11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Universidad de Salamanca
Familia Ver familia de palabras
laringe s. (1575-)
laringe, laringa, larinje, larinx, larynge, larynx
Etim. Del latín larinx, laringe, atestiguada en esta lengua al menos desde 1490, en el Sermo septimus de cirugia et de decoratione de N. Falcucci (Venetiis, Bernardinus [Stagninus] de Tridino, fol. 18r/a: "quare et propter hoc totius laringe inferior finis quo tangit tracheam arteriam magis amplus est superiori orificio quod desinit ad faringam"); y esta, a su vez, del griego lárynx, laryngos (véase DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'órgano del aparato respiratorio de los vertebrados superiores, tubular y cartilaginoso, que se sitúa en la cavidad glótica y en el que se produce la fonación', en 1575, en el Compendio de chirurgia, de F. Díaz. Se consigna por primera vez en 1734, en el Diccionario de autoridades. Ocasionalmente, se documenta acompañada del modificador superior en el contexto de la anatomía de las aves y ciertos reptiles, para distinguirla de la laringe inferior. Con la acepción de 'prominencia subcutánea formada por el cartílago tiroides y ubicada en la cara anterior del cuello', se atestigua desde 1589, en los Diálogos familiares de la agricultura cristiana, de J. de Pineda. Con el significado de 'parte interior del cuello que va desde el velo del paladar hasta el principio del esófago', en 1842, en el Tratado de las enfermedades de los ganados, perro, aves y abejas, de N. Casas Mendoza. Por último, con el significado 'órgano del aparato fonador de las aves que carece de cuerdas vocales y se sitúa en la base de la tráquea', se registra por primera vez en 1832, en una traducción Elementos de Anatomía general, por P. A. Béclard, de J. M. Aguayo Trillo. En esta acepción suele ir acompañada de los modificadores inferior o interior.   

  1. s. m. y f. Órgano del aparato respiratorio de los vertebrados superiores, tubular y cartilaginoso, que se sitúa en la cavidad glótica y en el que se produce la fonación.
    docs. (1575-2020) 533 ejemplos:
    • 1575 Díaz, F. Compendio chirurgia fol. 15v Esp (BD)
      El sexto par se distribuye en los musculos de la laringe, y al pecho, y a las rayzes de las costillas, y al vientre, y a los nieruos recurrentes, que son los que siruen a la loquella, que es la voz, y la mayor parte desta coniugacion va al estomago, y por razon desta coniugacion, quando alguno se hiere en la cabeça, le sobreuienen vomitos, como dize Hippo. loqual mas a la larga diremos, quando trataremos de heridas de cabeça.
    • 2020 De Gennaro, M. "Urticaria, enfermedad" La Prensa (Buenos Aires): laprensa.com.ar Ar (CORPES)
      Casi en la mitad de los pacientes, especialmente aquellos con formas crónicas, suele acompañarse en simultáneo de "angioedema", que es la hinchazón de lugares determinados tales como labios, párpados, lengua, genitales y extremidades. Ocasionalmente, puede afectar la laringe causando ronquera, estridor y disnea. Cuando el angioedema aparece sin ninguna manifestación de urticaria, debe investigarse otra situación diferente.
    • 1575 Díaz, F. Compendio chirurgia fol. 15v Esp (BD)
      El sexto par se distribuye en los musculos de la laringe, y al pecho, y a las rayzes de las costillas, y al vientre, y a los nieruos recurrentes, que son los que siruen a la loquella, que es la voz, y la mayor parte desta coniugacion va al estomago, y por razon desta coniugacion, quando alguno se hiere en la cabeça, le sobreuienen vomitos, como dize Hippo. loqual mas a la larga diremos, quando trataremos de heridas de cabeça.
    • 1580 Herrera, F. Comentarios Garcilaso [1972] España (CDH )
      Y la laringe se llama en latín guttur, o cabeza de la áspera arteria, propio órgano de la voz.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      No sirve toda la traquia en la formación de la voz, sino solamente la laringa, que es aquella dura parte de la áspera o traquia, que llamamos nuez en el puesto del tragadero y se levanta para arriba cuando algo tragamos, aunque la mesma traquia le envía preparado el aire, y después de formada la voz en la laringa, es perfecionada en el paladar de la boca, porque como la voz se forma en la laringa, ansí las palabras son articuladas en la boca con diversas diligencias del paladar y de la lengua y de los dientes delanteros, como advierten Aristóteles y Plinio, y de los labios.
    • a1593 Hidalgo Agüero, B. Thesoro verdadera cirugía [1654] p. 217 Esp (BD)
      El garguero llamado trachiarteria, ó aspera arteria, es el tercero vaso del pulmon. Tiene su nacimiento en la rayz de la lengua ó nuez llamada laringe, y va por entre la arteria y la vena arteriosa, y tiene el medio desde la arteria y vena. La arteria para que mas ligeramente hiziesse la respiracion al coraçon. Y la vena para su nutricion necesaria.
    • 1596 Calvo, J. Cirurgia Cauliaco p. 112 Esp (BD)
      Ya arriba declaramos, que la cabeça de la trachiarteria se dize laringe, y que esta compuesta de tres cartilagines, que tienen mouimiento voluntario.
    • 1624 Huerta, J. Trad HNat Plinio, I p. 711 Esp (BD)
      Lo mismo afirman otros de la laringe o tragadero. Su enxundia es media, entre la el puerco y la del ansar, ablanda, mitiga dolor, quita las señales, da lustre al rostro, sana las crietas de los labios, y las pustulas de los ojos, y los males del oydo [...]
    • 1627 Fragoso, J. Cirvgia vniversal p. 31 Esp (BD)
      Estas fauces, como dize Galeno, se estragan con material catarral del celebro, como tambien de la larynge, ó cabeça del gaznate.
    • 1676 Glz Godoy, P. Trad Crisol cirugia, Aqua p. 270 Esp (BD)
      Acomodado pues lo primero el enfermo en la postura que se ha dicho, se ha de hazer con vna pluma, y tinta, vna linea recta por la mitad delantera del cuello, casi hasta la cavidad del hoyuelo; y despues se ha de tocar con los dedos la cabeça de la trachiarteria, y mirar ajustadissimamente donde fenece el larynx [...]
    • 1695 Rivilla Bonet Puello, J. Desvios naturaleza Tratado Monstros fol. 109r Pe (BD)
      [...] la qual es vn cuerpo redondo, y cartilaginoso con alguna gordura, y humedad semejante a la lenguezilla de las flautas, y sirve para guardar el principio de la trachia, ó aspera arteria, al qual llamamos laringe, ó caña del pulmón, por donde respiramos [...]
    • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 371 Esp (BD)
      En la parte superior de la larynge están cercanas á la rima dos glandulas de bastante magnitud, llamadas amigdalinas; estas no pertenecen á las de la larynge, si bien se numeran entre las glándulas de la boca.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      LARINGE. s. f. Voz Anatomica. La cabeza de la Trachiarteria por donde passa la voz.
    • 1737 Anónimo "Artículo II: Flumen vitale quatuor" [31-03-1737] Diario de los Literatos de España (Madrid) Esp (HD)
      Explica las ternillas, ó cartilagos de que se compone el larynge, y refiere sus nombres, como tambien los musculos que le forman.
    • 1773 Gimbernat, A. Oración inaugural p. XXIX Esp (BD)
      No se sufoca por instantes un enfermo, quando una fuerte inflamación en el larinx impide el paso al ayre para la precisa respiracion!
    • 1783 Vidal, D. Tratado patológico, heridas y úlceras p. 38 Esp (BD)
      Quando la trachea y el larinx están heridos, se tomarán las mismas medidas, por lo perteneciente á la reunion; pero si sucediese que la herida de los tegumentos no estuviese paralela á la de la trachea, el aire hallando obstáculo a su salida se introducirá en el texido celular del cutis, y producirá el enfisema que llegará a ser universal, si no se procura dar á los tegumentos el paralelismo conveniente.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )
      Diles que tenemos dos cañones en la garganta llamados esófago y laringe.
    • 1861 Gmz de Avellaneda, G. Artista barquero [1990] Cuba (CDH )
      [...] pero sin resolverse a abrir la reja, a cuyo pie tosía su amante hasta desgarrarse la laringe.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La voz es el sonido producido en la laringe, especie de caja compuesta de cartílagos (el cricoides, el tiroides, los aritenoides y la epiglotis), suspendida en la parte anterior y superior del cuello.
    • 1892 Muro, A. Dicc cocina II p. 205 Esp (BD)
      Laringe. Son las partes que constituyen en conjunto el principio de las vías aéreas, y cuyo nombre que se les da de laringe procede de la palabra griega larynx. Se halla situada en la parte anterior del cuello y adherida al hueso hyoides; es continuación de la cámara posterior de la boca por su parte superior y principio de la tráquea por la inferior; la laringe la separa de la columna vertebral. Componen la laringe cinco cartílagos principales, á saber: el tiroides, el cricoides, los dos aritenoides y el de la epiglotis.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      El órgano más esencial de la tonación es la laringe que está compuesto de cuatro ternillas o cartílagos, que se mueven unos sobre otros por la acción de ciertos músculos.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      La columna de aire espirado pasa desde la tráquea a la laringe (fr. e ingl. larynx, al. Kehlkopf).
    • 1942-a1958 Jiménez, J. R. Españoles [1987] España (CDH )
      La voz le sube rodando cuesta, digo laringe arriba, se le para bajo la lengua, y la lengua ata la palabra en revoltillo de valor y la lanza al aire.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Producido el sonido en la laringe, todas las cavidades del aparato resonador entran en juego: el aire contenido en ellas modifica su vibración, en cuanto a la forma de ella, de acuerdo con el volumen y proporciones de esas cavidades.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      El interés de esta dependencia estructural radica en que la recesión del rostro derivada del aumento craneal constituiría el factor desencadenante del descenso de la laringe, clave para la formación de nuestro específico sistema articulatorio.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      Y tal vez, aun así, no lo supe con toda su carga de plenitud y regocijo hasta aquella madrugada en que sonó el teléfono y contesté con mi voz cavernosa, salida desde la laringe y esquivando intermediarios, y esa voz de acento español me respondió:
    • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
      El sistema tonal está representado por la laringe. Además de la función fonatoria, conduce o es la vía de paso del aire en el proceso de la ventilación pulmonar y actúa como válvula de protección de estas vías para impedir la entrada de cuerpos extraños en el árbol respiratorio, especialmente en el momento de la deglución.
    • 2020 De Gennaro, M. "Urticaria, enfermedad" La Prensa (Buenos Aires): laprensa.com.ar Ar (CORPES)
      Casi en la mitad de los pacientes, especialmente aquellos con formas crónicas, suele acompañarse en simultáneo de "angioedema", que es la hinchazón de lugares determinados tales como labios, párpados, lengua, genitales y extremidades. Ocasionalmente, puede afectar la laringe causando ronquera, estridor y disnea. Cuando el angioedema aparece sin ninguna manifestación de urticaria, debe investigarse otra situación diferente.
    • 1575 Díaz, F. Compendio chirurgia fol. 15v Esp (BD)
      El sexto par se distribuye en los musculos de la laringe, y al pecho, y a las rayzes de las costillas, y al vientre, y a los nieruos recurrentes, que son los que siruen a la loquella, que es la voz, y la mayor parte desta coniugacion va al estomago, y por razon desta coniugacion, quando alguno se hiere en la cabeça, le sobreuienen vomitos, como dize Hippo. loqual mas a la larga diremos, quando trataremos de heridas de cabeça.
    • 1580 Herrera, F. Comentarios Garcilaso [1972] 384 España (CDH )
      Y dice Galeno en el 2 De locis affectis, que la lígula, que está dentro de la laringe, es principal instrumento de la voz, porque llevada y traída de los músculos, conforma la voz.
    • 1580 Herrera, F. Comentarios Garcilaso [1972] España (CDH )
      Y la laringe se llama en latín guttur, o cabeza de la áspera arteria, propio órgano de la voz.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      No sirve toda la traquia en la formación de la voz, sino solamente la laringa, que es aquella dura parte de la áspera o traquia, que llamamos nuez en el puesto del tragadero y se levanta para arriba cuando algo tragamos, aunque la mesma traquia le envía preparado el aire, y después de formada la voz en la laringa, es perfecionada en el paladar de la boca, porque como la voz se forma en la laringa, ansí las palabras son articuladas en la boca con diversas diligencias del paladar y de la lengua y de los dientes delanteros, como advierten Aristóteles y Plinio, y de los labios.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      No toda expulsión del aire causa voz, porque no se le atraviesa la laringa donde hiera [...].
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] , y por esto, cortada la traquia por debajo de la laringa, resuelga el animal furiosamente, mas no forma voz alguna.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] y averiguamos que en la cabeza de la áspera se forma la voz mediante la laringa o faringa, y como esta áspera no pueda estar sin cuello, todo animal que carece de cuello, carece también de áspera y no tiene voz; y ansí concluimos que el cuello se dió al animal por el uso de la áspera arteria, cuya principal parte es la faringa, como la que es el instrumento de la voz y de la respiración.
    • a1593 Hidalgo Agüero, B. Thesoro verdadera cirugía [1654] p. 217 Esp (BD)
      El garguero llamado trachiarteria, ó aspera arteria, es el tercero vaso del pulmon. Tiene su nacimiento en la rayz de la lengua ó nuez llamada laringe, y va por entre la arteria y la vena arteriosa, y tiene el medio desde la arteria y vena. La arteria para que mas ligeramente hiziesse la respiracion al coraçon. Y la vena para su nutricion necesaria.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 20v España (CDH )
      [...] camina / adelante, y baxa, o por la gula, que es el tragadero, / o por el aspera arteria, que es la nuez / hueca, por donde el ayre, y sale, y se / respira, cuya parte suprema, que traua de la / boca, que llaman larinx, o campanilla, es el / instrumento de la boz [...].
    • 1596 Calvo, J. Cirurgia Cauliaco p. 112 Esp (BD)
      Ya arriba declaramos, que la cabeça de la trachiarteria se dize laringe, y que esta compuesta de tres cartilagines, que tienen mouimiento voluntario.
    • 1624 Huerta, J. Trad HNat Plinio, I p. 711 Esp (BD)
      Lo mismo afirman otros de la laringe o tragadero. Su enxundia es media, entre la el puerco y la del ansar, ablanda, mitiga dolor, quita las señales, da lustre al rostro, sana las crietas de los labios, y las pustulas de los ojos, y los males del oydo [...]
    • 1627 Fragoso, J. Cirvgia vniversal p. 31 Esp (BD)
      Estas fauces, como dize Galeno, se estragan con material catarral del celebro, como tambien de la larynge, ó cabeça del gaznate.
    • 1658 Infante Aurioles, F. Trad Magna canonica cirugia Cauliaco p. 97 Esp (BD)
      Ya arriba declaramos, que la cabeça de la trachiarteria se dize laringe, y que está compuesta de tres cartilagines, que tienen mouimiento voluntario.
    • 1676 Glz Godoy, P. Trad Crisol cirugia, Aqua p. 270 Esp (BD)
      Acomodado pues lo primero el enfermo en la postura que se ha dicho, se ha de hazer con vna pluma, y tinta, vna linea recta por la mitad delantera del cuello, casi hasta la cavidad del hoyuelo; y despues se ha de tocar con los dedos la cabeça de la trachiarteria, y mirar ajustadissimamente donde fenece el larynx [...]
    • 1695 Rivilla Bonet Puello, J. Desvios naturaleza Tratado Monstros fol. 109r Pe (BD)
      [...] la qual es vn cuerpo redondo, y cartilaginoso con alguna gordura, y humedad semejante a la lenguezilla de las flautas, y sirve para guardar el principio de la trachia, ó aspera arteria, al qual llamamos laringe, ó caña del pulmón, por donde respiramos [...]
    • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 371 Esp (BD)
      En la parte superior de la larynge están cercanas á la rima dos glandulas de bastante magnitud, llamadas amigdalinas; estas no pertenecen á las de la larynge, si bien se numeran entre las glándulas de la boca.
    • 1733 Almunia, A. Porras ilustrado p. 37 Esp (BD)
      Qué es Pharynge? Es vn conducto cómo embudo colocado en el fondo de la boca, detrás de la larynge, que recibe el alimento, y lo encamina al essophago.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      LARINGE. s. f. Voz Anatomica. La cabeza de la Trachiarteria por donde passa la voz.
    • 1737 Anónimo "Artículo II: Flumen vitale quatuor" [31-03-1737] Diario de los Literatos de España (Madrid) Esp (HD)
      Explica las ternillas, ó cartilagos de que se compone el larynge, y refiere sus nombres, como tambien los musculos que le forman.
    • a1759 Casal, G. HNatural Asturias [1762] p. 113 Esp (BD)
      De quantos achaques familiares se padecen en Asturias, no me parece, que hay otro tan universal, y frequente, como las destilaciones manifiestas a los ojos, narizes, boca, fauces, laringe, y pulmones: y por tanto, son innumerables los catharros, romadizos, ronqueras, ptises, y males de ojos, que aquí se experimentan.
    • a1759 Casal, G. HNatural Asturias [1762] p. 156 Esp (BD)
      [...] y como no podian articular palabra, se quexaban, y querían darse á entender, con aquellas voces, que formaban con el ayre en la trachea , y larinje sin accion de la lengua; pues estaa havia quedado mas immobil, y siderada, que el lado mismo paralitico.
    • 1773 Gimbernat, A. Oración inaugural p. XXIX Esp (BD)
      No se sufoca por instantes un enfermo, quando una fuerte inflamación en el larinx impide el paso al ayre para la precisa respiracion!
    • 1783 Vidal, D. Tratado patológico, heridas y úlceras p. 38 Esp (BD)
      Quando la trachea y el larinx están heridos, se tomarán las mismas medidas, por lo perteneciente á la reunion; pero si sucediese que la herida de los tegumentos no estuviese paralela á la de la trachea, el aire hallando obstáculo a su salida se introducirá en el texido celular del cutis, y producirá el enfisema que llegará a ser universal, si no se procura dar á los tegumentos el paralelismo conveniente.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      LARINJE, la cabeza, ó boca de la traque, ó su principio, que sirve para respirar: está compuesta de varias ternillas, de las cuales la principal es la nuez.
    • 1790 Anónimo "Mechanismo palabra" (Reseña) [01-11-1790] Espíritu de los mejores diarios literarios que se publican en Europa (Madrid) Esp (HD)
      Después de haberlos clasificado, describe el autor de un modo circustánciado la estructura, las funciones, y la utilidad de los pulmones, de la trachy-arteria, del larynge, de la glotis, de la nariz, de la lengua, de los dientes y de los labios.
    • 1804 Mitjavila Fisonell, V. "Experimentos amputacion" (Reseña) [01-03-1804] p. 167 Correspondencia Literario-Médica (Barcelona) Esp (HD)
      El murmullo que se tiene como señal caracteristica de estar la sonda en la laringe, es igualmente ilusorio, porque dicho instrumento, introducido con toda seguridad en el esófago, estando cerrada la glotis con el dedo, aplicado, mediante la herida, al orificio del larinx, el murmullo fué bastante fuerte, para que le oyesen todos los asistentes.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] España (CDH )
      Es un buen mucilaginoso pectoral, dulcifica las acrimonias que ocasionan la tos, embota la destilacion acre que causa carraspera en la laringe, facilita el esputo en las afecciones de pecho, y templa el ardor de la orina.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 251 España (CDH )
      Si se continúa el uso de las fricciones, despues de presentados estos síntomas, se expone notablemente la vida del enfermo; pues en este caso, como dice Plenck y Federico Fritzé, se aumentan los síntomas de la boca; los dientes se alargan, y alguna vez se caen; las encias se hinchan y echan sangre con facilidad; toda la boca y laringe se pone enxuta, el enfermo se quexa que tiene mucha sed, y despide un hálito hediondo de la garganta, y entonces es precisamente quando la saliva empieza á correr con mas abundancia, y es mas espesa y acre.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )
      Diles que tenemos dos cañones en la garganta llamados esófago y laringe.
    • 1835 Lavagna, A. "Ventriloquio" [01-04-1835] p. 112 Correo de las Damas (Madrid) Esp (HD)
      El mecanismo de las operaciones de la ventriloquia consiste realmente en saber sofocar la voz apenas sale, de la larinje por medio de una operación larga y sostenida.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] España (CDH )
      [...] una nube, un celaje como aquellos que rodeaban a Minerva en las visiones de Telémaco, * te acercará con sus alas, empapándote en un polvo tan sutil y entremetido que te lo tentarás en lo más recóndito de la mollera, en el parénquima del pulmón, entre la laringe y la faringe, en el cristalino del ojo, en la concha de la oreja, en los trebejos y trompetilla del oído, y en la nariz te morderá tan vivamente la membrana pituitosa, que te contarás por estante en la Real Fábrica * de Sevilla y que andas entre el vapor del tabaco cucarachero, más acre, ventoso y avinagrado que tenemos en los estancos.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Laringe, s. f. Anat. Órgano impar y simétrico, formado de diversas piezas mobibles, que constitúyen una cavidad oblonga, en comunicacion por su parte superior con las fauces, y por la inferior con la tráquea.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      LARINJE: s. f. Anat.: órgano impar, simétrico, regular, conóideo, compuesto de diversas piezas movibles unas sobre otras, interiormente tapizado por una membrana mucosa que es continuacion de la de la farinje [...]
    • 1861 Gmz de Avellaneda, G. Artista barquero [1990] Cuba (CDH )
      [...] pero sin resolverse a abrir la reja, a cuyo pie tosía su amante hasta desgarrarse la laringe.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Guatemala (CDH )
      [...] pues le apretaron de tal modo la abertura superior de la laringe, que hicieron imposible el paso del aire procedente de los pulmones; circunstancia indispensable para que aquel animal vertebrado pudiese producir ese sonido que se llama voz.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] España (CDH )
      / Pasa la voz á la boca / Desde la hueca laringe / En problemático son / Misto de tenor y tiple.
    • c1872 Pz Galdós, B. Rosalía [1984] España (CDH )
      Tenía una vocecita agridulce y floja que parecía no venir de la laringe sino de los dientes y una mirada muy semejante a la de los santos de madera pintada, que figura ver todo y no ve nada.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] España (CDH )
      [...] pero a eso de la media noche, y cuando recogido también el amo, reinaban en la casa el sosiego y la tranquilidad me desvelaron unos agudos gritos, que al punto reconocí como procedentes de la exprimida laringe de Restituta.
    • 1873 Álvarez, S. Credo [1987] España (CDH )
      Pero las religiones hicieron de ese Dios una persona que lloraba y se compadecia, que amaba y se hacia adorar como los emperadores persas, que hablaba sin laringe y que gobernaba como los reyes de la tierra.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      En las mucosas bucal, faríngea y laríngea reviste análoga marcha, por más que en ellas no llegue el grano á pasar por los períodos vesiculoso y pustuloso: cuando se fijan con preferencia en la laringe pueden lesionar las cuerdas vocales, ulcerándolas primero y dejando luégo una cicatriz que desfigure la emision de la palabra; en los bronquios dan lugar á catarros crónicos que permanecen más ó ménos tiempo resistiendo á los recursos del arte, y por último, cuando la erupcion exantemática se localiza en los intestinos y estómago, acusan los enfermos vómitos y diarreas abundantes, que son de inmensa gravedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Sin suceder esto, existe otra complicacion que se presenta muchas veces, cual es el catarro sofocante, más comun en los viejos que en los niños, cuya causa es la misma que produce la laringítis estridulosa, un espasmo que comprime la laringe, privando al enfermo de la respiracion y que más tarde se propaga á las membranas musculares de los tubos aéreos: este fenómeno tiene parte de nervioso y parte de trófico, y por lo tanto la medicacion obedecerá á este doble carácter.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Acompañan á estos síntomas iniciales, formando parte de ellos y como una de sus más características manifestaciones, el eritema faríngeo y laríngeo, que producen tos, dolor picante á lo largo de la laringe y bifurcacion traqueal, haciéndose á veces aquella tan pertinaz y molesta, que hasta llega á producir dolores en las paredes abdominales.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 413 España (CDH )
      [...] pero en la que nos ocupa tiene caractéres distintos, ofreciendo la forma pseudo-membranosa cuyas exudaciones trasudan sangre, por lo que toman un color rojizo, y que extendiéndose á la faringe y laringe, mata al paciente por sofocacion, á no ser que las arroje por espuicion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 332 España (CDH )
      En la faringe, laringe y bronquios se han encontrado granos variolosos cuya presencia durante la enfermedad ha sido acusada por síntomas de que nos ocuparémos al hablar de la fisiología patológica y por último la erupcion, brotando tambien en las serosas, dá lugar, como refieren autores respetables, á la ovarítis, en la mujer y á la orquítis en el hombre.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Los músculos de la faringe y velo del paladar se paralizan de suerte que las bebidas salen frecuentemente por las fosas nasales ó se pasan á la laringe; pero si la parálisis no es muy avanzada y le es dado al paciente tragar algo, lo hace produciendo el líquido al llegar al estómago un ruido de glu-glu que es síntoma de mal agüero: el estómago y los intestinos están tambien cubiertos de mucosidades espesas, viniendo el meteorismo; las deposiciones son involuntarias.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Las lesiones accidentales como las que se encuentran en el hígado, en el estómago, en los intestinos, en el mesenterio, en la laringe, se ven en esta ó la otra localidad, aparecen en una constitucion médica para desaparecer con ella.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Cuando el tífus se localiza en el aparato respiratorio como en el bronco-tífus de los alemanes, aparece en un principio la disnea que cada vez es más intensa y que no es más que el resultado de extensas ulceraciones que pueden ocupar toda la mucosa respiratoria, como caso que tuvimos ocasion de observar en la sala de presos del Hospital general, en el que sospechamos en un principio la existencia de necrósis en los cartílagos de la laringe.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] España (CDH )
      Bajo la acción del tártaro entibiado, Monina logró expulsar algo de las falsas membranas que se la habían formado en las amígdalas, en la epiglotis y en la laringe.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] España (CDH )
      María llevó todo su aliento a su laringe para decir con voz ronca: [...].
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] España (CDH )
      La laringe de María no pudo seguir sin tomar descanso.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] España (CDH )
      [...] es una facultad, en fin, en que la inteligencia suele tomar menos parte que la laringe, en cuya tarea, meramente mecánica, las cotorras y otras aves parleras pueden aventajar al hombre.
    • 1881 Pardo Bazán, E. Viaje novios [2002] España (CDH )
      — Mi padre —exclamó en voz alta, y con más de doscientos sollozos atravesados en la laringe— es honrado, y me enseñó a que también lo fuese.
    • 1881 Vicuña, G. Manual física popular [1881] España (CDH )
      El aire que sale de los pulmones, despues de haber servido para la respiracion, llega á la laringe, situada en la garganta: allí encuentra dos repliegues de carne, uno á derecha y otro á izquierda, los cuales dejan entre sí una especie de hendidura; dichos repliegues se llaman las cuerdas vocales, no por su forma, sino por su servicio, que es vibrar con el aire expelido.
    • 1881 Vicuña, G. Manual física popular [1881] España (CDH )
      Al hablar yo, por ejemplo, agito, por medio de los órganos especiales de la laringe y boca, el aire inmediato á esta última: éste vibra, y comunica su vibracion á otra capa inmediata; ésta su vez propaga el movimiento á otra próxima, y así sucesivamente hasta llegar al oido del observador.
    • 1881 Vicuña, G. Manual física popular [1881] España (CDH )
      El órgano destinado en el hombre á producir los sonidos es la laringe: muchos animales la tienen tambien, y algunos inferiores, como los insectos, producen los sonidos por otros medios.
    • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] España (CDH )
      Si no es así, se sospechará la existencia en una de ellas de algún pólipo, ó cuerpo extraño introducido de mala fé, para que empapándose del moco cuando es abundante, impida su salida en el acto del reconocimiento, cuerpo extraño que arrojan pronto los animales, si se tiene cuidado, en caso de duda, de comprimir suavemente la laringe hasta provocar la tos.
    • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] 30 España (CDH )
      Punto de reunion del borde inferior del cuello con la cabeza, á que corresponden la faringe y laringe.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La laringe, órgano ya descrito, continúa la tráquea por la parte superior.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La intensidad de la voz depende de la energía con que el aire es expelido del pecho y de la extensión de las cavidades de la laringe; su agudeza ó gravedad, de la mayor ó menor tirantez de las cuerdas vocales; su timbre, de la naturaleza de la laringe y del aparato vocal y de las condiciones en que el sonido se produce.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La intensidad de la voz depende de la energía con que el aire es expelido del pecho y de la extensión de las cavidades de la laringe; su agudeza ó gravedad, de la mayor ó menor tirantez de las cuerdas vocales; su timbre, de la naturaleza de la laringe y del aparato vocal y de las condiciones en que el sonido se produce.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] 46 España (CDH )
      La voz es el sonido que se produce en la laringe al momento en que, estando tirantes los repliegues de su membrana mucosa, una corriente de aire la atraviesa.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] 41 España (CDH )
      Ha recibido el nombre de glotis el espacio comprendido entre dichos repliegues, y el de epiglotis, la válvula fibro-cartilaginosa que en determinados casos cierra la abertura superior de la laringe.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] 42 España (CDH )
      El aparato de la respiración se compone de la laringe, de la tráquea arteria, de los bronquios y de los pulmones.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] 41 España (CDH )
      EL LABORATORIO DESTINADO Á RECIBIR LOS ALIMENTOS ES UN LARGO CONDUCTO QUE VARÍA DE DIÁMETRO DE TRECHO EN TRECHO, CONFORME PUEDE VERSE EXAMINANDO LA BOCA, LA LARINGE, EL EXÓFAGO, EL ESTÓMAGO Y LOS INTESTINOS.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La voz es el sonido producido en la laringe, especie de caja compuesta de cartílagos (el cricoides, el tiroides, los aritenoides y la epiglotis), suspendida en la parte anterior y superior del cuello.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] 41 España (CDH )
      La membrana mucosa que viste la cavidad de la laringe, forma cuatro repliegues, dos superiores y dos inferiores (cuerdas vocales), dirigidos de adelante atrás.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      El mayor de los cartílagos de la laringe es el tiroides, vulgarmente nuez ó bocado de Adám, muy pronunciado en algunos individuos.
    • 1882 Pardo Bazán, E. Francisco Asís [1903] España (CDH )
      (15) La cigarra canta por medio de un complicado aparato, semejante a un tambor, que ocupa su cavidad torácico — abdominal, y por la analogía de tal instrumento con la laringe humana no se considera impropio aplicar al reclamo de la cigarra el nombre de canto. (V. Le Chant de la Cigale, Revue Scientifique. Diciembre 7 de 1877.)
    • 1883 Horcajo Monte Oria, E. Cristiano instruido su ley [1883] España (CDH )
      El objeto propio de la lengua juntamente con todo el aparato vocal es combinar racionalmente los sonidos formados en la laringe por el aire que sube del pulmón, para formar la palabra y con la palabra el lenguaje.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] España (CDH )
      [...] las niñas grandecitas se volvieron, haciendo que no oían, y Amparo, que tenía sus pupilas oscuras clavadas en el rostro del mancebo, las bajó de pronto, quiso disparar una callejera fresca, sintió que la voz se le atascaba en la laringe, se encendió en rubor desde la frente hasta la barba y echó a correr como alma que lleva el diablo.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] España (CDH )
      Su lengua era suelta, incansable su laringe, robusto su acento.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] España (CDH )
      Había hecho tal gasto de energía y de fuerza muscular removiendo los pedruscos de la calzada, y tal derroche de laringe excitando a las remisas y miedosas, que por algún tiempo no quedó de provecho para cosa alguna.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] España (CDH )
      en pos vinieron ayes articulados, violentos, anhelosos, cual si la laringe quisiese beberse todo el aire del ambiente para enviarlo a las conturbadas entrañas; y transcurrido algún tiempo, la voz se alteró, se hizo ronca, oscura, como si naciese más abajo del pulmón, en las profundidades, en lo íntimo del organismo.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] 264 España (CDH )
      Quiso abrir la boca Amparo y articular algo, pero su dolorida laringe no alcanzó a emitir un sonido.
    • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] España (CDH )
      Era delgado y enjuto, como la fruta del algarrobo, la cara tan reseca y los carrillos tan vacíos, que cuando chupaba un cigarro parecía que los flácidos labios se le metían hasta la laringe; los ojos de ardilla, vivísimos y saltones, la estatura muy alta, con mucha energía física, ágil y dispuesto para todo; de trato llano y festivo, y costumbres tan puras como pueden serlo las de un ángel.
    • 1884 Anónimo Varia Dictamen, 1884 España (CDH )
      Discutir el valor clínico de la traqueotomía en el crup, negando, de los casos no auténticos la autenticidad y de los auténticos la validez del diagnóstico, es, a todas luces, perder el tiempo sin ganar gran cosa la moral médica.– Crup ó no crup, á quien se asfixia por obstrucción positiva de la laringe, es de instinto racional abrirle un respiradero sublaríngeo, antes que cruzarse de brazos por todo tratamiento; y sólo después de cumplido tan natural é imperativa indicación, podrá el médico firmar con sosegada conciencia la cédula mortuoria.
    • 1885 Pardo Bazán, E. Cisne Vilamorta [1885] España (CDH )
      En la voz del hombre político temblaban lágrimas reprimidas; en su laringe se revolvían, ahogándose, imprecaciones y blasfemias.
    • 1885 Pardo Bazán, E. Cisne Vilamorta [1885] España (CDH )
      La respuesta no se oyó, porque, caso de haberse formado en la laringe, no pudieron los sellados labios articularla.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] España (CDH )
      Disputaba por higiene: aquella gimnasia de la laringe y del cerebro le desinfartaba el hígado. *
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] 362 España (CDH )
      Porque el ardor de la lucha había determinado como una relajación de la laringe, en términos que la voz se le había vuelto enteramente de falsete.
    • 1889 Podestá, M. T. Irresponsable [2003] Argentina (CDH )
      [...] conmoverse, irritarse, llorar con lágrimas de repuesto, con indignación, que sale de la laringe cuando vociferan y juran que tienen el corazón dividido en terrones... ¡Bah! —agregaba con ironía, ¡qué sacrificio mezquino y bajo se imponen esos desgraciados! Más les valiera mostrarse tales cuales son, sin hacer el esfuerzo de esos afeites que alguna vez acaban por olvidar para dejarse sorprender en pleno público, accionando con entusiasmo, sin oír las burlas de los bastidores.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 85 España (CDH )
      Este se compone de las partes siguientes: boca, ya descrita (aparato digestivo); fosas nasales, que son dos cavidades situadas en la parte anterior, media y superior de la cara, separadas entre sí por un tabique y revestidas por una membrana mucosa (pituitaria), tienen dos aberturas exteriores visibles en la cara ( narines, según los franceses), y dos interiores que ya describimos en la faringe: faringe; laringe situada por detrás de la base de la lengua, delante del esófago y encima de la tráquea [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 85 España (CDH )
      [...] y el epiglótico, que sirve para cerrar la laringe; estos cartílagos están unidos por ligamentos y movidos por numerosos músculos [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 85 España (CDH )
      [...] tráquea, conducto cilindrohideo de unos 12 centímetros de longitud por 2'5 de diámetro, que va de la laringe á la entrada del torax, y cuya armadura está formada por anillos cartilaginosos imbricados y unidos por tejido elástico [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 85 España (CDH )
      [...] y unidos por tejido elástico (como las fosas y la laringe, la tráquea está interiormente tapizada por una mucosa); y los bronquios, ramificaciones de la tráquea, que van una á cada pulmón, donde se ramifican extraordinariamente.
    • 1892 Muro, A. Dicc cocina II p. 205 Esp (BD)
      Laringe. Son las partes que constituyen en conjunto el principio de las vías aéreas, y cuyo nombre que se les da de laringe procede de la palabra griega larynx. Se halla situada en la parte anterior del cuello y adherida al hueso hyoides; es continuación de la cámara posterior de la boca por su parte superior y principio de la tráquea por la inferior; la laringe la separa de la columna vertebral. Componen la laringe cinco cartílagos principales, á saber: el tiroides, el cricoides, los dos aritenoides y el de la epiglotis.
    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      Es una inflamación de la garganta que se extiende á la faringe, la laringe, la tráquea y á veces á los bronquios, sin que existan aftas.
    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      Se caracteriza por la presencia de membranas localizadas generalmente en la faringe, la laringe y aun la tráquea, habiéndose observado también en los intestinos.
    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      En tanto que las placas se localizan en puntos de fácil extracción, no hay gran peligro; pero si aquéllas se extienden á la laringe y tráquea, es ya imposible retirarlas, y el animal sucumbe.
    • 1895 Pz Galdós, B. Torquemada SPedro [2002] 187 España (CDH )
      Algunas expresiones, mugidos, o simples fenómenos acústicos del aliento resbalando entre los labios, o del aire en la laringe, los tradujo Gamborena con vario criterio.
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] 300 España (CDH )
      El medicamento que facilita la expulsión de las materias acumuladas en los bronquios, tráquea y laringe.
    • 1897 Guzmán, A. Lexicolojia castellana p. 240 Ch (BD)
      Por lo que respecta a la zoolojía, recordaremos sólo algunas voces, sin detenernos, por ejemplo, en éstos o parecidos términos, que cualquier estudiante conoce al dedillo: omóplato, clavícula, tórax, esternón, húmero, fémur, cúbito, radio, tibia, peroné, rótula, carpo, metacarpo, tarso, falanje, vómer; hueso frontal, temporal, parietal, occipital, sacro; mamífero, cuadrumano, cuadrúpedo, paquidermo, rumiante; diente incisivo, canino, molar; tímpano, larinje, farinje, esófago, mesenterio, diafragma, ventrículo; vértebras cervicales, dorsales i lumbares; coxis; etc., etc.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] termina anastomosándose en arco con el del lado opuesto y antes da muchos ramitos para la mucosa laríngea y los músculos de la laringe de la porción infra-glótica.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Resulta la laringe de mujer más pequeña y redondeada, y la del hombre más angulosa; sin duda deben influir estas circunstancias de conformación en la voz, porque la laringe de tenor se aproxima á la de mujer y la de bajo es la más apartada.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Cartílago tiroides (escudo de la laringe).– Es la pieza mayor; se halla en las partes anterior y laterales y algo superior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es anular, forma la pieza más inferior de la laringe, simétrica, central, con dos superficies, interior y exterior; sus partes anterior y laterales forman el arco del anillo, y la posterior la lámina.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es la pieza más elevada, fibro-ternillosa, elástica, muy móvil, colocada á manera de válvula encima de la abertura superior de la laringe, de forma semejante á una hoja de verdolaga ó á una pequeña lengua.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Articulaciones de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El ligamento crico-aritenoideo ocupa la pared posterior de la laringe, poniéndose en contacto posteriormente con la mucosa faríngea; tiene la forma de Y; la rama inferior central se ata al borde superior de la lámina cricoidea, y las dos ramas laterales ascienden divergentes y se insertan á los vértices de los aritenoides, ó mejor á los cartílagos de Santorini.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Músculos de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los músculos tiro-aritenoideos son los de mayor interés de la laringe; consta cada uno de dos porciones, una externa y otra interna.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La porción externa se extiende desde la mitad inferior del ángulo entrante del tiroides hasta la apófisis muscular y borde externo de los aritenoides; sus fibras inferiores son casi horizontales y contiguas al crico-aritenoideo lateral; las superiores, oblicuas, corresponden á las cuerdas vocales; muchas se pierden en la lámina elástica de la laringe, y las más elevadas alcanzan á los repliegues aríteno-epiglóticos, prolongándose hasta la epiglotis y constituyendo los manojos tiro-epiglóticos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 957 España (CDH )
      Mucosa de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Laringe.

      Es una caja elástica, de construcción complicada, que puede mover sus piezas componentes; parece el vestíbulo del árbol respiratorio, colocado debajo del hioides, delante de la faringe y encima de la tráquea.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Conformación de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La posterior es plana ó ligeramente convexa; tiene la parte superior formada por la abertura superior de la laringe, y lo restante construído por la lámina del cricoides, y los aritenoides cubiertos por los músculos crico-aritenoideos posteriores y el aritenoideo; está cubierta por la mucosa faríngea, que, amoldándose, da lugar á una parte central convexa y dos canales laterales que descienden verticalmente, anchos por arriba, que van estrechándose hacia abajo, limitadas hacia adentro por los músculos tiro-aritenoideos laterales, y hacia afuera por la cara interna del cartílago tiroides.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Está colocada delante de la tráquea y de la unión de ésta con la laringe, relacionándose por delante con músculos infrahioideos; por detrás con los dos anillos primeros de la tráquea y con el cartílago cricoides de la laringe;
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 959 España (CDH )
      Tiene por límite superior la abertura superior de la laringe y la epiglotis [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] por límite inferior la abertura inferior de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La cámara supra-glótica tiene por límite superior la epiglotis y abertura superior de la laringe, y por límite inferior las cuerdas vocales verdaderas y la glotis.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El vestíbulo de la laringe comunica superiormente con la faringe por la abertura superior faríngea; está cubierta por la epiglotis, cuya extremidad anterior se inserta próxima á la extremidad anterior de las cuerdas vocales superiores; hacia atrás llega hasta la escotadura inter-aritenoidea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] tiene por término medio dos centímetros de adelante á atrás y transversalmente es el punto más estrecho de la laringe; por otra parte, cambia de forma y dimensiones según los movimientos respiratorios y la fonación; en el cadáver es triangular con vértice anterior, y en el vivo puede presentarse líneal, elíptica, romboidal y de otras formas muy variadas.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La cámara infra-glótica es el espacio existente entre la glotis y la abertura inferior de la laringe; cilindroideo y liso, se continúa sin límite natural con la cavidad de la tráquea en su mitad inferior, pero en la superior parece embudada, correspondiendo el vértice al orificio glótico.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Base de la laringe.– Es superior y se compone de la epiglotis que está delante de los repliegues faringo y aríteno-epiglóticos y de la abertura superior de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es superior y se compone de la epiglotis que está delante de los repliegues faringo y aríteno-epiglóticos y de la abertura superior de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] pone en comunicación la faringe con la laringe; está en un plano oblicuo dirigido de arriba á abajo y de adelante á atrás; tiene por límites: anteriormente la epiglotis, lateralmente los repliegues aríteno-epiglóticos y posteriormente una escotadura más ó menos prolongada hacia abajo, comprendida entre los dos aritenoides, denominada rímula.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Vértice de la laringe.– Está constituído por la unión del cricoides con la tráquea, á nivel de la sexta vértebra cervical; forma la abertura inferior de la laringe, es circular y en realidad no hace un límite natural apreciable, pues la mucosa que le viste pasa uniformemente á la tráquea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] forma la abertura inferior de la laringe, es circular y en realidad no hace un límite natural apreciable, pues la mucosa que le viste pasa uniformemente á la tráquea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Resumiendo, resulta que la laringe ofrece las aberturas siguientes: 1.º, la superior; 2.º, la limitada entre las cuerdas vocales superiores; 3.º, la glotis, y 4.º, la inferior ó entrada de la tráquea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Cartílagos de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Vasos y nervios de la laringe.– Las arterias son en número de seis, dos superiores y dos inferiores, nacidas de la tiroidea superior, y dos posteriores procedentes de la tiroidea inferior; todas se anastomosan entre sí y forman una red sub-mucosa después de haber emitido ramos colaterales para los músculos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Laringe.– La extremidad superior de la tráquea se ensancha y alarga desde la quinta ó sexta semana; en el interior de la faringe aparecen dos tubérculos que se convierten en los cartílagos aritenoides; entre ellos se eleva una cresta transversa, que es la epiglotis [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] camina hacia abajo, adelante y adentro, deja un filete al constrictor inferior, otros varios al músculo crico-tiroideo, y atravesando la membrana de este mismo nombre, penetra en la laringe y se consume en la membrana mucosa infra-glótica y de los ventrículos laríngeos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Aunque es pequeña, se distribuye principalmente en carne del músculo esterno-cleido-mastoideo, en la superficie del hioides, en el interior de la laringe y en la glándula tiroidea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 384 España (CDH )
      [...] camina hacia adentro y adelante por entre el músculo y la membrana tiro-hioidea, acompañando al nervio laríngeo superior, y termina bifurcándose en un ramo ascendente que se pierde en la epiglotis, y otro descendente que penetra en la laringe perforando á aquella membrana y se distribuye por los músculos y mucosa laríngeos de la porción supra-glótica.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      No ofrecen grande importancia. Las de origen consisten en que éste tiene lugar en la carótida primitiva ó en la arteria lingual. / Referente á la terminación he recogido una observación muy curiosa: todo el trozo seguía la dirección de la arteria laríngea inferior y á nivel de la membrana crico-tiroidea emitía dos ramos muy delgados para la glándula; en este caso era voluminosa la arteria tiroidea inferior, mientras que la superior estaba adelgazada reduciendo su papel al de vaso nutricio de la laringe. / Los ramos colaterales ofrecen á veces anomalías, consistiendo las principales en el nacimiento de la arteria laríngea superior en otro punto que el normal, sobre todo en la carótida externa y en la lingual, ó bien en la perforación que la misma arteria laríngea superior hace del cartílago tiroides.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La carótida externa alimenta con sus ramos á los huesos de la cabeza y á los dientes, á los músculos de la cara y del cráneo, excepto los infra-orbitarios, á todas las partes de la boca y faringe, á los diversos órganos que componen la laringe y á la glándula tiroidea, al sentido del gusto, á la nariz y fosas nasales, al aparato auditivo, á la piel de la cara y tegumentos del cráneo, y por último, á la dura madre que envuelve al encéfalo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      En la laringe y la glándula tiroides, el riego procede de las tiroideas superiores é inferiores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      1.º Pequeños vasos para la tráquea, bronquios, exófago y músculos inmediatos, y con mucha frecuencia la arteria cervical ascendente y una laríngea posterior para los músculos y mucosa de la cara posterior de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los ramos viscerales del cuello nacen de ambas tiroideas superior é inferior y van al exófago, á la tráquea, laringe y cuerpo tiroides.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los nacidos en la lengua forman redes riquísimas en su dorso y bordes, en cuyas mallas aparecen circunscritas las papilas linguales, con especialidad las caliciformes; forman dos series de corrientes: las posteriores caminan hacia atrás y abajo, y costeando á partes de la laringe van á terminar en algunos ganglios cervicales: las anteriores, caminando hacia adelante y abajo, se terminan en la cadena de ganglios sub-maxilares.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] fol. 19v España (CDH )
      Las corrientes principales proceden de la laringe y de la tráquea, de la faringe y del exófago, y sobre todo del cuerpo tiroideo, que es el órgano cervical que tiene linfáticos más numerosos y más desarrollados.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] fol. 20v España (CDH )
      Es un nervio sensitivo en su origen, y después mixto, que se distribuye en la faringe, laringe, exófago, pulmones, corazón, estómago, hígado y plexo solar; establece anastomosis más ó menos importantes con los nervios facial, gloso-faríngeo, espinal, hipogloso mayor, los dos nervios cervicales primeros y el simpático mayor.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Este cuello crece con rapidez constituyendo otro conducto paralelo y anterior al exófago, comunicante con el último por un orificio que se modifica pronto por el desarrollo de la laringe; bifurcado en su extremidad inferior, donde sus dos ramas, cada vez más distantes del tubo digestivo, son los troncos de los árboles bronquiales; compuesto desde la tercera semana de cartílagos y de fibras transversas, además del tejido conjuntivo y del elástico, y vestido interiormente de una mucosa, cuyo epitelio es ya durante el cuarto mes claramente cilíndrico con pestañas vibrátiles.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] aquéllos se reparten en la parte posterior de la lengua y en las dos caras de la epiglotis y éstos se consumen en la cámara supra-glótica, dando un filete ó nervio de Galeno que desciende por la cara posterior de la laringe y va á anastomosarse con el laríngeo inferior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El primero ó interno continúa la dirección que traía el nervio y penetra en la laringe perforando la membrana hio-tiroidea; en seguida termina dividiéndose en filetes ascendentes y descendentes [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 634 España (CDH )
      [...] entre ellos se ve ascender por la cara posterior de la laringe uno que va á anastomosarse con el nervio de Galeno; y 4.º, laríngeos, que son numerosos, constituyen los ramos terminales y se distribuyen en todos los músculos intrínsecos de la laringe, á excepción del crico-tiroideo que fué alimentado por ramos del nervio laríngeo externo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La pared anterior se une á la abertura posterior de las fosas nasales, al istmo y á la laringe, y por eso se divide toda la faringe en tres tramos, superior, medio é inferior, ó nasal, bucal y laríngeo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Describiré sucesivamente el desarrollo de los pulmones, las pleuras, la tráquea, la laringe y los órganos anejos del aparato, que son el timo y el cuerpo tiroides, advirtiendo desde luego que algunos de los hechos que he de exponer son dudosos aún y suscitan discusiones que no he de consignar.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 889 España (CDH )

      El aparato que estudiamos está destinado en el hombre á la respiración y formación de la voz y se compone de órganos numerosos que pueden ser estudiados en los grupos siguientes: laringe, tráquea, bronquios, pulmones, pleuras. Además se hallan situados delante del árbol traqueal el timo y el cuerpo tiroides, que si bien son dos glándulas vasculares sanguíneas, pueden considerarse, en virtud de su situación, como anejos de este aparato. Antes de pasar á su descripción se describirá, como en los aparatos ya estudiados, el desarrollo.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es elevador de la faringe y de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] proporciona sensibilidad á la laringe, árbol aéreo y pulmones, al corazón, á la faringe, exófago, estómago, hígado y otras partes del vientre.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Debajo de esta abertura está la cara superior del velo del paladar, que tiene inclinación contraria y también forma con el plano vertical un ángulo de 45º, cuya inclinación favorece el desliz de las mucosidades é impide que penetren en la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 251 España (CDH )
      Detrás y debajo la cara posterior de la epiglotis y dos repliegues laterales que limitan la entrada de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] desciende verticalmente por detrás de las fosas nasales, del velo, del istmo y de la laringe, y por delante de las vértebras cervicales; se extiende desde la cara inferior de la apófisis basilar del occipital hasta la 5.ª ó 6.ª cervical.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Esto último ocurre en los puntos en que los aparatos viscerales se unen ó aproximan á la piel; por ejemplo, la faringe, la laringe, la terminación del recto, etc.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 784 España (CDH )
      La porción respiratoria entra en la laringe y viste el interior del árbol aéreo, ó sea la tráquea y bronquios, terminando en las vesículas pulmonares.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] la porción del conducto extendida entre el tímpano y la laringe se transforma en oído medio, y la porción tímpano-cutánea del conducto da origen al externo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 656 España (CDH )
      Los laríngeos son más delgados y marchan á la laringe y cuerpo tiroides y forman con otros nervios el plexo laríngeo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      También se comunica la excitación motora á músculos de la faringe y de la laringe, y quizás á las fibras musculares de los bronquios y de sus más finas ramificaciones; pero esta acción no es propia, sino que la debe á las anastomosis que forma con otros nervios motores, sobre todo con el espinal.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 981 España (CDH )
      Por adentro con el exófago, la terminación de la faringe, la tráquea, la laringe, el cuerpo tiroideo, la arteria tiroidea inferior, y el nervio recurrente; en el lado izquierdo la conexión con el exófago es más inmediata.
    • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. VIII Esp (BD)
      Entre los tifódicos, puede afirmarse que no solamente un décimo tiene ulcerado el larinx, sino que esta lesión aparece á veces como primitivo fenómeno local. En estos procesos tíficos obsérvanse alguna vez pericondritis y necrosis de los cartílagos laríngeos, acompañadas de trastornos respiratorios muy graves que es menester conocer.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cuba (CDH )
      Diríase que salía de una laringe de algodón y que se difundía por unas paredes de paja.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      [...] y de los conductos, laringe y faringe, y después tráquea y esófago.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      — La glotis o entrada a la laringe , protegida por la epiglotis .
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      El órgano más esencial de la tonación es la laringe que está compuesto de cuatro ternillas o cartílagos, que se mueven unos sobre otros por la acción de ciertos músculos.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      Presenta la laringe dos aberturas: una superior cubierta por una válvula cartilaginosa llamada epiglotis .
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] España (CDH )
      — Lo sabía —arrancó al fin de la laringe—.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] España (CDH )
      Hay días en que se acuesta despedazada, hecha trizas la laringe.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] 124 España (CDH )
      La idea de fingirse mudo había obrado en su organismo con demasiada intensidad... Diole Mazaltob caldos de ranas, que aseguró eran eficacísimos para estimular las facultades oratorias, y no obteniendo el resultado que se esperaba, discurrió Simi aplicarle un remedio cabalístico llamado el Abracadabra, palabra mágica de origen caldeo, que, según el médico famosísimo Sereno Sammónico, tiene la virtud de despertar en la humana laringe el apetito de la conversación.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] 524 España (CDH )
      Prim empuñó el mástil de la bandera; al viento dió la tela y con la tela unas palabras roncas, ásperas, como si las soltara con desgarrón de su laringe...
    • 1906 Lugones, L. Yzur [1988] 298 Cuentos Argentina (CDH )
      Su lenguaje natural, es decir, el conjunto de gritos con que se comunica a sus semejantes, es asaz variado; su laringe, por más distinta que resulte de la humana, nunca lo es tanto como la del loro, que habla, sin embargo; y en cuanto a su cerebro, fuera de que la comparación con el de este último animal desvanece toda duda, basta recordar que el del idiota es también rudimentario, a pesar de lo cual hay cretinos que pronuncian algunas palabras.
    • 1908 Pz Galdós, B. España sin Rey [1908] España (CDH )
      En cambio, las añosas damas doña Manuela Tirgo y doña Rita de Landázuri sacaban de sus amojamadas laringes voces de ultratumba, para pedir un régimen absoluto sin Cámaras, aunque con camarillas, que pusiera freno a tantos desmanes.
    • 1908 Unamuno, M. Recuerdos [1945] España (CDH )
      Ofende un granillo de polvo a la laringe y ésta le castiga estornudándole.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La mandíbula inferior se articula con el cráneo, y el esqueleto visceral sólo está bien desarrollado en los jóvenes, quedando reducido en los adultos al hioides y á uno ó dos pares de arcos branquiales que se apoyan en dicho hueso, y sirven de suspensores á la laringe.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Se había creído que los cetáceos podían lanzar chorros de agua por las fosas nasales, pero no es sino el vapor de agua espirado el que forma los surtidores que dieron origen á aquella creencia; la disposición de la laringe, que penetra en la porción posterior de aquellas fosas, permite á estos animales respirar y deglutir al mismo tiempo.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La laringe superior sirve de órgano vocal y está sostenida por las astas posteriores del hioides; sus paredes se hallan reforzadas por cartílagos movibles, siendo el principal el tiroides, debajo de él se encuentra el cricoides; y por fin, á los lados, los dos aritenoides, que son pequeños y posteriores, existiendo una epiglotis que obtura la entrada del tubo respiratorio durante la deglución; en algunos mamíferos se relacionan con la laringe sacos aéreos que sirven en las ballenas como depósito de aire para la respiración, y como órganos de resonancia en los monos aulladores.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 317 Esp (CDH )
      Existe una tráquea con anillos cartilagíneos ú óseos, provista anteriormente de una laringe, aun cuando no organizada para la producción de sonidos.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 313 Esp (CDH )
      La laringe constituye un órgano vocal, y en su extremidad se implantan los sacos pulmonares por faltar la tráquea, poseyendo los machos, que son los únicos capaces de producir sonidos, sacos de resonancia situados bajo la lengua, ó á los lados de la cabeza.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      El hioides posee dos astas, transformándose á veces el arco anterior en un ligamento, y las astas posteriores se relacionan con la laringe, como se ha dicho, uniéndose al cartílago tiroides por medio de ligamentos.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 278 Esp (CDH )
      Independientemente de los músculos, que pudiéramos llamar esqueléticos por sus conexiones con el esqueleto, hay los llamados cutáneos y los viscerales, por ejemplo, los que mueven los cartílagos de la laringe para el canto y la fonación.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] al saco pulmonar, y del mismo modo la laringe, que es la última que se produce.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      En el extremo anterior de la tráquea se halla la laringe, que, como sabemos, es el órgano productor de los sonidos en los vertebrados superiores.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      En el interior de la laringe existen unos repliegues conocidos con el nombre de cuerdas vocales superiores é inferiores, á cuyas vibraciones, producidas por el aire expedido por los pulmones, son debidos los sonidos; dichas cuerdas limitan cavidades llamadas ventrículos.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      En efecto, este órgano se halla colocado en el origen de la tráquea, que da paso al aire para la respiración (pág. 38), constando sus paredes de los mismos elementos que las del resto de dicho tubo; pero los anillos cartilagíneos que en éstas existen forman aquí piezas de extensión diversa (cartílagos de la laringe), movidas por músculos especiales que hacen variar las relaciones de unas con otras.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] otras mediante órganos destinados originariamente á otros usos, si bien modificados más ó menos profundamente para el fin á que se aplican, de los que tenemos ejemplo en los del canto de los grillos y cigarras, que no son sino las alas transformadas, y en la laringe de las aves y mamíferos, que es una porción del tubo aéreo respiratorio, igualmente modificada
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      El velo del paladar, que es un repliegue de la mucosa bucal, empujado hacia atrás por los mismos alimentos que á su vez son impulsados por los movimientos de la lengua, en combinación con las paredes de la faringe, ocultan las aberturas posteriores nasales, y del mismo modo un repliegue ó válvula llamada epiglotis que hay en la parte inferior de la faringe cierra la abertura de comunicación con la laringe, órgano que se halla situado á la entrada del aparato respiratorio; de esta suerte los alimentos sólo hallan libre el trayecto esofágico.
    • 1913 Glz Llana, F. Trad Ideas niños Binet [2002] España (CDH )
      Visualmente, puedo retenerle por la representación del alcance musical: ésta será una memoria de lectura por los ojos; auditivamente, por la representación sonora del aire: ésta será una memoria de auditor; muscularmente, en fin, por la representación de los movimientos de la laringe: ésta será una memoria de cantante.
    • 1913 Unamuno, M. Sentimiento trágico [1996] España (CDH )
      Y esa misma posición le puso pulmones, tráquea, laringe y boca en aptitud de poder articular lenguaje, y la palabra es inteligencia.
    • 1914 Nervo, A. Serenidad 64 México (CDH )
      Está cansada ya de gritar mi laringe, / interrogando a cada mundo del firmamento; / está cansado ya mi pobre pensamiento / de proponer enigmas a la inmutable Esfinge... / ¡A qué pensar, a qué lanzar nuestro reproche.
    • 1915 Güiraldes, R. Cencerro cristal [2003] Argentina (CDH )
      La pobre alma de Ipsipila se amontona, hecha un sollozo, en la laringe, que ensordece su protesta.
    • 1916 Miró, G. Figuras pasión I [1916] España (CDH )
      Los ciegos, postrados en las orillas del camino, se volvían hacia la voz de Jesús gimiendo: «¡Ábrenos los ojos, ábrenos los ojos!» Y, apartados, esperaban los inmundos dando el chiflar de sus laringes hendidas por la lepra.
    • 1917 Miró, G. Figuras pasión II [1917] España (CDH )
      En su garganta doblada resonaba el afán de la laringe.
    • 1917 Miró, G. Figuras pasión II [1917] España (CDH )
      Un hipo de agonía golpeaba la laringe del reo; la rapaza se entretenía mirándola; después, le buscó las manos hinchadas, trémulas, abiertas; los pies, chafados, que humedecían la roca.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] España (CDH )
      Una burbuja de saliva rodaba sonando como un vidrio en la laringe de don Daniel.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] España (CDH )
      Mossen Orduña le recibió llorando con toda la fortaleza de su laringe.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] España (CDH )
      Se le había salido la cinta del escapulario retorciéndosele en la laringe la vieja estampa de lana del Corazón de Jesús.
    • 1922 Insúa, A. Negro alma blanca [1998] Cuba (CDH )
      La voz, al través de la laringe seca y contraída, tardó unos segundos en salir.
    • 1925 Anónimo La acción como carácter sexual Sexualidad, 1 de febrero de 1925 España (CDH )
      Empezó el conferenciante examinando las diferencias fundamentales que existen entre la naturaleza masculina y la femenina y puntualizó una esencial; en el hombre los órganos generativos están como añadidos al cuerpo, mientras que en la mujer ocupan parte principal de su estructura general y esa diferencia no solamente se delata en los músculos, en los huesos, en la distribución de la grasa, en la constitución nerviosa, en la laringe, sino que trascienden a la actividad exterior.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      A esta propiedad debemos añadir la existencia de dos profundos surcos (sifonoglofos), que circuyen la boca central y se prolongan hacia abajo hasta más allá de la laringe.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Insectos HNatural España (CDH )
      En el trayecto del tubo digestivo pueden distinguirse además diversas regiones que reciben los mismos nombres que se emplean en los vertebrados: como laringe, esófago, molleja, estómago, etc. En los chupadores la faringe musculosa tiene mucha importancia por ser la encargada de hacer la aspiración de los líquidos, a través de la trompa, para que lleguen hasta el esófago.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      Se citan casos en que se han hallado lombrices en la laringe, en la trompa de Eustaquio y en los conductos hepáticos y pancreáticos.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      En el pulmón sufren su primer período de crecimiento llegando a alcanzar 1 a 2 milímetros, emigrando entonces a los bronquios; de aquí pasan a la tráquea y a la laringe, llegando nuevamente al aparato digestivo alojándose definitivamente en el intestino.
    • 1927 Palacio, P. Hombre muerto [2000] Ecuador (CDH )
      El cielo está completamente negro; y como en él lucen las diminutas cabezas de alfiler de las estrellas, tengo que salir al campo, muy lejos para que no me oigan, y gritar altísimo, aunque me rasguñe la laringe, a la cóncava soledad:
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] España (CDH )
      La voz de Dagmara, con laringe a la sordina, continuó vertiéndose llena de prudencia.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] 38 España (CDH )
      La glándula tiroides (situada en el hombre inmediatamente debajo de la laringe) (fig. 96) desempeña un papel muy importante en la nutrición general.
    • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] España (CDH )
      De la otra, Alvarito Cienfuegos —el más granadino de todos los granadinos de Granada— lanzando la voz muy abierta desde el fondo de la laringe, como sus abuelos los árabes, le notició cuanto sabía.
    • 1919-1929 Marañón, G. Ensayos vida sexual [1990] España (CDH )
      Y, por fin, la laringe varonil alcanza un grado de desarrollo mayor que la laringe femenina, diferencia ostensible desde el punto de vista morfológico por la prominencia de este órgano en el hombre, formando «la nuez», que en la mujer no existe; y desde el punto de vista funcional, por el distinto tono de la voz en uno y otro sexo.
    • 1919-1929 Marañón, G. Ensayos vida sexual [1990] España (CDH )
      Y, por fin, la laringe varonil alcanza un grado de desarrollo mayor que la laringe femenina, diferencia ostensible desde el punto de vista morfológico por la prominencia de este órgano en el hombre, formando «la nuez», que en la mujer no existe; y desde el punto de vista funcional, por el distinto tono de la voz en uno y otro sexo.
    • 1919-1929 Marañón, G. Ensayos vida sexual [1990] España (CDH )
      Si la laringe de éste es más potente, la voz varonil será necesariamente más grave que la femenina, como acabamos de decir; y la voz será, por tanto, un carácter sexual.
    • 1930 Fdz Flórez, W. Fantasmas [1969] España (CDH )
      Pocas laringes resistirían aquel terrible empeño, y Flapp llegó a experimentar en la suya el cosquilleo precursor de la tos.
    • 1931 Jardiel Poncela, E. Once mil vírgenes [1996] España (CDH )
      Y el señor Valdivia contestó con un ronquido que lo mismo podía indicar agradecimiento amable que rotura súbita de la laringe.
    • 1932 Azuela, M. Luciérnaga [1991] México (CDH )
      No obstante que su laringe de cartón se obstina en negarle paso al aire y que sus labios se niegan a moverse, que un frío extraño agarrota sus brazos y sus piernas, comienza a sentirse pasmosamente sano.
    • 1932 Domenchina, J. J. Dédalo [1995] España (CDH )
      ¡Y se habla de / abnegación y de vida! / El catador prorrumpe en alabanzas: / ¡oh caldos olorosos, oh generosos vinos!; / ¿quién, con la nuez al cubo, deglute los jipíos de / la noche? / ¿Acaso no afiláis vuestros tufos, como facas, en / la nuez prominente de la sombra que / proyectáis en la cal muerta? / Oh laringes de agudos vidrios; vidriosas, / estridentes angustias: / quejumbres de mujer que pare, en el crepúsculo / del sur, frente al mar: / ¡celos, pulpos de celos que desgarran los / bordones! / De los dinteles en sombra penden los suicidas / ahorcados en la soga del delirio, que semeja las / terribles adujas de una culebra verde.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      a , cavidad nasal; b , hueso del paladar; c , labios; d , dientes; e , alvéolos; f , prepaladar; g , mediopaladar; h , postpaladar; i , velo del paladar; j , zona prevelar; k , zona postvelar; l , úvula; m , lengua; n , ápice; o, predorso; p , mediodorso; q , postdorso; r , laringe; s , epiglotis; t, laringe; u , tiroides; v , cuerdas vocales; x , cricoides; z , esófago.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      [...] o bien puede estar caído y separado de la laringe, dejando abierta esta entrada de la cavidad nasal;
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      [...] puede estar elevado contra la pared de la laringe, cerrando la comunicación entre la boca y las fosas nasales [...].
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      a , cavidad nasal; b , hueso del paladar; c , labios; d , dientes; e , alvéolos; f , prepaladar; g , mediopaladar; h , postpaladar; i , velo del paladar; j , zona prevelar; k , zona postvelar; l , úvula; m , lengua; n , ápice; o, predorso; p , mediodorso; q , postdorso; r , laringe; s , epiglotis; t, laringe; u , tiroides; v , cuerdas vocales; x , cricoides; z , esófago.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      1, diafragma; 2, pulmón derecho; 3, pulmón izquierdo; 4, bronquios; 5, tráquea; 6, laringe; 7, epiglotis.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      El aire espirado sale desde la laringe, por la laringe, a la boca.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      El aire espirado sale desde la laringe, por la laringe, a la boca.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      Las cuerdas vocales son dos músculos gemelos, elásticos, a modo de pliegues o labios, formados por la capa muscular que reviste interiormente los cartílagos de la laringe.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      El esqueleto de la laringe se compone de cuatro cartílagos: el tiroides, el cricoides y los dos aritenoides; los dos primeros forman una especie de tubo corto y ancho, que es la parte de la garganta llamada vulgarmente nuez o bocado de Adán (fr. noeud de la gorge, pomme d'Adam; ingl. Adam's apple, al. Adamsapfel).
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación España (CDH )
      La columna de aire espirado pasa desde la tráquea a la laringe (fr. e ingl. larynx, al. Kehlkopf).
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] España (CDH )
      Se veía que el apache tenía ya la laringe hecha cisco, pero Zambombo se sentía irreductible y el pobre diablo concluyó, haciendo esfuerzos heroicos:
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Argentina (CDH )
      El «hombre a la defensiva», el «ser reptiliano», el «gaucho ladino», el «narciso», son inveteradas formas de mimarse convertidas en hábitos vitales; algo así como una importación de conservatorio sobre el registro normal de la laringe.
    • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] 207 España (CDH )
      La profundidad de la voz es expresión del auge viriloide de la laringe.
    • 1937 Agraz, Antonio Humo 124 Romances publicados en la CNT España (CDH )
      / Y habla que te habla, hablan / de que producen dolores / de cabeza, de laringe, / de mucosas, de pulmones... / El más viejo, sentencioso, / repite que hay que ser hombres / y, además, libres.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Colombia (CDH )
      Cuando hablaba, las palabras disparadas por su laringe salían silbando por entre sus dientes apartados de máquina escarmenadora, y el bocio o coto, al modo de los metales, se le inflamaba con el calor de la ira.
    • 1923-a1938 Vallejo, C. Poemas humanos [1985] 97 Perú (CDH )
      / De esta suerte, cogitabundo, aurífero, brazudo, / defenderé mi presa en dos momentos, / con la voz y también con la laringe, / y del olfato físico con que oro / y del instinto de inmovilidad con que ando, / me honraré mientras viva —hay que decirlo; / se enorgullecerán mis moscardones, / porque, al centro, estoy yo, y a la derecha, / también, y, a la izquierda, de igual modo.
    • 1939 Zamacois, Miguel La pesca, los pescadores y los peces Horizonte, octubre de 1939 España (CDH )
      ¡Pensar que, acaso, no ha faltado a los peces, para ser defendidos por la Sociedad protectora de animales y para vivir relativamente felices, más que una laringe!
    • 1942 Lapesa Melgar, R. HLengua española [1942] España (CDH )
      Había en árabe gran variedad de fricativas y constrictivas cuyo punto de articulación era el velo del paladar o la laringe; el español, en cambio, no contaba entonces más qué con la h aspirada, pues la s fué palatal hasta el siglo xvi .
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      III. Las lesiones crónicas de la laringe pueden producir estridor, en el niño y en el adulto: sífilis, tuberculosis, lepra, pólipos, cáncer laríngeo; ya por espasmo reflejo, en individuos con predisposición espasmofilica; ya por edema de la glotis; ya por la estenosis producida por el crecimiento de la lesión misma.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      [...] pero, en niños espasmofílicos, un cuerpo extraño insignificante, tragado inadvertidamente, detenido incluso en las vecindades de la laringe, y no en esta misma, puede provocar el reflejo estriduloso en todos los caracteres de un falso crup de diagnóstico difícil (por ejemplo, una espina muy pequeña detenida en el comienzo de la faringe).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      B) Lesiones crónicas de la laringe, como tuberculosis, sífilis, lepra, inflamaciones banales, tumores, etc., con su previa sintomatología de ronquera, etc. (véase pág. 949).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 912 España (CDH )
      En casos raros se produce una parálisis del recurrente izquierdo con parálisis del adductor de la laringe y voz bitonal o ronca, y, a veces, afonía completa.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      2. Las dispneas por compresión de la laringe y tráquea en el cuello, principalmente por bocio, cáncer tiroideo y, sobre todo, tiroiditis y estrumitis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Es un ruido que recuerda exactamente el que se oye auscultando la laringe; un ruido, pues, de soplo en dos tiempos, con intensidad parecida en la inspiración y la espiración.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Cuando la lesión se extiende a la pared posterior de la laringe, se acompaña de penosísima disfagia (v. pág. 231).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Se distinguen fácilmente, la tos alta, es decir, producida en la rinofaringe, laringe y aun tráquea, con expectoración escasa, fácil, generalmente acompañada de carraspeo; y la tos baja, bronquial, pulmonar, pleural. profunda, con expectoración, por lo común abundante (salvo la pleural, que es seca), sin carraspeo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La tos bitonal parece emitida por dos laringes: una ronca y otra aguda.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      A) En el mixedema la voz es apagada, sin resonancia por la infiltración mixedematosa de la laringe más arriba mencionada; esta afonía, unidad a la lentitud de la emisión de la palabra, constituye un conjunto tan típico, que basta oír hablar a estos enfermos para diagnosticarlos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      B) En la acromegalia, la voz es particular, de timbre profundo, resonante, por el gran desarrollo de la laringe y de los senos craneales; a veces con un acento un tanto grotesco, de polichinela (v. pág. 463).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 763 España (CDH )
      Más raras son los convulsiones localizadas en otros músculos, como los de la cara, que hace rápidamente como gestos extraños: los maseteros, con crisis de bostezo; los elevadores de la laringe, con series rápidas de ascenso y descenso de la laringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 763 España (CDH )
      Más raras son los convulsiones localizadas en otros músculos, como los de la cara, que hace rápidamente como gestos extraños: los maseteros, con crisis de bostezo; los elevadores de la laringe, con series rápidas de ascenso y descenso de la laringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      En los adultos espasmofílicos puede presentarse también, aun cuando con caracteres menos típicos; he visto, a veces, que el espasmo glótico se acompaña de movimientos espasmódicos de elevación y descenso de la laringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La glándula es dura, leñosa, más bien atrófica, muy adherida a la laringe y tráquea, a las que constriñe; el tamaño es, generalmente, moderado; no suele haber dolor.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Producen el estridor todas las causas que dificultan el paso del aire por la laringe, ya externas (compresión) ya del propio órgano (espasmo, edema, inflamaciones y tumores), ya internas (cuerpos extraños).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Cuando se trata de nódulos bociosos pequeños, es fácil confundirlos con otras tumoraciones de la región cervical, como lipomas (v. pág. 563) (que pueden ser duros, como el tiroides); tumores del cartílago tiroides de la laringe, fáciles de eliminar por su adherencia al bloque laríngeo; adenopatías; quistes embrionarios; y tumores nerviosos del cuello, afección rara (60 casos publicados) de la que he visto una observación, diagnosticada de bocio; estos tumores nacen de los nervios periféricos (neurofibromas, gliomas periféricos) o del simpático; crecen lentísimamente, en la región submaxilar o lateral del cuello, dando sensación dura, regular, movible, excepcionalmente quística, sin síntomas funcionales o con síndrome de Claudio Bernard-Horner (v. pág. 795), tos nerviosa y afonía; se pueden confundir también con adenopatías, fibromas, lipomas, etcétera.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 763 España (CDH )
      3. Otras veces, la amigdalitis diftérica, desde el primer momento, o bien después de una fase banal, presenta un cuadro muy grave, con rápida extensión de las membranas a la faringe y laringe; las membranas son oscuras, sanguinolentas, y dejan, al ser arrancadas o expulsadas por la tos, una superficie ulcerada y sangrante; hay fetidez de aliento, flujo nasal purulento, adenopatías dolorosas, estado general muy grave; síndrome laríngeo (crup: véase pág. 897).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      En cambio, en esta anemia, las hemorragias de la piel (petequias, equimosis) y de las mucosas, sobre todo de las encías y de toda la boca, faringe, a veces laringe y bronquios, mucosa interna, etc., cobran gran interés.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      IV. Disfagia en las lesiones dolorosas de la laringe.– Una causa frecuentísima de disfagia es la laringitis ulcerosa.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      [...] cuando se intensifica y se transforma en parálisis, determina dificultades típicas de la palabra, de la masticación y de la deglución, sobre todo cuando se asocia a parálisis de los labios, paladar, laringe, etc. Si la parálisis es hemilateral, como en el caso más frecuente, en las hemiplejías corticales, la lengua se desvía hacia el lado paralizado.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Otros síntomas: signos de tumor hipofisario (v. pág. 775), que en algunos casos pueden faltar; los signos más típicos de este tumor son la cefalea (v. pág. 642) y la hemianopsia (v. pág. 805); enorme desarrollo del tórax, con robustísimas clavículas (v. pág. 940); cifosis (v. pág. 460); típica hipertrofia de las manos y pies (véase pág. 466); dolores óseos (v. pág. 479); lengua grande (v. pág. 326); laringe hipertrófica con voz grave, resonante (v. pág. 950); tendencia a la hiperglucemia y glucosuria (v. pág. 542), a la hiperuricemia (v. pág. 588) y a la ademia (véase pág. 381) o a la poliglobulia (v. pág. 410); intenso apetito (v. pág. 198); gran desarrollo muscular.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 85 España (CDH )
      Un cuadro especial tiene el aneurisma carótidoyugular alto, que produce parálisis del trapecio, del esternocleidomastoideo y de la lengua y laringe (por lesión del hemogástrico, hipogloso, espinal y glosofaríngeo), sin tumoración y con trill que desaparece en la extensión de la cabeza (Leriche).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Se supone que se debe a una infección banal (tal vez transmitida desde la faringe o laringe); otros piensan en una hipoavitaminosis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Antes de la pubertad hay: talla alta a expensas de las piernas (v. pág. 584) cráneo dolicocéfalo; mandíbula inferior poco desarrollada; pelvis ancha en relación con el tórax; debilidad o atrofia muscular; escoliosis, pie plano, genu-valgum (v. pág. 458); falta de desarrollo del pene y de la próstata y vesículas seminales; ausencia de vello en la cara o, a lo sumo, barba juvenil, a pesar de los años; vello puberal escaso y de tipo femenino; tronco lampiño; laringe poco desarrollada y poco calcificada, con voz aguda, intersexual (v. pág. 951); piel amarilla, arrugada, apergaminada, avejentada; cartílagos de crecimiento de los huesos, persistentes; cabello espeso, con implantación frontal femenina, persistente, poco accesible a la calvicie, frecuentemente entrecano; inteligencia normal; alteraciones típicas del carácter (timidez, frialdad, egoísmo, tendencia a la mentira, etc.); gran voracidad (véase pág. 198); un grupo de estos individuos son obesos, con distribución inferior de la grasa (síndrome adiposogenital: véase pág. 572) y talla poco aumentada (eunucoides obesos); otro grupo son más bien delgados y con tendencia a la talla excesiva (eunucoides altos).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      En uno y otro caso, puede acompañarse de un paralelo desarrollo excesivo de los caracteres sexuales secundarios (vello, laringe, etc.) y del instinto (hipererotismo); pero, otras veces, la macrogenitosomia es pura, aislada, sin aumento de los caracteres sexuales secundarios ni del instinto.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Debidos a lesiones bilaterales de reblandecimiento lagunar (v. pág. 735), que asientan, ya en la corteza cerebral, comprometiendo los centros del facial, del hipogloso y de la laringe; ya en el trayecto de las vías córticoprotuberanciales o córticobulbares; ya a nivel del putamen (segmento externo del núcleo lenticular); ya en los cuerpos estriados.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El síndrome consiste en ictus repetidos, sobrevenidos en individuos de edad avanzada, con manifestaciones arteriosclerósicas; estos ictus van creando poco a poco el cuadro clínico: paresia espasmódica de las piernas, generalmente más acentuada en un lado, con marcha a pequeños pasos (v. pág. 488); a veces, síntomas parkinsonianos (cuando la lesión afecta a los núcleos estriados); reflejos tendinosos exagerados: risa y llanto espasmódico; a este cuadro se añaden síntomas dependientes de la paresia bilateral de las zonas inervadas por el facial y el hipogloso: paresia de la región facial inferior, sobre todo en los labios de la lengua (sin atrofia de ésta, a diferencia de la parálisis lingual con atrofia de la parálisis glosolabiolaríngea); paresia del velo del paladar, raramente de la laringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 608 España (CDH )
      Consiste en una fatigabilidad extrema de varios grupos musculares, principalmente de la cara, ojos, boca, faringe y laringe, que puede llegar a la impotencia seudoparalítica.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Tienen mucho interés las crisis de tetania visceral, que pueden adoptar las formas siguientes: espasmo de la laringe (v. pág. 897) o faringe con disfagia (v. pág. 233); espasmos gástricos, con crisis de vómitos (v. pág. 367); espasmos vesiculares, con síndromes de cólico, o espasmos intestinales, con síndrome diarreico (véase pág. 224), y apendicítico u otras formas del abdomen agudo (v. pág. 264); espasmos rectales (v. pág. 347), vaginales (v. pág. 874), dismenorreicos (v. página 859); precordiales (v. pág. 17) y vasculares, con manifestaciones de edema angioneurótico (v. pág. 68) o de taquicardia paroxística (v. pág. 26); hidrartrosis intermitente (v. pág. 440); gangrena de las extremidades (v. pág. 81), o hemorragia meníngea (v. pág. 676).
    • 1945 Anónimo HMatadores toros (1738-1944) La Lidia, 31/08/1945 México (CDH )
      Y al regresar de Montevideo, después de torear allí durante el invierno de 1882-83, falleció en alta mar —agravado de una afección a la laringe—, a bordo del vapor Santo Domingo, el 15 de febrero de 1883.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] España (CDH )
      Un gran laringólogo español ofrecía un cigarrillo a los que iban a verle creyendo tener cáncer por el tabaco, les hacía la proporción de tales cancerosos por millones de sanos y les enseñaba las laringes que tenía en alcohol, y de todo eso se deducía que la única manera de que algo nuestro sea inmortal es que quede la tráquea en un frasco de cristal.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] España (CDH )
      Se ha dicho que el más sencillo sonido que pronuncia el hombre, una vocal, es toda una sinfonía (y ello es rigurosamente cierto, porque una vocal es un fenómeno complejísimo, compuesto de sonido básico —vibración de las cuerdas de la laringe— y toda una serie de armónicos —caja de resonancia—).
    • 1951 Miquelarena, J. Inglaterra acepta ya el progreso del fútbol extranjero ABC, 25 de noviembre de 1951 España (CDH )
      En último término, se sentiría tranquila con un empate, como en los más recientes resultados de la selección inglesa contra Yugoslavia y Francia; pero si los austríacos rompen, por último, la historia de la terca Inglaterra en los campos de Inglaterra, sospecho que nadie, durante la batalla, destruirá su laringe como jugador número doce y, mucho menos, confiará al cianuro el olvido de su desventura.
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] España (CDH )
      — Voy a poder hablar muy poco, porque estoy estos días fatal de la laringe... —avisó lánguidamente, diciendo muchas tonterías de su especialista, de sus clases de canto y del proyectado viaje con su madrina a la Scala de Milán...
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      En el aparato respiratorio, la mucosa de las fosas nasales y cavidades vecinas, canal nasal, saco lagrimal, parte superior de la faringe, trompa de Eustaquio, caja del tímpano, laringe (á excepción de las cuerdas vocales), tráquea y bronquios.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] 293 España (CDH )
      Aun en el organismo humano, como es sabido, la castración temprana da origen á conformaciones estructurales y morfológicas características, del sistema piloso, laringe, conformación de algunos huesos, etc., muy distintas á las que hubieran aparecido bajo la influencia de los órganos generadores presentes en el organismo.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      Conservan su piel fina, suave al tacto; su sistema piloso sigue juvenil, no apareciendo, por lo común, pelos en la cara, axilas, ni en las partes genitales; la laringe no sufre la evolución que en el hombre, conservándose la voz infantil, aunque más fuerte por el desarrollo de las cavidades torácica, nasales y bucales; suspéndese el desarrollo de los órganos genitales restantes, pene, vesículas seminales, próstata, etc. En general, estos individuos carecen de vigor y energía y muestran menos valor, iniciativa y virilidad que los individuos normales de la misma raza.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      La estimulación del vago, ó de su rama el laríngeo inferior, que inerva los músculos de la laringe, produce igualmente, según que sea débil ó fuerte, la abertura ó el cierre de la glotis.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      Así, por ejemplo, el corte de los nervios laringeos superiores, á los que es debida la sensibilidad de la laringe y músculos de la misma, ocasiona una atrofia de estos músculos; pero esta atrofia no llega nunca á ser una degeneración como la que provoca el corte de los nervios motores y es, por otra parte, una atrofia explicable, puesto que á la desaparición de la sensibilidad sigue la falta de uso, bastante para originar aquella atrofia.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] 539 España (CDH )
      Así vemos que la presencia de un cuerpo extraño en las fosas nasales, laringe, etc., da lugar á reacciones tan complejas como el estornudo, la tos, etc., en las que intervienen numerosos músculos, y cada uno de éstos en un momento determinado y preciso (coordinación).
    • 1942-a1958 Jiménez, J. R. Españoles [1987] España (CDH )
      La voz le sube rodando cuesta, digo laringe arriba, se le para bajo la lengua, y la lengua ata la palabra en revoltillo de valor y la lanza al aire.
    • 1942-a1958 Jiménez, J. R. Españoles [1987] España (CDH )
      Su canto pitoflero arrastra en la melodía ácidos, duros roces difíciles del aire comprimido en la fibra vejetal de su ríjida larinje.
    • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] España (CDH )
      La apetencia natural por la bebida se llama sed, y es una sensación de sequedad en la boca y la laringe que desaparece al penetrar el agua.
    • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] 21 España (CDH )
      El bolo alimenticio, que así se denomina el alimento después de haber sufrido la fase de digestión bucal, obstruye a su paso el conducto respiratorio, haciendo que la epiglotis cierre la laringe para impedir su penetración en la tráquea, episodio que podría acarrear la asfixia.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      Se emplea principalmente contra las inflamaciones y catarros de la laringe, sobre todo para combatir la ronquera, así como contra la tos, los catarros pulmonares, etc., amén del escorbuto.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En algunos casos la aparición brusca del espasmo asociada a la deglución de un gran trago de papilla puede crear una distensión de la hipofaringe, fallando el mecanismo de cierre epiglótico de la laringe, e irrumpir violentamente el medio de contraste en las vías respiratorias.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Aunque con frecuencia menor, pueden observarse en la mucosa de la boca y de la laringe, siendo probable que puedan existir a lo largo de todo el tubo digestivo.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Desde un punto de vista de patología general, y considerando que pólipos de otra localización, como sucede en el recto, en la laringe, en el cuello de la matriz, e incluso los mismos adenomas de pulmón, pueden sufrir la degeneración maligna, es de pensar siempre en esta posibilidad igualmente en la poliposis adenomatosa del estómago.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      De tal modo, es sumamente frecuente ver, cómo una neoplasia de, pulmón, de mama, de útero, de laringe, etc., e incluso de recto, pueden cursar y aún llegar a una fase avanzada, a pesar de que el estado de nutrición se conserva y de que el apetito no se altera o sólo en grado leve, sin bien no ocurre así en algunos casos.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Al comenzar la fase faríngea, la laringe asciende bloqueando el paso hacia el árbol respiratorio.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      1) La base del cuello en el espacio comprendido entre la laringe y la columna vertebral.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En el momento de iniciarse dicho tercer acto de la deglución, el músculo cricofaríngeo se relaja a la vez que se contrae el músculo constrictor inferior, con lo que se eleva la laringe y sirve la epiglotis, como decíamos, de superficie de deslizamiento.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Ello conlleva el paso del bolo alimenticio hacia el esófago, deslizándose sobre la epiglotis, la cual, a su vez, cierra la entrada en la laringe.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En ella y a la vez que el paladar blando se eleva, y se aproximan los pilares posteriores de las fauces, se proyecta hacia adelante la pared posterior de la faringe y se eleva el hioides y la laringe, lo que se sigue de una apertura de la boca del esófago por relajación del músculo cricofaríngeo.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Por el contrario, la voz de la Mela silbaba en el aire, después de brincar sorda en la laringe.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 242 Cuba (CDH )
      El viejo, porque si había un viejo y eran dos los hombres en aquella recámara alfombrada en afelpados tejidos de Irkhuz, uno de ellos debía ser el más viejo, por gravitación de años y remembranzas, y era éste que miraba hacia atrás y un tanto arriba, viendo al otro en escorzo con la enorme boca abierta de su discipulario factótum en la auris sectio visual, notó, mientras anotaba, mentalmente, labios (dos), paladar, pilares posteriores, úvula, faringe, amígdalas (o sus nichos, porque habían sido extraídas en púber tonsiloctomía), roja lengua política y dientes (apenas treinta y dos), dientes propiamente dichos en inferior maxilar y en el superior, incisivos, caninos, premolares, molares y muelas de cordura y como seguía riendo, ya sin motivo otro que no fueran sicofancias de aláter, envueltos en la humedad ambiente vio velo de paladar, rafe, úvula (de nuevo), laringe, pilar anterior de velo, otra vez la lengua (¿o era otra?), nichos amigdalinos y pilar posterior de velo, y odontológicamente fatigado volvióse al libro.
    • a1969 Arguedas, J. M. Zorro arriba [1990] Perú (CDH )
      Abría la boca; se rociaba líquido antiasmático en la laringe y seguía comiendo.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Guatemala (CDH )
      — El que agonía deja, agonía lleva... —le reclamaba el Maladrón, no con voz áspera, menoscabada, carcelaria, sino con el tono persuasivo de un tribuno mascador de sofismos, cambio de laringe que no correspondía a la imagen del facineroso que él había esculpido.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] España (CDH )
      El peligro potencial de un cuerpo extraño aspirado, o sea situado en la laringe, tráquea o un bronquio principal, es que siga descendiendo (por insuficiencia o falta del reflejo expulsivo) o se enclave, ya que constituye en ambos casos una suerte de tapón en un territorio bronquial que conduce a que una zona pulmonar quede sin airearse o expansionarse (atelectasia), fenómeno siempre muy grave y de malas consecuencias (neumonía).
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] 95 España (CDH )
      Lo mismo puede decirse de sólidos de pequeño tamaño (migas de pan, granos de arroz, fragmentos de hueso, palillos o tronquitos que se llevaban en la boca, etc.) que, en virtud de una aspiración involuntaria (atragantamiento, reír, suspirar, etc.), pasan a la laringe, tráquea y bronquios.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] España (CDH )
      Los síntomas locales los relataremos refiriéndonos concretamente a las manifestaciones oculares, nasales, de la boca y laringe, pulmonares, digestivas, tegumentarias, nerviosas y diversas.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] 59 España (CDH )
      la que se instaura de manera aguda, obedece ordinariamente a un accidente como los cuerpos extraños que obstruyen el árbol respiratorio, el espasmo y edema de la laringe, el neumotórax, etc., y la que se manifiesta sólo por una modificación del ritmo respiratorio, con falta de aliento o ahogo evidente, es indicio de un estado tóxico que afectó al centro respiratorio (uremia, acidosis, etc.).
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] 45 España (CDH )
      procesos pulmonares (tuberculosis, neumonía o pulmonía, embolia pulmonar, bronquiectasia, absceso y cáncer de pulmón), afecciones cardiovasculares (lesiones de la válvula mitral y aneurisma aórtico), traumatismos torácicos, diátesis hemorrágicas y ulceraciones o varices de la laringe o laringe.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] España (CDH )
      Los síntomas consisten en dolor de cabeza, dolor urente en la piel, aparición de ampollas o flictenas en la misma, irritación de los ojos y laringe, con posibilidad de que sobrevenga un cuadro agudo de edema pulmonar con expectoración de una espuma sanguinolenta, ahogo y muerte.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] España (CDH )
      Los síntomas locales consisten en dolor e hinchazón, a veces tan extensa y distante del punto mordido, que llega a afectar la laringe y producir asfixia.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] España (CDH )
      La diferencia entre una hematemesis y una hemoptisis quedó reseñada cuando nos referíamos a las hemorragias del aparato digestivo; el examen visual de la boca y laringe, así como el pedir al paciente que se suene repetidas veces, descartan las demás posibilidades de origen de la sangre y nos conducen al convencimiento de que ésta procede del aparato respiratorio, casi siempre del pulmón.
    • a1969 Pellicer, C. Cananea [2002] 225 Antología México (CDH )
      / La sangre oculta en la mirada / del que después de la protesta inútil / —los niños, la mujer, la calandria y el perro— / regresa al tiro envuelto en sombras miserables, / en trombas minerales, / en laringes de gases / y entre gallos de amanecer / así arrastrados como perros muertos / al rico basurero de la mina.
    • 1969 Pinillos, J. L. Mente humana [1969] España (CDH )
      El organismo existe en la naturaleza —escribía Pavlov en 1934, en la Enciclopedia Médica Soviética— tan sólo gracias a su continua equilibración con el ambiente... que se efectúa por medio de los reflejos. Semejante equilibración y, consecuentemente, la integridad del organismo y de su especie están aseguradas, ante todo, por los reflejos incondicionados más simples (tales como la tos cuando algún cuerpo extraño entra en la laringe), y luego por los reflejos más complicados, conocidos usualmente con el nombre de instintos (alimentarios, defensivos, sexuales, etc.)...
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Chile (CDH )
      Las papilas de la lengua enrojecidas, el paladar sangriento, la laringe áspera, nada, nada, envuélvanme, viejas, arrópenme bien para que no tirite de fiebre, para no poder mover los brazos ni las manos ni las piernas ni los pies, apúrense, viejas, cósanme entero, no sólo la boca ardiente, también y sobre todo mis ojos para sepultar su potencia en la profundidad de mis párpados, para que no vean, para que él no los vea nunca más, que mis ojos consuman su propio poder en las tinieblas, en la nada, sí, cósanmelos, viejas, así dejaré a don Jerónimo impotente para siempre.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] 125 España (CDH )
      Unas velocísimas bolitas de mercurio acariciaban mi soñarrera de estratos discordantes (tan frágil en un psicópata inestable), cuando Mary se estremeció, dejó caer el «Time», tragó su somnífero, con la gargarizante minuciosidad de un recién operado de laringe, y se tendió a piernas desplegadas, para emitir de inmediato una respiración regularizada.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] España (CDH )
      Se deslizó una flema por mi laringe.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 632 España (CDH )
      «No te entiendo.» Y Jacinto sonrió: «¿Sabes qué día es hoy?» «Trece de marzo. No, catorce. Mañana, quince, se casa Lilaila.» «¿Y ya te has olvidado de que mañana son los Idus de Marzo?» El sorbo de moscatel, al tragarlo, se le metió a Clotilde por la laringe, y empezó a toser.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] 85 España (CDH )
      1.º, por la existencia del órgano del canto llamado siringe, que está situado al final de la tráquea y al principio de los bronquios, al revés que la laringe de los mamíferos, y 2.º, por la presencia de unos sacos aéreos, formados por la dilatación extrapulmonar de determinados bronquios.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] 21 España (CDH )
      He aquí, por vía de ejemplo, unos cuantos órganos de nuestro cuerpo y los actos correspondientes: pelos: protección del cuerpo; glándulas sudoríparas: secreción del sudor; glándulas salivales: insalivación; laringe: [...].
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      El tiroides (situado en el cuello, sobre la laringe) segrega la tiroxina, hormona yodada necesaria para el crecimiento y desarrollo normal del cuerpo, así como también para que el metabolismo se verifique con una cierta intensidad.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      En los vertebrados aéreos consta de los siguientes órganos: laringe, tráquea y pulmones.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Perú (CDH )
      En 1905 dictó curso libre de enfermedades de nariz, oído y laringe y tres años después el Gobierno creó la cátedra y designó al profesor Denegri, que la obtuvo en propiedad y por concurso en 1912, habiéndola regentado durante casi cuarenta años con singular eficiencia.
    • 1946-1974 Fingermann, G. Psicología pedagógica [1975] Argentina (CDH )
      De acuerdo con los objetos recordados, la memoria pasajera puede ser, al igual que la duradera: 1) auditiva (para sonidos, palabras, nombres, números, órdenes, etc.); 2 ) visual (para colores, formas, letras, palabras, tamaños, etc.); 3) olfativa y gustativa (para olores y sabores); 4) mecánica (en que el aprendizaje se hace sin fijarse en el sentido, a lo loro, o apoyándose en impresiones externas, asociando figuras, letras o números a lo que se quiere recordar, como ocurre en los procedimientos mnemotécnicos); 5) motora (para movimientos, ya sean largos, cortos o de dirección, etc., de los miembros o de la laringe); 6) lógica (para fusionar los conocimientos nuevos con los anteriores encadenándolos en forma correcta y ordenada); 7) afectiva (para los estados emocionales o para los hechos o materias que provocan estados afectivos).
    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] Argentina (CDH )
      En la infancia esta denominación comprende un proceso similar a la amigdalitis pero más amplio, pues abarca, además de las amígdalas, la parte posterior del paladar y la Laringe, siendo los síntomas los mismos.
    • 1975 Pinillos, J. L. Psicología [1995] España (CDH )
      Como sistema, escribió por ejemplo en 1934, el organismo puede existir en la naturaleza exclusivamente gracias a su continua equilibración con el ambiente... Tal equilibración, y en consecuencia la integridad del individuo y de su especie, se halla asegurada por lo pronto por los reflejos incondicionados más simples (tal como la tos cuando un cuerpo extraño penetra en la laringe) así como por los reflejos más complejos que habitualmente se conocen por el nombre de instintos...
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] España (CDH )
      El tiroides, o cuerpo pituitario, se encuentra delante de la laringe, a nivel de la llamada «nuez de Adán», y se compone de dos glándulas distintas, la antehipófisis y la posthipófisis y de un Lóbulo intermedio.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] España (CDH )
      Es responsable del crecimiento de los órganos sexuales masculinos; controla el desarrollo de la potencia y desempeña un papel sobre los músculos, los huesos, los riñones, la sangre, la laringe, la piel, los cabellos, etcétera.
    • 1976 Barrera Moncada, G. / Kerdel Vegas, O. Adolescente [1987] Venezuela (CDH )
      [...] debe ser completo, incluyendo peso, talla, tensión arterial, estado nutritivo, examen de piel y mucosas, auscultación cardio-pulmonar, examen de las mamas, de la cavidad oral, laringe, ojos, oídos, tiroides —que merece especial atención—; el examen del abdomen nos puede proporcionar datos muy útiles.
    • 1978 Prensa ABC, 05/02/1978 [1978] España (CDH )
      El tabaco es responsable del cáncer de labios, lengua y laringe y predispone a las bronconeumopatías crónicas.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 58 España (CDH )
      Del mismo modo que a la instigación del sonar de clarines que puntean el garboso ritmo del andar sincopado, se apodera del espectador de un desfile castrense inefable picor eléctrico que, circulando por sus venas con la celeridad del suero desencadenante del parto y hostigando con su vertiginoso e ineluctable goteo el tenaz esfínter del qué dirán, desplaza de su majestuosa inercia el terco puntal de la ecuanimidad que a duras penas comprime el borroso magma depositado en su estómago por un educación de pandereta, apartado el cual, abrazando sin rebozo los sonidos a las rememoraciones y el instinto a la razón, y formando ambos desde el umbilical resorte de partida sordo alud impetuoso, cruzan raudos el esófago y baten en agónico vaivén la laringe del turbulento haciendo como si fuera un nudo en su garganta [...].
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] España (CDH )
      Si el grado de locura de las gentes se midiera por su aspecto, este gallo era el más loco del corral: andaba como si bailara un rock and roll; gesticulaba como si pronunciara una soflama; la nuez de su cuello subía y bajaba por la laringe como un ascensor borracho; y sus ojos de alucinado fosforescían con el fulgor de la trascendencia.
    • 1979 Prensa Revista Hoy, 28/11-04/12/1979 [1979] Chile (CDH )
      El embajador de México en Buenos Aires, en cuya sede se encontraba desde 1976 el ex Presidente Héctor Cámpora (70), había expresado reiteradas veces al gobierno del general Videla que su asilado estaba enfermo, y se temía un cáncer a la laringe.
    • 1980 Azar, R. T. Border Collie [1980] Argentina (CDH )
      Importante: tratándose de quemaduras por cáusticos, evidenciado por las quemaduras en mucosas, laringe y labios, que sugieren la ingestión de un ácido o alcalino corrosivo, se dará en primer término y sin tardanza, aceite vegetal (comestible) en abundancia.
    • 1980 Piglia, R. Respiración artificial [1980] Argentina (CDH )
      La tuberculosis le ha tomado la laringe, de modo que ya no puede hablar.
    • 1980 Piglia, R. Respiración artificial [1980] 268 Argentina (CDH )
      Dicta: Todo el Este habrá de ser una enorme colonia coma una especie de campo de pastoreo de los esclavos no arios, dicta Mein Kampf, Hitler, dice Tardewski, mientras Kafka, a quien la tuberculosis le ha tomado la laringe y ya no tiene voz, sólo escribe para sus amigos más queridos y para su querida Dora Diamant.
    • 1980 Piglia, R. Respiración artificial [1980] 269 Argentina (CDH )
      La enfermedad le ha tomado la laringe.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] España (CDH )
      El Supremísimo se sonó las narices del rapé napoleónico, aclaró la laringe y pronunció, en mesurado tono de estadista, las siguientes palabras, que fueron muy del agrado de la concurrencia según reseñara al día siguiente el columnista de El Eco, Miguel de Cervantes [...].
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] 24 España (CDH )
      Se acordó de nuevo de aquel olor a vino recién fermentado que lo remitía a sus primeras solitarias andanzas por el puerto, un inventario depresivo que él iba a veces restaurando con el apremio del caminante que sólo desea olvidar que siente una sed espantosa localizada en los repliegues de la laringe.
    • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] España (CDH )
      —Niña, ¿te sobraría algo de ungüento para una apostema que me ha salido en la laringe?
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] España (CDH )
      A.– ¿Su tos está en relación directa con la aparición de molestias en la laringe, como por ejemplo picores, escozor y dolor al tragar? / – ¿Se acompañan estas molestias de escalofríos, de fiebre? / – ¿Su voz es más ronca? / – ¿Se intensifican las molestias con cada golpe de tos? / – ¿Cuando tose experimenta una sensación de arañazo detrás del esternón?
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] España (CDH )
      Las alteraciones de la voz, que es el sonido que el aire expelido de los pulmones produce al salir a través de la laringe, haciendo que vibren las cuerdas vocales, pueden deberse a diversas causas que cambian el tono, la intensidad, o el timbre y, finalmente, dificultan la articulación de las palabras.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] España (CDH )
      – Cáncer de laringe.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] 189 México (CDH )
      – La expectoración es el acto de arrojar por la boca, las secreciones que se depositan en laringe, tráquea y bronquios.
    • 1983 Beltrán Pons, B. Guía embarazada [1992] 169 España (CDH )
      Como las primeras respiraciones del recién nacido arrastran las secreciones de la boca, laringe y vías altas del aparato respiratorio, se debe proceder a la limpieza de las secreciones para que no sean absorbidas hacia los pulmones y den lugar a encharcamientos, y en consecuencia, a neumonías por aspiración, aunque sean, quizá, más frecuentes las obstrucciones bronquiales.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 65 México (CDH )

      [...] además tal posición baja asegura una mayor capacidad al primer resonador: la laringe.

    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Con ello se sitúa correctamente la laringe, y se obtiene la libertad de las cuerdas vocales y de los resonadores; el sonido producido por la vibración de las cuerdas vocales es fácilmente amplificado, y las cuerdas mismas, vibrando en libertad, realizan su trabajo con toda eficiencia, lo cual se traduce en mayor resultado con menor esfuerzo, o sea menos fatiga, más resistencia, mejor fonación, y una mayor proyección —o sea alcance— de la voz .
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      II.– La GUTURALIDAD o ENGOLAMIENTO, producido por una epiglotis no completamente abierta, que da un indebido papel preponderante a la laringe como resonador.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 67 México (CDH )
      III.– El FALSETEO, más frecuente en la voz femenina, que al hablar con la laringe en posición demasiado alta, impide las resonancias fundamentales y da exagerada importancia a los armónicos agudos, con un "adelgazamiento" de la voz que resulta cansado para el que habla y para el que escucha, y que tendrá efectos nocivos sobre la intensidad del sonido y sus inflexiones expresivas.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      M, en que la vibración del aire no se produce en la laringe, sino en el fondo de las fosas nasales, siendo las ventanas de la nariz los únicos transmisores de la vibración al exterior.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      El aire de la boca vibra así no sólo por simpatía indirecta, sino por impulso directo del aire vibrante en las fosas nasales y en la laringe.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 190 México (CDH )
      Son también idénticas las reglas de la impostación, puesto que en el canto, más que nunca, debemos dejar en plena libertad nuestra laringe, para obtener de ella el mejor rendimiento.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 78 México (CDH )
      La vibración del aire se produce en la laringe misma, y es comunicada al exterior a través de la boca, cuya forma y posición casi no influyen en este fonema.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 78 México (CDH )
      Como en el caso anterior, debe equilibrarse el sonido, de modo que no resulte desgarrante para la laringe, ni, en el otro extremo, tan suave que pierda sus características propias.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] este ataque es producido en la laringe: la epiglotis cierra el paso al aire, y lo libera brusca o suavemente.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Pausas más o menos frecuentes y largas en la locución, llenadas con inspiraciones perceptibles, tal vez ruidosas en la laringe, ayudarán a subrayar el efecto.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Una afección de las vías respiratorias o de la laringe, provoca una impostación "lisa" (sin vibración y casi destimbrada en los afónicos) o "gangosa" por la ausencia de uso de las fosas nasales en la resonancia.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Por otra parte, si, como ya hemos dicho, el resonador boca debe obedecer los requerimientos de la precisión tonal y de la nobleza de timbre, los movimientos de los labios nunca deben abandonar su correcto funcionamiento para la producción de los timbres básicos del idioma en que se está cantando: aquí es donde se presenta esa aparente contradicción, a la que ya hemos aludido, entre buena impostación y buena dicción, contradicción que es totalmente artificial pues la impostación tiene su sede en la laringe, la faringe y el paladar, mientras que la dicción depende de los labios y la lengua, de modo que, si ambas son correctas, no hay oposición entre ellas.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Esa gradación, que, se logra fácilmente en el crescendo, presenta especiales problemas en el diminuendo, los cuales a veces se tratan de subsanar controlando el aire en los labios, o peor aún, con la laringe misma mediante contracciones u oclusiones parciales, con las que lo único que se logra es ahogar el sonido, desimpostarlo, engolarlo o muchas otras cosas viciosas, pero nunca hacer un agradable "filato", nombre tradicional de esos diminuendos que llegan tan gradualmente al silencio, que a veces resulta difícil señalar en qué momento ha cesado el sonido.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Mientras el diafragma disminuye su acción, ni la laringe, ni los resonadores deben cambiar su posición: el sonido disminuirá porque disminuye el aire que lo produce, no porque la epiglotis, los labios, o cualquier otro órgano se interponen en su emisión.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      A veces el fenómeno descrito es natural, producido por condiciones adversas de la laringe o de los resonadores, y por lo tanto, insubsanable.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Todo lo cual se logra mediante la correcta colocación de la laringe, y el eficiente uso de su musculatura.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Conforme a ese estilo, las notas fáciles, llamadas "naturales", o sea las centrales y las graves, se emitían impostadamente; pero en las notas "artificiales" o sea en el registro agudo, la dificultad de tensar suficientemente las cuerdas vocales, que se pretendía lograr mediante movimientos de la laringe en contra de la naturaleza involuntaria de los músculos tiro-aritenoideos, hacía abandonar el procedimiento, y se cantaba en la región aguda en "falsete", es decir, en forma semejante a los "armónicos" de los instrumentos de cuerda o al registro agudo de los de aliento, o sea no aprovechando el sonido fundamental, sino sus resonancias armónicas, favorecidas por determinada posición de los resonadores vocales.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] si para que el timbre de la voz no varíe, la impostación debe continuar idéntica en cuanto a libertad de la laringe, en cambio debe tratarse de favorecer la frecuencia de vibración, que como sabemos es más rápida cuanto mayor es la agudez del sonido, con un correcto uso de los resonadores.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Si el cantante imposta su voz correctamente, dando toda libertad a su laringe, controla debidamente su afinación a partir de su oído, y cuida el adecuado movimiento de sus labios, logrará simultáneamente perfecta dicción, perfecta emisión del sonido con una hermosa calidad, y perfecta afinación.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 217 México (CDH )
      Al enseñar su habilidad, el maestro de cualquier otra técnica puede intervenir directamente en lo que el alumno hace: el de piano supervisará y modificará físicamente la posición de las manos del alumno sobre el teclado; el de pintura mezclará los colores y corregirá materialmente las pinceladas del principiante; pero el maestro de canto sólo puede percibir el resultado del trabajo de su alumno, sin poder vigilar ni intervenir directamente en la posición de su laringe, la tensión de sus cuerdas vocales, la elevación de su paladar blando, etc. [...].
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      APARATO RESPIRATORIO: 1.– Laringe. 2.– Tráquea. 3.– Bronquios. 4.– Pulmones
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      APARATO RESONADOR: 1.– Fosas nasales. 2.– Ventanas de la nariz. 3.– Labios. 4.– Paladar duro. 5.– Paladar blando. 6.– Uvula. 7.– Lengua. 8.– Maxilar inferior. 9.– Faringe. 10.– Epiglotis. 11.– Laringe. 12.– Esófago
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      ESQUEMA DE LA LARINGE: 1.– Epiglotis. 2.– Hueso Hioides. 3.– Cartílago Tiroides. 4.– Cartílago Cricoides. 5.– Anillo de la tráquea. 6.– Cuerdas vocales superiores. 7.– Cuerdas vocales inferiores. 8.– Glotis. 9.– Vestíbulo
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      3 Al forzarse el movimiento de la mandíbula inferior, pretendiendo ampliar la apertura de la boca, la acción de los músculos esterno-cleido-mastoideos "descoloca" la laringe, desplazando su posición correcta; e interfiere con la libertad de movimiento de las cuerdas vocales, perjudicando el sonido
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 65 México (CDH )
      En primer lugar, la laringe debe estar firmemente colocada en posición baja, dependiendo así para su estabilidad de músculos que, estando contraídos, le dan seguro apoyo [...].
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      laringe, boca, fosas nasales y senos óseos.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      4.– Que el aparato resonador, en todas sus porciones y cavidades, reciba libremente el aire puesto en vibración por la laringe.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Las fosas nasales comunican por adelante y abajo con el exterior, y por detrás con la laringe.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Las vías respiratorias comprenden las fosas nasales, la boca, la laringe, la laringe, la traquearteria y los bronquios.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Igualmente la laringe, aunque forma parte de las vías respiratorias, es el órgano esencial del aparato fonador, y remitimos su descripción al lugar oportuno.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      La vibración de la columna de aire no se produce en la laringe, sino en el paladar blando, la lengua, etc. El sonido resultante no será en realidad un timbre básico, ya que no está producido por el órgano que es la base de la fonación, sino que tendrá un carácter distinto.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      La laringe proviene de la diferenciación de los dos anillos superiores de la tráquea.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 30 México (CDH )
      Esos músculos están recubiertos de mucosas, que dejan libre solamente su borde interior, y adhieren el exterior, en toda su extensión, a la pared de la laringe.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      El esqueleto de la laringe es casi puramente cartilaginoso.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 31 México (CDH )
      Unico hueso en la laringe es el hioides, medio anillo óseo unido a la parte superior del cartílago tiroides mediante ligamentos.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 31 México (CDH )
      Al hueso hioides se insertan los músculos que mantienen a la laringe en su sitio, y que pueden hacerla subir o bajar, a voluntad.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Está integrado por todas las cavidades superiores a la laringe: laringe, boca, fosas nasales y senos óseos.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Como más abajo veremos, reciben y modifican la vibración del aire producida por la laringe, coadyuvando en parte importante al resultado sonoro de la fonación.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] por abajo, la lengua, tras la cual se abre la laringe.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Como ya dijimos, su órgano fundamental es la laringe, que afecta la forma de un pequeño embudo cuyo orificio mayor comunica por arriba con la faringe, y el menor por abajo con la tráquea.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Entre ellos se sitúa un estrecho espacio llamado istmo de la garganta, que termina directamente en la laringe, en la parte delantera, y en el esófago en la parte posterior.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] 37 México (CDH )
      3.– Los músculos relacionados más o menos de cerca con la laringe no son empleados en la respiración, dejándoles que funcionen más descansada y eficazmente en el control de la posición de funcionamiento específico del aparato fonador.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Llevan el nombre de "timbres básicos", porque en realidad son variaciones, o "colores" del sonido producido naturalmente por la laringe al poner en vibración, por la acción de las cuerdas vocales, la columna de aire resultante de la espiración.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] la respiración clavicular, especialmente si es forzada, distrae a los músculos del cuello de su más importante función estabilizadora de la laringe, y provoca movimientos poco agraciados de los hombros; la costal es relativamente lenta, y ofrece poco control de la espiración.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Como hemos dicho, la voz humana se produce mediante el aprovechamiento de una columna de aire que, causada por la contracción de los pulmones, es puesta en vibración al pasar por la laringe, y el sonido resultante es ampliado y modificado en su calidad por los resonadores.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Y además, como las cavidades blandas son modificables a voluntad (la laringe subiendo o bajando; la laringe, comprimiendo sus paredes laterales, etc; las fosas nasales, moviendo el paladar blando; y sobre todo la boca por medio de movimientos de la lengua, los carrillos, los labios, etc.) el timbre natural puede variarse casi infinitamente, acompañando la vibración aérea fundamental, producida por la laringe, con vibraciones armónicas producidas por los resonadores.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Y además, como las cavidades blandas son modificables a voluntad (la laringe subiendo o bajando; la laringe, comprimiendo sus paredes laterales, etc; las fosas nasales, moviendo el paladar blando; y sobre todo la boca por medio de movimientos de la lengua, los carrillos, los labios, etc.) el timbre natural puede variarse casi infinitamente, acompañando la vibración aérea fundamental, producida por la laringe, con vibraciones armónicas producidas por los resonadores.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Y además, como las cavidades blandas son modificables a voluntad (la laringe subiendo o bajando; la laringe, comprimiendo sus paredes laterales, etc; las fosas nasales, moviendo el paladar blando; y sobre todo la boca por medio de movimientos de la lengua, los carrillos, los labios, etc.) el timbre natural puede variarse casi infinitamente, acompañando la vibración aérea fundamental, producida por la laringe, con vibraciones armónicas producidas por los resonadores.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Producido el sonido en la laringe, todas las cavidades del aparato resonador entran en juego: el aire contenido en ellas modifica su vibración, en cuanto a la forma de ella, de acuerdo con el volumen y proporciones de esas cavidades.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Si las cuerdas se tocan en toda su arista, el paso de aire queda interrumpido y no hay sonido ninguno; igual cesación del sonido se obtiene obstruyendo la columna del aire en cualquier punto de su trayectoria: bajando la epiglotis hasta cerrar la salida de la laringe, o cerrando firmemente los labios de la boca y obstruyendo las fosas nasales.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Las cuerdas vocales, al obstaculizar parcialmente el paso del aire, hacen que éste corra intermitentemente hacia la laringe; es decir, le imprimen una vibración que lo convierte en sonoro.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Muy frecuentemente se cree que las cuerdas vocales funcionan como las cuerdas de un violín, desempeñando el aire el papel del arco; este error motivado por el nombre impropio de "cuerdas" dado a los repliegues de la laringe, debe ser abandonado.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      La corriente de aire producida por la espiración pasará inevitablemente a través de la laringe, que, como hemos visto, constituye el extremo superior de la tráquea.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Perú (CDH )
      En la lengua se presenta en forma de estrellitas, y en la laringe en forma de crestitas, como también en el contorno de las encías en forma redondita a veces.
    • 1986 Ardila, M. Alimentación niño [1986] España (CDH )
      Su papel en la formación de tumores cancerosos en la laringe, pulmón, esófago y senos, es reconocido por todas las autoridades médicas.
    • 1986 Ardila, M. Alimentación niño [1986] España (CDH )
      [...] son las células del intestino, boca, laringe y órganos semejantes, las del tejido linfático, sangre, piel y médula de los huesos.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cuba (CDH )
      Volví a moverme dentro y contra su orificio oral, debatiendo mi bálano entre la lengua mullida y la laringe velar, evadiendo los colmillos lupinos —y el cielo de su boca fue testigo de mi eyaculación, que inundó su cavidad bucal, haciéndole los dientes de leche de nuevo.
    • 1987 Aguirre, E. Paleontología Humana 116 HPaleontología España (CDH )
      Entre los trabajos de Anatomía comparada y funcional que, dentro de lo tradicional del método, se han presentado con gran novedad, gracias al aumento del registro o a la perspicacia en un equipo investigador, merecen destacarse los relativos a la laringe, glotis y basicráneo, (J.T. Laitman) y del aparato locomotor.
    • 1987 Bañó, F. Curso relajación [1987] España (CDH )
      (ADVIERTAN LA SUAVE penetración del aire en garganta, laringe, y bronquios).
    • 1987 Brusco, O. J. Comer [1987] Argentina (CDH )
      ¡Algunos que lo intentaron casi se ahogan! Las partículas son livianas y pueden introducirse en la laringe en lugar de la faringe.
    • 1987 Prensa ABC, 10/04/1987 [1987] España (CDH )
      Del 85 por 100 de laringe, del 65 por 100 de cavidad bucal y del 45 por 100 de los cánceres de vejiga.
    • 1987 Tagarano, R. El SBernardo [1987] Argentina (CDH )
      Tratándose de algún cáustico, evidenciado por las quemaduras en mucosas de la boca, laringe y labios, que sugieren la ingestión de un ácido o alcalino corrosivo, dar en primer término e inmediatamente a tomar aceite vegetal (comestible) en abundancia.
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Venezuela (CDH )
      [...] por ejemplo, a veces los resfriados comienzan en las mucosas de la nariz y otras veces en la laringe; de allí se propagan y las partículas virales, alojadas ya en los tubos más pequeños de las vías bronquiales, inician la gripe.
    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] España (CDH )
      Tenía la laringe llena de disculpas rebeldes, decididas a quedarse allí.
    • 1988 Montero, R. Amado amo [1988] España (CDH )
      Carraspeó y rugió un par de veces intentando desatar el nudo que atenazaba su laringe; Conchita despegó los ojos de la pared y le contempló con expresión profundamente airada: quizá había tomado sus afanes respiratorios por regüeldos.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Luego se pasa al cuello, buscando traumatismos, contusiones o heridas, hematomas, zonas dolorosas, palpando cuidadosamente tanto la región anterior, donde se exploran la laringe y la tráquea, como la zona posterior, palpando la nuca y en ella las apófisis espinosas de la columna vertebral cervical; se observará si esta palpación despierta dolores.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Si se produce una obstrucción respiratoria, se tratará de limpiar la boca y la laringe, y de extraer los cuerpos extraños que hubiera.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Desobstruir las vías respiratorias, limpiando la boca, la nariz y la laringe y retirando eventuales cuerpos extraños.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Si la víctima tiene dificultad respiratoria, no puede inspirar, es probable que el cuerpo extraño se encuentre alojado en la laringe o en la tráquea, y en este caso es urgente la extracción, pues puede ocurrir la muerte por asfixia.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] 144 Argentina (CDH )
      Se aflojarán las prendas que compriman el cuello, el tórax y el abdomen, se colocará a la persona boca arriba y se pondrá detrás de los hombros alguna prenda enrollada para hiperextender el cuello y de esa manera liberar la laringe, de modo que la base de la lengua no produzca obstrucción.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Sacar a la víctima del agua, limpiarle la boca y la laringe lo más rápido posible, retirando todo lo que obstruya (arena, barro, mucosidades, etc.), y colocarla boca abajo con la cabeza ladeada.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Previo a cualquier maniobra de respiración artificial se debe proceder a dejar expeditas las vías aéreas superiores, evacuando todo material extraño que se encuentre en la boca, las fauces o la laringe; para ello se abre la boca y, con los dedos en forma de gancho, a veces rodeados por un pañuelo, se extraen los elementos extraños (fíg. 16– 5).
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] 148 Argentina (CDH )
      Luego se efectúa una hiperextensión del cuello, doblando hacia atrás la cabeza (fig. 16– 6), para evitar que la base de la lengua, al caer hacia atrás, obstruya la laringe.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Argentina (CDH )
      Posee uso medicinal, provoca irritación de la boca y la laringe, y además también causa insuficiencia renal.
    • 1988 Prensa El País, 02/02/1988 [1988] España (CDH )
      El padre del Rey, don Juan de Borbón, fue sometido ayer a una intervención quirúrgica en la Clínica Universitaria de Pamplona, en el transcurso de la cual se le extirpó la laringe, según el parte médico facilitado por la dirección del centro sanitario a las seis de la tarde.
    • 1988 Prensa El Universal, 17/04/1988 [1988] Venezuela (CDH )
      Los cuerpos extraños, como dentaduras postizas o comida, presentes en la boca durante el accidente pueden alojarse en la glotis y obstruir parcial o completamente el área de la laringe o en la parte superior de la tráquea pueden provocar fractura o heridas de estas estructuras y por consiguiente comprometen la vía aérea.
    • 1988 Prensa El País, 02/02/1988 [1988] España (CDH )
      El padre del Rey, sometido a una extirpación total de la laringe
    • 1988 Teitelboim, V. País prohibido [1988] Chile (CDH )
      Tal vez, mezcla de laringes, o de recovecos del alma, que nos hacen hablar más para callado.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      Está constituido por una serie de piezas óseas o fibrocartilaginosas articuladas entre sí que suspenden la lengua, la faringe y la laringe de la base del cráneo, concretamente de la apófisis estiloides del temporal, de una manera que no afecte la gran movilidad de los órganos citados.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      – Tirohioides ("astas tiroideas"), unidas rostralmente al cuerpo y articuladas caudalmente con el cartílago tiroides de la laringe.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      Tiran de la laringe (y por tanto del hioides y de la base de la lengua) hacia atrás y abajo contribuyendo así a la deglución.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      Fijan la laringe y el hioides para que puedan actuar los depresores de la lengua durante la succión por ejemplo.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      Su porción más craneal se fusiona en parte con el M. esternohioideo y se relaciona medialmente con el M. esternotiroideo, la glándula tiroides y la cara ventral de la laringe.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cuba (CDH )
      Este tipo de tejido conectivo también está presente en el cono fibroso de la laringe, en los ligamentos de relación entre el hueso hioides y los cartílagos tiroides y epiglotis.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] 131 Cuba (CDH )
      [...] se encuentra en todas las superficies articulares de las relaciones sinoviales, en los cartílagos costales y en el esqueleto cartilaginoso de la laringe y los anillos de las vías ventilatorias.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cuba (CDH )
      [...] en el cartílago epiglotis de la laringe y en la arborificación bronquial de los pulmones.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cuba (CDH )
      1. El reservorio cerebral, 2. las cápsulas olfatoria y auditiva, 3. los arcos viscerales en las paredes de la laringe primitiva, y 4. en los huesos dérmicos membranosos, los cuales originalmente se situaron en la piel de la cabeza y en el techo de la cavidad bucal (Hamilton, Yoffey).
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      Dos de los accidentes más conocidos: el síncope termodiferencial o hidrocución (aumento de la frecuencia cardiaca, falta de oxigenación de la sangre, hipotensión y pérdida de conocimiento) y el espasmo de laringe (imposibilidad para la penetración del aire a los pulmones por cierre de la laringe) están producidos por la diferencia de temperatura existente entre el cuerpo (caliente) y el agua (fría), por el contacto brusco con la superficie acuosa y por el miedo.
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      [...] piel y mucosa de la nariz, faringe, laringe y conjuntiva ocular, y cuando penetran en el interior las originan sobre los órganos internos (sangre, bronquios, pulmón, cerebro etc.) y mucho más cuando actúan en colaboración.
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      Dos de los accidentes más conocidos: el síncope termodiferencial o hidrocución (aumento de la frecuencia cardiaca, falta de oxigenación de la sangre, hipotensión y pérdida de conocimiento) y el espasmo de laringe (imposibilidad para la penetración del aire a los pulmones por cierre de la laringe) están producidos por la diferencia de temperatura existente entre el cuerpo (caliente) y el agua (fría), por el contacto brusco con la superficie acuosa y por el miedo.
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] 49 España (CDH )
      Basta recordar la influencia del tabaco y el alcohol en la aparición de los tumores malignos de pulmón, boca, laringe, esófago e hígado, y la asociación de la obesidad con las neoplasias malignas de colon, próstata, páncreas, mama, ovario, riñón, útero y vesícula.
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      Son muy numerosos los casos de gastritis, pancreatitis, enfermedades del sistema nervioso periférico, cánceres de boca, laringe, faringe, esófago e hígado y cirrosis hepática (esta última ocupa el noveno lugar entre las causas generalmente de muerte).
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      El de laringe ocupa el segundo lugar y a continuación vienen el de labios y lengua.
    • 1989 Prensa ABC, 14/07/1989 [1989] España (CDH )
      Este tercer macroconcierto del verano madrileño tiene como cabeza de cartel a un veterano del blues-rock y otras derivaciones de la música negra más primitiva, un aparentemente recuperado Joe Cocker cuyo último disco, One night of sin, sigue la linea del anterior, Unchain my heart, en el que la voz cascada de Cocker, cultivada desde el codo a la laringe, pierde parte del patetismo y la espontaneidad de su época «maldita» para dar paso a producciones más cuidadas y menos «duras».
    • 1989 Rdz-Martos, A. Manual alcoholismo [1989] España (CDH )
      Se comprueba (Brownson y Chang [1987]) el aumento de riesgo sinérgico a cargo del alcohol y el tabaco, con respecto al cáncer de laringe, habiéndose identificado también una relación significativa dosisdependiente entre alcohol y cáncer.
    • 1990 Calle Capilla, R. A. Yoga [1990] España (CDH )
      Para que el cuerpo pueda transpirar mejor, para que libere todas sus energías, para que esté limpio de flemas e impurezas de todo tipo, el hatha-yoga dispone de numerosos procedimientos de limpieza naturales, que se encargan de higienizar oídos, laringe, garganta, estómago, recto, ano, senos frontales, ojos, intestinos, etc. Ninguna parte del cuerpo ha sido ignorada.
    • 1990 Calle Capilla, R. A. Yoga [1990] 73 España (CDH )
      Los músculos pectorales son revitalizados; quedan beneficiados los nervios espinales y restablecido el equilibrio del sistema simpático; dota de elasticidad a las articulaciones pelvianas, ejerce masaje sobre la región lumbar y tonifica potentemente las vísceras abdominales; estimula favorablemente la tráquea, la laringe y la glándula pineal; abastece de sangre la región cervical y permite la entrada de aire hasta los mismos vértices pulmonares; previene contra los trastornos digestivos, las hemorroides, el estreñimiento, el asma, la bronquitis y los desequilibrios endocrinos.
    • 1990 Calle Capilla, R. A. Yoga [1990] 104 España (CDH )
      Hrd-Dhauti (Higiene de la garganta, la laringe y el estómago): [...].
    • 1990 Calle Capilla, R. A. Yoga [1990] España (CDH )
      Esta técnica purifica el estómago y limpia de impurezas la laringe.
    • 1990 Calle Capilla, R. A. Yoga [1990] España (CDH )
      Los yoguis conceden primordial importancia a la purificación interior, y por tanto han ensayado durante milenios estas técnicas para purificar los senos frontales, la boca, la garganta, la laringe, el estómago, los intestinos y el recto.
    • 1990 Melo, J. V. Notas [1994] 94 México (CDH )
      Y, de pronto, como inesperado a fuerza de guardar dos horas, el mito aparece: mínimo, delgado, sin signos de envejecimiento, perfecto show-man aleccionado por los viajes, la fama y Armstrong, frágil y trompudo, cara'e foca, sudando un poco (signo de danza y no de actitud moral, acción y no pensamiento, exteriorización y no manifestación paradójica de interiorización), mandando, ordenando a las trompetas, conformando la sucesión de acordes, indicando entradas a los saxofones (con las manos), y a los clarinetes (con un pie, con otro pie, con los ojos, con un curvarse del cuerpo, con un nunca estarse quieto, y, sobre todo, con ese grito cuyo valor semántico debe ya ser definido, aullido de animal, permanencia del sexo, manifestación plena y feliz de las posibilidades conjuntas de la laringe, la tráquea y la primera región del intestino delgado).
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] 146 Venezuela (CDH )
      Estas lesiones se sitúan en cualquier parte de la boca, pero generalmente afectan el paladar, la lengua (fig. 29) y la cara interna de las mejillas y labios de donde se puede extender por contigüidad hacia la parte cutánea de los labios, hacia la faringe, laringe y bronquios como también hacia las fosas nasales.
    • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] España (CDH )
      Y ya Dionisio se desperezaba y estiraba sus músculos con inacabable holgura en el regazo de tan portentoso lugar, mientras su laringe, su tráquea y sus pulmones aprovechaban la ocasión para dilatarse y embriagarse —inspirando y espirando abdominalmente en ocho tiempos— con la fragancia del aire inmóvil que allí reinaba, y ya la Kumari, sin rozar a Dionisio ni siquiera con el soplo de su divina respiración, se deslizaba hacia el punto final de la epopeya.
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] España (CDH )
      [...] , y lo repetía luego en distintas tonalidades, incorporando nuevos instrumentos a la orquesta y desplegando recursos cada vez más sofisticados —al obstruir la laringe con la campanilla lograba un pizzicato, aunque nada le causaba tanta satisfacción como los trémolos que obtenía manipulando la nariz—, hasta concluir con un finale grandioso en el que irrumpían los platillos (lengua y dientes) [...].
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] España (CDH )
      «O pongo en cintura a mi laringe o puedo despedirme para siempre de la granja.»
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] 113 España (CDH )
      Quiso enfrentarse a la fatalidad y levantó la diestra, transformada a su vez en garra, con ánimo de desautorizar a su laringe, pero su reacción llegó demasiado tarde: Gerardo le había dado la espalda y, de pie ante la estantería, inclinaba en ese instante las dos fatídicas botellas sobre el vaso.
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] España (CDH )
      [...] lo exponía con la laringe, en voz muy baja, expulsando el aire por la nariz [...].
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] 28 España (CDH )
      Se dijo (esta vez sin salirse de sí mismo) que él no era el responsable de aquel alarido demoníaco: un espíritu había usurpado su laringe, pulsado sus cuerdas y expuesto un tema que no tenía ninguna intención de elaborar.
    • 1990 Trías, C. Encuentro [1990] España (CDH )
      Bronquios, laringe y cardias —sus tres talones de Aquiles— seguían sin dar señales de vida, lo que teniendo en cuenta su historial, no dejaba de ser alarmante: receloso de esos órganos, había almacenado una buena provisión de sulfamidas, calmantes y analgésicos, y se mantenía en guardia, el ojo interior siempre abierto, sabiendo que aprovecharían el menor descuido de su espíritu para desencadenar un ataque combinado y por sorpresa.
    • 1991 Cano Gaviria, R. Lección abismo [1991] 15 Colombia (CDH )
      Con lo cual no quería decirme exactamente lo que entendí y seguramente también tú has entendido ahora... ¿Pues sabes por qué hay tan buenos cantantes en Italia? Resulta que un tal doctor Carter Moffat analizó en 1884 la composición química del aire italiano descubriendo que era rica en peróxido de hidrógeno y amoníaco, que son gases que aumentan el volumen de la voz y aclaran el timbre... Tan pronto como los pulmones han aspirado cierta cantidad de aire cargado de peróxido de hidrógeno, la laringe se dilata, las cuerdas vocales adquieren mayor sonoridad y la voz se hace más bella y robusta.
    • 1991 García Schz, J. Historia triste [1991] 371 España (CDH )
      La respiración diafragmática, la que llena las cavidades de arriba abajo, de modo que en ella toman parte todos los músculos y forma una adecuada máquina con ese conjunto constituido por pulmones, tráquea, laringe, garganta, lengua y labios.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Es una glándula situada en la parte anterior del cuello y debajo de la laringe; cuando se hincha da lugar al bocio.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      El primero consta de diversos órganos: boca, laringe, esófago, estómago e intestinos.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Es un tubo que enlaza la laringe con el estómago, atravesando el diafragma; tiene unos 25 cm de longitud y sus paredes poseen fibras musculares que producen movimientos peristálticos para hacer avanzar el alimento hacia el estómago.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Se inicia en la laringe, órgano encargado de producir la voz, y se continúa por la tráquea, que desciende delante del esófago.
    • 1991 Sastre, A. Revelaciones [1991] España (CDH )
      Suena una música extraña que ella misma emite con su laringe, y que parece el silbido de un pájaro misterioso y lejano [...].
    • 1991 Sastre, A. Revelaciones [1991] España (CDH )
      Yo puedo ser tu laringe y tu estatura; lo que tú necesites.
    • 1991 Schz Espeso, G. Mujer matar [1991] España (CDH )
      Celestino nunca hubiera acabado de entender el contenido de aquella frase si, en ese preciso momento, no hubiera aparecido en la puerta, identificándose como el Padre de Josefina, un hombrecillo trivial, con el cuerpo atravesado de tics nerviosos, que a nadie hubiera enamorado si no fuera porque llevaba dentro de la laringe una de esas flautas que hacen contonearse a las serpientes.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 150 Cuba (CDH )
      Buscaron caracoles en la orilla del lago y robaron fresas del huerto de un labrador para merendar algo bajo la fronda de los pinos; se subieron a los árboles para ver de cerca los nidales de los gorriones y bajaron por la laringe griposa de una cueva para hacer maldades a los murciélagos.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 178 Cuba (CDH )
      Al amanecer salía a la superficie para entrenar a las palomas y recoger colillas de cigarros, porque estaba terminantemente prohibido fumar en las laringes subterráneas de la capital.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 206 Cuba (CDH )
      De rato en rato, como olas de una marea, le atacaban fuertes convulsiones, y la inglesita tenía que hacer de tripas corazón para extraerle las pelotas de sangre coagulada que se le trababan con los espasmos en la laringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      El tiroides es un órgano voluminoso, situado bajo la laringe, delante de la tráquea.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      [...] laringe, faringe, corazón, pulmones, estómago e hígado, y, finalmente, el nervio espinar (accesorio del vago).
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      El estómago (fig. 1B), órgano sacciforme, no es un simple conducto de paso, como la laringe y el esófago, sino uno mucho más complejo, que retiene los alimentos, sobre los que actúa mecánica y químicamente.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      El examen de la parte posterior del trozo anterior de una laringe cortada frontalmente permite ver la porción más importante del conducto laríngeo en relación con la función fonética: la glotis, hendidura de amplitud muy variable limitada por cuatro repliegues, dos a cada lado, las cuerdas vocales.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      El bolo es dirigido hacia abajo, y para impedir que se desvíe hacia el conducto aéreo, se efectúa el retroceso de la lengua y el descenso de la epiglotis, que cierra la laringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Algunos de ellos se insertan en el hueso hioides y en los cartílagos laríngeos, por cuya razón su desplazamiento, especialmente el ascenso o descenso durante la deglución, conlleva el de la laringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La laringe se une por el tiroides al hioides (membrana tirohiodea) y por el cricoides, a la tráquea; otras membranas y ligamentos mantienen relacionadas las distintas piezas por las superficies articulares.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La faringe se describirá con el aparato digestivo; de la laringe nos ocuparemos cuando la examinemos como aparato fonador. La tráquea se extiende desde la laringe al origen de los bronquios: es un conducto compuesto de anillos en forma de C, con la convexidad dirigida hacia adelante; por tanto, el conducto traqueal sólo es cilíndrico por su parte anterior y plano por la posterior, que está cubierta por una membrana.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La epiglotis es una lámina ovalada, emplazada detrás del tiroides, por encima del orificio superior de la laringe, sobre el cual desciende, a modo de opérculo, en el acto de la deglución.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Otros dos pequeños cartílagos, los áritenoides, ubicados en la parte superior y posterior del cricoides y, por tanto, no son visibles en una proyección anterior de la laringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Se ha mencionado la laringe como parte del conducto aerífero; pero además es un aparato fonador, y como tal vamos a examinarlo a continuación: consta de las siguientes piezas cartilaginosas, articuladas y unidas por ligamentos y movidas por músculos tiroides, cricoides, aritenoides y epiglotis.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La faringe se describirá con el aparato digestivo; de la laringe nos ocuparemos cuando la examinemos como aparato fonador. La tráquea se extiende desde la laringe al origen de los bronquios: es un conducto compuesto de anillos en forma de C, con la convexidad dirigida hacia adelante; por tanto, el conducto traqueal sólo es cilíndrico por su parte anterior y plano por la posterior, que está cubierta por una membrana.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La porción conductora empieza en la nariz y accesoriamente en la boca y sigue con la cavidad nasal, faringe, laringe, tráquea y bronquios.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Músculos de la laringe, que relacionan entre sí los cartílagos que la forman y participan de modo indirecto o directo (cuerdas vocales) en la fonación.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Pequeño e independiente, no se articula con ningún otro y parece suspendido en la parte anterior del cuello, entre el maxilar inferior y el primer cartílago de la laringe; tiene, como aquél, el aspecto de herradura, con la concavidad dirigida hacia atrás; consta de una parte media o cuerpo y dos prolongaciones desiguales, llamadas astas, a cada lado, que se proyectan hacia atrás y arriba.
    • 1992 Rubio, F. Sal chocolate [1992] España (CDH )
      A pocos metros Judas afina su laringe seis años con todo tipo de accesos guturales y atisba el rinconcito adjudicado desde meses atrás para sus secreciones, de pronto plagado de trampillas, picado de sebo, restos de pelo azul y tierra removida, señales que anuncian al animal que algo comienza a moverse en su contra en el sembrado de «La Isla».
    • 1992 Zanders, E. Breve HÓpera [1992] Venezuela (CDH )
      El 29 de noviembre de 1924 murió en Bruselas, después de una operación de cáncer en la laringe.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Argentina (CDH )
      Tanto en casos crónicos como agudos, el propóleo resulta sumamente efectivo en el tratamiento de todo tipo de afección de las vías respiratorias, tanto de las mucosas nasales, como de la garganta, laringe, laringe, tráquea y bronquios.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Argentina (CDH )
      En el XXXI Congreso de Apicultura de Budapest, C. Popovici, notable otorrinolaringólogo ruso, informó del tratamiento por este método de casi 2.000 pacientes con afecciones agudas y crónicas de la laringe y fosas nasales, con apenas un 1,8% de casos con reacciones alérgicas.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Argentina (CDH )
      La aplicación de esta mezcla consiste en limpiar completamente de secreciones la laringe y naso-faringe, y efectuar toques con la mezcla sobre la mucosa de las mismas; el tratamiento se repite diariamente durante 110 a 15 días, utilizando en cada aplicación 2 mg del preparado.
    • 1993 Tomasini Bassols, A. Lenguaje religioso Religión México (CDH )
      Por ejemplo, se dice de Dios que está en todas partes y en ninguna, que tiene voz sin por ello implicar que tiene laringe, cuerdas vocales y demás, que nos protege permanentemente y sin embargo se manifiesta sólo en raras ocasiones, etc., es decir, cosas que no tendría el menor sentido aseverar de los usuales objetos espacio-temporales, por ejemplo.
    • 1994 Becoña, E. / Palomares, Á. / García, M. P. Tabaco y salud [1994] España (CDH )
      Además, el uso prolongado de estos productos se correlaciona con un incremento en el riesgo de padecer cáncer de boca, laringe, garganta y esófago, así como con un aumento del riesgo de infarto de miocardio.
    • 1994 Paredes M., R. Manifestaciones pulmonares Sida Chile (CDH )
      El compromiso pulmonar es más bien intersticial y/o localizado, o puede comprometer la vía aérea en tráquea, laringe o bronquios gruesos.
    • 1994 Pineda Milicich, R. Lombricultura [1994] Perú (CDH )
      Consta de boca, laringe, esófago, buche, molleja, intestino y ano.
    • 1994 Pineda Milicich, R. Lombricultura [1994] Perú (CDH )
      Tienen un ganglio cerebral a la altura de la laringe, de donde parten dos cordones que se unen y forman el cordón nervioso central que va hasta el último segmento de la lombriz.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 01/06/1994 [1994] España (CDH )
      El consumo de tabaco es responsable de más de 40.000 muertes al año en España y además del 30% de todos los cánceres diagnosticados, en especial el broncopulmonar, laringe, esófago, vejiga, riñón, páncreas y estómago.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 14/04/1994 [1994] España (CDH )
      Hace dos años y medio, en Barcelona, un equipo médico de reconocida solvencia y autoridad en la materia, formado por componentes de una misma familia, me diagnosticó cáncer de laringe.
    • 1995 Aguilera Pedrosa, A. Hombre Cultura [1995] España (CDH )
      Es muy fácil para los seres humanos asfixiarse, ya que cuando el alimento se aloja en la laringe bloquea la entrada de la laringe, algo imposible para los no humanos: la laringe supralaríngea sólo sirve para conducir el alimento.
    • 1995 Aguilera Pedrosa, A. Hombre Cultura [1995] 162 España (CDH )
      Es muy fácil para los seres humanos asfixiarse, ya que cuando el alimento se aloja en la laringe bloquea la entrada de la laringe, algo imposible para los no humanos: la laringe supralaríngea sólo sirve para conducir el alimento.
    • 1995 Aguilera Pedrosa, A. Hombre Cultura [1995] 162 España (CDH )
      Excepto el homo sapiens sapiens ningún animal posee un conducto supralaríngeo que haga desembocar la laringe directamente en la cavidad oral.
    • 1995 Berges Mtz, M. T. et alii Biología Geología [1995] España (CDH )
      [...] nariz, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos
    • 1995 Cabrera Infante, G. Delito bailar [1995] Cuba (CDH )
      Estaba afuera, escapado del aire acondicionado, porque sentía avanzar por entre los senos malares las fuerzas invasoras de un catarro, que pronto ocuparían primero una fosa nasal y luego otra sin disparar un estornudo, invadirían faringe y laringe, copando las amígdalas, tomando después las avenidas bronquiales y finalmente harían capitular la central respiratoria en una verdadera blitzkrieg infecciosa.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )
      [...] significa "con pureza", y se encuentra situado frente a la laringe, a la altura de la tercera vértebra cervical.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )
      [...] tiroides y paratiroides, laringe, faringe, cuerdas vocales, voz y cuello.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )
      Con respecto al paciente, se puede inducir un estado dzeta mediante disposiciones individuales simultáneas sobre los chakras de la laringe y el tercer ojo, como primer paso hacia una mejor interrelación paciente/terapeuta; en caso de adaptarse este método, lo más indicado es iniciar la sesión con estas dos disposiciones, inmediatamente después de abrir y activar los chakras, y continuar al cabo de algunos minutos con las demás que se haya decidido aplicar.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )
      El azul de la crisocola la hace especialmente indicada para aplicar sobre el chakra de la garganta, sobre el cual corrige el desequilibrio tiroideo, los trastornos vocales, las inflamaciones de la laringe y la tráquea, y calma los dolores y contracturas nerviosas en el cuello y la parte alta de la espalda.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )
      A nivel físico, el azul verdoso de la turquesa aúna los colores curativo (verde), con todo lo relacionado con el chakra laríngeo, por lo que resulta especialmente indicado para las afecciones del sistema respiratorio, la laringe, los bronquios y los pulmones, entre las que se cuentan la amigdalitis, disfonía, afonía, tos ferina, crup, difteria, bronquitis, asma de origen bronquial, etcétera.
    • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] España (CDH )
      Veía su cuerpo eviscerado, ofreciendo la inerte policromía de los síntomas del envenenamiento, el hígado repleto de sangre negra, la mucosa de la laringe, de la tráquea y de los bronquios, de un encarnado oscuro, la vejiga blanca, lo mismo que la faringe y el esófago, el seno de la duramáter ennegrecido y las grandes venas color violeta o negro azulado, como si estuvieran teñidas de azul de Prusia.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      [...] además, como también se mencionó en la sección anterior, estos cambios óseos podrían ser la causa del descenso de la laringe, modificación destinada a preservar la capacidad de engullir, pero que ocasiona como consecuencia la posibilidad de articular sonidos.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      Con el descenso de la laringe se habría conseguido mayor espacio para la lengua, al poder doblarse hacia atrás, en lugar de estar plana en la boca.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      El interés de esta dependencia estructural radica en que la recesión del rostro derivada del aumento craneal constituiría el factor desencadenante del descenso de la laringe, clave para la formación de nuestro específico sistema articulatorio.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      Así, por ejemplo, Lieberman (1984) concluye que los Neanderthales eran incapaces de articular los sonidos, por la posición de su laringe según su reconstrucción.
    • 1995 Gomila Benejam, A. Evolución y lenguaje Mente humana España (CDH )
      Igualmente, a nivel del aparato fonador, puede establecerse que la capacidad articulatoria del sonido exige determinada posición de la laringe, y decidir el origen del lenguaje en base a reconstrucciones de las estructuras del aparato respiratorio de los homínidos (Lieberman, 1984).
    • 1995 Hernández, Ramón Secreter rey [1995] España (CDH )
      A punto de morir, padecí severos síntomas de meningitis, que hacían todavía más peligrosas otras taras, como lo eran, y continúan siéndolo, el paladar estrecho, las frecuentes obstrucciones de laringe y tabique nasal, y mis dolorosas otitis, amén del herpes posterior y el asma crónica que pronto aparecería.
    • 1995 Herrero, L. Ocaso régimen [1995] 261 España (CDH )
      De pronto, cuando estamos intentando extraer sangre por la sonda, me doy cuenta de que el Generalísimo está cianótico y, rápidamente, pienso que entre la sonda y la laringe existe un coágulo. /
    • 1995 Herrero, L. Ocaso régimen [1995] 261 España (CDH )
      Tiro de la sonda y con la mano extraigo de su laringe un coágulo tan grande como un puño. El momento es dramático.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] España (CDH )
      Por otro lado, algunos productos para el tratamiento del asma que se administran por vía inhalatoria, como los derivados de la cortisona, pueden favorecer el crecimiento desmesurado en el interior de la boca y la laringe de hongos que, en cantidades adecuadas, residen de forma natural en sus mucosas.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] España (CDH )
      La garganta no es una estructura que suela verse afectada de forma significativa por fenómenos alérgicos, aunque puede aparecer picor en la laringe y el paladar como parte de los síntomas de la fiebre del heno, o sequedad en los casos de rinitis que cursen con gran obstrucción nasal y que, por tanto, obliguen a la persona a respirar por la boca.
    • 1995 Prensa El Mundo, 03/03/1995 [1995] España (CDH )
      Mustafá, al que se le detectó un cáncer de laringe el verano pasado, empleó el salario de varios años, 562.465 piastras (unas 250.000 pesetas), en un billete de avión de ida y vuelta para venirse a operar a España.
    • 1995 Tusell, J. Geogr Historia [1995] España (CDH )
      En 1963 se realizaron los primeros trasplantes de pulmón y de hígado, en 1967 le tocó el turno al corazón y en los años setenta se realizaron trasplantes de médula ósea, bazo, laringe y cuerdas vocales.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Al principio, cuando el cantante es joven y la laringe normal, se suelen hacer muchos esfuerzos que pueden dañar la voz, aunque no de una manera inmediata, por lo que el cantante, tal vez, no los relacione con dicha actividad.
    • 1996 Prensa Proceso, 13/10/1996 [1996] México (CDH )
      Rojo Urquieta precisó a la prensa que se conservan la laringe, los pulmones, uno de ellos seccionado y separado al nivel del bronquio principal, clavículas cortadas, el hígado, el riñón derecho, la vesícula —aún con líquido biliar—, el estómago con jugo gástrico, y el colon transversal con materia fecal.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      En algunas ocasiones, se necesita estar muy seguro para afirmar que la laringe es normal y que los problemas radican en el propio ánimo del cantante.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Estos son algunos de los esfuerzos que la profesión les pide a los cantantes, además de otros como: viajar constantemente, estar sometido a cambios de clima, no tener a las mismas personas en su entorno, vivir en hoteles y teatros, estar sometidos a muchas presiones, depender excesivamente de la voluntad de los demás, vivir alejados de los suyos... Todo ello hace que la parte más frágil, la laringe, pueda enfermar de forma casi imperceptible, pero con desastrosas consecuencias para el cantante.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Este escape hace que se pierda potencia, que exista rozamiento en la zona central de la voz y que no se puedan alcanzar las notas agudas si no es aumentando la presión del aire y de la laringe, lo cual se traduce en que la voz suena aceptable a volúmenes altos, pero con mucho esfuerzo.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Cuando se canta con esfuerzo se contraen excesivamente los músculos del cuello y la laringe, con lo que las cuerdas vocales sufren un golpeteo excesivo que también las puede lesionar.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Los pulmones, la laringe y los resonadores son el instrumento necesario, no el más importante.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Durante las fases iniciales algo podemos ayudar los laringólogos; podemos decir que una laringe es normal y orientar sobre la tesitura.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      El profesor será quien diga si una voz (una persona) tiene posibilidades artísticas profesionales, quien clasifique la voz y quien saque el mejor rendimiento sin dañar la laringe.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      El don de una voz no radica en la laringe sino en algún otro lugar, el cerebro probablemente, en alguna zona próxima a la de la sensibilidad, la inteligencia y la capacidad de aprendizaje.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Las laringes se pueden diferenciar entre las distintas tesituras por su tamaño y su vascularización, siendo menores y menos vascularizadas las de sopranos y tenores que las de contraltos y bajos.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Con las laringes de los cantantes ocurre como con las manos de los pintores: de su simple observación no se puede deducir la capacidad artística sino el grado de normalidad.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Antes de cualquier otra consideración, sería bueno decir que las laringes de los cantantes, y entre ellas incluyo las de los grandes cantantes, no se diferencian morfológicamente de las de aquellas personas que son incapaces de cantar una sola nota.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 14/06/1996 [1996] España (CDH )
      Tras una agotadora sesión de trabajo los cantantes no pueden dejar los pulmones, la laringe y las cavidades resonadoras envueltas en un terciopelo reposando hasta el día siguiente; han de llevarlas a la calle, donde hace frío o sequedad y donde pueden enfermarse.
    • 1997 Ferrer, E. Información [1997] México (CDH )
      Así también, los griegos, cultivando el don de la laringe, sobre todo, desarrollarían la conversación, instrumento esencial de lo que se llamó arte de la comunicación.
    • 1997 Pascual, J. A. / Alcalde, L. / Castro, L. Leng castellana [1997] España (CDH )
      Las vocales son los sonidos por excelencia: se forman por la vibración de las cuerdas vocales, unos músculos situados en la laringe, capaces de vibrar por el rozamiento del aire expulsado de los pulmones; este sonido atraviesa las diferentes cajas de resonancia que se forman en la laringe, boca y nariz y dan lugar a las distintas vocales.
    • 1997 Pascual, J. A. / Alcalde, L. / Castro, L. Leng castellana [1997] España (CDH )
      Las vocales son los sonidos por excelencia: se forman por la vibración de las cuerdas vocales, unos músculos situados en la laringe, capaces de vibrar por el rozamiento del aire expulsado de los pulmones; este sonido atraviesa las diferentes cajas de resonancia que se forman en la laringe, boca y nariz y dan lugar a las distintas vocales.
    • 1997 Pascual, J. A. / Alcalde, L. / Castro, L. Leng castellana [1997] España (CDH )
      La parte superior de la laringe y hasta la laringe pueden intervenir también en la creación de consonantes.
    • 1997 Pascual, J. A. / Alcalde, L. / Castro, L. Leng castellana [1997] España (CDH )
      La parte superior de la laringe y hasta la laringe pueden intervenir también en la creación de consonantes.
    • 1997 Pascual, J. A. / Alcalde, L. / Castro, L. Leng castellana [1997] España (CDH )
      En varias lenguas existe una consonante aspirada h, pronunciada ya en la laringe.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 07-13/04/1997 [1997] Chile (CDH )
      Carl Wilson, su principal guitarrista, está recibiendo tratamiento de quimioterapia en Los Angeles a causa de un par de tumores malignos localizados en su cerebro y laringe.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 29/05/1997 [1997] España (CDH )
      Tampoco se descubrió ninguna relación entre niveles de polución y otros tipos de cáncer, como por ejemplo el cáncer de laringe, ni tampoco entre la contaminación y los casos graves de bronquitis.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 24/04/1997 [1997] España (CDH )
      Otra enfermedad de la laringe es el cansancio de la voz (la ringopatía aguda).
    • 1997 Évora, T. Orígenes música cubana [1997] 321 Cuba (CDH )
      La trayectoria de esta formidable mujer sólo se detiene en 1958 con su temprana muerte debida a un cáncer de laringe.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] 150 Colombia (CDH )
      El zumo de la piña alivia infecciones de la laringe, laringe, boca, bronquitis, catarros.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] España (CDH )
      Es la secreción abundante de secreción nasal hacia los orificios nasales (rinorrea anterior) o hacia la laringe (rinorrea posterior).
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] España (CDH )
      Se asocia a enfermedades de la laringe y la faringe y se produce como consecuencia de la irritación de las libras nerviosas sensitivas de la mucosa.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] España (CDH )
      El estrecho contacto que guardan los órganos buco-dentales con el esófago, la laringe o el aparato digestivo requiere una mayor delicadeza en su cuidado.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] España (CDH )
      Por palpación hay que distinguir las diferentes estructuras que allí residen como las glándulas submandibulares, hueso hioides, la laringe, la carótida, el tiroides y los ganglios linfáticos.
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Argentina (CDH )
      – El alcohol pareciera ser que juega un rol causal en la formación de tumores de boca , laringe , faringe y esófago .
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      laringe. [...] 1. f. Anat. Órgano tubular, constituido por varios cartílagos en la mayoría de los vertebrados, que por un lado comunica con la faringe y por otro con la tráquea. Es rudimentario en las aves, y forma parte del aparato de la fonación en los mamíferos.
    • 2002 Cepeda, P. Gomoso laringes [2002] Co (CORPES)
      Luis Fernando Tintinago, el cirujano que lideró el grupo que realizó este año el segundo trasplante de laringe en el mundo y el primero de tráquea, recuerda cuando dos sicarios le pusieron a lado y lado del cuello unas miniuzis negritas brillantes muy bonitas, pero muy tenebrosas.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      Y tal vez, aun así, no lo supe con toda su carga de plenitud y regocijo hasta aquella madrugada en que sonó el teléfono y contesté con mi voz cavernosa, salida desde la laringe y esquivando intermediarios, y esa voz de acento español me respondió:
    • 2003 Faxas, R. Carroña Carne, insectos Cu (CORPES)
      Cuando se levantaba muerto de hambre iba hasta la bandeja también plástica, metía las manos y comía sin parar. Tragaba unos buches enormes que parecían reventarle la laringe. Después, se acercaba y absorbía el agua sucia con especias.
    • 2005 Barquero Ureña, G. Corona espinas CR (CORPES)
      También por decisión, aunque no tenía muy claro qué era lo que decidía así, con los labios duros y secos, con las palabras en la laringe atrapadas, sin saber por qué, aunque era muy evidente, pensaba en una jaula.
    • 2011 Güemes, C. Soñar Mx (CORPES)
      -Para qué, Ángel, si esto no es más que deducción: si se trata de extirpar y cortar una laringe, por feo que suene, debe de llamarse laringosectomía o laringotomía, vamos viendo si cabe en las trece. -y se puso a contar los cuadritos correspondientes.
    • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
      El sistema tonal está representado por la laringe. Además de la función fonatoria, conduce o es la vía de paso del aire en el proceso de la ventilación pulmonar y actúa como válvula de protección de estas vías para impedir la entrada de cuerpos extraños en el árbol respiratorio, especialmente en el momento de la deglución.
    • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
      La laringe es un órgano impar, situado en la parte anterior, superior y media del cuello, por delante de la laringofaringe y se continúa por debajo con la tráquea.
    • 2020 De Gennaro, M. "Urticaria, enfermedad" La Prensa (Buenos Aires): laprensa.com.ar Ar (CORPES)
      Casi en la mitad de los pacientes, especialmente aquellos con formas crónicas, suele acompañarse en simultáneo de "angioedema", que es la hinchazón de lugares determinados tales como labios, párpados, lengua, genitales y extremidades. Ocasionalmente, puede afectar la laringe causando ronquera, estridor y disnea. Cuando el angioedema aparece sin ninguna manifestación de urticaria, debe investigarse otra situación diferente.
    1. s. En ocasiones, con el modificador superior.
      docs. (1832-2004) 10 ejemplos:
      • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
        La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
      • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
        Los pájaros cantores tienen dos laringes, una superior y una inferior conocida como siringe, con la peculiaridad de que el papel principal en la fonación no corresponde a la laringe superior sino a la inferior.
      • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
        La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
      • 1839 Tornos Matamoros, L. Compendio HNatural [1839] p. 85 Esp (BD)
        Termina en la base de su lengua por una especie de hendidura, que se cierra á voluntad del animal por medio de unas piezas cartilaginosas que se entrecruzan, y eso es, lo que se llama laringe superior.
      • 1864 Casas Mendoza, N. Elementos fisiología comparada p. 117 Esp (BD)
        Se sabe que las aves tienen una laringe superior que está detrás de la base de la lengua, y otra inferior en el origen de los bronquios, pero que varía algo en su situación, lo cual ha hecho dividirla en laringe bronquial, laringe traqueal y en laringe bronco-traqueal, que es la mas común y la que se encuentra en las aves de corral y enjauladas [...]
      • 1869 Plata Marcos, M. / Glz Hidalgo, J. Trad Fisiología Béclard [1869] Esp (BD)
        La laringe superior, que ocupa el lugar de la de los mamíferos, y que está colocada en la abertura superior de las vias respiratorias en la faringe, no sirve sino accesoriamente para la voz.
      • 1880 Texidor Cos, J. Apuntes zoología farmacéutica pp. 182-183 Esp (BD)
        En las aves, el aparato de la voz es independiente del respiratorio; en ellas es muy sencilla la laringe superior, que carece de ventrículos, cuerdas bocales y epiglotis, pero hácia el extremo inferior de la tráquea existe otra laringe, tanto más complicada cuanto el ave más varia y mejor modula su canto.
      • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
        La laringe superior sirve de órgano vocal y está sostenida por las astas posteriores del hioides; sus paredes se hallan reforzadas por cartílagos movibles, siendo el principal el tiroides, debajo de él se encuentra el cricoides; y por fin, á los lados, los dos aritenoides, que son pequeños y posteriores, existiendo una epiglotis que obtura la entrada del tubo respiratorio durante la deglución; en algunos mamíferos se relacionan con la laringe sacos aéreos que sirven en las ballenas como depósito de aire para la respiración, y como órganos de resonancia en los monos aulladores.
      • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
        Los pájaros cantores tienen dos laringes, una superior y una inferior conocida como siringe, con la peculiaridad de que el papel principal en la fonación no corresponde a la laringe superior sino a la inferior.
      • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
        La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
      • 1839 Tornos Matamoros, L. Compendio HNatural [1839] p. 85 Esp (BD)
        Termina en la base de su lengua por una especie de hendidura, que se cierra á voluntad del animal por medio de unas piezas cartilaginosas que se entrecruzan, y eso es, lo que se llama laringe superior.
      • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 149 Esp (BD)
        El aparato en que se desarrolla la voz de las aves es bastante complicado; la traquea tiene sus anillos enteros; en su bifurcacion hay una glótis las mas veces provista de músculos propios y llamada laringe inferior, en la cual se forma la voz de las aves; el enorme volumen de aire contenido en los sacos aéreos contribuye á la fuerza de esta voz, y á sus modificaciones contribuye tambien la tráquea por sus formas diversas y por sus movimientos. La laringe superior es muy sencilla é insignificante.
      • 1864 Casas Mendoza, N. Elementos fisiología comparada p. 117 Esp (BD)
        Se sabe que las aves tienen una laringe superior que está detrás de la base de la lengua, y otra inferior en el origen de los bronquios, pero que varía algo en su situación, lo cual ha hecho dividirla en laringe bronquial, laringe traqueal y en laringe bronco-traqueal, que es la mas común y la que se encuentra en las aves de corral y enjauladas [...]
      • 1869 Plata Marcos, M. / Glz Hidalgo, J. Trad Fisiología Béclard [1869] Esp (BD)
        La laringe superior, que ocupa el lugar de la de los mamíferos, y que está colocada en la abertura superior de las vias respiratorias en la faringe, no sirve sino accesoriamente para la voz.
      • 1880 Texidor Cos, J. Apuntes zoología farmacéutica pp. 182-183 Esp (BD)
        En las aves, el aparato de la voz es independiente del respiratorio; en ellas es muy sencilla la laringe superior, que carece de ventrículos, cuerdas bocales y epiglotis, pero hácia el extremo inferior de la tráquea existe otra laringe, tanto más complicada cuanto el ave más varia y mejor modula su canto.
      • 1896 Barberá, F. Fisiología voz [1896] p. 160 Esp (BD)
        Las aves están muy favorecidas por la naturaleza en cuanto á voz se refiere, y muy especialmente las que llamamos cantoras. Dotadas de una laringe superior colocada en la extremidad superior de la tráquea y de otra inferior situada por debajo de este conducto, no revisten ambas, sin embargo, la misma importancia fonética.
      • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
        La laringe superior sirve de órgano vocal y está sostenida por las astas posteriores del hioides; sus paredes se hallan reforzadas por cartílagos movibles, siendo el principal el tiroides, debajo de él se encuentra el cricoides; y por fin, á los lados, los dos aritenoides, que son pequeños y posteriores, existiendo una epiglotis que obtura la entrada del tubo respiratorio durante la deglución; en algunos mamíferos se relacionan con la laringe sacos aéreos que sirven en las ballenas como depósito de aire para la respiración, y como órganos de resonancia en los monos aulladores.
      • 1910 Anguera Sojo, J. M. Cuidados primera Infancia p. 344 Esp (BD)
        Rino-faringitis. — Inflamación de las fosas nasales y de la laringe superior al mismo tiempo.
      • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
        Los pájaros cantores tienen dos laringes, una superior y una inferior conocida como siringe, con la peculiaridad de que el papel principal en la fonación no corresponde a la laringe superior sino a la inferior.
  2. s. f. Prominencia subcutánea formada por el cartílago tiroides y ubicada en la cara anterior del cuello.
    Sinónimo: faringe
    docs. (1589-1968) 15 ejemplos:
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      Proveyó naturaleza de que no fuese la áspera de materia dura, como el hueso, por que rechazara muy sacudidamente de sí el toque del aliento que causa la voz en el toque de la laringa o nuez; ni tampoco cumplió ser blanda, porque no hiciera la resistencia necesaria; ni cumplió ser toda ternilla y yerta sin membranas, porque no se pudiera ensanchar y estrechar, ni alargar, ni encoger, todo lo cual hace para complir con su oficio.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] España (CDH )
      Contrariamente a lo que sucede en el hombre, en la mujer predomina el desarrollo pelviano sobre el escapular y su sistema locomotor es poco notable. Presenta además la mujer un gran desarrollo y una profusa distribución de la grasa subcutánea, así como un sistema piloso de tipo infantil aunque el cabello es largo. La laringe tiene también un desarrollo infantil. En presencia del individuo del sexo contrario lo que despierta la atracción física es la percepción de los caracteres sexuales secundarios, sobre todo si éstos aparecen de una forma acusada.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] y lo cuarto es la laringa o nuez de la garganta, donde se forma la voz en el lugar donde ponen la lígula o epiglotis, que es el gallillo, que tenemos a la entrada de la áspera y del isófago; también meten en este cuento al gargavero, mas éste lo mesmo es que la áspera arteria; y desta materia debe bastar lo dicho.
    • a1593 Hidalgo Agüero, B. Thesoro verdadera cirugía [1654] p. 217 Esp (BD)
      Lavna para poder hablar alto, y la otra para que el tragadero no se impida en su oficio.Y de la cabeça ó nuez ó laringe que es el primer instrumento de la voz, tiene veynte y quatro murezillos.
    • 1796 Castro, J. S. P. A. Apología theología escholástica, V p. 239 Esp (BD)
      77. Es la Laringe, lo que el vulgo, llama la nuez de la garganta, ó la manzana y bocado de Adan, la qual se hace tan sensible, que la tocamos con la mano, y vemos con los ojos en los otros hombres [...]
    • 1797 Anónimo Examen nuevo cirugía p. 74 Esp (BD)
      Un conducto que vá desde las Fauces al Pulmon, por donde entra el ayre que respiramos. Componese de Ternillas medio circulares, que no llegan atrás, porque no ofendan al Esophago quando pasa la comida; y de dos Tunicas, una fuera, y otra dentro, muy sensibles, de Nervios, Venas y Arterias. Sus Ramos se llaman Bronchios, y su cabeza Laringe, ó Nuez.
    • 1826 Schz Soto, F. Filósofo cristiano, II p. 114 Esp (BD)
      [...] desde la boca empieza un canal, que continúa hasta el pecho, á quien dan el nombre de traquea ó áspera arteria, de cuyo remate estan pendientes los pulmones, la cual se compone de varios anillos ó roscas cartilaginosas, de que se forma el cañon que está siempre hueco, la entrada, que cuadra en la garganta, se dice laringe, vulgarmente nuez [...]
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 216 España (CDH )
      Concluido todo esto, se pasa á maniobrar á la cavidad interior de la res, cortando con el cuchillo la bóveda del diafragma, ó tela que divide la cavidad del pecho de la del abdomen ó vientre, principiando á desprender el hígado y todas las entrañas desde el riñon, ayudado con el corte del cuchillo hasta llegar por la traquearteria ó garguero á la laringe ó nuez, por donde se cortará la asadura saliendo ésta entera.
    • 1950 Casares, J. Introd Lexicografía moderna [1950] España (CDH )
      En cambio Adam's Apple se ha de catalogar partiendo del primer elemento, porque la "manzana de Adán" no es una clase de manzana, sino la prominencia que forma la laringe, en la parte anterior de la garganta.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] España (CDH )
      Este fotograma de la película "Sólo se vive dos veces", del ciclo "James Bond", nos presenta los diversos caracteres sexuales secundarios que son propios del sexo masculino: sistema locomotor sólido, predominio del desarrollo escapular sobre el pelviano, laringe muy desarrollada, distribución pilífera abundante, cabellos cortos y poco desarrollo de la grasa subcutánea.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      Proveyó naturaleza de que no fuese la áspera de materia dura, como el hueso, por que rechazara muy sacudidamente de sí el toque del aliento que causa la voz en el toque de la laringa o nuez; ni tampoco cumplió ser blanda, porque no hiciera la resistencia necesaria; ni cumplió ser toda ternilla y yerta sin membranas, porque no se pudiera ensanchar y estrechar, ni alargar, ni encoger, todo lo cual hace para complir con su oficio.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      No sirve toda la traquia en la formación de la voz, sino solamente la laringa, que es aquella dura parte de la áspera o traquia, que llamamos nuez en el puesto del tragadero y se levanta para arriba cuando algo tragamos [...].
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] aunque la mesma traquia le envía preparado el aire, y después de formada la voz en la laringa, es perfecionada en el paladar de la boca, porque como la voz se forma en la laringa, ansí las palabras son articuladas en la boca con diversas diligencias del paladar y de la lengua y de los dientes delanteros, como advierten Aristóteles y Plinio, y de los labios.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] y lo cuarto es la laringa o nuez de la garganta, donde se forma la voz en el lugar donde ponen la lígula o epiglotis, que es el gallillo, que tenemos a la entrada de la áspera y del isófago; también meten en este cuento al gargavero, mas éste lo mesmo es que la áspera arteria; y desta materia debe bastar lo dicho.
    • a1593 Hidalgo Agüero, B. Thesoro verdadera cirugía [1654] p. 217 Esp (BD)
      Lavna para poder hablar alto, y la otra para que el tragadero no se impida en su oficio.Y de la cabeça ó nuez ó laringe que es el primer instrumento de la voz, tiene veynte y quatro murezillos.
    • 1796 Castro, J. S. P. A. Apología theología escholástica, V p. 239 Esp (BD)
      77. Es la Laringe, lo que el vulgo, llama la nuez de la garganta, ó la manzana y bocado de Adan, la qual se hace tan sensible, que la tocamos con la mano, y vemos con los ojos en los otros hombres [...]
    • 1797 Anónimo Examen nuevo cirugía p. 74 Esp (BD)
      Un conducto que vá desde las Fauces al Pulmon, por donde entra el ayre que respiramos. Componese de Ternillas medio circulares, que no llegan atrás, porque no ofendan al Esophago quando pasa la comida; y de dos Tunicas, una fuera, y otra dentro, muy sensibles, de Nervios, Venas y Arterias. Sus Ramos se llaman Bronchios, y su cabeza Laringe, ó Nuez.
    • 1826 Schz Soto, F. Filósofo cristiano, II p. 114 Esp (BD)
      [...] desde la boca empieza un canal, que continúa hasta el pecho, á quien dan el nombre de traquea ó áspera arteria, de cuyo remate estan pendientes los pulmones, la cual se compone de varios anillos ó roscas cartilaginosas, de que se forma el cañon que está siempre hueco, la entrada, que cuadra en la garganta, se dice laringe, vulgarmente nuez [...]
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 216 España (CDH )
      Concluido todo esto, se pasa á maniobrar á la cavidad interior de la res, cortando con el cuchillo la bóveda del diafragma, ó tela que divide la cavidad del pecho de la del abdomen ó vientre, principiando á desprender el hígado y todas las entrañas desde el riñon, ayudado con el corte del cuchillo hasta llegar por la traquearteria ó garguero á la laringe ó nuez, por donde se cortará la asadura saliendo ésta entera.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] España (CDH )
      A continuacion se divide por medio el hueso del esternon, para cuya operacion y la siguiente se tendrán abiertos en lo posible, y asidos por un ayudante, los brazos de la ternera, á fin de que el operario pueda maniobrar: se pasa luego á cortar la bóveda del diafragma, y el pericardio ó tela que cubre el corazon, &c., y se saca la asadura, principiando á desprender el hígado con la mano izquierda, y en seguida todo lo restante de las demas vísceras hasta llegar á la laringe, por donde se cortará la asadura, y bien limpia se colocará envuelta en un paño blanco, y lo mismo la molleja para conservarlas de buena vista.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 223 España (CDH )
      Seguidamente se divide por medio á lo largo el esternon; y despues se extrae la asadura, para lo cual se corta lo primero la bóveda del diafragma ó tela de la entraña, sacando á continuacion con la mano izquierda el apéndice ó perilla del hígado colocada debajo de la gordura del riñon, y bien asido el hígado por los ligamentos biliares, se continúa desprendiendo toda la asadura con el auxilio del cuchillo por la traquearteria ó garguero hasta la larinje ó nuez, donde se corta, si se quiere, ó se deja pendiente la cabeza, la que tambien se corta por el juego del hueso occipital; y en este estado se colocará á enjugar la res algunas horas en sitio sombrío y fresco, quedando concluida toda la operacion, que debe hacerse con mucha destreza y prontitud.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] España (CDH )
      En seguida se dará otro corte á lo largo del pescuezo por el mismo lugar que se le dió á la piel, y al punto se manifestará la traquearteria, y adherido á ésta el esófago ó herbero, el que se corta por junto á la laringe, y haciendo una pequeña cisura á lo largo como un ojal, se meterá por éste su cabo ó extremidad, y despues éste por su lazada, con cuyo nudo se impide la salida de los excrementos que ensuciarian la carne.
    • 1950 Casares, J. Introd Lexicografía moderna [1950] España (CDH )
      En cambio Adam's Apple se ha de catalogar partiendo del primer elemento, porque la "manzana de Adán" no es una clase de manzana, sino la prominencia que forma la laringe, en la parte anterior de la garganta.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] España (CDH )
      Este fotograma de la película "Sólo se vive dos veces", del ciclo "James Bond", nos presenta los diversos caracteres sexuales secundarios que son propios del sexo masculino: sistema locomotor sólido, predominio del desarrollo escapular sobre el pelviano, laringe muy desarrollada, distribución pilífera abundante, cabellos cortos y poco desarrollo de la grasa subcutánea.
    • 1968 Lpz Ibor, J. J. Vida sexual [1968] España (CDH )
      Contrariamente a lo que sucede en el hombre, en la mujer predomina el desarrollo pelviano sobre el escapular y su sistema locomotor es poco notable. Presenta además la mujer un gran desarrollo y una profusa distribución de la grasa subcutánea, así como un sistema piloso de tipo infantil aunque el cabello es largo. La laringe tiene también un desarrollo infantil. En presencia del individuo del sexo contrario lo que despierta la atracción física es la percepción de los caracteres sexuales secundarios, sobre todo si éstos aparecen de una forma acusada.
  3. s. f. Órgano del aparato fonador de las aves que carece de cuerdas vocales y se sitúa en la base de la tráquea. Generalmente, con los modificadores inferior o interior.
    docs. (1832-2004) 13 ejemplos:
    • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
      La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
    • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
      La laringe inferior de los pájaros se encuentra en la parte baja de la tráquea, en donde esta se bifurca en dos bronquios principales.
    • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
      La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
    • 1839 Tornos Matamoros, L. Compendio HNatural [1839] p. 85 Esp (BD)
      El sonido no se forma en esta hendidura, sino en el punto en que la laringe entrar en el pulmon se divide en dos conductos, y este punto es su verdadera laringe, y se llama laringe inferior.
    • 1843 Barinaga, P. Trad Elementos zoología, Edwards y Comte p. 260 Esp (BD)
      En fin, para terminar todo lo que corresponde á las funciones de relacion añadiremos que en las Aves la voz se forma principalmente en una laringe inferior colocada al estremo de la traqueartéria, donde este conducto se bifurca para constituir los brónquios (lám. 14.a fig. 2).
    • 1847 Álvarez, F. / Casas, N. Trad Compendio fisiología, Muller p. 256 Esp (BD)
      Organo vocal de las aves. Es la laringe inferior, situada en la bifurcacion de la tráquea, y que hasta se suele insinuar al esterior por la fusion de muchos de sus anillos constituyendo lo que se llama el tambor.
    • 1864 Casas Mendoza, N. Elementos fisiología comparada p. 115 Esp (BD)
      La voz se forma en la laringe, cual lo demuestra el que si se practica debajo una abertura, el animal queda afónico ínterin no se le tape. Solo se esceptúan las aves porque la producen en la laringe inferior, que existe en la vifurcacion de la tráquea.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] falta la laringe interior, tan complicada en las aves, dividiéndose la tráquea sencillamente por su extremo en dos bronquios que se ramifican sin llegar á la superficie del pulmón, de modo que el aire no puede pasar á la cavidad torácica.
    • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
      La laringe inferior de los pájaros se encuentra en la parte baja de la tráquea, en donde esta se bifurca en dos bronquios principales.
    • 1832 Aguayo Trillo, J. M. Trad Anatomía Béclard [1832] p. 46 Esp (BD)
      La traque-arteria tiene anillos enteros y en su bifurcación hay una glotis ó laringe inferior, donde se forma la voz: la laringe superior es muy simple.
    • 1839 Tornos Matamoros, L. Compendio HNatural [1839] p. 85 Esp (BD)
      El sonido no se forma en esta hendidura, sino en el punto en que la laringe entrar en el pulmon se divide en dos conductos, y este punto es su verdadera laringe, y se llama laringe inferior.
    • 1843 Barinaga, P. Trad Elementos zoología, Edwards y Comte p. 260 Esp (BD)
      En fin, para terminar todo lo que corresponde á las funciones de relacion añadiremos que en las Aves la voz se forma principalmente en una laringe inferior colocada al estremo de la traqueartéria, donde este conducto se bifurca para constituir los brónquios (lám. 14.a fig. 2).
    • 1843 Barinaga, P. Trad Elementos zoología, Edwards y Comte p. 326 Esp (BD)
      Estas aves son esencialmente granívoras, tienen una molleja muscular mui fuerte, y son mui aficionadas á buscar el alimento en tierra entre el polvo. Debilitan su esternon dos grandes escotaduras que ocupan la parte posterior, una á cada lado, y en fin, su laringe inferior es mui sencilla, y por consiguiente no hai ninguna que cante de una manera agradable.
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 90 Esp (BD)
      En las aves se produce la voz principalmente en un órgano particular que se parece un poco á la laringe ordinaria, pero que está colocado debajo de la traqui-artéria en el punto en donde se divide para construir los brónquios. Esta laringe inferior ofrece una estructura muy complicada en las aves cantoras.
    • 1847 Álvarez, F. / Casas, N. Trad Compendio fisiología, Muller p. 256 Esp (BD)
      Organo vocal de las aves. Es la laringe inferior, situada en la bifurcacion de la tráquea, y que hasta se suele insinuar al esterior por la fusion de muchos de sus anillos constituyendo lo que se llama el tambor.
    • 1848 Muñiz, F. J. "Ñandú" [1916] p. 212 Escritos científicos. Ciencias naturales argentinas Ar (BD)
      Parece que la voz no principiara en la laringe inferior como en muchas aves, y que fuera del todo compuesta hacia la parte superior de la tráquea y naturalmente en la alta laringe.
    • 1850 Anónimo Trad Introduccion zoologias p. 59 Esp (BD)
      Finalmente, la voz de estos animales se produce en la parte inferior de la tráquea, en un órgano particular llamado laringe inferior.
    • 1864 Casas Mendoza, N. Elementos fisiología comparada p. 115 Esp (BD)
      La voz se forma en la laringe, cual lo demuestra el que si se practica debajo una abertura, el animal queda afónico ínterin no se le tape. Solo se esceptúan las aves porque la producen en la laringe inferior, que existe en la vifurcacion de la tráquea.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      Tienen dos laringes; una superior, sencillísima, y otra inferior, más complicada á medida que las especies son más cantoras.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] p. 320 Esp (CDH )
      Poseen las aves dos laringes: una en el comienzo de la tráquea y otra en la bifurcación de los bronquios, siendo esta última la más complicada por constituir el verdadero órgano vocal de estos animales; los últimos anillos de la tráquea, más ó menos modificados, forman en muchas aves una verdadera caja de resonancia á la que se da el nombre de tambor.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] falta la laringe interior, tan complicada en las aves, dividiéndose la tráquea sencillamente por su extremo en dos bronquios que se ramifican sin llegar á la superficie del pulmón, de modo que el aire no puede pasar á la cavidad torácica.
    • 2004 Arch Tirado, E. / Collado Corona, M. Á. "Comportamiento auditivo" [04-07-2004] Cirugía y Cirujanos (Ciudad de México) Mx (HD)
      La laringe inferior de los pájaros se encuentra en la parte baja de la tráquea, en donde esta se bifurca en dos bronquios principales.
  4. s. f. Parte interior del cuello que va desde el velo del paladar hasta el principio del esófago.
    Sinónimos: faringe; gargavero
    Holónimo: cuello
    docs. (1842-1996) 6 ejemplos:
    • 1842 Casas Mendoza, N. Trat Enfermedades Ganados p. 414 Esp (BD)
      Las señales que la dan á conocer; son la tristeza, abatimiento y sufrimiento, y conforme el mal hace progresos parece que no puede el animal cerrar la boca: como la faringe y laringe (garganta) se hinchan y se paralizan los músculos de la lengua y quijadas, la inferior caer, la lengua sale, la cual está livida ó casi negra, particularmente en su punta, extendiéndose á veces una línea negra por toda su longitud, existiendo una dificultad y aun imposibilidad en tragar los sólidos y los líquidos, sobre todo estos últimos que son arrojados en cuanto se toman.
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] Argentina (CDH )
      Es una inflamación aguda, catarral, de la porción superior del aparato respiratorio (laringe, o sea, garganta y nariz).
    • 1842 Casas Mendoza, N. Trat Enfermedades Ganados p. 414 Esp (BD)
      Las señales que la dan á conocer; son la tristeza, abatimiento y sufrimiento, y conforme el mal hace progresos parece que no puede el animal cerrar la boca: como la faringe y laringe (garganta) se hinchan y se paralizan los músculos de la lengua y quijadas, la inferior caer, la lengua sale, la cual está livida ó casi negra, particularmente en su punta, extendiéndose á veces una línea negra por toda su longitud, existiendo una dificultad y aun imposibilidad en tragar los sólidos y los líquidos, sobre todo estos últimos que son arrojados en cuanto se toman.
    • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] España (CDH )
      — Entra, Felipe —murmuró ella, con la dificultad de voz que resulta cuando el corazón parece que se sube a la laringe.
    • 1948 Rubín, R. Tzotziles [1990] México (CDH )
      Mas, para los prejuicios latentes en el oscuro fondo de su educación tribal, el borrego resultaba víctima de mayor trascendencia que las mismas personas, y su sacrificio complacía más intensamente a aquellos arrebatos de su temperamento, que temblaban en espasmos lascivos cuando, con angustiada fiereza, tajarreaba la base de la laringe del pobre animal.
    • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Argentina (CDH )
      — En el recinto sagrado se aglomeraban jóvenes de ambos sexos... fumando... gritando —prosiguió Tardini con voz herida por las lágrimas que ahogaban su laringe.
    • 1986 Chávez Jr., G. Batallador [1986] México (CDH )
      Mi corazón, como un mono, ha trepado hasta la laringe; de toser lo arrojaría por la boca.
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] Argentina (CDH )
      Es una inflamación aguda, catarral, de la porción superior del aparato respiratorio (laringe, o sea, garganta y nariz).

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE