11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
garroteadura s. (1881-)
garroteadura
Etim. Derivado de garrotear y -dura.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'serie de golpes dados a una persona como castigo o con la intención de hacerle daño', en 1881, en Juan Sin Patria, de E. Gutiérrez. Desde entonces el uso de esta voz se circunscribe a textos de Argentina, Perú y Bolivia.

  1. >garrotear+–dura
    s. f. Pe Bo Ar Serie de golpes dados a una persona como castigo o con la intención de hacerle daño.
    docs. (1881-2009) 12 ejemplos:
    • 1881 Gutiérrez, E. Juan Sin Patria p. 131 Ar (BD)
      Sabe Dios si no es un asesino tambien, pues creo ver en su camisa algunas manchas de sangre. Aquella sangre era la que habia caido de su propia cabeza y de una herida que le infirieron en la última garroteadura.
    • 2009 Tessa, S. "Víctimas" [28-10-2009] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      Pero antes de verlo, escuchó los gritos de dolor de Toniolli durante la terrible golpiza a garrotazos que recibió por muchas horas, un tiempo tan largo que estima alcanzó un día. "Se conoce como la peor garroteadura que sufrió una persona durante los dos años que estuvimos ahí", relató el sobreviviente. Los torturadores fueron el militar H.D. Diaz y el civil Chuy López. El primero está condenado y el segundo es juzgado en Córdoba.
    • 1881 Gutiérrez, E. Juan Sin Patria p. 131 Ar (BD)
      Sabe Dios si no es un asesino tambien, pues creo ver en su camisa algunas manchas de sangre. Aquella sangre era la que habia caido de su propia cabeza y de una herida que le infirieron en la última garroteadura.
    • 1887 Warren, C. Biografía [1887] p. 108 Ar (BD)
      ¿Qué todos los representantes del poder público no son la óbra de la voluntad del pueblo, que el actual presidente Vidal, como Santos su antecesor, y su próximo reemplazante, como las Cámaras Legislativas, y los magistrados judiciales, y los policiales, y los agentes de la administracion, y todos; han entrado por una misma puerta, la de la ilegalidad, abierta por esa série de crimenes que se llaman mazorcadas, garroteaduras ó palizas, prisiones y asesinatos, por mas que algunos hayan entrado con muy buenas y sanas intenciones, y otros por puro apego al latrocinio, al desquicio y á la inmoralidad?
    • 1894 Ambrosetti, J. B. Folk-lore misionero [1894] p. 134, nota 1 Ar (BD)
      En la Provincia de Rio Grande del Sur, la Caapora es tambien una mujer [...] que garrotea invisiblemente, haciéndolos revolcar de dolor (1) [...] Los perros, al correr dentro del monte, persiguiendo la caza, suelen á veces pisar un isipó rastrero espinoso, medio oculto entre las otras yerbas, que causa unas heridas muy dolorosas que les hacen lanzar agudos gritos. Tal vez sea esta la explicacion de la garroteadura invisible.
    • 1899 Gutiérrez, E. Viaje infernal [2021] Ar (BD)
      Este era el Juez de San Pedro, la autoridad suprema, que aplicaba una garroteadura con la macana de tala á quien le daba la gana, y metía en el cepo de cabeza al que se permitía responderle en un tono que á él le pareciera irrespetuoso.
    • 1903 Berro, B. A. "Diarista" [12-09-1903] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Su pluma pareció haberse empapado en todas las amarguras de su existencia. Por sus escritos se habría pensado que aquel manso amante de las letras era un terrible hombre-explosión. Esa noche, la imprenta fué asaltada y su desgraciado director quedó á la muerte, como consecuencia de la nunca vista garroteadura que se le aplicó.
    • 1911 Anónimo (Corrales) "Toros" [07-01-1911] Variedades: Revista Semanal Ilustrada (Lima) Pe (HD)
      Valentin estuvo super al adjudicarle la contenta de difunto á su primer contendor. La estocada fué de rúbrica y hasta mojarse en la tinta. Lástima que del envión mortal resultara desarmado. A su segundo beligerante le propinó, no por obra de su deseo ni de sus intenciones, un sablazo infame con salida por el brazuelo, que mató al infeliz por caquexia. En la lidia de uno de los toros fué alcanzado, llevándose una garroteadura suculenta en los lomos sin más consecuencias que la ruptura de la chaquetilla y el consiguiente molimiento de huesos.
    • 1924 Anónimo "Chaco" [1925] p. 284 Comisión Ar (BD)
      Hubo mitins y discursos categóricos y como consecuencia —derecho viejo— en pleno muelle de Barranqueras le metieron al señor E. Miranda Gallino lo que en buen criollo decimos "Una garroteadura de mi flor". El hecho no se realizó a escondidas ni valiéndose de emponchados... —¡qué esperanza!— Se hizo en pleno muelle en el momento de aglomeración de pasajeros y siendo los garroteadores, verísimos oficiales de policía de uniforme y todo...
    • 1929 Payró, R. J. "Justicia salomónica" [2006] p. 178 Nuevos cuentos Ar (BD)
      La cosa le salió mal a Bermúdez porque Gancedo, que siempre anda de bastón de verga —por los perros, dice él; por darse corte, digo yo— le metió una garroteadura que, colándoselos por la camisa, le hizo entrar en el lomo los fideos de la sopa.
    • 1932 Glz Tuñón, E. Tirano [2006] p. 173 Ar (BD)
      Los dos forzudos pelagallos que otrora llevaran en andas al doctrinero disputaban entre el gentío sobre cual tendría prioridad para aplicarle soberana garroteadura.
    • 2009 Tessa, S. "Víctimas" [28-10-2009] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      Pero antes de verlo, escuchó los gritos de dolor de Toniolli durante la terrible golpiza a garrotazos que recibió por muchas horas, un tiempo tan largo que estima alcanzó un día. "Se conoce como la peor garroteadura que sufrió una persona durante los dos años que estuvimos ahí", relató el sobreviviente. Los torturadores fueron el militar H.D. Diaz y el civil Chuy López. El primero está condenado y el segundo es juzgado en Córdoba.
    • 1881 Gutiérrez, E. Juan Sin Patria p. 131 Ar (BD)
      Sabe Dios si no es un asesino tambien, pues creo ver en su camisa algunas manchas de sangre. Aquella sangre era la que habia caido de su propia cabeza y de una herida que le infirieron en la última garroteadura.
    • 1887 Warren, C. Biografía [1887] p. 108 Ar (BD)
      ¿Qué todos los representantes del poder público no son la óbra de la voluntad del pueblo, que el actual presidente Vidal, como Santos su antecesor, y su próximo reemplazante, como las Cámaras Legislativas, y los magistrados judiciales, y los policiales, y los agentes de la administracion, y todos; han entrado por una misma puerta, la de la ilegalidad, abierta por esa série de crimenes que se llaman mazorcadas, garroteaduras ó palizas, prisiones y asesinatos, por mas que algunos hayan entrado con muy buenas y sanas intenciones, y otros por puro apego al latrocinio, al desquicio y á la inmoralidad?
    • 1894 Ambrosetti, J. B. Folk-lore misionero [1894] p. 134, nota 1 Ar (BD)
      En la Provincia de Rio Grande del Sur, la Caapora es tambien una mujer [...] que garrotea invisiblemente, haciéndolos revolcar de dolor (1) [...] Los perros, al correr dentro del monte, persiguiendo la caza, suelen á veces pisar un isipó rastrero espinoso, medio oculto entre las otras yerbas, que causa unas heridas muy dolorosas que les hacen lanzar agudos gritos. Tal vez sea esta la explicacion de la garroteadura invisible.
    • 1899 Gutiérrez, E. Viaje infernal [2021] Ar (BD)
      Este era el Juez de San Pedro, la autoridad suprema, que aplicaba una garroteadura con la macana de tala á quien le daba la gana, y metía en el cepo de cabeza al que se permitía responderle en un tono que á él le pareciera irrespetuoso.
    • 1903 Berro, B. A. "Diarista" [12-09-1903] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Su pluma pareció haberse empapado en todas las amarguras de su existencia. Por sus escritos se habría pensado que aquel manso amante de las letras era un terrible hombre-explosión. Esa noche, la imprenta fué asaltada y su desgraciado director quedó á la muerte, como consecuencia de la nunca vista garroteadura que se le aplicó.
    • 1903 Palma, R. Papeletas lexicográficas Pe (BD)
      Garroteadura - Lo mismo que paliza.
    • 1911 Anónimo (Corrales) "Toros" [07-01-1911] Variedades: Revista Semanal Ilustrada (Lima) Pe (HD)
      Valentin estuvo super al adjudicarle la contenta de difunto á su primer contendor. La estocada fué de rúbrica y hasta mojarse en la tinta. Lástima que del envión mortal resultara desarmado. A su segundo beligerante le propinó, no por obra de su deseo ni de sus intenciones, un sablazo infame con salida por el brazuelo, que mató al infeliz por caquexia. En la lidia de uno de los toros fué alcanzado, llevándose una garroteadura suculenta en los lomos sin más consecuencias que la ruptura de la chaquetilla y el consiguiente molimiento de huesos.
    • 1924 Anónimo "Chaco" [1925] p. 284 Comisión Ar (BD)
      Hubo mitins y discursos categóricos y como consecuencia —derecho viejo— en pleno muelle de Barranqueras le metieron al señor E. Miranda Gallino lo que en buen criollo decimos "Una garroteadura de mi flor". El hecho no se realizó a escondidas ni valiéndose de emponchados... —¡qué esperanza!— Se hizo en pleno muelle en el momento de aglomeración de pasajeros y siendo los garroteadores, verísimos oficiales de policía de uniforme y todo...
    • 1929 Payró, R. J. "Justicia salomónica" [2006] p. 178 Nuevos cuentos Ar (BD)
      La cosa le salió mal a Bermúdez porque Gancedo, que siempre anda de bastón de verga —por los perros, dice él; por darse corte, digo yo— le metió una garroteadura que, colándoselos por la camisa, le hizo entrar en el lomo los fideos de la sopa.
    • 1932 Glz Tuñón, E. Tirano [2006] p. 173 Ar (BD)
      Los dos forzudos pelagallos que otrora llevaran en andas al doctrinero disputaban entre el gentío sobre cual tendría prioridad para aplicarle soberana garroteadura.
    • 1964 Fdz Naranjo, N. / Gómez Fdz, D. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      GARROTEADURA. f. Apaleadura.
    • 2009 Tessa, S. "Víctimas" [28-10-2009] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      Pero antes de verlo, escuchó los gritos de dolor de Toniolli durante la terrible golpiza a garrotazos que recibió por muchas horas, un tiempo tan largo que estima alcanzó un día. "Se conoce como la peor garroteadura que sufrió una persona durante los dos años que estuvimos ahí", relató el sobreviviente. Los torturadores fueron el militar H.D. Diaz y el civil Chuy López. El primero está condenado y el segundo es juzgado en Córdoba.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas