Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
uno -na

Puede ser un indefinido (→ 1) o un numeral cardinal (→ 2).

1. Indefinido

1.1. El indefinido un(o), un(a) (pl. unos, unas) puede funcionar como determinante, caso en que se denomina más específicamente artículo indeterminado o indefinido: Me ha mordido una serpiente; o como pronombre: Una de tus amigas me llamó ayer. Como determinante, toma la forma un ante sustantivos masculinos, los preceda inmediatamente o no: un árbol, un gran árbol. La forma femenina una se apocopa normalmente en un ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica: un águila, un hacha (aunque no se considera incorrecto, hoy es infrecuente en estos casos el uso de la forma plena una: una águila, una hacha); pero, si entre el indefinido y el sustantivo se interpone otra palabra, ya no se produce la apócope: una majestuosa águila, una afilada hacha. También cuando el adjetivo va pospuesto debe concordar en femenino con el sustantivo: un águila majestuosa, un hacha afilada (y no ⊗‍un águila majestuoso, ⊗‍un hacha afilado).

1.2. Deben evitarse usos superfluos del artículo indefinido debidos al influjo del inglés, como su presencia ante atributos que denotan profesiones: ―¿A qué te dedicas? ⊗‍―Soy un actor (del ingl. I'm an actor, en lugar de Soy actor).

1.3. Lo normal es que el pronombre indefinido uno, una solo se use en singular en construcciones partitivas (uno de ellos, una de mis amigas), y que para los usos en plural se emplee el indefinido algunos: algunos de ellos, algunas de tus amigas, y no ⊗‍unos de ellos, ⊗‍unas de tus amigas. No obstante, no resulta rechazable este uso en plural cuando el complemento partitivo incluye una construcción superlativa: «Aquellos días pasados en Praga acabaron siendo unos de los más deprimentes de mi vida» (Goytisolo Cosas [Esp. 2009]); «Todo el mundo está de acuerdo […] en que son unas de las piernas más bonitas de Madrid» (Goytisolo Cosas [Esp. 2009]). En el español de América se documenta también, con cierta frecuencia, sin que se cumpla necesariamente esa condición: «Sus ancestros habían sido unos de los primeros pobladores de esa región» (Prieto Arauca [Col. 2003]); «Excavaciones, interpretación de jeroglíficos, lectura de textos antiguos fueron unos de los tantos caminos que los estudiosos transitaron» (Crespo Champiñón [Arg. 1991]).

1.4. El pronombre indefinido uno puede usarse con referencia al yo que habla. Lo normal en ese caso es establecer la concordancia de género en función del sexo o del género de la persona que habla: «Una ya no está para esos trotes» (RGodoy Mujer [Esp. 1990]). Pero, si la mujer que habla no hace alusión directa a sí misma, sino que habla en términos generales, podrá usar el indefinido uno, aludiendo al ser humano en general; así, podría ponerse en boca de una mujer una frase como En este mundo en que vivimos, uno ya no sabe a qué atenerse. El pronombre tónico reflexivo correspondiente es (→ , 3): «Es fácil si uno está seguro de sí mismo» (Pombo Metro [Esp. 1990]); «Pero uno, a pesar de sí mismo, insiste en hablar con frases cada vez más pretenciosas» (Donoso Elefantes [Chile 1995]).

1.5. El pronombre indefinido uno actúa como elemento reflexivo en oraciones impersonales: «Para triunfar, pensó, hay que ser un poco ajeno a uno mismo» (Millás Desorden [Esp. 1988]); «Convencerse de que morir no es después de todo tan jodido si se muere bien, si se muere sin recelos contra uno mismo» (Benedetti Primavera [Ur. 1982]). En este tipo de oraciones resulta preferible no emplear el pronombre reflexivo , ya que este requiere un referente específico (→ , 3.1.b).

1.6. (el) uno con (el) otro, (la) una a (la) otra,  etc. concordancia, 3.16.

1.7. una de los + sust. masc. pl. (una de los escritores, una de los alumnos…).concordancia, 3.11.

1.8. uno de los que + verbo.concordancia, 4.14.

2. Numeral cardinal

2.1. Como numeral cardinal, ocupa el primer lugar de su serie: un(o)/una, dos, tres… Puede ser determinante o pronombre, con variación de género, pero no de número: En la finca había solamente un pozo; De las manzanas del árbol, ya no queda ni una. Cuando designa el número correspondiente, uno es un sustantivo masculino (que puede usarse solo o en aposición a número); en ese caso, sí tiene plural: el (número) uno; El once se escribe con dos unos.

2.2. Cuando el numeral uno se antepone a un sustantivo masculino, se apocopa en la forma un: No quedó ni un soldado vivo. Ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica, el femenino una suele hoy apocoparse: Se repartió un arma a cada hombre (aunque no se considera incorrecto, hoy es infrecuente en estos casos el uso de la forma plena una). Estas mismas leyes de la apócope rigen cuando el numeral uno, una es componente de otros adjetivos numerales, escritos en una o en varias palabras: Tengo veintiún años; Hasta ahora ha escrito treinta y una novelas; Ha reunido una colección de cuarenta y un(a) hachas. La apócope en los numerales compuestos es opcional si aparecen antepuestos y coordinados con otro numeral: «Ya tienen veintiún y diecinueve años» (Bayly Niño [Perú 2015] s. p.); «Tienen veintiuno y veinte años» (Diosdado Trescientos [Esp. 1991]). En el caso del numeral simple uno, la apócope solo se da en la fórmula enfática un y solo un: «Cada instancia de una superentidad es de un y solo un subtipo» (GlzSanabria Diseño [Col. 2014]). Es incorrecta la apócope de uno y sus compuestos cuando no van antepuestos a un sustantivo; así, no debe decirse ⊗‍el treinta y un por ciento, sino el treinta y uno por ciento.

2.3. Los numerales uno, una y sus compuestos concuerdan en género con el sustantivo al que acompañan cuando lo preceden inmediatamente: treinta y un kilos, veintiuna toneladas (no ⊗‍veintiún toneladas). Sin embargo, cuando entre el numeral y un sustantivo femenino se interpone la palabra mil, la concordancia de género es opcional: «Eran treinta y un mil hectáreas» (Cámara de Senadores [Méx.] 16.4.1998); «Costaría unas cuarenta y una mil pesetas» (Cadena SER [Esp.] 2.11.1996). La concordancia en femenino se está imponiendo en la lengua actual, por analogía con la que obligatoriamente establecen los numerales referidos a centenas: setecientas mil toneladas (no ⊗‍setecientos mil toneladas).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/uno, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 20/06/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas