11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
nebreda s. (1884-)
nebreda
Etim. Derivado de nebro y -eda.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'lugar donde abundan los nebros', en 1884, consignado en la 12.ª edición del DRAE y posteriormente se registra en El silencio de la Cartuja (1916), de E. Mesa.

  1. >nebro+–eda
    s. f. Lugar donde abundan los nebros.
    Sinónimos: enebral; ginebral; nebral
    docs. (1884-2014) 10 ejemplos:
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Nebreda. f. Sitio poblado de enebros.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      nebreda. f. enebral [| Sitio poblado de enebros].
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Nebreda. f. Sitio poblado de enebros.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      NEBREDA. f. Sitio poblado de enebros.
    • 1916 Mesa, E. Silencio Cartuja p. 73 Esp (BD)
      Y no falte la ganancia, / que hogaño mercan las reses / para las tierras de Francia.— / —¿Dónde sale la vereda?— / —Allá en lo hondo, señor, / orilla de la nebreda. / —Salud tengáis, los cabreros.— / —Dios vos la guarde cabal / para caminar senderos.—
    • 1924 Eugenio Noel (Eugenio Muñoz Díaz) España nervio a nervio p. 108 Esp (BD)
      En el tojo de los tozales, en las cantaleras cantizales, en las trochas, neveros, turberas, nebredas, en los oteruelos cubiertos de piornos y gayubas, a la sombra de las bardas de los corrales, este viejo viste con esos colores rojos con esos trapos llamativos, acairelados, que tanto ama.
    • 1926 Font Quer, P. Botánica p. 187a Historia natural, II Esp (FG)
      Esta es la sabina albar que forma nebredas en las tierras altas y calizas de Castilla, Aragón y Valencia, siguiendo la Cordillera Ibérica, como, por ejemplo, en las de Sto. Domingo de Silos y Albarracín.
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 288 España (CDH )

      La especie Juniperus thurifera, cedro de España o sabina albar, abunda únicamente en esta región, en los páramos y mesetas de los 800 a 1.400 metros (Sierra de Albarracín, por ejemplo). Nebredas y sabinares llegan a verterse en la región levantina. Con ellos no faltan ciertos robles y especialmente el tocio o melojo.

    • 1963 Sáinz Robles, F. C. Escorial p. 16 Esp (BD)
      La estación de El Escorial eran —¿por qué no y a lo mejor sí?—aquellos carteles de colores fuertes, brillantes y vibrátiles, de trazos modernos, que invitaban a visitar playas nórdicas rescatadas a las brumas por un galope de valquirias solares, y rayadas de velas alas de las olas y de alas y de velas de los celajes, de torsos encalidecidos de juventud camba bajo los maillots y de sonrisas de dentífricos amanecidas entre las algas; aquellos carteles, tarjetas de visita de ofrecimiento de Pirineos y Alpes, copetes de nata helada sobre los arlequines de prados, tollos, nebredas, valles lueñes y balnearios, o de fiords ingentes sobre los que resaltaba y se exaltaba —contornos al carboncillo y efectos agudamente angulados— algún castillo de príncipe Hamlet bajo el fastidio de las lunas imprevistas y de los conatos indefinibles.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      nebreda. f. enebral [| Sitio poblado de enebros].
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Nebreda. f. Sitio poblado de enebros.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      NEBREDA. f. Sitio poblado de enebros.
    • 1916 Mesa, E. Silencio Cartuja p. 73 Esp (BD)
      Y no falte la ganancia, / que hogaño mercan las reses / para las tierras de Francia.— / —¿Dónde sale la vereda?— / —Allá en lo hondo, señor, / orilla de la nebreda. / —Salud tengáis, los cabreros.— / —Dios vos la guarde cabal / para caminar senderos.—
    • 1924 Eugenio Noel (Eugenio Muñoz Díaz) España nervio a nervio p. 108 Esp (BD)
      En el tojo de los tozales, en las cantaleras cantizales, en las trochas, neveros, turberas, nebredas, en los oteruelos cubiertos de piornos y gayubas, a la sombra de las bardas de los corrales, este viejo viste con esos colores rojos con esos trapos llamativos, acairelados, que tanto ama.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      NEBREDA. f. Enebral [| Sitio poblado de enebros].
    • 1926 Font Quer, P. Botánica p. 187a Historia natural, II Esp (FG)
      Esta es la sabina albar que forma nebredas en las tierras altas y calizas de Castilla, Aragón y Valencia, siguiendo la Cordillera Ibérica, como, por ejemplo, en las de Sto. Domingo de Silos y Albarracín.
    • 1930 Unamuno, Miguel de 425: a Pedro Sainz Rodríguez II, 273 Epistolario inédito España (CDH )
      TOLEDOSueña como queda el Tajo; / no te despiertes, Toledo, / deja pasar las veladas, / sigue durmiendo tu sueño. / Mira a Florinda la Caba / perderse en coso de espejo / que Don Rodrigo en sus ojos / perdióse y perdió a su pueblo. / Sueña con nebredas de ánimas / en los barrancos del cielo / al claror de los relámpagos / que, Josué, detuvo el Greco. / El imperio de la muerte / te dará, imperial Toledo, / la vida que nunca acaba, / de Dios el último sueño. * /
    • 1960 Pz Sáenz, T. Geogr agrícola Esp [1960] 288 España (CDH )

      La especie Juniperus thurifera, cedro de España o sabina albar, abunda únicamente en esta región, en los páramos y mesetas de los 800 a 1.400 metros (Sierra de Albarracín, por ejemplo). Nebredas y sabinares llegan a verterse en la región levantina. Con ellos no faltan ciertos robles y especialmente el tocio o melojo.

    • 1963 Sáinz Robles, F. C. Escorial p. 16 Esp (BD)
      La estación de El Escorial eran —¿por qué no y a lo mejor sí?—aquellos carteles de colores fuertes, brillantes y vibrátiles, de trazos modernos, que invitaban a visitar playas nórdicas rescatadas a las brumas por un galope de valquirias solares, y rayadas de velas alas de las olas y de alas y de velas de los celajes, de torsos encalidecidos de juventud camba bajo los maillots y de sonrisas de dentífricos amanecidas entre las algas; aquellos carteles, tarjetas de visita de ofrecimiento de Pirineos y Alpes, copetes de nata helada sobre los arlequines de prados, tollos, nebredas, valles lueñes y balnearios, o de fiords ingentes sobre los que resaltaba y se exaltaba —contornos al carboncillo y efectos agudamente angulados— algún castillo de príncipe Hamlet bajo el fastidio de las lunas imprevistas y de los conatos indefinibles.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      nebreda. f. enebral [| Sitio poblado de enebros].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE