5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Familia Ver familia de palabras
morboso, a adj., s. (1396-)
morboso, morbosillo, morbosito
Etim. Voz tomada del latín morbōsus, a, um, atestiguada en el período clásico con el valor de 'enfermo' y en textos medievales con los de 'perteneciente o relativo a la enfermedad' y 'nocivo'; y este, a su vez, de morbus 'indisposición o enfermedad' y -ōsus, a, um (véase E. Forcellini et alii, Totius latinitatis lexicon; Du Cange et al., Glossarium mediae et infimae latinitatis, s. v. morbōsus).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'que causa una enfermedad o es propicio para la enfermedad', en 1376-1396, en la traducción de la Historia contra paganos, de Orosio, efectuada por J. Fernández de Heredia. También del latín proviene el significado de 'que tiene una enfermedad', atestiguado ya en 1490, en el Universal vocabulario en latín y en romance de Fernández de Palencia (1490), y muy poco frecuente. Con la subacepción '[tejido] afectado por una enfermedad' se registra en 1824, en el tomo XX de la Traducción del Diccionario de Ciencias médicas. Poco después, en 1493, en la traducción anónima del Tratado de cirugía de Cauliaco, se registra morboso con el significado, heredado también del latín, de 'perteneciente o relativo a la enfermedad', un valor que se documenta con frecuencia en los textos. Tras un proceso metafórico, este adjetivo se atestigua con el valor 'que se aleja de lo que se considera normal, razonable o moral o psíquicamente saludable' en 1867, en un artículo publicado en la Revista de Bellas Artes (Madrid). Con el valor 'que provoca morbo', se documenta en 1921, en un artículo publicado en El Imparcial (Madrid). Con la acepción '[persona] propensa a tener morbo' se registra en 1949, en Desde la última vuelta del camino. Memorias, de P. Baroja; el sustantivo correspondiente ('persona propensa a tener morbo') se atestigua en 1953, en Antoñita la fantástica y Titerris de B. Casas.

  1. ac. etim.
    adj. Que causa una enfermedad o es propicio para la enfermedad.
    Sinónimo: mórbido, a
    docs. (1396-2014) 32 ejemplos:
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad HPaganos Orosio [2003] Es (CDH )

      Et aquel anyo en que esdeuino esto era certas morboso et de pestilencia et la mortaldat infecta de la ponçonyaque dauan las mulleres se parescia ya en la gent et yxia de fuera por esto que por toda part començauan a murir las personas, et haun todos creyan simplement que aquello era encara del ayre corrupto de la pestilencia entro atanto que vna siruienta lo manifesto et mostro la experiencia de la confection; por la qual cosa en el començamiento muchas de las matronas fueron costrennydas por fuerça de beuer aquellos veninos et medicinas aponçonyadas que tenian cochas pora matar a la gent et, beuiendolas, de continent murieron.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad HPaganos Orosio [2003] Es (CDH )

      Et aquel anyo en que esdeuino esto era certas morboso et de pestilencia et la mortaldat infecta de la ponçonyaque dauan las mulleres se parescia ya en la gent et yxia de fuera por esto que por toda part començauan a murir las personas, et haun todos creyan simplement que aquello era encara del ayre corrupto de la pestilencia entro atanto que vna siruienta lo manifesto et mostro la experiencia de la confection; por la qual cosa en el començamiento muchas de las matronas fueron costrennydas por fuerça de beuer aquellos veninos et medicinas aponçonyadas que tenian cochas pora matar a la gent et, beuiendolas, de continent murieron.

    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 63r Es (CDH )
      Por el espasmo entiende el Auenruyz / decoruamiento de miembros: o tal rigidacion: / o forçamiento que non se puede / Tercero. Foja. lvj / encoger ni extender: porque en el la operacion / no es quitada: assi como en el paralisi: mas es / mudada y es el espasmo en el quinto de egritudine / & sinthomate. mouimiento malo accidente / en la virtud motiua voluntaria de disposicion / morbosa. & por ende es enfermedad / neruosa. en el tercero del canon. por la qual / son mouidos los lacertos de sus principios: / & son inobedientes en la dilacion.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 22r Es (CDH )
      Como / si dixera Hipocrates, que forjandose cada / dia la materia morbosa de los excrementos / en el cuerpo humano: todas las enfermedades / se causan, y se podran hazer cada dia, y / en / / / en qualquier tiempo, mas algunas dellas / mas propiamente se hazen y se irritan con el / gran calor del estio, o gran frio del inuierno, / y con particulares destemplanças. Y para / confirmar los conceptos propuestos de Galeno, / y mis rastreos y consideracion, propone / muchas enfermedades, que de la misma materia / excrementosa represada, como necessarias / expulsiones, la naturaleza prouida, / con la suaue templança del verano, las encamina / y las expele.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] Es (CDH )
      Con este advertimiento queda muy clara la differencia que entre las paróthides y bubones se halla, concluyendo con que, por la mayor parte y hablando regularmente, las paróthides se engendran y salen por crisis o juyzio que naturaleza haze en la enfermedad, donde las tales parecen y se muestran con las señales referidas, y los bubones son, por la mayor parte, abcessos symphtomáticos y violentos contra el movimiento de naturaleza, o a lo menos, siendo compelida y, assí, tienen tan desastrados fines yendo la materia morbosa contra la inclinación de quien tan solamente procura nuestra conservación, que éste es el fin de naturaleza.
    • 1606 Alonso Ruyzes Fontecha, J. Diez privilegios [1999] Es (CDH )
      Sedimen y sedimentum, lo que se aparta en el vrinal, parte de la materia morbosa.
    • 1729 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, III [2003] Es (CDH )
      El que padece ictericia todo lo ve de color flavo, y aunque es verdad que este es un accidente preternatural, no sabemos si prescindiendo de toda disposición morbosa, hai en varios individuos diferente temperie y configuración bastante a inducir diferentes sensaciones, respecto de un mismo objeto.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Es (CDH )

      Celebro cálido y seco, genio indócil, floxo, precipitado; pero prudente y sagaz. Memoria débil. Complexión morbosa.

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MORBOSO, SA. adj. Enfermo, ó que causa enfermedad.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Es (CDH )
      Los acontecimientos morbosos, lluvias, truenos, y toda la alteración del ayre, la dexaremos para las Lunaciones en que les corresponda, y los sucesos políticos más especiales han de servir para el juicio general; y pues estos hablan de las inclinaciones de los Príncipes y Poderosos de la Europa, las quales conoce Vmd. y el buen Profesor, en virtud de la figura de sus nacimientos, para disfrazarlas sin la antigua pesadez de un Poderoso de Aries y un Potentado de Libra, acomodaremos sus humores, ideas y condiciones a las aves y brutos, con quienes tengan más semejanza y simpatía, y que estos vengan en parejas de caballerías menores, con el orden ridículo que se observa en las Mogigangas; y pues yo tengo también para mi año trabajados estos juicios, persuádase Vmd. que se los cuento con otras voces, que son las siguientes, disparate más o menos.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 190 Es (CDH )
      El haber transportado los Médicos la idea tomada de los casos en que un veneno evidentemente se habia introducido en el cuerpo al caso en que potencias nocivas podian engendrarse por el contagio y aun de otro modo, como sucede con freqüencia, fué motivo para que la virtud imaginaria de la Triaca de poder destruir los efectos de las materias animales venenosas introducidas por la picadura y mordedura, se extiendiese, con mucho perjuicio de la humanidad, á la de corregir los miasmas morbosos, y se reputase como un universal remedio de la malignidad.
    • 1824 Anónimo "Trad Proposiciones, Fourcault" [01-01-1824] p. 258 Décadas de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Es (HD)
      Los flujos mucosos biliosos, ciertos colera-morbus las saburras gástricas intestinales, algunas diarreas efímeras no febriles, producidas por la accion súbita de la humedad, por una impresion moral viva, &c. son debidos esta disposicion morbosa.
    • 1850 Anónimo "Escarlatina" [10-10-1850] Gaceta Médica (Madrid) Es (HD)
      Escarlatina. Nuevo método de curar esta afeccion y de impedir el contagio.- Segun una memoria publicada por el profesor Webster en el Montly Journal (dic. 1849), el oxicrato aplicado por medio de una esponja al cuerpo del enfermo, además de los otros medios empleados en casos semejantes, no solo proporciona la curacion rápida de la escarlatina, sino que impide la propagacion de esta dolencia á las personas sometidas á la accion de los miasmas morbosos.
    • 1882 Anónimo "Policía urbana" [31-08-1882] La Época (Madrid) Es (HD)
      Sabido es que tal disposicion (fechada el 10 de Junio de 1854) no se cumple. En las buhardillas habita una gran parte de la poblacion menesterosa de la villa; es decir, que la suciedad y los miasmas morbosos que la aglomeracion de gentes producen, existen con carácter permanente, endémico y crónico.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Pero no siempre se creyó así, y un gran número de horticultores, y aun de criptogamistas de fama, consideraban la aparición del Hongo sobre la vid como el resultado de una predisposición morbosa de ésta á consecuencia de ciertos hechos mal observados, cuando el primer desarrollo de la parásita.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )

      Tampoco se conoce bien el desarrollo; hasta el quinto mes de la vida intrauterina no es posible confirmar su existencia; en la época del nacimiento y de la infancia tiene proporciones muy considerables, que ocasionan predisposiciones morbosas, á veces de consecuencias fatales; detiénese este desarrollo en la edad adulta, y en la vejez continúa la disminución tanto que los ganglios se atrofian hasta reducirse á tamaños casi imperceptibles.

    • 1906 Ortiz, F. Negros brujos [1973] Cu (CDH )

      Se quiso extirpar la fiebre amarilla sin estudiar al enfermo ni descubrir su factor morboso.

    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Es (CDH )
      Por último el 4.º grupo lo constituye Ribot, diciendo que existen ciertas disposiciones, así del orden material, como del mental, de naturaleza claramente detallada, las más frecuentes, morbosas, manifestadas en los descendientes, en la misma edad y circunstancias que en los ascendientes.
    • 1928 Sanín Cano, B. Consagración Oficio lector Co (CDH )
      Poseyó en alto grado el sentido irónico de la vida, nacido, no como en Heine, de una disposición morbosa, de un desequilibrio entre el espíritu y el cuerpo, sino de una comprensión entera de la vida de sus infinitas posibilidades y de las tristes limitaciones que el hombre le impone.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad HPaganos Orosio [2003] Es (CDH )

      Et aquel anyo en que esdeuino esto era certas morboso et de pestilencia et la mortaldat infecta de la ponçonyaque dauan las mulleres se parescia ya en la gent et yxia de fuera por esto que por toda part començauan a murir las personas, et haun todos creyan simplement que aquello era encara del ayre corrupto de la pestilencia entro atanto que vna siruienta lo manifesto et mostro la experiencia de la confection; por la qual cosa en el començamiento muchas de las matronas fueron costrennydas por fuerça de beuer aquellos veninos et medicinas aponçonyadas que tenian cochas pora matar a la gent et, beuiendolas, de continent murieron.

    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 63r Es (CDH )
      Por el espasmo entiende el Auenruyz / decoruamiento de miembros: o tal rigidacion: / o forçamiento que non se puede / Tercero. Foja. lvj / encoger ni extender: porque en el la operacion / no es quitada: assi como en el paralisi: mas es / mudada y es el espasmo en el quinto de egritudine / & sinthomate. mouimiento malo accidente / en la virtud motiua voluntaria de disposicion / morbosa. & por ende es enfermedad / neruosa. en el tercero del canon. por la qual / son mouidos los lacertos de sus principios: / & son inobedientes en la dilacion.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 22r Es (CDH )
      Como / si dixera Hipocrates, que forjandose cada / dia la materia morbosa de los excrementos / en el cuerpo humano: todas las enfermedades / se causan, y se podran hazer cada dia, y / en / / / en qualquier tiempo, mas algunas dellas / mas propiamente se hazen y se irritan con el / gran calor del estio, o gran frio del inuierno, / y con particulares destemplanças. Y para / confirmar los conceptos propuestos de Galeno, / y mis rastreos y consideracion, propone / muchas enfermedades, que de la misma materia / excrementosa represada, como necessarias / expulsiones, la naturaleza prouida, / con la suaue templança del verano, las encamina / y las expele.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso gota [1997] fol. 12v Es (CDH )
      Y assi para el saber el ser / o essencia del mal gotoso, o podagra, que es / mal de pies, de qualquier subjeto de diferente / traça en edad y complexion, y en diferentes / tiempos, la causa es siempre vna, y la conjunta, / o eficiente y principal, ES vna materia / morbosa, excrementosa, subtil, corrupta / y maliciosa, que cae o corre de la cabeça a los / pies, y alli repara y haze diferentes acidentes / de ardores, hinchazones, rubores, o inflamaciones, / que en proporcion, y conforme a la / flaqueza, o firmeza de la parte causan diferentes / congoxas con dolor.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] Es (CDH )
      Con este advertimiento queda muy clara la differencia que entre las paróthides y bubones se halla, concluyendo con que, por la mayor parte y hablando regularmente, las paróthides se engendran y salen por crisis o juyzio que naturaleza haze en la enfermedad, donde las tales parecen y se muestran con las señales referidas, y los bubones son, por la mayor parte, abcessos symphtomáticos y violentos contra el movimiento de naturaleza, o a lo menos, siendo compelida y, assí, tienen tan desastrados fines yendo la materia morbosa contra la inclinación de quien tan solamente procura nuestra conservación, que éste es el fin de naturaleza.
    • 1606 Alonso Ruyzes Fontecha, J. Diez privilegios [1999] Es (CDH )
      Sedimen y sedimentum, lo que se aparta en el vrinal, parte de la materia morbosa.
    • 1729 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, III [2003] Es (CDH )
      El que padece ictericia todo lo ve de color flavo, y aunque es verdad que este es un accidente preternatural, no sabemos si prescindiendo de toda disposición morbosa, hai en varios individuos diferente temperie y configuración bastante a inducir diferentes sensaciones, respecto de un mismo objeto.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Es (CDH )

      Celebro cálido y seco, genio indócil, floxo, precipitado; pero prudente y sagaz. Memoria débil. Complexión morbosa.

    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 277 Es (CDH )
      ¿Y qué causa interna? No otra que la disposición morbosa que ya havía empezado a reinar dentro de el cuerpo, o dígase de otro modo: el humor acre o falso, que ya se havía puesto en movimiento, y velicando las fibras donde se hace la sensación de la sed, la havía excitado.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 277 Es (CDH )
      Todo efecto preternatural y extraordinario pide causa preternatural y extraordinaria: Supónese que la sed lo fue, y que no huvo causa externa a que atribuirla, luego huvo causa preternatural interna; y no es otra cosa que esto la disposición morbosa.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Es (CDH )
      Digo, que mi resolución se debe entender quando el apetito es vehemente, extraordinario al sugeto, y no ha havido causa alguna externa que pudiesse irritarle, porque debaxo de estas circunstancias es preciso que la haya interna, y que sea de bastante gravedad para merecer el nombre de disposición morbosa, a lo que no llegaría, si el apetito, aunque extraordinario, fuesse leve.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MORBOSO, SA. adj. Enfermo, ó que causa enfermedad.
    • 1736 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VII [2003] Es (CDH )
      31. Fuera de dichos insectos, que son huéspedes de el cuerpo humano por naturaleza, hai otros muchos, que lo son de este y de aquel individuo por disposición morbosa.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] 122 Es (CDH )
      Dicen lo tercero, que hai algunas disposiciones morbosas en los cuerpos de los energúmenos, que los hacen más aptos para que el demonio se introduzca y obre en ellos, sobre todo la melancolía atrabiliaria, y, por tanto, algunas cosas materiales, contrarias a aquella disposición morbosa, quitándola, indirectamente expelen al demonio.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] 122 Es (CDH )
      Dicen lo tercero, que hai algunas disposiciones morbosas en los cuerpos de los energúmenos, que los hacen más aptos para que el demonio se introduzca y obre en ellos, sobre todo la melancolía atrabiliaria, y, por tanto, algunas cosas materiales, contrarias a aquella disposición morbosa, quitándola, indirectamente expelen al demonio.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] Es (CDH )
      Como la incapacidad de moverse en aquellos accidentes proviene de la disposición preternatural y morbosa, puede provenir en los principios de la vida de la natural invalidez de los miembros, propria de aquel estado.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Es (CDH )
      Los acontecimientos morbosos, lluvias, truenos, y toda la alteración del ayre, la dexaremos para las Lunaciones en que les corresponda, y los sucesos políticos más especiales han de servir para el juicio general; y pues estos hablan de las inclinaciones de los Príncipes y Poderosos de la Europa, las quales conoce Vmd. y el buen Profesor, en virtud de la figura de sus nacimientos, para disfrazarlas sin la antigua pesadez de un Poderoso de Aries y un Potentado de Libra, acomodaremos sus humores, ideas y condiciones a las aves y brutos, con quienes tengan más semejanza y simpatía, y que estos vengan en parejas de caballerías menores, con el orden ridículo que se observa en las Mogigangas; y pues yo tengo también para mi año trabajados estos juicios, persuádase Vmd. que se los cuento con otras voces, que son las siguientes, disparate más o menos.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      MORBOSO, sa, adj. lo que toca á enfermedad, ó la causa, nocivo.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 190 Es (CDH )
      El haber transportado los Médicos la idea tomada de los casos en que un veneno evidentemente se habia introducido en el cuerpo al caso en que potencias nocivas podian engendrarse por el contagio y aun de otro modo, como sucede con freqüencia, fué motivo para que la virtud imaginaria de la Triaca de poder destruir los efectos de las materias animales venenosas introducidas por la picadura y mordedura, se extiendiese, con mucho perjuicio de la humanidad, á la de corregir los miasmas morbosos, y se reputase como un universal remedio de la malignidad.
    • 1819 Luna Calderón, N. "Doctrina médica Brousais" [05-10-1819] Crónica Científica y Literaria (Madrid) Es (HD)
      Si la causa dispositiva varia, aunque no varie la ocasional, es imprescindible la diferencia en los resultados; un sanguíneo con disposicion pletórica, y un flemático atacados ambos de un mismo frio morboso (causa ocasional), el primero se inflama y se ahoga, el segundo se queda sin movimiento y sin calor natural […].
    • 1824 Anónimo "Trad Proposiciones, Fourcault" [01-01-1824] p. 258 Décadas de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Es (HD)
      Los flujos mucosos biliosos, ciertos colera-morbus las saburras gástricas intestinales, algunas diarreas efímeras no febriles, producidas por la accion súbita de la humedad, por una impresion moral viva, &c. son debidos esta disposicion morbosa.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      MORBOSO, SA, adj. Enfermo ó que causa enfermedad.
    • 1850 Anónimo "Escarlatina" [10-10-1850] Gaceta Médica (Madrid) Es (HD)
      Escarlatina. Nuevo método de curar esta afeccion y de impedir el contagio.- Segun una memoria publicada por el profesor Webster en el Montly Journal (dic. 1849), el oxicrato aplicado por medio de una esponja al cuerpo del enfermo, además de los otros medios empleados en casos semejantes, no solo proporciona la curacion rápida de la escarlatina, sino que impide la propagacion de esta dolencia á las personas sometidas á la accion de los miasmas morbosos.
    • 1865 Santero Moreno, T. "Discurso tisis pulmonal" [26-02-1865] Clínica (Madrid) Es (HD)
      La disposición morbosa se hereda por la generación ó se adquiere bajo la influencia de las causas espuestas. En el primer caso, permanece en la economía latentemente hasta que el influjo de circunstancias accidentales la pone en movimiento, ó bien determinan su desarrollo ios cambios que el curso de las edades produce en la constitucion.
    • 1882 Anónimo "Policía urbana" [31-08-1882] La Época (Madrid) Es (HD)
      Sabido es que tal disposicion (fechada el 10 de Junio de 1854) no se cumple. En las buhardillas habita una gran parte de la poblacion menesterosa de la villa; es decir, que la suciedad y los miasmas morbosos que la aglomeracion de gentes producen, existen con carácter permanente, endémico y crónico.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Pero no siempre se creyó así, y un gran número de horticultores, y aun de criptogamistas de fama, consideraban la aparición del Hongo sobre la vid como el resultado de una predisposición morbosa de ésta á consecuencia de ciertos hechos mal observados, cuando el primer desarrollo de la parásita.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )

      Tampoco se conoce bien el desarrollo; hasta el quinto mes de la vida intrauterina no es posible confirmar su existencia; en la época del nacimiento y de la infancia tiene proporciones muy considerables, que ocasionan predisposiciones morbosas, á veces de consecuencias fatales; detiénese este desarrollo en la edad adulta, y en la vejez continúa la disminución tanto que los ganglios se atrofian hasta reducirse á tamaños casi imperceptibles.

    • 1906 Ortiz, F. Negros brujos [1973] Cu (CDH )

      Se quiso extirpar la fiebre amarilla sin estudiar al enfermo ni descubrir su factor morboso.

    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Es (CDH )
      Por último el 4.º grupo lo constituye Ribot, diciendo que existen ciertas disposiciones, así del orden material, como del mental, de naturaleza claramente detallada, las más frecuentes, morbosas, manifestadas en los descendientes, en la misma edad y circunstancias que en los ascendientes.
    • 1928 Sanín Cano, B. Consagración Oficio lector Co (CDH )
      Poseyó en alto grado el sentido irónico de la vida, nacido, no como en Heine, de una disposición morbosa, de un desequilibrio entre el espíritu y el cuerpo, sino de una comprensión entera de la vida de sus infinitas posibilidades y de las tristes limitaciones que el hombre le impone.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
  2. ac. etim.
    adj. Que tiene una enfermedad.
    docs. (1490-2014) 8 ejemplos:
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Es (NTLLE)
      morbi, se dizen general mente todas las enfermedades del cuerpo, por que dellas suçede la muerte, dende morbidus, enconado de enfermedad, et morboso ombre se dize el apasionado de enfermedad o lleno della [...].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. enfermo.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Es (NTLLE)
      morbi, se dizen general mente todas las enfermedades del cuerpo, por que dellas suçede la muerte, dende morbidus, enconado de enfermedad, et morboso ombre se dize el apasionado de enfermedad o lleno della [...].
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Es (CDH )

      No quiso llamarle malvado, sino glotón, según la exposición de Servio; aunque también es verdad que, con todas sus gracias, dicen que donde pace inficiona la yerba, especialmente desde el estío hasta el otoño, en el cual tiempo naturalmente está enfermo y morboso, según Plinio.

    • 1599-1605 Vega Carpio, L. Halcón Federico [1992-1993] Es (CDH )

      Codro malsana, y Mantuano morbosa, perdí la salud, que con el cuidado y regalos de Vuesa Merced, después de la piadosa mano del cielo, recuperé brevemente.

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      morboso, sa. adj. Enfermo, ó que causa enfermedad.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      morboso, achacoso, sujeto á estar enfermo.
    • 1873 Caro, M. A. Trad Geórgicas Virgilio [1897] 171 Es (CDH )
      Allí del aire inficionado un dia / Nació morboso temporal, cargado / Con todos los calores del Otoño, / Que á mansos y á feroces animales / Condenó á perecer, y con su aliento / Las aguas corrompió, vició los pastos. /
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. enfermo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. enfermo.
    1. adj. [Tejido u órgano] Afectado por una enfermedad.
      docs. (1824-1930) 7 ejemplos:
      • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XX p. 438 Es (BD)
        La ley de la induracion se observa siempre en el órgano blando, y sucede lo mismo con los tejidos morbosos capaces de reblandecimiento, así las degeneraciones escirrosas, cerebriformes, la melanosis &., pasan al reblandecimiento, convirtiéndose en una materia liquida y pultacea, despues de haber presentado un tejido de alguna consistencia.
      • 1930 Rdz Trigueros, I. "Límite operabilidad cáncer mama" [01-04-1930] España Médica (Madrid) Es (HD)
        Por tanto, la operación del cáncer de mama está indicada en todos los casos en que podamos extirpar todo el tejido morboso y en que la enferma se encuentre en buen estado de nutrición, y que podemos, por consiguiente, esperar que pueda sobrevivir a la intervención, obteniendo una completa y definitiva curación.
      • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XX p. 438 Es (BD)
        La ley de la induracion se observa siempre en el órgano blando, y sucede lo mismo con los tejidos morbosos capaces de reblandecimiento, así las degeneraciones escirrosas, cerebriformes, la melanosis &., pasan al reblandecimiento, convirtiéndose en una materia liquida y pultacea, despues de haber presentado un tejido de alguna consistencia.
      • 1827 Anónimo "Enfermedades sistema linfático" [01-01-1827] Décadas de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Es (HD)
        Estos tegidos no solo no son susceptibles de enfermedades asténicas, sino que la mayor parte de sus afecciones dependen de la exaltacion de su vida no son mas que irritaciones análogas las de los otros tegidos, debiendo ser curadas por los mismos principios si se desea precaver la desorganizacion de las partes, la formacion de los tegidos morbosos.
      • 1867 Anónimo "Tratamiento cáncer" [27-08-1867] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
        La incurabilidad del cáncer provoca numerosas tentativas, que deben consignarse para estimular á nuevos ensayos. [...] Hoy se ensaya inyectar en los tejidos morbosos disoluciones poco concentradas de sustancias que puedan modificar los tejidos, sin envenenarlos ni inflamarlos.
      • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 131 Es (CDH )

        El pulmon funciona poco, la sangre no se descarboniza bien, y el hígado, que entonces trabaja más, se empeora si es morboso; ó adquiere ése estado, si no lo tiene.

      • 1898 Anónimo "Tratamiento del lupus" [01-11-1898] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Es (HD)
        Si se trata de un lupus localizado, la carbonización completa de los focos se halla necesariamente indicada, haciéndola preceder de una ablasión de los tejidos morbosos con la cucharilla cortante en los casos de lupus hipertrófico. Las cicatrices que de ello resultan presentan buen aspecto.
      • 1901 Tarrida Mármol, F. "Producción nuevas especies" [15-08-1901] La Revista Blanca (Madrid) Es (HD)
        El nuevo aparato, destinado á obrar fisiológica y electroquímicamente sobre tejidos morbosos, no puede, de ordinario, debido á su potencia, complejidad y longitud, sino ser colocado al aire libre, á un metro del tejido que ha de modificarse.
      • 1930 Rdz Trigueros, I. "Límite operabilidad cáncer mama" [01-04-1930] España Médica (Madrid) Es (HD)
        Por tanto, la operación del cáncer de mama está indicada en todos los casos en que podamos extirpar todo el tejido morboso y en que la enferma se encuentre en buen estado de nutrición, y que podemos, por consiguiente, esperar que pueda sobrevivir a la intervención, obteniendo una completa y definitiva curación.
  3. ac. etim.
    adj. Perteneciente o relativo a la enfermedad.
    Sinónimos: morbal; mórbido, a
    docs. (1499-2015) 358 ejemplos:
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Es (NTLLE)
      tabes, bis [...], la enfermedad, o morbosa contaminación, o podredumbre.
    • 2015 Anónimo "Negligencias polaco fallecido en el albergue" [14-04-2015] ABC (Sevilla) Es (HD)
      En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, los forenses ponen de manifiesto que la realización de los estudios complementarios mencionados «hubiera permitido llegar al diagnóstico de la patología asociada a la desnutrición y la instauración del tratamiento específico para ese proceso morboso». Los forenses señalan que Piotr ingresó en Urgencias del Virgen del Rocío a las 00,29 horas del 2 de octubre de 2013, tras lo que a las 00,58 horas comenzó a ser atendido por el facultativo encargado de la consulta a la que fue asignado, quien hizo constar en la historia clínica «el aspecto desnutrido que presentaba».
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Es (NTLLE)
      tabes, bis [...], la enfermedad, o morbosa contaminación, o podredumbre.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 23r Es (CDH )
      Y explicando / Galeno esta sentencia aphoristica en sus / comentos dize, que en ella confirma Hipocrates / los conceptos de su demostracion, / porque en el verano el blando calor del / ayre templado, que nos cerca, abre los poros, / y los caminos, y difunde y ablanda los excrementos, / y los guia, atrae y saca para afuera, / que es obra muy semejante a las expulsiones / de naturaleza, y a los efectos que hazen / los exercicios, y que todos tres andan / a vna, y en el mundificar las superfluydades / pretenden vn mismo fin, con vna oculta, e / insensible euaporacion, por la qual se exalan, / y brotan los excrementos poco a poco: / y muchas vezes en vn aprieto, o gran / peligro, y necessidad, de vn golpe expurgan / alguna viciosa corrupcion, y reforman lo / intimo del cuerpo, echando, o sacando a la / cutis, o arrabal toda la causa morbosa, y venenosa, / como con biua fuerça y expulsion. / Y si en este discurso / tan llano, y tan lleno de verdades, confirmadas / con la filosofia de Hipocrates, se ha / de dar credito a Galeno, como en todo lo / de / / / demas que escriuio, pues tan por menudo / refiere en el todas nuestras enfermedades / tan palpables, como las vemos y sentimos, / y de donde penden y proceden, y los diferentes / corrimientos y caminos, y las partes que destroçan, / y las diferencias de sus calidades, / con el modo de afligir.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Es (CDH )
      La más principal parte de la declaración de esta enfermedad, presupuesta la corrección del seminario como causa primera, es lo que debe considerarse cerca de los humores del cuerpo, que llamamos morboso aparato o materia del mal, y, así, dos cosas principales se ofrecen al Médico que considerar y hacer. Lo que debe hacerse en orden a los humores que abundan y se podrecen.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] fol.27r Es (CDH )
      Y, como lo pueden tener en uno, passe adelante esta potencia por aparato morboso de muchos, y como le sucedió a uno, sucédale a muchos; y las tales calenturas, assí hechas por la inclusa y sórdida podredumbre, vengan a tener contagio.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Es (CDH )
      Etmullero, Inst. Medic. I. part. cap. 3. Con summa generalidad assegura, que siempre se digiere bien aquello que se apetece con viveza, aun quando el apetito nace de causa morbosa, llegando a decir, que las mugeres que adolecen de aquel apetito depravado, que llaman Pica, sin incomodidad digieren barro, cal, y ceniza, siendo tan preternaturales estas cosas: porque las apetecen con ansía; y assí, que el apetito vivo siempre se ha de tener por señal de que ay en el estómago fermento apropiado para dissolver aquel alimento.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 352 Es (CDH )
      Pero especialmente en los principios de las enfermedades algo graves, he observado, que muchas veces se suele sentir alguna molesta novedad, en que se explica la mala disposición de el cuerpo, antes de darse a conocer en el pulso, o en alguna otra de aquellas señas, que como efectos morbosos notan comúnmente los médicos, y que cessa en viniendo dichas señas, o en entrando la fiebre verisímilmente; porque entonces el influxo de la causa morbífica, difundiéndose a otras partes distintas de aquella donde obra al principio, produce otros efectos.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )

      Aun dentro de otros animales mayores se engendran y tienen domicilio estos animalillos; de modo que algunos philósophos no sin motivo juzgan, que algunas enfermedades consisten únicamente en la generación de ciertas especies de ellos. El padre Kircher refiere, que en la cangrena se han observado, y que el cundir y matar tan promptamente la cangrena, consiste en que sus insectos prolifican copiosíssima y rapidíssimamente.

      38. Aun sin lesión alguna morbosa, o en el estado natural, asseguran hallarse en las entrañas de algunos animales.

    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] 584 Mx (CDH )
      Los menstruos podían hacerse virulentos o por la previa supresión de ellos o por la plétora, o por otras muchas causas morbosas, tanto en los fluidos como en los vasos.
    • 1784 Aranguren, T. Vino [1784] p. 9 Es (BD)
      El es uno de los mejores auxilios que se han descubierto para ayudar á la naturaleza en la obra de la digestion, quando, ó por muy cansada, ó debilitada no puede perfeccionarla; para fortalecer los cuerpos, quando, ó por nativa disposicion, ó por algun morboso acaecimiento contraen debilidad.
    • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] II, 83 Es (CDH )

      A Tirabeque le dije que si padecia alguna afeccion morbosa, tenia la ocasion mas oportuna para combatirla con aquellas aguas: á lo cual me respondió: «Señor, la única enfermedad que yo padezco tengo para mí que estas aguas no me la pueden curar, porque es un hambre horrorosa que no se cura sino en el comedor del hotél; con que soy de opinion que nos vayamos acercando hácia allá si á vd. le parece.

    • 1858 Díaz Covarrubias, J. Gil Gómez [2003] Mx (CDH )
      Consiste esta enfermedad, o estado general morboso de la constitución, en una diminución tan notable de la masa de la sangre, que, al abrir después de la muerte los vasos que habitualmente este líquido, se les encuentra casi vacíos o llenos de otro líquido acuoso, casi incoloro.
    • 1861 Gmz de Avellaneda, G. Artista barquero [1990] Cu (CDH )
      A la creadora fiebre del alma iba sucediendo la humillante del cuerpo..., ese fenómeno morboso que viene a recordamos muchas veces, en medio de la fuerza y lozanía de la vida, que no somos sino un poco de barro, en el cual —por prodigio incomprensible de la Omnipotencia—, se alberga, alternativamente dominador y esclavo, el huésped divino que llamamos pensamiento.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Este trabajo reactivo en las enfermedades puramente locales es tan perfecto y proporcionado á la causa morbosa, que llega á la reproduccion completa de la parte interesada.
    • 1892 Rubén Darío Rojo [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Las admirables acuarelas, los retratos que emulaban a Carolus Durand, las telas admiradas que han hecho tanto ruido en el Salón, todo eso era, amigos míos, producto de un talento que tenía por compañero el más tremendo estado morboso.
    • a1903 Hostos, E. M. Sociología [1982] PR (CDH )
      Esta idea unitaria o principio general, a que inductivamente se llega por el examen de los hechos morbosos de la sociedad, probablemente será fecundísima en la obra de la curación de las enfermedades sociales.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Es (CDH )

      Con verdadera severidad perseguía tales ridiculeces y fanatismos, e hizo, en ese sentido, un innegable bien al alma nacional. Desgraciadamente, sus jueces eran incapaces de comprender que se trataba, casi sin excepción, no de delitos contra la fe, sino de meros fenómenos morbosos; lo cual, certeramente, entrevió y demostró un fraile español, el Padre Feijoo, un siglo después. Sin temor a equivocaciones inducidas por la piedad o por los prejuicios científicos, puede asegurarse, leyendo los procesos de la Inquisición, que el ochenta por ciento de los que allí figuran eran, sencillamente, locos.

    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] Mx (CDH )
      Desde el punto de vista científico, lo que suele llamarse estupidez puede ser considerado tanto una anomalía morbosa como una enorme reducción de la aptitud del discernimiento.
    • 1976 Chiozza, L. A. Psicoanálisis [1976] Ar (CDH )
      El pensamiento que nos conduce a considerar a los síntomas y a los diferentes estados morbosos como efectos que derivan de causas, admite una alternativa que amplía el campo de la medicina y que consiste en estudiar el significado inconsciente de estos mismos fenómenos.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] 122 Ve (CDH )
      Esto hace pensar que cuando la cantidad de virus infectante es muy baja, la reacción orgánica es igualmente baja, la producción de anticuerpos se hace muy lentamente y por lo tanto, también se retarda el progreso morboso.
    • 2001 Ojasti, J. et alii (eds.) Informe Especies Exóticas Ve (CORPES)
      El objetivo de este servicio, establecido en el decreto de su creación, es estudiar, prevenir, combatir y erradicar las enfermedades, plagas y demás agentes morbosos perjudiciales a animales, vegetales y pesca, así como a sus productos, subproductos e insumos. Actualmente, lo concerniente a pesca está a cargo del Servicio Autónomo de los Recursos Pesqueros y Acuícolas (SARPA).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 2015 Anónimo "Negligencias polaco fallecido en el albergue" [14-04-2015] ABC (Sevilla) Es (HD)
      En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, los forenses ponen de manifiesto que la realización de los estudios complementarios mencionados «hubiera permitido llegar al diagnóstico de la patología asociada a la desnutrición y la instauración del tratamiento específico para ese proceso morboso». Los forenses señalan que Piotr ingresó en Urgencias del Virgen del Rocío a las 00,29 horas del 2 de octubre de 2013, tras lo que a las 00,58 horas comenzó a ser atendido por el facultativo encargado de la consulta a la que fue asignado, quien hizo constar en la historia clínica «el aspecto desnutrido que presentaba».
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Es (NTLLE)
      tabes, bis [...], la enfermedad, o morbosa contaminación, o podredumbre.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 23r Es (CDH )
      Y explicando / Galeno esta sentencia aphoristica en sus / comentos dize, que en ella confirma Hipocrates / los conceptos de su demostracion, / porque en el verano el blando calor del / ayre templado, que nos cerca, abre los poros, / y los caminos, y difunde y ablanda los excrementos, / y los guia, atrae y saca para afuera, / que es obra muy semejante a las expulsiones / de naturaleza, y a los efectos que hazen / los exercicios, y que todos tres andan / a vna, y en el mundificar las superfluydades / pretenden vn mismo fin, con vna oculta, e / insensible euaporacion, por la qual se exalan, / y brotan los excrementos poco a poco: / y muchas vezes en vn aprieto, o gran / peligro, y necessidad, de vn golpe expurgan / alguna viciosa corrupcion, y reforman lo / intimo del cuerpo, echando, o sacando a la / cutis, o arrabal toda la causa morbosa, y venenosa, / como con biua fuerça y expulsion. / Y si en este discurso / tan llano, y tan lleno de verdades, confirmadas / con la filosofia de Hipocrates, se ha / de dar credito a Galeno, como en todo lo / de / / / demas que escriuio, pues tan por menudo / refiere en el todas nuestras enfermedades / tan palpables, como las vemos y sentimos, / y de donde penden y proceden, y los diferentes / corrimientos y caminos, y las partes que destroçan, / y las diferencias de sus calidades, / con el modo de afligir.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 340 Es (CDH )
      Aunque es cosa muy probable y advertida de hombres doctos ayudar mucho al vicio de los humores y facilidad para este mal, el cielo, con los eclipses pasados y temporales intempestivos y destemplados, disponiendo mal el aire y él a nuestros cuerpos, y mucho más a los que halla con malo y morboso aparato de viciosos humores.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 162 Es (CDH )
      Unos poniendo la culpa al aire, otros a la humedad, otros a las estrellas, otros al contagio y otros dudando de él, y algunos negándole del todo, y los más teniendo por principal el morboso aparato y ruines humores.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 178 Es (CDH )
      ¿Qué cosa puede haber más varia, incierta y dudosa que la variedad de los aparatos morbosos, que aun en los naturales y salubres differt corpus à corpore, y natura à natura? Pues si esto es así, ¿cómo se puede afirmar ni constituir que ha de ser y morir la mayor parte? Pienso que por eso no se daña ni se muere la mayor parte, porque en esta constitución, la gente que ha tenido similitud y aparejo para este mal ha sido la más robusta de los pueblos, aunque más aparejada por los malos mantenimientos, pero mejores para resistir; que si los demás hubieran tenido el aparato morboso que ellos, hubieran muerto más, por la menos resistencia que tienen los cuerpos de la gente delicada y noble; y, así, es tan incierta la regla de la mayor parte, como el fundamento donde se ha de fundar.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 196 Es (CDH )
      En la segunda suerte de enfermedades, lo que exhala, aunque también es delgado y fácil de resolverse, es en sí tan agudo, penetrativo, eficaz y caliente, que si la comunicación fuere de alguna duración y frecuencia con los enfermos, imprime de suerte su naturaleza, que engendra enfermedad su semejante, en especial en los cuerpos que ya tienen disposición y morboso aparato, si no se procura hacer la visita corta y raras veces, buscando luego buen aire, puro y fresco, donde respire.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 270 Es (CDH )
      Lo segundo, qué providencia o cura conviene aplicar al morboso aparato del cuerpo, así a lo podrido y dañado como a lo que actualmente se va dañando.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Es (CDH )
      La más principal parte de la declaración de esta enfermedad, presupuesta la corrección del seminario como causa primera, es lo que debe considerarse cerca de los humores del cuerpo, que llamamos morboso aparato o materia del mal, y, así, dos cosas principales se ofrecen al Médico que considerar y hacer. Lo que debe hacerse en orden a los humores que abundan y se podrecen.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 280 Es (CDH )
      En la presente, que viene de aire contagioso con morboso aparato, la duda y dilación seria de gran perjuicio y manifiesto peligro; y, así, conviene luego, sin ninguna tardanza, en cualquiera mala disposición que de sí refiera el que enfermare, empezar luego sangrándole; pero conviene advertir primero, que si la fiebre tiene principio del carbunco, bubón o seca, o sin que haya ninguna seña de tenerle, tuviere calentura el enfermo, se considere mucho, porque en ser de ésta o de aquella manera, hay también variedad en el modo de sangrar. De qué parte y vena se debe sangrar en cada caso.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] fol.27r Es (CDH )
      Y, como lo pueden tener en uno, passe adelante esta potencia por aparato morboso de muchos, y como le sucedió a uno, sucédale a muchos; y las tales calenturas, assí hechas por la inclusa y sórdida podredumbre, vengan a tener contagio.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Es (CDH )

      Pero singularmente a nuestro propósito en el Prólogo General de el Tomo Segundo assienta, que raríssima vez puede la medicina remediar, más que los sýmptomas, o productos morbosos; pero que la essencia de la enfermedad se queda intacta, hasta que por sí sola la vence la naturaleza: y esto por la ignorancia, que los Médicos padecen, o de la causa de la enfermedad, o de su remedio apropriado; y añade, que este defecto de el Arte bien le comprehenden, y le lloran los Médicos sabios [...].

    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Es (CDH )
      Etmullero, Inst. Medic. I. part. cap. 3. Con summa generalidad assegura, que siempre se digiere bien aquello que se apetece con viveza, aun quando el apetito nace de causa morbosa, llegando a decir, que las mugeres que adolecen de aquel apetito depravado, que llaman Pica, sin incomodidad digieren barro, cal, y ceniza, siendo tan preternaturales estas cosas: porque las apetecen con ansía; y assí, que el apetito vivo siempre se ha de tener por señal de que ay en el estómago fermento apropiado para dissolver aquel alimento.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Es (CDH )
      Lo primero: si el apetito nace de causa morbosa, podrá digerirse fácilmente el manjar, y con todo ser nocivo: porque por el mismo caso, que el fermento que le solicita es preternatural, el alimento, que es connatural a el, ha de ser precisamente preternatural al cuerpo.
    • 1728 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, II [2003] Es (CDH )
      No alcanza a la causa morbífica, solo se entiende con el producto morboso, y es indecible el daño que ocasiona en el cuerpo.
    • 1730 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IV [2003] Es (CDH )
      14. Por lo que mira a ser causa de la fiebre el amargo y el ácido, no sé que haya otra cosa en Hippócrates, sino lo que dice en lo de Veteri Medicina, que las immutaciones morbosas de nuestros cuerpos dependen mucho menos de las quatro qualidades elementales que del amargo, el ácido, el salso, &c.
    • 1736 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VII [2003] Es (CDH )
      En la dissertación de Anatome Fibrarum, & de Morbis Solidorum, después de advertir cómo la conservación de la salud depende únicamente de mantenerse los sólidos en una blanda tensión, y los fluidos en un dulce movimiento, dice, que los antiguos padres de la Medicina, assí en el estado de salud para conservarla, como en el morboso para repararla, procuraban aquel temperamento a los sólidos, con baños, friegas y todo género de exercicios, y a los líquidos, prescribiendo por alimento miel, leche, frutas, hortalizas, y prohibiendo enteramente el uso de carnes y de vino: Mellis, lactis, olerum, fructuumque essu, & omnimoda vini, atque carnis abstinentia in naturali quadam dulcedine ea perpetuo conservabant.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] Es (CDH )
      Es assí, que la torpeza venérea roba alguna humedad al cuerpo; pero una humedad útil, substantífica, balsámica, de confessión de todos los phýsicos, y al mismo paso aumenta las humedades excrementicias y morbosas, despojando al sugeto de parte del vigor que havía menester para hacer debidamente las cocciones.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] Es (CDH )
      La segunda es: Todo lo que puede dañar, induciendo algún afecto morboso, puede curar de la passión contraria a aquel afecto; siendo cierto que unas enfermedades son contrarias a otras.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] 129 Es (CDH )
      Dos géneros de afectos morbosos son los más ocasionados a este error: los hystéricos y los melancólicos.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Es (CDH )

      Pero por más que digan Webero y Curvo, no puedo encaxarme la comunicación de enfermedades, mediante la inspección en los espejos. En el tomo 5, disc. 5, de el Theatro, donde traté de el Fascino, puede ver V. mrd. que la acción de la potencia visiva es immanente, y totalmente incapaz de transmitir afuera algunos efluvios. Assí no puede embiar al espejo aura o hálito morboso alguno, que después inficione al que se mire en él. Ni aun quando dexasse impressa en el espejo alguna reliquia morbosa, se comunicaría la infección a quien después se mirasse en el espejo. Si fuesse assí, mucho más general y seguramente se transplantaría la enfermedad en todos aquellos que mirassen al mismo sugeto enfermo, como en quien reside la minera, y virtud difusiva de essas auras venenosas.

    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Es (CDH )
      Tómese el esputo purulento del enfermo en un lienzo, el qual se colgará a recibir el humo en una chimenea, y a proporción que el esputo se fuere secando, se irá consumiendo el humor morboso del tísico.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 352 Es (CDH )
      Pero especialmente en los principios de las enfermedades algo graves, he observado, que muchas veces se suele sentir alguna molesta novedad, en que se explica la mala disposición de el cuerpo, antes de darse a conocer en el pulso, o en alguna otra de aquellas señas, que como efectos morbosos notan comúnmente los médicos, y que cessa en viniendo dichas señas, o en entrando la fiebre verisímilmente; porque entonces el influxo de la causa morbífica, difundiéndose a otras partes distintas de aquella donde obra al principio, produce otros efectos.
    • 1750 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, III [2004] 218 Es (CDH )
      He notado, que las inedias extraordinarias, que he leído, y en que no he hallado repugnancia al assenso, sobrevinieron a repetidos y gravíssimos afectos morbosos.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )

      En orden a los enfermos, algo perplexo estoy, sobre si su régimen se debe fiar al instinto, como el de los sanos. Muéveme a la duda el que, como en el estado morboso está alterada la temperie de el cuerpo, puede también estar fuera de el debido tono aquella sensación en que se explica el instinto, de lo qual no hay ilación forzosa al estado de sanidad. Sin embargo, algunas observaciones me inclinan a que también en el morboso se debe consultar el apetito

    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      ¿Y qué puede saber de esto el médico? La conveniencia, o desconveniencia, de la comida y bebida, assí en el estado morboso, como en el sano, es respectivo al particular temperamento de cada individuo, que al médico comúnmente le es incógnito; exceptuando unas pocas generalidades, que significan poquíssimo, v.gr. si es caliente o frío, seco o húmedo.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      A él pertenece derechamente; porque si hay muchas enfermedades o afectos morbosos que hasta ahora no conocieron los médicos, entre estos es verisímil haya varias especies de desmayos, accidentes o deliquios ignorados de ellos, que representen, como verdadera, una muerte aparente, y que essa representación sea más engañosa que la que hacen todos los accidentes conocidos.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      31. Y ¿qué importará que aquel deliquio no pueda reducirse a alguna especie de aquellos accidentes morbosos de que tratan los autores? ¿Por ventura conocen los médicos todas las enfermedades a que está expuesto el cuerpo humano? Muy inconsiderado será quien lo crea.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] 139 Es (CDH )
      17. Finalmente, para que V. mrd. conozca, que el negar los supuestos que hace, no pende de querer hurtar el cuerpo a la dificultad, se la resolveré con la mayor facilidad de el mundo, aun admitidos los supuestos, diciendo, que hay en los líquidos partículas de determinada especie, proporcionadas por su naturaleza a ser susceptivo immediato y proprio de el contagio pestilente, y distintas de las que lo son de otras qualidades morbosas.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      13. Y advierto, que de qualquiera otro modo que se quiera explicar la generación de las enfermedades que penden de el vicio de los líquidos, siempre es preciso recurrir a alguna especie determinada de partículas, que por su naturaleza influyen la enfermedad, o por la particular proporción que tienen, respecto de la calidad morbosa, son el susceptivo immediato de ella.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      Sucede tal vez en sugetos de imaginación vehemente y complexión débil ( pues creo es menester concurran ambas circunstancias), que al ver padecer a otros algún dolor grande, o lessión morbosa en alguna parte de el cuerpo, en la misma, o correspondiente de el proprio cuerpo sienten el mismo dolor, o afección morbosa.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Es (CDH )
      Y de aquí colegirá, que es verisímil haya millares de enfermedades, o passiones morbosas, que hasta ahora no conocieron, ni aun pensaron en ellas los médicos.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )

      Aun dentro de otros animales mayores se engendran y tienen domicilio estos animalillos; de modo que algunos philósophos no sin motivo juzgan, que algunas enfermedades consisten únicamente en la generación de ciertas especies de ellos. El padre Kircher refiere, que en la cangrena se han observado, y que el cundir y matar tan promptamente la cangrena, consiste en que sus insectos prolifican copiosíssima y rapidíssimamente.

      38. Aun sin lesión alguna morbosa, o en el estado natural, asseguran hallarse en las entrañas de algunos animales.

    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )
      No faltan quienes para sacudirse del argumento experimental que se les hace, tomado de que son muchas más las enfermedades que se terminan fuera de los días críticos, que dentro de ellos, recurren al efugio, de que los médicos indiscretos, con remedios intempestivos, perturban la naturaleza en la utilíssima ocupación de disponer la materia morbosa para la crise.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )
      Padecía cierto afecto morboso de los ojos la emperatriz, abuela del emperador Canghi.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )
      De aquí es, que si por algún vicio morboso del celebro este carece de la disposición necessaria para que se exerza en él la sensación, o por otra causa diversa está del todo interrumpida la comunicación de esta entraña con las extremidades de los nervios que sirven al miembro que recibió el golpe, aunque le atraviessen aquella parte con un cuchillo, o la cauterizen con fuego, nada sentirá el paciente.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Es (CDH )
      Añado, que también en el caso que el médico dude si la resistencia del enfermo proviene de aquella morbosa afección de el celebro, que le hace insensible a la dolencia, o de alguna culpable indisposición de la voluntad, debe proseguir en su assistencia; porque la bula pontificia no le prescribe, ni puede prescribirle el abandono, sino quando la repugnancia de el enfermo a los sacramentos es voluntaria y culpable.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] 584 Mx (CDH )
      Los menstruos podían hacerse virulentos o por la previa supresión de ellos o por la plétora, o por otras muchas causas morbosas, tanto en los fluidos como en los vasos.
    • 1784 Aranguren, T. Vino [1784] p. 9 Es (BD)
      El es uno de los mejores auxilios que se han descubierto para ayudar á la naturaleza en la obra de la digestion, quando, ó por muy cansada, ó debilitada no puede perfeccionarla; para fortalecer los cuerpos, quando, ó por nativa disposicion, ó por algun morboso acaecimiento contraen debilidad.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      morboso, sa, adj., lo que toca á enfermedad, ó la causa, nocivo.
    • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] II, 83 Es (CDH )

      A Tirabeque le dije que si padecia alguna afeccion morbosa, tenia la ocasion mas oportuna para combatirla con aquellas aguas: á lo cual me respondió: «Señor, la única enfermedad que yo padezco tengo para mí que estas aguas no me la pueden curar, porque es un hambre horrorosa que no se cura sino en el comedor del hotél; con que soy de opinion que nos vayamos acercando hácia allá si á vd. le parece.

    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengCast (NTLLE)
      MORBOSO: adj. Med.: lo que participa del estado de enfermedad o es efecto de ella.
    • 1858 Díaz Covarrubias, J. Gil Gómez [2003] Mx (CDH )
      Consiste esta enfermedad, o estado general morboso de la constitución, en una diminución tan notable de la masa de la sangre, que, al abrir después de la muerte los vasos que habitualmente este líquido, se les encuentra casi vacíos o llenos de otro líquido acuoso, casi incoloro.
    • 1858 Díaz Covarrubias, J. Gil Gómez [2003] Mx (CDH )
      »Dicen los sabios que la ciencia avanza, porque pueden apoderarse de un cadáver y ver y tocar los cambios morbosos que ha causado la muerte; porque pueden referir tales o cuales desarreglos orgánicos, tales o cuales síntomas observados durante la vida; porque pueden hacer un buen diagnóstico de una enfermedad.
    • 1861 Gmz de Avellaneda, G. Artista barquero [1990] Cu (CDH )
      A la creadora fiebre del alma iba sucediendo la humillante del cuerpo..., ese fenómeno morboso que viene a recordamos muchas veces, en medio de la fuerza y lozanía de la vida, que no somos sino un poco de barro, en el cual —por prodigio incomprensible de la Omnipotencia—, se alberga, alternativamente dominador y esclavo, el huésped divino que llamamos pensamiento.
    • a1870 Bécquer, G. A. Artículos [1923] Es (CDH )

      En efecto: el Congreso sanitario discute aún acaloradamente sobre la marcha de las caravanas y los medios de precaución convenientes, y ya los peregrinos del Ganges comienzan a ponerse en movimiento y el cólera se cierne sobre algunos puntos del litoral del Mediterráneo. Mientras los médicos entran en acaloradas polémicas sobre el principio morboso generador del terrible azote, los diplomáticos han tenido tiempo de deslizar en medio de la discusión algunas frases alusivas a intereses políticos de este o aquel país, ocultas bajo el manto de la filantropía, y he aquí lo bastante para que las conferencias científicas, de las cuales tanto esperaba la humanidad, terminen, según la gráfica expresión del vulgo como merienda de negros.

    • a1870 Bécquer, G. A. Artículos [1923] Es (CDH )

      El señor Rubí, buscando el principio morboso generador de tantos males, el germen primero y único que luego se desarrolla tomando formas tan diferentes, ha encontrado el verdadero punto vulnerable de la cuestión. La familia, el hogar doméstico es el núcleo de la sociedad, de la gran familia humana; del hogar doméstico irradian a fuera todas las virtudes o los vicios, cuyos gérmenes se pueden extirpar o fecundar más fácilmente en el primer período de su desarrollo.

    • 1870 Pz Galdós, B. Sombra [2003] Es (CDH )

      — Yo no entiendo de medicina —dije—, pero que se trata aquí de un estado morboso, no puede dudarse. Yo he leído en el prólogo de un libro de Neuropatía, que cayó al azar en mis manos, consideraciones muy razonables sobre los efectos de las ideas fijas en nuestro organismo.

    • 1870 Pz Galdós, B. Sombra [2003] Es (CDH )

      — Pues entonces todo está explicado —dije yo—. Preocupose usted con aquel hombre, tuvo celos, pensó en eso noche y día, y ese pensamiento fue dominándole hasta el punto de ocupar todo su espíritu: la continua fijeza del pensamiento en una idea dio gran vuelo a su fantasía, debilitáronse sus fuerzas corporales con el predominio absoluto del espíritu, y de aquí ese estado morboso que lo mortificó tanto.

    • c1875 Costa, J. HRevolución española [1992] 92 Es (CDH )
      Pero la revolución de Francia impidió que se realizase por estas vías, únicas naturales; y así como el absolutismo había interrumpido la vida regular del cuerpo social y enfermádolo, la revolución interrumpió la curación y enconó la llaga, y avivó las causas morbosas: lejos de usar de los principios filosóficos como medicina propinada con arte y prudencia para ayudar la obra de la Naturaleza, abusó de ellos para contrariar a ésta, pensando que ellos solos bastaban para ganar en un día los dos siglos perdidos y anticipar la consumación de los tiempos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Además, por muy variadas que sean las descripciones de las lesiones halladas y descritas en tantas y tantas circunstancias, ya veremos que obedecen en todas á cierto criterio anatómico algo variable con la individualidad morbosa.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      No puede ser difícil la resolucion, pues el modo de iniciarse y desenvolverse, la importancia de los órganos comprometidos y la determinacion del elemento morboso general que se destaque despejarán prontamente la incógnita en el mayor número de casos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Pero las modificaciones que resultan en las fiebres al complexarse no se limitan al cuadro nosológico, sino que se extiende tambien al curso; en efecto, en una fiebre gástrica-catarral no podemos esperar que el proceso morboso termine en un septenario, cual corresponde á la primera de estas calenturas [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Si es un individuo que padece una calentura gástrica y las malas condiciones de su habitacion le exponen á enfriamientos, ¡qué de particular tendrá que en él llegue á desenvolverse el elemento morboso catarral, ya sólo como complicacion, ya para dar nombre al cuadro sintomático!
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Hombres hay de excelente construccion anatómica y perfecta fisiología, de buena estatura, color sano, sistema nervioso bien desenvuelto y proporcionado á los demas, que ejercen todas sus funciones con un vigor y actividad envidiables y que, sin embargo, la menor causa morbosa los altera, son atacados de todas las enfermedades estacionales y epidémicas, personas, en fin, que tienen, como suele decirse, mucha fachada y poco fondo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Además de todo lo que precede, se observan lesiones anatómicas en algunas fiebres malignas, como en la fiebre amarilla y en la peste, distintas de las enunciadas; pero son las propias del género morboso y agregadas á las mencionadas.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Con dificultad habrá que pasar de esta serie: no saliendo de sustancias de esta clase se logran digestiones completas y alivio en los fenómenos morbosos, así como menor duracion en las convalecencias.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La malignidad, frase general de la organizacion enferma, que no expresa la alteracion de este ó del otro órgano, que no corresponde á la perturbacion de ninguna víscera dada, pero que es manifestacion morbosa general, ha desaparecido de la Patología.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La rabia, la incubacion de las fiebres pútridas, verdadero estado morboso é indiscutible, sólo se distinguen cuando los sistemas orgánicos agregados, los de las fuerzas activas, como diría Barthez, son interesados en la enfermedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En España las formas complexas más frecuentes á que dan lugar la reunion de los cuadros morbosos sinocales, son la gastro-biliosa, la gástrica-catarral y la gastro-intestinal.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Cuando por la reunion de los cuadros morbosos hay una resultante de dos fiebres, deberá dirigirse el tratamiento sobre la que más domina, viniendo la otra á ser un incidente.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Puede ser considerada como una modificacion de la catarral, y así como en esta hemos visto al elemento morboso atacar los tejidos fibrosos, en la fiebre de que nos ocupamos la localizacion radica especialmente en las fibras rojas estriadas, y alguna vez en las lisas: de aquí resulta que el cuadro patológico que vamos á ver desarrollarse, va á diferir muy poco de lo que hemos dicho al hablar de la fiebre catarral.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Y este otro: siendo muy variables las circunstancias individuales, y las circunfusas, se producirá variedad de fiebres naturales; y uniéndose en ocasiones en su accion dos ó más causas naturales, podrá expresar el organismo el mal con una reaccion dual, ó sea con elementos morbosos unidos.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 211 Es (CDH )
      Las fiebres sinocales se desarrollan á veces endémica y epidémicamente sin que podamos explicarnos el motivo de esto ni de lo particular de sus manifestaciones, de su marcha y de lo lento de su convalecencia, como sucedió con la enfermedad que los andaluces denominaron dengue ó trancazo, de la que quedaban algunos que la habían padecido en una situacion molesta y de larga duracion con una ineptitud para el ejercicio y aun el menor movimiento y en un estado moral de abatimiento (sin duda este fué el motivo de la denominacion estravagante), que hacía interminables las reposiciones de estados morbosos que ni un momento quizá pusieron en peligro á los calenturientos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Con lo que llevamos expuesto se puede decir que está explicada la Piretología, pues las fiebres que nos quedan por estudiar ofrecen con poca diferencia los mismos cuadros morbosos á los cuales se agrega la malignidad [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Los enfermos comienzan por sentir cefalalgia obtusa, pesadez y dificultad en la coordinacion de sus ideas, languidez y malestar general, á cuyos fenómenos morbosos siguen ligeros escalofríos que se repiten varias veces, y postracion desde el principio, que se acentúa más y más conforme avanza el padecimiento hasta que termina en un coma tan profundo, que quedan hechos leños, pues no acusan ninguna molestia ni se mueven á no ser que los asistentes lo hagan conservando entónces la nueva posicion que les dieran.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Esta cuestion que necesariamente teníamos que tocar, nos parece que halla aquí su lugar más adecuado, pues es en la enfermedad en que á nuestro parecer y segun el resultado de nuestras investigaciones se encuentran semejantes procesos morbosos acompañando á una fiebre esencial, y desde este punto, en que son ciertos, podemos enunciar y sostener su falta en tantas otras variedades morbosas agrupadas hasta ahora sobre tan vacilante base.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Es una fiebre continua, que invade con escalofríos poco intensos que se repiten durante los dos primeros períodos; pulso contraído, depresible y algo vibrante, y diferentes fenómenos morbosos de parte de varias mucosas y tejidos fibrosos [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Sus causas son características; todo lo que da lugar al elemento morboso inflamatorio, puede ocasionar esta variedad de la sinocal que nos ocupa [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Hechas ya las consideraciones que hemos juzgado indispensables acerca de la fiebre en particular, y formulada la clasificacion que ha de servirnos de guía, corresponde ya el ocuparnos de las individualidades morbosas, descendiendo de las generalidades del grupo, á las descripciones particulares de la variedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Secreciones anormales .– Entendemos por tales las exudaciones patológicas sostenidas en el organismo ántes de la aparicion de la fiebre; estos hábitos morbosossuelen alterarse, modificarse, como sucede con las úlceras y fontículos en que se apagan aquellas, y cuya reaparicion en los períodos posteriores, indica una buena marcha del mal, siendo su supresion completa de funesto augurio.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      El sudor, segunda vía de eliminacion adoptada por la naturaleza, despoja en determinados períodos al organismo de elementos nocivos que estorban al cumplimiento saludable de las reacciones morbosas; aparece muchas veces como fenómeno crítico que anuncia un cuadro de tranquilidad cercano, y en realidad en la explicacion que de esto damos hay algo de humoral; pero sólo debe interpretarse como secundario, pues ya hemos visto lo que nosotros tenemos por primitivo en el desarrollo y sostenimiento de la fiebre.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La observacion del calor morboso no puede hacerse por sólo el tacto; este es muy infiel, contribuyendo á variar nuestras sensaciones mil circunstancias de temperatura exterior, humedad, etc. El que ha manejado el termómetro, conoce bien las inexactitudes que se cometen tomando el calor al tacto.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Aun puede suceder que sin excusa morbosa, el organismo empiece á presentar la terrible sintomatología de la ataxia directa primitiva, que en circunstancias semejantes rara vez deja de hacer sucumbir al paciente.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Aquí el agente morboso podemos suponerlo germinando, fermentando en la sangre y esparciéndose luégo por toda la economía.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La quina cura la perniciosidad, afecte esta las formas morbosas, asténicas ó esténicas, hiposténicas ó hiperesténicas, contraestimulantes ó estimulantes, parafraseando las voces de las escuelas, y á no dudarlo, de ser neuroesténicos estos medicamentos, no obrarían con la seguridad que todos los dias vemos lo mismo en perniciosa álgida que en la lipírica, lo mismo en la comatosa que en la convulsiva, lo mismo en la sincopal que en la delirante.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Los amargos y la quina no son neurosténicos, son enormónicos, del mismo modo que los agentes morbosos eran anormónicos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Descritas y observadas perfectamente por los médicos antiguos, han sido objeto en nuestros tiempos de interesantes estudios que han dado por resultado el conocimiento profundo de las mismas, guiándose como punto de partida de los efectos terapéuticos de ciertas sustancias para despues elevarse á la síntesis morbosa, objeto y fin de nuestras aspiraciones, tanto en esta como en las demas enfermedades.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Ahora se comprenderá mejor la fragilidad y poco fundamento de la definicion del Dr. Santero, puesto que acabamos de demostrar que la calentura radica en todo el organismo, y que de ninguna manera tiene su asiento en la excitacion morbosa de los sistemas nervioso y sanguíneo, como dicho práctico pretende; lo que unido á no ser descriptiva ó invadir el terreno fisiológico, hace que caiga por tierra y que no la aceptemos por no estar conforme con las observaciones cual nosotros las hacemos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Sólo por excepcion y sólo por incidente hay que ocuparse de otros fenómenos morbosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Si toma la catarral, se llenarán las indicaciones con arreglo á lo que dijimos de este elemento; en estas circunstancias es donde se requieren más conocimientos, para saber leer la intermitencia y distinguirla de la que no lo es, con objeto de entablar una medicacion que esté en relacion con la naturaleza del agente morboso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Con fiebre ó sin ella vienen otros padecimientos perniciosos en que se establecen secreciones morbosas, compañeras en general de enfermedades bien definidas en el cuadro nosológico; intermitente perniciosa, colérica, disentérica, etc., etc., pudiendo tomar el tipo cotidiano, terciano y cuartano.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Hemos visto que la intermision de los fenómenos morbosos era el carácter clínico de esta malignidad; hay otro además, que sin vínculo fisiológico manifiesto con el anterior, le acompaña constantemente, el proteismo, la variedad de síntomas hasta el infinito.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Ya al hablar de la malignidad expusimos nuestro modo de ver acerca de la virtud antifebril de la quina; dijimos allí que no la admitíamos bajo este punto de vista; que como medicamento enormónicoera su papel ordenar, disminuir ó aumentar la fiebre, si por efecto de la malignidad no se hallaba en relacion con el proceso morboso que se desenvolvía [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Las que hemos visto por parte del tubo digestivo han consistido en entero-colítis, acompañadas de diarrea, y en la inmensa mayoría de los casos de infartos viscerales: diarrea que la hemos dejado seguir su curso normal, por considerarla como un acto depurativo y revulsivo del estado anormal y morboso en que se encontraban el hígado y bazo.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Por accesose entiende, en el cuadro general de la enfermedad, á cada exacerbacion febril caracterizada por los fenómenos que en su lugar describirémos; y período apirélicoaquel que media entre uno y otro acceso, permaneciendo durante él los elementos que constituyen y producen la enfermedad, en estado latente, pero siendo en realidad un verdadero estado morboso.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      En nuestro Discurso preliminar, al tratar de la ostentacion de las fuerzas enormónicas del feto, dijimos que posteriormente quedaban oscurecidas (latentes, segun Barthez) por los aparatos de lujo (como el nervioso, sanguíneo, muscular, etc.); pero que, sin embargo, existían ciertos estados morbosos en que se manifestaban y predominaban aquellas, rompiéndose por consiguiente el equilibrio orgánico, y produciendo un estado de inmensa gravedad.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En tal estado estaba la ciencia, cuando el eminente hidrópata Mr. Fleury publicó su célebre obra, en la que exponía y demostraba con observaciones prácticas, que toda fiebre palúdica estaba constituida por tres órdenes de fenómenos (fiebre, infartos y caquexia), y que hasta que no se viera el enfermo libre de esta trinidad morbosa, que es la que caracteriza á toda fiebre intermitente no se podía decir en buena lógica que el enfermo estaba curado de su enfermedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En cuanto á las lesiones generales de la fiebre, ninguna modificacion particular presentan en esta especie morbosa, que no hayamos expuesto ya.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Es indudable que un enfermo de tífus en quien el sistema nervioso se halla verdaderamente exaltado por condiciones del agente morboso ó del individuo, exigirá como indicacion vital del momento que se calme dicho sistema nervioso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 375 Es (CDH )
      Un buen análisis patológico de los elementos morbosos primordiales y las relaciones que los ligan á los secundarios y simpáticos, debe ser la base de nuestras determinaciones.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Nos tenemos que limitar á un tratamiento analítico: debemos atacarlo en sus elementos morbosos.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 368 Es (CDH )

      Lo mismo decimos de la compresion que produce el útero distendido por el producto de la concepcion en las vísceras abdominales; causa muy admitida por los autores, los que se han copiado en esto, incluso el mismo Trousseau, dando una significacion de primer órden á lo que realmente no es sino de muy bajo interés, pues todos ellos se olvidaron de que jamás acompaña la calentura puerperal á la compresion análoga que tanto el útero como las demas vísceras abdominales ejercen en muy distintos estados morbosos.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 365 Es (CDH )
      El estudio de los elementos morbosos, tan útil en toda cuestion práctica de patología, forma en esta la piedra de toque que sacará siempre de dudas.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Ya es la forma gástrica, ya la biliosa, ya la tifoidea, todas ellas fácilmente cognoscibles por la presencia de sus elementos morbosos agregados al principal, y cuyo conocimiento es esencial para la terapéutica.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 350 Es (CDH )
      Basta, en efecto, separar estos dos estados morbosos para ver con claridad la explicacion de todos los síntomas que presenta la fiebre amarilla.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      El cuadro sintomático puede dividirse en tres períodos: el de invasioncorresponde, más que á la descripcion de los síntomas, al estudio de la etiología; es de duracion variable, que tiene por mínimum diez, y por máximum quince dias, y no se le puede llamar en realidad morboso por no existir enfermedad.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      10.ª La malignidad, fisiológico-patológicamente hablando, no es otra cosa que una reaccion anormal de toda esa organizacion contra las causas morbosas [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La era médica que atravesamos sólo se ocupa de esta serie de actos morbosos y sólo opone medios contra ella.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Además de las enfermedades ya enunciadas, suelen presentarse durante la descamacion infinidad de abscesos y forúnculos que más que verdaderas complicaciones son para nosotros actos de depuracion de que la naturaleza se vale para eliminar el agente morboso; sin embargo, en ocasiones, la abundancia de la supuracion aniquila á los pacientes, faltos de fuerzas como se encuentran ya por los períodos anteriores, y sucumben en un estado de depauperacion orgánica y marasmo espantosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Así como existen agentes morbosos que producen las enfermedades malignas, hay agentes terapéuticos que las curan [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Teoría humorista.– Suponen los que la sustentan, que hay en la sangre un principio moderador de las combustiones(v. g., la quinoidina): si la causa morbosa viene á destruir este principio, la temperatura se exagerará.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 95 Es (CDH )
      El pulso es muy contraído y vibrante, no es duro, pero tampoco depresible, se acerca mucho por sus caractéres al pulso nervioso, que cuando se acentúa, debemos estar en guardia, pues no hay ningun elemento morboso que tan fácilmente se complique con el atáxico, como el de que nos estamos ocupando: de parte del sistema nervioso hay cefalalgia intensa, sobre todo en el entrecejo: las modificaciones en las mucosas, se expresan por romadizo, disfagia, gran sensibilidad de la mucosa bronquial y dolor en la parte anterior del pecho, por los muchos tejidos fibrosos de esta region.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Se puede reconocer la calentura por la de Piquer (que como llevamos dicho la hace partir de las acciones vitales dañadas), así como tambien la del Dr. Jaccoud, que se atreve á considerar á este estado morboso como engendrado por el acrecentamiento de la combustion y temperatura orgánica, aunque ya por esta última no es tan fácil, pues existen fiebres donde el calor está más bien disminuido que exagerado, como verémos más adelante.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Las funciones nerviosas y vasculares vienen á presentarse en condiciones de desenvolvimiento orgánico (zoológico y organogénico): sus expresiones morbosas tienen una gran significacion por su importancia fisiológica.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Accion fuerte morbosa y muerte son sinónimos en aquella época de cataclismos ovogénicos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 81 Es (CDH )
      Ambas expresan una reaccion del organismo; la reaccion en el mundo físico y moral es igual y contraria á la accion; en las enfermedades agudas el choque es brusco, la accion morbosa es violenta, la reaccion es brusca y violenta hasta llegar á sobrepujar á la fuerza de que es capaz el cuerpo del animal: en las crónicas la accion morbosa es casi insensible, pero pertinaz, pesada, continua, casi eterna; la reaccion que comienza, es apagada en su desenvolvimiento por una nueva accion, y el resultado ya complejo, por otra accion morbosa, y por otra; el organismo como las rocas se desmorona lentamente, hasta que la falta de un cimiento ó una impresion desproporcionada en un momento avanzado hace que se derrumbe aquel edificio apolillado.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Como cada familia morbosa tiene procedimientos especiales de desenvolverse, su conocimiento se oculta frecuentemente al profesor; pero le es de necesidad saber apreciarlos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Diferencia en cuanto al tratamiento.– En las agudas es en las que más claramente se ve la accion saludable de la naturaleza: más que espontaneidad hay aquí una accion orgánica que contraresta la morbosa y produce la curacion naturalde la enfermedad.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Pero en las enfermedades crónicas se ve frecuentemente un estado morboso dar lugar aparentemente á otro; como un estado escrofuloso desaparecer oscurecido por un tuberculoso: una afeccion visceral de carácter herpético, dejar su plaza á una afeccion hemorroidal.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      «Fiebre, enfermedad esencial, está constituida por la excitacion morbosa y comun de los sistemas nervioso y circulatorio en toda su extension».
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Tienen, como hemos dicho, tres períodos: el de contraccion que suele corresponder á fenómenos nerviosos sencillos; la más sencilla manifestacion de la diátesis nerviosa: 2.º el de reaccion ó estado, en el que se verifican los fenómenos de localizaciones diatésicas y se caracteriza la familia morbosa; y 3.º el de crísis ó muerte.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      El tránsito de síntomas, como el de la enfermedad, se hace por dias ó semanas; además de la rapidez en sucederse, la sintomatología ofrece una claridad manifiesta del estado morboso que la produce.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Existe una especie de conformidad absoluta, pero negativa, en no hallar diferencias entre los estados morbosos agudos y los crónicos: esto se puede ver fácilmente leyendo el índice de las obras que andan en manos de todos; no se encontrará seguramente siquiera un párrafo dedicado á las enfermedades crónicas estudiadas de un modo general.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Trousseau ha introducido en el lenguaje terapéutico la palabra medicacion sustitutiva ú homeopática, para expresar la accion de ciertos medicamentos que producen los mismos estados morbosos, pero artificiales, que tratan de combatir; mas esto no está conforme con la observacion, pues que con dichos medicamentos modificamos solamente, la accion específica de la causa, y de ninguna manera sustituímos una enfermedad natural por otra artificial.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      De los dos fenómenos que hemos distinguido en las enfermedades constitucionales, el primero, ó sea la lesion de estructura, es el que corresponde tambien á los demas animales de la escala zoológica: tanto es así, que algunos nos son comunes, y la rabia, el muermo, la pústula maligna y la sífilis nos dan una prueba de ello: el segundo, ó sea la alteracion enormónica, no es afectado igualmente en los animales y en el hombre: sufren la impresion, pero la reaccion más positiva y activa vence en general á la morbosa [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Bosquejámos, ántes de pasar más adelante, lo que se entiende por elemento morboso, para lo que es preciso que digamos ántes cuatro palabras de Patología trascendental en su relacion con esta materia.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Hemos dicho tambien que si la accion morbosa general es muy profunda, podría quedar el elemento morboso crónico, ó una lesion del principio de la vida, cuya reaccion será tan lenta, que acaso termine ántes la existencia del individuo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      A este estado general ya acompañarán fuertes alteraciones funcionales, y el reumatismo crónico y la dispepsia y la hipocondría sucederán á tal estado morboso que radica en el enórmon, en la vida.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Si el movimiento reactivo es muy intenso tendrá que oponerse al libre ejercicio de las funciones radicales, mejor dicho, el enórmon se habrá impresionado hasta el punto de no funcionar (nutricion, formacion) como hasta aquí; esto supone ya una variacion morbosa de las funciones vásculo-neurósicas en las que podemos leer el estado de aquel (fiebre inflamatoriacomo de armonía orgánica [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      En este caso el trabajo orgánico celular será el mismo en una proporcion inmensamente mayor; pero á este trabajo benéfico hay que añadir otro nuevo: aquellos nervios lisiados provocarán dolor, aquellos vasos sanguíneos tomarán una parte en la escena; sus paredes se inflamarán y contribuirán por su parte á alterar la composicion de la sangre, que desde luégo habrá ya comenzado á alterarse por la variacion sufrida en la funcion nutritiva del miembro herido: todos estos elementos morbosos (á grados, y necesariamente seguidos á la lesion traumática) van á esparcirse por toda la constitucion: hé aquí un motivo de enfermedad constitucional.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En este primer caso morboso en que la fisiología, la patología y la medicina comparada nos han ayudado, en este primer caso, mirado de una manera tan sencilla como filosófica, tenemos el origen de esta proposicion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En todas las obras modernas al definir la enfermedad, al clasificarla y al entablar la terapéutica, se ha huído de las génesis morbosas; se ha querido hacer entrar la patololgía en el terreno positivo huyendo de las oscuridades.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Curso de la enfermedad:está sujeto á leyes inmutables, toda vez que la reaccion que, como hemos dejado dicho, opone la naturaleza á la causa morbosa, y que constituye la enfermedad, termina espontánea y fatalmente [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      2.º Toda causa morbosa es en definitiva exterior al enórmon: ya exterior al organismo, ya intra-orgánica, pero no espontánea, en el sentido preciso de la palabra.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      1.º En las enfermedades puramente locales, en las constitucionales y en las crónicas, existe un movimiento de reaccion proporcionado á la causa morbosa.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      La razon es muy sencilla: el enórmon en ellos es tan fuerte, tiene ya tanto de vegetativo, que resiste de un modo tenaz á las causas morbosas y se reacciona fuertemente contra ellas.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Este trabajo reactivo en las enfermedades puramente locales es tan perfecto y proporcionado á la causa morbosa, que llega á la reproduccion completa de la parte interesada.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Por primera vez quizá quedan incluídos los elementos morbosos en la clasificacion nosológica.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Cuando la enfermedad termina por la muerte, el tercer período se puede llamar caquéctico, porque caquéxia se denomina á tal estado morboso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      El organismo, segun este modo de ver, sólo puede padecer determinado número de afecciones: unas acompañan á cuasi todas las enfermedades, como la febril, la inflamatoria, etc.; otras sólo acompañan á estados morbosos determinados, como la afeccion sifilítica, la herpética, etc.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Si en este período la enfermedad avanza mucho, se puede presentar el delirio y aun las complicaciones meníngeas; por ser, como hemos dicho, los tejidos fibrosos y quizá los neurilemas, el asiento de este elemento morboso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      la enfermedad ofrece en cuantas condiciones se estudio caractéres bien determinados que exigen de nuestra parte que, siguiendo la costumbre de años anteriores, antes de clasificar las calenturas y entrar en la descripcion de los géneros, nos detengamos á hacer un bosquejo de lo más importante que ha que conocer en el hecho morboso llamado calentura.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Miradas por unos médicos como expresion de un estado morboso general, siendo un medio eliminatorio de humores pecantes para otros; vista por estos como manifestacion esencial de un padecimiento tambien esencial, por los otros como síntoma siempre de una inflamacion local; llamándose ya gastroenterítis, ya dotionentería, ya catarro de esta ó de la otra mucosa..., han tenido siempre en las doctrinas médicas el primer lugar, con muy justa razon.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Tal es á grandes rasgos la descripcion de los elementos morbosos que se pueden presentar á nuestra observacion en todos los enfermos, y que como medio de diagnóstico y como amparo para la terapéutica son del mayor interés en su estudio.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Dividia, pues, las afecciones, en comunes ó elementalesy en especiales no elementales. Las primeras constituyen con otro nombre los elementos morbosos.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      El elemento morboso accesional ó periódico está caracterizado por el fenómeno de presentarse los síntomas, sean cuales fueren, guardando período.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Elemento morboso pútrido:tercera forma del maligno, recibe el nombre de la idea antigua, segun la que, los humores del hombre estaban podridos, en disolucion, faltos de fibrina como se ha dicho despues.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Todo lo que no sea una graduacion semejante en los fenómenos morbosos, tiende al desórden, á la ataxia, estado terrible en que la vida no puede ser.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Elemento morboso maligno:hay que considerar en este elemento tres órdenes; ataxia, adinamia y putridez.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )

      Elemento morboso nervioso:constituido por estados páticos, en que las lesiones de invasion desempeñan el papel más importante, tiene manifestaciones lo más numerosas de concebir y sintetizar.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Elemento morboso mucoso.– Raro en España, mucho más comun en los países del Norte por su clima húmedo, que como dejamos dicho al hablar del catarral, tiende á aflojar la constitucion, es un elemento generalmente de mal carácter, largo en su duracion y que hace su evolucion de una manera muy lenta.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      La convalecencia se hace pesada, sobre todo cuando este elemento morboso toma el carácter epidémico; pues en estos casos tiene gran tendencia la enfermedad á complicarse con la malignidad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 103 Es (CDH )

      Su cuadro sintomático es indescriptible en general: bien explícito y clásico en la intermitente benigna, se encubre con mantos variados en los fenómenos larvados, y ataca á traicion en las fiebres perniciosas: ya le expresa un dolor, ya una hemorragia; quizá sea una hemiplejia, quizá una convulsion...; todas las formas morbosas, todos los caractéres están á su servicio [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 95 Es (CDH )
      Un síntoma hay en este elemento morboso que no nos podemos explicar, y es el dolor á veces tan molesto que aquejan los enfermos en los músculos rectos del abdómen; siendo este síntoma mucho más marcado en algunas constituciones médicas catarrales y constituyendo en ocasiones, casi una miodinia: la tos es seca en este período y molesta por el gran resentimiento que hay en las paredes del pecho y mucosa bronquial: manifiesta el aparato digestivo la parte que toma, por la sed falsa, al mismo tiempo que la repugnancia á toda clase de bebidas, vómitos frecuentes de una sustancia serosa, dolores de vientre y deposiciones catarrales; orina escasa, encendida, con dificultad en la emision y dolor en el hipogastrio, reflejo de un estado catarral de la mucosa, que á veces en la mujer está producido por un verdadero dolor en la vagina y útero.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      El elemento morboso febril tiene, cuando es esencial, un síntoma cuasi constante, cual es la depresibilidad del pulso, cuyo carácter nos hace excluir las enfermedades inflamatorias.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Pasémos ahora á ocuparnos, si bien sea, ligeramente, de cada uno de los elementos morbosos en particular.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Más de acuerdo con la idea de los elementos morbosos, se encuentra la clasificacion de Quissac, y por ello la preferimos, aunque simplificándola, reduciendo los elementos á seis.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      En esta definicion se dá una idea muy vaga del elemento morboso; parece por una parte que el autor entiende por esto, el primer movimiento patogénico de la fuerza vital: por otra el sello general de las afecciones; y esta misma variedad de opiniones se ve en su clasificacion, puesto que en unos grupos obedece á la idea etiológica, en otros á las anomalías de composicion de la sangre; haciendo de este modo una clasificacion patogénica más bien que de elementos morbosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      «Elemento morboso es la modificacion simple ó compleja de los elementos vitales, que la razon clínica, con el auxilio de los medios convenientes, llega á encontrar por medio del análisis, como fundamento ó causa próxima de la afeccion morbosa, sin que más allá aparezca nada en la economía que pueda dar suficiente razon de su existencia».
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      «La base más legítima y fundada, dice, de toda nosología es la que estriba en los elementos morbosos, ó sea en la determinacion de las enfermedades por la naturaleza que ofrezcan ó la causa próxima que las constituya».
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      « El elemento ó afeccion elemental , es un estado morboso general simple, con fiebre ó sin ella, con lesion local ó sin ella, que tiene caractéres propios, que ofrece indicaciones especiales y puede hallarse en el mayor número de enfermedades: este es un carácter patognomónico».
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Se nos presenta un enfermo de cuyos antecedentes y exploracion nada podemos obtener que nos aclare si padece una lesion en la pleura, en el pulmon ni en ningun otro órgano; pero del exámen se desprende el hecho positivo que su estado general es el catarral, por ofrecer los caractéres sintomáticos de este elemento morboso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      si constituyen un segundo término, por decirlo así, de una ecuacion en la que se puede desconocer el otro término, claro es, que el elemento morboso general nos conducirá al conocimiento de la naturaleza del mal, pues que la afeccion y lo que la provoca se corresponden, hablando en tésis general, en naturaleza, extension y en intensidad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Si estos son, clínicamente al ménos, expresion del hecho morboso general ó del fenómeno local que los provoca; si constituyen un segundo término, por decirlo así, de una ecuacion en la que se puede desconocer el otro término, claro es, que el elemento morboso general nos conducirá al conocimiento de la naturaleza del mal, pues que la afeccion y lo que la provoca se corresponden, hablando en tésis general, en naturaleza, extension y en intensidad.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] Es (CDH )
      Su ignorancia no lo permite saber lo que es contagio, infección morbosa, desarrollo miasmático.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] 65 Es (CDH )
      La juventud necesita acción, necesita el elemento dramático de la vida, sin el cual esta no es más que un soliloquio de dolor o un quietismo morboso.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] Es (CDH )
      La confusión de pareceres, el incesante conspirar con recursos misteriosos y fines mal determinados, las repugnantes connivencias de la policía con los conspiradores de todas clases, no eran cosa nueva para él; pero había cobrado tal odio a estos fenómenos políticos, manifestación morbosa de nuestra miseria, que de buena gana se marchara a los antípodas o a cualquier región apartada dónde no oyera ni viera lo que allí mortificaba sus ojos y sus oídos.
    • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] Es (CDH )
      Es de ley intelectual y moral, que hoy en España, se tuerza toda revolución, porque los males que se atacan como de forma, son de esencia, y los de esta índole necesitan remedios lentos y perseverantes, como ellos son hondos; necesitan modificadores de la sustancia donde está la causa morbosa.
    • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] II, 316 Es (CDH )
      Pero la sociedad, moralmente considerada, puede mirarse como esas organizaciones endebles y enfermizas, donde se inocula fácilmente y se propaga con rapidez cualquier germen morboso, y lejos de caer el desprestigio de una ley injusta sobre ella sola, se hace extensivo á todas.
    • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] II, 316 Es (CDH )
      Si fuera general la idea clara del deber y del derecho; si el pueblo estuviera firme en los principios equitativos, y tuviera muy elevado su nivel intelectual, el daño de la ley injusta se localizaría, por decirlo así, al asunto que es objeto de ella, como un cuerpo bien constituído y robusto resiste una causa morbosa que ataca uno de sus miembros.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] Es (CDH )

      Había además en aquella estancia otra cosa que contristaba el ánimo: ese edor de la traspiración morbosa, de las tisanas, del ácido carbónico que satura la atmósfera donde penosamente respiran los enfermos.

    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Es (CDH )
      Resulta, pues, que el error en el principio o su misma insuficiencia, son el germen o la causa morbosa que al fin produce la muerte de aquella civilización, cuando en sí misma no tiene las virtualidades suficientes para que su principio constitutivo produzca evoluciones ulteriores, progresivas y fecundas.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Es (CDH )
      Por más que Orellana llegase a su casa en ese estado de abatimiento morboso de todas las fuerzas del ánimo y del cuerpo, que es común a todos los secuestrados, al fin y a la postre, ya se encontraba libre de sus verdugos, y este pensamiento era para él, lo mismo que para toda su familia, el lenitivo más eficaz de su anterior pena y desconsuelo.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Es (CDH )
      No se han estudiado bastante los efectos depresivos, angustiadores y profundamente morbosos, bajo el doble aspecto físico y moral, que pueden producir ciertos secuestros, en que la crueldad se extrema y las leyes de la naturaleza se violan hasta un punto indecible, sobre todo, en las personas ya entradas en años, si por su desdicha además dotadas de un carácter tímido y de un temperamento hipocondríaco; pues en tales sujetos especialmente, aquellos crueles tratamientos producen un efecto más visible, más desastroso y más duradero.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Es (CDH )

      A fuerza de ruegos y no sin dificultad, consiguió ya muy tarde que la infeliz señora se recogiese en su lecho; pues que la cariñosa hija estaba muy convencida de que únicamente conciliando el sueño, podría tranquilizarse algún tanto aquella ansiedad morbosa.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      Los individuos de buena constitucion no deben beber más que agua; el abuso de los alcohólicos determina la pérdida del gusto y perversion de paladar, gastan la energía del estómago, se digiere mal y la absorcion se verifica malamente por la contraccion de las vellosidades del intestino; el escirro se acelera cuando hay una predisposicion á contraer dicho estado morboso [...].

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 311 Es (CDH )
      Pero para que estos objetos se logren plenamente, es menester que sea favorecido el curso de los flúidos hacia los pechos; que á medida que vayan llegando se empleen y conviertan en leche en las glándulas mamarias, para que su aflujo no produzca infartos morbosos; y, en fin, que hallen despues una salida, un conducto excretorio.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 253 Es (CDH )
      Cuesta mucho desarraigar esas pasiones una vez contraidas; y no sólo es dificil desarraigarlas, sino tambien el remediar sus estragos y sus degeneraciones morbosas.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      Hay una ambicion leal y generosa, que es una noble emulacion, una virtud, y el resultado del normal desarrollo y ejercicio de la aprobatividad: y otra ambicion desordenada, que es un vicio, una verdadera afeccion morbosa del instinto llamado aprecio de sí mismo, y que se manifiesta por un violento y continuo deseo de elevarse sobre los demas, aunque sea sobre sus ruinas.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      Las pasiones como que no son más que desórdenes, depravaciones, exageraciones, depresiones, perversiones, ó enfermedades de los instintos, de los sentimientos ó de los talentos, tienen su asiento orgánico en el encéfalo; pero convenimos en que la conmocion que producen, retumba muy sensible y particularmente: 1.º en el corazon y en sus irradiaciones; 2.º en los aparatos predominantes; 3.º en los órganos que se hallan en el estado morboso.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 151 Es (CDH )
      Las sustancias metálicas obran químicamente, pues casi todas descomponiéndose forman cloruros de plomo, ó de zinc etc. etc., que introduciéndose en la sangre determinan en ésta fenómenos morbosos; de consiguiente no titubeamos en afirmar: 1.º que todas aquellas sustancias pulverulentas metálicas, susceptibles de formar cloruros combinándose con el cloro de nuestra sangre, los forman y ejercen una accion tóxica; 2.º que todas estas sustancias desarrollan efectos dinámicos; 3.º que su manera de obrar es específica, pues dichos cuerpos producen fenómenos morbosos que les son peculiares.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      Cuando nos agitamos corriendo sobreviene una congestion al pulmon; un aire, por ejemplo, puede determinar ya pulmonía, ya tambien la tuberculósis, ó cuando ménos un simple catarro, pues sabido es que el estado morboso se determina por más ó por ménos, viniendo las diferentes causas que oponiéndose al orden normal, influyen en nuestra constitucion [...].

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 150 Es (CDH )
      La teoría hoy en boga acerca de la tuberculósis , enseña que el tubérculo es de orígen orgánico morboso, y se desarrolla como cualquier otra enfermedad; de suerte que, en lugar de haber un desarrollo progresivo de las células, hay un progreso celular regresivo segun los alemanes, que se verifica como una concrecion granular que tiende al reblandecimiento y á la supuracion; de aquí la formacion de las cavernas en el segundo y tercer período de la tísis; cualquiera irritacion, pues, puede ser causa en el pulmon del desarrollo de la tuberculósis, que, como hemos dicho, es de orígen orgánico morboso, pero vegetal; de suerte que si bien se hereda, lo que se hereda indudablemente es la constitucion individual.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      Esta pasion, ó más bien este acto criminal consecutivo del delirio de las pasiones, ó efecto de un estado morboso, puede mirarse como una aberracion fisiológica del instinto de conservacion ó del amor á la vida.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      La fiebre puerperal, con cuyo nombre se significan enfermedades diversas (la peritonitis métrica, etc.), es un estado puerperal morboso.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      El hecho es morboso, y no basta; falta tambien confirmar que los glóbulos rojos serán más perfectos que los blancos: porque éstos tienen núcleo, y aquéllos nó (Secontires).
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      Ya sabemos lo que es la sangre y su color, el cual proviene de la proporcion de oxígeno y ácido carbónico que se halla en ella; por eso es de un rojo intenso, la que circula por el árbol arterial, y azulada en las venas, aunque mil circunstancias morbosas, y sobre todo en los casos de ingurgitacion de los vasos, no obra el oxígeno en los órganos y la sangre venosa es roja.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 34 Es (CDH )
      Estas pueden ser morales ó idiopáticas; á las primeras corresponden las grandes impresiones abstractas; y á las segundas la posicion y presion del feto en el claustro materno, los alimentos, y la herencia morbosa.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      Hay varias teorías acerca de este punto; la principal es la siguiente: la herencia directa se trasmite por el gérmen del padre, de la madre ó de ambos á la vez; ambos gérmenes son la secrecion organica mejor de los seres que la producen; el de la madre lleva la germinacion, y si está enferma, no debemos extrañar que el feto tenga la misma enfermedad, por ser él dicho gérmen; mas para que éste sea fecundado, es necesario que el del padre obre sobre él por simple contacto, como sucede en las reacciones glutinosas, y obrando además como un fermento: las cualidades morbosas que tenga, las trasmitira al huevo fecundado, esto es, al feto.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      ¿Cuándo se manifiesta la herencia morbosa? A esto dirémos que unas enfermedades aparecen ántes que otras: así en la infancia se presentan la sífilis, neurosis, hipocondría y locura; entre la infancia y la juventud aparecen el raquitismo, el escrofulismo, la tuberculosis, en la nubilidad las anteriores, y además las de los órganos genitales, que se desarrollan en esta época; entre la adolescencia y la virilidad, los tubérculos [...].
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      Es directa cuando los padres trasmiten una enfermedad suya ó de su familia, é indirecta cuando la adquieren de la madre en el claustro materno por las condiciones morbosas y especiales en que ésta vive durante el embarazo, y tambien por las mismas condiciones durante la lactancia.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )
      La herencia morbosa es tan evidente en sus funciones como la fisiológica.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Es (CDH )

      La herencia puede ser considerada bajo dos aspectos: primero, como retrato de las familias y de las razas, llamándose en este caso fisiológica; y segundo, trasmitiendo de padres á hijos las enfermedades, y entonces es morbosa.

    • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] Es (CDH )
      Tampoco habrá en ellas aftas, úlceras, ni ninguna otra cosa que dé á sospechar la existencia de trastornos morbosos más ó menos ocultos.
    • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] Es (CDH )
      Pero de lo que no es dable prescindir en manera alguna, tratándose del caballo de silla y aun del de tiro ligero, es de que lleve el cuello y cabeza elevados, por ser esta señal característica de nobleza, distincion y pureza de raza, en tanto que lo contrario acusa bastardeamiento ó degeneracion, cuando no achaques ó alteraciones morbosas más ó menos profundas.
    • 1882 Picatoste, F. Manual fotografía [1882] 195 Es (CDH )

      Solo diremos respecto de este punto, que la fotografía se ha aplicado hasta ahora á la reproduccion de los astros y de sus fenómenos más notables, como los eclipses, dando orígen á una porcion de cuestiones científicas, entre las cuales hemos de citar la granulacion con que aparecen las fotografías solares; – á la investigacion de los espacios celestes con sustancias muy sensibles, que dejan huellas de astros que la vista y aún el telescopio no perciben; – al estudio microscópico, habiendo conseguido reproducir fotografías, no solo de los animales invisibles, sino de los glóbulos y plantas parásitas, y hasta de sus órganos y tejidos, así como de las células embrionarias; – al análisis de muchos líquidos, y entre ellos de los vinos, demostrando la existencia de animales ó cuerpos extraños, ó principios morbosos que son hoy un misterio todavía [...].

    • 1883 Pz Galdós, B. Doctor Centeno [2003] Es (CDH )

      A su locuacidad, que era como un síntoma morboso, sucedió el padecimiento propio de su grave mal. Pasó la noche en malísimo estado, y Felipe creyó que se moría.

    • p1885 Arenal, C. Pauperismo [1897] II, 246 Es (CDH )
      las escuelas, por la ley, debían tener condiciones de orientación y capacidad proporcionada al número de alumnos que las frecuentan, y las condiciones higiénicas indispensables para que no fueran, como hoy son, un foco de enfermedades y un auxiliar eficaz de todo agente morboso.
    • p1885 Arenal, C. Pauperismo [1897] Es (CDH )
      Si se conocieran bien los elementos sociales, ¿serían posibles esas utopías que se han dado como sistemas, esos sueños que tienen la pretensión de ser remedios? Tantos desvaríos de hombres eminentes ¿qué revelan, sino la ignorancia de la realidad y una atmósfera en que los errores, como las imágenes en los espejos paralelos, se reproducen indefinidamente? Hágase una comparación de lo que Gobiernos é individuos, ya asociados, ya cada uno de por sí, emplean en tiempo y en dinero para estudiar la Naturaleza y cultivar la ciencia y el arte, y los esfuerzos y las sumas que dedican al estudio metódico, continuado, verdaderamente científico, del organismo social, de su higiene, su patología y su terapéutica; de lo que constituye el cuerpo sano, definiendo bien la salud, y de las causas morbosas.
    • p1885 Arenal, C. Pauperismo [1897] Es (CDH )
      Se sabe en muchos casos cómo podrían sanearse las industrias; se sabe que la salud del obrero se conservaría ó sufriría menos no exponiéndolo por tanto tiempo á la acción de las causas morbosas; que con disminuir el número de horas de trabajo ó con variarlo, alternando los malsanos con los higiénicos, el mal desaparecería ó se limitaba mucho; pero el remedio es tal vez engorroso ó más caro, y la industria necesita procedimientos baratos, sencillos, expeditos, como no tengan más inconveniente que destruir la salud y exponer la vida del obrero, y á la industria, ya se sabe, se le da lo que pide.
    • p1885 Arenal, C. Pauperismo [1897] II, 98 Es (CDH )
      En los campos y orilla del mar, la luz esplendente, el aire puro, la libertad de movimientos, neutralizan en parte muchas causas morbosas; pero en las poblaciones aglomeradas, en las grandes ciudades, los niños resisten mal, ó no resisten, como lo prueba su poca robustez y el gran número de los que sucumben.
    • 1887 Echegaray, E. DiccEtimológico, I [1887] Es (BD)
      atermasia. Femenino. Medicina. Exceso, aumento morboso de calor.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Es (CDH )
      Iniciábasele aquel trastorno a Mauricia como se inician las enfermedades, con síntomas leves, pero infalibles, los cuales se van acentuando y recorren después todo el proceso morboso.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Es (CDH )
      Es que la inspiración poética precede siempre a la verdad, y antes de que la verdad aparezca, traída por la sana lógica, es revelada por la poesía, estado morboso...
    • 1888 Legislación Código penal marina [1914] Es (CDH )
      6.ª La de ejecutar el hecho en estado de embriaguez no habitual ni buscada de propósito para cometer el delito, ó en cualquier otro estado excepcional morboso que disminuya en el agente el imperio de la voluntad sin privarle por completo de la conciencia de delinquir.
    • 1888-1889 Pz Galdós, B. Incógnita [2003] 57 Es (CDH )
      La política, hijo de mi alma, con las vehemencias increíbles que determina en nosotros, no ha tenido poca parte en este cambio, de lo que deduzco que la res publica es cosa muy buena, un emoliente, un antiflogístico eficacísimo para ciertos ardores morbosos de la vida.
    • 1890 Ganivet, Á. España filosófica [1995] Es (CDH )
      De esta suerte, los organismos del poder reciben de la sociedad gérmenes morbosos que devuelven a la misma crecidos y desarrollados; se forma un círculo vicioso, en el cual es casi imposible distinguir y señalar dónde el mal comienza y acaba, y brotan enfermedades nuevas cuyo estudio conviene a una nueva e importantísima ciencia la Patología social.
    • 1892 Rubén Darío Rojo [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Y todo ese temperamento, todo ese estado morboso, todo ese delicado y espantoso cristal, chocaba con aquella femenilidad férrea y helada, incomprensible y hosca.
    • 1892 Rubén Darío Rojo [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Las admirables acuarelas, los retratos que emulaban a Carolus Durand, las telas admiradas que han hecho tanto ruido en el Salón, todo eso era, amigos míos, producto de un talento que tenía por compañero el más tremendo estado morboso.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Se tiene observado que todas las variedades tempranas sucumben rápidamente, mientras que otras variedades resisten tanto mejor á los procesos morbosos determinados por la parásita cuanto más tardías son.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 759 Es (CDH )
      Pasemos ahora á otra parásita, de la cual ya en otro lugar nos hemos ocupado en detalle, y veamos qué influencia, qué participación toma en la génesis de la Podredumbre de las raíces de la vid, pues no parece que esta participación sea en todos los casos la que corresponde á una parásita propiamente dicha, sino á una saprofita, esto es, á quien viene á instalarse sobre raíces cuyos tejidos sufren, están enfermos, por otra causa á ella extraña, y á aprovecharse de los productos del proceso morboso iniciado, que ella agrava continuándolo, pero que no comenzó.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Estas esporas, cayendo sobre las flores de las Gramíneas, sobre los estigmas de estas flores, del Centeno muy preferentemente, germinarán y producirán un Talo que, diferenciándose en Mycelium pronto, y más tarde en Estroma, reproducirá el proceso morboso que acabarnos de describir en el ovario del Centeno, constituyendo la enfermedad llamada Cornezuelo del Centeno.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )

      El tiempo que invierte el Hongo en llegar á este estado de escleroto depende del medio atmosférico: si este es seco, invierte quince días á contar después del Melazo ó Melaza, y si es húmedo invierte menos tiempo, seis días de presentado el indicado fenómeno morboso.

    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 667 Es (CDH )
      [...] y una vez éstos instalados en aquellos tejidos y humores, y convertidos éstos en alimento de aquéllos, continuaron los procesos morbosos iniciados por acciones de clima, de suelo y de cultivo y coronados con la Negrilla.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      En el año 1880 y desde algunos antes, las huertas de Nápoles se vieron muy invadidas por la parásita que nos ocupa, y particularmente la variedad Crucífera Coliflor sufrió mucho por el proceso morboso que en el interior de sus tejidos llevó á cabo esta Peronospora.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Que vengan todas las influencias meteóricas primeramente citadas ó las de suelo y cultivo mencionadas en segundo término, pero que no venga ni una sola espora de ninguna de las parásitas que acabamos de estudiar, y bien seguro es que, á pesar del influjo morboso de aquellas causas, nuestros Trigos, Cebadas, Avenas, Maíces, Centeno y Mijo no padecerán ni de Caries ni de Carbón.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Entremos en detalles para conocer esta familia parásita ó, mejor dicho, esta familia de parásitos, único modo de oponernos á los procesos morbosos que determinan en plantas tan interesantes del cultivo cereal en España.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Y llaman parásitos los hongos que, instalándose sobre cuerpos vivos, sanos y vigorosos, determinan en éstos procesos morbosos que unas veces son graves, hasta ocasionar la muerte del ser sobre que se instalaron y á cuyas expensas se desenvolvieron, otras veces menos graves.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Con frecuencia á la destrucción de las hojas acompañan otros accidentes morbosos, como son: la hemorragia de gomas, resinas; en una palabra, de humores propios de la planta, que en el crecimiento y desarrollo de ésta debían emplearse.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Se comprende perfectamente que todos estos procesos morbosos pierden ó ganan en gravedad con la intensidad de la plaga y con el momento de desarrollo en que la vid se encuentre.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      Ellos vinieron sobre las citadas plantas por razón de existencia, por razón de alimentarse para existir, y toda vez que ellas, en sus tejidos y en sus humores, modificados por el proceso morboso que llevaban á cabo otras causas de enfermedad, les brindaban las mejores condiciones de habitación y alimentación, ellos vinieron á apoderarse de estas mejores condiciones; repetimos que vendrían á agravar el proceso morboso y lo agravaban sin duda, pero repetimos también que no lo determinaban, no lo causaban.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Es (CDH )
      El injerto, inoculación en la planta algunas veces de estados morbosos de que se encontraba libre.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 14 Es (CDH )
      Hay muchos escolítidos y cerambícidos y muchos afídidos y cóccidos, esos insectos que vulgarmente se llaman barrenillos, y pulgones, y cochinillas, los cuales rara vez atacan á plantas cuyos tejidos y cuyos humores nutricios no estén modificados por un estado morboso anterior creado por causas completamente extrañas á los citados insectos.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] 887 PR (CDH )
      Las veía descender por línea recta de mezclas étnicas cuyo producto nacía contaminado de morbosa debilidad, de una debilidad invencible, de una debilidad que, apoderándose de la especie, le había dejado exangüe las arterias, sin fluido nervioso el cerebro, sin vigor el brazo, arrojándola como masa orgánica imposible para la plasmación de la vida, en el plano inclinado de la miseria, de la desmoralización y de la muerte.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )

      Y para probar a usted la firmeza de este parecer, le diré que aquí las supersticiones dominan tanto como los vicios. Y, al cabo, ¿qué son las supersticiones más que productos morbosos?

    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      Los nervios no se retorcieron más, el mordisco tetánico soltó la presa, y al fin una inspiración profunda, devuelta en un prolongado suspiro, disipó en el cuerpo doliente el morboso latigazo.
    • 1895 Pz Galdós, B. Torquemada SPedro [2002] Es (CDH )
      La diátesis era obscura, y los síntomas no acusaban con claridad el carácter morboso de la profunda alteración orgánica.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )
      Una fonda en la que comen gratis los escribientes, comisarios y empleados pillos de la prisión; una fonda sólo explicable allí, como producto morboso del primitivo y bárbaro presidio que pudre con su aliento de cloaca social descuidada, todo lo que tiene cerca: edificios, calles, árboles y personas; una fonda anormal, nociva; la incurable pústula de la plazuela enferma.
    • 1898 Polavieja, C. G. Manifiesto Partidos y programas políticos Es (CDH )
      La política, que ni siquiera ofrece ya las audacias y los idealismos desorganizadores pero generosos y nobles de otros tiempos, ha ido desarrollando en todos los órganos del Estado gérmenes morbosos que tenían que acabar por apoderarse aun de los que viven a mayor distancia del foco de infección.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Dejando aparte todo lo hipotético que se ha dicho referente á este fenómeno para explicar algunos actos morbosos, es lo cierto que aseguran observadores dignos de crédito haber presenciado esta extravasación.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 224 Es (CDH )
      Debiendo tenerse presente que esta división es tan ventajosa bajo el aspecto fisiológico como bajo el aspecto patológico, porque la influencia que durante la salud tiene el sistema capilar para favorecer la actividad funcional la conserva durante la enfermedad favoreciendo el desarrollo de algunos procesos morbosos, acelerando su curso y terminación.
    • a1903 Hostos, E. M. Sociología [1982] PR (CDH )
      Esta idea unitaria o principio general, a que inductivamente se llega por el examen de los hechos morbosos de la sociedad, probablemente será fecundísima en la obra de la curación de las enfermedades sociales.
    • 1906 Gmz Pamo, J. R. Discurso [1906] Es (CDH )
      De estos ensayos y de los realizados hace poco tiempo por Trillat, Lumière y Chevrotier, comunicados á la Sociedad de Terapéutica de París, se deduce que las soluciones coloides metálicas favorecen las oxidaciones del organismo humano, amortiguando ó anulando de este modo los fenómenos de infección ó de intoxicación morbosa, consiguiéndose una acción oxidante muy beneficiosa en determinadas enfermedades infecciosas.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] Es (CDH )
      Lo que llamamos pronunciamientos, los pequeños actos revolucionarios que amenizan dramáticamente nuestra Historia, no son más que aplicaciones heroicas de las providenciales sanguijuelas, sinapismos, ventosas o sangría que exige un agudo estado morboso.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Py (CDH )
      De los puntos indicados frente a las fechas ha partido la onda que propagándose por el globo determina el derrumbe y revela un estado morboso de las relaciones financieras universales.
    • 1910 Tamayo, F. Creación pedagogía nacional [1979] 60 Bo (CDH )
      Siempre dentro de las probabilidades inductivas, buscad entre los indios cualquier cosa, pero nunca hombres de letras a la moderna, poetas de oficio (¡qué antifrase!), pensadores a sueldo, filósofos asalariados y toda esa flora morbosa de intelectualismo que es hoy el signo más irrecusable de la degeneración europea.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Vassale y Saechi parecen haber sido los primeros en estudiar los efectos de los extractos acuoso y glicerinado de hipófisis sobre los animales á los que previamente habían intentado extirpar la glándula; ellos notaron una mejoría de los trastornos morbosos.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )

      El hígado enferma con frecuencia; aun cuando sus funciones representan poderosos medios de defensa orgánica, dispuestos á entrar en acción tan pronto surgen conflictos entre el organismo y las causas morbosas, no puede dudarse que el hígado es órgano que trabaja mucho y en tal sentido está más expuesto á sufrir, no sólo la influencia nociva de dichas causas, sino las consecuencias de su propia y excesiva actividad.

    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Conocidas son, en efecto, las deformaciones de los dedos en sujetos portadores de afecciones, crónicas de las vías respiratorias, tuberculosos, catarrosos con enfisema, cardiacos, sobre todo los de enfermedad azul por estenosis congénita de arteria pulmonar, pero donde se presentan de un modo más claro hasta constituir para algunos un tipo morboso, es en la osteoartropatía hipertrofiante pneúmica consecutiva á supuraciones prolongadas de la pleura y del pulmón.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      1.º La retención, que por sí sola no ocasionaría manifestación morbosa alguna del organismo en general á causa de eliminaciones parciales por los restantes emuntorios naturales.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Las alteraciones de la secreción interna del ovario, se traducen en clínica por trastornos, cuyo conjunto, si no constituye especies morbosas en el sentido de dar origen á afecciones, definidas siempre idénticas, si constituye síndromes mejor ó peor caracterizados, conociéndose bastante bien en la actualidad, aquellos que tienen por substratum anatómico la falta ó atrofia de la glándula ovárica, tales son los síndromes relacionados con la menopausia artificial postoperatoria, los dependientes de la menopausia natural, de lesiones ováricas y en general de la insuficiencia ovárica.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      La idea de referir lógicamente ciertos trastornos morbosos á la ablación de los ovarios ó á una función defectuosa de estos órganos; la de describirlos con el nombre de insuficiencia ovárica, y la de tratarlos por la Opoterapia, apenas si se remontan al año 1896; todas ellas fueron emitidas por Jaile por vez primera, y él fué quién indicó sucesivamente, desde 1890 á 1903, todas sus deducciones.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )

      Por último, en una memoria publicada en colaboración con d'Arsonval, amplía la doctrina de las secreciones internas, haciéndola extensiva á todos los órganos y tejidos de la economía, en cuanto influyen en la composición del medio interior orgánico; y amplía también los límites de aplicación de la Organoterapia y Opoterapia, cuando expresa que las manifestaciones morbosas que dependen en el hombre de la falta de secreción interna de un órgano, deben ser combatidas, con inyecciones de extractos líquidos extraídos de órganos análogos, procedentes de animales sanos.

    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      En efecto, es la eclampsia hasta el presente una enfermedad de concepto tan extenso y tan poco precisa, que no puede corresponder a ninguna entidad morbosa definida, sino englobar con ese nombre una seria de estados diversos de etiología y patogenia distintas que tienen sólo como hecho común las convulsiones.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] 132 Es (CDH )
      6.º Todo induce á creer que la hipófisis por su función trófica tiene influencia en el proceso orgánico de crecimiento y composición del tejido óseo, y por su función antitóxica toma una parte activa en la neutralización de residuos procedentes de la desasimilación y en la defensa del organismo contra las causas morbosas que tienden á desviar su salud y á constituir enfermedad.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Confirmada la observación de Addison por una porción de autores, queda constituído con carácter de entidad morbosa el síndrome anatomoclínico de la insuficiencia capsular en el hombre.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Fundándose en estas consideraciones, nada tiene de extraño se pretenda ampliar el campo de las indicaciones de la Opoterapia tiroidea, con una serie de enfermedades que constituyendo más bien síndromes que especies morbosas definidas, tienen por característica clínica trastornos de crecimiento y de osificación, tales son los casos de infantilismo, gigantismo, acromegalia, y aun cuando en modo alguno son asimilables estos síndromes, ya que son clarísimas sus diferencias, tanto etiológicas como sintomáticas, es lo cierto que en todos ellos se concede, con fundamento, intervención patogénica al tiroides, y en tal sentido pueden lógicamente constituir indicaciones del tratamiento opoterápico correspondiente.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] 63 Es (CDH )
      El concepto clínico del bocio exoltálmico también ha variado en los últimos tiempos, siendo cada día mayor el número de patólogos que le niegan carácter de especificidad morbosa, y que le consideran en cambio como síndrome por autointoxicación, con grados distintos de intensidad, grados que formarían una serie no interrumpida desde los simples emocionables ó irritables que por la menor causa afectiva sufren de palpitaciones, temblor, palidez, ligera exoftalmia, fenómenos pasajeros por lo demás, hasta los enfermos de Basedow con síndrome mental, quedando incluídos entre las formas sencillas y de síntomas pasajeros que se consideran por algunos como fisiológicas, y las más complejas que caen de lleno en la patología mental, una porción de formas intermedias con síndrome más ó menos completo y pronunciado.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] 47 Es (CDH )

      Mosse (4.º Congreso de Medicina interna, celebrado en Montpellier), divide la Opoterapia tiroidea, desde el punto de vista de sus indicaciones, en directa, indirecta y empírica, según se emplee en enfermedades dependientes de lesiones manifiestas y conocidas del tiroides, enfermedades en relación con un desorden funcional del órgano, pero sin lesión física evidente; ó bien en estados morbosos que por ofrecer semejanzas con el síndrome de la insuficiencia tiroidea aguda ó crónica, autorizan con la natural circunspección el ensayo de la medicación tiroidea (Opoterapia empírica).

    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] 46 Es (CDH )
      Clínicamente el trastorno de función tiroidea puede depender de enfermedades en relación patogénica íntima y casi exclusiva con la glándula tiroides, ó de enfermedades que teniendo sustractum anatómico en otros órganos ó aparatos de la economía, glandulares ó no su sintomatología tan especial obliga á conceder al tiroides influencia patogénica, sin que exista por eso una relación etiológica directa ó inmediata, por tratarse de procesos en los que la Anatomía Patológica demuestra lesiones múltiples, tiroideas unas, extrañas á la glándula otras, desprovistos por tanto del carácter de unidad que debe integrar el concepto anatómico de la especie morbosa.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      La frecuencia de alteraciones simultáneas de la mayoría de las glándulas de secreción interna en los grandes síndromes morbosos dependientes de lesiones en órganos considerados como vasculares sanguíneos es tal, que este hecho en unión de su armonía funcional ha inducido á algunos observadores á considerarlas no solamente como órganos de función análoga, sino como las diferentes partes de un vasto sistema, distintas topográficamente, pero funcionalmente agrupadas y ayudándose mutuamente en casos de lesiones de una de ellas, gracias á una verdadera facultad de suplencia que tiende á compensar la falta ó insuficiencia funcional de la glándula lesionada.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      En la esfera patológica también existe cierta unidad entre las glándulas de secreción interna, pues aún cuando conocemos y existen síndromes perfectamente definidos y diferenciados dependientes de lesiones de algunas de ellas como el mixedema, enfermedad de Addison, acromegalia, de ordinario las lesiones no se limitan á una glándula, sino que participan todas las demás en el proceso morboso, presentando lesiones primitivas unas veces, secundarias otras, en relación con mecanismos defensivos y de compensación funcional del organismo en presencia de una enfermedad determinada.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Prescindiendo de sus diferencias morfológicas, todas ellas forman un sistema orgánico dotado de perfecta individualidad anatómica y fisiológica, con finalidad probablemente común, la de contribuir con sus procesos celulares íntimos á la marcha regular de los fenómenos metabólicos, y aumentar en caso necesario las defensas naturales del organismo contra la acción de las causas morbosas.
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Es (CDH )
      La inmoralización del hogar doméstico, los descuidos de nodrizas y niñeras, los malos tratos, la nutrición insuficiente y otras muchas que pudiéramos citar, son causas determinantes de estados morbosos.
    • 1918 Cortezo, C. M. Discurso [1918] Es (CDH )
      Goethe, naturalista, filósofo y poeta incomparable, revela en este pasaje un estado de alma por el que sin duda pasó él mismo en ocasiones repetidas, cuando, seguro de que en los medios y agentes naturales podían encontrarse los recursos capaces a remediar los extravíos y anomalías morbosas, amparadas y originadas por la misma naturaleza y en sus inmutables leyes, había sentido seguramente el desaliento de la impotencia, más amargo cuanto más excitado por el convencimiento de la posibilidad y la creencia de ser individual o accidental la insuficiencia del socorro con anhelo buscado y pretendido.
    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] Es (CDH )
      Sólo de esta manera renacería España por que mientras la linde subsista, protegida por los Códigos, España, entre otras muchas ignominias, tendrá que soportar la de comparecer ante el mundo culto desfigurada por un repugnante proceso morboso de macrocefalia idéntico, en un todo, al que amenaza el porvenir del Continente americano.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      MORBOSO, SA. [...] adj. [...] Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] 153 Es (CDH )
      El naturalismo parecía en España, por entonces, una cosa vitanda, casi obscena; un fruto morboso de la corrupción francesa, una escuela contraria a las buenas ideas y a las buenas costumbres.
    • 1927 RAE DMILE 1.ª ed. (NTLLE)
      MORBOSO, SA. adj. [...] Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Es (CDH )
      De lo que acabamos de indicar se infiere lógicamente que, siendo en realidad las toxinas bacterianas y no las Bacterias mismas las que determinan la aparición de los síntomas morbosos, el organismo huésped podrá enfermar por la sola acción de las toxinas, en ausencia de todo germen bacteriano.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Es (CDH )
      Como puede ver se en los anteriores esquemas, la probabilidad de que los hijos hereden una deformidad o un carácter morboso (en el supuesto de que sea dominante) aumenta en el caso de que ambos progenitores lo posean; ahora bien; esta circunstancia se presenta frecuentemente, como es fácil comprender, cuando aquéllos están ligados por relaciones de parentesco.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Es (CDH )
      Esta comprobación es susceptible de aplicaciones prácticas de evidente importancia, puesto que en muchos casos suministra al agricultor y al ganadero un criterio para seleccionar las plantas y animales destinados a la reproducción, así como también en lo que atañe a la especie humana nos ilustra tocaste a la probabilidad de la transmisión de ciertos caracteres anormales o morbosos.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Es (CDH )
      ¿A qué se deben los efectos morbosos que producen? No olvidemos que las Bacterias son seres vivos y que, como tales, se verifican en ellos procesos de asimilación y de desasimilación; en virtud de estos últimos, la única célula que integra el cuerpo de una bacteria elimina ciertos productos tóxicos, que por esta cualidad son denominados toxinas, los cuales, difundiéndose por el cuerpo del hombre o del animal en que las Bacterias se albergan, provocan los síntomas de la enfermedad correspondiente.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] 297 Es (CDH )
      Pero si antes de inocular en la gallina el cultivo de micrococos lo exponemos a la influencia directa del aire durante algunos días, el oxígeno atmosférico debilitará la actividad de las Bacterias y entonces no se declarará la enfermedad en el animal, o, en el caso de que aparezca el estado morboso, se desarrollará con caracteres muy leves.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] 287 Es (CDH )
      Conócense asimismo numerosas especies de Bacterias que viven en el cuerpo del hombre y de los animales, las cuales, lejos de ser inofensivas como las que componen ordinariamente la flora intestinal, determinan en el organismo huésped procesos morbosos más o menos graves.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Es (CDH )
      Pero no sólo el zumo de limón, sino también el de naranja, el de tomate, las verduras frescas y otros productos vegetales ejercen una acción antiescorbútica bien manifiesta, lo cual hizo suponer que en todos estos alimentos existe una vitamina especial (vitamina C), la cual, influyendo sobre el organismo de una manera particular, evitaría el desarrollo del aludido proceso morboso; por el contrario, la ausencia de la vitamina C sería la causa determinante de la aparición de la enfermedad.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Es (CDH )

      Por desconocer todo esto, que es elemental, el pacifismo se ha hecho su tarea demasiado fácil. Pensó que para eliminar la guerra bastaba con no hacerla o, a lo sumo, con trabajar en que no se hiciese. Como veía en ella sólo una excrecencia superflua y morbosa aparecida en el trato humano, creyó que bastaba con extirparla y que no era necesario sustituirla.

    • 1932 Domenchina, J. J. Dédalo [1995] 312 Es (CDH )
      Si el principio / morboso universal recibe el nombre de / Cagastrum, no hay sino bajarse las bragas. /
    • 1917-1933 Ortega Gasset, J. Artículos [1983] Es (CDH )

      Hace muchos años, recuerdo haber descrito la sociedad española como una serie de compartimientos estancos. Cada provincia, por ejemplo, vive hacia dentro de sí misma, absorta y abstracta del resto de la nación. Se trata, pues, de una estructura social morbosa, porque hace de España una sociedad de disociados.

    • 1935 Alba, G. Trad Hacia matrimonio [1936] 50 Es (CDH )
      Es, naturalmente, de desear que un conocimiento, cada vez más generalizado entre los que deben ser esposos, de los peligros de las transmisiones morbosas hereditarias, y una acción más vigorosa de los poderes públicos (lucha contra la tuberculosis, saneamiento de habitaciones, medidas de profilaxis generales), limiten, de día en día, a menor número, los nacimientos de seres endebles.
    • 1935 Tellini Milliari, J. Método experimental Ciencia (05/1935) CR (CDH )
      Imaginaos cuál era entonces la orientación mental de los médicos antes de la reforma de la Anatomía, cuando solamente del exterior se contemplaban los fenómenos morbosos, que tomaban origen en el cerrado misterio del cuerpo humano.
    • 1935 Anónimo Cinegramas (03/02/1935) Publicidad 1931-1940 Es (CDH )
      Lysoform destruye gérmenes morbosos, elimina malos olores y es un gran profiláctico.
    • 1938 Nogareda, M. "Marqués de Portago" [20-02-1938] Mi Revista (Barcelona) Es (HD)
      ¿Qué iniquidades proyectaban Antonio Portago y J. M. Martín? Se ha dicho que pretendían envenenar a significadas personalidades españolas residentes en Francia, inoculándoles bacterias morbosas. Los técnicos franceses proceden al análisis del contenido de los tubos que llevaba consigo Martín, agente de Franco y, como éste, ruin y malintencionado.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Es (CDH )

      Con verdadera severidad perseguía tales ridiculeces y fanatismos, e hizo, en ese sentido, un innegable bien al alma nacional. Desgraciadamente, sus jueces eran incapaces de comprender que se trataba, casi sin excepción, no de delitos contra la fe, sino de meros fenómenos morbosos; lo cual, certeramente, entrevió y demostró un fraile español, el Padre Feijoo, un siglo después. Sin temor a equivocaciones inducidas por la piedad o por los prejuicios científicos, puede asegurarse, leyendo los procesos de la Inquisición, que el ochenta por ciento de los que allí figuran eran, sencillamente, locos.

    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Es (CDH )

      Rasgo característico de la época fue también la fe religiosa; profunda y pura en muchos, pero en otros deformada por la represión oficial; y por ello derivada fácilmente hacia el fanatismo o extraviada hacia los errores y las sectas más absurdas. La devoción externa era, en general, mucho mayor que la profundidad del sentimiento religioso. Era dolencia universal, es cierto, y no sólo en España; pero acaso en nosotros más intensa; y de influjo especialmente morboso en la evolución del alma nacional.

    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] Es (CDH )
      ¿Y es posible que esas agitaciones nerviosas tan intensas no produzcan efectos morbosos en nuestro organismo, sobre todo si son frecuentes?
    • 1946 García Oviedo, C. Derecho social [1946] Es (CDH )
      Se trata de procesos morbosos de lento desarrollo, de intoxicaciones que no se revelan sino tras largo tiempo después de haberse iniciado el obrero en el trabajo.
    • 1951 Cabezas, J. Cartilla Colmenero [1951] 272 Es (CDH )

      La población de la colmena es un valor como una vaca, el caballo, o las gallinas; y si en los casos de enfermedad de estos animales se acude siempre al veterinario y se ponen los medios para vencer el estado morboso y salvar la vida del animal productivo, ¿por qué permanecer indiferente cuando una enfermedad se ceba en el apiario?

    • 1951 Cabezas, J. Cartilla Colmenero [1951] Es (CDH )
      No lamenten los apicultores la poca extensión que en la mayoría de los libros prácticos de Apicultura se concede al estudio de las enfermedades, y menos traten de justificar con ello su apatía ante los estados morbosos de sus abejas.
    • 1951 Cabezas, J. Cartilla Colmenero [1951] Es (CDH )
      Forzoso es conservar el epígrafe hasta ir discriminando los diversos estados morbosos que al final de la invernada se manifiestan y tienen como causa el exceso de humedad soportada por la piña, la inadecuada alimentación y, acaso la más importante, la escasez de polen fresco y en buenas condiciones al comenzar la nueva actividad de la colmena.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      Los primeros experimentos sobre herencia morbosa fueron realizados por Brown-Séquard (1850-1872).
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      El mismo observador pudo también comprobar algunas veces en los cobayos, tras la picadura experimental del cuerpo restiforme, la aparición de un exoftalmos (globo ocular saliente) del lado correspondiente y la transmisión de esta cualidad morbosa á los descendientes.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )

      Otros experimentadores posteriores comprobaron repetidamente estos mismos hechos y pudieron observar otros nuevos de herencia de enfermedades adquiridas, entre los cuales mencionaremos: la herencia de la asimetría facial, craneana y cerebralprovocada por la extirpación de un ganglio cervical simpático; la herencia del hematoma y gangrena seca de la orejade los animales, provocada por herida del cuerpo restiforme cerca del calamus; y la transmisión hereditaria de diversos estados morbosos de la piel de la cara y cuello aparecidos en los progenitores como efecto de heridas ó cortes del ciático.

    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      Las más altas temperaturas febriles se han observado en las enfermedades convulsivas: tétanos morboso (45º 3 centígrados, en una observación de Wunderlich), intoxicación por la estricnina (44º, Vulpian), histero-epilepsia (43º), uremia convulsiva, etc. Por el contrario, las más bajas temperaturas observadas en el hombre lo han sido en aquellas enfermedades que originan extensas parálisis musculares: parálisis general, fracturas de la columna vertebral, histeria, etc. Las substancias anestesiantes hacen descender la temperatura, por la inmovilidad y pérdida del tono muscular que originan.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      También, sin desintegración catabólica excesiva, observase un aumento en la presión osmótica de la sangre en aquellos procesos morbosos en que está dificultada la eliminación renal y, sobre todo la expulsión de las substancias salinas.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      La existencia de pentosas y pentosanas (C5H40O5)n en la sangre no es constante (Salkowsky y Blumenthal); pero cuando su proporción se hace relativamente considerable, se eliminan con la orina, constituyendo una entidad morbosa, transmisible por herencia y consistente en un trastorno de la regulación y aprovechamiento de los hidratos de carbono, que da lugar á producción excesiva de pentosas.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      En efecto, alterando el indicado equilibrio zimótico se modifican las propiedades fermentativas de la sangre en lo que se refiere á las materias proteicas: en las grandes destrucciones leucocitarias —caso de leucemia citado— en que quedan en libertad grandes cantidades de fermentos proteolíticos procedentes de la desintegración de los leucocitos, en la intoxicación: fosfórica y en determinados procesos morbosos —neoplasias malignas con caquexia— decrece intensamente la acción antitrípsica del suero sanguíneo.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Es (CDH )
      Si éstos ejercen esta manifiesta acción sobre las grasas, si, además, gozan de propiedades bacteriolíticas, ya que pueden atenuar las infecciones experimentales cuando se inyectan al mismo tiempo pulpa ganglionar y el agente morboso, es evidente que su actividad química debe ser también considerada.
    • 1957 Laín Entralgo, P. Espera [1984] 538 Es (CDH )
      En ella tiene su fundamento antropológico y de ella procede por exageración morbosa la llamada "neurosis obsesiva".
    • 1957 Laín Entralgo, P. Espera [1984] 588 Es (CDH )
      Sólo la conducta entera del esperante permitirá discernir lo que en esta experiencia haya de auténtico o de morboso, y de ahí la enorme cautela de la Iglesia frente a las "distinciones espirituales" que se manifiestan bajo forma de éxtasis y arrobos.
    • 1957 Palés Matos, L. Poesía 1915-1956 [1968] PR (CDH )
      / / Abajo el agua pone su claror de agonía: / irisación morbosa que en las sombras fermenta; / linfas que se coagulan en largos limas negros / y exhalan esta exangüe y azul fosforescencia.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Hay que compartir el amor, porque es una fermentación morbosa, se sube pronto a la cabeza, y nadie puede consumir una mujer entera.
    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Es (CDH )

      El perfume de la violeta —que huele ahora, al escribir, en la estancia soleada— insinúa irónicamente la confusión del fin y del principio. Huele a hierba agraz, huele a una esencia exquisitamente morbosa, como moribunda, y uno y otro olor se funden en un tufo tenue de carbón incierto.

    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Es (CDH )
      Y por eso la cuestión de la Brujería ha interesado extraordinariamente a todos aquellos que en una época o en otra se han ocupado de los estados anímicos morbosos.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      Su importancia, en este caso, estriba en ciertas manifestaciones morbosas de personas singularmente sensibles al polen de diversas especies de plantas.
    • 1962 Gironella, J. M. Mujer, levántate y anda [1962] 86 Es (CDH )
      «¡Señores, señores, tengo treinta y tres años, documentación de apátrida y mi hombre me ha abandonado!» Ridículo, ridículo... De una vez para siempre, el dolor era intransferible y la prueba estaba en el mismísimo doctor Enmanuele quien, rodeado hora tras hora de seres enfermos, en estado morboso, podía bonitamente hacer excursiones domingueras a montañas y lagos, e incluso, si se terciaba, asomarse a la televisión y bromear sobre la que fue su hermosa cabellera juvenil.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Es (CDH )
      Aunque por su personalidad, y ofrecimiento en otros estados morbosos de la categoría del cáncer gástrico y de la anemia perniciosa, estudiamos por separado en otro lugar la hipo- o afunción secretora, traducida en la aquilia gástrica, merece no obstante aquí unos comentarios, y más en su relación con alteraciones funcionales, cuya causa reside en los factores antes estudiados.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Es (CDH )
      Si bien la anamnesis puede recordar a la colitis ulcerosa por su síndrome disenteriforme con dolores, deposiciones mucosanguinolentas y en brotes, realmente es una exploración rectoscópica la que diferencia claramente estas dos entidades morbosas.
    • 1966 Brugalla Turmo, E. Inquietudes Libros 92 Encuadernación Es (CDH )
      Con todos los defectos antes expuestos, imposibles de corregir, aparece más intensa, y cabe afirmar que el libro, así rejuvenecido y saneado, ha de alcanzar mayor duración y aprecio que con sus fibras disgregadas y morbosas.
    • 1966 Brugalla Turmo, E. Inquietudes Libros Encuadernación Es (CDH )
      La microbiología, la botánica y la entomología han prestado al libro un gran servicio precisando los efectos morbosos de origen bacteriológico y climático que padece, y señalando su extrema gravedad, —cuyos daños, unidos a los que ocasionan los agentes destructores accidentales y el comején, ponen en riesgo este precioso tesoro amenazando destruir totalmente los más sagrados testimonios del pensamiento antiguo y de la civilización.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] 25 Es (CDH )

      La naturaleza humana enferma o se pervierte; en el capítulo de las anomalías psíquicas estamos próximos a este segundo polo. La inautenticidad de la histeria fue tan acentuada por Babinskique llegó a la noción de «pitiatismo», vecino a la simulación. Y es que en estos casos hay una dialéctica propia de la situación morbosa, que también aparece, aunque no tan claramente, en los enfermos somáticos. El enfermo acentúa la expresión de su enfermedad con una finalidad primaria: la de que se le haga caso, y otra secundaria, obtener ciertas ventajas,

    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )

      Proyectemos estos principios sobre el plano morboso: al mismo tiempo que se está enfermo se toma una actitud sobre la enfermedad.

    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )

      La vivencia espontánea de la corporalidad tiene sus esquemas, su geografía de opacidades y transparencias. El cuerpo sano es transparente; a medida que surgen síntomas morbosos se aumenta la opacidad que, a su vez, significa menor disponibilidad, limitación.

    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Naturalmente que no todos los casos de flatulencia o eruptos deben ser incluidos en este síndrome morboso.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )

      Podríamos pensar que su sintomatología había sido provocada por una fuerte situación emotiva, como su ingreso en la cárcel. Sin embargo, conviene llamar la atención sobre dos hechos: la enfermedad no coincide con su detención, sino días después, tras una fase de latencia. Un día, estando tranquilo, surge de repente la crisis morbosa; por otra parte, ya antes había él tenido síntomas parecidos, aunque más mitigados

    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      La enfermedad, pues, se va transformando en su manifestación desde un lenguaje morboso claramente comprensible a un lenguaje orgánico difícilmente descifrable.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] 436 Es (CDH )
      Los defectos en el funcionamiento de los sistemas fisiológicos autónomos se hacen aparentes en forma de procesos morbosos.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      El núcleo aislado queda en morbosa hiperactividad.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Pero si se cala en la profundidad de la persona humana, ninguna experiencia morbosa la puede dejar indemne.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] 557 Es (CDH )
      Las modificaciones que sufren tales glándulas en las diversas épocas de la vida, el juego de sustitución y de freno que hay entre ellas, las disfunciones que de las mismas resultan en caso de procesos morbosos que las afecten, su actividad diversa en cada individuo por contingencias climáticas, nutritivas, tóxicas, morbosas, etc., explican cómo la pulsión sexual falta o es escasa en las primeras épocas de la vida, cómo se atenúa normalmente en la vejez, cómo presenta extraordinarias diferencias de sujeto a sujeto y de raza a raza, cómo puede surgir anormalmente y, también anormalmente, extinguirse por efecto de ciertas enfermedades.
    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] Mx (CDH )
      Desde el punto de vista científico, lo que suele llamarse estupidez puede ser considerado tanto una anomalía morbosa como una enorme reducción de la aptitud del discernimiento.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] 20 Pe (CDH )
      Fue muy acreditado en la sociedad de Lima, verdadero médico de familia y consultor obligado de cuanto proceso morboso existía en la colectividad.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Demostró siempre particular interés por la Higiene, Demografía y Medicina de niños, preferentemente por los padecimientos morbosos, en sus aspectos teóricos y prácticos, llegando a dominar, dice uno de sus más autorizados biógrafos "la materia pediátrica en todos sus aspectos, con atisbos geniales que lo encumbraron, entre los demás profesionales, como un profundo conocedor de dicha especialidad".
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Al mencionar la Patología no nos referimos a la entidad que estudia las noxas o enfermedades —también conocida como Nosografía, con su etiología, sintomatología, patogenia y profilaxis— sino a la ciencia que investiga las lesiones de dichas entidades morbosas, conocida desde antiguo como Anatomía Patológica y que ha alcanzado su máximo desarrollo en el perfeccionamiento de las ciencias auxiliares como la microscopía, la citología, la histoquímica y la fotografía.
    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] Ar (CDH )
      Para unos se trata de la convergencia de factores internos y externos, vale decir, de las disposiciones innatas de carácter morboso y de la acción de influencias ambientales.
    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] 217 Ar (CDH )
      Para la escuela psicoanalítica de Alfredo Adler, en los trastornos de conducta no existen factores innatos morbosos, sino que el fenómeno tiene puramente causas externas.
    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] Ar (CDH )
      Este tipo de infecciones es producido por virus, y su acción morbosa depende de la intensidad con que ataque a la embarazada y en qué momento del embarazo se desarrolle la enfermedad, como si hubiera una verdadera cronología (pág. 151).
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] 171 Mx (CDH )
      A poco de rastrear nos damos cuenta de que las pautas de comportamiento se troquelaron en la interacción del sujeto con su mundo infantil, y no solamente eso sino que desde su iniciación tuvieron una dirección propositiva, no escapando, como ningún otro proceso morboso, al síndrome general de adaptación.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] Mx (CDH )
      Podríamos decir que cuanto más grave es un proceso morboso, mayor será el tiempo y la distancia que las defensas patológicas del paciente interponen entre él y nosotros.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] Mx (CDH )
      Las características de la repetición señalada incluyen todas las experiencias del sujeto; las actuales y las remotas, las que se están dando en el seno mismo de la situación analítica y las que se dan afuera, las que se comunican en la vigilia y las que aparecen en los sueños; el modo en que se comunica el proceso morboso y la forma en que lo hace el resto de la personalidad: afectos, ideación, etc., no contaminados por la enfermedad.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] Mx (CDH )
      Tratar de adscribir un determinado síndrome o entidad morbosa a una determinada manera de ser de los objetos, ha sido una de las más brillantes evoluciones del pensamiento analítico.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] 104 Mx (CDH )
      El trauma actual desencadenante de la patología a ser observada, explicaba siempre, el por qué del pasaje de una situación premórbida a otra definidamente morbosa.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] Mx (CDH )
      De acuerdo con esta posición teórica, bastaba añadir tan sólo tres conceptos para tener integrada una teoría explicativa del proceso morboso.
    • 1975 Ramírez, S. Infancia [1975] Mx (CDH )

      Es importante que el pediatra, el psicólogo, la trabajadora social y los restantes rectores de la comunidad no se alíen con la familia para castigar la patología del adolescente; en lugar de ello, han de rectificar las condiciones morbosas que dieron lugar a ella.

    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Es (CDH )
      Vistas las dos teorías más aceptables sobre el mecanismo de instauración de las lesiones arterioscleróticas, vamos a examinar las causas que determinan la aparición de este estado morboso.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Es (CDH )
      Pero se trata de un fenómeno sin consecuencias morbosas.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] 64 Es (CDH )
      Así, pues, las consecuencias de las hipertensiones sobre el cerebro, corazón, etc., son las mismas, cualquiera que sea la causa que provoca el estado morboso; podrá variar sólo la intensidad, que en este caso, es notable.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Es (CDH )
      No vamos a tratar aquí por extenso el problema de esta enfermedad; el hecho es que, de esta forma morbosa, se determina un depósito de sustancias grasas en la pared de las arterias, particularmente de colesterol, con la consiguiente alteración de su estructura.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Es (CDH )
      Desempeña el morboso papel de compresión y de deterioración de la estructura renal.
    • 1976 Chiozza, L. A. Psicoanálisis [1976] Ar (CDH )
      El pensamiento que nos conduce a considerar a los síntomas y a los diferentes estados morbosos como efectos que derivan de causas, admite una alternativa que amplía el campo de la medicina y que consiste en estudiar el significado inconsciente de estos mismos fenómenos.
    • 1977 Giménez-Arnau, J. Islas Transparentes [1977] Es (CDH )
      Seguidamente coció las huecas raíces de la cicuta acuática, que es narcótica, produce manifestaciones morbosas y cuando hierve destila un vapor grasiento que hiede como el amanecer de las cloacas.
    • 1978 Tisminetzky, M., ed. Salud [1978] Ar (CDH )
      El mal de ojo aparece descrito en la bibliografía como un daño o gualicho, un estado morboso de origen mágico.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] Es (CDH )
      Kraepelin, según es sabido, dio a la misma un alcance provisional en cuanto a la ordenación, reconoció al final de sus días la inespecificidad del síndrome respecto de la etiología del proceso (aportaciones de K. Bonhoefffr, críticas de Hoche y Bumke etc.), pero su clasificación nosológica en especies morbosas psiquiátricas no sólo quedó en pie, sino que aún sirve de paradigma de un gran número de escuelas psiquiátricas
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] 46 Es (CDH )
      Este autor sostuvo que los síndromes psiquiátricos representan la movilización de estructuras anatomofisiológicas de alguna manera conectadas entre sí, pero perturbadas mediante el acontecimiento patológico, morboso.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] Es (CDH )
      Las psicosis esquizofrénicas constituyen los procesos mentales morbosos más frecuentes en la hospitalización.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] Es (CDH )
      Arieti, por su parte, señala que la personalidad prepsicótica es ya morbosa, y se apoya en antiguas nociones de Adolph Meyer, para quien, en la denominada personalidad prepsicótica, se ostentan pautas desreísticas, de las cuales se haría un uso mayor en la psicosis.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] Es (CDH )
      Como he dicho, estas alteraciones de la conducta son independientes del proceso morboso, de su naturaleza y de su localización, y deben ser interpretadas a la luz de la situación que la enfermedad crea al sujeto.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] 366 Es (CDH )
      También se ha hecho una rareza la utilización de la sífilis como temática neurótica (sifilifobia), coincidiendo con la menor relevancia social, es decir, su menor significación como causa morbosa en el ámbito de nuestra cultura.
    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Ur (CDH )

      Esta concepción deviene en centralismo burocrático y despótico cuando somete a las posiciones minoritarias mediante expedientes disciplinarios, sofocando el debate interno, incomunicándolo del resto del partido.

      La famosa prohibición de tendencias es otro corolario de esta deformación morbosa.
    • 1980 Lpz-Acuña, D. Salud desigual [1980] Mx (CDH )
      Un hecho que llama la atención es el elevado porcentaje de muertes atribuidas a síntomas y estados morbosos mal definidos: mientras en México constituyen el 10% de las defunciones, en Cuba es apenas el 0.4% y en los Estados Unidos el 1.7%.
    • 1982 Piquet, D. Cultura afrovenezolana [1982] 129 Ve (CDH )
      "Quienes no conocen lo que esto significa suponen que el desenfreno de la selva, los bárbaros transportes que en ocasiones adquirieron la forma morbosa de la epilepsia, son expresiones de una gran alegría. En realidad es el desbordamiento de una angustia racial que busca inconscientemente su redención. La voz de los hombres y las mujeres es la voz de la tierra. La danza recuerda a veces el temblor de los árboles azotados por la tormenta".
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 84 Mx (CDH )
      El germen morboso en su adaptación al medio americano experimenta una variación, en forma de mal del pinto, que permanece reducida a lugares específicos de América Media, incluidas las islas del Caribe, donde el mal es un fenómeno actual o está documentado en los relatos primos del contacto.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 315 Mx (CDH )
      La identificación de las entidades morbosas mediante síntomas y signos que llevan de la mano a un diagnóstico y a una taxonomía nosológica es rudimentaria; a decir verdad, hay un largo camino por recorrer para alcanzar tales propósitos.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      Un médico de la fundación Rockefeller, F. L. Soper, encargado en Brasil de la lucha contra el vómito, publica en 1933 un artículo seminal intitulado "Fiebre amarilla sin Aedes aegypti", que revela la existencia desde tiempo inmemorial de una forma morbosa hasta entonces ignorada, la fiebre amarilla de la selva.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 65 Mx (CDH )
      En estos últimos lugares el piojo, vector del germen morboso, es poco común por los hábitos de aseo de la gente, generalizados en debida congruencia con el clima tórrido y el uso de vestimenta ligera.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      En el hacinamiento de las ciudades preindustriales aparecen, en los tiempos oscuros del medievo, la maldición de la plaga que las pulgas de la rata trasmiten, el tifus exantemático cuyo vector es el piojo de cabeza y cuerpo humano y, coronando el cuadro morboso, los males venéreos, desde la gonorrea bíblica a la sífilis renacentista; padecimiento este último que los cronistas españoles del Descubrimiento atribuyen originalmente a América, a las isleñas amorosas del Caribe.
    • 1987 Tagarano, R. El SBernardo [1987] 126 Ar (CDH )
      La variedad del cuadro morboso ha hecho pensar en distintas formas de moquillo.
    • 1987 Tagarano, R. El SBernardo [1987] 126 Ar (CDH )
      Según la localización del proceso morboso en las mucosas, en el sistema nervioso central o en la piel, se admiten las formas catarrales, nerviosas, exantemáticas.
    • 1988 Alonso-Fdz, F. Depresión [1988] Es (CDH )
      2. La presentación de un cuadro depresivo en el marco de un proceso somático morboso ya diagnosticado.
    • 1988 Grande Covián, F. Nutrición [1993] 93 Es (CDH )
      Un factor que debió contribuir a la aceptación del concepto de enfermedad carencial fue, seguramente, el desarrollo de la incipiente endocrinología, al demostrar que la extirpación de una glándula de secreción interna daba lugar al desarrollo de un cuadro morboso atribuible a la falta de la hormona producida por la glándula.
    • 1989 RAE DMILE 4.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. adj. [...] Que causa enfermedad, o que concierne a ella.
    • 1989 Rdz-Martos, A. Manual alcoholismo [1989] Es (CDH )
      Antons (1976) entiende que la falta de control representaría un estado morboso por sí misma y sería el resultado de un proceso injertado sobre una situación psicológica especial, cuyo síntoma es el beber: unas veces, será no poder parar hasta que obligue a ello una situación externa o interna (intoxicación); otras, será beber cuándo o cuánto uno no quería.
    • 1989 Rdz-Martos, A. Manual alcoholismo [1989] Es (CDH )
      Si la detección y el tratamiento son precoces (lo que presupone la superación del tabú en torno a este proceso morboso, cuando afecta a la mujer), su recuperación puede ser igual o mejor que la del hombre.
    • 1989 Rdz-Martos, A. Manual alcoholismo [1989] Es (CDH )
      El tratamiento de esta entidad morbosa no puede limitarse a paliar/resolver las consecuencias propias de la alcoholización, sino que ha de incidir forzosamente en la esencia del síndrome, es decir, en la dependencia psicoconductual, y ayudar al sujeto a alcanzar un estado en que «sea capaz de afrontar una situación dada, capacitándole para que pueda aprovechar las mismas posibilidades de que disponen los demás individuos de su mismo grupo de edad» (Thorley, 1983; citado por Saunders, 1985).
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] 130 Ve (CDH )
      Este sistema es afectado de dos maneras: primero, directamente por el HIV que ataca las células cerebrales (Shaw G. M. 1986) y segundo, a consecuencia de los diferentes cuadros morbosos que comprenden el complejo sindrómico producido por el defecto inmunológico.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] 122 Ve (CDH )
      Esto hace pensar que cuando la cantidad de virus infectante es muy baja, la reacción orgánica es igualmente baja, la producción de anticuerpos se hace muy lentamente y por lo tanto, también se retarda el progreso morboso.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] 243 Es (CDH )
      »Jesús Galíndez era el mentor de esos jóvenes, el corruptor de tanto espíritu virgen, perdido para siempre para el estudio y para el trabajo honesto, al conjuro del calor morboso del comunismo de un hombre que, llamándose a sí mismo representante del pueblo vasco, no mancilla, pero sí insulta una de las colectividades más rancias, nobles y virtuosas de Europa. /
    • 1991 Lasprilla, E. E. Medicina y homeopatía [1991] Co (CDH )
      "No hay nada patológico en el interior del cuerpo, ni tampoco alteración morbosa visible, susceptible de curarse, que no se dé a conocer por sí misma a la observación correcta del médico, por medio de signos y síntomas..."
    • 1991 Lasprilla, E. E. Medicina y homeopatía [1991] 59 Co (CDH )
      "Por estricta analogía, Hahnemann infiere que el fenómeno curativo, es decir, el mecanismo reactivo de defensa puesto en acción por el organismo para restaurar su equilibrio y curarse, obedece a las mismas leyes que rigen todos los procesos reaccionales de la materia viviente y que la verdadera base de la terapéutica es, por lo tanto, la misma que rige y condiciona la reacción fisiológica cualquiera de las causas morbosas, sean éstas venenos, tóxicos o medicamentos.
    • 1991 Lasprilla, E. E. Medicina y homeopatía [1991] 81 Co (CDH )
      9. Mientras el alópata toma como enfermedad la apariencia del proceso morboso, el homeópata en cambio toma la esencia del mismo como tal.
    • 1993 Goldsmith, V. R. Salud piernas [1993] Ar (CDH )

      Descripción:modificación morbosa del tejido de residencia, con pérdida de elasticidad y retracción de las fibras elásticas y colágenas, acumulación de líquido de desecho, formación de nódulos y placas y solidificación del líquido envolvente.

    • 1993 Poza Lleida, J. M. Servicios turísticos [1993] Es (CDH )
      Los fangos, con sus propiedades estimulantes y sedantes, son terapéuticamente utilizados en una gran gama de afecciones morbosas del aparato locomotor.
    • 1994 Muñoz Calvo, S. HFarmacia [1994] Es (CDH )

      Los principios básicos de esta indicación terapéutica serán: la índole o naturaleza del proceso morboso, la naturaleza del órgano en que se asienta la enfermedad, la constitución biológica individual del enfermo y las acciones o agentes exteriores o agentes nocivos.

    • 1994 Muñoz Calvo, S. HFarmacia [1994] Es (CDH )
      La piedra bezoar son concreciones morbosas, verdaderos cálculos que se forman en el estómago e intestino de diferentes animales, en especial los rumiantes, aunque también puede provenir de la vejiga, de la bilis y vías urinarias.
    • 2001 Ojasti, J. et alii (eds.) Informe Especies Exóticas Ve (CORPES)
      El objetivo de este servicio, establecido en el decreto de su creación, es estudiar, prevenir, combatir y erradicar las enfermedades, plagas y demás agentes morbosos perjudiciales a animales, vegetales y pesca, así como a sus productos, subproductos e insumos. Actualmente, lo concerniente a pesca está a cargo del Servicio Autónomo de los Recursos Pesqueros y Acuícolas (SARPA).
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que causa enfermedad, o concierne a ella.
    • 2015 Anónimo "Negligencias polaco fallecido en el albergue" [14-04-2015] ABC (Sevilla) Es (HD)
      En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, los forenses ponen de manifiesto que la realización de los estudios complementarios mencionados «hubiera permitido llegar al diagnóstico de la patología asociada a la desnutrición y la instauración del tratamiento específico para ese proceso morboso». Los forenses señalan que Piotr ingresó en Urgencias del Virgen del Rocío a las 00,29 horas del 2 de octubre de 2013, tras lo que a las 00,58 horas comenzó a ser atendido por el facultativo encargado de la consulta a la que fue asignado, quien hizo constar en la historia clínica «el aspecto desnutrido que presentaba».
  4. adj. Que se aleja de lo que se considera normal, razonable o moral o psíquicamente saludable.
    Sinónimo: mórbido, a
    docs. (1867-2017) 341 ejemplos:
    • 1867 Anónimo "Eugenio Delacroix" [02-06-1867] Revista de Bellas Artes (Madrid) Es (HD)
      No vayáis á creer, sin embargo, que este pintor sea inhábil, y si su ejecución es incompleta, consiste en que se obstina en dar una forma á las tinieblas de su espíritu: en que, no teniendo nada de creador, quiere representar el papel de tal, y asi sucede que donde los maestros hallan mundos espléndidos, nuestro pobre Delacroiy no encuentra más que un caos. Participa de la naturaleza del Titan y del mono, interesándonos, tanto por sus triunfos como por sus derrotas, y aunque carece de fuerza, tiene arrebatos morbosos que nos complacemos en calmar con benévolos aplausos. Ese es para mí el hombre-caos, que lo contiene todo en sí, sin poder formular nada. Faltaba el orden á su organización, y si bien no carecía de fuego, como lo empleaba mal, su llama le devoraba.
    • 2017 Scarpellini, P. "Habitación tirador Las Vegas" [08-10-2017] El Mundo (Madrid) Es (HD)
      Es el mismo caso de la cantante Selena en 1995 en el Days Inn de Corpus Chrsiti, en Texas. Su muerte tras un disparo provocó que el hotel cerrara la habitación durante meses y que al reabrirla fuera completamente distinta. Incluso pasó de ser la habitación 158 a la 150 para evitar la curiosidad morbosa de sus seguidores.
    • 1867 Anónimo "Eugenio Delacroix" [02-06-1867] Revista de Bellas Artes (Madrid) Es (HD)
      No vayáis á creer, sin embargo, que este pintor sea inhábil, y si su ejecución es incompleta, consiste en que se obstina en dar una forma á las tinieblas de su espíritu: en que, no teniendo nada de creador, quiere representar el papel de tal, y asi sucede que donde los maestros hallan mundos espléndidos, nuestro pobre Delacroiy no encuentra más que un caos. Participa de la naturaleza del Titan y del mono, interesándonos, tanto por sus triunfos como por sus derrotas, y aunque carece de fuerza, tiene arrebatos morbosos que nos complacemos en calmar con benévolos aplausos. Ese es para mí el hombre-caos, que lo contiene todo en sí, sin poder formular nada. Faltaba el orden á su organización, y si bien no carecía de fuego, como lo empleaba mal, su llama le devoraba.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Es (CDH )

      María les miró a todos detenida y asombradamente. Interrogaba con la morbosa estupefacción de sus ojos, mientras las palabras rebeldes se negaban a acudir a sus labios.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )

      "Había visto ella muchas cosas en su vida de servidumbre... En aquella casa iba a pasar algo. ¿Qué habría hecho la señora en la huerta? ¿No se le había figurado a ella oír allá, hacia la puerta del Parque, una voz...? Sería aprensión... pero... algo, algo había allí. ¿Qué papel la reservarían? ¿Contarían con ella? ¡Ay de ellos si no!"

      Y con una delicia morbosa, la rubia lúbríca olfateaba la deshonra de aquel hogar, oyendo a lo lejos los ronquidos de Anselmo; "otro estúpido que jamás había venido a buscarla en el secreto de la noche"...

    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )

      Al contrario, señor; me ha interesado vivamente su desgracia, siga usted, le contestó Julio, en realidad interesado, con un interés que no podía combatir, avasallador y morboso, por conocer los amores de Clotilde y averiguar por qué había caído; por saber qué cantidad y qué clase de amor necesitaban las mujeres para caer.

    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] Ur (CDH )
      Porque Rubén Darío sería absolutamente incapaz de extraer poesía de las excursiones en que el pie felino de la musa de Baudelaire hollaba, con cierta morbosa delectación, el cieno de los barrios inmundos, y en que ella desplegaba sus alas de murciélago para remover la impureza de las nieblas plomizas.
    • 1902 Díaz Rdz, M. Sangre Patricia [1925] Ve (CDH )
      Pero sobre todos los pensamientos y deseos aparecía una curiosidad malsana, impura mezcla de placer y temor, que lleva á muchos hombres al paraje en donde se vertió la sangre de un crimen, y los inclina, con irresistible y morboso halago, á escudriñar el rostro de los moribundos y los muertos.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Es (CDH )
      No lo antiguo del romanticismo, que se parece demasiado a lo antiguo de los chamarileros y ejerce una atracción morbosa, suscitando pervertidas complacencias por lo que tiene de ruinoso, de carcomido, de fermentado, de caduco.
    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 101 Pa (CDH )
      Era ella la que sentía un placer morboso al escuchar los rugidos de las fieras...
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Y los hombres que como cuervos se posaban junto a él saltando de sus cabalgaduras, riendo y chacoteando para ahogar esa obscura sensación morbosa que asalta al que da muerte por más que esté curtido.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Sus lecciones versaron entonces —obviamente— sobre la incompletitud de las matemáticas y despertaron un interés espectacular, incluso morboso, entre quienes asistían a escucharlo.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Volví la cabeza con lentitud hasta posar los ojos sobre el relicario... ¡Vacío! Giré violentamente hasta localizarlo; el señor Nataraya danzaba con morbosa lentitud en medio de la espaciosa habitación con una sinuosidad imposible para cualquier mortal.
    • 2006 Reyes, Y. Pasajera tránsito Co (CORPES)
      - Y eso que Javier no demora en llegar: todos los fines de semana trae una diferente. Al menos la secretaria de Ferguson ya es parte de la nómina. Debería quedarse usted también para alimentar la morbosa imaginación del vecindario.
    • 2008 Alatriste, S. Besos pintados Mx (CORPES)
      De pequeño sentía un placer morboso cuando deshacía uno de esos puzles, como les llaman ahora, en el que había invertido muchas horas de trabajo.
    • 2012 Chejfec, S. Experiencia dramática Ar (CORPES)
      Primero tuvo una curiosidad que no dudaría en llamar morbosa y competitiva. Pero después, a medida que conoció, a veces parcialmente y por adelantado, las experiencias dramáticas de los colegas, empezó a ganarla un sentimiento de desventura, de compasión y solidaridad ante la desdicha de los otros.
    • 1867 Anónimo "Eugenio Delacroix" [02-06-1867] Revista de Bellas Artes (Madrid) Es (HD)
      No vayáis á creer, sin embargo, que este pintor sea inhábil, y si su ejecución es incompleta, consiste en que se obstina en dar una forma á las tinieblas de su espíritu: en que, no teniendo nada de creador, quiere representar el papel de tal, y asi sucede que donde los maestros hallan mundos espléndidos, nuestro pobre Delacroiy no encuentra más que un caos. Participa de la naturaleza del Titan y del mono, interesándonos, tanto por sus triunfos como por sus derrotas, y aunque carece de fuerza, tiene arrebatos morbosos que nos complacemos en calmar con benévolos aplausos. Ese es para mí el hombre-caos, que lo contiene todo en sí, sin poder formular nada. Faltaba el orden á su organización, y si bien no carecía de fuego, como lo empleaba mal, su llama le devoraba.
    • 1871 Anónimo "Parte política" [04-09-1871] La Época (Madrid) Es (HD)
      Ha llamado un tanto la atencion en este periodo de escasez de noticias políticas y de sucesos el intencionado articulo que antes de anoche publicó El Debate […]. Dice así El Debate: “El Sr. Ruiz Zorrilla padece una enfermedad moral incurable que le domina y arrastra á pesar suyo. Dos sentimientos morbosos devoran su alma: uno confuso, mezcla informe de la vanidad y de la ambicion; otro claro, concreto, de límites conocidos, y que es triste patrimonio de todas las medianías”.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Es (CDH )
      [...] dos ojos saltones con cierta viveza morbosa como la de los delirantes, un cuello delgado y violáceo cuya piel llena de costurones parecía recientemente remendada [...].
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Es (CDH )

      María les miró a todos detenida y asombradamente. Interrogaba con la morbosa estupefacción de sus ojos, mientras las palabras rebeldes se negaban a acudir a sus labios.

    • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] 317 Es (CDH )

      Por la tarde ya no discurría sino deliraba. Ya no sentía frío sino un ardor molestísimo en todo su cuerpo. Iba de una parte a otra de la casa con morbosa inquietud; y en ocasiones veía los objetos del revés, invertidos. Hasta el retrato de su padre tenía la cabeza hacia abajo. Las líneas todas temblaban ante sus ojos doloridos y secos, y la lluvia misma era como un subir de hilos de agua en dirección del cielo.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )

      "Había visto ella muchas cosas en su vida de servidumbre... En aquella casa iba a pasar algo. ¿Qué habría hecho la señora en la huerta? ¿No se le había figurado a ella oír allá, hacia la puerta del Parque, una voz...? Sería aprensión... pero... algo, algo había allí. ¿Qué papel la reservarían? ¿Contarían con ella? ¡Ay de ellos si no!"

      Y con una delicia morbosa, la rubia lúbríca olfateaba la deshonra de aquel hogar, oyendo a lo lejos los ronquidos de Anselmo; "otro estúpido que jamás había venido a buscarla en el secreto de la noche"...

    • 1888 Pz Galdós, B. Miau [2003] Es (CDH )
      Vibraban en ella el dolor y la alegría con morbosa intensidad.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Es (CDH )
      Así y todo, creíalos ella, allá en las morbosas excitaciones de su amor propio, capaces de realizar el sueño de Alejandro y de Napoleón: someter el universo.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      El verbo interno de la prendera habló ese día lenguas desconocidas, como los orgullosos de Babel.

      Destroncada, magullada de cerebro, en una laxitud morbosa, echóse la cuitada en el suelo como una ebria.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )
      Las caricias, mientras más apasionadas son, más sedimento de odio llevan consigo; un odio latente que descubrimos al sol, en las lágrimas que derramamos y hacemos derramar, en el afán morboso por conocernos nuestros defectos y arrojárnoslos a la cara, y en la existencia de los celos... ¿Amor?... no hay más que uno, uno solo que vale por todos juntos: el de la madre.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] 384 Mx (CDH )
      Frotóse las manos, sin recordar más a Carmen, quien junto a la cama del hijo grave, quedaba fuerte a pesar del abandono, y no se ocupó sino de Clotilde y Julio; de Julio, mal marido y padre culpable, que sólo alienta por la hembra que lo ha hecho vibrar, por la que se ha adueñado a un tiempo de espíritu y materia, y de Clotilde, la mujer hermosa que se entrega por temperamento, y en los mismos remordimientos que su acción la engendra, halla un morboso y secreto placer.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )

      Al contrario, señor; me ha interesado vivamente su desgracia, siga usted, le contestó Julio, en realidad interesado, con un interés que no podía combatir, avasallador y morboso, por conocer los amores de Clotilde y averiguar por qué había caído; por saber qué cantidad y qué clase de amor necesitaban las mujeres para caer.

    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Co (CDH )
      «María Bashkirtseff, escribiste, una degenerada muerta joven, tocada de locura moral, de un principio del delirio de las grandezas y de la persecución y de exaltación erótica morbosa».
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] Ur (CDH )
      Porque Rubén Darío sería absolutamente incapaz de extraer poesía de las excursiones en que el pie felino de la musa de Baudelaire hollaba, con cierta morbosa delectación, el cieno de los barrios inmundos, y en que ella desplegaba sus alas de murciélago para remover la impureza de las nieblas plomizas.
    • 1902 Díaz Rdz, M. Sangre Patricia [1925] Ve (CDH )
      Pero sobre todos los pensamientos y deseos aparecía una curiosidad malsana, impura mezcla de placer y temor, que lleva á muchos hombres al paraje en donde se vertió la sangre de un crimen, y los inclina, con irresistible y morboso halago, á escudriñar el rostro de los moribundos y los muertos.
    • 1902 Pz Galdós, B. Tormentas 48 [2002] Es (CDH )
      Riendo con más gana, repitió dos o tres veces la frase morbosa del buen D. Matías, que me hizo un efecto terrible pronunciada en medio de la febril alegría del baile: ho perso il boccino.
    • 1900-1902 Sierra, J. Evolución política [1985] Mx (CDH )
      La historia nacida de la militarización del país por la guerra de independencia y de la anarquía sin tregua a que nuestra educación nos condenaba, manifestaciones morbosas, pero fatales, de nuestra actividad personificadas en Santa Anna, iba a concluir; la tragedia perdía su protagonista, pero resuelta y definitivamente, otro período histórico, otra generación, otra República iban a entrar en escena.
    • 1900-1902 Sierra, J. Evolución política [1985] 288 Mx (CDH )

      En la enorme bancarrota política de ochenta y cuatro, el pasivo era abrumador; había que rehacer nuestro crédito en el exterior, sin el cual no habríamos podido encontrar las sumas necesarias para llevar a cabo las grandes obras del porvenir, haciendo recaer la obligación principal sobre el porvenir así favorecido, y esa obra parecía imposible vista la impopularidad ciega del reconocimiento de la deuda inglesa, clave de ese crédito; había que rehacer la desorganizada Hacienda y era preciso comenzar por una suspensión parcial de pagos; había que prestigiar la justicia, que imponer el respeto a la ley, que deshacer ciertas vagas coaliciones de los gobiernos locales, señal segura de debilidad morbosa en la autoridad del centro [...].

    • 1902 Unamuno, M. Amor y pedagogía [1995] Es (CDH )
      No sabemos bien por qué un hombre serio en su conducta, que ocupa una posición y que ni hace ni dice nada que se salga de los términos corrientes y ordinarios, padece de una morbosa manía contra las personas graves y aborrece tanto a los que no se salen nunca de su papel y adoptan siempre un continente severo.
    • 1904 Pz Galdós, B. O'Donnell [1904] 75 Es (CDH )

      Caían sobre ti como nube de langosta, y tú, que no sabes negar nada y eres un fenómeno morboso de generosidad; tú, Guillermo, que si hubieras sido mujer, habrías entregado tu honor al primer pedigüeño que se te pusiera delante [...].

    • 1905 Glz Prada, M. Italia Horas de lucha Pe (CDH )
      Burla merecería, si no infundiera lástima, esa irritación morbosa de los Sumos Pontífices al verse privados de su soi-disant derecho divino.
    • a1908 Glz Prada, M. Inmigrantes Horas de lucha Pe (CDH )
      Lo repetimos: el clérigo extranjero, por irregular que se manifieste, gira en la órbita humana; pero el fraile clásico, el fraile de olla y misa, el fraile importado de Filipinas, Cataluña y las provincias vascongadas, es algo que no pertenece a nuestro período geológico, algo que no entra en ninguna clasificación zoológica, algo viscoso y pungente que infunde repugnancia y mueve a náuseas: basta decir que ese fraile viene tal vez del mundo morboso y anómalo donde florecen el placer solitario y el unisexual.
    • 1908 Pz Galdós, B. España sin Rey [1908] Es (CDH )
      El gozo de ver a personas tan entrañablemente estimadas serenó y templó de tal modo los espíritus del pobre caballero, que en el curso de la larga visita no dejó caer de sus labios las tonterías y sinrazones, fruto morboso de su destornillado caletre.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 277 Es (CDH )
      «Es un iluminado, un poseído, un epiléptico, a quien no se debe permitir que ande suelto por el mundo —afirmó Bravo—. Lo mismo podría decirse de los bárbaros que le siguen. Casi todos ellos son en la vida privada hombres de bien; viven de su trabajo, y algunos tienen una holgura ganada honradamente. El fanatismo que don José ha metido en sus almas podrá llevarles a los mayores desafueros. Pero no hallarás entre ellos ninguno que vaya al crimen por interés. No son asesinos asalariados, sino matones espontáneos, espirituales, movidos por una exaltación morbosa y mecánica».
    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] Es (CDH )
      Con estas morbosas sensaciones, que eran las muecas de su melancolía, pasó Gil lo restante de la tarde; y a la hora de suspender el trabajo, fue a recogerle Cíbico, que le llevó a su alojamiento, en una casa de las más pobres del pueblo.
    • 1910 Tamayo, F. Creación pedagogía nacional [1979] Bo (CDH )
      Así, tratándose del indio, necesitamos contener su tendencia al aislamiento interior y exterior, a la concentración morbosa que se traduce en sentimiento antisociable.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Es (CDH )
      Andrés sintió el atractivo de este sentimentalismo quizá algo morboso.
    • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] 216 Es (CDH )
      Mi vuelta fue la del humo... Apresuré mi partida para librarme de aquella desdichada cuyos desvaríos morbosos no podía yo remediar, y me agregué a las primeras fuerzas que salieron en dirección a la Rioja.
    • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] Es (CDH )

      Con la grata conversación de El Sargentico, mi ánimo iba entrando en su normalidad. Sentí sueño, me metí en la cama, y cuando mi espolique quiso retirarse le ordené que se quedase a dormir en mi cuarto. Yo tenía miedo de que se repitieran las morbosas aberraciones que me atormentaron antes de media noche.

    • 1911 Pz Galdós, B. Primera República [2002] 83 Es (CDH )

      Cuanto más arreciaba contra mí la caterva de pretendientes, con mayor desenfado me iba yo metiendo en el delirio de arrojar sobre todos la lluvia de oro de mis generosas ofertas. En esta rarísima situación psíquica llegué a extremos verdaderamente morbosos.

    • 1911 Pz Galdós, B. Primera República [2002] 95 Es (CDH )
      Furibundos golpes, como de grandes peñas que hirieran los peldaños, me recordaron la sugestión morbosa que padecí una noche transitando por la calle del Arenal y Puerta del Sol.
    • 1913 Trigo, F. Abismos [2002] Es (CDH )
      El sufrimiento le excitaba a Libia una aguda y como morbosa percepción de las desgracias, y en ella y en todo, fuera de ella, veía aspectos inmensos de tristeza que antes habíanle pasado inadvertidos.
    • 1913 Unamuno, M. A Santullano Epistolario inédito Es (CDH )
      Y todo esto y la labor, no sólo universitaria —ahora ando en una campaña de agitación agraria dominguera— que aquí llevo me mueven a salir de aquí lo menos posible y en cuanto esa Villa y Corte, es algo morboso, pero huyo de ella.
    • 1913 Unamuno, M. Sentimiento trágico [1996] Es (CDH )

      Acaso las reflexiones que vengo haciendo puedan parecer a alguien de un cierto carácter morboso. ¿Morboso? ¿Pero qué es eso de la enfermedad? ¿Qué es la salud?

      Y acaso la enfermedad misma sea la condición esencial de lo que llamamos progreso, y el progreso mismo una enfermedad.

    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Es (CDH )
      Una corazonada le inclinó ferviente en su cabalgadura, con el jipi en la mano y en los labios un beso, que en mensaje confió á las avecillas: algo se rompía dulce y noble en aquel pecho varonil picado de morbosas inquietudes; algo que circulaba por las venas del mozo como un derrame de ternura y de lástima.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Es (CDH )
      No lo antiguo del romanticismo, que se parece demasiado a lo antiguo de los chamarileros y ejerce una atracción morbosa, suscitando pervertidas complacencias por lo que tiene de ruinoso, de carcomido, de fermentado, de caduco.
    • c1916 Lpz Velarde, R. Prosas líricas c1916 Minutero Mx (CDH )

      «Me da lástima, Zinganol, tu misantropía, que reaccionaba en crisis morbosas en pugna con los principios de mecánica. Cojeabas del mismo pie que el rey don Rodrigo, y no había quien cantase para ti una Profecía del Tajo, y en tus furores pueriles no caíais en la cuenta de que Fray Luis no sospechó a los detectives, ni considerabas que éstos se habrían limitado a calificar a don Rodrigo de falta de urbanidad. [...].

    • 1916 Rey Pastor, J. Introducción matemática superior [1916] 40 Es (CDH )
      Hasta fines del siglo XIX, en que, después de los trabajos de Helmoltz y Beltrami, comienza a arraigar esta idea de la posibilidad de un desacuerdo entre la intuición y la realidad, no concedieron beligerancia a la Geometría no euclidiana filósofos ni matemáticos, muchos de los cuales consideraban él nuevo sistema como simple juego de palabras, como caricatura de la Geometría, como manifestación morbosa de la Matemática, etc.
    • 1917 Eijo Garay, L. Novena Santo Ángel Custodio [1917] Es (CDH )

      Si en los tiempos de San Pablo había tales herejes, como en los del paganismo se adoraba a los Genios o espíritus, maléficos o bienhechores, y por desconocer el verdadero oficio de tan excelsos seres espirituales se pecaba pretendiendo venerarlos; también en nuestros días, como reacción, pero extraviada, contra el crudo materialismo de la pasada centuria, se va extendiendo y propagando un espiritualismo erróneo y morboso; y tanto en las supersticiones espiríticas, como en los delirios teosóficos se presenta a los seres puramente espirituales con acción e influencia independiente de Nuestro Señor Jesucristo.

    • 1917 Unamuno, M. A Turró II, 53 Epistolario inédito Es (CDH )
      La oratoria parlamentaria al uso, consiste en dar un rodeo de veinte palabras, con morbosa facundia, por no saber hallar la única justa.
    • 1918 Pocaterra, J. R. Tierra [1991] Ve (CDH )

      Era el agasajo, la broma de buen gusto, la miel de todas las hieles que se revolvían en bajos fondos de almas de hombre y de envidias de mujer; la espera avisora, paciente, cautelosa, disimulada, del "dato", del "aspecto de verdad"; el placer morboso de "crear escándalo", de irlo incubando comentario a comentario, detalle a detalle, la larga paciencia en el anhelo de ultraje que es tan profundo en los pequeños grupos, entre pequeñas gentes, para pequeñas venganzas.

    • 1918 Pocaterra, J. R. Tierra [1991] Ve (CDH )
      ¡Si despertase qué vergüenza...! Y con ese miedo morboso que en ciertos temperamentos es un placer agudísimo, deslizó suavemente la tela a lo largo de la mejilla magullada, estremeciéndose al escuchar un suspiro de alivio en el durmiente.
    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] Es (CDH )
      Se manifestaron por entonces en todo su vigor cuatro plagas latentes que coadyuvaron a la bancarrota definitiva de Castilla y, como derivación ineludible, a la exaltación morbosa de varias aspiraciones equivocadas que tenían por punto de mira precisamente el abandono de la producción.
    • c1918 Anónimo Trad Estudios Literaturas inglesa italiana [1918] Es (CDH )
      Es precisamente este carácter morboso que tipifica las creaciones del poeta inglés; derivado éste de su delicada percepción y de este agudo análisis de las más sutiles evanescencias psicológicas, de este estudio minucioso del desarrollo de cada sentimiento en sus fases más extrañas, el que nos da creaciones tan enigmáticas, y al mismo tiempo tan profundamente humanas.
    • 1919 Asín Palacios, M. Escatología musulmana Divina Comedia [1961] Es (CDH )
      Esa emoción ofrece dos modalidades cardinales: o es una adoración mística, una dulcísima beatitud del alma extasiada que, anhelando la espiritual unión con su amada, álzase hacia el cielo, o es una aflicción del alma desgarrada de pena, un temblor morboso que corre por las venas del amante, un terrible extravío que domina todo su ser, cual si sintiese acercarse la muerte, a la cual llama como libertadora.
    • 1919 Asín Palacios, M. Escatología musulmana Divina Comedia [1961] Es (CDH )
      Por eso aparece en tres focos y en tres épocas, que habían llegado en este punto al apogeo de la hiperestesia: en el corazón de la Arabia, cuyos poetas anteislámicos habían agotado el tema del amor sexual, y en las cortes cultísimas y refinadas de Bagdad y de Córdoba, sometidas a la misma exacerbación morbosa de la sensibilidad, que caracteriza a todos los grandes centros de civilización que empieza a decaer, en los cuales el hastío de la pasión satisfecha se transforma en continencia, para perpetuar de algún modo el placer del deseo.
    • 1920 Carbone, A. Amigo ahorcado [1920] 3 Es (CDH )
      Comprendió que estaba irremediablemente perdido si no huía de aquella soledad y de aquel ambiente propicio al ensueño morboso.
    • 1920 Mtz Sierra, G. Granada (Guía emocional) [1920] 236 Granada (Guía emocional) Es (CDH )
      [...] hablando en metáfora, que es el mejor modo de hablar claro, en Granada el hombre no se siente rey de la Creación, sino uno, confundido e indivisible con la Naturaleza; permítome, pues, aconsejar la estancia en la ciudad maravillosa —y más en los divinos meses de primavera— a las personas que hayan adquirido el vicio espiritual de sufrir sus penas con rebeldía; a las que estén tocadas de melancolía, al parecer incurable, por abusos de auto-análisis y de prolijos exámenes de conciencia; a las que, por morbosa exaltación de orgullo, se hayan llegado a figurar que de que ellas cumplan o infrinjan una ley más o menos moral, depende el equilibrio del mundo; a las niñas que tienen la mala costumbre de soñar con novios militares más o menos pérfidos.
    • 1920 Mtz Sierra, G. Granada (Guía emocional) [1920] 75 Granada (Guía emocional) Es (CDH )
      [...] porque, créelo, créelo, la libertad en la soledad es un juguete de niños grandes, una muñeca llena de serrín, un goce solitario, morboso, triste sobre toda tristeza, y la única felicidad y el único sentido de la vida está en cerrar los ojos y apoyar la cabeza en un pecho que creamos más fuerte que el nuestro, y escuchar la vida a través de la interpretación de una inteligencia muy amada.
    • 1920 Mtz Sierra, G. Granada (Guía emocional) [1920] 101 Granada (Guía emocional) Es (CDH )
      Algunas renunciaciones, por las cuales sintiera al realizarlas, con dolor, cierto orgullo cordial, ahora le parecen simplemente ridículas, y toda su vida mezquinamente inquieta y agitada por cuatro sonidos y apenas dos formas —ideales y amores—, se le antoja mezquina y morbosa germinación, como capa de algas sobre el agua dormida de un canal, que subsiste un día o dos acaso, merced a la misericordia de la casualidad, que no ha hecho pasar sobre ella una barca...
    • 1921 Unamuno, M. Tía Tula [1995] Es (CDH )
      Su pasión morbosa por la pureza, de que procedía su culto místico a la limpieza, sufrió entonces, y tuvo que esforzarse para dominarse.
    • 1919-c1923 Casares, J. Crítica efímera [1962] 94 Es (CDH )
      Quiero tan sólo precisar el concepto del autor para aproximarme lo más posible a su punto de vista, el cual, si no me engaño, es el siguiente: Todo el aparato pasional que de ordinario acompaña al amor es el cortejo morboso de un sentimiento simple, cuyo curso es tanto más placentero cuanto más cercano se halla el individuo de la santa ignorancia natural.
    • 1919-c1923 Casares, J. Crítica efímera [1962] Es (CDH )
      Se pasa una temporadita estudiando obras de psiquiatría, se amaña un cuadro de antecedentes morbosos, se adiestra en la simulación de estigmas fisiológicos, se finge kleptómano, se enreda a tiros con un camarero... y al fin consigue que lo encierren en un manicomio, donde, con todo reposo, se dedica a comprobar prácticamente los conocimientos adquiridos en los libros.
    • 1919-c1923 Casares, J. Crítica efímera [1962] Es (CDH )

      Yo he visto a muchachas de la clase media leer en el tranvía el precioso cuentecito de Linares Rivas titulado El poder de la ilusión, y he sentido envidia de esos afortunados "colaboradores únicos"que, merced al generoso concurso de un editor bien intencionado, pueden llevar una pura emoción estética o un germen de bondad a millares de corazones; pero también he visto en manos juveniles el absurdo relato del señor Hoyos, zurcido con residuos librescos, falto de arte y henchido de morbosa sensualidad...

    • 1923 Sanín Cano, B. Notas Poesías Silva Oficio lector Co (CDH )
      Uno de sus amigos y admiradores, don Roberto Suárez, depositario de los manuscritos, preparó para el Repertorio Colombiano de Bogotá una noticia literaria, copiosamente aderezada de citas, para satisfacer la morbosa curiosidad del público en esos días de expectativa.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] 216 Co (CDH )

      Lenta y oscuramente insistía en adueñarse de mi conciencia un demonio trágico. Pocas semanas antes, ya no era así. Pero pronto los conceptos de crimen y los de bondad se compensaban en mis ideas, y concebí el morboso intento de asesinar a mis compañeros, movido por la compasión. ¿Para qué la tortura inútil, cuando la muerte era inevitable y el hambre andaría más lenta que mi fusil?

    • 1905-1924 Tamayo, F. Proverbios vida arte ciencia [1979] Bo (CDH )
      El estado lírico, cuando no es morboso, es siempre un signo de riqueza interior.
    • 1905-1924 Tamayo, F. Proverbios vida arte ciencia [1979] Bo (CDH )
      Y si es menos profundo que Kant en la especulación pura y menos vibrante que Heine en el fervor lírico y menos morboso y volcánico que Beethoven, guarda sobre estos creadores aquella superioridad propia de la naturaleza: la plenitud en la serenidad.
    • 1925 Artal de Mur Mujeres Goethe Sexualidad, 01/02/1925 Es (CDH )
      Esto, hirió el orgullo del poeta y malogró aquél amor primero, unilateral y casi morboso.
    • 1926 Asturias, M. Á. Cabecilla político París 1924-1933 Gu (CDH )
      La psicología del cabecilla masoquista, es imposible tratarla sin disponer de las páginas de un libro, ya que ella se presta al estudio de una personalidad morbosa, de un alma que tiene sed de sangre en la boca y en las carnes el deseo de recibir látigos y ultrajes.
    • 1927 Mariátegui, J. C. Occidente y Oriente Artículos (1923-1930) Pe (CDH )
      Por consiguiente, todo éxtasis morboso, ante los misterios asiáticos, no puede dejar de conducirla a la desilusión.
    • 1927 Palacio, P. Hombre muerto [2000] Ec (CDH )
      — Éste es un dato más interesante que el que podría dar un novelista: María Augusta, abandonando el tibio baño, secóse cuidadosamente con una amplia y suave toalla y colocóse luego la fina camisa de batista, no sin antes haberse recreado, con delectación morbosa, en la contemplación de sus redondas y voluptuosas formas.
    • 1928 Asturias, M. Á. Cartas amiga III París 1924-1933 Gu (CDH )
      Un sentimiento general morboso que el mar exaspera, empuja a los enamorados a declarar sus amores, a prometer sus eternidades, y hace más accesibles a las damas, cuya simpatía se mezcla a un sentimiento de caridad, reflejo de un amor lejano.
    • 1928 Asturias, M. Á. Tópicos actualidad París 1924-1933 Gu (CDH )
      En el fondín rompe el equilibrio de su personalidad morbosa el oficial, el brequero, el destazador.
    • 1928 Azorín Félix Vargas [2001] Es (CDH )

      Exasperación en el trabajo; morbosa irritabilidad. Cóleras inmotivadas, súbitas. Vida cenobítica; autoprohibición de libros y papeles que no se relacionen con el tema que ocupa a Félix.

    • 1929 Azorín (José Martínez Ruiz) Superrealismo [2001] Es (CDH )
      Caminar dejando atrás pedazos de convalecencia, fragmentos de aprensiones y prejuicios morbosos.
    • 1919-1929 Marañón, G. Ensayos vida sexual [1990] 264 Es (CDH )
      Y por bajo de esta inmaculada envoltura, cabezas podridas de libidinosidad, nervios conturbados e indóciles, tragedias morbosas.
    • 1919-1929 Marañón, G. Ensayos vida sexual [1990] Es (CDH )
      La razón de la inmortalidad de Margarita Gautier estriba, en parte, en que representa esa trasmutación morbosa de lo patológico en imán de la libido.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      Lo que si pudimos constatar fue la existencia, no en calidad de dibujos, sino en condiciones de completa autenticidad, de varias docenas de piojos blancos; pero, en ningún tratado de criminología ni de psicología experimental, he visto nada que arguya sentimientos morbosos en los criadores de tales animalitos.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Es (CDH )

      Por eso el vanidoso necesita de los demás, busca en ellos la confirmación de la idea que quiere tener de sí mismo. De suerte que ni aun en este caso morboso, ni aun «cegado»por la vanidad, consigue el hombre noble sentirse de verdad completo.

    • 1931 Azaña, M. Discursos parlamentarios [1992] Es (CDH )

      Todo esto ha terminado; pero, a consecuencia de esta política, a consecuencia de las guerras coloniales, a consecuencia de las guerras civiles, se había producido un crecimiento morboso, enfermizo de la institución militar, que, precisamente, por su crecimiento excesivo, estando imposibilitada para ser eficaz, gravando extraordinariamente el Presupuesto y siendo una carga exorbitante que pesaba sobre el pueblo español, le dejaba inerme y débil ante un posible enemigo.

    • 1931 Unamuno, M. Victorino Nemésio Epistolario inédito Es (CDH )
      Cada vez vuelvo con más morbosa voluptuosidad a mis poetas desilusionados ¿tendría razón Nietzsche al decir que cada enfermedad apetece no su remedio, sino lo que la agrava? —entre ellos, ¡claro está! Quental y Nobre.
    • 1932 Caballero Rdz, J. Bella Barcelona [1932] 48 Es (CDH )
      / Haya en cultos cortés libertad / para todos los credos, / y doquiera se hará a tu equidad / la justicia de fe a todos ruedos... / Es preciso que en tu alta cultura / se proscriban enlaces / de morbosa o inmoral estructura: / han de hacerse por ley que tú traces.
    • 1932 Caballero Rdz, J. Bella Barcelona [1932] Es (CDH )
      medio de esos dos campos, en realidad morbosos ante la ciencia de gobernar, se sitúan los políticos, que toman la esencia de la Etnología para cultiva el alma de individuos y multitudes semejantemente a una planta, a fin de que, por evolución, vayan de modo progresivo soltando su ancestral lastre hasta perder los caracteres singularizadores y brillar con los comunes de la especie.
    • 1932 Caballero Rdz, J. Bella Barcelona [1932] Es (CDH )
      Penetrada del Etnos racial / no aceleres el paso / de tu avance en sentido local, / porque entraña evidente fracaso; / sigue el plan que ha abordado el progreso / de fundir las naciones / en amante y simbólico beso / que dé fin a morbosos mojones.
    • 1932 Palacio, P. Propiedad mujer Artículos Ec (CDH )

      Y para dar una idea más exacta de ese criterio de propiedad, de esclavitud y de fidelidad, copiemos una disposición más del Código de Hammurabi, modelo de temeridad morbosa de los antiguos: «Ley 153. Si una mujer ha hecho asesinar mediante alguno a su marido, sea ensartada en un palo.»

    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Es (CDH )
      No se había tragado Zambombo once relatos del suceso por afán de instruirse, ni llevado de una curiosidad morbosa, ni siquiera atraído por la extrañeza de que en París hubiese una muchacha que, horas antes, se conservase virgen.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      De ese divorcio y esa censura, la vida sexual constreñida, asfixiada, tendría que resumirse r aflorar con a virulencia morbosa: de una parte en la casa del placer y de la otra en la casa del resignado sufrimiento de la vida sin amor.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El sentido morboso del ridículo con que el farsante de su destino vive en permanente vigilancia de sus defectos, indagando en el transeúnte y el interlocutor los juicios mudos, dan una fisonomía peculiar a nuestros gestos, tan acentuada que el forastero la percibe al desembarcar.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] 256 Ar (CDH )
      Y ese escrúpulo en él morboso de la veracidad y de la honradez contrastaban con las prácticas seculares del gobierno y de la vida económica de su país, sostenidas por la exacción, el soborno y el fraude.
    • c1933 Rodríguez, H. Burguesía [1979] Es (CDH )
      Con unos u otros medios, desde la compra, que estimula el instinto avaricioso, hasta el afecto, que estimula una pasión morbosa.
    • 1935 Díaz Lpz, G. Vida y obra Juan de Juni 6 Gaceta de Bellas Artes (11/1935) Es (CDH )
      Miguel Angel, en lo esencial de su técnica magnificente, pudo, por medio de los italianos de Fontainebleau, ser conocido de Juan de Juní (ya que hoy es sabido que no estuvo en Italia); pero permaneciendo en la seca tierra castellana e inspirándose en las genialidades estéticas de Berruguete da a la manera miguelangelesca de su arte la interpretación enfebrecida, morbosa e inquietante que en sus estatuas inflamadas de oro adoptó el escultor de Paredes de Navas, para quien Juní fué como "el mejor artista extranjero que ha venido a Castilla".
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      Allí mismo se ponía en movimiento el cielo, de giro cada vez más frenético: la batalla de El Caujaral, mixtificación de la cobarde traición inútil que le hizo al primo, la avidez de alcohol, el terror persecutorio y desde la primera copa la obsesión del amor de la Juanifacia, * el morboso apetito de la humillación ante la criatura más ruin que pudiese menospreciarlo.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      El aura que le formaba la mentira de su bravura y la fatal necesidad de acreditarla algún día con ejecutorias positivas, acabaron bien pronto por infundirle temor, ya morboso, de sí mismo, de los temerarios arrestos que en un momento dado pudieran ocurrírsele al falso valiente de día en día desligado del control a que al principio lo sometiera.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      Tales gritos en el salvaje silencio de la medianoche más parecían aullidos bestiales, ululatos de terror animal y daban motivo a que los purgüeros de la opuesta ribera satisficiesen aquella morbosa propensión a lo truculento y monstruoso, entregándose a conjeturas delirantes.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      Él, tan ecuánime y normal, se dejaba llevar por un deleite morboso en que no trascendía nada de sensual, sin embargo, porque en él no había necesidad de su cuerpo que estaba allí, sino de su espíritu, de ella misma, de lo que quedaba de ella, restada su materia y que era lo que se perdía siempre, lo que se buscaba a tientas estrujando aquella carne fría y ligera, carne que parecía amasada de niebla y de estrellas.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      Sintió la tristeza desmesurada y morbosa que se siente en un teatro de día, entre las hileras de lunetas muy negras, bajo claridades inusitadas que cuelgan aquí y allá a jirones, filtradas por las grietas del proscenio, del techo, de las puertas mal cerradas;
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )

      Bárbara hubiera preferido la sombra, la tiniebla absoluta de otras noches; sentada en el borde de su cama, miraba hacía rato aquella claridad sideral y morbosa. Había ya probado de cerrar los ojos; pero a través de los párpados sentía colarse la misma luz helada y opalescente.

    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )

      A pesar de todo, ella se siente fascinada; no puede —como la otra— evadir la atracción de la muerte, esa morbosa atracción de todo lo que es obscuro...

    • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] Es (CDH )
      Se ha descrito asimismo muchos casos de «envidia morbosa», dipsomanías, cleptomanías, etc.
    • 1938 Serpa, E. Contrabando [1973] Cu (CDH )
      Miraba y remiraba obstinadamente, con morbosa terquedad, hasta que ardiéndome ya los ojos, veía únicamente ante mí una danza de rayos luminosos.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Es (CDH )
      La expresión más atroz de esta degeneración del amor nos la dan los lances, ya referidos, en que se achacan, con morbosa complacencia, sacrilegios sexuales al Conde-Duque y a Felipe IV.
    • 1940 Menéndez Samará, A. Fanatismo misticismo [2003] 140 Mx (CDH )
      La escena sucede en el mismo sitio donde cayó el ciclista; otra vez, tras los cristales del balcón, está la mujer, pero ahora la acompaña un hombre que mira con expresión de sonriente ansiedad morbosa a la chica que, en medio de la calle, inmóvil y abstraída, abraza la caja que encierra la mano cortada; un automóvil le pasa rozando; otro más; el tercero la atropella y tendida en el suelo sigue apretando, con los brazos en equis , al muñón; entonces, el hombre del balcón se acerca a la mujer y le apretuja los senos pero ella escapa; él la persigue y prensándola contra una pared, por encima del vestido, nuevamente le aprieta cada pecho con cada mano.
    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 90 Pa (CDH )

      Crispín ya estaba al tanto de ese desdoblamiento de Elena. Yo lo había prevenido. Y hasta le había rogado que la dejara sola en esos momentos de morbosa alucinación.

    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 101 Pa (CDH )
      Era ella la que sentía un placer morboso al escuchar los rugidos de las fieras...
    • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] II, 311 Es (CDH )
      Andalucía conserva como ninguna otra región de España el gusto por el concepto, por la palabra y por la mezcla del sentido heroico de la vida con algo morboso y patibulario.
    • 1947 El Caballero Audaz (J. M. Carretero) LToreros [1998] Es (CDH )
      Y fue tal vez esta aureola dramática, con su incentivo morboso, uno de los motivos capitales del éxito inicial de Juan Belmonte, el torero moderno de más permanente popularidad y también de más leyenda.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )

      Hubo un momento en que Micaela dio muestras de atender los llamados de la Providencia; pero no la movían las veras de su corazón, sino el temor que los ímpetus de Damián le produjeron y el sentimiento de sucumbir a una pasión morbosa que anulara sus propósitos de juego y de venganza.

    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] 182 Mx (CDH )
      — "Parece ser que la iracundia magnífica que se posesionó del galán, encendió en súbito y febril amor a la muchacha, cuyas últimas palabras fueron una confesión del morboso afecto; la que momentos antes rehusó seguir al amartelado pretendiente, ahora pedía con delirio que nada le hicieran, pues ella se declaraba culpable absoluta de los hechos. Falta que el criminal quiera valerse de esto en su defensa: ¡se ven casos de cinismo!"...
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      Sí, esto es probar la muerte o el amor; descubrir en el momento de un relámpago que insatisfacciones, acrimonias, audacias, envidias, locuras, deseos, tristezas, curiosidades morbosas, eran sólo esto que al ser conocido se deshace, como burbuja que mucho tiempo estuvo cerca de nosotros y, al ser vista, se rompe; de repente probar el dulce sabor cuando no lo alcanzaremos en más; el dulce sabor acibarado para siempre, acibarado por el despecho; despecho, amor y muerte mezclan sus venenos en fulminante narcótico, que fosiliza las últimas capas de blandura.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      El sacristán pretendió llevar su oficiosidad a términos de solicitud cariñosa para inducirlo al reposo, para pedirle que no se levantara temprano; al menos, preguntarle si algo se le ofrecía; parte, por sincera compasión; parte, por morbosa curiosidad.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      El siniestro impulso criminal que había empezado a fermentar en medio de sus ahora frecuentes borracheras cobraba cada vez más vivos relieves e iba contorneando en él una sórdida pasión morbosa que hacía nido en los más oscuros rincones de su alma.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      Ya desde antes ella le venía encontrando un sabor enfermizo a esa pesada sensualidad morbosa, a la que no podía irse acostumbrando.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      Seguramente, si su pobre mentalidad perturbada hubiese sorprendido en aquellos momentos como más morboso el hecho de usar su gran cuchillo matando seres humanos, se hubiera convertido en homicida.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] 67 Mx (CDH )
      Y estas preferencias por él, que parecían olvidar su despreciada condición de indígena, representaban únicamente las tendencias morbosas de una degeneración que se recreaba sometiéndose a la voluntad de aquel en el que creía encontrar lo más brutal y bajo.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      En el fondo, José Damián esperaba que esa sórdida complacencia morbosa se exaltara con el estímulo del horror supersticioso de degollar borreguitos.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      Pero aparte del deseo de enfrentarse a las mofas de los mestizos y de destruir la infamante idea de que esa abstención se debía a flaquezas de su virilidad, un extraño y sombrío sedimento morboso que se había ido formando en su carácter pugnaba ya por arrebatarlo hasta la consecución de aquel que para él debía ser el más impresionante de los crímenes en su profesión.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] Mx (CDH )
      Había encontrado un extraño placer morboso en inducir al indígena a cometer aquello que sabía era para él un infamante y sacrílego crimen; pero no esperaba resultar tan elocuente en sus razonamientos.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      Yo recuerdo algún tipo de éstos que era duro, cruel, tajante en todo cuanto se refería a los demás, y era blando, lleno de curvas morbosas cuando se refería a sí mismo.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )

      Cosas horribles narraba Gálvez, sobre todo del homosexualismo del presidio, en donde se unía la matonería al sadismo, la crueldad más refinada con el débil, y después, la hipocresía. El las refería con cierta delectación morbosa.

    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      — Su hijo de usted tiene unas ideas tan morbosas, que lo que debe usted hacer es vigilarle para que no haga un disparate.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      Yo sentía el atractivo de este sentimentalismo, quizá algo morboso.
    • 1949 Díaz Plaja, G. HLiteratura universal [1949] Es (CDH )
      En general el poeta se debate entre una morbosa y atormentada visión del mundo y el anhelo de un ambiente más puro.
    • 1943-1950 Núñez, E. B. Ensayos [1987] Ve (CDH )
      Todavía hoy es fácil confundir el pensamiento con alardes de ensayos verbales y cierto morboso estancamiento en zonas exhaustas; en simples motivos que ya no significan nada.
    • 1951 Chueca Goitia, F. Semblante Madrid [1951] 214 Es (CDH )
      Son las vestales de una sexualidad directa y fisiológica, sin complicaciones morbosas y enervantes.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Es (CDH )
      Pascual sabíase antipático a la gente, pero lo olvidaba ante la oleada de incienso y el efectivo interés con que era escuchado, sobre todo por el "Magro", que demostraba una afición morbosa hacia las enfermedades y anomalías del mundo vegetal.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Es (CDH )

      Después no ocurrió nada extraordinario en la Casa Nueva, aparte de las consecuencias naturales de un trágico accidente: intervención judicial, dramática arribada de los padres de la muerta, morbosa peregrinación lugareña en busca de detalles truculentos...

    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Es (CDH )
      Y Pascual, a pesar de vagos recelos, sentía una morbosa necesidad de observar todos sus gestos con la misma atención que ponía a todo fenómeno biológico interesante.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Es (CDH )
      Y cuando le era forzoso pasar ante la iglesia, se veía en un duro trance íntimo: siempre se había santiguado y seguía siéndole indispensable; si dejaba de hacerlo, experimentaba un supersticioso malestar, la sensación morbosa e indisipable de que iba a ser fulminado en pleno pecado de apostasía.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] 252 Py (CDH )

      Porque si ya antes Ramón había sido sensible a su origen campesino y oscuro, desde que sufriera todos esos trastorno familiares y el disgusto con el padre Rosales, se había vuelto quisquilloso hasta el paroxismo. Y a medida que decaía y se degradaba, más crecía su morbosa susceptibilidad.

    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Un sol de plomo dejaba caer sus rayos calcinadores con una especie de fatalismo morboso, y por las calles rectas y descuidadas era difícil sorprender el tránsito de las personas.
    • 1952 Rubín, R. Canto grilla [1984] Mx (CDH )
      Ahora sólo faltaba que se encaminaran juntos hacia el jacal, ante la expectación morbosa de todos los concurrentes, para dejar sellada sobre el tapeixte nupcial que la madre de Iyali se había anticipado a mullir con un petate adornado mediante un trenzado marginal de estambre de colores, la culminación carnal del prolongado rito.
    • 1946-1953 Lafuente Ferrari, E. HPintura española [1987] 380 Es (CDH )
      Juzgado lo español con un patrón inadecuado, se ven con abultamiento morboso los defectos de nuestro arte y nuestro genio, y muchas de las que son meras divergencias en la visión del mundo se sienten ahora como pura incapacidad y simple atraso.
    • 1953 Márquez Campos, A. Dalia [1987] Mx (CDH )
      Una curiosidad morbosa guió mis pasos a aquel lugar.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] Es (CDH )
      A veces se interrumpían las conversaciones de todos y crecía una morbosa expectación cuando se oía la campana del coche de los bomberos, que se precipitaba por alguna de las calles paralelas, hacia el lugar del incendio.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] Es (CDH )
      Para Ernesta eran unas manos obsesionantes hacia las que tenía una inclinación morbosa e infantil.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] Es (CDH )
      Algo morboso que nacía de un intuitivo temer la soledad frente al mundo, porque para Felisa la soledad era una condena que rebasaba lo humano para llegar hasta lo infernal.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] Es (CDH )
      Un día se lo contó al marido y éste le dio el parecer de que aquello era algo morboso que había que alejar.
    • 1952-1956 Arias-Salgado, G. Política información [1956] 174 Es (CDH )
      Llegar a la aplicación de estos principios de conducta en la vida privada y en la pública, en la defensa de los derechos de la persona humana y de los de la colectividad, es justamente la mejor prueba de madurez, de mayoría de edad en el proceso político y no lo contrario, como, desafortunadamente parece dar a entender el articulista al considerar que la regulación de la Prensa existente en España nos hace correr «el riesgo de que, como en otras morbosas iniciaciones, el menor se busque en rincones sombríos la información que sus presuntos educadores no le quieren dar por respeto al pudor».
    • 1952-1956 Arias-Salgado, G. Política información [1956] 357 Es (CDH )
      Todo ello y títulos como el de Periodista de Honor, y galardones como los premios «Francisco Franco», «José Antonio Primo de Rivera» y «Jaime Balmes», junto con las responsabilidad exigida, tutelada y reconocida, contribuyen a infundir en el periodista un sentido de su personal y social categoría, o —como se dice en términos deportivos— una clase muy diferente de aquella otra tradicional estimación por la cual los timbres de honor profesional consistían en la ligereza, la travesura y el escándalo, o en el cultivo de un sensacionalismo tan morboso como enclenque.
    • 1956 Villalonga, L. Bearn sala muñecas [1985] 274 Es (CDH )

      Las cosas, sin embargo, se iban encadenando de tal manera que era difícil decidir cuál pudiera haber sido el primer paso. Si una señora esbelta (que, ahora lo veía claro, no era doña Xima) no hubiera ido aquella mañana a mirar libros al Quai de la Méssagerie, yo no habría *intentado bajar del tranvía en marcha ni agredido a un *agente. Pero ¿qué necesidad tenía yo de hablar con doña Xima? ¿Convertirla? ¿Habría hecho caso *de un triste capellán de pueblo? *¿No hubiera podido ocurrir que intentara ver a los señores, perturbando de nuevo su plácida existencia? Cierto *que don Antonio era ya viejo, acababa de cumplir setenta y tres años, pero ¿quién podía asegurar...? *En aquel drama sí que no era posible averiguar la causa primera. ¿Frivolidad de don Antonio, herencias morbosas, circunstancias, azares? Todos estos ingredientes y muchos otros habían contribuido a desencadenarlo.

    • 1957 Calvo Sotelo, J. Muchachita Valladolid [1993] Es (CDH )

      .La V, de viudo, la primera... Que no sé por qué razón parece como si os rodease un misterio especial... Es algo morboso, palabra.

    • 1958 Menéndez, R. A. Ira cordero [1971] Es (CDH )
      No siento esa curiosidad morbosa por los malos momentos.
    • 1958 Menéndez, R. A. Ira cordero [1971] Es (CDH )
      (La madre asiste a la escena como fascinada. Su rostro se ilumina con una alegría enfermiza, como si su dolor todo se hubiese convertido de golpe en un infinito placer, un placer obsceno, morboso. Mira sonriente de uno a otro y actúa con una especie de frenesí.)
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )

      Su fama de poeta ha opacado el prestigio que ostentó en su tiempo como el más hábil desatador de corpiños, bragas y zagalejos. Fue en realidad el mejor coleccionista de rosas vivas, el morboso herbolario ambulante de los senderos campestres, el cambalachero retórico que daba sonetos y madrigales por virgos en flor.

    • 1959 Matute, A. M. Primera memoria [1960] 10 Es (CDH )
      ("Dicen que en el otro lado están matando familias enteras, que fusilan a los frailes y les sacan los ojos... y que a otros los echan en una balsa de aceite hirviendo... ¡Dios tenga piedad de ellos!") Sin perder su aire inconmovido, con los ojos aún más juntos, como dos hermanos confiándose oscuros secretos, mi abuela oía las morbosas explicaciones.
    • 1959 Matute, A. M. Primera memoria [1960] Es (CDH )
      —"Horrores y horrores, hombres enterrados vivos..."—, bebía distraídamente su café, y por sobre la taza, los ojos, redondos y sombríos, reseguían las letras con morbosa avidez.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Es (CDH )
      Hoy será raro el que visitando las salas del Prado, donde se encuentra lo mejor y más abundante de su obra, sienta impulsos místicos y no se vea dominado por pensamientos satíricos o por sugestiones morbosas.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Es (CDH )
      Pero los que asisten a aquellas misas parece que son en general gentes hasta cierto punto sofisticadas, con una pequeña o grande tendencia a la hipertrofia del yo y con una curiosidad morbosa por ciertas psicopatías, sexuales sobre todo.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      —Los indios se aferran con amor ciego y morboso a ese pedazo de tierra que se les presta por el trabajo que dan a la hacienda.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )

      Y a pesar de que la disculpa era real, a pesar de que todo estaba a la vista, las morbosas inquietudes que él arrastraba —afán de defender a mordiscos y puñetazos irrefrenables su amor— le obligaron a gritar:

      —¡Mentirosa!

    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      Siempre era lo mismo: un impulso morboso de venganza le obligaba a herir a los suyos, a los predilectos de su ternura.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      Llenas de morbosa curiosidad, las gentes corrieron hasta el pequeño barranco que había indicado el cholo.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      Galopó su corazón sobre el potro de una alegría morbosa.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Ar (CDH )
      Me es imposible, sin embargo, discernir lo que entonces hubo de genuino espíritu de investigación y de complacencia morbosa.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Ar (CDH )
      Aduje simple curiosidad, curiosidad morbosa.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] 100 Es (CDH )
      Le causaba un inconsciente y morboso placer hacerse la dormida, dejarse invadir por una especie de bruma que le ahorraba el angustioso trabajo de pensar en algo concreto.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Es (CDH )
      No había por aquellas trochas ninguna viña, de manera que resultaba poco probable que llegara hasta la venta el morboso exhalo de la fermentación del vino.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] 241 Es (CDH )
      Cuando estaba en el colegio, de pronto, le daba una especie de flato y se lo aguantaba sin decírselo a nadie, unas veces por un morboso prurito de vanidad y otras porque le tenía miedo a que lo metieran en la enfermería y tuviesen que abrirle la barriga, como cuando se le hinchó el apéndice a Perico Montaña.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] 252 Es (CDH )
      Sentía una morbosa necesidad de agarrarme a mis quince años, como si desde entonces no hubiese vivido del todo y me hiciera falta saturar de experiencias, aclarar de alguna forma los espacios oscuros que había ido dejando atrás.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] 306 Es (CDH )
      La depresión se le presentaba como un morboso aguijón que no conseguía sacarse hasta que no encontraba la causa, que tampoco obedecía siempre a una realidad concreta.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Es (CDH )
      Después, cuando don Andrés salía, notó otra vez la morbosa acometida de la depresión desalojándole de sosiego la cabeza.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Es (CDH )
      La desgracia goteaba su morboso incentivo sobre la rutina.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Es (CDH )
      En realidad, no eran concretamente escrúpulos, sino una morbosa y confusa mezcla de malestar y temor.
    • c1962 Isaza Jaramillo Meza, B. Itinerario breve [1970] 135 Co (CDH )
      Las gentes sin educación, los gamines perversos, se complacen en arrancar los arbolitos incipientes por el morboso placer de destruírlos; los arrojan rotos y deshechos fuera de las cercas protectoras como un desafío estúpido a la constancia de los sembradores [...].
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Tal vez presintió entonces que su nieto querido era paradójicamente feliz en su embriaguez morbosa y en el fondo sólo eso, que yo fuera feliz a cualquier precio, le importaba.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 425 Ar (CDH )
      Sólo mi abuela no se sorprendía de tales juegos, porque desde el principio había penetrado hasta la raíz de mi incapacidad morbosa, y se limitaba a menear la cabeza con una sonrisa triste en la que asomaban su invariable indulgencia y su leal ternura.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      El día de pago último hubo en el campo bananero, como todos los meses, borrachera, gritos, alegría morbosa de los solteros porque nos llegaba el cargamento de prostitutas que mensualmente nos envía la ciudad para rebajar nuestros ímpetus sexuales, dejar más ligeros nuestros exangües bolsillos y regar por la campañería, una pena más, con la proliferación de las espiroquetas pálidas, las carangas y los incordios.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Los escrúpulos morbosos son como un cuerpo extraño en la conciencia.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      No es que haya una proyección sonrática de un estado emotivo, ni siquiera una reacción de conversión, sino que la enfermedad es una experiencia desintegradora y la aparición de la cenestesia morbosa es una forma de desintegración.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      La desviación, el salto, la independencia y la fijación son caracteres que aparecen en todos los estados de angustia morbosa.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      El sentimiento de culpabilidad morboso, si se analiza profundamente, aparece adherido, no a este o a otro acto de la vida pasada, sino al acto mismo de vivir.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      En la crisis de angustia morbosa hay una tendencia desintegradora de la unidad de la personalidad.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      La angustia morbosa acaece en un plano más profundo que la angustia normal.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] 102 Es (CDH )
      En cambio, en la angustia morbosa el futuro se ha acercado al presente.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      A medida que la angustia se somatiza más es más morbosa. La crisis angustiosa, que se traduce en una brillante y amarga sinfonía vegetativa, es una crisis anormal.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      En la angustia morbosa el polo «sujeto» adquiere un relieve prevalente.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      La angustia morbosa ofrece otro carácter diferencial.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Esto es, precisamente, lo anormal, la capacidad que adquieren situaciones y experiencias de la vida cotidiana para que el sujeto dé el salto, desde el plano cotidiano de la vida habitual, al plano inhabitual y morboso de la existencia.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      El primero y más fácil consiste en afirmar que la angustia normal es menos acentuada, más ligera que la morbosa.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )

      La anormalidad en el trayecto vivencial puede acaecer por dos razones: porque la personalidad sea anormal o porque se enciendan, como en un circuito reverberativo, cargas psíquicas anómalas. El primer punto introduce el problema de la personalidad, de tan gran importancia que para muchos autores absorbe todo el grupo morboso.

    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      La reacción, obsesivo-compulsiva se caracteriza por la repetición de ideas o actos que son considerados por los enfermos como morbosos y absurdos.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Siempre se llega a la conclusión de que lo prevalente, en la angustia morbosa, es lo que ocurre en el interior del sujeto.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 288 Es (CDH )
      Imagínese qué química complicada se desarrollaba en mi interior bajo el influjo de aquellos dos agentes antagonistas: los espasmos de aquella voz entrecortada que salía del teléfono con el timbre morboso y atiplado que el mago utiliza para alcanzar el subconsciente de la médium, para atraer hacia sí todas las partículas de mi ser que flotaban coloidalmente en el miedo en espera del castigo, la reclusión o el perdón, y aquella desocupada, un poco indolente despreocupación con que —a pesar de su juventud y su situación—, haciendo chascar un sinnúmero de veces un encendedor de capuchón que no podía encender, observaba el maremágnum de aquella habitación, los papeles y oficios por los sillones, el teléfono chillón que no podía coordinar las órdenes del más allá y la rehén —o lo que fuera— aturdida y temblorosa.
    • 1967 Maldonado, L. Plegaria eucarística [1967] Es (CDH )
      No por un gusto morboso y letal del pasado, sino por una profunda y teológica intuición de lo que es su presente y su porvenir.
    • 1950-1968 Fueyo Álvz, J. Estudios teoría política [1968] Es (CDH )
      Y es más; es preciso decir que en el trasfondo de la imagen sacra del Estado hegeliano hay una potente llamada a la unidad histórica del pueblo como destino, mientras que jamás se advierta esa complacencia morbosa en la apología de los tiranuelos, que a primera vista debiera ser la obligada expresión literaria del dogma de su filosofía política.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] 628 Es (CDH )
      Desde la infancia estamos acostumbrados a antropomorfizar a los animales domésticos. Esta fotografía nos da una prueba de esta familiaridad cariñosa. Unas coristas besan y acarician a un caballo. niños de fantasías morbosas.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] Es (CDH )
      También podríamos comentar el hecho de algunas mujeres solteras, ya mayores, o bien casadas sin hijos, que ponen un morboso afecto en animales, sobre todo en perros y gatos, a los que cuidan de forma exagerada, e incluso los visten peinan, etc., gastándose grandes cantidades de dinero en su manutención y llegando progresivamente a sentir un mayor afecto hacia los animales que hacia los humanos.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] Es (CDH )
      No todos los conflictos humanos son morbosos.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] Es (CDH )
      Entre las causas de la zoofilia pueden citarse la necesidad compulsiva de satisfacción sexual, en circunstancias en que sólo instrumentalmente puede el sujeto servirse del animal, o bien una intensa insatisfacción sexual y, finalmente, una necesidad de variación en los estímulos eróticos mediante una excitación específicamente morbosa.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] Es (CDH )
      ¿Cuáles de estos conflictos son morbosos? Precisamente los que se establecen por una alteración patológica en los planos personales del ser.
    • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Ar (CDH )
      Tienen un placer morboso en dejarse llevar, sacrificarse, hacer méritos por una palmada gratificante, sentirse rodeados de camaradas que comprimen los hombres.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Y los hombres que como cuervos se posaban junto a él saltando de sus cabalgaduras, riendo y chacoteando para ahogar esa obscura sensación morbosa que asalta al que da muerte por más que esté curtido.
    • 1971 Brugalla Turmo, E. Arte Encuadernación [1996] Encuadernación Es (CDH )
      Reconozcamos —dejando aparte el grueso de morbosos delirios— que, ensayo tras ensayo, guste o no guste, se transforman con altivez las grandes ideas y los sublimes conceptos.
    • 1971 Brugalla Turmo, E. Arte Encuadernación [1996] Encuadernación Es (CDH )

      Pero lo cierto es que muy en serio está escrito que personas respetables han sido por este motivo clasificadas entre los cleptómanos.

      Esta propensión morbosa parece fea, pero al parecer no lo es en muchos casos o tiene graciosa disculpa si no median en estas travesuras intenciones de lucro.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )

      — Siempre —aclaró Julia— hemos dormido en habitaciones separadas. Él duerme en la del fondo.

      — Vamos al living —dije, irreprimiblemente ruborizado—. Apaga las luces Julia.

      — En fin... —Sagrario suspiro—. Supongo que son prejuicios:

      — Prejuicios morbosos.

      — Falso —Julia me adelantó por el pasillo—. Te molesta oír lo que se debe decir.

    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      — Nada importante —y añadí, por morbosa oficiosidad—.
    • 1972 Martín Gaite, C. Usos amorosos [1994] Es (CDH )
      El amor se incubaba, como el aburrimiento, al calor del brasero; y aquellos cortejos de repuesto, espectadores atentos, rutinarios y morbosos de la dicha ajena, aun cuando se contentaran, al parecer, con su inerte contemplación, rumiarían al calor de las brasas el desaire padecido, soñando con su turno, alimentando esperanzas de desquite.
    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] Ar (CDH )

      2º.— La mentira morbosa. Esta mentira tiene por raíz la vanidad, el deseo de ser admirado o envidiado, o de que se ocupen de quien la dice. Al principio, el niño tiene una vaga conciencia de la falsedad de sus creaciones, pero poco a poco adquiere el hábito y el mentir se convierte en una verdadera necesidad.

    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] Ar (CDH )
      Una forma extrema de esta mentira morbosa es la mitomanía.
    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] Ar (CDH )
      La tendencia a la mentira morbosa suele desaparecer con la edad, cuando la reflexión pone freno y orden en las imágenes.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Mientras le arrancaban las ropas, gritaban, se reían con morbosa nerviosidad, uno sobre todo, enorme y sucio, gritaba yo primero.
    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] 43 Ar (CDH )
      Era previsible que visto así, todo lo relacionado con lo sexual fuera "impuro" o "pecaminoso" o estuviera "manchado", y que se hubiera llegado a transformar el impulso sexual en sinónimo de morboso.
    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] Ar (CDH )
      Respecto de la tendencia general de los padres de alejar al niño cuando se desvisten, debo insistir en que tal conducta, si es exagerada, suele despertar una curiosidad mayor que puede llegar a ser morbosa.
    • 1947-a1975 Almendros, N. Cinemanía [1992] Es (CDH )
      Sin responder a una curiosidad morbosa por lo anormal, la atmósfera alucinante de pesadilla está presente a todo lo largo del film, con unos escenarios y un gusto por la composición barroca que nos recordará a veces al Bosco y Brueghel y a la Juana de Arco de Dreyer.
    • a1975 Brugalla Turmo, E. Encuadernación suntuaria Encuadernación Es (CDH )
      Soslayemos las digresiones divertidas al par que contradictorias, cuyo relato no tendría fin, e insistamos en nuestro tema, que se cifra en la encuadernación original de altos vuelos, no exenta de veleidades ni de pasiones morbosas.
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Se veía ya interrogado, asaltado por la curiosidad de las gentes del pueblo, acuciados por el morboso interés que despiertan las catástrofes y los crímenes inexplicables...
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Irritado clavó la ramita en el centro del sexo, con lentitud morbosa.
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Era una mezcla de curiosidad y morbosa satisfacción; después de todo era también «su marido».
    • 1975 Salisachs, M. Gangrena [1976] Es (CDH )
      En realidad, querían «ver» el cadáver, querían satisfacer su morbosa curiosidad a costa de altruismos falsos.
    • 1975 Vilalta, M. Piso 16 [1989] Mx (CDH )
      (Max los observa con placer morboso. Jerome se da cuenta y suelta a Stella.)
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] Es (CDH )
      Me preocupaba la confección de mi tesis doctoral y , como antes apunté , pensé consagrarla al problema del « trastorno central » de la esquizofrenia ; en definitiva , al intento de establecer con toda la claridad y toda la precisión de que yo fuera capaz el fundamento psicológico-existencial de una entidad morbosa cuya conceptuación en modo alguno parecía clara y precisa .
    • 1976 Ortiz, L. Luz memoria [1986] Es (CDH )
      Estoy curado, pienso, estoy curado y por eso quisiera que toda esa escena desapareciera, que se eclipsaran las sonrisas y los achuchones y presiento a Pilar tumbada a mi lado, a Pilar olvidando, retozona, e imagino sus largas piernas encogidas, y la oigo hablar bajito, sin tapujos ya, sin vergüenzas, diciendo quizá obscenidades en mi oído y pienso que nuestra relación en el fondo siempre fue demasiado pura, una relación demasiado comme il faut y ahora —quizá el optimismo, la curación, las vitaminas, tanto tiempo sin ella— me descubro un lado morboso al imaginarla, al pensar en el momento en que va a quitarse cuidadosamente, no ya con descuido sano como siempre, sino con un cierto pudor, con eso que mamá llamaría sin duda recochineo, los pantalones que van descendiendo poco a poco, quedándose detenidos en la rodilla y ya caen y puedo ver sus dos muslos, sentir su piel, tan cerca, y ella juega a escurrirse, se me escapa como noche tras noche en la cama del hospital cuando me parecía tenerla ya, poseerla en un descuido pero ella corría, desaparecía y estaba allí Carlos acurrucado, acechando y los dos reían y Pilar larga, estiraba las piernas y parece, parecía que me hacía señas, gestos, guiños, quizá muecas y sé que ahora como entonces, como noche tras noche, es el deseo y la tengo, la abrazo ahora, recorro su cuerpo despacito, dejando que la lengua descanse en todas las llanuras, en cada una de las pequeñas oquedades y ella se ríe, me haces cosquillas dice, deja, me haces cosquillas y siento que su piel se eriza, se le pone de carne de gallina y está sumisa y...
    • 1976 Ortiz, L. Luz memoria [1986] Es (CDH )
      Enrique no fue nunca ese estudiante, quizá tímido, masturbador precoz y arrepentido, que se encogía de sorpresa ante las ligas negras de la hermosa mujer desnuda; Enrique no fue tampoco ese muchacho dubitativo, amante de la justicia y deseoso de libertad que fue pasando sucesivamente por varias organizaciones clandestinas para después, tras un largo y no demasiado morboso episodio carcelero, acabar despanzurrando a un perro de coquetón nombre anarquista ante la presencia irritada de una mujer con la que había hecho —y había soñado hacer— el amor tantas y tantas veces.
    • 1976 Revilla, B. Guatemala [1976] Gu (CDH )
      Una vez —a los dos días—, impulsados por una curiosidad morbosa hicimos la prueba.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 12 Ve (CDH )
      Algunos poemas de dulzón y morboso erotismo le eran atribuidos.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] PR (CDH )
      Da la mano con una morbosa delectación al dolor, siente la insatisfacción de la realidad cotidiana, un complejo de inferioridad sombrío le arrastra hacia los pensamientos tristes; sólo ve el lado negativo de las cosas y en su afán por evadirse del ambiente hostil, del sacrificio tormentoso que la vida representa para él, se entrega al llanto, a la desesperación, y finalmente al suicidio.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] PR (CDH )
      En su afanosa búsqueda de lo exótico se encuentra con el indio y aquí se complace en dejarse arrastrar por un morboso pesimismo que la llevará al naturalismo: Cumandá, Aves sin nido, Guatimozín.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] PR (CDH )
      Francisco no se abandona a las más violentas emociones de la desesperación ni se deja arrastrar por un pesimismo morboso.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] Cu (CDH )
      Unos por un aroma exacerbado, otros por la simple alusión al caballo, otros por un piquito, otros por un látigo, todo se le convertía en un signo morboso que su locura trocaba en poderoso elemento germinativo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 252 Mx (CDH )
      Y luego los psiquiatras le mostraron una serie de fotografías para hacerle el TAT de Morgan y Murray, y gracias a las cuales Palinuro pudo hacer gala una vez más de toda su imaginación morbosa, pornográfica y epatante.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      'Pedofobia', por lo tanto, no es el odio a los pedos (que yo encontraría bastante justificado cuando no se trata de los propios) sino el temor morboso a los niños y sus travesuras.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 461 Mx (CDH )
      Sólo a una mente estrecha y morbosa, doctor, se le puede ocurrir asociar esas manifestaciones con los alimentos terrestres que existen fuera de nosotros.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      ¡No sabes el trabajo que me costó entrar! Casi me disfrazo de médico inglés, casi tengo que jurar que mi interés por conocerlo no tenía nada que ver con un deseo morboso de contemplar fotografías de órganos genitales externos con chancros y queratopapilomas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 490 Mx (CDH )
      ¡Hey! Doctor, le decía que mi estado mental, que se caracteriza por la pérdida... pero, doctor, regrese usted, le estoy hablando... Por la pérdida, le decía, de las inhibiciones sociales y sexuales... Doctor, no me haga correr tras usted: ¡mis piernas son viejas y débiles! y por una inclinación morbosa a las bromas y la verborrea, se conoce por el nombre de moria.
    • 1977 Prensa Triunfo, 09/07/1977 [1977] Es (CDH )
      Sin embargo, este disco actual, "Crónicas", que, como su propio título indica, tiene una componente testimonial importante, mantiene las dos fórmulas, "cançó" y "rock", puesto que algunas cosas son intimistas, personales, mientras otras son directas, duras, incluso morbosas.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Puntualíceme, sin regodeos morbosos ni jeremiadas, cómo fue que la violó.
    • 1978 García Vega, L. Orígenes [1978] Cu (CDH )
      Estaba convencido de que Lezama había quedado atrapado en su propia imagen, así como estaba convencido de que su sistema poético era la racionalización de un negarse a una última dimensión humana, y la racionalización de un morboso estilo de vida.
    • 1978 García Vega, L. Orígenes [1978] 285 Cu (CDH )
      Pues Lezama aceptó su rol de maestro, y quiso llevar su vocación literaria como expresión de una conciencia ética, pero no quiso mirar de frente a sus demonios, ni quiso reconocer los marcos que lo limitaban (muy al contrario, demonios, y marco, fueron convertidos por él en objetos de un culto idólatra), por lo que su relación con los que lo consideramos como un maestro, fue una relación morbosa y equívoca, donde los límites se confundían en una zona empantanada.
    • 1978 Prensa El País, 13/04/1978 [1978] Es (CDH )
      Ya andan por ahí quienes empiezan a tararea en los oídos de nuestra gente una morbosa cantinela de negros recuerdos y oscuros presagios: «comed democracia».
    • 1978 Prensa El País, 05/01/1978 [1978] Es (CDH )
      Las posibilidades del instantaneísmo, al que hay que unir muchas de las enseñanzas de la vanguardia rusa (aunque Rodtchenko no fuera ya sino un recuerdo), son utilizadas por estos corresponsales bélicos de un modo que también los aleja de la morbosa impudicia de algunos reporteros contemporáneos al estilo de Donald Mc Cullin.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 217 Es (CDH )
      Rígidamente acogotados por las inflexibles censuras normativas, los que de ellas se despegan sucumben en las redes del amor; contritos por la defección del ideal y mendicantes de una circunstancia menos hostil, estos desplazados constituyen una raza insensible, una raza depauperada que siente, en esa forma morbosa del histerismo, la nostalgia del sexo.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 232 Es (CDH )
      ¡Ay amor, amor, cuántos crímenes se cometen en tu nombre! Cesa ya de mortificarnos con tu guadaña implacable, no nos embeleses con tus dulcísimos ardides, repara en lo que haces, por ejemplo, con el obseso Alfonso Yáñez (Tobilleras, Joaquín Belda), fetichista del cabello femenino cortejador de la ninfa Lolín, de trece añitos, en palcos del cine Iberia y variopintos cafés, hasta que enterada la familia de la niña deshace el idilio ingresando a la precoz en un internado de señoritas para mayor desgracia de Alfonso, que se dirigirá a un especialista de los nervios por si su morbosa avidez tiene remedio, que lo tendrá en parte y no completa, porque no cejando la madre de Lolín en el empeño de casarle con su hija, cuando al fin accede a desposarla Alfonso, infausto sino el del fetichista, que ya la avispada Lolín ha decidido recogerse el pelo.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 221 Es (CDH )
      Siendo este malestar evidente, pues basta derramar los ojos por el entorno y tropezar con la miseria, la prostitución, los sórdidos cafés de camareras y el espectáculo ínfimo en los tablados, la sintaxis crispada con que se describe es la voz apasionada del que padeciéndolo propugna la redención de la enfermedad, por más que en ocasiones este visionario reformista embarcado en la ensoñación, tremole la entelequia liberadora con la delectación morbosa del modernista que lejos de desvelar el problema se ocupa en atizarlo.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 218 Es (CDH )
      Manifestación estragada de un instinto normal en las formas más morbosas del sensualismo, esto es, en la lujuria y en la pasión, manifestación contraria, a los ojos de Trigo, de la nacida del verdadero amor en que la sexualidad está determinada por los deseos normales.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 52 Es (CDH )
      Cuando después de haber vencido sus inconfesables reticencias el joven luis se entrevista con la maligna, este encuentro, enfocado en principio desde la perspectiva de una generosidad desinteresada ávida de comunicarse, se pervierte por la amenaza de descarga mortífera que la aterrada de ser pasto de la impureza lleva sobre sí y tras la desilusionante intentona, prefieren la morbosa quemadura de una rijosidad sin correspondencia a las teológicas llamas infernales y eso que, equiparando ambas fogatas, se hermanan las dos lumbres en prolongada separación del bien querido.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 143 Es (CDH )
      Su curiosidad morbosa, exaltada y llena de intuiciones, exige calmar una intranquilidad surgida en el noviazgo: ese cuerpo suyo que inocente y franco se expone a la contemplación del espejo, se enturbia al reflejarse en los ojos del amante.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 119 Es (CDH )
      Arrepentido de su indeterminación y condenado a lamerse las heridas abiertas por el encuentro, vivirá siglos de penitencia durante los días sucesivos, renovará fúnebres lamentos si la bella emigra del campo de Marte rumbo a su intimidad egoísta, pero de no deleitarse morbosamente en la contemplación de su desdicha apreciaría cautos adelantamientos en el ceremonial de compenetración muda, pues a fuerza de timarse cambiando miradas insinuadoras en la más estricta reserva para que ningún espía se percate, acostumbrándose al rigor de la maniobra Juan pierde el respeto al formulario y un histórico día, liándose la manta a la cabeza, resucita de la bíblica Palestina uno de esos prodigios no previstos por la terapéutica de Hipócrates y que la deferencia de los evangelistas nos legó, e igual a aquellos afásicos irrecuperables que ante la imperiosa consigna de las alturas asumían el poder de entenderse con sus contemporáneos atónitos, desde este momento ganados a la religión por la irrefutable demostración de superioridad de la magia sobre la ciencia, la insipidez de una relación sin altibajos ni gratificaciones concluyentes sirve de revulsivo al galán para que en portentoso hito biológico, y en vez de cumplir por el ano las órdenes emanadas de los intestinos, rompa los precintos de las buenas maneras que en el paseo se estilan, y contra lo que su pusilanimidad pudiera hacer presumir, desembuche por la boca lo que reprimido almacenaba en sus entrañas, esa ruptura con el cagarse de miedo denominada flirteo, palabras dichas al cruzarse con la dama y no dirigidas a su rostro, que eso sería piropo, sino al amigo de correrías o al cielo inclemente y con la atronadora dosis de voz justa para que las misericordiosas ondas acústicas transmitan el énfasis de la modulación, requisito bastante para rubricar con mayor solidez que el cruce visual su predilección —ya sea por confluir ojos y lengua en este sistema de señales, ya por presentarse a los varios días de conocimiento y aportar el método el ingrediente de la novedad, siempre estimulante para los que allanándose a sus respectivas presencias agradecen la transgresión del hábito como preciosa dádiva—.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 63 Es (CDH )
      Se comprenderá así, que la masiva aceptación de estos libros —que de 1890 a 1930, período aproximado de esplendor, pasan por innumerables manos—, no sólo derive del morboso ingrediente que aportaban sino de su acierto al conectar con una sentida inquietud popular.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 49 Es (CDH )
      Al sugerirnos un modelo inexacto y superlativo, ciertamente el narrador nos engañaba pero ofrecía al extranjero a esa vivencia el verídico documento de nuestra incapacidad: de tanto pensar en ella con morboso fetichismo, demandábamos el bálsamo de una ficción que remitiera en nosotros las ganas furiosas de aplastar (...) aquél cuerpo cimbreño de movimientos felinos, por lo que retirándose a un desván de remiendos y manipulando insuficiencias, el creador regalaba a los inadaptados una mujer a la medida de su insatisfacción.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Es (CDH )
      Lo que veía ante ella era de más alcurnia morbosa.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] 331 Es (CDH )
      No lo dedujo por un proceso mental, puesto que toda esta zona de su capacidad intelectiva estaba enferma y en plena virulencia del brote morboso.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Es (CDH )
      Freud era un sabio que descubrió uno de los métodos más eficaces para hacer aflorar al consciente secretos morbosos, escondidos en nuestro interior, perdidos en la memoria, como un niño abandonado en el bosque... que sabe que existe un camino para su salvación, pero que no lo encuentra.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] 125 Es (CDH )
      ¿Significaba esto que la locura consistía en la sublimación patológica o en la descoyuntación exagerada y morbosa de unas tendencias previas que ya estaban latentes en el individuo cuando era sano? A Alicia se le daba una higa que una bordadora de laborterapia se entendiese con uno de los cultivadores de la huerta, que el doctor Ruipérez —que, según la institutriz, era hijo ilegítimo— prolongase más de la cuenta sus sesiones de psicoterapia con una antigua maestra poseída de furor uterino.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] 65 Es (CDH )
      ¿Era insincero, y conocía que allí —a pocos pasos— vagaba un ser que compartió, con él el claustro materno y, aun sabiéndolo, se obstinaba en negarlo? De ser así, la malformación morbosa de su personalidad pertenecía a los sentimientos.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Es (CDH )
      Las esquizofrenias tienen de común con las paranoias la existencia de estos delirios de interpretación: la deformación de la realidad exterior por una tendencia invencible, y por supuesto morbosa, a ver las cosas como no son.
    • 1979 Mtz Reverte, J. Demasiado [1989] Es (CDH )
      — Me han dicho que hay maricas —comentó con un deje de escándalo morboso en la voz—.
    • 1979 Onetti, J. C. Dejemos hablar [1991] Ur (CDH )
      Habían hecho el amor, ella con su natural mezcla de candor y perversión; él con una virilidad sorprendente que le pareció, cada vez, ajena y morbosa.
    • 1980 Prensa El País, 11/10/1980 [1980] Es (CDH )
      La gente compraba el disco en plan morboso, para ver cómo era la hija de Lola, para ver cómo cantaba... Luego hubo gente a la que le gustó y supo por vía directa quién era Lolita.
    • 1980 Prensa El País, 25/10/1980 [1980] Es (CDH )

      Y aún quedan las letras. Palabras que hablan de viajes y de guerras, de ciudades y de muertes. Y no es que sean morbosos, es que reflejan una realidad, tal vez de manera algo balbuceante o entre cortada, pero la reflejan.

    • 1981 Aisenson Kogan, A. Cuerpo [1981] Mx (CDH )
      Para las lesiones parietales más severas y acompañadas de trastornos de la motricidad, la lista es más larga: anosognosia (inconsciencia de una hemiplejia), reconocimiento tardío de una hemiplejia, negación de la hemiplejia, movimientos ilusorios de miembros paralizados, negación de la posesión de miembros contralaterales, fenómenos fabulatorios, despreocupación por la enfermedad (anosodiaforia), temor o aversión morbosa por el estado de parálisis, personificación de miembros paralizados, disminución de la conciencia de enfermedad (hipoesquematia y esquematia), miembros fantasmas supletorios, transformación, movimientos o desplazamiento ilusorio de miembros paralizados, aumento ilusorio del poder de miembros no afectados (pseudodinamauxesis), trastornos del lenguaje en relación a la descripción de la hemiparesia.
    • 1981 Guelbenzu, J. M. Río luna [1989] 190 Es (CDH )
      Un miedo que, sin embargo, se alimentaba de la morbosa necesidad de sospechar y que así le mantenía aferrado a la barra, como drogado por su propia inseguridad, sus dudas, su estallante sentido de la fidelidad que ahora se desataba embravecido y en cuya herida parecía tanto satisfacerse como desfallecer de infelicidad.
    • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] 81 Co (CDH )
      ¿Y las piernas? Augusto Jota casi se tapaba los ojos, púdico y avergonzado —No es morbosa delectación, ni que me estuviera volviendo escoptófilo, sino pura, simple y sana curiosidad— cuando al comienzo empezaron a insinuar su bien contorneada firmeza, su elasticidad y su ritmo.
    • 1981 Padilla, H. Jardín [1981] Cu (CDH )
      Había una especie de complacencia morbosa en aquel tono urgente que lo recriminaba por encima de la máquina de escribir.
    • 1981 Padilla, H. Jardín [1981] 269 Cu (CDH )
      El sol les daba una pátina cobriza a los grupos, dominados por una expectación morbosa.
    • 1981 Prensa Revista Hoy, 07-13/01/1981 [1981] Ch (CDH )
      Pero no dejamos de ver en las causas de la buena organización de los comandos extremistas, de su transitoria eficacia, y de la sobradora indiferencia con que son mirados —lo cual naturalmente es malo— están en el proclamado agotamiento de las corrientes de opinión y en el permanente y morboso afán por desprestigiar a los partidos políticos y a sus dirigentes.
    • 1981 Savater, F. Caronte [1981] Es (CDH )
      — Por ahí no vas bien, chico, créeme, no debes torturarte con ideas morbosas.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] 20 Es (CDH )
      Por contraste, en tierra, tres perrillos contemplaban la escena con avidez morbosa.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
      Comenzaba a ser víctima de la morbosa fascinación de las cosas de ultratumba.
    • 1982 Araya, E. Luna [1982] Ch (CDH )
      "Hércules mordió la teta de su madre, saltó la leche y se formó la vía láctea", mi amor platónico se interrumpía, sentía deseos morbosos de lanzarme a morder los senos de Venus y demás diosas formando "vías lácteas" por mi cuenta.
    • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] Es (CDH )
      Liándose una toalla a la cintura, venció la morbosa tentación de reproducir el pasado y salió del cuarto de baño.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] 7 Es (CDH )
      Pero Betsabé, Micol y aquella otra Catalina Mármol, acusada de sacrilegios nefandos, cuya culpabilidad no pudo ser probada, eran entonces, a fines del siglo decimonónico, leyendas que sus descendientes habían ido fantaseando de generación en generación con esa peculiaridad tan judía, que es obsesión morbosa por lo genial y bello.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] 114 Es (CDH )
      Froilán Fonseca, indiferente a las miradas de morbosa curiosidad que despertaba, buscó refugio en la soledad de la playa casi siempre despoblada, sentado en su silla de tijera a la sombra de la roca elegida, despreocupado de su sobrina, que intentaba en vano vivir algo inesperado capaz de colmar la insatisfacción que la monotonía cotidiana le producía.
    • 1983 Aguilera, N. Caricia rota [1983] Mx (CDH )
      Así pues, con morbosa curiosidad decidieron ahondar en la vida de cada uno, a través de charlas con amigos comunes, de preguntas directas a gente que conocía a uno u al otro y de una serie de hábiles recursos de paparazzi.
    • 1983 Savater, F. Sinapia [1983] Es (CDH )
      He oído hablar de centros especiales donde se interna por razones terapéuticas a los casos más agudos de libertinaje morboso.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] Es (CDH )
      Andrés comprendió a medias mi aparentemente morboso deseo y a regañadientes consintió en concederme unos minutos.
    • 1984 Duque, A. Suicidio modernidad [1984] Es (CDH )
      Para llevar estas ideas a la práctica hace falta un ejército, y ese ejército lo componen los sentimentales —los «bobos ojitiernos» que decía el Ridruejo falangista—, los intelectuales que adulan a cierta juventud que les infunde un miedo morboso, «pues se figuran, en su ignorancia, que tiene en sus manos el porvenir de Rusia», los «progresistas», «cuya principal preocupación es no quedarse atrás» y, sobre todo, lo más importante: la canalla.
    • 1984 Prensa El País, 01/02/1984 [1984] Es (CDH )
      Sin embargo, me queda una duda: ¿no habría una intención de provocar algún tipo de escándalo (si es religioso, mejor) para con ello atraer a un público que se pirra por este mundillo morboso? En este caso yo le diría al señor cardenal Jubany que si algún cristiano pierde la fe por ver el Teledeum, es que su fe no valía dos cuartos.
    • 1984 Wolff, E. Balsa Medusa [1990] Ch (CDH )
      Tiene una mente morbosa...
    • 1985 García Morales, A. Sur [1994] Es (CDH )
      Tía Elisa se retiró dejando escapar su irritación y sus morbosos pensamientos en voz sofocada.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] CR (CDH )
      Le gusta mucho esa música morbosa y triste.
    • 1985 Tomeo, J. Amado monstruo [1995] Es (CDH )
      Pero, pese a todo, tampoco podemos correr el riesgo de incurrir en excesivos sentimentalismos y en morbosas filantropías.
    • 1985 Tomeo, J. Amado monstruo [1995] Es (CDH )
      ¿Qué entiende usted por morbosas filantropías?, le pregunto.

      Usted lo sabe perfectamente (responde). Usted sabe muy bien que incluso los mejores sentimientos, si se exaltan más allá de unos límites razonables, pueden conducirnos a lamentables errores.

    • 1985 Tomeo, J. Amado monstruo [1995] Es (CDH )
      Le veo ahora situado en el centro de un universo de aceradas eficacias, en el que no caben madres obsesivas ni, como él mismo dijo antes, morbosas filantropías.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )
      Fui hasta la cama y toqué su cuerpo (por un hombro) porque entonces, mi mente morbosa, se me ocurrió que estaba muerta, tal vez aniquilada por el mal de la mujer mala.
    • 1986 Chávez Jr., G. Batallador [1986] Mx (CDH )
      Yo no era más que un borrachín dado al vicio y a una actividad morbosa en todos los órdenes.
    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] PR (CDH )
      Empezó entonces nuestra morbosa curiosidad por el sexo, tornada aún más morbosa porque empezamos a comprar revistas y novelitas en inglés sobre relaciones sexuales, y porque llegó una maestra de matemática sustituta, recién casada, quien a los dos meses estaba encinta.
    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] PR (CDH )
      Yo no le guardé luto porque Mami nos había enseñado que esa era una costumbre morbosa española, que el luto de verdad se lleva en el corazón y no en la ropa, pero tuve muchas ganas, de adentro, de vestir de negro austero por él por mucho tiempo, de no andar de colores por la vida, de demostrarle de alguna manera, solidaridad con su muerte.
    • 1986 Martini, J. Fantasma imperfecto [1994] 19 Ar (CDH )
      En lo alto de su pelo seco y marcado por las ondas de una burda permanente casera flotaba un birrete azul con vivos blancos que a él se le antojó ridículo, tal vez obsceno, si por obscenidad podía entenderse también la inquietud morbosa o el malestar en el alma que un objeto o una persona podían inspirar en un observador enlazado a dos o tres convenciones elementales y estrictas acerca de la armonía entre las cosas y los cuerpos.
    • 1986 Prensa ABC, 01/11/1986 [1986] Es (CDH )
      Ya ni siquiera me cansa el interés morboso por mi homosexualidad proclamada.
    • 1986 Prensa ABC, 19/04/1986 [1986] Es (CDH )
      Con motivo de la extradición de EE UU, a la capital azteca, del «Negro» Durazo, sujeto nada recomendable, reclamado por los Tribunales de su país por un centenar de delitos comunes de todo tipo, que cometiera en sus días de jefe de Policía (durante el periodo presidencial de López Portillo), su ex jefe de ayudantes, un miserable felón nombrado José González, explotando morboso sensacionalismo, ha publicado un libraco en el que afirma con desfachatez, que en 1956 (entonces era presidente de México el señor Ruiz Cortinas), Castro y Guevara «fueron torturados» por órdenes de Morazo.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] 48 Ch (CDH )
      Yo la escuchaba con morboso terror y cada vez solicitaba nuevos detalles.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] Es (CDH )
      Me estaba atacando una compasión morbosa; veía a los matones como víctimas; hombrecillos subterráneos, nacidos en los pudrideros de una mina de estaño, alzados por milagro al traje de hilo.
    • 1987 Cifuentes, E. Nueva Esmeralda [1987] 71 Gu (CDH )
      Y como él, para no perderla completamente aparentaba creer todo esto, se fue encerrando cada vez más y más en su aislamiento, en su enjorobamiento y en una manía morbosa de ahorrarlo todo, como para compensar lo que ella despilfarraba.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] 112 Ch (CDH )
      Tenía que hacer cuajar una combinación rarísima de carisma y de medianía: unir los dones innatos, la chispa divina, con esa mediocridad, esa vulgaridad no exenta de astucia, esa uniformidad gris, que los habitantes de la angosta faja de territorio, con unanimidad desconcertante, odiaban de todo corazón y al mismo tiempo amaban, o por lo menos veneraban, puesto que toda salida de esos moldes les producía, junto con una morbosa fascinación, una desconfianza insuperable, un sentimiento de hostilidad virtualmente homicida.
    • 1987 Prensa Clarín, 03/07/1987 [1987] Ar (CDH )
      Los dilemas que enfrenta nuestro pueblo, sus angustias y sus necesidades, su esperanza en un futuro mejor, no admiten un agravio tan morboso e infrahumano, tan irracional y tan repugnante.
    • 1987 Vicent, M. Balada Caín [1993] 97 Es (CDH )
      Sus fugas repentinas me hacían sufrir y a la vez llenaban mis venas de una sensibilidad morbosa nada desagradable.
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Ve (CDH )
      Así la curiosidad se hace morbosa y se explica por qué noticia alguna que trate de otro tema no pueda competir con lo antes señalado.
    • 1988 Hidalgo, M. Azucena [1988] 58 Es (CDH )
      Las explicaciones de Sebas me parecían más morbosas que nunca.
    • 1988 Montero, R. Amado amo [1988] Es (CDH )
      Alto ahí, era una obsesión morbosa, era dañino, no podía seguir alimentando esa demencia.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] Es (CDH )
      Los curiosos se empujaban unos a otros para ver mejor, con morbosa expectación.
    • 1988 Vázquez-Figueroa, A. Caribes [1990] Es (CDH )
      La soledad, rodeado de seres tan distintos, se le volvía agobiante, y una tarde se sorprendió a sí mismo sentado en la cima de una estrecha quebrada lanzando largos silbidos únicamente por experimentar el morboso placer de escuchar el eco que le devolvían las paredes de roca, lo que le recordaba las largas charlas que mantenía en su isla con los pastores, o con su buen amigo el cojo Bonifacio quien desde el fondo del valle le ponía al corriente de cuanto ocurría en el villorrio.
    • 1989 Barnatán, M. R. Con la frente marchita [1989] Ar (CDH )
      Que Venecia en invierno y Praga en verano hicieron crecer en mí morbosas pasiones.
    • 1989 Esquivel, L. Como Agua [1995] Mx (CDH )
      Tita abrió el cofre con morbosa curiosidad.
    • 1989 Fuentes, C. Constancia [1997] Mx (CDH )
      Perdóname, Constancia, por haberme tardado tanto en traerte a América... Repetí esto varias veces, tratando de dormir (a pesar de los ofrecimientos de las azafatas); pero mi sueño era una serie de imágenes de muerte brutal, de fuga y de prolongación morbosa de la voluntad de vivir.
    • 1989 Schz-Ostiz, M. Gran ilusión [1989] 139 Es (CDH )
      Ya eran mayores y todo aquello resultaba enfermizo más que morboso.
    • 1989 Tusell, J. España Franco [1989] 190 Es (CDH )
      Su actitud nacía de una prevención extremada que le llevaba a considerar como delito no sólo cuanto atentase a los principios del Movimiento (ya de por sí bastante vagos) sin también la divulgación morbosa de hechos inmorales; también quería, en cualquier caso, la estricta responsabilidad del director de un medio de comunicación de cuanto apareciera en él y la posibilidad de restablecer la censura previa mediante una simple decisión del Gobierno.
    • 1990 Márquez, J. Hernán Cortés [1990] Es (CDH )
      (Lo mira indiferente; e indiferente, con la morbosa ilusión infantil de ser el primero en comunicar una desagradable noticia, sale corriendo mientras anuncia.)
    • 1990 Rausch Herscovici, C. / Bay, L. Anorexia [1995] Ar (CDH )

      La novedad de esta revisión es que adopta el término de "bulimia nerviosa"que introduce Russell; incluye la necesidad de especificar las actitudes anormales del paciente respecto del temor morboso a la gordura, y destierra la separación tajante que previamente hacía entre bulimia y anorexia nerviosa.

    • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] 166 Es (CDH )
      Fernando, por cierto, anda detrás de mí para que le deje leer lo que llevo escrito. Curiosidad morbosa y, a lo peor, algo maligna.
    • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] 209 Es (CDH )
      Dionisio alzó los ojos, buscó con ellos la línea de la costa, dejó el libro en el suelo, salió otra vez al patio del bungalow, se desnudó, se ducho sin enjabonarse, se acercó al lavabo, se apoyó en su borde, hundió la mirada en el espejo y escrutó con avidez y morbosa complacencia la imagen que el azogue le devolvía.
    • 1991 Cano Gaviria, R. Lección abismo [1991] Co (CDH )
      He ahí, querido Robert, cómo, con sus sapientísimos catorce años, Pierrette sabía por intuición y sin duda también por el morboso instinto que la ha llevado a frecuentar a tan tierna edad lecturas que tratan de los descarríos de la naturaleza humana, lo que a mí se me ha revelado más lentamente por un camino más largo.
    • 1991 Cano Gaviria, R. Lección abismo [1991] Co (CDH )
      Se lo pido porque la creo perfectamente capaz de resucitar a Thérèse si no le pone freno a su morbosa curiosidad, y porque no ignoro que gracias a su fantasía usted tiene tanta fe como otros gracias a la religión...
    • 1991 García Schz, J. Historia triste [1991] Es (CDH )
      Se vistió y se arregló con calma, casi con morboso deleite, esperando la hora de la cita.
    • 1991 García Schz, J. Historia triste [1991] 395 Es (CDH )
      Al carecer de la inquietud que provoca la sospecha, el temor al rechazo, Irene seguía acudiendo a esas citas de la ciudad con ilusión, enamorada, siempre con una cierta y morbosa curiosidad, como un niño que va donde le dicen sus mayores, convencido de que si les hace caso descubrirá nuevas parcelas de la vida, pero también acudía a ellas sabiendo lo que iba a encontrar.
    • 1991 García Schz, J. Historia triste [1991] 440 Es (CDH )
      Sus nervios aumentaban, y ni la invisible armadura del alcohol podía contener esa lenta ascensión a la cima de un insondable y morboso beneplácito.
    • 1991 Jiménez Emán, G. Tramas [1991] Ve (CDH )
      Encontraba un recóndito placer en aquella fatiga sexual, un placer morboso por lo angustiante y forzado que había en él.
    • 1991 Najenson, J. L. Memorias erotómano [1991] Ar (CDH )

      Pero el caso de Rosalind era exactamente lo contrario: si la claustrofobia, como ella había indagado con explicable interés, es «el terror morboso a la permanencia en lugares cerrados», la «claustrofilia», por oposición, sería la atracción —igualmente morbosa— a permanecer en tales sitios, aunque este segundo término no figurara en los diccionarios.

    • 1991 Pitol, S. Vida conyugal [1991] 126 Mx (CDH )
      Alicia consideró que la noticia la había perturbado, que debía habérsela administrado paulatinamente, que con toda seguridad no podía sino pensar en Nicolás, por eso se quedó muy sorprendida cuando su amiga, a medio plato, comenzó a hablar y de que su conversación no tuviera ninguna relación con la noticia recibida sino que se refería por entero a los días aciagos de su detención, a la bazofia pestilente que hacían pasar por comida, a los interrogatorios que duraban noches enteras, realizados en un cuarto estrecho iluminado por un fuerte foco, de manera que ella nunca sabía si era de día o de noche, a la campaña de calumnias de que había sido víctima, a las declaraciones enloquecidas del profesor de historia del arte, el funesto Ferraris, que la prensa reprodujo con morboso lujo de detalles, y ese día extendió el relato a una zona que jamás había tocado ante ella, a la golpiza que aquel italiano enloquecido le había acomodado tan pronto como fue puesto en libertad y de la que psicológicamente nunca había logrado reponerse.
    • 1991 Prensa ABC Cultural, 20/12/1991 [1991] Es (CDH )
      Dicho esto, habrá que añadir, en seguida, que quienes se aproximen al texto con la intención de encontrar un documento descalificador de la gestión del gobernador, revelador de maniobras para el acceso, la conservación y el disfrute de la "autoridad monetaria", o simplemente, morboso acerca de su vida pública y privada, quedarán defraudados en su expectativa.
    • 1991 Rossetti, A. Alevosías [1991] 101 Es (CDH )
      Pero acabó sintiéndose espoleado por los recónditos y desconocidos placeres que las voces le anunciaban y le invadió una morbosa marea de salvaje goce y de culpabilidad.
    • 1991 Satué, F. J. Carne [1991] Es (CDH )
      Por un pudor indefinible hubiera preferido que aquel juego morboso no tuviese lugar en el despacho.
    • 1991 Vila-Matas, E. Suicidios [1995] Es (CDH )
      No pudiendo ya hacer nada por él, recé una oración en compañía de otro vagabundo, y poco después, muerto de curiosidad, me dirigí a Villa Nemo, donde viví el placer morboso de pasearme harapiento y barbudo por entre las ruinas de la que había sido mi deslumbrante mansión.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )
      — ¡Ah sí! —dijo el general, regresando de algún pensamiento morboso, la mandé llamar porque estuve pensando anoche, revisando los planos en mi casa, que en la terraza frente a la sala, además de la pérgola, quisiera construir unas instalaciones para barbacoa...
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] 112 Ar (CDH )
      Una pereza morbosa y una especie de desconfiada modorra que rehusaba interrogar el porvenir, se había apoderado de mí.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] 148 Ar (CDH )
      Sabe que todo eso está mal; que cobra por los análisis lo que no valen, pero lo hace y hasta parece que encontrara un morboso placer en ir contra lo que su conciencia le dicta.
    • 1992 Leguina, J. Tu nombre envenena [1992] Es (CDH )
      Le conté a Carmen lo sucedido, lo que provocó su curiosidad morbosa.
    • 1992 Menassa, N. Porvenir clínica psicoanalítica [1992] Ar (CDH )
      A los seis años tuvo su primera erección que comunica a su madre, enfatizando molestias a la que se le suma la idea morbosa de que sus padres conocían sus más íntimos pensamientos por habérselos revelado él mismo, en voz alta sin darse cuenta.
    • 1993 Andrade, J. Un dios [1993] Ar (CDH )
      Una emoción un poco morbosa como la que sentía leyendo los romances de las actrices —algo ajeno y propio a la vez; incluso de la otra cuadra había salido una modelo publicitaria: la Martita, quién lo diría; bah, quién lo diría no, porque apenas se hizo señorita echó un físico bárbaro y además lo aprovechaba bien, bueno, era muy despierta, demasiado para la edad, era provocativa, usaba unas minifaldas descaradas, a los muchachos del barrio se les cortaba el aliento, ¡le decían cada cosa!..., y ella pasaba muy seria, haciéndose la seria en realidad, porque unos metros más allá se reía sola, ella la tenía bien manyada, como a Rómulo, su marido, que casi podría haber sido el abuelo y se le iban los ojos—, emoción en todo caso de una ley inferior a la del orgullo que sentía la madre por la obra que le pertenecía.
    • 1993 Andrade, J. Un dios [1993] 96 Ar (CDH )
      Ahora era un niño desvalido y ansioso ante la mamá que juega su juego, anuncia el regalo de cumpleaños sin decir de qué se trata, estira la delicia del secreto y la pequeña tortura de su ser amado y manejado, goza con ese poco de sufrimiento que infiere, el placer morboso de contemplar el dolor de quien más queremos.
    • 1993 Argullol, R. Razón mal [1993] Es (CDH )
      De ahí que, mientras a las informaciones oficiales se les otorgaba escaso valor, las suyas, ricas en conjeturas, eran escuchadas con morboso interés.
    • 1993 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría I [1993] Es (CDH )
      2) «Soñé que yo era una monja. Estaba vestida de monja en un convento: se respiraba en éste un aire de sexualidad morbosa, enfermiza. Me masturbaba y me sorprendían la superiora y otras monjas, que empiezan a dar voces. Me castigan, encerrándome y dejándome sin comer ni beber. Yo tenía hambre. Me desperté angustiada.» lt (convento)
    • 1993 Rovinski, S. Herencia sombras [1993] CR (CDH )
      Para el bochorno de Manuel y Catalina, y la morbosa comidilla de la gente, don Pedro había encontrado la muerte en la tina de un motel de San Francisco de Dos Ríos.
    • 1993 Ruiz, Andrés Rosas [1993] 58 Es (CDH )
      Es interesante recordar lo olvidado... Es tremendo cómo nos ata el pasado. (Y observa la actitud de Rosa con cierto placer morboso.)
    • 1993 Nasarre, P. País Nunca Jamás [1993] 90 Es (CDH )
      No sé darle nombre, era algo irracional que me llevaba a rebuscar en los cajones de su dormitorio, antaño de ambos, mirar las prendas que tiraba por el suelo cada vez que se arreglaba para salir, oler su perfume, un aroma nuevo que me excitaba cuando la tenía cerca, casi un deseo que nacía del odio, de la recreación morbosa en la idea de follármela, de humillarla.
    • 1994 Armas Marcelo, J. J. Madrid [1994] Es (CDH )
      Ni siquiera podía achacarse a la morbosa curiosidad que acompaña a veces a la tragedia humana aquella repentina voracidad con la que Mistral buscaba atar los cabos de una historia que al menos para él resultaba sorprendente.
    • 1994 Armas Marcelo, J. J. Madrid [1994] Es (CDH )
      A partir de la sospecha de violación de aquella parte de su vida, Eva estableció nuevas reglas para el juego cotidiano con el retratista que, al fin y al cabo, cultivaba también ese morboso empecinamiento del enfermo cuya conciencia se agita desmesuradamente cada vez que la realidad le demuestra que su mal crece, se desarrolla y alimenta nuevos achaques, nuevos vacíos que vienen a vulnerar su soberbia y falsa seguridad.
    • 1994 Gmz Pz, R. Buenas costumbres [1994] Es (CDH )
      No hay nada perverso ni morboso en el amor entre dos personas casadas, pero ese torrente de afecto pertenece al ámbito íntimo, de una nueva intimidad a dos.
    • 1994 Padilla, I. Imposibilidad cuervos [1994] Mx (CDH )
      En mi trajín por cubiertas, bultos y gestos agobiados por la fuga, había alcanzado a comprender que no podía ser la morbosa contemplación de su acabamiento lo que me incitaba a buscar a un antiguo conocido en desgracia, que no a un amigo.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 24/10/1994 [1994] Es (CDH )
      — No, porque no me mueve la curiosidad morbosa, sino la finalidad de conseguir esa mínima expresión para culminar el proyecto que estamos llevando a cabo.
    • 1994 Prensa El Mundo, 16/07/1994 [1995] Es (CDH )
      Más tarde esta complaciente y fatalista señora le rastrea con morboso detenimiento la vena adecuada para meterle un pico de jaco.
    • 1994 Prensa El Mundo, 16/07/1994 [1995] Es (CDH )
      Logra empaparte con su clima morboso, te crea malestar, te mete dentro de sus obsesiones.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      Muy especialmente la dureza y la represión que puede traducirse en crueldad hacia los niños, algo de lo que sólo me atreví a mencionar en algunos de sus aspectos porque —oh, el problema del novelista que se acerca a la historia— la realidad parece sobrepasar nuestra capacidad imaginativa, y por lo tanto volverse inverosímil, o lo que es peor, morbosa.
    • 1995 Bonilla Vélez, J. I. Violencia [1995] Co (CDH )
      Según una funcionalización práctica que se hace de esta teoría, se suele señalar que la gente siente cierta atracción por las páginas, secciones o noticias construidas a partir de sucesos de sangre y de violencia como consecuencia del espíritu morboso que la asiste.
    • 1998 Calvo Serraller, F. Paisajes [1998] Es (CDH )
      No hay que extenderse, por lo demás, en la afición solanesca por la huesa, ya fuera manifestada en su morbosa afición romántica por no perderse ningún cementerio de las muchas localidades dentro de Madrid, ya fuera en su macabro gusto, igualmente romántico, de rodearse de esqueletos y calaveras, o ya fuera, en fin, por frecuentar cualquier mercado donde el espectáculo principal fueran muertos, cadáveres humanos o animales, cualquier clase de figuras yertas y apergaminadas, aunque se tratase de cera...
    • 1998 Calvo Serraller, F. Paisajes [1998] Es (CDH )
      Ayer y hoy, pues las cosas tampoco han cambiado tanto desde la perspectiva de la ideología global, ese regodeo en las taras y limitaciones humanas es atribuido a las tendencias morbosas de una personalidad.
    • 1998 Calvo Serraller, F. Paisajes [1998] Es (CDH )
      La búsqueda de una osamenta para la invertebrada identidad española, de una o de otra manera atenazó las mentes de los noventayochistas, que amaban el descarnado paisaje castellano, pero la pasión solanesca por la huesa resultaba reduplicativa, de una acumulación insistentemente intempestiva, de una redundante procacidad existencial, muy capaz de hacer dudar acerca de la verdad de la realidad aludida: ¿visión física, físicamente metafísica, metafísicamente alucinada, alucinadamente morbosa?
    • 1999 Andahazi, F. Piadosas [1999] Ar (CDH )
      Probablemente, mediante este supuesto, justificara la condesa el morboso placer que le provocaba ver la sangre brotar de sus bellas sirvientas, como presenciar el espectáculo de la muerte en el curso de los inhumanos tormentos a los cuales las sometía.
    • 1999 Prensa Diario de Navarra, 05/05/1999 [1999] Es (CDH )
      Las autoras del trabajo ganador denuncian el tratamiento muchas veces 'morboso y simplista' de los medios de comunicación de los casos de violencia contra mujeres.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Hacer como si nada hubiese ocurrido, como si todo hubiese sido una invención morbosa, una especie de sueño irrealizable, ¿no lo crees? —yo callaba—.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Sus lecciones versaron entonces —obviamente— sobre la incompletitud de las matemáticas y despertaron un interés espectacular, incluso morboso, entre quienes asistían a escucharlo.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] 12 Mx (CDH )
      Para él, esta cotidiana inmersión nocturna —este regreso al castigo que han sufrido sus adversarios— es más una terapia que una diversión morbosa.
    • 2000 Monsiváis, C. Aires familia [2006] Mx (CDH )
      Es que yo soy directa. ¿Es morboso preguntar cómo le hiciste con tu homosexualidad?
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Volví la cabeza con lentitud hasta posar los ojos sobre el relicario... ¡Vacío! Giré violentamente hasta localizarlo; el señor Nataraya danzaba con morbosa lentitud en medio de la espaciosa habitación con una sinuosidad imposible para cualquier mortal.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      "Dos Almas" flotaba en el programa con una suavidad casi morbosa.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bo (CDH )
      Carolina dirá que tengo una mente morbosa.
    • 2006 Reyes, Y. Pasajera tránsito Co (CORPES)
      - Y eso que Javier no demora en llegar: todos los fines de semana trae una diferente. Al menos la secretaria de Ferguson ya es parte de la nómina. Debería quedarse usted también para alimentar la morbosa imaginación del vecindario.
    • 2008 Alatriste, S. Besos pintados Mx (CORPES)
      De pequeño sentía un placer morboso cuando deshacía uno de esos puzles, como les llaman ahora, en el que había invertido muchas horas de trabajo.
    • 2010 Gené, J. C. Actor Ar (CORPES)
      Mientras tanto, la vida de los actores es el proveedor constante de chismes de alcoba, escándalos y curiosidades morbosas. Un periodismo profesional del chisme y de la murmuración contribuye a estimular los efectos de los gestos de las estrellas en su vida privada, en sus amores, relaciones familiares y amistosas.
    • 2012 Chejfec, S. Experiencia dramática Ar (CORPES)
      Primero tuvo una curiosidad que no dudaría en llamar morbosa y competitiva. Pero después, a medida que conoció, a veces parcialmente y por adelantado, las experiencias dramáticas de los colegas, empezó a ganarla un sentimiento de desventura, de compasión y solidaridad ante la desdicha de los otros.
    • 2017 Scarpellini, P. "Habitación tirador Las Vegas" [08-10-2017] El Mundo (Madrid) Es (HD)
      Es el mismo caso de la cantante Selena en 1995 en el Days Inn de Corpus Chrsiti, en Texas. Su muerte tras un disparo provocó que el hotel cerrara la habitación durante meses y que al reabrirla fuera completamente distinta. Incluso pasó de ser la habitación 158 a la 150 para evitar la curiosidad morbosa de sus seguidores.
  5. adj. Que provoca morbo.
    Sinónimo: mórbido, a
    docs. (1921-2016) 29 ejemplos:
    • 1921 Marsillach, A. "Desde mi balcón" [25-06-1921] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
      Casi cuantos mueren en Barcelona asesinados, al ser conducidos desde el Hospital clínico al cementerio pasan por debajo de mi balcón. Como son tantos los que así han muerto, calcule el lector los entierros de gente asesinada que habré yo presenciado sin moverme de mi casa. Por la forma con que se verifican no puedo dejar de verlos. Tienen la sugestión de las cosas malsanas. Constituyen un espectáculo y una curiosidad. Es Imposible sustraerse a ella. Es algo morboso. Se tiene el presentimiento, el temor, de que va a ocurrir una alteración del orden público; un choque entre la autoridad y el paisanaje; entre ofensores y agraviados. Ya, por si acaso, se sitúa uno para no perder detalle.
    • 2016 Morales, T. "Fantasías sexuales" [07-10-2016] El País (Madrid) Es (HD)
      Elena (policía, 31 años): “Soy más de lugares que de acciones. Lo de imaginarme con un hombre debajo de la ducha ya me resulta muy morboso”.
    • 1921 Marsillach, A. "Desde mi balcón" [25-06-1921] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
      Casi cuantos mueren en Barcelona asesinados, al ser conducidos desde el Hospital clínico al cementerio pasan por debajo de mi balcón. Como son tantos los que así han muerto, calcule el lector los entierros de gente asesinada que habré yo presenciado sin moverme de mi casa. Por la forma con que se verifican no puedo dejar de verlos. Tienen la sugestión de las cosas malsanas. Constituyen un espectáculo y una curiosidad. Es Imposible sustraerse a ella. Es algo morboso. Se tiene el presentimiento, el temor, de que va a ocurrir una alteración del orden público; un choque entre la autoridad y el paisanaje; entre ofensores y agraviados. Ya, por si acaso, se sitúa uno para no perder detalle.
    • 1939 Anónimo "Buscar lo que eleva" [03-06-1939] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      ¿Cómo educar al pueblo? Escribiendo obras constructivas, obras que tengan la virtud de hacer renacer la fe en los viejos ideales que son siempre nuevos cuando están inspirados en la Belleza y en el Bien que, a la postre es siempre belleza. Robustézcase la voluntad. Señálese al joven el camino de la biblioteca, fórmense hombres de carácter entero, equilibrados de mente y de cuerpo, cuya religión dominante sea el cumplimiento del deber, y no hará falta contar con públicos que llenen las salas de espectáculos para escuchar o ver obras morbosas.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Es (CDH )

      Los amigos la rondan y hasta a veces intentan propasarse. Yo les recrimino, y río de tener la mujer bella, con la que intentarían en vano pegármela todos los amigos. ¡Los amigos! ¡Hasta orientan las conversaciones hacia ella y hacen los chistecitos no para el marido, sino para la esposa!

      La esposa morbosa y cargante está renunciada en ella para siempre, pero renunciada sin dejar de haberla tenido de algún modo y del modo más factible y estratagémico.
    • 1986 Aguilar Camín, H. Morir [1986] Mx (CDH )
      No el entierro de Pizarro, sino los detalles morbosos de su cortejo, el capítulo final de la historia de sangre sellada una noche de antorchas en Chicontepec.
    • 1990 Prensa Tiempo, 21/05/1990 [1990] Es (CDH )

      —Claro, si no le excita el erotismo suave y burgués de "Emmanuelle"no le preguntaré por el que pueda despertar Alicia Koplowitz.

      —Pues mira, la encuentro un puntito erótica, pero no por su dinero. Aunque fuera una humilde pastorcilla la encontraría morbosa y deseable, sí.

    • 2016 Morales, T. "Fantasías sexuales" [07-10-2016] El País (Madrid) Es (HD)
      Elena (policía, 31 años): “Soy más de lugares que de acciones. Lo de imaginarme con un hombre debajo de la ducha ya me resulta muy morboso”.
    • 1921 Marsillach, A. "Desde mi balcón" [25-06-1921] El Imparcial (Madrid) Es (HD)
      Casi cuantos mueren en Barcelona asesinados, al ser conducidos desde el Hospital clínico al cementerio pasan por debajo de mi balcón. Como son tantos los que así han muerto, calcule el lector los entierros de gente asesinada que habré yo presenciado sin moverme de mi casa. Por la forma con que se verifican no puedo dejar de verlos. Tienen la sugestión de las cosas malsanas. Constituyen un espectáculo y una curiosidad. Es Imposible sustraerse a ella. Es algo morboso. Se tiene el presentimiento, el temor, de que va a ocurrir una alteración del orden público; un choque entre la autoridad y el paisanaje; entre ofensores y agraviados. Ya, por si acaso, se sitúa uno para no perder detalle.
    • 1939 Anónimo "Buscar lo que eleva" [03-06-1939] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      ¿Cómo educar al pueblo? Escribiendo obras constructivas, obras que tengan la virtud de hacer renacer la fe en los viejos ideales que son siempre nuevos cuando están inspirados en la Belleza y en el Bien que, a la postre es siempre belleza. Robustézcase la voluntad. Señálese al joven el camino de la biblioteca, fórmense hombres de carácter entero, equilibrados de mente y de cuerpo, cuya religión dominante sea el cumplimiento del deber, y no hará falta contar con públicos que llenen las salas de espectáculos para escuchar o ver obras morbosas.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Es (CDH )

      Los amigos la rondan y hasta a veces intentan propasarse. Yo les recrimino, y río de tener la mujer bella, con la que intentarían en vano pegármela todos los amigos. ¡Los amigos! ¡Hasta orientan las conversaciones hacia ella y hacen los chistecitos no para el marido, sino para la esposa!

      La esposa morbosa y cargante está renunciada en ella para siempre, pero renunciada sin dejar de haberla tenido de algún modo y del modo más factible y estratagémico.
    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] Mx (CDH )
      Su morbosa postura todavía produce un quejido peristáltico que agrede al ambiente.
    • 1978 Anónimo "Bilbao (1978)" [16-08-1978] Blanco y Negro (Madrid) Es (HD)
      Filme de amor y sexo entre la fantasía y la realidad de un hombre con la mente un poco «inquieta». Buena interpretación de Isabel Pisano como «Bilbao». Recomendable para los que gusten del cine psicológico y un poco morbosillo.
    • 1980 Azancot, L. Amores prohibidos [1988] Es (CDH )
      Dejando a Esther con la palabra en la boca, y produciendo un morboso ruido de succión al caminar con los pies descalzos por el piso, Miguel entró en la cocina, llenó de agua un vaso, se lo bebió de un inacabable trago, volvió al sofá, se sentó en él con los pies apoyados sobre el borde más próximo de la mesita —tuvo para ello que desplazar el tazón de que se había servido anteriormente—, cruzó los brazos sobre su pecho, fijó los ojos en la muchacha —brillaban sus largos cabellos; se mostraba desnuda, hasta la mitad del muslo, una de sus piernas cruzadas—, quien continuó su narración, con voz ya más tranquila.
    • 1980 Benet Goitia, J. Saúl [1994] 482 Es (CDH )
      No habría nada más allá de esos pasos ni tenía por qué haberlo, envuelto en un vapor morboso, fundida su carne en aquella delgada noche que había escapado por breve plazo a las férreas tinieblas que avanzaban desde una inmemorial pero próxima fecha tras ponerse en movimiento para vengar, sellar y sepultar un día de expectativas, conservado intacto de manera innecesaria por el fanático rencor de su inercia.
    • 1980 María, G. Fábrica conciencias [1985] Mx (CDH )
      De la noche a la mañana me vi envuelto por una marabunta ansiosa de prestarle atención a mis declaraciones con respecto al nuevo, y rápida e improvisadamente, tomé la costumbre de describir con la amplitud que me permitía mi fantasía, una serie de situaciones familiares que lo atormentaban, con tal de aparecer su figura más interesante (morbosa, quizás) y mantener así la atención sobre él y en consecuencia sobre mí.
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] Que provoca reacciones mentales moralmente insanas o que es resultado de ellas. Una novela morbosa. Su obsesión por la muerte parece morbosa.
    • 1983-1985 RAE DMLE 3.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. adj. [...] Que provoca reacciones moralmente insanas o que es resultado de ellas.
    • 1986 Aguilar Camín, H. Morir [1986] Mx (CDH )
      No el entierro de Pizarro, sino los detalles morbosos de su cortejo, el capítulo final de la historia de sangre sellada una noche de antorchas en Chicontepec.
    • 1986 Chávez Jr., G. Batallador [1986] Mx (CDH )
      Cuando ella me veía demasiado fosco, solía echarme los brazos al cuello con aquella vehemencia tan suya y morbosa.
    • 1989 Conget, J. M. Mujeres [1989] Es (CDH )

      Y no lo intenté de nuevo por miedo al ridículo. No entraré en detalles morbosos.

    • 1989 Prensa ABC, 15/04/1989 [1989] Es (CDH )
      Pero no se engañe el neófito de Wilder, la narración nada tiene que ver con los morbosos procesos de la inquisición a que tan aficionados son algunos escritores anglosajones; el autor —como si de un cronista se tratara— novela únicamente las historias de los cinco difuntos hasta el día en que tenían intención de dar un nuevo sentido a sus vidas paradójicamente el mismo día de la espectacular desgracia.
    • 1990 Prensa Tiempo, 01/10/1990 [1990] Es (CDH )
      Lo que puedo decir es que no me gustan las películas morbosas o violentas.
    • 1990 Prensa Tiempo, 21/05/1990 [1990] Es (CDH )

      —Claro, si no le excita el erotismo suave y burgués de "Emmanuelle"no le preguntaré por el que pueda despertar Alicia Koplowitz.

      —Pues mira, la encuentro un puntito erótica, pero no por su dinero. Aunque fuera una humilde pastorcilla la encontraría morbosa y deseable, sí.

    • 1990 Prensa Tiempo, 07/05/1990 [1990] Es (CDH )
      —Es innegable que las partes más fuertes, morbosas e incluso escabrosas tienen a la baronesa Thyssen como protagonista.
    • 1990 Prensa Tiempo, 26/11/1990 [1990] Es (CDH )
      A mí, me decían que mis piernas eran morbosísimas, y creo que lo siguen siendo.
    • 1991 Satué, F. J. Carne [1991] Es (CDH )
      El cuerpo de Moira conjugaba con astucia intencional —un arte ya dominado por ella— el contoneo morboso, su colección de muecas lascivas —como guantes lanzados a una masa de espectadores ávidos; guantes negros de seda, suspensos en una lánguida brisa—, y la súbita solemnidad con que destacaban las formas contra los livianos tejidos de su atuendo.
    • 1994 Prensa El Mundo, 11/02/1994 [1995] Es (CDH )
      Algunos parlamentarios han denunciado que tanto en éste como en otros casos conflictivos algunos medios de comunicación han conseguido detalles de los aspectos más morbosos antes de que la Policía hubiera dado oficialmente cuenta de lo sucedido e, incluso, antes de que la familia hubiera sido informada de la muerte.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 29/12/1994 [1994] Es (CDH )
      Despeja una de las incógnitas morbosas que planeaban sobre el mundo político y financiero español: si la licencia se otorgaría al consorcio encabezado por el BBV, un gran banco con una imagen de escasa beligerancia política ("el banco del Gobierno" según la estereotipada imagen fabricada por un sector de la prensa madrileña), o bien se llevaría el gato al agua la propuesta de Botín, un banquero con imagen de tener pocos amigos, en el Gobierno o fuera de él.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 22/11/1994 [1994] Es (CDH )
      Respecto a sus relaciones con el tenor Alfredo Kraus —uno de los pasajes morbosos de la biografía—, Caballé explicó que "con la otra persona" —dijo tras citar primero a Plácido Domingo y Josep Carreras— ha cantado una sóla opera, en 1968, y ha compartido dos grabaciones discográficas en 1966 y 1979.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 17/12/1994 [1994] Es (CDH )
      En esta película ha jugado un elemento morboso que podría resumirse en la pregunta: "¿A ver qué brutalidad habrá hecho Vicente Aranda con Ana Belén?" Y no hay tal brutalidad.
    • 1995 Cebrián Herreros, M. Información radiofónica [1995] Es (CDH )
      El éxito de los temas morbosos durante los últimos años en las revistas y periódicos populares ha conducido a que los medios considerados serios tradicionalmente hayan incorporado tácita o descaradamente este criterio.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] 63 Es (CDH )
      Los enviados especiales a zonas de conflicto no somos, por lo general, aves carroñeras, testigos complacientes de hechos morbosos: cuando la gente sufre, cuando se escucha sus pesares, se sufre con ella. Pero uno vuelve a una vida normal y ellos se quedan en el infierno.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que provoca reacciones mentales moralmente insanas o que es resultado de ellas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que provoca reacciones mentales moralmente insanas o que es resultado de ellas. Una novela morbosa. Su obsesión por la muerte parece morbosa.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] Que provoca reacciones mentales moralmente insanas o que es resultado de ellas. Una novela morbosa. Su obsesión por la muerte parece morbosa.
    • 2016 Morales, T. "Fantasías sexuales" [07-10-2016] El País (Madrid) Es (HD)
      Elena (policía, 31 años): “Soy más de lugares que de acciones. Lo de imaginarme con un hombre debajo de la ducha ya me resulta muy morboso”.
  6. adj. [Persona] Propensa a tener morbo.
    Sinónimo: mórbido, a
    docs. (1949-2014) 32 ejemplos:
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )

      No se comprende tampoco cómo ese autor alemán no estudia entre los hombres de genio un caso tan señalado como el de Edgar Poe. Pocos tipos hay tan claros de anómalo como éste. Es el genio morboso por excelencia.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que manifiesta inclinación al morbo. U. t. c. s.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      Era un gran poeta morboso, cargado de toda clase de abyecciones; el último gran poeta del mundo.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      — Si te matas, las porquerías que has escrito se volverán interesantes, la gente morbosa querrá leerlas y será fácil publicarlas en un libro —me convencía, a la vez que se secaba con furia—.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] CR (CDH )
      Me lancé a una explicación minuciosa de los pliegues y repliegues de esa música que ha llegado a gustarme, aunque Fauré es un franchute morboso y decadente.
    • 1993 Ramos Escobar, J. L. Olor popcorn [1996] PR (CDH )
      No, gracias, yo no soy tan morbosa.
    • 1995 Marsillach, A. Se vende ático [1995] Es (CDH )

      — ¿A ti no te parece extraño que un hombre recomiende a una mujer que vea a otro hombre?

      — Se dan casos: los hay muy morbosos.

    • 2001 Ruiz Zafón, C. Sombra viento Es (CORPES)
      A la gente le gusta mucho la chafardería, la verdad. Una vez, Julián le contó a los críos de la escalera que tenía una hermana que sólo él podía ver, que salía de los espejos como si fuese de vapor y que vivía con el mismísimo Satanás en un palacio debajo de un lago. Mi Isabelita tuvo pesadillas para un mes entero. Mire que era morboso ese crío a veces.
    • 2014 Revuelta, L. "Entre García Márquez y los «Stones»" [12-04-2014] ABC Cultural (Madrid) Es (HD)
      Los medios de comunicación echaban humo por aquello de montar el homenaje de rigor y encontrarse con que nadie se atrevía a echar la primera palada de tierra sobre la tumba. ¡Menuda hipocresía! «Qué hacen los periodistas allá afuera?, que se vayan a trabajar», bramó García Márquez pasadas las horas críticas. Sacó otra vez la lengua a paseo ―en este caso, versión exabrupto verbal― como una airada estrella del rock. Sí, a nosotros, los morbosos enterradores de a dos metros bajo tierra, a sus colegas de antaño.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )

      No se comprende tampoco cómo ese autor alemán no estudia entre los hombres de genio un caso tan señalado como el de Edgar Poe. Pocos tipos hay tan claros de anómalo como éste. Es el genio morboso por excelencia.

    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      Era un gran poeta morboso, cargado de toda clase de abyecciones; el último gran poeta del mundo.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Es (CDH )
      Céline es un francés morboso, exagerado, desagradable y de mal gusto manifiesto.
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] Es (CDH )
      Y fuí... Allí, junto a la verja de la entrada, estuve como una pobre de pedir limosna, percibiendo morbosa las tristes emanaciones de cloro y desinfectantes en la noche inesperada y oscura.
    • 1967 Ruiz Iriarte, V. Muchacha [1968] Es (CDH )

      Leonor.¡Vamos! ¡Sigue! ¿Qué más quieres saber?

      Lola.¡Leonor!

      Leonor.¡Sigue preguntando! Confiesa que solo para eso has venido a esta casa tan de mañana...

      Lola.(Con mucho sofoco)¡Leonor! ¡Que te confundes, cariño! Te aseguro que no soy nada, nada morbosa. Naturalmente, no voy a ocultarte que desde anoche no se habla en Madrid más que de la vuelta de Esteban Lafuente. ¡Calcula! ¡Con decirte que mi marido ha suspendido su viaje a Londres!...

    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )

      Torpemente, acudí cuando ya se desprendían, como alas, los dos trozos superiores de las medias.

      — Quítame el slip por favor. Me fastidia que se me quede en los tobillos —abrazada a la almohada, me sonrió.

      Pablo, con el canto de la mano, le dio unos golpecitos. Sentí las miradas de ambos y gruñí.

      — Pero... ¡¿Será idiota...?!

      — Será idiota, no. Será morboso —rectificó Pablo.

      — Leñe, es que está con el culo al aire... Vamos, pienso yo que...

      — ¿Qué? Lo tienes muy bonito, Gra.

    • 1975 Vilalta, M. Piso 16 [1989] Mx (CDH )
      ¡Hasta luego! (Sale. Una pausa. Morboso, Max imagina estar haciendo el amor con Stella.)
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      — Si te matas, las porquerías que has escrito se volverán interesantes, la gente morbosa querrá leerlas y será fácil publicarlas en un libro —me convencía, a la vez que se secaba con furia—.
    • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] Es (CDH )
      No me seas morbosa, Duvet.
    • 1982 O'Donnell, P. Vincent [1982] Ar (CDH )
      (Los cuervos se reúnen en torno a Vincent, coronado por su sombrero con velas. Cuchichean entre sí, morbosos e indignados. Son habitantes de Arles)
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] CR (CDH )
      Me lancé a una explicación minuciosa de los pliegues y repliegues de esa música que ha llegado a gustarme, aunque Fauré es un franchute morboso y decadente.
    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] PR (CDH )

      — Uno nunca se olvida, pero aprende a no permitir que le duela tanto todos los días, todo pasa, ya verán, todo pasa, ¿verdad Mari A.?

      — Si yo se lo digo a cada rato, que no sean morbosos— añadió en seguida Mami, a quien le encantaba dar discursitos sobre el sentirse triste o ser llorón.

    • 1987 Martín Gaite, C. Usos amorosos posguerra [1994] Es (CDH )
      Los tipos nuevos semejan robinsones con su barba exótica y su melena larga revuelta... No sé hasta qué punto puede fluir el genio de un hombre morboso que convierte su escritorio en bar, comedor y biblioteca, mientras cruza su brazo con el de una mujer sospechosa. Así, en este ambiente frívolo, indiferente, son capaces de hablar o escribir sobre la «angustia existencial» o la «náusea existencialista». No me extrañan nada su angustia y su náusea ...A eso se reduce el hombre sin ideales puros: al hastío, y por fin, como remate, al suicidio.
    • 1987 Oliver, J. M. DiccArgot (2.ª ed.) (FG)
      morboso, a: que tiene morbo.
    • 1988 Vázquez-Figueroa, A. Caribes [1990] 184 Es (CDH )
      Quedarse junto a unos pacíficos indígenas que parecían estarle sumamente agradecidos por haberles librado de aquellos cuatro canallas, se le había antojado por lo tanto una solución ideal a sus problemas, pero las cosas amenazaban con complicársele una vez más, porque de improviso descubría que aquellas buenas gentes le tenían miedo, ya que había demostrado que en el fondo no era más que un «demonio peludo», tan brutal como pudieran serlo el morboso Pichabrava o el sádico enano.
    • 1989 Barnatán, M. R. Con la frente marchita [1989] Ar (CDH )
      Es verdad, hay que ser un poco morboso para disfrutar de la espesa decadencia de El Molino, tener una sensibilidad muy Plaza San Marcos, muy Ruskin inventariando las piedras venecianas.
    • 1989 Prensa ABC, 05/05/1989 [1989] Es (CDH )
      Gil y Gil / «Me gusta el Real Madrid, soy masoquista y morboso», dijo el presidente del Atlético de Madrid al saber que el equipo blanco será rival de su club en los semifinales de la Copa del Rey.
    • 1990 Mendizábal, R. Antoñito Lpz [1991] Es (CDH )
      La gente es muy morbosa.
    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 952, 19/02/1990 [1990] Es (CDH )
      Digo que el pueblo español, como todos los demás, es muy morboso.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Ar (CDH )
      Quiero contarte lo que vamos a ver en el último piso, le dijo el crítico a Roberta sin la menor noción de suspenso, abriéndole a Agustín más y más grande el hueco de la angustia pero despertándole la curiosidad, la muy morbosa.
    • 1992 Maqua, J. Invierno [1992] Es (CDH )
      Lucía no es morbosa.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] Que manifiesta inclinación al morbo. Ú. t. c. s.
    • 1993 Ramos Escobar, J. L. Olor popcorn [1996] PR (CDH )
      No, gracias, yo no soy tan morbosa.
    • 1994 Prensa El Mundo, 24/09/1994 [1995] Es (CDH )
      No se cortó y tampoco ahorró un solo detalle para la morbosa audiencia: «La cicatriz es circular, y todavía se notan mucho los puntos de sutura que me dieron. Duele un poco, pero incluso es estimulante a la hora de hacer el amor. Los médicos me han dicho que en un año o así estaré recuperado al ciento por ciento para poder realizar todas las actividades sin que me resienta. A veces lo noto... como si lo tuviera en carne viva».
    • 1995 Marsillach, A. Se vende ático [1995] Es (CDH )

      — ¿A ti no te parece extraño que un hombre recomiende a una mujer que vea a otro hombre?

      — Se dan casos: los hay muy morbosos.

    • 1995 Prensa El Mundo, 26/01/1995 [1995] Es (CDH )
      «Señores y señoras de los medios de comunicación, especialmente de la prensa: no incordien con feroces críticas demagógicas, sean menos morbosos y no escarben en problemas menores, en asuntos de unos cuantos cientos o miles de millones más o menos, cuando somos un país rico, de la Unión Europea nada menos; ni se entretengan en seriales de muertos y secuestros de los cuales el Gobierno no sabe nada, pues tiene ante sí tareas y responsabilidades bastante más altas, cual es la modernización de un país que vivía en el Tercer Mundo».
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )

      — Paquito es un peligro público —dijo—. Cuando se toma sus tragos, es lo más morboso del mundo. Me escribe unos poemas vulgarísimos.

      — Bien que te gustan.

      — No, Dieguito, te juro que no. Me dan una vergüenza horrible. ¿Cómo puede escribir esas cosas tan íntimas?

    • 1999 Andahazi, F. Piadosas [1999] Ar (CDH )
      Pero, ¿acaso estábamos dispuestas a revelar a monsieur Pelián mi hasta entonces desconocida existencia? ¿Cuál sería el destino de las mellizas Legrand —y desde luego el de mi padre—, si de pronto se supiera que ocultaban a una monstruosa trilliza? ¿Cómo saber si las autoridades no iban a decidir que mi destino tenía que ser la reclusión? ¿A qué abominables estudios sería sometida por morbosos médicos? Pero, lo más inminente, ¿cómo convencer a monsieur Pelián de que se entregase a mi monstruosa persona? Por muy perverso que pudiera haber resultado el socio de mi padre, por más exquisitamente retorcida que fuera su lúbrica imaginación, difícilmente llegara al extremo de dar su lujuria a un engendro cubierto de una pelambre de roedor de cloacas, un adefesio pestilente, síntesis de las bestias más inmundas de las profundas tinieblas.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa. [...] adj. Que manifiesta inclinación al morbo. U. t. c. s.
    • 2001 Ruiz Zafón, C. Sombra viento Es (CORPES)
      A la gente le gusta mucho la chafardería, la verdad. Una vez, Julián le contó a los críos de la escalera que tenía una hermana que sólo él podía ver, que salía de los espejos como si fuese de vapor y que vivía con el mismísimo Satanás en un palacio debajo de un lago. Mi Isabelita tuvo pesadillas para un mes entero. Mire que era morboso ese crío a veces.
    • 2014 Revuelta, L. "Entre García Márquez y los «Stones»" [12-04-2014] ABC Cultural (Madrid) Es (HD)
      Los medios de comunicación echaban humo por aquello de montar el homenaje de rigor y encontrarse con que nadie se atrevía a echar la primera palada de tierra sobre la tumba. ¡Menuda hipocresía! «Qué hacen los periodistas allá afuera?, que se vayan a trabajar», bramó García Márquez pasadas las horas críticas. Sacó otra vez la lengua a paseo ―en este caso, versión exabrupto verbal― como una airada estrella del rock. Sí, a nosotros, los morbosos enterradores de a dos metros bajo tierra, a sus colegas de antaño.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morboso, sa [...] adj. Que manifiesta inclinación al morbo. U. t. c. s.
  7. 6⟶conversión
    s. m. y f. Persona propensa a tener morbo.
    docs. (1953-2011) 15 ejemplos:
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] Es (CDH )

      — No le hagas caso; es una histérica... —diagnóstico la equilibrada «Melocotón», que siempre ve las cosas sin sacarlas de quicio...— Lo que la pasa a Enriqueta Vélez es que ella misma se inventa esos argumentos, porque, en el fondo, es una morbosa que la gustan... ¡Huy, no sabes tú los libros que tiene mi papá de un señor muy listo que se llama Freud, aunque no se pronuncia así! Hay gente muy rara por el mundo, Antoñita...

    • 2011 Vilanova, L. Invidere p. 5 Es (BD)
      ¿Sabes lo que me dijo un chico, el otro día, al pasar? Me dice: Parecés de 30". Claro que eso no es piropo del todo porque dijo "parecés". Y lo parezco. Mucho más que muchas niñatillas... El caso es que con el morbosito ese que se me acercó el otro día... Caí en la cuenta de que era alguien que buscaba de mí algo más que sexo, aunque hacer sexo conmigo tampoco le parecía mal...
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] Es (CDH )

      — No le hagas caso; es una histérica... —diagnóstico la equilibrada «Melocotón», que siempre ve las cosas sin sacarlas de quicio...— Lo que la pasa a Enriqueta Vélez es que ella misma se inventa esos argumentos, porque, en el fondo, es una morbosa que la gustan... ¡Huy, no sabes tú los libros que tiene mi papá de un señor muy listo que se llama Freud, aunque no se pronuncia así! Hay gente muy rara por el mundo, Antoñita...

    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] Mx (CDH )
      Al colgar el teléfono del Hotel Mocambo, una multitud de morbosos expectantes se han congregado a observar el húmedo cadáver del muchacho.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] Es (CDH )
      Aquellos cientos de fanáticos, en su mayoría desocupados, gente comprada por el Sanedrín o, simplemente, morbosos sedientos de sangre, se echaron atrás al momento, abriendo un pasillo por el que desfiló el pelotón con los condenados.
    • 1988 Hidalgo, I. Hijas [1990] Es (CDH )
      No te lo pasas tú poco bien contándole mis «aberraciones» al morboso de tu marido.
    • 1992 Carbonell, J. Apaga... [1992] Es (CDH )
      Sin embargo, «Hablemos de sexo» suscitó el interés general: por un lado, animó a los curiosos, deseosos de saber más y mejor de un asunto aprendido a escondidas, de otro congregó a los morbosos.
    • 2002 Campeón Forch, J. Ch (CORPES)
      Hace unos seis meses le pedí a un director de arte de la agencia que me hiciera uno que dijera: "Hoy puede ser el último día del resto de tu vida". No se atrevió, me dijo que yo era un morboso. ¿Morboso yo? Lee los diarios y anda al cine, le respondí ofendido. La vida está peligrosa.
    • 2008 Pérez, F. "Chikilistán" [26-04-2008] ABC (Sevilla) Es (HD)
      Turquía siempre ha presentado canciones muy competitivas, De hecho, el trallazo aquel de Sertab Erener es una de las más justas vencedoras de los últimos años, aunque si las t.A.T.u se hubieran dado un buen pico en vez de amagar y amargar a los morbosos, otro gallo, afónico y atónito, hubiera cantado.
    • 2011 Vilanova, L. Invidere p. 5 Es (BD)
      ¿Sabes lo que me dijo un chico, el otro día, al pasar? Me dice: Parecés de 30". Claro que eso no es piropo del todo porque dijo "parecés". Y lo parezco. Mucho más que muchas niñatillas... El caso es que con el morbosito ese que se me acercó el otro día... Caí en la cuenta de que era alguien que buscaba de mí algo más que sexo, aunque hacer sexo conmigo tampoco le parecía mal...
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] Es (CDH )

      — No le hagas caso; es una histérica... —diagnóstico la equilibrada «Melocotón», que siempre ve las cosas sin sacarlas de quicio...— Lo que la pasa a Enriqueta Vélez es que ella misma se inventa esos argumentos, porque, en el fondo, es una morbosa que la gustan... ¡Huy, no sabes tú los libros que tiene mi papá de un señor muy listo que se llama Freud, aunque no se pronuncia así! Hay gente muy rara por el mundo, Antoñita...

    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] Mx (CDH )
      Al colgar el teléfono del Hotel Mocambo, una multitud de morbosos expectantes se han congregado a observar el húmedo cadáver del muchacho.
    • 1979 Gil Novales, R. Doble otoño [1980] Es (CDH )

      ENRIQUEHe sido un borrico.

      EDUARDOVas bien, vas bien.

      ENRIQUEEsquinado como chaflán puntiagudo.

      EDUARDOMe gusta. Sigue.

      ENRIQUEUn morboso.

      EDUARDO¡Genial! ¿Qué más?

      ENRIQUESe me ha acabado el cacumen.

    • 1981 Padilla, H. Jardín [1981] Cu (CDH )
      — Eres un morboso.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] Es (CDH )
      Aquellos cientos de fanáticos, en su mayoría desocupados, gente comprada por el Sanedrín o, simplemente, morbosos sedientos de sangre, se echaron atrás al momento, abriendo un pasillo por el que desfiló el pelotón con los condenados.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Es (CDH )
      «Así que, eres un morboso...»
    • 1988 Hidalgo, I. Hijas [1990] Es (CDH )
      No te lo pasas tú poco bien contándole mis «aberraciones» al morboso de tu marido.
    • 1988 Prensa ABC, 10/07/1988 [1988] Es (CDH )
      Pues no, esta actriz no se enzarza en cotilleos, ni narra su vida privada en exclusiva para morbosos.
    • 1989 Ulive, U. Dorado y amor [1989] Ur (CDH )
      Te mueres por saberlo todo porque eres un morboso.
    • 1992 Carbonell, J. Apaga... [1992] Es (CDH )
      Sin embargo, «Hablemos de sexo» suscitó el interés general: por un lado, animó a los curiosos, deseosos de saber más y mejor de un asunto aprendido a escondidas, de otro congregó a los morbosos.
    • 1992 Mendizábal, R. Cumpleaños Ministro [1995] Es (CDH )
      Eres un morboso, pero no acostumbro a hacer escenas en la calle, y menos a los amigos.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 02/09/1994 [1994] Es (CDH )

      En toda democracia es indiscutible el derecho a la libertad de expresión e información; pero, ¿tienen algún límite?, y si es así, ¿se respeta? Referente al repugnante doble asesinato de Sant Pere de Vilamajor, se ha hecho toda clase de comentarios y reportajes, describiendo con minucioso relato todos los objetos utilizados que se utilizaron, y cómo y cuánto se hizo, hasta dar fin a la terrible y larga agonía de una de las víctimas perteneciente a una familia muy conocida en Barcelona. ¿Era necesario todo esto?; ¿si a cualquier persona estremece leer, escuchar o ver tales detalles macabros, podemos imaginar lo cruel que será esto para los familiares y amigos de las víctimas? Precisamente el esposo y las hijas de esta señora, cuando se marchaban del lugar del crimen, fueron asediados por un grupo de periodistas, seguramente chicas y chicos jóvenes que, micrófono en mano y cumpliendo con su deber, se disponían a formularles preguntas. Pero no hubo ocasión, pues la familia les rechazó llamándolos morbosos.

    • 2002 Campeón Forch, J. Ch (CORPES)
      Hace unos seis meses le pedí a un director de arte de la agencia que me hiciera uno que dijera: "Hoy puede ser el último día del resto de tu vida". No se atrevió, me dijo que yo era un morboso. ¿Morboso yo? Lee los diarios y anda al cine, le respondí ofendido. La vida está peligrosa.
    • 2008 Pérez, F. "Chikilistán" [26-04-2008] ABC (Sevilla) Es (HD)
      Turquía siempre ha presentado canciones muy competitivas, De hecho, el trallazo aquel de Sertab Erener es una de las más justas vencedoras de los últimos años, aunque si las t.A.T.u se hubieran dado un buen pico en vez de amagar y amargar a los morbosos, otro gallo, afónico y atónito, hubiera cantado.
    • 2011 Vilanova, L. Invidere p. 5 Es (BD)
      ¿Sabes lo que me dijo un chico, el otro día, al pasar? Me dice: Parecés de 30". Claro que eso no es piropo del todo porque dijo "parecés". Y lo parezco. Mucho más que muchas niñatillas... El caso es que con el morbosito ese que se me acercó el otro día... Caí en la cuenta de que era alguien que buscaba de mí algo más que sexo, aunque hacer sexo conmigo tampoco le parecía mal...

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE