7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Familia Ver familia de palabras
portaalfanje s. (1755-)
portaalfanje, porta alfange, porta-alfange, porta alfanje, porta-alfanje
Etim. Compuesto de portar y alfanje.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'oficial encargado de llevar el alfanje y otras armas del sultán o de otro integrante del gobierno turco' y la variante porta-alfange, en 1755, en "Novedades de Turquía y África. De Constantinopla", noticia publicada en el Mercurio Histórico y Político (Madrid). Se atestigua la variante portaalfanje en la traducción de Las mil y una noches que llevó a cabo V. Blasco Ibáñez hacia 1916. Como puede apreciarse en los ejemplos, también se registran las variantes portaalfange, porta alfange, porta-alfanje o porta alfanje.

  1. >portar+alfanje
    s. m. Oficial encargado de llevar el alfanje y otras armas del sultán o de otro integrante del gobierno turco.
    docs. (1755-1968) 95 ejemplos:
    • 1755 Anónimo "De Constantinopla" [01-10-1755] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Es (HD)
      [...] ni nunca se puede tener en las Cortes, donde todo el mundo sabe, que el espíritu de dissimulación, de negociaciones, y conciertos secretos, y de facciones, es el único que anima a todos los que residen en ellas. El primero ha sido reemplazado por Ali-Baxá, que ha sido Selictar-Agà, ó Porta-Alfange de S. A. Este Oficial, como lo hacen todos los que obsequian á la fortuna, havia sabido de tal manera cautivar la benevolencia del Sultán, que se havia hecho su principal Privado.
    • 1968 Perucho, J. "Espionaje sutil de «Dulce Amiga»" [22-09-1968] La Vanguardia (Barcelona) Es (HD)
      Cuenta esta historia la famosa Scherezada en las "Alf Lailah Oua Lailah" ("Las mil y una noches"), añadiendo, respecto de "Dulce Amiga" que "su boca era una flor, su saliva jarabe, sus labios nuez moscada y su cuerpo fino y flexible como una tierna rama de sauce" [...] Luego, presentóse ante Giafar, que conspiraba con los oficiales y, mientras le afeitaba, enteróse de todo el plan de la aviesa conspiración. Esto fue fatídico para el gran visir, pues Harun-Al-Raschid, el califa, lo hizo decapitar inmediatamente por Massrur, el portaalfanje, ejecutor de su justicia. "Dulce Amiga" fue cantada delicadamente por los poetas, los cuales le dedicaron los más inspirados poemas [...].
    • 1755 Anónimo "De Constantinopla" [01-10-1755] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Es (HD)
      [...] ni nunca se puede tener en las Cortes, donde todo el mundo sabe, que el espíritu de dissimulación, de negociaciones, y conciertos secretos, y de facciones, es el único que anima a todos los que residen en ellas. El primero ha sido reemplazado por Ali-Baxá, que ha sido Selictar-Agà, ó Porta-Alfange de S. A. Este Oficial, como lo hacen todos los que obsequian á la fortuna, havia sabido de tal manera cautivar la benevolencia del Sultán, que se havia hecho su principal Privado.
    • 1780 Anónimo "Constantinopla" [22-12-1780] Gazeta de Madrid (Madrid) Es (HD)
      Los empleos que el Gran Visir ha proporcionado para sus dos hermanos son al mas joven el de Selictar Agá (ó Porta-alfange del Gran Señor) y al mayor, que es actual Baxá de Bosnia y se halla casado con una sobrina del Sultan, el Gobierno de Romelia, á que corresponden la preeminencia y Comandancia sobre todos los Baxáes y Provincias dependientes de la Puerta de Europa [...].
    • 1831 Anónimo Dicc Hist Biografía universal, III Es (BD)
      BOTZARIS (Marco). Este griego uno de los héroes de su pais que se han inmortalizado en la insurrección contra los turcos en 1821 [...]. Acometiendo por todas partes y repitiendo: donde están los bajás? penetra el héroe griego con una parte de los suyos, en el cuartel general: todo cae á impulzo [sic] de su brazo; inmola sucesivamente el selictar ó porta-alfange de Mustay-bajá, y de los siete principales beyes de la fertil provincia del Zadrina [...].
    • 1864 Anónimo (Madame X) "Visita al Serrallo en 1860" [10-04-1864] El Museo Universal (Madrid) Es (HD)
      Los niños, educados bajo la ruda disciplina de los eunucos, aprendían todas las funciones domésticas. Se enseñaba á los mas inteligentes el árabe, el persa y hasta literatura. De sus filas se entresacaban los sesenta pajes de la cámara del sultán, sus músicos, sus barberos, sus secretarios, los encargados de su baño, su porta-alfanje, y con frecuencia sus ministros; la flor y nata de esta tropa era como un semillero de funcionarios [...].
    • 1876 Anónimo "París 22 junio" [26-06-1876] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
      Salía ayer yo del hotel de España y entraban diez caballeros moros. No se vayan Vds. á figurar que esto de hotel es sinónimo de fonda. Llamamos aquí "el hotel de España" á la casa donde mora la embajada de nuestro país [...] cuando entraba el embajador marroquí, Sidi-Ei-Hadj-Mohamed, que es el lion del dia. Seguíale su aturbantado séquito, en el que figuran personajes de todas condiciones, desde el cocinero sanificador hasta el barbero porta-alfanje de S. E., y como quiera que yo les mirase desfilar hácia la escalera de honor que conduce á las habitaciones de nuestro representante, noté que caía un papelito de entre los pliegues del bornus de uno de la comitiva.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Una noche, el califa Harún Al-Raschid se quejaba de insomnios ante su visir Giafar y su portaalfanje Massrur, cuando de pronto soltó Massrur una carcajada.
    • 1918 Cansinos Assens, R. "El arrabal en la literatura" [20-02-1918] La Correspondencia de España (Madrid) Es (HD)
      En los arrabales del Cairo, de Bagdad y Damasco encuentra el narrador anónimo de las Mil y una noches sus más divertidos personajes, sus locos graciosos, sus borrachos de buen humor [...]. Cuando el sultán Arun-ar-Rachid se siente triste, para ahuyentar su melancolía, dirígese á los arrabales, en compañía de su visir y de su portalfanje. En los arrabales encuentra esos jardines misteriosos, iluminados solitariamente para raras fiestas, esas casas de mala fama de las que, algunas veces, le cuesta trabajo escapar con bien.
    • 1926 Santugini Parada, J. "¡Alah te acompañe!" [02-10-1926] La Esfera (Madrid) Es (HD)
      PRÓLOGO. Un día, paseando el emir de Damasco Abd-el-Malek ben Merwán con su visir y su portaalfange por las calles de la ciudad, encontraron á un mendigo cuya sola presencia movía á la compasión. Y los tres quedaron muy asombrados al advertir que el pobre no invocaba el santo nombre de Alah para llamar la atención y conmover los buenos sentimientos de los transeuntes.
    • 1934 Cansinos Assens, R. "Sueño de vagabunda" [07-11-1934] La Voz de Aragón (Zaragoza) Es (HD)
      Era el perro tan serio como su ama, y no la mimaba ni festejaba al modo canino, sino que le prestaba compañía y la vigilaba, grave, como si en sus colmillos aguzados tuviese la misión de un porta-alfanje. Tendido junto a la mujer, en aquella actitud de escultura, prestábale a su ama, pobre y sin joyas, una apariencia suntuosa, haciendo enormemente magnífica su quietud, vigilada por aquel guardián hierático.
    • 1968 Perucho, J. "Espionaje sutil de «Dulce Amiga»" [22-09-1968] La Vanguardia (Barcelona) Es (HD)
      Cuenta esta historia la famosa Scherezada en las "Alf Lailah Oua Lailah" ("Las mil y una noches"), añadiendo, respecto de "Dulce Amiga" que "su boca era una flor, su saliva jarabe, sus labios nuez moscada y su cuerpo fino y flexible como una tierna rama de sauce" [...] Luego, presentóse ante Giafar, que conspiraba con los oficiales y, mientras le afeitaba, enteróse de todo el plan de la aviesa conspiración. Esto fue fatídico para el gran visir, pues Harun-Al-Raschid, el califa, lo hizo decapitar inmediatamente por Massrur, el portaalfanje, ejecutor de su justicia. "Dulce Amiga" fue cantada delicadamente por los poetas, los cuales le dedicaron los más inspirados poemas [...].
    • 1755 Anónimo "De Constantinopla" [01-10-1755] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Es (HD)
      [...] ni nunca se puede tener en las Cortes, donde todo el mundo sabe, que el espíritu de dissimulación, de negociaciones, y conciertos secretos, y de facciones, es el único que anima a todos los que residen en ellas. El primero ha sido reemplazado por Ali-Baxá, que ha sido Selictar-Agà, ó Porta-Alfange de S. A. Este Oficial, como lo hacen todos los que obsequian á la fortuna, havia sabido de tal manera cautivar la benevolencia del Sultán, que se havia hecho su principal Privado.
    • 1780 Anónimo "Constantinopla" [22-12-1780] Gazeta de Madrid (Madrid) Es (HD)
      Los empleos que el Gran Visir ha proporcionado para sus dos hermanos son al mas joven el de Selictar Agá (ó Porta-alfange del Gran Señor) y al mayor, que es actual Baxá de Bosnia y se halla casado con una sobrina del Sultan, el Gobierno de Romelia, á que corresponden la preeminencia y Comandancia sobre todos los Baxáes y Provincias dependientes de la Puerta de Europa [...].
    • 1781 Anónimo "Constantinopla" [20-04-1781] Gazeta de Madrid (Madrid) Es (HD)
      Está nombrado succesor Ised Mahomed Gobernador de Erzerum, sugeto bien acreditado por su talento y afabilidad. Inmediatamente se le despachó el Porta-alfange de S. A. con una carta sellada con el muhur ó sello del Sultan, participándole su elevacion al Ministerio. El Capitan Baxá servirá interinamente.
    • 1831 Anónimo Dicc Hist Biografía universal, III Es (BD)
      BOTZARIS (Marco). Este griego uno de los héroes de su pais que se han inmortalizado en la insurrección contra los turcos en 1821 [...]. Acometiendo por todas partes y repitiendo: donde están los bajás? penetra el héroe griego con una parte de los suyos, en el cuartel general: todo cae á impulzo [sic] de su brazo; inmola sucesivamente el selictar ó porta-alfange de Mustay-bajá, y de los siete principales beyes de la fertil provincia del Zadrina [...].
    • 1844 Anónimo "Corresponsal" [12-05-1844] El Corresponsal (Madrid) Es (HD)
      Leemos en el Novelero: Parece que el embajador que el Gran Señor envia para felicitar á nuestra Reina con motivo de la declaracion de su mayoria, se embarcó en Constantinopla el 3 del pasado abril [...] trae una comitiva de cuarenta personas, entre las que se cuentan sus seis mujeres, y su porta alfange. Siendo costumbre dar á los embajadores de la Puerta Otomana alojamiento y hacerles por la Corona un regalo, parece se han encargado á una de las mejores fábricas de Toledo seis yataganes (pequeños alfanges muy corvos) y dos magníficas pistolas, lo que irá acompañado de alguna alhaja de valor.
    • 1864 Anónimo (Madame X) "Visita al Serrallo en 1860" [10-04-1864] El Museo Universal (Madrid) Es (HD)
      Los niños, educados bajo la ruda disciplina de los eunucos, aprendían todas las funciones domésticas. Se enseñaba á los mas inteligentes el árabe, el persa y hasta literatura. De sus filas se entresacaban los sesenta pajes de la cámara del sultán, sus músicos, sus barberos, sus secretarios, los encargados de su baño, su porta-alfanje, y con frecuencia sus ministros; la flor y nata de esta tropa era como un semillero de funcionarios [...].
    • 1876 Anónimo "París 22 junio" [26-06-1876] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
      Salía ayer yo del hotel de España y entraban diez caballeros moros. No se vayan Vds. á figurar que esto de hotel es sinónimo de fonda. Llamamos aquí "el hotel de España" á la casa donde mora la embajada de nuestro país [...] cuando entraba el embajador marroquí, Sidi-Ei-Hadj-Mohamed, que es el lion del dia. Seguíale su aturbantado séquito, en el que figuran personajes de todas condiciones, desde el cocinero sanificador hasta el barbero porta-alfanje de S. E., y como quiera que yo les mirase desfilar hácia la escalera de honor que conduce á las habitaciones de nuestro representante, noté que caía un papelito de entre los pliegues del bornus de uno de la comitiva.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      A estas palabras, montó el califa en una cólera terrible, y gritó al eunuco que llamase inmediatamente a Massrur el portaalfanje, ejecutor de su justicia.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "¡Que se ejecute la sentencia!" Y el portaalfanje Massrur hizo que se apoderaran del pescador, que aullaba como un loco, y cuando le echaron de bruces, mandó que le aplicaran cien palos justos, ¡ni uno más ni uno menos! Y aunque Califa no sentía dolor alguno, a causa del encallecimiento que había adquirido, daba gritos espantosos v lanzaba mil imprecaciones contra el tañedor de clarinete.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entre diversos cuentos, se cuenta ¡oh rey afortunado! que el califa Harún Al-Raschid salió de su palacio una noche con su visir Giafar, su visir Al-Fazl, su favorito Abu-lshak, el poeta Abu-Nowas, el portaalfanje Massrur y el capitán de Policía Ahmad-la-Tiña.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y de los dos que están de pie a su lado, uno se parece a ti y el otro a mi portaalfanje Massrur.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "¡Tengo oprimido el pecho, y deseo ir a pasearme por las calles de Bagdad y liegar hasta el Tigris, para ver si paso la noche distraído!" Giafar contestó oyendo y obedeciendo, y al punto se disfrazó de mercader, tras de ayudar al califa a que se disfrazara de lo mismo y de llamar al portaalfanje Massrur para que les acompañara disfrazado como ellos.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero el gran visir se apresuró a levantarle con toda clase de respetos, y le dijo: "¡Oh hijo de Danial, esperamos de ti que salves a nuestro rey Karazdan! ¡Una lepra, que hasta ahora no tuvo remedio, le cubre el rostro y el cuerpo! ¡Y hemos pensado en ti para que le cures, ya que eres hijo del sabio Danial!" Y todos los circunstantes, gobernadores, chambelanes y portaalfanjes, gritaron a la vez:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y resuelto ya a dejar correr su destino, Hassib siguió al gran visir, que le introdujo, para presentarle al rey, en una sala donde se alineaban por orden jerárquico dos mil gobernadores de provincia, dos mil jefes militares y dos mil portaalfanjes, que no esperaban más que un signo para hacer volar las cabezas.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡y ten cuidado, no vaya a ser que, si no me cuentas enseguida una historia instructiva, ponga en práctica la amenaza de Al-Raschid a su portaalfanje!
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero al oír el ruido que armaban los de fuera, Kuat AlKulub miró por la ventana, y comprendió la desdicha que se cernía sobre ellos, pues la casa estaba cercada por los guardias, el portaalfanje, los mamalik y los jefes de la tropa, y vió a su cabeza al visir Giafar y al walí de la ciudad.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Si fueras tan perspicaz como hermoso, hace tiempo que habrías adivinado que nuestro jefe, con su traje de derviche, es nuestro amo el califa, el Emir de los Creyentes, Harún Al-Raschid, y el segundo derviche, el sabio visir Giafar el Barmecida, y el tercero, el portaalfanje Massrur, y yo mismo, tu esclavo y admirador, Abu-Nowas, sencillamente poeta!"
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      aquella noche, el califa Harún Al-Raschid, sintiendo oprimido el pecho, había dicho a su visir Giafar, a su portaalfanje Massrur y a su poeta favorito el delicioso Abu-Nowas: "Me siento con el pecho algo oprimido.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y al punto escribió Giafar una misiva apropiada, y encargó al portaalfanje Massrur que a toda prisa fuera a Bassra para llevársela por sí mismo al emir El-Zobeidi, gobernador de la ciudad.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      El califa se levantó inmediatamente, hizo lo mismo Giafar, y seguidos de Massrur el portaalfanje, se dirigieron hacia el Palacio de las Maravillas, no sin haber tomado la precaución de disfrazarse de mercaderes.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y mezclado con estos hombres fui conducido entre tus manos, j oh Emir de los Creyentes! Y mandaste que cortasen la cabeza a esos diez bandidos, y fui el único que quedó entre las manos de tu portaalfanje, y a pesar de todo, no dije tan siquiera ni una palabra.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero entonces volvió la cara el califa, y viéndome todavía en pie, exclamó: "¡Oh mi portaalfanje! Te he mandado cortar la cabeza a los diez malvados! ¿Cómo es que perdonaste al décimo?" Y el portaalfanje repuso: "¡Por la gracia de Alah sobre ti y por la tuya sobre nosotros! He cortado diez cabezas".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero entonces volvió la cara el califa, y viéndome todavía en pie, exclamó: "¡Oh mi portaalfanje! Te he mandado cortar la cabeza a los diez malvados! ¿Cómo es que perdonaste al décimo?" Y el portaalfanje repuso: "¡Por la gracia de Alah sobre ti y por la tuya sobre nosotros! He cortado diez cabezas".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y en cuanto nos vió, el califa llamó al portaalfanje, y le dijo: "¡Corta inmediatamente la cabeza a esos diez malvados!" Y el verdugo nos puso en fila en el patio, a la vista del califa, y empuñando el alfanje, hirió la primera cabeza y la hizo saltar, y la segunda, y la tercera, hasta la décima.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el portaalfanje me cortó inmediatamente la mano derecha.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces gritó Sett Zobeida: "¡Ya Massrur!" Y al punto el portaalfanje del califa se presentó entre las manos de su soberana, que le dijo:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Sólo la muerte podrá librar de él a mi morada!" Y pronunció la sentencia de muerte de la sultana, y mandó a su portaalfanje que cumpliera su misión.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Con lo cual no tardé en tener un cráneo a prueba de toda clase de golpes; y si quieres ¡oh Emir de los Creyentes! mandar ahora a tu portaalfanje Massrur que me parta la cabeza, verás cómo se mella su alfanje y se hace trizas contra los huesos de mi cráneo.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Salió luego de su tienda, se arrodilló en el cuero de la sangre, que acababa de extender en el suelo el portaalfanje Massrur, y se vendó los ojos con sus propias manos.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el porta alfanje blandió su hoja bien afilada, que brilló y lanzó chispas en el aire; y la hizo voltear, y ya la bajaba para hacer saltar la cabeza, cuando se dejó oír un grito detrás de él: "¡Detén tu mano!".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y le entregaron al porta alfanje.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el porta alfanje le desgarró un trozo del traje y le vendó los ojos.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y le contestaron: "¡Oh rostro de brea! ¿tan ignorante estás de la justicia de Alah (¡exaltado sea!) que atacas al naieb de Damasco, nuestro señor y nuestro padre, y crees que vas a poder dormir en paz después en tu casa?" Y se ordenó al porta alfanje que le cortara la cabeza en aquella hora y en aquel instante.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y Harún escuchó a su porta alfanje y sacudió la cabeza Y dijo: "¡No tengo ganas de eso esta noche!" Y dijo Massrur: "¡Oh Emir de los Creyentes! en tu palacio hay trescientas sesenta jóvenes de todos colores, semejantes a otras tantas lunas y gacelas, y vestidas con trajes tan hermosos como flores.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      En los anales de los pueblos y en los libros de tiempos antiguos se cuenta —pero Alah es el único que conoce el pasado y ve el porvenir— que una noche entre las noches, el califa, hijo de los califas ortodoxos de la posteridad de Abbas, Harún Al-Raschid, que reinaba en Bagdad, se incorporó en su lecho, presa de la opresión, y, vestido con sus ropas de dormir, mandó que fuese a su presencia Massrur, porta alfanje de su gracia, el cual se presentó al punto entre sus manos.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Rechazó entonces violentamente con un pie las ropas de su cama, y dando una palmada llamó a Massrur, su porta alfanje, que vigilaba la puerta siempre, y le dijo:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "¡Elque sepa de quién es esta piel se casará con la hija del rey!" Y el joven se acercó al visir, al portaalfanje y al jeique de los escribas, que estaban sentados bajo la piel, y les dijo: "¡Yo os diré qué piel es ésa!" Y le contestaron: "Está bien".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      No bien tuvo en su presencia a Aladino, poseído de un furor inconcebible, no quiso perder el tiempo en preguntarle qué había sido del palacio que guardaba a su hija Badrú'l-Budur, y gritó al portaalfanje: "¡Corta en seguida la cabeza de este impostor maldito!" Y no quiso oírle ni verle un instante más.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y llevarás contigo a mi portaalfanje y al jeique de los escribas de palacio, encargado de los contratos de matrimonio.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "¡Oh portaalfanje! quédate a la puerta de la sala.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y no pudo por menos de decir a Kamariya: "¡Por vida tuya, ¡oh hermana mía! que mis ojos no pueden ya sufrir la vista de ese que está ahí y de ese otro que está a su lado! ¿Por qué son tan horribles, y quiénes son?" Y Kamariya se echó a reír y contestó: "¡Oh mi señora! ése es el jefe Al-Schisbán, y ese otro es el magno Maimún, el portaalfanje.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y cuando el maestro de escuela lisiado y con la boca hendida acabó de contar de tal suerte la causa de su lisiadura y de su deformidad, Massrur, el portaalfanje, le hizo volver a la fila.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Oh portaalfanje! ¡tranquiliza tu alma y refresca tus ojos, pues en adelante, para ayudarte a subsistir, ahora que casi no se retribuyen tus funciones, recibirás cada año doscientos dinares de emolumentos! ¡Y haga Alah que, durante todo mi reinado permanezca siendo tu alfanje tan inútil como lo es en este momento y se cubra con el orín pacífico de reposo!" Y el portaalfanje besó la orla del traje del califa y se volvió a su sitio.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Cuando el sultán Mohammad ben-Theilún hubo oído estas palabras de su portaalfanje, reflexionó durante un buen rato, y comprendió que tales quejas eran justificadas, porque el provecho mayor que su cargo le producía al verdugo no procedía de su paga, que era poco considerable, sino de los dones y herencias que sacaba de quienes ejecutaba.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el último que se presentó fué el eunuco portaalfanje, ejecutor de la justicia.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y se encaró con el portaalfanje, y le dijo:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      El walí mandó entonces al portaalfanje que me cortase la mano, según la ley contra los ladrones.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Después mandó al portaalfanje que soltase al judío y ahorcase al sastre, que se había declarado culpable.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces el portaalfanje llevó al sastre junto a la horca, le echó la soga al cuello y dijo: "¡Esta vez va de veras! ¡Ya no habrá ningún otro cambio!" Y agarró la cuerda.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      E hizo seña a su portaalfanje para que se acercara, y le dijo:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces se levantó el visir, riendo de la locura del pescador, cogió el clavo, y dijo al oído del portaalfanje: "¡Oh portaalfanje! quédate a la puerta de la sala.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y se precipitó afuera, corriendo como un hombre perseguido por una horda de beduínos, y cayendo y levantándose, de tan emocionado como estaba, llegó al lado del jefe eunuco, Massrur el portaalfanje, que hacía la guardia, como de costumbre, a la puerta del Emir de los Creyentes.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Luego, con el rostro transfigurado, y libre de todo género de preocupaciones el espíritu, Al-Raschid dirigióse al aposento reservado adonde Tohfa fué conducida por el portaalfanje.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Un día entre los días, el Emir de los Creyentes, sintiéndose el pecho oprimido, mandó buscar a su gran visir Giafar el Barmecida, y a Ishak, su compañero de copa, y a Massrur, el portaalfanje de su venganza.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Luego se encaró con su portaalfanje Massrur, y le dijo: "Date prisa ¡oh Massrur! a seguir a ese cortejo, con obieto de que veas lo que haya que ver, y vuelvas sin tardanza para informarme en palacio, teniendo antes cuidado, sin embargo, de incitar a ese noble extranjero a presentarse mañana entre mis manos a la misma hora que el ciego y el lisiado y el jeique generoso".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y a una seña de su amo, el portaalfanje Massrur se acercó al lisiado de ambas piernas que tenía la boca hendida, y le dió la limosna que estaba escrita en su suerte aquel día.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      He llegado a saber ¡oh rey del tiempo! ¡oh corona de mi cabeza! que, un día entre los días, el califa Harún Al-Raschid (¡Alah le tenga en Su gracia!) salió de su palacio en compañía de su visir Giafar y de Massrur, su portaalfanje ambos disfrazados, como él mismo lo iba, de mercaderes nobles de la ciudad.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Y haga Alah que, durante todo mi reinado permanezca siendo tu alfanje tan inútil como lo es en este momento y se cubra con el orín pacífico de reposo!" Y el portaalfanje besó la orla del traje del califa y se volvió a su sitio.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y al oír estas palabras del portaalfanje, Khaizarán se sintió llena de terror; y se albergó en su alma el espanto; y la emoción le apretó el corazón hasta romperle.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero en aquel momento, al ver que el portaalfanje iba a ejecutar a Aladino, la muchedumbre empezó a escalar los muros del palacio y a forzar las puertas.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el portaalfanje se llevó a Aladino a la terraza, desde la cual se dominaba el meidán en donde estaba apiñada la muchedumbre tumultuosa, hizo arrodillar a Aladino sobre el cuero rojo de las ejecuciones, y después de vendarle los ojos le quitó la cadena que llevaba al cuello y alrededor del cuerpo, y le dijo: "¡Pronuncia tu acto de fe antes de morir!" Y se dispuso a darle el golpe de muerte, volteando por tres veces y haciendo flamear el sable en el aire en torno a él.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y sólo se quedaron con Abul-Hassán el gran visir Giafar y el portaalfanje Massrur, que se acercaron a él y le ayudaron a levantarse, cogiéndole uno por debajo del brazo derecho y otro por debajo del brazo izquierdo.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Cuando se marcharon, Al-Raschid se encaró con Giafar y con el portaalfanje Massrur, que se habían quedado en la habitación, y les dijo: "Ya habéis oído mis palabras.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Y quién sabe lo qué les ocurrirá! ¡Además, te hago responsable por la pérdida de todas las alhajas y cosas preciosas con que hice que la ataviaran a ella al salir del hammam, y que valen un tesoro! ¡Así, pues, al instante va a saltar de tu cuerpo tu cabeza!" Y a una señal del rey, se adelantó el portaalfanje, ¡y de un solo tajo hizo del persa-dos persas!
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Escogí para que se mantuviese a mi derecha a uno de ellos que se parecía a Giafar, y a otro para darle las prerrogativas de portaalfanje, a ejemplo de lo que hace el Emir de los Creyentes.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      ¡Sí, mis señores, es el mismo, con su visir Giafar y su portaalfanje Massrur!
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Una noche, el califa Harún Al-Raschid se quejaba de insomnios ante su visir Giafar y su portaalfanje Massrur, cuando de pronto soltó Massrur una carcajada.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el portaalfanje quitó la cuerda del cuello del proveedor, y la echó al cuello del médico judío, cuando se vió llegar al sastre, que atropellando a todo el mundo, dijo:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el portaalfanje contestó: "¡Está bien!" Y el visir entregó el clavo al pescador, diciéndole: "Haznos ver la alfombra ahora".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Pero el visir Rabiah se levantó y dijo al portaalfanje Massrur: "Ve en esta hora y en este instante a presentarte entre las manos del califa.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y entraron el califa, el visir y el portaalfanje, y al verlos las jóvenes se pusieron de pie y les dijeron: "¡Sed bien venidos, y que la acogida en esta casa os sea tan amplia como amistosa! Sentaos, ¡oh huéspedes nuestros! Sólo tenemos que imponeros una condición: "No habléis de lo que no os importa, si no queréis oír cosas que no os gusten".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces el portaalfanje cogió la cuerda que había pasado por el cuello del cristiano y rodeó con ella el cuello del proveedor, lo llevó junto al patíbulo, y lo iba a levantar en el aire, cuando de pronto el médico judío atravesó la muchedumbre, y dijo a voces al portaalfanje:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces el portaalfanje cogió la cuerda que había pasado por el cuello del cristiano y rodeó con ella el cuello del proveedor, lo llevó junto al patíbulo, y lo iba a levantar en el aire, cuando de pronto el médico judío atravesó la muchedumbre, y dijo a voces al portaalfanje:
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Cuando el walí hubo oído las palabras del proveedor, dispuso que soltasen al nazareno, y dijo al portaalfanje: "Ahora mismo ahorcarás a este hombre, que acaba de confesar su delito".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces se acercó el portaalfanje y preparó la cuerda, hizo el nudo corredizo, se lo pasó al nazareno por el cuello, y ya iba a tirar de él, cuando de pronto el proveedor del sultán hendió la muche dumbre y abriéndose camino hasta el nazareno que estaba de pie junto a la horca, dijo al portaalfanje: "¡Detente! ¡Yo soy quien ha matado a ese hombre! Entonces el walí le preguntó: "¿Y por qué le mataste?" Y el intendente dijo: "Vas a saberlo.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces se acercó el portaalfanje y preparó la cuerda, hizo el nudo corredizo, se lo pasó al nazareno por el cuello, y ya iba a tirar de él, cuando de pronto el proveedor del sultán hendió la muche dumbre y abriéndose camino hasta el nazareno que estaba de pie junto a la horca, dijo al portaalfanje: "¡Detente! ¡Yo soy quien ha matado a ese hombre! Entonces el walí le preguntó: "¿Y por qué le mataste?" Y el intendente dijo: "Vas a saberlo.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y ordenó que el portaalfanje pregonara por toda la ciudad la sentencia de muerte del corredor nazareno.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y he aquí que de improviso apareció en la entrada de la tienda Massrur, el portaalfanje del califa y ejecutor de su cólera.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Entonces la joven, volviéndose hacia el califa, hacia el visir Giafar y hacia el portaalfanje, les dijo: "Contad vuestra historia".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el califa, y Giafar, y Massrur el portaalfanje salieron disfrazados por las calles de Bagdad;
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Le acompañaba su visir Giafar-Al-Barmaki y el portaalfanje Masurur, ejecutor de sus justicias.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el castrado porta alfanje salió llevándose a Tohfa.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y le hizo el relato de cuanto le había ocurrido desde el día de su separación en el camino que conducía a Bagdad hasta el momento en que el porta alfanje iba a cercenarle el cuello.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Y el porta alfanje preguntó al walí: "¿Le corto el cuello, ¡oh mi señor!?".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "¡Soy Massrur el porta alfanje!
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      "... Al punto hizo llamar al porta alfanje Massrur, y después que él hubo besado la tierra entre sus manos, le dijo: "¡Oh Massrur! ¡ve a toda prisa al palacio que tiene dos puertas, una que da al río y otra que mira a la ciudad! ¡Y allí preguntarás por la joven que habita en él, y me la traerás, bajo pena de tu cabeza!" Y contestó Massrur: "¡Oír es obedecer!" Y salió, sacando la cabeza antes que los pies, y corrió al palacio consabido que, en efecto, era el de Hassán.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Al punto hizo llamar al porta alfanje Massrur, y después que él hubo besado la tierra entre sus manos, le dijo...
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      En seguida se adelantó el porta-alfanje, vendó los ojos del médico, y sacando la espada, dijo al rey: "Con tu venia".
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Es (CDH )
      Después el rey llamó al porta-alfanje y le dijo: "¡Corta la cabeza a ese traidor y líbranos de sus maleficios!" El médico le dijo: "Consérvame la vida, y Alah te la conservará.
    • 1917 Rojano, M. "Bagdad la ensoñadora" [20-03-1917] El Pueblo: Diario Republicano de Valencia (Valencia) Es (HD)
      Los cuentos de Grimm, de Andersen, de Pierrault; los viajes de Gulliver las aventuras de Robinson Crussé, los cuentos de Las mil y una noches. Entonces supimos de Bagdad. ¡Cómo olvidar á la bella y discreta Schahrazada y al traicionado rey Schahriar!; ¡cómo no acordarse del califa Harún-Al-Rachid, de su visir Giafar-al-Barmaki y del portaalfanje Mesrur...!
    • 1918 Cansinos Assens, R. "El arrabal en la literatura" [20-02-1918] La Correspondencia de España (Madrid) Es (HD)
      En los arrabales del Cairo, de Bagdad y Damasco encuentra el narrador anónimo de las Mil y una noches sus más divertidos personajes, sus locos graciosos, sus borrachos de buen humor [...]. Cuando el sultán Arun-ar-Rachid se siente triste, para ahuyentar su melancolía, dirígese á los arrabales, en compañía de su visir y de su portalfanje. En los arrabales encuentra esos jardines misteriosos, iluminados solitariamente para raras fiestas, esas casas de mala fama de las que, algunas veces, le cuesta trabajo escapar con bien.
    • 1918 Capdevila, A. El amor de Schahrazada [1919] p. 45 Ar (BD)
      SCHAHRAZADA. Si nadie lo sabe, yo lo sé. Alégrase la hermanita Zeinab porque Zeitún Abdalah ya se dispuso para la fiesta. Se rompió en tres pedazos el alfange del porta-alfange. Tu día ha llegado y el día de la salvación de la ciudad y el propio día mío... Pero huyamos hacia los naranjos... Dos hombres han traspuesto la puerta de la reja del jardín...
    • 1926 Santugini Parada, J. "¡Alah te acompañe!" [02-10-1926] La Esfera (Madrid) Es (HD)
      PRÓLOGO. Un día, paseando el emir de Damasco Abd-el-Malek ben Merwán con su visir y su portaalfange por las calles de la ciudad, encontraron á un mendigo cuya sola presencia movía á la compasión. Y los tres quedaron muy asombrados al advertir que el pobre no invocaba el santo nombre de Alah para llamar la atención y conmover los buenos sentimientos de los transeuntes.
    • 1934 Cansinos Assens, R. "Sueño de vagabunda" [07-11-1934] La Voz de Aragón (Zaragoza) Es (HD)
      Era el perro tan serio como su ama, y no la mimaba ni festejaba al modo canino, sino que le prestaba compañía y la vigilaba, grave, como si en sus colmillos aguzados tuviese la misión de un porta-alfanje. Tendido junto a la mujer, en aquella actitud de escultura, prestábale a su ama, pobre y sin joyas, una apariencia suntuosa, haciendo enormemente magnífica su quietud, vigilada por aquel guardián hierático.
    • 1968 Perucho, J. "Espionaje sutil de «Dulce Amiga»" [22-09-1968] La Vanguardia (Barcelona) Es (HD)
      Cuenta esta historia la famosa Scherezada en las "Alf Lailah Oua Lailah" ("Las mil y una noches"), añadiendo, respecto de "Dulce Amiga" que "su boca era una flor, su saliva jarabe, sus labios nuez moscada y su cuerpo fino y flexible como una tierna rama de sauce" [...] Luego, presentóse ante Giafar, que conspiraba con los oficiales y, mientras le afeitaba, enteróse de todo el plan de la aviesa conspiración. Esto fue fatídico para el gran visir, pues Harun-Al-Raschid, el califa, lo hizo decapitar inmediatamente por Massrur, el portaalfanje, ejecutor de su justicia. "Dulce Amiga" fue cantada delicadamente por los poetas, los cuales le dedicaron los más inspirados poemas [...].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE