5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
pandorguil adj. (1913-)
pandorguil
Etim. Derivado de pandorga e -il.

Este adjetivo, raro, se documenta por primera vez, con la acepción de 'perteneciente o relativo a la pandorga (| fiesta propia de Tenerife y de La Palma (Canarias), generalmente nocturna, en la que la gente recorre las calles llevando farolillos de distintos colores y formas, al tiempo que se hacen sonar algunos instrumentos musicales, como pitos y tambores)', en 1913, en un artículo publicado en La Opinión (Santa Cruz de Tenerife), en que se detalla el programa de unos festejos. Con el valor de 'perteneciente o relativo a la pandorga (| fiesta propia de Ciudad Real (España), que simboliza el agradecimiento de los agricultores a la Virgen del Prado por la cosecha)' se atestigua desde 1916, en un artículo publicado en El Pueblo Manchego (Ciudad Real).

  1. >pandorga+–il
    adj. Esp: Merid (Can) Perteneciente o relativo a la pandorga. ⇨ Fiesta propia de Tenerife y de...
    docs. (1913) Ejemplo:
    • 1913 Anónimo (La Comisión) "Festejos Rojas" [13-09-1913] La Opinión: Diario Liberal-Conservador (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Programa […] A las ocho y media gran retreta pandorguil que recorrerá las principales calles de la localidad partiendo del castillo, á la que concurrirá la banda de cornetas y tambores.
  2. >pandorga+–il
    adj. Esp: Cent Perteneciente o relativo a la pandorga. ⇨ Fiesta propia de Ciudad Real (España),...
    Sinónimo: pandorguero, a
    docs. (1916-2017) 3 ejemplos:
    • 1916 Anónimo "Pandorga" [01-08-1916] El Pueblo Manchego (Ciudad Real) Esp (HD)
      Paco Argumosa, el simpático ciego virtuoso de la guitarra del violín y de todos los instrumentos donde pone sus labios ó sus dedos su fibra artística, fué el director de la orquesta pandorguil y el héroe de la velada.
    • 2014 Valero, M. "Agua con litines" [23-07-2014] Mi Ciudad Real (Ciudad Real): miciudadreal.es Esp (HD)
      El alcohol socializado con un margen de tolerancia bastante amplio, similar a la curda oficial de la Nochevieja, se convierte así en la sangre que anima la fiesta y cabriolea por todos los veneros de la masa lúdica desde el cogollo hasta el confín. No hay capilar que se salve, de modo que un abstemio en pleno fragor de los sanfermines o en el mismo corazón de La Pandorga, sobrevendrá en una suerte de: ¿qué hace un chico/a como tú en un sitio como éste?. Uno ha visto las riadas de jóvenes regresar del recinto ferial capitalino cuando fue desterrada allí la limoná de alta graduación, a la ciudad con las camisetas entintadas en vino, con el pañuelo de yerbas al cogote, fieles a una liturgia insoslayable. [...] Está el término aristotélico que funciona en casi todo menos en esto:aconsejar la moderación abrevante en circunstacias pandorguiles viene a ser como decirle a un niño que no se moje las botas katiuska: pura política de corrección. Mande el PP, el PSOE, IU, Podemos o Agamenón y su tabernero, la Pandorga será primero un gigantesco aprisco sobre el que lloverá vino a mansalva.
    • 2017 Valero, M. "La campa" [04-08-2017] Mi Ciudad Real (Ciudad Real): miciudadreal.es Esp (HD)
      Claro, que de vez en cuando uno husmeaba en las redes como voyeur –entre sentada y sentada y a la hora del bocadillo de las musas-para desentumecerme un poco y de cuando en vez escribía algo como exhibicionista al final de la jornada. Nada más. Lo que ocurre es que luego te acude todo de golpe: desde la tragedia de la traición de un futbolista hasta el debate sobre quién debe abrillantar el campo de batalla pandorguil después de la batalla rosita del desmadre oficial. Los desmadres oficiales son ovejiles como los desmadres sin más tiene un punto de bohemia. [...] Lo que más me ha llamado la atención es lo de la Pandorga, que ya sé que hay por ahí entendidos en la materia y analistas sesudos sobre el origen de tal evento apegado a los frutos de la tierra que se le ofrenda a la Madre de Dios, críticos con esa antropología costumbrista y religiosa que sólo sirve para mantener la línea del tiempo viva de vivas marianas y de caspa sobre el hombro social de las multitudes. Pero en el fondo es una fiesta de bacanal colectiva y punto pelota, lo cual debe ser un incordio, en estos tiempos tan correctos y contestatarios que ablentan los días, para las personas abstemias que pueden exigir una pandorga alternativa a base de limonada púber o agua del grifo, pero en plan masa.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE