pronombre reflexivo

Ejemplos: Yo ya me lavé los dientes; Tú te duchaste después del partido; No parecen confiar demasiado en mismos; Se le ve muy seguro de .

Relacionados: anáfora, pronombre personal, referencia, pronombre recíproco

Esquema: Ver esquema 10

Tabla: Ver tabla 2

Referencias: NGLE § 16.3-16.4 | GDLE § 23

Pronombre personal que concuerda con su antecedente en un determinado entorno sintáctico, generalmente la oración. El antecedente del pronombre reflexivo y este mismo son en la mayoría de los casos elementos coargumentales, es decir, argumentos del mismo predicado. Así, en la oración Roberto se peinaba con gomina, el antecedente del pronombre reflexivo se es Roberto, sujeto de peinar, ambos argumentos de dicho verbo. La oración expresa, por tanto, que Roberto es la persona que realiza la acción, y también aquella en la que recae.

Sea acusativo (Se peinó) o dativo (Se peinó las canas), el antecedente del reflexivo se —y en general de los reflexivos átonos— suele ser el sujeto de la oración. En cambio, cuando el reflexivo es tónico, no siempre tiene por antecedente el sujeto, como se comprueba en Siempre la consideré fiel a sí misma o en Llama la atención su excesiva condescendencia consigo mismo (se subrayan los antecedentes de los reflexivos).

Información complementaria

En sentido estricto, solo son inherentemente pronombres reflexivos el pronombre átono se y los tónicos (y su variante en la forma amalgamada consigo), de forma que los demás pronombres personales que ejerzan funciones distintas de la de sujeto no están marcados específicamente en relación con la reflexividad. Los pronombres de primera y segunda persona correspondientes son unas veces reflexivos (Yo me miro en el espejo) y otras no reflexivos (Ella me mira cuando entra). De acuerdo con esta última interpretación, los pronombres reflexivos se dividen en átonos (me, se, os…) y tónicos (mí, conmigo, ti, contigo, sí, consigo, vos…). Los átonos son clíticos verbales, mientras que los tónicos son siempre términos de preposición, como en Pensás demasiado en vos.

El pronombre tónico siempre es reflexivo. Los pronombres personales tónicos que pueden ser término de preposición se asimilan a los reflexivos en tales contextos. El adjetivo mismo suele modificarlos en tales casos, como en Habla demasiado de ella misma (también … de sí misma), pero no es siempre obligatorio: Está muy segura de {ella ~ sí} (misma). El adjetivo mismo garantiza la lectura reflexiva cuando el pronombre tónico no lo es de forma inherente. Contrastan así María hablaba demasiado de ella misma (lectura reflexiva) y María hablaba demasiado de ella (con reflexividad no forzosa). Las combinaciones mí mismo, sí mismo, etc., suelen denominarse reflexivos complejos.

Como otros pronombres personales átonos, los reflexivos se pueden doblar (v. duplicación) a través de pronombres tónicos correspondientes, como en Se miró en el espejo ~ Se miró a sí mismo en el espejo. Este desdoblamiento permite deshacer la ambigüedad entre la interpretación reflexiva y la recíproca. Así, la oración Se quieren demasiado podría sugerir, fuera de contexto, ‘…a sí mismos’, o bien ‘…unos a otros’ o ‘…el uno al otro’.

Cuando los pronombres reflexivos aparecen en el interior de ciertas expresiones idiomáticas o semiidiomáticas, los hablantes no siempre son conscientes de que poseen rasgos de persona que han de concordar con los de sus antecedentes. Estas construcciones son propias de los registros poco formales. Se recomienda evitar discordancias del tipo de Tardé unos minutos en volver en sí (en lugar de la forma correcta … en volver en mí) o de Tenéis que valeros por sí mismos, variante incorrecta de Tenéis que valeros por vosotros mismos.

Esquema 10. CLASIFICACIÓN DE LOS PRONOMBRES PERSONALES

Tabla 2. FORMAS REFLEXIVAS DEL PRONOMBRE PERSONAL

* El pronombre personal usted/ustedes y sus variantes átonas se emplean para la segunda persona del discurso (Ustedes no se fían de ustedes mismos). Aun así, cuando usted/ustedes ejerce la función de sujeto concuerda en tercera persona gramatical con el verbo.

** Los pronombres reflexivos átonos presentan la misma forma para acusativo y dativo.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA: «Glosario de términos gramaticales», [versión 1.0 en línea]. <https://www.rae.es/gtg/pronombre-reflexivo> [2024-07-22].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas