3.ª Entrega (diciembre de 2015)
Versión del 28/03/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tifus s. (1782-)
tifus, tiphus
Etim. Voz tomada del latín tiphus y esta, a su vez, del griego tŷfos 'vapor', 'estupor' (DECH, s. v. humo). Cf., no obstante, francés typhus, vocablo registrado desde 1667 como 'conjunto de dolencias caracterizadas por un estado de estupor' y desde 1748 con la acepción 'enfermedad infecciosa y contagiosa causada por rickettsias transmitidas por el piojo, caracterizada por fiebre alta, una erupción roja y trastornos neurológicos' (véase TLF, s. v. typhus).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'enfermedad infecciosa y, en particular, la causada por algunas especies de la bacteria Rickettsia, caracterizada por una cefalea intensa, debilidad, escalofríos, fiebre alta, estupor y exantema', es decir, sin especificación expresa del tipo de tifus, en 1782, en el Discurso sobre el saludable y seguro método de hacer levantar la cama a los calenturientos, de J. Pascual; en este texto figura la variante tiphus. A partir de 1805, en el Tratado de las enfermedades de la gente de mar de P. M. González, empieza a documentarse con modificadores como contagiosoexantemático petequial para referirse a lo que se conocía por el nombre de tabardillo pintado, o tifus, es decir, la 'enfermedad epidémica transmitida generalmente por el piojo, causada por la bacteria Rickettsia prowazekii, que suele manifestarse tras conflictos bélicos o desastres naturales, y caracterizada por escalofríos, malestar general, cefalea intensa y manchas punteadas en la piel'. Como se puede observar en los testimonios acopiados, la voz se registra también con varios modificadores (como castrense, carcelario, hospitalario) o complementos (de los campamentos, de las cárceles, de los hospitales, etc.) que se refieren a aquellos espacios en que la coexistencia de amplios grupos humanos facilitaba el contagio de la enfermedad. Ha de tenerse presente, no obstante que, como advierte J. Arrizabalaga ("El léxico médico del pasado: los nombres de las enfermedades", Panace@, 2007, vol. 7, n.º 24), si bien hoy se identifica el tifus con el exantemático, "los médicos prebacteriológicos del siglo XIX aplicaron de forma habitual el término tifus -con o sin calificativos acompañantes- a un amplio espectro de afecciones que los médicos bacteriólogos enmarcaron posteriormente en no menos de cuatro entidades morbosas: peste, fiebre amarilla, fiebre tifoidea y tifus exantemático" (p. 245).

Tras la actuación de la metáfora, tifus toma el valor de 'conjunto de personas que acude gratis a espectáculos, especialmente el teatro y los toros', por la percepción de que este grupo parecía una auténtica epidemia; con este significado la palabra se localiza por primera vez en la crítica de una zarzuela, firmada por Sinesio Delgado y publicada en Madrid Cómico en 1884.

El vocablo se integra en diversos compuestos que designan otras enfermedades; de hecho, en la literatura científica del siglo XIX se señala con frecuencia que tifus (al igual que, en otras épocas, peste) designa cualquier tipo de enfermedad epidémica. Tifus abdominal, como sinónimo de fiebre tifoidea, se registra en 1835, en la reseña "Consideraciones clínicas", publicada en el Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid)Tifus asiático, como sinónimo de cólera, se atestigua en 1832, en una nota publicada en la Gaceta de Madrid (Madrid)Tifus de América, como sinónimo de fiebre amarilla, se documenta por vez primera en 1819, en el Diccionario de fiebres esenciales de Sánchez Núñez. Por su parte, tifus icterodes (con sus diferentes variantes gráficas) se registra, para designar esa misma enfermedad (la fiebre amarilla), desde alrededor de 1800, en la Descripción de la enfermedad epidémica que tuvo principio en la ciudad de Cádiz, de C. F. Ameller. Tifus de oriente, como sinónimo de peste, se atestigua en 1822, en el tomo XII de la Traducción del Diccionario de Ciencias Médicas. Por último, tifus pulmonar (o pumonal) se registra desde 1848 con la acepción 'fiebre tifoidea acompañada de una neumonía inicial o de otras afecciones broncopulmonares', en el tercer tomo de la Traducción de Nuevo Manual de medicina homeopática [...] por el Doctor G. H. G. Jahr.

Según el Diccionario de costarriqueñismos de Gagini (1919), en Costa Rica se emplea en femenino: la tifus.

  1. s. m. Enfermedad infecciosa y, en particular, la causada por algunas especies de la bacteria Rickettsia, caracterizada por una cefalea intensa, debilidad, escalofríos, fiebre alta, estupor y exantema.
    Sinónimos: tabardete; tabardillo; tifo
    docs. (1782-2020) 301 ejemplos:
    • 1782 Pascual, J. Discurso [1798] p. 310 Memorias Academia Médico-Práctica Barcelona, I Esp (BD)
      El célebre Sauvages, Médico de Montpeller, recopilando de muchos autores las historias de las enfermedades, y el método que traen de curarlas, adopta invariablemente el de templarlos, levantándolos de la cama, del mismo modo que aquellos autores. Al tenor de su estimable proyecto tratando del tiphus de Hipócrates, que es la calentura pútrida del verano, nos recuerda que aquel Principe de la Medicina hacia aplica paños mojados en agua fria sobre aquellos enfermos, por mas que se hallasen sudados y ardurosos.
    • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
      Bajo un frío polar, con las manos hundidas en los bolsillos, respirando dentro de la bufanda, que emitía nubecillas de niebla, los dos contemplaban el rostro enigmático de Bette Davis, sus ojos redondos, saltones, que se parecían a los de la muñeca con cuerpo de trapo y cabeza de porcelana que Lucila, la hermana de David, fallecida de tifus, había dejado en lo alto del armario ropero de la habitación. Era la misma Bette Davis que tenía su propio medallón en el inematógrafo del balneario manchado de sangre.
    • 1782 Pascual, J. Discurso [1798] p. 310 Memorias Academia Médico-Práctica Barcelona, I Esp (BD)
      El célebre Sauvages, Médico de Montpeller, recopilando de muchos autores las historias de las enfermedades, y el método que traen de curarlas, adopta invariablemente el de templarlos, levantándolos de la cama, del mismo modo que aquellos autores. Al tenor de su estimable proyecto tratando del tiphus de Hipócrates, que es la calentura pútrida del verano, nos recuerda que aquel Principe de la Medicina hacia aplica paños mojados en agua fria sobre aquellos enfermos, por mas que se hallasen sudados y ardurosos.
    • 1794 Piñera Siles, B. Trad Trat Materia Médica, Cullen, II p. 498 Esp (BD)
      La virtud estimulante de la serpentaria, conviene con especialidad en el estado adelantado del tiphus en que es extrema la debilidad, no conviene sino en este caso solo, y aun entónces es mas seguro mezclarla con la quina, que darla únicamente por su virtud estimulante.
    • 1797 Anónimo "Enfermedades" [01-01-1797] Continuación del Memorial Literario Instructivo y Curioso de la Corte de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Las que se han observado en el mes de Abril, en el que ha seguido la propia intemperie fría y húmeda, han sido tiphus ó calenturas nerviosas, tanto continuas quanto remitentes, con el calor, pulso y orinas casi naturales, dolor gravativo de cabeza y sopor, y en algunos principiaban con movimientos convulsivos universales y privación del conocimiento […].
    • 1802 Lavedán, A. Trad Trat Enfermedades Epidémicas, I p. 238 Esp (BD)
      Tratamiento de las enfermedades agudas, particularmente de las de las Indias orientales; por William Wright, Médico del Colegio de Edimburgo. Tratamiento del tiphus ó fiebre nerviosa en las Indias orientales. Estas observaciones ofrecen muchos hechos que merecen ser conocidos, no solamente de los prácticos que pudieran viajar por aquellas tierras; pero aun de aquellos que queriendo comparar los diversos métodos curativos usados en diversos climas, buscasen en ellos unos resultados útiles para los casos que pudiesen ofrecerse. El autor empieza hablando del tiphus, que es la fiebre nerviosa de las embarcaciones ó de las cárceles, del mismo modo que la señala la mayor parte de los autores.
    • 1834 Anónimo "Madrid, julio 15: Salud pública" [15-07-1834] La Revista Española (Madrid) Esp (HD)
      Nota. De los 3 fallecidos que aparecen, el primero, que hace ocho dias fue invadido, degeneró en un tifus en el cual ha sucumbido; el segundo y tercero fueron invadidos en el dia de ayer á las dos y cinco de su tarde, falleciendo ambos de once á doce de la noche.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] Esp (CDH )
      Desde el humilde taller del artesano, hasta los áureos escalones del trono, ni una sola clase, apenas ni un solo individuo, dejamos de ver atacado más o menos de esta enfermedad endémica, de este tifus contagioso, designado por los fisiologistas de sociedad con el expresivo título de la empleo-manía [...].
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Amagos piráticos, un terremoto que en 1664 arruinó a Ica pereciendo más de cuatrocientas personas, epidemias de tifus y viruela y los primeros disturbios de los hermanos Salcedo afectaron el ánimo del anciano y bondadoso virrey, ocasionándole la muerte en 1666.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      El barchilón de Kíllac, eximio combatiente contra el tifus, enfermedad endémica del lugar, atendió y salvó al enfermo que, una vez declarado en convalecencia, pensó en viajar a la ciudad, quedando en su lugar el inter.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 372 Esp (CDH )

      Se me ha puesto aquí que si mato a María quedo libre de mi obsesión; porque muerta ella no hay celos, y mi pasión es celos; nada más. Suprima usted esa negrura, y el amor se evapora. Si me parece que con tanto devaneo celoso no estoy enamorado; no quiero, lo que se dice querer, a María... oiga usted esta monstruosidad: si María cogiese ahora el tifus y se muriese, estoy por decir que me alegro.

    • 1932 Heredia, C. M. Fuente energía [1949] Mx (CDH )
      Enfermó de tifus, y, a pesar de haberle dado la mejor asistencia, siendo asistido por los mejores médicos, su fin se acercaba irremisiblemente, en opinión de los facultativos.
    • 1960 Benedetti, M. Tregua [2001] 174 Ur (CDH )
      «A vos, cuando tuviste el tifus, ¿te echaron? ¿Verdad que no? Y faltaste como seis meses.»
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      – Cuando volví de la guerra, enfermo de tifus, vino a verme una mujer a la que no tenía derecho, a la que creía haber perdido para siempre.
    • 1999 Garcés, M. Curso cocina [2000] Esp (CDH )
      Dado su sistema de alimentación pueden retener microorganismos perjudiciales, minerales como el mercurio, virus como el del cólera o tifus, debidos a la proximidad de fábricas y desagües fecales.
    • 2001 Goldemberg, I. Nombre Pe (CORPES)
      Sin embargo, el suministro de comida que permiten los alemanes consiste principalmente en cereales y algunas verduras y hortalizas (nabos, zanahorias y remolacha, principalmente). La ración oficial del ghetto de Varsovia, por ejemplo, no alcanza las 1200 calorías por persona. Ha surgido un mercado negro de alimentos introducidos de contrabando, pero los precios de las mercancías son elevados y el desempleo y la pobreza están muy extendidos. En las casas llegan a vivir de seis a siete personas en cada habitación, y el tifus es habitual entre la población.
    • 2006 Matos Moquete, M. Avalancha: Leyenda negra RD (CORPES)
      Él no. Los haitianos que él usaba y sus vínculos con ellos nada tenían de clandestinos. Los trataba bien, los desparasitaba desde que llegaban, les ponía las vacunas contra el tifus, el tétano, la tuberculosis, la rabia, la polio. Les construía una vivienda decente donde alojarlos, en un edificio nuevo hecho sólo para sus obreros en el mismo terreno de la torre. Los alimentaba con la comida que ellos tenían por costumbre comer: molondrones, verdolaga, hongo, harina de maíz, asadura, tripa y pata de vaca.
    • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
      Bajo un frío polar, con las manos hundidas en los bolsillos, respirando dentro de la bufanda, que emitía nubecillas de niebla, los dos contemplaban el rostro enigmático de Bette Davis, sus ojos redondos, saltones, que se parecían a los de la muñeca con cuerpo de trapo y cabeza de porcelana que Lucila, la hermana de David, fallecida de tifus, había dejado en lo alto del armario ropero de la habitación. Era la misma Bette Davis que tenía su propio medallón en el inematógrafo del balneario manchado de sangre.
    • 1782 Pascual, J. Discurso [1798] p. 310 Memorias Academia Médico-Práctica Barcelona, I Esp (BD)
      El célebre Sauvages, Médico de Montpeller, recopilando de muchos autores las historias de las enfermedades, y el método que traen de curarlas, adopta invariablemente el de templarlos, levantándolos de la cama, del mismo modo que aquellos autores. Al tenor de su estimable proyecto tratando del tiphus de Hipócrates, que es la calentura pútrida del verano, nos recuerda que aquel Principe de la Medicina hacia aplica paños mojados en agua fria sobre aquellos enfermos, por mas que se hallasen sudados y ardurosos.
    • 1794 Piñera Siles, B. Trad Trat Materia Médica, Cullen, II p. 498 Esp (BD)
      La virtud estimulante de la serpentaria, conviene con especialidad en el estado adelantado del tiphus en que es extrema la debilidad, no conviene sino en este caso solo, y aun entónces es mas seguro mezclarla con la quina, que darla únicamente por su virtud estimulante.
    • 1797 Anónimo "Enfermedades" [01-01-1797] Continuación del Memorial Literario Instructivo y Curioso de la Corte de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Las que se han observado en el mes de Abril, en el que ha seguido la propia intemperie fría y húmeda, han sido tiphus ó calenturas nerviosas, tanto continuas quanto remitentes, con el calor, pulso y orinas casi naturales, dolor gravativo de cabeza y sopor, y en algunos principiaban con movimientos convulsivos universales y privación del conocimiento […].
    • 1802 Lavedán, A. Trad Trat Enfermedades Epidémicas, I p. 238 Esp (BD)
      Tratamiento de las enfermedades agudas, particularmente de las de las Indias orientales; por William Wright, Médico del Colegio de Edimburgo. Tratamiento del tiphus ó fiebre nerviosa en las Indias orientales. Estas observaciones ofrecen muchos hechos que merecen ser conocidos, no solamente de los prácticos que pudieran viajar por aquellas tierras; pero aun de aquellos que queriendo comparar los diversos métodos curativos usados en diversos climas, buscasen en ellos unos resultados útiles para los casos que pudiesen ofrecerse. El autor empieza hablando del tiphus, que es la fiebre nerviosa de las embarcaciones ó de las cárceles, del mismo modo que la señala la mayor parte de los autores.
    • 1802 Lavedán, A. Trad Trat Enfermedades Epidémicas, I p. 241 Esp (BD)
      Atendiendo á la obra de este práctico, y á las muchas cartas de mis corresponsales, no me queda duda alguna de que la fiebre amarilla es un tiphus llevado al mas alto grado de virulencia con respecto al clima, la posicion de los sitios y otras circunstancias accesorias.
    • 1802 Anónimo "Observaciones Médicas Abril 1801" [01-01-1802] Memorial Literario ó Biblioteca Periódica de Ciencias y Artes (Madrid) Esp (HD)
      Las enfermedades que se han observado en los Reales hospitales General y Pasion de esta Corte en el mes de Abril han sido tifus, ó calenturas lentas nerviosas continuas, iremitentes, con inapetencia, náuseas, y vómitos de pituita insípida, quejidos involuntarios, laxitud ó floxedad, vigilia semejante á el sueño, dolor de cabeza, vértigos, la mente perturbada, el pulso freqüente y débil, y en algunos el calor y pulso casi naturales, y en otros sopor, los que se han socorrido habiendo sabura de primeras vias, con los eméticos, medicamentos temperantes, quina y alcanfor, y los vericantes; terminando en algunos felizmente, por tialismo ó babeo copioso, aptas, ó úlceras en la boca, sudor, evacuacion de vientre; pero habiendo principiado en algunos dicha calentura con suma postracion de fuerzas, incontinencia de orina, movimientos convulsivos universales, y privacion casi total de conocimiento, dichos medicamentos antiópticos, y los antiespasmódicos de licor de cuerno de ciervo sucinado, y el licor anodino mineral de Hofman, ni el mosco, fueron suficientes á impedir un fatal éxito en el quarto ó quinto de la enfermedad.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] p. 201 Esp (CDH )
      Cullen observa, que el uso de la Serpentaria pide mucha circunspeccion en las calenturas contínuas, que la virtud alexîfarmaca adoptada por la opinion comun es del todo falsa, y que su poderosa virtud estimulante conviene únicamente en el estado adelantado del tiphus, en que es extrema la debilidad [...].
    • 1818 Anónimo "Investigaciones Fiebres intermitentes Audonart" (Reseña) [03-11-1818] Crónica Científica y Literaria (Madrid) Esp (HD)
      He aqui el principio fundamental en que estriva esta obra: no hay fiebres contagiosas esenciales. Las causas que engendran la peste en Africa y la fiebre amarilla en América, son las mismas de que provienen las fiebres intermitentes perniciosas del Medio-dia de Europa y el tiphus del Norte.
    • 1834 Anónimo "Madrid, julio 15: Salud pública" [15-07-1834] La Revista Española (Madrid) Esp (HD)
      Nota. De los 3 fallecidos que aparecen, el primero, que hace ocho dias fue invadido, degeneró en un tifus en el cual ha sucumbido; el segundo y tercero fueron invadidos en el dia de ayer á las dos y cinco de su tarde, falleciendo ambos de once á doce de la noche.
    • 1836 Anónimo "Noticias España: Echabarri 8 de abril" [13-04-1836] El Eco del Comercio (Madrid) Esp (HD)
      La legion inglesa debe marchar el 11 sobre Durango y la ria de Bilbao. El primero es punto muy importante para quitar recursos á la faccion; y unida esta legion á la division de reserva, es un cuerpo de ejército respetable, que por sí solo puede imponer á la faccion, y al mismo tiempo la comunicacion con la escuadra inglesa; lo sensible es, que los ingleses han dejado sepultados mas de 2000 de todas graduaciones del tiphus, y en nuestro ejército hay algo tambien.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      La reina bailadora, como si le viese acometido de pronto por algún tifus pestilencial, retiró de su lado el sillón que ocupaba, y una nube de descontento pasó por su lindo entrecejo.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] Esp (CDH )
      Desde el humilde taller del artesano, hasta los áureos escalones del trono, ni una sola clase, apenas ni un solo individuo, dejamos de ver atacado más o menos de esta enfermedad endémica, de este tifus contagioso, designado por los fisiologistas de sociedad con el expresivo título de la empleo-manía [...].
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 462 Esp (CDH )

      El término del mal también varía según los individuos o según las circunstancias; los hay que se darían por sanos y salvos con la posesión de una estafeta de correos o un estanquillo de tabacos; los hay que aspiran a ornar su persona con un capisayo de obispo o un uniforme ministerial; hasta los hemos visto que, en más elevada clase, no dudaron un punto en lanzarse a la pelea y conmover al país a trueque de conquistar una corona. Todos son pretendientes; todos están atacados del tifus de la ambición.

    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (NTLLE)
      Tifus, s. m. Patol. Enfermedad epidémica, y a veces contagiosa que ejerce una influencia especial en el sistema nervioso y altera de un modo particular las facultades intelectuales. Lo hay de varias especies, pero la mas comun es el tifus local o europeo debido á la acumulacion de muchas personas en un espacio angosto y malsano.
    • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 377 Cu (CDH )
      / Hay ya viruelas y cámaras, / Tifus, «guagua», y... ¡Santa Brígida! / Hay otras pestes maléficas, / Cuya explicación no es lícita... / Y en tanto, amigo carísimo, / No hay una doncella tímida, / Que quiera darme sus sábanas / Para algunas noches frígidas.
    • 1866 Hontañón Cabeza, P. Ensayo venéreas, II t. II, p. 831 Esp (BD)
      Por mi parte agregaré que las causas á que Andrés Alcázar se refiere debieron haber engendrado mas bien el tiphus, como se ha observado en los sitios de Zaragoza y Gerona y en general en todos los casos semejantes.
    • 1869 RAE DRAE 11.ª ed. (NTLLE)
      TÍFUS. m. tifo.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] 281 Esp (CDH )
      / El uno es genio varon, / El otro es genio mujer, / Y presumo que los hay / Hermafroditas tambien; / Porque esa especie de tifus, / Con permiso de Broussais, / No hay edad, sexo ni clase / Donde no tenga cuartel.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Amagos piráticos, un terremoto que en 1664 arruinó a Ica pereciendo más de cuatrocientas personas, epidemias de tifus y viruela y los primeros disturbios de los hermanos Salcedo afectaron el ánimo del anciano y bondadoso virrey, ocasionándole la muerte en 1666.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Unas minas se derrumbaron, otras dieron en agua, y para colmo de desdichas una epidemia que los naturales llamaron ferro-chucco , y que presumimos fue el tifus, arrebató dos tercios de la población.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 308 Esp (CDH )
      Es, á no dudarlo, difícil resolver en cada caso particular si lo cerebral de un tífus es activo ó pasivo, si es tónico ó atónico, si hay que evacuar ó entonar; en la forma adinámica rara vez ocurre lo primero.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      21.ª No todas las fiebres esenciales son la tifoidea, como afirmó la escuela de París; la fiebre tifoidea no es á lesiones orgánicas determinadas; la dotienentería es rarísima en España ó por lo ménos en Madrid, donde yo he observado; las tifoideas más comunes en España son las fiebres gástricas y las biliosas con las catarrales, viéndose muy pocas veces las intestinales ó dotienentéricas; el carácter hemorrágico en las fiebres no tiene relacion ninguna con la forma clínica ni con la localizacion anatómica, existiendo fiebres tifoideas, gástricas, intestinales biliosas y catarrales con petequias y púrpura ó sin ellas, como se ven tífus manchados y tífus limpios [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La malignidad que no pertenece á la piretología especialmente, pues complica á toda enfermedad febril, dá la clave del conocimiento de los tífus y explica en cuanto á las inflamaciones, las contradicciones que resultan en las obras del presente siglo, al plantear la terapéutica variable fundamentalmente segun aquellas, sean legítimas ó estén bastardeadas por la malignidad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Las primeras deberán llamarse con mayor propiedad fiebres tifoideas, y corresponde el nombre de tífus á las segundas, siguiendo en esto la tradicion nacional, pues para los profesores españoles, siempre la palabra tifoidea ha tenido el valor de agregado y complicatorio, idea de que tambien participamos y que ya al hablar de las lesiones anatómicas de estas fiebres hemos demostrado que se halla fundada en detenidas observaciones.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La mayoría de los tífus tienen por carácter general el iniciarse sin prodromos; y cuando existen, el cuadro sintomático se desenvuelve de una manera más lenta y gradual.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Son inmensamente graves por complicárseles la malignidad, y de aquí el que este grupo de enfermedades esté perfectamente caracterizado por agregarse desde un principio aquella enfermedad: si la malignidad se manifiesta general, tendremos el tífus; si general, acompañada de bubones, carbuncos, etc., la peste de Oriente; ó con vómitos, color amarillo, etc., la fiebre amarilla; y por último la fiebre puerperal, que todo lo tiene de especial.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Diferentes opiniones reinan entre los autores al describir las lesiones del tífus, y esto no debe chocarnos por la multiplicidad de formas que puede tomar esta pirexia.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La duracion del tífus es muy variable: hay epidemias que atraviesan el ciclo entero de la enfermedad durante dos ó tres septenarios, al paso que en otras se estacionan los síntomas y prolongan seis y aun ocho.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Cuando el tífus toma la forma pulmonar, se encuentra muy congestionada la mucosa bronquial, simulando en algunos casos una verdadera inflamacion, como en el bronco-tífus de los alemanes que hemos tenido ocasion de observar, y en el que se presenta como síntoma especial, extensas úlceras en las fauces: el corazon se encuentra reblandecido, y sus ventrículos llenos de sangre negruzca.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Comunmente se inicia el tífus con prodromos que varían segun los casos: en unos se observa laxitud, disgusto, tristeza, malestar general y pesadez de cabeza; en otros precede un escalofrío general que obliga al paciente á guardar cama: sobreviene despues la fiebre de una manera intensa: el pulso es frecuente, blando, ancho y depresible, aumenta la temperatura á 39 ó 40 y aun 40 y 2/5, sin guardar relacion con aquel, lo que nos indica que va á desarrollarse una fiebre maligna: cefalea intensa frontal que explican los enfermos comparándola con un arco metálico que les comprimiera la cabeza en toda su circunferencia: aparecen al mismo tiempo otros síntomas, como son: abandono general; inquietud horrible; vista distraida y apagada; insomnio del que se quejan aun cuando duerman algo; subdelirio; incoherencia de ideas: se presentan en la piel, en casi toda su extension, manchas de color acardenalado que suelen revestir dos formas, ora son erupciones de petequias (simple congestion de los capilares) que desaparecen á la presion, ó bien cuando existe una gran descomposicion de la sangre aparece la púrpura, obedeciendo unas y otras en su presentacion como á un órden determinado, pues se las ve suceder con bastante regularidad [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Así se desenvuelve, por regla general, el tífus, observándose algunas veces que lo hace con síntomas ya muy graduados, y que en ocasiones se estacionan, apreciándose difícilmente la edad de la enfermedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Como no se puede yugular la enfermedad, no hay indicaciones aparte de las que implique la malignidad; se procurará que los invadidos del tífus respiren el mayor aire posible; para este efecto se han construído en el extranjero hospitales-tiendasque han dado brillantes resultados.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Existen consignados en la ciencia algunos casos, muy raros á la verdad, en que el tífus ha curado radicalmente enfermedades crónicas que habían sido refractarias á todo tratamiento.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Cuando el tífus se localiza en el aparato respiratorio como en el bronco-tífus de los alemanes, aparece en un principio la disnea que cada vez es más intensa y que no es más que el resultado de extensas ulceraciones que pueden ocupar toda la mucosa respiratoria, como caso que tuvimos ocasion de observar en la sala de presos del Hospital general, en el que sospechamos en un principio la existencia de necrósis en los cartílagos de la laringe.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Finalmente, la malignidad con sus tres formas, atáxica, adinámica y pútrida, es la que se presenta por desgracia con más frecuencia en el tífus, siendo esta complicacion por sí sola la que más defunciones ocasiona.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Cuando el tífus toma la forma fulminante arrebata á los enfermos en el espacio de unos cuantos dias y aun de horas: si reviste la ataxo-adinámica es ménos mortífero que el anterior, aun cuando siempre de suma gravedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Aun cuando el tífus tome la forma abdominal, rara vez se presentan en nuestro país como complicacion las perforaciones intestinales; pero cuando existen, mueren los enfermos casi repentinamente.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 333 Esp (CDH )

      Etiología .– Esta enfermedad puede adquirirse artificialmente y por contagio: prueba de lo primero as lo que sucede en puntos donde existe una aglomeracion de hombres que dá por resultado la viciacion del aire como en las cárceles y buques que meten hombres sin tener en cuenta si tendrán ó no aire que respirar; y de lo segundo el caso triste y sensible de mi inolvidable amigo y comprofesor D. Federico Ustáriz, que á, consecuencia de mudar de postura á una señora atacada de tífus, cayó en el acto herido como por el rayo, estando sumido por espacio de un año en un estado de imbecilidad, que hasta perdió el conocimiento de sí mismo.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Como se sabe que la alteracion del aire es la causa de que se desarrollen los tífus todo el mundo ha procurado conocer esta de cerca, y así es que los micrógrafos han encontrado al análisis bacterías, microcimas, bibriones, etcétera, que introducidos por las vías digestiva y respiratoria daban lugar al desarrollo del mal, y de aquí el que la enfermedad tomara una u otra forma;
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Como se sabe que la alteracion del aire es la causa de que se desarrollen los tífus todo el mundo ha procurado conocer esta de cerca, y así es que los micrógrafos han encontrado al análisis bacterías, microcimas, bibriones, etcétera, que introducidos por las vías digestiva y respiratoria daban lugar al desarrollo del mal, y de aquí el que la enfermedad tomara una u otra forma; pero estos estudios que podían convencer cuando el tífus se presenta con carácter epidémico, ¿nos dará la explicacion cuando se desarrolle espontáneamente á consecuencia de la aglomeracion de individuos?

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 334 Esp (CDH )
      La susceptibilidad para contraer el tífus depende muchas veces de condiciones individuales: comun en los adultos, se presenta rara vez en los ancianos por la poca predisposicion que estos tienen á que se desarrolle en su organismo fiebre, á no ser que reconozca, por causa un origen inflamatorio.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La malignidad por infeccion (tífus) puede prevenirse con el aislamiento, la desinfeccion de las habitaciones y la destruccion de los gérmenes morbígenos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Viendo Graves la semejanza que existe entre el tífus y el delirium tremens, usó para aquel una fórmula que había dado muy buenos resultados en éste último: tal es el tártaro emético asociado al opio.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La importancia de este tífus, aunque grande por el número considerable de enfermos que arrebata, se encuentra limitada por la poca extension que puede recorrer, gracias á las condiciones indispensables que exige su desenvolvimiento y propagacion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      A pesar de ser rarísima la ocasión de observar algun caso de este tífus en Madrid, nosotros hemos visto dos: uno de ellos fué un deportado de Canarias que vino á España en libertad y contrajo la fiebre en un vapor inglés que la condujo á Cádiz, donde comenzó á sentirse enfermo, y á su llegada á Madrid se desarrolló, ingresando en el Hospital General por no tener familia: y el otro en la poblacion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Desde principios del 2.º septenario en las tifoideas, desde la mitad del 1.º en los tífus, una alimentacion oportuna: caldos, vinos secos de Jerez ó Málaga, gelatinas, sopas, huevos pasados por agua, leches, hidrogala y otros, además de venir en auxilio contra el desgaste por las combustiones, evitan los efectos de la inedia sobre el estómago: exprésase esta con desfallecimiento, dolor epigástrico espontáneo y á la presion, abultamiento de esta region, lengua encendida, seca y puntiaguda, y todos los síntomas de una gastrítis subaguda.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      en Madrid he visto que el exantema hemorrágico, ó sean las petequias, acompañan indistintamente á las fiebres tifoideas, cualquiera que sea su localizacion, y á los tífus, ó dejan de presentarse.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Dijimos en la etiología que la malignidad puede ser primitiva y secundaria: la primera, tífus, se desenvuelve con una enfermedad febril desde el primer dia, ya fuera producto de infeccion, ya de un estado orgánico anterior.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Un tífus en que no hay depuraciones, termina por la muerte: una enfermedad maligna en que no hay depuraciones, termina por la muerte.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Afortunadamente el médico puede en muchas ocasiones venir en ayuda de estas reacciones anómalas: hay, sin embargo, casos en que toda intervencion es completamente inútil, y la muerte es la consecuencia fatal: supongamos, por ejemplo, un tífus en que el miasma absorbido ataca y desordena de una manera tan profunda el sistema nervioso que no puede haber armonía entre los latidos del corazon y los movimientos respiratorios: latiendo aquel 160 veces por minuto é inspirando el pulmon 20, se establece una tal desarmonía entre estas dos funciones y trasciende esto tan inmediatamente á todas las demas, que hacen imposible el juego orgánico y la vida no es posible ya [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      En la actualidad fuera de España no existe verdadera doctrina piretológica: á las inflamaciones de Broussais han sustituído catarros viscerales, y como fiebres de infeccion se describen dos tífus, el que se conserva por respeto á la Francia, y el que no lleva las lesiones intestinales; el ileo-tífusy el tífus.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      1.º Que la mayoría de los enfermos de afecciones tíficasque yo he observado en Madrid desde hace nueve años, tanto en la práctica particular como en el hospital, han sido de fiebres tifoideas: el menor número ha sido de verdaderos tífus, es decir, de la enfermedad con todos los caractéres de malignidad desde el primer dia; esto sólo dominó algun tiempo cuando lo más intenso de la epidemia del 68.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La alimentacion escasa, el hambre, produce en los individuos como en las naciones epidemias de tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      En la actualidad fuera de España no existe verdadera doctrina piretológica: á las inflamaciones de Broussais han sustituído catarros viscerales, y como fiebres de infeccion se describen dos tífus, el que se conserva por respeto á la Francia, y el que no lleva las lesiones intestinales; el ileo-tífusy el tífus.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Finalmente, si, á pesar de todos los medios indicados, arrecia la ataxia, pondrémos en práctica el tratamiento preconizado por Graves de Dublin, basado en el uso combinado del opio y del emético, y del cual nos ocuparémos detenidamente al tratar del tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Que no todas las fiebres graves ni todas las fiebres de alguna importancia son tifoideas, se demuestra con la brecha abierta á tal doctrina por los ingleses con su tífus Feber, con las epidemias de Tolon y otras para las graves y malignas; y con la consideracion de la etimología de la palabra tifoidea (imágen del tífus) que no corresponde á ninguna de las sinocales.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      «I. En el tífus fever existe un reblandecimiento del corazon, como afeccion local, sin que los músculos voluntarios se hallen en el mismo estado.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En materia de malignidad sólo han visto sus síntomas en los tífus: han estudiado la temperatura, las pulsaciones, las lesiones del riñon, del hígado, de la sangre, de todo particular; pero el hecho general, no le han visto.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Para comprender la verdad de los extremos que abarca la anterior definicion descriptiva, recuérdese que las enfermedades malignas son febriles, es decir, de reaccion general aguda, y que la importancia del fenómeno está en íntima relacion con la fiebre, pues están comunmente en razon inversa de los fenómenos verdaderamente febriles y malignos: un tipo de inmensa malignidad es el tífus sin calentura, faebris sine faebre.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 262 Esp (CDH )
      Supongamos un contagio de tífus: el individuo que entra en una sala de hospital absorbe los miasmas tíficos (el rizhopus nigricans y penicillium crustaceum (Hollier); introducidos en su organismo por la respiracion, germinan, y por una especie de fermentacion se reproducen y multiplican y provocan una alteracion en la sangre: dicho líquido va á dar materiales nutritivos á toda la organizacion; toda la fibra orgánica, toda célula viva sufre un choque contra el que se reacciona (fiebre); pero la nutricion, alterada especialmente, hace que la reaccion no tenga los caractéres de nobleza de la fiebre inflamatoria; los materiales que recibe la célula la nutren de cierto modo anormal en el estado fibril, y la reaccion modelo se apaga y degenera en su primer elemento.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Desde hace años venía yo observando que los tífus atáxicos en que la lengua estaba limpia, terminaban, cuasi de un modo absoluto, fatalmente; así como el que los atáxicos que se hacían adinámicos cubriéndose entónces de saburras las mucosas, se curaban.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Es indudable que un enfermo de tífus en quien el sistema nervioso se halla verdaderamente exaltado por condiciones del agente morboso ó del individuo, exigirá como indicacion vital del momento que se calme dicho sistema nervioso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Sólo he visto un tífus atáxico entrar directamente desde la más desenfrenada convulsion, en el período de convalecencia, en cuyo enfermo empleé el método curativo de Graves, de que más adelante hablaré.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Del carácter hemorrágico de la putridez se ha querido en estos últimos tiempos hacer la base de la clasificacion de los tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Al agonizar la escuela francesa que unificó todas las fiebres en la tifoidea, se ha visto que existían afecciones tíficas sin lesiones de las de Louis, y quizá la coincidencia de una constitucion médica en que estas han dominado ha autorizado en cierto modo para dividir los tífus en dos grandes grupos, 1.º el exantemático ó hemorrágico, y 2.º el ileo-tífus, el tífus abdominal ó dotienentería.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Fundándonos en la observacion rechazamos tal division de los tífus: en Madrid he visto que el exantema hemorrágico, ó sean las petequias, acompañan indistintamente á las fiebres tifoideas, cualquiera que sea su localizacion, y á los tífus, ó dejan de presentarse.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Y lo que consignamos lo hemos observado no sólo en distintas épocas, sino que en una misma epidemia como la del 68, en que se presentaban unos enfermos de tífus con petequias y otros no, sucediendo lo propio con las gástricas-tifoideas que fueron las dominantes.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 280 Esp (CDH )

      En Alemania para explicar los tífus espontáneos, ó sea la malignidad no producida por contagio, se ha acudido á una explicacion utópica que el malogrado Mr. Jaccond acepta de Stich [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 281 Esp (CDH )
      Los hospitales, los buques mal acondicionados, las cárceles en que á la falta de libertad se unen la mala ventilacion, luz escasa y alimentos poco nutritivos, las ciudades sitiadas en que se reunen muchas causas de insalubridad, y las habitaciones bajas y húmedas en las que hay que permanecer durante muchas horas, dan por resultado el desarrollo de los tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En todos estos casos la enfermedad toma el sello de maligna á impulso, indudablemente, de agentes microscópicos animales ó vegetales que, absorbidos por el organismo, producen un envenenamiento, cuyo cuadro sintomático corresponde á los tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 282 Esp (CDH )
      Un individuo tiene una fiebre gástrica, producto de una indigestion: supóngase que en la cavidad del estómago existen materiales digestivos en descomposicion pútrida y que no son eliminados con una terapéutica adecuada; los materiales putrefactos absorbidos darán lugar al desarrollo de un tífus.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En las Inclusas sucumben al tífus famélico todos los años millares de niños.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Cualquiera fiebre esencial al complicarse con la malignidad es ya un tífus y habría que admitir no solo el ileo-tífus, sino que el gastro-tífus, el colo-tífus, el hepato-tífus, el bronco-tífus, el pneumo-tífus, el cerebro-tífus y, en fin, tantos cuantas son las sinocales que se complicaran.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Por lo anteriormente dicho, tenemos construído el fundamento de lo que para nosotros son y del cómo deben considerarse las fiebres y enfermedades tifoideas, ó, segun su etimología expresa, imágenes del tífus, esto es, toda enfermedad que en un momento cualquiera de su curso tome ó adquiera, el sello de la malignidad, naciendo de esto modo las variedades de gástricas-tifoideas,biliosas-tifoideas, cuyo cuadro sintomático puede construirse a priori con sólo recordar lo anteriormente dicho.
    • 1877 Arenal, C. Colonias penales Australia [1877] Esp (CDH )
      Reconocida muy de paso por Cook y sus compañeros, parecían necesarias nuevas exploraciones para establecer una colonia penal; pero Inglaterra no quería aplazar por más tiempo la evacuacion de sus prisiones asoladas por el tífus, durante once años de una aglomeracion de criminales para la cual no estaban preparadas, y en Diciembre de 1786, se señaló la Nueva Gales del Sur para establecimiento de una colonia penal.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )
      Los seiscientos mitayos puestos bajo sus órdenes le tenían más miedo que al tifus; que el vizcaíno era hombre muy de la cáscara amarga y que por un pelillo mataba a palos a un indio, como quien mata a un perro sarnoso.
    • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] Esp (CDH )
      Quién afirmaba que aquello iba á ser un ataque cerebral; quién que tenía trazas de pulmonía; uno iba á curarlo por gastrítis otro por tífus, enfermedades tan parecidas todas, que cualquiera es capaz de confundirlas.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Esp (CDH )

      En la intoxicacion palúdica están todos los autores conformes acerca de sus efectos: intermitentes, tifus, peste, etc,.: en los que padecen intermitentes, ó las hayan padecido recientemente, hay empobrecimiento grandísimo de la sangre.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Esp (CDH )

      En el parto los cuidados son mayores, pues la madre en aquel acto está sujeta á toda clase de enfermedades, cuales son: inflamaciones de la matriz y del peritoneo, tifus ó fiebre puerperal y fiebre tifoidea, ya por el aire, que obra como fermento, ó bien por las células enfermas que forman otras con iguales condiciones [...].

    • 1882 Valera, Juan Carta de 6 de marzo de 1882 Epistolario de Valera y Menéndez y Pelayo Esp (CDH )
      Mi hija tuvo el tifus benigno o calenturas tifoideas.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Pe (CDH )
      En 1856 el tifus hizo estragos en el departamento del Cuzco.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Pe (CDH )
      A muchos de los habitantes del Cuzco se los encajó entre ceja y ceja que aquella espantosa cifra de mortalidad no era producida por el tifus, sino por la presencia del huésped que llevaba a cuestas la maldición del Divino Maestro.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      Así Dios no nos libre de digresión de poeta, de etcétera de escribano, de récipe de boticario y de cuenta de modistas, si estos forjadores de mentiras no son tan perjudiciales a la República como la viruela o el tifus.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Si antes sus oraciones fueron pararrayos puestos sobre la cabeza de Juanito para apartar de ella el tifus y las viruelas, después intentaban librarle de otros enemigos no menos atroces.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Halló caras conocidas y amigas, caras desconocidas y repugnantes, y a todas pidió noticias, buscando remedio al tifus de curiosidad que le consumía.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Luego le dio el tifus, y se puso tan malo que estuvo suministrado y creíamos que se iba.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      El barchilón de Kíllac, eximio combatiente contra el tifus, enfermedad endémica del lugar, atendió y salvó al enfermo que, una vez declarado en convalecencia, pensó en viajar a la ciudad, quedando en su lugar el inter.
    • 1883-1889 Zorrilla, J. Cartas íntimas [1934] Esp (CDH )
      Yo no temo al cólera, sino a los ciudadanos y autoridades con sus estupideces: el cólera no mata más que el tifus y la viruela, que tenemos constantemente en Europa.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Un vapor sofocante, húmedo y miasmático, difundidor del tifus, de la viruela y del paludismo, brotaba de las márgenes, entre cuyo boscaje chirriaban miríadas de insectos.
    • 1903 Glz Prada, M. Licenciados Vidriera Horas de lucha Pe (CDH )
      Pero si hay un contagio físico, ¿no hay también una contaminación moral? Si unos tienen bubones en el cuerpo, ¿otros no esconden la infección purulenta en el alma? Como señalamos a variolosos y coléricos, ¿no marcaremos a ladrones y asesinos? Se practica una acción loable al denunciar dónde se presenta un caso de fiebre amarilla o de tifus; se incurre en delito punible y odioso al decir dónde se alberga un pícaro y dónde respira un malhechor.
    • 1903-1905 Echeverría, A. J. Romances [1953] 60 Concherías CR (CDH )
      / / Yo te saludo, ¡oh Pirro!, / yo te saludo, ¡excelso! / ya que de tus efluvios, / y al calor de tus besos, / abre el tifus sus rosas / entre los epirenos / y siembra de difuntos / el amplio cementerio... / yo te saludo, ¡oh Pirro! / cual mi bolsillo, seco. / /
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 372 Esp (CDH )

      Se me ha puesto aquí que si mato a María quedo libre de mi obsesión; porque muerta ella no hay celos, y mi pasión es celos; nada más. Suprima usted esa negrura, y el amor se evapora. Si me parece que con tanto devaneo celoso no estoy enamorado; no quiero, lo que se dice querer, a María... oiga usted esta monstruosidad: si María cogiese ahora el tifus y se muriese, estoy por decir que me alegro.

    • 1909 Giménez Valdivieso, T. Atraso España [1989] Esp (CDH )
      Muere una monja de tifus, de cólera ó de cualquier otra enfermedad infecciosa, y la entierran allí en el centro de la población, al lado de las viviendas de doctores en medicina, que explican en las cátedras las nuevas teorías de higiene y desinfección, pero que tienen que soportar estas prácticas de países bárbaros por no lastimar los sentimientos religiosos de sus conciudadanos.
    • 1914 J. V. B. Instrucciones práctica desinfección El viajero, 12/1914 Esp (CDH )
      "Entre las enfermedades contagiosas hay unas en las que es de rigor una desinfección estricta: la viruela, la difteria, el cólera, el tifus, la fiebre tifoidea, el carbunco, el muermo y la rabia. / Los medios de desinfección a que debemos recurrir son los siguientes [...]. /
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )
      Servicio especial de vacunación y de inyecciones de sueros preservativos de otras dolencias (tifus, por ejemplo).
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )

      REINGRESO EN LA ESCUELA

      Viruela, Tifus, Escarlatina, Coqueluche, a los 40 dias; Difteria, a los 20; Sarampión, a los 15.

    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )

      La limpieza se aviene mal con estas miserias absolutas, lo mismo que el pudor. ¡Cuántas veces, en un par de zapatos o en un kilo de tomates, no irán a la casa que más presuma de higiene y de cuidados los gérmenes de todos los infestos! Bah, la idiotez burguesa es inconcebible: se comprendería que les importase poco el malestar de los humildes si no fuese porque de ellos reciben la lavada ropa, que les puede llevar la sarna; el pan, que les puede acarrear el tifus, la tisis, el sarampión; y hasta la famélica mujer prostituida que les contagia la sífilis, transmisible a la dignísima señora y a la casta...

    • 1919 Gagini, C. DiccCostarriqueñismos CR (NTLLE)
      Tifus. Nuestros campesinos dicen la tifus en lugar de el tifus o tifo.
    • 1922 Garrido, V. Datos Informes Sto Domingo RD (CDH )
      Las enfermedades que anualmente dan un porcentaje a las estadísticas necrológicas son el tifus y la pulmonía, con sus complicaciones.
    • 1923 Giménez Caballero, E. Notas marruecas soldado [1923] 39 Esp (CDH )
      Pero a los pocos días moría de tifus en un barracón Docker, en uno de esos barracones trágicos y mal olientes.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      Tifus. m. Med. Enfermedad infecciosa muy grave, febril, caracterizada por síntomas nerviosos de estupor y por infección punteada roja que se presenta en el tronco. Se produce en las grandes aglomeraciones de gente por suciedad, hambre y miseria, y se transmite por los parásitos de la piel y por las ropas. Se llama, según los casos, tifus o peste de los campamentos, de las prisiones, de los barcos.
    • 1925 Anónimo Chapete héroe [1961] Esp (CDH )
      Estos tres hermanitos, además de ser gigantes, eran brujos y más malos que el tifus; se pasaban la vida haciendo todo género de fechorías y tenían el reino de Ratiplón metido en un puño.
    • 1926 Azaña, M. Carta Cartas de Manuel Azaña y Cipriano de Rivas Cherif Esp (CDH )
      A todos los atractivos de Burgos ya comentados, se junta el tifus, que arrecia, y ha causado estos días algunas defunciones.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )

      Los Nyctotherusse encuentran como parásitos de muchos animales conocidos; así en la cucaracha vive el Nyctotherus ovalis , en los anfibios el Nyctotherus cordiformisy hasta algunas especies, como el Nyclotherus faba , en el intestino humano, y aunque no se conoce bien su acción, parece tener una influencia patógena ya que su hallazgo ha coincididocon ciertas formas de diarrea y de tifus.

    • 1928 Asturias, M. Á. Ramón Gmz de la Serna París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      Yo nunca he tenido el tifus porque no como lechuga.
    • 1924-1928 Parra, T. Ifigenia [1991] Ve (CDH )
      Y fue tanto, tantísimo, lo que se apasionó por la agricultura y la reconstrucción de la hacienda, que en San Nicolás se instaló de un todo después de casado, allí se dio a trabajar, allí nací yo; allí pasó sus años felicísimos de matrimonio, y finalmente allí, sin saber cómo, cogió mamá aquel tifus terrible que la mató en unos días... Poco tiempo después de esta catástrofe, papá enfermó, triste, neurasténico, lo mismo que había hecho mi abuelo treinta años antes él también resolvió irse a Europa en viaje de recreo y de salud.
    • 1929 Díaz Fdz, J. Venus mecánica [1983] Esp (CDH )
      — Pero ¿cómo ha entrado aquí el tifus?
    • 1929 Parra. T. Memorias Mamá Blanca [1991] Ve (CDH )
      Aseguraba con convicción, de raigambre mística, que en Piedra Azul la presencia de Vicente era mucho más funesta que la del tifus, la disentería y la fiebre amarilla juntos.
    • 1929 Parra. T. Memorias Mamá Blanca [1991] Ve (CDH )

      A estas bajas ocasionadas por su vocación militar, Papá sumaba con los dedos las ocasionadas por su vocación médica. Como en su indignación las dos manos no le dieran abasto, cortaba la enumeración y resumía la hecatombe:

      — ¡Es peor, mucho peor que el tifus, la disentería, y la fiebre amarilla juntos! ¡Es una verdadera peste, es un azote, es la langosta! ¡Aquí no volverá nunca a ponerme los pies!

    • 1931 Jardiel Poncela, E. Once mil vírgenes [1996] Esp (CDH )
      Los amigos en quienes se puede depositar toda la confianza son los que se hallan agonizando del tifus.
    • 1932 Heredia, C. M. Fuente energía [1949] Mx (CDH )
      Enfermó de tifus, y, a pesar de haberle dado la mejor asistencia, siendo asistido por los mejores médicos, su fin se acercaba irremisiblemente, en opinión de los facultativos.
    • 1932 Heredia, C. M. Fuente energía [1949] 90 Mx (CDH )
      La oración había triunfado... Dos años más tarde, aquel padre moría en un manicomio, presa de una locura espantosa... Una de las personas que más había rogado por él durante su primera enfermedad, nos decía compungida: "¡Cuánto mejor hubiera sido que muriera de tifus!..."
    • 1932 Heredia, C. M. Fuente energía [1949] Mx (CDH )
      Llevaba sólo diez años de establecida la "Piccola Casa", cuando Don Cottolengo, víctima del tifus, contraído en la administración de los enfermos, presintió la cercanía de su muerte.
    • 1932 Samblancat, Á. Mi dama [1979] Esp (CDH )
      ¡Y ya lo creo que eran baratas! Como que regaladas resultaban caras, pues siempre las habitaban la gripe, el tifus y demás huéspedes indeseables.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      Al cabo de los años se morirán de una bronconeumonía o de una indigestión y, en los últimos instantes rezarán para que Dios los lleve al Cielo... ¿Y estos seres son el Hombre y la Mujer? ¿Estos son los «reyes de la creación»? ¡Qué risa! No hay más «rey de la creación» que el microbio del tifus...
    • 1917-1933 Ortega Gasset, J. Artículos [1983] Esp (CDH )
      Parejamente, Stefansson, que vive cinco años cerca del Polo en perfecta salud —salvo las cegueras de la nieve—, apenas retrocede a Alaska y toma contacto con la civilización cae enfermo consecutivamente de tifus, pulmonía y pleuresía.
    • 1934 Thayer Ojeda, T. Discurso AcadChilena [1934] Ch (CDH )
      En 1906 cayó el señor Errázuriz gravísimamente enfermo de tifus, permaneciendo dos años postrado en el lecho.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Ve (CDH )
      Mayores bajas que las balas y el frío nos produjo una terrible epidemia de tifus que estalló en Turquía casi inmediatamente después de haber comenzado la guerra.
    • 1937 Cabrera, Á. Industrias alimentación [1937] Ar (CDH )
      Algunas de éstas, introducidas en el organismo humano, pueden ocasionar terribles enfermedades, como el tifus y la difteria; pero no vaya a creer el lector que, mientras las levaduras son útiles, las bacterias son peligrosas; algunas bacterias lo son, indudablemente, pero otras tienen también su utilidad: el vinagre resulta de la fermentación del vino bajo la acción de unas bacterias, y también se debe a una bacteria la leche fermentada, que tantos partidarios tiene hoy entre algunos higienistas y que a mí, dicho sea de paso, me parece, por lo menos, un exquisito refresco.
    • 1938 Baroja, P. Susana [1978] Esp (CDH )
      Se temían las moscas, y el peligro llegaba en un automóvil; se pensaba en la miseria, y se veía uno enfermo del tifus.
    • 1940 Herrera Petere, J. Niebla cuernos [2002] Esp (CDH )
      No había tiempo para llorar lo pasado, únicamente había que procurar salvar la vida del frío, del hambre, del tifus y de la bayoneta de los negros.
    • 1940 Mestayer Echagüe, M. Enciclopedia culinaria [1998] Esp (CDH )
      Comprenden muchas variedades deliciosas, pero muchos le ponen reparo por creer que propagan el tifus (las de parque están inmunizadas).
    • 1941 Mallea, E. Todo verdor perecerá [1969] 61 Ar (CDH )

      Caligosa perdió a un hijo de tifus y quería construir una escuela para ponerle su nombre; cuando cobraba la suficiente suma lo tentaba el maligno, y en tres noches de monte se la quitaban los naipes. A veces venía a tomar té.

    • 1941 Mallea, E. Todo verdor perecerá [1969] 34 Ar (CDH )

      Sin mirarla, contó el médico la muerte, sobrevenida en el alba, de ese enfermo de tifus a quien había debido salvar.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      También es muy frecuente en el tifus exantemático; cuando había epidemias de esta enfermedad en España, era un síntoma que nos servía muy bien para diferenciar el tifus de la tifoidea.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      (Se debe a un germen vecino del Rickettsia del tifus; se transmite por una garrapata del ratón y rata, el conejo, el cobayo, el mono.)– Obsérvase en Norteamérica.
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] 523 Esp (CDH )
      ¡Ojalá viniera un viento helado de Sierra Nevada y les diera un tifus, para que escarmentaran!
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] Esp (CDH )
      Tranquilizóla el confesor, explicóle cómo podía desear a tantas desvergonzadas tifus, pulmonías y tisis sin cometer un átomo de culpa, y desde aquel día no hacía más que repetir la buena vieja:
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] Esp (CDH )
      Pero ahora viene la cuestión: ¿Es un castigo o una bendición de Dios tener angelitos a bandadas, como usted dice? Yo creo que dos, tres, cuatro y aun cinco, bien; pero ¡tantos!, pero ¡nueve y los que vengan! Claro está, si siempre fueran buenos, si nunca estuvieran enfermos, si siempre hubiera dinero en abundancia para vestirlos y alimentarlos y darles carrera, perfectamente; pero que uno comienza a malearse, que otro tiene el tifus, que el jornal o la paga no alcanzan para cubrir los gastos...; en fin, mil disgustos, mil preocupaciones.
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] Esp (CDH )
      — ¡Señor, el tifus, el cólera, la peste bubónica! A ver si barren tantas indecencias.
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] Esp (CDH )
      ¿Será grave? ¿El tifus quizá? Desde este momento, madres, no dormís ni descansáis.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Como el hombre bohemio y medio solitario no puede tener tifus, me abstengo de la lechuga, que si es de las regadas con aguas malas pone en camino de su terrible enfermedad y ¿qué manos abnegadas le han de llevar al baño frío?
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Nos habían repetido con frecuencia en clase que en las pulmonías y el tifus no había que sangrar, de ninguna manera, y al llegar al pueblo se encontraba uno con campesinos que tenían una fe tan ciega en la sangría, que si se visitaba a un pulmoníaco y no se le sangraba y se moría, creían que era uno el que le había matado.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Un periodista italiano, también de los del tifus, se acercó a N., y le dijo, señalándole disimuladamente el seno de la dama de la platea:
    • 1949 Urabayen, L. Tierra humanizada [1949] Esp (CDH )
      El suero antitífico del doctor Weigl ha sido ensayado para juzgar de su valor curativo en los países donde el tifus reina permanentemente.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Mientras estuve con el tifus, esperaba días enteros a la puerta de la posición, incapaz de comprender, no haciendo caso a nadie.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Ahora, con el escalofrío del tifus africano aún en mis huesos, en la atmósfera cargada de nubes de amenaza de Madrid, en la nave vacía de la fábrica de harinas, veía con toda claridad la ruta que llevaba desde Guadalajara a Marruecos.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      — Estaba pensando, que en lugar de haber estado enfermo tan gravemente con tifus, podías haber tenido la suerte de que te dieran un tiro, claro, sin matarte.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Y la señorita Encarna huyó a toda prisa de los bacilos del tifus.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Yo he oído que todos los que tienen el tifus, infestan al que se arrima... —interrumpió.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      — Oh, ¡tifus! Pero, eso se pega, ¿no? Yo he oído que todos los que tienen el tifus, infestan al que se arrima... —interrumpió.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )

      — ¿Sabes lo que tienes?

      Tifus, creo. Pero estoy vacunado.

      — Sí, tifus. Y estás muy débil. Pero no te preocupes. Te sacaremos adelante.

    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Yo estaba inoculado contra el tifus, por tanto no podía morirme de tifus.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Pero, ¡yo estaba vacunado contra el tifus!
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )

      — Bueno, los soldados: a unos les da disentería y a otros el tifus. Pero los soldados cuestan baratos.

    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Yo estaba inoculado contra el tifus, por tanto no podía morirme de tifus.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )
      Así, después de verse en una iglesia magnífica, adornada de flores blancas, de pesado perfume amargoso, dando el brazo a su remota novia muerta, sin transición era soldado de nuevo en la guerra africana y tenía el tifus como entonces, pero no le llevaban al hospital, sino que lo dejaban abandonado en una casamata, que era en realidad la casilla de peones camineros de Los Pedrales, y estaba llena de piojos que le acosaban, sin que él pudiera moverse para huir a bañarse, a purificar su carne ardorosa en el agua fresquísima del río.
    • 1932-1952 Amorim, E. Carreta [1988] Ur (CDH )
      El tifus, que lo había tenido panza arriba un par de meses, le dejó como secuela una debilidad sospechosa.
    • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
      Los cólicos hepáticos, por ejemplo, no servían, ni un tifus, aunque fuera exantemático.
    • 1955 Quiroga, E. Enferma [1962] Esp (CDH )
      Aquí sólo se hacen los treinta credos para que le salga a una novio, y ella daba desplantes a los demás, y venga a leer, y si Eugenio iba por esta acera ella cruzaba a la otra; las hay que tienen este sistema, pero lo mismo le fué... ¡Bandida! No paró hasta meterla a usted en aquel bochinche, a lucirle las ricuras del niño bonito de Telmo, que mala suerte fué que no reventase del tifus tan malo que pasó de pequeño... Pero se quedó en esta perra vida para jorobarnos a todos, él y su hermanita, y deshacer la vida de las personas como Dios manda.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] Esp (CDH )
      De este modo las bacterias del tifus, del colon, de la disentería, etc., indiferenciables morfológicamente, porque su forma varía según el medio y las circunstancias en que se verifica el desarrollo de tales bacterias, pueden ser diferenciadas según los productos específicos á que dan lugar (diferenciación biológica) .
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] 565 Esp (CDH )
      Existe también una diamina no tóxica, la neuridina , que presenta la particularidad de ser también producto de la actividad metabólica de algunos microorganismos, como el bacilo del tifus.
    • 1956 Schz Mazas, R. Vida Pedrito Andía [1995] 133 Esp (CDH )
      El especialista de San Sebastián esperaba el tifus, complicado con no sé qué, y el de Madrid, la meningitis, con tisis galopante, y lo peor, según me contaron los de casa, cuando me puse bueno.
    • 1956 Villalonga, L. Bearn sala muñecas [1985] 113 Esp (CDH )
      También cuentan, pero de eso ya no puedo dar fe, que el cochero del señor conde de Biniamar dijo a su señor: «De ahora en adelante, yo seré el Conde y Vuesa Merced será el cochero.» Lo que sí es verdad es que a unos señores de Lluchmayor, que tenían una hija enferma del tifus, les avisaron que iban a incendiarles la casa.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )

      La opa Marcelina ha muerto. ¡De tifus, Padre! ¡Hágala sacar del Colegio!

    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )

      La fiebre, Padre; el tifus. Está grasando en Ninabamba; dicen que está bajando a las otras haciendas. Los colonos ya están comiendo los piojos de los muertos.

    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )

      — No, Padre. Es la fiebre. Diga que cierren el puente. Yo he visto morir con el tifus en los pueblos. La misma cara que la Marcelina tenían. Y así como cuentan todos de la peste, los piojos estaban hirviendo en el cuerpo de doña Marcelina.

    • 1960 Benedetti, M. Tregua [2001] 174 Ur (CDH )
      «A vos, cuando tuviste el tifus, ¿te echaron? ¿Verdad que no? Y faltaste como seis meses.»
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] 695 Esp (CDH )
      Cierto que en el bando «rojo» se declararon epidemias de tifus y de disentería, al tiempo que entre los centinelas menudearon los casos de insolación e incluso de locura; pero, a su vez, infinidad de soldados «nacionales» mordían el polvo, incesantemente machacados por la artillería, sin que les fueran de utilidad las corrientes de humo lanzadas para cegar los observatorios.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      Y abajo de ese relente un relumbrar como de fiebre, igual que si estuviera en cama con un calenturón de tifus.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      El tal tifus obró un prodigio.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] 155 Esp (CDH )
      Y estando en la brega, "catre" va, "catre" viene, Pepito que se va para Guía en unas vacaciones de verano, y Pepito que agarra un tifus de los del tiempo de la División de la Provincia, que duraban tres meses más bien corridos, y que largaban a los cristianos por los pios del catre, de rebasar, cayendo más en calacimbre que en figura humana.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      Y se cogía unas calenturas como en un tifus.
    • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] Esp (CDH )
      La epidemia de tifus no llevaba camino de arreglarse.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      Así Salomón Lemos, el antropólogo becado por la Fundación Guggenheim, se vio a sí mismo muerto de tifus al mirar su espejo de afeitarse, todo ello al este de la isla.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Vivía con su familia en una casa de campo, y cayó enferma de tifus.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Según los casos se llama Galle, Adgalle o Minti, vive libremente en Herzegovina o Nápoles, viaja a Estados Unidos con una compañía de vaudeville, es la primera mujer que fuma en España, vende violetas a la salida de la Opera de Viena, inventa métodos anticonceptivos, muere de tifus, está viva pero ciega en Huerta, desaparece junto con el chofer del Zar en Tsarskoie-Selo, extorsiona a su hijo en los años bisiestos, cultiva la hidroterapia, tiene relaciones sospechosas con un cura de Pontoise, ha muerto al nacer Gregorovius, que además sería hijo de Santos Dumont.
    • 1964 Gironella, J. M. Japón [1964] Esp (CDH )
      Lo que ocurría era que la bomba atómica había constituido para todos ellos la suprema lección, así como el hecho de que los norteamericanos, cuando la ocupación, curaran en el Japón muchos casos de tifus y salvaran, con medios propios, la vida de muchos ancianos.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      Las viviendas parecen deshabitadas y cuando pasasteis junto a ellas, te vino a las mientes un documental de título y autor olvidados, que habías visto en un programa de la cinemateca parisiense, acerca de una ciudad colonial del Medio Oriente evacuada durante una epidemia de tifus.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 69 Cu (CDH )
      Su terror a incorporar la impenetrabilidad, el alimento oscuro, la perdió, ay, irremisiblemente, pues cogió un tifus negro que en dos semanas la llevó a ver al Canciller Nu, el victorioso, que es el primer portero del submundo de los egipcios.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 132 Cu (CDH )
      Fíjate que no le ha dado tifus, ni papera ni gripe.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      —La coincidencia de la búsqueda de una cinta para el sombrero de la maestra, de un caso de tifus grave en el valle del Mayabeque en el doctor, y unas firmas en la planilla para su jubilación en el periodista, provocaron la hecatombe.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      La compañía se hizo más cercana, cuando un tifus grave se apoderó de Rialta.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Esp (CDH )
      Se puede hablar, por consiguiente, de «psicoma» del tifus, de la gripe, de la tuberculosis, de la sepsis y también de la fatiga, del hambre, etc. El psicoma se diferencia de la psicosis en que éste es un proceso psíquico y aquél un «epifenómeno» de un proceso somático.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] 495 Esp (CDH )
      Anular, cuanto antes, su perturbación, es algo tan importante como reducir la duracción de un tifus o de una pulmonía mediante los antibióticos.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Esp (CDH )
      Cuando en el argot clínico francés se dice que tal enfermo hace su tifus o su cáncer, se alude a este plano en la propia estructura del enfermo.
    • 1967 Brugarola, M. Técnica [1967] Esp (CDH )
      El estudio de los virus más finos ha llevado más allá de su objeto primero, que era el estudio de los gérmenes específicos de ciertas enfermedades, como el tifus y las fiebres exantemáticas, hasta recoger hechos del más alto interés referentes a los orígenes de la vida y a las fronteras entre la vida y la muerte.
    • 1967 Brugarola, M. Técnica [1967] Esp (CDH )
      ¿No es significativo que el cáncer progrese a medida que avanza el progreso técnico y que las condiciones de vida se hacen más antinaturales? "Importa reconocer, dice Alexis Carrel, que la medicina está lejos de haber disminuido, tanto como se cree generalmente, la suma de los sufrimientos humanos. Los años de existencia que sanamos a la supresión de la difteria, de la viruela, del tifus, etc., son pagados por los sufrimientos prolongados que preceden a la muerte debidos a las afecciones crónicas".
    • 1967 Brugarola, M. Técnica [1967] Esp (CDH )
      De 1900 a 1950 se señala una caída vertical en los gráficos de mortalidad por enfermedades de las vías respiratorias y por el tifus.
    • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Esp (CDH )
      El que se cabreaba la mar era mi hermano Telmo, uno que se murió de los tifus, que le llamaban Pito tiñoso.
    • 1970 Baeza Flores, A. Frontera adiós [1970] 125 Ch (CDH )
      Para salvarnos de un catarro prefirieron que nos diera el tifus, pero "estos hijos de la chingada" salieron "tostando" porque les dimos balas hasta que nos cansamos.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      – Es cierto –admitió don Rosendo–, a lo mejor lo dejó así el tifus que contrajo en la guerra.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Para explicar tal desajuste, contaba don Rosendo que la construcción era obra del mismo Daniel, ayudado por unos cuantos prisioneros, cuando volvió del Chaco convaleciente de tifus, con unas ganas tremendas de hacer algo que no fuera meterle bala al prójimo.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      – Cuando volví de la guerra, enfermo de tifus, vino a verme una mujer a la que no tenía derecho, a la que creía haber perdido para siempre.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] Esp (CDH )
      Elogia a sus discípulos ya dispersos por la geografía nacional y con muy buenos cargos en la administración, y, de paso, augura unos cuantos incendios forestales para el verano próximo, una inundación con los deshielos rápidos en abril, asegura que habrá que vacunarse contra la viruela, el tifus, la fiebre amarilla, el tracoma, sobre todo si se va de viaje, y tiene el sentimiento de anunciar —¡El deber, ah, el deber, yo no puedo escurrir el bulto al deber!— que subirán de precio los zapatos de horma ancha, los electrodomésticos y el alpiste para los pajaritos en cautividad, presagia que los sordos no se enterarán bien de los telediarios y que las bodas serán entre hombre y mujer, y que serán cortas las faldas por encima de la rodilla y, con toda seguridad, largas las que se acerquen al tobillo, y que habrá una tercera guerra mundial, en la que España...
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 206 Esp (CDH )
      La Petronila se murió del tifus después de la guerra, cuando espichó tanta gente.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 26 Esp (CDH )
      Y sigo tocando (¡cierre los ojos, por favor!) y le doy a la esquililla, y veo todo el pasado del herido, fulminante, como la agonía de un ahogado, las horas de su infancia, el pavor de ser novato en el colegio, las bromas de los otros, y las horas de darle a la geometría y al dibujo, y la primera aventurilla en el pajar de su aldea, un verano de vacaciones, y las oposiciones que tuvo que hacer —¡la de gramática que le pidieron, Dios mío!— para ser funcionario de la Caja Postal de Ahorros, y veo la movilización, un gran desaliento y las bombas cayendo, y el tren en que fue repatriado, maloliente, tardón, trin, trin, pum, pabú, pabú, pom... ¿No nota el nauseabundo olor del vagón de ganado donde venían enfermos el sargento y tres cabos, tifus, disentería y sarna, qué sé yo qué?...
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 39 Esp (CDH )
      Es que Barcelona... Yo tuve un novio en Barcelona, que se murió en una epidemia de tifus, al poco de acabarse la guerra civil española.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Weiss ha indicado en la enfermedad de Carrión una reacción adventicial cutánea y de los músculos, que según Mackhenie, concuerda en todos sus puntos con la análoga de los tifus.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )

      La reacción mesenquimal no es exclusiva ni en el tiempo ni en el lugar: eritroblástica, alérgica o defensiva cuando, como acontece en el Tifus, trata de englobar los gérmenes, de preferencia en los vasos cutáneos, para alcanzar la inmunidad.

    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] Ar (CDH )

      Rickettsias: tifus. Este tipo de infecciones requiere un intermediario (piojos, garrapatas, pulga de ratas), ya que la rickettsia, para cumplir su ciclo, necesita de ese huésped.

    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Esp (CDH )
      Esto explica porque este vegetal ha sido en el curso de los siglos pasados empleado empíricamente como preventivo de las enfermedades infecciosas: fiebre tifoidea, tifus, cólera, difteria.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Esp (CDH )
      Muchas veces la hipotensión es sintomática, esto es, sólo aparece durante algunas enfermedades y desaparece luego con la curación de éstas: es el caso de la hipotensión que se presenta en el curso de las anemias, de enfermedades infecciosas como el tifus, la difteria o la pulmonía, de enfermedades del hígado o de las glándulas suprarrenales, o en estados de intoxicación (de morfina, por ejemplo).
    • 1976 Nieva, F. Carroza [1991] Esp (CDH )
      Te voy a pegar el tifus con la brocha de barbero y te voy a poner ladillas en las niñas de los ojos.
    • 1976 Vázquez, Á. Juanita Narboni [1990] 153 Esp (CDH )
      ¡Que sea muy feliz! Me alegro, me alegro horrores, que sea muy feliz, le caiga un tifus encima de la cabeza y pierda el pelo y la caoba.
    • 1976 Vázquez, Á. Juanita Narboni [1990] 204 Esp (CDH )
      Se la llevó el tifus.
    • 1977 Wolff, E. Kindergarten [1990] Ch (CDH )
      ¡Ella podrá decirte las noches que pasé en vela, junto a su camita, cuando le dio ese tifus que casi la mata!
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] Esp (CDH )
      Así, por ejemplo, los síndromes difuso-agudos que se presentan en el tifus no necesariamente son debidos a una meningoencefalitis tífica, y lo mismo ocurre en los síndromes del mismo tipo que aparece en muchos casos de sarampión, coincidiendo con elevaciones febriles. b) Estos mismos procesos pueden dar lugar a complicaciones propiamente neurológicas, no sólo del encéfalo, y en consecuencia originar un síndrome psicopatológico que se identifica con el que se ostenta en cualquier meningoencefalitis (meningoencefalitis secundarias, de las cuales las más frecuentes son las de las enfermedades eruptivas: sarampión, rubeola, varicela, etc.; y entre las no eruptivas, la tosferina, parotiditis, hepatitis epidémica, enfermedades tíficas, neumonías, etcétera).
    • 1980 Nieva, F. Sra tártara [1991] Esp (CDH )
      Te recomiendo, Pasimina, que también tengas un baúl donde los guardes con tu primer traje largo y la trenza que te cortaron cuando te dio el tifus.
    • 1980 Prensa El País, 10/10/1980 [1980] Esp (CDH )
      137 casos de tifus en la provincia de Pontevedra
    • 1980 Torre Padilla, Ó. Turismo [1990] 97 Mx (CDH )
      Así nació, en la ciudad de París, la Oficina Internacional de Higiene Pública; y posteriormente la Oficina de Ginebra, como organismo de la Sociedad de las Naciones, misma que hasta 1944 centró sus objetivos principalmente en el control de cinco de las grandes plagas epidémicas: peste, viruela, cólera, fiebre amarilla y tifus.
    • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
      Fue una epidemia de tifus.
    • 1981 Vega, H. Así sufrieron [1981] Co (CDH )
      «El hombre muere de suicidio como suele morir de tifus. Ambas son enfermedades infecciosas.»
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] RD (CDH )
      Mujeres de largas piernas flacas, acosadas por el tifus y la disentería, lloraban a lágrimas vivas.
    • 1981 Vergara, A. Comer [1981] Esp (CDH )
      Probablemente una peste, un tifus o alguna sequía, pertinaz, por supuesto.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
      Mi nieta andaba azorada, igual que Clara en los tiempos del tifus, cuando se echó a la espalda el fardo del dolor ajeno.
    • 1982 Asenjo Sedano, J. Días largos [1982] Esp (CDH )
      Detrás de ellos estaba lo de siempre: el tifus, la tuberculosis, la sarna, la difteria, el hambre... Toda una guerra sin banderas.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      A ella se sumó la peste, el tifus, que en el curso de tres años asoló a la ciudad de Pericles, y que ellos (naturalmente) juraban que procedía de Egipto.
    • 1982 Rangel, C. Tercermundismo [1982] Ve (CDH )
      La derrota por el Capitalismo de endemias tales como la tuberculosis, el tifus y la gastroenteritis, unida a una inmensamente mayor productividad del trabajo agrícola, crearon en los últimos cien años las megalópolis.
    • 1983 Fisas, C. Historias [1993] Esp (CDH )

      Ahora la escena pasa en una pequeña ciudad de Estados Unidos. El pobre Jones está enfermo. La señora Jones envía a buscar al médico de la familia. Pero como no se le encuentra, es preciso buscar a otro. Pero al llegar el médico a su casa le dan el recado y va también corriendo a casa de Jones. Los dos doctores entran al mismo tiempo en la habitación del enfermo por dos puertas distintas. Se acercan a la cama y, cada uno por su lado, deslizan su mano bajo las sábanas y buscan el pecho del pobre Jones.

      —Es tifus —dice uno.

      —Nada de eso —afirma el otro—; está borracho, simplemente.

    • 1983 Prensa Revista Hoy, 28/12/1983-03/01/1984 [1983] Ch (CDH )
      Finalmente, respecto de la aseveración en la misma nota de que debí "abandonar la presidencia de la comisión preseleccionadora del género folklórico de Viña del Mar porque tenía tifus", me permito informarle que nunca he sido presidente de ninguna comisión y que, afortunadamente, nunca he padecido de tifus.
    • 1983 Prensa Revista Hoy, 28/12/1983-03/01/1984 [1983] Ch (CDH )
      Finalmente, respecto de la aseveración en la misma nota de que debí "abandonar la presidencia de la comisión preseleccionadora del género folklórico de Viña del Mar porque tenía tifus", me permito informarle que nunca he sido presidente de ninguna comisión y que, afortunadamente, nunca he padecido de tifus.
    • 1984 Leyva, D. Piñata [1984] Mx (CDH )
      Mi hija Leonor, la primogénita, desapareció dejando en sucesión solamente a su hijita Alicia, mi primera nieta, la cual, al final de mi vida, me dio tanto cariño; mi hermano Luis, muerto en tan absurdas circunstancias, como ya les he narrado; más tarde, Manuel, arrogante y guapo, víctima de una epidemia de tifus; y, finalmente, mi Padre.
    • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )
      — El tifus y el sarampión —contestó.
    • 1985 Pz Brignoli, H. Breve HCentroamérica [1990] CR (CDH )
      Hubo dos oleadas de expediciones convergentes: desde México (conquistado por Hernán Cortés en 1519) y desde Panamá (Balboa atravesó el istmo y descubrió el Océano Pacífico en 1513), precedidas por mortíferas epidemias de viruela, neumonía y tifus que comenzaron a diezmar las poblaciones aborígenes.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )

      Alejandro de Humboldt, al evaluar en los años finales de la Colonia la demografía de Nueva España, estima que el matlazahuatles "enfermedad especial de la casta india"y agrega: "los individuos de la raza del Cáucaso no parecen estar expuestos a este tifus mortal, al paso que por otra parte, la fiebre amarilla o el vómito prieto ataca rarísima vez a los indios mexicanos".

    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 318 Mx (CDH )
      Un enfermo de tifus presenta igual sintomatología, los mismos problemas diagnósticos y exige similar terapéutica en cualquier parte del mundo en que se encuentre, no importa cuáles sean sus ideas políticas, religiosas, afiliación étnica o status social.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 74 Mx (CDH )
      La viruela y el tifus matan, pero muchos son también quienes sobreviven con inmunidad conferida, lo que les garantiza no experimentar el mismo padecimiento una vez más en la vida.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      A las epidemias de fiebre tifoidea, tifus, viruela, difteria, sarampión, malaria y fiebre amarilla, familiares en el estadio previo, se agregan la tuberculosis, las enfermedades del tracto respiratorio y un cierto número de enfermedades ocupacionales que se vuelven más y más importantes a medida que avanza el proceso de industrialización.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Cuando el padre enfermó de tifus Diodor se hizo cargo de la barca, con otro marinero entrado en años.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] 119 Esp (CDH )
      El doctor Andújar habló del piojo verde —tifus— y de la cirrosis, debido a que mucha gente, por su estado anémico y por costumbre adquirida durante la guerra, se atiborraba de alcohol, sobre todo vino y aguardiente.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] 345 Esp (CDH )
      Al igual que la disentería y el tifus en los campos de trabajos forzados.
    • 1986 Hernáiz, J. I. Teoría arte [1986] 93 Esp (CDH )
      En cuanto a los muertos, no lo fueron por la espada, salvo las batallas, sino por las enfermedades europeas (sarampión, viruela, sífilis y tifus), contra las que los indios no estaban inmunizados.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 22 Esp (CDH )
      Había barrios enteros aquejados de tifus, viruela, erisipela o escarlatina.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] 115 Ve (CDH )
      Cuando fueron a tomar los datos estadísticos que era 1926 el pueblo era rico y próspero, que fue cuando Don Armando le regaló la mula oscura al Padre Ferraro, se la trajo en uno de sus viajes a los llanos de Carora, más propiamente a Carora, para vender bultos de panela, café y maíz y caraotas, que son los productos propios de este pueblo de Cuicas y todos sus caseríos, se la regalo como diezmos y primicias, le dijo, para que me bautice bien bautizado a Francisco que nació con salud, aunque aquí los muchachos se mueren de tifus y de anquilostomos, quiero decir de lombrices, antes de nacer, es una mula muy bien nacida, caroreña que quiere decir muy buena y aguantadora, ya se sabe que las mulas caroreños tienen fama, van sin jadear, de un tirón, a Coro y regresan por la noche, hacen buen casco en las tierras altas, por los despeñaderos trujillanos desde El Empedrado que es pueblo caroreño aunque parece andino, hasta Carache, Chejendé y Trujillo.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] 229 Ve (CDH )
      El día de seis a seis, la noche de seis a seis, la escuela mixta de Las Virtudes no termina de cuajar, las niñas salen preñadas antes de aprenderse de memoria el alfabeto, los tripones asisten un día sí y el otro tampoco, es imposible luchar contra las lombrices, contra el tifus y sobre todo, mi querida Chayo, no se puede derrotar el hambre, éste es un pueblito de cuatro casas, bueno, ahora tiene cinco con la escuela, porque Don Pedro María Lucena tiene su casa de hacienda a tres leguas y las muchachitas y muchachitos viven regados, debajo de las matas de café o en los conucos, deben caminar con sol y con hambre para llegar a Las Virtudes, el sol se tapa con un chapero viejo de cogollo, con un pedazo de trapo que yo les doy a las niñas como si fuera un pañuelo, con una hoja de mijao o un ramo de helecho, pero no hay con qué tapar el hambre [...].
    • 1986 VV. AA. Palabra campesina [1986] 313 Ch (CDH )
      Del año ante pasado tuve a mi niño mayor enfermo, primero de tifus, cayó con una fiebre enorme, le buscamos remedios con un médico y lo sanó y cuando estaba mejor lo picó una araña venenosa en una pierna, el médico lo sanó y mandó los remedios.
    • 1987 García Hortelano, J. Mucho cuento [1987] Esp (CDH )
      Una brisa acariciaba mi piel, aspiraba el fuego azul del alcohol lamiendo la loza blanca y, convencido de que yo había muerto de tifus en una trinchera del frente de Madrid, apuraba la felicidad de haber existido alguna vez y en algún lugar.
    • 1987 Martín Gaite, C. Usos amorosos posguerra [1994] Esp (CDH )
      Venía a ser así como una especie de vacuna obligatoria contra el tifus, aunque en lo relativo a su dosificación existiera bastante manga ancha.
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 161 Esp (CDH )
      [...] cuando Steven pasó el tifus se quedó muy delgado y sin fuerzas, Euphemia decía a las amigas, lo veo tan débil que me dan ganas de matarlo, tengo que hacer esfuerzos para no matarlo [...].
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Ve (CDH )
      La peste y el tifus, que asolaron las ciudades en los siglos pasados, desaparecieron cuando se ejerció un control constante sobre las ratas y se enseñó a la gente a combatir los piojos.
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] 16 Ve (CDH )
      El sida es eso, una jugarreta de la naturaleza para la cual existe suficiente conocimiento médico-biológico con qué indagar, controlar y dominar el virus, no siendo posible por ello que él se pueda convertir en un asesino de masas como lo fueron en el pasado la viruela, el cólera, la peste o el tifus.
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] 48 Ve (CDH )
      La disentería amibiana, el tifus, el cólera, la poliomelitis y la hepatitis infecciosa son ejemplos dentro del grupo de enfermedades que se transmiten por esta vía.
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Ve (CDH )
      En la actualidad, el alcantarillado y el suministro de aguas limpias nos han librado del tifus, la disentería, el cólera y la peste.
    • 1988 Vázquez-Figueroa, A. Caribes [1990] Esp (CDH )
      Entre la población nativa, sin embargo, la masacre alcanzó proporciones dantescas, ya que si bien sus cuerpos poseían mecanismos de defensa que les ponían relativamente a salvo del tifus, la malaria o la fiebre amarilla, enfermedades tales como el sarampión, la viruela, la tuberculosis o un simple resfriado común, les afectaban de forma irremediable.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] 63 Ar (CDH )
      Había llegado a Lobos en busca de aires sanos, para reponerse del tifus.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Mario Tomás Perón nunca pudo olvidar la primavera de 1886, cuando llegó a Lobos convaleciente del tifus.
    • 1989 Prensa ABC, 15/06/1989 [1989] Esp (CDH )
      No recuerdo quién decía con muy mala intención que las mujeres están siempre dispuestas a creer que sería fácil evitar las guerras sólo con decir al enemigo: «no vengáis: ¡estamos con el tifus!».
    • 1990 Montaño Hurtado, A. Cenizas sueños [1990] 78 Mx (CDH )
      Éste es un puerto que, a poco de estar abierto a la navegación y el cabotaje, fue clausurado porque, por decreto, se interpuso estatuto de inoperante y se quiso que cada habitante fuese sometido a revisión sanitaria, no sólo por lo que reservaran los males venéreos, sino también porque una epidemia de fiebre amarilla o de tifus asolaba a la región.
    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 948, 22/01/1990 [1990] Esp (CDH )
      —A los diez años sufrí el tifus y mi padre me regaló la primera serie de los Episodios Nacionales de Galdos.
    • 1991 Alfaya, J. Traidor melancólico [1991] 95 Esp (CDH )
      Levantaba la vista hacia aquel tercer piso donde Nora estaba encerrada, enferma de tifus le decían, o de alguna otra enfermedad infecciosa que los médicos tardaban en diagnosticar y vencer.
    • 1991 Alfaya, J. Traidor melancólico [1991] Esp (CDH )
      No, no había sido tifus, sino unas fiebres contraídas en un país remoto, en el corazón del Asia central.
    • 1991 Arroyo, J. Sentencia aurora [1991] 27 CR (CDH )
      Allá enfermé de tifus y estuve al borde de la muerte.
    • 1991 Artigas, J. N. Sobrevivencia [1991] Ch (CDH )
      Se entiende por ello las que contengan materias en disolución o suspensión, que dañen la salud, como minerales tóxicos (arsénico, azufre, plomo) y gérmenes de enfermedades (tifus, diarreas).
    • 1991 Bobillo, M. Alimentación [1991] Esp (CDH )
      A todo ello debemos añadir que, además del tifus, el paratifus y la disenteria, hay muchas otras enfermedades y procesos diarreicos que se deben al consumo, directo o indirecto, de aguas contaminadas, y que también son importantes debido a su frecuencia y gravedad.
    • 1991 Bobillo, M. Alimentación [1991] 127 Esp (CDH )
      Los peligros de consumir aguas contaminadas son conocidos desde la antigüedad, y las epidemias de enfermedades como el cólera, el tifus o la disentería han sido la causa de muchas muertes a lo largo de la historia.
    • 1991 Bobillo, M. Alimentación [1991] Esp (CDH )
      Las epidemias de tifus o disentería estaban a la orden del día y los fraudes en alimentos a la venta eran algo cotidiano.
    • 1991 Cerezales, A. Escaleras [1991] Esp (CDH )
      Como mucho, contraerán un tifus por culpa del pozo negro, o alguno de los niños se clavará un clavo, y habrá que ponerle la antitetánica.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      Descubrió zonas endémicas de tifus recurrente, donde solo se conocía el exantemático.
    • 1992 Maqua, J. Invierno [1992] Esp (CDH )
      — ¡Que le dé un tifus!
    • 1992 Piqueras, J. A. Movimiento obrero [1992] Esp (CDH )
      Las condiciones de trabajo / Una población subalimentada, alojada en míseras viviendas sin medidas de higiene, continuamente incrementada por la llegada de inmigrantes del campo en busca de oportunidades, se convirtió en presa natural de las enfermedades que, a lo largo del siglo xix, con carácter epidémico, azotaron periódicamente los núcleos populosos y dejaron sus secuelas entre los más desfavorecidos. El tifus, la viruela y el cólera fueron algunas de las enfermedades más frecuentes. La caricatura aparecida en 1852 (Una Corte para el rey Cólera) se hace eco de esta situación.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      Lamentablemente toda esta febril actividad no fue más que flor de un día, por lo que el tifus, la disentería y la viruela, males crónicos en la Bogotá del siglo XIX, continuaron como la principal causa de morbilidad de la población.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      A partir de 1942, las autoridades sanitarias de la ciudad adelantaron intensas campañas de fumigación y aseo para erradicar el tifus.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      También en estos años hubo asoladoras epidemias de disentería, colerín, tifus, fiebre tifoidea y sarampión, que causaron estragos en la población infantil.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      Apenas cesó la epidemia, y bajo el efecto del pánico, autoridades y población emprendieron una campaña de aseo general como sólo se conoció durante la Colonia cuando las viruelas y el tifus atacaban recurrentemente la ciudad.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      Los conquistadores introdujeron en la meseta chibcha la viruela, el tifus, la gripe, la lepra y la sífilis.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      Una epidemia de tifus, entre 1600 y 1633, exterminó otras cuatro quintas partes, junto con 96 blancos y 185 clérigos.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      Sus trabajos consistieron en introducir en miel de alta pureza los gérmenes propagadores de bronconeumonía, peritonitis, tifus y disentería; los procedimientos de laboratorio fueron científicamente controlados, arrojando las siguientes conclusiones: "En todos los casos experimentados, el resultado ha sido la muerte de la totalidad de los microbios y de los caldos de cultivo en algunas horas o en algunos días".
    • 1993 Marsé, J. Embrujo Shangai [1996] 34 Esp (CDH )
      Alguien sollozaba siempre a su espalda y tendido en una camilla, quizá su otro hijo de diecisiete años que regresó del Ebro enfermo del tifus.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 23 Esp (CDH )
      Las enfermedades zoonósicas se pueden clasificar en varios tipos, según su origen (Saiz et al.: 1990): / a) Bacteriosis (como por ejemplo la brucelosis, carbunco, leptospirosis, salmonelosis, tétanos, erisipela). / b) Micosis (candidiasis, tiña y múltiples tipos de hongos que se adquieren en playas y piscinas). / c) Clamidiasis y rickettsiosis (algunos tipos de tifus, fiebre de las Montañas Rocosas). /
    • 1994 Armas Marcelo, J. J. Madrid [1994] Esp (CDH )
      Tal vez el tifus, la malaria (como le ocurrió a Port en la novela de Bowles) o alguna otra fiebre rara de las que atacan sin avisar a los europeos en las tierras donde nunca se aclimatarán le metió el virus de un miedo cerval en el cuerpo, y ahuyentó de su mente la ambición de explorar hasta el último confín el Sahara para asegurarse de que estaba en lo cierto de todas sus intuiciones petrolíferas.
    • 1994 García Cortázar, F. / Glz Vesga, J. M. Breve HEspaña [1994] Esp (CDH )
      La falta de víveres no sólo origina las primeras defunciones y el recorte de los sembrados en años posteriores, sino además el deterioro biológico de la población, que se convierte en presa fácil de las enfermedades contagiosas, tifus, viruela, difteria, compañeras de la pobreza.
    • 1994 García Cortázar, F. / Glz Vesga, J. M. Breve HEspaña [1994] Esp (CDH )

      Poco dura la alegría; a partir de 1760 las epidemias de tifus, cólera y viruela agostan la esperanza de prosperidad en España, mientras las crisis de subsistencias desplazan del horizonte toda preocupación ajena al sustento cotidiano.

    • 1994 García Cortázar, F. / Glz Vesga, J. M. Breve HEspaña [1994] 587 Esp (CDH )
      Al confluir en organismos depauperados ciclos epidémicos graves de tuberculosis, tifus o disenterías, una buena parte de las grandes empresas se vio obligada a ofrecer servicios paternalistas de asistencia a sus trabajadores, tratando de detener el deterioro sociosanitario que al Estado se le escapaba de las manos.
    • 1994 Mendoza Flores, A. Niñez Perú [1994] Pe (CDH )

      A estas enfermedades hay que agregar otras que están mostrando su virulencia en un pueblo con servicios sanitarios deficientes y auto-defensas bajas; tales como malaria, fiebre amarilla, tifus, dengue, peste bubónica, entre otras; al final, abordaremos otro grave problema de salud pública: Bocio y Cretinismo causado por insuficiencia de yodo en la alimentación, que amenaza a 6 millones de peruanos en zonas endémicas de la Sierra y Selva.

    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 10/03/1994 [1994] Esp (CDH )
      Esta aptitud convirtió a los antibióticos en la primera cura contra enfermedades mortíferas como la tuberculosis, el tifus o la sífilis, que habían azotado a la humanidad desde la prehistoria y que ahora se consideran prácticamente erradicadas en Europa y Norteamérica.
    • 1994 Prensa El Mundo, 28/07/1994 [1995] Esp (CDH )
      Las vacunas son una de las medidas profilácticas indispensables a la hora de desplazarse hasta países en vías de desarrollo donde la incidencia de patologías, como la fiebre amarilla, cólera, tifus, malaria o paludismo es muy elevada.
    • 1995 Collyer, J. Pájaros [1995] Ch (CDH )
      Se habían muerto casi todos de sarampión o de tifus. O de pena, anda tú a saber.
    • 1995 Olmos, L. Marina [1995] Esp (CDH )
      Tenemos que vacunarnos del tifus, malaria y de algo más..., ¡ahí lo pone...! (A Simón se le ilumina la cara) ...Éste es un impreso... (Entregándole otro papel)... para que nos concedan los visados.
    • 1995 Prensa El Mundo, 21/09/1995 [1996] Esp (CDH )
      El número de casos de cáncer, bronquitis, tifus y hepatitis ha aumentado treinta veces en las dos últimas décadas.
    • 1995 Prensa El Mundo, 29/04/1995 [1995] Esp (CDH )
      Pero en España, y por efecto de una guerra menor acabada seis años antes, los vencedores seguían fusilando a toda clase de gente, las cárceles seguían llenas y los vencidos y sus familias caían a millares a causa del tifus, la tuberculosis y el hambre.
    • 1995 Prensa El Mundo, 15/10/1995 [1996] Esp (CDH )
      «La imposibilidad de higienizar y esterilizar hasta el último confín del hospital», afirma el doctor Al Hasrani, ha provocado la aparición de casos de tifus, cólera —«enfermedades que habían sido erradicadas»—, malaria, polio... «Antes de 1990, los niños que nacían con peso mínimo suponían el 4%. Hoy llegan al 22%».
    • 1995 Ramírez, Sergio Baile máscaras [1995] Ni (CDH )
      Muerto de tifus hacía pocas horas su padre, el castellano comandante de la guarnición, subió ella misma a la tronera, prendió la mecha y dirigió el tiro de la culebrina que fue a dar al puente de proa de la nave capitana donde el almirante Nelson en persona dirigía el ataque; se puso en fuga desordenada la flota entera, y se salvó Nelson de milagro, que, de otro modo, otro gallo hubiera cantado en la batalla de Trafalgar.
    • 1995 Torre, F. Transportación acuática [1995] Mx (CDH )

      Los objetivos que se establecieron fueron la erradicación de las cinco grandes plagas epidémicas que azotaban a la humanidad: peste, viruela, cólera, fiebre amarilla y tifus.

    • 1995 Torre, F. Transportación acuática [1995] Mx (CDH )
      Existen dos tipos de tifus.
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] 240 Ar (CDH )
      La picadura de un insecto causa irritación y prurito local, pero además hay que tener en cuenta que los insectos inoculan gérmenes productores de varias enfermedades, como paludismo, dengue, tifus, etc.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] Pe (CDH )
      Este compuesto tenía la propiedad de afectar el sistema nervioso de los agentes vectores (insectos trasmisores) de varias afecciones como la malaria, fiebre amarilla, elefantiasis, tifus y peste bubónica, librando a la humanidad de estas graves enfermedades.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 29/03/1996 [1996] Esp (CDH )
      Se nos habla de la epidemia de tifus que diezmó Orán, donde vivía Roblés, y que nos sitúa en el clima de lo que más tarde será "La peste", de los escenarios de "El extranjero" y de los peligros de los que ayudan a la Resistencia durante la ocupación alemana: y luego, ya en el París liberado, de la época de "Combat", en cuya redacción se tomó aquella elocuente instantánea de la visita de Malraux, todavía de uniforme, en la que los dos cruzan miradas de profunda desconfianza.
    • 1996 Prensa El Mundo, 21/09/1996 [1997] Esp (CDH )
      De todas maneras, nunca sabremos si nos ha intrigado más el asunto de aquel tifus que le cambió su vida (enfermedad adquirida por «comer lechugas mal lavadas en un comedor popular»), o la notable descripción que recorre todo el libro de ese Ruedo Ibérico en que ha vivido América Latina en los últimos cuarenta años.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 03/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      El cólera, el dengue, la meningitis meningocócica, la polio, el tifus, la fiebre amarilla, la brucelosis, las hepatitis A y B, son sólo unas pocas enfermedades sobre las que se puede encontrar amplia información.
    • 1997 Prensa El País, 21/04/1997 [1997] Esp (CDH )
      Pero en los albores del siglo XXI de ese optimismo ya no quedan sino rescoldos: no sólo no han desaparecido las epidemias de siempre, como el cólera y el tifus, sino que en apenas dos décadas han aparecido 29 nuevas enfermedades infecciosas que se propagan en distintos puntos del planeta mientras resurgen con fuerza otras que parecían bajo control, como la tuberculosis, el dengue y la difteria.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 30/12/1996-05/01/1997 [1997] Ch (CDH )
      16 Los senadores Diez, Errázuriz y Ominami se vacunan contra la peste amarilla, la tifoidea, el tifus, el cólera y la malaria.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      «Fue el tifus, sin duda, lo que acabó con buena parte de la población indígena mexicana. Y puedo asegurar que llegó en las naos que traían a los encargados de juzgar a Hernán Cortés.»
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )

      Sin embargo, Francisco Guerra, catedrático de Farmacología en la Universidad Autónoma de México y en la de California; profesor de Historia de la Medicina en Yale, Santander y Alcalá de Henares; doctor en Historia, Ciencias, Filosofía y Medicina por tres facultades, especialista en Historia de la Medicina Precolombina y Virreinal y autor de sesenta y cinco libros y trescientos ensayos científicos afirma que fue el tifus quien causó la mayor mortandad y asegura haber identificado al involuntario desencadenador de la catástrofe.

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      «La primera pista me la dio una de las descripciones de los síntomas que tenía Ponce de León —explica el profesor Guerra—. Ese «sopor» era típico de los enfermos de tifus».
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 15/11/1997 [1997] Esp (CDH )
      A mí, la guerra me trajo el hambre, un pasamontañas, el tifus y los piojos.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 30/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      Según informó el ministro regional de Salud de Brandenburgo, unas 5.000 personas de las zonas afectadas serán vacunadas de forma preventiva y gratuita contra la hepatitis A y el tifus, ante el riesgo de epidemias.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 03-09/11/1997 [1997] Ch (CDH )

      — Me dio tifus. Y ahí Prusa me salvó. Los rusos estaban muy desordenados y nos daban comida con manteca, vodka, de todo. Si hubiéramos comido todo eso nos habríamos muerto. Pesábamos 38 kilos. De hecho mucha gente murió.

    • 1997 Prensa Rumbo, 20/10/1997 [1997] RD (CDH )
      Pero su estancia en Brasil es la que más controversias ha desatado por las exigencias de la seguridad del mandatario y por una "guía" distribuida por la Casa Blanca a los más de cien periodistas norteamericanos que acompañan al Presidente, y que según el diario Correio Brasilienze, uno de los más importantes de Brasil, dice que Brasilia es "estéril" y que su clima "es tan árido como la atmósfera burocrática de la ciudad", recomendándoles "vacunarse contra la hepatitis A y contra el tifus".
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 03-09/11/1997 [1997] Ch (CDH )
      Para salvarlo, inventaron que a mí me había vuelto a dar tifus y que estaba en cuarentena en un hospital de París.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 06/10/1997 [1997] Esp (CDH )
      «Lo pasamos muy mal. Para los rusos fue muy duro pero para nosotros lo fue mucho más. Apenas hablábamos el ruso. Hacía un frío de miedo. Con 14 años trabajábamos entre 18 y 20 horas diarias en las fábricas de armas. Yo tuve que hacerlo en una de tanques y en verano iba a trabajar descalzo. Me daban de comer 600 gramos de pan y un caldo al día. La gente moría de hambre, de tifus, de tuberculosis, de miseria...», recuerda Alberto.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      «En Mesoamérica existía un tifus, trasmitido por las pulgas, Pero mucho menos virulento. Moría uno de cada cien enfermos. Era un tifus viejo, de trescientos siglos o más, y la prueba es que las pulgas no mueren cuando actúan de vector. Y no mueren porque han aprendido a dominarlo. Pero la rickettsia europea, trasmitida de la rata al hombre por el piojo, era cien veces más mortífera. De hecho, los piojos mueren cuando ejercen de vector, porque aún no están adaptados a la rickettsia. Era un tifus más moderno, de ocho o nueve siglos, y había llegado a España con los soldados de Fernando el Católico que combatieron en Chipre. En 1489, durante el cerco de Granada, murieron doce mil hombres en los campamentos cristianos a causa del tifus».
    • 1998 Katz, I. Al pueblo argentino [1998] 42 Ar (CDH )
      La fiebre amarilla, el cólera, la viruela, la fiebre tifoidea y el tifus representaban un serio obstáculo a los procesos de industrialización y urbanización, y aceleraron la adopción de responsabilidades estatales sobre la salud colectiva desde principios del siglo pasado.
    • 1999 Garcés, M. Curso cocina [2000] Esp (CDH )
      Dado su sistema de alimentación pueden retener microorganismos perjudiciales, minerales como el mercurio, virus como el del cólera o tifus, debidos a la proximidad de fábricas y desagües fecales.
    • 1999 Guzmán, Y. País estancias [1999] Ar (CDH )
      Dicen que en el tiempo de Calfucurá acampó aquí el famoso cacique sólo para pasar la noche, pero lo suficiente para que algunos indios que venían enfermos de tifus contagiaran a algunos peones.
    • 2001 Goldemberg, I. Nombre Pe (CORPES)
      Sin embargo, el suministro de comida que permiten los alemanes consiste principalmente en cereales y algunas verduras y hortalizas (nabos, zanahorias y remolacha, principalmente). La ración oficial del ghetto de Varsovia, por ejemplo, no alcanza las 1200 calorías por persona. Ha surgido un mercado negro de alimentos introducidos de contrabando, pero los precios de las mercancías son elevados y el desempleo y la pobreza están muy extendidos. En las casas llegan a vivir de seis a siete personas en cada habitación, y el tifus es habitual entre la población.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. Med. Género de enfermedades infecciosas, graves, con alta fiebre, delirio o postración, aparición de costras negras en la boca y a veces presencia de manchas punteadas en la piel.
    • 2006 Matos Moquete, M. Avalancha: Leyenda negra RD (CORPES)
      Él no. Los haitianos que él usaba y sus vínculos con ellos nada tenían de clandestinos. Los trataba bien, los desparasitaba desde que llegaban, les ponía las vacunas contra el tifus, el tétano, la tuberculosis, la rabia, la polio. Les construía una vivienda decente donde alojarlos, en un edificio nuevo hecho sólo para sus obreros en el mismo terreno de la torre. Los alimentaba con la comida que ellos tenían por costumbre comer: molondrones, verdolaga, hongo, harina de maíz, asadura, tripa y pata de vaca.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tifus [...] m. Med. Género de enfermedades infecciosas, graves, con alta fiebre, delirio o postración, aparición de costras negras en la boca y a veces presencia de manchas punteadas en la piel.
    • 2018 Agencia Efe "Nuevo método detección VIH" [24-01-2018] El Universal (Ciudad de México) Mx (HD)
      Más allá de VIH, la profesora y su equipo aseguraron que los mismos principios pueden ser útiles para las pruebas de alergia y las pruebas de detección de infecciones por tifus y tuberculosis.
    • 2020 Vicent, M. Ava noche Esp (CORPES)
      Bajo un frío polar, con las manos hundidas en los bolsillos, respirando dentro de la bufanda, que emitía nubecillas de niebla, los dos contemplaban el rostro enigmático de Bette Davis, sus ojos redondos, saltones, que se parecían a los de la muñeca con cuerpo de trapo y cabeza de porcelana que Lucila, la hermana de David, fallecida de tifus, había dejado en lo alto del armario ropero de la habitación. Era la misma Bette Davis que tenía su propio medallón en el inematógrafo del balneario manchado de sangre.
    1. s. m. En ocasiones, con los modificadores castrense o cuartelero o con el complemento de los campamentos.
      docs. (1807-1939) 10 ejemplos:
      • 1807 Paz Rodríguez, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )

        [...] los médicos dicen que no creen que sea fiebre amarilla, y entre otras razones, hay la de haber empezado a manifestarse en un buque napolitano, que hace ya meses que está en el puerto; dicen que será tifus quartelero, y que probablemente acabará dentro de muy pocos días.

      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 39 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        La denominación de tifus castrense, ya da idea del interés que esta enfermedad tiene para el médico militar. Cuando su epidemiología no era conocida y por lo tanto no se podía organizar ninguna medida profiláctica, la mortalidad por tifus exantemático en las tropas en campaña era elevadísima.
      • 1807 Paz Rodríguez, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )

        [...] los médicos dicen que no creen que sea fiebre amarilla, y entre otras razones, hay la de haber empezado a manifestarse en un buque napolitano, que hace ya meses que está en el puerto; dicen que será tifus quartelero, y que probablemente acabará dentro de muy pocos días.

      • 1821 Anónimo "Doctrina infección" [01-01-1821] p. 181 Periódico de la Sociedad Médico-Quirúrgica de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
        Navios sueltos, y aún escuadras, en las que la desnudéz, la incuria, la avería en los víveres y la falta de ventilacion ocasionaron epidemias las mas devastadoras: en todos estos casos se encontrarán descriptas con los mas exactos detalles las disenterias, escorbuto, los tifus castrenses, y otra infinidad de males [...].La flotilla francesa que cita Valentin, estuvo en Cartagena de donde salío por junio, y tampoco se puede asegurar que no fuese un tifus castrense lo que reinó en ella, respecto á haber manifestado su mismo profesor que solo tenía alguna semejanza, aunque imperfecta, con la calentura amarilla de Santo Domingo.
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 446 Esp (BD)
        El tifus castrense suele ser mas comun en invierno que en vernao, no por otra causa que por el amontonamiento de la tropa en habitaciones reducidas y desaseadas que no suelen ventilarse por temor al frio, y la poca limpieza personal.
      • 1844 Anónimo Trat Patología, VII p. 257 Esp (BD)
        "C. Pirexias con determinaciones morbosas hácia la piel y la membrana mucosa gastro intestinal.- Hay unas, como la fiebre tifoidea y el tifus de los campamentos, que dan lugar á erupciones de diversa naturaleza, cuyo asiento es la piel (sudamina, manchas lenticulares), y al mismo tiempo á alteraciones locales en los intestinos (ulceraciones de las chapas de Peyero. [...]".
      • 1894 Altabás, J. "Higiene soldado" [15-01-1894] El Correo Militar (Madrid) Esp (HD)
        Porque la primera epidemia verdaderamente mortífera de tifus castrense que se conoce, fué la observada por Fracastor en el ejército de Lautec delante de Nápoles, cuya enfermedad epidémica siguió reinando durante las grandes guerras del primer Imperio en casi toda Europa.
      • 1918 Martín Salazar, M. "Profilaxis tifus" [01-06-1918] España Médica (Madrid) Esp (HD)
        Pues bien; de todas las enfermedades que han diezmado siempre á los ejércitos en campaña, ninguna más constante ni que haya hecho más víctimas entre las tropas que el tifus exantemático. Por eso se llamó por los antiguos pestis bellica ó typhus bellicus, y por nosotros, los españoles, desde tiempo inmemorial, tifus castrense ó tifus de los campamentos.
      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 39 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        La denominación de tifus castrense, ya da idea del interés que esta enfermedad tiene para el médico militar. Cuando su epidemiología no era conocida y por lo tanto no se podía organizar ninguna medida profiláctica, la mortalidad por tifus exantemático en las tropas en campaña era elevadísima.
      • 1807 Paz Rodríguez, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )

        [...] los médicos dicen que no creen que sea fiebre amarilla, y entre otras razones, hay la de haber empezado a manifestarse en un buque napolitano, que hace ya meses que está en el puerto; dicen que será tifus quartelero, y que probablemente acabará dentro de muy pocos días.

      • 1821 Anónimo "Doctrina infección" [01-01-1821] p. 181 Periódico de la Sociedad Médico-Quirúrgica de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
        Navios sueltos, y aún escuadras, en las que la desnudéz, la incuria, la avería en los víveres y la falta de ventilacion ocasionaron epidemias las mas devastadoras: en todos estos casos se encontrarán descriptas con los mas exactos detalles las disenterias, escorbuto, los tifus castrenses, y otra infinidad de males [...].La flotilla francesa que cita Valentin, estuvo en Cartagena de donde salío por junio, y tampoco se puede asegurar que no fuese un tifus castrense lo que reinó en ella, respecto á haber manifestado su mismo profesor que solo tenía alguna semejanza, aunque imperfecta, con la calentura amarilla de Santo Domingo.
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 446 Esp (BD)
        El tifus castrense suele ser mas comun en invierno que en vernao, no por otra causa que por el amontonamiento de la tropa en habitaciones reducidas y desaseadas que no suelen ventilarse por temor al frio, y la poca limpieza personal.
      • 1844 Anónimo Trat Patología, VII p. 257 Esp (BD)
        "C. Pirexias con determinaciones morbosas hácia la piel y la membrana mucosa gastro intestinal.- Hay unas, como la fiebre tifoidea y el tifus de los campamentos, que dan lugar á erupciones de diversa naturaleza, cuyo asiento es la piel (sudamina, manchas lenticulares), y al mismo tiempo á alteraciones locales en los intestinos (ulceraciones de las chapas de Peyero. [...]".
      • 1845 Codorniu Ferreras, M. Enfermedades Ejército 1844 p. 14 Esp (BD)
        Tifus castrense. Esta terrible enfermedad compañera inseparable de los ejércitos, que la hemos visto diezmar las filas de todos los nuestros se la observa destructora de legiones enteras de los mas robustos soldados en pocos dias, tampoco nos ha perdonado el año último, puesto que, segun los partes mensuales, nos ha producido la péridda de 155 hombres [...]. Las causas del tifus ó de las afecciones tifoideas son las mismas que producen la disentería castrense y demas enfermedades gastrointestinales; pero la principal consiste en la aglomeracion de individuos desaseados y mal alimentados en parajes de escasa ventilacion; por consiguiente opino que el número de tifoideos que hemos observado en el año fenecido se debe en gran parte á la mala disposicion de algunos de nuestros cuarteles y hospitales.
      • 1862 Anónimo "Fuerzas francesas" [19-05-1862] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        A las fuerzas francesas que habian desembarcado últimamente en Veracruz, aunqeu pasaban de largo sin detenerse mucho, sin embargo la fiebre amarilla no dejaba de causarles bastantes víctimas, y el tifus de los campamentos no ha dejado de diezmar sus huestes.
      • 1876 Mtz Pacheco, M. "Sanidad Militar Francia" [25-11-1876] p. 607 La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        Próximamente 9.000 soldados, llenos de robustez y de vida, sucumbieron víctimas del tifus castrense, cuya epidemia se desarrolló por la mala direccion de los hospitales militares.
      • 1894 Altabás, J. "Higiene soldado" [15-01-1894] El Correo Militar (Madrid) Esp (HD)
        Porque la primera epidemia verdaderamente mortífera de tifus castrense que se conoce, fué la observada por Fracastor en el ejército de Lautec delante de Nápoles, cuya enfermedad epidémica siguió reinando durante las grandes guerras del primer Imperio en casi toda Europa.
      • 1918 Martín Salazar, M. "Profilaxis tifus" [01-06-1918] España Médica (Madrid) Esp (HD)
        Pues bien; de todas las enfermedades que han diezmado siempre á los ejércitos en campaña, ninguna más constante ni que haya hecho más víctimas entre las tropas que el tifus exantemático. Por eso se llamó por los antiguos pestis bellica ó typhus bellicus, y por nosotros, los españoles, desde tiempo inmemorial, tifus castrense ó tifus de los campamentos.
      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 39 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        La denominación de tifus castrense, ya da idea del interés que esta enfermedad tiene para el médico militar. Cuando su epidemiología no era conocida y por lo tanto no se podía organizar ninguna medida profiláctica, la mortalidad por tifus exantemático en las tropas en campaña era elevadísima.
    2. s. m. En ocasiones, con el modificador carcelario o con los complementos de las cárceles o de las prisiones.
      docs. (1819-1923) 5 ejemplos:
      • 1819 Romero Velázquez, R. Memoria Fiebre amarilla p. 58 Esp (BD)
        [...] hasta que entrado el mes de diciember en que empezaron á levantarse los vientos del N. O. y continuar sin interrupcion por algunos dias, hasta reducir el mercurio á los 8 +o 10 grados, no cesó del todo el contagio, ni dejó de ofender á los que vivian bajo de su atmósfera. En estos últimos dias se prolongaba la enfermedad hasta los catorce ó mas, y sobresalian en todos los pacientes los síntomas nerviosos, como si sufriesen el tifus de las cárceles.
      • 1835 Anónimo "Estado Madrid" [19-03-1835] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        En esta última semana han circulado rumores siniestros acerca del estado de la salud pública de esta capital; rumores que no han dejado de causar alarma, y que repitiendose de hora en hora han llegado á adquirir cierto carácter de verdad. Algunos han supuesto que tanto en la poblacion como en los hospitales se habian observado casos de cólera; otros que en la cárcel del saladero se habia desarrollado el tifus carcelario presentando desde luego el carácter contagioso, y otros que en el de santa Isabel habia una epidemia de sarna de la cual suponian infestada toda la guarnicion.
      • 1896 Anónimo "Sesión 20 mayo" [30-06-1896] t. 16, n.º 2, p. 189 Anales de la Real Academia de Medicina (Madrid) Esp (HD)
        Se hizo cargo de la doctrina piretológica de Morton, Sauvages, Andral y Broussais, así como de las ideas de Chomel y Louis acerca de la fiebre tifoidea, que confundieron con el tifus; distinguiendo dichas enfermedades Landouzy, que había observado muchos casos de tifus carcelario, y muy recientemente Jaccoud, en la Memoria que ha publicado sobre la materia.
      • 1903 Glz-Blanco, E. "Suicidio" [01-08-1903] p. 85 La España Moderna (Madrid) Esp (HD)
        El tifus de las prisiones, que se había extendido por la ciudad, venía á dar pábulo mayor á la general zozobra...
      • 1923 Anónimo "Chozas Campo Mártires" [03-01-1923] La Voz (Madrid) Esp (HD)
        Desde luego, como mal menor, señala la urgencia de hacer desaparecer los montones de estiércol que rodean las chozas y que son un peligro inminente de epidemia, entre ellas, la del tifus llamado carcelario, que invadiría Sevilla rapidísimamente por la situación de la barriada de chozas.
    3. Acepción en desuso
    4. s. m. En ocasiones, con los modificadores hospitalario o nosocomial o con el complemento de los hospitales.
      docs. (1820-1873) 7 ejemplos:
      • 1820 Anónimo (D. F. J. L.) "Censura Contagio Discutido" [01-01-1820] vol. 1, p. 319 Periódico de la Sociedad Médico-Quirúrgica de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
        Aún así no sería difícil reprimir sus estragos del mismo modo que se limitan los del tifus nosocomial, carcerario &c. quando se desenvuelven en los hospitales y prisiones, por la adopcion de ciertas medidas de policía médica, que entorpecen el desarrollo de la enfermedad, y modifican lo intenso de su carácter.
      • 1827 Montes, J. "HCalentura amarilla" [01-01-1827] t. 14, p. 332 Décadas de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Esp (HD)
        No es la primera epidemia que sufre Pasages, aunque haya sido el primer cordon y lazareto que haya visto; en 1780 hubo el tifus hospitalario, que muchos autores habrian llamado calentura amarilla si el calor escesivo se hubiese unido, y por consiguiente se hubiera presentado la ictericia y vómito, que miran como síntomas de mayor intensidad en el mal.
      • 1842 Escolar Morales, S. / Codorniu, A. Trad Trat Terapéutica Trousseau y Pidoux, IIII p. 133 Esp (BD)
        Esta forma pasa fácilmente á la de putridez, y entonces presenta grandes analogías sintomatológicas con el tifus de los hospitales y de las cárceles, y hasta con el tifus oriental.
      • 1856 Anónimo "Trad Fiebres tifoideas" [01-01-1856] p. 291 Anales de la Medicina Homeopática (Madrid) Esp (HD)
        No obstante, esta terrible afeccion tiene tambien sus señales propias, que no entra en mi idea esponerlas, pues todos los méidcos las conocen. Solamente diré que en los sitios elevados es casi imposible distinguir al pronto la fiebre tifoidea del tifus nosocomial; pero que, por otra parte, en las condiciones higiénicas ordinarias, el tifus no puede producirse.
      • 1873 Simancas Larsé, E. Trad Trat Patología interna, Niemeyer, IV p. 273 Esp (BD)
        Por otro lado, bajo ciertas condiciones que parecen favorecer esencialísimamente el desarrollo de organismos inferiores y su penetracfion en el organismo humano, por ejemplo, en los años de hambre cuando las poblaciones se alimentan de sustancias de mala calidad y corrompidas (tifus del hambre), y en los hospitales atestados de enfermos donde el aire está impregnado de emanaciones procedentes de los productos excrementicios de los enfermos (tifus nosocomial), se manifiesta el tifus exantemático con tal frecuencia, que alli dondre reinan estas condiciones puede casi con seguridad predecirse su aparicion.
      • 1820 Anónimo (D. F. J. L.) "Censura Contagio Discutido" [01-01-1820] vol. 1, p. 319 Periódico de la Sociedad Médico-Quirúrgica de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
        Aún así no sería difícil reprimir sus estragos del mismo modo que se limitan los del tifus nosocomial, carcerario &c. quando se desenvuelven en los hospitales y prisiones, por la adopcion de ciertas medidas de policía médica, que entorpecen el desarrollo de la enfermedad, y modifican lo intenso de su carácter.
      • 1827 Montes, J. "HCalentura amarilla" [01-01-1827] t. 14, p. 332 Décadas de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Esp (HD)
        No es la primera epidemia que sufre Pasages, aunque haya sido el primer cordon y lazareto que haya visto; en 1780 hubo el tifus hospitalario, que muchos autores habrian llamado calentura amarilla si el calor escesivo se hubiese unido, y por consiguiente se hubiera presentado la ictericia y vómito, que miran como síntomas de mayor intensidad en el mal.
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 448 Esp (BD)
        Los hospitales de los ejércitos de operaciones son particularmente uno de los principales focos de la infeccion tifoidéa. Establecidos por lo comun en edificios que fueron construidos para otros objetos diferentes, suelen carecer de las condiciones necesarias para su cómodo uso; y aun cuando sean acomodados para un cierto número de enfermos, por varias circunstancias que no siempre pueden preverse en las operaciones de la guerra, suelen llenarse de repente de mas y mas entrados, en términos de hallarse estrechados y amontonados en los locales ventilados y en los no ventilados de estos edificioes. A esto se sigue la escasez de camas, de ropas, de utensilios y de brazos para la asistencia; y de ahí el desórden general causador del tifus hospitalario.
      • 1842 Escolar Morales, S. / Codorniu, A. Trad Trat Terapéutica Trousseau y Pidoux, IIII p. 133 Esp (BD)
        Esta forma pasa fácilmente á la de putridez, y entonces presenta grandes analogías sintomatológicas con el tifus de los hospitales y de las cárceles, y hasta con el tifus oriental.
      • 1854 Weyler Laviña, F. Topografía físico-médica Baleares p. 192 Esp (BD)
        [Nota 1] Por su voluntad asisitó varias veces en Gerona, Figueras, Rosas, etc. á las mortíferas epidemias del tifus hospitalario castrense; y prestó otros servicios sanitarios de grande esposicion y riesgo.
      • 1856 Anónimo "Trad Fiebres tifoideas" [01-01-1856] p. 291 Anales de la Medicina Homeopática (Madrid) Esp (HD)
        No obstante, esta terrible afeccion tiene tambien sus señales propias, que no entra en mi idea esponerlas, pues todos los méidcos las conocen. Solamente diré que en los sitios elevados es casi imposible distinguir al pronto la fiebre tifoidea del tifus nosocomial; pero que, por otra parte, en las condiciones higiénicas ordinarias, el tifus no puede producirse.
      • 1873 Simancas Larsé, E. Trad Trat Patología interna, Niemeyer, IV p. 273 Esp (BD)
        Por otro lado, bajo ciertas condiciones que parecen favorecer esencialísimamente el desarrollo de organismos inferiores y su penetracfion en el organismo humano, por ejemplo, en los años de hambre cuando las poblaciones se alimentan de sustancias de mala calidad y corrompidas (tifus del hambre), y en los hospitales atestados de enfermos donde el aire está impregnado de emanaciones procedentes de los productos excrementicios de los enfermos (tifus nosocomial), se manifiesta el tifus exantemático con tal frecuencia, que alli dondre reinan estas condiciones puede casi con seguridad predecirse su aparicion.
    5. s. m. En ocasiones, con el modificador epidémico.
      docs. (1821-2009) 7 ejemplos:
      • 1821 Anónimo "Milan 28 Diciembre" [21-01-1821] Correo General de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        IItalia. Milan 28 de Diciembre. El ejército austriaco, conotinua en su acostumbrada inaccion. Dícese que se trataba de reunir varios cuerpos en un solo punto, pero que órdenes de Viena se han opuesto a esa medida. El general en gefe está muy ocupado en la organizacion de hospitales: es grandísimo el número de enfermos, y ya han llegado de Viena muchos médicos que deben apurar los recursos de su arte para contener el tifus epidémico que se ha manifestado en el ejército.
      • 2009 Agencia Efe "Genoma piojo" [01-05-2009] 20 Minutos (Madrid) Esp (HD)
        La revista 'Genome Research' ha publicado los resultados de la investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Queensland y del J. Craig Venter Institute (Australia). Los piojos "chupadores", o anopluros, se alimentan de sangre del ser humano y de otros primates y no sólo son peligrosos por su actividad parasitaria, sino que pueden ser un vector de transmisión de ciertas enfermedades infecciosas, como el tifus epidémico.
      • 1821 Anónimo "Milan 28 Diciembre" [21-01-1821] Correo General de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        IItalia. Milan 28 de Diciembre. El ejército austriaco, conotinua en su acostumbrada inaccion. Dícese que se trataba de reunir varios cuerpos en un solo punto, pero que órdenes de Viena se han opuesto a esa medida. El general en gefe está muy ocupado en la organizacion de hospitales: es grandísimo el número de enfermos, y ya han llegado de Viena muchos médicos que deben apurar los recursos de su arte para contener el tifus epidémico que se ha manifestado en el ejército.
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 447 Esp (BD)
        Medios de evitar la propagacion del tifus epidémico en los ejércitos y en las poblaciones. Una vez desarollado ya el tifus en cualquiera individuo ó individuos, todas las personas que se acerquen á ellos, ya sea tocándolos ó respirando el aire que ellos respiren, tienen una grande probabilidad de contraerlo, particularmente si nunca lo han sufrido [...].
      • 1867 Anónimo (J. S. C.) "Conveniencia asociaciones" [01-04-1867] La Guirnalda (Madrid) Esp (HD)
        Sí: preciso es ya decirlo en todos los tonos para que todos procuremos el remedio; la córte y otras poblaciones grandes de la Península rinden á la muerte un tributo relativamente mayor que el de otras ciudades populosas del extranjero, y esto sucede porque irradia de continuo desde las clases menesterosas á las ricas y acomodadas el tifus epidémico, el cual lleva causadas más víctimas á España que las tres invasiones coléricas multiplicadas por ciento.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        Encontrarémos ejemplos de las primeras en todas aquellas en quienes la malignidad viene á recargar un cuadro patológico ya existente, por una causa que sobreviene para turbar su desarrollo, como un exceso del régimen, una terapéutica poco acertada; y las segundas las veremos representadas en los tífus epidémicos de nuestros hospitales ó en los propios de Egipto y las Antillas, en los que desde el primer momento desenvuelve todo su poder la malignidad.
      • 1888 Anónimo "Madrid, 16" [17-01-1888] La Dinastía (Barcelona) Esp (HD)
        El señor Castellanos ha denunciado que en varios colegios de jesuitas reina el tifus epidémico, debido á levantarse temprano los colegiales y lavarse con agua fría. Dice que los alumnos enfermos son enviados al Hospital.
      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 51 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        Resulta interesante hacer su diagnóstico exacto por las mismas razones que comentábamos a propósito del tifus murino, esto es, la necesidad de distinguirla del tifus epidémico.
      • 2009 Agencia Efe "Genoma piojo" [01-05-2009] 20 Minutos (Madrid) Esp (HD)
        La revista 'Genome Research' ha publicado los resultados de la investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Queensland y del J. Craig Venter Institute (Australia). Los piojos "chupadores", o anopluros, se alimentan de sangre del ser humano y de otros primates y no sólo son peligrosos por su actividad parasitaria, sino que pueden ser un vector de transmisión de ciertas enfermedades infecciosas, como el tifus epidémico.
    6. s. m. En ocasiones, con el modificador europeo o con el complemento de Europa.
      docs. (1838-1901) 8 ejemplos:
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 35 Esp (BD)
        El tifus de Europa, sin embargo, tiene una diferencia notable en cuanto á su modo de presentarse; unas veces es esporádico y otras epidémico; ni tiene estacion ni localidad propias, mientras que el bubonoso y el ictérico siempre son epidémicos y estacionales; pero las lesiones cadavéricas son esencialmente iguales en todos los tifus.
      • 1842 Anónimo "Academia Medicina Barcelona" [10-05-1842] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Espone [D. José Oriol] las diversas alteraciones barométrica sy termométricas en las distintas épocas y estaciones: la variedad de enfermedades, su tipo, forma y carácter, y las diferentes medicaciones que se han empleado. Se detiene en la consideracion del tifus europeo, observado en todo el principado desde principios del año de 1836, y de las intermitentes que le sucedieron [...].
      • 1876 Schz Merino, R. Trat fiebres esenciales (3.ª ed.) p. 22 Esp (BD)
        DEL TIFUS DE EUROPA. Definicion. Es una calentura continua producida por causas miasmáticas, caracterizada por la postracion de fuerzas; la tifomania; el estupor, y la aparicion de varias erupciones.
      • 1892 Planter Gosér, A. Archipiélago filipino p. 104 Esp (BD)
        [...] y que respirando efluvios envenenados, bebiendo en las aguas los gérmenes pestíferos del cólera oceánico o del tifus europeo, intoxicándose en la trocha de Cuba con los miasmas palúdicos ó sucumbiendo aniquilado á la traidora anemia filipina, ha escrito la epopeya más brillante que registra el gran libro de la historia [...].
      • 1901 Rísquez, F. A. "Papel patogénico microorganismos" [01-01-1901] p. 223 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        [...] y preguntó: ¡por qué no admitir que es el mismo microbio, modificado por el medio interior ó externo, elque se encuentra en tan diversas afecciones, en el cólera y la peste de Asia, la fiebre tifoidea y el tifus de Europa, la fiebre amarilla y las infecciones hepáticas de América?
      • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 35 Esp (BD)
        El tifus de Europa, sin embargo, tiene una diferencia notable en cuanto á su modo de presentarse; unas veces es esporádico y otras epidémico; ni tiene estacion ni localidad propias, mientras que el bubonoso y el ictérico siempre son epidémicos y estacionales; pero las lesiones cadavéricas son esencialmente iguales en todos los tifus.
      • 1842 Anónimo "Academia Medicina Barcelona" [10-05-1842] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Espone [D. José Oriol] las diversas alteraciones barométrica sy termométricas en las distintas épocas y estaciones: la variedad de enfermedades, su tipo, forma y carácter, y las diferentes medicaciones que se han empleado. Se detiene en la consideracion del tifus europeo, observado en todo el principado desde principios del año de 1836, y de las intermitentes que le sucedieron [...].
      • 1842 Anónimo "Observaciones Tifus" [01-01-1842] p. 55 El Esculapio (Madrid) Esp (HD)
        Se ha reunido bajo el nombre ó la denominacio de tifus á diversas pirexias de tipo contínuo intermitente, producidas por lo general por las influencias miasmáticas, y en cuyas pirexias se observa una turbacion del sistema nervioso y un estado morboso particular de las membranas mucosas, considerado por algunos autores como primitivo. Se comprende tambien con esta denominacion y bajo el epiteto de tifus, las enfermedades designadas con el tifus de Europa, fiebres petechiales, fiebre hospitalaria, de los calabozos ó carcelaria, de los campamentos, de los ejércitos ó de los navios: á el tifus de Oriente se le ha dado el nombre de peste; se describe con el nombre de tifus de América á la fiebre amarilla &c.
      • 1846 Domínguez, R. J. DiccFrancés-Español, III [1846] Esp (BD)
        Typhus, s. f. [...] Thyphus d'Europe: tifus europeo, es una calentura que se desarrolla primitivamente en un parage esterno donde se reunen muchas personas: asi como á efectos de la escasez de los alimentos, de las fatigas escesivas, de las afecciones morales y de las falta de aseo.
      • 1860 Iglesias, M. Memoria tabardillo [1862] p. 27 Esp (BD)
        Otro tanto podemos asegurar de los síntomas del aparato circulatorio: el pulso, primeramente desarrollado, algo duro, y despues débil, lento é irregular, se ha observado en el tifus de Europa lo mismo que en el tabardillo pintado.
      • 1876 Schz Merino, R. Trat fiebres esenciales (3.ª ed.) p. 22 Esp (BD)
        DEL TIFUS DE EUROPA. Definicion. Es una calentura continua producida por causas miasmáticas, caracterizada por la postracion de fuerzas; la tifomania; el estupor, y la aparicion de varias erupciones.
      • 1892 Planter Gosér, A. Archipiélago filipino p. 104 Esp (BD)
        [...] y que respirando efluvios envenenados, bebiendo en las aguas los gérmenes pestíferos del cólera oceánico o del tifus europeo, intoxicándose en la trocha de Cuba con los miasmas palúdicos ó sucumbiendo aniquilado á la traidora anemia filipina, ha escrito la epopeya más brillante que registra el gran libro de la historia [...].
      • 1901 Rísquez, F. A. "Papel patogénico microorganismos" [01-01-1901] p. 223 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        [...] y preguntó: ¡por qué no admitir que es el mismo microbio, modificado por el medio interior ó externo, elque se encuentra en tan diversas afecciones, en el cólera y la peste de Asia, la fiebre tifoidea y el tifus de Europa, la fiebre amarilla y las infecciones hepáticas de América?
    7. s. m. En ocasiones, con fever en aposición.
      docs. (1849-1903) 9 ejemplos:
      • 1849 Anónimo "Defunciones Londres" [06-05-1849] La Unión: Periódico de la Academia Quirúrgica Matritense (Madrid) Esp (HD)
        Entre las enfermedades que han causado mas víctimas en Lóndres en el último periodo decenal, se cuentan las fiebres eruptivas, la coqueluche y el tifus fever.
      • 1853 Anónimo "Profesión médica" [24-04-1853] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Su muerte [la de J. Cowdery] ha sido sumamente sentida por los grandes servicios que prestó á su pais enlas peidemias de tifus feber que reinaron en 1817, 1822, 1846 y 1846: ademas ha dejado varias memorias impresas [...].
      • 1872 León Luque, P. Trad Lecciones clínica médica Graves, I p. 154 Esp (BD)
        Nada mas falso, nada mas erróneo que el parecer de los que dan escasa importancia á la terapéutica en el tífus fever.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 218 Esp (CDH )
        Vista la importancia de las alteraciones que el pulso presentaba en las fiebres, mejor dicho en su Tiphus Fever, y cotejado el estado del pulso con las modificaciones en la impulsion y vigor de los latidos cardiacos, se desprendía que el pulso es un guía engañador en el estudio de los tifoideos: sirvió todo esto á Stokes para afirmar que en el tífus fever hay un reblandecimiento del corazon.
      • 1903 Rísquez, F. A. "Tifus" [01-01-1903] p. 268 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        No; todavía, pasado el cuarto de siglo de labor profesional activa, no he caído en semejante escepticismo; y si llegara á caer, dejaría de ser médico, pues no querría aplicarme aquellas palabras de Graves, precisamente á propósito del tifus, cuando al asentar que nada hay tan erróneo como la opinión de los que niegan toda importancia á la terapéutica del tifus fever, fulmina contra aquellos cuyas manos son tan prontas á recoger los honorarios, mientras por otro lado proclaman á voz en grito la importancia de la Medicina.
      • 1849 Anónimo "Defunciones Londres" [06-05-1849] La Unión: Periódico de la Academia Quirúrgica Matritense (Madrid) Esp (HD)
        Entre las enfermedades que han causado mas víctimas en Lóndres en el último periodo decenal, se cuentan las fiebres eruptivas, la coqueluche y el tifus fever.
      • 1853 Anónimo "Profesión médica" [24-04-1853] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
        Su muerte [la de J. Cowdery] ha sido sumamente sentida por los grandes servicios que prestó á su pais enlas peidemias de tifus feber que reinaron en 1817, 1822, 1846 y 1846: ademas ha dejado varias memorias impresas [...].
      • 1853 Cerdó Oliver, R. Clínica médica p. 112 Esp (BD)
        La legítima conclusion que se desprende de los hechos minuciosamente analizados es que la calentura tifoidea, lo mismo que el tifus fever, la calentura amarilla, la peste, el cólera asiático, las viruelas, etc., consisten en una lesion sui generis, de los grandes sistemas generales de la economía que probablemente nos será siempre desconocida.
      • 1872 León Luque, P. Trad Lecciones clínica médica Graves, I p. 154 Esp (BD)
        Nada mas falso, nada mas erróneo que el parecer de los que dan escasa importancia á la terapéutica en el tífus fever.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        Que no todas las fiebres graves ni todas las fiebres de alguna importancia son tifoideas, se demuestra con la brecha abierta á tal doctrina por los ingleses con su tífus Feber, con las epidemias de Tolon y otras para las graves y malignas; y con la consideracion de la etimología de la palabra tifoidea (imágen del tífus) que no corresponde á ninguna de las sinocales.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 218 Esp (CDH )
        Vista la importancia de las alteraciones que el pulso presentaba en las fiebres, mejor dicho en su Tiphus Fever, y cotejado el estado del pulso con las modificaciones en la impulsion y vigor de los latidos cardiacos, se desprendía que el pulso es un guía engañador en el estudio de los tifoideos: sirvió todo esto á Stokes para afirmar que en el tífus fever hay un reblandecimiento del corazon.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        « la disminucion del impulso , la debilidad ó la anemia del primer ruido del corazon , nos suministra directamente una indicacion nueva é importante para el uso del vino en el tífus fever ».
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

        § I.– Tífus ó peste de Europa.

        Sinonimia .– Tífus exantemático; fiebre petequial; tífus feber; tabardillo; tabardillo pintado de los españoles, etc.

        Definicion .– Es una fiebre continua, europea, en la que los fenómenos de malignidad se inician á veces desde los prodromos unidos á los de putridez, y que debida al contagio entraña una inmensa gravedad.

      • 1903 Rísquez, F. A. "Tifus" [01-01-1903] p. 268 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        No; todavía, pasado el cuarto de siglo de labor profesional activa, no he caído en semejante escepticismo; y si llegara á caer, dejaría de ser médico, pues no querría aplicarme aquellas palabras de Graves, precisamente á propósito del tifus, cuando al asentar que nada hay tan erróneo como la opinión de los que niegan toda importancia á la terapéutica del tifus fever, fulmina contra aquellos cuyas manos son tan prontas á recoger los honorarios, mientras por otro lado proclaman á voz en grito la importancia de la Medicina.
    1. s. m. Med. Con los modificadores exantemático o petequial, para referirse a la enfermedad epidémica transmitida generalmente por el piojo, causada por la bacteria Rickettsia prowazekii , que suele manifestarse tras conflictos bélicos o desastres naturales, y caracterizada por escalofríos, malestar general, cefalea intensa y manchas punteadas en la piel.
      Sinónimos: tabardete; tabardillo
      docs. (1805-2020) 113 ejemplos:
      • 1805 González, P. M. Trat Enfermedades Gente Mar p. 156 Esp (BD)
        La calentura pútrida, de cuyas notas particulares vamos á tratar, se constituye en sentir del Dr. Cullen, por la combinacion de una calentura inflamatoria, y de una lenta nerviosa: en efecto, el primer periodo de esta fiebre se ve casi siempre acompañado de síntomas inflamatorios, los quales, disipándose insensiblemente, descubren el verdadero genio del tifus petequial grave, cuyo género comprehende las calenturas de cárceles, hospitales y navíos.
      • 2020 Ledesma Alonso, J. M. "Epidemias Tenerife" [05-04-2020] El Día (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
        La discordia comenzó en octubre, cuando aparecieron gran cantidad de ratas muertas en la zona del muelle, barranquillos y alcantarillas de Santa Cruz de Tenerife, y fallecieron dos miembros de una humilde familia que vivía en una casucha de la cuesta de los Melones, junto a la finca de Ventoso -hoy Residencial Anaga-, los cuales fueron diagnosticados por los facultativos como "tifus petequial", aislando al resto de los familiares en el Lazareto; sin embargo, como no se facilitó ningún comunicado oficial, ni se informó a la población, el hecho daría lugar a que cundiera la alarma y se recriminara a las autoridades por su silencio.
      • 1805 González, P. M. Trat Enfermedades Gente Mar p. 156 Esp (BD)
        La calentura pútrida, de cuyas notas particulares vamos á tratar, se constituye en sentir del Dr. Cullen, por la combinacion de una calentura inflamatoria, y de una lenta nerviosa: en efecto, el primer periodo de esta fiebre se ve casi siempre acompañado de síntomas inflamatorios, los quales, disipándose insensiblemente, descubren el verdadero genio del tifus petequial grave, cuyo género comprehende las calenturas de cárceles, hospitales y navíos.
      • 1829 Aceñero, J. / Avilés, J. G. Trad Farmacopea, Jourdan, I p. 349 Esp (BD)
        Se aconseja en el tifus petequial á la dosis de cuatro cuch. cada seis horas.
      • 1865 Hnz Poggio, R. "Práctica quirúrgica Marruecos" [01-01-1865] p. 130 Revista de Sanidad Militar Española y Extranjera (Madrid) Esp (HD)
        Aún se desconocen estas circunstancias, que Mr. Parkes juzga iguales, pues sostiene que la gangrena hospitalaria es la precursora del tifus exantemático [...].
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        De la observacion de lo frecuente que son las erupciones en las intestinales provino el nombre de tífus exantemático, adjetivo que sólo á crear confusion conduce, pues lo mismo puede hacerse exantemática esta variedad que cualquiera otra.
      • 1899 Tous, F. "Crítica bibliográfica: Tratado Terapéutica" [10-07-1899] Revista de Ciencias Médicas de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
        Poco podemos decir del tifus exantemático y de la fiebre amarilla, enfermedades desconocidas para nosotros, así como de la grippe y del dengue, cuyo tratamiento no permite grandes desarrollos, y así llegamos al cólera, á propósito del cual se citan un gran número de medicaciones.
      • 1903 Rísquez, F. A. "Tifus" [01-01-1903] p. 26 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        Decía yo, una vez evidenciado el diagnóstico de tifus petequial, que en casos análogos yo ponía en práctica el plan eliminador [...], supremo recurso del médico en las infecciones de mecanismo desconocido ó de ignorada medicación específica.
      • 1909 Anónimo Senado El Libearl (16-IV-1909) Esp (CDH )
        El Sr. Fernández Caro, recordando los hechos heroicos que se han registrado con motivo de la epidemia de tifus exantemático, pide á las familias de los médicos, alumnos y otros funcionarios que hayan fallecido de dicha enfermedad, se las conceda una pensión.
      • 1914 J. V. B. Instrucciones práctica desinfección El viajero, 12/1914 Esp (CDH )
        Los cadáveres de personas muertas de viruela, difteria, tifus petequial, muermo, carbunco y rabia, se envolverán en lienzos impregnados de la solución de sublimado; en las demás enfermedades se empleará la solución jabonosa. /
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        2. Tifus exantemático (tifus de guerra, tabardillo pintado).– Rickettsia Prowazek; transmitido por el piojo).

      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Ése fue el año del tifus exantemático. Comenzó como otra calamidad de los pobres y pronto adquirió características de castigo divino. Nació en los barrios de los indigentes, por culpa del invierno de la desnutrición, del agua sucia de las acequias. Se juntó con la cesantía y se repartió por todas partes. Los hospitales no daban abasto. Los enfermos deambulaban por las calles con los ojos perdidos, se sacaban los piojos y se los tiraban a la gente sana.

      • 2002 Oses, D. "Veinte poemas" [01-01-2002] Música esperas Ch (CORPES)
        Alberto Rojas Jiménez y Ricardo Neftalí Reyes, se encontraron en la redacción de la revista Claridad. La ciudad estaba invadida por los obreros cesantes que regresaban de la pampa con sus familias, y eran instalados en miserables albergues, donde cundían los piojos y el tifus exantemático.
      • 2011 Tristante, J. Valle sombras Esp (CORPES)
        -Si no salgo me muero. Llevo seis años de prisión en prisión, de campo en campo, desde antes de acabar la guerra. Pasé una pulmonía y una disentería. Las dos veces llegaron a darme por muerto. Aquí estamos hacinados, se han declarado dos casos de tifus exantemático y hay piojos por todas partes. Es cuestión de días que me contagie. Esta vez estoy tan débil que sé que no sobreviviré.
      • 2020 Ledesma Alonso, J. M. "Epidemias Tenerife" [05-04-2020] El Día (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
        La discordia comenzó en octubre, cuando aparecieron gran cantidad de ratas muertas en la zona del muelle, barranquillos y alcantarillas de Santa Cruz de Tenerife, y fallecieron dos miembros de una humilde familia que vivía en una casucha de la cuesta de los Melones, junto a la finca de Ventoso -hoy Residencial Anaga-, los cuales fueron diagnosticados por los facultativos como "tifus petequial", aislando al resto de los familiares en el Lazareto; sin embargo, como no se facilitó ningún comunicado oficial, ni se informó a la población, el hecho daría lugar a que cundiera la alarma y se recriminara a las autoridades por su silencio.
      • 1805 González, P. M. Trat Enfermedades Gente Mar p. 156 Esp (BD)
        La calentura pútrida, de cuyas notas particulares vamos á tratar, se constituye en sentir del Dr. Cullen, por la combinacion de una calentura inflamatoria, y de una lenta nerviosa: en efecto, el primer periodo de esta fiebre se ve casi siempre acompañado de síntomas inflamatorios, los quales, disipándose insensiblemente, descubren el verdadero genio del tifus petequial grave, cuyo género comprehende las calenturas de cárceles, hospitales y navíos.
      • 1829 Aceñero, J. / Avilés, J. G. Trad Farmacopea, Jourdan, I p. 349 Esp (BD)
        Se aconseja en el tifus petequial á la dosis de cuatro cuch. cada seis horas.
      • 1865 Hnz Poggio, R. "Práctica quirúrgica Marruecos" [01-01-1865] p. 130 Revista de Sanidad Militar Española y Extranjera (Madrid) Esp (HD)
        Aún se desconocen estas circunstancias, que Mr. Parkes juzga iguales, pues sostiene que la gangrena hospitalaria es la precursora del tifus exantemático [...].
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        Nuestra clasificacion de la Piretología no admite la unidad de las fiebres con el nombre de tifoideas, siquiera se diga que hay tífus abdominales y tífus exantemáticos.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        De la observacion de lo frecuente que son las erupciones en las intestinales provino el nombre de tífus exantemático, adjetivo que sólo á crear confusion conduce, pues lo mismo puede hacerse exantemática esta variedad que cualquiera otra.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

        § I.– Tífus ó peste de Europa.

        Sinonimia .– Tífus exantemático; fiebre petequial; tífus feber; tabardillo; tabardillo pintado de los españoles, etc.

      • 1899 Tous, F. "Crítica bibliográfica: Tratado Terapéutica" [10-07-1899] Revista de Ciencias Médicas de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
        Poco podemos decir del tifus exantemático y de la fiebre amarilla, enfermedades desconocidas para nosotros, así como de la grippe y del dengue, cuyo tratamiento no permite grandes desarrollos, y así llegamos al cólera, á propósito del cual se citan un gran número de medicaciones.
      • 1903 Rísquez, F. A. "Tifus" [01-01-1903] p. 26 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Ve (HD)
        Decía yo, una vez evidenciado el diagnóstico de tifus petequial, que en casos análogos yo ponía en práctica el plan eliminador [...], supremo recurso del médico en las infecciones de mecanismo desconocido ó de ignorada medicación específica.
      • 1909 Anónimo Senado El Libearl (16-IV-1909) Esp (CDH )
        El Sr. Fernández Caro, recordando los hechos heroicos que se han registrado con motivo de la epidemia de tifus exantemático, pide á las familias de los médicos, alumnos y otros funcionarios que hayan fallecido de dicha enfermedad, se las conceda una pensión.
      • 1914 J. V. B. Instrucciones práctica desinfección El viajero, 12/1914 Esp (CDH )
        Los cadáveres de personas muertas de viruela, difteria, tifus petequial, muermo, carbunco y rabia, se envolverán en lienzos impregnados de la solución de sublimado; en las demás enfermedades se empleará la solución jabonosa. /
      • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )

        ENFERMEDADES

        Cólera, tifus exantemático, disentería, fiebre tifoidea, peste bubónica, viruela, difteria, escarlatina, sarampión, meningitis cerebro-espinal, septicemias, coqueluche, grippe y tuberculosis.
      • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] Esp (CDH )

        Primero salieron dos niños con quemaduras graves; luego otros dos infestados de escarlatina; después un joven en el último grado de tuberculosis; luego tres atacados de tifus exantemático; luego una comadrona con varias mujeres que tenía en hospedaje y, finalmente, ciento sesenta y cuatro personas más, cuya salud y situación económica no hay que decir lo florecientes que serían.

      • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
        TIFUS. [...] | exantemático o petequial. Tifus, llamado así por los exantemas o petequias con que se manifiesta.
      • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural Esp (CDH )
        La garrapata africana (Amblyomma hebraeum) , especie que vive sobre reptiles, aves y mamíferos ataca también al hombre, en Africa, y su picadura ocasiona fiebre durante tres días, con dolores de cabeza, etc. Otra especie el Dermacentor venustus es el transmisor de la fiebre purpurada de las Montañas Rocosas, enfermedad semejante al tifus exantemático, y además puede provocar una parálisis, a veces mortal.
      • 1926 Bolívar Pieltain, C. Insectos HNatural Esp (CDH )
        Baste citar los ejemplos de la enfermedad del sueño, cuyo productor es transmitido por la mosca tsé-tsé; del tifus exantemático transmitido por los piojos; de las moscas comunes, que pueden llevar los gérmenes de muchas enfermedades; de los mosquitos de diferentes clases, vehículos del paludismo, fiebre amarilla, etc.; de los flebotomus inoculadores de la fiebre de tres días y del botón de Oriente, etc., etc. Además son bastantes los insectos que nos molestan con sus picaduras, y más especialmente las especies de vida parásita.
      • 1926 Ceballos, G. Los anopluros o piojos Historia natural Esp (CDH )
        Mayor importancia que las molestias que puedan producir, tiene el que sirven de agentes transmisores de las fiebres recurrentes y el tifus exantemático.
      • 1927 Mariátegui, J. C. Rusia Artículos (1923-1930) Pe (CDH )
        Según la primera, Rusia representa el caos, la locura, el hambre, la utopía, el amor libre, el comunismo y el tifus exantemático.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        5. Citaremos también como enfermedades infecciosas muy especialmente propensas al delirio: el tifus exantemático, la gripe, en ciertas epidemias; la encefalitis letárgica; el reumatismo cardioarticular agudo, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En otras ocasiones puede revelar el comienzo de una meningoencefalitis difusa, leve (meningismo), como en muchos casos de tifoidea, tifus exantemático, etc.; o el comienzo de meningitis verdadera.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos las infecciones que con mayor frecuencia propenden a la encefalitis: sífilis, paludismo grave, tifoidea y paratifoidea, melitococia, neumonía, tifus exantemático, gripe, parotiditis epidémica, fiebre puerperal, sarampión y otras fiebres eruptivas, focos sépticos (después de la extracción de dientes sépticos, de amígdalas sépticas, etc.).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Sobre todo al iniciarse ciertas infecciones, como el sarampión, viruela, gripe, tifus exantemático, puede producirse el acceso de estridor; desde luego, en los niños.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En el curso de todas las infecciones graves (tifoidea, sarampión, escarlatina, viruela, tifus exantemático, fiebre amarilla, etc.), sobre todo en sus formas muy hipertérmicas, no es raro que se presente un síndrome meníngeo atenuado, que se designa como meningismo, dando a entender una reacción irritativa de las meninges sin inflamación propiamente dicha.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        G) En otras muchas infecciones agudas: escarlatina, infección puerperal, toda suerte de estreptococias, estafilococias, tifus exantemático, sarampión, viruela, varicela; pulmonía; gripe; carbunco; fiebre amarilla; espiroquetosis icterohemorrágica(con el síndrome, a veces, de la meningitis linfocitaria aguda), etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Pueden presentarse eritemas diversos o púrpuras, recordando, ya el sarampión, ya el tifus exantemático u otras erupciones.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        2. Después de estados infecciosos graves (tifoidea, tifus exantemático, etc.) puede observarse el mutismo en gente joven y aun en adultos; es complicación hoy mucho menos frecuente que antes.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        1. A una trombosis, por arteriosclerosissenil sin hipertensión; o por arteritis infecciosa; la más frecuente de éstas, la sifilítica; las otras infecciones(paludismo, tifoidea, tifus exantemático, melitococia, etc.) son muchas menos veces responsables.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        También es muy frecuente en el tifus exantemático; cuando había epidemias de esta enfermedad en España, era un síntoma que nos servía muy bien para diferenciar el tifus de la tifoidea.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        1. En las infecciones generales: gripe, escarlatina, sarampión, viruela(en ésta, muy frecuente), difteria, reumatismos, fiebre tifoidea(frecuente), tifus exantemático, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        He visto un caso de gangrena peneal en el tifus exantemático y dos en la diabetes.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 870 Esp (CDH )
        Menos veces aparecen en otras infecciones, como la tifoidea, el tifus exantemático, la fiebre de Malta, la viruela, la neumonía.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        1. Aparecen en el curso de ciertas infecciones (sarampión, tifus exantemático, tifoidea, gripe, tos ferina, etc.), o bien al comienzo (por ejemplo, en el sarampión); en los niños toda bronquitis aguda difusa se sospecha siempre de iniciación de esta erupción.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        III. Epistaxis preinfecciosa.– Es típica la epistaxis inicial de la tifoidea; de ciertas epidemias de gripe; de las erupciones(sarampión, escarlatina, viruela, tifus exantemático); de la fiebre amarilla.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        a) Tifus exantemático clásico (tifus histórico).– La noción epidemiológica orienta el diagnóstico, al aparecer la fiebre brusca, con intenso escalofrío, alta, acompañada, casi siempre, de síntomas catarrales y conjuntivitis que recuerdan el comienzo del sarampión; el exantema petequial (v. pág. 149), que aparece del cuarto al séptimo día, confirma el diagnóstico.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        1. Sarampión, escarlatina, viruela, tos ferina, tifus exantemático, diversas septicemias.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En las otras variedades del tifus exantemático que ahora estudiaremos, es igualmente útil esta reacción.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        3. Lo mismo puede decirse de las retenciones que a veces aparecen en el curso de las infeccionesque afectan gravemente al sistema nervioso central: tifoidea, tifus exantemático(varios casos míos en la epidemia de 1916); desde luego, meningitis.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        3. Poliurias de la convalecencia de ciertas infecciones: al terminar la tifoidea, el tifus exantemático, la neumonía, las ictericias graves, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        D) En las enfermedades febriles agudas que afectan al sistema nervioso central (tifoidea, tifus exantemático, meningitis, etc.) puede producirse incontinencia o retención.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Clínicamente es igual al tifus exantemático, del que se diferencia por su localización geográfica, su aparición estacional y su distinto modo de trasmisión.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        La mayoría de estos estados tíficos (aun no bien definidos varios de ellos) son procesos del ratón o rata o especies vecinas, y de ellos se transmiten eventualmente al hombre, de donde el nombre de tifus murino, que comprende casi todas las formas que enumeramos ahora: fiebre exantemática mediterránea, fiebre exantemática nudosa, fiebre botonosa: se observa en el litoral del Mediterráneo, sobre todo en la zona francesa; su curso es como el del tifus exantemático, pero benigno; se cura siempre; no se transmite por los piojos y sí por las garrapatas de los perros y los ácaros de las ratas; la erupción no siempre es petequial, sino papular, botonosa, prominente.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        b) Otros procesos análogos al tifus exantemático: se caracterizan por un cuadro clínico idéntico al del exantemático, aunque generalmente con fiebre menos alta y gravedad menor que aquél; además, se presenta como pequeñas epidemias, casi siempre de carácter profesional, sin que el piojo intervenga en su trasmisión y sin que exista contagio de hombre a hombre.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Hay que tener en cuenta que pueden aparecer casos de tifus exantemático típico esporádicos, fuera de toda epidemia: he visto algunos casos en Madrid, después de la extinción de las grandes epidemias que se han observado en nuestro país.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Alguna infección, como el tifus exantemático, es capaz de aglutinar el melitococo a dosis altas (1 por 100 ó por 200 ó más), con tanta constancia, que se ha aprovechado para el diagnóstico de esta enfermedad: véase más abajo.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        Mononucleosis con leucocitosis; viruela, tifus exantemático, sarampión, tos ferina, ciertas formas de tuberculosis, ciertas septicemias crónicas, heredosífilis, fiebre ganglionar, angina monocítica.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        2. Tifus exantemático (tifus de guerra, tabardillo pintado).– Rickettsia Prowazek; transmitido por el piojo).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 962 Esp (CDH )
        En general, el gran escalofrío anuncia la neumonía típica, la viruela, erisipela, tifus exantemático, tifus recurrente, acceso palúdico. Otras infecciones se anuncian por escalofríos moderados y múltiples.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        11. La reacción de Wassermann puede ser positiva, sin sífilis, en otras enfermedades: lepra(muy frecuente), paludismo, tuberculosis, anemia perniciosa, distintas ictericias, escarlatina, pulmonía, tifus exantemático.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        F) Reacciones cutáneas en el tifus exantemático.– Hay varias técnicas.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        F) Tifus exantemático.– Se emplea para su diagnóstico la aglutinación del proteus X19 (Weil-Felix).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En el curso de infecciones diversas (paludismo, tifoidea, tifus exantemático, reumatismo, gripe, etc.) pueden aparecer síntomas cerebelosos, por afectación transitoria de este órgano.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos: la tifoidea, el tifus exantemático, escarlatina, sarampión, gripe, gonococia, septicemias diversas, etc.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        e) Tifus exantemático.– Leucocitosis moderada con monocitosis, sin eosinofilia.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        C) En diversas enfermedades infecciosas generales (tifoidea, tifus exantemático, gripe, pulmonía, erisipela, amibiasis, paperas, diversas septicemias, etc.) se producen, a veces, tromboflebitis, sobre todo en la convalecencia, que afectan, ya a la femoral o a otra vena fácilmente reconocible, ya a las venas abdominales o pélvicas, siendo entonces frecuente que la flebitis no se diagnostique y su fiebre se interprete como una recaída; en ocasiones, la súbita aparición de una embolia indica, trágicamente, el verdadero diagnóstico.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        12. En el tifus exantemático, las manchas aparecen desde el segundo o tercer día y son al principio eritematosas, parecidas por su tamaño a las de la tifoidea; pero pronto se hacen hemorrágicas (exantema), de color rojoscuro, no desapareciendo por la presión del dedo; pueden ser muy confluentes, recordando entonces más al sarampión que a la tifoidea.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Por esta precocidad y por su intentidad, pueden prestarse a confusión con el exantema del tifus exantemático en los países donde existe éste.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos la descamación furfurácea del sarampión, tifus exantemático, erisipela; la descamación foliácea de la escarlatina; la descamación costrosa de la viruela, varicela, zona.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        3. Todas las demás infecciones, cuando son graves, pueden producir alopecia: tifus exantemático, gripe, erisipela, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En el tifus exantemático la gangrena arterítica puede producir la necrosis, en bloque, de un miembro, de la nariz, las orejas o los órganos genitales.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        A) En el curso de las infecciones agudas (tifoidea, vacunación, antitifoidea, tifus exantemático, septicemias diversas, escarlatina, difteria, viruela, cólera, gripe, paperas, etc.) se pueden producir arteritis, caracterizadas por intenso dolor local y por los síntomas de asfixia, y después de gangrena del territorio irrigado.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        D) Tromboflebitis.– Las embolias, en un gran número de casos, se originan en las tromboflebitis de las venas ilíacas o femorales, en el curso de infecciones puerperales o postoperatorias o consecutivas a procesos inflamatorios ginecológicos, prostáticos, postapendiculares; etc.; o bien en el curso de ciertas infecciones, como la fiebre tifoidea, y, menos frecuentes, la neumonía, la viruela, el tifus exantemático, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En las petequias puede presentarse el diagnóstico diferencial con los simples eritemas roseólicos (por ejemplo, entre la roséola de la tifoidea y la petequia del tifus exantemático).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En las infecciones agudas, graves (difteria, escarlatina, tifoidea, tifus exantemático, etc.), se pueden producir desfallecimientos con dilatación aguda del corazón de mecanismo no definido.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Pueden aparecer también manchas purpúricas, que hacen pensar en una erupción grave (tifus exantemático, sarampión gravísimo, etc.).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En otras infecciones puede aparecer también este síntoma, como en el paludismo (hay que contar con la posible colaboración de la quinina), las paperas, la gripe, la escarlatina, el tifus exantemático.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        A) Pueden presentarse en cualquiera, principalmente tifoidea, pulmonía, diversas septicemias, tifus exantemático.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        A) Se presenta en algunas infecciones graves, como el tifus exantemático (sobre todo en ciertas epidemias), viruela, paperas, etc.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        2. Tifus exantemático (tifus de guerra, tabardillo pintado).– Rickettsia Prowazek; transmitido por el piojo).

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        C) Exantemas purpúricos o hemorrágicos(cuando son muy pequeños sus elementos se llaman petequias): púrpurasinfecciosas, tóxicas; escorbuto; erupción del tifus exantemático; púrpura esencial, hemofilia, etc. (v. pág. 159).

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        B) En el tifus exantemático, el eritema de presión aparece con una latencia retardada, de más de diez segundos, a veces, hasta cincuenta (Sylla y Pankow).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        D) Las petequias producidas por picaduras de insecto pueden tener interés diagnóstico en casos excepcionales (por ejemplo, en poblaciones en las que existe el tifus exantemático).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        a) Las que acompañan, a las infecciones generales: erupciones, gripe, tifoidea, tifus exantemático, etc., de fácil diagnóstico.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        A) La glositis aguda, aguda, consecutiva a ulceraciones, traumatismos (principalmente irritaciones dentarias, maniobras incorrectas de los dentistas, etc.), a infecciones agudas (tifoidea, viruela, tifus exantemático, etc.), se caracteriza por la etiología, que suele ser evidente, y por el síndrome de hinchazón, fiebre, sialorrea y dolor, sobre todo al injerir alimentos calientes o especiados.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Esta lengua, por otra parte, no es peculiar de la fiebre tifoidea, presentándose también en cualquier otra infección grave, como las septicemias, paludismo, tifus exantemático, etc., si la higiene es mediocre.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos la tifoidea o las fiebres paratifoideas, en las que son frecuentes las angiocolitis generalmente benignas; la rara forma ictérica de la intoxicación por el bacilo tifoideo (sin tifoidea), generalmente de origen ostrario; la forma biliar de la pulmonía; la forma biliar del tifus exantemático (rarísima según mi experiencia); la ictericia disentérica, sobre todo amebiana, que puede aparecer en casos sin antecedentes de disentería intestinal (con hallazgo de las amebas en el duodeno); la fiebre ganglionar, de la que se ha descrito una forma ictérica (v. pág. 370); la escarlatina (en algunas epidemias); el tifus recurrente.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        a)Algunas infeccionesgraves se acompañan de este síntoma: viruela, sarampión, escarlatina, difteria, estreptococia, erisipela, ántrax, tifoidea, tifus exantemático, gripe, paludismo [...].

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        También son muy frecuentes las erupciones purpúricas en el tifus exantemático, en la viruela y vacuna, en las septicemias (sobre todo en la endocarditis lenta), en el sarampión, escarlatina, difteria, fiebre tifoidea, tuberculosis, disentería, cólera, fiebre amarilla, espiroquetosis ícterohemorrágica, tifus recurrente, paludismo, peste bubónica, etc.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 281 Esp (CDH )
        A) Algunas infecciones generales, sobre todo las eruptivas (escarlatina, sarampión, viruela, tifus exantemático), presentan síntomas de estomatitis, generalmente precoz, muy peculiares, por lo que son de gran utilidad para el diagnóstico de estas infecciones, como las manchas de Koplik del sarampión y el enantema escarlatinoso (véase pág. 147).
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 283 Esp (CDH )

        B) Gangrena de la boca (noma).– Aparece en niños debilitados, en el curso o el final de infecciones, como el sarampión, difteria, tifoidea, tuberculosis; y, con menos frecuencia, en la viruelay el tifus exantemático.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 232 Esp (CDH )

        B) En varias infecciones agudas gravesse pueden producir disfagias por paresia o parálisis del velo o de los músculos faríngeos, de origen tóxico, centra: tal ocurre en la fiebre tifoidea, en el tifus exantemático, en las meningitis, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        3. En el tifus exantemático puede haber epidemias (Madrid, 1916) con gran sintomatología diarreica.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 207 Esp (CDH )

        La esplenomegalia puede aparecer en otras infecciones agudas de menos interés: tifus exantemático(se cita la esplenomegalia como frecuente; en mi experiencia fué siempre rara, y era uno de los detalles de diferenciación clínica con la fiebre tifoidea: véase pág. 970).

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En el tifus exantemático es muy constante e intenso: en los tiempos en que veíamos epidemias coincidentes de tifoidea y tifus exantemático, era éste uno de los signos diferenciales entre ambos procesos.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        En el tifus exantemático es muy constante e intenso: en los tiempos en que veíamos epidemias coincidentes de tifoidea y tifus exantemático, era éste uno de los signos diferenciales entre ambos procesos.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Algunas epidemias, de distintas infecciones, se caracterizan por la intensidad de los sudores que en otras epidemias de la misma infección no se presentan; por ejemplo, en la epidemia de tifus exantemático de Madrid en 1916, en casi todos los casos había intensa sudoración con sudamina; también he visto epidemias, con mucha transpiración, de tifoidea, de fiebre paratifoidea y de fiebre aftosa.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        Las formas hemorrágicas de todas estas infecciones son hematológicamente de tipo purpúrico; sobre todo, en la viruela y en el tifus exantemático, he comprobado la constancia e intensidad de la plaquetopenia y del signo del lazo [...].

      • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] II, 93 Esp (CDH )
        ¿Llevaba allí cuatro días? Y ¿tifus exantemático?
      • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
        Cada uno se lava los pies cuando le da la gana, si antes no hay peligro de tifus exantemático.
      • 1962 Caballero Bonald, J. M. Días septiembre [1962] 251 Esp (CDH )
        El pueblo era entonces algo lejano y turbio, apestoso y desapacible, cubierto por una contagiosa nube de tifus exantemático y de milanos de cardo.
      • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] Esp (CDH )
        Rubéola / Sarampión / Tétanos / Tifus exantemático / Tos ferina / Varicela / Viruela
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        Añadamos que los piojos, sobre todo el del vestido (pág. 52), transmiten el tifus exantemático; la plaga de las ratas propaga la peste bubónica, y la mosca carbuncosa puede inocularnos la bacteria del carbunco.
      • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
        Así, las ratas transmiten la peste; las moscas difunden la tuberculosis; el mosquito anofeles inocula el microbio del paludismo; los piojos propagan el tifus exantemático.
      • 1975 Pinillos, J. L. Psicología [1995] Esp (CDH )

        Ahora bien, lo que en el aprendizaje se adquiere posee unos caracteres bien definidos que es preciso puntualizar; una enfermedad infecciosa también se adquiere de un modo relativamente intrínseco y permanente, pero no tiene sentido decir que alguien ha aprendido un tifus exantemático.

      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 480 Mx (CDH )
        [...] el suyo era una quinceañera con la lengua temblorosa del tifus exantemático.
      • 1981 Gimeno Muntadas, F. Contaminación 407 HQuímica Esp (CDH )
        Sabemos, por ejemplo, que el norteamericano es el primer Ejército que, desde que el mundo es mundo, ha combatido sin piojos, los eternos y fieles compañeros del soldado; que, a pesar de sus duras campañas en el Sureste Asiático, ha sido muy poco castigado por las enfermedades tropicales; que al ir ocupando la arruinada y pobre Italia, se espolvoreaba a toda la población con un nuevo preparado para librarla de los famosos animalitos y, en consecuencia, del tifus exantemático.
      • 1981 Prensa El País, 02/01/1981 [1981] Esp (CDH )
        Enfermedades como la rabia, peste, viruela, fiebre amarilla y tifus exantemático reflejan cero casos desde 1975.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Ése fue el año del tifus exantemático. Comenzó como otra calamidad de los pobres y pronto adquirió características de castigo divino. Nació en los barrios de los indigentes, por culpa del invierno de la desnutrición, del agua sucia de las acequias. Se juntó con la cesantía y se repartió por todas partes. Los hospitales no daban abasto. Los enfermos deambulaban por las calles con los ojos perdidos, se sacaban los piojos y se los tiraban a la gente sana.

      • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
        Se teme que sus ideas se propaguen a través de las paredes húmedas como el tifus exantemático.
      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 318 Mx (CDH )
        Todos estamos de acuerdo, por ejemplo, en que el tifus exantemático tiene por causa la acción de un microorganismo cuya biología ha sido perfectamente estudiada y que la efectividad del tratamiento depende de la administración oportuna de antibióticos, a dosis establecidas para el peso del paciente y durante el tiempo que el curso del malestar delimite.
      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )

        En el hacinamiento de las ciudades preindustriales aparecen, en los tiempos oscuros del medievo, la maldición de la plaga que las pulgas de la rata trasmiten, el tifus exantemático cuyo vector es el piojo de cabeza y cuerpo humano y, coronando el cuadro morboso, los males venéreos, desde la gonorrea bíblica a la sífilis renacentista; padecimiento este último que los cronistas españoles del Descubrimiento atribuyen originalmente a América, a las isleñas amorosas del Caribe.

      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
        El tercer mal epidémico introducido por los españoles es el tifus exantemático, conocido por los europeos como tabardillo o tabardete y entre los nahuas del altiplano por matlazahuatl, pestilencia con erupción cutánea en forma de red.
      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
        Las epidemias de matlazahuatl —tifus exantemático— que diezman a la población colonial durante el siglo xvi, hacen posible en Europa la entronización de Carlos V como emperador del Sacro Imperio Romano.
      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
        El paludismo, ciertamente, no tiene la espectacularidad de la viruela o el tifus exantemático, que atacan con violencia inesperada, cobran presas innumerables en muy corto tiempo y pasan para volver una o dos décadas después, cuando los repuestos de población acumulan una suma de jóvenes susceptibles lo bastante crecida para que la cadena de trasmisión epidémica pueda desempeñar su trágico cometido.
      • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] 366 Esp (CDH )
        Churchill le dedicó un párrafo en un discurso, diciendo que gracias al DDT se pudo evitar en Nápoles una epidemia de tifus exantemático.
      • 1988 Scorza, M. Tumba relámpago [1988] Pe (CDH )
        Despertó en el Hospital Regional del Cusco: tifus exantemático, entre la vida y la muerte.
      • 1991 García Barreno, P. Hospitales novohispánicos HCiencias Esp (CDH )

        Durante la gran peste de tifus exantemático (1576-7), el insigne médico español Juan de la Fuente, que fuera primer catedrático de Prima de Medicina de la Real y Pontificia Universidad hizo anatomía de un indio en el Hospital Real de Mexico para estudiar la dicha enfermedad y para poner remedio donde conocieron el daño [...].

      • 1991 García Barreno, P. Hospitales novohispánicos 120 HCiencias Esp (CDH )

        La quinta apareció en el año 1576. Causó una enfermedad descrita como calentura, dolor de cabeza, sangre por las narices y un ardor interior que no permitía a los enfermos soportar que se les cubriera el cuerpo (León, pp 8-10); tras ello se añadía que daba en tabardillo, por lo que debió tratarse de tifus exantemático. El tabardillo o matlazahuatl era una enfermedad conocida en esas tierras desde tiempos protohistóricos; atacó únicamente a los indios de los que se cobró más de un millón de muertes, significando la más notable despoblación en la Nueva España.

      • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 23 Esp (CDH )
        Otras zoonosis de gran trascendencia social y económica son el paludismo, la fiebre amarilla, el dengue, la fiariosis y el tifus exantemático. Algunas enfermedades infecciosas son o han sido en algún momento factor de rechazo de la población en algunas áreas geográficas, aunque a veces por la necesidad de obtener recursos los hombres no han podido evitarlas, como en los períodos históricos de gran incidencia del paludismo en el arrozal valenciano de La Albufera, los regadíos del Bajo Segura o la construcción del ferrocarril a través del Campo de Arañuelo (Cáceres).
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/06/1997 [1997] Esp (CDH )
        Se llamaba Luis Ponce de León y le había enviado el propio emperador para que presidiera el juicio de residencia, «auditoría» diríamos ahora, del conquistador de México. Pero en las dos naos que partieron de Sevilla no sólo embarcó su séquito. El tifus exantemático, un recién llegado a la historia infecciosa española, se introdujo subrepticiamente con las ratas y los piojos. Fue en julio de 1526. Treinta años después, la epidemia arrasaba México.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        [tifus] exantemático. [...] m. Med. Infección tífica, epidémica, transmitida generalmente por el piojo, caracterizada por las manchas punteadas en la piel.
      • 2002 Oses, D. "Veinte poemas" [01-01-2002] Música esperas Ch (CORPES)
        Alberto Rojas Jiménez y Ricardo Neftalí Reyes, se encontraron en la redacción de la revista Claridad. La ciudad estaba invadida por los obreros cesantes que regresaban de la pampa con sus familias, y eran instalados en miserables albergues, donde cundían los piojos y el tifus exantemático.
      • 2011 Tristante, J. Valle sombras Esp (CORPES)
        -Si no salgo me muero. Llevo seis años de prisión en prisión, de campo en campo, desde antes de acabar la guerra. Pasé una pulmonía y una disentería. Las dos veces llegaron a darme por muerto. Aquí estamos hacinados, se han declarado dos casos de tifus exantemático y hay piojos por todas partes. Es cuestión de días que me contagie. Esta vez estoy tan débil que sé que no sobreviviré.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        [tifus] exantemático. [...] m. Med. Infección tífica, epidémica, transmitida generalmente por el piojo, caracterizada por las manchas punteadas en la piel.
      • 2020 Ledesma Alonso, J. M. "Epidemias Tenerife" [05-04-2020] El Día (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
        La discordia comenzó en octubre, cuando aparecieron gran cantidad de ratas muertas en la zona del muelle, barranquillos y alcantarillas de Santa Cruz de Tenerife, y fallecieron dos miembros de una humilde familia que vivía en una casucha de la cuesta de los Melones, junto a la finca de Ventoso -hoy Residencial Anaga-, los cuales fueron diagnosticados por los facultativos como "tifus petequial", aislando al resto de los familiares en el Lazareto; sin embargo, como no se facilitó ningún comunicado oficial, ni se informó a la población, el hecho daría lugar a que cundiera la alarma y se recriminara a las autoridades por su silencio.
    2. s. m. Med. Con el modificador recurrente, para referirse a la enfermedad epidémica transmitida generalmente por piojos y ácaros, causada por espiroquetas del género Borrelia , y caracterizada por cefaleas, fiebre, escalofríos, dolores articulares y musculares, y náuseas.
      docs. (1884-2004) 10 ejemplos:
      • 1884 Anónimo "Bacterias cólera" [10-12-1884] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        Hay varias especies de bacterias cuya forma es tan característica que sólo por su aspecto pueden distinguirse de todas las demás especies, como sucede, por ejemplo, con los espirocetes del tifus recurrente [...].
      • 1910 Anónimo "Preparado 606" [01-01-1910] p. 516 Madrid Científico (Madrid) Esp (HD)
        Pero esos resultados no se limitan al descubrimiento de su medicamento antisifilítico: esta substancia mata igualmente los agentes patógenos del tifus recurrente, es decir, los esquiroquetes, y los de la enfermedad del sueño [...].
      • 1921 Salcedo H., E. Fiebre recurrente p. 1 Esp (BD)
        La enfermedad llamada "Tifus recurrente", es una entidad nosológica descrita en todas las obras de Patología; poco conocida del mundo científico, porque solo existe en algunas regiones del globo. Llamada por otros nombres fiebre recurrrente, fiebre a recaidas, relapsing fever [...], es una enfermedad específica, propia del hombre, parasitaria, inoculable y epidémica. Es debida a la presencia en la sangre, de un microorganismo bien definico, el espiroqueta o espirilo de Obermeier, y se caracteriza clínicamente, por la sucesión de violentos accesos febriles de curva térmica regular.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos la disentería bacilar, las intoxicaciones por alimentos contaminados con los bacilos del grupo Gärtner (impropiamente designadas como intoxicaciones ptomaínicas), el tifus recurrente, y la anquilostomiasis y la diastomatosis intestinal o las diversas tenias, en sus formas graves.
      • 2004 Fugassa, M. H. / Guichón, R. A. "Transición epidemiológica" [01-01-2004] vol. 32, p. 107 Magallania (Punta Arenas) Ch (HD)
        [Parasitosis] Fiebre recurrente o tifus recurrente [Parásito] Borrelia recurrentis [Vector] garrapatas [Reservorio] Animales silvestres.
      • 1884 Anónimo "Bacterias cólera" [10-12-1884] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        Hay varias especies de bacterias cuya forma es tan característica que sólo por su aspecto pueden distinguirse de todas las demás especies, como sucede, por ejemplo, con los espirocetes del tifus recurrente [...].
      • 1910 Anónimo "Preparado 606" [01-01-1910] p. 516 Madrid Científico (Madrid) Esp (HD)
        Pero esos resultados no se limitan al descubrimiento de su medicamento antisifilítico: esta substancia mata igualmente los agentes patógenos del tifus recurrente, es decir, los esquiroquetes, y los de la enfermedad del sueño [...].
      • 1921 Salcedo H., E. Fiebre recurrente p. 1 Esp (BD)
        La enfermedad llamada "Tifus recurrente", es una entidad nosológica descrita en todas las obras de Patología; poco conocida del mundo científico, porque solo existe en algunas regiones del globo. Llamada por otros nombres fiebre recurrrente, fiebre a recaidas, relapsing fever [...], es una enfermedad específica, propia del hombre, parasitaria, inoculable y epidémica. Es debida a la presencia en la sangre, de un microorganismo bien definico, el espiroqueta o espirilo de Obermeier, y se caracteriza clínicamente, por la sucesión de violentos accesos febriles de curva térmica regular.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Citaremos la disentería bacilar, las intoxicaciones por alimentos contaminados con los bacilos del grupo Gärtner (impropiamente designadas como intoxicaciones ptomaínicas), el tifus recurrente, y la anquilostomiasis y la diastomatosis intestinal o las diversas tenias, en sus formas graves.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        También son muy frecuentes las erupciones purpúricas en el tifus exantemático, en la viruela y vacuna, en las septicemias (sobre todo en la endocarditis lenta), en el sarampión, escarlatina, difteria, fiebre tifoidea, tuberculosis, disentería, cólera, fiebre amarilla, espiroquetosis ícterohemorrágica, tifus recurrente, paludismo, peste bubónica, etc.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 316 Esp (CDH )
        Citaremos la tifoidea o las fiebres paratifoideas, en las que son frecuentes las angiocolitis generalmente benignas; la rara forma ictérica de la intoxicación por el bacilo tifoideo (sin tifoidea), generalmente de origen ostrario; la forma biliar de la pulmonía; la forma biliar del tifus exantemático (rarísima según mi experiencia); la ictericia disentérica, sobre todo amebiana, que puede aparecer en casos sin antecedentes de disentería intestinal (con hallazgo de las amebas en el duodeno); la fiebre ganglionar, de la que se ha descrito una forma ictérica (v. pág. 370); la escarlatina (en algunas epidemias); el tifus recurrente.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        f) Tifus recurrente.– Durante los accesos febriles, leucocitosis moderada con monocitosis; durante las fases de remisión, la misma fórmula, más atenuada.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 962 Esp (CDH )
        En general, el gran escalofrío anuncia la neumonía típica, la viruela, erisipela, tifus exantemático, tifus recurrente, acceso palúdico. Otras infecciones se anuncian por escalofríos moderados y múltiples.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        2. Tifus recurrente (fiebre recurrente).– ( Spirochaete recurrentis, Obermayer; transmitido por el piojo; en algunas variedades geográficas, la enfermedad es producida por un espiroqueto especial: la española, por ejemplo, por el espiroqueto hispánico, transmitido por la garrapata del cerdo: ornithodorus marocanus: Sadi de Buen.)– La fiebre es muy típica: un acceso brusco, hasta 40º ó 41º, con escalofrío; dura la hipertermia de tres a siete días, según la variedad de la infección; después desciende bruscamente; el paciente, como en el paludismo, parece curado; pero de cinco a quince días después sobreviene otro acceso con el mismo ciclo; así pueden repetir hasta diez o más; es frecuente que se vayan debilitando progresivamente.
      • 2004 Fugassa, M. H. / Guichón, R. A. "Transición epidemiológica" [01-01-2004] vol. 32, p. 107 Magallania (Punta Arenas) Ch (HD)
        [Parasitosis] Fiebre recurrente o tifus recurrente [Parásito] Borrelia recurrentis [Vector] garrapatas [Reservorio] Animales silvestres.
    3. s. m. Med. Con el modificador murino, para referirse a la enfermedad epidémica transmitida generalmente por las pulgas de algunos roedores, causada por la bacteria Rickettsia typhi , y caracterizada por cefaleas, fiebre, escalofríos, dolores articulares, náuseas y dolores abdominales.
      docs. (1935-2018) 10 ejemplos:
      • 1935 Anónimo (M. M. S.) "Inmunización tifus exantemático" [15-07-1935] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        El virus ha sido obtenido por Weigl en el intestino del propio infectado, por su método, y por Zinser, en la exudación de la túnica vaginal del conejillo de Indias, inoculado con el tifus murino.
      • 2018 Hernández, J. "Sara García" [10-08-2018] La Nación (San José) CR (HD)
        A los diez años Sara quedó huérfana. Ella se infectó de tifus murino y contagió de muerte a su mamá. La directora del colegio, Cecilia Mallet, la acogió en su casa; estudió para maestra y en las clases interpretaba piezas teatrales.
      • 1935 Anónimo (M. M. S.) "Inmunización tifus exantemático" [15-07-1935] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        El virus ha sido obtenido por Weigl en el intestino del propio infectado, por su método, y por Zinser, en la exudación de la túnica vaginal del conejillo de Indias, inoculado con el tifus murino.
      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 37 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        Desde el punto de vista de la epidemiología humana, una Rickettsia resulta tanto más peligrosa cuanto con mayor frecuencia parasite al hombre el invertebrado al que está adaptada, y esto explica la mayor importancia del tifus exantemático clásico transmitido por el piojo, frente al tifus murino transmitido por la pulga de la rata, o la fiebre exantemática mediterrána transmitida por una garrapata del perro.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        La mayoría de estos estados tíficos (aun no bien definidos varios de ellos) son procesos del ratón o rata o especies vecinas, y de ellos se transmiten eventualmente al hombre, de donde el nombre de tifus murino, que comprende casi todas las formas que enumeramos ahora: fiebre exantemática mediterránea, fiebre exantemática nudosa, fiebre botonosa: se observa en el litoral del Mediterráneo, sobre todo en la zona francesa; su curso es como el del tifus exantemático, pero benigno; se cura siempre; no se transmite por los piojos y sí por las garrapatas de los perros y los ácaros de las ratas; la erupción no siempre es petequial, sino papular, botonosa, prominente.
      • 1981 Alvarado Ballester, R. (dir.) HNatural Alvarado, V Esp (FG)
        Muchas pulgas tiene un gran interés sanitario por transmitir importantes gérmenes patógenos, así Xenopsilla cheopis y Nosopsyllus fasciatus, ambos parásitos de la rata, son los principales vectores de la peste bubónica y del tifus murino.
      • 1995 Prensa El Mundo, 15/10/1995 [1996] Esp (CDH )
        En pocos casos se trataría de muertes directamente por inanición, pero la desnutrición y el escorbuto debilitaron la resistencia al tifus endémico o a la epidemia de cólera que se declaró en 1848, causa de no menos de 30.000 muertes en pocas semanas.
      • 2011 Fraile, M. T. et alii "Tifus murino" [01-07-2011] Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Madrid) Esp (HD)
        El tifus murino es una enfermedad febril aguda causada por la Rickettsia typhi y transmitida al hombre por picadura de pulga. Ha sido descrita en diversas áreas geográficas [...], incluido el Mediterráneo.
      • 2017 Rdz Ocaña, E. "Tifus y laboratorio" [01-01-2017] vol. 37, n.º 2, p. 505 Dynamis (Granada) Esp (HD)
        A Gallardo y Sanz, además, pertenece el único trabajo experimental realizado ese año, al menos el único publicado, partiendo del mantenimiento de la muestra de tifus murino recibida en 1937, cuyo comportamiento en animales de experimentación evaluaron comparativamente con el de muestras de sangre de enfermos españoles de tifus epidémico recogidas en Madrid, Salamanca, Sevilla y Valladolid, pues la búsqueda de R. Typhi autóctono no dio resultados.
      • 2018 Hernández, J. "Sara García" [10-08-2018] La Nación (San José) CR (HD)
        A los diez años Sara quedó huérfana. Ella se infectó de tifus murino y contagió de muerte a su mamá. La directora del colegio, Cecilia Mallet, la acogió en su casa; estudió para maestra y en las clases interpretaba piezas teatrales.
      • 1935 Anónimo (M. M. S.) "Inmunización tifus exantemático" [15-07-1935] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        El virus ha sido obtenido por Weigl en el intestino del propio infectado, por su método, y por Zinser, en la exudación de la túnica vaginal del conejillo de Indias, inoculado con el tifus murino.
      • 1939 Criado Cardona, R. / Mtz Bruna, J. "Tifus exantemáticos" [01-07-1939] p. 37 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
        Desde el punto de vista de la epidemiología humana, una Rickettsia resulta tanto más peligrosa cuanto con mayor frecuencia parasite al hombre el invertebrado al que está adaptada, y esto explica la mayor importancia del tifus exantemático clásico transmitido por el piojo, frente al tifus murino transmitido por la pulga de la rata, o la fiebre exantemática mediterrána transmitida por una garrapata del perro.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        La mayoría de estos estados tíficos (aun no bien definidos varios de ellos) son procesos del ratón o rata o especies vecinas, y de ellos se transmiten eventualmente al hombre, de donde el nombre de tifus murino, que comprende casi todas las formas que enumeramos ahora: fiebre exantemática mediterránea, fiebre exantemática nudosa, fiebre botonosa: se observa en el litoral del Mediterráneo, sobre todo en la zona francesa; su curso es como el del tifus exantemático, pero benigno; se cura siempre; no se transmite por los piojos y sí por las garrapatas de los perros y los ácaros de las ratas; la erupción no siempre es petequial, sino papular, botonosa, prominente.
      • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
        tifus […] ‖ murino. Forma del tifus extantemático producida por la Rickettsia typhi, que es transmitida de las ratas al hombre por la picadura de la pulga de la rata: Xenopsylla cheophis. Esta enfermedad fue estudiada en México por Ricketts y se ha llamado también tifus mexicano.
      • 1981 Alvarado Ballester, R. (dir.) HNatural Alvarado, V Esp (FG)
        Muchas pulgas tiene un gran interés sanitario por transmitir importantes gérmenes patógenos, así Xenopsilla cheopis y Nosopsyllus fasciatus, ambos parásitos de la rata, son los principales vectores de la peste bubónica y del tifus murino.
      • 1995 Prensa El Mundo, 15/10/1995 [1996] Esp (CDH )
        En pocos casos se trataría de muertes directamente por inanición, pero la desnutrición y el escorbuto debilitaron la resistencia al tifus endémico o a la epidemia de cólera que se declaró en 1848, causa de no menos de 30.000 muertes en pocas semanas.
      • 2010 Lara, L. F. DiccEsp México, II Mx (BD)
        Tifus s. m. (Med.) […] Tifus murino Forma del tifus exantemático producida por la Rickettsia typhi que es transmitida al hombre por ratas contaminadas por la picadura de la pulga de la rata (Xenopsylla cheopis).
      • 2011 Fraile, M. T. et alii "Tifus murino" [01-07-2011] Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Madrid) Esp (HD)
        El tifus murino es una enfermedad febril aguda causada por la Rickettsia typhi y transmitida al hombre por picadura de pulga. Ha sido descrita en diversas áreas geográficas [...], incluido el Mediterráneo.
      • 2017 Rdz Ocaña, E. "Tifus y laboratorio" [01-01-2017] vol. 37, n.º 2, p. 505 Dynamis (Granada) Esp (HD)
        A Gallardo y Sanz, además, pertenece el único trabajo experimental realizado ese año, al menos el único publicado, partiendo del mantenimiento de la muestra de tifus murino recibida en 1937, cuyo comportamiento en animales de experimentación evaluaron comparativamente con el de muestras de sangre de enfermos españoles de tifus epidémico recogidas en Madrid, Salamanca, Sevilla y Valladolid, pues la búsqueda de R. Typhi autóctono no dio resultados.
      • 2018 Hernández, J. "Sara García" [10-08-2018] La Nación (San José) CR (HD)
        A los diez años Sara quedó huérfana. Ella se infectó de tifus murino y contagió de muerte a su mamá. La directora del colegio, Cecilia Mallet, la acogió en su casa; estudió para maestra y en las clases interpretaba piezas teatrales.
  2. 1⟶metáfora
    s. m. Esp coloq. Conjunto de personas que acude gratis a espectáculos, especialmente al teatro y a los toros.
    Merónimo: persona
    docs. (1884-2014) 18 ejemplos:
    • 1884 Luis Miranda Borge (Sinesio Delgado García) "Espectáculos: Zarzuela (Doña Flamenca)" [23-11-1884] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Doña Flamenca es lo mismo exactamente que todas las demás del género que priva. El tío Mateo, el tío Antón, los húsares, los milicianos, los chistes de siempre repetidos hasta la saciedad y tutti contenti. La música, tomada de Doña Juanita, es lo único que agrada un poco. La noche del estreno había en todo el teatro unas cuarenta personas, casi todas tifus.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. coloq. En los espectáculos públicos, entradas y pases de favor y personas que los disfrutan.
    • 1884 Luis Miranda Borge (Sinesio Delgado García) "Espectáculos: Zarzuela (Doña Flamenca)" [23-11-1884] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Doña Flamenca es lo mismo exactamente que todas las demás del género que priva. El tío Mateo, el tío Antón, los húsares, los milicianos, los chistes de siempre repetidos hasta la saciedad y tutti contenti. La música, tomada de Doña Juanita, es lo único que agrada un poco. La noche del estreno había en todo el teatro unas cuarenta personas, casi todas tifus.
    • 1886 Clarín Pipá [1995] 239 Esp (CDH )

      Él me obsequiaba a mí tanto, me pagaba tantos cafés, tanta cerveza, tantas cosas, por más que yo protestaba, y hasta me enfurecía, que no había manera de desairarle. Había que pagarle con algo. Yo, billetes de Banco no los tenía; le daba billetes de teatro. Le pagaba con tifus, según la jerga corriente, sus numerosas atenciones.

    • 1888 Liern, R. M. "Tifus" [11-11-1888] La Risa (Madrid) Esp (HD)
      Voy á hablar sencillamente del tifus teatral. En el lenguaje peculiar de los teatros, llámase tifus á los individuos que tienen la perniciosa costumbre de ir gratis al espectáculo.
    • 1891 Picón, J. O. Dulce [1990] p. 90 Esp (BD)
      Pero estas pequeñas emociones nada eran ni valían comparadas con su alegría cuando el editor, por tener propicios a los estanqueros, les enviaba un par de butacas de tifus en las últimas filas de cualquier teatro que andaba mal.
    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      Pues bien; sépase quién es Zárate. Un hombre de la edad que suelen tener muchos, treinta y dos años, bien parecido, bien vestido, servicial como nadie, entrometido como pocos, de rostro alegre y mirada insinuante, con recursos de sigisbeo para las damas, y de consultor fácil para los caballeros de pocas luces; periodista por temporadas, opositor a diferentes cátedras, esperando pasar del cuerpo de archiveros a la facultad de Letras; con toda la facha de un hijo de familia distinguida, a quien sus padres dan veinte duros al mes para el bolsillo, pagándole la ropa; concurrente en clase de tifus a los teatros; sabedor a medias de dos o tres lenguas, fácil de palabra, flexible de pensamiento, y, en suma, el pedante más aflictivo, tarabillesco y ciclónico que Dios ha echado al mundo.

    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] Esp (CDH )

      Habéis aplaudido anoche un drama caballeresco, con su musiquilla de rimas; habéis festejado a su autor, cuyo talento reconozco. Pero esa obra, representada en familia, en familia se extinguirá, y dentro de cuatro noches no irán a verla más que los de la hermandad del tifus. Esas farsas rimbombantes a nadie interesan; se aplauden por rutina; la prensa las jalea; los cómicos se desgañitan y el público se aburre.

    • 1913 Zamacois, E. "Tifus" [05-12-1913] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      A ese público que concurre á todos los teatros y nunca abona su localidad, público descontentadizo, exigente, murmurador, del que es imposible prescindir, en la jerga de bastidores se le llama "tifus". [...] El "tifus", que cotidianamente establece en cada teatro un pequeño centro de reunión, se forma al azar. Lo integran el cómico que aquella noche estaba libre y fué á curiosear lo que sus compañeros de otros coliseos hacían; el autor que se refugió allí mientras llegaba la hora de una cita pendiente; el escritor bohemio que no sabía adónde ir... Ese público de aluvión va y viene en renovación incesante [...]. Y, sin embargo, ese público que no paga es el único que va á los teatros con verdaderos deseos de aprender, el único para quien la comedia, los actores que la interpretan, los trajes, el decorado... ¡todo!... es objeto de apasionado estudio. No obstante su ineficacia económica su influencia en la vida teatral es enorme. ¡Pobres de los teatros que no sufren la amistosa, la confortadora enfermedad del tifus! ¡Son teatros muertos!
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      La gente de las butacas y la de los palcos, generalmente abonados, era la de la aristocracia y de la política, Los periodistas constituían el tifus.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      Los guardias municipales, que iban de tifus, formaban tras su gran jefe Plinio, relucientes los sables y gozosos por la buena tarde que les esperaba.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. coloq. En los espectáculos públicos, entradas y pases de favor y personas que los disfrutan.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. coloq. En los espectáculos públicos, entradas y pases de favor y personas que los disfrutan.
    • 1884 Luis Miranda Borge (Sinesio Delgado García) "Espectáculos: Zarzuela (Doña Flamenca)" [23-11-1884] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Doña Flamenca es lo mismo exactamente que todas las demás del género que priva. El tío Mateo, el tío Antón, los húsares, los milicianos, los chistes de siempre repetidos hasta la saciedad y tutti contenti. La música, tomada de Doña Juanita, es lo único que agrada un poco. La noche del estreno había en todo el teatro unas cuarenta personas, casi todas tifus.
    • 1886 Clarín Pipá [1995] 239 Esp (CDH )

      Él me obsequiaba a mí tanto, me pagaba tantos cafés, tanta cerveza, tantas cosas, por más que yo protestaba, y hasta me enfurecía, que no había manera de desairarle. Había que pagarle con algo. Yo, billetes de Banco no los tenía; le daba billetes de teatro. Le pagaba con tifus, según la jerga corriente, sus numerosas atenciones.

    • 1888 Liern, R. M. "Tifus" [11-11-1888] La Risa (Madrid) Esp (HD)
      Voy á hablar sencillamente del tifus teatral. En el lenguaje peculiar de los teatros, llámase tifus á los individuos que tienen la perniciosa costumbre de ir gratis al espectáculo.
    • 1891 Picón, J. O. Dulce [1990] p. 90 Esp (BD)
      Pero estas pequeñas emociones nada eran ni valían comparadas con su alegría cuando el editor, por tener propicios a los estanqueros, les enviaba un par de butacas de tifus en las últimas filas de cualquier teatro que andaba mal.
    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      Pues bien; sépase quién es Zárate. Un hombre de la edad que suelen tener muchos, treinta y dos años, bien parecido, bien vestido, servicial como nadie, entrometido como pocos, de rostro alegre y mirada insinuante, con recursos de sigisbeo para las damas, y de consultor fácil para los caballeros de pocas luces; periodista por temporadas, opositor a diferentes cátedras, esperando pasar del cuerpo de archiveros a la facultad de Letras; con toda la facha de un hijo de familia distinguida, a quien sus padres dan veinte duros al mes para el bolsillo, pagándole la ropa; concurrente en clase de tifus a los teatros; sabedor a medias de dos o tres lenguas, fácil de palabra, flexible de pensamiento, y, en suma, el pedante más aflictivo, tarabillesco y ciclónico que Dios ha echado al mundo.

    • 1908 Pastor Molina, R. Vmadrileñismos Revue Hispanique (París) Esp (FG)
      Tifus. Público que entra sin pagar en los teatros: suele componerse en su mayor parte de periodistas.
    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] Esp (CDH )

      Habéis aplaudido anoche un drama caballeresco, con su musiquilla de rimas; habéis festejado a su autor, cuyo talento reconozco. Pero esa obra, representada en familia, en familia se extinguirá, y dentro de cuatro noches no irán a verla más que los de la hermandad del tifus. Esas farsas rimbombantes a nadie interesan; se aplauden por rutina; la prensa las jalea; los cómicos se desgañitan y el público se aburre.

    • 1912 Pz. Galdós, B. Cánovas [2002] Esp (CDH )

      Cuando teníamos aderezado nuestro equipo nos echábamos a la calle pistonudos y fachendosos, y exhibíamos nuestras personas en Recoletos, la Castellana y el Retiro, saboreando el efecto que causábamos en la plebe ignara. A los teatros íbamos comúnmente con el noble carácter de tifus, acudiendo a la fina amistad de Ducazcal, Arderíus y otros rumbosos empresarios.

    • 1913 Zamacois, E. "Tifus" [05-12-1913] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      A ese público que concurre á todos los teatros y nunca abona su localidad, público descontentadizo, exigente, murmurador, del que es imposible prescindir, en la jerga de bastidores se le llama "tifus". [...] El "tifus", que cotidianamente establece en cada teatro un pequeño centro de reunión, se forma al azar. Lo integran el cómico que aquella noche estaba libre y fué á curiosear lo que sus compañeros de otros coliseos hacían; el autor que se refugió allí mientras llegaba la hora de una cita pendiente; el escritor bohemio que no sabía adónde ir... Ese público de aluvión va y viene en renovación incesante [...]. Y, sin embargo, ese público que no paga es el único que va á los teatros con verdaderos deseos de aprender, el único para quien la comedia, los actores que la interpretan, los trajes, el decorado... ¡todo!... es objeto de apasionado estudio. No obstante su ineficacia económica su influencia en la vida teatral es enorme. ¡Pobres de los teatros que no sufren la amistosa, la confortadora enfermedad del tifus! ¡Son teatros muertos!
    • 1918 Cavia, M. "Cháchara" [08-09-1918] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Cómicos y danzantes, histriones é histrionisas, músicos y tramoyistas, taquilleros y acomodadores, mamás de ocasion y gorrones del "tifus" teatral, pueden aguardar con toda serenidad ó impavidez la solución del "conflicto" presente.
    • 1925 Vergara Martín, G. M. Cuatro mil palabras (FG)
      TIFUS, m., n. acep. fig. y fam. Dícese de la parte de público que asiste gratuitamente a las representaciones teatrales. Hay dos clases de tifus: el accidental, formado por los invitados por la empresa, para que parezca que el teatro está concurrido y gustan las obras que se representan, y negro, constituído por los que entran gratis, sin razón que lo justifique.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      N., durante algún tiempo, fue al teatro Real, con su frac y una butaca de periodista, de tifus, como se decía antes.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      La gente de las butacas y la de los palcos, generalmente abonados, era la de la aristocracia y de la política, Los periodistas constituían el tifus.
    • 1950 RAE DMLE 2.ª ed. (NTLLE)
      TIFUS. m. [...] fam. Localidades de un teatro regaladas por la empresa, y personas que las ocupan.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )

      El isleño ocupó una estratégica localidad de anfiteatro. Ni qué decir tiene que al igual que sinnúmero de vecinos, también de "tifus"—séase de los que entran sin pagar—, libre de la jeringa de las butacas de patio y de finchamientos distinguidos, se durmió como un tronco.

    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      Los guardias municipales, que iban de tifus, formaban tras su gran jefe Plinio, relucientes los sables y gozosos por la buena tarde que les esperaba.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. coloq. En los espectáculos públicos, entradas y pases de favor y personas que los disfrutan.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tifus. [...] m. coloq. En los espectáculos públicos, entradas y pases de favor y personas que los disfrutan.
tifus abdominal
  1. s. m. Med. Enfermedad infecciosa causada por la bacteria Salmonella typhi , que se propaga por bebidas o alimentos contaminados, y caracterizada por fiebre, dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea.
    docs. (1835-2014) 17 ejemplos:
    • 1835 Anónimo "Consideraciones clínicas Berndt.1834" (Reseña) [19-02-1835] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
      Después de estas consideraciones generales entra en discusion sobre la fiebre llamada nerviosa (ó tifoidea) conocida actualmente en toda Alemania con el nombre de tifus abdominal. Nada dice de nuevo con relación á la naturaleza de esta enfermedad.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] abdominal. m. Med. fiebre tifoidea.
    • 1835 Anónimo "Consideraciones clínicas Berndt.1834" (Reseña) [19-02-1835] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
      Después de estas consideraciones generales entra en discusion sobre la fiebre llamada nerviosa (ó tifoidea) conocida actualmente en toda Alemania con el nombre de tifus abdominal. Nada dice de nuevo con relación á la naturaleza de esta enfermedad.
    • 1846 Rollán, M. "Trad Prática Homeopatía, Gross" [01-01-1846] Bol Sociedad Hahnemannianna Matritense (Madrid) Esp (HD)
      He tratado dos señoritas de tiphus abdominal y ambas en el tercer periodo de la enfermedad con una solucion de canth 0/400, en 8 ó 10 cucharadas de auga de las del café, apra tomar una cada dos horas: la una habia estado 8 dias sin conocimiento, y en un subdelirio considerable; la otra yacia apática sin otra necesidad que la de beber y sin pronunciar una palabra: las dos se aliviaron al momento y curaron.
    • 1855 Anónimo "Trad Fiebre tifoidea Rapou" [30-03-1855] La Década Homeopática (Madrid) Esp (HD)
      En Viena reina el tifus abdominal simple; el cerebro y los pulmones son menos frecuente y fuertemente comprometidos que en los casos que en Francia se presentan á nuestra observacion; así es que la disolucion de la sangre es menos pronunciada, las petequias muy poco marcadas, y la epistaxis se observa rara vez.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Nuestra clasificacion de la Piretología no admite la unidad de las fiebres con el nombre de tifoideas, siquiera se diga que hay tífus abdominales y tífus exantemáticos.
    • 1895 Anónimo "Salud Madrid" [21-07-1895] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Ya que de enfermedades infecciosas hablo, precisa señalar la infundada alarma que reina en muchos hogares madrileños por la frecuencia con que se han presentado algunos casos, en adolescentes y adultos, de fiebres infecciosas, unas de las llamadas gástricas prolongadas, otras tifoideas y rara vez un verdadero tifus abdominal.
    • 1901 Pulido, Á. "Un buen ejemplo" [28-08-1901] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      El diagrama de la mortalidad por viruela, tifus abdominal, sarampión, difteria y escarlatina en el reino de Italia, á partir del año 1888, en que las líneas arrancan de cifras altas y descienden rápidamente en su marcha á través de los años siguientes, hasta llegar al 1899, manifestando el poder admirable de una higiene vigorosa y confiada, que conserva vidas, ahorra dolores, evita desastres y quebrantos, y mantiene, con la felicidad en los hogares, el vigor en la raza y la primera riqueza en la nación, ese gráfico es uno de los cuadros más sublimes, bienhechores y gloriosos que puede mostrar la patria inspirada del Renacimiento al aplauso y á la bendición del mundo entero.
    • 1914 Escarrá, A. "Tratamiento Tifus" [18-11-1914] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Ante todo digamos que dicha enfermedad no es el tifus recurrente, recidivante, de grandes oscilaciones y sacudidas términcas; ni el tifus exantemático, contagioso, hijo de la podredumbre, suciedad y hacinamiento; sino que es el íleo-tifus, ó tifus abdominal, ó fiebre tifoidea propiamente dicha, cuyo poder contagioso, directo, de cuerpo a cuerpo, por emanación, es nulo.
    • 1929 Palanca, J. A. Fiebre tifoidea. Discurso RANM [1929] p. 99 Esp (BD)
      Y cuarenta años después, el origen hídrico de la tifoidea sigue considerándose como el principal factor etiológico de la misma, sin que por eso se deje de apreciar el valor que tienen en el origen y desarrollo del tifus abdominal los alimentos sólidos y líquidos, verbigracia: las ostras y la leche, cuando no han sido debidamente esterilizadas, y los portadores de gérmenes intus et extra.
    • 1972 Anónimo "Mortalidad Madrid" [20-05-1972] ABC (Madrid) Esp (HD)
      La mortalidad en Madrid [...]. Las principales causas de defunción fueron las siguientes: De tifus abdominal, 11 casos; de tifus exantemático, 11; sarampión, 57; difteria y crup, cuatro; gripe, 7 [...].
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] vol. 55, n.º 6, p. 27 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Un humo, un vapor; dicha es la connotación del nominativo typhus en lengua helénica, y es bajo esta analogía que fue empleado por primera vez para evocar la obnubilación transitoria de un episodio febril [...]. Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No obstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] abdominal. m. Med. fiebre tifoidea.
    • 1835 Anónimo "Consideraciones clínicas Berndt.1834" (Reseña) [19-02-1835] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
      Después de estas consideraciones generales entra en discusion sobre la fiebre llamada nerviosa (ó tifoidea) conocida actualmente en toda Alemania con el nombre de tifus abdominal. Nada dice de nuevo con relación á la naturaleza de esta enfermedad.
    • 1846 Rollán, M. "Trad Prática Homeopatía, Gross" [01-01-1846] Bol Sociedad Hahnemannianna Matritense (Madrid) Esp (HD)
      He tratado dos señoritas de tiphus abdominal y ambas en el tercer periodo de la enfermedad con una solucion de canth 0/400, en 8 ó 10 cucharadas de auga de las del café, apra tomar una cada dos horas: la una habia estado 8 dias sin conocimiento, y en un subdelirio considerable; la otra yacia apática sin otra necesidad que la de beber y sin pronunciar una palabra: las dos se aliviaron al momento y curaron.
    • 1846 Anónimo "Sesión 26-XI-1846" [01-01-1846] p. 548 Bol Soc Hahnemannianna Matritense (Madrid) Esp (HD)
      La neumonia que se manifiesta en el tifus abdominal, y en la que sobreviene frecuentemente y con rapidez la hipatizacion roja de un lobulo del pulmon, reclama con urgencia la bryonia, sobre todo cuando hay padecimientos pleuríticos.
    • 1855 Anónimo "Trad Fiebre tifoidea Rapou" [30-03-1855] La Década Homeopática (Madrid) Esp (HD)
      En Viena reina el tifus abdominal simple; el cerebro y los pulmones son menos frecuente y fuertemente comprometidos que en los casos que en Francia se presentan á nuestra observacion; así es que la disolucion de la sangre es menos pronunciada, las petequias muy poco marcadas, y la epistaxis se observa rara vez.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Nuestra clasificacion de la Piretología no admite la unidad de las fiebres con el nombre de tifoideas, siquiera se diga que hay tífus abdominales y tífus exantemáticos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Al agonizar la escuela francesa que unificó todas las fiebres en la tifoidea, se ha visto que existían afecciones tíficas sin lesiones de las de Louis, y quizá la coincidencia de una constitucion médica en que estas han dominado ha autorizado en cierto modo para dividir los tífus en dos grandes grupos, 1.º el exantemático ó hemorrágico, y 2.º el ileo-tífus, el tífus abdominal ó dotienentería.
    • 1881 Anónimo "Demografía sanitaria" [10-07-1881] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      El número de fallecimientos ocasionados en este [Madrid] por las distintas enfermedades, lo distribuye del modo siguiente: Viruela, 20. Sarampion, 38. Escarlatina, 3. Difteria y crup, 14. Coqueluche, 2. Tifus abdominal, 5. Tifus exantemático, 15. Disentería, 6 [...].
    • 1895 Anónimo "Salud Madrid" [21-07-1895] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Ya que de enfermedades infecciosas hablo, precisa señalar la infundada alarma que reina en muchos hogares madrileños por la frecuencia con que se han presentado algunos casos, en adolescentes y adultos, de fiebres infecciosas, unas de las llamadas gástricas prolongadas, otras tifoideas y rara vez un verdadero tifus abdominal.
    • 1901 Pulido, Á. "Un buen ejemplo" [28-08-1901] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      El diagrama de la mortalidad por viruela, tifus abdominal, sarampión, difteria y escarlatina en el reino de Italia, á partir del año 1888, en que las líneas arrancan de cifras altas y descienden rápidamente en su marcha á través de los años siguientes, hasta llegar al 1899, manifestando el poder admirable de una higiene vigorosa y confiada, que conserva vidas, ahorra dolores, evita desastres y quebrantos, y mantiene, con la felicidad en los hogares, el vigor en la raza y la primera riqueza en la nación, ese gráfico es uno de los cuadros más sublimes, bienhechores y gloriosos que puede mostrar la patria inspirada del Renacimiento al aplauso y á la bendición del mundo entero.
    • 1914 Escarrá, A. "Tratamiento Tifus" [18-11-1914] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Ante todo digamos que dicha enfermedad no es el tifus recurrente, recidivante, de grandes oscilaciones y sacudidas términcas; ni el tifus exantemático, contagioso, hijo de la podredumbre, suciedad y hacinamiento; sino que es el íleo-tifus, ó tifus abdominal, ó fiebre tifoidea propiamente dicha, cuyo poder contagioso, directo, de cuerpo a cuerpo, por emanación, es nulo.
    • 1929 Palanca, J. A. Fiebre tifoidea. Discurso RANM [1929] p. 99 Esp (BD)
      Y cuarenta años después, el origen hídrico de la tifoidea sigue considerándose como el principal factor etiológico de la misma, sin que por eso se deje de apreciar el valor que tienen en el origen y desarrollo del tifus abdominal los alimentos sólidos y líquidos, verbigracia: las ostras y la leche, cuando no han sido debidamente esterilizadas, y los portadores de gérmenes intus et extra.
    • 1936 RAE DRAE 16.ª ed. (NTLLE)
      Tifus. [...] | abdominal. Fiebre tifoidea.
    • 1972 Anónimo "Mortalidad Madrid" [20-05-1972] ABC (Madrid) Esp (HD)
      La mortalidad en Madrid [...]. Las principales causas de defunción fueron las siguientes: De tifus abdominal, 11 casos; de tifus exantemático, 11; sarampión, 57; difteria y crup, cuatro; gripe, 7 [...].
    • 1997 Liberman, A. "Hermano Muerte" [31-01-1997] ABC (Madrid) Ar (HD)
      Desde las mismas circunstancias de su muerte, que algunos atribuyen a la sífilis a pesar de que oficialmente falleció como consecuencia de un tifus abdominal, hasta la intensidad con que vivió sus treinta y un años, la personalidad de Franz Schubert ha sido siempre un mar de enigmas.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] abdominal. m. Med. fiebre tifoidea.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] vol. 55, n.º 6, p. 27 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Un humo, un vapor; dicha es la connotación del nominativo typhus en lengua helénica, y es bajo esta analogía que fue empleado por primera vez para evocar la obnubilación transitoria de un episodio febril [...]. Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No obstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] abdominal. m. Med. fiebre tifoidea.
tifus asiático
  1. s. m. Med. Enfermedad infecciosa causada por la bacteria Vibrio cholerae , y caracterizada por la aparición de cólicos abdominales, diarrea y vómitos repetidos, que provocan una deshidratación aguda.
    docs. (1832-2012) 6 ejemplos:
    • 1832 Anónimo "París 28 de enero" [17-02-1832] Gaceta de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      El supuesto cólera morbo de Lisieux ha hecho mucho ruido en esta ciudad, en donde el tifus asiático estaba ya tan olvidado como otras enfermedades que se han padecido.
    • 1878 Anónimo "Distinguido médico" [21-06-1878] La Iberia (Madrid) Esp (HD)
      [...] confiamos por su propio interés, por el de las tropas, y para evitar todo riesgo á la salud pública, que determine los puntos más adecuados y adopte las precauciones convenientes imitando, ya que las seguimos en otras cosas de menos utilidad, á Francia é Inglaterra, que tuvieron buen cuidado de hacerlo cuando el regreso de sus ejércitos de la guerra de Crimea, donde padecieron el tífus asiático ó cólera morbo [...].
    • 1979 Barra, A. "Aguas Támesis" [17-08-1979] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Entre 1849 y 1854, mueren 25.000 londinenses por el cólera, el tifus asiático y la peste indiscriminada.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] vol. 55, n.º 6, p. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No bstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
    • 1832 Anónimo "París 28 de enero" [17-02-1832] Gaceta de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      El supuesto cólera morbo de Lisieux ha hecho mucho ruido en esta ciudad, en donde el tifus asiático estaba ya tan olvidado como otras enfermedades que se han padecido.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      TIFUS [...] TIFUS ASIÁTICO: el cólera morbo.
    • 1863 Montejo Robledo, B. Sífilis p. 164 Esp (BD)
      En los anales de la Medicina se enseña como hecho cierto, nunca puesto en duda ni rechazado en la ciencia, que en las márgenes del Nilo y del Ganges tienen su cuna dos de los mas crueles azotes que han sembrado el espanto y la muerte por la ancha superficie de la tierra; en las del primero la peste bubonaria ó tífus de Levante que, gracias á los progresos de la higiene y de la civilización, empieza á ser tan solo un hecho histórico; y, en las del segundo, el cólera morbo ó tifus asiático cuya energía mortífera, superior hasta hoy á nuestros recursos, ha cortado tantas veces con rudo y tristísimo golpe el animoso esfuerzo de los médicos que intentaban penetrar en el corazon de su naturaleza y de su fuerza destructoras.
    • 1878 Anónimo "Distinguido médico" [21-06-1878] La Iberia (Madrid) Esp (HD)
      [...] confiamos por su propio interés, por el de las tropas, y para evitar todo riesgo á la salud pública, que determine los puntos más adecuados y adopte las precauciones convenientes imitando, ya que las seguimos en otras cosas de menos utilidad, á Francia é Inglaterra, que tuvieron buen cuidado de hacerlo cuando el regreso de sus ejércitos de la guerra de Crimea, donde padecieron el tífus asiático ó cólera morbo [...].
    • 1979 Barra, A. "Aguas Támesis" [17-08-1979] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Entre 1849 y 1854, mueren 25.000 londinenses por el cólera, el tifus asiático y la peste indiscriminada.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] vol. 55, n.º 6, p. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No bstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
tifus de América
  1. s. m. Med. Enfermedad infecciosa causada por un virus, endémico en zonas tropicales de África y América Latina, que se transmite por la picadura de ciertos mosquitos, y caracterizada por fiebre, dolor muscular, vómitos, ictericia y hemorragias.
    docs. (1819-1916) 8 ejemplos:
    • 1819 Schz Núñez, L. Dicc Fiebres p. 388 Esp (BD)
      Bally (Victor), Du typhus d'Amerique, ou fièvre jaune; esto es, Del tifus de América, ó fiebre amarilla, en 8.º París 1804. Se desearia algunas veces más orden y exactitud en esta obra: sin embargo, segun nuestro dictámen, no es menos superior sin comparacion á cuanto bueno se ha publicado sobre fiebre amarilla, tanto por su parte histórica, como por la parte clínica. Notamos el que haya dado Mr. Bally el nombre de tifus á la fiebre amarilla, no habiendo cosa que justifique esta denominacion.
    • 1842 Anónimo "Observaciones Tifus" [01-01-1842] p. 163 El Esculapio (Madrid) Esp (HD)
      Se ha reunido bajo el nombre ó denominacion de tifus á diversas pirexias de tipo contínuo remitente, producidas por lo general por las influencias miasmáticas, y en cuyas pirexias se observa una turbación del sistema nervioso y un estado morboso particular de las membranas mucosas, considerado por algunos autores como primitivo. Se comprende también con esta denominacion, y bajo el epíteto de tifus, las enfermedades designadas con el tifus de Europa, fiebres petechiales, fiebre hospitalaria, de los calabozos ó carcelaria, de los campamentos, de los ejércitos ó de los navíos: á el tifus de Oriente se le ha dado el nombre de peste; se describe con el nombre de tifus de América á la fiebre amarilla, etc.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      III.– Tífus de América ó fiebre amarilla.

      La importancia de este tífus, aunque grande por el número considerable de enfermos que arrebata, se encuentra limitada por la poca extension que puede recorrer, gracias á las condiciones indispensables que exige su desenvolvimiento y propagacion. Circunscrita endémicamente á las Antillas Españolas, Golfo de Méjico y Sierra Leona, sólo hace excursiones periódicas á Europa, donde importada por los buques de aquellas procedencias, causa estragos incalculables en los puertos de mar donde aquellos se dirigen.

    • 1916 Sáenz Criado, J. "El tifus" [20-06-1916] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      La palabra tifus es un término genérico que se aplica á diversas infecciones: tifus de Europa ó "exantemático"; tifus de América, "icterodes" ó "fiebre amarilla"; tifus de Oriente ó "peste". También se denomina tifus abdominal á la fiebre tifoidea.
    • 1819 Schz Núñez, L. Dicc Fiebres p. 388 Esp (BD)
      Bally (Victor), Du typhus d'Amerique, ou fièvre jaune; esto es, Del tifus de América, ó fiebre amarilla, en 8.º París 1804. Se desearia algunas veces más orden y exactitud en esta obra: sin embargo, segun nuestro dictámen, no es menos superior sin comparacion á cuanto bueno se ha publicado sobre fiebre amarilla, tanto por su parte histórica, como por la parte clínica. Notamos el que haya dado Mr. Bally el nombre de tifus á la fiebre amarilla, no habiendo cosa que justifique esta denominacion.
    • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 4 Esp (BD)
      Como esta afeccion ha sufrido y sufre infinitas modificaciones sintomáticas con relacion á los climas, á los lugares, á los colores que sobresalen en la periferia y deposiciones de los enfermos, ha sido llamado tifus nuestro ó de Europa, petequial, de los hospitales, de las cárceles, de los navegantes y castrense, al que se observa comunmente en eta region y en el que sobresale las mas veces el síntoma conocido con el nombre de petequias; tifus ó fiebres de Hungría por la célebre epidemia que en el año 1566 se declaró en aquel pais entre el ejército austriaco, varios de cuyos enfermos presentaron á mas de los síntomas del nuestro, un tumor de aspecto flegmonoso en el tarso que pronto se abria como un carbunco y producia un esfacélo mortal; tifus pestilencial de Oriente ó bubonoso, al que reina especialmente en el Asia y Africa con el nombre de peste, y á los síntomas tifóideos comunes reune bubones ó tumores glandulosos de toda especie; y tifus de América, de Siam, de las Antillas ó sea vómito prieto y fiebre amarilla, al que siendo endémico en aquellos paises, á los síntomas generales del tifus reune el vómito y evacuaciones de color prieto y la ictericia.
    • 1842 Anónimo "Observaciones Tifus" [01-01-1842] p. 163 El Esculapio (Madrid) Esp (HD)
      Se ha reunido bajo el nombre ó denominacion de tifus á diversas pirexias de tipo contínuo remitente, producidas por lo general por las influencias miasmáticas, y en cuyas pirexias se observa una turbación del sistema nervioso y un estado morboso particular de las membranas mucosas, considerado por algunos autores como primitivo. Se comprende también con esta denominacion, y bajo el epíteto de tifus, las enfermedades designadas con el tifus de Europa, fiebres petechiales, fiebre hospitalaria, de los calabozos ó carcelaria, de los campamentos, de los ejércitos ó de los navíos: á el tifus de Oriente se le ha dado el nombre de peste; se describe con el nombre de tifus de América á la fiebre amarilla, etc.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccFrancés-Español, III [1846] Esp (BD)
      Typhus. [...] Typhus d'Amérique: tifus de América ó calentura amarilla: es una enfermedad que se desarrolla á efectos de una multitud de circunstancias en los países cálidos y bajos desde el ecuador hasta el 28º grados de latitud, desde este hasta el 46, y desde el nivel del mar hasta la altura de mil metros.
    • 1852 Parcet, P. / Cascante, J. Trad Ensayo Elementos Morbíficos Debreyne p. 131 Esp (BD)
      Las principales enfermedades virulentas son las siguientes: la sarna, la sífilis, la rabia, la viruela, la vacuna, el sarampion, la escarlatina, la tiña, el sudor inglés, la pústula maligna, la lepra, la pelagra, el tifus de Europa, el tifus de América ó la fiebre amarilla, el tifus de Oriente ó la peste, y el tifus de Asia ó el cólera, etc.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      TIFUS [...] TIFUS DE AMÉRICA: la fiebre amarilla.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      III.– Tífus de América ó fiebre amarilla.

      La importancia de este tífus, aunque grande por el número considerable de enfermos que arrebata, se encuentra limitada por la poca extension que puede recorrer, gracias á las condiciones indispensables que exige su desenvolvimiento y propagacion. Circunscrita endémicamente á las Antillas Españolas, Golfo de Méjico y Sierra Leona, sólo hace excursiones periódicas á Europa, donde importada por los buques de aquellas procedencias, causa estragos incalculables en los puertos de mar donde aquellos se dirigen.

    • 1916 Sáenz Criado, J. "El tifus" [20-06-1916] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      La palabra tifus es un término genérico que se aplica á diversas infecciones: tifus de Europa ó "exantemático"; tifus de América, "icterodes" ó "fiebre amarilla"; tifus de Oriente ó "peste". También se denomina tifus abdominal á la fiebre tifoidea.
tifus de Oriente
  1. s. m. Med. Enfermedad epidémica, común a las personas y a varios animales, causada por la bacteria Yersinia pestis , y caracterizada por la aparición de fiebre, escalofríos, náuseas, cefalea, debilidad y bubones en diferentes partes del cuerpo.
    docs. (1822-2012) 11 ejemplos:
    • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XII p. 242 Esp (BD)
      Un gran número de hechos bien observados establecen de un modo incontestable, que el tifus de las reses vacunas es una enfermedad esencialmente contagiosa, que se comunica por medio de emanaciones que obran con corta diferencia como las de la peste, ó tifus de oriente, y las del tifus de los egércitos en Europa.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No bstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
    • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XII p. 242 Esp (BD)
      Un gran número de hechos bien observados establecen de un modo incontestable, que el tifus de las reses vacunas es una enfermedad esencialmente contagiosa, que se comunica por medio de emanaciones que obran con corta diferencia como las de la peste, ó tifus de oriente, y las del tifus de los egércitos en Europa.
    • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 181 Esp (BD)
      Sabido es que habiendo observado los autores las numerosas é importantes analogías que existen entre la enfermedad en cuestion y la peste y la fiebre amarilla, han tratado de aplicar á todas el término genérico de tifus, proponiéndose llamar á la primera tifus de Europa, á la segunda tifus de Oriente ó de Africa, y á la tercera tifus de América.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Preséntanse algunas variedades en el tífus de Oriente, que autorizan en cierto modo su division en formas, pero que nos bastará indicar el carácter principal en que cada una descansa, para comprender su naturaleza.
    • 1899 Barrantes, V. "Peste" [13-09-1899] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La observación clínica de los peritos que en Oporto estudian la enfermedad, convienen, en un todo, han de habérselas con el tifus de Oriente, con la fiebre adeno-nerviosa, con la antracia pestri, que con esta sinonimia también es apellidada la peste negra, la peste de Levante.
    • 1916 Sáenz Criado, J. "El tifus" [20-06-1916] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      La palabra tifus es un término genérico que se aplica á diversas infecciones: tifus de Europa ó "exantemático"; tifus de América, "icterodes" ó "fiebre amarilla"; tifus de Oriente ó "peste". También se denomina tifus abdominal á la fiebre tifoidea.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No bstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
    • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XII p. 242 Esp (BD)
      Un gran número de hechos bien observados establecen de un modo incontestable, que el tifus de las reses vacunas es una enfermedad esencialmente contagiosa, que se comunica por medio de emanaciones que obran con corta diferencia como las de la peste, ó tifus de oriente, y las del tifus de los egércitos en Europa.
    • 1838 Codorniu Ferreras, M. Tifus castrense p. 181 Esp (BD)
      Sabido es que habiendo observado los autores las numerosas é importantes analogías que existen entre la enfermedad en cuestion y la peste y la fiebre amarilla, han tratado de aplicar á todas el término genérico de tifus, proponiéndose llamar á la primera tifus de Europa, á la segunda tifus de Oriente ó de Africa, y á la tercera tifus de América.
    • 1842 Anónimo "Observaciones Tifus" [01-01-1842] p. 163 El Esculapio (Madrid) Esp (HD)
      Se ha reunido bajo el nombre ó denominacion de tifus á diversas pirexias de tipo contínuo remitente, producidas por lo general por las influencias miasmáticas, y en cuyas pirexias se observa una turbación del sistema nervioso y un estado morboso particular de las membranas mucosas, considerado por algunos autores como primitivo. Se comprende también con esta denominacion, y bajo el epíteto de tifus, las enfermedades designadas con el tifus de Europa, fiebres petechiales, fiebre hospitalaria, de los calabozos ó carcelaria, de los campamentos, de los ejércitos ó de los navíos: á el tifus de Oriente se le ha dado el nombre de peste; se describe con el nombre de tifus de América á la fiebre amarilla, etc.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      TIFUS [...] TIFUS DE ORIENTE: llamábase así la peste.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Preséntanse algunas variedades en el tífus de Oriente, que autorizan en cierto modo su division en formas, pero que nos bastará indicar el carácter principal en que cada una descansa, para comprender su naturaleza.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      § II.– Tífus de Oriente.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Clod-Bey asegura que es endémica en el bajo Egipto, y desde allí hace sus irrupciones epidémicas favorecida por circunstancias especiales: el temor que la peste produce en estos países ha hecho que se considere algunas veces como tífus oriental los bubones originados por la sífilis, y de aquí la creencia de endemicidad en algunas regiones.
    • 1884 Lapuente, A. "Tifus Oriente" [15-08-1884] Revista Hahnemanniana (Madrid) Esp (HD)
      El tifus de Oriente, la febris pestilentialis de Hoffman, la fiebre adeno-nerviosa de Pinel, ha corrido hasta el golfo pérsico, vuyas procedencias están declaradas sucias hace tres mese; ha penetrado en Pérsia sin respetar los cordones sanitarios, y en la actualidad tiene su foco principal en bedra, donde ha producido gran mortandad, pues constando la poblacion de 4000 habitantes, han muerto en dos meses y medio muy cerca de 800 personas.
    • 1899 Barrantes, V. "Peste" [13-09-1899] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La observación clínica de los peritos que en Oporto estudian la enfermedad, convienen, en un todo, han de habérselas con el tifus de Oriente, con la fiebre adeno-nerviosa, con la antracia pestri, que con esta sinonimia también es apellidada la peste negra, la peste de Levante.
    • 1916 Sáenz Criado, J. "El tifus" [20-06-1916] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      La palabra tifus es un término genérico que se aplica á diversas infecciones: tifus de Europa ó "exantemático"; tifus de América, "icterodes" ó "fiebre amarilla"; tifus de Oriente ó "peste". También se denomina tifus abdominal á la fiebre tifoidea.
    • 2012 Salazar Morales, M. F. / Estrada Hnz, M. R. / Parraguirre Mtz, S. "Fiebre entérica" [01-12-2012] Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM (Ciudad de México) Mx (HD)
      Por tanto, no es de extrañar que diversos procesos infecciosos compartan esta denominación, tal como el tifus asiático (cólera), el tifus de oriente (peste bubónica), el tifus ictérico (fiebre amarilla) y el tifus epidémico (exantemático) entre algunos otros más. No bstante, en nuestro lenguaje la expresión tifo se ha difundido y popularizado de tal forma que prácticamente es sinónimo de fiebre tifoidea: el tifus abdominal del postergado bacilo de Eberth.
tifus icterodes
  1. s. m. Med. Enfermedad infecciosa causada por un virus, endémico en zonas tropicales de África y América Latina, que se transmite por la picadura de ciertos mosquitos, y caracterizada por fiebre, dolor muscular, vómitos, ictericia y hemorragias.
    docs. (1800-2014) 18 ejemplos:
    • 1800 Ameller, C. F. Descripción Enfermedad Cádiz p. VIII Esp (BD)
      En los que se tinturaban de amarillo, y se observaban petechias en el cútis, como en los que tenian abundante efusion de sangre por narices y ano, y que constituían el tifus hicteroides y el petechial de Cullen, si no les sobrevenian el vómito y el singulto no les han sido tan irremediables.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] icterodes. m. Med. fiebre amarilla.
    • 1800 Ameller, C. F. Descripción Enfermedad Cádiz p. VIII Esp (BD)
      En los que se tinturaban de amarillo, y se observaban petechias en el cútis, como en los que tenian abundante efusion de sangre por narices y ano, y que constituían el tifus hicteroides y el petechial de Cullen, si no les sobrevenian el vómito y el singulto no les han sido tan irremediables.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] Esp (CDH )
      »¿Y qué salud de roble ó de piruétano, / Si al tífus icteródes no sucumbe, / Con el vómito negro no echa el tuétano / Ó agarra un escorbuto que le tumbe? / ¿Á quién no amaga el alevoso tétano? / ¿Y á quién ataca que por él no zumbe, / Sin valerle cordial ni ipecacuana, / En son de requiem lúgubre campana?
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 347 Esp (CDH )

      Los nombres que ha recibido esta terrible enfermedad han sido tomados, ya de algunos de sus síntomas más característicos, ó ya del país donde se padece endémicamente: así es que se la conoce con las denominaciones de vómito negro, vómito prieto, tífus icterodes, fiebre de las Antillas, etc., etc.

    • 1895 Slocker, M. "Fiebre amarilla" [15-11-1895] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Considerado clínicamente el tifus icterodes se caracteriza perfectamente por dos fases sucesivas de diferente cuadro sintomático entre sí, y que concuerda y corresponde perfectamente con el proceso patológico que se desarrolla en el organismo invadido por la infección.
    • 1906 Anónimo "Estudios Fiebre" [01-03-1906] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      El virus del tifus icterodes puede ser artificialmente transmitido de mosquito á mosquito.
    • 1924 Cano Barranco, P. "Efemérides históricas: Año 1870" [24-01-1924] La Hormiga de Oro (Barcelona) Esp (HD)
      Declinaba el año 70, y en los primeros días del mes de septiembre, en le barrio marítimo de la Barceloneta, una enfermedad sospechosa, contagiada de algún buque procedente de las Antillas, ocasionó varias víctimas, enfermedad que resultó ser el tifus icterodes, más vulgarmente conocida con el nombre de fiebre amarilla, extendida con tal rapidez, que la autoridad miltiar vióse obligada a desalojar los cuarteles, que fueron trasladados a distintos y lejanos lugares.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] icterodes. m. Med. fiebre amarilla.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] icterodes. m. Med. fiebre amarilla.
    • 1800 Ameller, C. F. Descripción Enfermedad Cádiz p. VIII Esp (BD)
      En los que se tinturaban de amarillo, y se observaban petechias en el cútis, como en los que tenian abundante efusion de sangre por narices y ano, y que constituían el tifus hicteroides y el petechial de Cullen, si no les sobrevenian el vómito y el singulto no les han sido tan irremediables.
    • 1800 Ameller, C. F. Descripción Enfermedad Cádiz p. XVII Esp (BD)
      Tercera: La costumbre puede destruir los efectos del contagio: por esta razon el tifus hicterodes, ó la fiebre amarilla de las indias occidentales tan mortal á los europeos, rara vez acomete á los naturales, y esta consideracion me conduce á una digresion dudosa, pero importante.
    • 1802 Lavedán, A. Trad Trat Enfermedades Epidémicas, I p. 271 Esp (BD)
      En los que se tinturaban de amarillo y se observaban petequias en el cútis, como en los que tenian abundante efusion de sangre por narices y ano, y que constituian el tiphus hicteroides y el petequial de Cullen, si no les sobrevenian el vómito y el singulto, no han sido tan irremediables.
    • 1802 Lavedán, A. Trad Trat Enfermedades Epidémicas, I p. 275 Esp (BD)
      3.ª La costumbre puede destruir los efectos del contagio: por esta razon el tiphus icteroides, ó la fiebre amarilla de las Indias occidentales, tan mortal á los Europeos, rara vez acomete á los naturales [...].
    • 1804 Cibat, A. Memoria Calentura Amarilla p. 53 Esp (BD)
      Siendo pues el hidro-carbone sobreazoetisado, ó sus principios los agentes principales, y que mas contribuyen á la produccion de los síntomas de las enfermedades de que trato, concluiré la demostracion de mi problema caracterizándolas por unas calenturas hidro-carbone sobreatoeteneses contagiosas, ó bien sea el Tifus Ycterodes de Sauvages, ó la amarilla por algunos, y el vómito negro ó prieto por el vulgo, &c. &c.
    • c1804 Sánchez, F. Obcervaciones Fiebre Amarilla p. 17 Esp (BD)
      Creo de ningun valor exponer en estas cortas reflexiones, que los síntomas con que se manifiesta el segundo y tercer período del tiphus icteorides ó fiebre amarilla, indican en un grado de certitud la ninguna energía del sistema nervioso, y de todos los demas sistemas del solido vivo [...].
    • 1813 Flores Moreno, F. Ensayo Tifus-icterodes [1813] p. 1 Esp (BD)
      El Tifus-icterodes, ó calentura amarilla, que tantas veces ha desenrollado su accion en los estados Unidos de América, y que endémicamente se padece en las Antillas, ha venido en estos últimos años á cubrir de luto nuestras familias, difundiendo el llanto, el miedo y el desórden en la parte mas bella y fértil de nuestro suelo: en la Andalucía.
    • 1846 Anónimo "Baños" [24-04-1846] Diario Constitucional de Palma (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      D. Pedro Juan Magraner, soltero, de 35 años de edad, natural de Palma, temperamento bilioso-nervioso, padecia una gastro-enteralgía crónica, consecuente al tifus icterodes sufrido en la Habana: habia resistido á todos los remedios anti-espasmódicos, revulsivos y demas prescritos por profesores de nota, habiendo solo conseguido alivios momentáneos.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] Esp (CDH )
      »¿Y qué salud de roble ó de piruétano, / Si al tífus icteródes no sucumbe, / Con el vómito negro no echa el tuétano / Ó agarra un escorbuto que le tumbe? / ¿Á quién no amaga el alevoso tétano? / ¿Y á quién ataca que por él no zumbe, / Sin valerle cordial ni ipecacuana, / En son de requiem lúgubre campana?
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] 336 Esp (CDH )
      / / [...] Ó la vara de Esculapio / (Otros dirian azote) / Ó la balanza de Témis, / Ó la lanza de Mavorte. / Y el mar te traga en su abismo, / Ó cuando llegas al borde / Del puerto ansiado te abrazas... / ¡Con el tífus icteródes! / Y si las musas te brindan / Con la copa de sus dones, / Ó la enturbia la ignorancia / Ó la envidia la corrompe. / Médico, pasas la vida / Oliendo y tocando horrores. / Curas? No te pagan. Matas? / Te abruman á maldiciones. / / /
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 347 Esp (CDH )

      Los nombres que ha recibido esta terrible enfermedad han sido tomados, ya de algunos de sus síntomas más característicos, ó ya del país donde se padece endémicamente: así es que se la conoce con las denominaciones de vómito negro, vómito prieto, tífus icterodes, fiebre de las Antillas, etc., etc.

    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Tifus. [...] | icterodes. Med. Fiebre amarilla.
    • 1885 Opisso Viñas, A. "Inoculaciones preventivas" [23-05-1885] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      El resultado ha sido poder dar con el microbio patógeno del tifus icterodes que ha sido clasificado con el nombre de Peronospora lutea; la inoculación se practicó primeramente en conejillos de Indias y luego se inocularon el señor Freire y tres de sus discípulos, todos ellos con el más completo éxito.
    • 1895 Slocker, M. "Fiebre amarilla" [15-11-1895] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Considerado clínicamente el tifus icterodes se caracteriza perfectamente por dos fases sucesivas de diferente cuadro sintomático entre sí, y que concuerda y corresponde perfectamente con el proceso patológico que se desarrolla en el organismo invadido por la infección.
    • 1906 Anónimo "Estudios Fiebre" [01-03-1906] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      El virus del tifus icterodes puede ser artificialmente transmitido de mosquito á mosquito.
    • 1924 Cano Barranco, P. "Efemérides históricas: Año 1870" [24-01-1924] La Hormiga de Oro (Barcelona) Esp (HD)
      Declinaba el año 70, y en los primeros días del mes de septiembre, en le barrio marítimo de la Barceloneta, una enfermedad sospechosa, contagiada de algún buque procedente de las Antillas, ocasionó varias víctimas, enfermedad que resultó ser el tifus icterodes, más vulgarmente conocida con el nombre de fiebre amarilla, extendida con tal rapidez, que la autoridad miltiar vióse obligada a desalojar los cuarteles, que fueron trasladados a distintos y lejanos lugares.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] icterodes. m. Med. fiebre amarilla.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      [tifus] icterodes. m. Med. fiebre amarilla.
tifus pulmonar (o pulmonal)
  1. s. m. Med. Fiebre tifoidea acompañada de una neumonía inicial o de otras afecciones broncopulmonares.
    docs. (1848-1934) 3 ejemplos:
    • 1848 Merino Torija, A. / Hnz. Espeso, P. Trad Manual medicina homeopática Jahr, III p. 156 Esp (BD)
      Para aquellas [fiebres tifoideas] en quienes dominan las "afecciones pulmonares" (tifus pulmonar ó pneumonia tifoidea), los principales son: bry. rhus; y aun ars. bell. chin. hyos. sulf.
    • 1851 Hnz Espeso, P. Trad Trat Terapéutica homeopática I p. 160 Esp (BD)
      La neumonia tifoidea ó tifus pulmonal, en el cual la enfermedad ataca principalmente los órganos pectorales y sobre todo los pulmones. Esta forma aparece á menudo bajo el aspecto de un catarro ó de una pulmonía desarrollada incompletamente, ó por lo menos no bien manifiesta; no siendo tampoco raro que se afecten tambien el corazon y los vasos gruesos
    • 1934 Bustamante, A. "Tifus exantemático" [01-11-1934] p. 179 El Sol de Meissen (Barcelona) Ch (HD)
      Esta enfermedad [el tifus exantemático] se diferencia de la fiebre tifoidea abdominal, del tifus pulmonar y del cerebral, en que éstos son de ascensión lenta y el exantemático lo hace en forma violenta, subiendo a 40º y 41º desde su aparición.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE