Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
prefijos

Los prefijos son elementos afijos, carentes de autonomía, que se anteponen a una base léxica, a la que aportan cierto significado, para formar una palabra derivada: anormal, codirector, deshecho, disconforme, excarcelar, imparcial, repoblación. A efectos ortográficos, se asimilan a los prefijos los elementos compositivos iniciales que se anteponen a una palabra para formar un compuesto, como cardio- en cardiocirujano, ciber- en cibercafé, filo- en filosoviético o video- en videoconferencia.

1. Escritura de las palabras o expresiones con prefijos

En la lengua actual, algunos prefijos están desarrollando una gran productividad y con frecuencia se anteponen a bases constituidas por más de una palabra. Son especialmente proclives a este comportamiento prefijos como ex-, anti-, pos(t)-, pre-, pro- o super-, aunque esta tendencia no se limita solo a ellos. Se exponen a continuación las normas de escritura de los prefijos en función del tipo de base a la que se antepongan.

1.1. Escritura unitaria. Los prefijos deben escribirse siempre soldados a la base a la que afectan cuando esta es univerbal, es decir, cuando se trata de una sola palabra: antiadherente, contraoferta, cuasidelito, exalcohólico, interministerial, posparto, precontrato, proamnistía, superbién, ultracongelar, viceministra, etc. No se considera correcta en estos casos ni la grafía con guion (⊗‍anti-cancerígeno) ni la escritura separada (⊗‍anti cancerígeno).

Excepcionalmente, se admite el empleo del guion intermedio para marcar la frontera entre el prefijo y la palabra base cuando ello sea indispensable para la correcta comprensión del derivado, al poner de manifiesto su sentido etimológico literal en lugar de su sentido habitual o asentado: «Algunos artistas no se conforman con re-presentar el movimiento; quieren presentarlo directamente» (País [Ur.] 25.8.2006); «Simulacro o estructura del artificio que describe una pirueta donde la oposición del pre-texto al texto queda desplazada» (Menassa Porvenir [Arg. 1992]); «Nos acostumbramos cada vez más a sentenciar mucho antes que todos los antecedentes lleguen a manos de un juez, donde quizás la palabra pre-juicio nunca había tenido tanto sentido» (Capital [Chile] 10.12.2015).

1.2. Escritura con guion. Los prefijos deben unirse con guion a la palabra base si esta comienza con mayúscula, de ahí que se emplee este signo cuando el prefijo se antepone a una sigla o a un nombre propio constituido por una sola palabra: anti-ALCA, mini-USB, pos-Gorbachov, pro-Obama. También es preciso emplear el guion cuando la base es una cifra: pre-1945, sub-21, super-8.

No obstante, cuando se añade un prefijo a un nombre propio para crear otro nombre propio, el prefijo se escribe soldado a la base y la mayúscula se traslada a la inicial del nombre resultante: Superlópez (nombre de un héroe de cómic español), Prepirineo (nombre que se da a la franja anterior al Pirineo central, cadena montañosa de la península ibérica), Precámbrico (nombre del periodo geológico inicial, previo al Cámbrico).

1.3. Escritura separada. Los prefijos se escriben necesariamente separados de la base a la que afectan cuando esta es pluriverbal, es decir, cuando está constituida por varias palabras, ya se trate de locuciones o de otras formas complejas semánticamente unitarias: anti ácido láctico, anti pena de muerte, ex alto cargo, ex chico de los recados, pre Segunda Guerra Mundial, pro Real Academia Española, pro derechos humanos, super en forma, vice primer ministro, etc.

No deben confundirse con bases pluriverbales los casos en que la palabra que constituye la base léxica de la prefijación está modificada por un adjetivo o un complemento preposicional con los que no forma una unidad léxica, sino meramente sintáctica, por lo que debe mantenerse la escritura unitaria cuando se le antepone un prefijo: exjugador de la selección argentina, expresidente colombiano, precampaña electoral, prehistoria de Asia, superprofesora de francés; la base de la prefijación también puede ser un adjetivo que modifica a un sustantivo sin formar una unidad léxica con él: superbuenos padres (= padres superbuenos).

2. Particularidades gráfico-fonológicas de las palabras con prefijos

2.1. Reducción de secuencias de vocales iguales. Si al anteponer un prefijo o un elemento compositivo a una palabra se producen secuencias de dos vocales iguales contiguas, será posible reducir en la escritura las dos vocales a una sola cuando se halle generalizada en la pronunciación, incluso en la pronunciación culta, la articulación de una sola vocal. Por ello, se consideran válidas, e incluso preferibles a las grafías con doble vocal, formas como antinflamatorio, contrataque, microrganismo, portaviones, prestreno, seminconsciente o sobresfuerzo, junto a antiinflamatorio, contraataque, microorganismo, portaaviones, preestreno, semiinconsciente o sobreesfuerzo. Hay factores que favorecen la reducción, como que la palabra base sea polisílaba (lo que facilita la identificación del derivado o compuesto resultante) o comience por vocal átona, como se ve en los ejemplos anteriores; en cambio, es menos habitual la reducción si la base es corta o comienza por vocal tónica: antiindio, miniimán, magnetoóptica, microondas. Ha de tenerse en cuenta, además, que no será posible la reducción gráfica en los casos siguientes:

a) Cuando, de realizarse, la forma resultante fuera a coincidir con la de otra palabra ya existente de distinto significado. Así, por ejemplo, se mantienen las dos vocales en reestablecerse ('volver a establecerse') para evitar la coincidencia con restablecerse ('recuperarse de una enfermedad'); o en reemitir ('volver a emitir'), distinto de remitir ('enviar, diferir, perder intensidad').

b) Cuando, de realizarse, la forma resultante fuera a coincidir con la de otra palabra formada con un prefijo o elemento compositivo distinto, de diferente significado; así, por ejemplo, se mantienen las dos vocales en biooceánico (de bio-  'vida' + oceánico) para evitar su confusión con bioceánico (de bi-  'dos' + oceánico).

c) Cuando la vocal por la que comienza la palabra base sea en sí misma un prefijo, como ocurre con las vocales a o i cuando funcionan como prefijos privativos. Así, se mantienen las dos vocales en archiilegal (archi- + ilegal) para evitar su confusión con archilegal (archi- + legal); lo mismo en ultraamoral (ultra- + amoral), distinto de ultramoral (ultra- + moral).

d) Cuando la base comience por h, pues la hache intercalada bloquea la reducción vocálica en la escritura: macrohomenaje, microhornillo, prehelénico, rehenchido.

2.2. Reducción de secuencias de vocales distintas. Cuando se añade un prefijo acabado en vocal a una base que comienza por una vocal distinta, se mantienen ambas vocales: antiabortista, coexistir, contraofensiva, preoperatorio, reabsorber, etc. En cambio, sí se dan casos de variantes con pérdida de una de las dos vocales cuando lo que se antepone es un elemento compositivo: audiómetro/audímetro, arterioesclerosis/arteriosclerosis, euroasiático/eurasiático, medioeval/medieval, radioactividad/radiactividad.

2.3. Bases con r-. Ha de tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Cuando se antepone un prefijo o un elemento compositivo terminado en vocal a una base que comienza por la letra r, el fonema vibrante /rr/ que esta letra representa en inicial de palabra queda en posición intervocálica y, por ello, ha de escribirse con el dígrafo rr (→ r, 3): antirrobo, contrarreforma, georradar, infrarrojo, prerrequisito, suprarrenal o vicerrector (y no ⊗‍antirobo, ⊗‍contrareforma, ⊗‍georadar, etc.).

b) Si el prefijo termina en -r y la base a la que se añade comienza también por r-, se mantienen ambas: hiperrealismo, interregional, superrápido.

c) Cuando el elemento antepuesto termina en -l, -n, -s o -x, existe una frontera silábica entre este y la r- de la base, por lo que esa letra simple sigue representando ahí el fonema vibrante /rr/ y no ha de duplicarse: milrayas, sinrazón, posromántico, exredactor.

2.4. Bases con s-. Ha de tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Cuando confluyen la -s del prefijo y la s- de la base, en el derivado resultante solo se escribe una: transexual, transiberiano.

b) La anteposición del prefijo ex- a bases que comienzan por s- da lugar a la secuencia -xs-, inusitada en español, pues las voces latinas que contenían esta secuencia, al pasar al castellano, la simplificaron (/ks + s/ > /ks/; -xs- > -x-: lat. exsudāre > esp. exudar); no obstante, hoy se mantiene siempre la s- de la base a fin de facilitar la interpretación del derivado: exsirviente, exsúbdita, exsuegro.

2.5. Bases con x-. Ha de tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Si el prefijo ex- se antepone a una base que comienza por x-, las dos equis se reducen a una sola: exilofonista (de ex- + xilofonista).

b) Cuando un prefijo se antepone a una voz que comienza por x-, esta letra conserva la pronunciación como /s/ que tiene en la palabra base, aunque en el derivado no esté ya situada a principio de palabra (→ x, 2.b): antixenófobo  [antisenófobo], minixeroteca  [miniserotéka], megaxilófono  [megasilófono].

3. Acentuación gráfica de los prefijos y las palabras prefijadas

3.1. Acentuación de prefijos. Los prefijos son elementos átonos, desprovistos de acento prosódico (→ acento, 1); por ello, no deben llevar tilde en ningún caso, ni siquiera cuando se escriben separados de su base o unidos a ella con guion, aunque a menudo se pronuncien enfáticamente: super a disgusto, super-8, hiper en forma (no ⊗‍súper a disgusto, ⊗‍súper-8, ⊗‍híper en forma). No deben confundirse estos usos como prefijos de los usos de estas formas como sustantivos, adjetivos o adverbios, que sí tienen acento prosódico o léxico y, por tanto, se escriben con tilde si les corresponde llevarla (→ híper, súper).

3.2. Acentuación de palabras prefijadas. Al ser los prefijos naturalmente átonos, la sílaba tónica de la palabra prefijada viene a coincidir con la de la palabra base. Las palabras prefijadas se acentúan gráficamente como cualquier otra, de manera que se escribirán con tilde si así lo exigen las reglas de acentuación, aunque no la lleve la palabra base cuando se usa sola; así, sobreúso y microhílo se escriben con tilde por presentar un hiato de vocal cerrada tónica en contacto con vocal abierta (→ tilde2, 2.3.1.a), aunque uso e hilo se escriban sin tilde por ser palabras llanas acabadas en vocal.

4. Combinación de prefijos

Cuando se anteponen a una base varios prefijos, se seguirán las mismas normas expuestas más arriba (→ 1):

4.1. Si la base es univerbal, deberán escribirse soldados a ella, sin guion intermedio: «En la línea antiposmodernista se inscriben los autores más jóvenes» (País [Esp.] 4.10.2003); «Estos festejos adormecieron los ánimos democráticos de los antirreeleccionistas» (Leyva Piñata [Méx. 1984]); «Que se recontrajodan» (Chávez/Santajuliana Nubes [Méx. 2001]); «Una supermegapotente multinacional que fabrica una bebida negra con burbujas financia proyectos destinados al ahorro de agua» (Mulet Transgénicos [Esp. 2017]); «Tonta, retonta, requetesupertonta» (Vergés Cenizas [R. Dom. 1980]). También si se trata del mismo prefijo: antiantisemita, supersuperguapo.

4.2. Si la base comienza por mayúscula o es un número, los prefijos se unirán a ella con guion: supermini-USB, antisub-21.

4.3. Si la base es pluriverbal, se escribirán separados de ella y entre sí: «Se barajan los nombres del ex primer ministro, Toshio Komoto, del ex vice primer ministro Shin Kanemaru» (Abc [Esp.] 25.7.1989).

5. Coordinación de prefijos

Cuando se coordinan dos o más palabras prefijadas que presentan una misma base léxica, es posible omitir esta en todas las menciones, salvo en la última. En ese caso, todos los prefijos, excepto el último, se escriben de forma exenta y con un guion pospuesto para evidenciar su condición de formas afijas, mientras que el último de ellos se escribe soldado a la base: «La disminución del crecimiento pre- y posnatal» (RdgzMartos Alcoholismo [Esp. 1989]); «La estrategia de apertura uni-, bi- y multilateral seguida a lo largo de los noventa buscaba asegurar un marco institucional estable para las exportaciones nacionales» (Ahumada/Sossdorf Equidad [Chile 2017]). Cuando la base es pluriverbal, se prescinde del guion, ya que los prefijos se escriben siempre exentos en esa circunstancia: «Distintas corrientes migratorias europeas, pre y post Segunda Guerra Mundial, se sumaron al mosaico sociocultural de la ciudad de México» (Winocur Ciudadanos [Arg. 2002] 59). Este procedimiento no resulta aplicable si uno de los elementos coordinados no es una palabra prefijada: ⊗‍talleres de pre- y producción audiovisual, donde debió decirse talleres de preproducción y producción audiovisual; ⊗‍lesiones pre- y cancerosas, en lugar de la secuencia correcta lesiones precancerosas y cancerosas.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/prefijos, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 02/03/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE