13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
marimanta s. (1600-)
marimanta, Marimanta, Mari Manta
Etim. Compuesto de Mari y manta1.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'personaje imaginario cubierto con una manta con que se mete miedo a los niños', en a1600, en el Coloquio décimo de la esgrima espiritual de F. González de Eslava; y se consigna por vez primera en El grande dictionario y thesoro de las tres lenguas Española, Francesa y Flamenca, con todos los nombres de los Reynos, Ciudades y lugares del mundo (1639).

  1. >mari+manta
    s. m. y f. Personaje imaginario cubierto con una manta con que se mete miedo a los niños.
    docs. (1600-2021) 49 ejemplos:
    • 1602 Amoraga, P. Instruccion pecador, I fol. 367 Esp (BD)
      [...] y dentro de aquel disfraz de contentamiento y hermosura, estan rostros mas espantables y feos que los diablos: y baxo de aquel verdor y lindeza de aquella caxcara, ay medula de tormentos y aullidos sin fin. Y por otra parte, quando la virtud se le representare en habito de aspereza, crea que adentro tiene gran regalo y blandura: no pare en aquel coco, y marimanta que mira, sino quite la maxcara y la pez con que está cubierta, y dará en grandes favores y dulcedumbres, y dulcisimos regalos.
    • 2021 García Bautista, J. M. "La marimanta" [22-08-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      La marimanta tiene una referencia andaluza en tierras granadinas donde existe una relación con el misterio y lo desconocido. Como ocurría con la pantaruja se trataba de esposos infieles que acudían a su cita amorosa embutidos en una sábana y no dejaban ver su rostro para no ser identificados. Pronto se establecieron analogías con espíritus, fantasmas, y de ahí el miedo que pueden infundir.
    • 1602 Amoraga, P. Instruccion pecador, I fol. 367 Esp (BD)
      [...] y dentro de aquel disfraz de contentamiento y hermosura, estan rostros mas espantables y feos que los diablos: y baxo de aquel verdor y lindeza de aquella caxcara, ay medula de tormentos y aullidos sin fin. Y por otra parte, quando la virtud se le representare en habito de aspereza, crea que adentro tiene gran regalo y blandura: no pare en aquel coco, y marimanta que mira, sino quite la maxcara y la pez con que está cubierta, y dará en grandes favores y dulcedumbres, y dulcisimos regalos.
    • c1626-1628 Quevedo Villegas, F. Poema heroico Orlando [1971] 445 Esp (CDH )
      ¿No ves aquellas manos, cuyos dedos / manojos son de abutagados sapos? / ¿Aquellos ojos enguizgando miedos? * / ¿Los miembros ganapanes y guiñapos? / Blancos los labios son; negros y acedos / los dientes, entoldados con harapos / de pan mascado, y la color, que espanta, / con sombras de estantigua y marimanta. / "¿Éste habia de emboscar en mis cabellos / el jabalí que miras erizado? / ¿Éste, con sus ronquidos y resuellos, / mi sueño bramará puesto a mi lado? / ¿Han de pringarse aquestos brazos bellos / en la cochambre de ese endemoniado? / ¿Este postema de soberbia y saña / en mí descansará su guadramaña? /
    • 1639 Anónimo Grande dictionario tres lenguas Esp (NTLLE)
      marimanta, le fantosme, lutin; mare / bitebau.
    • c1666-a1695 Juana Inés de la Cruz Poesía. Lírica personal [1951] México (CDH )
      / Buscando dice que viene / a aquel Pájaro que nadie / (por más que lo alaben todos) / ha sabido a lo que sabe; / para quien las cetrerías / se inventaron tan de balde, / que es un gallina el halcón / y una mandria el girifalte, / el azor un avechucho, / una marimanta el sacre, / un cobarde el tagarote / y un menguado el gavilane; / a quien no se le da un bledo / de que se prevenga el guante, / pihuelas y capirote, / con todos los demás trastes, / que bien mirados, son unos / trampantojos boreales, / que inventó la golosina / para alborotar el aire; / de cuyo antojo quedaron, / por mucho que lo buscasen, / Sardanapalo en ayunas, / Heliogábalo con hambre.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 258 Esp (CDH )
      Era el tal letrado un esqueleto con sus brújulas * de marimanta y sus visos de ajusticiado, peste de la paz y muerte de la concordia, pues vive de alentar las porfías y los rencores.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MARIMANTA. s. f. Phantasma ó figúra espantosa, que se finge para poner miedo á los niños.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Seguíanse sobre dos caballerías menores dos marimantas de campanarios, duendes de laguna, aves, que después que se han visto en zancos, se las apuestan a toda la República animal: los que iban disfrazados, eligieron ser cigüeñas por lo largos de pico; pues en medio de la bulla se escuchaban sus murmuraciones. Venían diciendo que las aves habían tomado muchas alas, que era preciso cortarlas el vuelo; que la Mogiganga había de estar ordenada de otra suerte; que el carro donde venían los Monarcas y Príncipes, debía ser el Dios sobre todo de esta procesión; y la gente de a pie que venía atrás, había de ser el Prólogo de esta fiesta.
    • 1841-1843 Díaz, N. P. Artículos [1996] Esp (CDH )

      La república era una espantable y temerosa visión, que se aparecía a perturbar el reposo de la sociedad; y heles ahí ya bastamente ennoblecidos y condecorados con el título de Gobierno de resistencia; helos ahí anunciándose como vigilantes y guardadores de la amenazada seguridad del Estado, y aprestados por tanto a esgrimir sus aceros contra esa fantasmagórica estantigua, contra lo que ellos mismos conocen que no es más que una engañosa marimanta.

    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (NTLLE)
      Marimanta, s. f. Fantasma con que se pone miedo á los niños, máxime cuando se hace cubriéndose uno con una manta, sábana, etc.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Marimanta. (De Mari, contracc. de María, y de manta.) f. Fantasma ó figura espantosa con que se pone miedo á los niños.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Marimanta, f. fam. Fantasma con que se asusta á los niños.
    • 1905 Cejador, J. "Idiotismos Quijote" [01-05-1905] p. 249 La Lectura (Madrid) Esp (HD)
      [...] como podía haber dicho de ella que era una Mari Macho, donde no hubiera sido acertado poner Juana Macho, ó haber añadido que era una Mari Sabidilla, ó una Mari Morena, ó una Mari Posa, ó una Mari Castaña, ó una Mari Tornes, ó una Mari Angustias, ó una Mari Zápalo, ó una Mari Moño, ó una Mari Prisas, ó una Mari Apuros, ó una Mari Enredos. Mari Macho equivale á mujer hombruna, Mari Manta á fantasma, Mari Marica y Mari Morena á pendencia, Mari Pérez á moza, última mano en el juego.
    • 1918 García Lorca, F. Impresiones y paisajes p. 156 Esp (BD)
      Aquí y allá siempre los ecos moros de las chumberas... Y las gentes en estos ambientes tan sentidos y miedosos inventan las leyendas de muertos y de fantasmas invernales, y de duendes y de marimantas que salen en las medias noches cuando no hay luna vagando por las callejas que ven las comadres y las prostitutas errantes, y que luego lo comentan asustadas y llenas de superstición.
    • 1991 Luján, N. Espejos [1991] 186 Esp (CDH )
      No hablaba, porque por lo visto, los trasgos, los duendes, los aparecidos, marimantas y espectros no chistaban en el Alcázar Real. No obstante, sabía que aquel Velázquez que dejó desdoblado en su cuadro La familia de Felipe IV era más curioso que él de lo que estaba acaeciendo en las Españas y, desde entonces, a don Diego se le había agudizado la conciencia lacerada. Conocía los golpes casi funerales del palacio que saludaban al paso sonambúlico del fantasma del rey por los largos corredores, casi neblinosos en la noche.
    • 2007 Minaya Belliard, L. Corazón tiembla sombra RD (CORPES)
      Cuando logré respirar con tranquilidad y el alma pareció volverme al cuerpo al cabo de un buen rato y traté de ponerme en pie, antes de que todos perdiéramos la razón, llegué a la conclusión de que lo mejor era continuar buscando, ensayando nuevas rutas que quizás nos llevaran a donde queríamos llegar, y en eso estaba yo cuando el fotógrafo gritó con un alarido que no supe si era de horror, de miedo o por la mordedura pozoñosa de un alacrán. —Vi un celaje... Un celaje blanco... como una marimanta... un ser envuelto en una sábana luminosa... algo que apareció de pronto y desapareció de inmediato...— decía el pobre hombre al borde de la histeria, y dando vueltas sobre sí mismo cayó al suelo.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      marimanta [...] f. coloq. Fantasma o figura con que se mete miedo a los niños.
    • 2021 García Bautista, J. M. "La marimanta" [22-08-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      La marimanta tiene una referencia andaluza en tierras granadinas donde existe una relación con el misterio y lo desconocido. Como ocurría con la pantaruja se trataba de esposos infieles que acudían a su cita amorosa embutidos en una sábana y no dejaban ver su rostro para no ser identificados. Pronto se establecieron analogías con espíritus, fantasmas, y de ahí el miedo que pueden infundir.
    • 1602 Amoraga, P. Instruccion pecador, I fol. 367 Esp (BD)
      [...] y dentro de aquel disfraz de contentamiento y hermosura, estan rostros mas espantables y feos que los diablos: y baxo de aquel verdor y lindeza de aquella caxcara, ay medula de tormentos y aullidos sin fin. Y por otra parte, quando la virtud se le representare en habito de aspereza, crea que adentro tiene gran regalo y blandura: no pare en aquel coco, y marimanta que mira, sino quite la maxcara y la pez con que está cubierta, y dará en grandes favores y dulcedumbres, y dulcisimos regalos.
    • 1604 Alemán, M. GuzmánAlfarache II [1987] Esp (CDH )
      Ya me parecía picarme los murciélagos y que salían por debajo de la cama la marimanta y cachidiablos * como los pasados. No, no, una fue y llevósela el gato * ya, dije. Sólo Sayavedra me podrá hacer otra; empero no por su bien. Empero después dél, a quien me hiciere la segunda, yo se la perdono.
    • c1626-1628 Quevedo Villegas, F. Poema heroico Orlando [1971] 445 Esp (CDH )
      ¿No ves aquellas manos, cuyos dedos / manojos son de abutagados sapos? / ¿Aquellos ojos enguizgando miedos? * / ¿Los miembros ganapanes y guiñapos? / Blancos los labios son; negros y acedos / los dientes, entoldados con harapos / de pan mascado, y la color, que espanta, / con sombras de estantigua y marimanta. / "¿Éste habia de emboscar en mis cabellos / el jabalí que miras erizado? / ¿Éste, con sus ronquidos y resuellos, / mi sueño bramará puesto a mi lado? / ¿Han de pringarse aquestos brazos bellos / en la cochambre de ese endemoniado? / ¿Este postema de soberbia y saña / en mí descansará su guadramaña? /
    • 1639 Anónimo Grande dictionario tres lenguas Esp (NTLLE)
      marimanta, le fantosme, lutin; mare / bitebau.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 248 Esp (CDH )
      / Quedaran por marimantas, / y a tu luz por mariposas, / y a la buscona de Chipre / sin duda la diera cola.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 511 Esp (CDH )
      / El diente, que viene a ser / el tronco de ovas vestido, / y los raigones tras él, / diciendo "Aquí fue colmillo"; / quijada de pie de cruz, / donde el güeso fugitivo / dejó casas de panal, / y por muelas, orificios; / barba, que con la nariz / se junta a dar un pellizco; / sueño de Bosco con tocas; / rostro de impresión del grifo; / visión cecial detestable, / rellena de cocrodrilos, * / aspaviento ya carroño, / mandrágula con zollipo, / vete a fundar marimantas / a las orillas del Nilo, / o a empezar otra Cuaresma, / como miércoles Corvillo.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 34 Esp (CDH )
      / Las galas de los antiguos / ha convertido en botargas, / y las marimantas viejas / las ha introducido en galas.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 40 Esp (CDH )
      / Empreñar quiere la manta, / que marimanta la juzga; / saltos daba de la cama, / Conde Claros con arrugas.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 81 Esp (CDH )
      / Una fea, amortajada / en su sábana de lino, / a lo difunto, se muestra / marimanta de los niños.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 165 Esp (CDH )
      / ¿En qué han pecado estos pies, / que siempre los arrebozan / faldas que los amortajan, / chapines que los ahogan? / Tráiganlos de marimantas / mujeres que son puntosas / de zapatos, a quien sirven / sendas encinas por hormas.
    • c1666-a1695 Juana Inés de la Cruz Poesía. Lírica personal [1951] México (CDH )
      / Buscando dice que viene / a aquel Pájaro que nadie / (por más que lo alaben todos) / ha sabido a lo que sabe; / para quien las cetrerías / se inventaron tan de balde, / que es un gallina el halcón / y una mandria el girifalte, / el azor un avechucho, / una marimanta el sacre, / un cobarde el tagarote / y un menguado el gavilane; / a quien no se le da un bledo / de que se prevenga el guante, / pihuelas y capirote, / con todos los demás trastes, / que bien mirados, son unos / trampantojos boreales, / que inventó la golosina / para alborotar el aire; / de cuyo antojo quedaron, / por mucho que lo buscasen, / Sardanapalo en ayunas, / Heliogábalo con hambre.
    • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
      Marimanta, vée Fantasma.
    • 1706 Stevens, J. New Spanish English dictionary Esp (NTLLE)
      Marimánta, an Hobgoblin.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 258 Esp (CDH )
      Era el tal letrado un esqueleto con sus brújulas * de marimanta y sus visos de ajusticiado, peste de la paz y muerte de la concordia, pues vive de alentar las porfías y los rencores.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 274 Esp (CDH )
      y con las satirillas que representa, las dedicatorias que le pagan, y las chuflas * con que miente, junta algunos ochavos, y los cambia por los contagiosos balandranes que se hacinan ahorcados en la calle de la Sal, y sale vestido de mortorio y marimanta entre gallego y Parce mihi. * Éste y toda esa gurullada de desnudos ruegan a Dios continuamente por mi salud y por mis vicios; pues el día que amanezca yo muerto o enmendado, ellos morirán de hambre, y este vejete andará en cueros como el vino.
    • 1730 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IV [2003] Esp (CDH )
      24. Pareció después el Belerophonte literario, título altisonante, inscripción horrísona, que puede espantar los niños mejor que el coco y la marimanta. ¿Y qué havía debaxo de tan portentoso epígrafe? No más que una querellita con un médico de Córdoba, por quítame allá essas pajas.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MARIMANTA. s. f. Phantasma ó figúra espantosa, que se finge para poner miedo á los niños.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Seguíanse sobre dos caballerías menores dos marimantas de campanarios, duendes de laguna, aves, que después que se han visto en zancos, se las apuestan a toda la República animal: los que iban disfrazados, eligieron ser cigüeñas por lo largos de pico; pues en medio de la bulla se escuchaban sus murmuraciones. Venían diciendo que las aves habían tomado muchas alas, que era preciso cortarlas el vuelo; que la Mogiganga había de estar ordenada de otra suerte; que el carro donde venían los Monarcas y Príncipes, debía ser el Dios sobre todo de esta procesión; y la gente de a pie que venía atrás, había de ser el Prólogo de esta fiesta.
    • 1777 Hurtado Girón Silva Pico, E. "Letrilla y palabrita" [01-01-1777] p. 10 La Pensatriz Salmantina (Salamanca) Esp (HD)
      [...] y aun oy se conserva hasta en Texares, Villamayor, y otros Lugares proximos á Salamanca, la fama de aquella gracia de mi Tio, que esté en gloria, cuyo Epítheto DESTETADOR es todavia mas terrorifico, funesto, y escandaloso para los Chicuelos, y Criaturas, que el Coco, el , y la Marimanta; de suerte, que con decir á algun Chiquito su Madre, á que llamo al Destetador, es quanto puede ocurrirsela para hacerle entrar en carril.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      MARIMANTA. s. f. Fantasma, ó figura espantosa, que se finge para poner miedo á los niños.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      MARIMANTA, espantajo de niños.
    • 1790 Lucio, A. "Trages Estudiantes" [27-04-1790] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Viene un Estudiante á la Corte, y sino quiere que se le mire como un figurón antiguo y ridiculo, debe arrinconar el manteo, y vestir al uso, aunque le cueste los mayores sacrificios; no puede ponderarse bastantemente el triste papel que hace un Estudiante en la Corte; el aseo de las tertulias, el Marimanta de los estrados, el D. Quijote de Madamoiselles, un sacristán, un tuno, un sopista [...].
    • 1804-1808 Paz Rey, T. Consideraciones verdadero Español p. 4 Esp (BD)
      ¡Sensibilidad! Ah ! Sensibilidad es un terminillo de perlas: es el mas bonito, atusado y dulcisonante: es el espanta bobos, así como para los niños lo son el coco y la marimanta, y es el término mas traqueado de los eruditos á la violeta. ¿ Y que nos querrá este Caballero con una introducción tan erudita y sensible?
    • 1832 RAE DRAE 7.ª ed. (NTLLE)
      MARIMANTA. f. Fantasma ó figura espantosa con que se pone miedo á los niños.
    • 1841-1843 Díaz, N. P. Artículos [1996] Esp (CDH )

      La república era una espantable y temerosa visión, que se aparecía a perturbar el reposo de la sociedad; y heles ahí ya bastamente ennoblecidos y condecorados con el título de Gobierno de resistencia; helos ahí anunciándose como vigilantes y guardadores de la amenazada seguridad del Estado, y aprestados por tanto a esgrimir sus aceros contra esa fantasmagórica estantigua, contra lo que ellos mismos conocen que no es más que una engañosa marimanta.

    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (NTLLE)
      Marimanta, s. f. Fantasma con que se pone miedo á los niños, máxime cuando se hace cubriéndose uno con una manta, sábana, etc.
    • 1861 Anónimo (El Demócrata Veterano) "Al Sr. Posada Herrera" [03-12-1861] La Esperanza (Madrid) Esp (HD)
      Yo, como demócrata de calidad, le doy las gracias por tan buenos servicios, pero no puedo sufrir que para S. E. seamos los marimantas con que quiera asustar á las aposiciones. Mejor seria decir de una vez, para que no le tuviéramos por sospechoso: "la planta democrática podrá dar algún fruto aprovechable; crezca, pues, y multiplíquese".
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Marimanta. (De Mari, contracc. de María, y de manta.) f. Fantasma ó figura espantosa con que se pone miedo á los niños.
    • 1885 Monreal, J. "Costumbres siglo XVII" [22-09-1885] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      Buscábaselas para dar autoridad á un estrado y para vigilar á las criadas y doncellas jóvenes, y vestidas y aliñadas con las tocas sólo propias de la viudez, y el manto y el monjil, eran verdaderas fantasmas y marimantas, que aguaban gustos, cuando no los cohechaban. Y nada digo cuando eran antojunas y ocultaban sus ojillos avizores y su mirar zaino tras unos espejuelos redondos, que les hacían parecer que miraban por ojos de mal encarado buho asomado por entre las luengas y fruncidas tocas.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Marimanta, f. fam. Fantasma con que se asusta á los niños.
    • 1905 Cejador, J. "Idiotismos Quijote" [01-05-1905] p. 249 La Lectura (Madrid) Esp (HD)
      [...] como podía haber dicho de ella que era una Mari Macho, donde no hubiera sido acertado poner Juana Macho, ó haber añadido que era una Mari Sabidilla, ó una Mari Morena, ó una Mari Posa, ó una Mari Castaña, ó una Mari Tornes, ó una Mari Angustias, ó una Mari Zápalo, ó una Mari Moño, ó una Mari Prisas, ó una Mari Apuros, ó una Mari Enredos. Mari Macho equivale á mujer hombruna, Mari Manta á fantasma, Mari Marica y Mari Morena á pendencia, Mari Pérez á moza, última mano en el juego.
    • 1912 Cervera Valderrama, J. "La Numacia" [20-09-1912] Vida Marítima (Madrid) Esp (HD)
      [...] es mantener el fuego sagrado del entusiasmo patrio, no permitiendo esos abatimientos de la conciencia pública, que por desgracia, hemos observado en nuestra infancia, esos quebrantos morales que arruinan á los pueblos desviándolos de su misión histórica, esa pusilanimidad que invade á la sociedad haciéndola incapaz de toda empresa arriesgada, esa marimanta con que se asombra al pueblo infeliz para tenerlo sumido en el más abyecto indiferentismo.
    • 1918 García Lorca, F. Impresiones y paisajes p. 156 Esp (BD)
      Aquí y allá siempre los ecos moros de las chumberas... Y las gentes en estos ambientes tan sentidos y miedosos inventan las leyendas de muertos y de fantasmas invernales, y de duendes y de marimantas que salen en las medias noches cuando no hay luna vagando por las callejas que ven las comadres y las prostitutas errantes, y que luego lo comentan asustadas y llenas de superstición.
    • 1920 Lorenzo, F. "Electricidad porvenir" [07-10-1920] La Voz (Madrid) Esp (HD)
      Traía nuestro diario una información singularmente atractiva: "Edison busca la comunicación con los muertos." ¡Cosa más atrayente! Porque el sabio americano no va a engatusarnos con manejos de prestidigitador ni ilusiones de guillado. Aquí no hay piruetas de veladores ni confusos bisbiseos de marimantas en la obscuridad. Se trata de un procedimiento científico fundado en las comunicaciones etéreas...
    • 1947 RAE DRAE 17.ª ed. (NTLLE)
      Marimanta. [...] f. fam. Fantasma o figura con que se pone miedo a los niños.
    • 1948 Salinas, P. Defensor [1967] p. 206 Esp (FG)
      Reconocimiento debo, y quiero expresarlo aquí, al eminente crítico de Estados Unidos Van Wyck Brooks. Porque ese tema del vituperio de la minoría artística o literaria, espantajo o marimanta que, apenas tenemos uso de razón literaria, empieza a aparecerse y desaparecerse cuando menos se espera y nos ronda a la vuelta de cualquier página, esta vez ha reencarnado en un libro del citado crítico, Opinions of Oliver Allston, traducido no hace mucho al español.
    • 1951 Fdz Asis, V. "Work With Music" [17-11-1951] Pueblo: Diario del Trabajo Nacional (Madrid) Esp (HD)
      La presencia entre nosotros de los supervivientes del "¡Amos, anda!" parece tan incómoda como la de los bacilos de Pfeifer. Conviene vacunarse contra las marimantas pertinaces obstinadas en representar a un Madrid que ya no existe. Para eso no creo que haya terapéutica mejor que la de visitar una gran fábrica, con hornos, crisoles, moldeadoras, tornos, fresadoras, mezcladoras, transportadoras, perforadoras, dinamos, magnetos y todas esas cosas de las que uno sabe tan poco.
    • 1976 Alonso Hnz, J. L. Léx marginalismo S. Oro [1976] Esp (BD)
      MARIMANTA Trasgo, duende.
    • 1984 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1984] (NTLLE)
      marimanta. f. fam. Fantasma o figura con que se mete miedo a los niños.
    • 1991 Luján, N. Espejos [1991] 186 Esp (CDH )
      No hablaba, porque por lo visto, los trasgos, los duendes, los aparecidos, marimantas y espectros no chistaban en el Alcázar Real. No obstante, sabía que aquel Velázquez que dejó desdoblado en su cuadro La familia de Felipe IV era más curioso que él de lo que estaba acaeciendo en las Españas y, desde entonces, a don Diego se le había agudizado la conciencia lacerada. Conocía los golpes casi funerales del palacio que saludaban al paso sonambúlico del fantasma del rey por los largos corredores, casi neblinosos en la noche.
    • 1991 Luján, N. Espejos [1991] 193 Esp (CDH )
      El rey, a quien sólo veía al comer, mascando bovinamente en las cenas públicas, era un espectro pálido, extenuado, pecador y gazmoño. Lo era, asimismo, la exangüe reina Mariana, que parecía una marimanta para asustar a los niños, vestida con tan grotesca muñequería, pintarrajeada, triste y envarada, sin la posibilidad de que nadie la deseara. O don Luis de Haro, tan vicioso de sus bigotes, tiesos y engorgorotados.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      marimanta. [...] f. fam. Fantasma o figura con que se mete miedo a los niños.
    • 1994 Muñoz, A. "Carnaval" [06-02-1994] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Algo similar sucede en Badajoz, que anoche vivió la tradicional degustación de hornazas de chorizo y vino de la tierra, tras las que comenzó el certamen de tamborradas. Miles de personas ataviadas con los trajes del año anterior se concentraron en la plaza de Santa Marta para asistir a la salida del "Marimanta", un pelele de trapo que arde entre las llamas. Es el componente mágico del Carnaval, el fuego purificador que libera de los "cocos" o malos espíritus.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      marimanta. [...] f. coloq. Fantasma o figura con que se mete miedo a los niños.
    • 2007 Minaya Belliard, L. Corazón tiembla sombra RD (CORPES)
      Cuando logré respirar con tranquilidad y el alma pareció volverme al cuerpo al cabo de un buen rato y traté de ponerme en pie, antes de que todos perdiéramos la razón, llegué a la conclusión de que lo mejor era continuar buscando, ensayando nuevas rutas que quizás nos llevaran a donde queríamos llegar, y en eso estaba yo cuando el fotógrafo gritó con un alarido que no supe si era de horror, de miedo o por la mordedura pozoñosa de un alacrán. —Vi un celaje... Un celaje blanco... como una marimanta... un ser envuelto en una sábana luminosa... algo que apareció de pronto y desapareció de inmediato...— decía el pobre hombre al borde de la histeria, y dando vueltas sobre sí mismo cayó al suelo.
    • 2008 Martín Ferrand, M. "Marimantas y lecheras" [09-09-2008] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Aunque la palabra marimanta está menos viva que cuando era niño, sigue figurando en el DRAE y, a falta de ocupaciones de mayor provecho, José Luis Rodríguez Zapatero trabaja activamente para recuperarla. Al presidente del Gobierno, cuya enjundia es de muy difícil evaluación, le gusta hacer de marimanta y, a la menor oportunidad y para conseguirlo, simula ser un fantasma capaz de acoquinar a los más ingenuos de todo el país.
    • 2011 García Mouton, P. / Grijelmo, Á. Palabras moribundas s. n. Esp (BD)
      Resulta curioso que el monigote se llame el marimanta, con artículo masculino, pero se explica porque esos marimantas en realidad eran hombres tapados con una sábana, y a veces con un cántaro en la cabeza para disimular su altura, que iban camuflados a las casas de citas o a ver a sus amantes.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      marimanta [...] f. coloq. Fantasma o figura con que se mete miedo a los niños.
    • 2021 García Bautista, J. M. "La marimanta" [22-08-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      La marimanta tiene una referencia andaluza en tierras granadinas donde existe una relación con el misterio y lo desconocido. Como ocurría con la pantaruja se trataba de esposos infieles que acudían a su cita amorosa embutidos en una sábana y no dejaban ver su rostro para no ser identificados. Pronto se establecieron analogías con espíritus, fantasmas, y de ahí el miedo que pueden infundir.
      Acepción en desuso
    1. s. En ocasiones, en aposición.
      docs. (1600-1645) 2 ejemplos:
      • a1600 Glz Eslava, F. Coloquio décimo Coloquios espirituales México (CDH )
        IGNORANCIA.Bien dice, tome un mecate / y áteselo a la garganta.OCIO.¿Qué es eso? Ya se levanta.IGNORANCIA. Deténgala, no me mate / esa bruja marimanta. OCIO.Oiga, señora comadre.PRESUNCIÓN.No me curen de hablar. / ¿Tal pasa sin castigar? / Por el siglo de mi padre / que lo tengo de matar.
      • 1635-1645 Quevedo Villegas, F. Fortuna seso Hora de todos [2003] Esp (CDH )
        Por otra parte asomó con pies descabalados Saturno, el dios marimanta, comeniños, engulléndose sus hijos a bocados. Con él llegó, hecho una sopa, Neptuno, el dios aguanoso, con su quijada de vieja por cetro (que eso es tres dientes en romance), lleno de cazcarrias y devanado en ovas y oliendo a viernes y vigilias, haciendo lodos con sus vertientes en el cisco de Plutón, que venía en su seguimiento, dios dado a los diablos, con una cara afeitada con hollín y pez, bien sahumado con alcrebite y pólvora [...].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas