14.ª Entrega (julio de 2023)
Versión del 31/07/2023
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tartajeo s. (1842-)
tartajeo, tartageo
Etim. Derivado de tartajear y -o.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'pronunciación entrecortada y repetición de algunas sílabas o sonidos durante el habla', en el repertorio de rimas que ofrece Peñalver en el tomo segundo de su Panlexico, diccionario universal de la lengua castellana (1842). Poco después, Domínguez consigna esta voz en el Diccionario universal francés-español (1845) y en el Diccionario nacional o Gran diccionario clásico de la lengua española (1847), y la tradición académica lo recoge en el DRAE de 1925. Como testimonio propiamente léxico, se atestigua en 1846, en el tomo XII del Tratado completo de patologia y terapéutica general y especial; desde entonces, tartajeo se documenta con regularidad hasta la actualidad.

  1. >tartajear+–o
    s. m. Pronunciación entrecortada y repetición de algunas sílabas o sonidos durante el habla.
    docs. (1842-2022) 19 ejemplos:
    • 1842 Peñalver, J. Panlexico, II Esp (BD)
      DICCIONARIO DE LA RIMA [...] GRAVES [...] EO [...] Tamborileo. Taraceo. Tartajeo. Tartaleo. Tartamudeo. Tecleo.
    • 2022 Fonseca, C. Austral CR (CORPES)
      Según contó Raymundo, había sido esa mención al tartamudeo de Giulio Camillo lo primero que le había llamado la atención. Durante años él mismo había sufrido de un tartajeo leve que solo se acentuó cuando, al llegar a Ciudad de Guatemala a la edad de seis años, dejó atrás el quiché de su infancia para adentrarse en ese idioma al que todavía asociaba con los soldados que quemaron su pueblo.
    • 1842 Peñalver, J. Panlexico, II Esp (BD)
      DICCIONARIO DE LA RIMA [...] GRAVES [...] EO [...] Tamborileo. Taraceo. Tartajeo. Tartaleo. Tartamudeo. Tecleo.
    • 1846 Anónimo Tratado patologia terapéutica, XII p. 27 Esp (BD)
      Todos los autores indican la paralisis de la lengua como uno de los síntomas mas frecuentes de la hemorragia. En algunos enfermos es completa y les impide enteramente sacar la lengua fuera de la boca; ora no pueden pronunciar una sola palabra; ora no está abolido enteramente el movimiento de los músculos y articulan todavía algunos sonidos, ó se espresan con una especie de tartajeo desagradable; otras veces hacen grandes esfuerzos para hablar, y entonces presentan un espectáculo estraordinario; abren desmedidamente la boca, menean irregularmente la lengua, y llegan en fin á producir algunos sonidos vagos ó mas bien una voz baja, que parece salir de la laringe, y contrasta por su debilidad con los esfuerzos penoso que ha exigido su emision.
    • 1854 Manjarrés, J. Guía señoritas gran mundo p. 65 Esp (BD)
      Un vicio en la pronunciacion es el mayor de los obstáculos para el bien parecer. Aspirar á este sin haber aprendido antes á hablar, es inútil; porque ni la hermosura ni lo escogido de un traje pueden suplirlo. Un ceceo, un tartajeo no pueden tolerarse: las vocales abiertas, las articulaciones exageradas mucho menos.
    • 1889 Arnau e Ibáñez, J. Curso metafísica I p. 259 Esp (BD)
      3.a Afasia de ejecución (glosopegia y gloso-ataxia). Suele ser éste el caso menos completo. Caracterizase ó por parálisis lateral de la lengua (glosopegia) ó por alteraciones en la coordinación muscular (gloso-ataxia). Casi siempre habla el enfermo (salvo que exista ya una parálisis completa, bilateral, de la médula oblongada, ó parálisis simultánea de ambos nervios motores de la lengua, los hipoglosos) pero borrosamente, arrastrando la articulación y claudicando siempre en la eufonía literal por los efectos constantes del mogilalismo ó tartajeo.
    • 1896 Barberá, F. Fisiología voz p. 103 Esp (BD)
      Otro medio curativo del tartajeo consiste en el uso de aparatos mecánicos, y suelen emplearse éstos alternando con el método ortofónico. Desde Demóstenes, célebre orador tartamudo, que según Plutarco se curó poniéndose piedrecitas en la boca cuando se ejercitaba á orillas del mar en declamar versos de Sófocles y de Eurípides, muchos han sido los instructores amigos de curar la tartamudez por este medio.
    • 1931 Herrero Mayor, A. Artesanía prevaricación castellano [1931] 28 Argentina (CDH )

      Podría parecer una exageración el hecho de querer reducir a términos patológicos el fenómeno normal de la inexpresividad de la lengua en labios de innumerables jóvenes estudiantes; pero no sería raro que, llegados a él por vía científica, un estudio de ese carácter diera por resultado el probable descubrimiento de dislogia congénita en las novísimas generaciones. ¿Qué son, sino manifestaciones de tal índole, las frecuentes estoglosias, el tartajeo, el acento áfono, el solecismo, culminante de nuestros modismos, la anfibología reincidente en los neologismos porteños? ¿Qué son, sino confirmaciones de tal naturaleza, la instintiva ecolalia y otras fallas orgánicas o funcionales, comunes a nuestros adolescentes?

    • 1955 Gabarain, M. "Tartamudez" [19-12-1955] El Sol (Alajuela) CR (HD)
      Demóstenes pudo haber sido un tímido, pues es frecuente que se confunda la tartamudez con el tartajeo y otras disartrias, como la palabra escandida de la P. G., así como la indecisión oral de la timidez o de la inseguridad.
    • 1972 Cunqueiro, Á. Fanto Fantini [1972] 139 Esp (CDH )
      Parecía que también le mudara la voz, que se le había asentado dos o tres escalones más abajo de lo habitual. El día de la academia se acercaba, y el bachiller Botelus comenzó a temer el fracaso, otra vez el tartajeo, el castañeteo de dientes, el hacer aguas menores sin sentirlo.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cuba (CDH )

      Un día se apareció agitado, él que era calmo, casi frenético en vez de apacible, su timidez doblada acentuando la vacilación de sus oraciones, la pausa en sus períodos, el tartajeo habitual de sus frases hecho incoherencia. Por fin se explicó, sonriendo cortado; había venido al centro al cine pero antes, como hacía a menudo, almorzó en el restaurante, mera fonda, que había al costado del teatro «Payret».

    • 1988 Saer, J. J. Ocasión [1989] Argentina (CDH )

      — No parece ser un mistificador —le dice a Gina en la mesa, mientras se sirve de la fuente que le tiende la sirvienta, apresurándose un poco porque Gina, que se ha servido antes que él, está esperando que él haya terminado de hacerlo para empezar a comer— no, de ninguna manera. Carece de la inteligencia necesaria para serlo. Pero de ahí a tomar sus tartajeos por una profecía. En fin. Habría que estudiar la cosa con más detenimiento.

    • 2004 Baldivieso, O. Vaivén [2004] Vaivén Py (CORPES)
      El persistente y sutil temblor de labios que el viejo padecía hacía un buen tiempo a causa de la edad, se le había transformado de un momento a otro en un tartajeo continuo y sin sentido, indescifrable y escalofriante. Fue el sonido derivado de aquel balbuceo que comenzó a desajustar los nervios de la mujer.
    • 2012 Dgz, C. M. "Manuscrito Despouey" El Pais. Cultural. Montevideo Ur (CORPES)
      Otra vez, el asalto de la intimidad lo perturba, y en el momento en que ella dice: "Ahora cuénteme qué piensa hacer usted aquí, y en qué forma podría yo ayudarlo", Guy comienza a tartamudear. Ella ríe a carcajadas, convencida de que bromea, pero Guy apela a todas sus fuerzas para pedirle trabajo. Cada tartajeo dispara una nueva carcajada de la mujer y ya no consigue parar cuando escaldado por el esfuerzo de completar la frase, Guy consigue decirle que quiere trabajar en la radio. Entonces la risa es un vendaval que hunde a Guy en el horror.
    • 2022 Fonseca, C. Austral CR (CORPES)
      Según contó Raymundo, había sido esa mención al tartamudeo de Giulio Camillo lo primero que le había llamado la atención. Durante años él mismo había sufrido de un tartajeo leve que solo se acentuó cuando, al llegar a Ciudad de Guatemala a la edad de seis años, dejó atrás el quiché de su infancia para adentrarse en ese idioma al que todavía asociaba con los soldados que quemaron su pueblo.
    • 1842 Peñalver, J. Panlexico, II Esp (BD)
      DICCIONARIO DE LA RIMA [...] GRAVES [...] EO [...] Tamborileo. Taraceo. Tartajeo. Tartaleo. Tartamudeo. Tecleo.
    • 1845 Domínguez, R. J. DiccFrancés-Español, I Esp (BD)
      Bredouillement, s. m. br-du-ll-mam. Tartajeo; farfulla, accion de mascar las palabras, de rozarse, de tartajear al hablar. Pronunciacion viciosa resultante de la demasiada precipitacion al hablar.
    • 1846 Anónimo Tratado patologia terapéutica, XII p. 27 Esp (BD)
      Todos los autores indican la paralisis de la lengua como uno de los síntomas mas frecuentes de la hemorragia. En algunos enfermos es completa y les impide enteramente sacar la lengua fuera de la boca; ora no pueden pronunciar una sola palabra; ora no está abolido enteramente el movimiento de los músculos y articulan todavía algunos sonidos, ó se espresan con una especie de tartajeo desagradable; otras veces hacen grandes esfuerzos para hablar, y entonces presentan un espectáculo estraordinario; abren desmedidamente la boca, menean irregularmente la lengua, y llegan en fin á producir algunos sonidos vagos ó mas bien una voz baja, que parece salir de la laringe, y contrasta por su debilidad con los esfuerzos penoso que ha exigido su emision.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Tartajeo, s. m. La accion y el efecto de tartajear.
    • 1849 Torres Villanueva, R. Trad Doctrina tratamiento homeopático Hahnemann p. 101 Esp (BD)
      Lengua seca. Sensacion de resecacion en la lengua, aun cuando esté húmeda. Tartageo, tartamudeo, ó aun accesos inopinados de imposibilidad de hablar.
    • 1854 Manjarrés, J. Guía señoritas gran mundo p. 65 Esp (BD)
      Un vicio en la pronunciacion es el mayor de los obstáculos para el bien parecer. Aspirar á este sin haber aprendido antes á hablar, es inútil; porque ni la hermosura ni lo escogido de un traje pueden suplirlo. Un ceceo, un tartajeo no pueden tolerarse: las vocales abiertas, las articulaciones exageradas mucho menos.
    • 1889 Arnau e Ibáñez, J. Curso metafísica I p. 259 Esp (BD)
      3.a Afasia de ejecución (glosopegia y gloso-ataxia). Suele ser éste el caso menos completo. Caracterizase ó por parálisis lateral de la lengua (glosopegia) ó por alteraciones en la coordinación muscular (gloso-ataxia). Casi siempre habla el enfermo (salvo que exista ya una parálisis completa, bilateral, de la médula oblongada, ó parálisis simultánea de ambos nervios motores de la lengua, los hipoglosos) pero borrosamente, arrastrando la articulación y claudicando siempre en la eufonía literal por los efectos constantes del mogilalismo ó tartajeo.
    • 1896 Barberá, F. Fisiología voz p. 103 Esp (BD)
      Otro medio curativo del tartajeo consiste en el uso de aparatos mecánicos, y suelen emplearse éstos alternando con el método ortofónico. Desde Demóstenes, célebre orador tartamudo, que según Plutarco se curó poniéndose piedrecitas en la boca cuando se ejercitaba á orillas del mar en declamar versos de Sófocles y de Eurípides, muchos han sido los instructores amigos de curar la tartamudez por este medio.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      TARTAJEO. Acción y efecto de tartajear.
    • 1931 Herrero Mayor, A. Artesanía prevaricación castellano [1931] 28 Argentina (CDH )

      Podría parecer una exageración el hecho de querer reducir a términos patológicos el fenómeno normal de la inexpresividad de la lengua en labios de innumerables jóvenes estudiantes; pero no sería raro que, llegados a él por vía científica, un estudio de ese carácter diera por resultado el probable descubrimiento de dislogia congénita en las novísimas generaciones. ¿Qué son, sino manifestaciones de tal índole, las frecuentes estoglosias, el tartajeo, el acento áfono, el solecismo, culminante de nuestros modismos, la anfibología reincidente en los neologismos porteños? ¿Qué son, sino confirmaciones de tal naturaleza, la instintiva ecolalia y otras fallas orgánicas o funcionales, comunes a nuestros adolescentes?

    • 1955 Gabarain, M. "Tartamudez" [19-12-1955] El Sol (Alajuela) CR (HD)
      Demóstenes pudo haber sido un tímido, pues es frecuente que se confunda la tartamudez con el tartajeo y otras disartrias, como la palabra escandida de la P. G., así como la indecisión oral de la timidez o de la inseguridad.
    • 1972 Cunqueiro, Á. Fanto Fantini [1972] 139 Esp (CDH )
      Parecía que también le mudara la voz, que se le había asentado dos o tres escalones más abajo de lo habitual. El día de la academia se acercaba, y el bachiller Botelus comenzó a temer el fracaso, otra vez el tartajeo, el castañeteo de dientes, el hacer aguas menores sin sentirlo.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cuba (CDH )

      Un día se apareció agitado, él que era calmo, casi frenético en vez de apacible, su timidez doblada acentuando la vacilación de sus oraciones, la pausa en sus períodos, el tartajeo habitual de sus frases hecho incoherencia. Por fin se explicó, sonriendo cortado; había venido al centro al cine pero antes, como hacía a menudo, almorzó en el restaurante, mera fonda, que había al costado del teatro «Payret».

    • 1986 Cohen, M. Insomnio [1986] 87 Argentina (CDH )
      La forma extravagante y altiva con que Ramiro torció el cuello le hizo castañetear los dientes; que había trabajado como un tanque, argumentó el secretario, que en ausencia del jefe había sudado atajando a la clientela, y repitió tres veces: Usted no suele ausentizarse tanto. Ezequiel lo ignoraba. Volvió a cruzar la calle, agarró a Selva del brazo con suavidad, con una profusión de tartajeos que ella parecía no oír, y subieron a la oficina.
    • 1988 Saer, J. J. Ocasión [1989] Argentina (CDH )

      — No parece ser un mistificador —le dice a Gina en la mesa, mientras se sirve de la fuente que le tiende la sirvienta, apresurándose un poco porque Gina, que se ha servido antes que él, está esperando que él haya terminado de hacerlo para empezar a comer— no, de ninguna manera. Carece de la inteligencia necesaria para serlo. Pero de ahí a tomar sus tartajeos por una profecía. En fin. Habría que estudiar la cosa con más detenimiento.

    • 2004 Baldivieso, O. Vaivén [2004] Vaivén Py (CORPES)
      El persistente y sutil temblor de labios que el viejo padecía hacía un buen tiempo a causa de la edad, se le había transformado de un momento a otro en un tartajeo continuo y sin sentido, indescifrable y escalofriante. Fue el sonido derivado de aquel balbuceo que comenzó a desajustar los nervios de la mujer.
    • 2012 Dgz, C. M. "Manuscrito Despouey" El Pais. Cultural. Montevideo Ur (CORPES)
      Otra vez, el asalto de la intimidad lo perturba, y en el momento en que ella dice: "Ahora cuénteme qué piensa hacer usted aquí, y en qué forma podría yo ayudarlo", Guy comienza a tartamudear. Ella ríe a carcajadas, convencida de que bromea, pero Guy apela a todas sus fuerzas para pedirle trabajo. Cada tartajeo dispara una nueva carcajada de la mujer y ya no consigue parar cuando escaldado por el esfuerzo de completar la frase, Guy consigue decirle que quiere trabajar en la radio. Entonces la risa es un vendaval que hunde a Guy en el horror.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      tartajeo [...] m. Acción y efecto de tartajear.
    • 2022 Fonseca, C. Austral CR (CORPES)
      Según contó Raymundo, había sido esa mención al tartamudeo de Giulio Camillo lo primero que le había llamado la atención. Durante años él mismo había sufrido de un tartajeo leve que solo se acentuó cuando, al llegar a Ciudad de Guatemala a la edad de seis años, dejó atrás el quiché de su infancia para adentrarse en ese idioma al que todavía asociaba con los soldados que quemaron su pueblo.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE