10.ª Entrega (marzo de 2021)
Versión del 31/03/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tisiquez s. (1739-)
tisiquez, tysiquez, phthisiquez, pthisiquez, pthysiquez, ptisiquez, ptysiquez, thisiquez
Etim. Derivado de tísico, a y -ez.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'enfermedad caracterizada por consunción gradual y lenta, fiebre alta y ulceración en algún órgano', en 1739, en el segundo tomo de Palma febril de F. P. Virrey y Mange, con la variante pthisiquez. Aunque se emplea frecuentemente en testimonios del ámbito de la medicina a lo largo de los siglos XVIII y XIX, se consigna por primera vez en las obras lexicográficas en 1917, en el Diccionario de la lengua española de Alemany y Bolufer. Con la acepción 'enfermedad infectocontagiosa de los humanos y de otras especies de animales y, en particular, la causada por bacterias del complejo Mycobacterium tuberculosis, caracterizada por la formación de lesiones o tubérculos en los pulmones o en otros órganos' se atestigua ya claramente a principios del siglo XIX, en el quinto tomo de la Traducción de los elementos de médicina práctica de Weikard, traducidos del italiano al castellano por J. Serrano en 1804. Al igual que en la primera acepción, el Diccionario de la lengua española de Alemany y Bolufer será el primero que registre en 1917 la voz tisiquez como sinónimo de tuberculosis. Para definir la voz tisiquez en cualquiera de sus dos acepciones, las obras lexicográficas recurren a definiciones sinonímicas en las que tisiquez se identifica con tisis. La competencia de estas voces a lo largo de los siglos, así como la vigencia del término tisis, incluso en la actualidad, parecen explicar el progresivo declive de la palabra tisiquez. Prueba de ello son los últimos testimonios localizados en los que el término tisiquez presenta un uso lexicográfico o de carácter metalingüístico, dado que se alude al empleo de esta voz por los autores de los siglos pasados. Para la difícil frontera entre las dos acepciones de la voz, véase tisis (DHLE, s. v.).

    Acepción en desuso
  1. >tísico, a+–ez
    s. f. Enfermedad caracterizada por consunción gradual y lenta, fiebre alta y ulceración en algún órgano.
    Sinónimos: tísica; tisis
    docs. (1739-1953) 32 ejemplos:
    • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II Esp (BD)
      De lo que se ha de inferir, que aunque del pthisico puedan desprenderse corruptos, y contagiosos efluvios, que por fomento puedan infectar contagiosamente, pero no del hectico, porque en este faltan las precisas condiciones del contagio, que son viscosidad y lentor, como despues probaremos. Es asimismo la pthisiquez enfermedad hereditaria según corriente sentir de los Practicos, por cuyo Capitan traheremos a Hippocrates.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tisiquez ~: f. Tisis
    • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II Esp (BD)
      De lo que se ha de inferir, que aunque del pthisico puedan desprenderse corruptos, y contagiosos efluvios, que por fomento puedan infectar contagiosamente, pero no del hectico, porque en este faltan las precisas condiciones del contagio, que son viscosidad y lentor, como despues probaremos. Es asimismo la pthisiquez enfermedad hereditaria según corriente sentir de los Practicos, por cuyo Capitan traheremos a Hippocrates.
    • 1746 Piquer, A. Reflexiones críticas últimos escritos médicos Esp (BD)
      [...] y mostrado el modo con que allí se descrive la calentura hética, dize el Dr. Nicolau, que Hipocrates no la descrive, y quiere persuadir que falté yo a la legalidad en el modo de citar, no solamente en este lugar de Hipocrates, sino en la descripción que propuse de Areteo, y de Cornelio Celso, porque estos Medicos en los lugares que yo alego hablaban de la tisiquez, y no de la calentura hetica, haziendo descripción de ella.
    • 1750 Villalón, G. Nuevo thesoro medicina aforismos Esp (BD)
      La tisiquez de que havemos de tratar es un afecto, segun Galeno en el Comentario, que dice estas palavras: La tisiquez es una extenuación de todo el cuerpo, con una calentura lenta, y ectica y una ulcera incurable en el pulmon; y esta es la verdadera definicion.
    • 1750 Virrey Mange, P. F. Tyrocinio practico medico-chymico-galenico Esp (BD)
      Quando se rezela, que por haver precedido algun sputo de sangre, ò Hemopthoes, de qualquier parte que proceda sucede la Pthysis, será práctica muy acertada la que determinasse en su primer ser el auxilio de las fuentes, pero serán despreciables una vez que la phtysiquéz notoriamente sea conocida, ó confirmada, porque estas tienen por natural instituto el resecar, y privar á la naturaleza de la humedad necesaria.
    • 1796 Serrano Manzano, J. Trad Obras Rowley I Esp (BD)
      El caldo de caracoles es nutritivo, y embota los humores acres, y se tiene por util en la tisiquez; pero si estan ya los pulmones ulcerados, ni los caldos, ni cosa alguna pueden preservar la vida del paciente.
    • 1803 Serrano Manzano, J. Trad Exámen Sistema Medicina Brown Esp (BD)
      Antes del estío, durante este, y aún hasta el invierno, se hicieron tísicos muchos de aquellos que estaban ya hacia mucho tiempo enfermos, extenuados y propensos a la tisiquez; y aun los que solo tenian disposiciones para ella, les acometió entonces su primer golpe. Murieron muchísimos de estos enfermos sin que se libertase alguno de los que se hallaron precisados á poner en cama, y perecian mas aceleradamente que lo que suele suceder comunmente en la tisiquez.
    • 1821 Almodóvar Ruiz Bravo, A. Trad Compendio Medicina Práctica Odier Esp (BD)
      La diarrea muchas veces es una modificación del cólico, producida por las mismas causas, y acompañada de los mismos dolores. También suele subsistir como síntoma ó consecuencia de otra enfermedad, como las fiebres continuas, las enfermedades eruptivas, las hemorroidas, la disentería, la dispepsia, la tisiquez &c.
    • 1846 Chinchilla, A. Anales históricos medicina, III Esp (BD)
      Divide este escritos en tres discursos [...]. En el 2º da alguna idea de la calentura héctica o pthisiquéz y sus diferencias, y se declaran todas por contagiosas.
    • 1849 Anónimo "Tratamiento calenturas intermitentes ácido arsenioso" [30-10-1849] Gaceta Médica (Madrid) Esp (HD)
      «El ácido arsenioso es un veneno corrosivo muy violento: tomado interiormente y hasta aplicado a lo esterior, siempre produce síntomas los más funestos y efectos mortales. Nunca se ha de usar en la práctica de la medicina, por mas que algunos pocos instruidos en la ciencia se atrevan a ordenarle a cortas dosis para la curación de las fiebres intermitentes rebeldes, que en efecto es capaz de curar, pero á costa de los mismos enfermos, que despues quedan espuestos á la tisiquez y á otras afecciones igualmente funestas».
    • 1867 Sardá, J./ Rins, A. Guía Histórica Sabadell Esp (BD)
      Discurso sobre el problema de cuales son las calenturas más frecuentes en España, su carácter y curación, decidiendo ser las intermitentes. Memoria que demuestra no ser contagiosa la tisiquez.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Tisiquez. f. Tisis [|f. Med. Enfermedad en que hay consunción gradual y lenta, fiebre héctica y ulceración de algún órgano].
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Tisiquez: f. Tisis [|f. Med. Enfermedad en que hay consunción gradual y lenta, fiebre héctica y ulceración en algún órgano].
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tisiquez ~: f. Tisis
    • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II Esp (BD)
      De lo que se ha de inferir, que aunque del pthisico puedan desprenderse corruptos, y contagiosos efluvios, que por fomento puedan infectar contagiosamente, pero no del hectico, porque en este faltan las precisas condiciones del contagio, que son viscosidad y lentor, como despues probaremos. Es asimismo la pthisiquez enfermedad hereditaria según corriente sentir de los Practicos, por cuyo Capitan traheremos a Hippocrates.
    • 1746 Piquer, A. Reflexiones críticas últimos escritos médicos Esp (BD)
      [...] y mostrado el modo con que allí se descrive la calentura hética, dize el Dr. Nicolau, que Hipocrates no la descrive, y quiere persuadir que falté yo a la legalidad en el modo de citar, no solamente en este lugar de Hipocrates, sino en la descripción que propuse de Areteo, y de Cornelio Celso, porque estos Medicos en los lugares que yo alego hablaban de la tisiquez, y no de la calentura hetica, haziendo descripción de ella.
    • 1746 Piquer, A. Reflexiones críticas últimos escritos médicos Esp (BD)
      Es cierto, y lo sabia yo muy bien que en los lugares que cité de los Autores Griegos hablavan estos de la tisiquez y es tambien certissimo que en ellos descriven la calentura hetica.
    • 1746 Anónimo Satisfacción apologética Esp (BD)
      Contagio es comunicación de enfermedad de un cuerpo á otro, produciendo en éste la misma especie de enfermedad; assegurando esta doctrina, no poder ser lo comunicado enfermedad, ni simptoma, sino causa que pueda excitar la misma especie de enfermedad, como previene la Doctrina Antigua, en cuyo predicamento se comprehenden sarna, luesvenerea, thisiquéz, scorbuto, peste, &c.
    • 1746 Anónimo Satisfacción apologética Esp (BD)
      […] pero que la calentura héctica en segundo grado, y aun en tercero, sin que lleve complicada thisiquéz, sea contagiosa, y perniciosa, no sé cómo puede ser, fácil me sería dar algunas razones, mas no es la materia de que se disputa, y assi mudaria el medio: por tanto venero, y me sujeto por aora al decreto de la muy Ilustre Ciudad.
    • 1750 Valdés León, P. Ordenanzas generales govierno político ciudad San Phelipe Esp (BD)
      Todos los médicos de esta Ciudad tengan especial cuidado, con los que padecen los accidentes de Hectiquez ó Tysiquez, ó de otra especie contagiosa.
    • 1750 Villalón, G. Nuevo thesoro medicina aforismos Esp (BD)
      [...] tambien llama Galeno taves a qualquiera ulcera del pecho, fuera del pulmon; y esta se debe decir tisiquez impropia, y menor, porque la verdadera tisis es ulcera en la substancia del pulmon.
    • 1750 Villalón, G. Nuevo thesoro medicina aforismos Esp (BD)
      La tisiquez de que havemos de tratar es un afecto, segun Galeno en el Comentario, que dice estas palavras: La tisiquez es una extenuación de todo el cuerpo, con una calentura lenta, y ectica y una ulcera incurable en el pulmon; y esta es la verdadera definicion.
    • 1750 Virrey Mange, P. F. Tyrocinio practico medico-chymico-galenico Esp (BD)
      Quando se rezela, que por haver precedido algun sputo de sangre, ò Hemopthoes, de qualquier parte que proceda sucede la Pthysis, será práctica muy acertada la que determinasse en su primer ser el auxilio de las fuentes, pero serán despreciables una vez que la phtysiquéz notoriamente sea conocida, ó confirmada, porque estas tienen por natural instituto el resecar, y privar á la naturaleza de la humedad necesaria.
    • 1750 Virrey Mange, P. F. Tyrocinio practico medico-chymico-galenico Esp (BD)
      De estas pildoras darás al catarroso por la noche, despues de dos horas de una leve cena, y por la mañana en ayunas, continuando su uso por veinte ó treinta días, como las he practicado, y te aseguro de un feliz y nunca pensado efecto, porque con ellas, y sin otro remedio más, que la dieta entre otros, se libertaron de una amenazada ptysiquez dos Cavalleros Manchegos.
    • 1761 Piquer, A. Obras Hippocrates, II Esp (BD)
      Hallanse algunas personas, que con estas disposiciones á la phthisiquéz viven muchos años sin hacerse phthisicos; pero son pocos los que tienen esta fortuna. Mortón dice, que su padre vivió treinta años con tòs continua, respiración difícil, y con un calor continuo casi de hectiquéz, sin que muriesse de esta enfermedad.
    • 1770 Devardier, G. Abuso vino Esp (BD)
      Claman los pueblos diciendo que algun dia no se hablaba de Thisicos ni Hécticos: es verdad, porque en aquel tiempo no se abusaba el Vino, como en la estacion presente; lo cierto es, que dende que se abusa dicho licor, reynan algunas enfermedades, de cuyas no se hacia mencion, ó a lo menos no eran frequentes, como lo son en el dia de oy, como son la Melancolia hipocondriaca, el Scorburo, la Calentura miliar, Thisiquez, &c.
    • 1775 Amar Arguedas, J. Calenturas Esp (BD)
      Hippocrates trata de ellas repetidas veces, y lo hace particularmente en la sección tercera de las Epidemias, y suceden freqüentemente mudarse los males, unas veces á peores, y otras á menos malos. De los primeros la pleuresía, garrotillo, calenturas ardientes, y synocales, se mudan en pulmonía; esta y muchas de las dichas en frenesí, y las calenturas malignas en letargo; y convulsiones; el cólico pasa a vólbulo; la hemotisis á exputo de podre y de ahí a tisiquez.
    • 1783 Martín Lpz, M. Disertacion remedios dolor costado Esp (BD)
      La tisiquez en primero y segundo grado, cuya causa natural no admitió corrección con la dieta y medicamentos convenientes, dándola salida por el vexigatorio, cauterio ó sedal en la espalda, parte anterior del pecho, ú otra conveniente ha sido llevada algunas veces á perfecta curación.
    • 1783 Martín Lpz, M. Disertacion remedios dolor costado Esp (BD)
      Esta oposicion, que alguna vez se hizo objeto de largas controversias, me ha empeñado en no mirar con indiferencia la suerte de aquellos que, malogrando por desprecio, ó por temor la ocasión de estos apreciables auxîlios, han sido unos desgraciados arrebatadamente, otros consumidos de una lenta tisiquez y otros atormentados de una larga enfermedad.
    • 1786 Serrano, J. Discurso método medicina James Sims Esp (BD)
      ¿Yo podria preguntar si nosotros hemos curado mas calenturas, apoplegías, tisiqueces, despues del descubrimiento de la circulacion de la sangre, ó despues que se han disecado celebros, y pulmones? El instituto del Médico es el de curar, tiene más necesidad de remedios que de razones; conviene dexar éstas á los Filósofos (a) que no tienen otra cosa mejor que hacer.
    • 1796 Lavedán, A. Trad Venéreas, Fritze Esp (BD)
      En todos aquellos que curé jamás ví que resultase durante la curación ni después de ella, alguna particular deterioracion en la constitucion, ni menos debilidades, indisposiciones de pecho, ni tisiqueces, &c… No debia ponderar mi experiencia para con aquellos que curan enfermedades venereas, respecto de las teoricas objeciones publicadas por el gabinete de los Doctos, los quales quieren se abstengan todos del uso del sublimado.
    • 1796 Serrano Manzano, J. Trad Obras Rowley I Esp (BD)
      El caldo de caracoles es nutritivo, y embota los humores acres, y se tiene por util en la tisiquez; pero si estan ya los pulmones ulcerados, ni los caldos, ni cosa alguna pueden preservar la vida del paciente.
    • 1796 Serrano Manzano, J. Trad Obras Rowley I Esp (BD)
      Si el verano fuese seco y boreal, el otoño lluvioso y austral en el invierno próximo sobrevienen vehementes dolores de cabeza, y aun muertes repentinas por la opresion que causa en el celebro el humor pituitoso; vienen también toses, ronqueras, destilaciones, y en algunos tisiqueces.
    • 1796 Serrano Manzano, J. Trad Obras Rowley I Esp (BD)
      En el otoño hay muchas que hay en el estío: á más hay quartanas, calenturas errantes, obstrucciones de bazo, tambien hidropesias, tisiqueces, dificultades de orina, disenterias, lienterias, retortijones del intestino yeyuneo (volvulos), vómitos, ceáticas, garrotillos, astmas, alferecias, manías o indisposiciones que provienen del atrabilis.
    • 1798 Barrera Domingo, F. Reflexiones Historico Fisico Naturales Medico Quirurgicas Esp (BD)
      Estos médicos, polillas de las señoras mugeres, y médicos de moda, hijos de la adulación, y lisonja, que para que las mugeres les tengan por sabios les llenan los oidos con aquellos nombres retumbantes de tabescenias, havitualidades, y lentores, &, y como a el vulgo le agradan los términos allí sonantes, y los médicos arqueando zejas, y el semblante en tono de serio, muestran temores, alucinan sospechas de que los enfermos padecen pthysiqueces y hetiqueces junto con otros conceptos que son más dañosos y perjudiciales que la calentura tabífica hética, y asi, mezclando perejil con verengenas, caen en aquel vulgar adagio Comucus est error pefor priori.
    • 1798 Barrera Domingo, F. Reflexiones Historico Fisico Naturales Medico Quirurgicas Esp (BD)
      No será razón pasar por alto otras particulares nomenclaturas de este nombre tabes por dictarlos Hipocrates en varios lugares de sus escritos como es el Tib 6 epidem Secct. 8. Tract. 47. en cuyos lugares refiere otras especies de thaves que no son pthisiqueces ni hetiqueces.
    • 1803 Serrano Manzano, J. Trad Exámen Sistema Medicina Brown Esp (BD)
      Antes del estío, durante este, y aún hasta el invierno, se hicieron tísicos muchos de aquellos que estaban ya hacia mucho tiempo enfermos, extenuados y propensos a la tisiquez; y aun los que solo tenian disposiciones para ella, les acometió entonces su primer golpe. Murieron muchísimos de estos enfermos sin que se libertase alguno de los que se hallaron precisados á poner en cama, y perecian mas aceleradamente que lo que suele suceder comunmente en la tisiquez.
    • 1803 Serrano Manzano, J. Trad Exámen Sistema Medicina Brown Esp (BD)
      Antes del estío, durante este, y aún hasta el invierno, se hicieron tísicos muchos de aquellos que estaban ya hacia mucho tiempo enfermos, extenuados y propensos a la tisiquez.
    • 1821 Almodóvar Ruiz Bravo, A. Trad Compendio Medicina Práctica Odier Esp (BD)
      La diarrea muchas veces es una modificación del cólico, producida por las mismas causas, y acompañada de los mismos dolores. También suele subsistir como síntoma ó consecuencia de otra enfermedad, como las fiebres continuas, las enfermedades eruptivas, las hemorroidas, la disentería, la dispepsia, la tisiquez &c.
    • 1846 Chinchilla, A. Anales históricos medicina, III Esp (BD)
      Divide este escritos en tres discursos [...]. En el 2º da alguna idea de la calentura héctica o pthisiquéz y sus diferencias, y se declaran todas por contagiosas.
    • 1849 Anónimo "Tratamiento calenturas intermitentes ácido arsenioso" [30-10-1849] Gaceta Médica (Madrid) Esp (HD)
      «El ácido arsenioso es un veneno corrosivo muy violento: tomado interiormente y hasta aplicado a lo esterior, siempre produce síntomas los más funestos y efectos mortales. Nunca se ha de usar en la práctica de la medicina, por mas que algunos pocos instruidos en la ciencia se atrevan a ordenarle a cortas dosis para la curación de las fiebres intermitentes rebeldes, que en efecto es capaz de curar, pero á costa de los mismos enfermos, que despues quedan espuestos á la tisiquez y á otras afecciones igualmente funestas».
    • 1867 Sardá, J./ Rins, A. Guía Histórica Sabadell Esp (BD)
      Discurso sobre el problema de cuales son las calenturas más frecuentes en España, su carácter y curación, decidiendo ser las intermitentes. Memoria que demuestra no ser contagiosa la tisiquez.
    • 1889 Tordesillas "Década" [05-08-1889] La Ilustración Católica (Madrid) Esp (HD)
      […] el ciclón del abuso, del fraude, de la codicia y del negocio le ha pelado; le despojó en términos que está carcomido hasta las raíces… y al querer averiguar la causa de su tisiquez los guardias dicen: tío, yo no he sido y echan cada cuál a otro el muerto. Créese que todo se esclarecerá, que se pondran las tildes en las enes y los puntos en las íes, que lo prevaricadores sufrirán su merecido; que hay 28 concejales sujetos a la investigación; que se hará justicia como el tiempo, seca.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Tisiquez. f. Tisis [|f. Med. Enfermedad en que hay consunción gradual y lenta, fiebre héctica y ulceración de algún órgano].
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Tisiquez: f. Tisis [|f. Med. Enfermedad en que hay consunción gradual y lenta, fiebre héctica y ulceración en algún órgano].
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tisiquez ~: f. Tisis
  2. s. f. Enfermedad infectocontagiosa de los humanos y de otras especies animales y, en particular, la causada por bacterias del complejo Mycobacterium tuberculosis, caracterizada por la formación de lesiones o tubérculos en los pulmones o en otros órganos.
    docs. (1785-2006) 11 ejemplos:
    • 1804 Serrano, J. Trad Medicina práctica Weikard, V [1804] Esp (BD)
      Además de esto conviene añadir que la aserción de los peligrosos y funestos depósitos que se dicen haber acontecido despues de haberse cerrado las fístulas y las úlceras, vendría á ser todavía más probable si despues de tal operacion ó curacion no se hubiese seguido siempre en otras partes una enfermedad funesta, como la aplopexía, la tisiquez y semejantes.
    • 2006 Schz Granjel, L. Historia Real Academia Nacional Medicina Esp (BD)
      Sobre la tuberculosis se hallan referencias en otras Juntas de 1808. El académico Santiago García es autor de una memoria sobre la tuberculosis pulmonar que define como ‘tisiquez’, considerándola no contagiosa, cuestión que sería muy debatida en otras Juntas y también en una en la que intervino el cirujano francés Larrey, llegado a Madrid con las tropas de Napoleón, quedando sin definir su posible contagiosidad pero afirmándose ser ‘en no pocas ocasiones hereditarias’.
    • 1804 Serrano, J. Trad Medicina práctica Weikard, V [1804] Esp (BD)
      Las colecciones de materia ó las grandes supuraciones en los pulmones ó en otras entrañas, se pueden fácilmente conocer por varias señales que las acompañan; pero son otro tanto difíciles de curarse, y aun se puede decir que por lo común son incurables. La conseqüencia que se sigue de esta es la tisiquez, y por ultimo una muerte lenta, que con el acostumbrado método curativo viene á ser mas pronta de todos modos.
    • 1812 Hnz, A. Pensamiento policía médica fiebre amarilla Esp (BD)
      Igual causa detiene y hace tan lentos á los gobiernos en mejorar las leyes de sanidad despues de promulgadas con equivocacion: nuestro sabio codigo en los expurgos de la tisiquez tiene mandada una purificación y quema de ropas, como si fuera una dolencia de las más contagiosas, penas y castigos á los médicos que no las denuncien al magistrado.
    • 1826 Anónimo (D. J. C.) Trad Nuevos Elementos Terapéutica Alibert, IV Esp (BD)
      No satisfecho el señor Ayuda con esponer las enfermedades para que son útiles las aguas de Ardales, se estiende á manifestar aquellas en que son perjudiciales, aconsejando que las eviten los de hábito craso y que tienen un sistema vascular poco a propósito para ayudar el movimiento de la gran masa de su humoración; los estenuados por cualquiera causa, mucho mas si tienen calentura; los que hayan tenido ó tengan roturas de vasos, y de sus resultas ó de las inflamaciones, contusiones, supuraciones y estancaciones padezcan úlceras, tubérculos, escirros inveterados, ó alguna sensación de estorbo y debilidad en cualquiera entraña del pecho; los que hayan arrojado sangre por rompimiento de vasos del pecho y de sus resultas vayan caminando ó están ya constituidos en la tisiquez, ó se sospeche por la dificultad en la respiración, tengan tubérculos ó debilidad de pulmones.
    • 1876 Bautista Peset, J. Bosquejo Historia Medicina Valencia Esp (BD)
      En el año siguiente se promovió la gran cuestión, que versaba sobre la declaración de una tisiquez; y, para mejor comprender los motivos, es necesario recordar que en aquella época era común la creencia de que la héctica confirmada era contagiosa, y existían leyes disponiendo que los médicos de cabecera diesen parte á la autoridad local, para proceder después del fallecimiento á la quema ó desinfección de las ropas, alhajas y demas enseres de su uso.
    • 1891 Martí Gadea, J. Diccionario general valenciano-castellano Esp (BD)
      Dau. m. Dado pieza cúbica de hueso, marfil, madera o metal para jugar varios juegos de fortuna ó azar. [...] Pieza del hospital provincial de Valencia, donde están los enfermos de tisiquez.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Tisiquez. f. Tisis [|f. Med. Tuberculosis pulmonar].
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Tisiquez: f. Tisis [|f. Med. Tuberculosis pulmonar].
    • 1934 Peset Cervera, V. "Doctor Andrés Piquer" [11-12-1934] Academia Nacional de Medicina. Publicaciones Conmemorativas del II Centenario de su Fundación Esp (BD)
      Creíase ya entonces en el contagio de la tuberculosis; él también lo aceptaba, confirmándolo las leyes que exigían la declaración de los casos para proceder a la desinfección o quema de las ropas y efectos de los fallecidos. Requerido para consulta por el Dr. José Gosalbes, médico de cabecera de cierto escribano enfermo, que Piquer diagnosticó de tisiquez, y habiendo discrepancia se llama a los Dres. Manuel Ballester y Luis Nicolau, que opinaron también en contra.
    • 2006 Schz Granjel, L. Historia Real Academia Nacional Medicina Esp (BD)
      Sobre la tuberculosis se hallan referencias en otras Juntas de 1808. El académico Santiago García es autor de una memoria sobre la tuberculosis pulmonar que define como ‘tisiquez’, considerándola no contagiosa, cuestión que sería muy debatida en otras Juntas y también en una en la que intervino el cirujano francés Larrey, llegado a Madrid con las tropas de Napoleón, quedando sin definir su posible contagiosidad pero afirmándose ser ‘en no pocas ocasiones hereditarias’.
    • 1804 Serrano, J. Trad Medicina práctica Weikard, V [1804] Esp (BD)
      Además de esto conviene añadir que la aserción de los peligrosos y funestos depósitos que se dicen haber acontecido despues de haberse cerrado las fístulas y las úlceras, vendría á ser todavía más probable si despues de tal operacion ó curacion no se hubiese seguido siempre en otras partes una enfermedad funesta, como la aplopexía, la tisiquez y semejantes.
    • 1804 Serrano, J. Trad Medicina práctica Weikard, V [1804] Esp (BD)
      Las colecciones de materia ó las grandes supuraciones en los pulmones ó en otras entrañas, se pueden fácilmente conocer por varias señales que las acompañan; pero son otro tanto difíciles de curarse, y aun se puede decir que por lo común son incurables. La conseqüencia que se sigue de esta es la tisiquez, y por ultimo una muerte lenta, que con el acostumbrado método curativo viene á ser mas pronta de todos modos.
    • 1812 Hnz, A. Pensamiento policía médica fiebre amarilla Esp (BD)
      Igual causa detiene y hace tan lentos á los gobiernos en mejorar las leyes de sanidad despues de promulgadas con equivocacion: nuestro sabio codigo en los expurgos de la tisiquez tiene mandada una purificación y quema de ropas, como si fuera una dolencia de las más contagiosas, penas y castigos á los médicos que no las denuncien al magistrado.
    • 1826 Anónimo (D. J. C.) Trad Nuevos Elementos Terapéutica Alibert, IV Esp (BD)
      No satisfecho el señor Ayuda con esponer las enfermedades para que son útiles las aguas de Ardales, se estiende á manifestar aquellas en que son perjudiciales, aconsejando que las eviten los de hábito craso y que tienen un sistema vascular poco a propósito para ayudar el movimiento de la gran masa de su humoración; los estenuados por cualquiera causa, mucho mas si tienen calentura; los que hayan tenido ó tengan roturas de vasos, y de sus resultas ó de las inflamaciones, contusiones, supuraciones y estancaciones padezcan úlceras, tubérculos, escirros inveterados, ó alguna sensación de estorbo y debilidad en cualquiera entraña del pecho; los que hayan arrojado sangre por rompimiento de vasos del pecho y de sus resultas vayan caminando ó están ya constituidos en la tisiquez, ó se sospeche por la dificultad en la respiración, tengan tubérculos ó debilidad de pulmones.
    • 1859 Borao, J. DiccVocesAragonesas Esp (BD)
      [...] ni tenemos por verdaderamente aragonesas, aunque de uso particular de nuestros escritores, algunas libertades derivadas del idioma castellano, como tierra baja para denotar cierta comarca de la derecha del Ebro [...] reforme por reforma y tisiquez por tisis.
    • 1876 Bautista Peset, J. Bosquejo Historia Medicina Valencia Esp (BD)
      En el año siguiente se promovió la gran cuestión, que versaba sobre la declaración de una tisiquez; y, para mejor comprender los motivos, es necesario recordar que en aquella época era común la creencia de que la héctica confirmada era contagiosa, y existían leyes disponiendo que los médicos de cabecera diesen parte á la autoridad local, para proceder después del fallecimiento á la quema ó desinfección de las ropas, alhajas y demas enseres de su uso.
    • 1891 Martí Gadea, J. Diccionario general valenciano-castellano Esp (BD)
      Dau. m. Dado pieza cúbica de hueso, marfil, madera o metal para jugar varios juegos de fortuna ó azar. [...] Pieza del hospital provincial de Valencia, donde están los enfermos de tisiquez.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Tisiquez. f. Tisis [|f. Med. Tuberculosis pulmonar].
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Tisiquez: f. Tisis [|f. Med. Tuberculosis pulmonar].
    • 1934 Peset Cervera, V. "Doctor Andrés Piquer" [11-12-1934] Academia Nacional de Medicina. Publicaciones Conmemorativas del II Centenario de su Fundación Esp (BD)
      Creíase ya entonces en el contagio de la tuberculosis; él también lo aceptaba, confirmándolo las leyes que exigían la declaración de los casos para proceder a la desinfección o quema de las ropas y efectos de los fallecidos. Requerido para consulta por el Dr. José Gosalbes, médico de cabecera de cierto escribano enfermo, que Piquer diagnosticó de tisiquez, y habiendo discrepancia se llama a los Dres. Manuel Ballester y Luis Nicolau, que opinaron también en contra.
    • 2006 Schz Granjel, L. Historia Real Academia Nacional Medicina Esp (BD)
      Sobre la tuberculosis se hallan referencias en otras Juntas de 1808. El académico Santiago García es autor de una memoria sobre la tuberculosis pulmonar que define como ‘tisiquez’, considerándola no contagiosa, cuestión que sería muy debatida en otras Juntas y también en una en la que intervino el cirujano francés Larrey, llegado a Madrid con las tropas de Napoleón, quedando sin definir su posible contagiosidad pero afirmándose ser ‘en no pocas ocasiones hereditarias’.
      Acepción en desuso
    1. s. f. Con los modificadores pulmonar o pulmonal o con el complemento de los pulmones, para referirse a la tisiquez que afecta a los pulmones, caracterizada por fiebre, sudoración nocturna, fatiga, pérdida de peso, tos intensa y expectoración de sangre y de pus.
      docs. (1785-1853) 10 ejemplos:
      • 1785 Anónimo Trad Medicina Doméstica Buchan Esp (BD)
        El dedicarse prontamente á una vida sedentaria ocasiona generalmente indigestiones, dolores de cabeza, color pálido, dolor de estómago, falta de apetito, toses, tisiqueces de pulmones, y deformidad del cuerpo. Mas no es de maravillar que suceda esto al considerar las incómodas posturas en que están sentadas las niñas en muchas especies de labor, y el delicado y flexible estado de su cuerpo en los primeros periodos de su vida.
      • 1853 Anónimo Leyenda Oro Esp (BD)
        Para su canonización ha aprobado ya la sagrada congregación los dos milagros siguientes. El primero acaecido en el mes de febrero de 1779, curando á Ágata Montelli, doncella romana, de tisiquez pulmonal, tan perfectamente que recobró al momento las fuerzas perdidas en lo dilatado de la enfermedad.
      • 1785 Anónimo Trad Medicina Doméstica Buchan Esp (BD)
        Generalmente los que van mucho a caballo están obesos: sin embargo de esto no dexa de ser muy provechoso quando los intestinos ó están débiles é incapaces de hacer una buena quilificación, ó quando las propias fuerzas no pueden sostener el peso del cuerpo para hacer un exercicio mas util, ó quando es preciso mover y atenuar algunos humores lentos, como en las hidropesías, en los infarctos de las vísceras, ó en las tisiqueces pulmonales: entrando el ayre con alguna violencia puede deterger y limpiar unas úlceras quasi siempre incurables.
      • 1786 Masdevall, J. Epidemias [1786] Esp (BD)
        [...] y esto principalmente se observa en muchas calenturas lentas, en efectos histéricos e ipocóndricos, en toda especie de cachexia, en supresion de mentruos, en fluxos de sangre, en las ictericias, en las enfermedades crónicas de pecho, producidas por la acrimonia de la sangre, de las que siguen los esputos de sangre, y comunmente la supuración del pulmón y la tisiquez pulmonar.
      • 1799 Anónimo "Cultivo algodón herbáceo" [19-12-1799] Semanario de Agricultura y Artes Dirigido a los párrocos (Madrid) Esp (HD)
        En muchas enfermedades pútridas, biliosas, crónicas, causa muy buenos efectos la mixtura antimonial unida con la rosella de quina, de que hablaré después, como se ha observado en las calenturas lentas, afectos histéricos e hipocondríacos, cachêxias, supresión de menstruos, fluxos de sangre, ictericias, en enfermedades crónicas de pecho, nacidas de acrimonia de la sangre, á que se siguen esputos sanguíneos, supuración del pulmón y tisiquez pulmonar.
      • 1804 Mitjavila, V. Trad Prácticas Enfermedades Asténicas Esp (BD)
        Las repetidas sangrías tan celebradas de la mayor parte de Médicos, los reiterados emeticos, el suero y los conocimientos vegetales, han llevado hasta ahora á la sepultura a todos los que han padecido la verdadera tisiquez pulmonar.
      • 1836 Peset Raga, M. Disertacion critico-medica Esp (BD)
        ¿Cuándo se han visto tantas tisiqueces pulmonares, tantas convulsiones, tantas enfermedades atáxicas y nervioso convulsivas, tantos escirros y cánceres, tantos cronicismos incurables, y en fin tantos espectros ambulantes, que tanto en sus casas cuanto por todas las calles van convidando al sepulcro, como se ven al presente desde que las esclusivas sangrías y sanguijuelas se han hecho la panacea del vulgo médico, y hasta la aplicación y el capricho de las mugercillas?
      • 1853 Anónimo Leyenda Oro Esp (BD)
        Para su canonización ha aprobado ya la sagrada congregación los dos milagros siguientes. El primero acaecido en el mes de febrero de 1779, curando á Ágata Montelli, doncella romana, de tisiquez pulmonal, tan perfectamente que recobró al momento las fuerzas perdidas en lo dilatado de la enfermedad.
      • 1785 Anónimo Trad Medicina Doméstica Buchan Esp (BD)
        El dedicarse prontamente á una vida sedentaria ocasiona generalmente indigestiones, dolores de cabeza, color pálido, dolor de estómago, falta de apetito, toses, tisiqueces de pulmones, y deformidad del cuerpo. Mas no es de maravillar que suceda esto al considerar las incómodas posturas en que están sentadas las niñas en muchas especies de labor, y el delicado y flexible estado de su cuerpo en los primeros periodos de su vida.
      • 1785 Anónimo Trad Medicina Doméstica Buchan Esp (BD)
        Generalmente los que van mucho a caballo están obesos: sin embargo de esto no dexa de ser muy provechoso quando los intestinos ó están débiles é incapaces de hacer una buena quilificación, ó quando las propias fuerzas no pueden sostener el peso del cuerpo para hacer un exercicio mas util, ó quando es preciso mover y atenuar algunos humores lentos, como en las hidropesías, en los infarctos de las vísceras, ó en las tisiqueces pulmonales: entrando el ayre con alguna violencia puede deterger y limpiar unas úlceras quasi siempre incurables.
      • 1786 Masdevall, J. Epidemias [1786] Esp (BD)
        [...] y esto principalmente se observa en muchas calenturas lentas, en efectos histéricos e ipocóndricos, en toda especie de cachexia, en supresion de mentruos, en fluxos de sangre, en las ictericias, en las enfermedades crónicas de pecho, producidas por la acrimonia de la sangre, de las que siguen los esputos de sangre, y comunmente la supuración del pulmón y la tisiquez pulmonar.
      • 1786 Masdevall, J. Epidemias [1786] Esp (BD)
        [...] las diferentes Epidemias de calenturas pútridas y malignas que tuvo que sufrir su tripulacion en el viage al rededor del mundo, que gloriosamente concluyó en tres años y diez y ocho dias, con ciento y diez y ocho hombres, en el qual solo perdió un marinero de resultas de una tisiquéz pulmonar, de la que (segun relacion del Cirujano del navio el célebre Peten) ya tenia principios quando se embarcó.
      • 1799 Anónimo "Cultivo algodón herbáceo" [19-12-1799] Semanario de Agricultura y Artes Dirigido a los párrocos (Madrid) Esp (HD)
        En muchas enfermedades pútridas, biliosas, crónicas, causa muy buenos efectos la mixtura antimonial unida con la rosella de quina, de que hablaré después, como se ha observado en las calenturas lentas, afectos histéricos e hipocondríacos, cachêxias, supresión de menstruos, fluxos de sangre, ictericias, en enfermedades crónicas de pecho, nacidas de acrimonia de la sangre, á que se siguen esputos sanguíneos, supuración del pulmón y tisiquez pulmonar.
      • 1804 Mitjavila, V. Trad Prácticas Enfermedades Asténicas Esp (BD)
        Hasta ahora nunca se ha visto que la verdadera tisiquez pulmonar, ni tampoco la que llaman peripneumonia espurea se hayan curado con el metodo antiflogistico.
      • 1804 Mitjavila, V. Trad Prácticas Enfermedades Asténicas Esp (BD)
        Se ha dado mayor crédito de lo que convenia a la verdadera tisiquez pulmonar por mas que, ni los progresos del mal, ni la disección anatómica hubiesen demostrado con evidencia, que ningún principio de supuración ó daño local había en los pulmones.
      • 1804 Mitjavila, V. Trad Prácticas Enfermedades Asténicas Esp (BD)
        Las repetidas sangrías tan celebradas de la mayor parte de Médicos, los reiterados emeticos, el suero y los conocimientos vegetales, han llevado hasta ahora á la sepultura a todos los que han padecido la verdadera tisiquez pulmonar.
      • 1836 Peset Raga, M. Disertacion critico-medica Esp (BD)
        ¿Cuándo se han visto tantas tisiqueces pulmonares, tantas convulsiones, tantas enfermedades atáxicas y nervioso convulsivas, tantos escirros y cánceres, tantos cronicismos incurables, y en fin tantos espectros ambulantes, que tanto en sus casas cuanto por todas las calles van convidando al sepulcro, como se ven al presente desde que las esclusivas sangrías y sanguijuelas se han hecho la panacea del vulgo médico, y hasta la aplicación y el capricho de las mugercillas?
      • 1853 Anónimo Leyenda Oro Esp (BD)
        Para su canonización ha aprobado ya la sagrada congregación los dos milagros siguientes. El primero acaecido en el mes de febrero de 1779, curando á Ágata Montelli, doncella romana, de tisiquez pulmonal, tan perfectamente que recobró al momento las fuerzas perdidas en lo dilatado de la enfermedad.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE