4.ª Entrega (julio de 2016)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dulzaina s. (1409-)
dulzaina, duçaina, duçayna, dulçaina, dulçayna, dulsaina, dulzayna, duzaina
También en esta página: dulzaina2 (1752-)
Etim. Voz tomada del francés antiguo douçaine atestiguada en esta lengua desde alrededor de 1280 como 'instrumento musical de lengüeta, parecido al oboe, que termina en un pabellón acampanado'; y esta, a su vez, de doux, douce (del latín dulcis 'dulce'; TLF, s. v. doucine y doux; DECH, s. v. dulce).

Se documenta por vez primera, con la variante duçaina, en una composición de Francisco Imperial (a1409), con la acepción de 'instrumento musical de viento, consistente en un tubo ligeramente cónico de madera o metal, con orificios que se tapan y destapan con los dedos y una boquilla con lengüeta doble de caña'. En los textos de la Edad Media y de los Siglos de Oro se usa sobre todo en enumeraciones de instrumentos empleados en contextos bélicos, aunque también se constatan ejemplos donde se da cuenta de la dulzura de su timbre. A partir del siglo XVIII aparece casi siempre vinculado a fiestas populares, tal como se señala en el Diccionario de Autoridades y muy frecuentemente inserto en el sintagma "dulzaina y tamboril". Como afirma R. Andrés en su Diccionario de instrumentos musicales (2001: s. v.), estos instrumentos populares se alejan notablemente del conocido en el Medievo; afirma este autor que "la naturaleza de este instrumento ha sugerido las más variadas hipótesis", y añade: "Debido a la escasez de fuentes iconográficas relativas a la dulzaina, es posible que su aspecto exterior fuese, ya desde sus tiempos medievales, el de un instrumento recto con una terminación en forma de copa, ensanchamiento que pudo suprimirse en el transcurso del siglo XVI; de ahí que el propio profesor Lamaña la defina ya en su configuración renacentista como un caramillo o chalumeau de doble lengüeta, o bien como una chirimía cilíndrica y sin pabellón [...]. El instrumento desaparecerá y sólo quedará su nombre aplicado con carácter genérico a diferentes instrumentos populares que nada tienen que ver con la originaria dulzaina medieval". Tras un proceso metonímico surge la acepción de 'juego de tubos del órgano de la familia de la lengüetería que constituye un registro partido de ambas manos que suena al unísono del flautado de 13 pies', ya documentada desde mediados del siglo XVI en varios contratos entre cabildos y organeros en los que se acuerda las características de instrumento que se va a construir. Uno de estos primeros testimonios se halla en un documento notarial fechado en 1555, conservado en el Archivo Histórico Provincial de Toledo (doc. n.º 1428 de Payo Rodríguez). Este registro de órgano desaparece a finales del siglo XIX y, por consiguiente, la voz con que se designa comienza a quedar relegada a tratados sobre organería y otros textos de carácter musicológico. Como 'persona que toca la dulzaina', producto de un proceso metonímico, la voz muestra una frecuencia inferior a la de sus sinónimos dulzainista y, sobre todo, dulzainero. Los primeros testimonios que se han espigado en la documentación manejada se encuentran en los documentos peruanos que recopila Sas Orchassal en su estudio La música en la catedral de Lima durante el virreinato; tras un periodo de relativa ausencia de este uso, se recupera a comienzos del siglo XX con el renacer del folklorismo, especialmente en Castilla y León. También por metonimia designa un baile popular propio de la comarca leonesa de la Maragatería (España), tal como atestigua C. Espina en La esfinge maragata (1914). La acepción del término como sinónimo de armónica se circunscribe a países de Centroamérica y a Colombia, como se indica en el Diccionario de americanismos (2010), aunque en los textos resulta ciertamente difícil identificar las características del instrumento que designa el vocablo, por lo que, no sin reservas, se ha optado por adscribir a esta acepción los testimonios procedentes de estas áreas geográficas.

  1. ac. etim.
    s. f. Instrumento musical de viento, consistente en un tubo ligeramente cónico de madera o metal, con orificios que se tapan y destapan con los dedos y una boquilla con lengüeta doble de caña.
    Sinónimo: dulcema
    docs. (1409-2013) 213 ejemplos:
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 256 Canc Baena Esp (CDH )
      / 5 El romper del agua eran tenores / que con las dulçes aves concordavan, / en bozes baxas e de las mayores / duçainas * e farpas otrosí sonavan; / e oí personas que manso cantavan, / mas por la / * distançia non las entendía, / e tanto era su grant melodía / que todas las aves mucho se alegravan.
    • 2013 Ayala, J. M. "Hombre longevo" [16-09-2013] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Antes, mucho antes, allá por 1901, vino al mundo en el pequeño pueblo de El Tejado de Béjar, donde sólo los más mayores recuerdan lo que les contaban sus padres de familias que saltaban el «charco», como la de Salustiano, para labrarse un futuro en tierras extrañas. Después de dejar el colegio a los diez años y dedicarse a tocar la dulzaina en fiestas y bodas hasta los diecisiete, Salustiano, acompañado de su hermano mayor, Pedro, y de varios vecinos, siguió el rumbo de otros muchos españoles y emigró a Cuba para trabajar en los campos de azúcar.
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 256 Canc Baena Esp (CDH )
      / 5 El romper del agua eran tenores / que con las dulçes aves concordavan, / en bozes baxas e de las mayores / duçainas * e farpas otrosí sonavan; / e oí personas que manso cantavan, / mas por la / * distançia non las entendía, / e tanto era su grant melodía / que todas las aves mucho se alegravan.
    • 1481-1496 Encina, J. Cancionero [1996] Esp (CDH )
      / Clavezínbalos, salterios, / harpa, manaulo sonoro, / vihuelas, laúdes de oro, / do cantavan mil misterios; / atambores y atabales / con trompetas y añafiles, / clarines de mil metales, / dulçainas, flautas reales, / tamborinos muy gentiles.
    • 1506 Anónimo Entrada Rey Católico Nápoles Cartas Gran Capitán Esp (CDH )
      Iban en el recibimiento muchos géneros de música, como trompetas y atabales, sacabuches y cherimias, dulçainas y otros instrumentos de música.
    • 1520-1535 Anónimo Crón Adramón [1992] Esp (CDH )

      Debaxo dél venyan seys damas: syn comparacyón sus atavyos y rriqueza y su hermosura, conforme a los atavyos desde el tendal hasta la proa venyan, todo lleno de damas: por la cruxia las unas con dulçaynas, otras con harpas, otras con laúdes, otras con hórganos, otras con dulçemelas y otras con salteryos, otras tantas con lybros de canto; quando cantavan, çesavan los istrumentos [...].

    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )

      Pero los de la ciudad no dormían, sino convocados juntamente en el palacio real bien armados, adonde estavan Megaleo, Baldo y sus compañeros y dezía Cíngar una astucia o ardidde la guerra y era éste: que fuessen dos mil hombres d'esta manera ordenados que mil d'ellos llevassen en la mano izquierda una antorcha o lanterna, en la otra una [93v] lança, su espada al lado y en medio de dos vaya un flechero o hondero y detrás la gente que quisiéremos. Llevarán cada ciento cuatro atambores y clarines, duçainas y cuantos instrumentos de estruendo se pueden hazer.

    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      La gente suya no yva armada, ni llevavan trompas ni atambores, ni se tocava sonido de guerra, sino flautas y dulçaynas y músicas leves y suaves; pero entravan en orden los despojos, y salía el Senado y hazíase grande fiesta y representación.
    • 1596 Oña, P. Arauco [1917] 118 Ch (CDH )
      * / Es la vadosa sirte donde encallan / O todos o los más gobernadores, / Y adonde, por hablar cosas de amores, / Las del guerrero adúltero se callan; / Do, como la dulzaina y rabel hallan, / No quieren són de trompa ni atambores, / Ni dar en cambio y trueque de una vela, * / Amanecer dos mil en centinela.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] 68 Fi (CDH )
      El dia de la celebridad, y en que para las bendiciones nupciales han de parecer los desposados, rompiendo el riguroso recogimiento, que todo aquel tiempo guarda la nouia, sale con ostentacion y grauedad superior a su condicion; porque van de gala, armados de lança, y rodela, los parientes, y demas Indios de su facion, haziendo escolta a la nouia; mouiendose la marcha al son de campanas, y dulçaynas Moras.
    • 1657-1698 Santos, F. Descripción Escorial Docs HArte español Esp (CDH )
      Las diferencias que se hazen en estos Organos de misturas, y combinaciones, y los instrumentos que imitan, como Trompetas, Chirimias, Dulzaynas, Clarines, Orlos, Cornetas, Flautas, y otras cien mil, de caños sencillos, y lengüetas, y vozes humanas, seria nunca acabar el contarlas por menudo.
    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [06-09-1709] Esp (CDH )

      Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.

    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 188 Esp (CDH )
      Yo bien sé que luego que veas este, has de decir que no vale nada; porque como le faltan los cascabelillos de las Brujas, y las castañuelas de la Gitanas, te ha de sonar a cántaro roto, lo que antes te parecían dulzaynas y violines.
    • 1766 Cruz, R. Música oscuras [1915] Esp (CDH )
      Espejo . ¡No he visto noche mejor / para poder con secreto / alborotar el lugar / y dar mi música; á ello! / No hay duda que la dulzaina / no es el mejor instrumento / para cantar seguidillas; / pero yo cumplo en haciendo / lo que sé.
    • 1768 Cruz, R. Alcaldes Novés [1915] Esp (CDH )
      (Plaza de lugar. Delante del atrio de la iglesia estarán bailando, al aire de tamboril y dulzaina, varios danzantes, y paseándose, de militar, Ponce y Eusebio , hidalgos; Ibarro y Fuentes , de majos de capa, como que son el cortador y el barbero; y las señoras Mariana y Gertrudis pasarán luego con sus cantarillos á la cintura y se quedarán como mirando á los danzantes; y si hay algún muchacho de sobra por el vestuario, se le permitirá que salga y ande tras los danzantes, que en bailando un rato se retirarán hacia el foro, y empieza la representación, y sale Campano de alguacil.)
    • 1789 Cruz, R. Provincias españolas [1990] Esp (CDH )
      (Aquí se bailarán las seguidillas boleras, y concluidas, después de los versos que siguen, suena la dulzaina y otro tamboril y salen danzando cómicos o comparsas de valencianos, encantados, y detrás, el aragonés que representa la corona de Aragón muy serio; hombres y mujeres para la danza.)
    • 1830 Gallego, J. N. Obras 1830 85 Obras poéticas Esp (CDH )
      / Óyese del lejano / Confín del suelo astur el canto grave / Que en circulo anchuroso / Lento y seguro pié compasa y mide; / El baile estrepitoso / De la feliz Valencia, do preside / La morisca dulzaina; allí resuena / El crótalo andaluz al son alegre / Que las héticas playas enajena; / Allí cuantos la orilla / Vió nacer del Jalon, del Miño y Segre / Renuevan hoy en danzas y cantares / Gratos recuerdos de los patrios lares.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 228 Esp (CDH )
      Las enormes galeras de los ordinarios valencianos y andaluces que salen para hacer noche en la venta de Villaverde; los calesines que esperan flete para los Carabancheles; el barbero que rasguea su vihuela a la puerta de su tienda; el corro de andaluces que sentados en el banco de aquel herrador entonan la caña; * los alegres muchachos, que subidos en los mostradores y sobre las sillas de las tiendas, ríen de las habilidades de Juan de las Viñas o del perro que salta al monótono son de la dulzaina de aquel ciego [...].
    • 1874 Alarcón, P. A. Alpujarra [2003] Esp (CDH )
      El son de atabales y dulzainas y los gritos de ¡Viva Mahoma! sacaron de su sueño a los moriscos, los cuales, considerando aquello una imprudencia que podía frustrar todos sus planes, guardáronse muy bien de salir a la calle, y aún de asomarse a las ventanas...
    • 1889 Garrido Atienza, M. Fiestas Corpus [1889] 92 Esp (CDH )
      Otro año, era el primer grupo uno de gallegas, llevándose la imitación hasta el uso de la característica gaita; y el segundo, de negros abisinios, vestidos con tapiz verde guarnecido de oro, y con una cogulla de damasco encarnado, corta de vuelo y caída á la espalda, la cual jugaba graciosamente con los toneletes de la misma tela y guarnición, los que llevaban sujetos con ajustadores de seda; y estos negros, después, en la procesión, fueron danzando al acorde compás de castañuelas y dulzainas.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 15 Esp (CDH )
      Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] Esp (CDH )

      Suenan, no ya uno, sino varios acordeones. El acordeón y la dulzaina. Los cantores hacen charranganear, bizarramente, las guitarras. Alguna carcajada resuena, contagiando los demás humores.

    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 82 Cu (CDH )
      Llevándome de una Pangelingua de los monjes de St. Gall a la edición príncipe de un Libro de Cifra para tañer la vihuela, pasando, acaso, por una rara impresión del Oktoechos de San Juan Damasceno, trata el Curador de burlar mi impaciencia, hostigada por el enojo de haberme dejado atraer a este piso donde nada tengo que hacer ya, entre tantas guimbardas, rabeles, dulzainas, clavijas sueltas, mástiles, entablillados, organitos con los fuelles rotos, que veo, revueltos, en los rincones oscuros.
    • 1960 Usigli, R. Corona fuego [1966] Mx (CDH )
      Durante el recitativo del Coro de españoles, se presentarán escenas descriptivas de banquetes y holgorio, como bajorrelieves, y al fin la toma de las indias mactunes y chontales, en una suerte de danza simbólica y recatada, con música de dulzainas y chirimías alternada quizá con percusiones indígenas, que siga el movimiento y el color de los códices en un nivel surrealista de expresión.
    • 2013 Ayala, J. M. "Hombre longevo" [16-09-2013] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Antes, mucho antes, allá por 1901, vino al mundo en el pequeño pueblo de El Tejado de Béjar, donde sólo los más mayores recuerdan lo que les contaban sus padres de familias que saltaban el «charco», como la de Salustiano, para labrarse un futuro en tierras extrañas. Después de dejar el colegio a los diez años y dedicarse a tocar la dulzaina en fiestas y bodas hasta los diecisiete, Salustiano, acompañado de su hermano mayor, Pedro, y de varios vecinos, siguió el rumbo de otros muchos españoles y emigró a Cuba para trabajar en los campos de azúcar.
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 256 Canc Baena Esp (CDH )
      / 5 El romper del agua eran tenores / que con las dulçes aves concordavan, / en bozes baxas e de las mayores / duçainas * e farpas otrosí sonavan; / e oí personas que manso cantavan, / mas por la / * distançia non las entendía, / e tanto era su grant melodía / que todas las aves mucho se alegravan.
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 308 Canc Baena Esp (CDH )
      / El son del agua en dulçor passava * / harpa, duçaina, * vihuela de arco; / e non me digan que mucho a barco, * / que non sé si dormía o velava.
    • 1481-1496 Encina, J. Cancionero [1996] Esp (CDH )
      / Clavezínbalos, salterios, / harpa, manaulo sonoro, / vihuelas, laúdes de oro, / do cantavan mil misterios; / atambores y atabales / con trompetas y añafiles, / clarines de mil metales, / dulçainas, flautas reales, / tamborinos muy gentiles.
    • 1506 Anónimo Entrada Rey Católico Nápoles Cartas Gran Capitán Esp (CDH )
      Iban en el recibimiento muchos géneros de música, como trompetas y atabales, sacabuches y cherimias, dulçainas y otros instrumentos de música.
    • 1508 Montesino, A. Cancionero [1987] 95 Esp (CDH )
      / Estos la sirven y cantan / y son dulzaina del niño; / dulces cantares levantan / y al pesebre dan aliño; / no tienen la vida ociosa, / que déllos sirven y vuelan, / déllos gozan y revelan / la nueva maravillosa.
    • 1491-1516 Sta Cruz, A. Crón Reyes Católicos [1951] Crón Reyes Católicos Esp (CDH )
      Yban en el recebimiento muchos géneros de música, como tronpetas y atabales, sacabuches y cherimías, dulçainas y otros instrumentos de música.
    • c1518-1524 Lpz Yanguas, F. Farsa Mundo [1967] 64 Esp (CDH )
      / Traían instrumentos de ricas labores, / órganos, arpas, dulçainas sotiles / y mil formas otras; de más, menestriles / altos y bajos, medianos, mayores.
    • 1526 Anónimo Polindo [2003] Esp (CDH )
      E delante ivan tañendo los ministriles e trompos e atabales e atambores e dulçainas e otros muchos istrumentos de guerra.
    • 1526 Anónimo Polindo [2003] Esp (CDH )
      E aquí viérades trompas e atavales e chirimías e sacabuches, dulçainas e otras diversidades de instrumentos.
    • 1533 Pz Chinchón, B. Leng Erasmo [1975] 42 Esp (CDH )
      ¿Qué cosa ay agora más rebuelta que la música de nuestro tiempo, semejante con tantas bozes al chirriar de las aves? ¿Qué dixera agora Emérepes, governador de los Tacones, el qual cortó a Phrinides, músico, dos cuerdas de nueve que tenía, diziéndole "No corrompas la música", si oyera agora en los templos sonar en un mesmo órgano, trompetas, bozinas, añafiles, flautas, clarines, sacabuches, dulçaynas, atabales, bozes de hombres y de aves.
    • 1520-1535 Anónimo Crón Adramón [1992] Esp (CDH )

      Debaxo dél venyan seys damas: syn comparacyón sus atavyos y rriqueza y su hermosura, conforme a los atavyos desde el tendal hasta la proa venyan, todo lleno de damas: por la cruxia las unas con dulçaynas, otras con harpas, otras con laúdes, otras con hórganos, otras con dulçemelas y otras con salteryos, otras tantas con lybros de canto; quando cantavan, çesavan los istrumentos [...].

    • 1520-1535 Anónimo Crón Adramón [1992] 198 Esp (CDH )
      Los otros seys: el uno sacó una harpa, el otro un laúd, otro unas flautas, otro una dulçayna, otro una sordyna, otro un dulçemel; enpeçaron a tañer, tan conçertado y por arte que todos estavan maravyllados.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )

      Pero los de la ciudad no dormían, sino convocados juntamente en el palacio real bien armados, adonde estavan Megaleo, Baldo y sus compañeros y dezía Cíngar una astucia o ardidde la guerra y era éste: que fuessen dos mil hombres d'esta manera ordenados que mil d'ellos llevassen en la mano izquierda una antorcha o lanterna, en la otra una [93v] lança, su espada al lado y en medio de dos vaya un flechero o hondero y detrás la gente que quisiéremos. Llevarán cada ciento cuatro atambores y clarines, duçainas y cuantos instrumentos de estruendo se pueden hazer.

    • 1542 Anónimo Baldo [2002] 330 Esp (CDH )

      Allí veríades el gran estruendo que avía, assí el sonido de los clarones como el tañer de las trompetas, la bozería de los hombres, el relinchar de los cavallos que se encendían con el sonido de tanta música. Assí iva cresciendo el gran estruendo de los atabales y duçainas.

    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] Esp (CDH )
      Subían tan altas las pinzeladas del espesso humo que como nuues cubrían aquellos campos, no dando lugar a que la claridad del sol se pudiesse mostrar; el día que muy claro y sereno parescía, a la sazón estaua tan escuro como si las tinieblas de la noche fueran venidas, mas ya que passados los gruessos deslates del artillería, paresciendo más suaue la dulce música de las dulçaynas y otros acordados instrumentos, se paresció la gente de la ciudad no menos hermosa y arreada que la del Gran Tártaro.
    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] Esp (CDH )
      El príncipe don Galanio después de auer platicado con su primo que para la tarde estuuiesse muy bien a punto lo que auían el día antes concertado, él se vistió muy ricamente y acompañado de muchos caualleros y grandes señores, que de más de dos mil passauan, se fue para el palacio, en su compañía yuan el rey de Armenia y el rey de Tesifante con otros muchos caualleros estrangeros, entre los quales más de treynta duques y condes lleuaua con tanto ruydo de trompetas, añafiles, sacabuches y dulçainas, que parecía que la tierra por donde yuan hazían temblar.
    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] I, 360 Esp (CDH )
      Assí fueron hasta los imperiales palacios con tanto número de trompetas, añafiles, sacabuches y dulçaynas y otras maneras de música que escusado era oyrse los vnos a los otros, antes el ruydo era tan grande que toda la ciudad parecía hundirse, donde todos se apearon.
    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] II, 296 Esp (CDH )
      [...] puesto sobre aquel tan superbo exe de sus ruedas, lleuadas por aquellos tan feroces y espuma ntes cauallos cuya belocidad con el más co ntino animar se acrescienta, qua ndo por todos los reales se començó a sonar tan gran estruendo de trompetas y atabales, chirimías, sacabuches, dulçaynas y otros varios, e diuersas maneras de instrumentos de guerra, que todos los cercanos valles hazía n reteñir, causando e n aquellos que de verdadero esfuerço eran doctados nueuo coraçón y ánimo, y alborotados con la fortaleza que de semejante música participar se suele, y en aquellos que más por ganar el sueldo que por se hallar en semejantes peligros y batallas al real venían, temor, resonándoles dentro en sus pechos verdadero sonido de muerte, paresciéndoles que ya ante sus ojos la viessen representada.
    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] Esp (CDH )
      Y con esto, recibiéndose todos aquellos caualleros, començando a sonar tanto número de trompetas, sacabuches y dulçaynas como quando para fol. clxxxv [ ra ] la batalla partieran, con semejante ruydo se recogieron a sus estancias, siendo los christianos aposentados por la ciudad hasta tanto que adereçassen su real y las cosas necessarias.
    • 1547 Fernández, J. Belanís [1997] II, 402 Esp (CDH )
      Assí fuero n hasta salir [ b ] de la ciudad, donde se come nçó ta nto ruydo de artillería q ue todo el mu ndo p arecía hu ndirse con tan espesso humo q ue como los cañones fuesse n tan gruessos y en ta nta abu nda ncia, todo el ca mpo comarcano cobría n de humo tan negro q ue los vnos a los otros no se d euisaua n , q ue después de passado el ruydo de las tro mpetas, atabales, cheremías, sacabuches, dulçaynas y otras diuersidades de música, fue ta n grande q ue no se echaua menos el passado, arremetie ndo más d e cinque nta mil caualleros por aq uel ca mpo sus cauallos.
    • 1548 Fdz Oviedo, G. Cámara Real Esp (BD)
      Tenía músicos tamborinos, e salterio, e dulçainas, e harpa, e un rabelico muy presçioso que le tañía un madrid, natural de Caravanchel -aldea de Madrid- e tejero. E como por burla llamóle la música, digo afiçionóse al rabé, e sin se lo mostrar, salió exçelente músico en aquel arte de instrumento e hízose rico sirviendo a Su Alteza.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Una voz sola, si es buena, me agrada; muchas juntas parécenme pipas de alcacer, o dulzainas.
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      Hobo grandes edificios como teatros postizos, altos como torres, en la plaza de México, con muchos apartamientos y distinciones unos sobre otros y en cada uno su acto y representación con sus cantores y ministriles altos de chirimías y sacabuches y dulzainas y otros instrumentos de música, trompetas y atabales, que creo que se juntaron para aquel día de toda la provincia más de mill indios tañedores y cantores de canto de órgano; hobo castillos y una ciudad de madera que se combatió por indios por de fuera y defendió por los de dentro; hobo navíos grandes con sus velas que navegaron por la plaza como si fueran por agua, yendo por tierra.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      La gente suya no yva armada, ni llevavan trompas ni atambores, ni se tocava sonido de guerra, sino flautas y dulçaynas y músicas leves y suaves; pero entravan en orden los despojos, y salía el Senado y hazíase grande fiesta y representación.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] Esp (CDH )
      Y con esta orden que hemos dicho comenzó Su Alteza á caminar hacia la ciudad, y llegado á la puerta de ella tocaron grandísimo número de trompetas, atabales, chirimías, sacabuches, dulzainas, atambores y otras muchas diferencias de sonajes.
    • 1551 Anónimo Romance Silva romances III Esp (CDH )
      [...] la turba de seraphines / muy alegre descendia / y ante el infante nascido / con humildad se ponia / tañendo sus instrumentos / dondel chiquito nascia / el coro de Cherubines / tambien cantaua y tañia / el vno tañe dulçayna / y el otro tañe Simphonia / el coro de potestades / a bueltas se entremetia [...]. /
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 169 Esp (CDH )
      Por lo alto de la casa había terrados de muy hermosos y agraçiados edefiçios, por los cuales andaban lindas y hermosas damas vestidas de verde y de otros amorosos colores, con guirnaldas en las cabezas, de rosas y flores, dançando a la suave música de arpas y dulçainas que les tañían sin pareçer quién.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 174 Esp (CDH )
      Estaba una mesa puesta en el medio de aquella pieza que era de largo çien pies, puestos los manteles, sillas y aparato, y ansí como deçendimos a lo bajo començó a sonar grandíssimo número y differençia de música: de trompetas, cheremias, sacabuches, * dulçainas, flautas, cornetas y otras muchas differençias de sonajas muy graçiosas y apazibles que adornaban mucho la fiesta, y engrandeçían la magestad y enchían los coraçones de mucha alegría y plazer.
    • 1559 Montemayor, J. Diana [1996] Esp (CDH )
      Después que con el primero concierto de música hubieron cantado este romance oí tañer una dulzaina y una harpa y la voz del mi don Felis.
    • c1570 Torre, F. Poesías [1944] 197 Esp (CDH )
      / En siendo anochecido, / tu puerta cierra y no abras la ventana / aunque oygas el sonido / de la dulçaina vana; / y aunque te llame fiera, / tú siempre en tu dureza perseuera.
    • 1571 Anónimo Trad Vida cristiana Pinto [1967] Esp (CDH )
      Aquel divino Pablo, aquella dulzaina evangélica, aquel vaso escogido, ¿no decía que su vida era Cristo y que la muerte le era provecho? Lee la epístola que escribió a los Filipenses y verlo has.
    • a1574 Urrea, J. LClarisel Flores I [1879] Esp (CDH )
      A esta ora, por torres y almenas y finiestras del fermoso castillo sonaban infinitas trompas y clarines, flautas y dulçaynas, cornetas y atambores, con otros géneros de instrumentos que deleytaban á quantos los oyan [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 511 Esp (CDH )
      [...] y dos pajes de lanza, que el uno se decía Puebla, y ocho mozos de espuelas, y dos cazadores halconeros, que se decían Perales y Garci Caro y Alvaro Montañés y llevó cinco chirimías y sacabuches y dulzainas, y un volteador, y otro que jugaba de manos y hacía títeres, y caballerizo Gonzalo Rodríguez de Ocampo, y acémilas con tres acemileros españoles, y una gran manada de puercos, que venía comiendo por el camino [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 517 Esp (CDH )
      Dejemos de contar muy por extenso otros muchos trabajos que pasábamos, y cómo las chirimías y sacabuches y dulzainas que Cortés traía, que otra vez he hecho memoria dellos, como en Castilla eran acostumbrados a regalos y no sabían de trabajos, y con la hambre habían adolecido y no le daban música, excepto uno, y renegábamos todos los soldados de lo oír, y decíamos que parecían zorros o adives que aullaban, que más valiera tener maíz que comer que música.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 610 Esp (CDH )
      [...] y con ello grandes músicas de cantares a cada cabecera, y la trompetería y géneros de instrumentos, arpas, vigüelas, flautas, dulzainas, chirimía; [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 648 Esp (CDH )
      Pues cantores de capilla de voces bien concertadas, así tenores como tiples y contraltos, no hay falta; y en algunos pueblos hay órganos, y en todos los más tienen flautas y chirimías y sacabuches y dulzainas.
    • 1580 Sierra, P. Espejo príncipes II [2003] 23 Esp (CDH )
      Estando en esto, sonaron grande ruido de añafiles y dulçainas y trompetas; los que los traían eran los que en delantera de la gente venían.
    • a1582 Maestro Arze HDestrucción Troya 85 Romancero historiado de Lucas Rodríguez Esp (CDH )
      [...] y antes que con su presencia / diesse luz y ser al dia, / el sabio Rey Menalao / sale con su compañia / ricamente adereçado / como a tal rey conuenia, / y al son de muchas dulçaynas / y con passo vn poco aprissa, / llegan el Rey y los suyos / a la poblada marina, / y cesando las dulçaynas / empieça la artilleria, / y otros varios instrumentos / que aquestos se parecian / con tanto estruendo y ruydo / que el puerto ya se hundia, [...]. /
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 236 Esp (CDH )
      Lo cual sirve para formar la voz, porque deste modo están fabricadas las bocas de las flautas y dulzainas, porque desta manera entrando por ellas el aire colado, se causa la voz.
    • 1586 Barahona Soto, L. Lágrimas Angélica [1981] 426 Esp (CDH )
      Las cuerdas seda fina, y sus extremos / de jarcias y maromas oro fino, / en cuya tela y lazos van supremos / granos enjertos, varios cual convino; / de plata y por tal arte son, los remos, / labrados, que hiriendo el cristalino / licor, tal son de música se oía, / que imita a la dulzaina y chirimía.
    • 1586 Barahona Soto, L. Lágrimas Angélica [1981] 485 Esp (CDH )
      Y en cada parte música se oía: / aquí de los tambores y trompetas, / allí de la dulzaina y chirimía, / o de los sacabuches y cornetas, / acá la blanda arpa, que tañía, / con blancas manos de marfil perfetas, / la dama, que la voz soltó sonora, / mientras se viste o come su señora.
    • 1585-1586 Glz Mendoza, J. HCosas Reino China [1944] Esp (CDH )
      Los que los Padres Agustinos vieron eran vihuelas, guitarras, dulzainas, rabeles, chirimías, clavicordios, arpas, flautas y otros instrumentos que nosotros usamos, que aunque en la forma y hechura se diferenciaban algo, era tan poco que se conocía fácilmente.
    • 1591 Anónimo Cancionero Ntra. Señora [1952] 4 Esp (CDH )
      el vno tañe dulçayna / y otro tañe simphonia / el choro de potestades / a bueltas se entremetia / cada qual dellos miraua / quien mayor plazer haria / todas las otras cateruas / de aquella clara sophia / cantando se arrodillauan / al rey dela hierarchia [...]. /
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Los moros amigos del rey que querían ser cristianos, cuya cabeza era el valeroso Muza, tomaron mil dulzainas y añafiles, sonando grande ruido de atambores por toda la ciudad.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Todas las torres de la real Alhambra fueron llenas de banderas y estandartes, mostrando grande alegría, donde se tocaron los añafiles y dulzainas del rey.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      El rey, como vio los caballeros apartados y que aguardaban señal de batalla, mandó tocar los clarines y dulzainas, a las cuales respondieron las trompetas del Maestre.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Volviendo a nuestro caso, el rey con sus caballeros, y la reina con sus damas comían con grande contento, al son de diversas músicas ansí de menestriles como dulzainas, harpas, laúdes, que en la real sala había.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Y sería la una del día cuando estaban doce toros corridos, y el rey mandó tocar los clarines y dulzainas, que era señal que todos los caballeros de juego se habían de juntar allí en su mirador.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Y tomando las dos cuadrillas sus puestos, y apercibidas de sus cañas, habiendo dejado las lanzas, al son de las trompetas y dulzainas se comenzó a trabar el juego con mucha bizarría y bien concertado, saliendo las cuadrillas de ocho en ocho.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Al son de muchos instrumentos de añafiles, y dulzainas, y atables, se comenzaron dos juegos de cañas riquísimos.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Y habiendo puesto su rico carro junto del muy rico aparador donde estaban muchas y muy ricas joyas, mandó poner el retrato de la muy hermosa Fátima, al son de muchas dulzainas y menestriles, cosa que daba a todos grandísimo contento.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Venía con ellos una concertada y sonora música de menestriles y dulzainas.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Disparaba mucha artillería, sonaba dentro mucha y dulce música de dulzainas y menestriles y trompetas bastardas y trompetas italianas, que era cosa de oír.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] 103 Esp (CDH )
      Apenas hubieron entrado, cuando dentro del castillo se oyó gran música de chirimías y dulzainas.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Al son de muchos instrumentos de añafiles y dulzainas y atabales, se comenzaron de jugar las cañas, hechos los caballeros en cuatro cuadrillas, de quince a quince.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] 231 Esp (CDH )
      Ansí como entraron, sonaron de su parte mucha diversidad de músicas de dulzainas y añafiles.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Apenas aquel moro fue vencido, cuando el bando de la reina mandó tocar muchos añafiles y dulzainas por la alegría de la victoria de aquel valeroso turco.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Los llantos no se oyeron más ni el son de las dulzainas de la parte de la reina, porque así fue mandado por los jueces.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      En este punto los añafiles de la parte de la reina y dulzainas sonaron con grande alegría; todo lo cual era a par de muerte para los Zegríes.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      La música de las dulzainas pasada, todos se pararon a mirar la cruda batalla que los cuatro caballeros hacían, la cual era muy reñida y porfiada demasiadamente.
    • 1595 Pz Hita, G. Guerras Granada I [1982] Esp (CDH )
      Luego sonaron con grande alegría muchas chirimías y dulzainas por la victoria tan grande que aquellos cuatro valerosos caballeros habían alcanzado, descubriendo la verdad del caso.
    • 1596 Oña, P. Arauco [1917] 118 Ch (CDH )
      * / Es la vadosa sirte donde encallan / O todos o los más gobernadores, / Y adonde, por hablar cosas de amores, / Las del guerrero adúltero se callan; / Do, como la dulzaina y rabel hallan, / No quieren són de trompa ni atambores, / Ni dar en cambio y trueque de una vela, * / Amanecer dos mil en centinela.
    • 1599 Minsheu, J. DictSpanEng [1599] Esp (NTLLE)
      dulçayna [...] a kinde of trumpet.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] Esp (CDH )
      Estuvo allí aquella noche á vista de los enemigos, que teniendo ocupado el paso con grandes fuegos por aquellos cerros, no hacian sino tocar sus atabalejos, dulzainas y jabecas, haciendo algarazas para atemorizar nuestros cristianos, que con grandísimo recato estuvieron todos con las armas en las manos.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] Esp (CDH )
      Este dia se juntaron los alcaldes del crímen de la real Chancillería, y el Corregidor con todas las justicias de la ciudad, y con gran solenidad de atabales, trompetas, sacabuches, ministriles y dulzainas la pregonaron en las plazas y lugares públicos de la ciudad y de su Albaicin.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 185 Esp (CDH )
      De allí pasaron al portillo de San Nicolás, que está junto á la puerta mas antigua de la Alcazaba Cadima, en un cerrillo alto, de donde se descubre la mayor parte del barrio del Albaicin, y tocando los atabalejos y dulzainas que llevaban, con dos banderas tendidas y un cirio de cera ardiendo, comenzó uno dellos á dar grandes voces en su algarabía, diciendo desta manera: «No hay mas que Dios y Mahoma, su mensajero. Todos los moros que quisieren vengar las injurias que los cristianos han hecho á sus personas y ley, vénganse á juntar con estas banderas, porque el rey de Argel y el Jerife, á quien Dios ensalce, nos favorecen, y nos han enviado toda esta gente y la que nos está aguardando allí arriba. Ea, ea, venid, venid; que ya es llegada nuestra hora, y toda la tierra de los moros está levantada.» Este pregon fué oido y entendido por muchos cristianos que moraban en el Albaicin y en el Alcazaba; mas no hubo morisco ni cristiano que saliese de su casa ni hiciese señal de abrir puerta ni ventana, aunque dos hombres nos dijeron que habian oido que desde una azotea les habian respondido: «Hermanos, idos con Dios; que sois pocos y venis sin tiempo.» Viendo pues Farax Abenfarax que no le acudia nadie, y que las campanas de San Salvador tocaban á rebato, porque el canónigo Alonso de Horozco, que vivia á las espaldas de la sacristía, se habia metido dentro por una puerta falsa y las hacia repicar, recogiendo todos sus compañeros, se salió de entre las casas, y se fué á poner en un alto de la ladera, por donde se sube á la torre del Aceituno, y desde allí hizo dar otro pregon de la mesma manera; y como no le acudió nadie, comenzó á deshonrar á los del Albaicin, diciéndoles: «Perros, cornudos, cobardes, que habeis engañado las gentes y no quereis cumplir lo prometido.» Y saliéndose por el portillo que habia entrado, se fué la vuelta de Cénes siendo ya el alba del dia, sin que en aquellas dos horas hubiese quien le diese el menor estorbo del mundo; por manera que se deja bien entender que si Farax trajera consigo la gente toda, y los del Albaicin le acudieran, pudiera hacer terrible espectáculo de muertos en la ciudad aquella noche; y tanto mas, si llegaran las cuadrillas de los monfís que venian de la Alpujarra, que por hacer la noche tempestuosa de nieve se habian desbaratado, no pudiendo atravesar la sierra; y lo mesmo habian hecho algunos mancebos sueltos que estuvieron apercebidos para ello, y habian avisádole que serian con él la noche de Navidad, entendiendo que lo podrian hacer.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] Esp (CDH )
      Los otros fueron á las casas de los cristianos y las robaron, y mataron algunos enfermos que estaban en las camas tan flacos, que no se habian podido levantar; aunque no duraron muchos dias mas los unos que los otros, porque los rebeldes herejes, juntándose como quien se junta para alguna fiesta solene, los sacaron á matar con gran regocijo, tañendo sus atabalejos y dulzainas; y poniendo á los cristianos en una hilera en el cimenterio de la iglesia, desnudos y descalzos, con las manos atadas atrás, les tiraron á terrero con los arcabuces y ballestas, y los mataron á todos cruelísimamente, comenzando por el beneficiado, y luego por el sacristan Estéban de Zamora.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 202 Esp (CDH )
      Luego el siguiente dia hincaron muchos palos en la plaza del lugar, y con grande fiesta de atabalejos y dulzainas sacaron á ajusticiar á los cristianos, llevándolos de cuatro en cuatro; y atándolos en aquellos palos, les tiraban á terrero con los arcabuces y ballestas, escarneciéndolos y haciendo burla porque se encomendaban á Jesucristo y á su bendita Madre; y desta manera los fueron matando á todos, sin dejar ninguno que pasase de doce años.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] Esp (CDH )
      Con esta órden se encerraron en la torre mas de doscientas personas de los lugares de la taa; y no habian bien acabádose de recoger, cuando Mateo el Rami, llamado por otro nombre el Rubini, alguacil del lugar de Instincion, llegó con las cuadrillas de los monfís y con otra mucha gente, tocando atabalejos y dulzainas, y con banderas tendidas que andaban levantando la tierra; y lo primero que hicieron en entrando en el lugar fué robar y destruir las casas de los cristianos y la iglesia.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 241 Esp (CDH )
      Llevaba las ordenanzas muy bien repartidas, conforme á la disposicion de la tierra, que es áspera; y apartándose obra de una legua del rio, por laderas y cuestas difíciles de hollar con caballos, llegó la vanguardia á alcanzar la retaguardia de los enemigos en otro sitio mas áspero y mas fragoso del que primero tenian, porque en la hora que vieron nuestro campo procuraron tomar lo mas alto de la sierra, echando las mujeres y bagajes por delante, y quedándose los hombres de guerra atrás, obedeciendo á su capitan Tahalí, que animosamente hizo rostro, representando forma de batalla con las banderas tendidas y el sonido de los atabales y dulzainas y alaridos que atronaban aquellos valles; el cual los animó para la pelea con estas razones: [...].
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 286 Esp (CDH )
      Habíase puesto el enemigo con toda su gente en la ladera de un cerro que está por bajo de Válor con las banderas tendidas, tocando los atabalejos y las dulzainas con tanta armonía, que atronaban aquellos valles; y en un cerrillo que está á caballero del rio y del camino por donde forzosamente habia de pasar nuestra gente, tenia puestos quinientos escopeteros escogidos que defendiesen aquel paso.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 296 Esp (CDH )
      Como vió Aben Aboo que los cristianos habian desamparado la casamata, creyendo que tambien habian dejado el muro y recogídose á la torre y á la iglesia, mandó que se les diese por allí un recio combate; y juntándose hácia aquella parte los turcos y toda la mejor gente de los moros, con muchos sones de atabalejos y dulzainas y grandes alaridos á su usanza acometieron el fuerte, dia de Todos Santos.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 322 Esp (CDH )
      Habíanse recogido á las almenaras que toda la noche habian hecho los de Seron, mas de siete mil moros en Purchena, donde habia venido Hernando el Habaquí; y al tiempo que nuestra gente caminaba la vuelta de la villa, comenzaron á descubrirse como venian el rio arriba puestos en sus escuadrones, con sus banderas tendidas, tocando sus atabalejos y dulzainas, á manera de representacion de batalla.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] 323 Esp (CDH )
      Los moros hicieron gran cantidad de fuegos por todos aquellos cerros al derredor, y estuvieron haciendo algazaras hasta media noche y tocando los atabalejos y dulzainas, y al cuarto del alba se retiraron á Poqueira.
    • 1600 Mármol Carvajal, L. Rebelión moriscos [1852] Esp (CDH )
      No mucho después Hernando el Gorri, que era el principal caudillo de aquel partido, y vecino de Lauxar, y Alonso Aben Cigue y el mesmo Pedro Lopez Aben Hadenmi mandaron que matasen todos los cristianos que tenian presos, como se habia hecho en los otros lugares; y juntándose en la plaza mucha gente, tocando sus atabalejos y dulzainas, cantando canciones á contemplacion del dia tan deseado que veian, sacaron los primeros á Diego Ortiz y á Juan Ortiz, su hermano, y desnudos en cueros los llevaron ante el Gorri, el cual mandó que los arcabuceasen, y que lo mesmo se hiciese de todos los demás.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      4.199. Una dulzaina de madera de boj a manera de cayado; metida en su caja de madera, cubierta de cuero negro; tiénela Juan Bautista de Medina.
    • c1600 Anónimo Sonetos [1899] 364 Esp (CDH )
      / Subi trepando en ti qual hiedra en peña, / tocaste a mi contento tu dulçaña, / y aora tan heroica quanto çaña / finges amores de dardin de ardeña.
    • 1601 Lobo Lasso Vega, G. Manojuelo romances [1942] 76 Esp (CDH )
      / Oyese del Sarraceno / una orgullosa algazara, / y entre varios instrumentos / suenan acordes dulzainas, / con que las flacas reliquias / de la francesa arrogancia / las marchitas fiordelises / con el campo desamparan.
    • 1601 Lobo Lasso Vega, G. Manojuelo romances [1942] 318 Esp (CDH )
      / Obedeciéronle todos / Y cuando al Real llegaba / don Alonso, el Reyezuelo / mandó sonorosa salva / sus clarines le hiciessen / y las templadas dulzainas.
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 789 Esp (CDH )
      / Aquí no suena el vocinglero «amaina», / ni «larga el amantillo» ni «la triza»; / la espada de Orión se está en su vaina, / que son barquillas y borrasca hechiza; / cesa el tambor, la flauta y la dulzaina; / todo cabello de temor se eriza, / y el de Angélica más, que en un instante / le vio en las manos del grosero amante.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      / Ya los clarines comienzan, / Ya las trompas y dulzainas, / Ya los gritos y alaridos, / Ya las voces y algazara, / Ya los añafiles tocan, / Ya les responden las cajas, / Y el envidioso Albaicin / Con mil ecos acompaña.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      Si como el galan ornato / Usas la lucida malla, / Y oyes el son de la trompa / Como el son de la dulzaina [...]. /
    • 1600-1604 Anónimo Romances I, 74 Romancero general Esp (CDH )
      — Tambien soy Abencerraje / De los buenos de Granada, / Y tambien me vi en la vega / Con el de la cruz de grana; / Tan presto acudo á sus Reales / Como algunos á las zambras, / Y me precio de mi alfanje, / Como otros de su dulzaina.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      " / Bizarros pasan la Tela, / Colgados precios y argolla; / Ya dan licencia los jueces, / Y al correr dulzainas tocan.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      El encumbrado Albaicin, / Junto con el Alcazaba, / Dos horas ántes del dia / Tocaron al alborada; / Vivaconlud le responde / Con clarines y dulzainas, / Y el noble Vivataubin / Con pífanos y con cajas.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      / Ya pues lidiados los toros, / Y hechas ya suertes gallardas / De garrochas y bajillas, / De rejones y de lanzas, / Placenteros se aperciben / A hacer un juego de cañas, / Al son de sus tamborines / Y clarines y dulzainas.
    • 1605 Sigüenza, J. HOrden San Jerónimo III [1909] Esp (CDH )
      No quiero decender a los particulares dellos, ni hazer del musico, ni contar por menudo todas sus diferencias y mysturas, ni los instrumentos a quien van imitando, como trompetas, chirimias, dulçaynas, clarines, orlos, cornetas, flautas, y otras cien mixturas de caños senzillos y de lenguetas, hasta querernos hazer encreyente que estan alli vozes humanas; seria nunca acabar, basta dezir que tiene cada vno destos organos grandes treynta y dos registros, con que se pueden hazer gran numero de combinaciones y mixturas, y que estan hechos con mucho cuydado por el mejor maestro destos instrumentos que se ha conocido en nuestros tiempos.
    • 1605 Anónimo Rel fiestas nacimiento Felipe III [2000] fol. 73r Esp (CDH )
      / Y por si acaso quisieren / bailar y alegrar la fiesta, / le manda un gañán que tañe / todas estas herramientas: / sonajas, pandero, escoba, / morteruelo, castañetas, / vigüela de arco, bandurria, / cascabeles y ginebra; / tamboril, flauta, guitarra, / cítara, laúd, vigüela, / clavicordio, monacordio, / arpa vieja y arpa nueva; / chirimías, sacabuches, / bajones, flautas, cornetas, / orlos, dulzainas, clarines, / atabales y trompetas; / órganos, pífaros, pitos, / rabeles de cuatro cuerdas, / y una gaita zamorana, / en que toca las gambetas.
    • 1609 Alemán, M. Ortografía [1950] Esp (CDH )
      La te rce ra, es de inst rumentos, que se tocan con las manos, ayudadas del flato natu ral, como el ó rgano de los fuelles; son éstos, los cla rines i t rompetas, de quien se inventa ron después los menest riles, che remías, co rnetas, flautas, bajones, f. 5 dulçainas i sacabuches, o rlos, pito, çampoña i gaita.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II 850 Esp (CDH )
      En esto de las campanas anda muy impropio maese Pedro, porque entre moros no se usan campanas, sino atabales y un género de dulzainas que parecen nuestras chirimías; y esto de sonar campanas en Sansueña sin duda que es un gran disparate.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II Esp (CDH )
      — Miren cuánta y cuán lucida caballería sale de la ciudad en siguimiento de los dos católicos amantes, cuántas trompetas que suenan, cuántas dulzainas que tocan y cuántos atabales y atambores que retumban.
    • 1616 Cervantes Saavedra, M. Persiles [1994] Esp (CDH )
      La del lugar, que los esperaba cargados con sus más ricas y mejores alhajas, adonde fueron recebidos de los turcos con grande grande grita y algazara, al son de muchas dulzainas y d[e ot]ros instrumentos, que, puesto que eran bélicos, eran regocijados; pegaron fuego al lugar, y asimismo a las puertas de la iglesia, no para esperar a entrarla, sino por hacer el mal que pudiesen; dejaron a Bartolomé a pie, porque le dejarretaron el bagaje; derribaron una cruz de piedra que estaba a la salida del pueblo, llamando a grandes voces el nombre de Mahoma; se entregaron a los turcos, ladrones pacíficos y deshonestos públicos.
    • 1616 Cervantes Saavedra, M. Persiles [1994] Esp (CDH )
      Poco faltaba para llegar el día, cuando los bajeles, cargados con la presa, se hicieron al mar, alzando regocijados lilíes y tocando infinitos atabales y dulzainas, y en esto vieron venir dos personas corriendo hacia la iglesia, la una de la parte de la marina, y la otra de la de la tierra, que, llegando cerca, conoció el jadraque que la una era su sobrina Rafala, que, con una cruz de caña en las manos, venía diciendo a voces:
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Esp (CDH )
      Cuando ya andaban en la pelea, no sonaban los atambores, sino unos instrumentos de viento como chirimías o dulzainas pequeñas, con apacible son.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] 210 Esp (CDH )
      Seguían luego danças de hermosísimas doncellas de la Sagra, y las de espadas, antigua invención de españoles, la de los maestros de esgrima con sus montantes en estremo bizarros, otras de gitanas, y de veinticuatro a la morisca con gran ruido de atabalejos, dulzainas, gaitillas y jabegas.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      A diez de junio, miércoles, al alba, el Conde puso la gente a vista de Marzaelquivir, y los turcos batieron reciamente, y a las nueve arbolaron sus banderas y estandartes y començó a sonar gran música de atabalejos y dulzainas y Hascén puso delante la gente que cercó a Orán encaminada a la batería vieja, y por detrás de la torre de la Traición y rebellín y mar loca arremetieron en deciocho bajeles dos mil leventes tiradores.
    • 1619 Pz Hita, G. Guerras civiles de Granada Romancero general Esp (CDH )
      / Su campo ordena el Marques, / Como estaba acostumbrado: / La batalla le presenta / A aquel bando levantado: / Dulzainas de un cabo suenan, / Y trompetas de otro cabo; / Grande rumor se sentia / De atambores por el campo, / Añafiles y atabales / Atras no se habian quedado.
    • 1624 Balbuena, B. El Bernardo [1851] 206 Esp (CDH )
      / »Arpas, vihuelas, órganos, rieles, / Clarines, chirimías y trompetas, / Flautas, dulzainas, cítaras, rabeles, / Sonajas, cornamusas y cornetas, / Y otras varias pandorgas y tropeles / De consonancias y armonías perfetas, / Que en música suave y acordaba / Todo una gloria parecia trabada.
    • 1627 Carvajal Robles, R. Poema Antequera [1963] Esp (CDH )
      Todos se conuocaron, y en la cumbre / del castillo colocan los pendones / tan diferentes, que del sol la lumbre / no supo distinguir las diuisiones; / acude otra confusa muchedumbre / cantando mil Arábigas canciones, / al son de los tambores y dulçaynas / sacando los alfanges de sus vaynas.
    • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] Esp (CDH )
      / Muchachas las que, en oyendo / del Interés la dulzaina, / os deshacéis por vailar, / y os come, a todas, las plantas: / oy pone el Amor escuela / y en ella, joias preciadas / para mozuelas alegres / y que al son del gusto danzan.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      El felicísimo día de los desposorios, * de todos tan deseado, llegó, estando para este efecto aparejado rica y costosamente el monasterio de San Augustín, contiguo al mismo Palacio del César, con colgaduras de brocado guarnecido de oro y preparado el trono de los Césares y los regios, y en otra parte los asientos de los cardenales Dietristain y Padman, el del Nuncio del Pontífice, arzobispo y embajadores; la música a tantos coros, los instrumentos de cuerdas tan diversos, menestriles, * sacabuches, chirimías, cornetas, dulzainas, órganos, címbalos, realetes, * clavicordios, arpas, tiorbas y violines, correspondidos de trompetas, clarines sordelinas, * tañidos con tanta dulzura en motetes de música formada, que es imposible ponderarlo y toda exageración es corta alabanza.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      Siguióse a esta corriente francesa otra tudesca, y a ésta, al son de cornetas, bajones, sacabuches, chirimías, flautas, dulzainas, charamelas * y zampoñas dulcemente acordadas y tañidas una alta a la italiana, y con los primeros instrumentos una pavanilla a la española, acabando con unas gustosas arremetidas, cruzados y caracoles, al son de trompetas, clarines y tambores.
    • 1658 Uceda, J. Carta [19-11-1658] La música en la catedral de Lima durante el virreinato (BD)
      [En el cabildo tenido el martes, 19 de noviembre de 1658, leyóse una petición de este músico,] "natural del zercado, en que dize ser diestro en la música, y q. toca Harpa, Baxon, Dulzaina, con q. suple h voz de Tiple, como es notorio, y pide ser admitido en plaza de cantor desta Sta, yga., con el salario q. se le señalare"
    • 1664 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [18-06-1664] Esp (CDH )
      Este dicho día el Sr. Procurador hizo relación cómo en la Diputación había parecido que el órgano se aderezase y se hiciese sólo la trompeta real, [aparece "clarines" tachado], corneta y dulzainas (); el Cabildo ordenó que lo que se hiciese sea con asistencia del organista. [AC-64 f. 36v / 18-IV-1664].
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] 68 Fi (CDH )
      El dia de la celebridad, y en que para las bendiciones nupciales han de parecer los desposados, rompiendo el riguroso recogimiento, que todo aquel tiempo guarda la nouia, sale con ostentacion y grauedad superior a su condicion; porque van de gala, armados de lança, y rodela, los parientes, y demas Indios de su facion, haziendo escolta a la nouia; mouiendose la marcha al son de campanas, y dulçaynas Moras.
    • 1671 Anónimo Escarramán [2003] Esp (CDH )
      DENTROYa tocan a recoger / al son de dulzainas toscas, / de pitos de Satanás, / de cajas de piel de zorra, / de capadores marinos, / y de náuticas pandorgas.
    • 1676-1692 Juana Inés de la Cruz Villancicos [1952] Mx (CDH )
      I.— ¡Afuera, afuera, afuera, / aparta, aparta, aparta, / que trinan los clarines, / que suenan las dulzainas!
    • 1657-1698 Santos, F. Descripción Escorial Docs HArte español Esp (CDH )
      Las diferencias que se hazen en estos Organos de misturas, y combinaciones, y los instrumentos que imitan, como Trompetas, Chirimias, Dulzaynas, Clarines, Orlos, Cornetas, Flautas, y otras cien mil, de caños sencillos, y lengüetas, y vozes humanas, seria nunca acabar el contarlas por menudo.
    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [06-09-1709] Esp (CDH )

      Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.

    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      DULZAINA. s. f. Instrumento músico, à manera de trompetilla. Usase en las fiestas principales para bailar: tócase con la boca, y es de tres quartas de largo, poco mas o menos, y tiene diferentes taladros en que se ponen los dedos. Parecese en la figúra à lo que oy llamamos Fláuta dulce. Usaron mucho los Moros deste género de instrumento, y aun oy se usa mucho en los Reinos de Murcia y Valencia. [...]
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 188 Esp (CDH )
      Yo bien sé que luego que veas este, has de decir que no vale nada; porque como le faltan los cascabelillos de las Brujas, y las castañuelas de la Gitanas, te ha de sonar a cántaro roto, lo que antes te parecían dulzaynas y violines.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      / Portugal en las fiebres / se abrasa de Indias, / pero sus calenturas / curan sus quinas: / Y en Lusitania, / la más ronca trompeta / suena a dulzayna.
    • c1750 Anónimo Romances, en Seis romances Bernardo de Carpio I, 434 Romancero general Esp (CDH )
      / Oyese del sarraceno / Una orgullosa algazara, / Y entre varios instrumentos / Suenan acordes dulzainas, / Con que las varias reliquias / De la francesa arrogancia, / Las flores de lis marchitas / Con que el campo desamparan.
    • 1762 Cruz, R. Novio rifado [1915] Esp (CDH )
      (Con tambor y dulzaina se descubre la plaza. Debajo de una enramada habrá una mesa con un sombrero boca arriba y recado de escribir; una silla y dos bancos. A un lado, otra silla elevada y enramada para Chinica . Van saliendo dos hombres de alguaciles, Espejo, Tadeo, Aldovera y Callejo , de alcalde, que se sientan pro tribunali, y luego salen las mujeres, que se ponen en dos filas á los lados, etc., todo con la dulzaina y tamboril.)
    • 1766 Cruz, R. Música oscuras [1915] Esp (CDH )
      Espejo . ¡No he visto noche mejor / para poder con secreto / alborotar el lugar / y dar mi música; á ello! / No hay duda que la dulzaina / no es el mejor instrumento / para cantar seguidillas; / pero yo cumplo en haciendo / lo que sé.
    • 1766 Cruz, R. Música oscuras [1915] Esp (CDH )
      (Van saliendo por distintos lados Chinica y Juan Manuel , con dos guitarras debajo de la capa, pisando de puntillas y se entran cruzando sin hablar palabra. Salen luego y se entran en la misma conformidad Eusebio , con violín, y el Tío Niso , con un bajón. Después seguirán, con igual silencio y pantomima, Campano , de vejete, con un clarín, y Espejo , de payo, en cuerpo, con una dulzaina; luego Blas , solo, embozado; y vuelven á salir las mujeres del modo que al principio).
    • 1766 Cruz, R. Música oscuras [1915] Esp (CDH )
      / El usía va muy serio / con su violín; también lleva / su clarín el trompetero; / sabemos que va Gil Once / con su dulzaina, y sabemos / va también con su bajón / el tío Mano de Mortero.
    • 1766 Cruz, R. Música oscuras [1915] Esp (CDH )
      Espejo . Usía toca el violín, / toque; luego el clarinero / tocará, y yo le haré el bajo / con la dulzaina.
    • 1768 Cruz, R. Alcaldes Novés [1915] Esp (CDH )
      (Plaza de lugar. Delante del atrio de la iglesia estarán bailando, al aire de tamboril y dulzaina, varios danzantes, y paseándose, de militar, Ponce y Eusebio , hidalgos; Ibarro y Fuentes , de majos de capa, como que son el cortador y el barbero; y las señoras Mariana y Gertrudis pasarán luego con sus cantarillos á la cintura y se quedarán como mirando á los danzantes; y si hay algún muchacho de sobra por el vestuario, se le permitirá que salga y ande tras los danzantes, que en bailando un rato se retirarán hacia el foro, y empieza la representación, y sale Campano de alguacil.)
    • c1775 Anónimo Valenciano [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Galán.¿Cómo vais a dar fiestas / allá a las mozas?Valenciano. / Con tambor y dulsaina / que es una gloria.
    • 1789 Cruz, R. Provincias españolas [1990] Esp (CDH )
      (Aquí se bailarán las seguidillas boleras, y concluidas, después de los versos que siguen, suena la dulzaina y otro tamboril y salen danzando cómicos o comparsas de valencianos, encantados, y detrás, el aragonés que representa la corona de Aragón muy serio; hombres y mujeres para la danza.)
    • 1789 Cruz, R. Provincias españolas [1990] Esp (CDH )
      Fulgencio / Y sobre todo silencio, (Preludio de dulzaina.
    • 1789 Cruz, R. Provincias españolas [1990] 456 Esp (CDH )
      / Propúsoseles la cosa / seriamente, y con efecto / antes de llegar al fin / de la oración se pusieron / en pie y empezó a sonar / el azogal chifloteo * / de la dulzaina que a todos / me los puso en movimiento / hasta Madrid.
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] 456 (CDH )
      A su vista encendióse su ardimiento, / Y sacando cuchillos cortadores, / Empiezan al momento / A ejercer sus furores, / Como cuando el valiente don Quijote / Acometió al retablo, enfurecido, / Al mirar que á Gaiféros más que á trote / Perseguian los moros, con gran ruido / De añafiles, dulzainas y tambores, / Mezclados de alaridos y clamores; [...]. /
    • 1830 Gallego, J. N. Obras 1830 85 Obras poéticas Esp (CDH )
      / Óyese del lejano / Confín del suelo astur el canto grave / Que en circulo anchuroso / Lento y seguro pié compasa y mide; / El baile estrepitoso / De la feliz Valencia, do preside / La morisca dulzaina; allí resuena / El crótalo andaluz al son alegre / Que las héticas playas enajena; / Allí cuantos la orilla / Vió nacer del Jalon, del Miño y Segre / Renuevan hoy en danzas y cantares / Gratos recuerdos de los patrios lares.
    • 1834 Duque de Rivas Moro expósito [1982] I, 52 Esp (CDH )
      / Al rojo amanecer de hermoso día, / cuando del sol apenas esmaltaba / la clara lumbre en la vecina sierra / de la fragosa cima las pizarras, / después que el almuedén , de la mezquita * / en el alto alminar, con voces altas, / No hay más que un solo Dios, venid, oh fieles, / a adorarle venid, ronco gritaba, / el estruendo de trompas y atabales, / panderos, añafiles y dulzainas / anunciaron al orbe que aquel día / al júbilo y placer se destinaba.
    • 1835 Mesonero Romanos, R. Escenas 1835 Panorama matritense I Esp (CDH )
      Las enormes galeras de los ordinarios valencianos y andaluces, que salen para hacer noche en la venta de Villaverde; los calesines que esperan flete para los Carabancheles; el barbero que rasguea su vihuela a la puerta de su tienda; el corro de andaluces que sentados en el banco de aquel herrador entonan la Caña; los alegres muchachos que subidos en los mostradores y sobre las sillas de las tiendas, ríen de las habilidades de Juan de las Viñas o del perro que salta al monótono son de la dulzaina de aquel ciego [...].
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      — Fieme en el buen Tomillas, tañedor de laúd e dulzaina, e él dará rebato en toda aventura... mas hele, hele por do viene.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      E ansí magüer fagáis en mi desagravio diez torneos e dos pasos honrosos, e quebredos trescientas lanzas vos fago siempre la mamola; chicos e grandes vos escarnecen e dicen que a hombres de Castilla nunca el mesmo diablo puso miedo, cuanto más los antifaces e mojiganzas; e otros dicen, ¡Santa María, qué horror!, dicen que la fuída vos soltó los pies, e vos corrió la vicaría, e que de acullá vino que sonástedes por bajo la dulzaina, e non era dulzaina, e que oliades non a estoraques ni algalias, sino peor que azufre.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 228 Esp (CDH )
      Las enormes galeras de los ordinarios valencianos y andaluces que salen para hacer noche en la venta de Villaverde; los calesines que esperan flete para los Carabancheles; el barbero que rasguea su vihuela a la puerta de su tienda; el corro de andaluces que sentados en el banco de aquel herrador entonan la caña; * los alegres muchachos, que subidos en los mostradores y sobre las sillas de las tiendas, ríen de las habilidades de Juan de las Viñas o del perro que salta al monótono son de la dulzaina de aquel ciego [...].
    • 1874 Alarcón, P. A. Alpujarra [2003] Esp (CDH )
      El son de atabales y dulzainas y los gritos de ¡Viva Mahoma! sacaron de su sueño a los moriscos, los cuales, considerando aquello una imprudencia que podía frustrar todos sus planes, guardáronse muy bien de salir a la calle, y aún de asomarse a las ventanas...
    • 1879 Castelar, E. Recuerdos Elda [2003] Esp (CDH )
      Si el tamboril o la dulzaina salían por las calles, no resonaban como aquel tamboril y dulzaina de mi aldea, que en la fiesta de San Antón congregaban todo el pueblo en torno de las hogueras y hacían bailar las parejas a su compás moruno con gravedad que no excluía ni la ligereza ni la gracia.
    • 1889 Garrido Atienza, M. Fiestas Corpus [1889] 92 Esp (CDH )
      Otro año, era el primer grupo uno de gallegas, llevándose la imitación hasta el uso de la característica gaita; y el segundo, de negros abisinios, vestidos con tapiz verde guarnecido de oro, y con una cogulla de damasco encarnado, corta de vuelo y caída á la espalda, la cual jugaba graciosamente con los toneletes de la misma tela y guarnición, los que llevaban sujetos con ajustadores de seda; y estos negros, después, en la procesión, fueron danzando al acorde compás de castañuelas y dulzainas.
    • 1894 Pedrell, F. DiccTécnicoMúsica (1ª ed.) p. 145 Esp (BD)
      Dulzaina. Es instrumento antiquísimo y se cree de origen semítico. Según el célebre Al-Farabi, es un género de TIBIA Ó FLAUTA agudísima llamada Surnái, cuyo nombre significa instrumento de fiesta ó bodas. Otros creen que esta DULZAINA es el mismo instrumento llamado en árabe DUSAI ó DUFAI, pero todos convienen en que el llamado en catalán y en valenciano DOLSAYNA, DONSAINA ó DONZAINA es el chillón y regocijador instrumento popular, especie de oboe campestre, que se oye en las fiestas de los pueblos de España, acompañado casi siempre del tamboril, y que en algunas partes suele llamársele, vulgarmente, GAITA ZAMORANA.
    • 1895 Clarín Teresa [1981] 73 Esp (CDH )
      Anochece. A ser posible, imítese alguno de los ruidos propios del campo, en verano, en los valles del Noroeste de España; por ejemplo, voces lejanas de aldeanos, rechino apagado de carretas. De no conseguir una imitación apropiada, es preferible prescindir de todo esto. Al levantarse el telón, se oirá a lo lejos un aire del país * en un instrumento rústico (algo como gaita, dulzaina, caramillo o cosa análoga). Rita (de unos dieciocho años), y Palmira (de cinco a siete años). Rita duerme de bruces sobre el montón de grava, viste traje de aldeana del país, mezclado con prendas de artesana de la ciudad, todo maltrecho, pobre. Palmira, cerca de ella, sentada sobre el polvo de la carretera, desgreñada, descalza. Llora con cierto ritmo, cansada ya del llanto. Cuando suena la música lejana, deja de llorar. Cesa la música, y vuelve el llanto. Pasan por la carretera algunos grupos de tres o cuatro mineros, unos silenciosos, otros en conversación confusa, lenta, desanimada. Los más, llevan lámpara de minero. Tuercen por el primer término de la izquierda, donde hace curva la carretera, y desaparecen. Después Fernando .
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 15 Esp (CDH )
      Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 116 Esp (CDH )
      Sabido es que el principio de resonancia de este instrumento consiste en una lengüeta doble legado por la antigüedad á la Edad media en su forma más primitiva y sencilla, llamóse frestel, fistula, chirimía, chalemel, dulzaina, etc., hasta que, andando los tiempos, se convierte en oboe en el siglo xvi , instrumento deforme, mientras el taladro de los agujeros, la disposición de la lengüeta y el sitio de las llaves se hizo de una manera imperfecta y sin consideraciones á las leyes acústicas.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 116 Esp (CDH )
      Decaída la dulzaina de su antiguo esplendor, desprovista de llaves y en su forma primitiva ha pasado á las manos del pueblo con variadísimos nombres más ó menos impropios.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Charamita se llama todavía hoy en dialecto valenciano á la dulzaina ó á la chirimia, instrumentos congéneres muy usados antiguamente en toda la comarca de Valencia.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      El tercero era la fiesta del Niño Jesús, y al día siguiente la del Cristo; todo con misas y sermones y bailes nocturnos al son del tamboril y la dulzaina.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      En un extremo de ella comenzó á sonar el redoble de un tamboril, y al poco rato se anunció una dulzaina con prolongadas escalas que parecían cabriolas musicales.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Era Dimòni, el famoso dulzainero de todos los años: un alegre compadre, tan célebre por sus borracheras como por la habilidad en la dulzaina.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Había que pasear la apetitosa pieza por todo el pueblo al son de la dulzaina, mientras los individuos más respetables de la Comunidad vendían los números de la rifa de puerta en puerta.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Y el vagabundo, orgulloso de la confianza que ponían en él, rompió la marcha con la anguila en los brazos, seguido de la dulzaina y el tambor y rodeado de las cabriolas y gritos de la chiquillería.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Dimòni tocaba con su dulzaina las antiguas contradanzas valencianas, la cháquera vella ó el baile al estilo de Torrente, y las muchachas del Palmar danzaban ceremoniosamente, dándose la mano, cruzándose las parejas, como damas de empolvada peluca que se hubieran disfrazado de pescadoras para bailar una pavana á la luz de las antorchas.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Algunos músicos de Catarroja, muchachos de buena voluntad, se comprometieron á corear la dulzaina de Dimòni con sus instrumentos de metal, y la serenata de les albaes comenzó á rodar en la noche oscura y fría, guiada por una antorcha del baile.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Generalmente, los dos últimos versos eran los más maliciosos, y mientras la dulzaina y los instrumentos de metal saludaban la terminación de la copla con un ruidoso ritornello la gente joven prorrumpía en gritos y agudos relinchos y hacía salva disparando al aire sus retacos.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] 174 Esp (CDH )
      Dimòni, con la cabeza pesada y los ojos cerrados, parecía estornudar en la dulzaina, y el instrumento gemía indeciso y vacilante como las piernas del tañedor.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )

      Se alejó la serenata, como desmayada; en vano hacía escalas la dulzaina de Dimòni, pues los cantores, viendo seco el pellejo, sentían obstruida su garganta.

    • 1902 Gabriel Galán, J. M. Castellanas [1996] 78 Esp (CDH )
      ¿De qué se trata? / — Pues decían que esta noche / iba a hacer baile Luciana / porque iba a venir a ella / un mozo de Matamala, / que dice que gasta ponche / y que toca la dulzaina.
    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] Esp (CDH )
      Si es día festivo, después de la comida asistís al baile, a un baile uniforme y lento, danzando al son de monótono tamboril o pandereta, o de chillona dulzaina, cuyos sones burilados se os clavan en el oído como una serie de punzadas acústicas.
    • 1905 Gabriel Galán, J. M. Nuevas castellanas [1996] Esp (CDH )
      / Josefa dejó las fiestas / y hundió en el arca sus galas; / Juan Antonio dejó el marro, / y hasta vendió la dulzaina / a un temprano chavalillo / que a mocearse empezaba.
    • 1905 Gabriel Galán, J. M. Nuevas castellanas [1996] Esp (CDH )
      / ¡Y bien sabe Dios del cielo / que la vendió con un ansia!... / Pero el casado es casado / y la dulzaina es dulzaina.
    • 1905 Rubén Darío Cantos vida [1995] 340 Ni (CDH )
      / Y entonces era en la dulzaina un juego / De misteriosas gamas cristalinas, / Un renovar de notas del Pan griego / Y un desgranar de músicas latinas, / Con aire tal y con ardor tan vivo, / Que a la estatua nacían de repente / En el muslo viril patas de chivo / Y dos cuernos de sátiro en la frente.
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      Furioso entonces Farax, insultoles con grande rabia, y dos horas antes del amanecer reunió toda su gente, y con gaitillas, atabalejos y dulzainas recorrió todas las calles del Albaicín dando lastimeras voces.
    • 1908 Larreta, E. Gloria Ramiro [1908] Ar (CDH )
      Un són monótono y bárbaro de tamboril y dulzaina; doble són ardiente como las arenas, obscuro como los bazares.
    • 1908 Pz Galdós, B. España sin Rey [1908] Esp (CDH )

      Esta y su hermana, con Fernanda, Demetrio y los chicos hortelanos, tuvieron la feliz idea de adornar la frondosa huerta del palaciote como para verbena, y toda la tarde emplearon en colgar de los árboles farolillos y banderolas de papel; antes dispusieron un barrido general de paseos, y se armó un tabladillo para colocar dos violines, dulzaina y tamboril. Todo resultó muy bien apañado, como improvisación de muchachas traviesas. Llegada la hora del juvenil regocijo, después de la cena, daba gusto ver las arboledas, aquí umbrosas, allí iluminadas de fantásticos colorines, y oír el rumorcillo de risas y coloquios por alegres bocas de ambos sexos, y ver los grupos que entre cerezos, manzanos, morales y albérchigos bulliciosamente discurrían.

    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos CR (CDH )
      los cafetales yacían solemnemente silenciosos y al pie de los cuajiniquiles y los plátanos de hojas despedazadas por los vientos del pesado abril, los grillos coreaban con sus herrumbradas dulzainas; una que otra candelilla encendía su cirio funerario en la margen de la acequia, alumbrando el de profundis que entonaban los sapos y allá en la loma se estrellaban los ecos del medroso ladrido de los lambuzos atosigados por la sarna.
    • 1905-1914 Unamuno, M. Vida Quijote y Sancho [1988] Esp (CDH )
      Si alguno intenta durante la marcha tocar pífano o dulzaina o caramillo o vihuela o lo que fuere, rómpele el instrumento y échale de filas, porque estorba a los demás oír el canto de la estrella.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] Esp (CDH )

      Suenan, no ya uno, sino varios acordeones. El acordeón y la dulzaina. Los cantores hacen charranganear, bizarramente, las guitarras. Alguna carcajada resuena, contagiando los demás humores.

    • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] Esp (CDH )
      A veces, cuadrillas de volatineros venían de Valencia para hacer coros y para trepar en pirámides, con tamboriles y dulzainas; y otras, danzantes de ambos sexos, vestidos con telas costosas y disfraces abigarrados, mimaban los bailes más típicos, deteniendo entre tanto la procesión.
    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación Esp (CDH )

      222. Laterall.– La articulación ordinaria es alveolar, l, § 111; en posición final de sílaba no es siempre alveolar, sino también, según la consonante siguiente, interdental, , § 96; dental, , § 104, y palatal, , § 123:

      Eludía decir la noticia fatal. Se sintió adormecido bajo el halago oriental del decorado. Le golpeó el hombro afectuosamente en señal de asentimiento. El alba empezó al fin a desteñir los cristales del balcón. El patio del hotel era de un andalucismo artificial. Alzó la vista y calculó la altura. Juntaba el yelmo de la gesta con la dulzaina pastoril.

    • 1918-1932 Navarro Tomás, T. Manual pronunciación Esp (CDH )
      Ejemplos: alzar-, calzado-, calcinar-, dulzaina-, el cielo-, el circo-, igual ceguedad-.
    • 1932 Subirá, J. Tonadillas teatrales [1932] 281 Esp (CDH )
      A fin de dar mayor carácter a ciertos números exigíase para algunas obras un instrumento especial: flautín, guitarra o vihuela, vandolín o bandolín, salterio, gaita gallega, gaita zamorana, dulzaina, sonajitas, zambombas, panderitos, tamboriles, etc. Asimismo, en determinados números, los oboístas —que bien pronto formaron parte de la plantilla en las orquestas de los coliseos madrileños— sustituían los oboes por flautas, y los trompistas sustituían las trompas por clarines, de acuerdo con las exigencias del compositor, cuando éste buscaba mayor variedad sonora o mantenía su firme adhesión al realce del expresivismo musical, siempre lozano en nuestro teatro lírico, aun tratándose de obras insignificantes por su exigua monta.
    • 1939 Prensa Horizonte (Madrid), 10/1939 Horizonte, octubre de 1939 Esp (CDH )
      No cesaba un momento el ruido de tanto instrumento —dulzainas, panderetas, tamboriles, redoblantes, castañuelas, pitos y "tarrañuelas" —.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] Esp (CDH )

      "Albogue"vale tanto como dulzaina o gaita (no se trata de la de fuelle). Dice, pues, el poeta que, para formar el enorme instrumento de Polifemo, la cera y el cáñamo unieron cien caras (que no las debieran haber unido, por los graves efectos que la espantosa música produjo), cuyo bárbaro estruendo es repetido duramente por más ecos que caras o albogues fueron unidos por el cáñamo y la cera (es decir: por más de cien ecos, pues ciento eran las cañas)

    • 1951 Pz Bustamante, C. HImperio español [1951] Esp (CDH )
      «Adornan sus iglesias muy polidamente con los paramentos que pueden haber, y lo que los falta de tapicería suplen con muchos ramos, flores, espadañas, juncia que echan por el suelo, yerbabuena...» (Motolinia.) Los cánticos y la música con órganos, flautas, trompetas, chirimías, dulzainas, rebeles, vihuelas, etc., contribuían al mayor aparato de estas ceremonias, como, igualmente, las procesiones.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 82 Cu (CDH )
      Llevándome de una Pangelingua de los monjes de St. Gall a la edición príncipe de un Libro de Cifra para tañer la vihuela, pasando, acaso, por una rara impresión del Oktoechos de San Juan Damasceno, trata el Curador de burlar mi impaciencia, hostigada por el enojo de haberme dejado atraer a este piso donde nada tengo que hacer ya, entre tantas guimbardas, rabeles, dulzainas, clavijas sueltas, mástiles, entablillados, organitos con los fuelles rotos, que veo, revueltos, en los rincones oscuros.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] 60 Esp (CDH )

      Aranda de Duero tiene bellas arquitecturas, la Colegiata, por ejemplo. [...] Y varias posadas de hogar de buen olfato. Y algún caballero con la mano pronta, el bolsillo presto, y la voluntad dispuesta a la caridad. Y dos alamedas de chopos de la Lombardía. Y dos mercados a la semana y otras dos ferias al año. Y varias romerías de dulzaina y tamboril. [...].

    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      El Fuentesaúco zamorano también tiene nombre, y buen nombre, por el baile que dicen del palao, en el que mozos y mozas se arrancan a trazar raras figuras al son del palo, el tamboril y la dulzaina.
    • 1924-1957 Mndz Pidal, R. Poesía juglaresca [1991] 92 Esp (CDH )
      Una miniatura del Breviari d'Amor del provenzal Matfré Ermengau (1288) representa un banquete de jóvenes servido por demonios, y a los dos extremos de la mesa dos diablos haciendo de juglares, tañendo el uno la vihuela de arco y el otro la duzaina.
    • 1924-1957 Mndz Pidal, R. Poesía juglaresca [1991] Esp (CDH )
      Cuanto más enorme era el tambor, y mayor la dulzaina, tanto más dinero ganaban estos malditos, cuya única habilidad era hacer bailar a las muchachas.
    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Esp (CDH )

      La música es música agria, jocunda, de dulzaina y tamboril. Hay una era requemada y, cerca, un soto con una fuente. Cerca también las primeras casas de adobe con media puerta —la media de abajo— cerrada y la otra media abierta hacia un frescor y una penumbra de pozo que huele un poco a espliego y otro poco a establo.

    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Esp (CDH )

      Agrios, retozones, la dulzaina y el tamboril. Los mozos señalando y chistando. Las mozas mirándose sin saber cuál es solicitada.

    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Esp (CDH )
      Por cualquier sitio del cielo, una nube iracunda que parece atraída por el tambor y rechazada por la dulzaina.
    • 1960 Usigli, R. Corona fuego [1966] Mx (CDH )
      Durante el recitativo del Coro de españoles, se presentarán escenas descriptivas de banquetes y holgorio, como bajorrelieves, y al fin la toma de las indias mactunes y chontales, en una suerte de danza simbólica y recatada, con música de dulzainas y chirimías alternada quizá con percusiones indígenas, que siga el movimiento y el color de los códices en un nivel surrealista de expresión.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] Esp (CDH )
      Todavía en muchos lugares fabrican el vino a garrote, con viga o prensa, bailando también sobre los racimos una danza que pide tamboril y dulzaina alborotadora de los Pollos.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] 210 Esp (CDH )
      Ahí están también los cantalejanos, a la venta de trillos, cribas y cedazos; los macoteranos y maranchoneros, de negra blusa y anillo en el meñique; la mujer gorda del tiovivo, viuda y madre de una hija relamida y pecosa, más el anejo del vivales a ella apañado; el hombre de los caramelos, para gozo de los chicos y tormento atronador de los mayores en sus pregones; los copleros, el falso ciego y la mujer en estado de buena esperanza; los churreros entre humaredas de aceite hirviendo; la tómbola de Caridad, con señoritas absolutas, y otras tómbolas y rifas donde a veces toca; la rubia del pajarito que adivina el futuro; la barraca de los fenómenos; las barcas, el tobogán y la pista de coches eléctricos; los puestos de confites, almendras y avellanas; el piñonero; la matrona de los globos y los molinillos de papel; los gigantes y cabezudos bailando al son del tambor y la dulzaina; el alguacil, disparando cohetes...
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] Cu (CDH )
      Según observó el P. Asín y Palacios, la música mora pasó a cristianos con sus instrumentos originales de cuerda, viento y percusión, hasta con sus mismos nombres (laúd, rabel, albogue, añafil, dulzaina, chirimía, gaita, adufe, atambor); pero esto no fue sin que junto con la música pasara un gran caudal de voces árabes (algazara, alarido, algarabía, alboroto, zambra, anexir, etc.), que eran expresivas de las manifestaciones ruidosas de sus fiestas y bailes y del concepto poco respetuoso con que la recibieron los músicos cristianos, imbuidos por la música eclesiástica.
    • 1975 Salisachs, M. Gangrena [1976] Esp (CDH )

      Recuerdo el tono de su voz: tenía la monotonía de la dulzaina, la sequedad de sus notas, el chirriante susurro de sus falsetes. Y, sobre todo, su toque de alerta.

    • 1978 Prensa El País, 05/07/1978 [1978] Esp (CDH )
      Ikurriñas, estandartes de las localidades de origen, trajes típicos, txistus, dulzainas y flores pudieron verse a lo largo de toda la mañana en las diferentes zonas urbanas y barrios.
    • 1980 Prensa El País, 15/05/1980 [1980] Esp (CDH )
      Como en años anteriores, la jornada tiene un contenido de exhibición y de fiesta folklórica, dirigida a potenciar y conservar el uso de estos antiguos instrumentos, que son la gaita y la dulzaina.
    • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] Co (CDH )

      — No sería mala idea. De todas formas no te olvides del portafolios.

      — Yo de eso no sé ni quiero saber nada.

      — Si me lo dejó fue para que tú se lo devolvieras.

      — Véndelo y cómprate una dulzaina.

      — Allá tú. Por última vez te digo que después de lo de esta mañana debes salir de aquí como un tiro

    • 1982 Prensa ABC, 14/05/1982 [1982] Esp (CDH )
      Dice ella que el folclore ha muerto desde que para ilustrar las fiestas se contratan músicos profesionales que siempre son de fuera, mientras que antes cada pueblo disponía de sus propios artistas, que ejercían de barberos durante el año y el día de la función se calzaban una gaita y hacían el pasacalles a toque de dulzaina.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 132 Cu (CDH )
      Las invitaciones a su casa de campo eran frecuentes, comían en la galería y Giles hacía venir a un trío de músicos que con dulzaina, salterio y laúd les hacía pasar una grata sobremesa.
    • 1985 Schz Espeso, G. Alas mariposas [1985] Esp (CDH )
      Como si aquella explosión fuera la señal convenida para que naciera el día, clarearon los cristales y a la luz se sumaron los alborotos del tambor y la dulzaina.
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] Esp (CDH )

      Muy distinto resultaba el colorido de la otra zona de Madrid comprendido entre Palacio y la Puerta de Atocha: las calles de Toledo y Embajadores, del Mesón de Paredes y de Lavapiés; las enormes galeras de los ordinarios valencianos y andaluces salían para hacer noche en la venta de Villaverde; los calesines esperaban flete para los Carabancheles; el barbero rasgueaba la vihuela a la puerta de su tienda; el corro de andaluces sentados en el banco del herrador entonaban la caña o el polo de Tobalo; los muchachos alborotadores reían las habilidades del perro que saltaba al monótono son de la dulzaina del ciego [...].

    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Los «pero-paleros», ataviados con el traje regional, forman una especie de guardia de honor cuando pasean al muñeco por las calles al son de los tambores, dulzainas y cencerros.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Suena la dulzaina y el tamboril, y mientras un estremecido revoloteo de campanas recorre todo el valle, algo también en el corazón de los lugareños parece querer volar, elevarse en la dicha vibrante de unos instantes felices esperados todo el año.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Pero efectivamente, al son que van marcando la dulzaina y el atabal, los jóvenes danzantes, de uno en uno, inician el primer «número fuerte» al lanzarse valientemente girando como peonzas por unas duras, empinadas y terroríficas escaleras de piedra.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      En las primeras horas de la mañana, las vibrantes notas de la dulzaina y el tamboril rasgan el quieto y terso silencio de calles y plazas.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      El cura habla con voz ronca y entrecortada sobre cándidas y heroicas historias remotas, y en la consagración la dulzaina y el tamboril aventuran con emocionada delicadeza unas notas pausadas del himno nacional.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Repican las castañuelas sobre el ondulado y melancólico plañir de las dulzainas, mientras los palillos siguen instrumentando un son seco, duro, quebrado, sobre el atabal.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Suena aguda la dulzaina, y un redoble de tambor impone un silencio circense en las bocas, angustia en corazones y gargantas.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      La música está caracterizada por la dulzaina y el tamboril.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Ricamente ataviadas, son recibidas por las alcaldesas, que ofrecen la "tajada" de chorizo cocido con vino blanco, a los sones de la dulzaina y el tambor.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] 395 Esp (CDH )
      Cinco fechas antes, las campanas comienzan a repicar y los sones de la dulzaina y el tambor se pueden escuchar por todas las calles como un claro anuncio de la alegría y el jolgorio que se acercan.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Las jóvenes del barrio de San Juan en Huete se lanzan a la calle en las fiestas, al son de las dulzainas y los tambores, para interpretar la Danza del Diablo, dirigidas por una que hace de Diablo Mayor.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Se organiza también una romería a la Virgen de Fuensanta, con dulzainas y tambores.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Montados en sendos pollinos, los músicos —dulzaina y tamboril— abren con sus notas agudas y marchosas el solemne cortejo.
    • 1989 Aparicio, J. P. Retratos [1989] 255 Esp (CDH )
      [...] un hombre tocaba el tamboril y la dulzaina; una mujer bailaba; unos hombres comían y bebían, un servidor les traía un ave asada; unos hombres y unas mujeres mataban un cerdo [...].
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] 180 Py (CDH )
      No le falta sin embargo cierto instinto práctico para lidiar hasta con esas especies extravagantes de lunáticos, de togados epicenos, flacos chirimías, dulcineos de pluma y de dulzaina, de bovinos canónigos de enormes coranvobis, floripondiosos y pintarrajeados poetas, astrólogos de la escritura... Ni el Arca de Noé que los salvara del Diluvio.
    • 1994 Boullosa, C. Duerme [1994] Mx (CDH )
      «¡Debieran haber visto lo que era eso, sus voces, sus atuendos, la representación hecha con tanta gracia, el donaire con que sonaban mis versos en las bocas de los indios, cantando alabanzas al bien del Cristianismo! Continuará la fiesta —dice cambiando el tono de su voz, por uno más bajo y recogido—, hasta muy noche, con grande música de voces e instrumentos, con luminarias, tiros y otros ingenios de pólvora, repique de campanas, dulzainas, chirimías y trompetas...»
    • 1994 Prensa El Mundo, 12/07/1994 [1995] Esp (CDH )
      Durante siete jornadas se han desarrollado este año los XI Encuentros Agapito Marzuela de Segovia, llamados así en recuerdo y homenaje del que fuera gran patriarca de la dulzaina y de la música tradicional castellana.
    • 1995 Prensa El Mundo, 28/11/1995 [1996] Esp (CDH )
      Algo así como los castellanos El Pajar del Abuelo, que combinan el instrumental eléctrico más moderno con las dulzainas y los tambores.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 12/07/1996 [1996] Esp (CDH )
      Por otra, el próximo jueves, el Verano Musical estrena un "Dúo para dulzaina y oboe" encargado para la ocasión a José Luis Turina.
    • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
      Vinculadas directamente con ellas están les albaes, cantos populares acompañados de guitarra, tamboril y dulzaina.
    • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )

      En la antigua ciudad gremial aún se trabaja artesanalmente la cerámica y otras alfarerías, los esmaltes, la talla en madera, los tapices y bordados, el estaño, los repujados metálicos, la forja, etc. También pueden encontrarse labores de diversos centros artesanales de la provincia: calderería de Navafría, batería y guarnicionería de Cantalejo y Maderuelo, dulzainas de Carbonero el Mayor. Durante la Semana Santa se celebra una Feria de Artesanía.

    • 1999 Prensa Escapada, 04/1999 [1999] Esp (CDH )
      Grupos de hombres y mujeres ataviados con trajes regionales de un colorido espectacular, portando estandartes multicolores y equipados con dulzainas y tambores que bien podrían haber salido de un museo etnográfico, se concentran en las inmediaciones de la iglesia.
    • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 171 Esp (Bibliografía)
      Debido a la escasez de fuentes iconográficas relativas a la dulzaina, es posible que su aspecto exterior fuese, ya desde sus tiempos medievales, el de un instrumento recto con una terminación en forma de copa, ensanchamiento que pudo suprimirse en el transcurso del siglo XVI.
    • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p.172 Esp (Bibliografía)
      El instrumento desaparecerá y sólo quedará su nombre aplicado con carácter genérico a diferentes instrumentos populares que nada tienen que ver con la originaria dulzaina medieval. Con este sentido ha llegado hasta nosotros.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dulzaina1. [...] f. Instrumento musical de viento, parecido a la chirimía, pero más corto y de tonos más altos.
    • 2013 Ayala, J. M. "Hombre longevo" [16-09-2013] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Antes, mucho antes, allá por 1901, vino al mundo en el pequeño pueblo de El Tejado de Béjar, donde sólo los más mayores recuerdan lo que les contaban sus padres de familias que saltaban el «charco», como la de Salustiano, para labrarse un futuro en tierras extrañas. Después de dejar el colegio a los diez años y dedicarse a tocar la dulzaina en fiestas y bodas hasta los diecisiete, Salustiano, acompañado de su hermano mayor, Pedro, y de varios vecinos, siguió el rumbo de otros muchos españoles y emigró a Cuba para trabajar en los campos de azúcar.
  2. 1⟶metonimia
    s. f. Juego de tubos del órgano de la familia de la lengüetería que constituye un registro partido de ambas manos que suena al unísono del flautado de 13 pies.
    docs. (1555-1995) 13 ejemplos:
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      [...] Otrosi a de tener un lleno muy sonoroso y abultado con sus dozenas y quinzenas y veyntenas y octavicas que sirvan de cascavelado y un cherumbelado y unas campanitas. Otrosi a de tener unas duçainas [...]
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 614 Esp (BD)
      La DULZAINA, que pertenece al grupo de las Regalías, entró en los órganos renacentistas españoles en la década de 1540.
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      [...] Otrosi a de tener un lleno muy sonoroso y abultado con sus dozenas y quinzenas y veyntenas y octavicas que sirvan de cascavelado y un cherumbelado y unas campanitas. Otrosi a de tener unas duçainas [...]
    • 1567 Anónimo Capitulación y concordia [1977] [p. 233] Música en Zaragoza Esp (BD)
      Item, haya de tener una flauta tapada unísonus del flautado. Item, otra octava de tres palmos. Item, una quinta gruesa. Item, otra diferencia para el lleno, que llevará dos caños por punto. Item, una dulzaina con su diferencia partida.
    • 1610 Anónimo Madrid. AHP nº 2983 [1988] [vol. II, p. 58] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      [...] Otros dos registros de lleno con cada dos caños por punto. Mas unos orlos de registro partido. Mas una duçayna registro partido [...]
    • 1685 Anónimo "Capitulación y concierto" [1977] [p. 251] Música en Zaragoza Esp (BD)
      Item, un registro de dulzainas de boj, partidos, tiene cuarenta y cuatro dulzainas. Item, un registro de tolosana, de mano derecha, de tres caños por tecla, tiene sesenta y tres caños.
    • 1729 Requejo, P. V. Thesaurus [1729] (FG)
      Dulçayna. Fistula organica.
    • 1749 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [07-03-1749] Esp (CDH )
      Que el segundo órgano tiene el mismo defecto de mala afinación, discordia de voces y lengüetería y se debe hacer la misma composición a excepción de la dulzaina en que se deben componer la lenguas, que se debe desarmar un fuelle para su perfecta composición y necesita otro secreto y a excepción de él, costará la composición de este órgano 100 ducados y que el órgano chico tiene la enfermedad de malísima afinación [...].
    • 1873 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, III p. 136 Esp (BD)
      Si el órgano tiene el órden ó registro de Dulzaina en la fachada, ú otro cualquiera de diferente especie de los que regularmente se usan siempre solos, se afinan con el principal de trece solamente por el mismo método que los Orlos.
    • 1876 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, IV p. 272 Esp (BD)
      Tabloncillos ó macizos para la Dulzaina. Para colocar los caños de Dulzaina en la mano izquierda se hacen unos tabloncillos de pino de Holanda de todo el largo de la tapa del registro, de 28 milis. de grueso y de alto, para los doce primeros caños, de 115 milis. y todo el resto hasta el Do 25 de 90 milis.; como los caños van á dos filas se hace un tabloncillo para cada una.
    • 1988 Gordaliza Aparicio, F. R. VocPalentino Esp (NTLLE)
      DULZAINA: [...] Juego del órgano castellano que imita el sonido de la dulzaina. Son tubos horizontales de 8 pies. También llamados *orlos. Existen en Abarca, Cervatos de la Cueza, Fuentes de Nava, Paredes de Nava, etc.
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 614 Esp (BD)
      La DULZAINA, que pertenece al grupo de las Regalías, entró en los órganos renacentistas españoles en la década de 1540.
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      [...] Otrosi a de tener un lleno muy sonoroso y abultado con sus dozenas y quinzenas y veyntenas y octavicas que sirvan de cascavelado y un cherumbelado y unas campanitas. Otrosi a de tener unas duçainas [...]
    • 1567 Anónimo Capitulación y concordia [1977] [p. 233] Música en Zaragoza Esp (BD)
      Item, haya de tener una flauta tapada unísonus del flautado. Item, otra octava de tres palmos. Item, una quinta gruesa. Item, otra diferencia para el lleno, que llevará dos caños por punto. Item, una dulzaina con su diferencia partida.
    • 1610 Anónimo Madrid. AHP nº 2983 [1988] [vol. II, p. 58] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      [...] Otros dos registros de lleno con cada dos caños por punto. Mas unos orlos de registro partido. Mas una duçayna registro partido [...]
    • 1685 Anónimo "Capitulación y concierto" [1977] [p. 251] Música en Zaragoza Esp (BD)
      Item, un registro de dulzainas de boj, partidos, tiene cuarenta y cuatro dulzainas. Item, un registro de tolosana, de mano derecha, de tres caños por tecla, tiene sesenta y tres caños.
    • 1729 Requejo, P. V. Thesaurus [1729] (FG)
      Dulçayna. Fistula organica.
    • 1749 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [07-03-1749] Esp (CDH )
      Que el segundo órgano tiene el mismo defecto de mala afinación, discordia de voces y lengüetería y se debe hacer la misma composición a excepción de la dulzaina en que se deben componer la lenguas, que se debe desarmar un fuelle para su perfecta composición y necesita otro secreto y a excepción de él, costará la composición de este órgano 100 ducados y que el órgano chico tiene la enfermedad de malísima afinación [...].
    • 1790 Madrid, F. A. Cartas órganos [1790] p. 24 Esp (BD)
      PLAN DE UN ORGANO DE 13. Registros para ambas manos. [...] Dulzaina.
    • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 163 Esp (BD)
      La dificultad que ofrece es: que como estos secretos se hacen generalmente para organitos pequeños, cuyas cajas son de poca cabida, no pueden colocarse en ellos caños grandes, pero un registro corto de cuerpo y de dimensión estrecha, como son la referida dulzaina, el orlo, la voz humana, etc., no hay inconveniente alguno en ponerlos, mayormente si se tiene cuidado de colocarlos hácia el frente del secreto [...].
    • 1873 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, III p. 136 Esp (BD)
      Si el órgano tiene el órden ó registro de Dulzaina en la fachada, ú otro cualquiera de diferente especie de los que regularmente se usan siempre solos, se afinan con el principal de trece solamente por el mismo método que los Orlos.
    • 1873 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, II Esp (BD)
      Crorlo ó Dulzaina. Este órden o registro tiene la voz muy parecida á la del Órlo, especialmente en sus dos primeras octavas, pero el sonido es mas fuerte y áspero [...]. Este órden se halla puesto en la fachada de algunos órganos, y tambien suele hallarse en el interior con el nombre de Dulzaina, á cuyo instrumento no deja de asemejarse particularmente desde la segunda octava de la mano izquierda, y cuando está colocado un poco lejos del teclado en el interior ó en la fachada trasera, es de un efecto muy agradable.
    • 1876 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, IV p. 272 Esp (BD)
      Tabloncillos ó macizos para la Dulzaina. Para colocar los caños de Dulzaina en la mano izquierda se hacen unos tabloncillos de pino de Holanda de todo el largo de la tapa del registro, de 28 milis. de grueso y de alto, para los doce primeros caños, de 115 milis. y todo el resto hasta el Do 25 de 90 milis.; como los caños van á dos filas se hace un tabloncillo para cada una.
    • 1988 Gordaliza Aparicio, F. R. VocPalentino Esp (NTLLE)
      DULZAINA: [...] Juego del órgano castellano que imita el sonido de la dulzaina. Son tubos horizontales de 8 pies. También llamados *orlos. Existen en Abarca, Cervatos de la Cueza, Fuentes de Nava, Paredes de Nava, etc.
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 614 Esp (BD)
      La DULZAINA, que pertenece al grupo de las Regalías, entró en los órganos renacentistas españoles en la década de 1540.
  3. 1⟶metonimia
    s. m. y f. Persona que toca la dulzaina.
    docs. (1730-2010) 7 ejemplos:
    • 1915 Anónimo "Crónica telegráfica" [26-08-1915] p. 6 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Como los días anteriores de la fiesta mayor que estamos celebrando, á primeras horas de la mañana, los tamboriles y dulzainas de las comparsas tradicionales han regocijado al vecindario con sus alegres notas.
    • 2010 Anónimo "Clásicos verano 2010" [08-08-2010] p. 64 ABC (Madrid) Esp (HD)
      Programación: Agosto 8 domingo: 20,30 horas. San Lorenzo de El Escorial. Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial. Marisa Blanes (piano) Bicentenario de Schumann y Chopin. 21 horas. Navacerrada. Casa de Cultura. Nan Maro Babakhanian (mezzo- soprano) Doris KreuschOrsan (violín) y Johannes Tonio Kreusch (guitarra) América y Europa. 22,30 horas. San Lorenzo de El Escorial. Basílica del Real Monasterio. Dúo Pedro Alberto Sánchez (órgano) y David Huerta (dulzaina) Concierto de órgano y dulzaina.
    • 1730 Merellano, J. J. Carta p. 257 Música Catedral Lima, II Pe (BD)
      Juan Joseph Merellano, Dulsaina de esta Santa Yglecia, Como mas aia en derecho paresco ante Vuestra señoria y digo que a tiempo de Dies y seis años que estoi sirbiendo esta Santa Yglecia, con la puntualidad que es notoria, los seis de ellos sin estipendio ni obenciones, aplicándome a el dicho Ynstrumento, y a otros tres que he aprendido [...].
    • 1730 Merellano, J. J. Carta p. 257 Música Catedral Lima, II Pe (BD)
      [...] poniendo por presepto á mi Padre me perfecionase en el Ynstrumento de Dulsaina, para que alibiase a Agustín Guarnido, que auía seruido la plasa de Dulsaina sinquenta años, dándome el título de auciencias y emfermedades del dicho Agustín Guarnido, que admití con la ecspectativa del Yngreso a la propiedad quando Bacase, gosando por entero los Docientos pesos de su situacion, y en esta conformidad, e continuado asta el tiempo presente siruiendo no solo con el Ynstrumento de Dulsaina [...].
    • 1751 Chávez, P. J. Carta p. 128 Música Catedral Lima II Pe (BD)
      Plasido de Chaves, segundo Dulsaina de la Capilla de esta Sta. Yglecia, paresco ante VSa, con mi mayor rendimiento y Digo: que desde el año de treinta y siete, me hallo sirviendo [...].
    • 1903 Anónimo "Tarragona Lunes 17" [18-08-1903] p. 3 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      A las cinco de la tarde llegarán los carros que vienen de la Brafaganga con el agua milagrosa, la cual será recibida en el exportal de Francolí por los gigantes, dulzainas, el antiguo pendón da San Magín y las sacristanas, dirigiéndose á la ermita del Santo ermitaño, donde será recibida con una salva.
    • 1915 Anónimo "Crónica telegráfica" [26-08-1915] p. 6 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Como los días anteriores de la fiesta mayor que estamos celebrando, á primeras horas de la mañana, los tamboriles y dulzainas de las comparsas tradicionales han regocijado al vecindario con sus alegres notas.
    • 1992 Ávila, E. "Folklore musical español" [09-08-1992] p. 63 ABC (Sevilla) Esp (HD)
      El grupo está formado por Juan Cruz Silva (dulzaina y redoblante), José María Silva (dulzaina), Carlos Porro (redoblante) y Reyes Silva (platillos, bombos, y otros instrumentos de percusión).
    • 2010 Anónimo "Clásicos verano 2010" [08-08-2010] p. 64 ABC (Madrid) Esp (HD)
      Programación: Agosto 8 domingo: 20,30 horas. San Lorenzo de El Escorial. Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial. Marisa Blanes (piano) Bicentenario de Schumann y Chopin. 21 horas. Navacerrada. Casa de Cultura. Nan Maro Babakhanian (mezzo- soprano) Doris KreuschOrsan (violín) y Johannes Tonio Kreusch (guitarra) América y Europa. 22,30 horas. San Lorenzo de El Escorial. Basílica del Real Monasterio. Dúo Pedro Alberto Sánchez (órgano) y David Huerta (dulzaina) Concierto de órgano y dulzaina.
      Acepción en desuso
    1. s. En ocasiones, en aposición al sustantivo músico.
      docs. (1730) Ejemplo:
      • 1730 Reyes, A. Carta 1730 p. 338 Música catedral Lima II Pe (BD)
        Agustín de los Reyes, Músico dulsaina del Coro de esta Sta. Yglecia, Paresco ante Vsas y Digo que Yo estoi siruiendo no solo el oficio de Dulsaina sino tambien el del Bajon y el del obué, y por todo la renta que hasta oi me está asignada es solo de Nouenta ps al año, Y el compañero mío dulsainista (Juan-Joseph Merellano) perciue al año ciento y sinquenta pesos.
  4. 1⟶metonimia
    s. f. Esp: Occ Baile popular propio de la comarca leonesa de la Maragatería.
    docs. (1914) Ejemplo:
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      Siguió el llamado "dulzaina": las mujeres, de dos en fondo, dieron una vuelta en círculo; delante las doncellas, detrás las casadas, siempre abstraídas y mudas; iban los hombres en la misma forma, por el lado exterior del corro femenino, hasta que á una señal del tamboril, buscaron parejas, escogiéndolas por orden riguroso, dos para cada uno, desde las primeras danzantes.
  5. s. f. Gu Ho CR Co Instrumento musical de viento formado por una serie de lengüetas fijas en una placa de metal y encerradas en una estructura de madera, que se toca soplando o aspirando.
    docs. (1921-2010) 10 ejemplos:
    • 1921 Sundheim, A. Vocabulario costeño Co (BD)
      Eolina: [...] Instrumento que se basa en larga hoja metálica sobre la que se ha adherido una serie de lengüetas de latón o bronce correspondientes a sendas ranuras [...] algunos lo llaman dulzaina o eloína y otros pito.
    • 1941 Sandoval, L. DiccGuatemaltequismos Gu (NTLLE)
      DULZAINA, f. Instrumento músico que se toca con la boca, soplando en las aberturas que tiene y que dan los sonidos de la escala musical.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

      [...] el ruido de los hierros y motores le sugestionaba tanto como a los demás chicos de su edad, la música de una dulzaina o elevar un barrilete [...].

    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccColombianismos Co (NTLLE)
      dulzaina f [...] Ant, Boy, Cald, Cund, Stder, Tol Instrumento músico de viento, consistente en una pieza rectangular de madera, encerrada entre dos planchas metálicas y provista de una serie de orificios, de manera que al soplar por ellas se produce el sonido [...].
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dulzaina. I. 1. f. Gu, Ho, CR, Co. Armónica. [...] violina; violineta.
    • 1921 Sundheim, A. Vocabulario costeño Co (BD)
      Eolina: [...] Instrumento que se basa en larga hoja metálica sobre la que se ha adherido una serie de lengüetas de latón o bronce correspondientes a sendas ranuras [...] algunos lo llaman dulzaina o eloína y otros pito.
    • 1941 Sandoval, L. DiccGuatemaltequismos Gu (NTLLE)
      DULZAINA, f. Instrumento músico que se toca con la boca, soplando en las aberturas que tiene y que dan los sonidos de la escala musical.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

      [...] el ruido de los hierros y motores le sugestionaba tanto como a los demás chicos de su edad, la música de una dulzaina o elevar un barrilete [...].

    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Ñor Inés, con Lucas y Mingo, llegó tayacaniando a los músicos que habían podido juntar y componer la orquesta con tres guitarras, un pistón, un bandolín, un acordeón y un timbal, a más de las dulzainas que casi todos los muchachos tenían y sabían tocar desde largo, por el camino del cerro ya venían tocando y también ya se habían metido varios cañazos de cususa.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      [...] en el hato, junto a las muchachadas y "palomillas" de cipotes de su edad, contando cuentos de camino, de aparecidos y de duendes, o tocando dulzainas, zambumbias y pitos de carrizo en el rancho del tata de Pascual.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Los chicos cruzaban corriendo, tocando dulzainas y pitos o disparando con sus pistolas-juguetes.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Por las calles empedradas cruzaban hombres en cuerpo camisa, muchachos descalzos haciendo sonar pitos y dulzainas; alguno, hijo de los ricos del poblado, disparaba una pistola juguete que sus padres le compraran en la ciudad, rodeado de otros chicos que con ojos de extrañeza y envidia admiraban el prodigio que para sus manos estaba prohibitivo.
    • 1986 Montes Giraldo, J. J. / Figueroa L. J. / Mora M. S. / Lozano R. M. GlosLéxicogr Atlas Colombia Co (FG)
      dulzaina: armónica.
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccColombianismos Co (NTLLE)
      dulzaina f [...] Ant, Boy, Cald, Cund, Stder, Tol Instrumento músico de viento, consistente en una pieza rectangular de madera, encerrada entre dos planchas metálicas y provista de una serie de orificios, de manera que al soplar por ellas se produce el sonido [...].
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dulzaina. I. 1. f. Gu, Ho, CR, Co. Armónica. [...] violina; violineta.
4.ª Entrega (julio de 2016)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dulzaina2 s. (1752-)
dulzaina
También en esta página: dulzaina (1409-)
Etim. Derivado de dulce y -aina. (Pharies, D., iccionario etimológico de los sufijos españoles, s. v. -aina).
Se documenta por vez primera en la acepción de'producto comestible caracterizado por su dulzor' en 1752, en un romance de Torres Villarroel, de aire pretendidamente popular. Aunque hay testimonios también en el siglo XIX, presenta un período de mayor vigencia en la primera mitad del siglo XX, momento a partir del cual entra en franca decadencia. Algunos testimonios muestran el carácter despectivo con que se usa el vocablo,un carácter que está en consonancia con el sufijo implicado en la formación de la voz. La segunda acepción, procedente del uso metafórico de la primera, también participa de este sentido peyorativo y, desde su primera documentación en Fray Gerundio del P. Isla (1758), revela ese carácter de exceso y empalago aplicado al lenguaje o al carácter de quien se señala. Su período de vigencia es análogo al de la acepción anterior.

  1. s. f. Producto comestible caracterizado por su dulzor.
    docs. (1752-2014) 21 ejemplos:
    • 1752 Torres Villarroel, D. Romances Juguetes de Thalía. Entretenimiento de el Numen. Esp (BD)
      Sin saber de toreaduras, / ni entender una pallabra, / yo lo había de haber hecho / mucho mijor con mi ahijada. / Los mandan quitar de allì / y à la Zuda juven ainas, / y allà arriba se atiborran / de vizcochos, y dulzainas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dulzaina2 V. dulzaino. [2. f. despect. Cantidad abundante de dulce malo.]
    • 1752 Torres Villarroel, D. Romances Juguetes de Thalía. Entretenimiento de el Numen. Esp (BD)
      Sin saber de toreaduras, / ni entender una pallabra, / yo lo había de haber hecho / mucho mijor con mi ahijada. / Los mandan quitar de allì / y à la Zuda juven ainas, / y allà arriba se atiborran / de vizcochos, y dulzainas.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      DULZAINA. [...] Por la semejanza se dice del dulce, ó cosa, que tira á dulce: Toda la comida fue pura dulzaina.
    • 1788 Anónimo "Letrilla" [19-11-1788] Correo de Madrid (ó de los ciegos) (Madrid) Esp (HD)
      Undecima duda:/ ¿quién fue Sancho Panza, / y si los Quixotes, / duran en la Mancha?/ si habrá Dulcineas / dulces y dulzainas: / anda la danza.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      DULZAINA. fam. Lo mismo que CANTIDAD de dulce ordinario.
    • 1839 Fray Gerundio "Padre y lego" [26-11-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      Tirabeque se me quedó un rato suspenso, al cabo del cual me dijo: «Señor, las hermanas monjitas anteriormente en la época anterior de otro tiempo solian tener alguna golosina que regalar á los que iban á visitarlas, tal como algunas almendritas, ó algunos bollitos, bizcochos, yemecitas ó cosa así: yo no sé qué tal estaremos ahora de estas materias. -Eres muy inconsiderado, Tirabeque; y tan apasionado me has salido á la dulzaina y las gollerías que si te dieran barro á mano...- No señor, barro no lo como; dulces, dulces [...]».
    • 1839 Fray Gerundio "Noche Buena" [24-12-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      Eso es, como las natillas: hasta en las comparaciones has de demostrar tu aficion á la dulzaina.
    • 1887 Blanco Asenjo, R. "Epístola" [15-08-1887] La Iberia (Madrid) Esp (HD)
      A más de devotos y eruditos, hay Isidros de otras condiciones más humildes, y también á ellos me quiero dirigir. Los hay tragones, aficionados al rancio de cepa y á las dulzainas y golosinas. A éstos les encomiendo muy de veras que, si van al santo, consideren á dónde se meten á almorzar.
    • 1890 Anónimo "Emparedados" [02-07-1890] La Monarquía (Madrid) Esp (HD)
      Algunas personas se han extrañado de que en un mismo día y tratando de un mismo asunto hayan coincidido tan perfectamente en actitudes, opiniones y estilo El Imparcial y El Liberal, cuyos odios recuerdan los de Capuletos y Montescos. Pues á nosotros no nos ha extrañado. Al fin y al cabo El Liberal es un retoño de El Imparcial. Son de la misma madera y producen los mismos frutos. Y hasta tienen los mismos amores. No por Dulcinea del Toboso. Sino por la dulzaina del presupuesto.
    • 1914 Muñoz Glz, V. "Al pasar" [19-07-1914] La Unión Ilustrada (Málaga) Esp (HD)
      Más allá de la fronda expléndida, el puerto atronaba con la febril actividad de sus trabajos: se movian las gruas, voceaban los cargadores, relinchaban las bestias, pitaban los ferrocarriles, corrían sobre el adoquinado los volquetes en faena, pregonaban los vendedores, cesta al brazo, baratijas y dulzainas y á los cascos sucios y goteantes de los buques anclados se adherian añorajosas mujeres [...].
    • 1923 Morales, B. "Fosfenos" [19-08-1923] La Unión Ilustrada (Málaga) Esp (HD)
      El pequeño que vende bombones en los cines es una figurilla simpática. Al vender sus dulzainas entorpece la verborrea de algunas bocas que de estar ociosas, silbarían, pedirían de una manera estentórea ¡música!, leerían en voz alta las leyendas de las películas o pondrían cátedra de graciosos...e ineducados.
    • 1928 Moreno Villa, J. "Del veinticuatro al seis" [18-01-1928] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Pero aquí no me importan los estragos físicos, sino la gracia con que registra el lenguaje la baja sufrida por los comestibles en el ánimo del hombre. Si las palabras de éste eran encomiásticas para ellos el día 24, son despectivas el 6. Ha pasado del amor al rencor. Un grupo de voces hermanas, feúchas y desabridas, se adueña de los ánimos. "Comistrajos", "pringotes", "dulzainas", "chucherías", "guisotes", "pringachas", "cochifritos": así es el rosario, con muchas cuentas más.
    • 1935 Masoliver, J. R. "Dos mil kilómetros" [18-12-1935] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Y como denominador común, el culto al agua, el paladeo del agua fresca y pura en vaso grande -como se sirve aún en tantos lugares de España, como la ofrecen a la Guardia civil caminera en las masadas-, que aquí beben a sorbos, saboreándola, antes de engullir el café turco y las dulzainas a que son aficionados.
    • 2000 Beldarrain, M. Kursaal p. 195 Esp (BD)
      El pirulero, por su parte, se había desembarazado del soporte cónico en donde iban clavados los caramelos, arrojándolo sobre Madame Escarpín, y escapaba en dirección a una puerta medio disimulada junto a la pantalla. El gordo Peña confiscó la herramienta, así como los pirulís que rodaban por el suelo y que ya algunos espectadores espabilados recogían a la rebatiña disputándoselos unos a otros igual que si se tratara de un rico tesoro. El inspector ahora, las dulzainas, en su poder, miraba porque no faltase ni uno solo de los caramelos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dulzaina2 V. dulzaino. [2. f. despect. Cantidad abundante de dulce malo.]
    • 1752 Torres Villarroel, D. Romances Juguetes de Thalía. Entretenimiento de el Numen. Esp (BD)
      Sin saber de toreaduras, / ni entender una pallabra, / yo lo había de haber hecho / mucho mijor con mi ahijada. / Los mandan quitar de allì / y à la Zuda juven ainas, / y allà arriba se atiborran / de vizcochos, y dulzainas.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      DULZAINA. [...] Por la semejanza se dice del dulce, ó cosa, que tira á dulce: Toda la comida fue pura dulzaina.
    • 1788 Anónimo "Letrilla" [19-11-1788] Correo de Madrid (ó de los ciegos) (Madrid) Esp (HD)
      Undecima duda:/ ¿quién fue Sancho Panza, / y si los Quixotes, / duran en la Mancha?/ si habrá Dulcineas / dulces y dulzainas: / anda la danza.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      DULZAINA. fam. Lo mismo que CANTIDAD de dulce ordinario.
    • 1839 Fray Gerundio "Padre y lego" [26-11-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      Tirabeque se me quedó un rato suspenso, al cabo del cual me dijo: «Señor, las hermanas monjitas anteriormente en la época anterior de otro tiempo solian tener alguna golosina que regalar á los que iban á visitarlas, tal como algunas almendritas, ó algunos bollitos, bizcochos, yemecitas ó cosa así: yo no sé qué tal estaremos ahora de estas materias. -Eres muy inconsiderado, Tirabeque; y tan apasionado me has salido á la dulzaina y las gollerías que si te dieran barro á mano...- No señor, barro no lo como; dulces, dulces [...]».
    • 1839 Fray Gerundio "Noche Buena" [24-12-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      Eso es, como las natillas: hasta en las comparaciones has de demostrar tu aficion á la dulzaina.
    • 1887 Blanco Asenjo, R. "Epístola" [15-08-1887] La Iberia (Madrid) Esp (HD)
      A más de devotos y eruditos, hay Isidros de otras condiciones más humildes, y también á ellos me quiero dirigir. Los hay tragones, aficionados al rancio de cepa y á las dulzainas y golosinas. A éstos les encomiendo muy de veras que, si van al santo, consideren á dónde se meten á almorzar.
    • 1887 Chíes, R. "En la aldea" [24-09-1887] Las Dominicales del Libre Pensamiento (Madrid) Esp (HD)
      Fuéronse mis seis mozalvetes, contentos de haber topado conmigo y supongo que, dejando en paz los nogales por aquella tarde, se irían más lejos aún de lo que estaba la escuela, á gastar en dulzaina los cuartos que yo les había dado.
    • 1890 Anónimo "Emparedados" [02-07-1890] La Monarquía (Madrid) Esp (HD)
      Algunas personas se han extrañado de que en un mismo día y tratando de un mismo asunto hayan coincidido tan perfectamente en actitudes, opiniones y estilo El Imparcial y El Liberal, cuyos odios recuerdan los de Capuletos y Montescos. Pues á nosotros no nos ha extrañado. Al fin y al cabo El Liberal es un retoño de El Imparcial. Son de la misma madera y producen los mismos frutos. Y hasta tienen los mismos amores. No por Dulcinea del Toboso. Sino por la dulzaina del presupuesto.
    • 1914 Muñoz Glz, V. "Al pasar" [19-07-1914] La Unión Ilustrada (Málaga) Esp (HD)
      Más allá de la fronda expléndida, el puerto atronaba con la febril actividad de sus trabajos: se movian las gruas, voceaban los cargadores, relinchaban las bestias, pitaban los ferrocarriles, corrían sobre el adoquinado los volquetes en faena, pregonaban los vendedores, cesta al brazo, baratijas y dulzainas y á los cascos sucios y goteantes de los buques anclados se adherian añorajosas mujeres [...].
    • 1917 Albizu Sainz Murieta, J. Homilías [1921] Esp (CDH )
      No creáis que los compradores y vendedores en cuestión eran como esos puestos de dulzainas y juguetes que suele haber en las ermitas en días de romerías, sino que, como los judíos usaban para sacrificios animales de distintas clases, y en ciertas ceremonias ofrecían corderos, palomas y otras cosas, se había ido introduciendo el abuso de vender y comprar todo éso no en el templo propiamente dicho, sino en el atrio o patio contiguo a él [...].
    • 1923 Morales, B. "Fosfenos" [19-08-1923] La Unión Ilustrada (Málaga) Esp (HD)
      El pequeño que vende bombones en los cines es una figurilla simpática. Al vender sus dulzainas entorpece la verborrea de algunas bocas que de estar ociosas, silbarían, pedirían de una manera estentórea ¡música!, leerían en voz alta las leyendas de las películas o pondrían cátedra de graciosos...e ineducados.
    • 1928 Moreno Villa, J. "Del veinticuatro al seis" [18-01-1928] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Pero aquí no me importan los estragos físicos, sino la gracia con que registra el lenguaje la baja sufrida por los comestibles en el ánimo del hombre. Si las palabras de éste eran encomiásticas para ellos el día 24, son despectivas el 6. Ha pasado del amor al rencor. Un grupo de voces hermanas, feúchas y desabridas, se adueña de los ánimos. "Comistrajos", "pringotes", "dulzainas", "chucherías", "guisotes", "pringachas", "cochifritos": así es el rosario, con muchas cuentas más.
    • 1928 Moreno Villa, J. "Del veinticuatro al seis" [18-01-1928] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Es divertido pararse a considerar también la morfología de las palabras despectivas. [...] Estos escapes filológicos son imaginativos, y el lector los tomará como tales. Ya conoce, por otros artículos, mi recreo en la relación que ofrecen las cosas. Si relaciono "dulzainas" con "garambainas", deduzco que también hay desafecto en la terminación de esta voces, y si acuden en seguida las polainas, hago un alto dubitativo y brindo el caso a los científicos.
    • 1928 Cervera Puche "Escenas de café" [09-03-1928] La Correspondencia Militar (Madrid) Esp (HD)
      El pacienzudo anfitrión ha dejado de hablar, sus manos, como las de un timbalero y con una monorítmica y acompasada marcha engulle todos aquellos cortos números del programa, entre sus gesticulaciones de hombre glotón y poco remilgado en cortesías ante aquella modelo que le contempla muy pegadita a su rechonchez; hemos llegado al flán, una pauta de pasar platos, hizo recordar a nuestro ventrudo ególatra su compañera de bulto. El no se sonrojó, tomó una cucharilla y tuvo la gentileza de ofrecer el primer bocado de aquella dulzaina a la de los cabellos azabachinos.
    • 1928 Puche, E. "Poblado" [21-12-1928] Nuevo Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Calas y dunas donde el mar se aquieta y no es profundo, hormigueante de niños y de bañistas. Y en un ramblar, todo el tenderete de barracones de una sombra de feria de juguetes baratos y dulzainas pasadas.
    • 1929 Anónimo "Éxitos teatrales" [16-01-1929] Mundo Gráfico (Madrid) Esp (HD)
      Los teatros que aún se obstinan en servir platos de natillas al público, que les favoreció hasta hace poco, van viéndose cada día más abandonados de su clientela, que, cansada de la empalagosa dulzaina, busca en otra parte manjar más sabroso.
    • 1935 Masoliver, J. R. "Dos mil kilómetros" [18-12-1935] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Y como denominador común, el culto al agua, el paladeo del agua fresca y pura en vaso grande -como se sirve aún en tantos lugares de España, como la ofrecen a la Guardia civil caminera en las masadas-, que aquí beben a sorbos, saboreándola, antes de engullir el café turco y las dulzainas a que son aficionados.
    • 2000 Beldarrain, M. Kursaal p. 195 Esp (BD)
      El pirulero, por su parte, se había desembarazado del soporte cónico en donde iban clavados los caramelos, arrojándolo sobre Madame Escarpín, y escapaba en dirección a una puerta medio disimulada junto a la pantalla. El gordo Peña confiscó la herramienta, así como los pirulís que rodaban por el suelo y que ya algunos espectadores espabilados recogían a la rebatiña disputándoselos unos a otros igual que si se tratara de un rico tesoro. El inspector ahora, las dulzainas, en su poder, miraba porque no faltase ni uno solo de los caramelos.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dulzaina2. f. V. dulzaino. [2. f. despect. Cantidad abundante de dulce malo.]
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dulzaina2 V. dulzaino. [2. f. despect. Cantidad abundante de dulce malo.]
  2. 1⟶metáfora
    s. f. Dulzura exagerada o afectada en el lenguaje o en los modales.
    docs. (1758-1950) 8 ejemplos:
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Aún en una conversación, el que afecta dulzaina, dengues y remilgamiento se hace extremadamente fastidioso; pero, cuando esto se quiere remedar también en el púlpíto, no hay paciencia para tolerarlo.
    • 1950 Asturias, M. Á. Carta Cartas de amor Gu (CDH )

      No puedes imaginar el gusto que me causó tu última carta, fechada allá el 18 de febrero, y en la que vienes tan fiel y dulce, en la fidelidad y la dulzura del contento interior comunicable, porque eso es el amor, nuestro amor, un contento comunicable. Tienes razón. Nosotros servimos para inventar divinidades, crear dioses frutales, pero por la misma dulzura, ¿por qué no decir dulzaina, que rima con vaina?, del clima carecemos de fortaleza para muchas empresas.

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Aún en una conversación, el que afecta dulzaina, dengues y remilgamiento se hace extremadamente fastidioso; pero, cuando esto se quiere remedar también en el púlpíto, no hay paciencia para tolerarlo.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )
      Por hoy he de contar el triste fin que, por llevarse de dulzainas y marrullerías de poeta, tuvo en el Cuzco un sujeto de más campanillas que el sábado de gloria.
    • 1889 Pereda, J. M. Puchera [1980] Esp (CDH )

      — Ya sabe usted que yo no entiendo de dulzainas. De verdad ofrezco. Diga claro y pronto lo que más desee. Comida hay abundante, porque es día de repique gordo, y ningún perjuicio nos causa con quedarse.

    • 1903 Toscano Quesada, V. "Crónica" [03-12-1903] Nuevo Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Un pobre bonachón, todo dulzaina, / vecino del lugar de Cocentaina, / -provincia de Alicante- / en su casa hospedó, cual buen cristiano, / á un pobre caminante / que el dulce nombre le invocó de hermano.
    • 1918 Alaiz Pablo, F. "Romancero Cinca" [10-10-1918] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Es el anhelo de la gente del pueblo, que dice aquí estoy yo, en un coro de ronda, amenazador de somatén, lleno de movimiento, vigor y altivez, sin melancolías ni dulzainas.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] Esp (CDH )
      Había salido mocín * de su tierra, y al rejo nativo juntaba las suspicacias de su arte y la dulzaina criolla de los mameyes *.
    • 1934 Alaiz Pablo, F. "Fernando de los Ríos" [01-03-1934] La Revista Blanca (Madrid) Esp (HD)
      La cortesía se hizo blanda. Las madres eran tan empalagosas que parecían queridas de sus hijos. Una dulzaina mansa y desmayada caracterizaba la vida en relación, conservada en almíbar como la gloria celestial de Chateaubriand o el cabello de ángel de Lamartine.
    • 1950 Asturias, M. Á. Carta Cartas de amor Gu (CDH )

      No puedes imaginar el gusto que me causó tu última carta, fechada allá el 18 de febrero, y en la que vienes tan fiel y dulce, en la fidelidad y la dulzura del contento interior comunicable, porque eso es el amor, nuestro amor, un contento comunicable. Tienes razón. Nosotros servimos para inventar divinidades, crear dioses frutales, pero por la misma dulzura, ¿por qué no decir dulzaina, que rima con vaina?, del clima carecemos de fortaleza para muchas empresas.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE