5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 20/10/2020
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
escorbuto s. (1606-)
escorbuto, escarbuto, escurbuto, scorbuto, escorbutillo
También en esta página: escorbuto, a (1797)
Etim. Voz tomada del francés scorbut (DECH, s. v.); y esta, a su vez, del latín medieval scorbutus, probablemente emparentada con la remota forma medieval neerlandesa *scôrbut (en neerlandés scherbuik), que podría haberse tomado, a través del sueco skörbjug, del nórdico skyrbjúrg 'escorbuto' (compuesto de skyr 'leche cuajada' y bjúrg 'edema'; al parecer, la aparición de los edemas característicos de esta enfermedad en los marineros podría deberse al consumo excesivo de leche cuajada durante sus largos viajes; TLF, s. v. scorbut).

Se documenta por primera vez, con la variante scorbuto, en la acepción 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia y úlceras en las encías', en 1606, en la traducción del original francés de la Historia de los milagros de nuestra Señora de Monteagudo de Sichen de Velpius realizada por C. Clemente, pero tardará más de un siglo en documentarse en otro texto: La materia médica misionera de P. Montenegro (1710). Un par de décadas después, en 1732, se consigna en el Diccionario de Autoridades. Se atestigua con frecuencia, desde el siglo XVII, en todas las épocas y en todo el ámbito hispanohablante con la forma escorbuto (y, ocasionalmente, con las variantes escurbuto escarbuto) como una enfermedad epidémica propia de marineros y navegantes (también conocida como peste del mar) que, además de múltiples dolencias y la habitual pérdida de la dentadura, llegaba a causarles, en la mayoría de los casos, la muerte. Su aparente naturaleza contagiosa se debe a que los afectados convivían y subsistían en las mismas circunstancias durante las largas travesías en alta mar, con dietas en las que no figuraban fruta fresca ni hortalizas y, en consecuencia, todos acababan padeciendo este mal.

En el periodo comprendido entre 1739 y 1890, se atestigua, divulgada en diversos tratados médicos y artículos especializados en el ámbito de la medicina españoles, una taxonomía de los presuntos tipos o especies de escorbuto, en la que se especifican una serie de características particulares de la sintomatología de esta enfermedad. Así, escorbuto, acompañado de los modificadores alcalino, caliente, esténico, febril, inflamatorio, salino, terrestre y del complemento de tierra, se documenta al menos desde 1733, en la Colectanea de selectissimos secretos medicos y chyrurgicos de F. Suárez Ribera, para referirse a la 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías, fiebre e inflamación de todos los órganos', es decir, el complicado por flegmasias de diversa índole, en contraposición al escorbuto frío, marítimo o de(l) mar (también acompañado por los modificadores ácido, asténico, elefancíaco o lento), que, en cambio, se caracteriza por la ausencia de las mismas. Este subtipo de escorbuto, consignado en Palma febril, redactada en 1739 por  P. F. Virrey Mange, se refiere, en concreto, a la 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías, color pálido de la piel, granos e hinchazón de las extremidades'; enfermedad que se atribuyó, como puede leerse en el artículo anónimo publicado en el Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) de 1850, "a la poca y mala ventilación de los buques, a la larga permanencia en el mar, a la humedad y frío, a la escasez y la falta de alimentos frescos" (de ahí su denominación). También testimoniados por vez primera en la obra de P. F. Virrey Mange de 1739, documentamos un par de subtipos de escorbuto, diferenciados por una alteración del plasma sanguíneo. Por un lado, con los modificadores agudo, incipiente, iniciativo, ligero, rancio o sulfúreo-salino, en el que aumenta la cantidad de glóbulos y, por otro, con los modificadores acerbo, austero, confirmado, crónico u ordinario, en el que aumenta la albúmina y la fibrina, pero disminuye la cantidad de glóbulos. Otro subtipo de esta enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C es el que se registra con los modificadores pedregoso topáceo, exclusivamente en Disertacion medicohistorica sobre la elefancia de autoría anónima (1786); su característica fundamental es la aparición de granos en la piel, síntoma similar al detectado en los casos de escorbuto petequial, atestiguado por vez primera también en esta misma obra, en el que los enfermos afectados presentan, además de las múltiples hemorragias, anemia y úlceras en las encías, unas manchas muy pequeñas de color rojo en el pecho y las extremidades. De manera análoga, la aparición de unas determinadas manchas en la piel generan la designación de dos subtipos más de escorbuto: si estas son de color negro o azulado y aparecen en las piernas, las articulaciones, el pecho y los párpados, se trata, según certifica B. Piñera Siles en la traducción de los Elementos de medicina práctica de Cullen (1791), de un escorbuto aplomado o lívido, pero si las manchas son de color púrpura, tal y como documentan J. Gassó y N. Tragó en la traducción del Tratado elemental de patología interna de E. Monneret realizada en 1868, estaremos ante un caso de escorbuto nostras. Por su parte, la ausencia de manchas y el tono amarillento de la piel, junto con la hinchazón de las extremidades y la sintomatología común propia del escorbuto (aparición de múltiples hemorragias, anemia y úlceras en las encías) designa un tipo de escorbuto que, con el modificador pálido, figura también en la traducción de los Elementos de medicina práctica de Cullen llevada a cabo por B. Piñera Siles en la última década del siglo XVIII. Igualmente, testimoniado en 1791, en la traducción de este texto médico del francés al castellano, se atestigua escorbuto acompañado del modificador encarnado para referirse a la 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, desnutrición, extrema debilidad y úlceras, pus y hongos en las encías'.  Además, en 1786, en la anónima Disertacion medicohistorica sobre la elefancia, se registran otro par de subtipos de escorbuto: con el modificador muriático, para referirse a la 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y la corrosión del tabique nasal', y con los modificadores mucoso o viscoso, para referirse a la 'enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y mucosidad en la grasa corporal', de mayor duración, al parecer, que las anteriores especies de escorbuto citadas. A partir de 1900, en el tomo II, relativo a las enfermedades de los huesos, de la traducción del Tratado cirugía clínica de Rieffel y Manclaire de J. Núñez, se atestigua escorbuto acompañado del modificador infantil (y, aunque escasamente, también con el modificador francopara aludir a la 'enfermedad de lactantes causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, un dolor intenso en las extremidades y la adopción de una postura parecida a la de una rana', es decir, con los muslos en rotación externa, las rodillas algo flexionadas y las plantas de los pies juntas. Las publicaciones e investigaciones de la época apuntan como causa principal de esta enfermedad la ingesta de leche esterilizada, por lo general, carente de vitamina C. Si bien la sintomatología es, en parte, semejante a la del escorbuto en adultos, el retraso del crecimiento y la deformidad corporal en los niños escorbúticos llevó a confundirla, en un primer estadio previo a las investigaciones de  Barlow, con el raquitismo; de ahí que este compuesto vaya acompañado con notable frecuencia del epónimo de su descubridor: enfermedad de Barlow o Moller-Barlow.

Por último, escorbuto alpino, como sinónimo de pelagra (esto es, como 'enfermedad causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación que provoca lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales'), se registra en 1840, en el Tratado teórico práctico de enfermedades cutáneas de N. Alfaro. Esta denominación fue acuñada por el profesor de la Universidad de Padua, Giuseppe Antonio Pujati, quien consideraba, por equivocación, esta enfermedad endémica de los estados venecianos y de Lombardía, cuando en realidad, fue descubierta al menos dos décadas antes, en 1762, por el doctor español Gaspar Casal, quien la denominó mal de la rosa, tal y como puede leerse en la monografía póstuma dedicada a esta enfermedad en la que se estudia y consigna por vez primera. Escorbuto lepriforme, también como sinónimo de pelagra, se atestigua en textos médicos del siglo XIX, por primera vez en 1848, en el trabajo De la pelagra y mal de la rosa de Asturias de I. Martínez. Finalmente, escorbuto montano, denominación que se debe al italiano, se documenta por vez primera en 1880, en la Monografía del mal de la rosa de A. de Gregorio y Guajardo.

  1. ac. etim.
    s. m. Enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia y úlceras en las encías.
    docs. (1606-2016) 58 ejemplos:
    • 1606 Clemente, C. Trad Milagros Señora, Velpius p. 80 Esp (BD)
      Como sano una muger de cierta enfermedad, que el vulgo por aca llama Scorbuto, en Agosto de 1603. A Elizabeta de Houen, muger de Zacharias de Anroye vezina de la Aldea de Grasen junto à Betz al quartel de Dieste, le vino en las carnes tollendas del año 1603 un accidente y enfermedad que le causó grandes punçaduras por todo el cuerpo, con grande numero de manchas negras, del tamaño de un Real de a ocho [...].
    • 2016 Gomollón-Bel, F. "¿Zumo naranja previene catarros?" [14-12-2016] Heraldo de Aragón (Zaragoza) Esp (HD)
      ¿Es buena la vitamina C para prevenir o curar los catarros? [...] Lo único que previene la vitamina C es el escorbuto, y con la que tomamos en frutas y verduras hoy en día ya es más que suficiente. En la biblioteca Cochrane, donde los médicos almacenan miles de estudios clínicos controlados, hay varios artículos sobre el tema y todos coinciden: la vitamina C no previene catarros.
    • 1606 Clemente, C. Trad Milagros Señora, Velpius p. 80 Esp (BD)
      Como sano una muger de cierta enfermedad, que el vulgo por aca llama Scorbuto, en Agosto de 1603. A Elizabeta de Houen, muger de Zacharias de Anroye vezina de la Aldea de Grasen junto à Betz al quartel de Dieste, le vino en las carnes tollendas del año 1603 un accidente y enfermedad que le causó grandes punçaduras por todo el cuerpo, con grande numero de manchas negras, del tamaño de un Real de a ocho [...].
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Es el Mastuerzo silvestre uno de los únicos remedios que he hallado hasta hoy para los que padecen el mal de loanda, que el Portuguez llama mal do vicho, en otras partes llaman mal de gusanillo, y en las partes del norte, y clace medica llaman escorbuto, porque comiendo sus ojas crudas, ó puestas en enzaada, ó asi solas quita el comezon y dolor que viene á los dientes y paladar, y asi mismo la flaqueza y dolores de estomago:– y lebanta el apetito perdido:– corrije la hediondez del anhelito, provocando los humores por orina y camara, y deshaciendo la conjelacion de las reumas que se paran en los intestinos con graves dolores y pujos ó camaras, asi bebiendo su cocimiento como echande ayudas de él con sal y miel es unico remedio: [...].
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Escorbuto. (escorbúto). s. m. Enfermedad causada por la obstrucción del brazo, que impide la atraccion del humór melancólico, el qual mezclado con la sangre daña y corrompe el cuerpo, y especialmente salta a las encías y las inficiona y vicia, de calidad que los dientes se caen.
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 98 Vida Esp (CDH )
      Los dientes, cabales, bien cultivados, estrechamente unidos y libres del sarro, el escorbuto y otros asquerosos pegotes.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Tiene esta raiz virtud aperitiva corroborante al estómago, excita el apetito, ayuda à la digestion, resiste à la malignidad de los humores, como en el escorbuto, tomada en polvos, ò cocimiento.
    • 1788 Anónimo "Costas Africa" [15-03-1788] p. 824 Correo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Se ha dicho (y con razon) que el comercio de negros, era anualmente el sepulcro de muchos millares de marineros, que nos arrebataban el Scorbuto, las enfermedades del pais y las viruelas de Guinea.
    • 1793 Andrés, C. Trad Origen Literatura, VI y VII [2000] 389 Esp (CDH )
      Macbride, Percival y otros médicos han reconocido en el aire fijo algunas virtudes medicinales; la producción de este aire se ha hecho útil para la curación de las enfermedades pútridas, de las piedras de la orina, del cáncer, del escorbuto, y de otros males, y el descubrimiento de Priestley es muy salutífero y benéfico y se hace siempre más importante para la Humanidad.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 206 Esp (CDH )
      Celébrase tambien mucho el uso exterior del Catecú en enxuagatorios, gargarismas, y polvos dentífricos en el escurbuto, relaxacion y hongosidad de las encias, vacilacion de los dientes, y en inyecciones para la gonorrea y fluxos blancos, como tambien en las úlceras pútridas.
    • 1814 Fdz Moratín, L. Cartas 1814 [1973] 292 Epistolario Esp (CDH )
      Balas, bombas, granadas, estruendo espantoso, minas por todas partes, al paso que el escorbuto iba acabando con la guarnición, reducida ya a unos doscientos ochenta hombres útiles.
    • 1850 Drumen, J. Trat Patología, I pp. 221-222 Esp (BD)
      Los antiguos confundieron el escorbuto con otras várias enfermedades, que no tienen con ella la menor relacion; de la misma manera crearon infinidad de hipótesis acerca de las causas presuntas del mal, y con ellas muchas divisiones de dicha enfermedad; Willis dividió el escorbuto en frio y caliente, la cual luego denominaron otros ácido y alcalino. Tambien se hizo mencion de un escorbuto de mar y otro de tierra, y no faltaron autores que establecieron la división de contagioso y hereditario. Pero nosotros considerarémos el escorbuto como una afeccion endémica ó esporádica, siempre única, sin presentar más diferencias que las determinadas por la diversa intensidad de sus síntomas y las varias complicaciones que pueden acompañarlas.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Según García Camba, fueron 6.000 las víctimas del escorbuto y 767 los que murieron combatiendo.
    • 1879 Anónimo "Noticias: Periódico Barcelona" [01-05-1879] La Unión (Madrid) Esp (HD)
      En San Pedro de Torelló (Cataluña) se han presentado el escorbutillo y el sarampion, con carácter contagioso.
    • 1905 Anónimo "Clinica odontologica Espejo Pulgarín" (Anuncio) [28-12-1905] Mensajero leonés (León) Esp (HD)
      Curaciones de escorbutos, estomatítis, peorreas, alveolares, periostitis, etc., etc. precios convencionales.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El mar amedrentaba; el escorbuto hacía estragos en días de tempestad, o cuando la costa ansiada no se divisaba a los lejos.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Se cruzó la estola sobre los pechos, infló la nariz, y, ya impotente, gritó: — ¡Hija de los galeotos y forzados que cruzaron el mar con escorbuto! —y tomó con furia los cabellos de Charlotte [...].
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 14 Co (CDH )
      Sobrevivió a la pelagra en Persia, al escorbuto en el archipiélago de Malasia, a la lepra en Alejandría, al beriberi en el Japón, a la peste bubónica en Madagascar, al terremoto de Sicilia y a un naufragio multitudinario en el estrecho de Magallanes.
    • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
      El escorbuto fue, durante casi cuatro siglos (del XV al XVIII), la causa de la gran mortandad en los viajes marítimos; por ello se le daba el nombre de "la peste del mar".
    • 2001 Armendáriz Sanz, J. L. Procesos cocina Esp (CORPES)
      Vitamina C. También llamada ácido ascórbico, favorece el desarrollo de los huesos y del cristalino del ojo, estimula el crecimiento y da resistencia al organismo contra infecciones. Su carencia produce el escorbuto. Se encuentra en todos los alimentos, pero se oxida y deteriora con la luz. La encontramos en abundancia en cítricos, hortalizas de hoja verde y el hígado.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      escorbuto. [...] m. Med. Enfermedad general, producida por la escasez o ausencia en la alimentación de determinados principios vitamínicos, y caracterizada por hemorragias cutáneas y musculares, por una alteración especial de las encías y por fenómenos de debilidad general.
    • 2008 Anónimo "Tomar vitamina C" [01-10-2008] El Tiempo (Bogotá) Bo (HD)
      Según los investigadores, la vitamina C es necesaria para la dieta o para combatir algún principio de escorbuto (enfermedad general producida por la escasez o ausencia en la alimentación de determinados principios vitamínicos).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      Escorbuto [...]. m. Enfermedad producida por la escasez o ausencia en la alimentación de vitamina C, y caracterizada por hemorragias cutáneas y musculares, por una alteración especial de las encías y por fenómenos de debilidad general.
    • 2016 Villareal, A. "Dolencia piratas" [08-06-2016] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      El escorbuto no ha desaparecido en los países civilizados, aunque los casos en los que suele darse son muy raros. En España, la literatura clínica había descrito casos aislados en 2001 ó 2004, siempre en pacientes mayores, con más restricciones dietarias y por tanto más vulnerables a esta vieja enfermedad, provocada por una deficiencia grave en el consumo de vitamina C. En enero de este año, el caso de un niño afectado por escorbuto en Valencia llegó como noticia a muchos medios de comunicación. Sin embargo, no fue el único. Poco después, en el Hospital Vall D'Hebrón de Barcelona, un hombre de 28 años era diagnosticado con la misma enfermedad.
    • 2016 Gomollón-Bel, F. "¿Zumo naranja previene catarros?" [14-12-2016] Heraldo de Aragón (Zaragoza) Esp (HD)
      ¿Es buena la vitamina C para prevenir o curar los catarros? [...] Lo único que previene la vitamina C es el escorbuto, y con la que tomamos en frutas y verduras hoy en día ya es más que suficiente. En la biblioteca Cochrane, donde los médicos almacenan miles de estudios clínicos controlados, hay varios artículos sobre el tema y todos coinciden: la vitamina C no previene catarros.
    • 1606 Clemente, C. Trad Milagros Señora, Velpius p. 80 Esp (BD)
      Como sano una muger de cierta enfermedad, que el vulgo por aca llama Scorbuto, en Agosto de 1603. A Elizabeta de Houen, muger de Zacharias de Anroye vezina de la Aldea de Grasen junto à Betz al quartel de Dieste, le vino en las carnes tollendas del año 1603 un accidente y enfermedad que le causó grandes punçaduras por todo el cuerpo, con grande numero de manchas negras, del tamaño de un Real de a ocho [...].
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Es el Mastuerzo silvestre uno de los únicos remedios que he hallado hasta hoy para los que padecen el mal de loanda, que el Portuguez llama mal do vicho, en otras partes llaman mal de gusanillo, y en las partes del norte, y clace medica llaman escorbuto, porque comiendo sus ojas crudas, ó puestas en enzaada, ó asi solas quita el comezon y dolor que viene á los dientes y paladar, y asi mismo la flaqueza y dolores de estomago:– y lebanta el apetito perdido:– corrije la hediondez del anhelito, provocando los humores por orina y camara, y deshaciendo la conjelacion de las reumas que se paran en los intestinos con graves dolores y pujos ó camaras, asi bebiendo su cocimiento como echande ayudas de él con sal y miel es unico remedio: [...].
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Es verdad que vna, u otra enfermedad se padecen en estos tiempos, de las quales no se halla noticia en los Escritores antiguos de la Medicina, como el escorbuto, y la infección gálica; sin embargo de que algunos pretenden lo contrario.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Escorbuto. (escorbúto). s. m. Enfermedad causada por la obstrucción del brazo, que impide la atraccion del humór melancólico, el qual mezclado con la sangre daña y corrompe el cuerpo, y especialmente salta a las encías y las inficiona y vicia, de calidad que los dientes se caen.
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 98 Vida Esp (CDH )
      Los dientes, cabales, bien cultivados, estrechamente unidos y libres del sarro, el escorbuto y otros asquerosos pegotes.
    • 1766 Anónimo "Noticias paises norte" [01-10-1766] p. 163 Mercurio Histórico y Político (Madrid) Esp (HD)
      Muchos se burlan de los nuevos establecimientos Rusos, porque a veces se observan en ellos enfermedades, no debiendo estrañar, que en un transporte de tantos hombres, mugeres y niños, caygan enfermos algunos de los transmigrantes. Por ventura se abandona el comercio, ni los vigilantes maritimos, aunque el scorbuto y otras enfermedades acometen à los Navegantes.
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 244 Esp (CDH )

      [...] diré, que he leido la memoria que Monsieur Meadpresentó á la Sociedad Real de Londres, en la qual explica las causas, los efectos y la curacion del Escorbuto; [...].

    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Tiene esta raiz virtud aperitiva corroborante al estómago, excita el apetito, ayuda à la digestion, resiste à la malignidad de los humores, como en el escorbuto, tomada en polvos, ò cocimiento.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] 56 Ve (CDH )
      Su cascara exterior es musga, seca, y fragil; tiene otra tunica interior cubierta de pulpa rubrofusca, entretexida con unas fibras, ò hilachas delgadas de sabor accido, y agradable, la qual se guarda en tarros, y se toma en decoccion, ó infusion dos, ó tres onzas, y es muy provechosa, para atemperar la acrimonia, y fervor de la colera, y exaltacion de la sangre; y así se administra en las calenturas agudas ardientes; cura la Ictiricia, y ardor del estómago, y entrañas, apaga la sed, preserva del escorbuto, y purga suavemente.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Es tambien excelente remedio para la caqueccia de los humores, como en el escorbuto, y hidropesía; para limpiar afirmar, y sanar los riñones, uretes, y vegiga de los materiales crasos, viscidos, y arenosos, que los relaxan, obstruyen, y ulceran; para limpiar los pulmones de las muscosidades, como en el empiema, asma, y thisis.
    • 1779-1784 Ulloa, A. Campaña terceras [1995] Esp (CDH )
      Muy Señor mío: Nada de quanto contiene las 10 Cartas que desde 1º del presente hasta esta fecha he dirijido a V.E. dilatará un instante la salida de la Esquadra de mi mando que se halla en esta Bahía, y sin embargo del estado en que llegó, huviera pasado en derechura al Crucero entre los Cavos de Trafalgar y de Espartel, donde S.M. la tiene destinada, ha haver Yo podido penetrar ser aquél el lugar donde importa que esté, pues desde allí se huviera podido dar providiencia a lo más urgente, que era desembarazarme de Enfermos y cortar el curso rápido del Escorbuto refrescando las Tripulaciones con víveres adecuados, que es lo que se ha hecho aquí en estos 4 días.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Escorbúto, enfermedad que comunmente dá en el mar, y es causada de la obstruccion del bazo, que vicia las encias, etc. Fr. Scorbut. Lat. Gingivárum tabum: otros Scorbútus morbus. It. Scorbuto.
    • 1788 Anónimo "Costas Africa" [15-03-1788] p. 824 Correo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Se ha dicho (y con razon) que el comercio de negros, era anualmente el sepulcro de muchos millares de marineros, que nos arrebataban el Scorbuto, las enfermedades del pais y las viruelas de Guinea.
    • 1793 Andrés, C. Trad Origen Literatura, VI y VII [2000] 389 Esp (CDH )
      Macbride, Percival y otros médicos han reconocido en el aire fijo algunas virtudes medicinales; la producción de este aire se ha hecho útil para la curación de las enfermedades pútridas, de las piedras de la orina, del cáncer, del escorbuto, y de otros males, y el descubrimiento de Priestley es muy salutífero y benéfico y se hace siempre más importante para la Humanidad.
    • 1789-1794 Viana, F. X. Diario viaje I [1958] Ur (CDH )
      Tiene fondeadero próximo a la punta S. pero muy malo, en cuyo paraje fueron inmensos los trabajos que padeció el capitán Carteret, después de los cuales consiguió hacer alguna aguada y reponer su equipaje que le tenía lleno de escorbuto.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 97 Esp (CDH )
      Cullen dice, que aun no se halla bien probado, que la Corteza de Winter sea un preservativo del escorbuto, y Murray tampoco la concede prerrogativa alguna ó virtud particuliar específica anti-escorbútica mas que la comun á los otros aromáticos.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] 206 Esp (CDH )
      Celébrase tambien mucho el uso exterior del Catecú en enxuagatorios, gargarismas, y polvos dentífricos en el escurbuto, relaxacion y hongosidad de las encias, vacilacion de los dientes, y en inyecciones para la gonorrea y fluxos blancos, como tambien en las úlceras pútridas.
    • 1814 Fdz Moratín, L. Cartas 1814 [1973] 292 Epistolario Esp (CDH )
      Balas, bombas, granadas, estruendo espantoso, minas por todas partes, al paso que el escorbuto iba acabando con la guarnición, reducida ya a unos doscientos ochenta hombres útiles.
    • 1814 Fdz Moratín, L. Cartas 1814 [1973] 297 Epistolario Esp (CDH )
      El escorbuto se llevaba cuatro o cinco cada día; nos amenazaba un asalto; cada noche nos parecía que iba a ser la última de nuestra vida miserable.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 150 Esp (CDH )
      Este abuso de querer aprovechar una carne viciada salándola, es el principio imperceptible por el que á veces aparecen en los pueblos y largas navegaciones las enfermedades malignas, calenturas, escorbuto y lepra.
    • 1850 Drumen, J. Trat Patología, I pp. 221-222 Esp (BD)
      Los antiguos confundieron el escorbuto con otras várias enfermedades, que no tienen con ella la menor relacion; de la misma manera crearon infinidad de hipótesis acerca de las causas presuntas del mal, y con ellas muchas divisiones de dicha enfermedad; Willis dividió el escorbuto en frio y caliente, la cual luego denominaron otros ácido y alcalino. Tambien se hizo mencion de un escorbuto de mar y otro de tierra, y no faltaron autores que establecieron la división de contagioso y hereditario. Pero nosotros considerarémos el escorbuto como una afeccion endémica ó esporádica, siempre única, sin presentar más diferencias que las determinadas por la diversa intensidad de sus síntomas y las varias complicaciones que pueden acompañarlas.
    • 1855 Anónimo "Costas Africa" [15-10-1855] Correo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      De una digestion fácil, grato al paladar y al olfato, el Rob está recomendado por los médicos de todos los paises para curar las enfermedades cutáneas, los empeines, los abcesos, los cánceres, la tiña, las úlceras, la sarna degenerada, las escrófulas, el escarbuto, pérdidas, etc.
    • 1851-1857 Ronquillo, J. O. DiccMateria Mercantil, I [01-01-1851] p.548 Esp (BD)
      El vino es un tónico suave, un poco difusible, que produce un dulce calor, reanima la círculacion y da actividad á todas las funciones; debiendo ser administrado como medicamento á pequeñas dósis. [...] Se prescribe el vino en la debilidad natural ó adquirida, de resultas pérdidas por una via cualquiera, como despues de largas y fuertes hemorragias, flujos blancos ó hemorroidales, etc., y tambien en la cacoquimia, la degenerescencia, la descomposicion de los humores y el escurbuto.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Según García Camba, fueron 6.000 las víctimas del escorbuto y 767 los que murieron combatiendo.
    • 1877 Arenal, C. Colonias penales Australia [1877] 38 Esp (CDH )
      Á más de la que cabe al Gobierno que, léjos de tomar ninguna precaucion contra su codicia, la estimulaba, por los términos del contrato; al ver la manera de cumplirle, ¿cómo el jefe de la fuerza armada que custodiaba á los deportados, el representante de la ley, como quiera que se llamase, no intervino en favor de aquellas víctimas é hizo cambiar aquel régimen homicida? Se ignora y no se comprende, á ménos que el interés fuese á bordo tan contagioso como el escorbuto.
    • 1879 Anónimo "Noticias: Periódico Barcelona" [01-05-1879] La Unión (Madrid) Esp (HD)
      En San Pedro de Torelló (Cataluña) se han presentado el escorbutillo y el sarampion, con carácter contagioso.
    • 1905 Anónimo "Clinica odontologica Espejo Pulgarín" (Anuncio) [28-12-1905] Mensajero leonés (León) Esp (HD)
      Curaciones de escorbutos, estomatítis, peorreas, alveolares, periostitis, etc., etc. precios convencionales.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El mar amedrentaba; el escorbuto hacía estragos en días de tempestad, o cuando la costa ansiada no se divisaba a los lejos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En los casos típicos, el diagnóstico del escorbuto es muy fácil.
    • 1951 Pz Bustamante, C. HImperio español [1951] Esp (CDH )
      El hambre, la sed, el escorbuto y el cansancio de las interminables travesías diezman las tripulaciones y consumen a los jefes.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Los marinos parecían extenuados, de pómulos hundidos, ojerosos, desdentados, como gente que hubiera sufrido el mal de escorbuto.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Se cruzó la estola sobre los pechos, infló la nariz, y, ya impotente, gritó: — ¡Hija de los galeotos y forzados que cruzaron el mar con escorbuto! —y tomó con furia los cabellos de Charlotte [...].
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Se usa contra el escorbuto, por la gran cantidad de vitamina C de la planta fresca, tomada cruda.
    • 1963 Ortiz, F. Contrapunteo cubano [1987] Cu (CDH )
      De ese alcohol de sabor fuerte y color acaramelado que se fabricaba en las Antillas para los negreros, del azúcar con que ellos se avituallaban junto con los tasajos, bacalao y demás salazones y conservas para las largas travesías, y de los limones que embarcaban los barcos veleros para impedir a bordo las epidemias de escorbuto, surgió espontáneamente una bebida compuesta, típica de los buques de la trata.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 14 Co (CDH )
      Sobrevivió a la pelagra en Persia, al escorbuto en el archipiélago de Malasia, a la lepra en Alejandría, al beriberi en el Japón, a la peste bubónica en Madagascar, al terremoto de Sicilia y a un naufragio multitudinario en el estrecho de Magallanes.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 14 Co (CDH )
      Se quejaba de dolencias de viejo, sufría por los más insignificantes percances económicos y había dejado de reír desde hacía mucho tiempo, porque el escorbuto le había arrancado los dientes.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      Quienes recordaban sus encías destruidas por el escorbuto, sus mejillas fláccidas y sus labios marchitos, se estremecieron de pavor ante aquella prueba terminante de los poderes sobrenaturales del gitano.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Que el escorbuto se produce como consecuencia de la falta de alimentos frescos fue reconocido desde un principio, pues se observó que en cuanto los marinos atacados de escorbuto desembarcaban y hacían el régimen alimenticio normal se curaban de la dolencia con gran rapidez.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      «La fisiología no hubiera sido lo que es si Claude Bernard no le hubiera cortado el cordón simpático del lado izquierdo a un conejo, para comprobar que la cabeza, también del lado izquierdo, se enrojecía y se calentaba. A estas horas, sencillamente no sabríamos nada de la velocidad de las lágrimas o de las funciones del músculo risorio. Es decir, no sabríamos siquiera por qué lloramos y por qué nos reímos. Los marineros, además, seguirían muriéndose de escorbuto...»
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 319 Mx (CDH )
      [...] ¿Es entonces cuando tu vida deja de ser tu vida? ¿Cuando todas esas palabras que ya nunca podrás decir: los juramentos célebres, los discursos que iban a conmover a las multitudes nómadas, las frases de cadencias infinitas con las que ibas a sondear el corazón de tus amantes y que se hicieron pedazos con el látigo del monosílabo cuando aprendiste a balbucear tu ternura, cuando todas esas palabras, te digo, están aún vivas en tu cerebro, tu pálido cerebro color hortensia, y bullen en el fondo, devorándose unas a otras, resplandeciendo aquí y allá en frases que se ocultan tras barricadas de rosas o en mausoleos de escorbuto, prisioneras en las turbinas de tu plexo solar, enredadas en los tallarines linfáticos y en los acertijos sin fin, deslizándose por la diagonal agridulce del silencio o en las alas del tigre, a oscuras, a solas, soñando con ellas mismas y su gimnasia esmerilada? [...].
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      También cuando estábamos niños teníamos malos ratos: cada vez que yo quería ser pirata, al tío Austin le daba escorbuto, a papá Eduardo le amputaban una pierna y se la ponían de palo, y a mamá Clementina la ahorcaban en Haití.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 198 Ar (CDH )
      El escorbuto, el ergotismo y la lepra se difundían como no se tenía memoria hasta entonces; la maladie des ardents, una especie de erisipela gangrenosa, se consideraba como un anticipo del fuego infernal enviado por el Diablo, e hizo estragos durante la epidemia de 997.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cu (CDH )
      El escorbuto es una enfermedad carencial poco frecuente.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 21 Esp (CDH )
      Le contaron que ellos mismos eran víctimas del escorbuto.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] Mx (CDH )
      Pasaban por mi sueño, que era en verdad pesadilla, las escenas terribles de las tormentas en alta mar, la desesperación de los marineros, el escorbuto y la muerte, el motín y al cabo, la muy cabrona decisión de los muy cabrones hermanos Pinzón de regresarse a España y abandonarme en un batel con tres odres de agua, dos botellas de alcohol, un costal de semillas y mi baúl lleno de curiosidades: baratijas, bonetes colorados y un compartimiento secreto con papel, plumas y tinta.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] 153 Mx (CDH )
      Son caras corroídas, devoradas por el frío y el escorbuto.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] Mx (CDH )
      No hay mar más translúcido, verde como el jugo de limón que tanto ansiaron mis marineros muertos de escorbuto en la larga travesía desde el Puerto de Palos.
    • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
      Ofrecemos en este capítulo una breve descripción del escorbuto, la principal causa de la gran mortandad producida en las naves que realizaban largas travesías.
    • 1996 Olivas Weston, R. Cocina Virreinato Perú [1996] Pe (CDH )
      El escorbuto fue, durante casi cuatro siglos (del XV al XVIII), la causa de la gran mortandad en los viajes marítimos; por ello se le daba el nombre de "la peste del mar".
    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 21/11/1996 [1996] Esp (CDH )
      Por ejemplo, no cabe duda de que la vitamina C ayuda a evitar el escorbuto, pero la ley no permite a un anunciante afirmar que las naranjas u otras frutas que contienen este compuesto previenen la enfermedad.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      Se recomienda contra el escorbuto, enfermedades de las encías y la boca, catarros y dolor de estómago.
    • 2001 Armendáriz Sanz, J. L. Procesos cocina Esp (CORPES)
      Vitamina C. También llamada ácido ascórbico, favorece el desarrollo de los huesos y del cristalino del ojo, estimula el crecimiento y da resistencia al organismo contra infecciones. Su carencia produce el escorbuto. Se encuentra en todos los alimentos, pero se oxida y deteriora con la luz. La encontramos en abundancia en cítricos, hortalizas de hoja verde y el hígado.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      escorbuto. [...] m. Med. Enfermedad general, producida por la escasez o ausencia en la alimentación de determinados principios vitamínicos, y caracterizada por hemorragias cutáneas y musculares, por una alteración especial de las encías y por fenómenos de debilidad general.
    • 2008 Anónimo "Tomar vitamina C" [01-10-2008] El Tiempo (Bogotá) Bo (HD)
      Según los investigadores, la vitamina C es necesaria para la dieta o para combatir algún principio de escorbuto (enfermedad general producida por la escasez o ausencia en la alimentación de determinados principios vitamínicos).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      Escorbuto [...]. m. Enfermedad producida por la escasez o ausencia en la alimentación de vitamina C, y caracterizada por hemorragias cutáneas y musculares, por una alteración especial de las encías y por fenómenos de debilidad general.
    • 2016 Villareal, A. "Dolencia piratas" [08-06-2016] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      El escorbuto no ha desaparecido en los países civilizados, aunque los casos en los que suele darse son muy raros. En España, la literatura clínica había descrito casos aislados en 2001 ó 2004, siempre en pacientes mayores, con más restricciones dietarias y por tanto más vulnerables a esta vieja enfermedad, provocada por una deficiencia grave en el consumo de vitamina C. En enero de este año, el caso de un niño afectado por escorbuto en Valencia llegó como noticia a muchos medios de comunicación. Sin embargo, no fue el único. Poco después, en el Hospital Vall D'Hebrón de Barcelona, un hombre de 28 años era diagnosticado con la misma enfermedad.
    • 2016 Villareal, A. "Dolencia piratas" [08-06-2016] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      "Se me ocurrió esta posibilidad", reconoce Loureiro, "pero ni yo ni ninguno de los médicos que vio este paciente había visto antes un escorbuto, de ahí la gracia, porque aún siendo rara, es una entidad de esas que se reconocen a simple vista de haberla leído en los textos clásicos de Medicina", concluye.
    • 2016 Gomollón-Bel, F. "¿Zumo naranja previene catarros?" [14-12-2016] Heraldo de Aragón (Zaragoza) Esp (HD)
      ¿Es buena la vitamina C para prevenir o curar los catarros? [...] Lo único que previene la vitamina C es el escorbuto, y con la que tomamos en frutas y verduras hoy en día ya es más que suficiente. En la biblioteca Cochrane, donde los médicos almacenan miles de estudios clínicos controlados, hay varios artículos sobre el tema y todos coinciden: la vitamina C no previene catarros.
      Acepción en desuso
    1. s. m. Con los modificadores alcalino, caliente, esténico, febril, inflamatorio, salino, terrestre o el complemento de tierra, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías, fiebre e inflamación de todos los órganos.
      docs. (1733-1887) 10 ejemplos:
      • 1733 Suárez Ribera, F. Secretos médicos [1737] p. 195 Esp (BD)
        Notase, que es también de suma eficacia contra el escorbuto caliente, y asimismo para detener el movimiento fermentativo, que suele causar muchas tragedias en el cancro, no solo administrandole interiormente, sino tambien aplicando sobre el tumor paños mojados en él.
      • 1887 Aragón Obejero, E. / Cuesta Armiño, F. Voc Medicina, Cuesta Ckerner, II [1887] p. 188 Esp (BD)
        Escorbuto alpino, la pelagra. —Escorbuto de tierra, la púrpura. —Escorbuto nostras, escorbuto con manchas purpuráceas.
      • 1733 Suárez Ribera, F. Secretos médicos [1737] p. 195 Esp (BD)
        Notase, que es también de suma eficacia contra el escorbuto caliente, y asimismo para detener el movimiento fermentativo, que suele causar muchas tragedias en el cancro, no solo administrandole interiormente, sino tambien aplicando sobre el tumor paños mojados en él.
      • 1776 García Vázquez, A. Trad Compendio medicina practica Heister, I p. 333 Esp (BD)
        [...] y principalmente el cocimiento de las raíces de chicoria, lapato, bardana, escorzonera, zarzaparrilla, china y de sasafrás, cuidando de tener el cuerpo bien abrigado, en una continua traspiracion, frequente exercicio, y corta comida, y de usar de bebidas tenues, aquosas y templadas, en cantidad suficiente, y con especialidad en el escorbuto caliente, y salino.
      • 1784 Gmz Ortega, C. Continuación Flora esp Quer, V p. 47 Esp (BD)
        En realidad tengo largas experiencias, que el cocimiento de las hojas hecho con agua, y tomado por algun tiempo hace orinar, y tambien el zumo que es muy propio para quitar los obstáculos [...], el zumo es muy util en las enfermedades chrónicas, causadas de obstrucciones del hígado y mesenterio, y en las calenturas intermitentes y pútridas inveteradas, aprovechando mucho en el escorbuto caliente, y en los afectos cutaneos, tomando todos los dias quatro, seis, ó mas onzas.
      • 1794 Corbella, A. Disertacion médico-chîrurgica pp. 121-122 Esp (BD)
        [...] y esto me hace creer, que el dividir algunos el escorbuto en cliente y frio, pendo no mas de la presencia, ó ausencia de la calentura que acompaña á los referidos síntomas, y segun la edad, y temperamento de los enfermos, por lo que si son jóvenes, y biliosos, le llamarán escorbuto caliente; pero si son de un temperamento melancólico, y viejos, le darán el nombre de frio, y de aquí han inferido un método diferente de curacion en el uno que en el otro, cuyo entusiasmo no merece el menor aprecio.
      • 1828 Hurtado Mendoza, M. Trad Irritacion Broussais p. 153 Esp (BD)
        3.º que la inflamacion se manifiesta en dos grados ó estados en los escorbúticos (a), la crónica apirética, la de las encias y de la membrana mucosa digestiva, que no impide al escorbuto el ser frio; (b), y la aguda y febril que puede manisfestarse en todos los órganos, lo cual constituye el escorbuto caliente de los autores; y que los escorbúticos son igualmente susceptibles de las irritaciones intermitentes.
      • 1846 Anónimo Elementos Cirujía, I [1846] p. 370 Esp (BD)
        Escorbuto. Es el escorbuto una enfermedad general frecuentemente epidémica, que depende de una alteración especial de la sangre. Algunos patólogos lo dividen en terrestre y marítimo, caliente y frio. Se cree en el dia que el escorbuto de mar y el de tierra son idénticos y que la presencia de síntomas inflamatorios (escorbuto caliente) ó la falta de los mismos (escorbuto frio) nada tienen que ver con el carácter constante de la enfermedad; de lo que resulta no admitirse mas que un escorbuto: tampoco se le considera hoy contajioso como se le creyó en otras épocas.
      • 1847 Hurtado Mendoza, M. Enciclopedia Terapéutica, I p. 57 Esp (BD)
        En la curacion del escorbuto caliente, febril ó inflamatorio, es decir el complicado con flegmásias, se obrará segun sean estas. En la estomatitis inflamatoria y su propagación á la cara, á la faringe, laringe, etc., se emplearán las sangrias locales, los emolientes y las cataplasmas sobre la mandíbula [...]. Calmadas pues ó combatidas las complicaciones inflamatorias, se hará uso del régimen del escorbuto frio.
      • 1864 Rica Ravassa, S. "Stomatitis ulcerosa soldados" [31-05-1864] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        La stomatitis ulcerosa, á mi juicio, se ha confundido hasta Bretonueau con el escorbuto: entre nosotros tengo motivos para decir, que no solo el vulgo, sino algunos médicos, la dan esa denominacion. Todavia la llaman escorbuto de tierra algunos médicos militares franceses.
      • 1887 Aragón Obejero, E. / Cuesta Armiño, F. Voc Medicina, Cuesta Ckerner, II [1887] p. 188 Esp (BD)
        Escorbuto alpino, la pelagra. —Escorbuto de tierra, la púrpura. —Escorbuto nostras, escorbuto con manchas purpuráceas.
      • 1733 Suárez Ribera, F. Secretos médicos [1737] p. 195 Esp (BD)
        Notase, que es también de suma eficacia contra el escorbuto caliente, y asimismo para detener el movimiento fermentativo, que suele causar muchas tragedias en el cancro, no solo administrandole interiormente, sino tambien aplicando sobre el tumor paños mojados en él.
      • 1776 García Vázquez, A. Trad Compendio medicina practica Heister, I p. 333 Esp (BD)
        [...] y principalmente el cocimiento de las raíces de chicoria, lapato, bardana, escorzonera, zarzaparrilla, china y de sasafrás, cuidando de tener el cuerpo bien abrigado, en una continua traspiracion, frequente exercicio, y corta comida, y de usar de bebidas tenues, aquosas y templadas, en cantidad suficiente, y con especialidad en el escorbuto caliente, y salino.
      • 1784 Gmz Ortega, C. Continuación Flora esp Quer, V p. 47 Esp (BD)
        En realidad tengo largas experiencias, que el cocimiento de las hojas hecho con agua, y tomado por algun tiempo hace orinar, y tambien el zumo que es muy propio para quitar los obstáculos [...], el zumo es muy util en las enfermedades chrónicas, causadas de obstrucciones del hígado y mesenterio, y en las calenturas intermitentes y pútridas inveteradas, aprovechando mucho en el escorbuto caliente, y en los afectos cutaneos, tomando todos los dias quatro, seis, ó mas onzas.
      • 1794 Corbella, A. Disertacion médico-chîrurgica pp. 121-122 Esp (BD)
        [...] y esto me hace creer, que el dividir algunos el escorbuto en cliente y frio, pendo no mas de la presencia, ó ausencia de la calentura que acompaña á los referidos síntomas, y segun la edad, y temperamento de los enfermos, por lo que si son jóvenes, y biliosos, le llamarán escorbuto caliente; pero si son de un temperamento melancólico, y viejos, le darán el nombre de frio, y de aquí han inferido un método diferente de curacion en el uno que en el otro, cuyo entusiasmo no merece el menor aprecio.
      • 1828 Hurtado Mendoza, M. Trad Irritacion Broussais p. 153 Esp (BD)
        3.º que la inflamacion se manifiesta en dos grados ó estados en los escorbúticos (a), la crónica apirética, la de las encias y de la membrana mucosa digestiva, que no impide al escorbuto el ser frio; (b), y la aguda y febril que puede manisfestarse en todos los órganos, lo cual constituye el escorbuto caliente de los autores; y que los escorbúticos son igualmente susceptibles de las irritaciones intermitentes.
      • 1843 Anónimo Tratado patologia terapéutica, I p. 336 Esp (BD)
        [...] presenta el enfermo una serie de fenómenos: estas diversas circunstancias dan lugar á lo que designaban los médicos antiguos con el nombre de escorbuto frio o asténico y de escorbuto caliente ó esténico.
      • 1846 Anónimo Elementos Cirujía, I [1846] p. 370 Esp (BD)
        Escorbuto. Es el escorbuto una enfermedad general frecuentemente epidémica, que depende de una alteración especial de la sangre. Algunos patólogos lo dividen en terrestre y marítimo, caliente y frio. Se cree en el dia que el escorbuto de mar y el de tierra son idénticos y que la presencia de síntomas inflamatorios (escorbuto caliente) ó la falta de los mismos (escorbuto frio) nada tienen que ver con el carácter constante de la enfermedad; de lo que resulta no admitirse mas que un escorbuto: tampoco se le considera hoy contajioso como se le creyó en otras épocas.
      • 1847 Hurtado Mendoza, M. Enciclopedia Terapéutica, I p. 57 Esp (BD)
        En la curacion del escorbuto caliente, febril ó inflamatorio, es decir el complicado con flegmásias, se obrará segun sean estas. En la estomatitis inflamatoria y su propagación á la cara, á la faringe, laringe, etc., se emplearán las sangrias locales, los emolientes y las cataplasmas sobre la mandíbula [...]. Calmadas pues ó combatidas las complicaciones inflamatorias, se hará uso del régimen del escorbuto frio.
      • 1864 Rica Ravassa, S. "Stomatitis ulcerosa soldados" [31-05-1864] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        La stomatitis ulcerosa, á mi juicio, se ha confundido hasta Bretonueau con el escorbuto: entre nosotros tengo motivos para decir, que no solo el vulgo, sino algunos médicos, la dan esa denominacion. Todavia la llaman escorbuto de tierra algunos médicos militares franceses.
      • 1887 Aragón Obejero, E. / Cuesta Armiño, F. Voc Medicina, Cuesta Ckerner, II [1887] p. 188 Esp (BD)
        Escorbuto alpino, la pelagra. —Escorbuto de tierra, la púrpura. —Escorbuto nostras, escorbuto con manchas purpuráceas.
    2. Acepción en desuso
    3. s. m. Con los modificadores agudo, incipiente, iniciativo, ligero, rancio o sulfúreo-salino, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y una alteración de la sangre, en la que aumenta la cantidad de glóbulos.
      docs. (1739-1867) 9 ejemplos:
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        El rancido, ó sulphureo-salino Escorbuto, es aquel en el qual aunque lo salino terreo domina, y prevalece en la sangre, pero desquiciadas, y resueltas algunas de las particulas sulphureas mas sutiles, andan sueltas con los espiritus: y en este caso la sangre experimenta alguna tal qual exardescencia, y moderado incendio.
      • 1867 Porto, M. J. Manual Anatomía patológica p. 103 Esp (BD)
        La cifra de los glóbulos es alta con frecuencia, y la integridad de la albúmina, así como el aumento de la fibrina son caractéres propios del escorbuto agudo; pero no del crónico ú ordinario; cuyos datos se comprenderá bien que son importantísimos para la terapeutica.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        El rancido, ó sulphureo-salino Escorbuto, es aquel en el qual aunque lo salino terreo domina, y prevalece en la sangre, pero desquiciadas, y resueltas algunas de las particulas sulphureas mas sutiles, andan sueltas con los espiritus: y en este caso la sangre experimenta alguna tal qual exardescencia, y moderado incendio.
      • 1768 Carballo Núñez Castro, J. I. Trad Cuerpo humano Bordeu [1768] p. 199 Esp (BD)
        Hallase (para decirlo asi) en un estado, que podria constituir un escorbuto agudo.
      • 1807 Lavedán, A. Trad Principios medicina, Villars p. 42 Esp (BD)
        La gota fria y el reumatismo crónico, el escorbuto agudo ó incipiente, las inflamaciones externas, las quemaduras &c.
      • 1824 Anónimo "Literatura médica extrangera" p. 34 Décadas medicina cirugía prácticas XI Esp (BD)
        VI. Observacion sobre un caso de escorbuto agudo curado en quince dias con la limonada, á la cual se asociaba un poco de licor mineral de Hoffmann, algunas píldoras de alcanfor y nitro, de á grano cada una, lavativas emolientes con un poco de vinagre, los gargarismos de cebada con miel, y dieta.
      • 1844 Anónimo Patología interna, I [1844] p. 108 Esp (BD)
        Aunque estos caracteres diferenciales son esactos relativamente al escorbuto confirmado que se halla en su mayor grado de intensión, dejan de serlo en el escorbuto incipiente o ligero, el que no trataremos de distinguir de la púrpura, porque nosotros consideramos estas dos enfermedades como idénticas.
      • 1860 Yañez Font, T. Trad Tratado química, Becquerel Rodier p. 139 Esp (BD)
        El conocimiento de la composicion de la sangre dilucida ciertamente la terapéutica del escorbuto. Para bien comprender la correlación entre esos dos órdenes y hecho, es indispensable considerar por separado el escorbuto agudo y el crónico. A. Escorbuto agudo. —La conservacion de la cifra normal de la fibrina, y algunas veces el aumento de su cantidad; la cifra, con frecuencia alta, de los glóbulos, y la integridad de la albúmina, justifican el empleo de un método olvidado por mucho tiempo, y que ha producido no pocos buenos resultados. Este método es el empleo de una y hasta dos sangrías generales al debutar la enfermedad.
      • 1867 Porto, M. J. Manual Anatomía patológica p. 103 Esp (BD)
        La cifra de los glóbulos es alta con frecuencia, y la integridad de la albúmina, así como el aumento de la fibrina son caractéres propios del escorbuto agudo; pero no del crónico ú ordinario; cuyos datos se comprenderá bien que son importantísimos para la terapeutica.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        El rancido, ó sulphureo-salino Escorbuto, es aquel en el qual aunque lo salino terreo domina, y prevalece en la sangre, pero desquiciadas, y resueltas algunas de las particulas sulphureas mas sutiles, andan sueltas con los espiritus: y en este caso la sangre experimenta alguna tal qual exardescencia, y moderado incendio.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 282 Esp (BD)
        El segundo grado, ó diferencia de Escorbuto, que es la que apellidamos rancido, y sulphureo salino, es menos peligroso, y en qualquier individuo, que lo padeciere serà menos rebelde, y de mas confiada curacion.
      • 1768 Carballo Núñez Castro, J. I. Trad Cuerpo humano Bordeu [1768] p. 199 Esp (BD)
        Hallase (para decirlo asi) en un estado, que podria constituir un escorbuto agudo.
      • 1807 Lavedán, A. Trad Principios medicina, Villars p. 42 Esp (BD)
        La gota fria y el reumatismo crónico, el escorbuto agudo ó incipiente, las inflamaciones externas, las quemaduras &c.
      • 1824 Anónimo "Literatura médica extrangera" p. 34 Décadas medicina cirugía prácticas XI Esp (BD)
        VI. Observacion sobre un caso de escorbuto agudo curado en quince dias con la limonada, á la cual se asociaba un poco de licor mineral de Hoffmann, algunas píldoras de alcanfor y nitro, de á grano cada una, lavativas emolientes con un poco de vinagre, los gargarismos de cebada con miel, y dieta.
      • 1837 Anónimo "TradMemoria alteracion líquidos, Arloing" [13-04-1837] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        De todas estas denominaciones, la de escorbuto agudo me parece preferible, por ser, digámoslo así, la definicion compendiada de la enfermedad que, ofreciendo todos los síntomas del escorbuto con una fiebre mas ó menos viva, lleva marcha rápida y una conclusion feliz ó fatal. El nombre de calentura escorbútica no se ajusta bien, porque pudiera hacer creer que la calentura es el afecto esencial, cuando no es mas que un síntoma; pues la enfermedad consiste en cierto estado particular de la sangre, en un principio de disolucion, como á continuacion se verá por los hechos que pienso citar y por creerlo así todos cuantos autores han tratado este punto.
      • 1844 Anónimo Patología interna, I [1844] p. 108 Esp (BD)
        Aunque estos caracteres diferenciales son esactos relativamente al escorbuto confirmado que se halla en su mayor grado de intensión, dejan de serlo en el escorbuto incipiente o ligero, el que no trataremos de distinguir de la púrpura, porque nosotros consideramos estas dos enfermedades como idénticas.
      • 1860 Yañez Font, T. Trad Tratado química, Becquerel Rodier p. 139 Esp (BD)
        El conocimiento de la composicion de la sangre dilucida ciertamente la terapéutica del escorbuto. Para bien comprender la correlación entre esos dos órdenes y hecho, es indispensable considerar por separado el escorbuto agudo y el crónico. A. Escorbuto agudo. —La conservacion de la cifra normal de la fibrina, y algunas veces el aumento de su cantidad; la cifra, con frecuencia alta, de los glóbulos, y la integridad de la albúmina, justifican el empleo de un método olvidado por mucho tiempo, y que ha producido no pocos buenos resultados. Este método es el empleo de una y hasta dos sangrías generales al debutar la enfermedad.
      • 1867 Porto, M. J. Manual Anatomía patológica p. 103 Esp (BD)
        La cifra de los glóbulos es alta con frecuencia, y la integridad de la albúmina, así como el aumento de la fibrina son caractéres propios del escorbuto agudo; pero no del crónico ú ordinario; cuyos datos se comprenderá bien que son importantísimos para la terapeutica.
    4. Acepción en desuso
    5. s. m. Con los modificadores acerbo, austero, confirmado, crónico u ordinario, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y una alteración de la sangre, en la que aumenta la albúmina y la fibrina pero disminuye la cantidad de glóbulos.
      docs. (1739-1863) 6 ejemplos:
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        El austero, ó acerbo Escorbuto dicen ser aquel que las salinas particulas de sangre por sorpressas copuladas, y unidas con muchas terreas, encarcelado lo sulphureo, y espirituoso, queda dominante lo terreo, y pesado.
      • 1826 Brandin, A. V. Influencia climas hombre p. 36 Pe (BD)
        La gota y el escorbuto crónico, el reumàtico pueden considerarse como enfermedades endémicas en Holanda.
      • 1853 Gil, J. Minuta curso patología quirúrgica p. 60 Esp (BD)
        Las causas del escorbuto son todas de órden higiénico: los alimentos y bebidas de mala calidad á que el sugeto no estaba acostumbrado y las pasiones de ánimo deprimentes, suelen ser las causas ordinarias. Si estas causas obran con lentitud, determinan el escorbuto crónico; si con mucha prontitud y violencia le determinan agudo. El diagnóstico del escorbuto se funda principalmente en la alteracion y corruptibilidad de la sangre; [...].
      • 1860 Yañez Font, T. Trad Tratado química, Becquerel Rodier pp. 137-138 Esp (BD)
        B. Escorbuto crónico. —En el escorbuto crónico, todo sucede de un modo diferente que en el escorbuto agudo. La fibrina está constantemente modificada, y esa modificación consiste en una disminucion de cantidad; [...].
      • 1863 Castillo, A. "Comunicados" [09-02-1863] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        [...] hallándome en esta corte de paso para París con el objeto de buscar algun alivio á causa de un escorbuto crónico en la boca que me causó la pérdida de la dentadura [...].
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        El austero, ó acerbo Escorbuto dicen ser aquel que las salinas particulas de sangre por sorpressas copuladas, y unidas con muchas terreas, encarcelado lo sulphureo, y espirituoso, queda dominante lo terreo, y pesado.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 282 Esp (BD)
        La primera diferencia, ò grado, que es el [escorbuto] acerbo austero, será la más dificultosa, y aun imposible la curativa empressa.
      • 1826 Brandin, A. V. Influencia climas hombre p. 36 Pe (BD)
        La gota y el escorbuto crónico, el reumàtico pueden considerarse como enfermedades endémicas en Holanda.
      • 1853 Gil, J. Minuta curso patología quirúrgica p. 60 Esp (BD)
        Las causas del escorbuto son todas de órden higiénico: los alimentos y bebidas de mala calidad á que el sugeto no estaba acostumbrado y las pasiones de ánimo deprimentes, suelen ser las causas ordinarias. Si estas causas obran con lentitud, determinan el escorbuto crónico; si con mucha prontitud y violencia le determinan agudo. El diagnóstico del escorbuto se funda principalmente en la alteracion y corruptibilidad de la sangre; [...].
      • 1860 Yañez Font, T. Trad Tratado química, Becquerel Rodier pp. 137-138 Esp (BD)
        B. Escorbuto crónico. —En el escorbuto crónico, todo sucede de un modo diferente que en el escorbuto agudo. La fibrina está constantemente modificada, y esa modificación consiste en una disminucion de cantidad; [...].
      • 1863 Castillo, A. "Comunicados" [09-02-1863] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        [...] hallándome en esta corte de paso para París con el objeto de buscar algun alivio á causa de un escorbuto crónico en la boca que me causó la pérdida de la dentadura [...].
    6. Acepción en desuso
    7. s. m. Con los modificadores ácido, asténico, elefancíaco, frío, lento, marítimo o con el complemento de(l) mar, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías, color pálido de la piel, granos e hinchazón de las extremidades.
      docs. (1739-1853) 11 ejemplos:
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        La tercera, que es el simple Escorbuto acido, es aquel, en el qual las partes salinas mas libres de las terreas sulpureas, y espirituosas en los liquidos, quedan èstos mas capazes de admitir los sales, para el movimiento circular.
      • 1853 Anónimo Trad Enfermedades generales Gerdy p. 407 Esp (BD)
        Se ha querido establecer una distincion entre el escorbuto de tierra y el escorbuto de mar. Los síntomas son los mismos; solo que, por las razones ya enunciadas, en el mar las alteraciones son frecuentemente mas graves. Se ha dado el nombre de escorbuto frio al que hemos descrito aquí, y de caliente al que va acompañado de fiebre ó de flegmasías de diversos órganos.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        La tercera, que es el simple Escorbuto acido, es aquel, en el qual las partes salinas mas libres de las terreas sulpureas, y espirituosas en los liquidos, quedan èstos mas capazes de admitir los sales, para el movimiento circular.
      • 1778 Anónimo "Historia viages" [02-01-1778] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
        Además de una infinidad de plantas que se crian naturalmente en la Isla de Juan Fernandez, y cuya descripcion pediria mas conocimiento en Botanica, que el que se atribuye el Autor, hallaron en ella los Ingleses casi todos los vegetables, que se tienen por excelentes contra el escorbuto de mar, como berro de mar, verdolaga, acedera [...].
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 231-232 Esp (BD)
        El Doctor Nitsch, que tuvo la oportunidad de observar esta enfermedad en el exército Ruso durante las campañas de los años de 1732 y 37, notó cierta clase, á la qual dió el nombre de escorbuto frio, que merece llamarse elefanciaco. El color del pellejo de los pacientes era pálido ó amarillento. Los brazos y las piernas se entumecian prodigiosamente con una hinchazón dura, y estaban salpicados de granos. Las sienes se hinchaban en la misma forma. El suero de la sangre salia turbio, siendo este género de escorbuto mas crónico que los demas, pues duraba todo el verano y bien entrado el invierno.
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV pp. 231-232 Esp (BD)
        [...] observó esta enfermedad en los exércitos Rusos, desde el año de 1732 hasta el de 1743. Este Autor admite quatro especies de escorbuto frio, ó lento, que llama: 1.º El escorbuto lívido ó aplomado [...] 2.º El escorbuto petechîal [...] 3.º El escorbuto pálido [...] 4.º El escorbuto encarnado [...].
      • 1836 Juanich, F. Tratado materia médica p. 406 Esp (BD)
        La diferencia que se estableció en otro tiempo entre el escorbuto de mar y de tierra, se cuenta hoy dia de poco momento; atendiendo á que las mismas causas lo producen en ambos lugares, y los medios higiénicos y terapéuticos son también unos mismos.
      • 1843 Anónimo Tratado patologia terapéutica, I p. 336 Esp (BD)
        [...] presenta el enfermo una serie de fenómenos: estas diversas circunstancias dan lugar á lo que designaban los médicos antiguos con el nombre de escorbuto frio o asténico y de escorbuto caliente ó esténico: ocupémonos ahora del primero. De difíciles que eran los movimientos, se hacen casi imposibles; la cara está lívida; la boca, llena de sangre negruzca, exhala constantemente un olor fétido; las encías se ponen fungosas y se ulceran [...].
      • 1847 Hurtado Mendoza, M. Enciclopedia Terapéutica, III pp. 57-58 Esp (BD)
        En la curación del escorbuto frio, el punto principal es procurar el agua de vegetacion y las carnes frescas de animales tiernos y de vaca; los caldos con estas carnes y muchas horatlizas; las naranjas y otros frutos mucoso-azucarados; los huevos, carne y caldo de tortuga ó galápago; [...] en una palabra el régimen vegeto-animal fresco. Segun el Dr. Keraudren, Proto-medico de la marina francesa, el agua de vegetacion ó la savia es el antiescorbútico por escelencia.
      • 1850 Anónimo "Revista médico-quirugica: escorbuto" [15-12-1850] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Escorbuto de mar.— Vamos á dar en estracto un artículo publicado sobre este asunto en la Prensa médica de Dublin por el Dr. Foltz que consiste en una larga é importante descripcion del Escorbuto de mar [...] el autor atribuye a enfermedad á la poca y mala ventilacion de los buques, á la larga permanencia en el mar, á la humedad y frio, á la escasez y falta de alimentos frescos, uso de carne salada y pesacados etc. etc.
      • 1853 Anónimo Trad Enfermedades generales Gerdy p. 407 Esp (BD)
        Se ha querido establecer una distincion entre el escorbuto de tierra y el escorbuto de mar. Los síntomas son los mismos; solo que, por las razones ya enunciadas, en el mar las alteraciones son frecuentemente mas graves. Se ha dado el nombre de escorbuto frio al que hemos descrito aquí, y de caliente al que va acompañado de fiebre ó de flegmasías de diversos órganos.
      • 1739 Virrey Mange, P. F. Palma febril, II p. 279 Esp (BD)
        La tercera, que es el simple Escorbuto acido, es aquel, en el qual las partes salinas mas libres de las terreas sulpureas, y espirituosas en los liquidos, quedan èstos mas capazes de admitir los sales, para el movimiento circular.
      • 1773 Rancé, J. Trat Materia médica, II p. 237 Esp (BD)
        Como los symptomas son mas crueles en el escorbuto del mar, que en el de tierra, se debe medir la atencion sobre este principio genral; porque unas sangrias hechas con tiempo previenen muchas veces el de tierra, disminuyendo la masa de los humores, dandoles la libertad de circular sin tanto obstaculo [...]
      • 1778 Anónimo "Historia viages" [02-01-1778] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
        Además de una infinidad de plantas que se crian naturalmente en la Isla de Juan Fernandez, y cuya descripcion pediria mas conocimiento en Botanica, que el que se atribuye el Autor, hallaron en ella los Ingleses casi todos los vegetables, que se tienen por excelentes contra el escorbuto de mar, como berro de mar, verdolaga, acedera [...].
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 231-232 Esp (BD)
        El Doctor Nitsch, que tuvo la oportunidad de observar esta enfermedad en el exército Ruso durante las campañas de los años de 1732 y 37, notó cierta clase, á la qual dió el nombre de escorbuto frio, que merece llamarse elefanciaco. El color del pellejo de los pacientes era pálido ó amarillento. Los brazos y las piernas se entumecian prodigiosamente con una hinchazón dura, y estaban salpicados de granos. Las sienes se hinchaban en la misma forma. El suero de la sangre salia turbio, siendo este género de escorbuto mas crónico que los demas, pues duraba todo el verano y bien entrado el invierno.
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 233 Esp (BD)
        Los escorbutos elefanciacos (la mayor parte de los quales era incurable) se reconociéron en Vviburgo, Ustsmara y Petersburgo.
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV pp. 231-232 Esp (BD)
        [...] observó esta enfermedad en los exércitos Rusos, desde el año de 1732 hasta el de 1743. Este Autor admite quatro especies de escorbuto frio, ó lento, que llama: 1.º El escorbuto lívido ó aplomado [...] 2.º El escorbuto petechîal [...] 3.º El escorbuto pálido [...] 4.º El escorbuto encarnado [...].
      • 1836 Juanich, F. Tratado materia médica p. 406 Esp (BD)
        La diferencia que se estableció en otro tiempo entre el escorbuto de mar y de tierra, se cuenta hoy dia de poco momento; atendiendo á que las mismas causas lo producen en ambos lugares, y los medios higiénicos y terapéuticos son también unos mismos.
      • 1843 Anónimo Tratado patologia terapéutica, I p. 336 Esp (BD)
        [...] presenta el enfermo una serie de fenómenos: estas diversas circunstancias dan lugar á lo que designaban los médicos antiguos con el nombre de escorbuto frio o asténico y de escorbuto caliente ó esténico: ocupémonos ahora del primero. De difíciles que eran los movimientos, se hacen casi imposibles; la cara está lívida; la boca, llena de sangre negruzca, exhala constantemente un olor fétido; las encías se ponen fungosas y se ulceran [...].
      • 1847 Hurtado Mendoza, M. Enciclopedia Terapéutica, III pp. 57-58 Esp (BD)
        En la curación del escorbuto frio, el punto principal es procurar el agua de vegetacion y las carnes frescas de animales tiernos y de vaca; los caldos con estas carnes y muchas horatlizas; las naranjas y otros frutos mucoso-azucarados; los huevos, carne y caldo de tortuga ó galápago; [...] en una palabra el régimen vegeto-animal fresco. Segun el Dr. Keraudren, Proto-medico de la marina francesa, el agua de vegetacion ó la savia es el antiescorbútico por escelencia.
      • 1850 Anónimo "Revista médico-quirugica: escorbuto" [15-12-1850] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Escorbuto de mar.— Vamos á dar en estracto un artículo publicado sobre este asunto en la Prensa médica de Dublin por el Dr. Foltz que consiste en una larga é importante descripcion del Escorbuto de mar [...] el autor atribuye a enfermedad á la poca y mala ventilacion de los buques, á la larga permanencia en el mar, á la humedad y frio, á la escasez y falta de alimentos frescos, uso de carne salada y pesacados etc. etc.
      • 1853 Anónimo Trad Enfermedades generales Gerdy p. 407 Esp (BD)
        Se ha querido establecer una distincion entre el escorbuto de tierra y el escorbuto de mar. Los síntomas son los mismos; solo que, por las razones ya enunciadas, en el mar las alteraciones son frecuentemente mas graves. Se ha dado el nombre de escorbuto frio al que hemos descrito aquí, y de caliente al que va acompañado de fiebre ó de flegmasías de diversos órganos.
    8. Acepción en desuso
    9. s. m. Con el modificador petequial, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y manchas muy pequeñas de color rojo en el pecho y las extremidades.
      docs. (1786-1851) 3 ejemplos:
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 233 Esp (BD)
        El mismo observador describe otras dos clases de escorbuto: uno cárdeno, y otro petechial, esto es, pintado ó con manchas; ámbos en cierto modo semejantes á la elefancia, pues en las dos se hinchaban las sienes y las glándulas parótidas; las cejas y las pestañas se ponian roxizas, de manera que el semblante de estos enfermos se parecia al de los sátiros, exhalando su cuerpo un hedor intolerable.
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 231 Esp (BD)
        El escorbuto petechîal: en esta especie las manchas tienen un roxo socuro, que despues se muda en un color pajizo negrusco. Estas manchas son muy pequeñas, y se parece á picaduras de pulgas ó á petecîas; solo salen en la parte anterior de las piernas, y en los tobillos, y estan acompañadas de dolor. [...]
      • 1851 Mtz Montes, V. "Apuntes prácticos escorbuto" [01-11-1851] p. 95 Biblioteca Médico-Castrense Española (Madrid) Esp (HD)
        La primera especie, P. simple, escorbuto petequial, lo define: numerosas manchas, pero pequeñas y como picaduras de pulgas, principalmente en el pecho, brazos y piernas, y palidez del rostro.
    10. Acepción en desuso
    11. s. m. Con el modificador muriático, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y la corrosión del tabique nasal.
      docs. (1786-1790) 2 ejemplos:
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 233 Esp (BD)
        El suero de la sangre salia turbio, siendo este género de escorbuto mas crónico que los demas, pues duraba todo el verano y bien entrado el otoño. Dividelo el citado Médico en [...] muriático quando las ternillas y huesos de la nariz estaban roidos ó carcomidos; [...].
      • 1790 Piñera Siles, B. Trad Trat Úlceras p. 242 Esp (BD)
        Las diferentes especies de escorbuto de que hacen mencion los Autores, como el muriático, el alkalino, &c llamados de este modo por razon de las causas que se suponen capaces de producirlas, estan hoy reconocidas por distinciones del todo falsas é impropias. El verdadero escorbuto es siempre de la misma naturaleza, se produce por las mismas causas en qualquier parage, y en qualquier clima que se encuentren, tanto en la tierra, como en el mar.
    12. Acepción en desuso
    13. s. m. Con los modificadores pedregoso o topáceo, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y granos.
      docs. (1786) Ejemplo:
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond p. 232 Esp (BD)
        El suero de la sangre salia turbio, siendo este género de escorbuto mas crónico que los demas, pues duraba todo el verano y bien entrado el otoño. Dividelo el citado Médico [el Doctor Nitsch] en [...] tophaceo ó pedregoso quando salian á la cutis granos ó puerros.
    14. Acepción en desuso
    15. s. m. Con los modificadores mucoso o viscoso, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y mucosidad en la grasa corporal.
      docs. (1786) Ejemplo:
      • 1786 Anónimo Trad Disertación Elefancia Raymond pp. 232-233 Esp (BD)
        El suero de la sangre salia turbio, siendo este género de escorbuto mas crónico que los demas, pues duraba todo el verano y bien entrado el otoño. Dividelo el citado Médico [el Doctor Nitsch] en mucoso ó viscoso, en el que la grasa o manteca era de esta naturaleza; [...] se observó en Azof, en la fortaleza de Santa Ana, y á las márgenes del Niester.
    16. Acepción en desuso
    17. s. m. Con los modificadores aplomado o lívido, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y de grandes manchas negras y azuladas en las piernas, las articulaciones, el pecho y los párpados.
      docs. (1791) Ejemplo:
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 231 Esp (BD)
        El escorbuto lívido ó aplomado; esta especie está caracterizada por grandes manchas negras y azuladas, que se descubren en las piernas y las coyunturas, alguna vez en el dorso y el pecho, y aun las mas veces en los párpados, [...].
    18. Acepción en desuso
    19. s. m. Con el modificador pálido, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías, color amarillento de la piel y la hinchazón de las extremidades.
      docs. (1791) Ejemplo:
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 232 Esp (BD)
        El escorbuto pálido: en esta especie no se notan ningunas manchas; al contrario, hay un abotagamiento universal que da un color pálido á la cutis, la que inmediatamente se pone amarilla, lo que el Autor atribuye á las partes oleosas de la sangre, que se corrompen y enrancia; el aceyte animal adquiere una dureza semejante al sebo, los muslos y los brazos se hinchan y endurecen prodigiosamente; [...]
    20. Acepción en desuso
    21. s. m. Con el modificador encarnado, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, desnutrición, extrema debilidad y úlceras, pus y hongos en las encías.
      docs. (1791) Ejemplo:
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 232 Esp (BD)
        El escorbuto encarnado: el enfermo tiene una debilidad extrema, todo el cuerpo está muy encendido, las mexillas estan abotagadas y péndulas, la caquexîa sube á su mas alto grado, las encías estan muy fétidas, hongosas, pútridas y purulentas, las rodillas estan contraidas. El Autor no ha observado sino una vez esta especie en las trincheras de Ust sumatra.
    22. Acepción en desuso
    23. s. m. Con el modificador nostras, para referirse a la enfermedad causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, anemia, úlceras en las encías y manchas de color púrpura.
      docs. (1868-1887) 3 ejemplos:
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III p. 127 Esp (BD)
        II. Púrpura sintomática de una alteracion de la sangre.— Esta enfermedad está comprendida en la historia de la desfibrinacion de la sangre. Se manifiesta en todas las enfermedades en que disminuye este elemento, ó en aquellas en que sobreviene una alteración profunda, á cuya cabeza colocamos el escorbuto. Basta, en efecto, que un individuo sea atacado de esta afeccion, para que surja en sus miembros una erupcion de púrpura, la cual representa, en el estado actual de condiciones higiénicas, al escorbuto nostras ligero.
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III p. 128 Esp (BD)
        Púrpura protopática esencial.—Es la única forma á la que conviene el nombre de púrpura. Dásele tambien el de púrpura simple, verdadero escorbuto nostras, de forma benigna que aun se observa en el seno de nuestras ciudades. Tambien se ve algun caso en los hospitales, cuando una mala alimentacion, resultado de la falta de trabajo y descenso de los salarios, altera gravemente la salud de los artesanos y de los pobres.
      • 1887 Aragón Obejero, E. / Cuesta Armiño, F. Voc Medicina, Cuesta Ckerner, II [1887] p. 188 Esp (BD)
        Escorbuto alpino, la pelagra. —Escorbuto de tierra, la púrpura. —Escorbuto nostras, escorbuto con manchas purpuráceas.
    24. s. m. Con el modificador franco o infantil, para referirse a la enfermedad de lactantes causada por falta de vitamina C y caracterizada por la aparición de múltiples hemorragias, un dolor intenso en las extremidades y la adopción de una postura parecida a la de una rana.
      docs. (1900-2011) 13 ejemplos:
      • 1900 Núñez Granés, J. Trad Tratado cirugía clínica, Manclaire, II p. 742 Esp (BD)
        Recordaremos que, precedentemente, en el capítulo dedicado á la osteomielitis hemorrágica, hemos resumido los datos actuales acerca de la enfermedad de Barlow, ó raquitismo hemorrágico ó escorbuto infantil, cuya descripción nos ha parecido más en su puesto con la de las osteomielitis ó infecciones francas de los huesos. Remitimos, pues, al lector á esta descripción.
      • 1911 García Real, E. ¿Leche esterilizada? p. 110 Esp (BD)
        En 1883, Barlow publicó un trabajo que unió su nombre al de la enfermedad, completó los datos de Cheadle, separó claramente el escorbuto infantil (infantile scurvy) del raquitismo; en una serie de publicaciones en las que refiere numerosas observaciones personales, establece la identidad sintomatológica, anatómica y terapéutica entre el escorbuto del adulto y el de la primera infancia
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 162 Esp (CDH )
        No hay razón, no obstante, para hacer una enfermedad especial del escorbuto infantil (Barlow o Möller-Barlow).
      • 1966 Burton, B. T. Nutrición humana p. 254 Esp (BD)
        Aunque la deficiencia subclínica de vitamina C puede encontrarse en determinados grupos de población, el escorbuto franco es relativamente raro en los Estados Unidos. El escorbuto clásico estuvo muy extendido entre marinos y exploradores cuyas dietas de galletas y carne salada estaban desprovistas de frutas y verduras frescas. Actualmente, la mayor incidencia de escorbuto en los Estados Unidos y Canadá se encuentra en lactantes que han sido alimentados con una dieta a base de leche de vaca exclusivamente y sin suplementos de jugos ricos en vitamina C o de otras formas de ácido ascórbico. Por regla general, los lactantes alimentados al pecho tienen una incidencia extremadamente baja de deficiencia de vitamina C.
      • 2011 Soriano Castillo, J. M. (ed.) Nutrición humana p. 156 Esp (BD)
        La deficiencia de vitamina C tiene lugar cuando se sitúan los valores por debajo de 0,2 mg/dl. La deficiencia severa produce escorbuto en adultos y la enfermedad de Moeller-Barlow (escorbuto infantil).
      • 1900 Núñez Granés, J. Trad Tratado cirugía clínica, Manclaire, II p. 742 Esp (BD)
        Recordaremos que, precedentemente, en el capítulo dedicado á la osteomielitis hemorrágica, hemos resumido los datos actuales acerca de la enfermedad de Barlow, ó raquitismo hemorrágico ó escorbuto infantil, cuya descripción nos ha parecido más en su puesto con la de las osteomielitis ó infecciones francas de los huesos. Remitimos, pues, al lector á esta descripción.
      • 1901 Anónimo "Pediatría" [01-01-1901] p. 42 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
        Escorbuto infantil. — M. Comby publica la observación de un niño de once meses, lactado artificialmente con leche humanizada, que presentó los síntomas de escorbuto infantil con púrpura, fungosidades gingivales, estomatorragias, hematomas subperiósticos múltiples, palidez, anemia y debilidad progresiva.
      • 1911 García Real, E. ¿Leche esterilizada? p. 110 Esp (BD)
        En 1883, Barlow publicó un trabajo que unió su nombre al de la enfermedad, completó los datos de Cheadle, separó claramente el escorbuto infantil (infantile scurvy) del raquitismo; en una serie de publicaciones en las que refiere numerosas observaciones personales, establece la identidad sintomatológica, anatómica y terapéutica entre el escorbuto del adulto y el de la primera infancia
      • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Esp (CDH )
        A la ausencia de la vitamina C en los alimentos se achaca también la enfermedad de Barlow, propia de los niños alimentados con leche esterilizada o condensada o con preparados artificiales de féculas, la cual, por presentar síntomas parecidos a los del escorbuto, suele ser denominada también escorbuto infantil .
      • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] Esp (CDH )
        También, por los motivos antes apuntados, los zumos de muchas frutas ejercen una acción curativa y preventiva del escorbuto infantil; así, va difundiéndose la costumbre de administrar diariamente a los niños alimentados con leche preparada artificialmente un par de cucharadas de zumo de naranjas o de uvas.
      • 1933 Massa, J. A. "Consultorio médico" [29-07-1933] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
        Era ya legendaria la acción casi heroica del limón en el escorbuto y en la enfermedad de Barlow (escorbuto infantil). Mas hoy se reconoce que el zumo de limón estimula los órganos hematopoyéticos (formadores de la sangre) y es un elemento de primer orden en el tratamiento del linfatismo y del raquitismo en los niños.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 162 Esp (CDH )
        No hay razón, no obstante, para hacer una enfermedad especial del escorbuto infantil (Barlow o Möller-Barlow).
      • 1966 Burton, B. T. Nutrición humana p. 254 Esp (BD)
        Aunque la deficiencia subclínica de vitamina C puede encontrarse en determinados grupos de población, el escorbuto franco es relativamente raro en los Estados Unidos. El escorbuto clásico estuvo muy extendido entre marinos y exploradores cuyas dietas de galletas y carne salada estaban desprovistas de frutas y verduras frescas. Actualmente, la mayor incidencia de escorbuto en los Estados Unidos y Canadá se encuentra en lactantes que han sido alimentados con una dieta a base de leche de vaca exclusivamente y sin suplementos de jugos ricos en vitamina C o de otras formas de ácido ascórbico. Por regla general, los lactantes alimentados al pecho tienen una incidencia extremadamente baja de deficiencia de vitamina C.
      • 1972 Anónimo "Enciclopedia medica familiar" (Anuncio) [04-07-1972] ABC (Sevilla) Esp (HD)
        Adelgazamiento — Manifestaciones digestivas y nerviosas — Escorbuto infantil — Gota — Obesidad — Raquitismo [...]
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        En los niños criados con leche esterilizada y con papillas de harina se presenta con cierta frecuencia el escorbuto infantil, muy parecido al de las personas adultas.
      • 1989 Fdz Vargas, V. / Lorenzo Navarro, L. Niño España (Siglos XVIII-XX) p. 42 Esp (BD)
        El descubrimiento de las vitaminas A, C y D, en los años treinta, permitió combatir con éxito la xeroftalmia, el escorbuto infantil y el raquitismo.
      • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] 178 Co (CDH )
        Por su alto contenido en vitamina A ayuda al crecimiento normal de los niños, y la C ayuda a prevenir el escorbuto infantil, cuyos síntomas más evidentes son las hemorragias de la piel y de las mucosas.
      • 2011 Soriano Castillo, J. M. (ed.) Nutrición humana p. 156 Esp (BD)
        La deficiencia de vitamina C tiene lugar cuando se sitúan los valores por debajo de 0,2 mg/dl. La deficiencia severa produce escorbuto en adultos y la enfermedad de Moeller-Barlow (escorbuto infantil).
escorbuto alpino
  1. s. m. Med. Enfermedad caracterizada por lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales y, en particular, la causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación.
    docs. (1840-1924) 7 ejemplos:
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 458 Esp (BD)
      Pelagra. Dermatagra, erisipela nerviosa, calor del hígado, mal de miseria, escorbuto alpino.
    • 1924 Mariscal García Rello, N. Relaciones Medicina p. 51 Esp (BD)
      Sin embargo, estaba reservado a Fanzago, a quien el Gobierno veneciano encargó la redacción de un Catecismo sobre la pelagra, el probar que la pelagra, el mal de la rosa, el escorbuto alpino y el escorbuto montano, el salso, la pellarella, la lepra lombárdica, el calore del fegato, etc. eran la misma enfermedad, no obstante los muchos detractores e incrédulos que encontró su afirmación, principalmente en Padua.
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 458 Esp (BD)
      Pelagra. Dermatagra, erisipela nerviosa, calor del hígado, mal de miseria, escorbuto alpino.
    • 1845 Folch, F. P. Tratado patología general p. 48 Esp (BD)
      Las enfermedades endémicas pueden convertirse en esporádicas, ó en epidémicas, fuera de su pais ó localidad propia. [...] Pero hay algunas como el pelagre ó escorbuto alpino, que solamente se ha observado en Lombardía, y la plica que nos e ha encontrado fuera de Polonia.
    • 1857 Hontañón, P. T. "Maíz enfermedades" [01-01-1857] La Crónica de los Hospitales (Madrid) Esp (HD)
      La primera monografia sobre la pelagra es debida á D. Gaspar Casal, y se publicó despues de su muerte en 1762 bajo el nombre de mal de la rosa con que dió á conocer en Asturias esta terrible enfermedad. Despues de este, Mr- Thierry, médico agregado á la embajada del duque de Duras en la córte de Luis XV, fué el que llevó á Francia el conocimiento de ella, confesando ingenuamente en su obra que sus principales ideas las había tomado de la española; entonces Sauvages la introdujo en el cuadro de su nosología metódica y la llamo lepra asturiensis, clasificándola entre las caquexias. Veinte años después Antonio Pujati, profesor de la universidad de Pádua, la describió con el nombre de escorbuto alpino [...] aunque algunos la han creido esclusivamente endémica del Norte de España é Italia, la verdad es que se ha observado en otros muchos puntos [...].
    • 1867 Espina Mtz, P. Trad Patología Tardieu [1867] Esp (BD)
      La pelagra no apareció en Europa antes del siglo XVIII, pero desde esta época se presentó bajo la forma endémica, en Asturias (mal de la rosa), en Lombardía y en los Estados venecianos (escorbuto alpino) y se propagó por Francia en las Landas (mal de la Teste), los Pirineos, los departamentos del Alto Garona y los Andes, y por algunos otros.
    • 1870 Calmarza, J. B. "Estudios pelagra" [02-01-1870] El Siglo Médico (Madrid) Esp (HD)
      Después de Casal, Pujati dió el nombre de escorbuto alpino á la pelagra del otro lado de los Alpes, y Odoardi le conservó este nombre, más bien por respeto á su maestro que por desconocer que no era un verdadero escorbuto [...]. Aunque Fonzago dudó si la pelagra (conjunto ya del escorbuto alpino y de la pelagra lombarda) sería ó no de naturaleza escorbútica, llegó a separarla por fin del verdadero escorbuto, y á reconocer que entre ambas enfermedades no había otro síntoma comun que la debilidad general.
    • 1903 Moliner, C. "Variedades: pelagra" [01-12-1903] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Thierry, médico de la Embajada francesa, que después de haber conocido á Casal, y tenido por él noticia de este padecimiento, asistió á una enferma de pelagra en 1753, fué el primero en Francia que hizo y publicó un estudio acerca de este asunto; y el escorbuto alpino, descrito veinte años después por Rijati, refiriéndose a una rara enfermedad observada en el distrito de Feltro, en los Estados de Venecia, y lo que llamó Lauvages lepra asturiana, el mal del hígado de las provincias aragonesas, como el mal de la rosa de Asturias, y la flema salada de Castilla la Nueva, y el salso de los italianos, son una misma cosa: la enfermedad que hoy es conocida universalmente con el nombre de pelagra.
    • 1924 Mariscal García Rello, N. Relaciones Medicina p. 51 Esp (BD)
      Sin embargo, estaba reservado a Fanzago, a quien el Gobierno veneciano encargó la redacción de un Catecismo sobre la pelagra, el probar que la pelagra, el mal de la rosa, el escorbuto alpino y el escorbuto montano, el salso, la pellarella, la lepra lombárdica, el calore del fegato, etc. eran la misma enfermedad, no obstante los muchos detractores e incrédulos que encontró su afirmación, principalmente en Padua.
escorbuto lepriforme
    Acepción en desuso
  1. s. m. Med. Enfermedad caracterizada por lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales y, en particular, la causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación.
    docs. (1848-1870) 2 ejemplos:
    • 1848 Martínez, I. Pelagra Asturias [1848] p. 148 Esp (BD)
      Si algun jugo se puede sacar de estas ideas, por lo que llevo espuesto [...] es que el mal de la rosa es un género peculiar de enfermedad que toma origen de la lepra y del escorbuto, y que nace de los fomes de ambas enfermedades, por cuya razon yo le llamaria escorbuto lepriforme ó lepra escorbútica.
    • 1870 Calmarza, J. B. "Estudios pelagra" [13-03-1870] El Siglo Médico (Madrid) Esp (HD)
      Embebido Casal del humorismo de su época, y no hallando una casilla nosográfica en que sentar libremente el mal de la rosa, procuró crearle una cerca de las de aquellas afecciones conque tenia mayor analogía. Y habiéndolo considerado como un maridaje entre la lepra y el escorbuto, ó como procedente del fomes de estas dos enfermedades, le denominó tambien lepra escorbútica ó escorbuto lepriforme.
escorbuto montano
  1. s. m. Med. Enfermedad caracterizada por lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales y, en particular, la causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación.
    docs. (1880-1924) 2 ejemplos:
    • 1880 Gregorio Guajardo, A. Monografía mal rosa p. 34 Esp (BD)
      Gaspar Casal conoció y describió el primero la enfermedad y la llamó mal de la rosa; pero á seguida Frapolli la llamó pelagra; Odoardi, escorbuto alpino; Pujati, pellarina, Scotadura di sole, calore del fegato, mal della Spienza; Sartógo, escorbuto montano [...].
    • 1924 Mariscal García Rello, N. Relaciones Medicina p. 51 Esp (BD)
      Sin embargo, estaba reservado a Fanzago, a quien el Gobierno veneciano encargó la redacción de un Catecismo sobre la pelagra, el probar que la pelagra, el mal de la rosa, el escorbuto alpino y el escorbuto montano, el salso, la pellarella, la lepra lombárdica, el calore del fegato, etc. eran la misma enfermedad, no obstante los muchos detractores e incrédulos que encontró su afirmación, principalmente en Padua.
5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
escorbuto, a adj. (1797)
escorbuto
También en esta página: escorbuto (1606-)
Etim. Conversión de escorbuto.

Se documenta por primera y única vez, con la acepción 'perteneciente o relativo al escorbuto', en 1797, en Tratado médico teórico-práctico sobre las enfermedades internas y mas agudas del vientre de A. Corbella Fondebila, referido a las manchas que aparecen en el cutis características de esta enfermedad.

    Acepción en desuso
  1. adj. Perteneciente o relativo al escorbuto.
    docs. (1797) 2 ejemplos:
    • 1797 Corbella Fondebila, A. Tratado enfermedades vientre pp. 243-244 Esp (BD)
      La terminacion de los cólicos suele ser por un sudor abundante caliente é igual en todo el cuerpo, por la venida de alguna cantidad de sangre, por las narices, por las almorranas ó por la matriz, por la comparecencia de algunas manchas escorbutas, y por el aumento de la inchazon en los pies y piernas de los gotosos, &c.
    • 1797 Corbella Fondebila, A. Tratado enfermedades vientre p. 263 Esp (BD)
      [...] y luego para perfeccionar el caso se pueden usar las aguas minerales sulfureas: el sexto es el causado por alguna afeccion escorbuta, y á éste no le convienen las sangrias, porque harian mucho daño [...].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE