5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 10/12/2020
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dengue s., adj. (1715-)
dengue, denguecillos
También en esta página: dengue2 (1828-)
Etim. Voz de origen onomatopéyico (DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'demostración exagerada o afectada de delicadeza o escrúpulos', en 1715, en La más ilustre fregona de J. de Cañizares, y se atestigua hasta la actualidad, si bien a partir del siglo XX va decayendo su uso. Poco después, en una anónima Carta de pago y recibo de dote, de 1728, se registra la palabra con la acepción de 'capa corta, del tamaño de la esclavina, que llevan las mujeres sobre los hombros, cruzada sobre el pecho y atada a la espalda a la altura de la cintura'; con este valor el uso de esta voz se debilita a principios del XX. Como 'persona inclinada a hacer dengues', valor consignado por Terreros y Pando en su Diccionario castellano, en 1786 (donde se define como "la mujer que hace dengues, ó melindres"), es muy rara.  Como adjetivo ('[persona] inclinada a hacer dengues') se registra en 1956, en Judíos, moros y cristianos de C. J. Cela. Dengue es también la denominación en Chile para la Mirabilis jalapa o dondiego de noche: se registra a partir de 1849, en la Historia física y política de Chile de C. Gay, en el tomo dedicado a la botánica, y se consigna poco después en algunos repertorios lexicográficos. Como sinónimo de demonio se consigna en 1853, en el Suplemento al Diccionario nacional de Domínguez; en 1928 figura en las Escenas cántabras de H. Alcalde Río. Con el valor 'que tiene poca fuerza, poca resistencia física o poca salud' se atestigua en 1864, en la obra de teatro El amor de una pollita de C. Boldún y Conde. Por otra parte, en el Repertorio completo de todos los juegos, de L. Marco y E. de Ochoa (1896), se documenta dengue con la acepción de 'en el tresillo, jugada que consiste en reunir el as de bastos y el de espadas'; y con el valor 'movimiento exagerado o afectado de los hombros y las caderas al andar' en 1897, en el relato "Por sacarse los botines" incluido en Cuentos de mi padre de F. Soto y Calvo. Dengue es además el nombre con que bautizó D. Pérez Prado un nuevo ritmo musical, semejante al del mambo, como se puede comprobar, en 1990, en Música por el Caribe, de H. Orovio.

En algunos repertorios lexicográficos se recogen otras acepciones; así, en 1791 el Diccionario histórico de los artes de la pesca nacional de Sáñez Reguart se consigna la acepción 'sardinera' o 'embarcacion ó lancha de 5 á 6 bancos, con que en las costas de Cantabria salen á pescar la Sardina'. En el Suplemento al Diccionario nacional de Domínguez, de 1853, se indica que la voz se emplea con las acepciones de 'arracada' (quizá tomada de perendengue) y 'persona o cosa que embaraza o incomoda'. En el norte de Argentina (Catamarca), se usa dengue como 'adorno excesivo e innecesario', según el repertorio de Avellaneda (Palabras y modismos usuales en Catamarca, 1911). Como 'flor del dengue' figura en 1917, en el Diccionario de la lengua española de Alemany y Bolufer, donde se señala que la voz es propia de América, si bien ya en el DRAE de 1925 se circunscribe su empleo a Chile. Según el Vocabulario andaluz de Alcalá Venceslada (1951), dengue es una 'torta de aceite'. El Glosario lunfardo de Chiappara (1978) recoge esta voz con la acepción de 'cada uno de los dedos de las manos'. Según el Diccionario extremeño de Viudas Camarasa (1980), dengue se usa, en Extremadura, en las acepciones de 'habilidad' y 'desgana pasajera'. En el Diccionario de argot de Oliver (1987), se consigna la palabra con el valor de 'sofocón, disgusto'. En Aragón, dengue es, según el repertorio de Andolz (1992), la 'última parte del dance' y se usa tanto en masculino como en femenino. En el Diccionario del habla toledana de Sánchez Miguel se recoge dengue con el valor de 'tic nervioso'. Por último, esta voz sirve, en México, para designar un 'berrinche', según el Diccionario de americanismos (2010).

Finalmente, se consignan en otros repertorios las siguientes formas complejas: dar el dengue, con las acepciones de 'dar vuelo a la saya al caminar' y 'trabajar de verdad' en el Diccionario de los bables de Asturias de Neira Martínez y Piñeiro (1989); dengue-merengue con el valor de 'persona muy melindrosa' (Diccionario de bolivianismos de Muñoz Reyes, 1982); dengues y pelendengues, como 'chucherías, puerilidades, adornos minuciosos con que se engalana la vanidad mujeril' (Diccionario nacional de Domínguez, 1846) y como 'dengues, melindres: afectación de males, deseos o delicadezas' (Diccionario ejemplificado de chilenismos de Morales Pettorino, Quiroz y Peña, 1985); y tener dengue 'tener buena disposición o desparpajo', en el Diccionario de los bables de Asturias de Neira Martínez y Piñeiro (1989).

  1. s. m. Demostración exagerada o afectada de delicadeza o escrúpulos.
    docs. (1715-2014) 152 ejemplos:
    • 1715 Cañizares, J. Ilustre fregona [1859] Esp (CDH )
      CONSTANZA.No parece / Sino es que con dos puñales / Me penetran ambas sienes / Del accidente penoso / Que en el corazon me hiere. / ¡Ay de mí!INÉS. / Jaqueca es esa. / (Ap.¡Que en sabiendo que la quiere, / No haya mujer que a su amante / No le crucifique á dengues!)
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] 1. m. Melindre que consiste en afectar delicadezas, males y, a veces, disgusto de lo que más se quiere o desea.
    • 1715 Cañizares, J. Ilustre fregona [1859] Esp (CDH )
      CONSTANZA.No parece / Sino es que con dos puñales / Me penetran ambas sienes / Del accidente penoso / Que en el corazon me hiere. / ¡Ay de mí!INÉS. / Jaqueca es esa. / (Ap.¡Que en sabiendo que la quiere, / No haya mujer que a su amante / No le crucifique á dengues!)
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 68 Vida Esp (CDH )
      Yo tengo de todo, y en todas partes, como todos los demás hombres; y tengo el consuelo y la vanidad de que no siendo hidalgo ni caballero, sino villanchón redondo, según se reconoce por los cuatro costados que he descosido al sayo de mi alcurnia, hasta ahora ni me ha desamparado la estimación, ni me ha hecho dengues ni gestos la honra, ni me han escupido a la cara ni al nacimiento los que reparten en el mundo los honores, las abundancias y las fortunas.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Aún en una conversación, el que afecta dulzaina, dengues y remilgamiento se hace extremadamente fastidioso; pero, cuando esto se quiere remedar también en el púlpíto, no hay paciencia para tolerarlo.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] 224 Esp (CDH )
      / La labradora entonces junto al lego / se arrima con más fuego / y, sin andarse en otros perendengues, / le dice cariñosa haciendo dengues: / — Pues, hermano, que tome le aconsejo / para regalo suyo este conejo.
    • 1793-1797 Fdz Moratín, L. Viaje Italia [1991] Esp (CDH )
      Graciosa pintura de lo que sucede continuamente con los operistas, introduce un impresario * embrollado y aburrido con los caprichos, los dengues, la insolenzia, las pretensiones ridículas de la prima donna, del soprano y de quantos componen la compañía, queriendo cada uno de ellos que todo se haga a su modo, todos quieren mandar, todos reclaman le sue convenienze, esto es, sus derechos, y vuelven loco al impresario, al músico, al poeta y al pintor.
    • a1810 Blanco White, J. M. Incordio [1994] Poesías Esp (CDH )
      / Y si es que de por fuerza ha de haber Musas, / Venid, venid, oh Ninfas del Barquillo, / Que no os paráis en dengues ni en excusas / Y tenéis corazón franco y sencillo.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] 604 Mx (CDH )
      Él y ellos apenas alzaron los ojos a verme, y haciéndome un dengue como la dama más afiligranada, volvieron a continuar su tarea sin responderme una palabra.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )

      — ¿Acaso estoy capaz de ir? —respondió María—. Cierra esa ventana, Pepe. No puedo soportar esa luz tan viva ni ese aire tan frío.

      — Y yo —dijo Pepe— no puedo soportar tus dengues. Lo que tienes es poco mal y bien quejado. Con Dios, ¡no parece sino que vas a echar el alma!

    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] Esp (CDH )
      [...] su intempestivo cariño, sus dengues, la insistencia con que solicitaba mi compañía, diciendo que le encantaba mi conversación y persona, me impedían seguir a mi amo en sus visitas a bordo.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      No va ni envanecida ni turbada; el aire es de sentirse satisfecha; sus denguecillos, a fuer de angélicos, sólo cosa de cielo pueden ser; las miradas que de cuando en cuando dirige al público al través del etéreo antifaz, es como si dos estrellas se filtrasen..., y todavía es poquito para lo que siente el novio.

    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )

      Con la boca llena, pero de ninguna manera intimidado, Nicolasito dirigía esta amenaza á su hermana. Benjamina le hizo un dengue de desprecio.

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      Los designados salen al puesto, haciéndose, por broma, cual le place a su señora, muy coquetones, mozos y amartelados. Paseo va y cortesía viene; dengue aquí, dengue acullá. Al ¡So! de Doña Bárbara, todo calla; y el negro muy comediantón, recita, con su habla medio bozal:

      Tomá niña este clavel / Qu'es mi regalo mejor; / No nació cosa má rica / En lo jardine de amor.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Las lagunas del sentimiento y las fallas de la memoria fueron suplidas admirablemente por un extenso repertorio de risitas, arrumacos y dengues.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 144 Esp (CDH )
      La visita, como puede sospecharse ya, no era de cumplido, y nuestro amigo lo comprendió cuando, después de los saludos de rigor, una gordita de Monforte, de nombre Paca La Rubiales, especializada en soluciones urgentes a base de morcillona, constituyéndose en portavoz del grupo, y, según dijo, del barrio entero a que pertenece, expuso con bastantes dengues y rubores la situación en que se encuentra una de sus cofrades, bisoña en la profesión, a quien cierta malformación congénita del instrumental básico ha hecho merecedora del sobrenombre de La Estrecha.
    • 1988 Aguilera Malta, D. Pelota [1988] Ec (CDH )
      El recién llegado hizo varios dengues que le dieron fulgores de un astro rey liliputiense.
    • 2005 Martín, M. A. "En suerte" [02-07-2005] ABC (Madrid) Esp (HD)
      O uno está dispuesto al toma y daca y se deja de dengues y remilgos o se queda fuera del "casting" del poder.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] 1. m. Melindre que consiste en afectar delicadezas, males y, a veces, disgusto de lo que más se quiere o desea.
    • 1715 Cañizares, J. Ilustre fregona [1859] Esp (CDH )
      CONSTANZA.No parece / Sino es que con dos puñales / Me penetran ambas sienes / Del accidente penoso / Que en el corazon me hiere. / ¡Ay de mí!INÉS. / Jaqueca es esa. / (Ap.¡Que en sabiendo que la quiere, / No haya mujer que a su amante / No le crucifique á dengues!)
    • 1715 Cañizares, J. Ilustre fregona [1859] Esp (CDH )
      / Mira, Inés, ya es de otra esfera / Vuesarced, ya no me atrevo / Ni a un dengue.
    • 1715 Cañizares, J. Ilustre fregona [1859] Esp (CDH )
      / ¡Tremendo dengue! / Por Dios, que un enamorado / A cuantos maneja muele.
    • a1722 Zamora, A. Todo puede amor p. 57 Comedias nuevas, I Esp (BD)
      Gilote. Fuera de atrás, / porque si alguno tropieza, / y juega à pies con cabeza, / morirà sin mas, ni mas, / que es la sangre venenosa. / Philonoe. Què monstruosidad! / Ariobat. Què espanto! / Gilote. No lo dixe yo por tanto. / Menga. Oyga la señora hermosa / el dengue con que la mira! / pues por cierto que con ella / vengo, y me tengo por bella / aunque digan que es mentira.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      DENGUE. s. m. Melindre mugeril, que consiste en afectar damerías, esguinces, delicadézas, males, y á veces disgusto de lo que mas se suele gustar. Es voz modernamente inventada.
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 68 Vida Esp (CDH )
      Yo tengo de todo, y en todas partes, como todos los demás hombres; y tengo el consuelo y la vanidad de que no siendo hidalgo ni caballero, sino villanchón redondo, según se reconoce por los cuatro costados que he descosido al sayo de mi alcurnia, hasta ahora ni me ha desamparado la estimación, ni me ha hecho dengues ni gestos la honra, ni me han escupido a la cara ni al nacimiento los que reparten en el mundo los honores, las abundancias y las fortunas.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 324 Esp (CDH )
      ¿Pues a que ha venido acá, pese a su alma (volvió a roznar)? ¿Tantas verdades y certeza tienen sus Kalendarios para que haga tantos dengues a la Medicina? A lo que he venido, seó Calabrés (respondí yo) es a decirle al enfermo que tenga confianza en Dios, y que le pida conformidad para sufrir sus desabrimientos y sus martirios; y a decirle que no espere cosa buena de Vm., de sus libros ni de sus emplastaduras; porque todo su oficio, y su diligencia es maula, embuste, y modo de vivir como el de los Ermitaños.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 267 Esp (CDH )
      / La del semblante lamido, / que con sus dengues me muele, / ¿quiere que por honra cuele / la fealdad y el olvido? / no haré tal, que es conocido / de todos su poco seso, / y a otro perro con ese hueso.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Aún en una conversación, el que afecta dulzaina, dengues y remilgamiento se hace extremadamente fastidioso; pero, cuando esto se quiere remedar también en el púlpíto, no hay paciencia para tolerarlo.
    • 1761 Cruz, R. Pueblo sin mozas [1915] Esp (CDH )
      . Si yo puedo / dar mi voto, traigan fieras, / no dengues como el que tengo, / que para sus miriñaques / no hay caudal ni puede haberlo.
    • c1765 Anónimo Beata [1932] 48 Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Sale por la mañana / de su aposento / una beata embustera / haciendo gestos. / Va a casa de un devoto / muy limosnero, / a tomar chocolate / con gran sosiego. / Entra en la casa / con soflameos, / de aquesta forma / siempre diciendo: / "Hermanito, buenos días. / Dios le eche su bendición, / y le premie allá en el cielo / tanto bien como me dió."Al punto, al punto, / sin más tardanza, / el caballero / entra en la sala. / El chocolate / luego le sacan, / y ella empieza con dengues / y pataratas. /
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Lástima que pasaseis sin entrar en él, pues hubierais visto una moza retozana, blanca, rubia y colorada, de un dengue y zalamería sin par.
    • 1787 Iriarte, T. Señorito mimado [1986] Esp (CDH )
      Bien, / que se llame como quiera... / y en los términos más claros / que permitió mi rudeza, / la intimé que luego al punto, / sin más dengues ni zalemas, / desocupase la casa / con todas sus pertenencias. / Púsose un poco formal; / respondióme cuatro frescas. / Yo, por excusar cuestiones / ruidosas, tomé la puerta; / pero sé lo que he de hacer. / La principal providencia / es que usted, señor sobrino, / en toda su vida vuelva / a atravesar los umbrales / de tal casa ni siquiera / dé jamás los buenos días / a tal ninfa; que aborrezca / esa gavilla de ociosos / que le engañan, le saquean, / le distraen, le infatúan / y pervierten.
    • 1787 Iriarte, T. Señorito mimado [1986] Esp (CDH )
      Ella, / celos y rabias; don Fausto, / mañitas y estratagemas; / el suegro, ridiculeces; / el tío, siempre pendencias; / la novia, dengues. ¡Si digo / que he de perder la chaveta!
    • 1787 Isla, J. F. Descripción máscara [1787] Esp (CDH )
      Sepan los discretos todos, / que son unos majaderos: / que si me llaman mal-gusto / el desden, y el sobrecejo, / el dengue, el melindre, y otros / avechuchos de este genio, / alego yo á mi favor / el voto de todo el Pueblo.
    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      MARCELASi la verdad os confieso, / ver padecer a mi esposo, / me cuesta mil sentimientos, / que, en efecto, soy, su esposa, / aunque me pesen sus yerros.GIL Denguecillos de mujer.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] Esp (CDH )
      / Ella en la suya en tanto / tuvo con su oficial lindo recreo, / dándole al dengue tanto / que a media voz, en dulce regodeo, / suspiraba y decía: / — ¡Ay...!, ¡ay...!, ¡cuánto me aprieta esta agonía! / La vieja cuidadosa, / que no estaba durmiendo, / los suspiros oyendo, / a su sobrina dijo cariñosa: / — Si tienes convulsiones aflictivas, / niña, yo te echaré unas lavativas.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] 224 Esp (CDH )
      / La labradora entonces junto al lego / se arrima con más fuego / y, sin andarse en otros perendengues, / le dice cariñosa haciendo dengues: / — Pues, hermano, que tome le aconsejo / para regalo suyo este conejo.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] Esp (CDH )
      [...] porque, ¡aquí de Dios! esto, en substancia, ¿no es afeminar las ciencias y hacerlas remilgadas y zalameras, damiselas de pitiminí, mucho afeite, mucho arrebol, mucho dengue y mucha meretricia? ¡Perdónemelo Dios!, ¿no es quitarlas el bigote, arrancarlas el vello como con pinzas y desnudarlas de aquella tosca y cerdosa gravedad que corresponde al espíritu varonil, robusto y forzudo, que las anima?
    • 1793-1797 Fdz Moratín, L. Viaje Italia [1991] Esp (CDH )
      Graciosa pintura de lo que sucede continuamente con los operistas, introduce un impresario * embrollado y aburrido con los caprichos, los dengues, la insolenzia, las pretensiones ridículas de la prima donna, del soprano y de quantos componen la compañía, queriendo cada uno de ellos que todo se haga a su modo, todos quieren mandar, todos reclaman le sue convenienze, esto es, sus derechos, y vuelven loco al impresario, al músico, al poeta y al pintor.
    • a1810 Blanco White, J. M. Incordio [1994] Poesías Esp (CDH )
      / Y si es que de por fuerza ha de haber Musas, / Venid, venid, oh Ninfas del Barquillo, / Que no os paráis en dengues ni en excusas / Y tenéis corazón franco y sencillo.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] Mx (CDH )
      Pomposita todo el tiempo lo empleaba en componerse, en mirarse al espejo, en hacer ademanes ella sola, en ensayarse a hacer dengues y favores con los ojos, ayudada del cristal en que se pintaba su carita, y en recibir lecciones de su madre.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] XXVII Mx (CDH )
      y así el temer hablar contra algunos defectos o preocupaciones de muchas, no es por excusar sus dengues ni desvíos, sino porque presumo que algunas me contarán en el número de los segundos escritores que usted menciona.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] Mx (CDH )
      Poco ha faltado para hincarme delante de ella ahora, rogándole tomase el chocolate; pero todo ha sido en balde; mientras más le rogaba más dengues me hacía el demonio de la muchacha, hasta que me enfadé y la dejé, diciéndole: más que nunca comas en toda la vida; ojalá te acabara de llevar el diablo.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] Mx (CDH )

      No quiso aguantar más doña Eufrosina; y así, haciendo un dengue colérico le respondió [...].

    • 1778-1822 Fdz Moratín, L. Poesías [1995] 358 Esp (CDH )
      / Ellas haciendo dengues, * / allí y aquí pellizcan; / todo lo gulusmean * / y todo las fastidia.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] 322 Mx (CDH )
      Conque si en la realidad sois unos inútiles, por más que desempeñéis en el mundo el papel de los actores de aquella comedia titulada Los hijos de la fortuna, * ¿por qué son esas altiveces, esos dengues y esos desprecios con aquellos mismos que habéis menester y de quienes depende vuestra brillante suerte?
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] 604 Mx (CDH )
      Él y ellos apenas alzaron los ojos a verme, y haciéndome un dengue como la dama más afiligranada, volvieron a continuar su tarea sin responderme una palabra.
    • 1831 Bretón Herreros, M. Marcela [1975] Esp (CDH )
      / ¿Cuándo el tal don Agapito / conquistó mi corazón? / Si a mi despecho tal vez / sus visitas he sufrido, / porque mi prudencia ha sido / mayor que su estupidez; / si su necia petulancia / me ha dictado con razón / algún elogio burlón / que ha convertido en sustancia; / si, como hago con cualquiera, / por no poderlo evitar, / mi mano le suelo dar / al subir una escalera; / si sufro, por no hacer dengues / sobre lo que nada vale, / que alguna vez me regale / caramelos y merengues, / no le autorizo por eso / a tan extrema osadía, / ni mi amor jamás pondría / en hombre tan indigesto.
    • 1833 Larra, M. J. Timoteo [2000] Fígaro Esp (CDH )
      ¿Hay cosa más insoportable que la conversación y los dengues de la hermosa que lo es a sabiendas? Mírela usted a la cara tres veces seguidas; diríjale usted la palabra con aquella educación, deferencia o placer que difícilmente pueden dejar de tenerse hablando con una hermosa; ya le cree a usted su don Amadeo, ya le mira a usted como quien le perdona la vida.
    • 1834 Duque de Rivas Moro expósito [1982] II, 152 Esp (CDH )
      / Pero otros a agua pura y carne seca, / haciendo a lo demás ascos y dengues, / se atuvieron, y sobrios se mostraron, / guardando sus costumbres y sus leyes.
    • 1834 Espronceda, J. Sancho Saldaña [2002] Esp (CDH )
      — Anda —replicó el primero—, ya le curará la locura Leonor de Iscar, que voto va que, aunque está algo ajada, es más linda que ninguna de cuantas andan por aquí haciendo dengues muy peripuestas.
    • c1835 Gallardo, B. J. El Criticón. Núm. Segundo El criticon, papel volante Esp (CDH )
      La Musa, con mil dengues y melindres, toma la tïorba, y a fuer de viuda verde que con un ojo llora y ótro guiña, canta y llora, rompiendo así [...].
    • 1840 Bretón Herreros, M. Pelo dehesa [1988] Esp (CDH )
      ¿Han de faltar por de pronto / pretextos para alejar / la partida? ¿No habrá un cólico / que nos saque del conflicto? / ¿No sabrán después tus ojos / cautivar su voluntad? / Hoy con mimos y piropos / y dengues, al otro día / con lágrimas y sollozos... / Harás de él cuanto quisieres.
    • 1840 Bretón Herreros, M. Pelo dehesa [1988] Esp (CDH )
      Frutos ¡Yo mujer con tantos dengues * / que, faltando a la justicia, / me negará una caricia / por no ajar sus perendengues!*
    • 1840-1841 Espronceda, J. Diablo Mundo [1993] 297 Esp (CDH )
      ¡Malos mengues * / te lleven a ti y sus dengues, / que tan derretida está! / "Los seis pobretes reciben / también de este pobre viejo / de cuando en cuando un consejo, / y, Adán, como pueden viven.
    • 1842 Aquerino, E. Matamuertos [2003] Esp (CDH )
      MATAMUERTOS / ¡Ay, qué me priva eze dengue!, / porque érez máz rica tú / y máz dulse que un merengue; / por tí me muero, Churrú! / ¡Ay, que zólo al verte zúo!
    • 1843-1844 Bretón Herreros, M. Opúsculos prosa [1884] Esp (CDH )
      Por ella, por sus castañuelas, tiene ya fama universal la Cachucha española, cuyos dengues voluptuosos y provocativos contoneos han vuelto locos de regocijo á los graves descendientes de Washington y han inflamado la sangre de los glaciales moscovitas.
    • 1843-1844 Bretón Herreros, M. Opúsculos prosa [1884] Esp (CDH )

      Cuando nuestras heroínasse presentan en las casas, que no tardarán en mirar como país conquistado, á todo se allanan; protestan tener paladar de fraile y estómago de pobre; llenen ellas el buche, y aunque sea de berzas y nabos; pero lograda ya su admision y á medida que van usurpando á las madres efectivas el cariño de las criaturas, insinúan poco á poco dengues, apetitos y delicadezas que contrastan de notable manera con su rústica extraccion y su insolente obesidad; y llega dia en que es preciso recorrer todas las fondas y todos los mercados de la Corte y arrabales para satisfacer su vorazinapetencia.

    • 1843-1844 Bretón Herreros, M. Opúsculos prosa [1884] Esp (CDH )
      Confesemos, señor don Ignacio Boix, que no es hombre de gusto el que prefiere los dengues, y los cosméticos, y el corsé, y el polisson, y los nervios de una damisela insustancial y epiléptica al donoso aunque agreste desenfado con que una de esas zagalonas se despoja sin melindre del pañuelo de muleton y hasta del corpiño de estameña ó de percal, si el tiempo lo permite; y se remanga hasta el hombro, y deja que flote á su albedrío sobre la morena espalda la no comprada trenza; y sentada sobre los talones, y medio de bruces sobre la tabla de jabonar, presentando al oriente su cara trigueña, que el sol, el aire y la fatiga animan y enardecen, y al viento contrario el poderoso reverso, extraño á los miriñaques y peregrino á las hemorroides, se columpia, se cimbrea, se descoyunta, sin duelo de la ropa ni de sí misma, hasta que á fuerza de inmersiones, y paletazos, y jabonaduras, y estregones restituye al lienzo su eclipsada limpieza y su prístina blancura.
    • 1843-1844 Bretón Herreros, M. Opúsculos prosa [1884] Esp (CDH )
      Pues ¿qué diremos de los derechos que usurpan, de las gollerías que exigen, de los dengues que prodigan, de las tretas con que especulan y de las disputas que promueven? Ellas á la menor distraccion, y áun sin ella, se desmandan á cobrar la puesta que pertenece á otro: á esto en el lenguaje técnico del arte se llama levantar muertos.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )

      Ahora que el uno se ha ido a soñar despierto y el otro a velar dormido, vámonos tú y yo a cenar con la gente alegre, que aguardándonos está.

      — No, Pepe. No me siento buena. El sofocón que he tomado, el frío que hacía al salir del teatro, me han cortado el cuerpo. *Tengo escalofríos.

      — Tus dengues de princesa —dijo Pepe Vera—.*Vente conmigo. Una buena cena te sentará mejor que no esa zonzona horchata y un par de vasos de buen vino te harán más provecho que la asquerosa leche de burra.

    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )

      — ¿Acaso estoy capaz de ir? —respondió María—. Cierra esa ventana, Pepe. No puedo soportar esa luz tan viva ni ese aire tan frío.

      — Y yo —dijo Pepe— no puedo soportar tus dengues. Lo que tienes es poco mal y bien quejado. Con Dios, ¡no parece sino que vas a echar el alma!

    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      Después de recordarme continuamente mi promesa de traerte a tomar café el día de mi santo, cuando llega la hora de cumplirla te vienes con esos dengues? Eso no está bien, son niñerías que me hacen muy poca gracia.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      Todos respondieron afirmativamente como era regular, y en medio de las excusas y dengues de la heroína se hizo tan general la súplica de parte de los hombres, que satisfecho el orgullo de Juanilla, no quiso hacerse más de rogar, y previo un corto y bien ejecutado preludio de guitarra, cantó con seductora gracia y admirable afinación la siguiente estrofa:
    • 1851 Gallardo, B. J. Zapatazo a zapatilla [1928] Esp (CDH )

      I luego, como a niño con comfites, me qiere tapar la boca con aqel merengue de " el mui docto Filólogo Español D. Bartolome Jose Gallardo!"— Vaya un dengue!

    • 1853 Ascasubi, H. Paulino Lucero [1955] 195 Ar (CDH )
      / ¡Ah china! ¡si la cadera / del cuerpo se le cortaba! / pues tanto lo mezquinaba / en cada dengue que hacía, / que medio se le perdía / cuando Lucero le entraba.
    • 1854 López, V. F. Novia hereje [2003] Ar (CDH )
      En medio de esta cruel ansiedad para nuestro pobre Fiscal, que se paseaba por el cuarto tironeándose el polo y haciendo dengues para evitar las envestidas convulsivas que su cara mitad lo hacía por el suelo, entró todo apurado y a medio vestirse el supradicho físico por quien habían enviado.
    • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 383 Cu (CDH )
      / Una niña angelical, / Después de unos cuantos dengues / Y hacérseme de merengues, / Me amó... pero he dicho mal.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Presentóse entre sus antiguas relaciones con aire de taco y, como el jándalo famoso del rastrillo, alardeó de haber olvidado hasta el nombre de los más comunes aperos de labranza, como si hiciera siglos que los había perdido de vista; chilló como una perra apedreada cada vez que tuvo que saltar un charco, y aparentó, brincando con muchos dengues de morrillo en morrillo, no saber andar ya por las callejas; se compadeció de los enfelices que tenían que pasar la vida destripando terrones y comiendo borona; se desdeñó de bailar el periquín en la romería, pretextando que ya no sabía más que al punteao de la ciudad; reprendió a cuantas personas la llamaban Fonsa, advirtiéndoles que debían decir Eldifonsa; llamó a su vez Celipas y Enestasias a las llamadas Lipas y Tanasias, y volvió a salir de su pueblo a las treinta y seis horas de haber entrado en él, dejando medio duro a su padre y asegurando a las amigas de quienes se dignó despedirse que le repuznaba la ordinariez de la aldea.
    • c1872 Pz Galdós, B. Rosalía [1984] Esp (CDH )
      En fin, D.ª Romualda, después de mil dengues, remilgos y melindres, hechos con la perfección de una actriz consumada, tomó los treinta mil reales, y su viejo corazón, máquina arrinconada y mohosa, que rara vez se movía, palpitó al sentir cerca el contacto de los billetes de banco.
    • c1872 Pz Galdós, B. Rosalía [1984] Esp (CDH )
      Salió D. Juan a despedirle hasta la puerta, y se fue el otro, haciendo más dengues y cortesías que cuando había entrado.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] Esp (CDH )
      [...] su intempestivo cariño, sus dengues, la insistencia con que solicitaba mi compañía, diciendo que le encantaba mi conversación y persona, me impedían seguir a mi amo en sus visitas a bordo.
    • 1873 Pz Galdós, B. Corte Carlos IV [1995] Esp (CDH )
      Ahora vienen los lloriqueos y los dengues, después de haber sido causa de tantos males.
    • 1874 Pz Galdós, B. Gerona [2002] 188 Esp (CDH )
      ¡Quién me lo había de decir! Yo intentaba curarla con delicadezas y cuidados y dengues, resguardándola hasta del aire por temor a que el aire mismo la hiciera daño, y Dios la ha fortalecido con las crudezas, las molestias, los golpes, los sustos, con el fuego y el frío, con los peligros y las muertes.
    • 1874 Pz Galdós, B. Napoleón [2002] Esp (CDH )
      Porque no quiere someterse a las majaderías de un ridículo maestro de baile, ni hacer dengues ante los petimetres que nos visitan, la tratan de este modo.
    • 1874 Pz Galdós, B. Zaragoza [2002] Esp (CDH )
      ¡Nada de melindres, porra! Comerán de lo que hay sin dengues ni boberías.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )
      A Pedro Izquieta le dió una noche con la puerta en los hocicos una muchacha rabisalsera y muy llena de dengues y perendengues, tras de la que él andaba bebiéndo los vientos.
    • 1876-1877 Pz Galdós, B. Gloria [2002] Esp (CDH )
      — ¿Pues no me he de atrever? —vociferó don Silvestre arrojando manteo, canaleja, paraguas, inútil carga de fastidiosos dengues.
    • 1878 Pereda, J. M. El buey suelto [1990] Esp (CDH )
      Pero, ¿quién le guió allá? —dijo Solita dejando los dengues y dando a su voz y a su fisonomía tal aire de sinceridad, que el mismo Gedeón no se atreve a dudar de ella.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] Esp (CDH )
      A la vista estaba que la hija de don Román, sin dijes, moños, armaduras, dengues ni fingimientos, era lo único que descollaba por su frescura y por su aroma en aquel ramillete de trapos rebosados y mustia pasamanería; mas por eso mismo era indispensable compensar un poco la diferencia con el peso de una murmuración tolerable, y aún en uso, entre personas «de buena educación».
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] 130 Esp (CDH )
      Hablando de cosas superficiales, no le faltaba cierta charla vivaz, semejante al trinar del jilguero; pero apenas se tocaban asuntos serios, creíase obligada, por su papel de niña elegante y casadera, a encogerse de hombros, hacer cuatro dengues y mudar de conversación.
    • 1884 Picón, J. O. Hijastra amor [2003] Esp (CDH )
      Luego vinieron las náuseas, la inapetencia, los dolores de estómago, las digestiones difíciles, los vómitos, los desarreglos, y, sobre todo, los dengues, las ridiculeces y las impertinencias.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      La muchacha sentía vergüenza de verse tan observada, y no sabía cómo ponerse, ni qué dengues hacer con los labios al llevarse a ellos la cucharilla con leche merengada.
    • 1889 Pereda, J. M. Puchera [1980] Esp (CDH )
      ¿A que resulta ahora mesmo que hasta mos cojea la memoria? Pos el mi sobrino vendrá a lo que ha venío tantas veces a esta casa, y con buen aprecio de los que ahora parece que lo miran de otro modo... y ellos sabrán por qué... ¡María Madre, con los dengues de empalago que se usan tan de súpito y contino!... *
    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )
      Más claro, ninguna se ofende, pero otras disimulan su gozo con dengues y monerías, que impone esa pícara modestia.
    • 1895 Valera, J. Juanita la Larga [1985] Esp (CDH )
      Una señorona de tantos dengues y de tantos pelendengues no ha de tener la sinvergüencería de enseñar el cuerpo del delito al jurado ni a los oidores.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      No va ni envanecida ni turbada; el aire es de sentirse satisfecha; sus denguecillos, a fuer de angélicos, sólo cosa de cielo pueden ser; las miradas que de cuando en cuando dirige al público al través del etéreo antifaz, es como si dos estrellas se filtrasen..., y todavía es poquito para lo que siente el novio.

    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      Mientras se celebra el auto sacramental y se convierte la morisma, van llegando las parejas de bailarines callejeros: ellos, muy caripintados, vestidos de majos; ellas (que también son ellos y artesanos), con mascaritas menudas y melindrosas, la aparasolada falda al muslo, trabadillos de cinta en la reseca pierna, y abanicándose con mucho dengue.

    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      Púsose la mano en la cintura, como se estilaba antaño para bailar vueltas; irguióse remeneando la monumental cadera, y, con gracia encantadora, hizo ante el espejo el ensayo de cinco o seis dengues, a cual más hechicero.

    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )
      Pacho segundo acaba, y, con ese dengue encantador de niño malicioso, se acerca a la oreja de su padre y le dice en gran secreto:
    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Co (CDH )

      Sí, ésa es la vida, cazar con los nobles, más brutos y más lerdos que los campesinos de mi tierra, galopando vestido con un casacón rojo, tras del alazán del Duque chocho y obtuso; vestirse con otro casacón blanco, con un chaleco de seda bordado de colores y con medias y zapatos femeninos para hacer piruetas de maromeros y grotescos dengues al poner el cotillón en casa de Madame la Princesse Tres Estrellas; acompañar a la novicia recién casada que quiere ponerse al corriente, a casa de costureras y modistas, para dirigirle la hechura de los vestidos que no podría escoger sola; perder una hora conversando con el camisero para sugerirle la idea de una pechera de batista plegada y rizada y cinco minutos escogiendo la flor rara que debe adornar la solapa del frac; sí, vanidad, satisfácete, ¡ésa es la vida y son ésas las ocupaciones del hombre que pasó su vigésimo año leyendo a Platón y a Spinoza!

    • 1902 Gabriel Galán, J. M. Castellanas [1996] 73 Esp (CDH )
      / El pan de tus dos mozuelas, / sus cintas de oro y alpaca, / sus dengues y lentejuelas, / sus cruces de Alcaravaca, / sus hilos y sus chinelas.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )

      Con la boca llena, pero de ninguna manera intimidado, Nicolasito dirigía esta amenaza á su hermana. Benjamina le hizo un dengue de desprecio.

    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Una sonrisa y un dengue fueron la sola respuesta de la hermosa joven.
    • 1908 Pz Galdós, B. España sin Rey [1908] 105 Esp (CDH )
      La una sazonaba su lenguaje con dengues andaluces, la otra con rudezas baturras.
    • 1908 Álvz Quintero, S. / Álvz Quintero, J. Caín [1924] Esp (CDH )
      Tenía el mismo dengue, el mismo dejillo de mosquita muerta... Y luego, ya ves: me dió ocho hijas, os ha criado a las ocho, y ha sido una mujer para todo en la vida.
    • 1920 Valle-Inclán, R. M. Divinas Palabras [1996] Esp (CDH )
      ¡Ay, qué rajo! / A lo lejos, bajo chatas parras, sostenidas en postes de piedra, asoma un mozuelo, y tras esta figura se diseña el perfil de otra figura tendida a la sombra. El rapaz, requiriendo el palo,échase a los hombros el tabanquillo de los leñadores. Es Miguelín el Padronés , uno que anda caminos, al cual por sus dengues le suele acontecer en ferias y mercados que lo corran y afrenten. Miguelín lleva arete en la oreja .
    • 1921 Monclús, M. A. Informes Informes Lengua Folklore Santo Domingo RD (CDH )
      Dengue (voz castiza)
    • 1926 Pz Ayala, R. Curandero su honra [1991] Esp (CDH )

      Dengues y melindres de niña tonta— sentenció Telva, acarreando de un lado a otro su carnosidad, desparramada sobre la extensa cama de nogal, estilo Luis XV—.

    • 1926 Pz Ayala, R. Tigre Juan [1991] Esp (CDH )
      Toda se volvía dengues, ronces y melindres.
    • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
      — Y gracias sean dadas —filosofaba la Cheira—, que mis hijas me están más sanas que un perro, que el día que se malogren la peste de Otranto va ser dengue.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      Los designados salen al puesto, haciéndose, por broma, cual le place a su señora, muy coquetones, mozos y amartelados. Paseo va y cortesía viene; dengue aquí, dengue acullá. Al ¡So! de Doña Bárbara, todo calla; y el negro muy comediantón, recita, con su habla medio bozal:

      Tomá niña este clavel / Qu'es mi regalo mejor; / No nació cosa má rica / En lo jardine de amor.
    • 1928 Lpz Albújar, E. Matalaché [1978] Pe (CDH )
      Y como yo le observara que con ninguno de nuestros criados había que pensar en casarla o unirla, porque todos eran ya maduros y comprometidos, me contestó: «No sé; tú verás cómo salimos del trance. En todas las casas de Piura las criadas paren, y no sé yo que esto sea, por supuesto, dentro del matrimonio. El matrimonio para la gente, para los de nuestra clase. Ve, pues, por ahí adónde mandar esa moza y entrégala por un mes para que se le quiten todos los dengues y pezpiterías que tiene y deje libre de tentaciones a los malos maridos.»
    • 1930 Fdz Flórez, W. Fantasmas [1969] Esp (CDH )
      Herminia, haciendo muchos dengues aseguró haber comprendido que si le agradaba la ciudad era por las mujeres bonitas que había en ella.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] 332 Esp (CDH )

      La Marquesa Carolina se recogía agatada, con dengue:

      — ¿Te has divertido en París?

    • c1933 Rodríguez, H. Burguesía [1979] 206 Esp (CDH )

      Una vez la carta suya a Luis terminó con una súplica tenaz: "Escríbame". Al día siguiente, la "Princesita"le entregó entre dengues tres líneas casi ilegibles.

    • 1935 Anónimo Trad Rollo Manteca Maupassant Vida Femenina Ar (CDH )
      Y hoy, que podría sacarnos de un apuro, sin la menor violencia, ¡hoy, hace dengues, la muy zorra! En mi opinión, ese prusiano es un hombre muy correcto.
    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Co (CDH )
      Viene de camisola suelta y saya de zaraza colorada, componiéndose con mucho dengue el sombrero de caña y cinta volandera.
    • 1940 Herrera Petere, J. Niebla cuernos [2002] Esp (CDH )
      Tosía con una tos cavernosa y hablaba de sus dengues y de su espíritu franco y optimista, pero era muy caprichoso.
    • 1943 Dieste, R. Invenciones Félix Muriel [1974] Esp (CDH )

      — ¡Lo que ven los ojos!

      — No hay que hacer dengues. Para ver son.

      — Hay quien los cierra para hacerse el sordo.

    • 1943 Guillén, J. Carta 305 Cartas Esp (CDH )
      ¡Ah! Porque no te figures que hay en mí los dengues y escrúpulos y demás nobles zarandajas de un puritanismo «ético-estético».
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      No hagamos muchos dengues frente a su ranciedad porque después de todo nuestra mañana de hoy está ya en donde están las mañanas de la Reina Loca, en el mismo misterioso pasado.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] 28 Esp (CDH )
      Entonces la simple frase Es una muchachita encantadora ha pasado a significar, más o menos, todo lo que sigue: "Es una vieja que finge aires de jovencita, inaguantable con aquellos dengues y aquel modo de hablar afectadísimo".
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] Esp (CDH )
      Dejémonos de dengues y de "buen gusto" y admitamos todo lo que nos proyecte este brutal espoleador de la realidad.
    • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Esp (CDH )
      Porque nunca fuí suya y esa es la mayor ilusión que puede entregársele a un hombre enamorado como él lo estaba, con dulzuras y dengues sentimentales.
    • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Esp (CDH )
      Y no es que yo vaya a decir que la comida del sanatorio fuera mala, no; pero todos tenemos nuestros dengues y los enfermos muchos más.
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      dengue, m. Gesto.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] Esp (CDH )
      A la hora de comer le hacéis dengues a todo, y después tenéis hambre.
    • 1954 Aldecoa, I. Fulgor [1954] 317 Esp (CDH )
      Pues está la vida como para hacer dengues.
    • 1942-a1958 Jiménez, J. R. Españoles [1987] Esp (CDH )

      El futuro humano y estético de Eusebia Cosme está, a mi parecer, en mantenerse en el tallo verde de su tierra libre, al aire siempre vivo y puro, con vida negra y pureza propia; en no soportar el mal ejemplo del recitador obtuso ni el mismo del dengue blanco; en no ser nunca rosa rosa ni rosa té; en no dejarse cojer, por nada de este mundo, ¡huye, rosa Eusebia!, para el cristal lamido del salón.

    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Las lagunas del sentimiento y las fallas de la memoria fueron suplidas admirablemente por un extenso repertorio de risitas, arrumacos y dengues.
    • 1960 Buenaventrua, E. En Diestra Dios Padre [1970] Co (CDH )

      .—Caridá por todas partes. Ya no sabemos qué hacer con tanta caridá... Perdóneme su mercé que me voy a mudar estas tiesuras y crinolinas, porque vengo muy sofocada. (Con un dengue.)Con vuestra licencia... (Sale.)

    • 1960 Buenaventrua, E. En Diestra Dios Padre [1970] Co (CDH )
      Cómo me hace de falta con sus dengues y sus melindres...
    • p1960 Buenaventura, E. A Diestra Dios Padre [1980] Co (CDH )
      ¡Las puertas siguen abiertas pa todos! (Encara a La Peraltona.) ¡Y si no te gusta así, te vas de aquí con tus dengues y perendengues, que harto has disfrutao de las onzas!
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      La madre tenía el apoyo casi total de las dos niñas, Casimirita y Rosita María, ambas con más dengues que un álamo mecido por la brisa.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      Tenía demasiada imaginación y demasiadas candelillas en la sangre para resistir aquel amorío moro, todo rodeado de celos, como de verguillas de jardines, concentrado, sin palabrerío, sin dengues, lleno de calor, pero por dentro como el Teide gigante, que ya se sabe: mucha nieve en el semblante y apare en la esquina.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      Tantos dengues le hicieron a aquella funda para mojamas, que el abuelo le pidió a Lorite que lo barnizase él.
    • 1965 Quiroga, E. Tu nombre [1993] Esp (CDH )
      Andan haciendo dengues con la comida y a estas edades no se puede hacer tonterías.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Gu (CDH )
      También sentíase amenazado por la Trinis y su coloquio con los indios en una lengua que no entendía, y a quienes sacaban de montes y labranzas para adoctrinarlos en una creencia tan parecida a sus ponzoñas idólatras en lo de las muecas, los visajes, los dengues y bailetes.
    • 1972 Martín Gaite, C. Usos amorosos [1994] Esp (CDH )
      Se trataba fundamentalmente de esta diferencia: las majas eran, en sus actitudes y en su manera de querer, en su indignación, en su pronta respuesta, algo cercano, "de verdad"; las petimetras, puro dengue, filfa, "embuste".
    • 1972 Martín Gaite, C. Usos amorosos [1994] Esp (CDH )
      Era muy fácil, pues, para una actriz encontrar un amante entre la clase de los caballeros, y, siguiendo los estilos del majismo, hacían menos dengues y reservas a la hora de entregarse que los que imponía el complicado código del cortejo.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Esp (CDH )
      Sólo cuando dejé de oír aquella voz rachada, con dengues de fado, comprendí que me hubiera gustado seguir oyéndola.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 144 Esp (CDH )
      La visita, como puede sospecharse ya, no era de cumplido, y nuestro amigo lo comprendió cuando, después de los saludos de rigor, una gordita de Monforte, de nombre Paca La Rubiales, especializada en soluciones urgentes a base de morcillona, constituyéndose en portavoz del grupo, y, según dijo, del barrio entero a que pertenece, expuso con bastantes dengues y rubores la situación en que se encuentra una de sus cofrades, bisoña en la profesión, a quien cierta malformación congénita del instrumental básico ha hecho merecedora del sobrenombre de La Estrecha.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 268 Esp (CDH )
      Don Acisclo, al oír de labios de la dama que tenía que emplearse a fondo para conseguir de su marido la disposición adecuada al acto, preguntó, lleno de temor, que qué entendía ella por emplearse a fondo, y desde que la interesada se lo había explicado con dengues de pudor a través de la reja del confesionario, rara era la noche en que, de las tinieblas de su imaginación, no salía la pareja entregada a sus manipulaciones, incluso a sus vocalizaciones, a veces en colaboración con el fantasma de la señora de Recuelo, a quien su marido exigía la desnudez total sin que ella pusiera excesivos reparos. Y era que, desde algún tiempo atrás, don Acisclo había perdido el imperio sobre los datos mediatos de su conciencia, y, sobre todo, durante la duermevela, bien a la hora de la siesta, bien a la de acostarse, y si no estaba fatigado más de lo que pide un cuerpo de su edad, se le abría la puerta de las fantasías con predominio de las eróticas, cuya indispensable base imaginativa le era suministrada por las confidencias de sus clientes.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )

      De un salto, el noble bruto —menos bruto que muchos racionales— se trepó en las nubes. Trotó entre ellas, como corresponde a un jumento alado que se precia de su casta. Encontró la ruta justa. Cuando llegaron a la meta de su viaje, descendió con dengues de paracaídas. Era en el barrio más popof de Babe. Casas modernas, de caramelo, con coches a la puerta. Ya en la calle, los chiquillos que andaban en bicicletas, patines o motonetas, lo rodearon. Miraban al asno y su asnero, como si contemplasen figuras escapadas de una tira cómica.

    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )

      Grimaud lo miró con sus ojos llenos de cebolla y lágrimas.

      — ¿Me vas a dejar aquí, solito?

      Levantó la cabeza. Hizo un dengue de gallina clueca.

      — Eres lo que me detiene. ¡Lo sabes, ingrato!

      Puso rampante la quijada. Acomodó su cuerpo en actitud de grabado egipcio. Y avanzó de lado, dispuesto a enderezar cuanto entuerto se le atravesara.

    • 1973 Tauro Pino, A. Perú: época republicana [1973] Pe (CDH )
      La batalla del costumbrismo se inició cuando Felipe Pardo y Aliaga estrenó Frutos de la Educación (6-VIII-1830), comedia en la cual se desliza una requisitoria contra la zamacueca, porque sus dengues parecían licenciosos y reveladores de inclinación pecaminosa; y aunque la pieza no fue respuesta, debido a la polémica suscitada en torno a la legitimidad e intención de aquella y otras críticas, es obvio que abrió una brecha.
    • 1978 Donoso, J. Casa campo [1989] Ch (CDH )
      Mientras Arabela bajaba, y con el propósito de respetar el pudor de su prima —hubiera respetado también el pudor de las otras de ver en sus dengues algo más que simulacros— se escondió detrás del biombo para cambiar su vestido de niña por pantalones azules, camisa blanca y zapatos cómodos.
    • 1978 Donoso, J. Casa campo [1989] Ch (CDH )

      En la capital se murmuraban muchas cosas sobre Berenice: que eran exagerados sus dengues de mujer bonita al pronunciar defectuosamente el idioma de los extranjeros, y que lo hacía con el fin de causar la risa de los pelirrojos con los doble entendidos a que sus premeditadísimos errores se prestaban.

    • 1978 Miras, D. Brujas Barahona [1992] 176 Esp (CDH )

      QUITERIA¡Fuera dengues, Ansaronica! ¡Ponte bizarra y dale cara, que ése es bueno para ti!

    • 1980 Gala, A. Petra Regalada [1983] Esp (CDH )

      Moncho. ¡Cómo se ha refinado tu ama, Camila! Qué dengues.

    • 1980 María, G. Fábrica conciencias [1985] Mx (CDH )

      Nhombre, es que yo creía que se estaba haciendo el payaso. Ni me la tragué en lo más mínimo. Así que me armé de paciencia mientras se le pasaba la onda y dejaba de hacer dengue. Hasta que el imbécil se acostó sobre la mesa empecé a dudar.

    • 1980 Salom, J. Corto vuelo [1994] Esp (CDH )
      Y que quede bien claro, Florita, que yo soy el señor y el único hombre de esta casa y no se te ocurra provocar al muchacho con tus dengues y tus coqueteos... ¡que te conozco!
    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] 99 Esp (CDH )
      Doña Herminia, ese personaje ubicuo, entró en la sala como si ya lo hubiese hecho antes de llegar, seguida de cerca por don Fermín, ella en atribuciones de ama de casa mañanera, impartiendo excusas y dengues, proclamas de xenofilia y recordatorios familiares, y él como más deliberadamente evasivo, el puro todavía sin encender en la mano derecha y el pulgar de la otra enganchado en la sisa del chaleco.
    • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] Esp (CDH )
      Reverencia, besamanos, dengues, nueva reverencia, parpadeos, un paso atrás y dos adelante, Paulette y Thibaut, que se desconocen y se habían imaginado mal, danzan la gavota, embelesados por sus voces.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )

      No te esfuerces en comer, si no tienes apetito. De lo contrario, no hagas dengues espirituales.

    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] Esp (CDH )

      —¡Que me tengo que ir, Kus-Kús, el jueves, el jueves, entre cinco y seis, pero hacia las cinco mejor que... ya sabes ¿qué otra cosa? ¿A que lo estropeas todo ahora, Kus-Kús, a que sí?

      —Que no llames por teléfono a nadie, ya subo yo, y que no llames «fräulein»a missHart, que es inglesa...

      —¡Ya salió el dengue de la miss, vaya por Dios! ¡No pongas ese ceño, que no voy a llamar!

    • 1984 Berlanga, A. Gaznápira [1990] Esp (CDH )
      (La Abuela diría al día siguiente, al contarle tú sus muchos dengues de parturienta: "Sí, sí, todas rezan a san Ramón pero poco se acuerdan de él cuando están en la función".) Deseandito está Cleo de que llegue la buena hora, sea lo que sea —la madre de Juliana, de haber estado, hubiera dicho que zagal; y el sastre, que zagala: en esa casa nunca andan desacertados—, ya tiene preparado el gorrito de cristianar.
    • 1985 Prensa ABC, 25/01/1985 [1985] Esp (CDH )
      Tarde o temprano lo habrían hecho, ¡qué duda cabe!, pero la idea de que los norteamericanos militaricen el espacio fue la que sacó a los rusos de sus dengues y displicencias.
    • 1986 Moix, T. No digas [1993] Esp (CDH )
      —Soy Cleopatra —murmuró, en un dengue cuya fragilidad no hubiera sabido imitar ninguna de las jóvenes del burdel—.
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 76 Esp (CDH )
      Pero la ruptura aún no se había consumado, no había rebasado la fase de los dengues y los remilgos, de mostrarse mutuamente las llagas para que el otro le compadeciera;
    • 1987 Prensa ABC, 16/01/1987 [1987] Esp (CDH )
      En momentos la extrema delicadeza puede hacer pensar en blanduras que no se producen porque no hay afectaciones ni dengues, sino conceptos, todo lo discutibles que se quieran, pero fruto de una reflexión, y que se defienden por la misma fuerza del intérprete.
    • 1988 Aguilera Malta, D. Pelota [1988] Ec (CDH )
      El recién llegado hizo varios dengues que le dieron fulgores de un astro rey liliputiense.
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 98 Esp (CDH )
      [...] Margarito Benavides los tenía muy bien puestos y con él no valían dengues ni mohínos ni tampoco disculpas porque la obligación es lo primero y después ya vendrá la diversión [...].
    • 1988 Vargas Llosa, M. Madrastra [1988] Pe (CDH )
      A doña Lucrecia la entretenían esos dengues y aspavientos con que Justiniana alhajaba siempre lo que decía.
    • 1989 Prensa El País, 01/12/1989 [1989] Esp (CDH )
      Hombre-masa será, si se quiere, según la definición orteguiana, quien, atenido a los valores de la sociedad de consumo, cifra en ellos el sentido de su existencia; pero no lo será menos el que hace dengues, protestando de que los antes desposeídos tengan ahora a su alcance bienes abundantes, cuando hasta hace poco clamaba contra la injusticia de las privaciones que la escasez hacía sufrir a los pobres del mundo.
    • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] 57 Esp (CDH )
      Algunos gráciles efebos —no había mujeres en las caravanas ni en los campamentos de los nómadasse pintaban los ojos con khól ante minúsculos espejos y provocaban a los varones con dengues, visases, cucamonas, golpes de cadera y desmayos de cintura.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] Esp (CDH )
      No variaba la ceremonia: esperaba a que la mulata Isadela le despojara del albornoz, tanteaba el hervor del agua con la punta del pie, como un bailarín de Noverre marcando el pas-de-deux en los salones de Versalles, y se introducía en la bañera con dengues de miedo.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] Esp (CDH )
      La mucama sabía ya su cometido: le alzaba las sayas, buscaba el miembro cohibido, lo aderezaba con una pomada balsámica, hablándole con dengues de mimo, como si acunara un niño necesitado de arropes de nodriza.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] 55 Esp (CDH )
      Acostumbrado tal vez a los dengues de muchas señoras que lo trataban con excesiva compasión, tanteaba el terreno con malicia de gato.
    • 1991 Alonso, E. Flor Jacarandá [1991] Esp (CDH )
      Ni siquiera podía ocuparse de los encargos de su esposa, que le venía con dengues y caprichos, pues estaba tan apurado con sus asuntos que no tenía tiempo para frivolidades de mujer.
    • 1992 Mendizábal, R. Cuponazo [1994] Esp (CDH )
      Angustias, con muchos dengues, entra en la puerta que se supone que es el water. Al quedarse D. Robert solo, Calixto se quita los auriculares.
    • 1994 Prensa El Mundo, 30/01/1994 [1994] Esp (CDH )
      Lo dijo por la tele con un dengue de irritación: que es una lata que todo el mundo se quiera promocionar a nuestra costa y que a ver si nos dejan tranquilos, leche.
    • 1995 Schz-Ostiz, M. Infierno jardín [1995] Esp (CDH )
      En su calidad de gastrósofo aficionado, Martín Eguren opinaba, con un coqueto dengue de modestia, que el rancho es, sencillamente, una comida temible, cuyas excelsas propiedades dependen más de la compaña que de la manduca en sí misma, es decir, de la calidad de los ingredientes, o lo que viene a ser lo mismo: que si estás bien, buen rato, y si los caretos no te gustan, pues lo mejor es aparejar cuanto antes y largarse, porque el estómago tiene, a palo seco, paredes muy sensibles.
    • 1995 Schz-Ostiz, M. Infierno jardín [1995] Esp (CDH )
      —Tzabo, parece que tienes dengues de corista.
    • 1996 Prensa ABC Cultural (Madrid), 20/12/1996 [1997] Esp (CDH )
      Por encima de ellos planea en las piezas no instrumentales la voz de Marta Almajano, que da un curso de cómo deben cantarse estos pentagramas: episódicos defectos de emisión aparte y dejando a un lado la relativa calidad tímbrica, proyecta la voz sin dengues ni ñoñerías, utiliza el vibrato de forma adecuada y libre y frasea con criterio y justeza de acento.
    • 1997 Prensa Caretas, 03/07/1997 [1997] Pe (CDH )
      Pero como el gringo es mi pata, o sea, me propuso tirarnos la pera los dos al cóctel del J.P. y yo le dije que regio pero eso sí, o sea, yo me iba a ocupar de que lo de "la pera" no quedara en saludo a la bandera (con las disculpas del caso a la poesía), pero es que aquí entre nos, pucha, el gringo es un pipiléptico de ésos que se cepillan a cualquier cosa que se mueve, y yo ya no estoy para dengues ni merengues.
    • 1997 Prensa Los Tiempos, 19/01/1997 [1997] Bo (CDH )
      Inducidos por la contagiante atmósfera navideña, y en virtud de lo que suele llamarse "convivencia civilizada", hacemos con la cabeza cosas que el corazón objeta, como enviar sin convicción tarjetitas o regalos, con augurios, dengues y aleluyas inauténticos.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Melindre que consiste en afectar delicadezas, males y, a veces, disgusto de lo que más se quiere o desea.
    • 2005 Martín, M. A. "En suerte" [02-07-2005] ABC (Madrid) Esp (HD)
      O uno está dispuesto al toma y daca y se deja de dengues y remilgos o se queda fuera del "casting" del poder.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] 1. m. Melindre que consiste en afectar delicadezas, males y, a veces, disgusto de lo que más se quiere o desea.
  2. s. m. Capa corta, del tamaño de la esclavina, que llevan las mujeres sobre los hombros, cruzada sobre el pecho y atada a la espalda a la altura de la cintura.
    docs. (1728-2014) 36 ejemplos:
    • 1728 Anónimo Carta Dote Docs Vida privada Esp (CDH )

      Un brial de damasco azul en duzientos y quarenta reales... 240

      Más un dengue de grana con una guarnicioncita al canto en ziento y zinco reales de vellón... 105

      Un manto en sesenta reales... 060

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Esclavina de paño, usada por las mujeres, que llega hasta la mitad de la espalda, se cruza por el pecho, y cuyas puntas se sujetan detrás del talle.
    • 1728 Anónimo Carta Dote Docs Vida privada Esp (CDH )

      Un brial de damasco azul en duzientos y quarenta reales... 240

      Más un dengue de grana con una guarnicioncita al canto en ziento y zinco reales de vellón... 105

      Un manto en sesenta reales... 060

    • 1761 Anónimo "Hurto" [14-11-1761] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      El dia 11. de este presente mes hurtaron de la casa de Vicente Gallardo Botonero, que está en la puerta de Guadalaxara, esquina á la calle que baxa á la Cava de San Miguel, un Pañuelo de quatro esquinas, que dentro tenia embuelto una Camisa de hombre, un Chaleco de lienzo, un Pañuelo de tres esquinas, un par de Calcetas, un Delantal de pontiví con farfalar, un Dengue blanco de bayeta, una Cruz de plata con su lazo, y piedras verdes, juntamente una Cinta de terciopelo con corchetes de plata, quatro varas de lienzo de Lorenzana, y una quarta de hilo de Bayona [...].
    • 1773 Cruz, R. Escofieteras [1990] Esp (CDH )
      ¿Qué más queréis?Capitán / Un demonio / de esos que ahora se gastan, / a modo de manteletas, / que no sé cómo se llaman, / y es lo mismo que los dengues * / antiguos, que antes usaban, / menos las puntas. Amo¿Es esto?

      (Saca un cabriolé.)

    • 1787 Fdz Moratín, L. Cartas 1787 [1973] 78 Epistolario Esp (CDH )
      Ello es que, no habiendo más tiempo para desnudarse de un trage y ponerse otro, que el que puede permitir una corta simfonía que toca la orquesta, y debiendo permanecer las cabezas in statu quo, porque tienen que hacer uso de ellas en la jornada siguiente, resulta que el Alcalde de Polvoranca se presenta al público peynado en ala de pichón, con montera de paño, chupa parda, guirindola de festón y coturnos griegos; a el Sacristán de Escopete se le descubre un pedazo de toga consular, que le va arrastrando por debaxo de la sotanilla, y la Tía Chinche sale con su guardapiés de estameña azul, medias de trama de Persia, ricos zapatos con hevillas de piedras de Francia, mandil negro, peynado magnífico, adornado de brillantes, plumas y flores, dengue colorado, pañuelo de cotón y casaca de tisú, con su vuelos angelicales.
    • 1797 Laserna, B. Damas nuevo cuño [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Antes usaba los guantes / la mujer ama en su casa, / y ahora para ir a paseo / ni siquiera se usan mangas. / Y por esta misma regla, / como todo se ha mudado, / las sortijas de los dedos / se llevan ahora en los brazos.

      (Hablado.)

      El chal.

      (Cantado.)

      Es un mixto, bien mirado, / el chal, a lo que yo entiendo, / entre un dengue de gitana / y un alquicel de Marruecos. * / Van echados sobre el hombro / y por detrás arrastrando. / Con eso van las mujeres / con cola como lagartos.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] 15 Mx (CDH )
      ¿Quién ha de tener paciencia para oír hablar siempre de pretinas, bigotes, guardapiés, cofias, cotillas y dengues, apocando de paso los túnicos, tápalos, mantillas y cuantos trajes se usan en nuestros días? ¿Ni quién ha de creer que antes eran los hombres más justos y las mujeres más recatadas que hoy, como nos quiere persuadir don Tadeo? Tú me has dicho, y yo lo creo porque me lo has hecho ver, que el mundo siempre ha sido mundo y que desde su principio rompieron los hombres en maldades, han seguido y no cesarán de ellas hasta que arda todo como Troya.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 270 Esp (CDH )

      El silencio que seguía a estas preguntas y la quietud eterna de los cadáveres le horrorizó de nuevo y volvía a levantarse el miedo en el corazón; conque recogió el tesoro, con más lo que traía puesto la mujer, que al quitárselo se deshizo la cabeza y parte del pecho, y toda una mano donde llevaba dos o tres anillos riquísimos, y se salió llevándose un alfange, una espada y un cuchillo. Y para que otro que fuese tan curioso como él encontrase algún premio de su valor, dejó en el armario del cofrecillo algunas monedas, un dengue, unos pendientes y un collarcito de no mucho valor, de modo que todo junto y las armas que quedaban le pareció que vendría a valer de unos trescientos a trescientos cincuenta escudos.

    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] 280 Esp (CDH )
      Una porción de mujeres que habían seguido a sus padres, maridos, amantes o hermanos a aquella expedición, vestidas las unas con una saya blanca, un dengue encarnado al pecho y un pañuelo blanco a la cabeza o con rodados obscuros, dengues y jubones del mismo color y un tocado de pieles negras, según eran de Galicia o de Cabrera, y una gran parte de ellas jóvenes y agraciadas, acababan de completar aquel cuadro, bullendo y agitándose por todas partes. *
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 114 Pe (CDH )
      En las noches de luna era cuando había que ver a Mariquita paseando, Puente arriba y Puente abajo, con albísimo traje de zaraza, pañuelo de tul blanco, zapatito de cuatro puntos y medio, dengue de resucitar difuntos, y la cabeza cubierta de jazmines.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Petra se le presentó vestida de aldeana, con una coquetería provocativa, luciendo rizos de oro sobre la cabeza, el dengue de pana sujeto atrás, sobre el justillo de ramos de seda escarlata muy apretado al cuerpo esbelto; la saya de bayeta verde de mucho vuelo cubría otra roja que se vislumbraba cerca de los pies calzados con botas de tela.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      Tenía aún el traje de fiesta, con el cual la viera Julián danzar pocas horas antes junto al crucero y en el atrio; pero el mantelo * de rico paño se encontraba manchado de tierra; el dengue * de grana se le caía de los hombros, y uno de sus largos zarcillos de filigrana de plata, abollado por un culatazo, se le había clavado en la carne de la nuca, por donde escurrían algunas gotas de sangre.
    • 1902 Valle-Inclán, R. M. Sonata otoño [1996] Esp (CDH )
      Una pastora con dengue de grana guiaba sus carneros hacia la iglesia de San Gundián, mujeres cantando volvían de la fuente, un viejo cansado picaba la yunta de sus vacas que se detenían mordisqueando en los vallados, y el humo blanco parecía salir de entre las higueras... Don Juan Manuel asomó en lo alto de la cuesta, glorioso y magnífico, con su montecristo flotando.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )

      Lleva la niña el clásico manteo, usual en varias regiones españolas: falda de negro patio con orla recamada, abierta por detrás sobre un refajo rojo, y encima del jubón un dengue oscuro guarnecido de terciopelo; delantal de raso con adornos sutiles, gayas flores, aves, aplicaciones pintorescas y dos cintas bordadas de letreros con borlas en las puntas.

    • 1944 Casona, A. Dama [1996] Esp (CDH )

      Ahora voy a vestirme yo también para la fiesta. El dengue de terciopelo y las arracadas de plata, *como en los buenos tiempos.

    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] 8 Esp (CDH )
      Don Segundo Mármol, mayorazgo de Julián Mármol y de Marcela de Lomes, señor de La Puela, en los albores de la madurez, doblando la esquina de una juventud florida en lances y amoríos, aguardaba sin prisas a la gallega de dieciséis años, emparentada con la casa fuerte de Lomes, con quien celebraría casamiento antes de que terminase aquella primavera, cuando Inesa Páez, criada de la vieja señora, juró venganza mirando su vientre combado y después, asustada, corrió a pedir perdón llorando —desgreñada y sin abarcas— ante la Virgen del Espino, de veedores ojos románicos, agobiada bajo las tocas monjiles y el pesado dengue de corales.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Esclavina de paño, usada por las mujeres, que llega hasta la mitad de la espalda, se cruza por el pecho, y cuyas puntas se sujetan detrás del talle.
    • 1728 Anónimo Carta Dote Docs Vida privada Esp (CDH )

      Un brial de damasco azul en duzientos y quarenta reales... 240

      Más un dengue de grana con una guarnicioncita al canto en ziento y zinco reales de vellón... 105

      Un manto en sesenta reales... 060

    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      DENGUE. Vale también cierto género de mantilla nuevamente introducida por las mugeres, tan estrecha que apenas cubre la media espalda; pero mui larga de puntas.
    • 1761 Anónimo "Hurto" [14-11-1761] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      El dia 11. de este presente mes hurtaron de la casa de Vicente Gallardo Botonero, que está en la puerta de Guadalaxara, esquina á la calle que baxa á la Cava de San Miguel, un Pañuelo de quatro esquinas, que dentro tenia embuelto una Camisa de hombre, un Chaleco de lienzo, un Pañuelo de tres esquinas, un par de Calcetas, un Delantal de pontiví con farfalar, un Dengue blanco de bayeta, una Cruz de plata con su lazo, y piedras verdes, juntamente una Cinta de terciopelo con corchetes de plata, quatro varas de lienzo de Lorenzana, y una quarta de hilo de Bayona [...].
    • 1763 Cruz, R. Civilización [1915] Esp (CDH )
      Rosa. Yo soy de las petimetras / el modelo. Yo á las damas / separé de las tinieblas / del manto; yo las llevé / al paseo y la comedia / en cuerpo; yo las induje / al uso de manteletas; / y ésta les quitó los dengues. Mariana.Pero, ¡qué dengues! La necia / opinión de no salir / sin celosía á la reja; / no andar solas por la calle; / rodar por una escalera / antes que tocar la mano / de un hombre, y otras rarezas / del siglo pasado.
    • 1764 Anónimo Declaraciones damnificados saqueo Manila Docs HFilipinas Fi (CDH )
      Un dengue con galón de oro, por sesenta pesos.
    • 1773 Cruz, R. Escofieteras [1990] Esp (CDH )
      ¿Qué más queréis?Capitán / Un demonio / de esos que ahora se gastan, / a modo de manteletas, / que no sé cómo se llaman, / y es lo mismo que los dengues * / antiguos, que antes usaban, / menos las puntas. Amo¿Es esto?

      (Saca un cabriolé.)

    • c1774 Isla, J. F. Cicerón [1965] Esp (CDH )
      Elvia traía un dengue, o una mantilla, / Que le llegaba casi a la cintura; / Cautelando la más leve cosilla, / Que pudiesse excitar especie impura.
    • 1779 Anónimo Contienda [1932] 212 Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      La vida de toda maja / es vidita tan fatal, / que lo que la sobra es palos / y lo que la falta es pan. / Mal haya la moda / de marcialidad, / que ella al fin y al cabo / nos echa a rodar. / Mal haya, mal haya. / Más vale callar. / ¿No es verdad? / Afuera profanas galas, / dengue, montera y demás; / que doña Parlamentaria / es la que campa y no más. /
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      DENGUE, una especie de mantilla, ó como hoi llaman, por lo comun, manteleta, que se ponen las mujeres en los hombros, hasta la mitad, ó mas, de la espalda, para abrigo, y adorno.
    • 1787 Fdz Moratín, L. Cartas 1787 [1973] 78 Epistolario Esp (CDH )
      Ello es que, no habiendo más tiempo para desnudarse de un trage y ponerse otro, que el que puede permitir una corta simfonía que toca la orquesta, y debiendo permanecer las cabezas in statu quo, porque tienen que hacer uso de ellas en la jornada siguiente, resulta que el Alcalde de Polvoranca se presenta al público peynado en ala de pichón, con montera de paño, chupa parda, guirindola de festón y coturnos griegos; a el Sacristán de Escopete se le descubre un pedazo de toga consular, que le va arrastrando por debaxo de la sotanilla, y la Tía Chinche sale con su guardapiés de estameña azul, medias de trama de Persia, ricos zapatos con hevillas de piedras de Francia, mandil negro, peynado magnífico, adornado de brillantes, plumas y flores, dengue colorado, pañuelo de cotón y casaca de tisú, con su vuelos angelicales.
    • 1787 Isla, J. F. Descripción máscara [1787] Esp (CDH )
      Rodete, y bolsa; mangas de Angel, y perdidas: tontillo y cola: y porque era el mes de Julio, guantes, manguito, brasero, dengue, bata, mantillina, y chapines, que á un mismo tiempo servían de estrivos, porque iba a caballo.
    • 1797 Laserna, B. Damas nuevo cuño [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Antes usaba los guantes / la mujer ama en su casa, / y ahora para ir a paseo / ni siquiera se usan mangas. / Y por esta misma regla, / como todo se ha mudado, / las sortijas de los dedos / se llevan ahora en los brazos.

      (Hablado.)

      El chal.

      (Cantado.)

      Es un mixto, bien mirado, / el chal, a lo que yo entiendo, / entre un dengue de gitana / y un alquicel de Marruecos. * / Van echados sobre el hombro / y por detrás arrastrando. / Con eso van las mujeres / con cola como lagartos.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] 15 Mx (CDH )
      ¿Quién ha de tener paciencia para oír hablar siempre de pretinas, bigotes, guardapiés, cofias, cotillas y dengues, apocando de paso los túnicos, tápalos, mantillas y cuantos trajes se usan en nuestros días? ¿Ni quién ha de creer que antes eran los hombres más justos y las mujeres más recatadas que hoy, como nos quiere persuadir don Tadeo? Tú me has dicho, y yo lo creo porque me lo has hecho ver, que el mundo siempre ha sido mundo y que desde su principio rompieron los hombres en maldades, han seguido y no cesarán de ellas hasta que arda todo como Troya.
    • 1837 E. G. "Usos montañeses León" [08-08-1837] p. 115 Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
      Las mujeres traen á la cabeza un pañuelo atado por debajo de la barba; un dengue cogido por detras con broches de plata de elegantísimo corte; justillo de terciopelo labrado ó de seda atacado por delante; camisa con botón de plata al cuello, rodado de paño del país ó de Segovia con enormes lazos de vistosa cinta atras; escarpita de blanqueta con avarca por el invierno y zapato con calceta por el verano.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 270 Esp (CDH )

      El silencio que seguía a estas preguntas y la quietud eterna de los cadáveres le horrorizó de nuevo y volvía a levantarse el miedo en el corazón; conque recogió el tesoro, con más lo que traía puesto la mujer, que al quitárselo se deshizo la cabeza y parte del pecho, y toda una mano donde llevaba dos o tres anillos riquísimos, y se salió llevándose un alfange, una espada y un cuchillo. Y para que otro que fuese tan curioso como él encontrase algún premio de su valor, dejó en el armario del cofrecillo algunas monedas, un dengue, unos pendientes y un collarcito de no mucho valor, de modo que todo junto y las armas que quedaban le pareció que vendría a valer de unos trescientos a trescientos cincuenta escudos.

    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] 280 Esp (CDH )
      Una porción de mujeres que habían seguido a sus padres, maridos, amantes o hermanos a aquella expedición, vestidas las unas con una saya blanca, un dengue encarnado al pecho y un pañuelo blanco a la cabeza o con rodados obscuros, dengues y jubones del mismo color y un tocado de pieles negras, según eran de Galicia o de Cabrera, y una gran parte de ellas jóvenes y agraciadas, acababan de completar aquel cuadro, bullendo y agitándose por todas partes. *
    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] 340 Esp (CDH )
      Una pastora, que en su saya clara y dengue encarnado mostraba ser joven y soltera y en sus movimientos gran soltura y garbo, conducía sus ovejas cantando una tonada sentida y armoniosa, y como si fuera un eco, de una barca que cruzaba silenciosa, costeando la orilla opuesta, salía una canción guerrera entonada por la voz robusta de un hombre, pero que apagada por la distancia perdía toda su dureza, no de otra suerte que si se uniese al coro armonioso, templado y suave que al declinar el sol, se levantaba de aquellas riberas.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 114 Pe (CDH )
      En las noches de luna era cuando había que ver a Mariquita paseando, Puente arriba y Puente abajo, con albísimo traje de zaraza, pañuelo de tul blanco, zapatito de cuatro puntos y medio, dengue de resucitar difuntos, y la cabeza cubierta de jazmines.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] Esp (CDH )
      Cíñase usted después la jubona de terciopelo, y cubra en seguida sus hermosos hombros con la prenda más graciosa y difícil de llevar, cual es el dengue o rebociño.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] 169 Esp (CDH )
      En la primera se había buscado, ante todo, el lujo del atavío y la gallardía del cuerpo; las cigarreras más altas y bien formadas vestían con suma gracia el calzón de rizo, la chaqueta de paño, las polainas pespunteadas y la montera ornada con su refulgente pluma de pavo real, y para las mozas se habían elegido las muchachas más frescas y lindas, que lo parecían doblemente con el dengue de escarlata y la cofia ceñida con cinta de seda.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Petra se le presentó vestida de aldeana, con una coquetería provocativa, luciendo rizos de oro sobre la cabeza, el dengue de pana sujeto atrás, sobre el justillo de ramos de seda escarlata muy apretado al cuerpo esbelto; la saya de bayeta verde de mucho vuelo cubría otra roja que se vislumbraba cerca de los pies calzados con botas de tela.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      Tenía aún el traje de fiesta, con el cual la viera Julián danzar pocas horas antes junto al crucero y en el atrio; pero el mantelo * de rico paño se encontraba manchado de tierra; el dengue * de grana se le caía de los hombros, y uno de sus largos zarcillos de filigrana de plata, abollado por un culatazo, se le había clavado en la carne de la nuca, por donde escurrían algunas gotas de sangre.
    • 1879-1890 Campoamor, R. Poética [1902] Esp (CDH )
      «... ... / Si te faltan del traje algunos dengues, / vé, Ramón, á buscarlos á la tienda / tururúm, tururúmde los merengues.»
    • 1902 Valle-Inclán, R. M. Sonata otoño [1996] Esp (CDH )
      Una pastora con dengue de grana guiaba sus carneros hacia la iglesia de San Gundián, mujeres cantando volvían de la fuente, un viejo cansado picaba la yunta de sus vacas que se detenían mordisqueando en los vallados, y el humo blanco parecía salir de entre las higueras... Don Juan Manuel asomó en lo alto de la cuesta, glorioso y magnífico, con su montecristo flotando.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      Velázquez suma aquella dinástica osadía / que encadenó á su trono dos mundos en un día, / que equilibró los astros, que redondeó el planeta / y en cada gran guerrero cristalizó un poeta; / y Goya suma esa otra prismática y galante / edad, en cuyo brillo cada ojo es un diamante, / cada mantilla tela de araña prodigiosa, / cada cintura dengue, cada mejilla rosa. /
    • 1908 Larreta, E. Gloria Ramiro [1908] 240 Ar (CDH )
      Veíanse sayas rojas ó verdes como los pimientos, color de almagre como las calabazas, moradas como las berenjenas, capas y coletos pardos como la piel de los tubérculos; negras ropas de ancianos que iban tomando la torcida color de las alubias, vistosos dengues y pañolones donde parecía haberse reventado toda la hortaliza.
    • 1912 Pz Barreiro, R. "Palabra Dengue" [05-02-1912] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      El primer significado, pues, de los dengues es el de caprichos y nimias delicadezas, también llamados "melindres", como de mujer dengosa [...]. Otro significado, indudablemente derivado de este primitivo, es el de la esclavina, capotillo ó pequeño manto de paño, pana, etc., usado, no sólo por las campesinas gallegas, sino por las charras y hasta por las gitanas [...] ¿Y no es esto también un dengue ó artificio, bien entendido, para hacer más desear lo que se oculta, y con el que logran más mujeres maridos que con exhibiciones y postizos excitantes?
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )

      Lleva la niña el clásico manteo, usual en varias regiones españolas: falda de negro patio con orla recamada, abierta por detrás sobre un refajo rojo, y encima del jubón un dengue oscuro guarnecido de terciopelo; delantal de raso con adornos sutiles, gayas flores, aves, aplicaciones pintorescas y dos cintas bordadas de letreros con borlas en las puntas.

    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )

      Ya las tres maragatas están muy elegantes, que, de la antigua opulencia familiar, guarda la tía Dolores ricas vestiduras del país: «rodos», sayuelos, dengues, arracadas, mandiles y otros aliños de mucha gracia y mérito, aunque no cotizables para la avaricia del tío Cristóbal, como los «bagos»y las yuntas.

    • 1944 Casona, A. Dama [1996] Esp (CDH )

      Ahora voy a vestirme yo también para la fiesta. El dengue de terciopelo y las arracadas de plata, *como en los buenos tiempos.

    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] 8 Esp (CDH )
      Don Segundo Mármol, mayorazgo de Julián Mármol y de Marcela de Lomes, señor de La Puela, en los albores de la madurez, doblando la esquina de una juventud florida en lances y amoríos, aguardaba sin prisas a la gallega de dieciséis años, emparentada con la casa fuerte de Lomes, con quien celebraría casamiento antes de que terminase aquella primavera, cuando Inesa Páez, criada de la vieja señora, juró venganza mirando su vientre combado y después, asustada, corrió a pedir perdón llorando —desgreñada y sin abarcas— ante la Virgen del Espino, de veedores ojos románicos, agobiada bajo las tocas monjiles y el pesado dengue de corales.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )
      Nuestra Señora Santa María del Espino, de veedores ojos románicos, dulce sonrisa, tocas monjiles y dengue de corales, reapareció en su altar florido de la capilla del palacio.
    • 1993 Miguélez Rdz, E. DiccHablasLeonesas Esp (NTLLE)
      dengue. [...] Masc. Prenda mujeril, especie de chal pequeño o manteleta, que cubre los hombros y parte de la espalda. Pañuelo de pecho.
    • 1998 Schz Miguel, J. M. DiccHablaToledana Esp (NTLLE)
      dengue. m. Prenda de vestir ridícula y pequeña.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Esclavina de paño, usada por las mujeres, que llega hasta la mitad de la espalda, se cruza por el pecho, y las puntas se sujetan detrás del talle.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Esclavina de paño, usada por las mujeres, que llega hasta la mitad de la espalda, se cruza por el pecho, y cuyas puntas se sujetan detrás del talle.
  3. Acepción en desuso
  4. 1⟶metonimia
    s. m. y f. Persona inclinada a hacer dengues.
    Sinónimos: dengoso, a; denguero, a
    docs. (1786-1985) 3 ejemplos:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      DENGOSA, DENGUERA, DENGUE, la mujer que hace dengues, ó melindres.
    • 1836 Mesonero Romanos, R. Escenas 1836 Escenas matritenses Esp (CDH )

      — Pues una vez que es así, sepa V. (y dejemos un rato el mandil, que de menos nos hizo Dios; y la noche diz que se ha hecho para dormir y el día para descansar); sepa usted, pues, como iba diciendo, que luego que se marcharon todas las calesas y en ellas los ya dichos, y el Bereque y la Curra, con Malgesto y el banderillero, Lamparilla con la mujer del herrador, y éste con la hija del alguacil, y después que nos quedamos solos yo y mi chica, (que es una muchacha que ni pintada, y que no quiere ir a los toros por más que la pedrico), vino el dengue, el filé, el lechugino de los bigotillos y la pera, y miró al balcón del principal: se acercó callandito a la rejilla de la escalera, dio dos golpecitos, y le abrió la vieja y allá se coló: con que si vuelve el percurador, ¿sabe usted que es lance?

    • 1983-1985 RAE DMILE 3.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] com. Persona que hace estos melindres.
  5. Acepción en desuso
  6. s. m. Ch Planta herbácea, con tallo ramoso, hojas pecioladas, ovaladas y carnosas, y flores de diversos colores. Nombre científico: Mirabilis jalapa.
    docs. (1849-2014) 8 ejemplos:
    • 1849 Gay, C. HFísPolíticaChile Botánica V [1849] p. 205 Ch (BD)
      Mirabilis Jalapa. [...] Vulgarmente Dengue. Planta herbácea, vivaz, con tallo de como dos piés de alto, nodoso, ramoso, erguido, glabro ó muy poco velloso. Hojas opuestas, pecioladas, ovaladas, acuminadas, á veces algo carnosas, obtusas por la base ó subcordiformes, muy agudas en la punta, enteras, glabras ó apenas pestañosas en sus contornos, de una á cuatro pulgadas de largo, sin incluir el peciolo, que mide seis á doce líneas. Flores cortamente pedunculadas, reunidas de tres á seis en fascículos termiinales.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto.
    • 1849 Gay, C. HFísPolíticaChile Botánica V [1849] p. 205 Ch (BD)
      Mirabilis Jalapa. [...] Vulgarmente Dengue. Planta herbácea, vivaz, con tallo de como dos piés de alto, nodoso, ramoso, erguido, glabro ó muy poco velloso. Hojas opuestas, pecioladas, ovaladas, acuminadas, á veces algo carnosas, obtusas por la base ó subcordiformes, muy agudas en la punta, enteras, glabras ó apenas pestañosas en sus contornos, de una á cuatro pulgadas de largo, sin incluir el peciolo, que mide seis á doce líneas. Flores cortamente pedunculadas, reunidas de tres á seis en fascículos termiinales.
    • 1871 Colmeiro, M. DiccNombresPlantas Esp (BD)
      Dengue de Chile. Mirabilis Jalapa L. (Nictaginaceas). Jard. Med.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DENGUE. [...] Amér. Nombre que se da en Chile a una planta herbácea ramosa, de hojas opuestas y flores pedunculadas en fascículos terminales, que se marchitan al más ligero contacto. Es la mirabilis jalapa de los botánicos.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      DENGUE. m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en fascículos terminales que se marchitan al menor contacto.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. Nombre vulgar que se da en Chile a la maravilla o arrebolera de Méjico, planta nictaginácea (Mirabilis jalapa).
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] m. Ch. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto; es ornamental. (Nyctaginaceae; Mirabilis jalapa).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto.
    • 1849 Gay, C. HFísPolíticaChile Botánica V [1849] p. 205 Ch (BD)
      Mirabilis Jalapa. [...] Vulgarmente Dengue. Planta herbácea, vivaz, con tallo de como dos piés de alto, nodoso, ramoso, erguido, glabro ó muy poco velloso. Hojas opuestas, pecioladas, ovaladas, acuminadas, á veces algo carnosas, obtusas por la base ó subcordiformes, muy agudas en la punta, enteras, glabras ó apenas pestañosas en sus contornos, de una á cuatro pulgadas de largo, sin incluir el peciolo, que mide seis á doce líneas. Flores cortamente pedunculadas, reunidas de tres á seis en fascículos termiinales.
    • 1871 Colmeiro, M. DiccNombresPlantas Esp (BD)
      Dengue de Chile. Mirabilis Jalapa L. (Nictaginaceas). Jard. Med.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DENGUE. [...] Amér. Nombre que se da en Chile a una planta herbácea ramosa, de hojas opuestas y flores pedunculadas en fascículos terminales, que se marchitan al más ligero contacto. Es la mirabilis jalapa de los botánicos.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      DENGUE. m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en fascículos terminales que se marchitan al menor contacto.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. Nombre vulgar que se da en Chile a la maravilla o arrebolera de Méjico, planta nictaginácea (Mirabilis jalapa).
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] m. Ch. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto; es ornamental. (Nyctaginaceae; Mirabilis jalapa).
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue m. Chile. Planta herbácea, ramosa, de hojas opuestas, ovaladas y carnosas, y flores inodoras, rojas, amarillas o blancas, pedunculadas en hacecillos terminales que se marchitan al menor contacto.
  7. s. m. germ. En la tradición judeocristiana, ángel que se rebeló contra Dios, que representa el mal y habita el infierno.
    Sinónimos: avestruz; carnero; estrucio
    docs. (1853-1928) 4 ejemplos:
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DENGUES, Germ. Los mengues.
    • 1869 Domínguez, R. J. DiccNacional (Nuevo S) (NTLLE)
      DENGUES, s. m. pl. Germ. Los demonios.
    • 1870 Sales Mayo, F. Gitanismo [1870] Esp (BD)
      DENGUE. s. m. Diantre, dianche, diablo.
    • 1928 Alcalde Río, H. Escenas cántabras, 2.ª serie [1928] Esp (CDH )
      ¡T'aseguro mi alma a Dios que le quedarían ganas de golver a verte!... ¡Malos dengues contigo!
  8. adj. Que tiene poca fuerza, poca resistencia física o poca salud.
    docs. (1864-1996) 5 ejemplos:
    • 1864 Boldún Conde, C. El amor de una pollita p. 22 Esp (BD)
      LAUREANA: Y bien, señorita? / no fuera mas natural / que tuviese usted mas gozo / en ser novia de un buen mozo, / qué esclava de un animal? / Dónde halla usted la delicia / de ver á un perrito dengue. / Que no á usted, sino al merengue / que le dió hace una caricia?
    • 1950-1951 Fdz Bobadilla, F. VocArnedano [1951] Esp (FG)
      Dengue. Falto de salud, enfermizo.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      Fue una de esas novilladas que no acaban nunca, con toros mansurrones y espantadizos y toreros aflojados y dengues.
    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] Esp (CDH )

      Durante toda aquella primavera la madre de María del Carmen Villacantero, además de imposibilitada, como de costumbre, estuvo dengue más que de costumbre. Una como gripe o gripes que se sucedieron unas a otras desde enero y que en mayo se complicaron con un aparatoso (y, a juicio de María del Carmen Villacantero, voluntario) caerse del sillón de mimbre, con sillón y todo, al santo suelo de la salita y quedarse ahí sepultada, como un conejo, bajo el sillón sin rechistar, durante toda la mañana, sin decir ni pío, hasta que volvió María del Carmen Villacantero de la misa y de la compra [...].

    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      dengue. m. [...] Persona o animal débil y sin desarrollar adecuadamente.
  9. s. m. En el tresillo, jugada que consiste en reunir el as de bastos y el de espadas.
    docs. (1896-1959) 4 ejemplos:
    • 1896 Marco, L. / Ochoa, E. Repertorio juegos Esp (FG)
      Dengue. Llamase asi a la reunión de la espada y el basto [...].
    • 1896 Marco, L. / Ochoa, E. Repertorio juegos p. 40 Esp (FG)
      El aliciente del dengue hace que, cuando se juega por no haberse rendido el hombre, no se sepa jugar bien, sino que todo sea casual y azaroso.
    • 1912 Prensa El Liberal (Madrid) [05-02-1912] Esp (HD)
      Los antiguos jugadores de tresillo saben también que se llama «dengue» el conjunto de la espada y el basto. ¿Por qué? Porque es un verdadero dengue ó fastidio tal, con el que es costumbre universal jugar vuelta, ó cuando menos avisar que se pasa con tales cartas, para no jugar con esta ventaja, y suele perderse si no se tienen ó roban otras cartas que ayuden lo necesario; de aquí que el libro del tresillo suele llamarse ó titularse el «dengue».
    • 1959 Casares, J. DiccIdeológico [1959] Esp (BD)
      dengue. m. [...] En el juego del tresillo, reunión del as de bastos y del de espadas.
  10. s. f. Esp: Merid (Can) Mx Ni Co Ve Ec Bo Ar Movimiento exagerado o afectado de los hombros y las caderas al andar.
    Sinónimo: dengueo
    docs. (1897-2014) 10 ejemplos:
    • 1897 Soto Calvo, F. "Por sacarse los botines" p. 81 Cuentos de mi padre Ar (BD)
      [...] véela coquetamente caídos sobre la frente de marfil los pícaros rizos negros del crespecito cabello; préstala el indolente andar de felino haciendo quites y dengues; rodéala de cierta aureola de contento que sin cesar de su alma se expandía é iluminaba su cuerpo; y dime tú si aquello de la incolumidad del papandujo don Pedro no era realmente mucho más que milagroso.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] m. Arg., Ec. y Méx. contoneo.
    • 1897 Soto Calvo, F. "Por sacarse los botines" p. 81 Cuentos de mi padre Ar (BD)
      [...] véela coquetamente caídos sobre la frente de marfil los pícaros rizos negros del crespecito cabello; préstala el indolente andar de felino haciendo quites y dengues; rodéala de cierta aureola de contento que sin cesar de su alma se expandía é iluminaba su cuerpo; y dime tú si aquello de la incolumidad del papandujo don Pedro no era realmente mucho más que milagroso.
    • 1933 Mateus, A. ProvincEcuatorianos Ec (NTLLE)
      Dengue, Ecdr. [...] Meneos estudiados del cuerpo al andar.
    • 1950 Zúñiga, Á. "Teatros «El villano en su rincón» Lope de Vega" [23-08-1950] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      También María Jesús Valdés demostró sus excelentes condiciones de actriz; su voz, poderosamente dramática, destacó, y mucho, entre los dengues y ringorrangos de su figura, a la que esta prestó sus muchas condiciones femeninas. Mencionemos a Amparo Gómez Ramos, José Capilla, Maruja Recio. Pero, en general, la representación acusó, como antes decía, la falta de clima.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      DENGUE. [...] Gesto, contoneo afeminado, melindre.
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      dengue. m. [...] p. us. Contoneo.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] m. Mx, Co, Ve, Ar:NO, pop. Contoneo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] m. Arg., Ec. y Méx. contoneo.
    • 1897 Soto Calvo, F. "Por sacarse los botines" p. 81 Cuentos de mi padre Ar (BD)
      [...] véela coquetamente caídos sobre la frente de marfil los pícaros rizos negros del crespecito cabello; préstala el indolente andar de felino haciendo quites y dengues; rodéala de cierta aureola de contento que sin cesar de su alma se expandía é iluminaba su cuerpo; y dime tú si aquello de la incolumidad del papandujo don Pedro no era realmente mucho más que milagroso.
    • 1933 Mateus, A. ProvincEcuatorianos Ec (NTLLE)
      Dengue, Ecdr. [...] Meneos estudiados del cuerpo al andar.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. Contoneo, movimiento de las caderas.
    • 1948 Valle, A. DiccNicaragüense Ni (NTLLE)
      Dengue. Movimiento afectado de las caderas.
    • 1950 Zúñiga, Á. "Teatros «El villano en su rincón» Lope de Vega" [23-08-1950] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      También María Jesús Valdés demostró sus excelentes condiciones de actriz; su voz, poderosamente dramática, destacó, y mucho, entre los dengues y ringorrangos de su figura, a la que esta prestó sus muchas condiciones femeninas. Mencionemos a Amparo Gómez Ramos, José Capilla, Maruja Recio. Pero, en general, la representación acusó, como antes decía, la falta de clima.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      DENGUE. [...] Gesto, contoneo afeminado, melindre.
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      dengue. m. [...] p. us. Contoneo.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Am. contoneo.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] m. Mx, Co, Ve, Ar:NO, pop. Contoneo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] m. Arg., Ec. y Méx. contoneo.
  11. adj. [Persona] Inclinada a hacer dengues.
    docs. (1952-1992) 4 ejemplos:
    • 1952 Iribarren, J. M. VocNavarro (1.ª ed.) Esp (FG)
      DENGUE. Dengoso, melindroso, raro para comer. [Corella]. En otras partes mengue.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      En el Barco de Ávila y en día de mercado, quien no engorda su petaca hasta reventar es porque es haragán y medio lelo o dengue y aprensivo.
    • 1984 Iribarren, J. M. / Ollaquindia, R. VocNavarro Esp (NTLLE)
      DENGUE. Dengoso, melindroso, raro para comer. [...] En otras partes mengue.
    • 1992 Díaz, L. Radio España [1993] 25 Esp (CDH )
      Me acuerdo de Tertulias, un programa que debatía temas de actualidad con feroces izquierdistas y otros más dengues, en estado de reconversión, como Mohedano y Paramio.
  12. s. m. Cu Baile de ritmo parecido al del mambo.
    docs. (1990-1997) 2 ejemplos:
    • 1990 Orovio, H. Música Caribe [1990] Cu (CDH )

      Más adelante, Pérez Prado emprende nuevos caminos con piezas como Cerezo rosa; Patricia,donde introduce el órgano en la música popular contemporánea, y se acerca al rock, Tequila,y elabora su Concierto para bongó, Suite de las Américas,y un ritmo nuevo: el dengue.

    • 1997 Évora, T. Orígenes música cubana [1997] Cu (CDH )
      También solían introducirse otros bailes que provenían de épocas anteriores o en los que se apreciaban ciertos estilos más provocadores derivados de la rumba, producto de la invención criolla, como fueron los bailes del chin-chín, el tumba-Antonio, el papalote, la guabina, el dengue y la culebra.
  13. Acepción lexicográfica
  14. s. m. Pesca "Embarcacion ó lancha de 5 á 6 bancos, con que en las costas de Cantabria salen á pescar la Sardina" (Sáñez Reguart, DiccArtes pesca, I-1791).
    docs. (1791-1853) 4 ejemplos:
    • 1791 Sáñez Reguart, A. DiccArtes pesca, I [1791] p. 441 Esp (BD)
      DENGUE. Embarcacion ó lancha de 5 á 6 bancos, con que en las costas de Cantabria salen á pescar la Sardina, que regularmente consta de 26 á 32 pies de quilla llana, 7 de manga, y 3 de puntal. Se arma con su palo, vela, timon, remos, &c. y sirve igualmente para otras muchas pescas.
    • 1831 O'Scanlan, T. DiccMarítimo Esp (BD)
      DENGUE. s. m. Pesc. Uno de los nombres que dan á los barcos con que se pesca la sardina.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Dengue [...] Pesc. V. Sardinera.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DENGUE [...] Art. y Of.: uno de los nombres que dan los pescadores al barco con que se pesca la sardina.
  15. Acepción lexicográfica
  16. s. m. "Se denomina la persona ó la cosa que embaraza, que incomoda" (Domínguez, DiccNacional-1853).
    docs. (1853) Ejemplo:
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DENGUE [...] Se denomina la persona ó la cosa que embaraza, que incomoda.
  17. Acepción lexicográfica
  18. s. m. coloq. "Arracada" (Domínguez, DiccNacional (S)-1853).
    docs. (1853) Ejemplo:
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DENGUE, s. m. fig. fam. Arracada.
  19. Acepción lexicográfica
  20. s. m. Ar "Adorno excesivo e innecesario y por lo mismo ridículo" (Santamaría, DiccGralAmericanismos-1942).
    docs. (1911-1942) 2 ejemplos:
    • 1911 Avellaneda, F. F. Palabras Catamarca [1927] Tesoro de Catamarqueñismos Ar (FG)
      Dengue. Pocas veces damos a esta palabra el significado de melindre que le da el Diccionario. Nosotros queremos significar algún adorno, si más o menos bueno, innecesario, y con algo de ridiculo.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. [...] En el norte argentino, adorno excesivo e innecesario y por lo mismo ridículo.
  21. Acepción lexicográfica
  22. s. m. Ch "Flor del dengue" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (1917-2014) 6 ejemplos:
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DENGUE. [...] Amér. En Chile, flor de esta planta.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      DENGUE. [...] Chile. Flor de esta planta.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. [...] Flor de esta planta.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] Ch. Flor del dengue.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] Ch. Flor del dengue.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DENGUE. [...] Amér. En Chile, flor de esta planta.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      DENGUE. [...] Chile. Flor de esta planta.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      DENGUE. m. [...] Flor de esta planta.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Chile. Flor de esta planta.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] Ch. Flor del dengue.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] Ch. Flor del dengue.
  23. Acepción lexicográfica
  24. s. m. Esp: Merid (And) "Torta de aceite" (Alcalá Venceslada, VocAndaluz-1951).
    docs. (1951) Ejemplo:
    • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
      DENGUE. [...] m. Torta de aceite.
  25. Acepción lexicográfica
  26. s. m. Ar jerg. "Cada uno de los dedos de las manos" (Chiappara, GlosLunfardo-1978).
    docs. (1978) Ejemplo:
    • 1978 Chiappara, E. GlosLunfardo Ur (FG)
      Dengue: cada uno de los dedos de las manos. Al meñique con la uña excesivamente larga denomínase, dengue de pichivirro. También ademán en forma de contraseña.
  27. Acepción lexicográfica
  28. s. m. Esp: Occ "Desgana pasajera" (Viudas Camarasa, DiccExtremeño-1980).
    docs. (1980) Ejemplo:
    • 1980 Viudas Camarasa, A. DiccExtremeño Esp (NTLLE)
      DENGUE. m. [...] Desgana pasajera.
  29. Acepción lexicográfica
  30. s. m. Esp: Occ "Habilidad" (Viudas Camarasa, DiccExtremeño-1980).
    docs. (1980) Ejemplo:
    • 1980 Viudas Camarasa, A. DiccExtremeño Esp (NTLLE)
      DENGUE. m. [...] Habilidad.
  31. Acepción lexicográfica
  32. s. m. jerg. "Sofocón, disgusto" (Oliver, DiccArgot-1987).
    docs. (1987) Ejemplo:
    • 1987 Oliver, J. M. DiccArgot (2.ª ed.) (FG)
      DENGUE [...] sofocón, disgusto.
  33. Acepción lexicográfica
  34. s. m. y f. Esp: Or "Última parte del dance" (Andolz, DiccAragonés-1992).
    docs. (1992) Ejemplo:
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Dengue: sust. fem. masc. [...] última parte del dance.
  35. Acepción lexicográfica
  36. s. m. Esp: Cent "Tic nervioso" (Schz Miguel, DiccHablaToledana-1998).
    docs. (1998) Ejemplo:
    • 1998 Schz Miguel, J. M. DiccHablaToledana Esp (NTLLE)
      dengue. m. [...] Tic nervioso.
  37. Acepción lexicográfica
  38. s. m. Mx "Berrinche" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) 2 ejemplos:
    • 2010 Academia Mexicana de la Lengua DiccMexicanismos [2010] Mx (BD)
      dengue. m. coloq. Berrinche.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      dengue. [...] m. Mx. Berrinche.
dar el dengue
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Esp: Occ "Dar vuelo a la saya al caminar" (Neira Mtz / Piñeiro, DiccBables-1989).
    docs. (1989) Ejemplo:
    • 1989 Neira Mtz, J. / Piñeiro, M. R. DiccBables Esp (NTLLE)
      Dar el dengue [...] dar vuelo a la saya al caminar.
  2. Acepción lexicográfica
  3. loc. verb. Esp: Occ "Trabajar de verdad" (Neira Mtz / Piñeiro, DiccBables-1990).
    docs. (1989) Ejemplo:
    • 1989 Neira Mtz, J. / Piñeiro, M. R. DiccBables Esp (NTLLE)
      Dar el dengue [...] trabajar de verdad.
dengue-merengue
    Acepción lexicográfica
  1. adj. Bo "Persona muy melindrosa" (Muñoz Reyes / Muñoz Reyes Taborga, DiccBolivianismos-1982).
    docs. (1982) Ejemplo:
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      DENGUE-MERENGUE.― adj. Persona muy melindrosa.
dengues y perendengues
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Ch "Dengues, melindres: afectación de males, deseos o delicadezas" (Morales Pettorino / Quiroz Mejías / Peña Álvz, DiccChilenismos-1985).
    docs. (1907-1985) 2 ejemplos:
    • 1907 Climent Terrer, F. "Conversación" [24-02-1907] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La salud rolliza y los colores sanos se dejan en estas conversaciones para las zafias labriegas que no entienden de denguen [sic] ni perendengues, porque mejor que las rústicas manifestaciones del in corpore sano convienen los ojos lánguidos y las teces pálidas al femenil atavío.
    • 1985 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, II Ch (NTLLE)
      dengues y perendengues [...] fr. m. pl. fam. Dengues, melindres: afectación de males, deseos o delicadezas.
  2. Acepción lexicográfica
  3. loc. sust. "Chucherías, puerilidades, adornos minuciosos con que se engalana la vanidad mujeril" (Domínguez, DiccNacional-1846).
    docs. (1846-1918) 2 ejemplos:
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Dengues y pelendengues: chucherías, puerilidades, adornos minuciosos con que se engalana la vanidad mujeril.
    • 1918 Rdz Navas Carrasco, M. DiccGralTécnHispanoamericano (NTLLE)
      DENGUES Y PELENDENGUES. Detalles minuciosos e innecesarios de adornos femeniles.
tener dengue
    Acepción lexicográfica
  1. loc. verb. Esp: Occ "Tener buena disposición o desparpajo" (Neira Mtz / Piñeiro, DiccBables-1989).
    docs. (1989) Ejemplo:
    • 1989 Neira Mtz, J. / Piñeiro, M. R. DiccBables Esp (NTLLE)
      tener dengue [...] tener buena disposición o desparpajo.
5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 09/02/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dengue2 s., adj. (1828-)
dengue
También en esta página: dengue (1715-)
Etim. Voz tomada del suajili dinga, denga que, desde el África oriental pasó a las Antillas y Bahamas y, concretamente, a Cuba, donde se puso en relación con la palabra española dengue (cf. OED y TLF, s. v. dengue).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'enfermedad infecciosa, contagiosa y epidémica, y, en particular, la transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, causada por un virus y caracterizada por fiebre, dolores de cabeza y musculares y exantema', en 1828, en un artículo publicado en el Correo Literario y Mercantil de Madrid. En ocasiones la voz se empleó para designar, en general, cualquier enfermedad infecciosa epidémica con fiebre alta, como la gripe, si bien a finales del siglo XIX (como se puede comprobar en la entrevista al Dr. Martínez Vargas publicada en La Correspondencia de España), ya se había establecido una clara distinción entre ambas dolencias, antes confundidas a menudo. Desde finales del siglo XX esta voz se acompaña del modificador hemorrágico para referirse al dengue más grave (frente al dengue normal o también denominado dengue clásico, más leve en sus consecuencias para la salud), caracterizado por hemorragias generalizadas y con una tasa superior de mortalidad, como se atestigua desde 1981 en noticias periodísticas, fundamentalmente de América, donde la epidemia ha sido más severa. Por otra parte, con los valores 'que es extraordinariamente bueno' y 'estado o sentimiento de inquietud, desasosiego o angustia [a causa de algo]' se atestigua en 2007, en en el artículo "Argot de la wich" de M. I. Ginocchio Lainez-Losada (véase las Notas filológicas).

Notas filológicas

Como puede observarse en los ejemplos espigados, la voz dengue se estudia en el artículo "Argot de la wich", de M. I. Ginocchio Lainez-Losada, que forma parte las Actas del II Congreso Internacional de Lexicología y Lexicografía "Pedro Benvenuto Murrieta", celebrado en Lima los días 18,19 y 20 de abril de 2007. La autora comienza su investigación explicando que "en esta ponencia se presenta un conjunto de elementos jergales utilizados al interior de comunidades de jóvenes pertenecientes a estratos socioeconómicos medios y altos de Lima. Los datos han sido extraídos de la página virtual zonarave.com" (p. 193).

  1. s. m. Enfermedad infecciosa, contagiosa y epidémica, y, en particular, la transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus , causada por un virus y caracterizada por fiebre, dolores de cabeza y musculares y exantema.
    Sinónimo: denguero
    docs. (1828-2017) 147 ejemplos:
    • 1828 Anónimo "Nueva Yorck" [29-08-1828] El Correo Literario y Mercantil (Madrid) Esp (HD)
      Nueva Yorck 1.º de julio. Estracto de una carta de Matanzas 9 de junio. [...] Hace seis semanas reina aqui una epidemia que llaman el Dengue, la cual no perdona á nadie; sus primeros síntomas son unos dolores agudos por todo el cuerpo, y sigue despues una calentura, mas ó menos fuerte, que dura por lo regular cuarenta horas. Cuando cede la calentura, deja al enfermo estropeado con dolores en los huesos o en alguna parte del cuerpo, como las manos ó los brazos, los pies, las piernas, los muslos, la garganta, las muelas; alguno no puede mover el pescuezo, otro tiene los brazos tiesos, otro se tiene la mejilla con los dientes apretados, y algunos tienen los ojos vidriosos, quedándose como ciegos; nadie escapa de pasar por la enfermedad asi niños como ancianos, hombres y mugeres, la gente de color como los blancos; todos han de probar el Dengue, y algunos del Serendengue ó repetición: han ocurrido algunas muertes repentinas entre los que han tomado medicinas fuertes, ó que no han sabido cuidarse. La enfermedad es general en la Habana y en todas las plazas de la isla, y se arribuye á la sequedad estraordinaria que ha habido y que continúa.
    • 2017 Puig, F. "Enfermedades infecciosas" [16-12-2017] p. 15 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Personas anónimas y populares aportarán un año más a su testimonio. Entre las caras conocidas figuran el actor Abel Folk, a quien una neumonía lo impidió estrenar una obra teatral; el deportista Isidre Esteve, que al volver del accidente en el Dakar sufrió una infección en los intestinos y le tuvieron que extirpar el colon; el periodista Rafel Bagot, que sufrió dengue en un viaje a Tailandia, y Carla Simón, directora de Estiu 1993, que hablará de la muerte de sus padres a causa del sida.
    • 1828 Anónimo "Nueva Yorck" [29-08-1828] El Correo Literario y Mercantil (Madrid) Esp (HD)
      Nueva Yorck 1.º de julio. Estracto de una carta de Matanzas 9 de junio. [...] Hace seis semanas reina aqui una epidemia que llaman el Dengue, la cual no perdona á nadie; sus primeros síntomas son unos dolores agudos por todo el cuerpo, y sigue despues una calentura, mas ó menos fuerte, que dura por lo regular cuarenta horas. Cuando cede la calentura, deja al enfermo estropeado con dolores en los huesos o en alguna parte del cuerpo, como las manos ó los brazos, los pies, las piernas, los muslos, la garganta, las muelas; alguno no puede mover el pescuezo, otro tiene los brazos tiesos, otro se tiene la mejilla con los dientes apretados, y algunos tienen los ojos vidriosos, quedándose como ciegos; nadie escapa de pasar por la enfermedad asi niños como ancianos, hombres y mugeres, la gente de color como los blancos; todos han de probar el Dengue, y algunos del Serendengue ó repetición: han ocurrido algunas muertes repentinas entre los que han tomado medicinas fuertes, ó que no han sabido cuidarse. La enfermedad es general en la Habana y en todas las plazas de la isla, y se arribuye á la sequedad estraordinaria que ha habido y que continúa.
    • 1864 Anónimo "Dengue" [30-10-1864] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      Al tratar de emprender una revista de nuestra localidad es imprescindible el que en primer término nos ocupemos del Dengue, palabra que cien veces cada dia se oye salir de todas las bocas, y duende familiar que visita todas las casas sin excepcion, por mas que en ninguna de ellas sea bien recibido. Pero las personas que viven fuera del círculo de las poblaciones á que hasta ahora ha alcanzado su influencia, podrán acaso preguntarnos: «Y qué es el Dengue?» Vamos á satisfacer su legítima curiosidad. El Dengue es una enfermedad nada grave en sus resultados, pero mucho mas molesta que peligrosa. La fiebre es por lo general intensa, los dolores de cabeza y de cintura fatigan en extremo al paciente, el cual en muchos casos experimenta náuseas y hasta vómitos. [...] Ahora bien, un mal que á tantos alcanza, y en el que no hay que lamentar consecuencias funestas, lo mejor que puede hacerse, y lo que en efecto se hace es tomarlo á broma como quien dice. De aquí los varios nombres que desde luego se le impusieron, entre los cuales el que ha logrado generalizarse mas ha sido el Dengue aunque otras personas le denominan tambien lo que anda, y algunas no me iré sin verte, como por via de vaticinio de que á la larga ó á la corta nadie, en concepto de las tales, habrá de escapar.
    • 1866 Martínez, P. "Memoria Dengue Cádiz 1864 (Conclusion)" [29-11-1866] El Criterio Médico (Madrid) Esp (HD)
      Libre ya el agente miasmático que produce esta epidemia de los lazos con que la opinion pública ha tratado de vincular gérmenes dotados de distinta esfera de accion, y siendo el que nos ocupa desconocido en los anales de la medicina, nada parece más natural que tratásemos de darle un nombre: la opinion pública, anticipándose á los hombres de ciencia, la ha bautizado con el de dengue; no seré quien pretenda ni áun censurar este capricho; como ha llegado á mis oidos, así lo trasmito; me parece, bien reflexionado, que una ciencia que en su disparatada nomenclatura se encuentra tifo, peste, cólera, flores blancas, males divinos y sagrados, y distintos bailes de santos, bien puede figurar el dengue: sabrémos, por esta palabra, existe una nueva plaga para la humanidad, pero no los caractéres distintivos de ella, ni nada que prepare la inteligencia del medico á girar sobre un punto de partida que relaciones el nombre con la enfermedad, ni ménos con el agente que ha de combatirla.
    • 1881 Andrés Espala, G. "Trad Dengue Christis" [10-10-1881] p. 537 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      La primera noticia que se vuelve á tener de la enfermedad en cuestion es en 1827 en la isla danesa San Thomas: el Dr. Stedman, de la inmediata isla de Santa Cruz, dice á este propósito al breve tiempo de la aparicion de la enfermedad lo siguiente: «Es San Thomas un gran depósito mercantil para el comercio de Europa, Norte-América, Colombia y las varias islas del mar de las Antillas. [...] los negros la llamaron la fiebre del dande, con cuyo nombre se conoció en todas las islas inmediatas donde predominaba el idioma inglés. »El Dr. Scuare, médico del regimiento num. 39, acantonado en San Cristóbal, dice que la enfermedad se caracterizaba por dolores en la cabeza y hombros, que se exacerbaban al menor movimiento, por lo que los enfermos temían moverse; de donde se derivó el nombre de fiebre dandy, dado á la dolencia que luego fué bautizada en la isla de Cuba con el de dengue, que en el idioma español quiere decir gazmoñería ó tontería. Soy de opinion que tanto la enfermedad como el nombre de dengue, con que hoy es generalmente conocida, fueron importacion directa de la costa oriental del Africa.
    • 1899 Rubio, F. "Examen Pulmonia" [01-12-1899] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      De éstas, respecto á la forma y gravedad, las consideraábamos, unas complicadas, adinámicas, atáxicas, y aun pronunciábamos el adjetivo ataxoadinámicas y tíficas; otras nos parecían más benignas; otras ostentaban extraños caracteres catarrales, recordando epidemias de trancazo, de dengue, de grippe, que todos esos nombres solían darse á constituciones muy parecidas ó iguales á la que en estos últimos años recorre y se pasea por Europa y otros continentes.
    • 1904 Pz Galdós, B. O'Donnell [1904] Esp (CDH )
      ¡Qué país tan dichoso! ¿Quién duda que hemos nacido de pie los españoles? Apenas enfermamos del dengue revolucionario, sale una Providencia benignísima que Dios destina paternalmente a nuestro remedio, y en dos palotadas corta el mal, y por lo sano, dejándonos como nuevos, en el pleno goce de nuestra barbarie... Y apenas entraron los providenciales al mangoneo político y administrativo, empezó el desmoche oficinesco, y la matanza de empleados de la situación caída, para resucitar a los de la imperante, que venían muertos desde el 54.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 971 Esp (CDH )
      Se diferencia porque en el dengue aparece al comienzo de la infección una rubicundez general de la piel, y en el segundo brote febril, un exantema, sarampionoso, escarlatinoso, o roseolar, que dura hasta que desaparece lal fiebre (v. pág. 150).
    • 1980 Vergés, P. Cenizas [1981] RD (CDH )
      Esto último ocurrió de repente, como suele ocurrir lo inexplicable, y comenzó la noche en que Tonongo vino desde Haina a buscarlo para decirle que algo raro pasaba con los animales, que estaban todos como con el dengue, cabezones, sin ganas de probar la comida ni de beber el agua, sin ganas de moverse.
    • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
      El dengue se acompaña con fiebre, malestar general, náuseas, vómitos, dolor en las articulaciones, cabeza y en los ojos, explicó el galeno.
    • 1997 Prensa Los Tiempos, 08/04/1997 [1997] Bo (CDH )
      La OMS/OPS convocan a la comunidad en general a unir esfuerzos en la lucha contra enfermedades infecciosas como la tuberculosis, cólera, fiebre amarilla, dengue, malaria, mal de Chagas y otras.
    • 2014 Bogajo, N. "Enfermedades viajeras" [21-11-2014] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Ni en Catalunya en concreto ni en España en general se han dado todavía casos autóctonos de dengue y chikunguña. Aunque hablar de la incidencia de estos virus es aún algo complicado, y lo seguirá siendo mientras ambas enfermedads no sean de declaración obligatoria [...].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] m. Med. Enfermedad febril, epidémica y contagiosa, que se manifiesta por dolores de los miembros y un exantema semejante al de la escarlatina.
    • 2017 Puig, F. "Enfermedades infecciosas" [16-12-2017] p. 15 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Personas anónimas y populares aportarán un año más a su testimonio. Entre las caras conocidas figuran el actor Abel Folk, a quien una neumonía lo impidió estrenar una obra teatral; el deportista Isidre Esteve, que al volver del accidente en el Dakar sufrió una infección en los intestinos y le tuvieron que extirpar el colon; el periodista Rafel Bagot, que sufrió dengue en un viaje a Tailandia, y Carla Simón, directora de Estiu 1993, que hablará de la muerte de sus padres a causa del sida.
    • 1828 Anónimo "Nueva Yorck" [29-08-1828] El Correo Literario y Mercantil (Madrid) Esp (HD)
      Nueva Yorck 1.º de julio. Estracto de una carta de Matanzas 9 de junio. [...] Hace seis semanas reina aqui una epidemia que llaman el Dengue, la cual no perdona á nadie; sus primeros síntomas son unos dolores agudos por todo el cuerpo, y sigue despues una calentura, mas ó menos fuerte, que dura por lo regular cuarenta horas. Cuando cede la calentura, deja al enfermo estropeado con dolores en los huesos o en alguna parte del cuerpo, como las manos ó los brazos, los pies, las piernas, los muslos, la garganta, las muelas; alguno no puede mover el pescuezo, otro tiene los brazos tiesos, otro se tiene la mejilla con los dientes apretados, y algunos tienen los ojos vidriosos, quedándose como ciegos; nadie escapa de pasar por la enfermedad asi niños como ancianos, hombres y mugeres, la gente de color como los blancos; todos han de probar el Dengue, y algunos del Serendengue ó repetición: han ocurrido algunas muertes repentinas entre los que han tomado medicinas fuertes, ó que no han sabido cuidarse. La enfermedad es general en la Habana y en todas las plazas de la isla, y se arribuye á la sequedad estraordinaria que ha habido y que continúa.
    • 1828 Anónimo "Noticias Puerto Príncipe" [28-11-1828] Gaceta de Bayona (Bayona) Esp (HD)
      Noticias recientes de Puerto Príncipe aumentan la promulgacion de una ley que carga un derecho [...] sobre todos los géneros importados en Hayti desde 1.º d enero de 1829.‒ La calentura que llaman dengue en aquel pais, continúa haciendo estragos.
    • 1830 Anónimo "27 Setiembre" [25-10-1830] Diario Balear (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      Madrid 27 de setiembre. En un diario de Matanzas del último junio se lee lo que sigue: Nueva Orleans. "Sea efecto de la estacion, ó de cualquiera otra causa que no esté á nuestro alcance, ello es cierto que á fines de mayo se ha manifestado una enfermedad, que tiene algunos síntomas de la que se padeció casi en general el año de 829, y que denominaron vulgarmente el dengue. Es verdad que estos mismos síntomas no se presentan ahora tan alarmantes; pero es imposible preveer el carácter que tomarán cuando aumenten los calores. Hasta hoy acomete este mal con una grande irritacion, una ligera fiebre biliosa, escesiva opresion de garganta, desgana, y deseo de cama. Se alivia el enfermo, y aun se cura radicamente, con abstenerse de comer y no tomar mas que aguas frescas, como la naranjada, la de borrajas, la de tamarindo &c. Por la noche un baño tibio de pies y sinapismos.
    • 1864 Anónimo "Dengue" [03-10-1864] La Nación (Madrid) Esp (HD)
      El Dengue.‒ Segun escriben de Cádiz ha dejado sentir sus molestias en aquella poblacion una ligera enfermedad cuyos resultados no son funestos; pero que hacen guardar cama los pacientes por espacio de algunos dias. Tambien añade el corresponsal que nos comunica estas noticias, ser pocas las personas que han tenido la fortuna de no verse atacadas del dengue, que es el nombre con que alli distinguen la nueva afeccion.
    • 1864 Anónimo "Rumores" [09-10-1864] El Contemporáneo (Madrid) Esp (HD)
      No son ciertos los rumores que han circulado acerca de haberse declarado en Cádiz la fiebre amarilla. La enfermedad que con carácter epidémico se ha presentado en aquella ciudad, es sumamente benigna y está muy lejos de presentar los síntomas alarmantes de la mortífera fiebre. Dícese que el mal, al que designan con el nombre de dengue, ha sido importado por un buque procedente de Veracruz. Deseamos que desaparezca cuanto antes.
    • 1864 Anónimo "Dengue" [30-10-1864] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      Al tratar de emprender una revista de nuestra localidad es imprescindible el que en primer término nos ocupemos del Dengue, palabra que cien veces cada dia se oye salir de todas las bocas, y duende familiar que visita todas las casas sin excepcion, por mas que en ninguna de ellas sea bien recibido. Pero las personas que viven fuera del círculo de las poblaciones á que hasta ahora ha alcanzado su influencia, podrán acaso preguntarnos: «Y qué es el Dengue?» Vamos á satisfacer su legítima curiosidad. El Dengue es una enfermedad nada grave en sus resultados, pero mucho mas molesta que peligrosa. La fiebre es por lo general intensa, los dolores de cabeza y de cintura fatigan en extremo al paciente, el cual en muchos casos experimenta náuseas y hasta vómitos. [...] Ahora bien, un mal que á tantos alcanza, y en el que no hay que lamentar consecuencias funestas, lo mejor que puede hacerse, y lo que en efecto se hace es tomarlo á broma como quien dice. De aquí los varios nombres que desde luego se le impusieron, entre los cuales el que ha logrado generalizarse mas ha sido el Dengue aunque otras personas le denominan tambien lo que anda, y algunas no me iré sin verte, como por via de vaticinio de que á la larga ó á la corta nadie, en concepto de las tales, habrá de escapar.
    • 1866 Martínez, P. "Memoria Dengue Cádiz 1864 (Conclusion)" [29-11-1866] El Criterio Médico (Madrid) Esp (HD)
      Libre ya el agente miasmático que produce esta epidemia de los lazos con que la opinion pública ha tratado de vincular gérmenes dotados de distinta esfera de accion, y siendo el que nos ocupa desconocido en los anales de la medicina, nada parece más natural que tratásemos de darle un nombre: la opinion pública, anticipándose á los hombres de ciencia, la ha bautizado con el de dengue; no seré quien pretenda ni áun censurar este capricho; como ha llegado á mis oidos, así lo trasmito; me parece, bien reflexionado, que una ciencia que en su disparatada nomenclatura se encuentra tifo, peste, cólera, flores blancas, males divinos y sagrados, y distintos bailes de santos, bien puede figurar el dengue: sabrémos, por esta palabra, existe una nueva plaga para la humanidad, pero no los caractéres distintivos de ella, ni nada que prepare la inteligencia del medico á girar sobre un punto de partida que relaciones el nombre con la enfermedad, ni ménos con el agente que ha de combatirla.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 211 Esp (CDH )
      Las fiebres sinocales se desarrollan á veces endémica y epidémicamente sin que podamos explicarnos el motivo de esto ni de lo particular de sus manifestaciones, de su marcha y de lo lento de su convalecencia, como sucedió con la enfermedad que los andaluces denominaron dengue ó trancazo, de la que quedaban algunos que la habían padecido en una situacion molesta y de larga duracion con una ineptitud para el ejercicio y aun el menor movimiento y en un estado moral de abatimiento (sin duda este fué el motivo de la denominacion estravagante), que hacía interminables las reposiciones de estados morbosos que ni un momento quizá pusieron en peligro á los calenturientos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La duracion varía segun las epidemias, pues se han visto algunas, como la grippe y el dengue, que se prolongaban por cinco ó seis septenarios; todos los síntomas se continúan durante este tiempo, hasta que llega el período de coccion ó crísis.
    • 1881 Andrés Espala, G. "Trad Dengue Christis" [10-10-1881] p. 532 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      La fiebre conocida con el nombre del dengue ha excitado considerablemente la atencion, en los últimos años, de cuantos médicos ejercen en las Indias Orientales y en la América Meridional, por lo frecuente de sus epidemias y la rapidez con que se propagan [...].
    • 1881 Andrés Espala, G. "Trad Dengue Christis" [10-10-1881] pp. 534-535 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      En Julio de 1870, hacia mediados del mes, visité los primeros casos de Dengue en Zanzibar, y durante algun tiempo tuve consideable dificultad en apreciar debidamente la naturaleza de la nueva dolencia objeto de mi tratamiento. [...] Cuando la epidemia se extendió más, en Setiembre ya, los ancianos del país recordaron se había padecido otra igual 48 o 49 años antes, si bien en aquella época remota la apellidaron Kidinga-Pepo, nombre con el cual la describí en mis primeras comunicaciones á los periódicos médicos. en el lenguaje del país el prefijo Ki significa una especie de, y no forma parte esencial de la palabra, el dinga se pronuncia dvenga por los indígenas de Lamus, y quiere decir un violento escalofrío repentino: Pepo equivale al espíritu maligno, de suerte que el nombre indio del dengue equivale á una enfermedad caracterizada por un breve é intenso escalofrío debido á un espíritu malingo.
    • 1881 Andrés Espala, G. "Trad Dengue Christis" [10-10-1881] pp. 536-537 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Trazaré ahora á grandes rasgos el curso de la epidemia de 1823 á 29, cuya cronología ha sido bosquejada equivocadamente por escritores que, por haberse limitado sistemáticamente á copiar lo que dijeron unos y otros, la representan como originaria de Burmah de Bengala y de Bombay, siendo así que apareció por primera vez en la isla de Zancibar, ó quizá en algun puerto de la costa oriental de África, en 1823, donde se la denominó Denga: en 1824 se presentó en Guzuratti, puerto perteneciente á la presidencia de Bombay, en constante comunicacion con Zancibar, siendo los tripulantes de los buques procedentes de esta isla los primeros invadidos. [...] Lo más digno de observacion en esta epidemia es que el dengue de Zancibar, de 1823 y 24, se corrió en Mayo de dicho año á Bombay y a Calcuta [..].
    • 1881 Andrés Espala, G. "Trad Dengue Christis" [10-10-1881] p. 537 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      La primera noticia que se vuelve á tener de la enfermedad en cuestion es en 1827 en la isla danesa San Thomas: el Dr. Stedman, de la inmediata isla de Santa Cruz, dice á este propósito al breve tiempo de la aparicion de la enfermedad lo siguiente: «Es San Thomas un gran depósito mercantil para el comercio de Europa, Norte-América, Colombia y las varias islas del mar de las Antillas. [...] los negros la llamaron la fiebre del dande, con cuyo nombre se conoció en todas las islas inmediatas donde predominaba el idioma inglés. »El Dr. Scuare, médico del regimiento num. 39, acantonado en San Cristóbal, dice que la enfermedad se caracterizaba por dolores en la cabeza y hombros, que se exacerbaban al menor movimiento, por lo que los enfermos temían moverse; de donde se derivó el nombre de fiebre dandy, dado á la dolencia que luego fué bautizada en la isla de Cuba con el de dengue, que en el idioma español quiere decir gazmoñería ó tontería. Soy de opinion que tanto la enfermedad como el nombre de dengue, con que hoy es generalmente conocida, fueron importacion directa de la costa oriental del Africa.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )

      Y salió de estampía, como una saeta. Viéndole correr, se reían Izquierdo y el Tartera. El infeliz Ido iba derecho a su camino sin reparar en ningún tropiezo. Por poco tumba a un ciego, y le volcó a una mujer la cesta de los cacahuetes y piñones. Atravesó la Ronda, el Mundo Nuevo y entró por la calle de Mira el Río baja, cuya cuesta se echó a pechos sin tomar aliento. Iba desatinado, gesticulando, los ojos fulminantes, el labio inferior muy echado para fuera. Sin reparar en nadie ni en nada, entró en la casa, subió las escaleras, y pasando de un corredor a otro, llegó pronto a su puerta. Estaba cerrada sin llave. Púsose en acecho, el oído en el agujero de la llave, y empujando de improviso la abrió con estrépito, y echó un vocerrónmuy tremendo: ¡Adúuultera!

      — ¡Cristo! ya le tenemos otra vez con el dichoso dengue... —chilló Nicanora, reponiéndose al instante de aquel gran susto—. Pobrecito mío, hoy viene perdido...

    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      La vecindad, que se divertía mucho con el dengue del buen Ido, empezó a congregarse en el corredor.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Sanó y le quedaron estas calenturas de la sesera, este dengue que le da siempre que toma sustancia.
    • 1892 Calatraveño Valladares, F. "Influenza" [05-01-1892] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      ‒ ¿Son lo mismo la influenza y el dengue? ‒le preguntamos [al Dr. Martínez Vargas]. ‒ Confúndense con mucha frecuencia ambos términos, como sinónimos, siendo así que expresan dos enfermedades diferentes. [...] Verdad es que las epidemias de una misma enfermedad ofrecen en sus diversas explosiones ciertas diferencias en sus sistemas culminantes; esto se ha observado de una manera especial con la del dengue, que según ha dominado en la enfermedad el malestar general y los dolores, la erupción cutánea ó el carácter epidémico, ha recibido una infinidad de nombres, como trancazo, pantomima rompe-huesos, fiebre poltra, del dengue (de la cual ó de dengueroparece derivarse la palabra inglesa dandy); rosalia, colorada, calentura roja y otras varias que no creo oportuno mencionar. En la actualidad los progresos del análisis clínico, las aplicaciones de la termometría, de la microbiología y de la metereología, permiten establecer una diferencia radical entre el dengue y la influenza ó grippe.
    • 1895 Pz Galdós, B. Torquemada SPedro [2002] Esp (CDH )
      Torquemada, que poco después de oír a su yerno tocaba el cielo con las manos, empezó por arrojar todas sus iras contra Miquis: «Ese hombre está loco. Ese hombre es un bribón que quiere explotarnos. Ve que en esta casa hay trigo , y dice: aquí me dejo caer... No, no, fuera médicos ilustres, que no saben una patata. ¡Decir que hay peligro grave! ¿Dónde y por qué? Si sólo con verla se comprende que todo ello es unas miajas de fenómeno reflejo, catarro descuidado, el dengue y los achaquillos que deja... Esto es una picardía, un complot, por decirlo así ».
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DENGUE [...] Med. Fiebre epidémica especial que también se llama trancazo é influenza.
    • 1899 Rubio, F. "Examen Pulmonia" [01-12-1899] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      De éstas, respecto á la forma y gravedad, las consideraábamos, unas complicadas, adinámicas, atáxicas, y aun pronunciábamos el adjetivo ataxoadinámicas y tíficas; otras nos parecían más benignas; otras ostentaban extraños caracteres catarrales, recordando epidemias de trancazo, de dengue, de grippe, que todos esos nombres solían darse á constituciones muy parecidas ó iguales á la que en estos últimos años recorre y se pasea por Europa y otros continentes.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (S) (NTLLE)
      Dengue. m. [...] Med. Enfermedad febril, epidémica y contagiosa, que se manifiesta por dolores de los miembros y un exantema semejante al de la escarlatina.
    • 1904 Pz Galdós, B. O'Donnell [1904] Esp (CDH )
      ¡Qué país tan dichoso! ¿Quién duda que hemos nacido de pie los españoles? Apenas enfermamos del dengue revolucionario, sale una Providencia benignísima que Dios destina paternalmente a nuestro remedio, y en dos palotadas corta el mal, y por lo sano, dejándonos como nuevos, en el pleno goce de nuestra barbarie... Y apenas entraron los providenciales al mangoneo político y administrativo, empezó el desmoche oficinesco, y la matanza de empleados de la situación caída, para resucitar a los de la imperante, que venían muertos desde el 54.
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )
      Bronquitis aguda es muy frecuente en los niños por las enfermedades del aparato respiratorio, pudiendo ser secundaria acompañando al sarampión, dengue y fiebre tifoidea.
    • 1926 Ceballos, G. Dípteros HNatural Esp (CDH )
      La especie más importante de la familia es el Phlebotomus papatasii que vive en toda la región mediterránea y que sirve de transmisor de la liebre conocida con el nombre de dengue: esta enfermedad, cuyo agente productor es ultramicroscópico como el de la fiebre amarilla, consiste en manifestaciones de calentura intensa, acompañada de dolores articulares y musculares que duran luego largo tiempo después en la convalecencia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Dengue.– (Germen desconocido; tal vez un ultravirus; transmitido por el mosquito stegomia calopus).– Se observa epidémicamente, y con poca frecuencia, en países templados, entre ellos en la ribera mediterránea.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      16. Dengue.– Este eritema es parecido al de la escarlatina o el sarampión.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En el dengue, poco frecuente entre nosotros, se citan los sudores copiosos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      B) Dengue: es también muy constante e intenso, generalizado, como el de la gripe (v. pág. 970).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 971 Esp (CDH )
      Se diferencia porque en el dengue aparece al comienzo de la infección una rubicundez general de la piel, y en el segundo brote febril, un exantema, sarampionoso, escarlatinoso, o roseolar, que dura hasta que desaparece lal fiebre (v. pág. 150).
    • 1968 Fabregas, M. C. Genética Vectores Ibérica Esp (CDH )
      Se llevan a cabo estudios encaminados a extender las posibilidades de manipulación genética a otras especies de mosquitos, como Anopheles gambiea, vector principal de la malaria y Aedes aegypti, portador de los aerovirus causantes de la fiebre amarilla, el dengue y las fiebres hemorrágicas.
    • 1980 Vergés, P. Cenizas [1981] RD (CDH )
      Esto último ocurrió de repente, como suele ocurrir lo inexplicable, y comenzó la noche en que Tonongo vino desde Haina a buscarlo para decirle que algo raro pasaba con los animales, que estaban todos como con el dengue, cabezones, sin ganas de probar la comida ni de beber el agua, sin ganas de moverse.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      Los desmontes facilitan la propagación de mosquitos vectores de fiebre amarilla, dengue y malaria que se reproducen en charcas y depósitos de agua, lejos de la espesa sombra que proyecta la arboleda y cerca de los lugares habitados.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 23 Esp (CDH )
      Otras zoonosis de gran trascendencia social y económica son el paludismo, la fiebre amarilla, el dengue, la fiariosis y el tifus exantemático.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 90 Esp (CDH )
      En cuanto a las picaduras de insectos, las consecuencias son variadas y algunas de gravedad; los mosquitos anofeles transmiten el paludismo, los mosquitos aedes la fiebre amarilla y el dengue, los mosquitos culex y anofeles la filariasis, los insectos simúlidos la oncocercosis y la mosca tse-tsé la tripanosomiasis o enfermedad del sueño.
    • 1994 Mendoza Flores, A. Niñez Perú [1994] Pe (CDH )
      Otra enfermedad trasmitida por zancudos, el dengue, viene afectando a las poblaciones del departamento de Tumbes y pueblos de la Selva.
    • 1994 Mendoza Flores, A. Niñez Perú [1994] Pe (CDH )
      tales como malaria, fiebre amarilla, tifus, dengue, peste bubónica, entre otras; al final, abordaremos otro grave problema de salud pública: Bocio y Cretinismo causado por insuficiencia de yodo en la alimentación, que amenaza a 6 millones de peruanos en zonas endémicas de la Sierra y Selva.
    • 1994 Mendoza Flores, A. Niñez Perú [1994] Pe (CDH )
      Tumbes fue declarado en emergencia el primero de febrero de 1994 por un brote epidémico de Dengue, registrándose 430 casos; actualmente la enfermedad se está presentando con fuerza en las provincias de Zarumilla (distritos de Aguas Verdes y Matapalo) y Contralmirante Villar (Zorritos).
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] 240 Ar (CDH )
      La picadura de un insecto causa irritación y prurito local, pero además hay que tener en cuenta que los insectos inoculan gérmenes productores de varias enfermedades, como paludismo, dengue, tifus, etc.
    • 1996 Prensa Dedom, 26/09/1996 [1996] RD (CDH )
      Vásquez está en Washington desde el domingo último participando en la reunión, donde además son debatidos diversos temas de salud, especialmente del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), drogas, tuberculosis, dengue y diabetes.
    • 1996 Prensa La Nación, 12/09/1996 [1996] CR (CDH )
      El dengue es una enfermedad infecciosa que comienza súbitamente y se caracteriza por dolores musculares y articulares, intensos dolores de cabeza y erupciones en la piel.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 04/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      Ayer comenzó una campaña intensiva contra el dengue
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 04/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      Los Servicios Coordinados de Salud comenzaron ayer una campaña intensiva de fumigación para reducir el problema que representa el mosco transmisor del dengue y otras variedades del insecto en esta temporada de lluvias.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 04/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      En esa ocasión, el Dr. Aguilar contestó que fumigar ante cualquier reporte de plagas sólo representaría un dispendio porque se trataba de los moscos cúlex, no del transmisor del dengue.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 23/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      Durante la primera mitad del año el cólera y el dengue estuvieron bajo control, al grado que se presentaron pocos casos de ambos padecimientos, informó el Dr. Humberto Pérez Carrillo, subjefe de los Servicios Coordinados de Salud Pública en el Estado.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 23/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      Respecto al dengue, el Dr. Pérez Castillo dijo que sólo detectaron un caso en lo que va del año, aunque en los últimos días surgieron tres sospechosos, a los que se tomaron muestras que se analizan en el Centro de Investigaciones "Dr. Hideyo Noguchi".
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 24/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      En este caso, el Dr. Gregorio Cetina Sauri habla sobre el dengue.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Ya se detectaron 85 casos de dengue: 4 hemorrágicos
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      En lo que va del año ya se detectaron 85 casos de dengue en Yucatán, es decir, un 26% menos que los 115 registrados en el mismo período de 1995, informó el Dr. Iván Aguilar Vivas, jefe de los Servicios Coordinados de Salud Pública en el Estado.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Añadió que, igual que en 1995, este año se detectaron cuatro casos de dengue hemorrágico y ninguno de los afectados falleció.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Precisó que de los 85 casos de dengue acumulados sólo uno se detectó en Mérida.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Respecto a la reciente proliferación del insecto, que ha causado molestias a los vecinos tanto de esta capital como de interior del Estado, el funcionario afirmó que no generó brotes de dengue debido a que la variedad del mosco que surgió no es transmisor de la enfermedad.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Aclaró que el programa de combate del dengue es permanente.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      — Estos cuidados previenen el cólera y dengue, de modo que se requiere la participación de la comunidad —expresó.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 01/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      En marcha una campaña para prevenir el dengue
    • 1996 Prensa El Universal, 07/04/1997 [1997] Ve (CDH )
      La amenaza son las enfermedades mortales que reemergen, como el cólera, la tuberculosis, el dengue, la fiebre amarilla y la difteria.
    • 1996 Prensa El Universal, 07/04/1997 [1997] Ve (CDH )
      La tuberculosis está aumentando en todo el mundo, en parte debido a su cercana relación con la infección del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH); el cólera ha reaparecido en países y continentes de donde había desaparecido debido a sistemas de agua y saneamiento deteriorados; el dengue ha comenzado a surgir en zonas urbanas donde el control de mosquitos ha sido interrumpido.
    • 1996 Prensa La Nación, 12/09/1996 [1996] CR (CDH )
      Brote de dengue en Turrialba
    • 1996 Prensa La Nación, 12/09/1996 [1996] CR (CDH )
      La confirmación de 10 casos de dengue en el barrio Japirí, en el centro de Turrialba, produjo ayer una fuerte movilización sanitaria con el propósito de impedir la propagación del mal hacia otras zonas aledañas del distrito central del cantón, como la ciudadela Abel Sáenz y Nuevos Horizontes.
    • 1996 Prensa La Nación, 12/09/1996 [1996] CR (CDH )

      Las personas enfermas —tres niños y siete adultos— llegaron al hospital local, Wílliam Allen, por sospecha de rubéola o sarampión; sin embargo, el INCIENSA descartó ese diagnóstico y confirmó la presencia del virus del dengue.

    • 1996 Prensa Los Tiempos, 30/12/1996 [1996] Bo (CDH )
      La malaria volvió al país con más de cuarenta mil casos positivos, volvió al Chapare con varios miles de casos que junto a la fiebre amarilla, dengue, leishmaniasis anulan los esfuerzos por tener en el trópico cochabambino atractivo turístico, hasta parece que hay intención de no atender Salud Pública en el Chapare para obligar a los campesinos a volver a sus tierras de origen expulsados de la región por tan graves dolencias.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 23/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      La SSA dice que el cólera y el dengue están controlados
    • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
      El dengue se acompaña con fiebre, malestar general, náuseas, vómitos, dolor en las articulaciones, cabeza y en los ojos, explicó el galeno.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Una campaña de eliminación de los criaderos (aguas estancadas) del mosquito transmisor del dengue, el "aedes aegypti", es ejecutada en la provincia de Santiago de Cuba, a fin de controlar la epidemia.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      La portavoz del ministerio cubano de Salud, Rosaida Ochoa, dijo a la desconocer informaciones sobre la existencia de casos de dengue en el país, y particularmente en Santiago de Cuba, y negó que haya un brote de la enfermedad.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      El dengue, que apareció en América Latina en los años 50 y 60, enfermó a unas 10.000 personas durante una epidemia que afectó a Cuba en 1981, y en su variedad hemorrágica dejó en sólo cuatro meses 158 muertos (de ellos 101 menores).
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Actualmente, científicos cubanos, del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri y del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), trabajan en el descubrimiento de una vacuna contra el dengue.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 12/07/1997 [1997] EU (CDH )
      LA HABANA (CubaPress)– El periodista Miguel A. Gaínza publicó el 5 de julio en el semanario Sierra Maestra, órgano oficial del partido comunista en la provincia de Santiago de Cuba, un artículo sobre la epidemia de dengue que azota a esa ciudad oriental.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      El primer brote de dengue en Cuba, en 1977, también comenzó por Santiago de Cuba, y el segundo ocurrió en 1981.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      En este lugar también se efectúa la validación de vacunas producidas en Cuba, y se trabaja junto al Centro de Ingeniería Genética en una vacuna contra el dengue, además de las pruebas de la obtenida contra la hepatitis B y la del proyecto de vacuna contra el sida.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      Con los mismos objetivos se había lanzado semanas antes una campaña de desinformación sobre una epidemia de dengue que afectó a un solo municipio del país y que está en fase de erradicación.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 03/1997 [1997] Cu (CDH )
      Además de la validación de las vacunas obtenidas contra la leptospirosis y la meningoencefalomielitis, el IPK trabaja con el Centro de Ingeniería Genética en una vacuna recombinante contra el dengue y asume pruebas de otras como la de la hepatitis B y la del actual candidato vacunal cubano contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cu (CDH )

      Entre 1979 y 1981 cuatro destructivas plagas afectaron seriamente a personas y cultivos vitales para la economía cubana: la conjuntivitis hemorrágica, el dengue, la roya de la caña de azúcar y el moho azul del tabaco.

    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Los siete hospitales santiagueros donde son atendidos los casos más severos de dengue, están abarrotados.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      El Dr. Mendoza Rivero señaló que el alto porcentaje de afectados que han contraído la modalidad hemorrágica, en comparación con la pasada epidemia de dengue en la década anterior en Santiago de Cuba.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      "En marzo, —declaró el presidente del Colegio Médico Independiente de Santiago de Cuba— las autoridades sanitarias prohibieron a los médicos diagnosticar el dengue. No querían que lo supieran —continuó el doctor Mendoza— ni los pacientes, ni familiares, pues las autoridades consideraron la epidemia como una cuestión política, para evitar que la información llegara al extranjero y afectara el turismo. Además, las compañías que suministraban insecticidas y equipos de fumigar aumentarían los precios".
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      "Además de analgésicos sin aspirinas, repelentes, mosquiteros, vitaminas y alimentos para la población en general, como se informó oportunamente, los pacientes necesitan solución salina, plasma y otros extensores sanguíneos que escasean en Cuba", declaró a CubaPress el doctor Mendoza Rivero, quien agregó: "También se requiere Interferón, pues hay experiencias positivas cuando se emplea contra procesos virales como la epidemia del dengue que nos atacó en 1981".
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      La Habana, CubaPress.– Desde Santiago de Cuba, la periodista independiente Haydée Rodríguez Rodríguez, suministró la siguiente lista, que añade seis casos más a la anterior relación por la epidemia de dengue en esa ciudad.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Es necesario señalar que a varias de estas personas no se les certificó la muerte por dengue, aunque todos tenían los síntomas de la enfermedad.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Al menos 10 muertos por dengue en Santiago de Cuba en sólo 15 días
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
      LA HABANA– Una epidemia de dengue brotó en la provincia de Santiago de Cuba (sureste de la isla), la primera registrada desde que en 1981 la enfermedad fue declarada erradicada, reveló a la una fuente diplomática.
    • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
      Se ignora todavía el resultado de las pruebas que se les practicaron, ya que en el Seguro Social todavía no se tiene la serología que detecta los anticuerpos de la infección por dengue y dicha prueba sólo se realiza en el centro de salud "Luis Alonso Suazo".
    • 1997 Prensa Caretas, 28/08/1997 [1997] Pe (CDH )
      Serios problemas de desnutrición y de salud (uta, cólera, dengue, embarazos tempranos productos de violaciones) se vieron agravados por la inesperada constatación de que sus tierras habían sido entregadas a tres empresas madereras bajo el pretexto de que eran "tierras rústicas de libre disponibilidad del Estado que se encuentran ubicadas en áreas de población desplazada por la violencia terrorista y en zonas de economía deprimida de la sierra, ceja de selva y selva", según oficio firmado por el ingeniero Juan Casas, del Proyecto Especial de Titulación de Tierras y Catastro Rural.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      El incremento en la humedad del ambiente luego de varias semanas de sequía prolongada, está provocando un "efecto de rebote" en materia de epidemias, advirtió ayer el experto en epidemiología, Dr. Alvaro Ramírez Vanegas, quien señaló que la población debe prepararse para enfrentar epidemias de dengue, malaria, diarrea y gripes.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Ramírez Vanegas señaló que el déficit de lluvias registrado hasta el pasado mes de septiembre habría servido de contención a las enfermedades respiratorias, diarreicas y epidémicas como la malaria y el dengue.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Sin embargo, el inicio de las lluvias en octubre podría dar paso a brotes de gripe, que ya los estamos viendo en decenas de personas, cuadros diarreicos, malaria y dengue, dijo el epidemiólogo, tras señalar que la humedad ha traído el incremento de los niveles de zancudos.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Las unidades de salud de los territorios se preparaban ayer para continuar con la II Jornada de Vacunación durante la cual se recordará a los pobladores las medidas preventivas de enfermedades causadas por vectores como el dengue y la malaria, así como las virales.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      El Dr. Alberto Dávila, epidemiólogo del "Francisco Morazán", explicó que no tienen aún una epidemia de dengue.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Sin embargo observaron un incremento de los casos de dengue diagnosticados clínicamente, que pasaron de 7 a 20 casos en las últimas semanas.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Agregó que desde hace un mes existe una alerta epidemiológica por la presencia de dengue en el país, y en esta época también se vigila la incidencia de malaria, que a la fecha registra 782 casos, menos que la cifra del año pasado a la misma fecha (895).
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      Doctor Carlos Dotres. El dengue no es un problema nacional
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      PERSONAS mal intencionadas o irresponsables sobredimensionaron fuera y dentro de Cuba un brote de dengue aparecido en el oriente del país.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      Pruebas de laboratorio a las que fueron sometidos todos los pacientes con fiebres, dolores articulares o decaimiento indicaron que casi el 80% no tenía relación con el dengue.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      Los científicos cubanos tienen una vasta experiencia en el diagnóstico, tratamiento y en los programas para combatir esa enfermedad y son precisamente médicos de la Isla los principales asesores sobre dengue de la Organización Panamericana de la Salud.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 07/1997 [1997] Cu (CDH )
      El ministro Dotres reveló que la cepa de dengue aparecida en Santiago de Cuba es la misma que existe en la región del Caribe, transmitida por el mosquito aedes aegypti.
    • 1997 Prensa Diario Hoy, 24/10/1997 [1997] Ec (CDH )
      La presencia del fenómeno de El Niño tiene una influencia directa en la proliferación de bacterias, que desencadenan epidemias como el cólera o el dengue.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Alerta a viajeros por dengue en Cuba
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Según las autoridades cubanas, allí se ha informado de cerca de 1,000 casos de dengue y de unas 10 muertes.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      "Pero Cuba no es el único país que en los últimos años ha reportado casos de dengue", agregó Gubler.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Mavunda agregó que en los últimos años no hubo ningún caso de dengue en Dade.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      El mosquito aedes aegypti, que vive en el agua estancada, es el trasmisor del virus del dengue.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      No todos los tipos de dengue son mortales si son atendidos a tiempo.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Un paciente que haya sufrido varios tipos de dengue con anterioridad es más sensible a contraer la variante hemorrágica, que produce fiebre alta, mareos, debilidad y en ocasiones diarreas.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      El dengue no se trasmite a través del contacto humano.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      "Pero en los últimos 50 años no tenemos registrado ningún caso de dengue por trasmisión secundaria en Estados Unidos", dijo Gubler.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      "Hemos tenido casos de dengue en tres ocasiones, en 1980, 1986 y 1995, pero no en Miami sino en Texas".
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Según cifras gubernamentales, el dengue causó la muerte a 159 personas, provocó la hospitalización de 116,146 y afectó a otras 344,203 en toda la isla.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 30/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Arrestado médico que alertó sobre el dengue
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 30/06/1997 [1997] EU (CDH )
      Mendoza es especialista en primer grado de medicina general integral, y en los últimos días ha ofrecido a diversos medios información sistemática sobre la epidemia de dengue que azota a la población santiaguera.
    • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 18/02/1997 [1997] Ar (CDH )
      Aseguran que muchas enfermedades son altamente sensibles al clima y creen que ese es un factor importante en la reaparición de enfermedades que se creían superadas o, al menos, muy controladas, como la malaria, el dengue y el cólera.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      Por su parte, el director del Departamento de Salud en la región sur, José Alfredo Toro Font, dijo que no tiene conocimiento de que haya surgido un brote de dengue en Peñuelas.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      "Las estadísticas del Departamento de Salud no revelan ningún brote de dengue epidemiológico en la región sur", dijo Toro Font.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      Explicó que podría ser que un grupo de personas cree que enfrenta este tipo de mal, pero, en realidad, no se trata de casos de dengue.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      "Yo diría que aquí hay más de 40 personas que tienen los síntomas del dengue", dijo el alcalde Torres Maldonado.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      Torres Maldonado cree que el brote y el alto número de personas que alegan tener dengue puede ser originado por las aguas estancadas que quedaron de los aguaceros que azotaron durante varios días la población.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 02/01/1997 [1997] Esp (CDH )
      Más de 2.000 millones de personas en todo el mundo están expuestas a la fiebre del dengue.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 02/01/1997 [1997] Esp (CDH )
      Se están desarrollando vacunas nuevas o mejoradas contra las enfermedades diarréicas, el dengue, la encefalitis japonesa, el sarampión, la meningitis bacteriana, el tétanos neonatal y la tuberculosis.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 03/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      El cólera, el dengue, la meningitis meningocócica, la polio, el tifus, la fiebre amarilla, la brucelosis, las hepatitis A y B, son sólo unas pocas enfermedades sobre las que se puede encontrar amplia información.
    • 1997 Prensa El Nacional, 11/07/1997 [1997] Ve (CDH )
      El epidemiólogo Oswaldo Godoy señaló que la condensación de basura en las calles y espacios de contacto directo con los habitantes pueden derivar en afecciones de la piel, tales como la piodermitis "que puede desencadenar infecciones renales", diversos tipos de diarreas, leptospirosis, dengue e, incluso, la rabia, pues "los perros se alimentan de los desechos contaminados".
    • 1997 Prensa El País, 12/11/1997 [1997] Co (CDH )
      El dengue pone alerta a Palmira
    • 1997 Prensa El País, 12/11/1997 [1997] Co (CDH )
      La proliferación del dengue, enfermedad de la cual se habían detectado 45 casos en diferentes sectores de la ciudad hasta octubre pasado, puso en alerta a las autoridades sanitarias de Palmira.
    • 1997 Prensa El País, 12/11/1997 [1997] Co (CDH )
      Según precisó Ramón Taborda Ocampo, médico de la Secretaría de Salud, la campaña se denomina 'Control integral de artrópodos, roedores y vectores', y permitirá prevenir no sólo el dengue, sino también la malaria, pues ambas enfermedades son transmitidas por animales como ratas y moscos.
    • 1997 Prensa El País, 12/11/1997 [1997] Co (CDH )
      Para ello, se debe educar a toda la ciudadanía, ya que las fumigaciones con Sumitión o la aplicación de Abate en los focos de encubación, sólo permiten una solución temporal al control del dengue, indicó el médico, quien aseguró que "toda la población debe ser consciente y eliminar todos los desechos inservibles, pues es allí donde nace el problema".
    • 1997 Prensa El País, 16/04/1997 [1997] Esp (CDH )
      «Cuando en 1977 celebrábamos la gran victoria contra la viruela, se identificaron los primeros casos de Ébola en Zaire y Sudan, 36 personas morían en un congreso celebrado en Filadelfia a causa de una extraña infección que ahora conocemos como enfermedad del legionario, la gonorrea comenzaba a dar muestras de resistencia a los antibióticos y en algunos países de África aparecía una enfermedad muy parecida a la viruela que hasta entonces sólo habían sufrido las ardillas y que no se consideraba una amenaza porque era vulnerable a la misma vacuna que se utilizaba contra ésta. Y el Dengue, un virus que transmiten los mosquitos, resurgía peligrosamente», dijo
    • 1997 Prensa El País, 16/04/1997 [1997] Esp (CDH )
      «En 1996, apenas veinte años más tarde», añadió, «el Dengue es endémico en una parte importante del Caribe y el año pasado se notificaron más de 200.000 casos en América Latina, la enfermedad del legionario se ha extendido por todo el mundo, la resistencia de la gonorrea a los antibióticos tradicionales es general e incluso comienza a mostrar resistencia frente a las quinolonas, el tratamiento hasta ahora eficaz. El cólera es un peligro real en todas las grandes ciudades donde se concentra al población de los países pobres y aquella extraña enfermedad parecida a la viruela que procedía de las ardillas se transmite ahora durante nueve generaciones en una población vulnerable porque ya no está vacunada».
    • 1997 Prensa Diario Hoy, 12/11/1997 [1997] Ec (CDH )
      No obstante, las autoridades de salud reconocen que durante los próximos días podrían presentarse problemas de cólera, hepatitis, infecciones diarreicas, tifoidea, problemas de la piel, malaria y dengue.
    • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] Co (CDH )
      Tuluá, alerta por el dengue
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Al reunirse con la delegación italiana, Castro acusó a Estados Unidos de ser responsable de la epidemia de dengue, que en aquellos días azotaba la isla.
    • 1997 Prensa Rumbo, 20/10/1997 [1997] RD (CDH )
      ¿Por qué ninguno de los personajes o expertos que hablan sobre el dengue resulta totalmente confiable?
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 10/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      Un caso de dengue detectado en la cabecera departamental fue razón suficiente para iniciar un programa de erradicación de zancudos.
    • 1997 Prensa El País, 21/04/1997 [1997] Esp (CDH )
      Pero en los albores del siglo XXI de ese optimismo ya no quedan sino rescoldos: no sólo no han desaparecido las epidemias de siempre, como el cólera y el tifus, sino que en apenas dos décadas han aparecido 29 nuevas enfermedades infecciosas que se propagan en distintos puntos del planeta mientras resurgen con fuerza otras que parecían bajo control, como la tuberculosis, el dengue y la difteria.
    • 1997 Prensa Excélsior, 02/01/1997 [1997] Mx (CDH )
      Su triunfalismo por el aumento del IVA (aquel dengue callejero de estupro consumado) fijó su imagen en la memoria colectiva, que luego la enmarcó en sus descarados mayoriteos para encubrir la corrupción en la Conasupo y aprobar al vapor una reforma electoral aún no aprobada por sus forjadores.
    • 1997 Prensa El Siglo, 16/06/1997 [1997] Pa (CDH )
      Un grupo considerable de médicos, contratados por el Ministerio de Salud a través del Plan de Contingencia, para laborar en los cuartos de urgencias ante posibles brotes de dengue y días feriados, serán despedidos de sus cargos debido a la falta de presupuesto, reveló una fuente oficial que pidió reserva de su nombre.
    • 1997 Prensa El Siglo, 16/06/1997 [1997] Pa (CDH )
      Por el aumento en los índices de infestación, San Miguelito sigue siendo el área con mayores probabilidades de desatarse una epidemia de dengue, ya que actualmente presenta un índice de positividad del 6.1%, mientras que Panamá Metro posee un índice del 2.1%.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      Alerta Peñuelas por un brote de dengue
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 23/10/1997 [1997] PR (CDH )
      El alcalde de Peñuelas, Walter Torres Maldonado, reveló que se ha originado un brote de dengue entre los residentes de este municipio de la región sur y pidió ayuda de emergencia para controlarlo a las autoridades del Departamento de Salud.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      El presidente del Colegio Médico Independiente y de la Agencia Prensa Caribe de Santiago de Cuba, doctor Desi Mendoza, ha facilitado la primera relación oficial de víctimas de la epidemia de dengue en la isla, que las autoridades niegan, y por lo que se encuentra desde hace una semana en prisión. Según Mendoza, el régimen se niega a tapar los túneles excavados para uso bélico hace décadas y que hoy están inundados y llenos de mosquitos.
    • 1997 Prensa Los Tiempos, 08/04/1997 [1997] Bo (CDH )
      La OMS/OPS convocan a la comunidad en general a unir esfuerzos en la lucha contra enfermedades infecciosas como la tuberculosis, cólera, fiebre amarilla, dengue, malaria, mal de Chagas y otras.
    • 1997 Prensa Los Tiempos, 20/01/1997 [1997] Bo (CDH )
      En homenaje y honor a esos personajes y sus instituciones quizá extintas, se exhorta a cada uno de los miembros del Consejo Departamental de Cochabamba a que se ocupen de la vida misma del departamento con temas concretos que se refieran a la salud, con miles de casos de malaria, fiebre amarilla, dengue, Chagas, tuberculosis, desnutrición, mortalidad infantil y otras enfermedades de los pobres; la educación, con miles de analfabetos en los barrios marginales y área rural, abandono de los valles mesotérmicos provocando la migración de los hermanos campesinos en busca de mejores oportunidades de vida porque después de la Reforma Agraria el campesino es dueño de un solo surco de tierra, no tiene orientación agropecuaria alguna, sin capital de fomento agropecuario (los préstamos de cientos de millones de dólares que llegan al país para fomento agrícola son manejados por los bancos que prefieren entregar ese dinero a un solo destinatario en vez de hacerlo a miles de campesinos necesitados), la falta del hombre en el campo hace que se acentúen los efectos de la sequía provocando erosión y desertización, cada vez los vientos son más fuertes con la respectiva erosión eólica; el poco ganado que estaba siendo establecido en los valles no tiene alimento suficiente porque desaparecen los pastizales naturales y cultivados a causa del salitre y otros factores propios de abandono que hace el agricultor de la tierra originaria.
    • 1997 Prensa Semana, 28/01-04/02/1997 [1997] Co (CDH )
      Rodríguez descansó cuando Naranjo insistió que sus dolencias eran físicas, aparentemente el dengue, y ambos se enfrascaron en una conversación de señoras sobre cuál sería el mejor medicamento.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Cuba: El dengue causa 20 muertos y 4.000 hospitalizaciones, pero «está bajo control»
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Al teniente coronel Walter Carbonell, que interrogaba a Céspedes, lo que le importaba no era la verdad de la epidemia, era quién le había dado los datos clínicos del brote de dengue.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Si en vez de detener al periodista Céspedes, el régimen hubiese declarado una emergencia nacional para extinguir las plagas de mosquitos que causan el dengue, con fumigaciones masivas y limpieza de las aguas pútridas, que son las mismas en Santiago y en toda la isla, la epidemia se hubiese vencido en pocas horas.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Éste no es el primer dengue castrista.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dengue. [...] m. Med. Enfermedad febril, epidémica y contagiosa, que se manifiesta por dolores de los miembros y un exantema semejante al de la escarlatina.
    • 2014 Bogajo, N. "Enfermedades viajeras" [21-11-2014] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Ni en Catalunya en concreto ni en España en general se han dado todavía casos autóctonos de dengue y chikunguña. Aunque hablar de la incidencia de estos virus es aún algo complicado, y lo seguirá siendo mientras ambas enfermedads no sean de declaración obligatoria [...].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dengue [...] m. Med. Enfermedad febril, epidémica y contagiosa, que se manifiesta por dolores de los miembros y un exantema semejante al de la escarlatina.
    • 2017 Puig, F. "Enfermedades infecciosas" [16-12-2017] p. 15 La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Personas anónimas y populares aportarán un año más a su testimonio. Entre las caras conocidas figuran el actor Abel Folk, a quien una neumonía lo impidió estrenar una obra teatral; el deportista Isidre Esteve, que al volver del accidente en el Dakar sufrió una infección en los intestinos y le tuvieron que extirpar el colon; el periodista Rafel Bagot, que sufrió dengue en un viaje a Tailandia, y Carla Simón, directora de Estiu 1993, que hablará de la muerte de sus padres a causa del sida.
    1. s. En ocasiones, en aposición a epidemia o fiebre.
      docs. (1872-2000) 9 ejemplos:
      • 1872 Anónimo "Noticias generales. France Medicale" [05-11-1872] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        "La France Medicale" publica curiosas noticias sobre la enfermedad llamada "fiebre" dengue, que se estiende ahora rápidamente por Bengala y otros puntos. En un periódico de Madrás se lee que la fiebre dengue es conocida desde largo tiempo atrás en la India y otros paises.
      • 2000 Anónimo "Lucha contra dengue" [20-08-2000] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Se registran anualmente alrededor de 25.000 a 35.000 casos de fiebre dengue y cerca de 1.000 casos de dengue hemorrágico en Colombia, las dos formas características , explica Padilla. Los síntomas de la fiebre dengue van desde la aparición brusca de fiebre alta, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos que se exacerba con los movimientos de estos, dolores articulares y musculares, perdida del apetito y el gusto, erupción parecida al sarampión en pecho y miembros, nauseas y vómitos.
      • 1872 Anónimo "Noticias generales. France Medicale" [05-11-1872] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        "La France Medicale" publica curiosas noticias sobre la enfermedad llamada "fiebre" dengue, que se estiende ahora rápidamente por Bengala y otros puntos. En un periódico de Madrás se lee que la fiebre dengue es conocida desde largo tiempo atrás en la India y otros paises.
      • 1889 Anónimo "La fiebre-dengue" [19-11-1889] El Día (Madrid) Esp (HD)
        Atenas 19. Se ha presentado de nuevo en el Pireo la fiebre-dengue. Es esta una epidemia que apareció en 1827 y 1828 en el Sur de Asia. La enfermedad va acompañada de erupciones cutáneas. El período agudo no suele pasar de tres días.
      • 1889 Anónimo "Última hora. Fiebre dengue" [14-12-1889] La República (Madrid) Esp (HD)
        La fiebre dengue sigue haciendo de las suyas; algunas personas se sintieron anoche acometidas por esta enfermedad, que afortunadamente no es de peligro. Se asegura que el alcalde de Madrid, Sr. mellado, es uno de los casos de invasión.
      • 1890 Anónimo "Índice grabados Hospital" [08-01-1890] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
        Actualidades, alegorías, vistas, tipos, etc. [...] Hospital instalado en el palacio de Bellas Artes con motivo de la epidemia dengue, 16.
      • 1936 Anónimo "Interpelación estado del campo" [01-07-1936] Ahora (Madrid) Esp (HD)
        De la Comisión de Estado sobre el proyecto de ley aprobando a los efectos de su ratificación el convenio internacional sobre protección mutua contra la fiebre dengue, firmado en Atenas en 25 de julio de 1934, y otro relativo también a los efectos de su ratificación de los protocolos relativos a enmiendas al Convenio de navegación aérea, firmados por España en 3 de enero de 1936.
      • 1980 Agencia Upi "Detectan dengue frontera" [08-11-1980] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Diez casos adicionales de fiebre dengue, una enfermedad debilitante contagiada por mosquitos y no vista en Estados Unidos desde 1945, han sido detectados en comunidades del Estado de Taxas y a lo largo de la frontera mexicana, dijeron hoy funcionarios de salud pública.
      • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 29/05/1997 [1997] Esp (CDH )
        En The Lancet, el mismo año, unos científicos de Nueva Zelanda descubrieron que el estallido de la fiebre Dengue en las islas del sur del Pacífico estaba relacionado con los cambios climáticos en la región.
      • 2000 Anónimo "Lucha contra dengue" [20-08-2000] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Se registran anualmente alrededor de 25.000 a 35.000 casos de fiebre dengue y cerca de 1.000 casos de dengue hemorrágico en Colombia, las dos formas características , explica Padilla. Los síntomas de la fiebre dengue van desde la aparición brusca de fiebre alta, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos que se exacerba con los movimientos de estos, dolores articulares y musculares, perdida del apetito y el gusto, erupción parecida al sarampión en pecho y miembros, nauseas y vómitos.
      • 1872 Anónimo "Noticias generales. France Medicale" [05-11-1872] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        "La France Medicale" publica curiosas noticias sobre la enfermedad llamada "fiebre" dengue, que se estiende ahora rápidamente por Bengala y otros puntos. En un periódico de Madrás se lee que la fiebre dengue es conocida desde largo tiempo atrás en la India y otros paises.
      • 1889 Anónimo "La fiebre-dengue" [19-11-1889] El Día (Madrid) Esp (HD)
        Atenas 19. Se ha presentado de nuevo en el Pireo la fiebre-dengue. Es esta una epidemia que apareció en 1827 y 1828 en el Sur de Asia. La enfermedad va acompañada de erupciones cutáneas. El período agudo no suele pasar de tres días.
      • 1889 Anónimo "Última hora. Fiebre dengue" [14-12-1889] La República (Madrid) Esp (HD)
        La fiebre dengue sigue haciendo de las suyas; algunas personas se sintieron anoche acometidas por esta enfermedad, que afortunadamente no es de peligro. Se asegura que el alcalde de Madrid, Sr. mellado, es uno de los casos de invasión.
      • 1889 Anónimo "Noticias varias. Epidemia dengue" [14-12-1889] El Día (Madrid) Esp (HD)
        Para el caso de que la epidemia dengue visite á Madrid, el ministro de Fomento ha puesto á disposicion del gobernador civil el Palacio de la Industria y de las Artes.
      • 1890 Anónimo "Índice grabados Hospital" [08-01-1890] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
        Actualidades, alegorías, vistas, tipos, etc. [...] Hospital instalado en el palacio de Bellas Artes con motivo de la epidemia dengue, 16.
      • 1936 Anónimo "Interpelación estado del campo" [01-07-1936] Ahora (Madrid) Esp (HD)
        De la Comisión de Estado sobre el proyecto de ley aprobando a los efectos de su ratificación el convenio internacional sobre protección mutua contra la fiebre dengue, firmado en Atenas en 25 de julio de 1934, y otro relativo también a los efectos de su ratificación de los protocolos relativos a enmiendas al Convenio de navegación aérea, firmados por España en 3 de enero de 1936.
      • 1980 Agencia Upi "Detectan dengue frontera" [08-11-1980] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Diez casos adicionales de fiebre dengue, una enfermedad debilitante contagiada por mosquitos y no vista en Estados Unidos desde 1945, han sido detectados en comunidades del Estado de Taxas y a lo largo de la frontera mexicana, dijeron hoy funcionarios de salud pública.
      • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 29/05/1997 [1997] Esp (CDH )
        En The Lancet, el mismo año, unos científicos de Nueva Zelanda descubrieron que el estallido de la fiebre Dengue en las islas del sur del Pacífico estaba relacionado con los cambios climáticos en la región.
      • 2000 Anónimo "Lucha contra dengue" [20-08-2000] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Se registran anualmente alrededor de 25.000 a 35.000 casos de fiebre dengue y cerca de 1.000 casos de dengue hemorrágico en Colombia, las dos formas características , explica Padilla. Los síntomas de la fiebre dengue van desde la aparición brusca de fiebre alta, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos que se exacerba con los movimientos de estos, dolores articulares y musculares, perdida del apetito y el gusto, erupción parecida al sarampión en pecho y miembros, nauseas y vómitos.
    2. s. En ocasiones, con el modificador clásico.
      docs. (1988-2009) 11 ejemplos:
      • 1988 Anónimo "Guadalajara larvas mosco dengue" [23-06-1988] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Un equipo de entomólogos del Departamento de Enfermedades Transmisibles por Vector, localizó la semana pasada en los alrededores del Mercado de Abastos, de la Estación del Ferrocarril y de la antigua Central Camionera, larvas del mosco "ahedes aelliptus", causante de la enfermedad denominada dengue clásico.
      • 1994 López, I. "Nicaragua temen epidemias" [24-10-1994] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Un portavoz del MINSA dijo a EFE, que en la capital nicaragüense se han contabilizado durante 1994, al menos 3,500 casos de dengue clásico y 400 casos del tipo hemorrágico, este último puede causar la muerte de la persona afectada.
      • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
        Hasta el momento, la epidemia ha afectado a "miles de personas" con el dengue clásico, aunque no se descarta que haya algún caso del tipo hemorrágico, variedad mortal de la enfermedad, informó por su parte a la el portavoz de una organización no gubernamental, que prefirió no ser identificado.
      • 2002 Anónimo "Salud alerta dengue" [10-08-2002] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        En un comunicado, la Secretaría señaló que dos de las muertes fueron reportadas en el Estado de Veracruz, y una en Colima, sin precisar la fecha de las defunciones ni las características personales de las víctimas fatales. En lo que va de este año, se han presentado en el país dos mil 126 casos de dengue clásico y 268 de hemorrágico.
      • 2009 Ibarz, J. "Epidemia dengue amenaza Latinoamérica" [01-03-2009] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        Los expertos pronostican que el número de enfermos continuará en aumento porque no se aplican las medidas de prevención necesarias. Se teme que al culminar la etapa de lluvias, que es cuando el mosquito transmisor desaparece, se sobrepasen los 50.000 casos, dado el incremento acelerado del dengue clásico.
      • 1988 Anónimo "Guadalajara larvas mosco dengue" [23-06-1988] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Un equipo de entomólogos del Departamento de Enfermedades Transmisibles por Vector, localizó la semana pasada en los alrededores del Mercado de Abastos, de la Estación del Ferrocarril y de la antigua Central Camionera, larvas del mosco "ahedes aelliptus", causante de la enfermedad denominada dengue clásico.
      • 1994 López, I. "Nicaragua temen epidemias" [24-10-1994] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Un portavoz del MINSA dijo a EFE, que en la capital nicaragüense se han contabilizado durante 1994, al menos 3,500 casos de dengue clásico y 400 casos del tipo hemorrágico, este último puede causar la muerte de la persona afectada.
      • 1995 Anónimo "Centroamérica guerra al dengue" [10-08-1995] ABC (Madrid) Esp (HD)
        Más al sur, se han detectado casos en brasil (30.000 personas afectadas), Perú, Colombia y Venezuela. En este último país, trece de los 11.000 infectados han fallecido a consecuencia del dengue hemorrágico, una variante mucho más peligrosa ocasionada por una cepa diferente del mismo virus. Es menos frecuente que el dengue clásico y desemboca en la muerte de quienes la padecen en buena parte de los casos si no se interviene a tiempo.
      • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
        Hasta el momento, la epidemia ha afectado a "miles de personas" con el dengue clásico, aunque no se descarta que haya algún caso del tipo hemorrágico, variedad mortal de la enfermedad, informó por su parte a la el portavoz de una organización no gubernamental, que prefirió no ser identificado.
      • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
        Autoridades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), confirmó ayer el ingreso de dos casos sospechosos de dengue hemorrágico, cuyos pacientes presentaban un cuadro de dengue clásico y sangrado.
      • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] Co (CDH )
        "Con estos calores tan fuertes ha proliferado mucho zancudo, y ya hay quienes dicen que tienen fiebre y gripe y a veces confunden el dengue clásico con la simple fiebre", dijo Miguel Castro, desde el barrio Farfán.
      • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 10/07/1997 [1997] Esp (CDH )
        Víctor Manuel Serrano, de la Unidad de Malaria, explicó que la campaña se efectuó en el sector conocido como "Caja de Agua", del barrio El Calvario, sitio en el que se reportó hace pocos días un caso de dengue clásico.
      • 1997 Prensa Diario de Yucatán, 20/12/1997 [1997] Mx (CDH )
        El Instituto Descentralizado de Salud Pública en el Estado registró durante este año 4,790 casos de dengue clásico; 50 de hemorrágico; ocho de cólera y 4,971 de conjuntivitis.
      • 1997 Prensa El Siglo, 16/06/1997 [1997] Pa (CDH )
        Un total de 151 casos de dengue clásico se detectaron en la semana epidemiológica Nº 23 que se extiende hasta el 7 de junio, dándose mayores casos de infestación en el Corregimiento de San Miguelito con 61 casos, según informes de la División de Vectores del Ministerio de Salud.
      • 2002 Anónimo "Salud alerta dengue" [10-08-2002] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        En un comunicado, la Secretaría señaló que dos de las muertes fueron reportadas en el Estado de Veracruz, y una en Colima, sin precisar la fecha de las defunciones ni las características personales de las víctimas fatales. En lo que va de este año, se han presentado en el país dos mil 126 casos de dengue clásico y 268 de hemorrágico.
      • 2009 Ibarz, J. "Epidemia dengue amenaza Latinoamérica" [01-03-2009] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        Los expertos pronostican que el número de enfermos continuará en aumento porque no se aplican las medidas de prevención necesarias. Se teme que al culminar la etapa de lluvias, que es cuando el mosquito transmisor desaparece, se sobrepasen los 50.000 casos, dado el incremento acelerado del dengue clásico.
    1. s. m. En ocasiones, para referirse a la gripe o a otra enfermedad epidémica infecciosa.
      docs. (1867-2010) 8 ejemplos:
      • 1867 Anónimo "Vía inglesa" [23-01-1867] La España (Madrid) Esp (HD)
        Por la vía inglesa hemos recibido cartas de Puerto-Rico que alcanzan al 28 de diciembre. El estado sanitario era satisfactorio, aunque los ánimos estaban inquietos á consecuencia de la gran mortandad que causaban en la vecina isla de San Thomas, el vómito, el cólera y la viruela maligna: el número de defunciones diarias, á pesar del reducido vecindario de San Thomas, era, por término medio, de 30. En la isla de Puerto-Rico, y especialmente en San Juan, habia habido una verdadera epidemia de la enfermedad llamada el dengue, la cual no es otra cosa que la grippe.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        dengue. [...] PR. Gripe, catarro muy fuerte.
      • 1867 Anónimo "Vía inglesa" [23-01-1867] La España (Madrid) Esp (HD)
        Por la vía inglesa hemos recibido cartas de Puerto-Rico que alcanzan al 28 de diciembre. El estado sanitario era satisfactorio, aunque los ánimos estaban inquietos á consecuencia de la gran mortandad que causaban en la vecina isla de San Thomas, el vómito, el cólera y la viruela maligna: el número de defunciones diarias, á pesar del reducido vecindario de San Thomas, era, por término medio, de 30. En la isla de Puerto-Rico, y especialmente en San Juan, habia habido una verdadera epidemia de la enfermedad llamada el dengue, la cual no es otra cosa que la grippe.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

        § II.– Fiebre catarral.

        Sinonimia .– Pasmo, grippe, dengue, influenza, etc.

        Definicion .– Es una fiebre continua, que invade con escalofríos poco intensos que se repiten durante los dos primeros períodos; pulso contraído, depresible y algo vibrante, y diferentes fenómenos morbosos de parte de varias mucosas y tejidos fibrosos; cuyo curso de uno á tres septenarios se caracteriza por notables recargos vespertinos y cuya terminacion se hace por crísis de los mismos órganos.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 971 Esp (CDH )
        Cuadro febril de comienzo brusco, de uno a cinco días de duración; a veces, con remisión brusca y reaparición de la hipertermia después de tres o cuatro días, cesando definitivamente hacia el séptimo día; este proceso hipertérmico se acompaña de fenómenos de dolorimiento general análogos a los de la gripe, con la que se ha confundido (en España, el vulgo llama aún, a veces, dengue a la gripe).
      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
        Era un año en que hubo mucha gripe, que entonces se llamaba el «dengue».
      • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
        DENGUE. [...] m. Resfriado, catarro en general.
      • 1984 Iribarren, J. M. / Ollaquindia, R. VocNavarro Esp (NTLLE)
        DENGUE. Gripe.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        dengue. [...] PR. Gripe, catarro muy fuerte.
      • 1867 Anónimo "Vía inglesa" [23-01-1867] La España (Madrid) Esp (HD)
        Por la vía inglesa hemos recibido cartas de Puerto-Rico que alcanzan al 28 de diciembre. El estado sanitario era satisfactorio, aunque los ánimos estaban inquietos á consecuencia de la gran mortandad que causaban en la vecina isla de San Thomas, el vómito, el cólera y la viruela maligna: el número de defunciones diarias, á pesar del reducido vecindario de San Thomas, era, por término medio, de 30. En la isla de Puerto-Rico, y especialmente en San Juan, habia habido una verdadera epidemia de la enfermedad llamada el dengue, la cual no es otra cosa que la grippe.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

        § II.– Fiebre catarral.

        Sinonimia .– Pasmo, grippe, dengue, influenza, etc.

        Definicion .– Es una fiebre continua, que invade con escalofríos poco intensos que se repiten durante los dos primeros períodos; pulso contraído, depresible y algo vibrante, y diferentes fenómenos morbosos de parte de varias mucosas y tejidos fibrosos; cuyo curso de uno á tres septenarios se caracteriza por notables recargos vespertinos y cuya terminacion se hace por crísis de los mismos órganos.

      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 166 Esp (CDH )
        No deja de tomar su asiento sobre la mucosa gástrica é intestinal y sobre los tejidos fibrosos, dándolos una preponderancia tal, que los médicos han buscado nombres especiales para conocerlas, habiendo estos venido segun las comarcas donde reinaron epidémicamente; tales son las de influenza, gripe, trancazo, dengue, etc., sin tener presente que el elemento catarral puede combinarse de tan diferente manera con el febril; que puede dar lugar á los cuadros más variables.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 971 Esp (CDH )
        Cuadro febril de comienzo brusco, de uno a cinco días de duración; a veces, con remisión brusca y reaparición de la hipertermia después de tres o cuatro días, cesando definitivamente hacia el séptimo día; este proceso hipertérmico se acompaña de fenómenos de dolorimiento general análogos a los de la gripe, con la que se ha confundido (en España, el vulgo llama aún, a veces, dengue a la gripe).
      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
        Era un año en que hubo mucha gripe, que entonces se llamaba el «dengue».
      • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
        DENGUE. [...] m. Resfriado, catarro en general.
      • 1984 Iribarren, J. M. / Ollaquindia, R. VocNavarro Esp (NTLLE)
        DENGUE. Gripe.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        dengue. [...] PR. Gripe, catarro muy fuerte.
      1. s. En ocasiones, en aposición a fiebre.
        docs. (1889-1928) 3 ejemplos:
        • 1889 Anónimo "Correspondencias Madrid" [20-12-1889] La Dinastía (Barcelona) Esp (HD)
          Sobre si la enfermedad reinante ahora en Madrid es la fiebre dengue ó simplemente, grippe, trancazo ó influenza; sobre si se trata de una pandemia ó si de una epidemia; sobre si son más los enfermos que los dengosos ó estos que aquellos [...]. Sobre todo esto, digo, versan hoy las conversaciones y los comentarios y aun las polémicas más que sobre los temas referencias á la política [...].
        • 1889 Anónimo "Noticias varias. La Antipyrina" [24-12-1889] El Día (Madrid) Esp (HD)
          La Antipyrina. Este precioso medicamento recomendado por todas las autoridades médicas de Europa y principalmente por las de París y Berlín, es considerado como el remedio más eficaz contra la enfermedad reinante denominada: influenza, grippe, trancazo o fiebre dengue.
        • 1928 Anónimo "Extensión gripe Atenas" [28-08-1928] El Heraldo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
          Atenas 28. La epidemia de fiebre "dengue" que desde hace tiempo se desarrolla en este país va extendiéndose en todos sentidos.
    2. s. m. En ocasiones, con el modificador hemorrágico, para referirse al dengue más grave, caracterizado por hemorragias generalizadas y con una tasa superior de mortalidad.
      docs. (1981-2016) 26 ejemplos:
      • 1981 Agencias "Epidemia en Cuba" [27-07-1981] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
        El primer mandatario cubano señaló que la epidemia de "Dengue hemorrágico" ha causado ya 113 muertos, 81 de ellos niños, y que ha afectado a 273.404 ciudadanos.
      • 2016 Anónimo "Donación sangre" [29-07-2016] El Universal (Caracas) Ve (HD)
        Existen diversos mitos relacionados a la donación de sangre pero la realidad es otra; entre los más destacados se encuentran: "La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra". Esto no es así. La sangre se necesita todos los días para personas con enfermedades comunes como dengue hemorrágico, anemia o condiciones más graves como cáncer, leucemia, entre otras, requieren de sangre, así como para cirugías cardiovasculares, cesáreas, trasplante de órganos, accidentes y otras condiciones.
      • 1981 Agencias "Epidemia en Cuba" [27-07-1981] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
        El primer mandatario cubano señaló que la epidemia de "Dengue hemorrágico" ha causado ya 113 muertos, 81 de ellos niños, y que ha afectado a 273.404 ciudadanos.
      • 1991 Manrique S., W. "Malaria enemigo subestimado" [06-04-1991] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Pero, según Caicedo, la semiparalización de las actividades del SEM el semestre pasado obedecieron a que parte de su presupuesto lo destinaron para afrontar la campaña de dengue hemorrágico. Dinero que no se les devolvió y que provocó la detección de 26.000 casos en ese lapso.
      • 1996 Prensa El Universal, 07/04/1997 [1997] Ve (CDH )
        El dengue hemorrágico es uno de los principales problemas para la salud pública de las Américas, donde el número anual de casos notificados aumentó 60 veces en comparación a los cinco años anteriores.
      • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cu (CDH )
        Sólo el dengue hemorrágico que contaminó a miles de personas dejó un saldo de 158 muertos, de ellos 101 niños.
      • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 01/04/1997 [1997] Esp (CDH )
        Se atendieron 2 mil 559 personas lesionadas No fueron atendidos casos de cólera, de dengue clásico ni de dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
        Además de estos síntomas, los pacientes presentaban sangrado, lo que hizo pensar en el dengue hemorrágico, precisó.
      • 2012 Agencia AFP "Guatemala alerta muertes dengue" [24-07-2012] El Universo (Guayaquil) Ec (HD)
        El presidente de Guatemala, Otto Pérez, declaró alerta hospitalaria en todo el país por un brote de dengue hemorrágico que ya ha causado cuatro muertos, informó este lunes la agencia estatal de noticias.
      • 2016 Anónimo "Donación sangre" [29-07-2016] El Universal (Caracas) Ve (HD)
        Existen diversos mitos relacionados a la donación de sangre pero la realidad es otra; entre los más destacados se encuentran: "La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra". Esto no es así. La sangre se necesita todos los días para personas con enfermedades comunes como dengue hemorrágico, anemia o condiciones más graves como cáncer, leucemia, entre otras, requieren de sangre, así como para cirugías cardiovasculares, cesáreas, trasplante de órganos, accidentes y otras condiciones.
      • 1981 Agencias "Epidemia en Cuba" [27-07-1981] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
        El primer mandatario cubano señaló que la epidemia de "Dengue hemorrágico" ha causado ya 113 muertos, 81 de ellos niños, y que ha afectado a 273.404 ciudadanos.
      • 1982 Agencia EXC-AEE "Conferencia dengue hemorrágico" [02-06-1982] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Hoy se inicia en esta ciudad [Mérida, Yucatán] una reunión de 21 representantes de países americanos quienes delinearán políticas y métodos para erradicar el dengue hemorrágico y la fiebre amarilla selvática, enfermedades que ocasionan elevado índice de mortalidad.
      • 1991 Manrique S., W. "Malaria enemigo subestimado" [06-04-1991] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Pero, según Caicedo, la semiparalización de las actividades del SEM el semestre pasado obedecieron a que parte de su presupuesto lo destinaron para afrontar la campaña de dengue hemorrágico. Dinero que no se les devolvió y que provocó la detección de 26.000 casos en ese lapso.
      • 1996 Prensa ABC Cultural, 30/08/1996 [1997] Esp (CDH )
        Sin embargo, lo más inquietante de todo radica en que al mismo tiempo que las nuevas epidemias azotan al planeta, resurgen las ya clásicas en el Tercer Mundo, como la tuberculosis, el dengue hemorrágico, el cólera, la difteria y la peste.
      • 1996 Prensa El Universal, 07/04/1997 [1997] Ve (CDH )
        El dengue hemorrágico es uno de los principales problemas para la salud pública de las Américas, donde el número anual de casos notificados aumentó 60 veces en comparación a los cinco años anteriores.
      • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 01/09/1996 [1996] Mx (CDH )
        El objetivo es reducir al mínimo posible el riesgo de enfermedades como el dengue hemorrágico que ha ocasionado severos problemas en otras entidades de la región.
      • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 28/10/1996 [1996] Mx (CDH )
        — Según los índices de mortalidad reportados para ese mal, debieron morir entre tres y cuatro de los pacientes con dengue hemorrágico, pero salvaron la vida gracias al control médico que tenemos —abundó.
      • 1996 Prensa La Nación, 01/12/1996 [1996] CR (CDH )
        Brigadas del Ministerio de Salud Pública trabajan para evitar epidemias como el cólera, dengue hemorrágico y otras enfermedades que se pueden registrar luego que ha bajado el nivel de las aguas.
      • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cu (CDH )
        Sólo el dengue hemorrágico que contaminó a miles de personas dejó un saldo de 158 muertos, de ellos 101 niños.
      • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 01/04/1997 [1997] Esp (CDH )
        Se atendieron 2 mil 559 personas lesionadas No fueron atendidos casos de cólera, de dengue clásico ni de dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
        Además de estos síntomas, los pacientes presentaban sangrado, lo que hizo pensar en el dengue hemorrágico, precisó.
      • 1997 Prensa Diario de las Américas, 17/06/1997 [1997] EU (CDH )
        El mal provoca fuertes fiebres, dolores oculares, de cabeza, de las articulaciones y musculares, así como erupciones cutáneas cuando se desarrolla el dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
        Abarrotados siete hospitales santiagueros con severos casos de dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cu (CDH )
        Covert Action, una revista editada en Washington, publicó que como parte del arsenal CIA-Pentágono, se había introducido en Cuba el llamado dengue hemorrágico, que contaminó a cientos de miles de personas con un balance de 158 muertos, entre ellos 101 niños.
      • 1997 Prensa La Tribuna, 22/10/1997 [1997] Ho (CDH )
        Autoridades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), confirmó ayer el ingreso de dos casos sospechosos de dengue hemorrágico, cuyos pacientes presentaban un cuadro de dengue clásico y sangrado.
      • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
        "Es necesario que la gente se prepare y las unidades hospitalarias estén alertas ante cuadros de dengue hemorrágico, porque si no está el sistema preparado puede haber cuadros serios", dijo Ramírez.
      • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] Co (CDH )
        Las muertes de Fernández y Granda son estudiadas por expertos de la Unidad Ejecutora de Saneamiento, UES, para expedir una certificación final sobre la existencia del dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 25/06/1997 [1997] EU (CDH )
        Los miamenses que viajen a Santiago de Cuba en los próximos días deben tomar medidas de precaución, para evitar el contagio del dengue hemorrágico que afecta a la zona oriental de la isla, aseguraron el martes especialistas del Departamento de Salud del Condado de Dade y del Centro de Control de Enfermedades en Atlanta.
      • 1997 Prensa El País, 18/11/1997 [1997] Co (CDH )
        El zancudo Aedes Aegypti, transmisor del dengue hemorrágico, comenzó a hacer estragos en Tuluá, donde ya dejó las primeras víctimas.
      • 1997 Prensa Diario de Yucatán, 20/12/1997 [1997] Mx (CDH )
        En el caso del dengue hemorrágico, las autoridades sanitarias reportaron 50 enfermos y sólo reconocen la muerte de tres personas a causa de esa enfermedad, pero extraoficialmente se dice que el número de muertos fue superior a una decena.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/07/1997 [1997] Esp (CDH )
        En las salas atestadas de los hospitales los enfermos vomitan sangre por la boca, la nariz, el ano, gritan desesperados por los dolores de cabeza, los músculos y las articulaciones y las altas fiebres que el dengue hemorrágico produce mientras que los médicos intentan, con muy escasos medios, hacer frente a la situación.
      • 1997 Prensa Rumbo, 29/09/1997 [1997] RD (CDH )
        César Mella, presidente de la Asociación Médica Dominicana, una de las principales voces de alarma ante el peligro real de propagación de la plaga de dengue hemorrágico.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/06/1997 [1997] Esp (CDH )
        El jueves 12 de junio, Juan Carlos Céspedes, director de la Agencia de Prensa Oriental, fue detenido por la Seguridad del Estado por informar a la radio extranjera que una epidemia de dengue hemorrágico azotaba a la ciudad, que once personas habían muerto, que más de mil estaban recluidas y que los cuatro principales hospitales de Santiago estaban cerrados porque no cabía un enfermo más. El Gobierno dice que está todo controlado.
      • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
        dengue hemorrágico. m. Mx, Ho, Ni, CR, Cu, Pe, Bo, Py. Variedad de dengue que provoca fuerte hemorragia nasal e interna y que puede causar la muerte rápidamente a quien la padece.
      • 2012 Agencia AFP "Guatemala alerta muertes dengue" [24-07-2012] El Universo (Guayaquil) Ec (HD)
        El presidente de Guatemala, Otto Pérez, declaró alerta hospitalaria en todo el país por un brote de dengue hemorrágico que ya ha causado cuatro muertos, informó este lunes la agencia estatal de noticias.
      • 2016 Anónimo "Donación sangre" [29-07-2016] El Universal (Caracas) Ve (HD)
        Existen diversos mitos relacionados a la donación de sangre pero la realidad es otra; entre los más destacados se encuentran: "La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra". Esto no es así. La sangre se necesita todos los días para personas con enfermedades comunes como dengue hemorrágico, anemia o condiciones más graves como cáncer, leucemia, entre otras, requieren de sangre, así como para cirugías cardiovasculares, cesáreas, trasplante de órganos, accidentes y otras condiciones.
  2. adj. Pe juv. Que es extraordinariamente bueno.
    docs. (2007) 2 ejemplos:
    • 2007 Ginocchio Lainez-Losada, M. I. "Argot de la wich" pp. 200-201 Actas II Congreso Lexicología y Lexicografía Pe (BD)
      El sustantivo en cuestión es utilizado también como adjetivo y es interpretado como el origen de la exacerbación del ánimo. Por ejemplo: (a) QUE DENGUEEEE ESTA CANCION!!! En el ejemplo anterior la palabra dengue puede ser reemplazada por 'buena'. Sin embargo, la cualidad positiva es asumida en su forma superlativa; por tanto, no se trata de una canción buena, solamente, sino que se trata de una canción excesivamente buena.
    • 2007 Ginocchio Lainez-Losada, M. I. "Argot de la wich" p. 201 Actas II Congreso Lexicología y Lexicografía Pe (BD)
      Otro ejemplo que grafique este caso es el que sigue: (b) ...una profesora de inglés que es bbbien dengue hahahaa... ya aprobé el curso... En (b), dengue modifica a la construcción nominal profesora de inglés, atribuyéndole el carácter de divertido o agradable.
  3. 1⟶metáfora
    s. m. Pe juv. Estado o sentimiento de inquietud, desasosiego o angustia [a causa de algo].
    docs. (2007) 3 ejemplos:
    • 2007 Ginocchio Lainez-Losada, M. I. "Argot de la wich" p. 200 Actas II Congreso Lexicología y Lexicografía Pe (BD)
      Los usos detectados en internet devienen de la enfermedad como base referencial. Sin embargo, el término evidencia una serie de matices que toman el contenido semántico básico referido al padecimiento o enfermedad, y se reformula dando lugar a la interpretación de dengue como un estado de angustia, impaciencia y gran expectativa que precede a todo evento de gran relevancia; es decir, a cualquier fiesta rave.
    • 2007 Ginocchio Lainez-Losada, M. I. "Argot de la wich" p. 201 Actas II Congreso Lexicología y Lexicografía Pe (BD)
      Además, se utiliza la palabra dengue como sustantivo en el sentido de 'desesperación' o estado de zozobra. Algunos ejemplos a continuación: (c) Bróder qué malo eres, dejas con todo el dengue... de tan solo imaginar... (d) Ojalá pees y no metan el dengue x gusto...
    • 2007 Ginocchio Lainez-Losada, M. I. "Argot de la wich" p. 203 Actas II Congreso Lexicología y Lexicografía Pe (BD)
      Es necesario hacer mención del sentido adicional de dengue y denguearse; a saber, 'angustia' y 'angustiarse a causa del consumo de drogas'. Cuando una persona adicta señala estar con el dengue, es porque siente una angustia intensa que sólo es posible superar cuando se consigue la droga.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE