13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
boa s. (1494-)
boa, boba, bova
Etim. Voz tomada del latín boa 'serpiente acuática' (DECH, s. v.).

 

Se documenta por primera vez, con la variante boba y en la acepción 'reptil no venenoso de la familia de los boídos, de cuerpo largo y robusto y ojos pequeños con pupilas verticales; mata a sus presas por constricción y vive en el centro y sur de América, el Caribe, el oriente de Europa, el occidente de Asia, África, Madagascar y Oceanía', en 1494, en la traducción de El Libro de Propietatibus Rerum de Bartolomé Anglicus, realizada por V. de Burgos, y se consigna por vez primera en el Vocabularium Hispanicum Latinum et Anglicum (1617) de Minsheu. En esta acepción y en la siguiente, la palabra se registra tanto en masculino como en femenino, pero el segundo género se impone a partir del siglo XX. Y, tras un proceso de metáfora, boa se atestigua como 'prenda de abrigo o adorno, larga y estrecha, generalmente de plumas, que cubre el cuello', a partir de un artículo publicado en 1835 en Correo de las Damas (Madrid).

En diversos repertorios lexicográficos se consignan varias acepciones: 'persona servil y aduladora por interés' (1897, El castellano en Venezuela: Estudio crítico, de Calcaño); y, en Bolivia, 'reloj de bolsillo' (1964, Diccionario de bolivianismos, de Fernández Naranjo y Gómez de Fernández).

Vid. también boa (DHLE 1933-36).

 

 

  1. ac. etim.
    s. f. o m. Reptil no venenoso de la familia de los boídos, de cuerpo largo y robusto y ojos pequeños con pupilas verticales; mata a sus presas por constricción y vive en el centro y sur de América, el Caribe, el oriente de Europa, el occidente de Asia, África, Madagascar y Oceanía. Nombre científico: Boidae (familia).
    docs. (1494-2022) 134 ejemplos:
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 264v Esp (CDH )
      E aun como Isidoro dize en Italia hay un serpiente dicho bobas el qual es de si muy grande, tanto que persigue las vacas & bueyes & las mama por fuerça & en las mamando las mata como Isidoro dize. E por esto es dicho el bobas.
    • 2019 Freixas Revuelta, L. No me iba a pasar Esp (CORPES)
      Aquellos con los que hay que tomar precauciones: «En mi casa no entra una chacha que no sea...». (Me gustaba saber que los padres de Étienne no tenían criada. Madame Kaminski ponía la lavadora, monsieur Kaminski pasaba el aspirador. Compraban la comida preparada y la ropa que requería plancha la llevaban a la tintorería.) Los escurridizos, los que no se casan con nadie, aunque pasen por la vicaría o el registro civil. Los coleccionistas de mujeres, como mi amante casado. Hombres-serpiente: buenísimos en la cama, pero peligrosos como boas.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 264v Esp (CDH )
      E aun como Isidoro dize en Italia hay un serpiente dicho bobas el qual es de si muy grande, tanto que persigue las vacas & bueyes & las mama por fuerça & en las mamando las mata como Isidoro dize. E por esto es dicho el bobas.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] I,781 Co (CDH )
      Estas culebras grandes, que llaman bobas, siempre suelen ser pardas. Ay otras muchas maneras de culebras de menor grandeza que las dichas, pero de diuersas colores y efetos por su mortal ponçoña, como son las verdes y coloradas y azules y matizadas de diuersas pinturas y con muchas ruedas por todo el cuerpo.
    • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] Esp (CDH )
      Fe y testimonio dan a esto unas serpientes que en Italia se llaman Boas, las quales vienen a ser tan grandes que en el tiempo del emperador Claudio fue muerta una en el monte Vaticano, en cuyo vientre se halló un muchacho entero. Críanse lo primero con leche de vacas, de donde toman el nombre. Las formas y maneras de los demás animales, que se suelen muchas vezes traer a Italia de otras partes, no ay para qué referirlas aquí y contarlas escrupulosamente.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 486 Ch (CDH )
      Estas islas son abundantes de muchas víboras ponzoñosas y culebras muy grandes que llaman bobas, y muy gruesas; tienen muchas aves de monte y crianse en ellas muchos venados. Lo que con mucha verdad podemos afirmar, que no se sabe hasta hoy, ni en los siglos venideros naturalmente se sabrá, de qué hijos ó nietos ó descendientes de Noé los indios de todas estas islas, ni Tierra Firme, ni México, ni del Perú, hayan procedido.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      ¡Una boa! La culebra, para no dar a la muerte franco el postigo de los oídos, por donde el encantador la guía, cose el un oído con el suelo, y el otro zúrcele con la cola, para que, a puerta cerrada, se torne la muerte y aun el diablo. ¡Oh culebrilla, amiga mía, y qué bien me está remirarme en el espejo que me aclara vuestro catecismo, y aprender en él y en vos cómo me he de defender de los que, so capa de melosas lisonjas, me baldonan! Bien sé que destos sirenos enmascarados me han de salir a cantar y ladrar juntamente.
    • 1607 Anónimo Descripción Panamá [1908] Pa (CDH )
      Ay vnas culebras que llaman bouas, largas de tres varas y mas, y gruesas como el braço; no tienen ponçoña, ni colmillos, ni muerden; a alguna se le a hallado medio venado en el cuerpo.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      12. En los campos hay culebras muy notables, como por el tamaño las bobas, por su ruido la cascabel y por su hermoso nácar la coral; entre la diversidad de ellas se halla otra casi insecto por su pequeñez y en su color y picadas particular, tiene de largo un palmo, es de un plateado brillante y de una actividad que acaba al paciente en menos de 24 horas: halléme con una disecada entre hojas de tabaco.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      En el ángulo opuesto, hacia espaldas del hombre del sombrero de paja, había en el suelo el cuerpo de un hombre, enroscado como una boa. Era ese hombre un mulato gordo y bajo al parecer, pero indudablemente vestido con el manteo de un sacerdote, y que dormía, tendido y pegando sus rodillas contra el pecho, un sueño profundísimo y tranquilo.
    • 1858 Bécquer, G. A. Caudillo manos rojas Leyendas Esp (CDH )

      Cuarenta lunas han nacido después que abandonaron su alcázar; pero ¿quién podrá enumerar los países que han cruzado, los bosques que les han prestado su sombra, los ríos que han apagado su sed? El Kian-gar, conocido por el de las aguas rojas; el Espuri, cuya mansa corriente arrastra oro bastante a construir con él un alcázar soberbio; los Senwads, bosques sombríos donde el boa se desliza con el rumor de la lluvia; Lahore, la madre de los guerreros; Cachemira, la virgen de los siete chales de amianto, y cien y cien otros países, ciudades, bosques, torrentes, ríos y montañas, que hasta llegar a las cordilleras del Himalaya se extienden sobre las inmensas llanuras de la India.

    • 1870 Pz Galdós, B. Sombra [2003] Esp (CDH )
      — «¡Oh! Me batiré con una legión como tú —grité en el colmo de la rabia—; te mataré, te degollaré con más deleite que si venciera a un tigre, a un boa».
    • 1899 Cortázar, D. Disc recepción RAE [1899] 49 Esp (CDH )
      Fuera también del griego están los términos propios, que transmiten de unos á otros países las facilidades, cada día crecientes, para los viajes y para el cambio de producciones, y así resulta que en la Historia Natural, por ejemplo, para denominar muchos animales, plantas y minerales, se admiten en todas las lenguas los nombres mismos que tienen en las tierras donde se producen ó de donde proceden, pudiendo recordar, entre otras muchas voces comprendidas en el caso, las de aguacate, alpaca, boa, caimán, copaquira, jicotea, papa, maíz, pepena, natrón, soroche, tacana, yuca, zapote, etc.;
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      ENun lejano día, se incorporó Balboa; / y vió su mar. / Cortado por la mitad el boa / de los Andes, entonces, ya el Canal era hecho. / Magallanes lloraba: ¡cuán inútil su estrecho! /
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )

      Los dos capataces empezaron a impartir órdenes. Luego, con la tropilla por delante, descendieron el largo y agrio barrancón que los separaba de la orilla. Al doblar un recodo, el río se tendió ante ellos, negro, desbordado y torrentoso, arrastrando ramas, troncos viejos e islotes de resacas y camalotes. Parecía una disforme y lustrosa boa deslizándose entre los montes.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Y cuando ya no quedaban manjares que deglutir ni platos que rebañar, ¡veo cómo este señor cierra los ojos, emite un ronquido entrecortado por gaseosos eructos y se hunde al fin en el letargo de la boa!
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )

      CUPI-Í: Termita, carcoma, comején.

      CUREPÍ: (Piel de chancho). Término despectivo que designa al argentino.

      CURIYÚ: Especie de boa, de gran tamaño.

      CHAMIGO: Mi amigo.

      CHE: Mi, mío.

    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )

      — Así con eso ya nos abrochamos, porque me han contado que el colegio se maneja una caja chica bien jugosa, y tú sabes que yo soy la reina de la caja chica —dijo Patty, y soltó una carcajada que rápidamente se convirtió en un ataque de tos—. Ay, maldita boa, este clima traicionero me tiene fregada —murmuró.

    • 2001 Ehrenhaus, A. Seriedad Ar (CORPES)
      Por ejemplo, un ciempiés de tamaño boa le rodea el tobillo y le provoca un escalofrío. Sin solaparse para nada con esta llamada de atención fisiológica, las iniciales de la camisa del individuo discurren por un plano paralelo.
    • 2009 Vera, H. La casa blanca Py (CORPES)
      El entusiasmo llevó a Miguelito a describir el capital que tenía entre manos. Se trataba nada menos que del Gran Circo Búfalo Bill, con sus dos jaguares del Alto Paraná; un león africano, rengo y medio ciego; cuatro ponis; un músico que daba conciertos de verdulera cabeza abajo, suspendido del trapecio con un pie; seis caniches amaestrados que bailaban el Vals del Emperador mientras rodaban sobre un barril pintado con los colores de la bandera nacional, y una boa de los pantanos que se la pasaba dormitando en una caja de alambre tejido, donde engullía las ratas que le arrojaban esporádicamente.
    • 2019 Freixas Revuelta, L. No me iba a pasar Esp (CORPES)
      Aquellos con los que hay que tomar precauciones: «En mi casa no entra una chacha que no sea...». (Me gustaba saber que los padres de Étienne no tenían criada. Madame Kaminski ponía la lavadora, monsieur Kaminski pasaba el aspirador. Compraban la comida preparada y la ropa que requería plancha la llevaban a la tintorería.) Los escurridizos, los que no se casan con nadie, aunque pasen por la vicaría o el registro civil. Los coleccionistas de mujeres, como mi amante casado. Hombres-serpiente: buenísimos en la cama, pero peligrosos como boas.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 264v Esp (CDH )
      E aun como Isidoro dize en Italia hay un serpiente dicho bobas el qual es de si muy grande, tanto que persigue las vacas & bueyes & las mama por fuerça & en las mamando las mata como Isidoro dize. E por esto es dicho el bobas.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] I,781 Co (CDH )
      Estas culebras grandes, que llaman bobas, siempre suelen ser pardas. Ay otras muchas maneras de culebras de menor grandeza que las dichas, pero de diuersas colores y efetos por su mortal ponçoña, como son las verdes y coloradas y azules y matizadas de diuersas pinturas y con muchas ruedas por todo el cuerpo.
    • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] Esp (CDH )
      Fe y testimonio dan a esto unas serpientes que en Italia se llaman Boas, las quales vienen a ser tan grandes que en el tiempo del emperador Claudio fue muerta una en el monte Vaticano, en cuyo vientre se halló un muchacho entero. Críanse lo primero con leche de vacas, de donde toman el nombre. Las formas y maneras de los demás animales, que se suelen muchas vezes traer a Italia de otras partes, no ay para qué referirlas aquí y contarlas escrupulosamente.
    • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] fol. 141r Esp (CDH )
      [...] y después, haziéndose una rosca se aprietan tanto a sí mesmos que los quiebran dentro en el buche, y después echan las cáscaras fuera; pero siendo los dragones pequeños, como no pueden tragarlos, cogen el huevo y cíñenle alrededor, apretándole tanto por la parte alta que le quiebran como con un hierro, y luego sorben todo lo que queda abaxo. En la Calabria, provincia de Italia, se crían otras serpientes llamadas Boas, las quales se hazen tan grandes que quitan la duda de estotras.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 486 Ch (CDH )
      Estas islas son abundantes de muchas víboras ponzoñosas y culebras muy grandes que llaman bobas, y muy gruesas; tienen muchas aves de monte y crianse en ellas muchos venados. Lo que con mucha verdad podemos afirmar, que no se sabe hasta hoy, ni en los siglos venideros naturalmente se sabrá, de qué hijos ó nietos ó descendientes de Noé los indios de todas estas islas, ni Tierra Firme, ni México, ni del Perú, hayan procedido.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Ch (CDH )
      Estos Andes del Cuzco son fértiles destas víboras, y de culebras que llaman bobas; éstas son muy grandes y muy gruesas; no hacen daño, sino es cuando, como dicen, andan en celos. Porque en aquellos Andes sucedió lo que diré: tres soldados volvíanse á sus casas de las chácaras de la Coca, á pie; no es tierra para caballos.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Ch (CDH )
      Críanse culebras grandes de las que llaman bobas, y otras, y moscas que en asentándose sobre la carne la dejan llena de gusanos. Vientos al ivierno recísimos, sea Sur ó sea Norte, que son los que dominan en esta provincia y que parece andan en competencia uno un dia, otro otro; al verano cualquiera destos vientos es fuego.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      ¡Una boa! La culebra, para no dar a la muerte franco el postigo de los oídos, por donde el encantador la guía, cose el un oído con el suelo, y el otro zúrcele con la cola, para que, a puerta cerrada, se torne la muerte y aun el diablo. ¡Oh culebrilla, amiga mía, y qué bien me está remirarme en el espejo que me aclara vuestro catecismo, y aprender en él y en vos cómo me he de defender de los que, so capa de melosas lisonjas, me baldonan! Bien sé que destos sirenos enmascarados me han de salir a cantar y ladrar juntamente.
    • 1607 Anónimo Descripción Panamá [1908] Pa (CDH )
      Ay vnas culebras que llaman bouas, largas de tres varas y mas, y gruesas como el braço; no tienen ponçoña, ni colmillos, ni muerden; a alguna se le a hallado medio venado en el cuerpo.
    • 1610 Anónimo Descripción corográfica Indias 101 Descripción lugares Indias Pa (CDH )
      Otras hay de media vara, pardas, con manchas claras; causan calentura con dolores, pero vale el remedio puesto. Las últimas llaman viborillas; son pequeñas, del color de las pasadas. Los mordidos no mueren, pero sienten por algunos dias dolor. Hay culebras de tres varas que llaman bobas; no muerden, ni tienen veneno.
    • 1617 Minsheu, J. VocHispLatAngl Esp (NTLLE)
      Bóua, [...]: de Bóuo Item genus serpentis aquatici dicitur. lat: Boa.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Ve (CDH )
      Hay culebras, de las que llaman bobas, que se engullen un venado, por grande que sea, y lo cazan metiéndose entre yerbas y espesura, donde lo acechan y al pasar lo atraen a sí con el aliento, con tanta fuerza, que no puede el venado huir de su boca (el cual imperio no se lo dio Dios sobre los hombres a estas culebras), las cuales, cuando tienen el venado derribado con el aliento, se lo revuelven al cuerpo, y así, apretándolo, lo matan y luego le lamen todo el cuerpo, llenándole de babaza, porque de otra suerte no lo pudieran tragar por la aspereza del pelo.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Ve (CDH )
      4. Hay muchas de las culebras que hemos dicho otras veces, que llaman bobas, tan largas y gruesas que se chupan un venado entero, habiéndolo atraído, estando en acecho por las sendas que ellos pasan, con sólo el aliento. Pero suele (por tener el venado cuerpos) quedarse de fuera la cabeza, habiéndose chupado el cuerpo, la cual corrompiéndose y dando hormigas en ella se le entraba la culebra por la boca y narices, y la matan. Hay otras muchas suertes de ellas venenosísimas, y que parece cosa imposible, según son delgadas, tragarse un conejo entero o un curí, como se les ha hallado en el cuerpo.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Ay en esta tierra vnas culebras grandes bobas, que tienen mas de 4 braças de largo y tan gruesas como el cuerpo de vn hombre. Las quales son torpes en el andar, y lo poco que andan es con mucho reposo, a las quales les prouee Dios de comida como a todas las Criaturas, por que como son tan pezadas, no pueden seguir la caça y assi les dio Naturaleza vna virtud atractiua, que si vna paba, v otra aue grande está sobre vn árbol por alto que sea, y la culebra la alcançe a ver o la sienta, v oyga, solo con voluer el rostro a ella con el anhelito la haze vaxar de donde está reuoleando, y dando voces hasta que se le viene a la voca con que satisface su hambre, o por lo menos remedia su necessidad.
    • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito Relaciones audiencia Quito Ec (CDH )
      Hay animales osos, leones, pericos ligeros, puercos de monte con dos ombligos, armadillos, gatos monteses, hormigueros, gran suma de víboras y culebras, unas bobas y otras ponzoñosas.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] I, 144 Esp (CDH )

      [...] ; los mosquitos, aunque son menores en cuerpo que todos, les hacen ventaja en ser molestos y ofensivos, por los innumerables que hay de cuatro ó cinco especies: varias castas de hormigas: todos géneros de víboras y culebras, señaladamente las que llaman bobas, que son tamañas como grandes vigas; abejas que labran miel en huecos de árboles y debajo de tierra.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      LAS Culebras que llamamos bobas, porque no son ponzoñosas ni acometen á la gente, son las mayores de todas; el nombre que les dan los indios peruanos es, Mullutuma. Háilas tan gruesas como el cuerpo de un hombre y mucho más, y de largor proporcionado á su grandeza. Son éstas coloradas y pintadas de otros colores, y las que con más gusto comen los indios, cuya carne es grasa y blanca como pechugas de ave.
    • 1696 Sera, F. Quaresma continua II p. 153 Esp (BD)
      Di cierta especie de Culebra escrive mi Anglico, llamada Boa, que va con cautela siguiendo los ganados, y acechando las hembras mas pingues, aplica a sus pechos la boca con blandura, pero a la postre chupa con la leche la sangre, conque el animal que la sustentó se muere.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Allí son comunes, entre esta clase de Reptiles, las Culebras de tamaño disforme, que llaman Bobas, al modo que las de los Rios Orinoco, Marañon, y otros de la América. El Insecto, tan general en las Indias, llamado Nigua, ó Pique, cuya incomodidad es frecuente, como el peligro que se corre despues de la extraccion, si por casualidad se moja el pié en la Isla de Cuba, no le hay en la Luisiana. Por el contrario, se encuentran en la Provincia de Quito, no obstante la pureza de su ayre, que no permite animales ponzoñosos, ni de Insectos molestos á la vida.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      12. En los campos hay culebras muy notables, como por el tamaño las bobas, por su ruido la cascabel y por su hermoso nácar la coral; entre la diversidad de ellas se halla otra casi insecto por su pequeñez y en su color y picadas particular, tiene de largo un palmo, es de un plateado brillante y de una actividad que acaba al paciente en menos de 24 horas: halléme con una disecada entre hojas de tabaco.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      BOA. s. f. Género de serpiente, que se cria en la Calabria.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      BOA, una especie de culebrón. [...] No obstante, el Dicc. de Trev. le da también el Francés Boa; y dice que se llama así, porque se va tras las bacas, y las mama. Algunos Autores han dicho, que se puede tragar un buei; pero esto parece falso, y que mas facilmente se le tragara quien tal escribe.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      BOA. s, f. Culebra la mayor que se conoce, y cuya longitud llega a veces hasta treinta pies. El color de su piel varía infinito, pero siempre es una mezcla de colores hermosos y vivos. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que se apodera hasta de los toros y tigres.
    • 1825 Núñez de Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      BOA, s. f. Culebra, la mayor que se conoce, y cuya longitud llega a veces hasta treinta pies.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Boa, s. f. Espet. Género de reptiles ofidianos, culebra la mayor que se conoce, y cuya longitud suele llegar hasta unos treinta piés; el color de piel varia infinito, pero siempre es una mezcla o revuelto dibujo de matices hermosos, sorprendentes y vivos. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta a los toros y tigres.
    • 1846 Salvá, V. NDiccLengCast (NTLLE)
      BOA. f. Culebra la mayor que se conoce, y cuya longitud llega a veces hasta treinta piés. El color de su pie varía infinito, pero siempre es una mezcla de colores hermosos y vivos. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta los toros y tigres.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      BOA, s. f. Segun la definición de la Academia, culebra la mayor que se conoce, y cuya longitud llega a veces hasta treinta pies. El color de su piel varía infinito, pero siempre es una mezcla de colores hermosos y vivos. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que se apodera hasta de los toros y tigres.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      En el ángulo opuesto, hacia espaldas del hombre del sombrero de paja, había en el suelo el cuerpo de un hombre, enroscado como una boa. Era ese hombre un mulato gordo y bajo al parecer, pero indudablemente vestido con el manteo de un sacerdote, y que dormía, tendido y pegando sus rodillas contra el pecho, un sueño profundísimo y tranquilo.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      En Cochinchina, en el Tíbet, en los desiertos del África, en los bosques de la India, entre sus boas y sus reptiles, el sacerdote de Cristo no conoce el miedo. Allí van diez, y vuelve uno contando que sus demás hermanos perecieron, y otros diez y otros cien siguen tras ellos, a llevar en su palabra, en su resignación y en su martirio, la propaganda santa que el curso de diecinueve siglos no ha cortado.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      BOA Zool. s. m.: animal vertebrado, de la clase de los reptiles y del orden de los ofidios, cuyos principales caracteres son: cuerpo comprimido y fusiforme, cola larga y asidora, cabeza pequeña, y hocico cubierto de escamas mas largas que las que cubren el resto del cuerpo, o a vezes de igual tamaño. En este último carácter está fundada la division de los boas en cinco grupos distintos. Al primero pertenece el boa real, que tiene de 20 a 25 pies de largo y 6 pulgadas de diámetro, y habita en los lugares húmedos de las selvas de la América del Sur, y singularmente en la Guyana.
    • 1858 Bécquer, G. A. Caudillo manos rojas Leyendas Esp (CDH )

      Cuarenta lunas han nacido después que abandonaron su alcázar; pero ¿quién podrá enumerar los países que han cruzado, los bosques que les han prestado su sombra, los ríos que han apagado su sed? El Kian-gar, conocido por el de las aguas rojas; el Espuri, cuya mansa corriente arrastra oro bastante a construir con él un alcázar soberbio; los Senwads, bosques sombríos donde el boa se desliza con el rumor de la lluvia; Lahore, la madre de los guerreros; Cachemira, la virgen de los siete chales de amianto, y cien y cien otros países, ciudades, bosques, torrentes, ríos y montañas, que hasta llegar a las cordilleras del Himalaya se extienden sobre las inmensas llanuras de la India.

    • 1858 Bécquer, G. A. Caudillo manos rojas Leyendas Esp (CDH )
      Un mundo nuevo, un joven planeta, se adelantaba hacia mí, trazando su círculo en el vacío, fascinado e inocente como el ave atraída por el boa.
    • 1858 Bécquer, G. A. Caudillo manos rojas Leyendas Esp (CDH )
      Su longitud es ya treinta veces mayor que la del boa secular, que se despierta de dos en dos lunas sobre las márgenes del Sitpuri. Sus ojos redondos, fijos y fascinadores, están clavados en los del caudillo.
    • 1858 Bécquer, G. A. Caudillo manos rojas Leyendas Esp (CDH )
      ¡Dios, que conservas cuanto existe, apartando las tempestades y la muerte de la cabeza de los hombres, no interpongas tu poder entre mi corazón y la flecha de los guerreros, entre mi vida y las garras del tigre o los anillos del boa gigante;
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Tal es el prestigio de los tiranos, que aturden la de sus [244] víctimas con la astucia, el engaño y el terror, como los gatos a las avecitas que persiguen y como el boa a los cuadrúpedos que se ponen a su alcance. Las gentes no aparecían en las calles por no comprometerse con el nuevo gobierno, aunque todos estaban persuadidos de la ventaja de ser gobernados por el partido de los hacendados, hombres muy conocidos por su ilustración y su probidad. El corredor del Cabildo era la única parte en que se veía un grupo de parroquianos, compuesto de la señora Patrocinio, Paula, el sacristán, un sordomudo y tres muchachos curiosos.
    • 1870 Pz Galdós, B. Sombra [2003] Esp (CDH )
      — «¡Oh! Me batiré con una legión como tú —grité en el colmo de la rabia—; te mataré, te degollaré con más deleite que si venciera a un tigre, a un boa».
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Ar (CDH )
      Y mientras tanto que se abandona así a una peligrosa indolencia, ve cada día acercarse el boa que ha de sofocarlo en sus redobladas lazadas. El año 1883 Rosas se hallaba ocupado de su fantástica expedición, y tenía su ejército obrando al Sur de Buenos Aires, desde donde observaba al Gobierno de Balcarce.
    • 1879 Bachiller Morales, A. "Cuba primitiva. Sección tercera" [01-01-1879] p. 557 Revista de Cuba (La Habana) Cu (HD)
      Majá. Culebra de las Antillas mayores (Boa); la variedad de ménos corpulencia se llama jubo.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
      Y ni en lagunas ni en islas faltan enormes caimanes y pintadas culebras, hallándose a veces el monstruo amarun, * terror de esas soledades, y junto al cual la boa de África pierde su fama toda. El Rumachuna, pocas leguas antes de la confluencia del Pastaza con el Amazonas, es el más extenso y magnífico de esos espejos de la naturaleza tendidos en el desierto.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 202 Ec (CDH )

      De las frutas, fuera de esa carne de perro vegetal que llaman aguacate, y de esa de caballo que dicen zapote, concedo que se regalen con todas las demas: naranjas de color de azafran por defuera, de oro por adentro; duraznos que se están derritiendo entre los dedos; albaricoques maduros, provocativos y maliciosos como los versos de Safo; y aun plátanos, como no sean hartonesó barraganetes, esos monstruos, que parecen boas tendidos á la sombra de sus árboles: tomen el plátano de seda, esa manteca dulce que despierta en la boca los espíritus de la voluptuosidad inocente; el guineo barrigon, el de Otaiti, y otras mil clases de esta admirable fruta que magnifica los huertos y los bosques del Nuevo Mundo.

    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ec (CDH )

      ¡Santo varón, quién le hubiera creído! No digo que me picaran equis y corales, y me mordieran verrugosas; boas hubiera querido me tragasen, antes que la música y el canto que me asesinaron el alma toda la noche. "Señor cura", decía yo de cuando en cuando con voz angustiada y llorosa.

    • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Fi (CDH )
      Todos los demas ejemplares de este órden, que son muchos, son inofensivos, habiéndolos muy corpulentos, como el Piton y la culebra casera (Boa), cuya longitud pasa regularmente de 18 varas, siendo el grueso como el cuerpo de un hombre. Ultimamente, en el órden de los batracios existen innumerables sapos y ranas, que no proporcionan más incomodidad que el ruido que hacen.
    • 1885 Martí, J. Lucía Jerez [1994] Cu (CDH )

      El sombrero de Adela era ligero y un tanto extravagante, como de niña que es capaz de enamorarse de un tenor de ópera: el de Lucía era un sombrero arrogante y amenazador: se salían por el borde del costurero las cintas carmesíes, enroscadas sobre el sombrero de Adela como una boa sobre una tórtola: del fondo de seda negro, por los reflejos de un rayo de sol que filtraba oscilando por una rama de la magnolia, parecían salir llamas

    • c1887-1889 Rubén Darío Canto épico Chile [1927] Ni (CDH )
      ¡Aúm! es el sol luminoso, / es la inmensa pirámide, el coloso, / el corazón, el mar. / Yo sé todas las Biblias, yo me llamo Takoa: / soy el padre del tigre, soy el padre del boa, / soy el todo Soar.
    • 1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología Esp (CDH )
      – El número de especies y la talla que alcanzan es máximo en la zona tórrida y disminuye del ecuador á los polos (elefante, jirafas, avestruces, boas, etc., de las regiones ecuatoriales).
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      BOA [...] f. Zool. Culebra de la familia de los pitónidos, la mayor que se conoce, y cuya longitud llega a veces hasta treinta pies. El color de su piel varía mucho; pero es siempre es una mezcla de colores hermosos y vivos. No es venenosa; pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta los toros y tigres. Vive en la parte septentrional de la América del Sur.
    • 1899 Cortázar, D. Disc recepción RAE [1899] 49 Esp (CDH )
      Fuera también del griego están los términos propios, que transmiten de unos á otros países las facilidades, cada día crecientes, para los viajes y para el cambio de producciones, y así resulta que en la Historia Natural, por ejemplo, para denominar muchos animales, plantas y minerales, se admiten en todas las lenguas los nombres mismos que tienen en las tierras donde se producen ó de donde proceden, pudiendo recordar, entre otras muchas voces comprendidas en el caso, las de aguacate, alpaca, boa, caimán, copaquira, jicotea, papa, maíz, pepena, natrón, soroche, tacana, yuca, zapote, etc.;
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Boa [...] f. Serpiente la mayor de las conocidas, de ocho a diez metros de largo y con la piel adornada de diversos colores, siempre hermosos y vivos; no es venenosa; pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta los toros y tigres.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Boa, f. Zool. Culebra enorme. No es venenosa, pero tiene mucha fuerza.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      BOA [...] f. Serpiente la mayor de las conocidas, de ocho a diez metros de largo y con la piel adornada de diversos colores, siempre hermosos y vivos; no es venenosa; pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta los toros y tigres.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 179 Esp (CDH )

      He visto el Museo. Volví de él aplanado y loco (estados que parecen difíciles de asociar). Entré a las diez, con ánimo de pasar dos horas, y a las tres todavía estaba allí, desfallecido y sin enterarme del desfallecimiento. Al volver a casa me harté de mortadela y queso de Gruyère: primeros momentos de estupidez: la digestión penosa del boa.

    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )
      La noche cae, y como no he de comer —no era la digestión del boa, era la indigestión—, no salgo; me quedo en mi rincón, me refugio en la alcoba, envuelto en mi poncho gaucho, que me sirve de manta de viaje y de cama. Me siento mal, muy mal; parece que dentro del estómago tengo una barra de plomo; la cabeza me duele... Trataré de dormir. A cerrar los ojos, a no acordarse de nada.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      ENun lejano día, se incorporó Balboa; / y vió su mar. / Cortado por la mitad el boa / de los Andes, entonces, ya el Canal era hecho. / Magallanes lloraba: ¡cuán inútil su estrecho! /
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 60 Pe (CDH )
      / Y sobre aquel camino, que el Sol aviva en llamas, / como lo hiciese un boa de fúlgidas escamas, / se va desenroscando la lenta procesión...
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / La primera noche yo / ví un extraño no sé qué, / que en el musgo resbaló: / era un boa que pasó / restregándose en mi pié.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 108 Pe (CDH )
      / Yo quiero ser un árbol: darte sombra; / con mis ranas en flor hacerte abrigo; / y, con mis hojas secas, una alfombra, / donde te echaras á soñar conmigo... / Yo soy bosque sin trocha: ¡ábre el sendero! / Yo soy antro sin luz: ¡prénde la tea! / Cóndor, boa, jaguar, ¡yo sólo quiero / ser lo que quieres tú que por tí sea! / Yo quiero ser un cóndor: hacer gala / de aprisionar un rayo entre mi pico; / y, así, soberbio,... regalarte un ala, / para que te hagas de ella un abanico.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 108 Pe (CDH )
      / Yo quiero ser un boa: en mis membrudos / lazos ceñirte la gentil cintura; / envolver las pulseras de mis nudos; / y morirme, oprimiendo tu hermosura... / Yo quiero ser jaguar de tus montañas; / y arrastrarte á mi propia madriguera, / para poder abrirte las entrañas... / ¡y ver si tienes corazón siquiera!
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      UNA vez bajó el cóndor de su altura / á pugnar con el boa, que, hecho un lazo, / dormía astutamente en el regazo / compasivo de trágica espesura.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / El cóndor cogió al boa; y en un vuelo / sacudiólo con ímpetu bravío, / y lo dejó caer desde su cielo.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / Inclinó la mirada al bosque umbrío; / y pudo ver que, en el lejano suelo, / en vez del boa, serpenteaba un río...
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 168 Pe (CDH )
      / ¡Oh Capitán! Los bosques orlaban vuestra frente; / las ciénagas lamían los pies humildemente; / y los esteros, mudos de asombro, al contemplaros, / se abrían á manera de grandes ojos claros... / El Magdalena hacía sus eses como un boa, / doblándose piadoso bajo la audaz canoa; / y el Capitán, gozando de tánta maravilla / que un cuerno de abundancia vació sobre la orilla, / no se curaba nunca ni del caimán membrudo, / ni de la araña infame, ni del mordaz zancudo... / Y, en tanto, en las montañas, que parecían muertas, / jaguar adolorido lanzaba sus alertas; / y una culebra, á veces, al fondo del boscaje, / silbaba como silba la flecha de un salvaje... / Tal fué.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 172 Pe (CDH )
      / Y otra vez vió la muerte de un boa atragantado, / que, después de lograrse devorar un venado, / retenía en la boca la brutal cornamenta, / cual si el símbolo fuese del que todo lo intenta.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / ¿No ves cómo corren por selvas y llanos?... / Una es la pareja / que viene del río de búfalos bravos, / cayos márgenes tienen encinas, / en las que se enroscan, con grandes letargos, / boas de diez metros; y entre cuyas aguas, / se ensanchan tortugas... se estiran lagartos.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 276 Pe (CDH )
      / Y á la voz de esos cantos es que el grano se siembra, / que el sinsonte hace nido, que el jaguar busca á su hembra / y que el boa se aplasta bajo el peso del Sol.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 296 Pe (CDH )
      / Anchísimo horizonte / domina su señor: aun los vecinos / bosques que el río cual plateado boa / separa de esa isla.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] XVI Pe (CDH )
      Pues así me es grato pasearme en estos sonoros versos de Chocano, por esa América de cataratas, grandes ríos, caimanes, cóndores, jaguares, pumas, pampas, punas, selvas, momias, boas, sinsontes... sintiéndome en mi viejo y reducido hogar, al calorcillo del pobre brasero de mi camilla, adurmiendo las tormentas de mi espíritu en este lago entre montañas que tan fácilmente se encrespa en silencio.
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Boa m. Zool. Serpiente pitónida: es una de las más hermosas serpientes que se conocen; su cuerpo, que a veces alcanza una longitud de ocho metros, está comprimido lateralmente, y deprimido en el centro; la cabeza es muy pequeña, y el cuello muy delgado.
    • 1913 Guerrero, Guerrero, E. C. Lenguaje venezolano [1913] Ve (FG)
      BOA (EL) Se dice la boa, porque es femenino.
    • 1915 Vicuña Cifuentes, J. Mitos supersticiones p. 76 Ch (BD)
      He aquí un animal que existe realmente, en la República Argentina, con el nombre de Ampalagua, y al que la tradición chilena, exagerando sus proporciones y apetitos, ha prestado el carácter mítico con que únicamente se le conoce en nuestro país. «Ampalagua vel Ampalava. El boa argentino. Se engulle viscachas, liebres, zorros, etc.»
    • 1916 Azuela, M. Abajo [1991] Mx (CDH )

      La noticia se propagó con la velocidad del relámpago.

      ¡Ah, Villa!... La palabra mágica. El gran hombre que se esboza; el guerrero invicto que ejerce a distancia ya su gran fascinación de boa.

      — ¡Nuestro Napoleón mexicano! —exclama Luis Cervantes.

    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      BOA [...]. f. Zool. Serpiente la mayor de las conocidas, de ocho a diez metros de largo; no es venenosa; pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta los toros y tigres.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      BOA. m. Amér. Nombre de diferentes pitónidos siendo la especie principal el Boa constrictor que nunca entra en el agua. Puerto Rico, Serpiente (Chilabothrus inornatus, Richard). (Según Cuervo, esta voz es masculina en América y en España. En Puerto Rico es femenina).
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )

      Los dos capataces empezaron a impartir órdenes. Luego, con la tropilla por delante, descendieron el largo y agrio barrancón que los separaba de la orilla. Al doblar un recodo, el río se tendió ante ellos, negro, desbordado y torrentoso, arrastrando ramas, troncos viejos e islotes de resacas y camalotes. Parecía una disforme y lustrosa boa deslizándose entre los montes.

    • 1936 RAE DH (NTLLE)
      BOA [...] f. Serpiente americana, la mayor de las conocidas, pues llega a 10 metros de largo, con la piel pintada de vistosas y simétricas manchas obscuras sobre fondo claro: no es venenosa, pero tiene tanta fuerza que sujeta hasta a los toros, y comprimiéndolos les da muerte para devorarlos después.
    • 1936 RAE DRAE 16.ª ed. (NTLLE)
      Boa [...] f. Serpiente americana, la mayor de las conocidas, pues llega a 10 metros de largo, con la piel pintada de vistosas y simétricas manchas obscuras sobre fondo claro; no es venenosa, pero tiene tanta fuerza, que sujeta hasta a los toros, y comprimiéndolos les da muerte para devorarlos después.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      Boa, f. Nombre vulgar de diversos ofidios de la familia de los boidos, cuyo tipo es el Constrictor constrictor, que nunca entra en el agua. Úsase también en el género masculino. Algunas serpientes reciben el mismo nombre, como Chilabothrus inornatus, REICH., de Puerto Rico, etc.
    • 1943 Restrepo, R. Apuntaciones idiomáticas p. 90 Co (FG)
      BOA Es femenino cuando significa serpiente: "La boa tiene tanta fuerza que puede sujetar hasta los toros, y comprimiéndolos tritura sus huesos, para comérselos después".
    • 1943 Tovar Ramírez, E. D. "Habla peruanos y portorriqueños" Boletín de la Academia Chilena, VIII (FG)
      BOA. Especie de serpiente, y no el boa constrictor, que no existe en Puerto Rico. En el Perú, boa es la especie boa constrictor.
    • 1945 Yrarrázabal Larráin, J. M. Chilenismos Ch (FG)
      BOA. s. "Serpiente americana, la mayor de las conocidas"... (Aunque no existe en Chile el reptil, el nombre es generalmente conocido).
    • 1947 Pellicer, C. Canto [2002] 308 Antología Mx (CDH )
      Empieza a llover / en el tablado de la tempestad / y la anchura del agua abandonada / disminuye la nave de su seguridad. / Es la gran noche errónea. Nada y nadie la ocupan. / Tropiezan los relámpagos los escombros del cielo. / La gran boa del viento se estranguló en la ceiba / que defiende energúmena, su cantidad de tiempo. / Se canta el canto del Usumacinta, / que viene de tan allá, / y al que acompañan, dando la vida, / el Lakantún y el Lakanjá. /
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Y cuando ya no quedaban manjares que deglutir ni platos que rebañar, ¡veo cómo este señor cierra los ojos, emite un ronquido entrecortado por gaseosos eructos y se hunde al fin en el letargo de la boa!
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      Grotescos, falsos aristócratas / de nuestra América, mamíferos / recién estucados, jóvenes / estériles, pollinos sesudos, / hacendados malignos, héroes / de la borrachera en el Club, / salteadores de banca y bolsa, / pijes, granfinos, pitucos, / apuestos tigres de Embajada, / pálidas niñas principales, / flores carnívoras, cultivos / de la cavernas perfumadas, / enredaderas chupadoras / de sangre, estiércol y sudor, / lianas estranguladoras, / cadenas de boas feudales.
    • 1929-1952 Cuadra, P. A. Tierra prometida [1952] 12 Ni (CDH )
      / Los cuatro costados del campo ardían avanzando hacia el centro / Y las víboras y los sinuosos cascabeles / Y las gruesas boas atléticas / Y el jaguar entorpecido por las resinas humeantes / Y el congo de quejidos cavernarios / Y el sajino rechoncho y trepidante / Y el coyote aullador de las noches perdidas / Acudían a un solo lugar que poco a poco se enfurecía en su temperatura / Y se llenaba de chispas desprendidas y de explosivos tizones amenazantes.
    • 1929-1952 Cuadra, P. A. Tierra prometida [1952] 22 Ni (CDH )
      / Tristes y largos los mugidos de las vacas / por los terneros atascados en los fangos / y el silbido vegetal de la boa / —como la raíz de un árbol colérico— / y la garza incontaminada escrita con tiza sobre tus ojos / y los pequeños potrillos jugueteando / a la altura de tu primera comunión.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Se deslizaban con la perezosa reptación de las boas recién hartadas en la sabana. Un sol de plomo dejaba caer sus rayos calcinadores con una especie de fatalismo morboso, y por las calles rectas y descuidadas era difícil sorprender el tránsito de las personas. Por las noches algunos vecinos hacían tertulia y como tema casi obligado de conversación surgía siempre el asunto de los fantasmas. Mientras tanto, por entre las arboledas de los solares y los zacatales que crecían en las calles, las luciérnagas se dedicaban a sus travesuras luminosas ante la contemplación indolente de los grillos filarmónicos.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Pero prefería dormir junto con los tacuacines, los i ratones y hasta las boas que deberían abundar en el oscuro desván de su vieja caserona española, que resolverse a que lo agarraran por puro baboso y le sacaran plata como había pasado varios años atrás, cuando hasta estuvieron a punto de colgarlo de ciertas partes.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 286 Cu (CDH )
      . No se puede levantar una tabla caída en tierra sin encontrar, debajo, una fuga desaforada de chinches grises. Los pájaros desaparecieron del paisaje, y Gavilán, ayer, ha rastreado una boa en la parte anegada de la huerta. Los hombres y las mujeres pasan este tiempo como una necesaria crisis de la naturaleza, metidos en sus chozas, tejiendo, haciendo cuerdas, aburriéndose enormemente.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 305 Cu (CDH )
      En medio del drama que tenía este conocido aposento por marco, me iba divirtiendo malignamente en aumentar el desconcierto de mi esposa, con el aspecto de Kundry que mis palabras prestaban a Rosario, plantando en torno de ella una decoración de Paraíso Terrenal, donde la boa rastreada por Gavilán hubiera hecho las veces de serpiente.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )

      —¡Te has asustado! ¿Qué te parecía?

      —No sé, una bicha; una boa, lo menos...

      Lucita se reía; le enseñó la botella:

      —Bueno, hombre. ¿Quieres?

      —Trae, ¡qué remedio! Y cómo te diviertes tú.

    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      La proposición de la boa es tan irracional que seduce inmediatamente al conejo, antes de que pueda dar su consentimiento. Apenas si hace falta un masaje previo y una lubricación de saliva superficial.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      En ayuda de la boa transcurren los últimos instantes de vida del conejo, que avanza y desaparece propulsado en el túnel costillar por cada vez más tenues estertores.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      La boa se da cuenta entonces de que asumió un paquete de graves responsabilidades, y empieza la pelea digestiva, la verdadera lucha contra el conejo. Lo ataca desde la periferia al centro, con abundantes secreciones de jugo gástrico, embalsamándolo en capas sucesivas. Pelo, piel, tejidos y vísceras son cuidadosamente tratados y disueltos en el acarreo del estómago. El esqueleto se somete por último a un proceso de quebrantamiento y trituración, a base de contracciones y golpeteos laterales.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Después de varias semanas, la boa victoriosa, que ha sobrevivido a una larga serie de intoxicaciones, abandona los últimos recuerdos del conejo bajo la forma de pequeñas astillas de hueso laboriosamente pulimentadas.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Esp (CDH )

      — Me acuerdo de ti.

      Y crecía la parte de abajo de la cómoda, arrastrándose a todo lo largo del tabique y trepando por las paredes hasta la cuña de una viga chorreante de pelos y de alquitrán; y crecía la banca de la capilla del colegio, doblándose como una boa sobre el órgano, derramándose por el comulgatorio, tapando los dos altares del muro lateral [...].

    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      Todo candidato a director futuro del futuro parlamento de la futura España desplegaba en estas ocasiones una dilatada elocuencia, remachando las palabras como si fueran clavos —«acciones», «luchas», «masas», «desarrollo», «oligarquía», «monopolios», «recrudecimiento», «avance»— y, arrastrado por su propia oratoria —aprendida de otros como el Padrenuestro y repetida con saña por él—, enunciaba dogmas sonoros y rotundos, frases solemnes y teatrales que milagrosamente crecían como flores japonesas, se enroscaban de pronto lo mismo que boas, trepaban luego igual que bejucos y, a punto de morir ya por consunción, se escurrían aún como flexibles y ágiles enredaderas, como si nunca, pensaba Álvaro, pero que nunca, pudieran tener un final.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      BOA, f. Amér. Serpiente pitónida, indígena de América, y la mayor de las conocidas. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que puede matar a un toro enrollándosele. Hay varias especies.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 208 Cu (CDH )

      Bustrómozo, dijo y ya ustedes saben cómo son los camareros en La Habana tarde en la noche, que no les gusta que los llamen por su nombre: ni camareros ni mozos ni dependientes ni cosas por el estilo, así que vino el tipo con una cara más larga que la cola de una boa y casi tan fría y escamosa, y deveras que ya no era un mozo. Bustrósotros, dijo, v-va, vamos a cocomer, dijo imitando un gago este Bustrófunny-man y el camarero (o como se llame) lo miró mortalmente, más víbora que boa o una víboa, y yo me metí una servilleta de papel (era una fonda a la moderna) [...].

    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 208 Cu (CDH )
      Bustrósotros, dijo, v-va, vamos a cocomer, dijo imitando un gago este Bustrófunny-man y el camarero (o como se llame) lo miró mortalmente, más víbora que boa o una víboa, y yo me metí una servilleta de papel (era una fonda a la moderna) en la boca para ahogar la risa, pero la risa sabía nadar crawl, relevo australiano o de pecho y las servilletas sabían a saliva de tigre y toca la casualidad que B. que en ese momento se llamaba Bustrófate [...].
    • 1969 Monterroso, A. Oveja negra [1969] Gu (CDH )
      "Si el León no hiciera lo que hace sino lo que hace el Caballo, y el Caballo no hiciera lo que hace sino lo que hace el León; y si la Boa no hiciera lo que hace sino lo que hace el Ternero y el Ternero no hiciera lo que hace sino lo que hace la Boa, y así hasta el infinito, la Humanidad se salvaría, dado que todos vivirían en paz y la guerra volvería a ser como en los tiempos en que no había guerra."
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 225 Esp (CDH )
      [...] anillada boa que explora y repta, se enrosca, abraza, estrangula, asfixia: [...].
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )

      CUPI-Í: Termita, carcoma, comején.

      CUREPÍ: (Piel de chancho). Término despectivo que designa al argentino.

      CURIYÚ: Especie de boa, de gran tamaño.

      CHAMIGO: Mi amigo.

      CHE: Mi, mío.

    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )

      Como corolario, roncos ruidos de largas pieles arrastradas. El Dictador murmuró:

      — ¿Hasta cuándo seguirá con la boa disecada?

      A pesar de su control, Baco Alfombra comentó:

      — A falta de boa viva...

    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )

      Harpagona despertó muy temprano. Enrolló a Melopea. La condujo al techo. La extendió, cuan larga era, bajo el Sol. La enorme boa se animó. Bostezó.

      — Gracias, Harpa. Gracias por todo. Su amiga suspiró.

    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )

      — No, Excelencia.

      Entró Harpagona. Sin la boa. De buenas a primeras, le espetó:

      — Ni una onza de tus huesos, ¿verdad?

      — Peligra el honor de la patria.

    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 150 Ec (CDH )
      O, mejor, todavía, con el apresuramiento de su regreso. Tendré que esconder todas las botellas de licor. Aunque sé que es inútil. Ella las encontraría. Por otra parte, tiene algunas guardadas, en ciertos rincones del Palacio. O, a veces, en el algodón de la boa embalsamada. Cuando anhela beber, nadie puede contenerla. Bebe sola. Generalmente, mientras pasea la piel enorme del reptil. Antes, no era así. Brillantísima, le gustaba, más que nada la poesía.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Estuve cuatro días de patrullaje con el primer batallón de la cuarta división, en esa selva primitiva, plagada de serpientes, boas, gigantescas arañas y jaguares. (Del relato de Murray Sayle, corresponsal de guerra del London times.)
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      "O no queríamos percatarnos de aquella fatalidad que se había desatado y que marchaba sobre todos. Ciegos, hipnotizados en nuestro pequeño juego de mentiras, estábamos ya bajo los ojos, bajo el alcance de las fauces de aquella boa silenciosa que nos iba a tragar."
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 183 Ve (CDH )
      Es como una boa que va envolviendo un cuerpo y apretando sus anillos cada momento más y más. Aquí no se salva nadie. El que no se le someta será destruido tarde o temprano." Luego, mirando de través, con su grueso sarcasmo añadía: "Lo que ocurre es que todo el mundo se le está pasando.
    • 1978 Chiappara, E. GlosLunfardo Ur (FG)
      Boa: se sabe que la palabra indica el ofidio de gran tamaño, pero el diccionario a su vez no dice, que muchos hacen masculina esta palabra. Ver bufa [|| Euf: arrojar, despedir, descargar, tirar].
    • 1980 Vergés, P. Cenizas [1981] 128 RD (CDH )
      De haber sido así, los muchachos se hubieran puesto como siempre a bailar de contentos, porque en ese caso habría sobrado suficiente comida como para que ellos se dieran un banquete de boas ante las risas benefactoras y satisfechas de los Tejada y de sus invitados. Pero como eso no ocurrió, como en seguida vieron de lo que iba la cosa, de fundas de cemento, de varillas y de pilas de arena, los hijos de Tonongo se dispersaron jugueteando o espantándose los mimes que les zumbaban en torno a la cabeza.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 366 Ch (CDH )
      . Racionaron la gasolina y las filas de automóviles podían durar dos días y una noche, bloqueando la ciudad como una gigantesca boa inmóvil tostándose al sol. No había tiempo para tantas colas y los oficinistas tuvieron que desplazarse a pie o en bicicleta. Las calles se llenaron de ciclistas acezantes y aquello parecía un delirio de holandeses.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 290 Ar (CDH )
      Así, la vez que nos correspondió atravesar las cumbres que aislan a España de Francia, utilizando las escabrosidades que sólo cabreros conocen, en las atalayas del corredor angosto de Roncesvalles ¿quién sino yo, únicamente yo y mi ojo alerta, al inclinarse Acedo sobre el abismo, distinguió la serpiente, la gruesa boa rutilante, que se desenroscaba abajo, en las desviaciones del desfiladero, hasta que comprendí que originaban sus brillos y chispas las piedras preciosas engarzadas en los yelmos, en los escudos y en las armaduras de Roldán y su hueste, los cuales recorrían eternamente el pasaje?
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      BOA nom. fem. Serpiente pitónica de gran tamaño. No es venenosa, pero tiene tanta fuerza que puede matar fácilmente a un toro por pura presión de sus anillos. Hay especies de esta misma serpiente.
    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] Esp (CDH )
      Y Kus-Kús pensó que el gato aquel le estaba mirando con la fijeza vertiginosa de las boas (las boas de su libro de historia natural, aquella horripilante «boa constrictor» de la foto, que incluso no cabían todos los anillos y la foto sólo era la cabeza, la fijeza ofidia de aquel morro vidente y como un tercio nada más de los anillos).
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] CR (CDH )
      «Qué chiquita más macabra, sólo a ella se le puede ocurrir aquerenciarse con una boa...», pero la boa era docilita, no se metía con nadie, me obedecía, dormía enroscada contra mí y se comía los ratones.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] CR (CDH )
      A la par estaba el cuchillo más grande de Chela la cocinera, que cogió con mucho cuidado mientras, siempre con asco infinito, ponía a la boa contra la piedra.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 458 Cu (CDH )
      Ahora sí de veras me derrumbé de cansancio, sobre ella, que me recibió con sus brazos abiertos para cerrarlos en seguida a mi alrededor, buena boa, y besarme con una energía que no sé de dónde sacaba, al tiempo que me decía declamatoriamente: «¿Te das cuenta de lo que hemos hecho?» Pensé en alguna culpa condenatoria más atroz que el adulterio
    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] Esp (CDH )

      Los gestos de don Florín eran suficientemente expresivos en su petición de auxilio, aunque no indicaban con claridad la advertencia del peligro. Emulaba a esos náufragos que piden la salvación, y al tiempo, intentan ocultar el mensaje de que la isla está llena de boas.

    • 1987 Castonguay, L. VocOriente Peruano Pe (FG)
      BOA [...] Ofidio de buen tamaño. No suele atacar.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )

      Empezaron a morir los primeros colonos. Unos, por comer frutas desconocidas; otros, atacados por fiebres rápidas y fulminantes; otros desaparecían en la alargada panza de una boa quebrantahuesos que primero los envolvía, los trituraba, y luego engullía en un prolongado y horrendo proceso de ingestión.

    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Sin dejar de homenajearlo, le pintaron el cuerpo con los colores tornasolados de la boa y le pidieron que danzara con ellos.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      A los pocos minutos lo encontró aterrorizado frente a una boa dormida.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Nushiño permanecería como un papagayo ciego, dándose golpes contra los árboles, ganándose el odio de quienes no lo conocieron al chocar contra sus cuerpos, molestando el sueño de las boas dormidas, ahuyentando las presas rastreadas con su revoloteo sin rumbo.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] 120 Ch (CDH )
      A las pocas semanas reaparecen con fardos de pieles de osos hormigueros, nutrias, mieleros, boas, lagartos, pequeños gatos de monte, pero jamás con los restos de un verdadero contrincante como la hembra que esperas. Tú los has visto emborracharse junto a los hatos de pieles para disimular el miedo que les inspira la certeza de saber que el enemigo digno los vio, los olió y los despreció en la inmensidad selvática.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Se veía a sí mismo con el cuerpo pintado con los tonos tornasolados de la boa, y sentado frente al río para recibir los efectos de la natema.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )

      — Bacalao al pil pil y leche frita.

      — Como una boa, me voy a poner como una boa.

      Grita Ricardo entusiasmado y piropea a su tía, la auténtica gloria de la familia.

      — Tú te pones a guisar así en Madrid, tía, y te forras.

    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ec (CDH )
      En el parque habitan la guatusa, la guanta, el oso hormiguero, el tigrillo, la boa, la coral y varias especies de lagartijas.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Hay en el Cuyabeno un total de catorce lagunas, el suelo es más bien pantanoso y se observan desde venados hasta delfines de río, manatíes, boas, nutrias gigantes, loras, guacamayos; en síntesis, una variedad increíble de animales. En cuanto a flora, son importantes plantas frutales como el zapote, la deliciosa uva de árbol, el cacao, las guabas, los cocos, el cerezo de tierra, las nueces y el maní.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )

      — Así con eso ya nos abrochamos, porque me han contado que el colegio se maneja una caja chica bien jugosa, y tú sabes que yo soy la reina de la caja chica —dijo Patty, y soltó una carcajada que rápidamente se convirtió en un ataque de tos—. Ay, maldita boa, este clima traicionero me tiene fregada —murmuró.

    • 2001 Ehrenhaus, A. Seriedad Ar (CORPES)
      Por ejemplo, un ciempiés de tamaño boa le rodea el tobillo y le provoca un escalofrío. Sin solaparse para nada con esta llamada de atención fisiológica, las iniciales de la camisa del individuo discurren por un plano paralelo.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      boa. [...] f. Serpiente americana de hasta diez metros de longitud, con la piel pintada de vistosos dibujos. No es venenosa, sino que mata a sus presas comprimiéndolas con los anillos de su cuerpo. Hay varias especies, unas arborícolas y otras de costumbres acuáticas. Todas son vivíparas.
    • 2009 Vera, H. La casa blanca Py (CORPES)
      El entusiasmo llevó a Miguelito a describir el capital que tenía entre manos. Se trataba nada menos que del Gran Circo Búfalo Bill, con sus dos jaguares del Alto Paraná; un león africano, rengo y medio ciego; cuatro ponis; un músico que daba conciertos de verdulera cabeza abajo, suspendido del trapecio con un pie; seis caniches amaestrados que bailaban el Vals del Emperador mientras rodaban sobre un barril pintado con los colores de la bandera nacional, y una boa de los pantanos que se la pasaba dormitando en una caja de alambre tejido, donde engullía las ratas que le arrojaban esporádicamente.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      boa [...] f. Serpiente americana de hasta diez metros de longitud, con la piel pintada de vistosos dibujos. No es venenosa, sino que mata a sus presas comprimiéndolas con los anillos de su cuerpo. Hay varias especies, unas arborícolas y otras de costumbres acuáticas. Todas son vivíparas.
    • 2019 Freixas Revuelta, L. No me iba a pasar Esp (CORPES)
      Aquellos con los que hay que tomar precauciones: «En mi casa no entra una chacha que no sea...». (Me gustaba saber que los padres de Étienne no tenían criada. Madame Kaminski ponía la lavadora, monsieur Kaminski pasaba el aspirador. Compraban la comida preparada y la ropa que requería plancha la llevaban a la tintorería.) Los escurridizos, los que no se casan con nadie, aunque pasen por la vicaría o el registro civil. Los coleccionistas de mujeres, como mi amante casado. Hombres-serpiente: buenísimos en la cama, pero peligrosos como boas.
    1. s. En ocasiones, en aposición a culebra o serpiente.
      docs. (1865-1989) 13 ejemplos:
      • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] 294 Esp (CDH )

        – Las produccionesmás notables en el reino vegetal, son: el coco, plátano y arbol del pan; en el animal, el hipopótamo, los pájaros del paraiso, los loros de moño blanco, los cisnes negros, las serpientes boas, etc.; y en el mineral, el oro, cobre, estaño y diamantes. – La poblacionparece ser de unos 50 millones de habitantes, distribuidos en una extensionde unos 11 de kilómetros cuadrados. Pertenecen á dos razas: los negros oceánicos ó indígenas y los aceitunados; unos y otros de religionesdiferentes, sin contar los europeos, cuyo número aumenta de dia en dia. – El gobierno, es ejercido por jefes indígenas, cuya autoridad es en general absoluta.

      • 1989 Urbina, J. A. Arte invitar [1996] Esp (CDH )
        Y si es tan buena que, a pesar de todo, comen el 100%, se quedarán como serpientes boas, con los posteriores problemas en su digestión. Lo cual es un fracaso de los anfitriones.
      • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] 294 Esp (CDH )

        – Las produccionesmás notables en el reino vegetal, son: el coco, plátano y arbol del pan; en el animal, el hipopótamo, los pájaros del paraiso, los loros de moño blanco, los cisnes negros, las serpientes boas, etc.; y en el mineral, el oro, cobre, estaño y diamantes. – La poblacionparece ser de unos 50 millones de habitantes, distribuidos en una extensionde unos 11 de kilómetros cuadrados. Pertenecen á dos razas: los negros oceánicos ó indígenas y los aceitunados; unos y otros de religionesdiferentes, sin contar los europeos, cuyo número aumenta de dia en dia. – El gobierno, es ejercido por jefes indígenas, cuya autoridad es en general absoluta.

      • 1883 Baró, T. Cuentos del hogar [2002] 49 Esp (CDH )
        Encontrose con un gusano que tomó por serpiente boa; atravesó nuevas tierras y nuevos ríos; y por último, topó otra vez con el troncho de col y después con la juntura de los dos ladrillos, que tomó por el Tajo, que así como había marcado el principio, marcaba el término de su viaje.
      • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )

        Aquello era un dolor y un horror; tener que renunciar con severidad israelítica al jamón extremeño, rosado y aromático, y al salchichón de Génova, matizado como un mosaico *o exponerse a tragar el endiablado microbio que el atribulado Fernandito seguía con la imaginación en todas sus transformaciones, viéndole alargarse, alargarse hasta convertirse en tenia, y engordar, engordar luego hasta trocarse a costa de los jugos de su estómago en una serpiente boa, igual a las que había visto tragarse gallinas y conejos y aun cabritos, con la facilidad con que se tragaba él, una tras otra, un barrilito entero de aceitunas sevillanas.

      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] 75 Esp (CDH )
        Tristana se acercaba á ellos hasta poner sus manos en las astas retorcidas, y se hubiera alegrado de tener algo que echarles de comer. «Desde que te quiero —a su amigo decía—, no tengo miedo á nada, ni á los toros ni á los ladrones. Me siento valiente hasta el heroísmo, y ni la serpiente boa ni el león de la selva me harían pestañear».
      • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
        Produce árboles gigantescos, algodón, azúcar, tabaco, café, cacao, muchas minas de oro y plata, diamantes y otras piedras preciosas, y en cuanto al reino animal, los hay de muchas especies, entre ellas la serpiente boa que es la mayor de todas.
      • 1944 Curiel Merchán, M. Cuentos extremeños [1987] Esp (CDH )

        Vino el gigante al día siguiente y vió arregladas y separadas todas las semillas, y dijo como las otras veces:

        — Está bien. Esta noche viene la serpiente boa, que tiene siete cabezas y siete lenguas. Si tú no la matas a ella, ella te matará a ti.

        El mozo, al oír esto al gigante, estaba ya mu apurao, y dijo:

        — Lo otro se lo comió la abuela; pero esto no se lo puede comer. ¡Válgame mi agüelita!

      • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

        — Sí, pues —dijo Diego, entusiasmado—, en el monte hay. Es muy brava y corre a la gente, según dicen.

        — Corren a la gente —afirmó Helio, con sapiencia—, pero no pican. Es como la culebra boa o la zumbadora. Bueno, ¿y cómo se obtiene la piedra?

        — Pues mira, es muy sencillo —explicó Samuel, con seriedad y misterio—. Cuando se encuentra una mica en su cueva, pues viven en huecos de árboles o en la tierra, se les tapa la entrada dejándola adentro. Tres días después se va a destapar el hueco y se lleva una cutachita de palo, así, pequeña, como de una cuarta no más.

      • 1979 Arrabal, F. Cementerio automóviles [1993] Esp (CDH )

        Emanu.—Tienes razón; me siento muy triste, como si me rodearan saltamontes de hierro, azucenas de lija, soles negros y una muralla larga y fea como una serpiente boa.

      • 1989 Urbina, J. A. Arte invitar [1996] Esp (CDH )
        Y si es tan buena que, a pesar de todo, comen el 100%, se quedarán como serpientes boas, con los posteriores problemas en su digestión. Lo cual es un fracaso de los anfitriones.
      • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] 294 Esp (CDH )

        – Las produccionesmás notables en el reino vegetal, son: el coco, plátano y arbol del pan; en el animal, el hipopótamo, los pájaros del paraiso, los loros de moño blanco, los cisnes negros, las serpientes boas, etc.; y en el mineral, el oro, cobre, estaño y diamantes. – La poblacionparece ser de unos 50 millones de habitantes, distribuidos en una extensionde unos 11 de kilómetros cuadrados. Pertenecen á dos razas: los negros oceánicos ó indígenas y los aceitunados; unos y otros de religionesdiferentes, sin contar los europeos, cuyo número aumenta de dia en dia. – El gobierno, es ejercido por jefes indígenas, cuya autoridad es en general absoluta.

      • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] Esp (CDH )

        — El MAELSTROOM... —respondió tristemente el anciano— es un remolino del mar, un sumidero de la tierra, un abismosin fondo, una sepultura abierta por Dios a todos los navegantes en esta parte del Océano. El MAELSTROOMes para un buque lo que la culebra boa para el pájaro: ¡lo mira; lo atrae; lo devora! ¡Es un monstruo que ya nos enseña ya los dientes, que ya nos abre sus fauces; que dentro de pocos minutos nos habrá tragado! ¿No lo oyes rugir? Inútiles son las velas, inútil el timón, inútil el remo... ¡Todo es inútil! Ponte de rodillas como yo y reza...; ¡porque el MAELSTROOMes la muerte!

      • 1883 Baró, T. Cuentos del hogar [2002] 49 Esp (CDH )
        Encontrose con un gusano que tomó por serpiente boa; atravesó nuevas tierras y nuevos ríos; y por último, topó otra vez con el troncho de col y después con la juntura de los dos ladrillos, que tomó por el Tajo, que así como había marcado el principio, marcaba el término de su viaje.
      • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )

        Aquello era un dolor y un horror; tener que renunciar con severidad israelítica al jamón extremeño, rosado y aromático, y al salchichón de Génova, matizado como un mosaico *o exponerse a tragar el endiablado microbio que el atribulado Fernandito seguía con la imaginación en todas sus transformaciones, viéndole alargarse, alargarse hasta convertirse en tenia, y engordar, engordar luego hasta trocarse a costa de los jugos de su estómago en una serpiente boa, igual a las que había visto tragarse gallinas y conejos y aun cabritos, con la facilidad con que se tragaba él, una tras otra, un barrilito entero de aceitunas sevillanas.

      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] 75 Esp (CDH )
        Tristana se acercaba á ellos hasta poner sus manos en las astas retorcidas, y se hubiera alegrado de tener algo que echarles de comer. «Desde que te quiero —a su amigo decía—, no tengo miedo á nada, ni á los toros ni á los ladrones. Me siento valiente hasta el heroísmo, y ni la serpiente boa ni el león de la selva me harían pestañear».
      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] Esp (CDH )
        Tristana, según su expresión, no temía, después de enamorada, ni al toro corpulento, ni á la serpiente boa, ni al fiero león del Atlas; pero tenía miedo de D. Lope, viéndole ya cual mónstruo que se dejaba tamañitas á cuantas fieras y animales dañinos existen en la creación. Analizando su miedo, la señorita de Reluz creía encontrarlo de tal calidad, que podía, en un momento dado, convertirse en valor temerario y ciego.
      • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
        Produce árboles gigantescos, algodón, azúcar, tabaco, café, cacao, muchas minas de oro y plata, diamantes y otras piedras preciosas, y en cuanto al reino animal, los hay de muchas especies, entre ellas la serpiente boa que es la mayor de todas.
      • 1924 G. F. Por el mundo de Terpsícore La Esfera. Ilustración mundial, 23 de agosto de 1924 Esp (CDH )
        Yake Ishadm, la emocionante belleza que danzaba con una serpiente boa viva, cuya furia provocaba hasta hacerla silbar amenazadora é imponente;
      • 1944 Curiel Merchán, M. Cuentos extremeños [1987] Esp (CDH )

        Vino el gigante al día siguiente y vió arregladas y separadas todas las semillas, y dijo como las otras veces:

        — Está bien. Esta noche viene la serpiente boa, que tiene siete cabezas y siete lenguas. Si tú no la matas a ella, ella te matará a ti.

        El mozo, al oír esto al gigante, estaba ya mu apurao, y dijo:

        — Lo otro se lo comió la abuela; pero esto no se lo puede comer. ¡Válgame mi agüelita!

      • 1944 Curiel Merchán, M. Cuentos extremeños [1987] Esp (CDH )
        — Que esta noche viene la serpiente boa de las siete cabezas y las siete lenguas, y si yo no la mato a ella, ella me matará a mí.
      • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

        — Sí, pues —dijo Diego, entusiasmado—, en el monte hay. Es muy brava y corre a la gente, según dicen.

        — Corren a la gente —afirmó Helio, con sapiencia—, pero no pican. Es como la culebra boa o la zumbadora. Bueno, ¿y cómo se obtiene la piedra?

        — Pues mira, es muy sencillo —explicó Samuel, con seriedad y misterio—. Cuando se encuentra una mica en su cueva, pues viven en huecos de árboles o en la tierra, se les tapa la entrada dejándola adentro. Tres días después se va a destapar el hueco y se lleva una cutachita de palo, así, pequeña, como de una cuarta no más.

      • 1979 Arrabal, F. Cementerio automóviles [1993] Esp (CDH )

        Emanu.—Tienes razón; me siento muy triste, como si me rodearan saltamontes de hierro, azucenas de lija, soles negros y una muralla larga y fea como una serpiente boa.

      • 1989 Urbina, J. A. Arte invitar [1996] Esp (CDH )
        Y si es tan buena que, a pesar de todo, comen el 100%, se quedarán como serpientes boas, con los posteriores problemas en su digestión. Lo cual es un fracaso de los anfitriones.
    1. s. m. o f. Con los modificadores constrictor o constrictora, para referirse al reptil de hasta 5 metros de longitud, de color grisáceo con manchas marrones, cabeza triangular y bronceada con una gruesa línea oscura que le recorre el cuerpo; vive en América. Nombre científico: Boa constrictor.
      docs. (1831-2020) 28 ejemplos:
      • 1831 Anónimo "Teatro africano" [23-02-1831] El Correo (Madrid) Esp (HD)
        El segundo representa la caza de la serpiente boa constrictor. Uno de los hombres metidos en el saco se adelanta, y se oculta de rodillas y apoyado sobre sus manos; aparece inmediatamente otro actor de gran talla con una peluca y una máscara negra, imposible de describirse por lo estraordinario de ella, y que representa a veces un león echado como los de los morriones antiguos, y la cabeza y peluca mudan segun el lado por donde se presenta.
      • 2020 Martín, L. "Soledad finlandés gay" [02-11-2020] Zenda. Autores, libros y compañía. Madrid Esp (CORPES)
        En un relato de corte realista —a veces naturalista— de repente irrumpe un gato al que el protagonista conoce en un bar gay y con el que inicia una relación. Otro gato menos humanizado reaparece narrativamente en Kosovo, cuando Bekim hace un viaje de reencuentro con su pasado. No he sido capaz de comprender el simbolismo del gato (si es que pretende tenerlo) ni su función expresiva, pues más bien deshace artificiosamente el aire de gravedad trágica que tiene la novela. Pero junto a la boa constrictor que el protagonista tiene como mascota, logra crear un contraste extraño en la historia.
      • 1831 Anónimo "Teatro africano" [23-02-1831] El Correo (Madrid) Esp (HD)
        El segundo representa la caza de la serpiente boa constrictor. Uno de los hombres metidos en el saco se adelanta, y se oculta de rodillas y apoyado sobre sus manos; aparece inmediatamente otro actor de gran talla con una peluca y una máscara negra, imposible de describirse por lo estraordinario de ella, y que representa a veces un león echado como los de los morriones antiguos, y la cabeza y peluca mudan segun el lado por donde se presenta.
      • 1850 Anónimo "Sección política" [08-09-1850] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
        No, no; no es nada de eso. Es que los pueblos se hallan atados de pies y manos; es que una centralización exagerada va sofocando en ellos como en los individuos todo instinto de independencia; es que una organización administrativa despótica ha forjado la cadena de su esclavitud, cadena en cada uno de cuyos eslabones se halla colocado un agente del poder que sigue el mismo movimiento de circunvalación que el boa constrictor alrededor del cuerpo de su victima.
      • 1872 Anónimo "Boa constrictor" [10-03-1872] La América Ilustrada (Nueva York) Esp (HD)
        Plinio, no obstante lo que hoy diga la ciencia en contrario llamó a las serpientes boas de bos que en latin significa buey, porque era corriente en su tiempo la fábula de que esos reptiles acostumbraban a chupar la leche de las vacas. Sin entrar en etimologjías técnicas, el lector podrá juzgar por el grabado las terribles proporciones que alcanza el boa constrictor en su desarrollo.
      • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] Esp (CDH )
        — Mejor... prefiero que me mates —murmuró la infeliz, llegando a tener idea de las horribles contracciones del boa constrictor.
      • 1888 Pereda, J. M. Montálvez [1888] 103 Esp (CDH )

        Por conclusión de estos y otros lances que no caben en papeles, los preparativos del viaje de los novios; las despedidas, el lagrimeo, los síncopes; lances todos ellos que habían de ser tema para el rudo trabajo de tres días de los complacidos y galantes revisteros, y de un epitalamio incomensurable del mimado poeta, obra de empuje y substancia, como concebida entre los horrores de la digestión de lo del banquete, digestión de boa constrictor, por la duración y la dosis, ya que no por la calidad de la metralla engullida.

      • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

        En unos la cabeza está cubierta de escamas irregulares y los intermaxilares carecen de dientes, como sucede con las gigantescas boas americanas, que trepan á los árboles con ayuda de su cola prensil, atacando á los grandes mamíferos; y cuya especie Boa constrictorL. habita en la América del Sur; en otros la cabeza lleva escudos entre los ojos y los intermaxilares poseen dientes, siendo también la cola prensil, como en el Python SebaeD. et B. de Guinea y en el P. reticulatusSchn. de Sumatra y otras especies de la India.

      • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
        — Hemos estudiado el proceso digestivo de la boa constríctor. Se alimenta, como ustedes saben, pocas veces al año. Pues, bien. Les aseguro que estamos en condiciones de poder aplicar este proceso en Babelandia. Así los babelandenses acabaremos con esa fea, aburrida y costosa costumbre de comer tres veces diarias. Ingeriremos alimentos sólo de cuando en cuando.
      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )

        Dijeron que su tenuidad estaba hecha de humo, de aire; la caricaturizaron convertida en un bastón con una esponja en el extremo, metamorfoseada en una boa constrictor, en una chimenea coronada por un nido de águilas; la envidia de sus colegas de la Comédie Française la tachó de nulidad huesuda... Y era maravillosa.

      • 1990 Pombo, Á. Metro platino [1993] 218 Esp (CDH )
        Cuando recordaba aquellos juegos Pelé se ponía serio, como si las divertidas transformaciones sucesivas en chacal y en piel roja y hasta en boa constrictor que iban teniendo lugar y en que el juego mismo consistía, hubieran sido en cada caso concreto mucho más que imitaciones de criaturas reales inspiradas en libros o en películas: como si hubieran sin querer, al realizarse, saltado al otro lado de sí mismas: fascinadas e imantadas por el remoto referente real como si hubieran aparecido en otro reino poderoso y firme de reyes y de montes implacables donde todo sucedía de verdad.
      • 1999 González, E. Quién como Dios [1999] Mx (CDH )
        En el fondo del baúl, la víbora dormía plácidamente. / De la especie de los ofidios. Serpiente comúnmente conocida en el sur de la República mexicana con el nombre de Zincoate o Tzincoatl. Pertenece a la familia de la boa constrictor. Se ha de alimentar con dos pollitos vivos o, a falta de éstos, adminístresele un ratón, de preferencia de la especie guayabitos.
      • 2002 Patinho, F. "Rolf Blomberg: biografía" Ecuador Blomberg Araceli Ec (CORPES)
        El equipo fílmico estaba integrado por Torgny Anderberg en la dirección, Olle Bohlin en el sonido, Kalle Bergholm y Johnny Schwerin, asistente de cámara. Primero viajan a Belem de Pará y de ahí a Marajó, la isla infestada de lagartos ubicada en el delta del Amazonas, donde viven los vaqueiros. En este lugar reclutaron a un mono, un coatí y una pequeña boa constrictora que serían las mascotas de la partida.
      • 2020 Martín, L. "Soledad finlandés gay" [02-11-2020] Zenda. Autores, libros y compañía. Madrid Esp (CORPES)
        En un relato de corte realista —a veces naturalista— de repente irrumpe un gato al que el protagonista conoce en un bar gay y con el que inicia una relación. Otro gato menos humanizado reaparece narrativamente en Kosovo, cuando Bekim hace un viaje de reencuentro con su pasado. No he sido capaz de comprender el simbolismo del gato (si es que pretende tenerlo) ni su función expresiva, pues más bien deshace artificiosamente el aire de gravedad trágica que tiene la novela. Pero junto a la boa constrictor que el protagonista tiene como mascota, logra crear un contraste extraño en la historia.
      • 1831 Anónimo "Teatro africano" [23-02-1831] El Correo (Madrid) Esp (HD)
        El segundo representa la caza de la serpiente boa constrictor. Uno de los hombres metidos en el saco se adelanta, y se oculta de rodillas y apoyado sobre sus manos; aparece inmediatamente otro actor de gran talla con una peluca y una máscara negra, imposible de describirse por lo estraordinario de ella, y que representa a veces un león echado como los de los morriones antiguos, y la cabeza y peluca mudan segun el lado por donde se presenta.
      • 1850 Anónimo "Sección política" [08-09-1850] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
        No, no; no es nada de eso. Es que los pueblos se hallan atados de pies y manos; es que una centralización exagerada va sofocando en ellos como en los individuos todo instinto de independencia; es que una organización administrativa despótica ha forjado la cadena de su esclavitud, cadena en cada uno de cuyos eslabones se halla colocado un agente del poder que sigue el mismo movimiento de circunvalación que el boa constrictor alrededor del cuerpo de su victima.
      • 1872 Anónimo "Boa constrictor" [10-03-1872] La América Ilustrada (Nueva York) Esp (HD)
        Plinio, no obstante lo que hoy diga la ciencia en contrario llamó a las serpientes boas de bos que en latin significa buey, porque era corriente en su tiempo la fábula de que esos reptiles acostumbraban a chupar la leche de las vacas. Sin entrar en etimologjías técnicas, el lector podrá juzgar por el grabado las terribles proporciones que alcanza el boa constrictor en su desarrollo.
      • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] Esp (CDH )
        — Mejor... prefiero que me mates —murmuró la infeliz, llegando a tener idea de las horribles contracciones del boa constrictor.
      • 1888 Pereda, J. M. Montálvez [1888] 103 Esp (CDH )

        Por conclusión de estos y otros lances que no caben en papeles, los preparativos del viaje de los novios; las despedidas, el lagrimeo, los síncopes; lances todos ellos que habían de ser tema para el rudo trabajo de tres días de los complacidos y galantes revisteros, y de un epitalamio incomensurable del mimado poeta, obra de empuje y substancia, como concebida entre los horrores de la digestión de lo del banquete, digestión de boa constrictor, por la duración y la dosis, ya que no por la calidad de la metralla engullida.

      • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

        En unos la cabeza está cubierta de escamas irregulares y los intermaxilares carecen de dientes, como sucede con las gigantescas boas americanas, que trepan á los árboles con ayuda de su cola prensil, atacando á los grandes mamíferos; y cuya especie Boa constrictorL. habita en la América del Sur; en otros la cabeza lleva escudos entre los ojos y los intermaxilares poseen dientes, siendo también la cola prensil, como en el Python SebaeD. et B. de Guinea y en el P. reticulatusSchn. de Sumatra y otras especies de la India.

      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Ve (CDH )
        Los esteros son también el terreno favorito para la culebra de agua o gigante serpiente negra, variedad acuática de la boa constrictora. La boa acecha sólo en la selva, colgando de su cola de una alta rama, con su pequeña cabeza volteada ligeramente sobre su víctima que puede ser un inocente venado, un váquiro u otro animal, lista para asaltarlos con sus pequeños y afilados dientes.
      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Ve (CDH )
        En Venezuela se llama a la boa constrictora, tragavenado, pero es mejor conocida por el nombre de anaconda.
      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Ve (CDH )
        Al aproximarse cautelosamente a ver qué pasaba, observé a una boa constrictora sostenida por su cola al tronco de un árbol, mientras sus dientes trataban de agarrar al hocico de un novillo de gran tamaño. Cada vez que el infeliz trataba de soltarse, la boa lo recogía de nuevo estirando su cuerpo como una cinta de goma para luego apretarlo en el momento de la relajación. Tan pronto me recobré de mi sorpresa, bajé de mi caballo y con mi afilado cuchillo corté en dos la serpiente. Mientras tanto el ingrato desventurado se vino contra mí, teniendo que refugiarme en el copo de un árbol, con mi único par de pantalones destrozados. Los novillos se parecen a las mujeres en su ingratitud.
      • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
        — Hemos estudiado el proceso digestivo de la boa constríctor. Se alimenta, como ustedes saben, pocas veces al año. Pues, bien. Les aseguro que estamos en condiciones de poder aplicar este proceso en Babelandia. Así los babelandenses acabaremos con esa fea, aburrida y costosa costumbre de comer tres veces diarias. Ingeriremos alimentos sólo de cuando en cuando.
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        2.º, las serpientes gigantes ( Boa constrictor), de América del Sur (6 metros), y pitones, de Asia y Africa (10 metros), que carecen de dientes venenosos y son temibles porque pueden ahogar al hombre o a grandes animales. Estas serpientes son interesantes por poseer rudimentos de patas posteriores (figura 112) y relacionar, por tanto, los Saurios con los Ofidios; 3.º las serpientes venenosas, como las famosas cobra o serpiente de anteojos, de la India; el áspid de Cleopatra, de Africa; las serpientes de cascabel ( Crotalus), de América, cuyo nombre proviene del ruido como de crótalos o castañuelas que realizan con los anillos córneos del extremo de la cola, y la vívora ( Vipera) de Europa (fig. 105). /
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 706 Mx (CDH )

        Como puede suponerse, le fue tan difícil llevar la cuenta del número de tigres, avestruces, tiburones y arañas viudas que saltaban la valla, que decidió tener en la cama una libreta y un lápiz para ir tomando nota. Como resultado, comenzó a dormirse cada vez más tarde, y muchas veces tuve que apagar la luz a las cinco de la mañana y quitarle de las manos la libreta abierta, donde cada noche había una lista distinta a la del día anterior: veintitrés golondrinas, setecientos ocho salmones, nueve lombrices, dos mil seiscientos cuatro elefantes, un chimpancé, una guacamaya, catorce ranas, un cormorán, tres escolopendras, cuatro boas constrictoras y veintisiete gusanos de seda.

      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )

        Dijeron que su tenuidad estaba hecha de humo, de aire; la caricaturizaron convertida en un bastón con una esponja en el extremo, metamorfoseada en una boa constrictor, en una chimenea coronada por un nido de águilas; la envidia de sus colegas de la Comédie Française la tachó de nulidad huesuda... Y era maravillosa.

      • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] Esp (CDH )
        Y Kus-Kús pensó que el gato aquel le estaba mirando con la fijeza vertiginosa de las boas (las boas de su libro de historia natural, aquella horripilante «boa constrictor» de la foto, que incluso no cabían todos los anillos y la foto sólo era la cabeza, la fijeza ofidia de aquel morro vidente y como un tercio nada más de los anillos).
      • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )
        Trenzada, boa constrictora, pitonisa, ella seguía en la masturbación como si se masturbara a sí misma (en realidad no había visto masturbarse a una mujer todavía, masaje de seno y sexo, y sospechaba que no había mucha diferencia entre la masturbación masculina y femenina, sin saber que una era manipulación horizontal y la otra frote vertical, sin darme cuenta de la inexistencia de un miembro o reparar en la existencia de un esbozo de pene, ese clítoris médico llamado en La Habana pepita, como si fuera una semilla o una gota de oro de un tesoro [...].
      • 1990 Pombo, Á. Metro platino [1993] 218 Esp (CDH )
        Cuando recordaba aquellos juegos Pelé se ponía serio, como si las divertidas transformaciones sucesivas en chacal y en piel roja y hasta en boa constrictor que iban teniendo lugar y en que el juego mismo consistía, hubieran sido en cada caso concreto mucho más que imitaciones de criaturas reales inspiradas en libros o en películas: como si hubieran sin querer, al realizarse, saltado al otro lado de sí mismas: fascinadas e imantadas por el remoto referente real como si hubieran aparecido en otro reino poderoso y firme de reyes y de montes implacables donde todo sucedía de verdad.
      • 1990 Pombo, Á. Metro platino [1993] 250 Esp (CDH )
        Pelé había llegado a declarar que uno de los encantos de aquellos juegos y transformismos era el que su madre, incluso convertida en jefe indio o en boa constrictor, no dejaba nunca de ser más importante que Pelé, de tal suerte que jugar era en gran medida un imitarla y seguirla.
      • 1993 Monetta, A. Ischigualasto [1993] Ar (CDH )

        Yarará chica – Bothrops newiedi diporus

        Culebras – Phylodias sp.

        Lampalaguas – Boa constrictor melano caster

        Lagarto overo – Homonota sp.

        Lagarto verde – Teius teius cuyano

        Falsa coral – Lystrophis semicinctus

      • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 13 Ec (CDH )

        Hay contraste increíble también en lo que se refiere a la fauna: desde el ave mayor, el cóndor, que desafía el sol en las alturas, hasta la menor de las aves minúsculas, el colibrí o quinde, alada florecilla multicolor; desde la diminuta y mortífera víbora llamada equis, hasta la gigantesca boa constrictora; desde las pequeñas tortugas de las márgenes fluviales, hasta las monumentales galápagos en las islas ecuatoriales y ecuatorianas de este nombre; desde la humilde lagartija común, hasta la enigmática iguana y el amenazante caimán; desde el armadillo hasta la danta o tapir; desde el gato montés hasta el puma.

      • 1996 Prensa Proceso, 13/10/1996 [1996] Mx (CDH )
        De ahí su insidia monumental, obnubilada por voluntad propia, al referirse, injusto y doloso, a las sinfonías de Bruckner como "boas constrictor".
      • 1997 Asencio Díaz, F. W. Algarroba [1997] Pe (CDH )
        Dentro de los reptiles se encuentra la "iguana" (Ameiva sp), "pacaso" (Iguana iguana), "macanche" (Bothrops barnetti), "colambo" (boa constrictor) (ortonii). De igual manera existe una variedad de aves que cumplen diversas funciones dentro del ecosistema. Entre las más importantes se hallan la "paloma o cuculí" (Zenaida asiática), "tórtola" (Eupelia cruzialla), "chilalo" (Furnarius leucopus), "soña" (Mimus longicaudatus), "peche" (Pezites militaris), "gallinazo" (Coragyps atratus), "negro" (Dives dives), "loro sordo" (Brotogeris pyrrhopterus), "huerequeque" (Burhinus superciliaris) (Rodas, 1995).
      • 1997 Prensa El Nacional, 11/07/1997 [1997] Ve (CDH )
        Fueron los años aprovechados por el PAN, que, como boa constrictor, anudó a Salinas, le impuso su programa y comenzó a quitar espacio tanto al PRI como al PRD.
      • 1998 98103014. Boletín impreso [1998] Esp (CDH )
        Su gusano de luz es aquí una boa constrictor que traga y vomita miles y miles de pasajeros. Su mundo pequeñísimo y maravilloso de chiquilla se tambalea y desaparece ante la magnitud de esas estaciones, y sobre todo, porque lo que tiene ante ella ya no es festivo; en esos andenes tan lejanos en el tiempo y en el espacio se respira miseria y drama de parte de los que por ahí pululan. Y si confronta sus recuerdos de niña con la realidad de su pueblo castellano, la sensación es mucho más dolorosa: el gusano de luz ha muerto. Dijeron que no era rentable y lo mataron.
      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
        Boa constrictor o ampalagua

        (Boa constrictor ssp.) (B.c. occidentalis)

        La "ampalagua", "lampalagua"o boa de las vizcacheras soporta una seria presión ya que se la captura básicamente por su cuero muy usado para fabricar carteras, zapatos y otras prendas, y en menor medida como mascota o pet. Actualmente su caza está vedada, al igual que la comercialización nacional e internacional de sus despojos y se la considera en peligro en el orden nacional.

      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] 387 Ar (CDH )
        Así se menciona desde antiguo a Boa constrictor constrictor para Misiones sin evidencias concretas. En cambio Boa constrictor occidentalis aún se extiende por la región chaqueña occidental y la del Monte aunque muy disminuida en número. Miatello (1986) la considera una especie vulnerable.
      • 1999 González, E. Quién como Dios [1999] Mx (CDH )
        En el fondo del baúl, la víbora dormía plácidamente. / De la especie de los ofidios. Serpiente comúnmente conocida en el sur de la República mexicana con el nombre de Zincoate o Tzincoatl. Pertenece a la familia de la boa constrictor. Se ha de alimentar con dos pollitos vivos o, a falta de éstos, adminístresele un ratón, de preferencia de la especie guayabitos.
      • 2002 Patinho, F. "Rolf Blomberg: biografía" Ecuador Blomberg Araceli Ec (CORPES)
        El equipo fílmico estaba integrado por Torgny Anderberg en la dirección, Olle Bohlin en el sonido, Kalle Bergholm y Johnny Schwerin, asistente de cámara. Primero viajan a Belem de Pará y de ahí a Marajó, la isla infestada de lagartos ubicada en el delta del Amazonas, donde viven los vaqueiros. En este lugar reclutaron a un mono, un coatí y una pequeña boa constrictora que serían las mascotas de la partida.
      • 2020 Martín, L. "Soledad finlandés gay" [02-11-2020] Zenda. Autores, libros y compañía. Madrid Esp (CORPES)
        En un relato de corte realista —a veces naturalista— de repente irrumpe un gato al que el protagonista conoce en un bar gay y con el que inicia una relación. Otro gato menos humanizado reaparece narrativamente en Kosovo, cuando Bekim hace un viaje de reencuentro con su pasado. No he sido capaz de comprender el simbolismo del gato (si es que pretende tenerlo) ni su función expresiva, pues más bien deshace artificiosamente el aire de gravedad trágica que tiene la novela. Pero junto a la boa constrictor que el protagonista tiene como mascota, logra crear un contraste extraño en la historia.
    2. s. f. o m. Con imperator o mazacuata en aposición o el modificador común, para referirse al reptil de hasta 3,7 metros de longitud, de colores oscuros en la parte superior con manchas generalmente marrones, y plateada en la inferior; vive en América. Nombre científico: Boa constrictor imperator.
      docs. (1854-2022) 7 ejemplos:
      • 1854 Monlau, J. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, IV p. 441 Esp (BD)
        Especie. Boa Imperator (Daudin) Caracteres: Como la anterior, pero horcio truncado verticalmente, la mental medianamente alta; veinte escamas entres las placas nasales, y diez y seis o diez y siete en el círculo orbitario; dos metros. En Méjico.
      • 2022 Anónimo "Susto familia" [22-08-2022] Diario de Yucatán (Yucatán) Mx (HD)
        Un buen susto se llevó una familia en Progreso, pues en su casa estaba una serpiente de gran tamaño que fue atrapada por elementos de la Policía Ecológica..De acuerdo con la dependencia, el reptil se trata de "una boa común" (boa constrictor imperator), hallada en un predio de la calle 55-A con 62-B.
      • 1854 Monlau, J. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, IV p. 441 Esp (BD)
        Especie. Boa Imperator (Daudin) Caracteres: Como la anterior, pero horcio truncado verticalmente, la mental medianamente alta; veinte escamas entres las placas nasales, y diez y seis o diez y siete en el círculo orbitario; dos metros. En Méjico.
      • 1893 Anónimo "Viajera atrevida" [01-05-1893] p. 517 El Mundo de las Aventuras (Barcelona) Esp (HD)
        Me acerqué poco a poco y con mucha cautela. La serpiente estaba bien oculta; pero, al fin, la descubrí. Era de la especie culacanara no venenosa, pero sí lo bastante grande para haber roto los huesos a cualquiera de nosotros. Al medirla después, vi que contaba más de catorce pies de longitud. Esta especie de serpiente es muy rara, y mucho más gruesa, en proporción a su largo, que ninguna otra del bosque, compitiendo por este carácter con el boa común, que mide hasta veinticuatro pies. Después de haber desollado el reptil, pude introducir mi cabeza en su boca, pues la singular estructura de las mandíbulas permite una asombrosa extensión.
      • 1912 Anónimo "Material científico" [04-10-1912] Diario de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
        [...] un electrómetro de cuadrante de Edelma y una trompa de agua con todos sus accesorios para el gabinete de Física; una rhea americana natural zada -de la que no abundan ya ejemplares ni en las mejores casas de preparación de Europa-, un esqueleto de boa imperator y un orangután adulto, también naturalizado de 90 centímetros de alto, para el gabinete de Historia Natural.
      • 1989 Leñero, V. "Infierno" p. 111 Mx (BD)
        Las venenosas (Indica): La boa Mazacuata junto a a la víbora sorda; la petatillo, la bejuqilllo, las cincuates, chirrioneras, coralillo, de la fama Crotalidae están las más venenosas: la nauyacas, la Bibrón y la Duméril, la Barba Amarilla.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        Boa f. Mx, Ho, Ni, CR, Pa. mazacuata, serpiente. [|| f. Mx, Gu, Ho, ES, Ni. Serpiente vivípara, de hasta 6 m de longitud, de cabeza triangular, cuerpo grueso en el que domina el color canela y el vientre blanco, con grandes manchas disformes de varios tonos de café que, según se acercan a la cola, se vuelven rojizas].
      • 2016 Anónimo "Causa terror" [23-11-2016] Expreso (Ciudad Victoria): expresso.press Mx (HD)
        Momentos de terror y pánico se registraron la tarde del martes en el sector Matillas 2 de Congregación Anáhuac, cuando una familia del lugar se encontró a su paso con una enorme boa “mazacuata” de casi tres metros de largo, la cual terminó muerta a leñazos, machetazos y pedradas por los residentes del sitio, evitando que alguien fuera atacado por el imponente reptil.
      • 2022 Anónimo "Susto familia" [22-08-2022] Diario de Yucatán (Yucatán) Mx (HD)
        Un buen susto se llevó una familia en Progreso, pues en su casa estaba una serpiente de gran tamaño que fue atrapada por elementos de la Policía Ecológica..De acuerdo con la dependencia, el reptil se trata de "una boa común" (boa constrictor imperator), hallada en un predio de la calle 55-A con 62-B.
    3. s. f. o m. Con curiyú en aposición o el modificador amarilla, para referirse al reptil de hasta 4 metros de longitud, de color amarillo pardo con manchas oscuras y con cinco franjas negras en la cabeza; vive en Sudamérica. Nombre científico: Eunectes notaeus.
      docs. (1866-2022) 4 ejemplos:
      • 1866 Molas, M. A. "Descripción Paraguay" [01-01-1866] p. 231 La Revista de Buenos Aires (Buenos Aires) Ar (HD)
        [...] Taragüi o Tayúti (lagartija) y por último el innocuo boa Curiyú o ampillapa de las Quichuas de álito poderoso y el que se vale de la misma rateria que el tigre para pescar. [Nota al pie].
      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
        La boa curiyú (Eunectes notaeus) puede atacar a los subadultos. Cuando adulto, solo el yaguareté (Leo onca) se atreve a atacarlo y por supuesto el hombre.
      • 2018 Anónimo "Aves ciudad" [03-07-2018] El País (Montevideo) Ur (HD)
        Y el estudio no refiere a la paloma, un inmigrante bastante indeseado y hasta sanitariamente peligroso. No solo los pájaros se mudan a la ciudad; osos, monos y hasta serpientes vienen a la ciudad a buscar un ambiente menos hostil, lo cual implica alguna responsabilidad de parte de nosotros, los citadinos. En Washington por ejemplo, te miran con muy mala cara si aparecés con un gato, porque ellos optaron por las ardillas. Y si hay gatos, no hay ardillas. Con las serpientes la convivencia es un poco más complicada, aunque en algunas provincias del norte de Argentina hay gente que cambió al gato por una boa amarilla que también es oriunda de Uruguay, por considerarla defensa más eficiente contra los ratones… quizás hasta buena protección contra los ladrones si la tenés bien enseñadita.
      • 2022 Anónimo "Yaguareté cazó boa curiyú" [03-06-2022] Diario Uno (Mendoza) Ar (HD)
        Registraron a un yaguareté en la costa del río Paraná Entre Ríos. El animal salía del agua en una zona entre Puerto Curtiembre y Pueblo Brugo, en el departamento Paraná, tras haber cazado un ejemplar de boa curiyú de gran tamaño. El video fue compartido en redes por La Corredora, un programa dedicado a la pesca deportiva.
    4. s. f. Con los modificadores acuática o nadadora o el complemento de agua, para referirse al reptil de gran tamaño, de color verde oscuro con manchas negras u ocres, el vientre más claro y seis escamas negras en el hocico; vive en ríos de Sudamérica. Nombre científico: Eunectes murinus.
      docs. (1875-2022) 10 ejemplos:
      • 1875 Hdz Fdz, E. "Utilidad jardines aclimatación" [01-05-1875] p. 536 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
        También los reptiles anfibios, como la tortuga, el cocodrilo y la boa acuática necesitan estanques contenidos enjaulas dispuestas expresamente; y por cierto que nuestra Casa de fieras carece por completo de departa- mentos á propósito para estos animales, lo que trae necesariamente consigo la imposibilidad de tenerlos, por más que, siendo sumamente interesantes, no deben faltar en ningún jardin zoológico.
      • 2022 Moro Colmenárez, M. "Bomberos rescatan anaconda" [13-06-2022] El Pitazo (Caracas) Ve (HD)
        El portal venezuelatuya.com reseña que la anaconda, también conocida como “boa de agua” o “tragavenados” es la serpiente más grande del mundo. “Puede llegar a medir más de 12 metros de largo, 30 centímetros de diámetro y pesar más de 200 kilogramos”.
      • 1875 Hdz Fdz, E. "Utilidad jardines aclimatación" [01-05-1875] p. 536 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
        También los reptiles anfibios, como la tortuga, el cocodrilo y la boa acuática necesitan estanques contenidos enjaulas dispuestas expresamente; y por cierto que nuestra Casa de fieras carece por completo de departa- mentos á propósito para estos animales, lo que trae necesariamente consigo la imposibilidad de tenerlos, por más que, siendo sumamente interesantes, no deben faltar en ningún jardin zoológico.
      • 1925 Anónimo "Estudios etnografía medicina salvaje" [01-01-1925] p. 270 Boletín de la Sociedad Geográfica de Lima (Lima) Pe (HD)
        Existen: la Coralillo, la Boa nadadora, (Eunectes murinus); y, otra infinidad, casi todas víboras, y no culebras.
      • 1928 Cavero, R. Monografía Departamento San Martín p. 190 Pe (BD)
        Como reptiles hay culebras de muchas clases, serpientes, vívoras, la Yacu-mama o Boa de Agua, los Chushupis, el cascabel, el gergón, la afaninda, el loro machacuy, la nacanaca, la chicharra-machacuy, etc.
      • 1930 Anónimo "Vida serpientes" [01-02-1930] p. 47 Alrededor del Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La anaconda o boa de agua, de Centroamérica y Suráfrica tropical, es francamente anfibia en sus costumbres. Pasa lo más de su vida agazapada en las aguas de una laguna tranquila o de un remanso escondido, con sólo la cabeza fuera del agua, dispuesta a caer sobre su presa, cuando ésta se acerque a la orilla para beber.
      • 1947 Tovar Ramírez, E. D. VocOrientePeruano [1966] Pe (NTLLE)
        Boa nadadora. Este ofidio es posible verlo en los ríos; se le conoce con el nombre de Eunectes murinus.
      • 1969 Dirección Nacional de Estadística y Censos Anuario estadístico Perú 1966 p. XVIII Pe (BD)
        Viven igualmente en La Selva, numerosos reptiles como la yacumama o boa del agua que alcanza hasta 25 metros de longitud y la sachamama o boa del bosque, además de la shushupe (lachesis muta), llamada vulgarmente chushupi, chuchupe, chuschupe, víbora de mordedura mortal, y de la mantona que llega a medir 10 metros, la culebra de cascabel, la naca-naca, el jergón etc.
      • 2022 Moro Colmenárez, M. "Bomberos rescatan anaconda" [13-06-2022] El Pitazo (Caracas) Ve (HD)
        El portal venezuelatuya.com reseña que la anaconda, también conocida como “boa de agua” o “tragavenados” es la serpiente más grande del mundo. “Puede llegar a medir más de 12 metros de largo, 30 centímetros de diámetro y pesar más de 200 kilogramos”.
      • 1875 Hdz Fdz, E. "Utilidad jardines aclimatación" [01-05-1875] p. 536 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
        También los reptiles anfibios, como la tortuga, el cocodrilo y la boa acuática necesitan estanques contenidos enjaulas dispuestas expresamente; y por cierto que nuestra Casa de fieras carece por completo de departa- mentos á propósito para estos animales, lo que trae necesariamente consigo la imposibilidad de tenerlos, por más que, siendo sumamente interesantes, no deben faltar en ningún jardin zoológico.
      • 1925 Anónimo "Estudios etnografía medicina salvaje" [01-01-1925] p. 270 Boletín de la Sociedad Geográfica de Lima (Lima) Pe (HD)
        Existen: la Coralillo, la Boa nadadora, (Eunectes murinus); y, otra infinidad, casi todas víboras, y no culebras.
      • 1928 Cavero, R. Monografía Departamento San Martín p. 190 Pe (BD)
        Como reptiles hay culebras de muchas clases, serpientes, vívoras, la Yacu-mama o Boa de Agua, los Chushupis, el cascabel, el gergón, la afaninda, el loro machacuy, la nacanaca, la chicharra-machacuy, etc.
      • 1930 Anónimo "Vida serpientes" [01-02-1930] p. 47 Alrededor del Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La anaconda o boa de agua, de Centroamérica y Suráfrica tropical, es francamente anfibia en sus costumbres. Pasa lo más de su vida agazapada en las aguas de una laguna tranquila o de un remanso escondido, con sólo la cabeza fuera del agua, dispuesta a caer sobre su presa, cuando ésta se acerque a la orilla para beber.
      • 1947 Tovar Ramírez, E. D. VocOrientePeruano [1966] Pe (NTLLE)
        Boa nadadora. Este ofidio es posible verlo en los ríos; se le conoce con el nombre de Eunectes murinus.
      • 1947 Tovar Ramírez, E. D. VocOrientePeruano [1966] Pe (NTLLE)
        Boa del agua. Véase yacu-mama [|| Madre del agua significa este quechuismo; es el gran ofidio que llaman unos Eunectes murinus, otros Boa constrictor o Boa murina; no acomete, por lo general, pero su simple presencia horroriza; los salvajes le tienen temor enorme; mide ocho y más metros de longitud y unos treinta centímetros de diámetro; si carece de veneno, su fuerza es, en cambio, prodigiosa, y acomete a animales de gran tamaño (toro, caballo, etc.) y se enrosca en ellos y con la simple presión los tritura; muy dilatables son sus mandíbulas y cuando abre la boca ésta resulta increíblemente grande; su piel ostenta manchas negras o de color pardo grisáceo; este animal pasa varios meses sumido en profundo letargo; según el Padre agustino Villarejo, hay algunos ejemplares de este sierpe de unos veinticinco metros de largo por metro y diez centímetros de diámetro. Para mucha gente, el yacu-mama es mito, y hablan de un ofidio gigantesco, que vive en el fondo de los lagos y ríos y que provoca las turbonadas y otras calamidades de las no escasas que se soportan en la selva].
      • 1969 Dirección Nacional de Estadística y Censos Anuario estadístico Perú 1966 p. XVIII Pe (BD)
        Viven igualmente en La Selva, numerosos reptiles como la yacumama o boa del agua que alcanza hasta 25 metros de longitud y la sachamama o boa del bosque, además de la shushupe (lachesis muta), llamada vulgarmente chushupi, chuchupe, chuschupe, víbora de mordedura mortal, y de la mantona que llega a medir 10 metros, la culebra de cascabel, la naca-naca, el jergón etc.
      • 1997 Prensa Revista Hoy, 18-24/08/1997 [1997] Ch (CDH )
        La anaconda de la película es una boa acuática de más o menos 14 metros de largo con un hambre insaciable, que empieza con una pantera negra, sigue con un mono chico y continúa con los tripulantes de un barco que se interna en el Amazonas en busca de los indios shirishama. Entre la tripulación figura un capitán, el antropólogo Cale (Eric Stoltz), un equipo de filmación, con locutor, sonidistas, camarógrafo y la directora Terri Flores (Jennifer López), y al final se integra Paul Sarone (Jon Voight), invitado de piedra, aventurero misterioso y cazador de anacondas.
      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
        Boa acuática muy capturada por su cuero con el que se confeccionan diversos artículos en marroquinería. También sabemos de numerosos animales aplastados en las rutas asfaltadas por los vehículos durante los meses estivales, y que se la comercializa como mascota. Aún resulta habitual en Corrientes, el este de Chaco y Formosa. Es rara en el sur de Misiones, Santa Fe y Entre Ríos.
      • 2022 Moro Colmenárez, M. "Bomberos rescatan anaconda" [13-06-2022] El Pitazo (Caracas) Ve (HD)
        El portal venezuelatuya.com reseña que la anaconda, también conocida como “boa de agua” o “tragavenados” es la serpiente más grande del mundo. “Puede llegar a medir más de 12 metros de largo, 30 centímetros de diámetro y pesar más de 200 kilogramos”.
    5. s. f. Con ampalagua o lampalagua en aposición o el complemento de las vizcacheras, para referirse al reptil de hasta 3 metros de longitud, de color marrón oscuro con manchas en forma hexagonal más claras en el dorso, la cabeza pequeña y la cola roma; vive en Argentina, Bolivia y Paraguay. Nombre científico: Boa constrictor occidentalis.
      docs. (1937-2022) 6 ejemplos:
      • 1937 Anónimo "Animales no matar" [16-10-1937] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
        La culebra, se alimenta con ratones y ratas. Es inofensiva. Sólo los hombres de campo saben hasta qué punto es una eficaz auxiliar la boa de las vizcacheras, por ejemplo, de las que destruyen grandes cantidades. Un animal que combate los roedores, difusores de la bubónica, no debe perseguirse.
      • 2022 Anónimo "Liberó lampalagua" [10-05-2022] Agencia de Noticias San Luis (San Luis) Ar (HD)
        En esta dirección, durante un recorrido de control en los espacios y alrededores de la Reserva Natural Quebrada de las Higueritas, un guardaparques detectó un ejemplar de boa de las vizcacheras, más conocido como “Lampalagua” (Boa constrictor occidentalis) que se encontraba en una situación de peligro y con riesgo en su integridad física a la orilla de la Ruta Nacional N°146, a la altura de la localidad de Luján.
      • 1937 Anónimo "Animales no matar" [16-10-1937] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
        La culebra, se alimenta con ratones y ratas. Es inofensiva. Sólo los hombres de campo saben hasta qué punto es una eficaz auxiliar la boa de las vizcacheras, por ejemplo, de las que destruyen grandes cantidades. Un animal que combate los roedores, difusores de la bubónica, no debe perseguirse.
      • 1981 Castro, R. / Handel, M. / Rivolta, G. B. Actualizaciones Biología [1999] Ar (CDH )

        La fauna consta de: ratoncitos de los palos, murciélagos varios, zorros, hurones, gato colocolo, yaguarundí, gato montés, pumas-armadillos, peludos, piches; numerosos roedores: vizcachas, cuises, tuco-tucos, etc. Entre las aves: perdices, martinetas, loros barranqueros, chajáes, teros, patos y otras. Entre los reptiles se pueden nombrar: boa de las vizcacheras, víbora de coral, yarará, culebras, lagartijas, iguanas. Hay además innumerables artrópodos.

      • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
        boa: de las vizcacheras ArgCent, ArgRpl, Cuyo NOArg. Serpiente no venenosa, que puede alcanzar hasta más de 3 m de largo. Tiene el vientre amarillo y el dorso de color parduzco, con quince o veinte franjas transversales más oscuras, que pueden unirse entre sí en el dorso y los lados, delimitando así óvalos que son más claros que el color de fondo. Frecuenta terrenos secos y vive en cuevas. Se alimenta principalmente de roedores.
      • 2006 Anónimo "Trofeos caza" [05-06-2006] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
        En las entrañas del edificio de San Martín 451, cientos de cajas contienen marroquinería de carpincho, visón, zorro de patas negras o asta de ciervos colorados e infinidad de pares de zapatos de yacaré y de boa lampalagua o vizcachera, en peligro de extinción y con protección internacional.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        boa de las vizcacheras. f. Ar. Serpiente de hasta 3 m de longitud, de color marrón oscuro con figuras hexagonales más claras en el dorso, cuerpo macizo cubierto de escamas, cabeza proporcionalmente pequeña, cola larga y roma. (Boidae; Boa constrictor), constrictora; macaurel; matacaballos; sicurí; viborón.
      • 2022 Anónimo "Liberó lampalagua" [10-05-2022] Agencia de Noticias San Luis (San Luis) Ar (HD)
        En esta dirección, durante un recorrido de control en los espacios y alrededores de la Reserva Natural Quebrada de las Higueritas, un guardaparques detectó un ejemplar de boa de las vizcacheras, más conocido como “Lampalagua” (Boa constrictor occidentalis) que se encontraba en una situación de peligro y con riesgo en su integridad física a la orilla de la Ruta Nacional N°146, a la altura de la localidad de Luján.
    6. s. f. Con arco iris o arcoíris en aposición, para referirse al reptil de hasta 2 metros de longitud, de color anaranjado con iridiscencias azules, verdes y amarillas y anillos con el borde de color negro en el dorso, la parte inferior blanca o crema y la cabeza con rayas oscuras; vive en América del Sur. Nombre científico: Epicrates cenchria.
      docs. (1937-2022) 5 ejemplos:
      • 1937 Secretaría de Obras Publicas, Higiene y Seguridad Memoria Buenos Aires 1936, II p. 278 Ar (BD)
        Para la sección reptiles se han conseguido este año algunas especies interesantes; los sapos Buey que se han aclimatado perfectamente, las tortugas africanas obtenidas por el Dr. Soler en su misión a Sudáfrica y algunos ejemplares de la hermosa culebra arbórea del Norte o culebra verde, así como de la boa arcoíris.
      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
        Entre las serpientes consumidas figuran la boa arco iris (Epicrates cenchria) y la boa esmeralda (Corallus caninus). La rana sería la rana mono (Phyllomedusa bicolor). En tanto que los mamíferos a diferencia de los que consume la harpía son más bien pequeños (Cricétidos y Didélfidos) y llega como máximo a la talla del kinkajú (Potos flavus). También se mencionan en la bibliografía pequeños monos sin precisar especies. Entre las aves, que no constituirían un ítem muy importante de su dieta, figuran los yacúes (Cracidae) y los trompeteros o jacamines (Psophia sp.).
      • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
        Boa arco iris

        (Epicrates cenchria ssp.)

        Especie comercializada como mascota, su cuero tiene aplicación en marroquinería pero no tiene mucha demanda. En el país existen dos subespecies: Epicrates cenchria crassuscitada para Misiones con contados registros y que debe considerarse en peligro y E. c. alvarezidescripta por Ábalos, Báez y Nader en 1964 y propia del Chaco Seco donde se la debería considerar vulnerable. Precisamente ése es el estatus que Miatello (1986) le asigna para Córdoba.

      • 2015 Duerksen, M. "Hallan boa arco iris" [30-06-2015] ABC Color (Asunción) Py (HD)
        Con una longitud de casi 1,70 m, este ejemplar es de una gran tamaño para una boa arcoíris chaqueña, que es el tipo más pequeño de boas que viven en nuestro país, emparentada con las anacaondas, la boa constrictor y la boa arcoíris del cerrado.
      • 2022 Madrid, M. "Extranjero boa" [29-07-2022] Día a Día (Panamá) Pa (HD)
        Estadísticas de la sección de biodiversidad de MiAMBIENTE Chiriquí, dan cuenta que en lo que va del año se han rescatado y liberado a ocho individuos de serpientes de las especies de boa imperator, boa arco iris, culebra lagartijera, ojo de gato y cecilia.
    7. s. f. Con el modificador puertorriqueña o el complemento de Puerto Rico, para referirse al reptil de hasta 2 metros de longitud, de color marrón oscuro; vive en Puerto Rico. Nombre científico: Chilabothrus inornatus.
      docs. (1978-2022) 5 ejemplos:
      • 1978 Anónimo Cuenca río Plátano p. 97 Ho (BD)
        Se están realizando esfuerzos de manejo e investigación intensivos para salvar la especie. La boa de Puerto Rico no ha sido bien estudiada y se conoce poco sobre su hábitat, distribución e historia natural.
      • 2006 Hdz Cabiya, Y. "Pueblos" [11-01-2006] Elnuevodia.com. San Juan PR (CORPES)
        Sin embargo, Acevedo Vilá no quiso comprometerse con una fecha para que se pueda ver finalizado el proyecto en su totalidad, ya que la segunda etapa -la construcción del túnel Santa Elena de un kilómetro de largo- no saldrá a subasta hasta el año 2009. Acevedo Vilá destacó que la obra ha buscado respetar las particularidades ecológicas de la región y sostuvo que su administración "(a través del DRNA) mantiene un monitoreo constante para preservar y no perjudicar el Coquí Guajón y la Boa Puertorriqueña que habitan en las cuevas y cavernas de la Sierra de la Pandura y que ambas, como saben, son especies en peligro de extinción".
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        boa puertorriqueña. f. PR. Serpiente de hasta 1 m de longitud, gruesa, con coloración variable desde el marrón pálido u oscuro hasta el gris o el negro, con una serie de manchas o barras negruzcas a lo largo de la parte dorsal, que carece de colmillos y de veneno. (Boidae; Epicrates inornatus). majá.
      • 2012 Alvarado León, G. E. "Gasoducto atascado" [09-02-2012] El Nuevo Día. San Juan PR (CORPES)
        Preliminarmente, se había dicho que el gasoducto impactaría a tres especies en peligro de extinción: la boa puertorriqueña, el guaraguao de bosque y el falcón de sierra. Pero, el USFWS alertó la semana pasada sobre el impacto a la cotorra puertorriqueña.
      • 2022 Agencia Efe "Boa Puerto Rico recupera" [13-07-2022] Diario Libre (Santo Domingo) RD (HD)
        La boa de Puerto Rico se ha recuperado tras décadas de esfuerzos para proteger su hábitat en la isla, por lo que se ha propuesto su eliminación de la Lista Federal de Especies Amenazadas y en Peligro de Extinción.
  2. 1⟶metáfora
    s. m. o f. Prenda femenina de abrigo o adorno, larga y estrecha, generalmente de piel o plumas, que cubre el cuello.
    docs. (1835-2019) 55 ejemplos:
    • 1835 Anónimo "Prado" [31-12-1835] Correo de las Damas (Madrid) Esp (HD)
      El contraste que produce la delicada y blanca boa formando lazo sobre el serio y elegante vestido de rico terciopelo; el gorro de dos o tres colores, en que se mece la desmayada pluma haciendo sombra a la bien cortada paletina de pieles de Chinchilla o de la Holanda [...].
    • 2019 Portela, E. Formas estar lejos Esp (CORPES)
      Se quedan los tres en silencio, hasta que Adam añade: –Ali es una chica triste. Mike se levanta de un salto del sofá, coge la boa roja que está tirada en el suelo, se la pone de bufanda y rebusca entre los CD de la estantería. –Así me gusta, Mike, vamos a dejarnos de dramas y celebrar la entrada del año. ¿Qué más puedo pedir? Mis cuatro gatitos y mi pareja favorita.
    • 1835 Anónimo "Prado" [31-12-1835] Correo de las Damas (Madrid) Esp (HD)
      El contraste que produce la delicada y blanca boa formando lazo sobre el serio y elegante vestido de rico terciopelo; el gorro de dos o tres colores, en que se mece la desmayada pluma haciendo sombra a la bien cortada paletina de pieles de Chinchilla o de la Holanda [...].
    • 1852 Fernán Caballero Clemencia [1984] Esp (CDH )
      Algunos meses antes de la época en que da principio esta relación, siendo días de la Marquesa, se haba reunido una numerosa concurrencia cuando entró doña Eufrasia, vestida con una especie de dulleta * guarnecida toda de pieles, embuchado en un boa su moreno rostro, y llevando sobre su peluca de marca mayor una gorrita, retoño de la de marras, igualmente guarnecida de pieles.
    • a1894 García Icazbalceta, J. VocMexicanismos [1899] - Mx (BD)
      Boa. f. Rollo largo de piel (y a veces de pluma) con que las mujeres se rodean el cuello para abrigarse, dejando colgar por delante las puntas.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Boa f. [...] Prenda de abrigo, que usan las mujeres para rodear el cuello, hecha de piel o pluma y en forma de culebra.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      BOA [...] Prenda de abrigo, que usan las mujeres para rodear el cuello, hecha de piel o pluma y en forma de culebra.
    • 1929 Prieto, J. Socio 9 Ch (BD)
      Con aire de profunda sorpresa, ella se volvió a su amiga –una morena regordeta que apenas asomaba la nariz entre la boa y el sombrero.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Doña Isabel se viste con trajes de seda de colores y lleva siempre un boa de piel o de pluma. Su hermana va vestida de luto. Doña Gertrudis grande con unas plumas de colores, que las llaman "lloronas". Cuando habla y mueve la cabeza, las plumas bailan como las de un plumero.
    • 1961 Villafuerte, C. Voces Catamarca Ar (FG)
      BOA. Bufanda tejida de lana o de algodón que usa el hombre en el cuello para preservarse del frío.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 181 Esp (CDH )
      Eran bonitos, hombre que si eran, con un lazo aquí, con un bolsillito aquí, y el tontillo aquí, aunque esté mal el señalar, y lazos, muchos lazos, aquí, y aquí, y aquí, y una larga cadena para el abanico, y un boa, manguito, y los pendientes de familia... Si viera usted qué ruido de enaguas almidonadas y rizadas, qué tumulto de frutas en el sombrero.
    • 1998 Prensa Cuerpo de mujer, nº8, 09/1998 [1998] Esp (CDH )
      Si no te atreves con la boa de la nueva colección de Charo Azcona que te presentamos en la fotografía, ponte al menos un detalle, como unos pendientes o una pluma colgando de una cadena. Para los complementos, se admiten plumas de menor caché y tamaños más pequeños. Si eres atrevida, puedes inclinarte por un bolso con plumas como los que tiene Dolce e Gabbana o por un sombrero tipo casquete de plumas negras.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      boa [...] m. Prenda femenina de piel o pluma y en forma de serpiente, para abrigo o adorno del cuello.
    • 2007 Prieto, J. M. Rex Cu (CORPES)
      Lo que quieras, le había dicho, lo que quieras: la idea tonta y absurda de un Rey, de un Imperio. Si eso le hacía doblar el talle más flexiblemente, hacia atrás y entre mis brazos como una bailadora de tango, los dos en la pista de Isthar mientras su marido despachaba al embajador de Martinica. De perfil en más fotos de las necesarias yo, por sobre el boa de plumas en su cuello.
    • 2019 Portela, E. Formas estar lejos Esp (CORPES)
      Se quedan los tres en silencio, hasta que Adam añade: –Ali es una chica triste. Mike se levanta de un salto del sofá, coge la boa roja que está tirada en el suelo, se la pone de bufanda y rebusca entre los CD de la estantería. –Así me gusta, Mike, vamos a dejarnos de dramas y celebrar la entrada del año. ¿Qué más puedo pedir? Mis cuatro gatitos y mi pareja favorita.
    • 1835 Anónimo "Prado" [31-12-1835] Correo de las Damas (Madrid) Esp (HD)
      El contraste que produce la delicada y blanca boa formando lazo sobre el serio y elegante vestido de rico terciopelo; el gorro de dos o tres colores, en que se mece la desmayada pluma haciendo sombra a la bien cortada paletina de pieles de Chinchilla o de la Holanda [...].
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      Boa. s. f. Gato o piel que se rodea al cuello de las señoras.
    • 1852 Fernán Caballero Clemencia [1984] Esp (CDH )
      Algunos meses antes de la época en que da principio esta relación, siendo días de la Marquesa, se haba reunido una numerosa concurrencia cuando entró doña Eufrasia, vestida con una especie de dulleta * guarnecida toda de pieles, embuchado en un boa su moreno rostro, y llevando sobre su peluca de marca mayor una gorrita, retoño de la de marras, igualmente guarnecida de pieles.
    • a1894 García Icazbalceta, J. VocMexicanismos [1899] - Mx (BD)
      Boa. f. Rollo largo de piel (y a veces de pluma) con que las mujeres se rodean el cuello para abrigarse, dejando colgar por delante las puntas.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Boa f. [...] Prenda de abrigo, que usan las mujeres para rodear el cuello, hecha de piel o pluma y en forma de culebra.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      BOA [...] Prenda de abrigo, que usan las mujeres para rodear el cuello, hecha de piel o pluma y en forma de culebra.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] I, 11 Ch (CDH )
      Sobre el cuello, envuelto por una boa de rica zibeline, su cabeza pequeña se alzaba con erguimientos de soberanía. Sus facciones, en las que, con signos apenas perceptibles, los años hacían presentir sus amenazas crueles, le daban con su perfecta regularidad, el aspecto sereno y dominante de una mujer acostumbrada á la admiración en todas partes. Era la majestad olímpica que da la riqueza á las favorecidas de la hermosura. Su traje obscuro, sin pretensión, era el de la parisiense elegante que sale á la calle.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      En el donaire de su marcha, Mercedes reconoció al instante á la Montestruc, á pesar del grueso boa de zibelina que le ocultaba la parte inferior del rostro. Si hubiese podido tener alguna duda sobre la identidad de la persona, el vivo resplandor de la luz eléctrica que bañó el semblante de la semimundana al acercarse á la puerta, no la habría dejado subsistir.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )

      Lo que he dicho es casi una inconveniencia. Lo noto, porque la veo fruncir el ceño; sus pupilas se llenan de sombra. Viene envuelta en pieles: jaquette*de nutria, abierta sobre un corpiño de raso negro; boa muy largo, manguito enorme.

    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )
      «A ésta» —calculó— «escogiendo bien la trapería y sacando partido del talle... Pero el otro fardo, ¡en cuántas triquiñuelas va a meterme! Tendré que reconstruirla según sería en 1876... No transigirá con menos... ¡Y el escote! Lo adivino. Veo asomar los encantos, como dos medias vejigas de grasa... Habrá que acudir al vaporoso boa de plumas o al socorrido abrigo de pieles, negligentemente echado...»
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )
      Minutos después bajaba atusada, de abrigo, de sombrero, arrollado al cuello un boa de plumas. Los compañeros de viaje, o se embellecían recogidos en sus aposentos, o daban instrucciones a los mecánicos. Clara, en la primer calleja, tomó de guía a un pilluelo, a quien cargó con su saco.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Y como era muy piadosa, queriendo restañar la herida me echó al cuello su boa de marta, ofreciéndome los labios como un fruto. ¡Divinos labios que desvanecían en un perfume de rezos el perfume de los olés flamencos! Se apartó vivamente porque el golpe de la pierna de palo volvía a sonar despertando los ecos del caserón.
    • 1908 Benavente, J. Señora ama [1996] Esp (CDH )
      Porque ande siempre con blusa de seda y el boas colgao del pescuezo y las botitas de rusel pa pisar los chinarros del pueblo, ¡qué pega aquí to eso!
    • 1908 Trigo, F. A prueba [2003] Esp (CDH )
      ¡Oh, si un verdadero amateur fuese a adquirir una escultura, y se la diesen con falda y con levita y con boa, a salga luego, dentro, lo que salga!!...
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      BOA [...] m. Prenda de abrigo que usan las mujeres para rodear el cuello y la cual toma el nombre de la forma de serpiente que ostenta.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      BOA [...] m. Prenda de piel o pluma y en forma de culebra, que usan las mujeres para abrigo o adorno del cuello.
    • 1929 Prieto, J. Socio 9 Ch (BD)
      Con aire de profunda sorpresa, ella se volvió a su amiga –una morena regordeta que apenas asomaba la nariz entre la boa y el sombrero.
    • 1936 RAE DH (NTLLE)
      BOA [...] m. Prenda de piel o pluma y en forma de culebra, que usan las mujeres para abrigo o adorno del cuello.
    • 1937 Cabrera Latorre, Á. Industrias vestido Esp (FG)
      Las plumas [...] también se emplean para confeccionar o para ornamentar ciertas prendas de vestir, como cuellos, esclavinas y boas.
    • 1943 Restrepo, R. Apuntaciones idiomáticas p. 90 Co (FG)
      BOA . [...] Es masculino cuando significa la prenda de piel o pluma, en forma de culebra, que usan las mujeres para abrigo o adorno del cuello: "Este boa me costó cien pesos".
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Con el manguito en alto y el boa de plumas y el sombrero de plumas, parecían palomas moñudas de buche alto.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — Botines de tacón alto, boa ranera en el pescuezo y un chamberguito de castor en la porra.
    • 1948 Mihura, M. Memorias [1981] Esp (CDH )
      Iban de luto, con velo y boa, y al quedar viudas se habían sacrificado tremendamente para darles la carrera de bombero a sus hijos, que ninguno cumplía ya los cuarenta.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Doña Isabel se viste con trajes de seda de colores y lleva siempre un boa de piel o de pluma. Su hermana va vestida de luto. Doña Gertrudis grande con unas plumas de colores, que las llaman "lloronas". Cuando habla y mueve la cabeza, las plumas bailan como las de un plumero.
    • 1959 Santamaría, F. J. DiccMejicanismos Mx (NTLLE)
      Boa, f. Rollo largo de piel (y a veces de pluma) con que las mujeres se rodean el cuello para abrigarse, dejando colgar por delante las puntas.
    • 1961 Villafuerte, C. Voces Catamarca Ar (FG)
      BOA. Bufanda tejida de lana o de algodón que usa el hombre en el cuello para preservarse del frío.
    • 1964 Bullrich, S. Burgueses [1998] Ar (CDH )
      Y tenía zorros de todos los pelajes y boas de plumas de todos los colores, todavía han de quedar varias en el altillo, ustedes tienen que acordarse, si se disfrazaban con ellas cuando eran chicas. Yo me acuerdo de los abanicos y no sé por qué de unos zapatos con hebillas de strass, bueno en realidad es porque tenían tacos altísimos y un día casi me mato en la azotea, cuenta Violeta. Elena la mira con una enorme nostalgia.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      Me recompensé yo mismo con dos copas en estado de aprovechamiento, hurtadas de la mesa vecina en el instante en que la mala pécora, envuelta en boas, marabús y humo, presiente que al diestro se lo traerán en angarillas, como a tenor del estribillo cuatro veces se lo habían llevado ya, sin que tal estructura de tiempos narrativos, renunciando al suspense y multiplicando la cornada, defraudase el ansioso interés de los oyentes.
    • 1972 Puig, M. Boquitas [1994] 73 Ar (CDH )
      En la última escena se ve a la dactilógrafa frente a su mansión parisiense bajando de un suntuoso automóvil blanco, con un perro danés blanco y envuelta en boa de livianas plumas blancas, no sin antes cambiar una mirada de complicidad con el chófer, un apuesto joven vestido con botas y uniforme negros.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 181 Esp (CDH )
      Eran bonitos, hombre que si eran, con un lazo aquí, con un bolsillito aquí, y el tontillo aquí, aunque esté mal el señalar, y lazos, muchos lazos, aquí, y aquí, y aquí, y una larga cadena para el abanico, y un boa, manguito, y los pendientes de familia... Si viera usted qué ruido de enaguas almidonadas y rizadas, qué tumulto de frutas en el sombrero.
    • 1978 Tusquets, E. Mismo mar [1990] 9 Esp (CDH )
      [...] , sus manos perfumadas, frunce luego la nariz, el ceño, resopla brevemente por una boca cálida de la que escapa la risa, una risa contenida que estremece su espalda y agita como una brisa los encajes, los volantes de la blusa de seda, del traje de terciopelo, las plumas de la boa magnífica que le acaricia los hombros desnudos —unos hombros anchos de diosa griega, porque la belleza comienza en el esqueleto—, y mi madre mira a su alrededor en mirada cómplice a los felices mortales a los que se digna considerar sus amigos [...].
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] Esp (CDH )
      La boa se está llevando mucho en el teatro de Europa. Cuando una mujer se la pone, no sabe lo que cuesta. Más que la de Adán y Eva.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 164 Ch (CDH )
      De unos clavos en los muros colgaban trajes anticuados, boas de plumas, escuálidos pedazos de piel, collares de piedras falsas, sombreros que habían dejado de usarse hacía medio siglo, enaguas desteñidas con sus encajes raídos, vestidos que fueron ostentosos y cuyo brillo ya no existía, inexplicables chaquetas de almirantes y casullas de obispos, todo revuelto en una hermandad grotesca, donde anidaba el polvo de años. Por el suelo había un trastorno de zapatos de raso, bolsos de debutante, cinturones de bisutería, suspensores y hasta una flamante espada de cadete militar. Vio pelucas tristes, potiches con afeites, frascos vacíos y un descomedimiento de artículos imposibles sembrados por todos lados.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      BOA [...] Prenda femenina de vestir, puesta sobre el cuello.
    • 1983 Perucho, J. Pamela [1983] 61 Esp (CDH )

      Fruto exclusivo de esta última son los productos de los almacenes de galones y cintas de la placita de la Santa Cruz; los botones de la calle de Atocha; las flores y plumas (boas, marabúes, cigüeña dorada) de la Carrera de San Jerónimo; las de percales y alpacas de la placita del Angel y las de ropavejeros distinguidas, situadas en los portales de la calle de Toledo.

    • 1985 Perucho, J. Dietario [1985] 140 Esp (CDH )
      Conservo de Laura un retrato admirable de un hermano mío, cuando era niño, y el de una dama de la época, con la cabeza cubierta, encajes y boas.
    • 1985 Schz Espeso, G. Alas mariposas [1985] Esp (CDH )
      Por sus cuerpecitos transparentes pasaron sayas de fustán, dormanes de húsar, con muchos alamares y vueltas de piel de oso, basquiñas de pastora, boas de pluma de marabú, enroscadas a un escote atrevido, botas de interior, abiertas para pregonar las excelencias del raso de un sostén deshabitado de mamas, y algunos de los extravagantes vestidos puestos en moda por los diseños de Bask para Scheherezade y aireados en Montparnasse por los figurines que Armand Vallée divulgó en el Journal des Demoiselles.
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )

      La "servilia" en funcionesles sirvió su té (un Lapsang Suchong contrabandeado por su hermanito Homero desde Mexamérica y/o Pacífica?) / a Capitolina y Farnesia vestidas con sus batas de cocottes de farsa de Feydau: sedas, mangas anchas, boas en el cuello y los puños, pantuflas de raso.

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )

      [...] la muchedumbre con las picas y las antorchas en la mano se detuvo y Lucha Plancarte de López descendió tan majestuosa, por una vez, como su escalera, envuelta en su deshabillé color de rosa con sus boas ídem en los puños y el cuello y sus zapatos de tacón estilético y satín rosa y borlas en las puntas y una orquídea de oro al cuello y su bata bien fajada a la cintura y con las tetas como pitones, orgullosas, tauromáquicas para la embestida final, la última corrida y con el gato enfurruñado en brazos, el gato que le lamía la pelusa del mono [...].

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] 460 Mx (CDH )
      Chilpancingo, Chilpancingo llevaba con dignidad a Lucha Plancarte de López a la muerte, quizás sólo esta hora de dignidad tuvo en su vida y Ángel mi padre se tapó la mirada cuando le prendieron fuego a las boas y al satín y Colasa Sánchez, a su lado, le abrazó la cintura y se soltó chillando. El gato malencarado chilló también y saltó ardiendo lejos de su ama.
    • 1989 Grandes, A. Edades Lulú [1995] Esp (CDH )
      El otro, alto y llamativo, devoto de la estética de la vedette de revista, con boa de plumas y todo, poseía un pequeño pene tonto y encogido, que constituía a todas luces el más endeble y miserable de todos sus miembros. Desde luego nunca se sabe, eso debió de pensar también su cliente, que emitió un pequeño grito de sorpresa y alborozo antes de comenzar a acariciarles equitativamente, sin discriminar, todos son criaturas de Dios al fin y al cabo, a cada uno con una mano, mientras ellos hacían lo propio con él, besándose en la boca todo el tiempo. Ely me preguntó algo, pero no le escuché. Repitió la pregunta, en voz más alta.
    • 1989 Palencia, E. Camino [1990] Ve (CDH )
      Aplausos / Aparece triunfal Perla Marina, una morena de turgentes facciones, acentuadas por el operático maquillaje. Pretende a una vedette de los cincuenta, con detalles contemporáneos. Lleva un escalado vestido blanco ostra, una flor entre los prominentes senos, medias de coco y zapatos rojo envejecido, que hacen juego con la boa y el prendedor. Collar alusivo a su nombre, al igual que los aparatosos zarcillos.
    • 1989 Palencia, E. Camino [1990] Ve (CDH )
      El cabello es rubio oxigenado y lleva atrevido corte con cintillo de plumas arrancadas a la boa. Sus movimientos son pretenciosos y grandilocuentes. Dignos. Toda ella parece haber sido extraída de un baúl. Sus opacos tonos contrastan con la alegría que pretende.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Ar (CDH )
      [...] ; Roberta rodeó la mesa, corriendo, tumbó un maniquí en el camino, se le quiso ir encima a Bill y Bill la abrazó sin encontrar demasiada resistencia, justo la necesaria para seguir el juego, y juntos cayeron sobre una de las pilas de trapos y vestidos. Roberta le envolvió la cabeza con un chal; él intentó atarle las muñecas con una boa de plumas.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] 513 Ar (CDH )
      Es el boudoire de ropas femeninas, con su diván cubierto de pieles de zorro, con boas de pluma colgando del perchero art nouveau.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Ar (CDH )
      Reboleó la bufanda por encima de su hombro como si fuera boa de plumas, tomó su enorme bolso desinflado y se dirigió a la salida.
    • 1995 Hernández, R. Secreter rey [1995] 152 Esp (CDH )
      La Princesa Patricia Victoria de Connaught permanece de pie, mirando a las tribunas próximas... Viste un traje gris con un largo abrigo blanco. Una boa de plumas ciñe su cuello... De su sombrero desbordan heliotropos...» ¿Dónde tuvieron lugar los sucesos de entonces? ¿Qué fue de aquellos hermosos rostros, de aquellas miradas de transparente y purísimo azul? ¿A dónde se llevó el viento aquellos perfumes?
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      Nos encontramos con que la geisha había cambiado su kimono, su cinturón de brocado, sus zapatos de tacón grueso y alto, la peluca y el abanico tradicionales por las plumas, los bikinis, las boas o las lentejuelas de las vedettes de alta revista. La geisha era chica del conjunto en una de las 700 salas de fiesta del barrio de Ginza.
    • 1997 Prensa Clarín, 12/03/1997 [1997] Ar (CDH )
      El "misterio" en el que acabó la relación entre Visconti y María Denis (nacida María Esther Beomonte, en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, y que supo encarnar a las típicas heroínas de deshabillés transparentes y boas de plumas) está relacionado con la actividad del cineasta italiano en la Resistencia, durante los años de la guerra. Y con Pietro Koch, torturador fascista al que la actriz tuvo que acercarse para conseguir la libertad del director de cine. Aquel sacrificio de amor le costó la acusación de colaboracionista y el alejamiento del cine sin que jamás —según narra Denis en su biografía— Visconti saliera en su defensa.
    • 1998 Prensa Época, 19/01/1998 [1998] Esp (CDH )
      Reapareció espectacular en un cuerpo negro y dorado, spencer en seda salvaje cobre, zapatos dorados y una llamativa boa de marabú que se quitaría para las fotos oficiales lo mismo que Cristina el poncho de paño blanco con que arribó al coliseo de la plaza de Oriente. Hasta entonces no se pudo descubrir lo estilizada que está, adelgazamiento realzado por la melena recortada por encima del hombro.
    • 1998 Prensa Cuerpo de mujer, nº8, 09/1998 [1998] Esp (CDH )
      Si no te atreves con la boa de la nueva colección de Charo Azcona que te presentamos en la fotografía, ponte al menos un detalle, como unos pendientes o una pluma colgando de una cadena. Para los complementos, se admiten plumas de menor caché y tamaños más pequeños. Si eres atrevida, puedes inclinarte por un bolso con plumas como los que tiene Dolce e Gabbana o por un sombrero tipo casquete de plumas negras.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      boa [...] m. Prenda femenina de piel o pluma y en forma de serpiente, para abrigo o adorno del cuello.
    • 2007 Prieto, J. M. Rex Cu (CORPES)
      Lo que quieras, le había dicho, lo que quieras: la idea tonta y absurda de un Rey, de un Imperio. Si eso le hacía doblar el talle más flexiblemente, hacia atrás y entre mis brazos como una bailadora de tango, los dos en la pista de Isthar mientras su marido despachaba al embajador de Martinica. De perfil en más fotos de las necesarias yo, por sobre el boa de plumas en su cuello.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      boa [...] m. o f. Prenda femenina de piel o pluma y en forma de serpiente, para abrigo o adorno del cuello.
    • 2019 Portela, E. Formas estar lejos Esp (CORPES)
      Se quedan los tres en silencio, hasta que Adam añade: –Ali es una chica triste. Mike se levanta de un salto del sofá, coge la boa roja que está tirada en el suelo, se la pone de bufanda y rebusca entre los CD de la estantería. –Así me gusta, Mike, vamos a dejarnos de dramas y celebrar la entrada del año. ¿Qué más puedo pedir? Mis cuatro gatitos y mi pareja favorita.
  3. Acepción lexicográfica
  4. s. f. o m. "Persona servil y aduladora por interés" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (1897-2014) 6 ejemplos:
    • 1897 Calcaño, J. Castellano Venezuela Ve (BD)
      Boa no es masculino sino femenino. No se debe decir el boa, un boa, refiriéndose a la serpiente, sino la boa, una boa. Un boa es una persona a quien se atribuyen las principales condiciones de la serpiente boa.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      boa [...] m. coloq. Hond. Persona servil y aduladora por interés.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      boa [...] Ho, Co, Ve. anaconda. [|| m-f. Ho. Persona servil y aduladora. est.].
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      boa [...] m. coloq. Hond. Persona servil y aduladora por interés.
    • 1897 Calcaño, J. Castellano Venezuela Ve (BD)
      Boa no es masculino sino femenino. No se debe decir el boa, un boa, refiriéndose a la serpiente, sino la boa, una boa. Un boa es una persona a quien se atribuyen las principales condiciones de la serpiente boa.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      boa [...] m. coloq. Hond. Persona servil y aduladora por interés.
    • 2006 Saravia, J. R. DiccPopular hondureño p. 29 Ho (BD)
      boa adj. f. fest. ofens. hiperb. Persona servil y aduladora. Domérico es soberbio con los humildes pero es boa con los poderosos.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      boa [...] Ho, Co, Ve. anaconda. [|| m-f. Ho. Persona servil y aduladora. est.].
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      boa [...] f. Ho. alabardero. [|| sust/adj. Ho. p.u. Persona aduladora y servil por interés. pop + cult → espon desp.].
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      boa [...] m. coloq. Hond. Persona servil y aduladora por interés.
  5. Acepción lexicográfica
  6. s. f. Bo "Reloj de bolsillo" (Fdz Naranjo / Gmz Fdz, DiccBolivianismos (S)-1964).
    docs. (1964) Ejemplo:
    • 1964 Fdz Naranjo, N. / Gómez Fdz, D. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      BOA. f. Cb. Reloj de bolsillo. CAD.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas