14.ª Entrega (julio de 2023)
Versión del 31/07/2023
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
campanario s. (1277-)
campanario, canpanario
Etim. Derivado de campana y -ario.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'torre, generalmente de una iglesia, donde se colocan las campanas', en 1277, en Libros del astrolabio llano  de R. Zag, y se consigna por vez primera en el Glosario de El Escorial (1375-1410), incluido en los Glosarios latino-españoles de la Edad Media, editados por A. Castro. La voz recibe otros valores a lo largo del tiempo generados por acción de la metáfora. De este modo, se localiza como 'parte superior del cuerpo de las personas en la que se encuentran algunos órganos de los sentidos', ya en 1613, en Rinconete y Cortadillo  de Cervantes y se consigna en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes (1786), de Terreros y Pando. Asimismo, se registra con el valor de 'pieza del telar que sirve para sostener el peine', en 1773, en Espectaculo de la naturaleza de   Pluche , traducido por Terreros y Pando y, de nuevo, consignado con este valor por primera vez en el Diccionario castellano (1786) del mismo autor.

En la tradición lexicográfica del español se le asignan otras acepciones restringidas geográficamente: en el área occidental de España, 'flor de la piña' ( DLE 2014); en Chile, 'cobertizo circular fundado sobre varios pilares de madera, con un cono de paja como techo, destinado a guardar animales, forraje o la cosecha' (definido así en el Diccionario ejemplificado de chilenismos (1984) de Morales Pettorino, Quiroz y Peña y consignado por primera vez en 1921, en el Diccionario manual isleño, de Cavada Contreras) y en Colombia, 'testículos' (1969, Léxico del cuerpo humano en Colombia. XXVII , de Flórez). Por otra parte, restringidas a determinados ámbitos de especialidad, se consignan las siguientes acepciones: perteneciente al campo de la carpintería, 'aquella carpintería en que se colocan las campanas en una torre' (1786, Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes, de Terreros y Pando); adscrito al de la artesanía, 'en los telares de terciopelo se llama así a lo que sirve de asiento a la aguja' (definido así en el Diccionario enciclopédico (1853), de la editorial Gaspar y Roig y consignado por primera vez, nuevamente, en 1786, en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes , de Terreros y Pando) y en el ámbito de la arquitectura, 'guindaste de tamaño proporcionado en que va colgada la campana del castillo' (definido así en el Diccionario marítimo español (1921) de R. de la Guardia y consignado, ya en 1831, en el Diccionario marítimo, de O'Scalan).

Por otra parte, la voz se integra en diferentes unidades pluriverbales. Así, campanario armónico, con la acepción 'conjunto de campanas acordadas y ordenadas para producir melodías, que se fija en las vigas de una torre', se registra en 1853, en el Diccionario enciclopédico, de la editorial Gaspar y Roig y se atestigua un año después en Glorias de Azara en el siglo XIX (1854),de B. S. Castellanos de Losada. Asimismo, de campanario, con el valor '[persona o cosa] ruin o miserable', se atestigua en 1727 en el "Entierro del juicio final [...]" de D. Torres Villarroel y se consigna en el DRAE 1925. Por último, campanario eléctrico se documenta como 'aparato consistente en tres o más campanas pequeñas colgadas de una barra metálica y conectadas mediante un hilo de seda con bolas, generalmente de cobre, que sirve para explicar los efectos de la atracción y la repulsión eléctricas', en 1792, en las Memorias académicas de la Real Sociedad de Medicina, X y se consigna por primera vez en el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA (1953). Los diccionarios recogen también otras expresiones pluriverbales. Así, subírsele a uno la cólera al campanario se documenta como 'phrase vulgar, con que se explica que alguna persona se ha encolerizado' (Diccionario de autoridades 1729); subirse [alguien] al campanario, se registra con la acepción 'enfadarse, irritarse' (1853, Diccionario enciclopédico, de la editorial Gaspar y Roig) y, en Cuba, dejar sin campanario, se consigna como 'capar' (1999, Diccionario Mayor de Cubanismos, de Sánchez-Boudy). 

Vid. también campanario (DH 1933-1936). 

  1. >campana+–ario
    s. m. Torre, generalmente de una iglesia, donde se colocan las campanas.
    Sinónimos: campanil; torre
    docs. (1277-2022) 212 ejemplos:
    • c1277 Rabí Zag LAstrolabio llano [2003] Esp (CDH )

      Et desende mueue ell alhidada del començamiento desse dedo; fata su fin. Et sepas quantos grados se mueue el cabo dell alhidada. & toma dellos la porcion de los grados que guardaste. & lo que fuer essa porcion; sera la diminucion del dedo que quesiste saber.

      Capitolo .xlvjº. De saber la altura de alguna cosa enfiesta. assi commo torre. o campanario. o palma. o otra cosa qual quier de las que estan altas sobre la faz de la tierra.
    • 2022 Valladares, F. / Cantera, X. / Escudero, A. La salud planetaria Esp (CORPES)
      De la misma manera, la protección de especies como las cigüeñas o los jabalíes, entre otras muchas, ha terminado provocando importantes desajustes ecológicos. Hace dos décadas aproximadamente, se comenzó a proteger a las cigüeñas en la península ibérica. El resultado pronto se hizo visible y las cigüeñas volvieron a los campanarios de las iglesias, las torres abandonadas, los árboles, los vertederos o los postes de la luz.
    • c1277 Rabí Zag LAstrolabio llano [2003] Esp (CDH )

      Et desende mueue ell alhidada del començamiento desse dedo; fata su fin. Et sepas quantos grados se mueue el cabo dell alhidada. & toma dellos la porcion de los grados que guardaste. & lo que fuer essa porcion; sera la diminucion del dedo que quesiste saber.

      Capitolo .xlvjº. De saber la altura de alguna cosa enfiesta. assi commo torre. o campanario. o palma. o otra cosa qual quier de las que estan altas sobre la faz de la tierra.
    • 1313 Anónimo Fuero Briviesca [2004] Esp (CDH )
      SJ alguno entrare en la Eglesia de dios para furtar por forado o por pared o por campanario por sogas o en otra manera que non entre por la puerta abierta. Et furtare cruz o caliz arrastrenle: Et dessuellenle por ello. commo a aleuoso. Et si furtaren uestimjentas o libros o otras cosas de las que estidieren en la eglesia peche el sacrilegio al obispo. & lo que furto: & muera por ello. Et si entrare por la puerta abierta & furtare alguna cosa destas peche al obispo el sagrilegio. Et a la eglesia el daño que reçibio doblado & al merino las setenas por la primera vegada.
    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )

      Tres maneras ay de eclesyástico en aver onrras e estados e prelasýas, dignidades o benefiçios: unos entran como pastores para aprovechar, *e éstos entran por la puerta; otros entran como ladrones para furtar e dapñificar, éstos entran por los canpanarios; otros entran como mercaderes para levar e desfrutar, e éstos entran por las paredes.

    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      Hera fecha por esta vía: vna torre muy alta, con quatro torrejones encima; encima del suelo de la torre, vn canpanario fecho, e vna canpana puesta en él. E ençima del canpanario vn pilar, fecho por la mesma vía de la torre, el qual parezía de piedra.

    • 1465-1466 Anónimo Coplas Provincial [1989] 240 Esp (CDH )
      / El de Roxas, cúya es Cabra, / ¿conocéisle? Decí, hermanos: / hombre de muy buena labia, / mas no tiene pies ni manos, / padre de hijos lozanos, / el rabí, de boticario, / denuesto de castellanos, / gallo puesto en campanario.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )

      LozanaLuenga vala, júralo mozo, y ser de Córdoba me salva. El sueño me viene, reposemos.

      RampínSoy contento; a este lado, y metamos la ilesia sobre el campanario.

      Auctor prosigueEra mediodía cuando vino la tía a despertallos, y dice:

      —¡Sobrino, abrí, catá el sol que entra por todo!

    • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
      —Soy como tordo viejo en campanario, que no hago caso de las badajadas que oigo.

      8

      Alabando a un necio por sabio diciendo que era muy hondo, dijo uno:

      —Y tan hondo, que no le alcanzarán con dos sobrecargas.

    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] Esp (CDH )
      Llegados a la casa y sabido por el Prior lo que pretendian, mando venir a fray Martin Perez, para que les respondiesse a su demanda. Estando al pie de la torre del campanario (que entonces ni en la yglesia no podian entrar mugeres) le contaron la causa de su uenida: monstraronle la moça contrecha de los dos braços, y el frayle estando mirandola, preguntò si era ludio aquel que estaua alli con ellos.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 310 Esp (CDH )
      Sé decir que se puso un día encima del campanario del aldea a llamar unos zagales suyos que andaban en un barbecho de su padre, y, aunque estaban de allí más de media legua, así la oyeron como si estuvieran al pie de la torre. Y lo mejor que tiene es que no es nada melindrosa, porque tiene mucho de cortesana: con todos se burla y de todo hace mueca y donaire.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 359 Esp (CDH )
      "De mi vestido y mis galas * / os quiero hacer relación; / que sobre este campanario / no se divisa el color. * / "Mi mogollón y mi gorra * / traigo con hambre y con flor, / y una colada de trapos / en mi espada y mi jubón. * /
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 312 Esp (CDH )
      Pregúntenle a Pablo Belloto, zapatero de burros, cuánto tiempo ha que le recetó una cataplasma para aderezarle las costillas la tarde que pegó de espaldas en el suelo por subirse a los mechinales del campanario en busca de cernícalos para venderlos a los muchachos.
    • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Esp (CDH )

      Coiro (feligresía). Subí al campanario que está separado de la iglesia. Vi la campana pero ni tiene letras ni era DCCCC como me informó uno. Nada tiene en el borde pero en la cabeza sólo hay los garabatos siguientes, v. g.

      y nada más, todo alternando.

      Meixoada, lugar de Moaña. Moaña, legua. Cones el embarcadero de Morrazo para Vigo.

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 292 Esp (CDH )
      No había que pensar que nuestro Gerundio volviese la cabeza a un lado ni a otro como veleta de campanario, ni que tirase de la capa al muchacho que estaba delante, ni que, mojando con saliva la extremidad de una pajita, se la arrimase suavemente a la oreja o al pescuezo, como que era una mosca, ni mucho menos que se entretuviese en hacer una cadena con lo que sobraba del cordón del justillo o de la almilla, tirando después por la punta para deshacerla de repente.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Perú (CDH )
      Cada vez que se oyen las campanas de la catedral por el arribo de algún aviso favorable, que son muchos al año, parece todo México un solo campanario, y entonces se ve más potente el gozo en los indios, que corren como locos por todas las calles arrojando sus sombreritos de petate por el aire, al mismo tiempo que victorean al rey.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] 230 Esp (CDH )
      Yo lo hacía / porque veo muy poco, y me decía / mi primo el sastre que se le aclaraba / la vista al que retreta se tocaba. / Aquí con mayor ira / el fraile replicó: — ¡Todo es mentira! / Si fueran ciertos esos formularios, / las pulgas viera yo en los campanarios.
    • c1806 Jovellanos, G. M. Descripción castillo Bellver [1970] Esp (CDH )
      No menos considerable por su extensión, ocupa un gran cuadrilongo tendido este oeste, con su puerta mayor a esta plaga, el más bello costado al sur y frente al mar, y al norte la torre llamada del Clocher, esto es, del campanario. La principal fachada es muy modesta y sencilla en su ornato, no teniendo otro que dos hermosas torres en sus ángulos, dos altos y estrechísimos pilastrones octágonos, que la dividen perpendicularmente en tres compartimientos, dos ventanas de arco redondo en los laterales, y en el del medio una enorme y cerrada claraboya en lo alto y una magnífica portada al pie.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )

      — Decidme, gentil hombre, ¿sedes poeta?, que según faciedes uso de hipérbole, o yo no me apellido Aldonza, o podéis bien facer un poema; andad a vuestro puesto, don Babieca, *que eso que vos semejan campanarios habían de ser los mozos gabachos del comendador Núñez, que facen burlas e escarnios ruando por el barrio, como que hoy es martes de antuejo. *Idos, idos e non conturbeis nuestros coloquios.

    • 1857 Gmz Avellaneda, G. Velada helecho [1981] Novelas Cuba (CDH )
      Los campanarios de Neirivue y de Albeuve, villas cercanas a aquel lugar, daban en el mismo momento las doce.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] 294 Esp (CDH )
      A Paula se le nublaron los ojos, le zumbaron los oídos y tuvo un momento de soñar que se elevaba por encima del campanario del lugar sobre una nube de azucarillos claveteada con bizcochos. Blas, no menos atortolado que su mujer, se imaginó que se hallaba tumbado panza arriba sobre una pila de colchones, y que le caía en la boca un chorro inagotable de vino rancio de la Nava del Rey.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      En una esquina del atrio, un pequeño campanario aislado sostiene el rajado esquilón; en el centro, una cruz baja, sobre tres gradas de piedra, da al cuadro un toque poético, pensativo.
    • 1902 Azorín Voluntad [1989] Esp (CDH )
      En el fondo de una calleja de terreros tejadillos, el recio campanario de la iglesia Vieja se perfila bravío. Misterioso artista del Renacimiento ha esculpido en el remate, bajo la balaustrada, ancha greca de rostros en que el dolor se expresa en muecas hórridas. Y en la nitidez espléndida del cielo, sobre la ciudad triste, estas caras atormentadas destacan como símbolo perdurable de la tragedia humana.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )

      Chiquinquirá, emplazada también en la plaza, en la parte media de la cuadra oriental, no alcanzaba a ser ni una capilla: era un humilladero con cualquier remate por campanario.

    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cuba (CDH )
      Esas moles inútiles, paradas entre los edificios, las torres de las iglesias modernas, las antenas, los campanarios antiguos, los cimborrios de comienzos del siglo, falseaban las realidades de la escala, estableciendo otra nueva, que no era del hombre, como si fueran edificaciones destinadas a un uso desconocido, obra de una civilización inimaginable, abismada en noches remotas.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      Pasaron junto a una iglesia y Nemesio alzó los ojos: en la torre del campanario resaltaba la esfera blanca con números romanos. Las saetas señalaban las once. Este detalle habría de servirle más adelante en sus deducciones. El coloso de la boina le dio un empujón.

    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 13 Perú (CDH )
      Permanece junto a la ventana, mirando el mar, el Malecón, y luego, volviendo la cabeza, el bosque de techos, torres, cúpulas, campanarios y copas de árboles de la ciudad. ¡Cuánto ha crecido! Cuando la dejaste, en 1961, albergaba trescientas mil almas.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] Costa Rica (CDH )
      Se pueden mezclar muchas imágenes juntas a esta hora precisa en que suena el campanario. Pero éste, sin embargo, no es un sonido dramático ni sobrecogedor, sino apenas un clamor un poco seco y a veces hasta excesivamente distante.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón Perú (CDH )
      La campana de la cárcel tocó a rebato de alarma, pero alguien despachó al bastonero del campanario para darles más tiempo a los galeotes que tenían que asaltar la Puerta de Hierro.
    • 2022 Valladares, F. / Cantera, X. / Escudero, A. La salud planetaria Esp (CORPES)
      De la misma manera, la protección de especies como las cigüeñas o los jabalíes, entre otras muchas, ha terminado provocando importantes desajustes ecológicos. Hace dos décadas aproximadamente, se comenzó a proteger a las cigüeñas en la península ibérica. El resultado pronto se hizo visible y las cigüeñas volvieron a los campanarios de las iglesias, las torres abandonadas, los árboles, los vertederos o los postes de la luz.
    • c1277 Rabí Zag LAstrolabio llano [2003] Esp (CDH )

      Et desende mueue ell alhidada del començamiento desse dedo; fata su fin. Et sepas quantos grados se mueue el cabo dell alhidada. & toma dellos la porcion de los grados que guardaste. & lo que fuer essa porcion; sera la diminucion del dedo que quesiste saber.

      Capitolo .xlvjº. De saber la altura de alguna cosa enfiesta. assi commo torre. o campanario. o palma. o otra cosa qual quier de las que estan altas sobre la faz de la tierra.
    • 1313 Anónimo Fuero Briviesca [2004] Esp (CDH )
      SJ alguno entrare en la Eglesia de dios para furtar por forado o por pared o por campanario por sogas o en otra manera que non entre por la puerta abierta. Et furtare cruz o caliz arrastrenle: Et dessuellenle por ello. commo a aleuoso. Et si furtaren uestimjentas o libros o otras cosas de las que estidieren en la eglesia peche el sacrilegio al obispo. & lo que furto: & muera por ello. Et si entrare por la puerta abierta & furtare alguna cosa destas peche al obispo el sagrilegio. Et a la eglesia el daño que reçibio doblado & al merino las setenas por la primera vegada.
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] Esp (CDH )
      ¿Vedes vos aquél ostal en par de aquel canpanario? Allí resçebit vos este saco salva mente. Traed me acá la dueña que dezides que es tan fermosa. E desque fuer en mi nave, tomad de allý vuestro aver. Ya omne del mundo non vos lo enbargará.
    • 1333 Anónimo Carta de sentencia de don fray Juan Colección diplomática de Santo Toribio de Liébana Esp (CDH )
      Et otrosy, que el dicho conçejo de Potes, clerigos e legos que tuelgan e fagan toller luego la pila que pusieron en la dicha hermita de Sant Pedro et la canpana que pusieron en el campanario en la dicha villa de Potes e que trayan la dicha canpana a la eglesia de Sant Viçent e que la pongan y con las bestimentas e con los libros e con todos los otros ornamentos que ende levaron.
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      canpanjle [camp-], campanario (E 859).
    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )

      Tres maneras ay de eclesyástico en aver onrras e estados e prelasýas, dignidades o benefiçios: unos entran como pastores para aprovechar, *e éstos entran por la puerta; otros entran como ladrones para furtar e dapñificar, éstos entran por los canpanarios; otros entran como mercaderes para levar e desfrutar, e éstos entran por las paredes.

    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      Hera fecha por esta vía: vna torre muy alta, con quatro torrejones encima; encima del suelo de la torre, vn canpanario fecho, e vna canpana puesta en él. E ençima del canpanario vn pilar, fecho por la mesma vía de la torre, el qual parezía de piedra.

    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      Hera fecha por esta vía: vna torre muy alta, con quatro torrejones encima; encima del suelo de la torre, vn canpanario fecho, e vna canpana puesta en él. E ençima del canpanario vn pilar, fecho por la mesma vía de la torre, el qual parezía de piedra.

    • 1465-1466 Anónimo Coplas Provincial [1989] 240 Esp (CDH )
      / El de Roxas, cúya es Cabra, / ¿conocéisle? Decí, hermanos: / hombre de muy buena labia, / mas no tiene pies ni manos, / padre de hijos lozanos, / el rabí, de boticario, / denuesto de castellanos, / gallo puesto en campanario.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Campanario. turris cymbalaria.
    • a1524 Torres Naharro, B. Aquilana [1994] 673 Propaladia Esp (CDH )
      [...] por los grandes çancarrones / de los sanctos Doze Pares; / por vigillas, / y por las Siete Cabrillas / y el bordón de Santilario, / la rueda de campanillas / y el harpón del campanario; / por barrenas, / por coyundas y melenas, / por el barzón y la reja, / por el mar y las arenas, / y el aldava del igreja; / por el ajo / que da sabor al tassajo [...]. /
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )

      LozanaLuenga vala, júralo mozo, y ser de Córdoba me salva. El sueño me viene, reposemos.

      RampínSoy contento; a este lado, y metamos la ilesia sobre el campanario.

      Auctor prosigueEra mediodía cuando vino la tía a despertallos, y dice:

      —¡Sobrino, abrí, catá el sol que entra por todo!

    • 1534 Boscán, J. Trad Cortesano [1994] 328 Esp (CDH )
      Y así, llevándole de calle en calle, le llevó hasta una parte de la ciudad donde hay un campanario, el cual está apartado de la iglesia, de manera que se puede andar al derredor, * y enfrente de una delantera de las cuatro del campanario viene a dar una calleja pequeña.
    • 1534 Boscán, J. Trad Cortesano [1994] 328 Esp (CDH )
      Y así, llevándole de calle en calle, le llevó hasta una parte de la ciudad donde hay un campanario, el cual está apartado de la iglesia, de manera que se puede andar al derredor, * y enfrente de una delantera de las cuatro del campanario viene a dar una calleja pequeña.
    • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
      —Soy como tordo viejo en campanario, que no hago caso de las badajadas que oigo.

      8

      Alabando a un necio por sabio diciendo que era muy hondo, dijo uno:

      —Y tan hondo, que no le alcanzarán con dos sobrecargas.

    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 410 Esp (CDH )
      Y como se hubo preso Guatemuz, quedamos tan sordos todos los soldados, como si de antes estuviera uno puesto encima de un campanario y tañesen muchas campanas, y en aquel instante que las tañían cesasen de las tañer; y esto digo al propósito, porque todos los noventa y tres días que sobre esta ciudad estuvimos, de noche y de día daban tantos gritos y voces e silbos unos capitanes mexicanos apercibiendo los escuadrones y guerreros que habían de batallar en la calzada [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 410 Esp (CDH )
      [...] y después de preso el Guatemuz cesaron las voces y el ruido, y por esta causa he dicho cómo si de antes estuviéramos en campanario. Dejemos desto, y digamos cómo Guatemuz era de muy gentil disposición, así de cuerpo como de facciones, y la cara algo larga y alegre, y los ojos más parecían que cuando miraba que eran con gravedad y halagüeños, y no había falta en ellos, y era de edad de veinte y tres o veinte y cuatro años, y el color tiraba más a blanco que al color y matiz de esotros indios morenos, y decían que su mujer era sobrina de Montezuma, su tío, muy hermosa mujer y moza.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] Esp (CDH )
      Llegados a la casa y sabido por el Prior lo que pretendian, mando venir a fray Martin Perez, para que les respondiesse a su demanda. Estando al pie de la torre del campanario (que entonces ni en la yglesia no podian entrar mugeres) le contaron la causa de su uenida: monstraronle la moça contrecha de los dos braços, y el frayle estando mirandola, preguntò si era ludio aquel que estaua alli con ellos.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 73 Esp (CDH )
      Ayudaronles tambien otros muchos fieles deuotos, que les tenian gran reuerencia: ellos trabajauan con sus manos, y sin duda hazian lo mas, y ansi en poco tiempo leuantaron claustro, Iglesia, campanario, dormitorio, y otras officinas necessarias para la vida de Conuento.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 192 Esp (CDH )
      Fuesse fuego al dormitorio donde estauan durmiendo, pusose como pastor, en medio de la pequeñuela manada: leuanto sus manos al cielo, rogando al Señor guardasse a sus sieruos de la rabia de aquel lobo hambriento, peleando con la oracion contra el, que tambien pide a Dios le de licencia para afligir a los santos: y como declaro el mismo Señor a san Pedro, acribarlos como trigo. Estando ansi orando el santo, el demonio subio en el campanario, que estaua encima del texado del dormitorio, pegado con la pared de la Iglesia, y derribo la campana en el texado.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 310 Esp (CDH )
      Sé decir que se puso un día encima del campanario del aldea a llamar unos zagales suyos que andaban en un barbecho de su padre, y, aunque estaban de allí más de media legua, así la oyeron como si estuvieran al pie de la torre. Y lo mejor que tiene es que no es nada melindrosa, porque tiene mucho de cortesana: con todos se burla y de todo hace mueca y donaire.
    • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )

      GALLOS:... hallaremos en él una corona tan grande, de que parece nido de cigüeña o cigüeña en su nido; porque el bonete negro con las plumas de la borla blanca que tiene sobre la cabeza, eso parece; y aun él parece campanario viejo de aldea, donde acuden cigüeñas a fabricar sus nidos. Y si miramos a los cuatro que nos damos de las astas, también somos los cuatro coronados que salimos a hacer fiesta de corona.

    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] II, 461 Esp (CDH )
      Ni me aprovechaba mudarme de bridona en jineta, ni mudar más posturas que veleta en campanario, que, en fin, el sueño es volteador y me enseñaba las vueltas peligrosas. La postrera me vi en gran peligro, porque no estuve dos dedos del duro suelo, y entonces, con el gran espanto, desperté despavorida y no pude tornar a pegar ojo.
    • c1600-1605 Quevedo Villegas, F. Origen y definición necedad [1993] Esp (CDH )
      [44] Item, se declara por necio con verdugo en el celebro * y campanario en la mollera al que juzga ajenos motivos desde su casa por imperfectos, y quiere gobernar la ajena. Y si sobre esto cayere de traerlo dando parecer al que lo hace sin pedirle o preceder grande amistad, se le libre ejecutoria de necio en siete lenguas y de impertinente en todas facultades.
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 723 Esp (CDH )
      [...] eran entre las nubes arreboles, / y coronado de diversos tiros, / soldados de valor y archimargiros, / opuestos a la furia del contrario, / como se mira altivo campanario / de aldea donde hay viñas, / para bajar después a las campiñas, / cubierto por el tiempo de las uvas / del escuadrón de tordos [...]. /
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] 108 Colombia (CDH )
      El licenciado Francisco Briceño después de la visita de don Sebastián de Benalcázar y pasada la del licenciado Juan de Montaño de que salió bien, fue a España y de allá salió provisto de presidente de Guatemala y de allí fue electo por presidente de esta Real Audiencia, el cual vino al principio del año de 1575, murió yendo yo a la escuela, que había madrugado por ganar la palmeta, llegando junto al campanario de la iglesia mayor, que era de paja, y también lo era la iglesia por haberse caído la de teja que hizo el señor arzobispo don fray Juan de los Barrios [...].
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] 108 Colombia (CDH )
      Antonio Cid, que era cantero de la propria obra, venía saliendo por la esquina de la calle real y como vio correr a Hernán Arias, siguió detrás corriendo, llegando primero al campanario donde yo estaba, soltó la capa diciendo: niño, tiéneme esa capa, alcéla y fuime tras ellos. Subimos a la cama del presidente, pero cuando llegaron, ya estaba muerto. Dijo la mujer que de una purga que había tomado, que no la pudo echar del cuerpo. Está enterrado en la catedral de esta ciudad.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] Colombia (CDH )
      El sacristán Clavijo tenía de costumbre de cerrar en siendo hora la puerta principal de la iglesia y luego subía al campanario a tocar la oración del Ave María, lo cual hecho cerraba su sacristía y por la segunda puerta que tenía postigo se iba a cenar a casa de su hermano don f. Clavijo, adonde se detenía hasta las nueve o diez de la noche
    • 1640-1644 Calderón Barca, P. Alcalde Zalamea [1998] Esp (CDH )
      Soldado 1ºAguarda; que ya me pesa / (que íbamos entretenidos / en nuestros mismos oídos, / caballeros), de ver esa / torre, pues es necesario / que donde paremos sea.Rebolledo¿Es aquélla Zalamea?ChispaDígalo su campanario. / No sienta tanto vusté, / que cese el cántico ya; / mil ocasiones habrá [...]. /
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 359 Esp (CDH )
      "De mi vestido y mis galas * / os quiero hacer relación; / que sobre este campanario / no se divisa el color. * / "Mi mogollón y mi gorra * / traigo con hambre y con flor, / y una colada de trapos / en mi espada y mi jubón. * /
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      Cubriendo con cuatro cuernos / de su bonete de paño / más de mil que tú, Benita, * / le has puesto con otros tantos, * / aquel sacristán famoso, * / aquel desdichado Fabio, / el que a tus torres de viento * / replicó los campanarios, / después que el manteo raído, / ya que no desvergonzado, / hizo asiento sobre un cerro / para descansar un rato, / a la orilla de un arroyo, / que no estaba murmurando / como otros arroyos ruines, * / que éste era bien inclinado; / desatando un borceguí * / de una soguilla de esparto, * / comenzó a sacar las prendas / que por favores le has dado.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 312 Esp (CDH )
      Pregúntenle a Pablo Belloto, zapatero de burros, cuánto tiempo ha que le recetó una cataplasma para aderezarle las costillas la tarde que pegó de espaldas en el suelo por subirse a los mechinales del campanario en busca de cernícalos para venderlos a los muchachos.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CAMPANARIO. s. m. El sitio donde se ponen las campanas para tocarlas, que por lo regular es la torre, y en lo mas alto de ella [...].
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Seguíanse sobre dos caballerías menores dos marimantas de campanarios, duendes de laguna, aves, que después que se han visto en zancos, se las apuestan a toda la República animal: los que iban disfrazados, eligieron ser cigüeñas por lo largos de pico; pues en medio de la bulla se escuchaban sus murmuraciones. Venían diciendo que las aves habían tomado muchas alas, que era preciso cortarlas el vuelo; que la Mogiganga había de estar ordenada de otra suerte; que el carro donde venían los Monarcas y Príncipes, debía ser el Dios sobre todo de esta procesión; y la gente de a pie que venía atrás, había de ser el Prólogo de esta fiesta.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 377 Esp (CDH )
      Ya (por la gracia de Dios, y por la piedad del Eminentísimo Señor Cardenal de Molina, mi Señor) soy Gañán del campanario de Estepona, digo Sacristán y como me menudeen las bodas, los mortuorios y los bautizos, me puedo ofrendar con tanta decencia como todos los Abades, los Canónigos y los Beneficiados del mundo.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Luego que acabé de darte en los hocicos con el Prólogo del Almenak del año pasado, hice propósito de sacudirme de Calendarios, aburrrir Xácaras, y esconderme en mi Campanario de Estepona a repicar por mi quietud, y por la ventura de haber salido libre de tus malditas colmilladas. Pero eres tan brutalmente maligno, que no me has dexado retirar de mis disparates, ni con el desengaño ni con el arrepentimiento.
    • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Esp (CDH )

      Coiro (feligresía). Subí al campanario que está separado de la iglesia. Vi la campana pero ni tiene letras ni era DCCCC como me informó uno. Nada tiene en el borde pero en la cabeza sólo hay los garabatos siguientes, v. g.

      y nada más, todo alternando.

      Meixoada, lugar de Moaña. Moaña, legua. Cones el embarcadero de Morrazo para Vigo.

    • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Esp (CDH )

      En San Salvador de Coiro junto a Cangas hay una campana antigua de la cual oí que tenía varias letras innotas. Pasé a Coiro y subí al campanario, que está separado de la iglesia, y registré dicha campana, la cual es antigua y de una figura como aquí:

      Pero no tiene letras algunas, sino símbolos alternados así, no en la boca sino en la cabeza:

      No van puestos aquí estos símbolos según el orden que tienen en la campana, sino según se me quedaron sin la atención.

    • 1750 Torres Villarroel, D. Vida V [1972] Vida Esp (CDH )

      Seis años ha que gozo esta prebenda, y de los seis, sólo he comido los tres los santos bodigos, y los tres restantes se los engulló el sirviente que acudía a los entierros y las bodas; y aunque hice alguna diligencia para que me restituyese mis derechos, se subió al campanario, y no han bastado las persuasiones ni las pedradas para que se baje a la razón; yo le perdono la deuda y la terquedad, y por mi parte se puede ir al otro mundo sin los miedos ni las obligaciones de la restitución.

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 292 Esp (CDH )
      No había que pensar que nuestro Gerundio volviese la cabeza a un lado ni a otro como veleta de campanario, ni que tirase de la capa al muchacho que estaba delante, ni que, mojando con saliva la extremidad de una pajita, se la arrimase suavemente a la oreja o al pescuezo, como que era una mosca, ni mucho menos que se entretuviese en hacer una cadena con lo que sobraba del cordón del justillo o de la almilla, tirando después por la punta para deshacerla de repente.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )

      [...] de los dos mayordomos con la insignia de sus varas, de cuatro clérigos con sobrepellices y de su amigo fray Blas, que, como dijimos, quiso hacer aquel día los honores de fray Juan hasta dejarle en el púlpito; con qué majestad subiría las gradas del presbiterio, en cuyo número están divididos los autores (porque unos dicen que eran diez, otros doce y no falta alguno que se adelanta a asegurar que llegaban a catorce, aunque todos convienen en que hay muchos campanarios que no tienen tantas); con qué autoridad recibiría la bendición de su padrino el licenciado Quijano [...].

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      »El primero, en un sermón a cierta función de jubileo, concedido nuevamente por Su Santidad, queriendo hacerse cargo a un mismo tiempo, así del nuevo jubileo, como de un esquilón nuevamente fundido, que pocos días antes se había colocado en el campanario de la iglesia, trajo oportunamente aquello de ecce nona facio omnia, y añadió inmediatamente lo otro de laudate eum in cymbalis iubilationis, laudate eum in cymbalis bene sonantibus. Los textos son comunes, no lo niego; pero la aplicación fue singular y pasmosa.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Perú (CDH )
      Cada vez que se oyen las campanas de la catedral por el arribo de algún aviso favorable, que son muchos al año, parece todo México un solo campanario, y entonces se ve más potente el gozo en los indios, que corren como locos por todas las calles arrojando sus sombreritos de petate por el aire, al mismo tiempo que victorean al rey.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (S) (NTLLE)
      CAMPANARIO. s. m. La torre, ó parage, donde se colocan las campanas.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      / Tenía la ciudad en su jurisdicción / una aldea infeliz, de corta población, / siendo su parroquial una pobre iglesita / con chico campanario, a modo de una ermita; / y un rajado esquilón, pendiente en medio de él, / era allí quien hacía el principal papel.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      / A fin de que imitase aqueste campanario / al de la catedral, dispuso el vecindario / que despacio y muy poco el dichoso esquilón / se hubiese de tocar sólo en tal cual función; / y pudo tanto aquello en la gente aldeana, / que el esquilón pasó por una gran campana.
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Uruguay (CDH )
      Las torres o campanarios son de madera, formados de cuatro pilares u horcones gruesos y altos, con dos o tres entablados que hacen otros tantos cuerpos, y su tejadito. Estos campanarios están en los patios de las casas principales, contiguos a las mismas iglesias, y en ellos muchas campanas de varios tamaños, y algunas bastante grandes y de buenos sonidos, las más son fundidas en estos pueblos.
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Uruguay (CDH )
      Las torres o campanarios son de madera, formados de cuatro pilares u horcones gruesos y altos, con dos o tres entablados que hacen otros tantos cuerpos, y su tejadito. Estos campanarios están en los patios de las casas principales, contiguos a las mismas iglesias, y en ellos muchas campanas de varios tamaños, y algunas bastante grandes y de buenos sonidos, las más son fundidas en estos pueblos.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Rindióse á esta determinación el P. Uriarte, y hechas lo más presto que se pudo las prevenciones de bastimento para el viaje, salió á fines de Agosto del pueblo del Jesús, acompañado del hermano, del catalán y de Correa, y en señal de que no dejaba la reducción, ató muy bien con cuerdas, porque no había cerradura, las puertas de su casa, de la iglesia y del campanario.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] 230 Esp (CDH )
      Yo lo hacía / porque veo muy poco, y me decía / mi primo el sastre que se le aclaraba / la vista al que retreta se tocaba. / Aquí con mayor ira / el fraile replicó: — ¡Todo es mentira! / Si fueran ciertos esos formularios, / las pulgas viera yo en los campanarios.
    • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] Diario Esp (CDH )
      Dan buen aspecto a las ciudades desde lejos. ¡Qué brava razón para sostener un uso tan bárbaro! Y digo bárbaro, porque le creo derivado de los bárbaros orientales y sus fortalezas; pasen para atalayas y para defensas, mas ¿para campanarios? No lo apruebo.
    • c1806 Jovellanos, G. M. Descripción castillo Bellver [1970] Esp (CDH )
      No menos considerable por su extensión, ocupa un gran cuadrilongo tendido este oeste, con su puerta mayor a esta plaga, el más bello costado al sur y frente al mar, y al norte la torre llamada del Clocher, esto es, del campanario. La principal fachada es muy modesta y sencilla en su ornato, no teniendo otro que dos hermosas torres en sus ángulos, dos altos y estrechísimos pilastrones octágonos, que la dividen perpendicularmente en tres compartimientos, dos ventanas de arco redondo en los laterales, y en el del medio una enorme y cerrada claraboya en lo alto y una magnífica portada al pie.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )

      — Decidme, gentil hombre, ¿sedes poeta?, que según faciedes uso de hipérbole, o yo no me apellido Aldonza, o podéis bien facer un poema; andad a vuestro puesto, don Babieca, *que eso que vos semejan campanarios habían de ser los mozos gabachos del comendador Núñez, que facen burlas e escarnios ruando por el barrio, como que hoy es martes de antuejo. *Idos, idos e non conturbeis nuestros coloquios.

    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 184 Esp (CDH )
      En fin, la casa ha de ubicar en paraje apartado, colindante con los campos y ejidos, y no lejos de las torres y campanarios en donde se dejan sentir, a deshoras de la noche, el reñir de las espadas y los acentos tristes y siniestros del búho y del cárabo.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )

      [...] y que no hay más que tenderse la manta; y por final y postre, se afirma, falla, sentencia y ratifica que en la sota de bastoses para matarla, y que en el remangue*parece la Rial, de España que iza bandera; que en la culebrita y sierpe enreda y ciñe al prójimo por la cinturilla arriba con los huesecillos y coyunturas, y que si se regocija y rebulle y toca a aleluya, parece sábado de gloria que hará repicar todos los campanarios del mundito y disparar todas las baterías del sentiiiiido.

    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Estos cuatro patios, en medio de los cuales, precedida de la calle de cipreses, se erguía la iglesia con su campanario, como un enorme ciprés de piedra, formaban el conjunto de aquel majestuoso edificio. El techo se componía de un millón de tejas, sujeta cada una con un gran clavo de hierro para evitar que las arrancasen los huracanes en aquel sitio elevado y próximo al mar. A razón de real por clavo, esta sola parte del material había costado cincuenta mil duros.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      — El viento —siguió la abuela— depositó a Medio-pollito en lo alto de un campanario. San Pedro extendió la mano y lo clavó allí de firme. * Desde entonces ocupa aquel puesto, negro, flaco y desplumado, azotado por la lluvia y empujado por el viento, del que guarda siempre la cola. Ya no se llama Medio-pollito, sino veleta, pero sépanse ustedes que allí está pagando sus culpas y pecados, su desobediencia, su orgullo y su maldad. *
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      El campanario, despojado de su adorno legítimo, se alzaba como un gigante exánime de cuyas vacías órbitas hubiese desaparecido la luz de la vida. Enfrente de la entrada duraba aún una cruz de mármol blanco, cuyo pedestal, medio destruido, la hacía tomar una postura inclinada, como de decaimiento y dolor. La puerta, antes abierta a todos de par en par, estaba ahora cerrada.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CAMPANARIO. s. m. (Arquit.) Segun Rejon de Silva, es pared de entramado ó fabrica elevada sobre un templo, en la cual se abre uno ó mas arcos para colocoar campanas. Llámase así también para la colocación de las campanas de una iglesia.
    • 1857 Gmz Avellaneda, G. Velada helecho [1981] Novelas Cuba (CDH )
      Los campanarios de Neirivue y de Albeuve, villas cercanas a aquel lugar, daban en el mismo momento las doce.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      Y las campanas habían callado, y este silencio era más horroroso, porque era el indicio de que ya el campanario había sido consumido.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      La casa no estaba habitada sino por una mujer pobre que la cuidaba, y aquella noche por el joven Lucinio y un amigo suyo, que habían llegado tarde y estaban dormidos cuando comenzó el fuego por encima del portón y del lado de la cocina, al mismo tiempo que se levantaban las llamas por junto del campanario, en donde había siempre una escalera de mano.
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] 120 Esp (CDH )
      Agrupadas alrededor de este esqueleto de fortaleza, cual si quisiesen todavía dormir seguras a su sombra como en la edad de hierro en que debió alzarse, se ven algunas casas, pequeñas heredades con sus bardales de heno, sus tejados rojizos y sus chimeneas desiguales y puntiagudas, por cima de las que se eleva el campanario de la parroquia con su reloj de sol, su esquiloncillo que llama a la primera misa y su gallo de hojalata, que gira en lo alto de la veleta a merced de los vientos.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] 294 Esp (CDH )
      A Paula se le nublaron los ojos, le zumbaron los oídos y tuvo un momento de soñar que se elevaba por encima del campanario del lugar sobre una nube de azucarillos claveteada con bizcochos. Blas, no menos atortolado que su mujer, se imaginó que se hallaba tumbado panza arriba sobre una pila de colchones, y que le caía en la boca un chorro inagotable de vino rancio de la Nava del Rey.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      — Y dice que la otra noche apaició amontá encima del campanario, dimpués de haberse chumpao el aceite de la lámpara del altar mayor, y al dir el campanero a tocar al alba viola allí agarrá al mango de la escoba; y quisiendo espantarla, hizo la señal de la cruz dijiendo al mesmo tiempo «¡Jesús!», y la bruja se comirtió en un cárabo y tresponió los aires y se jue al monte. Dicen que enestonces golvía de Cerneula de bailar con el enemigo malo.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )

      Si un perro aúlla junto al cementerio, es la bruja que llama a la sepultura a cierta persona del barrio; si vuela una lechuza alrededor del campanario, es la bruja que va a sorber el aceite de la lámpara o a fulminar sobre el pueblo alguna maldición. En una palabra, todo lo triste, todo lo desgraciado, todo lo calamitoso que ocurre en la jurisdicción de una bruja, se atribuye por el vulgo a las malas artes de ésta.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      Caía la tarde y los viajeros tenían ya entre pecho y espalda el temor de dormir sirviéndoles de toldo la bóveda estrellada, cuando con el último rayo del sol dibujóse en lontananza la silueta de un campanario.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ecuador (CDH )
      La iglesia era otra casa de mayores dimensiones que la del misionero, con puerta de cuatro metros de alto y bien espaciosa, como destinada a que entrara por ella, no un individuo ni una familia, sino un pueblo, y con su campanario delante, que consistía en un palo amarrado por los extremos a los mástiles de dos datileras; de él pendía una sola campana, querida de los salvajes, porque su vibradora voz servía para todo.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )

      Más lejos, cerrando el gran espacio por la izquierda, se veía el grueso brocal del pozo con su horca y garrucha para la extracción del agua; el palomar después, el corral de las aves y algunos chiqueros; al fondo y a la derecha, el campanario, o más bien el pilar de madera de cuyo brazo, cubierto con un tejadillo, pendía la campana; los graneros o almacenes, las caballerizas, el establo de las vacas y las otras dependencias.

    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )
      El techo, en forma de caballete, dejaba al desnudo el maderamen de la armadura que estaba cubierta de tejas coloradas, y encima del arco total, dentro del que había un pequeño coro, se levantaba el cuadrado campanario de piedra de tres cuerpos en disminución ascendente.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] Cuba (CDH )
      ¡Ya no es digno de vosotros, ni de escuchar la voz augusta del campanario, ni de descansar a vuestra sombra, ni de respirar vuestra limpia atmósfera!... Tuvo Valentín un momento de arrepentimiento tan profundo, tan vivo y tan intenso, que todas las fuerzas de su ser parecieron fundirse en un solo pensamiento de piedad.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      Antes de partir para aquella segunda etapa de nuestro viaje, miramos por el ventanón el hermoso panorama de la plaza de Oriente y la parte de Madrid que desde allí se descubre, con más de cincuenta cúpulas, espadañas y campanarios.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )

      Bismarck era de oficio delantero de diligencia, era de la tralla, según en Vetusta se llamaba a los de su condición; pero sus aficiones le llevaban a los campanarios; y por delegación de Celedonio, hombre de iglesia, acólito en funciones de campanero, aunque tampoco en propiedad, el ilustre diplomático de la tralladisfrutaba algunos días la honra de despertar al venerando cabildo de su beatífica siesta, convocándole a los rezos y cánticos de su peculiar incumbencia.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      — ¡Qué ha de poder! —respondió Bismarck, que en el campanario adulaba a Celedonio y en la calle le trataba a puntapiés y le arrancaba a viva fuerza las llaves para subir a tocar las oraciones—. Tú pués más que toos los delanteros, menos yo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Si los pilletes hubieran osado mirar cara a cara a don Fermín, le hubieran visto, al asomarse en el campanario, serio, cejijunto; al notar la presencia de los campaneros levemente turbado, y en seguida sonriente, con una suavidad resbaladiza en la mirada y una bondad estereotipada en los labios. Tenía razón el delantero. De Pas no se pintaba. Más bien parecía estucado. En efecto, su tez blanca tenía los reflejos del estuco.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      En una esquina del atrio, un pequeño campanario aislado sostiene el rajado esquilón; en el centro, una cruz baja, sobre tres gradas de piedra, da al cuadro un toque poético, pensativo.
    • 1886 Rubén Darío Versos [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      Me pegaré un tiro, pensaba, me ahorcaré, tomaré un veneno, me arrojaré desde un campanario a la calle, me echaré al río con una piedra al cuello, o me dejaré morir de hambre, porque no hay fuerzas humanas para resistir tanto.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] 56 Uruguay (CDH )

      [...] algo hacia el norte, el convento de San Francisco con sus grandes tapias resguardando el huerto y el cementerio, su plazoleta enrejada, su campanario sin elevación como un nido de cuervos, y sus frailes de capucha y sandalia vagabundos en la sombra; luego, el caserío monótono de techumbre roja, y encima de la ribera arenosa, unas bóvedas cenicientas semejantes a templos orientales que eran casernas de depósito con su cuerpo de guardia de pardos granaderos.

    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] 279 Esp (CDH )
      Viendo trepar a aquel monstruo greñudo y cobrizo por los ásperos callejos y entre las matas de escajo, oprimiendo entre sus brazos nervudos las ricas formas de la garrida callealtera, había que pensar en Polifemo robando a Galatea, * o siquiera en Cuasimodo corriendo a esconder a la Esmeralda... * en los laberintos de su campanario.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Perú (CDH )
      En la acera izquierda se alza la habitación común del cristiano, el templo, rodeado de cercos de piedra, y en el vetusto campanario de adobes, donde el bronce llora por los que mueren y ríe por los que nacen, anidan también las tortolillas cenicientas de ojos de rubí, conocidas con el gracioso nombre de cullcu. El cementerio de la iglesia es el lugar donde los domingos se conoce a todos los habitantes, solícitos concurrentes a la misa parroquial, y allí se miente y se murmura de la vida del prójimo como en el tenducho y en la era, donde se trilla la cosecha en medio de la algazara y el copeo.
    • 1893 Rubén Darío Flores [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      Sobre un palanquín y bajo un parasol de seda viene la crisantema, medio dormida en un vapor de opio, soñando con su país nippón: en tanto que el loto azul se alza hieráticamente, como buscando la mano de los dioses. Los asfódelos feudales y las alegres lilas, consultan su horóscopo con el astrólogo heliotropo; y las blancas bohemias llamadas margaritas dicen la buena ventura a los enamorados. Las campánulas, desde sus campanarios verdes, tocan a vísperas o anuncian bodas o funerales, mientras las camelias cantan entre pétalos un aire de la Traviata.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] 63 Esp (CDH )
      Feo y pedestre como un pliego de aleluyas o como los romances de ciego, el edificio bifronte, con su torre barbiana, el cupulín de la capilla de la Novena, los irregulares techos y cortados muros, con su afeite barato de ocre, sus patios floridos, sus hierros mohosos en la calle y en el alto campanario, ofrece un conjunto gracioso, picante, majo, por decirlo de una vez. Es un rinconcito de Madrid que debemos conservar cariñosamente, como anticuarios coleccionistas, porque la caricatura monumental también es un arte. Admiremos en este San Sebastián, heredado de los tiempos viejos, la estampa ridícula y tosca, y guardémoslo como un lindo mamarracho.
    • 1897 Rubén Darío Rhin [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )

      Es domingo: el campanario soltó sus palomas de oro del palomar de piedra antigua. Es día alegre. El burgomaestre repasa una partitura. Mi vecina y yo vamos camino del Rhin. Ya estamos en él. Allá está el castillo. Más allá el burgo. Allá, más allá, la casa de Margarita.

    • 1897 Rubén Darío Rhin [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      Hauptmann se subió al campanario y tocó a somatén.

      El viejo cara de burgomaestre ha concluído la partitura y limpia el flautín.

      — Vecina, no me ha dicho usted todavía en qué se ocupa.

      — ¿No se lo he dicho? Soy modista. ¿Y usted?

    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] 12 Esp (CDH )
      Los campanarios de los pueblecitos devolvían con ruidoso badajeo el toque de misa primera que sonaba a lo lejos, en las torres de Valencia, esfumadas por la distancia. De los corrales salía un discordante concierto animal: relinchos de caballos, mugidos de vacas, cloquear de gallinas, balidos de corderos, ronquidos de cerdos; un despertar ruidoso de bestias que, al sentir la fresca caricia del alba cargada de acre perfume de vegetación, deseaban correr por los campos.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )

      El hacendado encabalgó en la mula, le arrimó por los ijares las espuelas y salió al pasitrote, no sin cruzarse antes, entre él y Encarnación, una mirada inteligente.

      grave apuro, y sin oír el tañido vespertino que el badajo daba al bronce del cercano campanario de La Pascua, cuya extraña vibración suena en el alma como una voz del cielo.

    • 1902 Azorín Voluntad [1989] Esp (CDH )
      En el fondo de una calleja de terreros tejadillos, el recio campanario de la iglesia Vieja se perfila bravío. Misterioso artista del Renacimiento ha esculpido en el remate, bajo la balaustrada, ancha greca de rostros en que el dolor se expresa en muecas hórridas. Y en la nitidez espléndida del cielo, sobre la ciudad triste, estas caras atormentadas destacan como símbolo perdurable de la tragedia humana.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Era verdad que al principio no existían otros pescadores en la Albufera que los que vivían á la sombra del campanario de Catarroja. En aquellos tiempos no se podía hacer vida cerca del mar. Los piratas berberiscos amanecían á lo mejor en la playa, arramblando con todo, y la gente honrada y trabajadora tenía que guarecerse en los pueblos para que no le adornasen el cuello con una cadena.
    • 1902 Díaz Rdz, M. Sangre Patricia [1925] 162 Venezuela (CDH )
      El mar las deseó, y las poseyó con su abrazo irresistible y transparente. Quizás todavía del fondo del mar suban, rompiendo la glauca transparencia, las agujas de los campanarios, y quizás todavía, desde lo alto de los campanarios, cuando el mar se agita hacia la tarde ó á la aurora, toquen á vísperas ó á maitines las campanas en el agua profunda...
    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] 75 Esp (CDH )

      De ordinario anuncian estos álamos al hombre: hay por allí algún pueblo, tendido en la llanura al sol, tostado por éste y curtido por el hielo, de adobes muy a menudo, dibujando en el azul del cielo la silueta de su campanario.

    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] Esp (CDH )
      El desarrollo del amor al campanario sólo es fecundo y sano cuando va de par con el desarrollo del amor a la patria universal humana; de la fusión de estos dos amores, sensitivo sobre todo el uno, y el otro sobre todo intelectual, brota el verdadero amor patrio.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Perú (CDH )
      / ¡Oh cuadro aquel de místicos reflejos! / Los mismos Andes á los cielos crecen / como torres de ingente campanario; / los rayos se hacen cruces, á lo lejos; / y hasta los astros, al brotar, parecen / las desgranadas cuentas de un rosario...
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      Hay tal naturalidad en el ejercicio de los despotismos de campanario, que el crítico queda confuso y aturdido. La crueldad no se revela con los caracteres de lo anormal y de lo excesivo, sino bajo los rasgos apacibles del hábito. Se apalea sosegadamente, por la fuerza de la costumbre. Tal vez, ante la protesta indignada de los que siquiera tienen nervios debajo de la carne, sea el primer movimiento de los verdugos un movimiento de asombro.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] República Dominicana (CDH )
      El Padre le entregó al nuevo interno, y Antonio, después de abrazar a su tío, siguió a aquél por salas y pasillos, escaleras abajo y arriba, hasta el dormitorio, vasto salón con ventanas a un ángulo del patio y al coro de la iglesia, al que se llegaba por un pasadizo húmedo y estrecho, y escalera, comunes ambos al campanario.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      El atrio, cerrado con tapias y convertido en jardín, por encima de las frondosas copas de una higuera y un nogal dejaba ver el cimborrio de tejas renegridas entre una ruidosa volatería de gorriones, de vencejos, y la azoteílla del antiguo campanario, sin campanas. Otro campanario que había tenido un esquilón, a media curva del cimborrio, tenía ahora un nido, en que estaban criando las cigüeñas; y justamente, a pretexto de cuidar de los cigüeños, de darles de comer, todas las tardes subíase allí la Fornarina, sin más objeto, en realidad, que coquetear, dejando que de lejos la admirasen los tenorios de la cruz.
    • 1915 Herrera Reissig, J. Lunas oro [1999] Uruguay (CDH )
      El cristalino arpegio / Del campanario se apagó; y resumen / De aquella gran melancolía, Lumen / Soñaba en la quietud del plinto egregio... / Con un suspiro ante el Ocaso regio, / Cerramos el poético volumen; / Y tus largos silencios en mi Numen / Tejieron un divino florilegio... / En éxtasis tus ojos de cisternas, / Mirábamos las lámparas eternas, / Cuando al contacto de fugaz chispazo, / Nos enlazamos, conteniendo un grito, / Y, oh, maravilla ingenua, en ese abrazo / Nos pareció abrazar el Infinito!...
    • 1915 Herrera Reissig, J. Lunas oro [1999] Uruguay (CDH )
      / Con la última voz del campanario, / Ardió la tarde, como un incensario... / Cediendo débilmente a mi querella, / Mojáronse tus ojos de idealismo; / Y en nuestro corazón a un tiempo mismo / Que en el azul, reverberó una estrella!...
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] El Salvador (CDH )
      Es Natividá, el hijo de ña Damiana. Es el campestre trovero que va de rancho en rancho, cantando, ya los ojos negros de una morena; ya las blancas torres de un campanario pueblerino; ya la hamaquita tendida a la orillita del mar; ya la parda pluma de un ave que se ausenta... ...Natividá, canta.
    • 1916 Azuela, M. Abajo [1991] México (CDH )

      Unos van a tomar la puertecilla de la escalera y allí caen acribillados a tiros por Demetrio; otros se echan a los pies de aquella veintena de espectros de cabeza y pechos oscuros como de hierro, de largos calzones blancos desgarrados, que les bajan hasta los guaraches. En el campanario algunos, luchan por salir, de entre los muertos que han caído sobre ellos.

    • 1918 Vallejo, C. Heraldos [1985] Perú (CDH )
      / El campanario dobla... No hay quien abra / la capilla... Diríase un opúsculo / bíblico que muriera en la palabra / de asiática emoción de este crepúsculo.
    • 1918 Vallejo, C. Heraldos [1985] 49 Perú (CDH )
      Habrá empanadas; / y yo tendré hambre, cuando toque a misa / en el beato campanario / el buen ciego mélico con quien / departieron mis sílabas escolares y frescas, / mi inocencia rotunda.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bolivia (CDH )
      Arribaron al campanario.

      Ocupa la plataforma de una colina chata y a su pie se yergue la casa de hacienda rodeada por la de los colonos: dijérase una ave con su pollada. Como a todos los campanarios de la estepa, circúndale una baja tapia de adobe tendida sobre toda la cumbre y parte de sus flancos, capaz de contener muchos centenares de bailarines.

    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bolivia (CDH )
      Al repique incesante de las campanas, ebrias de alborozo, cesan los danzantes en el rumor de sus músicas alegres y rompen en una especie de pasodoble, al compás del cual se dirigen a la puerta del campanario, arrastrándose de rodillas por el suelo polvoroso y seco. Y ése fue el instante en que por la puerta de la sacristía apareció el acólito vestido de rojo y blanco. Llevaba en manos el platillo de limosnas, con una imagen al borde y hendiendo la apiñada muchedumbre, púsose a recolectar las monedas que imperiosamente y a grandes voces exigía por cada ósculo depositado en el metal.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      Muros de hiedras, de mirtos; huertos anchos, calientes; frescor jugoso de limoneros, de parras, de higueras. Eucaliptos estilizados sobre piedras doradas y de apariciones de cielo de un azul inmediato. Un volar delirante de golondrinas y palomos. La torre descabezada de la Catedral, la flecha de Palacio entre coronas de vencejos, la cúpula de aristas cerámicas del Seminario, el piñón * nítido de las tres espadañas de Santa Lucía. Más lejos, la torrecilla remendada de las Clarisas. A la derecha, un pedazo de la loriga azul del cimborrio * de Nuestro Padre, y la antorcha del campanario que brotaba de un hervor del río. *
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )

      Un reloj de pesas de la sacristía dio las doce con un ruido viejo y bronquial. Pasó por el claustro un toque de esquila gordezuela. Todos los campanarios iban enviándose su salutación.

    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] Esp (CDH )
      Es la época en que las cigüeñas vuelven a los campanarios. Entonces la Pardo, muy sensible a la acción de este medio espiritual, que la hace retornar a lo heredado, produce La Quimera, la más perfecta de sus novelas como composición artística y como riqueza de elementos; obra otoñal, que se ofrece con aquella dulce y sabrosa madurez de los frutos de otoño, donde parece que se ha concentrado todo el esfuerzo y el jugo de las estaciones anteriores. Es su segunda parte del Quijote.
    • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Argentina (CDH )
      A momentos la súbita claridad de un rayo descubría un lejano cielo violeta desnivelado de campanarios y techados. El alto muro alquitranado recortaba siniestramente, con su catadura carcelaria, lienzos de horizonte.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )

      Chiquinquirá, emplazada también en la plaza, en la parte media de la cuadra oriental, no alcanzaba a ser ni una capilla: era un humilladero con cualquier remate por campanario.

    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] 254 Venezuela (CDH )

      El cielo no acababa de ponerse azul. Se anunciaba el día lluvioso, húmedo y gris; no había sol y los cuerpos no proyectaban sino una vaga sombra diluida en el aire. Al fin, pasando la plaza llena de árboles, pisaron las lajas del atrio, cubiertas de hojas secas. Sobre la ancha puerta se alzaba la fachada gris, dominada por el campanario cuadrado y blanco.

    • 1924-1932 Pablo Neruda Veinte poemas [1995] Chile (CDH )
      Muñeca mía, apenas quedan gotas temblando. / Sin embargo *, algo canta entre estas palabras fugaces. / Algo canta, algo sube hasta mi ávida boca. / Oh poder celebrarte con todas las palabras de alegría. / Cantar, arder, huir, como un campanario en las manos de un loco. * / Triste ternura mía, qué * te haces de repente? / Cuando he llegado al vértice más atrevido y frío / mi corazón se cierra como una flor nocturna.
    • 1924-1932 Pablo Neruda Veinte poemas [1995] Chile (CDH )
      / Campanario de brumas, qué * lejos, allá arriba! / Ahogando lamentos, moliendo esperanzas sombrías, / molinero taciturno, / se te viene de bruces la noche, lejos de la ciudad.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cuba (CDH )
      Sí, la ciudad vendría hacia ella, venía ya, clara, ruidosa, con la gloria de sus campanarios y sus cúpulas...

      Arrancó un brazado de flores de almendro y lo arrojó a la ciudad, tan lejana todavía...

    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cuba (CDH )

      [...] para hacer desfilar ante el asombro vago de sus ojos la maravilla de los paisajes apenas presentidos: paisajes de verdes campos montañosos, paisajes de valles azules y paisajes de las grandes ciudades grises y macizas; de las pequeñas ciudades de barro encalado, de campanario con aguja de vientos y de paz...

    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      / Yo mismo que de niño te conocí en el aire / que respiraba el pueblo, / iba ya repartiéndome tu vida, / iba ya haciéndote un poco de mis cosas, / iba ya no dejándote morir... / Después al campanario se ocupó de tu nombre, / de tus cosas mayores.
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      / A veces me parece que me están expatriando / mis propias explicaciones... / Es que quiero decir / que yo nací en un pueblo, junto a dos campanarios / y a tres cuadras del río.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )
      Se diría que desde el campanario, a cada señal que el badajo daba con su metálico dedo cabezudo, partían tropeles de heraldos mágicamente rápidos, infatigables y destemidos, que no se dejaban detener por nadie ni por nada y que tenían el conminatorio acento de quien sirve a un alto señor.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )

      El secretario concluía el despacho que el Señor Presidente firmaría dentro de unos momentos. La ciudad apuraba la naranjada del crepúsculo vestida de lindos celajes de tarlatana con estrellas en la cabeza como ángel de loa. De los campanarios luminosos caía en las calles el salvavidas del Ave-María.

    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] México (CDH )
      El lunes despertó el pueblo y vivió toda la mañana con los dobles transferidos, multiplicados por todos los campanarios, como si el Papa o el Arzobispo fueran los muertos. Y habiéndose algunos olvidado ya de la finada tres días antes, preguntaban ¿quién? ¿quién? ¿a quién le tocó? No faltarían los que pensaran si al señor cura le había llegado la hora. No fueron pocos los que se rieron, con cierta discreción de tantos dobles a plazo vencido.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] México (CDH )

      Nunca sintió el ritmo de la villa extraña, ni ésta le infundió amor; tarde se le hacía para volver a su campanario, vigilado por el Cementerio, hacia un rumbo, y por la Casa de Ejercicios, al opuesto. Tampoco las campanas de San Juan le fueron sumisas; rebelábanse sus timbres contra el sentimiento del forastero, que nunca supo hallarles voz propicia al desahogo: si no contentó a los oyentes, llenos a sí mismo pudo satisfacerse.

    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] México (CDH )

      [...] había salido la dama, como sin rumbo fijo, en recta dirección a la parroquia, por las calles de mediodía, desiertas; cruzó el atrio, desierto; y en aquella soledad fueron sus ojos asaltados por la puertecilla —como fauces— abierta, del caracol que lleva al campanario; instintivamente volvió miradas a todos lados, para cerciorarse de que nadie la veía.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      Entonces, como llevado por una idea fija, tendió un brazo elocuente y mostró los techos de zinc, las terrazas de color ladrillo, los campanarios distantes y las chimeneas que humeaban al viento.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      Día tras día, no bien los campanarios daban la medianoche, se oían los tres martillazos en el muro y la enferma se agravaba.
    • 1950 Blanco, A. E. Giraluna [1973] I, 594 Venezuela (CDH )
      / Libro de amor que fuera / tordillo, de anca y silla hospitalario, / carro de dos, litera, / tranquilo dromedario, / lento viajar de hacienda a campanario.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 129 Chile (CDH )
      / Cuando vuelve a su pueblo y toca / su campanario combatiente / lo encierran, y su compañera / entregan al pardo verdugo / de Alemania.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 204 Chile (CDH )
      No sólo el aire agudo del vegetal me espera: / no sólo el trueno sobre el nevado esplendor: / lágrimas y hambre como dos escalofríos / suben al campanario de la patria y repican: / de ahí que en medio del fragante cielo, / de ahí que cuando Octubre estalla, y corre / la primavera antártica sobre el fulgor del vino [...]. /
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] Paraguay (CDH )
      En Itacurubí, él también se divirtió haciendo de campanero y monaguillo, pero la iglesia de allá no tenía campanario, y las campanas estaban colocadas en lo alto de un sobradillo de madera, al cual se subía por una temblequeante escalera. Pensó que pronto haría nueve meses que no iba a Itacurubí. La última vez que estuvo fue por cuatro días. Le disgustaba y humillaba aquel ambiente, donde vivía su madre y una larga parentela de campesinos.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] 132 Paraguay (CDH )
      Cuando quiso explicarle a Ramón el motivo por el cual la iglesia de Itacurubí no tenía campanario, púsose a referir que el párroco era el causante de esa falta; pero el recuerdo del párroco lo llevó a ocuparse de éste, de sus antecedentes, de su conducta en el pueblo y de tantas otras cosas, que al final se olvidó de contar por qué la iglesia se había quedado sin campanario y dónde estaba la culpa del párroco.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] 132 Paraguay (CDH )

      Cuando quiso explicarle a Ramón el motivo por el cual la iglesia de Itacurubí no tenía campanario, púsose a referir que el párroco era el causante de esa falta; pero el recuerdo del párroco lo llevó a ocuparse de éste, de sus antecedentes, de su conducta en el pueblo y de tantas otras cosas, que al final se olvidó de contar por qué la iglesia se había quedado sin campanario y dónde estaba la culpa del párroco.

    • 1929-1952 Cuadra, P. A. Tierra prometida [1952] 33 Nicaragua (CDH )
      Por eso el alba toma el hilo al sueño desde los pájaros / y va penetrando a todos los que tienen inscrito su silencio. / (Mi pequeño país cristiano se compone de unas pocas primaveras y campanarios, / de zenzontles, cortos ferrocarriles y niños marineros). /
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Desde el campanario de la iglesia cercana, le gritó el sacristán: Fauna, mi café...¡Qué pronto van a llamar misa!, * exclamó ella levantando la cabeza. Los marimberos y el hombre de los perros se alejaban conversando.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Se le subió el más duro conquistador a la cabeza y trepó al campanario por una escalera crujiente. Un repique violento, igual que alarma de incendio, anunció su llegada. Al bajar del campanario entre telarañas y murciélagos, encontró al indio que había mandado a dar noticia de su arribo a los vecinos.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Al bajar del campanario entre telarañas y murciélagos, encontró al indio que había mandado a dar noticia de su arribo a los vecinos.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cuba (CDH )
      Esas moles inútiles, paradas entre los edificios, las torres de las iglesias modernas, las antenas, los campanarios antiguos, los cimborrios de comienzos del siglo, falseaban las realidades de la escala, estableciendo otra nueva, que no era del hombre, como si fueran edificaciones destinadas a un uso desconocido, obra de una civilización inimaginable, abismada en noches remotas.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 114 Cuba (CDH )
      Las saetas de los relojes no mostraban prisa, marcando las horas con criterio propio de campanarios vetustos a frontis municipales. Cuesta abajo, hacia el mar, se adivinaba la agitación de los barrios modernos; pero por más que allá parpadearan, en caracteres luminosos, las invariables enseñas de los establecimientos nocturnos, era bien evidente que la verdad de la urbe, su genio y figura, se expresaba aquí en signos de hábitos y de piedras.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 167 Cuba (CDH )
      Así, seguían el itinerario de los campanarios, fornicando por San Cristóbal o por Santa Lucía, los Fieles Difuntos o los Santos Inocentes, a las orillas de los caminos, junto a las tapias de los cementerios, sobre las playas de los grandes ríos o en los cuartos estrechos, de palangana en tierra, que alquilaban en la trastienda de las tabernas.
    • 1953 Sender, R. J. Réquiem campesino [1995] Esp (CDH )
      En la bóveda del campanario había dos enormes cilindros de madera cubiertos de hileras de mazos. Al girar el cilindro, los mazos golpeaban sobre la madera hueca. Toda aquella maquinaria estaba encima de las campanas, y tenía un eje empotrado en dos muros opuestos del campanario, y engrasado con pez. Esas gigantescas matracas producían un rumor de huesos agitados. Los monaguillos tenían dos matraquitas de mano, y las hacían sonar al alzar en la misa. Paco miraba y oía todo aquello asombrado.
    • 1953 Sender, R. J. Réquiem campesino [1995] Esp (CDH )
      Toda aquella maquinaria estaba encima de las campanas, y tenía un eje empotrado en dos muros opuestos del campanario, y engrasado con pez. Esas gigantescas matracas producían un rumor de huesos agitados. Los monaguillos tenían dos matraquitas de mano, y las hacían sonar al alzar en la misa. Paco miraba y oía todo aquello asombrado.
    • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] El Salvador (CDH )

      ¡Para qué han de ser!... Querrá reparar alguna parte del convento, o cambiar la escalera del campanario, o qué sé yo...

      — Pues no, señor; los ha comprado para hacer cuarenta matracas.

    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cuba (CDH )
      Era tiempo de llegar: el ingrato camino para alcanzar la fortuna estaba cansando ya a Juan, a pesar de que peces voladores, vistos algunos días antes, le hubieran parecido un portento anunciador de Arpías Americanas y tierras de Jauja. Contento ahora, al mirar un campanario esbelto sobre el hacinamiento de tejados y chozas de lo que debe ser la ciudad, agarra los palillos y atruena el tambor con el compás de la marcha que llevaba su compañía, cuando entrara en Amberes a tomar cuarteles de invierno, para hacer la guerra a los herejes, enemigos de nuestra santa religión.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cuba (CDH )
      Tan altas suben en su delirio que los campanarios se le pierden en las nubes, muy por encima de los buitres que se dejan llevar del aire, sin mover las alas, y parecen cruces negras que flotaran como siniestro augurio, en aguas del firmamento.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 405 México (CDH )
      A veces, Mercedes subía al campanario de la capilla y, con la cabeza inmóvil, corría los ojos de un extremo al otro de las cuencas, tratando de abarcar, en ese espacio, la totalidad de Su mundo, donde los muertos no enterraban a los muertos, sino que un acto de creación perpetua descendía de Sus dedos sobre la costra verde poblada de miradas que debían fijarse, que querían decirle algo, lo que no podría escuchar en el rectángulo de silencio de la madre, la hermana, el cura y ella misma, destinada por ellos al cuarto rincón, a ser el testigo, mudo como las mujeres, o elocuente y martilleante en todas las fórmulas
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 406 México (CDH )
      Y todas las miradas escondidas en el cafetal no alcanzaban a decírselo, a ponerla en contacto seguro con lo que sólo su imaginación le revelaba en los momentos aislados —de pie en el campanario, arrodillada en su propia alcoba cerca de la cama de barroquerías cobrizas, drapeada de redes blancas, de pequeños insectos verdes y pálidos que corrían azorados ante su paso o, persistentes, ajenos a la posibilidad de un manotazo súbito [...].
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 406 México (CDH )
      Esto era las tres lunas, los frutos gemelos y la navaja, que desde el campanario blanco dominaban, de uno a otro extremo de la vistas la faja feraz, hogar de la semilla y los grillos, de Uruapan, patios de flores asfixiadas y líquenes guiñantes, paredes de blancura descascarada, caídas de agua en la tierra lodosa y rica germinada sobre la falsa esterilidad de cenizas volcánicas [...].
    • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Esp (CDH )
      Enfrente vi la iglesia y siluetas de niños en el campanario con las piernas hacia afuera, contra la piedra, mirando abajo, hacia las primeras figuras de la procesión, que ya se metían por la gran puerta. Volteaban con fuerza las campanas.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] México (CDH )

      Que otros ríos lleven al mar ramas de encina y la roja infusión de las tierras ferruginosas; o flores entre cortezas de plátano, o paja esparcida o témpanos de hielo; que en la húmeda mañana de diciembre, mientras el campanario de la ciudad da la media para las nueve, el Sena desamarre bajo el brazo rígido de las grúas barcazas de basura y gabarras colmadas de toneles; que el río Haha levante de pronto en la cresta humeante de sus rápidos, como una pica salvaje [...].

    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      En la plazoleta, junto al campanario de madera, los cocoteros ardían al sol con sus penachos de llamas secas y lacias, entre los cuales el tufo caliente se ampollaba en chirridos como de pichones con sed.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      Hay una estación nueva y un andén de mampostería, que ha acabado por tomar otra vez el color de antes. Un ramal conduce a la fábrica de azúcar que se ha levantado sobre el río, no lejos del pueblo. Frente a la estación están los depósitos de una bodega y las tiendas de los turcos hacen doler los ojos con sus paredes que parecen bañadas en cal viva. La iglesia nueva recubre los muñones de la antigua. Los velones negros de los cocoteros han sido talados. El campanario también. En su lugar han puesto palcos y un entarimado para las funciones patronales, el día de Santa Clara.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      Se dejó caer y reptó entre los yuyos arrastrando la pierna, hacia el campanario. Los dos guardias emponchados se adosaron a la oscuridad, escurriéndose cada uno por un extremo del corredor.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Esp (CDH )
      «Los de San Sebastián han traído de Guetaria un macho cabrío, lo han puesto en el campanario y dicen que es el Padre santo». Esto debe aludir a algún rumor de la época de las persecuciones. La hermosa canción vascofrancesa «Iragan besta bigaramunian», en su última estrofa, alude, asimismo, a la marcha al aquelarre de cuatro viejas, tres solteronas y una viuda, comadres y compañeras en juegos y diversiones, lo mismo que en actos más punibles.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Argentina (CDH )
      Luego fui también pájaro de fuego, hombre-serpiente, rata fálica. Y aún más, debí convertirme en nave con mástiles de carne, en campanario lúbrico. Y siempre para ser devorado. La tempestad entonces se hizo inmensa y confusa: bestias y dioses cohabitaban con la deidad, junto conmigo.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 9 Cuba (CDH )
      A arcilla olían los tejados húmedos; a musgos viejos los paredones todavía mojados; a aceite muy hervido las frituras y torrejas de los puestos esquineros; a fogata en Isla de Especias, los tostadores de café con el humo pardo que, a resoplidos, arrojaban hacia las cornisas de clásico empaque, donde demoraba entre pretil y pretil, antes de disolverse, como una niebla caliente, en torno a algún santo de campanario.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 10 Cuba (CDH )
      Dieron las siete en el campanario del Espíritu Santo. Sofía hizo un gesto de despedida que los demás entendieron, retrocediendo hacia el vestíbulo en condolido mutis.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 39 Cuba (CDH )
      Fue poco después de la medianoche cuando entró el grueso del huracán en la ciudad. Sonó un bramido inmenso, arrastrando derrumbes y fragores. Rodaban cosas por las calles. Volaban otras por encima de los campanarios.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 59 Argentina (CDH )
      Los planes fabulosos de Miguel Ángel —por ejemplo, el que lo inquietó cuando trabajaba para seleccionar los bloques de piedra destinados a la magnificencia fúnebre de Julio II, y que consistía en convertir la montaña entera de Carrara en una estatua ciclópea; o el de alzar, junto a la iglesia de San Lorenzo, en Florencia, un campanario que sería también una escultura imponente, con las campanas suspendidas en el interior de la cabeza y un palomar en el hueco del tronco [...].
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 68 Argentina (CDH )

      Nos asomábamos de tanto en tanto y veíamos las siluetas oscilantes de los hombres de la escolta, sus emplumados birretes, las picas enhiestas y los estoques de arzón; veíamos el grupo lujoso, palaciego, de mi padre, que conversaba con algunos camaradas, viejos guerreros como él; la grácil figura de Girolamo, que iba y venía, silbando a los lebreles, harto de nuestra ceremoniosa lentitud; y, a lo lejos, veíamos, como en un sueño, fogatas, cipreses y oscuros campanarios.

    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Argentina (CDH )
      Había, en el campanario de la iglesia, un bajo relieve que subsistía del tiempo en que el edificio había sido una fortaleza imperial. En su mármol se perfilaban tres esculpidas figuras, revestidas con togas, con los paludamentos que usaban en las campañas militares los caudillos.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Argentina (CDH )
      Hay ríos metafísicos, ella los nada como esa golondrina está nadando en el aire, girando alucinada en torno al campanario, dejándose caer para levantarse mejor con el impulso. Yo describo y defino y deseo esos ríos, ella los nada. Yo los busco, los encuentro, los miro desde el puente, ella los nada.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 38 Esp (CDH )

      [...] por la llanura inacabable donde verdea el trigo y amarillea el rastrojo: centrando tu interés en una araña de dimensionesmedias: ocho ojos, cuatro pares de patas, dos orificios respiratorios, pedipalpos, quelíceros: sorprendida tal vez en la tenebrosa captación de la víctima: y ajustando apretadamente las páginas, sin resistir a la tentación de mirar: inmovilizada para siempre en la jugosa descripción de la aldehuela apiñada alrededor de su campanario: admirativo de tu propia obra [...].

    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )

      Me divierte. Nada substancial ha cambiado: Barcelona-Español, Madrid-Atlético, ¿qué se hizo de aquel viejo Valencia-Levante? Sevilla-Betis, Coruña-Celta, no digamos Gijón-Oviedo, supongo... Estos señoritos catalanes, y más ahora que hablan español... Todo sigue igual; con las editoriales sucede lo mismo —digo—; no salimos del campanario [...].

    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 655 Esp (CDH )
      La señal la dio alguien desde el campanario, alguien que se agarró a la cuerda y empezó a tocar arrebatadamente. Pero ya los ballesteros del Mariscal asomaban detrás de la Colegiata, en cuyo interior, indiferentes, los masones de Michel labraban piedras informes y sacaban de ellas arquivoltas, columnas geminadas, capiteles historiados, meros perpiaños.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      En tanto, Eneas Roturante seguía pulsando el órgano y subiendo al campanario. Órgano y Campanas. Campanas y órgano. Empezaban a confundirse las dos voces. Transporte al infinito, viajaba en ellas, Ulises embarcado en pentagramas. Cada vez sentíase más alado.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Cada vez sentíase más alado. Las piedras de la torre lo elevaban. Volvíanlo casi aéreo. En las noches lunadas permanecía atisbando el horizonte, fusión de zafiros con argentos. Arriba, cercana a las estrellas, Ludivina. Cuando ya el campanario perdía para él sus virtudes de atalaya, todo era Ludivina. Iba a su casa a visitarla. Generalmente, se cruzaba con el cura. No se detenían. Apenas si se saludaban.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Subía poco al campanario. Casi no movía los badajos. Cuando lo hacía, era contraproducente. Parecían contagiados con su niebla alcohólica. Emitían sonidos anárquicos, arbitrarios, desarmónicos. Como en el pueblo todos andaban al garete, no advertían —o no querían advertir, o les importaba un bledo— que los esquilones dejaran de sonar o que lo hicieran a la diabla.
    • a1973 Neruda, P. Confieso [1993] Chile (CDH )
      Porque en la memoria del puerto hay ese descalabro, ese estremecerse de la tierra que tiembla y el ruido ronco que llega de la profundidad, como si una ciudad submarina y subterránea echara a redoblar sus campanarios enterrados para decir al hombre que todo terminó.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      Pasaron junto a una iglesia y Nemesio alzó los ojos: en la torre del campanario resaltaba la esfera blanca con números romanos. Las saetas señalaban las once. Este detalle habría de servirle más adelante en sus deducciones. El coloso de la boina le dio un empujón.

    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] 164 Esp (CDH )
      Volver de nuevo al niño que fuiste no sé cuándo, subir de nuevo al cielo viejo del campanario: era un desván el cielo en las tardes de mayo, por donde erraban soles y agonizaban pájaros. No haber vivido nada de lo que me ha pasado, sino, a través del hijo, morir hacia mi barrio. Barrio de luces pobres, velero desguazado, cuando el mapa del aire se me quedaba en blanco. No haber dado el inútil rodeo autobiográfico para volver difunto al tiempo del milagro. Estoy velando un niño que soy yo mismo, extático.
    • 1976 Revilla, B. Guatemala: Terremoto pobres [1976] Guatemala (CDH )

      Grado VIII: Se derrumban casi todas las chimeneas; grandes grietas en las buenas construcciones; las estatuas se mueven o caen del pedestal; los campanarios de las iglesias, las chimeneas de las fábricas sufren todavía más, y su caída puede ocasionar daños importantes; en los países montañosos suelen desprenderse peñascos de las cimas.

    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )

      En pocas semanas, el tío Esteban ya era capaz de aplicar una sonda gástrica o de ponerle a un camarada sifilítico una inyección intravenosa de Salvarsán; y en esas mismas pocas semanas podía diagnosticar una sepsis, recetar una venesección a una víctima de los gases tóxicos, interpretar el sombrío pronóstico de las gráficas de temperatura que mostraban oscilaciones en aguja de campanario, y aplicar soluciones de agua y sal fisiológica en las heridas para estimular la producción de pus.

    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      «¡Muy bien, muy bien! Pero lo que no has escuchado, es la variante que inventé —Palinuro se señaló el miembro Vergo, luego cógito. Genial, ¿verdad? —Palinuro se acercó a la ventana y señaló las azoteas, el campanario de la iglesia de la Santa Expiración, los rascacielos de cumbres plateadas—.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 336 México (CDH )
      [...] ángeles y antes de que el temor a repetir los gestos o incluso la vergüenza de hacer una cosa bien hecha fueran diluyéndose en el cristal que copiaba los campanarios de otras ciudades y las páginas de otros libros, Palinuro se prometió inventariar y describir por su propia cuenta y riesgo, enumerando y contando cada cuarto y cada maravilla que la casa contuviera [...].
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Perú (CDH )
      Cuando llegaron a la Comisaría —las luces de sus ventanas, con su resplandor aceitoso, alegraron a Lituma como a un náufrago que ve la playa— el bronco campanario de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de la Legua daba las dos.
    • 1978 Fdz Santos, J. Extramuros [1994] Esp (CDH )
      Aún antes de alcanzar a distinguir otra cosa que su campanario, se diría que el lugar se vacía y a paso lento, con cruces y pendones, viene a unirse a nosotras. Al fin unos y otros se confunden. Parecen los mismos pero éstos llegan menos cansados, más enteros y firmes. De tal modo nuestra fama crece hasta donde ni mi misma hermana llegó a pensar.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Argentina (CDH )
      Saquearon su casa de la vía Mozza, en la que subsistieron las estatuas por inamovibles, mientras que él, en lo más recóndito del campanario de San Niccoló d'Oltrarno, temblaba por la suerte de sus obras, y multiplicaba los dibujos que allí le inspiraba Febo, quien temblaba por sus huesos y su piel.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 365 Argentina (CDH )
      No perdí detalle; veo con retrospectiva lucidez el otro incendio, el del cielo crepuscular de Roma, hacia el cual ascendían las cúpulas y los campanarios; como vi entonces, en la memoria, la remota pira del Foro, el cuerpo de César entre las armas dispersadas y candentes, y el cuerpo despedazado del poeta Helvio, en cuya mano carbonizada sobrevivía yo.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 388 Argentina (CDH )

      No coincidía lo que vi con mi idea de las ciudades de Oriente: ¿dónde estaban las cúpulas de las mezquitas? ¿dónde sus esbeltos alminares, sus blancos palacios, sus enrejados harenes, las albercas y el enredo ruidoso del zoco? Nada de eso había allí: había unos pocos campanarios modestos, unas calles trazadas a cordel y de seguro cenagosas, y encima un inmenso cielo crepuscular, que hubiese encantado a Lord Withrington y a Turner [...].

    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] Esp (CDH )
      La abuela Mercedes tomó el té. Pasó la hora del té. Dieron las siete. Dio la media. Llamaron al rosario los Padres Capuchinos. Las campanadas del campanario del convento, a unos dos kilómetros de distancia, palidecieron en el atardecer ya picoteado de síntomas. Dieron las ocho.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Perú (CDH )

      Esto siempre le entristecía, porque le recordaba una infancia lejana, irracional, la de las casas de quinta, los empapelados y su abuela con bolsas llenas de galletas rotas. Sol de brujas: una ráfaga horizontal de luz dorada que se estrellaba contra las cornisas de los campanarios, contra las ventanas teatinas, contra los cristales de los edificios, provisionalmente, pues luego la luz ascendía, conforme el sol declinaba [...].

    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] Esp (CDH )
      La llamada extendía un eco de afilados bronces, como si a su conjuro las campanas de todos los campanarios de la ciudad fuesen a tañer volteadas por alguna mano oculta.
    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] Esp (CDH )
      Dejaron abajo, en el borde de la ladera, esparcida hasta unos esquilmados centenales, un pueblo de contadas casas, todas de tejados de paja, en el que sólo sobresalía el inclinado campanario de la iglesia.
    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] Esp (CDH )

      Por un momento les fue difícil a los cofrades determinar de dónde procedía el repique. Sariegos indicó la cresta triangular de lo que podía ser la torre de un modesto campanario en el bosquecillo.

      — Nunca desatendáis una señal sagrada, dice Nicéforo —citó Angel Benuza.

    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] 44 Chile (CDH )
      Las primeras cincuenta las despachó al pie del campanario, mientras el mar, que tantas fulgurantes imágenes inspirara al poeta, lo distraía cual un monótono consueta con el estribillo:
    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] 95 Chile (CDH )
      Primero graba ese repicar delgado de las campanas pequeñas cuando las mueve el viento y luego tira de la soga de la campana mayor, cinco, seis veces. ¡Campana, mi campana! No hay nada que suene tanto como la palabra campana si la colgamos de un campanario junto al mar.
    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] Chile (CDH )

      Uno, el viento en el campanario de isla Negra. (Sigue aproximadamente un minuto de viento sobre el campanario de isla Negra.)

      Dos, yo tocando la campana grande del campanario en isla Negra. (Siguen siete golpes de campana.)

    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )

      — Discúlpeme, pero hoy no entiendo nada.. Primero me zamarrean en un restaurante, después un tipo me revisa la pieza y ahora usted me pide que dispare contra un campanario.

    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )
      Apretó un ojo contra la mira y buscó el campanario.

      — No es fácil, la caja es chica y está Muy oscuro lo.

      — ¿Le pega o no le pega? — se impacientó Quomo, y encendió la luz.

    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )
      — ¿Ve el campanario de la catedral, allá?

      — Está medio nublado.

      — Allá, allá; siga mi dedo, entre el águila iluminada y el cartel de Coca Cola.

    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] Chile (CDH )
      Al sur del potrero había un río, dijo Apolinario, un riachuelo de aguas bajas, torrentosas, que arrastraba piedras, y hacia el norte se levantaba el campanario pobretón, de adobe, con su mirador y su campana movida por una soga, de una iglesia de pueblo.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] Chile (CDH )
      Dándole la espalda al campanario, como si su cercanía le hiriera la vista o le causara alguna otra clase de incomodidad, Apolinario se sacó el overol y se puso un espléndido suéter rojo ladrillo, que en las tiendas del West Berlín debía de costar por lo menos quinientos marcos.
    • 1987 Muñoz Molina, A. Invierno Lisboa [1995] Esp (CDH )
      A las nueve volvería a verla, acababan de sonar las tres en los campanarios cercanos de Santa María del Mar: de nuevo el tiempo era para Biralbo como un lugar irrespirable, como las habitaciones de los hoteles donde hacía tres años se encontraba con Lucrecia cuando ella se iba y lo dejaba solo frente a la cama deshecha y al mar inmóvil que veía desde la ventana, ese mar de San Sebastián que en los atardeceres de invierno, desde la lejanía, es como una lámina vertical de pizarra.
    • 1987 Muñoz Molina, A. Invierno Lisboa [1995] 89 Esp (CDH )
      No vio a nadie en las calles que desembocaban frente a ella. Sobre su cabeza, más arriba de los campanarios y de los tejados, en la bruma amarilla y gris de la que descendía quietamente la lluvia, aleteaban gaviotas invisibles.
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] Costa Rica (CDH )
      / Yo necesito un sol / para poder trazar los cerros, / agua de platas pedregosas / con que doblegar los labios, / yo, que guardo una cigarra / con el idioma alto de los campanarios.
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] Costa Rica (CDH )
      Hoy es viernes, / y es como si el viernes / hubiese penetrado / mis más oscuros movimientos / revolcando recuerdos / con su estrépito de galgo, / asustando golondrinas de papel, / afán café de echar a volar / los campanarios / para golpear el viento.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] 25 Venezuela (CDH )
      Parecía vacío, en lo alto de la escalera del campanario estaba un lego que miraba hacia la calle. Trepó hasta allí. Vio, como un barco en un río, avanzar por lo más apretado de la calle un grupo de caballeros, un estallido de brillos, y sedas, altas plumas, espadas, picas desnudas, entre el redoblar de tambores, y a la cabeza de todos aquel joven, apenas sonriente, que agitaba la mano para saludar.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Venezuela (CDH )

      Hubo una jornada y otra jornada. «Nos acercamos a Valladolid.»Desde lejos divisaron las torres de los campanarios, las almenas de la muralla. El camino se fue llenando de gentes.

    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
      «Me debí haber quedado en Bolonia», pensó, recordando su apartamento al lado del campanario. Era su reacción cada vez que se topaba con el lado oscuro de Faguas. Pero en Europa se habría tenido que contentar con interiores, remodelaciones de viejos edificios que no alteran las fachadas, la historia de mejores pasados. En Faguas, en cambio eran otros los restos. Se trataba de dominar la naturaleza volcánica, sísmica, opulenta; la lujuria de los árboles atravesando indómitos el asfalto.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
      Cada día parecían más grandes y amarillas. Simpatizaba con el árbol. Lo sentía acelerado como ella; un árbol alegre, fieramente aferrado a la vida, orgulloso de su propio poder de floración. Por esto cambió Bolonia, campanario y arcadas.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Argentina (CDH )
      A la derecha la descomunal Giralda, una extraña diosa transformada en campanario. Doña Eufrosia me puso una gran palangana de agua tibia y largamente he observado, con imparcialidad, mis fatigados pies. Casi no tienen huellas de las viejas lastimaduras y quemaduras.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Argentina (CDH )
      Ya cuando nos aproximábamos a Asunción desde el Iguazú, en nuestras canoas, y se veían las casas de adobe y el campanario modesto de «la Catedral» en lo alto de la barranca, debí yo comprender de qué se trataba. Porque sobre el agua mansa del río, que es siempre buena conductora de sonidos, se oía una algarabía de patio de colegio en hora de recreo. Era un constante, incesante griterío de niños, de mestizos felices.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Argentina (CDH )
      Haríamos un gran edificio con un alto campanario con troncos de palmera para sostener la campana que fundiríamos y que al sonar nos recordaría a todos la supremacía de la voz de Dios.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
      Revoloteaban los pajarracos entre las sogas del campanario o caían dando gritos, descocotados contra el pararrayos, Pero ni las cabecitas latiendo entre las ranuras del entablado, ni los coágulos con plumas impedían que Auxilio y Socorro atacaran el pastel de cebolla de las doce. Se lo comían de pie, entre cintajos de semana santa, sepulcros desvencijados y molduras de reclinatorio.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
      De la franja de techos rojos sobresalían campanarios y aspas. Puentes abiertos, barcos varados: el Almendares los repetía. A lo largo de las vertientes nevadas, que manchaban de trecho en trecho andamios y grúas, saltaban peces moribundos. Venían gaviotas a picarlos.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Panamá (CDH )
      Cerca de medianoche, el cielo se enciende de carmesí y un temblor que hunde a la iglesia hasta el mismo campanario, estremece la provincia entera. La noticia llega a la capital y su Ilustrísima aprovecha la ocasión de esta clara manifestación de enojo divino, para dar uno de sus mejores sermones en contra de las medidas anticlericales adoptadas por el gobierno.
    • 2000 Monsiváis, C. Aires familia [2006] 107 México (CDH )
      Padre nuestro que estás en la tierra, en el agua, en el aire / de toda nuestra extensa latitud silenciosa, / todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada: / tu apellido la caña levanta a la dulzura, / el estaño bolívar tiene un fulgor bolívar, / el pájaro bolívar sobre el volcán bolívar, / la patata, el salitre, las sombras especiales, / las corrientes, las vetas de fosfórica piedra, / todo lo nuestro viene de tu vida apagada, / tu herencia fueron ríos, llanuras, campanarios, / tu herencia es el pan nuestro de cada día, padre.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 13 Perú (CDH )
      Permanece junto a la ventana, mirando el mar, el Malecón, y luego, volviendo la cabeza, el bosque de techos, torres, cúpulas, campanarios y copas de árboles de la ciudad. ¡Cuánto ha crecido! Cuando la dejaste, en 1961, albergaba trescientas mil almas.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] Costa Rica (CDH )
      Se pueden mezclar muchas imágenes juntas a esta hora precisa en que suena el campanario. Pero éste, sin embargo, no es un sonido dramático ni sobrecogedor, sino apenas un clamor un poco seco y a veces hasta excesivamente distante.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bolivia (CDH )
      Siglos de trabajo y meditación se cobijaban en esos capiteles, surgían de esas ventanas o se elevaban en oración maciza por las paredes de la torre del campanario. Lo recibió Teófilo.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] 48 Bolivia (CDH )
      El pequeño cementerio, junto al campanario en medio del campus, sirve hoy para una misa anual en memoria de Randolph y Vivianne, y para las travesuras de los estudiantes en Halloween.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] 223 Bolivia (CDH )
      El campanario retumbaba con los golpes sobre el bronce anunciando las cinco. Algunos estudiantes caminaban con prisa de un edificio a otro. Una chica pasó con un chihuahua entre sus manos. A lo lejos, al pie de la colina, se veía el pueblo extraviado entre los árboles.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] México (CDH )
      Como tal se me cruzó en la vida y a cambio sólo me ha pedido el afán de recontar sus delirios, imaginar lo que tal vez conocen sus montañas, elogiar sus campanarios y sus atardeceres, deshacerla, reconstruirla, maldecir sus sospechas y bendecir las puertas de sus casas.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón Perú (CDH )
      La campana de la cárcel tocó a rebato de alarma, pero alguien despachó al bastonero del campanario para darles más tiempo a los galeotes que tenían que asaltar la Puerta de Hierro.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      campanario. m. Torre, espadaña o armadura donde se colocan las campanas.
    • 2022 Valladares, F. / Cantera, X. / Escudero, A. La salud planetaria Esp (CORPES)
      De la misma manera, la protección de especies como las cigüeñas o los jabalíes, entre otras muchas, ha terminado provocando importantes desajustes ecológicos. Hace dos décadas aproximadamente, se comenzó a proteger a las cigüeñas en la península ibérica. El resultado pronto se hizo visible y las cigüeñas volvieron a los campanarios de las iglesias, las torres abandonadas, los árboles, los vertederos o los postes de la luz.
  2. 1⟶metáfora
    s. m. Parte superior del cuerpo de las personas en la que se encuentran algunos órganos de los sentidos.
    Sinónimos: calabaza; chimba; marimbo
    docs. (1613-2007) 10 ejemplos:
    • 1613 Cervantes Saavedra, M. Rinconete Novelas ejemplares Esp (CDH )

      — ¡Ea, boba —replicó Repolido—, acabemos ya, que es tarde, y mire no se ensanche por verme hablar tan manso y venir tan rendido; porque, ¡vive el Dador!, si se me sube la cólera al campanario, que sea peor la recaída que la caída! Humíllese, y humillémonos todos, y no demos de comer al diablo.

    • 2007 Pérez-Reverte, A. Un día de cólera [2013] - Esp (BD)
      El nombre del capitán Daoiz hace fruncir el ceño a Arango. Se trata, como dijo Ontoria y el propio Arango puede confirmarlo, de un militar frío y cabal, a quien no es fácil que se le suba la cólera al campanario; muy diferente del exaltado Pedro Velarde, otro capitán de artillería que, ése sí, anda por las salas de banderas predicando sangre y cuchillo desde hace días.
    • 1613 Cervantes Saavedra, M. Rinconete Novelas ejemplares Esp (CDH )

      — ¡Ea, boba —replicó Repolido—, acabemos ya, que es tarde, y mire no se ensanche por verme hablar tan manso y venir tan rendido; porque, ¡vive el Dador!, si se me sube la cólera al campanario, que sea peor la recaída que la caída! Humíllese, y humillémonos todos, y no demos de comer al diablo.

    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CAMPANARIO, jocosamente, la cabeza de un hombre.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      Aquel día Ribera derrengó a palos media jauría de perros, y el látigo anduvo bobo entre los pobres esclavos, que a su merced se le había subido la cólera al campanario.
    • 1877 Glz Quintanilla, E. Peralvillo y Sisebuto p. 39 Escritos literarios (BD)
      Al ver en lo que paraban aquellos artificios meditados para ganar á la veintiuna las monedas de los chicos, y que estos blandían puñales de cuarta y media, subióseles la cólera al campanario, y prorrumpieron en amenazas é imprecaciones al paso que Peralvillo continuaba la burla así [...].
    • 1881 Acosta, J. M. Amor loco y amor cuerdo p. 299 Esp (BD)
      -Señor asombrador de palomas duendas, explique agora su conducta si no quiere que se me suba la cólera al campanario... Abalanzóse Virginia, llorando, a su padre: -No le mates, papá. Si ha de haber una víctima, inmólame a mí... ¡Yo únicamente soy culpable!
    • 1892 Cruz, M. Cromitos cubanos p. 69 Cu (BD)
      El difunto F.A. Conte, el ilustre fenicio de la Junta Central, y cuya fisonomía intelectual encarnizado de la tendencia al retraimiento, siempre latente en la minoría de la Junta; auguraba que todo retraimiento tenía que acabar en sainete ó en tragedia, y la palabra disolución le hacía subir la cólera al campanario, previendo que llevaría, en caso de adoptarse, al ridículo ó á la guerra.
    • 1911 Eguiguren, L. A. "Crítica histórica" [01-01-1911] p. 437 Revista Universitaria. Órgano de la Universidad Mayor de San Marcos (Lima) Pe (HD)
      Eso era subirse la cólera al campanario. Nadie presumía el fin de tan desagradable incidente, cuando llegaron negros bozales, conduciendo sillas para los doctores y albendas y otras colgaduras para arreglar el claustro. El Rector y los frailes les resistieron en la puerta impidiendo la colocación de dichos asientos.
    • 1976 Alonso Hnz, J. L. Léx marginalismo S. Oro [1976] Esp (BD)
      CAMPANARIO. La cabeza; porque se halla en la parte superior del cuerpo como el campanario en la parte superior de una torre [...].
    • 1982 Alviz Arroyo, J. Son danza [1982] Esp (CDH )

      Sr. Inquisidor(Bufando; dando vueltas nervioso).¡Sigan sus Eminencias con él!, que no me baja la cólera del campanario, y estoy por hacerlo pedazos.

      p. dominico¿Tan mal ve Vuestra Merced los asuntos de España?

      p. antón(Sonríe despectivo).¡Oh!, es una república de hombres encantados tan fuera del orden natural de las cosas, que vale más ser cuerdo uno a solas que necio con todos.

    • 2007 Pérez-Reverte, A. Un día de cólera [2013] - Esp (BD)
      El nombre del capitán Daoiz hace fruncir el ceño a Arango. Se trata, como dijo Ontoria y el propio Arango puede confirmarlo, de un militar frío y cabal, a quien no es fácil que se le suba la cólera al campanario; muy diferente del exaltado Pedro Velarde, otro capitán de artillería que, ése sí, anda por las salas de banderas predicando sangre y cuchillo desde hace días.
  3. 1⟶metáfora
    s. m. Pieza del telar que sirve para sostener el peine.
    docs. (1754-2014) 10 ejemplos:
    • 1754 Terreros Pando, E. Trad Espectáculo Pluche, XII p. 157 Esp (BD)
      Campanario, es el asiento de la aguja.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      Campanario. m. Parte del telar de mano.
    • 1754 Terreros Pando, E. Trad Espectáculo Pluche, XII p. 157 Esp (BD)
      Campanario, es el asiento de la aguja.
    • 1773 Terreros Pando, E. Trad Espectaculo naturaleza, Pluche, XI (3.ª ed.) p. 225 Esp (BD)
      Al Peine le dán en algunos telares el mismo nombre que aquí: pero en otros le llaman Lizo. La Hastilla tiene sus dientes, que entran en la canal (á que tambien llaman Bastidor) de modo, que está como embutida en ella, y sirve para darle fuerza, y peso para que se apriete la tela, ó se junten mejor trama, y urdimbre. El Peine se afirma en unos zoquetes, á que llaman Campanario.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CAMPANARIO, llaman en algunos telares comunes a unos zoquetes en que se afirma el peine.
    • 1794 Carbonell, A. Trad Encyclopedia metódica. Fábricas, I p. 504 Esp (BD)
      Luego que el telar está en su sitio, montado el campanario, y tirante la guia; el operario ata el hilo por encima hácia la primer graduacion del lado izquierdo, y con la mano del mismo lado, forma un anillo, afloxando al mismo tiempo bastante hilo para poder coger por debaxo de las varillas la lanzadera, que le presenta la mano derecha por el lado opuesto, y pasarla por el anillo, formando de este modo al rededor de las varillas una semi malla ó garganta [...].
    • 1794 Carbonell, A. Trad Encyclopedia metódica. Fábricas, II p. 386 Esp (BD)
      [...] en el medio del grueso, por el un barreno se mete la cuerda que está en el sobrelizo: la escopleadura se llama caxa, y en ella se mete una rodaxa redonda que se llama garrucha, y tiene en el centro un barreno, por el qual, y por los del campanario, se mete un palo que sujeta la garrucha para que no cayga [...].
    • 1797 Larruga, E. Memorias políticas y económicas, XL p. 37 Esp (BD)
      [...] se halla una astilla con pugas correspondientes al número y cuenta veintiquatrena, ó á la de veintisiseno, por donde se introducen los hilos, que son dos por cada puga, dos peynes de quatro caras con lisos de lana y mallage de acero, correspondiente á dicho número de hilos; cuyo obrador se mantiene de dos campanarios con dos carretones, en que los peynes suben y baxan para el texído: dos trimideras, dos trebillones, dos coces, que pendientes por correones, administran y gobiernan los peynes para dicho texido [...].
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      CAMPANARIO: s. m. Art. y Of. - Nombre que se da en los telares comunes a unos zoquetes en que se afirma el peine. Se usa comunmente en plural.
    • 1936 RAE DRAE 16.ª ed. (NTLLE)
      Campanario. Una de las partes que forman el telar de mano. Cada telar tiene dos campanarios.
    • 1973 Merino Urrutia, J. J. B. "Voc cuenca Oja" [01-01-1973] p. 275 Berceo (Logroño) Esp (HD)
      Telares: van a continuación los nombres de los distintos artefactos de que se componen las antiguas máquinas artesanas que se conocían con ese nombre genérico y aún siguen funcionando, mejoradas, en la industriosa villa de Ezcaray [...]. CAMPANARIO: Son dos o cuatro piezas con rueda transversal por donde pasa una cuerda que se ata al bastidor.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      Campanario. m. Parte del telar de mano.
  4. Acepción lexicográfica
  5. s. m. Carpint. "Aquella carpintería en que se colocan las campanas en una torre" (Terreros Pando, DiccCastVocesCienciasArtes-1786).
    docs. (1786) Ejemplo:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CAMPANARIO, es aquella carpintería en que se colocan las campanas en una torre [...].
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. Artes. "En los telares de terciopelo se llama así a lo que sirve de asiento a la aguja" ([Gaspar y Roig], DiccEnciclLengCast (S p1855)-1853).
    docs. (1786-1853) 2 ejemplos:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      CAMPANARIO, llaman en los telares de terciopelo á lo que sirve de asiento á la aguja.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      CAMPANARIO: s. m. Art. y Of: en los telares de terciopelo se llama así a lo que sirve de asiento a la aguja.
  8. Acepción lexicográfica
  9. s. m. Mar. Arq. "Guindaste de tamaño proporcionado en que va colgada la campana del castillo en algunos buques" (Guardia, DiccMarEsp-1921).
    docs. (1831-1921) 4 ejemplos:
    • 1831 O'Scanlan, T. DiccMarítimo Esp (BD)
      CAMPANARIO. s. m. A. N. El guindaste de tamaño proporcionado en que va colgada la campana del castillo.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CAMPANARIO. s. m. (Arquit.) [...] Es igualmente en términos marítimos el guindaste de tamaño proporcionado, en que va colgada la campana del castillo.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      CAMPANARIO, m. Mar. El guindaste en que va colgada la campana del castillo en los buques.
    • 1921 Guardia, R. DiccMarEsp Esp (BD)
      Campanarios. El guindaste de tamaño proporcionado en que va colgada la campana del castillo en algunos buques.
  10. Acepción lexicográfica
  11. s. m. Esp: Occ Bot. "Flor de la piña" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (1900-2014) 3 ejemplos:
    • 1900 Fdz Gatta, M. VocCharruno [1903] Ociosidades (Salamanca) Esp (FG)
      CAMPANARIOS. Bot. Flor de la piña (Liliácea). (Abadengo-Vitigudino).
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      CAMPANARIO. m. Sal. Flor de la piña.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      campanario. m. Sal. Flor de la piña.
  12. Acepción lexicográfica
  13. s. m. Ch "Cobertizo circular fundado sobre varios pilares de madera, con un cono de paja como techo, destinado a guardar animales, forraje o la cosecha" (Morales Pettorino / Quiroz Mejías / Peña Álvz, DiccChilenismos-1984).
    docs. (1921-1984) 2 ejemplos:
    • 1921 Cavada Contreras, F. J. Diccionario manual isleño Ch (BD)
      Campanario. -m- Cabaña circular y con techo pajizo de forma cónica, donde se trilla y se engavilla y cuelga la cosecha.
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      campanario. m. fig . Chiloé. Cobertizo circular fundado sobre varios pilares de madera, con un cono de paja como techo, destinado a guardar animales, forraje o la cosecha.
  14. Acepción lexicográfica
  15. s. m. Co "Testículos" (Flórez, LéxCuerpo humano Colombia-1969).
    docs. (1969-1986) 2 ejemplos:
    • 1969 Flórez, L. Léxico cuerpo Colombia Co (BD)
      campanario 'testículos'
    • 1986 Montes Giraldo, J. J. / Figueroa L. J. / Mora M. S. / Lozano R. M. GlosLéxicogr Atlas Colombia Co (FG)
      campanario, testículos [...].
campanario armónico
  1. loc. sust. m. Conjunto de campanas acordadas y ordenadas para producir melodías, que se fija en las vigas de una torre.
    docs. (1853-1919) 7 ejemplos:
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      Mús. : CAMPANARIO ARMÓNICO: máquina que se inventó en Nápoles en 1784 de forma de palmera, que constaba de diez instrumentos.
    • 1919 Calabuig Revert, J. El Real Templo basilical de San Francisco el Grande p. 160 Esp (BD)
      Un sacerdote calabrés inventó en 1784 el campanario armónico, aparato compuesto de varios instrumentos, que se usa en algunas torres de Catedrales de primer orden en el extranjero, entre los que distingue el de la Catedral de Amberes, que consta de treinta campanas.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      Mús. : CAMPANARIO ARMÓNICO: máquina que se inventó en Nápoles en 1784 de forma de palmera, que constaba de diez instrumentos.
    • 1854 Castellanos Losada, B. S. Glorias Azara XIX, II p. 753 Esp (BD)
      Los hebreos anunciaban que iban á empezar los sacrificios por medio de sus trompas de plata, y los cristianos quisieron instrumentos que elevasen mas sus voces y anunciasen á los cielos con sonoros ecos las preces de los fieles, y al efecto idearon las campanas, que tambien se sujetaron á armonía en muchos pueblos, entre ellos España, que tuvo su campanario armónico en el suntuoso monasterio del Escorial; y ademas el órgano, si bien este es solo adopcion, pues que, como llevamos dicho, su invencion pertenece ya al pueblo primitivo: ambos instrumentos juegan en uenstros funerales [...].
    • 1868 Parada Barreto, J. Dicc música p. 79 Esp (BD)
      La torre de la catedral de Amberes contiene un hermoso campanario armónico, compuesto de 30 campanas, que por medio de un mecanismo combinado con la máquina del reloj, toca de cinco en cinco minutos un aire, cuyos sonidos son producidos por martillos que hieren á las campanas.
    • 1886 Guimerá, V. Trad Doctor Ox, Verne p. 5 Obras completas, II Esp (BD)
      Tienen sus campanas un repique de música de cinco octavas que suena todas las horas, verdadero piano aéreo que sobrepuja en fama al célebre campanario armónico de Brujes.
    • 1888 Aguirre, A. "Trad Los sinfonistas de F. Clement" [01-01-1888] p. 281 La República Literaria (Guadalajara) Mx (HD)
      Mozart no siempre desdeñó semejante medio de expresion (me refiero á los matices en la sonoridad) pero no ocurría á ellos sino transitoriamente, no vacilando sin embargo para emplear el campanario armónico en la Flauta mágica; el bandolín en la serenata de Don Juan; y los pífanos, timbales y triángulos en la obertura de el Robo en el serrallo.
    • 1904 Anónimo "En un día" [08-12-1904] Alrededor del Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Unos campaneros ingleses consiguieron ejecutar 15.072 cambios con las campanas del campanario armónico de la iglesia de Erith. El repique comenzó á las ocho de la mañana y terminó á las cinco y veinticinco minutos de la tarde. Otros campaneros de Birmingham hicieron 11.111 cambios en ocho horas, sin descansar un momento.
    • 1919 Calabuig Revert, J. El Real Templo basilical de San Francisco el Grande p. 160 Esp (BD)
      Un sacerdote calabrés inventó en 1784 el campanario armónico, aparato compuesto de varios instrumentos, que se usa en algunas torres de Catedrales de primer orden en el extranjero, entre los que distingue el de la Catedral de Amberes, que consta de treinta campanas.
campanario eléctrico
  1. loc. sust. m. Aparato consistente en tres o más campanas pequeñas colgadas de una barra metálica y conectadas mediante un hilo de seda con bolas, generalmente de cobre, que sirve para explicar los efectos de la atracción y la repulsión eléctricas.
    docs. (1792-2019) 14 ejemplos:
    • 1792 Anónimo Memorias Real Sociedad de Medicina, X p. 341 Esp (BD)
      Lo mismo executó con un copo de algodon resultando el mismo fenómeno. Hizo que las campanitas de un campanario eléctrico, entre las quales se hallaban colocados cuerpos aislados se tocasen por sí mismas, verificandose en todos esto experimentos, y otros que los cuerpos ligeros eran atraidos y repelidos de tal manera, que iban de los electrizados á los que no lo estaban, y de estos á aquellos.
    • 2019 Lucendo, J- 80 Siglos de Invenciones - Esp (BD)
      El "campanario eléctrico" está formado por una botella de Leyden, un péndulo y un timbre. Cuando la botella esta cargada, transmite carga a la bola del péndulo que se separa por repulsión de la botella e impactando con el timbre que suena y descarga la bola que se ve atraída, otra vez, por la botella y así sucesivamente hasta que se descarga la botella.
    • 1792 Anónimo Memorias Real Sociedad de Medicina, X p. 341 Esp (BD)
      Lo mismo executó con un copo de algodon resultando el mismo fenómeno. Hizo que las campanitas de un campanario eléctrico, entre las quales se hallaban colocados cuerpos aislados se tocasen por sí mismas, verificandose en todos esto experimentos, y otros que los cuerpos ligeros eran atraidos y repelidos de tal manera, que iban de los electrizados á los que no lo estaban, y de estos á aquellos.
    • 1798 Serrano y Manzano, J. Trad Practica medicina de Guillelmo Rowley, IV p. 260 Esp (BD)
      Ultimamente, para no omitir cosa alguna en esta importante historia de la electricidad, se ha hecho por medio de esta propiedad de los cuerpos, un campanario eléctrico, un clavecin ó clavicordio eléctrico, y por última ingeniosidad, M. de Romas, Asesor del Juzgado de Nerac, ha imaginado un ciervo volante, el qual, recogiendo gran cantidad de materia eléctrica, puede producir efectos considerales.
    • 1844 Rementería, M. Física esperimental p. 15 Esp (BD)
      Canton físico inglés inventó un aparato que le avisase cuando la atmósfera se hallaba cargada de electricidad para ejecutar sus esperimentos sobre ella. Con este fin se servia de un aparato análogo al que describiremos con el nombre de campanario eléctrico. Disponia de una varilla metálica de la que penden por medio de cadenillas tres campanitas de la misma sustancia; la de enmedio se la hace comunicar con el suelo por medio de una cadena.
    • 1858 Rodríguez, E. Manual Física p. 506 Esp (BD)
      El aparato llamado campanario eléctrico [...] se compone en general de tres timbres A y B colgados de una barra metálica, el del centro por medio de una seda, y en comunciacion con la tierra, y los de los estremos B, colgados por cadenas metálicas; entre estos timbres penden por medio de sedas dos esferitas metálicas; suspendido el aparato de un conductor de la máquina eléctrica, los dos timbres B son los cuerpos electrizados que antes hemos dicho, y el A es el que se electriza por influencia [...].
    • 1860 Ortiz, P. P. Principios fisica experimental y aplicada p. 378 Esp (BD)
      El campanario eléctrico.- Este aparato [...] sirve para explicar los efectos de la atraccion y repulsion eléctricas. Se suspende dos campanitas de una varilla arqueada con un badajo en el intermedio. Una de estas campanas comunica por su suspension del alambre con el conductor primo, y la otra, asilada por un hebra de seda, comunica con la tierra por la cadena abajo.
    • 1862 Monlau, J Trad Tratado Física experimental p. 458 Esp (BD)
      Campanario eléctrico: aparato para el granizo. El campanario eléctrico es un aparatito compuesto de tres timbres ó campanitas, suspendidos de una varilla horizontal que comunica con la máquina eléctrica.
    • 1896 Gutiérrez Brito, F. Trad Física de J. Langlebert [7] p. 312 Esp (BD)
      La máquina eléctrica sirve para hacer numerosas experiencias, cuya explicacion se funda en los principios que hemos precedentemente desarrollado: tales son la experiencia del campanario eléctrico, las del granizo, de la danza eléctrica y del molinete eléctrico.
    • 1911 Barés Lizón, C. Nociones física p. 337 Esp (BD)
      Fenómenos análogos á los del campanario eléctrico se producen en la experiencia del granizo eléctrico. Varias esferitas de médula de saúco, situadas entre discos metálicos [...] no muy distantes y en comunicación el uno con la máquina eléctrica y el otro con la tierra, van de uno á otro, cargándose y descargándose alternativamente de electricidad.
    • 1911 Anónimo Memoria y cuenta P. 69 Ve (BD)
      Cuatro Gabinetes de Física: cuatro de Química y cuatro juegos de láminas y mapas murales para los Colegios Federales, igual cada uno á los siguientes: Física [...] Electricidad estática: Barras de vidrio y de caucho, piel de gato, máquina eléctrica, péndulos y torniquetes eléctricos, taburete aislador, electroscopio, campanario eléctrico, botella de Leyden, batería eléctrica [...].
    • 1918 Glz Martí, I. Tratado física general p. 416 Esp (BD)
      Efectos mecánicos.- Los efectos mecánicos de la electricidad estática consisten, bien en atracciones y repulsiones, bien en la disgregación de los aisladores a cuyo través se verifica la descarga disruptiva; los primeros dan lugar a curiosos experimentos, entre los cuales sólo describiremos los del campanario y el granito eléctricos. Campanario eléctrico.-Consiste en una varilla metálica horizontal, unida al conductor de la máquina eléctrica y de cuyos extremos se suspenden, con cadenillas metálicas, dos timbres A y B [...].
    • 1922 Anónimo "Naturaleza y sus fenómenos" [01-01-1922] p. 49 La Escuela Moderna (Madrid) Esp (HD)
      Dos especies de electricidad. Ley fundamental. -i) Campanario eléctrico, -j) Distribución eléctrica. Segunda ley fundamental de la electricidad. Chispa eléctrica. Electricidad atmosférica. Pararrayos. Origen de las tempestades.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      campanario eléctrico. Aparato metálico formado por tres o más campanitas colgadas, entre las que cuelgan también, de hilo de seda, pequeñas bolitas.
    • 2013 Guijarro Mora, V. Instrumentos ciencia ilustrada - Esp (BD)
      Campanario eléctrico, c. 1790. La duración del tintineo, una vez activado por medio de una máquina eléctrica, era contemplado como un indicador del vigor del efecto eléctrico.
    • 2019 Lucendo, J- 80 Siglos de Invenciones - Esp (BD)
      El "campanario eléctrico" está formado por una botella de Leyden, un péndulo y un timbre. Cuando la botella esta cargada, transmite carga a la bola del péndulo que se separa por repulsión de la botella e impactando con el timbre que suena y descarga la bola que se ve atraída, otra vez, por la botella y así sucesivamente hasta que se descarga la botella.
de campanario
  1. loc. adj. [Persona o cosa] Ruin o miserable.
    docs. (1727-2019) 40 ejemplos:
    • 1727 Torres Villarroel, D. "Entierro juicio final" [1798] p. 18 Ideas extractadas, XI Esp (BD)
      Volví la cara, y á pcoa distancia ví, que el que se las ordeñaba era un hombre con lo Licenciado á manchas, y lo Segador á remiendos; segun la confusion de su parecer, y vestido, le presumi gañan de campanario: cobré las riendas, y detuve poco á mi cavalgadura, para repasar desde mas cerca al caminante adivinanza, llegamos a igualar.
    • 2019 García Montero, L. "Desconsuelo de la democracia" Las palabras rotas Esp (CORPES)
      En el prólogo a su famosa Antología poética en honor de Góngora (1927) hablaba de «la repulsa indigna y unánime de los eruditos, que suelen siempre acertar al revés con las verdaderas minas de la poesía, como los meteorólogos de campanario». Frente a esos eruditos de campanario, se trataba de conformar una alternativa crítica en un conocimiento distinto, fundado en la labor consciente de estudiosos como Dámaso Alonso, Miguel Artigas, José María de Cossío o el propio Gerardo Diego.
    • 1727 Torres Villarroel, D. "Entierro juicio final" [1798] p. 18 Ideas extractadas, XI Esp (BD)
      Volví la cara, y á pcoa distancia ví, que el que se las ordeñaba era un hombre con lo Licenciado á manchas, y lo Segador á remiendos; segun la confusion de su parecer, y vestido, le presumi gañan de campanario: cobré las riendas, y detuve poco á mi cavalgadura, para repasar desde mas cerca al caminante adivinanza, llegamos a igualar.
    • 1764 Cienfuegos, B. et al. La pensadora gaditana, III p. 27 Esp (BD)
      Tenér una propension de Campanario, que está prompta á el más leve viento de la novedad, apeteciendo con ansia los nuevos trages, sin estimar en ellos más particularidad, que el accidente de nuevos, es una locura, y es fiar su gusto, é interesses de la voluntad agena, y de los juícios menos conformes con la razón.
    • 1840-a1857 López, J. M. Curso político-constitucional [1987] Esp (CDH )
      Se nos dice que cuando la elección es indirecta, se ponen en juego mezquinas y miserables pasiones, que cruzan miras personales e interesadas, y que sólo resultan elegidos los hombres de mediana capacidad, lo que se llaman notabilidades de campanario.
    • 1870 Anónimo Cortes constituyentes, II p. 851 Esp (BD)
      ¿Es esta una cuestion de lugar, es esta una cuestion insignificante, es esto política de campanario? De ninguna manera: todos los partidos saben que el momento del triunfo es efímero, que despues viene la desgracia y entones es cuando se necesitan las garantías de los tribunales para no quedar entregados de piés y manos al poder.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] Esp (CDH )
      Las fábulas introducidas en nuestros anales y hasta en el rezo de nuestras iglesias, van quedando relegadas a los incultos libros de los eruditos de campanario. Triunfa la crítica no escéptica y demoledora, sino prudente y sabia, en los tratados de metodología historial del dominico Fr. Jacinto Segura (Norte Crítico, 1736) y del Marqués de Llió y sus colegas de la Academia barcelonesa (Observaciones sobre los principios de la Historia, 1756), en los artículos del Diario de los Literatos (1737) y en la Bibliographia Critica Sacra et Prophana del trinitario Fr. Miguel de San José (1740), un grande erudito injustamente olvidado.
    • 1887 Llanos, Eulalia de "La fiesta de la patrona" [01-07-1887] p. 7 Galicia Revista Regional de Ciencias, Letras, Artes, Folk-Lore, etc. (La Coruña) Esp (HD)
      Era la conversación animadísima y versaba sobre política, pero no sobre la política de campanario, sinó sobre la alta, la trascendental política. Aquellos días había habido grandes noticias para los carlistas, por lo menos ellos las juzgaban de la mayor importancia, y de un momento á otro esperaban que resonaría otra vez en España el grito de la guerra salvadora.
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 123 Esp (CDH )

      Tocante á lo primero, en los pueblos, con ser absoluto el régimen de la nación, no mandaba el Consejo, no mandaba el Rey: mandaban los acaudalados y prepotentes, los capitulares perpetuos, la aristocracia de campanario, á quien la provisión democrática de 1766-1768 y la mesocrática de 1770, miradas desde su punto de vista egoísta y puramente utilitario, inferían notorio perjuicio, y que sabían contestar á las órdenes del poder central con un respetuoso encogimiento de hombros [...].

    • 1902 Maragall, J. "El sentimiento catalanista" [01-01-1902] p. 80 La Lectura (Madrid) Esp (HD)
      Es un prurito puramente literario, romántico—han dicho,—nacido de un apasionamiento monstruosamente arcaico, sostenido por la particularidad lingüística y por pequeñas vanidades de campanario, y desarrollado solamente entre unos cuantos intelectuales, cuatro locos—han dicho gráficamente—sin transcendencia alguna á la gran masa del pueblo catalán.
    • 1932 Asturias, M. A. Gotas de hiel París 1924-1933 Guatemala (CDH )
      Entre nosotros se cree que al artista, que al escritor, que al obrero intelectual lo persigue una especie de fatalidad que lo obliga a aparecer a sus propios ojos, y a los ojos de sus compatriotas, mercachifles y políticos de campanario, profesionales de ciencia infusa y nuevos ricos, como un desgraciado, un ser que está de más, que no sirve para maldita la cosa, que debe aniquilarse mediante el alcohol o las drogas, que por todos lados es el ejemplo más vivo del fracaso y la vergüenza de su familia y sus amigos.
    • 1943 Alonso, A. Castellano, español, idioma nacional [1968] p. 57 Ar (BD)
      Castilla evoluciona ahora su lengua local teniendo en cuenta los gustos y las tendencias idiomáticas de las regiones castellanizadas, porque el romance que antes servía a intereses locales y expresaba visiones de campanario, ahora es un instrumento de largo alcance y de comunicación interregional.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] 45 Puerto Rico (CDH )
      "Aristócrata de la víspera", "celebridad de campanario", "negrero impenitente" le llama Manuel de la Cruz; pues tales son los sentimientos que inspira el "antagonista" que entorpece la acción de amor, cohibido por un imperativo de orden social superior y cuya lucha contradictoria provoca el funesto desenlace. Don Cándido, movido por el terrible remordimiento del hombre libertino, no puede evitar el castigo que el destino le impone a su conducta pasada y su inevitable consecuencia en el presente.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 25/01/1994 [1994] Esp (CDH )
      Politólogo y economista. En esto que parece ya el siglo XXI hay muchas novedades: mercados mundiales, migraciones masivas, satélites de TV, pero el pasado tiene también gran capacidad de supervivencia: si han durado tanto tiempo cosas como los ferrocarriles de vía estrecha, el circo y la cámara de los lores, también pueden perdurar ahora las culturetas de campanario y las minas de carbón (al menos, por lo que parece, en España).
    • 2002 García Antón, J. R. "Respuesta a problema histórico" Esp (CORPES)
      Evidentemente, no habría sido realista esperar un consenso absoluto ante un proyecto de la envergadura del PHN. Siempre habrá voces discrepantes, entre políticas de campanario y utopías pastoriles. Discrepancias legítimas, desde luego, y beneficiosas como acicate para un esfuerzo constante de reflexión y de mejora.
    • 2010 Anónimo "El sector crece a toda máquina" [04-07-2010] Esp (CORPES)
      "Si el sector, sea cual sea, tiene un handicap externo a su propia evolución, habrá que tomar actuaciones, siempre en el marco europeo y con las exigencias de transparencia, pero siempre con políticas comunitarias", insiste, y remata: "Las políticas locales de campanario solo sirven para ayudar al de al lado".
    • 2019 García Montero, L. "Desconsuelo de la democracia" Las palabras rotas Esp (CORPES)
      En el prólogo a su famosa Antología poética en honor de Góngora (1927) hablaba de «la repulsa indigna y unánime de los eruditos, que suelen siempre acertar al revés con las verdaderas minas de la poesía, como los meteorólogos de campanario». Frente a esos eruditos de campanario, se trataba de conformar una alternativa crítica en un conocimiento distinto, fundado en la labor consciente de estudiosos como Dámaso Alonso, Miguel Artigas, José María de Cossío o el propio Gerardo Diego.
    • 1727 Torres Villarroel, D. "Entierro juicio final" [1798] p. 18 Ideas extractadas, XI Esp (BD)
      Volví la cara, y á pcoa distancia ví, que el que se las ordeñaba era un hombre con lo Licenciado á manchas, y lo Segador á remiendos; segun la confusion de su parecer, y vestido, le presumi gañan de campanario: cobré las riendas, y detuve poco á mi cavalgadura, para repasar desde mas cerca al caminante adivinanza, llegamos a igualar.
    • 1764 Cienfuegos, B. et al. La pensadora gaditana, III p. 27 Esp (BD)
      Tenér una propension de Campanario, que está prompta á el más leve viento de la novedad, apeteciendo con ansia los nuevos trages, sin estimar en ellos más particularidad, que el accidente de nuevos, es una locura, y es fiar su gusto, é interesses de la voluntad agena, y de los juícios menos conformes con la razón.
    • 1840-a1857 López, J. M. Curso político-constitucional [1987] Esp (CDH )
      Se nos dice que cuando la elección es indirecta, se ponen en juego mezquinas y miserables pasiones, que cruzan miras personales e interesadas, y que sólo resultan elegidos los hombres de mediana capacidad, lo que se llaman notabilidades de campanario.
    • 1870 Anónimo Cortes constituyentes, II p. 851 Esp (BD)
      ¿Es esta una cuestion de lugar, es esta una cuestion insignificante, es esto política de campanario? De ninguna manera: todos los partidos saben que el momento del triunfo es efímero, que despues viene la desgracia y entones es cuando se necesitan las garantías de los tribunales para no quedar entregados de piés y manos al poder.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Los hombres políticos no llegan, sino muy rara vez, a la alta gestión de los negocios públicos, sin estar llenos de gratitudes y compromisos con hombres de cierta laya, muñidores electorales, cabilderos de intrigas explotables para ellos y sus patronos, y caciques de campanario, cuya funestísima influencia, a más de ser alcanzada y sostenida por los más inicuos medios, a costa de las lágrimas de infelices hombres de bien, viene principalmente a ejercitarse sobre todos los malvados y gentes de mal vivir [...].
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Y lo más lamentable es que, en semejantes circunstancias, los tales alcaldes no vacilan en recurrir con tremebundas comunicaciones al gobernador de la provincia, a la Dirección del Cuerpo y sobre todo, al diputado del distrito, a fin de atropellar a los que han cumplido con su deber, perjudicándoles en su carrera o haciendo que inmediatamente los trasladen a otros puestos, desvirtuando así el prestigio de la autoridad en aras de la soberbia de un mandarín de campanario.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] Esp (CDH )
      Las fábulas introducidas en nuestros anales y hasta en el rezo de nuestras iglesias, van quedando relegadas a los incultos libros de los eruditos de campanario. Triunfa la crítica no escéptica y demoledora, sino prudente y sabia, en los tratados de metodología historial del dominico Fr. Jacinto Segura (Norte Crítico, 1736) y del Marqués de Llió y sus colegas de la Academia barcelonesa (Observaciones sobre los principios de la Historia, 1756), en los artículos del Diario de los Literatos (1737) y en la Bibliographia Critica Sacra et Prophana del trinitario Fr. Miguel de San José (1740), un grande erudito injustamente olvidado.
    • p1885 Arenal, C. Pauperismo [1897] I, 61 Esp (CDH )
      Ya se sabe que la carrera de la industria es hoy de campanario; dos puntos fijos, el de partida y el de llegada, y para alcanzar éste, que es la venta, ir en línea recta sin reparar en lo que se encuentra al paso. La necesidad impone al industrial condiciones duras que transmite á los obreros, sin suavizarlas, unas veces porque no quiere, otras porque no puede.
    • 1885 Yxart, J. "La historia de Melo" p. 12 Hist Cataluña Felipe IV Esp (BD)
      [...] á la fastuosa corte de España, hinchada de orgullo, solazándose en saraos y comedias en el Buen Retiro, habían de parecer las quejas de los comisionados (frailes y menestrales), impertinentes lamentaciones de la política de campanario, cuando el mismo Conde-Duque decía que el gobierno de Barcelona estaba en manos de sastres y zapateros...
    • 1887 Llanos, Eulalia de "La fiesta de la patrona" [01-07-1887] p. 7 Galicia Revista Regional de Ciencias, Letras, Artes, Folk-Lore, etc. (La Coruña) Esp (HD)
      Era la conversación animadísima y versaba sobre política, pero no sobre la política de campanario, sinó sobre la alta, la trascendental política. Aquellos días había habido grandes noticias para los carlistas, por lo menos ellos las juzgaban de la mayor importancia, y de un momento á otro esperaban que resonaría otra vez en España el grito de la guerra salvadora.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Instintivamente se quitó la joven de su ventana; pero después se volvió a asomar, diciéndose: «Si aquí no puede verme... Lo que menos piensa él es que está tan cerca de mí... Vamos; da la vuelta... Se ha metido por los soportales. Sin duda va al café de Gallo a reunirse con su hermano, la otra cabeza de campanario. ¿Pero cómo es que le dejan salir solo? ¿Se habrá puesto bueno? ¿Estará mejor? ¡Pobre chico!...»
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 123 Esp (CDH )

      Tocante á lo primero, en los pueblos, con ser absoluto el régimen de la nación, no mandaba el Consejo, no mandaba el Rey: mandaban los acaudalados y prepotentes, los capitulares perpetuos, la aristocracia de campanario, á quien la provisión democrática de 1766-1768 y la mesocrática de 1770, miradas desde su punto de vista egoísta y puramente utilitario, inferían notorio perjuicio, y que sabían contestar á las órdenes del poder central con un respetuoso encogimiento de hombros [...].

    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )

      [...] entonces fue cuando Pío Cid descubrió que su idea había sido sólo hacer pasar un mal rato a aquel tunante, pero que nunca le quitaría el puesto, porque cualquiera otro que le sucediera sería peor que él, pues la maldad no estaba en Barajas, sino en el pás, que cría naturalmente hombres de ingenio fértil, que, faltos de cultura y de buena dirección, se desahogan en las pequeñas intrigas de campanario.

    • 1902 Maragall, J. "El sentimiento catalanista" [01-01-1902] p. 80 La Lectura (Madrid) Esp (HD)
      Es un prurito puramente literario, romántico—han dicho,—nacido de un apasionamiento monstruosamente arcaico, sostenido por la particularidad lingüística y por pequeñas vanidades de campanario, y desarrollado solamente entre unos cuantos intelectuales, cuatro locos—han dicho gráficamente—sin transcendencia alguna á la gran masa del pueblo catalán.
    • 1905 Glz Prada, M. Italia Horas de lucha Perú (CDH )
      Las Cámaras siguen debatiéndose en pasiones de bandería y defendiendo intereses de campanario: conservan la tradición, pues los congresos nacionales no representaron jamás el oriente de las ideas regeneradoras. El Gobierno, si abiertamente no encabeza el movimiento retrógrado, le favorece bajo cuerda o le mira con buenos ojos: a todo poder le conviene fomentar el Catolicismo, esa doctrina de resignación y envilecimiento.
    • 1911 Blanco Fombona, R. Evolución política Hispanoamérica [1981] 182 Venezuela (CDH )
      En Venezuela un soldado ladino y sin escrúpulos domina en absoluto, a pesar de los caciquitos de campanario que uno después de otro se fueron sometiendo. Centroamérica y Méjico se debaten en manos, el uno, de Carreras, conservador, y el otro en manos del imprevisivo Santa Ana. Méjico llega por sus desórdenes a provocar la voracidad de un vecino peligroso que, prevalido de las disensiones internas, hace al país una guerra infame y lo mutila. Y aquel país, ya probado por el dolor, donde la oligarquía católica y ultramontana tiene raíces, irá hasta ensayos de imperio con príncipes extranjeros que morirán en el cadalso.
    • 1916 Unamuno, M. Crisis patriotismo p. 31 Ensayos Esp (BD)
      A medida que se ensancha la gran Patria humana se reconcentra lo que aquí se llama patria chica o de campanario. Parece como que se busca en el apego al terruño natal un contrapeso a la difusión excesiva del sentimiento de solidaridad humana.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] 120 Esp (CDH )

      La vicaría o representación no se limitaba solamente a los asuntos de la política de campanario. La elegancia veníale a Novillo también por delegación o apoderamiento del aristócrata, viejo verde y currutaco. Novillo, en lo indumentario, constituía una réplica, algo rebajada, de su protector el duque, el cual le enviaba desde Madrid corbatas, cuellos postizos, calcetines y chalecos de fantasía semejantes a los suyos, aunque de clase inferior, y trajes de paño catalán, imitados de los que él usaba, de paño inglés.

    • 1925 Asturias, M. Á. País arte moderno I Periodismo creación literaria Guatemala (CDH )
      Como miras, es una pirámide de cristal escalonada por líneas horizontales. En los puntos en que estas líneas horizontales se cruzan con otras verticales, nace la luz y bulle el agua. Cierra tu sombrilla y la verás mejor. Es ingeniosa, es bonita. Tus oídos están acostumbrados a estos adjetivos y por eso los uso. Si se tratase de cualquiera de esos tíos que nuestra política de campanario eleva a señores, diría, para estar de acuerdo con ellos, es interesante, interesantísima.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      De campanario. loc. Dícese del hecho o propósito ruin y mezquino, propio de gente rústica.
    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] 78 Esp (CDH )
      No sólo por lo que representa en la literatura de su tiempo, sino por la curiosidad universal de su espíritu y la variedad de dominios del conocimiento y del arte literario en que se ejercitó su pluma de polígrafo, el insigne don Juan Valera era lo más opuesto a una figura de campanario.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )
      — Me gusta que me vayas conociendo, curita de campanario. Ahí te vamos dando el punto, hasta que te saquemos de partir a machete y mazo, como a dulce cañonero. Esos son los curitas que aquí menestemos.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )
      Por eso te enseñé la tonadilla de "La Negra Caliente", con que le quitamos las arrugas a este curita de campanario. Y ya ves: ya le gusta echar a rumbar los dados de mi Dios.
    • 1931 Huidobro, V. Altazor [1992] 106 Chile (CDH )
      [...] Porque si no la palabra que viene de tan lejos / Se quiebra entre los labios / Yo no tengo orgullos de campanario / Ni tengo ningún odio petrificado / Ni grito como un sombrero afectuoso que viene / saliendo del desierto / Digo solamente / No hay tiempo que perder / El vizir con lenguaje de pájaro [...]. /
    • 1932 Asturias, M. A. Gotas de hiel París 1924-1933 Guatemala (CDH )
      Entre nosotros se cree que al artista, que al escritor, que al obrero intelectual lo persigue una especie de fatalidad que lo obliga a aparecer a sus propios ojos, y a los ojos de sus compatriotas, mercachifles y políticos de campanario, profesionales de ciencia infusa y nuevos ricos, como un desgraciado, un ser que está de más, que no sirve para maldita la cosa, que debe aniquilarse mediante el alcohol o las drogas, que por todos lados es el ejemplo más vivo del fracaso y la vergüenza de su familia y sus amigos.
    • 1943 Alonso, A. Castellano, español, idioma nacional [1968] p. 57 Ar (BD)
      Castilla evoluciona ahora su lengua local teniendo en cuenta los gustos y las tendencias idiomáticas de las regiones castellanizadas, porque el romance que antes servía a intereses locales y expresaba visiones de campanario, ahora es un instrumento de largo alcance y de comunicación interregional.
    • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] Esp (CDH )
      Desconfiemos de las descripciones folklóricas, de la Etnografía hecha por gentes de campanario; rechacemos también los informes sobre las excelencias de un género de vida u otro, debidas a autores con una filosofía excesivamente dogmática en lo que a la Economía y a la Historia se refiere.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] 478 Esp (CDH )
      Ramón puede ser hermanado con varios literatos de otros países y, sin embargo, él no puede ser más español, más madrileño. Es, hoy por hoy, un madrileño universal. / Ha superado la política literaria de campanario y ha sido cogido por la política literaria de las grandes potencias que es industrial, naturalmente.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] 45 Puerto Rico (CDH )
      "Aristócrata de la víspera", "celebridad de campanario", "negrero impenitente" le llama Manuel de la Cruz; pues tales son los sentimientos que inspira el "antagonista" que entorpece la acción de amor, cohibido por un imperativo de orden social superior y cuya lucha contradictoria provoca el funesto desenlace. Don Cándido, movido por el terrible remordimiento del hombre libertino, no puede evitar el castigo que el destino le impone a su conducta pasada y su inevitable consecuencia en el presente.
    • 1983 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1983] (NTLLE)
      de campanario. loc. adj [...]. También se dice de lo que, espiritualmente, es limitado, estrecho y falto de sentido de lo universal.
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] Guatemala (CDH )
      No se crea que descuido el talento sin fronteras de Gómez Carrillo, brillando como para querer perdurar en el idioma y en otros idiomas, que me obseda limitarlo a preocupaciones de campanario. No, no es un terreno americanista o nacionalista. Por la falta de raíz en el tiempo y en el espacio, de su trasplante no nació una poesía: no podía nacer sino lo que llamamos "literatura". Gómez Carrillo, escribiendo como escribió sobre Europa o el Japón, plantea y resuelve un problema a la inversa de Rafael Landívar cantando a América un siglo antes.
    • 1987 Prensa ABC, 16/01/1987 [1987] Esp (CDH )
      Así lo presagia la salva de acusaciones que los define como una "mafia" nepotista, con «espíritu de campanario», que todo lo regula en función del «compadreo y los lazos familiares», y que ocultaba mediante la exageración en las cuentas lo que no alcanzaba su «incompetencia y corrupción».
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 25/01/1994 [1994] Esp (CDH )
      Politólogo y economista. En esto que parece ya el siglo XXI hay muchas novedades: mercados mundiales, migraciones masivas, satélites de TV, pero el pasado tiene también gran capacidad de supervivencia: si han durado tanto tiempo cosas como los ferrocarriles de vía estrecha, el circo y la cámara de los lores, también pueden perdurar ahora las culturetas de campanario y las minas de carbón (al menos, por lo que parece, en España).
    • 2002 García Antón, J. R. "Respuesta a problema histórico" Esp (CORPES)
      Evidentemente, no habría sido realista esperar un consenso absoluto ante un proyecto de la envergadura del PHN. Siempre habrá voces discrepantes, entre políticas de campanario y utopías pastoriles. Discrepancias legítimas, desde luego, y beneficiosas como acicate para un esfuerzo constante de reflexión y de mejora.
    • 2002 Pasamar Alzuria, G. / Peiró Martín, I. Diccionario Akal p. 33 Esp (BD)
      Al respecto, difícilmente puede negarse que los archiveros formados en la Escuela Superior de Diplomática, tuvieran fundadas razones para exaltar su trabajo, sentirse los maestros de la historia e identificarse con una nueva especie de historiador, el erudito profesional, alejado de los escritores públicos, anticuarios diletantes, bibliógrafos aficionados o "eruditos de campanario" que poblaban el mercado de la historia.
    • 2010 Anónimo "El sector crece a toda máquina" [04-07-2010] Esp (CORPES)
      "Si el sector, sea cual sea, tiene un handicap externo a su propia evolución, habrá que tomar actuaciones, siempre en el marco europeo y con las exigencias de transparencia, pero siempre con políticas comunitarias", insiste, y remata: "Las políticas locales de campanario solo sirven para ayudar al de al lado".
    • 2014 Egido, A. Búsqueda inmortalidad Esp (CORPES)
      Allí resaltó precisamente sus artículos en el Heraldo de Aragón (1953-1956), donde condenaba el folklore, el patrioterismo, el peso monolítico de las raíces y la visión de campanario, promoviendo el rigor y la excelencia de un cine que debía a toda costa trascender las fronteras para hacerse universal.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      de campanario. loc. adj. Dicho de un hecho o de un propósito: Ruin y mezquino.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      de campanario. loc. adj. Dicho de una cosa: Que, espiritualmente, es limitada, estrecha y falta de sentido de lo universal.
    • 2019 García Montero, L. "Desconsuelo de la democracia" Las palabras rotas Esp (CORPES)
      En el prólogo a su famosa Antología poética en honor de Góngora (1927) hablaba de «la repulsa indigna y unánime de los eruditos, que suelen siempre acertar al revés con las verdaderas minas de la poesía, como los meteorólogos de campanario». Frente a esos eruditos de campanario, se trataba de conformar una alternativa crítica en un conocimiento distinto, fundado en la labor consciente de estudiosos como Dámaso Alonso, Miguel Artigas, José María de Cossío o el propio Gerardo Diego.
dejar sin campanario
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Cu "Capar" (Schz-Boudy, DiccMayorCubanismos-1999).
    docs. (1999) Ejemplo:
    • 1999 Schz-Boudy, J. DiccMayorCubanismos Cu (BD)
      Dejar sin campanario. Capar.
subirse [alguien] al campanario
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. "Enfadarse, irritarse" ([Gaspar y Roig], DiccEnciclLengCast (S p1855)-1853).
    docs. (1786-1853) 2 ejemplos:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      SUBIRSE AL CAMPANARIO, irritarse, enfadarse.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      subirse al campanario: enfadarse, irritarse.
subírsele a uno la cólera al campanario
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. "Phrase vulgar, con que se explica que alguna persona se ha encolerizado" (RAE, DiccAutoridades-1729).
    docs. (1729) Ejemplo:
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Subírsele a uno la cólera al campanario. Phrase vulgar, con que se explica que alguna persona se ha encolerizado.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas