14.ª Entrega (julio de 2023)
Versión del 31/07/2023
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
toro s. (1200-)
toro, thoro, torazo, torejo, torete, torico, torillo, torín, torito
Etim. Del latín taurus, i 'toro' (DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'mamífero macho de la familia de los bóvidos, salvaje, de hasta 1,5 metros de altura y 2,5 metros de longitud y de hasta 900 kilos de peso, cuerpo robusto, pelo corto, piel dura y cabeza gruesa con dos cuernos', en La fazienda de Ultra Mar (c1200), de Almerich, y con este valor se consigna por vez primera en los Glosarios latino-españoles de la Edad Media (1375-1410). Como 'representación convencional del toro', se atestigua en la obra General Estoria. Segunda parte (c1275) de Alfonso X y, como 'lidia de cierto número de toros, generalmente en un ruedo', se atestigua en 1545, en la obra Comedia llamada Medora, de L. Rueda. Con este valor se consigna por vez primera en el Diccionario de la lengua castellana (1739). Tras un proceso de metáfora se registra como 'insecto coleóptero de la familia de los lucánidos, de cuerpo redondeado de color rojo oscuro, cabeza negra y dos mandíbulas muy desarrolladas en los machos; se alimenta de madera en descomposición' en 1624, en la Traducción de la Historia natural, de Cayo Plinio Segundo [...] Tomo I, de J. Huerta. Se consigna por vez primera en Voces y costumbres de Catamarca (1961), de Villafuerte. Tras un proceso de sinécdoque, se registra como 'carne de toro' en El Periquillo Sarniento (1816-1827), de J. Fernández de Lizardi y como 'piel curtida de toro' en 1928, en La marquesa de Yolombó, de T. Carrasquilla. Tras un proceso de metáfora, se registra como 'hombre muy fuerte' en 2004, en El incendio del paraíso, de A. Álamo si bien se consigna por vez primera ya en el DRAE (1925) y como 'vehículo de una sola plaza, contrapesado en su parte trasera que, mediante dos horquillas móviles en su parte frontal, se utiliza para subir, bajar y transportar cargas' en 1995, en un artículo de La Vanguardia. Con este valor, se consigna por vez primera en 2021, en el DLE.

En diversos repertorios lexicográficos se consignan varias acepciones: 'ave de notable magnitud en Ejipto' (1788, Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes, de Terreros y Pando); en el ámbito de la marina, 'buque de carga que está en uso en el canal de la Mancha' (1855, Biblioteca Ilustrada de Gaspar y Roig. Diccionario enciclopédico de la lengua española, con todas las vozes, frases, refranes y locuciones usadas en España y las Américas Españolas [...], II); en Cuba, 'cierto pez (Ostradicionidium quadricorne' (1862, Diccionario provincial casi-razonado de voces cubanas. Tercera edición, notablemente aumentada y corregida, de Pichardo); en Bolivia y Argentina, 'en el juego de las canicas, la bola más grande' (1906, Vocabulario de provincialismos argentinos y bolivianos, de Bayo); en el área occidental, 'trozo, rueda, tajada en forma redonda' (1915, El castellano en Galicia, de Cotarelo y Valledor); en México y Puerto Rico, 'cierto arbusto (Faramea odorantissima)' (1925, Diccionario de americanismos, de Malaret); en Puerto Rico, 'nombre dado en Puerto Rico a un árbol de unos ocho metros de altura y de madera colorada y algo fuerte' (1925, Diccionario de americanismos, de Malaret); en Chile, 'albergue rústico, de ramas', 'apuesta en el juego del rocambor' y 'en otros juegos, intervalo dedicado a una partida de monte' (1928, Chilenismos: apuntes lexicográficos, de Medina); en Chile, 'al que va bien puesto o bien vestido' (1942, Diccionario general de americanismos, de Santamaría). Este mismo diccionario se consignan las siguientes acepciones: adscritas a México, 'el sombraje llamado también torito', 'entre campesinos, hilera de cañas de maíz amontonadas, que se forman con éstas en pie, antes de la pixca de la milpa' y 'pregunta, asunto o tema difíciles'; y a Chile, 'piedra que se arroja por una ladera, para que baje rebotando, o que se lanza entre los pies a las gentes, por juguete, para que la esquiven saltando'. Por otra parte, en República Dominicana, 'diablo cojuelo', 'individuo extraordinario en cualquier sentido' y 'nublado grande' (1940-1947, Dominicanismos, de Patín Maceo); en Perú, 'nombre del pez fluvial Pseudodoras niger, o Rhinodoras pyonomus, Oxydoras niger, etc.' (1947, Vocabulario del oriente peruano, de Tovar y Ramírez); en subárea andaluza, 'muchacho que en los juegos actúa solo, en combinación con los demás, bien para que salten sobre él, para buscarlos, etc.' y 'puesta ficticia que en el juego del tresillo inicia otras de mayor cuantía' (1951, Vocabulario Andaluz, de Alcalá Venceslada); en subárea meridional y oriental, 'buey (Toro castrado)' (1963, Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía, II, de Alvar); en subárea andaluza, 'utrero' (1963, Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía, II, de Alvar); en Chile, 'cierto cepillo que tiene una punta como cuerno' (1966, "La animalización de objetos en las metáforas del habla hispanoamericana", de Oroz, investigación publicada en el Boletín de Filología de la Universidad de Chile (Santiago de Chile)); en el área rioplatense, 'lance ganado en un juego' (1966, Diccionario manual de americanismos, de Morínigo); en subárea andaluza, 'juego del escondite' (1972, Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía, V, de Alvar); en Uruguay y subárea andaluza, 'semental bovino' (1975, Atlas lingüístico y etnográfico de las Islas Canarias, I, de Alvar); en subárea canaria, 'toro hasta los tres años' (1975, Atlas lingüístico y etnográfico de las Islas Canarias, I, de Alvar); en Chile, en el ámbito de minería, 'palo que cuelga encima de la transportadora de carbón con el objeto de frenar los trozos que se deslizan a velocidad peligrosa' y 'pieza o cuarto recalentado de los baños de vapor' (1978, Diccionario del habla chilena, de Academia Chilena); 'añojo' (1980, Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y La Rioja, III-IV, de Alvar); en Colombia, 'dotado de gran potencia sexual' (1980, "Algunos zoónimos aplicados al hombre en el español coloquial de Colombia", de Mora y Monroy, investigación publicada en el Thesaurus: Boletín del Instituto Caro y Cuervo (Bogotá)); en área oriental, 'eral' (1980, Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y La Rioja, III-IV, de Alvar); en Bolivia, 'acreedor' (1982, Diccionario de bolivianismos y semántica boliviana, de Muñoz Reyes y Muñoz Reyes Taborga); en Guatemala, 'mojarra negra, C. macracantum, pez' (1982, Diccionario de voces usadas en Guatemala, de Rubio); en El Salvador y Guatemala, 'piojo grande' (1982, Diccionario de voces usadas en Guatemala, de Rubio); en el área oriental, 'arrebol matutino' y 'ternero de dos años' (1983, Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y La Rioja, X-XII, de Alvar). Por otro lado, en Chile, 'canuto, 3ª acep.' (1987, Suplemento. En Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile, IV, de Morales Pettorino et al.); en Cuba y Chile, 'persona muy notable por poseer una habilidad determinada' (1987, Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile, IV, de Morales Pettorino et al.); en Venezuela, 'cigarrón5' (1993, Diccionario de venezolanismos, de Tejera); en subárea canaria, '(vaca) torionda (vaca que hay que llevar al toro)', 'semental (caballo que dejan para padre)' y 'verraco (cerdo padre)' (1996, Tesoro lexicográfico del español de Canarias, de Corrales Zumbado, Corbella Díaz y Álvarez Martínez); en Costa Rica, 'en los fuegos artificiales, armazón de varillas cargado de explosivos, que representa un toro. (Alguien se pone el armazón, se lo encienden y corre entre la multitud, causando alboroto y confusión)' (1996, Nuevo diccionario de costarriqueñismos, de Quesada Pacheco); en Honduras, 'recipiente en que se depositan los desechos fecales en las cárceles' (2006, Te conozco, mosco. Diccionario del pensamiento popular hondureño, de Saravia); y, finalmente, en Chile, 'jarro pequeño con asa para vino o cerveza' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE).

Por otra parte, toro se integra en diferentes unidades pluriverbales. Así, asustar (o enagenar, o intimidar) con toros de petate, con la acepción, adscrita a México, 'alarmarse sin motivo' se atestigua en 1848, en una publicación de El Observador Católico (Ciudad de México); a toro pasado, con la acepción 'cuando ha pasado la dificultad o ya se conoce el resultado' se atestigua en 1926, en "Vida teatral. Como la hiedra al tronco", de La Voz de Asturias (Oviedo); coger (o tomar, o agarrar) al toro por las astas (o por los cuernos, o por los cachos), con la acepción 'enfrentarse con firmeza y resolución a una dificultad' se atestigua en 1822, en "Tribunales. Audiencia territorial de Castilla la Nueva. [...] En uno de los números del Constitucional...", de El Universal (Madrid); correr toros, con la acepción 'fiesta antiquísima y muy celebrada en España; cuyo regocijo consiste en lidiar los toros en las plazas á caballo con vara larga ó rejón, y tambien á pie se les hacen suertes con la capa, lienzo ú otra cosa semejante, ó poniéndoles banderillas ó garrochas, y matándolos con estoque' se consigna por primera vez en el Diccionario de la lengua castellana (1780); dejar (o poner) [a alguien] en las astas (o en los cuernos) del toro, con la acepción 'abandonar [a alguien] en un peligro' se atestigua en Poesías (1481-1496), de J. Encina; desde lejos se ven los toros, con la acepción, en México y Colombia, 'expresa que se debe obrar con cautela' se atestigua en 1924, en Verdugos y víctimas. Drama revolucionario en cuatro actos [...] Tomo VII, de R. Flores Magon; en Colombia, 'presenciar alguna cosa o tratar de ella sin correr el peligro a que se exponen los que en ella intervienen' se consigna por primera vez en el Lexicón de colombianismos (1983), de Alario di Filippo; despachar el toro, con la acepción 'resolver un asunto' se atestigua en 1940, en Carta de Salinas, de P. Salinas; echar(le) (o soltarle) [a alguien] el toro, con la acepción 'decir [a alguien] algo desagradable sin consideración ni cuidado' se atestigua en Fortunata y Jacinta (1885-1887), de B. Pérez Galdós; y como 'echar en cara [a alguien] una deuda', 'hacer una petición [a alguien]' y 'recordar [a alguien] una promesa' se consigna por primera vez en el Vocabulario de madrileñismos (1908), de Pastor y Molina. También: el toro que más mea, con la acepción, adscrita a Cuba, 'persona que tiene una mayor influencia o autoridad en un grupo' se atestigua en 1938, en Hombres sin mujer, de C. Montenegro Rodríguez; estar (o entrar, o llegar, o salir, o volver) hecho (o como) un toro con la acepción 'estar o ponerse furioso' se atestigua en 1853, en "Gacetilla. [...] Si non e vero, e ben trovato", en La España (Madrid); 'estar sano y muy fuerte' se atestigua en 1922, en "El amuleto. [...] I. El primer chispazo", de V. Diez de Tejada, en Flirt (Madrid); estar ya el toro (o el torito) en la plaza, con la acepción 'expresa que ha llegado aquello que se esperaba' se atestigua en 1850, en "Crónica nacional. Parte no oficial. Madrid 14 de agosto", en El Áncora (Barcelona); ir(se) (derecho) al toro, con la acepción 'enfrentarse con firmeza y resolución a una dificultad o a un peligro' se atestigua en 1951, en ¿Otra guerra?, de C. Martínez de Campos y Serrano; mirar (o ver, o contemplar, u observar) [alguien] los toros desde el andamio (o el balcón, o la barrera, o la talanquera, o el tendido, o de la talanquera, o de lejos), con la acepción 'presenciar o tratar [algo] sin correr peligro' se atestigua en 1652, en Lucifer en romance de romance en tinieblas paje de hacha de una noche culta, y se hace prólogo luciente, o proemio rutilante, o babadero corusco, o delantal luminoso, de H. Domínguez Camargo; otro toro, con la acepción, de carácter coloquial, 'expresa que se debe cambiar de tema en una conversación' se atestigua en 1984, en La lucha inútil, de R. Ayerra; pillarle (o coger, o agarrar) el toro [a alguien], con la acepción 'quedarse sin tiempo para hacer o terminar algo en un plazo determinado' se atestigua en 1935, en Canaima, de R. Gallegos, y como 'no tener escapatoria posible en una discusión' se consigna en 1980 en el Diccionario de argot español y lenguaje popular de León; ser un toro jugado (o toreado, o corrido en siete plazas), con la acepción en Ecuador y Venezuela y de carácter coloquial 'tener mucha experiencia' se atestigua en 1933, en la obra lexicográfica Riqueza de la lengua castellana y provincialismos ecuatorianos de Mateus; toro almizclero (o almizclado), con la acepción 'mamífero de la familia de los bóvidos de hasta 1,5 metros de altura y 2,5 metros de longitud y de hasta 500 kilos de peso, cuerpo robusto, dos capas de pelo y cabeza gruesa con dos cuernos; vive en manada en Groenlandia y zonas del Ártico canadiense' se atestigua en 1874, en "La vida en este y en los otros mundos", de A. Mateos, publicada en el Almanaque del Espiritismo (Madrid); toro candil, con la acepción en Paraguay 'juego en el que dos personas disfrazadas con un armazón que simula la forma de un toro se introducen entre la multitud y la persiguen para diversión en fiestas populares' se atestigua en 1926, en La ciudad de la Asunción, de F. Moreno; toro corrido (o jugado, o toreado), con la acepción de carácter coloquial 'persona difícil de engañar debido a su experiencia' se atestigua en 1756, en la Relación del festejo que a los Marqueses de las Amarillas les hicieron las señoras religiosas del Convento de San Jerónimo (México, 1756), de J. Barruchi y Arana; toro de fuego, como 'armazón cubierto de petardos que simula la forma de un toro para diversión en fiestas populares' en 1899, en el Diccionario de la lengua castellana; y, toro de labor, con la acepción en el área oriental 'mamífero macho de la familia de los bóvidos, castrado y domado, de hasta 1,5 metros de altura y 2,5 metros de longitud y de hasta 900 kilos de peso, cuerpo robusto, pelo corto y cabeza gruesa con dos cuernos; se aprovecha su carne, piel y cuernos y sirve de ayuda en el trabajo agrícola y en el transporte de cargas' se atestigua en 1750, en la obra Idea de la perfecta religiosa en la vida de la ven. madre sor Josepha Maria Garcia, de J. Vela del Sagrado Orden; toro furioso, en el ámbito de heráldica, como 'toro levantado sobre sus patas traseras', se documenta desde 1846, en El blasón español, ó la ciencia heráldica, de R. Medel, y se consigna desde 1884, Diccionario de la lengua españolatoro guaco, con la acepción en Costa Rica 'armazón cubierto de petardos que simula la forma de un toro para diversión en fiestas populares' se atestigua en 2017, en "La mascarada popular costarricense", en La Nación (Bogotá); y, en México, Nicaragua, Colombia y Costa Rica, como 'danza realizada por un conjunto de bailarines divididos en dos grupos de ocho a doce personas, guiados por otro bailarín y un individuo disfrazado con la cabeza de un toro montada sobre un armazón' se atestigua en 2003, en "Capítulo III. Danzas Regionales. Nicaragua. Panorama de los bailes nicaragüenses", de S. Cárdenas A. y P. Cuadra de la obra Nuestra música y danzas tradicionales; en Costa Rica, 'piel seca de buey sostenida por un armazón de cañas y recubierta de buscapiés y luces de bengala. Un hombre metido debajo pasea el aparato en torno de la plaza en la cual se celebran los fuegos artificiales, dispersando a los espectadores' se consigna por primera vez en el Diccionario de barbarismos y provincialismos de Costa Rica (1893), de Gagini; en República Dominicana, 'toro muy bravo' se consigna por primera vez en el Diccionario de costarriqueñismos (1996), de Agüero Chaves; toro jugado, con la acepción en Guatemala, Ecuador y Perú 'persona que por su experiencia no se deja sorprender ni engañar fácilmente' se atestigua en Ropa vieja. Última serie de Tradiciones peruanas (1888-1889), de R. Palma; en Guatemala, 'toro que ha lidiado muchas veces en redondeles y que tiene costumbre o experiencia de acometer directamente al torero y no a la capa o a la muleta; lo que para el diestro es siempre muy expuesto y peligroso' se consigna por primera vez en Semántica guatemalense o Diccionario de guatemaltequismos (1942), de Sandoval; toro mecánico, con la acepción 'artefacto articulado y electrónico que imita la forma de un toro y con el que se simula participar en un rodeo americano' se atestigua en 1997, un artículo del ABC Electrónico; toro mexicano, con la acepción 'mamífero de la familia de los bóvidos de hasta 1,80 metros de altura y 3 metros de longitud y de hasta 1200 kilos de peso, de cuerpo robusto, patas delanteras cortas y pelaje de color marrón oscuro; vive en manada en llanuras y espacios abiertos de Norteamérica' se atestigua en 1684, en la Historia de la conquista de México, de A. Solís; toro rabón, con la acepción en Nicaragua 'juego de apuestas, parecido a la ruleta, que se juega con un solo dado' se recoge en el Diccionario del habla nicaragüense, de Valle, y se atestigua en 2002, en "El correcusuco", de C. Alemán Ocampo; y, finalmente, toros coleados, con la acepción en Venezuela 'competición que consiste en derribar a un toro agarrándolo por la cola' se atestigua en 1976, en Oficio de difuntos, de A. Uslar Pietri.

Otras unidades pluriverbales se registran en repertorios lexicográficos: al toro se le capa una sola vez, en Perú y Bolivia, con la acepción 'indica que a una persona solo se la engaña una vez' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE); bailar un toro, en República Dominicana, como 'hacer que un toro dé vueltas sobre sí mismo a causa de los golpes propiciados con el látigo' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE); echar(le) a uno toros (o un toro o un torito), en México y Colombia, como 'hacer a alguien una pregunta díficil' (1942, Diccionario general de americanismos, de Santamaría); echarse uno a los cachos del toro, en Colombia, como 'buscar el peligro temerariamente' (1964, Lexicón de colombianismos, de Alario di Filippo); estar uno en las astas del toro, en Colombia y México, como 'estar en situación muy comprometida, en trance muy difícil' (1942, Diccionario general de americanismos, de Santamaría); haber toros y cañas, como 'haber fuertes disputas sobre algo' (1817, DRAE); hacer (el) toro(s), como 'hacer novillos, faltar a clase intencionadamente' (1956, Vocabulario popular comparado de los Valles del Duero y del Ebro (Soria), de Manrique); irse el toro con la veta, en Ecuador, de carácter rural, como 'apropiarse alguien indebidamente de contribuciones filantrópicas y de caridad' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE); matar su toro, en Chile, de carácter coloquial, como 'pagar cada persona su consumición dentro de un grupo' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE); meter los toros en el corral, como 'hacer que alguno se desdiga, ó se arrepienta de lo que ha dicho' (1908, Vocabulario de madrileñismos, de Pastor y Molina); ser un toro padre, en Cuba, como 'se dice del hombre que tiene muchos hijos' (1978, Diccionario de cubanismos más usuales (Cómo habla el cubano), de Sánchez-Boudy); ser [uno] un toro (de hombre), en Cuba y República Dominicana, como 'muy capacitado, valiente u osado' (1940-1947, Dominicanismos, de Patín Maceo); toro de campanilla como 'toro que lleva colgando de la piel del pescuezo una túrdiga que de ternerillo y para adorno le cortan los vaqueros' (1780, Diccionario de la lengua española); toro de jocheo, en Bolivia, como 'toro que es utilizado para torear' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE); toro huaco, en Nicaragua, como 'danza realizada por un conjunto de bailarines divididos en dos grupos de ocho a doce personas, guiados por otro bailarín y un individuo disfrazado con la cabeza de un toro montada sobre un armazón' (1973, El habla nicaragüense. Estudio morfológico y semántico, de Mantica), en Costa Rica, como 'armazón en forma de toro que se llena de cohetes y se hace estallar en algunas fiestas' (1925, Diccionario de americanismos, de Malaret); y, finalmente, toro huaso, con la acepción, en Bolivia, 'vaso de madera' (2010, Diccionario de americanismos, de la ASALE) y toro montés, en Guatemala, como 'el bisonte de la América del Norte. En Europa le han llamado toro mejicano. (Taurus mexicanus, HERN.)' (1942, Diccionario general de americanismos, de Santamaría).

  1. ac. etim.
    s. m. Mamífero macho de la familia de los bóvidos, salvaje, de hasta 1,5 metros de altura y 2,5 metros de longitud y de hasta 900 kilosde peso, cuerpo robusto, pelo corto, piel dura y cabeza gruesa con dos cuernos. Nombre científico: Bos taurus.
    Holónimo: torada
    docs. (1200-2023) 659 ejemplos:
    • c1200 Almerich Fazienda Ultra Mar [1965] Esp (CDH )
      Enbio Jacob present a so ermano Esau con grant humilidat e enbiol .xxx. camellos con sos fijos e .xl. vacas e .x. toros e .cc. oveias e .xx. carneros e .cc. cabras e .xx. asnas con sos fijos. Alço Jacob los oios e vio a Esau so ermano que vinie con .cccc. varones e partio su yent en tres * conpannas e el paso delant e omillos a la tierra. Antes que plegase a * so ermano, corrio Esau a encuentro de so ermano e echo sobre so cuello el braço e saludolo e omillos Esau.
    • 2023 Ilián, C. "Verbena calle Jativa" [16-03-2023] Marca (Madrid) Esp (HD)
      Cinco orejas, cinco oiga, se cortaron en la plaza de Valencia. Habríamos querido que semejante botín fuera el balance triunfal de una tarde de toros con mayúscula, de toros serios y encastados y faenas de poder y de hondo calado, sin embargo asistimos a un degradante espectáculo donde salieron cinco chotos blandos y aborregados, el conjunto peor presentado que recordemos en esta plaza y en muchos años.
    • c1200 Almerich Fazienda Ultra Mar [1965] Esp (CDH )
      Enbio Jacob present a so ermano Esau con grant humilidat e enbiol .xxx. camellos con sos fijos e .xl. vacas e .x. toros e .cc. oveias e .xx. carneros e .cc. cabras e .xx. asnas con sos fijos. Alço Jacob los oios e vio a Esau so ermano que vinie con .cccc. varones e partio su yent en tres * conpannas e el paso delant e omillos a la tierra. Antes que plegase a * so ermano, corrio Esau a encuentro de so ermano e echo sobre so cuello el braço e saludolo e omillos Esau.
    • c1252-1270 Alfonso X Setenario [1945] Esp (CDH )
      Et porque Ssant Marchos ffabló más en esta rrazón que los otros, pusiéronle fforma de león. Sant Lucas pusiéronle ffigura de thoro porque ffabló del ffecho de Nuestro Sennor Ihesu Cristo, començando en Zacarías, padre de Sant Iohán, que era obispo de la ley vieia e ffazíe ssacriffiçio. E vna de las cosas que vsauan entonçe más de ffazerlo eran toros e vacas, pero que más onrrado teníen el del toro que de otro animal.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] Esp (CDH )
      / Por le fazer serviçio e más le alegrar, / conbidáronle todas que·l darian a yantar; / dixieron que mandase quáles quisiese matar; / mandó matar al toro, que·l podría abastar.
    • c1300-1344 Anónimo Crón Moro Rasis [1975] 128 Esp (CDH )

      E el fue el primero rrey de los griegos e fue señor de la mayor parte de la tierra. *E nunca el tomo tierra quel non pusiese luego sus ymagenes e sus señales muy marauillosas; *e las ymagenes eran en figura de toros e dellas de cauallos e dellas de cabrones; *e estas eran las ymagenes a que ellos adorauan en aquella sazon. /

    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      EN tanto que la reina iva a su palaçio, consigo Eneas, mandó llevar veinte toros e çien puercos e çien ovejas con sus corderos, que son ofrenda e alegría de los dioses, que lo presentasen a la flota de Eneas, significándolo a ella plazía su venida e dando fuzia serían d'ella bien ayudados.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] Cancionero Esp (CDH )
      / Si mercedes le pedí, / luego me las otorgó; / a otros mocos y a mí, / los ganados por aquí / como de antes nos dexó, / y las vacas / dexar hazer alharacas / con los toros nos mandó.
    • 1573-1582 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LFundaciones [1991] 66 Esp (CDH )
      Fue harta misericordia del Señor, que a aquella hora encerraban toros para correr otro día, no nos topar alguno. Con el embebecimiento que llevábamos, no había acuerdo de nada; mas el Señor, que siempre le tiene de los que desean su servicio, nos libró, que cierto allí no se pretendía otra cosa.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 558 Esp (CDH )
      [...] y, finalmente, allí le tomó la mañana tan desesperado y confuso, que bramaba como un toro, porque no esperaba él que con el día se remediaría su cuita, porque la tenía por eterna, teniéndose por encantado: y hacíale creer esto ver que Rocinante poco ni mucho se movía, y creía que de aquella suerte, sin comer ni beber ni dormir, habían de estar él y su caballo hasta que aquel mal influjo de las estrellas se pasase o hasta que otro más sabio encantador le desencantase.
    • 1656 Quirós, F. B. Aventuras Fruela [1984] Esp (CDH )
      / Oíd cómo pasó: A torear al Retiro salí yo, / mas un fiero torillo de Jarama / me miró, pretendiendo ganar fama; / miróme con pequeña cortesía, / pero mi valentía / pretendió castigarle, / de suerte que pudiera escarmentarle; / y por no hacer con él batalla aventajado, / de mi overo melado, / señora, me apeé o me bajé, / porque el toro a este tiempo estaba a pie; / que si yo había de reñir con otro, / no había él de estar a pie y yo en mi potro.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] Perú (CDH )
      Del Reino de Chile y los espaciosos campos del Tucumán le traen millares de mulas de desmedida grandeza para el uso común, y bravos toros para el recreo de sus vecinos, sucediendo las más veces costar una mula buena doscientos pesos, y en otros tiempos quinientos, y son tantas las de regalo y servicio que los más años no es bastante para su sustento cincuenta mil quintales de cebada, que vale cada uno a cinco reales.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TORO. s. m. Animal quadrúpedo grande, que muge, de miembros fornidos, y nerviosos, y de uña hendida, con cuernos, ú hastas grandes en la testa, en la qual, y en el pescuezo, que es mui gruesso, y robusto, tiene la principal fuerza. La piel es dura, y peluda, la cola larga, y al remate cerdosa, la que usa, y vuelve ligeramente, echandola sobre el lomo: la lengua es mui áspera, y con ella corta los tallos tiernos de la hierba, que es de lo que se mantiene, porque pace, y rumia: los ojos son grandes y encendidos. Es animal feroz, principalmente irritado; aunque castrado, y amansado se domestica, y sirve mucho para las labores, y trabajos del campo, y entonces se llama Buey.
    • 1747 Anónimo Relac Puerto Rico [1918] Puerto Rico (CDH )
      Esta tarde se lidiaron en la Plaza doze toros, que la dibirtieron con mucho gusto, del numeroso concurso que asistió haviendo hecho matar quatro de ellos, que repartieron entre los pobres.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] Esp (CDH )
      Yéndose a confesar cierta criada, / muy joven, inocente y agraciada, / con un fraile jerónimo extremeño, / más bravío que toro navarreño, / le sucedió un percance vergonzoso / digno de ser sabido por chistoso.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz México (CDH )
      De ciento sesenta a ciento setenta mil toros se consumían al año en México, siguiendo los datos del barón de Humboldt; y siendo ciento setenta y ocho mil el número de sus vecinos, vendría a corresponder una res por persona; de lo que se infiere, que aun cuando se rebaje de la población total del reino la mitad, atendiendo a que la mayor parte de los indios y gente miserable rara vez comen carne, el consumo del ganado vacuno llegaría al año a tres millones de cabezas, que valdrían veinte y cuatro millones de pesos a razón de ocho pesos cada una.
    • 1844 Gmz Avellaneda, G. Espatolino [1981] Novelas Cuba (CDH )
      El gemido sordo y prolongado que salió de su seno, se asemejaba al bramido con que anuncia el toro los huracanes de los trópicos, y sus brazos —que se cruzaron sobre el pecho— no bastaron a sofocar las violentas palpitaciones del corazón, que los levantaban con rápido movimiento, a manera de aquellas aguas que hierven al impulso de un fuego subterráneo.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Con esto apretó el paso lo más que le fue posible, pero ¡cuál no sería su espanto cuando, habiendo doblado una espesa mancha de lentiscos, se encontró frente a frente y a pocos pasos de distancia con un toro! *
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      [...] se acercaba al frondosísimo naranjo donde rumiaba el toro negro, y le daba su ración de ricos vástagos de plátano. Volvía entonces al corredor de la casita, y se sentaba muy contento en el banco de madera, con los pies empapados de rocío, dulcísimo de genio, salpicada la frente de sudor.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )

      A un lado, la línea oscura y ondulada de los pinos de la Dehesa, que separa la Albufera del mar; la selva casi virgen, que se extiende leguas y leguas, donde pastan los toros feroces y viven en la sombra los grandes reptiles, que muy pocos ven, pero de los que se habla con terror durante las veladas.

    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 20 Perú (CDH )
      Habían tenido cuatro hijos y tres hijas. Abram, el mayor, era un diestro jinete; el segundo, Pancho, amansaba toros con mano firme; Nicasio, que le seguía, labraba bateas y cucharas de aliso que eran un primor, y el último, Evaristo, algo entendía de acerar barretas y rejas de arado. Estas resultaban, en verdad, sus habilidades adicionales.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      El torete, hasta que murió, quién sabe si desangrándose por cien chorros o de aburrimiento y hastío, revolcó y acosó al gran Merejo tantas veces como quiso y aún parece ser que algunas más, en las que se topaba, como sin querer, con el hombre que, en la espantada fuga, atropellaba al animal. La gente estaba muerta de risa, y el gran Merejo, a quien sacaron vestido de marinero como un niño de primera comunión, se dejaba llevar, de un lado para otro, con los muelles de la voluntad y del entendimiento aflojados y quién sabe si también un poco suplicantes.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] México (CDH )
      Ventura la recordaba, desde hace años, sentada siempre allí, a veces con el vientre redondo y grande, otras esbelta y silenciosa, siempre ajena al trajín de las carretas colmadas de grano, a los bramidos de los toros herrados, al desprendimiento seco de los tejocotes durante el verano en la huerta plantada por el nuevo señor alrededor de la casa de campo. /
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 64 Chile (CDH )
      Las únicas diversiones eran capar a los cerdos y a los toros, las peleas de gallos, la rayuela y las increíbles historias de Pedro García, el viejo, que en paz descanse. Era el padre de Pedro Segundo y decía que su abuelo había combatido en las filas de los patriotas que echaron a los españoles de América. Enseñaba a los niños a dejarse picar por las arañas y tomar orina de mujer encinta para inmunizarse.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] Costa Rica (CDH )
      El hijo levantó entonces su arco y su flecha de oro y puso el universo en movimiento. Eros-Dionisos tenía alas y cabellos de oro, dos sexos y cuatro cabezas; por eso a veces rugía como un león, bramaba como un toro, balaba como un cabrón, o siseaba como una serpiente.
    • 2016 Rodríguez, E. J. "Combate Duk-Koo Kim" [01-12-2016] Jot Down Cultural Magazine (Madrid) Esp (CORPES)
      La gran oportunidad le llegó en mayo de 1982, en el hotel Aladdin de Las Vegas. Tenía solamente veintiún años, una edad precoz para aspirar al cinturón de monarca de la categoría, pero la aprovechó, y cómo. Una pelea breve, pero épica. Mancini salió como un toro, fiel a su costumbre: avanzando, presionando. Bombardeando desde ambos lados: gancho de izquierda, gancho de derecha. Y, como había dicho su padre cuando era púgil, «orgulloso de no dar nunca un paso atrás».
    • 2023 Ilián, C. "Verbena calle Jativa" [16-03-2023] Marca (Madrid) Esp (HD)
      Cinco orejas, cinco oiga, se cortaron en la plaza de Valencia. Habríamos querido que semejante botín fuera el balance triunfal de una tarde de toros con mayúscula, de toros serios y encastados y faenas de poder y de hondo calado, sin embargo asistimos a un degradante espectáculo donde salieron cinco chotos blandos y aborregados, el conjunto peor presentado que recordemos en esta plaza y en muchos años.
    • c1200 Almerich Fazienda Ultra Mar [1965] Esp (CDH )
      Enbio Jacob present a so ermano Esau con grant humilidat e enbiol .xxx. camellos con sos fijos e .xl. vacas e .x. toros e .cc. oveias e .xx. carneros e .cc. cabras e .xx. asnas con sos fijos. Alço Jacob los oios e vio a Esau so ermano que vinie con .cccc. varones e partio su yent en tres * conpannas e el paso delant e omillos a la tierra. Antes que plegase a * so ermano, corrio Esau a encuentro de so ermano e echo sobre so cuello el braço e saludolo e omillos Esau.
    • c1200 Almerich Fazienda Ultra Mar [1965] 90 Esp (CDH )
      E dixo Balaam a Balaac: "Fraguam * aqui .vij. altares, guarnezlos bien de .vij. toros e de .vij. carneros, e faré olocaust". * E fizo assi. Dixo Balaam: "Esta aqui, e yré yo; encontrarmé yo con mio Sennor e veré que me dizdra". Fallos con el anjel * del Nuestro Sennor e fablo con él.
    • p1228-1246 Berceo, G. Sacrificio misa [1992] 949 Esp (CDH )
      / / Quando por los señores que el pueblo mandavan / querién fer sacrificio, toro sacrificavan; / por el pueblo menudo cabrones degollavan, / carnero por el bispo e los que ministravan.
    • p1228-1246 Berceo, G. Sacrificio misa [1992] 949 Esp (CDH )
      / La casa ant' el velo, éssa avién por choro, / hí ofrecién cabrón e carnero e toro, / tórtolas e palombas, panes, plata e oro, / en la de tras el velo yazié otro tesoro.
    • c1250 Alfonso X Lapidario [2003] Esp (CDH )
      De la piedra que fallan en la fiel del toro.

      Del .ix. grado del signo de sagitario; es la piedra que fallan en la fiel del toro o del buey desta guisa, que quandol matan en la luna crecient; fallanle la piedra dentro en ella; & por end es contada en una de las piedras de los animales. De natura es calient & seca en el .iiijº. grado. Piedra es redonda & dura. & de color uermeia que tira ya quanto a amariello.

    • c1250 Alfonso X Lapidario [2003] Esp (CDH )
      [...] es la piedra que fallan en la fiel del toro o del buey desta guisa, que quandol matan en la luna crecient; fallanle la piedra dentro en ella; & por end es contada en una de las piedras de los animales.
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 152 Esp (CDH )
      / Ya echava las treguas a Dario e a Poro, / ya partié a quarterones la plata e el oro; / mayor tenié la gorga que semejava toro, / non treguava en el siglo a judío nin moro.
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 242 Esp (CDH )
      / Quando vio aquesto el hermano menor, / tirósele delante al toro lidiador; / si un poco quisiesse refertar al señor, / fizieral' esso mismo que fizo al mayor.
    • c1250 Anónimo Poema Fernán González [2001] 351 Esp (CDH )
      / Alançavan tablados todos los caballeros, / a tablas e escaques jugavan escuderos; / d'otra parte matavan los toros los monteros, / avyé ý muchas çítulas e muchos vÿoleros.
    • c1250 Anónimo HDonzella Teodor [1962] Esp (CDH )
      "Sabed que aquella aue que dezís es la langusta, la qual tiene los cuernos como cieruo, y el cuello de toro, y los pechos de cauallo, y el rostro de vaca, y las alas de aguila, e el rabo de vibora, y los pies de cigueña, y los ojos de vna bestia que ha nombre marcel, la qual bestia es muy grande e fiera y es lexos destas tierras."
    • 1246-1252 Berceo, G. Milagros Nuestra Señora [1971] Esp (CDH )
      / En figura de toro qe es escalentado, / cavando con los piedes, el cejo demudado, / con fiera cornadura, sannoso e irado, / paróseli delante el traïdor provado.
    • 1246-1252 Berceo, G. Milagros Nuestra Señora [1971] 152 Esp (CDH )
      / Vino sancta María con ábito onrrado, / tal qe de omne vivo non serié apreciado, / metióselis en medio a él e al Peccado, / el toro tan superbio fue luego amansado.
    • a1260 Anónimo SMateo (Esc. I-j-6) [1962] Esp (CDH )
      Mi yantar esta apareiada, muertos mios toros e mis noblezas, e todas las cosas estan aprestadas; uenit a las bodas. Mas ellos despreciaron lo, e fueron se, el uno a su uilla, el otro a sus faziendas; e los ot ros prisieron los ombres que uinien por ellos e fizieron les muchas fontas; des hy mataron los. El rey, quando lo oyo, fue mui sannudo, e enuio sus huestes, e mato e astrago aquellos matadores, e quemo las ciudades dellos.
    • a1260 Anónimo Nuevo Testamento (Esc. I-j-6) [1970] Esp (CDH )
      E llamauan a Barnabas Iupiter e a Paulo Mercurio, ca el era capdiello de la palaura. El sacerdot de Iupiter, que estaua ante la ciudat, troxo ante las puertas toros e coronas con los pueblos, e querie sacrificar. E quando lo oyeron los apostolos Barnabas e Paulo, rompieron sus sayas, e salieron a las * yentes, llamando e diziendo: Varones, ¿que fazedes?
    • a1260 Anónimo Nuevo Testamento (Esc. I-j-6) [1970] 384 Esp (CDH )
      Ca si sangre de cabrones e de toros e ceniza de bezerros esparzida santigua a los ensuziados por alimpiamiento de la carne, ¿quanto maes la sangre de Christo, que por Santo Espirito ofrecio assi mismo sin manziella a Dios, alimpio la nuestra conciencia de las obras de muert pora seruir al Dios uiuo?
    • c1252-1270 Alfonso X Setenario [1945] 62 Esp (CDH )
      Et oráuanlo entre oriente e mediodía. Et ffazíanle ssacriffiçios de toros e de ossos e de otras bestias brauas que ffazíensse danno ffiriendo e mordiendo. Et ffazíenle ssuffumerios, e dáuanle otrosí parte con las otras planetas ssegunt de ssuso es dicho en la quinta ley ante désta.
    • c1252-1270 Alfonso X Setenario [1945] Esp (CDH )
      Et porque Ssant Marchos ffabló más en esta rrazón que los otros, pusiéronle fforma de león. Sant Lucas pusiéronle ffigura de thoro porque ffabló del ffecho de Nuestro Sennor Ihesu Cristo, començando en Zacarías, padre de Sant Iohán, que era obispo de la ley vieia e ffazíe ssacriffiçio. E vna de las cosas que vsauan entonçe más de ffazerlo eran toros e vacas, pero que más onrrado teníen el del toro que de otro animal.
    • c1252-1270 Alfonso X Setenario [1945] Esp (CDH )
      Et los que orauan a Tauro ffazían ssacriffiçios de toros e de vacas. Los que orauan a Gémeni ffazían ssacriffiçios de ximios e de maymones e de las animalias que nasçen dos en vno, quier ffuessen omnes, quier otra cosa. Los que orauan a Cancro ffazían ssacriffiçios de cangreios e de todas las conchas que sson en la mar.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      E el rey Euristeo fazielo assi coydando que fazie bien. & segund cuenta la su estoria deste hercules. des que ell ouo muerto el grand puerco montes darcadia. mato al toro de Creta que era muy brauo e much espauentable. e mato otro ssi los tres leones a manos. ell uno en el mont parthemio. e los dos en la selua nemea. e mato la grand serpiente de la laguna de lerne que auie siete cabeças. e segudo los ladrones de cremona que es en tierra de lombardia.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 296 Esp (CDH )
      E Anchiles estaua alli en muy grand coyta e en muy grant priesa; mas non ha leon, nin toro, nin otra bestia * tan braua que, por fuerça que ouiese, asy defendiese el canpo commo Anchiles fazia que a la parte do el cataua de cara non auia y ninguno que se lle osase allegar, asy los cortaua con la espada a los vnos piernas, a los otros braços, a los otros cabeças.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 383 Esp (CDH )
      [...] e quando ella esto fazie, * salien del canto * del palaçio, * por muy gran encantamento, muchas bestias de muchas guisas: * las vnas a semejanças de leones, las otras semejauan toros, las otras grifos; * e lidiauan las unas con las otras en la tabla de oro que estaua * çerca de somo del pilar.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] fol. 19r Esp (CDH )
      Europa otrossí lieva este nombre de Europa, fija del rey Agenor e hermana de Cadmo, rey de Tebas, la que levó robada el rey Júpiter en figura de toro; mas aquella figura de toro estava pintada en la nave en que vino el rey Júpiter cuando la levó e la robó; e puso por ende del nombre d'ella a esta tercera parte del mundo, e dixol Europa como dizién a ella.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] fol. 19r Esp (CDH )
      E es aquella tierra Asia aquella dond vinieron a desputar con sant Estevan. Europa otrossí lieva este nombre de Europa, fija del rey Agenor e hermana de Cadmo, rey de Tebas, la que levó robada el rey Júpiter en figura de toro; mas aquella figura de toro estava pintada en la nave en que vino el rey Júpiter cuando la levó e la robó; e puso por ende del nombre d'ella a esta tercera parte del mundo, e dixol Europa como dizién a ella.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )
      EN el.ccc.xx.ix capitulo del libro de los Juezes comiença a contar como la Reyna pasiphe se emprenno del Toro & nasçio della el Minotauro
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 334v Esp (CDH )
      Et alçaua se a las Azeytunas. & royeles los troncos. & quebrantaua les las çimas cuemo estauan cargadas de so fruto. em pos esto yua a los ganados. & mataua en ellos quantos alcançaua. tan bien en las uacas & aun en los thoros commo en los ganados menudos; que pastor nin can non se osaua alli acostar; por amparar ge las. Et los toros otrossi fuyen del que se non osauan parar con las uacas commo es su costunbre quando osso o otra bestia del mont sale a ellas.
    • 1279 Alfonso X LFormas [2003] Esp (CDH )

      El .xiij. pora fazer florecer & fazer fructo qual madero quier a so hora sin plantarle.

      El .xiiij. pora fazer semeiança de toro a qui quier.

      El .xv. poral omne desnudo que semeie uestido.

      El .xvi. pora seer bien sabidor de agueros de aues.

    • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 12v Esp (CDH )
      Dell otra part tercera la figura de la Luna otrossi en so carro. & el carro sobre dos toros quil leuauan. & dessa part la su figura a manera de spiritu con alas. & ell enfiesto ante aquel espirito; como quel querie dar alguna cosa de comer & ell a manera de recebirlo. Despues desto fizo aun su figura en otro logar como que estaua el cauallero en so cauallo firiendo un leon con su espada.
    • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 62v Esp (CDH )
      Mas sennor. seamosnos reçebidos de ti. con alma crebantada. & con spirito de omildad. como con los sacrificios que quemauamos. de los carneros & de los toros. & de los millares de los corderos gruessos. & assi sea oy fecho en nuestro sacrificio ante ti que te plega. Ca los que en ti fian non caen en confusion.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 23r Esp (CDH )
      [...] & touo por bien de tornar las sennas & non auenturar a peligros de tan grant batalla la su companna que estaua ya commo vençida por la fama del çessar a qujen non veyen avn. Et fue aquj ponpeo commo el toro a qujen vençe el otro & dexa la conpanna de las vacas & va & metese en los logares apartados de las seluas.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 23r Esp (CDH )
      Et des que se siente atal torna & vençe & van las vacas & los otros toros por donde las el guja. Et desta manera dexo ponpeo ytalia al çessar & fuese para pulla & metio se en blandiz. vna çibdat era en aquel tienpo que auje nonbre dicte & poblaranla pobladores de creta que salieran de su tierra en naujos commo que fuxesen ende & fuyeran de alla en las naues de thenseo [...].
    • c1300 Anónimo FSalamanca [1916] Esp (CDH )
      § 92. Quando las iusticias de Salamanca ouieren ladron enforcar o traydor, o lidiare caual ero o peon, neguno no n passe del toro dela puente adelantre ede la oriela del rio como tiene desta parte, sin no n fore alcalde o escriuan de conceyo, andadores o sayones; q ui alende passare, peche .i. mor auedi.
    • 1325-1335 Juan Manuel Lucanor [1994] Esp (CDH )
      De lo que contesció al león et al toro

      Fablava otra vez el conde Lucanor con Patronio, su consegero, et díxole assí:

      — Patronio, yo he un amigo muy poderoso et muy onrado, et commo quier que fasta aquí nunca fallé en él sinon buenas obras, agora dízenme que me non ama tan derechamente commo suele, et aun, que anda buscando maneras por que sea contra mí.

    • 1325-1335 Juan Manuel Lucanor [1994] Esp (CDH )
      — Señor conde Lucanor —dixo Patronio—, para que desto vos podades guardar, plazerme ýa mucho que sopiésedes lo que conteció al león et al toro.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] Esp (CDH )
      / Por le fazer serviçio e más le alegrar, / conbidáronle todas que·l darian a yantar; / dixieron que mandase quáles quisiese matar; / mandó matar al toro, que·l podría abastar.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 32 Esp (CDH )
      / La gulpeja con el miedo, e como es muy artera, / toda la canal del toro al león dio entera, / para sí e a los otros todo lo menudo era: / maravillóse el león de tan buena egualadera.
    • c1300-1344 Anónimo Crón Moro Rasis [1975] 128 Esp (CDH )

      E el fue el primero rrey de los griegos e fue señor de la mayor parte de la tierra. *E nunca el tomo tierra quel non pusiese luego sus ymagenes e sus señales muy marauillosas; *e las ymagenes eran en figura de toros e dellas de cauallos e dellas de cabrones; *e estas eran las ymagenes a que ellos adorauan en aquella sazon. /

    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] Esp (CDH )
      [...] et es vil et loco como el asno, et es obedient et humil como el pago, et es loco como ell aççor, et es proueytoso como la abbella, et es disoluto et uagabundo como el cabron, et es fuert et no domado como el toro, et es mudo asy como el pex, et es razonable asy como el angel, et es luxurioso como el puerco [...].
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] fol. 10r Esp (CDH )
      E como mandas Monofus que todos los njnyos masclos de los hebreos fuessen affogados en el rio, un toro por marauilla ixie del riyo a uegadas, e mayorment en la fiesta de Apis, haujent en el hombro derecho senyal blanco a semblant de luna quando es nueua con cuernos.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] Esp (CDH )
      En el qual lugar el dicho rey, toda su hueste asy ayuntada, ordenó lustrar (que quiere dezir como purificar), e fazer sacrificio de una puerca e de una oveja e de tres toros; la qual manera de lustra o de purificación fue llamada en latín lustrum conditum, (que quiere dezir, 'el ciento conplido'), porqu'él fue fecho después del pueblo ordenadamente nonbrado e el cienso (quiere dezir, el tributo) acabado e por orden pagado.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E el rrey violo commo el cuerpo de Garçi Laso yazia en tierra, e pasauan los toros por en somo del, e mandolo poner en vn escaño e estudo aquel dia alli todo el dia. E despues pusieronlo en vn ataud sobre el muro de la çibdat en conparada e alli estudo grand tienpo.
    • c1400 Anónimo Barlaam (ms. S) [1979] 409 Esp (CDH )
      Mas agora, fijo mucho amado, oyme e ven de lueñe, partiendote destos desacordamientos, e sacrifica a los dioses piadosos e mansos çiento toros, sy los podieramos amansar que te den perdon del denuesto.
    • c1400 Anónimo Biblia (Esc. I-j-4) Pentateuco [1953] Esp (CDH )
      Et manio ende esa noche; e tomo delo que venia en su poder, presente aYsau su hermano: cabras dozientas, e cabrones veynte, ouejas dozientas, e carneros veynte; camellos amamantantes e sus fijos treynta, vacas quarenta, toros diez, asnas veynte e pollinos diez.
    • c1400 Anónimo Barlaam (ms. S) [1979] Esp (CDH )
      E aun enduzen este ser trasformado en toro por Eurropa, e en oro por Dañe, e en çisne por Leda, e en satiro por Etiopa, e en rrayo por Semela, e asy aver engendrado muchos fijos, a Libero, e a Zeto, e Anphion, e a Erchules, e Apolineo, e a Artemia, e a Persio, e a Casta, e a Paluçio, e a Elena, e a Minoe, e a Rradimacorto, e a Sarpedon, e diez fijas, las quales llamaron Musas. Desende enduzen a Ganimede.
    • c1400 Anónimo Biblia (Esc. I-j-4) Pentateuco [1953] Esp (CDH )
      E quando descornare algunt toro aomne o amuger, e muriere; sea apedreado el toro, e non sea comida su carne; e el sennor del toro sea libre. Et sy toro descornador es de ayer e antier, e fuere afrontado su duenno, e non lo guardare, e matare omne o muger; el toro sea apedreado e su duenno sea muerto.
    • c1378-1406 Lpz Ayala, P. Rimado [1987] 215 Esp (CDH )
      / Anda el rrey en esto en derredor callando; / paresçe que es un toro que andan agarrochando: / "Amigos —dize a todos—, yo lo veré de grado".
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 267 Canc Baena Esp (CDH )
      * / 6 Servir las noblezas era gozo fino / a * estos señores de real estado, / aquel * mayormente que fue mucho dino / ver onças * e flores en uno juntado, / Aqueste grand toro fue mucho onrado * / por la grand leona * que fue ý llegada, / de la faz segunda mejor trabeada * / que de la primera por su noble fado.
    • a1409 Imperial, F. Poesías [1993] 256 Canc Baena Esp (CDH )
      / Al pie de la fuente a / * sombra de un pino / e a la redonda de un jazmín çercado, / vi entrar un toro muy as osegado * / e una leona sobre él asentada: / de dueña la faz tenía coronada, / a onzas * e flores el manto broslado.
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      taurus, toro (E 2024).
    • 1405-a1412 Valencia León, D. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      Ya non fallo árbol en que me encarame / por miedo de vuestras glosas literales, / mas fallo espirençias que son generales: / qu'el toro corrido de fuerça es que brame, / e* el can que es ferido, que sus llagas lame, * / por este açidente queda sano o neto; * / si ál me provades, aquí me someto / de nunca vestir camisa nin alhame.
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] 79 Canc Baena Esp (CDH )
      / 6 Por muy grant contía * de oro / vendieron estos ofiçios, / por que ellos ayan serviçios / e alleguen * mucho tresoro; / esto todo torna en lloro, / grant señor, a vuestra gente, / que combrién * de buena mente / siquiera carne de toro.
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      1 Las graçias complidas a vos sean dadas / de la mesma parte del Maravilloso, / porque consolad es * a un deseoso / con buenas razones bien retoricadas, / que vuestras palabras por arte intrincadas / farían amansar a un fuerte toro; / por ende, amigo, yo bien m'enamoro / de vuestras siguidas * tan bien ordenadas.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      EN tanto que la reina iva a su palaçio, consigo Eneas, mandó llevar veinte toros e çien puercos e çien ovejas con sus corderos, que son ofrenda e alegría de los dioses, que lo presentasen a la flota de Eneas, significándolo a ella plazía su venida e dando fuzia serían d'ella bien ayudados.
    • a1429 Chirino, A. Medicina (Esc. b.IV.34) [1987] fol. 161r Esp (CDH )
      / O vnten el vientre con fiel de / toro o buey o vaca & poluorizen ençima / con esto que dicho es o con qual quier / dello & fagan otro dia tristel de agoa / mjel solo & algunas vezes fagan / tristel de linueso & cantueso & asensios / todo cozjdo & pongan miel conello / Atalujna de cañamones que pongan / conello mjel & vinagre & semiente / de verças castellañas molido & con / miel es bueno de dar a beuer para las / lonbrizes.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )

      [...] dosientas ouejas e veynte carneros:

      camellas paridas de leche e con sus fijos, treynta, vacas veynte, toros dies, asnas cinco, garañones dies; e diolo en poder de sus sieruos, cada cosa por si e dixoles: pasadme adelante sienpre e aya espartimiento del vn rrabaño al otro.

    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      ¿Para que me traedes a mi la mochidunbre de los vuestros sacrefiçios, dize el Señor, que yo farto sso de holocaustas? de carneros e sebo de los carneros engrossados, e sangre de toros e de corderos e de muruecos, non he voluntad.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E dizen asy algunos que este pan fue significança del pan que Dios mandara poner en la mesa de oro que estaua en el tauernaculo que se fisiera en tienpo de Moysen, e desi en la casa del tenplo, e el vino que era significança del vino que los prestes ponian en los sacrifiçios de los toros o corderos o carrneros, segun que cada vno destos tales sacrefiçios ha de rraçion, segun cuenta en la ley vieja.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E desçenderan los vnicornes con ellos, e los toros con los potentes, e fartarse ha la su tierra de sangre, e el su poluo de sebo sera visçioso.
    • 1406-a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      1 Ferrand Manuel, por que se publique / la vuestra çiençia de grant maravilla, / en esta grant corte del Rey de Castilla / conviene forçado * que alguno vos pique; / mas por que sepamos quién çena alfeñique * / o carne * de toro salada muy tiesta, * / son nuestros juezes del alta reqüesta / Álvaro de Luna e conde don Fadrique.
    • a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] 754 Supl Canc Baena Esp (CDH )
      / 81 Alto Rey, el grant cuidado / que tenía e malenconía, / por el robo e tiranía / que su tío avía usado, / esto lo fizo forçado * / apretar * las empulgueras, / como toro en barreras / es corrido e garrochado.
    • a1435 Mtz Medina, G. Poesías [1993] 602 Canc Baena Esp (CDH )
      / / 8 El grande Hércoles, * que a / * Anteón mató / e a Girión, el señor d'España, / los fuertes leones que descarrilló, / los toros de Greçia mató con gran saña / e la fuerte Idra, sierpe muy estraña, / e fizo çibdades, castillos e villas; / e siendo pujado en tan altas sillas / murió ponçoñado * en fuego con maña.
    • a1435 Páez Ribera, R. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      * / 2 Señor Rey, corrieron moros / el primer lunes de mayo / e más rezios que un rayo, / levando vacas e toros.
    • 1436 Marqués de Santillana Comedieta [1988] Esp (CDH )
      / La selva nonbrada do venció Theseo / el neptunal toro, terror de las gentes, / éste la ha follado con pies diligentes, / e sobra en trabajos al muy grand Oeteo.
    • 1436 Marqués de Santillana Comedieta [1988] Esp (CDH )
      Çeñía una gruessa çinta de caderas / con doze morlanes, ricamente obrados / de oro, con piedras de muchas maneras, / segund que por horden serán recontados: / era en el primero, de cuernos dorados / e piel, un Carnero, e luego siguiente / un Toro enplentado, fermoso e valiente, / commo si corriesse, los pies levantados.
    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )
      E con tales dezires e disfamaçiones como éstas, e mirándolas syn vergüença en vodas, en plaças, justas e torneos, toros e eglesias, porque non han temor a sus parientes, amigos nin maridos, e son más denodados a cometer e faser con ellas auctos desonestos —syn miedo de Dios e de la justiçia e vergüença del mundo— que los otros cuytados. Por eso tal a las veses los aborresçen e mal quieren, por galanes que ellos sean, e aman más páxaro en mano que buestre * bolando, e asno que las lyeve que cavallo que las derrueque.
    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )
      [...] asý que todas sus galas, bayles e danças, solases e tañeres e coplas, e aun cartas e justas e torneos, toros e gasajados, byen vestir, mejor calçar, e todas otras cosas, destos por tal causa e fyn se fazen, lo demás * por alcançar las que más aman, e por con ellas desonestamente usar.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )
      Non en otra manera peleavan, salvo como los toros, que fazen pelea sobre la luzia y fermosa vaca, finchiendo los aires con grandes mugidos: de aquesta manera deseava el uno el cuerpo del otro con fuerça de duro fierro.
    • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Esp (CDH )
      De los Centauros el padre gigante * / allí lo fallamos con muy poca gracia, / al que fizo Juno con la su falacia / en forma mintrosa * cumplir su talante; / e vimos, movidos un poco delante, / plañir a Pasife * sus actos indignos, / la qual antepuso el toro a ti, Minos: / non fizo Sila * troque semejante.
    • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Esp (CDH )
      Veyendo yo gentes allí tan apuestas, / dixe: «Entre tanto valiente varón, / ¿cómo no veemos al fuerte Milón / que al templo levava un grand toro a cuestas?» / La mi guiadora con dulces respuestas / respuso: «La rueda de Mares presenta / los que por fuertes virtud representa; / de fuerça desnuda non faze ella fiestas.
    • c1444 Mena, J. Trat Amor [1989] Esp (CDH )
      El absençia de Minus, rey de Creta, causó a Passife aver mostruoso e desusado allegamiento con el toro, ca el absençia avía ya fecho caer a Minus en olvido e aborresçimiento.
    • 1446-1447 Díaz Toledo, P. Trad Fedrón Platón [1993] Esp (CDH )
      Sócrates, alegremente e non demudado en alguna cosa, nin en color nin en gesto, mas mucho sin temor, tomó el cáliz, e miró al que se lo dava a manera de toro, segund que acostunbrava mirar, e dixo:
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      E dezían los patriarcas que mal consejo fuera éste, mas que enbiasen a los carniçeros, que heran crueles, e usados de derramar sangre sin piedad, e matavan los grandes toros e las muy fuertes animalias:
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] 197 Esp (CDH )
      Otros fazían figuras de leones, e de toros, e de serpientes, e tigres, e helefantes, e de otras animalias muy fieras, cada uno apropiando su figura. Ansí, poníanlas en aquellos lugares donde ellos ovieron sus batallas, e poblaron sus çivdades, e fizieron sus grandes fechos en que ganaron honra e fama.
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] 76 Esp (CDH )
      [...] y quando tu padre estoviere manífico delante sus títulos, en los quales será leydo Chiron y el cruel Procustes, y la espantable forma fecha de omne y de toro, * y la gente de Tebas domada y sojudgada por su batalla y los çentauros muertos con grand derramamiento de sangre * e el escuro palaçio del dios negro temido por tu padre, y tu fueres escarnido en medio de la tu çibdat [...].
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] 89 Esp (CDH )
      [...] y este amor deves atribuir al fado de mi linaje, en el qual Jupiter, comienço de la nuestra gente, tomó a Europa, dissimulando la dignidat, y fingiéndose en ymagen de toro; e otrosý mi madre Pasife, sometiéndose al toro engañado, parió d'él grand carga de pecado; * e el desleal Teseo, seguidor del filo, escapó de las casas corvas de Dalo, por ayuda de mi hermana Adriana.
    • p1450 Anónimo Trad Etimologías [1983] Esp (CDH )
      "Acresçido es el toro de vino e de ençiensso"; e es tanto a dezir commo: "Amuchiguado es el sacrifiçio e más acresçido".
    • a1454 Marqués de Santillana Refranes [1995] Esp (CDH )

      549. Pedaço d e pan d e çe nteno: p rimero en el cuerpo q ue en el seno.

      550. Pelean los toros y mal para las ramas.

      551. Pon tu fazie nda e n co nçejo, vno haze bla nco y otro bermejo.

    • 1440-1455 El Tostado LAmor [2000] Esp (CDH )
      Esto se prueva por las guerras que han entre si los toros por las vacas et algunas vezes se fieren duramente et se matan. Et en todas las otras maneras de animalias semejantes cosas provamos.
    • 1440-1455 El Tostado LAmor [2000] Esp (CDH )
      Estos fuegos siente el linaje de las aves ençendidas del amor, fazen muy grandes batallas los fieros toros por toda la grey et aun si han temor de su casamiento, fazen grandes guerras los temerosos çiervos, entonçe dan bramidos en senal de su fiero amor, entonçe de las pintadas tigres India ha temor, entonçe el puerco montes aguza los dientes et por toda la boca lança espuma, mueven el cuello los fieros leones quando los mueve el rezio amor, tremen las montannas con grandes roidos, aman las bestias del mar bravo et los bues del monte a todos someten la naturaleza del amor et non hay cosa libre.
    • 1458 Manrique, G. Planto [2003] Canc Gmz Manrique Esp (CDH )
      E como toro judío / busca por dónde fuyr, / andaua del todo frío / desde las cuestas al rýo / catando por dó salir; / mas a la fyn no fallaua / en esta ribera braua / ningún seguro pasaje, / pues la cunbre del boscaje / con las nuues comarcaua.
    • c1407-1463 Andújar, J. Poesía [1987] 167 Canc Estúñiga Esp (CDH )
      / E vi uenir con un toro / a Pasife celerada, / e al que fizo el laboro / de la boca bien formada; / vi a Siometa inflamada / con un florentín ingrato, / et ui a Marcia con Cato / uenire en este rebato / con esta gente penada.
    • a1467 Anónimo Trad Mapa Mundi [2000] Esp (CDH )
      [...] & entre las otras serpientes e bestias, que ende ay muchas e de mill guisas, ay una bestia a que dizen Çenchocrota e esta bestia ha el cuerpo segun asno e ha cuernos como toro e las piernas como leon e los pies como cavallo e ha las unnas corvas & ha las orejas como cavallo e en medio del espinazo ha un foyo sellar [...].
    • a1467 Anónimo Trad Mapa Mundi [2000] Esp (CDH )
      E desi es tierra de Albania & dizen a la tierra Albania porque las gentes desta tierra an las cabeças todas blancas, & en esta tierra de Albania ay canes tan fuertes e tan fieros que matan, tanbien toros como leones, quando estan fanbrientos.
    • 1467-1475 Escavias, P. Repertorio Príncipes [1972] Esp (CDH )
      Otro miraglo acaeçió en tienpo deste rrey Atanagildo, el qual es que vn monte, que allende del rrío del Rruédano estava, que es entrEspaña e la Galia Gótica, muchos días espantablemente bramó como toro e, después questo algunos días fizo, apartóse de otro monte con quien estava junto e propinco, e llegóse a otro monte poblado que çerca dél estava. E todo aquel monte sse dexó caer e somir en el rrío del Rruédano, con casas e * yglesias e honbres e bestias e con todas las otras cosas que en el monte eran.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E porque en la isla de Colcas, que es la isla de Chipre, avía un tenplo del dios Mares adonde estava el velloçino del carnero dorado encantado, por manera que lo guardaban a la puerta de fuera dos toros de alanbre, que al que venía allí por tomar aquel velloçino, que era grand suma de oro, daban tales bramidos el uno por el un cabo e el otro por el otro echando fuego encantado por las bocas, que lo quemaban e fazían polvos;
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E tomando por escrito sus cunjuraçiones e encuentros secretamente para quebrantar aquellos encantamientos de aquellos toros e dragones e serpientes, se pasó solo en la isla e entró en el tenplo e desfizo los dichos encantamientos. E tomando aquel velloçino dorado, que era todo thesoro, se tornó luego en su batel a su conpañía, adonde con grande alegría fue reçebido.
    • c1445-1480 Montoro, A. Cancionero [1991] 156 Esp (CDH )
      Los alárabes de moros / en quien razón no s'encierra / por ser della carecidos, / otrosí los que los toros / apacientan por la sierra / mal sentidos, / verán no me ser debido / un extremo de loar / tan verdadero / como darme habéis querido / vos, uno tan singular / después de Omero.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Esp (CDH )
      Y en tanto quel rey y la reyna en Sevilla estovieron se fizieron grandes fiestas de justas e toros e juegos de cañas, e començando ya el ynvierno el rey e la reyna se partieron para la çibdad de Avila. En este año no acaesçio cosa allende lo dicho que a la estoria pertenesca ni sea dina de escrevir, salvo que en este año murio el Papa Nicolao quinto * e suçedio en su lugar Calisto terçero, el qual fue natural del reyno de Valençia.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Esp (CDH )
      Venido el rey a Jaen, fizieronse ende algunas fiestas de justas e toros e juegos de cañas; y el rey acordo por agradar a la reyna quel dia de Santiago de julio cavalgasen dos mill e dozientos de cavallo los quatrocientos onbres darmas e los ochoçientos ginetes los mas guarnidos que alli avia, e fue con ellos a dar vista a Canbil.
    • c1480-c1485 Manrique, G. Consolatoria [2003] 457 Canc Gmz Manrique Esp (CDH )
      / Y tú, hija de Agenor, / dexa ya, dexa tu lloro, / y blasona sin pauor / aquel dios tu forçador / buelto en forma de toro.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      La cuarta se llamava del Toro, porque salía cada día un toro * muy bravo de un caño antiguo, y entrava entre la gente como que los quisiesse matar; y fuyendo todos ante él, quebrava con sus fuertes cuernos una puerta de fierro de una torre, y entrávase dentro, mas a poco rato salía muy manso, y un ximio * viejo sobre él, tan arrugado * que los cueros * le colgavan de cada parte; y dándole con un açote le hazía tornar a entrar por el caño donde salido havía.
    • c1495 Lucena, L. Repetición amores [1954] Esp (CDH )
      Suffrió guardar entonces las vacas y, dexada la vihuela que a él pertenescía, llamava los thoros con albogues, que son cañas desiguales. Desto mesmo habla Ovidio, libro II, Methamorphoses, y aun afirma por entonce tanto ser Apolo acuitado del amor que las vacas, cuyo pastor era, no guardava; donde Mercurio tuvo occasión de hurtárselas.
    • c1495 Lucena, L. Repetición amores [1954] Esp (CDH )
      "Los toros, encendidos con desseo de Cupido hazen entre sí grandes peleas por toda la conpaña; y si los ciervos, que son temerosos, sospecharen que otro les quiere llevar su conpañera, harán entre sí guerras, darán bramidos, que son señales del concebido furor en el tienpo de los zelos. India la descolorada teme los tigres vandados. Entonces el puerco montés aguza los dientes para hazer llaga y sálenle spumas por la boca. Los leones africanos sacuden los pescuezos, quando los mueve el amor; tremen entonce las selvas con grande ruydo. Ama la belva de la mar y aman los bueyes grandes del monte."
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Toro animal conocido. taurus. i.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Toro silvestre animal. urus, i.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Si quisieres que los pelos no crezcan unten el lugar con olio de jusquiamo e de mandrágora o de opio o de sangre de piojos o de rana verde o de morciélago. Si los quisieres adelgazar e ablandar fagan esto con decoción de yeros e de atramuzes e fiel de toro e espuma de mar e nitro, coloquíntida e áloe.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )

      Cura.Supósito que el cuerpo está limpio, safumemos el ojo con agua de malvas e de malvavisco, e después usen este colirio. Recepta: caparrosa e cardenillo quemado, armoníaque, fiel de toro ana' escrúpulo medio; áloe, canela, gengibre, de los tres géneros de la pimienta, de los pedaços de escudilla de barro verde escrúpulo i.

    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] Cancionero Esp (CDH )
      / Si mercedes le pedí, / luego me las otorgó; / a otros mocos y a mí, / los ganados por aquí / como de antes nos dexó, / y las vacas / dexar hazer alharacas / con los toros nos mandó.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] 232 Cancionero Esp (CDH )
      / Mira que sufren colgados / los arados, / los toros, el tiempo andando, / y el sol se va derrocando; / mis cuidados / no los puedo ver domados / en mi penada passión / y afición, / ¿qué modo terné, mezquino? / ¡Ay Coridón, Coridón, / buen garçón, / qué locura que te vino!
    • c1400-1498 Anónimo Baladro [1999] fol.18v Esp (CDH )
      E ensañarse ha el puerco montés e llamará el lobo e fazerse ha toro coronado entre ellos, e pues que soltare su crueza, comerles ha carnes e los huesos; en el alteza de Briana será quemado; las finiestras de fuego mudarse han en cisnes que vadarán en seco, así como río; los peces comerán a los peces e los ombres cozerán a los ombres.
    • c1400-1498 Anónimo Baladro [1999] Esp (CDH )
      E sobreverná el toro en la vatalla e ferirá al león en el diestro pie, mas quebrantará los cuernos en los muros de Venian. La raposa devengará al león, pues comerla ha toda con sus dientes a la culebra de Lidoncoli, e mostrarse ha a muchos dragones e por espantoso señorío despedaçarse han uno al otro; e el que oviere alas traerá mal al otro sin alas e fincarle ha en la fruente las uñas emponçoñadas e la vengança avrán los otros; e matarán uno a otro e después verná el quinto muerto e quebrantarán lo que fizieren.
    • c1500 Anónimo Comedia Thebayda [1993] 204 Esp (CDH )
      Ni la sevicia * de Nero, que mató a su misma madre, se puede traer * en consequencia; * ni la del otro Phalaris, el tirano de Agringento, que buscava nuevas maneras para atormentar a los hombres, de quien se escrive que al mismo amigo metió en el toro de metal ardiendo, * menos con harta parte ygualan a la crueldad del amor, tras quien nosotros con tan sana y entera voluntad caminamos.
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )

      ¡Cuánta premia pusiste en el amor, que es necesaria turbación en el amante! Su límite pusiste por maravilla. Parece al amante que atrás queda; todos pasan, todos rompen, pungidos y esgarrochados como ligeros toros, sin freno saltan por las barreras. Mandaste al hombre por la mujer dejar el padre y la madre; agora no sólo aquello, mas a ti y a tu ley desamparan, como agora Calisto.

    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )
      ¿No has leído de Pasife con el toro, de Minerva con el can?
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 80v Esp (CDH )
      [...] y dize plinio que si hazen vna guirnalda: de vn ramo de vn cabrahygo, y le ponen al derredor del pescueço a vn toro que le hara que no se mueua por brauo que sea. Hazese vinagre delos higos desta manera an de coger los hygos muy maduros y echenlos en vna tinaja: y dexenlos alli algunos dias, y todo el çumo que saliere cuelenlo bien y echenlo en vasijas bien pegadas, y que tengan buen olor [...].
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 96r Esp (CDH )
      Son arboles que tienen el medio enel biuir, que ni son de tan larga vida como las oliuas, ni de tan corta como los mançanos suelen tener gusanos y hormigas, los quales perescen. y no nasceran mas echando honde estan muchas vezes hyel de toro y enlas rayzes.
    • 1517 Torres Naharro, B. Jacinta [1994] 468 Propaladia Esp (CDH )
      / Ver a las mil maravillas / los juegos que allí s'armavan: / unos que nunca callavan, / otros a dar conbadillas, / correnderas las bovillas / todas ellas, juri a nos; / al toro, las correndillas, / y al salto d'espera en Dios, / vos comigo, yo con vos, / que no quedava nenguno, / quando apárate con uno, / quando apárate con dos.
    • 1517 Torres Naharro, B. Jacinta [1994] Propaladia Esp (CDH )
      PAGANO ¡Que bravea como un toro / y es de aquellos de la Tora!
    • c1518-1524 Lpz Yanguas, F. Farsa Mundo [1967] 68 Esp (CDH )
      / Miraba el Carnero, con rojo vellón, / y el Toro de Europa, con cuernos dorados, / y a Cástor y Polux, muy bien conformados, / y al Cáncer, que estaba delante el León; / a Virgo miraba y al fiero Escorpión, / a Libra, Centauro con el Capricorno, / Acuario y los Peces andar en contorno, / por su Zodiaco, torcido cintón.
    • a1524 Torres Naharro, B. Aquilana [1994] Propaladia Esp (CDH )
      / Pues aosadas / que qualquier dança d'espadas / que os la sabía de coro, / y en un año dos vegadas / fue mayordomo del toro.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] 228 Esp (CDH )
      Estas christiandades y devociones tales, si no se endereçan principalmente a Christo, dexado aparte todo respeto de provechos y interesses temporales, no solamente no son christianas, mas aun no están muy lexos de profanas, ni muy ajenas de la superstición vana de los gentiles que prometían a su dios Hércules el diezmo de su hazienda, porque tuviesse cuydado de doblársela, y ofrecían un gallo a Esculapio, que era diz que dios de la medicina, por convalescer de la enfermedad más ayna, y a Neptuno, su dios de la mar, sacrificavan un toro, porque fuesse su viaje próspero. Acá, verdad es que están mudados estos nombres, pero las intenciones parecen conformes.
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] Esp (CDH )
      «El que tiene el arado y se precia del dardo con aguijón incita los bueyes y anda en las obras d'ellos, y su habla es en los hijos de los toros». Christo es el que tiene el arado, que es la cruz, con que aró los coraçones de los suyos, y dízese tenerla Él, aunque esté enclavado en ella, porque en su mano estuvo ser enclavado en ella o no.
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] Esp (CDH )
      Y dízese andar en las obras d'ellos, porque todas las obras que éstos hazen son por buscar a Dios e a este fin especialmente las ordenan. Éstos son hijos de toros siendo de Dios assí heridos, porque con la furia que les causa este don trabajan de imitar las obras de los santos passados y parecerles en algo.
    • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] 216 Esp (CDH )
      El que quiere honrar un sancto, debría trabajar de seguir sus sanctas virtudes, y agora, en lugar desto, corremos toros en su día, allende de otras liviandades que se hacen, y decimos que tenemos por devoción de matar cuatro toros el día de Sanct Bartolomé, y si no se los matamos, habemos miedo que nos apedreará las viñas.
    • c1530 Pz Oliva, F. Diál dignidad [1995] Esp (CDH )
      [...] munchos tienen mayor cuerpo do reine su ánima, los toros mayor fuerça, los tigres ligereza, destreza los leones y vida las cornejas.
    • c1530 Pz Oliva, F. Diál dignidad [1995] 149 Esp (CDH )

      Éstas doman los brutos valientes; éstas traen los toros robustos a servir al hombre, abaxados sus cuellos debaxo del yugo; éstas hazen a los cavallos furiosos sufrir ellos los trabajos de nosotros; éstas cargan los elefantes; éstas matan los leones; éstas enlazan los animales astutos; éstas sacan los peces del profundo de la mar, y éstas alcançan las aves que sobre las nuves buelan

    • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
      El dios mayor de los thebanos era Ysis, y éste era un toro bermejo criado en el río Nilo, y tenían por ley que todo hombre que fuesse bermejo le matassen y sacrificassen a su dios Isis en el templo.
    • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
      En contrario desto hazían con los animales, ca como su dios era un toro bermejo, ninguno era osado matar algún animal bermejo, de manera que les era lícito matar los hombres y no a los animales. Yo no alabo que era bien hecho que los thebanos matassen a sus niños, ni apruevo que hazían bien en sacrificar a los hombres rufos, ni me parece bien que reverenciassen a los animales bermejos [...].
    • a1526-a1536 Vega, G. Poesías [1995] 173 Esp (CDH )
      Adiós, montañas; adiós, verdes prados; / adiós, corrientes ríos espumosos: / vevid sin mí con siglos prolongados, / y mientras en el curso presurosos / iréis al mar a dalle su tributo, / corriendo por los valles pedregosos, / haced que aquí se muestre triste luto / por quien, viviendo alegre, os alegraba / con agradable son y viso enjuto; / por quien aquí sus vacas abrevaba; / por quien, ramos de lauro entretejendo, / aquí sus fuertes toros coronaba». /
    • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] Esp (CDH )
      Dizen que naturaleza le proveyó de la fiereza del león y ligereza de caballo y fuerzas de toro. La boca tiene hendida hasta las orejas, los ojos blancos que resplandescen de noche como dos grandes hogueras, y los cuernos tiene flegibles como las orejas, y muy fuertes en la pelea.
    • 1544 Castillejo, C. Diál Mujeres [1986] 115 Esp (CDH )
      / No ay saña de ningún moro / contra nuestra religión, * / ni braveza de león, / onça ni tigre ni toro * / ni de alano, / ni con Héctor el Troyano / fue tanto el furor de Archiles, * / ni el de las guerras çiviles / que nos escrive Lucano / de Romanos, / ni de aquellos dos hermanos / de Thebas y de sus llamas, / quanto son los de estas damas / quando llegan a las manos.
    • 1544 Castillejo, C. Diál Mujeres [1986] 156 Esp (CDH )
      [...] defformando sus figuras / para salir por las plaças / con pláticas y trapaças / engañadoras, escuras / y vellacas / sacaliñas, redrosacas, * / todas a fin de robar, / en lo qual son de loar / las ovejas y las vacas / muy más que éstas, / pues se muestran más honestas / con los toros y carneros, / no les pidiendo dineros / por las semejantes fiestas / de natura [...]. /
    • c1549 Núñez, H. Refranes romance [2001] Esp (CDH )
      Bravo estás, torico, dízenlo tus uñas; escarvas con ellas, aunque no rascuñas.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      [...] y aun, bien mirado, era más cruel en la forma que en el hecho, porque tenía un toro de metal obrado por tal artificio, que, metidos los que quería matar dentro, formavan y sonavan la boz como si fueran bramidos de toro, porque el gemido humano no lo pudiesse mover a compassión.
    • 1554 Cieza León, P. Crón Perú Perú (CDH )
      En muchas historias que he visto, he leído, si no me engaño, que en unas provincias adoraban por dios a la semejanza del toro, y en la otra a la del gallo y en otra al león; y por el consiguiente tenían mil supersticiones desto, que más parece, al leerlo, materia para reír que no para otra cosa alguna.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] Perú (CDH )
      Andan en compañías y múdanse, como aláraves, de una parte a otra, siguiendo el tiempo y el pasto tras sus bueyes. Son aquellos bueyes del tamaño y color que nuestros toros, pero no de tan grandes cuernos. Tienen una gran giba sobre la cruz y más pelo de medio adelante que de medio atrás, y es lana.
    • a1554 Anónimo Lazarillo [1994] Esp (CDH )

      Y así me fui para mi amo, que esperándome estaba. Salimos de Salamanca, y, llegando a la puente, está a la entrada della un animal de piedra, que casi tiene forma de toro, y el ciego mandóme que llegase cerca del animal, y, allí puesto, me dijo [...].

    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 252 Esp (CDH )
      Esto parece, Amor, que has hecho porque en mi penar sea a todos manifiesto tu imperio, porque aunque Semiramis se enamoró de su hijo * y Mirrha de su padre y Pasiphe del toro, * ninguno destos amores es tan loco como el mío, pues aún se sufriera si tuviera alguna esperança de effectuarse mi deshonestidad y deseo, pero para mi locura no habría Dédalo que injeniasse dar algún remedio contra lo que naturaleza tan firmemente apartó».
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      No heran menester otros toros en la çibdad. Luego los muchachos pensarían que tenían algún duende en casa.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] 409 Esp (CDH )
      ¿Nunca habéis visto los que tienen bacadas guardar algunos nobillos sin capar para toros, y después que son de tres años, visto que no valen nada, los capan y los doman para harar, y siempre tienen un rresabio de más brabos que los otros bueyes, y tienen algunas puntas de toro, que ponen miedo al que los junçe?
    • 1545-1565 Rueda, L. Engañados [1973] Esp (CDH )
      No podemo fazer otro, porque tenemo la trógamo toro, toro, yeno de fatriqueras.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 157 Esp (CDH )
      / Como el dañoso toro que, apremiado / con fuerte amarra al palo está bramando / de la tímida gente rodeado / que con admiración le está mirando; / y el diestro carnicero ejercitado, / el grave y duro mazo levantando, / recio al cogote cóncavo deciende / y muerto estremeciéndose le tiende; / así el determinado viejo cano / que a Valdivia escuchaba con mal ceño, / ayudándose de una y otra mano, / en algo levantó el ferrado leño.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 179 Esp (CDH )
      Como el aliento y fuerza van faltando / a dos valientes toros animosos / cuando en la fiera lucha porfiando / se muestran igualmente poderosos, / que se van poco a poco retirando / rostro a rostro con pasos perezosos / cubiertos de un humor y espeso aliento, / y esparcen con los pies la arena al viento [...]. /
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 580 Esp (CDH )
      Preguntad esso a Eginio Augusto Liberto, el qual, en un libro que hizo intitulado Palaphatus, de non credendis fabulis, dize que, reynando en Tesalia Yxión, traýa un gran rebaño de toros y vacas en el monte Pelio, los quales, espantados por alguna visión o fiera que vieron, se apartaron unos de otros, huyendo por los montes y valles y otras partes que no se abitavan [...].
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 580 Esp (CDH )
      Y viendo Yxión que las gentes que rescibían este agravio reclamavan, determinó de dar orden para que los toros fuessen muertos, y assí, mandó dar un pregón que a qualquiera que los matasse le haría muchas mercedes y daría muy grandes riquezas.
    • 1570 Casas, C. VocToscCast Esp (NTLLE)
      Toro. Tauro, toro.
    • 1578 Herrera, F. Metros italianos 1578 [1985] 307 Poesía Esp (CDH )
      / »Mas primero reçibe tú estas flores / i guirnaldas que e puesto a tu memoria / en el sepulcro, y este mirto cresca / que haga sombra y cubra aquí mi gloria, / pues no me quedan ya sino dolores, / con que el cuydado triste se refresca; / y avnque a mi mal se ofresca / algún impedimento, / adonde descontento / estuuiere, pondré con presta mano / tres altares en medio del verano, / derribando tres toros poderosos / en el tendido llano / con guirnaldas de lilios olorosos.
    • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Esp (CDH )
      Men.De versos tiene Polio rica vena: / un toro le criad que a cuerno hiera, / y con los pies esparça ya la arena. Dam.Quien, Polio, bien te quiere, lo que espera / le venga, y de la encina dulces dones, / y amomo coja de la garça fiera.
    • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Esp (CDH )
      / ¡Ay, en quán buenos pastos, quán mal sano / y flaco estás, mi toro, y al ganado / y al ganadero mata amor insano!
    • 1581 Cueva, J. Infamador [1992] Esp (CDH )
      ¡Ay, triste Venus, pues en llanto tierno / se convierten los triunfos que has ganado / del mundo, el cielo y del horrible infierno! / ¿Soy Venus yo? ¿No soy la que forzado / truje al gran Jove a convertirse en toro / y pasar con Europa el mar a nado? / ¿No le hice volver en pluvia de oro / por Dánae, en cisne por gozar de Leda, / y dejar por Egina el alto coro? /
    • 1573-1582 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LFundaciones [1991] 66 Esp (CDH )
      Fue harta misericordia del Señor, que a aquella hora encerraban toros para correr otro día, no nos topar alguno. Con el embebecimiento que llevábamos, no había acuerdo de nada; mas el Señor, que siempre le tiene de los que desean su servicio, nos libró, que cierto allí no se pretendía otra cosa.
    • 1573-1582 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LFundaciones [1991] 206 Esp (CDH )

      Yo os digo, hijas, que aunque esto no os parecerá quizá nada, que fue para mí uno de los malos ratos que he pasado; porque el alboroto de la gente era como si entraran toros. Así no vi la hora que salir de allí de aquel lugar. Aunque no le había para pasar la siesta cerca, tuvímosla debajo de una puente.

    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      [...] cómo estando paciendo miran alderredor si hay algún peligro, y cómo se escondan y guarezcan en sus madrigueras, y con cuánta diligencia se defienden y arman contra el temor y fuerza de sus contrarios, unos con cuernos, como los toros, otros con dientes, como los jabalíes, otros mordiendo, como los leones, unos huyendo, y otros escondiéndose [...].
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] 76 Esp (CDH )
      Por esto mismo adoraron las bestias y viles animales, por el interés y provecho que les traían. De esto es testigo Estrabón * y Diodoro Sículo, los cuales dicen que adoraban gatos, perros, lobos, bueyes o toros, ovejas, comadrejas, águilas, cigüeñas, y halcones, cocodrilos y así a otros animales, como dellos tuviesen algún provecho o daño.
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] Esp (CDH )
      Otros tienen que los egipcios, por denotar los efetos que el Sol causa con sus movimientos propio y rapto, andando por el zodiaco, adoraban un buey o toro negro y grande, y los testículos muy crecidos, y los pelos al revés desde la cola a la cabeza, y llamábanle Apis.
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] Esp (CDH )
      Cabe el altar de la luna, estaban un par de toros, y cabe el del sol, cuatro caballos blancos, guardados para sacrificarlos, los cuales así como asomó este animal tan monstruoso y nunca visto, se espantaron y turbaron como si vieran alguna fantasma, hinchéndose de terror, de suerte que, rompidas las cuerdas con que estaban atados [...].
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] Esp (CDH )
      [...] guardados para sacrificarlos, los cuales así como asomó este animal tan monstruoso y nunca visto, se espantaron y turbaron como si vieran alguna fantasma, hinchéndose de terror, de suerte que, rompidas las cuerdas con que estaban atados, el uno de los toros, que debió de ser el que de entrambos acertó a ver el animal, y dos de los caballos se escaparon a todo huir.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )
      El hijo que desta se engendrare terná tantas fuerzas como un toro, pero será furioso y de ingenio bestial. De aquí proviene que entre los hombres del campo por maravilla salen hijos agudos ni con habilidad para las letras: todos nacen torpes y rudos por haberse hecho de alimentos de gruesa sustancia. Lo cual acontece al revés entre los ciudadanos, cuyos hijos vemos que tienen más ingenio y habilidad. *
    • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] Esp (CDH )
      ¿Por ventura cuando has de salir de tu casa no gastas muchos ratos en afeitarte, que no los gastarías, si no hubieses de salir al sarao, a los toros, a las huertas y a tus paseos?
    • 1591 Percival, R. DSpanEnglLat Esp (NTLLE)
      Toro, a bull, a buffle, Taurus, urus.
    • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] Esp (CDH )

      [...] le asió los brazos, cuando mordiéndole rabiosamente el pescuezo, cayeron los dos en tierra; y en cuya lucha de ninguna manera llevó la mejor parte, porque caer en manos de un loco a las de un león hace poca diferencia; que es peligro a quien siempre los discretos miran desde lejos, como en la plaza al toro.

    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )
      Suelen algunos que sueñan cosas pesadas y tristes bregar tan fuertemente con la imaginación, que, sin haberse movido, después de recordados * así quedan molidos como si con un fuerte toro hubieran luchado a fuerzas. Tal he salido del proemio pasado, imaginando en el barbarismo * y número desigual de los ignorantes, a cuya censura me obligué, como el que sale a voluntario destierro y no es en su mano la vuelta. Empeñéme con la promesa deste libro; hame sido forzoso seguir el envite que hice de falso. *
    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )
      Viéndola don Luis en tal extremo de melancolía y don Rodrigo, su hijo, ambos por alegrarla ordenaron unas fiestas de toros y juego de cañas; * y por ser la ciudad tan acomodada para ello, brevemente tuvo efecto. Juntáronse las cuadrillas, de sedas y colores diferentes cada una, mostrando los cuadrilleros en ellas sus pasiones, cuál desesperado, cuál con esperanza, cuál cativo, cuál amartelado, cuál alegre, cuál triste, cuál celoso, cuál enamorado. * Pero la paga de Daraja igual a todos.
    • 1602 Vega Carpio, F. L. Rimas [2003] 17 Rimas Esp (CDH )
      / Éste es el río humilde y la corriente, / y ésta la cuarta y verde primavera / que esmalta el campo alegre, y reverbera / en el dorado Toro el sol ardiente.
    • 1602 Vega Carpio, F. L. Rimas [2003] Rimas Esp (CDH )
      Si todas las espadas que diez años / sobre Troya desnudas tuvo el griego, / si de Roma abrasada todo el fuego, / si de España perdida tantos daños; / si el toro de metal, si los extraños / caballos fieros de Diomedes ciego, / si todo el infernal desasosiego, / tan libre de esperanzas y de engaños, / sufriese, ardiese, hiciese, atormentase, / despedazase, y siempre me tuviese, / y al dolor que padezco se igualase, / no es posible que el alma lo sintiese, / o que si lo sintiese y os mirase, / entre estas penas gloria no tuviese.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] I, 222 Esp (CDH )
      Apaciguada una vocería déstas, pídese el debido silencio, que también esto vale dineros, animando al uno y consolando al otro; es un juego de toros, de donde se dijo que los desapasionados los veen desde una ventana, esto es, desde fuera; porque en la fuga del juego nadie está atento más que a su suerte y cómo dará herida al compañero.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] Esp (CDH )
      El parar tienen por fiesta, juego de cañas y de toros; y así cuando entra nuevo tahur, para pedir lugar en la mesa, pregunta si hay ventana vacía. No es de menor pasatiempo cuando, en la pérdida de alguno, siguen metáforas de navegación: agua hace este navío, alijar la nao, dar la bomba y hombre a la mar, con que entienden el estado en que anda el que va de pérdida hasta acabar con todo.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] Esp (CDH )
      Pasife se encerró en un cuero de vaca por gozar de un toro de que estaba enamorada.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] Esp (CDH )
      Por que no hay tigre, oso ni león tan bravo que regalándole no sea como un cordero, ni cordero tan manso que maltratándole no sea como un toro furioso.
    • 1604 Jiménez Patón, B. Elocuencia española [1604] Esp (CDH )

      Desto pecó Horacio en una de sus odas del Epodón, donde hablando con un mal poeta a quien hace perro ladrador, cobarde, fingiéndose o asimilándose a sí mismo al mastín o castizo alano, más abajo dice: si aguzo los cuernos y juego dellos, *siendo los "cuernos" de toro y no de perro.

    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 630 Esp (CDH )
      / Era Lido famoso entre los moros / de suerte en todo el mar de Berbería, / que Arfindo deja al indio y sus tesoros, / y a España luego a Clorinarda envía, / pero cual suelen madrigados toros / entre Jarama y Tajo todo un día / hacer batalla por la vaca amada, / y ella pacer las yerbas descuidada, / así la mora vive, cuando esfuerza / el padre airado su desdén forzoso, / y a que se parta la obligó con fuerza, / donde la espera el español esposo.
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 632 Esp (CDH )
      / Furioso un toro de la puerta arranca, / bajando el cuello y erizando el cerro, / hecho a remiendos de la frente al anca, / temido por feroz desde su encierro, / con una estrella en una mancha blanca, / del dueño suyo conocido hierro, / gruesa, cual todos tienen las cervices, / de cuernos junto, abierto de narices.
    • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] 190 Rimas Esp (CDH )
      / Igual en el invierno y el verano / crece el naranjo con el fruto de oro, / y cuando el monte más nevado y cano / mejor se precia de su igual tesoro; / y más en la sazón que goza Albano, / que el sol calienta el estrellado Toro, / dejando atrás el rubio Vellocino, / que fue del cuello de Fernando dino.
    • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] 203 Rimas Esp (CDH )
      / Ya el toro muestra más furia / que cuando en el cielo dore / el sol por segundo signo / su piel de color de bronce.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 558 Esp (CDH )
      [...] y, finalmente, allí le tomó la mañana tan desesperado y confuso, que bramaba como un toro, porque no esperaba él que con el día se remediaría su cuita, porque la tenía por eterna, teniéndose por encantado: y hacíale creer esto ver que Rocinante poco ni mucho se movía, y creía que de aquella suerte, sin comer ni beber ni dormir, habían de estar él y su caballo hasta que aquel mal influjo de las estrellas se pasase o hasta que otro más sabio encantador le desencantase.
    • 1605 Góngora Argote, L. Poesías 1605 [2000] Poesías Esp (CDH )
      Pensé, señor, que un rejón / era romperlo en un toro, / quebrar la lanza en un moro, / o un venablo en un león; / pero después que Simón / hace esta caballería, / sepa vuestra señoría / que ya se desembaraza / por baja, el toro, en la plaza, / lo como en la carnicería.
    • 1605 Góngora Argote, L. Poesías 1605 [2000] Poesías Esp (CDH )
      Pensé, señor, que un rejón / era romperlo en un toro, / quebrar la lanza en un moro, / o un venablo en un león; / pero después que Simón / hace esta caballería, / sepa vuestra señoría / que ya se desembaraza / por baja, el toro, en la plaza, / lo como en la carnicería.
    • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )
      Ido el toro, se comenzaron a dar matraca, y dijo el que estaba debajo de la albarda al que estuvo en la carreta, que se maravillaba mucho que siendo caballero de hábito en el pecho y espada en la cinta, se hubiese acobardado debajo de una carreta. Respondiole el Comendador al de la albarda: "Confieso que no fui para defenderme del toro por mis manos; pero aunque estaba tan acobardado como decís, me parece que aunque nos quitara la vida a entrambos el toro muriera consoladísimo". Preguntole el clérigo por qué. Y dijo: "Porque yo muriera en mi hábito de Santiago, y vuestra merced en el suyo".
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Perú (CDH )

      Viéndose la ciudad con dos personajes tan principales para el govierno de ambos estados, ecclesiástico y seglar, no cessó por muchos días de festejarlos, unas vezes con danças, saraos y máscaras que hazían de noche; otros con juegos de cañas y toros, que corrían y alançeavan; otros días hazían regozijo a la brida, corriendo sortija.

    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Perú (CDH )
      Los gamos son tan grandes que son poco menores que los ciervos de España, y los ciervos son como grandes toros. También ay ossos grandíssimos y leones pardos, como atrás diximos.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      En fin, que después que la experiencia le enseña que no es prolífica, ni está de provecho para hacer oficios en derecho de nuestro dedo, ¿quiere dar tan en derecho de los suyos, que pretende sublimar en los cuernos de la luna una vida que ha tantos años que anda en los del toro? ¿Y para eso pone en cabeza de mayorazgo que nació en el signo Virgo, olvidándose que aquella hora hubo eclipsi entre Virgo y Capricornio, y quedó Virgo de lodo?
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] I, 175 Esp (CDH )
      Cuando quiso tomar y, morirse, dio en frenético, y desenfrenóse tanto, que un día se le antojó que era toro de títeres y que las había con una cruz de piedra que había en el zaguán del hospital, y después de hechas algunas suertes en su camisa y en otra de la hospitalera, embistió con la cruz de piedra, diciendo [...].
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] 95 Perú (CDH )

      Es la ciudad, según yo experimenté en dos años que estuve en ella, y muy falta de fiestas de plaza, que entristece más a la gente; pues en estos dos años no hubo juegos de cañas ni toros, ni otras fiestas semejantes, con que la gente se suele alegrar. Pero lo que falta de estas fiestas, sobra de iglesias; pues no hay domingos ni días de fiesta en que en alguna iglesia no haya fiesta [...].

    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Perú (CDH )
      Y tienen juego de cañas y toros, y se hacen buenas fiestas. Aquel día prediqué allí y asenté por cofrades de nuestra Señora de Guadalupe a todos; y mandaron de limosna doscientas cargas de maíz, que vendidas allí valieron cuatrocientos pesos. Y luego nos partimos para La Laguna, que es otro pueblo de españoles, y aguardé al domingo para que se juntasen todos para poderlos asentar por cofrades; y allí junté otros doscientos pesos de limosna.
    • c1605 Vega Carpio, F. L. Peribáñez [1997] 11 Esp (CDH )
      / Pareces en verde prado / toro bravo y rojo echado; / pareces camisa nueva / que entre jazmines se lleva / en azafate dorado.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 300 Esp (CDH )
      A LA FIESTA DE TOROS EN LOS MOLARES Yo que vuestra beldad tengo ofrecida / por sujeto divino y necesario / para dar a mi canto eterna vida, / aunque parezca yerro temerario / hurtar el tiempo a lo que trato agora / y ocupar el ingenio en caso vario, / con vuestra permisión, pienso, señora, / contar la fiesta que ofreció a Lucina / la rústica canalla que os adora. /
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 302 Esp (CDH )
      / Tocóse un cuerno, a cuyo son horrendo / del estrecho corral salió bufando / un toro hosco, pando, algo berrendo.
    • 1606 Góngora Argote, L. Poesías 1606 [2000] 246 Poesías Esp (CDH )
      / »Si a un sol los caracoles / dejan su casa, dejan su vestido, / a estos divinos soles / el fondo es bien dejar, más escondido, / y coronar su popa / cuernos del toro que traslada a Europa.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Perú (CDH )
      [...] tenía encima de la puerta principal un corredorcillo largo y angosto, donde acudían los señores principales de la ciudad a ver las fiestas de sortija, toros y juegos de cañas que en aquella plaza se hacían; y antes de mi padre, fueron de un hombre noble conquistador de los primeros, llamado Francisco de Oñate, * que murió en la batalla de Chupas.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Perú (CDH )

      [...] no tienen garras como las águilas, que no se las dio naturaleza por templarles la ferocidad; tienen los pies como las gallinas, pero bástales el pico, que es tan fuerte que rompe el pellejo de una vaca; dos de ellos acometen a una vaca y a un toro y se lo comen; ha acaecido de uno solo acometer muchachos de diez, doce años, y comérselos; son blancos y negros, a remiendos, como las urracas [...].

    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      TORO, animal conocido y feroz, siendo irritado: en algunas partes donde son menos bravos, que en Castilla, aran con ellos.
    • 1611 Góngora Argote, L. Poesías 1611 [2000] Poesías Esp (CDH )
      A DON PEDRO DE CÁRDENAS, DE UN CABALLO QUE LE MATO UN TORO Murió Frontalete, y hallo / que el cuerno menos violento / le sacará sangre al viento, / pues mató vuestro caballo; / hipérbole es recelallo, / mas yo, don Pedro, recelo / (después que no pisa el suelo / vuestro Flegronte español) / que a los caballos del Sol / matará el Toro del cielo.
    • 1611 Góngora Argote, L. Poesías 1611 [2000] Poesías Esp (CDH )
      Murió Frontalete, y hallo / que el cuerno menos violento / le sacará sangre al viento, / pues mató vuestro caballo; / hipérbole es recelallo, / mas yo, don Pedro, recelo / (después que no pisa el suelo / vuestro Flegronte español) / que a los caballos del Sol / matará el Toro del cielo.
    • 1612 Mira Amescua, A. Esclavo demonio [1984] Esp (CDH )
      / Cruel sois, la causa ignoro; / si es vuestra furia de toro, / sirva mi vida de capa: / rompelda mientras se escapa / el dueño y padre que adoro.
    • 1612 Mira Amescua, A. Esclavo demonio [1984] 161 Esp (CDH )
      / Aquí, al modo de Castilla, / toros trairán de Jarama, / y en caballos andaluces / verás mil juegos de cañas.
    • c1579-a1613 Argensola, L. Rimas [1950] 295 Esp (CDH )
      / Pero ya me pareçe / que Apolo va escondiendo el çerco de oro / y que la sombra creçe: / guiad mis vacas, pues, amado toro.
    • 1613 Góngora Argote, L. Soledades I [1994] 365 Esp (CDH )
      CORO I Ven, Himeneo, y nuestra agricultura / de copia tal a estrellas deba amigas / progenie tan robusta, que su mano / toros dome, y de un rubio mar de espigas / inunde liberal la tierra dura; / y al verde, joven, floreciente llano / blancas ovejas suyas hagan, cano, / en breves horas caducar la hierba.
    • 1614 Salas Barbadillo, A. J. Ingeniosa Elena [1985] Esp (CDH )
      [...] el cuello y puños, con tantas ventanas que si fueran casas en la plaça de Madrid me valían un día de toros * muchos ducados; persona en quien los codos son muy parecidos a los çapatos, porque tambien en ellos traygo tacones, escusando con esta diligencia que la miserable camisa no se ponga a azechar por ellos y hazer cocos, que según está de negra bien puede, y espantar todos los niños de las vezinas.
    • 1614 Salas Barbadillo, A. J. Ingeniosa Elena [1985] Esp (CDH )

      [...] y por más que afirmó los pies bolvió a dar de cabeça, sin hallarte remedio los médicos, que con esta enfermedad acabó sus días, con no poco dolor del pueblo que con él se entretenía, en este modo: en una fiesta de toros donde se hallaron los Reyes, entró a romper unos rejones en presencia de los ojos de su dama, [...].

    • 1614 Vega Carpio, F. L. Rimas sacras [2003] Esp (CDH )
      Formando Batuel castillos de oro / en los camellos árabes gigantes, / y sobre los asirios elefantes / de las doncellas el honesto coro, / parte Rebeca por mayor tesoro / que plata y oro e índicos diamantes, / ganados y pastores circunstantes / desde la blanca oveja al rubio toro.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Retablo maravillas [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      ¡Guárdate, hombre, que sale el mesmo toro que mató al ganapán en Salamanca!
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Retablo maravillas [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      El diablo lleva en el cuerpo el torillo; sus partes tiene de hosco y de bragado; si no me tiendo, me lleva de vuelo.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Laberinto amor [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Tácito Ciégale, San Antón; quémale un brazo; / destróncale un tobillo; nunca acierte / a venir a este sitio; salga en palmas / nuestra buena duquesa, que es un ángel, / una paloma duenda, una cordera, / que no tiene más hiel que cuatro toros.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Entretenida [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Marcela ¡Qué melindres! / Tomarte has con un toro / y con un hombre armado, / ¿y de mi hermano tiemblas?
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Gallardo esp [1995] 76 Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Margarita Ayo y señor, yo no niego / que esa razón es bendita; / pero, ¿qué puedo hacer, / si he echado la capa al toro / y no la puedo coger?
    • 1617 Cascales, F. Tablas poéticas [1975] Esp (CDH )
      Si bien el acto mueve a dolor, la descripción dél bien hecha causa delectación, y se halla el lector contentíssimo de aver leído aquella actión tan bien imitada. Assí mesmo, ¿a quién no atemoriza ver a un toro, a un león, a un tigre que está desmembrando y haziendo pedaços a un hombre?
    • 1617 Cascales, F. Tablas poéticas [1975] Esp (CDH )
      Que aunque es verdad que quando veis un toro en el cosso que arrebata al hombre y lo arroja una vez y otra sobre los cuernos, y a puras cornadas le haze pedaços, este acto visto y oído causa gran dolor y lástima. Hazed vos a un pintor excelente que os pinte un lienço desse acto, y veréis quanto contento recibís de ver todo esso pintado al vivo como passó.
    • 1617 Góngora Argote, L. Poesías 1617 [2000] 498 Poesías Esp (CDH )
      Cristales el Po desata / que al hijo fueron, del Sol, / si trémulo no farol, / túmulo de undosa plata; / las espumosas dilata / armas de sañudo toro / contra arquitecto canoro, / que orilla el Tajo eterniza / la fulminada ceniza / en simétrica urna de oro.
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 15 Esp (CDH )
      Si huecas torres del hispalio muro / de agareno escuadrón preñadas viera, / como miraba Troya el vientre oscuro, / soberbio dentro como humilde fuera; / si el sol de Marte por el aire puro / en vez de zambra vil tronando oyera, / y la amarilla lanza al brazo moro / lanzar le viera como suele al toro. / Si con herrado pié toldase el viento / de rubia arena el volador jinete, / y el escuadrón de adargas, ciento a ciento, / batiese el campo que al crujido inquiete [...]. /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 33 Esp (CDH )
      / Al blanco toro la estrellada frente, / de rizos de oro que gozar espera, / bordaba Cintia con el rayo ardiente, / señal de la pintada primavera; / cuando púrpura y luz y sol fulgente, / coche y caballos de una sombra fiera / cubrirse miran y de espanto nuevo, / sin duda sombra del confuso Erebo.
    • c1618 Castro, G. Mocedades Cid [1996] Esp (CDH )
      / ¡Qué lanzadas! ¡Pardiés, toros / menos bravos que ellos son! / ¡Así calo yo un melón / como despachurran moros! / El que como cresta el gallo / trae un penacho amarillo, / ¡oh, lo que hace! Por decillo / al cura quiero mirallo.
    • 1620 Bramón, F. Sirgueros Virgen [1943] México (CDH )
      Pecado / Su mal término ha causado / que yo esté cual fiero toro.
    • 1620 Góngora Argote, L. Poesías 1620 [2000] Poesías Esp (CDH )
      No hay que agradeceros nada / cuando agradecerlo importe, / si es vuestra vara de corte, / que lo sea vuestra espada; / la resolución honrada, / más que la dichosa suerte, / canta la Fama de suerte que / nos dice en trompas de oro / que no solo os temió el toro, / pero que os huyó la muerte.
    • c1619-1620 Ruiz Alarcón, J. Verdad sospechosa [1999] 65 México (CDH )
      / Como el toro a quien tiró / la vara una diestra mano / arremete al más cercano / sin mirar a quien le hirió, / así yo, con el dolor / que esta nueva me ha causado, / en quien primero he encontrado / ejecuté mi furor.
    • c1619-1620 Ruiz Alarcón, J. Verdad sospechosa [1999] 73 México (CDH )
      / No ignores, pues yo no ignoro, / que un signo el de Virgo es / y los de cuernos son tres: / Aries, Capricornio y Toro.
    • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 323 Esp (CDH )
      Obedeciendo a Vuestra Excelencia, y en prueba de esta verdad, le envío esa Égloga de Pedro de Medina Medinilla, un hidalgo que conocí en servicio de don Diego de Toledo, aquel caballero gallardo y desgraciado que mató el toro, y hermano del excelentísimo señor duque de Alba.
    • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 16 Esp (CDH )
      / En dos lustros y medio el sol había / doce veces no más corrido el Toro / desde que vieron el primero día / los años, ya por ella siglo de oro.
    • p1622 Quiñones Benavente, L. Borracho [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      Soldado Beso a vuested los pies angostilargos, / por los honrosos títulos y cargos / que le ha dado a mi adorno, / y tome esta miseria de retorno: / mancebito de humo, como manto, / pues delante de mí te aclaras tanto, / figurica de seda con su paja, / galán pintado en tapador de caja, / barbita de guijarro de Torote, / que con pinzas te alzan el bigote; / cascos más moscateles, / que por julio y agosto los pasteles: / el que no tiene barba ni la espera, / ¿para qué necesita de barbera?
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      A la noche el corregidor, después de grande número de luminarias y fuegos por todo el lugar, presentó a los reyes otra fiesta de fuego de varios cohetes voladores, buscapiés, tronadores, rayos, barriles, girándulas, bombas, ruedas, globos, y unos salvajes con mazas de fuego le pegaron a una montaña que, empezando a arder, salieron de ella toros, cabras y jabalíes, carneros, sierpes y caballos, con tanta cantidad de fuego que entretuvo más de media hora.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      A la grandeza de la asistencia de su alteza en estos reinos ha hecho vuestra señoría, a imitación de los romanos, el anfiteatro de las fieras y gladiadores en el ejercicio y juego de las armas y en los toros, que he querido dar a luz fiesta que merece mayor cuidado.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Cartas 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      No aviso a vuestra merced de las fiestas de toros que hubo a primero de junio, porque luego se estampó relación particular de ellas, y vuestra merced la habrá visto.
    • 1620-1623 Quiñones Benavente, L. Retablo maravillas [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      Corren todos como que hay toro en el tablado, y el Alcalde se eche.
    • 1620-1623 Quiñones Benavente, L. Retablo maravillas [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      / Todos se aparten que sale / un torazo jarameño / más valiente que el que tiene / a San Lucas el tintero.
    • 1624 Almansa Mendoza, A. Cartas 1624 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      El gran toreador de a pie llamado Arañuela (que citó don Francisco de Quevedo en su carta de la jornada de Andalucía) le mató un toro junto a Alcalá, en un lugar llamado Meco. Hirióle por la barba, suerte que hizo de ponerle el rejón entre los cuernos. Queda su majestad de la reina nuestra señora preñada en tres meses.
    • 1624 Almansa Mendoza, A. Cartas 1624 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Esta imperial Villa, por alegrar los reyes y festejar al señor duque de Neoburg, tuvo, a 20, toros, el encierro alegre, y más la entrada del rey a caballo, que le honró con su lado. No hubo desgracia, y las suertes del rejón, a que anduvieron don Francisco de Valdés con ocho lacayos de noguerado y plata, don Juan de Castilla con siete, a lo tudesco, de plata y nácar, don Gaspar Bonifaz y don Jerónimo de Medinilla con otros ocho, fueron de galantería [...].
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] Esp (CDH )
      Aquí, señora Marcia, ni aun los hipérboles de los versos serían bastantes cuanto más la llaneza de la prosa, que ni es historial ni poética, aunque la escribiera el autor de las relaciones de los toros, quejoso de su fortuna adversa; y tiene muy justa causa, pues le están en tanta obligación los de Zamora, de quien no se acordara este lugar después que se dejaron de cantar los romances del rey don Sancho [...].
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] Esp (CDH )
      [...] y rindiendo una galera sacó veintidós heridas de flechas y cuchilladas, que a quien le vía ponía espanto, porque en las flechas parecía erizo y en las cuchilladas toro; y no de otra suerte que del coso le suelen sacar rendido, aunque no muerto, le llevaron a curar y milagrosamente tuvo vida.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      Yo he tenido los juegos de cañas y toros, que son las fiestas más frecuentes de que hoy usamos en España, por invención nuestra, y me fundo en la afición notable y propensión que todos les tenemos; aunque he leído en la Historia del Padre Juan de Mariana, de la Compañía de Jesús, que es cosa de los moros o imitación de sus batallas, que tanto duraron en esta tierra.
    • 1626 Céspedes Meneses, G. Soldado Píndaro [1975] Esp (CDH )
      Mas, alça Dios tu ira, quando en efecto pudo, quando puesto en razón sacó la temeraria, arrancó de la cinta un broquelete de corcho, no mayor que un sombrero, no ay furia, no ay toro de Xarama que assí se haga lugar y anchurosa rueda.
    • 1613-1626 Góngora Argote, L. Soledades II [1994] 425 Esp (CDH )
      / Eral lozano así, novillo tierno / (de bien nacido cuerno / mal lunada la frente) / retrógrado cedió en desigual lucha / a duro toro, aun contra el viento armado: / no pues de otra manera / a la violencia mucha / del Padre de las aguas, coronado / de blancas ovas y de espuma verde, / resiste obedeciendo, y tierra pierde.
    • 1613-1626 Góngora Argote, L. Soledades II [1994] 481 Esp (CDH )
      / Torpe la más veloz, marino toro, / torpe mas toro al fin, que, el mar violado / de la púrpura viendo de sus venas, / bufando mide el campo de las ondas / con la animosa cuerda, que prolija / al hierro sigue que en la foca huye, / o grutas ya la privilegien hondas, / o escollos desta isla divididos, / Láquesis nueva mi gallarda hija, / si Cloto no de la escamada fiera, / ya hila, ya devana su carrera, / cuando desatinada pide, o cuando / vencida restituye / los términos de cáñamo pedidos.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] Esp (CDH )
      En todo esto, siempre me visitaba aquel hijo de don Alonso de Zúñiga, que se llamaba don Diego, porque me quería bien naturalmente, que yo trocaba con él los peones si eran mejores los míos, dábale de lo que almorzaba y no le pedía de lo que él comía, comprábale estampas, enseñábale a luchar, jugaba con él al toro, y entreteníale siempre. Así que, los más días, sus padres del caballerito, viendo cuánto le regocijaba mi compañía, rogaban a los míos que me dejasen con él a comer y cenar y aun a dormir los más días.
    • 1629 Ruiz Alarcón, H. Trat supersticiones [2003] México (CDH )
      [...] el demonio que vela contra el genero humano y que quanto es de su parte no malogra ocasion a introduccion de una supersticion gentilica, y es que los tales creen que trayendo consigo cierta raiz, jamas caeran de la bestia ni seran heridos de los toros, aunque se pongan a grandes riesgos, y aunque los mas de esta ocupacion de baqueria son mestizos o mulatos, con todo hago aqui mencion de esto, porque tambien se mezclan indios [...].
    • 1629 Ruiz Alarcón, H. Trat supersticiones [2003] México (CDH )
      [...] cuyo nombre callo de industria, tiene en si tan gran virtud, que basta a defender de los grandes riesgos que siempre padecen los que se an de seruir indistintamente de todo genero de bestias, y entrar en ellas por entre toros brabos y animarse a herirlos y enojarlos, de manera que a esta raiz la atribuyen virtud diuina y asi la veneran como a cosa sagrada, trayendola como si fuera reliquia, al cuello [...].
    • c1621-1630 Quevedo Villegas, F. Grandes anales [2005] Esp (CDH )
      ¡Oh secretos de Dios!, que hasta la plaza se desquitó de su soberbia, pues quien siempre la despejaba para la muerte de un toro, aquel día la llenó de gente para que viesen la suya.
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] 602 Esp (CDH )
      Púseme en pie ligero, no de otra suerte que el toro que cerca de la vaca estaba echado, cuando por la senda que divide el prado siente latir los perros del cazador, que en confianza del plomo no le teme. «¿Qué quieren?», dije.
    • c1630-1636 Calderón Barca, P. Vida es sueño [2003] 244 Esp (CDH )
      / En ésta puso los ojos / un traidor, que no le nombra / mi voz por no conocerle, / de cuyo valor me informa / el mío; pues, siendo objeto / de su idea, siento agora / no haber nacido gentil, / para persuadirme, loca, / a que fue algún dios de aquellos / que en metamorfosis lloran / —lluvia de oro, cisne y toro— / Danae, Leda y Europa.
    • 1637 Cáncer Velasco, J. Regidores Retiro [2005] 89 Obras varias Esp (CDH )
      / / Mas cesen estas matracas, / que aunque salen en sus hacas, / y yerran corriendo a coros / siempre las cañas de toros, / nunca las cañas de vacas.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] Colombia (CDH )
      El mozo se ausentó, que no pareció más. Lo cierto fue que la vara con que le tiró, tenía el corte del machete o cuchillo con que se cortó en el monte que podía servir para matar un toro. También se probó en el descargo cómo por tres veces le había persuadido diciéndole: Adárgate, capitán Zorro, adárgate capitán Zorro, y a la tercera despidió la caña, ni tampoco se puede creer que tenia por cierto el darle por la sien.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] Colombia (CDH )

      Espéreme aquí el lector por cortesía un poquito. Tanto es mayor el temor cuanto fuere mayor la causa; el bravo animal es un toro espantoso, la serpiente un león fiero y mostroso el rinoceronte, todo vive sujeto al hombre que lo rinde y vence.

    • c1638 Rojas Zorrilla, F. Entre bobos [1995] Esp (CDH )
      "¡Oh, qué bien me parece el fuego helado!"Sale a la orilla, donde verla creo; / pónenseme delante, y no la veo; / enjúgala el halago prevenido / la nieve que ella había derretido, / cuando un toro, con ira y osadía, / que era día de fiestas este día, / desciende de Madrid al río, y luego, / más irritado, sí, que no más ciego, / quiere crüel, impío, / de coraje beberse todo el río; / bebe la blanca nieve, / bebe más, y su misma sangre bebe. /
    • c1638 Rojas Zorrilla, F. Entre bobos [1995] Esp (CDH )
      / Yo, que miro irritarse al toro airado, / de amor y de piedad a un tiempo armado, / indigno la pasión, librarla espero, / y dándole advertencias al acero, / osadía y pasión a un tiempo junta; / el corazón le paso con la punta, / que ni un bramido le costó la muerte.
    • 1639 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1639 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Entre las que tienen de estampa los Reyes de Castilla, es una la de los toros de San Isidro, festividad antiquísima de los Labradores de Madrid. Solíanse correr no en la Plaza pública sino en otra que llaman de la Cebada, asistiendo a ellos y a picarlos la gente del gremio de los Labradores.
    • 1640 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1640 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Passado mañana se lidian toros, a contemplación destos Cavalleros estrangeros del Banquete; i el Señor Conde Duque ha ido oy a la Algarrada a escojerlos. Previénense grandes Toreadores.
    • 1640 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1640 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Ayer Lunes se lidiaron los Toros de Santa Ana. Salieron a quebrar Rejones Don Pedro Cañaveral i Don Luis de Rivera. Fue fiesta apacible, menos el calor, i sin desgracias.
    • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] 78 Panamá (CDH )

      [...] y de ordinario por esta parte andan cebados en las inmundizias y relieues de la carniceria y matadero que se hechan en la playa y a orilla del mar; salen a tierra a hazer la pressa, particularmente quando se lidian toros, que los lleuan muertos a la dicha playa y orillas del mar, en donde esta lacarniceria y matadero, de donde tienen sus percances [...].

    • 1641 Vélez Guevara, L. Diablo [1999] Esp (CDH )
      [...] y entrando por el Campo de la Verdad —pocas veces pisado de gente desta calaña a la Colonia y populosa patria de dos Sénecas y un Lucano, y del padre de la poesía española, el celebrado Góngora, a tiempo que se celebraban fiestas de toros aquel día y juego de cañas, acto positivo que más excelentemente ejecutan los caballeros de aquella ciudad, y tomando posada en el mesón de las Rejas, que estaba lleno de forasteros que habían concurrido a esta celebridad [...].
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 481 Esp (CDH )
      Más han muerto de la amenaza del peligro que del mismo peligro. Los efectos de un vano temor vimos pocos años ha en una fiesta de toros de Madrid, cuando la voz ligera de que peligraba la plaza perturbó los sentidos, y, ignorada la causa, se temían todas. Acreditóse el miedo con la fuga de unos y otros.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )
      Los gladiatores en tiempo de los romanos y los toros en España (que también lo terrible divierte y entretiene), para afirmar el ánimo, que ni la sangre vertida ni los espectáculos de la muerte le atemoricen. Las luchas, los torneos, las cañas y otras fiestas semejantes, escuela son donde se aprenden las artes militares, y juntamente son de gusto y divertimiento al ánimo.
    • 1643 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1643 [2002] Avisos Esp (CDH )
      El mismo Domingo, por la mañana, le corrieron al Príncipe Nuestro Señor seis toros en la Plaça de la Priora, que fue fiesta mucho de ver.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )
      Un jifero * que podía desjarretar * un toro ocupaba la mejor parte de la mesa, y a su lado tres platos, tan faltos como quebrados, y con gran devoción en el suelo estaba un jarro ahogado en mosto. El vaso era primo hermano del salero, pero tan hondo que el bajel que nadaba en él iba seguro de bajío, pero no de tormenta.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] 275 Esp (CDH )
      » / ¡Oh tú, que tal dijiste! / No suele toro que al caballo enviste / (animal inocente que en su vida / tiró garrocha al toro ni dio herida) / atropellalle en Rodas, * / como mi santo las potencias todas: / «Hermanita —me dijo—, no divina, / pues sin duda eres alma concubina, / ¿qué has dicho, qué has hablado, / espíritu enjaulado? / ¿A eso llamas moral filosofía? / Llámola yo, mi alma, bobería.
    • 1621-1644 Quiñones Benavente, L. Capeadora II [2001] 451 Jocoseria Esp (CDH )
      Junio Este es Junio, cierto mes / que, cortés y comedido, / por el Corpus y los toros / pide ventanas y sitios.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      ¿Que tu boca sacrílega blasfeme / porque no eres bidéntal evitado? * / ¿Que en lugar de enmendarte, perdonado, / tu obstinación contra el perdón se extreme? / ¿Por eso Jove te dará algún día / la barba tonta y las dormidas cejas, / para que las repele tu osadía? * / A dios, ¿con qué le compras las orejas? / Que parece asquerosa mercancía / intestinos de toros y de ovejas.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      / Y el ser los dioses masa de tesoro, / los tiene al fuego y cuño condenados, / y al Tonante, fundido en cisne y toro.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] I, 104 Esp (CDH )
      Contéle el despedemiento del cuerpo y el alma, y, después de más de media hora de paseo, dando más bufidos que un toro y echando más tacos que un artillero, vino a parar toda la tormenta en mandarme azainadamente que pidiese de cenar a la patrona. Yo le dije que en cuanto a pedirlo yo lo haría con todas veras, pero que en cuanto a la paga había salido de casa de mi amo como niño de dotrina, abofeteado y sin blanca.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] I, 240 Esp (CDH )
      [...] y, en faltándome sacristán que me ayudase a dejar al armador de requiem y dar sepulcro a sus pescados, escarbaba con un pie sobre la arena, como toro en coso, y, formando anchurosa fosa, daba con el otro sepoltura a la presa, y con ambos cubría a los difuntos para sacarlos en quedando en soledad.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Fáb Minotauro [2005] 291 Obras varias Esp (CDH )
      / Un bruto airoso, cuya piel manchada / pudo servir de nave a Europa bella, / toro galán que, honor de la vacada, / altivo entre los otros se descuella: / corto de cuello, frente levantada, / breve de asta y de ceñida huella, / de vista inquieta y de feroz postura, / que también en lo fiero hay hermosura.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Quejas Fénix [2005] 121 Obras varias Esp (CDH )
      / Cuanto hay comparan conmigo, / y es un caso muy penoso / que yo sea sólo en el mundo / y a mí me lo mandan todo: / Fénix es quien muere justo, / y Fénix quien vive docto, / Fénix, la beldad de Lisi, / y Fénix quien mata un toro.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Alonso Padilla [2005] Obras varias Esp (CDH )
      / Andaba el Duque ocupado / unos toros previniendo, / que yo no sé qué les dice, / que se corren al momento.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Jácara [2005] Obras varias Esp (CDH )
      Torote el de Andalucía, / aquel jayán cuya espada / tiene ya, de puro vieja, / gastadas todas las marcas, / porque encontró a la Chamusca / con Mirlón el de Triana, / le dijo los evangelios / la mano sobre la cara.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Carta amigo [2005] 29 Obras varias Esp (CDH )
      / Pidiome antes de ayer una esterilla, / que es pasamano ancho de caballo, / que un toro troncará desde la silla: / no valgo yo para poder comprallo.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Ellos no tienen garras como el león, uñas como el tigre, trompas como el elefante, cuernos como el toro, colmillos como el jabalí, dientes como el perro y boca como el lobo.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Tienen una mala intención, más torcida que los cuernos de un toro y que hiere más a ciegas. Tienen unas entrañas más dañadas que las víboras, un aliento más venenoso que el de los dragones, unos ojos envidiosos y malévolos más que los del basilisco, unos dientes que clavan más que los colmillos de un jabalí y que los dientes de un perro, unas narices fisgonas, encubridoras de su irrisión, que exceden a las trompas de los elefantes.
    • 1656 Quirós, F. B. Aventuras Fruela [1984] Esp (CDH )
      / Oíd cómo pasó: A torear al Retiro salí yo, / mas un fiero torillo de Jarama / me miró, pretendiendo ganar fama; / miróme con pequeña cortesía, / pero mi valentía / pretendió castigarle, / de suerte que pudiera escarmentarle; / y por no hacer con él batalla aventajado, / de mi overo melado, / señora, me apeé o me bajé, / porque el toro a este tiempo estaba a pie; / que si yo había de reñir con otro, / no había él de estar a pie y yo en mi potro.
    • 1663 Carvajal Saavedra, M. Navidades [1993] Esp (CDH )
      Fue la suya tan grande que cinco toros que llegaron adonde estaba, heridos por la nuca al golpe de su diestro brazo, los condenó a la muerte del primer golpe, oyendo en varias voces: «¡Víctor, Laureano!» Y mirando al balcón para ofrecer la victoria, mereció que Venus le correspondiera a la cortesía que le hizo con otra, que ella y dos damas que la asistían le hicieron.
    • 1663 Carvajal Saavedra, M. Navidades [1993] Esp (CDH )
      Después, subieron a una ventana que les tenían prevenida para ver los toros; y entrando algunos de los grandes y otros caballeros a rejonear, tuvo Alfredo lugar de mostrar su mucho valor. Mandóles a los lacayos que acosaran los indómitos brutos, llevándolos hacia el balcón de Venus y esperando a lograr la suerte. Fue la suya tan grande que cinco toros que llegaron adonde estaba, heridos por la nuca al golpe de su diestro brazo, los condenó a la muerte del primer golpe, oyendo en varias voces [...].
    • c1675 Valenzuela, F. Advertencias plaza Madrid [1947] Esp (CDH )

      Y cuenta con la circunstancia de desenvainar como queda advertido, porque se arriesga mucho en que sea por debajo del brazo, siendo lo de menos que puede herírsele; con lo demás de poder segar las riendas y hallarse sin ellas a caballo en una plaza pública y con un torito a las ancas.

    • 1703 Garau, F. Sabio instruido [2003] Esp (CDH )

      [...] Y de los Leones, y de los Toros, y de los Unicornios? Brama de rabia para despedazaros el León, y temeis de un perro? Si, que aunque tiene menos de fuerzas, tiene mas malignidad en dañar. Ellos si se enfurecen, despedazan: el perro mientras ladra, excita a todos al furor, los junta, avisa, y provoca a todos, como quien tocando alarma, toca a rabias, y a destrozos, y lo que por si no aze por la obra, lo aze por todos valiéndose de las armas de todos.

    • 1703 Garau, F. Sabio instruido [2003] 432 Esp (CDH )
      Tiene Josef muy altos meritos, y muy buenos servicios en la casa de Putifar; y rabiosa la Gitana, al verse con la capa que le avía arrojado Josef, para librar su entereza de aquel peligro, como quien se echa al toro, empieza a gritar. En introduxit virum Hebraeum, ut illuderet nobis. Gen. 39. 14.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] VII, 88 Argentina (CDH )

      [...] rosa seca una onza, todo ello contuso menos la rosa se pone á cocer en un azumbre de vino hasta mermar la mitad, y dejado enfriar se cuela á expresion fuerte, en la cual se ponen pez griega dos onzas: pez de abila clara, y trasparente cuatro onzas: recina de pino seis onzas: Gumi- elemiIsica una libra: cebo de toro ocho onzas: todo junto se pone á fuego lento hasta consumir el vino, y se aparta y repone en bote vidriado.

    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Argentina (CDH )
      Confortan asi mismo la flaqueza del higado, y estomago, provenida de lo mismo, aplicada á modo de estomaticon, mezclada con parte de acite anexo, o cebo de toro, á cuatro partes de Isica una de lo dicho, es unico remedio en la ceatica, en la gota de causa fria:– en las pasiones de nervios, y calambres:– y en tapar todas aquellas heridas a donde se teme espazmos – por nervios cortados, ó contusos, ó descubiertos, porque á las claras los desopilan y conserba su natural temperamento.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Venezuela (CDH )
      [...] pero aunque con presteza aguijaron los cavallos para atravesarlos con las lanças, con mucha mayor los indios, puesta la rodilla en tierra, fixaron los recatones de las suyas en el suelo, para recibirlos con las puntas al dar el choque, como quien espera vn toro; disposición que, advertida por los ginetes, porque no les hiriessen los cavallos torcieron por vn lado la carrera, passando de largo sin tocarles [...].
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 237 Venezuela (CDH )
      ¡Es possible que para matar una gallina hemos de tener tanto en que entender!, y cogiendo él mismo con sus manos vna soga le hizo vn lazo corredizo y como si enlazara algún toro se lo echó desde lexos vna y otra vez, hasta que haciendo presa en la garganta lo sujetó contra el suelo, para que llegando los demás lo acabassen de matar, dándole con vna tabla en la cabeza hasta hacérsela pedazos; y no satisfecho aún todavía el rencor de Cobos con acción tan inhumana, por dar más complacencia a su vengança hizo sacar por la mañana el cadáver arrastrando a la cola de vn cavallo y colgarlo en la horca por los pies.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      De este lo más que se cuenta es, que en los Juegos Olímpicos llevó sobre sus ombros vn toro a distancia de vn estadio, a quien mató luego de vna puñada, y en fin le comió todo en vn día. Si esto último es verdad (lo que yo no quiero creer) respecto de su voracidad, era bien poca su valentía: porque quién ay tan débil, que no pueda llevar sobre los ombros veinte vezes más peso, que dentro de el estómago?
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Ni hallo más dificultad, en que sabiendo dirigir el golpe, derribasse vn toro de vna puñada.
    • c1730 Pita, S. Príncipe [1951] 10 Cuba (CDH )
      / Pásife amaba a un toro, / siendo suprema reina de Candía, / y olvidando el decoro / de su soberanía, / para juntarse con él tuvo osadía.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Sucede que a este tiempo le assalta un delirio, en que, bien lejos de pensar en la enfermedad y sus sýmptomas, imagina que ve corridas de toros, que assiste a comedias, cazas, bailes, combites, etc. Ya le vemos contento y regocijado en extremo. Pregunto: ¿No perseveran la misma fiebre, los mismo sýmptomas que antes ocasionaban aquella aflicción de el espíritu?
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 65 Esp (CDH )
      La única novedad que hai está en el celebro, donde por la preternatural disposición de el órgano se borra la molesta imagen de la fiebre y de sus sýmptomas, y en su lugar se representa a la imaginación como existente un objeto dulce y agradable, como es el de banquetes, comedias, toros u otro equivalente.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] Perú (CDH )
      Del Reino de Chile y los espaciosos campos del Tucumán le traen millares de mulas de desmedida grandeza para el uso común, y bravos toros para el recreo de sus vecinos, sucediendo las más veces costar una mula buena doscientos pesos, y en otros tiempos quinientos, y son tantas las de regalo y servicio que los más años no es bastante para su sustento cincuenta mil quintales de cebada, que vale cada uno a cinco reales.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )

      AU, diftongo, mudado en O

      Auricula, oreja; ab autumno, otoño; ab auro, oro; baúcalis, brocal; cauda, cola; aurata, dorada; gaudere, gozar; laudare, loar; a mauro, moro; a paupere, pobre; a rauco, ronco; a tauro, toro.

    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TORO. s. m. Animal quadrúpedo grande, que muge, de miembros fornidos, y nerviosos, y de uña hendida, con cuernos, ú hastas grandes en la testa, en la qual, y en el pescuezo, que es mui gruesso, y robusto, tiene la principal fuerza. La piel es dura, y peluda, la cola larga, y al remate cerdosa, la que usa, y vuelve ligeramente, echandola sobre el lomo: la lengua es mui áspera, y con ella corta los tallos tiernos de la hierba, que es de lo que se mantiene, porque pace, y rumia: los ojos son grandes y encendidos. Es animal feroz, principalmente irritado; aunque castrado, y amansado se domestica, y sirve mucho para las labores, y trabajos del campo, y entonces se llama Buey.
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 145 Vida Esp (CDH )
      Iban representando las facultades, sobrevestidos con variedad de trapajos y colores, llevaban las trompetas y tamborilillos los bedeles, reyes de armas y maestros de ceremonias, y concluyeron la festividad y la tarde con la corrida de toros, con que se rematan los serios y costosos grados de aquella escuela.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Lo que es cierto, es, que estoy avergonzado y rabioso de ver que me dura mucho este oficio, que yo me metí en él con el ánimo de ser loco no más que media docena de años, y llevo ya el petardo de doce más, y según lo veo me parece que moriré en los cuernos de la locura, como el Torero en las hastas del Toro. Paciencia, y barajemos Kalendarios, pues la señora fortuna me trampea las cartas de favor que pudieran darme algún triunfo de felicidad.
    • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Esp (CDH )
      [...] y hice las diligencias el mismo día del Santo, y el sábado víspera vi los toros o novillos por la mañana, y por la tarde, en el colegio de San Jerónimo, y dormí en el mismo colegio para ver de noche los fuegos como de hecho los vi y duraron cerca de dos horas.
    • 1747 Anónimo Relac Puerto Rico [1918] Puerto Rico (CDH )
      Esta tarde se lidiaron en la Plaza doze toros, que la dibirtieron con mucho gusto, del numeroso concurso que asistió haviendo hecho matar quatro de ellos, que repartieron entre los pobres.
    • c1750 Rdz Campomanes, P. Bosquejo [1984] Esp (CDH )
      Las costumbres no son más que unos usos ejercitados por toda una región de padres a hijos, sin otro examen que el de la tradición y práctica, y todo apoyado del ejemplo, tal es de las fiestas de toros en España. El apego a estas usanzas antiguas es muy grande, y sensibilísimo a los pueblos el deponerlas de un golpe.
    • 1737-a1754 Luzán, I. Poética [1977] Esp (CDH )
      Naturaleza al toro / dio astas en la frente, / uñas a los caballos, / ligereza a las liebres, / a los bravos leones / sima de horribles dientes; / dio el volar a las aves, / dio el nadar a los peces, / dio prudencia a los hombres; / mas para las mujeres / no le quedó otra cosa / que liberal las diese.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      [...] porque una los hizo por ir a ver unos toros a La Bañeza, otra por ir a la romería del Cristo de Villaquejida, otras dos por ir a cazar pájaros con liga a una zarza, junto a una fuente que había a tres leguas del lugar donde estudiaba; y así de todas las demás, lo que acredita bien su aplicación y el grande amor que tenía al estudio.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Ya tenemos a fray Gerundio en campaña, como toro en plaza; novicio hecho y derecho, como el más pintado, sin que ninguno le echase el pie adelante ni en la puntual asistencia a los ejercicios de comunidad, porque guardaba mucho su coleto, ni en las travesuras que le había pintado el lego, cuando podía hacerlas sin ser cogido en ellas, porque era mañoso, disimulado y de admirable ligereza en las manos y en los pies.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      XV. Al assumpto de haverse desterrado de la provincia de Estremadura, y parte del territorio vecino, el profano rito del toro llamado de San Marcos. Pág. 295.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      La menor pruebo con el caso de un toro, que haviendo sido corrido en toda forma, passado algún tiempo, para la otra fiesta le sacan segunda vez a la plaza. A esta bestia, a quien la primera vez por su inexperiencia insultaron los toreros con pesadas burlas, ya no le hallan tan fácil a ser engañada la segunda.
    • 1762 Cruz, R. Crítica [1990] 86 Esp (CDH )
      GalánEs en la fuerza león fiero; / en pies y manos es hombre; / en la vista, tigre horrendo; / toro fuerte en la cabeza.* Ayala(Aparte.)Cuando casarme pretendo, / traer cabeza de toro / lo tengo por mal agüero.
    • 1762 Cruz, R. Crítica [1990] Esp (CDH )
      Ayala(Aparte.)Cuando casarme pretendo, / traer cabeza de toro / lo tengo por mal agüero. Criada¿Qué manduca?*Galán3.ºPeras, uvas, / pan, lechugas, vino y queso, / y calabaza también.
    • 1762 Fdz Moratín, N. Petimetra [1989] Esp (CDH )
      ANA ¿Cuál queréis, el de la fiesta / de los toros de Aranjuez?
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 153 Esp (CDH )
      La onda llega, se rompe y vomita á nuestros ojos entre olas de espuma un monstruo furioso. Su frente ancha está armada de cuernos amenazadores. Todo su cuerpo está cubierto de escamas que amarilléan. Indomable toro, dragon impetuoso. Su grupa se encorba con repliegues retorcidos. Sus largos bramidos hacen temblar la orilla.
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 240 Esp (CDH )
      [...] pero esto no obstante, hablo como un papagayo, y digo diez mil desatinos para acreditarme de literato, y de viagero, quando por no salir de Madrid no he ido á la plaza de toros, ni he visto aun el Canal.
    • c1772 Anónimo Vendimiadores [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Esta me preguntó en qué / se parece el toro al buitre, / y estotra me respondió: / "en que venden avellanas.
    • 1773 Cruz, R. Cortejo escarmentado [1986] Esp (CDH )
      Don Atanasio Haber empanado vivo / un toro de nueve años, / de Castilla, era mejor, / y en sentándose, soltarlo.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Perú (CDH )
      El principal renglón de que sacan dinero los hacendados es el de los cueros de toros, novillos y vacas, que regularmente venden allí de seis a nueve reales, a proporción del tamaño. Por el número de cueros que se embarcan para España no se puede inferir las grandes matanzas que se hacen en Montevideo y sus contornos, y en las cercanías de Buenos Aires [...].
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Perú (CDH )
      También hay muchos sembrados de pan y maíz, por lo que de día se pastorean los ganados y de noche se encierran en corrales, que se hacen de estacas altas que clavan a la distancia del ancho del cuero de un toro, con que guarnecen la estacada, siendo estos corrales comunes en toda la jurisdicción de Buenos Aires, por la escasez de madera y ninguna piedra.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] 33 Ecuador (CDH )
      [...] pero ellos ahorran las sangrías, acaban los ganados, dejan sin sangre en pocas horas el más robusto toro, impiden en los campos los usos de la caza y pesca, y hacen algunos parajes intransitables. Los ratones, sapos y cucarachas ocupan por su número el segundo lugar entre los enemigos de los habitadores: unos y otros asquerosísimos, todo lo contaminan y dañan.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] 49 Ecuador (CDH )
      El cura regularmente no va a estos pueblos sino en el tiempo destinado para fiestas, que por infelices y pobres que sean sus vecinos las han de celebrar con vísperas solemnes, sermón y corridas de toros, a costa del que señala a su antojo el párroco, el que para no perder su utilidad tiene bastante cuidado en nombrar con despotismo en la misma iglesia a quien le puede satisfacer con prontitud, tasándolo ellos propios, el gasto, aunque se vean obligados los elegidos a vender el poco ganado con que se mantienen;
    • c1771-1777 Fdz Moratín, N. Arte putear [1995] 134 Esp (CDH )
      / Todas las cosas las perversas almas / corrompen siempre: quítense las fiestas / de toros, las devotas romerías / y los teatros.
    • 1774-1778 Cadalso, J. Cartas marruecas [2000] 33 Esp (CDH )
      A la segunda palabra que quiso hablar, le di un varazo tan fuerte en medio de la cabeza, que se la abrí en más cascos que una naranja; y gracias a que me contuve, porque mi primer pensamiento fue ponerle una vara lo mismo que a un toro de diez años; pero, por primera vez, me contenté con lo dicho.
    • 1774-1778 Cadalso, J. Cartas marruecas [2000] Esp (CDH )

      Pero no creas que en esta clase se comprehende a los verdaderos críticos. Los hay dignísimos de todo respeto. Pues ¿en qué se diferencian y cómo se han de distinguir?, preguntarás. La regla fija para no confundirlos es esta: los buenos hablan poco sobre asuntos determinados, y con moderación; los otros son como los toros, que forman la intención, cierran los ojos, y arremeten a cuanto encuentran por delante, hombre, caballo, perro, aunque se claven la espada hasta el corazón.

    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Venezuela (CDH )
      El cuero es mucho mas grueso, que el del Toro, y de él hacen sogas sencillas para enlazar Toros, y Bacas, por su indecible fortaleza, latigos para estimular las caballerías, y bastoncitos flexibles, y curiosos.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Venezuela (CDH )
      El cuero es mucho mas grueso, que el del Toro, y de él hacen sogas sencillas para enlazar Toros, y Bacas, por su indecible fortaleza, latigos para estimular las caballerías, y bastoncitos flexibles, y curiosos.
    • 1779 Comella, L. F. Torero maja y petimetre [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Timbales y clarines / tocan y sale el toro.
    • 1779 Comella, L. F. Torero maja y petimetre [1932] 146 Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Mas tengo tal fortuna / en estos casos, / que siempre por los suelos / ando rodando, / y suele el toro echarme / con dos mil diablos.
    • 1784 Arroyal, L. Epigramas [1784] Esp (CDH )
      Como el asnillo, é Isis, tú y tu esposa / sois; y como tú llevas á la Diosa, / no por tí, sí por ella, los sombreros / te quitan los soberbios caballeros; / y presto añadirán, por mas decoro, / el echarte la capa como á toro.
    • 1784 Arroyal, L. Epigramas [1784] Esp (CDH )
      Levanta anciano Tajo, la cabeza, / que ya otra Citerea mas hermosa / que la de Chipre, en concha mas preciosa, / luce sobre tus aguas su belleza; / y á las Ninfas avisa, / que en concertada tropa / salgan á ver á la divina LUISA; / y á celebrar suaves, / acompañando al coro de las aves, / su nombre soberano, / consuelo y gloria del vasallo hispano, / haciendo gala de la verde ropa / entretegida de oro; / y si entónces te puedes volver toro, / róbala como Jove robó á Europa.
    • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] 101 Esp (CDH )
      De árbol caído todos hacen leña. / Cebados a porfía, / Lo sitiaban sangrientos y feroces. / El lobo le mordía, / Tirábale el caballo fuertes coces, / Luego le daba el toro una cornada, / Después el jabalí su dentellada. /
    • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] Esp (CDH )
      El elefante, el toro, el asno / y los demás animales Los mansos y los fieros animales, / A que se remediasen ciertos males / Desde los bosques llegan, / Y en la rasa campaña se congregan. / Desde la más pelada y alta roca / Un Asno trompetero los convoca. /
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Uruguay (CDH )
      Para mediodía tienen dispuestas seis u ocho mesas de convite, que se hace en casa del corregidor, y en las de algunos caciques y cabildantes, para las cuales se da de los bienes de comunidad, para cada mesa, un toro, un poco de sal y un par de frascos de miel, y ellos agregan de lo suyo lo que pueden.
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Uruguay (CDH )
      Regularmente se mata para cada cien personas un toro, y los despojos de todos se distribuyen a los muchachos y muchachas.
    • 1785 Trigueros, C. M. Teatro burlesco [2001] 78 Esp (CDH )
      Si montaba a caballo, le chillaban todas las vecinas del barrio, y si se ponía delante de un toro y no le cogía, como solía suceder, salía con el mayor garbo del mundo; no hay cosa de que no hable como si la hubiera estudiado, y para hacer un galán o decir una relación, con guantes y manifatura, no tiene compañero.
    • 1785 Anónimo Signos año [1932] 35 Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / La casa que deja Tauro / me parece a mí más propio / que deberán ocuparla / los amigos de los toros.
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 278 Ecuador (CDH )
      / No así se flecha tósigo viviente / venenoso relámpago del prado, / ni la fiera estrellada, horror rugiente, / ni de los monstruos el terror lunado; / como toro el Dragón, tigre y serpiente, / de puntas, garras y veneno armado, / volo, embistió y acometió a María, / para manchar en su pureza al día.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Es bien singular otro pájaro que llaman paugi, de bastante grandeza, y de pico corvo y colorado, el cual tiene la propiedad de bramar de noche como si fuese un toro. En realidad causara grande espanto á los recien llegados de Europa, si no se les previniera que aquellos terribles bramidos nocturnos son el canto del paugi.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Son los jabalíes como los toros de los indios y la mayor diversión de la tierra; de manera que cuando salen en sus canoas á jugar con ellos sus lanzas hasta rendirlos, apenas queda enfermo en el lugar que no asista al espectáculo; tanta es la afición que tienen á este género de entretenimientos, que no carece de peligro, porque son algunos muy bravos y se vuelven contra los que los embisten.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      A tal vista, párense de repente aquellos animosos cofrades temblando entonces como azogados, sin atreverse a pasar adelante y sin poder volver atrás como lo querían, hasta que, saliendo de repente de la cueva una caterva de osos y de lobos, como toros agarrochados, los embisten despedazando a los que pudieron alcanzar y haciendo despeñar a otros por aquellos cerros abajo para escarmiento de los que intentasen volver a perturbarlo.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] 755 Esp (CDH )
      éstos hubieran tal vez recabado el contenerlos sí uno de los toros, provocado tal vez del asombro de los caballos, no hubiese embestido con uno de los delanteros, dándole tal cornada que, a más de sacarle los intestinos, infundió tanto espanto en los otros que, arrebatando al coche y cocheros, sin poder éstos regirlos, los llevan por un ribazo volcando al coche y arrastrándolo largo trecho, hasta que el herido caballo, cayendo muerto, hizo enredar y caer a los demás.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      TORO, animal con cuernos, macho de la vaca, y que muje, ó brama.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bolivia (CDH )
      53. Por la epidemia que padeció esta ciudad, de una cruel peste, juró por patrón al glorioso San Sebastián, por cuyo motivo se le hace una función muy lucida, y hay festejos públicos de toros en la plaza extramuros, que se halla al pie de cerrito, denominad San Sebastián, donde es innumerable el concurso que asiste, y hay feria de frutas, dulces secos, helados, etc.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bolivia (CDH )
      [...] habiendo procedido con tanta escasez los Padres a cuyo cargo corren los cuatro pueblos de las antiguas reducciones sin embargo de la abundancia de ganado de sus estancias, que sólo el de Abapó le ha dado de limosna 2 novillos, y el de Cabeza 8 vacas con cría, 2 toro; y 2 bueyes; y el P. Fray Manuel Gil, a cuyo cargo corren los pueblos de Piray y la Florida, ni una res.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] Esp (CDH )
      Yéndose a confesar cierta criada, / muy joven, inocente y agraciada, / con un fraile jerónimo extremeño, / más bravío que toro navarreño, / le sucedió un percance vergonzoso / digno de ser sabido por chistoso.
    • 1791 Cruz, R. Petra [1990] Esp (CDH )
      Viuda / ¿Y qué se mete él en eso? / ¿Cuándo la provocan, debe / callar? El toro más lerdo / respinga cuando le clavan / las banderillas de fuego.
    • 1791 Cruz, R. Petra [1990] Esp (CDH )
      Moreno / La Petra tenía un genio, / en buena hora lo diga, / manso como los corderos / mochos * por el mes de mayo; / y ha tres días que es lo mesmo / que un toro de Mercadillo.
    • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] VI, 171 Diario Esp (CDH )
      A nuestro arribo había danzas de muchachos; por la noche hoguera y danzas. El gobernador, Esmenota, hace acabar toda diversión a las diez; ninguna consiente después, ni en casas particulares. Había toros en otro tiempo y permiso para continuarlos, pero no los permite.
    • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] Diario Esp (CDH )

      No hay en esta oficina el menor olor ni inmundicia; los perros de presa están atados alrededor del estanque, y se alimentan de la sangre y despojos de las reses; por eso son tan carniceros y bravos los vizcaínos contra los toros.

    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      [...] un olor sulfúreo y betuminoso se extiende al rededor de él, resuena el ayre horrorosamente, le parece que oye perros que ahullan, gatos que maullan, lobos que gritan, osos que riñen, toros que braman, cuervos que graznan y vívoras que silvan.
    • 1792 Jovellanos, G. M. Diario 1792 [1994] Diario Esp (CDH )
      Aprovecho la mañana para extender la carta en respuesta al marino Vargas Ponce sobre fiestas de toros. Sigue la indisposición todo el día, y se traslada el viaje para mañana sábado.
    • 1792 Anónimo Extractos Juntas Generales [1792] Esp (CDH )
      Las mas antiguas monedas de España, que conocemos con el nombre de celtibéricas, tienen por lo comun la cabeza de alguna divinidad ó príncipe por un lado y la figura de toro en el reverso. En las mas medallas municipales españolas del tiempo de la república, de César-Augusto, Tiberio y Caligula se ve un toro ó dos bueyes unidos: al presente esta misma nacion conserva mucha pasion por las corridas de toros, cuyo origen particular á la España se pierde en la obscuridad de los tiempos.
    • 1795 Quintana, M. J. Fragmento Trad Fido [1969] 154 Poesías Esp (CDH )
      " / Brama el toro en el campo, y cuando brama, / al blando juego del amor convida; / el león en el bosque / ruge, y aquel rugido / es sólo de su amor dulce gemido.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 353 Esp (CDH )
      / »Y, por la vaga esfera resonando / no tambores, más risa y algazara, / hácese fiesta del plebeyo bando» / Que, en el circo, dinero le costara / ver domada del toro la fiereza / y allí logra de balde lucha rara.
    • 1790-1796 Jovellanos, G. M. Memoria policía [1997] 134 Esp (CDH )
      Así se amoldó y fijó el carácter de los caballeros de la Edad Media, carácter que dirigió desde entonces todas las acciones, que se descubre principalmente en sus fiestas de monte y sala, en sus torneos y justas y juegos de caña y de sortija y hasta en las luchas de toros, y que al fin reguló el ceremonial y la pompa, y la publicidad y el entusiasmo con que llegaron a celebrarse estos espectáculos.
    • 1797 Olmedo, J. J. A sus padres [1960] Epistolario Ecuador (CDH )
      En la semana pasada con motivo de los toros del Sr. Arzobispo no he dado el segundo examen de matemáticas, pero sin falta alguna será en los cuatro días que vienen. Este examen es uno de los más dificultosos de las matemáticas, bien que los dos que le suceden lo son mucho más; los cinco exámenes que restan son demasiado fáciles [...].
    • 1798 Blanco White, J. M. Égloga Mesías [1994] 137 Poesías Esp (CDH )
      / El toro y el león en un establo / Pacerán sin rencilla el mismo heno.
    • 1806 Quintana, M. J. Expedición vacuna [1969] 302 Poesías Esp (CDH )
      / La esposa dócil del celoso toro / de este precioso don fue enriquecida, / y en las copiosas fuentes le guardaba / donde su leche cándida a raudales / dispensa a tantos alimento y vida.
    • 1808 Quirós, J. M. Comercio libre [1985] 167 Memorias Veracruz México (CDH )

      [...] lo es igualmente el intolerable abuso de que todos los pueblos de tierra caliente a excepción de las ciudades y villas que tienen abastos, hayan de surtirse de carne de vaca por una costumbre inveterada; queriendo más bien sus vecinos no comer ninguna que usar de la de toro; y con esta preocupación y la libertad de traer francamente al mercado por providencia de este superior gobierno la salada en tasajo que siempre es también de vaca se disminuye considerablemente la multiplicación del ganado mayor [...].

    • 1808 Quirós, J. M. Comercio libre [1985] Memorias Veracruz México (CDH )
      [...] que he leído, consta que en los primeros años de su traslación al lugar que actualmente ocupa verificada en el de 1600, se daban hasta diez libras de carne de toro por un real; y que ahora apenas hay quien se haga cargo del abasto por tres o tres y media [...].
    • 1809 Quirós, J. M. Memoria Agric virreinato [1985] Memorias Veracruz México (CDH )

      [...] pulsándose bastantes dificultades para hallar quién se haga cargo de ambos abastos, no obstante las activas diligencias que se han practicado y se siguen practicando por parte del Ilustrísimo ayuntamiento; viéndose precisado el común a tomar 46 onzas de carne de toro y 11 de carnero por un real, con rebaja de dos onzas en el primero [...].

    • 1809 Quirós, J. M. Memoria Agric virreinato [1985] Memorias Veracruz México (CDH )

      Y por lo que hace a los ganados el mayor valía entonces a 4 pesos, a lo que compraron varias partidas los obligados don Juan Guerrero Cevallos y don Francisco Javier de Medina, y el menor de 12 años 20 reales cabeza; de suerte que daban aquí los abastecedores 4 1/2 libras de carne de toro y 19 onzas de carnero por un real, guardando respectiva conformidad en las demás poblaciones.

    • c1798-1809 Álvz Cienfuegos, N. Poesías [1980] Esp (CDH )
      armónatura al toro / con la enastada frente, / y al caballo con plantas / que atrás furioso vuelve. / La cavernosa boca / sembró al león de dientes, / y la veloz carrera / dio a la prófuga liebre. /
    • a1810 Blanco White, J. M. Incordio [1994] 228 Poesías Esp (CDH )
      / Apenas el pie puse en sus umbrales / Cuando escuché tal gresca y gritería / Que no un templo, morada de inmortales, / Sino plaza de toros parecía.
    • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 36 Esp (CDH )
      / Al formidable toro con la maña / Astuta sujetaron al arado, / Y al bosque confinaron la alimaña.
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      / La fuente ríe, los corderos saltan, / Braman los toros, del amor instados, / Y en los copados árboles entonan / Las avecillas.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz México (CDH )
      De ciento sesenta a ciento setenta mil toros se consumían al año en México, siguiendo los datos del barón de Humboldt; y siendo ciento setenta y ocho mil el número de sus vecinos, vendría a corresponder una res por persona; de lo que se infiere, que aun cuando se rebaje de la población total del reino la mitad, atendiendo a que la mayor parte de los indios y gente miserable rara vez comen carne, el consumo del ganado vacuno llegaría al año a tres millones de cabezas, que valdrían veinte y cuatro millones de pesos a razón de ocho pesos cada una.
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] Poesías Esp (CDH )
      / »El que á Dánae venció con lluvia de oro, / Y por rendir á Europa fraudulento, / No la figura desdeñó de toro, / »Mostró en su rostro enojo tan sangriento, / Que de sentir su cólera sagrada / Tembló todo el excelso firmamento.
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 26 Esp (CDH )
      / Vieras tambien á Júpiter tonante / Dejando á un lado el celestial decoro, / Por una ninfa en la ribera errante, / Ir transformado en inocente toro; / Y á la guardada en muros de diamante / Gozarla convertido en lluvia de oro, / Mostrando no hay honor tan defendido / Que amor no venza al interes unido.
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] Esp (CDH )
      / Luego el toro feroz sale corriendo; / (Pienso que mas de miedo que de ira): / Todo el mundo al mirarle tan tremendo, / Ligero hácia las vallas se retira: / Párase en medio el buey; y yo comprendo, / Del ceño con que á todas partes mira, / Que iba diciendo en si el animal manso: / "Por fin, aqui me matan, y descanso.
    • 1824 Fdz Moratín, L. Cartas 1824 [1973] 598 Epistolario Esp (CDH )
      [...] y desde Burdeos hasta Marsella puede vm. elegir la que más les convenga, en la suposición de que en qualquiera de las Ciudades que prefiera, hallará las mismas y mayores comodidades, los mismos placeres y distracciones que tiene ahí, a excepción de los toros y el Santo Rosario cantado de Nuestra Señora de la Almudena, añadiéndose a esto la friolera de que su casa de vm., sus bienes y su persona gozarán de la independencia y seguridad que dan las leyes.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      TORO, s. m. Animal cuadrúpedo grande, que muge, de miembros fornidos y nerviosos, y de uña hendida, con cuernos grandes en la testa.
    • 1827 Bello, A. Juicio poesías J. M. Heredia [1985] Crítica literaria Venezuela (CDH )
      / Al toro contemplad... La tierra escarban / de un insufrible ardor sus pies heridos; / la armada frente al cielo levantando, / y en la hinchada nariz fuego aspirando, / llama la tempestad con sus bramidos.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )

      Pero el mismo padre vicario, que era un hombre muy prudente, me quitó de aquella media naranja *con el mejor disimulo, diciendo: — Señores, hemos parlado bastante; yo voy a rezar vísperas, y es regular que las señoritas quieran reposar un poco para divertirnos esta tarde con los toritos.

    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] 189 México (CDH )
      Todo lo que usted ve en éstas son frutas y pan pintado; * lo más que aquí sucede es que los toretes suelen dar sus revolcadillas a estos muchachos, y los potros y mulas sus caídas, en las que ordinariamente quedan molidos y estropeados los jinetes, mas no heridos o muertos como sucede en aquellas fiestas públicas de las ciudades que dije; porque allí como se torean toros escogidos por feroces, y están puntales, * es muy frecuente ver los intestinos de los caballos enredados en sus astas, hombres gravemente lastimados y algunos muertos.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )
      — ¿Usted ha visto toros en México alguna vez? — No, señor, le contesté; ahora es la primera ocasión que veo esta clase de diversiones que consisten en hacer daño a los pobres animales, y en exponerse los hombres a recibir los golpes de la venganza de aquéllos, la que juzgo se merecen bien por su maldita inclinación y barbarie.
    • 1834 Larra, M. J. Jardines públicos [2000] Fígaro Esp (CDH )
      En la clase baja, nuestras costumbres, por mucho que hayan variado, están todavía muy distantes de los jardines públicos. Para ésta es todavía monadas exóticas y extranjeriles lo que es ya para aquélla común y demasiado poco extranjero. He aquí la razón por que hay público para la ópera y para los toros, y no para los jardines públicos.
    • 1835 Larra, M. J. Antigüedades Mérida II [2000] Fígaro Esp (CDH )

      — Ésta era —me dijo mi cicerone— la plaza de los toros; por allí salía el toro —me añadió, indicándome una puerta medio terraplenada— y por aquí —concluyó en voz baja y misteriosa, enseñándome la jaula de una fiera— entraban el viático cuando el toro hería a alguno de muerte.

    • 1835 Larra, M. J. Lisboa [2000] Fígaro Esp (CDH )
      ¿No sería esto insultar al toro desde la barrera?
    • 1836 Larra, M. J. Teatros [2000] 468 Fígaro Esp (CDH )
      El despotismo, por lo tanto, ha solido ser favorable al teatro; y dueño de la hacienda pública, ha destinado en todas partes fondos supletorios a la prosperidad de una diversión de que tanto se prometía. Pero en España ni aun eso ha sabido hacer; en España, donde sin duda consideraba la función d e los toros como más popular, no le ha sido deudor el teatro de protección alguna [...].
    • 1838 Heredia, J. M. J. B. Casti [1947] 250 Escritos literarios Cuba (CDH )
      Representa con peculiar felicidad las declamaciones democráticas del perro, tan leal en otros días, la altivez arrogante del toro, las intrigas del gato, la inmoralidad profunda de la zorra, la hipocresía tenebrosa del buho, y la indiferencia filosófica del elefante. Empero debemos confesar, que se prolonga demasiado un apólogo de quince mil o más versos, y que la negligencia frecuente del estilo, y la repetición y amplificación de moralidades obvias, no son muy a propósito para sostener la curiosidad e interés de los lectores.
    • c1840 Echeverría, E. Matadero [1995] 103 Argentina (CDH )
      Alguna tía vieja salía furiosa en persecución de un muchacho que le había embadurnado el rostro con sangre, y, acudiendo a sus gritos y puteadas, los compañeros del rapaz la rodeaban y azuzaban como los perros al toro y llovían sobre ella zoquetes de carne, bolas de estiércol, con groseras carcajadas y gritos frecuentes, hasta que el juez mandaba restablecer el orden y despejar el campo.
    • c1840 Echeverría, E. Matadero [1995] Argentina (CDH )
      Un animal había quedado en los corrales, de corta y ancha cerviz, de mirar fiero, sobre cuyos órganos genitales no estaban conformes los pareceres porque tenía apariencias de toro y de novillo. Llególe su hora. Dos enlazadores a caballo penetraron al corral en cuyo contorno hervía la chusma a pie, a caballo y horquetada sobre sus ñudosos palos.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 285 Esp (CDH )
      Para el caballero que esta tarde ha estado a la izquierda del señor virrey viendo los toros, y llevaba una cinta verde en el pecho.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] Esp (CDH )
      Llegaron las fiestas, y el virrey le convidó a ver la corrida en su balcón, siendo entonces el Coso donde se corrían los toros. Después refrescaron, y cuando iba ya a despedirse recibió un billete cuyo sobre decía: Para el caballero que esta tarde ha estado a la izquierda del señor virrey viendo los toros, y llevaba una cinta verde en el pecho.
    • 1844 Gmz Avellaneda, G. Espatolino [1981] Novelas Cuba (CDH )
      El gemido sordo y prolongado que salió de su seno, se asemejaba al bramido con que anuncia el toro los huracanes de los trópicos, y sus brazos —que se cruzaron sobre el pecho— no bastaron a sofocar las violentas palpitaciones del corazón, que los levantaban con rápido movimiento, a manera de aquellas aguas que hierven al impulso de un fuego subterráneo.
    • 1844 Olmedo, J. J. A Icaza Silva [1960] Epistolario Ecuador (CDH )
      Cuando vino Vera últimamente por los toros, no quiso llevarlos porque dijo que faltaba uno de los que él había señalado. Esta demora podía traer otros inconvenientes con la venida de Caamaño y con el feliz arribo del Comandante Pareja que se ha aparecido con dos facultades extraordinarias [...].
    • 1844 Olmedo, J. J. A Icaza Silva [1960] Epistolario Ecuador (CDH )
      en esta virtud no tuve embarazo de dar orden de tu parte para que los toros se le entregasen al Mayordomo de Boca Baba, nuestro pariente Salavarría, el cual debía situarlos allí y tenerlos a tu disposición o para que Vera procediese según tus intrucciones. Puse las condiciones de que se entregasen los escogidos por Vera, y que si faltaba alguno se repusiese a satisfacción de Salavarría, el cual me ha asegurado que el ganado separado es bastante bueno.
    • p1846 Gmz Avellaneda, G. Anécdota Cortés [1981] Novelas Cuba (CDH )
      La otra era una andaluza de negros ojos árabes, que hacía —con motivo del espectáculo de que iba a ser testigo— grata memoria de los autos de fe y de las corridas de toros, delicias de sus primeros años juveniles.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      Yo también, asomando mi cabeza de vez en cuando por esta mi ventana de trapo viejo, batanado y trocado en papel flamante, si me veo con auditorio de charpa * y cuatro dedos de enjundia de españolismo en sus inclinaciones y gustos como si dijéramos con oyentes y leyentes de la gente buena y bizarra de la tierra, matadores de toros, castigadores de caballos, atemorizantes de hombres, cantadores, bailadoras, hombres del camino y más que yo me sé, así de calzón y botín como de mantellina y sayas, también exclamaré con su retintín de vanidad y orgullo: Por fin y corona tengo auditorio, auditorio de españoles.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      No hay más decir sino que Andalucía es la mapa de los hombres rigulares, * y Sevilla el ojito negro de tierra de donde salen al mundo los buenos mozos, los bien plantados, los lindos cantadores, los tañedores de vihuela, los decidores en chiste, los montadores de caballos, los llamados atrás, * los alanceadores de toros, y, sobre todo, aquellos del brazo de hierro y de la mano airada. *
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Con esto apretó el paso lo más que le fue posible, pero ¡cuál no sería su espanto cuando, habiendo doblado una espesa mancha de lentiscos, se encontró frente a frente y a pocos pasos de distancia con un toro! *
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      El toro, que por el instinto natural de su fuerza y de su valor quiere ser provocado para embestir, bajó y alzó dos veces la cabeza con impaciencia, arañó la tierra y suscitó de ella nubes de polvo, como en señal de desafío. Stein no se movía. Entonces el animal dio un paso atrás, bajó la cabeza y ya se preparaba la embestida cuando se sintió mordido en los corvejones.
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (NTLLE)
      Toro. s. m. El macho sin castrar de la especie buey doméstico. Es animal indómito, sumamente feroz y de estraordinaria fuerza.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )

      El hombre de la ciudad monta mal a caballo; es incapaz de conducirse por sí solo en las llanuras desiertas; más incapaz aún de procurarse en ellas la satisfacción de sus necesidades, y, por último, el hombre de la ciudad no sabe prender un toro al certero lazo de los gauchos, y tiene miedo de hundir un cuchillo hasta el puño en la garganta del animal [...].

    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
      Nuestro indomable toro correría, arqueando su potente cuello, a apagar su sed, nunca saciada, en las aguas casi heladas de nuestros arroyos. Nuestros pájaros meridionales, menos brillantes que los del trópico, pero más poderosos unos y más tiernos otros, saltarían desde el nido a la copa de nuestros viejos ombúes de nuestros erizados espinillos, a saludar los albores primitivos del día [...].
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      [...] es evidente que el corazón palpita con mayor vehemencia tocado por las armonías de una serenata de media noche que por la música de los toros o de la parada; que el cachaco bogotano espera las horas de la noche para hacer oír a su amada los trinos de su bandola como lo hiciera con su laúd el castellano de la edad media [...].
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      — ¿Y los toros?, observó Virginia, mirando hacia atrás.
    • 1860 Cisneros, L. B. Julia [2003] 249 Perú (CDH )
      ¿Cómo son esos hombres los que viven en las mejores casas, los que habitan en los más costosos hoteles, los que montan los más hermosos caballos, los que sostienen las más fastuosas mujeres, los que se encuentran siempre en el teatro, en los toros, en Amancaes y en todas partes a donde la sed del placer los arrastra, pero donde el placer se compra con dinero?
    • 1861 Castelar, E. Discurso 13/05/1861 [1861] 273 Discursos Esp (CDH )
      [...] se reúnen cuando Roma los lleva en su carro de guerra al panteón y congrega allí los génios del agua, los númenes protectores del aire, las divinidades pérsicas de la guerra que llevan por espadas sangrientos cometas, los toros fenicios de áureos cuernos, los serafines medas que despiertan con su clarín los orbes, los colosos egipcios que hunden en la tierra bajo su inmensa pesadumbre [...].
    • 1861 Castelar, E. Disc Ateneo [1861] Discursos Esp (CDH )
      Hijo de un godo y de una alana, criado en las inclemencias del campo, era como el representante de una nueva raza, y tenia ocho piés romanos de estatura, la fuerza de un toro, la impetuosidad de un caballo, se bebía el vino que cabia en una ánfora, devoraba treinta libras de vianda en un momento, deshacía las piedras entre sus manos, paraba un carro en mitad de su carrera, y, era capaz de romper con sus puños una legion de los mas bravos guerreros.
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] 116 Esp (CDH )

      Bailes, modas, el estreno de una comedia, un libro nuevo, un cantante extraordinario, una comida en la Embajada de Rusia, la compañía de Price, la muerte de un personaje, los clowns, los banquetes políticos, la música, todo revuelto: una obra de caridad con un crimen, un suicidio con una boda, un entierro con una función de toros extraordinaria.

    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Colombia (CDH )
      En ese momento gritaba el vaquero, que con la marca candente empuñada iba aplicándosela en la paleta a varios toros tendidos y maniatados en el corral: «Otro... otro»... A cada uno de esos gritos seguía un berrido, y hacía don Ignacio con su cortaplumas una muesquecilla más en una varita de guásimo que le servía de foete.
    • 1871 Fdz Glz, M. Francisco Estevan [1871] 164 Esp (CDH )
      Con la tercera parte de gravedad de cualquiera de las dos heridas, hubiera habido bastante para matar á un toro.
    • 1871 Fdz Glz, M. Francisco Estevan [1871] Esp (CDH )
      En efecto, Francisco Estévan se defendia como un toro rodeado por perros de presa.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Ha echado un morrillo como un toro y un vientre que mete miedo. Anda con dificultad por la excesiva gordura de sus muslos, y parece que echa lumbre por los ojos, las mejillas y la punta de la nariz. También sale poquísimo a la calle, y tantas horas como su mujer en la solana se pasa él tumbado boca arriba encima de los ocho colchones de su cama.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 56 Argentina (CDH )
      / Yo soy toro en mi rodeo / y torazo en rodeo ajeno; / siempre me tuve por güeno / y si me quieren probar / salgan otros a cantar / y veremos quién es menos.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 56 Argentina (CDH )
      / Yo soy toro en mi rodeo / y torazo en rodeo ajeno; / siempre me tuve por güeno / y si me quieren probar / salgan otros a cantar / y veremos quién es menos.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] Esp (CDH )

      Todo su empeño era que le enseñase palabras de español y, sobre todo, algunas de esta nuestra graciosa Andalucía; pero nunca pudo aprender más que otro toroy vengan esos cinco, frase con que me saludaba todos los días cuando iba a almorzar con él pescadillas y unas cañitas de jerez.

    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      ¡Yo soy el corregidor! —gritó al fin don Eugenio, sintiendo que la pezuña del alcalde, calzada con albarca de piel de toro, * lo reventaba materialmente.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Argentina (CDH )
      Si el entusiasmo lo anima, desciende lentamente del caballo, desarrolla su lazo y lo arroja sobre un toro que pasa con la velocidad del rayo a cuarenta pasos de distancia: lo ha cogido de una uña, que era lo que se proponía, y vuelve tranquilo a enrollar su cuerda.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Argentina (CDH )
      [...] es preciso ver estas caras cerradas de barbas, estos semblantes graves y serios, como los de los árboles asiáticos, para juzgar del compasivo desdén que les inspira la vista del hombre sedentario de las ciudades, que puede haber leído muchos libros, pero que no sabe aterrar un toro bravío y darle muerte, que no sabrá proveerse de caballo a campo abierto, a pie y sin el auxilio de nadie [...].
    • 1874 Valera, J. Pepita Jiménez [1997] Esp (CDH )
      Corría, que no andaba, don Luis por aquellas sendas, saltando arroyos y fijándose apenas en los objetos, * casi como toro picado del tábano. Los rústicos con quienes se encontró, los hortelanos que le vieron pasar, tal vez le tuvieron por loco.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      Convengamos en que su merced no era ningún pobre de hacha, nombre que se daba en Lima a los infelices que, por pequeña pitanza, concurrían cirio en mano al entierro de personas principales y hacían toro al gimotear de las plañideras o lloronas.
    • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )

      En resúmen: recibió el torito, doce varas, siete tumbos á los piqueros, y ocho víctimas que llorará con dolor de su bolsillo el contratista de la caballeriza. Despues de todo esto, el toro, sin salir de un tercio de plaza, en el que se defendia acometiendo, tanto á la tropa de á pié como á la de á caballo.

    • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )
      El torete en toda la brega no desmintió su buena raza, pues que fué bravucon para los chicos, si bien para los piqueros de poca pujanza en la cabeza y, como ya hemos apuntado, se dolia de la vara.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ecuador (CDH )
      [...] se golpea contra los peñascos, salta convertido en espuma, se hunde en sombríos vórtices, vuelve a surgir a borbotones, se retuerce como un condenado, brama como cien toros heridos, truena como la tempestad, y mezclado luego con el otro río continúa con mayor ímpetu cavando abismos y estremeciendo la tierra, hasta que da el famoso salto de Agoyán, * cuyo estruendo se oye a considerable distancia.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ecuador (CDH )
      Tongana muge como un toro herido y aprieta un brazo de Cumandá murmurando:

      — ¡Acepta o morirás!

    • 1879 Selgas Carrasco, J. Hechos [1889] Esp (CDH )

      Eso sí; todos los días tendremos toros y cañas, y al que no pueda poner pies en polvorosa y tomar las de Villadiego, no le arriendo la ganancia. Sí, señor; todo vendrá como de molde, repicarán recio, habrá que desternillarse de risa, y vuelta á las andadas.

    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ecuador (CDH )
      Un toro negro, lucio, con su cara de braveza apacible, va subiendo mugiendo lentamente: allá en la cumbre está una vaca pintada, la cual tiene con él sus primeros amores. Doy que al pié de esta culta prominencia corra un arroyo saltando por entre guijos blancos, cubiertas sus orillas de retamas odoríferas: esta colina agraciada, elegante, voluptuosa si gustais, es el ingenio.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ecuador (CDH )
      El escudo de Ayax, aforrado con siete cueros de toro, no seria resguardo harto seguro contra esa lengua horripilante que se viene vibrando como culebra enfurecida. Ya embisten, ya sueltan el brazo, ya causan la herida larga como la cuarta., Qué los detiene? porqué retroceden aterrados los jinetes?
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] 287 Cuba (CDH )
      Y allí tenían efecto también éstas de cuando en cuando, sobre todo siempre que se le antojaba a S. E. obsequiar a sus amigos y subalternos con uno de esos espectáculos que, si no bárbaro como el de las corridas de toros, no dejan de ser crueles y sangrientos.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] 51 Cuba (CDH )
      Muy pocos días iban a la escuela; de pequeñas jugaban a los soldados y al toro con los pilluelos de la calle del Entenado; y de mayores, las dos ventanas de la casita las tenían siempre asomadas a los antepechos, llenas de rosas las cabezas y de sonrisas los labios.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 116 Esp (CDH )
      Esta noche entré en el cuarto de Leopoldito, y te digo que parece un biombo de una zapatería de portal; la pared llena de mamarrachos pegados con obleas, escenas de toros, caricaturas de periódicos...; en fin, indecentísimo, y cada cosa por su lado, todo revuelto; mucho olor de potingue de botica, porque el chico es una lacería [...].
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      Con una frase que conservo en la memoria, calificó Pez aquel carácter vanidoso, aquel temperamento inaccesible a toda pasión que no fuera la de vestir bien. Dijo este gran observador que era como los toros, que acuden más al trapo que al hombre.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      La Ilustración francesa se había dejado en un arranque de patriotismo; por culpa de un grabado en que aparecían no se sabe qué reyes de España matando toros. Con ocasión de esta medida radical y patriótica se pronunciaron en la junta general muchos y muy buenos discursos en que fueron citados oportunamente los héroes de Sagunto, los de Covadonga, y por último los del año ocho.
    • 1885 Martí, J. Lucía Jerez [1994] 160 Cuba (CDH )
      [...] y a veces órgano, algunas de sus delicadas composiciones, no aquellas en que se hubiera dicho que el mar subía en montes y caía roto en cristales, o que braceaba un hombre con un toro, y le hendía el testuz, y le doblaba las piernas, y lo echaba por tierra, sino aquellas otras flexibles fantasías que, a tener color, hubieran sido pálidas, y a ser cosas visibles, hubiesen parecido un paisaje de crepúsculo.
    • 1886 Blasco, E. Contemporáneos [1905] 107 Esp (CDH )
      [...] excitar á la vez todos los nervios de una concurrencia de dos mil quinientas personas, obligarla á levantarse de su asiento, aplaudir frenéticamente con un entusiasmo diez veces mayor al que produce la entrada de un conquistador ó la inútil habilidad de meter una espada en los rubios de un toro... Gayarre es la expresión de los tiempos modernos.
    • 1886 Blasco, E. Contemporáneos [1905] 141 Esp (CDH )
      Cuando se recuerda que para quinientos mil habitantes apenas tenemos en Madrid seis casas de baños, y cuando en plena fiesta de toros, delante de las señoras, ricamente prendidas á la española, se lanzan á toda voz las palabras más indecentes á manera de gracia, ya se comprende un poco más que el hombre atildado y que pone empeño en separarse un poco de esta manera de ser nacional sea objeto de burlas, y aun se viene á las mientes la frase de un madrileño famoso á un literato principiante: — Tú tienes mucho talento, pero te vistes demasiado para el pueblo en que vives.
    • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Argentina (CDH )

      ¡Pues no que, de no ser por eso y de no creerlo así, se habría mostrado tan listo, se habría puesto tan en cuatro él por pagar!... Como no hubiese ido hasta echarle la capa al toro... Estaba muy bueno, muy bonito, sonaba muy bien lo de la honra, pero el provecho quedaba en casa...

    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      «Es un mareo. Si no lleva usted panderetas con figuras de toros, chulos u otras porquerías así, se lo comen vivo. Veremos si encuentro algunas acuarelas. También necesito mantas, moñas de toros, y trataré de encontrar algún cacharro de carácter. No hay peor calamidad que ser amigo de coleccionistas.» Estupiñá, que en aquella temporada frecuentaba el trato de Moreno, por haberle éste confiado la administración de su casa de la Cava, se presentó dispuesto a llevarle todo el contenido de las tiendas de Madrid para que escogiese.
    • 1887 Rabasa, E. Gran ciencia [1948] México (CDH )
      — Ya lo creo, como que en el pueblo iría por agua a la fuente y lazaría toros.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] 67 Uruguay (CDH )
      "¡Santiago, y cierra España!" rugió el gobernador con furia extrema, y cayó sobre el postulante como un toro, rodando los dos por el suelo.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Uruguay (CDH )
      Encontróse de pronto en un sitio descubierto tapizado de césped, en el que sólo se alzaban las «sombras de toro», hacia al fondo, junto a unas piedras, y apacentaban varios caballos vigorosos.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] Esp (CDH )
      Desde aquel día merendó Andrés muy a menudo en casa de Tolín, y fue muchas tardes con éste, y a expensas de éste, a los volatines de la plaza de toros, donde Barraceta hacía la rana a las mil maravillas, y la famosa Mad. Saqui, la Ascensión al Monte de San Bernardo, por una cuerda inclinada desde la sobrepuerta de los chiqueros al tejado de enfrente.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Perú (CDH )
      Entraron en una sala espaciosa, cuyas paredes estaban empapeladas con un papel color sangre de toro con dorados y grandes pilastras de oro también formando esquinas; las puertas y ventanas, cubiertas con cortinajes blancos como el armiño, coronados por su sobrepuesto de brocatel grana y cenefa dorada, recogida por cordones de seda.
    • 1895 Lpz Bago, E. Separatista [1997] 272 Esp (CDH )
      "¡Mi Virgen, dame fuerzas y agilidad para jugar con Lico al toro, a los bolos, a la pelota y a todo lo que él quiera!". No volvió a reñirla, y, a medida de los años, fue también mayor la medida de este fraternal afecto. Juzgóse, como hermano mayor, como primogénito, y en virtud de la misma ausencia del padre durante la guerra, obligado a reemplazarle en la protección de la adorable niña.
    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Colombia (CDH )
      Le he ofrecido ir a San Sebastián y a Biarritz, para donde se la llevó Paco a ver toros.
    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Colombia (CDH )
      Hubo una discusión entre las dos notabilidades respecto del que escribiría la fórmula, y al fin el hombre de la barbilla castaña trazó en el papel signos que equivalían a una dosis de sal de Inglaterra, calculada para purgar a un toro de Durham.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] 223 Esp (CDH )
      —¿Quién dice que no? ¿Ha soñado usted con cajas vacías? Porque eso es señal de herencia segura. / —¿Y tú, qué has soñado? / —¿Yo? Anoche, que nos encontrábamos con un toro negro. / —Pues eso quiere decir que descubriremos un tesoro escondido... Mira tú, ¿quién nos dice que en esta casa antigua, que habitaron en otro tiempo comerciantes ricos, no hay dentro de tal pared o tabique alguna olla bien repleta de peluconas? /
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Esp (CDH )
      Si vale comparar rostros de personas con rostros de animales, y si para conocer a la Burlada podríamos imaginarla como un gato que hubiera perdido el pelo en una riña, seguida de un chapuzón, digamos que era la Casiana como un caballo viejo, y perfecta su semejanza con los de la plaza de toros, cuando se tapaba con venda oblicua uno de los ojos, quedándose con el otro libre para el fisgoneo y vigilancia de sus cofrades.
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] 145 Esp (CDH )
      [...] toda la miseria del mercado, los náufragos del trabajo, que, con el cuero rayado a palos, el estómago contraído y las excoriaciones inflamadas por las moscas verdosas y panzudas, esperaban la llegada del contratista de las corridas de toros o del mendigo, que aún sabrían utilizarlos.
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Esp (CDH )
      Más allá de los puentes, al través de sus arcos de piedra, veíanse los rebaños de toros, con las patas encogidas, rumiando tranquilamente la hierba que les arrojaban los pastores, o andando perezosamente por el suelo abrasado, sintiendo la nostalgia de las frescas dehesas, plantándose fieramente cada vez que los chicuelos les silbaban desde los pretiles.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      Se dirigió a la mesa donde tenía costumbre de sentarse todas las noches, y saludó a dos jóvenes que allí estaban discutiendo sobre la corrida de toros de la tarde anterior.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      Don Serapio se moría por la ópera y los toros, y después de Dios ponía a Gayarre y a Frascuelo. Casi siempre hablaba gritando, como no se lo impidiera las ronqueras que solía coger y que le obligaban a llevar al cuello, como medida preventiva, un pañuelo de lana.
    • 1898 Rubén Darío Roma [1950] 271 Cuentos Nicaragua (CDH )
      Presenciaba los regocijos primaverales tomando en ellos parte, y veía saltar gozoso el chorro de la sangre del puerco votivo, del toro de la ofrenda; y luego, coronado de hojas frescas, me internaba por los bosques, saturando mi cuerpo infantil de las esencias del campo, con la confianza en la bondad de los númenes contentos, en la virtud de la suovetaurilia propiciatoria.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      [...] se acercaba al frondosísimo naranjo donde rumiaba el toro negro, y le daba su ración de ricos vástagos de plátano. Volvía entonces al corredor de la casita, y se sentaba muy contento en el banco de madera, con los pies empapados de rocío, dulcísimo de genio, salpicada la frente de sudor.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      Los perros vigilaban entretanto, gruñían los marranos en la repuesta corraleja, el toro rumiaba lentamente debajo del naranjo, el pollino se hartaba de malejo allá en el cobertizo, zumbaba la quebrada con monótono rumor entre las márgenes de rocas, los grillos chirriaban en contorno su penetrante cavatina, y Encarnación y Gertrudis, sentadas en el pretil del corredor, fumaban con deleite su tabaco.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Toro. [...] m. Mamífero rumiante, de unos dos metros y medio de largo desde el hocico al arranque de la cola, y cerca de metro y medio de altura hasta la cruz; cabeza gruesa armada de dos cuernos, piel dura, con pelo corto, y cola larga, cerdosa hacia el remate. Es fiero, principalmente cuando se le irrita; pero, hecho buey por la castración, se domestica y sirve para las labores del campo.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )

      A un lado, la línea oscura y ondulada de los pinos de la Dehesa, que separa la Albufera del mar; la selva casi virgen, que se extiende leguas y leguas, donde pastan los toros feroces y viven en la sombra los grandes reptiles, que muy pocos ven, pero de los que se habla con terror durante las veladas.

    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Un rebaño de toros pastaba en la playa de juncos y charcas lindante con la Dehesa. Algunos de ellos habían pasado á nado á las islas inmediatas, y hundidos en el fango hasta el vientre rumiaban entre los Carrizales, moviendo con fuerte chapoteo sus pesadas patas.
    • 1902 Díaz Rdz, M. Sangre Patricia [1925] 34 Venezuela (CDH )
      Probó toda la tristeza de la llanura, el desolado paisaje verde, y saboreó el deleite sano de reducir el potro cerrero y de tumbar toros bravíos. Llevó de rancho á rancho la locura del amor en su presencia, y la locura del joropo en su guitarra.
    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] Esp (CDH )

      ¡Pan y toros, y mañana será otro día! Cuando hay, saquemos tripa de mal año, luego... ¡no importa!

      Tal el alma castiza, belicosa e indolente, pasando del arranque a la impasibilidad, sin diluir una en otro para entrar en el heroísmo sostenido y oscuro, difuso y lento, del verdadero trabajo.

    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] Esp (CDH )

      El valor, valor de toro. «¡Ve a vencer!», dice arrogantemente el rey a Rodrigo de Vivar en Las mocedades del Cid, y en éstas, al morir Rodrigo Arias, repite a su padre: «Padre, ¿he vencido, he vencido? ...; yo muero, padre, ¿he vencido?»

    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Chile (CDH )
      Obstinada, volvía luego su mente á su lamentable preocupación, con embestidas de toro furioso sobre la muleta roja que lo exaspera.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Chile (CDH )
      Sobre los anchos hombros, la cabeza abultada, en la que la frente pequeña de hombre testarudo era el rasgo característico, le daba el aire de los toros que de una embestida hacen huir, precipitados, á banderilleros y á espadas.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 379 Esp (CDH )
      Son dos apariciones de antaño —morenos, mostachudos, serios—, estatuas de la lealtad monárquica. Ayer he visto a estos mismos alabarderos, en la corrida regia, resistir con las alabardas, al pie del palco que ocupaban las reales personas, la arremetida del toro. Sería un bonito asunto de cuadro, un Zuloaga.
    • 1905 Rubén Darío Cantos vida [1995] Nicaragua (CDH )
      / Porque entra en tu gran tesoro / El diestro que mata al toro, / La niña de rizos de oro, / Y con el bravo torero, / El infante, el caballero, / La mantilla y el pandero.
    • 1905 Rubén Darío Cantos vida [1995] 429 Nicaragua (CDH )
      / Velas de los Colones / Y velas de los Vascos, / Hostigadas por odios de ciclones / Ante la hostilidad de los peñascos; / O galeras de oro, / Velas purpúreas de bajeles / Que saludaron el mugir del toro / Celeste, con Europa sobre el lomo / Que salpicaba la revuelta espuma.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Perú (CDH )
      / Él, con un golpe, desjarreta un toro: / entra con su machete en el boscaje / y en el amor con su cantar sonoro; / porque el amor de la mujer ingrata / brilla sobre ese espíritu salvaje, / como un iris sobre una catarata...
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Perú (CDH )
      / Flexible lazo resonó un instante / sobre sus finas astas, y sujeto / el toro quedó al fin; pero el vibrante / lazo estalló de la nerviosa amarra / con la viril sonoridad de un reto, / cual revienta el bordón de una guitarra... / Y la fiera siguió... / Llegó hasta el mismo / corredor de la estancia.
    • 1907 Rubén Darío Canto errante [1977] 315 Nicaragua (CDH )
      / En la pampa solitaria / todo es himno o es plegaria; / escuchad / cómo cielo y tierra se unen en un cántico infinito; / todo vibra en este grito: / ¡Libertad! / Junto al médano que finge / ya un enorme lomo equino, ya la testa de una esfinge, / bajo un aire de cristal, / pasa el gaucho, muge el toro.
    • 1907 Rubén Darío Canto errante [1977] 319 Nicaragua (CDH )
      / Lleva colgado al cuello un quetzalcoatl de oro; / lleva en los pies velludos caites de piel de toro; / y alza la frente, altivo como un joven león.
    • 1889-1909 Echeverría, A. J. Poesías [1953] 223 Concherías Costa Rica (CDH )
      / Ahora, dime con franqueza, / ¿cómo no ha de estar muy feo / el que pasó la existencia / luchando con usureros, / en una lidia reñida / con torazos de alto juego, / a los que cuesta clavarles / banderillas de tres pesos? / Que venga aquí Mazantini / pa que sepa lo que es bueno, / y conozca lo que cuesta / trabajar ganao matrero; / si al punto no se la corta / es que no la tiene, ¡cuerno! / Que estoy con la cara ajada; / que estoy consumido y feo, / cosas son éstas que vienen / con el rodar de los tiempos.
    • 1905-1909 Echeverría, A. J. Concherías [1953] 128 Concherías Costa Rica (CDH )
      / "Nadie le pone la pata" / en asuntos de pelea, / y si "arrebata" el machete / no queda en el prado yerba; / y lo mismo "despalota" / que tiende alambre en la cerca, / o amansa un par de novillos, / o monta una mula nueva, / o saca suertes a un toro / sin cobija ni vaqueta.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      Devolvéis a su patria agreste los toros que otras generaciones capturaron y enloquecieron para diversión estúpida, y los dejáis recorrer con pezuña tarda y poderosa, leguas y leguas de dominio. Guardáis los rebaños del silencio, riquezas que gentes lejanas pesan y cotizan, aquí figuras de verdad y de belleza. Hacéis que el bárbaro testuz, en la gloria robusta de sus astas, se yerga sobre los altos haces silvestres, y que resplandezca el atento y magnífico espejo de los ojos bestiales. Pobláis el sombrío paraíso de los solos habitantes dignos de él.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      Si deseáis libraros del veneno de los celos, trenzad el toroca'á y si al día siguiente veis la yerba destrenzada por el asta ardiente del toro, podéis ir tranquilas.
    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Ñor Julián, cholote panzudo, peliparado, afeitado de barba y boca, con camisa gris de lana, pañuelo de seda arrollado al pescuezo robusto de toro, banda de redecilla que ciñe por bajo del vientre el calzón pardo de casimir y calzado con zapatos burdos de becerro amarillos.
    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Y siguen las paseos al Puente de las Mulas, y a la Catarata del Brasil, y a la romería de Esquipulas, y a la Pasada de la Negrita, y turnos, toros, retretas, juegos de pólvora y... ¡la mar!... El viejo estaba embobado en la conquista y ésta le chupaba la sangre y los reales con vigor de tromba marina.
    • 1910 Navarro, A. Peña La Peña (21/03/1910) Esp (CDH )
      Confiterito, que se encontró con la dificultad del balanceo que el de Bañuelos tenía que hacer, al acudir á la muleta, por la fractura sufrida, se precipitó para entrar á matar, y por no tener en cuenta precisamente esa circunstancia, fué alcanzado á la salida por el torillo, que le infirió un puntazo de ocho centímetros de profundidad, por tres de extensión, que le impidió continuar la lidia; dando fin de la corrida, Moreno de San Bernardo.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      — Qué más quisiera yo —replicaba el cura— que cambiar la estola por una muleta, y en vez de ayudar a bien morir ponerme a matar toros.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      Don Juan era un manchego apático y triste, muy serio, muy grave, muy aficionado a los toros. No perdía ninguna de las corridas importantes de la provincia, y llegaba a ir hasta las fiestas de los pueblos de la Mancha baja y de Andalucía.
    • 1912 Azorín Castilla [1972] Esp (CDH )
      Simón, el pregonero, se pone en medio de la plaza y principia a vocear: «¡Manda el rey ...!». De pronto surge un torazo tremendo, iracundo, con los cuernos en alto. Se produce en la multitud de mozancones un movimiento de pánico; se retiran todos corriendo hacia las talanqueras, escalan los y carromatos. Se levanta un ensordecedor clamoreo.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] República Dominicana (CDH )
      El mar cabrillea deshilando sus randas de espuma en la arena de la Playa del Retiro, y muge con ternura de toro en celo en las peñas del acantilado, sostén de la Torre del Homenaje, en donde él está recluso.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] República Dominicana (CDH )

      En el recreo dividíanse en corros o se aislaban. Los mayores conversaban o leían; los demás jugaban a los toros, fingiendo uno de bicho con un palo en los dientes a guisa de cuernos, o bailaban trompos, que recogidos en la palma de la mano eran lanzados de punta al canto de monedas o botones, y ya al morir de cabeza, a lo cual llamaban la moteca [...].

    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Encerrado en la cueva de Altamira, Goya hubiera sido el pintor de los uros o toros salvajes. Hombre sin edad, ni historia, Goya representa —como acaso España— una forma paradójica de la cultura: la cultura salvaje, la cultura sin ayer, sin progresión, sin seguridad; la cultura en perpetua lucha con lo elemental, disputando todos los días la posesión del terreno que ocupan sus plantas. En suma, cultura fronteriza.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      «Madrid, ¡oh! ¿Ves la calle de Alcalá en un día de toros con Bombita? (Creo que no puedo concretarte motivo de mayor animación...) Pues así están todos los días y a todas horas, de gente y de coches, los bulevares y cualquier calle del centro de París. Pero, además, ¡qué diferencia de todo con todo!
    • 1914 Unamuno, M. Niebla [1995] Esp (CDH )
      Y abomina del género festivo de los revisteros de toros, sacerdotes del juego de vocablos y de toda la bazofia del ingenio del puchero.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] 145 El Salvador (CDH )
      ¡Cuatro años sobre las puntas de los pies, sin bajar brazos, que ofrendan a los manes de los héroes una corona de laurel! Es la postura de la Victoria de bronce, fa misma del torero clavándole al toro un par de banderillas.
    • 1916 Azuela, M. Abajo [1991] México (CDH )
      Este, como toro a media plaza, volvió sus ojos extraviados. Le rodeaban Luis Cervantes, Anastasio, el Manteca y otros muchos.
    • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Esp (CDH )

      [...] se domina todo: las otras azoteas, los corrales, donde la gente, olvidada, se afana, cada uno en los suyo —el sillero, el pintor, el tonelero—; las manchas de arbolado de los corralones, con el toro o la cabra; el cementerio, a donde a veces llega, pequeñito, apretado y negro, un inadvertido entierro de tercera [...].

    • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Esp (CDH )
      Pasan a su lado todos los tropeles —los toros, las cabras, los potros, los hombres—, y ella, tan tierna y tan débil, sigue enhiesta, malva y fina, en su vallado solo, sin contaminarse de impureza alguna.
    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Uruguay (CDH )

      De pronto las vacas se removieron mansamente: a lento paso llegaba el toro. Y ante aquella chata y obstinada frente dirigida en tranquila recta a la tranquera, los caballos comprendieron humildemente su inferioridad.

    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Uruguay (CDH )
      — ¡El toro, Barigüí! El puede más que los alambrados malos.
    • 1918 Rdz Navas Carrasco, M. DiccGralTécnHispanoamericano (NTLLE)
      Toro. m. Zool. Mamífero cavicornio, rumiante, artiodáctilo, cuya hembra es la vaca; la coloración de su pelaje varia mucho; vive en España y en los paises que en otro tiempo estuvieron sometidos a los españoles.
    • 1918 Vallejo, C. Heraldos [1985] Perú (CDH )
      Al portón de la casa / que el tiempo con sus garras torna ojosa, / asoma silenciosa / y al establo cercano luego pasa, / la silueta calmosa / de un buey color de oro, / que añora con sus bíblicas pupilas, / oyendo la oración de las esquilas, / su edad viril de toro! /
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bolivia (CDH )
      Los toros, amarrados en sus estacas y tendidos en el suelo, rumiaban gravemente y en silencio; en sus pieles erizadas había congelado el rocío y de sus flancos se escapaba un vapor ligero y tenue; las ovejas hacían grupo en medio del corral, y dormitaban pegadas unas a otras formando un solo montón.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bolivia (CDH )
      Cincuenta pesos costaba un torillo, un burro, una excelente piel de tigre. Debía rebajar.
    • 1919 Magón Negligencia [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      ¿Y qué era aquello que no acababas nunca de meterte, haciendo cortesías como un porfiado de circo de toros?
    • 1920 Carmen Lyra Cuentos Tía Panchita [2003] Costa Rica (CDH )
      Pero el muchacho pensó que seguramente pasaría como con la creciente y el tigre, y más bien se rió de los aspavientos del toro, que pasó a su lado cual un huracán, sin causarle el menor daño.
    • 1921 Pellicer, C. Tempestad [2002] Antología México (CDH )
      / Los toros intrépidos y las vacas pintadas / soplan corneta o cornetín.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] 252 Esp (CDH )
      Durante los cuatro primeros años de seminario, en los cuales se estudia con preferencia el latín, me apliqué a dominar esta lengua; ellos concluyeron los cuatro cursos sabiendo menos latín que un toro de Miura. Yo tenía afición a los idiomas.
    • 1924 Pellicer, C. Suite [2002] Antología México (CDH )
      / El motor que perfora el aire espeso / algo tiene de bólido y de toro.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Colombia (CDH )
      Mientras tanto, en el arrebol que abría su palio inconmensurable dardeó el primer destello solar, y, lentamente, el astro, inmenso como una cúpula, ante el asombro del toro y la fiera, rodó por las llanuras, enrojeciéndose antes de ascender al azul.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Colombia (CDH )
      Unas veces dejaban matar los caballos, entregándolos estúpidamente a los toros; otras, se dejaban coger de la soga, o al colear * sufrían golpes mortales; muchos se volvían a juerguear con Clarita; éstos derrengaban * los rangos apostando carreras, y nadie corregía el desorden ni normalizaba la situación, porque ante el señuelo del próximo viaje a las caucherías ninguno pensaba en trabajar cuando estaba en vísperas de ser rico.
    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] Esp (CDH )
      Otro documento es el voto particular que presentó Silvela al Consejo de Estado acerca de la aplicación de la ley del Descanso dominical a las corridas de toros. Decayeron éstas en extremo al ser prohibidas en domingo, viéndose lo frágiles que son las aficiones populares que parecen más arraigadas y cómo dependen de accidentes.
    • 1926 Maeztu, R. Quijote [1981] 93 Esp (CDH )
      "Por dondequiera que fuí — la razón atropellé, — la virtud escarnecí, — a la justicia burlé — y a las mujeres vendí", añade, según Zorrilla. Estamos los hombres condenados a ser ovejas en la plaza, pero llevamos también un lobo dentro. Mejor toro un año que buey un siglo, dice un proverbio ruso.
    • 1926 Maeztu, R. Quijote [1981] 110 Esp (CDH )
      Su criado Sempronio describe su estado diciendo que anda "perdido el sentido, cansado el cuerpo, la cabeza vana, los días mal durmiendo, las noches todas velando, dando alboradas, haciendo monos, saltando paredes, poniendo cada día la vida al tablero, esperando toros, corriendo caballos, tirando barras, echando lanzas, cansando amigos, quebrando espadas, vistiendo armas y otros mil actos de enamorado, haciendo coplas, pintando motes, sacando invenciones".
    • 1927 Arévalo Mtz, R. Rosas Engaddi [1927] 82 Guatemala (CDH )
      / Al sonar de los coros de toros / en las noches bañadas de luna / cuál responden las grandes vacadas / ¡y qué coros aquellos, qué coros! / Va subiendo el compás.
    • 1927 Arévalo Mtz, R. Rosas Engaddi [1927] Guatemala (CDH )
      / Y así acusé a los hombres: — Malos seres, / ya no busquéis dulces cabezas de oros; / ¿cómo buscan regazos de mujeres / los mismos que mutilan a los toros? / Bajo la misma luz del padre día, / para todos los seres dulce y bueno, / mientras la misma tierra sostenía / víctimas y verdugos en su seno, / a esos seres humildes y pujantes / que os ayudaron en jocundas siembras, / sin oír sus mujidos suplicantes / los dejásteis sin fuerzas y sin hembras.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )

      Al otro día comparece en la casa montañera. Gracias y extremos por tanta mercancía. Aún la tienen apilada en la tarima; sino que Proto, el menor de los tres varones, un tagarote como un toro, se ha puesto su cobija a guisa de capa, y se pasea, muy ufano, haciendo posturas y bobadas.

    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Venezuela (CDH )
      Alguna ceja de palmar allá en el horizonte, tal vez un relincho de caballo salvaje a lo lejos, respondiéndole quizás a un bramido de toro más o menos cimarrón y, por qué no también, cerca de nosotros, un melancólico canto de soisola. El llano es todo eso: inmensidad, bravura y melancolía.
    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] 114 Venezuela (CDH )
      Pero si dije que probablemente oí entonces el bramido salvaje de un toro, bien he podido agregar que en el aire sereno aleteaba la ternura de un blanco vuelo de garzas.
    • 1929 Villalón, F. Romances del 800 [1998] Esp (CDH )
      / Si no se me parte el palo, / aquel torillo berrendo / no me hiere a mí el caballo.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] 51 Esp (CDH )
      Gran parte del público aplaudió, sobre todo los mozos, que subrayaron con gritos lo de las corridas: «¡Eso es, queremos toros, toros!» Don Arturo, que era concejal y que había tomado frente al pueblo la defensa de la luz, a cambio de su representación, se levantó para contestarles: «Señores, no hay que mezclar patatas con rábanos. La luz es una cosa; los toros, otra. Ahora estamos tratando de la luz. Y digo, con perdón, que los que se oponen a ella son unos salvajes...»
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )

      A los románticos de todos los tiempos les dislocaban estas escenas de violación, en que lo natural e infrahumano volvía a oprimir la palidez humana de la mujer, y pintaban al cisne sobre Leda, estremecido; al toro con Pasifae y a Antíope bajo el capro. Generalizando, hallaron un espectáculo más sutilmente indecente en el paisaje con ruinas, donde la piedra civilizada, geométrica, se ahoga bajo el abrazo de la silvestre vegetación.

    • 1931 Guillén, N. Sóngoro [1974] 130 Cuba (CDH )
      Semillas las de tus ojos / darán sus frutos espesos: / y si viene Antonio luego que / ni en jarana pregunte / cómo es que tu estás aquí... / Mulata, mora, morena, / que ni el más toro se mueva, / porque el que más toro sea / saldrá caminando así [...]. /
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Venezuela (CDH )
      Adelante, como toro madrinero, * y atrás, los veinte indios. ¡Ah, malhaya del pobre que tropiece con Matías! Al pobre que encuentre lo mata, ¡ah, malhaya! Montaba en un potro que hedía a azufre y echaba candela, y, por eso, desde lejos, la gente lo veía venir. Estaba la noche cerrada como pluma, de zamuros. *
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Uruguay (CDH )

      Así nació la pulpería y los depósitos de cueros y lanas; el galpón de las esquilas, los establos de los toros y los carneros finos; luego la carpintería y la escuela; después la huerta, las arboledas, los grandes bretes para las ovejas y las mangueras de palo a pique; y por último, la grasería, una atropellada de la industria en la estancia.

    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Uruguay (CDH )
      Él no juega, ni pita, ni matea, ni tiene parejeros. Nunca lo vide de manos crusadas. ¡Cristiano bárbaro pa' el trabajo y pa' gastar serros de esterlinas en toros, carneros, garañones pa' las manadas burreras, alambraus, sercos, calsadas!, ¿qué se yo?...
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Argentina (CDH )
      El alma de Rosas divaga por los bosques y el toro campeón y el crack son los ídolos de ese excelente jinete y administrador de estancias. Sarmiento hizo un parque de su solar y la selva botánica y zoológica completa en la fisonomía los rasgos esenciales del político bárbaro.
    • 1934 Storni, A. Mundo [1990] Argentina (CDH )
      El Río de la Plata, / musculoso brazo derecho, / acciona / articulado al torso de hierro de la ciudad: / con sus dedos nerviosos / toma en racimo a los emigrantes, / los desparrama en el puerto; / conduce los seres reparados / a sus tierras natales; / toca con la uña / del dedo mayor / a Montevideo; / para con sus puños terrosos / los toros azules del Atlántico; / alimenta sobre sus palmas / las grandes mariposas blancas de los veleros; / teje una túnica de gasas húmedas / para su cuerpo descarnado y cúbico / y levantándolo / por encima del hombro / alcanza los verdes lunares / del Paraná. /
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Venezuela (CDH )
      — Quiere decir —observó Marcos— que lo del burrito y el toro sucede a veces al revés.

      — Justamente. Aquí el toro, a toda punta, fue el comisario. Un hombre que debiera estar en un presidio el tal Pantoja. O mejor dicho: Cholo Parima, pues según algunos que han estado por el Atabapo ése es el verdadero nombre del comisario.

    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Venezuela (CDH )

      — Ahí tiene la historia de Venezuela: *un toro bravo, tapaojeado y nariceado, conducido al matadero por un burrito bellaco.

      A lo que replicó Marcos:

      — ¡Ya ve, don Manuel! Eso es lo que yo llamo calzarse a la medida. En el colegio de Ciudad Bolívar quisieron meterme en la cabeza la historia escrita de Venezuela y nunca logré entenderla, mientras que ya me la explico toda.

    • 1937 Palés Matos, L. Tuntún [1978] Puerto Rico (CDH )
      Al bucanero la res salvaje: / toro montuno, vaca mañera.
    • 1937 Palés Matos, L. Tuntún [1978] 183 Puerto Rico (CDH )
      / ¡A bailar! / Dale a la popa el valiente / pase de garbo torero, / que diga al toro extranjero / cuando sus belfos enfile / hacía tu carne caliente: / —Nacarile, Nacarile, / Nacarile del Oriente—.
    • 1937 Pellicer, C. Pausa [2002] 295 Antología México (CDH )
      Con su sombra metálica / endosela el mezquite siestas largas. / Un toro y una nube y el arbusto. / (Se hace el ojo al espacio, juega y carga.) / Así es el verde quieto, la esperanza / de escultórico juego en el paisaje. / En los cambios de cielo hay un celaje / inmóvil, que se borra en su constancia. /
    • 1939 Azaña, M. Velada Benicarló [1980] Esp (CDH )
      Nos conducimos como gente sin razón, sin caletre. ¿Es preferible conducirse como toros bravos y arrojarse a ojos cerrados sobre el engaño? Si el toro tuviese uso de razón no habría corridas.
    • 1940 Bioy Casares, A. Invención Morel [1984] Argentina (CDH )
      Eres la inundación en los llanos, con toros, yeguas, tigres, arrastrados urgentemente por las aguas. Y tú, Elisa, entre lavanderos chinos, en cada recuerdo pareciéndote más a Faustine; les dijiste que me llevaran a Colombia y atravesamos el páramo cuando estaba bravo; los chinos me cubrieron con hojas ardientes y peludas de frailejón, * para que no muriera de frío; mientras mire a Faustine, no te olvidaré, ¡y yo creí que no te quería!
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      / Metido el tiempo en tu mirada, calla... / pero con un silencio acorralado... / silencio de los ojos de los toros... / silencio de cuchillo no guardado.
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      / Oigo tu clima y toro desatados; / el aguacero preñador de ríos; / el huracán: escoba de nublados.
    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )
      ¿Qué toros, señora? Porque supongo que no se referirá a la faena que nos han hecho ustedes.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 20 Perú (CDH )
      Habían tenido cuatro hijos y tres hijas. Abram, el mayor, era un diestro jinete; el segundo, Pancho, amansaba toros con mano firme; Nicasio, que le seguía, labraba bateas y cucharas de aliso que eran un primor, y el último, Evaristo, algo entendía de acerar barretas y rejas de arado. Estas resultaban, en verdad, sus habilidades adicionales.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Perú (CDH )
      En lo mejor, Benito Castro, que estaba escondido en algún rincón, aparecía a toda carrera imitando los mugidos del toro o los rugidos del puma. Los chicuelos huían en todas direcciones, ponchos y polleras al viento, y él cogía a alguno para zarandearlo como si lo fuera a despedazar.
    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 44 Panamá (CDH )
      Las mujeres (que nunca han de faltar) –chillaban presas del pánico cada vez que la bestia, enloquecida por los ladridos, arremetía contra alguien... Recuerdo que aquel toro furioso me hizo pensar en Hitler. Lo había visto en un diario, caricaturizado, todo erizado de armas, convertido en una furia satánica, arrasando poblaciones tranquilas, indefensas, pacíficas...
    • 1924-1945 Mistral, G. Ternura [1996] Chile (CDH )
      El Toro carga al niño, / al hombre y la mujer, / y el Toro carga el mundo / con tal que se lo den.
    • 1924-1945 Mistral, G. Ternura [1996] 60 Chile (CDH )
      / Duérmete así lamido, / por el Toro de Seth.
    • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] Esp (CDH )
      Citas curiosas de los toricos hay en nuestros clásicos. En El Lazarillo de Tormes, al principio, se habla de uno que había en Salamanca, ciudad, en el puente sobre el río.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] México (CDH )

      Todavía están llenos el corredor y el patio: aquí se habla de los toros en Aguascalientes, allá de cómo fue hallado exánime Luis Gonzaga Pérez; alguien está a punto de reír; muchos parecen olvidar el motivo que los congrega; pero no faltan oportunos que enderecen la reunión por senderos fúnebres o inviten a rezar otro rosario de Ánimas.

    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Patilludo, de mí se ha dicho que soy un Pepe-Hillo desconocido que ha de actuar en la próxima corrida, y que espero que Goya ocupe su asiento en la grada de la inmensa plaza para brindarle —estoque y redecilla— el único toro que nunca he de matar, y Antonio Espina refiriéndose también a esos palotes de mi cara ha dicho:
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] 791 Esp (CDH )
      ¡Qué videncia final la de su espíritu para atisbar el lago de sangre que encierra el fondo de las plazas de toros y son su obsceno corazón!
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )

      [...] y los de la tierra vascuence, que disimulan con boinas azules la dureza natural de sus cráneos; y los andaluces matadores de toros, que abundan en guitarras y peleas; y los ligures fabriles, dados al vino y a la canción; y los napolitanos eruditos en los frutos de Pomona, o los que saben empuñar escobas edilicias [...].

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      Don Martín se revuelve como un toro acosado por una perrada, y, sacudiéndose, les hace fregar la vereda con los hocicos; pero los jayanes vuelven a la carga y le asestan golpes terribles. Tres veces ha caído el vasco sobre sus rodillas, y se ha levantado tres veces; mas a la cuarta no logra incorporarse, advierte que su fin está próximo y una congoja mortal se apodera de su alma.
    • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] 110 Esp (CDH )

      [...] con tantos nombres impronunciables y palabras desconocidas, mientras él se afeitaba y se lavaba la cara y se frotaba orejas y cabeza con la toalla; se veía jugando con su perra Chispa, a la que había enseñado a embestir como un toro para darle pases de muleta...

    • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Esp (CDH )
      El hombre, bramando y escupiendo espuma como un toro fogueado, nos echó de la casa a las dos, en medio de un escándalo que fué la diversión del día para toda la calle. Hipando y gimiendo lo más exageradamente posible, como debe hacerse en estos casos, nos recogimos en la casa de una hermana de mi madre, que se espantó de la inesperada compañía.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 147 Chile (CDH )
      [...] ha caído en lo más hondo del polvo, / de lo desestimado y lo vacío, / de una tal muerte inundada / de humillación, pero de la derrota / como un toro imperial saca las fauces, / escarba las metálicas arenas / y empuja el bestial paso vacilante / el minotauro boliviano andando / hacia las salas de oro clamoroso. /
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 286 Chile (CDH )
      / Me mostrarás el mar donde sardinas / y aceitunas disputan las arenas, / y aquellos campos con los toros de ojos verdes / que Villalón (amigo que tampoco / me vino a ver, porque estaba enterrado) / tenía, y los toneles del jerez, catedrales / en cuyos corazones gongorinos / arde el topacio con pálido fuego.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] 97 Argentina (CDH )
      No quiero describirla; un caos de palabras heterogéneas, un cuerpo de tigre o de toro, en el que pulularan monstruosamente, conjugados y odiándose, dientes, órganos y cabezas, pueden (tal vez) ser imágenes aproximativas.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] Argentina (CDH )
      Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre?
    • 1929-1952 Cuadra, P. A. Tierra prometida [1952] Nicaragua (CDH )
      / Toro en mi torso / —con mis cuernos en vacío / como una antigua furia que se cubre de olvido.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] 174 Cuentos Honduras (CDH )

      Primero le dio con el puño cerrado en la cara; después lo golpeó con la vaqueta que le prestó un soldado que estaba en las proximidades; luego le dejó caer "la de toro"en las espaldas cubiertas de rijiles.. El indio permanecía impasible y sólo daba señal de vida al ver hacia una lejanía que tanto podría estar sumamente remota como demasiado próxima.

    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Honduras (CDH )
      Los huevos estaban a diez por el rial. Tenía sesenta en un cumbo, arriba, en el tabanco; eran seis riales. La cosecha de naranjas bien podía venderla por tres pesos: tres pesos, seis riales. Con esto compraba un vestido o quizás dos. Las botas las sacaría fiadas. Don Aureliano se las daría para cuando pudiera vender un torete que tenía en trato...
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Machojón, según decir de esta nube de maiceros, paseaba entre las llamas y el humear de las rozas, como el torito * después que arde la pólvora, vestido de puntito de oro, de lucecitas titilantes, la cara de imagen, los ojos de vidrio, el ala del sombrero levantada de adelante, y decían que suspiraba, que por las puntitas de las espuelas le salía el suspiro lloroso, casi palabra.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] 42 Guatemala (CDH )
      Y decir que era el mismo, el manso amigo de los tetuntes, * el que andaba ahora suelto, como toro bravo entre la humazón. El señor Tomás iba y venía sobre la desobediencia del macho cerrero y ojiblanco, por donde lo llevaba el macho, sin guardarse la piedra de rayo, insignificancia * de la que saltó, no más grande que el ojo de un maíz [...].
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 156 Cuba (CDH )
      No podía darse un paso en aquel continente sin ver fotografías de niños muertos en bombardeos de poblaciones abiertas, sin oír hablar de sabios confinados en salinas, de secuestros inexplicados, de acosos y defenestraciones, de campesinos ametrallados en plazas de toros. Yo me asombraba —despechado, herido a lo hondo— de la diferencia que existía entre el mundo añorado por mi padre y el que me había tocado conocer.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cuba (CDH )
      Los marineros han quedado abajo, en la orilla, cortando pasto para los toros sementales que viajan con nosotros. Sus voces no me alcanzan. Sin pensar en ellos contemplo esta llanura inmensa, cuyos límites se disuelven en un leve oscurecimiento circular del cielo.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Guatemala (CDH )
      Algo, entender algo, discernir por nosotras mismas, pues pensaríamos que hoy los muchachos ya no se entretienen con los juegos de antes: bailar trompos, volar barriletes, pasarse de mano en mano la pelota de trapo en lo que llamaban «pajarito», y el «ratón y el gato», y la «tenta», y el «tuerto» y «andares», y «arranca cebolla». Ahora todo es lo que juegan en otras partes. Lo de aquí no sirve. Sólo lo extranjero vale, porque es extranjero. Antes jugaban a los toros. Uno hacía de toro. Otros hacían de caballo cargando a los picadores. Hoy, no. Juegos gringos. Para mejor será, pero a mí no me gusta.
    • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] Argentina (CDH )
      Me acuerdo de que el peso del toro agonizante estuvo a punto de derrumbar el piso bajo cuya abertura me hallaba para recibir la sangrienta aspersión. Más tarde he reflexionado sobre los peligros que estas sociedades casi secretas pueden hacer correr al estado si su príncipe es débil, y he terminado por reprimirlas rigurosamente, pero reconozco que frente al enemigo confieren a sus adeptos una fuerza casi divina.
    • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] 121 Argentina (CDH )
      Yo era uno de los rayos de la rueda, uno de los aspectos de esa fuerza única sumida en la multiplicidad de las cosas, águila y toro, hombre y cisne, falo y cerebro conjuntamente, Proteo que a la vez es Júpiter.
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Argentina (CDH )
      Circulaban entonces los veinte tomos de la Encyclopaedia Britannica; Buckley sugiere una enciclopedia metódica del planeta ilusorio. Les dejará sus cordilleras auríferas, sus ríos navegables, sus praderas holladas por el toro y por el bisonte, sus negros, sus prostíbulos y sus dólares, bajo una condición: «La obra no pactará con el impostor Jesucristo.» Buckley descree de Dios, pero quiere demostrar al Dios no existente que los hombres mortales son capaces de concebir un mundo.
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Argentina (CDH )
      [...] no era un atroz bastardo de tigre y potro, sino a la vez esas dos criaturas vehementes y también un toro, una rosa, una tempestad. Ese múltiple dios le reveló que su nombre terrenal era Fuego, que en ese templo circular (y en otros iguales) le habían rendido sacrificios y culto y— que mágicamente animaría al fantasma soñado, de suerte que todas las criaturas, excepto el Fuego mismo y el soñador, lo pensaran un hombre de carne y hueso.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      El torete, hasta que murió, quién sabe si desangrándose por cien chorros o de aburrimiento y hastío, revolcó y acosó al gran Merejo tantas veces como quiso y aún parece ser que algunas más, en las que se topaba, como sin querer, con el hombre que, en la espantada fuga, atropellaba al animal. La gente estaba muerta de risa, y el gran Merejo, a quien sacaron vestido de marinero como un niño de primera comunión, se dejaba llevar, de un lado para otro, con los muelles de la voluntad y del entendimiento aflojados y quién sabe si también un poco suplicantes.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] 68 Esp (CDH )
      Salía tan violento que por poco atropella al hombre de los z. b., el cual se hizo a un lado con los brazos abiertos, como cuando pasa un toro, y dijo: «Ahí va eso», mientras el otro ya se había esfumado en la puerta.
    • 1957 Laín Entralgo, P. Espera [1984] 538 Esp (CDH )
      Si la entrega del toro a la embestida no fuese "segura", no sería posible la lidia; y si, por otra parte, fuese tan previsible como la caída de una piedra —si careciese de variantes individuales y ocasionales— la lidia no podría ser un espectáculo cruento: sería una suerte de malabarismo, no una "fiesta trágica".
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Perú (CDH )
      Pensé que esas campanas debían de ser illas, reflejos de la "María Angola", que convertiría a los amarus en toros. Desde el centro del mundo, la voz de la campana, hundiéndose en los lagos, habría transformado a las antiguas criaturas.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cuba (CDH )
      Y ya baja hacia la otra vertiente, cuando clarea el matorral, y se abre el mar a sus pies: un mar sin espuma, cuyas olas mueren, con sordo embate, en las penumbras de socavones habitados por un trueno de gravas rodadas. Al atardecer está en una playa cubierta de almejas, donde unas vejigas irisadas mueren al sol, entre cáscaras de erizos pomas leonadas y guamos grandes, de los que braman como toros.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cuba (CDH )
      Y me tocaría a mí, hijo de talabartero, nieto de un castrador de toros, la suerte de ir al lugar en que nacían las gestas cuyo relumbre nos alcanzaba por los relatos de los marinos; me tocaría a mí, la honra de contemplar las murallas de Troya, de obedecer a los jefes insignes, y de dar mi ímpetu y mi fuerza a la obra del rescate de Elena de Esparta [...].
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      Miró alrededor, las mesas de manteles floreados y sillas de mimbre y los hombres morenos y vestidos de casimir peinado y gabardina aceituna que hablaban de viejas y toros y las mujeres con melenas negras y encrespadas, acabadas de salir del cine, con labios violeta y pestañas postizas.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      Yo nunca supe de dónde surgió, pero una vez que estuvo allí, había que entrarle al toro. Después algunos, como yo, encontramos las justificaciones.
    • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Esp (CDH )
      Había unos arcos de bombillas encendidas formando dibujos rojos y verdes encima de una calle ancha. En aquella calle el autobús se paró varias veces. Se llamaba la calle de Toro. El hombre saltaba del estribo a cada parada y abría la portezuela. "¡Toro, veintiséis!". "¡Toro, cincuenta!". Metía la cabeza para avisar, y, a la luz de una bombilla que se encendía —en el techo, todos mirábamos los bultos de los viajeros que se levantaban y salían.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] México (CDH )
      Embiste como ariete, con un solo cuerno de toro blindado, embravecido y cegato, en arranque total de filósofo positivista. Nunca da en el blanco, pero queda siempre satisfecho de su fuerza. Abre luego sus válvulas de escape y bufa a todo vapor.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] México (CDH )
      Los recios toros vencidos nos entregaron el orden de los bovinos con todas sus reservas de carne y leche. Y nosotros les pusimos el yugo además.
    • 1961 Benedetti, M. Poemas Hoyporhoy [1990] Uruguay (CDH )
      [...] es imposible estar seguro / pero acaso Dios sea / la soledad total / irrevocable / más grave que la tuya / o que la mía / por lo menos más grave que la mía / que es soledad tan sólo / cuando el viejo crepúsculo me mira / como un toro furioso / y yo no tengo a mano / tus sabios labios para / olvidarme de todo lo que temo [...]. /
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Esp (CDH )
      El rey, siguiendo indicaciones de varias personas, asoció el robo con la huida y determinó ir en persona a buscarlos. Así lo hizo. Pero al verle llegar la hechicera usó de sus artes para convertir en toro a su hijo, que salió al paso del anciano. El rey se sentó para contemplar al animal.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Esp (CDH )
      Una vez realizado el robo huyeron de palacio y se retiraron a una casa que poseían en sitio apartado. El rey, siguiendo indicaciones de varias personas, asoció el robo con la huida y determinó ir en persona a buscarlos. Así lo hizo. Pero al verle llegar la hechicera usó de sus artes para convertir en toro a su hijo, que salió al paso del anciano. El rey se sentó para contemplar al animal. Pero la hechicera le dejó disfrutar poco tiempo del espectáculo: el toro le embistió con todas sus fuerzas y lo mató. *
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] Esp (CDH )
      Como si de cobaya a toro nada hubiera, como si todavía nosotros a pesar de la desesperación, a pesar de los créditos. Esa cepa cancerosa comprada con divisas otorgadas por el Instituto de la Moneda. Traída desde el Illinois nativo. Y ahora, concluida.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] 15 Esp (CDH )
      Hasta que llegue ese día, con el juicio suspendido, nos limitaremos a penetrar en las oscuras tabernas donde asoma sobre las botellas una cabeza de toro disecado con los ojos de vidrio, a pasear hasta muy entrada la madrugada por la calle del Nuncio o de la Bola donde se tropieza con las raíces cortadas de lo que pudo haber sido una ciudad completamente diferente [...].
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Argentina (CDH )
      — De los toros de raza, señor.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 75 Cuba (CDH )
      Pero algo se había decepcionado de las gentes, al conocerlas mejor: esos vascos de gestos pausados, con cuellos de toro y perfiles caballunos, grandes levantadores de piedras, derribadores de árboles y navegantes dignos de codearse con aquellos que, buscando la ruta de Islandia, fueron los primeros en ver el mar endurecido en témpanos, eran tenaces en la conservación de sus tradiciones.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 126 Cuba (CDH )
      Ningún símbolo se ajustaba mejor a la Idea de Mar que el de las anfibias hembras de los mitos antiguos, cuyas carnes más suaves se ofrecían a la mano del hombre en la rosada oquedad de los lambíes, tañidos desde siglos por los remeros del Archipiélago, de boca pegada a la concha, para arrancarles una bronca sonoridad de tromba, bramido de toro neptuniano, de bestia solar, sobre la inmensidad de lo entregado al Sol...
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Argentina (CDH )
      Meter la cabeza como un toro desganado contra la masa transparente en cuyo centro tomamos café con leche y abrimos el diario para saber lo que ocurrió en cualquiera de los rincones del ladrillo de cristal. Negarse a que el acto delicado de girar el picaporte, ese acto por el cual todo podría transformarse, se cumpla con la fría eficacia de un reflejo cotidiano. Hasta luego, querida. Que te vaya bien.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Argentina (CDH )
      Pero como un toro triste hay que agachar la cabeza, del centro del ladrillo de cristal empujar hacia fuera, hacia lo otro tan cerca de nosotros, inasible como el picador tan cerca del toro. Castigarse los ojos mirando eso que anda por el cielo y acepta taimadamente su nombre de nube, su réplica catalogada en la memoria.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] México (CDH )
      Ventura la recordaba, desde hace años, sentada siempre allí, a veces con el vientre redondo y grande, otras esbelta y silenciosa, siempre ajena al trajín de las carretas colmadas de grano, a los bramidos de los toros herrados, al desprendimiento seco de los tejocotes durante el verano en la huerta plantada por el nuevo señor alrededor de la casa de campo. /
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 33 Argentina (CDH )
      Hubiera querido envenenarlo al cardenal Pompeyo, y le faltaba decisión. Así era él: un tigre en los campos de combate, y en los cónclaves una liebre. Lo envolvían, lo burlaban. Bramaba como un toro en la intimidad de nuestra casa, y regresaba a la corte pontifical, donde se esmeraba por rehacer las mallas rotas de sus intrigas.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Argentina (CDH )
      Aseguraba el griego que había domado un toro, murmurándole al oído palabras secretas, y lo había sacrificado en el Coliseo con ritos paganos, delante de un grupo de imbéciles, para aplacar, según decía, a las potencias infernales.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 77 Perú (CDH )
      Jalen muchachos, es el último esfuerzo, vamos a ver quiénes son los auténticos leonciopradinos de pelo en pecho y bolas de toro. Estábamos jalando, cuando vi la mancha, una gran mancha parda con puntos rojos que bajaba desde las tribunas de quinto, una manchita que crecía, una manchaza, "vienen los de quinto", se puso a gritar el Jaguar [...].
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 230 Perú (CDH )
      Pero es muy bruto, muy serrano, se me prendía del pescuezo y la cintura y no había modo de zafarse, le molía la espalda y la cabeza para que se alejara, pero al ratito volvía como un toro, qué resistencia. Y daba pena ver lo poco ágil que era. Eso también lo sabía, los serranos no saben usar los pies.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 32 Argentina (CDH )
      Sólo esa vez, excentrado como un matador mítico para quien matar es devolver el toro al mar y el mar al cielo, vejó a la Maga en una larga noche de la que poco hablaron luego*, la hizo Pasifae, la dobló y la usó como a un adolescente, la conoció y le exigió las servidumbres de la más triste puta, la magnificó a constelación, la tuvo entre los brazos oliendo a sangre [...].
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Argentina (CDH )
      Incapaz de moverme en mi butaca, sentía a mis espaldas como un nacimiento de fuerzas, un avance paralelo al avance de la mujer de rojo y sus seguidores por el centro de la platea, que llegaban ya bajo el podio en el preciso momento en que el Maestro, igual a un matador que envaina su estoque en el toro, metía la batuta en el último muro de sonido y se doblaba hacia adelante, agotado, como si el aire vibrante lo hubiese corneado con el impulso final.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      Su dialéctica no desdeñaba el empleo de los puños y en los claustros se comentaba aún con admiración la refriega que le había opuesto a cuatro estudiantes donjuanistas contra los que embistió como un toro, derribando por turno a tres y arrojando al último al laguito artificial del patio.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      — Si les interesa hablar de toros y encierros, todo lo que ustedes quieran... Pero de lo otro, no... Unos porque no saben y otros porque tienen miedo. Nadie les dirá una palabra.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cuba (CDH )
      Que otra persona le cuenta que vió en sueños un caballo, él llama y dice, Pancho $10 al 1. Que todavía otra persona le cuenta que sueña con un toro metido en el agua y el agua estaba llena de camarones, él va y llama a Pancho y le dice, Viejo, $5 al 16 y $5 al 30 por la incidencia.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 32 Colombia (CDH )
      La lanza de José Arcadio Buendía, arrojada con la fuerza de un toro y con la misma dirección certera con que el primer Aureliano Buendía exterminó a los tigres de la región, le atravesó la garganta. Esa noche, mientras se velaba el cadáver en la gallera, José Arcadio Buendía entró en el dormitorio cuando su mujer se estaba poniendo el pantalón de castidad.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 249 Colombia (CDH )
      Aureliano Segundo no desperdició la ocasión de festejar a los primos con una estruendosa parranda de champaña y acordeón, que se interpretó como un atrasado ajuste de cuentas con el carnaval malogrado por el jubileo. Hicieron añicos media vajilla, destrozaron los rosales persiguiendo un toro para mantearlo, mataron las gallinas a tiros, obligaron a bailar a Amaranta los valses tristes de Pietro Crespi, consiguieron que Remedios, la bella, se pusiera unos pantalones de hombre para subirse a la cucaña [...].
    • 1967 Ruiz Iriarte, V. Muchacha [1968] Esp (CDH )
      [...] al Tenis, al Náutico, a las carreras, a la playa, a los toros, a los restaurantes del barrio viejo, a los bares de Ondarreta... Después, en Marbella, te han visto mucho con un francés que se llama René y es amigo de Françoise Sagan. Y vamos, nena, a mí no puedes engañarme.
    • 1967 Ruiz Iriarte, V. Muchacha [1968] Esp (CDH )
      A la playa, a los toros, a los restaurantes, al Náutico, al Tenis y a las carreras. ¡Un jaleo! Después me fui a Marbella con René. ¡Ah, René! Un francés amigo de Françoise Sagan, calcula. Y la semana pasada —bueno, esto no sé por qué te lo digo— por mi culpa se pegaron dos socios en el Club de Campo. Por nada, ¿sabes? Porque sí.
    • 1967 Vargas Llosa, M. Cachorros [1997] 76 Perú (CDH )
      [...] y él qué le ponía, a ver, a ver, ¿quieres ser mi amiga?, no, qué bobada, quería ser su amigo y le mandaba un beso, sí, eso estaba mejor, pero era corto, algo más conchudo, * quiero ser tu amigo y le mandaba un beso y te adoro, ella sería la vaca y yo seré el toro, ja ja. Y ahora firma tu nombre y tu apellido y que le hiciera un dibujo, ¿por ejemplo, cuál? [...].
    • 1967 Vargas Llosa, M. Cachorros [1997] 76 Perú (CDH )
      Y ahora firma tu nombre y tu apellido y que le hiciera un dibujo, ¿por ejemplo, cuál?, cualquiera, un torito, una florecita, una pichulita, y así se nos pasaban las tardes, correteando tras los ómnibus del Colegio La Reparación y, a veces, íbamos hasta la avenida Arequipa * a ver a las chicas de uniformes blancos del Villa María [...].
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Argentina (CDH )
      Uno de los militares se había adelantado y lo abrazaba al Viejo palmeándole la espalda. — Los generales siempre se abrazan— ronroneaba Arteche. El doctor Guerrieri, tiene guampas y no de toro, se leía en ese cartelito que oscilaba sobre el saco del profesor de geografía. Los profesores de geografía siempre eran cabrones y los generales se alegraban de encontrarse.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Argentina (CDH )

      Fue la primera en llevarme a una Exposición Rural:me había tomado de la mano y se paseaba con un gesto imperial entre esos toros monumentales:«— Ganado de Olavarría —iba señalando—; buenos pastos, pero carne magra»; «— Old Pechham —su mano filosa se enroscaba en ese pelo enmarañado yyo sentía un escozor—; a un antepasado de éste lo hizo importar Rivadavia.»

    • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Esp (CDH )
      [...] aquello se parecía bastante a una corrida de toros, cuando el matador que quedó bien y es llamado a los medios, se lleva consigo al compañero que tuvo menos suerte con el ganado y no quedó tan bien.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 64 Perú (CDH )
      Entraron y no habían pasado dos minutos cuando la puerta se abrió como si hubiera habido un terremoto adentro, y don Cayo y la Rosa salieron dando tumbos, y el Buitre detrás, sapos y culebras y embistiendo como un toro, algo macanudo dicen, don. Su furia no era contra la hija de la Túmula, a ella parece que no le pegaba, sólo a su hijo. Lo tumbaba de un puñetazo, lo levantaba de un patadón, y así hasta la Plaza de Armas.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Perú (CDH )
      — ¿De ésos que se fuman los ricachos en los toros? —se ríe Ambrosio.
    • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] 211 Argentina (CDH )

      — Ya sé que ustedes dos no se pueden ver y que se andan buscando desde hace rato. Les tengo una buena noticia; antes que se entre el sol van a poder mostrar cuál es el más toro. Los voy a hacer degollar de parado y después correrán una carrera. Ya sabe Dios quién ganará.

    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Perú (CDH )
      Y ahí estaban ya los kioscos, los puestos, los petates de los ambulantes, las verduras, los pescados brillantes y los trozos de vacas y toros colgando colorados e inmensos. Y ahí estaba Peter, también, con su paleta y todo su instrumental en una bolsa. Conversaba con una placera, rodeado de curiosos, posibles carteristas y admiradores sinceros.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Perú (CDH )
      El jerez y los habanos formaban un altarcito dedicado a la corrida de toros, así puestos, cajas de puros y botellas de jerez, más el vino tinto como la sangre de los toros hacia el final de la tarde entre pasodobles que se convertirán, por la noche, en guitarras criollas que van circulando por el mesón, porque estamos en 1800, señores, lo dice la canción, tres whiskys más y que ¡viva octubre que es morado!
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Chile (CDH )
      Entoooooooooonces, se oyeron los aullidos de los perros en el campo, los mugidos de las vacas, los toros bramando, los caballos relinchando, las ovejas balando, y las monjitas comenzaron a asustarse porque en ese tiempo esto quedaba muy aislado, qué pasará, por qué tienen miedo los animales de algo que nosotras no sabemos que está ocurriendo en la noche [...].
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] Esp (CDH )

      [...] estaciones de servicio y moteles, películas verdosas y extranjeras con bikini en las playas: different, yes: lleno de sabor castizo, de soleado y tipicalencanto: toros, manzanillas, guitarras: luz, colorido, flamenco: embrujo sutil de las noches hispanas [...].

    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] Esp (CDH )

      [...] el oráculo modula su castellanísima teoría en la estudiosa soledad del gabinete y se esfuma literalmente tras un busto romano con catadura de gitano viejo: rasgos faciales de finura aguileña, disposición capilar de matador de toros, patillas peinadas a lo flamenco

      Séneca?

    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      toro1. [...] Mamífero rumiante, de unos dos metros y medio de largo desde el hocico al arranque de la cola y cerca de metro y medio de altura hasta la cruz; cabeza gruesa armada de dos cuernos, piel dura con pelo corto, y cola larga, cerdosa hacia el remate. Es fiero, principalmente cuando se le irrita; pero hecho buey por la castración, se domestica y sirve para las labores del campo.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Croar de bichos feos asomados del barro. Farras de grillo, rondas de murciélago, zumbos de mosquito. Un bulto blanco se sobresalta y trota. Se vuelve, se detiene. Miguelí cree ver la torva mirada del cebú, el aleteo severo de sus orejas enormes. Vuelve a sentirse allende el alambrado como soplado por el toro que ahí nomás cabecea como burlándose.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )

      Se vuelve, se detiene. Miguelí cree ver la torva mirada del cebú, el aleteo severo de sus orejas enormes. Vuelve a sentirse allende el alambrado como soplado por el toro que ahí nomás cabecea como burlándose.

      – Fuera toro –le grita, tirándole unas bostas.

      El cebú excava bufando como para afirmar su señorío y se aleja al trote, con la cabeza levantada, ofendido por tan infamantes proyectiles.

    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )
      Los que tenían hasta diez años y empezaron a ir al colegio aquí. Un montón. Bien, pues todos ésos: más catalanes que los ampurdaneses de raíz. Hablarán, escribirán pestes del régimen, de lo castizo, de la españolada, del vino de Jerez, de los toros, de Manolete, pero que no les toquen la Costa Brava ni la longaniza ni los bolets. No, con lo catalán que no se metan.
    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )

      ¡Victoria o muerte!, o, si quieres, la de: ¡No pasarán!, sino la de la mediocridad o mediocricidad mejor o peor; es la España del refrigerador y de la lavadora; la vieja de pan y toros, del fútbol y la cerveza.

    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )

      — ¿Qué dinerito?

      — La plata. Cogiste la plata y a los toros.

      — Es bello los toros.

      — Bellísimo. ¿Has estado en Toledo?

      — Y en El Escorial y en Granada y en Córdoba y en el Museo del Prado y en la Plaza Mayor, cenando, y compré una montera y unas banderillas y he tomado películas y fotos y estoy muy dichosa y volveré y quiero volver muy pronto.

    • 1972 Puig, M. Boquitas [1994] 74 Argentina (CDH )
      Al llegar el momento del café y el cognac se dirigían a los sillones de la sala cuando el padre sacó a colación su duda sobre un precio de toro Hereford y arrastró a Cecil al escritorio. Mabel les alcanzó los pocillos y las copas. Ella y su madre se sentaron en la sala y comentaron la película.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 51 Esp (CDH )
      Me contó que se había puesto de acuerdo con el secretario particular del Poncio, hombre de buen gusto en materia de arte y de mujeres, compañero suyo de cuchipandas secretas y con aficiones históricas reconocidas, como que había publicado un artículo acerca de las corridas de toros en tiempos de Fernando VII que le había valido muchos elogios [...].
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 150 Esp (CDH )
      El Vate abrió la sesión. Hizo el elogio de los campeones, y anunció su esperanza de que el torneo intelectual que iban a presenciar pudiera calificarse de incomparable. Don Torcuato, aun sin venir a cuento, brindó el toro a don Amerio: «Tirez les premiers, messieurs les anglais!»
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Las puertas estaban abiertas —microplaza de toros para llevar al astado donde se quería—. Empezó a desvestirse desde la escalera, arrojando, a un lado y a otro, cuanto lo cubría. Cuando llegó al aposento de la que esperaba, ya él también estaba en cueros. No se detuvo. No saludó. Ni siquiera puso un rostro amable, y menos sonrió.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Un toro padre. Le había llegado hacía poco. Del extranjero. Administraba el semen de este nuevo emperador de sus corrales, en la mejor forma posible. No permitía a nadie substituirlo en los delicados menesteres. Él, en persona, cuidaba los mínimos detalles sexuales del vacuno.
    • a1973 Neruda, P. Confieso [1993] Chile (CDH )
      «El Extrangulador de Calcuta» se arrojó sobre Vignole y en un dos por tres lo dejó convertido en un nudo indefenso, y le colocó, además, como signo de humillación, un pie sobre su garganta de toro literario, entre la tremenda rechifla de un público feroz que exigía la continuación del combate.
    • a1973 Neruda, P. Confieso [1993] Chile (CDH )
      El pavor no es el mismo del que corre del toro iracundo, del puñal que amenaza o del agua que se traga. Éste es un pavor cósmico, una instantánea inseguridad, el universo que se desploma y se deshace. Y mientras tanto suena la tierra con un sordo trueno, con una voz que nadie le conocía.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Argentina (CDH )
      Qué clase de culto podés propagar con semejante despilfarro, si tenés que liquidar un toro cada vez que hay que cristianar un chico. Un culto para superoligarcas romanos. Y aquí para bebés de los Anchorena, o por lo menos para tanitos enriquecidos como Bevilacqua.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )
      Había seguido con el corazón encogido sus evoluciones en el aire, lanzada y recogida por aquellos forzudos torpes, idiotas y bestiales que la sobaban y mandaban con el gesto autoritario del toro semental. Cada vez que la veía girar y voltear en el vacío, a punto de caer y estrellarse contra la sucia pista de aquel desangelado cabaret, un gemido se ahogaba en mi garganta [...].
    • 1976 Nieva, F. Carroza [1991] 298 Esp (CDH )
      A ver si te crees que a mí me fallan los milagros como a ti los toros.
    • 1976 Nieva, F. Carroza [1991] Esp (CDH )
      De aquí tiene que salir con más bríos que un toro con alas. Para un curso de fornicio me he traído a esos dos compañeros. (Señalando a Saturno y Liliana.) No nos faltarán ensalmos para que todo ese asco se le convierta en delicia. ¡Empecemos! Esa tormenta se va. No hay sino hacerla volver.
    • 1976 Revilla, B. Guatemala: Terremoto pobres [1976] Guatemala (CDH )
      Como en la suerte del toro. La fiera es ridiculizada por la destreza del torero.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Venezuela (CDH )
      Tampoco conocía las llanuras ilimitadas cubiertas de hierba por donde andaban manadas de caballos y de toros. Tampoco conocía los grandes ríos que las atravesaban y menos podía imaginar aquel gigantesco Uriaparia, tan ancho, que desde una orilla no se veía la otra.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Venezuela (CDH )
      Como si lo llamaran o lo proclamaran en medio de aquellas tierras desconocidas. Sonaban los hierros de los vagones y el pito aullaba como un toro en celo. Si hubieran tenido un tren cuando vinieron para el centro. El humo negro se metía por las ventanas con su acre sabor de incendio.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      Recordé después toda la Histoire de l'Oeil y las transformaciones del ojo en huevo, en sol, en testículo de toro, en protohistoria, en panspermia, en ácido desoxirribonucleico y pensé después en Polifemo y me pregunté quién era la Galatea «cuando en el cielo un ojo se veía») a la cual Palinuro le obsequiaba hipogrifos, monocerontes, estatuas vegetales de Condillac y otros monstruos salidos de su imaginación miserable.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 132 México (CDH )
      Júpiter que se transformó en cuclillo para amar a Hera, en toro para amar a Ceres, en cisne para amar a Leda, en paloma para amar a Pitia y en delfín para amar a Melanto. Júpiter, en fin, que se volvió sátiro para amar a Antiope, que se envolvió en una llama para visitar a la ninfa Egina y que descendió sobre Dánae convertido en una lluvia de oro. La tía Luisa le dijo que no.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Perú (CDH )
      — Como en los toros, imagínate —se asombraba—.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] 116 Perú (CDH )
      Merodeaba mañana y tarde por Radio Central y Panamericana, haciendo de todo, desde echar una mano a los barrenderos e ir a comprar entradas al cine y a los toros a los Genaros, hasta repartir pases para las audiciones. Su trabajo más permanente eran los radioteatros, donde se encargaba de los efectos especiales.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 116 Argentina (CDH )
      Uno de ellos fue Tammuz, dios de la primavera. Ishtar, ansiosa de venganza, envió contra los dos amigos el toro celestial. Enkidu y Gilgamesh dan muerte al animal, y el primero arroja su lanza contra el rostro de la diosa.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] Argentina (CDH )

      Un breve párrafo aparte merece la enigmática figura de Mitra, el sacrificador primordial: para la primitiva religión persa es él quien, al matar el toro celeste, origina el proceso cosmogónico del universo. Zoroastro, sin embargo, lo relega a un segundo plano, tal vez porque su dualismo ya no lo necesita, o más bien porque le choca la ambivalencia del personaje, cuya demiurgia no acaba de decantarse en la dirección de Ormudz ni de Ahriman.

    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Uruguay (CDH )
      Llamo a los toros, les aguanto la embestida. Yo sé que esas guampas bravas pueden reventarme la femoral.
    • 1965-1980 Arenas, R. Mundo Alucinante [1997] 197 Cuba (CDH )
      [...] y en la calle Mayor y en la de San Juan de Dios apostó numerosos gruesos de corchetes que interrogaban a todo el mundo y que, amontonados en medio de los paseos, parecía que aguardaban a un toro o a una partida de bandoleros, o que esperaban la invasión de Napoleón.
    • 1965-1980 Arenas, R. Mundo Alucinante [1997] 208 Cuba (CDH )
      Por último, un carcelero, que odiaba a muerte al fraile porque éste, en su entrada y antes de ser encadenado, le había dicho: "Pensé que en Toribios solamente había toros, pero usted no es más que una vaca", se empecinó en que aquel encadenamiento era bastante leve [...].
    • 1955-1980 Rulfo, J. Pedro Páramo [1992] México (CDH )
      Lejos, perdido en la oscuridad, se oía el bramido de los toros.
    • 1955-1980 Rulfo, J. Pedro Páramo [1992] México (CDH )
      Cerró la ventana al oír el bramido de los toros. Se echó sobre el catre cobijándose hasta las orejas, y luego se puso a pensar en lo que le estaría pasando a la chacha Margarita.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Perú (CDH )
      Giraba como torero que agradece a todos los tendidos, y para mi desesperación, se detenía con una más que sonriente mirada en el tendido del viudo, que parecía no haber oído hablar jamás de toros en su vida.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] 274 Perú (CDH )
      Es cosa sabida que sólo después empiezan a doler. Este argumento se usa en defensa de las corridas de toros, por ejemplo, cada vez que una británica dama de la Sociedad Protectora de Animales se queja de la pica o de las banderillas.
    • 1981 García Márquez, G. Crón muerte [1981] Colombia (CDH )
      El agente, de acuerdo con el sumario, se llamaba Leandro Pornoy, y murió el año siguiente por una cornada de toro en la yugular durante las fiestas patronales. De modo que nunca pude hablar con él, pero Clotilde Armenta me confirmó que fue la primera persona que estuvo en su tienda cuando ya los gemelos Vicario se habían sentado a esperar.
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] República Dominicana (CDH )
      Esculapio Ramírez muge como un toro. Dice palabras incoherentes. Un silencio de terror y negativas, de muerte recogida y de incredulidad, transita por las calles. Nadie cree en la muerte de los dictadores; nadie cree que los dictadores pueden morir, así, de un día para otro.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Chile (CDH )
      — En ese aguardiente había suficiente veneno como para reventar a un toro —le dijo a boca de jarro—. Pero para estar seguro de que eso fue lo que mató a la niña, tengo que hacer una autopsia.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 64 Chile (CDH )
      Las únicas diversiones eran capar a los cerdos y a los toros, las peleas de gallos, la rayuela y las increíbles historias de Pedro García, el viejo, que en paz descanse. Era el padre de Pedro Segundo y decía que su abuelo había combatido en las filas de los patriotas que echaron a los españoles de América. Enseñaba a los niños a dejarse picar por las arañas y tomar orina de mujer encinta para inmunizarse.
    • 1982 Benedetti, M. Primavera [1994] Uruguay (CDH )
      También el otro día vi por la tele una corrida de toros que es como un estadio donde un señor juega con un mantel colorado y un toro que se hace el furioso pero es buenísimo, y después de muchísimas horas de estar jugando el hombre se aburrió y dijo no quiero jugar más con ese bicho que se hace el furioso [...].
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 20 Argentina (CDH )
      Anduvo por el taller, revolviendo, preguntando, tocando (a él sí se le permitía tocar), describiendo la fastuosidad de la villa que le edificaban, entre castaños y abetos, y me palpó las caderas, como si fuesen las ancas de un toro, en el mercado. Con horror presagié que no me aguardaba mi destino en la abierta columnata de un templo, ni en un estadio, ni en Delfos, ni en Olimpia, sino en un patio de la villa de Thasos [...].
    • 1982 Prensa ABC, 18/05/1982 [1982] Esp (CDH )
      ¿Para qué queremos el torazo grandullón —y hasta hermoso— de Pablo Romero, si luego no es capaz de pelear con un mínimo de dignidad?
    • 1982 Prensa ABC, 18/05/1982 [1982] Esp (CDH )
      No importa que los torillos de Joaquín Buendía no fueran grandes, mas su continuo desplazamiento de un lado a otro distraía al público. El gran éxito del deporte del fútbol o del negocio del fútbol, como ustedes lo prefieran denominar, se encuentra en que el balón jamás permanece parado. Lo que distrae es la movilidad.
    • 1985 Alatriste, S. Por vivir [1985] 12 México (CDH )
      Me encontré con el programa de la corrida en que Manolo Martínez mató al toro Aceituno; la banda de asiduidad que me dieron al final de la primaria; la llave de la casa que tuvimos en Amores; y la foto de la palomilla de la Colonia del Valle.
    • 1985 Alatriste, S. Por vivir [1985] México (CDH )

      Me volví a acordar de la faena a Aceituno, de aquellas tres chicuelinas de terciopelo con que Manolo hizo el quite, y que me hicieron llorar; de aquellos oles y torero torero, tirados a cubetazos desde los tendidos; de los gritos destemplados de un amigo mío que decía que así sería bueno, que toros de regalo eran de culeros.

    • 1985 Borges, J. L. Conjurados [1985] Argentina (CDH )
      El hilo que la mano de Ariadne dejó en la mano de Teseo (en la otra estaba la espada) para que éste se ahondara en el laberinto y descubriera el centro, el hombre con cabeza de toro o, como quiere Dante, el toro con cabeza de hombre, y le diera muerte y pudiera, ya ejecutada la proeza, destejer las redes de piedra y volver a ella, a su amor.
    • 1985 Borges, J. L. Conjurados [1985] Argentina (CDH )
      El hilo que la mano de Ariadne dejó en la mano de Teseo (en la otra estaba la espada) para que éste se ahondara en el laberinto y descubriera el centro, el hombre con cabeza de toro o, como quiere Dante, el toro con cabeza de hombre, y le diera muerte y pudiera, ya ejecutada la proeza, destejer las redes de piedra y volver a ella, a su amor.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] Costa Rica (CDH )
      Su boca busca la mía y es un gesto de toro, sus manos quieren desvestirme y llegan directamente al lugar, llegan demasiado rápido al final, a lo que se supone es el objetivo. Así es como me deja llena de cardenales, repleta de moretes.
    • 1985 Sampedro, J. L. Sonrisa etrusca [1995] Esp (CDH )
      Mangurrone gritó que se sentía transformado en toro y se puso a cuatro patas tras la corista con intenciones obvias. La chica salió trotando y él detrás, en un mutis aplaudido con locura.
    • 1986 Bryce Echenique, A. Magdalena [1986] Perú (CDH )
      ¿O no?, preguntó El Gordo tras haberles dicho a los colegas que levantara la mano el toro que había nacido pa' no renovarle el contrato, ¿acaso aquí todo el mundo no me anda invitando con la norteamericana pa' que le armemo la juerga y después me se emborrachan y me piden que no le cuente na' a monsieur el rectó porque es el tipo más estreñido del universo mundo y de noche además le salen los cué...?
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 152 Cuba (CDH )
      En una metáfora, que no estoy hecho para esas aventuras en el cine que comienzan al entrar un largo pasadizo oscuro, donde al final hay una puerta que se abre a una plaza llena de luz, enceguecedora, alrededor de la cual esperan espectadores que no veo y después de atisbar una figura que me atrae con su postura, con sus movimientos sinuosos, insinuantes, intento inútilmente atraparla, intimar con una cogida, maniobra que repito muchas veces pero termino, toro mal toreado, con un descabello.
    • 1988 Aguilera Malta, D. Pelota [1988] Ecuador (CDH )
      — Los toros sí te gustan, ¿verdad?
    • 1988 Aguilera Malta, D. Pelota [1988] Ecuador (CDH )
      Como los toros y el box, es la oportunidad que tenemos los pobres para ser ricos y famosos. Y esto, jugando, papá. Tú mismo dices que si algo no te divierte, lo dejas.
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] 109 Costa Rica (CDH )
      [...] y antes de irme / de arrojarme de cabeza al desconsuelo / el hombre dijo sería tan bueno repetible / volvamos a esta cita(el gato frente al trozo suculento) / completamente chic sonrientemente / y yo y el toro escalando mi garganta / furiosa intermitente pequeñita / pensando / cuán pésima gerencia de mi afecto / y antes de dar a probar la flor del muslo / mirar si posterior fatal posible / la horrible maquinita de los hielos / interpuesta [...]. /
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] Bolivia (CDH )

      Casi olemos las pinturas de Angeles San José —a carne—: masas de color negro, rojo, manchones, geometrías difusas, ¿un círculo, un espejo?, acaso incluso una figura: cuernos, toro, sangre. Irisarri: el color mandando, como encarnándose en movimiento merced al trazo, especie de golpes, «en lucha».

    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] 225 Bolivia (CDH )
      [...] el laberinto de su padre Minos, los amores de su madre Pasífae con el toro que engendrarían el Minotauro, el idilio de su hermana Ariadna con su marido, Teseo. Un abismo como cualquier otro. Como cualquiera de los abismos de los cuadros de Ceesepe.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      — Yo quiero ser toro —contestó sin dudar, por culpa de la inspiración, como observó enseguida su abuelo.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] 65 Esp (CDH )
      Pero no era Báez quien tenías ante ti amedrentado, sino un Trujillo airado sin espacio suficiente en aquel salón para sus paseos de toro. Primero os había enviado al general Fiallo para comunicaros, comunicarte, el disgusto del general por la falta de firmeza con que el Ministerio había dejado hacer a los huelguistas.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] 228 Esp (CDH )
      Que me lo castiguen, como a los toros, dijo, que luego ya vendré yo con la espada. Mire, profesor, no tengo nada personal contra usted, ni estos dos tampoco.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] 56 Argentina (CDH )
      Generalmente embestía de frente, como toro enardecido pero cegado por su propia sangre y por las moscas del odio.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      toro1. [...] m. Bóvido, salvaje o doméstico, macho adulto del ganado vacuno o bovino, que presenta cabeza gruesa y provista de dos cuernos, piel dura, pelo corto y cola larga.
    • 1993 Ferré, R. Batalla vírgenes [1993] 27 Puerto Rico (CDH )
      He estudiado un poco la historia religiosa local y he descubierto que te apareciste por primera vez en el pueblito de Hormigueros en el siglo 16, donde detuviste el testuz de un toro cimarrón que estuvo apunto de cornear a Giraldo González, el deán de la iglesia del pueblo.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] 89 México (CDH )
      Lo anuncié con ruido, no faltaba más. Artillería, torneos a pie sobre el tablado y fiestas a las que todos fueron convidados, españoles e indios. Toro asado, pollos y montería, pipas de tinto para los españoles. Para los indios, un encierro de conejos, liebres y venados, según la tradición, así como muchísimas aves, que al romper la enramada salían corriendo y volando y eran flechados y regalados al menudo pueblo, alborozado y agradecido.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )

      Narrador Uno(en soprano de coloratura): ¡Mi hijo, por favor, hasta cuándo! (busca una comparación fácil)Pues bien: las palabras son como las moscas, los sapos, como es sabido, se comen las moscas, las culebras se comen los sapos, el toro se come las culebras y el hombre se come al toro es decir que...

    • 1994 Boullosa, C. Duerme [1994] 105 México (CDH )
      [...] un campo de crecidas mieses y sus segadores con hoces, el buey muerto para el banquete, la viña, el rebaño, dos leones con un toro atrapado, un gran prado en hermosos valles donde pacían ovejas, con establos, chozas y apriscos, danzas y cítaras, el aedo, la corriente del Río Océano.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
      La ciudad se alegra con las fiestas de san Pedro y san Pablo, cuando hay toros de pueblo, gallos y aquellos danzantes tradicionales llamados aruchicos, quienes se toman alegremente la plaza central.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
      Y más recomendable aún es venir a Ambato en los días de carnaval, cuando se celebra con toros, bailes, ferias y desfiles, la Fiesta de las Flores y las Frutas, iniciada dos años después del devastador terremoto de 1949, que dejó pocas casas antiguas en pie.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] México (CDH )
      Pasaban por un mar repentinamente calmo, de un azul metálico que parecía casi negro en los bordes de las olas. A Felipe le hubiera gustado no gozar con el sufrimiento de los animales —a veces le parecía que amaba más a los animales que a los hombres—, pero la verdad es que su fama de buen jinete la reafirmó alanceando toros.
    • 1995 Adoum, J. E. Ciudad sin ángel [1995] 17 Ecuador (CDH )
      "Es curioso, uno es más audaz con el papel que con el lienzo", respirando ruidosamente, toro en la embestida al cuadro, retirándose y acercándose, "como si fuera alternadamente présbita y miope", decía AnaCarla, y dijo, con la cara vuelta a la pared y al libro: "Aquí dice que la verdad es la forma popular de la belleza", y él dijo [...].
    • 1995 Adoum, J. E. Ciudad sin ángel [1995] Ecuador (CDH )

      Ella, mirando desde la cama lo que de él se veía por la parte inferior del caballete, le dijo, Nausicaa risueña: "Un día, en Delos, vi un joven tronco brotando de una palma."Él pareció no oírla: resoplaba, toro citado simultáneamente a dos sitios opuestos de su redondel, y dio vuelta al caballete para poder mirar el cuadro desde la cama.

    • 1995 Giardinelli, M. Imposible equilibrio [1995] Argentina (CDH )
      Como a todo ganado, se los llama toros y a las hembras vacas, mientras los bebés se llaman... —hizo una pausa y miró a Marín. Todos seguimos su mirada.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cuba (CDH )
      El ganaba casi siempre, tenía los brazos de un toro y unas manos peludas llenas de cicatrices, con esas manos desnucaba al bicho, hasta Jean Leroy que era su amigo le tenía un poco de miedo, daba pavor imaginarlo con coraje.
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] 222 México (CDH )
      «Nadie se ríe en la iglesia, en el palacio real, en la guerra ni ante el jefe de la oficina, el comisario de policía o el administrador alemán. Los sirvientes domésticos no pueden reírse en presencia del amo, sólo quienes son de la misma condición ríen entre sí (...) Reírse del buey Apis es convertir al animal sagrado en un toro cualquiera...»
    • 1997 Prensa El País, 26/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      Soltaron un remiendo de torejos anovillados, sin fortaleza ni resuello, y no se les podía picar. Soltaron un remiendo de torejos anovillados y algunos se desmayaban al estilo de las damiselas de principios de siglo. Seguramente debería decirse con mayor propiedad vaquiselas, o quizá vaquichuelas, pero en tal caso no serían como las de principio de siglo.
    • 1997 Prensa El País, 26/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      El torejo quinto padecía invalidez total, lo devolvieron y el sustituto hasta tal punto llegó baldado que ni se le pudo picar. Inexistente el primer tercio, ligerito el segundo, el tercero debió ser de trámite. Un torero lo habría entendido así. Un torero de los de siempre, un torero con auténtico sentido de la dignidad torera, nunca se hubiese rebajado a fingir arte y majeza con semejante ruina.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Colombia (CDH )
      Son pura pasión, como un toro embistiendo en las tinieblas por un mal sueño.
    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 24/05/1999 [1999] Esp (CDH )
      NO van a hacerle un romance los poetas, maldiciendo al torillo traicionero, que era un torazo de Victorino Martín, ni van a recordarle en los aniversarios. Todo lo más que va a tener el picador José Muñoz es un minuto de silencio en las próximas corridas y dos renglones en el Cossío, esa Biblia de la tauromaquia. Ni siquiera sabemos cómo se llamaba el toro que le descabalgó.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 370 Perú (CDH )
      Lo sometió a pruebas severísimas, de las que salió airoso. La primera, a fines de los años cuarenta, luego de visitar la Feria Ganadera de toros de raza y vacas lecheras que Modesto Díaz organizó en Villa Mella. Vaya sorpresa: la finca, no muy grande, era tan aseada, moderna y próspera como la Hacienda Fundación.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Perú (CDH )
      Él estuvo presente, incluso, luego de la invasión castrista del 14 de junio, cuando uno de los interrogados, el doctor Tejada Florentino, sentado en el grotesco Trono —asiento de jeep, tubos, bastones eléctricos, vergajos de toro, garrote con cabos de madera para estrangular al prisionero a la vez que recibía las descargas—, quedó electrocutado por equivocación del técnico del SIM, que soltó el máximo voltaje.
    • 2001 Cercas, J. Soldados Salamina [2002] Esp (CDH )

      — Creímos que se nos quedaba en ésa —prosiguió la hermana Françoise—. Pero se ha recuperado muy bien: tiene una constitución de toro. Lleva muy mal lo del tabaco y lo de comer sin sal, pero ya se acostumbrará. —Al llegar al mostrador de recepción hizo una sonrisa y me alargó la mano—. Bueno, le vemos por la tarde, ¿no?

    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] Costa Rica (CDH )
      El hijo levantó entonces su arco y su flecha de oro y puso el universo en movimiento. Eros-Dionisos tenía alas y cabellos de oro, dos sexos y cuatro cabezas; por eso a veces rugía como un león, bramaba como un toro, balaba como un cabrón, o siseaba como una serpiente.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] Costa Rica (CDH )
      El Minotauro o "toro de Minos " no era en realidad un nombre propio sino un apodo del habitante del laberinto. Los nombres que han llegado hasta nosotros como propios son "Asterios " y "Asterion", ambos equivalentes a "aster", es decir, estrella. Eran también nombres del rey primigenio de Creta que recibió a Europa, amante de Zeus en forma de toro. /
    • 2002 Fuentes, C. Creo [2002] México (CDH )

      Pero niego dos políticas: La del avestruz que esconde la cabeza en la arena. Y la del toro que entra a destruirlo todo en la cristalería.

      La pura negación no va a ponerle fin al proceso globalizador. La cuestión es: cómo aprovecharlo.

    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] México (CDH )
      Nunca se preguntó si había congruencia entre su arrebato por los hallazgos de la modernidad y su entrega a la ancestral locura de matar toros entre aplausos. Aún ahora, cuando pienso en Islero, el toro que acribilló a Manolete, me estremezco con el fervor de mi abuelo y no sé cómo deshacerme de la propensión a celebrar los delirios de la fiesta brava que me heredó su eterna idolatría por los toreros.
    • 2005 Cardenal, E. Versos Pluriverso [2005] 69 Nicaragua (CDH )
      / Afuera bajó el toro la cabeza formando un arco / que fue sólo un segundo en los movimientos del toro / pero el arco quedó eterno en la pared de la cueva.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón Perú (CDH )
      Y el aprendiz de cirujano habría seguido con su responso de los gusanos, si el capellán Tortajada no se hubiera desplomado como los toros bravos después del quinto rejón. / Atacador, botador, escarbador, sonda, perforante y legra, Félix Pérez Arroyo, Tratado de las operaciones que deben practicarse en la dentadura y método para conservarla en buen estado (Madrid, 1799).
    • 2011 Bonnett, P. Prestigio belleza Co (CORPES)
      Mi hermana y yo estábamos en la calle, jugando a OA con las hijas del vecino, cuando sonó un grito de muerte: UUUUUUN TOOOOOORO. Ya sabíamos bien lo que esto significaba: de cuando en cuando un toro se escapaba del matadero y corría de vuelta al pueblo, como un torbellino con astas, un mensajero de la muerte. Seguramente, como siempre, vendrían detrás hombres con lazos dispuestos a detenerlo. Toda presencia humana desapareció como por encanto detrás de puertas que se cerraban con estruendo.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      toro1 [...] m. Macho bovino adulto.
    • 2016 Rodríguez, E. J. "Combate Duk-Koo Kim" [01-12-2016] Jot Down Cultural Magazine (Madrid) Esp (CORPES)
      La gran oportunidad le llegó en mayo de 1982, en el hotel Aladdin de Las Vegas. Tenía solamente veintiún años, una edad precoz para aspirar al cinturón de monarca de la categoría, pero la aprovechó, y cómo. Una pelea breve, pero épica. Mancini salió como un toro, fiel a su costumbre: avanzando, presionando. Bombardeando desde ambos lados: gancho de izquierda, gancho de derecha. Y, como había dicho su padre cuando era púgil, «orgulloso de no dar nunca un paso atrás».
    • 2018 Herreros Ubalde, P. Inteligencia emocional animales Esp (CORPES)
      Las respuestas fisiológicas de los toros cuando les clavan objetos punzantes como banderillas o lanzas son los siguientes: aumento de la tensión arterial, sudores, dilatación de las pupilas, inflamaciones, aumento del ritmo cardiaco y del pulso. Si el daño continúa, entonces la tensión desciende hasta niveles críticos. Los análisis demuestran que se liberan hormonas relacionadas con el estrés y el sufrimiento.
    • 2023 Ilián, C. "Verbena calle Jativa" [16-03-2023] Marca (Madrid) Esp (HD)
      Cinco orejas, cinco oiga, se cortaron en la plaza de Valencia. Habríamos querido que semejante botín fuera el balance triunfal de una tarde de toros con mayúscula, de toros serios y encastados y faenas de poder y de hondo calado, sin embargo asistimos a un degradante espectáculo donde salieron cinco chotos blandos y aborregados, el conjunto peor presentado que recordemos en esta plaza y en muchos años.
    1. s. Frecuentemente, como complemento de correr o lidiar.
      docs. (1263-2023) 58 ejemplos:
      • 1256-1263 Alfonso X Partida I [1975] Esp (CDH )
        E por ende no deuen ir a ueer los trebejos, assí cuemo a lançar o bofardar o lidiar toros, o otras bestias brauas, ni ir ueer los que lidian, ni otrossí no deuen iogar tablas ni dados, ni pellota ni teiuelo ni otros iuegos semeiantes destos, ni pararse a ueerlo, ni a tenerse con los que los juegan ni deuen otrossí caçar con su mano aue ni bestia, ca si lo fiziessen después que los amonestassen los que lo han de fazer, deuen seer por ende uedados de fazer su oficio por tres annos.
      • 2023 Falcón, L. "Plaza de toros Ciudad Rodrigo" [22-01-2023] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
        Pero todo tiene un antecedente, ya que en Ciudad Rodrigo, ya en el siglo XVI se corrían toros en la plaza Mayor todos los días de fiesta en verano, y a veces también en invierno. Era tal la afición mirobrigense a los toros, que cuando el papa prohibió las corridas (a coso cerrado) descubrieron la manera de burlar esta prohibición, y comenzaron a correr los toros por las calles de la ciudad cerrando las murallas, incluso por las noches.
      • 1256-1263 Alfonso X Partida I [1975] Esp (CDH )
        E por ende no deuen ir a ueer los trebejos, assí cuemo a lançar o bofardar o lidiar toros, o otras bestias brauas, ni ir ueer los que lidian, ni otrossí no deuen iogar tablas ni dados, ni pellota ni teiuelo ni otros iuegos semeiantes destos, ni pararse a ueerlo, ni a tenerse con los que los juegan ni deuen otrossí caçar con su mano aue ni bestia, ca si lo fiziessen después que los amonestassen los que lo han de fazer, deuen seer por ende uedados de fazer su oficio por tres annos.
      • 1270-1284 Alfonso X Estoria España II [1995] fol. 83v Esp (CDH )
        Et conuido / otrossi todos los de Burueua. Et / a los otros de toda Castiella. Et / fueron y llegados muchas yentes / a de mas. Et fue en estas bodas / don Gonçalo gustioz con donna / Sancha su mugier. & con aquellos / sus .vij. fijos. & con don Munno / salido aquell amo que los criara. / Estas bodas duraron .v. sedmanas. / Et fueron y grandes alegrias / a de mas. De alançar a tablados. / & de boffordar. & de correr toros. & de / iogar tablas. & acedrexes. & de muchos / ioglares. Et dieron en estas bodas / el Conde Garçi fernandez. & todos / los otros altos omnes grand auer a de mas / & muchos dones.
      • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
        E esse dia domingo, por quanto el rrey era entrado nueua mente en la çibdat de Burgos, corrian toros en aquella plaça, delante los palaçios del obispo de Sarmental do Garçi Laso yazia, e non lo leuantaron de ally. E el rrey violo commo el cuerpo de Garçi Laso yazia en tierra, e pasauan los toros por en somo del, e mandolo poner en vn escaño e estudo aquel dia alli todo el dia. E despues pusieronlo en vn ataud sobre el muro de la çibdat en conparada e alli estudo grand tienpo.
      • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )
        ¿Alguna justicia se hace o madrugaron a correr toros? No sé qué me diga de tan grandes voces como se dan. De allá viene Sosia, el mozo de espuelas; él me dirá qué es esto. Desgreñado viene el bellaco; en alguna taberna se debe haber revolcado, y si mi amo le cae en el rastro mandarle ha dar dos mil palos, que aunque es algo loco, la pena le hará cuerdo. Parece que viene llorando.
      • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
        Viendo correr toros un día de San Juan el emperador en Toledo, tenía par de sí a este truhán cuando entraron los del juego de cañas.
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 205 Esp (CDH )
        ¿Si habrá favorecido a alguno con prenda suya el día que se lidian y corren toros en el aldea?
      • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] Avisos Esp (CDH )
        El Señor Don Juan de Austria ha venido desde Consuegra a Aranjuez, donde estos días se le han corrido Toros.
      • 1790 Azara, F. Geogr Paraguay [1904] Paraguay (CDH )
        La víspera, el día, y el después de la fiesta no cesaron de tocar los músicos día y noche, y la plaza está llena de gentes corriendo toros, sortijas, parejas, y haciendo bailes todo con mucha formalidad y concierto. Los bailes son siempre serios con vestidos convenientes que da la comunidad y se reducen á una mezcla de danza y esgrima. No tienen parte en ellos las mujeres ni los instrumentos de aire.
      • 1869 RAE DRAE 11.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] CORRER TOROS. Lidiarlos en las plazas, á caballo, con vara larga ó rejón, y tambien á pié, haciéndoles suertes con la capa, lienzo ú otra cosa semejante, ó poniéndoles banderillas ó garrochas y matándolos con estoque.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] Correr toros. fr. Lidiarlos en las plazas, á caballo, con vara larga ó rejón, y tambien á pie, haciéndoles suertes con la capa, lienzo ú otra cosa semejante, ó poniéndoles banderillas ó garrochas y matándolos con estoque.
      • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
        Corríanse toros los domingos en la plaza de caballerizas del palacio del virrey, que lo era a la sazón el cardenal Granvela. Convidaba éste por turno a todas las familias de la nobleza, por ser el local harto pequeño para convidarlas todas a un tiempo; y el último domingo de octubre, día magnífico del otoño de Nápoles, llegole la vez a un cierto caballero de Sorrento, llamado Antonio Falangola, que vivía en Nápoles con su mujer [...].
      • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
        Todo el año permanecía encerradito en una capilla aislada a la salida del pueblo, de esos oratorios que los españoles tomaron a la costumbre romana. Nadie le hacía caso hasta llegar la fiesta. Entonces su cofradía y mayordomo celebraban pobremente a su Cristo Pobre, atiborrando la sacristía de dulces y vinos, corriendo toros en la plaza, bailoteando en torno de puestecitos como el que pusieron las Cucas a la puerta de su mancebía y... quemando la parroquia con cohetes.
      • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] México (CDH )

        Por Dios Santísimo que yo no inventé la fiesta y el jolgorio de la colonia mexicana; por su Santísima Madre, que yo llegué a una capital enamorada ya del lujo y la fiesta, donde se corrían toros bravos en Chapultepec y los paseos a caballo se oían cascabelear por los bosques: justas, sortijas, juegos de cañas: el virrey don Luis de Velasco dijo que aunque el Rey le quitase a los criollos sus pueblos y haciendas, el propio Virrey se encargaría de consolarlos con hacer sonar cascabeles en las calles.

      • 2005 Rodríguez, A. "Vocación, enfermerías" [21-05-2005] Elmundo.es. Salud (Madrid): elmundo.es/elmundosalud Esp (CORPES)
        Sin embargo, la labor de los profesionales de la medicina que atienden a los heridos en las plazas y en las callejas de los cientos de pueblos españoles en los que se corren toros pasa prácticamente desapercibida. Ellos no se dedican a esto por dinero, ni tampoco por la gloria mediática y profesional —de hecho, la medicina y la cirugía taurina no son especialidades como tal—, pero están espoleados por una vocación casi tan grande como la que dicen tener los matadores por la lidia.
      • 2018 Concostrina, N. Pretérito imperfecto Esp (CORPES)
        Dicho en pagano, esto viene a decir que el 1 de noviembre de 1567, el papa Pío V se marcó un documento sin desperdicio en el que dice que tanto su colega dios como él mismo recordaban a todo el mundo cristiano que eso de ir a los toros, matar toros y correr toros, a pie o a caballo, era un espectáculo vergonzoso. Que quedaba terminantemente prohibido, que quien se saltara la orden sería excomulgado y que quien muriera en el transcurso de esos espectáculos sería privado de sepultura eclesiástica.
      • 2023 Falcón, L. "Plaza de toros Ciudad Rodrigo" [22-01-2023] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
        Pero todo tiene un antecedente, ya que en Ciudad Rodrigo, ya en el siglo XVI se corrían toros en la plaza Mayor todos los días de fiesta en verano, y a veces también en invierno. Era tal la afición mirobrigense a los toros, que cuando el papa prohibió las corridas (a coso cerrado) descubrieron la manera de burlar esta prohibición, y comenzaron a correr los toros por las calles de la ciudad cerrando las murallas, incluso por las noches.
      • 1256-1263 Alfonso X Partida I [1975] Esp (CDH )
        E por ende no deuen ir a ueer los trebejos, assí cuemo a lançar o bofardar o lidiar toros, o otras bestias brauas, ni ir ueer los que lidian, ni otrossí no deuen iogar tablas ni dados, ni pellota ni teiuelo ni otros iuegos semeiantes destos, ni pararse a ueerlo, ni a tenerse con los que los juegan ni deuen otrossí caçar con su mano aue ni bestia, ca si lo fiziessen después que los amonestassen los que lo han de fazer, deuen seer por ende uedados de fazer su oficio por tres annos.
      • 1270-1284 Alfonso X Estoria España II [1995] fol. 83v Esp (CDH )
        Et conuido / otrossi todos los de Burueua. Et / a los otros de toda Castiella. Et / fueron y llegados muchas yentes / a de mas. Et fue en estas bodas / don Gonçalo gustioz con donna / Sancha su mugier. & con aquellos / sus .vij. fijos. & con don Munno / salido aquell amo que los criara. / Estas bodas duraron .v. sedmanas. / Et fueron y grandes alegrias / a de mas. De alançar a tablados. / & de boffordar. & de correr toros. & de / iogar tablas. & acedrexes. & de muchos / ioglares. Et dieron en estas bodas / el Conde Garçi fernandez. & todos / los otros altos omnes grand auer a de mas / & muchos dones.
      • 1289 Anónimo FZamora [1916] Esp (CDH )
        Que ninguno non corra toro dentro enna uilla.

        § 86.Defendemos que nenguno non sea osado de correr toro nen uaca braua enno cuerpo de la uilla, se non en aquel lugar que fue puesto que dizen Sancta Altana; e ali cierren bien que non falga a fazer danno.

      • 1289 Anónimo FZamora [1916] Esp (CDH )
        § 86. Defendemos que nenguno non sea osado de correr toro nen uaca braua enno cuerpo de la uilla, se non en aquel lugar que fue puesto que dizen Sancta Altana; e ali cierren bien que non falga a fazer danno. E se por auentura salir, matenlo por que non faga danno. E aquel que contra esto uenier, peche .c. mr. de la moneda meyor que corrir enna tierra, la meatade pora los muros de la uilla, e ela otra meatade delos iuyzes, e emendar el danno quela animalia fezier. Elos iuyzes que esto non quisieren leuar e afincar, cayales en per iuro.
      • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Esp (CDH )
        Y después fueron los cavalleros a dançar & a bofordar & a fazer sus demandas & a correr toros & a fazer grandes alegrías. & allí fueron dados muchos paños y joyas a juglares & cavalleros pobres.
      • a1348 Anónimo Poema Alfonso XI [1991] 283 Esp (CDH )
        / Tardaron e non llegaron / por su villa defender: / agora que se ayuntaron, / ¿los quer edes atender? / Vienen con sus gentes tod as / contra vos e vuestros moros / como si fuessen a bodas / que oviessen a correr toros.
      • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
        E esse dia domingo, por quanto el rrey era entrado nueua mente en la çibdat de Burgos, corrian toros en aquella plaça, delante los palaçios del obispo de Sarmental do Garçi Laso yazia, e non lo leuantaron de ally. E el rrey violo commo el cuerpo de Garçi Laso yazia en tierra, e pasauan los toros por en somo del, e mandolo poner en vn escaño e estudo aquel dia alli todo el dia. E despues pusieronlo en vn ataud sobre el muro de la çibdat en conparada e alli estudo grand tienpo.
      • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
        E corrió toros en Trogillo, e partiendo dende, murió en Mérida.
      • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
        E algunos días corrían toros, de los quales ninguno non fue que tanto se esmerase con ellos, ansí a pie como a cavallo; adonde él lançó muchas fermosas lanças, ansí a pie como a cavallo, asperándolos, poniéndose a grand peligro con ellos, faziendo golpes de espada tales que todos heran maravillados.
      • c1453 Anónimo Crón Álvaro Luna [1940] Esp (CDH )
        [...] y se corrieron toros, y jugaron cañas, y ovo otras muchas maneras de juegos, de que el Rey ouo grand plazer. E fueron allí tan bien rescebidos e hospedados, que mejor non pudieran ser; e fué tanta el abundancia que ovo de las cosas neçesarias, que cosa maravillosa fué de ver.
      • 1467-1475 Escavias, P. Repertorio Príncipes [1972] 210 Esp (CDH )
        E así entraron en la çibdad de Valençia e, con gran proçesión, fueron rrezibidos, e cristianos e moros corriendo toros.
      • c1445-1480 Montoro, A. Cancionero [1991] 299 Esp (CDH )
        / Viérades a los señores / ser sujetos, y sus bienes; / viérades a los dadores / ser esclavos pedidores / y sus bidas en rehenes; / como quando lidian toros, / ¡o rey de gran exçelençia! / tomándoles sus thesoros, / que en los más crueles moros / se hallara más clemençia.
      • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Esp (CDH )
        Y estando el rey en Madrid acaesçio que un dia corrieron toros e la reyna, por algund enojo que tenia, no quisso salir a los mirar, e mando a todas sus donzellas que ninguna los mirasse, e como doña Guiomar ya toviesse en poco a la reyna, no curo de obedeçer su mandado e subiosse en una torre, donde el rey e todos los de su corte la podian bien ver, e desde ally miro los toros.
      • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )
        ¿Alguna justicia se hace o madrugaron a correr toros? No sé qué me diga de tan grandes voces como se dan. De allá viene Sosia, el mozo de espuelas; él me dirá qué es esto. Desgreñado viene el bellaco; en alguna taberna se debe haber revolcado, y si mi amo le cae en el rastro mandarle ha dar dos mil palos, que aunque es algo loco, la pena le hará cuerdo. Parece que viene llorando.
      • 1516 Bernal, F. Floriseo [2003] Esp (CDH )
        E hazíale gran fiesta mandando hazer grandes juegos e danças e correr toros en la ciudad e en el palacio, al cual corrían muchas gentes por ver a Floriseo, de quien gran fama avía en la ciudad y en su tierra. Especialmente vinieron los cristianos de aquella ciudad, que le suplicaron rogasse al duque porque ellos fuessen tratados a la manera de los moros en sus tributos.
      • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] 216 Esp (CDH )
        El que quiere honrar un sancto, debría trabajar de seguir sus sanctas virtudes, y agora, en lugar desto, corremos toros en su día, allende de otras liviandades que se hacen, y decimos que tenemos por devoción de matar cuatro toros el día de Sanct Bartolomé, y si no se los matamos, habemos miedo que nos apedreará las viñas.
      • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] 216 Esp (CDH )
        ¿Qué se me da más tener por devoción matar cuatro toros el día de Sanct Bartolomé que de sacrificar cuatro toros a Sanct Bartolomé? No me parece mal que el vulgo se recree con correr toros; pero paréceme ques pernicioso que en ello piense hacer servicio a Dios o a sus sanctos, porque, a la verdad, de matar toros a sacrificar toros yo no sé que haya diferencia.
      • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
        [...] pero ¡ay, dolor! que ya indiferentemente ricos y pobres, y grandes y pequeños, juegan farsas y corren toros, hazen justas, ordenan combites, sacan divisas, festejan damas, gastan en banquetes, arman justas y inventan fiestas; las quales cosas todas redundan en daño de la república, en destrución de la hazienda y aun en corrupción de la persona [...].
      • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] Esp (CDH )
        Aun los cristianos acostumbramos en las fiestas de sanctos çesar de los cotidianos ofiçios y recrearnos en honesto oçio, corriendo toros, jugando cañas, representando comedias y otros géneros de plazeres por dar algún descanso a las gentes. Con este mesmo propósito, muchos famosos varones antiguos inventaron juegos injeniosos y apazibles para se recrear, porque, según Valerio dize, Scévola fue el primero que inventó el juego de la pelota, y Hércules sobrellevó sus incomportables trabajos con el juego de la lucha y puñaçeste que él inventó [...].
      • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
        Decía un señor de este reino que por solamente una cosa no se habían de correr toros, y era porque no se mostrasen los hombres a huir.
      • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
        Viendo correr toros un día de San Juan el emperador en Toledo, tenía par de sí a este truhán cuando entraron los del juego de cañas.
      • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] Esp (CDH )
        [...] y acordaron de hacer grandes fiestas y regocijos, y fueron tales, que otras como ellas, a lo que a mí me parece, no he visto hacer en Castilla, así de justas y juegos de cañas, correr toros, encontrarse unos caballeros con otros, y otros grandes disfraces que había; e todo esto que he dicho no es nada para las muchas invenciones de otros juegos, como se solían hacer en Roma cuando entraban triunfando los cónsules y capitanes que habían vencido batallas [...].
      • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 650 Esp (CDH )
        Además desto, todos los caciques tienen caballos y son ricos, traen jaeces con buenas sillas, y se pasean por las ciudades, villas y lugares donde se van a holgar o son naturales, y llevan sus indios por pajes que les acompañan, y aun en algunos pueblos juegan cañas y corren toros y corren sortijas, especial si es día de Corpus Christi o de señor San Juan o señor Santiago, o de nuestra señora de agosto, o la advocación de la iglesia del santo de su pueblo [...].
      • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] Esp (CDH )
        [...] y aun en los animales lo vemos, que un toro, que le están lidiando en el coso, ordinariamente acude a la puerta por donde entró, que parece que naturaleza le enseña que por allí ha de escaparse, por donde se metió en el peligro; pues así el pecador, que se ve perdido, y que ha caminado mucha tierra y dado muchísimos pasos hacia el infierno, el remedio que le queda es desandar lo andado y volver atrás, como Teseo [...].
      • 1596 Lpz Pinciano, A. Philosofía [1953] III, 12 Esp (CDH )
        [...] mi pobre mujer, tierna por la edad, tierna por la ausencia de su madre y tierna por mi ausencia, y en vna casa tan grande, que en el patio della se solían correr toros, estaua tan tierna, digo, que poco faltó que no pariesse antes del tiempo natural.
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 205 Esp (CDH )
        ¿Si habrá favorecido a alguno con prenda suya el día que se lidian y corren toros en el aldea?
      • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )
        Un día de fiesta, como era de costumbre, se hicieron unas empanadas y pasteles, de que sobró un poco de masa, y otro día lunes habían de correrse toros en la plaza. Estaba en la basura una canilla de vaca casi entera. Yo tenía necesidad, para holgarme, de unas blanquillas, y en un pensamiento empané mi zancarrón, * que como lo puse no diferenciaba por defuera de un muy hermoso conejo.
      • 1605 Góngora Argote, L. Poesías 1605 [2000] 238 Poesías Esp (CDH )
        / Juegan cañas, corren toros, / cortesanos caballeros, / por lo gallardo Rugeros, / y por lo lindo Medoros; / con vistosos trajes moros, / quién suspende, quién engaña / al gran teatro de España; / quién es todo admiración, / valiente con el rejón / como galán con la caña.
      • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )
        Corríanse toros en una ciudad de Castilla, y uno que se escapó del coso vino a meterse en un patio de una casa, donde a la sazón estaban unos caballeros entreteniéndose a los naipes; y como cada cual buscase su acogida, uno dellos, del hábito de Santiago, se guareció debajo de una carreta; y otro amigo suyo, clérigo, se metió lo mejor que pudo debajo de una albarda.
      • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )
        Corríanse toros en cierta villa de España, y antojóseles a unos labradores que venían de cavar sus viñas pasar por medio del coso poco antes que soltasen el toro, caballeros en sus jumentillos y las azadas al hombro. En esta sazón soltaron el toro y, como la gente les dijese a voces que se aparten a un lado porque estaba el toro fuera, uno dellos, muy tieso y haciendo piernas en su borriquillo dijo: "Eso queremos los de a caballo".
      • c1609 Mariana, J. Tratado contra juegos públicos [1854] 453 Esp (CDH )
        [...] que habrá falta de caballos y que el tal juego es un cierto ejercicio de guerra, responderémos lo que hallamos haber dicho muchos capitanes que antes dañan y hacen á los hombres cobardes, con la costumbre que toman de huir y de temer, y seria mucho mas á propósito se ejercitasen en correr caballos, en tirar al blanco y en hacer justas y torneos como se hace en otras naciones, donde sin correr toros salen muy buenos soldados.
      • 1615 Cervantes Saavedra, M. Rufián dichoso [1995] 370 Comedias y entremeses Esp (CDH )
        / No va la vuelta del Cairo, / del Catay ni de la China, / ni de Flandes, ni Alemania, / ni menos de Lombardía: / va la vuelta de la plaza / de San Francisco bendita, / que corren toros en ella / por Santa Justa y Rufina; / y, apenas entró en la plaza, / cuando se lleva la vista / tras sí de todos los ojos, / que su buen donaire miran.
      • 1623 Almansa Mendoza, A. Cartas 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
        Desde que llegó el príncipe de Gales a esta corte, se ha tenido con su alteza toda la cortesía posible y cuidado de su regalo y deseo de festejarle y entretenerle, así con diversas fiestas que se le han hecho, corriendo toros en cantidad, con rejones y lanzadas admirables, como jugando cañas de vistosas libreas, caballos y jaeces, cosas pocas veces o nunca vistas de la nación inglesa;
      • 1627-1635 Quiñones Benavente, L. Loa corte Figueroa [2001] 326 Jocoseria Esp (CDH )
        Los que cantan / letras y bailes famosos, / aunque acá dicen que bailan / a cuarenta, y que bailando / corren toros, juegan cañas, / los que traigo son de a ocho, / y si más gente os agrada, / ¡vive Dios! que baile yo, / porque de más importancia / es hacer lo que mandáis / que los silbos que me aguardan.
      • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
        Ayer Lunes se corrieron los Toros de San Isidro por voto perpetuo de la Villa. Por la mañana los picaron algunos particulares. Por la tarde no entraron Cavalleros con rejones, i torearon sólo los de a pie. Fue fiesta Fría. Assistieron Sus Magestades i Consejos en la forma ordinaria. No hay otra novedad.
      • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
        Hase continuado la Fiesta de la translación de Nuestra Señora del Buen Sucesso, i mañana Miércoles se corren Toros delante del Hospital de la Corte, en la Plaçuela que llaman de la Puerta del Sol. Hase desembaraçado de los Cajones i Vendedoras; i se han hecho hermosos Andamios i Tablados. Governará la Fiesta la Villa. No lo ven los Consejos en forma, por excusar las Propinas i gastos. Su Magestad se dice asistirá de reboto en vn Valcón que para ello está dispuesto.
      • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
        Híçole la Góngora i Velasco con la otra mitad de la Compañía de la Rosa. Otro fue de Don Francisco de Rojas que no pareció bien. Fue el sotillo de Madrid a lo divino. Representóle Jusepe i la Negrilla, con la mitad de la Compañía de la Viuda. El Quarto fue el Sansón, del mismo Rojas, raçonable, que hicieron Iñigo i la Primera Dama que es Jusepa, con lo restante de la Compañía de la Viuda. Las Galas fueron muchas, los Gigantes Vestidos de nuevo, i la tarasca de Buen gusto, con vnos Cavalleros que lidiavan vn Toro.
      • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] Avisos Esp (CDH )
        El Señor Don Juan de Austria ha venido desde Consuegra a Aranjuez, donde estos días se le han corrido Toros.
      • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 205 Perú (CDH )
        Después del novenario se hicieron muchas y varias fiestas de regocijo que duraron quince días, en los cuales se corrieron toros, aunque pocos, porque entonces se trajeron de muchas leguas de distancia, como también los caballos para el juego de cañas y demás regocijos; que entonces, según afirma una relación antigua que hallé entre unos papeles, escrita por García del Pilar [...].
      • 1747 Anónimo Relac Puerto Rico [1918] Puerto Rico (CDH )
        A las quatro de la tarde salió su sría. de su Fortaleza, acompañado de dha. máscara, música, tambores y clarines, y deviendo ir (según lo dispuesto) a las casas Capitulares á ber lidiar unos toros, en su ferocidad publicaban nro. regocijo;
      • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
        Y, ¿en dónde ha leído el padre predicador que la salutación o el exordio de los sermones se hizo para lisonjear a los cabildos, para disparatar a costa de los mayordomos, para engaitar a los auditorios, para pasearse por los retablos, para correr toros y novillos, para tocar el son a las danzas y para otras mil necedades e impertinencias como éstas, de que se ven atestadas las más de las salutaciones?
      • c1771-1777 Fdz Moratín, N. Arte putear [1995] 129 Esp (CDH )
        / Así el profano Coliseo, el fuerte / circo para lidiar los bravos toros, / por sólo entretener tantos ociosos, / con mil casas de juego se consienten.
      • 1790 Azara, F. Geogr Paraguay [1904] Paraguay (CDH )
        La víspera, el día, y el después de la fiesta no cesaron de tocar los músicos día y noche, y la plaza está llena de gentes corriendo toros, sortijas, parejas, y haciendo bailes todo con mucha formalidad y concierto. Los bailes son siempre serios con vestidos convenientes que da la comunidad y se reducen á una mezcla de danza y esgrima. No tienen parte en ellos las mujeres ni los instrumentos de aire.
      • 1869 RAE DRAE 11.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] CORRER TOROS. Lidiarlos en las plazas, á caballo, con vara larga ó rejón, y tambien á pié, haciéndoles suertes con la capa, lienzo ú otra cosa semejante, ó poniéndoles banderillas ó garrochas y matándolos con estoque.
      • a1870 Bécquer, G. A. Artículos [1923] Esp (CDH )
        Como un recuerdo de su grandeza pasada, aún en las últimas bodas reales se jugaron cañas y se corrieron toros donde hoy admiramos más bien que la belleza de la estatua de Felipe III, el inconmensurable abdomen del caballo que la sustenta, por sólo esta particularidad famoso; pero el Municipio, comprendiendo al fin que la romántica y caballeresca historia de este sitio había llegado a su término, lo ha embellecido con jardines, fuentes y asientos, entregándolo en esta forma a la explotación de los soldados, amas de cría y niñeras, sus habituales concurrentes.
      • 1855-1874 Fuente, V. HEclesiástica Esp, V [1874] V, 474 Esp (CDH )
        Mas ¿qué extraño será esto, si apénas había fiesta votiva, ni solemnidad religiosa, en que no se corriesen toros, cosa tan repugnada por la Iglesia? Sin estos antecedentes no se comprendería fácilmente como pudo verificarse que en España, durante el siglo XVII, el teatro estuviese casi exclusivamente á cargo de eclesiásticos, y que sean sacerdotes los padres del teatro español. Algunos de ellos se contuvieron en los límites del decoro y de la moral cristiana, mas no de todos se puede decir.
      • 1883-1884 Colmeiro, M. Introducción cortes León y Castilla [2003] Esp (CDH )
        Suplicaron que no fuese permitido correr toros, porque se seguía muchas veces muertes de hombres y otros daños, y no se juzgó conveniente hacer novedad.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] Correr toros. fr. Lidiarlos en las plazas, á caballo, con vara larga ó rejón, y tambien á pie, haciéndoles suertes con la capa, lienzo ú otra cosa semejante, ó poniéndoles banderillas ó garrochas y matándolos con estoque.
      • 1885 Barros Arana, D. HGral Chile IV [2003] Chile (CDH )
        El día que ésta tuvo lugar, fue declarado festivo, y se corrieron toros, cañas, sortijas y carreras. El pueblo acompañaba a la procesión entonando cánticos preparados por los jesuitas.
      • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
        Corríanse toros los domingos en la plaza de caballerizas del palacio del virrey, que lo era a la sazón el cardenal Granvela. Convidaba éste por turno a todas las familias de la nobleza, por ser el local harto pequeño para convidarlas todas a un tiempo; y el último domingo de octubre, día magnífico del otoño de Nápoles, llegole la vez a un cierto caballero de Sorrento, llamado Antonio Falangola, que vivía en Nápoles con su mujer [...].
      • 1913 Anónimo Reglamento Leyes, reales decretos, reglamentos Esp (CDH )
        53. Queda en absoluto prohibido que sean corridos toros, novillos ni vaquillas, ensogados ó en libertad, por las calles y plazas de las poblaciones.
      • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
        Todo el año permanecía encerradito en una capilla aislada a la salida del pueblo, de esos oratorios que los españoles tomaron a la costumbre romana. Nadie le hacía caso hasta llegar la fiesta. Entonces su cofradía y mayordomo celebraban pobremente a su Cristo Pobre, atiborrando la sacristía de dulces y vinos, corriendo toros en la plaza, bailoteando en torno de puestecitos como el que pusieron las Cucas a la puerta de su mancebía y... quemando la parroquia con cohetes.
      • 1960 Rosales, L. Cervantes [1960] Esp (CDH )
        Siempre que oía decir que corrían toros, jugaban cañas y representaban comedias, preguntaba a su hermano qué cosas eran aquellas diversiones, y sus palabras le encendían el deseo de conocer el mundo, o, a lo menos, su pueblo, que bien pequeño era. No había tenido nunca una espiga de trigo en sus manos, ni había visto correr el agua.
      • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] México (CDH )

        Por Dios Santísimo que yo no inventé la fiesta y el jolgorio de la colonia mexicana; por su Santísima Madre, que yo llegué a una capital enamorada ya del lujo y la fiesta, donde se corrían toros bravos en Chapultepec y los paseos a caballo se oían cascabelear por los bosques: justas, sortijas, juegos de cañas: el virrey don Luis de Velasco dijo que aunque el Rey le quitase a los criollos sus pueblos y haciendas, el propio Virrey se encargaría de consolarlos con hacer sonar cascabeles en las calles.

      • 2005 Rodríguez, A. "Vocación, enfermerías" [21-05-2005] Elmundo.es. Salud (Madrid): elmundo.es/elmundosalud Esp (CORPES)
        Sin embargo, la labor de los profesionales de la medicina que atienden a los heridos en las plazas y en las callejas de los cientos de pueblos españoles en los que se corren toros pasa prácticamente desapercibida. Ellos no se dedican a esto por dinero, ni tampoco por la gloria mediática y profesional —de hecho, la medicina y la cirugía taurina no son especialidades como tal—, pero están espoleados por una vocación casi tan grande como la que dicen tener los matadores por la lidia.
      • 2018 Concostrina, N. Pretérito imperfecto Esp (CORPES)
        Dicho en pagano, esto viene a decir que el 1 de noviembre de 1567, el papa Pío V se marcó un documento sin desperdicio en el que dice que tanto su colega dios como él mismo recordaban a todo el mundo cristiano que eso de ir a los toros, matar toros y correr toros, a pie o a caballo, era un espectáculo vergonzoso. Que quedaba terminantemente prohibido, que quien se saltara la orden sería excomulgado y que quien muriera en el transcurso de esos espectáculos sería privado de sepultura eclesiástica.
      • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
        Pero la vida pastueña de corresponsal en París no iba con su carácter. Alguien le contaría que en una pequeña ciudad del norte de España se celebraba un rito de sangre con mucho sabor étnico. En Pamplona se corrían toros en un encierro y los mozos con pantalones y camisa blancos, faja roja y pañuelo al cuello del mismo color, se iniciaban ante sus novias jugándose la vida entre un bosque de cuernos de toros y cabestros.
      • 2023 Falcón, L. "Plaza de toros Ciudad Rodrigo" [22-01-2023] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
        Pero todo tiene un antecedente, ya que en Ciudad Rodrigo, ya en el siglo XVI se corrían toros en la plaza Mayor todos los días de fiesta en verano, y a veces también en invierno. Era tal la afición mirobrigense a los toros, que cuando el papa prohibió las corridas (a coso cerrado) descubrieron la manera de burlar esta prohibición, y comenzaron a correr los toros por las calles de la ciudad cerrando las murallas, incluso por las noches.
    2. s. Frecuentemente, en construcciones comparativas para ponderar la fuerza.
      docs. (1879-2023) 6 ejemplos:
      • 1879 Castro Serrano, J. "La madre feliz" [15-03-1879] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
        Algunas cartas del tio darán idea de los aprovechamientos del escolar. «Vuestro hijo se está poniendo como un toro (decia). Salta más que ninguno, patina mejor que ninguno, y da pescozones á sus compañeros como ninguno. En el colegio le llaman el español, que aqui equivale á decir la fiera; y á no ser porque siempre explica las lecciones (ya veis que no os digo que las sabe), pasaria su vida en el calabozo. De pan y de manteca no os quiero hablar: el mayordomo me dice que me va á pedir un suplemento. »
      • 2023 Fdz Segura, L. "Ibai Llanos" [19-04-2023] 20 Minutos (Madrid) Esp (HD)
        Con el objetivo de motivar a cuánta más gente posible, ha comentado en sus historias cómo ha cambiado su rutina de ejercicio de manera que va contento a cada entrenamiento. Para empezar, ha puesto todavía más cuidado en la alimentación. "Estoy ahora mismo con la mejor dieta que he tenido nunca, muy equilibrada", ha confesado: "Me siento como un toro". Además, de centrarse en el déficit calórico, se ha lanzado de lleno al fútbol.
      • 1879 Castro Serrano, J. "La madre feliz" [15-03-1879] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
        Algunas cartas del tio darán idea de los aprovechamientos del escolar. «Vuestro hijo se está poniendo como un toro (decia). Salta más que ninguno, patina mejor que ninguno, y da pescozones á sus compañeros como ninguno. En el colegio le llaman el español, que aqui equivale á decir la fiera; y á no ser porque siempre explica las lecciones (ya veis que no os digo que las sabe), pasaria su vida en el calabozo. De pan y de manteca no os quiero hablar: el mayordomo me dice que me va á pedir un suplemento. »
      • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )
        Porque, pongo por caso, llega aquí un mozo de Castilla, o de Santander, llega robusto, con unos cachetes que parecen dos cerezas, vamos, rozagante, fuerte como un toro, y en menos de seis meses, si escapa con vida del vómito, se queda escueto y desmazalado por el resto de su vida.
      • 1903 Pz Guzmán, J. "Alhajas de la reina" [17-08-1903] La Época (Madrid) Esp (HD)
        El resto de las cartas de la Tudó á la Reina y de la Reina á la Tudó lo ocupaban los hijos: Manuel, que estaba como un toro, "casi tan alto como yo", y que era "un retrato de su padre", y Luisito siempre dulce, siempre inteligente y siempre... enfermo. De lo de Austria, ¡eternas esperanzas!, y en la carta del 6 de Octubre esta sola frase: "¡Es desgracia de casualidad la enfermedad de Martínez".
      • 1957 Calvo Sotelo, J. Muchachita Valladolid [1993] Esp (CDH )

        angel .Yo creo que le caemos bien. Apenas hay ocasión, nos da muestras de simpatía.

        Patricio .¿Tiene buena salud?

        angel .Es fuerte como un toro.

        Patricio .Digo, salud... política.

        angel .Ah, en eso, mire usted, aquí todos los cancilleres que he conocido se mueren de repente. Quiero decir que, hasta el último día, hacen vida normal. Son salvadores de la Patria, hombres privilegiados, monstruos de las ciencias, las letras y las artes, y de pronto, ¡paf!, la guarnición de Anabique o de Isteba [...].

      • 2004 Albero, M. Principiantes [2004] Esp (CORPES)
        [...] el mal del principiante no figura aún como patología de las que entiende la medicina oficial (a diferencia de la caspa, que sí está registrada aunque no por ello sepan curarla), los médicos suizos, tras dar uso a todas las maquinitas deparadas por el avance de la técnica, concluyeron que Redder estaba como un toro y descartaron cualquier problema físico o psíquico, salvo una agresividad que hacía negro cualquier análisis de orina.
      • 2023 Fdz Segura, L. "Ibai Llanos" [19-04-2023] 20 Minutos (Madrid) Esp (HD)
        Con el objetivo de motivar a cuánta más gente posible, ha comentado en sus historias cómo ha cambiado su rutina de ejercicio de manera que va contento a cada entrenamiento. Para empezar, ha puesto todavía más cuidado en la alimentación. "Estoy ahora mismo con la mejor dieta que he tenido nunca, muy equilibrada", ha confesado: "Me siento como un toro". Además, de centrarse en el déficit calórico, se ha lanzado de lleno al fútbol.
    1. s. m. Con el modificador bravo o el complemento de lidia, de muerte o de pelea, para referirse al toro seleccionado y criado para su empleo en espectáculos taurinos.
      docs. (1328-2023) 55 ejemplos:
      • 1305-1328 Anónimo Crón Estados [1955] Esp (CDH )
        El rey fizo parellar un toro bravo que matasse lo bispo, seguro que era inocent de aquello quel opponian: vino alli do era el toro, e de continent se vino pora lo vispo, e fincole los genollos delant, e prendie los cuernos con las manos, y el toro se levanto e los cuernos fincaron con las manos del obispo.
      • 2023 González-Hontoria, M. "Dehesa madrileña" [17-03-2023] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La carretera de Colmenar, con enormes vistas a la Cuerda Larga, el skyline del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, atraviesa un paisaje idílico de dehesa en el que se cría el toro bravo. Son fincas privadas, pero más de una invita al visitante a conocer a este majestuoso animal en su hábitat natural. [...] Es pequeña, unas 350 cabezas, pero tiene la singularidad de que en ese bellezón de finca llamada Las Tejoneras convive el toro de lidia con el cerdo ibérico en libertad. Está, además, muy bien diseñada la visita.
      • 1305-1328 Anónimo Crón Estados [1955] Esp (CDH )
        El rey fizo parellar un toro bravo que matasse lo bispo, seguro que era inocent de aquello quel opponian: vino alli do era el toro, e de continent se vino pora lo vispo, e fincole los genollos delant, e prendie los cuernos con las manos, y el toro se levanto e los cuernos fincaron con las manos del obispo.
      • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
        [...] e conseja recordar al dios Neptuno, que significa el repentimiento e compungçión de la conçiençia, segúnd ya dixe en las glosas del capítulo seteno del primer libro, faziéndole sacrifiçio del toro, por quien se entiende el cuerpo humano, que, ansí como el toro bravo e non domado, con la sensual feridat deve ser maçerado e constreñido, sacrificándolo a la cultura de la religión legal, entendido por el templo de Neptuno, segúnd lo declaré en las glosas del cuarto capítulo d'este libro, esperando la neptunia respuesta, es a saber lo que la compungçión conçiençial consejera.
      • 1651 Cárdenas Angulo, P. J. Advertencias torear [1947] Esp (CDH )

        Ha de procurar también el caballero, o tener los caballos cerca de la puerta que entrare, y que cuando salga a mudar caballo no tarde de volver a la plaza, ni deje pasar toro en el interior, ni mude caballo sin causa muy urgente, que todo lo que se salta de la plaza se murmura la tardanza; y más si sale un toro bravo.

      • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )

        En diciendo del predicador «¡Gran pájaro! ¡Pájaro de cuenta!», bien podía el padre desbarrar a tiros largos; porque tendría seguros los más principales sermones de la villa, incluso el de la fiesta de los pastores y el de san Roque, en que había novillos y un toro de muerte. Pero, si el zapatero torcía el hocico y, al acabar el sermón, decía «¡Polluelo! ¡Cachorrillo! Iráse haciendo», mas que el predicador fuese el mismísimo Vieyra [...].

      • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
        Y conste que mi opinión no vale para aquellos que eligen las mujeres por libras y trapío, como si fueran toros de lidia.
      • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] Esp (CDH )
        [...] pero digamos desde luego que tampoco alcanza, la cuestion el mismo grado de importancia en ambos seres, porque si se exceptúan los casos de eleccion del buey de trabajo, del toro de lidia y de la vaca lechera, en los demás casi nunca hay necesidad de recurrir á dicho conocimiento.
      • 1903 Valera, Juan Discurso leído en los Juegos Florales de Córdoba Estudios Hist y Política Esp (CDH )

        [...] que industrias desaparecidas o decaídas ya entre nosotros, como la de orfebrería y la de los famosos cueros o guadamecíes, o reaparezcan o sean reemplazadas por otras; que en nuestras dehesas no se críen sólo toros bravos para la lidia, sino también mansas y ubérrimas vacas que nos den sabrosa leche y exquisita manteca [...].

      • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] II, 299 Esp (CDH )
        La cría del toro de lidia y la muerte de éste han dado base a un amplio folklore literario, del que ahora no vamos a ocuparnos con detenimiento. En España son harto populares los libros de toros para que quienes no somos técnicos, ni aficionados siquiera, vayamos a copiar de ellos cuatro vulgaridades (cuya exactitud es problemática) acerca de sus orígenes, etc.
      • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] Esp (CDH )
        En la cría del toro bravo, esta operación es de gran importancia pues mediante ella los becerros adquieren individualidad propia y pasan a formar parte de la ganadería. Hasta hoy —día del herradero—, los machitos y las hembritas no significaban nada, o casi nada.
      • 1982 Nieva, F. Coronada y tiro [1991] Esp (CDH )
        Mueran todos los que se opongan a los toros de muerte y al comportamiento rasero en Farolillo de San Blas, pueblo serrano de mi digna jurisdicción y sometido por ley de años mil a mi código cerebroso. Quien se pase de la raya será sacrificado en justicia y en un funeral de marca mayor, según la usanza del entierro en vida y pie. (Levantándose.) Esto te sucede, Coronada, por haber sacado los dos del plato y haberlos puesto en los cerros de Úbeda, que no son de este partido.
      • 1994 Solares, I. Nen [1994] 29 México (CDH )
        Su abuelo fue amigo de un ganadero de toros bravos en Sevilla y ahí aprendió a montar y a torear, lo que incluso hizo después en algunas ferias, en plazas provincianas improvisadas con tablones, en abierta competencia con afamados caballeros. /
      • 2002 Chavarría, D. Rojo Ur (CORPES)
        Alberto recordaba el pan de bono. Cómo no; unas rosquillas de harina de yuca y queso, muy populares en Cali. Solían comerse al desayuno. Recién salidas del horno y acompañadas con avena fría, eran muy sabrosas. Servio Tulio hizo su primera fortuna a los veinticuatro años; y fue entonces cuando se metió a criador de toros de lidia. Era una vieja e incurable pasión. — Ver lucirse en el ruedo al toro que uno ha criado, eso sí es la berraquera... Tres veces amasó capitales a punta de pan de bono; y las tres se arruinó con los toros. Pero no se arrepentía.
      • 2012 Glz Abad, Á. "Los de Ibán" [27-05-2012] Entre barreras (ABC blog) Esp (CORPES)
        Desgraciadamente, ni por esas. Los de Ibán solo tenían casta y nobleza, solo ofrecían el triunfo a sus matadores... solo. Y como aquel "Fiscal" y sus otros hermanos de Alcurrucén, dejaron para la nada su larga crianza de toro bravo, esas décadas de selección, esos cuatro o cinco años en las dehesas y esos veinte minutos de gloria para su divisa.
      • 2023 González-Hontoria, M. "Dehesa madrileña" [17-03-2023] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La carretera de Colmenar, con enormes vistas a la Cuerda Larga, el skyline del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, atraviesa un paisaje idílico de dehesa en el que se cría el toro bravo. Son fincas privadas, pero más de una invita al visitante a conocer a este majestuoso animal en su hábitat natural. [...] Es pequeña, unas 350 cabezas, pero tiene la singularidad de que en ese bellezón de finca llamada Las Tejoneras convive el toro de lidia con el cerdo ibérico en libertad. Está, además, muy bien diseñada la visita.
      • 1305-1328 Anónimo Crón Estados [1955] Esp (CDH )
        El rey fizo parellar un toro bravo que matasse lo bispo, seguro que era inocent de aquello quel opponian: vino alli do era el toro, e de continent se vino pora lo vispo, e fincole los genollos delant, e prendie los cuernos con las manos, y el toro se levanto e los cuernos fincaron con las manos del obispo.
      • 1411-1412 Ferrer, V. Sermones [1994] 418 Esp (CDH )
        Esso mismo, si es persona yrosa de coraçón, que tiene ençendido el fuego de la yra en el su coraçón, luego sale el fumo por la boca, que paresçe que está bufando como toro bravo, e nunca vos fablará synon de peleas e de cochilladas e sienpre estará rifando e barajando e rrenegando e blasfemando.
      • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
        [...] e conseja recordar al dios Neptuno, que significa el repentimiento e compungçión de la conçiençia, segúnd ya dixe en las glosas del capítulo seteno del primer libro, faziéndole sacrifiçio del toro, por quien se entiende el cuerpo humano, que, ansí como el toro bravo e non domado, con la sensual feridat deve ser maçerado e constreñido, sacrificándolo a la cultura de la religión legal, entendido por el templo de Neptuno, segúnd lo declaré en las glosas del cuarto capítulo d'este libro, esperando la neptunia respuesta, es a saber lo que la compungçión conçiençial consejera.
      • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )
        «¿Qué vos paresçe? El toro bravo como oveja es tornado.» Tanto que un día, estando ayuntadas muchas gentes en un conbite do los más e los mejores estavan, fizo a un mochacho que le llegase a un pilar que estaba en medio de la casa. E como después de trasquilado le avía cresçido el cabello, cobró alguna más fuerça, e dió con la casa en tierra —donde murió él e los que dentro estavan, en número más de çinco mill— diziendo: «¡Aquí morrá Santsón e quantos con él son!» Eligió morir mala muerte como desesperado, viéndose puesto en tan pobre estado; esto vino por el su secreto querer descobrir a la muger.
      • c1520 Anónimo Vida Ysopo [2001] Esp (CDH )
        Significa esta fábula que los hombres de mala naturaleza e criança, sejemantes son a los toros bravos, que jamás se quieren castigar por disciplina ni palabra fasta que los matan las justicias enforcándolos, o en otra mala ventura sean acabados.
      • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 608 Esp (CDH )
        Ya que llevaban los turcos los ganados y pastores, salen los comendadores y tienen una batalla entre los unos y los otros, que les quitaron la presa del ganado, y vienen otros escuadrones de turcos por otra parte sobre Rodas y tienen otras batallas con los comendadores, y prendieron muchos de los turcos; y sobre esto, luego sueltan toros bravos para los despartir.
      • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 378 Esp (CDH )
        / Un toro bravo y celoso, / de su contrario vencido, / me coja en disierto campo / sin árbol, casa ni río.
      • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 890 Esp (CDH )
        / Últimamente puso la inhumana / bárbara condición, tan diferente, / que política, noble y cortesana / era patricia y virtuosa gente; / vedándoles comer la carne humana, / la cerviz humillándose impaciente / del toro bravo de erizado cerro / a la coyunda y yugo, marca y hierro.
      • 1651 Cárdenas Angulo, P. J. Advertencias torear [1947] Esp (CDH )

        Ha de procurar también el caballero, o tener los caballos cerca de la puerta que entrare, y que cuando salga a mudar caballo no tarde de volver a la plaza, ni deje pasar toro en el interior, ni mude caballo sin causa muy urgente, que todo lo que se salta de la plaza se murmura la tardanza; y más si sale un toro bravo.

      • 1657 Torres, B. Crón Agustina [1974] Perú (CDH )
        Iba un día a la Compañía de Jesús, y en la calle inmediata a ella sucedió, que venía un toro bravo a sus espaldas con grande algazara y ruido de los que huían del, y le venían siguiendo. El compañero, bolvió el rostro, y viendo al toro, dio vozes al Maestro Fr. Roque para que huyesse, y dexándole solo se entró en la primera casa que halló abierta; la tropa de gente que venía huyendo también a gritos le dezía: Huya Padre, que le ha de matar el toro.
      • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )

        En diciendo del predicador «¡Gran pájaro! ¡Pájaro de cuenta!», bien podía el padre desbarrar a tiros largos; porque tendría seguros los más principales sermones de la villa, incluso el de la fiesta de los pastores y el de san Roque, en que había novillos y un toro de muerte. Pero, si el zapatero torcía el hocico y, al acabar el sermón, decía «¡Polluelo! ¡Cachorrillo! Iráse haciendo», mas que el predicador fuese el mismísimo Vieyra [...].

      • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
        No son toros de muerte ni furiosos. Son sí unos novillos alegres y vivos; pero ni marrajos ni sangrientos: uituli multi o, como lee otra letra, mutilati: unos novillos desmochados, esto es, o sin puntas en el asta o sin fuerzas en las puntas. Gracias a Dios que respiro, porque me había asustado.
      • 1768 Cruz, R. Alcaldes Novés [1915] Esp (CDH )
        Mariana . Tal cual también se ha portado / don Jorge, que tiene llena / de músicos de Toledo / la casa, y más de cuarenta / docenas de voladores, / y doce ó catorce estrellas, / amén del castillo; pero / lo principal es que tenga / novillos y cuatro toros / de muerte.
      • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 226 Esp (CDH )
        Y si para jugarlo en la plaza en vez de toro me saca V. un buey paleto, que en lugar de embestir y defenderse, ó huye de la gente, ó se deja agarrar por las hastas, tendrá infaliblemente que sufrir los silvos del pueblo espectador de la lucha. Toros bravos, toreros diestros y lances estrechos, pero bien jugados, son los que forman el mérito de este espectáculo. ¿Me entiende V.?
      • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
        Pepe Vera no se las aviene sino con toros bravos.
      • 1852 Anónimo "Beneficio picadores cuadrilla" [24-01-1852] El Omnibus (Ciudad de México) Mx (HD)
        Se lidiarán seis hermosos y valientes toros de muerte de la bien acreditada ganadería de Sajay. Ademas de las suertes que verificarán los beneficiados, se presentará la célebre danza conocida por LA POLKA INFERNAL, desempeñada por unos jóvenes mexicanos, los que arrojarán fuego por todas las estremidades de su cuerpo; terminando la danza con la salida de un toro encohetado que acometerá á los bailarines, los cuales burlaran la bravura de la fulminante fiera.
      • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
        Y conste que mi opinión no vale para aquellos que eligen las mujeres por libras y trapío, como si fueran toros de lidia.
      • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )
        [...] pero en aquellos en que como en España, se crian toros bravos y de pujanza, no pudo verificarse sino á fuerza de constancia, ardides y peligros. Hé aquí en resumen el verdadero origen de la accion de torear.
      • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] Esp (CDH )
        [...] pero digamos desde luego que tampoco alcanza, la cuestion el mismo grado de importancia en ambos seres, porque si se exceptúan los casos de eleccion del buey de trabajo, del toro de lidia y de la vaca lechera, en los demás casi nunca hay necesidad de recurrir á dicho conocimiento.
      • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] Esp (CDH )

        [...] por manera que ninguno de los dervis, o carreras de caballos, donde los sajones se emborrachan y gritan; ninguna de las corridas de toros de muerte, donde se salen fuera de sí los españoles, puede compararse con esta última hora de una grande sesión parlamentaria en respetabilísimo y antiguo Parlamento.

      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] de muerte. El destinado á ser muerto en el redondel.
      • 1903 Valera, Juan Discurso leído en los Juegos Florales de Córdoba Estudios Hist y Política Esp (CDH )

        [...] que industrias desaparecidas o decaídas ya entre nosotros, como la de orfebrería y la de los famosos cueros o guadamecíes, o reaparezcan o sean reemplazadas por otras; que en nuestras dehesas no se críen sólo toros bravos para la lidia, sino también mansas y ubérrimas vacas que nos den sabrosa leche y exquisita manteca [...].

      • 1909 Giménez Valdivieso, T. Atraso España [1989] Esp (CDH )
        La agricultura está muy atrasada, y exceptuando pequeñas vegas como las de Almería, Málaga, Granada y algunos trozos de la ribera del Guadalquivir, en general sus campos son prados raquíticos destinados al mantenimiento de los toros de lidia, ó tierras de pan llevar, donde la mayor parte de los años no se coge nada por falta de agua.
      • 1888-1923 Pascual Sanjuán, P. Flora [1923] Esp (CDH )
        La corrida que se celebra es de toros de muerte, lo cual comprenderás que significa que aquellos animales han de perder la vida en el redondel y a la vista del público. La estocada * que pone término a su existencia no se les da (porque esto sería muy poco divertido) al momento de salir a la plaza; sino después de haber hostigado * al toro de mil maneras, y haberle atormentado los picadores con sus aceradas lanzas, los banderilleros con las banderillas [...].
      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] de muerte. El destinado a ser muerto en el redondel.
      • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
        Y henos aquí, cuando con mayor gusto disipábamos palabras a troche y moche, y como quien se encuentra un toro de lidia en un callejón sin rejas, con la dificultad frente a frente.
      • 1939 Azaña, M. Velada Benicarló [1980] Esp (CDH )
        Estoy persuadido de que el caletre español es incompatible con la exactitud: mis observaciones de esta temporada lo comprueban. Nos conducimos como gente sin razón, sin caletre. ¿Es preferible conducirse como toros bravos y arrojarse a ojos cerrados sobre el engaño? Si el toro tuviese uso de razón no habría corridas.
      • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] II, 299 Esp (CDH )
        La cría del toro de lidia y la muerte de éste han dado base a un amplio folklore literario, del que ahora no vamos a ocuparnos con detenimiento. En España son harto populares los libros de toros para que quienes no somos técnicos, ni aficionados siquiera, vayamos a copiar de ellos cuatro vulgaridades (cuya exactitud es problemática) acerca de sus orígenes, etc.
      • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
        TORO DE LIDIA. — m. Taurom. Toro bravo.
      • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
        TORO DE PELEA. — m. Taurom. Toro de lidia.
      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )

        Los tienen mucho tiempo en la plaza; hasta que ya no hay más mozos que se atrevan a torearlos, y entonces los vuelven a meter en el corral y sueltan al toro de muerte. Para matarle, ha venido una cuadrilla de muletillas, que son los aprendices de torero que van toreando por los pueblos, muertos de hambre.

      • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
        Pepe Escobar, uno de los pocos ganaderos de toros bravos que van quedando, en los que la ganadería es una necesidad de su afición, sostenida por su dinero, ganadero porque es señor y es rico, no por mercadería para hacerse rico y señor, cuenta incidencias de la tienta que, recientemente, ha efectuado. Todos recordamos la tarde en la que fuimos sus invitados y en la que don Ignacio Zuloaga toreó, quieto, erguido, pausado, marcando los tiempos del lance a la verónica, con todas las reglas del arte, como si fuera un chaval que va para torero.
      • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
        toro1 [...] ~ de lidia. TORO bravo que se cría para lidiarlo en las plazas de toros.
      • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Guatemala (CDH )
        La rodilla, la pierna, él, él también se hubiera querido meter bajo el testuz de aquel torito bravo.
      • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] Esp (CDH )
        En la cría del toro bravo, esta operación es de gran importancia pues mediante ella los becerros adquieren individualidad propia y pasan a formar parte de la ganadería. Hasta hoy —día del herradero—, los machitos y las hembritas no significaban nada, o casi nada.
      • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
        Peleas de tiburones, con las que Nerón quiso hacer descansar a los toros de lidia. Tienen al mar despierto, removido, círculos formados por los pedruscos caídos en las entrañas.
      • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de muerte. El destinado a ser muerto en el redondel.
      • 1982 Nieva, F. Coronada y tiro [1991] Esp (CDH )
        Mueran todos los que se opongan a los toros de muerte y al comportamiento rasero en Farolillo de San Blas, pueblo serrano de mi digna jurisdicción y sometido por ley de años mil a mi código cerebroso. Quien se pase de la raya será sacrificado en justicia y en un funeral de marca mayor, según la usanza del entierro en vida y pie. (Levantándose.) Esto te sucede, Coronada, por haber sacado los dos del plato y haberlos puesto en los cerros de Úbeda, que no son de este partido.
      • 1987 Nieto Manjón, L. DiccTérmTaurinos Esp (FG)
        toro. [...] Se denomina toro de lidia a aquél que se corre en un espectáculo taurino. El toro de lidia se ha conseguido gracias a la selección y la tienta y representa una especialización, con respecto al resto de bóvidos, que tiene como característica esencial la acometividad.
      • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Argentina (CDH )
        Me pareció distinguir entre esos ruidos resignados, el bramido profundo y amenazante de alguno de los toros de lidia que los ganaderos indianos empiezan a importar para sus corridas o para cruza.
      • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de muerte. El destinado a ser matado en el redondel.
      • 1994 Moral, J. A. Ver toros [1996] Esp (CDH )
        Y a partir de que los toros de muerte fueron prohibidos, más. Los «cavaleiros» pasan a ocupar un lugar privilegiado en los espectáculos desde principios del siglo xx, aunque estas corridas carecieran de emoción debido a las fundas que escondían los cuernos de los toros y a no morir éstos en la plaza, corriéndose más veces en otros ruedos cuando su «colaboración» con los cavaleiros era positiva.
      • 1994 Solares, I. Nen [1994] 29 México (CDH )
        Su abuelo fue amigo de un ganadero de toros bravos en Sevilla y ahí aprendió a montar y a torear, lo que incluso hizo después en algunas ferias, en plazas provincianas improvisadas con tablones, en abierta competencia con afamados caballeros. /
      • 1997 Prensa El País, 21/05/1997 [1997] Esp (CDH )
        En España hay 1.100 ganaderos de toros bravos, y 200 de ellos pertenecen a la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que forma parte de la CAPT. «Eso equivale a decir que son menos de un 20%. Por tanto, no son nadie para llamarse representantes de todos nosotros porque sólo defienden sus intereses particulares». Martín Peñato manifiesta que «en la CAPT y en la Unión mandan los Domecq y sus adláteres y sólo se defiende lo que les interesa a ellos. Allí no hay elecciones y el día que las administraciones públicas dejen de lado la fiesta se habrá acabado».
      • 2002 Chavarría, D. Rojo Ur (CORPES)
        Alberto recordaba el pan de bono. Cómo no; unas rosquillas de harina de yuca y queso, muy populares en Cali. Solían comerse al desayuno. Recién salidas del horno y acompañadas con avena fría, eran muy sabrosas. Servio Tulio hizo su primera fortuna a los veinticuatro años; y fue entonces cuando se metió a criador de toros de lidia. Era una vieja e incurable pasión. — Ver lucirse en el ruedo al toro que uno ha criado, eso sí es la berraquera... Tres veces amasó capitales a punta de pan de bono; y las tres se arruinó con los toros. Pero no se arrepentía.
      • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Argentina (CDH )
        Para La Española, Balthazar Mantra es un toro de lidia perfecto un par de minutos antes de clavarle los cuernos a un torero hasta entonces invulnerable.
      • 2006 Lara Ramos, L. F. Diccionario español en México Mx (BD)
        toro [...] Toro de lidia El que, a lo largo del tiempo, se ha venido cultivando para que desarrolle mayor bravura y sensibilidad, para torearlo.
      • 2007 Ransom Carty, M. (coord.) Fiestas gastronomía maya-yucateca Mx (CORPES)
        El sábado había dos corridas: una en la tarde y otra en la noche. En la vespertina se lidiaban dos o tres "toros de muerte", los cuales servían para el tradicional guiso del "chocolomo". Éste acostumbraba servirse a eso de las ocho de la noche, a los parientes o amigos que llegaban de visita por esos días y se les brindaba acomodo. Así acostumbrábamos, pues así nos trataban cuando íbamos a su pueblo.
      • 2010 Padial, C. Dinero gratis [2010] Esp (CORPES)
        Para ser un triunfador, un broker o, al menos, un taxista, me hace falta un punto de agresividad latina que, sinceramente, creo que me falta. El mercado laboral te exige que tires abajo las puertas a base de zapatazos, que utilices tu cabeza como ariete, que embistas como un toro de lidia. ¡Yo no soy capaz de hacer nada de todo eso! ¡Se me escapa la risa!
      • 2012 Glz Abad, Á. "Los de Ibán" [27-05-2012] Entre barreras (ABC blog) Esp (CORPES)
        Desgraciadamente, ni por esas. Los de Ibán solo tenían casta y nobleza, solo ofrecían el triunfo a sus matadores... solo. Y como aquel "Fiscal" y sus otros hermanos de Alcurrucén, dejaron para la nada su larga crianza de toro bravo, esas décadas de selección, esos cuatro o cinco años en las dehesas y esos veinte minutos de gloria para su divisa.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de lidia m. toro que se cría en el campo para el toreo.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de muerte m. toro de lidia
      • 2017 Gosálvez, P. "Versión del toro" [04-09-2017] El País (Madrid) Esp (CORPES)
        La fiesta no se basa en el maltrato ni en la tortura, ni el aficionado goza con el sufrimiento de los animales", continúa el periodista, "la violencia y la sangre forman parte de la fiesta, pero va más allá. Al igual que la gallina vive para poner huevos y hacer un buen caldo, el toro bravo existe para ser lidiado en la plaza. Como aficionado no me considero un torturador; más bien me siento partícipe de una sociedad en la que la lidia es una forma de entender la belleza".
      • 2019 Anónimo Guía medicamentos veterinarios: bovino Esp (CORPES)
        Por su parte, el toro de lidia, es un tipo de bovino de origen español que ha sido seleccionado y criado especialmente para producir toros bravos, de ahí que sea conocido también como “ganado bravo”, mediante la tienta a fin de elegir para la reproducción ejemplares de determinadas características que permitiesen el ejercicio de la lidia. En este caso, además se puede producir y comercializar la carne procedente de las reses de lidia.
      • 2023 González-Hontoria, M. "Dehesa madrileña" [17-03-2023] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La carretera de Colmenar, con enormes vistas a la Cuerda Larga, el skyline del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, atraviesa un paisaje idílico de dehesa en el que se cría el toro bravo. Son fincas privadas, pero más de una invita al visitante a conocer a este majestuoso animal en su hábitat natural. [...] Es pequeña, unas 350 cabezas, pero tiene la singularidad de que en ese bellezón de finca llamada Las Tejoneras convive el toro de lidia con el cerdo ibérico en libertad. Está, además, muy bien diseñada la visita.
    2. s. m. Con los modificadores enmaromado o ensogado, para referirse al toro con una o varias cuerdas atadas a su cabeza para poder controlar sus movimientos y embestidas y que se corre en algunos festejos populares.
      docs. (1607-2018) 13 ejemplos:
      • 1607 Anónimo Ordenanzas Logroño [1981] Esp (CDH )
        Yten acordaron que por quanto de correrse / las bacas y nobillos que se traen a la carniçería se sigue mucho daño a los pobres por molerse como se muele la carne y el carniçero tiene aprouechamiento en ello por pesar más, acordaron y mandaron que de aquí adelante el carniçero de ninguna manera sea osado de dar ni sacar a correr ninguna baca, nobillo ni toro ensogado ni en otra manera para correr por las calles desta çiudad sin liçencia de la justiçia y de los rregidores semaneros, so pena de quinientos maravedís aplicados según dicho es. Y que la baca, nobillo o toro que ansí se corriere no se mate en aquel día ni el siguiente, so pena de tener perdida y el preçio dello rrepartido para pobres, juez y denunçiador.
      • 2018 Concostrina, N. Pretérito imperfecto Esp (CORPES)
        Después de los toros ensogados, los toros envainados y los toros mermados por el ataque de perros, el humano siguió perfeccionando el puteo prendiendo bolas de fuego en los cuernos de los bravos, pinchándoles desde el caballo antes de enfrentarse a ellos para restarles bravura o despeñándolos por barrancos. En cada zona empleaban una técnica, pero se trataba, ya no de jugar con toros dejándoles la plenitud de sus fuerzas, sino de rebajarles o anular el peligro para que el espectáculo durara más y los gobernantes no se enfadaran tanto por la muerte de humanos.
      • 1607 Anónimo Ordenanzas Logroño [1981] Esp (CDH )
        Yten acordaron que por quanto de correrse / las bacas y nobillos que se traen a la carniçería se sigue mucho daño a los pobres por molerse como se muele la carne y el carniçero tiene aprouechamiento en ello por pesar más, acordaron y mandaron que de aquí adelante el carniçero de ninguna manera sea osado de dar ni sacar a correr ninguna baca, nobillo ni toro ensogado ni en otra manera para correr por las calles desta çiudad sin liçencia de la justiçia y de los rregidores semaneros, so pena de quinientos maravedís aplicados según dicho es. Y que la baca, nobillo o toro que ansí se corriere no se mate en aquel día ni el siguiente, so pena de tener perdida y el preçio dello rrepartido para pobres, juez y denunçiador.
      • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito 309 Relaciones audiencia Quito Ecuador (CDH )
        Usó este General de una crueldad que lastimó a todos, y fue, que ahorcando a uno o dos hombres en la Plaza mayor, los dejaba estar hasta la noche y se traían toros ensogados sobre tarde, para que los lidiasen, y venían a ser los cuerpos muertos colgados, / dominguejos donde se entretenían los toros, causando a unos lágrimas y a otros risa. Esta inhumanidad parece la pagó, que habiendo vuelto a la ciudad de Los Reyes acabada esta facción y de allí al Callao en su carroza, fue hecho pedazos, porque las mulas lo despeñaron, y de esta manera acabó este cruel Ministro.
      • 1939 Anónimo "Fiestas de la victoria" 7 Nueva Rioja Esp (CDH )
        El Ayuntamiento ya tiene contratada una corrida de vaquillas, a las que nuestros mozos son tan aficionados, y un toro ensogado. La juventud está ensayando una aurora muy bonita para ese día y alusiva a la fiesta.
      • 1970 Díaz Cañabate, A. Paseíllo toros [1970] Esp (CDH )
        Veía al toro enmaromado, reducido a la impotencia; veía caer las puntas de los pitones como si el hacha de un leñador derribara la arrogancia de un árbol, como si un jugador fullero preparara el truco de los naipes que le proporcionará la ganancia sin el riesgo del azar; veía al torero como al jugador de ventaja alzarse con un triunfo tan mentiroso como injustificado.
      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )

        Un poderoso toro que arrastra una maroma de una tonelada, a la que se agarran cientos de personas, es la atracción de las fiestas, que se celebran la víspera del Corpus. Reciben el nombre del "el toro enmaromado".

      • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
        Se trata del toro enmaromado y consiste en conducir a una res sujeta por los cuernos con una gran soga por las empinadas calles de la ciudad. Son muy concurridas das también las ferias de septiembre, a principios de dicho mes.
      • 2001 Anónimo "Preparativos La Veguilla" [14-02-2001] El Norte de Castilla (Valladolid) Esp (CORPES)
        Las fiestas de la patrona tienen este año su día grande el próximo 23 de abril. Para entonces, el acto central es cada año, junto a la petición del Toro Enmaromado en la Plaza Mayor, la elección de la Reina de las Fiestas y sus damas de honor. El año pasado se incorporó la figura de los acompañantes, chicos que hacen las funciones de representantes de la belleza y juventud masculina de la ciudad.
      • 2010 Anónimo "Extremadura prohíbe toros ensogados" [24-09-2010] Público (Madrid): publico.es Esp (CORPES)
        La Junta de Extremadura ha prohibido expresamente los toros ensogados y embolados en el reglamento que aprobó hoy para regular las condiciones de promoción, organización y desarrollo de los festejos taurinos populares, con el fin de erradicar "cualquier atisbo de maltrato" animal. Así lo explicó hoy el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.
      • 2018 Concostrina, N. Pretérito imperfecto Esp (CORPES)
        Después de los toros ensogados, los toros envainados y los toros mermados por el ataque de perros, el humano siguió perfeccionando el puteo prendiendo bolas de fuego en los cuernos de los bravos, pinchándoles desde el caballo antes de enfrentarse a ellos para restarles bravura o despeñándolos por barrancos. En cada zona empleaban una técnica, pero se trataba, ya no de jugar con toros dejándoles la plenitud de sus fuerzas, sino de rebajarles o anular el peligro para que el espectáculo durara más y los gobernantes no se enfadaran tanto por la muerte de humanos.
      • 1607 Anónimo Ordenanzas Logroño [1981] Esp (CDH )
        Yten acordaron que por quanto de correrse / las bacas y nobillos que se traen a la carniçería se sigue mucho daño a los pobres por molerse como se muele la carne y el carniçero tiene aprouechamiento en ello por pesar más, acordaron y mandaron que de aquí adelante el carniçero de ninguna manera sea osado de dar ni sacar a correr ninguna baca, nobillo ni toro ensogado ni en otra manera para correr por las calles desta çiudad sin liçencia de la justiçia y de los rregidores semaneros, so pena de quinientos maravedís aplicados según dicho es. Y que la baca, nobillo o toro que ansí se corriere no se mate en aquel día ni el siguiente, so pena de tener perdida y el preçio dello rrepartido para pobres, juez y denunçiador.
      • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito 309 Relaciones audiencia Quito Ecuador (CDH )
        Usó este General de una crueldad que lastimó a todos, y fue, que ahorcando a uno o dos hombres en la Plaza mayor, los dejaba estar hasta la noche y se traían toros ensogados sobre tarde, para que los lidiasen, y venían a ser los cuerpos muertos colgados, / dominguejos donde se entretenían los toros, causando a unos lágrimas y a otros risa. Esta inhumanidad parece la pagó, que habiendo vuelto a la ciudad de Los Reyes acabada esta facción y de allí al Callao en su carroza, fue hecho pedazos, porque las mulas lo despeñaron, y de esta manera acabó este cruel Ministro.
      • 1939 Anónimo "Fiestas de la victoria" 7 Nueva Rioja Esp (CDH )
        El Ayuntamiento ya tiene contratada una corrida de vaquillas, a las que nuestros mozos son tan aficionados, y un toro ensogado. La juventud está ensayando una aurora muy bonita para ese día y alusiva a la fiesta.
      • 1970 Díaz Cañabate, A. Paseíllo toros [1970] Esp (CDH )
        Veía al toro enmaromado, reducido a la impotencia; veía caer las puntas de los pitones como si el hacha de un leñador derribara la arrogancia de un árbol, como si un jugador fullero preparara el truco de los naipes que le proporcionará la ganancia sin el riesgo del azar; veía al torero como al jugador de ventaja alzarse con un triunfo tan mentiroso como injustificado.
      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )

        Un poderoso toro que arrastra una maroma de una tonelada, a la que se agarran cientos de personas, es la atracción de las fiestas, que se celebran la víspera del Corpus. Reciben el nombre del "el toro enmaromado".

      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
        A los que les aguante el cuerpo hasta la madrugada, se les recompensará con unas sopitas de ajo, que les entonan y permiten seguir la juerga con el desfile de comparsas, y sobre todo, los encierros y toros ensogados, sokamuturra, que hacen correr al personal por todos lados.
      • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] 251 Esp (CDH )
        Cuando me enteré, corrí hacia el quirófano y la vi en un puro vómito, con las gomas en el estómago y los ojos vidriosos y extraviados, resistiéndose, como un toro enmaromado, a los cuidados de los médicos que se afanaban a su alrededor con órdenes imprecisas y perentorias. La piel de la suicida brillaba con un sudor profuso y gelatinoso; la tenían vuelta hacia abajo y lo primero que vi, destocada e impúdica, fue su cuello convulsionado por las arcadas, entre brazos multiplicados que trataban de mantenerla en aquella difícil postura; sus pies en el aire pataleaban, en busca de un apoyo para salir huyendo.
      • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
        Se trata del toro enmaromado y consiste en conducir a una res sujeta por los cuernos con una gran soga por las empinadas calles de la ciudad. Son muy concurridas das también las ferias de septiembre, a principios de dicho mes.
      • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
        Celebra su feria y fiestas del ángel Custodio en julio, con los festejos centrales en torno a la llamada vaquilla del Ángel (segundo fin de semana de julio), en la que se resucita la vieja tradición del toro ensogado. Conserva también la costumbre de conmemorar el curioso Sermón de la Tortilla (comida campestre en el Martes de Pascua) y, más recientemente, se celebran anualmente la Feria y Fiesta del Jamón (segundo fin de semana de septiembre) y la Fiesta de los Amantes (en el fin de semana más próximo al 14 de febrero, festividad de San Valentín).
      • 2001 Anónimo "Preparativos La Veguilla" [14-02-2001] El Norte de Castilla (Valladolid) Esp (CORPES)
        Las fiestas de la patrona tienen este año su día grande el próximo 23 de abril. Para entonces, el acto central es cada año, junto a la petición del Toro Enmaromado en la Plaza Mayor, la elección de la Reina de las Fiestas y sus damas de honor. El año pasado se incorporó la figura de los acompañantes, chicos que hacen las funciones de representantes de la belleza y juventud masculina de la ciudad.
      • 2010 Anónimo "Extremadura prohíbe toros ensogados" [24-09-2010] Público (Madrid): publico.es Esp (CORPES)
        La Junta de Extremadura ha prohibido expresamente los toros ensogados y embolados en el reglamento que aprobó hoy para regular las condiciones de promoción, organización y desarrollo de los festejos taurinos populares, con el fin de erradicar "cualquier atisbo de maltrato" animal. Así lo explicó hoy el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.
      • 2011 Sanz, Marta "Soria curva ballesta" [01-01-2011] El País (Madrid): elpais.com Esp (CORPES)
        Tampoco el centro de la ciudad: la plaza Mayor (10), el edificio del Ayuntamiento y la antigua prisión; el arco del cuerno con el auténtico cuerno del toro enmaromado clavado en su bóveda; la plaza de San Esteban (11); el Rosel y San Blas - (12) - y la fuente con los escudos de los doce linajes; el palacio de los Condes de Gómara (13) (calle de los Condes de Gómara, actual Palacio de Justicia), con su severa torre cuadrangular [...].
      • 2018 Concostrina, N. Pretérito imperfecto Esp (CORPES)
        Después de los toros ensogados, los toros envainados y los toros mermados por el ataque de perros, el humano siguió perfeccionando el puteo prendiendo bolas de fuego en los cuernos de los bravos, pinchándoles desde el caballo antes de enfrentarse a ellos para restarles bravura o despeñándolos por barrancos. En cada zona empleaban una técnica, pero se trataba, ya no de jugar con toros dejándoles la plenitud de sus fuerzas, sino de rebajarles o anular el peligro para que el espectáculo durara más y los gobernantes no se enfadaran tanto por la muerte de humanos.
    3. s. m. Con el modificador encohetado, para referirse al toro que lleva cohetes o cualquier otro artificio de fuego en las astas o sobre su piel y que se corre en algunos festejos populares.
      docs. (1624-2001) 10 ejemplos:
      • 1624 Espinosa, P. Bosque doña Ana [1909] 210 Esp (CDH )

        Púsose una sierpe junto al castillo, con mucha máquina de cohetes; había seis hombres á caballo, armados de fuego, con sus adargas, que jugaron las cañas y lidiaron un toro encohetado. Había dos hombres armados con sus celadas, que tornearon en una batalla de gran cantidad de cohetes. Un hombre armado de fuego, sobre un carro de fuego, que se quemó, quedando sin daño, echaron de sí muchos voladores y otros cohetes, que duró una hora.

      • 2001 Mendieta Alfaro, R. "Justicia es Justicia" Casa yegua relatos Ni (CORPES)
        [...] y cuando les venía en ganas, excusaban firmar las comparecencias de ley, y con el mayor desparpajo, se abstenían de dar seguimiento a las sentencias emitidas por algún boquiabierta despistados de los magistrados. Por los pasillos de las cortes, también solían cabildear sapientes juristas, del Grupo Desnivelado de Pulgas de Panza Grande, Perras cola de Alce, Monos jueces saltimbanquis, Toros encohetados aprendices de leguleyo, y uno que otro Caballo Percherón, en intenso amarre judicial, a caza de concesiones para canales húmedos o secos -de tierra, mar o aire-, y oportunos tele puertos, en que volaban millones.
      • 1624 Espinosa, P. Bosque doña Ana [1909] 210 Esp (CDH )

        Púsose una sierpe junto al castillo, con mucha máquina de cohetes; había seis hombres á caballo, armados de fuego, con sus adargas, que jugaron las cañas y lidiaron un toro encohetado. Había dos hombres armados con sus celadas, que tornearon en una batalla de gran cantidad de cohetes. Un hombre armado de fuego, sobre un carro de fuego, que se quemó, quedando sin daño, echaron de sí muchos voladores y otros cohetes, que duró una hora.

      • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] 538 Avisos Esp (CDH )
        Llegó a la Iglesia Mayor, donde le recibió el Señor Patriarca i Clero, cantando el Te Deum con sumo alboroto exterior del Pueblo. De allí fue a Palacio, i aquella Noche huvo dos toros encohetados i muchos fuegos. A otro día estuvo toda Nuestra Cavallería en Batallones, porque huvo aviso que el Enemigo havía passado el Río Noguera Ribagorçana, pero bolvió a repasarle sin efecto alguno.
      • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] 191 Perú (CDH )
        Al fin de la función, que es cuando suena la campana para la salutación angélica, sueltan dos o tres toros encohetados, disparando varios artificios de fuego, y, al mismo tiempo, tremolando los pañuelos de las damas y varias banderas de los balcones, se oye un victoreo de una confusión agradable, aunque en parte semejante al tiroteo de los gansos de la Andalucía, porque del uno y otro resultan contusiones y heridas, con pocas muertes.
      • 1852 Anónimo "Beneficio picadores cuadrilla" [24-01-1852] El Omnibus (Ciudad de México) Mx (HD)
        Se lidiarán seis hermosos y valientes toros de muerte de la bien acreditada ganadería de Sajay. Ademas de las suertes que verificarán los beneficiados, se presentará la célebre danza conocida por LA POLKA INFERNAL, desempeñada por unos jóvenes mexicanos, los que arrojarán fuego por todas las estremidades de su cuerpo; terminando la danza con la salida de un toro encohetado que acometerá á los bailarines, los cuales burlaran la bravura de la fulminante fiera.
      • 1866 Ruíz, T. "Tertulia veracruzana" p. 28 Apuntes poéticos Telésforo Ruíz Mx (BD)
        Que diga en una octava me han mandado / Todo lo que anoche sucediera, / Y digo que un castillo bien quemado / Divertido nos tuvo en gran manera; / Que nos hizo saltar toro encohetado / Y á casa regresamos de carrera [...]
      • 1935 Bromley, J. "Estandarte ciudad Lima" p. 384 Monografías históricas Lima, Tomo I Pe (BD)
        Llegaron en efecto a la acera de las casas de Cabildo, de donde entonces salieron dos mojardines, de los cuales el uno traía a sus cuestas un toro de pasta, encohetado y con grande número de bombas, ruedas y otros artificios de pólvora, dispuestos con tal traza que no pudiesen hacerle daño. El otro traía, de la misma suerte, un hombre a caballo con un rejón en la mano, para dar la lanzada al toro, y habiendo puesto con moderada instancia el uno del otro, en la plaza, hicieron diestramente sus acometimientos [...].
      • 1977 Duque, A. Doñana p. 26 Esp (BD)
        Cada corredor tenía ocho pirámides que las remataban otros tantos globos todo de la misma pintura que el castillo el cual tenía repartidas en los lados 500 bombas de a ocho cada una de pólvora, y se remataba el castillo con una figura de la Fama bien acabada, púsose una sierpe junto al castillo con mucha máquina de cohetes; había seis hombres armados de fuego con sus adargas, que jugaron las cañas y lidiaron un toro encohetado.
      • 2001 Mendieta Alfaro, R. "Justicia es Justicia" Casa yegua relatos Ni (CORPES)
        [...] y cuando les venía en ganas, excusaban firmar las comparecencias de ley, y con el mayor desparpajo, se abstenían de dar seguimiento a las sentencias emitidas por algún boquiabierta despistados de los magistrados. Por los pasillos de las cortes, también solían cabildear sapientes juristas, del Grupo Desnivelado de Pulgas de Panza Grande, Perras cola de Alce, Monos jueces saltimbanquis, Toros encohetados aprendices de leguleyo, y uno que otro Caballo Percherón, en intenso amarre judicial, a caza de concesiones para canales húmedos o secos -de tierra, mar o aire-, y oportunos tele puertos, en que volaban millones.
      • 1624 Espinosa, P. Bosque doña Ana [1909] 210 Esp (CDH )

        Púsose una sierpe junto al castillo, con mucha máquina de cohetes; había seis hombres á caballo, armados de fuego, con sus adargas, que jugaron las cañas y lidiaron un toro encohetado. Había dos hombres armados con sus celadas, que tornearon en una batalla de gran cantidad de cohetes. Un hombre armado de fuego, sobre un carro de fuego, que se quemó, quedando sin daño, echaron de sí muchos voladores y otros cohetes, que duró una hora.

      • 1633 Moreno de Vargas, B. Historia civdad Merida p. 318 Esp (BD)
        La plaça estava guarnecida con seiscientos soldados todos con vandas roxas, muchas galas, y armas de fuego que hizieron grande ruido y estruendo. La noche siguiente se clarificó con muchas luminarias que huvo en ella, y por toda la Ciudad. En la plaça grandes invenciones de fuego, y un toro encohetado.
      • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] 538 Avisos Esp (CDH )
        Llegó a la Iglesia Mayor, donde le recibió el Señor Patriarca i Clero, cantando el Te Deum con sumo alboroto exterior del Pueblo. De allí fue a Palacio, i aquella Noche huvo dos toros encohetados i muchos fuegos. A otro día estuvo toda Nuestra Cavallería en Batallones, porque huvo aviso que el Enemigo havía passado el Río Noguera Ribagorçana, pero bolvió a repasarle sin efecto alguno.
      • 1658 Anónimo Relacion fiestas Napoles s. n. Esp (BD)
        [...] hecharonse perros para matar los Toros, cuyo valor intrepido embestio con este fiero animal, como si fuera vn cachorro de su misma especie, acavole la fiesta con el dia, y dos toros encoetados, que despidieron de si gran cantidad de fuego, fiesta bien entretenida.
      • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] 191 Perú (CDH )
        Al fin de la función, que es cuando suena la campana para la salutación angélica, sueltan dos o tres toros encohetados, disparando varios artificios de fuego, y, al mismo tiempo, tremolando los pañuelos de las damas y varias banderas de los balcones, se oye un victoreo de una confusión agradable, aunque en parte semejante al tiroteo de los gansos de la Andalucía, porque del uno y otro resultan contusiones y heridas, con pocas muertes.
      • 1852 Anónimo "Beneficio picadores cuadrilla" [24-01-1852] El Omnibus (Ciudad de México) Mx (HD)
        Se lidiarán seis hermosos y valientes toros de muerte de la bien acreditada ganadería de Sajay. Ademas de las suertes que verificarán los beneficiados, se presentará la célebre danza conocida por LA POLKA INFERNAL, desempeñada por unos jóvenes mexicanos, los que arrojarán fuego por todas las estremidades de su cuerpo; terminando la danza con la salida de un toro encohetado que acometerá á los bailarines, los cuales burlaran la bravura de la fulminante fiera.
      • 1866 Ruíz, T. "Tertulia veracruzana" p. 28 Apuntes poéticos Telésforo Ruíz Mx (BD)
        Que diga en una octava me han mandado / Todo lo que anoche sucediera, / Y digo que un castillo bien quemado / Divertido nos tuvo en gran manera; / Que nos hizo saltar toro encohetado / Y á casa regresamos de carrera [...]
      • 1935 Bromley, J. "Estandarte ciudad Lima" p. 384 Monografías históricas Lima, Tomo I Pe (BD)
        Llegaron en efecto a la acera de las casas de Cabildo, de donde entonces salieron dos mojardines, de los cuales el uno traía a sus cuestas un toro de pasta, encohetado y con grande número de bombas, ruedas y otros artificios de pólvora, dispuestos con tal traza que no pudiesen hacerle daño. El otro traía, de la misma suerte, un hombre a caballo con un rejón en la mano, para dar la lanzada al toro, y habiendo puesto con moderada instancia el uno del otro, en la plaza, hicieron diestramente sus acometimientos [...].
      • 1977 Duque, A. Doñana p. 26 Esp (BD)
        Cada corredor tenía ocho pirámides que las remataban otros tantos globos todo de la misma pintura que el castillo el cual tenía repartidas en los lados 500 bombas de a ocho cada una de pólvora, y se remataba el castillo con una figura de la Fama bien acabada, púsose una sierpe junto al castillo con mucha máquina de cohetes; había seis hombres armados de fuego con sus adargas, que jugaron las cañas y lidiaron un toro encohetado.
      • 2001 Mendieta Alfaro, R. "Justicia es Justicia" Casa yegua relatos Ni (CORPES)
        [...] y cuando les venía en ganas, excusaban firmar las comparecencias de ley, y con el mayor desparpajo, se abstenían de dar seguimiento a las sentencias emitidas por algún boquiabierta despistados de los magistrados. Por los pasillos de las cortes, también solían cabildear sapientes juristas, del Grupo Desnivelado de Pulgas de Panza Grande, Perras cola de Alce, Monos jueces saltimbanquis, Toros encohetados aprendices de leguleyo, y uno que otro Caballo Percherón, en intenso amarre judicial, a caza de concesiones para canales húmedos o secos -de tierra, mar o aire-, y oportunos tele puertos, en que volaban millones.
    4. Acepción en desuso
    5. s. m. Con el modificador corrido, para referirse al toro que es difícil de engañar.
      docs. (1742-1803) 4 ejemplos:
      • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
        El toro corrido, aunque lo fuesse una vez sola, de allí a un año, y aun dos o tres, retiene las especies de lo que passó en aquel molesto juego; y si otra vez se halla en él, sobre el fundamento de aquellas especies, toma sus precauciones, para que no le insulten con tanta facilidad, y tan sin riesgo; por lo que los toreros más diestros temen mucho a los toros corridos.
      • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 283 Esp (CDH )
        [...] por lo que los toreros más diestros temen mucho a los toros corridos. Para el caso en que estamos, daré observación más específica, de que soy testigo ocular. Passando, años ha, por una sierra de este país (la que llaman de Tineo) en un día caluroso, vi, que muchas manadas de ganado mayor, esparcidas por la sierra (en cuya altura hay una planicie dilatada), como de común acuerdo, sin conducirlas pastor alguno, se iban encaminando a una extremidad de la cumbre.
      • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )

        De suerte que el toro, con media hora que tuvo de exercicio en otra ocasión, aprendió lo bastante para evadir en gran parte las insidiosas provocaciones de los toreros; pero el torero, por muy exercitado que esté, ha menester estudiar más para desafiar sin mucho peligro de la vida a un toro corrido.

      • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] TORO CORRIDO. fam. El que es dificultoso de engañar por sus muchas experiencias.
    6. s. m. Con el modificador marrajo, para referirse al toro astuto y malicioso que lleva la cabeza baja para arremeter al torero.
      docs. (1790-1952) 9 ejemplos:
      • 1790 Anónimo (Salanoba) "Tauromachia Hispana" [08-11-1790] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Sexto suerte, y estampa. Luego un Toro marrajo se presenta / Que á picador, ni á chulo embestir quiere; / Y es de la Plaza vergonzosa afrenta / Donde no luce el arte, aunque se esmere; / Perros le arrojan, y en la lid sangrienta / A uno pisa, á otro eleva, al otro hiere, / Y uno que algun paysano saca atado / Se esfuerza por tirarse al Toro airado.
      • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
        — Toreaba yo con él una tarde, y le tocó un toro marrajo que le traía de cabeza; cansado y aburrido estaba en la boca de un burladero, sin saber qué hacer, la espada y la muleta caídas.
      • 1790 Anónimo (Salanoba) "Tauromachia Hispana" [08-11-1790] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        Sexto suerte, y estampa. Luego un Toro marrajo se presenta / Que á picador, ni á chulo embestir quiere; / Y es de la Plaza vergonzosa afrenta / Donde no luce el arte, aunque se esmere; / Perros le arrojan, y en la lid sangrienta / A uno pisa, á otro eleva, al otro hiere, / Y uno que algun paysano saca atado / Se esfuerza por tirarse al Toro airado.
      • 1822 Anónimo "Señores editores del Espectador" [17-02-1822] El Espectador (Madrid) Esp (HD)
        La subsistencia del clero. ¿Porqué razon? Por una muy natural. Como las cosas quedaron así en la legislatura pasada, como vds. saben, y ya empezaban á mosquearse ciertos toros marrajos, á murmurar ciertos pancistas, y á esclamar entre mil gesticulaciones farisaicas ciertos hipócritas de la ley evangélica, porque unos y otros temieron que la cosa iba á quedar en manos profanas [...].
      • 1839 Diaz, C. "El novenario (Conclusión)" [22-09-1839] Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
        [...] ahora aunque tiene ya 30 años, como está de güen ver, puede que otoadía la haga la rueda el estanquero que como roba al rey, tiene pesetas largas para dar y tomar.— ¡Calla mujer, ¿qué se ha de casar con ella el estanquero si es un toro marrajo que ha enterráo ya tres y boconéa siempre que nenguna hija de su padre le ha de golver á engañar? — Y dispues; que todo hombre se mira mucho antes de casarse con una viuda que tiene cinco arracaás, porque los chicos comen sin consuelo y rompen zapatos que es una bendición de Dios.
      • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )

        — ¡María! ¡María! No es Pepe Vera hombre a quien se da gato por liebre. *Sábete que yo conozco las mañas de los toros bravos como las de los toros marrajos. *

        María se echó a llorar.

        — Sí —dijo Pepe—, suelta el trapo, que ése es el refugium peccatorumde las mujeres. *Tú te fías del refrán: "Mujer, llora y vencerás". *No, morena. Hay otro que dice: "En cojera de perro y lágrimas de mujer no hay que creer".

      • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

        — Me parece que hemos pensado los dos lo mismo, camarada. ¿Te refieres al marrullero del Sordo Lechuga?

        — Justamente, porque el Moreno me dijo que después de contárselo todo, se repuchó como un toro marrajo.

        Pues ésa, ya está acá, respondió el Maruso, señalándose con el índice a la frente; pero por todas partes se va a Roma, y el que tú veas al Morenocomo te he dicho, no quita el que yo me vea la cara con el sastre y haga con él lo que tengo pensado.

      • 1901 Alberto Carrasco, E. "Cuento taurino" [29-07-1901] La Ilustración Artística (Barcelona) Esp (HD)
        Cuando lo supo Juan, quiso salir á buscar al gitano y arrancarle las entrañas como él arrancaba el honor de la honrada. Ya tuvieron una vez una agarrada, y si el maestro no le sujeta el brazo, aquella noche le encienden al gitano cuatro velas en el cementerio de San Rafael. Este era Jaca: un borrachón sin vergüenza, de perras intenciones, como los toros marrajos, y á quien ya no había quitado de en medio por las lágrimas de Dolores.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        TORO. [...] marrajo. El malicioso e intencionado, que lleva la cabeza baja con el objeto de arremeter a golpe seguro.
      • 1921-1930 Valle-Inclán, R. M. Cuernos Friolera Martes carnaval Esp (CDH )

        CURRODoña Calixta, tengo en cierto lugar una pacotilla *de género inglés, y cornea sobre esa querencia un toro marrajo. *Doña Calixta, usted podría muletearlo.

        DOÑA CALIXTANo me penetro. *

        CURROEn cuanto le apunte el nombre, está usted más que penetrada.

      • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
        — Toreaba yo con él una tarde, y le tocó un toro marrajo que le traía de cabeza; cansado y aburrido estaba en la boca de un burladero, sin saber qué hacer, la espada y la muleta caídas.
    7. s. m. Con los complementos de puntas o en puntas, para referirse al toro que se lidia con las astas sin embolar o sin cortar o limar.
      docs. (1823-2014) 13 ejemplos:
      • 1823 Anónimo "Plaza de toros" [05-04-1823] El Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        3º Concluida la maroma tirante, y deseando amenizar la funcion variando los objetos, se soltará un toro de puntas de la muy acreditada vacada de D. Juan Núñez, vecino de Benavente, al que saldrán á capear dos aficionados: despues se le echará á luchar con dos famosos perros de presa; no dudando en la bravura de la res que evitará ser víctima de sus contrarios, y que su defensa proporcionará la mas completa diversion: verificada la lucha se retirará el toro al corral para continuar los equilibrios.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de puntas m. toro que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1823 Anónimo "Plaza de toros" [05-04-1823] El Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        3º Concluida la maroma tirante, y deseando amenizar la funcion variando los objetos, se soltará un toro de puntas de la muy acreditada vacada de D. Juan Núñez, vecino de Benavente, al que saldrán á capear dos aficionados: despues se le echará á luchar con dos famosos perros de presa; no dudando en la bravura de la res que evitará ser víctima de sus contrarios, y que su defensa proporcionará la mas completa diversion: verificada la lucha se retirará el toro al corral para continuar los equilibrios.
      • 1880 Anónimo "Toros y novillos" [09-08-1880] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
        [...] segunda, la de quedar suprimidos los novillos embolados para el público. Medida es esta última que aplaudimos muy de veras, pues el espectáculo era poco edificante y tenia mucho de salvaje. Y ya que en Madrid se ha tomado resolución en este asunto, esperamos muy fundadamente que el señor gobernador prohibirá las novilladas que en los pueblos se celebran, lidiándose toros en puntas que siempre causan desgracias.
      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] de puntas. El que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 326 Esp (CDH )

        Julio Ambas Castillas, fijándose por primera vez en que la chica de Mendoza es muy salada, bromea con ella sin cesar; supone lances terribles, accidentes fantásticos, un perro aplastado, un salto mortal, un choque con un toro de puntas. Clara, lejos de asustarse, ríe, anima al chauffeur.

      • 1987 Nieto Manjón, L. DiccTérmTaurinos Esp (FG)
        toro. [...] Se dice toro de puntas o en puntas al que se lidia sin tener emboladas o sin tener afeitadas las astas.
      • 1992 Tapia Bolívar, D. HToreo I [1993] 254 Esp (CDH )
        «Entre los banderilleros trabajará Salvador Sánchez, el Frascuelo, que se ha obligado a ejecutar la difícil suerte del quiebro, poniendo banderillas sentado en una silla si alguno de los toros de puntas se presta a ello.»
      • 2001 Anónimo "Verdaderas figuras toreo" [01-10-2001] La Voz de la Afición (Madrid) Esp (CORPES)
        Éstas sí que son figuras, con los redaños suficientes para enfrentarse a toros en puntas, de los que los taurinos no quieren ni oír hablar, pertenecientes a unas ganaderías con las que, a nuestro entender, jamás se podrían sumar cien corridas por temporada. Por eso decimos en el título que la feria de Cenicientos es un aguijón contra el corazón de los taurinos y por ello se gana, año tras año, el respeto de los aficionados.
      • 2011 Anónimo "Sergio Vegas cornada pecho" [20-06-2011] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La plaza de toros de Granada vivió este domingo unos instantes dramáticos cuando Sergio Vegas fue alcanzado por el pecho por un toro en puntas de Partido de Resina. El rejoneador se bajó del caballo para entrar a matar a pie y fue cogido en el segundo encuentro. Vegas fue trasladado a la enfermería con una fuerte hemorragia y allí se le realizó una cura de urgencia antes de ser trasladado al hospital Ruiz de Alda de la ciudad andaluza.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de puntas m. toro que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1823 Anónimo "Plaza de toros" [05-04-1823] El Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        3º Concluida la maroma tirante, y deseando amenizar la funcion variando los objetos, se soltará un toro de puntas de la muy acreditada vacada de D. Juan Núñez, vecino de Benavente, al que saldrán á capear dos aficionados: despues se le echará á luchar con dos famosos perros de presa; no dudando en la bravura de la res que evitará ser víctima de sus contrarios, y que su defensa proporcionará la mas completa diversion: verificada la lucha se retirará el toro al corral para continuar los equilibrios.
      • 1880 Anónimo "Toros y novillos" [09-08-1880] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
        [...] segunda, la de quedar suprimidos los novillos embolados para el público. Medida es esta última que aplaudimos muy de veras, pues el espectáculo era poco edificante y tenia mucho de salvaje. Y ya que en Madrid se ha tomado resolución en este asunto, esperamos muy fundadamente que el señor gobernador prohibirá las novilladas que en los pueblos se celebran, lidiándose toros en puntas que siempre causan desgracias.
      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] de puntas. El que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 326 Esp (CDH )

        Julio Ambas Castillas, fijándose por primera vez en que la chica de Mendoza es muy salada, bromea con ella sin cesar; supone lances terribles, accidentes fantásticos, un perro aplastado, un salto mortal, un choque con un toro de puntas. Clara, lejos de asustarse, ríe, anima al chauffeur.

      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        TORO. [...] de puntas. El que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de puntas. El que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1987 Nieto Manjón, L. DiccTérmTaurinos Esp (FG)
        toro. [...] Se dice toro de puntas o en puntas al que se lidia sin tener emboladas o sin tener afeitadas las astas.
      • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de puntas. El que se lidia sin tener emboladas las astas.
      • 1992 Tapia Bolívar, D. HToreo I [1993] 254 Esp (CDH )
        «Entre los banderilleros trabajará Salvador Sánchez, el Frascuelo, que se ha obligado a ejecutar la difícil suerte del quiebro, poniendo banderillas sentado en una silla si alguno de los toros de puntas se presta a ello.»
      • 2001 Anónimo "Verdaderas figuras toreo" [01-10-2001] La Voz de la Afición (Madrid) Esp (CORPES)
        Éstas sí que son figuras, con los redaños suficientes para enfrentarse a toros en puntas, de los que los taurinos no quieren ni oír hablar, pertenecientes a unas ganaderías con las que, a nuestro entender, jamás se podrían sumar cien corridas por temporada. Por eso decimos en el título que la feria de Cenicientos es un aguijón contra el corazón de los taurinos y por ello se gana, año tras año, el respeto de los aficionados.
      • 2003 Anónimo "Toros" [09-11-2003] La Estrella de Panamá (Panamá) Pa (CORPES)
        Con Antonio Cañero se resucitó El Rejoneo Español a principios de los años veinte. Cañero trajo cambios notables en la lidia a caballo con un principal énfasis en la muerte del toro que era la principal obligación en el ruedo. Cañero, sin una excesiva perfección académica, basaba su toreo en la emoción y sabor campero. Rejoneaba toros en puntas, es decir sin bolas ni afeites, y los sorteaba con los matadores con los que alternaba. Su magnífica monta se debía principalmente a que en su etapa militar fue un consumado jinete de salto, llegando a obtener el rango de teniente coronel de caballería.
      • 2011 Anónimo "Sergio Vegas cornada pecho" [20-06-2011] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
        La plaza de toros de Granada vivió este domingo unos instantes dramáticos cuando Sergio Vegas fue alcanzado por el pecho por un toro en puntas de Partido de Resina. El rejoneador se bajó del caballo para entrar a matar a pie y fue cogido en el segundo encuentro. Vegas fue trasladado a la enfermería con una fuerte hemorragia y allí se le realizó una cura de urgencia antes de ser trasladado al hospital Ruiz de Alda de la ciudad andaluza.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de puntas m. toro que se lidia sin tener emboladas las astas.
    8. s. m. Con el modificador embolado o los complementos de fuego, de jubillo o de ronda, para referirse al toro que lleva en las astas unas bolas de materia inflamable encendidas y que se corre en algunos festejos populares.
      docs. (1843-2014) 24 ejemplos:
      • 1843 Anónimo "Funciones de Calatayud" [10-12-1843] Fr. Gerundio: Periódico Satírico de Política y Costumbres (Madrid) Esp (HD)
        11. Para divertir á los muchachos se pondrá en la plaza del Mercado un caldero lleno de agua con varias monedas pegadas á un corcho. 12. Por la noche se correrá un toro de ronda en la plaza del Mercado á espensas del comercio, concluyendo las funciones de este dia con varios juegos artificiales.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro jubillo m. toro de fuego (‖ toro que lleva en las astas bolas encendidas).
      • 1843 Anónimo "Funciones de Calatayud" [10-12-1843] Fr. Gerundio: Periódico Satírico de Política y Costumbres (Madrid) Esp (HD)
        11. Para divertir á los muchachos se pondrá en la plaza del Mercado un caldero lleno de agua con varias monedas pegadas á un corcho. 12. Por la noche se correrá un toro de ronda en la plaza del Mercado á espensas del comercio, concluyendo las funciones de este dia con varios juegos artificiales.
      • 1855 Anónimo "Palma. 16 de mayo" [16-05-1855] Diario de Palma (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Sóller 15 de mayo. Son tantas y tan varias las impresiones que hemos recibido en la celebracion de la fiesta religiosa-popular de Ntra. Señora de la Victoria que no acertamos á describirlas. [...] pero lo que mas divirtió al público fué un toro de fuego con que se concluyó la funcion, que mantuvo la concurrencia por largo rato en alegre y bulliciosa algazara.
      • 1886 Anónimo "Juergas taurómacas" [13-09-1886] El Diario de Zaragoza (Zaragoza) Esp (HD)
        Siguen las juergas taurómacas en los pueblos más ó menos limítrofes. [...] Son á saber: al alcalde de La Almunia para que en los días de fiestas de aquella villa, puedan lidiarse vacas y un toro de ronda, al de igual categoría (entiéndase alcalde) de Jarque, para la lidia de vaquillas, los días 20 y 27 del corriente mes; al de Ariza, para lidiar y matar tres novillos hembras los días 14, 15 y 16 del presente, y al de Novallas para correr un torete de muerte el día 14.
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
        No llegó aquí el toro de fuego que, con embreada antorcha sujeta á cada cuerno, sale echando chispas y atropellando á cuantos encuentra —fantástico espectáculo final en fiestas de más de una aldea de las Españas.
      • 1930 Anónimo "Cariñena en fiestas" [17-09-1930] La Voz de Aragón (Zaragoza) Esp (HD)
        POR LA NOCHE Después de cenar se corrió el “toro de ronda”, famoso y típico en Cariñena, que constituye un festejo tradicional en la villa, y que el pueblo impone en cuanto hay corrida de toros.
      • 1936 Mourlane Michelena, P. Cosas memorables gastrónomos Buen comer y buen beber (14/06/1936) Esp (CDH )
        Habrá Te Deum al mediodía, toro de fuego a la media noche. Escribió Enrique IV que el vino es la segunda sangre de los franceses. ¿Y quién, abad mitrado o coronel de coraceros, no rubrica en Francia la sentencia? Ni el diablo, que dice siempre que no, niega allí que la civilización en sus dones más maduros sigue al vino. Como Orfeo y antes que él, Baco amansa a los tigres y los hace tirar del carro de la primavera. Donde planta la viña, nacen el saber y la gracia, que luego será de mármol y de espuma. Recorre Baco el Asia menor, las islas del Peloponeso, Grecia, Sicilia, Las Galias y bebe después bajo los cielos hispánicos.
      • 1978 Cebrián Glz, C. "Cariñena" [14-09-1978] Aragón Exprés: Diario de la Tarde (Zaragoza) Esp (HD)
        Lógicamente hemos de hablar de las fiestas en honor del Santo Cristo de Santiago que comenzaron ayer día 13 con volteo de campanas, pasacalles, disparos de cohetes y la alegría tradicional de siempre, estando prevista su finalización el lunes día 18 a las 22,30 horas con la aparición de esa (sic) entrañable y típico toro de ronda, seguido de la gran traca final y la retreta musical que pondrá el punto final a los actos programados.
      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] 308 Esp (CDH )

        [...] 6,30, la corrida en los tendidos del sol (la merienda opípara al llegar al tercer toro, los bailes y canciones, acompañados de cantidades ingentes de sangría); 8,00, pasacalles y músicas; 9,00, de chateo con los amigos; 10,00, el toro de fuego; 11,00, la cena en cualquier restaurante con nuevos y viejos conocidos; 12,00, los fuegos artificiales; 1,00, jolgorios de sesión continua en la Plaza del Castillo; 2,00, las verbenas populares... [...].

      • 2001 Anónimo "Mesa Contratación" [18-12-2001] La Razón (Madrid) Esp (CORPES)
        Ruedo Valenciano se ha comprometido a dar a lo largo de la temporada siete corridas en la feria de Fallas y seis en la de Julio, además dará otra corrida por motivo del Día de la Virgen y una más para festejar el 9 de octubre. Asimismo durante la campaña se celebrarán diez novilladas con picadores, tres sin caballos y distintos festejos de carácter popular: toro embolado, concurso de recortadores, vaquillas, verbigracia.
      • 2006 Roncagliolo, S. Abril rojo Pe (CORPES)
        El resto del jueves lo pasó jugando con la pelotita de papel, con la sensación de haberse quitado un enorme peso de encima. Cuando salió de la oficina, las bandas de músicos empezaban a tocar. En las iglesias se quemaba retama mientras los varones paseaban por las calles toros que lanzaban fuegos artificiales. Toros de fuego. Chacaltana sonrió. Por primera vez en días, el fuego le parecía un augurio de fiesta y alegría.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de fuego [...] m. toro que lleva en las astas unas bolas de materia inflamable encendidas y que se corre en algunos festejos populares.
      • 1843 Anónimo "Funciones de Calatayud" [10-12-1843] Fr. Gerundio: Periódico Satírico de Política y Costumbres (Madrid) Esp (HD)
        11. Para divertir á los muchachos se pondrá en la plaza del Mercado un caldero lleno de agua con varias monedas pegadas á un corcho. 12. Por la noche se correrá un toro de ronda en la plaza del Mercado á espensas del comercio, concluyendo las funciones de este dia con varios juegos artificiales.
      • 1855 Anónimo "Palma. 16 de mayo" [16-05-1855] Diario de Palma (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Sóller 15 de mayo. Son tantas y tan varias las impresiones que hemos recibido en la celebracion de la fiesta religiosa-popular de Ntra. Señora de la Victoria que no acertamos á describirlas. [...] pero lo que mas divirtió al público fué un toro de fuego con que se concluyó la funcion, que mantuvo la concurrencia por largo rato en alegre y bulliciosa algazara.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        Toro. [...] de ronda. Jubillo.
      • 1886 Anónimo "Juergas taurómacas" [13-09-1886] El Diario de Zaragoza (Zaragoza) Esp (HD)
        Siguen las juergas taurómacas en los pueblos más ó menos limítrofes. [...] Son á saber: al alcalde de La Almunia para que en los días de fiestas de aquella villa, puedan lidiarse vacas y un toro de ronda, al de igual categoría (entiéndase alcalde) de Jarque, para la lidia de vaquillas, los días 20 y 27 del corriente mes; al de Ariza, para lidiar y matar tres novillos hembras los días 14, 15 y 16 del presente, y al de Novallas para correr un torete de muerte el día 14.
      • 1897 Anónimo "Fiestas en Medinaceli" [20-11-1897] El Noticiero de Soria (Soria) Esp (HD)
        Pero la fiesta clásica, la sensacional, la que atrae forasteros y causa delirio en los medinenses, es el Toro de Ronda, conocido vulgarmente con el nombre de Jubilo (sic). Imagínese V. un toro bravo, adornada su cabeza con dos potentes focos de luz, producida por la combustión de sustancias inflamables y resinosas, toreandolo á las desudadas horas de nueve á once de la noche.
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
        No llegó aquí el toro de fuego que, con embreada antorcha sujeta á cada cuerno, sale echando chispas y atropellando á cuantos encuentra —fantástico espectáculo final en fiestas de más de una aldea de las Españas.
      • 1909 Anónimo "El toro de la ronda" [20-11-1909] El Noticiero de Soria (Soria) Esp (HD)
        El espectáculo sensancional, el que atrae muchísimos forasteros, es lo que se conoce con el nombre de "Toro de ronda" ó Jubilo (sic), el cual se torea entre 10 y 12 de la noche. A los que lo hemos presenciado desde niños, como á los que lo ven por vez primera, la sensación que se experimenta es de terror, pues aquellas inmensas hogueras que se encienden en la Plaza; el toro, bravo, corriendo con aquellos potentes focos de luz que producen dos enormes bolas de pez, estopa, aguarrás, etc. [...].
      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] de ronda. Jubillo, 2ª acep.
      • 1930 Anónimo "Cariñena en fiestas" [17-09-1930] La Voz de Aragón (Zaragoza) Esp (HD)
        POR LA NOCHE Después de cenar se corrió el “toro de ronda”, famoso y típico en Cariñena, que constituye un festejo tradicional en la villa, y que el pueblo impone en cuanto hay corrida de toros.
      • 1936 Mourlane Michelena, P. Cosas memorables gastrónomos Buen comer y buen beber (14/06/1936) Esp (CDH )
        Habrá Te Deum al mediodía, toro de fuego a la media noche. Escribió Enrique IV que el vino es la segunda sangre de los franceses. ¿Y quién, abad mitrado o coronel de coraceros, no rubrica en Francia la sentencia? Ni el diablo, que dice siempre que no, niega allí que la civilización en sus dones más maduros sigue al vino. Como Orfeo y antes que él, Baco amansa a los tigres y los hace tirar del carro de la primavera. Donde planta la viña, nacen el saber y la gracia, que luego será de mármol y de espuma. Recorre Baco el Asia menor, las islas del Peloponeso, Grecia, Sicilia, Las Galias y bebe después bajo los cielos hispánicos.
      • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 136 Esp (CDH )

        Este père Laffite era de una calidad más antigua y rural, clérigo cazador y vinatero, y sobresalía en cebar pavipollos para Pascuas, y era muy buscado en la Guyena para predicar el sermón del Desenclavo; hay que añadir que era hombre piadoso y risueño, muy limosnero, y de niño, viniendo de Vic-Fesenzac de ver correr los toros embolados, invitado por una tía carnal, había tenido una visión de San Miguel Arcángel.

      • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de ronda. jubillo, el que llevaba en las astas bolas de pez encendidas.
      • 1978 Cebrián Glz, C. "Cariñena" [14-09-1978] Aragón Exprés: Diario de la Tarde (Zaragoza) Esp (HD)
        Lógicamente hemos de hablar de las fiestas en honor del Santo Cristo de Santiago que comenzaron ayer día 13 con volteo de campanas, pasacalles, disparos de cohetes y la alegría tradicional de siempre, estando prevista su finalización el lunes día 18 a las 22,30 horas con la aparición de esa (sic) entrañable y típico toro de ronda, seguido de la gran traca final y la retreta musical que pondrá el punto final a los actos programados.
      • 1983 Fdz Suárez, Á. Pesimismo esp [1983] Esp (CDH )
        La verdad es que la Organización de Bruselas fue concebida para una lidia de toros embolados, sin suerte de matar.
      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] 308 Esp (CDH )

        [...] 6,30, la corrida en los tendidos del sol (la merienda opípara al llegar al tercer toro, los bailes y canciones, acompañados de cantidades ingentes de sangría); 8,00, pasacalles y músicas; 9,00, de chateo con los amigos; 10,00, el toro de fuego; 11,00, la cena en cualquier restaurante con nuevos y viejos conocidos; 12,00, los fuegos artificiales; 1,00, jolgorios de sesión continua en la Plaza del Castillo; 2,00, las verbenas populares... [...].

      • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
        El toro embolado que por la noche recorre las calles con sus astas cubiertas por bolas de fuego, hace huir a todos los mozos que se le ponen delante. Antes se elige a la reina de las fiestas, que desfila sobre una carroza en compañía de otras bellamente engalanadas.
      • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
        toro1. [...] de ronda. jubillo, el que llevaba en las astas bolas de pez2 encendidas.
      • 2001 Anónimo "Mesa Contratación" [18-12-2001] La Razón (Madrid) Esp (CORPES)
        Ruedo Valenciano se ha comprometido a dar a lo largo de la temporada siete corridas en la feria de Fallas y seis en la de Julio, además dará otra corrida por motivo del Día de la Virgen y una más para festejar el 9 de octubre. Asimismo durante la campaña se celebrarán diez novilladas con picadores, tres sin caballos y distintos festejos de carácter popular: toro embolado, concurso de recortadores, vaquillas, verbigracia.
      • 2006 Roncagliolo, S. Abril rojo Pe (CORPES)
        El resto del jueves lo pasó jugando con la pelotita de papel, con la sensación de haberse quitado un enorme peso de encima. Cuando salió de la oficina, las bandas de músicos empezaban a tocar. En las iglesias se quemaba retama mientras los varones paseaban por las calles toros que lanzaban fuegos artificiales. Toros de fuego. Chacaltana sonrió. Por primera vez en días, el fuego le parecía un augurio de fiesta y alegría.
      • 2008 Ayala, J. L. "Anillo San Isidro" Narraciones Pe (CORPES)
        El viento de la tarde trajo miles de moscardones hediondos de todos los colores y luego se posaron en las paredes de la capilla. Nadie sabía por qué días antes las golondrinas habían inmigrado hacia los túneles del olvido, dejando abandonados sus nidos. Tampoco la razón por la cual apareció un toro de fuego en medio de la plaza, y cuando quisieron capturarlo, escapó hasta perderse en los túneles del atardecer.
      • 2011 Muñoz Molina, A. "Diatriba del ilustrado" [08-01-2011] El País. Babelia (Madrid) Esp (CORPES)
        Uno se acuerda de la mirada de abatimiento de Jovellanos cuando lee el relato de la manera atroz en que se martiriza en Tordesillas o en Coria a las vaquillas como parte de fiestas oficiales, o el cinismo oficial de las autoridades catalanas protegiendo la brutalidad de los toros embolados en los pueblos del bajo Ebro, o imaginando el catálogo de crueldades que se cometerán cada año en los tres mil festejos con suelta de toros que se celebran tan solo en la Comunidad Valenciana.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de fuego [...] m. toro que lleva en las astas unas bolas de materia inflamable encendidas y que se corre en algunos festejos populares.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro de ronda m. toro de fuego (‖ toro que lleva en las astas bolas encendidas).
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro jubillo m. toro de fuego (‖ toro que lleva en las astas bolas encendidas).
    9. s. m. Con el modificador del aguardiente, para referirse a la res que, en las fiestas populares de algunas localidades, se lidia a primera hora de la mañana.
      Sinónimo: vaca
      docs. (1848-2014) 14 ejemplos:
      • 1848 Anónimo "Fiestas Puerto de Santa María" [17-08-1848] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
        Sabemos se ha estendido un programa de las demas diversiones que han de tener lugar en dicho dia y el anterior, contándose entre ellas la cucaña marítima, que tanto hace reír, las carreras de gallos, gallumbos, toro del aguardiente, la devanadera del diablo, etc., todo acompañado de escogidas piezas de música que ejecutará una banda militar.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro del aguardiente m. toro que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 1848 Anónimo "Fiestas Puerto de Santa María" [17-08-1848] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
        Sabemos se ha estendido un programa de las demas diversiones que han de tener lugar en dicho dia y el anterior, contándose entre ellas la cucaña marítima, que tanto hace reír, las carreras de gallos, gallumbos, toro del aguardiente, la devanadera del diablo, etc., todo acompañado de escogidas piezas de música que ejecutará una banda militar.
      • 1860 Anónimo "Jerez de la Frontera" [31-07-1860] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
        Ignoramos la causa que motivó el incendio; y de los varios rumores que han corrido entre el público, solo hemos podido comprender claramente que poco después de las doce y cuando ya estaba encerrado el toro del aguardiente, se advirtió por las pocas personas que estaban fuera de la plaza que salia humo de ella en uno de sus costados. Por pronto que abrieron la plaza y acudieron á atajar las llamas, ya fué tarde.
      • 1872 Anónimo "Inauguración [05-05-1872] La Nación (Madrid) Esp (HD)
        La de la plaza de toros de Jerez de la Frontera ha sido un tanto desgraciada. El toro del aguardiente mató á uno é hirió á diez y siete, según parece, y la corrida verificada en la tarde del domingo último fué bastante endeble. Por lo demás, la población, con motivo de la feria, estaba de fiestas, encontrándose los principales sitios iluminados á la veneciana durante la noche.
      • 1885 Anónimo "Toros Sevilla" [19-01-1885] El Toreo (Madrid) Esp (HD)
        Es posible que por la mañana se corran dos toros del aguardiente. Todos los gastos que ocasione el espectáculo serán sufragados á prorata por los ganaderos sevillanos, loa cuales han contribuido además con cinco toros para la corrida que ha de verificarse en Madrid, que han correspondido á las ganaderías do Laffite (D. Rafael), Orozco, Ibarra, Anastasio Martin y Nandin (D. Ángel).
      • 1896 Dulzuras (Serrano García-Vao, Manuel) "¿No va más?" [26-07-1896] El Enano (Madrid) Esp (HD)
        Y quizás no sea esto solo, / porque dicen que la empresa / nos dará otra corridita / mañana con luz eléctrica, / y al amanecer pasado / mañana, con la bervena, / el toro del aguardiente / y antes que pase la siesta / vendrá Armengol con las niñas / y lidiarán dos terneras.
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
        No circulaba aún el chichero, como se usa hasta hoy, por la mañana, en las de España, cuando largan el torito del aguardiente, donde recorre las gradas el vendedor de infernal brebaje, gritando:
      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] del aguardiente. El que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
        La fiesta comienza el primer día de feria con lo que llaman el "toro del aguardiente", porque le sueltan casi al amanecer, cuando la gente se toma la copita de aguardiente de la mañana. Los carros se llenan de mujeres, de viejos y de chicos que gritan pidiendo la salida del toro, un choto que sirve para que le toreen los muchachos.
      • 2011 Anónimo "Encierros Ciudad Rodrigo" [06-03-2011] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
        El encierro de las reses, de la ganadería gaditana de Cebada Gago, se ha prolongado durante casi dos horas, ya que los toros se han dispersado nada más salir del prado. Los toros, que han ofrecido mucho juego a los mozos que los citaban, eran muy desiguales, aunque todos con mucha presencia. Mañana lunes, el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo acogerá el tercer encierro, con siete toros de la ganadería salmantina de Barcial. También se celebrará el afamado encierro del toro del aguardiente, un morlaco de la ganadería de Caridad Cobaled.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro del aguardiente m. toro que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 1848 Anónimo "Fiestas Puerto de Santa María" [17-08-1848] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
        Sabemos se ha estendido un programa de las demas diversiones que han de tener lugar en dicho dia y el anterior, contándose entre ellas la cucaña marítima, que tanto hace reír, las carreras de gallos, gallumbos, toro del aguardiente, la devanadera del diablo, etc., todo acompañado de escogidas piezas de música que ejecutará una banda militar.
      • 1860 Anónimo "Jerez de la Frontera" [31-07-1860] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
        Ignoramos la causa que motivó el incendio; y de los varios rumores que han corrido entre el público, solo hemos podido comprender claramente que poco después de las doce y cuando ya estaba encerrado el toro del aguardiente, se advirtió por las pocas personas que estaban fuera de la plaza que salia humo de ella en uno de sus costados. Por pronto que abrieron la plaza y acudieron á atajar las llamas, ya fué tarde.
      • 1872 Anónimo "Inauguración [05-05-1872] La Nación (Madrid) Esp (HD)
        La de la plaza de toros de Jerez de la Frontera ha sido un tanto desgraciada. El toro del aguardiente mató á uno é hirió á diez y siete, según parece, y la corrida verificada en la tarde del domingo último fué bastante endeble. Por lo demás, la población, con motivo de la feria, estaba de fiestas, encontrándose los principales sitios iluminados á la veneciana durante la noche.
      • 1885 Anónimo "Toros Sevilla" [19-01-1885] El Toreo (Madrid) Esp (HD)
        Es posible que por la mañana se corran dos toros del aguardiente. Todos los gastos que ocasione el espectáculo serán sufragados á prorata por los ganaderos sevillanos, loa cuales han contribuido además con cinco toros para la corrida que ha de verificarse en Madrid, que han correspondido á las ganaderías do Laffite (D. Rafael), Orozco, Ibarra, Anastasio Martin y Nandin (D. Ángel).
      • 1896 Dulzuras (Serrano García-Vao, Manuel) "¿No va más?" [26-07-1896] El Enano (Madrid) Esp (HD)
        Y quizás no sea esto solo, / porque dicen que la empresa / nos dará otra corridita / mañana con luz eléctrica, / y al amanecer pasado / mañana, con la bervena, / el toro del aguardiente / y antes que pase la siesta / vendrá Armengol con las niñas / y lidiarán dos terneras.
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
        No circulaba aún el chichero, como se usa hasta hoy, por la mañana, en las de España, cuando largan el torito del aguardiente, donde recorre las gradas el vendedor de infernal brebaje, gritando:
      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
        TORO. [...] del aguardiente. El que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
        La fiesta comienza el primer día de feria con lo que llaman el "toro del aguardiente", porque le sueltan casi al amanecer, cuando la gente se toma la copita de aguardiente de la mañana. Los carros se llenan de mujeres, de viejos y de chicos que gritan pidiendo la salida del toro, un choto que sirve para que le toreen los muchachos.
      • 1946-1953 Lafuente Ferrari, E. HPintura española [1987] 455 Esp (CDH )
        [...] pero su verdadero tema es el asunto de toros: son capeas colosales, en enormes plazas de pueblo, con figuritas llenas de movimiento y logradas con manchas y toques de osada valentía, o bárbaras fiestas nocturnas del toro del aguardiente (colección De Pablo). Fig. 408. Lucas expuso poco y vivió muy apartado del mundo oficial, donde su obra, hoy tan buscada por los coleccionistas, sería mirada como pura herejía artística.
      • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] Esp (CDH )

        Hay una regla que no falla: cuando se trata de escoger toros para las plazas de primera categoría, va un solo señor; si son capitales de provincia no incluidas en el grupo anterior, concurren dos empresarios; pueblos de mucha categoría envían tres comisionados, y así sucesivamente hasta llegar al toro del aguardiente en una plaza de carros, en cuyo caso, para ver si reúne las debidas condiciones, se precisa la movilización de diez o doce vecinos.

      • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
        toro1 [...] del aguardiente. El que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
        toro1 [...] del aguardiente. El que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
      • 2011 Anónimo "Encierros Ciudad Rodrigo" [06-03-2011] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
        El encierro de las reses, de la ganadería gaditana de Cebada Gago, se ha prolongado durante casi dos horas, ya que los toros se han dispersado nada más salir del prado. Los toros, que han ofrecido mucho juego a los mozos que los citaban, eran muy desiguales, aunque todos con mucha presencia. Mañana lunes, el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo acogerá el tercer encierro, con siete toros de la ganadería salmantina de Barcial. También se celebrará el afamado encierro del toro del aguardiente, un morlaco de la ganadería de Caridad Cobaled.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        toro1 [...] toro del aguardiente m. toro que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana.
    10. Acepción en desuso
    11. s. m. Con los complementos de cola o de la cola, para referirse al toro al que, en el ruedo, se le tira de la cola con la intención de derribarlo.
      docs. (1853-1978) 8 ejemplos:
      • 1853 Anónimo "Plaza de toros" [15-10-1853] Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
        Sin embargo de que muchas personas aficionadas dirigieron á la empresa una peticion para que se dieran toros de cola en las funciones anteriores, no fué posible darles gusto, por el mal estado en que se ponia el piso á causa de las lluvias; pero hoy puede satisfacer ya sus deseos, y al efecto se pondrán dos toros, para que se ejecute esa diversión por los coleadores Pedro y Cornelio, bien conocidos por su habilidad.
      • 1978 Santamaría, F. J. Diccionario de mejicanismos Mx (BD)
        Toro. [...] Toro de cola. Entre campiranos, el que se colea, por oposición al de lidia, que nunca debe colearse para que no pierda sus facultades.
      • 1853 Anónimo "Plaza de toros" [15-10-1853] Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
        Sin embargo de que muchas personas aficionadas dirigieron á la empresa una peticion para que se dieran toros de cola en las funciones anteriores, no fué posible darles gusto, por el mal estado en que se ponia el piso á causa de las lluvias; pero hoy puede satisfacer ya sus deseos, y al efecto se pondrán dos toros, para que se ejecute esa diversión por los coleadores Pedro y Cornelio, bien conocidos por su habilidad.
      • 1863 Zamacois, N. "Corridas de toros" [02-09-1863] El Isleño: Periódico Científico, Industrial, Comercial y Literario (Palma de Mallorca) Mx (HD)
        Confieso que aunque habia visto á otros muchos banderillar á caballo, jamas con tal perfeccion, limpieza y maestria. Tocábale despues colear otro toro de cola, y lo hizo con el mismo acierto conque habia banderillado al anterior; pero deseando distinguirse, siguió corriendo; y cuando iba el caballo en la fuerza de toda su carrera, lo desensilló sin desmontarse, persiguiendo siempre al toro, quedando montado en pelo, y coleando con la misma facilidad con que lo habia hecho antes.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        toro. [...] de cola. Méj. El que se colea, á diferencia del que se lidia.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        TORO. [...] de cola. En Méjico, el que se colea, a diferencia del que se lidia.
      • 1917 Ricardo del Castillo (Darío Rubio) Mexicanismos Mx (BD)
        TORO, de cola. Méj. El que se colea, a diferencia del que se lidia.
      • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
        TORO. [...] TORO DE LA COLA. Entre campiranos en Méjico, el que se colea, por oposición al de lidia, que nunca debe colearse para que no pierda sus facultades.
      • 1978 Santamaría, F. J. Diccionario de mejicanismos Mx (BD)
        Toro. [...] Toro de cola. Entre campiranos, el que se colea, por oposición al de lidia, que nunca debe colearse para que no pierda sus facultades.
      • 1853 Anónimo "Plaza de toros" [15-10-1853] Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
        Sin embargo de que muchas personas aficionadas dirigieron á la empresa una peticion para que se dieran toros de cola en las funciones anteriores, no fué posible darles gusto, por el mal estado en que se ponia el piso á causa de las lluvias; pero hoy puede satisfacer ya sus deseos, y al efecto se pondrán dos toros, para que se ejecute esa diversión por los coleadores Pedro y Cornelio, bien conocidos por su habilidad.
      • 1863 Zamacois, N. "Corridas de toros" [02-09-1863] El Isleño: Periódico Científico, Industrial, Comercial y Literario (Palma de Mallorca) Mx (HD)
        Confieso que aunque habia visto á otros muchos banderillar á caballo, jamas con tal perfeccion, limpieza y maestria. Tocábale despues colear otro toro de cola, y lo hizo con el mismo acierto conque habia banderillado al anterior; pero deseando distinguirse, siguió corriendo; y cuando iba el caballo en la fuerza de toda su carrera, lo desensilló sin desmontarse, persiguiendo siempre al toro, quedando montado en pelo, y coleando con la misma facilidad con que lo habia hecho antes.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        toro. [...] de cola. Méj. El que se colea, á diferencia del que se lidia.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        TORO. [...] de cola. En Méjico, el que se colea, a diferencia del que se lidia.
      • 1917 Ricardo del Castillo (Darío Rubio) Mexicanismos Mx (BD)
        TORO, de cola. Méj. El que se colea, a diferencia del que se lidia.
      • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
        TORO. [...] Toro de cola. Méj. El que se colea, a diferencia del que se lidia. (Academia).
      • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
        TORO. [...] TORO DE LA COLA. Entre campiranos en Méjico, el que se colea, por oposición al de lidia, que nunca debe colearse para que no pierda sus facultades.
      • 1978 Santamaría, F. J. Diccionario de mejicanismos Mx (BD)
        Toro. [...] Toro de cola. Entre campiranos, el que se colea, por oposición al de lidia, que nunca debe colearse para que no pierda sus facultades.
    12. s. m. Con el sustantivo padre en aposición o el complemento de semilla, para referirse al toro semental de una ganadería.
      docs. (1856-1998) 5 ejemplos:
      • 1856 Anónimo "Premios" [06-03-1856] La España (Madrid) Esp (HD)
        Al criador que presente los cuatro mejores potros, sanos, cerriles, enteros, de una misma señal y alzada, de tres dedos cumplidos lo menos, y que no escedan de cuatro años, prefiriéndose en igualdad de circunstancias los de mayor marca, 1,000 rs. Al criador que presente el mejor toro de semilla, de tres á cinco años, 500 rs. Al criador que presente él mejor asno para simiente, de cuatro á seis años 400 rs.
      • 1859 Anónimo "Esposicion de ganados" [16-06-1859] La Corona (Barcelona) Esp (HD)
        En la celebrada en Córdoba el dia diez del corriente, obtuvieron premios: [...] Un lote de tres potros cerriles, Golondrino, Lobito y Señorito, del mismo. Un toro de semilla nombrado Primoroso, de D. Francisco Lopez. Un asno semental, Platero, de D. Francisco Córdoba y Lopez, vecino de Espejo, y un lote de ocho ovejas, como mejor enlanadas, de D. Pedro Suarez.
      • 1917 Castejón, R. "Mejora ganado andaluz" [31-03-1917] Revista de Veterinaria Militar (Toledo) Esp (HD)
        Y no es que se haya dejado de intentar el asunto; antes bien, en Andalucía han sido importados por ricos ganaderos toros de semilla de las razas Durham o Shorthor (cuernos cortos), Herenford, Angus, todas las especializadas para el cebo, y no sabemos si alguna más; moruecos Sonthdoum de gran producción de carne, Dishley o Leincister de aptitud mixta (carne, lana), Japiot, Rambonillet, Sropshireb y otros; verracos de York o Yorkshire y, en suma, reproductores de casi todas las razas extranjeras [...].
      • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
        TORO DE SEMILLA. — m. Taurom. Toro semental de una ganadería.
      • 1998 Schz Miguel, J. M. DiccHablaToledana Esp (NTLLE)
        toro padre. m. Se dice del semental.
    13. s. m. Con el complemento de los muchachos, para referirse al toro que, adornado con pañuelos, se saca a la plaza en último lugar para que sea corrido por los aficionados.
      docs. (1861-2008) 4 ejemplos:
      • 1861 Hudson, D. "El muchacho" [31-05-1861] Revista del Paraná (Paraná) Ar (HD)
        En esto dice uno, los marmanchos!!! No es mas lijera una manada de gamas en tomar la carrera al sentir al cazador. La nube de muchachos se enrarece, los cien, los doscientos pilluelos, hormiguean separados á cortas distancias unos de otros, observando la direccion que trae el marmancho en la persecucion. Disparan aquellos que se ven seguidos de cerca, el resto se abre en circulo y corren tras del mismo marmancho. Entonces éste se halla en la situación del toro de los muchachos, lo aturden mil voces, lo chiflan, lo burlan, es un remolino que lo impele, que le cierran el paso, sin que pueda dar caza á ninguno.
      • 1942 Sandoval, L. DiccGuatemaltequismos Gu (NTLLE)
        TORO DE LOS MUCHACHOS = El último toro que, adornado con pañuelos, salía a la plaza la tarde de la función, y era de ver cómo entraba la chiquillada a torearlo: uno le tiraba de la cola, otro del cuerno, etc. El toro no paraba un momento, hasta que caía rendido. En el Diccionario Académico aparece "Toro del aguardiente", con el significado de "El que se lidia por el público en fiestas populares a primera hora de la mañana".
      • 1949 Batres Jáuregui, A. América Central, III p. 388 Gu (BD)
        El puyador célebre era ño Tapaderas, viejo amojamado, que insultaba al público cuando alguien le gritaba un chiste desagradable. Algunos domingos, o días de fiesta solemne, se alegraba la corrida con el toro de los muchachos, vestido con multitud de pañuelos, que le quitaban los patojos, a riesgo de un revolcón, entre el mucho polvo del grandísimo redondel. Todo se volvía un baturrillo fenomenal, hasta que el pobre toro se atarantaba, con el movimiento y ruido de tan infantil trapisonda.
      • 2008 Pz Antón, F. Sueño justos [2011] p. 32 Gu (BD)
        [...] pero, algunos días del año, el Cabildo soltaba, con la debida licencia eclesiástica, un becerrillo con pañuelos atados al cuello para que la gente joven se divirtiera, quitándoselos uno a uno. El torito era inofensivo y sólo ocasionaba uno que otro revolcón a los audaces. Pero el animal que escapó aquel día de marzo de 1869 de los corrales de la plaza no era ni de lejos «el toro de los muchachos», como le decían a la res, sino un bicho aterrador de cinco años y unas mil libra