complemento locativo argumental

Ejemplos: Reside en España; Puse el libro sobre la mesa; No cabe en el armario; Todos permanecieron en su sitio; Vive cerca de su casa.

Sinónimos: complemento argumental locativo, complemento argumental de lugar, complemento adverbial locativo.

Relacionados: argumento, complemento, complemento circunstancial, complemento de régimen (preposicional), función sintáctica

Referencias: NGLE § 36.2g-i, 36.6, 36.8, 39.2 | GDLE § 29.2.2

Función sintáctica que corresponde a los complementos que expresan ubicación o localización y están exigidos semánticamente por el predicado (poner, vivir, residir, etc.). También se emplea el término complemento locativo argumental para designar el sintagma que desempeña tal función.

En la tradición, estos complementos se han considerado circunstanciales. Sin embargo, se diferencian de ellos en que su presencia es forzosa, ya que están requeridos semánticamente por el verbo: El embajador reside en Roma; Vivo en Buenos Aires. Al mismo grupo de verbos pertenecen apoyarse o veranear, entre otros. Los complementos locativos argumentales admiten la sustitución por adverbios: ¿Dónde reside el embajador?; Vivo allí. Por esta razón, algunos gramáticos los denominan complementos adverbiales.

Además de los sintagmas preposicionales (en Roma) y los adverbios de lugar (allí), pueden ejercer esta función sintáctica otros sintagmas adverbiales, como en Vive {cerca de tu casa ~ encima de un restaurante}.

Información complementaria

Los complementos locativos argumentales son complementos argumentales de ubicación, ya que denotan ‘lugar en donde’. Cabe, pues, compararlos con los que denotan ‘lugar de donde’ (complementos de origen) y ‘lugar adonde’ (complementos de destino), que en esta obra se consideran complementos de régimen. Ambos son característicos de los verbos de movimiento.

Es controvertida la frontera entre los complementos locativos argumentales y los complementos de régimen. A diferencia de estos últimos, los primeros pueden ser sustituidos por adverbios, como hemos visto: Vive en Roma > Vive (*en) allí (exceptuadas ciertas variedades del español andino). También a diferencia de ellos, son compatibles con múltiples preposiciones o locuciones preposicionales que transmiten distintos significados: Vivía {bajo ~ junto a ~ al lado de} un puente.

Otro problema controvertido es el de los límites entre el complemento locativo argumental y el complemento predicativo del complemento directo, ya que algunos verbos admiten ambos, pero raramente lo hacen de forma simultánea: Dejó a su hija preocupada (predicativo) ~ Dejó a su hija en el colegio (complemento locativo argumental); No me pongas nervioso (predicativo) ~ No me pongas frente a la ventana (complemento locativo argumental) (pero cf. Se puso de lado frente a la ventana, con ambos complementos). Algunos gramáticos entienden por ello que los llamados complementos locativos argumentales pueden considerarse una variante de los complementos predicativos. Desde este punto de vista, no cambia en lo fundamental la función sintáctica de en la mesa en El libro está en la mesa y Puso el libro en la mesa, especialmente si se tiene en cuenta que poner se interpreta como ‘hacer estar’. En cualquier caso, esta cuestión es polémica en la actualidad.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA: «Glosario de términos gramaticales», [versión 1.0 en línea]. <https://www.rae.es/gtg/complemento-locativo-argumental> [2024-06-21].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas