13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
gato, a s., adj. (1236-)
gato, cato, gatazo, gataço, gatico, gatillo, gatito
También en esta página: gato (1300-) gato2 (1585-) gato3 (1946-)
Etim. Del latín tardío cattus, i (DECH, s. v. gato).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'mamífero carnívoro de la familia de los félidos, en particular el doméstico, de hasta 70 centímetros de longitud, de cabeza redondeada, hocico triangular con bigotes, orejas puntiagudas y lengua áspera, cuerpo generalmente cubierto de pelo de color negro, blanco, gris, marrón o amarillento, garras con uñas retráctiles y cola larga', en el siglo XIII, en manuscrito anónimo del Fuero de Zorita de los Canes, fechado entre 1218 y c1250. Aparece también en otros textos de la primera mitad de ese siglo, como la Vida de Santo Domingo de Silos (c1236), de G. de Berceo, y el anónimo Libro de Apolonio (c1240). Se consigna por primera vez en el Diccionario latino-español (1492) de Nebrija: "catus i por el gato animal conocido". En el Diccionario de autoridades (1734), se define como: 'Animal doméstico, y mui conocido, que se cria en las casas, para limpiarlas de ratónes y otras sabandijas. Tiene la cabéza redonda, las orejas pequeñas, la boca grande y rasgada, el hocico adornado por un lado y otro de unos bigotes á modo de cerdas: las manos armadas de corvas y agudas uñas, el cuerpo igual, y la cola larga. Relucenle los ojos en la oscuridad, como si fueran de fuego: y tiene la léngua tan aspera, que lamiendo mucho en una parte, la desuella y saca sangre. Háilos de varias colores'. Tras un proceso de sinécdoque, se documenta con las acepciones 'carne de gato, generalmente doméstico', en el texto anónimo del Libro de Alexandre, fechado entre 1240 y 1250; y 'piel de gato, generalmente salvaje', en La corónica de Adramón, anónima y fechada entre 1520 y 1535. Y como 'representación convencional del gato, generalmente doméstico', tras un proceso de metonimia, aparece desde el siglo XIII, por primera vez en el año 1256, en Picatrix [...], de Alfonso X. Además del gato doméstico, el término gato, a ha designado otras diversas especies de mamíferos generalmente salvajes. Entre los siglos XIV y XIX, se documentan siete: 'mamífero omnívoro del orden de los primates', en el manuscrito anónimo Libro del cavallero Cifar (1300-1305) y en el Vocabulario español-latino (1495), de Nebrija, en el que se llama gato paus a una especie de cercopiteco; 'mamífero carnívoro de la familia de los félidos, salvaje, de hasta 3 metros de longitud, de cabeza redondeada, boca grande, hocico triangular provisto de bigotes, lengua áspera, cuerpo cubierto de pelo y garras con uñas generalmente retráctiles', en el Tratado de fascinación o de aojamiento, de E. de Villena (1422-1425), y en el mismo Vocabulario español-latino (1495), de Nebrija, con la variante gato montés; 'mamífero de la familia de los vivérridos de hasta 1 metro de longitud, de cabeza pequeña con hocico alargado y ojos grandes, cuerpo cubierto de pelo de color gris o marrón amarillento con manchas negras, cola generalmente gruesa y terminada en anillos; tiene dos glándulas perilineales de las que se extrae la algalia y vive en África, Asia y el sur de Europa', entre 1454 y 1469, en la Refundición de la Crónica del Halconero, de L. de Barrientos, y en el Diccionario muy copioso de la lengua española y francesa (1604), de Palet, en los que aparece con el complemento de algalia; 'mamífero herbívoro del orden de los dermópteros, de hasta 1 metro de longitud, de cabeza pequeña con hocico alargado y ojos grandes, cuerpo cubierto de pelo, cola corta y patagio que une las extremidades y la cola; tiene hábitos arborícolas y nocturnos', en la Historia general y natural de las Indias (1535-1557), de G. Fernández de Oviedo, y en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes (1787), de Terreros y Pando; 'mamífero acuático de la familia de los mustélidos, de hasta 1 metro de longitud, de cabeza pequeña, hocico puntiagudo, orejas muy pequeñas y redondeadas, nariz redonda y oscura, cuerpo cubierto de pelo de color marrón y patas cortas: es endémico de Sudamérica y vive generalmente en zonas rocosas cerca del agua', en 1599, en la Traducción de los libros de Historia natural de los animales de Plinio, de J. de Huerta, donde se documenta como gato de laguna, y en el Diccionario de americanismos (1925), de Malaret; 'mamífero carnívoro de la familia de los vivérridos, de hasta 1,5 metros de longitud, de cabeza pequeña con hocico puntiagudo, orejas grandes, cuerpo cubierto de pelo de color gris o amarillento con manchas negras, cola larga cubierta de anillos negros y uñas semi retráctiles; tiene hábitos arbóreos y nocturnos y vive en las Baleares España, Francia, África y Asia', en 1614, en el Viage del mundo, de P. Ordóñez de Ceballos, y en el Diccionario militar español-francés (1828), de Moretti; y en Guatemala y con un uso coloquial 'mamífero carnívoro de la familia de los cánidos de hasta 60 centímetros de longitud, de cabeza con ojos grandes, orejas puntiagudas y hocico alargado y oscuro, cuerpo cubierto de pelo de color gris en el lomo y marrón y blanco en el vientre, cola larga y de color negro en la punta; vive en América', en 1881, en el cuarto tomo del texto anónimo Anales del Ministerio de Fomento de la República Mexicana, y en el Diccionario de nicaraguanismos (1939), de Castellón. Otros animales, en ocasiones con rasgos comunes a los de los mamíferos antes descritos, han sido nombrados con la voz gato. Este es el caso de varios tipos de peces. Como 'pez marino de la familia de los equinorrínidos, centofóridos, dalatíidos, etmoptéridos, somniósidos o escuálidos de hasta 7 metros de longitud, de cuerpo cartilaginoso de color gris o marrón, cabeza generalmente no diferenciada con ojos grandes y hocico redondeado; es generalmente útil para el ser humano y vive en aguas tropicales o templadas', en 1705, en el Diccionario nuevo de las lenguas española y francesa, de F. Sobrino, y luego también en 1788, en el Ensayo de una historia de los peces y otras producciones marinas de la costa de Galicia, de J. A. Cornide de Folgueira y Saavedra. Se trata de una acepción utilizada en la región centroamericana y antillana. En Centroamérica, Cuba y Puerto Rico, como 'pez marino de la familia de los ginglimostomátidos de hasta 4 metros de longitud, de cuerpo cartilaginoso de color gris o rojizo, en ocasiones con pequeñas manchas sobre el lomo, ojos pequeños, claros y brillantes, boca ventral y hocico redondeado con barbillones junto a las fosas nasales; es comestible y vive en las zonas tropicales del Atlántico y del Pacífico', aparece desde 1843, en la segunda parte, tomo IV, de la Historia física, política y natural de la isla de Cuba. [...] Reptiles y peces, de R. de la Sagra; así como en la segunda edición aumentada del Diccionario provincial casi-razonado de voces cubanas (1849), de Pichardo. Y como 'pez marino de la familia de los quiméridos de hasta 1,5 metros de longitud, de cuerpo cartilaginoso de color gris, marrón o plateado, frecuentemente con líneas más oscuras sobre el lomo, que es muy grueso en la parte anterior y muy delgado en la posterior, cabeza muy grande con ojos grandes y negros, hocico triangular y puntiagudo, con dos aletas dorsales, la primera corta y provista de una espina venenosa, la segunda alargada y unida a la caudal, cuatro aletas pélvicas, y cola terminada en un filamento largo; prefiere las aguas profundas o muy profundas y vive en el noroeste del Atlántico y en el Mediterráneo', en 1869, en el artículo "Zoología. Catálogo metódico de los peces que habitan ó frecuentan las costas de las Islas Baleares", de F. Barceló y Combis, publicado por la Revista de los Progresos de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Madrid); y se recoge en la Nomenclatura ictiológica (1963), de Lozano. Desde el siglo XVII, gato, a ha designado tanto sustantivos como adjetivos referidos a personas, frecuentemente con un uso coloquial. En tal sentido se registran las acepciones: 'persona que roba', en 1602, en la Segunda parte de la vida del pícaro Guzmán de Alfarache, de Mateo Luján de Saavedra (Juan Martí), y en el Tesoro de la lengua castellana o española (1611), de Covarrubias; 'persona que actúa con astucia o sagacidad', tras un proceso de metáfora, en el DRAE (1803), y en 1866, en el texto anónimo Variedades; 'persona originaria o procedente de Madrid', en 1820, en las Cartas de 1820, de L. Fernández de Moratín; '[persona] que actúa con astucia o sagacidad', en 1837, en el Diccionario de etimologías de la lengua castellana, de Cabrera, y en 1928, en La marquesa de Yolombó, de T. Carrasquilla; 'persona empleada en el servicio doméstico', en El Salvador, Guatemala y México, con carácter no solo coloquial, sino también despectivo, en 1871, en Isolina la ex-figurante, de J. T. de Cuéllar, y en los Modismos, locuciones y términos mexicanos (1892), de Sánchez Somoano; 'persona que tiene los ojos de color claro, generalmente azul', en varios países de la región centroamericana y andina, en 1874, en el repertorio Palabras y Modismos de la Lengua Castellana como se habla en Nicaragua, de Berendt, y en 1893, en el Diccionario de barbarismos y provincialismos de Costa Rica, de Gagini; 'mujer que resulta atractiva por su belleza o sensualidad', en 1881, en Recuerdos de viaje, de L. V. López, y en el Diccionario de cubanismos más usuales [...] (1978), de Sánchez-Boudy; 'cómplice del ladrón, que se esconde en el lugar del robo y le facilita la entrada', en Argentina, en 1897, en las Memorias de un vigilante, de J. S. Álvarez, y en el repertorio Lunfardía [...] (1953), de Gobello; 'persona que no tiene dinero o bienes materiales, despreciable por su vileza, ruindad o falta de moral y, frecuentemente, de baja extracción social', en las regiones centroamericana, chilena y rioplatense, con carácter coloquial, despectivo y rural, en 1911, en el Diccionario de argentinismos, neologismos y barbarismos con un apéndice sobre voces extranjeras interesantes, de Segovia, con la variante pobre gato, y luego en 1952, en La Babosa, de G. Casaccia; 'mujer que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero', en las regiones antillana, centroamericana y rioplatense, con uso coloquial y vulgar, en 1980, en la Respiración artificial, de R. Piglia, y en la tercera edición del Vocabulario puertorriqueño (1965-1980), de Rosario; '[persona] originaria o procedente de Madrid', en 2008, en el artículo anónimo "Amaral hace aullar al Palacio de los Deportes de Madrid con su Gato negro-Dragón rojo", publicado por el diario El Mundo (Madrid). Finalmente, la acepción '[ojos] de color azul', aplicada a personas, se documenta en 1893, en el Diccionario de barbarismos [...], de Gagini, y en 1911, en El principio de autoridad, de M. González Zeledón.

En diversos repertorios lexicográficos se consignan otras acepciones de la voz gato, a. De ellas, la mayor parte se aplica también a personas. Estas son: 'referido a persona, que tiene los ojos claros, especialmente verdes o azules', consignado por primera vez en 1893, en el Diccionario de barbarismos [...], de Gagini, así como en otros repertorios posteriores, en Costa Rica, Nicaragua y Bolivia, con uso coloquial; 'en las escuelas militares, decano de los alumnos', en el DMILE (1927); 'por extensión, bailador del baile de este nombre [| gato]', en el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría; en Canarias, 'seminarista', en la Contribución al léxico popular de Gran Canaria (ante 1961), de Guerra Navarro; en Ecuador, 'cierto enmascarado [...] de la fiesta de Corpus', en el Diccionario de folklore ecuatoriano (1964), de Carvalho-Neto; en Argentina y Uruguay, 'individuo que paga los favores de una mujer', en el Glosario lunfardo (1978), de Chiappara; en Cuba, 'mujer de costumbres licenciosas', en el Diccionario de cubanismos más usuales (Cómo habla el cubano) (1978), de Sánchez-Boudy; en la zona rioplatense, el adjetivo 'pobre diablo; hombre que no cuenta', en el Diccionario del lenguaje rioplatense (1979), de Guarnieri; en Puerto Rico, 'hombre enamoradizo y conquistador', en la tercera edición revisada del Vocabulario puertorriqueño (1965-1980), de Rosario; en Chile y Honduras, 'ayudante del conductor de un autobús', en el primer tomo del Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile (1984), de Morales Pettorino. En Chile, en el mismo Diccionario [...] (Morales Pettorino, 1984), se recogen: 'delincuente que roba pescado en barcos y otros medios de transporte' y 'en coa suele designar al hombre cobarde o pusilánime'; y en el Diccionario de regionalismos de la lengua española (2006), editado por Grosschmid, 'deportista aficionado'. En Cuba y en El habla popular cubana de hoy (1985), de Santiesteban se recogen las acepciones 'avaro' y 'ladrón'. Como 'borracho', se consigna en 1989, en el Léxico de la borrachera, de Suárez Blanco. En Perú, es el 'nombre jocoso que se daba a los miembros del partido Democracia Cristiana', en el Diccionario de peruanismos (1990), de Álvarez Vita. En Canarias, se trata de la 'mujer que pare mucho', en el Diccionario diferencial del español de Canarias (1996), de Corrales Zumbado, Corbella Díaz y Álvarez Martínez. En Uruguay, es 'persona muy ágil', en el Vocabulario criollo oriental (1996), de Freitas. En El Salvador, gato se llama al 'aspirante o novato en el trabajo de la radio' y a la 'persona que se vale de cualquier medio para subir y mejorar', en el Diccionario de salvadoreñismos (2003), de Romero. En Costa Rica se recoge el adjetivo 'audaz, intrépido', en A lo tico. Costarriqueñismos y otras vainas (2003), de Giebler Simonet. En Honduras y El Salvador, como 'persona que en una empresa o institución tiene un puesto muy bajo', se documenta en el mismo Diccionario de salvadoreñismos (2003), de Romero, y luego en el Diccionario de americanismos (2010), de la ASALE. En Nicaragua, es 'egoísta y tacaño', consignado en Cómo hablan los adolescentes en Nicaragua (2004), de Matus Lazo. En México, se documenta el adjetivo 'despectivo por criada, sirvienta', en el Diccionario de la injuria (2006), de Bufano y Perednik; y, también, 'persona de poca educación, también es sinónimo de achichincle', en el Diccionario americano (2006), de Almiray Jaramillo. En Argentina, como 'mujer, novia', aparece en Jergas de habla hispana (2006), de Fitch. Finalmente, se recogen dos acepciones lexicográficas en las que la voz gato, a se refiere a animales: en Costa Rica, Nicaragua y Panamá, 'en el lenguaje campesino, el tigre', Vocabulario de pinolerismos (1940), de Buitrago Morales; y, en Panamá, 'nombre genérico de los animales salvajes', en Panameñismos (1976), de Revilla.

Por otra parte, la voz se integra a diferentes unidades pluriverbales. En El Salvador, [estar] preñando (o preñar) la gata, se consigna como 'estar perdiendo el tiempo y aparentando que se trabaja', en las Cédulas existentes en los ficheros de la RAE (1994), de Romero Coto; mientras que ser gato que caza echado, como 'sujeto aparentemente tranquilo e inofensivo pero que está presto a aprovechar la ocasión', aparece en el Diccionario de salvadoreñismos (2003), de Romero. Se documenta [no estar para] echar gatos al Ebro como 'estar pobre, pasarlo con estrechez, con miseria', en el Ensayo de un diccionario aragonés-castellano (1836), de Peralta. Ata el gato se consigna, como 'persona rica, avarienta y mísera', por primera vez en 1611, en el Tesoro de la lengua castellana o española, de Covarrubias, así como en otros repertorios lexicográficos posteriores. En Andalucía, a gato se atestigua como 'andar a gatas', en el Vocabulario Andaluz (1933), de Alcalá Venceslada. En el oriente de España, México y Chile se recoge andar a gatas como 'enamorar gatas, sirvientas', en el Diccionario de frases, adagios, proverbios, modismos, locuciones y frases proverbiales que se emplean en la América Española o se refieren a ella (1929), de Vergara y Martín. En Nicaragua, andar como gato significa 'sin hacer ruido', y ser [alguien o algo] un gato, 'tener agilidad para subir o trepar a árboles, edificios, etc.', según el Vocabulario nicaragüense (1995), de Gulden; gato cabeza negra, 'ratero, ladrón', en el Diccionario del habla nicaragüense (1948), de Valle; gato pelón, 'dundo, idiota, tonto', en Cómo hablan los adolescentes en Nicaragua (2004), de Matus Lazo; y ver menos que un gato de escayola (o yeso), como 'no ver nada o casi nada', en la segunda edición del Diccionario de argot (1987), de Oliver. En Uruguay se utilizan las locuciones andar (o defenderse) como gato entre la leña, que significa 'defenderse [alguien] con fuerza o con insistencia' y aparece por primera vez en 1883, en Los tres gauchos orientales, de A. D. Lussich; y meter[le] [a alguien] el gato, como 'engañar', según consta en el Glosario lunfardo (1978), de Chiappara. En Andalucía y Uruguay, se recoge andar (o estar) como gata recién parida como 'estar inquieto e ir de un lado para otro o moverse continuamente', en el Vocabulario Andaluz (1933), de Alcalá Venceslada. En Andalucía y Colombia, se documentan: andar uno como gata parida como 'andar con desasosiego', y ver gatos ensillados, como 'buscar en un negocio torcida intención; tomar una vana porfía; desafiar la buena suerte', en 1983, en el Lexicón de colombianismos, de Alario di Filippo. Buscar el gato en el garbanzal, con la acepción de 'esforzarse mucho [para conseguir algo] en una actividad o acción muy difícil o imposible', se atestigua en 1849, en el artículo anónimo "Costumbres. Una mudada", publicado por el periódico El Album Mexicano (Ciudad de México). En Chile, buscar gato es 'provocar intencionadamente una reacción ajena de enojo o de excitación', y no tener uno [un] gato que le maúlle, equivale a 'no tener uno (ni) padre, (ni) madre, ni perro que le ladre', según consta en el tomo primero del Diccionario ejemplificado de chilenismos [...] (1983), de. El segundo tomo del mismo repertorio (Morales Pettorino et alii, 1985) se recoge el chilenismo gatos colgados, como 'juego en que a una orden que da el muchacho designado como capitán al saltar sobre otro que hace de burro'. No ser gato que tape su caca, como 'ser muy cobarde o pusilánime', aparece en el segundo tomo del mismo repertorio (Morales Pettorino et alii, 1985). Se documentan también los chilenismos: como un gato mojado, como 'referido a persona, en mal estado o con el ánimo frágil y quebradizo', en el Diccionario de americanismos (2010), de la ASALE; gata de casa, como 'persona inútil, que no hace lo que le encargan o lo hace mal', en el Diccionario de la Lengua Española (1917), de Alemany y Bolufer; y salirle a uno la gata capada, como 'engañarse', en Chilenismos: apuntes lexicográficos (1928), de Medina. En Argentina, en el Diccionario de argentinismos, neologismos y barbarismos con un apéndice sobre voces extranjeras interesantes (1911), de Segovia, se recogen: como [un] gato, 'dícese del que tiene las uñas largas, del que araña (E.) y del que trepa con facilidad una pendiente escarpada, una pared, etc.'; como un gato mojado y como gato en casa ajena, como 'furioso y huraño'; meterse a gato bravo, como 'pretender imponerse a los demás con una actitud enérgica'; y subirse como un gato, como 'trepar con facilidad'. Por otra parte, en el Diccionario del español de Argentina (2000), coordinado por Chuchuy, se consigna estar como gata con cría, con la acepción 'estar inquieto y caminar de un lado para otro o moverse continuamente'. Como gato a (o en) bofe, con la acepción 'de manera rápida o precipitada', se atestigua en 1652, en El lego del Carmen. San Franco de Sena, de A. Moreto. Como gato boca (o espaldas, panza, tripa) arriba, con la acepción 'de manera enérgica o reiterada', se documenta en 1845, en El gallo pitagórico, de J. B. Morales. En República Dominicana, se recogen las locuciones siguientes: como gato entre macuto, como 'estar preso sin poder salir', en el Informe acerca de la Historia, Raza, Carácter, Costumbres, Religión y Lenguaje de los Habitantes de las Comunes que integran el 40% Distrito Escolar (1922), de R. E. Jiménez; estar el gato en el fogón, como 'una o más personas pasan penurias de alimentos o de dinero', parecer un gato con valeriana, como 'estar contento en demasía', y pedir uno más que gato, como 'ser muy pedigüeño', en el Diccionario de dominicanismos (1977), de Deive; gato en vidriera, como 'persona que usa lentes', no llevar (o sacar) una gata a mear, como 'carecer de dinero, bienes materiales o poder', ser [uno] un gato barcino, como 'ser ladrón', en Dominicanismos (1947), de Patín Maceo; y verse uno en la de amansa gato, como 'hallarse en trance peligroso', en el Diccionario de americanismos (1946), de Malaret. Gato de [nueve (o siete)] colas, con la acepción 'azote de siete o nueve cuerdas generalmente con piezas de metal en los extremos', se documenta en el artículo anónimo "Gacetilla. Civilizacion", publicado en 1863 en el Diario de Córdoba (Córdoba). En Colombia, gato diabólico (o eléctrico, maldito, negro), como 'demonio', se encuentra en 1986, en el Glosario lexicográfico del atlas lingüístico-etnográfico de Colombia (ALEC), de Montes Giraldo et alii; soltar la gata, con la acepción 'quitar o tomar [algo que pertenece a otra persona]', en 1858, en Manuela. Novela de costumbres colombianas, de E. Díaz Castro; y ver gatos ensillados, como 'ver estrellas', en el Diccionario de americanismos (1925), de Malaret. Como gato por (o sobre) ascuas (o brasas), con la acepción 'de manera rápida o precipitada', se atestigua en 1558, en el texto anónimo Viaje de Turquía. En la región meridional de España, estar [ya] el gato en la talega, con la acepción 'considerarse [un asunto] resuelto', se atestigua en 1880, en la "Sección editorial" anónima, publicada por El Diario de Lugo (Lugo). En Costa Rica, se documenta estar como gata de parto, como 'estar inquieto, desatinado', y ser [alguien o algo] un gato, como 'ser difícil, engorroso, complicado, molesto o tedioso', en el Diccionario de costarriqueñismos (1996), de Agüero Chaves; gato manso, como 'ratero, merodeador', en El habla popular en la literatura costarricense (1969), de Arroyo Soto. La locución correr gatos, con la acepción 'juego que se hace corriendo á caballo y dando una puñada á un gato que está colgado por los pies, sin dar lugar á que este arañe al caballero', se registra en 1791, en el Diccionario de autoridades. Correr (o ir, pasar) como gato por (o sobre) ascuas (o brasas), con la acepción de 'desplazarse de manera rápida o precipitada', se atestigua en 1467, en el Invencionario [...], de A. de Toledo. Dar gato por ñeco, con la acepción de 'hacer creer [a alguien] que algo falso es verdadero' se atestigua como hondureñismo en 1966, en los Cuentos completos, de R. Amaya Amador. Con igual significado se documenta dar (o meter, vender) gato por conejo (o liebre), en 1450, en el Debate, de A. de Moros. Dos (o tres, cuatro) gatos, con la acepción 'cantidad pequeña [de personas]', se atestigua en 1560, en la Crónica de la Nueva España, de F. Cervantes de Salazar. Echar el gato (o gata) [a retozar], con la acepción de 'quitar o tomar [algo que pertenece a otra persona]' aparece en 1865, en Astucia. El jefe de los hermanos de la hoja o los charros contrabandistas de la rama, de L. Gonzaga Inclán. Estar [algo o alguien] para el gato, con la acepción 'encontrarse [algo o alguien en malas condiciones físicas o tener alguien] poca salud', se encuentra en 1958, en el repertorio Chilenismos, de Yrarrázabal Larráin, y luego en el Diario de un emigrante (1958), de M. Delibes. Estar (o vivir) como gatos y perros, como 'pelear de manera enérgica o reiterada', se encuentra en 1769, en el Tesoro de la lengua castellana o española, de Covarrubias, y también en las Cartas de Azara al ministro Roda en 1769 (Azara, 1979). Gata Flora, como 'persona que muestra inconformidad' aparece en 1979, en Cámara lenta. Historia de una cara, de E. Pavlovsky. Gata (o gato) de Juan (o Mari, María) Ramos (o Ximénez), con la acepción 'persona que actúa con disimulo o finge inocencia', se atestigua en 1565, en Pasos, de L. de Rueda. Gata parida se consigna como 'persona flaca y extenuada' en la edición del año 1734 del Diccionario de autoridades, así como en otros repertorios posteriores. Gato de azotea, con la acepción 'persona que tiene muy poca carne o grasa', se atestigua en 1818, en La Quijotita y su prima, de J. J. Fernández de Lizardi. Gato de galera, como 'galeote', se recoge por primera vez en 1831, en el Diccionario marítimo español, de O'Scanlan. Gato escaldado, con la acepción 'persona que muestra desconfianza, generalmente a causa de un sufrimiento físico o moral previo', se atestigua en 1884, en Música sentimental: silbidos de un vago, de E. Cambaceres. Gato flaco, se consigna en Perú como 'insulto para motejar a una persona muy flaca', en el suplemento al Diccionario de americanismos (1942), de Malaret; mientras que en Puerto Rico es 'muchacho delgado', según el Diccionario de la jerga del estudiante universitario puertorriqueño (1989), de Claudio de la Torre. Gato viejo, como 'persona astuta y con experiencia en la vida' se atestigua en 1850, en La Bruja de Madrid, de W. Ayguals de Izco. Haber gato [encerrado], con la acepción 'haber [en algo] engaño o mentira' se atestigua en 1764, en El celoso burlado [...], de P. de Olavide y Jáuregui. Sinónimas de la anterior son: haber gato endendro (o endentro), en Canarias, recogida en 1961, en Siete entremeses de Pepe Monagas, de F. Guerra Navarro; haber gato en mochila (o enmochilado), en Colombia y Venezuela, documentada en 1853, en el texto anónimo El Neo-Granadino; haber gato en (o entre) macuto, en República Dominicana, en el repertorio Dominicanismos (1947), de Patín Maceo; y haber (o tener) gato en jaba, en Cuba, en el Vocabulario cubano (1921), de Suárez. Hacer la gata [ensogada o muerta], con la acepción 'actuar [alguien] con disimulo, generalmente por interés', se encuentra en 1611, en el Tesoro de la lengua castellana o española, de Covarrubias, y en las Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (1634), de Lope de Vega. Hacer la gata de Juan Hurtado, como 'fingir santidad y humildad, flaqueza y necessidad', se atestigua por primera vez en el siglo XVII, en el Tesoro de la lengua castellana o española (1611), de Covarrubias. En Costa Rica y Nicaragua, hacerse [alguien] el gato bravo, como 'quitar o tomar [algo]' se atestigua en 1910, en La propia, de González Zeledón; mientras que la misma locución significa 'enojarse sin razón', en Colombia y Guatemala, según la Semántica guatemalense o Diccionario de guatemaltequismos (1941), de Sandoval. Lavarse a lo gato, como 'lavarse sin mojarse apenas y especialmente hacerlo pasándose por la cara un paño mojado', se documenta por vez primera en la edición DRAE (1925). Llevar[se] el gato al agua, con la acepción 'intentar [alguien] realizar una acción difícil o riesgosa', se atestigua en 1560, en la Crónica de la Nueva España, de F. Cervantes de Salazar; y como 'triunfar [en una competencia o certamen]' se encuentra en 1765, en Los destinos errados, de R. de la Cruz. En Bolivia, matar[le] el gato significa 'en un recién casado, salir por por primera vez fuera de casa para ir de parranda con los amigos', según El habla popular de la Provincia de Vallegrande [...] (1965), de Sanabria Fernández; mientras que, en Nicaragua, la misma locución es 'bajarle a uno la arrogancia', según el Vocabulario nicaragüense (1995), de Gulden. Ni [el, o un] gato [ni perro], con la acepción 'nadie o nada' se atestigua en 1594, en Fructus sanctorum [...], de A. de Villegas. En Puerto Rico sacar el gato del fogón significa 'salir de mal año', según El habla popular de Puerto Rico (1968), de Llorens. En México, salirle a uno la gata respondona se recoge como 'protestar una persona constante e insistentemente', en el Diccionario del español usual en México (1996), de Lara; y ser la misma gata, nada más que (o nomás que, pero) revolcada, como 'ser algo lo mismo que era antes, pese a haber experimentado modificaciones superficiales', se recoge en el Diccionario breve de mexicanismos (2001), de Gómez de Silva. En Venezuela, subirse la gata a la batea, como 'llegar [una situación] a un momento crítico o intolerable' se atestigua en 1994, en el Diccionario de venezolanismos, de Tejera, y en 2004, en Caperucita ríe a medianoche, de J. Martins. Sacar [a alguien] el gato, con la acepción de 'golpear o pellizcar uno de los músculos del brazo para que se mueva o se haga más visible', aparece en 1921, en el Vocabulario costeño [...], de Sundheim. Tener gato a alguien significa 'odiarle', según la segunda edición del Diccionario de argot (1987), de Oliver. En el Diccionario de americanismos (2010), de la ASALE, se consignan otras unidades pluriverbales: en Honduras, como gatos en matate, como 'en continua pelea', gato de monte, como 'aguardiente elaborado clandestinamente' y 'bebida alcohólica que resulta de la fermentación del maíz en agua azucarada', gato escondido, como 'pistola marca Smith and Wesson', y peinar la gata, como 'haraganear alguien, no trabajar'; en Puerto Rico, comprar gatos entre sacos, como 'comprar alguien sin ver bien la mercancía', quedar como gato mojado, como 'encontrarse receloso, desconfiado, a causa de malas experiencias anteriores', y tener gato metido dentro de un saco, como 'actuar alguien ocultamente, por trasmano'; en Nicaragua, estar como si tuviera gato en el pecho, como 'constiparse mucho alguien'; en República Dominicana, gato barcino, como 'gato, ladrón'; en Panamá, gato cañero, como 'mapurito, mustélido'; en Chile, gato de campo, como 'güiña, ladrón', y gato de yeso, como 'persona o cosa que no tiene expresividad o no se mueve'; en Perú gato despensero, como 'persona al servicio de otra por interés'; en El Salvador, gato pacho, como 'corte de carne de la parte alta de las patas de los bovinos'; en Guatemala, mirar (o ver) gatos aparejados, como 'pensar o juzgar algo con negatividad y pesimismo cuando no hay motivos claros para ello'; en Uruguay, quedar como la gata de Abella, como 'padecer alguien la frustración de no recibir algo que se esperaba'. En el Diccionario mayor de cubanismos (1999), de Sánchez-Boudy, se consignan los cubanismos siguientes: estar alguien como los gatos, 'se dice de esas personas que no tienen donde vivir, o quién los quiera y están como los gatos, esperando que alguien los recoja'; estar como el gato, como 'tener muchas soluciones y estar obligado a coger sólo una, por las circunstancias'; estar de gato, como 'estar desesperado por tener una mujer'; gato mariposa, como 'miembro del G2, o sea, de la policía política del Régimen Comunista Cubano'; huir como gato cimarrón, como 'huir como alma que se lleva el diablo'; meter[le] [a alguien] el gato, como 'ganarlo'; parecer alguien un gato abandonado en el placer, como 'tener un aspecto muy lamentable'; parecerse alguien a los gatos, como 'ser muy casero'; ponerse como el gato, como 'hacerse el gracioso'; quedar alguien como el gato Félix, como 'fracasar'; quedar como el gato de los muñequitos, como 'quedar destruido'; sacar a alguien como a un gato, como 'ponerlo de patitas en la calle'; sentirse como un gato con botas, como 'sentirse bien'; ser [alguien] un gato con botas, como 'estar triunfando', 'tener mucho dinero' y también como 'vivir muy bien'; ser alguien como los gatos, como 'se dice de la persona que tiene pelos de distintos colores'; y volver a alguien gato de Angora, como 'amansarlo'. Diversas locuciones sustantivas de las que forma parte esta voz se refieren a animales, principalmente mamíferos. Estos son: en México, gato ardilla, como 'animal carnicero de los basarides (Bassariscus astutus), también llamado cacomistle', en el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría; en Panamá, gato balsa, como 'dormilón, mamífero', gato de agua, como 'guatusa, roedor', gato manglatero, como 'aguará popé', gato negro, como 'zamhool', gato solo, como 'coatí', y gato mico (en Honduras y Panamá), como 'animal arborícola, con cuerpo de hasta 76 cm de longitud, de cabeza redonda, orejas pequeñas y redondas, cuello corto, tronco largo, grueso y muy flexible, cola prensil que le sirve de anclaje, de patas traseras más largas que las delanteras, todas con cinco dedos con garras cortas y agudas, pelaje crespo, suave y brillante de coloración amarillenta leonada. (Procyonidae; Potus flavus)', en el Diccionario de americanismos (2010), de la ASALE; en el oriente de España, gato cerval (o garduño), como 'garduña', en los tomos III-IV, del Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y La Rioja (1980), dirigido por Alvar; en el occidente de España, gato clabo, como 'gatuña', en el Diccionario extremeño (1980), de Viudas Camarasa; gato de clavo, como 'animal descrito por Oviedo, que se ha identificado con el mustélido americano Martes canadensis; el pekan de los Estados Unidos', en el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría; en Chile, gato de mar, como 'coipo, roedor', en 1970, en el Lexicón de fauna y flora [...], de Malaret; en Ecuador y Honduras, gato motete, como 'zamhool', en el Diccionario de americanismos (2010), de la ASALE; gato paúl, como 'nombre que impropiamente se dio, en los primeros tiempos del descubrimiento de América, al mono con cola, de todas clases, principalmente a los del género Mycetes', en el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría; y, finalmente, en Venezuela, gato zambo, 'el mono zambo, del género Áteles', en el mismo Diccionario [...] (1942), de Santamaría.

  1. s. m. y f. Mamífero carnívoro de la familia de los félidos, en particular el doméstico, de hasta 70 centímetros de longitud, de cabeza redondeada, hocico triangular con bigotes, orejas puntiagudas y lengua áspera, cuerpo generalmente cubierto de pelo de color negro, blanco, gris, marrón o amarillento, garras con uñas retráctiles y cola larga. Nombre científico: Felis silvestris catus.
    docs. (1236-2022) 584 ejemplos:
    • c1236 Berceo, G. Vida StoDomingo [1992] 405 Esp (CDH )
      Levaron la enferma al sepulcro glorioso, / de qui manava tanto miráculo precioso; / pusiéronla delante al padre poderoso, / yazié ella ganiendo como gato sarnoso. /
    • 2022 Padilla, L. "Denunciar maltrato animal en CDMX" [24-08-2022] Chilango (Ciudad de México): chilango.com Mx (HD)
      Tener un perro o gato conlleva una responsabilidad, así como ellos nos dan amor y compañía, nosotros debemos proporcionarles cuidados.
    • c1236 Berceo, G. Vida StoDomingo [1992] 405 Esp (CDH )
      Levaron la enferma al sepulcro glorioso, / de qui manava tanto miráculo precioso; / pusiéronla delante al padre poderoso, / yazié ella ganiendo como gato sarnoso. /
    • c1240 Anónimo LApolonio [1992] 180 Esp (CDH )
      Ouo desende ha rato los ogos ha abrir, / non sabié dó estaua, no n podié ren dezir; / el metge cobdiçiaua tanto como beuyr / en algu na palabra d e su boca oýr. / Pero qua ndo Dios q uiso, pasó hu n gra n rato, / metió hu na boz flaca, cansada como gato: / «¿Dó está Apolonyo, q ue yo por éll cato? / Creyo q ue non me preçia qua nto a su çapato». /
    • 1218-c1250 Anónimo FZorita Canes [1911] Esp (CDH )
      De cabo qui gato ageno matare a sçiente que peche dos sueldos, si con testigos fuere uençido.
    • 1325-1335 Juan Manuel Lucanor [1994] Esp (CDH )
      Estando él sufriendo este dolor et teniendo el físico el fígado en la mano, otro omne que estava ý cerca dél començó de rogarle quel diesse de aquel fígado para un su gato.
    • c1400 Anónimo LGatos [1984] Esp (CDH )
      En un monesterio avia un gato que avia muerto todos los mures del monesterio salvo uno que era muy grand, el qual non podia tomar. Pensso el gato en su coraçon en que manera lo podria enganar que lo podiese matar.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] Esp (CDH )
      El gato en el tiempo de los amores viene quasi salvaje & va vagando por los tejados entre los otros & pelea con ellos por su gata, el aulla en aquel tiempo muy tristemente.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )

      — ¿Quién ha puesto allí aquellos gatos? Yo te ruego que los pongas en otra parte, que no me dexan dormir.

      — Por mi fe no haré —dixo Plazer de mi Vida—.¡Cómo! ¿Tú no sabes que yo sé sacar gatos bivos de gata muerta?

      — ¡O de aquesta sabida —dixo el Emperador—, y cómo me agrada quanto dize! Yo te prometo por Nuestro Señor que, si yo no toviesse muger, no tomaría sino a ti.

    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      Si bien supiese vuestra merced, no hay puta que valga un maravedí, ni dé de comer a un gato, y ellos, como no hay saco de Génova, no tienen sino el maullar, y los que algo tienen piensan que les ha de faltar para comer, y a las veces sería mejor joder poco que comer muncho.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 239 Esp (CDH )
      / Ya por el monte arriba caminaban, / volviendo atrás los rostros afligidos / a las casas y tierras que dejaban, / oyendo de gallinas mil graznidos; / los gatos con voz hórrida maullaban, / perros daban tristísimos aullidos: / Progne con la turbada Filomena / mostraban en sus cantos grave pena.
    • 1628 Quevedo Villegas, F. Disc Diablos [2003] Esp (CDH )
      Sucede lo mismo que al que por limpiarse de ratones trae gatos, que si el ratón le roía un mendrugo de pan, un arca vieja, un poco de madera, un pergamino, viene el gatazo y hoy le come la olla y mañana la cena y esotro día las perdices; y en poco tiempo suspira por sus ratones.
    • 1676 Santa Inés, F. Crón prov SGregorio Magno Filipinas [1892] 315 Filipinas (CDH )

      Lo que por tentarle le preguntaron fué: ¿en qué se conocía que en los cuerpos de los animales, perros, gatos, etc. estuviesen las ánimas de sus antepasados? Para la respuesta recurrió á algunas señales exteriores, y después de haber dicho algunas, que son cosas ridículas y está por demás el referirlas [...].

    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 150 Argentina (CDH )

      [...] como aquellos de la adormidera blanca, muy agudos y ardientes, si se estrujan entre los dientes, todos ellos entrados ó congregados con una sustancia dulce muy viscosa, fria y humeda, la cual impide y embota su agudeza y mordacidad, de suerte que puede comerse, y ser sustento del hombre, y de animales terrestres y bolatiles: de suerte, que hasta los gatos madrugan á hurtar su fruto, siendo de complesion tan calientes y secos como son los cuales; á pocos dias que lo han comido arman unos con otros graves y sangrientas pendencias, despues de las cuales he observado se bán secando y pelando, de suerte que vienen á morir á los cuatro ó cinco meses [...].

    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )

      Lo mismo digo de la piedra de azúcar, quebrándola con alguna violencia en la obscuridad; de los pelos de los gatos estregados con fuerza, &c.

    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 139 Esp (CDH )
      De donde inferireis que esto mismo os puede ser de la mas alta utilidad, aplicándolo, segun convenga, á la muerte de algun gatito, perrito ó papagayo de alguna persona á quien querais un poco mas que como á próximo.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ecuador (CDH )

      El pueblo de Pimocha es tradición que suspendieron los indios como en otros muchos su piso para fundarlo, y según su situación parece que fue cierto: la de Babahoyo, ocupada sin esta precaución, sólo queda seco la iglesia y aduana, que tienen el más ventajoso lugar, todos los demás edificios se cubren del agua, los altos logran algún piso sobre el nivel de la mayor inundación, y en ellos asocia el instinto para conservar la vida los animales de mayor antipatía: gallinas, gatos, perros, puercos, y con ellos toda sabandija, hacen compañía al hombre bien enfandosa [...].

    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Porque el machimblanco es divertidísimo y no hay cosa que no remede castañeteando con los dientes. Traído á casa, luego se hace como señor de los perros, gatos y de cuantos animales encuentra, sin que se atreva ninguno á disputarle nada.
    • 1805 Fdz Moratín, L. Sí de las niñas [1993] Esp (CDH )

      ritaCierto... Un ruido y... y mire usted (Alza la jaula que está en el suelo): era la jaula del tordo... Pues la jaula era, no tiene duda... ¡Válgate Dios! ¿Si se habrá muerto?... No, vivo está, vaya... Algún gato habrá sido. Preciso.

      simónSí, algún gato.

    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )

      Un año estuve en su compañía y en él supe leer de corrido, según decía mi cándido preceptor; aunque yo leía hasta engalopado; porque como él no reparaba en niñerías de enseñarnos a leer con puntuación, saltábamos nosotros los puntos, paréntesis, admiraciones y demás cositas de éstas con más ligereza que un gato; y esto nos celebraban mi maestro y otros sus iguales.

    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Un enorme y lanudo perro blanco, llamado Palomo, de la hermosa casta del perro pastor de Extremadura, dormía tendido cuan largo era, ocupando un gran espacio con sus membrudas patas y bien poblada cola, mientras que Morrongo, corpulento gato amarillo, privado desde su juventud de orejas y de rabo, dormía en el suelo, sobre un pedazo de la enagua de la tía María. *
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Colombia (CDH )

      Luego, con su sonrisa dulce de siempre, terminó al colocar con pulso firme un pistón en la chimenea de la escopeta:

      — Es un gatico, y está ya herido.

      En diciendo las últimas palabras nos dispersamos.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 121 Esp (CDH )
      El Palomo, con una sotana sucia y escotada, cubierta la cabeza con enorme peluca echada hacia el cogote, acababa de barrer en un rincón las inmundicias de cierto gato que, no se sabía cómo, entraba en la catedral y lo profanaba todo.
    • 1914 Unamuno, M. Niebla [1995] Esp (CDH )

      Acuérdese de sus consejos, señorito. Pero ¿quién anda en la cocina? ¿A que es el gato?

    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 257 Chile (CDH )
      / A los caballos conversaba / como a inmensos niños: seguían / detrás de él los cinco gatos / y los perros de aquella casa, / unos enarcados y lentos, / otros corriendo locamente / bajo los fríos durazneros.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 18 Esp (CDH )

      [...] sobre el secreto verdosamente celado por la frondosidad inculta, objeto de su arriesgado periplo, de la nocturna y callada iniciación gnósica: visible ahora gracias a los golpes que le impelen y expelen, lo agitan, lo zarandean: el cadáver de un gato pelón y tiñoso, rígido, que ha apurado ahí, en esa desatendida maleza, una larga y azarosa travesía llena de sinsabores, de infortunios: punto final de una desastrosa carrera de hambre, escasez, privaciones [...].

    • 1955-1980 Rulfo, J. Pedro Páramo [1992] México (CDH )
      Y ella iba de aquí para allá, seguida por el rondín de gatos.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
      El suelo era de tablas y olía a orina de gato.
    • 2001 Cercas, J. Soldados Salamina [2002] 138 Esp (CDH )
      Vivía entre la casona de Coria, donde pasaba largas temporadas haciendo vie de château, el hotel Velázquez de Madrid y el chalet de la colonia del Viso, rodeado de gatos, losas de Italia, libros de viajes, cuadros españoles y grabados franceses, con un gran salón presidido por una chimenea francesa y un jardín saturado de rosales.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Colombia (CDH )
      Lo único intacto en torno suyo era el olor de la valeriana, que enloquecía a los gatos, y que seguí evocando por el resto de mi vida con un sentimiento de naufragio.
    • 2022 Padilla, L. "Denunciar maltrato animal en CDMX" [24-08-2022] Chilango (Ciudad de México): chilango.com Mx (HD)
      Tener un perro o gato conlleva una responsabilidad, así como ellos nos dan amor y compañía, nosotros debemos proporcionarles cuidados.
    • c1236 Berceo, G. Vida StoDomingo [1992] 405 Esp (CDH )
      Levaron la enferma al sepulcro glorioso, / de qui manava tanto miráculo precioso; / pusiéronla delante al padre poderoso, / yazié ella ganiendo como gato sarnoso. /
    • c1240 Anónimo LApolonio [1992] 180 Esp (CDH )
      Ouo desende ha rato los ogos ha abrir, / non sabié dó estaua, no n podié ren dezir; / el metge cobdiçiaua tanto como beuyr / en algu na palabra d e su boca oýr. / Pero qua ndo Dios q uiso, pasó hu n gra n rato, / metió hu na boz flaca, cansada como gato: / «¿Dó está Apolonyo, q ue yo por éll cato? / Creyo q ue non me preçia qua nto a su çapato». /
    • c1242 Anónimo FBrihuega [1887] Esp (CDH )

      Por ome que mate gato.

      Qvi matare Gato ageno: peche. ij. soldos. et el gato.

      Por omme que mate gallina.

      Qvi matare gallina agena: peche. ij. soldos. et la gallina.

    • 1247 Anónimo Fueros Aragón (BNM 458) [2004] Esp (CDH )
      Qvando alguno trobare el ladron con el gato que aura furtado. deue fincar un fust en medio de alguna planeza que aya .Lx. piedes a derredor. & ad aquest fust deue ligar el gato con una cuerda de un palmo tan sola ment. sobrel qual gato deue seer costrenido el ladron.
    • c1250 Alfonso X Lapidario [2003] Esp (CDH )
      Et esto faz ella quando es uenus en su exaltation. & en su hora. & bien reçebudo de mars. & entrel & saturno de mal catamiento catandos, pero que sea mars fuerte. & saturno flaco. Et que descenda sobresta piedra la uertud de figura de gatos que corren tras un mur.
    • 1250 Toledo, A. Moamín [2003] fol. 75r Esp (CDH )
      [...] o denles de la carne de los perros, o de las nutrias o de los furones, o de los gatos, o de los puercos, o de los lechones, o de los mures, o d'unos que son de manera de gatos e dízenles en aráuigo beniaerçe; o de los galápagos de sequera, o de las lagarteznas... E denles d'esto cada VII días una uez.
    • 1250 Toledo, A. Moamín [2003] Esp (CDH )

      Estas son las sennales del offego: e es que resollan de rrezio; e quando resollan, fazen un ronquido atal que semeja al ronquido del gato quando arrolla; e yérguensele los costados, e sálenles una uez afuera e otra adentro quando resollan; e an poco sabor de comer e dúrales mucho el ceuo en los papos, e lagriméanles los ojos, e córreles agua de las narizes e de las bocas, e sécanles las lenguas.

    • 1218-c1250 Anónimo FZorita Canes [1911] Esp (CDH )
      De cabo qui gato ageno matare a sçiente que peche dos sueldos, si con testigos fuere uençido.
    • 1218-c1250 Anónimo FZorita Canes [1911] Esp (CDH )
      De cabo, qui gato ageno matare en su palomar, non peche por ende nin guna cosa.
    • 1251 Anónimo Calila [1984] Esp (CDH )
      Quando el gato vido la liebre et la gineta asomar de alueñe, paróse en pie a orar; et maravillóse la liebre de lo que vido de su bondad et de su omildad, et llegáronse çerca dél, et non mucho, de guisa que les non pudiese fazer mal.
    • c1253 Anónimo Sendebar [1989] Esp (CDH )
      E aquel tendero tenía un gato, e dio un salto en el abeja, e matóla; e el perro del caçador dio salto en el gato e matólo; e vino el dueño del gato e mató al perro; e estonçes levantóse el dueño del perro e mató al tendero porque l' matara al perro; e estonçes vinieron los del aldea del tendero e mataron al caçador, dueño del perro; e vinieron los del aldea del caçador a los del tendero, e tomáronse unos con otros e matáronse todos que non fincó ý ninguno; e así se mataron unos con otros por una gota de miel.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      De los fijos de los ganados dize que los que eran pora sacrificar que los ofrecién; los que non que davan algo por ellos, assí como la oveja por ell asno, e esto es, segund diz Gregorio en la glosa sobre las costumbres de Job, ofrecer cosa limpia, como la oveja por el asno, e era apuesto e limpio servicio e sacrificio de Dios. Los que non eran pora sacrificar nin davan algo por ellos matávanlos, como al can e al gato.
    • 1284-1295 Anónimo FCuenca [1935] Esp (CDH )
      Qual quier que gato ageno matare, peche doze * dineros, si fuere prouado con testigos; & quien gallina agena matare, peche ocho dineros; & quien ansar matare, medio mencal, & por el anade quinze dineros, & por el pauon vn mr., & por otra aue domestica o bestia que la peche por jura de su sennor si el matador dixere que lo non mato asabiendas, jurelo & peche la meytad del coto, & tomela el sennor para si; & si manifiesto fuere en juyzio, peche / el coto doblado, commo dicho es suso.
    • 1284-1295 Anónimo FCuenca [1935] Esp (CDH )

      Qujen palomna de palomar matare en la villa o fuera, o la tomare en lazo o en otro engenno, peche çinco sueldos, & por paloma de natura domestica, peche diez sueldos; &quien alas finiestras del palomar ageno rred o lazo parare o dentro entrare, peche trezientos sueldos; & quien el palomar açendiere o lo destruyere, peche trezientos sueldos, si le fuere prouado con testigos, si non, saluese con doze vezinos & sea creydo; & quien gato ageno ensu palomar matare, non peche nada por ello.

    • a1300 Anónimo Gerardus falconarius Esc V-II-19 [2004] Esp (CDH )

      Pora toller el fastio. tomen el orpiment mezclado con lana & dengelo a comer con su çeuo. o tomen el mur biuo. & dengelo a comer, o el perriello que non aya los oios abiertos. o gatiello que non aya los oios abiertos.

    • 1300 Anónimo FAlarcón [2000] Esp (CDH )
      E todo aquel que gato ageno matare, peche .I. ssueldo, * si firmarlo pudieren por testigos.
    • 1300 Anónimo FAlarcón [2000] Esp (CDH )
      E aquel que gato ageno matare en su palomar, non peche.
    • 1250-1300 Anónimo FGral Navarra. BNM 17653 [2004] Esp (CDH )
      [...] aqueyll qui furto el cato prenga del micho & iche con el puyno sobre el gato assi como caye de la gruença en loio de la muela del molino ata que sea cubierto el gato de miio que atal es su calonia. & este miio deue ser partido assi como otra calonia.
    • c1300 Anónimo FPlasencia [1984-1985] Esp (CDH )
      Todo omne qui gato ageno matare, peche .I. ssueldo, si fuere uencido o iure solo e sea creydo.
    • c1300 Anónimo FPlasencia [1984-1985] II, 213 Esp (CDH )
      Todo omne que a gato ageno en su palomar matare, non peche nada.
    • c1300 Anónimo FTeruel [1950] Esp (CDH )
      Decabo, si alguno gato ageno matare e p rouado'l fu ere, peche XII d iner os por él; si no n, iure solo el culpado e sea credido.
    • 1327-1332 Juan Manuel LEstados [1981] Esp (CDH )

      Ca el papa que esto faze da a entender que se paga masde ayuntar tesoros que de fazer lo que pertenesçe al su estado. Et digo vos que segund yo tengo, que sigue muy mal la carrera de sant Gregorio papa, que dixo el angel por el al hermitanno: que mas se deleytaua el quando traya la su mano a la gata por el lomo que sant Gregorio, que era papa, en todas sus riquezas.

    • 1325-1335 Juan Manuel Lucanor [1994] Esp (CDH )
      Estando él sufriendo este dolor et teniendo el físico el fígado en la mano, otro omne que estava ý cerca dél començó de rogarle quel diesse de aquel fígado para un su gato.
    • 1325-1335 Juan Manuel Lucanor [1994] Esp (CDH )
      El gato non lo fizo, ca tampoco es su costunbre de dar agua a manos, commo del perro. Et porque non lo fizo, levantóse et tomól por las piernas et dio con él a la pared et fizo dél más de cient pedaços, et mostrándol muy mayor saña que contra el perro.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 276 Esp (CDH )
      Allí vino la lixa en aquel desbarato, / trayá muy duro cuero con mucho garavato, / a costados e a piernas dávales negro rato: / ansí travava d'ellos como si fuese gato. /
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 334 Esp (CDH )
      Fue con la pleitesía, tomó por mí afán, / fízose que vendié joyas, ca de uso lo han; / entró en la posada, respuesta non le dan: / non vido a la mi vieja ome, gato nin can. /
    • c1350 Anónimo LConocimiento reinos (BNM 1997) [1995] fol. 26v Esp (CDH )
      [...] llegan al Rio del oro de / que ya conte de suso & alli cogen los dientes delos marfiles / que crian Ribera del Rio & cogen oro enlos formigueros / que fazen las formigas Ribera del Rio & las / formigas son grandes como gatos & sacan mucha tierra / & con este Reynado confina el Reynado de organa en que / ay otrosy muchas tierras desabitadas toda zahara / & confina todo dela vna parte con el Rio del oro que / dizen nillo & fuera enla zahara tres montes muy / altos [...].
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 345v Esp (CDH )
      Et si yo non puedo contrastar con / fortuna / almenos quiero morir / honorablement. por que apres de mi / fin la gentes puedan dezir que pompeyo / me . porque a grant desonor / melo ternia que çesar me tomas ençerrado / en aquesta çiudat assi como / rata que esta ençerrada enel forado / por miedo del gato.
    • 1380-1385 Ferrer Sayol LPalladio (BNM 10211) [2004] fol. 104v Esp (CDH )
      E contra los topos aprouecha mucho que ayas muchos gatos que esten en medio de la era do seran sembrados. E avn aprouechan mucho paniquezas domesticas E algunos meten en los forados de los topos almagra o Arzilla bermeja destemprada con suco de cogombros amargos.
    • 1396 Fdz Heredia, J. LMarco Polo [2003] fol. 97r Esp (CDH )
      Et hay vnas gallinas muy stranyas que no han pluma, mas han pelo como de gato, todas negras, et lures hueuos son semblantes a los nuestros, et han buena carne saborosa.
    • c1400 Anónimo LGatos [1984] Esp (CDH )
      En un monesterio avia un gato que avia muerto todos los mures del monesterio salvo uno que era muy grand, el qual non podia tomar. Pensso el gato en su coraçon en que manera lo podria enganar que lo podiese matar.
    • 1411-1412 Ferrer, V. Sermones [1994] Esp (CDH )
      Mas vosotros avedes tal amor a vuestros fijos como el amor que han los gatos a los suyos; que tanto ama el gato a los fijos fasta que se los come. Assí vosotros, que non queredes castigar a vuestros fijos quando son pequeños, después, quando sson grandes, ellos fazen cosas por que los castiga la forca.
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      A esta pregunta que me preguntades, / que grande es la noche, pensando la velo, / dando garpellidos * como gato en çelo / por el grant peligro que vos devisades; / si Dios nos comprehende por nuestras maldades / e vedes, amigo, que d'esto m'ençelo, / e por su venida mi barva repelo, / echad en remojo essa que rapades.
    • 1379-a1425 Villasandino, A. Poesías [1993] 190 Canc Baena Esp (CDH )
      Por ende, amigos, só maravillado / d as * cosas que vejo tan contra razón: / un gato pequeño fillar * entençón / con un león forte tan ben heredado; / ca por esperença * es visto falado / que por un bramido d'um soo león, / devrién cantos gatos qu'en* o mundo son / fugir, canto máis un magro cuitado.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Dius del cual son subalternados todos los señiales que se toman en el encuentro de los animales e de las cargas, el ladrido de los canes, aullido de los lobos, clamor de los gatos, sonidos de las casas, temblor de los miembros, amatar de las lumbres, socarradura de ropa, tignido de las orejas, roído de la lama del fuego e gruñir de las puercas, e las otras maneras que son d'esta condiçión.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      El gato, gato engendra, non perdiz, lo qual la natura por costunbre el su guiador le puso que cada natura su semeiança guarde, por quanto non toda cosa de toda cosa se faze, que cierto, respecto e propuçion de vno a otro guardado es, bien asy como verdet non de vinagre e varro, mas de cobre se faze [...].
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )

      Iten dizen que en tres logares este mandamiento la ley mençiono, quasy en este mandamiento tres cosas amonestando: vna, que cabrito non se cuega asy real mente en la leche de su madre; dos, que despues de cozido non sea comido; tres, que si se cuxiere, que se non puedan dello aprouechar en lo vender nin a ninguno de otras nasçiones, nin tan ssola mente a sus gatos nin perros.

    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] 211 Esp (CDH )
      E dio a correr tras el otro que salía, faziendo rruydo que yva tras el gato, e çerró byen su puerta e tornose e falló su marido que ya byen veýa, mas non el duelo que tenía. Pues, asý acostunbran las mugeres sus mentiras esforçar con arte.
    • 1438 Mtz Toledo, A. Corbacho [1990] Esp (CDH )
      Mas pues de los hombres, de sus viçios e tachas, non se descutió d'alto synón como gato que pasa por asquas, por ende agora diré aquí de sus viçios e tachas —asý de mí como de los otros—, avido por fundamiento las conplysyones dellos, cómo e quáles son, nin qué preduminaçiones tyenen.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] Esp (CDH )
      E aquesta opinión, maguer sea más razonable que ninguna de las otras ya dichas, pero ella non es más verdadera que ninguna de las otras, ca, segúnt ellos, seguirse ýa que non avía diferençia entre la muerte de un sores que yva a bever, que lo mató un gato, e entre un profeta el qual yva a pedricar e lo mató una syerpe o una bestia en el camino, e éste es el grant ynconviniente.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 244 Esp (CDH )
      E vido otros armar lazos, asý como a las arañas. E vido otras echar çeladas, asý como el león e la raposa e el gato.
    • c1450 Cañizares, D. Novela [1993] Esp (CDH )
      Así mesmo tienes un muy graçioso gato. Las vestiduras córtalas y quémalas, y el gato mátalo; y si, esto hecho, tu marido no se ensaña ni cura dello, señal es que saldrás con lo que quisieres hazer.
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )
      E todas las casas e calles fasta los adarues fueron llenos de agua, e andauan los barcos por todas ellas, e las gallinas e los gatos e los perros estauan subidos en los texados.
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      E que avía traydo cincuenta fachones de teda confacionados con algunas resinas, para poner fuego a la cibdad por parte del castillo; e asy mesmo que avía traydo vn çesto lleno de gatos, para los echar con fuego por la çibdad.

    • c1440-1460 Zorita, A. Trad Árbol Batallas Bouvet [2000] Esp (CDH )
      E yo pruevo primeramente que non, ca razon natural nos demuestra que una cosa mata o corronpe de su natura aquella que le es contraria, assi como el fuego nunca perdonaria ell agua nin la calor al frio nin el lobo al can nin el gato al raton.
    • c1470-1480 Cota, R. Diál Amor [1961] Esp (CDH )
      El Viejo / Según siento de tu trato / en que armas contra mí, / podré bien dezir por ti: / ¡qué buen amigo es el gato! / El que nunca por nivel / de razón justa se adiestra, / nunca da dulce sin hiel, / mas es tal como la miel / do se muere la maestra.
    • c1445-1480 Montoro, A. Cancionero [1991] Esp (CDH )
      / Quier las dubdas apuradas / vénçeme la suspiçión / como son burlas pesadas / las del gato y del ratón, / entrepongo más pensar, / vuestra discriçión enmiende, / sy pronunçian el cantar / "de pasar, pasó por ende".
    • c1445-1480 Montoro, A. Cancionero [1991] 290 Esp (CDH )
      / Con un garrido conpás, / con que virtud se deleita, / constante siempre jamás, / nunca vos fizo de más / el que más alto se afeita; / mas al de más coraçón / y al de más altivo trato / y que façía del Sçipión, / le distes lo que al ratón / le da el gato.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] Esp (CDH )
      El gato en el tiempo de los amores viene quasi salvaje & va vagando por los tejados entre los otros & pelea con ellos por su gata, el aulla en aquel tiempo muy tristemente.
    • 1494 Anónimo Trad Trat Phisonomía Mondino dei Luzzi [1987] fol. 51v Esp (CDH )
      Onde, si alguno dixiesse "El león es fuerte bestia", "el puerco es suzio", "la sirpiente es osada", "la gata es medrosa", &cétera, no sería hauido por sciencia, porque los tales señales son comunes, & muy notos & manifiestos a todos, en los quales ninguno duda, assí como en la vista & comúnmente en la oýda.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E los que tienen los espíritus sotiles e fuertes veen de día e de noche, ansí como los gatos e morciélagos.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] 360 Cancionero Esp (CDH )
      / Y, si no lo remediamos, / avrá tantos de los gatos / que coman ratas y ratos, / si nosotros se los damos; / nacerá rama en los ramos / y en las cabeças cabellos, / correrán tanto los gamos / que los perros y los amos / irán corriendo tras ellos.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] 480 Cancionero Esp (CDH )
      / ¿Quién quieres que coma pan, / mayormente siendo pobre, / tan caro y con tanto afán / que en su poder no verán / oro ni plata ni cobre? / Grandes, chicos y chiquitos / comían por pan palmitos / y cosas muertas a ratos: / ratas, bestias, perros, gatos, / que murieron infinitos.
    • 1400-1499 Anónimo Vocablos Cast [1951] Esp (NTLLE)
      gato catus [...].
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] 179 Esp (CDH )
      Nunca uno me agradó; nunca en uno puse toda mi afición. Más pueden dos, y más cuatro, y más dan y más tienen, y más hay en que escoger. No hay cosa más perdida, hija, que el mur que no sabe sino un horado. Si aquél le tapan, no habrá dónde se esconda del gato. Quien no tiene sino un ojo, mira a cuánto peligro anda. Una alma sola ni canta ni llora.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )

      — ¿Quién ha puesto allí aquellos gatos? Yo te ruego que los pongas en otra parte, que no me dexan dormir.

      — Por mi fe no haré —dixo Plazer de mi Vida—.¡Cómo! ¿Tú no sabes que yo sé sacar gatos bivos de gata muerta?

      — ¡O de aquesta sabida —dixo el Emperador—, y cómo me agrada quanto dize! Yo te prometo por Nuestro Señor que, si yo no toviesse muger, no tomaría sino a ti.

    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )
      La primera noche que dieron la novia al condestable, Plazer de mi Vida tomó cinco gatillos nuevos y púsolos en la ventana donde dormía la novia, y toda la noche no hazían sino maullar.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 50v Esp (CDH )
      Como la luna segun paresce por Tolomeo sea muy humeda: quando cresce, crescen todas las humidades y quando es menguante: reuiene y descreçe todo humor assi la sangre lluuia de las mugeres como las vñas y cabellos y la mar segun el curso de la luna cresce y mengua y las niñetas de los ojos de algunos gatos.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 107v Esp (CDH )
      A esta hortaliza dañan y destruyen mucho los topos y ratones porque andan so tierra y comen las rayzes y tronco y luego perescen, para ellos es bueno regar mucho la tierra que se harte bien de agua porque el agua los ahogue y tener gatos en la huerta entre el cardo y avn gozquez que cauen las topineras o comadrejas mansas.
    • 1517 Torres Naharro, B. Tinellaria [1994] Propaladia Esp (CDH )
      GODOYCon favor / havréis en Campo de Flor / un par de canonicatos.MANCHADOMiafé, no vengo, señor, / a buscar canes ni gatos.
    • c1525 Schz Badajoz, D. Farsa teologal [1985] 83 Farsas Esp (CDH )
      / Dexéla en el suelo tesa, * / voy y quiébrole los pratos, / eché la carne a los gatos, / arrojo por hí la mesa: * / ora veremos si asesa.
    • c1525 Schz Badajoz, D. Farsa teologal [1985] 86 Farsas Esp (CDH )
      / Y estava allí el nuestro gato, / qu'es atrevido, goloso, / regruñendo codicioso / por tomalle algo del prato.
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] fol. XCIIIv Esp (CDH )

      E si dizes que le has de enseñar las cerimonias, no lo niego, mas dígote que pienses que enseñarle esso, sin lo primero que tengo dicho, no es nada, y para esso un gato que supiera hablar y se uviera criado en la Orden bastava.

    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      Si bien supiese vuestra merced, no hay puta que valga un maravedí, ni dé de comer a un gato, y ellos, como no hay saco de Génova, no tienen sino el maullar, y los que algo tienen piensan que les ha de faltar para comer, y a las veces sería mejor joder poco que comer muncho.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] 434 Esp (CDH )

      Pues no soy d'ésas, que más haré viendo's penado, porque sé en qué caen estas cosas, porque no solamente el amor es mal que atormenta a las criaturas racionales, mas a las bestias priva de sí mismas; si no, veldo por esa gata, que ha tres días que no me deja dormir, que ni come, ni bebe, ni tiene reposo.

    • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
      [...] dentro de una arca hazer estar en paz al león con el pardo, al lobo con el cordero, al osso con la vaca, al tigris con el cocodrillo, al cavallo con la yegua, al perro con el gato, a la zorra con las gallinas, a los perros con las liebres, y assí de otros animales cuya enemistad es mayor con otros animales que la de hombres con hombres [...].
    • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
      Qué cosa es ver las innocencias que responden quando les preguntan, qué vejedades dizen quando ellos hablan, cómo juegan con los perros, cómo corren en pos de los gatos, cómo se paran a cerner el polvo, cómo en las calles hazen casas de barro, cómo lloran por las aves que van bolando, las quales cosas todas en los ojos de sus padres no son sino ruyseñores para cantar y panares para comer.
    • 1545 Rueda, L. Medora [1973] Las cuatro comedias Esp (CDH )

      OrtegaNo, no, antes yo lo guardaré mejor, que soy más grande; y espérame aquí, entraré a poner la mesa y sentarémonos, tú a una banda, yo a la otra. Cerraremos todas las puertas, echaremos los gatos y perros fuera y verás cuál anda la obra.

      PericoPues mira, hermano, no te tardes.

    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )

      El otro filósofo estaba sentado al sol, sin esgremir ni hacer ni decir cosa por donde mal ni daño hobiese haber, y dejó caer el águila el galápago sobre su cabeza calva, pensando que era piedra, y sembróle los sesos por la tierra. El otro se murió de la picadura que le dio en el dedo un papagayo, burlando con él. La otra, burlando con una gatica suya, le mordió y murió dello, y lo hizo poner en su sepoltura, pintado en una pizarra y un epitafio alderredor que decía:

      Disce , hospes , novum mortis genus : / improba felis , dum trahitur digito , mordet et intereo .
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 810 Esp (CDH )
      Los gatos tienen una propriedad por subjeción de la misma Luna: que les crescen y menguan las niñas de los ojos cada día según el curso diurno de la Luna y sus aspectos; lo qual podrá ver quien quisiere experimentarlo cada día.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )

      Pero vengamos a que verdaderamente ay y vemos entre muchas de las cosas una enemistad natural, y también amistad entre otras, sin saber nadie la causa enteramente donde nazca y venga esto, lo qual es, cierto, cosa maravillosa; como la que tiene el gato con el perro, y el azeyte con la pez, el ciervo y la culebra, y otras muchas cosas que diremos, que se quieren mal por propriedad natural y secreta, dexada la de los elementos, porque no nasce della esto.

    • 1554 Cieza León, P. Crón Perú Esp (CDH )
      Y antes de esto me contaron que Montenegro le emprestó el primer gato que se había visto en esta tierra y que le mandó dar seiscientos pesos de oro.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 49r Perú (CDH )
      Los gatos, aunque fueron de España, no mían tanto como en ella quando en zelos andan ni aguardan al enero a vozear, sino que a todo tiempo del año se juntan, y sin estruendo ni gritería.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] Perú (CDH )

      Usan una montería deleytosa con otro animal dicho aranata, que por su gesto y astucia deve ser del género de monas; es del tamaño de galgo, hechura de hombre en boca, pies y manos; tiene honrado gesto y la barva de cabrón, andan en manadas; ahúllan rezio; no comen carne; suben como gatos por los árboles; huyen el cuerpo al montero; toman la flecha y arrójanla al que la tiró graciosamente.

    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

      Hay algunos dellos de muy buen olor e lindeza en sus flores, e olorosa la madera o cortezas; otros, de innumerables e diversas formas de fructas salvajes, que solamente los gatillos monos las entienden e saben las que son a su propósito. Otros árboles hay tan espinosos e armados, que no se dejan tocar con mano desnuda; otros, de mala vista e salvajes; otros, cargados de yedras e bejucos e cosas semejantes; otros, llenos de arriba abajo de cierta manera de hilos, que paresce que están cubiertos de lana hilada, sin serlo.

    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      No ai a quien no mueba rrisa ver algunos casamenteros que dan en sus escripturas rremedios y consejos conformes a las cabezas donde salen cómo se pueda ganar toda aquella tierra del turco, diziendo que se juntasen el Papa y todos los prínçipes christianos y a las dignidades de la Iglesia y a todos los señores quitasen una parte de sus haziendas y cada rreino contribuyese con tanta gente pagada, y paresçiéndoles dezir algo encaresçen el papel, no mirando que el gato y el rratón, y el perro y el lobo no se pueden iunzir para arar con ellos.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      Hasta los gatillos que le parió la gata viene a la çibdad a vender quando otra cosa no tenga.
    • 1542-1565 Rueda, L. Eufemia [2001] Las cuatro comedias Esp (CDH )
      El par de las tórtolas que heziste creer a la señora que se las habían comido los gatos, ¿dónde se comieron?
    • c1545-1567 Rueda, L. Armelina [2001] Las cuatro comedias Esp (CDH )
      Anda, ve, que te aguarda, y pues que no es tu primo ni tu hermano, no le des lo que falta de por casa, que hazes sospechar sobre los gatos, y no es buen exemplo.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 239 Esp (CDH )
      / Ya por el monte arriba caminaban, / volviendo atrás los rostros afligidos / a las casas y tierras que dejaban, / oyendo de gallinas mil graznidos; / los gatos con voz hórrida maullaban, / perros daban tristísimos aullidos: / Progne con la turbada Filomena / mostraban en sus cantos grave pena.
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 872 Esp (CDH )
      Ay también otros animales llamados gulones, del tamaño de un perro grande, las faciones como de gato, las uñas muy largas y fuertes, la cola como de raposa.
    • c1573 Hermosilla, D. Diál pajes [2003] Esp (CDH )
      A la fe, señor, en eso somos peores que gatos, que aun ellos escarmientan si los castigan, y nosotros, aunque nos maten, no dexaremos de aprovecharnos de las uñas.
    • c1573 Hermosilla, D. Diál pajes [2003] Esp (CDH )
      Y según este exemplo, a mi ver, no le está bien, ni conviene al señor, apretar mucho al vasallo, porque no haga como el gato, que, cuando no le dexan por donde huir, salta a la cara y pone en aprieto a un hombre con ser él tan pequeño animal.
    • 1574 Sta Cruz Dueñas, M. Floresta [1997] Esp (CDH )
      La primera vez que en la Santa Iglesia de Toledo tañeron los coros que dio el arzobispo de Toledo don Juan Martínez Silíceo, dijo este canónigo que parecían en el sonido gato que le pisan la cola.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Los pollos temen al gato y no al perro, siendo mayor, y esto antes aún que tengan experiencia del daño que de las cosas contrarias podrían recebir.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )

      Para esta misma conservación sirve también la fábrica y proporción de los miembros que les fueron dados, como lo vemos en las grullas y en las cigüeñas, las cuales, porque tienen las piernas largas, proveyóles el Criador de cuello alto, para que fácilmente alcanzasen el manjar de la tierra: y á las lechuzas, que buscan su mantenimiento de noche, y á los gatos, que en este mismo, tiempo cazan, proveyó de una particular lumbre dentro de los mismos ojos, para que con esto las unas buscasen su mantenimiento, y los otros nos limpiasen la casa de noche, y librasen destos pequeños enemigos que nos molestan.

    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Deste mismo artificio usan algunos gatos, grandes cazadores, porque en una huerta que yo vi, se extendía uno déstos entre los árboles y las legumbres, y se estiraba y tendía de tal manera que parecía muerto, y allí perseveraba sin bullirse, esperando su ventura.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 118 Esp (CDH )
      Cuando vemos otrosí los becerricos correr con grande orgullo de una parte á otra, y los corderillos y cabritillos apartarse de la manada de los padres ancianos, y repartidos en dos puestos, escaramuzar los unos con los otros, y acometer unos y huir otros, ¿quién dirá que no se haga esto con grande alegría y contentamiento dellos? Y cuando vemos juguetear entre sí los gatillos y los perrillos, y luchar los unos con los otros, y caer ya debajo, ya encima, y morderse blandamente sin hacerse daño, ¿quién no ve allí el contentamiento con que esto hacen?
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] Esp (CDH )
      Rencilla o odio natural, es como el que hay entre el gato y el ratón, o el milano y el pollo. La causal, como la envidia. La accidental es la que nace de las palabras o de las pretensiones sobre el sustento, como el de las bestias.
    • 1593 Guadix, D. RecopilNombres arábigos Esp (NTLLE)
      gato [...] llaman en España y en Italia a un animalejo doméstico que sirue de limpiar lacasa de ratones, porque naturaleza lo enemistó de tal suerte conellos que se le sale el alma por prender y tomar un ratón. Es quit, que en arábigo significa este dicho animalejo, y corrompido dizen gato; en menor corrupción dixeran cato.
    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )

      No hallarás hombre con hombre; *todos vivimos en asechanza los unos de los otros, como el gato para el ratón o la araña para la culebra, que hallándola descuidada se deja colgar de un hilo y, asiéndola de la cerviz la aprieta fuertemente, no apartándose della hasta que con su ponzoña la mata.

    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )
      Veis aquí, Dios enhorabuena, serían como las tres de la madrugada, entre dos luces, * oigo andar abajo en el patio una escaramuza de gatos que hacían banquete con un pedazo de abadejo seco, traído acaso por los tejados de casa de algún vecino.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] I, 212 Esp (CDH )
      En el gato predomina admirablemente el primer planeta, que es la Luna, y de suerte que ordinariamente les van creciendo o menguando a estos animales las niñas de los ojos, como la Luna en el cielo va creciendo o menguando. En las palomas predomina el tercero planeta, Venus, y así son muy venéreas.
    • 1604 Jiménez Patón, B. Elocuencia española [1604] Esp (CDH )
      O se peca por inconstancia, y esto suele suceder en las alegorías donde muchas metáforas se continúan, faltando la rectitud de la continuación, como diciéndole a alguno que es perro y maulla, o gato que ladra.
    • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )

      Alumbrad esta escalera, señores; que no está la persona para andar a escuras, aunque me centellean tanto los ojos, que me alumbran como ojos de gato. Tengáis muy buenas noches, señores, que yo con buen pie las he comenzado, porque vengo desde en casa del Conde aquí reventando de risa de un galán dicho que dijo el cocinero, enojado con el relojero Zabala, vuestro vecino.

    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Perú (CDH )
      Dávales una calenturilla * lenta, y, al tercero o cuarto día no avia quien a cincuenta passos pudiesse sufrir el hedor de sus cuerpos, que era más pestífero que el de los perros o gatos muertos.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      ¿Acuérdanse de la fábula de la zorra que, por otra causa semejante a esta, se enojó, como yo, y echó su maldición a una gata preñada en agosto, y desde entonces salieron los gatos agostizos desmedrados? Pues si no sabes la fábula, oye, que con la fábula de la zorra me destetó mi madre.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Comprehendió la maldición a la pobre gata, y, desde entonces, salieron los gatos agostizos tan desmedrados y friolentos que, a trueco de calentarse, se ponen a asar como sardinas.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 387 Esp (CDH )
      ¡Que en los gatos hay cudicia / cómo en hombres pareció / cuando a una palma subió / uno lleno de malicia! / No contento con cazar / sabandijas de la tierra, / a las aves hacer guerra / pensó, sin poder volar.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 428 Esp (CDH )
      Y estando así, sucedió / que un gato, mi compañero, / comió a mi amo un silguero / que privaba como yo. /
    • 1609 Vittori, G. Tesoro FrancItalEsp Esp (NTLLE)
      Gáta, chatte, gatto, animale familiare.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      gata y gato, latine, felis, huius felis, masculini generis. El gato es animal doméstico que limpia la casa de ratones.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Viejo celoso [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      No me clavara él las ventanas, cerrara las puertas, visitara a todas horas la casa, desterrara della los gatos y los perros, solamente porque tienen nombre de varón; que, a trueco de que no hiciera esto, y otras cosas no vistas en materia de recato, yo le perdonara sus dádivas y mercedes.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Vizcaíno fingido [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )

      Porque, para decir la verdad a vuesa merced, él es un poco burro, y tiene algo de mentecapto; y añádesele a esto una tacha, que es lástima decirla, cuanto más tenerla, y es que se toma algún tanto, un si es no es, del vino, pero no de manera que de todo en todo pierda el juicio, puesto que se le turba; y, cuando está asomado, y aun casi todo el cuerpo fuera de la ventana, es cosa maravillosa su alegría y su liberalidad: da todo cuanto tiene a quien se lo pide y a quien no se lo pide; y yo querría que, ya que el diablo se ha de llevar cuanto tiene, aprovecharme de alguna cosa, y no he hallado mejor medio que traerle a casa de vuesa merced, porque es muy amigo de damas, y aquí le desollaremos cerrado como a gato.

    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Vizcaíno fingido [1995] 966 Comedias y entremeses Esp (CDH )

      Digo, Cristina, que, sin saber cómo ni cómo no, llueven los bienes sobre ti, y se te entra la ventura por las puertas, sin solicitalla. En efeto, eres venturosa sobre las venturosas; pero todo lo merece tu desenfado, tu limpieza y tu magnífico término: hechizos bastantes a rendir las más descuidadas y esentas voluntades; y no como yo, que no soy para dar migas a un gato. Toma tu cadena, hermana, que estoy para reventar en lágrimas, y no de envidia que a ti te tengo, sino de lástima que me tengo a mí.

    • p1622 Quiñones Benavente, L. Murmurador [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      ¡Pues, y a unos bellacotes redomados, / que dicen que en el mundo no hay doncellas! / Pues si las perseguís, ¿cómo ha de habellas? / Pregunto, lengüecitas de escorpiones, / en la casa que hay gatos ¿hay ratones? /
    • p1622 Quiñones Benavente, L. Borracho [2001] 513 Jocoseria Esp (CDH )
      / Gatos hay que sin favor / alcanzan con un araño / de la más honda despensa / el más costoso bocado, / gozques hay que a perros viejos, / aunque estén más en el caso, / les hacen soltar la presa, / y ellos se quedan aullando: / a ti te lo digo, hijuela, / entiéndelo tú, morlaco.
    • p1622 Quiñones Benavente, L. Borracho [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      — ¡Voto a Cristo! Tente allá. / ¡Jesús, qué calor que ha entrado! / Barbero, quita esas luces, / que nos estamos asando. / — ¿Dónde cruza tanta gente? / Y ¿qué procesión de gatos / es la que va por allí?
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] 643 Esp (CDH )
      / »Hablando el cazador la caza espanta, / y el gato, cuando chillan los ratones, / las uñas de las garras adelanta».
    • 1626 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1626 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Primer día de febrero (mes que aun los gatos inquieta), los caballeros castellanos que aquí asisten salieron de máscara en esta forma: cuatro salvajes con rostros verdes, justillos pintados de hiedra, y ellos de buen cuerpo.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] 22 Esp (CDH )
      Unos me llamaban don Navaja, otros don Ventosa; cuál decía, por disculpar la invidia, que me quería mal porque mi madre le había chupado dos hermanitas pequeñas, de noche; otro decía que a mi padre le habían llevado a su casa para que la limpiase de ratones, por llamarle gato.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] Esp (CDH )
      Yo miré lo primero por los gatos, y, como no los vi, pregunté que cómo no los había a un criado antiguo, el cual, de flaco, estaba ya con la marca del pupilaje. Comenzó a enternecerse, y dijo: — "¿Cómo gatos? Pues ¿quién os ha dicho a vos que los gatos son amigos de ayunos y penitencias? En lo gordo se os echa de ver que sois nuevo".
    • p1626 Quiñones Benavente, L. Maya [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      Pasquín Tanto ese nombre tengo aborrecido, / que aun gatos porque mayan no he tenido, / y si de sed muriera, / en barros de la maya no bebiera, / y con ser el Sotillo una salida / que la hace desde el príncipe al lacayo, / al Sotillo no voy porque es en mayo; / y si poder tuviera, / quitara a mayo de la primavera, / y a agosto la pasara, pues grosero / ha dado en agostarme mi dinero.
    • 1628 Quevedo Villegas, F. Disc Diablos [2003] Esp (CDH )
      Sucede lo mismo que al que por limpiarse de ratones trae gatos, que si el ratón le roía un mendrugo de pan, un arca vieja, un poco de madera, un pergamino, viene el gatazo y hoy le come la olla y mañana la cena y esotro día las perdices; y en poco tiempo suspira por sus ratones.
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] Esp (CDH )
      Lo que había menester un vidriero era un gato que le anduviese retozando con los vidros.
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] Esp (CDH )
      En verdad que hay mil amigas que esperaban el parto de la gata.
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 656 Esp (CDH )
      / Estaba sobre un alto caballete / de un tejado, sentada / la bella Zapaquilda al fresco viento, / lamiéndose la cola y el copete, / tan fruncida y mirlada / como si fuera gata de convento.
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] Esp (CDH )
      Si de ningún sentido el bien infieren / entre las cosas que por él adquieren / algún conocimiento, / perdonen cuantas aves y animales / de su distinto gozan elemento, / ningunas son iguales / en amor a los gatos, / exceptuando las monas, / que hasta en esto se precian de personas, / y ya que no en esencia, en ser retratos [...]. /
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] Esp (CDH )
      Puso tan grande amor (si amor se llama) / un hombre, aunque no fue de los Catones, / en una gata, en perseguir ratones / décima de las nueve de la fama, / que a Júpiter, teniéndola en la cama, / porque fuese mujer dio tales dones, / que a fuerza de promesas y oblaciones / Júpiter la volvió de gata en dama.
    • 1635 Quiñones Benavente, L. Juan Rana [2001] Jocoseria Esp (CDH )
      JosefaLa mujer, el criado, el médico y el gato... Juan...cuatro males son y todos necesarios.
    • c1638 Rojas Zorrilla, F. Entre bobos [1995] Esp (CDH )
      1ºSegún eso, ¿carnero hay en la venta?3º Huésped, así su nombre se celebre, / véndame un gato que parezca liebre. 2º¡Ala!1º¿Qué hay?
    • c1638 Rojas Zorrilla, F. Entre bobos [1995] Esp (CDH )
      2º¡Ala!1º¿Qué hay?2º Mentecato, / compra al huésped, que es liebre y tira a gato. CARRANZAUna dama y un hombre miro.LUISQuedo, / espérate, que vienen de Toledo.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )

      La Ciudad de Valencia embió a la de Tarragona muchos Varcos de Refresco, Carnes i Frutas; i para notar la Constancia de los Sitiados i suplir la falta de los Animales que se han comido, les remitieron tres Varcos de Gatos i Perros, tan necessarios en vna Ciudad.

    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )
      Tres galgos y un mastín estaban de rodillas por los pies, aguardando con gran devoción las reliquias de la cena. Gato * no vi, porque el amo lo era.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      / Y sábese por cierto / que en su tiempo no hubo perro muerto, / rocines, monas, gatos, moscas, pieles, / que no hallasen posada en sus pasteles; / teniendo solamente de carnero / parecerlo en los güesos que llevaban; / los que comían después desenterraban, / y él, haciéndolos, fue sepulturero.
    • 1635-1645 Quevedo Villegas, F. Fortuna seso Hora de todos [2003] 622 Esp (CDH )
      Aplicad vosotros este chiste, pues como gatazos, en lugar de limpiar la república, cazáis y coméis los ladrones ratoncillos que cortan una bolsa, agarran un pañizuelo, quitan una capa y corren un sombrero y juntamente os engullís un reino, robáis las haciendas y asoláis las familias. ¡Infames! ratones quiero y no gatos.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] II, 154 Esp (CDH )
      Con estas disputas graciosas y batallas burlescas daba gusto y placer a quien tantas mercedes me hacía, no reparando en hacer escarmuza de gatos, pues siempre salía arañado, ni en rodar media hora por la sala como vellón de lana.
    • 1646 Anónimo Estebanillo González [1990] Esp (CDH )
      Y habiendo yo salido harto más cargado que todos ellos, y más valiente que un gato viéndose apretado, sin recelar peligro metí mano a la espada y me puse en medio dellos sin saber a qué ni para qué, tirando a diestro y a siniestro golpes que los dejaba aturdidos; pero haciéndose todos una gavilla contra mí, sin respetarme por lobo mayor, me dio uno tal revés en blanco, por ser de llano, que me hizo echar por la boca todo un tajo de tinto.
    • c1635-c1651 Cáncer Velasco, J. Jácara [2005] 243 Obras varias Esp (CDH )
      De buena gente eres hijo, / y te aseguro, muchacho, / que por actos positivos / pudieras ser ahorcado. / Yo no te pido imposibles, / que lo que te enseño, hermano, / es una cosa tan fácil, / que la suele hacer un gato. / Yo, siendo cicaterillo, / por mi virtud y trabajo / llegué a verme en tanto punto, / que en todo metía la mano. / Una casa desteché / y la vacié de trastos, / pero esta vez razón tuve / por cima de los tejados. /
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Los gatos y los alanos de su casa ya no arañaban apretados ni mordían rabiosos, sino que, reconociendo leales su gran dueño, besaban sus generosas plantas.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] 113 Esp (CDH )

      Y es cosa notable, que todos tomaban las ajenas y aun contrarias. Porque la Vulpeja salía con máscara de Cordero; la Serpiente, de Paloma; el Usurero, de Limosnero; la Ramera, de Rezadora, y siempre en romerías; el Adúltero, de Amigo del marido; la Tercera, de Saludadora; el Lobo, del que ayuna; el León, de Cordero; el Gato con barba a lo romano, con hechos de tal; el Asno de león, mientras calla; el Perro rabioso de risa, por tener falda, y todos de burla y engaño.

    • a1651 Quiñones Benavente, L. Baile cantado Vergel entremeses Esp (CDH )
      Doct.Echenle dos ayudas de bolsa pliega.2.Cada vez que yo compro me sangra el criado.Doct.Recupere la sangre con su salario.I. Vn gataço me enferma de carne, y queso. Doct.Dele nuez de valesta, que es gran remedio.2.Vn Doctor me visita lo mas del año.Doct.Sera, vuestro susidio, mas no escusado. / El Doctor, el criado, el Medico, y el gato / quatro males son, y todos necessarios.
    • 1652 Dgz Camargo, H. Lucifer [1986] Colombia (CDH )

      [...] mueres, en fin, como gato con rabia, despedazándote a ti mismo, amarrado a tu parecer más que a tu cruz, soplando gestos, maullando visajes, perneando ademanes con todo el cuerpo, dando tarascadas en vago y manotadas en seco; y agonizando siempre, no acabas de morirte, porque tienes vida de siete temples y crucificado dos veces.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      De los animales y plantas traídos de España y de otras regiones se crían en esta tierra yunca vacas, caballos, asnos, puercos, cabras, perros, gatos, gallinas y palomas. No es el temple á propósito para ganado ovejuno, y así no lo hay.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] II, 305 Esp (CDH )
      Hállanse unas Hardillas casi tan grandes como Gatos en la provincia de Cinaloa, diócesis de Guadiana, en la Nueva España, y son tan bravas, que por entretenimiento suelen atar un Gato con una Hardilla para verlos pelear, y lo hacen con tanta rabia, que se despedazan.
    • 1663 Santos, F. Día Madrid [1992] 63 Esp (CDH )
      Pásase el tiempo, dan las diez de la noche, cánsase de esperar y determina el llegar a la puerta; hácelo, no ve a nadie, entra dentro, nota un callejón oscuro, síguele, y por el tiento halla una escalera; no se atreve a subir; escucha y oye entre el silencio que maya un gato y un perro le responde con su ladrido, a cuya disonante capilla llora un niño, y quien le acude al ruido de la cuna canta [...].
    • c1670 Anónimo Baile plaza Migajas ingenio Esp (CDH )
      Plaza (Canta.)Con estar siempre llena / de tanto abasto, / libre está de ratones / con tanto gato.

      Sale Hombre 4.o

      Hom. 4.oRey de los portales soy, / pues á cualquier plebeyo / le hago grande, pues le cubro / con excelentes sombreros.
    • 1676 Santa Inés, F. Crón prov SGregorio Magno Filipinas [1892] 315 Filipinas (CDH )

      Lo que por tentarle le preguntaron fué: ¿en qué se conocía que en los cuerpos de los animales, perros, gatos, etc. estuviesen las ánimas de sus antepasados? Para la respuesta recurrió á algunas señales exteriores, y después de haber dicho algunas, que son cosas ridículas y está por demás el referirlas [...].

    • 1685 Hevia Bustos, Jacinto Vejamen doctor [1949] 49 Perú (CDH )
      [...] la cocinera oyó el recaudo, (que el recaudo de su cocina solamente se oya) y, reçongando y a regañadientes, puso a tan mal recaudo el mondongo que un gato aventurero se dio con él una gentil panzada; nuestro graduando, por hacer tiempo a su hambre, se puso a leer el Concilio Niceno, y después de algún rato mandó que le trajesen el mondongo.
    • 1685 Hevia Bustos, Jacinto Vejamen doctor [1949] 50 Perú (CDH )
      Púsose en ejecución este dictamen, y después de llenar al miserable gato la barriga de agua, lo colgaron boca abajo y azotaron, sin ser de algalia, y aunque echaua en arcadas las tripas, nunca pudo lanzar el mondongo, que como aýto lo tenía pegado, y como era el mondongo tan delgado y sencillo no se halló en el gato trueque.
    • 1705 Lantery, R. Memorias [1949] Esp (CDH )
      Solo el castillo fué el que se resistió mucho tiempo, porque había muchas tropas y buenas y bien proveidas para muchos meses de sitio, luego que era un castillo inexpugnable situado sobre un monte escarpado, que ni gatos podían subir por la parte de levante y por la parte de poniente, que está pegada a la ciudad tantas fortificaciones exteriores, con ciento diez piezas de artillería de bronce con municiones de guerra suficiente para pelear un año entero, luego todo contraminado y murallas muy fuertes y modernas tan regulares, que lo mismo era asestarle artillería que si dieran las balas en la mar.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 150 Argentina (CDH )

      [...] como aquellos de la adormidera blanca, muy agudos y ardientes, si se estrujan entre los dientes, todos ellos entrados ó congregados con una sustancia dulce muy viscosa, fria y humeda, la cual impide y embota su agudeza y mordacidad, de suerte que puede comerse, y ser sustento del hombre, y de animales terrestres y bolatiles: de suerte, que hasta los gatos madrugan á hurtar su fruto, siendo de complesion tan calientes y secos como son los cuales; á pocos dias que lo han comido arman unos con otros graves y sangrientas pendencias, despues de las cuales he observado se bán secando y pelando, de suerte que vienen á morir á los cuatro ó cinco meses [...].

    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )

      El temple de Madrid es muy aplaudido en toda España, por razón de la pureza de el ambiente, calificada con la prompta dissipación de todos los malos olores, aun de los proprios cadáveres: pues los de los perros, y gatos, dexados en las calles, se desecan sin molestar a nadie con el hedor.

    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 161 Esp (CDH )
      En mi casa no entrarán abogados ni gatos; pues, siendo estos últimos destinados a cazar ratones, no se sabe cuáles son más perniciosos enemigos: éstos, que roen un arca, o los otros, que suelen merendar la cena.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 234 Esp (CDH )
      En las cocinas crecen el número de los gatos; las partes que llaman despojos en los animales que se destrozan, son hacienda suya, o por costumbre o por contrato; pero ellos estudian otra anatomía de Satanás: al todo del ave le dan ese nombre, y verdaderamente que se les ajusta, pues de todo el animal despojan al dueño.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      GATO. s. m. Animal doméstico, y mui conocido, que se cria en las casas, para limpiarlas de ratónes y otras sabandijas. Tiene la cabéza redonda, las orejas pequeñas, la boca grande y rasgada, el hocico adornado por un lado y otro de unos bigotes á modo de cerdas: las manos armadas de corvas y agudas uñas, el cuerpo igual, y la cola larga. Relucenle los ojos en la oscuridad, como si fueran de fuego: y tiene la léngua tan aspera, que lamiendo mucho en una parte, la desuella y saca sangre. Háilos de varias colores. Es tomado del Latino Catus, que significa Astuto y sagaz.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] 417 Esp (CDH )
      O se puede fingir de lengua viva i muerta, como Gatomaquia, que es el título que dio Lope de Vega a una selva en que introduce la pelea de unos gatos, imitando a Homero en su Batracomiomaquia.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )

      Lo mismo digo de la piedra de azúcar, quebrándola con alguna violencia en la obscuridad; de los pelos de los gatos estregados con fuerza, &c.

    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 169 Esp (CDH )
      El efecto fue sanar el doliente, y enfermar el perro. Para la ictericia prescribe el mismo remedio, dando el bollo a comer a un perro, o a un gato.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 404 Esp (CDH )
      No valen excusas, acudió la Vieja con un ahullido entre mahúllo de Gato, y chirriadero de Urraca; y agarrándome el sombrero, para obligarme a entrar, lo escondió baxo de sus asquerosos faldamentos.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 118 Esp (CDH )
      / En un plato ratones / comen y gatos; / mas luego sacan estos / los pies del plato: / Pues los ratones, / por fin y postre, sirven / de fin y postre.
    • 1737-a1754 Luzán, I. Poética [1977] Esp (CDH )

      Algunos doctos españoles han hecho burla, ya en prosa, de semejante defecto. Sin duda Tomé de Burguillos, con ese intento de burlarse de los cultos latiniparlos, escribió aquel soneto, excelente en su género, a la sepultura de Marramaquiz, gato famoso:

      Este, si bien sarcófago, no duro / pórfido, aquel cadáver bravo observa, / por quien de mures tímida caterva / recóndita cubrió terrestre muro. /
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      ¿Dónde hay en el mundo cosa, verbigracia, como llamar bolo al lobo y lobo al bolo, como decir pace al gato y zape al buey cuando está paciendo?
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 292 Esp (CDH )
      Y lo más que hizo en esta materia fue en cuatro ocasiones hacer pedazos toda la vasija que había en el vasar; pero eso fue con grande motivo, porque un gato rojo, a quien quería mucho el ama, le había comido el torrezno gordo que tenía para cenar.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      Echa, pues, nuestro anatomista el cuchillo a un perro, a un gato, a un carnero, a un caballo, o a otra qualquiera bestia, que sea de las domésticas, que de las montaraces, destrózala, siguiendo el méthodo de su arte, ¿y qué halla en esse cadáver? Unos órganos de la misma estructura que aquellos que en el hombre sirven a todas las funciones de la facultad sensitiva.
    • c1770 Anónimo Paje y viuda [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      El. / Soy obediente. / (Aparte.) / Esta pobre y mi gata / un mal padecen. Ella.Pues Juanito, pobrecito, / mi queridito, sabrás / como, porque yo te quiero, / te pretendo regalar. / Arrímate más un poco. / No tengas tal cortedad, / que tienes una modestia / que es cierto para alabar.
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 139 Esp (CDH )
      De donde inferireis que esto mismo os puede ser de la mas alta utilidad, aplicándolo, segun convenga, á la muerte de algun gatito, perrito ó papagayo de alguna persona á quien querais un poco mas que como á próximo.
    • c1772 Anónimo Vendimiadores [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Granadina. / Este me preguntó en qué / se parece el gato al perro, / y estotro me respondió: / "En que bailan el fandango." Todos.¡Ja!, ¡ja!, ¡ja!, ¡ja!
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ecuador (CDH )

      El pueblo de Pimocha es tradición que suspendieron los indios como en otros muchos su piso para fundarlo, y según su situación parece que fue cierto: la de Babahoyo, ocupada sin esta precaución, sólo queda seco la iglesia y aduana, que tienen el más ventajoso lugar, todos los demás edificios se cubren del agua, los altos logran algún piso sobre el nivel de la mayor inundación, y en ellos asocia el instinto para conservar la vida los animales de mayor antipatía: gallinas, gatos, perros, puercos, y con ellos toda sabandija, hacen compañía al hombre bien enfandosa [...].

    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] 76 Venezuela (CDH )
      Hay otras quatro, ò cinco especies de Monos de varios colores, y magnitud, todos de cola aprehensil, excepto unos pequeñitos, que se crian en las cabeceras del Rio Orinóco, muy graciosos, cuya cola es parecida a la del Gato; y todos se sustentan de las frutas silvestres.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Venezuela (CDH )

      Cusicúsi. Es un animalejo, que se cria en las Riveras de Orinóco, y otros parages de tierra adentro; de la magnitud de un Gato; pelo suave, y espeso, de color pardo. El R. P. Gumilla dice: que no tiene cola; de que infiero, que escribió de él por noticia, porque la tiene muy larga, y rolliza.

    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      Un gato replicó: «Pues esa prenda / yo la tengo también...»Aquí se asusta / mi buen ratón, se esconde, / y torciendo el hocico le responde: / «¿Cómo? ¿La tienes tú?... Ya no me gusta.»
    • 1782 Iriarte, T. Fábulas [1992] Esp (CDH )
      / Ni de un gatazo el vigilante celo / pudo llegarle al pelo, / ni extrañas invenciones * / de varias e ingeniosas ratoneras, / o el rejalgar en dulces confecciones, * / curar lograron su incesante anhelo / de registrar las doctas papeleras / y acribillar las páginas enteras.
    • 1784 Arroyal, L. Epigramas [1784] Esp (CDH )
      Mordió un gato á un Escribano, / y él clamó con sentimiento: / Ten, gato, ten miramiento, / y advierte que soy tu hermano.
    • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] 58 Esp (CDH )
      Los ratones y gatos, / Las zorras y las monas, / Los ciervos y caballos / Os han de hablar en verso [...]. /
    • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] Esp (CDH )
      Y dice a la cerdosa: "Buena amiga, / Has de saber que la Águila enemiga, / Cuando saques tus crías hacia el monte, / Las ha de devorar; así disponte." La Gata, aparentando que temía, / Se retiró a su cuarto, y no salía / Sino de noche, que con maña astuta / Abastecía su pequeña gruta. /
    • 1785 Anónimo Capitán y negritos [1932] 194 Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Negra.¡Ay, pobre Flanchisca! / (Cantado.) / ¿Quién te quitó el tres?Negro. / (Entre bastidores.) / Un gatillo negro / que está aquí en dos pies. Negra.¡Qué rabia me pega! / ¡Malhaya el ladrón!
    • c1785 Anónimo Trueque amantes [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / La tirana está muy triste, / pues se ha llevado un gran chasco / de haberse encontrado perro / discurriendo hallarse gato.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Porque el machimblanco es divertidísimo y no hay cosa que no remede castañeteando con los dientes. Traído á casa, luego se hace como señor de los perros, gatos y de cuantos animales encuentra, sin que se atreva ninguno á disputarle nada.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Sólo faltaba de este sitio á las horas de comer que tenía bien medidas, y bajando del tejado entraba en el cuarto del misionero, echaba fuera á picotazos los perros y gatos, sin perdonar á los niños que encontraba, comía lo que le cumplía y tornaba al tejado, en donde tomaba con más fuerza el hilo de su sermón.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] 687 Esp (CDH )
      El número de las personas era bastante crecido, y entre otras cosas de que trataban en la conversación, mereció alguna atención la novedad de los duendes que se oían en una casa de la ciudad viéndose precisados a desampararla los que la habitaban por los ruidos de arrastradas cadenas y de maullidos de gatos que se oían en sus desvanes *.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Eusebio y Hardyl se conmueven del grito de Taydor y de la repentina vista del gato que les pasó entre las piernas.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      GATO, animal casero, mui conocido, y natural enemigo de los ratones.
    • c1790 Samaniego, F. M. Jardín Venus [2004] 236 Esp (CDH )
      / El chico, temeroso, / la pidió que callase, / pues jamás volvería a ser curioso / como a su padre nada le contase; / y la madre, por fin desenojada, / cuando vino el marido / le refirió que el gato había vertido / la cena preparada, / derribando el puchero / que estaba calentándose al brasero.
    • 1791 Cruz, R. Petra [1990] Esp (CDH )
      Vieja¡Que va corriendo / ahí un gato con el pollo, / (Pasará el gato efectivamente.)que usted tenía al sereno!
    • 1791 Cruz, R. Petra [1990] Esp (CDH )
      Inválido / ¿Un gato? ¿Y por dónde va / el malvado? Ya lo veo; / ¡y es el de usted!
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )

      [...] un olor sulfúreo y betuminoso se extiende al rededor de él, resuena el ayre horrorosamente, le parece que oye perros que ahullan, gatos que maullan, lobos que gritan, osos que riñen, toros que braman, cuervos que graznan y vívoras que silvan.

    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Una flauta de órgano de voz humana, encerrada dentro de una caza oblonga, cuya tapa se cierra y abre poco á poco, y á proporción que habla la flauta, imita perfectamente el maullido de un gato y el gorgéo de un niño pequeño.
    • a1800 Glz Castillo, J. I. Jugadores [1914] 16 Esp (CDH )
      Y no porque / falte en Cádiz quien pretenda / ser su esposo; pues de noche / por su ventana se trepan / seis Marqueses, suspirando / como gatos sobre teja.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      GATO. s. m. Animal doméstico que sirve para cazar los ratones y otras sabandijas que se crian en las casas. Tiene la cabeza redonda, las orejas pequeñas, bigotes largos y fuertes á modo de cerdas en los dos lados del hocico, uñas corvas y agudas, el cuerpo casi igual, y la cola larga, la lengua áspera por la parte superior, y llena de unas puas sutiles á manera de carda. Los hay de varios colores.
    • 1805 Fdz Moratín, L. Sí de las niñas [1993] Esp (CDH )

      ritaCierto... Un ruido y... y mire usted (Alza la jaula que está en el suelo): era la jaula del tordo... Pues la jaula era, no tiene duda... ¡Válgate Dios! ¿Si se habrá muerto?... No, vivo está, vaya... Algún gato habrá sido. Preciso.

      simónSí, algún gato.

    • 1805 Fdz Moratín, L. Sí de las niñas [1993] Esp (CDH )

      rita¡Pobre animal! ¡Y qué asustadillo se conoce que está todavía!

      simónY con mucha razón... ¿No te parece, si le hubiera pillado el gato?...

      ritaSe lo hubiera comido.

      (Cuelga la jaula de un clavo que habrá en la pared.)

    • c1806 Jovellanos, G. M. Descripción castillo Bellver [1970] Esp (CDH )
      La tradición vulgar dice que moró en ella no ha mucho tiempo la Joana, grande hechicera, que en vida solía convertirse en gato y tomar otras formas a su placer, y que ahora su sombra se complace de visitarla de tanto en tanto.
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      / Pues el cielo permita / Que el nido derribando, / En sus manos te coja / Algun crüel muchacho, / Que ate á tu pierna un hilo / Y que de él tire cuando / Quieras dar algun vuelo, / Riendo de tu daño, / Y que despues que te halles / Medio perniquebrado, / Te entreguen por juguete / A las uñas de un gato, / Porque aguantar no quieres / Por un tan breve espacio / De unos dedos tan bellos / El delicioso tacto.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      GATO. s. m. Animal cuadrúpedo y doméstico, muy agil, y enemigo de los ratones y de otros animalillos. Su hocico es corto, la lengua áspera, las uñas agudas y corvas y la cola larga. Bufa cuando se le irrita, y es poco agradecido.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario Esp (CDH )
      Escribí a Rodríguez sobre ciertos libros, y me responde tan aflijido, tan aburrido, que hará llorar a los mismos gatos.
    • 1822 Fdz Moratín, L. Cartas 1822 [1973] Epistolario Esp (CDH )
      Discurrimos uno y otro qual sería la causa de tan decidida inclinación, y, por último, resolvimos que no era amor a la patria, sino querencia de gato.
    • 1825 Núñez de Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      GATO, s. m. Cuadrúpedo doméstico, muy ágil, que sirve en las casas para perseguir los ratones y otros animalillos.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )

      Un año estuve en su compañía y en él supe leer de corrido, según decía mi cándido preceptor; aunque yo leía hasta engalopado; porque como él no reparaba en niñerías de enseñarnos a leer con puntuación, saltábamos nosotros los puntos, paréntesis, admiraciones y demás cositas de éstas con más ligereza que un gato; y esto nos celebraban mi maestro y otros sus iguales.

    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] 110 México (CDH )

      ¡Ay, hijos! Si os casareis algún día y tuviereis sucesión, no la encomendéis a los cuidados mercenarios de esta clase de gentes: lo uno, porque regularmente son abandonadas y al menor descuido son causa de que se enfermen los niños, pues como no los aman y sólo los alimentan por su mercenario interés, no se guardan de hacer cóleras, de comer mil cosas que dañan su salud, y de consiguiente la de las criaturas que se les confían, ni de cometer otros excesos perjudiciales que no digo por no ofender vuestra modestia; y lo otro, porque es una cosa que escandaliza a la naturaleza que una madre racional haga lo que no hace una burra, una gata, una perra ni ninguna hembra puramente animal y destituida de razón.

    • 1833 Larra, M. J. Nadie pase [2000] Fígaro Esp (CDH )
      Bien como cuando cae una gota de agua en el aceite hirviendo de una sartén puesta a la lumbre, álzase el líquido hervidor y bulle, y salta, y levanta llama, y chilla, y chisporrotea, y cae en el hogar, y alborota la lumbre, y subleva la ceniza, espelúznase el gato inmediato que descansado junto al rescoldo dormía, quémanse los chicos, y la casa es un infierno; así se alborotó, y quemó, y se espeluznó y chilló la retahíla de aquel resguardo de nueva especie, compuesto de facciosos y de padres, al caer entre ellos la primera palabra francesa del extranjero desdichado.
    • 1834 Larra, M. J. Dos liberales I [2000] Fígaro Esp (CDH )

      Ahora nos hemos venido sin fecha: como ratones arrojados de la despensa por el gato, hemos ido asomando el hocico poco a poco, los más atrevidos antes, los más desconfiados después, hasta que hemos visto que el campo es nuestro.

    • 1834 Larra, M. J. Dos liberales I [2000] Fígaro Esp (CDH )
      No comprendiendo nosotros mismos nuestra venida, a cada paso creemos ver de nuevo al gato.

      Ahora bien, nuestro gato es la anarquía, porque el otro que había en la casa se escaldó para siempre.

    • 1834 Larra, M. J. Cosas medio hacer [2000] Fígaro Esp (CDH )
      [...] o con la comparsa del célebre Robinsón, silbado años pasados en esta Corte, que andaba dos pasos adelante y uno atrás, o con la casta Penélope, que deshacía de noche la tela que tramaba por el día; o con los gatos, en fin, de los cuales se dice que tienen mil vidas; si bien con una notable diferencia: éstos siempre caen de pies, y de la España no nos atreveríamos a decir claramente cómo cae siempre.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      — Cierto que no es más que uno —repuso el taimado paje, que se divertía con su prima como el gato con el ratón.
    • 1835 Larra, M. J. Calaveras I [2000] Fígaro Esp (CDH )

      Un maestro había perdido unos anteojos que se habían encontrado en su faltriquera; el rapé de otro había pasado al chocolate de sus compañeros, o a las narices de los gatos, que recorrían bufando los corredores con gran risa de los más juiciosos; la peluca del maestro de matemáticas había quedado un día enganchada en un sillón, al levantarse el pobre Euclides, con notable perturbación de un problema que estaba por resolver.

    • 1836 Larra, M. J. Al mundo [2000] Fígaro Esp (CDH )
      ¿Ser propietario? En España todos tienen su viña a orillas del camino. ¿Tener ejecutorias de nobleza? Es como poseer papel del Estado. ¿Ser liberal? Tal cual, teniendo casa en Canarias... ¿Ser ministro? Es casi mejor ser liberal. ¿Ser escritor? Es mejor ser ministro, como es mejor ser gato que ratón.
    • 1838 Heredia, J. M. J. B. Casti [1947] 250 Escritos literarios Cuba (CDH )
      Representa con peculiar felicidad las declamaciones democráticas del perro, tan leal en otros días, la altivez arrogante del toro, las intrigas del gato, la inmoralidad profunda de la zorra, la hipocresía tenebrosa del buho, y la indiferencia filosófica del elefante.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] Esp (CDH )

      Al cabo de tres o cuatro meses, para probar sus fuerzas, llamó al muchacho de marras y le dijo que habían de reñir otra vez; el muchacho no quería, pero él le amenazó que lo arrastraría como un gato muerto, y le obligó y riñeron con grande ardor y bravura.

    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 148 Esp (CDH )
      Bregaban por levantarse, y él los zarandeaba como ratón al gato, hasta que por concluir dio un puño al mayor en el hombro y le tulló un brazo, y al menor de una coz le aplastó las narices haciéndole saltar un río de sangre [...].
    • 1844 Gmz Avellaneda, G. Espatolino [1981] Novelas Cuba (CDH )
      — ¡Insensata! gritó entonces el agente, arrebatado de súbito por la ira, y erizándose como el gato que va a lanzarse a su presa.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Un enorme y lanudo perro blanco, llamado Palomo, de la hermosa casta del perro pastor de Extremadura, dormía tendido cuan largo era, ocupando un gran espacio con sus membrudas patas y bien poblada cola, mientras que Morrongo, corpulento gato amarillo, privado desde su juventud de orejas y de rabo, dormía en el suelo, sobre un pedazo de la enagua de la tía María. *
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      El gato se retiró con prontitud, pero no tardó en volver a ponerse en acecho, como quien no quiere la cosa.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 142 Esp (CDH )
      Llega la visita, recorre las habitaciones, y sobre la mesa del altar, ya daba el secretario por libre la casa, cuando ¡oh desgracia!... un maldito gato que se había quedado en las habitaciones ocultas, salta a la ventana, da un maído, y cae el retrato, no sin descalabro del secretario, que enfurecido tomó posesión, a nombre del Emperador, de aquella tierra incógnita destinando a ella un coronel con cuatro asistentes.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 376 Esp (CDH )
      Últimamente, en el ángulo opuesto, y para que nada faltase a este risueño drama tenía su mansión un hombre de presa (corchete, * que suele decir el vulgo), el cual cuando creía que nadie le miraba, solía hacer sus excursiones por el tejado a correr con los gatos, por inclinación y natural simpatía.
    • 1857 Gmz Avellaneda, G. Velada helecho [1981] 139 Novelas Cuba (CDH )

      Los descompasados pasos con que recorría el triste recinto de su estrecha estancia; los estremecimientos nerviosos que por momentos le asaltaban; la especie de pánico terror con que se asombraba al más leve rumor de la madera que crujía, del gato que saltaba al tejado; la expresión particular de sus ojos y la contracción de sus labios... todo estaba indicando que el malaventurado joven se hallaba muy distante de la serenidad de conciencia, con que descansaba —bajo el mismo techo que él— la inocente Ida en su lecho virginal.

    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )

      Aunque la voz no era de los pájaros que buscaba, le llamó la atención; y con mil trabajos y agazapándose como el gato que se apronta para saltar sobre el incauto pajarillo, atravesó el enmarañado bosque hasta que se puso en un punto donde pudo ver perfectamente el ave que cantaba.

    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )

      La otra tienda es la que llaman El Museo; ahí vive la niña Mónica, llamada la directora, quien, fuera de su loro, tiene una cría de palomas y de gatos, dos toches, cuatro pericos chicos, un gallo, y cuatro compañeras, jóvenes de bastante mérito.

    • 1860 Cisneros, L. B. Julia [2003] 197 Perú (CDH )
      Por un deber que su conciencia y su amistad reclamaban, estaba dispuesto no sólo a subvenir durante todo el tiempo necesario a los gatos de la casa, sino a hacer también cualquier sacrificio si las circunstancias lo exigían.
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] 102 Esp (CDH )

      [...] una muchacha vivaracha y despierta, como de quince a dieciséis, y cuatro o cinco chicuelos rubios y tiznados, amén de un enorme gato rucio y dos o tres perros que se habían dormido al amor de la lumbre.

    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] Esp (CDH )
      La vieja de Lucifer tenía siete vidas como los gatos.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Colombia (CDH )

      Luego, con su sonrisa dulce de siempre, terminó al colocar con pulso firme un pistón en la chimenea de la escopeta:

      — Es un gatico, y está ya herido.

      En diciendo las últimas palabras nos dispersamos.

    • 1867 Isaacs, J. María [1995] 303 Colombia (CDH )

      Mientras los bogas y Lorenzo sacaban los trastos de la canoa, yo estaba fijo en algo que Gregorio, sin hacer otra observación, había llamado viejota: era una culebra gruesa como un brazo fornido, casi de tres varas de largo, de dorso áspero, color de hoja seca y salpicado de manchas negras; barriga que parecía de piezas de marfil ensambladas, cabeza enorme y boca tan grande como la cabeza misma, nariz arremangada y colmillos como uñas de gato.

    • 1871 Facundo HChucho [1890] México (CDH )
      El hombre no pudiendo esconder las uñas como los gatos, se las cubre con cabritilla, y esta operación, resultado del refinamiento y del lujo, suele ser para algunos un verdadero suplicio, al que se sujetan, disimulando mal su embarazosa situación.
    • 1871 Facundo HChucho [1890] México (CDH )
      Elena vió brillar los ojos de Perez como los de un gato, y como tenía la luz cerca no podía ver que Perez abría la puerta.
    • 1871 Fdz Glz, M. Francisco Estevan [1871] Esp (CDH )

      Pasó su infancia nuestro héroe al sol y á los aires; primero en el huerto de su casa, al lado de la mar, cerca del puerto, cuando fué pequeño, jugando con barcos de corcho, en el gran estanque, trepando primero á los arbustos y despues á los árboles, andando por los tejados y haciendo rabiar á los gatos; revolviéndolo todo y siendo un pequeño diablillo, y cuando fué mayor en la playa á donde le llevaba un marinero inválido que servia de criado en su casa.

    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      Un servicio que se presta gratis entre convecinos, les costaba a ellos un dineral, y una riña escandalosa, amén de una indemnización arbitraria y enorme, el menor desliz cometido fuera de casa por el gato o por el perro.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 91 Argentina (CDH )
      / Si salen a perseguir / después de mucho aparato, / tuitos se pelan* al rato / y va quedando el tendal: / esto es como en un nidal / echarle güebos a un gato.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 94 Argentina (CDH )
      / ¡Ay, mi Dios, si me quedé / más triste que Jueves Santo! / Sólo se oiban los aullidos / de un gato que se salvó: / el pobre se guareció / cerca, en una vizcachera;* / venía como si supiera / que estaba de güelta yo.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] Esp (CDH )
      Dicen que cuando uno se muere así.... vamos al decir..., así, al modo de perro o gato, no necesita de que un cura venga y le dé la solución, sino que basta y sobra con que uno mismo se entienda con Dios.
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )

      — Ya lo sé... Pero tiene buenas aldabas entre los regidores perpetuos, y yo no puedo nombrar otro sin acuerdo del cabildo. *De lo contrario, me expongo...

      — ¡Me expongo!... ¡Me expongo!... ¿A qué no nos expondríamos por Vuestra Señoría hasta los gatos de esta casa?

      — ¿Me querrías a ese precio? —tartamudeó el corregidor.

    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Argentina (CDH )
      Añádese que si es cierto que el fluido eléctrico entra en la economía de la vida humana, y es el mismo que llaman fluido nervioso, el cual excitado subleva las pasiones y enciende entusiasmo, muchas disposiciones debe tener para los trabajos de la imaginación el pueblo que habita bajo una atmósfera recargada de electricidad hasta el punto que la ropa frotada chisporrotea como el pelo contrariado del gato.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 246 Argentina (CDH )
      Imaginaos, ¿qué haría Facundo en un terreno intransitable, contra seiscientos infantes, una batería formidable de artillería, y mil caballos por delante? ¿No es este el convite del zorro a la gata? Pues bien: todos los jefes son argentinos, gente de a caballo, no hay gloria verdadera, si no se conquista a sablazos; ante todo, es preciso campo abierto para las cargas de caballería: he aquí el error de estrategia argentina.
    • 1874 Valera, J. Pepita Jiménez [1997] Esp (CDH )

      Se conoce que el dueño de ella necesita seres vivos en quien poner algún cariño; y, a más de algunas criadas, que se diría que ha elegido con empeño, pues no puede ser mera casualidad el que sean todas bonitas, tiene, como las viejas solteronas, varios animales que le hacen compañía: un loro, una perrita de lanas muy lavada y dos o tres gatos, tan mansos y sociables, que se le ponen a uno encima.

    • 1874 Valera, J. Pepita Jiménez [1997] Esp (CDH )

      Al ver todo esto no sé qué *pensar; pero más a menudo me inclino a creer que la viuda se ama a sí misma sobre todo, y que para recreo y para efusión de este amor tiene los gatos, los canarios, las flores y al propio niño Jesús, que en el fondo de su alma tal vez no esté muy por encima de los canarios y de los gatos.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 32 Perú (CDH )
      Afortunadamente, el español Montenegro había traído gatos en 1537, y es fama que don Diego de Almagro le compró uno en seiscientos pesos.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      Serían las dos de la madrugada, hora de gatos y ladrones, cuando sintió un ligero y cauteloso ruido de pasos en el traspatio.
    • 1879 Selgas Carrasco, J. Hechos [1889] Esp (CDH )
      Una tarde salió el ingrato de un café que probablemente tendría costumbre de frecuentar, y, como el ratón en la boca del gato, se metió en una calle obscura y desierta, á cuyo extremo lo esperaba la víctima de su inconstancia.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 39 Ecuador (CDH )
      La cólera, suya es; los maullidos de gato encelado, suyos; los trepes y bravatas, suyos: ¡y qué gesto repulsivo ese que la embravece afierando los perfiles que bañados de mansedumbre serian prenda, de amor y felicidad!
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )
      A pesar de la estrechez de aquel albergue, había un gato dormilón, varias palomas y gallinas, muy familiarizadas sin duda con sus dos únicos huéspedes humanos, pues que iban y venían, saltaban sobre los respaldos de las sillas, maullaban, arrullaban y cacareaban sin consideración ni temor.
    • 1883 Baró, T. Cuentos del hogar [2002] Esp (CDH )

      Luego puso a Minina en el suelo y dio unas cuantas palmadas y patadas acompañadas de gritos que produjeron su efecto, pues la gatita escapó; y como la sartén rebotara por encima de los ladrillos con ruido estridente, la gatita se asustó y echó a correr hacia la calle.

    • 1884 Cané, M. Juvenilia [1999] Uruguay (CDH )
      Lo hicimos así, y a favor del tumulto que entre los claustros se notaba, ganamos el techo y como gatos nos corrimos hasta dominar el patio de la Legislatura.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] Cuba (CDH )
      Un gato de pelo ceniciento, tuerto de un ojo, cuya pérdida había sido producida en cierto asalto a un palomar vecino y en contienda con un perro de caza.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] 162 Cuba (CDH )
      Así corrieron varias veces de un extremo a otro de la alcoba, tropezando con los muebles, ella con la agilidad y las monerías de una gata, él con los izquierdos movimientos de un hombre que empieza a perder la soltura de su edad juvenil, riéndose a carcajadas uno y otro con una alegría estúpida.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      En medio del cuarto apilaba sillas, y entre los huecos de ellas ponía cacharros, trebejos, la piedra de machacar carne, la mano del almirez, líos de trapo, escobas y cuanto encontraba a mano. El gato iba encima de todo. Después empezaba a descargar latigazos sobre el montón, y si alguna cosa se caía, allí eran los gritos y el patear.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )

      Sólo pudo articular un sonido gutural, débil expresión de su ira, atenazada por la dignidad.

      «Está jugando conmigo como un gato con una bola de papel... —pensó—. Me voy; si no, la ahogo...»

      — Aguarde usted —dijo Refugio—. Se me ocurre una cosa.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 121 Esp (CDH )
      El Palomo, con una sotana sucia y escotada, cubierta la cabeza con enorme peluca echada hacia el cogote, acababa de barrer en un rincón las inmundicias de cierto gato que, no se sabía cómo, entraba en la catedral y lo profanaba todo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )

      — Señores, lo que sostengo aquí y en todos los terrenos, es que si proclamamos la libertad de cultos y el matrimonio civil, pronto volveremos a la idolatría, y seremos como los antiguos egipcios, adoradores de Isis y Busilis; una gata y un perro según creo.

    • 1885 Martí, J. Lucía Jerez [1994] Cuba (CDH )
      ¡ay, en esos mercados es donde suelen los jóvenes generosos, que van en busca de pájaros azules, atar su vida a lindos vasos de carne que a poco tiempo, a los primeros calores fuertes de la vida, enseñan la zorra astuta, la culebra venenosa, el gato frío e impasible que les mora en el alma!
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      Nucha le ofrecía de vez en cuando golosinas y calderilla, y el rapaz, como suele suceder a las fieras domesticadas, contrajo excesiva familiaridad y apego, y costaba trabajo echarle de allí, encontrándosele por todas partes, donde menos se pensaba, a manera de gatito pequeño viciado en el mimo y la compañía.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      La cencerrada proseguía, implacable, frenética, azotando y arañando el aire como una multitud de gatos en celo el tejado donde pelean: súbitamente, de entre el alboroto grotesco se destacó un clamor que en España siempre tiene mucho de trágico: un muera.
    • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Argentina (CDH )
      Y eran, en presencia de alguna tímida y humilde reflexión, de alguna sombra de contrariedad o resistencia, los torpes y groseros estallidos, los juramentos soeces, las blasfemias, semejantes al gato que se encrespa y manotea al solo amago de verse arrebatar la presa que tiene entre las uñas.
    • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Argentina (CDH )

      De pronto sonaba un grito, ahogado, tímido, solo desde un rincón; ya el maullido de un gato en celo, un canto de gallo o el ladrido ronco de un mastín.

    • 1887 Rabasa, E. Gran ciencia [1948] México (CDH )

      Parecióme la conversación que en seguida escuché, la lucha singular de un toro con un gato. Don Mateo, que no sabía mentir, ni tampoco lo creía necesario, llamó a las cosas por sus nombres, diciendo que lo que Pérez Gavilán procuraba era buenamente una picardía, una deslealtad, que el coronel, ¡canasto!, no sólo no apoyaría, sino que combatiría en el Congreso y aun con las armas en la mano.

    • 1887 Rabasa, E. Gran ciencia [1948] México (CDH )
      Una voz dulcificada trabajosamente y que me pareció maullido de gato, interrumpió mis imaginaciones, que eran cada vez más amargas.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Uruguay (CDH )
      Deslizóse en el acto del lomo con la agilidad de un gato, y tendido sobre el vientre miró adelante.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] Esp (CDH )
      Hay criaturas que son limpias necesariamente y sin darse cuenta de ello, lo mismo que les sucede a los gatos. Y no se tache de inadecuada la comparación, pues había algo de este animalejo en lo gracioso de las líneas, en el pisar blando y seguro, y en el continente receloso y arisco de la muchachuela.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] 207 Esp (CDH )
      Ya se la ha comparado con el gato por su instinto y natural aseo; pues también, como el gato parecía sentir más apego a la casa que a sus habitantes, aunque, en honor a la verdad, debe declararse que, por esta vez, las apariencias engañaban [...].
    • 1888 Rubén Darío Perro [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      En casa del niño malo había un gato. Un día al pobre animal le cortó la cola, como hizo con su perro el griego Alcibíades, aquel de quien habéis oído hablar al señor profesor en la clase de historia.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Perú (CDH )
      El cura Pascual tomaba en aquellas horas tranquilamente su desayuno, rodeado de dos gatos, uno negro y otro amarillo con blanco; un perro lanudo dormitaba con la cabeza entre las dos patas delanteras, estirado largo a largo en el umbral del cuarto, y el pongo con los brazos cruzados, en ademán humilde, esperaba de pie junto al perro las órdenes de su amo.
    • 1879-1890 Campoamor, R. Poética [1902] Esp (CDH )
      Y es tanto más de agradecer mi generosidad cuanto que tengo la persuasión de que todo pedazo de prosa, por lo fácil de enmarañarse, es una madeja de hilo puesta al alcance de los gatos de la vecindad.
    • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Uruguay (CDH )

      Y entónces, qué gritar y disparar, chocar y revolverse en la oscuridad; gritaban los hombres denuestos, las mujeres chillaban y el gato completaba aquel raro concertante con sus ahullidos, miéntras arañaba y se metía por todas partes.

    • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Uruguay (CDH )
      Todos dirán que sus esquiveces son arisqueos de gata y que si no recibe á uno por la puerta, entran dos á su casa por la ventana.
    • 1895 Lpz Bago, E. Separatista [1997] 166 Esp (CDH )
      ¿Pues qué se figuraba? ¿Que peninsulares y cubanos se trataban sólo de fuera a fuera? ¿Que no se llevaban españoles e insurrectos? ¿Y que en punto a patriotismo era oro todo lo que relucía y se miraban unos a otros, matreros * y esquivos, como gatos jíbaros? * ¿Que en el momento de la pelea morían en el puesto primero que huirse? ¡Pues no!
    • 1896 Magón Novios [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )

      Abundosa y rizada trenza de negrísimo cabello sombreaba el óvalo correcto y picaresco de su linda cara; brillaban bajo sutiles cejas y al amparo de sedosas pestañas, unos ojos más negros que la conciencia de un agiotista y más juguetones que un gato vagabundo; la boca, como flor de granada rociada de sereno, daba paso al candor y a la inocencia en forma de sonrisa [...].

    • 1896 Riva Palacio, V. Cuentos General [1896] 73 México (CDH )

      Pero todos los males vienen por la lengua; nos pusimos á hablar como si no tuviéramos hambre, y al volver á la cocina, excuso decirle á usted lo que sentí al ver á la gatita comiéndose el último pedazo de las chuletas: sólo le digo que tan soberbio fué el golpe que dí al infeliz animal, que desde entonces se quedó coja la pobrecita.

    • a1896 Silva, J. A. Sobremesa [1996] Colombia (CDH )

      [...] vosotros brilláis con áureo brillo, como los ojos fosforescentes de los gatos, y quién dirá la delicia que procuráis a quien os mira, ¡oh, perlas! ¡más discretas en vuestro brillo que las gemas radiantes, perlas que os formáis en el fondo glauco de los mares [...].

    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Esp (CDH )
      Si vale comparar rostros de personas con rostros de animales, y si para conocer a la Burlada podríamos imaginarla como un gato que hubiera perdido el pelo en una riña, seguida de un chapuzón, digamos que era la Casiana como un caballo viejo, y perfecta su semejanza con los de la plaza de toros, cuando se tapaba con venda oblicua uno de los ojos, quedándose con el otro libre para el fisgoneo y vigilancia de sus cofrades.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] 154 Esp (CDH )
      En el primer piso, bajando del cielo, con vecindad de gatos y vistas magníficas a las tejas y buhardillones, vivía la señorita Obdulia; su casa, por la anchura de las habitaciones destartaladas y frías, hubiera parecido convento, a no ser por la poca elevación de los techos, que casi se cogían con la mano.
    • 1897 Rubén Darío SMartín [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      En los tejados no asomaría la cabeza de un solo gato. ¿Quién sale de su casa a estas horas?
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      — ¿Nada menos que diez veces va usted a insistir? —preguntó la máscara con voz algo melosa, pero penetrante como el maullido de un gato.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      Y si la toco y encuentro fina y sedosa la piel, me figuro que estoy acariciando a una gata. Y todo esto me ocurre porque yo he aprendido a conocer la sensación pura del amor y a separarla en absoluto de las demás sensaciones, que poco, casi nada, tienen que ver con el amor.
    • 1898 Lugones, L. Espejo [1988] Cuentos Argentina (CDH )
      — ¿Ha observado usted con cuánta complacencia se revuelcan los gatos sobre el carbón?
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      El cual ardía, devorando con sus lenguas de oro la chamiza retostada por el sol y cantando con su chisporroteo el himno del trabajo, a tiempo que Gertrudis molía sobre la piedra las arepas, que la múcura silbaba sobre las topias del fogón, que el gato dormía arrellanado en el blando cojín de la ceniza, y que Encarnación iba y venía de la cocina al corredor [...].
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Gato. [...] m. mamífero carnicero, doméstico, de unos cinco decímetros de largo, desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide dos decímetros próximamente; cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas, con cinco dedos en cada extremidad, armados de uñas fuertes, agudas y que el animal puede sacar ó doblar á voluntad; pelaje espeso; suave, de color negro, amarillo, blanco ó mezclado de estas tintas, con la particularidad inexplicable de que sólo se reunen los tres colores en las hembras. Es muy útil en las casas por lo mucho que persigue á los ratones.
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] 76 Uruguay (CDH )
      Porque la voluptuosidad es el alma misma de estos versos; se hunden, se estiran, ronronean, como los gatos regalones, en los cojines de la voluptuosidad [...].
    • 1901 Díaz Mirón, S. Joco-seria [1947] Lascas México (CDH )
      Mientras haya, en ciudad y cortijo / gallineros que ostenten su rijo; / y por calles, y en lúbricos tratos, / ardentías de perros o gatos; / y en el aire y el muro y el suelo / moscas tiernas, a pares, en celo; / mi librillo en palacios y chozas / ha de ser inocente a las mozas.
    • 1902 Azorín Voluntad [1989] 272 Esp (CDH )
      Y así hasta que ceno, de mal modo, tarde, con los platos mojados, con las copas resquebrajadas, con las viandas ahumadas, con un gato que maya á mi lado y un perro que me pone el hocico sobre el muslo [...].
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] 62 Esp (CDH )

      Ayudaba á la criada del eclesiástico en los menesteres de la casa; traía leña de la Dehesa y agua de las fuentes que surgían en el lago, y sentía estremecimientos de gato goloso cuando en el cuartucho que servía de sacristía, solo y en silencio, se tragaba los restos de la mesa del vicario.

    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Su precoz instinto de mujer, su astucia de gatita abandonada y vagabunda, la hacía superior á Tonet. Se quedarían en la selva, ¿verdad? Ya buscarían al día siguiente, al volver al pueblo, un pretexto para explicar su aventura.
    • 1902 Valle-Inclán, R. M. Sonata otoño [1996] 116 Esp (CDH )
      Todavía hoy el recuerdo de la muerta es para mí de una tristeza depravada y sutil: Me araña el corazón como un gato tísico de ojos lucientes.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] II, 93 Chile (CDH )
      Como derivativo de su mal se puso á pensar que, rasguñándole ligeramente las piernas, la vieja, éste era el calificativo que adoptaban sus reflexiones, supondría la presencia de algún gato atrevido debajo del sofá, daría un salto asustada y él se escaparía entonces de carrera, en medio de la risa general.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Chile (CDH )
      Por una puerta que conducía al interior, apareció, deslizándose silenciosa, como un gatito familiar que no quiere ser sentido, Benjamina.
    • 1903-1905 Echeverría, A. J. Romances [1953] Concherías Costa Rica (CDH )
      Tengo una gatita / que se llama Telma; / es de las angoras / la gata más bella.
    • 1903-1905 Echeverría, A. J. Romances [1953] Concherías Costa Rica (CDH )
      / No hay gata más linda / que mi gata Telma.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 188 Esp (CDH )

      Quisiera trocar mi suerte, ser carpintero o herrero, no hallarme aquí, emprender un viaje, recluirme en Zais; a pesar del contento del estómago, mi cerebro se ensombrece, y de puro nervioso echo chispas como los gatos.

    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )
      Con uñas de gata feroz, proyectadas fuera de la patita terciopelosa, araña despacio, profundo, este corazón tal vez fatigado de sentir, pero todavía sensible, acaso más sensible que nunca, en el caso de un temperamento esencialmente pasional. Bajo su aspecto de vividor distinguido, escéptico, es evidente que persiste el Amadís * de antaño.
    • 1906 Lugones, L. Lluvia [1988] Cuentos Argentina (CDH )
      Pelados como gatos sarnosos, reducida a escasos chicharrones la crin, secos los ijares, en una desproporción de cómicos a medio vestir con la fiera cabezota, el rabo agudo y crispado como el de una rata que huye, las garras pustulosas, chorreando sangre —todo aquello decía a las claras sus tres días de horror bajo el azote celeste, al azar de las inseguras cavernas que no habían conseguido ampararlos.
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      A su lado, sobre una percha, había un magnífico papagayo, y sobre las rodillas tenía dos gatitos muy chicos de Indias, que le había enviado poco antes su hermana Doña Catalina, la gran reina viuda de Portugal.
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      Riose el emperador, y Jeromín, muy turbado, empujaba suavemente con el pie al gatito para que tornase a su puesto.
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      Habíase alborotado mientras tanto uno de los gatillos del emperador, y corrió detrás de Jeromín haciéndole fiestas y subiéndosele por las piernecillas. Riose el emperador, y Jeromín, muy turbado, empujaba suavemente con el pie al gatito para que tornase a su puesto.
    • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Chile (CDH )

      Entonces el operador debe ser un matarife de profesión, porque el sitio donde debe herir el cuchillo está entre la primera y segunda vértebra detrás del nacimiento de los cuernos. He visto muchas veces en el matadero hacer esta operación y me admira que sólo con la ayuda del tacto pueda alguien realizarla en la oscuridad. O tiene ojos de gato el sujeto, o es un diestro excepcional en el oficio.

    • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Chile (CDH )
      Estos demonios tienen siete vidas como los gatos.
    • 1908 Álvz Quintero, S. / Álvz Quintero, J. Caín [1924] Esp (CDH )
      Total que con unas y con otras trepó como un gato por la reja de la taberna y ganó el balcón.
    • 1889-1909 Echeverría, A. J. Poesías [1953] Concherías Costa Rica (CDH )
      Un gato y un gato / y un gato son tres / y otro gato son cuatro / y dos más son seis; / si cuatro agregamos / ya tenemos diez.
    • 1900-1909 Echeverría, A. J. Postales [1953] Concherías Costa Rica (CDH )
      Te ruego ángel de mi guarda / que desciendas a mi alcoba / porque tienen las muñecas / mucho miedo de estar solas. / Que me digas un remedio / para Betty, la pelona; / le arrancó la gata el pelo / porque le jaló la cola. / El chinito por goloso / una mano tiene rota, / se subió al aparador / por el palo de la escoba, / me da lástima Kukito. /
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      Los gatos de casa de Andrés salían por la ventana y hacían largas excursiones por estas tejavanas y saledizos, robaban de las cocinas, y un día uno de ellos se presentó con una perdiz en la boca.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      Luisito solía ir contentísimo al cuarto de su hermano, observaba las maniobras de los gatos, miraba la calavera con curiosidad; le producía todo un gran entusiasmo.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      GATO CIMARRÓN. El doméstico que se ha vuelto salvaje y readquirido su atávica fiereza.
    • 1913 Magón Tiempo [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )

      Fué llegando toda la gente, primero por parejas, luego por grupos, más tarde por montones, y se llenaron las galerías, los palcos, los pasillos; no había en dónde echar un alfiler; el Gobernador, don Mateo Mora, con su Secretario y el Fiscal, y muchos otros señorones, y señoras con crinolinas y vuelos, y bucles y peinetones, y la banda tocando sus mejores y más incitantes pasos dobles, y los chiquillos vendiendo confites y distribuyendo programas, y el león rugiendo en su jaula, y los tigres maullando como inmensísimos gatos, y los monos chillando, y yo en la gloria, sí, señores, en la gloria, como yo me figuraba la que en el Catecismo de Ripalda se promete a los buenos, a los justos, a los inocentes.

    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] República Dominicana (CDH )
      No es bonita; sin embargo, las miradas de los machos la acarician desde la sala. Las frases rimbombantes de las crónicas le son casi indiferentes, apenas si lee el ejemplar del periódico que él le ofrece. Los amigos, enterados del embullo creciente, bromean: «Pero si es una gata tísica». «No digas, a ti siempre te han gustado las feas».
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )

      — Tuve miedo; creí que estaba sola en Valdecruces, y después oí una especie de quejido como una voz del otro mundo.

      — El gato, que miagó —dice la moza, admirada de los temores de su prima. Y penetrando en el aposento, la ofrece el desayuno y la pregunta con mucha cortesía cómo ha pasado la noche.

    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      — Es que el gato entra al carasol y escarrama las simientes.

      Como si quisiera protestar del mal propósito que la joven le atribuye, el animal guaya en la sombra, lastimero y humilde.

    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )

      El rey que hubiera llegado a la casa, no le inspiraría a Roque, al dueño de ella, más turbaciones de veneración. Hízole sentarse, sin sentarse él; le pareció más cómodo después un sillón de madroño para ofrecérselo, y lo aligeraba de un gato, de un bastidor de bordar y de almohadillas de costura... Sobre la mesa había una jarra con claveles.

    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      El Gato, guarda de las eras.

      Huyéndole al sol, desde bien temprano estuvo durmiendo y cazando en las próximas alamedas del Guadiana.

    • 1914 Unamuno, M. Niebla [1995] Esp (CDH )

      Acuérdese de sus consejos, señorito. Pero ¿quién anda en la cocina? ¿A que es el gato?

    • 1914 Unamuno, M. Niebla [1995] Esp (CDH )
      ¿Por qué somos hombres los hombres sino porque hay perros y gatos y caballos y bueyes y ovejas y animales de toda clase, sobre todo domésticos?
    • 1915 Herrera Reissig, J. Lunas oro [1999] Uruguay (CDH )
      Disonó tu alegría en el respeto / De la hora, como una rima ingrata, / En toilette cruda, tableteado peto / Y pasamanerías de escarlata... / De tu peineta de bruñida plata / Se enamoró la tarde, y junto al seto, / Loqueando, me crispaban de secreto / Tus actitudes lúbricas de gata.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] 153 El Salvador (CDH )
      Y si no era pena de amor ¿qué seria lo que molestaba aquel hombrecillo, inofensivo como un gato viejo?
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] 179 El Salvador (CDH )
      Don Jacinto se engrifa como un gato huraño, ante cualquier descuido, cualquier desorden, máxime si éste se produce en su sagrado apartamento: su despacho y su dormitorio.
    • 1916 Azuela, M. Abajo [1991] México (CDH )

      El resto no se dio por entendido: las hembras de tropa ocupaban dos o tres asientos cada una con maletas, perros, gatos y cotorras.

    • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Esp (CDH )
      Era un canario viejo, recuerdo triste de una muerta, al que yo no había dado libertad por miedo de que se muriera de hambre o de frío, o de que se lo comieran los gatos.
    • 1918 Vallejo, C. Heraldos [1985] Perú (CDH )
      / Que vaya así, trenzando / sus rollos de crespón; / y que ate el gato trémulo / del Miedo al nido helado, / al último fogón.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bolivia (CDH )
      De pronto surgió un gemido débil, como distante mayido de gato. Todos se volvieron a la viuda.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )

      En las comidas comentaba el martirio de algún santo, casi siempre de santa doncella; y dado gracias, salía con la familia eclesiástica al huerto parroquial, huerto rudo de higueras, de malvas, de geranios y sol, con andas viejas, hacheros, tarimas de túmulos y escalinatas del monumento junto a los vallados, y gatos flacos dormidos en la balsa de una noria inmóvil.

    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      Digo gato, y es posible que fuese gata; era muy grueso, de color de ceniza. Me salía encima de los tapiales de los Franciscos, a la hora en que yo rezaba paseándome por el corral de San Bartolomé. Andaba a mi paso para verme; o se encogía mirándome, mirándome.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] Esp (CDH )

      — ¡Qué tía chiflada! —exclamó la duquesa—. Ese Cupido es el gran enredador. Si yo pudiese, hacía con él lo que se hace con los gatos y con los bueyes... —y soltó un ajo enérgico.

    • 1922 Jiménez, R. E. Informe habitantes Comunes Informes Sto Domingo República Dominicana (CDH )
      El campesino, en cambio, practica la caza como medio de subsistencia y para defender los frutos de las aves que más atacan las siembras, así como también las aves de corral de la voracidad de los gatos cimarrones.
    • 1920-1924 Valle-Inclán, R. M. Luces Bohemia [1995] Esp (CDH )
      En la cueva hacen tertulia, el gato, el loro, el can y el librero.
    • 1920-1924 Valle-Inclán, R. M. Luces Bohemia [1995] Esp (CDH )
      Su religión es una chochez de viejas que disecan al gato cuando se les muere.
    • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Argentina (CDH )
      ¡Ah, es menester saber las miserias de esta vida puerca, comer el hígado que en la carnicería se pide para el gato y acostarse temprano para no gastar el petróleo de la lámpara!
    • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Argentina (CDH )
      Si yo les pedía noticias de Al Motamid, no me comprendían o se encogían de hombros, cortando un pedazo de bofe para el gato de una comadre descarada.
    • 1926 Maeztu, R. Quijote [1981] Esp (CDH )
      [...] no llevaba dentro una mujer, sino un monje concupiscente y codicioso de la tierra y sus placeres, y mejor que un monje, un gato que se introdujese silencioso por las ventanas entreabiertas.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )
      — Sí, Don José María —interrumpe el montañeretas del muchacho—, aquí se cuelan muchos gatos. Hasta esta mercancía, que nos envió, arriesga, en esta casa, pu-ái colgada de las varas.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Colombia (CDH )
      Desde su llegada le conocieron a Miamo, un perro calungo muy asqueroso, y a Sumercé, un gato pintado de blanco, negro y amarillo. ¡Tanté gato de esas tres colores y con esa laya de nombre! Les daba comida que ni a jornaleros tragones.
    • 1929 Parra. T. Memorias Mamá Blanca [1991] Venezuela (CDH )
      Enmudecidas como por ensalmo, nos quedábamos inmóviles durante unos segundos, con los ojos espantados y una mano extendida en la boca hasta salir por fin, todas juntas, en carrera desenfrenada hacia el extremo opuesto del corredor, como ratones que hubiesen oído el maullido de un gato.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] Esp (CDH )
      Me marcharía, me hundiría con el molino, me pondría una soga al cuello, ataría una piedra y me echaría al agua como se echa a un gato sarnoso.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] Esp (CDH )
      El alcalde los había cogido por matar gatos. Eran unos chicos crueles, sin corazón, que no se conmovían de los maullidos rabiosos de los gatos moribundos. Iban al anochecer, con una cuerda, y echaban el lazo al cuello de los gatos que tomaban el fresco en los quicios de las puertas. Los gatos se resistían, tiraban hacia atrás, aullaban. Pero la cuerda se apretaba cada vez más al cuello, hasta ahogar al gato.
    • 1930 Chacel, R. Estación [1996] Esp (CDH )
      El espíritu del que deja vagar su mirada por el paisaje de tejados termina como gato extenuado y lunático, que no necesita más que ir a parar al río con una piedra al cuello.
    • 1930 Chacel, R. Estación [1996] Esp (CDH )
      Y también puede conocerse fuera de ella a los que la frecuentan, en un guiñamiento, como el de los gatos al sol, porque sus ojos se hacen muy sensibles de desorbitarse en las miradas; que aunque no se ven, se sienten en la oscuridad.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] 50 Perú (CDH )
      Hasta tenía preparada una cacería de gatos cimarrones en los techos de la vecindad para que gozáramos el gran Teddy y yo ratos de mataperreo; pero se me aguaron los preparativos, pues como saben ustedes, el alegre y robusto gringo no pudo venir y se limitó a mandarnos a la señora y a la hija... ¿Qué iba yo a hacerme con la señora y la hija?
    • 1934 Storni, A. Mundo [1990] 296 Argentina (CDH )
      / Uno, / con una pajuela, / le hacía cosquillas / a un gato: / su nariz riente, / tras el ojo de buey, / lanzaba gritos / de pueril alegría.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Venezuela (CDH )

      — ¡A mí qué me importa el dinero! —replicaba José, echando los brazos al aire y sacudiendo las manos por encima de su cabeza—. Con un real diario tiene Pepitín—éste era el gato— para no morirse de hambre.

      — Sí. Y con poca cosa más, tú, que vives como un anacoreta.

    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cuba (CDH )
      Brillan sus ojos como los ojos de los gatos en la sombra, y su barbilla tiembla perceptiblemente bajo el peso de la reciente maldición.
    • 1936 RAE DRAE 16.ª ed. (NTLLE)
      Gato. [...] m. [...] montés. [...] veces se aplica indebidamente este nombre [| gato montés] al gato cimarrón.
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      Después al campanario se ocupó de tu nombre, / de tus cosas mayores. / y era difícil ya como un hombre cualquiera, / te pegaras un tiro, / o te entregaras a menudencias, / a pequeñas manías; / porque hasta aquellas inútiles palabras a tu gato / tenían ya un sentido, / porque así son, Don Mon, todas las cosas / que pertenecen a lo que ya tiene / tamaño de destino [...]. /
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] República Dominicana (CDH )
      / Yo llegaré a mi casa como todos los días; / me sentaré a la mesa, tomaré mi jenjibre, / quizá acaricie el pelo de seda de mi gato, / y tal vez dos palabras conmigo o con mi hermano / sobre la lluvia o sobre la cosecha.
    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )
      Trae una bandeja grande con una cena completa, dos botellas, vasos, mantelería, etc., y avanza con todos sus bártulos, como un gato por un vasar, vertiginosamente y sin rozar ni un objeto, hasta una mesa donde deposita la bandeja, y, con rapidez nunca vista, arregla y sirve un cubierto sin dejar un instante de hablar, no se sabe si con Fermín o consigo misma.
    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )
      La derecha la habita el tío con sus gatos, sus libros y sus chirimbolos.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Perú (CDH )
      La llevó a la escuela y, mientras llegaba la hora de clase, amarró las patas de su víctima y en seguida le acercó el gato regalón de la maestra.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 343 Perú (CDH )
      Y es así como en casa de Javier Aguilar se dijo que él había "comido" a la Peta —éste era el nombre de la difunta—, pues ella no murió de buena muerte. Se le hinchó el vientre y un gato le arañaba las entrañas. Al expirar, le quedaron encogidos brazos y piernas. Y un día, en venganza, Sixto y Bashi incendiaron la casa del viejo.
    • 1941 Mallea, E. Todo verdor perecerá [1969] Argentina (CDH )
      Como la garra cauta del gato con el cachorro confiado, juega el verano con la ciudad atlántica.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )
      Quiso la suerte que una leve brisa acudiese a meter sus dedos suaves entre la cabellera de la fronda, tupida y olorosa como la de una novia, y bajo aquella caricia la fraga ronroneó un poquito, igual que un gato al que rascasen la cabeza, y luego se puso a cantar.
    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] Panamá (CDH )
      Me escurría como un gato por los rincones.
    • 1944 Casona, A. Dama [1996] Esp (CDH )

      DorinaEl sitio del gato es la cocina. Siempre tiene las patas sucias de ceniza.

      Andrés¿Y a ti quién te mete? El gato es mío.

      DorinaPero el mantel lo lavo yo.

    • 1945 Laforet, C. Nada [1997] Esp (CDH )
      Vi, sobre el sillón al que yo me había subido la noche antes, un gato despeluzado que lamía sus patas al sol.
    • 1945 Laforet, C. Nada [1997] Esp (CDH )
      En un rincón aparecía, inexplicable, un esqueleto de estudiante de Anatomía sobre su armazón de alambre, y por la gran alfombra manchada de humedades se arrastraban el niño y el gato, que venía en busca del sol de oro de los balcones.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )
      Grada por grada subió al Portal del Señor, grada por grada, a estirones de gato moribundo, y se arrinconó en una sombra con la boca abierta, los ojos pastosos y los trapos que llevaba encima tiesos de sangre y tierra.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )

      Jamás sospechó Camila que existiera este cuchitril hediendo a petate podrido, a dos pasos de donde feliz vivía entre los mimos del viejo militar, parece mentira ayer dichoso; los cuidados de su nana, parece mentira hoy malherida; las flores de su patio ayer no pisoteadas, hoy por tierra; la gata fugada y el canario muerto, aplastado con jaula y todo.

    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] México (CDH )
      Ni le oí lo que dijo de más. Pero qué ¿de veras me dijo eso o son puras figuraciones? ¡Se me ha de haber figurarlo todo, hasta el mal pensamiento de los ojos de gato! ¿De dónde han dado en ocurrírseme tantas cosas y hasta palabras?
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] 134 México (CDH )
      El sacerdote hace la señal de la Cruz y prorrumpe en un exorcismo. A ese tiempo resuenan gritos de naturaleza jamás oída en los ámbitos de la casa parroquial. Primero parecían maullidos de gata en brama. Son gritos de mujer a la que ha llegado su hora de ser madre. La gimiente se arrastra hasta los pies de don Dionisio.
    • 1930-1948 Asturias, M. Á. Leyendas Guatemala [1977] 28 Guatemala (CDH )
      la noche con azúcares de hojaldre, los pinos olorosos a altar, el polen de la vida en el pelo del aire, gato sin forma ni color que araña las aguas de las pilas y desasosiega los papeles viejos.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] 802 Esp (CDH )
      He conocido plumas de acero inglés que se han negado a escribir palabras contra la autoridad y la moral y, ayer mismo, el gatillo de mi revólver se obstinó en no moverse, tal vez porque se dió cuenta de que yo tenía la intención de matar un bellísimo gato que turbaba con su atroz maullido mi trabajo.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      En los botones había reflejos de ojos y de piedras preciosas —pues entonces abundaron mucho los de cristal—, botones con fondo de ópalo o con esa raja de luz que hay en los ojos de gato, y entre ellos había algunos botones militares con su bajorrelieve simbólico, un número, una espada o el anagrama del Rey.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] 586 Esp (CDH )
      Junto a la noticia de la estrella aparece otra de esas noticias que no merecen perderse en el olvido, y que cuenta que en Bolton Gate ha dejado miss Barwise —maestra retirada, de noventa y tres años— una herencia de 1.200 libras para el cuidado de una gata color tortuga, que no deberá tener gatitos, y si los tiene deberán ser ahogados inmediatamente.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      Adán la oyó silbarle al canario marchito, alabar al gato prudente, reírse del cepillo calvo, maldecir al plumero rabón: luego reconoció el vaivén de sus chancletas en el escritorio, y por fin el agrio lamento de los muebles que Irma castigaba sin piedad.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      ¿Qué pasa? —dijo con voz meliflua y palmeando amistosamente la nuca de Samuel como se hace con un gato enfurecido al que se desea calmar.
    • 1948 Sábato, E. Túnel [1986] Argentina (CDH )
      Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico ni ha entablillado la pata de un gato, viniera a explicarme los errores de mi operación, ¿qué se pensaría?
    • 1948 Sábato, E. Túnel [1986] Argentina (CDH )
      Pensé que muchos hombres y mujeres comenzarían a despertarse y luego tomarían el desayuno y leerían el diario e irían a la oficina, o darían de comer a los chicos o al gato, o comentarían el film de la noche anterior.
    • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] Esp (CDH )
      La señora esperaba, espiándome, inmóvil y alerta, con una atención de gato, segura, un poco irónica.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] 311 Esp (CDH )
      Los comentarios de Salcedo Coronel y las Lecciones solemnes, de Pellicer, tomadas por mí en préstamo, me acompañaron largas noches, mientras rugía el viento oceánico, en la "boarding house" de Miss Fulton, toda llena de gatos (que se parecían a la dueña) y en la que los domingos no nos dejaban jugar al "tennis".
    • 1950 Blanco, A. E. Giraluna [1973] I, 613 Venezuela (CDH )
      / — La pava con los pavitos / seguirá picando martes, / el padrino hará la guiña, / la madrina dirá salves, / en bejuco de cadena / van a bañar a los pajes, / al cura en cancanapire / y, en cariaquito al alcalde, / los gatos despelucados / saltarán en los alambres, / el chivo de los casorios / irá comiendo almanaques, / cantará delirios verdes / la cotorra en los zaguanes, / pero mi novia y su novio / no dejarán de casarse / el día de San Antonio, / día trece, día martes / samplegorio de las bodas, / chubasco de los embarques.
    • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Esp (CDH )
      ¡cuánto te quiero! —aseguré, apretándome contra él, como una gatita agradecida—. Anda, vamos a bailar, que me has dado un alegrón.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Chile (CDH )
      Sauria, escamosa América enrollada / al crecimiento vegetal, al mástil / erigido en la ciénaga: / amamantaste hijos terribles / con venenosa leche de serpiente, / tórridas cunas incubaron / y cubrieron con barro amarillo / una progenie encarnizada. / El gato y la escorpiona fornicaron / en la patria selvática. / Huyó la luz de rama en rama, / pero no despertó el dormido. /
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 257 Chile (CDH )
      / A los caballos conversaba / como a inmensos niños: seguían / detrás de él los cinco gatos / y los perros de aquella casa, / unos enarcados y lentos, / otros corriendo locamente / bajo los fríos durazneros.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] Argentina (CDH )
      Símbolo de mi vano destino, dormía en el borde de la ventana un gato enorme y fofo.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] Paraguay (CDH )
      Éste se tendió en una larga silla, con los movimientos perezosos de un gato que se va a echar a dormir.
    • c1928-a1952 Fernández, M. Museo Eterna [1993] 191 Argentina (CDH )
      ¿Cómo sin haber visto el gato que nos arañó, eludiremos, sin verlo tampoco ahora, el arañazo de otro gato?
    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] Esp (CDH )

      Elancianomilitar¡Oh, qué repajolera gracia tiene usted, linda señorita...! / (Como durante todo el diálogo han estado bailando, ahora El anciano militar tropieza con el conejo que tiró el cazador y de un puntapié, lo manda debajo de la cama.)

      Fanny¿Eh? ¿Qué es eso?

      ElancianomilitarNo, nada. ¡El gato! / (Y sigue bailando, hasta desaparecer por la izquierda.)

    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] Esp (CDH )

      ¡Caballero, haga el favor de salir de ahí! (Y el alegre explorador sale, muy serio, con una botella en la mano, y se va por la lateral izquierda.)Y luego, un tren... Y un beso... Y una lágrima de felicidad... ¡Y un hogar! ¡Y un gato! ¡Y un niño...! Y luego, otro gato... Y otro niño... ¡Y un niño...! Y otro niño...

    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Para tus saberes, Usebio, ésta es la seutima roza, en la que yo debía morir y revivir, porque tengo siete vidas como los gatos.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Guatemala (CDH )
      Y con un hijo en el bulto de la barriga, otro en los brazos, menudeo de manos de los que ya andaban prendiditos a las naguas vueludas y los hijos logrados * guiando la carreta de bueyes, se le fue al que era inútil, pero de lo inútil, inutilizado, para hacer leña hachada, traer agua, campear * animales, castrar colmenas y capar gatos.
    • 1953 Rulfo, J. Llano en llamas [1992] México (CDH )
      Felipa es la que dice que es malo comer sapos. Felipa tiene los ojos * verdes como los ojos de los gatos.
    • 1953 Sender, R. J. Réquiem campesino [1995] Esp (CDH )
      Paco andaba por entonces muy atareado tratando de convencer al perro de que el gato de la casa tenía también derecho a la vida.
    • 1953 Sender, R. J. Réquiem campesino [1995] 26 Esp (CDH )
      Perseguían a los gatos, los mataban y se los comían. Desde que supo eso, la noche era para Paco misteriosa y temible, y cuando se acostaba aguzaba el oído queriendo oír los ruidos de fuera.
    • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] 120 El Salvador (CDH )
      Siempre solas, reclinadas contra el pesado muro de adobe se alineaban las sillas, esas sillas muertas, cadáveres de sillas que se aferran a las casas viejas y que son el deleite de los gatos mimados.
    • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] El Salvador (CDH )
      Los chuchos dormidos a la bartola en el pedrero azul, y la gata sentada en las gradas, con los ojos cerrados, como oliendo un sueño. En aquel corredor miradero, frente a los enormes aguazales marinos, que parecían desenroscarse eternamente como una interminable culebra en yagual, la destiladera contaba inútilmente el agua, gota a gota, sin esperanza de acabar.
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Argentina (CDH )
      Recordó bruscamente que en un café de la calle Brasil (a pocos metros de la casa de Yrigoyen) había un enorme gato que se dejaba acariciar por la gente, como una divinidad desdeñosa.
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Argentina (CDH )
      Ahí estaba el gato, dormido.
    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] 89 Cuba (CDH )

      Un enorme gato daba vueltas alrededor de un paracaídas desplegado.

    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] Cuba (CDH )
      Más que perros y gatos, animales que siempre ganarían en un concurso de compañeros del hombre.
    • 1956 RAE DRAE 18.ª ed. (NTLLE)
      Gato.[...] m. mamífero carnívoro, digitígrado, doméstico, de unos cinco decímetros de largo desde la cabeza hasta la cola, que por sí solo mide dos decímetros próximamente; cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas, con cinco dedos en las anteriores y cuatro en las posteriores, armados de uñas fuertes, agudas, y que el animal puede sacar o esconder a voluntad; pelaje espeso, suave de color blanco, gris, pardo, rojizo o negro. Es muy útil en las casas, por lo mucho que persigue a los ratones.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      La gata no le gusta la cazalla; dice que no. Buena se pone de rabiosa; se me lía a arañar y a morder, ni que la pisaran el rabo.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      —Pareces un gato, Mely —le decían—; ¡qué bien te sabes coger el mejor sitio! Lo mismo que los gatos.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Esp (CDH )
      El gato Cerís, un gato albino y ciego, venía a acostarse a mis pies.
    • 1957 Laín Entralgo, P. Espera [1984] 485 Esp (CDH )
      Cuando la estimulación es débil y mediata y el animal es capaz de "formalizar" su campo perceptivo —no tardaré en señalar cómo se relacionan entre sí la "formalización" y la espera—, la persecución de la presa es una "captura con rodeo" más o menos semejante a las que efectúan los perros y los gatos en los conocidos experimentos de Thorndike.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Perú (CDH )

      Como hasta entonces había mudado tantas veces de residencia, y en la aldea con la que estaba identificado mi pensamiento, había vivido en una casa hostil y ajena (sí, la aldea era mía, pero ninguna de sus casas, ningún dormitorio, ningún patio, ningún corredor; los gatos que tuve fueron despedazados por los perros del dueño de la casa que azuzaba a las bestias con sus gritos y sus ojos carnosos), el Colegio me abrigó aquella noche [...].

    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Perú (CDH )
      Yo era diestro en caminar descalzo. Había imitado en mi niñez, con éxito, a los gatos.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      Algún gato corría entre los charcos de la calle: sus pupilas, alfileres de la noche pasada.
    • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Esp (CDH )
      Del techo colgaban regaderas, fardeles, hueveras cosas confusas, y estaba la dueña asomada a la calle, en alto, sobre unos escalones, con un gato, debajo de una bombilla.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] México (CDH )
      Nos hemos conformado con el gato, que come poco y que de vez en cuando se acuerda de su origen y nos da un leve arañazo.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] 267 Paraguay (CDH )
      No menos de diez mil hombres y un enorme despliegue de material, se disponen a yugular el bastión acorralado, que parece tener siete vidas como los gatos.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      De muchacho, un día mi padre me mandó sacrificar un gato enfermo y agusanado.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] Esp (CDH )
      En el País Vasco —por ejemplo— se ha aplicado a tal cual persona de tal o cual caserío una anécdota según la que, en cierta ocasión, aquella persona hirió en la pata a un gato que todas las noches iba a beberle la leche, que dejaba recién ordeñada en el alféizar de su ventana y que, al ser herido, lanzó un grito humano.
    • 1961 Caro Baroja, J. Brujas [1966] 105 Esp (CDH )
      Cuando vuelven a su sitio quedan en silencio durante unos instantes con la cabeza vuelta hacia el gato.
    • 1961 Onetti, J. C. Astillero [1995] Uruguay (CDH )

      Esta, la sirvienta —que aguardaba un paso atrás, separadas las gruesas piernas cortas, las manos juntas sobre el vientre, la cabeza rodeada por un pañuelo oscuro, sin más expresión que la risa enfriada, desprovista adrede de motivos—, no servía como problema al aburrimiento de Larsen: pertenecía a un tipo sabido de memoria, clasificable, repetido sin variantes de importancia, como hecho a máquina, como si fuera un animal, fácil o complejo, perro o gato, ya se vería.

    • 1961 Onetti, J. C. Astillero [1995] Uruguay (CDH )

      Y como todo tiene que cumplirse, algunos notaron que las lanchas que bajaban se iban despojando de los pequeños soles de las naranjas cosechadas al norte y en las islas; y otros, que la luz del mediodía entibiaba ahora las aguas de los bebederos y atraía a perros y gatos y a minúsculas moscas indecisas.

    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Argentina (CDH )
      Quizá si hubiese tenido que pasar toda la noche, cuando todos los ruidos externos van desapareciendo y cuando tenés de verdad la sensación de que la ciudad duerme, creo que me hubiera enloquecido con la corrida de las ratas y los gatos, con el silbido del viento y con los ruidos que mi imaginación podía atribuir también a fantasmas.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] 46 Argentina (CDH )
      Al rozarse apenas con las yemas sus pechos siente que toda su piel se eriza y se estremece como la piel de los gatos.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 17 Cuba (CDH )
      Como los ratones del vecindario se dieron a anidar en todas partes, vinieron gatos que afilaban sus uñas en los primores de la ebanistería y deshilachaban los tapices habitados por unicornios, cacatúas y lebreles.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 19 Cuba (CDH )
      Por lo demás, la cena del alba tenía lugar, a la luz de candelabros, en un comedor invadido por los gatos, donde, por reacción contra la tiesura siempre observada en las comidas familiares, los adolescentes se portaban como bárbaros [...].
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Argentina (CDH )
      [...] mis hermanas recogen las pelotas de tenis con que se divierten inocentemente en la terraza y mis primos borran toda huella imputable a los perros, gatos, tortugas y gallinas que proliferan en casa.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] 71 Argentina (CDH )
      Un gato, una liebre, una tortuga, pueden en principio entrar en Bunge & Born o en los estudios de los abogados de la calle San Martín sin ocasionar más que sorpresa, gran encanto entre telefonistas ansiosas o, a lo sumo, una orden al portero para que arroje a los susodichos animales a la calle.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] México (CDH )
      Las uñas hicieron un ruido de gato entre las sábanas; las piernas volvieron a levantarse, ligeras, para apresar la cintura del hombre.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 131 Argentina (CDH )
      Le conté lo que en Plinio había leído, acerca del hipocentauro que desde Egipto enviaron al emperador, conservado en miel; y ella me refirió lo que sabía del monstruo que exhibieron en Roma, en el Campo di Fiore, cerca del Palacio Orsini, y que tenía cuerpo de niña, cola y cabeza de gato.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Argentina (CDH )
      Los gatos volvieron a brincar sobre el lecho.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 68 Perú (CDH )
      Yo lo buscaba con los ojos, decía si lo han averiado me las pagan, pero ahí estaba más fresco que nadie, repartiendo manotazos y muerto de risa, tiene más vidas que los gatos.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Argentina (CDH )
      Preferíamos encontrarnos en el puente, en la terraza de un café, en un cine-club o agachados junto a un gato en cualquier patio del barrio latino.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Argentina (CDH )
      Ibas allí a jugar con un gato, y el viejo te dejaba entrar y no te hacía preguntas, contento de que a veces le alcanzaras algún libro de los estantes más altos.
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Argentina (CDH )
      Pensó en viejos relatos de mujeres sin hijos, organizando en secreto un culto de muñecas, una inventada maternidad a escondidas, mil veces peor que los mimos a perros o gatos o sobrinos.
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Argentina (CDH )
      Encontró una miseria decorosa y una madre avejentada, un tío jubilado, dos gatos.
    • 1965 Elizondo, S. Farabeuf [2000] México (CDH )
      La noche era como un largo camino que se adentraba en la casa invadiendo todos los rincones, llevando la penumbra hasta el último resquicio, asustando lentamente a los gatos, ¿recuerdas?
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Honduras (CDH )
      Se sienta en el suelo junto al gato y principia a cantar una lúbrica canción de estanco.
    • 1966 Delibes, M. Mario [1996] 64 Esp (CDH )
      Pues mira, tú no me hiciste ascos, que a la hora de la verdad, con todo vuestro golpe de intelectuales, lo que buscáis es una mujer de su casa, eso, y no me digas que no, que menudos ojos de carnero degollado me ponías, hijo, que dabas lástima, y, en el fondo, si me conoces en la Universidad hubieras hecho fu, como el gato, a ver, que a los hombres se os ve venir de lejos y si hay algo que lastime vuestro amor propio es tropezar con una chica que os dé ciento y raya en eso de los libros.
    • 1966 Delibes, M. Mario [1996] 104 Esp (CDH )
      [...] los mismos ojos, yo no he visto cosa igual te doy mi palabra, que es un verde raro para ojos, reconócelo, como los de los gatos o el agua de las piscinas.
    • 1966 Donoso, J. Domingo [1968] Chile (CDH )
      Además un compañero de colegio le explicó a Luis que si hacía lo que se hace para tener hijos entre hermano y hermana, salen monstruos, injertos de sapo en gato, o niños con cabezas descomunales, idiotas y perversos.
    • 1966 Donoso, J. Domingo [1968] 150 Chile (CDH )
      Con un trapo amarrado a la cabeza se había trepado a una silla y estaba limpiando los vidrios del dormitorio de Maya: se detuvo, apoyó su mano con el trapo en un vidrio, y la Chepa la vio haciéndoles morisquetas a unos gatos que retozaban en el sol de la calle.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] 85 Esp (CDH )
      Ana os guiaba con sabiduría instintiva por un dédalo de callejuelas en las que la colada escurría entre los balcones, los gatos husmeaban los cubos de basura y se adivinaba el color del sol en lo alto de los tejados.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      Contagiados de la excitación de los mayores, los niños jugaban por enésima vez a la captura del Espía Rojo, empinaban cometas, perseguían al gato a pedradas y, agotado el repertorio habitual de sus distracciones, habían inventado un concurso de tiro de pipí apuntando en fila el seto de tuyas a una distancia reglamentaria de cuatro metros.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] 26 Esp (CDH )
      [...] olor a hierba húmeda, a excrementos de gato, a cemento, a heno y a resina [...].
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Saltó del paseo al arroyo rozando el suelo con los pies, maniobrando con habilidad y en medio del ruido infernal del motor, encogido como un gato, y enfiló Ramblas arriba hasta desaparecer más allá de la plaza del Teatro.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 81 Esp (CDH )
      El coche permaneció durante un par de años, las cubiertas podridas entre los cardos, los gatos cobijados a su sombra, toda la capota cuajada de excrementos blancos, en el jardín de la casa donde apenas servía para otra cosa que para escondrijo de unos cuantos amigos cuando se trataba de beber castillaza a altas horas de la noche.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 172 Esp (CDH )
      No hubo ultraje ni engaño, eso es lo peor; cuando al fin abandoné la casa —volví a Región envuelta en mantas y capotes militares, en compañía de un niño que acariciaba un gato recién nacido y de un viejo carretero sordo que no paró la menor atención a los puestos de control [...].
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cuba (CDH )

      — Silvestre —dijo Cué—, éste —y señalió para mí— quiere saber si es verdad o no es verdad.

      Era el juego del ratón y el gato. De los dos ratones y el gato.

      — Es verdad qué —dijo Silvestre. Seguí sin decir nada. Me crucé de brazos física y mentalmente.

    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 130 Colombia (CDH )
      Amaranta suspiraba, reía, soñaba con una segunda patria de hombres y mujeres hermosos que hablaban una lengua de niños, con ciudades antiguas de cuya pasada grandeza solo quedaban los gatos entre los escombros.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Colombia (CDH )
      Le dijeron que su única compañera fue una sirvienta desalmada que mataba perros y gatos y cuanto animal penetraba a la casa, y echaba los cadáveres en mitad de la calle para fregar al pueblo con la hedentina de la putrefacción.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Argentina (CDH )

      — Sí, mi general —dijo Emilio mirando hacia los costados: la chaquetilla del viejo doblada sobre ese sillón se había convertido en una especie de animal agazapado: un gato oscuro, una ardilla, podía pasarle la mano por encima y se despertaría pesadamente.

    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Argentina (CDH )
      Un sobre adormecido que marcaba el centro de ese arco que se había tendido entre los tres y podía convertirse en un pesado gato de Angola y dejarse sobar, o en algún insecto de ojos blancos y, de pronto, pegar un salto.
    • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Esp (CDH )
      Corre por entre las mesas un gato gordo, reluciente; un gato lleno de salud y de bienestar; un gato orondo y presuntuoso. Se mete entre las piernas de una señora, y la señora se sobresalta.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 39 Perú (CDH )
      El Chispas y Santiago se llevaban como perro y gato y vez que podía el Chispas le hacía perradas al flaco y el flaco al Chispas perradas vez que podía: a lo mejor era una mala pasada de tu hermano, flaco.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Perú (CDH )
      — No, nada de ti, más bien de mí —una voz como el maullido de un gatito, piensa—. Me tomó de sorpresa, me dejó sin saber qué decir.
    • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] 223 Argentina (CDH )
      Se alimentan de frutos, de raíces y de reptiles; beben leche de gato y de murciélago y pescan con la mano.
    • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] 224 Argentina (CDH )
      Una casa de varias habitaciones constituiría un laberinto para ellos, pero tal vez no se perdieran, como tampoco un gato se pierde, aunque no puede imaginársela.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 101 Perú (CDH )
      Y ahora, bien pegadito a la mesa, comía su tercera butifarra ante la mirada de Rafaelito, algo así como la de un gato en celo.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Perú (CDH )
      Silva era bien rubio y tenía cara de gato malo. Tenía los ojos bien verdes y las piernas blancas y fuertes.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Perú (CDH )
      Le sacó pecho, se puso las manos en la cintura y lo miró más gato y más malo que nunca. «¡Le tienes miedo a Silva!», gritó uno de la pandilla, poco inteligente, desde luego, porque esa calma de Arzubiaga no era miedo. «¿Por qué quieres pelear?», preguntó éste, para desesperación de Martinto que sentía los minutos que quedaban de recreo latir en su corazón. «¡Mariconcito!», le respondió Silva y se infló más todavía. Ya no tardaba en morirse de lo blanco y furioso que estaba. Arzubiaga oyó lo de mariconcito y eso sí que no le gustó nada.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Chile (CDH )
      Cuidado, Madre, yo la ayudaré, demos la vuelta alrededor de estos escombros, mejor por este corredor que remata en otro patio más, en un nivel distinto, para cumplir con funciones olvidadas, abierto a habitaciones donde las telarañas ablandan las resonancias y a galerías donde quedaron pegados los ecos de tránsitos que no dejaron noticia, o serán ratones y gatos y gallinas y palomas persiguiéndose entre las ruinas de esta muralla que nadie terminó de demoler.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Chile (CDH )
      El papel de la Berta, justamente —que a menudo se instalaba en el boudoir de Emperatriz a quejarse de lo agotador de su trabajo—, era arrastrar sus extremidades inferiores por los corredores de Boy, o reclinarse en un banco, o enroscarse en una grada acariciando junto a sus pechos desnudos un gato de cabeza hipertrófica, la Berta, la Berta, presente desde el comienzo ante los ojos del niño en su papel de ilustración de lo inexplicable, de lo excepcional, de lo gratuito.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 18 Esp (CDH )

      [...] sobre el secreto verdosamente celado por la frondosidad inculta, objeto de su arriesgado periplo, de la nocturna y callada iniciación gnósica: visible ahora gracias a los golpes que le impelen y expelen, lo agitan, lo zarandean: el cadáver de un gato pelón y tiñoso, rígido, que ha apurado ahí, en esa desatendida maleza, una larga y azarosa travesía llena de sinsabores, de infortunios: punto final de una desastrosa carrera de hambre, escasez, privaciones [...].

    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 239 Esp (CDH )

      [...] a continuación, saltarán la tapia del vecino solar y enterrarán el cadáver del gato pelón y tiñoso en la frondosidad inculta [...].

    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Aunque sí reconocía esos pies flexibles como el lomo de un gato y esos tobillos levemente arqueados que daban al andar el vaivén de la danza.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Se revolcó como una gata en la frescura de la colcha. Se miró tristemente los pies, las uñas romas. Avergonzada, los ocultó bajo las faldas sentándose a la turca. Vio en el espejo su imagen picaresca. Se calzó unas sandalias y salió a espiar al legendario Pancho Cárdenas. No lo encontró por ningún lado.
    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )

      — Dicho de paso: se ven pocos perros. ¿Será todavía consecuencia de la guerra?

      Hay más bulos que gatos. Cualquier cómputo sería cierto.

      Conténtanse con el ornamento en el decir.

    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )
      — El gato de mi abuela. Yo no juego a adivino, pero ¿por qué ha de mejorar la situación, desde mi punto de vista, si os conformáis con lo puesto?
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      Pero es un gato lo que acaricia. Entre sus manos tiene ahora un gatito, como una pelota de pelo suavísimo, que le cosquillea y le araña también suavemente, muy suavemente al principio, porque los arañazos son cada vez más fuertes y, además, le va mordiendo cada vez con más saña y al hombre se le pasa la borrachera de repente y se aterroriza.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      Sólo hube de doblar la esquina, a la izquierda, preguntar en el tercer portal y, confiando en un tipo que habría perdido los dientes cuarenta y cinco años antes y la costumbre de afeitarse las canas desde la infancia, subir hasta la farmacia, no cruzar, doblar a la izquierda, cruzar, coger por la calle oblicua y (allí no podía ser) penetrar en un magma odorífero, cuyos orígenes serían escalones de madera fregada con lejía, serrín orinado por gata, coles en cocción, sumideros, motor de ascensor deficientemente engrasado y morcilla refrita.
    • 1972 Puig, M. Boquitas [1994] 31 Argentina (CDH )
      Hoy a la mañana me fui de nuevo al Zoológico, total no está tan lejos, son diez minutos de colectivo, porque el otro día a los nenes le dijo otro chico que había un cachorrito de león recién nacido y lo fuimos a ver ayer domingo ¡qué divino! si me alcanza la plata me voy a comprar un perrito o un gatito fino a principios de mes.
    • 1972 Puig, M. Boquitas [1994] 58 Argentina (CDH )
      [...] pensó en Celina, en sus ojos verdes, pensó en los gatos de ojos verdes, pensó en la posibilidad de hacerse amiga de un gato, amiga de una gata, sobarle el lomo, pensó en una gata vieja con sarna, cómo curarle la sarna, llevarle de comer [...].
    • 1972 Puig, M. Boquitas [1994] 58 Argentina (CDH )
      [...] pensó en la posibilidad de hacerse amiga de un gato, amiga de una gata, sobarle el lomo, pensó en una gata vieja con sarna, cómo curarle la sarna, llevarle de comer, elegir el plato más bonito de la alacena y llenarlo de leche fresca para una gata vieja sarnosa, pensó en que la madre de Juan Carlos volviendo de la novena los saludó sin entusiasmo el domingo a la salida del cine, pensó en la muerte natural o por accidente de la esposa de Aschero [...].
    • 1972 Shimose, P. Quiero escribir [1988] Bolivia (CDH )
      [...] solicitan audiencias, dan consejos, afinan la puntería, / disparan, van a misa, son como los gatos, saludan, dan la mano, / siempre caen de pie, aclaran la voz, ejem, la impostan, / la modulan, / piensan dos, cien, mil veces, no duermen, como los búhos, / piensan [...]. /
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 75 Esp (CDH )
      Y, ahora, don Joseíño, ¿podré seguir llamándole como siempre, o tendré que llamarle con ese otro nombre, que parece de gato?
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 272 Esp (CDH )
      [...] una persecución acompañada de aullidos en que se manifestaba la parte más vergonzosa de la naturaleza humana en su versión femenina: aullidos de gatas en enero, que no se extinguían hasta la madrugada, cuando las monjas, rendidas o satisfechas, se quedaban dormidas en las esquinas de los claustros, cuando no espatarradas y con el sexo al aire en los duros lechos de tablas.
    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] México (CDH )
      Agatha Christie, que vuelve al asesinato un animal doméstico tan familiar como los gatos y los perros; que hace del crimen uno de los ingredientes de la receta secular del pudding de Navidad que va a servirse en el banquete que la familia celebra año con año... y del que será eliminado uno de sus miembros.
    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] 189 México (CDH )
      Pero si hemos dicho Perrín hemos invocado al animal doméstico antagónico del gato, a su enemigo natural: al perro.
    • 1973 Edwards, J. Non grata [1973] Chile (CDH )
      Había muchos gatos; un perro ladraba encerrado en un altillo, como si el silbido del viento lo aterrorizara.
    • a1973 Neruda, P. Confieso [1993] Chile (CDH )
      Pero la poesía no ha muerto, tiene las siete vidas del gato. La molestan, la arrastran por la calle, la escupen y la befan, la limitan para ahogarla, la destierran, la encarcelan, le dan cuatro tiros y sale de todos estos episodios con la cara lavada y una sonrisa de arroz.
    • 1974 Saiz, G. Princesa [1974] México (CDH )
      Un gato, dije, mi tía Ema tiene un gato. Bueno, deseé fervientemente que tuviera un gato.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Argentina (CDH )

      La que hablaba por teléfono preguntaba por la salud de una chica (o señora) denominada Meneca, y también por el estado general del tiempo en Ciudadela. Luego, recordó, refirió, analizó y finalmente enjuició el incidente con un vecino a raíz de un gato.

    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Argentina (CDH )
      Observaba a una gata perversa y somnolienta, que unas cuantas mesas más allá leía o simulaba leer un gran libro. Y estudiándola, cavilaba sobre el abismo que muchas veces existe entre la edad que figura en los registros civiles y la otra, la que resulta de los desastres y pasiones.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] 96 Esp (CDH )
      Era suave, frágil y sensual como un gato; y también caprichosa, egoísta y desconcertante.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] 96 Esp (CDH )
      Ya te lo dije, parecía un gato jugando con el ratón. Jamás se entregó por completo.
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] 31 Esp (CDH )
      Todo le recibe como si le esperase desde siempre, y puede mirar a los perros y a los gatos frente a frente, lo cual nosotros no hacemos nunca.
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Esp (CDH )
      El niño participa de la fruta, del gato y del hombre. Es un cruce de individuo, manzana y felino.
    • 1976 Nieva, F. Carroza [1991] Esp (CDH )

      FRASQUITOUna Babilonia de nubes que se hunde. El almanaque lo anunciaba y no se ha equivocado: la noche del 40 de mayo un rey muy famoso entregará su alma a Dios, mientras el fantasma de Babilonia reventará en los cielos. Morirán muchos gatos y se hundirán cientos de chimeneas.

    • 1976 Nieva, F. Carroza [1991] Esp (CDH )
      Mi gata Dominga y sus tres crías. No puedo dormir sin ellos y ellos sin mí.
    • 1976 Revilla, B. Guatemala: Terremoto pobres [1976] Gu (CDH )
      Tan reposada, que se la podía acariciar como a un gato quieto.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Venezuela (CDH )
      Mientras sus rivales hablaban con el presidente de política, él, en un rincón de la casa, platicaba plácidamente con misia Rita del moquillo de las gallinas, del precio del ganado en pie, o se iba al corral para caparle uno de los gatos que alborotaba mucho de noche.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 255 Venezuela (CDH )
      "Son los gatos en el techo, general." "Los gatos." Se fue serenando. Estaba en la pequeña casa estrecha, resto de vieja barriada pobre, donde prefería llegar en la capital y se sentía más seguro.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      De niña, mi prima tuvo una gata que cuando comenzó a dar a luz a un sinnúmero de gatitos, Estefanía pensó que se iba a morir porque se le estaban saliendo todas sus vidas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      Y mientras Pavlov volvía neuróticos a los perros jugándoles bromas con sus reflejos más sagrados y engañándolos con luces y campanas, Bard y Mountcastle privaban a los gatos de sus estructuras rinencefálicas, tornándolos feroces y Roux dejaba al descubierto el cerebro tembloroso de un perro vivo.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] 21 Perú (CDH )
      Durante el almuerzo, el tío Pancracio, luego de disertar sobre la música criolla, en la que era un experto —en las celebraciones familiares ofrecía siempre un solo de cajón—, se volvió hacia ella y, relamido como un gato, le contó: "A propósito, los jueves en la noche se reúne la Peña Felipe Pinglo, en La Victoria, el corazón del criollismo.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] 67 Perú (CDH )
      Le pasó afectuosamente la mano por el lomo, en una caricia idéntica a la que podría haber hecho a un gato.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 25 Argentina (CDH )
      A diario, y para establecer pactos y servicios, adoptaba la forma de un melancólico perro negro, si se lo convocaba de día, prefiriendo de noche la de un gato de erizado pelaje.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] Argentina (CDH )
      No es imprescindible, sin embargo, que se trate de un sacrificio importante (un gato, o una gallina, suelen bastarle), ya que lo básico es el reconocimiento a su carácter divino que el sacrificio comporta.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Uruguay (CDH )

      En un ángulo de la puerta abierta brillaban dos ojos dorados, deslumbrantes en la negrura.

      — No sé —le dije—. Un gato.

    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Uruguay (CDH )
      Encendí la luz y no vi un gato ni nada. Apagué y me puse de cara a la pared. Pero sentía en la nuca el disparo de electricidad.
    • 1955-1980 Rulfo, J. Pedro Páramo [1992] México (CDH )
      Y ella iba de aquí para allá, seguida por el rondín de gatos.
    • 1955-1980 Rulfo, J. Pedro Páramo [1992] México (CDH )
      Anoche no echaste fuera al gato y no me dejó dormir.
    • 1980 Vergés, P. Cenizas [1981] 177 República Dominicana (CDH )
      Ella les contestaba ni hablar del peluquín, que era ucn, lo decía el señor Flores y lo decía el teniente y lo decía hasta el gato, ucn, ucn y ucn, que se lo metieran en la cabezota y en la nalgota y en donde les cupiera.
    • 1981 Alonso Santos, J. L. Estanquera [1990] Esp (CDH )
      La agarra para que no chille y se revuelve la anciana como gato acorralado.
    • 1981 Alonso Santos, J. L. Estanquera [1990] Esp (CDH )
      Luego se escucha crujir los escalones de madera y el Tocho, que hace guardia, se estira como un gato en la oscuridad.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Perú (CDH )
      No sé quién afirmaba que el ser más avaro y egoísta del mundo puede esconder tesoros de ternura para con su gato.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Perú (CDH )
      Aquel detestable bicho, porque en París perros y gatos llegan a tener en común el irse convirtiendo poco a poco en bichos, en bichos castrados u operados, además, era tan sólo su interlocutor, y por eso se explica tan fácilmente que recibiera tres pateaduras al día, una antes de cada comida.
    • 1981 García Márquez, G. Crón muerte [1981] 111 Colombia (CDH )
      Me despedí de mi hermano, atravesé el corredor donde dormían los gatos de las mulatas amontonados entre los tulipanes, y empujé sin tocar la puerta del dormitorio.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 293 Chile (CDH )
      Había decidido hacía mucho tiempo que no necesitaba un padre, y mucho menos un padrastro, pero que si llegaba a faltar su madre iba a hundir la cabeza en un balde con agua hasta morirse ahogada, tal como hacía la cocinera con los gatitos que paría la gata cada cuatro meses.
    • 1982 Benedetti, M. Primavera [1994] Uruguay (CDH )

      Digamos:tres niños (dos rubios y un negrito, como en la publicidad de los grandes monopolios norteamericanos), el primero con un monopatín, el segundo con un gato y el tercero con un balero.

    • 1982 Benedetti, M. Primavera [1994] Uruguay (CDH )
      A mí Sarcasmito me da muchísima lástima y me lo llevaría a mi casa pero Graciela siempre dice que en el exilio no hay que tener animalitos porque una se encarinia y de pronto un día hay que volver a Montevideo y no vamos a llevar el perro o el gato porque se hacen pichí en los aviones.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Argentina (CDH )
      [...] donde la buena gente de la ciudad, con sus críos, sus perros, sus gatos, sus papagayos, sus mirlos y demás bicharracos, pasaría la jornada libre, comiendo, bebiendo, bailando, ladrando, maullando, chillando, trinando y cometiendo toda suerte de alegres incorrecciones.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Argentina (CDH )
      Aquéllos no eran plantas ni hombres, eran mandrágoras, las mandrágoras afrodisíacas y narcóticas de los cabalistas y de los herbolarios brujos, las mandrágoras hijas de Eva y de la Tierra, y pronto empezaron no a hablar sino a ronronear, suavísimamente, como gatos voluptuosos.
    • 1982 Pitol, S. Juegos florales [1985] 8 México (CDH )
      ¡Perderse gozosamente en un laberinto de callejones y pasadizos que de pronto desembocaban en plazas principescas o en algún atrio recóndito frecuentado sólo por una legión de gatos y alguna vieja escueta, bizca, bigotona [...].
    • 1983 Cortázar, J. Reunión [1983] 35 Argentina (CDH )
      La señora de al lado tenía un gato sarnoso, vaya a saber si los gatos no eran capaces de contagiar a los perros, aunque fuera a través del alambrada.
    • 1983 Cortázar, J. Reunión [1983] 35 Argentina (CDH )
      La señora de al lado tenía un gato sarnoso, vaya a saber si los gatos no eran capaces de contagiar a los perros, aunque fuera a través del alambrada.
    • 1983 Cortázar, J. Reunión [1983] 54 Argentina (CDH )
      Johnny seguía mis palabras y mis gestos con una gran atención distraída, como un gato que mira fijo pero se ve que está por completo en otra cosa; que es otra cosa.
    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] 8 Esp (CDH )
      El niño aquel, tan rematadamente consanguíneo, que parecía extranjero, de tan rubio; con los ojos azules como un gato, de tan claros.
    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] 8 Esp (CDH )
      Que jugaba solo todo el día, acompañado del gato y de la miss, con una división de soldaditos de plomo y un escuadrón de cazabombarderos, todo eléctrico. En un cuarto de jugar de ventanales góticos.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Perú (CDH )
      Uno de ellos llevaba un gato muerto de la cola, el que lo seguía golpeaba una lata con un palo.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] 184 Perú (CDH )

      Sólo el jardín. Allí, sentado sobre el césped, respirando el aroma del jazminero. Los cipreses, sus arañas, los gatos errantes y las sepulturas ahora extraviadas de perros que murieron chancados por los carros.

    • 1985 Alatriste, S. Por vivir [1985] México (CDH )

      Escuchándolo dar esa descripción me acordé de una escena de En la palma de tu mano, en que Leticia (esa gitana vuelta, en el film, señorona de Polanco) iluminada por la luz de una chimenea, se arrastra por el suelo como gata recelosa; gata que es mujer y demonio al propio tiempo; apabullando con su ronroneo al pobre de Arturo de Córdova, que se queda mudo, parado cerca del fuego, quemándose las nalgas.

    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 37 Colombia (CDH )
      Decía que los perros no eran fieles sino serviles, que los gatos eran oportunistas y traidores, que los pavorreales eran heraldos de muerte, que las guacamayas no eran más que estorbos ornamentales, que los conejos fomentaban la codicia, que los micos contagiaban la fiebre de la lujuria, y que los gallos estaban malditos porque se habían prestado para que a Cristo lo negaran tres veces.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 153 Colombia (CDH )
      Varios perros encadenados en algún lugar de la casa empezaron a ladrar de pronto, enloquecidos por el olor del extraño, pero un grito de mujer los hizo callar en seco , y numerosos gatos saltaron de todas partes y se escondieron entre las flores, asustados por la autoridad de la voz.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] Esp (CDH )
      Tomaba su vaso de café a cucharaditas, en gestos breves, suaves como los de un gato.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] 227 Esp (CDH )
      En el silencio matinal, roto únicamente por los pasos resonantes de algún madrugador, por el ocasional maullido de los gatos o por las rodadas de lejanos vehículos, sentía cada vez más hostil aquella casa y añoraba con fuerza mi mundo habitual.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] Costa Rica (CDH )
      Y ahora me mira escrutadoramente a los ojos, estos ojos encendidos que tengo, encendidos de fiebre, licor y marihuana, encendidos de deseos insatisfechos, de fantasías monstruosas, los ojos encendidos para tratar de calentarme y ver cómo sobrevivo entre esta gente, «ojos de gata que conocen la noche» está diciendo exactamente Chirico.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] 33 Costa Rica (CDH )
      Sin querer hago ruidos de gata como si un gato grande me acechara y estoy dispuesta a huir con el lomo en un arco dejándole las uñas bien escritas, él se me acerca y veo que tiene la textura del carbón y dejar que me toque es descender a las minas, pero se va arrimando con el peso que tienen las industrias pesadas, el de los yacimientos de hierro, la inevitabilidad de esa creación, su aliento es semejante a humo de chimeneas, todo él tiene el color oscuro de ciudades, Bilbao, fábricas de paredes que se manchan con los gases, ahumado e inmediato [...].
    • 1985 Sampedro, J. L. Sonrisa etrusca [1995] Esp (CDH )
      ¡Así, niño mío, así se avanza! ¡En silencio, como los gatos, como los partisanos! ¡La sorpresa, siempre la sorpresa!
    • 1985 Sampedro, J. L. Sonrisa etrusca [1995] Esp (CDH )
      El niño también percibe el calor del gesto y se instala como un gatito entre los pechos y los brazos que le estrechan.
    • 1986 Balza, J. Relatos [1990] 37 Venezuela (CDH )

      Acaban de dejarlo sobre la camita; lo han sentido rodar hacia el sueno, pasar de intrincado alambre móvil a lento osito, a gato de mil pieles tersas, a niño que bosteza y se le cierran los ojos, con humedad.

    • 1986 Bryce Echenique, A. Magdalena [1986] Perú (CDH )
      Y esa uruguaya tan mala sólo me va a enseñar algo más sobre el género humano, que es ese género que nos interesa a nosotros los escritores, salvo en el caso de que nos ocupemos de animalitos, de perros y gatos y elefantes y leones y tigres, que es cuando queremos enseñarle la moraleja a los seres humanos.
    • 1986 Bryce Echenique, A. Magdalena [1986] 186 Perú (CDH )
      [...] justo cuando don Eduardo descubría que se había equivocado por completo con don Felipe Alzamora porque de golpe, como esos monstruos de maldad que esconden riquezas mil de ternura por un gatito, don Felipe Alzamora pudo y debió haber sido su mejor amigo [...].
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 20 Cuba (CDH )

      Eran humanos pero parecían animales, como de grandes gatos. Los maullidos se disolvían en improbables sollozos, luego volvían a surgir por otra parte: estábamos rodeados de gritos.

    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cuba (CDH )

      [...] luego a alaridos, después a aullidos, y mientras se revolcaba haciendo más difícil mi labor, maullaba a todo pulmón, gato gutural, sus gritos llenando el cuarto y ululando en todo el universo, colmando el cosmos.

    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] Puerto Rico (CDH )
      Las mujeres camino de la Plaza del Mercado alzaban la vista para mirarle el rostro que era así de "Qué te importa", como de gato, y así de intensa su mirada.
    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] 6 Puerto Rico (CDH )

      Así más o menos es como recuerdo la víspera de su llegada; escondida, como siempre habría de ser, huyéndole al castigo de las leyes que iba rompiendo una tras otra, sin proponérmelo, sobando gatos y creciendo en miedos, en el miedo a tantas cosas antes de que él llegara.

    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] Puerto Rico (CDH )
      En eso, por la ventana del baño, que daba a la galería de atrás, entró la gata Mauricia a tomar agua del inodoro y yo la agarré y empecé a sobarla.
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )
      Un gato los miraba a través del vidrio y de vez en cuando se lamía una pata, como si se tomara su tiempo.
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )
      El gato se levantó, atento como si contara las gotas de la llovizna sobre el jardín, y le acercó el hocico a una oreja.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] 33 Chile (CDH )
      En un sofá, un gato gordo, con ojos verdes que parecían bolitas de cristal, daba la impresión de estar embalsamado.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] 45 Chile (CDH )
      Había pavos reales que merodeaban entre las piedras, y gatos, muchísimos gatos, e incluso me pareció percibir, en los restos de una baranda de ladrillo, un camaleón que sacaba su lengua bífida.
    • 1987 Muñoz Molina, A. Invierno Lisboa [1995] Esp (CDH )
      No se asustaban, decía, como refiriendo un prodigio. Moviendo el hocico le lamían la mano, como gatitos, eran ardillas felices.
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] Costa Rica (CDH )
      [...] su nudo un corazón todo de vidrio / delante de este amor que le ofrecía / se puso tenso terco temeroso / (el gato frente al agua horrorizado) / hizo un mohín / tan sólo programaba un cálido escenario / atemporal provisional incierto [...]. /
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] 109 Costa Rica (CDH )
      [...] y antes de irme / de arrojarme de cabeza al desconsuelo / el hombre dijo sería tan bueno repetible / volvamos a esta cita(el gato frente al trozo suculento) / completamente chic sonrientemente [...]. /
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] 30 Esp (CDH )
      Un gato escuálido y legañoso se deslizaba con aire taimado bajo las mesas, al acecho de hipotéticos ratones.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] 34 Esp (CDH )
      El gato creyó divisar un ratón y se lanzó en su busca entre las piernas de los contertulios. Antonio Carreño había mojado el índice en el agua de un vaso y trazaba misteriosos signos sobre el gastado mármol del velador.
    • 1989 Esquivel, L. Como Agua [1995] México (CDH )
      Nacha no alcanzó a escuchar la respuesta porque el Pulque, el perro del rancho, salió corriendo, ladrándole a un conejo al que confundió con un gato.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Se vio así obligado a inventarse una novia, a la que puso el nombre de Crispinela, y un gato al que llamó Echeverría, y eran nombres tan poco afortunados porque las disculpas lo cogieron por sorpresa, y dijo lo primero que se le vino encima.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Tenía una novia, una familia y un gato.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Chile (CDH )
      — Apesta a meados de gato —dijo uno de los curiosos.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] 28 Chile (CDH )
      Estos selváticos lo mataron y luego lo rociaron con meados de gato. Ustedes se tragan cualquier babosada —declaró el alcalde.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] 44 Venezuela (CDH )
      Desde las piernas cubiertas por una manta, vio las manos que acariciaban un pequeño gato y arriba aquella cabeza inclinada sobre el pecho, la gorra oscura y la barba gris sobre el largo mentón.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Venezuela (CDH )
      El rey iba de último, borrado en la oscuridad, con suave pisada de gato.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] 85 Esp (CDH )
      Tenía mucha paciencia con los niños, pero eso suele suceder con los solterones que van de visita, tratan de conquistar el corazón del anfitrión elogiándole los hijos, el gato, el perro, la biblioteca, el vino y en el fondo Galíndez suscitaba una sonrisa oculta, de una cierta conmiseración.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
      Sus voces se confunden con el run run de fondo, un ronroneo de gatos definitivamente alimentados y tibios, por dentro y por fuera.
    • 1991 Peri Rossi, C. Babel Bárbara [2005] Uruguay (CDH )
      Vivimos entre dioses antiguos / divinidades arcaicas / escondidas en los gatos / en las ondulaciones del pulpo / en el porte majestuoso de una mujer descalza / que nos mira con ojos antiguos.
    • 1991 Peri Rossi, C. Babel Bárbara [2005] Uruguay (CDH )
      Por la calle / la siguen los gatos y los perros. / No hay ninguna virtud en ello: / al mirarse / se reconocen / como descendientes en decadencia / de dioses antiguos, / de especies más perfectas / desplazados por las máquinas / y las computadoras.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Argentina (CDH )
      Por la escalera de incendio también había entrado un gato, a juzgar por el olor.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Argentina (CDH )
      Trató de secar la alfombra, cerró la ventana guillotina dejando apenas una hendija para que se fuera disipando de a poquito ese olor a pis de gato mil veces preferible al olor a asco y a miedo que rezumaba de ese mismo departamento en su última visita.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
      Jugaban al gato y al ratón, buscándose y pretendiendo evadirse, forjando antagonismos ilusorios que eran el pretexto para largas consultas del uno en las oficinas del otro.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
      Últimamente le había dado por hablarle cual si fuera un gato o un perro.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] 43 Argentina (CDH )
      Está atendido por una Corte mínima y por unos sesenta monjes gordos como gato de rico.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Argentina (CDH )
      Bajaron los demonios para burlarse de mí, para jugar con sus manos de agua como gato con ratón, sin siquiera dignificarme con la muerte.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] 212 Paraguay (CDH )
      No sirven ni para exhumar lo que la gata entierra. ¡Ah, pero sin ellos qué! La elegancia, la cortesía, la hipocresía, la genuflexión, los nidos de piojos en los pelucones.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] 96 Paraguay (CDH )
      [...] violaciones y aberraciones, como son las relaciones entre seres humanos y bestias, muy común entre las damas solitarias, amantes y protectoras de perrillos, gatos y demás animales domésticos, a falta de la honrada compaíña marital.
    • 1993 Ferré, R. Batalla vírgenes [1993] Puerto Rico (CDH )
      La gente no sólo ha empezado a venir a curarse, si no que también nos traen a sus perros y gatos para que se los purguemos y vacunemos..
    • 1993 Ferré, R. Batalla vírgenes [1993] Puerto Rico (CDH )
      Ariel nunca se había casado y vivía solo en un pequeño apartamento del Viejo San Juan, a donde iban a parar todos los gatos y los perros realengos del vecindario.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] México (CDH )
      Ciudades de intestinos visibles, coronadas de feces, por cuyas alcantarillas corren el pus y la orina, la sangre menstrual y el vómito, el inútil semen y los cadáveres de los gatos.
    • 1993 Rovinski, S. Herencia sombras [1993] Costa Rica (CDH )
      Engañado por la luz roja de la falsa chimenea, el gato arrimó el lomo para calentarse.
    • 1993 Rovinski, S. Herencia sombras [1993] Costa Rica (CDH )
      El grito puso en guardia al gato, que enarcó el lomo, mostró retadoramente sus colmillos de fiera reducida y siseó como una culebra.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
      El suelo era de tablas y olía a orina de gato.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
      Tal es el caso de las ratas que bajaban de los barcos, de los gatos y perros salvajes, de los chivos y las guayabas, auténticas plagas a las que se añaden los pesqueros del tiburón y los turistas desaprensivos que contaminan el medio y fastidian a los animales.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
      Los otros, chivos, gatos, perros y demás han llegado en los barcos.
    • 1995 Adoum, J. E. Ciudad sin ángel [1995] Ecuador (CDH )
      En los ojos de AnaCarla se enciende una candela indignada. Porque la Bella que ya tenía, desde hacía unos segundos, esa actitud de bandoneonista, da la impresión, de pronto, de erguir de cólera la cabeza, igual que haría el otro movido por la música, retorciendo su instrumento, como un gato.
    • 1995 Contreras, G. Nadador [1995] Chile (CDH )
      En esos pocos minutos ya había hecho un estado de situación, comprendía vagamente que era el centro de la ceremonia y que debería relacionarse en el futuro con un viejo cocker amarillento, otro ejemplar de pelo cobrizo y raza indeterminada, y un par de gatos que la observaban a la distancia.
    • 1995 Contreras, G. Nadador [1995] 117 Chile (CDH )
      Con sus garras en la zona de las ancas, un gato, sí, era un gato, se afanaba agazapado en una elástica y desesperada convulsión sobre el trasero de Úrsula.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Chile (CDH )
      Gustavo tradujo para la Ruby, que se rió —complacida, notó él— y se lamió el labio superior, como una gata que acaba de lengüetear su plato de leche.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] 27 Cuba (CDH )
      Madame Christine estaba agachada junto a los fogones, dándole de beber leche a su gato. La desgracia los bañó a los dos: ella no se movió, se cocinó allí mismo, sin soltar siquiera el jarro con la leche, que a lo mejor hirvió con el fogaje; el gato huyó y se fue a morir a un matorral.
    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 206 Esp (CDH )
      En su gran habitación llena de aves y gatos, Byron sufría delirios nocturnos, y el buen Fletcher tenía que preparar bebedizos en elevadas dosis.
    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 222 Esp (CDH )
      La gente lo miraba como lo que era, un extraño, estrafalariamente vestido y rodeado de gatos.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] 94 Perú (CDH )
      El cuarto estaba a oscuras. Una mujer mayor yacía inmóvil sobre una mesa. Era gorda y calva. Tenía la cara muy arrugada. A su lado había dos velas encendidas. Encima de la mesa había cuatro o cinco gatos: unos echados sobre la mujer, otros caminando a su alrededor. La mujer tenía los ojos cerrados. Parecía muerta.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      — Es que entré a un cuarto oscuro y me encontré con una vieja calva echada encima de un escritorio con unas velas prendidas y había un montón de gatos caminando encima de ella y la vieja pensó que yo era un espíritu —dijo Diego, hablando muy deprisa.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      Gatos sarnosos, caracho —dijo Patty—. Yo no los maté, pero bien hecho que hayan matado a esos gatos del diablo.
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] México (CDH )

      El silencio inicial se rompe cuando su hija pequeña llama a un gato y otra niña, de apenas ocho años, el único ser humano que los recibe, exclama:

      — No oye nada. Está sordo. Le dieron una paliza.

    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] México (CDH )
      Los golpes que le han roto el oído al gato son suficientes para marcar el espacio al que ha llegado Nikolai Chikildieyev y lo amargos que serán sus días antes de que la muerte lo rescate.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] 60 Puerto Rico (CDH )
      Él es un gato. No necesita luz para ver. Ella se pone tensa cuando su peso hunde el borde del colchón, hace crujir los muelles. Sin hacer ruido, se acuesta al lado de ella, como para no despertarla. Ella espera hasta que la mano de él encuentra la suya y la aprieta. Su respiración se acelera, pero ella trata de controlarla para que él no la oiga.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] Puerto Rico (CDH )
      Con sus piernas, separa las de ella, le besa los senos, lame sus pezones como un gatito mamando leche, entonces entra en ella.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Colombia (CDH )
      — Si ya los encontramos, Liza, cuando el gato persigue sólo espera a que el ratón se manifieste.
    • 1999 Prensa Diario de Navarra, 05/05/1999 [1999] Esp (CDH )
      Se deshizo de sus restos como un malvado entierra los gatillos recién nacidos en un saco, después de quebrarles los huesos contra un muro. El compositor se marchó hacia Viena con su verdadera mujer encerrada en pentagramas.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] México (CDH )
      — Como el gato de Schrödinger que está vivo y muerto a la vez...

      — Demasiadas coincidencias, ¿no le parece? —añadió Bacon—. En Princeton, yo conocí a Gödel. De hecho, podría decir que, de algún modo, él es el responsable de que yo esté ahora aquí... Es una larga historia...

    • 2000 Quesada, R. Big Banana [2000] Honduras (CDH )
      Ella está en su cama con el teléfono inalámbrico, desnuda, como una gatita, como si acabara de hacer el amor. Él está en su cuarto, rendido, hablando a medias por el teléfono. Dibujando sobre su barriga y su pecho círculos y escribiéndose Mirian una y otra vez con el dedo índice como lápiz y el semen como tinta.
    • 2000 Quesada, R. Big Banana [2000] Honduras (CDH )
      — Me pongo como una gatita.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Perú (CDH )
      La sirvienta haitiana, silente como un gato, había recogido el servicio.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Perú (CDH )
      Estaba, más bien, concentrada en las inmemoriales casas abiertas de par en par, luciendo sus intimidades, y las familias volcadas a las calles —viejos, viejas, jóvenes, niños, perros, gatos y hasta loros y canarios— para tomar el fresco de la noche luego de la ardiente jornada [...].
    • 2001 Cercas, J. Soldados Salamina [2002] 138 Esp (CDH )
      Vivía entre la casona de Coria, donde pasaba largas temporadas haciendo vie de château, el hotel Velázquez de Madrid y el chalet de la colonia del Viso, rodeado de gatos, losas de Italia, libros de viajes, cuadros españoles y grabados franceses, con un gran salón presidido por una chimenea francesa y un jardín saturado de rosales.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 102 Costa Rica (CDH )

      Había cruzado el Cuerno de Oro por lo menos cinco o seis veces solo para descubrir que Estambul es una ciudad como muchas otras; que justo enfrente de palacios de la época de Solimán el Magnífico, se pueden encontrar restaurantes de comidas rápidas y montañas de basura como las de México o Nueva York; que si el caminante se aleja de los panfletos turísticos, llega a calles sin pavimentar llenas de gatos y niños desnudos.

    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 106 Costa Rica (CDH )
      Krys también se mece con el ronroneo de la ciudad y de las olas para caer lentamente en la cisterna que está llena de gatos y peces barbudos que también tienen, por alguna extraña razón, caras de gatos y de peces.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      gato1. [...] m. Mamífero carnívoro de la familia de los Félidos, digitígrado, doméstico, de unos cinco decímetros de largo desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide dos decímetros aproximadamente. Tiene cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas y pelaje espeso, suave, de color blanco, gris, pardo, rojizo o negro. Es muy útil en las casas como cazador de ratones.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      gata. [...] f. Hembra del gato.
    • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Argentina (CDH )
      Diana y Daniel estaban debajo de una frazada haciendo el amor como gatos en celo, transpirando el terror de la muerte de cerca, pensando en que nada era casual y en que no iba a hacer falta llamar a la azafata para pedirle un orgasmo simultáneo y múltiple.
    • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Argentina (CDH )
      Hilda apoya su mano en la pirámide que ahora vibra como un gato que estuvo esperando una caricia durante siglos.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Colombia (CDH )

      — ¿Otra? —dijo Alfonso con su humor impío—. Pues tiene usted más vidas que un gato.

      — Es la misma, pero de otro modo —le dije para no darle explicaciones inútiles.

    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Colombia (CDH )
      Lo único intacto en torno suyo era el olor de la valeriana, que enloquecía a los gatos, y que seguí evocando por el resto de mi vida con un sentimiento de naufragio.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bolivia (CDH )
      Mientras la plegaria subía a lo alto, el gato subió a la plancha cobertora, caminó con elegancia felina... y la madera podrida se rompió dejándolo caer en el pozo, donde se ahogó.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] 200 Bolivia (CDH )
      Nuestra ropa estaba tirada en el piso, sobre revistas de diseño digital y un periódico abierto en un Criptograma que habíamos intentado hacer y no pudimos terminar. ¿Comentarista de Borges en la cárcel (siete letras)? ¿Autor de «Un brazalete tricolor»? Una gata marrón de ojos verdes se acurrucaba a nuestros pies.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      La gata, recostada sobre la cama, se levantó, maulló y se dirigió a la cocina.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Chile (CDH )
      Sus oídos captaban las riñas de los gatos en los tejados, el crujir de las puertas en las casas vecinas, el lejano rugido de una moto con escape abierto trepando la calle empedrada, las sirenas de las ambulancias y las patrullas policiales.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Chile (CDH )
      Las viejas maestras verían en ella un espectro pálido y sumiso, resfriado y entumido, un pobre gatito regalón que pide leche tibia y algo de cariño.
    • 2005 Cardenal, E. Versos Pluriverso [2005] 22 Nicaragua (CDH )
      Vida en todo planeta que sea favorable. / ¿Y universos donde quiera que sea favorable? / Lo plantea Prigogine. / Un creador no de uno sino múltiples universos / ¿infinitos universos con un único infinito Dios? / Universos paralelos con copias exactas de uno mismo / donde vos no podrías distinguir si estás en uno o en otro. / O tal vez uno dentro del espacio del otro. / El gato de Schrödinger muerto en uno y vivo en otro. / Y donde las contradicciones de la cuántica se concilian. /
    • 2005 Poniatowska, E. Tren pasa primero Mx (CORPES)
      Algo raro sonaba en la caja de cartón cuando Trinidad se dispuso a meterla con los demás paquetes. Todo el peso se fue para un lado y oyó un levísimo quejido. A riesgo de violar el secreto postal, deshizo el paquete que no tenía remitente. Siete gatitos lo miraron con sus grandes ojos huérfanos. ¡Dios, qué inconsciencia de la gente y cuanta crueldad!
    • 2008 Belli, G. Infinito en palma mano Ni (CORPES)
      El perro entró al agua sin miedo. Saltó ladrando sin cesar. El gato, indiferente, se echó sobre la arena a contemplarlo.
    • 2010 Lara, L. F. Dicc español México, I Mx (BD)
      gato1 s [...] (Felis catus, Felis domestica) Mamífero carnívoro doméstico, de la familia de los félidos, que mide aproximadamente 50 cm de largo, tiene la cabeza redonda, la lengua áspera, orejas triangulares, cola larga, pelo suave y espeso, y largos bigotes. Cuando se asusta, eriza su piel; cuando siente placer emite un suave gruñido continuo; su voz es un sonido agudo, nasal y prolongado. Es independiente y silencioso. Existen muchas variedades que se distinguen por la forma de su cuerpo, la abundancia o longitud de pelo, el color, etc: gato de angora, gato siamés, gato negro, el maullido de un gato.
    • 2012 Meruane, L. Sangre en ojo Ch (CORPES)
      Ha llegado puntualmente sin saber cómo, qué avenidas tomó, en qué semáforos se detuvo. Podría haber arrollado a un gato y no saberlo. Pero se baja del auto y entonces comienza su verdadera función, la de médico infalible en asuntos del corazón.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      gato1, ta [...] m. y f. Mamífero de la familia de los félidos, digitígrado, doméstico, de unos 50 cm de largo desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide unos 20 cm, de cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas y generalmente pelaje suave y espeso, de color blanco, gris, pardo, rojizo o negro, empleado en algunos lugares para cazar ratones. U. en m. ref. a la especie.
    • 2017 Esquivel, G. S. Animales fin mundo Co (CORPES)
      Detrás de las orejas y el cuello descansaba una pelusa negra y delgada que sólo se hacía visible cuando acercaba mi nariz a su rostro, en un intento torpe por adivinar en su aliento rastros de comida para gato.
    • 2020 Rey Rosa, R. Carta ateo guatemalteco Gu (CORPES)
      El camino entre Santiago Sacatepéquez y la carretera Panamericana era angosto y recto, y corría en declive entre paredes de bloques coronadas con trozos de botellas. Las luces del auto iluminaron los ojos rojos de un gato que saltó hacia una zanja y desapareció. Habían hecho mal —sintió— al no prestar oídos a su historia: lo habían humillado en su vanidad de contador de anécdotas.
    • 2022 Padilla, L. "Denunciar maltrato animal en CDMX" [24-08-2022] Chilango (Ciudad de México): chilango.com Mx (HD)
      Tener un perro o gato conlleva una responsabilidad, así como ellos nos dan amor y compañía, nosotros debemos proporcionarles cuidados.
    1. s. En ocasiones, con los modificadores casero, común o doméstico.
      docs. (1557-2021) 41 ejemplos:
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
        Deste ganado vacuno e de puerco se ha hecho mucho della salvaje; y también de los perros e gatos domésticos que se trujeron de España, hay muchos dellos bravos por los montes.
      • 2021 Arroyo Contreras, Á. "Gatos caros" [02-11-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
        El problema de este gato [| caracal] es que resulta difícil de gestar porque deben unir a un caracal con una gata doméstica y por lo general prefieren comérsela. Además con el paso de las generaciones las familias los están abandonando porque ven que son peligrosos.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
        Deste ganado vacuno e de puerco se ha hecho mucho della salvaje; y también de los perros e gatos domésticos que se trujeron de España, hay muchos dellos bravos por los montes.
      • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] fol. 312v Esp (CDH )
        Es la carne d'éstos muy semejante a la de la liebre, que es blanda y de templança caliente, y haze ventaja a la de los gatos caseros. Su hiel y unto es caliente y húmedo y resuelve y ablanda con grande eficacia; usan d'ello en el mal de gota, y la hiel es también muy provechosa contra las mordeduras del crocodilo.
      • a1602 Cortés, J. LAnimales [1613] p. 154 Esp (FG)
        El Gato Doméstico es animal astuto y naturalmente enemigo del ratón, o por mejor dezir amigo.
      • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Perú (CDH )
        Otros animalejos hay pequeños, menores que gatos caseros; los indios les llaman añas y los españoles zorrina; son tan hediondos, que si como hieden olieran fueran más estimados que el ámbar y el almizcle, andan de noche por los pueblos, y no basta que estén las puertas y ventanas cerradas para que deje de sentirse su hedor, aunque estén lejos cien pasos y más; hay muy pocos, que si hubiera muchos, atosigaran al mundo.
      • 1635 Salas Barbadillo, A. J. Coronas Parnaso p. 61 Esp (BD)
        Entraron sin ser sentidos en la casa de vn labrador rico, y por miedo de los Gatos caseros se recogieron a la caballeriza, debaxo de los pesebres hizieron su albergue; pero apenas aquella rustica familia cansada del largo afan del precedente dia, se auia dexado atar las dulces lazadas del sueño, y del vino, quando aquellos exploradores de cozinas, y despensas salieron a recorrer la casa, los passos mudos, y la vista atenta.
      • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        GATO MONTES. Animal mas corpulento que el gato doméstico, y de su misma figúra. Tiene el color pardo, rayado de listas negras, y el pelo es más largo y fuerte que el de los domésticos. Es mui ligéro, sagaz y astúto, y persigue á los ratónes sylvestres, á los páxaros y á los conéjos.
      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )
        Los gatos caseros * son antiguos en estas islas y es fácil que los trajeran los naturales cuando pasaron á ellas. En esto debemos admirar el esmero de la divina Providencia en su trasmigración á estas islas tan distantes del continente para bien y utilidad de los naturales, pues, siendo tantos los ratones y ratas y otros animales dañosos y ponzoñosos, padecieran mucho sin el cuidado que naturalmente tienen los gatos en cazarlos y matarlos.
      • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Venezuela (CDH )

        Desde puesto el Sol hasta el amanecer anda buscando su alimento; y en las casas se domestíca como el Gato casero, y no dexa rincon de suelo, paredes, ni techo, que no escudriñe su curiosa habilidad, para hurtar quantos efectos comestibles halla mal guardados.

      • 1790 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, IX p. 116 Esp (BD)
        Los Gatos domésticos no tienen las orejas tan tiesas como los monteses; y se vé que en la China, donde la civilizacion es antiquísima, y el clima, y el clima muy benigno, hay Gatos domésticos de orejas caidas.
      • 1803-1806 Mtz Zúñiga, J. Estadismo Filipinas [1893] Esp (CDH )
        De animales, hay búfalos ó carabaos, así mansos como monteses, vacas, caballos, puercos domésticos y de monte, venados, gatos comunes y gatos monteses.
      • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I p. 861 Esp (BD)
        El gato doméstico es muy tímido y espantadizo, ágil y astuto, y muy últil para el exterminio de los ratones; tiene el hocico corto, la lengua áspera, las uñas agudas y corvas, y la cola larga.
      • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
        GATO COMÚN: animal muy conocido, tímido, espantadizo, astuto, ágil y muy útil para el esterminio de los ratones: tiene el hocico corto, la lengua áspera, las uñas agudas, corvas y retráctiles y la cola larga.
      • 1865 Castro Espejo, L. Zootecnia rural doméstica p. 195 Esp (BD)
        Finalmente para mejorar nuestras razas gatunas seria conveniente beneficiarlos con la gata doméstica española, y el macho cartujo ó maltés, ó con el de Angora, logrando por este medio variedades mayores, de mejores formas, mas ágiles y finos, y sobre todo desviar del natural montaraz á las nuestras, comunicándolas á su vez mejores instintos é intenciones.
      • 1895 Pereda, J. M. Peñas [1995] Esp (CDH )
        Y la pieza era una liebre, una zorra, un gato montes, un esquilo (ardilla), un faisán o una alimaña de regular cuantía, pues es muy de notarse que de ese y otros linajes parecidos son los animales con que se topa uno yendo de paseo, aun por los sitios más inmediatos al pueblo, como se topa en cualquier otra parte del mundo, que no sea aquélla, con el gato doméstico, el perro cariñoso o las aves de corral.
      • 1909 Bolívar Urrutía, I. / Calderón Arana, S. Historia Natural, Geología (2.ª ed.) Esp (FG)
        El gato doméstico es el F. domestica que comprende razas diversas, como la de Angora, bien conocida por la longitud y suavidad de su pelo.
      • 1933-1944 García Gmz, E. Poetas musulmanes [1944] 23 Esp (CDH )
        Un poeta ironiza sobre la costumbre beduína de llorar sobre las ruinas abandonadas; éste canta el vino en unos cuantos versos, olvidándose de llenar los otros moldes temáticos de la qasida antigua; aquél hace lo mismo para dirigir a su alma exhortaciones ascéticas; el de más allá canta las flores de Persia en vez de los matojos desérticos, y los gatos caseros en vez de los camellos.
      • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )

        Aunque esta cantidad se puede determinar por procedimientos químicos, por lo común la valoración se realiza utilizando animales; comúnmente la rana europea (Rana temporaria, de color pardo oscuro, que, en la Península Ibérica se halla localizada en los Pirineos y en la orla septentrional) o bien el gato doméstico.

      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        Así el gato doméstico ( Felis catus) deriva de un gato agreste de instintos pacíficos que vive en la actualidad en Africa, Arabia y Siria.
      • 1995 Torre, F. Transportación acuática [1995] México (CDH )
        Asimismo, los perros y los gatos domésticos que vuelven a sus casas.
      • 2002 Henríquez Gratereaux, F. Disparatario RD (CORPES)
        Al gato común se empeñan en verlo bajo la especie de ladrón vulgar, y yo sé que es en realidad un pirata romántico que saquea por necesidad, por estrechez económica. No tiene, como el de angora, la comida servida en una escudilla de plata.
      • 2014 Guerrero Campo, J. / Jarne Bretones, M. Especies exóticas invasoras Aragón Esp (CORPES)
        En otros países el gato doméstico ha sido causante directo de la extinción de muchas especies, sobre todo de pequeños mamíferos, aves y reptiles endémicos ubicados en islas. En nuestra región, el efecto sobre la fauna silvestre es poco conocido, pero puede ser localmente intenso sobre pequeñas aves y mamíferos, incluyendo especies de interés cinegético.
      • 2021 Arroyo Contreras, Á. "Gatos caros" [02-11-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
        El problema de este gato [| caracal] es que resulta difícil de gestar porque deben unir a un caracal con una gata doméstica y por lo general prefieren comérsela. Además con el paso de las generaciones las familias los están abandonando porque ven que son peligrosos.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
        Deste ganado vacuno e de puerco se ha hecho mucho della salvaje; y también de los perros e gatos domésticos que se trujeron de España, hay muchos dellos bravos por los montes.
      • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] fol. 312v Esp (CDH )
        Es la carne d'éstos muy semejante a la de la liebre, que es blanda y de templança caliente, y haze ventaja a la de los gatos caseros. Su hiel y unto es caliente y húmedo y resuelve y ablanda con grande eficacia; usan d'ello en el mal de gota, y la hiel es también muy provechosa contra las mordeduras del crocodilo.
      • a1602 Cortés, J. LAnimales [1613] p. 154 Esp (FG)
        El Gato Doméstico es animal astuto y naturalmente enemigo del ratón, o por mejor dezir amigo.
      • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Perú (CDH )
        Otros animalejos hay pequeños, menores que gatos caseros; los indios les llaman añas y los españoles zorrina; son tan hediondos, que si como hieden olieran fueran más estimados que el ámbar y el almizcle, andan de noche por los pueblos, y no basta que estén las puertas y ventanas cerradas para que deje de sentirse su hedor, aunque estén lejos cien pasos y más; hay muy pocos, que si hubiera muchos, atosigaran al mundo.
      • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
        A ueses tenía gran fiesta, pareciendo que todo oro y plata tenía dentro de las manos. A cido como un gato casero quando tiene al rratón dentro de las uñas, entonces se huelga. Y ci no, cienpre azecha y trauaja y todo su cuydado y pensamiento se le ua allí hasta coxello; no para y cienpre buelbe allí.
      • c1618 Silva Figueroa, G. Comentarios [1903-1905] II, 496 Esp (CDH )
        El color del pelo es como el de las comadrejas y garduñas, pero en la cola no mayor que el que los gatos domesticos tienen en las suyas.
      • 1635 Salas Barbadillo, A. J. Coronas Parnaso p. 61 Esp (BD)
        Entraron sin ser sentidos en la casa de vn labrador rico, y por miedo de los Gatos caseros se recogieron a la caballeriza, debaxo de los pesebres hizieron su albergue; pero apenas aquella rustica familia cansada del largo afan del precedente dia, se auia dexado atar las dulces lazadas del sueño, y del vino, quando aquellos exploradores de cozinas, y despensas salieron a recorrer la casa, los passos mudos, y la vista atenta.
      • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        GATO MONTES. Animal mas corpulento que el gato doméstico, y de su misma figúra. Tiene el color pardo, rayado de listas negras, y el pelo es más largo y fuerte que el de los domésticos. Es mui ligéro, sagaz y astúto, y persigue á los ratónes sylvestres, á los páxaros y á los conéjos.
      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )
        Los gatos caseros * son antiguos en estas islas y es fácil que los trajeran los naturales cuando pasaron á ellas. En esto debemos admirar el esmero de la divina Providencia en su trasmigración á estas islas tan distantes del continente para bien y utilidad de los naturales, pues, siendo tantos los ratones y ratas y otros animales dañosos y ponzoñosos, padecieran mucho sin el cuidado que naturalmente tienen los gatos en cazarlos y matarlos.
      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Filipinas (CDH )

        Otra especie de gatos silvestres se crían en los prados y sementeras de estas islas de Visayas, á quienes los naturales llaman miró; *se sustentan de aves, pollos y gallinas que roban en las casas. Estos se amansan, en cogiéndolos pequeñitos como yo los he tenido, pero siempre tienen resabios de montaraces, pues no pueden acariciar sin hacer daño con las uñas; son del tamaño de un gato casero; el hocico algo más largo, el pelo ceniciento y fino á manera de los conejos.

      • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Venezuela (CDH )

        Desde puesto el Sol hasta el amanecer anda buscando su alimento; y en las casas se domestíca como el Gato casero, y no dexa rincon de suelo, paredes, ni techo, que no escudriñe su curiosa habilidad, para hurtar quantos efectos comestibles halla mal guardados.

      • 1788 Sanz Chanas, G. M. Trad HNatural animales Daubenton, I Esp (BD)
        ZEMNI, animal del mismo genero que el zizel [...] pero mayor, mas fuerte, y mas maligno: es algo mas chico que un gato doméstico: tiene la cabeza bastante gorda, el cuerpo delgado, las orejas cortas y redondas [...].
      • 1790 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, IX p. 116 Esp (BD)
        Los Gatos domésticos no tienen las orejas tan tiesas como los monteses; y se vé que en la China, donde la civilizacion es antiquísima, y el clima, y el clima muy benigno, hay Gatos domésticos de orejas caidas.
      • 1803-1806 Mtz Zúñiga, J. Estadismo Filipinas [1893] Esp (CDH )
        De animales, hay búfalos ó carabaos, así mansos como monteses, vacas, caballos, puercos domésticos y de monte, venados, gatos comunes y gatos monteses.
      • 1832 Risueño, C. DiccVeterinaria, III Esp (BD)
        GATO-DOMÉSTICO, Felis catus. Mamífero carnicero, cuyos caractéres son: cuerpo prolongado y flexible sostenido por cuatro extremidades cortas, cabeza redondeada, hocico corto, orejas rectas, nariz ligeramente prominente, desunida y áspera al tacto; boca pequeña, seis incisivos en cada mandíbula y dos colmillos muy fuertes: en la anterior cuatro molares en cada lado con varias eminencias cortantes.
      • 1844 Álvz Guerra, J. Trad DiccAgricultura, Rozier, VII p. 95 Esp (BD)
        GATO. Hist. Nat. Econom. Rur. [...] Entre los gatos domésticos se distinguen generalmente tres variedades principales; los llamados de España, cuyo color rojo, vivo y obscuro es el principal carácter que los distingue; aunque tambien los hay con manchas blancas y negras distribuidas irregularmente.
      • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I p. 861 Esp (BD)
        El gato doméstico es muy tímido y espantadizo, ágil y astuto, y muy últil para el exterminio de los ratones; tiene el hocico corto, la lengua áspera, las uñas agudas y corvas, y la cola larga.
      • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
        GATO COMÚN: animal muy conocido, tímido, espantadizo, astuto, ágil y muy útil para el esterminio de los ratones: tiene el hocico corto, la lengua áspera, las uñas agudas, corvas y retráctiles y la cola larga.
      • 1865 Castro Espejo, L. Zootecnia rural doméstica p. 195 Esp (BD)
        Finalmente para mejorar nuestras razas gatunas seria conveniente beneficiarlos con la gata doméstica española, y el macho cartujo ó maltés, ó con el de Angora, logrando por este medio variedades mayores, de mejores formas, mas ágiles y finos, y sobre todo desviar del natural montaraz á las nuestras, comunicándolas á su vez mejores instintos é intenciones.
      • 1895 Pereda, J. M. Peñas [1995] Esp (CDH )
        Y la pieza era una liebre, una zorra, un gato montes, un esquilo (ardilla), un faisán o una alimaña de regular cuantía, pues es muy de notarse que de ese y otros linajes parecidos son los animales con que se topa uno yendo de paseo, aun por los sitios más inmediatos al pueblo, como se topa en cualquier otra parte del mundo, que no sea aquélla, con el gato doméstico, el perro cariñoso o las aves de corral.
      • 1909 Bolívar Urrutía, I. / Calderón Arana, S. Historia Natural, Geología (2.ª ed.) Esp (FG)
        El gato doméstico es el F. domestica que comprende razas diversas, como la de Angora, bien conocida por la longitud y suavidad de su pelo.
      • 1905-1914 Unamuno, M. Vida Quijote y Sancho [1988] Esp (CDH )
        Y si tú mismo, denodado Don Quijote, te dejaste convencer aunque sólo fue de palabra y pasajeramente, por aquella gatita casera, ¿qué mucho el que se rindan a su sabiduría de * cocina los que la buscan para perpetuar en ella su linaje? Ella, la muy simplona, no comprende que pueda un viejo ser valiente, y tener fuerzas un enfermo, y enderezar tuertos el agobiado por la edad, y sobre todo no comprende que pueda un pobre ser caballero.
      • 1933-1944 García Gmz, E. Poetas musulmanes [1944] 23 Esp (CDH )
        Un poeta ironiza sobre la costumbre beduína de llorar sobre las ruinas abandonadas; éste canta el vino en unos cuantos versos, olvidándose de llenar los otros moldes temáticos de la qasida antigua; aquél hace lo mismo para dirigir a su alma exhortaciones ascéticas; el de más allá canta las flores de Persia en vez de los matojos desérticos, y los gatos caseros en vez de los camellos.
      • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )

        Aunque esta cantidad se puede determinar por procedimientos químicos, por lo común la valoración se realiza utilizando animales; comúnmente la rana europea (Rana temporaria, de color pardo oscuro, que, en la Península Ibérica se halla localizada en los Pirineos y en la orla septentrional) o bien el gato doméstico.

      • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )

        El gato montés vive en las montañas del norte de nuestra península y en otros puntos montañosos y salvajes de Europa y América.

        Es algo mayor que gato doméstico, y su pelaje, gris rojizo con listas negras. La cola es leonada, con anillos negros y punta del mismo color.
      • 1970 Baeza Flores, A. Frontera adiós [1970] Chile (CDH )
        Miraba como los tigres de los parques zoológicos que terminan por adquirir la complacencia de los gatos domésticos, pero don Francisco era, en el fondo de la mirada mansa, un rebelde que sabía administrar su rebeldía y al que aún le quedaban buenos años para adoctrinar y combatir.
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        Así el gato doméstico ( Felis catus) deriva de un gato agreste de instintos pacíficos que vive en la actualidad en Africa, Arabia y Siria.
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        Comprende el gato doméstico ( Felis catus), el león ( F. leo) de las estepas africanas; el tigre ( F. tigris) de la India, el leopardo o pantera ( F. pardus) de Africa y Asia meridional, el gato montés ( F. silvestris) de Europa, el jaguar ( F. onça) de América, que es parecido al leopardo, y el puma ( F. concolor), también americano, parecido a la leona.
      • 1978 Tusquets, E. Mismo mar [1990] 160 Esp (CDH )
        [...] ella se precipita hacia mí, se precipita como un torrente a arremansarse sobre mi hombro, a acurrucarse entre mis brazos, como un gato doméstico y devoto, que aguarda expectante el más leve ademán consentidor para trepar de un salto muelle y cauteloso a nuestra cama o a nuestro regazo [...].
      • 1986 Ardila, M. Alimentación niño [1986] Esp (CDH )
        Los excrementos del gato doméstico son la fuente principal de este parásito, pero también se encuentra en las carnes de algunos animales como la cabra y el cordero.
      • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] Esp (CDH )

        El tigre de Bengala se convirtió de pronto, inexplicablemente, en un cachorrillo de gato doméstico, cogió un enorme tampón, lo empapó en tinta azulenca con un rodillo pringoso, lo aplicó esmerada y enérgicamente sobre una de las páginas en blanco del pasaporte de Dionisio, aflojó los músculos de la cara, apagó el fuego de sus pupilas, cambió de tono y dijo:

        — Voy a extenderle un visado de tres meses de duración. Sólo soy un humilde funcionario del gobierno de mi país y procuro cumplir con mi deber, pero éste no me autoriza a poner piedras en el camino de una persona que viene desde la otra parte del mundo movida únicamente por el afán de aprender y de perfeccionarse...

      • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Venezuela (CDH )

        La unión de Ramona y Baltasar se prolongó durante cuarenta años. No sabría decir si fueron felices. Si fundamentaban su felicidad en la procreación, ciertamente no lo fueron. En el vientre de Ramona ninguna semilla fecundó. Sin embargo, quisiera creer que en el empeño que ponían cada noche, y a menudo durante el día, hacia el logro de tal objetivo, habían encontrado la verdadera forma de la dicha. Yo, que siempre fui un gato casero, presencié algunas de aquellas acrobacias, casi mortales, a las cuales daban nombres pintorescos: rabo de mono, columpio chino, molinillo, yegua desbocada, baile de San Vito, horno de cal.

      • 1995 Torre, F. Transportación acuática [1995] México (CDH )
        Asimismo, los perros y los gatos domésticos que vuelven a sus casas.
      • 1996 Prensa ABC Cultural, 09/02/1996 [1996] Esp (CDH )
        La peritonitis infecciosa felina ha puesto en peligro a los guepardos mientras la pantera de Florida y los gatos salvajes de Escocia se vieron atacados recientemente por el virus de inmunodeficiencia felina (FIV), que transmitieron gatos domésticos y de granjas, respectivamente.
      • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )
        Tampoco se han dado casos de la variante felina —en el Reino Unido se ha detectado en 80 gatos domésticos—, ni de la de Animales de Zoológico, de la que también se ha visto algún caso.
      • 2001 Ojasti, J. et alii (eds.) Especies exóticas Ve (CORPES)
        Los gatos caseros (Felis catus) traídos desde Europa formaban poblaciones cimarronas en las Antillas desde las épocas de la Conquista y la Colonia (Vedia 1946, según Patiño 1946).
      • 2002 Henríquez Gratereaux, F. Disparatario RD (CORPES)
        Al gato común se empeñan en verlo bajo la especie de ladrón vulgar, y yo sé que es en realidad un pirata romántico que saquea por necesidad, por estrechez económica. No tiene, como el de angora, la comida servida en una escudilla de plata.
      • 2006 Arzola, J. L. Buitres Tigre Cu (CORPES)
        A medianoche bajó del árbol, se acercó a la jaula y le tendió la mano al Tigre. Éste le lamió los dedos y ronroneó como un gato doméstico.
      • 2014 Guerrero Campo, J. / Jarne Bretones, M. Especies exóticas invasoras Aragón Esp (CORPES)
        En otros países el gato doméstico ha sido causante directo de la extinción de muchas especies, sobre todo de pequeños mamíferos, aves y reptiles endémicos ubicados en islas. En nuestra región, el efecto sobre la fauna silvestre es poco conocido, pero puede ser localmente intenso sobre pequeñas aves y mamíferos, incluyendo especies de interés cinegético.
      • 2020 Pombo, Á. Destino gato común [2020] Esp (CORPES)
        —¡Claro que sí, sí que me gustan! ¡Un gato casero le gusta a todo el mundo! —Pues me extraña. Rudyard no era casero, era especial, casero no es que fuese. Era un gato salvaje, un gato único, según el abuelo, que sí entiende de gatos.
      • 2021 Arroyo Contreras, Á. "Gatos caros" [02-11-2021] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
        El problema de este gato [| caracal] es que resulta difícil de gestar porque deben unir a un caracal con una gata doméstica y por lo general prefieren comérsela. Además con el paso de las generaciones las familias los están abandonando porque ven que son peligrosos.
    1. s. m. y f. Con el complemento de Angora, para referirse al mamífero carnívoro de la familia de los félidos, doméstico, de hasta 70 centímetros de longitud, de cabeza redondeada, hocico y orejas pequeños, cuerpo cubierto de pelo largo de color negro, blanco, gris o marrón.
      docs. (1788-2020) 30 ejemplos:
      • 1788 Sanz Chanas, G. M. Trad HNatural animales Daubenton, I p. 118 Esp (BD)
        Estos gatos de Persia se asemejan mucho por su color que decimos gatos cartujos, y también á los que llamamos gatos de Angora.
      • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
        Se necesitaba poseer una agilidad y una destreza extraordinarias que ni Doménech ni su socio tenían, dadas sus prominentes barrigas, porque una cosa son los perezosos gatos de Angora, que dormitan entre almohadones y se relamen cuando el ama les rasca el cogote en su regazo, y otra muy distinta los gatos callejeros entecos y despeluchados que en su huida son capaces de trepar por una pared lisa hasta el tejado.
      • 1788 Sanz Chanas, G. M. Trad HNatural animales Daubenton, I p. 118 Esp (BD)
        Estos gatos de Persia se asemejan mucho por su color que decimos gatos cartujos, y también á los que llamamos gatos de Angora.
      • 1790 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, IX p. 112 Esp (BD)
        Con el discurso del tiempo, observando que todos estos animales tienen más ó menos blanco en el vientre y por los costados, para tener Gatos enteramente blancos y de pelo largo, como los que llamamos propiamente Gatos de Angora, no se necesitó más que escoger en esta raza suavizada los que tenían más blanco en los costados y en el vientre [...].
      • 1831 Anónimo (Sociedad de Literatos) DiccGeogrUniversal, III p. 542 Esp (BD)
        Se han introducido igualmente cerdos chinos, perros de terranova, gatos de Angora, etc.
      • 1844 Álvz Guerra, J. Trad DiccAgricultura, Rozier, VII Esp (BD)
        GATO. Hist. Nat. Econom. Rur. [...] Ultimamente la tercera es el gato de Angora, mayor que el gato doméstico y montés; su pelo es mucho más largo y fino, comunmente blanco, y á veces de color rojo con rayas obscuras.
      • 1863 Frontaura, C. "Vecindad" [26-03-1863] El Correo de Ultramar (París) Esp (HD)
        Y en estas reflexiones filosóficas comienzo á engolfarme, cuando veo con asombro que el mono salta dentro de la sala, y que una gata de Angora que yo tengo se arroja sobre él, y le arrima unos cuantos arañazos; irritado el mico, se defiende de la gata valientemente, y yo, que sufro presenciando aquella escena de horror, cojo un palo y comienzo á aplicarlo á los combatientes, con lo cual el mono huye por el balcon y la gata se tira á mí, y me pone la cara como un mapamundi, y gracias que no se queda con mis ojos entre las uñas.
      • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] 51 Esp (CDH )
        Ya iba creciendo y deseaba rodar por el suelo y andar; pero, como el ama se descuidase en tener tirantes los andadores, cada paso era un tropiezo y cada tropiezo un chichon... Me gustaba jugar con un gatito de Angora muy mono que había en casa; pero cuando iba á darle un beso en el hocico, sacaba las uñas y me pegaba un arañazo... Mi lengua, ménos torpe cada vez, pronunciaba ya, si bien imperfectamente, algunas palabras... « Mama, chacha, tela ».
      • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 233 Esp (CDH )
        Leopoldito lleva su perro, María su gatita de Angora y Gustavo una jaula de pájaros para un amigo.
      • 1901 Sawa, M. "Cabarets" [01-01-1901] p. 275 Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
        Un gato de angora, blanco como la nieve, de patas sobre una mesa, maya con acentó lúgubre su canción de amores.
      • 1938 Baroja, P. Susana [1978] Esp (CDH )
        Poco después salió de su rincón un viejo gato de Angora y se subió a la falda de la polaca. El loro refunfuñó, como molesto por tal impertinencia. Luego apareció un perrillo de lanas, medio calvo, que se juntó a los otros animales.
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
        Estefanía se revolvió en la cama como un gatito de Angora y se quedó callada durante treinta segundos y quince autobuses.
      • 1989 Madrid, J. Flores [1989] Esp (CDH )
        Aníbal era un gato de angora grande, pesado y de suave pelo lustroso y ojos verdes. Lucas lo compró dos años atrás en una tienda de animales cuyo dueño estaba implicado en una red de falsificadores de tarjetas de crédito que tenía ramificaciones en Bélgica y Francia. Lucas se hizo pasar por un cliente puntilloso, interesado en los animales domésticos.
      • 1996 Chase Brenes, A. Pavo real [1996] 105 Costa Rica (CDH )

        Quizás sólo dar lectura a las cartas de Nora, los libros enviados por Roberto, las notas del padre O'Farrill, y vuelta otra vez a cerrar las ventanas, asegurar las puertas, echar cerrojo al panecillo, desdeñando los oficios de esos otros ritos: pasear, montar, flirtear, hablar sobre la importación de gatos de Angora, están de moda, o las galletas inglesas que llegaron al almacén de ultramarinos, golosinas necesarias para matar el rato en las conversaciones de la tarde, cuando las amigas se reúnen en mi casa, a conversar de temas cotidianos, asuntos diarios que no modifican nuestras vidas: chismes de vecindario, que escuchan también las criadas, haciéndose las tontas, para irlas a repetir, por la noche, en sus conversaciones con los novios, o con las otras fámulas.

      • 2001 Marras, S. Sauna Ch (CORPES)
        Yo como médico les digo que éste es un problema del ser humano en general, que es un depredador que quiere pasar por gatito de angora. Y no, es un carnívoro que de vez en cuando le da con algún tipo de sapiens que a la mayoría circunstancial le puede cargar: griegos, judíos, romanos, árabes, turcos, comunistas, gitanos, mapuches...
      • 2011 Rosas, A. Uno se acostumbra Ve (CORPES)
        ¡¿Qué le pasa a Medardo?! Me indigno, y lo imagino con su suéter gris de rombos naranja, barrigón, rumiante, peinando a su gato de angora...
      • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
        Se necesitaba poseer una agilidad y una destreza extraordinarias que ni Doménech ni su socio tenían, dadas sus prominentes barrigas, porque una cosa son los perezosos gatos de Angora, que dormitan entre almohadones y se relamen cuando el ama les rasca el cogote en su regazo, y otra muy distinta los gatos callejeros entecos y despeluchados que en su huida son capaces de trepar por una pared lisa hasta el tejado.
      • 1788 Sanz Chanas, G. M. Trad HNatural animales Daubenton, I p. 118 Esp (BD)
        Estos gatos de Persia se asemejan mucho por su color que decimos gatos cartujos, y también á los que llamamos gatos de Angora.
      • 1790 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, IX p. 112 Esp (BD)
        Con el discurso del tiempo, observando que todos estos animales tienen más ó menos blanco en el vientre y por los costados, para tener Gatos enteramente blancos y de pelo largo, como los que llamamos propiamente Gatos de Angora, no se necesitó más que escoger en esta raza suavizada los que tenían más blanco en los costados y en el vientre [...].
      • 1831 Anónimo (Sociedad de Literatos) DiccGeogrUniversal, III p. 542 Esp (BD)
        Se han introducido igualmente cerdos chinos, perros de terranova, gatos de Angora, etc.
      • 1844 Álvz Guerra, J. Trad DiccAgricultura, Rozier, VII Esp (BD)
        GATO. Hist. Nat. Econom. Rur. [...] Ultimamente la tercera es el gato de Angora, mayor que el gato doméstico y montés; su pelo es mucho más largo y fino, comunmente blanco, y á veces de color rojo con rayas obscuras.
      • 1852 RAE DRAE 10.ª ed. (NTLLE)
        GATO [...] DE ANGORA. Gato de pelo muy largo, procedente de Angora en el Asia menor.
      • 1863 Frontaura, C. "Vecindad" [26-03-1863] El Correo de Ultramar (París) Esp (HD)
        Y en estas reflexiones filosóficas comienzo á engolfarme, cuando veo con asombro que el mono salta dentro de la sala, y que una gata de Angora que yo tengo se arroja sobre él, y le arrima unos cuantos arañazos; irritado el mico, se defiende de la gata valientemente, y yo, que sufro presenciando aquella escena de horror, cojo un palo y comienzo á aplicarlo á los combatientes, con lo cual el mono huye por el balcon y la gata se tira á mí, y me pone la cara como un mapamundi, y gracias que no se queda con mis ojos entre las uñas.
      • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] 51 Esp (CDH )
        Ya iba creciendo y deseaba rodar por el suelo y andar; pero, como el ama se descuidase en tener tirantes los andadores, cada paso era un tropiezo y cada tropiezo un chichon... Me gustaba jugar con un gatito de Angora muy mono que había en casa; pero cuando iba á darle un beso en el hocico, sacaba las uñas y me pegaba un arañazo... Mi lengua, ménos torpe cada vez, pronunciaba ya, si bien imperfectamente, algunas palabras... « Mama, chacha, tela ».
      • 1881 Anónimo Trad HNatural Brehm, II p. 252 Esp (BD)
        EL GATO DE ANGORA ― FELIS MANICULATA DOMESTICA ANGORENSIS / CARACTÉRES.― Como tipo de raza, en el verdadero sentido de la palabra, se considera comunmente el gato de Angora (fig. 148), uno de los gatos mas hermosos que se conocen, notable por su tamaño y su largo pelaje sedoso de color blanco, amarillento, gris ó tarnbien mezclado, con los labios y plantas de color de carne.
      • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 233 Esp (CDH )
        Leopoldito lleva su perro, María su gatita de Angora y Gustavo una jaula de pájaros para un amigo.
      • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

        Es una estúpida, un ser enteramente atrofiado en todo lo que no sea la vida orgánica. Desconoce el elementoafectivo. Las pasiones son letra muerta para esta hermosa pava real, o gatita de Angora.

        Y Morentín desmentía tan cerrada opinión, prometiéndoselas muy felices para después que aquello pasase.

      • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
        Gato [...] de Angora. Gato de pelo muy largo, procedente de Angora en el Asia Menor.
      • 1901 Sawa, M. "Cabarets" [01-01-1901] p. 275 Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
        Un gato de angora, blanco como la nieve, de patas sobre una mesa, maya con acentó lúgubre su canción de amores.
      • 1938 Baroja, P. Susana [1978] Esp (CDH )
        Poco después salió de su rincón un viejo gato de Angora y se subió a la falda de la polaca. El loro refunfuñó, como molesto por tal impertinencia. Luego apareció un perrillo de lanas, medio calvo, que se juntó a los otros animales.
      • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
        Aquel hombre bueno y sabio que no tenía más defecto que querer desahuciar como cretinos y degenerados a todos los grandes hombres, era muy chiquitín pero poseía una gran cabeza blanca, peinándose la barba y el cabello en tal forma que parecía un gato de Angora de cuento para niños, teniendo a la vez algo de gnomo.
      • 1956 Villalonga, L. Bearn sala muñecas [1985] Esp (CDH )
        En el comedor * del Louvre la reconocí en una condesa florentina que viajaba con dos niños y cierta noche en que medio dormido esperaba que los señores volvieran del teatro, se me presentó * bajo la forma de una gata de Angora que tenía sus mismos ojos y sus mismos movimientos.
      • c1962 Isaza Jaramillo Meza, B. Itinerario breve [1970] Colombia (CDH )
        Yo tuve un precioso gato de Angora; era de un amarillo suave como dorado al sol, tenía los ojos como dos discos de topacio con una amatista móvil incrustada en el centro; la cola fastuosa, elástica, vivo madejón de sedas rizadas; las uñas de aceros curvos tan recatadas y perdidas entre el terciopelo de las patas ágiles, que llegué hasta olvidar su existencia; cuando me lo obsequiaron era tan pequeñín e insignificante que parecía anillado en mi mano como un plumero para el tocador; desvalido y huérfano, hubo que apelar al biberón para conservarle la vida; se le buscó un chupón diminuto y se le alimentó con leche y con lactógeno como al más mimado de los chiquillos.
      • 1965 Armas, D. Barbuchín [1972] Guatemala (CDH )
        Cucú, de su casita / sale a cada ratito / a dar la hora; / y cuando Cucú grita, / se acerca mi gatito / de Angora.
      • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 39 Esp (CDH )
        Yo tuve un novio en Barcelona, que se murió en una epidemia de tifus, al poco de acabarse la guerra civil española. Un gran chico, tenía dos condecoraciones y una casa de huéspedes en las cercanías del puerto, con su acordeón y su gatito, de Angora y todo.
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
        Estefanía se revolvió en la cama como un gatito de Angora y se quedó callada durante treinta segundos y quince autobuses.
      • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Esp (CDH )

        En los siguientes, el océano fotografiado desde el borde de una playa y dos veleros idénticos cerca del horizonte; una ánfora griega; dos gatos de angora; un sauce; dos cabezas siamesas, unidas por el cráneo y fumando en pipa; y por último —«¡está clarísimo!», confirmó— una caracola de las que, si se aplica al oído, se oye el murmurio lejano y misterioso del mar.

      • 1989 Madrid, J. Flores [1989] Esp (CDH )
        Aníbal era un gato de angora grande, pesado y de suave pelo lustroso y ojos verdes. Lucas lo compró dos años atrás en una tienda de animales cuyo dueño estaba implicado en una red de falsificadores de tarjetas de crédito que tenía ramificaciones en Bélgica y Francia. Lucas se hizo pasar por un cliente puntilloso, interesado en los animales domésticos.
      • 1990 Prensa El Tiempo, 01/06/1990 [1990] Colombia (CDH )

        Suenan unos golpecitos sobre la puerta, pero no se trata del primer llamado a ensayar, es su mascota 'Copito', un perro pequeño con pelo ensortijado. Lo único blanco que combina Amparo con su indumentaria siempre de negro. "Lo tengo hace dos años. Antes tenía trece gatos Angora pero los fui regalando a medida que se iban poniendo histéricos".

      • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cuba (CDH )
        La Otra, más discreta pero más burlona, juguetea con los gatos de angora, que arrastran cintas y cascabeles y se enredan entre las patas de los balances.
      • 1996 Chase Brenes, A. Pavo real [1996] 105 Costa Rica (CDH )

        Quizás sólo dar lectura a las cartas de Nora, los libros enviados por Roberto, las notas del padre O'Farrill, y vuelta otra vez a cerrar las ventanas, asegurar las puertas, echar cerrojo al panecillo, desdeñando los oficios de esos otros ritos: pasear, montar, flirtear, hablar sobre la importación de gatos de Angora, están de moda, o las galletas inglesas que llegaron al almacén de ultramarinos, golosinas necesarias para matar el rato en las conversaciones de la tarde, cuando las amigas se reúnen en mi casa, a conversar de temas cotidianos, asuntos diarios que no modifican nuestras vidas: chismes de vecindario, que escuchan también las criadas, haciéndose las tontas, para irlas a repetir, por la noche, en sus conversaciones con los novios, o con las otras fámulas.

      • 2001 Marras, S. Sauna Ch (CORPES)
        Yo como médico les digo que éste es un problema del ser humano en general, que es un depredador que quiere pasar por gatito de angora. Y no, es un carnívoro que de vez en cuando le da con algún tipo de sapiens que a la mayoría circunstancial le puede cargar: griegos, judíos, romanos, árabes, turcos, comunistas, gitanos, mapuches...
      • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] 369 Argentina (CDH )
        Manía referencial, la información como variante aceptable de dinero en efectivo, y para qué ser artista cuando se puede hablar de arte y bautizar Orson a tu gato de angora o Muddy Waters a tu perra de aguas.
      • 2007 Britto García, L. "Metrópolis social" Arca Ve (CORPES)
        [...] glamorosamente escudriñó en el espejo el cumplimiento perfecto del Decálogo sintetizado en Diálogo, para romper al fin el azogado cristal haciendo correr a Minette, el gato de angora sarnoso que con tristes ojos captaba los misterios de aquel tránsito.
      • 2011 Rosas, A. Uno se acostumbra Ve (CORPES)
        ¡¿Qué le pasa a Medardo?! Me indigno, y lo imagino con su suéter gris de rombos naranja, barrigón, rumiante, peinando a su gato de angora...
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        gato1. [...] ~ de Angora. [...] m. gato de pelo muy largo, procedente de Angora, en Asia Menor.
      • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
        Se necesitaba poseer una agilidad y una destreza extraordinarias que ni Doménech ni su socio tenían, dadas sus prominentes barrigas, porque una cosa son los perezosos gatos de Angora, que dormitan entre almohadones y se relamen cuando el ama les rasca el cogote en su regazo, y otra muy distinta los gatos callejeros entecos y despeluchados que en su huida son capaces de trepar por una pared lisa hasta el tejado.
    2. s. m. y f. Con el modificador persa, para referirse al mamífero carnívoro de la familia de los félidos, doméstico, de hasta 50 centímetros de longitud, de cabeza redondeada y ancha, con hocico aplanado a la altura de los ojos, labios superiores pronunciados, orejas pequeñas, cuerpo cubierto de pelo largo de color negro, blanco, gris, marrón o amarillento y cola corta y gruesa.
      docs. (1831-2022) 20 ejemplos:
      • 1831 Anónimo Trad Diccionario geográfico universal Esp (BD)
        AFGANISTAN, [...] El Afganistan posee varias castas de caballos: los mejores son los de Herat; los camellos y dromedarios se encuentran en los apises arenosos; los mejores bueyes son los que se traen de Badjepotana: los carneros son la principal riqueza de las tribus nómadas; en las montañas se encuentran varias especies de cabras; los perros de caza son escelentes y muy estimados; y es comun la especie de un gato conocido en Europa con el nombre de gato persa, de cuyo largo pelo se hacen tejidos de mucho aprecio.
      • 2022 Garlo, S. "Gatos braquicéfalos" [23-02-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        El gato persa es la raza más famosa de este tipo de felinos. Su porte elegante y su mirada tierna de grandes ojos le hace muy atractivo, pero este rasgo es precisamente la característica que les hace más vulnerables.
      • 1831 Anónimo Trad Diccionario geográfico universal Esp (BD)
        AFGANISTAN, [...] El Afganistan posee varias castas de caballos: los mejores son los de Herat; los camellos y dromedarios se encuentran en los apises arenosos; los mejores bueyes son los que se traen de Badjepotana: los carneros son la principal riqueza de las tribus nómadas; en las montañas se encuentran varias especies de cabras; los perros de caza son escelentes y muy estimados; y es comun la especie de un gato conocido en Europa con el nombre de gato persa, de cuyo largo pelo se hacen tejidos de mucho aprecio.
      • 1880 Anónimo "Noticias. Palacio de Cristal [...]" [01-12-1880] El Campo: Agricultura, Jardinería y Sport (Madrid) Esp (HD)
        En el Palacio de CRistal de Lóndres acaba de cerrarse la décimatercera exposicion anual de gatos. [...] De todos los gatos expuestos, el más original era un gato persa que tenía un ojo amarillo y otro azul.
      • 1907 Anónimo "Mundo" [24-12-1907] El Noticiero (Cáceres) Esp (HD)
        Una escritora inglesa, comisionada por una casa editorial de Londres para hacer un viaje en el extranjero, se vió obligada á abandonar un hermoso ejemplar de gato persa que la tenía gran cariño. Desde el momento de la desaparición de la literata, el gato rehusó todo alimento, y no quiso abandonar la silla donde se sentaba cuotidianamente su ama.
      • 1950 Belaval, E. S. Muerte. Comedia delirante [1953] Puerto Rico (CDH )
        El señor director de los ferrocarriles de Bélgica me ha lanzado su gata persa a la cabeza. El señor director de los ferrocarriles de Bélgica está vociferando.
      • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
        Engordó veinte kilos y se dedicó a la compra de patentes alemanas y a la cría de gatos persas.
      • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 272 Cu (CDH )
        Su nariz tenía algo de la de un centinela ateniense negándose a acariciar un gato persa o a leer una misiva secreta de Artajerjes.
      • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Venezuela (CDH )
        Tres días después, Ethel se mudó a mi helado refugio en compañía de sus cinco maletas, el sofá rojo y un odioso gato persa llamado Sha-Sha-Sha. Funcionó la calefacción. Sha-Sha-Sha murió el mes siguiente, el día de San Valentín.
      • 2004 Aibar, Ó. Comedores tiza Esp (CORPES)
        Un gigantesco gato persa se había subido a la mesa y se estaba zampando las exquisitas barras de tiza. Aurora le lanzó un grito, y el felino desapareció como una exhalación por una ventana abierta.
      • 2018 Franco Taboada, A. "Gata Persa" [04-09-2018] Mundiario (Madrid) Esp (HD)
        Sabía que su mirada podía rendir a los hombres a su antojo como una hechicera africana, pero ella me invitaba a mí en aquellos dulces días, a su antigua casa en el barrio histórico, donde vivía sola con su gata persa.
      • 2022 Garlo, S. "Gatos braquicéfalos" [23-02-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        El gato persa es la raza más famosa de este tipo de felinos. Su porte elegante y su mirada tierna de grandes ojos le hace muy atractivo, pero este rasgo es precisamente la característica que les hace más vulnerables.
      • 1831 Anónimo Trad Diccionario geográfico universal Esp (BD)
        AFGANISTAN, [...] El Afganistan posee varias castas de caballos: los mejores son los de Herat; los camellos y dromedarios se encuentran en los apises arenosos; los mejores bueyes son los que se traen de Badjepotana: los carneros son la principal riqueza de las tribus nómadas; en las montañas se encuentran varias especies de cabras; los perros de caza son escelentes y muy estimados; y es comun la especie de un gato conocido en Europa con el nombre de gato persa, de cuyo largo pelo se hacen tejidos de mucho aprecio.
      • 1880 Anónimo "Noticias. Palacio de Cristal [...]" [01-12-1880] El Campo: Agricultura, Jardinería y Sport (Madrid) Esp (HD)
        En el Palacio de CRistal de Lóndres acaba de cerrarse la décimatercera exposicion anual de gatos. [...] De todos los gatos expuestos, el más original era un gato persa que tenía un ojo amarillo y otro azul.
      • 1907 Anónimo "Mundo" [24-12-1907] El Noticiero (Cáceres) Esp (HD)
        Una escritora inglesa, comisionada por una casa editorial de Londres para hacer un viaje en el extranjero, se vió obligada á abandonar un hermoso ejemplar de gato persa que la tenía gran cariño. Desde el momento de la desaparición de la literata, el gato rehusó todo alimento, y no quiso abandonar la silla donde se sentaba cuotidianamente su ama.
      • 1922 Anónimo "Cine y animales" [19-05-1922] Mundial (Lima) Pe (HD)
        Bebé Daniels, bellísima actriz de la Paramount, que aparece en la monumental película "The affairs of Anatol", dirigida por Cecil B. de Mille, posee un hermoso gato persa, negro como el azabache, con un par de ojos que echan chispas y un genio de todos los demonios.
      • 1950 Belaval, E. S. Muerte. Comedia delirante [1953] Puerto Rico (CDH )
        El señor director de los ferrocarriles de Bélgica me ha lanzado su gata persa a la cabeza. El señor director de los ferrocarriles de Bélgica está vociferando.
      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
        Lo único realmente surrealista para mí eran los dos gatos: una gata enana siamesa y un enorme gato negro persa que estaba castrado y que se sentaba inmóvil, mientras la gata, en celo, se revolcaba por el suelo en su frenesí, exhibiéndose frente a él y acabando por atacarle furiosa.
      • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
        Engordó veinte kilos y se dedicó a la compra de patentes alemanas y a la cría de gatos persas.
      • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 272 Cu (CDH )
        Su nariz tenía algo de la de un centinela ateniense negándose a acariciar un gato persa o a leer una misiva secreta de Artajerjes.
      • 1966-1967 Moliner, M. DiccUsoEsp Esp (FG)
        GATO [...] PERSA. raza de gatos domésticos procedente de Asia, de pelo muy corto de color ocre amarillento, con una gran mancha negra en la cara (T., "GATO SIAMÉS").
      • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Esp (CDH )
        — Yo tengo un amigo, hombre adinerado y de gran influencia, no se vaya usted a creer que es ningún pelado, que tiene un gato persa que atiende por Sultán, que es un prodigio.
      • 1976 Puig, M. Beso [2002] Argentina (CDH )
        El tapado es grueso, de felpa negra, las hombreras bien grandes, pero una felpa espesa como la pelambre de un gato persa, no, mucho más espesa. ¿Y quién está detrás de ella?, alguien trata de encender un cigarrillo, el viento apaga la llama del fósforo.
      • 1976 Vázquez, Á. Juanita Narboni [1990] 182 Esp (CDH )
        No, galletas «Crawford» para un gato asqueroso, no. Ni aunque fueras un gato persa. Por nada del mundo. No.
      • 1980 Rojas, C. García Lorca [1982] 198 Esp (CDH )
        ¡Sí, señor, aunque le cueste creerlo! Una cruz roja sencilla, como si hubiese salvado en trance de muerte al gato persa del general o hubiese enseñado las tablas de multiplicar a su nieto más querido. ¡Una cruz roja sencilla, con la hipócrita disculpa de que en aquella época no había otra recompensa!
      • 1985 Vilalta, M. Horror [1989] México (CDH )

        Jonathan.—¿Por ejemplo?

        Mildred.—(Mujer fatal.)Por ejemplo, hago el amor con un gato persa.

        Jonathan.—¿Un... gato? ¿Un minino? ¿Miau?

        Mildred.—Un gato persa de color azul. Son los más finos.

      • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Venezuela (CDH )
        Tres días después, Ethel se mudó a mi helado refugio en compañía de sus cinco maletas, el sofá rojo y un odioso gato persa llamado Sha-Sha-Sha. Funcionó la calefacción. Sha-Sha-Sha murió el mes siguiente, el día de San Valentín.
      • 2004 Aibar, Ó. Comedores tiza Esp (CORPES)
        Un gigantesco gato persa se había subido a la mesa y se estaba zampando las exquisitas barras de tiza. Aurora le lanzó un grito, y el felino desapareció como una exhalación por una ventana abierta.
      • 2007 Marcenaro Romero, P. Al otro lado del San Juan CR (CORPES)
        Se llamaba Karina Maraschi y tenía tres bebés por los que hubiera entregado en bandeja su corazón: Domingo y Heta, dos gatos persas gordos y perezosos y una enorme perra vieja que había encontrado hurgando entre la basura hacía un año.
      • 2015 Ospina, W. Verano Co (CORPES)
        Y tiempo después, en su palacio de Venecia, los viajeros iban encontrando al ascender las escalinatas, además de los perros afganos y los gatos persas, cuervos, pavos reales, simios y papagayos.
      • 2018 Franco Taboada, A. "Gata Persa" [04-09-2018] Mundiario (Madrid) Esp (HD)
        Sabía que su mirada podía rendir a los hombres a su antojo como una hechicera africana, pero ella me invitaba a mí en aquellos dulces días, a su antigua casa en el barrio histórico, donde vivía sola con su gata persa.
      • 2022 Garlo, S. "Gatos braquicéfalos" [23-02-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
        El gato persa es la raza más famosa de este tipo de felinos. Su porte elegante y su mirada tierna de grandes ojos le hace muy atractivo, pero este rasgo es precisamente la característica que les hace más vulnerables.
    3. s. m. y f. Con el modificador siamés, para referirse al mamífero carnívoro de la familia de los félidos, doméstico, de hasta 25 centímetros de longitud, de cabeza, orejas, patas y cola más oscuras, ojos azules y orejas prominentes y puntiagudas, cuerpo cubierto de pelo, estilizado y de color gris.
      docs. (1901-2022) 17 ejemplos:
      • 1901 Anónimo (S.) "Modas" [09-12-1901] El Defensor de Córdoba (Córdoba) Esp (HD)
        Y verdad es, no sólo cuanto llevo escrito, sino que el gato está hoy de moda; que las elegantes parisienses, entre ellas Mme. Koechlin Klippel, dueña y apasionada de Monsmé y de Kaoli, dos gatos siameses, magníficos, está recibiendo muchas enhorabuenas con este motivo, é inspirando á muchos profunda envidia.
      • 2022 Anónimo (Colino) "Tecnologías alimentos de gatos" [22-07-2022] Trendencias (Madrid): trendencias.com Esp (HD)
        Hablamos con Paula. Ella tienen una gata siamesa desde hace 5 años y hace dos años que ha probado con la última tecnología para alimentos.
      • 1901 Anónimo (S.) "Modas" [09-12-1901] El Defensor de Córdoba (Córdoba) Esp (HD)
        Y verdad es, no sólo cuanto llevo escrito, sino que el gato está hoy de moda; que las elegantes parisienses, entre ellas Mme. Koechlin Klippel, dueña y apasionada de Monsmé y de Kaoli, dos gatos siameses, magníficos, está recibiendo muchas enhorabuenas con este motivo, é inspirando á muchos profunda envidia.
      • 1922 Anónimo "Cine y animales" [19-05-1922] Mundial (Lima) Pe (HD)
        En su domicilio de Hollywood, [...] Mr. Roberts posee un verdadero jardín zoológico. Aquí se ve un gato siamés, sagrado en su tierra nativa; allí unos cuantos loros y cacatúas armando un aquelarre infernal; allá una pareja de gaviotas [...].
      • 1973 Gorodischer, A. Jubeas [1973] Argentina (CDH )

        — Quiero —digo— un refrigerador de alimentos con comida para diez días. Una casa de veraneo a orillas de un lago. Un sobretodo con cuello de piel. Un automóvil Senior De Luxe. Un gato siamés. Cinco trompetas.

      • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] 380 México (CDH )
        Doña Lucha se enjabonó velozmente los extremos de su prado púbico y con una mano se rasuró mientras con la otra acariciaba suavemente las labias y su marido le decía a mi padre, no está sola, jajá, mira mientras ella metía un dedo en un frasco de cajeta de Celaya (envinada) y se lo untaba sobre el clítoris, que no está sola: un gato siamés de gesto enfurruñado observaba las operaciones de la señora y en un instante, al parecer habitual, esperado, saltó al regazo de su ama y comenzó a lamerle las carnes recién afeitadas, limpiándolas de cualquier traza de pelusa excedente.
      • 1995 Vidal, C. HOcultismo [1995] 138 Esp (CDH )
        Tumbado de manera casi permanente en un lecho cubierto por gatos siameses, se dedicaba a recibir (cobrando, claro) a visitas del más variado origen, entre las que no faltaban incluso miembros de la aristocracia británica.
      • 2001 Paszkowski, D. Otro Gómez Ar (CORPES)
        Fui a una veterinaria que queda en la misma calle Riobamba, a dos cuadras de casa, para el lado de Córdoba, y vi varios perros de raza, más algunos peces, y gatos siameses, y canarios, pero al final lo que me hizo decidir fue una foto -una gata negra con seis de sus cachorritos, casi todos grises menos uno, negro- en la vidriera del local.
      • 2013 Volpi, J. Engaño Mx (CORPES)
        Triunfó en muchos aspectos: en nuestra postura equivalentemente desgarbada, en cómo nos mordemos el labio inferior al enfadarnos, en nuestra común pasión por las rubias de Hitchcock y las historias de fantasmas, en el odio que le profesamos a los ricos, los imbéciles y los timoratos (imaginen cuando alguien reúne todos estos atributos, algo más frecuente de lo que se piensa), en nuestra incapacidad para mantenernos en silencio y en el gozo que nos procuran el chismorreo y las revistas del corazón, en nuestra repulsión hacia los huevos escalfados, los gatos siameses y los fisicoculturistas, y en ese egoísmo íntimo y reconcentrado, invisible a nuestros ojos, que domina en cada uno de nuestros actos.
      • 2022 Anónimo (Colino) "Tecnologías alimentos de gatos" [22-07-2022] Trendencias (Madrid): trendencias.com Esp (HD)
        Hablamos con Paula. Ella tienen una gata siamesa desde hace 5 años y hace dos años que ha probado con la última tecnología para alimentos.
      • 1901 Anónimo (S.) "Modas" [09-12-1901] El Defensor de Córdoba (Córdoba) Esp (HD)
        Y verdad es, no sólo cuanto llevo escrito, sino que el gato está hoy de moda; que las elegantes parisienses, entre ellas Mme. Koechlin Klippel, dueña y apasionada de Monsmé y de Kaoli, dos gatos siameses, magníficos, está recibiendo muchas enhorabuenas con este motivo, é inspirando á muchos profunda envidia.
      • 1922 Anónimo "Cine y animales" [19-05-1922] Mundial (Lima) Pe (HD)
        En su domicilio de Hollywood, [...] Mr. Roberts posee un verdadero jardín zoológico. Aquí se ve un gato siamés, sagrado en su tierra nativa; allí unos cuantos loros y cacatúas armando un aquelarre infernal; allá una pareja de gaviotas [...].
      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
        Lo único realmente surrealista para mí eran los dos gatos: una gata enana siamesa y un enorme gato negro persa que estaba castrado y que se sentaba inmóvil, mientras la gata, en celo, se revolcaba por el suelo en su frenesí, exhibiéndose frente a él y acabando por atacarle furiosa.
      • 1973 Gorodischer, A. Jubeas [1973] Argentina (CDH )

        — Quiero —digo— un refrigerador de alimentos con comida para diez días. Una casa de veraneo a orillas de un lago. Un sobretodo con cuello de piel. Un automóvil Senior De Luxe. Un gato siamés. Cinco trompetas.

      • 1977 Giménez-Arnau, J. Islas Transparentes [1977] 159 Esp (CDH )
        Hablaban de vinos cuando se incorporó a ellos un gato siamés de pelo hirsuto, rostro sudoroso, sonrisa esquiva y blanquecina piel que olía a blasfemia de llaga. Unos anteojos diminutos camuflaban su mirada, sostenía entre los dedos una tarántula violeta y parecía convencido, por el refinamiento abstracto que otorgaba a sus facciones, ser un hombre sutil e inteligente.
      • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
        gato1. [...] m. [...] siamés. gato procedente de Asia, de pelo muy corto y color ocre amarillento o gris, con la cara, las orejas y la cola más obscuras.
      • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] 380 México (CDH )
        Doña Lucha se enjabonó velozmente los extremos de su prado púbico y con una mano se rasuró mientras con la otra acariciaba suavemente las labias y su marido le decía a mi padre, no está sola, jajá, mira mientras ella metía un dedo en un frasco de cajeta de Celaya (envinada) y se lo untaba sobre el clítoris, que no está sola: un gato siamés de gesto enfurruñado observaba las operaciones de la señora y en un instante, al parecer habitual, esperado, saltó al regazo de su ama y comenzó a lamerle las carnes recién afeitadas, limpiándolas de cualquier traza de pelusa excedente.
      • 1995 Prensa La Vanguardia, 02/02/1995 [1995] Esp (CDH )
        Eran, junto a la limpieza y la elegancia en sus movimientos, las cualidades que valoraba en su gato siamés, un animal que con el paso de los años llegó a ser el marchamo de autenticidad de todos los dibujos de Jaume Perich.
      • 1995 Vidal, C. HOcultismo [1995] 138 Esp (CDH )
        Tumbado de manera casi permanente en un lecho cubierto por gatos siameses, se dedicaba a recibir (cobrando, claro) a visitas del más variado origen, entre las que no faltaban incluso miembros de la aristocracia británica.
      • 1996 Prensa El Mundo, 13/04/1996 [1996] Esp (CDH )
        a) Vendo carísimo algo sin valor, necesito dinero. b) Me ofrezco como correa de transmisión de un medium. c) Ocasión: Vendo agujero para plantar geranios, traje de «desnudista» y un collar doble para gatos siameses. d) Cambio violín de Ingres contra trompeta de Jericó.
      • 2001 Paszkowski, D. Otro Gómez Ar (CORPES)
        Fui a una veterinaria que queda en la misma calle Riobamba, a dos cuadras de casa, para el lado de Córdoba, y vi varios perros de raza, más algunos peces, y gatos siameses, y canarios, pero al final lo que me hizo decidir fue una foto -una gata negra con seis de sus cachorritos, casi todos grises menos uno, negro- en la vidriera del local.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        gato1. [...] ~ siamés. [...] m. gato procedente de Asia, de pelo muy corto y color ocre amarillento o gris, con la cara, las orejas y la cola más oscuras.
      • 2008 Burgos, A. Mudanza Co (CORPES)
        El tipo cargaba un gato siamés mientras lo acariciaba entre las orejas con una mano, que además de ostentar un anillo con una letra r formada en diamantes, se quebraba en un ángulo que no dejaba lugar a discusiones.
      • 2013 Volpi, J. Engaño Mx (CORPES)
        Triunfó en muchos aspectos: en nuestra postura equivalentemente desgarbada, en cómo nos mordemos el labio inferior al enfadarnos, en nuestra común pasión por las rubias de Hitchcock y las historias de fantasmas, en el odio que le profesamos a los ricos, los imbéciles y los timoratos (imaginen cuando alguien reúne todos estos atributos, algo más frecuente de lo que se piensa), en nuestra incapacidad para mantenernos en silencio y en el gozo que nos procuran el chismorreo y las revistas del corazón, en nuestra repulsión hacia los huevos escalfados, los gatos siameses y los fisicoculturistas, y en ese egoísmo íntimo y reconcentrado, invisible a nuestros ojos, que domina en cada uno de nuestros actos.
      • 2014 RAE DLE (NTLLE)
        gato, ta siamés, sa [...] m. y f. gato procedente de Asia, de pelo muy corto y color ocre amarillento o gris, con la cara, las orejas y la cola más oscuras.
      • 2019 Freixas Revuelta, L. No me iba a pasar Esp (CORPES)
        ¡Qué miradas echaban alrededor cuando entraron por primera vez (sería también la última) en el piso de Pedralbes, para conocer a los consuegros! La moqueta azul, el piano blanco... las tallas barrocas, las peponas mexicanas de cartón... el ciclamen color fucsia, las cajas de música, las matrioskas, las copas de colores, el gato siamés...
      • 2022 Anónimo (Colino) "Tecnologías alimentos de gatos" [22-07-2022] Trendencias (Madrid): trendencias.com Esp (HD)
        Hablamos con Paula. Ella tienen una gata siamesa desde hace 5 años y hace dos años que ha probado con la última tecnología para alimentos.
  2. 1⟶sinécdoque
    s. m. Carne de gato, generalmente doméstico.
    docs. (1250-2017) 47 ejemplos:
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre (Ms. O) [2007] fol. 41v Esp (BD)
      Semeia que aqui: ueniemos por trebeiar / yr & uenir a las uezes: cuemo quien iuega l azar / mas par la cabeça mia: esto non pued estar / que yo l mostrare: el cato assar.
    • 2017 Anónimo "Miaustura: festival" [20-09-2017] Perú 21 (Lima) Pe (HD)
      "Estos gatos los vendemos desde hace más de 25 años. Cada uno con sus costumbres, que respeten nuestra costumbre", pidió el cocinero, quien aseguró que comer gato cura el asma y anemia.
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre (Ms. O) [2007] fol. 41v Esp (BD)
      Semeia que aqui: ueniemos por trebeiar / yr & uenir a las uezes: cuemo quien iuega l azar / mas par la cabeça mia: esto non pued estar / que yo l mostrare: el cato assar.
    • 1270-1284 Alfonso X Estoria España II [1995] fol. 211v Esp (CDH )
      Et ouo y grant mortandat / delos pobres que murien de fanbre / Et tornaron se a comer los perros / & los gatos & los mures et / abrien las tristegas & los cannos / dela villa & sacauan ende los oruios / delas huuas & lauauan lo / et comienlo.
    • c1400 Anónimo Viaje Mandevilla (Esc. M.III.7) [1995] fol. 34v Esp (CDH )
      Et comen perros lobos gatos Ratos & todas otras / bestias / Et no han point de leynna / Et por esto eillos se calientan / & cuezen lures viandas dela fienssa delos Rocines & dotras bestias secado / al sol & princep & otros / Et no comen(n) que vna vez el dia & poco / & son / muy suzia gent & de mala natura [...].
    • 1430-1440 Anónimo Dança Muerte [1991] Esp (CDH )
      Tengo buena vida, aunque ando a pedir, / e como a las vezes pollos e perdizes. / Sé tomar al campo bien las codornizes, / e tengo en mi huerto assaz de repollos. / ¡Vete! que non quiero tu gato con pollos. / A Dios me encomiendo e a señor san Helizes.
    • c1492 Maldonado, A. Hechos Maestre Alcántara Monroy [1935] Esp (CDH )
      Pues como los del castillo no pudiesen salir, comenzó a crescer la hambre en tanta cantidad, que comieron caballos y gatos y otras cosas no acostumbradas, y Hernando de Monrroy envió a pedir socorro al Conde de Feria y a todos los otros amigos del Maestre Don Alonso y suyos. Todos éstos le desahuciaron de socorro.
    • 1503 Fdz Santaella, R. Trad LMarco Polo [1987] Esp (CDH )
      Comen ratones, perros e gatos e otros animales más suzios; matar hombre tienen por burla, a ninguno dan pena por mal que haga. Dan los debdores por esclavos a sus creedores; e algunos debdores, queriendo más morir que servir, toman una espada e matan a los que menos pueden que ellos que hallan, fasta que alguno que más puede mata a ellos.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )
      Mas estavan muy congoxados porque les faltava ya la provisión y viandas, y venieron en tanta necessidad que avían de comer los cavallos y los gatos y hasta los ratones. El Maestre, viéndose en tanta necessidad, embió por todos los marineros e rogóles mucho que le diessen orden como un vergantín podiesse passar entre las naos. Luego los marineros fornieron el vergantín de todas las cosas necessarias.
    • 1541-1573 Barrantes Maldonado, Pedro Del viaje que hizo a Portugal Pedro Barrantes Maldonado en compañía del Duque de Medina Sidonio II, 531 Cartas y documentos relativos a Pedro Barrantes Esp (CDH )

      [...] y alli le representó Pedro Barrantes que aquella posada avia sido de Diego Ordoñez de Guadalajara, fidalgo de la casa del rey Don Manuel, su abuelo, y el primer alcayde que tuvo en la India el castillo de Sant Angelo en la ciudad y reino de Cananor, donde estuvocercado medio año de tres reyes indios, el de Calicut y otros, y dos reyes moros, con seiscientos hombres indios, moros y turcos de Persia, de Arabia y de Egipto; y avian llegado á tanta hambre que comian los gatos y los ratones y los zapatos y cueros de los escudos y baynas de las espadas cocidas, por guardar lealtad á Dios y á su señor Don Manuel, rey de Portugal, y á Doña Mariana, que estava presente, y era su hija [...].

    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      No había vino, pan, carne, bizcocho, pescado, legumbres, comiendo jumentos, caballos, gatos, y no tenían punto de reposo, porque los turcos por su multitud sucediendo a los cansados los frescos, acometían continuamente la batería, y se hallaban en el último aprieto de la hambre y trance de la vida.
    • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] Esp (CDH )
      Y no fue esto lo peor, pues vinieron después a comer gatos, ratones y otras sabandijas. Viendo el General esta desdicha, envió al Capitán Martín de Goyti con cien hombres para que con las fragatas y bateles mejores fuese a los pueblos enemigos declarados de los de Cebú a buscar algunos bastimentos; que en los demás de los que no estaban declarados por enemigos no consentía se hiciese daño alguno.
    • 1790 Pons, F. Calenturas pútridas [1790] p. 119 Esp (BD)
      Por lo que, prescindiendo de lo que puede el arte quimico, al que ingenuamente confieso no haberme dedicado de proposito, por no permitirme la continua ocupacion con mis enfermos consumir el tiempo, dinero y paciencia en penosas elaboraciones de un arte, del que una sola tinctura basta para poder salir un Medico exquisito practico, aunque expuesto á comer gato por liebre, y ser comulgado con ruedas de molino; asi como igualmente puede suceder (sin conocerlo) á todo refinado chimico [...].
    • 1802 Salas Calderón, J. Gavinete de antigüedades y humanidades p. 284 (BD)
      [...] y enseñó un dogma y doctrina, con la que hubiera dado un golpe mortal á los cocineros, pasteleros, y demas artes que sirven al apetito, y les hubiera quitado la proporcion de darnos á comer gato, caballo, y otros animales en sus condimentos y pasteles, pues no digo nada de los chorizeros, que en sus chorizos, semejantes al Arca de Noé, en que hubo de todas especies de animales, embuten y nos hacen tragar toda clase de carnes, á vueltas de un poco de la de zerdo, que es de la que ménos tienen.
    • 1846 Anónimo "Una comida a la chinesca" [11-12-1846] El Español (Madrid) Esp (HD)
      Un oficial de marina de los Estados-Unidos embarcado en la escuadra que navega en el mar de la China dá la siguiente relacion de un gran convite al que asistieron él y otros estrangeros de distincion: 1.o una sopa de nidos de pájaros; 2.o tocino frito con patatas; 3.o pies de cerdo; 4.o setas rellenas; 5.o ensalada de nidos de pájaros; 6.o sopa de alas y patas de ganso; 7.o estofado de gato; 8.o patatas de Finlandia fritas [...].
    • 1887 Anónimo "Después de tantos dias […]" [11-04-1887] La Crónica (Huesca) Esp (HD)
      Debemos confesar ingenuamente, que aunque era dia de comer cordero, fuimos predispuestos á comer gato. Mas, por fortuna, no sucedió así.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
      Durante el sitio de París, los gatos se pagaban hasta seis y siete duros, y aquél que podía comer gato, estaba de enhorabuena y hacía comida regalona.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Esp (CDH )
      Murieron los dos, con diferencia de días, por haber comido gato. Buen plato es el micho; pero cuando está rabioso, le salen pintas en la cara al que lo come, y a los tres días, muerte natural por calenturas perdiciosas.
    • 1907 Benavente, J. Intereses creados [1995] Esp (CDH )
      Y no seáis tan avaro de vuestras perdices ni de vuestras empanadas de gato, que no es razón que un poeta como el señor Arlequín hable por sueño de cosas tan palpables...
    • 1914 Sanín Cano, B. Coronel T. Roosevelt Oficio lector Colombia (CDH )

      El señor Roosevelt describe en seguida uno de sus ágapes en la manigua. Comió jaguar, que es como decir: comió gato. Era uno de los principales objetos de esta peregrinación iniciada en beneficio del género humano, de la ciencia zoológica y de los barberos del East End de Londres, que leen el Daily Telegraphde balde.

    • 1924 Anónimo "Sangriento suceso" [26-08-1924] Heraldo de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Claro que los mozos de Pajares, acaso no conozcan ni el transformismo, ni las teorías de la relatividad, pero están bien impuestos de que impunemente se puede comer gato en la seguridad de que no se maulla; perro sin temor a ladrar, etc.
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] 628 Esp (CDH )
      Todos los gatos habían sido comidos y ni siquiera el perro de Axelrod tenía con qué nutrirse.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] Esp (CDH )
      Ignoro si ustedes han comido gato. Yo estuve al borde del peligro. La cosa sucedió en un pueblo abulense.
    • 1978 Nieva, F. Delirio amor [1991] Esp (CDH )
      Y si no te ofrecemos materia de mucho mayor nutrimiento es por consideración a que estamos comiendo gato atizonado.
    • 2012 Anónimo "Michikanka" [04-05-2012] RPP Noticias (Lima) Pe (HD)
      Menciona que al hecho de comer gato se le atribuye varias creencias, por ejemplo, que tendrás siete vidas y que hace más astutas a las mujeres. Sin embargo, Marlene sabe que para muchas personas no es fácil imaginarse si quiera que puedan comer la carne de este mamífero, por ello, recomienda que debemos asumirlo como algo cotidiano, es decir como si se tratara de la carne de cuy, gallina, pato u otro animal doméstico.
    • 2012 M. Díez, P. "Hot pot de gato" Biombo chino Esp (CORPES)
      Teniendo en cuenta los enormes problemas de salud alimentaria y las frecuentes intoxicaciones que hay en China, la primera reacción de la Policía fue detener al dueño del restaurante por servir gato en mal estado.
    • 2017 Anónimo "Miaustura: festival" [20-09-2017] Perú 21 (Lima) Pe (HD)
      "Estos gatos los vendemos desde hace más de 25 años. Cada uno con sus costumbres, que respeten nuestra costumbre", pidió el cocinero, quien aseguró que comer gato cura el asma y anemia.
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre (Ms. O) [2007] fol. 41v Esp (BD)
      Semeia que aqui: ueniemos por trebeiar / yr & uenir a las uezes: cuemo quien iuega l azar / mas par la cabeça mia: esto non pued estar / que yo l mostrare: el cato assar.
    • 1270-1284 Alfonso X Estoria España II [1995] fol. 211v Esp (CDH )
      Et ouo y grant mortandat / delos pobres que murien de fanbre / Et tornaron se a comer los perros / & los gatos & los mures et / abrien las tristegas & los cannos / dela villa & sacauan ende los oruios / delas huuas & lauauan lo / et comienlo.
    • c1400 Anónimo Viaje Mandevilla (Esc. M.III.7) [1995] fol. 34v Esp (CDH )
      Et comen perros lobos gatos Ratos & todas otras / bestias / Et no han point de leynna / Et por esto eillos se calientan / & cuezen lures viandas dela fienssa delos Rocines & dotras bestias secado / al sol & princep & otros / Et no comen(n) que vna vez el dia & poco / & son / muy suzia gent & de mala natura [...].
    • c1400 Anónimo Viaje Mandevilla (Esc. M.III.7) [1995] fol. 70r Esp (CDH )
      Et se honrran mucho los vnos alos otros / mas njngun honnor no dan alos estranjos por grant princep / que sea / eillos comen los perros & los gatos lobos / Raposos / yegoas / poljnos asnos Ratos sorces & todas otras bestias grandes saluages / o priuadas / et come[n] todos la cabe[ç]a de fuera & de dentro & / no en tiran Res si no el fiens / Et comen muy poco pan si no es / enlas cortes delos grandes seynnores [...].
    • 1430-1440 Anónimo Dança Muerte [1991] Esp (CDH )
      Tengo buena vida, aunque ando a pedir, / e como a las vezes pollos e perdizes. / Sé tomar al campo bien las codornizes, / e tengo en mi huerto assaz de repollos. / ¡Vete! que non quiero tu gato con pollos. / A Dios me encomiendo e a señor san Helizes.
    • c1492 Maldonado, A. Hechos Maestre Alcántara Monroy [1935] Esp (CDH )
      Pues como los del castillo no pudiesen salir, comenzó a crescer la hambre en tanta cantidad, que comieron caballos y gatos y otras cosas no acostumbradas, y Hernando de Monrroy envió a pedir socorro al Conde de Feria y a todos los otros amigos del Maestre Don Alonso y suyos. Todos éstos le desahuciaron de socorro.
    • 1503 Fdz Santaella, R. Trad LMarco Polo [1987] Esp (CDH )
      Comen ratones, perros e gatos e otros animales más suzios; matar hombre tienen por burla, a ninguno dan pena por mal que haga. Dan los debdores por esclavos a sus creedores; e algunos debdores, queriendo más morir que servir, toman una espada e matan a los que menos pueden que ellos que hallan, fasta que alguno que más puede mata a ellos.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )
      Mas estavan muy congoxados porque les faltava ya la provisión y viandas, y venieron en tanta necessidad que avían de comer los cavallos y los gatos y hasta los ratones. El Maestre, viéndose en tanta necessidad, embió por todos los marineros e rogóles mucho que le diessen orden como un vergantín podiesse passar entre las naos. Luego los marineros fornieron el vergantín de todas las cosas necessarias.
    • 1529 Anónimo LGuisados Nola [1929] Esp (CDH )

      Después desollarlo muy limpiamente, y abrirlo y limpiarlo bien y después envolverlo en un trapo de lino limpio y soterrarlo *debajo de tierra donde ha de estar un día y una noche; y después sacarlo de allí y ponerlo a asar en un asador; y asarlo al fuego, y comenzándose de asar, untarlo con buen ajo y aceite, y en acabándolo de untar, azotarlo, *bien con una verdasca; *y esto se ha de hacer hasta que esté bien asado, untándolo y azotándolo; y desque *esté asado cortarlo como si fuese conejo o cabrito y ponerlo en un plato grande; y tomar del ajo y aceite desatado *con buen caldo de manera que sea bien ralo, *y échalo sobre el gato y puedes comer de él por que es muy buena vianda.

    • 1529-1531 Guevara, A. Reloj príncipes [1994] Esp (CDH )
      Bien te acordarás que, quando estuvimos cercados en Rodas de Bruxeydo, poderoso rey de los epirotas, por espacio de xiiii meses, en los x de los quales tu Excellencia y yo no comimos carne si no fueron dos gatos, el uno que compramos y el otro que hurtamos.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Ni es el cibo de que yo me espanto, comer caballos, ni tigres, ni leones, que son más indómitos e fieros animales, ni comer perros, ni gatos, ni culebras y serpientes los hombres por nescesidad: que todo esto lo he visto; pero comer un hombre a otro, esto es lo que me espanta, entre estos indios, aunque tan inorantes son de nuestra fe católica; pero mucho más me maravillo de oír que un hombre cristiano tal cometa.
    • 1541-1573 Barrantes Maldonado, Pedro Del viaje que hizo a Portugal Pedro Barrantes Maldonado en compañía del Duque de Medina Sidonio II, 531 Cartas y documentos relativos a Pedro Barrantes Esp (CDH )

      [...] y alli le representó Pedro Barrantes que aquella posada avia sido de Diego Ordoñez de Guadalajara, fidalgo de la casa del rey Don Manuel, su abuelo, y el primer alcayde que tuvo en la India el castillo de Sant Angelo en la ciudad y reino de Cananor, donde estuvocercado medio año de tres reyes indios, el de Calicut y otros, y dos reyes moros, con seiscientos hombres indios, moros y turcos de Persia, de Arabia y de Egipto; y avian llegado á tanta hambre que comian los gatos y los ratones y los zapatos y cueros de los escudos y baynas de las espadas cocidas, por guardar lealtad á Dios y á su señor Don Manuel, rey de Portugal, y á Doña Mariana, que estava presente, y era su hija [...].

    • c1540-1579 Horozco, S. Cancionero [1975] 75 Cancionero Esp (CDH )
      / Porque mirado el retrato, / qualquier çiego puede ver / que quitó della buen rato, / de que tuviera algún gato / razonable que comer.
    • c1605-1609 Anónimo HDescubrimiento austriales Quirós [1876] Esp (CDH )
      Y mirasen bien que otros vasallos ha tenido y tiene el Rey, que le han sustentado y sustentan fronteras y provincias enteras, contra gente belicosas de tanta y más fuerza y á veces comiendo los gatos y perros por no hacer una vileza, y todo sin esperar premio tan grande como aquí se puede esperar; y que al presente ni adelante faltará de comer en tan fértil tierra, ni los enemigos apretaban tanto, ni otras faltas que nos necesiten y obliguen á olvidar de lo que otros no se olvidaron.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      No había vino, pan, carne, bizcocho, pescado, legumbres, comiendo jumentos, caballos, gatos, y no tenían punto de reposo, porque los turcos por su multitud sucediendo a los cansados los frescos, acometían continuamente la batería, y se hallaban en el último aprieto de la hambre y trance de la vida.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] 1035 Esp (CDH )
      Fueron con esto reducidos los franceses a tal estremo, quitada toda esperança de socorro, que comieron los caballos, gatos, perros. Capitularon con los cerradores que dexarían la playa, si dentro de quince días, no eran socorridos; cumplieron bien, habiendo esperado en vano la venida del Duque de Alanzón, que estaba falto de dinero y crédito, y ya enemigo de la mayor parte de los flamencos, y sólo procuraba con diversos medios y sin fruto volver en su gracia.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Decíase havían comido ya tres mil Perros i Gatos. El Francés i los Catalanes saquearon a Berbel, cerca de Monçón. El Señor Marqués de Villa Franca dicen partió de Vinaroz con vltima resolución de aventurarse a socorrer a Tarragona, i confessó i comulgó antes.
    • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] Esp (CDH )
      Y no fue esto lo peor, pues vinieron después a comer gatos, ratones y otras sabandijas. Viendo el General esta desdicha, envió al Capitán Martín de Goyti con cien hombres para que con las fragatas y bateles mejores fuese a los pueblos enemigos declarados de los de Cebú a buscar algunos bastimentos; que en los demás de los que no estaban declarados por enemigos no consentía se hiciese daño alguno.
    • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] 246 Esp (CDH )
      Tuvo tan buena suerte el generoso vizcaíno Goyti en buscar bastimentos, que la víspera de los Reyes volvió a enviar al Campo otra fragata muy bien cargada de borona, con que revivió la gente, se mandaron alargar las raciones y comenzaron a estar más contentos que con sus hollas de gatos y ratones, que la necesidad les hacía gustosos.
    • 1790 Pons, F. Calenturas pútridas [1790] p. 119 Esp (BD)
      Por lo que, prescindiendo de lo que puede el arte quimico, al que ingenuamente confieso no haberme dedicado de proposito, por no permitirme la continua ocupacion con mis enfermos consumir el tiempo, dinero y paciencia en penosas elaboraciones de un arte, del que una sola tinctura basta para poder salir un Medico exquisito practico, aunque expuesto á comer gato por liebre, y ser comulgado con ruedas de molino; asi como igualmente puede suceder (sin conocerlo) á todo refinado chimico [...].
    • 1802 Salas Calderón, J. Gavinete de antigüedades y humanidades p. 284 (BD)
      [...] y enseñó un dogma y doctrina, con la que hubiera dado un golpe mortal á los cocineros, pasteleros, y demas artes que sirven al apetito, y les hubiera quitado la proporcion de darnos á comer gato, caballo, y otros animales en sus condimentos y pasteles, pues no digo nada de los chorizeros, que en sus chorizos, semejantes al Arca de Noé, en que hubo de todas especies de animales, embuten y nos hacen tragar toda clase de carnes, á vueltas de un poco de la de zerdo, que es de la que ménos tienen.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )

      En Sanaar comen carne de camello cocida, y el hígado y sesos crudos; y en la Alfaya se alimentan de gatos, crocodilos é hipopótamos.

    • 1846 Anónimo "Una comida a la chinesca" [11-12-1846] El Español (Madrid) Esp (HD)
      Un oficial de marina de los Estados-Unidos embarcado en la escuadra que navega en el mar de la China dá la siguiente relacion de un gran convite al que asistieron él y otros estrangeros de distincion: 1.o una sopa de nidos de pájaros; 2.o tocino frito con patatas; 3.o pies de cerdo; 4.o setas rellenas; 5.o ensalada de nidos de pájaros; 6.o sopa de alas y patas de ganso; 7.o estofado de gato; 8.o patatas de Finlandia fritas [...].
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      y sólo porque el corazón me dice que vives, creo que continúas tu peregrinación por este mundo, y no pierdo la esperanza de comer contigo, a la sombra de un viejo y carcomido algarrobo, o entre las pajas al borde de una laguna, o en la costa de un arroyo, un churrasco de guanaco, o de gama, o de yegua, o de gato montés, o picana de avestruz, boleado por mí, que siempre me ha parecido la más sabrosa.
    • 1874 Pz Galdós, B. Gerona [2002] Esp (CDH )

      — Sr. D. Pablo —le dije dominando mi melancolía— deseche usted esos tristes pensamientos, que son la primera y única causa de su mal; mande a la señora Sumta que traiga y aderece un par de chuletas, que ya las hay buenas en Gerona, sin ser de gato ni de ratón, y cómaselas en paz y gracia de Dios, con lo cual, o mucho me engaño, o no habrá muerte que le entre en largos años.

    • 1887 Anónimo "Después de tantos dias […]" [11-04-1887] La Crónica (Huesca) Esp (HD)
      Debemos confesar ingenuamente, que aunque era dia de comer cordero, fuimos predispuestos á comer gato. Mas, por fortuna, no sucedió así.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
      Durante el sitio de París, los gatos se pagaban hasta seis y siete duros, y aquél que podía comer gato, estaba de enhorabuena y hacía comida regalona.
    • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Esp (CDH )
      Murieron los dos, con diferencia de días, por haber comido gato. Buen plato es el micho; pero cuando está rabioso, le salen pintas en la cara al que lo come, y a los tres días, muerte natural por calenturas perdiciosas.
    • 1907 Benavente, J. Intereses creados [1995] Esp (CDH )
      Y no seáis tan avaro de vuestras perdices ni de vuestras empanadas de gato, que no es razón que un poeta como el señor Arlequín hable por sueño de cosas tan palpables...
    • 1914 Sanín Cano, B. Coronel T. Roosevelt Oficio lector Colombia (CDH )

      El señor Roosevelt describe en seguida uno de sus ágapes en la manigua. Comió jaguar, que es como decir: comió gato. Era uno de los principales objetos de esta peregrinación iniciada en beneficio del género humano, de la ciencia zoológica y de los barberos del East End de Londres, que leen el Daily Telegraphde balde.

    • 1924 Anónimo "Sangriento suceso" [26-08-1924] Heraldo de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Claro que los mozos de Pajares, acaso no conozcan ni el transformismo, ni las teorías de la relatividad, pero están bien impuestos de que impunemente se puede comer gato en la seguridad de que no se maulla; perro sin temor a ladrar, etc.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      —Pues este invierno se comieron un gato; ¡ahí!, en esa misma mesa.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      —Que soltaran ahora en este cuarto todos los gatos y perros que nos comimos en la guerra. Me sabían entonces mejor que me sabe hoy la carne de vaca, y hoy sólo con que me los pusieran delante estoy seguro de que arrojaría.
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] 628 Esp (CDH )
      Todos los gatos habían sido comidos y ni siquiera el perro de Axelrod tenía con qué nutrirse.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] Esp (CDH )
      En guerra comíamos las ratas. Para mí que son más sabrosas que el gato. De gato estoy ya hasta aquí.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] Esp (CDH )
      Ignoro si ustedes han comido gato. Yo estuve al borde del peligro. La cosa sucedió en un pueblo abulense.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] Esp (CDH )
      Pero yo todavía no he comido gato. Y quien abuse de esta vianda está expuesto a llevar para toda su vida siete gatos en la barriga, y no sabemos si en la conciencia, aunque algunos porten tan luciferino bagaje sin probar felino.
    • 1965 Escobar, J. Itinerario cocinas Castilla [1968] Esp (CDH )
      Ellos dicen que el gato es manjar no desdeñable, sino suculento y exquisito. Allá ellos.
    • 1978 Nieva, F. Delirio amor [1991] Esp (CDH )
      Y si no te ofrecemos materia de mucho mayor nutrimiento es por consideración a que estamos comiendo gato atizonado.
    • 1981 Barnet, M. Gallego [1981] Cuba (CDH )
      La idea era comernos el gato al mediodía, pero no así, solo, sino con un guisado. Salí yo a buscar las patatas para que no dijeran que me pasaba el día recostado al coche o pensando en las musarañas.
    • 1981 Barnet, M. Gallego [1981] Cuba (CDH )
      Y para colmo el gato no se pudo comer, porque se había puesto duro como un palo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )

      Como he dicho, mi primer paso para superar los escrúpulos que acarreaba de la calle, fue comer los caldos y granos con gusanos; así que comer gato no significó un sacrificio. Sabía que había pueblos que los criaban para alimentarse. Era un problema de falta de hábito en su consumo.

    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] 50 Bolivia (CDH )
      Con toda esa esposa, Mister Jones siguió con su trabajo y los niños, pues correteando por ahí y comiéndose los pajaritos, los perritos y los gatitos y cualquier otra calaña de bichos.
    • 2012 Anónimo "Michikanka" [04-05-2012] RPP Noticias (Lima) Pe (HD)
      Menciona que al hecho de comer gato se le atribuye varias creencias, por ejemplo, que tendrás siete vidas y que hace más astutas a las mujeres. Sin embargo, Marlene sabe que para muchas personas no es fácil imaginarse si quiera que puedan comer la carne de este mamífero, por ello, recomienda que debemos asumirlo como algo cotidiano, es decir como si se tratara de la carne de cuy, gallina, pato u otro animal doméstico.
    • 2012 M. Díez, P. "Hot pot de gato" Biombo chino Esp (CORPES)
      Teniendo en cuenta los enormes problemas de salud alimentaria y las frecuentes intoxicaciones que hay en China, la primera reacción de la Policía fue detener al dueño del restaurante por servir gato en mal estado.
    • 2013 Anónimo "Festival de Perú" [19-09-2013] Semana (Bogotá) Co (HD)
      El congresista asegura que comer gato va en contravía a la Ley de Protección de los Animales Domésticos y de los Animales Silvestres mantenidos en cautiverio y atenta contra la salud pública.
    • 2017 Anónimo "Miaustura: festival" [20-09-2017] Perú 21 (Lima) Pe (HD)
      "Estos gatos los vendemos desde hace más de 25 años. Cada uno con sus costumbres, que respeten nuestra costumbre", pidió el cocinero, quien aseguró que comer gato cura el asma y anemia.
  3. 1⟶metonimia
    s. m. y f. Representación convencional del gato, generalmente doméstico.
    docs. (1256-2019) 59 ejemplos:
    • 1256 Alfonso X Picatrix (Vat. Reg. Lat. 1283) [1995] fol. 1v Esp (CDH )
      [...] figura de una donzela / que ama solaz. / figura de una donzela / quese querella denfermedades. / / figura de un omne / que pasce ganado. / figura de una liebre / & un gato. / figura de un cueruo / negro que tiene / la cabeça alçada.
    • 2019 Calvo, J. "Reivindicación monstruo" [01-11-2019] Jot Down (Sevilla) Esp (HD)
      La bruja es otra de sus figuras liminales, investidas de un poder oscuro sobre pulsiones y magia. Las hechiceras (1959) y La ceremonia (1960) son dos de sus cuadros de brujas más famosos, donde los grupos de brujas a menudo son representadas junto con gatos, que Fini, —como los egipcios, como Lovecraft—, consideraba figuras que habitan al mismo tiempo en nuestro mundo y en el Otro.
    • 1256 Alfonso X Picatrix (Vat. Reg. Lat. 1283) [1995] fol. 1v Esp (CDH )
      [...] figura de una donzela / que ama solaz. / figura de una donzela / quese querella denfermedades. / / figura de un omne / que pasce ganado. / figura de una liebre / & un gato. / figura de un cueruo / negro que tiene / la cabeça alçada.
    • a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] 784 Supl Canc Baena Esp (CDH )
      Tiene muchos combatientes / en las gentes / y más el signo del gato, * / que le pegan * bien el pato, / cada rato / dángelas a regañadientes; / pégangelas tan valientes / retiñentes / desde el pie hasta el oído; / de todos es aborrido * / y escopido, / hasta dentro a sus parientes / le vienen los acidentes.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Otro quadro de pintura en lienzo, al ollio, pintado en él un gato cerval, con unas hierbas; que tiene de alto una vara y de ancho otra.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 208 Esp (CDH )
      Pero vuelve los ojos a estotra parte y verás delante y en la frente destotro ejército al siempre vencedor y jamás vencido Timonel de Carcajona, príncipe de la Nueva Vizcaya, que viene armado con las armas partidas a cuarteles, azules, verdes, blancas y amarillas, y trae en el escudo un gato de oro en campo leonado, con una letra que dice «Miau», que es el principio del nombre de su dama, que, según se dice, es la sin par Miulina, hija del duque Alfeñiquén del Algarbe [...].
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 10 Perú (CDH )

      Con planchas de oro chaparon los templos del Sol y los aposentos reales, dondequiera que los había; pusieron muchas figuras de hombres y mujeres, y de aves del aire y del agua, y de animales bravos, como tigres, osos, leones, zorras, perros y gatos cervales, venados, huanacus y vicuñas, y de las ovejas domésticas, todo de oro y plata, vaciado al natural en su figura y tamaño, y los ponían por las paredes, en los vacíos y concavidades que, yendo labrando, les dejaban para aquel efecto.

    • p1611 Covarrubias, S. TesCast-S Esp (NTLLE)
      GATO [...] el gato que está despedaçando vnas cuerdas o lazos es sýmbolo de alguna república que no admite sugeción [...].
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] Esp (CDH )
      ERa un instrumento de metal torzido, a manera de caldera, y tenía al derredor unas campanicas pequeñas, y en la parte superior estava pintado un gato con el rostro de hombr, y en la parte de abaxo, estava la figura de Isis, y Neftys.
    • 1788 Martínez, F. Prontuario artístico p. 374 Esp (BD)
      SISTRO: [...] En lo alto del Sistro, se vé representado un gato con cara de hombre, alguna vez en lugar de gato, un esfinge ó una flor de loto, ó un globo.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )
      ¿Ni quién, por último, podrá numerar los retumbantes apellidos de vuestras ilustres casas, ni las águilas, tigres, leones, perros y gatos que ocupan los cuarteles de vuestras armas?
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      El último bosque representaba un gato colorado empapelando a una polla fija con papel sellado, al mismo tiempo que un gato blanco estaba empapelando al primer gato con papel de la misma clase. Había otros pollos blancos, negros y nicaraguas, que estaban empapelados con hojas de la Recopilación granadina, y todos ellos tenían sus nombres propios. A Clotilde y Juanita les llamó mucho la atención la escena de los gatos, y se detuvieron mirando con curiosidad los trajes y los emblemas.
    • 1876 Pz Galdós, B. Segunda casaca [2003] Esp (CDH )
      Imposible dejar de ver brazos amenazadores, escuetas figuras de angustia, semblantes doloridos, luengos trajes negros y garabateadas dalmáticas de ignominia, monteras de papel llenas de gatos y diablillos pintados, y horribles caperuzas sin rostro, con dos agujeros por donde asomaba la Suprema sus insaciables ojos, buscando la herejía.
    • 1891 Palma, R. Tradiciones peruanas VIII [1969] 404 Perú (CDH )

      Y desde ese día los abogados de la tierra tuvieron en el cielo a uno de la profesión: esto es, un valedor y patrón en San Ibo, el santo que la Iglesia nos pinta con un gato a los pies, como diciéndonos que al que en pleitos se mete lo menos malo que puede sucederle es salir arañado.

    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] 62 Uruguay (CDH )

      Y si se nos preguntase por el ser animado en que debería simbolizarse el genio familiar de su poesía, sería necesario que citásemos, —no al león ni el águila que obsedían la imaginación de Víctor Hugo, ni siquiera al ruiseñor querido de Heine—, sino al cisne, el ave wagneriana; el blanco y delicado cisne que surge a cada instante, sobre la onda espumosa de sus versos, llamado por insistente evocación, y cuya imagen podría grabarse, el día que se blasonara la nobleza de los poetas, en uno de los cuarteles de su escudo, de la manera como se grabaría en el escudo poético de Poe el cuervo ominoso, y el gato pensativo y hierático en el blasón de Baudelaire.

    • 1917 Unamuno, M. Abel [1995] Esp (CDH )
      Y Abel no se cansaba de dibujarle perros, gatos, caballos, toros, figuras humanas. Ya le pedía un jinete, ya dos chicos haciendo cachetina, ya un niño corriendo de un perro que le sigue, y que las escenas se repitiesen.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cuba (CDH )

      No mira, no, los juguetes de que está llena su cama: la muñeca rosada de redondos carrillos de biscuit, ni la diminuta alquería de tejadillo rojo, salpicada de aves con plumas de verdad, ni los patines de fino acero encordelado, ni el gato de fieltro con amarillos ojos de cristal...

    • 1958 García Márquez, G. Coronel [1982] Colombia (CDH )
      A diferencia del dormitorio, demasiado estrecho para la respiración de una asmática, la sala era amplia, con cuatro mecedoras de fibra en torno a una mesita con un tapete y un gato de yeso. En la pared opuesta a la del reloj, el cuadro de una mujer entre tules rodeada de amorines en una barca cargada de rosas.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] Puerto Rico (CDH )
      Ester viene corriendo, seguida por Correa, quien las separa, amarra a América con los brazos contra su barriga, la arrastra, casi la carga fuera del cuarto, a la alcoba, donde la empuja en la cama, y retrocede, cerrando la puerta, dejándola sola en la oscuridad, boca abajo, sollozando de rabia, golpeando sus puños contra las almohadas, el colchón, el gato de peluche sentado contra la cabecera de la cama.
    • 2002 Santibañez H., G. "Dialectica II" Revista Psicología (Santiago de Chile) Ch (CORPES)
      Un artista puede representar a un gato a partir de sus rasgos distintivos, también puede representar una serie de gatos construyendo un dibujo que reúna los rasgos comunes de todos los tipos conocidos de gatos.
    • 2012 Simón, P. "Desobedientes" A simple vista. El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      Antes te dejó un recorte junto al café con leche. Era del señor Rábago. Una viñeta con dos gatos. En la que uno le decía al otro: "Déjate de maullidos. Si quieres sardinas, ruge".
    • 2019 Calvo, J. "Reivindicación monstruo" [01-11-2019] Jot Down (Sevilla) Esp (HD)
      La bruja es otra de sus figuras liminales, investidas de un poder oscuro sobre pulsiones y magia. Las hechiceras (1959) y La ceremonia (1960) son dos de sus cuadros de brujas más famosos, donde los grupos de brujas a menudo son representadas junto con gatos, que Fini, —como los egipcios, como Lovecraft—, consideraba figuras que habitan al mismo tiempo en nuestro mundo y en el Otro.
    • 1256 Alfonso X Picatrix (Vat. Reg. Lat. 1283) [1995] fol. 1v Esp (CDH )
      [...] figura de una donzela / que ama solaz. / figura de una donzela / quese querella denfermedades. / / figura de un omne / que pasce ganado. / figura de una liebre / & un gato. / figura de un cueruo / negro que tiene / la cabeça alçada.
    • a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] 784 Supl Canc Baena Esp (CDH )
      Tiene muchos combatientes / en las gentes / y más el signo del gato, * / que le pegan * bien el pato, / cada rato / dángelas a regañadientes; / pégangelas tan valientes / retiñentes / desde el pie hasta el oído; / de todos es aborrido * / y escopido, / hasta dentro a sus parientes / le vienen los acidentes.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Otro quadro de pintura en lienzo, al ollio, pintado en él un gato cerval, con unas hierbas; que tiene de alto una vara y de ancho otra.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 208 Esp (CDH )
      Pero vuelve los ojos a estotra parte y verás delante y en la frente destotro ejército al siempre vencedor y jamás vencido Timonel de Carcajona, príncipe de la Nueva Vizcaya, que viene armado con las armas partidas a cuarteles, azules, verdes, blancas y amarillas, y trae en el escudo un gato de oro en campo leonado, con una letra que dice «Miau», que es el principio del nombre de su dama, que, según se dice, es la sin par Miulina, hija del duque Alfeñiquén del Algarbe [...].
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] Esp (CDH )
      Mire que no hay gigante ni caballero alguno, ni gatos, ni armas, ni escudos partidos ni enteros, ni veros azules ni endiablados.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 10 Perú (CDH )

      Con planchas de oro chaparon los templos del Sol y los aposentos reales, dondequiera que los había; pusieron muchas figuras de hombres y mujeres, y de aves del aire y del agua, y de animales bravos, como tigres, osos, leones, zorras, perros y gatos cervales, venados, huanacus y vicuñas, y de las ovejas domésticas, todo de oro y plata, vaciado al natural en su figura y tamaño, y los ponían por las paredes, en los vacíos y concavidades que, yendo labrando, les dejaban para aquel efecto.

    • p1611 Covarrubias, S. TesCast-S Esp (NTLLE)
      GATO [...] el gato que está despedaçando vnas cuerdas o lazos es sýmbolo de alguna república que no admite sugeción [...].
    • 1613 Rojas, C. Compendio fortificación [2000] Esp (CDH )

      La pintura fue en su niñez tan ruda y tosca que no conociendo los animales pintados, era necessario escrivir encima: éste es cavallo, éste es gato, éste es cordero.

    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] Esp (CDH )
      ERa un instrumento de metal torzido, a manera de caldera, y tenía al derredor unas campanicas pequeñas, y en la parte superior estava pintado un gato con el rostro de hombr, y en la parte de abaxo, estava la figura de Isis, y Neftys.
    • p1613-c1640 Saavedra Fajardo, D. República Literaria [1985] 87 Esp (CDH )

      Gran parte de los libros de historia estaban excluidos del templo, y destinados para, hacer arcos triunfales, estatuas de papel y festone; *como también los de medicina para tacos de arcabuces, no menos ofensivos que las balas, y los de filosofía para florones, gatos y perros de cartón.

    • 1728 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, II [2003] Esp (CDH )
      La pintura que se hizo del dragón de Dolomieu, le representaba con cabeza de gato. No sé si de esta fábula vino la hablilla vulgar (que oí muchas veces) de que el animal que tiene el carbunclo en la frente es de la figura de un gato.
    • 1788 Martínez, F. Prontuario artístico p. 374 Esp (BD)
      SISTRO: [...] En lo alto del Sistro, se vé representado un gato con cara de hombre, alguna vez en lugar de gato, un esfinge ó una flor de loto, ó un globo.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Cantinela franceses II [1988] 137 Esp (CDH )
      Eran tan esmerados algunos en los movimientos de cabeza para saludar, ya bajando, ya levantando las orejas, que me parece veía las cabezas de los gatos de yeso que venden los grisones.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] México (CDH )
      ¿Ni quién, por último, podrá numerar los retumbantes apellidos de vuestras ilustres casas, ni las águilas, tigres, leones, perros y gatos que ocupan los cuarteles de vuestras armas?
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      El último bosque representaba un gato colorado empapelando a una polla fija con papel sellado, al mismo tiempo que un gato blanco estaba empapelando al primer gato con papel de la misma clase. Había otros pollos blancos, negros y nicaraguas, que estaban empapelados con hojas de la Recopilación granadina, y todos ellos tenían sus nombres propios. A Clotilde y Juanita les llamó mucho la atención la escena de los gatos, y se detuvieron mirando con curiosidad los trajes y los emblemas.
    • 1876 Pz Galdós, B. Segunda casaca [2003] Esp (CDH )
      Imposible dejar de ver brazos amenazadores, escuetas figuras de angustia, semblantes doloridos, luengos trajes negros y garabateadas dalmáticas de ignominia, monteras de papel llenas de gatos y diablillos pintados, y horribles caperuzas sin rostro, con dos agujeros por donde asomaba la Suprema sus insaciables ojos, buscando la herejía.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] II, 50 Esp (CDH )

      Vio retratos históricos que fruncían el ceño; figuras poussinescasde risueños colores que bailaban en los tapices con pastoril juego; Cristos muertos de exagerada amarillez cadavérica en brazos de la Madre Dolorosa; centenares de torerillos, mujerzuelas y chulos de los que crea la moderna escuela menuda de España, y que tanto gustan a los aficionados de hoy; barros graciosísimos y acuarelas representando escenas un tanto libres; gordinflonas ninfas de Rubens y flacos corceles de turfretratados con tanto esmero como se retrataría a Cavour o a lord Byron; preciosos gatitos de porcelana, que hacían mimos en el borde de un jarro, y jardineras sostenidas por horrendos hipopótamos, grifos o cosa semejante.

    • 1878 Pz Galdós, B. Marianela [1997] Esp (CDH )

      Comparólo a grandes grupos de bollos, pegados unos a otros por el azúcar; después de mirarlo mucho por segunda vez, lo comparó a una gran escultura de perros y gatos que se habían quedado convertidos en piedra en el momento más crítico de una encarnizada reyerta.

    • 1884 López, L. V. Gran aldea [2003] Argentina (CDH )
      Y después, los mostradores estaban alfombrados con tripes representando todo un jardín zoológico de fieras estampadas, tigres, panteras, gatos monteses y leones rubicundos, reposados majestuosamente sobre paisajes historiados de selvas de lana con que las fábricas de Manchester reemplazaban en nuestras mansiones aristocráticas de entonces la carencia de Aubuisson y de gobelinos.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] 297 Esp (CDH )

      Él, Tonito Cepeda, había llamado mucho la atención con su traje elegantísimo de sapo verde. La idea no era nueva, pero estuvo a pique de seducir a Currita; hubiérale gustado mucho vestirse de gata blanca con botas color rosa.

    • 1891 Palma, R. Tradiciones peruanas VIII [1969] 404 Perú (CDH )

      Y desde ese día los abogados de la tierra tuvieron en el cielo a uno de la profesión: esto es, un valedor y patrón en San Ibo, el santo que la Iglesia nos pinta con un gato a los pies, como diciéndonos que al que en pleitos se mete lo menos malo que puede sucederle es salir arañado.

    • 1895 Lpz Bago, E. Separatista [1997] 254 Esp (CDH )

      En ella estaban estampados los que querían pasar por castillos y leones, por voluntad, por buena voluntad, de los dibujantes de la fábrica. En realidad una infinidad de gatos y perros jugando con unos chirimbolos que parecían torres de ajedrez.

    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] 62 Uruguay (CDH )

      Y si se nos preguntase por el ser animado en que debería simbolizarse el genio familiar de su poesía, sería necesario que citásemos, —no al león ni el águila que obsedían la imaginación de Víctor Hugo, ni siquiera al ruiseñor querido de Heine—, sino al cisne, el ave wagneriana; el blanco y delicado cisne que surge a cada instante, sobre la onda espumosa de sus versos, llamado por insistente evocación, y cuya imagen podría grabarse, el día que se blasonara la nobleza de los poetas, en uno de los cuarteles de su escudo, de la manera como se grabaría en el escudo poético de Poe el cuervo ominoso, y el gato pensativo y hierático en el blasón de Baudelaire.

    • 1917 Unamuno, M. Abel [1995] Esp (CDH )
      Y Abel no se cansaba de dibujarle perros, gatos, caballos, toros, figuras humanas. Ya le pedía un jinete, ya dos chicos haciendo cachetina, ya un niño corriendo de un perro que le sigue, y que las escenas se repitiesen.
    • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
      Y si no, ahí está recientito el caso de don Gabino, que es para poner el grito en el cielo y andar con pies de gato de trapo...
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      — ¡A su madre! —me contestó el doctor, tirándome un pisapapel de cristal que representaba a un gato rascándose, y con el que me habría dado para rascar buen rato, si me hubiera acertado en la cabeza, como parece que fué la intención y lo habría logrado, si no me hubiera rebajado a tiempo abriéndome hasta el medio de la calle de Beytia.
    • c1935 Elena Fortún (Encarnación Aragoneses) Bazar [1935] Esp (CDH )
      Después de bien calculado el sitio por donde hay que doblar la tira de tela para formar la bolsa, se dibuja un pajarito o un gato o cualquier pequeño adorno a una distancia conveniente del borde.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cuba (CDH )

      No mira, no, los juguetes de que está llena su cama: la muñeca rosada de redondos carrillos de biscuit, ni la diminuta alquería de tejadillo rojo, salpicada de aves con plumas de verdad, ni los patines de fino acero encordelado, ni el gato de fieltro con amarillos ojos de cristal...

    • 1940 Bioy Casares, A. Invención Morel [1984] Argentina (CDH )

      Cuando era chico jugaba a los descubrimientos en las ilustraciones de los libros: las miraba mucho e iban apareciendo objetos, interminablemente. Estuve un rato, contrariado, mirando los paneles con mujeres, tigres o gatos de Fuyita.

    • 1945 Laforet, C. Nada [1997] Esp (CDH )
      Las paredes estaban llenas de fotografías, y entre ellas, en un lugar preferente, aparecía una postal vivamente iluminada representando dos gatitos.
    • 1952 Salinas, P. Polvo Ensayos literatura hispánica Esp (CDH )
      Hasta las letras de los escudos de tales caballeros les hacen morir del mismo mal. Como la dama de Timonel de Carcajona se llama Miaulina, el escudo ostenta un gato de oro, con el mote: "Miau".
    • 1946-1953 Lafuente Ferrari, E. HPintura española [1987] 501 Esp (CDH )
      Cuando quiere, trata el asunto religioso con la impresionante energía de sus temas de género (El Gólgota), y otras veces se recrea en la ejecución inverosímilmente minuciosa, como en sus pinturas de gatos (colección Lozana, Madrid); aborda la pintura realista con un concepto noble y grave (Los saltimbanquis) o escenas de la vida contemporánea con garbo no menor al de sus fantasías goyescas (Carnaval).
    • 1946-1953 Lafuente Ferrari, E. HPintura española [1987] Esp (CDH )
      En su Sagrada Familia aparece un matiz de intimidad y naturalidad sin énfasis, acentuada por el detalle, tan censurado por la crítica académica, del perro y el gato representados en primer término.
    • 1958 García Márquez, G. Coronel [1982] Colombia (CDH )
      A diferencia del dormitorio, demasiado estrecho para la respiración de una asmática, la sala era amplia, con cuatro mecedoras de fibra en torno a una mesita con un tapete y un gato de yeso. En la pared opuesta a la del reloj, el cuadro de una mujer entre tules rodeada de amorines en una barca cargada de rosas.
    • c1962 Isaza Jaramillo Meza, B. Itinerario breve [1970] Colombia (CDH )
      El gato podría figurar como motivo heráldico en el escudo de los holgazanes; cuando en el corredor que alegra la gloria del sol se despereza y se atusa los bigotes a la bogotana, es como aquellos hidalgos que preferían morir de hambre ante sus casonas historiadas, frente a sus armas inútiles y a sus cuadros del Greco, antes que ocupar las manos patricias, estilizadas por el ayuno, en los menesteres del trabajo diario, patrimonio de lacayos y castigo de galeotes.
    • 1964 Guido, B. Incendio y vísperas [1998] Argentina (CDH )
      Tropieza con los almohadones y con un gato de porcelana. La naftalina, el heliotropo y el narciso negro, el álbum de Chopin sobre el piano, marcan un tiempo de balcones abiertos, atardeceres nostálgicos y prolongadas siestas.
    • a1969 Arguedas, J. M. Zorro arriba [1990] Perú (CDH )
      Sobre un muro rosado estaba pintada la cabeza de un gato negro entre dos palmeras. Una especie de cortina hecha de cañas de bambú protegía la puerta de entrada al salón.
    • 1969 Pinillos, J. L. Mente humana [1969] 99 Esp (CDH )
      Conforme puede verse, la primera silueta representa con bastante claridad un gato; luego, gradualmente, el gato va perdiendo sus características distintivas, hasta convertirse al final en un inequívoco perro.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 90 Chile (CDH )
      En aquellos tiempos los cristales venían de Francia por barco y la manía del animal de lanzarse contra ellos llegó a ser un problema, hasta que Clara ideó el recurso extremo de pintar gatos en los vidrios.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 16 Chile (CDH )
      Entretanto, lo aguardaba sin aburrirse, imperturbable en la gigantesca tarea que se había impuesto: bordar el mantel más grande del mundo. Comenzó con perros, gatos y mariposas, pero pronto la fantasía se apoderó de su labor y fue apareciendo un paraíso de bestias imposibles que nacían de su aguja ante los ojos preocupados de su padre.
    • 1984 Prensa El País, 02/10/1984 [1984] Esp (CDH )
      Por dentro, el libro, como verdadero libro de horas, pequeño santoral, está ilustrado, al voleo, con dibujos del autor. Son cosas torpes, vacas, dioses hindúes, murciélagos, hipogrifas, gatos, en líneas escolares. Da impresión de que se trata de marcas de cantero franco, expresivas y galaicas, con un espíritu fuerte que señalan de una vez por todas.
    • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] 22 Puerto Rico (CDH )
      Tan pronto quedó terminada, bajamos una caja de cartón pintada de flores y escenas de gatos, cubierta con un paño de cocina viejo que nos llevamos a escondidas del armario de Mamá. Ahí iba el cadáver invisible de Daruel. Cuando lo cubrimos de tierra, yo puse flores azules sobre la tumba, y Andrés abrió una edición del Nuevo Testamento.
    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] Chile (CDH )

      — No, quieto como torre de ajedrez.

      — ¿Más tranquilo que gato de porcelana?

      Neruda soltó la manilla del portón, y se acarició la barbilla.

    • 1988 Marafioti, R. Significantes consumo [1988] Argentina (CDH )
      "Puede aceptarse como dato el que una configuración determinada represente un gato o una silla sin preguntar por qué y de qué manera." Más allá de la representación existe la modalidad que Eco llama "ícono gastronómico", que sería aquel que —por la cualidad específica del objeto representado— permitiría la estimulación en el receptor del deseo del producto, "pátina helada del vaso de cerveza, untuosidad de una salsa, frescos de una piel femenina". No se denota solamente "hielo", "salsa" o "suavidad" sino que se estimula violentamente el deseo del público.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] Bolivia (CDH )
      Luego, en las páginas que siguen, aparecerá también un palito colgado de un hilo y un gato colgado y un hombre colgado. Y el narrador, como si en ello le fuera la vida, indaga infatigable sobre la conexión posible que pudieran tener esos acontecimientos, como si tuvieran un significado esa colección de sucesos y que ese significado fuera posible que apareciera por la yuxtaposición de los mismos: como si el uno llamara al otro sobre el telón de fondo de una lógica precisa e inexorable.
    • 1991 Navales, A. M. Cuentos Bloomsbury [1991] Esp (CDH )

      Ahí está Lamb, con levita y chistera; mis manos junto al fuego, la piel finísima a través de la cual se adivinan todos los huesos; el malicioso sentido del humor de Lytton; un gato pintado junto a una ventana abierta, y Clive, en el preciso instante de burlarse de uno de mis sombreros.

    • 1993 Dolina, A. Ángel gris [1993] Argentina (CDH )
      Si esta página hubiera sido inspirada por él, sería francamente alegórica y el gato representaría la tentación de ser original.
    • 1993 Fdz Retamar, R. Encanecer [2000] 49 Aquí Cuba (CDH )
      / Sólo vemos algunas estrellas, vagas siluetas de gatos como / Música, / Y de vez en cuando ráfagas de autos y la punta roja del / cigarro / Titilando entre las plantas embozadas del portal y el / jardín.
    • 1993 Marsé, J. Embrujo Shangai [1996] Esp (CDH )
      Y al entrar en el vestíbulo del cine y verla haciendo ganchillo en aquel oscuro agujero que también había cobijado a su madre, un ventanuco en medio de la pared estucada llena de raspaduras y jirones de carteles, justo unos segundos antes de tener que esforzarme en reconocerla y de empezar a desear no estar allí, volví a verla casi a pesar mío sentada en la cama y abrazada a sus rodillas alzadas y a su querido gato de felpa, escuchando con los ojos devotamente cerrados el rumor de la ciudad prometida, una niña ovillada en su costumbre de lejanías y de mentiras, soñadora y confiada en su cálido refugio de cristal, en su pequeña burbuja afortunada.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Chile (CDH )
      Blanca y sonrosada, reclinada en una Barcelona chair de imitación, descansaba con el abandono de una figura de Henry Moore, luciendo su inefable sonrisa de gato de globo.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 26/01/1996 [1996] Esp (CDH )
      Lo cierto es que sus árboles están poblados de mariposas, pájaros y flores, pero también de otros elementos iconográficos como hombre, estrellas, casas, gatos y formas no reconocibles en el ámbito naturalista, en una especie de "copa de árbol de Noé" donde las especies más dispares conviven sin problemas dotadas de atributos que les son ajenos en las leyes zoológicas, porque de lo que se trata es de pintar la vida en su riqueza cromática y en sus posibilidades más fantásticas.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] Puerto Rico (CDH )
      Ester viene corriendo, seguida por Correa, quien las separa, amarra a América con los brazos contra su barriga, la arrastra, casi la carga fuera del cuarto, a la alcoba, donde la empuja en la cama, y retrocede, cerrando la puerta, dejándola sola en la oscuridad, boca abajo, sollozando de rabia, golpeando sus puños contra las almohadas, el colchón, el gato de peluche sentado contra la cabecera de la cama.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] Puerto Rico (CDH )
      «¿Sólo para hablar? Yo le puedo contar cuántas camas tendí y cuántos inodoros lavé —América se ríe—. ¿Cómo será guiar un taxi en Nueva York? Bueno, podemos hablar de eso. ¿Cuántas personas atropellaste hoy?», América le pregunta al gato blanco en su almohada.
    • 1997 Seseña, N. Cacharrería [1997] 316 Esp (CDH )
      Había un solo alfar, el de «Pepe el de la viuda», donde su hijo, Serafín García Morales, al lado de la labor tradicional, fabricaba botijos en forma de sol, figuras, gatos... de un gran encanto ingenuo y espontáneo.
    • 2002 Pascual, J. A. Historia pretexto Esp (CORPES)
      ncluso el ámbito de ficción de las novelas de caballerías, ya desfasado, al que se acerca Cervantes, mantiene, con respecto a los nombres, unos fueros que don Quijote conoce bien: en un momento en que iban a chocar dos grandes ejércitos —dos rebaños de carneros en la realidad— ve una serie de personajes que son designados de una forma que no deja ningún lugar a dudas, ni del género épico en que se inscriben ni de la ironía de quien es capaz de crearlos: Laurcalco, señor de la Puente de Plata; Micocolembo, gran duque de Quirocia; Brandabarbarán de Boliche, señor de las tres Arabias; Timonel de Carcajona, príncipe de la Nueva Vizcaya —que lleva en el escudo un gato de oro en campo leonado, con una letra que dice Miau por Miulina, hija del duque Alfeñiquén del Algarbe—; Pierres Papín, señor de las baronías de Utrique; Espartafilardo del Bosque que trae por empresa en el escudo una esparraguerra, con una letra en castellano que dice así: «Rastrea mi suerte» (M. de Cervantes, Don Quijote, I: 190-191).
    • 2002 Santibañez H., G. "Dialectica II" Revista Psicología (Santiago de Chile) Ch (CORPES)
      Un artista puede representar a un gato a partir de sus rasgos distintivos, también puede representar una serie de gatos construyendo un dibujo que reúna los rasgos comunes de todos los tipos conocidos de gatos.
    • 2010 Cirlot, V. Mito Grial surrealismo Esp (CORPES)
      En su obra, lo que verdaderamente importa es el ritmo y el movimiento de la línea que con facilidad pasa de representar un gato, un cordero o un unicornio indistintamente, pues, como valoró Ernst H. Gombrich, en el arte del boceto de Leonardo predomina lo "indeterminado", lo que supuso una ruptura con respecto a las normas artesanales, dado que "el boceto no es ya preparación de una obra en concreto, sino parte de un proceso que está en continuo desenvolvimiento en el espíritu del artista", que "en lugar de detener el flujo de la imaginación, lo ayuda a fluir".
    • 2012 Simón, P. "Desobedientes" A simple vista. El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      Antes te dejó un recorte junto al café con leche. Era del señor Rábago. Una viñeta con dos gatos. En la que uno le decía al otro: "Déjate de maullidos. Si quieres sardinas, ruge".
    • 2019 Calvo, J. "Reivindicación monstruo" [01-11-2019] Jot Down (Sevilla) Esp (HD)
      La bruja es otra de sus figuras liminales, investidas de un poder oscuro sobre pulsiones y magia. Las hechiceras (1959) y La ceremonia (1960) son dos de sus cuadros de brujas más famosos, donde los grupos de brujas a menudo son representadas junto con gatos, que Fini, —como los egipcios, como Lovecraft—, consideraba figuras que habitan al mismo tiempo en nuestro mundo y en el Otro.
  4. s. m. Mamífero omnívoro del orden de los primates. Nombre científico: Primates (orden).
    docs. (1305-2005) 15 ejemplos:
    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Esp (CDH )
      De los monos, en la ysla, seguros están porque, como primero se dixo, ninguna cosa de quatro pies mas de corís e hutías, no avía en ella, y estos dos animales no lo comen, pero los puercos agora hazen daño, y en la tierra firme más porque siempre los uvo salvajes, e muchos ciervos e gatos monos que comen los mahizales. E, por tanto, assí por las aves como por los animales conviene aver vigilante e continua guarda en tanto que en el campo está el mahíz, y esto se aprendió todo de los indios e de la misma manera lo hazen los christianos que en aquella tierra biven.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón 83 Perú (CDH )
      O cuando tuvo que taponar un agujero de la cerca con la edición sevillana de la Summa de Geographía del bachiller Fernández de Enciso, maravilloso bestiario de las Indias Occidentales por cuyos bosques deambulaban gatos monos, lagartos del tamaño de un becerro y cerdos con armadura de escamas.
    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Esp (CDH )
      De los monos, en la ysla, seguros están porque, como primero se dixo, ninguna cosa de quatro pies mas de corís e hutías, no avía en ella, y estos dos animales no lo comen, pero los puercos agora hazen daño, y en la tierra firme más porque siempre los uvo salvajes, e muchos ciervos e gatos monos que comen los mahizales. E, por tanto, assí por las aves como por los animales conviene aver vigilante e continua guarda en tanto que en el campo está el mahíz, y esto se aprendió todo de los indios e de la misma manera lo hazen los christianos que en aquella tierra biven.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] I,785 Colombia (CDH )
      Tanbien el mico o mono, * a quien llaman gato de arcabuco, todas las vezes que camina lleva a sus hijos a cuestas, avnque sean tres y quatro, los quales van tan pegados a la madre que sin hazelle estorvo salta con ellos de un arbol a otro con mucha facilidad y ligereza, que la tienen grandissima en andar por los arboles y saltar de vnos en otros. Un gato destos, por la punta de la cola, se ase de vna rama y para aventarse mas a lo largo y alcançar a otro arbol que este apartado de donde esta colgado, da dos o tres vayvenes con la rama hazia atras, como quien toma corrida para saltar mas, y ansi se arroja con sus hijos a cuestas, y nunca le veran herrar el golpe o salto que va a hazer.
    • 1607 Anónimo Descripción Panamá [1908] Panamá (CDH )

      La chucha es como comadreja, del tamaño de Chucha.un raton, y mata las gallinas.

      Hallanse monos de muchos generos y vnos gatos Monos.dichos nalu; no se comen.

      La iguana es semejante a el lagarto de dos Iguana.tercias de largo, de color verde claro, con manchas como culebra; biven por los arboles y caçanse con laços; tiene buena carne que sabe como la de conejo.

    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Venezuela (CDH )
      ¡Ah, marañones, como he dicho yo bien, días ha que me habíais de dejar al tiempo de la mayor necesidad, y que había de hacer yo la guerra con gatos o monos del arcabuco, y me hubiera sido mejor partido haberme muerto antes que dar ahora la vida entre tan ruin gente como es ésta de Venezuela!
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )

      Ay animales ferozes, como son tigres, ossos negros como los de España, leones pequeños, que huyen de vn perro que les ladre, dantas, lechones canos, con el ombligo en el espinaço: otros pequeños pintados, casi como jabalies, gatos negros de monte, grandes ladrones, que en haziendo la presa se van en dos pies al monte, y con las manos la lleuan assida, ossos hormigueros, que sacan la lengua larga, y angosta, y la ponen a la boca del hormiguero, y estando llena la meten con la caça que se sustentan [...].

    • 1795 O'Crouley, P. A. Trad Diálogos medallas antiguas p. 116 Esp (BD)
      ¿Quién, Volusio Bithínico, no sabe / Quantos monstruos venera el torpe Egipcio? / Parte de ellos adoran ciegamente / Al anfibio y disforme crocodilo: / Parte al Ibis alado que de sierpes / Se sustenta. Tambien en sacro nicho / De oro brilla el ridículo retrato / Del vil Cercopiteco, horrible gato.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón 83 Perú (CDH )
      O cuando tuvo que taponar un agujero de la cerca con la edición sevillana de la Summa de Geographía del bachiller Fernández de Enciso, maravilloso bestiario de las Indias Occidentales por cuyos bosques deambulaban gatos monos, lagartos del tamaño de un becerro y cerdos con armadura de escamas.
    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Esp (CDH )
      De los monos, en la ysla, seguros están porque, como primero se dixo, ninguna cosa de quatro pies mas de corís e hutías, no avía en ella, y estos dos animales no lo comen, pero los puercos agora hazen daño, y en la tierra firme más porque siempre los uvo salvajes, e muchos ciervos e gatos monos que comen los mahizales. E, por tanto, assí por las aves como por los animales conviene aver vigilante e continua guarda en tanto que en el campo está el mahíz, y esto se aprendió todo de los indios e de la misma manera lo hazen los christianos que en aquella tierra biven.
    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Esp (CDH )
      En aquella tierra ay gatos de tantas maneras e diferencias que no se podría dezir en poca escriptura narrando sus diferentes formas e sus inumerables travesuras, e porque cada día se traen a España no me ocuparé en dezir d'ellos sino pocas cosas. Algunos d'estos gatos son tan astutos que muchas cosas de las que veen hazer a los hombres las ymitan e hazen. En especial ay muchos que así como veen partir una almendra o piñón con una piedra, lo hazen de la misma manera e parten todos los que le dan poniéndole una piedra donde el gato la pueda tomar. Assimismo tiran una piedra pequeña del tamaño e peso que su fuerça basta como la tiraría un hombre.
    • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Esp (CDH )
      Acaesce tirarles piedras e quedarse ellas allá en lo alto de los árvoles e tornarlas los gatos a lançar contra los christianos, e d'esta manera un gato arrojó una que le avía seýdo tirada e dio una pedrada a un Francisco de Villacastín, criado del governador Pedrarias de Ávila, que le derribó quatro o cinco dientes de la boca, al qual yo conozco e le vi antes de la pedrada que le dio el gato con ellos, e después muchas vezes le vi sin dientes porque los perdió según es dicho.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

      Cuando le golpeaban, se quejaba de aquella manera que se siente gemir o gruñir las puercas soñando, o cuando las maman los lechones; e algunas veces era aquel sonido como el que hacen los monos grandes o gatos ximios, cuando tocan contra el que quieren morder, con aquel su murmurar o ruido.

    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )

      Dice más esta relación: que en aquella tierra hay monas infinitas, e muchos gatos lindos, de color pardillo, finísimo e blando el pelo como terciopelo, y mansos, y el gesto agraciado, e quieren parescer al gesto proprio de un negro etíopio. E tiene las colas luengas, los cuales extendiendo, por tal señal piden lo que han menester cuando no les dan de comer; hacen tantos meneos e cosas, que es mucho placer verlos. Los cristianos, porque parescen, como es dicho, a los negros, llámanlos mandrugas, y también los pueden decir jolofos o de Guinea.

    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Cuando los hombres de guerra de nuestros españoles van la tierra adentro en aquellas provincias de Castilla del Oro, e pasan por algún bosque donde hay de unos gatos grandes e negros (de los cuales en la Tierra Firme hay muchos y son malos e bravos), así como ven a los cristianos, los gatos dan voces que paresce que se apellidan, e en poco espacio se juntan muchos e vienen por encima de los árboles, saltando de rama en rama e gritando, e por encima de la gente no hacen sino romper troncos de ramas secos, e aun verdes, e arrojar sobre los cristianos por descalabrarlos.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      En muchas partes de la Tierra Firme hay gatos monillos salvajes, de tantas maneras e diferencias, que no se podría decir en poca escriptura si se dijesen sus diferentes formas e sus innumerables travesuras. Cuando las hembras crían el monico, tráenlo a cuestas saltando de árbol en árbol, y aunque se cuelga la madre de la cola o se arroja a otro árbol veinte e treinta pasos desviado, no se cae por eso el monillo. Y porque cada día se llevan a España, no me ocuparé en decir dellos sino pocas cosas.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] I,785 Colombia (CDH )
      Tanbien el mico o mono, * a quien llaman gato de arcabuco, todas las vezes que camina lleva a sus hijos a cuestas, avnque sean tres y quatro, los quales van tan pegados a la madre que sin hazelle estorvo salta con ellos de un arbol a otro con mucha facilidad y ligereza, que la tienen grandissima en andar por los arboles y saltar de vnos en otros. Un gato destos, por la punta de la cola, se ase de vna rama y para aventarse mas a lo largo y alcançar a otro arbol que este apartado de donde esta colgado, da dos o tres vayvenes con la rama hazia atras, como quien toma corrida para saltar mas, y ansi se arroja con sus hijos a cuestas, y nunca le veran herrar el golpe o salto que va a hazer.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Colombia (CDH )
      Tenian cantidad de todo genero de animales de todas suertes secos al humo, entre los cuales auia ratones, gatos de arcabuco, que por otros nonbres se llaman micos y monas —estos, como estavan secas las caras y sin pelo, pareçian criaturas movedizas—, muchos generos de paxaros y aves y pescados menudos, todo muy seco y sin sustancia ni humor.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Colombia (CDH )
      Otras veces, sintiendo yr los españoles hazia sus alojamientos y rancherias, ponian encima de los hoyos vn papagayo, o vn gato, o mico de arcabuco, y otra cosa a que se acodiciasen los soldados, los quales, como lo vian, yvan corriendo a tomallo, y su vil cobdiçia era cavsa de su miserable muerte, porque luego davan encima del hoyo, donde eran hundidos y espetados por las estacas que en ellos auian, y algunas vezes estos palos y estacas les salian hincandose por las piernas y nalgas al pescuezo, honbros y cabeça, atravesandoles el cuerpo de alto abaxo, que era cosa de gran conpasion y lastima ver los hombres biuos metidos y atrauesados por aquellos palos.
    • 1607 Anónimo Descripción Panamá [1908] Panamá (CDH )

      La chucha es como comadreja, del tamaño de Chucha.un raton, y mata las gallinas.

      Hallanse monos de muchos generos y vnos gatos Monos.dichos nalu; no se comen.

      La iguana es semejante a el lagarto de dos Iguana.tercias de largo, de color verde claro, con manchas como culebra; biven por los arboles y caçanse con laços; tiene buena carne que sabe como la de conejo.

    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Venezuela (CDH )
      ¡Ah, marañones, como he dicho yo bien, días ha que me habíais de dejar al tiempo de la mayor necesidad, y que había de hacer yo la guerra con gatos o monos del arcabuco, y me hubiera sido mejor partido haberme muerto antes que dar ahora la vida entre tan ruin gente como es ésta de Venezuela!
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )

      Ay animales ferozes, como son tigres, ossos negros como los de España, leones pequeños, que huyen de vn perro que les ladre, dantas, lechones canos, con el ombligo en el espinaço: otros pequeños pintados, casi como jabalies, gatos negros de monte, grandes ladrones, que en haziendo la presa se van en dos pies al monte, y con las manos la lleuan assida, ossos hormigueros, que sacan la lengua larga, y angosta, y la ponen a la boca del hormiguero, y estando llena la meten con la caça que se sustentan [...].

    • 1795 O'Crouley, P. A. Trad Diálogos medallas antiguas p. 116 Esp (BD)
      ¿Quién, Volusio Bithínico, no sabe / Quantos monstruos venera el torpe Egipcio? / Parte de ellos adoran ciegamente / Al anfibio y disforme crocodilo: / Parte al Ibis alado que de sierpes / Se sustenta. Tambien en sacro nicho / De oro brilla el ridículo retrato / Del vil Cercopiteco, horrible gato.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón 83 Perú (CDH )
      O cuando tuvo que taponar un agujero de la cerca con la edición sevillana de la Summa de Geographía del bachiller Fernández de Enciso, maravilloso bestiario de las Indias Occidentales por cuyos bosques deambulaban gatos monos, lagartos del tamaño de un becerro y cerdos con armadura de escamas.
    1. s. m. Con los modificadores maymón, pablo, paul, paulo o paus o con el complemento de arcabuco, para referirse al mamífero de la familia de los cercopitécidos de hasta 1,3 metros de altura, de cuerpo cubierto de pelo, rostro generalmente de color oscuro con hocico achatado, ojos marrones y cola larga; tiene hábitos arbóreos y gregarios y es oriundo de África y Asia. Nombre científico: Cercopithecus (género).
      docs. (1305-1925) 34 ejemplos:
      • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Esp (CDH )
        — Señor —dixo el Cavallero Amigo—, fallamos, ca no se vido el rey Artur en mayor priesa con el gato Paus que nos vimos nosotros con aquellos malditos, ca si bien los rascávamos, mejor nos rascavan, ca apenas lo podíamos sofrir, ca bien creed, señor, que la nuestra parte en dubda fue un rato, ca la batalla tan fuertemente nos afrontava & nos afincava, assí que de la nuestra parte bien fueron muertos & feridos fasta ciento & cinquenta cavalleros, & de la otra parte— dixo el Rey.
      • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" p. 51 HNatural I Esp (FG)
        Algunos de estos monos [| cercopitecos] ya se traían a Europa por los navegantes hace tres o cuatro siglos; en España se les llamaba entonces "gatos paúles".
      • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Esp (CDH )
        — Señor —dixo el Cavallero Amigo—, fallamos, ca no se vido el rey Artur en mayor priesa con el gato Paus que nos vimos nosotros con aquellos malditos, ca si bien los rascávamos, mejor nos rascavan, ca apenas lo podíamos sofrir, ca bien creed, señor, que la nuestra parte en dubda fue un rato, ca la batalla tan fuertemente nos afrontava & nos afincava, assí que de la nuestra parte bien fueron muertos & feridos fasta ciento & cinquenta cavalleros, & de la otra parte— dixo el Rey.
      • 1379-1384 Fdz Heredia, J. Trad Vidas Plutarco III [2002] Esp (CDH )
        Cesaro, uidiendo en Roma algunos hombres estrangeros que leuauan en sus braços & en sus espaldas perricos & gatos maymones mostrando deues ellos grant amor, demandoles si las mulleres les fazien fillos. La qual demanda pareçie reprension & maestramjento de senyor contra tales hombres qui se maestran & semellan en el amor natural a las bestias & no a hombres de semblant natura.
      • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Esp (NTLLE)
        caebus,i, por el gato paus, animal.
      • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
        Gato paus. Cercopithecus. i. Cebus. i.
      • 1498 Anónimo Rel tercer viaje 373 Docs Colón Esp (CDH )
        Y andando una gran parte, llegué a un /59/ lugar donde me paresçían las tierras labradas, y sorgí * y enbié las barcas a tierra, y fallaron que de fresco se avía ido de allí gente, y hallaron todo el monte cubierto de gatos paulos; bolviéronse. Y como ésta fuese sierra, me paresçió que más allá, al poniente, las tierras heran más llanas, y que allí sería poblado.
      • 1503 Relación Cuarto Viaje Colón Relación del Cuarto Viaje de Colón Textos documentos Colón Esp (CDH )
        Un ballestero avía herido una alimaña que se pareze a gato paul, * salvo que es mucho más grande y el rostro de hombre; teníale atrabesado con una saeta desde los pechos a la cola, y porque hera feroz le ovo de cortar un brazo y una pierna.
      • c1527-1561 Casas, B. HIndias [1994] Esp (CDH )
        Josefo, en el libro 8, cap. 7, De Antiquitatibus , * dice que también traían elefantes y simias, que lla[ma]mos gatos paúlos o monas. Y porque dice Josefo que traían elefantes y que truxesen solos los dientes dellos, parece concordar con lo susodicho: que aquella isla * o provincia de donde se traía el oro * fuese la isla Taprobana, por lo que S. Isidro * dice (lib. 14, cap. 3, de las Etimologías * )que la isla Taprobana hierve de * perlas y elefantes.
      • 1573 Salazar, E. Cartas a amigos 41 Cartas Salazar Esp (CDH )

        [...] porque en el instante veréis unos en los baos de la gabia; otros subiendo por los afechates asiéndose á los obenques; otros caballeros en las entenas; otros abrazados con el calcés; otros con los masteleos; otros pegados con la carlinga asidos á los tamboretes; otros asidos de las escotas halando y cazando; y otros trepando y cajándose de una á otra parte por las otras jarcias; unos altos y otros bajos, que parecen gatos pauses por los árboles, ó espíritus de los que cayeron del cielo y se quedaron en el aire.

      • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] Esp (CDH )
        Quando pasé de las Indias / por la turquí latitud, / más nouedad vi en España / que allá en las costas del sur: / hallé que ia es don Gonçalo / el mico gato paús, / que el poial es sobremesa / i el que fue arca es baúl; / hallé los braços de fuera / con puntas i dingandux / que repiten a Nerón / como su abuelo a Gazul.
      • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
        Pregunté por mi mujer, y mi suegra, muy confusa, apenas me respondía. Replique en cólera: "¿Es muerta mi esposa? ¿Qué turbación es ésta?". Respondiéronme: "No". Pero porque dije yo: "¿Ha parido?"; "Sí, señor", me respondió. "Pues muéstrenmelo. ¿Qué ha parido? ¿Es algún gato maimón * o algún cernícalo? * Sáquenla acá". Y como si fuese cosa de delito, me dijeron muy frías: "Ha parido una hija". "¡Cuerpo de Dios!, muéstrenmela". Y entrando adentro hallé a mi mujer casi llorando, de que yo me reí mucho, y tomando la muchacha la di muchos besos y bendiciones, con que alegré la casa.
      • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        GATO PAUL. Una especie de Mona de color pardo, el rostro negro, y la cola mui larga.
      • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        GATO-PAUL, ó segun otros, Gato-paus, especie de mona pequeña. [...] Algunos dicen que es la mona hembra: los Ejipcios la adoraron por Dios.
      • 1788 Sanz y Chanas, Gregorio Manuel Traducción de la Encyclopedia Metódica. Historia natural de los animales, por Mr. Daubenton [...]. Tomo primero Esp (BD)
        GATO PAUL, (el) es un mono de la familia ó casta de los monos con cola, y el que se acerca mas á los micos por su cuerpo corto y recogido, su cabeza gruesa, y ancho hocico, su nariz chata, sus mexillas arrugadas, y su fealdad. tiene el rostro desnudo, y cardeno, la orejas velludas, las piernas cortas y gruesas; el pelo de las partes superiores, de un ceniciento verdoso, y por el pecho y el vientre, de un pardo amarillazo: en la cabeza tiene una pequeña cresta, ó mechon de pelo; anda en cuatro pies, y algunas veces en dos. La longitud de su cuerpo, comprehendida la cabeza, es de cerca de diez y ocho á veinte pulgadas.
      • 1793 Valbuena, M. Dicc. universal latino-español Esp (BD)
        Cercopithecus, i. m. El cercopiteco, mona con cola, gato maymon, ó mico.
      • 1798 Nemnich, P. A. Spanisches Wörterbuch Naturgeschichte Wörterbücher der Urgeschichte (BD)
        Gato paul, Gato paus. Simia cynamolgus.
      • 1828 Seckendorf, T. Diccionario esp-alem. III Esp (BD)
        Meerfase, s. f. h. n. monote, mico, gato paul, cercopiteco, r. monicongo.
      • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" p. 51 HNatural I Esp (FG)
        Algunos de estos monos [| cercopitecos] ya se traían a Europa por los navegantes hace tres o cuatro siglos; en España se les llamaba entonces "gatos paúles".
      • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Esp (CDH )
        — Señor —dixo el Cavallero Amigo—, fallamos, ca no se vido el rey Artur en mayor priesa con el gato Paus que nos vimos nosotros con aquellos malditos, ca si bien los rascávamos, mejor nos rascavan, ca apenas lo podíamos sofrir, ca bien creed, señor, que la nuestra parte en dubda fue un rato, ca la batalla tan fuertemente nos afrontava & nos afincava, assí que de la nuestra parte bien fueron muertos & feridos fasta ciento & cinquenta cavalleros, & de la otra parte— dixo el Rey.
      • 1379-1384 Fdz Heredia, J. Trad Vidas Plutarco III [2002] Esp (CDH )
        Cesaro, uidiendo en Roma algunos hombres estrangeros que leuauan en sus braços & en sus espaldas perricos & gatos maymones mostrando deues ellos grant amor, demandoles si las mulleres les fazien fillos. La qual demanda pareçie reprension & maestramjento de senyor contra tales hombres qui se maestran & semellan en el amor natural a las bestias & no a hombres de semblant natura.
      • 1396 Fdz Heredia, J. LMarco Polo [2003] fol. 93v Esp (CDH )

        Et apres va a tocar vna campaneta, et de continent sallieron d'aquel pug muchas bestias semblantes de gatos maymones.

      • 1396 Fdz Heredia, J. LMarco Polo [2003] fol. 109r Esp (CDH )
        Et han girafans et leones, leopardos, asnos, orssos saluages et de otras muchas bestias, et han gallinas qui son muy bellas a veyer, et han strucçios muy grandes et papagays et signes et gatos maymones, qui han quasi tal visage como hombre.
      • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Esp (NTLLE)
        caebus,i, por el gato paus, animal.
      • 1494 Anónimo Trad Salud Ketham (BNM I51) [1997] fol. 20r Esp (CDH )
        / Porque los animales saluajes & / brutos quando en ellos se despierta / el apetito del ayuntamiento son furiosos / & dispuestos a qualquier acto / escandaloso: & luego despues del acto / son muy mansos. como vemos en los / machos y en los asnos y gatos maymones / y otros semejantes. (r)[R]esponde / constantino porque tienen en aquella / sazon encendidos todos los miembros / por aquel desenfrenado apetito / & trabaja la natura de expellir aquella / superfluydad & dispone el tal encendimiento / a furor & a yra como escriue / aristotiles en el prohemio del libro / que hizo del alma: & de aqueste parecer / fue esso mismo ypocras.
      • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
        Gato paus. Cercopithecus. i. Cebus. i.
      • 1498 Anónimo Rel tercer viaje 373 Docs Colón Esp (CDH )
        Y andando una gran parte, llegué a un /59/ lugar donde me paresçían las tierras labradas, y sorgí * y enbié las barcas a tierra, y fallaron que de fresco se avía ido de allí gente, y hallaron todo el monte cubierto de gatos paulos; bolviéronse. Y como ésta fuese sierra, me paresçió que más allá, al poniente, las tierras heran más llanas, y que allí sería poblado.
      • 1498 Anónimo Rel tercer viaje Docs Colón Esp (CDH )

        Los ríos son muchos, porque cada valle tiene el suyo de legua a legua; hallaron muchas frutas, y uvas como uvas y de buen sabor, y mirabolanos muy buenos, y otras como mançanas, y otras, dize, como naranjas, y lo de dentro es como higos; hallaron infinitos gatos paulos; las aguas, dize, las mejores que se vieron.

      • 1503 Relación Cuarto Viaje Colón Relación del Cuarto Viaje de Colón Textos documentos Colón Esp (CDH )
        Un ballestero avía herido una alimaña que se pareze a gato paul, * salvo que es mucho más grande y el rostro de hombre; teníale atrabesado con una saeta desde los pechos a la cola, y porque hera feroz le ovo de cortar un brazo y una pierna.
      • c1528 Pz Oliva, F. Hª inuención Yndias [1965] Esp (CDH )
        Y nauegando por este peligro, vido correr de tierra, en anchura de tres leguas, aguas dulces que con las otras peleauan, y por aguas dulces siguiendo la costa, nauegaron veynte y seys leguas, do llegaron a vn monte que solos gatos paúses // morauan.
      • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
        [...] , y así no tienen ni sufren señores ni leyes ni fueros ni político regimiento, ni comunican en usar de las comunicaciones a la vida humana necesarias, como son comprar y vender y trocar, alquilar y conducir, hacer compañía unos vecinos con otros, los depósitos y empréstidos y los demás contractos que son jure gentium, de los cuales tractan las leyes en el Digesto y en la Instituta y los dotores, y por la mayor parte viven desparcidos por los montes, huyendo de la conversación humana, contentándose solamente con tener y traer consigo solas sus mujeres, como hacen los animales y así son las monas y gatos paulos y los otros que no son gregales.
      • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
        Según Strabón, libro 11 de su Geografía, los árabes adoran y reverencian los gatos paulos o paus y los ofrecen al cielo, y ocurren a ellos por ayuda en las cosas que les acaecen de aflicción y tristes. Los de la región de Poconia, región de Europa, parte de Macedonia, que se llaman pocones, adoraban al sol en figura de un plato o escudilla pequeña, puesta en una vara muy luenga. De los de Tiro se dice que echaban prisiones a sus dioses, por temor de que por encantamentos o por arte mágica sus enemigos no se los hurtasen o llevasen. ¡Mira qué gentiles dioses y qué poder era el suyo!. Los cartagineses, al sol y la luna y Vulcano tenían solamente por dioses.
      • c1527-1561 Casas, B. HIndias [1994] Esp (CDH )
        Josefo, en el libro 8, cap. 7, De Antiquitatibus , * dice que también traían elefantes y simias, que lla[ma]mos gatos paúlos o monas. Y porque dice Josefo que traían elefantes y que truxesen solos los dientes dellos, parece concordar con lo susodicho: que aquella isla * o provincia de donde se traía el oro * fuese la isla Taprobana, por lo que S. Isidro * dice (lib. 14, cap. 3, de las Etimologías * )que la isla Taprobana hierve de * perlas y elefantes.
      • c1527-1561 Casas, B. HIndias [1994] Esp (CDH )

        Esta parte desta isla de Gracia dice *ser tierra altísima y hace munchos [ sic ] valles, y todo debe [de] ser poblado, dice él, *porque lo vido todo labrado. Los ríos son munchos [ sic ], porque cada valle tiene el suyo, de legua a legua. Hallaron munchas [ sic ] frutas y unas como uvas y de buen sabor, y mirabolanos muy buenos, y otras como manzanas, y otras, dice, *como naranjas y lo de dentro es como higos. Hallaron infinitos gatos paúlos; las aguas dice, *las mejores que se vieron. Esta isla, dice, *es toda llena de puertos; esta mar es dulce, puesto que no del todo sino salobre como la de Cartagena.

      • 1573 Salazar, E. Cartas a amigos 41 Cartas Salazar Esp (CDH )

        [...] porque en el instante veréis unos en los baos de la gabia; otros subiendo por los afechates asiéndose á los obenques; otros caballeros en las entenas; otros abrazados con el calcés; otros con los masteleos; otros pegados con la carlinga asidos á los tamboretes; otros asidos de las escotas halando y cazando; y otros trepando y cajándose de una á otra parte por las otras jarcias; unos altos y otros bajos, que parecen gatos pauses por los árboles, ó espíritus de los que cayeron del cielo y se quedaron en el aire.

      • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )

        Salta Galeno dende las manos a los pies, y dende los brazos a las piernas para decir sus usos y provechos, y para esto, también sus composturas; y, habiendo concluído que no le cumplieron más de dos manos y dos pies y dos piernas, bien como ni a las bestias bastaran menos de cuatro, pues no tienen manos, como el hombre (lo que muestra ser ignorancia llamar manos a las de los osos y monas y gatos pauses, viendo que andan con ellas; lo cual no se debe conceder, pues es lo que merece nombre de pie) concluye que tampoco cumplió que los pies del hombre fuesen de otra hechura, y que también se muestra el saber del hombre, con tener tales pies, como con tener tales manos.

      • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )
        Y que él, considerando error tan universal y tan irremediable, reía de ver al mundo hecho jaula de monas o de gatos pauses, que sin discurso racional hacían todos lo que vían hacer a otros de su talle, sin se curar de lo que los sabios enseñaban en contrario.
      • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] Esp (CDH )
        A éstos llaman los italianos gatos maymones, los franceses marmot y los españoles micos. Críanse en Etiopia, en Arabia y India, y en las selvas sobre los montes Emodes. Son por el lomo fuscos y por el vientre blancos. Su cola es larga y vellosa, el cuello tan gruesso como la cabeça, y por esta causa los atan por la cintura. Tiene la cabeça redonda y el rostro negro y sin pelo, la nariz dividida de la boca como los hombres.
      • 1601 Herrera Tordesillas, A. HHechos castellanos [1934-1935] Esp (CDH )
        Vieron muchos gatos paules. Lunes a seis, navegó cinco leguas: llegóse una canoa con cinco hombres a la caravela, que estaba más cerca de tierra, y el piloto llamó a los indios, dando a entender que quería ir con ellos a tierra; y en llegando y entrando, anegó la canoa, y nadando, los tomó y llevó al Almirante: eran de la color de los otros de las Indias.
      • 1601 Herrera Tordesillas, A. HHechos castellanos [1934-1935] II, 344 Esp (CDH )

        Acordaron de ir allá con su navío, y esta era la provincia de Curiana Cauchieto, adonde acudió luego la gente con sus canoas con mucha seguridad a meterse en el navío: llevaban algún oro y joyas, que rescataban; y aunque traían perlas no las daban como los de Curiana; diéronles gatos paules muy hermosos y papagayos de diversos colores.

      • 1609 Vittori, G. Tesoro FrancItalEsp Esp (NTLLE)
        Gáto paús, Vn marmot ou guenon, vno gatto maimone.
      • 1617 Minsheu, J. VocHispLatAngl Esp (NTLLE)
        Gato [...] gato pablo, lat. cebus, vel cepus; angl. a monkie [...]; gato-paus, idem [...].
      • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] Esp (CDH )
        Quando pasé de las Indias / por la turquí latitud, / más nouedad vi en España / que allá en las costas del sur: / hallé que ia es don Gonçalo / el mico gato paús, / que el poial es sobremesa / i el que fue arca es baúl; / hallé los braços de fuera / con puntas i dingandux / que repiten a Nerón / como su abuelo a Gazul.
      • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Venezuela (CDH )
        Determináronse ir allá con su navío hacia la parte que les señalaban, que era la provincia de Curiana Cauchieto, adonde también les salió mucha gente que con mucho seguro se entraban en el navío, llevando también alguno perlas y joyas con que rescataban las cosas de Castilla, aunque no eran tan liberales en dar las perlas como los de Curiana, pero diéronle algunos papagayos de diversos colores y muy hermosos gatos paulés.
      • 1585-a1643 Salinas, J. Poesías [1987] 106 Esp (CDH )
        / "Adiós, que es gran molimiento / vivir haciéndote el buz, / inquieto y atado siempre / a fuer de gato paúz.
      • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
        Pregunté por mi mujer, y mi suegra, muy confusa, apenas me respondía. Replique en cólera: "¿Es muerta mi esposa? ¿Qué turbación es ésta?". Respondiéronme: "No". Pero porque dije yo: "¿Ha parido?"; "Sí, señor", me respondió. "Pues muéstrenmelo. ¿Qué ha parido? ¿Es algún gato maimón * o algún cernícalo? * Sáquenla acá". Y como si fuese cosa de delito, me dijeron muy frías: "Ha parido una hija". "¡Cuerpo de Dios!, muéstrenmela". Y entrando adentro hallé a mi mujer casi llorando, de que yo me reí mucho, y tomando la muchacha la di muchos besos y bendiciones, con que alegré la casa.
      • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        GATO PAUL. Una especie de Mona de color pardo, el rostro negro, y la cola mui larga.
      • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        GATO-PAUL, ó segun otros, Gato-paus, especie de mona pequeña. [...] Algunos dicen que es la mona hembra: los Ejipcios la adoraron por Dios.
      • 1788 Sanz y Chanas, Gregorio Manuel Traducción de la Encyclopedia Metódica. Historia natural de los animales, por Mr. Daubenton [...]. Tomo primero Esp (BD)
        GATO PAUL, (el) es un mono de la familia ó casta de los monos con cola, y el que se acerca mas á los micos por su cuerpo corto y recogido, su cabeza gruesa, y ancho hocico, su nariz chata, sus mexillas arrugadas, y su fealdad. tiene el rostro desnudo, y cardeno, la orejas velludas, las piernas cortas y gruesas; el pelo de las partes superiores, de un ceniciento verdoso, y por el pecho y el vientre, de un pardo amarillazo: en la cabeza tiene una pequeña cresta, ó mechon de pelo; anda en cuatro pies, y algunas veces en dos. La longitud de su cuerpo, comprehendida la cabeza, es de cerca de diez y ocho á veinte pulgadas.
      • 1793 Valbuena, M. Dicc. universal latino-español Esp (BD)
        Cercopithecus, i. m. El cercopiteco, mona con cola, gato maymon, ó mico.
      • 1798 Nemnich, P. A. Spanisches Wörterbuch Naturgeschichte Wörterbücher der Urgeschichte (BD)
        Gato paul, Gato paus. Simia cynamolgus.
      • 1828 Seckendorf, T. Diccionario esp-alem. III Esp (BD)
        Meerfase, s. f. h. n. monote, mico, gato paul, cercopiteco, r. monicongo.
      • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" p. 51 HNatural I Esp (FG)
        Algunos de estos monos [| cercopitecos] ya se traían a Europa por los navegantes hace tres o cuatro siglos; en España se les llamaba entonces "gatos paúles".
  5. ac. etim.
    s. m. y f. Mamífero carnívoro de la familia de los félidos, salvaje, de hasta 3 metros de longitud, de cabeza redondeada, boca grande, hocico triangular provisto de bigotes, lengua áspera, cuerpo cubierto de pelo y garras con uñas generalmente retráctiles. Nombre científico: Felidae (familia).
    docs. (1425-2022) 39 ejemplos:
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      En otras cosas, espeçialmente mató un gato demasiado de fuerte en una montaña solo, que avía muerto muchos nobles caballeros e otras gentes que lo iban a buscar e él tomó por sus armas, así como las han oy en día los Reyes de Inguelaterra, que les llaman gatos artuxes del su nonbre.
    • 2022 Paz, F. "Gatotes Morelia" [22-09-2022] Semanario Primera Plana (Hermosillo) Mx (HD)
      Son más que grandes gatos. Tigres, leones y otros grandes felinos se han puesto en boga como mascotas, pero terminan como víctimas del abandono y la negligencia, al no recibir los cuidados que requieren.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      En otras cosas, espeçialmente mató un gato demasiado de fuerte en una montaña solo, que avía muerto muchos nobles caballeros e otras gentes que lo iban a buscar e él tomó por sus armas, así como las han oy en día los Reyes de Inguelaterra, que les llaman gatos artuxes del su nonbre.
    • 1554 Cieza León, P. Crón Perú 10 Esp (CDH )
      Tendrá dos leguas de contorno, llena de montañas; hay arroyos de buen agua y muy dulce, y en los árboles se ven muchas pavas, faisanes y gatos pintados y grandes culebras, y otras aves nocturnas; parece que nunca fue poblada.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 95r Perú (CDH )
      Ay muchas garrapatas y chinches con alas; lagartos de agua o cocodillos, que comen hombres, perros y toda cosa viva; puercos derrabados, gatos rabudos, y los animales que enseñan a sus hijos para correr.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Perú (CDH )
      Hazénlas también de diversas pelleginas de animales, como gatos de diversas maneras, gamos, corços, venados, ossos y leones, y cueros de vaca, los cuales pellejos adereçan en todo extremo de perfección, que un cuero de vaca y de osso con su pelo lo adereçan y dexan tan blando y suave que se puede traer por capa y de noche les sirve de ropa de cama.
    • c1605 Quevedo Villegas, F. Sueño Juicio [2003] Sueños y discursos Esp (CDH )
      Toparon con unos salteadores y capeadores públicos que andaban huyendo unos de otros, y luego los diablos cerraron con ellos diciendo que los salteadores bien podían entrar en el número, porque eran a su modo sastres silvestres y monteses, como gatos del campo.
    • 1826 Anónimo Trad Viage regiones equinocciales, Humboltd, II p. 43 (BD)
      Este hecho y otros muchos comprobados en aquel pais, prueban que el gran jaguar [...] de la Tierra Firme, así como el jaguarete del Paraguay y el verdadero tigre de Asia, no huyen delante del hombre cuando este quiere combatirles [...]. Los naturalistas saben hoy que Buffon ha desconocido enteramente el gran gato de la América: lo que este escritor dice de la cobardía de los tigres del Nuevo Continente, hace relacion á los pequeños ocelotes ó chibiguazus.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Gato, s. m. Mam. Género de cuadrúpedos, subórden de los carniceros digitígrados. Comprende muchas especies de fieras diseminadas en todo el mundo, y reunidas en zoología bajo el nombre de raza felina, género félix ó género gato. Tales son el gato común, doméstico o montés, el león, el tigre, la pantera, etc.
    • 1864 Burmeister, G. (dir.) Anales Museo Público, I [1896] p. 128 Ar (BD)
      El Leon grande tiene la nariz y la construccion de los huesos de la nariz cortos, redondeados y menos prominentes atras que el processus frontal de la mandíbula superior, lo que distingue este gran gato de todas las otras especies de su género.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 104 Argentina (CDH )

      Doy tanta importancia a estos pormenores, porque ellos servirán a explicar todos nuestros fenómenos sociales, y la revolución que se ha estado obrando en la República Argentina; revolución que está desfigurada por palabras del diccionario civil, que la disfrazan y ocultan creando ideas erróneas; de la misma manera que los españoles al desembarcar en América, daban un nombre europeo conocido a un animal nuevo que encontraban; saludando con el terrible de león, que trae el espíritu la magnanimidad y fuerza del rey de las bestias, al miserable gato llamado puma, que huye a la vista de los perros, y tigre al jaguar de nuestros bosques.

    • 1892 Rubén Darío Febea [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )

      Febea es la pantera de Nerón.

      Suavemente doméstica, como un enorme gato real, se echa cerca del César neurótico, que le acaricia con su mano delicada y viciosa de andrógino corrompido.

      Bosteza, y muestra la flexible y húmeda lengua entre la doble fila de sus dientes, de sus dientes finos y blancos. Come carne humana, y está acostumbrada a ver a cada instante, en la mansión del siniestro semidiós de la Roma decadente, tres cosas rojas: la sangre, la púrpura y las rosas.

    • 1925 Cabrera Latorre, Á. "Zoología" p. 936 HNatural I Esp (FG)
      Hay en África otros gatos de diversos géneros, como el SERVAL (Leptailurus serval) de largas patas, cola corta y piel moteada [...].
    • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] Argentina (CDH )
      De pronto el león se enderezó, concentrando sus fuerzas para saltar sobre el caballo y el caballero desarmados. Yo había previsto el riesgo, y por fortuna el caballo de Antínoo no se movió; nuestras cabalgaduras habían sido admirablemente adiestradas para esos juegos. Interpuse mi caballo, exponiendo el flanco derecho. Estaba habituado a tales ejercicios, y no me resultó difícil rematar a la bestia herida ya de muerte. Desplomóse por segunda vez; el hocico se hundió en el limo, mientras un hilo de sangre negra se mezclaba con el agua. El enorme gato color de desierto, miel y sol, expiró con una majestad más que humana.
    • a1973 Neruda, P. Confieso [1993] Chile (CDH )
      Supe que el hombre tenía agentes en África, en Asia y en el Amazonas destinados exclusivamente a recolectar pellejos de leopardos, ozelotes, gatos fenomenales, cuyos lunares estaban ahora brillando bajo mis pies en la fastuosa biblioteca.
    • 1985 Prensa ABC, 03/06/1985 [1985] Esp (CDH )

      Gracias a ello podemos distinguir «clases»de organismos, que es base imprescindible de lo que se llama sistemática biológica; así hablamos de los pinos o coníferas, de los gatos o felinos, de los simios, o monos propiamente dichos («monkyes»les llaman los ingleses) y de los antropomorfos o monos con aspecto humano (que en inglés se denominan «apes»); ese aspecto antropoide, el que más de cerca nos concierne, es lo que antes que nada heredamos, lo mismo que cada organismo recibe los rasgos propios de su estirpe.

    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      El patrón de distribución territorial es igual al de otros grandes gatos solitarios como el puma (Felis concolor) y el tigre asiático (Leo tigris). Hay constancia de territorios para las hembras que oscilaban entre 25 a 38 km2 en esta especie, en tanto que el de los machos llegaba a los 90 km2, superponiéndose a los de varias hembras.
    • 2001 Gánem, E. Caminitos de plata Mx (CORPES)
      Los predadores casi siempre cazan a sus presas acechándolas y, en el último momento, realizan un ataque fulminante. Ése es el caso de todos los grandes gatos, los lobos, los peces rapaces (como el mero), el tiburón, la tarántula y hasta algunos protozoarios (aunque en el caso de los organismos más pequeños, en lugar de acechar a la presa simplemente se quedan quietos esperando a que pase).
    • 2007 Britto García, L. "Mérida" Arca Ve (CORPES)
      Las señales anunciaban la llegada del Anticristo; pero lo que llegó fueron las cámaras de televisión las cuales descubrieron que en el mural de la Escuela Técnica había un gran gato o pantera o cunaguaro; y desde entonces la policía detuvo a todos los automóviles negros con cristales negros. Monseñor que es tan serio predicó un arcaico sermón contra Satanás.
    • 2022 Paz, F. "Gatotes Morelia" [22-09-2022] Semanario Primera Plana (Hermosillo) Mx (HD)
      Son más que grandes gatos. Tigres, leones y otros grandes felinos se han puesto en boga como mascotas, pero terminan como víctimas del abandono y la negligencia, al no recibir los cuidados que requieren.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      En otras cosas, espeçialmente mató un gato demasiado de fuerte en una montaña solo, que avía muerto muchos nobles caballeros e otras gentes que lo iban a buscar e él tomó por sus armas, así como las han oy en día los Reyes de Inguelaterra, que les llaman gatos artuxes del su nonbre.
    • 1554 Cieza León, P. Crón Perú 10 Esp (CDH )
      Tendrá dos leguas de contorno, llena de montañas; hay arroyos de buen agua y muy dulce, y en los árboles se ven muchas pavas, faisanes y gatos pintados y grandes culebras, y otras aves nocturnas; parece que nunca fue poblada.
    • 1554 Cieza León, P. Crón Perú Esp (CDH )

      Dase mucho maíz y yuca y otras raíces gustosas; y asimismo hay en ella muchas aves de todo género, muchos papagayos y guacamayas, y gaticos pintados y monos y zorras, leones y culebras, y otros muchos animales.

    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 95r Perú (CDH )
      Ay muchas garrapatas y chinches con alas; lagartos de agua o cocodillos, que comen hombres, perros y toda cosa viva; puercos derrabados, gatos rabudos, y los animales que enseñan a sus hijos para correr.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Perú (CDH )
      Hazénlas también de diversas pelleginas de animales, como gatos de diversas maneras, gamos, corços, venados, ossos y leones, y cueros de vaca, los cuales pellejos adereçan en todo extremo de perfección, que un cuero de vaca y de osso con su pelo lo adereçan y dexan tan blando y suave que se puede traer por capa y de noche les sirve de ropa de cama.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] 345 Perú (CDH )
      Avía muchas mantas de pellejos de gatos de diversas especies y pinturas, y otras de martas finíssimas, todas también adereçadas que en lo mejor de Alemaña o Moscovia no se pudieran mejorar.
    • c1605 Quevedo Villegas, F. Sueño Juicio [2003] Sueños y discursos Esp (CDH )
      Toparon con unos salteadores y capeadores públicos que andaban huyendo unos de otros, y luego los diablos cerraron con ellos diciendo que los salteadores bien podían entrar en el número, porque eran a su modo sastres silvestres y monteses, como gatos del campo.
    • 1826 Anónimo Trad Viage regiones equinocciales, Humboltd, II p. 43 (BD)
      Este hecho y otros muchos comprobados en aquel pais, prueban que el gran jaguar [...] de la Tierra Firme, así como el jaguarete del Paraguay y el verdadero tigre de Asia, no huyen delante del hombre cuando este quiere combatirles [...]. Los naturalistas saben hoy que Buffon ha desconocido enteramente el gran gato de la América: lo que este escritor dice de la cobardía de los tigres del Nuevo Continente, hace relacion á los pequeños ocelotes ó chibiguazus.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Gato, s. m. Mam. Género de cuadrúpedos, subórden de los carniceros digitígrados. Comprende muchas especies de fieras diseminadas en todo el mundo, y reunidas en zoología bajo el nombre de raza felina, género félix ó género gato. Tales son el gato común, doméstico o montés, el león, el tigre, la pantera, etc.
    • 1864 Burmeister, G. (dir.) Anales Museo Público, I [1896] p. 128 Ar (BD)
      El Leon grande tiene la nariz y la construccion de los huesos de la nariz cortos, redondeados y menos prominentes atras que el processus frontal de la mandíbula superior, lo que distingue este gran gato de todas las otras especies de su género.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 104 Argentina (CDH )

      Doy tanta importancia a estos pormenores, porque ellos servirán a explicar todos nuestros fenómenos sociales, y la revolución que se ha estado obrando en la República Argentina; revolución que está desfigurada por palabras del diccionario civil, que la disfrazan y ocultan creando ideas erróneas; de la misma manera que los españoles al desembarcar en América, daban un nombre europeo conocido a un animal nuevo que encontraban; saludando con el terrible de león, que trae el espíritu la magnanimidad y fuerza del rey de las bestias, al miserable gato llamado puma, que huye a la vista de los perros, y tigre al jaguar de nuestros bosques.

    • 1875 Campoamor, R. Prólogo Dudas y Tristezas [1902] 32 Dudas y Tristezas Esp (CDH )
      Hay anticuario que cree que nada absolutamente podemos conocer, ni de lo histórico ni de lo prehistórico, si antes no nos fijamos bien en la ensambladura probable de los huesos de cualquier gato fósil.
    • 1892 Rubén Darío Febea [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )

      Febea es la pantera de Nerón.

      Suavemente doméstica, como un enorme gato real, se echa cerca del César neurótico, que le acaricia con su mano delicada y viciosa de andrógino corrompido.

      Bosteza, y muestra la flexible y húmeda lengua entre la doble fila de sus dientes, de sus dientes finos y blancos. Come carne humana, y está acostumbrada a ver a cada instante, en la mansión del siniestro semidiós de la Roma decadente, tres cosas rojas: la sangre, la púrpura y las rosas.

    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Gato m, Zool. Mamíferos félidos, carnívoros. El tipo representante de ese género es el gato doméstico. El tamaño de los gatos varía muchísimo, pues se conocen especies que solo miden 0m. 20 incluso la cola, y otras que alcanzan 1m. 30. Las principales especies son: el gato lince, el ocelote, el jaspeado, el manchado, el maegnay, el chati, el de cola larga, el de las Pampas, el colocolo, el salvaje, el manul, el enano, el chaus, el de Cafrería, el enguantado, el de Man, el garduño, el moteado y el de Angora: variedades de gatos se hallan en todas las comarcas del planeta, menos en Nueva Zelanda y en algunos pueblos del Centro de África.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] El Salvador (CDH )
      En uno de los amates confinados al extremo del espacioso patio, un gallo lanza una clarinada de alarma, a la que contesta violento y agitado cacareo de gallinas, remover de plumas, jadeo de patos, algún vuelo torpe de las sumidades al suelo. —"¡E