: Un médico de Pointe-á Pitre, Mr. Carreau, asegura haber logrado una notable mejoría en dos casos da lepra con el uso interno á dosis elevada del clorato de potasa. La toma durante tres días de 10 á 30 gramos diarios de clorato provocó síntomas de intoxicación bastante graves; pero una vez hubieron cesado, notaron médico y enfermo que los lepromas habían desaparecído casi totalmente.
    • 1897 Rogel Lebres. M. Lepra Bisayas p. 148 Esp (BD)
      De manera que, para nosotros, es contagiosa la lepra por contagio inmediato, mediato é inoculación que este contagio es análogo bajo el punto de vista de la transmisión del virus al de la sífilis por ejemplo, del que difiere en que hasta el presente no se ha encontrado el accidente inicial llamado chancro, es decir, el leproma primario análogo al sifiloma primario llamado como queda dicho y todo el munco sabe, sin que esto sea razón ni prueba, como ya indicamos atrás, en contra de su contagiosidad.
    • 1899 Gutiérrez, M. "Herpetismo" [15-02-1899] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por la misma razón dirán los partidarios del herpetismo que qué motivos nos asisten para tomar como síntomas de la lepra lesiones tan diferentes como las maculas, las ampollas y los lepromas, y no poder ellos hacer figurar lesiones análogas á éstas como síntomas de herpetismo.
    • 1901 Pardo Regidor, A. "Lupus" [01-01-1901] Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
      El Dr. Azúa no piensa que el lupus eritematoso sea de naturaleza tuberculosa y lo defiende; él entiende que sí lo es, y cree que cada uno hace bien en mantener su opinión; cuando las cosas no tienen demostración hemos de valernos de hipótesis, y él no considera á este lupus como una seborrea congestia, ni sigue á Kaposi que le incluye en las atrofias cutáneas, sin tener en cuenta que la atrofia es el resultado final, y por que entonces, y según dice Besnier, la misma razón hay para incluir en ese grupo al leproma.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Ese bacillus que se ha hallado en el tejido celular de los lepromas y en las células nerviosas, pero pocas veces en la sangre, se elimina por las mucosas y la piel.
    • c1914 Pi Suñer, A. Trad Trat Fisiopatología Grasset, II p. 567 Esp (BD)
      Para hacer una reacción de fijación en los casos de lepra, Gaucher y Abrami toman, como antígeno, un leproma. Babes emplea, con el mismo objeto, el extracto etéreo de lepromas conservados algunos años en alcohol [...].
    • 1946 Gay Prieto, J. Dermatología [1946] p. 19 Esp (BD)
      Los hallazgos estrictamente bacteriológicos en Dermatología (bacilo tuberculoso que el propio Koch encuentra en cortes histológicos de Lupus de Willan; mycobacterium leprae que demuestra Hansen en cortes de lepromas [...].
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 108 Mx (CDH )
      Pero cuando de verdad tuvo que enfrentarse a ellas, cuando de verdad aspiró el olor infinitamente agridulce y desesperanzado de los anfiteatros del Hospital General y del Hospital de la Mujer, y en una sala de la Cruz Roja vio a un hombre de cuyo ano pendía un trozo de intestino de casi un metro de largo; cuando aspiró los vapores nauseabundos de la gangrena; cuando vio en el lazareto a enfermos con lepromas que reventaban de pus amarillo y espeso, y en el laboratorio de patología le mostraron dos tumores cancerosos de pulmón, pequeños, verdes y nacarados como dos guisantes, Palinuro se dio cuenta que existía la posibilidad de que jamás pudiera superar las náuseas atávicas, el horror cósmico que le producían todas esas miserias humanas.
    • 2006 Chimenos Küstner, E. et alii "Lepra lepromatosa" [01-01-2006] n.º 11/6, p. 475 Revista Medicina Oral Patología Oral y Cirugía Bucal (Valencia) Esp (HD)
      Las manifestaciones orales suelen aparecer en la lepra lepromatosa y se producen en el 20 al 60% de los casos. Pueden tratarse de nódulos múltiples (lepromas), que progresan a necrosis y ulceración.
    • 2010 Ferrer, M. et alii "Lepra Wade" [01-01-2010] n. 60, p. 112 Archivos Argentinos de Dermatología (Buenos Aires) Ar (HD)
      Clínicamente la lepra de Wade se caracteriza por la presencia de lepromas principalmente subcutáneos y dérmicos, que pueden confluir en placas y asientan sobre piel normal.
    • 2020 Yepes Pérez, A. "Pandemias" [25-07-2020] El Espectador (Bogotá) Co (HD)
      En 1.856, en Noruega, se detectaron 2.858 casos, lo que representaba una prevalencia de 2 casos por cada 1.000 habitantes, y no fue sino hasta 1.873 cuando Gerhard Henrik Armauer Hansen, médico noruego, identificó el organismo causante de la enfermedad, Mycobacterium leprae, también conocido como bacilo de Hansen, el cual aisló de muestras tomadas de lepromas, trabajo que publicó en 1.875 como “On the etiology of leprosy”.
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía p. 292 Esp (BD)
      Por eso dicen que la sífilis, por ejemplo, tiene los caracteres de enfermedad constitucional, por haber encontrado en ella la lesión constante y universal, el sifiloma, como en la lepra el leproma (aparte de los caracteres bacteriológicos) [...].
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía p. 335 Esp (BD)
      El descubrimiento del leproma por Virchow en 1869, demostró la unidad anatómica de la lepra; y el del bacillus leprae por Hansen en 1880 aclaró por completo la etiología de la enfermedad demostrando su naturaleza parasitaria y explicando á la par una porción de hechos cuya interpretación era imposible antes de tan precioso hallazgo.
    • 1892 Ulecia Cardona, R. (dir.) Trad Trat Medicina Charcot, Bouchard y Brissaud, II p. 355 Esp (BD)
      El leproma, sea cual fuere su asiento, está constituído por una acumulación de células embrionarias con gran tendencia á agruparse, formando vainas alrededor de los vasos, los cuales están varicosos y tienen las paredes engrosadas [...]. El leproma difiere del tubérculo y del sifiloma por su marcha más lenta, su menor tendencia á la necrosis, su limitación menos clara y la mayor intensidad de las lesiones vasculares y nerviosas.
    • 1893 Anónimo "Miscelánea" [16-05-1893] La Justicia (Madrid) Esp (HD)
      Tratamiento de la lepra por el clorato de potasa: Un médico de Pointe-á Pitre, Mr. Carreau, asegura haber logrado una notable mejoría en dos casos da lepra con el uso interno á dosis elevada del clorato de potasa. La toma durante tres días de 10 á 30 gramos diarios de clorato provocó síntomas de intoxicación bastante graves; pero una vez hubieron cesado, notaron médico y enfermo que los lepromas habían desaparecído casi totalmente.
    • 1896 Ramón Cajal, S. Anatomía patológica (2.ª ed.). [1896] p. 198 Esp (BD)
      El leproma es un proceso flegmásico crónico caracterizado por la presencia de nódulos de tejido embrionario, cuyas células contienen el bacillus leprae, descubierto por Hansen, y son asiento de una degeneración vacuolar específica.
    • 1896 Ramón Cajal, S. Anatomía patológica (2.ª ed.). [1896] p. 201 Esp (BD)
      Cuando se examina un corte del leproma, á grandes aumentos, previa coloración por el método de Erhlich utilizado en la demostración del microbio de la tuberculosis, nótase que todas las células leprosas, tanto las epitelioides como las gigantes, contienen, en cantidades enormes, unos bacilos rectos é inmóviles [...].
    • 1897 Rogel Lebres. M. Lepra Bisayas p. 148 Esp (BD)
      De manera que, para nosotros, es contagiosa la lepra por contagio inmediato, mediato é inoculación que este contagio es análogo bajo el punto de vista de la transmisión del virus al de la sífilis por ejemplo, del que difiere en que hasta el presente no se ha encontrado el accidente inicial llamado chancro, es decir, el leproma primario análogo al sifiloma primario llamado como queda dicho y todo el munco sabe, sin que esto sea razón ni prueba, como ya indicamos atrás, en contra de su contagiosidad.
    • 1899 Gutiérrez, M. "Herpetismo" [15-02-1899] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por la misma razón dirán los partidarios del herpetismo que qué motivos nos asisten para tomar como síntomas de la lepra lesiones tan diferentes como las maculas, las ampollas y los lepromas, y no poder ellos hacer figurar lesiones análogas á éstas como síntomas de herpetismo.
    • 1901 Pardo Regidor, A. "Lupus" [01-01-1901] Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
      El Dr. Azúa no piensa que el lupus eritematoso sea de naturaleza tuberculosa y lo defiende; él entiende que sí lo es, y cree que cada uno hace bien en mantener su opinión; cuando las cosas no tienen demostración hemos de valernos de hipótesis, y él no considera á este lupus como una seborrea congestia, ni sigue á Kaposi que le incluye en las atrofias cutáneas, sin tener en cuenta que la atrofia es el resultado final, y por que entonces, y según dice Besnier, la misma razón hay para incluir en ese grupo al leproma.
    • 1902 Piqueras, L. "Memoria Lepra" t. XXII, p. 164 Anales de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) Esp (HD)
      Después de un tiempo, que no es posible determinar, surgen al nivel de dichas manchas, ó en la piel inmediata á las mismas, los tubérculos leprosos. Estos reciben diferentes nombres por los autores: Leloir, les denomina lepromas; tubérculos dermoies M. Bazin, y leprides nodulares Ernesto Besnier [...].
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Ese bacillus que se ha hallado en el tejido celular de los lepromas y en las células nerviosas, pero pocas veces en la sangre, se elimina por las mucosas y la piel.
    • a1903 Hostos, E. M. Sociología [1982] PR (CDH )

      En tales ciudades (Nueva York, Chicago, San Francisco de California, en Norte América; Cantón, Nankín, Pekín, en China; Yedo, en el Japón; Londres, París, Viena, Berlín, en Europa) y en tales países (como China, la India, Irlanda, Inglaterra; algunas porciones montañosas de Francia; algunas porciones de Alemania), la condenación de una parte de la población a la miseria completa y a la completa falta de recursos constituye un estado definido: ese estado de la sociedad general, o de las sociedades urbanas, en que continuamente van abismándose en la pobreza irremediable una porción creciente de elementos de la población, es lo que constituye la enfermedad del pauperismo:es como una especie de elefancía, que va arrojando los humores malsanos, sin fuerza el organismo para desprenderse de ellos, y los exhibe en hinchazones y lepromas repugnantes.

    • c1914 Pi Suñer, A. Trad Trat Fisiopatología Grasset, II p. 567 Esp (BD)
      Para hacer una reacción de fijación en los casos de lepra, Gaucher y Abrami toman, como antígeno, un leproma. Babes emplea, con el mismo objeto, el extracto etéreo de lepromas conservados algunos años en alcohol [...].
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      LEPROMA. [...] m. Pat. Nódulo inflamatorio producido por el bacilo de la lepra.
    • 1918 Rdz Navas Carrasco, M. DiccGralTécnHispanoamericano (NTLLE)
      Leproma. [...] m. Pat. Nódulo inflamatorio que produce el bacilo de la lepra.
    • 1929 Romero Cuesta, J. "Epílogo" [22-11-1929] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      Allí nadie se cuidaba de graduar el curso del mal en cada enfermo. Los que aún podían curarse, tal vez por hallarse en ellos la enfermedad apenas iniciada, se confundían en la misma sala con los de la carne roída por espantosas ulceraciones, con los del rostro inflamado de lepromas y las manos goteantes de pus y los pies y las piernas carcomidos por la voracidad del mal.
    • 1933 Anónimo "Lepra" [04-02-1933] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      En una nota de la Academia de Ciencias de París, el profesor J. Cantacuzene, de la Universidad de Bucarest, da cuenta de la transmisión experimental de la lepra humana a la rata blanca. Recuerda haber ya demostrado en otra ocasión, la existencia de un ultravirus en el bacilo de Hansen: el método seguido consistió en filtrar, por medio de una bujía L3, una emulsión de leproma y en inocular este filtrado en la cavidad peritoneal de la rata blanca, habiendo previamente bloqueado el epiploon, por el procedimiento de Van Deinse.
    • 1946 Gay Prieto, J. Dermatología [1946] p. 19 Esp (BD)
      Los hallazgos estrictamente bacteriológicos en Dermatología (bacilo tuberculoso que el propio Koch encuentra en cortes histológicos de Lupus de Willan; mycobacterium leprae que demuestra Hansen en cortes de lepromas [...].
    • 1951 Gyorko, A. C. "Lepra" [18-09-1951] La Provincia: Diario de la Mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      El desarrollo de los lepromas en los labios, mucosa yugal, lengua o paladar, origina deformaciones y ulceraciones dolorosas que destruyen el paladar provocando perforaciones, o invaden el velo y la úvula, que suelen estar sembrados de un semillero de tubérculos que se prolongan hacia la faringe y laringe.
    • 1969 Reyna, Mª. C. "La lepra no es una maldición" [19-09-1969] Diario de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      —Si el enfermo no es diagnosticado a tiempo, o descuida su tratamiento, comienzan a aparecer lesiones en la piel, bultos conocidos con el nombre de lepromas, se acentúa la pérdida de la sensibilidad y los nervios se ven afectados por lo que, tras una fase de dificultad de movimiento, se puede llegar a la parálisis total de manos y pies.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 108 Mx (CDH )
      Pero cuando de verdad tuvo que enfrentarse a ellas, cuando de verdad aspiró el olor infinitamente agridulce y desesperanzado de los anfiteatros del Hospital General y del Hospital de la Mujer, y en una sala de la Cruz Roja vio a un hombre de cuyo ano pendía un trozo de intestino de casi un metro de largo; cuando aspiró los vapores nauseabundos de la gangrena; cuando vio en el lazareto a enfermos con lepromas que reventaban de pus amarillo y espeso, y en el laboratorio de patología le mostraron dos tumores cancerosos de pulmón, pequeños, verdes y nacarados como dos guisantes, Palinuro se dio cuenta que existía la posibilidad de que jamás pudiera superar las náuseas atávicas, el horror cósmico que le producían todas esas miserias humanas.
    • 2006 Chimenos Küstner, E. et alii "Lepra lepromatosa" [01-01-2006] n.º 11/6, p. 475 Revista Medicina Oral Patología Oral y Cirugía Bucal (Valencia) Esp (HD)
      Las manifestaciones orales suelen aparecer en la lepra lepromatosa y se producen en el 20 al 60% de los casos. Pueden tratarse de nódulos múltiples (lepromas), que progresan a necrosis y ulceración.
    • 2010 Ferrer, M. et alii "Lepra Wade" [01-01-2010] n. 60, p. 112 Archivos Argentinos de Dermatología (Buenos Aires) Ar (HD)
      Clínicamente la lepra de Wade se caracteriza por la presencia de lepromas principalmente subcutáneos y dérmicos, que pueden confluir en placas y asientan sobre piel normal.
    • 2012 RAcMedicina DiccTérminosMédicos Esp (BD)
      leproma [...] s.m. Lesión cutánea papulonodular, de tamaño variable, entre pocos milímetros y medio centímetro, saliente, de consistencia elástica y de color eritematoso oscuro. Es característica de la lepra lepromatosa. El examen histopatológico revela un infiltrado de histiocitos cargados de Mycobacterium leprae y células espumosas.
    • 2020 Yepes Pérez, A. "Pandemias" [25-07-2020] El Espectador (Bogotá) Co (HD)
      En 1.856, en Noruega, se detectaron 2.858 casos, lo que representaba una prevalencia de 2 casos por cada 1.000 habitantes, y no fue sino hasta 1.873 cuando Gerhard Henrik Armauer Hansen, médico noruego, identificó el organismo causante de la enfermedad, Mycobacterium leprae, también conocido como bacilo de Hansen, el cual aisló de muestras tomadas de lepromas, trabajo que publicó en 1.875 como “On the etiology of leprosy”.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE