7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
sarampioniento, a s., adj. (1785-)
sarampioniento
Etim. Derivado de sarampión e -iento, a.

Esta voz, escasamente documentada, se registra por primera vez, con la acepción 'persona que tiene sarampión', en 1785, en la obra de F. J. E. Santa Cruz y Espejo Reflexiones acerca de un método para preservar a los pueblos de las viruelas. Como adjetivo, [persona] que tiene sarampión', se atestigua en 1990, en El agente secreto de R. Conde.

Notas filológicas

Los ejemplos extraídos de la obra titulada Reflexiones acerca de un método para preservar a los pueblos de las viruelas se han tomado del texto incluido en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes donde figura la voz sarampioniento en tres ocasiones. Sin embargo, en 1993 se publica en Quito una edición facsimilar del manuscrito de Reflexiones acerca de un método para preservar a los pueblos de las viruelas que se conserva en la Biblioteca del Instituto Nacional "Mejía" (referencia BCM-Ms. 11823) a cargo de Eduardo Estrella. En esta edición facsímil se puede leer "sarampionentos" (p. 198 del manuscrito), "sarampions" (p. 219) y "sarampionentos" (p. 227), respectivamente. Si bien la abreviatura en el segundo caso puede desarrollarse como sarampionientos, también pudiera ser sarampionosos.

    Acepción en desuso
  1. >sarampión
    s. m. y f. Persona que tiene sarampión.
    docs. (1785-1942) 4 ejemplos:
    • 1785 Santa Cruz Espejo, F. J. E. Reflexiones acerca de las viruelas p. 452 Ec (BD)
      Sobre los que los padecen manifestaré cuáles deben ser separados de la Sociedad, y cuáles no. Debía aquí hablarse de todo género de gentes, que atraen algún daño universal al público; pero me contentaré con decir que sólo causan: 1.º Los que padecen mal venéreo. 2.º Los tísicos y hécticos. 3.º Los sarampionientos y virolentos. 4.º Los leprosos. 5.º Los falsos médicos.
    • 1785 Santa Cruz Espejo, F. J. E. Reflexiones acerca de las viruelas pp. 462-463 Ec (BD)
      3.º Los sarampionientos y virolentos. De estos segundos ya se ha tratado prolijamente, dándose las razones por que deben ser separados a una casa distante de la ciudad; pero porque en este muy Ilustre Cabildo se suscitó por un miembro suyo, deseoso de saber las cosas a fondo, la dificultad de cuál remedio sería conveniente aplicar, cuando la epidemia variolosa se empezase a encender en uno de los que llaman pueblos de las cinco leguas, con quienes es indispensable el trato y comercio de nuestros quiteños; doy lugar aquí en este artículo a estos enfermos.
    • 1785 Santa Cruz Espejo, F. J. E. Reflexiones acerca de las viruelas p. 466 Ec (BD)
      Hago esta memoria para que se entienda que la Casa de la salud pública ha de servir también a los sarampionientos en caso que aparezca nuevamente epidémica; pero los médicos estar en caso igual prontos a pasar su noticia al Gobierno, para que se entienda en la traslación de los contagiados; y para que esta se facilite, cada uno de ellos persuadirá, o de viva voz, o por escrito, al pueblo, cómo se halla en la inevitable necesidad de hacer la denuncia.
    • 1942 Tovar Ramírez, E. D. "Gran diccionario de la lengua española" [01-03-1942] Boletín de la Academia Argentina de las Letras (Buenos Aires) (HD)
      SARAMPIONIENTO, A. Varias repúblicas: persona enferma de sarampión.
  2. >sarampión+–iento,a
    adj. [Persona] Que tiene sarampión.
    docs. (1990) Ejemplo:
    • 1990 Conde, R. El agente secreto p. 24 Mx (BD)
      [...] cuatro años ella estaría llena de hijos y de criada de la suegra mientras él andaría con muchachas "propias de su edad", y ella cuidaría de chamacos sarampionientos (pero terminaba la frase con que, si algún día quería regresar, las puertas estarían abiertas para ella y los que [...].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE