13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
cerda s. (1270-)
cerda, serda, zerda, çerda, cerdilla, cerdita, cerdón
También en esta página: cerda2 (1302-)
Etim. Del latín vulgar cirra 'mechón de pelos', 'vellón', y esta, a su vez, del latín cirrus 'rizo de cabello', 'crin de un caballo', 'copete de una ave' (DECH, s. v. cerda).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'conjunto de pelos que se distingue o separa del resto', en la Estoria de Espanna (c1270), de Alfonso X; con este valor, parece restringirse a la Edad Media, donde se registra con cierta frecuencia con un complemento con de de cabello o cabellos. Como 'pelo duro, grueso y generalmente largo que tienen los équidos en la cola y en la crin y otros animales en el cuerpo', se atestigua en el Poema de Alfonso Onceno (a1348) y se consigna por vez primera en el Vocabulario español-latino (1495), de Nebrija; posteriormente se recoge en el Tesoro de la lengua castellana (1611), de Covarrubias, quien afirma que "llamamos cerdas los pelos largos de clines y cola del cauallo, o mula; porque son en grosor y en grandor diferentes del demas pelo, que es corto, delgado, y blando. Solos los puercos estan llenos de cerdas, estas son cortas y duras, y los llamamos por esta razon, El ganado de la cerda" (de hecho, ya desde el último cuatro del siglo XVI se registra en cun complemento con de de animal o ganado y, casi un siglo antes con el complemento de caballo). Como 'pelo que cubre cualquier parte del cuerpo humano', se atestigua en la Traducción y glosas de la Biblia de Alba (c1422-1433), de M. Guadalfajara; como 'pelo humano grueso y duro' se consigna en "Semántica del español americano" (1966-1968), de Contreras. Más frecuente es su uso para referirse al 'pelo de caballo, cerdo o jabalí o filamento de otro material, natural o sintético, que forma parte de diversos instrumentos o utensilios o que se emplea en la confección de ciertos tejidos'; en esta acepción se documenta ya en 1488, en el "Inventario de una botica de Zaragoza", como complemento de tamiz ("Un tamiciquo de cerdas"), pues las cerdas de caballo solían emplearse para confeccionar estos utensilios. Con la definición 'pelo de cepillo, de brocha, etc., de materia animal o artificial', se consigna, en 1992, en el DRAE. En particular, en referencia al 'pelo de jabalí o de cerdo usado por los zapateros al coser con la alezna' se registra, en 1494, en la Traducción de De proprietatibus rerum, por Bartholomaeus Anglicus, de fray V. de Burgos, en tanto que para designar el 'pelo de la crin del caballo o filamento de otro material sintético tensado y sujeto al la vara del arco de violín o de otros instrumento se cuerda', se atestigua, en La Arcadia, de F. L. de Vega. Como 'conjunto de lino sin rastrillar', se consigna por vez primera, en 1780, en el DRAE y, fuera de los diccionarios, se documenta, en 1982, en "El cultivo del lino y los telares en la Sierra de Francia (Salamanca)", de A. Cea Gutiérrez, artículo publicado en la Revista de Dialectología y Tradiciones Populares (Madrid).

En la germanía se registra, como sinónimo de cuchillo (esto es, en la acepción 'instrumento que sirve para cortar compuesto por un mango y una hoja con filo'), en 1573, en Rosa de amores. Primera parte de romances de Joan Timoneda y se recoge, en el e consigna por vez primera en el Vocabulario (1609), de Chaves. En ese mismo ámbito se emplea con el valor 'ladrón que roba utilizando una cerda', como muestra el Entremés de la cárcel de Sevilla (c1600); esta acepción se registra en el tomo VII de El lenguaje (1912), de Cejador y Frauca. La acepción, propia de la botánica, 'pelo, generalmente rígido, de algunos vegetales', se atestigua en 1778, en la Explicacion de la filosofia, y fundamentos botanicos de Linneo, con las que se aclaran y entienden facilmente las instituciones botanicas de Tournefort. Parte theorica, de A. Palau y Verdera. A su vez, en el ámbito de la zoología, se usa en referencia a cualquier 'órgano o parte del cuerpo en forma de pelo delgado, generalmente rígido, que tiene una función táctil, perforadora, locomotora o de otro tipo', como atestiguan, en 1820, las Lecciones de historia natural esplicadas en el colegio nacional de S. Victoriano de Barcelona, de A. Yáñez y Girona; esta acepción figura, en 1953, en el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA ("Cualquier órgano o parte en forma de pelo, delgado, más o menos rígido, como los pelos de una oruga, las espinas delgadas de un crustáceo, las formaciones filiformes de un protozoario, etc"). También en zoología se atestigua con la acepción 'enfermedad infecciosa causada por la bacteria Bacillus anthracis y caracterizada por el aumento de tamaño de los nódulos linfáticos del cuello de los cerdos, inflamación de la garganta, fiebre y disnea', en 1829, en la Traducción de De la garantía y de los vicios redibitorios, en el comercio de los animales domésticos; por D. Juan Bautista Huzard, de P. Rovira, y se registra en el segundo tomo del Diccionario de Veterinaria y sus ciencias auxiliares (1830), de Risueño. En este mismo ámbito posee la acepción 'pluma de raquis rígido y pocas barbas de función generalmente sensorial', documentada, en 1844, en el primer tomo de la segunda edición de las Lecciones de historia natural, de A. Yáñez y Girona.

En diversos repertorios lexicográficos se consignan varias acepciones: 'mies segada (1729, Diccionario de autoridades, de RAE); 'alar o lazo hecho de cerda, para cazar perdices' (1803, DRAE. Suplemento, de Real Academia Española); 'seda quitinosa que poseen los anélidos de la clase de los quilópodos; en los parápodos, por lo general, están agrupados en haces o fascículos' (1953, Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA); en Honduras, 'derecho que un tahúr compra a otro para aprovecharse por cierto tiempo de algunas de sus ganancias' (1897, Hondureñismos. Vocabulario de los provincialismos de Honduras, de Membreño); en Colombia, 'cuerda hecha de crin' (c1915-1921, Diccionario de provincialismos y barbarismos del Valle del Cauca, de Tascón); en Venezuela, 'beneficios económicos que además de su sueldo obtiene un empleado por medio de la astucia o el engaño' (c1929, Glosarios del bajo español en Venezuela, de Alvarado); en Colombia, 'pista, conjunto de señales o indicios que pueden conducir a la averiguación de un hecho' (1942, Diccionario de americanismos. Suplemento, de Malaret; en Andalucía (España), 'barba de la mazorca'' (1961, ALEA, I, dirigido por Alvar) y 'crin' (1973, ALEA, VI, dirigido por Alvar).

Por otra parte, cerda se integra en diferentes unidades pluriverbales, según algunos repertorios lexicográficos: cerdas de arco de violín, con la acepción 'poeticamente el instrumento que se toca con él' (1786, Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes, de Terreros y Pando), ir en cerdas, en Colombia, como 'participar en un negocio' (1934, Papeletas lexicográficas, de Robledo); ¡la cerda!, en Venezuela, como 'locución que se usa para expresar rechazo, negación o advertencia' (1974, Del habla popular, de Rosales); llevar cerdas, en el área oriental de España, como 'tener (la cabra) pelo largo en flancos y patas' (1980, ALEANR, III-IV, dirigido por Alvar); y pegar cerda, en Nicaragua, como 'entre zapateros, es preparar hilos con una cerda en la punta' (1939, Diccionario de nicaraguanismos, de Castellón).

Vid . también cerda ( DH 1 933-1936).

    Acepción en desuso
  1. ac. etim.
    s. f. Conjunto de pelos que se distingue o separa del resto.
    docs. (1270-1476) 5 ejemplos:
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      La segunda razon /2/ dizen que este ninno salio de luego con cabellos. & con una uedija apartada mientre mas luenga que todos los otros cabellos. Et en latin dizen Cesaries por uedija. o por cabelladura. o por cerda de cabellos. Onde fue tomado desta palaura Cesaries este nombre Cesar. & llamado a aquel ninno por aquella cerda con que nascio. E segund esto cesar tanto quiere dezir cuemo el de la uedija o el de la cerda. o el de la crin. ca por tod esto es dicho cesaries.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 187r Esp (CDH )
      Et en latin dizen çesaries por vedija o cabelladura o çerda de cabellos onde fue tomado desta palabra çesaries este nonbre çesar & llamado a aquel njnno por aquella çerda con que nasçio. Et segunt esto çesar tanto quiere dezjr commo el de la çerda o el de la vedija o avn el de la crin ca por todo esto es dicho çesaries.
    • 1293 Anónimo Castigos [1992] fol. 80r Esp (CDH )
      E por occasyon / desta Reziedunbre vino a ser malandante / Ca tomo en / vna çivdat delos filisteos vna barragana muy fermosa que / le dezian dalida & esta lo engaño Ca sopo del por engaño do / auja la fuerça E el commo mesquino dixole que la auja en / vna çerda que tenja en la cabeça E ella quando lo vio adormido / ensu Regaço tajo gela con vnas tijeras & llamo asus / enemigos & venieron sobre el & sacaron le los ojos que auja / (que auja) perdida la fuerça & non se pudo defender dellos / & tomaron le & traxieron le por las plaças & fazian muy / grand escarrnio del
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E salió con una çerda de cabellos luenga en medio de la cabeça e posiéronle nonbre Julio e, por la çerda con que naçió, posiéronle Çésar; e así se llamó Julio Çésar.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      El linaje e casa de la Çerda suçedieron del infante don Ferrando de la Çerda, que le llamaron así porque naçió con una çerda en la caveça. E casó con doña Blanca, fija del rey Sant Luis de Françia, e ovo en ella a don Alonso e a don Ferrando de la Çerda; e porque morió antes que su padre, no eredaron estos sus fijos en el reino.
      Acepción en desuso
    1. s. Frecuentemente, con el complemento de cabello o cabellos.
      docs. (1270-1476) 4 ejemplos:
      • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
        Et en latin dizen Cesaries por uedija. o por cabelladura. o por cerda de cabellos. Onde fue tomado desta palaura Cesaries este nombre Cesar. & llamado a aquel ninno por aquella cerda con que nascio.
      • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 187r Esp (CDH )
        Et en latin dizen çesaries por vedija o cabelladura o çerda de cabellos onde fue tomado desta palabra çesaries este nonbre çesar & llamado a aquel njnno por aquella çerda con que nasçio.
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
        Todos los dias que durare el su apartamiento (voto) non pase nauaja sobre su cabeça fasta que se cunplan los dias que se aparto a ser de Dios sea santo, crescanle las / çerdas del cabello de su cabeça.
      • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
        E salió con una çerda de cabellos luenga en medio de la cabeça e posiéronle nonbre Julio e, por la çerda con que naçió, posiéronle Çésar; e así se llamó Julio Çésar. E él puso de su nonbre al mes que se llamaba quinto julio, por remenbrar su nonbre de Julio, como se llama agora, porqu'él naçió en tal mes.
  2. s. f. Pelo duro, grueso y generalmente largo que tienen los équidos en la cola y en la crin y otros animales en el cuerpo.
    docs. (1348-2020) 94 ejemplos:
    • a1348 Anónimo Poema Alfonso XI [1991] 263 Esp (CDH )
      Passados son de Marruecos / muchos osos de las sierras / e atantos son los puercos, / que cubren todas las tierras. / E por señor dellos viene / un javalí muy valiente: / las cerdasde oro tiene / e de azero el diente. / Por esto llegamos nós, / rey cuerdo, buen cavallero: / oímos dezir devos / que sodes real montero. /
    • 2020 Anónimo "Naturaleza relaja sin hombre" Panamá Pa (CORPES)
      El Saíno [...] La anatomía es muy parecida a la del cerdo común, su cuerpo está cubierto de un pelaje más denso y abundante. Las cerdas son largas y gruesas, de color gris oscuro o negruzco.
    • a1348 Anónimo Poema Alfonso XI [1991] 263 Esp (CDH )
      Passados son de Marruecos / muchos osos de las sierras / e atantos son los puercos, / que cubren todas las tierras. / E por señor dellos viene / un javalí muy valiente: / las cerdasde oro tiene / e de azero el diente. / Por esto llegamos nós, / rey cuerdo, buen cavallero: / oímos dezir devos / que sodes real montero. /
    • 1380-1385 Ferrer Sayol LPalladio (BNM 10211) [2004] fol. 104v Esp (CDH )
      Algunos fazen muchos forados fondos en torno del forado prinçipal do estan los topos. Algunos paran lazos de çerdas de bestias. con los quales toman los topos.
    • c1471 Anónimo Trad Recetas Gilberto (BP 3063) [1997] fol. 39r Esp (CDH )
      iten dize mas / quirinus que si la muger troxiere consigo / la oreja de la mula o parte della / xxxbjj (parte della) o beujere de las çerdas / pelos que trae dentro de la oreja non / conçibira esto es cosa prouada// /
    • 1489 Anónimo HMelosina (Toulouse 1499-BL Ib 42463) [1995] fol. 13v Esp (CDH )
      Mas el puerco era cajdo a / tierra dela fuerça delos fierros del conde & asy paso el espada / sobre las çerdas del lomo del puerco que eran muy duras & / como el conde era dela otra parte del puerco la espada paso.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Las vallestas non aprovechan cosa si non fueren encubiertas con cuerdas de nervios, pero las çerdas de las colas & de las crines de los cavallos son provechosas para las vallestas. & sin dubda & eso mesmo los cabellos de las mugeres suelen aver tal virtud en los tales istrumentos [...].
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )

      CALISTO.¿Qué dices?

      SEMPRONIO.Dije que esos tales no serían cerdas de asno.

      CALISTO.¡Veed qué torpe y qué comparación!

    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] México (CDH )
      Y algunas de estas navajas son blancas y otras jaspeadas, y otras amarillas, y otras comunes, que son buenas para raer las sedas o cerdas de puerco, cuando los matan después de chamuscados.
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 848 Esp (CDH )
      / »Esta oración del fuerte castellano, / en afrenta de todos manifiesta, / Tarfe del viejo rey Tercero hermano, / sobre las cerdas del caballo puesta / traerá bizarro al campo del cristiano, / vibrando un asta de un cendal compuesta, / lleno de plumas y altos pensamientos, / que servirán de entretener los vientos.
    • 1613 Cervantes Saavedra, M. Coloquio perros 950 Novelas ejemplares Esp (CDH )

      Son sus pensamientos imaginar cómo han de engañar y dónde han de hurtar; confieren sus hurtos y el modo que tuvieron en hacellos; y así, un día contó un gitano delante de mí a otros un engaño y hurto que un día había hecho a un labrador, y fue que el gitano tenía un asno rabón, y en el pedazo de la cola que tenía sin cerdas le ingirió otra peluda, que parecía ser suya natural.

    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )

      Crecen con la concordia las cosas pequeñas, y sin ella caen las mayores. Resisten unidas a cualquier fuerza las que divididas eran flacas y inútiles. ¿Quién podrá, juntas las cerdas, arrancar la cola de un caballo o romper un manojo de saetas?. Y cada una de por sí no es bastante a resistir la primer violencia. Así dieron a entender Sertorio y Sciluro Scytha el valor de la concordia, que hace de muchas partes distintas un cuerpo unido y robusto.

    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Paraguay (CDH )

      En los confines de la provincia del Rio de la Plata, hácia los Patagones, se halla un animal muy fiero llamado súó segun otros succarath, y anda comunmente hácia la ribera de los rios. Su figura es espantosa; á la primera vista, parece tener la cara de leon, y aun de hombre, porque desde las orejas se le vé barbado con pelo no muy largo; estréchase su mole hácia los lomos, cuando en la parte anterior es bien corpulento; la cola es larga y muy poblada de cerda, con la cual, cargando sobre sí los cachorros al verse acosada de los cazadores, los encubre y esconde hasta evadir el riesgo, sin que la carga sea impedimento para emprender la fuga con suma ligereza.

    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Perú (CDH )
      El color del pelo es negro obscuro, muy lacio, áspero tan gruesso como menudas cerdas de caballo.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

      [...] subió las escaleras hasta mi cuarto, y allí fué la primera vez que vi este animal, y en él advertí un especial conocimiento y como reverencia, la cual no gastaba con los demás naturales que acudieron á verlo; pues, riéndose uno de verle las orejas tan grandes y anchas, le dió con la trompa un buen porrazo.

      No era de mucha edad ni de gran corpulencia, era así como un grueso toro. Su color pardo, el pelo áspero á manera de cerdas, los pies y piernas muy gruesos y tendidos, proporcionados para mantener un cuerpo tan pesado.

    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ecuador (CDH )

      Proveen los indios de este partido a toda la provincia de las albardas que usan en ella para andar a caballo, y por las que desprecian la mejor silla brida; cada año hacen de 400 a 500, que venden a 3 y 4 pesos según su tamaño: ordinariamente son grandes, de tres cuartas de largo y algo más de una tercia de ancho; compónense de dos lomillos de paja sumamente duros cubiertos de piel de venado curtida, los extremos están un poco más altos que el medio de los lomillos, de conformidad que queda toda la albarda hecha un arco, la cual sujetan a la bestia, sin gurupera ni pretal, con una sola cincha de cuero o cerdas, y de la misma penden las acciones.

    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )
      Su cara era de perro, sus colmillos de lobos, sus orejas paradas, su cuello grueso y su cola larga; pero lo más particular de este cuadrúpedo era el no tener pelo en todo su cuerpo, a excepción de algunas cerdas gruesas y retorcidas sobre el hocico [...].
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] 413 Esp (CDH )
      Sobre el cuerpo era pardo oscuro muy variado de manchitas larguillas blancas. Baxo la cabeza blanco, y el resto baxo del cuerpo pardo claro. Cada pluma tenia en su extremidad una cerda ó pelo largo y todo el vestido estaba tan alborotado, que parecia erizo mas que páxaro, y tocándole parecia piel de quadrúpedo. Lo único que aparecia en el ala eran los remos roxos del trozo exterior.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] 278 Colombia (CDH )

      El becerro, que desesperaba porque le quitaran el bozal, hecho con una extremidad de la manea, *y que lo ataba a una mano de la vaca, quedó a sus anchas con sólo halar la ordeñadora una punta de la cerda; y Lucía viéndolo abalanzarse a la ubre, dijo:

      — Eso era lo que te querías; cabezón más fastidioso...

    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Se introducen en las cuadras de los mesones de Santa Clara, y arrancan a los machos las cerdas de la cola para hacer aparejos de pescar.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 44 Ecuador (CDH )
      Vino un dia á mi casa, y me alargó la mano; esa mano edematosa, que en tiempo de la entereza estaba cargada de cerdas como lomo de puerco zaino [...].
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Uruguay (CDH )
      Una especie de cabaña que había al fondo, para guardar cueros y cerdas, y la tahona a que hemos hecho referencia, tenían por puertas pieles de toro sujetas fuertemente en maderos rústicos, que a manera de marcos encajaban en las poternas. El corral, chiquero o redil —que de todo esto tenía algo—, próximo a los ranchos, componíase de palos nudosos y retorcidos a pique, de tala y espinillo, unidos por guascas peludas de cuero vacuno.
    • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" HNatural I Esp (FG)
      Es un animal de cerca de medio metro de longitud, sin contar la cola que tiene otro tanto; sus orejas son grandes y membranosas; su pelaje, mezclado con largas cerdas, es negruzco y amarillo sucio, y la cola mitad negra y mitad blanca.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )

      Y tú tampoco le contestarás, porque si no todo estará perdido. Pero sabrás desde entonces que aquella persona es la que te envidia y la que hizo el aojo. Entonces quemarás las cerdas del rabo de tu puerco y arrojarás las cenizas en la era de esa persona a las doce de la noche, cuando no haya luna.

    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 215 Cuba (CDH )
      Es, luego, la fiesta de encender la hoguera; la escaldadura de la bestia y su descuartizamiento; la vista de los perniles, menudos y lomos, que atiza en nosotros el desaforado apetito que suele atribuirse a los salvajes. Con el torso desnudo, puesta toda su seriedad en la tarea, el minero se me hace, de pronto, tremendamente arcaico. Su gesto de arrojar al fuego algunas cerdas de la cabeza del animal tiene un sentido propiciatorio que tal vez pudiera explicarme una estrofa de La Odisea.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cuba (CDH )

      No tardó la caza en organizarse, y los animales traídos, conservando todavía en las trompas un furioso encogimiento de jabalíes acorralados, pasaron a manos de los cocineros. Después de limpiarlos de cerdas y pellejos negros con escamadores de pescado, tendieron los cuerpos sobre parrillas llenas de brasas, de lomo al calor, con las entrañas abiertas —tenidas abiertas por finas varas de madera—.

    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] República Dominicana (CDH )
      [...] Sombra Castañeda se fue quedando transparente hasta desaparecer hecho agua que rodó hacia la cañada arrasando bohíos, tumbando postes de cercas que fueron marcadas en el siglo XVI con cerdas de puerco montesino; Sombra Castañeda era ya agua de molino, cuando las cotorras llegaron y poblaron de verde húmedo los ramales amarillentos de los arbustos calcinados [...].
    • 2002 Seguí, M. Últimos dinosaurios vivos Esp (CORPES)
      Durante los diez minutos que la estuvieron contemplando a unos doscientos metros de distancia, pudieron apreciar claramente que poseía al final del hocico un cuerno similar al de los rinocerontes, y que su cuerpo estaba cubierto por unas cerdas de color gris oscuro, similares a las de un jabalí. Todo su cuerpo estaba salpicado por barro, y de sus enormes mandíbulas brotaba una enorme masa de sangre y saliva.
    • 2007 Escoto, J. Génesis en Santa Cariba Ho (CORPES)
      Al despertar traía en las manos dos puños de cerdas de elefante, pelos ariscos que herrumbraban el metal, y los borceguíes le humeaban a caca de codorniz.
    • 2020 Anónimo "Naturaleza relaja sin hombre" Panamá Pa (CORPES)
      El Saíno [...] La anatomía es muy parecida a la del cerdo común, su cuerpo está cubierto de un pelaje más denso y abundante. Las cerdas son largas y gruesas, de color gris oscuro o negruzco.
    • a1348 Anónimo Poema Alfonso XI [1991] 263 Esp (CDH )
      Passados son de Marruecos / muchos osos de las sierras / e atantos son los puercos, / que cubren todas las tierras. / E por señor dellos viene / un javalí muy valiente: / las cerdasde oro tiene / e de azero el diente. / Por esto llegamos nós, / rey cuerdo, buen cavallero: / oímos dezir devos / que sodes real montero. /
    • 1380-1385 Ferrer Sayol LPalladio (BNM 10211) [2004] fol. 104v Esp (CDH )
      Algunos fazen muchos forados fondos en torno del forado prinçipal do estan los topos. Algunos paran lazos de çerdas de bestias. con los quales toman los topos.
    • c1471 Anónimo Trad Recetas Gilberto (BP 3063) [1997] fol. 39r Esp (CDH )
      iten dize mas / quirinus que si la muger troxiere consigo / la oreja de la mula o parte della / xxxbjj (parte della) o beujere de las çerdas / pelos que trae dentro de la oreja non / conçibira esto es cosa prouada// /
    • a1482 Anónimo Esopete [1995] fol. 83r Esp (CDH )
      Cerca dela mañana / començo llamar la rraposa al fijo. benjtillo. El qual rresponde. / que quieres madre. Ella dize. cata que salen los puercos a pasçer / Responde el fijo. non curemos dellos: por que so(u)[n] suzios & fastidiosos / & llenos de çerdas: & fazen torçones alos que los comen / & lijan los paladares.
    • 1489 Anónimo HMelosina (Toulouse 1499-BL Ib 42463) [1995] fol. 13v Esp (CDH )
      Mas el puerco era cajdo a / tierra dela fuerça delos fierros del conde & asy paso el espada / sobre las çerdas del lomo del puerco que eran muy duras & / como el conde era dela otra parte del puerco la espada paso.
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 137r Esp (BD)
      El .ij. modo es con la cerda dela cola del cauallo: o con filo de seda e es segund Albucasis. e Auicena. los quales el dicho modo ponen el qual modo del cabello:o cerda aceptan. Haliabbas. Alcoatim. e Bruno. E es que abierta la palpebra e alçada la vngula con el vncino de pelamiento pequeño o con el filo en medio del conla aguja empuesto e ligado sea puesto: o metido non por el mesmo agujero mas por otro alguno tanto baxo el punto del filo atado entre la vngula e membrana por que en otra manera caeria la vngula del atamiento: sea puesto dize cabello: o çerda con aguja sotil vn poco coruada: e despues tomando el cabello: o çerda por dos cabeças sea dessollada sotilmente la vngula primero contra la pupila: o niñeta e dende contra el lacrimal. e despues assi como dicho es con las tiseras sea cortada […].
    • 1494 Anónimo Trad Salud Ketham (BNM I51) [1997] fol. 11v Esp (CDH )
      El frenetico deuese sangrar / de la vena de la cabeça o de la de / medio la fruente. El que padeciere fiebre / ephimera por flaqueza: deuese / sangrar de las narizes dentro con çerdas / de puerco.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Cerdas de bestia. iuba.ae
    • 1481-1496 Encina, J. Cancionero [1996] 348 Esp (CDH )
      / Y dos sávanas delgadas / de sedas de puerco espín, / y de cerdas de rocín / tres mantas bien asseadas; / y un par de colchas onradas / de cañamazo grassiento, / con esparto bien labradas / y encima, por almohadas, / dos odres llenos de viento.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Las vallestas non aprovechan cosa si non fueren encubiertas con cuerdas de nervios, pero las çerdas de las colas & de las crines de los cavallos son provechosas para las vallestas. & sin dubda & eso mesmo los cabellos de las mugeres suelen aver tal virtud en los tales istrumentos [...].
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )

      CALISTO.¿Qué dices?

      SEMPRONIO.Dije que esos tales no serían cerdas de asno.

      CALISTO.¡Veed qué torpe y qué comparación!

    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] fol.XXVIv Esp (CDH )
      [...] y en la fruente, sobre el pico, tiene el pavo un peçón corto, el qual, quando haze la rueda le alarga o le cresce más de un palmo, e de la mitad de los pechos le nasce, e tiene una bedija de çerdas tan gruessa como un dedo, e aquellas çerdas ni más ni menos que las de la cola de un cavallo, muy negras, y luengas más de un palmo.
    • 1521-1543 Guevara, A. Epístolas [1950-1952] II, 118 Esp (CDH )
      Mucho es de notar que no alaba aquí Cristo al glorioso San Juan de que andaba descalço, estaba solo, comía langostas, bebía agua salobre, moraba entre las bestias, se vestía de cerdas y dormía entre las espinas, sino que solamente le alaba de que fué tan grande su constancia, que jamás salió del desierto desde que se fué a él desde niño.
    • 1546 Anónimo Trad Laberinto Amor Boccaccio [1998] cvijr Esp (CDH )
      Dezidme qué gusto ni deleyte podía dar la filla real ni los delicados y agudíssimos manjares ni las acordadas músicas ni otras maravillosas fiestas hechas delante del combidado de Dionisio, viendo él encima de su cabeça una espada colgada de una sotil cerda. Pues lego huyrse deven las tristes ocasiones, y dévense de seguir con mucho plazer e sin ninguna sospecha los graçiosos deleytes.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Y luego, mandó a otro soldado, viejo y discreto, que procurase de arrancar la cola al potro, el cual la tomó entre sus manos y cerda a cerda se la comenzó a quitar. Y como lo vio la gente, comenzóse a reír dello. Entonces dijo el Sertorio: « Videtis , inquit , comilitones , quanto plus prestet ingenium quam vires ?».
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )
      Ay muchos sáualos del tamaño de toñinas, muchas sierpes, que llaman en las islas yguanas, y en esta tierra quauhcuezpaltepec. Paresce lagarto de los muy pintados, tiene la cabeça chica y redonda, el cuerpo gordo, el cerro erizado con cerdas, la cola larga, delgada, y que la tuerce y arrolla como galgo [...].
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

      [...] hay unos animales de agua muy extremados de todos los que se saben en el mundo, y éstos son puercos que se toman en los ríos con redes, y son como puercos naturales, o muy semejantes a los de tierra, salvo que no tienen cerdas ni pelos, y su color es que son pardos o rubios, y en todo lo demás son como puercos, excepto que las manos e los pies tienen anchos y como de lobos marinos; y en la carne son diferentes, porque todo es gordo, y sabe como pescado y no de buen sabor [...].

    • 1570 Casas, C. VocToscCast Esp (NTLLE)
      cerda seda.
    • 1571 Molina, A. VocLengCastMex [1880] Esp (BD)
      Cerdas de cola de cauallo. cauallo cuitlapiltzuntli.
    • 1571 Pizarro, P. Rel descubrimiento Perú [1986] Esp (CDH )

      Esto dixo este yndio, porque toman dos maneras de lobos marinos: /155 unos de un pelo muy blando, como lana parda —éstos son los que dizen que bienen de las yslas—; ay otros que andan allegados a esta tierra, que no tienen más que cuero y un pelo pequeño, áspero, como çerdas.

    • 1572 Aguilar, P. Tratado gineta [1999] Esp (CDH )
      Y que sean arregaçados y tengan buen nascimiento y buen assiento de cola, y el masso d'ella gruesso y derecho, y muy poblado de cerdas.
    • c1573 Salazar, E. Carta A. Guedeja Cartas a amigos Esp (CDH )

      Échame mi huéspeda un cabezal debajo, que sospecho que está lleno de pluma de puerco espin; una sábana en que me envuelvo, parece de buena cañamaza tramada con cerdas de rocin prieto [...].

    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 788 México (CDH )

      Otro animalejo hay que se llama coyámetlo cuauhcoyámetl. Es muy semejante al puerco de Castilla, y aun algunos dizen que es puerco de Castilla. Tiene cerdas largas y ásperas, y también los pies tiene como puerco; y de las cerdas de éste hazen escubillas como de las cerdas del puerco de Castilla.

    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] México (CDH )
      Y algunas de estas navajas son blancas y otras jaspeadas, y otras amarillas, y otras comunes, que son buenas para raer las sedas o cerdas de puerco, cuando los matan después de chamuscados.
    • 1587 Schz Ballesta, A. DiccVocablos Cast Esp (NTLLE)
      cerda [...] cerdas, setae, arum [...].
    • 1591 Percival, R. DSpanEnglLat Esp (NTLLE)
      Cerdas de bestia, the haire, crines.
    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] Esp (CDH )
      Su precursor San Juan Baptista, muchos cuentos de renta dexó, y vivió tan pobre en el desierto que traía un vestido texido de cerdas de camellos y comía miel silvestre y langostas.
    • 1596 Decimator, H. Sylvae vocabulorum Esp (NTLLE)
      cerda [...] cerda de la bestia, o cerneia.
    • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] fol. 4v Esp (CDH )

      A los otros animales dio su natural vestido: la concha, el cuero, las espinas, las cerdas, el pelo, la pluma, las escamas, el vello [...].

    • c1580-1600 Barahona Soto, L. Diáls Montería [1935] Esp (CDH )

      —Tambien ay remedio para el que quissiere matar un jauali en estos lugares y estarse él durmiendo en su cassa. El qual es, que reconoçiendo por que parte del monte entra a tomar el barrero, /f. 156v. bañadero, o qualquier otra comida, que se conosçera en que las matas por donde passa estan roçadas y muchas vezes embarradas con el barro que del barrero o bañadero le quedo pegado en las çerdas, y tambien en que suele auer unas sendillas auiertas de los propios jaualies y con rastros suyos, que van a dar al barrero, bañadero, o comida [...].

    • 1600 Vargas Machuca, B. LExercicios gineta [1600] fol. 109r Esp (CDH )

      [...] y sangrado que aya, auiendole leuantado el rostro para ello, le quitaran el dogal, o cordel, y luego con vna mordaça hecha de caña, le cerraran el pellejo cortado, o con vna cerda de la cola, y vna aguja le daran vn punto, v dos, y con esto bastara, y la sangria quedara hecha, y el cauallo remediado: y el Cauallero es bien sepa de todo por curiosidad y necessidad.

    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 848 Esp (CDH )
      / »Esta oración del fuerte castellano, / en afrenta de todos manifiesta, / Tarfe del viejo rey Tercero hermano, / sobre las cerdas del caballo puesta / traerá bizarro al campo del cristiano, / vibrando un asta de un cendal compuesta, / lleno de plumas y altos pensamientos, / que servirán de entretener los vientos.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] Esp (CDH )

      — Así es la verdad —dijo Dorotea—. Dijo más: que había de ser alto de cuerpo, seco de rostro, y que en el lado derecho, debajo del hombro izquierdo, o por allí junto, había de tener un lunar pardo con ciertos cabellos a manera de cerdas.

    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Chile (CDH )

      [...] pero hay en algunas partes unos algarrobos parrados por el suelo, que llevan una algarrobilla, la cual comida de los caballos ó yeguas, luego dan con la crin y cerdas de la cola en el suelo, y porque en el valle de Santa hay más que en otros valles, se llama la algarrobilla de Santa, de donde, cuando algun hombre por enfermedad se pela, le dicen haber comido la algarrobilla de Santa.

    • 1605 Sigüenza, J. HOrden San Jerónimo III [1909] Esp (CDH )
      San Iuan Bautista, con su piel ó vestido de cerdas de camello, aunque las puede imitar mal el alabastro, vn Crucifixo deuotissimo y otras pieças de valientes hombres, vnas en piedra otras en pintura.
    • 1607 Góngora Argote, L. Poesías 1607 [2000] 257 Poesías Esp (CDH )
      / El arco en su mano bella, / su esposo la dura lanza, / él con el caballo alcanza / al que con las flechas ella: / al venado, que de aquella / montaña tantos inviernos / a los robres casi eternos / les juró la antigüedad / con los años de su edad, / con las puntas de sus cuernos; / al jabalí en cuyos cerros / se levanta un escuadrón / de cerdas, si ya no son / caladas picas sin hierros; / de armas, voces, y de perros / seguido, mas no alcanzado, / muere al fin atravesado, / y no sé de cuál primero, / o del rejón, que es ligero, / o del arpón, que es alado.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp (NTLLE)
      Cerdas de bestia, le crin ou poil de beste, comme de la queuë ou crin des cheuaux et des asnes, la soye des pourceaulx..
    • 1609 Vittori, G. Tesoro FrancItalEsp Esp (NTLLE)
      Cerdas de bestia, le crin ou poil de beste, comme de la queue ou crin des cheuaux et des asnes, la soye des pourceaulx; il pelo delle bestie cio è, coda, e come de caualli o asini o le sedole de porci.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      CERDA, llamamos cerdas los pelos largos de clines y cola del cauallo, o mula; porque son en grosor y en grandor diferentes del demas pelo, que es corto, delgado, y blando. Solos los puercos estan llenos de cerdas, estas son cortas y duras, y los llamamos por esta razon, El ganado de la cerda.
    • 1613 Cervantes Saavedra, M. Coloquio perros 950 Novelas ejemplares Esp (CDH )

      Son sus pensamientos imaginar cómo han de engañar y dónde han de hurtar; confieren sus hurtos y el modo que tuvieron en hacellos; y así, un día contó un gitano delante de mí a otros un engaño y hurto que un día había hecho a un labrador, y fue que el gitano tenía un asno rabón, y en el pedazo de la cola que tenía sin cerdas le ingirió otra peluda, que parecía ser suya natural.

    • 1613 Góngora Argote, L. Poesías 1613 [2000] Poesías Esp (CDH )
      En vez de acero bruñido, / que da horror, aunque da luz, / en los montes de Adamuz / cerdas Marte se ha vestido / contra el Adonis querido / de la Venus de Guzmán, / tan valiente, si galán, / en este robusto oficio, / que, rompiéndole el silicio, / nos ha dado al dios en pan.
    • 1618 Espinel, V. Marcos Obregón [1972] II, 250 Esp (CDH )
      una barba salida hacia fuera con cerdas muy gruesas; cabello poco y descompuesto.
    • 1620 Franciosini, L. VocEspItal Esp (NTLLE)
      cerda de bestia. [setola, o pelo del crine, o coda di bestia, come cauallo, mulo, porco.
    • 1625 Góngora Argote, L. Poesías 1625 [2000] Poesías Esp (CDH )

      MADRIGAL. A LA SERENÍSIMA INFANTA MARÍA, DE UN JABALÍ QUE MATÓ EN ARANJUEZ

      Las duras cerdas que vistió celoso / Marte, viste hoy amante, / y a deidad fulminante / el planeta ofrecido, belicoso, / de un plomo al rayo muere glorïoso. /
    • 1639 Anónimo Grande dictionario tres lenguas Esp (NTLLE)
      cerdas de bestia, le crin ou poil de beste, comme de la queuë ou crin des cheuaux et des asnes, la soye des pourceaulx; haijr van besteen, borstelen.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )

      Crecen con la concordia las cosas pequeñas, y sin ella caen las mayores. Resisten unidas a cualquier fuerza las que divididas eran flacas y inútiles. ¿Quién podrá, juntas las cerdas, arrancar la cola de un caballo o romper un manojo de saetas?. Y cada una de por sí no es bastante a resistir la primer violencia. Así dieron a entender Sertorio y Sciluro Scytha el valor de la concordia, que hace de muchas partes distintas un cuerpo unido y robusto.

    • 1670 Mez Braidenbach, N. DiccLengEspAlem Esp (NTLLE)
      Cerdas de bestia, Haar der Thieren.
    • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
      Cerdas de bestia, Le crin, ou pil de bête, comme de la queuë, ou crin des chevaux et des ânes, la soie des pourceaux; ganado de cerda, troupeau de pourceaux.
    • 1706 Stevens, J. New Spanish English dictionary Esp (NTLLE)
      Cérda, a Hog's Bristle, or the strong Hair of a Horse's Main, or Tail.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CERDA. s. f. Pelo gruesso, duro, récio, crecido, y levantado, que tienen los Caballos, y demás caballerías en la cola, y clin. Tambien se llama assi el de ciertos animáles, como el puerco, el Jabalí, y otros, que aunque corto, le tienen del mismo género.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Paraguay (CDH )

      En los confines de la provincia del Rio de la Plata, hácia los Patagones, se halla un animal muy fiero llamado súó segun otros succarath, y anda comunmente hácia la ribera de los rios. Su figura es espantosa; á la primera vista, parece tener la cara de leon, y aun de hombre, porque desde las orejas se le vé barbado con pelo no muy largo; estréchase su mole hácia los lomos, cuando en la parte anterior es bien corpulento; la cola es larga y muy poblada de cerda, con la cual, cargando sobre sí los cachorros al verse acosada de los cazadores, los encubre y esconde hasta evadir el riesgo, sin que la carga sea impedimento para emprender la fuga con suma ligereza.

    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Paraguay (CDH )
      Sus cerdas son ásperas, pero con su color vario, ya blanco, ya negro, forma por todo el cuerpo diferentes manchas, y casi carecen de colas, que apenas se dejan ver.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Perú (CDH )
      El color del pelo es negro obscuro, muy lacio, áspero tan gruesso como menudas cerdas de caballo.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

      [...] subió las escaleras hasta mi cuarto, y allí fué la primera vez que vi este animal, y en él advertí un especial conocimiento y como reverencia, la cual no gastaba con los demás naturales que acudieron á verlo; pues, riéndose uno de verle las orejas tan grandes y anchas, le dió con la trompa un buen porrazo.

      No era de mucha edad ni de gran corpulencia, era así como un grueso toro. Su color pardo, el pelo áspero á manera de cerdas, los pies y piernas muy gruesos y tendidos, proporcionados para mantener un cuerpo tan pesado.

    • 1769 Thellechea, M. Valle Aroa 134 Relaciones greogr Venezuela Venezuela (CDH )

      [...] y si de animales cuadrupedos, que conuidan á la diversion, regalo, y mantenimiento, ay en manadas Cerdos siluestres de dos especies, los vnos que llaman Chacharas, y los otros Baquiras, que en su misma especie se diuiden en tres, los primeros y mas crecidos que se llaman Puinques, los segundos frontinos, por vn lunar blanco que tienen en la caveza; y los terceros cinchados, por vn fajo de cerdas blancas que los ciñe [...].

    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ecuador (CDH )

      Proveen los indios de este partido a toda la provincia de las albardas que usan en ella para andar a caballo, y por las que desprecian la mejor silla brida; cada año hacen de 400 a 500, que venden a 3 y 4 pesos según su tamaño: ordinariamente son grandes, de tres cuartas de largo y algo más de una tercia de ancho; compónense de dos lomillos de paja sumamente duros cubiertos de piel de venado curtida, los extremos están un poco más altos que el medio de los lomillos, de conformidad que queda toda la albarda hecha un arco, la cual sujetan a la bestia, sin gurupera ni pretal, con una sola cincha de cuero o cerdas, y de la misma penden las acciones.

    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )
      Su cara era de perro, sus colmillos de lobos, sus orejas paradas, su cuello grueso y su cola larga; pero lo más particular de este cuadrúpedo era el no tener pelo en todo su cuerpo, a excepción de algunas cerdas gruesas y retorcidas sobre el hocico [...].
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      CERDA. s.f. Pelo grueso, duro, recio, y crecido, que tienen las caballerías en la cola y clin. Tambien se llama así el pelo de otros animales, como el jabalí, puerco, &c. que aunque mas corto, es de la misma calidad.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDA, pelo grueso de cerdos, javalíes, y otros animales semejantes.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] 413 Esp (CDH )
      Sobre el cuerpo era pardo oscuro muy variado de manchitas larguillas blancas. Baxo la cabeza blanco, y el resto baxo del cuerpo pardo claro. Cada pluma tenia en su extremidad una cerda ó pelo largo y todo el vestido estaba tan alborotado, que parecia erizo mas que páxaro, y tocándole parecia piel de quadrúpedo. Lo único que aparecia en el ala eran los remos roxos del trozo exterior.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      CERDA, s.f. Pelo de algunos animales.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CERDA. s.f. El pelo de la crin y cola de las caballerías. Tambien es el pelo del cerdo, del jabalí, etc.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] 278 Colombia (CDH )

      El becerro, que desesperaba porque le quitaran el bozal, hecho con una extremidad de la manea, *y que lo ataba a una mano de la vaca, quedó a sus anchas con sólo halar la ordeñadora una punta de la cerda; y Lucía viéndolo abalanzarse a la ubre, dijo:

      — Eso era lo que te querías; cabezón más fastidioso...

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )

      Examiné su fisonomía.

      Es lo que se llama un gaucho lindo.

      Tiene una larga melena negra, gruesa como cerda, unos grandes ojos, rasgados, brillantes y vivos, como los de un caballo brioso; unas cejas y unas pestañas largas, sedosas y pobladas, una gran nariz algo aguileña: una boca un tanto deprimida, y el labio inferior bastante grueso.

    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Se introducen en las cuadras de los mesones de Santa Clara, y arrancan a los machos las cerdas de la cola para hacer aparejos de pescar.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )

      A la de la corrida se van al arrastradero; y allí, metidos hasta las rodillas en un charco de sangre, pugnan y sudan el quilo por arrancar a los toros y caballos que salen arrastrados de la plaza, una banderilla del morrillo o media docena de cerdas de la cola; menos aún, por tocar con los pies la cabeza de estos animales; por ver un poquitínel interior de la plaza en el momento en que salen o entran las engalanadas mulas, cuya suerte envidian.

    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 44 Ecuador (CDH )
      Vino un dia á mi casa, y me alargó la mano; esa mano edematosa, que en tiempo de la entereza estaba cargada de cerdas como lomo de puerco zaino [...].
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Uruguay (CDH )
      Una especie de cabaña que había al fondo, para guardar cueros y cerdas, y la tahona a que hemos hecho referencia, tenían por puertas pieles de toro sujetas fuertemente en maderos rústicos, que a manera de marcos encajaban en las poternas. El corral, chiquero o redil —que de todo esto tenía algo—, próximo a los ranchos, componíase de palos nudosos y retorcidos a pique, de tala y espinillo, unidos por guascas peludas de cuero vacuno.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Uruguay (CDH )

      [...] Bruno de Zavala, que le servía de asiento favorito, íbase a las nueve a dormir; que Almagro lo hacía a las diez en el extremo opuesto del rancho, en donde tenía su catre, cuando no lo trasladaba al galpón destinado a la lana y cerdas, para gozar mejor del fresco de la noche; y que, el otro, se refugiaba en la enramada con Aldama, haciendo antes de entregarse al sueño, música de «tristes»con la guitarra...

    • 1905 Nogales, J. Tres cosas tío Juan Esp (FG)
      [...] compraré un sombrero de esos fuertes, como si los hicieran de cerdas de cochinos [...].
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Cerda. f. Pelo grueso, duro, recio y recio que tienen las caballerías en la cola y crin.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] El Salvador (CDH )

      Pero poco a poco, conforme el amanecer se acentuaba, aquel enjambre de sombras iba perdiendo su misterio. Y ahora, se distinguía claramente el trapiche, bajo el frondoso amate, y al extremo de la mijarra, al Tordoy a Chiltotoenyugados, quietos, esperando. Apenas si de cuando en vez balanceaban, blandamente, el enrarecido escobillón de cerdas de la cola.

    • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" HNatural I Esp (FG)
      Es un animal de cerca de medio metro de longitud, sin contar la cola que tiene otro tanto; sus orejas son grandes y membranosas; su pelaje, mezclado con largas cerdas, es negruzco y amarillo sucio, y la cola mitad negra y mitad blanca.
    • 1925 Lozano, L. Zoología [1980] HNat I (Vertebrados) (FG)
      Para otros las anguilas son el producto de la transformación de los delgados gusanos (Gordius aquaticus) que viven en las aguas dulces, que, a su vez, se afirma, son cerdas de caballo que adquieren esa forma viva cuando se las arroja al agua. No ha faltado quien suponga que las anguilas nacen de la piel de otras más viejas o de la de ciertas culebras.
    • 1933 Alcalá Venceslada, A. VocabAndaluz Esp (BD)
      CERDÓN.—m. Mont. Cerdas de la cabeza y lomo del jabalí.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )

      Y tú tampoco le contestarás, porque si no todo estará perdido. Pero sabrás desde entonces que aquella persona es la que te envidia y la que hizo el aojo. Entonces quemarás las cerdas del rabo de tu puerco y arrojarás las cenizas en la era de esa persona a las doce de la noche, cuando no haya luna.

    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 215 Cuba (CDH )
      Es, luego, la fiesta de encender la hoguera; la escaldadura de la bestia y su descuartizamiento; la vista de los perniles, menudos y lomos, que atiza en nosotros el desaforado apetito que suele atribuirse a los salvajes. Con el torso desnudo, puesta toda su seriedad en la tarea, el minero se me hace, de pronto, tremendamente arcaico. Su gesto de arrojar al fuego algunas cerdas de la cabeza del animal tiene un sentido propiciatorio que tal vez pudiera explicarme una estrofa de La Odisea.
    • 1961-1962 Armas Chitty, J. A. VocabHato Ve (FG)
      Cerda Pelo de crin o cola de los equinos con el cual se hacen falsarriendas.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cuba (CDH )

      No tardó la caza en organizarse, y los animales traídos, conservando todavía en las trompas un furioso encogimiento de jabalíes acorralados, pasaron a manos de los cocineros. Después de limpiarlos de cerdas y pellejos negros con escamadores de pescado, tendieron los cuerpos sobre parrillas llenas de brasas, de lomo al calor, con las entrañas abiertas —tenidas abiertas por finas varas de madera—.

    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Argentina (CDH )
      — Pero antes de observar a un enfermo averigua si ha sido hechizado, y si extrae de su cuerpo pelos, uñas, agujas, cerdas o trozos de vidrio, declara que han sido introducidos en él por un brujo.

      — En esos casos hay que colocar en un roble uno de los objetos expelidos o arrancados del lado del Levante, para que obre como un imán, atrayendo la influencia maligna.

    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )

      [...] coyotes, que parecía que la noche les irritaba las cerdillas, detenidos de pronto, como si les fuesen brotando parejas de ojos.

    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] República Dominicana (CDH )
      [...] Sombra Castañeda se fue quedando transparente hasta desaparecer hecho agua que rodó hacia la cañada arrasando bohíos, tumbando postes de cercas que fueron marcadas en el siglo XVI con cerdas de puerco montesino; Sombra Castañeda era ya agua de molino, cuando las cotorras llegaron y poblaron de verde húmedo los ramales amarillentos de los arbustos calcinados [...].
    • 1986 Lara, L. F. DiccBásicoEspañolMéxico Mx (NTLLE)
      cerda s f Pelo grueso y duro que abunda en el cuello y en la cola de algunos animales como el caballo, o que cubre el cuerpo de otros como el jabalí, el cerdo, etc. Se utiliza generalmente para la elaboración de cepillos, brochas, pinceles, etc.
    • 1986 Montes Giraldo, J. J. / Figueroa L. J. / Mora M. S. / Lozano R. M. GlosLéxicogr Atlas Colombia Co (FG)
      cerda [...] pelo del cerdo [...].
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )

      El capataz, muy abajo, barbudo, siguiéndolas con los ojos, tirándoles pedazos de porrones para ahuecarlas y hacerlas caer, sí, lo ven con cuernos en media luna, orejas lanceoladas y una cola de cerdas negras sacudiéndose en el aire (para no hablar de la otra, ese bucarillo rebosante, al descubierto); babea, quiere lamerles los pies.

    • 1995 Giardinelli, M. Imposible equilibrio [1995] Argentina (CDH )

      — Es difícil establecer qué prefieren—subrayó Alberto—, pero una razón por la que necesitan pasar mucho tiempo en el agua es que deben proteger su piel, que aunque es gruesa es muy tierna. Al contrario de la mayoría de los mamíferos, que tienen pelos, los hipopótamos son lampiños. Sólo tienen algunas cerdas en la cola, las orejas y el hocico. El sol les reseca la piel y les produce llagas sangrantes. Por eso van tanto al agua.

    • 1995 Giardinelli, M. Imposible equilibrio [1995] Argentina (CDH )
      Sobre terrenos que han sido quemados para desbrozarlos, allí las palmeras semejan cerdas en la piel de un chancho. Están internándose en el llamado Chaco subhúmedo: campos bajos cada vez con más palmeras y montes ralos.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo grueso, duro y largo que tienen las caballerías en la cola y en la cima del cuello.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo de otros animales, como el jabalí, puerco, etc., que, aunque más corto, es recio.
    • 2002 Seguí, M. Últimos dinosaurios vivos Esp (CORPES)
      Durante los diez minutos que la estuvieron contemplando a unos doscientos metros de distancia, pudieron apreciar claramente que poseía al final del hocico un cuerno similar al de los rinocerontes, y que su cuerpo estaba cubierto por unas cerdas de color gris oscuro, similares a las de un jabalí. Todo su cuerpo estaba salpicado por barro, y de sus enormes mandíbulas brotaba una enorme masa de sangre y saliva.
    • 2007 Escoto, J. Génesis en Santa Cariba Ho (CORPES)
      Al despertar traía en las manos dos puños de cerdas de elefante, pelos ariscos que herrumbraban el metal, y los borceguíes le humeaban a caca de codorniz.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo grueso, duro y largo que tienen las caballerías en la cola y en la cima del cuello.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo de algunos animales, como el jabalí, cerdo, etc., de materia animal o artificial.
    • 2020 Anónimo "Naturaleza relaja sin hombre" Panamá Pa (CORPES)
      El Saíno [...] La anatomía es muy parecida a la del cerdo común, su cuerpo está cubierto de un pelaje más denso y abundante. Las cerdas son largas y gruesas, de color gris oscuro o negruzco.
    1. s. f. En ocasiones, con el complemento de caballo.
      docs. (1495-1985) 10 ejemplos:
      • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
        La cura de las berrugas es estorvarse de las cosas melancónicas e después fáganles sangre con la uña, e después pongan leche de figos muchas vezes e las curará, o. aten las berrugas con cerdas de cavallo o que tomen la leche de los titímaldos e el oropimente, e fagan una concavidad e pónganlo todo en la concavidad e pónganlo encima de la berruga.
      • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 333 Colombia (CDH )
        Como además usaba lentes de miope desde los cinco años, y tenía el mismo cabello indio de su madre, que era erizado y grueso como cerdas de caballo, su aspecto no dejaba nada en claro. Por fortuna, después de tantos desórdenes de gobierno por tantas guerras civiles superpuestas, los criterios escolares eran menos selectivos que antes, y había un revoltijo de orígenes y condiciones sociales en las escuelas públicas.
      • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
        La cura de las berrugas es estorvarse de las cosas melancónicas e después fáganles sangre con la uña, e después pongan leche de figos muchas vezes e las curará, o. aten las berrugas con cerdas de cavallo o que tomen la leche de los titímaldos e el oropimente, e fagan una concavidad e pónganlo todo en la concavidad e pónganlo encima de la berruga.
      • 1536-1541 Motolinía HIndios Nueva España [1970] México (CDH )
        A estos gallos les sale del papo una guedeja de cerdas más ásperas que cerdas de caballo, y de algunos gallos viejos son más largos que un palmo; de estas hacen hisopos y duran mucho.
      • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
        También metió gran copia de vigas, que son muy necessarias, y muchos niervos para las máquinas y ballestas y muchas cerdas de cavallo.
      • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] fol. 128v Esp (CDH )
        En el quinto lugar yvan los fundibulatores, que arrojavan piedras con unos instrumentos a traça de hondas que con ambas manos se tiravan, y honderos con hondas de lino de cerdas de cavallo, y otros que no llevando escudos tiravan piedras o dardos, los quales llamavan acensos.
      • 1604 Alemán, M. GuzmánAlfarache II [1987] 502 Esp (CDH )
        También aprendí hacer botones de seda, de cerdas de caballo, palillos de dientes muy graciosos y pulidos, con varias invenciones y colores, matizados de oro, * cosa que sólo yo di en ello.
      • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] 354 Chile (CDH )
        [...] y habiéndola elejido por su mujer y esposa, llevado de su pasion y apetito, me contó varias veces que quiso llegar a la ejecucion de su deseo, y queriendo cojerla de los brazos se hallaba como impedido y maniatado solo con mirarle la señora, cubiertos de lágrimas los ojos, sin hablarle palabra, con un saco de jerga sobre su cuerpo, y en lugar de camisa me significó que traia puesto a raiz de sus carnes un jubon de cerdas de caballo [...].
      • 1733 Minguet Yrol, P. Engaños ojos vistas [1733] Esp (CDH )
        Tomarás un huevo, y le harás dos agujeritos, y despues le sacarás todo lo de adentro, y tomando una cerda de Cavallo blanco, la pasarás por dentro del huevo, y lo pegarás con una gota de cera., ò de otra cosa, que esté, fuerte y despues te lo pondrás en la bolsa.
      • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 333 Colombia (CDH )
        Como además usaba lentes de miope desde los cinco años, y tenía el mismo cabello indio de su madre, que era erizado y grueso como cerdas de caballo, su aspecto no dejaba nada en claro. Por fortuna, después de tantos desórdenes de gobierno por tantas guerras civiles superpuestas, los criterios escolares eran menos selectivos que antes, y había un revoltijo de orígenes y condiciones sociales en las escuelas públicas.
      • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
        La cura de las berrugas es estorvarse de las cosas melancónicas e después fáganles sangre con la uña, e después pongan leche de figos muchas vezes e las curará, o. aten las berrugas con cerdas de cavallo o que tomen la leche de los titímaldos e el oropimente, e fagan una concavidad e pónganlo todo en la concavidad e pónganlo encima de la berruga.
      • a1424-1520 Anónimo Canc Fdz Íxar [1956] Esp (CDH )
        [...] e vn dia el rey fuele a conbidar, e façe que se asentase en la su cadira, e fazele meter delante sus pies vn gran fuego, e en somo la cabeça le fizo colgar vn puñal muy tajante e agudo, que solamente estaua ligado en vna çerda de cauallo, e fizole meter en torno todas quantas joyas avia. E aqueste, veyendose en tanto peligro como estaua, de continente se leuo suso en pies, e rogo al rey que non le fiziese mas estar alli.
      • 1536-1541 Motolinía HIndios Nueva España [1970] México (CDH )
        A estos gallos les sale del papo una guedeja de cerdas más ásperas que cerdas de caballo, y de algunos gallos viejos son más largos que un palmo; de estas hacen hisopos y duran mucho.
      • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
        También metió gran copia de vigas, que son muy necessarias, y muchos niervos para las máquinas y ballestas y muchas cerdas de cavallo.
      • 1565 Zúñiga Sotomayor, F. LCetrería [1953] 125 Esp (CDH )
        [...] y, si vieres que anochesce tu azor con tan gran papo que sospeches que no lo podrá gastar, esa noche será necesario que se lo hagas echar con ponerle entre el pico una cerda de caballo, de forma que, metida por la boca, se la ates al cogote, porque, por echarla de sí, se menea con el cuello dando vueltas con la cabeza, lo cual basta para hacerle resitar y echar todo lo que en el papo tiene [...].
      • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] fol. 128v Esp (CDH )
        En el quinto lugar yvan los fundibulatores, que arrojavan piedras con unos instrumentos a traça de hondas que con ambas manos se tiravan, y honderos con hondas de lino de cerdas de cavallo, y otros que no llevando escudos tiravan piedras o dardos, los quales llamavan acensos.
      • 1604 Alemán, M. GuzmánAlfarache II [1987] 502 Esp (CDH )
        También aprendí hacer botones de seda, de cerdas de caballo, palillos de dientes muy graciosos y pulidos, con varias invenciones y colores, matizados de oro, * cosa que sólo yo di en ello.
      • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] 354 Chile (CDH )
        [...] y habiéndola elejido por su mujer y esposa, llevado de su pasion y apetito, me contó varias veces que quiso llegar a la ejecucion de su deseo, y queriendo cojerla de los brazos se hallaba como impedido y maniatado solo con mirarle la señora, cubiertos de lágrimas los ojos, sin hablarle palabra, con un saco de jerga sobre su cuerpo, y en lugar de camisa me significó que traia puesto a raiz de sus carnes un jubon de cerdas de caballo [...].
      • 1733 Minguet Yrol, P. Engaños ojos vistas [1733] Esp (CDH )
        Tomarás un huevo, y le harás dos agujeritos, y despues le sacarás todo lo de adentro, y tomando una cerda de Cavallo blanco, la pasarás por dentro del huevo, y lo pegarás con una gota de cera., ò de otra cosa, que esté, fuerte y despues te lo pondrás en la bolsa.
      • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 333 Colombia (CDH )
        Como además usaba lentes de miope desde los cinco años, y tenía el mismo cabello indio de su madre, que era erizado y grueso como cerdas de caballo, su aspecto no dejaba nada en claro. Por fortuna, después de tantos desórdenes de gobierno por tantas guerras civiles superpuestas, los criterios escolares eran menos selectivos que antes, y había un revoltijo de orígenes y condiciones sociales en las escuelas públicas.
    2. s. f. En ocasiones, en un complemento con de de animal o ganado.
      docs. (1576-2014) 48 ejemplos:
      • 1576 Anónimo Relaciones hist-geogr-estadíst España: Toledo [01-01-1576] Esp (CDH )
        [...] e que los ganados que se crían en el dicho lugar e su termino es ganado ovejuno, y el diezmo se suele arrendar en treinta mil maravedis, e algun ganado de cerda, e la mayor falta que en el dicho lugar hay es de pan, que se provee la mayor parte del pueblo de la Mancha, que esta a ocho o diez leguas, e hay pocos ganados.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        cerda [...] ganado de cerda [| m. ganado que se compone de cerdos].
      • 1576 Anónimo Relaciones hist-geogr-estadíst España: Toledo [01-01-1576] Esp (CDH )
        [...] e que los ganados que se crían en el dicho lugar e su termino es ganado ovejuno, y el diezmo se suele arrendar en treinta mil maravedis, e algun ganado de cerda, e la mayor falta que en el dicho lugar hay es de pan, que se provee la mayor parte del pueblo de la Mancha, que esta a ocho o diez leguas, e hay pocos ganados.
      • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] Esp (CDH )
        El ganado porcuno o de cerda empieça a ayuntarse y andar en zelo desde que sopla el viento favonio hasta el equinocio de la primavera, y haze esto de edad de ocho meses y en algunos lugares de quatro hasta los siete años.
      • 1608 Anónimo Descrip villa Santiago de la Frontera de Tomina Descrip lugares Indias Bolivia (CDH )

        Habrá cinco mil cabezas de ganado ovejuno; vale una oveja peso y medio, y un carnero dos pesos.

        Habrá mil y quinientas cabras, y vale cada una peso y medio. De ganado de cerda habrá setecientas cabezas, y vale cada una dos ó tres pesos. Críanse cien mulas y otros tantos potros; vale una mula de dos años, cuarenta pesos de á ocho reales; vale un potro catorce pesos.

      • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] Panamá (CDH )
        Los vecinos deste tiempo son por la mayor parte tratantes, que no piensan permanecer sino hasta tener hecho su negocio, y assi son pocos los que tratan de labranzas y crianzas, sino son los que tienen algunos hatos de ganado mayor, para las pessas que tienen en la carniceria por su repartimiento, y algunas rozas cerca de el lugar, de maiz, que estas son pocas, y assi la mayor cantidad de maiz de que se prouee para las recuas que van y vienen de Puertovelo, es de Natá y la Villa y sus contornos, que tratan sembrarle y cultibarle, y de crianza de aves y de ganado de cerda.
      • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] Chile (CDH )

        Envié a avisar a los cuadrilleros, que eran los capataces y capitanes de los demas, para que otro dia viniesen todos con algunos cornadillos de oro a verme; hiciéronlo así con mucho gusto, porque deseaban con extremo verme rescatado y libre de los peligros en que la fortuna me habia puesto, y demas del camarico (que llaman ellos), de algunas cosas de regalo de lo que crian en sus casas, como son aves, huevos, animalejos de cerda, truchas, pejereyes, mariscos y lo que cada uno puede, me entregaron ochenta pesos de buen oro los cuadrilleros, proratados a dos pesos entre todos [...].

      • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Venezuela (CDH )

        [...] don Francisco Ponce, hijo del governador; cinquenta arcabuzeros y ochenta rodeleros, todos bien apercibidos de las armas necessarias; ochocientas personas de servicio, docientas bestias de carga, porción de ganado de cerda y quatro mil carneros, de los quales dio los mil y quinientos a su costa Alonso Díaz Moreno, theniente de governador, que entonces era de la ciudad de Valencia.

      • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] Perú (CDH )
        El Collao, Mataca y otros muchos valles de sus comarcas le abastecen con más de doscientos mil carneros y corderos, cuatro mil vacas a ocho pesos, y otras tantas terneras a cuatro, doce mil cabezas de ganado de cerda en pie y en cecinas, asimismo cien mil carneros de la tierra para mantenimiento de los indios.
      • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Perú (CDH )

        Las dificultades para traer a España la vicuña y establecer crías de este animal consisten, primeramente, en si el temperamento de acá será tan propio para estos animales como el de las Indias o, a lo menos, si será bueno para que puedan subsistir; en segundo lugar, si los pastos serán adecuados para ellos y, últimamente, si perjudicarán a los demás animales domésticos de lana, de piel y de cerda, ocupando parte de las tierras que tienen éstos para pacer

      • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] 725 Esp (CDH )

        ¿Qué diré, pues? Una cosa que pareciendo común no lo sea, y que tal no la haga parecer el modo cómo la diré. Diré, pues, que no hablaba por humildad, y en esto lo asemejaré a un pastorcillo que va recogiendo bellotas para su ganado de cerda, haciéndolo con silencio; y diré que cuando habló, habló por obediencia y que por eso su voz fue exaltada. Vox Domini magnificata*.

      • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bolivia (CDH )

        Los campos o pampas son dilatadísimos: poseen en ellos los Cruceños estancias de seis a siete y más leguas de extensión, con buenas aguadas y excelentes pastos, donde mantienen sus ganados. El vacuno abunda en mucho más número que los otros, y es uno de los renglones principales de su subsistencia: los otros son caballar, mular, lanar, cabrío y de cerda. En muchas de estas estancias hacen sus plantíos de cañaverales, y por lo regular viven lo más del año sus dueños y familias en ellas.

      • 1808 Quirós, J. M. Comercio libre [1985] 169 Memorias Veracruz México (CDH )

        Sería preciso proveerlas de casas competentes a la rústica atemperándose a las circunstancias de los terrenos en cuanto a que fuesen fabricadas de mampostería donde hubiese con facilidad piedra y cal; y donde no, de adobes o de maderas con techos de teja, tajamanil, o palma; asimismo de las herramientas, útiles y semillas necesarias con su pie de aves domésticas, y de ganado mayor, lanar, de cerda, o de cabrío según la naturaleza y proporciones de los pastos; dándoles para su acarreo un par de asnos: macho y hembra, y señalándoles tierras para su labranza, no en comunidad, sino individual a cada familia.

      • 1861 Arenal, C. Beneficencia [1993] Esp (CDH )
        El puerco de San Antón es un resto de estos establecimientos, que contaban entre sus recursos el producto de los animales de cerda que alimentaba la caridad de las personas benéficas.
      • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Filipinas (CDH )
        La industria especial de este Archipiélago consiste en la cria de hermosos caballos y en su buen ganado de cerda ( Babuy), de donde viene el nombre á las islas más importantes. Para su gobierno forman una alcaldía mayor de entrada, cuya cabecera es San José de Ibana en la isla de Batan.
      • 1884 Barros Arana, D. HGral Chile II [2003] Chile (CDH )
        A las tropas salidas de Concepción se había reunido el refuerzo de la Imperial, compuesto de cincuenta o sesenta veteranos de gran experiencia en la guerra, y de una provisión de ganado de cerda, que, por lo que se ve, se había propagado rápidamente en las ciudades del sur. El Gobernador emprendió la marcha el mismo día, dejando alguna tropa al cuidado de las embarcaciones que quedaban en el río.
      • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 277 Esp (CDH )
        Este régimen, que parece bastante común, se observa con alguna variante en el valle de Lierp respecto de una clase de hierba llamada albezons, albesóns, abozóns, sarrones, etc., que se cría en abundancia al pie del Turbón y que, cocida, engorda mucho al ganado de cerda, constituyendo artículo de comercio en el valle de Benasque, donde alcanza el precio de media á una peseta la arroba (seca), siete á ocho pesetas la carga de mulo.
      • 1903 Pz Galdós, B. Duendes Camarilla [2002] 178 Esp (CDH )
        Lo sé por un sobrino de D. Manuel, tratante en ganado de cerda, con perdón.
      • 1937 Cabrera, Á. Industrias alimentación [1937] Argentina (CDH )
        En España y otros países del mediodía de Europa, mucho ganado de cerda no es debidamente examinado, siendo sacrificado en las mismas aldeas donde se le cría, en las cuales el día de la matanza es una verdadera fiesta.
      • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] Esp (CDH )
        Es una zona rica y de gran importancia ganadera, donde la carne constituye la base de la alimentación, consumiéndose principalmente ganado vacuno en la parte leonesa y ganado de cerda en Extremadura.
      • 1987 Orozco, F. Mejora animal HGenética Esp (CDH )
        6.— Al mismo tiempo que se inicia un empleo sistemático de la genética cuantitativa al campo de los rumiantes y se extiende con mayor intensidad en el ganado de cerda y en las aves, se va imponiendo cada vez más la mejora por cruzamiento.
      • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] Esp (CDH )
        En ambos casos la montanera (utilización tradicional de las bellotas por ganado de cerda en libertad) se ve afectada. Ello, posiblemente, ha impedido que las dehesas caractericen territorios (como ambas Castillas) donde los inviernos son largos y fríos.
      • 2005 Juárez Flores, J. J. "Alumbrado Puebla y Tlaxcala y deterioro ambiental La Malintzi" [01-12-2005] Historia Crítica (Bogotá): historiacritica.uniandes.edu Co (CORPES)
        Con la orden se volvía a plantear el problema de qué impuestos se debían asignar para costear su mantenimiento. La propuesta del ayuntamiento fue que se impusiera un gravamen de doce reales (1.50 pesos) sobre cada cabeza de ganado de cerda llamado cuino que se introdujera en la ciudad. Este ganado provenía de la llamada Tierra Caliente, extensa área geográfica en la que los circuitos mercantiles los dominaba ampliamente la región de Veracruz.
      • 1576 Anónimo Relaciones hist-geogr-estadíst España: Toledo [01-01-1576] Esp (CDH )
        [...] e que los ganados que se crían en el dicho lugar e su termino es ganado ovejuno, y el diezmo se suele arrendar en treinta mil maravedis, e algun ganado de cerda, e la mayor falta que en el dicho lugar hay es de pan, que se provee la mayor parte del pueblo de la Mancha, que esta a ocho o diez leguas, e hay pocos ganados.
      • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] Esp (CDH )
        El ganado porcuno o de cerda empieça a ayuntarse y andar en zelo desde que sopla el viento favonio hasta el equinocio de la primavera, y haze esto de edad de ocho meses y en algunos lugares de quatro hasta los siete años.
      • 1605 Anónimo Descripción Guayaquil Rels Quito S. XVI-XIX Ecuador (CDH )

        Las frutas de estos árboles son comunes, sin ningun género de guarda ni prohibición: sustentan con ellas en sus tiempos el ganado vacuno y de cerda.

      • 1605 Anónimo Descr Villa Villar D. Pardo Rels hco-geográficas audiencia Quito Ecuador (CDH )

        Todos ganados ovejuno, cabrío y de cerda se crían bien en este distrito.

      • 1607 Anónimo Puertovelo Descripción lugares Indias Panamá (CDH )

        Del Perú se trae harina y conservas; y azúcar y cordobanes de Chile; de Panamá ganado vacuno y de cerda; del nuevo reino de Granada, harina, que vale menos que la del Perú, porque rinde menos [...].

      • 1608 Anónimo Descrip villa Santiago de la Frontera de Tomina Descrip lugares Indias Bolivia (CDH )

        Habrá cinco mil cabezas de ganado ovejuno; vale una oveja peso y medio, y un carnero dos pesos.

        Habrá mil y quinientas cabras, y vale cada una peso y medio. De ganado de cerda habrá setecientas cabezas, y vale cada una dos ó tres pesos. Críanse cien mulas y otros tantos potros; vale una mula de dos años, cuarenta pesos de á ocho reales; vale un potro catorce pesos.

      • 1606-1610 Anónimo Descrip Tampico Pedro Martínez Descrip Indias México (CDH )
        No se cria en esta villa y su distrito ganado ovejuno, cabrio ni de cerda, sino solamente vacuno, que multiplica mas que otro alguno, por ser la tierra más acomodada para su aumento.
      • 1606-1610 Anónimo Descripción Guayaquil 265 Descripción Indias Ecuador (CDH )

        Críase en el distrito ganado vacuno y de cerda y algunas cabras; suele valer el vacuno á diez y seis reales por cabeza, y el ganado menor á ocho reales; señaladamente son las estancias que hay en todo el término treinta y cinco de ganado vacuno y nueve de cerda.

      • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Perú (CDH )
        Demás desto, aumentan sus riquezas las ynfinitas crías que ay en todo el reino de ganado vacuno y obejuno y de cerda, que más barato sin comparación se come en el Perú la carne que en España [...].
      • 1613-1626 Góngora Argote, L. Epistolario [1999] Esp (CDH )
        Demás, que honra me ha causado hacerme obscuro a los ignorantes, que esa es la distinción de los hombres doctos, hablar de manera que a ellos les parezca griego, pues no se han de dar las perlas preciosas a animales de cerda. Y bien dice griego, locución exquisita que viene de poeses, verbo de aquella lengua madre de las ciencias, como Andrés de Mendoza en el segundo punto de sus corolarios (que así los llama vuesa merced) trató tan corta como agudamente.
      • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] 208 Esp (CDH )
        Cogese en este pueblo de Totonicapa tanta abundancia de mansanas, que con ellas seban el ganado de serda, este corregimiento tiene 40. pueblos, en ellos se coge cantidad de algodon, y del labran mucha ropa que visten los indios.
      • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] Panamá (CDH )
        Los vecinos deste tiempo son por la mayor parte tratantes, que no piensan permanecer sino hasta tener hecho su negocio, y assi son pocos los que tratan de labranzas y crianzas, sino son los que tienen algunos hatos de ganado mayor, para las pessas que tienen en la carniceria por su repartimiento, y algunas rozas cerca de el lugar, de maiz, que estas son pocas, y assi la mayor cantidad de maiz de que se prouee para las recuas que van y vienen de Puertovelo, es de Natá y la Villa y sus contornos, que tratan sembrarle y cultibarle, y de crianza de aves y de ganado de cerda.
      • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] Chile (CDH )

        Envié a avisar a los cuadrilleros, que eran los capataces y capitanes de los demas, para que otro dia viniesen todos con algunos cornadillos de oro a verme; hiciéronlo así con mucho gusto, porque deseaban con extremo verme rescatado y libre de los peligros en que la fortuna me habia puesto, y demas del camarico (que llaman ellos), de algunas cosas de regalo de lo que crian en sus casas, como son aves, huevos, animalejos de cerda, truchas, pejereyes, mariscos y lo que cada uno puede, me entregaron ochenta pesos de buen oro los cuadrilleros, proratados a dos pesos entre todos [...].

      • 1676 Santa Inés, F. Crón prov SGregorio Magno Filipinas [1892] 52 Filipinas (CDH )
        Prevenido lo que se había de sacrificar, que en estas ocasiones era un buen animal de cerda, mandaba la Catalona que la moza de mejor parecer y más bien aderezada hiciese el oficio de dar la lanzada al animal con la ceremonia de ciertos bailes á su uso. Muerto el animal, le hacían pedazos y se repartía entre todos como pan bendito.
      • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] 167 Esp (CDH )
        Otra noche hallaron los marineros de la aguada otro parao también cargado de arroz, pero los que en él venían debían ya tener noticia de las paces, y así esperaron a los del batel y se hablaron como amigos. De allí adelante, con estas tan cristianas diligencias del General, se sosegaron y aquietaron tanto los naturales que todos los días venían a las naos a comprar y vender, trayendo pescado, cera y otras cosas; y un día trajeron un animal de cerda muerto y en pedazos le fueron vendiendo.
      • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
        Ganado de cerda, Troupeau de porceaux.
      • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Venezuela (CDH )

        [...] don Francisco Ponce, hijo del governador; cinquenta arcabuzeros y ochenta rodeleros, todos bien apercibidos de las armas necessarias; ochocientas personas de servicio, docientas bestias de carga, porción de ganado de cerda y quatro mil carneros, de los quales dio los mil y quinientos a su costa Alonso Díaz Moreno, theniente de governador, que entonces era de la ciudad de Valencia.

      • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 156 Venezuela (CDH )

        [...] danse hermosíssimos repollos, lechugas y demás verduras todo el año, todas las frutas de la América, y muchas de las de la Europa, como son mançanas, membrillos, granadas, higos y vbas; cría en sus pastos muy buenos carneros, mucho ganado de cerda, gallinas, pabos y otras aves, sin que le falte cosa de quanto se puede apetecer para el regalo; pero en medio de tantas conveniencias padece vn desafecto grande esta ciudad [...].

      • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Venezuela (CDH )

        [...] llevando toda su gente con las armas en la mano, por el recato que pedía la immediación del enemigo; prevención, que fue bien necessaria, pues al llegar a vn arcabuco, que estaba en la medianía, resonaron por las montañas vecinas los caracoles y fotutos con que los indios provocaban al rompimiento, a cuyo estruendo alborotado el ganado de cerda que traían los nuestros, con precipitada fuga echó a correr por el monte, causando algún desorden en la marcha las diligencias que hicieron para recogerlo [...].

      • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        Ganado de cerda. Los cochinos, ó puercos: porque estos animales están cubiertos de este genero de pelo, aunque corto.
      • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] Perú (CDH )
        El Collao, Mataca y otros muchos valles de sus comarcas le abastecen con más de doscientos mil carneros y corderos, cuatro mil vacas a ocho pesos, y otras tantas terneras a cuatro, doce mil cabezas de ganado de cerda en pie y en cecinas, asimismo cien mil carneros de la tierra para mantenimiento de los indios.
      • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 392 Perú (CDH )

        Cargan estos brutos ordinariamente cinco o seis arrobas, y en aquellos tiempos fueron de gran provecho a los españoles, porque no abundaban otras cabalgaduras; y en esto lo son para los indios. Minoraron asimismo los precios de algunos animales de cerda, que con sus hembras se compraron por doscientos arrobas de vino, por 30 hanegas de trigo, por 40 y a veces por 80; un cuchillo por 6 ps., un guevo por dos reales, un pliego de papel cuyo precio era asentado 4 reales, y ocasión hubo que valió un peso [...].

      • 1745 Ferrer, J. L. Ciudad Barquisimeto Relaciones geográficas gobernación Venezuela Venezuela (CDH )
        de Criadores de las dos especies de Ganado vltimas esta llena toda la mezeta del plantage de la Ciudad y de Ganado maior los sitios de Cohorcas, Sarare mielgamelotal, roldana, y Pueblo nueuo, y otros diferentes, y á mas del dicho ganado maior en los sitios de Sarare y miel, se cria tambien de serda.
      • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Perú (CDH )

        Las dificultades para traer a España la vicuña y establecer crías de este animal consisten, primeramente, en si el temperamento de acá será tan propio para estos animales como el de las Indias o, a lo menos, si será bueno para que puedan subsistir; en segundo lugar, si los pastos serán adecuados para ellos y, últimamente, si perjudicarán a los demás animales domésticos de lana, de piel y de cerda, ocupando parte de las tierras que tienen éstos para pacer

      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

        Después con varias ceremonias ridículas y bailando, daba una lanzada á un animal de cerda que para el caso tenían preparado, con la cual ceremonia quedaban casados, y los convidados comenzaban á celebrar los desposorios cantando alabanzas de los novios y bailando, hasta que caían ebrios y rendidos. Esta fiesta duraba algunos días, más ó menos según la calidad y poder de los desposados: tal era lo que ejecutaban en su antigüedad.

      • 1764 Cisneros, J. L. Descripción Benezuela [1912] Venezuela (CDH )
        Críanse en toda esta Provincia innumerables Atajos de Animales de Cerda, sin cola; los unos que llaman Baquiras, tienen en el espinazo un ombligo por donde respiran algún mal olor; son menores, que los caseros [...].
      • 1776 Fernández de Bobadilla, Juan Negociaciones de paz con los indios Mosquitos 51 Documentos para la historia de Costa Rica Costa Rica (CDH )
        [...] y conseguida la comunicación de paz les tratará Vmd. proponiéndoles que dejen la alianza con los Ingleses y que vengan á nuestro partido, haciéndoles ver que se les dará lo propio que les dan los Ingleses, tierras buenas donde travajen en sus lavores y sementeras, hagan Plantanares y cacaguatales, ganados bacuno, caballar y de cerda y semillas para que siembren Tabacales [...].
      • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] 725 Esp (CDH )

        ¿Qué diré, pues? Una cosa que pareciendo común no lo sea, y que tal no la haga parecer el modo cómo la diré. Diré, pues, que no hablaba por humildad, y en esto lo asemejaré a un pastorcillo que va recogiendo bellotas para su ganado de cerda, haciéndolo con silencio; y diré que cuando habló, habló por obediencia y que por eso su voz fue exaltada. Vox Domini magnificata*.

      • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bolivia (CDH )

        Los campos o pampas son dilatadísimos: poseen en ellos los Cruceños estancias de seis a siete y más leguas de extensión, con buenas aguadas y excelentes pastos, donde mantienen sus ganados. El vacuno abunda en mucho más número que los otros, y es uno de los renglones principales de su subsistencia: los otros son caballar, mular, lanar, cabrío y de cerda. En muchas de estas estancias hacen sus plantíos de cañaverales, y por lo regular viven lo más del año sus dueños y familias en ellas.

      • 1792 Jovellanos, G. M. Diario 1792 [1994] Diario Esp (CDH )

        Hacía calor, y era cosa admirable donde no hallaban sombra subir a las más altas rocas a respirar el aire de la mar. Quizá esto dio origen a la fábula de que las yeguas españolas concebían del viento, pues el ganado caballar hace lo mismo.

        Aunque este concejo es muy rico en ganados de asta y cerda, no lo es menos en frutos. Siembra alternadamente maíz y escanda, y de ésta, dos especies: una la fisgay otra la povíao pavía; ésta para pagar la renta, porque tiene más bulto y menos harina.

      • 1789-1794 Viana, F. X. Diario viaje I [1958] Uruguay (CDH )

        El número de ganado de todas especies es cortísimo, acaso por la escasez de pastos que continuará hasta que se trate de desmontar alguna parte de estos inmensos bosques, aunque siempre será muy perjudicial la falta de cómodas campiñas; sin embargo, el lanar es el que más abunda, y el de cerda forma otro de los ramos más principales del comercio, poseyendo a más del consumo territorial, diez a doce mil jamones y alguna manteca.

      • 1808 Quirós, J. M. Comercio libre [1985] 169 Memorias Veracruz México (CDH )

        Sería preciso proveerlas de casas competentes a la rústica atemperándose a las circunstancias de los terrenos en cuanto a que fuesen fabricadas de mampostería donde hubiese con facilidad piedra y cal; y donde no, de adobes o de maderas con techos de teja, tajamanil, o palma; asimismo de las herramientas, útiles y semillas necesarias con su pie de aves domésticas, y de ganado mayor, lanar, de cerda, o de cabrío según la naturaleza y proporciones de los pastos; dándoles para su acarreo un par de asnos: macho y hembra, y señalándoles tierras para su labranza, no en comunidad, sino individual a cada familia.

      • 1861 Arenal, C. Beneficencia [1993] Esp (CDH )
        El puerco de San Antón es un resto de estos establecimientos, que contaban entre sus recursos el producto de los animales de cerda que alimentaba la caridad de las personas benéficas.
      • 1878 Alarcón, P. A. Días Salamanca Viajes Esp Esp (CDH )
        Los castaños y encinas de sus montes dan pasto al mejor ganado de cerda de las Españas, y el tal ganado de cerda (convendréis en ello) puede muy bien servir de pasto a viajeros tan aguerridos como nosotros. A mayor abundamiento, las truchas del Tormes gozan igual fama de exquisitas (me refiero al geógrafo Miñano), sin contar con que en los corrales de aquellas casas de labor se crían ciertos pavos enormes, ya cantados por mí en un célebre soneto.
      • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] Esp (CDH )
        De esta, que casó pronto y mal con un tratante en ganado de cerda, nació Micaelita, que se quedó huérfana de padre y madre a los seis años.
      • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Filipinas (CDH )
        La industria especial de este Archipiélago consiste en la cria de hermosos caballos y en su buen ganado de cerda ( Babuy), de donde viene el nombre á las islas más importantes. Para su gobierno forman una alcaldía mayor de entrada, cuya cabecera es San José de Ibana en la isla de Batan.
      • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Filipinas (CDH )
        A este lugar, que luego se deshacia, le llamaban Simba ó Simbahan (lugar del sacrificio) y allí tenia efecto la funcion, en la cual se adoraban los Divatas ó ídolos, sacrificándoles un animal de cerda ó un esclavo, segun la importancia del asunto.
      • 1884 Barros Arana, D. HGral Chile II [2003] Chile (CDH )
        A las tropas salidas de Concepción se había reunido el refuerzo de la Imperial, compuesto de cincuenta o sesenta veteranos de gran experiencia en la guerra, y de una provisión de ganado de cerda, que, por lo que se ve, se había propagado rápidamente en las ciudades del sur. El Gobernador emprendió la marcha el mismo día, dejando alguna tropa al cuidado de las embarcaciones que quedaban en el río.
      • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 277 Esp (CDH )
        Este régimen, que parece bastante común, se observa con alguna variante en el valle de Lierp respecto de una clase de hierba llamada albezons, albesóns, abozóns, sarrones, etc., que se cría en abundancia al pie del Turbón y que, cocida, engorda mucho al ganado de cerda, constituyendo artículo de comercio en el valle de Benasque, donde alcanza el precio de media á una peseta la arroba (seca), siete á ocho pesetas la carga de mulo.
      • 1903 Pz Galdós, B. Duendes Camarilla [2002] 178 Esp (CDH )
        Lo sé por un sobrino de D. Manuel, tratante en ganado de cerda, con perdón.
      • 1937 Cabrera, Á. Industrias alimentación [1937] Argentina (CDH )
        En España y otros países del mediodía de Europa, mucho ganado de cerda no es debidamente examinado, siendo sacrificado en las mismas aldeas donde se le cría, en las cuales el día de la matanza es una verdadera fiesta.
      • 1921-1944 Glz Vázquez, E. Alimentación ganadería [1944] Esp (CDH )
        Siendo muy sensible el ganado de cerda, tanto al calor como al frío, debe tener, sobre todo en invierno, apriscos, con pajas, enea, etc., donde cobijarse, no debiendo faltar tampoco cochineras o zahurdas, abrevaderos y bañaderas o revolcaderos, pues durante la época de montanera y de cebo consume mucha agua para refrescarse.
      • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] Esp (CDH )
        Es una zona rica y de gran importancia ganadera, donde la carne constituye la base de la alimentación, consumiéndose principalmente ganado vacuno en la parte leonesa y ganado de cerda en Extremadura.
      • 1987 Orozco, F. Mejora animal HGenética Esp (CDH )
        6.— Al mismo tiempo que se inicia un empleo sistemático de la genética cuantitativa al campo de los rumiantes y se extiende con mayor intensidad en el ganado de cerda y en las aves, se va imponiendo cada vez más la mejora por cruzamiento.
      • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] Esp (CDH )
        En ambos casos la montanera (utilización tradicional de las bellotas por ganado de cerda en libertad) se ve afectada. Ello, posiblemente, ha impedido que las dehesas caractericen territorios (como ambas Castillas) donde los inviernos son largos y fríos.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        cerda v. ganado de cerda [| m. El que se compone de cerdos].
      • 2005 Juárez Flores, J. J. "Alumbrado Puebla y Tlaxcala y deterioro ambiental La Malintzi" [01-12-2005] Historia Crítica (Bogotá): historiacritica.uniandes.edu Co (CORPES)
        Con la orden se volvía a plantear el problema de qué impuestos se debían asignar para costear su mantenimiento. La propuesta del ayuntamiento fue que se impusiera un gravamen de doce reales (1.50 pesos) sobre cada cabeza de ganado de cerda llamado cuino que se introdujera en la ciudad. Este ganado provenía de la llamada Tierra Caliente, extensa área geográfica en la que los circuitos mercantiles los dominaba ampliamente la región de Veracruz.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        cerda [...] ganado de cerda [| m. ganado que se compone de cerdos].
    3. s. f. Se usa en comparaciones para aludir a las características del pelo de animal, como la aspereza, la dureza o el grosor.
      docs. (1579-1943) 13 ejemplos:
      • a1579 Landa, D. Mayas Yucatán [1998] México (CDH )

        No criaban barbas y decían que les quemaban los rostros sus madres con paños calientes siendo niños, para que no les naciesen. Y que ahora crían barbas aunque muy ásperas como cerdas de rocines.

      • 1943 Dieste, R. Invenciones Félix Muriel [1974] Esp (CDH )

        — En eso no tengo parte, bien agudas las tiene sin que yo diga nada.

        — Dios me perdone, no quiero decir lo que parece. Con ese carácter y esa piel tan gorda, y el poco pelo albino, como cerdas, es mismamente lo que pienso.

        Aunque no había dejado sus pregones, el de la suerte estaba atento, y aquí terció para decir:

        — Mejor quiero un espejo de frente, con todo el miedo que me da mirarme, que las murmuraciones ladeadas.

      • a1579 Landa, D. Mayas Yucatán [1998] México (CDH )

        No criaban barbas y decían que les quemaban los rostros sus madres con paños calientes siendo niños, para que no les naciesen. Y que ahora crían barbas aunque muy ásperas como cerdas de rocines.

      • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
        Desde una tercia antes de su remate produce á trechos hasta la cumbre cuatro ó cinco manojillos de espigas, y en cada uno solas cuatro ó cinco, las cuales nacen de la caña en unos hilillos casi tan delgados como cerdas, de cuatro dedos de largo, en cuyo remate están las espigas con una docena de granos cada una, los cuales se parecen algo á los de la cebada, pero no están tan llenos como ellos.
      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

        Gustan de que los gobiernen y pastoreen los niños pequeños, quienes montan en ellos con gran facilidad sirviéndoles de escalera la misma pierna y ancas del animal.

        Todos ó casi todos son de color pardo; tienen el pelo duro y áspero como cerdas: la voz es muy delgada y parecida á un quejido, con ser tan grande el animal; son muy fecundos y muy cálidios, y cuidan mucho de sus crías [...].

      • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )

        achuni, cercopiteco de Quito, con hocico largo, dientes fortísimos y vestido de pelo grueso como cerdas. MS. en mi poder.

        ahuítzotl, pequeño cuadrúpedo anfibio de México, descrito antes (Historia, Lib. I).

        amiztli, cuadrúpedo anfibio de México, descrito antes.

        cacomiztle, cuadrúpedo de México, semejante a la fuina en el modo de vivir, pero distinto en la figura, descrito ya (Historia, Lib. I).

      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )

        Sitúa el nido en ramillas baxas y horizontales de los matorrales espesos, componiéndolo por fuera de hilos y filásticas bien atadas á dos varillas, que forman horqueta en el extremo de una ramita delgada. El revoque interior es de crines y pajitas tan delgadas como cerdas; y el todo no tiene mas materiales que los precisos. Su anchura y profundidad son de 2 1/2 pulgadas, y la longitud de 4; porque es prolongado, á causa de que le comprimen por los costados las varillas que le sostienen.

      • 1803-1806 Mtz Zúñiga, J. Estadismo Filipinas [1893] Esp (CDH )
        Los españoles llaman á esta palma cabo-negro, porque debajo de sus hojas se sacan unos hilos negros como cerdas de duros y de gruesos, de que se hacen cordeles torciéndolas como el cáñamo, y jarcias y cables para las embarcaciones, de mucha duración dentro del agua, pero fuera se consumen presto. También tiene esta palma una especie de lana suave, que sirve para hacer almohadas, y es una excelente yesca.
      • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
        COMO CERDAS. Dícese, aludiendo al pelo fuerte y tieso.
      • 1943 Dieste, R. Invenciones Félix Muriel [1974] Esp (CDH )

        — En eso no tengo parte, bien agudas las tiene sin que yo diga nada.

        — Dios me perdone, no quiero decir lo que parece. Con ese carácter y esa piel tan gorda, y el poco pelo albino, como cerdas, es mismamente lo que pienso.

        Aunque no había dejado sus pregones, el de la suerte estaba atento, y aquí terció para decir:

        — Mejor quiero un espejo de frente, con todo el miedo que me da mirarme, que las murmuraciones ladeadas.

      • a1579 Landa, D. Mayas Yucatán [1998] México (CDH )

        No criaban barbas y decían que les quemaban los rostros sus madres con paños calientes siendo niños, para que no les naciesen. Y que ahora crían barbas aunque muy ásperas como cerdas de rocines.

      • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
        Desde una tercia antes de su remate produce á trechos hasta la cumbre cuatro ó cinco manojillos de espigas, y en cada uno solas cuatro ó cinco, las cuales nacen de la caña en unos hilillos casi tan delgados como cerdas, de cuatro dedos de largo, en cuyo remate están las espigas con una docena de granos cada una, los cuales se parecen algo á los de la cebada, pero no están tan llenos como ellos.
      • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] II, 337 Esp (CDH )
        Es, pues, el Oso hormiguero pardo y lanudo, con el pelo áspero casi como cerdas de Puerco, con uñas largas de un jeme, y muy agudas; el hocico largo de un codo y muy delgado; la boca pequeña y redonda; la lengua larga dos palmos y tan delgada como almarada, y la cola ancha y tan larga como la de un caballo, que le arrastra por el suelo.
      • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )

        [...] y no sólo pasa esto en los varones y mujeres de crecida edad, sino que ni en las criaturas se halla alguna rubia ni crespa; todos tienen el cabello grueso y casi tan áspero como cerdas; y así, los que se lo cortan á nuestro uso (que muchos se trasquilan ya), les queda levantado y casi derecho, sin asentarse en la cabeza.

      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

        Gustan de que los gobiernen y pastoreen los niños pequeños, quienes montan en ellos con gran facilidad sirviéndoles de escalera la misma pierna y ancas del animal.

        Todos ó casi todos son de color pardo; tienen el pelo duro y áspero como cerdas: la voz es muy delgada y parecida á un quejido, con ser tan grande el animal; son muy fecundos y muy cálidios, y cuidan mucho de sus crías [...].

      • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )

        achuni, cercopiteco de Quito, con hocico largo, dientes fortísimos y vestido de pelo grueso como cerdas. MS. en mi poder.

        ahuítzotl, pequeño cuadrúpedo anfibio de México, descrito antes (Historia, Lib. I).

        amiztli, cuadrúpedo anfibio de México, descrito antes.

        cacomiztle, cuadrúpedo de México, semejante a la fuina en el modo de vivir, pero distinto en la figura, descrito ya (Historia, Lib. I).

      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )

        Sitúa el nido en ramillas baxas y horizontales de los matorrales espesos, componiéndolo por fuera de hilos y filásticas bien atadas á dos varillas, que forman horqueta en el extremo de una ramita delgada. El revoque interior es de crines y pajitas tan delgadas como cerdas; y el todo no tiene mas materiales que los precisos. Su anchura y profundidad son de 2 1/2 pulgadas, y la longitud de 4; porque es prolongado, á causa de que le comprimen por los costados las varillas que le sostienen.

      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )

        [...] la rabadilla gruesa y musculosa: las plumas de la cola cóncavas, sus mástiles como gastados en la punta, muy elásticos y fuertes, y las barbas sueltas, tiesas como cerdas, que forman en la extremidad de cada pluma la figura de un fierro de lanza; de manera que se agarran con los pies, y estriban con la cola en los troncos.

      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )

        Los caractéres generales con que el autor da á conocer á los Annós se reducen á una descripcion de su pico, que no acomoda bien á ámbas especies; y á decir que de su base se levantan plumitas tiesas como cerdas, largas 6 líneas y derechas adelante. Les denomina Anísalterando algo el nombre, porque dice les llaman así los naturales del Brasil. Añade que Dutertre y Brisson les dan el nombre de Bout de petun ou Bout de Tabac [...].

      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )

        Los muslos y todo el cuerpo están vestidos de plumas blancas larguitas, endebles, y de barbas sueltas, ménos las del lomo que son aplomadas. Las de sobre la cabeza son muy tupidas, y ásperas como cerdas obscuras, continuando este color hasta la nuca; pero poco despues de ésta comienza otra vez lo negro, y ensanchando sigue el pestorejo hasta circundar el cuello en la raiz. Todo lo demas del cuello y de la cabeza con las cejas son blanquizcas.

      • 1803-1806 Mtz Zúñiga, J. Estadismo Filipinas [1893] Esp (CDH )
        Los españoles llaman á esta palma cabo-negro, porque debajo de sus hojas se sacan unos hilos negros como cerdas de duros y de gruesos, de que se hacen cordeles torciéndolas como el cáñamo, y jarcias y cables para las embarcaciones, de mucha duración dentro del agua, pero fuera se consumen presto. También tiene esta palma una especie de lana suave, que sirve para hacer almohadas, y es una excelente yesca.
      • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
        COMO CERDAS. Dícese, aludiendo al pelo fuerte y tieso.
      • 1943 Dieste, R. Invenciones Félix Muriel [1974] Esp (CDH )

        — En eso no tengo parte, bien agudas las tiene sin que yo diga nada.

        — Dios me perdone, no quiero decir lo que parece. Con ese carácter y esa piel tan gorda, y el poco pelo albino, como cerdas, es mismamente lo que pienso.

        Aunque no había dejado sus pregones, el de la suerte estaba atento, y aquí terció para decir:

        — Mejor quiero un espejo de frente, con todo el miedo que me da mirarme, que las murmuraciones ladeadas.

  3. s. f. Pelo que cubre cualquier parte del cuerpo humano.
    docs. (1433-2016) 53 ejemplos:
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E el saçerdote mayor que sus hermanos el que ouieren vaziado sobre su cabeça del olio de la vnçion e que fuere eleyto para vestir las vestimentas, su cabeça non tenga çerdas, (descubierta) nin sus paños non rronpa.
    • 2016 Caputo, G. Mundo huérfano Co (CORPES)
      Me aterro, me excito. Piso la calle con la duda de si debo o no correr, o meterme de nuevo al taxi, más cerca de él. Abro la puerta, me siento. Y el hombre, mayor que yo por décadas, y peludo —peludo: con cerdas negras subiendo del pecho al cuello y metiéndose después por la nuca—, se lanza a besarme. Quito la cara. Me pregunta: "¿Es tu primera vez?". No respondo. Después me dice: "Hueles a mujercita".
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E el saçerdote mayor que sus hermanos el que ouieren vaziado sobre su cabeça del olio de la vnçion e que fuere eleyto para vestir las vestimentas, su cabeça non tenga çerdas, (descubierta) nin sus paños non rronpa.
    • 1516 Bernal, F. Floriseo [2003] Esp (CDH )

      "¿Dónde traxeron su nacimiento estos salvajes?"–dixo Floriseo.

      –Señor –dixo Cormanso–, muchas cosas se dizién en este caso. E la que por más cierta se tiene es que alguno d'éstos en principio fue engendrado de algún hombre en alguna bestia e salió en la figura hombre y en la piel bestia. E que éste tomó alguna mujer en quien ovo generación, de que han salido estos salvajes. Y esto nos ayuda a creer ver su figura de hombres en los rostros y en el andar, e sus cuerpos llenos de cerdas.

    • c1541-a1550 Castillejo, C. Poesías [1927-1928] II, 114 Esp (CDH )
      / Y así son / En el cuerpo del varón / La barba y sus aposturas, / Y cerdas yertas y duras / Para darle perfición.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 225 Esp (CDH )

      Dize más Plinio otra cosa maravillosa: que acaesce alguna vez tener el hombre el coraçón velloso y que, el que assí lo tuviere, será muy valiente y esforçado; y aver sido esto provado y conoscido por experiencia en un hombre, llamado Aristomeno, que en las guerras y batallas avía muerto por sus manos trezientos lacedemonios. Y, después de aver escapado muchas vezes, al fin fue muerto; y, mandado abrir, le fue hallado el coraçón velloso, con cerdas o cabellos.

    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )

      El vello y la barba es la señal en que más se ha de mirar, porque estas dos cosas andan muy asidas del temperamento de los testículos. Y si el vello es mucho, negro y grueso, especialmente desde los muslos hasta el ombligo, es indicio infalible de tener los testículos mucho calor y sequedad; *y si tiene algunas cerdas en los hombros, se confirman mucho más. Pero cuando el cabello y la barba y el vello es castaño, blando, delicado y no mucho, no arguye tanto calor ni sequedad en los testículos.

    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Todas estas visiones llevara en paz y en haz de mi gusto, si encontrara alguna de buena cara, pero teníanla todas tan mala, tan negra y abominable, que yo imaginé que eran selvajes escamados y que quitados los pelos y cerdas, habían quedado ansí las caras sin barbas. Yo no sé cómo, siendo aquella tierra fría, son aquellas mujeres negras, porque el color negro es efecto de mucho calor, como se ve en el cuervo.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )

      Asomó perezosamente a la rotura de la breve cabaña un viejo sostenido de un acebuche, con un rostro orejón, abofeteado de las injurias del ayre, y tan herido de las coces de los años, como si hubieran pasado por encima de su cara con zapatos de hierro: los ojos eran dos mataduras, la boca una suma emboscada entre matorrales de cerdas, sin más población que un colmillo mohoso que hacía la vida solitaria en ella, como su dueño en aquellos montes, y tan pelmazo y zancajoso de palabras, que me pareció que pronunciaba con una porra en vez de lengua.

    • c1771-1777 Fdz Moratín, N. Arte putear [1995] 180 Esp (CDH )
      Entonces sí que el tiempo ya robusto, / la alta teta apretada y bien redonda / palpitando a compás la mano atrae / con magnética fuerza, y del mancebo / lujurioso apetece ser tocada, / y el empeine carnoso de rizada / cerda se puebla, y ya los gruesos labios / de la vulva se mueven y humedecen [...]. /
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )
      ¿Qué objetos más deformes, qué hombres cuya cara sea más larga y arrugada aun en su juventud, la nariz aplastada y gruesa, los ojos pequeños y hundidos, los carrillos muy levantados, la parte superior de las quijadas abatida, los dientes largos y desunidos, las cejas tan grandes que oscurecen los ojos, los párpados gruesos, algunas cerdas en la cara en lugar de barba, los muslos grandes y las piernas pequeñas?
    • 1787 Isla, J. F. Descripción máscara [1787] Esp (CDH )

      Iba armado desde la cabeza hasta los talones, pero tan extrañamente, que si no que le acometiesen los enemigos invisibles, por loe visibles yo presto caucion. Serviale de yelmo una cazoleta de espumar ollas pobres, tan porosa, que se exâlaban por ellos los pelos, (otros los llamaban cerdas, otros crines) del pobre caballero. El peto y espaldar se componia de tres, ó quatro pantallas, ensartadas al desgayre, tan tiznadas, que algunos las tuvieron por hojas de sartenes [...].

    • 1795 Navas, J. Elementos arte partear p. 42 Esp (BD)
      En la cavidad de la matriz se observan tres aberturas, dos en las partes laterales superiores, que corresponden á los conductos llamados trompas ó tubas de Falopio, y el otro en la pared inferior que corresponde al cuello. Las que corresponden á las trompas son tan estrechas, que apenas cabe en ellas una cerda ó cabello grueso. La que corresponde al cuello, fuera del estado de preñez, podrá dexar pasar un estilete.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario Esp (CDH )

      Me alegro de que la Luisa haya ido a oler a sus parientes, y sacudir las orejas y menear el rabillo por aquellos cerros; pero dila que este lugar es mejor que el suyo, y que el río es un poco más ancho, y las calles un si es no es más largas, y que las gentes no tienen tantas cerdas en el cogote.

    • 1847 Urbano Dargallo, G. Trad Hijo diablo, Paul Féval p. 130 Esp (BD)
      Cuando pasó bajo el reverbero mas cercano, pudieron percibir sus grandes mechones de pelo que salian de su raido sombrero, y las cerdas de su barba, que á guisa de máscara de piel leonada, velaban la mayor parte de su rostro.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )

      Era una mole de carne mugrienta y asquerosa, mal cubierta con algunos trapos tan sucios como la carne; arrastraba en los hinchados pies unos soletos, y tenía, en lo que llamaremos cara, dos a manera de ojos ribeteados de sangre; una, como nariz, atascada de rapé, y alrededor de una abertura, que pudiera ser la boca, sucia y profunda, como el foso de una letrina, crecían rígidas y dispersas algunas cerdas grises.

      — ¡Entray, buenas mozas! —dijo con voz de trueno a las recién llegadas.

    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 169 Esp (CDH )
      La última tertuliana que se quedaba, la que secreteaba más tiempo y más íntimamente con Sabel, era la vieja de las greñas de estopa, entrevista por Julián la noche de su llegada a los Pazos. Era imponente la fealdad de la bruja: tenía las cejas canas, y, de perfil, le sobresalían, como también las cerdas de un lunar; el fuego hacía resaltar la blancura del pelo, el color atezado del rostro, y el enorme bocio o papera que deformaba su garganta del modo más repulsivo.
    • 1894 Blasco Ibáñez, V. Arroz y tartana p. 42 Esp (BD)
      La vieja criada que administraba el hogar de don Eugenio tuvo que valerse de ungüentos para despoblar de bestias sanguíneas el bosque de cerdas polvorientas que se empinaban sobre el cráneo del muchacho, y concluído el exterminio, el amo lo entregó al brazo secular de los aprendices más antiguos, los cuales, en lo más recóndito del almacén y sin pensar que estaban en Enero, con un barreño de agua fría y tres pases de estropajo y jabón blando, dejaron al neófito limpio de mugre de arriba á abajo y con una piel tan frotada que echaba chispas.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Argentina (CDH )

      — Venite, gaucho roñoso, venite; que te hago volar las cerdas de un tiro.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )

      Y advirtiendo que el oficial taciturno le rasuraba ya las cerdas del cogote:

      — ¡Ojo a la verruga! —le recordó en tono de amenaza.

    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 74 Perú (CDH )
      Al coronel tampoco lo veíamos pero ni hacía falta, lo conozco de memoria, para qué echarse tanta gomina con semejantes cerdas, no vengan a hablarme de porte militar cuando pienso en el coronel, se suelta el cinturón y el vientre se le derrama por el suelo y qué risa la cara que puso.
    • 1984 Gándara, A. Media distancia [1990] 109 Esp (CDH )

      Una mañana, al volver de la clase de Gimnasia, perdió un zapato en la escalera. Un serrano, de los muchos que había en el Instituto, cada vez que Vidal se agachaba a recogerlo, le daba una patadita y lo echaba un poco más abajo. Vidal se agachaba inútilmente y el otro repetía la operación. Yo empezaba a subir la escalera en esos momentos. No era un bonito espectáculo. El serrano tenía perfil de gorila pequeño, zaíno, con un moñito repeinado y tres botones desabrochados para enseñar las cerdas del pecho.

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] México (CDH )
      Doña Lucha enjuagó un diminuto rastrillo y se rasuró con esmero la axila derecha poblada por pequeñas cerdas negras.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] 91 Colombia (CDH )

      Pues su cultura no era de la Provincia, sino del paraíso feudal de las sabanas de Bolívar, adonde su padre, José María Mejía Vidal, había emigrado muy joven desde Riohacha con sus artes de orfebrería. Se había dejado crecer hasta las corvas su cabellera de cerdas retintas que se resistieron a las canas hasta muy avanzada la vejez. Se la lavaba con aguas de esencias una vez por semana, y se sentaba a peinarse en la puerta de su dormitorio en un ceremonial sagrado de varias horas [...].

    • 2008 Reátegui, R. Fin de cuentas Pe (CORPES)
      Me pone el espejo delante. Hay tensión en sus brazos mientras lo sostiene sobre mi pecho, frente a mi rostro. Mírese, me dice. Por lo menos habría que emparejarle el pelo. No es que me importe mucho ahora, pero creo que tiene razón. Me provoca sonreírle, pero sería responder como un niño, hacer una inútil concesión. En las mejillas y el mentón asoman entremezcladas cerdas blancas y negras. Tengo el pelo raleado por las quimioterapias a las que hasta hace unos días me sometían, pero hay algunos mechones largos que han resistido. Con el sudor se han apelmazado hacia un lado.
    • 2016 Caputo, G. Mundo huérfano Co (CORPES)
      Me aterro, me excito. Piso la calle con la duda de si debo o no correr, o meterme de nuevo al taxi, más cerca de él. Abro la puerta, me siento. Y el hombre, mayor que yo por décadas, y peludo —peludo: con cerdas negras subiendo del pecho al cuello y metiéndose después por la nuca—, se lanza a besarme. Quito la cara. Me pregunta: "¿Es tu primera vez?". No respondo. Después me dice: "Hueles a mujercita".
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E el saçerdote mayor que sus hermanos el que ouieren vaziado sobre su cabeça del olio de la vnçion e que fuere eleyto para vestir las vestimentas, su cabeça non tenga çerdas, (descubierta) nin sus paños non rronpa.
    • 1516 Bernal, F. Floriseo [2003] Esp (CDH )

      "¿Dónde traxeron su nacimiento estos salvajes?"–dixo Floriseo.

      –Señor –dixo Cormanso–, muchas cosas se dizién en este caso. E la que por más cierta se tiene es que alguno d'éstos en principio fue engendrado de algún hombre en alguna bestia e salió en la figura hombre y en la piel bestia. E que éste tomó alguna mujer en quien ovo generación, de que han salido estos salvajes. Y esto nos ayuda a creer ver su figura de hombres en los rostros y en el andar, e sus cuerpos llenos de cerdas.

    • c1541-a1550 Castillejo, C. Poesías [1927-1928] II, 114 Esp (CDH )
      / Y así son / En el cuerpo del varón / La barba y sus aposturas, / Y cerdas yertas y duras / Para darle perfición.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 225 Esp (CDH )

      Dize más Plinio otra cosa maravillosa: que acaesce alguna vez tener el hombre el coraçón velloso y que, el que assí lo tuviere, será muy valiente y esforçado; y aver sido esto provado y conoscido por experiencia en un hombre, llamado Aristomeno, que en las guerras y batallas avía muerto por sus manos trezientos lacedemonios. Y, después de aver escapado muchas vezes, al fin fue muerto; y, mandado abrir, le fue hallado el coraçón velloso, con cerdas o cabellos.

    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )

      El vello y la barba es la señal en que más se ha de mirar, porque estas dos cosas andan muy asidas del temperamento de los testículos. Y si el vello es mucho, negro y grueso, especialmente desde los muslos hasta el ombligo, es indicio infalible de tener los testículos mucho calor y sequedad; *y si tiene algunas cerdas en los hombros, se confirman mucho más. Pero cuando el cabello y la barba y el vello es castaño, blando, delicado y no mucho, no arguye tanto calor ni sequedad en los testículos.

    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Todas estas visiones llevara en paz y en haz de mi gusto, si encontrara alguna de buena cara, pero teníanla todas tan mala, tan negra y abominable, que yo imaginé que eran selvajes escamados y que quitados los pelos y cerdas, habían quedado ansí las caras sin barbas. Yo no sé cómo, siendo aquella tierra fría, son aquellas mujeres negras, porque el color negro es efecto de mucho calor, como se ve en el cuervo.
    • 1605 Anónimo Romancero general Madrigal II [1948] I, 359 Esp (CDH )
      / Las cerdas sobre la frente / enrizadas al descuydo, / sobre lo pardo parecen, / quando caen encima surcos.
    • 1592-a1631 Argensola, B. L. Rimas [1951] Esp (CDH )
      / Pues a peligro estáis entrambos puestos / de que os queste muy caro ese deleyte / si tú buelues el rostro al marquesote; / porque por fuerça an de roçar los gestos, / toparás tú en las çerdas del vigote, / y él lo tendrá encarnado de tu afeyte.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 355 Esp (CDH )
      "¿Qué os han hecho las beatas? / Mujeres somos como ellas: / cuerpos cubren estos sacos, / carne y huesos estas cerdas. * /
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 100 Vida Esp (CDH )
      He sido el espanto y la incredulidad de los que buscan y desean conocer mi figura, porque los más pensaban encontrarse con un escolar monstruoso, viejo, torcido, jorobado, cubierto de cerdones, rodeado de una piel de camello, o malmetido en alguna albarda, como hábito propio de mi brutalidad. Éste soy, en Dios y en mi conciencia; y por esta copia, y la similitud que tiene mi gesto con la cara del mamarracho que se imprime en la primera hoja de mis almanaques, me entresacará el más rudo, aunque me vea entre un millón de hijos de Madrid.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )

      Asomó perezosamente a la rotura de la breve cabaña un viejo sostenido de un acebuche, con un rostro orejón, abofeteado de las injurias del ayre, y tan herido de las coces de los años, como si hubieran pasado por encima de su cara con zapatos de hierro: los ojos eran dos mataduras, la boca una suma emboscada entre matorrales de cerdas, sin más población que un colmillo mohoso que hacía la vida solitaria en ella, como su dueño en aquellos montes, y tan pelmazo y zancajoso de palabras, que me pareció que pronunciaba con una porra en vez de lengua.

    • c1771-1777 Fdz Moratín, N. Arte putear [1995] 180 Esp (CDH )
      Entonces sí que el tiempo ya robusto, / la alta teta apretada y bien redonda / palpitando a compás la mano atrae / con magnética fuerza, y del mancebo / lujurioso apetece ser tocada, / y el empeine carnoso de rizada / cerda se puebla, y ya los gruesos labios / de la vulva se mueven y humedecen [...]. /
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )
      ¿Qué objetos más deformes, qué hombres cuya cara sea más larga y arrugada aun en su juventud, la nariz aplastada y gruesa, los ojos pequeños y hundidos, los carrillos muy levantados, la parte superior de las quijadas abatida, los dientes largos y desunidos, las cejas tan grandes que oscurecen los ojos, los párpados gruesos, algunas cerdas en la cara en lugar de barba, los muslos grandes y las piernas pequeñas?
    • 1787 Isla, J. F. Descripción máscara [1787] Esp (CDH )

      Iba armado desde la cabeza hasta los talones, pero tan extrañamente, que si no que le acometiesen los enemigos invisibles, por loe visibles yo presto caucion. Serviale de yelmo una cazoleta de espumar ollas pobres, tan porosa, que se exâlaban por ellos los pelos, (otros los llamaban cerdas, otros crines) del pobre caballero. El peto y espaldar se componia de tres, ó quatro pantallas, ensartadas al desgayre, tan tiznadas, que algunos las tuvieron por hojas de sartenes [...].

    • 1795 Navas, J. Elementos arte partear p. 42 Esp (BD)
      En la cavidad de la matriz se observan tres aberturas, dos en las partes laterales superiores, que corresponden á los conductos llamados trompas ó tubas de Falopio, y el otro en la pared inferior que corresponde al cuello. Las que corresponden á las trompas son tan estrechas, que apenas cabe en ellas una cerda ó cabello grueso. La que corresponde al cuello, fuera del estado de preñez, podrá dexar pasar un estilete.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario Esp (CDH )

      Me alegro de que la Luisa haya ido a oler a sus parientes, y sacudir las orejas y menear el rabillo por aquellos cerros; pero dila que este lugar es mejor que el suyo, y que el río es un poco más ancho, y las calles un si es no es más largas, y que las gentes no tienen tantas cerdas en el cogote.

    • 1847 Urbano Dargallo, G. Trad Hijo diablo, Paul Féval p. 130 Esp (BD)
      Cuando pasó bajo el reverbero mas cercano, pudieron percibir sus grandes mechones de pelo que salian de su raido sombrero, y las cerdas de su barba, que á guisa de máscara de piel leonada, velaban la mayor parte de su rostro.
    • a1852 Somoza, J. Purgatorio Artículos Esp (CDH )
      Al contrario, el caballero debe de ser la misma robustez, aunque enjuto de carnes, y estas carnes de la que llaman carne de valientes, hombre de pelo en pecho, color de aceituna, mirada rápida y torva, porque debe tener mucho blanco en los ojos, que pueden ser garzos, y con esto y unas cuantas cerdas que salgan de la nariz y con una barba azul y una nuez prominente en el pescuezo, tenemos un perfecto caballero.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )

      Era una mole de carne mugrienta y asquerosa, mal cubierta con algunos trapos tan sucios como la carne; arrastraba en los hinchados pies unos soletos, y tenía, en lo que llamaremos cara, dos a manera de ojos ribeteados de sangre; una, como nariz, atascada de rapé, y alrededor de una abertura, que pudiera ser la boca, sucia y profunda, como el foso de una letrina, crecían rígidas y dispersas algunas cerdas grises.

      — ¡Entray, buenas mozas! —dijo con voz de trueno a las recién llegadas.

    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 169 Esp (CDH )
      La última tertuliana que se quedaba, la que secreteaba más tiempo y más íntimamente con Sabel, era la vieja de las greñas de estopa, entrevista por Julián la noche de su llegada a los Pazos. Era imponente la fealdad de la bruja: tenía las cejas canas, y, de perfil, le sobresalían, como también las cerdas de un lunar; el fuego hacía resaltar la blancura del pelo, el color atezado del rostro, y el enorme bocio o papera que deformaba su garganta del modo más repulsivo.
    • 1894 Blasco Ibáñez, V. Arroz y tartana p. 42 Esp (BD)
      La vieja criada que administraba el hogar de don Eugenio tuvo que valerse de ungüentos para despoblar de bestias sanguíneas el bosque de cerdas polvorientas que se empinaban sobre el cráneo del muchacho, y concluído el exterminio, el amo lo entregó al brazo secular de los aprendices más antiguos, los cuales, en lo más recóndito del almacén y sin pensar que estaban en Enero, con un barreño de agua fría y tres pases de estropajo y jabón blando, dejaron al neófito limpio de mugre de arriba á abajo y con una piel tan frotada que echaba chispas.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] 6 El Salvador (CDH )
      En la boca, entre las cerdas encrespadas del tupido bigote, ardía un puro.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] El Salvador (CDH )

      Y sonrió bajo el áspero bigote. Entre las erizadas cerdas, teñidas de nicotina, los desportillados dientes sarrosos asomaron sus astillas nauseabundas.

    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] 154 El Salvador (CDH )
      Las cerdas del bigote habían ido cobrando, bajo las fosas nasales, el tono mismo del tabaco, ese tono doradillo, que contrastaba con las cabos blanquínosos y caídos.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Argentina (CDH )

      — Venite, gaucho roñoso, venite; que te hago volar las cerdas de un tiro.

    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Argentina (CDH )
      Darwin cuenta de una matanza de indias mayores de veinte años, y los indígenas que formaban el grueso dinámico de las tropas de López se ensañaban con ellas. En viejos epigramas se cantan sus desdichas y todavía las flagela la letra del tango, ese mechón de cerda en el cuerpo adolescente del arte.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Perú (CDH )
      Doroteo nada decía. Frunció su boca llevándola hasta la altura de la nariz y los ojuelos acechaban. Grueso y prieto, de hirsuta cerda, un tanto encorvado, parecía más que nunca un oso andino levantado sobre las patas traseras.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )

      Y advirtiendo que el oficial taciturno le rasuraba ya las cerdas del cogote:

      — ¡Ojo a la verruga! —le recordó en tono de amenaza.

    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )

      Las dos figuras: una de estatura mediana, facciones delgadas sobre una piel verdosa que iba oscureciéndose en las cuencas hasta hundirse en los ojos como dos alas de cuervo que miraban los otros ojos, de almendra quemada, de Ixca, sus sienes pobladas de cerdas, sus anchos labios y sus facciones, alternativamente indígenas en pureza, pura y oscuramente europeas —de un mediterráneo asoleado y denso y ocioso en el mar y las estatuas que, fijándolo, lo continúan

    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 304 México (CDH )
      Cállese la boca, señora, si no quiere que le falte al respeto —aúlla, desde el volante, el hombre colorado de cerdas canosas—.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 74 Perú (CDH )
      Al coronel tampoco lo veíamos pero ni hacía falta, lo conozco de memoria, para qué echarse tanta gomina con semejantes cerdas, no vengan a hablarme de porte militar cuando pienso en el coronel, se suelta el cinturón y el vientre se le derrama por el suelo y qué risa la cara que puso.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Perú (CDH )

      En el Perú todo se hace a medias Y por eso todo se malea. Los soldados que llegan al cuartel son sucios, piojosos, ladrones. Pero a punta de palos se civilizan. Un año de cuartel y del indio sólo les quedan las cerdas. Pero aquí ocurre lo contrario, se malogran a medida que crecen. Los de quinto son peores que los perros.

    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 226 Perú (CDH )
      Oiga, dijo el policía, ¿aquí vive la familia Valdivieso? Sí, le contesté, si es que habla de la familia de Ricardo Valdivieso y me acuerdo que mi madre me jaló de las cerdas y me metió adentro y se adelantó toda asustada y mirando al cachaco con una desconfianza le dijo: "hay muchos Ricardo Valdivieso en el mundo y además nosotros no tenemos que pagar las culpas de nadie.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 122 Perú (CDH )
      "Y ahora se sentará, se pondrá a respirar como un caballo o como un perro, la baba le chorreará por el pescuezo, sus manos se volverán locas, se le cortará la voz, quita la mano asqueroso, dará patadas en el aire, silbará con la lengua entre los dientes, cantará, gritará, se revolcará sobre las hormigas, las cerdas le caerán en la frente, saca la mano o te capamos, se tenderá en la tierra, hundirá la cabeza en la hierbita y en la arena, llorará, sus manos y su cuerpo se quedarán quietos, morirán."
    • 1966 Donoso, J. Domingo [1968] Chile (CDH )
      Pero la Chepa fue y encontró a Maya muy arreglado, con el pelo recién cortado mostrando el casco blanquizco entre las cerdas negras sobre las orejas. Estaba feo. Tan feíto el pobre. Con sus ojos chicos y esa mancha en el borde de sus labios..
    • 1966 Donoso, J. Domingo [1968] Chile (CDH )
      Tenía que mirarlo para arriba, la cabeza de cerdas negras contra el techo de tablas resecas, cuya pintura se iba desprendiendo de los intersticios. Y las manos, tan chicas, de niño, a la altura de su cara: con mover la cara un poco, muy poquito, podía poner su rostro en esas manos que habían matado, pero que a ella la acariciarían.
    • 1966 Donoso, J. Domingo [1968] 140 Chile (CDH )
      [...] Maya está libre y está llorando y nadie le ha dado jamás lo que yo acabo de darle, es como si naciera de nuevo, y él se da cuenta, y no puedo dejar de tocarlo, sí, la cabeza de cerdas negras y el cuello, y siente terriblemente dura y terriblemente fuerte la piel áspera y caliente de esas manos tan pequeñas presionando y aprisionando la suya en la falda, sí, sí, qué importa la Fanny, qué importa nada, acariciando la cabeza de ese hombre que llora en su falda.
    • 1966-1968 Contreras, L. "Semántica español americano" [1966-1968] Revista Portuguesa de Filología (Coimbra) Ch (FG)
      Cerdas por 'pelo humano grueso y duro'. [Chil.].
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Perú (CDH )
      — Más o menos —dijo Queta y calló y sintió las picaduras de las inyecciones en los brazos, el frío de la sonda entre las piernas, oyó la sórdida discusión de las vecinas y vio al enfermero de cerdas tiesas agachándose a recoger la bacinica.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Perú (CDH )
      Susan entre que sufría por él y que ya no sabía cómo hacer para no soltar la carcajada. Juan Lucas rechazó el agua mineral. Por fin estaban todos reunidos delante de la puerta principal, y él desconcertado porque tenía las cerdas negras de la cocinera demasiado cerca. Susan olvidó la risa y sintió en la boca del estómago que Carlos y Daniel eran dos hombres posando junto a ella.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 272 Perú (CDH )

      Los veía pujar semidesnudos, gritarse nombres increíbles, apodos que no existían en su colegio: Guardacaballo, a un negro esquelético; Cucaracha, a uno de cerdas rojizas, Blanquillo, a uno que era blanco como Julius pero obrero incomprensiblemente; Serrucho; Tortolita; Pan con lomo, uno bien gordo; Agua Bendita, a uno que era excesivamente frágil y que tosía mientras subía y mientras bajaba.

    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Perú (CDH )

      Claro, al pobre Lagrimón era la primera vez que le tocaba escuchar una de las genialidades de la niña. Creo que fue demasiado para él, tras lo de la primera edición de Descartes. Enterró pico, largas cerdas azabache le cayeron sobre el pecho, y se quedó como muerto de tristeza en el sillón.

    • 1984 Gándara, A. Media distancia [1990] 109 Esp (CDH )

      Una mañana, al volver de la clase de Gimnasia, perdió un zapato en la escalera. Un serrano, de los muchos que había en el Instituto, cada vez que Vidal se agachaba a recogerlo, le daba una patadita y lo echaba un poco más abajo. Vidal se agachaba inútilmente y el otro repetía la operación. Yo empezaba a subir la escalera en esos momentos. No era un bonito espectáculo. El serrano tenía perfil de gorila pequeño, zaíno, con un moñito repeinado y tres botones desabrochados para enseñar las cerdas del pecho.

    • 1986 Montes Giraldo, J. J. / Figueroa L. J. / Mora M. S. / Lozano R. M. GlosLéxicogr Atlas Colombia Co (FG)
      cerdas, cabello.
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] México (CDH )
      Doña Lucha enjuagó un diminuto rastrillo y se rasuró con esmero la axila derecha poblada por pequeñas cerdas negras.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
      Antes de que el relator hable, rememoras tu libro y tus labios serían capaces de adelantarse como en un calco previo a lo que van a escoger los labios gruesos del oficial, sobre los que se cierne un bigote recortado de cerdas alámbricas.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] México (CDH )

      Igualdad, inmortalidad. Escucho los pasos. La cortina es violentamente apartada. Me acaricio las cerdas del cuello. Una sola cerda larga, fría, dura, entra por mi cuello y pienso en España al morir.

    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] México (CDH )
      Vas a morir este mismo año, pero tus espejos reflejan a un joven de dieciocho años, perfectamente peinado y rizado, depilado y perfumado, que todas las mañanas se acaricia el cuello para no hallar, ni siquiera al despertar, la más mínima cerda allí.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Perú (CDH )
      Tenía la costumbre de acariciar las sebosas cerdas que anidaban en sus orejas y, aunque el Generalísimo, con su manía obsesiva por la limpieza, se lo había prohibido delante de él, ahora lo estaba haciendo, y, para colmo, alternaba esta asquerosidad con otra: atusarse los pelos de la nariz.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 267 Perú (CDH )

      Chirinos se atusaba las cerdas de las narices.

    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] 91 Colombia (CDH )

      Pues su cultura no era de la Provincia, sino del paraíso feudal de las sabanas de Bolívar, adonde su padre, José María Mejía Vidal, había emigrado muy joven desde Riohacha con sus artes de orfebrería. Se había dejado crecer hasta las corvas su cabellera de cerdas retintas que se resistieron a las canas hasta muy avanzada la vejez. Se la lavaba con aguas de esencias una vez por semana, y se sentaba a peinarse en la puerta de su dormitorio en un ceremonial sagrado de varias horas [...].

    • 2008 Reátegui, R. Fin de cuentas Pe (CORPES)
      Me pone el espejo delante. Hay tensión en sus brazos mientras lo sostiene sobre mi pecho, frente a mi rostro. Mírese, me dice. Por lo menos habría que emparejarle el pelo. No es que me importe mucho ahora, pero creo que tiene razón. Me provoca sonreírle, pero sería responder como un niño, hacer una inútil concesión. En las mejillas y el mentón asoman entremezcladas cerdas blancas y negras. Tengo el pelo raleado por las quimioterapias a las que hasta hace unos días me sometían, pero hay algunos mechones largos que han resistido. Con el sudor se han apelmazado hacia un lado.
    • 2016 Caputo, G. Mundo huérfano Co (CORPES)
      Me aterro, me excito. Piso la calle con la duda de si debo o no correr, o meterme de nuevo al taxi, más cerca de él. Abro la puerta, me siento. Y el hombre, mayor que yo por décadas, y peludo —peludo: con cerdas negras subiendo del pecho al cuello y metiéndose después por la nuca—, se lanza a besarme. Quito la cara. Me pregunta: "¿Es tu primera vez?". No respondo. Después me dice: "Hueles a mujercita".
  4. s. f. Pelo de caballo, cerdo o jabalí o filamento de otro material, natural o sintético, que forma parte de diversos instrumentos o utensilios o que se emplea en la confección de ciertos tejidos.
    docs. (1488-2020) 50 ejemplos:
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )

      Pedro.Quatro órdenes hai de rreligión, tal qual: calender, derbis, torlach, isach. Los calenderos andan desnudos y en cabello, los cabellos largos hasta la venta llenos de termentina. Visten çiliçio hecho de çerdas y sobre las espaldas traen dos cueros de carnero, la lana afuera, las ijadas desnudas; en las orejas y brazos traen çiertas sortijas de yerro, y para mayor abstinençia traen colgada del miembro una sortija de metal que pese tres libras.

    • 2020 Sanz Valencia, G. P. / Vargas Morales, S. / Hurtado Velasco, R. V. "Desinfección boca, paciente periodontitis" vol. 15, n.º 38 Revista de investigación e información en salud (Cochabamba) Bo (CORPES)
      El diagnóstico fue Periodontitis, Estadio III, Grado B Generalizada, con un pronóstico bueno para las piezas presentes en boca. El tratamiento comenzó con la motivación y el compromiso de la paciente a seguir específicamente todas las instrucciones e indicaciones para el control de su enfermedad, explicándole la importancia de tener un periodonto estable, base para cualquier tratamiento de rehabilitación que ella requiera. Seguidamente, se le instruyó el control mecánico de placa bacteriana (técnica de cepillado CHARTERS e higiene interproximal), recomendando la compra de un nuevo cepillo de cerdas suaves.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )

      Pedro.Quatro órdenes hai de rreligión, tal qual: calender, derbis, torlach, isach. Los calenderos andan desnudos y en cabello, los cabellos largos hasta la venta llenos de termentina. Visten çiliçio hecho de çerdas y sobre las espaldas traen dos cueros de carnero, la lana afuera, las ijadas desnudas; en las orejas y brazos traen çiertas sortijas de yerro, y para mayor abstinençia traen colgada del miembro una sortija de metal que pese tres libras.

    • 1582 Urrea, M. Trad Arquitectura Vitruvio [2000] 99r Esp (CDH )
      Empero, si alguno fuere más subtil y quisiere que el polimento del bermellón retenga su color, quando la pared estuviere ya polida y seca, entonces eche dentro cera morada derretida al fuego, templada con un poco de azeyte y póngala con pinzel hecho de cerdas [...].
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      3.214. Otra escobilla de zerdas blancas para la cabeza, con el cabo de plata nielada de negro; que pesa con las cerdas 6 honzas y 4 ochavas que se tomó de la dicha almoneda. Tasada en 8 ducados plata y hechura.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] México (CDH )
      Vestía solo un hábito, y debajo de él un cilicio áspero de cerdas.
    • a1605 Anónimo LIngeniosTurriano [2003] Esp (CDH )
      Este betún se quiere servir caliente en el lugar donde se a de servir, y conviene ponerle con un pinsel de cerdas de puerco cortadas, a causa que sea fuerte este pinzel, a causa que sea muy áspero.
    • 1705 Lantery, R. Memorias [1949] 9 Esp (CDH )
      [...] don Roberto Mariet, su compañero, por dichas cuentas, porque me dieron a entender que todo se había perdido, por ser alcaparras y otros frutos de Mallorca, y unas cajas de botones de cerda que todavía estaban en la Aduana, que por no ser ya del uso, no las habían querido sacar de la Aduana, pero como fuí reconociendo con el tiempo que estaban bien bajos en sus dependencias, no les quise molestar ni romper con mis amigos en materia de maravedises.
    • 1761 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios de cirugia p. 141 Esp (BD)
      Mojese en esta mezcla bien derretida un cepillo de cerda delgada, y con este cepillo apliquese este emplasto sobre tafetan negro bien tenso.
    • 1785 Anónimo "Esencia xabon" [01-11-1785] p. 345 Memorial Literario Instructivo y Curioso de la Corte de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Echense sobre las manchas dos ó tres gotas de la esencia, ó mas, segun el tamaño de aquella, y frotesela bien con un cepillo pequeño de cerda dura.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 714 Ecuador (CDH )

      Pocos hay que tengan algún pedazo de sotana, y apenas alcanzamos con que cubrirnos decentemente. Sírvenos de cobertor una especie de silicio, hecho de no sé qué cerdas agudas y asperísimas. Un trozo de jerga viene á ser la cama, y aun estas dos cosas, como luego se pudren, nos faltan muchas veces y no se consiguen sin dificultad.

    • 1794 Carbonell, A. Trad Encyclopedia metódica. Fábricas, I p. 118 Esp (BD)
      Estas cerdas sirven para hacer telas muy claras (llamadas teletas), que sirven para varios usos, como tamices, arcos de instrumentos de música, codales para pescar, cucardas, etc. En otro tiempo se hacian telas para tontillos, que ademas se engomaban para entretelar los vestidos y otras cosas [...]. La cerda que se emplea en los usos que acabamos de indicar, no necesita mas preparaciones que las mencionadas. Las telas que se fabrican con cerda lista nunca pasan del largo de las cerdas, aunque se escogen las mas largas para este objeto: se texen en telar con lizos de pasos sencillos como las telas ordinarias. Son estas telas de uno ó muchos pelos, y las que sirven para hacer sacos, para conservar las ubas en las cepas durante el invierno, se hacen de pelo sencillo, asi como los cedazos y otros objetos, multiplicandose los pelos segun se quieree. Tambien se usa para las bufandas que gastan las mugeres telas de cerda de seis, ocho y diez pelos, asi en urdimbre como en trama
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
      El señor Slade estaba acostado en un sofá de cerda en mangas de camisa, sin chaleco, sin corbata y sin botas, y en una silla, al lado del sofá, había una botella de coñac, otra de agua y un vaso. Daniel no conocía, sino de vista, al cónsul de los Estados Unidos. Pero conocía muy bien a su nación.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Esta familia vivía en un piso segundo de la calle de Atarazanas, y tenía en la sala sillería de cerezo con asiento de tejido de cerda negra sobre mullido de pelote; alfombras catalanas junto al sofá y la consola; sobre ésta, dos floreros, cuyos ramilletes eran de obleas y hechos por «la chica»; un espejito sobre ellos, de vara en cuadro, con marco dorado [...].
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 122 Esp (CDH )
      [...] que si don Saturnino fuera tan atrevido que se decidiera a engendrar un Bermúdez, éste saldría ya diácono por lo menos, según Frígilis. Era el arqueólogo bajo, traía el pelo rapado como cepillo de cerdas negras; procuraba dejar grandes entradas en la frente y se conocía que una calvicie precoz le hubiera lisonjeado no poco.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] Esp (CDH )
      Las sillerías, de caoba, con embutidos de limoncillo y asientos de tejidos de cerda; el reloj de sobremesa, los candelabros de plata, dorada; el retrato de cuerpo entero, obra del pincel de Salvá * o de Bardeló; * el papel aterciopelado en las paredes, las cortinillas de tafetán encarnado en las vidrieras de las alcobas, y la alfombrita delante de cada puerta y de cada mueble importante de la sala [...].
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Los embadurnados se darán con una brocha ó con un grueso pincel de cerdas bien mojadas en la mezcla predicha, y se aplicarán á toda la superficie de la cepa, sin respetar yemas ni aun los cortes dejados por las podas.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cuba (CDH )
      Peinaba al enfermo, le perfumaba la barba con un pulverizador que traía ella misma y le frotaba con un guante de cerdas los riñones. La presencia de aquella mujer tan dulce y cariñosa le levantaba el espíritu.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Colombia (CDH )
      Los hombres se apearon, y con los ronzales de cerda torcida que servían de rendaje, amarraron los trotones bajo el samán * de la entrada y avanzaron con los bayetones al hombro. Alrededor del cuero en que don Rafo había extendido la chuchería se acuclillaron indolentes.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 37 Perú (CDH )
      Teniendo absoluta necesidad de él, había que amarrarlo de noche, pero con soga de cerda o cuero, porque se comía las de fibra de pate o penca.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 214 Perú (CDH )
      Fuentes se metió la escobilla de dientes a la boca y casi se muere al pensar que podía haberse tragado una cerda. A Del Castillo su mamá le compró un turrón para que le perdiera el miedo a la hostia y llegó sobradísimo diciendo que ya había probado, que no sabía a nada y que se deshacía solita en la boca.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] 337 Colombia (CDH )

      La hermana, dejándose llevar por el optimismo, decidió cepillar el traje de ceremonia obispal del Superior; lo sacó con cuidado, lo extendió sobre la consola y comenzó a pasar sobre él las cerdas finas del cepillo de tela.

    • 2004 Merino, O. Espuelas de papel [2004] Esp (CORPES)
      Allá abajo, siempre hacia la misma hora, el Perro silbaba y, calzado con botas de pescador que le llegaban hasta las rodillas, se encaramaba al remolque aupándose en sacas de carbón apiladas. Mientras restregaba con un cepillo de cerdas el piso y las paredes sucias de sangre y excrementos, lanzaba maldiciones al aire. Los condenados simulaban ladridos desde la cubierta y el Perro los insultaba haciendo bocina con las manos.
    • 2013 Moreno, L. Va luz Esp (CORPES)
      Todavía tienen que fregar todo el suelo de la casa antes de que llegue el momento del baño al aire libre. Seguramente tendrán también que limpiar el váter y el lavabo, la niña observará con atención cómo Ivana mete dentro del váter una escobilla de cerdas despeinadas y raspa enérgica. No funciona muy bien todo el asunto de la cisterna y etcétera.
    • 2020 Sanz Valencia, G. P. / Vargas Morales, S. / Hurtado Velasco, R. V. "Desinfección boca, paciente periodontitis" vol. 15, n.º 38 Revista de investigación e información en salud (Cochabamba) Bo (CORPES)
      El diagnóstico fue Periodontitis, Estadio III, Grado B Generalizada, con un pronóstico bueno para las piezas presentes en boca. El tratamiento comenzó con la motivación y el compromiso de la paciente a seguir específicamente todas las instrucciones e indicaciones para el control de su enfermedad, explicándole la importancia de tener un periodonto estable, base para cualquier tratamiento de rehabilitación que ella requiera. Seguidamente, se le instruyó el control mecánico de placa bacteriana (técnica de cepillado CHARTERS e higiene interproximal), recomendando la compra de un nuevo cepillo de cerdas suaves.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )

      Pedro.Quatro órdenes hai de rreligión, tal qual: calender, derbis, torlach, isach. Los calenderos andan desnudos y en cabello, los cabellos largos hasta la venta llenos de termentina. Visten çiliçio hecho de çerdas y sobre las espaldas traen dos cueros de carnero, la lana afuera, las ijadas desnudas; en las orejas y brazos traen çiertas sortijas de yerro, y para mayor abstinençia traen colgada del miembro una sortija de metal que pese tres libras.

    • 1582 Urrea, M. Trad Arquitectura Vitruvio [2000] 99r Esp (CDH )
      Empero, si alguno fuere más subtil y quisiere que el polimento del bermellón retenga su color, quando la pared estuviere ya polida y seca, entonces eche dentro cera morada derretida al fuego, templada con un poco de azeyte y póngala con pinzel hecho de cerdas [...].
    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] [137v] Esp (CDH )
      Halláronle un ceñidor de cerdas rodeado a su cuerpo, el cual era mucho de ver, porque el que en vida estuvo feo y lleno de llagas, y en parte que no avía sino solos los huessos y nervios, después de muerto, estava entero y hermoso, particularmente su rostro, que ningún pintor pudiera formarle tan hermoso y bello.
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Epìfanía [1906] Esp (CDH )
      ¡Qué sería ver salir súbito, sin ser esperado, un hombre de en medio esas breñas, incógnito, hasta entonces de ninguno conversado, en más desemejada y extraña figura que Jonás salió cuando la ballena le lanzó en la ribera, vestido de un áspero cilicio de cerdas de camello, descalzo, los brazos desnudos y de vello cubiertos, desbonetado [...].
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      3.214. Otra escobilla de zerdas blancas para la cabeza, con el cabo de plata nielada de negro; que pesa con las cerdas 6 honzas y 4 ochavas que se tomó de la dicha almoneda. Tasada en 8 ducados plata y hechura.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      3.213. Una escobilla chiquita para limpiar los peines, con cerdas negras y el cabo quadrado de oro esmaltado de negro, que con las cerdas pesa 13 castellanos y 3 tomines; que se tomó de la dicha almoneda. Tasada en 150 reales.– Satisfecho en la relación fo 51.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] II, 152 México (CDH )
      Hizo luego inquisición sobre ello, y sacadas por rastro, vino a hallar un cilicio de cerdas y una túnica muy áspera, que fueron del santo varón, y dos casullas pobres de lienzo de la tierra, con que solía decir misa.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] México (CDH )
      Vestía solo un hábito, y debajo de él un cilicio áspero de cerdas.
    • a1605 Anónimo LIngeniosTurriano [2003] Esp (CDH )
      Este betún se quiere servir caliente en el lugar donde se a de servir, y conviene ponerle con un pinsel de cerdas de puerco cortadas, a causa que sea fuerte este pinzel, a causa que sea muy áspero.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )
      [...] por lo qual me pareçió ser justa cosa dar notiçia dél y sus virtudes antes de acabar con esta cura, porque lo que los palitos del lantisco en este caso azen, lo azen los deste árbor con mucha ventaja, y ningún hysopillo ay de polvos ny çerdas para linpiar dientes que tan bien lo haga como son las hojas deste árbor, verdes o secas, siendo mascadas y refregados los dientes con ellas [...].
    • c1618 Silva Figueroa, G. Comentarios [1903-1905] I, 385 Esp (CDH )
      [...] hazia atras tenia el cabello mas creçido, que le cubria media çeruiz, y la barua mucho menos larga que los personages graues, pero iguales á los que traian el auano de çerdas y quitasol.
    • 1644 Mtz Espinar, A. Arte Ballestería [1946] Esp (CDH )
      Mátanse con alares, que son las perchas de cerdas; de éstas llenan las laderas y cerros, donde comúnmente habitan, poniendo en todas las veredas su lazo, y las que les parece son anchas, las cubren con las ramas o tomillos del mismo monte.
    • 1653 Gracián, B. El Criticón 2.ª parte [1939] Esp (CDH )

      — Yo soi delicado, hanme criado con regalo. ¿Yo, ayunar? Bien podrían enterrarme al otro día. No puedo sufrir las costuras del cambrai: ¡qué sería el saco de cerdas!

    • 1654 Zabaleta, J. Día fiesta [1983] 186 Esp (CDH )
      Con lazos de cerda cogen los muchachos a los pájaros; con estos cabellos coge el diablo muchas veces a los hombres que quieren parecer muchachos.
    • 1676 Santa Inés, F. Crón prov SGregorio Magno Filipinas [1892] Filipinas (CDH )
      Mortificaba su cuerpo con ásperos cilicios, unos de cerdas, otros de rallos, y otros de alambre, y todos bien penosos y con tal continuación, que traía rasgadas las carnes y llenas de llagas como un San Lázaro. Las disciplinas eran también sobremanera penosísimas, por caer como caían sobre la carne lastimada, añadiendo á un dolor otro dolor, y á una llaga otra llaga, multiplicándolas en tantas, que ya no había en su cuerpo cosa sana. En fin, su rigor fué tal, que todos le tenían ya por dechado de penitencia.
    • 1705 Lantery, R. Memorias [1949] 9 Esp (CDH )
      [...] don Roberto Mariet, su compañero, por dichas cuentas, porque me dieron a entender que todo se había perdido, por ser alcaparras y otros frutos de Mallorca, y unas cajas de botones de cerda que todavía estaban en la Aduana, que por no ser ya del uso, no las habían querido sacar de la Aduana, pero como fuí reconociendo con el tiempo que estaban bien bajos en sus dependencias, no les quise molestar ni romper con mis amigos en materia de maravedises.
    • 1761 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios de cirugia p. 141 Esp (BD)
      Mojese en esta mezcla bien derretida un cepillo de cerda delgada, y con este cepillo apliquese este emplasto sobre tafetan negro bien tenso.
    • 1785 Anónimo "Esencia xabon" [01-11-1785] p. 345 Memorial Literario Instructivo y Curioso de la Corte de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Echense sobre las manchas dos ó tres gotas de la esencia, ó mas, segun el tamaño de aquella, y frotesela bien con un cepillo pequeño de cerda dura.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 714 Ecuador (CDH )

      Pocos hay que tengan algún pedazo de sotana, y apenas alcanzamos con que cubrirnos decentemente. Sírvenos de cobertor una especie de silicio, hecho de no sé qué cerdas agudas y asperísimas. Un trozo de jerga viene á ser la cama, y aun estas dos cosas, como luego se pudren, nos faltan muchas veces y no se consiguen sin dificultad.

    • 1794 Carbonell, A. Trad Encyclopedia metódica. Fábricas, I p. 118 Esp (BD)
      Estas cerdas sirven para hacer telas muy claras (llamadas teletas), que sirven para varios usos, como tamices, arcos de instrumentos de música, codales para pescar, cucardas, etc. En otro tiempo se hacian telas para tontillos, que ademas se engomaban para entretelar los vestidos y otras cosas [...]. La cerda que se emplea en los usos que acabamos de indicar, no necesita mas preparaciones que las mencionadas. Las telas que se fabrican con cerda lista nunca pasan del largo de las cerdas, aunque se escogen las mas largas para este objeto: se texen en telar con lizos de pasos sencillos como las telas ordinarias. Son estas telas de uno ó muchos pelos, y las que sirven para hacer sacos, para conservar las ubas en las cepas durante el invierno, se hacen de pelo sencillo, asi como los cedazos y otros objetos, multiplicandose los pelos segun se quieree. Tambien se usa para las bufandas que gastan las mugeres telas de cerda de seis, ocho y diez pelos, asi en urdimbre como en trama
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
      El señor Slade estaba acostado en un sofá de cerda en mangas de camisa, sin chaleco, sin corbata y sin botas, y en una silla, al lado del sofá, había una botella de coñac, otra de agua y un vaso. Daniel no conocía, sino de vista, al cónsul de los Estados Unidos. Pero conocía muy bien a su nación.
    • 1856 Sáez Montoya, C. Metalurgia [1856] Esp (CDH )

      Herramientas y útiles empleadas en el moldeo. La herramienta que se emplea en esta fabricación, es en parte propia del obrero y parte del taller. La del obrero se reduce á tres paletas de acero, una en forma de corazón, otra rectangular y la otra en forma de gubia con objeto de alisa, cortar y arreglar los moldes; una serie de espátulas de diferentes formas y tamaños también de acero; un cuchillo, un cepillo de cerda de jabalí [...].

    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Esta familia vivía en un piso segundo de la calle de Atarazanas, y tenía en la sala sillería de cerezo con asiento de tejido de cerda negra sobre mullido de pelote; alfombras catalanas junto al sofá y la consola; sobre ésta, dos floreros, cuyos ramilletes eran de obleas y hechos por «la chica»; un espejito sobre ellos, de vara en cuadro, con marco dorado [...].
    • 1881 Glz Marti, M. Manual vidriero [1881] Esp (CDH )
      Una brocha no es más que un hacecillo de cerda fijo á un mango de madera, al que está fuertemente sujeta con una guita ó bramante.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 122 Esp (CDH )
      [...] que si don Saturnino fuera tan atrevido que se decidiera a engendrar un Bermúdez, éste saldría ya diácono por lo menos, según Frígilis. Era el arqueólogo bajo, traía el pelo rapado como cepillo de cerdas negras; procuraba dejar grandes entradas en la frente y se conocía que una calvicie precoz le hubiera lisonjeado no poco.
    • 1888 Martín Santiago, J. Material telegráfico [1888] Esp (CDH )

      Escobillón.– Sirve para limpiar los aisladores; será de cerda fuerte, y llevará su cubo de hierro, con tornillo, para que pueda ajustarse al mismo ástil de la horquilla y de la podadera [...].

    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] Esp (CDH )
      Las sillerías, de caoba, con embutidos de limoncillo y asientos de tejidos de cerda; el reloj de sobremesa, los candelabros de plata, dorada; el retrato de cuerpo entero, obra del pincel de Salvá * o de Bardeló; * el papel aterciopelado en las paredes, las cortinillas de tafetán encarnado en las vidrieras de las alcobas, y la alfombrita delante de cada puerta y de cada mueble importante de la sala [...].
    • 1889 Hidalgo Terrón, J. Equitación [1889] Esp (CDH )

      Concluiremos diciendo que si se usa vara, la mejor es la de membrillo, porque no lastima ni señala al caballo; su largo ha de ser de cuatro piés todo lo más; que el látigo debe ser del mismo largo, con armadura de cerda y ballena, tejido de cuerda de guitarra en su parte exterior [...].

    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Los embadurnados se darán con una brocha ó con un grueso pincel de cerdas bien mojadas en la mezcla predicha, y se aplicarán á toda la superficie de la cepa, sin respetar yemas ni aun los cortes dejados por las podas.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
      Paños a mano y colgados en un rodillo turnante, una escoba corta y cogedor en el cubo del carbón, y un cepillo fuerte de cerda, con mango largo para limpiar la placa de la cocina.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cuba (CDH )
      Peinaba al enfermo, le perfumaba la barba con un pulverizador que traía ella misma y le frotaba con un guante de cerdas los riñones. La presencia de aquella mujer tan dulce y cariñosa le levantaba el espíritu.
    • 1921 Palacio Valdés, A. Novela Novelista [1922] Esp (CDH )
      Me enseñaba el modo de atar la carga con la gran soga de cerda y me permitía ayudarle en esta importante operación montando sobre el montón de heno o helecho para prensarlo.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Colombia (CDH )
      Los hombres se apearon, y con los ronzales de cerda torcida que servían de rendaje, amarraron los trotones bajo el samán * de la entrada y avanzaron con los bayetones al hombro. Alrededor del cuero en que don Rafo había extendido la chuchería se acuclillaron indolentes.
    • 1934 Anónimo El fascismo en bancarrota. Sigue disminuyendo el comercio exterior de Italia El Socialista, 18 de septiembre de 1934 Esp (CDH )

      Se han incluído nuevos artículos en la lista de los que precisan una autorización del ministro de Hacienda para poder ser importados a Italia. Estos artículos son: quesos, manteca de cerdo, cinc, celuloide, brochas de cerda, gafas.

    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 37 Perú (CDH )
      Teniendo absoluta necesidad de él, había que amarrarlo de noche, pero con soga de cerda o cuero, porque se comía las de fibra de pate o penca.
    • 1951 Cabezas, J. Cartilla Colmenero [1951] Esp (CDH )

      El cepillo debe considerarse también como imprescindible. Ha de tener tan sólo una fila de cerdas de al menos cinco centímetros de longitud, muy blandas y blancas.

    • 1967 Benet, J. Región [1996] Esp (CDH )
      [...] en los que quedaba un poco de tierra seca, un insecto seco y un estropajo que contaba la edad del siglo, la misma de una escobilla de cerdas y un costurero en cuyo interior se acumulaban largas tiras de un paño amarillento, unas muestras de terciopelo y unos antiguos patrones cortados en hojas de periódicos con las notas de sociedad y actualidad de treinta años atrás [...].
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 214 Perú (CDH )
      Fuentes se metió la escobilla de dientes a la boca y casi se muere al pensar que podía haberse tragado una cerda. A Del Castillo su mamá le compró un turrón para que le perdiera el miedo a la hostia y llegó sobradísimo diciendo que ya había probado, que no sabía a nada y que se deshacía solita en la boca.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      Seleccionada corbata a toda velocidad y dispuesto a no salir descalzo, tuve que retirar un pulverizador de laca, una bolsa de algodones multicolores y un curvo cepillo de cerdas rojas y mango retorcido, cuya función, siendo las siete y cuarenta, me guardé de averiguar, todo ello encaminado a sentarme en el borde de la cama, adonde acudió Mary por si la desnudaba.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )
      Jabón, cepillo de cerdas y toallas desechables.
    • 1991 Chao Ebergenyl, G. Los Altos [1991] México (CDH )
      Su sorpresa fue mayor al encontrar un pocillo con agua caliente, una brocha de cerdas, un jabón y una cuchilla de afeitar que, en conjunto, tenía un aspecto menos comestible que el contenido de la bandeja anterior.
    • 1991 Marsigno, A. Jardinería hogar [1991] Argentina (CDH )
      En el caso de cactus y/o suculentas, también limpiarlas con un pincel, de cerdas firmes.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo de cepillo, de brocha, etc., de materia animal o artificial.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
      La Chong, con un manto rojo y aretes de oro, de perfil, la mirada perdida, enseñaba un cepillo de largas cerdas, o un caza-moscas. Carita desataba un pergamino y recibía de la Si-Yuen un pincel. Una obesa sostenía un recipiente rojo y un asta con cuatro argollas, la otra, con los piececillos blancos en la espuma, abría la mano izquierda en U, como si mostrara una flor y separaba los deditos puntiagudos y desparramados de la derecha liberando monedas —o mendrugos.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] 337 Colombia (CDH )

      La hermana, dejándose llevar por el optimismo, decidió cepillar el traje de ceremonia obispal del Superior; lo sacó con cuidado, lo extendió sobre la consola y comenzó a pasar sobre él las cerdas finas del cepillo de tela.

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo de cepillo, de brocha, etc., de materia animal o artificial.
    • 2004 Merino, O. Espuelas de papel [2004] Esp (CORPES)
      Allá abajo, siempre hacia la misma hora, el Perro silbaba y, calzado con botas de pescador que le llegaban hasta las rodillas, se encaramaba al remolque aupándose en sacas de carbón apiladas. Mientras restregaba con un cepillo de cerdas el piso y las paredes sucias de sangre y excrementos, lanzaba maldiciones al aire. Los condenados simulaban ladridos desde la cubierta y el Perro los insultaba haciendo bocina con las manos.
    • 2013 Moreno, L. Va luz Esp (CORPES)
      Todavía tienen que fregar todo el suelo de la casa antes de que llegue el momento del baño al aire libre. Seguramente tendrán también que limpiar el váter y el lavabo, la niña observará con atención cómo Ivana mete dentro del váter una escobilla de cerdas despeinadas y raspa enérgica. No funciona muy bien todo el asunto de la cisterna y etcétera.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Pelo de cepillo, de brocha, etc., de materia animal o artificial.
    • 2020 Sanz Valencia, G. P. / Vargas Morales, S. / Hurtado Velasco, R. V. "Desinfección boca, paciente periodontitis" vol. 15, n.º 38 Revista de investigación e información en salud (Cochabamba) Bo (CORPES)
      El diagnóstico fue Periodontitis, Estadio III, Grado B Generalizada, con un pronóstico bueno para las piezas presentes en boca. El tratamiento comenzó con la motivación y el compromiso de la paciente a seguir específicamente todas las instrucciones e indicaciones para el control de su enfermedad, explicándole la importancia de tener un periodonto estable, base para cualquier tratamiento de rehabilitación que ella requiera. Seguidamente, se le instruyó el control mecánico de placa bacteriana (técnica de cepillado CHARTERS e higiene interproximal), recomendando la compra de un nuevo cepillo de cerdas suaves.
    1. s. En ocasiones, como complemento de cedazo o de tamiz.
      docs. (1488-1996) 20 ejemplos:
      • 1488 Anónimo "Inventario de una botica de Zaragoza" p. 126 Inventarios aragoneses siglos XIV y XV Esp (BD)
        3. Un tamiciquo de cerdas.
      • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
        La carne de membrillo se debía colar con el cedazo de cerda y elaborarse con azúcar clarificada y espumada (Quiroz Chueca, 1986: 212-213).
      • 1488 Anónimo "Inventario de una botica de Zaragoza" p. 126 Inventarios aragoneses siglos XIV y XV Esp (BD)
        3. Un tamiciquo de cerdas.
      • 1529 Anónimo LGuisados Nola [1929] Esp (CDH )

        Toma cuantas guindas quisieres y ponlas en una caza *al fuego y echarás agua de sí, *y déjalas cocer en esta agua hasta que se tornen muy tiernas y parecen blancas; y después echa a mal *aquella agua suya en que se cocieron; después toma un cedazo de cerdas muy ralo, *que se puedan colar y fregarlas *tanto con las manos que pasen todas.

      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

        [...] e después cuélanlo por un cedazo de cerdas no muy ralo, porque el orijo se quite e quede líquido el licor o bálsamo artificial, e ponen aparte lo limpio, en sus botes o redomas [...].

      • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )

        A una señora flaca que era amiga de uno que se llamaba Marco de Cerdeña, le dijo uno:

        —Parece que le dan a vuestra merced a comer cada día un marco de pan pasado por cedazo de cerdas.

        5

        A una mujer muy enjuta de pechos le dijo un estudiante que parecía gallina que le han sacado las pechugas para manjar blanco.

      • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
        [...] , una romana grande y otras pequeñas y pesos y pesas de balanças, una cantidad de sacabocados, cedaços de cerdas para cerner las gomas y otras cosas tocantes a la materia de fuegos y engranar la pólvora y otras innumerables cosas que dexo de dezir por no ser molesto a vuestra señoría.
      • 1656 Anónimo Tasacion botica Miguel F. Barea Documentos procedentes del archivo provincial de Toledo (1580-1664) Esp (CDH )
        Tres cedaçillos de seda y uno de cerdas hordinario y otro de çerdas para pulrgas [sic] de (?), en quatro rreales.
      • 1790 Jovellanos, G. M. Diario 1790 [1994] Diario Esp (CDH )

        Ya se hacen en las inmediaciones de Oviedo, y allí se tiñe la mimbre. Muchos cedazos de cerda y buenos aros se hacen en Villaviciosa, y también los de velo de seda o gasa; uno y otro se tejía allí. Gran diferencia entre los prados particulares y los comunes; ruin pastos, lleno de maleza; poca hierba (entre La Pola y Nava).

      • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] Diario Esp (CDH )

        [...] redúcese cada una a dos grandes cedazos cilíndricos, el interior de cerda y el exterior de seda; cae la harina en el primero desde un recipiente que está en lo alto del cajón, por un cañón de hoja de lata como de tres pulgadas de diámetro, y movida la máquina en derredor, suelta toda la harina en el cedazo exterior, cayendo los salvados gruesos por lo más bajo (supónese que están en pendiente suave) [...].

      • c1800 Anónimo Añadidos Materia médica Montegón [1944] Argentina (CDH )
        Se tomarán las Naranjas mas finas y maduras, se cortan travesalmente en dos pedazos, se pone un tamiz de cerda sobre la basija donde deben exprimirse unas despues de otras, hasta que no dejen jugo: se juntan las semillas á un lado del tamiz, ó se sacan para que el jugo no se ponga amargo [...].
      • 1822 Anónimo Repostero famoso [1822] Esp (CDH )
        Se toma una libra de sangüesas con cuatro onzas de grosellas encarnadas, se pasan por cedazo de cerda, se desecan á fuego lento hasta que se reduzcan á la mitad, se cuece hasta el punto de pluma una libra y cuarteron de azúcar, se revuelve hasta tener lo bastante, se deja enfriar un poco, se incorpora despues la fruta, se mezcla bien, y por último se echa en los moldes ó cajetas.
      • 1870 Barrios, C. Nociones artillería I [1870] Esp (CDH )
        Para conseguirlo, se verifica la primera limpia colocando el producto del graneo en unos cedazos de cerda, á los que se da el mismo movimiento que á las cribas, á fin de que se cierna el polvo á polvorin, y pasándolo despues á una criba igualadora, se separan los pedazos de mayor tamaño. Estos y el polvorin vuelven de nuevo á los morteros, y en union de otros ingredientes, llegan á constituir nuevas pastas.
      • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
        Se pasa el primer caldo por tamiz de cerda, dejando que la carne escurra bien.
      • 1913 Pardo Bazán, E. Cocina española [2003] Esp (CDH )
        [...] luego se pica menudísima, y se pasa por tamiz de cerda, hasta que forme una pasta como mermelada; entonces se sala, y se añade un vasito de coñac y una sazón de pimienta bastante enérgica.
      • 1940 Mestayer Echagüe, M. Enciclopedia culinaria [1998] Esp (CDH )

        Una vez fríos pónganse los sesos en un plato hondo; macháquese hasta ponerlo en puré; pásese por un tamiz de cerda; póngase en un plato hondo; adiciónense al puré de seso tres decilitros de gelatina de carne aromatizada de vino y derretida; mézclese bien y déjese enfriar perfectamente.

      • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
        En España, el azafrán así separado de la flor se coloca sobre cedazos de cerda casi siempre, que se calientan sobre hormillas o braseros con las brasas mortecinas o cubiertas parcialmente de ceniza, con objeto de evitar el fuego demasiado vivo. Después de someterlo a esta operación, cada 5 kg. de azafrán quedan reducidos a 1.
      • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
        La carne de membrillo se debía colar con el cedazo de cerda y elaborarse con azúcar clarificada y espumada (Quiroz Chueca, 1986: 212-213).
      • 1488 Anónimo "Inventario de una botica de Zaragoza" p. 126 Inventarios aragoneses siglos XIV y XV Esp (BD)
        3. Un tamiciquo de cerdas.
      • 1529 Anónimo LGuisados Nola [1929] Esp (CDH )

        Toma cuantas guindas quisieres y ponlas en una caza *al fuego y echarás agua de sí, *y déjalas cocer en esta agua hasta que se tornen muy tiernas y parecen blancas; y después echa a mal *aquella agua suya en que se cocieron; después toma un cedazo de cerdas muy ralo, *que se puedan colar y fregarlas *tanto con las manos que pasen todas.

      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

        [...] e después cuélanlo por un cedazo de cerdas no muy ralo, porque el orijo se quite e quede líquido el licor o bálsamo artificial, e ponen aparte lo limpio, en sus botes o redomas [...].

      • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )

        A una señora flaca que era amiga de uno que se llamaba Marco de Cerdeña, le dijo uno:

        —Parece que le dan a vuestra merced a comer cada día un marco de pan pasado por cedazo de cerdas.

        5

        A una mujer muy enjuta de pechos le dijo un estudiante que parecía gallina que le han sacado las pechugas para manjar blanco.

      • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
        [...] , una romana grande y otras pequeñas y pesos y pesas de balanças, una cantidad de sacabocados, cedaços de cerdas para cerner las gomas y otras cosas tocantes a la materia de fuegos y engranar la pólvora y otras innumerables cosas que dexo de dezir por no ser molesto a vuestra señoría.
      • 1607 Rojas, C. Sumario milicia [2003] fol. 99r Esp (CDH )
        [...] y para ber si está en su punto para poderla granear, se tomará una poca de aquella pasta y puesta sobre la mano con saliba yrla ablandando, y si estubiere bien blanda como sebo, y que no tenga granillos, se podrá granear en un cedaço de pergamino agujerado muy menudo y se yrá çerniendo hasta que toda pase por él, y luego tornarla a cerner con un çedaço de zerdas, para que quede la pólvora hecha granos en el çedaço, y el polvo cayga abajo [...].
      • 1611 Mtz Montiño, F. Arte cozina [1611] Esp (CDH )
        [...] y luego tendrás la carne de quatro pichones asados y descarnados, y quitados los pellejos, y se picará muy bien, y se majará con las almendras, y se ha de passar por la estameña, echándole en el almirez onça y media de agua de azahar, y quatro yemas de hueuos, y medio quartillo de natas, y vn poco de olor, y con esto lo acabarás de majar, y pássalo por la estameña, o cedacillo de cerdas, de manera que passe toda, saluo algunos granillos de las almendras que quedarán en el cedacillo [...].
      • 1656 Anónimo Tasacion botica Miguel F. Barea Documentos procedentes del archivo provincial de Toledo (1580-1664) Esp (CDH )
        Tres cedaçillos de seda y uno de cerdas hordinario y otro de çerdas para pulrgas [sic] de (?), en quatro rreales.
      • 1790 Jovellanos, G. M. Diario 1790 [1994] Diario Esp (CDH )

        Ya se hacen en las inmediaciones de Oviedo, y allí se tiñe la mimbre. Muchos cedazos de cerda y buenos aros se hacen en Villaviciosa, y también los de velo de seda o gasa; uno y otro se tejía allí. Gran diferencia entre los prados particulares y los comunes; ruin pastos, lleno de maleza; poca hierba (entre La Pola y Nava).

      • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] Diario Esp (CDH )

        [...] redúcese cada una a dos grandes cedazos cilíndricos, el interior de cerda y el exterior de seda; cae la harina en el primero desde un recipiente que está en lo alto del cajón, por un cañón de hoja de lata como de tres pulgadas de diámetro, y movida la máquina en derredor, suelta toda la harina en el cedazo exterior, cayendo los salvados gruesos por lo más bajo (supónese que están en pendiente suave) [...].

      • c1800 Anónimo Añadidos Materia médica Montegón [1944] Argentina (CDH )
        Se tomarán las Naranjas mas finas y maduras, se cortan travesalmente en dos pedazos, se pone un tamiz de cerda sobre la basija donde deben exprimirse unas despues de otras, hasta que no dejen jugo: se juntan las semillas á un lado del tamiz, ó se sacan para que el jugo no se ponga amargo [...].
      • 1822 Anónimo Repostero famoso [1822] Esp (CDH )
        Se toma una libra de sangüesas con cuatro onzas de grosellas encarnadas, se pasan por cedazo de cerda, se desecan á fuego lento hasta que se reduzcan á la mitad, se cuece hasta el punto de pluma una libra y cuarteron de azúcar, se revuelve hasta tener lo bastante, se deja enfriar un poco, se incorpora despues la fruta, se mezcla bien, y por último se echa en los moldes ó cajetas.
      • 1822 Anónimo Apéndice Cocinera económica III [1822] Esp (CDH )
        Se escaldan cuatro onzas de almendras dulces, se pelan, se machacan arrosándolas de cuando en cuando con un poco de leche, se pasan por un tamiz fino de cerda [...].
      • 1870 Barrios, C. Nociones artillería I [1870] Esp (CDH )
        Para conseguirlo, se verifica la primera limpia colocando el producto del graneo en unos cedazos de cerda, á los que se da el mismo movimiento que á las cribas, á fin de que se cierna el polvo á polvorin, y pasándolo despues á una criba igualadora, se separan los pedazos de mayor tamaño. Estos y el polvorin vuelven de nuevo á los morteros, y en union de otros ingredientes, llegan á constituir nuevas pastas.
      • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
        [...] se rehoga al fuego durante cuatro minutos, se añade el hígado cortado también en daditos, se rehoga aún cuatro minutos, se deja enfriar, se machaca todo y se cuela por el cedazo de cerda [...].
      • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
        Se pasa el primer caldo por tamiz de cerda, dejando que la carne escurra bien.
      • 1913 Pardo Bazán, E. Cocina española [2003] Esp (CDH )
        [...] luego se pica menudísima, y se pasa por tamiz de cerda, hasta que forme una pasta como mermelada; entonces se sala, y se añade un vasito de coñac y una sazón de pimienta bastante enérgica.
      • 1940 Mestayer Echagüe, M. Enciclopedia culinaria [1998] Esp (CDH )

        Una vez fríos pónganse los sesos en un plato hondo; macháquese hasta ponerlo en puré; pásese por un tamiz de cerda; póngase en un plato hondo; adiciónense al puré de seso tres decilitros de gelatina de carne aromatizada de vino y derretida; mézclese bien y déjese enfriar perfectamente.

      • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
        En España, el azafrán así separado de la flor se coloca sobre cedazos de cerda casi siempre, que se calientan sobre hormillas o braseros con las brasas mortecinas o cubiertas parcialmente de ceniza, con objeto de evitar el fuego demasiado vivo. Después de someterlo a esta operación, cada 5 kg. de azafrán quedan reducidos a 1.
      • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
        La carne de membrillo se debía colar con el cedazo de cerda y elaborarse con azúcar clarificada y espumada (Quiroz Chueca, 1986: 212-213).
      Acepción en desuso
    1. s. f. En particular, pelo de jabalí o de cerdo usado por los zapateros para pasar el hilo al coser con la alezna.
      docs. (1494-1850) 9 ejemplos:
      • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus rerum, Anglicus fol. xviiir Esp (BD)
        El puerco segund que dize Ysydoro enel libro .xij. es vna suzia bestia que se enbuelue enel lodo e enlas suziedades e se fuelga mucho enlos lugares fedientes cuyos pelos son llamados cerdas con que los çapateros cosen los çapatos.
      • 1850 Anónimo "Alambre, cobre, fuslera" (Anuncio) [13-08-1850] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Alambre, cobre, fuslera holandesa [...], cajas de cerdas para zapateros [...]: todos estos géneros y efectos se venden en la calle de la Zarza, núm. 3, tienda, á precios baratísimos, por ser urgente el salir de ellos.
      • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus rerum, Anglicus fol. xviiir Esp (BD)
        El puerco segund que dize Ysydoro enel libro .xij. es vna suzia bestia que se enbuelue enel lodo e enlas suziedades e se fuelga mucho enlos lugares fedientes cuyos pelos son llamados cerdas con que los çapateros cosen los çapatos.
      • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] Esp (CDH )

        Ayer en todo el día no levanté cabeça trabajando con el alesna y cerda, y aún sin dificultad es passada la media noche y ya me desasosiegas en mi dormir. Calla; si no en verdad que te dé con esta horma en la cabeça, que más provecho me harás en la olla cuando amanezca, que hazes ahí vozeando.

      • 1563 Anónimo Valuación Bilbao 215 Colección cédulas Esp (CDH )
        Cerdas de zapateros la libra á trescientos maravedís... 300 /
      • 1614 Fdz Avellaneda, A. Don Quijote [1972] Esp (CDH )

        — ¡Ay, Sancho, y qué duras y ásperas tienes las barbas! ¡Mal aya yo si no parecen cerdas de çapatero!

      • 1625 Anónimo Inventario bienes Juan Laborda fol. 81v Archivo Histórico Provincial Teruel Esp (CorLexIn)
        [...] de alfileres de a doze; una libra de hilera; / una cajuela de çerdas de çapateros; / una cajuela de çerdas de çapateros; quatro gruessas de botones de colores / de seda pequeños; seis gruesas de botones / de seda seuillanos; un millar de / tachuelas de cardero; una libra de / hilo açuel y noguerado de labrar; / seis varas lienço vizcaíno; una pieça / de cotón de Híxar [...].
      • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
        «Marcos Grunio Corocota hago mi testamento. Daré a los zapateros cerdas, a los pleiteantes la cholla, a los sordos orejas, a los abogados y habladores la lengua, a los muchachos la vejiga, a las muchachas la cola.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        SEDA, llaman los Maestros de obra prima á la cerda que usan para coser los zapatos.
      • 1850 Anónimo "Alambre, cobre, fuslera" (Anuncio) [13-08-1850] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Alambre, cobre, fuslera holandesa [...], cajas de cerdas para zapateros [...]: todos estos géneros y efectos se venden en la calle de la Zarza, núm. 3, tienda, á precios baratísimos, por ser urgente el salir de ellos.
      • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus rerum, Anglicus fol. xviiir Esp (BD)
        El puerco segund que dize Ysydoro enel libro .xij. es vna suzia bestia que se enbuelue enel lodo e enlas suziedades e se fuelga mucho enlos lugares fedientes cuyos pelos son llamados cerdas con que los çapateros cosen los çapatos.
      • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] Esp (CDH )

        Ayer en todo el día no levanté cabeça trabajando con el alesna y cerda, y aún sin dificultad es passada la media noche y ya me desasosiegas en mi dormir. Calla; si no en verdad que te dé con esta horma en la cabeça, que más provecho me harás en la olla cuando amanezca, que hazes ahí vozeando.

      • 1563 Anónimo Valuación Bilbao 215 Colección cédulas Esp (CDH )
        Cerdas de zapateros la libra á trescientos maravedís... 300 /
      • 1614 Fdz Avellaneda, A. Don Quijote [1972] Esp (CDH )

        — ¡Ay, Sancho, y qué duras y ásperas tienes las barbas! ¡Mal aya yo si no parecen cerdas de çapatero!

      • 1625 Anónimo Inventario bienes Juan Laborda fol. 81v Archivo Histórico Provincial Teruel Esp (CorLexIn)
        [...] de alfileres de a doze; una libra de hilera; / una cajuela de çerdas de çapateros; / una cajuela de çerdas de çapateros; quatro gruessas de botones de colores / de seda pequeños; seis gruesas de botones / de seda seuillanos; un millar de / tachuelas de cardero; una libra de / hilo açuel y noguerado de labrar; / seis varas lienço vizcaíno; una pieça / de cotón de Híxar [...].
      • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
        «Marcos Grunio Corocota hago mi testamento. Daré a los zapateros cerdas, a los pleiteantes la cholla, a los sordos orejas, a los abogados y habladores la lengua, a los muchachos la vejiga, a las muchachas la cola.
      • 1680 Legislación Cédula real precios [1680] fol. 14v Esp (BD)
        Cada caxa de cerdas de Zapateros, no pueda passar de docientos y setenta y dos marauedis.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        SEDA, llaman los Maestros de obra prima á la cerda que usan para coser los zapatos.
      • 1850 Anónimo "Alambre, cobre, fuslera" (Anuncio) [13-08-1850] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Alambre, cobre, fuslera holandesa [...], cajas de cerdas para zapateros [...]: todos estos géneros y efectos se venden en la calle de la Zarza, núm. 3, tienda, á precios baratísimos, por ser urgente el salir de ellos.
    2. s. f. En particular, pelo de la crin del caballo o filamento de material sintético tensado y sujeto a la vara del arco de violín o de otros instrumentos de cuerda.
      docs. (1598-2010) 21 ejemplos:
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 68 Esp (CDH )
        [...] sobre las cuerdas asidas de las clavijas de acero para que duren, templados de una vez por no esperarlos, y donde a veces acaban las consonancias de los versos los suspiros del alma, y al refregar las cerdas del arco en la resina griega, enjugando para cantar las lágrimas.
      • 2010 Thayer, W. Tecnologías crítica Benjamin y Deleuze Ch (CORPES)
        El nombre de vida (bíos), invertimos ahora los términos, es arco (biós): tensión, vigor, como en el arco tenso del violín de múltiples cerdas. Tenso como testifica la palabra zoé, ese otro nombre de la vida que habla también de tensión, vigor y movimiento. Vida (bíos) como arco (biós) tensado, tiene su contrario en el arco (biós) distenso, la cuerda suelta, floja, desagregada, la muerte.
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 68 Esp (CDH )
        [...] sobre las cuerdas asidas de las clavijas de acero para que duren, templados de una vez por no esperarlos, y donde a veces acaban las consonancias de los versos los suspiros del alma, y al refregar las cerdas del arco en la resina griega, enjugando para cantar las lágrimas.
      • 1608 Balbuena, B. Siglo Oro selvas Erífile [1821] 52 Esp (CDH )
        / ¿Quien es el que á la sombra deleitosa / Está sentado al pie de aquella encina? / ¡O vida dulce de quietud sabrosa! / El rabel toma y á cantar se inclina, / Ya ata el arquillo y templa el rabelejo, / Y las cerdas refriega en la resina: / Llegue yo en esta vida á ser muy viejo, / Entre cabras, ovejas y pastores, / Y mande quien quisiere allá en concejo.
      • p1617 Anónimo Poesía Poesías atribuidas a Góngora Esp (CDH )
        En vuestras manos ya creo / el plectro, Lope, más grave, / y aun la violencia süave / que a los bosques hizo Orfeo, / pues cuando en vuestro museo / por lo blando y cebellín / cerdas rascáis al violín, / no un árbol os sigue, o dos, / mas descienden sobre vos / las piedras de Valsaín.
      • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 83 Esp (CDH )
        [...] como las fuertes palmas, / que resistiendo al peso, / levantan más los ramos victoriosos. / De este feliz suceso / pasé a la Dragontea, / y las cerdas del arco, / a pesar de Aristarco, / en la resina indiana; / allí, dulces e infusas, / las antárticas musas / ciñeron de corales, como grana / del rojo pez de Tiro, / mis sienes españolas, / y codició su alar con altas olas / agradecer al Tajo / tan lucido trabajo / en término tan breve. /
      • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 685 Esp (CDH )
        [...] y mil razones tienen, / pues que sólo a cantar en ellos vienen: / que mal cantara un hombre si supiera / que había luego de sacar la espada, / que tanto el pecho altera, / ni pudiera formar la voz turbada; / que hay mucha diferencia si se mira, / de dar en los broqueles o en las cuerdas, / pasar la espada el pecho, o por la lira / el arco hiriendo las pegadas cerdas. /
      • 1726 RAE DiccAutoridades s. v. arco (NTLLE)
        ARCO. Se llama tambien el instrumento con que se toca el violón ó violín, el qual tiene una cuerda formada de unas cerdas mui tirantes, las quales se untan, y en cierta manéra se engóman con lo crasso del incienso, ú otra espécie de goma, passándolas y repassándolas por ella, para que assi puedan herir las cuerdas del violón, ó violín, y hacerlas sonar.
      • 1798 Díez Glz, S. / Valbuena, M. Trad Conversaciones vicios teatro moderno p. 122 Esp (BD)
        Por lo que es facil de creer que habiendo tomado la lira la forma de nuestro violin, tomasen tambien los antiguos de este plectro la figura del arco, con cuyas cerdas se excita el sonido del violin.
      • 1801 Anónimo (S.) "Consejo sugeto" [03-11-1801] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Inventó el Dios Apolo el instrumento del violin [...] y el caballo Pegaso le dio las cerdas de su cola para formar el arco. [...] Hecho ya todo quiso probar éste [Júpiter] su gran habilidad, y frotando las cerdas del arco sobre las cuerdas bien templadas, no podia hacer sonar el precioso instrumento.
      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] Esp (CDH )
        Discurrí pues, que siendo aquella una reunion de diplomáticos, ningun disfraz podia convenirme mejor que el de diplomático, acordándome tambien de aquel ingenioso hermano que deseando asistir á un concierto para el cual no estaba convidado inventó fingirse músico, y tomando un violin y untando las cerdas del arco con sebo se dirigió al salon, entró sin obstáculo por parte del revisor de billetes [...].
      • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] s. v. cembalo de arco Esp (BD)
        Cembalo de arco. Fué inventado en 1757 por Hohlfeld [...]: sus cuerdas de tripa se hacina vibrar por medio de un arco con cerdas, al que daba movimiento una rueda; con cuyo mecanismo se prolongaban los sonidos como en el violin.
      • 1870 Eslava, H. De la instrumentación p. 5 Esp (BD)
        Estas notas producidas por la sola frotación de las cerdas del arco sobre las cuerdas, se llaman sonidos al ayre, para distinguirlos de los que se obtienen acortando momentaneamente la longitud de la cuerda por medio de los dedos de la mano izquierda, y obteniendo de este modo sonidos mas agudos.
      • 1886 Anónimo "Funcion de tarde" [24-01-1886] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
        A un violinista que enceraba las cerdas del arco, gritó un ciudadano de sotabanco: ―¡Otra que Dios! ya te podias limpiar las uñas en tu casa.
      • 1905 Nogales, J. "De camino" [07-08-1905] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
        Uno de los hombres llevaba á la espalda un fardel blanco, asomando la contera metálica de un arco de cerdas.
      • 1920 Anónimo (R.) "Juan Manén-Pura Lago" [03-03-1920] El Orzán: Diario Independiente (La Coruña) Esp (HD)
        A todo esto diremos a ustedes que el violín de Manén es un inclusero relativamente moderno y montado no muy alto y que arranca esos sonidos asombrosos que, cuando quiere, hacen vibrar todo el teatro, con las cerdas del arco casi pegadas a la vara de puro flojas.
      • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] 52 El Salvador (CDH )
        Regañaba a los muchachos con voz desgarrante como cuando el arco no tiene suficiente pez en la cerda y resbala escalofriando. Aquella marquita dorada y redonda que había en el interior del violín, en don Federico estaba representada por un gran reló dioro, que cargaba en la bolsa diarriba del chaleco dende que hizo su primera comunión.
      • 1965 Manén, J. "Problemas violín III" [01-12-1965] Ritmo: Revista Musical Ilustrada (Madrid) Esp (HD)
        Aconsejo también no distender demasiado las cerdas del arco. Su excesiva tirantez se presta a que éste rebote un tanto, y hasta con harta frecuencia, por poco que la mano se sienta insegura.
      • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Argentina (CDH )
        El recubrimiento, por lo tanto, resulta imprescindible para proteger las partes de madera de la humedad, el roce ocasional de las cerdas del arco, y la grasitud de la transpiración de manos y cuello del violinista.
      • 2005 Ruiz Baldelomar, L. "Sixto violonchelista Nicaragua" La Prensa.com.ni Ni (CORPES)
        Es así que todavía no cuenta con uno propio. "Un violonchelo regular cuesta cuatro mil dólares, pero uno bueno puede alcanzar los diez mil. Sólo el arco cuesta 850 dólares, las cerdas del arco no menos de 20 y las cuerdas unos 150 dólares. Casi nadie en este país puede costear eso", detalló.
      • 2010 Rolón, G. Padecientes Ar (CORPES)
        Pablo asiente y por unos minutos, sólo la música habita el cuarto. Cuando ella deja de tocar, afloja las cerdas del arco sosteniendo el violín apoyado entre el hombro y el mentón sin usar las manos, lo guarda, saca el soporte y vuelve a colocar el violín en el estuche. –Sé que debés estar acostumbrada a que te digan esto, pero estoy muy asombrado.
      • 2010 Thayer, W. Tecnologías crítica Benjamin y Deleuze Ch (CORPES)
        El nombre de vida (bíos), invertimos ahora los términos, es arco (biós): tensión, vigor, como en el arco tenso del violín de múltiples cerdas. Tenso como testifica la palabra zoé, ese otro nombre de la vida que habla también de tensión, vigor y movimiento. Vida (bíos) como arco (biós) tensado, tiene su contrario en el arco (biós) distenso, la cuerda suelta, floja, desagregada, la muerte.
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 68 Esp (CDH )
        [...] sobre las cuerdas asidas de las clavijas de acero para que duren, templados de una vez por no esperarlos, y donde a veces acaban las consonancias de los versos los suspiros del alma, y al refregar las cerdas del arco en la resina griega, enjugando para cantar las lágrimas.
      • 1608 Balbuena, B. Siglo Oro selvas Erífile [1821] 52 Esp (CDH )
        / ¿Quien es el que á la sombra deleitosa / Está sentado al pie de aquella encina? / ¡O vida dulce de quietud sabrosa! / El rabel toma y á cantar se inclina, / Ya ata el arquillo y templa el rabelejo, / Y las cerdas refriega en la resina: / Llegue yo en esta vida á ser muy viejo, / Entre cabras, ovejas y pastores, / Y mande quien quisiere allá en concejo.
      • 1612 Vega Carpio, F. L. Pastores Belén [1991] 88 Esp (CDH )
        / Todas las cuerdas de su dulce lira / el desengaño rompa, y quiebre el arco / que las cerdas pasó por la mentira.
      • p1617 Anónimo Poesía Poesías atribuidas a Góngora Esp (CDH )
        En vuestras manos ya creo / el plectro, Lope, más grave, / y aun la violencia süave / que a los bosques hizo Orfeo, / pues cuando en vuestro museo / por lo blando y cebellín / cerdas rascáis al violín, / no un árbol os sigue, o dos, / mas descienden sobre vos / las piedras de Valsaín.
      • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 83 Esp (CDH )
        [...] como las fuertes palmas, / que resistiendo al peso, / levantan más los ramos victoriosos. / De este feliz suceso / pasé a la Dragontea, / y las cerdas del arco, / a pesar de Aristarco, / en la resina indiana; / allí, dulces e infusas, / las antárticas musas / ciñeron de corales, como grana / del rojo pez de Tiro, / mis sienes españolas, / y codició su alar con altas olas / agradecer al Tajo / tan lucido trabajo / en término tan breve. /
      • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 685 Esp (CDH )
        [...] y mil razones tienen, / pues que sólo a cantar en ellos vienen: / que mal cantara un hombre si supiera / que había luego de sacar la espada, / que tanto el pecho altera, / ni pudiera formar la voz turbada; / que hay mucha diferencia si se mira, / de dar en los broqueles o en las cuerdas, / pasar la espada el pecho, o por la lira / el arco hiriendo las pegadas cerdas. /
      • 1726 RAE DiccAutoridades s. v. arco (NTLLE)
        ARCO. Se llama tambien el instrumento con que se toca el violón ó violín, el qual tiene una cuerda formada de unas cerdas mui tirantes, las quales se untan, y en cierta manéra se engóman con lo crasso del incienso, ú otra espécie de goma, passándolas y repassándolas por ella, para que assi puedan herir las cuerdas del violón, ó violín, y hacerlas sonar.
      • 1798 Díez Glz, S. / Valbuena, M. Trad Conversaciones vicios teatro moderno p. 122 Esp (BD)
        Por lo que es facil de creer que habiendo tomado la lira la forma de nuestro violin, tomasen tambien los antiguos de este plectro la figura del arco, con cuyas cerdas se excita el sonido del violin.
      • 1801 Anónimo (S.) "Consejo sugeto" [03-11-1801] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Inventó el Dios Apolo el instrumento del violin [...] y el caballo Pegaso le dio las cerdas de su cola para formar el arco. [...] Hecho ya todo quiso probar éste [Júpiter] su gran habilidad, y frotando las cerdas del arco sobre las cuerdas bien templadas, no podia hacer sonar el precioso instrumento.
      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] Esp (CDH )
        Discurrí pues, que siendo aquella una reunion de diplomáticos, ningun disfraz podia convenirme mejor que el de diplomático, acordándome tambien de aquel ingenioso hermano que deseando asistir á un concierto para el cual no estaba convidado inventó fingirse músico, y tomando un violin y untando las cerdas del arco con sebo se dirigió al salon, entró sin obstáculo por parte del revisor de billetes [...].
      • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] s. v. cembalo de arco Esp (BD)
        Cembalo de arco. Fué inventado en 1757 por Hohlfeld [...]: sus cuerdas de tripa se hacina vibrar por medio de un arco con cerdas, al que daba movimiento una rueda; con cuyo mecanismo se prolongaban los sonidos como en el violin.
      • 1870 Eslava, H. De la instrumentación p. 5 Esp (BD)
        Estas notas producidas por la sola frotación de las cerdas del arco sobre las cuerdas, se llaman sonidos al ayre, para distinguirlos de los que se obtienen acortando momentaneamente la longitud de la cuerda por medio de los dedos de la mano izquierda, y obteniendo de este modo sonidos mas agudos.
      • 1886 Anónimo "Funcion de tarde" [24-01-1886] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
        A un violinista que enceraba las cerdas del arco, gritó un ciudadano de sotabanco: ―¡Otra que Dios! ya te podias limpiar las uñas en tu casa.
      • 1905 Nogales, J. "De camino" [07-08-1905] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
        Uno de los hombres llevaba á la espalda un fardel blanco, asomando la contera metálica de un arco de cerdas.
      • 1920 Anónimo (R.) "Juan Manén-Pura Lago" [03-03-1920] El Orzán: Diario Independiente (La Coruña) Esp (HD)
        A todo esto diremos a ustedes que el violín de Manén es un inclusero relativamente moderno y montado no muy alto y que arranca esos sonidos asombrosos que, cuando quiere, hacen vibrar todo el teatro, con las cerdas del arco casi pegadas a la vara de puro flojas.
      • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] 52 El Salvador (CDH )
        Regañaba a los muchachos con voz desgarrante como cuando el arco no tiene suficiente pez en la cerda y resbala escalofriando. Aquella marquita dorada y redonda que había en el interior del violín, en don Federico estaba representada por un gran reló dioro, que cargaba en la bolsa diarriba del chaleco dende que hizo su primera comunión.
      • 1965 Manén, J. "Problemas violín III" [01-12-1965] Ritmo: Revista Musical Ilustrada (Madrid) Esp (HD)
        Aconsejo también no distender demasiado las cerdas del arco. Su excesiva tirantez se presta a que éste rebote un tanto, y hasta con harta frecuencia, por poco que la mano se sienta insegura.
      • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Argentina (CDH )
        El recubrimiento, por lo tanto, resulta imprescindible para proteger las partes de madera de la humedad, el roce ocasional de las cerdas del arco, y la grasitud de la transpiración de manos y cuello del violinista.
      • 2005 Ruiz Baldelomar, L. "Sixto violonchelista Nicaragua" La Prensa.com.ni Ni (CORPES)
        Es así que todavía no cuenta con uno propio. "Un violonchelo regular cuesta cuatro mil dólares, pero uno bueno puede alcanzar los diez mil. Sólo el arco cuesta 850 dólares, las cerdas del arco no menos de 20 y las cuerdas unos 150 dólares. Casi nadie en este país puede costear eso", detalló.
      • 2010 Rolón, G. Padecientes Ar (CORPES)
        Pablo asiente y por unos minutos, sólo la música habita el cuarto. Cuando ella deja de tocar, afloja las cerdas del arco sosteniendo el violín apoyado entre el hombro y el mentón sin usar las manos, lo guarda, saca el soporte y vuelve a colocar el violín en el estuche. –Sé que debés estar acostumbrada a que te digan esto, pero estoy muy asombrado.
      • 2010 Thayer, W. Tecnologías crítica Benjamin y Deleuze Ch (CORPES)
        El nombre de vida (bíos), invertimos ahora los términos, es arco (biós): tensión, vigor, como en el arco tenso del violín de múltiples cerdas. Tenso como testifica la palabra zoé, ese otro nombre de la vida que habla también de tensión, vigor y movimiento. Vida (bíos) como arco (biós) tensado, tiene su contrario en el arco (biós) distenso, la cuerda suelta, floja, desagregada, la muerte.
  5. Acepción en desuso
  6. s. f. germ. Instrumento que sirve para cortar compuesto por un mango y una hoja con filo.
    docs. (1573-2002) 20 ejemplos:
    • 1573 Anónimo Rosa de amores [1963] lxx Esp (CDH )
      En la Montaña esta el Jaque / de mil Fieros rodeado, / Birlos, Jaques, y Mandiles / le tienen acorralado: / vnos juegan de turron, / otros de cerda, y terciado: / mas el Furaño se esfuerça / como esta bien artillado: / tira tajo rompedor, / y reues desaforado, / fuerte estocada de puño, / del rodancho mamparado, / no acomete hombre a el / que no queda lastimado. /
    • 2002 Hnz Alonso, C. / Sanz Alonso, B. Dicc germanía [2002] Esp (BD)
      cerda n. f. 'El cuchillo'.
    • 1573 Anónimo Rosa de amores [1963] lxx Esp (CDH )
      En la Montaña esta el Jaque / de mil Fieros rodeado, / Birlos, Jaques, y Mandiles / le tienen acorralado: / vnos juegan de turron, / otros de cerda, y terciado: / mas el Furaño se esfuerça / como esta bien artillado: / tira tajo rompedor, / y reues desaforado, / fuerte estocada de puño, / del rodancho mamparado, / no acomete hombre a el / que no queda lastimado. /
    • 1609 Chaves, C. Bocabulario Romances Germanía Esp (NTLLE)
      cerda cuchillo.
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 62 Esp (CDH )
      En la montaña esta el Iaque / de mil fieras rodeado. / Birlos, Iaques, y Mandiles / lo tienen acorralado, / vnos juegan de Turron / otros de Cerda, y Terciado. / Mas el Forano se esfuerça / como se siente artillado, / echa tajo rompedor, / y reues desatinado. / Fuerte estocada de puño / del Rodancho bien parado, / a ningun hombre acomete, / que no le dexa lisiado. /
    • 1638 Barrionuevo Moya, J. Soledad entretenida - Esp (FG)
      Y sacando aderezo del Aljaba / Cortóla al punto con su oculta Cerda [...].
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CERDA. En Germania se llama el cuchillo. Juan Hidalgo en su Vocabulario.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. Germ. El cuchillo.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDA, entre Jitanos, cuchillo, V [| utensilio comun, que sirve para muchos usos, especialmente en la mesa para cortár el pan, carne, &c. Fr. Couteau. Lat. Culter. It. Cultello].
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Cerda [...] Cuchillo [| Instrumento de hierro acerado y de un corte sólo, con mango de metal, madera ú otra cosa. Hácese de varios tamaños, según los usos á que se aplica].
    • 1896 Salillas, R. Delincuente español Esp (BD)
      Cerda. f. Cuchillo.
    • 1904 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Cerda: Germ. Cuchillo, instrumento de hierro acerado y de un corte sólo, con mango de metal, madera ú otra cosa, etc.
    • 2002 Hnz Alonso, C. / Sanz Alonso, B. Dicc germanía [2002] Esp (BD)
      cerda n. f. 'El cuchillo'.
    • 1573 Anónimo Rosa de amores [1963] lxx Esp (CDH )
      En la Montaña esta el Jaque / de mil Fieros rodeado, / Birlos, Jaques, y Mandiles / le tienen acorralado: / vnos juegan de turron, / otros de cerda, y terciado: / mas el Furaño se esfuerça / como esta bien artillado: / tira tajo rompedor, / y reues desaforado, / fuerte estocada de puño, / del rodancho mamparado, / no acomete hombre a el / que no queda lastimado. /
    • 1609 Chaves, C. Bocabulario Romances Germanía Esp (NTLLE)
      cerda cuchillo.
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 62 Esp (CDH )
      En la montaña esta el Iaque / de mil fieras rodeado. / Birlos, Iaques, y Mandiles / lo tienen acorralado, / vnos juegan de Turron / otros de Cerda, y Terciado. / Mas el Forano se esfuerça / como se siente artillado, / echa tajo rompedor, / y reues desatinado. / Fuerte estocada de puño / del Rodancho bien parado, / a ningun hombre acomete, / que no le dexa lisiado. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 68 Esp (CDH )
      Comendadores de Bola, / Mercaderes de Nauaja: / Leuadores y Landreros, / que de Bocado jugauan. / Y todos los Murciadores / de Cerda, y de Calabaça: / Boladores, y Salterios, / y oficiales de Tenaza. / Gariteos, y Poleos / aqui tienen su posada: / de aqui los murcigalleros / en la sorna abispedauan. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 81 Esp (CDH )
      La zerra alargo a zerralla, / y todas dandole vozes / arremetieron con el / con Cerdas y con Salones: / Vnas le aferran las anclas, / otras del Baldeo le cogen / otras del Hopo le prendan, / otras le pelan el bosque. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 68 Esp (CDH )
      Gran runfla de Espadachines / Rufeznos de media talla: / tanta de la Mulatesca / de Alares y Demiablanca. / Con guantes descabeçados / con cerdas, y con Estacas: / aqui hazen sus garitos / y traman la Penchicarda. / Muchos de los Fuñadores, / Triscadores de palabra: / aqui fingen las pendencias / para reñir en Tablada. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 80 Esp (CDH )
      / A este garlo llego Izquierdo / su Traynel, y dixo, Ponte / guarnicion contra los tiempos, / si vuiere vientos que soplen, / el Faldudo de Origuela, / la Trauada, y largo Estoque, / y aqueste Remolleron, / que la Mechusa socorre, / aquestos dos milaneses / en las dos Ratas esconde: / Larga Estaca en el Vencejo, / dos cerdas en los balones, / fornece con esto el Arbol / pues en tal rumbo te ponen, / y no calques a Xerez / sino vengado, o tu nombre.
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 82 Esp (CDH )
      Andreza fisgando a vozes: / No es de Godo, estar sin techo / vn Iaque de tanto nombre. / Lorença, y Leonor de Ouiedo / las dos Ratas le recorren, / sacanle los milaneses, / y cerdas de los Balones. / Con vna Cerda en la zerra / llego clamando la Flores: / Soniche godas Marquisas / dad mirlas a mis razones, / y en quanto garlo a este Iaque, / Ginesa colgad del golpe / essa Rueda de Origuela / por mengua de Cantarote. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 84 Esp (CDH )
      Mudo rumbo, y dio en garfiña / rastillaua en cruz y en garo: / soplo el viento, entreuo al guro / fue el Sacre veloz prendado. / Diose el Bramo de sus Flores / fue a la Gura desflorado: / que en la Salud y las Bolas / entraua con red de Payo. / Que sangraua con la cerda, / que cambiaua a plata estaño: / que sornaua con Pescadas / y jugaua de Bocado. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 87 Esp (CDH )
      Ledra Guimara, esse entreuo / no se entrucha con Maladros, / que es mentira, y por el Coyme, / que biue en el alto Claro, / que estoy, por darte vna estiua / o ponerte el mundo llano / arrancandote las Nares / hasta talarte los labios, / y si aqui a tu Iaque viera / no dexara del pedaço. / Diziendo aquesto el Baldeo / en puño, mas vn Chulamo / que acompañaua la Iça, / y le seruia de Reclamo, / con vna Cerda en la zerra, / y vna Arista en la otra mano / llegandose junto al Iaque / le responde. Cesse el garlo, / que a estar aqui Tarragon, / no garlaras tan Altano. /
    • 1609 Anónimo Romances germanía [1945] 63 Esp (CDH )
      Siruiole Iuan Hartiero / en Estafas, y Rastillo / por que le enseñe la Pala, / y terciar en vn Ruydo. / Molina el del tercio menos / le a palmado en vn camino, / de su Cerda Cerradero, / ni Cica no se le a ydo. / De Guzpataro, o Escala / no se le escapa Castillo, / gran hombre de vn madrugon, / y al guesped dexar dormido, / Oficial de adouar puertas, / porque no hagan ruydo, / cura cerrojos chismeros, / hazeles comer tocino. /
    • 1638 Barrionuevo Moya, J. Soledad entretenida - Esp (FG)
      Y sacando aderezo del Aljaba / Cortóla al punto con su oculta Cerda [...].
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CERDA. En Germania se llama el cuchillo. Juan Hidalgo en su Vocabulario.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. Germ. El cuchillo.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDA, entre Jitanos, cuchillo, V [| utensilio comun, que sirve para muchos usos, especialmente en la mesa para cortár el pan, carne, &c. Fr. Couteau. Lat. Culter. It. Cultello].
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      — No crea usted que yo no tuve las de Caín, porque metí mano a la cerda, y de buena gana le hubiera despanzurrado; pero ese tiaco no es ningún gallina, ni manco, porque al ver mi movimiento hizo otro tanto, y me amenazó, diciéndome que me fuera si quería que tuviésemos la fiesta en paz. En fin, le digo a usted que si no hubiera sido porque comprendo que este hombre nos puede servir todavía mejor vivo que muerto, allí se queda él, o me quedo yo.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Cerda [...] Cuchillo [| Instrumento de hierro acerado y de un corte sólo, con mango de metal, madera ú otra cosa. Hácese de varios tamaños, según los usos á que se aplica].
    • 1896 Salillas, R. Delincuente español Esp (BD)
      Cerda. f. Cuchillo.
    • 1904 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Cerda: Germ. Cuchillo, instrumento de hierro acerado y de un corte sólo, con mango de metal, madera ú otra cosa, etc.
    • 2002 Hnz Alonso, C. / Sanz Alonso, B. Dicc germanía [2002] Esp (BD)
      cerda n. f. 'El cuchillo'.
  7. Acepción en desuso
  8. s. f. germ. Ladrón que roba utilizando una cerda.
    docs. (1600-2002) 3 ejemplos:
    • c1600 Anónimo Entremés cárcel Sevilla [1987] Esp (CDH )

      barragán .Por cierto, seor Solapo, que si Paisano muere, que pierde Barragán el mayor amigo del mundo, porque era grande archivo y cubil de flores para pobretos. Oiga lo que faltará si muere: la corónica de los jayanes, murcios, madrugones, cerdas, calabazas, águilas, aguiluchos, levas, chanzas, descuernos, clareos, guzpátaros, traineles;

      y al fin, para desconsuelo / que nos aumenta el dolor, / faltará un difinidor / al trato airado y al duelo.
    • 1912 Cejador Frauca, J. El lenguaje, VIII Esp (BD)
      Cerd-a [...] En la germ. cuchillo y cierto género de ladrones. Carc. Sev.
    • 2002 Hnz Alonso, C. / Sanz Alonso, B. Dicc germanía [2002] Esp (BD)
      cerda n. f. [...] 'Ladrón que roba amenazando con un cuchillo'.
  9. s. f. Bot. Pelo, generalmente rígido, de algunos vegetales.
    docs. (1778-2008) 19 ejemplos:
    • 1778 Palau Verdera, A. Explicacion Linneo, instituciones Tournefort. Parte theorica p. 21 Esp (BD)
      Nudum: la desnuda de pelos, cerdas, y aguijones.
    • 2008 Aranguren, A. / Morillo, G. / Fariñas, M. "Distribución oritrophium" Ve (CORPES)
      El género Oritrophium está constituido por hierbas pequeñas, perennes, arrosetadas, con rizoma corto, raíces fibrosas, numerosas, tallos escaposos, erectos o curvados, frecuentemente fistulosos y pubescentes, y conspicuamente bracteados. [...] Cipselas oblongas, 5 costadas, pubescentes o glabras, papus 1 seriado, las cerdas escábridas.
    • 1778 Palau Verdera, A. Explicacion Linneo, instituciones Tournefort. Parte theorica p. 21 Esp (BD)
      Nudum: la desnuda de pelos, cerdas, y aguijones.
    • 1785 Palau Verdera, A. Trad Botánica Linneo, III p. 731 Esp (BD)
      Malpighia de hojas entre lineares y lanceoladas; con cerdas en una y otra parte, tendidas, rígidas, y pedunculos en umbela.
    • 1802 Cavanilles, A. J. Descripción Plantas p. LXV Esp (BD)
      Receptáculo desnudo [...], el que tiene su superficie desnuda, esto es, sin pelos, cerdas ni pajitas como en las Conizas núm. 471 y siguientes.
    • 1850 Gay, C. Historia física política Chile p. 42 Ch (BD)
      Esta planta forma mechas mas gruesas y mas compactas aun que la precedente: como en ella, los tallos principales están cubiertos por un espeso tomentum moreno, rastrean sobre la corteza y se dividen en ramas cilíndricas, muy cortas, de tres á seis líneas, que se subdividen en otras mas cortas aun, las cuales llegan todas á la misma altura. Hojas atejadas en todos lados, pero dispuestas en seis hileras, oblongo-lanceoladas, acuminadas en la estremidad, ya en una cerda corta, ya en una simple punta ó mucro reflejo, luego inclinado, de modo que visto de perfil parezca un doble gancho ó una S [...].
    • 1854 Colmeiro, M. Curso Botánica, parte primera, I p. 54 Esp (BD)
      Hánse dado tambien nombres particulares á otros pelos modificados poco diferentes de los comunes: [...] cerdasse llaman todos los pelos muy rigidos, o bien aquellos que se hallan aislados en las puntas de las hojas y otros órganos; pestañas son los pelos colocados en los bordes de cualesquiera partes de las plantas.
    • 1869 Philippi, R. A. Elementos Botánica Chile p. 461 Ch (BD)
      F. hygrometrica L. Tallo sencillo, de ocho a treinta centímetros; hojas inferiores pequeñas, angostas, esparcidas, las superiores que rodean la cerda mui grandes, conniventes hasta formar una especie de bulbo.—Comun en todas partes del mundo, principalmente en los claros de la floresta donde se ha hecho carbon. Este musgo es mui higrométrico i su pedúnculo o cerda se tuerce i destuerce de un modo mui sensible, segun sea el aire húmedo o seco.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      a. 4. Receptáculo desnudo; aquenios con vilano formado por cerdas ó pajitas
    • 1909 Díaz Romero, B. Trad Lagos altiplanos América del Sud, Lemaire Bo (FG)
      Las semillas abundantes de la última clase, sirven de alimento a los muchos pájaros de la laguna, y en especial a una especie de tordo, que construye su nido ligando las espigas de las plantas con cerdas ó raices tenaces: cosa idéntica sucede en las lagunillas de Virginia (Estados Unidos).
    • 1926 Font Quer, P. Botánica Historia natural, II Esp (FG)
      La Aldrovanda vesiculosa, no tiene tampoco congéneres. es una planta acuática, de hojas verticiladas de ocho en ocho generalmente, con el limbo redondeado o arriñonado provisto en su parte mediana de cerditas excitables y plegado casi siempre a lo largo de su nervio medio.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      En su parte inferior, el tallo suele tener un tiente violáceo y ciertas cerdas ásperas.
    • 1979 Ferreyra, R. Flora peruana [1979] Perú (CDH )
      B. Espiguillas sostenidas por 1 o muchas cerdas casi soldadas formando involucro.
    • 1997 Arias Montes, S. / Gama Lpz, S. / Guzmán Cruz, L. U. Flora Tehuacán-Cuicatlán, 14 p. 91 Mx (BD)
      [...] zona fértil diferenciada de la infértil, en un cefalio apical rojo, con pelos abundantes, amarillos, cerdas blancas o rosas, translúcidas y espinas escasas [...].
    • 2008 Aranguren, A. / Morillo, G. / Fariñas, M. "Distribución oritrophium" Ve (CORPES)
      El género Oritrophium está constituido por hierbas pequeñas, perennes, arrosetadas, con rizoma corto, raíces fibrosas, numerosas, tallos escaposos, erectos o curvados, frecuentemente fistulosos y pubescentes, y conspicuamente bracteados. [...] Cipselas oblongas, 5 costadas, pubescentes o glabras, papus 1 seriado, las cerdas escábridas.
    • 1778 Palau Verdera, A. Explicacion Linneo, instituciones Tournefort. Parte theorica p. 21 Esp (BD)
      Nudum: la desnuda de pelos, cerdas, y aguijones.
    • 1785 Palau Verdera, A. Trad Botánica Linneo, III p. 731 Esp (BD)
      Malpighia de hojas entre lineares y lanceoladas; con cerdas en una y otra parte, tendidas, rígidas, y pedunculos en umbela.
    • 1802 Cavanilles, A. J. Descripción Plantas p. LXV Esp (BD)
      Receptáculo desnudo [...], el que tiene su superficie desnuda, esto es, sin pelos, cerdas ni pajitas como en las Conizas núm. 471 y siguientes.
    • 1850 Gay, C. Historia física política Chile p. 42 Ch (BD)
      Esta planta forma mechas mas gruesas y mas compactas aun que la precedente: como en ella, los tallos principales están cubiertos por un espeso tomentum moreno, rastrean sobre la corteza y se dividen en ramas cilíndricas, muy cortas, de tres á seis líneas, que se subdividen en otras mas cortas aun, las cuales llegan todas á la misma altura. Hojas atejadas en todos lados, pero dispuestas en seis hileras, oblongo-lanceoladas, acuminadas en la estremidad, ya en una cerda corta, ya en una simple punta ó mucro reflejo, luego inclinado, de modo que visto de perfil parezca un doble gancho ó una S [...].
    • 1854 Colmeiro, M. Curso Botánica, parte primera, I p. 54 Esp (BD)
      Hánse dado tambien nombres particulares á otros pelos modificados poco diferentes de los comunes: [...] cerdasse llaman todos los pelos muy rigidos, o bien aquellos que se hallan aislados en las puntas de las hojas y otros órganos; pestañas son los pelos colocados en los bordes de cualesquiera partes de las plantas.
    • 1869 Philippi, R. A. Elementos Botánica Chile p. 461 Ch (BD)
      F. hygrometrica L. Tallo sencillo, de ocho a treinta centímetros; hojas inferiores pequeñas, angostas, esparcidas, las superiores que rodean la cerda mui grandes, conniventes hasta formar una especie de bulbo.—Comun en todas partes del mundo, principalmente en los claros de la floresta donde se ha hecho carbon. Este musgo es mui higrométrico i su pedúnculo o cerda se tuerce i destuerce de un modo mui sensible, segun sea el aire húmedo o seco.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )

      Cerditas. Pelos tiesos y rígidos.

    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )

      Erizado. Con pelos rígidos, cerditas ó espinillas.

    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      a. 4. Receptáculo desnudo; aquenios con vilano formado por cerdas ó pajitas
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      b. 2. Receptáculo desnudo; vilano formado por pelos ó cerditas no plumosos.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      b. 5. Receptáculo pajoso ó pestañoso; vilano formado por pelos ó cerdas no plumosas.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )

      Setaria glaucaP.B.–

      . Tallos de 2'-4'; espiga erguida; invólucro de muchas cerditas rubicundas, con dientecitos vueltos hacia arriba; glumas algo desiguales; glumilla inferior de la flor ondeada y rugosa. Fl. verano. Almorejo. Toda la península.
    • 1909 Díaz Romero, B. Trad Lagos altiplanos América del Sud, Lemaire Bo (FG)
      Las semillas abundantes de la última clase, sirven de alimento a los muchos pájaros de la laguna, y en especial a una especie de tordo, que construye su nido ligando las espigas de las plantas con cerdas ó raices tenaces: cosa idéntica sucede en las lagunillas de Virginia (Estados Unidos).
    • 1926 Font Quer, P. Botánica Historia natural, II Esp (FG)
      La Aldrovanda vesiculosa, no tiene tampoco congéneres. es una planta acuática, de hojas verticiladas de ocho en ocho generalmente, con el limbo redondeado o arriñonado provisto en su parte mediana de cerditas excitables y plegado casi siempre a lo largo de su nervio medio.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      En su parte inferior, el tallo suele tener un tiente violáceo y ciertas cerdas ásperas.
    • 1979 Ferreyra, R. Flora peruana [1979] Perú (CDH )
      B. Espiguillas sostenidas por 1 o muchas cerdas casi soldadas formando involucro.
    • 1979 Ferreyra, R. Flora peruana [1979] 36 Perú (CDH )
      Perianto reducido a escamas, cerdas o pelos; raramente ausente.
    • 1997 Arias Montes, S. / Gama Lpz, S. / Guzmán Cruz, L. U. Flora Tehuacán-Cuicatlán, 14 p. 91 Mx (BD)
      [...] zona fértil diferenciada de la infértil, en un cefalio apical rojo, con pelos abundantes, amarillos, cerdas blancas o rosas, translúcidas y espinas escasas [...].
    • 2008 Aranguren, A. / Morillo, G. / Fariñas, M. "Distribución oritrophium" Ve (CORPES)
      El género Oritrophium está constituido por hierbas pequeñas, perennes, arrosetadas, con rizoma corto, raíces fibrosas, numerosas, tallos escaposos, erectos o curvados, frecuentemente fistulosos y pubescentes, y conspicuamente bracteados. [...] Cipselas oblongas, 5 costadas, pubescentes o glabras, papus 1 seriado, las cerdas escábridas.
  10. s. f. Conjunto de lino sin rastrillar.
    docs. (1780-2014) 7 ejemplos:
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. En algunas partes llaman así al manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. En algunas partes llaman así al manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      CERDA. En algunas partes el manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      CERDA, s. f. [...] Manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 1982 Cea Gtz, A. "Cultivo lino telares Sierra Francia (Salamanca)" [01-01-1982] vol. 37, p. 169 Revista de Dialectología y Tradiciones Populares (Madrid) Esp (HD)
      Una vez seco el lino adquiere un color "como podrido". Las mujeres desatan los lavaeros y los distribuyen, de nuevo, en cerdas o manojos pequeños —dos o tres por cada manojo—; es el momento de guardar el lino en el pajar hasta que terminen las labores del trigo.
    • 1988 Gordaliza Aparicio, F. R. VocPalentino (NTLLE)
      CERDA: Nomb. F. Normalmente en plural, cada uno de los manojos que se formaban con el *lino, atados antes de hilar.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Manojo pequeño de lino sin rastrillar.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Manojo pequeño de lino sin rastrillar.
  11. s. f. Zool. Órgano o parte del cuerpo en forma de pelo delgado, generalmente rígido, que tiene una función táctil, perforadora, locomotora o de otro tipo.
    docs. (1820-2005) 22 ejemplos:
    • 1820 Yáñez Girona, A. Lecciones HNatural esplicadas p. 450 Esp (BD)
      ORDEN II. HEMÍPTEROS (Hemíptera) [...] Esta reunion de partes sirve unicamente para la succion; pues por medio de las cerdas abren los vasitos de las plantas ó de los animales, cuyos líquidos comprimidos paran por el canal interior al esófago, estómago &c.
    • 2005 FHJC Cría lombriz tierra p. 11 Co (BD)
      Los oligoquetos presentan pocas cerdas en cada anillo [...].
    • 1820 Yáñez Girona, A. Lecciones HNatural esplicadas p. 450 Esp (BD)
      ORDEN II. HEMÍPTEROS (Hemíptera) [...] Esta reunion de partes sirve unicamente para la succion; pues por medio de las cerdas abren los vasitos de las plantas ó de los animales, cuyos líquidos comprimidos paran por el canal interior al esófago, estómago &c.
    • 1845 Avendaño, J. Trad de Manual instruccion primaria, III p. 74 Esp (BD)
      Entre estos animales [los gusanos] hay algunos como sistema ganglionar es bien visible en toda la longitud de su cuerpo; [...] y cuyos movimientos se ejecutan en general por medio de manojitos de cerdas móviles.
    • 1846 Obrador, B. Trad Hnatural médica, Richard, II p. 331 Esp (BD)
      2.º De la boca de los insectos chupadores. [...] La trompa solo sirve para contener ó acercar las cerdas ó laminitas con que estos insectos taladran los tejidos, cuyos jugos intentan chupar. Aproximándose estas cerdas, forman las mas de las veces un canal de aspiracion.
    • 1861 Pz Arcas, L. Elementos zoología p. 465 Esp (BD)
      ANELIDOS. [...] Los anillos presentan casi siempre dos pares de estremidades, uno correspondiente al segmento superior y otro al inferior, están formadas por un tubérculo sobre el que suele haber cerdas numerosas y un pequeño apéndice carnoso que recibe el nombre de cirro [...]. Su locomocion consiste en arrastrarse, lo cual ejecutan con todo el cuerpo, ayudándose de las cerdas [...].
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Los hemípteros están destinados por su organización á alimentarse de los jugos vegetales y animales, valiéndose de las cerdas que hay dentro del chupador, para hacer un agujero en los tejidos que les ocultan dichos líquidos y poder absorberlos con facilidad [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Estos animales, llamados también Quetópodosy en general lombricespor el vulgo, tienen el cuerpo prolongado y bien segmentado, tanto interior como exteriormente; carecen de ventosas, y poseen grupos de cerditas colocadas en tubérculos (parápodos), ó en simples depresiones de la piel, dispuestas por pares sobre los anillos y con ayuda de las cuales verifican la locomoción.

    • 1926 Ceballos, G. Los himenópteros Historia natural Esp (CDH )
      En efecto, la primera larva que nace, y que posee una serie de largas cerdas abdominales que le permiten moverse libremente dentro de su cárcel, no ataca la larva del ápido sino que se dedica a destruir los huevos de Leucospis que pudieran encontrarse en su compañía, una vez hecho lo cual entra en un período de reposo seguido de una muda de la que sale una larva completamente distinta, sin cerdas, inmóvil y mucho más gruesa que la anterior, que ataca decididamente a la del ápido, y tarda en consumirla de quince a veinte días, permaneciendo varios meses dentro del nido de este hasta transformarse en insecto perfecto.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      En la parte dorsal sólo existen unas cuantas cerdas rígidas formadas por la soldadura de varios cilios que hacen el oficio de elementos táctiles pero en la porción inferior o ventral aparecen unos cuantos grupos de cirros integrados también por un manojo de cilios soldados, que obran a modo de pequeñas patitas locomotoras.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      En este género de locomoción desempeñan importante papel las cerdas, que actúan como los ganchos de un arpón impidiendo el retroceso. El animal puede caminar para atrás, en cuyo caso las ondas peristálticas se suceden en sentido contrario y las cerdas se inclinan hacia adelante.
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] 99 Argentina (CDH )
      En algunos casos, como en la lombriz de tierra, la traslación está reforzada por sedas o cerdas de posición ventral que determinan la progresión del animal.
    • 2005 FHJC Cría lombriz tierra p. 11 Co (BD)
      Los oligoquetos presentan pocas cerdas en cada anillo [...].
    • 1820 Yáñez Girona, A. Lecciones HNatural esplicadas p. 450 Esp (BD)
      ORDEN II. HEMÍPTEROS (Hemíptera) [...] Esta reunion de partes sirve unicamente para la succion; pues por medio de las cerdas abren los vasitos de las plantas ó de los animales, cuyos líquidos comprimidos paran por el canal interior al esófago, estómago &c.
    • 1845 Avendaño, J. Trad de Manual instruccion primaria, III p. 74 Esp (BD)
      Entre estos animales [los gusanos] hay algunos como sistema ganglionar es bien visible en toda la longitud de su cuerpo; [...] y cuyos movimientos se ejecutan en general por medio de manojitos de cerdas móviles.
    • 1846 Obrador, B. Trad Hnatural médica, Richard, II p. 331 Esp (BD)
      2.º De la boca de los insectos chupadores. [...] La trompa solo sirve para contener ó acercar las cerdas ó laminitas con que estos insectos taladran los tejidos, cuyos jugos intentan chupar. Aproximándose estas cerdas, forman las mas de las veces un canal de aspiracion.
    • 1861 Pz Arcas, L. Elementos zoología p. 465 Esp (BD)
      ANELIDOS. [...] Los anillos presentan casi siempre dos pares de estremidades, uno correspondiente al segmento superior y otro al inferior, están formadas por un tubérculo sobre el que suele haber cerdas numerosas y un pequeño apéndice carnoso que recibe el nombre de cirro [...]. Su locomocion consiste en arrastrarse, lo cual ejecutan con todo el cuerpo, ayudándose de las cerdas [...].
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 24 Esp (CDH )

      Todos los anillos pueden dividirse en dos arcos ó semianillos, uno superiory otro inferior, que lleva cada uno á veces un par de apéndices, lo cual se advierte en ciertos anélidos [...] faltan por completo en la sanguijuela, pero generalmente suelen estar reemplazados por cerdillas más ó menos numerosas, según se advierte en la lombriz de tierra.

    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 26 Esp (CDH )
      Después de las mandíbulas hay otro par de apéndices llamados maxilas (fig. 4ª), más débiles generalmente que las mandíbulas, cortantes también en su borde interno, que suele estar provisto de cerdas rígidas [...].
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Los hemípteros están destinados por su organización á alimentarse de los jugos vegetales y animales, valiéndose de las cerdas que hay dentro del chupador, para hacer un agujero en los tejidos que les ocultan dichos líquidos y poder absorberlos con facilidad [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Estos animales, llamados también Quetópodosy en general lombricespor el vulgo, tienen el cuerpo prolongado y bien segmentado, tanto interior como exteriormente; carecen de ventosas, y poseen grupos de cerditas colocadas en tubérculos (parápodos), ó en simples depresiones de la piel, dispuestas por pares sobre los anillos y con ayuda de las cuales verifican la locomoción.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] en las chinches el labio inferior prolongado y con sus bordes encorvados hacia arriba, forma un pico articulado, hendido superiormente, dentro del cual se encuentran cuatro cerdas aserradas en el extremo que representan á las mandíbulas y maxilas, subsistiendo además el labio [...].
    • 1926 Ceballos, G. Los himenópteros Historia natural Esp (CDH )
      En efecto, la primera larva que nace, y que posee una serie de largas cerdas abdominales que le permiten moverse libremente dentro de su cárcel, no ataca la larva del ápido sino que se dedica a destruir los huevos de Leucospis que pudieran encontrarse en su compañía, una vez hecho lo cual entra en un período de reposo seguido de una muda de la que sale una larva completamente distinta, sin cerdas, inmóvil y mucho más gruesa que la anterior, que ataca decididamente a la del ápido, y tarda en consumirla de quince a veinte días, permaneciendo varios meses dentro del nido de este hasta transformarse en insecto perfecto.
    • 1926 Ceballos, G. Los himenópteros 284 Historia natural Esp (CDH )

      Esta fina cola compuesta en realidad de cinco piezas, de las cuales la central es el resultado de la soldadura de dos laterales, es introducida, aunque parezca imposible, en un tronco de pinabete por ejemplo, cuando la Rhyssa persuasoriabusca las larvas del Sirex; hay que pensar en la cantidad de paciencia y en la maravillosa habilidad que requiere esta maniobra ejecutada con un instrumento tan delicado y fino como son estas cerdas, tan flexibles, de la armadura de la hembra, la cual apoyada en las seis patas, con el cuerpo en alto y moviendo acompasadamente el abdomen consigue atravesar la capa de madera que protegía, y al parecer inexpugnablemente, a la larva del sirícido.

    • 1926 Ceballos, G. Dípteros HNatural Esp (CDH )
      Un grupo de estos insectos, los Nemóceros, tienen antenas largas de muchos artejos y con particularidades muy notables en algunos casos, tales como los funículos en forma de pluma que presentan los machos de mosquito, los pelos en arco, insertos por sus dos extremos, de las antenas de los cecidómidos, etc., pero generalmente parece, a primera vista, que las moscas carecen de antenas, lo cual consiste en que son muy pequeñas y dobladas por lo regular contra la cara por lo que no se aprecian muchas veces sino las cerdas que posee el último artejo, cerdas que están dirigidas hacia delante y que son plumosas en algunos casos.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural Esp (CDH )
      De un modo general se puede decir que cada anillo o segmento lleva a cada lado una protuberancia más o menos saliente sobre las que están implantadas unas cerdas quitinosas que el animal utiliza en su imperfecta locomoción a modo de rudimentarios piececillos.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural Esp (CDH )
      Las cerdas, muy esenciales para la vida de estos anélidos, son los órganos principales de la locomoción, pues con ellas se apoyan en el suelo y empujan el cuerpo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural Esp (CDH )
      Las cerdas no sólo desempeñan este papel, sino que son, además, un eficaz elemento para el ataque y la defensa, para lo cual se pueden mover en todas direcciones por músculos especialmente destinados a este fin.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      En la parte dorsal sólo existen unas cuantas cerdas rígidas formadas por la soldadura de varios cilios que hacen el oficio de elementos táctiles pero en la porción inferior o ventral aparecen unos cuantos grupos de cirros integrados también por un manojo de cilios soldados, que obran a modo de pequeñas patitas locomotoras.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      cerda [...]. Biol. Cualquier órgano o parte en forma de pelo, delgado, más o menos rígido, como los pelos de una oruga, las espinas delgadas de un crustáceo, las formaciones filiformes de un protozoario, etc.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      En este género de locomoción desempeñan importante papel las cerdas, que actúan como los ganchos de un arpón impidiendo el retroceso. El animal puede caminar para atrás, en cuyo caso las ondas peristálticas se suceden en sentido contrario y las cerdas se inclinan hacia adelante.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      El animal puede caminar para atrás, en cuyo caso las ondas peristálticas se suceden en sentido contrario y las cerdas se inclinan hacia adelante.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      (Las pequeñas cerdas de la lombriz de tierra representan parápodos atrofiados.)
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] 99 Argentina (CDH )
      En algunos casos, como en la lombriz de tierra, la traslación está reforzada por sedas o cerdas de posición ventral que determinan la progresión del animal.
    • 2005 FHJC Cría lombriz tierra p. 11 Co (BD)
      Los oligoquetos presentan pocas cerdas en cada anillo [...].
  12. Acepción en desuso
  13. s. f. Zool. Enfermedad infecciosa causada por la bacteria Bacillus anthracis y caracterizada por el aumento de tamaño de los nódulos linfáticos del cuello de los cerdos, inflamación de la garganta, fiebre y disnea.
    docs. (1829-2014) 11 ejemplos:
    • 1829 Rovira, P. Trad Garantía Huzard p. 131 Esp (BD)
      El puerco puede padecer otra enfermedad denominada cerda, que tambien se ha pretendido era vicio redibitorio. Mas lejos, en el art. Calentura carbuncosa, verémos en que casos da lugar á la redibicion este accidente, del que la cerda es una variedad, ó mejor un síntoma.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerdo, a [...] f. Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
    • 1829 Rovira, P. Trad Garantía Huzard p. 131 Esp (BD)
      El puerco puede padecer otra enfermedad denominada cerda, que tambien se ha pretendido era vicio redibitorio. Mas lejos, en el art. Calentura carbuncosa, verémos en que casos da lugar á la redibicion este accidente, del que la cerda es una variedad, ó mejor un síntoma.
    • 1830 Risueño, C. DiccVeterinaria, II Esp (BD)
      CERDA. Con esta denominacion se entiende una enfermedad particular del cerdo, de naturaleza carbuncosa, que se manifiesta entre la yugular y la traquiartéria á cierta distancia de las parótidas, y directamente sobre las mismas amigdalas. La parte enferma se cubre de una especie de borla, compuesta de doce ó quince cerdas, las cuales se diferencian de las otras en la fuerza y en el color, pues están erizadas, tiesas, duras, mas redondas y mas fuertes que las demas del cuerpo; descoloridas en los cochinos blancos, y blanquecinas en los negros. Tirando de estas cerdas ó con solo tocarlas siente el animal un dolor muy vivo. [...] Cuando la enfermedad va haciendo progresos, el animal se abate, no obedece á la voz, ni hace caso de los golpes, y está siempre echando; se le quita la sed, y parece que las fuerzas musculares le abandonan, y si se le hace levantar por fuerza, se tambalea, y jadea con precipitacion [...].
    • 1846 Casas Mendoza, N. Epizoótias, I [1846] p. 77 Esp (BD)
      Se ha confundido tambien, como dejamos anunciado, bajo el nombre de angina maligna y de cerda, el carbunco del cerdo atacando las inmediaciones de la faringe, de la laringe y aun estas mismas partes, cuya enfermedad generalmente procede de la insalubridad de las cochiqueras, tiene su marcha muy rapida y acaba pronto con los animales á quienes ataca.
    • 1852 Esteban Collantes, A. / Alfaro, A. Dicc Agricultura práctica I Esp (BD)
      CERDA. Es el carbunco del cerdo, que se presenta á los lados del cuello cerca de la cabeza. La parte enferma se cubre de una especie de borla, compuesta de doce á quince cerdas erizadas, tiesas, duras, descoloridas en los cerdos jaros y blanquecinas en los negros. Al tirar de estas cerdas ó solo al cortarlas da muestras el animal de un dolor intenso. La piel del sitio está lívida ó cárdena, y el cerdo tan débil que no puede andar: si no se le socorre pronto muere ahogado á las 24 ó 48 horas. Procede de la poca limpieza de los chiqueros, de calores y sequías escesivas, de malos alimentos, etc. Se dará un vomitivo, bebidas con un poco de vinagre y un boton de fuego en el tumor despues de sajado ó estirpado. El cerdo se trasladará á un paraje caliente.
    • 1854 Casas, N. Trad Cirujía veterinaria Brogniez p. 183 Esp (BD)
      Hurtrel de Arboval considera la cerda como una irritación inflamatoria del tubo digestivo, originada por el uso prolongado de una alimentación escitante. No podemos adoptar semejante opinion, pues la descripcion de los sintomas, que en seguida haremos, no descubre ni hace sospechar el menor indicio de irritacion gastro intestinal primitiva.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Cerda, f. [...] Tumor en el cuello del puerco.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerdo, a [...] f. Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
    • 1829 Rovira, P. Trad Garantía Huzard p. 131 Esp (BD)
      El puerco puede padecer otra enfermedad denominada cerda, que tambien se ha pretendido era vicio redibitorio. Mas lejos, en el art. Calentura carbuncosa, verémos en que casos da lugar á la redibicion este accidente, del que la cerda es una variedad, ó mejor un síntoma.
    • 1830 Risueño, C. DiccVeterinaria, II Esp (BD)
      CERDA. Con esta denominacion se entiende una enfermedad particular del cerdo, de naturaleza carbuncosa, que se manifiesta entre la yugular y la traquiartéria á cierta distancia de las parótidas, y directamente sobre las mismas amigdalas. La parte enferma se cubre de una especie de borla, compuesta de doce ó quince cerdas, las cuales se diferencian de las otras en la fuerza y en el color, pues están erizadas, tiesas, duras, mas redondas y mas fuertes que las demas del cuerpo; descoloridas en los cochinos blancos, y blanquecinas en los negros. Tirando de estas cerdas ó con solo tocarlas siente el animal un dolor muy vivo. [...] Cuando la enfermedad va haciendo progresos, el animal se abate, no obedece á la voz, ni hace caso de los golpes, y está siempre echando; se le quita la sed, y parece que las fuerzas musculares le abandonan, y si se le hace levantar por fuerza, se tambalea, y jadea con precipitacion [...].
    • 1846 Casas Mendoza, N. Epizoótias, I [1846] p. 328 Esp (BD)
      Las lesiones patalógicas que se encuentran en los cerdos pertenecientes á esta segunda clase, son casi las mismas que las que quedan designadas anteriormente pero las alteraciones del tejido son mas profundas. No es raro encontrar las mucosas nasal y bucal desorganizadas, presentar la posboca puntos negros y carbuncosos, como en la enfermedad llamada cerda ó carbunco del cerdo que describiremos dentro de poco.
    • 1846 Casas Mendoza, N. Epizoótias, I [1846] p. 77 Esp (BD)
      Se ha confundido tambien, como dejamos anunciado, bajo el nombre de angina maligna y de cerda, el carbunco del cerdo atacando las inmediaciones de la faringe, de la laringe y aun estas mismas partes, cuya enfermedad generalmente procede de la insalubridad de las cochiqueras, tiene su marcha muy rapida y acaba pronto con los animales á quienes ataca.
    • 1852 Esteban Collantes, A. / Alfaro, A. Dicc Agricultura práctica I Esp (BD)
      CERDA. Es el carbunco del cerdo, que se presenta á los lados del cuello cerca de la cabeza. La parte enferma se cubre de una especie de borla, compuesta de doce á quince cerdas erizadas, tiesas, duras, descoloridas en los cerdos jaros y blanquecinas en los negros. Al tirar de estas cerdas ó solo al cortarlas da muestras el animal de un dolor intenso. La piel del sitio está lívida ó cárdena, y el cerdo tan débil que no puede andar: si no se le socorre pronto muere ahogado á las 24 ó 48 horas. Procede de la poca limpieza de los chiqueros, de calores y sequías escesivas, de malos alimentos, etc. Se dará un vomitivo, bebidas con un poco de vinagre y un boton de fuego en el tumor despues de sajado ó estirpado. El cerdo se trasladará á un paraje caliente.
    • 1854 Casas, N. Trad Cirujía veterinaria Brogniez p. 183 Esp (BD)
      Hurtrel de Arboval considera la cerda como una irritación inflamatoria del tubo digestivo, originada por el uso prolongado de una alimentación escitante. No podemos adoptar semejante opinion, pues la descripcion de los sintomas, que en seguida haremos, no descubre ni hace sospechar el menor indicio de irritacion gastro intestinal primitiva.
    • 1872 Casas Mendoza, N. Trad Patología, Röll, I p. 489 Esp (BD)
      Los tumores carbuncosos propiamente tales son más raros en el cerdo que en el caballo y ganado vacuno. Se incluye entre las afecciones de esta forma la cerda, designándose así un tumor carbuncoso del volúmen de una judía, cuyo desarrollo está acompañado de una fiebre de las más intensas: aparece en la inmediacion de la laringe y de la parótida y está profundamente situada sóbre este tumor [...]
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Cerda [...] f. [...] Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Cerda, f. [...] Tumor en el cuello del puerco.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerdo, a [...] f. Tumor carbuncoso que se le forma al cerdo en las partes laterales del cuello.
  14. s. f. Zool. Pluma de raquis rígido y pocas barbas de función generalmente sensorial.
    docs. (1844-1953) 4 ejemplos:
    • 1844 Yáñez Girona, A. Lecciones HNatural, I (2.ª ed.) p. 296 Esp (BD)
      Los Cuervos, Picazas, Grajos y Cascanueces forman una tribu caracterizada por el pico fuerte, aplastado lateralmente, con plumas ó cerdas recias en la base que cubren las narices.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Estúrnidos.– Pico fuerte, sin cerdas en la base de la mandíbula inferior. Son insectívoros y sociables.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Pájaros de pico recto, ligeramente escotado, con algunas cerdas en la base de la mandíbula inferior. Son aves cantoras, insectívoras y también frugívoras, y viajeras.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      cerda [...] Plumas parecidas a espinas, que existen en la base del pico de ciertas aves.
  15. Acepción lexicográfica
  16. s. "Mies segada" (RAE, DRAE 12.ª ed. (S)-1884).
    docs. (1729-2014) 7 ejemplos:
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CERDA. Llaman en algúnos Lugáres á la mies despues de segada: y assi dicen, se han trahido á la era tantos carros de cerda.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Mies segada.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CERDA. Llaman en algúnos Lugáres á la mies despues de segada: y assi dicen, se han trahido á la era tantos carros de cerda.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      CERDA. En algunas partes la mies despues de segada; y así dicen: se han traido á la era tantos carros de CERDA.
    • 1832 RAE DRAE 7.ª ed. (NTLLE)
      CERDA. f. [...] prov. La miés después de segada; y así dicen: se han traido á la era tantos carros de cerda.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Cerda [...] f. [...] Mies segada.
    • 1912 Cejador Frauca, J. El lenguaje, VIII Esp (BD)
      Cerd-a [...] Mies sesgada, y alude á la etimología.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Mies segada.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Mies segada.
  17. Acepción lexicográfica
  18. s. f. "Alar o lazo hecho de cerda, para cazar perdices" (RAE, DRAE 5.ª ed.-1817).
    docs. (1803-2014) 7 ejemplos:
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. ant. El alar ó lazo hecho de cerda para cazar perdices y otros páxaros. Usábase mas comunmente en plural.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Alar o lazo hecho de cerda, para cazar perdices U. m. en pl.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (S) (NTLLE)
      CERDA. ant. El alar ó lazo hecho de cerda para cazar perdices y otros páxaros. Usábase mas comunmente en plural.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      CERDA. ant. El alar o lazo hecho de CERDA para cazar perdices. Usabase mas comunmente en plural.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      CERDA, s.f. [...] El alar para cazar perdices.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I p. 376 Esp (BD)
      Cerda, s.f. [...] Alar ó lazo hecho de crin de caballo, para cazar perdices. Úsase mas comunmente en pl.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CERDA, s.f. Lazo de cerda para cazar perdices.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      cerda [...] f. Alar o lazo hecho de cerda, para cazar perdices U. m. en pl.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      cerda [...] f. Alar o lazo hecho de cerda, para cazar perdices U. m. en pl.
  19. Acepción lexicográfica
  20. s. f. Ho "Derecho que un tahúr compra a otro para aprovecharse por cierto tiempo de algunas de sus ganancias" (Americanismos DiccSopena-1982).
    docs. (1897-1982) 8 ejemplos:
    • 1897 Membreño, A. Hondureñismos, 2.ª ed. Ho (BD)
      Cerda.—Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra a otro para apropiarse por determinado tiempo de algunas de las ganancias del vendedor.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      CERDA.- f.- Hond. Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra al otro para apropiarse por cierto tiempo de alguna de las ganancias del vendedor.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CERDA. f. v. En Honduras, entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra al otro, para apropiarse el total de las ganancias o parte de ellas. (En Colombia dicen "ir en cerdas", por ir en partes en un negocio, que tiene relación con la voz hondureña.)
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      cerda [...] En Honduras, nombre que designa el derecho que un tahur de dados adquiere de otro, por compra, de apropiarse por tiempo determinado las ganancias de aquél en ese juego.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      CERDA [...] f. [...] Derecho que un tahúr compra a otro para aprovecharse por cierto tiempo de algunas de sus ganancias.
    • 1897 Membreño, A. Hondureñismos, 2.ª ed. Ho (BD)
      Cerda.—Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra a otro para apropiarse por determinado tiempo de algunas de las ganancias del vendedor.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      CERDA.- f.- Hond. Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra al otro para apropiarse por cierto tiempo de alguna de las ganancias del vendedor.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CERDA. f. v. En Honduras, entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra al otro, para apropiarse el total de las ganancias o parte de ellas. (En Colombia dicen "ir en cerdas", por ir en partes en un negocio, que tiene relación con la voz hondureña.)
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      CERDA. f. Hond. Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra al otro para apropiarse por cierto tiempo de algunas de las ganancias del vendedor.
    • 1951 Izaguirre, C. Hondureñismos [1955] BAHond, n.º 1 Ho (FG)
      CERDA. f. v. Entre tahures de dados, derecho que uno de ellos compra, al otro, para apropiarse el total de las ganancias o parte de ellas.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      cerda [...] En Honduras, nombre que designa el derecho que un tahur de dados adquiere de otro, por compra, de apropiarse por tiempo determinado las ganancias de aquél en ese juego.
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      CERDA. f. [...] Hond. Convenio entre tahúres que juegan a los dados.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      CERDA [...] f. [...] Derecho que un tahúr compra a otro para aprovecharse por cierto tiempo de algunas de sus ganancias.
  21. Acepción lexicográfica
  22. s. f. Co "Cuerda hecha de crin" (Tascón, DiccProvinc Valle Cauca-c1915-1921).
    docs. (1921) Ejemplo:
    • c1915-1921 Tascón, L. Dicc provincialismos Cauca [1935] Co (FG)
      CERDA.—Cuerda hecha de crin.
  23. Acepción lexicográfica
  24. s. f. Ve "Beneficios económicos que además de su sueldo obtiene un empleado por medio de la astucia o el engaño" (Núñez, DiccHablaVenezuela-1994).
    docs. (1929-1994) 5 ejemplos:
    • c1929 Alvarado, L. Glos esp Venezuela Ve (FG)
      CERDAS. Manos puercas; gangas de un empleado; utilidades que con artimañas saca de su empleo.
    • 1931 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      *Cerda. f. [...] Venez. Ganga, adehala, buscas.
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      CERDA. f. [...] Venez. Ganga, adehala.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      CERDA [...] f. [...] Ganga, adehala, gratificación, propina.
    • 1994 Núñez, R. / Pérez, F. J. Dicc Habla Venezuela Ve (BD)
      cerdas f pl obsol Beneficios económicos que además de su sueldo obtiene un empleado por medio de la astucia o el engaño.
  25. Acepción lexicográfica
  26. s. f. Co "Pista, conjunto de señales o indicios que pueden conducir a la averiguación de un hecho" (Americanismos DiccSopena-1982).
    docs. (1942-1982) 3 ejemplos:
    • 1942 Malaret, A. DiccAmericanismos (S) (FG)
      CERDA. f. Colomb. 'Pista, conjunto de indicios o señales'.
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      CERDA. f. [...] Colomb. Pista, conjunto de indicios o señales.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      CERDA [...] f. Pista, conjunto de señales o indicios que pueden conducir a la averiguación de un hecho.
  27. Acepción lexicográfica
  28. s. f. "Seda quitinosa que poseen los anélidos de la clase de los quilópodos; en los parápodos, por lo general, están agrupados en haces o fascículos" (DiccEnciclop UTEHA-1953).
    docs. (1953) Ejemplo:
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      cerda [...] Seda quitinosa que poseen los anélidos de la clase de los quilópodos; en los parápodos, por lo general, están agrupados en haces o fascículos.
  29. Acepción lexicográfica
  30. s. f. Esp: Merid (And) "Barba de la mazorca'" (Alvar, ALEA, I-1961).
    docs. (1961) Ejemplo:
    • 1961 Alvar, M. (dir.) ALEA, I Esp (FG)
      CERDA 'barba de la mazorca' (lám. 100, mapa 104).
  31. Acepción lexicográfica
  32. s. f. Esp: Merid (And) "Crin" (Alvar, ALEA, VI-1973).
    docs. (1973) Ejemplo:
    • 1973 Alvar, M. (dir.) ALEA, VI Esp (FG)
      CERDA 'crin' [...] (lám. 1490, mapa 1611).
cerdas de arco de violín
    Acepción lexicográfica
  1. loc. sust. f. "Poeticamente el instrumento que se toca con él" (Terreros Pando, DiccCastVocesCienciasArtes-1786).
    docs. (1786) Ejemplo:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDAS DE ARCO DE VIOLIN, &c. [...] y poeticamente el instrumento que se toca con él.
ir en cerdas
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Co "Participar en un negocio" (Neves, DiccAmericanismos-1975).
    docs. (1934-1975) 4 ejemplos:
    • 1934 Robledo, E. Papeletas lexicográficas Co (BD)
      CERDAS (ir en). Participar en un negocio. Como nuestro pueblo suele asimilar los buenos negocios a cerdos bien cebados, a los que llama CUCHINOS, hacer un buen negocio es para él COMERSE LA CUCHINA y participar en él es IR EN CERDAS.
    • 1942 Malaret, A. DiccAmericanismos (S) (FG)
      CERDA. f. [...] Ir en cerdas. Colomb. 'Participar en un negocio'.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CERDA [...] — IR EN CERDAS. fr. fig. fam. En Colombia, participar en un negocio, ir a partes en él. [...] Dícese también cerdear.
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      CERDA [...] Ir en cerdas. frs. Col. fig. y fam. Participar en un negocio.
¡la cerda!
    Acepción lexicográfica
  1. interj. Ve "Locución que se usa para expresar rechazo, negación o advertencia" (Núñez, DiccHablaActualVenez-1994).
    docs. (1974-1994) 2 ejemplos:
    • 1974 Rosales, R. M. Habla popular Ve (FG)
      La cerda Rechazo, advertencia, señalamiento. Ej.: La cerda, yo no hago eso.
    • 1994 Núñez, R. / Pérez, F. J. Dicc Habla Venezuela Ve (BD)
      ¡la cerda! coloq Locución que se usa para expresar rechazo, negación o advertencia.
llevar cerdas
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Esp: Or "Tener (la cabra) pelo largo en flancos y patas" (Alvar, ALEANR III-IV-1980).
    docs. (1980) Ejemplo:
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      LLEVAR CERDAS. 'tener (la cabra) pelo largo en flancos y patas' (lám. 726, mapa 632).
pegar cerda
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Ni "Entre zapateros, es preparar hilos con una cerda en la punta" (Castellón, DiccNicaraguanismos-1939).
    docs. (1939) Ejemplo:
    • 1939 Castellón, H. A. DiccNicaraguanismos Ni (NTLLE)
      Cerda. f.: "Pegar cerda", entre zapateros, es preparar hilos con una cerda en la punta.
13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
cerda2 s. (1302-)
cerda, çerda
También en esta página: cerda (1270-)
Etim. Voz tomada probablemente del latín sarda, ae 'pez parecido a la caballa'.

Se documenta por primera vez, con la variante çerda y la acepción 'pez marino de la familia de los escómbridos de hasta 90 centímetros de longitud, cuerpo alargado, fusiforme y comprimido, de color gris azulado brillante en el dorso, con líneas longitudinales negras, y blanquecino en el vientre, con escamas pequeñas, boca amplia, que llega hasta detrás de los ojos, y aleta caudal ahorquillada', en 1302, en el Ordenamiento portuario de Sevilla, y en 1786 se consigna en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes, de Terreros y Pando (quien remite a los "Reglamentos de Toledo", pues la voz figura, en 1758, en el Informe de la imperial ciudad de Toledo al Real, y Supremo Consejo de Castilla, sobre igualacion de pesos y medidas en todos los Reynos, y Señoríos de S. MAG. segun las leyes, de A. M. Burriel). Posteriormente la voz se atestigua en textos especializados en ictionimia.

  1. s. f. Pez marino de la familia de los escómbridos de hasta 90 centímetros de longitud, cuerpo alargado, fusiforme y comprimido, de color gris azulado brillante en el dorso, con líneas longitudinales negras, y blanquecino en el vientre, con escamas pequeñas, boca amplia, que llega hasta detrás de los ojos, y aleta caudal ahorquillada; su carne es comestible. Nombre científico : Sarda sarda .
    docs. (1302-2020) 11 ejemplos:
    • 1302 Anónimo Ordenamiento Sevilla [1989] Esp (CDH )
      E de cada baxel q ue tro xere çerda e sardina de tres mjllar es arriba e fue re en pila q ue tome vn mjllar de cada vno venjendo el auer de Portogal e si fuere en seron es q ue tome de tres seron es arriba vno e si vno fuere en sero nes e lo ot ro en pila q ue tome vn mjllar de lo q ue fuere en pila e vn sero n de lo q ue fuere en serones de tres arriba saluo si fue re de vezinos
    • 2020 Aznar Vallejo, E. "Actividades marítimas Andalucía Alfonso X" [01-01-2020] p. 200 Alcanate. Revista de Estudios Alfonsíes (Sevilla) Esp (HD)
      El primer arancel del que tenemos conocimiento data de comienzos del siglo XIV y refleja, sin duda, la inicial ordenación de estos derechos. En él se grava el tráfico del puerto de Sevilla atendiendo a dos conceptos: productos y embarcaciones. En el primer caso, los artículos sometidos a pago son diversos tipos de pesca (sardina, çerda, ballena, atún, sábalos, pijotas, y coquinas), y fruta (manzanas). En todos los casos se trata de importaciones destinadas al consumo y pagadas en especie.
    • 1302 Anónimo Ordenamiento Sevilla [1989] Esp (CDH )
      E de cada baxel q ue tro xere çerda e sardina de tres mjllar es arriba e fue re en pila q ue tome vn mjllar de cada vno venjendo el auer de Portogal e si fuere en seron es q ue tome de tres seron es arriba vno e si vno fuere en sero nes e lo ot ro en pila q ue tome vn mjllar de lo q ue fuere en pila e vn sero n de lo q ue fuere en serones de tres arriba saluo si fue re de vezinos
    • 1758 Burriel, A. M. Informe Toledo pesos medidas p. 69 Esp (BD)
      Fuera cosa muy larga extractar lo que se ordena en muchos Titulos acerca del pesar, vender, y pagar derechos de los Salmónes, Congrios, Besugos, Pixótas, Albúres, Sábalos, Atún, Ballena, Cóngrios secos, Cazónes, Pulpos, Mielgas, Tollos, Morenas, Esturchas, y los Pescados menores, como son Arenques, Cerdas, Sabógas, Agujas, Chopas, y Sardínas secas [...].
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDA, se llamó antiguamente en España una especie de pescado, como consta de los Reglamentos de Toledo, en orden á la paga de los pesos faltos.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      CERDA: s. f. [...] ant.: especie de pez llamado asi en España.
    • 1963 Lozano, F. Nomenclatura ictiológica (FG)
      CERDA. 391. Sarda sarda (Bloch). (Golfo de Chafarinas).
    • 1977 Alvar, M. Terminología marinera Mediterráneo p. 219 Esp (BD)
      [...] y salen de Sevilla por el río, y entre ellas, naturalmente, figuran los pescados: anchoas, arenques, atún, tocinos de atún, salados, atún fresco, cerda, corvinas, mero, mojama, pijotas, sardinas saladas y arencadas, sardinas frescas y sardinas en pila, sábalos, badán y ballena.
    • 2000 Szpilman, M. Peixes marinhos Brasil p. 244 (BD)
      Sarda sarda [...] Outros nomes vulgares: Bonito, Bonito-atlântico, Sarda, Serra-comum (PE) [...], Bonito del Atlántico (México, Bonitol (Espanha), Bonnicou (Itália) [...], Cabaña blanca (Venezuela), Cavaritu imperiali (Itália), Cerda (Espanha) [...].
    • 2019 Arias García, A. M. / Torre García, M. Ictionimia andaluza p. 27 Esp (BD)
      Ordenamiento portuario de Sevilla (1302) José Mondéjar (1928-2012), prestigioso dialectólogo, investiga la primera documentación de la voz anchoa en un ordenamiento portuario de la ciudad de Sevilla datado en el año 1302 [...] en el que se mencionan las mercancías que entran y salen de esta ciudad por el Guadalquivir. De un listado con 17 entradas se extraen los nueve nombres de pescados siguientes: anchoa, arenque, atún, cerda (probablemente caballa), corvina, mero, pijota, sábalo y sardina, que corresponderían a otras tantas especies, y de los que todos menos pijota se documentan en castellano por primera vez en la bibliografía ictionímica andaluza consultada.
    • 2020 Aznar Vallejo, E. "Actividades marítimas Andalucía Alfonso X" [01-01-2020] p. 200 Alcanate. Revista de Estudios Alfonsíes (Sevilla) Esp (HD)
      El primer arancel del que tenemos conocimiento data de comienzos del siglo XIV y refleja, sin duda, la inicial ordenación de estos derechos. En él se grava el tráfico del puerto de Sevilla atendiendo a dos conceptos: productos y embarcaciones. En el primer caso, los artículos sometidos a pago son diversos tipos de pesca (sardina, çerda, ballena, atún, sábalos, pijotas, y coquinas), y fruta (manzanas). En todos los casos se trata de importaciones destinadas al consumo y pagadas en especie.
    • 1302 Anónimo Ordenamiento Sevilla [1989] Esp (CDH )
      E de cada baxel q ue tro xere çerda e sardina de tres mjllar es arriba e fue re en pila q ue tome vn mjllar de cada vno venjendo el auer de Portogal e si fuere en seron es q ue tome de tres seron es arriba vno e si vno fuere en sero nes e lo ot ro en pila q ue tome vn mjllar de lo q ue fuere en pila e vn sero n de lo q ue fuere en serones de tres arriba saluo si fue re de vezinos
    • 1302 Anónimo Ordenamiento Sevilla [1989] Esp (CDH )
      E de cada barca q ue vinjere cargada de çerda fresca q ue de vn mjllar. E de cada barca q ue tro xere ballena del cue rpo o lenguada ha de dar tres pieças del cue rpo e tres pieças de la lenguada e si no n tro xere el cue rpo ha de dar tres pieças d el margro e tres de la lenguada q ue sean por todas seys puestas
    • 1758 Burriel, A. M. Informe Toledo pesos medidas p. 69 Esp (BD)
      Fuera cosa muy larga extractar lo que se ordena en muchos Titulos acerca del pesar, vender, y pagar derechos de los Salmónes, Congrios, Besugos, Pixótas, Albúres, Sábalos, Atún, Ballena, Cóngrios secos, Cazónes, Pulpos, Mielgas, Tollos, Morenas, Esturchas, y los Pescados menores, como son Arenques, Cerdas, Sabógas, Agujas, Chopas, y Sardínas secas [...].
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CERDA, se llamó antiguamente en España una especie de pescado, como consta de los Reglamentos de Toledo, en orden á la paga de los pesos faltos.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      CERDA: s. f. [...] ant.: especie de pez llamado asi en España.
    • 1963 Lozano, F. Nomenclatura ictiológica (FG)
      CERDA. 391. Sarda sarda (Bloch). (Golfo de Chafarinas).
    • 1977 Alvar, M. Terminología marinera Mediterráneo p. 219 Esp (BD)
      [...] y salen de Sevilla por el río, y entre ellas, naturalmente, figuran los pescados: anchoas, arenques, atún, tocinos de atún, salados, atún fresco, cerda, corvinas, mero, mojama, pijotas, sardinas saladas y arencadas, sardinas frescas y sardinas en pila, sábalos, badán y ballena.
    • 1977 Alvar, M. Terminología marinera Mediterráneo p. 219 Esp (BD)
      [...] çerda , no figura ni en el DRAE ni en el DCELC. La denominación cerda que en el golfo de Chafarinas (costa de Marruecos) todavía parece designar bonito (Sarda sarda Bloch), debió de ser el nombre específico del bonito en la Edad Media y hasta principios del XVI [...].
    • 2000 Szpilman, M. Peixes marinhos Brasil p. 244 (BD)
      Sarda sarda [...] Outros nomes vulgares: Bonito, Bonito-atlântico, Sarda, Serra-comum (PE) [...], Bonito del Atlántico (México, Bonitol (Espanha), Bonnicou (Itália) [...], Cabaña blanca (Venezuela), Cavaritu imperiali (Itália), Cerda (Espanha) [...].
    • 2019 Arias García, A. M. / Torre García, M. Ictionimia andaluza p. 27 Esp (BD)
      Ordenamiento portuario de Sevilla (1302) José Mondéjar (1928-2012), prestigioso dialectólogo, investiga la primera documentación de la voz anchoa en un ordenamiento portuario de la ciudad de Sevilla datado en el año 1302 [...] en el que se mencionan las mercancías que entran y salen de esta ciudad por el Guadalquivir. De un listado con 17 entradas se extraen los nueve nombres de pescados siguientes: anchoa, arenque, atún, cerda (probablemente caballa), corvina, mero, pijota, sábalo y sardina, que corresponderían a otras tantas especies, y de los que todos menos pijota se documentan en castellano por primera vez en la bibliografía ictionímica andaluza consultada.
    • 2020 Aznar Vallejo, E. "Actividades marítimas Andalucía Alfonso X" [01-01-2020] p. 200 Alcanate. Revista de Estudios Alfonsíes (Sevilla) Esp (HD)
      El primer arancel del que tenemos conocimiento data de comienzos del siglo XIV y refleja, sin duda, la inicial ordenación de estos derechos. En él se grava el tráfico del puerto de Sevilla atendiendo a dos conceptos: productos y embarcaciones. En el primer caso, los artículos sometidos a pago son diversos tipos de pesca (sardina, çerda, ballena, atún, sábalos, pijotas, y coquinas), y fruta (manzanas). En todos los casos se trata de importaciones destinadas al consumo y pagadas en especie.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE