Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
capaz

1. Se construye de modos diversos, según sus diferentes significados:

a) Cuando significa 'que tiene espacio suficiente para contener algo', se construye con un complemento introducido por para: «Una bañera a ras del suelo, capaz para dos o tres personas» (Madrid Flores [Esp. 1989]); sin complemento, significa 'espacioso, que puede contener muchas cosas': Los cajones eran bastante capaces.

b) Cuando significa, referido a persona o a cosa, 'que puede hacer algo o producir un determinado efecto', se construye con un complemento introducido por de: «El vicepresidente era capaz de cualquier cosa» (UPietri Oficio [Ven. 1976]); «Los barbitúricos también son capaces de producir alucinaciones» (Valbuena Toxicomanías [Esp. 1986]).

c) Cuando significa 'que es apto o adecuado para algo', se construye con un complemento introducido por para: «Es la persona más capaz para regir los destinos de la capital» (Tiempo [Col.] 4.9.1997); «El colesterol es un poderoso agente antitóxico y especialmente capaz para oponerse a la destrucción de los glóbulos rojos» (Sintes Peligros [Esp. 1975]); sin complemento, significa 'que posee talento o grandes aptitudes': «Tudjman declaró ayer que el primer ministro sería una persona capaz» (Vanguardia [Esp.] 30.10.1995).

2. No debe confundirse con susceptible (→ susceptible): capaz expresa que alguien o algo posee la capacidad de realizar una acción, es decir, tiene un sentido activo; mientras que susceptible expresa la capacidad de alguien o algo de recibir una acción o padecerla, es decir, tiene sentido pasivo; así, en ⊗‍«Un plan de trabajo […] capaz de ser desarrollado en un período constitucional» (Tribuna [Hon.] 18.6.1997), debió decirse susceptible de ser desarrollado o que pueda ser desarrollado; mientras que en ⊗‍«Un espectáculo televisivo susceptible de interesar a la audiencia» (Telos [Esp.] 1-3.04), debió decirse capaz de interesar a la audiencia.

3. (es) capaz que.

En el habla coloquial de muchos países americanos se utiliza el adjetivo capaz, precedido del verbo ser en tercera persona, con el sentido de 'posible o probable': «Es capaz que si Alfonso se entera, me mata» (López Vine [Méx. 1975]); «Si no lo hacía, era capaz que la vieja me echara de la casa» (Burgos Rigoberta [Guat. 1983]). En esta construcción, el uso de la preposición de ante la conjunción que es un caso de dequeísmo (→ dequeísmo) y debe evitarse: ⊗‍«Si la gente se indigna, capaz de que se puede derogar la ley de amnistía también» (Dorfman Muerte [Chile 1995]). Frecuentemente se prescinde del verbo ser y se utiliza capaz que como locución adverbial, con el sentido de 'probablemente, seguramente, quizá': «Si se lo despepito todo de un riendazo, capaz que se pone a disparar como loco» (Flores Siguamonta [Guat. 1993]); «Cuando venga a presentárnosla, capaz que te enamorás de ella» (Gené Ulf [Arg. 1988]); «¿Qué andarás haciendo? No me lo digas, capaz que tu marido me amenaza con cortarme la lengua si no le suelto el chisme» (Mastretta Vida [Méx. 1990]). Aunque por lo general esta construcción va seguida de un verbo en indicativo, también es posible el subjuntivo, como ocurre en Chile: «Con tanto cacareo se le va a espantar la criatura y capaz que nazca alelada» (Allende Casa [Chile 1982]).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/capaz, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 15/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE