Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
voseo

En términos generales, se denomina voseo el empleo de la forma pronominal vos para dirigirse al interlocutor. Se distinguen dos tipos:

1. Voseo reverencial

Consiste en el uso de vos para dirigirse con especial reverencia a la segunda persona gramatical, tanto del singular como del plural. Esta fórmula de tratamiento de tono elevado, común en épocas pasadas, solo se emplea hoy con algunos grados y títulos, en actos solemnes, o en textos literarios que reflejan el lenguaje de otras épocas. Vos es la forma de sujeto (vos decís) y de término de preposición (a vos digo), mientras que os es la forma de complemento directo (os vi) y de complemento indirecto sin preposición (os digo). El verbo va siempre en segunda persona del plural, aunque el hablante se dirija a un solo interlocutor: «Han luchado, añadió dirigiéndose a Tarradellas, […] por mantenerse fieles a las instituciones que vos representáis» (GaCandau Madrid-Barça [Esp. 1996]). Como posesivo se emplea la forma vuestro: Admiro vuestra valentía, señora. Los adjetivos referidos a la persona o personas a quienes nos dirigimos han de establecer la concordancia en género y número con el referente del pronombre vos: Vos, don Pedro, sois caritativo; Vos, bellas damas, sois ingeniosas.

2. Voseo americano

Más comúnmente se conoce como voseo el uso de formas pronominales o verbales de segunda persona del plural (o derivadas de estas) para dirigirse a un solo interlocutor. Este voseo es propio de distintas variedades geográficas o sociales del español americano y, al contrario que el voseo reverencial (→ 1), implica acercamiento y familiaridad.

2.1. Voseo pronominal y voseo verbal. El voseo puede afectar tanto a las formas pronominales como a las formas verbales.

2.1.1. Voseo pronominal. Consiste en el uso de vos como pronombre de segunda persona del singular en lugar de y de ti. Vos se emplea como sujeto: «Puede que vos tengás razón» (Herrera Casa [Ven. 1985]); como vocativo: «Vos, ¿cómo te llamás?» (Coscia Juan [Arg. 2011]); como término de preposición: «Sos extremadamente dura con vos misma» (Reyes Pasajera [Col. 2006]); y como término de comparación: «No soy tan viejo como vos» (Otero Arte [Bol. 2007]). Sin embargo, para el pronombre átono (el que se usa con los verbos pronominales y en los complementos sin preposición) y para el posesivo, se emplean las formas de tuteo te y tu, tuyo, respectivamente: «Vos te quedás pensativo» (PzCuadra Luz [Nic. 2004]); «Lugar que odio […] como te odio a vos» (Rossi María [C. Rica 1985]); «No cerrés tus ojos» (Flores Siguamonta [Guat. 1993]).

2.1.2. Voseo verbal. Consiste en el uso de las desinencias verbales propias de la segunda persona del plural, o procedentes de ellas, para las formas conjugadas de la segunda persona del singular: tú vivís, vos comés o comís. El paradigma verbal voseante se caracteriza por su complejidad, pues, por un lado, afecta en distinta medida a cada tiempo verbal y, por otro, las desinencias varían en función de factores geográficos y sociales, y no todas las formas están aceptadas en la norma culta.

2.1.2.1. Voseo verbal en los tiempos de presente

a) En el presente de indicativo, se documentan las formas diptongadas del plural (habláis, sabéis) ―a veces con aspiración o pérdida de -s ([abláih] o [ablái])―, pero son mayoritarias las formas sin diptongo, que contienen bien las vocales abiertas a o e (hablás, sabés), lo que es más frecuente, bien la cerrada i (sabís). Los verbos de la primera conjugación, aquellos cuyo infinitivo termina en -ar, nunca presentan en este tiempo formas voseantes en -ís.

b) En el presente de subjuntivo, igual que en el indicativo, se documentan las formas diptongadas del plural (subáis, habléis) ―a veces con aspiración o pérdida de -s ([subáih] o [subái])―, pero son mayoritarias las formas sin diptongo, que contienen bien las vocales abiertas a o e (subás, hablés), lo que es más frecuente, bien la cerrada i (hablís). En este caso, las formas en -ís solo aparecen en verbos de la primera conjugación.

2.1.2.2. Voseo verbal en los tiempos de pasado

a) El voseo no suele afectar a las formas del pretérito imperfecto de indicativo (cantabas, bebías) ni a las del pretérito imperfecto de subjuntivo (amaras o amases, tuvieras o tuvieses). En la modalidad chilena, sin embargo, se usan las desinencias de segunda persona del plural (cantabais, cantarais) con aspiración o pérdida de -s: «Hablabai cuando entré. ¿Qué decíai?» (Gómez Condenado [Chile 2005]).

b) Para el pretérito perfecto simple, se emplea la segunda persona del plural sin diptongar (volvistes). Pese a ser esta la forma etimológica (lat. volvistis, español clásico volvistes), aun en regiones plenamente voseantes se prefiere en este tiempo el uso de la forma de segunda persona del singular (volviste), debido a que, por lo general, las formas singulares del pretérito con -s reciben una valoración negativa. En el habla popular y el registro conversacional de Colombia y de la zona andina venezolana, aparecen variantes en las que se ha perdido la primera -s- de la terminación, si bien se conserva la -s final (volates, perdites, servites, en lugar de volaste, perdiste, serviste): «Te cansates, te envainates, como cualquier hijo de José de la Cruz Cegarra» (GlzLeón País [Ven. 1968] 11).

2.1.2.3. Voseo verbal en los tiempos de futuro. Las formas voseantes de futuro, al igual que las de presente, oscilan entre la conservación del diptongo (viajaréis) y su reducción, bien con vocal abierta (viajarés), lo que es más frecuente, bien con vocal cerrada (viajarís).

2.1.2.4. Voseo verbal en el condicional. El voseo no suele afectar al condicional (soñarías, escribirías). En la modalidad chilena, sin embargo, se usan las desinencias de segunda persona del plural (soñaríais, escribiríais) con aspiración o pérdida de -s final: soñaríai, escribiríai.

2.1.2.5. Voseo verbal en el imperativo. Las formas voseantes de imperativo se crearon a partir de la segunda persona del plural, con pérdida de la -d final: tomá (< tomad), respondé (< reponded), escribí (< escribid). Los imperativos voseantes carecen de las irregularidades propias del imperativo de segunda persona del singular de las áreas tuteantes. Así, frente a los irregulares di, sal, ven, ten, haz, pon, mide, juega, quiere, oye, etc., en las zonas de voseo se usan decí, salí, vení, tené, hacé, poné, medí, jugá, queré, , etc.

Estas formas verbales llevan tilde por tratarse de palabras agudas terminadas en vocal; cuando las formas voseantes del imperativo van acompañadas de algún pronombre enclítico, siguen también las normas generales de acentuación (→ tilde2, 5.3): «Compenetrate en Beethoven, imaginátelo. Imaginate su melena» (Rovner Concierto [Arg. 1981]).

2.2. Modalidades voseantes. Existen varias modalidades voseantes según las diferentes maneras de combinar las formas pronominales y verbales del tuteo y del voseo en las distintas zonas de habla hispana:

a) Modalidades de voseo exclusivamente verbal, en las que el sujeto de las formas verbales voseantes es : «No, tú no podés haberte ido con ellos» (Plaza Cerrazón [Ur. 1980]).

b) Modalidades de voseo exclusivamente pronominal, en las que vos es el sujeto de una forma verbal de tuteo: «Vos eres inteligente» (Arcos Vientos [Ec. 2003]).

c) Modalidades plenamente voseantes, en las que el sujeto vos va acompañado de formas verbales de voseo: «Vos no podés entregarles los papeles antes de setenta y dos horas» (Martínez Vuelo [Arg. 2002]).

2.3. Extensión del voseo. El voseo se da en la mayor parte de Hispanoamérica, aunque en diferente grado. Su consideración social también varía de unas regiones a otras. A grandes rasgos, puede decirse que son zonas de tuteo exclusivo casi todo México, las Antillas, la mayor parte del Perú y de Venezuela y la costa atlántica colombiana; alternan tuteo como forma culta y voseo como forma coloquial, popular o rural en Bolivia, norte y sur del Perú, el Ecuador, pequeñas zonas de los Andes venezolanos, gran parte de Colombia, Panamá y la franja oriental de Cuba; coexisten el tuteo como tratamiento de formalidad intermedia y el voseo como tratamiento familiar en Chile, en el estado venezolano de Zulia, en la costa pacífica colombiana, en la mayor parte de Centroamérica y en los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas; y son áreas de voseo generalizado la Argentina, Uruguay y el Paraguay.

2.3.1. Río de la Plata. En la Argentina, el Paraguay y Uruguay, las formas de voseo son aceptadas sin reserva por todas las clases sociales. La modalidad más generalizada es la que combina el voseo pronominal y el verbal: vos llegás. En Montevideo, sin embargo, en los registros formales, es más frecuente el voseo exclusivamente verbal: tú llegás.

El paradigma verbal propio de la norma culta está constituido por formas voseantes sin diptongo en el presente de indicativo (cantás, comés, vivís) y por las formas voseantes propias del imperativo (cantá, comé, viví). En la Argentina, para el presente de subjuntivo alternan formas de voseo (cantés, comás, vivás) y tuteo (cantes, comas, vivas); en cambio, en Uruguay y el Paraguay se prefieren para este tiempo las formas de tuteo. No están asentadas en la norma culta las formas terminadas en -s del pretérito perfecto simple (cantastes, comistes, vivistes; → 2.1.2.2.b). En el noroeste argentino se adoptan terminaciones verbales propias del llamado voseo chileno (→ 2.3.2).

2.3.2. Chile. En Chile, el voseo es un fenómeno general en el habla familiar y coloquial, sobre todo entre los jóvenes, mientras que en los registros formales se tutea. La modalidad aceptada en todas las clases sociales es la que combina el tuteo pronominal y el voseo verbal. El voseo pronominal es considerado vulgar; se emplea en ocasiones para dirigirse al interlocutor de manera descortés:¡Vos tenís la culpa! El voseo chileno, a diferencia del rioplatense, se manifiesta en todos los tiempos verbales, aunque en el imperativo se da esporádicamente en algunas zonas rurales y en personas con escasa formación. Por otra parte, las formas voseantes de futuro son menos frecuentes que las de tuteo. Son típicamente chilenas las terminaciones verbales en -ís, con aspiración o pérdida de la -s en el uso informal (v. cuadro).

2.3.3. Área andina. En el Perú, Bolivia y el Ecuador, el voseo no está generalizado: se circunscribe a algunas áreas geográficas determinadas y, dentro de ellas, preferentemente a las hablas rurales o a registros coloquiales o populares.

a) El Perú es un país tuteante, aunque en el norte y en el sur ―zonas limítrofes con áreas de voseo― el uso de coexiste con el de vos. En el norte está más generalizada la combinación de voseo pronominal y tuteo verbal (vos vives), mientras que en el sur, junto a vos, se utilizan las desinencias verbales voseantes chilenas (v. cuadro). Se trata, en cualquier caso, de formas prácticamente desaparecidas cuyo uso está restringido a hablantes de áreas rurales.

b) En Bolivia, se usa el tuteo en el habla culta. El voseo es propio del habla coloquial y familiar. La zona camba ―norte y este del país― combina el voseo pronominal y el verbal de tipo rioplatense (vos hablás); la zona andina, en cambio, se caracteriza por la alternancia de formas pronominales y verbales de tuteo y voseo (→ 2.2), con preferencia por el uso del pronombre vos junto a formas verbales tuteantes (vos hablas).

c) En el Ecuador, el voseo se reduce a ciertas áreas rurales y a los registros coloquiales. Se utiliza, alternando con el tuteo, en el área de la Costa y de la Sierra. En la provincia de Esmeraldas, donde el voseo es general en todas las clases sociales, presenta mayor vitalidad que en el resto del país. En la zona costera es de tipo pronominal y verbal, con las terminaciones rioplatenses (vos pensás); en la Sierra se mezclan las formas tuteantes y voseantes, y en zonas rurales se adoptan las terminaciones en -í(s) típicas del voseo chileno.

2.3.4. Caribe continental

a) En Colombia, el dialecto costeño atlántico es netamente tuteante. En el resto del país ―incluida la capital―, coexisten tuteo y voseo, siendo este último predominante en Antioquia y toda la franja occidental situada entre el Pacífico y el río Cauca. En estas zonas occidentales el voseo presenta características similares a las del voseo centroamericano (→ 2.3.5.a).

b) En Venezuela, la mayor parte del país es tuteante. Se vosea en algunos territorios andinos, como el estado de Trujillo, y en los estados de Zulia, Lara y Falcón. Excepto en Zulia, donde el voseo es un uso prestigioso presente en el habla culta, se trata de un fenómeno reducido a zonas rurales y a registros familiares. El voseo zuliano y el andino afectan tanto a los pronombres como al verbo, aunque presentan paradigmas diferentes (v. cuadro).

2.3.5. América Central

a) En Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, el voseo es un fenómeno general en todas las clases sociales. A excepción de Costa Rica y Honduras, donde el tuteo presenta un uso más restringido, en el resto de los países citados las clases escolarizadas suelen utilizar un sistema ternario, en el que vos es el tratamiento familiar o de confianza, el tratamiento de formalidad intermedia y usted el tratamiento más formal. La modalidad más generalizada es la de voseo pronominal y verbal de tipo rioplatense, con algunas variaciones ―como las terminaciones en -rés del futuro en El Salvador, hoy en retroceso (v. cuadro), o el tuteo pronominal frecuente en Guatemala y Honduras―.

b) Panamá es un país mayoritariamente tuteante; sin embargo, en el interior y en los límites con Costa Rica, las formas de tuteo alternan con las de voseo. La modalidad más frecuente es la que combina el voseo pronominal y el verbal diptongado (vos cantáis), aunque no son raras las vacilaciones.

2.3.6. México. Es un país tuteante. Solo en los estados surorientales de Tabasco y Chiapas se conservan formas voseantes en hablantes indígenas sin escolarizar.

2.3.7. Antillas. El tuteo es general en la República Dominicana, Puerto Rico y Cuba, pero en el oriente cubano hay una pequeña franja voseante. Se trata del territorio comprendido entre Camagüey y Granma, donde se atestiguan formas pronominales y verbales voseantes en el habla rural, siempre en el entorno familiar o de confianza y entre las personas de mayor edad.

2.4. Aceptación del voseo en la norma culta. Las diversas modalidades voseantes gozan hoy de diferente estimación. Aunque el panorama es complejo y peculiar en cada país, cabe ofrecer las siguientes apreciaciones:

2.4.1. En líneas generales, la norma culta prefiere el tuteo en el área andina, el Caribe continental ―excepción hecha de Zulia y la franja occidental colombiana―, Panamá, México y las Antillas. En estas zonas el voseo carece de prestigio y es indicador de escasa formación.

2.4.2. Salvo en Panamá (→ 2.4.1), el voseo de tipo rioplatense goza de total aceptación en la norma culta centroamericana, generalmente como fenómeno propio del habla familiar. El tuteo, en cambio, suele ser la norma de prestigio ―y, por tanto, la recomendada― en situaciones de formalidad intermedia.

En Chile, el voseo verbal es aceptado en la norma culta, pero solo en situaciones de familiaridad; en situaciones de formalidad intermedia es más prestigioso el tuteo. Menos aceptación tiene, en cambio, el voseo pronominal.

2.4.3. En los países del Río de la Plata, el voseo goza de total aceptación en la norma culta, tanto en la lengua escrita como en la oral, y ha sido explícitamente reconocido como legítimo por la Academia Argentina de Letras. En lo que respecta al voseo culto rioplatense, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Se prefieren las formas verbales de tuteo en el pretérito perfecto simple (comiste, mejor que comistes) y en el presente de subjuntivo (hagas, mejor que hagás).

b) Son vulgares las terminaciones en -ís (⊗‍comís por comés).

c) Se usan has, sos (no ⊗‍sós; → tilde2, 1.1) y vas como formas de presente de indicativo de haber, ser e ir, respectivamente. No son propios de la norma culta los presentes ⊗‍habés, ⊗‍habís, ⊗‍soi y ⊗‍vai.

d) En el imperativo, las formas del verbo andar (andá, andate) sustituyen a las de ir. No son propias de la norma culta las formas ⊗‍i, ⊗‍ite.

FORMAS DEL VOSEO VERBAL POR PAÍSES
país /
tiempo verbal
presente de indicativo pretérito imperfecto de indicativo o  copretérito pretérito perfecto simple o  pretérito de indicativo futuro de indicativo condicional o  pospretérito presente de subjuntivo pretérito imperfecto o  pretérito de subjuntivo imperativo
Argentina cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantés
comás
vivás [2]
cantá
comé
viví
Paraguay cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantés
comás
vivás [3]
cantá
comé
viví
Uruguay cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantés
comás
vivás [3]
cantá
comé
viví
Chile cantái(s)
comí(s)
viví(s)
cantabai(s)
comíai(s)
vivíai(s)
cantaste(s)
comiste(s)
viviste(s)
cantarí(s)
comerí(s)
vivirí(s) [4]
cantaríai(s)
comeríai(s)
viviríai(s)
cantí(s)
comái(s)
vivái(s)
cantarai(s)
comierai(s)
vivierai(s)
Perú
(Arequipa)
cantás
comís
vivís [5]
cantastes
comistes
vivistes [5]
cantarás
comerís
vivirís [5]
cantá
comé
viví [5]
Bolivia cantás
comés
vivís [6]
cantés
comás
vivás [7]
cantá
comé
viví [8]
Ecuador cantás/cantáis
comés/comís
vivís [9]
cantarís
comerís
vivirís [10]
cantá
comé
viví
Colombia cantás
comés
vivís
cantastes/cantates
comistes/comites
vivistes/vivites [11]
cantés
comás
vivás
cantá
comé
viví
Venezuela cantáis/cantás
coméis/comés
vivís [12]
cantastes/cantates
comistes/comites
vivistes/vivites [13]
cantaréis
comeréis
viviréis
cantá
comé
viví [14]
Guatemala cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [15]
cantés
comás
vivás
cantá
comé
viví
El Salvador cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantarés
comerés
vivirés [16]
cantés
comás
vivás [2]
cantá
comé
viví
Honduras cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantés
comás
vivás [2]
cantá
comé
viví
Nicaragua cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes
cantés
comás
vivás
cantá
comé
viví
Costa Rica cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes [1]
cantés
comás
vivás
cantá
comé
viví
Panamá cantái(s)
coméi(s)
viví(s)
cantá
comé
viví [17]
México (Chiapas y Tabasco) cantás
comés
vivís
cantastes
comistes
vivistes
cantarés
comerés
vivirés
cantá
comé
viví
Cuba
(Oriente)
cantái(s)
coméis(s)
vivís
cantaréi(s)
comeréi(s)
viviréi(s)
cantá
comé
viví

[1] Alternan en el uso con las formas de tuteo cantaste, comiste, viviste, únicas aceptadas en la norma culta.
[2] Alternan en el uso con las formas de tuteo cantes, comas, vivas.
[3] Alternan con las formas de tuteo cantes, comas, vivas, preferidas en el uso.
[4] Son más frecuentes las formas de tuteo cantarás, comerás, vivirás.
[5] Son formas prácticamente desaparecidas, de uso restringido a zonas rurales.
[6] Solo se emplean en la zona camba (este y norte del país). En la zona colla (oeste y sur del país) se combina generalmente el pronombre vos con las formas de tuteo cantas, comes, vives.
[7] Solo se emplean en la zona camba. En la zona colla se usan las formas de tuteo cantes, comas, vivas.
[8] En la zona colla alternan con las formas de tuteo canta, come, vive.
[9] La primera forma es la propia de la Costa; la segunda, de la Sierra.
[10] Solo se emplean en la Sierra. En la Costa se usan las formas de tuteo cantarás, comerás, vivirás.
[11] Alternan en el uso con las formas de tuteo cantaste, comiste, viviste. Las formas cantates, comites, vivites se restringen al habla popular o a registros marcadamente coloquiales.
[12] La primera forma es zuliana; la segunda, andina.
[13] La primera forma es zuliana y, sobre todo en los verbos de la segunda y la tercera conjugación, alterna con la variante de tuteo; la segunda forma es andina.
[14] Solo se emplean en Zulia y en algunas zonas de voseo andino.
[15] Alternan en el uso con las formas de tuteo cantaste, comiste, viviste.
[16] Se trata de un uso en retroceso en favor de las formas de tuteo cantarás, comerás, vivirás.
[17] Alternan en el uso con las formas de tuteo canta, come, vive.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/voseo, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 29/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE