11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
garrota s. (1634-)
garrota
También en esta página: garrota2 (1796-)
Etim. Voz tomada del occitano garota, atestiguada en esta lengua al menos desde 1395 como 'zanahoria' (Dictionnaire de l'Occitan Médiéval, s. v.). Véase también FEW (s. v. carota).

Esta voz, de documentación exclusivamente lexicográfica, se consigna por primera vez, en la acepción 'zanahoria', en 1634, Nieuwen dictionaris om te leeren de Nederlandtsche ende Spaensche talen, de Rodríguez. En 1985 se registra en el Diccionario dialectal del Pirineo aragonés de Rohlfs. 

    Acepción lexicográfica
  1. s. f. Esp: Or "Zanahoria" (Rohlfs, DiccPirineoAragonés-1985).
    docs. (1634-1992) 3 ejemplos:
    • 1634 Rodríguez, J. F. Dictionaris Nederlandtsche Spaensche Esp (BD)
      Roode pe-en / sanaorias rojas, garrotas rojas.
    • 1985 Rohlfs, G. DiccPirineoAragonés Esp (FG)
      garrota (M), f., zanahoria; fr. carotte; it. carota.
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Garrota: sust. fem. [...] zanahoria.
11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
garrota2 s. (1796-)
garrota
También en esta página: garrota (1634-)
Etim. De garrote.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'palo, generalmente curvo en su extremo superior, que sirve para apoyarse al caminar o para conducir el ganado', en 1796, en la traducción, hecha por P. Duarte, de las Homilías de S. Basilio, y vive su mayor apogeo a lo largo del siglo XX. Limitada geográficamente y con escasos testimonios léxicos, garrota se registra por vez primera, con el valor 'cesto hecho con tiras de palo, generalmente de avellano', en 1927, en La romería de San Juan de H. Alcalde del Río. El diccionario académico consigna garrota, desde su edición de 1925, también como sinónimo de garrote, es decir, como 'palo grueso y fuerte', pero no se han espigado más testimonios. Además, en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE se recoge la acepción, restringida a Honduras y al ámbito de la delincuencia, de 'mujer de un marero'.

  1. s. f. Palo, generalmente curvo en su extremo superior, que sirve para apoyarse al caminar o para conducir el ganado.
    docs. (1796-2021) 81 ejemplos:
    • 1796 Duarte, P. Trad Homilias S. Basilio [1796] p. 404 Esp (BD)
      El pastor no posee otra cosa que su alimento diario, llévalo colgado en su zurron, se sostiene en su garrota, nada cuida del dia de mañana, es enemigo de las bestias, compañero de unos animales muy mansos, huye de los pleytos, se aleja de los tribunales, ignora las calumnias no tiene noticias del comercio, no conoce las riquezas, no tiene casas propias, vive baxo del techado comun del mundo, mira por las noches las estrellas, y por ellas conoce las maravillas del Criador.
    • 2021 Anónimo "Envejecimiento" [26-06-2021] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Esp (HD)
      Si sigue de manera ascendente, eso sí, es probable que en 100 años alcancemos unas edades que a día de hoy ni siquiera podemos imaginar. Pero, siendo completamente sinceros, nadie quiere alcanzar la mortalidad con garrota. En general, la búsqueda de la fuente de la juventud eterna también ha sido una máxima constante en la historia del ser humano.
    • 1796 Duarte, P. Trad Homilias S. Basilio [1796] p. 404 Esp (BD)
      El pastor no posee otra cosa que su alimento diario, llévalo colgado en su zurron, se sostiene en su garrota, nada cuida del dia de mañana, es enemigo de las bestias, compañero de unos animales muy mansos, huye de los pleytos, se aleja de los tribunales, ignora las calumnias no tiene noticias del comercio, no conoce las riquezas, no tiene casas propias, vive baxo del techado comun del mundo, mira por las noches las estrellas, y por ellas conoce las maravillas del Criador.
    • 1835 Anónimo "Madrid" [28-11-1835] El Eco del Comercio (Madrid) Esp (HD)
      Segun él un célebre abogado que gana por ejemplo 80 duros en la corte ejerciendo su profesion, y que en un año saca para mantenerse cuatro con decencia, quedaría pospuesto á un ganadero de 4 ó 60 rs. de renta, de los que en algunas provincias del interior van al campo con la garrota y ni saben leer ni escribir.
    • 1873 Pantoja, J. M. "Pena de muerte" p. 8 Sentencias Tribunal Supremo Esp (BD)
      [...] á poca distancia tambien se encontró un sombrero, y en el olivar de enfrente las garrotas que llevaban los Tonico, y en los bolsillos de la ropa del finado 75 pesetas 50 céntimos en varias monedas, y algunos objetos propios del oficio de sastrería, una navaja y una petaca [...].
    • 1884 Ortega Munilla, J. Hambre p. 42 Esp (BD)
      Y añadiré que era algo cojo, porque no sé en cuál de sus aventuras infantiles figuraba un muchacho ladrón de higos, un labriego, irritado por el despojo que de sus higueras se hacía, y que, armándose de rústica garrota, iba á descargarla sobre las débiles costillas del ladrón, el cual, con el ansia de huir, arrojábase por una tapia abajo.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] 80 Esp (CDH )
      Diniero él, mucho diniero... Ser capatazo de la sopa en el Sagriado Corazón de allá... y en toda la probeza de allá, mandando él, con garrota él... barrio Salmanca... capatazo...
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      El Chafandín puso su garrota en el antebrazo izquierdo, y comenzó una retahíla larga de reflexiones y consideraciones acerca de la honra y de las palabras que se dicen imprudentemente.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] Esp (CDH )
      — ¡Muchacho, trae la garrota!

      El ordenanza le lleva un fuerte bastón de nudos que tiene el sargento siempre al lado del camastro, bajo el coqueto mosquitero color rosa.

    • 1967 Benet, J. Región [1996] 231 Esp (CDH )
      Aún conservaban la costumbre de subir al monte casi todas las semanas, espoleados por el miedo ciudadano, armados de una garrota y una navaja, ya que nunca se decidieron a aceptar la escopeta que les ofrecía El Siglo XX, aquel pedante almacén atiborrado de géneros, quincalla y molinillos domésticos, que se abrió en cada pueblo.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Así que se habían agenciado una buena garrota, una gorrilla de visera, unas zapatillas de invierno y un traje gris de amplios bolsillos que habían llenado de muy variados objetos, y se habían lanzado al mundo con la audacia de quien nada tiene que perder.
    • 1995 Prensa El Mundo, 21/09/1995 [1996] Esp (CDH )

      En un momento dado, Juan Miguel cortó por lo sano. Cogió una garrota y comenzó a golpear a su padre. Murió en el acto. Gregoria se despertó cuando su hijo terminaba con la vida de su marido. El cuerpo estaba tendido en el suelo sobre un charco de sangre.

    • 2004 Bas, J. La cuenta atrás Esp (CORPES)
      Sube a saludar al cuadrilátero, con su inseparable garrota, el gran Paulino Uzcudun, que levanta un cariñoso aplauso de todo el público. Abraza a Segalari y le dice algo al oído que hace asentir a su paisano.
    • 2011 Rubio, E. Tania con i® Esp (CORPES)
      Me siento en un banco de la plaza del pueblecillo y abro el Diario. Un grupo de abuelos con boina, garrota y alpargatas me clavan sus miradas sin pestañear. Hojeo ciertas páginas marcadas con posits marrones, que datan del año 2004 y hacen referencia a sus visitas al pueblo.
    • 2021 Anónimo "Envejecimiento" [26-06-2021] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Esp (HD)
      Si sigue de manera ascendente, eso sí, es probable que en 100 años alcancemos unas edades que a día de hoy ni siquiera podemos imaginar. Pero, siendo completamente sinceros, nadie quiere alcanzar la mortalidad con garrota. En general, la búsqueda de la fuente de la juventud eterna también ha sido una máxima constante en la historia del ser humano.
    • 1796 Duarte, P. Trad Homilias S. Basilio [1796] p. 404 Esp (BD)
      El pastor no posee otra cosa que su alimento diario, llévalo colgado en su zurron, se sostiene en su garrota, nada cuida del dia de mañana, es enemigo de las bestias, compañero de unos animales muy mansos, huye de los pleytos, se aleja de los tribunales, ignora las calumnias no tiene noticias del comercio, no conoce las riquezas, no tiene casas propias, vive baxo del techado comun del mundo, mira por las noches las estrellas, y por ellas conoce las maravillas del Criador.
    • 1835 Anónimo "Madrid" [28-11-1835] El Eco del Comercio (Madrid) Esp (HD)
      Segun él un célebre abogado que gana por ejemplo 80 duros en la corte ejerciendo su profesion, y que en un año saca para mantenerse cuatro con decencia, quedaría pospuesto á un ganadero de 4 ó 60 rs. de renta, de los que en algunas provincias del interior van al campo con la garrota y ni saben leer ni escribir.
    • 1873 Pantoja, J. M. "Pena de muerte" p. 8 Sentencias Tribunal Supremo Esp (BD)
      [...] á poca distancia tambien se encontró un sombrero, y en el olivar de enfrente las garrotas que llevaban los Tonico, y en los bolsillos de la ropa del finado 75 pesetas 50 céntimos en varias monedas, y algunos objetos propios del oficio de sastrería, una navaja y una petaca [...].
    • 1884 Ortega Munilla, J. Hambre p. 42 Esp (BD)
      Y añadiré que era algo cojo, porque no sé en cuál de sus aventuras infantiles figuraba un muchacho ladrón de higos, un labriego, irritado por el despojo que de sus higueras se hacía, y que, armándose de rústica garrota, iba á descargarla sobre las débiles costillas del ladrón, el cual, con el ansia de huir, arrojábase por una tapia abajo.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] 80 Esp (CDH )
      Diniero él, mucho diniero... Ser capatazo de la sopa en el Sagriado Corazón de allá... y en toda la probeza de allá, mandando él, con garrota él... barrio Salmanca... capatazo...
    • 1905 Echegaray, M. Cisne [1905] p. 26 Esp (BD)
      Hacen violenta irrupción los hombres armados con garrotas y á su frente el señor Pedro, Cipriano y Manolito; fuga general; el poeta salta por una ventana, al señor Ramón se lo llevan los amigos por la segunda derecha, Rosa se desmaya, Antonio la coge en sus brazos y se la lleva por una puertecita de escape que habrá cerca del trono. Las mujeres chillan, momentos de gran confusión.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      El Chafandín puso su garrota en el antebrazo izquierdo, y comenzó una retahíla larga de reflexiones y consideraciones acerca de la honra y de las palabras que se dicen imprudentemente.
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (S) (NTLLE)
      Garrota. f. fam. Cayado, I.ª acep. [|Palo que ordinariamente usan los pastores: por la parte superior es corvo para prender y retener las reses].
    • 1918 Rdz Navas Carrasco, M. DiccGralTécnHispanoamericano (NTLLE)
      Garrota, f. fam. Cayado, palo que ordinariamente usan los pastores.
    • c1923 Carrere, E. Torre siete jorobados [1998] Esp (CDH )
      El viajero golpeaba los muros y el suelo con el cuento de su garrota de explorador.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      — Chico —le dijo el maestro al ver a Garlopilla con una garrota tan tremenda—, ¿dónde vas con esa garrota, buen amigo?
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      [...] a la noche siguiente, Garlopilla, en la alcoba de la princesa, agarró lo que le quedaba de garrota y empezó a cepillar con la garlopa: pp-fchsss ,pp-fchsss , pp-fchsss .
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Cogió su garrota y fué sacando de ella unos listoncitos muy derechos, muy derechos y muy finos, muy finos; hizo muchos listoncitos, iguales de largo, se fué con ellos al pie de la torre donde dormía la princesa, y, empalmando los listoncitos, formó con todos un solo listón, largo, muy largo; lo suficiente para poder dar desde abajo unos golpecitos, muy menudos, en el cristal de la ventana.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Y se fué con su garrota debajo del brazo a las puertas mismas de palacio.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Y Garlopilla, cogiendo una garlopa, hizo en su misma garrota pp-fchsss , y, de un envite, sacó de la garrota una viruta larga, larga, igual y fina; viruta primorosa, sin igual, y se la tendió al maestro.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Y como la garrota era tan grande y era tan extraño que un mozalbete tan chiquilicuatro como aquel llevara una estaca tan enorme como aquella, obedeció el portero y entró, no fuera a ser la garrota del chiquillo como el otro país del cuento, que, cuando su amo le decía: «Dale, dale», empezaba él sólo a sacudir las costillas de los que encontraba por delante.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Iba Garlopilla con la garrota, anda que te anda, ligero de piernecillas, contento de corazón y repitiendo por lo bajo:
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] Esp (CDH )
      Y ahora escucha: quiero dejar todo lo que tengo a tus hermanos...; ellos son torpes, y si no les dejo casa donde vivir y huerto que les dé para sostenerse en la vida, son muy capaces de dejarse morir de hambre... A ti sólo te dejo... ¿ves aquella garrota que hay en aquel rincón? —y le señalaba una garrota de pino, apoyada contra la pared, en un rincón del cuarto—, a ti te dejo eso... Con ella fuí yo sosteniéndome por la vida durante más de cincuenta años... Te dejo la garrota.
    • c1930 Abril, M. Cuentos para niños I y II [1930] España (CDH )
      Garlopilla acompañó al cadáver de su padre hasta el cementerio, con la garrota debajo del brazo, y, cuando acabó de enterrarle, dijo a sus hermanos: «Adiós», y se fué a correr mundo.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )

      ¿Por qué está la compañía como una seda? Por mi garrota. Vozotro os lo encontráis todo hecho, y luego a dározla de humanitario cuando yo sacudo.

    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      La compañía va de primera desde que está ese bárbaro de sargento con el mosquitero rosa y la garrota.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] Esp (CDH )
      — ¡Muchacho, trae la garrota!

      El ordenanza le lleva un fuerte bastón de nudos que tiene el sargento siempre al lado del camastro, bajo el coqueto mosquitero color rosa.

    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      Don Felipito, pegado al filo de la acera, golpea con el hierro de la garrota en los adoquines, hasta sacar chispas.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] España (CDH )
      El hierro de la garrota, al batir las losas, resonaba en la calle solitaria.
    • 1933 Anónimo "Agrarios" [16-09-1933] El Heraldo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Pero los sueños se han frustrado. Aunque si se hubiera realizado la «marcha» es posible que el señor Gil Robles también hubiera sufrido otro desengaño. A lo peor no venían uniformados, acicalados y con el bigotito coquetón recortado en minúsculo rectángulo ni se prestaban a desfilar marcialmente, sino que hacían acto de presencia con trajes deslucidos, sin afeitar y con garrotas primitivas.
    • 1948 García Gmz, E. NEscenas andaluzas [1978] 115 España (CDH )
      Es el caso del amigo Walter Starkie cuando, disfrazado de Don Gitano , con su garrota y su violín, se fue a castrar las colmenas musicales del sur de la Península.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Y por último la abuela Eustaquia con su traje negro, su garrota nudosa, sus ojos grises, su nariz y su barbilla casi tocándose, con la piel de pergamino oscuro arrugada como un higo seco.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      "Ya vamos a tener jaleo como todas las noches", me dije para mí, porque los señoritos de Fe se estaban paseando a la misma puerta del café con su periódico y sus garrotas.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 54 España (CDH )
      Hay que levantarse de prisa y corriendo, porque si no se corre el riesgo de que le dé a uno un trastazo con la garrota.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      No puede estar quieta un momento y zascandilea de un piso a otro, haciendo sonar el tacón de su garrota y no dejando dormir a nadie... En cuanto ve que tenemos los ojos abiertos, nos echa de la cama, llamándonos holgazanes y diciendo que la cama se ha hecho sólo para dormir.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      El panadero francés de la calle del Espejo nos persigue con una garrota y le da un palo a "Antoñeja", el más infeliz de todos.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Ese que salió detrás de él es uno que era agente electoral cuando su padre, y andaba con la garrota en la mano, cuando había elecciones.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Se lo encontró en cueros con una garrota en la mano rompiendo los muebles.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Una vez hubo un nuevo cura párroco que quiso arreglar el jardín y el cura viejo daba voces en la sacristía y levantaba su garrota en el aire [...].
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Nadie nos dice una palabra: sólo la abuela "chica" da vueltas gruñendo, y nosotros la miramos de reojo, por si nos sacude con la garrota.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] España (CDH )
      La guerra de la Independencia fue durante todo el invierno el sucedáneo de las historias, que los niños gustan de escuchar, de los lobos negros que bajan de la montaña a devorar ovejas en los pueblos durante la noche, a llamar con sus uñas afiladísimas en las puertas de los vecinos y a aullar en las calles sin que nadie se atreva a salir, hasta que un mozo o un viejo, héroes en el anonimato de la progresiva transformación de la historia, salían con una escopeta de caza o con la garrota y los mataban.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] España (CDH )
      Después, todos comenzaron a gritar como poseídos: «Las garrotas, las garrotas, traed las garrotas.» No se sabe de dónde salieron.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] España (CDH )
      Dos cumplidas peñas que quedan no lejos del Almanzor, se llaman de diferente manera según que se las mire desde el norte o desde el mediodía: los serranos del Tormes, en su español sonoro, arcaico y mantenido, dicen el Picorucho al risco que los huertanos de la Vera, en su habla más extremeña que avilesa, nombran del Gutre; los mancebos de la trucha y la zamarra y el báculo pastoril, entienden, por canchal de la Galana, lo mismo que los mozos del pimentón y la blusa y la garrota del tratillo, conocen por pico de las Cinco Lagunas.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      —Vaya si es bravo cuando quiere —decía, columpiándose en la garrota—; da su guerra, para ser ese río que es, que no es que sea un arroyo, arroyo no, pero tampoco es de los grandes.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )

      Los miró sonriendo en silencio; con ambas manos se apoyaba en la garrota, por delante de su vientre cóncavo, que se encogía tras las holguras de sus calzones de pana amarillenta. Así apoyado, los hombros se le subían, a causa de su chica estatura, y marcaban los huesos contra la tirantez de la camisa.

    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      Más atrás, un rebaño de ovejas pululaba en el llano, como un pequeño mar errante, y el pastor con su gorra blanquecina se había acercado curioso a la ribera, y miraba, enigmático, a la gente, apuntalado el cuerpo sobre la garrota.
    • 1963 Alvar, M. (dir.) ALEA, II Esp (FG)
      GARROTA 'garrote de los vaqueros' (lám. 473, mapa 496).
    • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] España (CDH )
      El vaquero empieza sus preparativos, durante los cuales tiene a raya a los moritos con insultos y amenazas y, si es preciso, no vacila en tirarles la garrota o tal cual rucho.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 231 Esp (CDH )
      Aún conservaban la costumbre de subir al monte casi todas las semanas, espoleados por el miedo ciudadano, armados de una garrota y una navaja, ya que nunca se decidieron a aceptar la escopeta que les ofrecía El Siglo XX, aquel pedante almacén atiborrado de géneros, quincalla y molinillos domésticos, que se abrió en cada pueblo.
    • 1971 Anónimo (Pepe Luis) "Artistas" [27-12-1971] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      Angel de Andrés, capitán de los artistas, fue obligado a dejar una enorme garrota, que nadie sabe con qué intenciones esgrimía con singular gracejo, y a destocarse de un gorro de astracán legítimo con el que se protegía la despoblada coronilla.
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] Esp (CDH )
      Se apretó los lagrimales entre el dedo pulgar y el índice mientras sondeaba con la garrota en la otra mano las quiebras del terreno.
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] España (CDH )
      Lorenzo obedeció en silencio mientras Ambrosio recogía un candil de aceite y una jáquima, a más de una garrota para cada uno.
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] España (CDH )
      —Nada, por allí no se ve nada —dijo Ambrosio, hincando la garrota en la blandura del repecho—.
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] España (CDH )
      Iban pegados al muro, por donde discurría una especie de arcén ahora anegado, tanteando con las garrotas en la escurridiza consistencia del cieno.
    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] Esp (CDH )
      La torpe cáfila se aderezó boinas, impedimenta y trebejos, blandió la garrota, ensayó el paso, arropó al forastero y, dejando la solana de las afueras, todo un cuartel de invierno, la emprendió hacia el centro de Santa Inés.
    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] 69 España (CDH )
      Luego, ya en el siglo diecinueve, gobiernos e individualidades se toman a chunga la lista perversa, y en el siglo veinte, consciente el Vaticano del enorme ridículo en que incurre, o está a punto de incurrir a costa del dichoso listín y de la mala imagen que produce tamaña intromisión en las conciencias, y ya sin la garrota a mano del Santo Oficio y de los Gobiernos, decide la supresión del Indice, lo que se lleva a efecto como quien dice ayer, el 8 de febrero de 1966.
    • 1985 Prensa Revista Hoy, 31/12/1984-06/01/1985 [1985] Ch (CDH )
      Fue en esos campos de batalla, regados por la brutalidad del corvo y cruzados por los cintillos blancos y colorados (única forma de distinguirse en estos ejércitos de garrota y harapo), donde nacieron los dos grandes partidos políticos.
    • 1985 Sampedro, J. L. Sonrisa etrusca [1995] Esp (CDH )

      — ¡Maldita sea! Las tierras y los ganados son míos, pero el chupón de mi yerno se retrasa en mandarme dinero. Cuando telefonea le grito, pero como mi garrota no le alcanza... Y en casa de mi nuera no quiero pedir.

    • 1986 Lázaro, M. Humo beleño [1986] España (CDH )
      Mi garrota dormirá en el negro cruceiro.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] España (CDH )
      También han llegado anónimos peregrinos de humilde condición, de todas las edades, caminantes incansables que han pateado el polvo de los arenales ayudados de toscas pértigas, de humildes garrotas; van con sus ropas vulgares, con sus medallas al cuello, empujados por una enorme fe sencilla y popular que arde en las llamas de sus corazones, en la cera que sus manos ofrecen a la Virgen.
    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] Esp (CDH )
      En ese armario, tapado hasta los ojos con un pasamontañas y apoyado sobre la garrota, estaba un teniente de las Brigadas Navarras herido en una mano, un cabo de la Columna Redondo con pañolón al cuello, un bigotudo Tambor Mayor de la Junta Carlista con el tabardo gris y la Cruz de Borgoña a la altura del pecho, un cristóforo del Tercio Montejurra con su gran crucifijo enhastado en la pértiga, dos voluntarios con pantalón bombacho metido en unos abultados calcetines, alpargata cerrada y camisa de felpa a grandes cuadros.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Antón agitaba a voces la garrota, abriendo la marcha hacia la comisaría, y detrás, flanqueado por los agentes, arreaba el grueso del grupo.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      — ¿Loco yo, maricona? —vociferó Antón, y alzando la garrota lo alcanzó en el rostro, quebrándole las gafas.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      — ¿Qué dice la alcahueta, la ateaza, la vieja verde, la bujarrona de las pieles, la bachillera clueca, la hablanchina, la parloterilla, la comunista boquirrubia, la grajilla marimacho, la comadre nefanda? —y por cada epíteto le iba extraviando tientos de garrota.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 332 Esp (CDH )

      Enfrente, haciendo grupo propio, Gregorio vio a Marilín, al maestro, a la criatura de pardo y a muchos contertulios. Antón los señalaba, barriéndolos con la garrota y gritando con furia:

      — ¡Son todos comunistas! ¡Todos campean bajo la bandera de Faroni! Este —y presentó a Gil con un capón— es el libertino, el lascivo, el chulo, el tenorio y el revolucionario. Esa —y apuntó al maestro— es la alcahueta Merlina, y ésa —e intentó alcanzarla en la cabeza con la garrota— es la meretriz, la gran daifa, la suripanta, la zorra desorejada, la entretenida, que con este granuja —y le dio otro capón— corona a su marido, el buen Alvar Osián. ¡Y todos son comunistas ateos, y su jefe es Faroni! ¡Y ese local es una mancebía!

    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Lo alcanzó cerca de la taberna, y durante un trecho caminaron juntos, en silencio y con la garrota por delante.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Allí, agitando la garrota y gritando fuera de sí, estaba Antón.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Le harían fotos contra un muro, lo deslumbrarían con una luz, le harían preguntas, lo juzgarían hombres severos con pelucas y en el juicio vendría como testigo Gil, vendría Antón con su garrota, vendría Angelina con su abrigo de huérfana, vendría la madre con el perro, vendría doña Gloria, vendrían los tres caballeros estables, y Marilín, y el maestro y el hombre de negro y todos los contertulios del café, y lo señalarían todos con el dedo y lo condenarían por lo menos a veinte años y un día de cárcel.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Con más apremio que ritmo, se puso a golpear con la garrota en el suelo.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Allí manejó la garrota y mostró algunos objetos que fue extrayendo de los bolsillos.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Este le había puesto la punta de la garrota en el pecho y hablaba con vigor.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Antón contestó con reforzados golpes de garrota.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Antón asintió y se colgó la garrota del brazo para buscar en los bolsillos, pero Gregorio se le adelantó en la ronda y con la barbilla le señaló adentro.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Iban unos con la escalera o el canasto al hombro, el practicante con su maletín, las señoras con sus capachos rebosados de acelgas; se apresuraba aquél, felino y trajeado, a hacer una gestión, venía éste con el llavero espoleándose en las ancas, filosofaba amargamente el comerciante requiriendo el lápiz de la oreja, pasaba el jubilado con la garrota absorta y el rumbo cepón, surgía de pronto una gresca de voces y salía el peluquero a la puerta dando tijeretazos en el aire, bajaba por una cuesta el municipal, con almorzada lentitud, y se cruzaba balanceante y desdeñoso con un grupo de obreros que comían de tartera y navaja alrededor de una lumbre de astillas, y todo ofrecía un aspecto cívico de pueblo en marcha, de mural didáctico, de viñeta ejemplar.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 55 Esp (CDH )
      «¡Corra a por su tesoro!», se disculpó Gregorio a la carrera, y el tercer viejo, aún vacilante, agitó la garrota como si maldijese desde arriba de un cerro a una ciudad entera.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Así que se habían agenciado una buena garrota, una gorrilla de visera, unas zapatillas de invierno y un traje gris de amplios bolsillos que habían llenado de muy variados objetos, y se habían lanzado al mundo con la audacia de quien nada tiene que perder.
    • 1989 Prensa El País, 01/06/1989 [1989] España (CDH )
      Acerca del remedio, muchos aficionados lo revelan, y van y dicen: "A mí me dan una garrota, me dejen vigilar los chiqueros, y que se muera ese de ahí si se vuelve a caer ningún toro".
    • 1991 Chao Ebergenyl, G. Los Altos [1991] Mx (CDH )
      Más que una ayuda, sentía que la garrota de nogal era un estorbo.
    • 1992 Pliego, D. Excursiones Sierra I [1995] Esp (CDH )

      Hemos incluido el bastón en el equipo personal, ya que es un buen auxiliar para el caminante, y constituye un práctico elemento de defensa cuando hay perros sueltos.

      En terrenos arenosos a media ladera, o en las cuestas abajo, el bastón ayuda bastante a mantener el equilibrio. Si el terreno se hace intrincado y hay que utilizar las manos para progresar (cosa no recomendable en este tipo de excursiones), el bastón puede llegar a estorbar algo.

      Cuando vamos por el campo, no es raro ver que los pastores usan una garrota de uno u otro tipo. Por algo será.

    • 1995 Prensa El Mundo, 21/09/1995 [1996] Esp (CDH )

      En un momento dado, Juan Miguel cortó por lo sano. Cogió una garrota y comenzó a golpear a su padre. Murió en el acto. Gregoria se despertó cuando su hijo terminaba con la vida de su marido. El cuerpo estaba tendido en el suelo sobre un charco de sangre.

    • 1995 Prensa El Mundo, 21/09/1995 [1996] España (CDH )
      Sucesos. Un joven demente mata a su padre a golpes con una garrota
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      garrota. [...] f. cayado (|palo o bastón).
    • 2004 Bas, J. La cuenta atrás Esp (CORPES)
      Sube a saludar al cuadrilátero, con su inseparable garrota, el gran Paulino Uzcudun, que levanta un cariñoso aplauso de todo el público. Abraza a Segalari y le dice algo al oído que hace asentir a su paisano.
    • 2011 Rubio, E. Tania con i® Esp (CORPES)
      Me siento en un banco de la plaza del pueblecillo y abro el Diario. Un grupo de abuelos con boina, garrota y alpargatas me clavan sus miradas sin pestañear. Hojeo ciertas páginas marcadas con posits marrones, que datan del año 2004 y hacen referencia a sus visitas al pueblo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      garrota. [...] f. cayado (‖ palo o bastón).
    • 2021 Anónimo "Envejecimiento" [26-06-2021] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Esp (HD)
      Si sigue de manera ascendente, eso sí, es probable que en 100 años alcancemos unas edades que a día de hoy ni siquiera podemos imaginar. Pero, siendo completamente sinceros, nadie quiere alcanzar la mortalidad con garrota. En general, la búsqueda de la fuente de la juventud eterna también ha sido una máxima constante en la historia del ser humano.
  2. s. f. Esp: Occ Cesto hecho con tiras de palo, generalmente de avellano.
    Sinónimo: garrote
    docs. (1927-1988) 5 ejemplos:
    • 1927 Alcalde Río, H. Romería [1971] p. 56 Publicaciones Esp (BD)
      Nieves.—No consiento se ihagan más desembolsos, Gildo. (En actitud de sacar dinero del portamonedas). Gildo.—Señorita, usted pagará otra cosa; esto queda de mi cuenta. (Recoge la garrota con las rosquillas y se la entrega a Toña.)
    • 1928 Alcalde Río, H. Escenas cántabras, 2.ª serie [1928] 56 Esp (CDH )
      — ¡Madre! en cuanto alcancé la taberna noté tenía Quica el burro atao a la reja de la ventana cargado con los cuévanos, y encima de ellos una garrota llena de aves.
    • 1949 García-Lomas, A. Lenguaje popular montañas Santander Esp (BD)
      GARROTA. Cesto grande de forma cuadrangular, de poco fondo, tejido con "vañizas" y usado generalmente para transportar panojas, hierba o "verde", etc.
    • 1988 Gordaliza Aparicio, F. R. VocPalentino Esp (NTLLE)
      GARROTA: [...] F. *Azafate, cestillo de costura.
    • 1988 Lpz Vaqué, A. Vocabulario de Cantabria Esp (FG)
      MACONA es «banasta grande», como dice DRAE [...] HA (EC) la emplea como sinónima de GARROTA [...].
  3. Acepción lexicográfica
  4. s. f. "Garrote (|palo grueso y fuerte)" (RAE, DRAE 22.ª ed.-2001).
    docs. (1925-2014) 3 ejemplos:
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      GARROTA. f. Garrote, I.ª acep.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      garrota. [...] f. garrote (|palo grueso y fuerte).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      garrota. [...] f. garrote (‖ palo grueso y fuerte).
  5. Acepción lexicográfica
  6. s. f. Ho delinc. "Entre delincuentes juveniles, la mujer de un marero" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) Ejemplo:
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      garrota. [...] f. Ho. Entre delincuentes juveniles, la mujer de un marero. delinc.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE