6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 21/05/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
avestruz s. (1350-)
avestruz, abestruz, albestruz, alvestruz, auestruz, avestrúz, avestrucitos
Etim. Compuesto de ave y estruz.

Se documenta por vez primera, con la acepción 'ave corredora de hasta 2,5 metros de altura, originaria de África, con el plumaje negro en los machos y gris o pardo en las hembras, grandes alas no aptas para el vuelo, cuello y patas muy largos, muslos desprovistos de plumas y con dos dedos en cada pie', en la traducción anónima de la Historia de Jerusalén abreviada de Jacobo de Vitriaco (p1350). En este testimonio ya están presentes dos rasgos típicos de la caracterización del animal en esta época, que quedarán marcados como rasgos simbólicos (y legendarios) durante mucho tiempo, a saber: su capacidad para comer piedras o hierro candente, así como el hecho de que deja los huevos enterrados en la arena. Esto explica que, dependiendo del elemento privilegiado en cada fuente, las referencias a esta ave estarán marcadas por una connotación ya positiva ya negativa, determinante asimismo para la creación de nuevas acepciones. En los testimonios se destaca también la aparente contradicción que existe entre lo ostentoso de sus plumas y la incapacidad para volar, lo que da lugar a que en algunos textos se emplee la referencia al animal para señalar a escritos literarios de baja calidad o mala factura, a partir de la imagen que ha originado también el significado de los adjetivos avestruzal o avestrucil (véanse). Dado que del avestruz se han aprovechado su carne, sus plumas y su piel, se verifican distintos procesos de sinécdoque que originan varias acepciones; así, como 'grasa de avestruz' se registra por vez primera en 1852, en un anuncio del diario El Heraldo (Madrid) y se localiza posteriormente en distintos reclamos publicitarios de ese siglo. Como 'pluma de avestruz' se atestigua en 1877, en una pieza publicada en La Ilustración Española y Americana (Madrid). Como 'huevo de avestruz' se documenta en un artículo publicado en 1878 en el diario La Época (Madrid). En la acepción de 'ave corredora, endémica de Australia, parecida al avestruz, pero de menor tamaño y color marrón oscuro, con el cuello más grueso, alas más pequeñas y tres dedos en cada pie' se documenta por vez primera en la traducción realizada por J. Galvete de Australia (1878) del Conde de Beavoir. Como 'carne de avestruz' se atestigua en 1909, en un artículo publicado en Nuevo Mundo (Madrid). Con la acepción 'piel de avestruz' se registra por vez primera en 1992, en un artículo publicado en La Prensa (Buenos Aires).

Con el descubrimiento de América, los cronistas y descubridores emplean la voz para designar al ñandú, hecho explicable dado el parecido entre estas aves; por consiguiente, como 'ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al avestruz, pero de menor tamaño, con el plumaje gris o pardo, sin cola, muslos provistos de plumas y tres dedos en cada pie', se atestigua desde 1528, en la Carta de Luis Ramírez á su padre. Puerto de San Salvador, 10 de Julio de 1528. A partir de esta acepción surgen otras por metonimia; así, como 'carne de avestruz' se atestigua en el texto anónimo titulado Viaje que hizo el "San Martín", desde Buenos Aires al Puerto de San Julián, el año de 1752 y del de un indio paraguayo, que desde dicho puerto vino por tierra hasta Buenos Aires (1752-1755). Con la acepción 'piel de avestruz' se registra  por vez primera en una noticia publicada en 1901 en El Heraldo de Madrid.

Generalmente con los modificadores cordillerano, overo, patagónico, petiso o petizo, o el complemento de Magallanes, el vocablo se emplea con el valor 'ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al ñandú, pero de menor tamaño, con plumaje gris parduzco' desde 1832, en el segundo tomo de la Traducción de las Obras completas de Buffon: aumentadas con artículos suplementarios sobre diversos animales no conocidos de Buffon por Cuvier.

Con el valor de 'en la tradición judeocristiana, ángel que se rebela contra Dios, que representa el mal y habita el infierno' se documenta por vez primera en las Poesías (1379-a1425) de Alfonso de Villasandino, incluidas en el Cancionero de Baena, cancionero en que también se registra con este valor en otra composición de R. Páez de Ribera. Esta identificación parece subyacer en otros textos literarios, aunque no de manera tan clara, si bien ya Covarrubias deja constancia de la existencia de este uso en el artículo que consagra al vocablo en su Tesoro de la lengua castellana o española (1611, s. v. abestrvz); nótese que, en la Comedia llamada Eufemia de Lope de Rueda, se menciona al "de las patas de avestruz", perífrasis que también remite, en última instancia, al diablo. Como 'persona que come mucho' se documenta por vez primera en la obra Lira poética (a1678), de V. Sánchez. La comparación entre este animal y la persona que come mucho se repite con cierta frecuencia en la tradición literaria (con ejemplos que insisten en la resistencia del estómago del avestruz) y está presente en una obra como Siglo pitagórico (1644) de Enríquez Gómez, pero los ejemplos donde se cristaliza con claridad esta acepción son menos frecuentes. Como 'persona que tiene poca inteligencia o poco entendimiento' se registra por primera vez en el Extracto de los Pronósticos del gran Piscator de Salamanca, desde el año de 1725 hasta el de 1744 (1725-1744), de D. Torres Villarroel.  Como 'persona o entidad reacia a encarar los problemas' se documenta en 1897, en un artículo (traducción de otro) publicado en La España Moderna (Madrid) y, en 1898, se registra en La política argentina respecto de Chile (1895-1898), de E. Quesada; en ambos casos figura en un complemento con la preposición de del sustantivo política.

Helecho avestruz (véase helecho), con la acepción de 'planta caducifolia con frondas individuales, parecidas, por su forma, a las plumas de avestruz', se documenta en la traducción de M. Á. González Lara de la obra Plantas acuáticas, de Stefan Buczack (1996).

Vid. también avestruz (DH 1933-1936).

  1. >ave+estruz
    s. m. Ave corredora de hasta 2,5 metros de altura, originaria de África, con el plumaje negro en los machos y gris o pardo en las hembras, grandes alas no aptas para el vuelo, cuello y patas muy largos, muslos desprovistos de plumas y con dos dedos en cada pie. Nombre científico: Struthio camelus .
    docs. (1350-2018) 287 ejemplos:
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] Esp (CDH )
      El abestruz come el fierro & los sus huevos dexa en el polvo, non curando de amar lugar onde los ponga, e alli en el foyo del polvo resçiben anima.
    • 2018 Anónimo "Avestruz ataca cuidador" [15-08-2018] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un avestruz atacó varias veces a su cuidador en un zoológico de Penza (suroeste de Rusia). El suceso tuvo lugar el pasado 11 de agosto, cuando la víctima, infringiendo las normas de seguridad de no entrar sin acompañamiento a la zona de avestruces durante su temporada de apareamiento, se aproximó a uno de estos animales. El ave vio invadido su territorio y, confundiendo al cuidador con una amenaza, comenzó a golpearle hasta derribarlo. Ya en el suelo, lo pateó en repetidas ocasiones. Pese a la violenta reacción del animal, el empleado no resultó gravemente herido y se reincorporó a su puesto de trabajo el mismo día del incidente, según fuentes locales.
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] Esp (CDH )
      El abestruz come el fierro & los sus huevos dexa en el polvo, non curando de amar lugar onde los ponga, e alli en el foyo del polvo resçiben anima.
    • c1400 Anónimo Biblia (Esc. I-j-4) Pentateuco [1953] Esp (CDH )
      Toda aue lynpia comeredes; e estas son las que non comeredes de ellas: el aguila, e el bueytre, e el milano, e la rraa, e la aya e la daya a su espeçia; e todo cueruo asu espeçia; e el auestruz, e la tamayz, e la saf e el gauilan asu espeçia; e el coz, e la lechuza, e la tursamat, e la caat, e la rrahama, e la salec, e la anafa asu espeçia; e la duquepat e el morçielago; e qual quier rrastrante delas aues enconada es avos; nonse coma; toda aue lynpia comeredes.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Allí son los búfanos, e los camellos, e las gazelas, e los leones, e los avestruzes, e los puercos espines.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      auestrus: asidra, es auestrús, que en griego dizen strucideuelon; aquesta aue, quando viene el tiempo de parir sus hueuos, alça los oios al çielo et no pone primero los hueuos, fasta que vee las vergilias, queson las cabrillas, estrellas assí dichas; entonçe los cobija con tierra como oluidadiza dellos; structio, auestrús, viene del griego, el qual animal tiene plumas como aue, pero alça se poquito de tierra et desecha los hueuos et después que los pone sola mente se animan enel poluo, algunos dizen a esta aue asida.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] Esp (CDH )
      Ende son los avestruzes & los simios & los elefantes en grand cantidad, segund dize Isidoro.
    • 1517 Torres Naharro, B. Trophea [1994] Propaladia Esp (CDH )
      / ¡Juri a la mar soterraña / que por muger te tenía! / Mas ora yo no sabría / si eres dueña, / por ésta, de carne y leña, / seneficança de cruz, / que paresces abestruz / o soncas grulla o cegüeña.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 802 Esp (CDH )
      El abestruz, ave conoscida, traga y gasta el hierro ardiendo; y esto por secreta propriedad y no por ser calidíssimo, porque mucho más es el león y no lo haze.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 375 Esp (CDH )
      El príncipe ha de tener el estómago de avestruz, tan ardiente con la misericordia, que digiera hierros, y juntamente sea águila con rayos de justicia que, hiriendo a uno, amenace a muchos.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Anudaron a uno con su propio cuello, que era de cigüeña; a otro, con un estómago de avestruz.
    • 1683 Sigüenza Góngora, C. Triunfo parténico [1945] 291 Mx (CDH )
      Deslumbrele al fin la luz / con que el sol sus alas peina, / que es un Aguila esta Reina / y él un modorro avestruz. /
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Su semilla machacada en mortero muy bien, y mista con injundia de Tigre, ó avestrúz, hecho como ungüento al fuego, aplicado á la ceatica, y dolores de las coyunturas antiguos, y penosos los cura, trayendo por algunos dias dicha untura abrigada con un pañito.– La cantidad de semilla será dos onzas, y seis onzas de injudia.– Yo le suelo echar á este ungüento dos onzas de vino, y hirve hasta que se consuma, y hallo ser eficacisimo en tales dolores.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )

      Cuasi tocábamos el umbral de la segunda puerta, que hace frente a la calle, cuando nos arrebató con la vista la curiosidad de un viejo *que estaba asentado en un poyo, ya tan torcido de estatura, que la cabeza hombreaba con los ijares; con una corcova piramidal más aguda que sombrero de maragato o caperuza de disciplinante, con los cascos más lucios que huevo de avestruz y tan calvo, que sólo se le brujuleaban cuatro pelos envergonzantes *a raíz del colodrillo, que le servían de bigoteras a los tolanos; podrido de quijadas, mohoso de bezos, moribundo de facciones y tan difunto de semblante, que estaba amenazandoel día dos de noviembre.

    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )

      La procreacion de estos animales se hace por huevos, y, quando la hembra está en estado de ponerlos, vá á una de las playas del rio y abre entre la arena un agujero grande, en el qual los vá depositando; el tamaño de cada uno es como el de los medianos de las abestruces, y su cascara no se diferencia en lo blanco de los de gallinapero mucho mas fuerte.

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 601 Esp (CDH )
      Esto más es para considerado con un casto silencio que para explicado con la pluma, pues aunque fuese de águila, de buitre o de avutarda, nunca podría remontar el vuelo hasta la cumbre de tan alta esfera, cuánto más la nuestra que no puede seguir el tardo movimiento del más pesado avestruz.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      "Nuestro mundo —responderá el americano— que vosotros llamáis nuevo porque hace tres siglos no era conocido de vosotros, es tan antiguo como vuestro mundo, y nuestros animales son igualmente coetáneos de los vuestros. Ni éstos tienen ninguna obligación de conformarse con vuestros animales, ni nosotros tenemos la culpa de que las especies de los nuestros hayan sido ignoradas por vuestros naturalistas o confundidas por la escasez de sus luces. Y así, o son irregulares vuestros avestruces porque no se conforman a los nuestros, o a lo menos los nuestros no deben decirse irregulares porque no se conforman con los vuestros. Hasta que no demostréis que las primeras avestruces salieron de las manos del Creador con solo dos dedos unidos con una membrana, no nos persuadiréis jamás de la irregularidad de nuestros touyon."
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Aunque Nieremberg no lo dice, advierte Buffon en su estampa una especie de solideo, que tiene relacion con la plasta dura y callosa que el Avestruz africano tiene en el mismo parage.
    • 1805 Fdz Moratín, L. Sí de las niñas [1993] Esp (CDH )

      ritaSí, señora. Más ha comido que un avestruz. Ahí le puse, en la ventana del pasillo.

    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )

      Críanse en el Egipto liebres, mas su comida está vedada á todo mahometano judío: críanse toros silvestres y gazelas, pero su carne es desabrida; ambas especies son pasto de los tigres, panteras, onzas y leopardos: tambien se crian avestruces, pero solo comen de esta ave la enjundia y los huevos.

    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      Cuando el pollo, el gran pollo del avestruz no ha acertado á romper su cascarón, la hembra avestruz, por un procedimiento que bien puede ser muy maternal, pero no por eso menos grosero, ayuda á nacer á sus hijos á patadas.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
      Eliogábalo, el delicado númen de la Siria, se ahitaba de sesos de avestruz: los epicúreos de Sud-América se darán ya á comerse el bombix ó gusano de la seda, y servirán á sus huéspedes sopas de mariposas; ¿y cómo no, cuando se regodean con el caracolito consabido? Llegando yo una vez casa de una familia rica del país de Imbabura, sucedió que hubiese caracoles á la mesa: cada cual de los circunstantes apañó un buen porqué de esas conchitas cavernosas, y se puso á chuparlas muy de propósito.
    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Co (CDH )
      En aquellos climas que van desde el calor de Madagascar, en los hondos valles equinocciales, hasta el frío de Siberia, en los luminosos páramos donde blanquea la nieve perpetua, surgirán, incitados por mis agentes y estimulados por las primas de explotación, todos los cultivos que enriquecen, desde el banano cantado por Bello en su oda divina hasta los líquenes que cubren las glaciales rocas polares; todas las crías de animales útiles desde los avestruces que pueblan las ardientes llanuras de Africa, hasta los rengíferos del polo.
    • 1902 Glz Prada, M. Conservadores Horas de lucha Pe (CDH )
      En las asociaciones femeninas se consagran las desigualdades más odiosas, se observa la más estricta división de clase: respetuosas genuflexiones a collares de perla y sombreros con plumas de avestruz, desconsideración y menosprecio a trajes descoloridos y mantas raídas.
    • 1925 Asturias, Miguel Ángel Asturias, M. Á. París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      Este viento frío lo sentí en las espaldas cuando nuestro paso de réprobos dejó el Jardín de las Delicias —¡oh, Eva!— para entrar en la tierra baja, donde en llegando nuestra naturaleza cambiada por el pecado percibió de manera distinta el Universo, y oímos, ya con temor y ansia humanos, el rugido de los felinos, la carrera del avestruz, los pasos de los elefantes y el resoplar cansado de los osos polares.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Allí se apretaban los instrumentos musicales, los relojes horizontales como brújulas y los complicados como campanarios de abadías; las invenciones de ámbar, de nácar, de coral; los vasos en forma de quimeras, realzados con esmaltes; las peligrosas esferas de cristal de roca; los mosaicos hechos con plumas de aves del trópico; los caracoles, las conchas de peregrinos; los astrolabios, los instrumentos matemáticos; las figurillas de cera; los amuletos, los discos cabalísticos, grabados con letras hebraicas; los cuernos de marfil; las copas hechas con huevos de avestruz, con nueces gigantescas y con cráneos de simios; los aguamaniles de bronce en traza de centauros, de leones, de guerreros a caballo; los fragmentos de cerámica y de barro esculpido; los relicarios; los espejos multiformes; las raíces de mandrágora; las piedras bezoares engarzadas en oro; los autómatas; los esqueletos de reptiles, entre los cuales había una presunta sirena; las defensas de unicornio; las petrificadas flores.
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] Mx (CDH )
      Quien las viera pensaría en un avestruz y un jabalí cruzando, sin advertir —tan concentradas van— la belleza de un florido jardín.
    • 1997 Prensa Siglo Veintiuno, 19/10/1997 [1997] Gu (CDH )
      El profesional refirió que actualmente el Estado justifica que hace algo por eliminar o limitar los niveles de violencia, pero eso es hacer como el avestruz, meter la cabeza en la tierra y no darse cuenta que el problema de la violencia es mayor y requiere soluciones tan complejas que no se dan simplemente con incrementar el encarcelamiento.
    • 2001 Delibes Castro, M. Vida. La naturaleza en peligro Esp (CORPES)
      Como Nueva Zelanda está formada por islas, nunca accedieron allí otros mamíferos más que los murciélagos, que podían hacerlo volando, y por tanto las aves tuvieron la posibilidad de evolucionar para ocupar muchos nichos o «puestos de trabajo» que en otras latitudes estaban ocupados, pero que allí estaban vacantes. Había pequeñas aves terrestres que hacían el papel de musarañas, pollas de agua no voladoras que funcionaban ecológicamente como los conejos, y grandes moas semejantes a avestruces, que actuaban como los corzos, ciervos e incluso bisontes. Existieron más de una docena de especies de moas, con largos cuellos y cabezas diminutas, que llegaban a pesar un cuarto de tonelada y medir más de tres metros de altura, en el caso de la especie mayor, y apenas una tercera parte en el caso de la más pequeña, poco más grande que un pavo.
    • 2013 Cea Aránguiz, R. / Montalva Wainer, S. Trekking en Torres del Paine Ch (CORPES)
      Aunque no pueden volar debido a sus alas reducidas, el ñandú es un ave que puede alcanzar los 70 kilómetros por hora corriendo. Parecidos a los avestruces, se diferencian de éstos por su color gris y menor tamaño. Cuando vea un ejemplar incubando huevos o cuidando a las crías, sepa que se trata de un macho, no de la hembra.
    • 2018 Anónimo "Avestruz ataca cuidador" [15-08-2018] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un avestruz atacó varias veces a su cuidador en un zoológico de Penza (suroeste de Rusia). El suceso tuvo lugar el pasado 11 de agosto, cuando la víctima, infringiendo las normas de seguridad de no entrar sin acompañamiento a la zona de avestruces durante su temporada de apareamiento, se aproximó a uno de estos animales. El ave vio invadido su territorio y, confundiendo al cuidador con una amenaza, comenzó a golpearle hasta derribarlo. Ya en el suelo, lo pateó en repetidas ocasiones. Pese a la violenta reacción del animal, el empleado no resultó gravemente herido y se reincorporó a su puesto de trabajo el mismo día del incidente, según fuentes locales.
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] Esp (CDH )
      El abestruz come el fierro & los sus huevos dexa en el polvo, non curando de amar lugar onde los ponga, e alli en el foyo del polvo resçiben anima.
    • c1400 Anónimo Biblia (Esc. I-j-4) Pentateuco [1953] Esp (CDH )
      El aguila, e el bueytre, e el milano, e la daça, e el aya asu espeçie, e todo cueruo asu espeçie, e la auestruz, e la cahamas, e saaf e el gauilan asu espeçia.
    • c1400 Anónimo Biblia (Esc. I-j-4) Pentateuco [1953] Esp (CDH )
      Toda aue lynpia comeredes; e estas son las que non comeredes de ellas: el aguila, e el bueytre, e el milano, e la rraa, e la aya e la daya a su espeçia; e todo cueruo asu espeçia; e el auestruz, e la tamayz, e la saf e el gauilan asu espeçia; e el coz, e la lechuza, e la tursamat, e la caat, e la rrahama, e la salec, e la anafa asu espeçia; e la duquepat e el morçielago; e qual quier rrastrante delas aues enconada es avos; nonse coma; toda aue lynpia comeredes.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      ¿O por cual razon la ala de los pauones (abestruz) es tan graçiosa mas que las plumas de la çigueña e el gauilan?
    • a1435 Monte, L. Poesías [1993] 622 Canc Baena Esp (CDH )
      * / 3 Sube muy alto e non tartalea, * / sigue tal regla como el alcaduz / que sube e desçiende mejor que avestruz, / de longe * espanta, jugando guerrea; / muerte o dolençia el adelfa * acarrea, / osso pequeño grand colmena escarça, * / non es muy suave olor de magarça, * / más vale azahar adoquier que sea.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Allí son los búfanos, e los camellos, e las gazelas, e los leones, e los avestruzes, e los puercos espines.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] 302 Esp (CDH )

      Allí avía muchas alcatifas e alhonbras, reales e pequeñas, de muchas labores e diversas; avía muchas tinajas e jarras de manteca e de miel, e mucha carne çezina, e pan cozido e en grano, e muchos dátiles e almendras, e bien guisado de comer para quien oviera espaçio; e muchas plumas de avestruz e fazes de púas de espines.

    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      auestrus: asidra, es auestrús, que en griego dizen strucideuelon; aquesta aue, quando viene el tiempo de parir sus hueuos, alça los oios al çielo et no pone primero los hueuos, fasta que vee las vergilias, queson las cabrillas, estrellas assí dichas; entonçe los cobija con tierra como oluidadiza dellos; structio, auestrús, viene del griego, el qual animal tiene plumas como aue, pero alça se poquito de tierra et desecha los hueuos et después que los pone sola mente se animan enel poluo, algunos dizen a esta aue asida.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] Esp (CDH )
      Ende son los avestruzes & los simios & los elefantes en grand cantidad, segund dize Isidoro.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] Esp (CDH )
      & ha esta region muchas bestias salvajes como monos & dragones & avestruzes y elefantes, segun dize Isidoro al .xv. libro.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 271r Esp (CDH )
      Los camellos entre las otras bestias de quatro pies conoçe assi como el ombre & como el avestruz & la grulla. & otras tales aves.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Abestruz ave. struthius. struthiocamellus.i.
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Esp (NTLLE)
      abestruz [...] struthio, onis [...], abestruz. Es más aue que animal gressible, aunque no buela por su graueza, tiene rostro de aue y dos pies y pluma, y pone hueuos, avnque no los saca como otras aues, más conel poluo del arena y conel calor del Sol, se empollan. Digere el fierro y tiene partida la vña, aborresce naturalmente el cauallo, pare los hueuos quando comieçan a salir las cabrillas, cerca de junio, y enbuéluelos enel arena, donde después de salidos en pollos, los conoce y cría por natural instinto [...].
    • 1517 Torres Naharro, B. Trophea [1994] Propaladia Esp (CDH )
      / ¡Juri a la mar soterraña / que por muger te tenía! / Mas ora yo no sabría / si eres dueña, / por ésta, de carne y leña, / seneficança de cruz, / que paresces abestruz / o soncas grulla o cegüeña.
    • 1528 Ramírez, L. Carta (18-10-1528) Documentos relativos a Sebastián Caboto Esp (CDH )

      Estos quirandíes son tan ligeros que alcanzan un venado por piés; pelean con arcos y flechas y con unas pelotas de piedra redondas como una pelota y tan grandes como el puño, con una cuerda atada que la guía, las cuales tiran tan certeras que no yerran á cosa que tiran: éstos nos dieron mucha relación de la sierra y del rey blanco, como arriba digo, y de una generación con quien ellos contratan, que de la rodilla abajo que tienen los piés de avestruz; y también dijeron de otras generaciones extrañas á nuestra natura, lo cual, por parecer cosa de fábula, no lo escribo.

    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] II, 1032 Esp (CDH )
      ¿Quién dará razón por qué el estruthio camellus o avestruz tiene tan largo cuello, si no entendiere que fue así necesario para que pudiesen aprovecharse del pasto y mantenimiento?
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Y entre los animales, los que se crían y mantienen en las entrañas de la tierra, como los gusanos y lombrices y topos y lagartijas, son terrestres y responden a la tierra; los peces y ranas responden al agua; las aves al aire, y no pueden vivir sin él; las salamandrias y avestruces y leones y otros tales responden al fuego.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 802 Esp (CDH )
      El abestruz, ave conoscida, traga y gasta el hierro ardiendo; y esto por secreta propriedad y no por ser calidíssimo, porque mucho más es el león y no lo haze.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] III, 358 Esp (CDH )
      Asimismo había traído este mismo Embajador al Papa un dromedario y ciertos avestruces.
    • 1553 Méndez, C. LEjercicio corporal [1999] Esp (CDH )
      Es por cierto de notar esto muy bien en un vientre de una abestruz porque se dize que come un hierro y lo convierte en substancia de su cuerpo.
    • 1553 Méndez, C. LEjercicio corporal [1999] Esp (CDH )
      Acuérdome, siendo muchacho, que estava un abestruz en casa del señor arçobispo de Sevilla, don Diego de Deça y que, estando jugando a la pelota con sus pajes, se nos salió del juego la pelota y, como yva rodando por el patio, la tomó el abestruz y començó de tragalla, y como tiene el cuello muy largo, antes que la tragasse no hazíamos sino subirla hazia arriba, y ya que la teníamos en la boca, como era alto mucho y no la alcançávamos, tornávala a tragar; y era passatiempo vernos en contienda con el cuello del abestruz.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] Esp (CDH )

      GalloQuiero te dezir del que más me acordare conforme a mi memoria, porque como es la nuestra más flaca que hay en el animal no te podré guardar orden en el dezir: fue monja, fue ximio, fue avestruz, fue un pobre Timón, fue un perro, fue un triste y miserable siervo sclavo, y fue un rico mercader, fue Ícaro Menipo el que subió al çielo y vio allá a Dios.

    • 1562 Granada, L. Trad Escala espiritual S. Juan Clímaco [1906] Esp (CDH )
      Así como no es posible que las aves muy cargadas de carnes (como es el avestruz) vuelen á lo alto del cielo, así tampoco volarán á este lugar los que regalan y engordan su cuerpo.
    • 1542-1565 Rueda, L. Eufemia [2001] Las cuatro comedias Esp (CDH )

      Vallejo.A hombre lo encomiendas que, aunque venga el de las patas de avestruz con todos sus secuaces dando tenazadas por essa calle, no bastará a mudarme el pie derecho donde una vez lo clavare.

    • 1571 Anónimo Trad Vida cristiana Pinto [1967] Esp (CDH )
      Y hay otras que caso que sea bien que se digan quieren ellas ser cocidas, porque una verdad cruda no hay estómago de avestruz que la digiera.
    • 1571 Anónimo Trad Vida cristiana Pinto [1967] Esp (CDH )
      Y así como los avestruces no hay hierro por duro que sea que no lo digieran, así los grandes sabios no hay tribulación, por dura que sea, que no la digieran, holgando de padecer por amor de Cristo por reinar con él en la gloria, conforme a lo que dice el apóstol a Timoteo: si juntamente padeciéremos, juntamente reinaremos.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 123 Esp (CDH )
      Fue desta manera que lo contaba, que de la parcialidad de Xicotenga, que ya no veía de viejo, padre del mismo capitán venían diez mil, y de la parte de otro gran cacique que se decía Mase-Escaci, otros diez mil, y de otro gran principal que se decía Chichimecatecle, otros tantos, y de otro gran cacique señor de Topeyanco, que se decía Tecapaneca, otros diez mil, e de otro cacique que se decía Guaxocingo, otros diez mil; por manera que eran a la cuenta cincuenta mil, y que habían de sacar su bandera y seña, que era un ave blanca, tendidas las alas como que quería volar, que parece como avestruz, y cada capitán con su divisa y librea; porque cada cacique así las tenía diferenciadas.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )

      Con todo esto (como no haya regla sin excepción) del avestruz dice el mismo Criador, hablando con el santo Job, que carece deste amor, por estas palabras: Las plumas del avestruz son semejantes á las de un gavilán. Pues cuando esta ave deja sus huevos en la tierra, ¿serás tú poderoso como yo para calentarlos en el polvo y sacarlos á luz? No se le da nada que los huellen los pies del caminante, ó las bestias del campo los quiebren.

    • 1585 Arfe Villafañe, J. Escultura Arquitectura [2003] Esp (CDH )
      El avestruz es ave grandíssima y tiene las plumas muy hermosas y no son para bolar de provecho por ser muy blandas; sólo sirven para adorno de capitanes y soldados; será su altura vara y media y el pescuezo sube más alto y tiene los pies partidos, con un dedo grande y otro pequeño; mira muchas vezes de noche las estrellas. / / Avestruz, figura 2.
    • 1585 Arfe Villafañe, J. Escultura Arquitectura [2003] Esp (CDH )
      El avestruz es ave muy grossera, / Grandíssima y de cuerpo muy pesado, / Tiene la pluma hermosa, y muy ligera, / Y el cuello tiene largo, y bolteado; / Tiene pies de animal, no uña entera, / Sino abierta a la forma de venado; / No buela por ser grande, y muy cargada, / Alas cortas, y pluma muy delgada.
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 408 Esp (CDH )
      El cuello, luengo y delgado, y que de aquel cuerpo tan grande se iba alargando y desminuyendo hasta dejar en una subtil y delicada garganta, como de cisne; con la cabeza, de la forma de la del camello, y tan grande, poco más como dos veces la de un avestruz de los de Libia; y los ojos, blanquecinos, de color de albayalde, con el mirar horrible y espantoso.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 159 Co (CDH )
      / Ondean por los yelmos plumas largas / De las garcetas blancas y avestruces, / Revuelven lanzas, cambian las adargas / Los diestros y valientes andaluces, / Descargan con gran ímpetu sus cargas / Los fumosos y ardientes arcabuces, / Con gran orden entraban y salían / Con una y otra salva que hacian.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )

      Mas en lo que toca a los grados de la bondad nutrimental de los huevos, yo me atengo con Galeno, que dice ser los huevos de faisanes y los de gallinas los de mejor substancia; y muy menos tales los de las ánsares y avestruces (y lo mismo dice Pablo Egineta) y los que ponen las aves sin macho son infecundos y de mal sabor y de mal nutrimento.

    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 292 Esp (CDH )
      Porque hay aves también en Indias, muy pesadas, como avestruces, * que se hallan en el Pirú, y aún a veces suelen espantar a los carneros de la tierra, que van cargados.
    • 1591 Percival, R. DSpanEnglLat Esp (NTLLE)
      Abestruz, an ostritch, Struthius.
    • 1595 Ángeles, J. Diálogos Conquista Reino Dios [1946] Esp (CDH )
      ¡Y cuántos tienen mayores alas y más pluma que el avestruz, que nunca vuelan ni se levantan a pensar y contemplar cosas de la otra vida ni por una hora! Tienen alas para ostentación, para ser tenidos por santos, espirituales y contemplativos; y al fin, todo carne, todo mundo, todo tinieblas y todo noche.
    • 1595 Ángeles, J. Diálogos Conquista Reino Dios [1946] Esp (CDH )
      Si se hubiese de hacer juicio de la ligereza de las aves por las alas y plumas solamente, más había de volar el avestruz que el neblí, porque tiene más pluma y mayores alas; pero no es así, porque el neblí sube hasta las nubes y el avestruz no se levanta del suelo; es ave pesada y tiene mucha carne y sus alas no son más que para ostentación, para que se vea que es ave.
    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )
      Son como los perros, que por tragar no mascan, * o como el avestruz, que se engulle un hierro ardiendo * y, si halla delante, se comerá un zapato de dos suelas que haya en Madrid servido tres inviernos, porque yo le he visto quitar con el pico una gorra de un paje y tragársela entera.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] fol.37r Esp (CDH )
      Y lo mismo se puede dezir de las demás ocultas qualidades que ponen que si el avestruz dixiere y cueze el hierro y la piedra, ymán le atrae a sí.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] II, 34 Esp (CDH )
      Así que, Florino amigo, según la relación vuestra, no hay demonio en el infierno a quien no se haya dado parte en esas conversaciones: lugar tienen en rueda con los tahures; y entre los demás daños que en tal compañía reciben, dos se me representan, colegidos del profeta Esaías , cuando habla de la ciudad de Babilonia por estas palabras: «Será cueva de dragones, pasto y dehesa de avestruces».
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] II, 34 Esp (CDH )
      En los dragones se representa la malicia y voracidad; en el avestruz, la aparencia de hipócritas, que andan hermanados en este caso.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] I, 285 Esp (CDH )
      Porque hasta los animales en el mundo vemos no tener contento, sino que los unos riñen con los otros, peleando la onza con el león, el rinoceronte con el crocodilo, el elefante con el minotauro, el oso con el toro, el girifalte con la garza, el águila con el avestruz, el sacre con el milano, el hombre con el hombre, y todos juntos con la muerte.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] II, 37 Esp (CDH )
      Estotro día, por lo que decís de querer, estaban en Toledo no sé cuántos galanes tratando en ser como avestruz, otro como galápago; cada uno, al fin, lo que con su juicio alcanzaba y lo que cerca desto sabía.
    • 1596-1603 Vega Carpio, L. Nuevo Mundo Colón [1980] 18 Esp (CDH )
      / La perdiz, el papagayo / con el avestruz * plumoso, / la garza, el pavón hermoso / y el vistoso guacamayo, * / la oveja que sufre carga, * / la vaca fértil, el gamo, / la liebre, al tronco del ramo / de tuna o mezquique * amarga.
    • 1604 Palet, J. DiccLengEspFranc Esp (NTLLE)
      Abestruz, Austruche.
    • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] 202 Rimas Esp (CDH )
      / Ya los avestruces pardos / rizan plumas con que adorne / la futura soldadesca / celadas y morriones.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Podráse decir de algunas madres deste tiempo que son para sus hijas más crueles que avestruces, y que las que por naturaleza y obligación debían ser misericordiosas, comen y cuecen sus hijos, como dijo Jeremías. Porque, ¿qué más proprio cocer y tragar sus hijos puede haber que cocerlos en maldades y aprender en ellos el fuego del pecado y deshacer sus almas con ruines consejos y ejemplos?
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] II, 553 Esp (CDH )

      La cuitada, para echar el resto de sus pesadumbres, traía un muy grueso cordón, que más parecía bordón según era duro, ñudoso y grueso, y a los dos lados deste gordo cordón una bolsa y llavero de llaves; la bolsa, de la hechura de huevo de avestruz, el llavero tamaño, y con tanto hierro como el incensario de Santiago.

    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Y más, después que el amor es indiano y aun avestruz, que come metal acuñado.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      Abestruz, ou Auestruz, Austruche.
    • c1603-c1607 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Pláticas Religiosos [2002] Esp (CDH )
      Grandes gastadores y consumidores, ¡qué de veces los del mundo, por falta del aceite que vamos diciendo, por su pobreza y falta de bienes celestiales, regatean un ayuno, en dos maravedís reparan de limosna, en un visitar el hospital! Mill gracias debe dar su charidad a su buen Dios, que de secreto le ha enviado caudal y herencia para que no repare ya en nada, sino que sea grande gastador y consumidor de penitencias y ayunos, etc., mostrándose de naturaleza de avestruces, que digieren hierro.
    • c1603-c1607 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Pláticas Religiosos [2002] Esp (CDH )
      Y como avestruz que digiere un hierro, assí digiere injurias y agravios.
    • c1607 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Orígenes Descalcez [1997] Esp (CDH )
      Vemos acá un avestruz, que se traga un hierro abrasando.
    • 1607 Ángeles, J. Consideraciones Cantar [1917] Esp (CDH )
      En faltando Dios desta casa, luego es hecha casa y morada de dragones y pasto de avestruces, y los salvajes se convidan unos á otros, y entran en ella, y moran en ella.
    • 1610 Góngora Argote, L. Firmezas Isabela [1993] 114 Esp (CDH )
      / Pastorcilla dichosa, / si ya la hizo esposa / dulce propia elección, no fuerza ajena; / al de plumas lozano / avestruz africano, / que vuela rey en su desnuda arena, / menosprecia la tórtola, y en suma, / más arrullos escoge y menos pluma.
    • 1611 COVARRUBIAS, SEBASTIÁN DE Tesoro de la lengua castellana o española Esp (NTLLE)
      ABESTRVZ, Latine struthius. i. struthio camellus. i. es la mayor de las aues, si aue se puede llamar; porque aunque tiene alas no buela con ellas, tan solo le siruen de aligerar su corrida, sin jamas leuantarse de tierra. Tiene las vñas hendidas, como el cieruo: y quando huye, va asiendo con ellas las piedras, y las arroja a quien le sigue. Traga todo quanto le arrojan, y lo digiere, y es tan stolido y bobo, que si esconde tan solamente la cabeça entre alguna mata, piensa que está todo encubierto y seguro de los caçadores. Sus hueuos son hermosos de grandes, y por deuocion los cuelgan en algunos sanuarios [sic]. Sus plumas curadas y teñidas de varias colores, adornan las celadas de los soldados: las gorras y sombreros de los galanes. [...] Es cierto, que por ser tan pesado animal no puede echarse sobre los hueuos, como hazen las demas aues, porque cargandose sobre ellos los quebraria: y diole naturaleza tal instinto, que cauando en el arena hiziesse vn hoyo, y los pusiesse alli cubriendolos despues con ella, y con el amor natural esta de ordinario mirando a essa parte: y no porque los empolle con la vista, como algunos falsamente pensaron [...] En la Escritura es tenido el auestruz por animal cruel, malo, solitario, y casi siempre quando haze mencion del le trae en compañia de los dragones [...].
    • 1611 Rosal, F. Etimología vocablos lengua castellana Esp (NTLLE)
      Avestruz, el Ave Struz, del Gr. que le llama Strus o Struzos.
    • c1579-a1613 Argensola, L. Rimas [1950] 122 Esp (CDH )
      / Diréys que son las hijas de la hambre, / o, cuales avestruzes, suficientes / a digerir el hierro i el arambre.
    • c1579-a1613 Argensola, L. Rimas [1950] Esp (CDH )
      Quien dar más bueltas viere a tu rosario / que en la noria a la sarta de arcaduzes / que más beve del Tajo, i con más cruzes / adornada tu casa que un calvario, / dirá que desde luego un santuario / te preparen con lámparas i luzes; / que entre ellas i entre huevos de avestruzes, / tus reliquias aguarde un relicario.
    • 1614 Salas Barbadillo, A. J. Ingeniosa Elena [1985] 144 Esp (CDH )
      * / Más porfiáronle tanto, / que por yr con la común / bevió más que perro en siesta / Y comió más que avestruz.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II 1223 Esp (CDH )
      Para mí sola nació don Quijote, y yo para él: él supo obrar y yo escribir, solos los dos somos para en uno, a despecho y pesar del escritor fingido y tordesillesco que se atrevió o se ha de atrever a escribir con pluma de avestruz grosera y mal deliñada las hazañas de mi valeroso caballero, porque no es carga de sus hombros, ni asunto de su resfriado ingenio; a quien advertirás, si acaso llegas a conocerle, que deje reposar en la sepultura los cansados y ya podridos huesos de don Quijote, y no le quiera llevar, contra todos los fueros de la muerte, a Castilla la Vieja, haciéndole salir de la fuesa donde real y verdaderamente yace tendido de largo a largo, imposibilitado de hacer tercera jornada y salida nueva [...].
    • 1616 Anónimo Loa 417 Loas Esp (CDH )
      / Iban vestidos de prieto, / que es siempre la mayor gala, / con sus plumas de avestruces, / unas prietas y otras brancas.
    • 1617 Valladares Valdelomar, J. Caballero [1902] I, 38 Esp (CDH )
      Como allí no se pueden traer armas, tenía dado á guardar en una hostería la espada y daga, y sin ser avestruz, en pocos días se las comió, y como gentilhombre de la boca, andaba en cuerpo, visitando los hospitales con mucha devoción, no haciendo en esto obras pías, sino recibiéndolas.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      A los cinco de mayo el Jeque habló al Duque, juró fidelidad y dar el tributo de seis mil escudos, un camello, cuatro avestruces, cuatro halcones en cada un año, y recibió el estandarte del Rey de España y entregó el de Dragut.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      Ni fue menor el número de los que hizo traer orientales y meridionales, reinocerontes, elefantes, adives, leones, onças, leopardos, camellos, de que hay cría y servicio en Aranjuez, avestruces, zaidas, martinetes airones.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Carta duodécima Actos públicos en Madrid Esp (CDH )
      Aqui se admiró su Alteza de ver seruirse aquella casa con camellos en lugar de azemilas, y de ver la cantidad de auestruzes que ay grandes y pequeños criados en aquel sitio, la qual ocasionó a su Magestad a que presentasse al Principe un elefante, y cinco camellos, y un auestruz, la qual su Alteza recibió, y mandó embiar luego a Inglaterra [...].
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] 330 Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Mas, habiendo vuestra señoría mostrado su antiguo lustre, su grandeza conocida, el amor a sus reyes naturales en todas acciones, y por gusto de su majestad ostentado su valor en la entrada del príncipe extranjero (si no es natural tal confianza), con gloriosa envidia de los lugares de estos reinos, y dado en todas causas de festejo muestra de su afecto en medio de estas olas porfiadas, si no iguales, reconociéndome obligado a los dos, aún más que a la patria que (como huevo de avestruz que se deja al beneficio del sol, padre de los vivientes), cuando ella me destituyó, tantas veces he hallado, como en el sol, vida en vuestra señoría.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Cartas 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Aquí se admiró su alteza de ver servirse aquella casa con camellos, en lugar de acémilas, y de ver la cantidad de avestruces que hay, grandes y pequeños, criados en aquel sitio, lo cual ocasionó a su majestad a que presentase al príncipe un elefante y cinco camellos y un avestruz, lo cual su alteza recibió y mandó enviar luego a Inglaterra [...].
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] 466 Esp (CDH )
      / Allí la que miró desde el terrado / el pedestre galán salir al toro, / monte de plumas, avestruz dorado, / supuesto que igualando el miedo al oro, / y más si le cogió por algún lado, / perdiendo a los balcones el decoro, / hablando va desde la verde orilla, / Atlante de su ropa, hasta la villa.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] 33 Esp (CDH )
      El era un clérigo cerbatana, largo sólo en el talle, una cabeza pequeña, pelo bermejo (no hay más que decir para quien sabe el refrán), los ojos avecindados en el cogote, que parecía que miraba por cuévanos, tan hundidos y escuros, que era buen sitio el suyo para tiendas de mercaderes; la nariz, entre Roma y Francia, porque se le había comido de unas búas de resfriado, que aun no fueron de vicio porque cuestan dinero; las barbas descoloridas de miedo de la boca vecina, que, de pura hambre, parecía que amenazaba a comérselas; los dientes, le faltaban no sé cuántos, y pienso que por holgazanes y vagamundos se los habían desterrado; el gaznate largo como de avestruz, con una nuez tan salida, que parecía se iba a buscar de comer forzada de la necesidad; los brazos secos, las manos como un manojo de sarmientos cada una.
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 756 Esp (CDH )
      / Porque no echéis a perder / vuestros zapatos de plata, / pues dais en ir y volver, / hoy, mi alma, quiero hacer / de vuestros pies alpargata; / el zapatero avestruz / que anduvo con vos en puntos, / vaya a comer alcuzcuz, / y vos y yo andemos juntos, / Niño de mis ojos Luz.
    • 1641 Vélez Guevara, L. Diablo [1999] 87 Esp (CDH )
      Don Cleofás y su camarada no salían de su posada, por desmentir las espías de Cienllamas y de Chispa y Redina, y subiéndose a un terrado una tarde, de los que tienen todas las casas de Sevilla, a tomar el fresco y a ver desde lo alto más particularmente los edificios de aquella populosa ciudad, estómago de España y del mundo que reparte a todas las provincias dél la sustancia de lo que traga a las Indias en plata y oro —que es avestruz de la Europa, pues digiere más generosos metales—, espantándose don Cleofás de aquel numeroso ejército de edificios tan epilogado que, si se derramara, no cupiera en toda la Andalucía, le dijo a su compañero:
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 324 Esp (CDH )
      Como en el ejemplo mismo de las águilas se experimenta, pues, aunque ordinariamente engendran águilas, hay quien diga que los avestruces son una especie dellas, en quien con la degeneración se desconoce ya lo bizarro del corazón, lo fuerte de las garras y lo suelto de las alas, habiéndose transformado de ave ligera y hermosa en animal torpe y feo.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )
      Los egipcios significaban la igualdad que se debía guardar en la justicia por las plumas del avestruz, iguales por el uno y otro corte.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 375 Esp (CDH )
      El príncipe ha de tener el estómago de avestruz, tan ardiente con la misericordia, que digiera hierros, y juntamente sea águila con rayos de justicia que, hiriendo a uno, amenace a muchos.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 894 Esp (CDH )
      Esta Empresa, queriendo significar lo que deben preciarse los príncipes de las armas, pone por cimera de una celada el espín, cuyas púas, no menos vistosas por lo feroz, que las plumas del avestruz por lo blando, defienden y ofenden.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )
      Amigo, tus malas obras son causa de mi doctrina, y de tu mucha desorden ha nacido el orden de mis palabras: asiéntalas en tu corazón si quieres alcanzar el asiento de los ángeles, que, por ser asiento, * puede ser te inclines a él. Cincuenta años ha que, hecho adbitro del pecado, te has introducido en Corte por langosta * de los labradores, polilla de los mercaderes, imán de los tesoros, avestruz * de las haciendas, hidra * de las manifaturas y protodiablo * de los adbitristas o ataístas, que todo es uno.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )
      ¿Adónde caminas, vagando regiones y surcando campañas desasidas, buscando en ese bosque de fieras, en esa montaña de leones, en esa selva de avestruces * y en ese teatro de homicidas vida que no has de gozar, descanso que no has de tener y justicia que no has de hallar? Mírame a mí y considérame por ejemplo soberano de los sucesos del siglo: por todos he pasado, por todos he corrido y en todos me perdí, que son tan crueles sus laberintos que el más prudente juicio se pierde en ellos y es preso como la simple ave en la cautelosa red del astuto cazador.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] 228 Esp (CDH )
      * / Cerrar ninfas y dar llave / sólo un Guadaño avestruz / hijo de la misma Parca / puede ejercello en Tolú.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )
      / Si ayunó de polo a polo / todo miserable advierta / que en esta casa desierta, / más propiamente avestruz, / la limosna enciende luz / sobre su pavesa muerta.
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] 334 Esp (CDH )
      / Díjele por lo claro: / «Don Gerundio del Águila y Alfaro, / lacre * de lacres, cifra del araño, * / avestruz * de las bolsas y el engaño, / trampa con alma, embuste declarado, / Garraf * de lo guardado, / lince de lo escondido, / imán de yertos, gavilán vestido, / pues todo el que contigo ha lacreado * / si fue por lana, vino trasquilado; / sabañón de lo ajeno, / sarna de lo mejor y lo más bueno; / sarpullido del oro, / polilla del tesoro, / y por llegar al centro, / ladrón de por de fuera y por de dentro, / pues no hay miembro en tu cuerpo desdichado / que no sea ladrón
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 108 Esp (CDH )
      * / Que un avestruz trague / las ascuas de un horno / y que coman tierra * / ratones y topos, / vaya en hora buena; * / cada día lo oigo; / pero que una vieja, / tras seis mil agostos, / sin diente ni muela, * / los colmillos romos, / se coma diez sillas / y tres escritorios; / que, sin ser polilla, / le comiese al bobo / todos sus vestidos, / es raro negocio.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] II, 281 Esp (CDH )
      Madama doña Embeleco, / Más lamida que alcoscuz, / Más probada que piñata, / Más chupada que orozuz, / Más batida que una estrada, / Más navegada que el Sur, / Más combatida que Rodas / Más gananciosa que un flux; / Tan Circe de los novatos / Que, con saber que eres pu- / Silánima pecadora, / Te hacen todos rendibuy; / Garitera perdurable / De el juego de el dingandux, / Tarasca de las meriendas / Y del dinero avestruz; / Ya no hay Bras, ni hay pan perdido, / Que a tu gran ingratitud / Le he cantado ya el per omnia, / Después de hacerle la cruz.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] Esp (CDH )
      Viéndome imposibilitado de remedio, y que sin ser avestruz me había comido toda la acerada mercancía, y habiendo hecho voto de no comer ni comprar ni aun carne de agujas, por no acordarme de tan ruin bohonería, me encomendé a Dios y, sin ser potro de Gaeta, me aparté reculando de la villa y me volví por el mismo camino que había traído.
    • 1648 Pz Ledesma, G. Censura de la elocuencia [1985] Censura de la elocuencia Esp (CDH )
      Yo oí en púlpito explicar la Encarnación con el empollar del Auestruz mirando; y luego hazer esclamaciones al diuino Auestruz: este hierro ni aun él lo dixerirá.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Anudaron a uno con su propio cuello, que era de cigüeña; a otro, con un estómago de avestruz.
    • 1659-1664 Anónimo Noticias Corte [1893] 349 Esp (CDH )
      Le insinuó que tenía resuelto solicitar la gracia y amistad de tan gran Rey, y así le quería enviar con él seis dromedarios, seis camellos negros cargados de frutos del Arabia, doce caballos árabes de mucha estimacion suya, enjaezados riquísimamente; dos elefantes mansos, dos tigres, dos leones y seis avestruces domésticos, con otras galanterías; á que el religioso respondió que, respecto á la distancia del camino y muchas incomodidades, no le bastaba el ánimo de encargarse de tal conduccion.
    • 1676 Santa Inés, F. Crón prov SGregorio Magno Filipinas [1892] Fi (CDH )
      Y para que no se pierdan todos, está ya á este tiempo la madre por allí cerca, dando graznidos en lo alto de algún árbol, ó sobre la misma tierra, y oidos y reconocidos de los polluelos debajo de la tierra, hacen fuerza para salir, escarbando hacia arriba hasta llegar á ojos de la madre: cosa verdaderamente de no menor maravilla, que la del huevo de avestruz celebrado en la Sagrada Escritura por la particular providencia con que el Todopoderoso Dios le guarda sobre la haz de la tierra, y empolla sin abrigo de la madre.
    • 1683 Sigüenza Góngora, C. Triunfo parténico [1945] 291 Mx (CDH )
      Deslumbrele al fin la luz / con que el sol sus alas peina, / que es un Aguila esta Reina / y él un modorro avestruz. /
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 131 Ar (CDH )
      yo los he muerto con el intento de reconocer la virtud de su carne, la cual comî y es muy densa y amarga, tira á parda como la de la paloma torcáz, con alguna agudeza en su amargor, la cual no dudo ser única para los que padecen piedra de riñones y vejiga, asi su caldo como su carne, como la pelicula interna de su estomago, y la misma carne del estomago tomada en poca cantidad, porque conozco excede en fortaleza y vigor de quebrar la piedra á la tunica del estomago del avestrúz, porque altera y desabre mas que aquella, y su carne comida ó hecha polvo tomada en vino, ó aguardiente, yo he probado la una y la otra, viendome apurado de mal de arenas de riñones y vejiga, y cierto hallo ser mas eficáz la de dicho corcal.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Sus piñas cojidas tiernas algo grandezuelas, como huevo de avestrúz, machacadas y puestas á cocer, deshechan de si una recina blanca como leche, la cual apartada, y puesta en las quebraduras de huesos es admirable remedio, para criar el poro y soldarlo: deja la tal soldadura tan firme, que á penas se conoce, y no dán dolores á vueltas de tiempo, como los que se unen con cosas mas templadas de calor y sequedad.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Su semilla machacada en mortero muy bien, y mista con injundia de Tigre, ó avestrúz, hecho como ungüento al fuego, aplicado á la ceatica, y dolores de las coyunturas antiguos, y penosos los cura, trayendo por algunos dias dicha untura abrigada con un pañito.– La cantidad de semilla será dos onzas, y seis onzas de injudia.– Yo le suelo echar á este ungüento dos onzas de vino, y hirve hasta que se consuma, y hallo ser eficacisimo en tales dolores.
    • 1726 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. Ave mui grande, y tan pesada, que apenas tiene vuelo. En el cuerpo, cabeza, y pico es muy parecida al Pato, y el cuello es en su proporcion mucho mas largo: las piernas son largas, y los piés hendidos como los del ciervo: el colór de la pluma es blanco y mezclado de ceniciento. Las de las alas curadas y teñidas de varios colores sirven para diferentes plumáges y adornos, por lo que son mui estimadas. Come de todo quanto le dan, o encuentra, sin tener diferencia ni gusto en uno mas que en otro, y lo digiere con facilidad. Es sumamente bobo y estólido.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )

      Cuasi tocábamos el umbral de la segunda puerta, que hace frente a la calle, cuando nos arrebató con la vista la curiosidad de un viejo *que estaba asentado en un poyo, ya tan torcido de estatura, que la cabeza hombreaba con los ijares; con una corcova piramidal más aguda que sombrero de maragato o caperuza de disciplinante, con los cascos más lucios que huevo de avestruz y tan calvo, que sólo se le brujuleaban cuatro pelos envergonzantes *a raíz del colodrillo, que le servían de bigoteras a los tolanos; podrido de quijadas, mohoso de bezos, moribundo de facciones y tan difunto de semblante, que estaba amenazandoel día dos de noviembre.

    • 1740 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IX (S) [2004] Esp (CDH )
      Si la dissolución de el alimento en el estómago se hace (como a mi parecer es más que probable) en virtud de un licor ácido, no hay dificultad en que el avestruz, u otra alguna ave, possea un ácido capaz de dissolver el hierro.
    • 1740 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IX (S) [2004] Esp (CDH )
      27. Varios autores modernos impugnan lo que dixeron los antiguos de la actividad que tiene el avestruz para digerir el hierro.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 358 Esp (CDH )
      Un quarto de hora estuvo encarado hacia a mí, relamiéndose los labios, y ordeñado la corbata, y después de algunos regüeldos y avenidas de conversación que se le venían a la boca; prorrumpió en esta cortesana expresión: Seó Torres, yo vengo de ver los Corrales de la Comedia, la Leonera, el Abestruz del Retiro, y otros animales y avechuchos, en que se emboban los Forasteros que vienen a este Lugarazo; pero ninguna cosa me ha dado tanto gusto como conocer la persona del seó Astrólogo. ¡Válgame Dios, y lo que me huelgo de haberle visto!
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )

      La procreacion de estos animales se hace por huevos, y, quando la hembra está en estado de ponerlos, vá á una de las playas del rio y abre entre la arena un agujero grande, en el qual los vá depositando; el tamaño de cada uno es como el de los medianos de las abestruces, y su cascara no se diferencia en lo blanco de los de gallinapero mucho mas fuerte.

    • 1738-1752 Torres Villarroel, D. Anatomía visible e invisible [1794] 249 Esp (CDH )
      Su dominio especial es en las mugeres y todos los animales aquáticos, y de los terrenos domina los Gatos, Bueyes, Ovejas, Corzos, Gamos, Cabras monteses y muchos de los que se engendran de la putrefaccion de la tierra, como los Topos, Gusanos y Lombrices, y en muchas aves, especialmente las Cigüeñas, Grullas, Avestruces, Gansos Patos y otros que se crian en las Lagunas.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )

      ¡Sermón de circunstancias! Pues, ¿acaso hay otra circunstancia en el sermón que la de predicar del santo, del misterio o del asunto de que se habla? ¿Qué conexión tiene con las virtudes de santa Orosia que la catedral de Jaca esté en este sitio ni en el otro y se llame así o asá? ¿Que las armas del obispo sean un león o un avestruz? ¿Que la iglesia catedral tenga por escudo dos llaves con dos puertas o dos arcas sin cerradura?

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 601 Esp (CDH )
      Esto más es para considerado con un casto silencio que para explicado con la pluma, pues aunque fuese de águila, de buitre o de avutarda, nunca podría remontar el vuelo hasta la cumbre de tan alta esfera, cuánto más la nuestra que no puede seguir el tardo movimiento del más pesado avestruz.
    • 1770 RAE DiccAutoridades 2.ª ed. (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. Ave muy grande que no vuela, es larga de piernas y cuello, algo parecida al camello. Tiene los pies hendidos y las plumas blancas, negras y cenicientas.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      "Nuestro mundo —responderá el americano— que vosotros llamáis nuevo porque hace tres siglos no era conocido de vosotros, es tan antiguo como vuestro mundo, y nuestros animales son igualmente coetáneos de los vuestros. Ni éstos tienen ninguna obligación de conformarse con vuestros animales, ni nosotros tenemos la culpa de que las especies de los nuestros hayan sido ignoradas por vuestros naturalistas o confundidas por la escasez de sus luces. Y así, o son irregulares vuestros avestruces porque no se conforman a los nuestros, o a lo menos los nuestros no deben decirse irregulares porque no se conforman con los vuestros. Hasta que no demostréis que las primeras avestruces salieron de las manos del Creador con solo dos dedos unidos con una membrana, no nos persuadiréis jamás de la irregularidad de nuestros touyon."
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      Hablemos de los avestruces, los cuales tienen por vicio de la naturaleza, según dice Paw, dos dedos más en cada pie, o, por seguir con los cuadrúpedos, hablemos del unán, especie de perezoso americano, que, entre otras irregularidades, tiene cuarenta y seis costillas.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      El touyon es un ave americana específicamente distinta del avestruz, pero porque es muy grande y muy semejante a aquella grande ave africana, ha sido vulgarmente llamado avestruz.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      Mas un americano podría decir que el avestruz africano es más bien irregular porque, en lugar de cuatro dedos separados, tiene solamente dos, y éstos unidos por medio de una membrana.
    • a1781 Isla, J. F. Cartas apologéticas [1813] p. 21 Colección de varias piezas relativas á la obra de Fray Gerundio de Campazas, t. IV Esp (BD)
      Finalmente concebí, que eres como aquellas aves que nos propone el Profeta Job, cap. 39, con las alas del gavilán y de un avestrúz: Penna strutionis similis est herodii & pennis accipitris. Aquí convido á tu crítica, ¿cómo puede compararse la pluma del avestrúz pesado con las plumas y alas del gavilán ligero? Si el avestrúz, aun quando tiene de más las plumas, y bate mas las alas, apenas se aparta de la tierra, quedando solo en saltos los que padecen vuelos; y al contrario el gavilán, que acreditando su cuna sobre las alas del viento, tiene su comun habitacion en el aire donde animada flecha de sus plumas, yá se dobla como arco, yá se libra como salta, y yá se exhala como rayo; ¿cómo pueden asemejarse estas dos aves en las plumas, siendo la primera una hipócrita de lo volátil, y la segunda un emblema de la altivez y soberbia, ó una expresion de la agilidad aguda? [...] Lo que no hizo ni pudo hacer naturaleza en estas dos aves, hace tu pluma en el asunto que aprendes; pues desde luego vuelas al templo, sube tu pluma al púlpito, vibra sus filos contra la impericia de los oradores evangélicos; elevas nuestras atenciones á que reconozcan la alteza de tu sabiduria; te formas flecha que penetra toda facultad y ciencia, y finalmente eres un rayo en todo; y al mismo tiempo veo toda tu agilidad tan pegada á la tierra, ó tan humillada como el avestrúz, corriendo por los quartos baxos, habriendo las bocas de los bobos, y tratando con pesada burla á un Cura y á un fraile, como se vé en el cap. 6. Omito otras infinitas baxezas en que se mezcla tu pluma en el cap. 5, n. 8. y 10. y en el cap. 6. n. 3.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      / «No —dijo el avestruz—, en mi dictamen / no hay más bello animal que el dromedario.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      » * / El dromedario dijo: «Yo confieso / que sólo el avestruz es de mi agrado.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      * / ¿Será porque los dos abultan mucho? / ¿O por tener los dos los cuellos largos? / ¿O porque el avestruz es algo simple, / y no muy advertido el dromedario? / ¿O bien porque son feos uno y otro? / ¿O porque tienen en el pecho un callo? / O puede ser también... «No es nada de eso / —la zorra interrumpió—; ya di en el caso.
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      Si se acuerda el lector de la tertulia / en que, a presencia de animales varios, / la zorra adivinó por qué se daban / elogios avestruz y dromedario, / sepa que en la mismísima tertulia / un día se trataba del gusano / artífice ingenioso de la seda, / y todos ponderaban su trabajo.
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 233 Ec (CDH )
      / Gentil vanidad ufana / de que en su pompa se junte / tanto volante despejo / de voraces avestruces.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )

      Entre las muchas aves que se hallan en el distrito de la jurisdicción de Borja, unas sirven al gusto por su buena carne y otras á la diversión por su canto y figura singular. De las primeras son las perdices, que suelen ser de tres maneras. Unas mayores que gallinas, otras medianas, como el francolín, y otras que sólo se hallan en los lugares altos, más pequeñas que las nuestras, y tienen el pico corvo como las aves de rapiña. Cazan los indios las perdices en los sembrados y riachuelos, armando á ciertos tiempos lazos ocultos y disimulados. Hállanse también garzas de buen gusto y de varias especies y colores, que al entrar el verano pasan á bandadas. Las más señaladas son unas que compiten en la grandeza con los avestruces; pero más aprecian los indios las gaviotas por dejar en las playas abiertas mucha cantidad de huevos como de gallina, de que hacen sus provisiones.

    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      AVESTRUZ, una de las aves mayores del mundo: sus plumas son mui estimadas para variedad de adornos.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Aunque Nieremberg no lo dice, advierte Buffon en su estampa una especie de solideo, que tiene relacion con la plasta dura y callosa que el Avestruz africano tiene en el mismo parage.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Mi Autor cree esto, figurándose que no puede doblar las piernas y echarse sobre ellas; pero pudo reflexîonar que el Avestruz, Cigüeñas, Garzas, y otras aves muy zancudas, no encuentran tal dificultad.
    • 1805 Fdz Moratín, L. Sí de las niñas [1993] Esp (CDH )

      ritaSí, señora. Más ha comido que un avestruz. Ahí le puse, en la ventana del pasillo.

    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      Cuántos años corrieron desde el día / Que tus lindas muchachas recatadas / Admitieron gustosas la fe mia / Y fueron sus promesas aceptadas! / ¡Cuántas veces rocío regalado / Primavera vertió sobre tu frente! / ¡Y cuántas el tonante cielo el prado / Pulsó con grueso rápido torrente, / Lanzando de las nubes tenebrosas / De la tarde, la noche y la mañana, / Repitiendo en las rocas cavernosas / Su voz el trueno con porfía insana! / Sobre el ántes lozano verde suelo / Las ramas de la ortiga agora ondean, / Y en la márgen del río, sin recelo / El avestruz y antílope vaguean.
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      En los horrendos antros de las rocas / Penetro, adonde el avestruz se oculta / Y las fantasmas y los trasgos silban, / Y en una noche lóbrega, cargada / De espesas nieblas, cual las negras sombras / Del Seyan, apiñadas y tenaces, / Los paso miéntras en sopor profundo / Mis compañeros yacen por el suelo, / Como los ramos de khirió cargados.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. Ave de dos varas de altura, que se distingue por tener solo dos dedos en los pies, las piernas muy largas, el cuello, la cabeza, el pecho y vientre desnudos enteramente de plumas, y las alas muy cortas é inútiles para volar.
    • 1821 Gallardo, B. J. Carta blanca folleto diputados [1928] Esp (CDH )
      I hecho lo hecho, luego allá va esa voz echadiza de "G. fué, G. hizo, G. hubo de hacer i acontecer": — i lo que en hecho de verdad acontecia era que G. no hacïa sino pudrir-se de pura honra i vergûenza al ver que se imputaban a su pluma escritos que ni con pluma de avestruz los borrajeara mas chapuceros el tagarote mas farfallon.
    • 1825 Lanuza, C. Trad Dic Filosófico Voltaire, X p. 93 Esp (BD)
      Creo sin dificultad que en nuestra Europa no se han visto nacer verdaderos hermafroditas; como tampoco ha producido nunca ni elefantes, ni zebras, ni girafas, ni albestruces, ni ninguno de todos esos animales que pueblan el Asia, el Africa y la América. Es muy atrevido decir: Nosotros no hemos visto jamás este fenómeno; luego es imposible que exista.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      AVESTRUZ, s. m. Ave de dos varas de altura, que se distingue por tener solo dos dedos en los pies.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )

      Críanse en el Egipto liebres, mas su comida está vedada á todo mahometano judío: críanse toros silvestres y gazelas, pero su carne es desabrida; ambas especies son pasto de los tigres, panteras, onzas y leopardos: tambien se crian avestruces, pero solo comen de esta ave la enjundia y los huevos.

    • 1841 Anónimo Jeniska y Valmore o La huérfana rusa p. 74 Esp (BD)
      La torre de señales apareció en este momento toda iluminada: una serpiente de fuego la rodeaba de alto abajo, que hacia la vista mas brillante y hermosa. Dos líneas ó filas de aldeanos y aldeanas interpolados venian adelantándose al sitio señalado, precididos de Jones, que unos despues de otros fueron presentando á la princesa hermosos canastillos de flores y frutas que recibió con la mayor bondad. Hutinoff venia despues con un canastillo, y en él un huevo de alvestruz de una magnitud estraordinaria, que puso a los pies de Jeniska.
    • 1844 Anónimo (Fierabrás) "Ruede la bola" [30-08-1844] El Genio de la Libertad (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      Permita la infinita misericordia del Todo Poderoso que no se les llegue á indigestar, porque cólicos turroneros, como es comida pesada, son mas espuestos y peligrosos. Ellos confían seguramente en sus estómagos de avestruz, que hasta las piedras digieren, y en esa parte no van muy descaminados; mas ya se sabe que cuando menos se piensa salta la liebre, y que no hace la zorra en un año...pero basta ya de bromas; que quiero á lo menos escribir con la mayor formalidad y juicio el último parrafito de este artículo.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Avestruz, s. m. Género de aves del órden de las zancudas, de la familia de las brevípenas. No encierra mas que una especie, que se encuentra en el interior de África, desde el Egipto y la Berbería, hasta el cabo de Buena-Esperanza; y en el Asia, desde la Arabia hasta la India, mas acá del Ganges. Estas aves son de la altura de unas dos varas. Se distinguen por sus piernas muy largas, y por estar desprovistas de pluma en la cabeza, cuello, pecho y vientre.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. Ave de gran tamaño, muy comun en Africa y en el Perú. Es generalmente de diez pies de alto. Tiene la cabeza calva, y tambien sin plumas los muslos, los costados y los piés. Los ojos son de forma oval, como los del hombre, cubiertos de un párpado movible por arriba: su pico corto y puntiagudo: piernas y piés con escamas, y en estos solo dos dedos con uñas: el cuello largo, con un plumon blanco, algo parduzco y resplandeciente: las plumas de lo demás del cuerpo, blancas, negras y pardas: las de las alas y cola cortísimas. Las alas le sirven para correr velozmente y no para volar. Pone la hembra hasta ochenta huevos.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      AVESTRUZ. [...] Zool.: género de aves zancudas, de la familia de las brevipennas, que solo contiene una especie, que se cría en lo interior del África. Aunque los avestruzes tienen alas, no vuelan, y sus formas y aspecto así como algunas de sus propiedades, son tan semejantes a las de los mamiferos, que los antiguos los designaban con el nombre de ave-camello. El avestruz es la mayor de las aves; sus piernas son de una vara de altura,desnudas, robustas y ájiles, tiene cuello largo, cabeza pequeña, fisonomía poco espresiva y plumas hermosas, de las cuales usan los indijenas como adorno. Su rápida carrera, que aventaja a la de un caballo, le hace dificil de cazar. Hace los nidos en la arena, dejando la hembra espuestos los huevos al ardor del sol durante el dia, y cubriendolos solo de noche. Los avestruzes tienen fino el oido y penetrante la vista, pero casi nulos el olfato y el gusto, por lo cual se les ha visto comer sustancias minerales, a vezes perniciosas, que sin embargo, logran deshacer por su estraordinaria fuerza dijestiva. Son mansos, de costumbres semejantes a las de las gallináceas; y su grito parece un gemido, que suele hacerse mas ruidoso cuando están irritados, o cuando el macho busca a la hembra, en la época del zelo. Sus plumas son muy apreciadas en el comercio.
    • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] Esp (CDH )
      En Africa son muy frecuentes las lluvias, y en cuanto á producciones, en el reino animal se distinguen, la girafa, la zebra, el leon, el hipopótamo, el rinoceronte, la gacela, el avestruz, el cocodrilo, el loro, las serpientes, etc.; en el vegetal, el maiz, la palmera, el coco, el baobal, el sen, el café, etc.; y en el mineral abundan el oro, cobre y hierro.
    • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] Esp (CDH )
      – Son poblaciones importantes: en el Bajalato, Trípoli, su capital, puerto en el Mediterráneo, de mucho comercio en polvos de oro, plumas de avestruz, sen, etc. – Benhgazy, puerto en el pais de Barca, y Murzuk, capital del Fezan, pais hoy independiente de Trípoli.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      El indio era muy ladino; nos entretuvo un rato contándonos una porción de historias; entre ellas nos habló de un pariente suyo que había vivido sin cabeza; de unos indios que dizque vivían en tierras muy lejanas, que se alimentaban con sólo el vapor del puchero: de otros que corren tan ligero como los avestruces, que tienen las pantorrillas adelante, pretendiendo hacernos creer que todo cuanto decía era verdad.

    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      Terpsícore nació como las avestruces...
    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      Cuando el pollo, el gran pollo del avestruz no ha acertado á romper su cascarón, la hembra avestruz, por un procedimiento que bien puede ser muy maternal, pero no por eso menos grosero, ayuda á nacer á sus hijos á patadas.
    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      Por esto decimos que Terpsícore nació á patadas como las avestruces.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] Esp (CDH )
      Su tocado era el llamado de turbante, guarnecido de cordones que fueron de oro y unas plumas que más parecían de escribano que de avestruz, como no pudiera aplicarse a uno y otro.
    • 1881 Carreras Glz, M. Tratado didáctico de economía y política [2003] Esp (CDH )
      El país de los Esquimales nos envía pieles; el Sahara nos suministra dátiles y plumas de avestruz; el Banco de Terranova tiene sus arenques; las llanuras de Buenos Aires, están llenas de ganados.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
      Eliogábalo, el delicado númen de la Siria, se ahitaba de sesos de avestruz: los epicúreos de Sud-América se darán ya á comerse el bombix ó gusano de la seda, y servirán á sus huéspedes sopas de mariposas; ¿y cómo no, cuando se regodean con el caracolito consabido? Llegando yo una vez casa de una familia rica del país de Imbabura, sucedió que hubiese caracoles á la mesa: cada cual de los circunstantes apañó un buen porqué de esas conchitas cavernosas, y se puso á chuparlas muy de propósito.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
      Y qué será el Sancho Panza salido de esa pluma, la cual, si no es de avestruz, no es sin duda la maravillosa que Cervantes arrancó al ave Fénix, y tajada y aguzada por un divino artista, le acomodó éste entre sus dedos maestros? Pluguiese al cielo que tan léjos nos hallásemos de Avellaneda, como debemos de hallarnos de Cervantes.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Inmediato a él marchaba un militar de alta graduación, indicada por los tres entorchados de la casaca y el sombrero de tres picos galoneado de oro, con pluma blanca de avestruz.
    • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] Esp (CDH )
      Heraldos revestidos de dalmáticas rojas y cubiertos con gorras ceñidas de plumas de avestruz guardan las insignias imperiales, coronas, cetros, globos, collares, cuajados todos de brillantes que deslumbran.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      Regresaban los cinco lentamente, los pequeños con apetito de avestruces; don Francisco, muy contento y también con propósitos de no desairar el almuerzo.
    • 1886 Puiggarí Llobet, J. Iconografía traje [2002] 136 Esp (CDH )
      En este siglo comienzan a formar accesorio de adorno las plumas enhiestas delante del sombrero, o caídas al lado del birrete, unas de avestruz o de águila, otras de pavo real.
    • 1888 Rubén Darío Hebraico [1950] Cuentos Ni (CDH )
      "Los hijos de Israel deben comer estos animales: los que tienen la pezuña hendida y rumian. / "Los que rumian y no tienen la pezuña hendida, son inmundos, no deben comerse. / "El querogrilo es un inmundo. / "Y la liebre (aquí la liebre dió un salto). Porque también rumia y no tiene hendida la pezuña. / "Y el puerco, por lo contrario. / "Lo que tiene aletas y escamas, así en el mar como en los ríos, se comerá. / "Esto en cuanto a los peces. / "De las aves, no se comerá ni el águila ni el grifo, ni el esmerejón. Lo propio el milano y el buitre y el cuervo y el avestruz y la lechuza y el laro. Nada de gavilanes. Nada de somormujos y de ibis y cisnes. [...]. /
    • 1889 Martí, J. Edad Oro [1995] Cu (CDH )
      ¡Qué estómago de avestruz tiene este hombrecito! Bien se ve que estás hecho a comer piedras.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )

      orden 7.º– corredoras.

      Mandíbulas robustas y cortas. Esternón sin quilla. Alas cortísimas, impropias para volar. Sin pulgar. Gran parte de la pierna, que es larga, sin plumas.

      Como ejemplos pueden citarse el Struthio camelus L. (avestruz común), Str. rhea (avestruz de América).
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
      En el casuario y en el avestruz un repliegue de la cloaca hace las veces de vejiga.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
      Existen generalmente cuatro dedos, á veces tres, y en algunos (avestruz) dos.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
      Su modo de locomoción característico es el vuelo, pero las hay que carecen de él (avestruz, pájaro niño).
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
      El órgano copulador es una papila eréctil situada en el borde del ano (menos en avestruz, pato, etc.).
    • 1896 Magón Empleo [1947] Cuentos CR (CDH )
      Entró el General Guardia con su brillante uniforme de gala, sombrero elástico coronado de ancha pluma de avestruz, frac azul cubierto de bordados de laurel y encino, pantalón de ante con anchísimo galón, bota de charol hasta la rodilla y espuela de oro; ceñía banda escarlata y espada damasquina cubierta de pedrería, calzaba finísimo guante de piel de Suecia y colgaba de su pecho valiosa placa de brillantes; iba a su derecha el Ilustrísimo Señor Obispo, Doctor don Bernardo Augusto Thiel con la sonrisa inseparable en su sonrosada faz, anillo de gruesa esmeralda orlada de diamantes y preciosa cruz pectoral de oro recamada de piedras finas, su faja de púrpura, su sotana morada y su castor con borlas verde y oro.
    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Co (CDH )
      En aquellos climas que van desde el calor de Madagascar, en los hondos valles equinocciales, hasta el frío de Siberia, en los luminosos páramos donde blanquea la nieve perpetua, surgirán, incitados por mis agentes y estimulados por las primas de explotación, todos los cultivos que enriquecen, desde el banano cantado por Bello en su oda divina hasta los líquenes que cubren las glaciales rocas polares; todas las crías de animales útiles desde los avestruces que pueblan las ardientes llanuras de Africa, hasta los rengíferos del polo.
    • 1897 Pardo Bazán, E. Niño Guzmán [2002] Esp (CDH )
      ¡Comerse a su pupila, ahí tiene usted el oficio del noble Duque! A bien que está amagado: la naturaleza, que es muy sabia, le avisa, y él haciéndose el desentendido... ¿Y sabe usted lo gracioso? Pues tiene un miedo cruel a morir... Delante de él no se puede hablar de nada que huela a difunto... No acompaña un entierro, no hace una visita de pésame, no oye una misa de cuerpo presente así lo emplumen... Cree que escondiendo bajo el ala la cabeza, como hacen los avestruces, no le verá la muerte...
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Avestruz. [...] Ave del orden de las corredoras, la mayor de las conocidas, pues llega á dos metros de altura: tiene sólo dos dedos en cada pie, las piernas largas y robustas, la cabeza y el cuello casi desnudos, el plumaje suelto y flexible, negro en el macho, gris en la hembra y blancas en ambos las remeras y timoneras. Habita en el África y en la Arabia.
    • 1902 Glz Prada, M. Conservadores Horas de lucha Pe (CDH )
      En las asociaciones femeninas se consagran las desigualdades más odiosas, se observa la más estricta división de clase: respetuosas genuflexiones a collares de perla y sombreros con plumas de avestruz, desconsideración y menosprecio a trajes descoloridos y mantas raídas.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Junto a un piano de cola, que casi nunca se erguía, como un avestruz en una pata, una gran lámpara japonesa con su pantalla pajiza.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
      Las zancudas o de largas patas, como la cigüeña, la grulla, la, garza, la avutarda y el avestruz la mayor y más corredora de las aves.
    • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] Esp (CDH )
      Las damas y caballeros que en sueños has visto irían montados en avestruces...
    • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] Esp (CDH )
      — No hay avestruces en este país, creo yo, Fenelón... Irían en llamas, en guanacos... o sabe Dios cómo irían.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La pelvis está formada por dos innominados largos, que no se sueldan anteriormente, como no sea por excepción (avestruz de África).
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La duración de este período de incubación es variable; así, y por lo que respecta á las aves, sabemos que es de once días en muchas de pequeño tamaño, de tres semanas en las gallinas, y de más de siete en el avestruz.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Lo primero sucede en los animales vivíparos, y lo segundo en los ovíparos, explicándonos esto las diferencias entre el volumen de los óvulos, que puede variar desde milésimas de milímetro hasta el tamaño considerable que alcanzan los huevos de las aves, y especialmente en el avestruz y en los extinguidos AEpyornis, cuyo volumen equivalía al de 150 huevos de gallina.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Excusado es decir, sin embargo, que dicha disposición neumática de los huesos varía, según las costumbres del animal, desapareciendo casi totalmente en los que no vuelan, como el avestruz y el casuario.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      El dimorfismo sexual se acusa por la mayor belleza y robustez de los machos, los cuales pueden además estar provistos de órganos especiales, como crestas cefálicas y espolones tarsales, y también por el canto más extenso y perfecto que en las hembras. / / Fig. 276.– Tamaños proporcionales del huevo de diversas aves, siendo A el de gallina, B de avestruz y C de AEpyornis, ave fósil de Madagascar.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Los conductos deferentes de los testículos terminan en la cloaca, constituyendo antes vesículas seminales, y el órgano copulador falta ó está imperfectamente desarrollado, como se ve en los patos, cisnes y mejor en el avestruz, en el que es más completo.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La más conocida de sus especies es el Struthio camelus L. ó avestruz de África. / / Fig 279.– Cabeza y pata del avestruz de Africa ( Struthio camelus L.)
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La más conocida de sus especies es el Struthio camelus L. ó avestruz de África. / / Fig 279.– Cabeza y pata del avestruz de Africa ( Struthio camelus L.)
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 345 Esp (CDH )
      En Madagascar se encuentran asimismo restos de otra ave gigantesca, el AEpyornis maximus I. Geoffr., cuyos huevos, que yacen bien conservados en ciertos terrenos, tienen una capacidad de ocho litros, y equivalen á seis huevos de avestruz (fig. 276). / / Fig. 280.– A, esqueleto de moa ( Pachyornis elephantopus Owen), Nueva Zelanda; B, pata posterior de Dinornis giganteus Owen, de Nueva Zelanda (British Mus. Nat. Hist.)
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      La bestia del campo me honrará, los chacales, y los pollos del avestruz: porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.
    • 1911 Baroja, P. Inquietudes Shanti Andía [1994] Esp (CDH )
      El chinito, con su bigote negro afilado y sus ojos torcidos, llevaba en la mano un huevo de avestruz, pintado de rojo; la chinita vestía una túnica azul y tenía un abanico en la mano.
    • 1913 Glz Llana, F. Trad Ideas niños Binet [2002] Esp (CDH )
      ¿No es ridículo imponerles lecciones de la misma extensión? Esto sería como si se impusiera la misma ración alimenticia a dos niños, uno de los cuales tuviera un estómago de avestruz y el otro fuese dispéptico.
    • 1914 Unamuno, M. Al conde de las Navas Epistolario inédito Esp (CDH )
      No he entrado todavía con el five o'clock tea; dejo el tea, como lo dejan en mi nativa tierra vasca —la de Fernando el de Amiezgueta— para cuando mi mujer me le trae si me duelen las tripas, casi como purgante, y como gracias a Dios Todopoderoso no suelen dolerme y digiero mejor que un avestruz, me tomo todas las tardes, a eso de las seis, mi jícara a guisa de canónigo.
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Esp (CDH )
      ¡He dado caza a un avestruz, y la suerte me ha traído hasta aquí, por lo que vengo a pedirte un sorbo de agua!"
    • c1916 Blasco Ibáñez, V. Trad Mil noches [2003] Esp (CDH )
      Sus dientes de marfil joven eran un collar de perlas o de granizos de igual tamaño; su cuello era un lingote de plata; su vientre tenía rincones y escondrijos, y su grupa hoyuelos y protuberancias; su ombligo poseía la capacidad suficiente para contener una onza de almizcle negro; sus muslos eran pesados y a la vez firmes y elásticos cual cojines rellenos de plumas de avestruz, y sobre ellos, en su nido cálido y encantador, semejante a un conejo sin orejas, aparecía una historia llena de gloria, con su terraza y su territorio, y sus cañadas en declive, para dejarse caer allá a fin de olvidar las penas negras.
    • 1916 Ortega Gasset, J. El espectador, I [1983] Esp (CDH )
      (1) La crítica de una obra poética no puede ser otra poesía. Lo que en el poeta está como sentimiento y como imagen tiene que estar en la crítica como concepto y teoría. Otra cosa equivaldría a exigir del zoólogo que cuando estudia los avestruces se convierta él mismo en avestruz.
    • 1916 Ortega Gasset, J. El espectador, I [1983] Esp (CDH )
      (1) La crítica de una obra poética no puede ser otra poesía. Lo que en el poeta está como sentimiento y como imagen tiene que estar en la crítica como concepto y teoría. Otra cosa equivaldría a exigir del zoólogo que cuando estudia los avestruces se convierta él mismo en avestruz.
    • 1917 Miró, G. Figuras pasión II [1917] Esp (CDH )
      El azul se esmaltaba en el blancor de los cisnes, en el mismo azul de los pavones de Ofir, subidos a los velarios y cisternas, en el recio plumaje de los avestruces que desdoblaban sus cuellos sobre los bojes y mirtos.
    • 1917 Miró, G. Figuras pasión II [1917] Esp (CDH )
      Y, apartado, Bílbilo conversaba con unos mercaderes de Dora que iban a Joppe llevando en sus asnos velludos cargas de abalorios, terrazas cypriotas y telas teñidas, plumas de somormujos y avestruces.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] 96 Esp (CDH )
      Probablemente están tañendo a todas horas, desde esa mole * hinchada, de alargado cuello, que gravita sobre las prietas casucas, como una avestruz clueca que empollase una nidada de escarabajos.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] Esp (CDH )
      Este orden de superioridad irrefragable consiste —él mismo acaba de decirlo alardosamente— en padecer una enfermedad del estómago; aunque es lo cierto que disfruta un buche * de avestruz y que digeriría piedras volcánicas.
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] Pe (CDH )
      / Y a la ternurosa avestruz / como que la ha querido, como que la ha adorado.
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] 143 Pe (CDH )
      Apeona ardiente avestruz coja, / desde perdidos sures, / flecha hasta el estrecho ciego / de senos aunados.
    • 1924 Anónimo (Fiorella) "Madame Avestruz" [14-09-1924] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
      Algo asustados estaban también los pequeños avestrucitos oyendo aquel relato, pues cual más, cual menos, todos habían tragado algún manjar, de cuya procedencia y composición no estaban muy seguros; pero su terror llegó a los límites del paroxismo cuando, de repente, aquel ruidillo sordo y monótono que resonaba en el buche de la madre se convirtió en un estrepitoso, formidable, ensordecedor campanilleo.
    • 1925 Asturias, Miguel Ángel Asturias, M. Á. París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      Este viento frío lo sentí en las espaldas cuando nuestro paso de réprobos dejó el Jardín de las Delicias —¡oh, Eva!— para entrar en la tierra baja, donde en llegando nuestra naturaleza cambiada por el pecado percibió de manera distinta el Universo, y oímos, ya con temor y ansia humanos, el rugido de los felinos, la carrera del avestruz, los pasos de los elefantes y el resoplar cansado de los osos polares.
    • 1926 Pz Ayala, R. Curandero su honra [1991] 380 Esp (CDH )
      Para cargar un baúl, como para ayunar, vivir en abstinencia y mortificarse el cuerpo, sin enfermar, se necesita estómago de avestruz y unos lomos de ahí me las den todas.
    • 1927 Hernández-Pacheco, E. Paleontología HNatural IV Esp (CDH )
      Tenía cierto aspecto de ave corredera, tal como los avestruces, pero con cola muy larga, el Struthiomimus del Cretácico de América del Norte.
    • 1927 Hernández-Pacheco, E. Paleontología 541 HNatural IV Esp (CDH )
      La reducción de la extremidad anterior aun es mayor en las aves incapaces de volar, tales como los avestruces entre los vivientes y los Dinornis, entre los fósiles.
    • 1927 Hernández-Pacheco, E. Paleontología HNatural IV Esp (CDH )
      Las formas de Aves corredoras como los avestruces y las nadadoras como somormujos y pingüinos, se explican por adaptaciones secundarias de las Aves voladoras: en las primeras a una fase terrestre en que el vuelo degeneró y fué sustituído por la carrera, con la consiguiente atrofia de las alas y desarrollo de las patas.
    • 1931 Bolívar Urrutia, I. Discurso de recepción en la RAE [1931] 21 Esp (CDH )
      Estas aficiones motivaron también la domesticación de algunas fieras, siendo Marco Aurelio el primero que se mostró en un carro tirado por leones, y en el circo se vieron con frecuencia animales amaestrados capaces de hacer ejercicios que no han sido superados en tiempos modernos; por último, Cómodo, hijo de Marco Aurelio, consideraba una gran diversión el cortar la cabeza con un afilado sable curvo a los avestruces, a los que se hacía correr enseñándoles un cebo; los avestruces continuaban corriendo algún tiempo después de decapitados.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      Gano mi dinero honradamente, con el trabajo de mi cerebro, lo cual es poco frecuente entre gente de pluma (literatos y avestruces).
    • 1933 RAE DH 1.ª ed. (NTLLE)
      AVESTRUZ. [...] Ave del orden de las corredoras, la mayor de las conocidas, pues llega a dos metros de altura; tiene sólo dos dedos en cada pie, las piernas largas y robustas, la cabeza y el cuello casi desnudos, el plumaje suelto y flexible, negro en el macho, gris en la hembra, y blancas en ambos las remeras y timoneras. Habita en el África y en la Arabia.
    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )
      Voy a dar otra vuelta por el jardín con Caín y Abel... No temas nada... (Se aparta de Mariana, que no se ha movido de su postura, e inicia el mutis por el primero derecha, llevándose los perros. Al pasar ante la cama, se encara con Edgardo.) ¡Viajar hoy! ¡Ponerse en viaje hoy! (Edgardo la mira con rabia, le da al resorte y la especie de persiana de madera comienza a bajar. Micaela, patética.) ¡Sí! ¡Aíslate! ¡Aíslate, como dicen que hace el avestruz cuando tiene miedo!...
    • 1933-1944 García Gmz, E. Poetas musulmanes [1944] Esp (CDH )
      Almanzor, para entretenerse, fué arrojando los memoriales que no había leído a un avestruz que se acercó.
    • 1933-1944 García Gmz, E. Poetas musulmanes [1944] Esp (CDH )
      El avestruz se tragaba algunos y rechazaba otros.
    • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] I, 58 Esp (CDH )
      En las pinturas de los bosquimanos son frecuentes también representaciones de hombres veloces y de seres que participan de caracteres humanos y animales, que pueden considerarse como «antropomorfos» míticos en la mayoría de los casos, aunque hay otros en que se trata de imágenes evidentes de cazadores disfrazados, como ocurre en una de las primeras pinturas que se conocieron del Africa del Sur, que representa la caza del avestruz.
    • 1946 Caro Baroja, J. Pueblos España [1981] I, 70 Esp (CDH )
      Pero lo cierto es que no hay modo de marcar de forma definida la extensión de tal «cultura», pues en Andalucía mismo casi sincrónicamente aparecen vestigios de gentes que sabían explotar el mineral de cobre, que habitaban en aldeas construidas en alto, con casas de piedra rectangulares, fortificaciones y conducciones de agua, y dedicadas a un comercio activo con Africa al final del Neolítico, como lo indican los objetos de marfil, el ámbar, los vasos de mármol y alabastro, los huevos de avestruz, etc., que poseían.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Las mujeres —no "la mujer"— voy sospechando que son de otra especie que el hombre, como el león no tiene nada que ver con el avestruz.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      ¡Qué susto el del que cree que ha cazado un huevo de avestruz y un día siente ruido de descascarillamiento y brota un cocodrilo con sus ojos verde agua!
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Montado en su pangaré memorable, tío Francisco, a tu derecha, mastica el tabaco negro "La Hija del Toro" que nunca faltó en su tabaquera de buche de avestruz; y al mirarlo ahora en calma, vuelve a tu imaginación aquella noche de tempestad en que tío Francisco, ante la tropilla de redomones que se le desbandaba por vez tercera, se tiró de su caballo al suelo, desenvainó su cuchillo, y levantando sus ojos a las alturas desafió al propio Dios, gritándole: "¡Bajá si sos hombre!"
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cu (CDH )
      En el ámbito del tercer foco giraban los camellos, leones y avestruces de un tiovivo, en tanto que los asientos colgantes de una estrella giratoria ascendían hacia las sombras y regresaban de ellas —puesto que la luz no alcanzaba a tales alturas— en lo que duraba en plegarse el cartón perforado del Vals de los Patinadores.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 205 Cu (CDH )
      Ya aceptábamos a los Perrillos Carbunclos que llevaban una piedra resplandeciente entre los ojos, a la Hidra vista por la gente de Federmann, a la Piedra Bezar, de prodigiosas virtudes, hallada en las entrañas de los venados, a los tatunachas, bajo cuyas orejas podían cobijarse cinco personas, o aquellos otros salvajes que tenían las piernas rematadas por pezuñas de avestruz —según fidedigno relato de un santo prior.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )

      Después de mediocres exámenes, frecuentó los claustros, comprendiendo cada vez menos las explicaciones de los dómines. El mundo de las ideas se iba despoblando. Lo que había sido, al principio, una ecuménica asamblea de peplos, jubones, golas y pelucas, controversistas y ergotantes, cobraba la inmovilidad de un museo de figuras de cera. Marcial se contentaba ahora con una exposición escolástica de los sistemas, aceptando por bueno lo que se dijera en cualquier texto. "León", "Avestruz", Ballena", "Jaguar", leíase sobre los grabados en cobre de la Historia Natural.

    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      A grito pelado, como un tubo de órgano profano, el cuello del avestruz proclama a los cuatro vientos la desnudez radical de la carne ataviada.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Aunque siempre está a medio vestir, el avestruz prodiga sus harapos a toda gala superflua, y ha pasado de moda sólo en apariencia.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Si sus plumas "ya no se llevan" las damas elegantes visten de buena gana su inopia con virtudes y perifollos de avestruz: el ave que se engalana pero que siempre deja la íntima fealdad al descubierto.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Destartalado, sensual y arrogante, el avestruz representa el mejor fracaso del garbo, moviéndose siempre con descaro, en una apetitosa danza macabra.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] 161 Esp (CDH )
      Cuidando de que ningún pájaro-bobo mediante un aislamiento excesivo, ni ningún irresponsable avestruz mediante impremeditada coz, pudiera alterar la armonía del conjunto, distribuía sus bandadas por sus amplias estufas de aclimatación, donde encontraban acomodo tanto las aves por su nacimiento adscritas a elevados climas sociales, como las que manifestaban con revoloteos impúdicos, picoteos un tanto demasiado ansiosos en los comedores o trinos excesivamente inteligentes su oriundez de climas más bajos junto a charcas fangosas e inferiores arroyos poco claros.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      Imagínese un avestruz con una cubretetera de cuerno en la cabeza, una bicicleta aplastada entre dos autos y que se amontona en sí misma, una calcomanía mal sacada y donde predominan un violeta sucio y una especie de crepitación.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Allí se apretaban los instrumentos musicales, los relojes horizontales como brújulas y los complicados como campanarios de abadías; las invenciones de ámbar, de nácar, de coral; los vasos en forma de quimeras, realzados con esmaltes; las peligrosas esferas de cristal de roca; los mosaicos hechos con plumas de aves del trópico; los caracoles, las conchas de peregrinos; los astrolabios, los instrumentos matemáticos; las figurillas de cera; los amuletos, los discos cabalísticos, grabados con letras hebraicas; los cuernos de marfil; las copas hechas con huevos de avestruz, con nueces gigantescas y con cráneos de simios; los aguamaniles de bronce en traza de centauros, de leones, de guerreros a caballo; los fragmentos de cerámica y de barro esculpido; los relicarios; los espejos multiformes; las raíces de mandrágora; las piedras bezoares engarzadas en oro; los autómatas; los esqueletos de reptiles, entre los cuales había una presunta sirena; las defensas de unicornio; las petrificadas flores.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      10) Corporación Nacional de Estancias (todos los establecimientos rurales de la Cría Mayor de animales y todos los empleados en general de cuyos establecimientos). (Cría Mayor o cría de animales corpulentos: bueyes, caballos, avestruces, elefantes, camellos, jirafas, ballenas, etc.) [...]. /
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cu (CDH )
      Perro huevero, aunque esté entre avestruces.

      — Digo que no sé si Beba, aquella que etá allí se pondrá braba. ¿Tú entiende?

    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 220 Esp (CDH )
      chilla, chilla, le dices, que aquí nadie te oye (las avestruces solemnes del barrio se ocultan sagazmente en sus abrigados reductos):
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] Esp (CDH )
      ¡Qué lástima no haber sido retrato mudo como los de aquellas lejanas señoras con plumas de avestruz, que saludaban como los caballos de las carrozas en los desfiles que nos llevaban a contemplar! Album viejo, roto, deslucido, húmedo de lágrimas, lágrimas de errores castigados, palabras indiscretas y la mala fe que rodea a los niños para evitarles sufrimientos... dicen.
    • 1972 Benavente, J. M. Evolución [1979] 43 Esp (CDH )
      Por ejemplo, el avestruz, que es un ave que no vuela.
    • 1972 Benavente, J. M. Evolución [1979] 43 Esp (CDH )
      ¿Es por desuso o por selección? Darwin se inclina a pensar en un antecesor de los avestruces, con costumbres parecidas a las de la avutarda, acostumbrado a buscar la comida en el suelo, que usó más sus patas y menos sus alas, hasta que llegaron a ser inservibles para el vuelo.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      Un corto silencio le regaló cierta solemnidad a mi sentencia le estaba haciendo socrática, cuando Mary, con la agilidad de un avestruz encadenado, giró, se condolió del condolido ánimo de Bert, apoyó la barbilla en el respaldo, recriminó mi corrosiva dictadura y, en una pirueta vivaz, que estuvo a punto de partirle la caja craneana contra el techo, se arrodilló en el asiento.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 196 Ec (CDH )

      Con sus rascacielos arbitrarios, sus eruptosde miseria y sus espacios enormes sin edificar. El parpadeo de colmena anárquica de sus habitantes. Los innumerables cuellos de avestruz de sus iglesias. El arrullar misterioso de sus montañas manos enguantadas de diamante y amatista asiendo las espadas verticales del Sol.

    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )
      Como un avestruz, yo tragaba sin discriminar.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      El avestruz ( Struthio camelus) vive en Africa y sólo tiene dos dedos; el ñandú habita en Suramérica y tiene tres.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )
      Una señora cubierta de plumas de avestruz le dio un sopapo con el abanico.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Era éste un huevo incoloro y transparente, grande como un huevo de avestruz que se dedicaba, todas las mañanas, a reproducir el paisaje al revés: las montañas colgaban del cielo, el cielo era un lago, y cuando el sol salía en el mundo de afuera, en nuestro pequeño mundo de cristal se ponía la tarde: el sol bajaba por el horizonte, redondo, luminoso y anaranjado como una yema imperial que se hunde en un mar de colirio.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 188 Mx (CDH )
      de hecho uno no se encuentra nada salvo en esas raras y sorprendentes ocasiones en que se tiene el privilegio de abrir un cerebro y descubrir en su interior uno de esos tumores ovoides y perlados con apariencia de nácar y formados por colesterina y carbonatos cálcicos que lo hacen a uno pensar en la existencia de un huevo de gallina dentro de un huevo de avestruz, y en la posibilidad de que de pronto se abra para dejar nacer a un cerebro fresco y nuevo y recién barnizado y del tamaño de un huevo de paloma que contenga, condensada, toda la sabiduría del mundo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Y entonces Felipe recogió la servilleta como quien recoge un guante arrojado en desafío, la nuez de Adán se le transformó en un huevo de avestruz, se levantó, fue hasta donde estaba sentado papá Eduardo y le dio un golpe en la cara con un puño bien puesto que reconocía sus vínculos, y la silla de cuero claveteado quedó patas arriba con el respaldo descansando en las rosas de la alfombra y con ella también papá Eduardo y sobre estas mismas rosas se posaron como un escarabajo sus anteojos estrellados, y papá se levantó, dos veces se levantó para pegarle al tío Felipe, y dos veces el tío Felipe volvió a tirarlo de un golpe y la última a papá Eduardo las piernas se le hicieron de gelatina y un yodo macabro inundó sus ojos y no se levantó ya más.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 439 Mx (CDH )
      No, doctor, tendría usted que imaginárselo al contrario, como un día en que a la tristeza no se le ve venir de ninguna parte, porque está desde siempre en las cosas mismas: si nos ponemos un sombrero rojo con plumas de avestruz, nos estamos poniendo a la tristeza.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 706 Mx (CDH )
      Como puede suponerse, le fue tan difícil llevar la cuenta del número de tigres, avestruces, tiburones y arañas viudas que saltaban la valla, que decidió tener en la cama una libreta y un lápiz para ir tomando nota.
    • 1980 Prensa El País, 11/07/1980 [1980] Esp (CDH )
      No sólo los avestruces responden a las situaciones de peligro simulando ignorarlas.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] 259 Esp (CDH )
      Abría la marcha el regimiento de coraceros, morrión de plumas negras de avestruz importada.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] Esp (CDH )
      En las cabezas, penachos de pluma de avestruz, teñida en negro, especialmente importada de Etiopía para la ocasión.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
      Jean colocó sospechosos jarrones de porcelana china que en lugar de flores contenían plumas teñidas de avestruz, cortinas de damasco con drapeados y borlas, almohadones con flecos y pompones, muebles de todos los estilos, arrimos dorados, biombos y unas increíbles lámparas de pie, sostenidas por estatuas de loza representando negros abisinios en tamaño natural, semidesnudos, pero con babuchas y turbantes.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      ¡Qué dos mundos: el líquido, nítido, azul y el terráqueo de las aéreas contaminaciones! ¡Qué dos mundos: el del Poseidón de metal, más y más olímpico y grandioso, al paso de las horas y mientras recuperaba su serenidad augusta, y el mundo de la viuda de Mr. Aloysius Vanbruck, indomablemente ansiosa! ¡Qué ejemplo de elegancia proveía la efigie del dios del mar, cuya espléndida desnudez triunfaba, adivinaba bajo el carapacho impuesto por sus gorrones pensionistas, frente a la desnudez con guantes de Mrs. Vanbruck, una desnudez zurcida y pespunteada, desprovista de auténtica distinción! Elegante fue la Reina Nefertari, cuando subía a su carro de guerra, detrás de Ramsés, o cuando avanzaba entre las majestuosas esfinges del templo de Karnak, flanqueada por los portadores de matamoscas de plumas de avestruz; elegancia la de Poseidón, cuyo brazo cortado se curvaba con tan admirable ritmo que dibujaba, en el súbito centellear del agua, al desaparecido tridente.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      Detrás, junto al timonel, estaba el portador de plumas de ibis, que alejan a los cocodrilos, y más cerca los flabelíferos, que lentamente mecían altos abanicos de plumas de avestruz.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      Hablaba de amazonas, pigmeos, gigantes, orejones, de individuos con patas de avestruz; de peces cantores; de serpientes con plumas; de esmeraldas colosales; de techos y columnas de oro macizo; de hombres desnudos bruñidos con oro; de ríos de tal anchura que de una margen no se distinguía la opuesta; de pétreos dioses esculpidos, narices achatadas y colmillos feroces, que emergían del secreto selvático, estremecido por el clamoreo de animales inciertos...
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 420 Ar (CDH )
      Madame desembarcó seguida por su confidenta, imprescindible para la comprensión del laberíntico argumento, además de dos soberbios esclavos nubios que movían a compás los flabelos de plumas de avestruz, y cuyos nombres hubieran buscado en vano en el programa, las norteamericanas.
    • 1983 Prensa ABC, 24/12/1983 [1983] Esp (CDH )
      Miles de ñus, cebras, búfalos, variedad de gacelas, de impalas, topis, jirafas, avestruces, etcétera.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] Co (CDH )
      Hildebranda prefirió un sombrero de alas grandes con plumas de avestruz que le caían sobre la espalda.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] Co (CDH )
      Sólo compró un sombrero de Madame Reboux, pero en cambio llenó un baúl de racimos de cerezas artificiales, ramilletes de cuantas flores de fieltro le fue posible encontrar, ramazones de plumas de avestruz, morriones de pavorreales, colas de gallos asiáticos, faisanes enteros, colibríes, y una variedad innumerable de pájaros exóticos disecados en pleno vuelo, en pleno grito, en plena agonía: todo cuanto había servido en los últimos veinte años para que los mismos sombreros parecieran otros.
    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] 282 Esp (CDH )
      — Lo que tenéis que hacer es salir a ver el espectáculo, no esconderos como avestruces.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Traficó en armas, loza fina, naranjas sicilianas, cerveza, sidra, marfil, plumas de avestruz para tricornios, tela basta que vendía en Levante y que dio en llamarse de mahón.
    • 1986 Tibón, G. Aventuras [1986] Mx (CDH )
      Hace cien siglos cazaba milodones, osos gigantescos desaparecidos como los mamutes del Valle de México, y animales de una fauna singularísima que aún existen: el guariaco, camélido primo de la llama; el huemul, ciervo resistente al frío como el reno; la nutria; el roedorcito tucotuco; otro llamado chingue, o científicamente Conepatus humboldtii; el ñandú, ave enorme, muy parecida al avestruz, que los indígenas todavía cazan lanzando una bola de piedra atada a un cordel que se enlaza alrededor del cuello y sofoca a la desdichada ave (llamada por los sabios Pterocnemia pennata pennata).
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] 46 Esp (CDH )
      Piratas, bomberos, dominós, mariposas, gauchos, marcianitos, lanceros de Bengala, toreros, cortesanos, pierrots, papás Noël tardíos, papagayos, cantantes de moda, príncipes y princesas, charlots, payasos, moros y cruzados, personajes de la «tele», carrozas de cartón, flores e ilusiones, figuras de enormes caracoles, gallinas, dragones, fauna variopinta del ingenio, hongos gigantes poblados de gnomos, castillos, leones rampantes, el encanto de las reinas de la fiesta, la belleza de las mujeres luciendo sus inquietantes, sus deseables y explosivos encantos, rubricándolos con mil relumbrantes adornos, con mil cintas de colores: plumas de avestruz, de pavo real, lentejuelas, espejillos, afeites y cosméticos que realzan la hermosura de una boca en forma de corazón, que rubrican y enmarcan la procaz gallardía de unos pechos empinados, de unos muslos lindos, de unos traseros inquietos... Y las «murgas» levantando con sus ripios alusivos a las autoridades el regocijo de las masas.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Desfila un grupo inefable de egipcios, muy juntitos y un poco de medio lado —quizá por aquello de ser egipcios—, agitando pausados sus grandes abanicos de plumas de avestruz.
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )
      La vagoneta se detiene en la placita de la iglesia de San Pedro Apóstol, a cincuenta metros de la casa de los colorines y el nosocomio porfirista donde viven Ángel y Ángeles con la indeseada compañía del tío Homero, donde se detiene también la carroza en forma de escalopa tirada por caballos: la cita era en su casa, aquí estaba hoy el Bulevar, vuelta en redondo, toda la gente empeñada en mantener un cierto estilo, restaurar el romanticismo, poner de moda trajes oscuros, sombreros altos, penachos y crinolinas, pantalones de Nankín y chalecos bordados, plumas de avestruz y sofocantes, pincenez y derbys, se pasean hoy por aquí, no pueden evitarlo todo de la gangrena urbana, pero algo evitan, sí, se abren del carruaje las puertas y descienden el Huérfano Huerta, muy cambiado, el Jipi Toltec con un ventilador eléctrico en la mano y Huevo pidiéndole a la Niña Ba, no te quedes atrás, gordita, ya llegamos, mira:
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )
      Ella con su abdomen pesado por el intenso aumento de la circulación de la sangre, adolorida por la expansión del útero, pechugona como una vaca: Vela y compadécela con sus pezones irritados y su hambre colosal, aumentando de peso, aumentada la producción de hormonas en la placenta, estimuladas todas las glándulas, cansada, soñolienta, con ganas permanentes de echar la guácara feroz, imaginando banquetes de foie gras y cuscús y gulash y ahuautles y ni quién vaya a buscárselos, con estas ausencias del cabroncito pater meus que ha decidido vivir su vida hasta las heces (ese es) antes de convertirse en un hombre puro e idealista, cuándo, el doce de octubre que viene? Y como si no bastara, yo aquí robándole a la pobre el calcio, la leche, casi la mitad de su hierro (quiero huevos de avestruz con trufas!) y amenazada de que se le caigan los dientes!
    • 1987 García Ramos, M. Fósiles [1987] 146 Esp (CDH )
      Algunas eran de tallas grandes, incapaces de volar, actualmente extinguidas salvo algunos representantes como las avestruces o los ñandúes.
    • 1989 Esquivel, L. Como Agua [1995] 200 Mx (CDH )
      Al bajarse del auto por poco se le cae el gran sombrero de ala ancha con plumas de avestruz que portaba.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Poseída de su majestad, Eva sudaba a mares, sin pestañear, bajo un abrigo de marta cibelina y un sombrero de plumas de avestruz.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      Socorro la sigue a unos pasos, añadiendo adverbios a los adjetivos, genuflexiones a las reverencias, refrescando el aire con un abanico de plumas de avestruz, rociándolo de ungüentos.
    • 1994 Prensa El Mundo, 24/08/1994 [1995] Esp (CDH )
      Desde el extremo sur de Africa, el recorrido le permitirá conocer más de cerca especies como las avestruces, las águilas negras, los halcones y los albatros.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      Son los mismos que han traficado durante años con oro, plumas de avestruz, esclavos, marfil, pieles de león y que han vendido sus hijas al mejor postor.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      El general e historiador griego Jenofonte, que era un apasionado cazador, cuenta que en su marcha sobre Babilonia avanzaron durante cinco días por una estepa llena de hierbas aromáticas y vieron en gran número asnos salvajes, avestruces y avutardas.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      El clima y las armas de fuego modernas exterminaron a los asnos salvajes, los avestruces y las gacelas.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Al empezar a dibujar me percaté de la debilidad extrema de todos mis músculos, de ahí que me saliera un avestruz medio borroso, como mirado a través de una cortina de lluvia.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Calculaba que podía tener unos sesenta o setenta avestruces, sin contar a los polluelos, que estaban aparte.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Los avestruces tienen dos dedos, nada más que dos, pero con eso pueden decapitar a un hombre, sobre todo si están en la época de celo y el hombre se les acerca al amanecer.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Se encargaba del cuidado de los polluelos, era el único trabajo que había tenido nunca, más de diez años llevaba con los avestruces.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 157 Cu (CDH )
      Estuve presente una tarde en que ella le entregó a Vu Dinh una caja repleta de avestruces recién nacidos, le informó de paso que uno de los polluelos estaba cojo y le dio el número, nada más salir del cascarón ella les colocaba una plaquita con el número, él lo repitió en voz baja, lo siguió repitiendo mientras lo buscaba, y por fin extrajo al animal: le examinó las patas, le sopló el pico, y pasó los únicos tres dedos de su mano defectuosa sobre el plumón amarillo.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      En el rancho de mi padre solían hacer lo mismo, pero con los huevos de avestruz: después de recogerlos, los lavaban y los cepillaban, y luego los colocaban delante de una lámpara para localizar la yema, que era una mancha oscura.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      De niño tuve un libro de dibujos cuya lámina central representaba una carrera de avestruces.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Alguien me sugirió que coloreara aquellas plumas de amarillo, tal vez mi padre, para ese tiempo ya se le había metido en la cabeza que se dedicaría a la crianza de avestruces.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Mi madre consideraba que lo de los pájaros era una pérdida de tiempo y de dinero, ¿a quién podían interesarle las plumas de avestruz? ¿Cuántas plumas podía sacar mi padre de un pájaro que a la larga le costaría tan caro? El contestaba que el negocio en realidad estaba en la carne: más saludable que la del buey, más delicada que la del pavo.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 182 Cu (CDH )
      Mi madre gritaba que no tenían ni un solo amigo, pariente o conocido que hubiera probado o quisiera probar la carne de avestruz.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Luego mi padre argumentaba que se podía sacar provecho de la piel, como catorce pies cuadrados de piel por cada pájaro, la piel del avestruz se vendía cara en el mercado.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Antes de casarnos, íbamos a menudo, pero más tarde los avestruces dejaron de ser una curiosidad, al menos para ella.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 183 Cu (CDH )
      En compañía de Bárbara, y no conmigo, Martha probó por primera vez la carne de avestruz.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 184 Cu (CDH )
      Fue Martha quien lo mencionó una noche: ya que era el único heredero, ¿me había enterado si era fácil vender un criadero de avestruces? La miré a los ojos: «Eso depende».
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 184 Cu (CDH )
      La voz me salió un poco ronca: «Depende de mí, a lo mejor me quedo con el rancho y con todos los avestruces».
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Con la carta de mi padre ocurrió todo lo contrario, quise ser afectuoso, empecé por hablarle de Thierry y de su gran curiosidad por los avestruces.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Pero la carta me salió tan fría, que me puse a escribir otra, y luego una tercera, y al final rompí las tres, hice un montoncito de papeles rotos en el suelo, los dispersé con la punta del zapato y en eso me acordé de Oscar, el pequeño avestruz de peluche que mi padre me regaló para ayudarme a superar la pesadilla del desierto.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      La primera vez que vi caer un avestruz, decapitado, pensé que se trataba de una muerte sencilla e indolora.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Y si llegamos vivos a Port-au-Prince, te juro que te regalaré un avestruz.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      — ¿Dijiste un avestruz?
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Del buche de un avestruz podía esperarse cualquier cosa.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Después que nos comprometimos, Martha me acompañó un verano al rancho, estuvo apenas diez o quince días, y me ayudaba a lavar los huevos de avestruz.
    • 1995 Prensa El Mundo, 30/05/1995 [1995] Esp (CDH )
      «No hay que meter la cabeza como el avestruz porque eso sería lo más suicida para la izquierda», declaró el diputado de IU.
    • 1995 Prensa Hola, nº 2651, 01/06/1995 [1995] Esp (CDH )

      Por si fuera poco, hace más de veinte años creó el Safari Madrid, algo que pudo ser calificado de «un capricho», pero que con el tiempo ha servido para familiarizar a miles de personas que allí se han acercado con los animales más variados: rinocerontes, cebras, jirafas, monos, avestruces, etcétera, todos ellos bajo los atentos cuidados de especialistas y en un hábitat similar al de sus zonas de origen, donde viven y se reproducen.

    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 168 Esp (CDH )
      Fue una especie de revuelo, algo así como una pelea de avestruces.
    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 169 Esp (CDH )
      Y de nuevo —pero ahora más agresivamente— recordaba una pelea de gallos convertidos en avestruces.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Lo obedecí, coloreé las plumas y los turbantes de los jinetes, todo del mismo color, pero aun así durante mucho tiempo tuve la pesadilla del desierto: los avestruces me alcanzaban y yo giraba solo dentro del remolino, la boca se me llenaba de plumas, no amarillas sino negras, y con la boca llena ya no podía gritar.
    • 1996 Lpz Navarro, J. Clásicos cine [1996] Ch (CDH )
      El vestido de la Rogers tenía aplicaciones de plumas de avestruz, las cuales, durante los ensayos, se desprendían y causaban estornudos a su famoso partenaire.
    • 1996 Meléndez, H. Identidad ausente [1996] PR (CDH )
      Como el avestruz, el "fundamental" —sea cristiano, islámico, judío, estalinista, nacionalista, neoliberal, racista o cualquier otro— mete la cabeza en la tierra y evita conocer.
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] Mx (CDH )
      Quien las viera pensaría en un avestruz y un jabalí cruzando, sin advertir —tan concentradas van— la belleza de un florido jardín.
    • 1996 Prensa El Mundo, 26/01/1996 [1996] Esp (CDH )
      Claro que es mucho más fácil que un avestruz saque al fin la cabeza de la arena que uno de esos bichos aprenda a volar... Y ése es justamente el difícil desafío, ahora, de una buena parte de la Prensa española, la que aprendió a disimular con todo tipo de espesas salsas el pescado podrido de la corrupción pública y de la guerra sucia durante más de trece años.
    • 1997 Prensa Siglo Veintiuno, 19/10/1997 [1997] Gu (CDH )
      El profesional refirió que actualmente el Estado justifica que hace algo por eliminar o limitar los niveles de violencia, pero eso es hacer como el avestruz, meter la cabeza en la tierra y no darse cuenta que el problema de la violencia es mayor y requiere soluciones tan complejas que no se dan simplemente con incrementar el encarcelamiento.
    • 2001 Delibes Castro, M. Vida. La naturaleza en peligro Esp (CORPES)
      Como Nueva Zelanda está formada por islas, nunca accedieron allí otros mamíferos más que los murciélagos, que podían hacerlo volando, y por tanto las aves tuvieron la posibilidad de evolucionar para ocupar muchos nichos o «puestos de trabajo» que en otras latitudes estaban ocupados, pero que allí estaban vacantes. Había pequeñas aves terrestres que hacían el papel de musarañas, pollas de agua no voladoras que funcionaban ecológicamente como los conejos, y grandes moas semejantes a avestruces, que actuaban como los corzos, ciervos e incluso bisontes. Existieron más de una docena de especies de moas, con largos cuellos y cabezas diminutas, que llegaban a pesar un cuarto de tonelada y medir más de tres metros de altura, en el caso de la especie mayor, y apenas una tercera parte en el caso de la más pequeña, poco más grande que un pavo.
    • 2001 San Martín Cerda, E. "Proyecto emú para Chile: El oro está en el sur" Ch (CORPES)
      Como antecedente general, conviene saber que pertenece a un grupo de aves denominadas ratites, cuyas especies más importantes desde el punto de vista comercial son el avestruz originario de Africa, el emú de Australia y el ñandú de Sudamérica.
    • 2013 Cea Aránguiz, R. / Montalva Wainer, S. Trekking en Torres del Paine Ch (CORPES)
      Aunque no pueden volar debido a sus alas reducidas, el ñandú es un ave que puede alcanzar los 70 kilómetros por hora corriendo. Parecidos a los avestruces, se diferencian de éstos por su color gris y menor tamaño. Cuando vea un ejemplar incubando huevos o cuidando a las crías, sepa que se trata de un macho, no de la hembra.
    • 2018 Anónimo "Avestruz ataca cuidador" [15-08-2018] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un avestruz atacó varias veces a su cuidador en un zoológico de Penza (suroeste de Rusia). El suceso tuvo lugar el pasado 11 de agosto, cuando la víctima, infringiendo las normas de seguridad de no entrar sin acompañamiento a la zona de avestruces durante su temporada de apareamiento, se aproximó a uno de estos animales. El ave vio invadido su territorio y, confundiendo al cuidador con una amenaza, comenzó a golpearle hasta derribarlo. Ya en el suelo, lo pateó en repetidas ocasiones. Pese a la violenta reacción del animal, el empleado no resultó gravemente herido y se reincorporó a su puesto de trabajo el mismo día del incidente, según fuentes locales.
    1. s. En ocasiones, en un complemento con de del sustantivo grasa.
      docs. (1852-2017) 10 ejemplos:
      • 1852 Anónimo "Grasa de avestruz" (Anuncio) [13-06-1852] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
        Verdadera grasa de avestruz. Pomada prodigiosa para hacer crecer y espesar el pelo. Rambourg, Hermanos, perfumistas, jaboneros privilegiados de las córtes de Rusia, Austria y Bélgica; rue Reaumur, núm. 16, (antigua calle Real de Saint-Martin), París.
      • 2017 Villalba, Y. "Granja Mbuni, el paraíso de los avestruces" [05-05-2017] La Nación (Asunción): lanacion.com.py Esp (HD)
        La visita al establecimiento, por persona es de G. 150.000, que incluye almuerzo tipo buffet y G. 75.000 a niños mayores de 12 años. No se permite el ingreso de alimentos y bebidas y solo es con reserva. Mbuni se caracteriza por la elaboración del licor de huevo, cuya botella de 750 ml cuesta G. 110.000. Venden también cremas y pomadas a base de la grasa de avestruz por G. 16.000 y jabones a G. 9.000.
      • 1852 Anónimo "Grasa de avestruz" (Anuncio) [13-06-1852] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
        Verdadera grasa de avestruz. Pomada prodigiosa para hacer crecer y espesar el pelo. Rambourg, Hermanos, perfumistas, jaboneros privilegiados de las córtes de Rusia, Austria y Bélgica; rue Reaumur, núm. 16, (antigua calle Real de Saint-Martin), París.
      • 1854 Anónimo "Pomada grasa avestruz" (Anuncio) [20-09-1854] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
        La pomada compuesta con la grasa de avestruz es muy superior por sus escelentes efectos y esquisito aroma á las de leon. Pocas semanas bastan para que se admire todo aquel que hace uso de ella; no se necesita mas que friccionarse un rato por la mañana y noche, tomando de esta pomada como el grosor de una avellana, para hacer velluda la parte que se quiera.
      • 1868 Anónimo "Patriotismo equivocado" [01-08-1868] La Época (Madrid) Esp (HD)
        Pues bien, generalicemos el ejemplo: supongamos á todos los que consumen artículos estranjeros rechazándolos con un sublime arranque de fiero patriotismo, y pidiendo á la produccion nacional hasta la grasa de avestruz. ¿Cuál será el resultado? Que producidos á fuerza de dispendios, fuera de sus condiciones naturales, muchos artículos, que hoy nos brinda baratos el fabricante estranjero, costarán tanto al consumidor, que tendrá que estrechar la satisfaccion de sus necesidades, y los muchísimos millones que le cuesten de mas esos artículos faltarán á los vendedores de productos naturalmente españoles, y habrá crecido una industria ficticia, sin condiciones de vida y prosperidad, á espensas de la verdadera produccion nacional.
      • 1881 Montserrat Archs, J. "Los pueblos de las pampas" [01-01-1881] El Mundo Ilustrado (Barcelona) Esp (HD)
        Estas prendas ocupan á la mujer todo el año los ratos que le dejan libres los cuidados domésticos usuales, entre los cuales figura en primera línea la preparación de los alimentos, luego la armadura y desarmadura de las tiendas, el aparejamiento y cuidado de los caballos, etc. Su batería de cocina se reduce á una vara que sirve de asador, y si la familia es opulenta se agrega una olla de hierro para derretir la grasa de avestruz; algunas tablitas de madera y caparazones de tortuga completan el material.
      • 1908 Anónimo "Miscelánea" [30-03-1908] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        El médico marroquí hereda el cargo, sin prévios estudios; su padre le transmite la profesión con sus secretos, que son los siguientes: 1.º Sangrías, cauterios con hierro candente. 2.º Arena común. Hierbas varias y carbón machacado. 3.º Grasa de lagarto contra las picaduras de escorpiones. 4.º Grasa de avestruz contra los dolores articulares. 5.º Grasa de perro de mar contra el paludismo.
      • 1911 Anónimo "Médicos moros" [16-06-1911] Las Ocurrencias (Madrid) Esp (HD)
        En Marruecos no hay Facultad de Medicina. No se necesitan largos estudios ni sabios diplomas para cuidar á sus semejantes. Los médicos, mejor diremos, los curanderos, se transmiten su ciencia por herencia; cuando muere uno de ellos, le sucede su hijo en la profesión. La terapéutica marroquí no es complicada. La sangría y las hierbas se utilizan en toda clase de enfermedades. Algunos remedios nos revelarán su singular farmacopea; contra las picaduras de las serpientes emplean la grasa de lagarto; contra la fiebre palúdica, la carne seca de perro; contra el reumatismo, la grasa de avestruz.
      • 1928 Mas Guindal, J. "El Bakali y su terapéutica" [01-07-1928] África (Madrid) Esp (HD)
        Grasa de Avestruz.— La juzga útil contra los flemones o bien la emplea en forma de masaje en las fracturas.
      • 1937 Pardal, R. Medicina aborigen americana [1998] p. 137 Esp (BD)
        Para los dolores musculares, articulares, etc., utilizaban en fricciones, grasa de avestruz, la grasa de puma (Felis concolor), la de jaguar o yaguareté (Felis jaguar) y la de onza (Felis onza).
      • 2011 Siles Postigo, L. F. En la hora de dios Bo (BD)
        Fue la abuela materna quien se hizo cargo del pequeño durante su primer quinquenio, pero también ella, a su vez, un buen día se apagó como una velita, después de haberse frotado con grasa de avestruz los nudillos de las manos y las rodillas, conocido tratamiento para el reumatismo, recetado años atrás por el boticario del pueblo.
      • 2017 Villalba, Y. "Granja Mbuni, el paraíso de los avestruces" [05-05-2017] La Nación (Asunción): lanacion.com.py Esp (HD)
        La visita al establecimiento, por persona es de G. 150.000, que incluye almuerzo tipo buffet y G. 75.000 a niños mayores de 12 años. No se permite el ingreso de alimentos y bebidas y solo es con reserva. Mbuni se caracteriza por la elaboración del licor de huevo, cuya botella de 750 ml cuesta G. 110.000. Venden también cremas y pomadas a base de la grasa de avestruz por G. 16.000 y jabones a G. 9.000.
  2. Acepción en desuso
  3. 1⟶metáfora
    s. m. Lit. En la tradición judeocristiana, ángel que se rebeló contra Dios, que representa el mal y habita el infierno.
    Sinónimos: carnero; dengue; estrucio
    docs. (1425-1435) 3 ejemplos:
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      1 El sol e la luna esclarezcan su luz / por que Saturno * amanse su saña / e sean movidas las partes d'España / en desfazimiento del gran avestruz, * / en quanto atañe al pro * de la cruz, / el alto Maestro ampare e ordene / en tal guisa el mundo por que çedo * pene / el asno aborrido, * linage marfuz.
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] 166 Canc Baena Esp (CDH )
      / el Alcorán, nesçia escriptura, / en los pechos al marfuz; * / el Atora, * su vida e luz, / en la cabeça la quiere; / d'estas leys quien más podiere, / éssa lieve este avestruz.
    • a1435 Páez Ribera, R. Poesías [1993] 493 Canc Baena Esp (CDH )
      / 8 Por mí fue venido el ángel de luz / a poblar el fondo abismo infernal, / el qual por boca de ombre carnal / será por siempre llamado avestruz.
  4. 1⟶metáfora
    s. m. Ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al avestruz, pero de menor tamaño, con el plumaje gris o pardo, sin cola, muslos provistos de plumas y tres dedos en cada pie. Nombre científico: Rhea americana.
    Holónimo: avestruzada
    docs. (1528-2001) 186 ejemplos:
    • 1528 Ramírez, L. Carta (18-10-1528) 450 Documentos relativos a Sebastián Caboto Esp (CDH )
      Es la tierra muy sana y muy llana, sin arboledas; hay en ella muchas maneras de cazas, como venados y lobos y raposos y avestruces y tigres: éstos son cosa muy temerosa; hay muchas ovejas salvajes, de grandor de una muleta de un año, y llevarán de peso dos quintales; tienen los pescuezos muy largos á manera de camellos; son extraña cosa de ver: allá invía el señor Capitán General alguna á S. M. Mientras estuvo aquí el señor Capitán General hizo calar esta tierra para ver si se podría caminar por ella, porque decían era por allí el camino muy cerca, y la relación que trujeron fué que era despoblada y que no había agua en toda ella en más de cuarenta leguas; y á la causa el señor Capitán Genenal mandó á las lenguas se informasen de toda la tierra y del camino más cercano á la sierra; y, en fin, que al cabo de se haber bien informado de todo, dijeron al señor Capitán General que el mejor camino y más breve era por el Río del Paraná arriba y de allí entrar por otro que entra en él, que se dice el Paraguay; y luego el dicho señor Capitán General puso en obra el dicho camino, y primero mandó meter toda la hacienda en la dicha fortaleza, y mandó al capitán Gregorio Caro que con treinta hombres quedase en ella para guardar la dicha fortaleza y lo que en ella quedaba; y esto hecho, mandó el señor Capitán General embarcar toda la otra gente en la galera y un bergantín, que allí se había hecho; y en 23 días del mes de Diciembre del dicho año, que fué víspera de Navidad, ese día anduvimos muy poco por calmarnos el viento; luego otro día se hizo vela é llegamos á una isla, la cual se puso nombre de Año Nuevo, por llegar allí á tal día.
    • 2001 Morales Arnao, C. Cordilleras Perú Pe (CORPES)
      En la parte norte, una cima rocosa de 5692 domina el Coruña, y en la rama noroeste se ubican el Chontacollo y el Casiri. Al pie está el lago Casiri, sobre Talabaya, donde las formas montañosas se pierden hacia abajo en un extenso paisaje de pampa, del cual surgen esporádicamente algunos restos de conos volcánicos. Esta cordillera se distingue por su clima muy seco y un régimen de lluvias casi nulo. La habitan pocas vicuñas y vizcachas, pero son los únicos lugares en el Perú donde viven los ñandúes o avestruces americanas.
    • 1528 Ramírez, L. Carta (18-10-1528) 450 Documentos relativos a Sebastián Caboto Esp (CDH )
      Es la tierra muy sana y muy llana, sin arboledas; hay en ella muchas maneras de cazas, como venados y lobos y raposos y avestruces y tigres: éstos son cosa muy temerosa; hay muchas ovejas salvajes, de grandor de una muleta de un año, y llevarán de peso dos quintales; tienen los pescuezos muy largos á manera de camellos; son extraña cosa de ver: allá invía el señor Capitán General alguna á S. M. Mientras estuvo aquí el señor Capitán General hizo calar esta tierra para ver si se podría caminar por ella, porque decían era por allí el camino muy cerca, y la relación que trujeron fué que era despoblada y que no había agua en toda ella en más de cuarenta leguas; y á la causa el señor Capitán Genenal mandó á las lenguas se informasen de toda la tierra y del camino más cercano á la sierra; y, en fin, que al cabo de se haber bien informado de todo, dijeron al señor Capitán General que el mejor camino y más breve era por el Río del Paraná arriba y de allí entrar por otro que entra en él, que se dice el Paraguay; y luego el dicho señor Capitán General puso en obra el dicho camino, y primero mandó meter toda la hacienda en la dicha fortaleza, y mandó al capitán Gregorio Caro que con treinta hombres quedase en ella para guardar la dicha fortaleza y lo que en ella quedaba; y esto hecho, mandó el señor Capitán General embarcar toda la otra gente en la galera y un bergantín, que allí se había hecho; y en 23 días del mes de Diciembre del dicho año, que fué víspera de Navidad, ese día anduvimos muy poco por calmarnos el viento; luego otro día se hizo vela é llegamos á una isla, la cual se puso nombre de Año Nuevo, por llegar allí á tal día.
    • 1551 Betanzos, J. Suma incas [1987] Esp (CDH )
      Ynga Yupangue era mancebo muy virtuoso y afable en su conversación era hombre que hablaba poco para ser tan mancebo e no se reía en demasiada manera sino con mucho tiento y muy amigo de hacer bien a los que poco podían y que era mancebo casto que nunca lo oyeron que hubiese conocido mujer [...]. [...] como el padre quisiese a Ynga Urco dejarle en su lugar después de sus días hacía que le hiciese los señores de la ciudad del Cuzco e la demás gente aquel acatamiento y respeto que hacían a su persona y ansí le hacía servir e que le sirviesen los señores del Cuzco con las insignias reales que a su persona hacían que eran que delante del no parescía ninguno por señor que fuese ni ninguno de sus hermanos con zapatos en los pies sino descalzos e las cabezas bajas todo el tiempo que delante de él estaban hablando o que le viniesen con algún mensaje comía sólo sin que nadie osase meter mano en el plato que él comiese traíase en andas en hombros de señores si salía a la plaza sentábase en asiento de oro tenía tornasol hecho de pluma de avestruces teñidas de colorado bebía en vasos de oro y ansí mismo eran las demás vasijas de oro del servicio de su casa.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 136 Pe (CDH )
      Avestruces adelante de los Charcas se han hallado, y los indios los tenían en mucho.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 638 Ch (CDH )
      En toda esta tierra y llanuras hay cantidad de avestruces; son pardos y grandes, á cuya causa no vuelan, pero á vuelapie, con una ala, corren ligerísimamente; con todo eso los cazan con galgos, porque con un espolon que tienen en el encuentro del ala, cuando van huyendo se hieren en el pecho y desangran.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      EN los páramos y punas de la sierra del Perú, y mucho más en las provincias de Cuyo, Tucumán y Santa Cruz de la Sierra, se crían gran suma de Avestruces.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      La primera es el avestruz, llamado suri en lengua general del Perú, y ñandú, en la guaraní del Paraguay y Brasil; no jardú, como escribió nuestro eruditísimo Juan Eusebio.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Hay muchos avestruces y se encuentran montones de huevos que algunas veces llegan a 60, por lo que me persuado que ponen algunas hembras en un propio lugar.
    • 1783 Viedma, A. Diario de 1783 Diario Patagonia Ar (CDH )
      Abunda este terreno de liebres, que son a semejanza de unos pequeños corzos, de muy buena carne para comer: quirquinchos, también de buena carne, cuya concha sirve a los indios de tortera o plato; leones pardos, cuya carne también es muy regalada, jugosa y tierna, y se asemeja asada a la pechuga del pavo; hay asimismo algunos guanacos, algunas perdices y muchos avestruces.
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Ur (CDH )
      En los montes y campos se crían tigres, leopardos, zorras, antas y avestruces, pero por lo regular no molestan a los hombres.
    • 1789-1794 Viana, F. X. Diario viaje I [1958] Ur (CDH )

      Situados por la providencia en un terreno desprovisto de grandes árboles, sus pocos conocimientos de las artes no han bastado a construirse canoas de las pequeñas; por consiguiente, no pueden aprovechar la multitud de pescados y mariscos que producen sus costas, y como por otra parte carecen de toda idea de agricultura, sin duda perecerían si aquella benéfica mano, no hubiera cubierto las llanuras de esta porción de América, de guanacos, leopardos, zorros, liebres y avestruces, que hacen su único alimento, sin otras armas que dos piedras redondas forradas en cuero, y unidas por una correa de dos varas de la misma materia; persiguen a caballo aquellos animales, los alcanzan a la carrera, los cercan y es tan grande su destreza en el manejo de las piedras, a que dan el nombre de "bolas"en Buenos Aires, que es rarísimo el que evita el primer golpe.

    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Mejores son los de Avestruz americano, ó de occidente, ó de Magallanes, ó de Cayena; porque los Españoles, le llaman Avestruz por sus relaciones con el de África, y el páxaro se encuentra en dichos paises.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      No tienen siembra alguna, ni se mantienen sino de carnes de caballo, vaca, oveja, guanaco, marra, avestruces, etc., y viven a modo de los salvajes.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Yendo uno bien montado, se tiene todo; porque jamás faltan bichos que bolear, avestruces, gamas, guanacos, liebres, gatos monteses, o peludos, o mulitas, o piches o matacos que cazar.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      ¡Me alegro mucho Nata; con toda el alma! Así vamos a pasear más tranquilas como otras veces, a lo que den los rosillos, campo afuera, donde hay mucho aire y mucho verde y gamas y avestruces que escapan espantados al sentir el tropel...
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )

      La picana con piedra es un plato indígena del que hablan primores cuantos lo han comido; consiste en la armazón posterior de un avestruz gordo —o flaco si no hay otro—, en cuyo interior se echa una piedra previamente calentada todo lo posible; luego se cierra la caparazón cosiendo la piel, que se ha dejado a ese objeto, y se pone el todo un rato al rescoldo.

    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Ar (CDH )
      Este corría avestruces, que sin previa enseñanza toreaban á maravilla las altas y zancudas aves.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] VI Pe (CDH )
      / Yo que ni exploro bosques ni otras ciudades fundo, / os quiero dar la América intacta en mi canción; / que os puede hacer más dueño de nuestro Edén fecundo / la lengua de Cervantes que el barco de Colón, / ¡Oh Rey! Es mi Poema la exposición sonora, / donde hallaréis mi fauna, donde hallaréis mi flora: / racimos de bananos y plumas de avestruz.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      La caza del avestruz remedaba el juego y no era el juego, sino la forma de ganarse el pan.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Por algo decían en su valle que podría alcanzar a la carrera a un avestruz, o, como el brasileño del cuento, largar un tiro, salir corriendo, y herirse en el trasero con la misma bala.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Mi padre era severo en todo lo que se relacionaba con nuestra crianza. Aprovechaba cualquier cosa para darnos una lección. Y no por eso sentíamos menos su cariño. Salíamos juntos a cazar avestruces y guanacos. A menudo nos pegábamos unos buenos golpes, porque moverse a caballo en la pampa patagónica encierra muchas sorpresas. Teníamos ocho galgos que hacían el trabajo de la caza, pero para seguirlos era preciso galopar. Y mucho. / Para jinete, mi madre. Ella era una amazona. Y en la cocina, ni hablar: todo lo manejaba con seguridad. Veíamos en mi madre al médico, al consejero y al amigo. Era la confidente y el paño de lágrimas. Cuando aprendimos a fumar, lo hacíamos en su presencia.
    • 2001 Morales Arnao, C. Cordilleras Perú Pe (CORPES)
      En la parte norte, una cima rocosa de 5692 domina el Coruña, y en la rama noroeste se ubican el Chontacollo y el Casiri. Al pie está el lago Casiri, sobre Talabaya, donde las formas montañosas se pierden hacia abajo en un extenso paisaje de pampa, del cual surgen esporádicamente algunos restos de conos volcánicos. Esta cordillera se distingue por su clima muy seco y un régimen de lluvias casi nulo. La habitan pocas vicuñas y vizcachas, pero son los únicos lugares en el Perú donde viven los ñandúes o avestruces americanas.
    • 1528 Ramírez, L. Carta (18-10-1528) 450 Documentos relativos a Sebastián Caboto Esp (CDH )
      Es la tierra muy sana y muy llana, sin arboledas; hay en ella muchas maneras de cazas, como venados y lobos y raposos y avestruces y tigres: éstos son cosa muy temerosa; hay muchas ovejas salvajes, de grandor de una muleta de un año, y llevarán de peso dos quintales; tienen los pescuezos muy largos á manera de camellos; son extraña cosa de ver: allá invía el señor Capitán General alguna á S. M. Mientras estuvo aquí el señor Capitán General hizo calar esta tierra para ver si se podría caminar por ella, porque decían era por allí el camino muy cerca, y la relación que trujeron fué que era despoblada y que no había agua en toda ella en más de cuarenta leguas; y á la causa el señor Capitán Genenal mandó á las lenguas se informasen de toda la tierra y del camino más cercano á la sierra; y, en fin, que al cabo de se haber bien informado de todo, dijeron al señor Capitán General que el mejor camino y más breve era por el Río del Paraná arriba y de allí entrar por otro que entra en él, que se dice el Paraguay; y luego el dicho señor Capitán General puso en obra el dicho camino, y primero mandó meter toda la hacienda en la dicha fortaleza, y mandó al capitán Gregorio Caro que con treinta hombres quedase en ella para guardar la dicha fortaleza y lo que en ella quedaba; y esto hecho, mandó el señor Capitán General embarcar toda la otra gente en la galera y un bergantín, que allí se había hecho; y en 23 días del mes de Diciembre del dicho año, que fué víspera de Navidad, ese día anduvimos muy poco por calmarnos el viento; luego otro día se hizo vela é llegamos á una isla, la cual se puso nombre de Año Nuevo, por llegar allí á tal día.
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V Viajes Maluco Esp (CDH )

      El viérnes siguiente abonanzó el tiempo, é como pasó la tormenta, tornamos á entrar al Estrecho, y pasamos mas adelante que primero, y entramos por un boqueron adelante, que terna de largura poco mas ó menos obra de un tiro de pasamuro, é de anchura dos tiros de piedra, y en entrando dentro hace gran anchura, y por la parte del nordeste vimos las carabelas surtas en una bahia grande que hace alli: rescibimos muy gran placer en ver las carabelas, porque las teniamos por perdidas; y en tierra vimos gente que eran Patagones, y como nos llegamos á donde estaban las carabelas, inviaron el esquife de la nao de Pedro de Vera en tierra, é ido allá, trujeron un Patagon á las naos en el esquife, al cual le dieron de comer y beber vino, y le dieron otras cositas con que holgó mucho, en demas con un espejo, que como vió su figura dentro, él estaba tan espantado que era cosa de ver las cosas que hacia: tambien le demostraron oro é plata, mas no hizo mudamiento ninguno. El era grande de cuerpo y feo, y traia vestido una peleja de cebra, y en la cabeza un plumage hecho de plumas de avestruces, y su arco, y unas abarcas en los pies; y como vió que se hacia noche, aseñaló que le llegasen á tierra.

    • 1551 Betanzos, J. Suma incas [1987] Esp (CDH )
      Ynga Yupangue era mancebo muy virtuoso y afable en su conversación era hombre que hablaba poco para ser tan mancebo e no se reía en demasiada manera sino con mucho tiento y muy amigo de hacer bien a los que poco podían y que era mancebo casto que nunca lo oyeron que hubiese conocido mujer [...]. [...] como el padre quisiese a Ynga Urco dejarle en su lugar después de sus días hacía que le hiciese los señores de la ciudad del Cuzco e la demás gente aquel acatamiento y respeto que hacían a su persona y ansí le hacía servir e que le sirviesen los señores del Cuzco con las insignias reales que a su persona hacían que eran que delante del no parescía ninguno por señor que fuese ni ninguno de sus hermanos con zapatos en los pies sino descalzos e las cabezas bajas todo el tiempo que delante de él estaban hablando o que le viniesen con algún mensaje comía sólo sin que nadie osase meter mano en el plato que él comiese traíase en andas en hombros de señores si salía a la plaza sentábase en asiento de oro tenía tornasol hecho de pluma de avestruces teñidas de colorado bebía en vasos de oro y ansí mismo eran las demás vasijas de oro del servicio de su casa.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 136 Pe (CDH )
      Avestruces adelante de los Charcas se han hallado, y los indios los tenían en mucho.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 127v Pe (CDH )
      Son grandes flecheros, persiguen mucho la caça, matan avestruzes, zorras, cabras monteses muy grandes y otras fieras.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 129r Pe (CDH )
      Críanse avestruzes y otras grandes aves, muchos y estraños animales; ay sardinas, golondrinos que buelan y que se comen unos a otros, lobos marinos, de cuyos cueros se visten; vallenas, cuyos huessos sirven de hazer barcas, las quales también hazen de cortezas y las calafetean con estiércol de antas.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 177v Pe (CDH )
      Ay muchas ovejas, como en El Cuzco, y muchos avestruzes.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 177v Pe (CDH )
      Españoles los matavan a cavallo, poniéndose en paradas que un cavallo no corre tanto como trota un avestruz.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      En aquellos valles se crían avestruces; son de cuerpo de un potro de cuatro meses, tan ligeros que no los alcanza un caballo, e los perros con trabajo los toman.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      E dice este auctor que allí estaban en cuarenta e nueve grados de la otra de la Equinocial; y que vieron avestruces e raposas, e conejos menores que los nuestros.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Pasadas tres horas o más que en esto pasaban tiempo, vino un mancebo, que en su aspecto parescía muchacho, y con él otros veinte gigantes, los cuales traían sendos arcos y sus flechas, y cubiertos los estómagos con unos cueros blandos y peludos como de carneros muy finos, y con muy hermosos penachos blancos y colorados, de plumas de avestruces.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Y a la boca del río están los jacroas, que es una gente que se sostiene de montería de venados e de avestruces, e de otros animales llamados apareaes, los cuales, en la Nueva España y en las otras partes de España, llaman coríes; y también tiene esta gente muchos y buenos pescados de aquella ribera y costas.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Estos tienen muchos venados, y avestruces, y ovejas de las grandes del Perú, tigres, nutrias y otros animales que quieren parescer conejos, e otros de otras maneras.
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )

      Son las naturales de estas provincias dispuestos de cuerpo, traen sus mantas largas de lana por debajo del brazo, saliendo por encima del hombro un ramal de ella, por la cintura átase de tal manera que no se le parecen las partes deshonestas; en tiempo caluroso tienen de plumas de avestruces hechas otras mantas muy vistosas e galanas.

    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] 538 Esp (CDH )
      Y así, Lindo, oyendo los españoles querer pasar adelante, condoliéndose dellos dijo a Nicolás de Heredia que no pasasen en aquellos tres meses, necesidad, que se estuviese allí con toda su gente, que él les daría ovejas y avestruces que comiesen, y algún maíz, y que pasado aquel tiempo se podría partir y hallaría bastimento por donde quiera que fuese, y que para la gente de servicio harían grandes pesquerías de manera que no hubiesen necesidad.
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )
      Visto, pues, por el capitán Nicolás de Heredia el poco bastimento que hallaban, y que no embargante que se padecía trabajo había por fuerza de ser la necesidad mayor, mandó que se juntasen los más principales que estaban en el real, siendo ya vueltos Pero López de Ayala e Diego Maldonado y los otros que con ellos fueron, y estando juntos, el capitán les dijo que mirasen la gran necesidad que se padecía y la poca esperanza que tenían de hallar mantenimientos hasta que los maizales estuviesen secos y para poderse coger, y que si aguardasen a ello, que todos morirían de hambre; por tanto, que mirasen lo que les parecía que debían hacer; y en esta consulta hubo pareceres diversos, porque unos decían que debían de volver a las provincias del Perú y otros que sería gran deshonra hacerlo estando pobres, y que pues en la tierra donde estaban habían ovejas y avestruces que podían comer, sin lo cual el maíz maduraría presto, que no deberían dejarla, antes deberían aguardar el maíz y que entre tanto si el capitán quisiese enviar por socorro, que veinte de a caballo podrían ir al Perú seguramente.
    • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] 281 Esp (CDH )
      Pues cuando íbamos por tierra, vimos campos muy apacibles, de hierbas olorosas, y mucha caza de venados, gatos cervales de hermosos pellejos, pelo y colores, muchos avestruces, cuyos huevos hallamos por el campo, que comían con uno cuatro y seis hombres suficientemente.
    • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] Esp (CDH )
      Hay mucha sardina y pescado cecial, muchos avestruces y gallinas de papada; hacíase provisión de pescado fresco para el invierno.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 638 Ch (CDH )
      En toda esta tierra y llanuras hay cantidad de avestruces; son pardos y grandes, á cuya causa no vuelan, pero á vuelapie, con una ala, corren ligerísimamente; con todo eso los cazan con galgos, porque con un espolon que tienen en el encuentro del ala, cuando van huyendo se hieren en el pecho y desangran.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 639 Ch (CDH )
      Pobló esta cibdad y conquistó los indios que la sirven don Jerónimo de Cabrera, siendo gobernador; llenos los campos de avestruces, venados y vicuñas y demás sabandijas.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Ch (CDH )
      Críanse en ellos todas las sabandijas que habemos dicho arriba, con muchos venados, vicuñas y guanacos, perdices y otros pájaros y avestruces.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] 144 Pe (CDH )
      Es pueblo muy proveído y abundante de todas frutas, ansí de Castilla como de la tierra; mucho pescado y mucho algodón, y carnes, en particular de caza de venados, avestruces, liebres y ciervos grandes.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] 148 Pe (CDH )
      Una es, que se llaman los charrúas, que cuando cautivan a algunos españoles, los llevan a sus casas; y estos indios son muy feroces y valientes; y pelean con unas bolas atadas en unas cuerdas de nervios de guanacos y de avestruz, que dan con un caballo en tierra; y estas bolas son de piedra.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] 151 Pe (CDH )
      Mucha caza por aquellas pampas, de avestruces, de quirquinchos, que son como puercos pequeños, y algunos guanacos y liebres y muchas perdices y francolines, pero diferentes de los de España en el color y en lo demás, que son como gallinas.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )
      Alrededor de esta ciudad de Esteco, hay muchos pueblos de indios de paz, y por todos los campos hay grandísima suma de pollitos de avestruces en el verano, los cuales crían las indias para comer en sus fiestas; y los avestruces grandes son tantos, que cubren los campos, y son muy vistosos y muy pintados, con muy galanas plumas; y de éstas hacen los indios muchos plumeros para cubrir sus carnes, que así andan muchos de ellos en cueros.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )
      Hay también ciervos con cuernos como los de Castilla; venados más pequeños, que están de continuo en las pampas, y otros venadillos de monte más pequeños que éstos; grandes manadas de avestruces; quirquinchos, que son como puerquecillos, y en recogiéndose se esconden todos en una concha que tienen, sin que se parezca nada de él y quedan como bolas redondas; y la concha es tan fuerte que no se les puede ofender.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )

      Demás de los grandes oficiales, presentaban al Inca animales fieros, tigres, leones y osos; y otros no fieros, micos y monos y gatos cervales, papagayos y guacamayas, y otras aves mayores, que son avestruces, y el ave que llaman cúntur, grandísima sobre todas las aves que hay allá ni acá.

    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Las aves, para que se criasen mejor, las tenían fuera de la ciudad y de aquí se llamó Surihualla, que es prado de avestruces, un heredamiento que está cerca de una legua del Cuzco, al mediodía, que fue de mi ayo Juan de Alcobaza, y lo heredó su hijo Diego de Alcobaza, presbítero, mi condiscípulo.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 194 Pe (CDH )
      En el reino de Chili, que también fue del Imperio de los Incas del Cuzco, hay avestruces que los indios llaman suri; no son de pluma tan fina ni tan galana como las de Africa; tienen el color entre pardo y blanco; no vuelan por alto, mas a vuela pie son muy ligeras; corren más que un caballo; algunas tomaron los españoles, poniéndose en paradas en sus caballos, que el aliento de un caballo ni de dos solos no basta a cansar aquellas aves.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Entre las cuales adoraban, en el valle de Manta, que era como metrópoli de toda aquella comarca, una gran esmeralda, que dicen era poco menor que un huevo de avestruz.
    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 92 Py (CDH )
      Es la tierra muy agradable a la vista, de mucha cantidad de aves, de lagunas y ríos; y de los montes y campos, en los que hay avestruces y perdices en mucha cantidad.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Es toda aquella tierra abundante de caza, especialmente de avestruces y guanacos, los que crian las piedras bezares, como declaro adelante.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Y asimismo hay muchos avestruces y grandes rebaños de venados, como de ganado que como muy lijeros perros se matan, todo sobrado mantenimiento para cualesquiera caminantes, siendo toda la tierra por extremo llana y de apacibles ríos, proveídos en todo tiempo de bonísimos pescados, y que al cabo sólo tiene por conocido azar el pasaje de la gran cordillera o sierras nevadas, que tiene cuarenta leguas de travesía, que es desde la ciudad de Mendoza hasta la de Santiago, cabeza del reino de Chile.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Abunda de caza, especialmente de avestruces, tanto que me acaeció a mí matar dos dellos con galgos dentro del mismo pueblo, por cuyas calles suelen atravesar muchos.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      EN los páramos y punas de la sierra del Perú, y mucho más en las provincias de Cuyo, Tucumán y Santa Cruz de la Sierra, se crían gran suma de Avestruces.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )

      No se levantan los Avestrucesdel suelo, mas que, á vuela pié, corren muy ligeramente.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Tienen los Avestruces un muy particular instinto en criar sus hijos, y es, que cuando han juntado los huevos en el nido, que de ordinario es cada nidada de veinte ó treinta, antes de empollarlos, apartan dos ó tres para que se pudran y no se empollen, y en sacando los hijuelos, ó un poco antes, los quiebran; á los cuales acuden muchas moscas, que comen los polluelos, con las cuales se sustentan dos ó tres días, y luego los sacan á pacer hierba, que es el sustento destas aves, y luego los llevan donde hay tierra salobre para que coman délla.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Por donde, á un campo que hay desta tierra en la provincia de Santa Cruz de la Sierra, á donde acuden muchos Avestruces, llaman los indios Chiriguanos en su lengua Yandubiguá, que quiere decir tierra que comen los Avestruces.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Por donde, á un campo que hay desta tierra en la provincia de Santa Cruz de la Sierra, á donde acuden muchos Avestruces, llaman los indios Chiriguanos en su lengua Yandubiguá, que quiere decir tierra que comen los Avestruces.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Llámase el Avestruz en la lengua general del Perú, Suri.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Échase tambien de ver su excesivo calor, en que tienen unos estómagos más recios que de Avestruz, según la cantidad y calidad de los manjares que gastan.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 44 Py (CDH )
      [...] en otras partes, es la tierra despejada y descubre apacibles campiñas, fértiles en pastos para criar ganados: con que donde ántes al principio de la conquista, solo se veian avestruces, leones y ciervos, despues procrearon infinidad de vacas y caballos, como que en vez de la multitud grande de habitadores racionales, que poblaron antiguamente este rio y se disminuyeron, en parte, con sus guerras civiles, hubiesen sucedido los brutos en número infinito.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      La primera es el avestruz, llamado suri en lengua general del Perú, y ñandú, en la guaraní del Paraguay y Brasil; no jardú, como escribió nuestro eruditísimo Juan Eusebio.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 151 Py (CDH )

      Diferéncianse estas pampas de los otros desiertos en que no son estériles é infecundas sino antes muy pingües en pastos, que por siglo y medio sustentaron muchos millones de ganado vacuno y hasta hoy dan alimento á millaradas de caballos y yeguas, cerriles y bravíos que acá llamamos cimarrones; y se halla bastante caza de venados, avestruces y otros animales propios del pais, fuera de mucha volateria.

    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Si encuentra una nidada de huevos de avestruz, los cuales parece se los traga enteros, para digerirlos se enrosca en un árbol donde estrechándose con el tronco fuertemente, los va quebrando, hasta que ninguno queda entero.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Al paso que grande el avestruz, es pequeño otro pajarillo de estas provincias llamado en la lengua quichoa quentí, en la guaraní mainembí, y por los españoles pica-flor ó tominejo; la primera, denominacion de su continuo ejercicio, y la segunda de que puesto en balanza, no escede el peso de un tomin de plata.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Al tiempo de la conquista que no sabian manejar el caballo, eran tan sueltos y ligeros en la carrera, que daban alcance á los mas ligeros gamos; ni les hacian ventaja los avestruces, para cuya caza usaban las bolas de piedra, no solo para enredarlos y detenerlos, arrojándoselas atadas en una cuerda á los piés, sino para herirlos en la cabeza, en que eran tan certeros, que en poniéndoseles á competente distancia no erraban tiro; y la misma destreza tenian en la flecha, haciendo certísima puntería á cien pasos de distancia.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 340 Py (CDH )
      Si por haberse cojido de través las van alcanzando, es maravillosa la astucia de que se valen para no ser presa de sus dientes: si alguna se ve tan acosada que ya el perro llegue á emparejar con ella y va á hacerla presa, estiende una ala, y clavándola en el suelo, cubre con ella lo restante del cuerpo; ciego el galgo con las ansias de cojerla y dándola ya por suya, dá la dentellada, pero se halla burlado al mejor tiempo, porque en vez de hacer presa en el cuerpo como deseaba, se halla con la boca llena de plumas por haber apresado solo el ala; entonces la avestruz, como quien le hace lance al toro, le hurta el cuerpo con tantas destreza y velocidad, que cuando el perro cae en el engaño, ya va ella muy distante, de manera que necesita de toda su lijereza para volver á darle alcance, lo que muchas veces no consigue, y la avestruz escapa libre del peligro.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 341 Py (CDH )
      Sus huevos son muy grandes, y se hallan treinta y cuarenta en cada nido, que los forman al pié de algun árbol, y á veces en campo raso en algun hoyo que les sirve de abrigo; no son de sola una avestruz, sino de muchas, porque el macho, con instinto natural, guia á muchas hembras, y las obliga á poner los huevos en un mismo lugar; y conociendo el descuido que aquellas tienen en la propagacion de su especie, y la poca piedad con que miran por sus polluelos, las ahuyentan á bocados, y se pone el macho á empollarlos con grande constancia, hasta que salen de la cáscara; críalos entonces con igual amor, y para que no perezcan por falta de alimento, es admirable la providencia que observa; al echarse sobre los huevos que ha de empollar, reserva uno ó dos que pone á la vista del nido, sin fomentarlos, para que en el tiempo que saca los polluelos se corrompan; corruptos ya, les quiebra, y al olor acuden las moscas, escarabajos y semejantes sabandijas, en que tienen los polluelos mesa puesta hasta que, vestidos de pluma, puedan salir por si mismos á buscar su sustento.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Así se componen las alabanzas que dan los autores á la piedad del avestruz, con la impiedad de que los nota la Escritura en la crianza de sus hijos; porque aquellos hablan de los machos, y la Escritura de las hembras, lo que es manifiesto en el lugar de Job, pues siendo su nombre latino struthio comun de dos, solo usa el artículo femenino diciendo: Duratur ad filios suos quasi non sint... privavit enim cam Deus intelligentia . Son los huevos de la avestruz, sobremanera indigestos; pero con todo eso, los come con mucho gusto la gente pobre y los indios, y una sola nidada bastaria para una grande comunidad.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 342 Py (CDH )
      Son los huevos de la avestruz, sobremanera indigestos; pero con todo eso, los come con mucho gusto la gente pobre y los indios, y una sola nidada bastaria para una grande comunidad.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Los sepulcros de sus padres, los adornaban con plumas de avestruz y en cada uno plantaban un ombú, árbol bien que frondoso, pero muy triste, y acudía allí toda la parentela de tiempo en tiempo á plañir séntidamente al difunto.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      También entre dichos cerros hay un charco o laguna bastantemente grande, de agua llovediza buena, adonde vienen a beber los guanacos, avestruces y demás pájaros que antecedentemente expreso, y discurrimos que se mantenga en dicha laguna agua todo el año, y que en dicha sierra haya agua de manantiales, que por no tener tiempo no pudimos reconocer, y alrededor de dicha laguna había vestigios de muchos fogones adonde hacían fuego, y al lado de ellos bastantes huesos de guanacos y de avestruces, como también cáscaras de huevo de avestruz, y se conoce por esto que no hacía mucho tiempo que había andado gente en dicho paraje.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 22 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      La ocupación de los indios es todo lo más del tiempo cazar todo género de animales que hallaban, como son huanacos, avestruces, quirquinchos y otros, que es lo que abunda en aquel paraje; y aunque hay muchos patos de varias clases, gaviotas y otros pájaros, no los podían tomar, porque sus armas no les ayudaban, y se admiraban mucho de ver que con la escopeta, con que solían tirar algunos de la tripulación, mataban tres o cuatro pájaros de un tiro.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      Animales no hay sino guanacos, zorros, gaviotas, batutues, muchos patos de varias layas, y otros pajaritos chicos muchísimos, como también bastantes avestruces.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      También entre dichos cerros hay un charco o laguna bastantemente grande, de agua llovediza buena, adonde vienen a beber los guanacos, avestruces y demás pájaros que antecedentemente expreso, y discurrimos que se mantenga en dicha laguna agua todo el año, y que en dicha sierra haya agua de manantiales, que por no tener tiempo no pudimos reconocer, y alrededor de dicha laguna había vestigios de muchos fogones adonde hacían fuego, y al lado de ellos bastantes huesos de guanacos y de avestruces, como también cáscaras de huevo de avestruz, y se conoce por esto que no hacía mucho tiempo que había andado gente en dicho paraje.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 28 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      De este modo lo pasaba razonablemente, hasta que logró restablecerse, poniéndose capaz de andar a caballo, e ir con ellos a cazar y correr yeguas cimarronas, que ya había algunas; y después de algún tiempo dispusieron pasar el río los indios con las familias, y lo ejecutaron a nado en unas pelotas de cuero, en donde se ponían ellos con sus mujeres y sus hijos, y dentro ponían los toldos, que son de cueros de caballos, y con guascas, o cuerdas de cuero amarradas de los caballos, que tienen muy especiales para pasar el río, se echaron las pelotas y pasaron todos con felicidad a la otra batida, y allí volvieron a acamparse, siendo su ejercicio el cazar avestruces en venados y otros bichos y animales para comer, pasándose muchísimo tiempo en jugar, perdiendo cueros de caballo que se ganaban los unos a los otros, y no se reconoció que hubiese ningún cacique entre ellos, pues todos igualmente mandaban y tenían sus pendencias, y a veces había varias muertes.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 27 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      Así fue caminando, hasta que encontró un brazo de mar que se internaba un poco, en donde había porción de lobos marinos, con lo que él y sus perros saciaron su hambre y sed, y de ahí fue siguiendo, con la pensión de faltarle el agua, porque toda la que hallaba era salada, aunque estaba en lagunas algo distante del mar y siguiendo varios días sin comer porque nada se encontraba, uno de los dos perros corrió una bandada de avestruces, y se alejó tanto que se perdió, cuya falta le sirvió de congoja, pues le contemplaba como compañero, y que por él remediaba algunas veces sus necesidades.
    • 1770 Hernández, J. A. Diario Provincias del Río de la Plata Colección de viajes y expediciones Ar (CDH )
      Se marchó de mañana, siguiendo el rumbo del E, (que fue el rumbo que se seguía desde que dejamos el Río de los Sauces) y a distancia de seis leguas, hallamos un estero y laguna muy grande, y en dicho estero ocho cerdos, que matándolos se proveyó la gente de carne con éstos y algunos avestruces y venados que se asaron; hubo este día que comer a satisfacción.
    • 1770 Hernández, J. A. Diario Provincias del Río de la Plata Colección de viajes y expediciones Ar (CDH )
      Aquí se hizo noche este mismo día, ayudando los mismos indios a cazar a nuestra gente, aunque no dejaron de hallarse bastantes huevos de avestruz, con lo que se saciaba el apetito.
    • 1770 Hernández, J. A. Diario Provincias del Río de la Plata Colección de viajes y expediciones Ar (CDH )
      La gente fue a caza y no halló sino algunos avestruces y huevos, aunque escasos, por cuyo motivo no lo pasaron muy bien.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Hay muchos avestruces y se encuentran montones de huevos que algunas veces llegan a 60, por lo que me persuado que ponen algunas hembras en un propio lugar.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Las 24 leguas que hay desde este sitio a la Esquina de la Guardia, o paraje nombrado, según los antiguos, del Carcarañar, por haber vivido en él un cacique de este nombre, no tiene más habitantes que multitud de avestruces.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      No hemos visto avestruces como en la campaña de Buenos Aires, ni los han visto los cazadores de la comitiva, que atravesaban los montes por estrechas veredas, ni en algunas ensenadas, ni tampoco han visto una víbora, siendo su abundancia tan ponderada.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Corresponde al marido hacer las provisiones de caballos, avestruces, guanacos, liebres, jabalíes, armadillos, antas, etc., o lo que el país produce.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Esta nación no siembra ni planta, siendo su principal alimento los guanacos, liebres y avestruces, de que abunda esta tierra; y la carne de yeguas, cuando la pueden lograr.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Este país no está habitado ni cultivado por indios ni españoles, pero abunda en ganados, caballos silvestres, venados, avestruces, armadillos, gamos, patos silvestres o ánades, y otras caza.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Lo más es bajo y llano con yerba alta y aguanosa, donde se crían armadillos, ciervos, avestruces, caballos silvestres, así como en los bosques, leones y tigres.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Este país abunda en todo género de caza menor, como liebres, armadillos, avestruces, etc.; produce pocos o ningún guanaco.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Viven principalmente del pescado que cogen, ya zambulléndose, o echándole dardos: son muy ligeros y atrapan guanacos y avestruces con sus bolas.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Unos le hacen de la raza de los tigres, algunos del león, otros del guanaco, y otros del avestruz etc. Imaginan que estas deidades tienen sus moradas separadas debajo de alguna laguna, montaña, etc., y cuando algún indio muere, va su alma a vivir con aquella deidad, que preside sobre su particular familia, y que goza la dicha de estar enteramente borracho.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Formaron también otra creencia, que después de la muerte han de volver otra vez a sus cuevas divinas, añadiendo que las estrellas son los indios antiguos, y que la vía láctea es el campo donde van a cazar los avestruces, cuyas plumas son las dos nubes meridionales.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )

      Las viudas están obligadas al llanto, y al ayuno, por todo un año después de la muerte de sus maridos, reduciéndose a estar encerradas en sus tiendas, sin comunicación con persona alguna, a no salir de ellas sino para lo necesario de la vida, a no lavarse las manos ni la cara ennegrecidas con el hollín, y abstenerse de carnes de caballo y vaca: y tierra adentro, donde no hay abundancia de las de avestruz y guanacos, aunque pueden comer cualquiera otra cosa.

    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Un indio moluche que estaba comiendo huevos de avestruz, y necesitaba sal para ello, la pidió en mi presencia con estas palabras: cha simota iloavinquin, déjame comerlos con sal; iloavin es el primer futuro, y no sé, si quin es más que una partícula de adorno, como en la palabra chasimota, en que las dos últimas letras ta son superfluas, y sólo usadas por la euphonia o razón del sonido: chasimo, sin adición alguna, es el ablativo de chasi, sal.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      "Los animales propios del Nuevo Mundo, dice Paw (Part. I), son por lo común de una figura desgraciada, y en algunos tan mal dispuesta, que los primeros dibujantes no pudieron sino con trabajo hacer sensibles sus caracteres. Se ha observado que a la mayor parte de las especies falta la cola, y que tienen una cierta irregularidad en las manos, lo que es notable en el tapir, el hormiguero, el glama de Margrafo, el perezoso y el cabiai. Los avestruces, que en nuestro continente no tienen más que dos dedos unidos con una membrana, tienen todos en América cuatro dedos."
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      En efecto, no es distinto el argumento de Paw sobre los avestruces americanos.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      Pretende hacernos creer irregularidad en el avestruz americano porque, en lugar de dos solos dedos unidos con una membrana, como el africano, tiene cuatro separados.
    • 1780 Viedma, A. Diario de 1780 Diario viaje Patagonia Ar (CDH )
      Vi muchas liebres, guanacos y avestruces, y sólo un venado.
    • 1783 Viedma, A. Diario de 1783 Diario Patagonia Ar (CDH )
      Abunda este terreno de liebres, que son a semejanza de unos pequeños corzos, de muy buena carne para comer: quirquinchos, también de buena carne, cuya concha sirve a los indios de tortera o plato; leones pardos, cuya carne también es muy regalada, jugosa y tierna, y se asemeja asada a la pechuga del pavo; hay asimismo algunos guanacos, algunas perdices y muchos avestruces.
    • 1785 Doblas, G. Memoria histórica [2003] Ur (CDH )
      En los montes y campos se crían tigres, leopardos, zorras, antas y avestruces, pero por lo regular no molestan a los hombres.
    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Esp (CDH )
      No escasea de caza mayor y menor, venados, antas, cerdos de monte, jabalíes que son diferentes, tigres, leones, zorras, monos tatúes, quirquinchos, avestruces, perdices, palomas, patos, yacus, loros, tucanes, cuervos, garzas y otras muchas aves; de pesca en los ríos y lagunas, dorados, pacúes, patíes, surubíes, mangoroyú, bagres, armados, nutrias, lobos, tortugas, caracoles, etc. Por último, se da de cuanto puede conducir a pasar una vida cómoda y agradable, y contribuir al fomento del comercio e industria; menos minerales de oro y plata, ni de otra especie, que no se han descubierto hasta ahora, aunque en ciertas contestaciones antiguas que se suscitaron en el Paraguay se afirmaba de positivo su existencia.
    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Esp (CDH )
      Remedan sobre todo con más perfección las escaramuzas de los infieles y Charrúas a caballo, pintándose como ellos los cuerpos desnudos de varios colores y figuras, adornándose cabeza y cintura de penachos de plumas largas de avestruz y capacetes de cuero, y corriendo en pelo, silbando y acometiendo los unos a los otros con las chuzas, con tal celeridad, tendidos sobre el caballo, y haciendo con el cuerpo varios quites, que admiran.
    • 1790 Azara, F. Geogr Paraguay [1904] Py (CDH )
      Entónces no les era dable coger los venados y avestruces etc., que abundaban: pero habiéndose proveído de caballos todas las castas de Chaco menos los Guaná, Caayá, * y Ninoquigla, * tuvieron facilidad de cazar dichas bestias, con lo que dejaron su poco cultivo, se hicieron errantes, salteadores ó irreducibles, y vivieron con la caza: esta escasea hoy mucho, ya no les basta, y suplen con la miel, frutas y palmas: pero ni esto es suficiente por cuyo motivo no habiéndose dedicado á criar vacas, padecen necesidades extremas que los obligan con frecuencia á pedirnos reducción y comida, y esto sólo bastaría á cabar con todos cuando no los condujese á su total exterminio la barbarie del aborte. *
    • 1789-1794 Viana, F. X. Diario viaje I [1958] I, 72 Ur (CDH )
      Al despedirse fueron regalados por el Comandante con algunas cintas, abalorios y otras frioleras, presentándole ellos en cambio, dos jóvenes guanacos y un pollito de avestruz.
    • 1789-1794 Viana, F. X. Diario viaje I [1958] Ur (CDH )

      Situados por la providencia en un terreno desprovisto de grandes árboles, sus pocos conocimientos de las artes no han bastado a construirse canoas de las pequeñas; por consiguiente, no pueden aprovechar la multitud de pescados y mariscos que producen sus costas, y como por otra parte carecen de toda idea de agricultura, sin duda perecerían si aquella benéfica mano, no hubiera cubierto las llanuras de esta porción de América, de guanacos, leopardos, zorros, liebres y avestruces, que hacen su único alimento, sin otras armas que dos piedras redondas forradas en cuero, y unidas por una correa de dos varas de la misma materia; persiguen a caballo aquellos animales, los alcanzan a la carrera, los cercan y es tan grande su destreza en el manejo de las piedras, a que dan el nombre de "bolas"en Buenos Aires, que es rarísimo el que evita el primer golpe.

    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Mejores son los de Avestruz americano, ó de occidente, ó de Magallanes, ó de Cayena; porque los Españoles, le llaman Avestruz por sus relaciones con el de África, y el páxaro se encuentra en dichos paises.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] 430 Esp (CDH )
      Klein, aludiendo al de África, le denomina Avestruz bastardo; y Barrere Heron y Emey à long col en su Ornithologia, y Grulla en su Francia equinoccial.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Esp (CDH )
      Sobre esto me parece que Marcgrave aqui aplica mal el nombre de Yabirú, y que tampoco escribe bien al otro, que en mi juicio debe ser Ñamdúpoá, que significa Ñandu ó Avestruz redondo, y no puede convenir al páxaro.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      No tienen siembra alguna, ni se mantienen sino de carnes de caballo, vaca, oveja, guanaco, marra, avestruces, etc., y viven a modo de los salvajes.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      Los trabajan de plumas de los avestruces, y son muy sueltas y finas las que dan por los muslos, vientre y otras partes del cuerpo.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      El mismo uso hay entre los indios de Mamilmapu, pero, aunque en las Pampas hay multitud de avestruces, la pluma no es tan fina como la de los Andes, y así compran de ellas los plumeros.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      Las cabezas se cubren de plumas de avestruz, y se cuelgan en el cuello, hombros y corvas cascabeles; y otros, del braguero un cencerro de caballos.
    • a1828 Cruz, L. Descrip naturaleza Andes [2002] Ch (CDH )
      26 El mismo uso hay entre los indios de Mamilmapu, pero, aunque en las Pampas hay multitud de avestruces, la pluma no es tan fina como la de los Andes, y así compran de ellas los plumeros.
    • a1837 Anónimo Diario padre José Cardiel Colección de viajes y expediciones a los campos de Buenos Aires y a las costas de Patagonia Ar (CDH )

      Que a 20 de abril llegó al comenzado pueblo del Pilar, donde estaba el padre Tomás Falkner y el padre Matías Strobel; que del pueblo de los pampas a dicho Pilar hay cosa de 60 leguas, las 40 de solas campañas, sin árboles ni matorrales, y están pobladas de infinidad de yeguas silvestres, cimarronas o "baguales", como acá dicen; hay en ellas abundancia de venados, cerdos, avestruces, quirquinchos y perdices.

    • 1839 Angelis, P. Introd Diario viaje Patagonia de Viedma [2002] Ar (CDH )
      El guanaco, el tigre o nahuel, el león o pagi, el aguará, el zorrino o chingue, el armadillo o covur en todas sus variedades, el avestruz o huanque , y un enjambre de perros, pueblan estos desiertos, y sirven de compañeros, o alimento a sus moradores.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      El comercio que se hacía en el partido consistía, especialmente, en el cambio que efectuaban los campesinos con los indios chiguillanes de las faldas orientales de los Andes, de mercaderías y telas por animales, pieles de guanaco, sal y plumas de avestruz.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Un día en que Nay, acompañada de su servidumbre, había salido a pasearse por las cercanías de Cumasia, Sinar, que guiaba el bello avestruz en que iba sentada su señora como sobre blancos cojines de Bornú, hizo andar al ave tan precipitadamente, que a poco se encontraron a gran distancia de la comitiva.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Sinar de rodillas, cubrió de besos los pies de Nay pendientes sobre el mullido plumaje del avestruz, y éste halaba cariñoso con el pico los vistosos ropajes de su señora.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Pasados dos días, Nay, Sinar y Magmahú salieron de Cumasia a favor de la oscuridad de la noche, llevando treinta esclavos de ambos sexos, camellos y avestruces para cabalgar, y cargados otros con las más preciosas alhajas y vajilla que poseían; gran cantidad de tíbar y cauris, comestibles y agua, como para un largo viaje.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      A propósito de avestruz, después de haber recorrido la Europa y la América, de haber vivido como un marqués en París y como un guaraní en el Paraguay; de haber comido mazamorra en el Río de la Plata, charquicán en Chile, ostras en Nueva York, macarroni en Nápoles, trufas en el Périgord, chipá en la Asunción, recuerdo que una de las grandes aspiraciones de tu vida era comer una tortilla de huevos de aquella ave pampeana en Nagüel Mapo, que quiere decir "Lugar del Tigre".
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      el deseo de ver con mis propios ojos ese mundo que llaman Tierra Adentro, para estudiar sus usos y costumbres, sus necesidades, sus ideas, su religión, su lengua, e inspeccionar yo mismo el terreno por donde alguna vez quizá tendrán que marchar las fuerzas que están bajo mis órdenes —he ahí lo que me decidió no ha mucho y contra el torrente de algunos hombres que se decían conocedores de los indios, a penetrar hasta sus tolderías, y a comer primero que tú en Nagüel Mapo una tortilla de huevo de avestruz.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      — Santiago, después de una tortilla de huevos de gallina frescos, en el Club del Progreso, una de avestruz en el toldo de mi compadre el cacique Baigorrita.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Al General Arredondo, mi jefe inmediato entonces, le debo, querido Santiago, el placer inmenso de haber comido una tortilla de huevos de avestruz en Nagüel Mapo, de haber tocado los extremos una vez más.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Yendo uno bien montado, se tiene todo; porque jamás faltan bichos que bolear, avestruces, gamas, guanacos, liebres, gatos monteses, o peludos, o mulitas, o piches o matacos que cazar.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Los unos iban en potros bravos, los otros en mansos caballos, éstos en guanacos, aquéllos en avestruces, muchos a pie, varios montados en cañas, infinitos en alados cóndores.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Las cumbres, horcones y costaneras son de madera; el techo y las paredes de cuero de potro cosido con vena de avestruz.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Es cosa que pasma verlos desde chiquitos cruzar los campos solos, a toda hora del día y de la noche, en un mancarrón o picando una carreta; alejarse de las casas o de las poblaciones a bolear avestruces, guanacos o gamas, a peludearo quirquinchar, dormir entre las pajas, desafiar las intemperies, casi desnudos, con el caballo de la rienda, y precaverse contra todas eventualidades, de los indios, de los cuatreros, de los ladrones

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      No me atrevo a decir si la cosa merece la pena de ser averiguada, aunque recuerdo que no hace mucho tiempo más de un galeno se reía cuando las curanderas recetaban buche de avestruz.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Los pobres viven de los bichos del campo, que cazan, o como los avestruces, pescando moscas al vuelo.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Se habían arrollado los calzoncillos hasta los muslos, la camisa se la habían quitado; se habían pintado de colorado las piernas, los brazos, el pecho, la cara; en la cabeza llevaban plumas de avestruz en forma de plumero, en el pescuezo collares que hacían ruido y las mechas les caían sobre la frente.

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Brasil era un sabueso criollo inteligentísimo, mezcla de galgo y de podenco de presa, fuerte, guapo, ligero, listo, gran cazador de peludos y mulitas, de gamos y avestruces, y enemigo declarado de los zorros, únicos con quienes no siempre salía bien.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      — Es uno que corre un avestruz —decían éstos—; es uno que corre una gama, decían aquéllos; no es nada de eso, decía Camilo Arias; es un indio que corre una cosa que no es animal del campo.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] 334 Ar (CDH )
      / Ansí los ñacurutuces / con cara fiera miraban / que esponjados gambetiaban, / juyendo los avestruces / que los perros acosaban, / al concluir la recogida, / cuando entran a corretiarlos; / y que al tiempo de alcanzarlos / aquellos de una tendida / se divierten en cociarlos.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] Ar (CDH )
      genaro / — Pero los venados no, / y menos los avestruces: / pues ya los he visto yo / y sigo viendo... ¡Velay! / allá cruzan, mirelós, / todos vuelven para afuera; / y como esos bichos son / olfatiadores, de lejos / ya habrán tomao el olor / a los indios que vendrán / muy de atrás arriandolós, / en redota por supuesto, * / juyendo... ¡permita Dios! / pues ayer el comendante / me dijo y me asiguró / que los iban a sabliar, / hoy llegaban.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 73 Ar (CDH )
      / Y chamuscao* un sargento / me contó que las tenían, / pero que ellos las vendían / para cazar avestruces; / y ansí andaban noche y día / déle bala a los ñanduces.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 82 Ar (CDH )
      / Era un amigo del jefe / que con un boliche* estaba; / yerba y tabaco nos daba / por la pluma de avestruz, / y hasta le hacía ver la luz* / al que un cuero le llevaba.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 131 Ar (CDH )
      / No hay fuerza contra el destino / que le ha señalao el cielo / y aunque no tenga consuelo / aguante el que está en trabajo: / ¡naides se rasca pa abajo / ni se lonjea contra el pelo!* / Con el gaucho desgraciao / no hay uno que no se entone; / la mesma falta lo espone / a andar con los avestruces: / faltan otros con más luces / y siempre hay quien los perdone.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 139 Ar (CDH )
      / De hambre no pereceremos, / pues según otros me han dicho / en los campos se hallan bichos / de los que uno necesita... / gamas, matacos, mulitas,* / avestruces y quirquinchos.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Ar (CDH )

      El Baqueano anuncia también la proximidad del enemigo; esto es, diez leguas, y el rumbo por donde se acerca, por medio del movimiento de los avestruces, los gamos y guanacos, que huyen en cierta dirección.

    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Ar (CDH )
      Si andando en la Pampa le vais proponiendo darle una estancia con ganados que lo hagan rico propietario; si corre en busca de la médica de los alrededores para que salve a su madre, a su esposa querida que deja agonizando, y se atraviesa un avestruz por su paso, echará a correr detrás de él olvidando la fortuna que le ofrecéis, la esposa o la madre moribunda; y no es él solo que está dominado de este instinto; el caballo mismo relincha, sacude la cabeza y tasca el freno de impaciencia por volar detrás del avestruz.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Ar (CDH )
      Pues bien, Rosas ha conseguido que en sus estancias, que se unen con diversos nombres desde Los Cerrillos hasta el arroyo Cachagualefú, anduviesen los avestruces en rebaños, y dejasen al fin de huir a la aproximación del gaucho, tan seguros y tranquilos pacen en las posesiones de Rosas; y esto mientras que han sido ya extinguidos en todas las adyacentes campañas.
    • 1875 Barros, Á. Actualidad financiera [1975] Ar (CDH )
      En otro tiempo abundaban en la pampa el avestruz, el venado, el león y el tigre, el zorro, el zorrino y la liebre, y la pluma y las pieles, que en sus correrías o boleadas reunían en cantidad y venían a vendernos, les proporcionaban aquellos recursos.
    • 1876 Gorriti, J. M. Pozo [2002] Ar (CDH )

      Allí se encuentran, al acicalado bonaerense; el rudo morador de la pampa; el cordobés de tez cobriza y dorados cabellos; y el huraño habitante de los yermos de Santiago, que se alimenta de algarrobas y miel silvestre; y el poético tucumano, que suspende su lecho a las ramas del limonero; y los pueblos que moran sobre las faldas andinas; y los que beben las azules aguas del Salado, y los tostados hijos del Bracho, que cabalgan sobre las alas veloces del avestruz; y el gancho fronterizo, que arranca su elegante coturno al jarrete de los potros.

    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )
      Esta pampa es de boleadas de avestruces, por ser muchísimos los que hay; campos pastosos, pozos de rica agua donde alojan los indios cuando vienen a invadir a San Rafael.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] 264 Ch (CDH )
      El comercio que sostienen todos estos lugares con el sur de Chile se reduce a arrendamientos de potreros y a internar en él animales, plumas de avestruces, brea para tinajas y sal.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )
      Llegaban todos los años aduares de pehuenches al departamento de Curicó, provistos de plumas de avestruz y de breas para vender, y nadie descubría ocultas en esas mercaderías la garra del ladrón ni el puñal del asesino.
    • 1884 Barros Arana, D. HGral Chile III [2003] Ch (CDH )
      Sarmiento que ha referido estas penalidades, cuenta, sin embargo, que en los inhospitalarios campos de la región oriental del estrecho, él y sus compañeros encontraron algunas frutas silvestres, huevos de avestruces, diversos animales y peces con que pudieron satisfacer el hambre.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      — Juertes se me hacen, cuñao, lo mesmo que garrón de avestruz...
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      ¡Me alegro mucho Nata; con toda el alma! Así vamos a pasear más tranquilas como otras veces, a lo que den los rosillos, campo afuera, donde hay mucho aire y mucho verde y gamas y avestruces que escapan espantados al sentir el tropel...
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      El gobierno, que les había prometido animales, no se los dio, y para alimentarse tenían que recurrir a la caza de avestruces y guanacos, porque ni la pesca abunda... Los barcos que llegaban vendíanles víveres, pero escasos, y ¡a qué precio!... En una ocasión se vendió en Santa Cruz el quintal de harina a $ 50 oro.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Gran jinete, infatigable cazador de guanacos y avestruces, ha corrido por aquellas colinas pedregosas y abruptas, arriba y abajo, con riesgo de la vida, y eso durante años enteros.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Además, tendríamos que haber andado mucho para encontrar avestruces.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )

      La picana con piedra es un plato indígena del que hablan primores cuantos lo han comido; consiste en la armazón posterior de un avestruz gordo —o flaco si no hay otro—, en cuyo interior se echa una piedra previamente calentada todo lo posible; luego se cierra la caparazón cosiendo la piel, que se ha dejado a ese objeto, y se pone el todo un rato al rescoldo.

    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Pero ese manjar, antes cotidiano en Patagonia, escasea hoy sobre la costa, porque los avestruces han ido retirándose hacia el interior, en un repliegue defensivo a que los han obligado los intrépidos e infatigables cazadotes.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Este avestruz —creo haberlo dicho antes— difiere de su hermano de la provincia de Buenos Aires, no sólo en su carne, más apetitosa, sino también en varias particularidades, que lo han hecho llamar Struthio Darwinii, mientras el otro lleva el nombre de S. Rhea.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Pero éstos son excepcionales, y la mayoría se limita a retardar la carrera del avestruz y hasta detenerlo colgándose de él a pesar de sus patadas que rehúyen con agilidad pasmosa.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Corren como el viento, ayudándose con las alas; la hembra pone gran número de huevos que el macho incuba; sabe y puede nadar largos trechos, aunque no le agrade el agua; es muy curioso, y tiene un estómago... de avestruz.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      La caza del guanaco es de más peligro que la del avestruz, porque aquél, como la gamuza europea, trepa montañas y salta precipicios y grietas, poniendo en duro trance al jinete que lo persigue.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Más al centro el huemul, el ciervo chileno, que cerca de la cordillera no teme todavía al hombre, o lo observa con la misma curiosidad del guanaco y del avestruz, pero más ingenua y confiadamente.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Con la piel del zorro se hacen quillangos, no tan estimados como los de guanaco y avestruz, y pues se necesitan muchos para hacer uno solo de esos curiosos tapices, esparcidos hoy por el mundo entero, no vale la pena de matar caballos y de cansar perros en su busca.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Y me contó cómo un día, que —poco después de llegar— recorría el territorio, vio a lo lejos, a una distancia tal que era locura pensar en perseguirlo, un avestruz de gran alzada.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      En lugar de hacerlo, ordenó a un peón que detuviera al animal, pero, como si hubiera comprendido, éste se lanzó a toda carrera, antes de que el peón se hubiera bajado del caballo, en dirección al avestruz y hasta perderse de vista... Largo rato después, y cuando el explorador creía que el perro se había escapado, volvió jadeante, y con sus ladridos, ora alegres, ora disgustados, tanto hizo, que un peón lo Siguió hasta donde el avestruz yacía con el cuello fracturado por sus mordiscos.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Además de los quillangos de guanaco y de zorro, los hay —y pueden encontrarse en el comercio— de piel de avestruz, con sus plumas, naturalmente, siendo los más estimados, más hermosos, y de más alto precio, los hechos con las plumas más blandas y blancas, sobre todo los llamados de «avestruz de huevo», que se hacen sólo con pichones, a costa de mucho trabajo y sobre todo de paciencia.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Ross es al mismo tiempo herrero, carpintero, mecánico, maquinista... y hoy alquila su caballo Tucu-Tucu, a tanta costa obtenido, por botellas de coñac o ginebra, nunca por dinero... Como él hay otros, y los antiguos colonos que vinieron del viejo mundo sin saber palabra de la nueva vida en que iban a iniciarse, se han convertido en camperos, jinetes y cazadores que corren el avestruz y el guanaco cual si hubiesen nacido en plena pampa, y se han avezado de tal modo a las necesidades de aquella existencia solitaria, que hoy se bastan a sí mismos, y pocas veces tienen que recurrir a extraño auxilio.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )

      — Muy sencillamente: raspéme la cabeza con un pedernal, y luego introduje en ella las lindas plumas de avestruz.

    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Ar (CDH )
      Este corría avestruces, que sin previa enseñanza toreaban á maravilla las altas y zancudas aves.
    • 1905 Sánchez, F. Barranca [1997] Ur (CDH )
      «¿Ande te has de dir, avestruz loco?», me gritó, y empezó a revoliar las boleadoras. *
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] VI Pe (CDH )
      / Yo que ni exploro bosques ni otras ciudades fundo, / os quiero dar la América intacta en mi canción; / que os puede hacer más dueño de nuestro Edén fecundo / la lengua de Cervantes que el barco de Colón, / ¡Oh Rey! Es mi Poema la exposición sonora, / donde hallaréis mi fauna, donde hallaréis mi flora: / racimos de bananos y plumas de avestruz.
    • 1907 Rubén Darío Canto errante [1977] Ni (CDH )
      ¡Yo os saludo desde el fondo de la Pampa! ¡Yo os saludo / bajo el gran sol argentino / que como un glorioso escudo / cincelado en oro fino / sobre el palio azul del viento, / se destaca en el divino / firmamento! / Os saludo desde el campo lleno de hojas y de luces / cuya verde maravilla cruzan potros y avestruces, / o la enorme vaca roja, / o el rebaño gris, que a un tiempo luz y hoja / busca y muerde, / en el mágico ondular / que simula el fresco y verde / trebolar.
    • 1914 Rubén Darío Canto Argentina [1977] 391 Ni (CDH )
      / Animará la virgen tierra / la sangre de los finos brutos / que da la pecuaria Inglaterra; / irán cargados de tributos / los pesados carros férreos / que arrastran candentes y humeantes / los aulladores elefantes / de locomotoras veloces; / segarán las mieses las hoces / de artefactos casi vivientes; / habrá montañas de simientes; / como en litúrgico aparato / se herirán miles de testuces / en las hecatombes bovinas; / y junto al bullicio del hato, / semejantes a ondas marinas / irán las ondas de avestruces.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
      No tienen adornos ni disfraces, pero lucen su rumboso distintivo llevando sobre la cabeza desmesurados quitasoles invertidos, hechos con plumas de avestruz o de ibis blancos, y adornados en el centro con un ramillete de flores fabricado con plumas de loro, variadas de matices y colores.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 266 Bo (CDH )
      En nuestras regiones montañesas han desaparecido las garzas, por codicia de los aigrettes para sombreros femeninos; en las cordilleras altas ha desaparecido la chinchilla, porque a nadie se le ocurrió ver una ingente riqueza en la crianza de la delicada bestezuela; en las pampas arrimadas a la cordillera van desapareciendo las vicuñas y los avestruces con la cosecha de las nidadas que se hacen en todo tiempo.
    • 1921 Ortega Munilla, J. Tres sorianos [2003] Cu (CDH )
      Pasaron más tarde diez o doce Ñandúes, el avestruz pequeño, lo que los argentinos llaman el avestruz petizo.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      De las alfajías colgaban muchos manojos de yerbas secas, varias vejigas de oveja con grasa de lagarto y venado y un montón de plumas de avestruz atadas, que servían de plumero.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Formaban en las filas, con el mestizo, ataviados de rojo y con una pluma de avestruz en el sombrero.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      La caza del avestruz remedaba el juego y no era el juego, sino la forma de ganarse el pan.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] 114 Ar (CDH )
      Vestidos con uniforme o adornados con un simple distintivo, que una vez fue el chiripa rojo, o la pluma de avestruz, y otra el pantalón de franela amarilla, y provistos de las armas que se tenían, o sin ellas, los regimientos formaron corporaciones superpuestas a las demás instituciones nacientes, no vinculadas a éstas por funciones diferenciales.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      En un terreno, detrás de la casa, andaban varios avestruces domésticos.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      Pasado un rato se presentaron a mi vista, por primera vez, los venados y los avestruces silvestres, y dimos comienzo a una magnífica persecución.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] 109 Ar (CDH )
      En los festivales indios, los danzantes del sexo masculino se presentan desnudos, llevando apenas un taparrabo de cuero; llevan el rostro, las piernas y el torso pintados de diversos colores, y plumas de avestruz paradas en la cabeza; además unas ristras de campanillas que les cuelgan del cuello y de los hombros.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      La caza del avestruz es deporte muy difundido.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      Algunos avestruces domésticos y unas llamas caminaban por un terreno frente a la casa; entre los árboles volaban pájaros de hermoso y variado plumaje; los terus, gavilanes y otras aves de presa, llenaban el aire con sus gritos estridentes.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] 223 Ar (CDH )
      El avestruz macho se encarga de incubarlos durante todo el tiempo necesario y a veces por cierto término nada más.
    • 1924-1945 Mistral, G. Ternura [1996] Ch (CDH )
      / Llegando a la Patagonia, / de avestruces emblanquece, / y pescamos en las Islas / los que son últimos peces.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )

      — Masajes, purgas, enemas, ¡todo es inútil! —añadió la señora de Ruiz—. El bolo no sale, y aumenta de tamaño día tras día.

      — ¿Será posible? —murmuró la de Johansen alarmada.

      — ¡Si lo sabré yo! —repuso la de Ruiz—. El doctor Aguilera me sacó uno tan grande como un huevo de avestruz.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] 309 Ar (CDH )
      Pero hacia el final de la obra decayó aquel hombre admirable que había vencido tantos infortunios en la llanura: se volvió taciturno y huraño, y hasta repudió (cosa increíble) su tabaquera de buche de avestruz.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )

      "Cuando murió mi abuelo, sus nueve hijos se repartieron "La Rosada"; ¡ciertamente, había para todos en aquella extensión cuya medida original era "lo que puede recorrer un jinete galopando de sol a sol"! Mi padre, como primogénito, se reservó el casco de la estancia: fue uno de aquellos hombres excepcionales que, con la misma naturalidad, boleaban avestruces en el desierto y asistían a la Opera de París.

    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Ar (CDH )
      Entiendo que este dilema es de hierro y soy de los que piensan que no es cuestión de hacer como el avestruz frente a los peligros, que esconde la cabeza.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Ar (CDH )

      — ... Y lo que más me causa gracia es que Méndez repudie la influencia europea en nuestros escritores ¿basándose en qué? Esto es lo más divertido: en una doctrina filosófica elaborada por el judío Marx, el alemán Engels y el griego Heráclito. Si fuésemos consecuentes con esos críticos, habría que escribir en querandí sobre la caza del avestruz. Todo lo demás sería adventicio y antinacional. Nuestra cultura proviene de allá, ¿cómo podemos evitarlo?

    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 178 Ar (CDH )
      Al atardecer del segundo día, ya de regreso con el informe, autoriza a la tropa a largarse detrás de unos avestruces que patalean por un cañadón donde se recorta el campo: la carne resulta correosa, pero una tortilla de huevos descubiertos en un nidal se deja comer.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Ar (CDH )
      El grueso del ejército en avance sobre Buenos Aires llega al paraje y sólo encuentra un montón de ceniza, los restos del avestruz y la tienda cedida precariamente por el boletinero.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Yo seguiré en la brecha mientras haya cuarteles, porque en ellos nunca falta un suboficial que se pavonee como avestruz y lleve las jinetas en el trasero.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Por algo decían en su valle que podría alcanzar a la carrera a un avestruz, o, como el brasileño del cuento, largar un tiro, salir corriendo, y herirse en el trasero con la misma bala.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Fingía asustarse de su sombra pero era muy capaz de tumbar novillos a pechazos, de atropellar espinos persiguiendo avestruces.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Al salir a la pradera, una bandada de avestruces los observaba alerta.
    • 1977 Ocampo, V. Testimonios 1975-1977 [1977] Ar (CDH )
      Sólo podíamos ofrecerle la pampa aparentemente, sin límites, el bush, el páramo aterrador, las montañas, los lagos, los avestruces, los pumas, los armadillos, los pingüinos, cualquier cantidad de pájaros, una abundante muestra de serpientes y marsupiales, liebres con diferente largo de patas traseras y delanteras (pero todos estos animales pueden verse en los zoológicos).
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 398 Ar (CDH )
      Cada uno de esos dos grupos, tan distintos, el de mis dueños actuales y el de los anteriores, se perfilaba en mi reflexión con el decorativo fondo que correspondía a la desigualdad de sus existencias: el de los Benoit, sobre la chatura de Buenos Aires, que luchaba por dejar de ser provinciana o colonial, y cuyos anhelos de superación se situaban en la esfera aérea de las terrazas y en la solemne amplitud del río, encima de los cuales planeaban las rimas de sus poetas heroicos, así como su otra faz, la modesta, se distinguía abajo, en la calle, entre pregones de aguateros, pasteleros, pescadores, mazamorreros y vendedores de plumeros confeccionados por los indios pampas con plumas de avestruz; entre risas de lavanderas que de la ribera regresaban con atados; entre disputas por embarrados miriñaques y peinetones agresivos, y apariciones sin aviso de la Mazorca, la banda asesina de los incondicionales de Rosas, autotitulado Restaurador de las Leyes.
    • 1984 Maturana R., H. / Varela G., F. Árbol conocimiento [1987] Ch (CDH )
      Más aún, en las avestruces sudamericanas, por ejemplo, el macho se aparea con un harem de hembras (poliginia), cada una de las cuales deposita un huevo en un hoyo, que, una vez lleno, el macho se encarga de cuidar diligentemente.
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      avestruz [...] amb. Ñandú. En uso m..
    • 1987 Brusco, O. J. Comer [1987] Ar (CDH )
      En las zonas donde abunda el avestruz se comen sus huevos, al igual que los de tero y también los de gallina.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Mi padre era severo en todo lo que se relacionaba con nuestra crianza. Aprovechaba cualquier cosa para darnos una lección. Y no por eso sentíamos menos su cariño. Salíamos juntos a cazar avestruces y guanacos. A menudo nos pegábamos unos buenos golpes, porque moverse a caballo en la pampa patagónica encierra muchas sorpresas. Teníamos ocho galgos que hacían el trabajo de la caza, pero para seguirlos era preciso galopar. Y mucho. / Para jinete, mi madre. Ella era una amazona. Y en la cocina, ni hablar: todo lo manejaba con seguridad. Veíamos en mi madre al médico, al consejero y al amigo. Era la confidente y el paño de lágrimas. Cuando aprendimos a fumar, lo hacíamos en su presencia.
    • 1972-a1992 Atahualpa Yupanqui Payador [1996] 32 Ar (CDH )
      / El chajá y el avestruz / van buscando la espesura, / y se agranda en la llanura / la soledad del ombú.
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] Ar (CDH )
      Fauna: guanaco, avestruz, patos, en la zona de las mesetas; huemul, zorro, gato montés, cóndor, águila, aves, peces, en la zona cordillerana.
    • 1996 Antúnez Mayolo, S. Dieta precolombina Cultura Perú Pe (CDH )
      En el chaco se cogían diversos géneros de animales, desde avestruces y otras aves, hasta los dañinos como pumas, zorros, etc. Todos los animales peligrosos para la seguridad del hombre y de sus ganados, eran exterminados; mas, de aquellos que deberían subsistir para mantener el equilibrio biológico, tan sólo eran sacrificados los machos y hembras ineptos para la reproducción.
    • 1999 Guzmán, Y. País estancias [1999] Ar (CDH )
      Pero lo que más llama la atención son las manadas de ciervos, los chajaes y las grandes bandadas de avestruces / que aquí se protegen especialmente, como todo el reino animal autóctono.
    • 2001 Morales Arnao, C. Cordilleras Perú Pe (CORPES)
      En la parte norte, una cima rocosa de 5692 domina el Coruña, y en la rama noroeste se ubican el Chontacollo y el Casiri. Al pie está el lago Casiri, sobre Talabaya, donde las formas montañosas se pierden hacia abajo en un extenso paisaje de pampa, del cual surgen esporádicamente algunos restos de conos volcánicos. Esta cordillera se distingue por su clima muy seco y un régimen de lluvias casi nulo. La habitan pocas vicuñas y vizcachas, pero son los únicos lugares en el Perú donde viven los ñandúes o avestruces americanas.
    1. s. Frecuentemente, con los modificadores americano o bastardo de América o los complementos de América, de la América meridional, de tres dedos, de la Guayana, de Magallanes o de Occidente.
      docs. (1822-1962) 21 ejemplos:
      • 1822 Anónimo Sesion estraordinaria de la noche del 25 de mayo de 1822 p. 2 Diario de las actas y discusiones de las cortes. Diputacion general de los años 1822 y 1823 Esp (BD)
        2º. "El ministerio de hacienda ha pasado á las Córtes para su resolucion un espediente instruido y promovido en la aduana de Barcelona, sobre el despacho de una partida de pluma de avestruz de ultramar, cuya muestra acompaña; del cual resulta por la comprobacion hecha por los vistas, que esta pluma es de aquella fina corta que crian los avestruces de América debajo de la larga esterior y mas basta, la que viene tejida en manojitos, y beneficiada y teñida aquí sirve para los plumeros que usa la oficialidad"
      • 1962 Llopis, A. "Primavera en el zoo" [03-06-1962] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        Desgraciadamente, aún subsisten casos de salvajismo o inconsciencia —nos advierte don Antonio Jonch—. Hace poco notamos ciertos trastornos gástricos en un ñandú. Se trata de un singular animal, avestruz de América, que se diferencia principalmente del africano por tener tres dedos en cada pie y ser algo más pequeño y de plumaje gris poco fino. Le aplicamos los Rayos X y descubrimos que el pobre animal tenía en el estómago una cantidad bastante considerable de pesos argentinos.
      • 1822 Anónimo Sesion estraordinaria de la noche del 25 de mayo de 1822 p. 2 Diario de las actas y discusiones de las cortes. Diputacion general de los años 1822 y 1823 Esp (BD)
        2º. "El ministerio de hacienda ha pasado á las Córtes para su resolucion un espediente instruido y promovido en la aduana de Barcelona, sobre el despacho de una partida de pluma de avestruz de ultramar, cuya muestra acompaña; del cual resulta por la comprobacion hecha por los vistas, que esta pluma es de aquella fina corta que crian los avestruces de América debajo de la larga esterior y mas basta, la que viene tejida en manojitos, y beneficiada y teñida aquí sirve para los plumeros que usa la oficialidad"
      • 1843 Barinaga, P. Trad Elementos zoología, Edwards y Comte p. 341 Esp (HD)
        La Avestruz de América, ó Avestruz de tres dedos (Struthio rhea), es la mitad de grande que la del antiguo continente; su plumage es ceniciento y sus plumas blandas no tienen casi valor en el comercio. Abunda mucho en el sur de la América meridional.
      • 1881 Anónimo "Derechos plumas y plumeros" [01-08-1881] El Eco de la Producción (Barcelona) Esp (HD)
        Cumple á nuestro objeto, únicamente para hacer resaltar al anomalía del Arancel, señalar los diversos precios de las plumas, cuyos datos hablan muy alto en pró de la subdivision y diferenciacion de las partidas. De las clases corrientes de la pluma de avestruz de América, vale el kilo de 30 á 60 francos, segun la calidad de la procedencia y los desperdicios.
      • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
        Como ejemplos pueden citarse el Struthio camelus L. (avestruz común), Str. rhea (avestruz de América).
      • 1900 Anónimo "Cosas diversas. El avestruz" [24-11-1900] El Heraldo Militar (Madrid) Esp (HD)
        Al lado del gran avestruz de Africa ha de colocarse el avestruz americano, Rhea americana, mas comunmente llamado Nandou. El nandou no es propiamente un avestruz; de éste lo separan caracteres zootécnicos bien distintos, tales como la forma ovoide del cuerpo, la falta de cola, la conformación de los tarsos, que tienen tres dedos, mientras el avestruz de Africa sólo tiene dos: además las costumbres no son idénticas y el avestruz de América no se alimenta de un modo tan voraz é indiferente como su hermano de Africa.
      • 1914 Anónimo (Max) "Pieles y plumas" [24-01-1914] La Hormiga de Oro (Barcelona) Esp (HD)
        Después del avestruz siguen las aves de los países tropicales, cuyo mercado se halla en Londres. Merece mención especial el nandú o avestruz de América, domiciliado en la República Argentina y Uruguay. Sus plumas nos llegan de la América del Sur y de las Pampas de Patagonia; son tan hermosas, que se destinan a los adornos femeninos, y, en general, se utilizan para la fabricación de plumeros.
      • 1923 Natale, J. A. "Analogía pedagógica" [01-06-1923] La Escuela Moderna (Madrid) Esp (HD)
        Las dos maneras de agrupar los substantivos para los propósitos de la lectura explicada y de la lectura corriente serían éstas: Ejemplo: «El avestruz de América, que los indios guaraníes llaman ñandú y churí, habita las provincias de Tucumán y Salta, el Paraguay, las llanuras de Montevideo, las pampas de Buenos Aires, y se dice que hay de estas aves hasta en el estrecho de Magallanes».
      • 1930 Cabrera Latorre, Á. "Animales feministas" [15-03-1930] Caras y Caretas (Buenos Aires) Esp (HD)
        Contrastando con estas tragedias aracnológicas, hay en el mundo animal numerosos episodios que, dado nuestro concepto de la misión de cada sexo, tienen cierto barniz grotesco. Todo buen gaucho sabe, por ejemplo, que entre las avestruces de nuestras pampas el papel de ama de casa lo desempeña el macho. Unas cuantas hembras ponen sus huevos en un mismo sitio, y después se van tranquilamente a correrla, mientras el macho se encarga pacientemente de la incubación, y luego de la alimentación y educación de las charitas. Y hay que ver cómo abusan aquellas Sisebutas; diriase qeu son máquinas ponedoras, y el macho, cuando ve que la tarea va a ser superior a sus fuerzas, tiene que echarlas a golpes para que se dejen de embromar y vayan a poner a otra parte, de lo que resultan esos huevos perdidos que a veces se encuentran aislados en el campo. Esta costumbre del avestruz de América recuerda la que hace poco se ha observado en un mono, también americano, en el gracioso tití de la costa del Brasil.
      • 1962 Llopis, A. "Primavera en el zoo" [03-06-1962] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        Desgraciadamente, aún subsisten casos de salvajismo o inconsciencia —nos advierte don Antonio Jonch—. Hace poco notamos ciertos trastornos gástricos en un ñandú. Se trata de un singular animal, avestruz de América, que se diferencia principalmente del africano por tener tres dedos en cada pie y ser algo más pequeño y de plumaje gris poco fino. Le aplicamos los Rayos X y descubrimos que el pobre animal tenía en el estómago una cantidad bastante considerable de pesos argentinos.
      • 1822 Anónimo Sesion estraordinaria de la noche del 25 de mayo de 1822 p. 2 Diario de las actas y discusiones de las cortes. Diputacion general de los años 1822 y 1823 Esp (BD)
        2º. "El ministerio de hacienda ha pasado á las Córtes para su resolucion un espediente instruido y promovido en la aduana de Barcelona, sobre el despacho de una partida de pluma de avestruz de ultramar, cuya muestra acompaña; del cual resulta por la comprobacion hecha por los vistas, que esta pluma es de aquella fina corta que crian los avestruces de América debajo de la larga esterior y mas basta, la que viene tejida en manojitos, y beneficiada y teñida aquí sirve para los plumeros que usa la oficialidad"
      • 1826 Mora, J. J. Trad HMégico, Saverio Clavigero, II p. 281 Esp (BD)
        Hablemos del avestruz, que, según Mr. de Paw, tiene por vicio de la Naturaleza dos dedos mas en cada pie * [...]. *Mr. de Paw se engañó en el numero de los dedos del touyou, o avestruz Americano, pues no tiene mas que tres; pero en la parte posterior de los pies tiene un tuberculo redondo, y calloso que le sirve de talon, y a qué el vulgo ha dado el nombre de dedo.
      • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 257 Esp (BD)
        EL avestruz de la América meridional, llamado tambien avestruz de Occidente, avestruz de Magallanes y de la Guayana, propiamente hablando no es un verdadero avestruz. [...] Barrere tan pronto le da el nombre de garza, tan pronto el de grulla ferrívora, o de ema de larga cola; y otros juzgaron caracterizarlo mejor, segun varias analogías mas próximas á la verdad, bajo la denominacion compuesta de casoar gris con pico de avestruz. Moehring y Brisson le dan el nombre latino de rhea; y este último le añade el americano de tuyú formado del de tuyuyú con el que se conoce comunmente en la Guayana; y por último, los salvajes le dieron una multitud de nombres distintos, como los de yardú, yandú, andú, y ñandú-guacú, en el Brasil; salian en la isla de Marañon; suri en Chile, etc., etc. Muchos nombres son estos á la verdad para un ave tan recientemente conocida; pero por lo que á mí hace, desde luego me inclino á adoptar el de tuyú que le dió Brisson,ó por mejor decir se lo conservó, prefiriendo sin vacilar esta palabra bárbara que es verosímil conserve alguna relacion con la voz ó el grito del ave, á todas las denominaciones científicas que solo sirven con harta frecuencia para dar ideas equivocadas, y á las nomenclaturas nuevas que no indican ningun carácter, ningun atributo esencial del ser á que se aplican.
      • 1834 Anónimo "El avestruz de África" [01-10-1834] El Instructor o Repertorio de Historia, Bellas Letras y Artes (Londres) Esp (HD)
        Las plumas del avestruz de América pueden hacer un ramo de comercio, aunque por su color pardo no sean estimables como adorno. Se hacen con ellas los mejores quitasoles por su lijereza, flexibilidad y frescura de sombra, y se aplican á otros usos domésticos; pero el uso mas apreciable es, el cañoncillo largo y delgado que se saca arrancandole la parte plumosa de los lados.
      • 1843 Barinaga, P. Trad Elementos zoología, Edwards y Comte p. 341 Esp (HD)
        La Avestruz de América, ó Avestruz de tres dedos (Struthio rhea), es la mitad de grande que la del antiguo continente; su plumage es ceniciento y sus plumas blandas no tienen casi valor en el comercio. Abunda mucho en el sur de la América meridional.
      • 1857 Ronquillo, J. O. DiccMateria Mercantil, IV s. v. pluma Esp (BD)
        Pluma para compostura. Entre varias especies de plumas que sirven para la compostura merecen ser indicadas las siguientes: PLUMAS DE AVESTRUZ. Son las mas importantes [...] PLUMAS DE BUITRE. Los plumajeros dan impropiamente este nombre á las plumas de Avestruz bastardo de América, que Buffon llama Touyou.
      • 1858 Beltrán, F. "El casoar de la Nueva Holanda" [01-01-1858] Museo de las Familias (Madrid) Esp (HD)
        Los colonos ingleses de estos paises le han dado el nombre de emou, en oposicion al de emeu, con el que designan al casoar de la India, llamado por otro nombre casoar con casco. La ciencia no tardará sin duda en componerle otro nombre. Las analogías de forma esterior entre esta ave y el casoar de la India son sobre todo las siguientes; tiene la talla y el aspecto del avestrúz de América: los dedos son en número de tres: su cabeza se halla cubierta ligeramente de plumas un poco crespas que son bastante raras debajo de la garganta para dejar distinguir en aquel sitio el color azulado, y en algunos puntos de purpurina de una piel en parte carunculosa [...].
      • 1864 Anónimo "Crónica estranjera" [02-04-1864] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
        He aqui el programa de los premios que se propone dar la Sociedad imperial á los que, dedicados á la propagacion de especies útiles, cumplan con las condiciones aquí estipuladas: [...] 2º Introduccion y domesticacion del Droméo (Dromaius Novae Holandiae), ó del Ñandu, avestruz de América (Rhea americana). Se exige poseer seis individuos por lo menos, y haber obtenido dos generaciones en domesticidad.
      • 1881 Anónimo "Derechos plumas y plumeros" [01-08-1881] El Eco de la Producción (Barcelona) Esp (HD)
        Cumple á nuestro objeto, únicamente para hacer resaltar al anomalía del Arancel, señalar los diversos precios de las plumas, cuyos datos hablan muy alto en pró de la subdivision y diferenciacion de las partidas. De las clases corrientes de la pluma de avestruz de América, vale el kilo de 30 á 60 francos, segun la calidad de la procedencia y los desperdicios.
      • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )
        Como ejemplos pueden citarse el Struthio camelus L. (avestruz común), Str. rhea (avestruz de América).
      • 1891 Ferrer Lozano, J. "Lo que piensan las aves" [30-01-1891] El Mundo de los niños (Madrid) Esp (HD)
        El casuario de las Islas del Mar Índico cercanas al Asia, así como el que habita en la Australia, merecen figurar en el número de las aves de corral; el chengue, ñandú o avestruz de América, es también muy digno de estima; pero entre estas Corredoras y yo, la elección no puede ser dudosa para quien me conozca.
      • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
        Avestruz [...] de América. Ave del mismo género que la anterior, de menor tamaño, con tres dedos en cada pie bien desarrollados y plumaje de color gris uniforme. Habita en la América Meridional.
      • 1900 Anónimo "Cosas diversas. El avestruz" [24-11-1900] El Heraldo Militar (Madrid) Esp (HD)
        Al lado del gran avestruz de Africa ha de colocarse el avestruz americano, Rhea americana, mas comunmente llamado Nandou. El nandou no es propiamente un avestruz; de éste lo separan caracteres zootécnicos bien distintos, tales como la forma ovoide del cuerpo, la falta de cola, la conformación de los tarsos, que tienen tres dedos, mientras el avestruz de Africa sólo tiene dos: además las costumbres no son idénticas y el avestruz de América no se alimenta de un modo tan voraz é indiferente como su hermano de Africa.
      • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
        Avestruz de América: Ave del mismo género que la anterior, de menor tamaño con tres dedos en cada pie bien desarrollados y plumaje de color gris uniforme. Habita en la América Meridional.
      • 1913 Anónimo (Nemo) "Adornos plumas" [21-12-1913] Blanco y Negro (Madrid) Esp (HD)
        Centro principal de exportación del comercio á que nos referimos ha sido durante varios siglos África. De este continente procede la mayor parte de las plumas de avestruz, que en tan enorme cantidad se han empleado en todo tiempo. Como es sabido, el avestruz, que constituye una de las atracciones de los jardines zoológicos, es el gigante de la fauna con alas; llega á pesar 70 kilogramos. No vuela aunque tiene alas, que sólo utiliza, á manera de vela, para acelerar su velocidad cuando corre. El avestruz habita en los desiertos arenosos de África y de Asia occidental. En las pampas de la República Argentina se cría otra ave tan parecida al avestruz, que se la denomina avestruz de América.Es el nandú, cuyas plumas se exportan en cantidades superiores á 100.000 kilogramos al año.
      • 1914 Anónimo (Max) "Pieles y plumas" [24-01-1914] La Hormiga de Oro (Barcelona) Esp (HD)
        Después del avestruz siguen las aves de los países tropicales, cuyo mercado se halla en Londres. Merece mención especial el nandú o avestruz de América, domiciliado en la República Argentina y Uruguay. Sus plumas nos llegan de la América del Sur y de las Pampas de Patagonia; son tan hermosas, que se destinan a los adornos femeninos, y, en general, se utilizan para la fabricación de plumeros.
      • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
        Avestruz [...] de América. Ñandú.
      • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
        AVESTRUZ [...] de América. Ave del mismo género que la anterior, de menor tamaño, con tres dedos en cada pie bien desarrollados y plumaje de color gris uniforme. Habita en la América meridional.
      • 1923 Natale, J. A. "Analogía pedagógica" [01-06-1923] La Escuela Moderna (Madrid) Esp (HD)
        Las dos maneras de agrupar los substantivos para los propósitos de la lectura explicada y de la lectura corriente serían éstas: Ejemplo: «El avestruz de América, que los indios guaraníes llaman ñandú y churí, habita las provincias de Tucumán y Salta, el Paraguay, las llanuras de Montevideo, las pampas de Buenos Aires, y se dice que hay de estas aves hasta en el estrecho de Magallanes».
      • 1930 Cabrera Latorre, Á. "Animales feministas" [15-03-1930] Caras y Caretas (Buenos Aires) Esp (HD)
        Contrastando con estas tragedias aracnológicas, hay en el mundo animal numerosos episodios que, dado nuestro concepto de la misión de cada sexo, tienen cierto barniz grotesco. Todo buen gaucho sabe, por ejemplo, que entre las avestruces de nuestras pampas el papel de ama de casa lo desempeña el macho. Unas cuantas hembras ponen sus huevos en un mismo sitio, y después se van tranquilamente a correrla, mientras el macho se encarga pacientemente de la incubación, y luego de la alimentación y educación de las charitas. Y hay que ver cómo abusan aquellas Sisebutas; diriase qeu son máquinas ponedoras, y el macho, cuando ve que la tarea va a ser superior a sus fuerzas, tiene que echarlas a golpes para que se dejen de embromar y vayan a poner a otra parte, de lo que resultan esos huevos perdidos que a veces se encuentran aislados en el campo. Esta costumbre del avestruz de América recuerda la que hace poco se ha observado en un mono, también americano, en el gracioso tití de la costa del Brasil.
      • 1962 Llopis, A. "Primavera en el zoo" [03-06-1962] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        Desgraciadamente, aún subsisten casos de salvajismo o inconsciencia —nos advierte don Antonio Jonch—. Hace poco notamos ciertos trastornos gástricos en un ñandú. Se trata de un singular animal, avestruz de América, que se diferencia principalmente del africano por tener tres dedos en cada pie y ser algo más pequeño y de plumaje gris poco fino. Le aplicamos los Rayos X y descubrimos que el pobre animal tenía en el estómago una cantidad bastante considerable de pesos argentinos.
  5. Acepción en desuso
  6. 1⟶metáfora
    s. m. desp. Persona que come mucho.
    docs. (1678-1933) 3 ejemplos:
    • a1678 Sánchez, V. Lira poética 84 Lira poética VS Esp (CDH )
      / Es un avestruz porque / no hay quien su apetito harte, / y yo lo sustentaré / aquí y en cualquier parte, / como no sea en el pie / Él se llega a mantener / de humores míos sin dieta, / prodigio grande a mi ver, / pues quién creerá que un poeta / tenga tanto que comer.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. La persona que come mucho ó es muy bestia.
    • 1933 RAE DH 1.ª ed. (NTLLE)
      AVESTRUZ. [...] fig. Dícese del hombre glotón o zafio.
  7. 1⟶metáfora
    s. m. coloq. Persona que tiene poca inteligencia o poco entendimiento.
    docs. (1744-1984) 13 ejemplos:
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 373 Esp (CDH )
      / Cierto hombrón con inquietud / pretende una Dignidad, / y hace de su necedad / caparrota a la virtud: / mas la suprema aptitud / le desprecia con rigor, / que el Príncipe superior / exâmina que el pobrete / tiene de docto el ribete, / y de Abestruz lo interior.
    • 1984 Chamorro, V. Muerto resucitado [1984] Esp (CDH )
      En el último poema lo ha llamado zote, avestruz, faccioso, mamarracho, galápago, envilecido, tiburón.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 373 Esp (CDH )
      / Cierto hombrón con inquietud / pretende una Dignidad, / y hace de su necedad / caparrota a la virtud: / mas la suprema aptitud / le desprecia con rigor, / que el Príncipe superior / exâmina que el pobrete / tiene de docto el ribete, / y de Abestruz lo interior.
    • 1780 Anónimo Majota [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Toma las alhajas, / tontón, avestruz, / que yo soy la Pepa.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Avestruz. [...] Hombre ignorante, estúpido, zoquete, de entendimiento obtuso, en cuyo sentido se dice tambien: cabeza de avestruz, por cabeza de alcornoque, pedazo de naranjo, etc.
    • 1855 Alcaraz, E. Un ente como hay muchos: comedia en dos actos [2003] Esp (CDH )
      VIZCONDE / (¡A quién no dejan pasmado! / ¡Si son fieras! ¡qué avestruces! / ¿Y a qué vendrán aquí ahora? / aseguro que Eleonora / se quedará haciendo cruces.
    • 1864 Anónimo "Gacetilla. Madrid" [03-09-1864] La España (Madrid) Esp (HD)
      Examen geográfico. Dime Tadeito. ¿Donde estan las islas Chinchas? —En mi alcoba. Y a fe que no hay pocas! Y que pican como la pimienta.—Dios me valga, pedazo de avestruz! Y el Paraguay, en qué parte del mundo está? —Lo tengo dado á componer, porque como ahora no llueve...
    • 1893 Sierra, E. "¡Luz! ¡Luz!" [18-02-1893] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      ¡Vamos! ¡Vamos! / ¡Y unos cuantos avestruces / dirán muy serios que estamos / en el siglo de las luces! / Es mentira; / quien lo sostenga delira, / ó metidito en su casa, / en el instante presente / no sabe lo que le pasa / á la gente; / para colmo de amarguras / y dolores... / ¡tiene que vivir á obscuras / por mandatos superiores! / ¿Siglo de las luces éste? / ¡Vaya una barbaridad!
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Avestruz [...] fig. fam. Persona torpe y ruda.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Avestruz: fam. Persona excesivamente torpe.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      AVESTRUZ. [...] fig. y fam. Hombre estúpido, ignorante.
    • 1981 Miralles, A. Céfiro [1981] Esp (CDH )

      De lo que se trata es de volver al "Céfiro agreste de olímpicas putadas". Ese es el problema, aunque a algunos no nos guste afrontarlo.

      (De un trago vacía el vaso). ¡Avestruces!

      ANTONIO.—Bueno, pues ya está dicho. Ese es el tema.

      JUANJO.—Eso no es negociable. Sería un retroceso ideológico.

    • 1984 Chamorro, V. Muerto resucitado [1984] Esp (CDH )
      En el último poema lo ha llamado zote, avestruz, faccioso, mamarracho, galápago, envilecido, tiburón.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 373 Esp (CDH )
      / Cierto hombrón con inquietud / pretende una Dignidad, / y hace de su necedad / caparrota a la virtud: / mas la suprema aptitud / le desprecia con rigor, / que el Príncipe superior / exâmina que el pobrete / tiene de docto el ribete, / y de Abestruz lo interior.
    • 1780 Anónimo Majota [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Toma las alhajas, / tontón, avestruz, / que yo soy la Pepa.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Avestruz. [...] Hombre ignorante, estúpido, zoquete, de entendimiento obtuso, en cuyo sentido se dice tambien: cabeza de avestruz, por cabeza de alcornoque, pedazo de naranjo, etc.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      AVESTRUZ. s. m. met.: hombre ignorante, estúpido y brutal.
    • 1855 Alcaraz, E. Un ente como hay muchos: comedia en dos actos [2003] Esp (CDH )
      VIZCONDE / (¡A quién no dejan pasmado! / ¡Si son fieras! ¡qué avestruces! / ¿Y a qué vendrán aquí ahora? / aseguro que Eleonora / se quedará haciendo cruces.
    • 1864 Anónimo "Gacetilla. Madrid" [03-09-1864] La España (Madrid) Esp (HD)
      Examen geográfico. Dime Tadeito. ¿Donde estan las islas Chinchas? —En mi alcoba. Y a fe que no hay pocas! Y que pican como la pimienta.—Dios me valga, pedazo de avestruz! Y el Paraguay, en qué parte del mundo está? —Lo tengo dado á componer, porque como ahora no llueve...
    • 1893 Sierra, E. "¡Luz! ¡Luz!" [18-02-1893] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      ¡Vamos! ¡Vamos! / ¡Y unos cuantos avestruces / dirán muy serios que estamos / en el siglo de las luces! / Es mentira; / quien lo sostenga delira, / ó metidito en su casa, / en el instante presente / no sabe lo que le pasa / á la gente; / para colmo de amarguras / y dolores... / ¡tiene que vivir á obscuras / por mandatos superiores! / ¿Siglo de las luces éste? / ¡Vaya una barbaridad!
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      AVESTRUZ [...] fam. Se dice de la persona torpe ó falta de inteligencia.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Avestruz [...] fig. fam. Persona torpe y ruda.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Avestruz: fam. Persona excesivamente torpe.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      AVESTRUZ. [...] fig. y fam. Hombre estúpido, ignorante.
    • 1981 Miralles, A. Céfiro [1981] Esp (CDH )

      De lo que se trata es de volver al "Céfiro agreste de olímpicas putadas". Ese es el problema, aunque a algunos no nos guste afrontarlo.

      (De un trago vacía el vaso). ¡Avestruces!

      ANTONIO.—Bueno, pues ya está dicho. Ese es el tema.

      JUANJO.—Eso no es negociable. Sería un retroceso ideológico.

    • 1984 Chamorro, V. Muerto resucitado [1984] Esp (CDH )
      En el último poema lo ha llamado zote, avestruz, faccioso, mamarracho, galápago, envilecido, tiburón.
  8. Acepción en desuso
  9. 3⟶sinécdoque
    s. m. Carne de avestruz. ⇨ Ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida...
    Sinónimo: ñandú
    docs. (1755-1870) 3 ejemplos:
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 28 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      Pero ni uno ni otro se entendían, y al fin permitió su fortuna que se acordasen que era de la especie humana, pues sea por esto, o porque le vieron hecho un esqueleto de flaco y consumido, siendo por su naturaleza bien fornido, se condolieron de él, y mostrándolo, lo condujeron un poco más adelante, en donde había como unos 20 toldos de indios con sus familias de mujeres y hijos, y le recogieron en unos de los toldos, y le daban de comer avestruz, venado y caballo que son sus manjares, y le daban de sus cueros para que se tapase y durmiese, por ser la estación muy fría por las heladas que caýan.
    • a1837 Anónimo Calidades y condiciones más características de los indios pampas y aucaces 58 Colección de viajes y expediciones a los campos de Buenos Aires y a las costas de Patagonia Ar (CDH )
      Su comida se reduce a comer yegua, caballo, avestruces, venado y cuanto animal encuentran, pero lo que más apetecen es la yegua, y si se ven afligidos, la comen cruda.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Hace bastante tiempo que ignoro tu paradero, que nada sé de ti; y sólo porque el corazón me dice que vives, creo que continúas tu peregrinación por este mundo, y no pierdo la esperanza de comer contigo, a la sombra de un viejo y carcomido algarrobo, o entre las pajas al borde de una laguna, o en la costa de un arroyo, un churrascode guanaco, o de gama, o de yegua, o de gato montés, o picanade avestruz, boleado por mí, que siempre me ha parecido la más sabrosa

  10. 3⟶metáfora
    s. m. Ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al ñandú, pero de menor tamaño, con plumaje gris parduzco. Nombre científico: Rhea pennata. Con los modificadores cordillerano, overo, patagónico, petiso o petizo, o el complemento de Magallanes.
    docs. (1832-2008) 13 ejemplos:
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 256 Esp (BD)
      EL avestruz de la américa meridional, llamado tambien avestruz de Occidente, avestruz de Magallanes y de la Guayana, propiamente hablando no es un verdadero avestruz. Le-Maire al parecer fue el primer viajero que, engañado por algunos rasgos de semejanza con el avestruz de Africa, le aplicó este nombre. Klein, echando de ver que pertenecia á distinta especie, se contentó con llamarlo avestruz bastardo.
    • 2008 Nadal Quirós, A. "El auge del turismo verde" [12-07-2008] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      La ballena franca austral ('Eubalaena australis'), la orca ('Orcinus orca'), los delfines pío o toninas ('Cephalorhynchus commersonii'), el elefante marino ('Mirounga leonina'), el lobo marino de un pelo ('Otaria flevescens'), el pingüino de Magallanes ('Spheniscus magellanicus'), el ñandú o avestruz patagónico ('Pterocnemia pennata'), el guanaco ('Lama guanicoe') y el piche o armadillo peludo ('Zaedyus pichiy'), entre otras especies, integran una riqueza faunística que propició también la fundación del único núcleo urbano, Puerto Pirámides.
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 256 Esp (BD)
      EL avestruz de la américa meridional, llamado tambien avestruz de Occidente, avestruz de Magallanes y de la Guayana, propiamente hablando no es un verdadero avestruz. Le-Maire al parecer fue el primer viajero que, engañado por algunos rasgos de semejanza con el avestruz de Africa, le aplicó este nombre. Klein, echando de ver que pertenecia á distinta especie, se contentó con llamarlo avestruz bastardo.
    • 1841 Anónimo Trad HistPatagonia e Islas Malvinas, Lacroix p. 12 (BD)
      Hállase además otra clase de estas aves que los Gauchos denominan avestruz petiso.
    • 1865 Hidalgo Tablada, J. Curso de economía rural española, II p. 594 Esp (BD)
      Avestruz americano (Strathio Rhea). Esta especie, conocida con varios nombres, Nandú, Churi, avestruz de Magallanes, de Occidente, etc., existe en la América meridional; no es tan conocida como la anterior, es mas pequeña; la cabeza y cuello los tiene cubiertos de plumas grises, como las del cuerpo; las plumas de las alas son largas, todas iguales y caidas contra los costados. Las plumas no son tan buenas como en la especie anterior. Son muy dóciles y fáciles de domesticar, y su producto en huevos y costumbres de multiplicacion son las mismas descritas anteriormente.
    • 1873 Moreno, F. P. "Cementerios i paraderos prehistóricos de la Patagonia" p. 189 Anales de la Sociedad de Farmacia de Santiago Ch (BD)
      Estos indios habitan hoi la rejion comprendida entre el estrecho de Magallanes, y el río Chupat o Chubu, i vienen una vez al año a principio de invierno a Patagones a vender sus quillangos de guanaco, auchenia guanaco; de avestruz comun, rhea americana; de avestruz petizo, rhea Darwinii; de zorro, canis Azarae; de puma, feliz concolor; de zorrino, mephitis patagónica; de aguará, canis jubatus, i las plumas de avestruz, que como se sabe, son una de las principales fuentes de nuestra riqueza, i de la que se exporta anualmente una cantidad enorme.
    • 1875 Holmberg, E. L. Dos partidos en lucha p. 5 Ar (BD)
      Despues de responsabilizarnos del delito de hacer pasar á mejor vida algunas docenas de patos, —aunque no por el procedimiento de Münschhaussen, siete avestruces petizos, varias liebres de Patagonia y algunos otros animalejos, volvimos al bote. Al pasar de vuelta por el sitio donde estaban los restos que había dejado el sábio, guardé la pipa y una botella, con la esperanza de ponerlas en exhibicion.
    • 1921 Ortega Munilla, J. Tres sorianos [2003] Cu (CDH )
      Pasaron más tarde diez o doce Ñandúes, el avestruz pequeño, lo que los argentinos llaman el avestruz petizo.
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      avestruz petizo [...] Avestruz de Magallanes.
    • 1997 Barrera, R. El folclore en la educación [1998] p. 148 Ar (BD)
      El ñandú. En los faldeos de los cerros, la extensión desértica poblada de pichanas, jarillas y jumes recibe el brillo intenso del sol que transmite un calor abrasador. Sobre las blancas tierras salitrosas, la distancia y el espejismo dibujan figuras que bailan, cambiantes, imaginariamente reflejadas. Hay soledad, silencio lejanía...De tiempo en tiempo, una manada de "suris" (ñandúes adultos), "charabones" (sin emplumar) y "charitos" (polluelos) atrae a los boleadores de avestruces, que interrumpen toda esa calma. Las aves eluden a sus perseguidores con "gambetas" y cambios de dirección. Estas aves se hacen presentes en gran parte del territorio argentino. En las provincias andinas, desde el altiplano a Mendoza, son llamadas "ñandúes", "choiques", en lengua pampa; en la Patagonia habita el avestruz petizo o cordillerano.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Otros nombres vulgares:Choique cordillerano, avestruz o ñandú petiso cordillerano o de la cordillera, "suri"o "churi"(quichua); suri petiso, avestruz petiso u overo, avestruz moro.

    • 2007 Bartolomé, G. Patagonia p. 56 Ar (BD)
      El naturalista [Darwin] ya conocía el ñandú, avestruz sudamericano habitante de las Pampas. Pero en la travesía de la estepa patagónica se encontró con otra especie parecida, de menor tamaño, que él llamó "avestruz petiso". El nombre indio es choique y su primer nombre científico fue Rhea darwinii en honor al naturalista del Beagle.
    • 2008 Nadal Quirós, A. "El auge del turismo verde" [12-07-2008] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      La ballena franca austral ('Eubalaena australis'), la orca ('Orcinus orca'), los delfines pío o toninas ('Cephalorhynchus commersonii'), el elefante marino ('Mirounga leonina'), el lobo marino de un pelo ('Otaria flevescens'), el pingüino de Magallanes ('Spheniscus magellanicus'), el ñandú o avestruz patagónico ('Pterocnemia pennata'), el guanaco ('Lama guanicoe') y el piche o armadillo peludo ('Zaedyus pichiy'), entre otras especies, integran una riqueza faunística que propició también la fundación del único núcleo urbano, Puerto Pirámides.
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 256 Esp (BD)
      EL avestruz de la américa meridional, llamado tambien avestruz de Occidente, avestruz de Magallanes y de la Guayana, propiamente hablando no es un verdadero avestruz. Le-Maire al parecer fue el primer viajero que, engañado por algunos rasgos de semejanza con el avestruz de Africa, le aplicó este nombre. Klein, echando de ver que pertenecia á distinta especie, se contentó con llamarlo avestruz bastardo.
    • 1841 Anónimo Trad HistPatagonia e Islas Malvinas, Lacroix p. 12 (BD)
      Hállase además otra clase de estas aves que los Gauchos denominan avestruz petiso.
    • 1865 Hidalgo Tablada, J. Curso de economía rural española, II p. 594 Esp (BD)
      Avestruz americano (Strathio Rhea). Esta especie, conocida con varios nombres, Nandú, Churi, avestruz de Magallanes, de Occidente, etc., existe en la América meridional; no es tan conocida como la anterior, es mas pequeña; la cabeza y cuello los tiene cubiertos de plumas grises, como las del cuerpo; las plumas de las alas son largas, todas iguales y caidas contra los costados. Las plumas no son tan buenas como en la especie anterior. Son muy dóciles y fáciles de domesticar, y su producto en huevos y costumbres de multiplicacion son las mismas descritas anteriormente.
    • 1873 Moreno, F. P. "Cementerios i paraderos prehistóricos de la Patagonia" p. 189 Anales de la Sociedad de Farmacia de Santiago Ch (BD)
      Estos indios habitan hoi la rejion comprendida entre el estrecho de Magallanes, y el río Chupat o Chubu, i vienen una vez al año a principio de invierno a Patagones a vender sus quillangos de guanaco, auchenia guanaco; de avestruz comun, rhea americana; de avestruz petizo, rhea Darwinii; de zorro, canis Azarae; de puma, feliz concolor; de zorrino, mephitis patagónica; de aguará, canis jubatus, i las plumas de avestruz, que como se sabe, son una de las principales fuentes de nuestra riqueza, i de la que se exporta anualmente una cantidad enorme.
    • 1875 Holmberg, E. L. Dos partidos en lucha p. 5 Ar (BD)
      Despues de responsabilizarnos del delito de hacer pasar á mejor vida algunas docenas de patos, —aunque no por el procedimiento de Münschhaussen, siete avestruces petizos, varias liebres de Patagonia y algunos otros animalejos, volvimos al bote. Al pasar de vuelta por el sitio donde estaban los restos que había dejado el sábio, guardé la pipa y una botella, con la esperanza de ponerlas en exhibicion.
    • 1921 Ortega Munilla, J. Tres sorianos [2003] Cu (CDH )
      Pasaron más tarde diez o doce Ñandúes, el avestruz pequeño, lo que los argentinos llaman el avestruz petizo.
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      avestruz petizo [...] Avestruz de Magallanes.
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      avestruz de Magallanes [...] m. zool. Choique. Var.: Avestruz petizo.
    • 1997 Barrera, R. El folclore en la educación [1998] p. 148 Ar (BD)
      El ñandú. En los faldeos de los cerros, la extensión desértica poblada de pichanas, jarillas y jumes recibe el brillo intenso del sol que transmite un calor abrasador. Sobre las blancas tierras salitrosas, la distancia y el espejismo dibujan figuras que bailan, cambiantes, imaginariamente reflejadas. Hay soledad, silencio lejanía...De tiempo en tiempo, una manada de "suris" (ñandúes adultos), "charabones" (sin emplumar) y "charitos" (polluelos) atrae a los boleadores de avestruces, que interrumpen toda esa calma. Las aves eluden a sus perseguidores con "gambetas" y cambios de dirección. Estas aves se hacen presentes en gran parte del territorio argentino. En las provincias andinas, desde el altiplano a Mendoza, son llamadas "ñandúes", "choiques", en lengua pampa; en la Patagonia habita el avestruz petizo o cordillerano.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Otros nombres vulgares:Choique cordillerano, avestruz o ñandú petiso cordillerano o de la cordillera, "suri"o "churi"(quichua); suri petiso, avestruz petiso u overo, avestruz moro.

    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Suri cordillerano

      Nombre cientírico:Pterocnemia pennata garleppiChubb, 1913 (Para el Red Data Book sinónimo de Pterocnemia pennata tarapacensisChubb, 1913)

      Clase:Aves

      Orden:Rheiformes

      Familia:Rheidae

      Estatus internacional:En peligro

      Estatus nacional:Vulnerable

      C.I.P.A:Probablemente amenazada

      Cites:I

      Otros nombres vulgares:Choique cordillerano, avestruz o ñandú petiso cordillerano o de la cordillera, "suri"o "churi"(quichua); suri petiso, avestruz petiso u overo, avestruz moro.

    • 2007 Bartolomé, G. Patagonia p. 56 Ar (BD)
      El naturalista [Darwin] ya conocía el ñandú, avestruz sudamericano habitante de las Pampas. Pero en la travesía de la estepa patagónica se encontró con otra especie parecida, de menor tamaño, que él llamó "avestruz petiso". El nombre indio es choique y su primer nombre científico fue Rhea darwinii en honor al naturalista del Beagle.
    • 2008 Nadal Quirós, A. "El auge del turismo verde" [12-07-2008] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      La ballena franca austral ('Eubalaena australis'), la orca ('Orcinus orca'), los delfines pío o toninas ('Cephalorhynchus commersonii'), el elefante marino ('Mirounga leonina'), el lobo marino de un pelo ('Otaria flevescens'), el pingüino de Magallanes ('Spheniscus magellanicus'), el ñandú o avestruz patagónico ('Pterocnemia pennata'), el guanaco ('Lama guanicoe') y el piche o armadillo peludo ('Zaedyus pichiy'), entre otras especies, integran una riqueza faunística que propició también la fundación del único núcleo urbano, Puerto Pirámides.
  11. Acepción en desuso
  12. 1⟶sinécdoque
    s. m. Grasa de avestruz. ⇨ Ave corredora de hasta 2,5 metros...
    docs. (1852-1869) 4 ejemplos:
    • 1852 Anónimo "Grasa de avestruz" [21-07-1852] El Heraldo (Madrid) Esp (HD)
      Madrid, Esposicion estrangera, calle Mayor, núm. 17, en donde existen los productos siguientes: Pomada de La-Tchou, a 12 rs. bote; de Avestruz, a id. —Agua de Colonia a 8 rs., y de la Lavanda, á 8 y 12 rs. Para los artículos se deseen y no existan en dicho establecimiento dirigirse, bien sea directamente a la casa de Rambourg, por medio de sus viajeros en España, bien por medio de los representantes de la empresa Saavedra y de Riberolles.
    • 1856 Anónimo "Pomada de avestruz" (Anuncio) [01-03-1856] La Nación (Madrid) Esp (HD)
      Legitima pomada de avestruz para hacer crecer el pelo. El uso de esta pomada basta para que á las pocas semanas se conozcan sus seguros resultados. Basta frotarse un poco por la mañana y noche con un pedacito como una avellana, para que se desarrolle el principio de esta pomada que es el de vigorizar la naturaleza que degenera. Las señoras no perderán el pelo despues de sus partos y enfermedades, conseguirán detener su caida y aun la aparicion de canas. Precio del bote 12 rs. Esposicion estranjera, calle Mayor, 10.
    • 1861 Anónimo "Perfumeria inglesa y francesa" (Anuncio) [14-12-1861] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Acaba de recibirse una gran remesa de géneros, y entre ellos la pomada de avestruz y el aceite de tortuga, tan eficaces para hacer crecer el cabello y evitar que encanezca. Tambien hay un bonito surtido de bastones y paraguas á precios muy arreglados, atendida su clase.
    • 1869 Anónimo "Agua de colonia higiénica" (Anuncio) [02-06-1869] El Imparcial: Diario Ilustrado de la Mañana (Ciudad de México) Esp (HD)
      Agua de colonia higiénica superior para tocador, dolores de cabeza y friciones. Se ha recibido una gran cantidad que para su pronto despacho se da á 10 relaes cuartillo. Tambien se ha recibido la eficaz pomada de avestruz para evitar la caida del cabello y fortalecer la cabeza. Perfumeria francesa, Hortaleza, 30.
  13. 1⟶sinécdoque
    s. m. Pluma de avestruz. ⇨ Ave corredora de hasta 2,5 metros...
    docs. (1877-2013) 8 ejemplos:
    • 1877 Fdz Bremón, J. "Crónica general" [15-11-1877] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      Los lectores de LA ILUSTRACION conocen el aparato de volar que ha de convertir al hombre en pájaro. La industria, preparándose para esa evolucion, trata de darnos trajes á propósito, fabricando á toda prisa telas ligerísimas hechas con pluma de toda clase de aves, campestres ó de corral; el nuevo tejido pesa muchísimo menos y abriga tres veces más que los de lana. [...] En lugar de trajes de paño, de castor ó de lanilla, habrá levitas de pavo, gabanes de avestruz, y chalecos de canario.
    • 1890 Anónimo "Carta de Italia" [10-03-1890] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Cuando los individuos de la Compañía Buffalo Bill, en su mayoría católicos, vieron aparecer á León XIII en la silla gestatoria, rodeado de los guardias exentos y de los flabelis agitando los colosales abanicos de avestruz, todos cayeron en tierra de rodillas exhalando un grito verdaderamente salvaje, símbolo del entusiasmo al Padre común de los fieles.
    • 1906 Anónimo "La moda parisiense" [01-01-1906] Hojas selectas (Barcelona) Esp (HD)
      —Los vestidos imperio dominarán. A mí me están acabando uno lindísimo de paño verde muy claro. El bolero es corto y sujetado con una banda de tafetán Parma. Un elegante cuello de Irlanda da una nota muy acabada al conjunto. La manga ancha está limitada en el codo por dos brazales de tafetán de Parma. En lo bajo de la falda, por toda guarnición, hay tres pliegues religiosa. Boá de avestruz blanco. Capelina de fieltro del mismo tono verde que el vestido con guarniciones Parma.
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] 27 Esp (CDH )
      ¡Qué bien inclinaban las señoras sus cabezas coronadas de plumas! ¿Y las plumas arrolladas a la garganta? ¿Marabú, avestruz? Su padre se acercó a charlar con el duque.
    • 2013 Sota, I. "Baile deportivo" [04-08-2013] El País (Madrid) Esp (HD)
      A partir de ahí, todo depende de la creatividad del diseñador. La elaboración de un traje puede ocupar más de un mes. «Los más complejos llevan incluso pedrería cosida a mano o boa de avestruz», señala la creadora catalana, quien comenzó en el diseño de vestuario para teatro. Un día de verano, hace 24 años, Merche se topó con la primera tienda de trajes para baile salón de España, en la calle del Perill, en Barcelona. «Empecé haciéndoles unas falditas y la cosa se fue complicando [ríe]».
    • 1877 Fdz Bremón, J. "Crónica general" [15-11-1877] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      Los lectores de LA ILUSTRACION conocen el aparato de volar que ha de convertir al hombre en pájaro. La industria, preparándose para esa evolucion, trata de darnos trajes á propósito, fabricando á toda prisa telas ligerísimas hechas con pluma de toda clase de aves, campestres ó de corral; el nuevo tejido pesa muchísimo menos y abriga tres veces más que los de lana. [...] En lugar de trajes de paño, de castor ó de lanilla, habrá levitas de pavo, gabanes de avestruz, y chalecos de canario.
    • 1890 Anónimo "Carta de Italia" [10-03-1890] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Cuando los individuos de la Compañía Buffalo Bill, en su mayoría católicos, vieron aparecer á León XIII en la silla gestatoria, rodeado de los guardias exentos y de los flabelis agitando los colosales abanicos de avestruz, todos cayeron en tierra de rodillas exhalando un grito verdaderamente salvaje, símbolo del entusiasmo al Padre común de los fieles.
    • 1906 Anónimo "La moda parisiense" [01-01-1906] Hojas selectas (Barcelona) Esp (HD)
      —Los vestidos imperio dominarán. A mí me están acabando uno lindísimo de paño verde muy claro. El bolero es corto y sujetado con una banda de tafetán Parma. Un elegante cuello de Irlanda da una nota muy acabada al conjunto. La manga ancha está limitada en el codo por dos brazales de tafetán de Parma. En lo bajo de la falda, por toda guarnición, hay tres pliegues religiosa. Boá de avestruz blanco. Capelina de fieltro del mismo tono verde que el vestido con guarniciones Parma.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )

      Sylvia se miró atentamente el barniz de las uñas; perdió los rayos de sus pupilas en el vaho aguardentoso del cristal de la ventanilla que quedaba sano; extendió sus pies y los agitó en el aire a un palmo del suelo; suspiró; rebuscó una motita en su abanico de avestruz, se arropó fuertemente en la capa y emitió este monosílabo importantísimo [...].

    • 1951 Magaña, S. Signos Zodíaco [1984] Mx (CDH )
      Mi abanico era así, de avestruz y me peinaron alto, con un resplandor de plumas...
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] 27 Esp (CDH )
      ¡Qué bien inclinaban las señoras sus cabezas coronadas de plumas! ¿Y las plumas arrolladas a la garganta? ¿Marabú, avestruz? Su padre se acercó a charlar con el duque.
    • 1976 Garrigues Walker, J. Política España [1976] 183 Esp (CDH )
      Y luego se lamentaban de que no les entendían, y aquí hacían todos causa común desde Romerales a Utrilla y los demás, que no eran menos de mil, pero tampoco más, porque en aquel jardín, con los abanicos de avestruz no se veía más que la grieta desde la hamaca, una para todos, todos para una, y las flores de abedul plantadas por el general para que el patriarca no oliese los muertos que sobraban todos los días cuando tocaban retreta a las ocho desde el balcón que miraba a poniente, pero no se traspone.
    • 2013 Sota, I. "Baile deportivo" [04-08-2013] El País (Madrid) Esp (HD)
      A partir de ahí, todo depende de la creatividad del diseñador. La elaboración de un traje puede ocupar más de un mes. «Los más complejos llevan incluso pedrería cosida a mano o boa de avestruz», señala la creadora catalana, quien comenzó en el diseño de vestuario para teatro. Un día de verano, hace 24 años, Merche se topó con la primera tienda de trajes para baile salón de España, en la calle del Perill, en Barcelona. «Empecé haciéndoles unas falditas y la cosa se fue complicando [ríe]».
  14. Acepción en desuso
  15. 1⟶sinécdoque
    s. m. Huevo de avestruz. ⇨ Ave corredora de hasta 2,5 metros...
    docs. (1878) Ejemplo:
    • 1878 Anónimo "París" [28-01-1878] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Rápido como el pensamiento, uno de mis vecinos de mesa redactó otro menu en sustitucion al que nos habian presentado. En él aparecía tortilla de avestruz, caiman, salsa Marengo, chuletas de camello á la papillot, pierna de elefante en tartera y otros platos propios del continente que baña el Nilo.
  16. 1⟶metáfora
    s. m. Ave corredora, endémica de Australia, parecida al avestruz, pero de menor tamaño y color marrón oscuro, con el cuello más grueso, alas más pequeñas y tres dedos en cada pie. Nombre científico: Dromaius novaehollandiae . Con el modificador australiano o el complemento de Australia.
    docs. (1878-2012) 7 ejemplos:
    • 1878 Galvete, J. Trad Australia Beauvoir p. 137 Esp (BD)
      1. º de Agosto de 1866. — Nuestros caballos están preparados ya para la jornada; consultamos la brújula y seguimos caminando hácia el Noroeste. El paisaje nos recuerda el camino que hacíamos ayer. Siempre la misma llanura verde y los mismos grandes rebaños que pasan á nuestra vista. La parada del dia se hace hoy á orillas del Loddon, cerca del lugar en que el jóven Howitt encontró á los infortunados compañeros de Burcke. Vemos á gran distancia siete casoars, avestruces de Australia, que corren á escape próximos á un bosque; para tocarles hubiera sido necesario un cañon rayado, y nosotros no disponemos más que de nuestros anteojos.
    • 2012 Sarasa Peñalva, J. Semíramis p. 99 Esp (BD)
      Volvieron a la residencia, y allí les sirvieron platos exquisitos que los mayordomos con destreza colocaban, tomaron caviar persa, avestruz australiano, y salsas picantes del volga, uno de los platos preferidos de los dos, regados con un vino de Cassis, apenas hablaron, sólo se miraban, después pasaron a una sala, ella se tumbó en un sofá y se quedó dormida, mientras Adrián ensimismado sacaba de aquel piano, los más sugerentes y melancólicos sonidos. Formaban, un idílico cuadro que producía ternura y amor, momentos como estos se prodigaban, sabían salir de las monótonas coordenadas.
    • 1878 Galvete, J. Trad Australia Beauvoir p. 137 Esp (BD)
      1. º de Agosto de 1866. — Nuestros caballos están preparados ya para la jornada; consultamos la brújula y seguimos caminando hácia el Noroeste. El paisaje nos recuerda el camino que hacíamos ayer. Siempre la misma llanura verde y los mismos grandes rebaños que pasan á nuestra vista. La parada del dia se hace hoy á orillas del Loddon, cerca del lugar en que el jóven Howitt encontró á los infortunados compañeros de Burcke. Vemos á gran distancia siete casoars, avestruces de Australia, que corren á escape próximos á un bosque; para tocarles hubiera sido necesario un cañon rayado, y nosotros no disponemos más que de nuestros anteojos.
    • 1884 Newton, R. / Llerena, J. Viajes estudios Comisión argentina, 3ª p, VI p. 255 Ar (BD)
      Del orden de los «Rasores» á que pertenecen los gallináceos, existen 21 especies. Pero es un hecho notable en la Ornithologia de Australia, la falta en ella de formas grandes y typicas de aves gallináceas, con escepcion del «Emu» o avestrúz Australiano, que se halla en los desiertos del Interior, al que corresponde tambien un género fósil.
    • 1904 Anónimo "Aves que no vuelan. Cuáles son y sus costumbres" [01-12-1904] Alrededor del Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Oceanía es el país de las aves, no ya que no vuelan, sino que ni siquiera tienen verdaderas alas. Una de las más notables es el emú o avestruz de Australia, que está vestido de un plumaje duro y de color pardo, que al menor movimiento suena como si fuera heno seco. Aunque es capaz de correr tanto como el avestruz, el emu anda de ordinario lentamente, volviendo la cabeza á uno y otro lado, y dejando oír con frecuencia su voz, que se asemeja un poco al redoble de un tambor oído á lo lejos.
    • 1977 Akian, J. C. Geografía Universal Futura, II p. 151 Esp (BD)
      Los animales que ofrecen mayor variedad de especies son las aves, algunas reconocidas por su bello aspecto tal como el ave lira y el ave del paraíso. Muy numeroso es también el avestruz australiano, parecido al que puebla América, lo mismo que el casoar. Tiene también animales comunes con otros continentes; ello ocurre, por ejemplo, con los reptiles o los insectos que se reproducen en otras partes del mundo. No puede dejar de mencionarse al conejo, que llevado desde Europa, es considerado hoy como una plaga nacional.
    • 2000 Anónimo "Letra pequeña" [07-12-2000] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Hoy llegarán a la reserva natural del Castillo de las Guardas, 95 ejemplares de emu, avestruces australianos. Con esa llegada, el mayor número de emus expuestos al público en toda Europa estarán en el Castillo de las Guardas. La reserva ha destinado varias hectáreas del parque a estas aves.El espacio que ocuparán es, por sus características, similar a su hábitat natural para que los avestruces, como el resto de los animales de la reserva, se encuentren en condiciones óptimas para la reproducción. El emu es la única ave que pone los huevos verdes.
    • 2007 Monge-Nájera, J. El ser humano en su entorno p. 250 CR (BD)
      Por su parte, la visión científica de la evolución afirma que el cambio en las especies no sigue ninguna dirección particular, y que, incluso, cuando el ambiente lo promueve, pueden seleccionarse nuevamente características que existieron en el pasado y habían desaparecido. Por ejemplo, los kiwis de Nueva Zelanda tienen la siguiente historia evolutiva: inicialmente eran aves pequeñas, luego se hicieron tan grandes como los emus (especie de "avestruz australiano"), y actualmente son de nuevo aves pequeñas, no mucho mayores que una gallina.
    • 2012 Sarasa Peñalva, J. Semíramis p. 99 Esp (BD)
      Volvieron a la residencia, y allí les sirvieron platos exquisitos que los mayordomos con destreza colocaban, tomaron caviar persa, avestruz australiano, y salsas picantes del volga, uno de los platos preferidos de los dos, regados con un vino de Cassis, apenas hablaron, sólo se miraban, después pasaron a una sala, ella se tumbó en un sofá y se quedó dormida, mientras Adrián ensimismado sacaba de aquel piano, los más sugerentes y melancólicos sonidos. Formaban, un idílico cuadro que producía ternura y amor, momentos como estos se prodigaban, sabían salir de las monótonas coordenadas.
  17. 1⟶metáfora
    s. m. Persona o entidad reacia a encarar los problemas.
    docs. (1897-2015) 7 ejemplos:
    • 1969 Luca Tena, T. Luz sobre cama p. 44 Esp (BD)
      DON CARLOS. —Oye, niño. ¿Tú no pensarás que yo he robado ese dinero, verdad? ¡¡Sólo me faltaba que mi propio hijo creyera esas paparruchas! Errores he cometido muchos, pero no ése. (Rectificándose.) Bueno...muchos tampoco. Sólo cometí uno: dar entrada en la empresa a una partida de porros, a una colección de berzas, a un hato de avestruces...cuando tuve que ampliar el capital para renovar la maquinaria de Getafe...y me birlaron la mayoría. ¡Con los tontos no pueden ni los dioses! (Se vuelve hacia unos interlocutores invisibles.) ¡Asnos! ¿Para qué queríais tres fábricas, si con la maquinaria nueva teníais la mejor de Europa? JAIME. —"Asnos, porros, berzas, avestruces". ¡Veo que sigues enriqueciendo tu colección de epítetos denigrantes...! ¿De dónde los sacas?
    • 2013 Carol, M. "Táctica del avestruz" [15-07-2013] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Los zoólogos han desmentido rotundamente que los avestruces escondan su cabeza en la arena cuando se sienten amenazados o tienen miedo, entre otras cosas porque el rey de las aves puede matar a cualquier depredador con una coz y porque, además, esa capacidad de huir rápidamente ante un peligro, pues supera los setenta kilómetros por hora. Así que podría ser más creíble que, si introducen la cabeza en superficies arenosas, sea para que su temperatura elimine los parásitos de la cabeza o como mecanismo de defensa para pasar desapercibido. En cualquier caso, el mito de esconder la cabeza para no afrontar las amenazas ha sido consolidado en el diccionario como “actitud de quien trata de ignorar peligros o problemas”. En el fondo, hemos creído que los avestruces hacen como los niños, que acostumbran a taparse los ojos con las manos ante cualquier intimidación.
    • 1969 Luca Tena, T. Luz sobre cama p. 44 Esp (BD)
      DON CARLOS. —Oye, niño. ¿Tú no pensarás que yo he robado ese dinero, verdad? ¡¡Sólo me faltaba que mi propio hijo creyera esas paparruchas! Errores he cometido muchos, pero no ése. (Rectificándose.) Bueno...muchos tampoco. Sólo cometí uno: dar entrada en la empresa a una partida de porros, a una colección de berzas, a un hato de avestruces...cuando tuve que ampliar el capital para renovar la maquinaria de Getafe...y me birlaron la mayoría. ¡Con los tontos no pueden ni los dioses! (Se vuelve hacia unos interlocutores invisibles.) ¡Asnos! ¿Para qué queríais tres fábricas, si con la maquinaria nueva teníais la mejor de Europa? JAIME. —"Asnos, porros, berzas, avestruces". ¡Veo que sigues enriqueciendo tu colección de epítetos denigrantes...! ¿De dónde los sacas?
    • 1989 Prensa El Universal, 02/01/1989 [1989] Ve (CDH )
      No queremos ser avestruces que no vemos el peligro y nos encerrados en nuestra oscuridad de egoístas, sino que a la vista de las dificultades, las fronteras con entusiasmo y generosidad.
    • 1992 Rubio, F. Sal chocolate [1992] 184 Esp (CDH )
      Y qué fácil curarse de la rabia con la revista Cuadernos para el Diálogo, llamar a los poetas avestruces llorosas —en palabras de Mache— si no trataban de hablar de su condición ideológica para hacer lúcida la existencia de un desorden establecido, porque cuando la razón práctica les dictaba que el inconsciente era lenguaje y toda significación diferencial y el sueño un fenómeno expresivo, la afirmación como «te quiero» —repetía Céspedes a Marina— no podía ser otra cosa que una categoría pequeñoburguesa.
    • 1993 Vargas Llosa, M. Loco [1993] Pe (CDH )

      Profesor BrunelliAhora comprendo por qué estás tan agresiva y tan sombría, hijita. No es para menos. Tienes que haber sufrido mucho, odiado mucho este lugar, estos balcones, cuando, sólo para huir de aquí, te vas a casar con alguien que no quieres. He sido un avestruz, en efecto. Me has partido el alma, Ileana.

    • 2004 Guebel, D. Carrera y Fracassi Ar (CORPES)
      Levantá la cabeza, avestruz, que ya pasó el peligro. Carrera se enderezó de a poco, como si se desenrollara. -Me salvaste la vida, Cacho...
    • 2007 Courtoisie, A. "Mirar y pensar" Mirar y pensar: ocho ensayos sobre los medios Ur (CORPES)
      Hace diez años, semejante sugerencia habría sido escarnecida, y hace veinte [el libro es de 1975], el senador Joseph McCarthy la habría considerado una idea inspirada por comunistas. Es de esperar que los días del avestruz hayan pasado; no podemos resistir a la propaganda escondiendo la cabeza en la arena. La persona más propensa al lavado de cerebro es aquella cuyas ideas sobre América se basan sobre slogans de los que nunca ha dudado
    • 2013 Carol, M. "Táctica del avestruz" [15-07-2013] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Los zoólogos han desmentido rotundamente que los avestruces escondan su cabeza en la arena cuando se sienten amenazados o tienen miedo, entre otras cosas porque el rey de las aves puede matar a cualquier depredador con una coz y porque, además, esa capacidad de huir rápidamente ante un peligro, pues supera los setenta kilómetros por hora. Así que podría ser más creíble que, si introducen la cabeza en superficies arenosas, sea para que su temperatura elimine los parásitos de la cabeza o como mecanismo de defensa para pasar desapercibido. En cualquier caso, el mito de esconder la cabeza para no afrontar las amenazas ha sido consolidado en el diccionario como “actitud de quien trata de ignorar peligros o problemas”. En el fondo, hemos creído que los avestruces hacen como los niños, que acostumbran a taparse los ojos con las manos ante cualquier intimidación.
    1. s. Frecuentemente, con un complemento con de de los sustantivos actitud, argumento, doctrina, efecto, estratagema, estrategia, excusa, gesto, política, postura, síndrome, sistema, solución, subterfugio, táctica y técnica.
      docs. (1897-2015) 40 ejemplos:
      • 1897 Anónimo "Trad Feminismo Zurich" [01-04-1897] p. 138 La España Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El problema moderno que plantea la mujer estudiante, y que ella trata de resolver, no les choca á estos hombres, ó, si les choca, también les pone en un aprieto y salen de él por medio de una política de avestruz (1). [Nota del traductor: El articulista no llama avestruces á los catedráticos, sino que los compara con esta ave, de la cual se dice que cuando ve un peligro esconde la cabeza debajo del ala, y no mirándolo cree que ya no existe].
      • 2015 Suárez, G. Con el cielo a cuestas Esp (CORPES)
        Con el pretexto de protegerse del viento para encender un cigarrillo, esconde el rostro tras la valla del cartel anunciador donde una rubia fuma al volante de una flamante limousine Delaunay-Belleville con la sonrisa de la mujer del calendario y el peinado de Veronica Lake. La estratagema de avestruz da resultado y el coche de la policía pasa de largo. Entonces, acelerando el paso y fustigado por los latidos de su corazón, se dirige a la furgoneta aparcada dos manzanas más abajo. Pero, antes de llegar, se para en seco y retrocede. Al otro lado de la calle, la policía está inspeccionando la furgoneta con su cargamento de tubos y herramientas que se les antoja un estrambótico arsenal.
      • 1897 Anónimo "Trad Feminismo Zurich" [01-04-1897] p. 138 La España Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El problema moderno que plantea la mujer estudiante, y que ella trata de resolver, no les choca á estos hombres, ó, si les choca, también les pone en un aprieto y salen de él por medio de una política de avestruz (1). [Nota del traductor: El articulista no llama avestruces á los catedráticos, sino que los compara con esta ave, de la cual se dice que cuando ve un peligro esconde la cabeza debajo del ala, y no mirándolo cree que ya no existe].
      • 1898 Quesada, E. Política argentina p. 108 Ar (BD)
        Nuestra imprevisión ha sido tan singular, que en presencia de los preparativos metódicos de Chile para una colisión evidente, practicamos la “política del avestruz”, creyendo que con cerrar los ojos impediríamos el peligro.
      • 1915 Anónimo "Actitud Grecia" [14-10-1915] ABC (Córdoba) Esp (HD)
        Un corresponsal francés que se halla en Atenas dice: [...] Parece que Alemania ha dado tales seguridades á Grecia por promesas complicadas con amenazas, que, practicando desde ahora la política del avestruz, este pueblo, que estuvo á punto de rehacerse un momento, ahora, deseoso de no ver nada, esconde la cabeza debajo del ala, con el fin de aislarse mejor.
      • 1942 Ibárruri, D. et alii "José Díaz" [26-03-1942] España Popular (Ciudad de México) Esp (HD)
        El pueblo español no sólo se defendió asi mismo en esta guerra, sino que con su pecho defendió contra la agresión rapaz de Hitler a otros pueblos de Europa y de otros continentes; a la Francia de los capituladores que seguían la política del avestruz, ocultando la cabeza ante el peligro.
      • 1978 Prensa Revista Hoy, 01-07/02/1978 [1978] Ch (CDH )
        En la polémica sobre "el nuevo pololeo" hay muchos que quieren hacer la política del avestruz.
      • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
        Si usted se cierra aquí, entre estas cuatro paredes, adopta la estrategia del avestruz.
      • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 14/04/1997 [1997] EU (CDH )
        "Estás cometiendo una gran negligencia al no averiguarlo. No puedes simplemente esconder la cabeza en la arena y reclamar la excusa del avestruz. Con la forma en que los casos de lavado de dinero están siendo enjuiciados, podías tener un gran problema".
      • 2002 Henríquez Gratereaux, F. Disparatario RD (CORPES)
        Hablilla, murmuración, chisme, intriga, que son gradaciones de una misma consistencia formal, resultan así desterradas a los bajos fondos de la vida social. Hay algo falso y como de política de avestruz en este taparse los ojos ante la presencia del chisme. Si levantamos la cabeza y miramos de frente las cosas, como corresponde a un hombre auténtico, veremos que la vida está rodeada de chismes; que aun dentro de la cercanísima relación familiar el chisme encuentra asidero suficiente. El lugar donde trabajamos es también teatro de la murmuración. Y para saber a qué atenernos sobre una persona o un problema es conveniente que sepamos qué chismes involucran. De modo que el conocimiento abarcador incluye algo más de lo que piensan los filósofos.
      • 2003 Rosell, Robin "Para que lloren conmigo" Para que lloren conmigo Gu (CORPES)
        Brunner se asustó de su propia reacción, me vio a los ojos y le dolió el pasado; ya era tarde para la política del avestruz; aún así, su vergüenza buscaba más espacio que el de su cuerpo: estaba arrepentido. Apenas lo supe, porque soy viejo y mañoso para leer los rasgos humanos, para ver en las fisuras lo poco que puedan tener de sinceridad.
      • 2015 Suárez, G. Con el cielo a cuestas Esp (CORPES)
        Con el pretexto de protegerse del viento para encender un cigarrillo, esconde el rostro tras la valla del cartel anunciador donde una rubia fuma al volante de una flamante limousine Delaunay-Belleville con la sonrisa de la mujer del calendario y el peinado de Veronica Lake. La estratagema de avestruz da resultado y el coche de la policía pasa de largo. Entonces, acelerando el paso y fustigado por los latidos de su corazón, se dirige a la furgoneta aparcada dos manzanas más abajo. Pero, antes de llegar, se para en seco y retrocede. Al otro lado de la calle, la policía está inspeccionando la furgoneta con su cargamento de tubos y herramientas que se les antoja un estrambótico arsenal.
      • 1897 Anónimo "Trad Feminismo Zurich" [01-04-1897] p. 138 La España Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El problema moderno que plantea la mujer estudiante, y que ella trata de resolver, no les choca á estos hombres, ó, si les choca, también les pone en un aprieto y salen de él por medio de una política de avestruz (1). [Nota del traductor: El articulista no llama avestruces á los catedráticos, sino que los compara con esta ave, de la cual se dice que cuando ve un peligro esconde la cabeza debajo del ala, y no mirándolo cree que ya no existe].
      • 1898 Quesada, E. Política argentina p. 108 Ar (BD)
        Nuestra imprevisión ha sido tan singular, que en presencia de los preparativos metódicos de Chile para una colisión evidente, practicamos la “política del avestruz”, creyendo que con cerrar los ojos impediríamos el peligro.
      • 1915 Anónimo "Actitud Grecia" [14-10-1915] ABC (Córdoba) Esp (HD)
        Un corresponsal francés que se halla en Atenas dice: [...] Parece que Alemania ha dado tales seguridades á Grecia por promesas complicadas con amenazas, que, practicando desde ahora la política del avestruz, este pueblo, que estuvo á punto de rehacerse un momento, ahora, deseoso de no ver nada, esconde la cabeza debajo del ala, con el fin de aislarse mejor.
      • 1925 Alcalá Galiano, Á. "Espectro guerra" [28-02-1925] ABC (Madrid) Esp (HD)
        Hasta que esa gran Prensa de información mundial que, aun en los países donde no existe la censura, parece evitar ciertos temas, se ha visto obligada a aludir a las recientes relaciones del general inglés Morgan. No ha servido esa política del avestruz que emplean a menudo publicistas y políticos, y que consiste en esconder la cabeza, creyendo de ese modo ponerse a salvo del peligro.
      • 1933 Anónimo "Interpelación Salazar Alonso" [06-09-1933] El Día de Palencia (Palencia) Esp (HD)
        El señor Salazar Alonso dice que el Gobierno sigue con su política de avestruz.
      • 1942 Ibárruri, D. et alii "José Díaz" [26-03-1942] España Popular (Ciudad de México) Esp (HD)
        El pueblo español no sólo se defendió asi mismo en esta guerra, sino que con su pecho defendió contra la agresión rapaz de Hitler a otros pueblos de Europa y de otros continentes; a la Francia de los capituladores que seguían la política del avestruz, ocultando la cabeza ante el peligro.
      • 1958 Anónimo "No intervenir" [28-06-1958] ABC (Madrid) Esp (HD)
        Los Estados Unidos, a pesar de la Doctrina Eisenhower, se sienten apoyados por la O.N.U. en su deseo de no intervenir, y para ello aminoran el peligro que corre el Gobierno de Beirut. Optimismo buscado ―”voulu”, que dicen los franceses―, o política del avestruz, que dicen numerosos pueblos.
      • 1976 Herrera, E. Cero izquierda [1978] Esp (CDH )
        Esa es la solución del avestruz.
      • 1977 Prensa Triunfo, 04/06/1977 [1977] Esp (CDH )
        Continúa la actitud del avestruz del Gobierno de Madrid, con mínimos retoques y matices.
      • 1978 García Vega, L. Orígenes [1978] 126 Cu (CDH )
        —Lo tremendo demoníaco. La zona oscura que linda con el misterio, etc.—, es decir, utilizaba una jerga para evitar la confrontación con los problemas sexuales, problemas sexuales a los que más bien quería considerar como misterios. Y de ahí también que para los origenistas, técnicos del hermetismo, o sea, técnicos en la estrategia del avestruz, discutir cualquier problema humano que fuera a descubrir lo que había dentro de la grandeza venida a menos, o airear la enrarecida selva rococó de la casa donde había algo raro, fuera su más último tabú.
      • 1978 García Vega, L. Orígenes [1978] Cu (CDH )
        También Fausto Masó, al señalar a la madre, refiere el infierno sexual que se desprende de su relación: "Nunca la he podido imaginar como una mujer joven; era como si hubiera nacido tal y como la conocí". "Limpiaba furiosamente; igualaba la suciedad con la depravación"; "Yo sentía que ser hombre era un pecado..." Aquí también otra diferencia con los origenistas. Ante el retorno de lo reprimido, el desparpajo de la palabra de Fausto Masó le aclara la mirada; ante el retorno de lo reprimido, los origenistas ensayan el gesto del avestruz, por lo que Lezama, aunque en Paradiso exhibe la sombría galería de sus obsesiones sexuales, lo hace como rito hierático —como Misa Negra de las imágenes—, es decir, como lo que, voluntariamente, no conduce nada más que a un regodeo sado-masoquista, muy embadurnado de respetabilidad pequeño burguesa.
      • 1978 Prensa Revista Hoy, 01-07/02/1978 [1978] Ch (CDH )
        En la polémica sobre "el nuevo pololeo" hay muchos que quieren hacer la política del avestruz.
      • 1980 Prensa El País, 01/03/1980 [1980] Esp (CDH )
        El 52,73% conseguido supone, para algunos comentaristas políticos locales, una clara derrota en su tierra del diputado y portavoz centrista en el Congreso, Antonio Jiménez Blanco, así como del presidente de la Diputación Provincial, José Sánchez Faba, a la vez que «un rotundo rechazo de los granadinos a la política de avestruz seguida por UCD».
      • 1981 Gimeno Muntadas, F. Contaminación HQuímica Esp (CDH )
        Pero tampoco hagamos política de avestruz e ignoremos los problemas serios que comporta el uso de los pesticidas, porque son ejemplo típico del riesgo que pueden presentar productos muy activos, cuya aplicación ha de ser forzosamente extensa y difundida y, por lo mismo, de muy difícil aunque imprescindible vigilancia, acompañada de correcta y amplia información que garantice el buen uso por parte del usuario o que evite el abuso.
      • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] Co (CDH )

        — Jamás volvió a jugar al ajedrez. Así su orgullo permaneció a salvo.

        — La lógica del avestruz. ¿Y crees que mi marido...?

        — Su caso es exactamente el mismo.

      • 1983 Beltrán Pons, B. Guía embarazada [1992] Esp (CDH )

        Algunos utilizan el argumento del "avestruz". Creen que cualquier asesoramiento genético es una fórmula que aboca al aborto cuando, en realidad, indican simplemente que las parejas conocen la posibilidad de un riesgo y quieren afrontarlo con valentía.

      • 1983 Prensa ABC, 24/12/1983 [1983] Esp (CDH )
        Porque no tiene la inconsciencia de los muchos ni la presencia de ánimo de los pocos, por lo que se encuentra hostigado por una torturante desorientación y taladrante duda, tanto más difíciles de soportar cuanto que usted es incapaz de ignorarlo todo, o sea, de emplear la técnica del avestruz... Anímese a aprender a timonear su nave, sea ésta submarina o espacial.
      • 1984 Urbina, F. Guerra nuclear [1984] Esp (CDH )

        Este «miedo a la realidad»se ha extendido hoy. Existe una actitud vital que se llama la «táctica del avestruz». Según cuenta la leyenda, este ave de la estepa africana ante el peligro se contenta con esconder la cabeza, para no verlo.

      • 1984 Urbina, F. Guerra nuclear [1984] Esp (CDH )
        Pero, responsables como somos todos de la vida de la tierra y de los que todavía no han nacido, tenemos que mirar como personas adultas la realidad y no seguir más la táctica del avestruz.
      • 1987 Martín Gaite, C. Usos amorosos posguerra [1994] Esp (CDH )
        Ya hemos visto que los chicos, sin dejar de respetar como un dogma aquella táctica de avestruz de sus madres y fingiendo dejar el problema en sus manos, buscaban soporte en la calle para el aprendizaje de su masculinidad, cuyos avatares comentaban con sus congéneres, con mayor desparpajo o remordimiento de acuerdo con el carácter de cada cual.
      • 1987 Martín Gaite, C. Usos amorosos posguerra [1994] Esp (CDH )
        Las mujeres devotas y burguesas de las últimas cuatro o cinco generaciones, víctimas del pseudoespiritualismo erótico y «rosa» del siglo XIX, adoptaron ante el problema sexual la actitud del avestruz, defendiendo con tenacidad el ideal de lo que dieron en llamar «inocencia», ....ignorancia a ultranza de todo lo relacionado con el sexo, por considerarlo en principio feo, malo, e inconveniente... Parece como si se quisiera sentar el postulado de que lo sexual, en principio, es malo ...
      • 1987 Prensa El País, 02/02/1987 [1987] Esp (CDH )
        LOS GRAVES incidentes de este fin de semana en Melilla, en los que han resultado heridos de gravedad cinco ciudadanos como consecuencia del enfrentamiento entre las dos comunidades, no deben ser despachados con la táctica del avestruz y deben de invitar a la reflexión, si se pretende encarar seriamente los problemas que vienen ocurriendo en aquella ciudad desde hace algún tiempo.
      • 1987 Prensa El País, 01/02/1987 [1987] Esp (CDH )
        Uno sería el clásico sistema del avestruz que parece inevitable en todo poder tratar de ignorar la catástrofe y, sobre todo, de que se ignore para mantener la burlona leyenda volteriana de que todo va lo mejor posible en el mejor de los mundos posibles.
      • 1987 Prensa ABC, 21/11/1987 [1987] Esp (CDH )
        La política del avestruz, el encogimiento de hombros, la invocación de razones «políticas» han de ceder el paso a unos planteamientos precisos y claros, sin complejos de ningún tipo.
      • 1988 Cacho Cortés, J. Asalto poder [1993] Esp (CDH )
        A nivel de opinión pública, el de Águilas opta, sin embargo, por la táctica del avestruz: ignorar la evidencia, lo que no hace sino provocar la hilaridad de los círculos financieros, en detrimento del buen nombre del esforzado banquero.
      • 1988 Prensa ABC, 10/07/1988 [1988] Esp (CDH )
        Si, sabiendo lo que está ocurriendo en los pueblos, dice eso, me parece que está ejerciendo la política del avestruz.
      • 1990 Prensa Cambio 16, nº 984, 01/10/1990 [1990] Esp (CDH )
        — ¿Le ha resultado rentable a Juan Barranco la táctica del avestruz?
      • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
        Si usted se cierra aquí, entre estas cuatro paredes, adopta la estrategia del avestruz.
      • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
        Se insultaba a sí mismo creyendo refugiarse en una coartada salvadora y Trujillo dejó que creyera en su táctica de avestruz, hasta que fue a por él.
      • 1995 Prensa El Mundo, 30/10/1995 [1996] Esp (CDH )

        Es esa quimera la que viene paralizando a la izquierda española desde hace años. Es la política del avestruz. Cerrar los ojos ante lo evidente; confiar en que no nos ven porque nosotros no vemos; suponer que las cosas son tal como nosotros queremos que sean.

      • 1996 Prensa Prensa Libre, 08/07/1996 [1996] Gu (CDH )
        En la misma línea del comentario de hace dos días, vale mencionar que lo peor en este momento es asumir una actitud "de avestruz", porque meter la cabeza bajo la tierra no significa que el problema no existe, sino simple y sencillamente que no lo queremos reconocer, pero así tampoco podremos enfrentarlo.
      • 1997 Prensa Proceso, 19/01/1997 [1997] Mx (CDH )
        La política del avestruz nunca dio buenos resultados.
      • 1997 Prensa El Tiempo, 03/02/1997 [1997] Co (CDH )
        En relación con la carta enviada a ustedes por uno de sus lectores pidiendo quitar la publicación de 'Cuidado con' me hace pensar que Aydee A. Chapero, como la gran mayoría de los colombianos, padece el síndrome del avestruz.
      • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 14/04/1997 [1997] EU (CDH )
        "Estás cometiendo una gran negligencia al no averiguarlo. No puedes simplemente esconder la cabeza en la arena y reclamar la excusa del avestruz. Con la forma en que los casos de lavado de dinero están siendo enjuiciados, podías tener un gran problema".
      • 2002 Fuentes, C. Creo [2002] Mx (CDH )

        Pero niego dos políticas: La del avestruz que esconde la cabeza en la arena. Y la del toro que entra a destruirlo todo en la cristalería.

      • 2002 Henríquez Gratereaux, F. Disparatario RD (CORPES)
        Hablilla, murmuración, chisme, intriga, que son gradaciones de una misma consistencia formal, resultan así desterradas a los bajos fondos de la vida social. Hay algo falso y como de política de avestruz en este taparse los ojos ante la presencia del chisme. Si levantamos la cabeza y miramos de frente las cosas, como corresponde a un hombre auténtico, veremos que la vida está rodeada de chismes; que aun dentro de la cercanísima relación familiar el chisme encuentra asidero suficiente. El lugar donde trabajamos es también teatro de la murmuración. Y para saber a qué atenernos sobre una persona o un problema es conveniente que sepamos qué chismes involucran. De modo que el conocimiento abarcador incluye algo más de lo que piensan los filósofos.
      • 2003 Rosell, Robin "Para que lloren conmigo" Para que lloren conmigo Gu (CORPES)
        Brunner se asustó de su propia reacción, me vio a los ojos y le dolió el pasado; ya era tarde para la política del avestruz; aún así, su vergüenza buscaba más espacio que el de su cuerpo: estaba arrepentido. Apenas lo supe, porque soy viejo y mañoso para leer los rasgos humanos, para ver en las fisuras lo poco que puedan tener de sinceridad.
      • 2004 Moanack, G. "Embarazos adolescentes" [18-10-2004] El Tiempo (Bogotá): eltiempo.com Co (CORPES)
        Además de las vidas que quedan truncas como resultado de un embarazo no deseado, los investigadores de Profamilia y las mismas autoridades de salud del país mencionan con preocupación la muerte durante o después del embarazo. Se calcula que, por cada 100.000 mujeres en gestación, entre 70 y 100 pierden la vida como complicaciones del mismo embarazo o por falta de atención. Por supuesto, mencionar una cifra para adolescentes es imposible. Se sabe que una de las principales y más frecuentes causas de defunción entre ellas ocurre por sangrado. Generalmente cuando tratan de interrumpir el embarazo. Un panorama bastante desolador que, quizá comenzará a cambiar cuando los adultos dialoguemos con nuestros hijos. La postura del avestruz no nos ha sido útil.
      • 2004 Quintero, E. Mariana y los comanches Ve (CORPES)
        Mi cabeza, repleta de ron y agua sucia, a punto de estallar. Me apoyé en la baranda y cerré los ojos. Quise escapar mediante aquel subterfugio de avestruz que en otras ocasiones me había salvado del exceso de realidad, pero no hallé en las imágenes de mi memoria imprecisa una estancia que acogiera mi desolación. Supliqué al dios de mis antepasados que me librara del caos y la maldad, aparta de mí este cáliz amargo, padre mío, no me dejes caer en la tentación, pero el dios no se compadeció, creo que ni siquiera me escuchó.
      • 2015 Suárez, G. Con el cielo a cuestas Esp (CORPES)
        Con el pretexto de protegerse del viento para encender un cigarrillo, esconde el rostro tras la valla del cartel anunciador donde una rubia fuma al volante de una flamante limousine Delaunay-Belleville con la sonrisa de la mujer del calendario y el peinado de Veronica Lake. La estratagema de avestruz da resultado y el coche de la policía pasa de largo. Entonces, acelerando el paso y fustigado por los latidos de su corazón, se dirige a la furgoneta aparcada dos manzanas más abajo. Pero, antes de llegar, se para en seco y retrocede. Al otro lado de la calle, la policía está inspeccionando la furgoneta con su cargamento de tubos y herramientas que se les antoja un estrambótico arsenal.
  18. 3⟶sinécdoque
    s. m. Piel de avestruz. ⇨ Ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida...
    Sinónimo: ñandú
    docs. (1901) Ejemplo:
    • 1901 Anónimo "La Argentina y España" [20-03-1901] El Heraldo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Entre los [regalos] que trae el intendente, para dejarlos en Madrid como recuerdo de su visita, figuran los siguientes: Un álbum con vistas fotográficas de Buenos Aires, para el Ayuntamiento de Madrid. [...] Regalará, además, en Palacio dos quillangos de avestruz, un ídem de vicuña (del pescuezo), un cuero de linx de Chile y un cubrecama de vicuña bordado de realce, pieles que, á su excepcional valor intrínseco, reúnen el de ser hoy en extremo escasas.
  19. 1⟶sinécdoque
    s. m. Carne de avestruz. ⇨ Ave corredora de hasta 2,5 metros...
    docs. (1909-2018) 10 ejemplos:
    • 1909 Anónimo "Banquete sitiados" [04-03-1909] Nuevo Mundo (Madrid) Esp (HD)
      En un periódico francés vemos este curioso menú, servido durante el sitio de París, en el año 1870, en un banquete: Pan de sitio. — Sopa de caldo de caballo. — Costillas de perro con guisantes.— Civet de gato á la parisién— Asno en salsa Luisa. — Terrines de rata y ratones á la china—. Filete de cabra á la portuguesa— Asado de avestruz.— Guisantes á la inglesa.— Patatas á la maitre d'hotel. —Ensalada de apio. —Frutas secas.
    • 2018 Anónimo "Fiesta de las naciones" [15-10-2018] El Mostrador (Santiago de Chile) Ch (HD)
      España está presente con su tradicional paella, donde incluso la gente puede participar en algunos momentos en su preparación. Sudáfrica, en tanto, viene con dos platos estrella: la empanada de avestruz, y la hamburguesa de avestruz. Grecia mostrará al público chileno su tradicional pulpo al vino.
    • 1909 Anónimo "Banquete sitiados" [04-03-1909] Nuevo Mundo (Madrid) Esp (HD)
      En un periódico francés vemos este curioso menú, servido durante el sitio de París, en el año 1870, en un banquete: Pan de sitio. — Sopa de caldo de caballo. — Costillas de perro con guisantes.— Civet de gato á la parisién— Asno en salsa Luisa. — Terrines de rata y ratones á la china—. Filete de cabra á la portuguesa— Asado de avestruz.— Guisantes á la inglesa.— Patatas á la maitre d'hotel. —Ensalada de apio. —Frutas secas.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 183 Cu (CDH )
      Martha dijo que vio el filete de avestruz en el menú y que se acordó de mí.
    • 2001 Anónimo "Veinte menús típicos península" [07-02-2001] Faro de Vigo (Vigo): farodevigo.es Esp (CORPES)
      De esta zona, también se ofrece un menú especial con la lamprea de Arbo y el precio, sin cerrar en función de la coste del afamado pez en el mercado. Por último, Redondela promociona desde hoy y hasta el domingo, la Fiesta del Choco, con un menú de empanada de chocos, brocheta de avestruz, chocos con arroz, osobuco con guarnición, pan y vino, por 2.800 pesetas.
    • 2010 Concha Manso, M. "Chilenos comieron menos carne 2009" [03-02-2010] El Mercurio (Santiago de Chile): diario.elmercurio.com Ch (CORPES)
      Además, subproductos como el paté de avestruz han registrado un fuerte incremento, superando en un 50% las ventas de 2008. Este año se consumieron alrededor de 15 mil latas, agotando el stock del producto.
    • 2016 Anónimo "5 mejores chorizos Bogotá" [17-07-2016] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Y con chorizos de avestruz, de chigüiro, y otros con toques de vino, hace menos de un año han logrado ser reconocidos por el público. Un chef egresado de la escuela de culinaria de Le Cordon Bleu dirige y atiende este lugar.
    • 2018 Anónimo "Fiesta de las naciones" [15-10-2018] El Mostrador (Santiago de Chile) Ch (HD)
      España está presente con su tradicional paella, donde incluso la gente puede participar en algunos momentos en su preparación. Sudáfrica, en tanto, viene con dos platos estrella: la empanada de avestruz, y la hamburguesa de avestruz. Grecia mostrará al público chileno su tradicional pulpo al vino.
    • 1909 Anónimo "Banquete sitiados" [04-03-1909] Nuevo Mundo (Madrid) Esp (HD)
      En un periódico francés vemos este curioso menú, servido durante el sitio de París, en el año 1870, en un banquete: Pan de sitio. — Sopa de caldo de caballo. — Costillas de perro con guisantes.— Civet de gato á la parisién— Asno en salsa Luisa. — Terrines de rata y ratones á la china—. Filete de cabra á la portuguesa— Asado de avestruz.— Guisantes á la inglesa.— Patatas á la maitre d'hotel. —Ensalada de apio. —Frutas secas.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 183 Cu (CDH )
      Martha dijo que vio el filete de avestruz en el menú y que se acordó de mí.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 183 Cu (CDH )
      Pero con Bárbara se sintió valiente, o acaso Bárbara la indujo, el hecho de que Martha probara el avestruz con ella y no conmigo era una puñalada fina, la suerte de mortal aguja que se te clava en el lugar exacto, en el punto nervioso que paralizará el resto del cuerpo.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Le pregunté a Martha si le había gustado el avestruz y respondió que sí, que era agradable y punto, nada especial, menos colesterol, ¿no se trataba de eso?
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Por desgracia el menú variaba poco: filete de avestruz con vegetales; avestruz guisado con calabacines; pastel de zanahoria y avestruz.
    • 2001 Anónimo "Veinte menús típicos península" [07-02-2001] Faro de Vigo (Vigo): farodevigo.es Esp (CORPES)
      De esta zona, también se ofrece un menú especial con la lamprea de Arbo y el precio, sin cerrar en función de la coste del afamado pez en el mercado. Por último, Redondela promociona desde hoy y hasta el domingo, la Fiesta del Choco, con un menú de empanada de chocos, brocheta de avestruz, chocos con arroz, osobuco con guarnición, pan y vino, por 2.800 pesetas.
    • 2010 Concha Manso, M. "Chilenos comieron menos carne 2009" [03-02-2010] El Mercurio (Santiago de Chile): diario.elmercurio.com Ch (CORPES)
      Además, subproductos como el paté de avestruz han registrado un fuerte incremento, superando en un 50% las ventas de 2008. Este año se consumieron alrededor de 15 mil latas, agotando el stock del producto.
    • 2016 Anónimo "5 mejores chorizos Bogotá" [17-07-2016] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Y con chorizos de avestruz, de chigüiro, y otros con toques de vino, hace menos de un año han logrado ser reconocidos por el público. Un chef egresado de la escuela de culinaria de Le Cordon Bleu dirige y atiende este lugar.
    • 2018 Anónimo "Solomillo avestruz" [26-01-2018] CiberCuba (Valencia, España): cibercuba.com Cu (HD)
      Solomillo de avestruz, a la venta por 60,60 CUC el kilo (1.515 pesos) en la tienda Zona + de Miramar. El precio de esta exquisitez que puede verse en la parte dedicada a congelados del supermercado del Cimex, está muy lejos del salario medio de un trabajador cubano que gana 29,60 CUC al mes, según datos difundidos en 2017 por la Oficina Nacional de Estadística e Información de la Isla.
    • 2018 Anónimo "Fiesta de las naciones" [15-10-2018] El Mostrador (Santiago de Chile) Ch (HD)
      España está presente con su tradicional paella, donde incluso la gente puede participar en algunos momentos en su preparación. Sudáfrica, en tanto, viene con dos platos estrella: la empanada de avestruz, y la hamburguesa de avestruz. Grecia mostrará al público chileno su tradicional pulpo al vino.
  20. 1⟶sinécdoque
    s. m. Piel de avestruz. ⇨ Ave corredora de hasta 2,5 metros...
    docs. (1992-2018) 3 ejemplos:
    • 1992 Prensa Diario La Prensa, 02/05/1992 [1992] Ar (CDH )

      Aplaudidas las propuestas de Georges Rech: sacos pied-de-poule y uno con efecto de lunares y buenos sobretodos amplios, sueltos o con cinturón. Courreges fiel al metal, en un enterito plateado para ski y deportivos gabanes a cuadros plastificados. Pierre Balmain: "pas grande chose".

      Zilli trajo sus ya clásicas —entre los poderosos— camperas de avestruz forradas con visón, sobretodo con gran cuello de visón negro forrado en grandes cuadros con predominio de amarillo, género que utilizó también para la camisa que se vio debajo.
    • 2014 Pérezminguez, A. "Colección Louis Vuitton" [02-10-2014] Trendencias (Madrid): trendencias.com Esp (HD)
      Aunque no soy demasiado fan de los pantalones de terciopelo rosado, he de reconocer que estos con un bajo hasta los tobillos, que permite que se vean bien las botas, a juego con una chaqueta de avestruz y una Petite-Malle de cocodrilo en color verde esmeralda me han rechiflado. En la foto no se aprecia, pero la modelo lleva un pendiente en forma de arete en metal dorado con una figurita de resina en el centro.
    • 2018 Gallón S., A. "Juicio Manafort" [07-08-2018] Univisión Noticias (San Antonio) Ve (HD)
      Como quedó revelado durante el juicio, en solo un año, Manafort gastó 444,160 dólares en atuendos en la refinada casa de ropa masculina Alan Couture, 7,500 dólares en trajes de sedas y 15,000 es una chaqueta de avestruz. En otro año, el acusado dejó 113,450 dólares de su fortuna en ‘House of Bijan’ en Beverly Hills, una de las tiendas de ropa masculina más caras del mundo.
helecho avestruz
  • s. m. Planta caducifolia con frondas individuales parecidas, por su forma, a las plumas de avestruz. Nombre científico: Matteuccia struthiopteris .

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE