11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
ginebrino, a adj., s. (1598-)
ginebrino, ginevrino, jinebrino
Etim. Derivado de Ginebra (ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza) e -ino, a.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'perteneciente o relativo al calvinismo', en 1598, en la Orazion funebre a las obsequias del potentissimo Filipo segundo de T. Fernández de Medrano. Como 'típico o característico de los calvinistas', en 1688, en la Traducción de Vida simbólica de S. Francisco de Sales, de A. Gambart realizada por F. de Cubillas Don-Yagüe. Como 'originario o procedente de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza', aparece en 1739, documentado en el Tratado general de monedas, pesos, medidas y cambios de todas las naciones, reducidas a las que se usan en España, de T. A. de Marien y Arrospide. Vinculada a este valor, y como modificador de escritor, filósofo, sabio o sofista, aparece la subacepción particular para referirse al filósofo Jean-Jacques Rousseau, atestiguada desde 1832. Como 'persona que profesa el calvinismo' solo se atestigua en 1759, en la Traducción de La verdadera Iglesia de Cristo de V. L. Gotti (t. IV), realizada por J. Sainz. Con la acepción 'persona originaria o procedente de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza' aparece en 1767, en una noticia de correo sobre sucesos de París, publicada en Mercurio Histórico y Político (Madrid). Con la acepción 'típico o característico de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza, o de sus habitantes' se documenta en enero de 1762, en la sección de noticias de comercio del Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid). Con el valor sustantivo de 'persona originaria o procedente de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza' aparece documentado en 1762, en la sección de noticias internacionales aparecida en uno de los números del Mercurio Histórico y Político (Madrid), de enero de ese año. De este valor parte el empleo particular y frecuente para designar al filósofo Jean-Jacques Rousseau, que se documenta desde 1772, en el Suplemento al papel intitulado Los eruditos a la violeta de J. de Cadalso. Como 'perteneciente o relativo a Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza, o a sus habitantes' se consigna en 1803, en la 4ª edición del DRAE, y su primer uso léxico se constata en 1864, en la reproducción de la "Conferencia Internacional para examinar los medios de proveer á la insuficiencia del servicio sanitario en los ejércitos en campaña" que se publica en El Mundo Militar (Madrid); en ocasiones, se emplea de forma particular para referirse a 'Ginebra como sede de la Sociedad de Naciones u otras instituciones internacionales' como se atestigua en 1931, en el artículo "El Consejo de la Sociedad de las Naciones rechaza por unanimidad la contrapropuesta del Gobierno de Tokio", publicado en el diario El Sol (Madrid). Como 'partidario o seguidor del pensamiento filosófico de Jean-Jacques Rousseau', en 1811, en Cartas críticas del Filósofo Rancio, t. I, de Fray F. de Alvarado.

  1. adj. Perteneciente o relativo al calvinismo.
    Sinónimo: ginebrés, a
    docs. (1598-1997) 15 ejemplos:
    • 1598 Fdz Medrano, T. Orazion funebre Filipo segundo fol. 118v Esp (BD)
      Es por bentura mas verdadera la Iglesia Anglicana, o Ginebrina, o mas firme? quien la fundo? caluino. con que milagros resplendeze? de lutero, de Melanton, de otros que por berguenza no oso nombrarlos. Sobre que piedra fue edificada sino sobre el arena de sus vicios?
    • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] España (CDH )
      Algo así quiso hacer Lutero, pero terminó quemando en la hoguera a Miguel Servet y a otros (pobre escapado de las llamas de las bestias españolas, que ya le lamían para purgarle de interpretación de la Santísima Trinidad, para caer en las ginebrinas); mucho se limpió del catolicismo en la Reforma, pero terminó digerido por los fuertes.
    • 1598 Fdz Medrano, T. Orazion funebre Filipo segundo fol. 118v Esp (BD)
      Es por bentura mas verdadera la Iglesia Anglicana, o Ginebrina, o mas firme? quien la fundo? caluino. con que milagros resplendeze? de lutero, de Melanton, de otros que por berguenza no oso nombrarlos. Sobre que piedra fue edificada sino sobre el arena de sus vicios?
    • 1647 Velázquez, A. Trad Capuchino Escocés, Rinuccini fol. 62v Esp (BD)
      Empeçó Arcangelo: Si vos dezis que en vuestra Fé está tan cierta la salvacion, tambien estais obligado a mostrar qual sea esta Fé. Soy (respondio el ministro) y assi digo ser la fee de Calvino, y Calvino (añadio Arcangelo) en qual Iglesia ha alistado a sus fieles? En la Reformacion de Ginebra (dixo prontamente el Herege) Si es assi (replicó Arcangelo es necessario ver en que differen principalmente vuestra Ginebrina, y mi Iglesia Romana. En todo, (dixo este con menosprecio) pero principalmente en esto que nosotros atados solamente a la palabra de Dios, ni sabemos, ni creemos otra cosa, sino la que se contiene en la Escriptura.
    • 1859 González, J. Trad Catecismo Controversia, Scheffmacher p. 249 Co (BD)
      C[atólico]. Siendo muchas las ediciones que hai de la Sagrada Escritura, ¿en cual de ellas se halla la verdadera palabra de Dios? P[rotestante]. En la anglicana, o en la jinebrina, por ejemplo. C. Dónde dice la Escritura que la edición anglicana o jinebrina se encuentra la verdadera palabra de Dios? P. Eso no puede decirlos la escritura; pero me los dice el Parlamento anglicano u otro sínodo protestante.
    • 1869 Carbonero Sol, L. Crónica Concilio Vaticano, II p. 212 Esp (BD)
      La Compañía de Pastores de la Iglesia ginebrina dirigió desde aquella ciudad una especie de Encíclica á todos los cristianos evangélicos, la cual no es otra cosa que una escitacion para que rechacen la invitacion del Papa, al que prodiga elogios personales, así como la reforma caritativa de la invitación; pero protestando no porque el Papa de hoy sea mejor, el Papado deja de ser el sistema romano, con el tiempo dela Reforma.
    • 1874 Núñez, R. Ensayos crítica social p. 402 Co (BD)
      Segun ellos, la libertad relijiosa no consiste sola mente en el ejercicio tolerado del culto i en el respeto de los dogmas católicos. […] Se recordará que la reforma de la constitucion jinebrina se compendia en las disposiciones que siguen: Nombramiento de los curas por el voto de los feligreses respectivos. Declaracion de que una silla episcopal jamas podrá ser establecida en Jinebra.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Don Bernardo de Sandoval y Rojas autorizó el quinto de estos Índices generales, estampado en Madrid por Luis Sánchez en 1612, y reimpreso por los protestantes ginebrinos en 1619, imprenta de Juan Crespin, con un prólogo de Horacio Turretino en burla y depresión del Santo Oficio.
    • 1897 Bosco, J. El católico p. 553 Esp (BD)
      Pregunta. ¿Quiénes son los Protestantes? Respuesta. Todos los que rechazando la revelación divina, siguen la razón individual en lo que atañe á la religión (según la definición ginebrina). P. Si uno rehusare creer alguna cosa contenida en las Sagradas Escrituras continuaría á pesar de eso siendo buen protestante? R. Con eso y todo continuaría siendo buen protestante, porque cada uno cree lo que quiere y profesa lo que cree (según la definición de los Ingleses).
    • c1910 Prat, J. Trad. Rousseau Protestantismo, Didé p. 6 Esp (BD)
      Si la expresión no fuese un anacronismo, sería exacto decir que la Reforma ginebrina debuta por una especie de revocación del Edicto de Nantes contra los católicos. Se apodera de las iglesias que hasta entonces habían pertenecido al clero «papista» y las da á los «nuevos predicadores»; pone mano sobre las escuelas, declara obligatoria la asistencia á los sermones de los reformistas, edicta penalidades de prisión, de confiscación, de destierro y de muerte contra los refractarios y los que se opongan «á la fe en Dios».
    • 1950-1968 Fueyo Álvz, J. Estudios teoría política [1968] España (CDH )
      los esfuerzos de Cranmer, Jewel y demás apologetas oficiales de la secesión eclesiástica apenas si salían del plano de la defensa jurídica de la nueva Iglesia establecida y en medio de este vacío el fanatismo puritano sujeto a la influencia calvinista, la oleada del presbiterianismo ginebrino con su potenciación del laicado y la "bibliolatría de la interpretación privada", amenazaban a la Corona con la erosión total del factor de integración religiosa decisivo —entonces— para la unidad nacional.
    • 1995 Díez Velasco, F. HReligiones [1995] 448 España (CDH )
      Intentó materializar el rigorismo que entraña la vida evangélica en la comunidad ginebrina, que se convirtió a partir de mediados de siglo en el modelo de ciudad reformada regida por las leyes de Dios, que para Calvino son superiores a las de los hombres (lo que determina la legitimidad del enfrentamiento a los monarcas, punto que coincidía con los intereses de la burguesía ginebrina).
    • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] España (CDH )
      Algo así quiso hacer Lutero, pero terminó quemando en la hoguera a Miguel Servet y a otros (pobre escapado de las llamas de las bestias españolas, que ya le lamían para purgarle de interpretación de la Santísima Trinidad, para caer en las ginebrinas); mucho se limpió del catolicismo en la Reforma, pero terminó digerido por los fuertes.
    • 1598 Fdz Medrano, T. Orazion funebre Filipo segundo fol. 118v Esp (BD)
      Es por bentura mas verdadera la Iglesia Anglicana, o Ginebrina, o mas firme? quien la fundo? caluino. con que milagros resplendeze? de lutero, de Melanton, de otros que por berguenza no oso nombrarlos. Sobre que piedra fue edificada sino sobre el arena de sus vicios?
    • 1647 Velázquez, A. Trad Capuchino Escocés, Rinuccini fol. 62v Esp (BD)
      Empeçó Arcangelo: Si vos dezis que en vuestra Fé está tan cierta la salvacion, tambien estais obligado a mostrar qual sea esta Fé. Soy (respondio el ministro) y assi digo ser la fee de Calvino, y Calvino (añadio Arcangelo) en qual Iglesia ha alistado a sus fieles? En la Reformacion de Ginebra (dixo prontamente el Herege) Si es assi (replicó Arcangelo es necessario ver en que differen principalmente vuestra Ginebrina, y mi Iglesia Romana. En todo, (dixo este con menosprecio) pero principalmente en esto que nosotros atados solamente a la palabra de Dios, ni sabemos, ni creemos otra cosa, sino la que se contiene en la Escriptura.
    • 1859 González, J. Trad Catecismo Controversia, Scheffmacher p. 249 Co (BD)
      C[atólico]. Siendo muchas las ediciones que hai de la Sagrada Escritura, ¿en cual de ellas se halla la verdadera palabra de Dios? P[rotestante]. En la anglicana, o en la jinebrina, por ejemplo. C. Dónde dice la Escritura que la edición anglicana o jinebrina se encuentra la verdadera palabra de Dios? P. Eso no puede decirlos la escritura; pero me los dice el Parlamento anglicano u otro sínodo protestante.
    • 1869 Carbonero Sol, L. Crónica Concilio Vaticano, II p. 212 Esp (BD)
      La Compañía de Pastores de la Iglesia ginebrina dirigió desde aquella ciudad una especie de Encíclica á todos los cristianos evangélicos, la cual no es otra cosa que una escitacion para que rechacen la invitacion del Papa, al que prodiga elogios personales, así como la reforma caritativa de la invitación; pero protestando no porque el Papa de hoy sea mejor, el Papado deja de ser el sistema romano, con el tiempo dela Reforma.
    • 1874 Núñez, R. Ensayos crítica social p. 402 Co (BD)
      Segun ellos, la libertad relijiosa no consiste sola mente en el ejercicio tolerado del culto i en el respeto de los dogmas católicos. […] Se recordará que la reforma de la constitucion jinebrina se compendia en las disposiciones que siguen: Nombramiento de los curas por el voto de los feligreses respectivos. Declaracion de que una silla episcopal jamas podrá ser establecida en Jinebra.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Como había bastante diferencia entre los errores de la una y de las otras, no se llegó, por entonces, a ningún acuerdo; pero más adelante, Farel y otros ministros ginebrinos evangelizaron a los pobres valdenses, que en 1541 dieron una confesión de fe en sentido calvinista.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )

      Los magistrados de Ginebra habían dado cuenta a los de Viena de la prisión del reo, y éstos solicitaron que se les entregase; pero Servet se arrojó a los pies de los síndicos ginebrinos, y con lágrimas en los ojos les rogó que no le enviasen a una muerte cierta. ¡Quién sabe si el ir a manos de su antiguo señor el Arzobispo le hubiera salvado!

    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Los ministros ginebrinos le rodeaban procurando convencerle, y el pueblo seguía con horror, mezclado de conmiseración, a aquel cadáver vivo, alto, moreno, sombrío y con la barba blanca hasta la cintura.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )

      Entonces el ministro ginebrino dirigió al pueblo estas palabras: "Ya veis cuán gran poder ejerce Satanás sobre las almas de que toma posesión. Este hombre es un sabio, y pensó, sin duda, enseñar la verdad; pero cayó en poder del demonio, que ya no le soltará. Tened cuidado que no os suceda a vosotros lo mismo."

    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Don Bernardo de Sandoval y Rojas autorizó el quinto de estos Índices generales, estampado en Madrid por Luis Sánchez en 1612, y reimpreso por los protestantes ginebrinos en 1619, imprenta de Juan Crespin, con un prólogo de Horacio Turretino en burla y depresión del Santo Oficio.
    • 1897 Bosco, J. El católico p. 553 Esp (BD)
      Pregunta. ¿Quiénes son los Protestantes? Respuesta. Todos los que rechazando la revelación divina, siguen la razón individual en lo que atañe á la religión (según la definición ginebrina). P. Si uno rehusare creer alguna cosa contenida en las Sagradas Escrituras continuaría á pesar de eso siendo buen protestante? R. Con eso y todo continuaría siendo buen protestante, porque cada uno cree lo que quiere y profesa lo que cree (según la definición de los Ingleses).
    • c1910 Prat, J. Trad. Rousseau Protestantismo, Didé p. 6 Esp (BD)
      Si la expresión no fuese un anacronismo, sería exacto decir que la Reforma ginebrina debuta por una especie de revocación del Edicto de Nantes contra los católicos. Se apodera de las iglesias que hasta entonces habían pertenecido al clero «papista» y las da á los «nuevos predicadores»; pone mano sobre las escuelas, declara obligatoria la asistencia á los sermones de los reformistas, edicta penalidades de prisión, de confiscación, de destierro y de muerte contra los refractarios y los que se opongan «á la fe en Dios».
    • 1950-1968 Fueyo Álvz, J. Estudios teoría política [1968] España (CDH )
      los esfuerzos de Cranmer, Jewel y demás apologetas oficiales de la secesión eclesiástica apenas si salían del plano de la defensa jurídica de la nueva Iglesia establecida y en medio de este vacío el fanatismo puritano sujeto a la influencia calvinista, la oleada del presbiterianismo ginebrino con su potenciación del laicado y la "bibliolatría de la interpretación privada", amenazaban a la Corona con la erosión total del factor de integración religiosa decisivo —entonces— para la unidad nacional.
    • 1995 Díez Velasco, F. HReligiones [1995] 448 España (CDH )
      Intentó materializar el rigorismo que entraña la vida evangélica en la comunidad ginebrina, que se convirtió a partir de mediados de siglo en el modelo de ciudad reformada regida por las leyes de Dios, que para Calvino son superiores a las de los hombres (lo que determina la legitimidad del enfrentamiento a los monarcas, punto que coincidía con los intereses de la burguesía ginebrina).
    • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] España (CDH )
      Algo así quiso hacer Lutero, pero terminó quemando en la hoguera a Miguel Servet y a otros (pobre escapado de las llamas de las bestias españolas, que ya le lamían para purgarle de interpretación de la Santísima Trinidad, para caer en las ginebrinas); mucho se limpió del catolicismo en la Reforma, pero terminó digerido por los fuertes.
  2. Acepción en desuso
  3. adj. Típico o característico de los calvinistas.
    docs. (1688-1881) 3 ejemplos:
    • 1688 Cubillas Don-Yagüe, F. / León G. Trad Vida Francisco Sales, Gambart Esp (BD)
      Entonces, expulso San Francisco de Sales de su Iglesia de Ginevra; por los sequazes de Calvino, que, sobervios, y fuertes, con la Proteccion de algunas Potencias confinantes, se mantenian , y obstinavan en su usurpacion, derramando aun el veneno de sus dogmas en Provincias enteras del Estado de Savoya […] y tambien es creible corresponderian á la madurez de la mesma eleccion, el numero, y calidad aventajada de las Tropas, si la suerte de las facciones Militares de este genero, no estuviera sugeta á mil accidentes, á que ninguna providencia humana puede bastantemente ocurrir: ó (por mejor dezir) si en el colmo de la iniquidad Ginevrina, hubiera podido caber la inestimable merced que se le solicitava.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] I, 59 España (CDH )
      La prosa de Juan Pérez y de Cipriano de Valera es mucho más ginebrina que castellana.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Juan Pérez es prosista sobrio y vigoroso, de la escuela de Juan de Valdés, y menos resabiado que Cipriano de Valera y otros por la sequedad ginebrina. No era escritor vulgar el que acertó a decir de los Psalmos que son como eslabones de acero, que hieren el pedernal de nuestro corazón, y como paraíso terreno, donde se oyen diversos cantos espirituales de grande melodía y suavidad, donde se hallan divinos y celestiales deleites.
  4. adj. Originario o procedente de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza.
    docs. (1739-2021) 48 ejemplos:
    • 1739 Marien Arrospide, T. A. Tratado monedas pesos y medidas p. 110 Esp (BD)
      Qualquiera que tuviese derecho á intentar accion en garantía contra un vecino de Ginebra, por razón de letras por él libradas ó endosadas […] A falta de esta diligencia, los portadores extrangeros perderían su derecho de recurso contra el librador ó endosador Ginebrino.
    • 2021 Cuevas Fdz, A. "Patrono juntaletras" [24-01-2021] Faro de Vigo (Vigo) Esp (HD)
      Casi 50 años recordando al santo ginebrino patrono de los periodistas en el día de su fiesta cada 24 de enero. Cuarenta y ocho años justos desde que me puse a estudiar y a trabajar en esto de escribir con el propósito de comunicar y colaborar en la formación de opiniones libres y consistentes, a partir de informaciones depuradas con el ánimo de que sean también lo más objetivas posibles.
    • 1739 Marien Arrospide, T. A. Tratado monedas pesos y medidas p. 110 Esp (BD)
      Qualquiera que tuviese derecho á intentar accion en garantía contra un vecino de Ginebra, por razón de letras por él libradas ó endosadas […] A falta de esta diligencia, los portadores extrangeros perderían su derecho de recurso contra el librador ó endosador Ginebrino.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.
    • 1844-1851 Alberdi, J. B. Tobías [2003] Argentina (CDH )

      Desde ese momento, nuestro personaje no es ya un hombre; es un héroe porque es un mártir.

      Hasta aquí ha sido un desconocido. En adelante tendrá un nombre y ese nombre será el de Bonnivard.

      Este nombre será un préstamo autorizado por vehementes analogías. La ola del cabo, más brava que la del Lemán, bate también las murallas de la flotante prisión más lóbrega que el castillo que encerró al prisionero helvético. Amigo de la libertad como el mártir ginebrino, se ve también encastillado a causa de su pasión, por otros tiranos más crueles que los duques de Saboya.

    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] 93 España (CDH )
      Vese inundada de libros; tiene una gran biblioteca pública, famosa sobre todo por los manuscritos que encierra de San Vicente Paul, de San Francisco de Sales, de Lutero, de Calvino, de Rousseau y del prior Bonivard, así como por las preciosidades que conserva desde los tiempos de Carlos el Temerario; da trabajo a infinidad de imprentas que esparcen por el mundo las obras que no pueden publicarse en los países vecinos a ella: su Museo académico es notabilísimo por los objetos de historia natural que comprende, coleccionados por los sabios ginebrinos de Candolle, Saussure, Boissier y otros; y merecen verse, en fin, el Jardín botánico, y el Museo Rath, o de pinturas, el Arsenal, las casas de educación y otros muchos establecimientos públicos.
    • 1872 Vilanova Piera, J. Compendio Geología [1872] España (CDH )
      Los principales mantenedores de esta cuestion, bien extraña por cierto, dado el conocimiento que en todos sentidos se tiende ambos terrenos, son el célebre paleontólogo ginebrino Sr. Pictet de la Rive y Mr. Hebert, no menos ilustre profesor de Geología en la Sorbona de París.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] España (CDH )
      (Ded. al médico ginebrino Laroche.)– Cáliz quinquepartido muy corto; 5 pétalos coherentes por sus uñas, ligeramente soldados en corola asalvillada con limbo quinquepartido; 5 estambres insertos en el tubo de la corola; 5 glándulas hipoginas y 5 carpelos.
    • 1910 Rodó, J. E. Motivos Proteo [1985] Uruguay (CDH )
      Recordemos ahora la augusta personalidad de Marco Aurelio, y aquel su constante examen de sí mismo, no disipado en vano mirar, sino resuelto en actos de una voluntad afirmativa y fecunda, que van tejiendo una de las más hermosas vidas humanas; y tomemos como puntos de comparación, para discernir entre ambos modos de íntima experiencia, los Pensamientos del inmortal emperador y el Diario del triste Hamlet ginebrino.
    • 1935 Anónimo "Actitud de Japón" [02-08-1935] Hoy: Diario Republicano de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El Quay d'Orsay trabaja a toda máquina. Miles de gestiones actualmente se cruzan de París a Londres, de París a Roma y de París a Ginebra; pero no se piense ningún ingenuo en que la dura tarea se destina a impedir la guerra. No. La pretensión es más humilde (a la paloma de la paz le cortaron las alas los burócratas ginebrinos). Se busca, en fin, que Italia y Etiopía puedan, en el plazo de tres meses, según el artículo 15, hacerse la guerra legalmente.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] España (CDH )
      El análisis del maestro ginebrino revela en el lenguaje dos clases de elementos: lógicos o conceptuales y efectivos.
    • 1975 Pinillos, J. L. Psicología [1995] 461 España (CDH )
      Existen presentaciones excelentes de las teorías de Piaget (Flavell, 1963) que nos dispensan de la ingrata tarea de resumir en unas páginas la ingente obra del gran psicólogo ginebrino, a cuya teoría de los estadios dedicaremos, por lo demás, cierta atención en el capítulo 9 de este libro.
    • 1987 Jouve Barreda, N. Mendelismo HGenética España (CDH )
      Recientemente, varios autores eminentes, como Rostand (1957, 1968), Gruneberg (1957) y Jacob (1970), han rendido homenaje al mérito de un farmacéutico ginebrino llamado Jean Antoine Coliadon (1756-1830), uno de los fundadores de la Sociedad de Física e Historia Natural de Ginebra, quien había observado ya en 1822, mediante cruzamientos entre ratas grises y blancas, la preponderancia neta de una coloración sobre otra en la descendencia, acercándose en sus conclusiones al concepto de dominancia y recesividad, de Mendel, y al principio de la uniformidad de la primera generación filial.
    • 2002 Fuentes, C. Creo [2002] México (CDH )
      No recuerdo cómo fue recibida esta línea por el público ginebrino.
    • 2019 Garrido Gallardo, M. Á. "Tom Wolfe" [21-02-2019] Nueva Revista de Política, Cultura y Arte (Madrid) Esp (CORPES)
      El estudio de las estructuras (estructuralismo) se va apoderando de todo el campo y llega a la segunda mitad del siglo como cuenta y razón de toda investigación. El nombre señero de esta opción es el del profesor ginebrino Ferdinand de Saussure (1857-1913), cuyo libro Curso de lingüística general, apuntes de clase dictados entre 1906 y 1911 y publicados por sus alumnos Bally, Sechehaye y otros en 1916, se convirtió universalmente en la obra clave de la nueva lingüística.
    • 2021 Cuevas Fdz, A. "Patrono juntaletras" [24-01-2021] Faro de Vigo (Vigo) Esp (HD)
      Casi 50 años recordando al santo ginebrino patrono de los periodistas en el día de su fiesta cada 24 de enero. Cuarenta y ocho años justos desde que me puse a estudiar y a trabajar en esto de escribir con el propósito de comunicar y colaborar en la formación de opiniones libres y consistentes, a partir de informaciones depuradas con el ánimo de que sean también lo más objetivas posibles.
    • 1739 Marien Arrospide, T. A. Tratado monedas pesos y medidas p. 110 Esp (BD)
      Qualquiera que tuviese derecho á intentar accion en garantía contra un vecino de Ginebra, por razón de letras por él libradas ó endosadas […] A falta de esta diligencia, los portadores extrangeros perderían su derecho de recurso contra el librador ó endosador Ginebrino.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo mismo que GINEBRES, SA. [ | Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.]
    • 1844-1851 Alberdi, J. B. Tobías [2003] Argentina (CDH )

      Desde ese momento, nuestro personaje no es ya un hombre; es un héroe porque es un mártir.

      Hasta aquí ha sido un desconocido. En adelante tendrá un nombre y ese nombre será el de Bonnivard.

      Este nombre será un préstamo autorizado por vehementes analogías. La ola del cabo, más brava que la del Lemán, bate también las murallas de la flotante prisión más lóbrega que el castillo que encerró al prisionero helvético. Amigo de la libertad como el mártir ginebrino, se ve también encastillado a causa de su pasión, por otros tiranos más crueles que los duques de Saboya.

    • 1844-1851 Alberdi, J. B. Tobías [2003] Argentina (CDH )

      El prisionero del Chillontuvo un compañero: el nuevo Bonnivard, tendrá también el suyo, y este nuevo Berthellierserá suizo justamente.

      El amor a la libertad valió el suplicio al colega del mártir ginebrino. El amor a la plata —ese ídolo de la Suiza actual— es el origen de la prisión de este último.

    • 1856 Anónimo "Exposición Universal metales"" [01-01-1856] t. VII, p. 334 El Correo de Ultramar (París) Esp (HD)
      A veces la misma ciudad fabrica para Italia y sobre todo para el Levante piezas sopladas sumamente ligeras, que gracias á la corta cantidad de la materia empleada pueden dar á un recio muy bajo. A veces, por el contrario, los joyeros ginevrinos no economizan la materia preciosa, como lo atestiguaba, verbigracia, un Devocionario cuya encuadernacion de oro tenia un peso considerable.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] 93 España (CDH )
      Vese inundada de libros; tiene una gran biblioteca pública, famosa sobre todo por los manuscritos que encierra de San Vicente Paul, de San Francisco de Sales, de Lutero, de Calvino, de Rousseau y del prior Bonivard, así como por las preciosidades que conserva desde los tiempos de Carlos el Temerario; da trabajo a infinidad de imprentas que esparcen por el mundo las obras que no pueden publicarse en los países vecinos a ella: su Museo académico es notabilísimo por los objetos de historia natural que comprende, coleccionados por los sabios ginebrinos de Candolle, Saussure, Boissier y otros; y merecen verse, en fin, el Jardín botánico, y el Museo Rath, o de pinturas, el Arsenal, las casas de educación y otros muchos establecimientos públicos.
    • 1872 Vilanova Piera, J. Compendio Geología [1872] España (CDH )
      Los principales mantenedores de esta cuestion, bien extraña por cierto, dado el conocimiento que en todos sentidos se tiende ambos terrenos, son el célebre paleontólogo ginebrino Sr. Pictet de la Rive y Mr. Hebert, no menos ilustre profesor de Geología en la Sorbona de París.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Ginebrino, na. adj. Natural de Ginebra. Ú.t.c.s.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] España (CDH )
      (Ded. al médico ginebrino Laroche.)– Cáliz quinquepartido muy corto; 5 pétalos coherentes por sus uñas, ligeramente soldados en corola asalvillada con limbo quinquepartido; 5 estambres insertos en el tubo de la corola; 5 glándulas hipoginas y 5 carpelos.
    • 1902 Pz Galdós, B. Tormentas 48 [2002] 44 España (CDH )
      Burla burlando llegamos a la presentación de Juan Jacobo en la casa de Madame Warens, al carácter y figura de ésta, a la maternal protección que dispensó al joven ginebrino, y por fin, al ingenioso arbitrio de la dama para preservar a su amiguito de los riesgos que corre un jovenzuelo impresionable si se le deja solo ante el torbellino del mundo y las asechanzas del vicio.
    • 1907 Insúa, A. Don Quijote Alpes p. 159 Esp (BD)
      Mademoiselle Berthe Vadier es una escritora ginebrina que hace más de veinte años le cerró los ojos a Enrique-Federico Amiel. Mademoiselle escribe en una prosa trabajada y correcta novelas morales que obtienen la alta recompensa del Institut Genévois, y tiernos monólogos y comedias puritanas que se representan en los teatros particulares de la aristocracia ginebrina, aristocracia reservada y altiva, que conserva el espíritu rígido y adusto de Calvino.
    • 1910 Rodó, J. E. Motivos Proteo [1985] Uruguay (CDH )
      Recordemos ahora la augusta personalidad de Marco Aurelio, y aquel su constante examen de sí mismo, no disipado en vano mirar, sino resuelto en actos de una voluntad afirmativa y fecunda, que van tejiendo una de las más hermosas vidas humanas; y tomemos como puntos de comparación, para discernir entre ambos modos de íntima experiencia, los Pensamientos del inmortal emperador y el Diario del triste Hamlet ginebrino.
    • 1927 RAE DMILE 1.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Natural de Ginebra. Ú.t.c.s.
    • 1935 Anónimo "Actitud de Japón" [02-08-1935] Hoy: Diario Republicano de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El Quay d'Orsay trabaja a toda máquina. Miles de gestiones actualmente se cruzan de París a Londres, de París a Roma y de París a Ginebra; pero no se piense ningún ingenuo en que la dura tarea se destina a impedir la guerra. No. La pretensión es más humilde (a la paloma de la paz le cortaron las alas los burócratas ginebrinos). Se busca, en fin, que Italia y Etiopía puedan, en el plazo de tres meses, según el artículo 15, hacerse la guerra legalmente.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] España (CDH )
      El análisis del maestro ginebrino revela en el lenguaje dos clases de elementos: lógicos o conceptuales y efectivos.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] España (CDH )
      En el año 1760 vivía en Chamonix, la ciudad enclavada bajo el Mont Blanc, Horacio-Benedict de Saussure, joven sabio ginebrino que, desde su infancia, admira la lejana silueta del Mont Blanc, bien visible desde su ciudad natal.
    • 1965 Sastre, A. M. S. V. [1990] España (CDH )
      De cómo fue recibido Miguel por la policía ginebrina y de su herida dignidad.
    • 1965 Sastre, A. M. S. V. [1990] España (CDH )

      CUADRO IV

      «De como fue recibido Miguel por la Policía ginebrina y de su herida dignidad.»

      La Comisaría

      (El Comisario —será el mismo actor que haga el Comisario de Viena — escribe la ficha ante Miguel que está de pie y esposado.)

    • 1965 Sastre, A. M. S. V. [1990] España (CDH )

      Miguel¿Ah, ya te vas? Bueno, hijo mío, bueno: adiós si nunca más te veo, que sigas tan gentil y agradable como lo has sido —¡Dios te lo pague, hijo!— conmigo que soy un hombre honrado, aunque me vea sujeto aquí, como alimaña, y dejado de todas las manos, tanto divinas como humanas. Adiós, adiós.

      (El verdugo ha salido. Miguel se dirige a los guardianes.)

      Pregunto por preguntar, pues sois seguramente mudos, ya que nunca os oí decir una palabra, y nunca respondisteis a mis pesadas interrogaciones; pero decidme, valientes soldados ginebrinos, dónde encontráis estas gentes tan extrañísimas como ese carcelero que apenas me parece humano y que probablemente no lo es. Nunca más quisiera volver a ver esa espantosa cara de simio que me miraba como a un ser extraño, sin comprenderme. El otro carcelero era un idiota más humano.

    • 1975 Pinillos, J. L. Psicología [1995] 461 España (CDH )
      Existen presentaciones excelentes de las teorías de Piaget (Flavell, 1963) que nos dispensan de la ingrata tarea de resumir en unas páginas la ingente obra del gran psicólogo ginebrino, a cuya teoría de los estadios dedicaremos, por lo demás, cierta atención en el capítulo 9 de este libro.
    • 1977 Prensa El País, 28/09/1977 [1977] España (CDH )
      De todas formas, el abogado ginebrino ha renunciado a hacer declaraciones a la prensa sin comunicarlo antes al Gobierno alemán.
    • 1977 Prensa El País, 28/09/1977 [1977] España (CDH )
      En cuanto a las gestiones del abogado ginebrino Pavot, mediador entre el Gobierno de Bonn y los secuestradores, parece que entran en una fase decisiva, según ha manifestado el propio abogado a la prensa francesa.
    • 1977 Prensa El País, 13/09/1977 [1977] España (CDH )
      El Gobierno ha vuelto a retener informaciones "para no dificultar las pesquisas" y quienes mantienen en su poder al "superempresario" alemán no han aceptado al abogado ginebrino Payot como contacto en sus comunicaciones con el Gobierno, a pesar de todos los riesgos que esto comporta.
    • 1977 Prensa El País, 16/09/1977 [1977] España (CDH )
      Una vez más el canciller ha repetido un compromiso contraído hace dos años, tras el atentado contra la embajada alemana en Estocolmo: "Iremos hasta los mismos límites que nos permita el Estado de derecho." Al tiempo ha justificado los contactos con los secuestradores, a través del abogado ginebrino Denis Payot como "un medio para evitar nuevos derramamientos de sangre".
    • 1977 Prensa El País, 13/09/1977 [1977] España (CDH )
      Un mensaje conteniendo "instrucciones precisas" y que, al parecer, ha sido auténticamente enviado por los secuestradores del empresario germano Hans Martin Schleyer, fue remitido ayer al Gobierno de Alemania Federal por el abogado ginebrino Denis Payot, quien actúa como intermediario entre el comando extremista Siegfried Haussner y las autoridades de Bonn.
    • 1977 Prensa El País, 11/09/1977 [1977] España (CDH )
      Con la evidente intención de ganar tiempo, las autoridades alemanas esperan que los extremistas entablen contacto con el abogado ginebrino Denis Payot.
    • 1977 Prensa El País, 10/09/1977 [1977] España (CDH )
      En respuesta a preguntas de los periodistas, el abogado ginebrino declaró que según había sabido, Martín-Scheleyer se encontraba vivo, por lo menos ayer por la tarde.
    • 1977 Prensa El País, 10/09/1977 [1977] España (CDH )
      El abogado ginebrino, Denis Payot, anunció a última hora de ayer que aceptaba el papel de mediador entre las autoridades de la República Federal Alemana y los secuestrados de Hans-Martín Schleyer, de acuerdo con la petición que en ese sentido le formuló oficialmente el Gobierno de Alemania Federal.
    • 1987 Jouve Barreda, N. Mendelismo HGenética España (CDH )
      Recientemente, varios autores eminentes, como Rostand (1957, 1968), Gruneberg (1957) y Jacob (1970), han rendido homenaje al mérito de un farmacéutico ginebrino llamado Jean Antoine Coliadon (1756-1830), uno de los fundadores de la Sociedad de Física e Historia Natural de Ginebra, quien había observado ya en 1822, mediante cruzamientos entre ratas grises y blancas, la preponderancia neta de una coloración sobre otra en la descendencia, acercándose en sus conclusiones al concepto de dominancia y recesividad, de Mendel, y al principio de la uniformidad de la primera generación filial.
    • 1987 Prensa El País, 02/08/1987 [1987] España (CDH )
      Los futbolistas brasileños Cuca, Luiz Eduardo, Henrique y Fernando, integrantes del equipo del Gremio de Porto Alegre, fueron detenidos por la policía suiza, según el periódico ginebrino La Suisse, por presunta violación de una joven de 14 años.
    • 1987 Prensa ABC, 16/01/1987 [1987] España (CDH )
      El «Indice Bursátil Mundial» que elabora la entidad ginebrina Capital International nos informa que la pasada semana se batió una marca mundial al alcanzar tal índice la cifra de 369,8 frente a la de 220 el primero de enero de 1986.
    • 1988 Marafioti, R. Significantes consumo [1988] 38 Argentina (CDH )
      En 1923 Jakobson publica su libro Sobre el verso checo, comparado principalmente con el verso ruso, donde además de poner las bases para la evolución de la antigua fonética a la fonología, hay alusiones al lingüista ginebrino.
    • 1988 Prensa ABC, 10/05/1988 [1988] España (CDH )
      La impresión que causó en varios países de Europa la publicación de un pequeño libro titulado «Recuerdo de Solferino» era viva en la memoria y su autor, el joven hombre de negocios ginebrino Jean Henry Dunant, la utilizó inteligentemente para promover la idea de que los soldados heridos están fuera de combate y no deben ser tratados como enemigos.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] 10 España (CDH )
      «O peligrosa: habrá que tener cuidado con los patriotas españoles.» En efecto, la visita a tantos países, la lectura de libros de Rousseau y Voltaire, las frivolidades de París, el conocimiento de mujeres «de mundo», la molicie romana, la conmoción del bel canto en la Fenice de Venecia, la laboriosidad de los calvinistas ginebrinos, y el espíritu masónico de una logia vienesa, todo, en fin, le había cambiado.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] España (CDH )
      Los baños fueron una recomendación de un botánico ginebrino, un calvinista rubicundo que a pesar de contar con casa acomodada se pasaba los más de los días en la montaña, pasando calamidades de pastor e infortunios de arriero.
    • 1994 Prensa El Mundo, 05/03/1994 [1994] España (CDH )
      Asimismo, los capítulos sobre «El evangelista Lucas», del profesor ginebrino François Bovon, y «El evangelio de Juan. Origen, forma y función», de Juan Mateos aportan nueva perspectiva a la disciplina.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 07/01/1994 [1994] España (CDH )
      "Ginebra" (Ediciones Destino, 1988), un ácido y brillante retrato de la sociedad ginebrina, fue su primer título.
    • 1995 Díez Velasco, F. HReligiones [1995] 448 España (CDH )
      Intentó materializar el rigorismo que entraña la vida evangélica en la comunidad ginebrina, que se convirtió a partir de mediados de siglo en el modelo de ciudad reformada regida por las leyes de Dios, que para Calvino son superiores a las de los hombres (lo que determina la legitimidad del enfrentamiento a los monarcas, punto que coincidía con los intereses de la burguesía ginebrina).
    • 1995 Prensa El Mundo, 09/01/1995 [1995] España (CDH )
      «Nos hemos chocado varias veces con su nombre en numerosos sumarios y era hora de que se pusiera término a sus actuaciones, todas en el límite de la ilegalidad», declaró uno de los magistrados ginebrinos, quien pidió se lo mantuviera en el anonimato para no entorpecer los procedimientos en curso.
    • 1995 Prensa El Mundo, 15/01/1995 [1995] España (CDH )
      La petición movilizó al juez ginebrino Paul Perraudin, quien investiga en Suiza algunas secuelas de casos de corrupción en España.
    • 1997 Prensa El País, 21/04/1997 [1997] España (CDH )
      Desde que el gran filólogo ginebrino Ferdinand Saussure (1857-1913) precisó la diferencia entre langue(lenguaje) y parole(habla) sabemos que el lenguaje es el máximo fenómeno colectivo de comunicación; un uso social cambiante, como la moda, pero es una estructura y un sistema.
    • 1997 Prensa El País, 16/04/1997 [1997] España (CDH )
      El hijo de Chaplin, Eugène, y el abogado ginebrino Henri-Philippe Sambuc hicieron un llamamiento para crear un «fondo propio» de 25 millones de dólares con el cual la construcción podría comenzar este mismo año.
    • 1999 Faus, A. Andar montañas [1999] España (CDH )
      Y en la misma época, el sabio ginebrino De Sassure empezó a rondar el Mont Blanc, deslumbrado por su belleza, pero justificándose en la ciencia para que, de momento, no le llamaran loco.
    • 2002 Fuentes, C. Creo [2002] México (CDH )
      No recuerdo cómo fue recibida esta línea por el público ginebrino.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      ginebrino, na adj. Natural de Ginebra, ciudad de Suiza. U. t. c. s.
    • 2019 Garrido Gallardo, M. Á. "Tom Wolfe" [21-02-2019] Nueva Revista de Política, Cultura y Arte (Madrid) Esp (CORPES)
      El estudio de las estructuras (estructuralismo) se va apoderando de todo el campo y llega a la segunda mitad del siglo como cuenta y razón de toda investigación. El nombre señero de esta opción es el del profesor ginebrino Ferdinand de Saussure (1857-1913), cuyo libro Curso de lingüística general, apuntes de clase dictados entre 1906 y 1911 y publicados por sus alumnos Bally, Sechehaye y otros en 1916, se convirtió universalmente en la obra clave de la nueva lingüística.
    • 2021 Cuevas Fdz, A. "Patrono juntaletras" [24-01-2021] Faro de Vigo (Vigo) Esp (HD)
      Casi 50 años recordando al santo ginebrino patrono de los periodistas en el día de su fiesta cada 24 de enero. Cuarenta y ocho años justos desde que me puse a estudiar y a trabajar en esto de escribir con el propósito de comunicar y colaborar en la formación de opiniones libres y consistentes, a partir de informaciones depuradas con el ánimo de que sean también lo más objetivas posibles.
    1. adj. En particular, como modificador de escritor, filósofo, pensador, sabio o sofista, para referirse al filósofo Jean-Jacques Rousseau.
      docs. (1832-2020) 10 ejemplos:
      • 1832 Mesonero Romanos, R. Escenas 1832 Panorama matritense I España (CDH )
        ¿Y no habrá de sufrirse que yo, menguado de mí, que no conozco al filósofo Ginebrino más que de oídas en un sermón, ni al presidente de Burdeos más que de vista en la comedia de La Llave falsa, intente colocar mis pobres razonamientos aunque sea al abrigo del cañón de la ciudadela de Amberes?
      • 2020 Arias Maldonado, M. Nostalgia Esp (CORPES)
        ¿De qué manera influyen estas ramificaciones conceptuales sobre la voluntad general democrática de posterior desarrollo? Riley utiliza una fórmula afortunada: Rousseau habría "pascalizado a Malebranche", dando a la noción abstracta de orden un preciso sentido político-moral que relaciona el bien con un "todo" general y el mal con un "yo" particular. […] De ahí la importancia capital que el pensador ginebrino atribuye, y no se equivoca, a la escala de la república.
      • 1832 Mesonero Romanos, R. Escenas 1832 Panorama matritense I España (CDH )
        ¿Y no habrá de sufrirse que yo, menguado de mí, que no conozco al filósofo Ginebrino más que de oídas en un sermón, ni al presidente de Burdeos más que de vista en la comedia de La Llave falsa, intente colocar mis pobres razonamientos aunque sea al abrigo del cañón de la ciudadela de Amberes?
      • 1823-1838 Heredia, J. M. Revisión Ensayo Rousseau [1947] Escritos literarios Cuba (CDH )

        Los apologistas de Rousseau le han llamado el campeón, el apóstol de la libertad, no reflexionando que para predicar libertad y virtud es necesario ser libre y virtuoso. Pero la independencia del sofista ginebrino era un sentimiento ficticio, y él fué esclavo de los hábitos más impuros. El verdadero apóstol de la libertad debe ser tan superior al vulgo en su vida como en sus facultades intelectuales. No basta que tenga talento para discutir grandes principios, sino tiene corazón para sentirlos, y fuerza para practicarlos, porque solamente la unión del genio y de la virtud puede asegurar la convicción del universo.

      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] España (CDH )

        Nosotros habiamos emprendido nuestra viajata ni mas ni menos que como Rousseauhabia empezado á recibir su primera instruccion, es decir, sin guia ni amigo que supiese dirigirle. Pero confiados en el adagio español, «preguntando se vá á Roma,»preguntando á unos y á otros logramos dar con la famosa Ermita(l'ermitage), que está cerca del bosque llamado el castañar, destinado para las danzas en las citadas fiestas. En el jardin contiguo á la Ermitahay un busto de Juan Jacoboy un mausoléo de mármol blanco erigido á la memoria del célebre músico Gretty, autor de 40 óperas, entre ellas la de Ricardo corazon de leon, que habitó tambien aquella Ermitay murió en ella en 1813.

        Mirábamos nosotros la casita en que vivió el filósofo ginebrino con la curiosidad y respeto que inspiran naturalmente las viviendas de los grandes hombres. «Aqui, decia uno, fué donde compuso el escritor ilustre las obras que le abrieron tan distinguido lugar en la literatura moderna. — Esta es la morada, decia otro, que le proporcionó su querida Madama de Epinay cuando le dijo: «oso mio, ahí tienes tu asilo; tú le has escogido y la amistad te le ofrece.» Esta puede llamarse el regalo del amor. — Si, añadí yo, pero bien pronto en este mismo sitio se prendó de la condesa de Houdetot, cuñada de la Epinay, cuyos locos amores le acarrearon los disgustos que era natural le produgesen los celos de su generosa querida, y aun el tener que romper las amistosas relaciones que le unian con Diderot, y casi las de todos sus amigos

      • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] VIII, 355 España (CDH )
        En un libro no muy posterior, publicado en Dublín bajo los auspicios de la Real Academia Irlandesa, nuestro compatriota D. Joaquín Lorenzo Villanueva, que no parece haber tenido conocimiento de la Memoria del sabio ginebrino, había llegado a conclusiones muy parecidas, sosteniendo que el culto de los Cabiros, nacido en Fenicia, había pasado a las islas del mar Egeo, principalmente a Samotracia y a Imbros, y también a las colonias fenicias de España, de donde se comunicó a Irlanda.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] España (CDH )

        Glocester se fue al grano en seguida. La antífrasis, el eufemismo, la alusión, el sarcasmo, todos los proyectiles de su retórica, que él creía solapada y hábil, los arrojó sobre el impío Arouet, como él llamaba a Voltaire siempre. Porque Mourelo andaba todavía a vueltas con el pobre Voltaire; de los modernos impíos sabía poco; algo de Renan y de algún apóstata español, pero nada más. Nombres propios casi ninguno: el grosero materialismo, el asqueroso sensualismo, los cerdos de los establos de Epicuro y otras colectividades así hacían el gasto; pero nada de Strauss ni de las luchas exegéticas de Tubinga y Götinga: amigo, esto quedaba para el Magistral, con no poca envidia de Glocester.

        Voltaire y a veces el extraviado filósofo ginebrino pagaban el pato. Pero no; otro caballo de batalla tenía el Arcediano: el paganismo, la antigua idolatría.

      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] España (CDH )
        Fui también con mi padre a ver a Altuna, en Azcoitia, y vi en el salón un busto pequeño de Juan Jacobo Rousseau, y al pie, el libro de las Confesiones, abierto en la página en donde el escritor ginebrino habla de Ignacio Manuel Altuna y Portu, que había sido amigo suyo.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )

        Por ello será en esta centuria "ilustrada"cuando Juan Jacobo Rousseau concibe esta guerra limitada "no como una relación entre hombre y hombre, sino una relación de Estado a Estado, en la cual los particulares no son enemigos sino accidentalmente, no como hombres, ni tampoco como ciudadanos, sino como soldados". Y esta concepción en la centuria siguiente habría de convertirse en una verdadera norma del ius publicum europeumque rigió durante el siglo XIX, en el cual las guerras se realizaron dentro de un orden, hasta tal punto que ha podido escribir Carl Schmitt que tales guerras fueron "la más alta forma de ordenación de que es capaz la fuerza humana".

        Pero las guerras de la Revolución francesa y del Imperio napoleónico produjeron un cambio extraordinario en sentido contrario a las ideas del filósofo ginebrino. Ya en 1772, el Conde de Guibert aludiera a la necesidad imperiosa de vigorizar a los ejércitos profesionales introduciendo en ellos el vigor del pueblo en armas.

      • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] España (CDH )

        Palmeando las mejillas de los botones, de las secretarias y de los ejecutivos que se afanaban por los pasillos, Georges llegó a su despacho. Sobre la mesa, inaugurando el correo del día, un sobre de orla negra le obligó a presagiar una idea burocrática. Rasgado el sobre, el pliego que contenía estaba redactado en los siguientes términos:

        Una Idea Burocrática: / Anoche, en el recogimiento de mi angosto estudio, cuando recordaba, mi querido amigo, tu curiosa costumbre de cojear, me vino a la memoria una frase de Rousseau, que, vertida al mejor español que mi escaso conocimiento de esa lengua permite, es ésta: "¿Qué diría yo de quienes parecen tener miedo de valer demasiado y se degradan hasta representar personajes a los que se sentirían muy disgustados de asemejarse?" / Tuyo, / Maurice L'Encre.

        Esta misiva sustituyó el pasmo que la aparición de Paulette II había causado a Georges por el pasmo de que Maurice hubiese vertido una gracejería del filósofo ginebrino al castellano, para ser leída precisamente cuando de un momento a otro la voz interfonal de Cecilia le había de comunicar que era llegada la hora de trasladarse a recibir a un caballero de Castilla en Gare d'Austerlitz.

      • 2020 Arias Maldonado, M. Nostalgia Esp (CORPES)
        ¿De qué manera influyen estas ramificaciones conceptuales sobre la voluntad general democrática de posterior desarrollo? Riley utiliza una fórmula afortunada: Rousseau habría "pascalizado a Malebranche", dando a la noción abstracta de orden un preciso sentido político-moral que relaciona el bien con un "todo" general y el mal con un "yo" particular. […] De ahí la importancia capital que el pensador ginebrino atribuye, y no se equivoca, a la escala de la república.
      • 1832 Mesonero Romanos, R. Escenas 1832 Panorama matritense I España (CDH )
        ¿Y no habrá de sufrirse que yo, menguado de mí, que no conozco al filósofo Ginebrino más que de oídas en un sermón, ni al presidente de Burdeos más que de vista en la comedia de La Llave falsa, intente colocar mis pobres razonamientos aunque sea al abrigo del cañón de la ciudadela de Amberes?
      • 1823-1838 Heredia, J. M. Revisión Ensayo Rousseau [1947] Escritos literarios Cuba (CDH )

        Los apologistas de Rousseau le han llamado el campeón, el apóstol de la libertad, no reflexionando que para predicar libertad y virtud es necesario ser libre y virtuoso. Pero la independencia del sofista ginebrino era un sentimiento ficticio, y él fué esclavo de los hábitos más impuros. El verdadero apóstol de la libertad debe ser tan superior al vulgo en su vida como en sus facultades intelectuales. No basta que tenga talento para discutir grandes principios, sino tiene corazón para sentirlos, y fuerza para practicarlos, porque solamente la unión del genio y de la virtud puede asegurar la convicción del universo.

      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] España (CDH )

        Nosotros habiamos emprendido nuestra viajata ni mas ni menos que como Rousseauhabia empezado á recibir su primera instruccion, es decir, sin guia ni amigo que supiese dirigirle. Pero confiados en el adagio español, «preguntando se vá á Roma,»preguntando á unos y á otros logramos dar con la famosa Ermita(l'ermitage), que está cerca del bosque llamado el castañar, destinado para las danzas en las citadas fiestas. En el jardin contiguo á la Ermitahay un busto de Juan Jacoboy un mausoléo de mármol blanco erigido á la memoria del célebre músico Gretty, autor de 40 óperas, entre ellas la de Ricardo corazon de leon, que habitó tambien aquella Ermitay murió en ella en 1813.

        Mirábamos nosotros la casita en que vivió el filósofo ginebrino con la curiosidad y respeto que inspiran naturalmente las viviendas de los grandes hombres. «Aqui, decia uno, fué donde compuso el escritor ilustre las obras que le abrieron tan distinguido lugar en la literatura moderna. — Esta es la morada, decia otro, que le proporcionó su querida Madama de Epinay cuando le dijo: «oso mio, ahí tienes tu asilo; tú le has escogido y la amistad te le ofrece.» Esta puede llamarse el regalo del amor. — Si, añadí yo, pero bien pronto en este mismo sitio se prendó de la condesa de Houdetot, cuñada de la Epinay, cuyos locos amores le acarrearon los disgustos que era natural le produgesen los celos de su generosa querida, y aun el tener que romper las amistosas relaciones que le unian con Diderot, y casi las de todos sus amigos

      • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] España (CDH )
        Escribió muchas obras, y sostuvo la sociabilidad natural del hombre, deduciendo de ella la sanción de las leyes de un modo muy superior al filósofo ginebrino y después de prolongadas controversias con los israelitas, sus mismos adversarios la proclamaron como el hombre más señalado y de genio más superior, que había existido desde los tiempos de Moisés.
      • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] VIII, 355 España (CDH )
        En un libro no muy posterior, publicado en Dublín bajo los auspicios de la Real Academia Irlandesa, nuestro compatriota D. Joaquín Lorenzo Villanueva, que no parece haber tenido conocimiento de la Memoria del sabio ginebrino, había llegado a conclusiones muy parecidas, sosteniendo que el culto de los Cabiros, nacido en Fenicia, había pasado a las islas del mar Egeo, principalmente a Samotracia y a Imbros, y también a las colonias fenicias de España, de donde se comunicó a Irlanda.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] España (CDH )

        Glocester se fue al grano en seguida. La antífrasis, el eufemismo, la alusión, el sarcasmo, todos los proyectiles de su retórica, que él creía solapada y hábil, los arrojó sobre el impío Arouet, como él llamaba a Voltaire siempre. Porque Mourelo andaba todavía a vueltas con el pobre Voltaire; de los modernos impíos sabía poco; algo de Renan y de algún apóstata español, pero nada más. Nombres propios casi ninguno: el grosero materialismo, el asqueroso sensualismo, los cerdos de los establos de Epicuro y otras colectividades así hacían el gasto; pero nada de Strauss ni de las luchas exegéticas de Tubinga y Götinga: amigo, esto quedaba para el Magistral, con no poca envidia de Glocester.

        Voltaire y a veces el extraviado filósofo ginebrino pagaban el pato. Pero no; otro caballo de batalla tenía el Arcediano: el paganismo, la antigua idolatría.

      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] España (CDH )
        Fui también con mi padre a ver a Altuna, en Azcoitia, y vi en el salón un busto pequeño de Juan Jacobo Rousseau, y al pie, el libro de las Confesiones, abierto en la página en donde el escritor ginebrino habla de Ignacio Manuel Altuna y Portu, que había sido amigo suyo.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )

        Por ello será en esta centuria "ilustrada"cuando Juan Jacobo Rousseau concibe esta guerra limitada "no como una relación entre hombre y hombre, sino una relación de Estado a Estado, en la cual los particulares no son enemigos sino accidentalmente, no como hombres, ni tampoco como ciudadanos, sino como soldados". Y esta concepción en la centuria siguiente habría de convertirse en una verdadera norma del ius publicum europeumque rigió durante el siglo XIX, en el cual las guerras se realizaron dentro de un orden, hasta tal punto que ha podido escribir Carl Schmitt que tales guerras fueron "la más alta forma de ordenación de que es capaz la fuerza humana".

        Pero las guerras de la Revolución francesa y del Imperio napoleónico produjeron un cambio extraordinario en sentido contrario a las ideas del filósofo ginebrino. Ya en 1772, el Conde de Guibert aludiera a la necesidad imperiosa de vigorizar a los ejércitos profesionales introduciendo en ellos el vigor del pueblo en armas.

      • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] España (CDH )

        Palmeando las mejillas de los botones, de las secretarias y de los ejecutivos que se afanaban por los pasillos, Georges llegó a su despacho. Sobre la mesa, inaugurando el correo del día, un sobre de orla negra le obligó a presagiar una idea burocrática. Rasgado el sobre, el pliego que contenía estaba redactado en los siguientes términos:

        Una Idea Burocrática: / Anoche, en el recogimiento de mi angosto estudio, cuando recordaba, mi querido amigo, tu curiosa costumbre de cojear, me vino a la memoria una frase de Rousseau, que, vertida al mejor español que mi escaso conocimiento de esa lengua permite, es ésta: "¿Qué diría yo de quienes parecen tener miedo de valer demasiado y se degradan hasta representar personajes a los que se sentirían muy disgustados de asemejarse?" / Tuyo, / Maurice L'Encre.

        Esta misiva sustituyó el pasmo que la aparición de Paulette II había causado a Georges por el pasmo de que Maurice hubiese vertido una gracejería del filósofo ginebrino al castellano, para ser leída precisamente cuando de un momento a otro la voz interfonal de Cecilia le había de comunicar que era llegada la hora de trasladarse a recibir a un caballero de Castilla en Gare d'Austerlitz.

      • 2020 Arias Maldonado, M. Nostalgia Esp (CORPES)
        ¿De qué manera influyen estas ramificaciones conceptuales sobre la voluntad general democrática de posterior desarrollo? Riley utiliza una fórmula afortunada: Rousseau habría "pascalizado a Malebranche", dando a la noción abstracta de orden un preciso sentido político-moral que relaciona el bien con un "todo" general y el mal con un "yo" particular. […] De ahí la importancia capital que el pensador ginebrino atribuye, y no se equivoca, a la escala de la república.
  5. Acepción en desuso
  6. s. m. y f. Persona que profesa el calvinismo.
    Sinónimos: ginebrista; ginebro, a
    docs. (1759) Ejemplo:
    • 1759 Sainz, J. Trad Iglesia Cristo, Gotti, IV p. 3 Esp (BD)
      Asi puntualmente lo discurria Ochino, hecho yá Protestante en Ginevra por lo que le desterraron los Ginevrinos como blasfemo.
  7. adj. Típico o característico de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza, o de sus habitantes.
    Sinónimo: ginebrés, a
    docs. (1762-2004) 6 ejemplos:
    • 1762 Anónimo "Pérdidas" [28-01-1762] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      El día 25 del corriente mes, al medio-dia desde la Vicaría, calle Mayor, y Plaza Mayor, calle de Toledo, hasta la Cava baxa, se perdió un Relox de plata de faltriquera, sin sobre-caxa, Ginebrino, su Autor David Richar, con muestra de plata, y con un trencillo de seda, color de fuego, por cadena, y pendiente de él su llave de metal: la persona que lo huviere encontrado, acuda para la restitucion á dicha Cava baxa, al quarto principal del Juego de Trucos de Santa Rita, en donde darán el hallazgo.
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 7 Costa Rica (CDH )
      En los corredores tropezó con Juan Blas, el portero, que se desesperaba al ver que casi todos sus colegas habían recobrado ya la libertad, pero D. Gregorio López era un cronómetro ginebrino, un hombre de conciencia escrupulosa, que no transigía con escamoteos de tiempo ni de trabajo.
    • 1919 Gmz Carrillo, E. "Ciudad senderías" [01-09-1919] Cosmópolis (Madrid) Esp (HD)
      Y los que, dóciles á las sugestiones, llegamos aquí convencidos de que vamos á conocer la metrópoli del aburrimiento en una atmósfera de niebla, nos sentimos admirados de ver que, si no es la carcajada marsellesa ni la sonrisa parisiense la que sale á nuestro encuentro, menos es la gravedad ginebrina. Colocada entre París, Marsella y Ginebra, Lyón participa del carácter peculiar de cada una de estas ciudades.
    • 2004 Castilla Pino, C. Casa del olivo Esp (CORPES)
      Dámaso se asomó y decidió que debíamos penetrar. Bajamos tres o cuatro escalones. Era una taberna abovedada, silenciosa, con ese aire casi calvinista (mejor, ginebrino) que tenían muchas tabernas de Córdoba, en donde no se daban voces, se atendía con respeto a los clientes de siempre, y, sólo si se le llamaba o se le sacaba conversación, el tabernero, desde detrás del mostrador, se acercaba, respondía lo preciso y se apartaba en seguida para «no molestar».
    • 1762 Anónimo "Pérdidas" [28-01-1762] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      El día 25 del corriente mes, al medio-dia desde la Vicaría, calle Mayor, y Plaza Mayor, calle de Toledo, hasta la Cava baxa, se perdió un Relox de plata de faltriquera, sin sobre-caxa, Ginebrino, su Autor David Richar, con muestra de plata, y con un trencillo de seda, color de fuego, por cadena, y pendiente de él su llave de metal: la persona que lo huviere encontrado, acuda para la restitucion á dicha Cava baxa, al quarto principal del Juego de Trucos de Santa Rita, en donde darán el hallazgo.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )

      — ¿Se acordará V.? Reloj de oro, de repetición, suizo; quiero decir ginebrino, de los últimamente recibidos por el relojero Dubois, que vive en la calle del Teniente Rey, a la otra parte de la botica de San Agustín.

    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )
      Se quiere el mejor reloj de repetición, ginebrino, cueste lo que cueste.
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 7 Costa Rica (CDH )
      En los corredores tropezó con Juan Blas, el portero, que se desesperaba al ver que casi todos sus colegas habían recobrado ya la libertad, pero D. Gregorio López era un cronómetro ginebrino, un hombre de conciencia escrupulosa, que no transigía con escamoteos de tiempo ni de trabajo.
    • 1919 Gmz Carrillo, E. "Ciudad senderías" [01-09-1919] Cosmópolis (Madrid) Esp (HD)
      Y los que, dóciles á las sugestiones, llegamos aquí convencidos de que vamos á conocer la metrópoli del aburrimiento en una atmósfera de niebla, nos sentimos admirados de ver que, si no es la carcajada marsellesa ni la sonrisa parisiense la que sale á nuestro encuentro, menos es la gravedad ginebrina. Colocada entre París, Marsella y Ginebra, Lyón participa del carácter peculiar de cada una de estas ciudades.
    • 2004 Castilla Pino, C. Casa del olivo Esp (CORPES)
      Dámaso se asomó y decidió que debíamos penetrar. Bajamos tres o cuatro escalones. Era una taberna abovedada, silenciosa, con ese aire casi calvinista (mejor, ginebrino) que tenían muchas tabernas de Córdoba, en donde no se daban voces, se atendía con respeto a los clientes de siempre, y, sólo si se le llamaba o se le sacaba conversación, el tabernero, desde detrás del mostrador, se acercaba, respondía lo preciso y se apartaba en seguida para «no molestar».
  8. 3⟶conversión
    s. m. y f. Persona originaria o procedente de Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza.
    docs. (1767-2021) 27 ejemplos:
    • 1767 Anónimo "De París" [01-01-1767] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Esp (HD)
      La Declaracion que el Caballero de Beauteville entregó al Consejo antes de ausentarse de aquella República, prueba el poco aprecio que los Ginebrinos han hecho de las razones con que S. M. Christianisima y las otras Potencias mediadoras solicitaron la paz interior entre los vecinos y Magistrados.
    • 2021 Fernández, J. "Ficción realidad" [26-05-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Tengo en la mesa una pila de cómics de Astiberri, que, por cierto, este año anda celebrando su vigésimo aniversario. [...] Su colaboración con Serge Lehman, El hombre garabateado, tenía el sello visual del ginebrino, pero le faltaba la personalidad que lo ha hecho un autor con mayúsculas. Por eso celebro tanto la llegada de Oleg, un nuevo paso en la senda de Píldoras azules, sólo que aquí el dibujante se enmascara en la tercera persona de un dibujante llamado como el álbum.
    • 1767 Anónimo "De París" [01-01-1767] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Esp (HD)
      La Declaracion que el Caballero de Beauteville entregó al Consejo antes de ausentarse de aquella República, prueba el poco aprecio que los Ginebrinos han hecho de las razones con que S. M. Christianisima y las otras Potencias mediadoras solicitaron la paz interior entre los vecinos y Magistrados.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 300 España (CDH )
      Lo que hacen los ginebrinos, lo pueden hacer los españoles; y si estos no saben hacerlo, lo podrá saber un italiano, un irlandés ó un polaco que sea católico; y dado el disparate de que ningun católico lo sepa, nos pasaremos sin ello, como hasta aquí, así como nos pasamos sin muchas cosas que suelen hacer falta, cuando no pueden venir sino de pais apestado.
    • p1822 Anónimo Romances (Violín) Romancero General España (CDH )
      / El ginebrino responde: / — ¿Cómo he de tener tristeza / Cuando tengo un gran bolsillo / Atestado de monedas? / El salario de tres años / Lo tengo en mi faltriquera, / Que compone tres escudos, / Suma que no tiene cuenta.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] España (CDH )
      — Díceme que el ginebrino que envió a buscar Su Alteza a París para componer el reloj de la torre de Sevilla halo compuesto a las mil maravillas, y que da todas las horas como antes de haber caído el rayo hace un año.
    • 1867 Anónimo "Noticias Situación Europa" [21-09-1867] El Eco del Comercio (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Un telegrama de Ginebra anuncia que Garibaldi llegó allí el 8 á las seis de la tarde, en medio del inmenso pueblo que le aguardaba. El general felicitó desde el balcón de su casa á los ginebrinos por haber sido los primeros en rebelarse contra las pretensiones del gobierno romano, y dijo que iba a rogarles que le diesen el último golpe, porgue estaba siempre dispuesto a ir á Roma.
    • 1872 Vilanova Piera, J. Compendio Geología [1872] España (CDH )
      El eminente ginebrino Saussure llamó á esta roca Protogina, por creer equivocadamente que era una de las primeras rocas formadas, que esto quiere decir protos primero y genos engendrado, partiendo del supuesto falso de que Montblanc, por ser el monte más alto de Europa, era el más antiguo; empero desde que se sabe que es, por el contrario, el más moderno, debió variarse el nombre á esta roca tan abundante en los Alpes, á fin de no inducir en error, pero como ha entrado ya en el uso comun, es difícil sustituirle por otro.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      Aquel insigne botánico de origen provenzal, aunque ginebrino de nacimiento, Augustin-Pyramus De Candolle, sólo contaba 26 años de edad cuando, para obtener el grado de doctor en la Facultad de Medicina de París, publicó en aquella capital su "Essai sur les propiétes médicales des plantes", en 1804.
    • 1987 Prensa ABC, 16/01/1987 [1987] España (CDH )
      Los ginebrinos ni siquiera hacen caso a la ida y venida de los diplomáticos, amén del calendario de trabajo establecido por Moscú y Washington en su afán propagandístico de demostrar al mundo lo mucho que desean la eliminación de todas las armas nucleares.
    • 1988 Marafioti, R. Significantes consumo [1988] Argentina (CDH )
      Otra está vinculada con la teoría lingüística iniciada por el ginebrino Ferdinand de Saussure y continuada por Nikolái Troubetzkoy y Roman Jakobson.
    • 1997 Prensa El País, 29/04/1997 [1997] España (CDH )
      Creada por el ginebrino Bernard Sabrier, director de Unigestion Holding, cuenta entre sus miembros con personalidades como Bernard Kouchner, fundador primero de Médicos sin Fronteras y luego de Médicos del Mundo, y el ex secretario general de las Naciones Unidas Javier Pérez de Cuéllar.
    • 2010 Caralt, D. De pirotecnias Esp (CORPES)
      El ginebrino insistió en que su experimento era previo -aunque sólo fuera por unos meses-, pero, en realidad, el trabajo de su colega belga era un poco distinto, pues estaba destinado a iluminar -y limpiar- la boca de sus pacientes.
    • 2014 Carrizo Couto, R. "Reunión familiar piano" [21-07-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      La ginebrina es autora de un documental de demoledora honestidad sobre su madre. Bloody daughter, que ha sido ya presentada en Suiza, Japón o Argentina espera aún distribución española. En el película, la hija de Martha y Stephen Kovacevich explora su universo familiar y muestra facetas más íntimas de la intérprete.
    • 2021 Fernández, J. "Ficción realidad" [26-05-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Tengo en la mesa una pila de cómics de Astiberri, que, por cierto, este año anda celebrando su vigésimo aniversario. [...] Su colaboración con Serge Lehman, El hombre garabateado, tenía el sello visual del ginebrino, pero le faltaba la personalidad que lo ha hecho un autor con mayúsculas. Por eso celebro tanto la llegada de Oleg, un nuevo paso en la senda de Píldoras azules, sólo que aquí el dibujante se enmascara en la tercera persona de un dibujante llamado como el álbum.
    • 1767 Anónimo "De París" [01-01-1767] Mercurio Histórico y Político (Madrid) Esp (HD)
      La Declaracion que el Caballero de Beauteville entregó al Consejo antes de ausentarse de aquella República, prueba el poco aprecio que los Ginebrinos han hecho de las razones con que S. M. Christianisima y las otras Potencias mediadoras solicitaron la paz interior entre los vecinos y Magistrados.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 300 España (CDH )
      Lo que hacen los ginebrinos, lo pueden hacer los españoles; y si estos no saben hacerlo, lo podrá saber un italiano, un irlandés ó un polaco que sea católico; y dado el disparate de que ningun católico lo sepa, nos pasaremos sin ello, como hasta aquí, así como nos pasamos sin muchas cosas que suelen hacer falta, cuando no pueden venir sino de pais apestado.
    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 262 España (CDH )
      Díganme VV., señores bellacos, ¿piensan que el pueblo español está tan dispuesto como ellos, á apostatar de la religion, á burlarse de sus misterios, á insultar sacrilegamente á sus Obispos, á calumniar á sus ministros, y á hacer todo lo demas que por este órden VV. le proponen? ¿Piensan que abandonará la lealtad de que tanto se honra, y por donde tanta gloria adquirieron los españoles sus padres, sus primeros y últimos abuelos, y cuantos en nuestro suelo y los extraños han pasado por hombres de bien, porque asi lo enseña el sedicioso y entusiasta ginebrino, autor de la ruina de su patria, como VV., si no los ataja la pública autoridad, podrán serlo de la nuestra?
    • p1822 Anónimo Romances (Violín) Romancero General España (CDH )
      / El ginebrino responde: / — ¿Cómo he de tener tristeza / Cuando tengo un gran bolsillo / Atestado de monedas? / El salario de tres años / Lo tengo en mi faltriquera, / Que compone tres escudos, / Suma que no tiene cuenta.
    • p1822 Anónimo Romances (Violín) II, 254 Romancero General España (CDH )
      / El usurero judío / Se metió por la alameda / Para recoger el mirlo / Que ansiaba con tanta fuerza, / Y sacando el ginebrino / Su violin con lijereza, / Empezó á tocar mil sones / De muy distintas maneras.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] España (CDH )
      A pesar de todo lo expuesto, no faltan plumas exaltadas que exageren la libre suerte del hombre salvaje, sobre lo cual se distinguió el ginebrino Rousseau; pero esto suele ser un delirio hijo de una especie de desesperacion, ocasionada por alguna gran desgracia, de las muchas que es indispensable se padezcan tambien en la sociedad; porque, ademas de las razones que se acaban de exponer, y las que se dirán en los capítulos siguientes, hay que advertir, que el hombre en un estado salvaje, errante y sin civilizacion, es una fiera, y esta misma fiereza le constituye esclavo del capricho arbitrario de su semejante, en virtud de que cuando á éste le acomoda, le quita la vida por cualquier frívolo motivo, como que á su bárbaro impulso no hay ley que ponga freno.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] España (CDH )
      — Díceme que el ginebrino que envió a buscar Su Alteza a París para componer el reloj de la torre de Sevilla halo compuesto a las mil maravillas, y que da todas las horas como antes de haber caído el rayo hace un año.
    • 1839 Gtz Peña, J. M.ª Trad HCarlos Quinto, Robertson, III p, 103 Esp (BD)
      Los ginebrinos se defendieron de las censuras eclesiasticas con el desprecio, y sostuvieron su independencia con valor, y sostenidos por su animosidad al mismo tiempo que con los poderosos ausilios que su aliado el canton de Berna les enviaba, y con los soldados que en secreto llegaban de Francia, hicieron inútiles todas las tentativas del duque.
    • 1843-1844 Alcalá Galiano, A. Lecciones Derecho Político [1984] España (CDH )
      Por eso un autor agudo y sabio, por cierto del bando distinguido con el epíteto de liberal, el ginebrino Sismondi , en una de sus obras declara que sólo conviene el jurado a pueblos, en donde, por reinar rígidas opiniones religiosas, hay sumo respeto al juramento y correspondiente horror y miedo al perjurio.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Ginebrino, na. El natural de Ginebra.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
      — ¡Ah!, entonces es Rousseau, porque el buen ginebrino tenía el exquisito gusto de pararse a respirar el olor del café tostado, donde quiera que lo percibía.
    • 1867 Anónimo "Noticias Situación Europa" [21-09-1867] El Eco del Comercio (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Un telegrama de Ginebra anuncia que Garibaldi llegó allí el 8 á las seis de la tarde, en medio del inmenso pueblo que le aguardaba. El general felicitó desde el balcón de su casa á los ginebrinos por haber sido los primeros en rebelarse contra las pretensiones del gobierno romano, y dijo que iba a rogarles que le diesen el último golpe, porgue estaba siempre dispuesto a ir á Roma.
    • 1872 Vilanova Piera, J. Compendio Geología [1872] España (CDH )
      El eminente ginebrino Saussure llamó á esta roca Protogina, por creer equivocadamente que era una de las primeras rocas formadas, que esto quiere decir protos primero y genos engendrado, partiendo del supuesto falso de que Montblanc, por ser el monte más alto de Europa, era el más antiguo; empero desde que se sabe que es, por el contrario, el más moderno, debió variarse el nombre á esta roca tan abundante en los Alpes, á fin de no inducir en error, pero como ha entrado ya en el uso comun, es difícil sustituirle por otro.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] España (CDH )
      Después que la joven se fue, Cordero tomó a Rousseau como se toma el brazo de un amigo para apoyarse en él, y abriendo el libro por donde estaba la marca, indicando sin duda capítulo, párrafo o renglón de gran interés, se quedó un buen rato meditando en la extraordinaria profundidad, intención y filosofía de la sentencia con que el ginebrino encabeza el libro Quinto del Emilio.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] España (CDH )
      Después de esta breve conferencia no se disiparon las confesiones ni se calmaron las ansias del insigne Cordero, antes bien, se dio a cavilar más en el silencio de la noche, buscando entre sus recuerdos alguna sentencia del ginebrino que iluminase un poco sus tenebrosos pensamientos; pero Juan Jacobo no decía nada, y hasta de su querido filósofo y consejero se vio desamparado en tan tristes horas el hombre más bondadoso que por aquellos tiempos existía en el mundo.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] III, 21 España (CDH )
      Y la fe (como advierte el cardenal Sadoleto en su admirable carta a los ginebrinos) "ha de entenderse como amplio y pleno vocablo, que contiene en sí, no sólo la credulidad y la confianza, sino también el deseo de obedecer a Dios, y la caridad, príncipe y señora de todas las virtudes cristianas".
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] IV, 276 España (CDH )
      Quiso convertir a los ginebrinos; pero el Padre Le Combe, barnabita, director de las Jóvenes Católicas de Gex, la retrajo de tal propósito, y formó con ella alianza mística, en que muy pronto el superior entendimiento y la vigorosa iniciativa de la Guyón se sobrepuso al débil carácter de su director.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      No hay más filosofía racional y posible: "Descartes y Malebranche tienen demasiados caprichos fantásticos, a vueltas de algunas verdades útiles. Leibnitz y Clarcke se han entretenido en especulaciones demasiado sutiles, en que no se puede llegar a la certeza: Wolfio y Genovesi conservan todavía mucho de la herrumbre escolástica: sólo Locke, Condillac y el ginebrino Bonnet pueden formar juntos un curso de práctica y útil metafísica, porque han examinado las sensaciones y puesto en claro la influencia de las palabras y de los signos en las ideas."
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Pero no se entibiaba el fervor de éstos, siquiera la Gaceta procurara abrirles los ojos, contándoles la vida y milagros de aquellos que llamaba sicarios y ateos prácticos. Había fanáticos ingleses y ginebrinos que venían en peregrinación a visitar la cárcel de Matamoros, como si se tratase de la de San Pedro.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      Aquel insigne botánico de origen provenzal, aunque ginebrino de nacimiento, Augustin-Pyramus De Candolle, sólo contaba 26 años de edad cuando, para obtener el grado de doctor en la Facultad de Medicina de París, publicó en aquella capital su "Essai sur les propiétes médicales des plantes", en 1804.
    • 1987 Prensa ABC, 16/01/1987 [1987] España (CDH )
      Los ginebrinos ni siquiera hacen caso a la ida y venida de los diplomáticos, amén del calendario de trabajo establecido por Moscú y Washington en su afán propagandístico de demostrar al mundo lo mucho que desean la eliminación de todas las armas nucleares.
    • 1988 Marafioti, R. Significantes consumo [1988] Argentina (CDH )
      Otra está vinculada con la teoría lingüística iniciada por el ginebrino Ferdinand de Saussure y continuada por Nikolái Troubetzkoy y Roman Jakobson.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 06/12/1996 España (CDH )
      EL ginebrino Henri Frédérich Amiel (1821-1881) no fue el inventor del diario íntimo, ni el suyo es el más lírico, el más inteligente o el más cotilla de los que se han escrito.
    • 1997 Prensa El País, 29/04/1997 [1997] España (CDH )
      Creada por el ginebrino Bernard Sabrier, director de Unigestion Holding, cuenta entre sus miembros con personalidades como Bernard Kouchner, fundador primero de Médicos sin Fronteras y luego de Médicos del Mundo, y el ex secretario general de las Naciones Unidas Javier Pérez de Cuéllar.
    • 2010 Caralt, D. De pirotecnias Esp (CORPES)
      El ginebrino insistió en que su experimento era previo -aunque sólo fuera por unos meses-, pero, en realidad, el trabajo de su colega belga era un poco distinto, pues estaba destinado a iluminar -y limpiar- la boca de sus pacientes.
    • 2014 Carrizo Couto, R. "Reunión familiar piano" [21-07-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      La ginebrina es autora de un documental de demoledora honestidad sobre su madre. Bloody daughter, que ha sido ya presentada en Suiza, Japón o Argentina espera aún distribución española. En el película, la hija de Martha y Stephen Kovacevich explora su universo familiar y muestra facetas más íntimas de la intérprete.
    • 2021 Fernández, J. "Ficción realidad" [26-05-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Tengo en la mesa una pila de cómics de Astiberri, que, por cierto, este año anda celebrando su vigésimo aniversario. [...] Su colaboración con Serge Lehman, El hombre garabateado, tenía el sello visual del ginebrino, pero le faltaba la personalidad que lo ha hecho un autor con mayúsculas. Por eso celebro tanto la llegada de Oleg, un nuevo paso en la senda de Píldoras azules, sólo que aquí el dibujante se enmascara en la tercera persona de un dibujante llamado como el álbum.
    1. s. m. En particular, para referirse al filósofo Jean-Jacques Rousseau.
      docs. (1772-2021) 30 ejemplos:
      • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] España (CDH )
        Con esto, como digo de mi cuento, y haber leido el Espíritu de las leyes de aquel célebre Presidente, y el Contrato social del Ginebrino, ¿para qué necesito yo otra cosa? ¿Qué quiere Vazquez que estudiemos? ¿Pues no es bastante lo que he ensartado para poder apostárselas á todos los Juristas presentes, pretéritos y futuros? Yo he estado en Francia, no hay café que no sepa, no hay cómica á quien no haya hablado tres ó quatro veces, he visto una á Diderot, dos á D'Alembert, tres á Marmontel, y me parece que conozco al que hizo el carro volante: vaya que no se puede sufrir el fetor de esa violeta, y si yo quisiera hacerla que apestáse á todos tanto como á mí, habia de... Ya me tienen vmds. apestado á mí (les dixo á todos los Violetos este pariente mio) pues no hay paciencia para oirlos delirar de ese modo: una estatua se le debia de erigir al autor, pues tiene infinita razon en burlarse de nosotros, que andamos todo el dia picando aqui y acullá de esta flor y de la otra; y creyendo sacar de ellas un panal de miel como la abeja, no chupamos sino mucho veneno, mucha ignorancia, y muchísimos errores, porque no estamos bien instruidos de los principios.
      • 2021 Jocelyn-Holt, A. "La voluntad" [28-05-2021] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Pienso en Rousseau y en su teoría de la voluntad general, cuyo propósito fue desechar la soberanía monárquica y suplantarla con la popular, aunque no menos absolutista e ilimitada. Porque por mucho que todos renunciemos a nuestro poder individual y de ese modo nos compensemos unos a otros por igual (a fin de crear al unísono una sociedad de ciudadanos libres, como postulara el ginebrino), en la práctica nada asegura que se llegue a ello.
      • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] España (CDH )
        Con esto, como digo de mi cuento, y haber leido el Espíritu de las leyes de aquel célebre Presidente, y el Contrato social del Ginebrino, ¿para qué necesito yo otra cosa? ¿Qué quiere Vazquez que estudiemos? ¿Pues no es bastante lo que he ensartado para poder apostárselas á todos los Juristas presentes, pretéritos y futuros? Yo he estado en Francia, no hay café que no sepa, no hay cómica á quien no haya hablado tres ó quatro veces, he visto una á Diderot, dos á D'Alembert, tres á Marmontel, y me parece que conozco al que hizo el carro volante: vaya que no se puede sufrir el fetor de esa violeta, y si yo quisiera hacerla que apestáse á todos tanto como á mí, habia de... Ya me tienen vmds. apestado á mí (les dixo á todos los Violetos este pariente mio) pues no hay paciencia para oirlos delirar de ese modo: una estatua se le debia de erigir al autor, pues tiene infinita razon en burlarse de nosotros, que andamos todo el dia picando aqui y acullá de esta flor y de la otra; y creyendo sacar de ellas un panal de miel como la abeja, no chupamos sino mucho veneno, mucha ignorancia, y muchísimos errores, porque no estamos bien instruidos de los principios.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        ¡Dichosos los filósofos que no admiten sino lo que se entiende á las mil maravillas! Entendámonos solamente con el Ginebrino, porque ese es de quien por ahora tratamos, y ese el grande oráculo de estos caballeros.
      • 1836 Piquer, J. A. Bosquejo Arte curar p. 7 Esp (BD)
        Mas pregunto yo á estos que quieren á la Medicina y no quieren á los médicos, y que dicen con el Jinebrino: ven medicina, pero ven sin el médico de donde les ha de venir esta, y quien se la ha de dar? Para esto destiérrense los médicos, y protéjase la ciencia; foméntese su estudio; póngase el mayor esmero en facilitar los medios para adquirir medicinas y proporcionarse mas y mas remedios y consuelos para la humanidad doliente.
      • 1876 Pz Galdós, B. Grande Oriente [2002] España (CDH )
        Hasta el heroísmo es cosa que no tiene simpatías, porque, como dice el Ginebrino, «la continuidad de pequeños deberes bien cumplidos no exige menos fuerza moral que las acciones heroicas».
      • 1882-1883 Pardo Bazán, E. Cuestión palpitante [1989] España (CDH )

        Siendo jovencita, Madama de Staël leía asiduamente a Rousseau; el joven emigrado bretón que comparte con ella la soberanía de aquel período, era también discípulo del ginebrino, y discípulo más adicto, porque mientras Madama de Staël se mostró asaz indiferente a la naturaleza, musa del autor de las Confesiones, Chateaubriand se lanzaba a América por anhelo de conocer y cantar un paisaje virgen, y describir con más poesía que su maestro las magnificencias de bosques, ríos y montañas. Por este mismo propósito, donde el poeta tenía más parte que el novelista, resultó que las novelas de Chateaubriand fueron poemas mejor que otra cosa.

      • 1943-1974 Augier, Á. Prosa [1982] Cuba (CDH )
        A continuación Varona establecía un parangón del escritor ruso con Rousseau, que posteriormente fuera advertido y desarrollado por otros críticos, y que reviste especial interés por la influencia que ejerció el ilustre ginebrino sobre Tolstoi.
      • 1974 Prieto de Zegarra, J. Mensajes Perú Perú (CDH )
        Fue fervoroso seguidor de Rousseau a través de las obras de Heinecio, especialmente en los principios sostenidos por el ginebrino de que el Estado era el producto del convenio de un Contrato Social así como las teorías de la causalidad humana en las bases y fundamentos del Derecho.
      • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] España (CDH )
        — Las propiedades de la naturaleza están por descubrir —decía el ginebrino—.
      • 1996 Prensa ABC Cultural, 16/08/1996 [1997] España (CDH )
        Escribía Bergamín, a propósito de Rousseau, que hay una "música de la sangre" en la prosa del ginebrino "que corre como un río en aparente fuga de sí, en persecución perseguida".
      • 2002 Iglesias, C. Historia literatura elementos ficción Esp (CORPES)
        Pocos autores como Jean Jacques Rousseau han expresado en la historia de nuestra cultura el desgarro entre la exigencia emocional de transparencia con los otros y consigo mismo [...] pocos autores como el ginebrino han contribuido tanto, por lo demás, a consolidar el mito de una autenticidad que pretende una transparencia de comunicación con los otros, y que es en buena medida una transposición del deseo místico de comunión o fusión, no con Dios sino con los hombres.
      • 2004 Mbana, J. Brujería Guinea Ecuatorial (CORPES)
        El m'mieme se parece al hombre de J.-J. Rousseau, que es bueno por naturaleza. Sólo que al hombre del ginebrino le corrompe la sociedad, mientras que el m'mieme de los fang permanece impermeable a las presiones negativas (brujeriles) de la sociedad: él no tiene materia de brujería (evú) a través de la cual las malas influencias sociales (brujeriles) puedan penetrar en él.
      • 2021 Jocelyn-Holt, A. "La voluntad" [28-05-2021] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Pienso en Rousseau y en su teoría de la voluntad general, cuyo propósito fue desechar la soberanía monárquica y suplantarla con la popular, aunque no menos absolutista e ilimitada. Porque por mucho que todos renunciemos a nuestro poder individual y de ese modo nos compensemos unos a otros por igual (a fin de crear al unísono una sociedad de ciudadanos libres, como postulara el ginebrino), en la práctica nada asegura que se llegue a ello.
      • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] España (CDH )
        Con esto, como digo de mi cuento, y haber leido el Espíritu de las leyes de aquel célebre Presidente, y el Contrato social del Ginebrino, ¿para qué necesito yo otra cosa? ¿Qué quiere Vazquez que estudiemos? ¿Pues no es bastante lo que he ensartado para poder apostárselas á todos los Juristas presentes, pretéritos y futuros? Yo he estado en Francia, no hay café que no sepa, no hay cómica á quien no haya hablado tres ó quatro veces, he visto una á Diderot, dos á D'Alembert, tres á Marmontel, y me parece que conozco al que hizo el carro volante: vaya que no se puede sufrir el fetor de esa violeta, y si yo quisiera hacerla que apestáse á todos tanto como á mí, habia de... Ya me tienen vmds. apestado á mí (les dixo á todos los Violetos este pariente mio) pues no hay paciencia para oirlos delirar de ese modo: una estatua se le debia de erigir al autor, pues tiene infinita razon en burlarse de nosotros, que andamos todo el dia picando aqui y acullá de esta flor y de la otra; y creyendo sacar de ellas un panal de miel como la abeja, no chupamos sino mucho veneno, mucha ignorancia, y muchísimos errores, porque no estamos bien instruidos de los principios.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        ¡Dichosos los filósofos que no admiten sino lo que se entiende á las mil maravillas! Entendámonos solamente con el Ginebrino, porque ese es de quien por ahora tratamos, y ese el grande oráculo de estos caballeros.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 182 España (CDH )
        Si preguntamos sobre el particular al gran padre y patriarca de nuestros filósofos el Ginebrino, nos enseña que lo que la razon dicta contra el apetito es preocupacion de la mala educacion; y lo que el apetito dicta contra ella, es la ley y lo que manda la naturaleza.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        El texto que sigue, aunque no el mismo, es muy parecido al sistema del hombre salvage, que inventó ó perfeccionó el Ginebrino, y que segun noticias fidedignas iba repitiendo por las calles de Cádiz un clérigo de voz muy campanuda: no hay duda en ello: el estado natural del hombre es el salvage.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 189 España (CDH )
        Con que si hemos de tratar el punto como corresponde, es menester que dejemos á Moisés por un lado, y nos vengamos á las brillantes luces del Ginebrino.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Dios le dé mucha salud al autor del Diccionario razonado que me lo advirtió, y á V. tambien porque se ha separado en este punto, como debia, del Ginebrino.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Debe V. pues desentenderse, como se desentiende el Ginebrino, del primer orígen del hombre.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Pero ¿por filósofo? ¿por observador de la naturaleza? ¿por oráculo de esta? ¿por guia de los hombres? ¿por antorcha de nuestro siglo? ¡Ea, vaya! que es menester estar mas loco para tragar el pacto social del Ginebrino, que lo que el Ginebrino lo estuvo para soñar y publicar su pacto social.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Pero ¿por filósofo? ¿por observador de la naturaleza? ¿por oráculo de esta? ¿por guia de los hombres? ¿por antorcha de nuestro siglo? ¡Ea, vaya! que es menester estar mas loco para tragar el pacto social del Ginebrino, que lo que el Ginebrino lo estuvo para soñar y publicar su pacto social.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 220 España (CDH )
        Agradó este pensamiento al famoso Ginebrino, tomó á su cargo naturalizarlo en la república de la filosofía, revolvió los archivos de la tal república; y por una deduccion cronológica la mas exacta vino á sacar, que en el principio habíamos sido borricos, y que en borricos debíamos convertirnos; como si dijéramos pulvis es, et in pulverem reverteris: que las trazas que teníamos de presente para no hacer mas que lo que se nos pone en el moño, provenian del pacto social, que siendo como era obra nuestra, podría dejar de ser luego que nos diera la gana, por la regla de derecho: omnis res per quascumque causas nascitur, per easdem disolvitur: que aquello de pudor, conciencia y demas quisicosas de este género en que estamos metidos los hombres, son preocupaciones de la educacion, y tramoyas de frailes; pues para el hombre no hay mas derecho que aquel quod natura omnia animalia docuit, y todavia está, por ver algun caballo que se haya vuelto loco de escrúpulos; y otras cositas por el tenor de estas, que habrán visto los curiosos lectores del tal pacto, y que hubiera yo leído en el original (con las correspondientes licencias) si hubiera imaginado siquiera que podia ocurrir en España semejante necesidad.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 220 España (CDH )
        Sin embargo puedo dar de él algunas senas por la única carta del Ginebrino que lei, y que todos sus discípulos deben dar por apócrifa, á causa de que es contra el teatro.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Quiero decir: que los francmasones tomaron la cosa donde el Ginebrino la habia dejado.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Vieron pues los señores francmasones este gravísimo inconveniente, y tomaron á su cargo quitar de en medio toda voluntad general, que significase algo de ley positiva, dejando solamente aquella, por la cual segun el Ginebrino obramos inocentemente, cuando obramos como los perros.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
        Supone en cuarto y último, que VV. educados enmedio de tanto fanatismo, tinieblas y barbarie, por el solo mérito de haber leido al Ginebrino, condenado como ateo por la Iglesia católica, por las comuniones protestantes, y hasta por el magistrado de Ginebra; han conseguido ser los Moiseses destinados por Dios para sacar á su pueblo del Egipto de las tinieblas, y los Esdras escogidos para restituir los libros de la ley.
      • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 288 España (CDH )
        ¿Dónde estabas tú entonces, famoso Ginebrino, que no llegaste con tu doctrina á desengañar á este Señor, diciéndole, como despues nos has dicho á nosotros en uno de tus libros del pacto social: "Obedeced á las potestades: si esto significa sucumbid á la fortuna, el precepto es bueno, pero supérfluo".
      • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 44 España (CDH )
        Quiero decir: esa liberalidad, ó ese diablo, ¿á qué se reduce? ¿Sois cristianos, ó jacobinos? queriendo por ahora que signifique á los discípulos del ginebrino Juan Jacobo.
      • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 107 España (CDH )
        Se reunieron las Córtes, y dieron el decreto de la libertad política de la imprenta: santígüese V., porque se desata un infierno de demonios liberales, que no nos quieren dejar títere con cabeza: que empezando por el altar, y acabando por el trono, y subiendo desde las Partidas hasta el Credo, se han propuesto formar de la España la república que en su caliente, impía y desorganizada cabeza concibió el Ginebrino.
      • 1836 Piquer, J. A. Bosquejo Arte curar p. 7 Esp (BD)
        Mas pregunto yo á estos que quieren á la Medicina y no quieren á los médicos, y que dicen con el Jinebrino: ven medicina, pero ven sin el médico de donde les ha de venir esta, y quien se la ha de dar? Para esto destiérrense los médicos, y protéjase la ciencia; foméntese su estudio; póngase el mayor esmero en facilitar los medios para adquirir medicinas y proporcionarse mas y mas remedios y consuelos para la humanidad doliente.
      • 1876 Pz Galdós, B. Grande Oriente [2002] España (CDH )
        Hasta el heroísmo es cosa que no tiene simpatías, porque, como dice el Ginebrino, «la continuidad de pequeños deberes bien cumplidos no exige menos fuerza moral que las acciones heroicas».
      • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] España (CDH )
        Pero como podía tanto en él la voluntad, se sobrepuso a todo, arrojó de su pecho la culebrilla que se deslizara en él furtivamente, o invocando a Dios primero y al Ginebrino después, exclamó con enérgico arrebato de cristiano y filósofo: «Lejos de mí esa infame alegría por la desaparición del que triunfó de mí. Si Dios le mata y paso a heredar su dicha, enhorabuena; pero maldito sea yo si deseo su muerte, y antes me vea comido de gusanos que envidioso. Bien dijo aquel gran pensador en el libro V del Emilio , que la virtud que sólo se funda en las acciones es virtud falsa y postiza ».
      • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] 8 España (CDH )
        Con esto recibía D. Benigno gran alivio, y después de leer de cabo a rabo el libro del Emilio que trata de las nodrizas, de la buena leche, de los gorritos y de todo lo concerniente a la primera crianza, contemplaba lleno de orgullo a su querido retoño, repitiendo las palabras del gran ginebrino:
      • 1882-1883 Pardo Bazán, E. Cuestión palpitante [1989] España (CDH )

        Siendo jovencita, Madama de Staël leía asiduamente a Rousseau; el joven emigrado bretón que comparte con ella la soberanía de aquel período, era también discípulo del ginebrino, y discípulo más adicto, porque mientras Madama de Staël se mostró asaz indiferente a la naturaleza, musa del autor de las Confesiones, Chateaubriand se lanzaba a América por anhelo de conocer y cantar un paisaje virgen, y describir con más poesía que su maestro las magnificencias de bosques, ríos y montañas. Por este mismo propósito, donde el poeta tenía más parte que el novelista, resultó que las novelas de Chateaubriand fueron poemas mejor que otra cosa.

      • 1943-1974 Augier, Á. Prosa [1982] Cuba (CDH )
        A continuación Varona establecía un parangón del escritor ruso con Rousseau, que posteriormente fuera advertido y desarrollado por otros críticos, y que reviste especial interés por la influencia que ejerció el ilustre ginebrino sobre Tolstoi.
      • 1974 Prieto de Zegarra, J. Mensajes Perú Perú (CDH )
        Fue fervoroso seguidor de Rousseau a través de las obras de Heinecio, especialmente en los principios sostenidos por el ginebrino de que el Estado era el producto del convenio de un Contrato Social así como las teorías de la causalidad humana en las bases y fundamentos del Derecho.
      • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] España (CDH )
        — Las propiedades de la naturaleza están por descubrir —decía el ginebrino—.
      • 1996 Prensa ABC Cultural, 16/08/1996 [1997] España (CDH )
        Escribía Bergamín, a propósito de Rousseau, que hay una "música de la sangre" en la prosa del ginebrino "que corre como un río en aparente fuga de sí, en persecución perseguida".
      • 2002 Iglesias, C. Historia literatura elementos ficción Esp (CORPES)
        Pocos autores como Jean Jacques Rousseau han expresado en la historia de nuestra cultura el desgarro entre la exigencia emocional de transparencia con los otros y consigo mismo [...] pocos autores como el ginebrino han contribuido tanto, por lo demás, a consolidar el mito de una autenticidad que pretende una transparencia de comunicación con los otros, y que es en buena medida una transposición del deseo místico de comunión o fusión, no con Dios sino con los hombres.
      • 2004 Mbana, J. Brujería Guinea Ecuatorial (CORPES)
        El m'mieme se parece al hombre de J.-J. Rousseau, que es bueno por naturaleza. Sólo que al hombre del ginebrino le corrompe la sociedad, mientras que el m'mieme de los fang permanece impermeable a las presiones negativas (brujeriles) de la sociedad: él no tiene materia de brujería (evú) a través de la cual las malas influencias sociales (brujeriles) puedan penetrar en él.
      • 2020 Arias Maldonado, M. Nostalgia Esp (CORPES)
        De acuerdo con Rousseau, la solución está en el desdoblamiento de los roles del individuo [...] Abunda el ginebrino: "Al dar su sufragio, cada uno dice su opinión sobre ello, y del cálculo de los votos se saca la declaración de la voluntad general. Por tanto, cuando la opinión contraria a la mía prevalece, esto no prueba otra cosa sino que yo me había equivocado".
      • 2021 Jocelyn-Holt, A. "La voluntad" [28-05-2021] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Pienso en Rousseau y en su teoría de la voluntad general, cuyo propósito fue desechar la soberanía monárquica y suplantarla con la popular, aunque no menos absolutista e ilimitada. Porque por mucho que todos renunciemos a nuestro poder individual y de ese modo nos compensemos unos a otros por igual (a fin de crear al unísono una sociedad de ciudadanos libres, como postulara el ginebrino), en la práctica nada asegura que se llegue a ello.
  9. adj. Perteneciente o relativo a Ginebra, ciudad, antiguo estado o cantón de Ginebra, en Suiza, o a sus habitantes.
    Sinónimo: ginebrés, a
    docs. (1803-2021) 59 ejemplos:
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.
    • 2021 Castaño, C. L. "Cumbre Biden y Putin" [15-06-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Sin embargo, el pasado 8 de junio las autoridades ginebrinas cerraron al público este parque, el más grande de la ciudad, y ordenaron poner barricadas y alambre de púas a su alrededor. De igual manera, se hizo evidente en la zona la presencia de personal y vehículos de la policía y el ejército.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Ginebrino, na. [...] adj. Perteneciente á Ginebra ó á sus habitantes.
    • 1864 Anónimo "Conferencia Internacional" [22-05-1864] El Mundo Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por último, la obra puede decirse que ha empezado ya ha realizarse, y puesto que la idea ha salido de Ginebra, en Ginebra se ha formado ya el primer comité presidido por el venerable general Dufoin, comandante general de las fuerzas helvéticas, y la comisión nombrada por la Sociedad ginebrina de utilidad pública para presentar una Memoria al Congreso de Berlín, ha determinado constituirse en comité internacional y declararse en sesión permanente [...] La opinión del autor del Recuerdo de Solferino, así como el de la comisión ginebrina, es que en cada país necesitan formarse comités, ó sea una especie de cuadros permanentes, que durante la paz se pondrán al corriente de las mejoras relativas á ambulancias, invenciones para el trasporte de los heridos, etc., debiendo propagar cuanto sea posible sentimientos de humanidad en las poblaciones de donde salen los ejércitos. Un herido en tierra debe ser un individuo sagrado, al que se ha olvidado muchas veces.
    • 1906 Figueroa, P. P. "Apóstoles" [01-01-1906] Revista de Instrucción Primaria (Santiago de Chile) Ch (HD)
      Opina Sainte Beuve que no era un escritor correcto i que en sus libros sigue el procedimiento de Montaigne i de Pablo Luis Couvier, de hacer uso de una lengua suya, es decir, de un estilo propio; mitad frances i mitad de dialecto jinebrino. Esto, no obsta para que se haya conquistado la celebridad i la admiracion de sus contemporáneos i que sus libros se hayan traducido a diversos idiomas.
    • 1931 Salinas, P. Carta 126 Correspondencia (1923-1951) España (CDH )

      Volví a España muy tonificado y además con el ánimo totalmente cambiado, es decir dispuesto si me dan lo de Ginebra a aceptarlo sin pena y casi con gusto, y si no me lo dan a seguir en Madrid sin pena también y también con gusto. Ya dijo Cervantes que los viajes hacen discretas a las gentes. Apenas entré a la Patria me encontré en el tren con un celtíbero que hacía la apología de Martínez Anido. Qué gran ¡Viva Ginebra! interior, me sentí por dentro. Así sigo. Sin noticias aún respecto a la decisión final, esperándola cada día, a la hora de cada correo, por radio, por hilos, por papel de cartas, como sea, pero esperándola sin impaciencia y sin disgusto. Creo que ya no puede tardar, a pesar de la terrible lentitud burocrática de la Sociedad de Naciones. Lo único que tiene de malo, es decir de bueno, esta situación, es que no puedo hacer nada. Estoy en lo que llamaríamos vacaciones psicológicas. Como no sé qué va a ser de mí dentro de un mes y como espero saberlo de un día a otro no es tan mala cosa. Bueno, y ahora ya creo haber satisfecho todas las necesidades históricas con este circunstanciado relato de mi viaje ginebrino. A esperar.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )

      Adán(A Pereda.)

      ¿Y qué culpa tengo yo si tus profesores de Ginebra te convirtieron en un agnóstico de bolsillo?

      Pereda¡Compadradas filosóficas no! Imitar un pájaro, o la forma de un pájaro, ¿no es lo mismo en definitiva?

      AdánNo es lo mismo.

      [...] Pereda(Víctima de confusos recuerdos ginebrinos.)

      Me parece recordar que Schiller, ¿era Schiller?, definía el estado poético así como "una vaga disposición musical".

    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 259 España (CDH )
      Era media tarde , lucía dulce el sol , y el café al aire libre del cuidado aeropuerto ginebrino se hallaba enteramente lleno de personas bien vestidas , cuyo rostro irradiaba seguridad , abundancia y paz .
    • 1997 Prensa El País, 03/06/1997 [1997] España (CDH )
      Cuando el fiscal comenzó a enumerar las cuentas corrientes que toda la familia política de Roldán abrió en el mismo banco ginebrino que él, el CBI-TDB, el procesado cambió de actitud y, para intentar argumentar por qué tenían allí cuentas su mujer, su suegra y sus cuñados, y hasta la mujer de uno de estos últimos, volvió a la carga:

      — Si quiere que le diga las sociedades y cuentas que tiene el Cesid en el extranjero a nombre de otras personas...

      — No, no, hábleme de sus cuentas

    • 2001 Mtz Espinosa, J. "Vida perros" Final milagros Co (CORPES)
      Luego de abonar la naturaleza ante la mirada atenta de su dueña y la intranquila observación del hombre de la terraza, el perrito saltó y correteó por entre los tulipanes ladrando aristocráticos ladridos. El aseo impecable de aquel parque, el esmero en la armonía urbana y edilicia de ese rincón ginebrino, parecieron seriamente perturbados.
    • 2014 Anónimo "Médico cubano ébola" [22-11-2014] Correo del Orinoco (Caracas) Ve (CORPES)
      Báez, de 43 años, fue trasladado el jueves al hospital ginebrino donde recibe como tratamiento principal el fármaco Zmapp, de tipo experimental, que ha dado resultados alentadores, según reporte de agencias.
    • 2021 Castaño, C. L. "Cumbre Biden y Putin" [15-06-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Sin embargo, el pasado 8 de junio las autoridades ginebrinas cerraron al público este parque, el más grande de la ciudad, y ordenaron poner barricadas y alambre de púas a su alrededor. De igual manera, se hizo evidente en la zona la presencia de personal y vehículos de la policía y el ejército.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. Lo mismo que GINEBRES, SA. [| Lo perteneciente á la república de Ginebra y el natural de ella.]
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Ginebrino, na. [...] adj. Perteneciente á Ginebra ó á sus habitantes.
    • 1864 Anónimo "Conferencia Internacional" [22-05-1864] El Mundo Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por último, la obra puede decirse que ha empezado ya ha realizarse, y puesto que la idea ha salido de Ginebra, en Ginebra se ha formado ya el primer comité presidido por el venerable general Dufoin, comandante general de las fuerzas helvéticas, y la comisión nombrada por la Sociedad ginebrina de utilidad pública para presentar una Memoria al Congreso de Berlín, ha determinado constituirse en comité internacional y declararse en sesión permanente [...] La opinión del autor del Recuerdo de Solferino, así como el de la comisión ginebrina, es que en cada país necesitan formarse comités, ó sea una especie de cuadros permanentes, que durante la paz se pondrán al corriente de las mejoras relativas á ambulancias, invenciones para el trasporte de los heridos, etc., debiendo propagar cuanto sea posible sentimientos de humanidad en las poblaciones de donde salen los ejércitos. Un herido en tierra debe ser un individuo sagrado, al que se ha olvidado muchas veces.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Ginebrino, na. adj. [...] Perteneciente á esta ciudad de Suiza. [Ginebra]
    • 1906 Figueroa, P. P. "Apóstoles" [01-01-1906] Revista de Instrucción Primaria (Santiago de Chile) Ch (HD)
      Opina Sainte Beuve que no era un escritor correcto i que en sus libros sigue el procedimiento de Montaigne i de Pablo Luis Couvier, de hacer uso de una lengua suya, es decir, de un estilo propio; mitad frances i mitad de dialecto jinebrino. Esto, no obsta para que se haya conquistado la celebridad i la admiracion de sus contemporáneos i que sus libros se hayan traducido a diversos idiomas.
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] España (CDH )
      En Suiza, destaca en primer término el Dr. Claparéde, profesor de la Universidad ginebrina.
    • 1915 Bueno, J. "En la guerra" [06-03-1915] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Varios carros de transporte utilizados por la por la Cruz Roja traen heridos. Las llantas de las ruedas están envueltas con tela de sacos para suavizar los vaivenes de los vehículos. A los lados caminan enfermeras inglesas y soldados de ambulancia que lucen en el brazo la insignia de la institución ginebrina. Se oyen lamentos, quejidos, ayes. La comitiva va despacio, lentamente. Un perro la sigue; también está herido.
    • 1918 Anónimo (Xenius) "La vida es sueño" [12-02-1918] Renovación Española (Madrid) Esp (HD)
      Mme. de Stael era una Weltbilrgenn. Arturo Farinelli es hoy un Weltbürger, un ciudadano del mundo. Tenía ella sangre ginebrina. El ha nacido junto a los lagos ticinos. Cuando Júpiter robó a Europa parece que, como un vulgar adúltero turista, la instaló por allí. Así fundóse allí una estirpe de grandes almas europeas.
    • 1927 RAE DMILE 1.ª ed. (NTLLE)
      GINEBRINO, NA. adj. [...] Perteneciente a esta ciudad de Suiza. [Ginebra]
    • 1931 Salinas, P. Carta 126 Correspondencia (1923-1951) España (CDH )

      Volví a España muy tonificado y además con el ánimo totalmente cambiado, es decir dispuesto si me dan lo de Ginebra a aceptarlo sin pena y casi con gusto, y si no me lo dan a seguir en Madrid sin pena también y también con gusto. Ya dijo Cervantes que los viajes hacen discretas a las gentes. Apenas entré a la Patria me encontré en el tren con un celtíbero que hacía la apología de Martínez Anido. Qué gran ¡Viva Ginebra! interior, me sentí por dentro. Así sigo. Sin noticias aún respecto a la decisión final, esperándola cada día, a la hora de cada correo, por radio, por hilos, por papel de cartas, como sea, pero esperándola sin impaciencia y sin disgusto. Creo que ya no puede tardar, a pesar de la terrible lentitud burocrática de la Sociedad de Naciones. Lo único que tiene de malo, es decir de bueno, esta situación, es que no puedo hacer nada. Estoy en lo que llamaríamos vacaciones psicológicas. Como no sé qué va a ser de mí dentro de un mes y como espero saberlo de un día a otro no es tan mala cosa. Bueno, y ahora ya creo haber satisfecho todas las necesidades históricas con este circunstanciado relato de mi viaje ginebrino. A esperar.

    • 1931 Salinas, P. Carta 127 Correspondencia (1923-1951) España (CDH )
      ¡Mientras no le falte la de Ortega! Yo en cuanto salga del enredo ginebrino (creo que antes no puedo hacerlo por simple corrección), lo firmaré.
    • 1931 Salinas, P. Carta Correspondencia (1923-1951) España (CDH )

      Querido Jorge: Verdaderamente hoy al escribirte no sólo estoy enfadado conmigo, que como sabes es lo que me sucede siempre; lo estoy contigo, también. Hace meses que espero una carta tuya, carta que necesitaba, que deseaba y que creía además que me debías. Porque en mi última te hablé de cosas muy importantes para mí, nada menos que de algo en que iba el cambio completo de rumbo en mi vida, el puesto de Ginebra. He pasado muy malos ratos con ese asunto. Y uno de mis mayores pesares ha sido el que entre los consejos tan indispensables que yo requería ha faltado el tuyo. Precisamente el que yo consideraba más preciso, más grave, más cerca de mí que todos los demás. Porque tú me conoces bien y sabes todo lo que me arriesgaba a ganar y a perder en ese juego. Ya conoces mi tesis: los intereses míos son intereses comunes con las personas a quienes quiero; mi ida a Ginebra era, en mi sentimiento, un interés común tuyo y mío. Hoy ya está todo resuelto. No voy a Ginebra, por propio y voluntario desistimiento de última hora, cuando ya había sido convocado para una entrevista el jueves 15 allí. La decisión me ha costado mucho. Pero por hoy creo que hago lo mejor.

      Estos últimos tiempos me los ha acaparado todos el famoso asunto ginebrino. No he tenido tranquilidad para pensar, para hacer nada. Apenas tomaba una resolución ya empezaban a ponerse en pie las fuerzas defensivas de la contraria.

    • 1931 Salinas, P. Carta 125 Correspondencia (1923-1951) España (CDH )

      La familia muy bien. Los dos chicos yendo a la escuela, muy contentos. Nosotros los mayores, esperamos que renazca la paz después de la tempestad ginebrina. Adiós. Haz el favor de darme noticias de todos. A tu hermano Jesús tuve que preguntar hace un mes por teléfono qué sabía de Claudie. Me dio excelentes noticias. Saludos nuestros para Germaine y la grandiosa Teresina y un abrazo, ya pacificados los espíritus.

      Pedro

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )

      Adán(A Pereda.)

      ¿Y qué culpa tengo yo si tus profesores de Ginebra te convirtieron en un agnóstico de bolsillo?

      Pereda¡Compadradas filosóficas no! Imitar un pájaro, o la forma de un pájaro, ¿no es lo mismo en definitiva?

      AdánNo es lo mismo.

      [...] Pereda(Víctima de confusos recuerdos ginebrinos.)

      Me parece recordar que Schiller, ¿era Schiller?, definía el estado poético así como "una vaga disposición musical".

    • 1955 Mercé Varela, A. Trad Fútbol [1955] 33 España (CDH )
      Yo no podía, ante todo el Congreso, hacer el gesto familiar a los sudamericanos en tales casos y abrazar al señor Buero, pero en el apretón de manos que nos dimos se expresaba nuestra común alegría de ver como, finalmente, alcanzábamos —¡y de qué forma!— lo que habíamos iniciado juntos en nuestro casual encuentro en el Quai des Bergues ginebrino en una amable mañana de la primavera de 1925.
    • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
      Además, debe tenerse en cuenta de la experiencia ginebrina que, para hacer frente a las progresivas reivindicaciones, se llegó a aumentar el número de miembros no permanentes del Consejo hasta el número máximo de once, diferenciados en la reeligibilidad.
    • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] 368 España (CDH )
      Pero súbitamente, el 27 de junio de 1960, los delegados de los Estados comunistas se retiraron de la reunión ginebrina alegando que las Potencias occidentales se habían limitado a presentar propuestas tendentes a un control sin desarme, precisamente en el momento en que el delegado norteamericano se disponía a presentar un plan general de desarme bajo el adecuado control.
    • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
      En la Sociedad ginebrina, después del intento de las Grandes Potencias de excluir a las Potencias medias y pequeñas de su órgano ejecutivo, se acordó la participación de las mismas, abogándose para la distribución de puestos por los criterios de selección regional, de rotación y de significación propia, de forma que todo ello condujo a "un principio jerárquico, sabiamente graduado": 1.º Miembros permanentes del Consejo (las Grandes Potencias); 2.º Representantes semipermanentes (Potencias medias que reivindicaban el status de Gran Potencia); 3.º Candidatos permanentes a un puesto en el Consejo, en nombre del preconizado sistema de rotación (Estados ligados por pactos de asistencia mutua o por tendencias políticas comunes); 4.º Otros Miembros que tenían pocas probabilidades de ser elegidos para el Consejo (no perteneciendo a ningún grupo, pero que se les tomaba excepcionalmente en consideración); 5.º Pequeños Estados, que no podían ser prácticamente elegidos, y 6.º Miembros ocasionales del Consejo (cuando cuestiones que les interesaban particularmente eran llevadas al Orden del día).
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 259 España (CDH )
      Era media tarde , lucía dulce el sol , y el café al aire libre del cuidado aeropuerto ginebrino se hallaba enteramente lleno de personas bien vestidas , cuyo rostro irradiaba seguridad , abundancia y paz .
    • 1977 Prensa El País, 04/09/1977 [1977] España (CDH )
      Convencido, aparentemente, que si se reduce el número de implicados, se limita también la dimensión de la polémica, el secretariado de la Liga plantea que, en la discusión del tema de la conferencia ginebrina, participen únicamente los países en conflicto directo con Israel y quienes los asisten financieramente, propuesta que no ha sido bien recibida por los países más radicales.
    • 1978 Prensa El País, 13/04/1978 [1978] España (CDH )
      El tribunal ginebrino impuso una fianza por su libertad de dos millones de francos en diciembre de 1977.
    • 1985 Prensa ABC, 06/03/1985 [1985] España (CDH )
      Es lo único que les lleva allí, y esas armas, no el MX, van a ser el verdadero centro de las negociaciones ginebrinas.
    • 1986 Prensa El País, 02/04/1986 [1986] España (CDH )
      Sin embargo, ha sido el propio Jorge Luis Borges quien, desde el hotel ginebrino en el que se hospeda, ha aclarado que su salud es buena y que sus ganas de trabajar son muchas, como lo prueban sus actividades.
    • 1986 Prensa ABC, 14/10/1986 [1986] España (CDH )
      Mientras muchos observadores de la «cumbre» ginebrina de la OPEP siguen dudando que los trece miembros de la Organización lleguen a la consecución de un nuevo acuerdo sobre reparto de cuotas individuales de producción, el ministro del Petróleo de los Emiratos Arabes Unidos, Mana Said Al-Oteiba afirmó ayer que los ministros acabarán por prorrogar el «acuerdo de agosto».
    • 1986 Prensa ABC, 02/10/1986 [1986] España (CDH )
      Estos murales, ejecutados entre 1935 y 1936 por el gran pintor de Barcelona, fueron donados a la Sociedad de las Naciones por el Gobierno español como contribución de España a la construcción y ornato del palacio ginebrino.
    • 1986 Prensa El País, 02/08/1986 [1986] España (CDH )
      "Si las hubiese, se podría haber dado el apoyo al documento", señaló Guillermo de la Dehesa, secretario general de Comercio, que es quien ha dirigido el equipo negociador español en estas reuniones del GATT en la capital ginebrina.
    • 1986 Prensa ABC, 03/06/1986 [1986] España (CDH )
      Su propuesta ginebrina puede interpretarse de ambas formas.
    • 1988 Prensa El País, 01/12/1988 [1988] España (CDH )
      El subsecretario general de la organización, Joseph Verner Reed, declaró a la agencia Reuter que existe un principio de acuerdo para que la sesión se celebre en la sede ginebrina a mediados de mes, si la actual crisis no llega a superarse.
    • 1989 Barnatán, M. R. Con la frente marchita [1989] Argentina (CDH )
      Algo que tanto Piglia como el buen Maldotti pueden entender, pero que un ex-argentino como yo encuentra tan indescifrable como las inscripciones rúnicas que decoran la piedra blanca que marca la tumba de Borges en el Cimetière des Rois ginebrino.
    • 1989 Prensa ABC, 18/04/1989 [1989] España (CDH )
      El alemán Bruno Gruber también fue galardonado por las autoridades ginebrinas por su mecanismos de anclaje de ventosas.
    • 1989 Prensa ABC, 04/08/1989 [1989] España (CDH )
      Doña Sofía, que llegó desde Palma de Mallorca en un avión de la Fuerza Aérea española, fue recibida en el aeropuerto de Ginebra-Cointrin por las autoridades ginebrinas, siendo cumplimentada por el consejero de Estado del Cantón de Ginebra, Bernard Ziegler, el embajador suizo Daniel Dallyer, que representaba al Consejo Federal (Gobierno), y el alcalde de Ginebra, René Emmenegger.
    • 1989 Prensa Expreso, 01/04/1989 [1989] Perú (CDH )
      "Actitud paternalista teñida de la desagradable noción de que los espectadores están desprovistos de toda capacidad de reflexión y sentido crítico", según el periódico ginebrino GHI.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 02/02/1994 [1994] España (CDH )
      En una conferencia de prensa ofrecida al término de su intervención ante la Comisión de Derechos Humanos de la sede ginebrina de la ONU, Yasser Arafat aseguró que si el acuerdo no fue firmado el pasado fin de semana en la ciudad suiza de Davos fue porque "el ministro israelí de Exteriores, Shimon Peres, solicitó siete días para analizar los proyectos" y advirtió que "si se dilata demasiado la firma de un acuerdo de paz, todo el proceso puede quedar en peligro".
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 23/06/1994 [1994] España (CDH )
      En medios bancarios ginebrinos se comentaba que Blanca Rodríguez acompañó en diversas ocasiones a Roldán a Suiza en viajes que efectuó incluso durante su mandato al frente de la Guardia Civil.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 23/06/1994 [1994] España (CDH )
      Blanca Rodríguez, según informa Efe desde Ginebra, poseía autorización para operar en las cuentas bancarias ginebrinas abiertas por su esposo, en fuga desde el mes de abril y sujeto a un mandato internacional de detención por corrupción, desvío de fondos públicos y falsificación de documentos.
    • 1995 Prensa El Mundo, 17/06/1995 [1995] España (CDH )
      Además de las dos cuentas en el banco CBI-TDB, Roldán también dispuso de dos cajas de seguridad en la misma entidad financiera ginebrina, que fueron vaciadas cuando Roldán se dio a la fuga.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 12/01/1996 [1996] España (CDH )
      Da cumplida cuenta, por ejemplo, del incidente producido a raíz de la publicación ginebrina, en forma de "plaquette", de una de las "Nueve enunciaciones", titulada "El uniforme del general" en 1971, que le valió a su autor un proceso judicial tardofranquista y la retirada de su pasaporte español.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 29/11/1996 [1997] España (CDH )
      EN 1816, de camino hacia Italia, Matthew Gregory Lewis (1775-1818) permaneció una temporada con Byron y Shelley en su retiro suizo de la Villa Diodati ginebrina, y animó a todo el grupo allí congregado a escribir historias fantásticas.
    • 1996 Prensa ABC, 16/06/1996 [1996] España (CDH )
      Ginebra se despertó ayer intentando en vano escuchar la voz de Jorge Luis Borges entre los ecos de las oleadas de palabras que en torno al autor de «Ficciones» se han vertido en las últimas horas. El mundo entero ha reaccionado con tristeza ante la desaparición de un escritor que eligió para morir el lugar, en el que, según confesión propia, vivió sus días más felices. Su cuerpo será por fin enterrado en el cementerio ginebrino de Saint Georges.
    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 11/07/1996 [1996] España (CDH )
      Se sabe que en la Organización hace tiempo que hay problemas y el divorcio entre los organizadores de este evento científico y los responsables de la oficina ginebrina parece confirmado.
    • 1997 Prensa El País, 09/07/1997 [1997] España (CDH )
      Todos ellos con cuentas millonarias en el banco ginebrino CBI-TDB.
    • 1997 Prensa El País, 18/06/1997 [1997] España (CDH )
      Cuando el fiscal le informó de las dos transferencias que se hicieron desde su cuenta ginebrina a la de Roldán dio muestras de sorpresa e incredulidad.
    • 1997 Prensa El País, 17/07/1997 [1997] España (CDH )
      Este dinero apareció luego en las cuentas ginebrinas de Roldán.
    • 1997 Prensa El País, 03/06/1997 [1997] España (CDH )
      Cuando el fiscal comenzó a enumerar las cuentas corrientes que toda la familia política de Roldán abrió en el mismo banco ginebrino que él, el CBI-TDB, el procesado cambió de actitud y, para intentar argumentar por qué tenían allí cuentas su mujer, su suegra y sus cuñados, y hasta la mujer de uno de estos últimos, volvió a la carga:

      — Si quiere que le diga las sociedades y cuentas que tiene el Cesid en el extranjero a nombre de otras personas...

      — No, no, hábleme de sus cuentas

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 19/09/1997 [1997] España (CDH )
      En la noche del agosto ginebrino, las ráfagas de viento descorren repentinas el telón espeso de las nubes y dejan ver el esplendor del plenilunio.
    • 1997 Prensa El País, 27/06/1997 [1997] España (CDH )
      La sorpresa del auto dictado por la sala radica en que los 372.791.900 pesetas que Paesa y sus sobrinos guardan en las mencionadas cuentas fueron transferidos precisamente desde una de las tres sociedades irlandesas y panameñas que Jack Pierre Aberlé y Jean Henry, dos testaferros de Roldán, abrieron en enero de 1994 en el Aresbank de Madrid para poder recibir los 1.700 millones que el ex director de la Guardia civil ocultaba en el CBI-TDB, un banco ginebrino.
    • 1997 Prensa El País, 22/05/1997 [1997] Colombia (CDH )

      El paisaje juega papel importante: las bellas praderas ginebrinas, los samanes seculares, las flores de sus jardines, las casonas antiguas, las doradas espigas de los arrozales. Todo allí parece sacado de un cuadro de Millet.

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 19/09/1997 [1997] España (CDH )
      En el espesor del verano ginebrino, tormentoso, cambiante, húmedo, se concatenan, como por azar, las imágenes.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 07/06/1997 [1997] España (CDH )
      Mouchard, cuyo documento de identidad asegura que es un simple jubilado, ha sido acusado por el diario ginebrino de ser el hombre que dirige las empresas de Le Pen en Suiza y que sirven para ocultar el dinero negro del líder ultraderechista.
    • 1997 Prensa Brecha, 07/03/1997 [1997] Uruguay (CDH )
      Hace tres semanas, en la sede ginebrina de la Organización Mundial de Comercio (omc, sucesora del gatt), 69 países firmaron el acuerdo que liberaliza el 91 por ciento del mercado internacional de las comunicaciones básicas.
    • 2001 Mtz Espinosa, J. "Vida perros" Final milagros Co (CORPES)
      Luego de abonar la naturaleza ante la mirada atenta de su dueña y la intranquila observación del hombre de la terraza, el perrito saltó y correteó por entre los tulipanes ladrando aristocráticos ladridos. El aseo impecable de aquel parque, el esmero en la armonía urbana y edilicia de ese rincón ginebrino, parecieron seriamente perturbados.
    • 2011 Anónimo "XII Dantzaldia" [01-02-2011] Artez (Bilbao) Esp (CORPES)
      Con estas premisas la compañía ginebrina explora en Lonesome Cow Boy las relaciones masculinas que genera la fisicalidad en un grupo de hombres, partiendo de la base de los códigos deportivos. De forma distendida pero utilizando el juego y unas reglas muy definidas, la pieza se aproxima a una serie de nociones como espíritu de grupo, solidaridad, confrontación, acercamiento, rechazo, pertenencia o riesgo.
    • 2014 Anónimo "Guatemaltecos sentencia Suiza" [07-06-2014] Diario Co Latino (San Salvador) ES (CORPES)
      "La sentencia dictada hoy (viernes) es la ilustración de que el ideal de justicia perseguido por tanta gente, en Suiza y en Guatemala, puede concretarse", dijo en la nota el director de Trial, Philip Grand. En tanto, el director de OMCT, Gerald Staberock, consideró que el juicio de Sperisen "quedará grabado en la historia de la justicia ginebrina".
    • 2014 Anónimo "Médico cubano ébola" [22-11-2014] Correo del Orinoco (Caracas) Ve (CORPES)
      Báez, de 43 años, fue trasladado el jueves al hospital ginebrino donde recibe como tratamiento principal el fármaco Zmapp, de tipo experimental, que ha dado resultados alentadores, según reporte de agencias.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      ginebrino, na [...] adj. Perteneciente o relativo a Ginebra o a los ginebrinos.
    • 2015 Ospina, W. Verano Co (CORPES)
      En las librerías de Ginebra no había mucha información sobre la estancia de los poetas ingleses, y me asombró que una historia tan apasionante no hubiera producido una buena novela gótica en la tradición ginebrina. En esos momentos aún no sabía que somos legión los que intentamos relatar aquellos días de Villa Diodati. Todavía ignoraba la existencia de la novela Bravoure, de Emmanuel Carrère, y de El médico de lord Byron, de Paul West, de las biografías La muchacha y el monstruo, de Cathy Bernheim, y Mary Shelley, de Muriel Spark.
    • 2018 Benavides, J. E. Asesinato Laura Olivo Pe (CORPES)
      Christine no leía bien castellano, olvidado entre el francés del liceo y su escuela ginebrina y luego extraviado en el inglés y el alemán, indispensables en la universidad. Lo hablaba con algo de acento, eso sí, pero fluidamente. Sin embargo no, no lo leía bien. Por eso nunca supo con exactitud de qué iba esa novela de Marcelo en la que tanto empeño ponía Pepita.
    • 2021 Castaño, C. L. "Cumbre Biden y Putin" [15-06-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Sin embargo, el pasado 8 de junio las autoridades ginebrinas cerraron al público este parque, el más grande de la ciudad, y ordenaron poner barricadas y alambre de púas a su alrededor. De igual manera, se hizo evidente en la zona la presencia de personal y vehículos de la policía y el ejército.
    1. adj. En particular, para referirse a Ginebra como sede de la Sociedad de Naciones u otras instituciones internacionales.
      docs. (1931-2008) 8 ejemplos:
      • 1931 Anónimo "Sociedad Naciones contrapropuesta Tokio" [25-10-1931] El Sol (Madrid) Esp (HD)
        El señor Briand asegura que el Japón acabará por aceptar la tesis ginebrina. En el curso de una nueva sesión celebrada por el Consejo de la Sociedad de Naciones, sesión que ha sido larga y difícil, el delegado del Japón, a pesar de las apremiantes instancias del Consejo, y más especialmente de su presidente, el Sr. Briand, ha declarado que su Gobierno se encuentra en la imposibilidad de aceptar la resolución del Consejo.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        No obstante, en los años veintes se realizaron esfuerzos dentro del marco ginebrino para llegar a una prohibición total de la guerra, y ello se refleja tanto en el Proyecto de Tratado de asistencia mutua de 1923 como en el Protocolo de Ginebra de 1924, que declaraban que "la guerra de agresión constituye un crimen internacional", y que las Partes "en ningún caso —salvo el de legítima defensa y de guerra de sanciones— debían recurrir a la guerra".
      • 2003 Marín, E. "Cuba, derrota triunfo" [18-04-2003] La Jiribilla (La Habana) Ar (CORPES)
        Los números son los números, por lo que la victoria cubana será a lo sumo moral. La compulsa ginebrina fue saldada con una leve mayoría favorable a Washington. Esto, como advirtió el canciller cubano Felipe Pérez Roque, justificará la continuidad del bloqueo. Ya se publicó en el The New York Times que la intención del presidente norteamericano es no permitir más envíos de dinero desde EE.UU. por quienes tienen familiares en la isla.
      • 2008 Villanueva, D. Fábulas mentirosas Esp (CORPES)
        Cuando tuvo noticia del episodio, Colin Powell, ya entonces diputado nacional consejero de seguridad, puso el grito en el cielo y se cuidó muy mucho de vigilar en adelante la aparición de referencias a los little green men, los “hombrecillos verdes” invasores alienígenas, en las intervenciones públicas del presidente. Identificó también la fuente de la proposición ginebrina a Gorbachov: el filme de ciencia-ficción estrenado en 1951 The Day the Earth Stood Still, dirigido por Robert Wise y protagonizado por Michael Rennie y Patricia Neal.
      • 1931 Anónimo "Sociedad Naciones contrapropuesta Tokio" [25-10-1931] El Sol (Madrid) Esp (HD)
        El señor Briand asegura que el Japón acabará por aceptar la tesis ginebrina. En el curso de una nueva sesión celebrada por el Consejo de la Sociedad de Naciones, sesión que ha sido larga y difícil, el delegado del Japón, a pesar de las apremiantes instancias del Consejo, y más especialmente de su presidente, el Sr. Briand, ha declarado que su Gobierno se encuentra en la imposibilidad de aceptar la resolución del Consejo.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        Pruébase por el hecho de que mientras la guerra no puede ser justa por ambas Partes, en cambio en el sistema ginebrino era posible que la guerra fuera lícita por las dos Partes, si ambas se conformaban con la denominada "moratoria de paz".
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        Así, pues, del sistema ginebrino resulta que la guerra quedaba reconocida y no prohibida, y que podía distinguirse entre guerra legal e ilegal según se realizara o no conforme a las disposiciones del Pacto de la Sociedad de Naciones, en las cuales no cabe ver ningún criterio moral o material, sino estrictamente jurídico-formal.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        Ciertamente, no se llegó en el sistema ginebrino a poner a prueba la acción colectiva armada, y las sanciones económicas tuvieron muy mediocre resultado, pero la doctrina consideró que la acción común armada habría de ser tenida como una guerra y no como una simple medida de policía internacional.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        Con todo, en el sistema ginebrino el principio de igualdad de los Estados, no en cuanto a la igual representación, pero sí con respecto al igual valor del voto, continuó consagrado en el artículo 5 del Pacto, que estableció, para poder ser aprobadas las resoluciones, la regla de la unanimidad en la votación de las cuestiones importantes, tanto en el Consejo como en la Asamblea, y aun cuando para casos especiales, cada vez más numerosos y de más amplio contenido, se llegaron a admitir excepciones a la regla de la unanimidad, esta igualdad de los Estados fue salvada.
      • 1962 García Arias, L. Guerra moderna [1962] España (CDH )
        No obstante, en los años veintes se realizaron esfuerzos dentro del marco ginebrino para llegar a una prohibición total de la guerra, y ello se refleja tanto en el Proyecto de Tratado de asistencia mutua de 1923 como en el Protocolo de Ginebra de 1924, que declaraban que "la guerra de agresión constituye un crimen internacional", y que las Partes "en ningún caso —salvo el de legítima defensa y de guerra de sanciones— debían recurrir a la guerra".
      • 2003 Marín, E. "Cuba, derrota triunfo" [18-04-2003] La Jiribilla (La Habana) Ar (CORPES)
        Los números son los números, por lo que la victoria cubana será a lo sumo moral. La compulsa ginebrina fue saldada con una leve mayoría favorable a Washington. Esto, como advirtió el canciller cubano Felipe Pérez Roque, justificará la continuidad del bloqueo. Ya se publicó en el The New York Times que la intención del presidente norteamericano es no permitir más envíos de dinero desde EE.UU. por quienes tienen familiares en la isla.
      • 2008 Villanueva, D. Fábulas mentirosas Esp (CORPES)
        Cuando tuvo noticia del episodio, Colin Powell, ya entonces diputado nacional consejero de seguridad, puso el grito en el cielo y se cuidó muy mucho de vigilar en adelante la aparición de referencias a los little green men, los “hombrecillos verdes” invasores alienígenas, en las intervenciones públicas del presidente. Identificó también la fuente de la proposición ginebrina a Gorbachov: el filme de ciencia-ficción estrenado en 1951 The Day the Earth Stood Still, dirigido por Robert Wise y protagonizado por Michael Rennie y Patricia Neal.
  10. Acepción en desuso
  11. adj. Partidario o seguidor del pensamiento filosófico de Jean-Jacques Rousseau.
    docs. (1811-1813) 2 ejemplos:
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )

      Suponedme que soy un discípulo de Rousseau tal cual me pinté en la carta anterior, y que á nombre del partido me presento á vosotros. Señor, os digo, tanto yo como algunos otros compañeros hemos tenido á bien renunciar a nuestro bautismo, y esforzarnos á que hagan otro tanto los prosélitos que de la nacion pudiéremos juntar. Para esta buena obra nos estorban las leyes, nos estorba la Iglesia, nos estorba la Inquisicion. Poco nos importarian los dos últimos estorbos, si no nos acobardase el primero. Quitadnos pues este que es el que únicamente nos incomoda. Nosotros estamos dispuestos á tragarnos como agua los anatemas: nosotros nos entenderemos bien con los inquisidores, luego que ellos nada puedan contra nuestros cuerpos, ó luego que le dé al tribunal una forma en que quepa el soborno, la violencia, las intrigas, las trampas, ó al menos los recursos de fuerza. Si como somos no mas de media docena de sabios ginebrinos, y si como los pocos que aun sin conocernos nos sostienen y estan á nuestra voz, fuésemos un partido competente; ya hubiérais visto maravillas, y ya hubiéramos hecho por nosotros mismos lo que hoy mendigamos de vuestra autoridad.

    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] España (CDH )

      Pero ¿qué es esto? ¿No entran VV. por aquí? ¿Quieren á viva fuerza que á un mismo tiempo peleemos contra todos los despotismos? Está bien: me convengo; allá vamos adonde VV. nos digan. Ea señores del Estado mayor, dispongan VV. el plan, y señálennos el punto de ataque. Ya V. sabe, señor Nistactes, que el estado mayor de que hablo es el Semanario patriótico, parto legítimo del gran patriarca de nuestros liberales, escuela primitiva á quien deben su orígen y sus reglas las restantes escuelas periódicas, punto central de donde han partido y á donde han regresado todas las ideas liberales, club de donde se esparcieron las semillas de nuestra division, y foco de cuantas sediciones destrozan la América, y se intenta que destrocen esas solas dos leguas de arena, que nos restan en casi toda la península. Muy á los principios estábamos de nuestra justa guerra, cuando Napoleon ó su hermano dieron una proclama, cuyo contenido era que los franceses no venian á mas que á librarnos de la Inquisicion, el feudalismo y los frailes. Pues este tal Semanario, que por propia comision se hizo cargo de hablar en nuestro nombre, respondió á aquella proclama: que nosotros no necesitábamos de los franceses ni de su Emperador para quitar abusos. Desde entonces acá todos los planes que esta junta de sábios ginebrinos ha dado, han sido directa ó indirectamente contra la Inquisicion, contra el feudalismo ó grandeza, y contra los frailes, todavia con mucha mas formalidad, que la que hubiera empleado Napoleon; porque es gente formal, sabe estar á su palabra, y no quieren que Buonaparte los desmienta.

11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
ginebrino, a2 adj., s. (1975-)
ginebrino
Etim. Derivado de Ginebra (localidad de Colombia) e -ino, a.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'perteneciente o relativo a Ginebra, localidad de Colombia, o a sus habitantes' en 1975, en el Breve diccionario de colombianismos de Academia Colombiana; y se atestigua su empleo léxico en 2009, en "El yipao, el atrio y la sábana: medios, modos y espacios alternativos de la comunicación en el Valle del Cauca. Una experiencia desde la salud", artículo de V. H. Valencia Giraldo aparecido en la revista Signo y Pensamiento (Bogotá). Asimismo, como 'originario o procedente de Ginebra, localidad de Colombia', se consigna en 1975, en el Breve diccionario de colombianismos de Academia Colombiana, y se registra léxicamente, en 2017, en el artículo "Las mezclas andinas de María Isabel Saavedra, la ginebrina que recorre el mundo con sus letras", publicado en El Pueblo (Cali). Tras un proceso de conversión se registra como 'persona originaria o procedente de Ginebra, localidad de Colombia' en 2004, en "Ginebra, Valle", artículo de E. Arias publicado en Soho (Bogotá).

  1. >Ginebra+–ino,a
    adj. Perteneciente o relativo a Ginebra, localidad de Colombia, o a sus habitantes.
    docs. (1975-2017) 4 ejemplos:
    • 1975 AcColombiana BreveDiccColombianismos Co (NTLLE)
      ginebrino, na. adj. [...] Perteneciente o relativo a esta población.
    • 2009 Valencia Giraldo, V. H. "El "yipao" [01-12-2009] Signo y Pensamiento (Bogotá) Co (HD)
      Dicha obra teatral funcionaría perfectamente como modo de comunicación, pero ante la pírrica asistencia de los jóvenes a la presentación, caen en la cuenta de la importancia de los espacios de reunión: un sábado en la noche —día y hora de la exhibición pública de la obra— la juventud ginebrina se encuentra de forma espontánea en el parque central... ese es su lugar (Augé, 2002), y por ningún motivo estuvieron dispuestos a desplazarse hasta la Casa de la Cultura Municipal, lugar escogido por las personas que buscaban la socialización entre los jóvenes de tan importantes temas.
    • 2013 Anónimo Festivales Colombia Co (BD)
      La importancia del Festival como expresión social en el municipio es menor. Lo anterior en la medida en que ni el proceso de preparación de los eventos y ni el desarrollo de los mismos incluyen necesariamente a la comunidad ginebrina. Al Festival Mono Núñez asiste principalmente la población estudiante joven del departamento del Valle del Cauca, aunque también hay una porción de asistentes mayores trabajadores.
    • 2017 Anónimo "Ginebra Casa Cultura" [30-05-2017] Extra (Cali) Co (HD)
      El grupo de publicistas dejaron a varias microempresas ginebrinas una propuesta de imagen para la presentación de sus productos además de darle un toque de más alegría a su imagen. Las propuestas quedaron puestas a consideración y algunas empresas que la adoptaron.
  2. >Ginebra+–ino,a
    adj. Originario o procedente de Ginebra, localidad de Colombia.
    docs. (1975-2021) 3 ejemplos:
    • 1975 AcColombiana BreveDiccColombianismos Co (NTLLE)
      ginebrino, na. adj. Natural de Ginebra, en el departamento del Valle, Colombia. U.t.c.s.
    • 2017 Anónimo "Mezclas andinas" [07-01-2017] El Pueblo (Calí) Co (HD)
      En Saavedra Folclórica Duetos I, la artista ginebrina comparte con cantautores como Piero, Alberto Plaza, María Rivas y Armando Manzanero, sus concatenaciones rítmicas con el bambuco, la cumbia, el pasillo, la danza y el currulao.
    • 2021 Anónimo "Accidente fatal" [11-06-2021] Extra (Bogotá) Co (HD)
      El joven ginebrino, avanzó en su carrera militar, y actualmente era cabo segundo del ejército, sin embargo, algunos amigos indicaron que él era ya sargento recién graduado, lo que generaría para él una responsabilidad más alta ya que esto permitiría seguir cumpliendo sus sueños.
  3. 2⟶conversión
    s. m. y f. Persona originaria o procedente de Ginebra, localidad de Colombia.
    docs. (2004-2020) 4 ejemplos:
    • 2004 Arias, E. "Ginebra, Valle" [16-11-2004] Soho (Bogotá) Co (CORPES)
      Los ginebrinos, vecinos cercanos del ingenio Pichichí, viven de la agricultura y del turismo. Desde 1976, cuando las monjas de La Inmaculada instituyeron el Festival del Mono Núñez, Ginebra se convirtió no solo en un destino musical, sino también gastronómico. En Ginebra Valle los policías se aburren (como en Suiza) y , sobre todo entre semana, la ciudad enmudece después de las 9 de la noche.
    • 2017 Anónimo "Mezclas andinas" [07-01-2017] El Pueblo (Calí) Co (HD)
      La ginebrina María Isabel Saavedra es una de las representantes del Valle del Cauca en el Hay Festival, 2017. Saavedra es una amante de la música que se ha nutrido de disímiles referencias musicales, rock, pop, balada, bolero, bambucos, para crear un sonido auténtico que la ha llevado a pisar escenarios en Latinoamérica, Norte américa, Europa y África.
    • 2020 Mera Cobo, A. L. "Roldanillo y Ginebra" [05-01-2020] El País (Cali): elpais.com.co Co (HD)
      La iniciativa consiste en desarrollar todo el potencial turístico de las poblaciones de menos de 50.000 habitantes. Y Solano, un ginebrino que para variar es músico, además de magister en educación y desarrollo comunitario, sostiene que “Ginebra ya es un pueblo mágico por naturaleza”.
    • 2020 Mera Cobo, A. L. "Roldanillo y Ginebra" [05-01-2020] El País (Cali): elpais.com.co Co (HD)
      Para completar, Ginebra es un oasis de tranquilidad, donde si un ginebrino deja la bicicleta olvidada en el parque, se la llevan a la casa. “Este es un pueblo muy sano, sus índices de seguridad son muy altos, tiene principios de buen vivir porque todavía es comarca”, sentencia Solano.
11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
ginebrino, a3 adj. (1966-)
ginebrino
Etim. Derivado de ginebra4 e -ino, a.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'perteneciente o relativo a la ginebra', en 1966, en Paradiso, de J. Lezama Lima, en el momento en que uno de los personajes prevé el efecto de haber ingerido demasiada ginebra, ya que "quizá por alguna broma del cantinero, [...] le soltó la aromática con excesivo látigo".

  1. >ginebra+–ino,a
    adj. Perteneciente o relativo a la ginebra.
    docs. (1966-2012) 3 ejemplos:
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 101 Cuba (CDH )

      Olaya leyó en el espejo: Crema Tangarai, ginebra, limón, soda, resbalante refrigerio para el estío húmedo. Se ancló tres veces, sin pausas disimulonas, en los zumos holandeses. Quizá por alguna broma del cantinero, irritado por los cuatro coaligados para la noche del grotesco y del caprípedo, le soltó la aromática con excesivo látigo.

      [...] —¿Ahora lo que usted quiere es entrar en el sentido de la frase latina? Yo fui el que se la di al dueño, cuando acabaron de construir el bar. «Sólo le abro la puerta al rey», la favorece una vanidad, pero después de cierto tiempo la enarca el ridículo, es el tiempo en que debe de retirarse—. Cuando el seriote del grupo de cuatro fue al servicio, convergieron los restantes, echaron humo, risas, intenciones. Pero el consejero latino, el diferenciador de los siete meses, se aproximó entonces más a él, y le fue diciendo, develando: —Cuando usted derrumbe el primer cabezazo ginebrino, uno, el diminuto sabandija, se le acercará para decirle un itinerario sulfúreo infernal—. Olaya oyó la dirección como ratones petrificados, retuvo. —

    • 1985 Satué, F. J. Desierto ojos [1986] 79 España (CDH )

      Al cabo de media hora se encontró bastante mareado. Había bebido varios vasos de aguardiente que aderezaban el ardor de sus remordimientos. En aquel intervalo casi olvidó que guiaba el significado de aquella mezcla, inspirado en la atrayente transparencia ginebrina y en el juego de durmientes colores que salpicaba la botellería formada en los estantes.

    • 2012 Vivas, R. "Ginebra" [22-04-2012] El País (Madrid) Esp (HD)
      Por ejemplo en Argentina se cocinan carnes con ginebra; va muy bien con el buey, el pavo, el pato o las codornices, y puede incluso acompañar recetas marineras, de rape o róbalo o tapitas de berberechos y mejillones”, apunta el coordinador del libro, el presidente de la Academia Internacional de Gastronomía, Rafael Ansón. Para demostrar esa versatilidad gastronómica, 17 importantes cocineros de las distintas comunidades autónomas aportan sus creaciones ginebrinas. Chefs como Joan Roca (Dry Gambini), Dani García (Aceitunas nitro), Martín Berasategui (Esencia fría de albahaca) [...]. A ellos se suman cocteleros con fórmulas clásicas renovadas y tapas armonizables con ginebra a cargo de Víctor García de Haro.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE